VIVIR AFUERA

Fogwill

1996

Algo

raro: estaban en el Florida, era como las once de la noche, se oyó sonar el

timbre del teléfono del mostrador, un empleado atendió y el cajero les hizo una señal: sostenía el receptor con la mano en alto indicando que querían hablar con ellos. Llamaba Bioy. Raro a esas horas. Él, antes de que empezaran a aparecer las chicas del instituto de pintura, solía despedirse diciendo: –Me voy a recoger.. Y todos sabían que a las diez ya estaba durmiendo, o tendido en la cama, con los ojos cerrados y quietos y casi sin oír, pensando, o fantaseando: la mayoría de las noches fantaseando. Seguramente se armaba fantasías heroicas. Por ejemplo, esa en la que se imaginaba envuelto en su perramus blanco dirigiendo una acción de comandos en la Quinta Presidencial de Olivos.

< I >Desde el comedor del departamentito de un cuarto piso de Avenida Maipú abrían fuego con una ametralladora 12.50 refrigerada por circulación de agua. La metralla intermitente y ruidosa barría la zona sudoeste de los jardines y las caballerizas tratando de concentrarse en el sector que en esa época llamaban "paseo de los coches". Al minuto, desde la costa de Olivos, tres unidades de morteros emplazadas entre las casas del barrio bajo y los fondos baldíos de los recreos y campings de la Avenida

del Libertador, bombardeaban a intervalos el sector este, la zona del jardín y el frente de la residencia principal. Alguna de las piezas estallaría directamente en los tejados. Otras, menos certeras, harían impacto entre los árboles, en las fuentes y en los chalets del personal, pero sus relampagueos y estruendos servirían para disuadir a cualquiera que intentase establecer una línea armada de defensa. Segundos después los dos hombres infiltrados en la guardia ya habrían inutilizado la central eléctrica y las conexiones de emergencia y aprovecharían los intervalos programados del bombardeo y la metralla para bajar a guarecerse en el refugio subterráneo, confundiéndose allí con el personal de servicio y la tropa de seguridad que, a esa altura, ya estaría ganada por el pánico. Entonces, al cuarto minuto de la primer descarga, el camión tanque de la Shell superaría el portón enfilando hacia el frente de la residencia. El hombre empuja hacia el costado los blindajes de la puerta derecha, y tras ellos, se deja caer accionando con su peso la cuerda fijada a los volantes del magneto que activará los explosivos. Lleva malla antibalas bajo el uniforme de bombero de la Policía de Buenos Aires. Se supone que el casco de fibra, las botas y la ropa de amianto y cuero amortiguarán el golpe contra el piso que corre a mas de cuarenta kilómetros por hora y lo protegerán de los fragmentos de metralla y mampostería que han de estar arrasando esa parte del jardín y de los chorros de combustible ardiendo que la explosión de la cabina difundirá en un radio de cincuenta o sesenta metros. El hombre, aquel polista que rechazó la medalla olímpica como repudio al régimen, eligió esa misión jactándose de contar con ocho posibilidades en diez de sobrevivir y, de que si el objetivo de pánico buscado con las cargas de mortero y las ráfagas de ametralladora se cumplía cabalmente, tendría a su favor seis chances sobre diez de cubrir los pocos metros que lo separaban del cerco y ganar la avenida. Solo después del estallido del camión, de la huida a salvo del chofer y de la diseminación del incendio que habría avanzado hacia la residencia, entraba el Pontiac blindado que lo conducía junto a sus hombres de confianza, vestidos con uniformes de comandos y armados con las granadas y las automáticas livianas elegidas para reducir a eventuales defensores y guardaespaldas y, una vez alcanzado el refugio subterráneo, abrirse paso hacia el bunker de Perón y donde terminarían con él de una vez por todas. Llevaban planos detallados de los accesos al refugio y al bunker. En caso de que la confusión impidiese identificar al hombre, las voces de mando largamente ensayadas y un manejo hábil de las sirenas portátiles y las linternas conseguirían que en menos de cinco minutos todos quedasen concentrados abajo, bien al alcance de los vapores de

mostaza que empezarían a brotar de los bidones que los técnicos de la usina habían emplazado en el depósito de combustible y lubricantes contiguo al refugio. Los reactivos precipitarían entre el cuarto y el décimo minuto de los primeros estallidos. Para entonces, los comandos que habían infiltrado en la guardia se habrán sumado al grupo reforzando su avance hacia el jardín. De lo contrario, correrían la misma suerte que Perón y los quince o veinte boludos de su corte, que, muertos de miedo, estarían amontonándose en el refugio.

