P. 1
Multiplicación: Sesión 1 - Viviendo como un Discipulador

Multiplicación: Sesión 1 - Viviendo como un Discipulador

|Views: 236|Likes:
Published by Roger Yenkins
La presente es una traducción personalizada de “Multiply” de Francis Chan, recursos gratuitos sobre discipulado y evangelización. Todos los derechos reservados al autor. Prohibida su venta.

www.multiplymovement.com
www.teologiamoderna.com.ar
La presente es una traducción personalizada de “Multiply” de Francis Chan, recursos gratuitos sobre discipulado y evangelización. Todos los derechos reservados al autor. Prohibida su venta.

www.multiplymovement.com
www.teologiamoderna.com.ar

More info:

Published by: Roger Yenkins on Aug 07, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

01/21/2014

pdf

text

original

TEOLOGÍA MODERNA

Multiplicación
Sesión #1: Viviendo como un Discipulador

Francis Chan
(Multiply)

Traducido por

Roger W. Yenkins

www.teologiamoderna.com.ar
Este material se difunde gratuitamente en inglés en www.multiplymovement.com, quedando todos los derechos reservados a su autor, Francis Chan. La presente traducción al español mantiene esta pauta por lo cual queda terminantemente prohibida su venta.

MULTIPLICACIÓN - Sesión 2: El Mandamiento de Hacer Discípulos Francis Chan (traducción: Roger Yenkins) Teología Moderna - www.teologiamoderna.com.ar

MULTIPLICACIÓN
Discípulos que hacen Discípulos Francis Chan (original Inglés) Traducido por Roger W. Yenkins 1

SESIÓN #1: VIVIENDO COMO UN DISCIPULADOR
1 - ¿QUÉ ES UN DISCÍPULO?
Dos mil años atrás, Jesús se acercó a un puñado de hombres y les dijo: SÍGANME. Imagínate que eres uno de esos discípulos originales. Ellos fueron personas comunes y corrientes como vos y yo. Tenían trabajos, familias, hobbies e incluso una vida social. Dedicados por completo a sus negocios, hasta el momento en que Jesús los llamó, ninguno de ellos de seguro esperaba que su vida cambiase tan rápida y completamente. Los discípulos no podían comprender totalmente qué era aquello en que se estaban metiendo al aceptar el llamado de Jesús. Ni las expectativas ni las dudas, ni la curiosidad, el entusiasmo o la incertidumbre que sentían, podría haberlos preparado para lo que estaba por venir. Todo aquello acerca de Jesús (sus enseñanzas, su compasión y sabiduría; su vida, muerte, y resurrección; su poder, autoridad y llamado) daría forma a todos los aspectos y todas las áreas del resto de sus vidas. En solo unos pocos años, estos hombres sencillos estarían delante de algunos de los gobernadores más poderosos de la Tierra siendo acusados de trastornar el mundo entero. Hch 17:6 Pero no hallándolos, trajeron a Jasón y a algunos hermanos ante las autoridades de la ciudad, gritando: Estos que trastornan el mundo entero también han venido acá;
1

El presente escrito contiene notas y apuntes adicionales del traductor.

1

MULTIPLICACIÓN - Sesión 2: El Mandamiento de Hacer Discípulos Francis Chan (traducción: Roger Yenkins) Teología Moderna - www.teologiamoderna.com.ar

Lo que comenzó como un simple acto de obediencia al llamado de Jesús terminó cambiando sus vidas, y en última instancia, el mundo.

¿QUÉ ES UN DISCÍPULO?
¿Qué significa ser un discípulo de Jesucristo? Como vas a descubrir en estos próximos encuentros, la respuesta es bastante simple, pero cambia tu vida completamente. La palabra discípulo significa simplemente alumno, aprendiz, estudiante. En los días de Jesús los discípulos seguían a su Rabí (que significa “maestro”) donde fuera que él vaya, aprendiendo de sus enseñanzas y siendo entrenados para hacer lo que el Rabí hace. Básicamente, un discípulo es un seguidor, pero solo si tomamos el término “seguidor” literalmente. Llegar a ser un discípulo de Jesús es tan sencillo como obedecer su llamado a seguirle. Cuando Jesús llamó a sus primeros discípulos, quizás ellos no entendieron en principio hacia dónde Jesús los llevaría o el impacto que esta decisión tendría en sus vidas, pero ellos sí sabían qué significaba SEGUIR. Ellos tomaron el llamado de Jesús literalmente y comenzaron a ir hacia todos los lugares que Él iba y comenzaron a hacer todo lo que Él hacía. Es imposible ser un discípulo o un seguidor de alguien y no terminar siendo como esa persona. Jesús dijo: Luc 6:40 El discípulo no es superior a su maestro; mas todo el que fuere perfeccionado, será como su maestro. Este es el sentido de ser un discípulo de Jesús: nosotros lo imitamos, llevamos a cabo Su ministerio y nos parecemos a Él (o llegamos a ser como Él) en el proceso. Pero de alguna manera, muchos han llegado a pensar y a creer que una persona puede ser “cristiana” sin necesidad de ser “como Cristo”. Un “seguidor” que no sigue. ¡Esto no tiene sentido! Muchas personas en las iglesias han decidido adoptar el nombre de Cristo pero nada más.

2

MULTIPLICACIÓN - Sesión 2: El Mandamiento de Hacer Discípulos Francis Chan (traducción: Roger Yenkins) Teología Moderna - www.teologiamoderna.com.ar

Esto sería como Jesús acercándose a esos primeros discípulos diciéndoles: “Hey chicos, ¿les importaría identificarse conmigo de aluna manera? No sé, quizás llevar mi nombre. No se preocupen, en verdad no me importa si no hacen lo que yo hago o si cambian su estilo de vida o no. Solo estoy buscando personas que están dispuestas a decir que creen en mí y que se hagan conocer como ‘cristianos’”. ¿De en serio? En realidad, nadie puede creer que esto sea todo lo que significa ser un cristiano. Pero entonces, ¿por qué tanta gente vive de esta manera? Parecería que hemos perdido de vista lo que en verdad significa ser un seguidor de Jesús. El concepto de ser un discípulo no es difícil de entender, pero al mismo tiempo afecta todo lo que somos.

1. Hasta este momento de tu vida, ¿te considerarías a ti mismo un seguidor de Jesús? ¿Por qué lo dices? ¿Ves evidencia de tu fe como la que se describe en Lucas 6:40?

¿CÓMO ME CONVIERTO EN UN DISCÍPULO?
Para entender cómo llegar a ser un discípulo de Jesucristo, lo más sensato es comenzar por donde Jesús comenzó. Si bien es cierto que Él les dijo a sus discípulos: Mat 4:19 Y les dijo: Venid en pos de mí, y os haré pescadores de hombres. La Biblia registra que Él proclamó otro mensaje antes que éste. En Mateo 4:17 Jesús dijo: Mat 4:17 Desde entonces comenzó Jesús a predicar, y a decir: Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado. Trata de tomar esta frase literalmente. Si alguien te advirtiera y te dijera que te prepares porque un rey y su ejército están viniendo, ¿qué es lo que harías? Seguramente te asegurarías de estar preparado y listo para enfrentarte con él. Si no estuvieses preparado para enfrentar a este rey, entonces harías todo lo posible por lograr un tratado de paz con él.

3

MULTIPLICACIÓN - Sesión 2: El Mandamiento de Hacer Discípulos Francis Chan (traducción: Roger Yenkins) Teología Moderna - www.teologiamoderna.com.ar

La palabra arrepentirse significa “dar la vuelta, convertirse”. Lleva en sí mismo la idea de cambiar de dirección y dirigirse en el sentido contrario a cómo estaba caminando (viviendo). Requiere de acción. En este contexto, Jesús le estaba diciendo a las personas que se preparen (que cambien lo que tengan que cambiar) porque el Reino de Dios (o Reino de los Cielos) se acercaba. ¿Cómo nos preparamos para hacer frente a este Reino? ¿Cómo nos aseguramos que estamos en paz con este Rey que viene? Jesús dijo que necesitamos arrepentirnos. Esto significa que es necesario que todos nosotros cambiemos (o convirtamos) la manera en la cual estamos pensando (metanoia) y viviendo. Romanos 3:23 lo explica de esta manera: Rom 3:23 por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios, Todos los que aquí estamos hemos hecho cosas malas y ofensivas hacia ese Rey. Romanos luego explica: Rom 6:23 Porque la paga del pecado es muerte, más la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro. Debido a nuestro pecado, que es una ofensa a Dios, debemos esperar la muerte. Pero luego leemos sobre una verdad sorprendente: Rom 5:8 Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros. La pena de muerte eterna que deberíamos haber enfrentado fue pagada (redimida) por el mismo Rey que ofendimos con nuestros pecados e incredulidad: Jesucristo, el Hijo de Dios. Las Escrituras luego dicen: Rom 10:9 que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo. Rom 10:10 Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación. Somos salvos por la Gracia de Dios mediante la fe en Jesucristo. Todo se trata de Jesús y de lo que Él ha hecho. Parte de nuestro arrepentimiento es convertirnos de la manera errada de
4

MULTIPLICACIÓN - Sesión 2: El Mandamiento de Hacer Discípulos Francis Chan (traducción: Roger Yenkins) Teología Moderna - www.teologiamoderna.com.ar

pensar que “hay algo bueno en nosotros” o de que “podemos hacer algo para salvarnos a nosotros mismos”. Todo fue logrado por Jesucristo. La idea de que alguien ha pagado por nuestros pecados y crímenes es algo extraño a la mayoría de nosotros debido a que desafía nuestra manera natural de pensar. Y la idea de que tenemos que confiar en el sacrificio de otra persona en nuestro favor es incluso más extraño. Pero debemos entender que mientras parezca extraño para nosotros mismos, esto es consistente y coherente con las acciones de Dios a lo largo de las Escrituras. Podemos ver esto cuando leemos el libro de Éxodo. En esta historia, Moisés le advirtió a Faraón repetidamente acerca de lo que Dios le haría a él y a Egipto si éste no se arrepentía. Esta historia llega a un clímax cuando dice que traería muerte a los primogénitos de cada casa egipcia si no se arrepentían. Mientras tanto, Dios le dijo a Su pueblo que si éstos colocaban la sangre de un cordero sobre los dinteles de sus puertas, Su ángel pasaría por alto sus hogares y no mataría al primogénito de la casa. Incluso en la historia del Éxodo podemos ver que las personas debieron confiar en la sangre de un cordero para alcanzar salvación, siendo ésta la única manera en la cual ellos podían salvarse de la muerte.

2. Lee Efesios 2 cuidadosamente y tomate un tiempo para considerar las verdades que este capítulo presenta. ¿Confías en verdad en la muerte de Cristo para tu Salvación? ¿Alguna vez has luchado con la idea que tienes que hacer algo más que creer para salvarte? (ejemplo, Catolicismo, otras sectas “cristianas”, etc.).

EL SEÑOR DE GRACIA
La Salvación es solo por la Gracia de Dios. No hay absolutamente nada que puedas hacer para salvarte a ti mismo o ganar el favor de Dios. Pablo dijo: Efe 2:8 Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; Efe 2:9 no por obras, para que nadie se gloríe.

5

MULTIPLICACIÓN - Sesión 2: El Mandamiento de Hacer Discípulos Francis Chan (traducción: Roger Yenkins) Teología Moderna - www.teologiamoderna.com.ar

Delante de Dios nadie puede jactarse de sus buenas obras debido a que las mismas son imperfectas y por lo tanto no pueden salvar. Isa 64:6 Si bien todos nosotros somos como suciedad, y todas nuestras justicias como trapo de inmundicia; y caímos todos nosotros como la hoja, y nuestras maldades nos llevaron como viento. La salvación llega a nuestras vidas por la Gracia de Dios cuando colocamos nuestra fe en Jesucristo. Todo lo que la Salvación requiere es Fe: ¿Tú en verdad crees que Jesús es quien dijo ser? Pero es necesario que tengas en cuenta que si bien esto es simple, no es fácil. La fe en Jesucristo significa creer en Él como Señor (Romanos 10:9). ¿Alguna vez has pensado qué es lo que la palabra “Señor” significa? A veces pensamos que “Señor” no es más que otro nombre de Dios, pero en realidad es un título. Significa amo, dueño o cualquier persona que se encuentre en una posición de autoridad. Así que tomate un minuto para pensar bien esto: ¿En verdad crees que Jesús es tu amo? ¿Crees que Él es tu dueño, que en verdad le perteneces a Él? Pablo se atreve a decirnos: 1 Cor 6:19 ¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros? 1 Cor 6:20 Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios. El mismo Señor que por Su Gracia nos ha liberado del pecado y de la muerte ahora es nuestro dueño. Le pertenecemos y Él nos llama a vivir en obediencia, bajo su gobierno y control. El problema es que muchas personas en las Iglesias quieren “confesar que Jesús es el Señor”, pero no creen que Él es Su Señor. ¿Puedes ver la contradicción en esto? El llamado a ser un discípulo de Jesús está abierto para todos, pero no todos quieren someterse a las regulaciones y especificaciones del que llama. Si Jesús es Señor, es Él quien establece las reglas. Si Jesús es el Señor, entonces nuestro estilo de vida le pertenece a Él.

