Reforma energética o un engaño para la extracción de gas shale?

En la estrategia Nacional de Energía 2012-2026 se menciona una cuarentena de veces la palabra “Shale” y sus enormes beneficios que traerá a México. Lo que se omite decir es la parte negativa que la extracción de este gas traería a nuestro país. El gas shale es un hidrocarburo, principalmente compuesto del gas de efecto invernadero: el metano, y se encuentra en la corteza terrestre en rocas muy permeables o poco porosas a aproximadamente 4Km de profundidad! El balance energético es muy bajo y las emisiones de gases de efecto invernadero es muy elevada ya que aparte de ser un combustible fósil su extracción libera grandes cantidades de metano. La forma de acceder a él es fracturando la roca con un 98% de agua y 2% de compuestos químicos. Según la Comisión Reguladora de Energía la fractura de un solo pozo requiere 30millones de litros de agua. Los compuestos químicos que se emplean durante la extracción son más de 200 (benceno, 2-butoxy-etanol, acrilamida, naftaleno, etc, etc…) y pueden ser tóxicos, alergénicos, mutagénicos y cancerígenos. Aunado a los compuestos químicos que se inyectan, existen más que se van formando, pues dentro del pozo perforado existen presiones y temperaturas elevadas y compuestos metálicos que funcionan como catalizadores. Por ejemplo, se sabe que se inyecta quinoleína y que el líquido que sale de la perforación contiene un derivado de éste, el 4NQ, (n-óxido de 4nitroquinolina) y que es conocido por ser un cancerígeno selectivo (cáncer en boca y lengua). Solo por citar un ejemplo de fugas en mantos acuíferos, en las reservas de gas shale de Utica y Marcellus, Estados Unidos, se han reportado accidentes de fugas de metano con niveles cercanos de explosión. El agua con químicos que no se filtra en los mantos freáticos, regresa a la superficie con nuevos contaminantes, que son los compuestos radiactivos que existen naturalmente a esas profundidades, por lo que para su tratamiento y para volver a considerar su reuso, se tendrían que plantear tratamientos más puntuales y por ende más costosos. Otro problema grave es que en zonas aledañas a la fracturación de las rocas se han reportado sismos. En Arkansas, por ejemplo, en los últimos años los sismos se han multiplicado por 10, y en zonas donde no se habían reportado sismos en los últimos 140 años, como en Cleburne entre junio y julio 2010 se reportaron 7 temblores de tierra. Estos temblores son, por el momento, de relativamente pequeña escala (3 grados Richter) pero que podrían llegar a ser más potentes conforme se vayan cavando más pozos. En 8 años los Estados Unidos han cavado 500 000 pozos! Existen dudas sobre su factibilidad ambiental y económica dado el corto tiempo de vida de un pozo (durante el primer año de explotación de un pozo se agota entre el 50 y 75% del gas). La táctica empleada por nuestro país y por muchos otros para poder ser competitivos energéticamente no es la adecuada. La respuesta ante problemas tan serios es siempre la más simple, es regresar a los principios básicos, acercarse a la naturaleza y aprovechar los recursos propios.

Tenemos un país muy rico en recursos naturales y humanos; podríamos aprovechar energías con menos impacto ambiental como la energía solar y la nuclear. ¿por qué no invertir el dinero que se empleará para fracturar la tierra, en apoyo ciencias básicas y de aplicación para la implementación de tecnologías limpias? Al contrario, CONACyT ha disminuido el número de

convocatorias para acceso a recursos económicos y ha concentrado los recursos para favorecer trabajos de investigación y desarrollo de tecnología que permitan jerarquizar, cuantificar, explorar y explotar yacimientos de gas shale (también conocido como gas lutita), “buscando tener el mínimo impacto ambiental y social y la mayor rentabilidad”. El gobierno federal autorizó disponer de 3 mil 133 millones de pesos del Fondo Sectorial Conacyt-Sener-Hidrocarburos para este propósito. ¿Por qué no continuar con el proyecto de las refinerías? ¿Por qué no considerar, desde ahora, una reurbanización con implementación de ecotecnologías y cambiar nuestra forma de vida? ¿Por qué no pensar en mejorar el transporte urbano, expropiar nuestros ferrocarriles mexicanos para masificar el transporte y tratar de disminuir el parque vehicular?¿Por qué invertir en un espejismo si a nivel mundial se ha demostrado que la extracción de gas shale tiene fuertes impactos ambientales y a la salud; además de no garantizar su rentabilidad económica?. Todo parece indicar que la extracción del gas de esquisto o gas shale podría tratarse de una especulación para que Estados Unidos pueda superar su crisis vendiendo equipo de exploración y de fracturación a otros países o jugando con el precio del gas natural y de paso, competir con el mercado de crudo, afectando principalmente a Rusia y medio Oriente. ACTUEMOS Y NO PERMITAMOS QUE DECIDAN POR NOSOTROS.NO A UNA REFORMA ENERGETICA QUE PROMUEVE UN PROCESO QUE TRAE DESTRUCCION Y MUERTE Es el momento de unirnos e impedir que el presidente Enrique Peña Nieto a través de su reforma energética que esta por presentar ante el Congreso de la Unión imponga una reforma cuyo eje principal es la PRIVATIZACIÓN de nuestro petróleo y el fomento de la exploración y extracción del gas shale; un gas que no traerá empleo, ni desarrollo sino muerte y destrucción, dado que la técnica extracción de dicho gas consume millones de litros de agua, hoy tan escasa en nuestro país y que, además, arrojará al ambiente cientos de sustancias altamente tóxicas. Fuentes: 1. Incidences de l’extraction de gaz de schiste et de pétrole de schistes bitumineux sur l’environnement et la santé humaine. Parlement Europeen Juin 2011. IP/A/ENVI/ST/2011-07 Impacto ambiental del sistema de fracturación hidráulica para la extracción de gas no convencional Enero 2012. Instituto Sindical de trabajo ambiental y de salud. 2. André PICOT. Bilan toxicologie – chimie. L’exploration et l’exploitation des huiles et gaz de schiste ou hydrocarbures de roche-mère par fracturation hydraulique. Association Toxicologie-Chimie MDA 10 206 Quai de Valmy, 75010 PARIS. 3. Estrategia Nacional de Energía, 2012-2026; Secretaría de Energía Para comprender más http://lab.rtve.es/fracking/

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful