You are on page 1of 10

DEMÓCRITO

BIOGRAFÍA
Demócrito de Abdera vivió entre los años 460 al 370 a.C
siendo contemporáneo a Sócrates. Fue conocido en su época
por su carácter extravagante, ya que según relatos solía reír
muy a menudo. Se dice que viajó por Egipto, Caldea y Persia y
que incluso llegó a la India en busca de conocimientos. Una
leyenda dice que se arrancó los ojos en un jardín para que no
le estorbara en la contemplación del mundo externo en sus
meditaciones; leyenda que expresa el desprecio que
Demócrito tenía por el conocimiento meramente sensitivo.
Hiparco de Nicea asegura, según Diógenes de Laertes, que
Demócrito murió a los 90 años de edad; y todos los autores de
la antigüedad que hayan hecho referencia a su edad,
coinciden en que vivió más de cien años.
DATOS
GENERALES

Fue Investigador abierto a los más variados intereses, como lo
señala el catálogo de obras que nos ha dejado Diógenes
Laercio. Sus escritos se agrupan en trece tetralogías que se
clasifican bajo cinco temas: Libros éticos, físicos,
matemáticos, filológicos y técnicos. Compuso, además, obras
sobre astronomía, geografía y ciencias naturales. Cicerón
alaba su estilo tanto por la belleza de su lenguaje como por la
claridad, en contraste con la oscuridad de Heráclito.
PENSAMIENTO

Respecto a su pensamiento fue un hombre dedicado
enteramente al estudio y que tuvo una producción
abundante. Al igual que Empédocles y Anaxágoras la
filosofía de Demócrito estará inspirada por la
necesidad de conjugar la permanencia del ser con la
explicación del cambio, adoptando una solución
estructuralmente idéntica: lo que llamamos
generación y corrupción no es más que mezcla y
separación de los elementos originarios, que poseen
las características de inmutabilidad y eternidad del
ser parmenídeo. Estos elementos originarios serán
concebidos como entidades materiales,
infinitamente pequeñas y, por lo tanto,
imperceptibles para los sentidos, y de carácter
estrictamente cuantitativo, a los que Demócrito
llamará átomos término griego que significa
"indivisibles" por su cualidad de ser partículas
FILOSOFÍA

Fundador
desarrolla
de la
una filosofía
escuela
pluralista
atomista
Para Demócrito,
la realidad está
compuesta por
dos causas (o
elementos)

representado
por los
átomos
homogéneos
e indivisibles
LOS ÁTOMOS
ELEMENTO
Para Demócrito los átomos existen desde siempre en el
vacío, sometidos a un movimiento que les es
consustancial. Por lo tanto, todo lo que existe son los
átomos y el vacío. Ahora bien, sin la existencia del vacío
resulta imposible explicar el movimiento, por lo que
necesariamente tiene que existir. Los átomos se mueven
en ese vacío en línea recta en un principio, pero, por
causas estrictamente mecánicas, algunos de ellos salen
de su trayectoria y chocan contra otros, a los que
desvían, chocando el conjunto contra otros átomos,
provocando la agregación en conjuntos de átomos cada
vez mayores, y que darán lugar a la constitución de los
objetos tal como nosotros los conocemos.
METAFÍSICA

Demócrito expuso su doctrina en el libro Miakròs
diákosmos (El pequeño sistema del mundo), que
sólo conocemos por referencias indirectas. La obra
expresa una concepción de la naturaleza fundada,
como la de su maestro, en los principios del ser y
del no ser de la tradición eleática. El ser tiene los
rasgos del ser puro de Parménides: es pleno,
indivisible, ni generado ni corruptible. Pero a
diferencia del Uno eleático, que además de ser
único es inmóvil, el ser de Demócrito es infinito en
cuanto al número, es una pluridad de "átomos"
innumerables, que difieren entre sí sólo por la
forma, y que están en continuo movimiento
espontáneo.
ÉTICA

La ética se halla expuesta en el Corpus
democriteum y constituye la parte más consistente
de lo que se conserva de este libro. En él se
considera al hombre como un "microcosmos", un
conjunto de átomos y vacío, y su destino es el
mismo que el del cosmos al que pertenece. El fin
del hombre es la conservación del equilibrio, es
decir, la serenidad de ánimo" o el "bienestar", que
no es lo mismo que el goce de los placeres
sensibles, sino aquel estado en que el hombre está
en equilibrio, sin turbaciones por miedo alguno, o
por temor supersticioso a los dioses o por pasión
alguna.
DEMONOLOGÍA

Demócrito expone una demonología con el objeto
de explicar algunos fenómenos especiales, como la
visión de seres extraños que se acercan a los
hombres, entre los cuales unos traen bienes y
otros males. El problema de lo divino no tiene un
sentido religioso, se refiere a conformaciones
naturales muy especiales "que se disuelven con
gran dificultad, sin llegar a ser precisamente
inmortales". Para Demócrito, por lo tanto, no
existen los dioses. El origen de la religión está en
el terror y estupor de los hombres primitivos frente
a sucesos extraordinarios, e incluso ante la
maravillosa uniformidad de la naturaleza. Puesto
que no existen los dioses, son inútiles las súplicas,
pues todo lo que los hombres esperan recibir de
ellos está en sus propias manos.