6

MULTIPLICACIÓN - Sesión 2: El Mandamiento de Hacer Discípulos Francis Chan (traducción: Roger Yenkins) Teología Moderna - www.teologiamoderna.com.ar

Él tiene un Plan, una agenda y un llamado para vos. No le podes decir a Él lo que vas a hacer hoy o el resto de tu vida, es Él quien decide.

3. Evalúa con tu entendimiento lo que es seguir a Jesús. ¿Podrías decir que ves a Jesús como tu Señor, Amo y Dueño? ¿Por qué sí o por qué no?

TODO SE RESUME EN EL AMOR
Pero no tengas la impresión de que seguir a Jesús se trata de solo sacrificios sin un pizco de alegría. Más que nada, el seguir a Jesús se reduce a dos mandamientos, que Él señaló como los más importantes mandamientos de la Ley del Antiguo Testamento: Mat 22:37 Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente. Mat 22:38 Este es el primero y grande mandamiento. Mat 22:39 Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. Mat 22:40 De estos dos mandamientos depende toda la ley y los profetas. “Amarás”: del griego, agapao ( … “amar activamente, vehemente e intensivamente. Aquel que tiene este amor, ama con todos sus afectos y deseos el objeto de su amor a fin de poseerlo y disfrutarlo. Este amor trae una satisfacción plena. Muchos lo traducen como “tener una misma alma”. La concentración de todos los pensamientos y deseos en un solo objeto, que el hombre prefiere por sobre los otros. Con todo tu corazón: con toda tu pasión. Amarlo supremamente. Fijar toda la atención en Él. Con toda tu alma: con toda tu vida. El estar dispuesto a dar tu vida por Él y dejarlo todo a su servicio. Vivir para Él. Con toda tu mente: someter el intelecto a Su voluntad. Amar su Ley y Evangelio más que las decisiones que formulamos en nuestra mente. Estar dispuesto a sujetar todas nuestras facultades a sus enseñanzas y dirección.

7

MULTIPLICACIÓN - Sesión 2: El Mandamiento de Hacer Discípulos Francis Chan (traducción: Roger Yenkins) Teología Moderna - www.teologiamoderna.com.ar

Marcos, en la referencia paralela, agrega el término “con todas tus fuerzas” (con todas las facultades del cuerpo, servir para Su gloria, hacer de Él el gran objeto de nuestros esfuerzos) Marcos 12:29-30.

Todo se reduce al amor. Pedro lo expresó bien para las personas como nosotros, que seguimos a Jesús sin nunca haberle visto en la Tierra con nuestros ojos: 1 Pe 1:8 a quien amáis sin haberle visto, en quien creyendo, aunque ahora no lo veáis, os alegráis con gozo inefable y glorioso; Seguir a Jesús no tiene que ver con el guardar diligentemente un conjunto de reglas o evocar una fortaleza moral que nos permita llevar una buena vida. Se trata de amar a Dios y disfrutar de Él (DEFINICIÓN DE AGAPE)

8

MULTIPLICACIÓN - Sesión 2: El Mandamiento de Hacer Discípulos Francis Chan (traducción: Roger Yenkins) Teología Moderna - www.teologiamoderna.com.ar

Pero a fin de que no pensemos que podemos amar a Dios y vivir de la manera que queramos, Jesús nos dijo muy claramente: Jua 14:15 Si me amáis, guardad mis mandamientos. El amor a Dios en el primer mandamiento se hace práctico en el amor a nuestro prójimo en el segundo mandamiento. Flm 1:5 porque oigo del amor y de la fe que tienes hacia el Señor Jesús, y para con todos los santos; Juan nos dice al respecto: 1 Jn 4:20 Si alguno dice: Yo amo a Dios, y aborrece a su hermano, es mentiroso. Pues el que no ama a su hermano a quien ha visto, ¿cómo puede amar a Dios a quien no ha visto? El verdadero amor se trata de sacrificio por el bien de aquellos que amas: Jua 3:16 Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. 1 Jn 3:16 En esto hemos conocido el amor, en que él puso su vida por nosotros; también nosotros debemos poner nuestras vidas por los hermanos. Cuando entendemos el amor bajo esta perspectiva, no es difícil de entender que el amor a Dios y la obediencia a Jesús no pueden separarse. El amor de Dios nos cambia de adentro hacia afuera y redefine cada aspecto de nuestras vidas.

4. Mientras te tomas un tiempo para observar tu vida, ¿cómo dirías que tu amor por Dios se demuestra en tus acciones? (Si tienes problemas para dar una respuesta, tomate algún tiempo para pensar en aquellos cambios que necesitas hacer en tu estilo de vida para alcanzar esto).

9

MULTIPLICACIÓN - Sesión 2: El Mandamiento de Hacer Discípulos Francis Chan (traducción: Roger Yenkins) Teología Moderna - www.teologiamoderna.com.ar

CALCULA EL COSTO
Mientras vamos viendo distintas partes del curso, te vas a sentir desafiado a considerar en verdad lo que significa ser un seguidor de Jesús. Vas a poder meditar en lo que Biblia enseña acerca del discipulado y sus implicaciones para el estilo de vida que estás viviendo hoy. Todo lo que estudiemos tendrá como propósito el ser aplicado a tu vida y enseñado a otros (ser discipulado y discipular a otros). Pero antes de que salgas de acá y vayas a enseñarles a otros cómo llegar a ser discípulos de Jesús, necesitás examinar tu corazón y asegurarte que en verdad eres un discípulo. Vamos a leer las siguientes palabras de Jesús con atención y cuidado. Es necesario que entendamos que Jesús nos está hablando estas palabras a nosotros. Piensa en lo que Jesús te está diciendo y cómo esto debería afectar la manera en la cual te acercas a este curso y tu relación con Él. Después de haber leído esta sección, usa las preguntas al pie para ayudarte a calcular el costo de seguir a Jesús. Luc 14:25 Grandes multitudes iban con él; y volviéndose, les dijo: Luc 14:26 Si alguno viene a mí, y no aborrece a su padre, y madre, y mujer, e hijos, y hermanos, y hermanas, y aun también su propia vida, no puede ser mi discípulo. Luc 14:27 Y el que no lleva su cruz y viene en pos de mí, no puede ser mi discípulo. Luc 14:28 Porque ¿quién de vosotros, queriendo edificar una torre, no se sienta primero y calcula los gastos, a ver si tiene lo que necesita para acabarla? Luc 14:29 No sea que después que haya puesto el cimiento, y no pueda acabarla, todos los que lo vean comiencen a hacer burla de él, Luc 14:30 diciendo: Este hombre comenzó a edificar, y no pudo acabar. Luc 14:31 ¿O qué rey, al marchar a la guerra contra otro rey, no se sienta primero y considera si puede hacer frente con diez mil al que viene contra él con veinte mil? Luc 14:32 Y si no puede, cuando el otro está todavía lejos, le envía una embajada y le pide condiciones de paz.

10

MULTIPLICACIÓN - Sesión 2: El Mandamiento de Hacer Discípulos Francis Chan (traducción: Roger Yenkins) Teología Moderna - www.teologiamoderna.com.ar

Luc 14:33 Así, pues, cualquiera de vosotros que no renuncia a todo lo que posee, no puede ser mi discípulo. 5. Si decides obedecer el llamado de Jesús a seguirle, ¿qué te podría costar? (evita dar una respuesta vaga; si seguir a Jesús te costaría tus posesiones, comodidades, o relaciones interpersonales, haz una lista debajo).

6. ¿Qué podría, en este punto de tu vida, detenerte de seguir a Jesús? ¿Estás dispuesto a dejar a un lado estas cosas si fuera necesario?

7. Antes de terminar esta Sesión, pasa un tiempo en oración. Pídele a Dios que trabaje en tu corazón y que te prepare para lo que está por venir. No es necesario que tengas todas las respuestas o que conozcas específicamente cómo Dios te va a usar. Él simplemente te llama a que le sigas sin importar a dónde Él te pueda llevar. Al orar, sé honesto acerca de tus dudas, vacilaciones y temores. Pídele que te dé la fortaleza para continuar y seguirle sin importar el costo. En otras palabras, coloca tu fe en Él.

11

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->