Tiene aún fresca la imagen del cajero Rafael levantando el brazo derecho, el tubo
negro del teléfono colgando de su mano como un péndulo, y el micrófono y el auricular apuntando hacia su mesa del bar Florida, que por entonces no estaba sobre Florida sino en Viamonte, casi llegando a San Martín, junto a la librería Verbum, frente a la librería Galatea, en la manzana que hacía cruz con la de la Universidad y los dos edificios de renta de las Ocampo. Tiene la sensación de que todos estaban como clavados en las sillas, de que fue el único que obedeció la señal de Rafael, y de que, con las piernas entumecidas y un molesto hormigueo a cada lado de los muslos, fue caminando hacia la caja mientras por los bordes de su campo visual el público del bar flotaba en el humo y se desplazaba como para librarse de esa luz amarilla y pegajosa que era un emblema del Florida: una suerte de marca de distinción que lo emparentaba al Queen Bess de Santa Fe y Suipacha. Tiene la sensación de que de todo aquello apenas le llegaba un rumor vago como un magma de voces o de ecos de voces murmuradas simultáneamente en varias lenguas desconocidas. El trayecto de no mas de seis metros hacia la caja debió haberse prolongado infinitamente. Una cabellera rubia, con ondulaciones artificiales y reflejos dorados a la moda, subió flotando hacia él: tras ella descubrió la imagen invertida de unos ojos azules que conocía, y después la nariz, la boca y el cuello de la mujer que se extendieron mas allá del respaldo de la silla, en lo que debió ser una manera de saludarlo. Desde otra mesa, a su izquierda, la calva de un cuarentón giraba lentamente hacia él y recién se detuvo cuando el mentón superó el límite de su hombro derecho y ya ni el cuello obeso, ni su torso atrapado en la silla estrecha, permitieron esa mejor perspectiva que la voluntad del hombre habría estado buscando.

Casi al mismo tiempo, alguien –quizás el mismo hombre– lanzó una espesa bocanada de humo de cigarro. A través de esa bruma azulina llegó a reconocer sobre la mesa un paquete de cigarrillos americanos sin sello fiscal, una Parker de baquelita, un block de papel de bocetar y la portada de una edición de La Pleiade, que –supone ahora–, debió ser un Racine. Por esa zona cercana a la barra del cajero el olor a cigarro habano se disipaba dando lugar a una atmósfera de mezclas de perfume de mujer, tabaco americano y cerveza. Pero nadie bebía cerveza en el Florida. Sobre el mostrador, en fila, brillaban esas bandejas de zinc, dispuestas con botellas de Martini, sifoncitos de medio litro, platillos de aceitunas, cubos de queso y rodajas descascaradas de limón. El espejo detrás de la barra duplicaba esa imagen nublándola y distorsionándola. Siempre se dijo que los gallegos tendrían que cambiar el espejo. Por entonces ya estaba surcado por un trazo en zigzag del que partían unos meandros caprichosos, pruebas del resquebrajamiento de su fondo de papel azogado, en los puntos donde la descomposición del adhesivo le permitía librarse cristal en busca de su estado originario: aquel rollo de papel envuelto alrededor de sí e intacto que alguna vez debió haber sido y que, en la intimidad de la materia, sus fibras intentaban recuperar.

Rafael le pasó el tubo del teléfono, y –raro a esas horas– reconoció la voz de Bioy
preguntando: –¿Qué...?¿Todavía están ahí..? –Sí– respondió inútilmente. –Bueno... –dijo la voz con desgano– Debo avisarte que ya es tu hora de despertar... ¡La hora de despertar..! Levantó el brazo izquierdo, se incorporó apoyándose sobre el codo derecho, y miró el reloj de la pared del dormitorio. Sentía las piernas entumecidas y un molesto hormigueo paralizándole los muslos. Era las seis de la tarde y a las ocho tenía su primer encuentro con Leticia: debía afeitarse, ducharse, comer algo después de doce horas de sueño y vestirse para salir antes de las siete y llegar al lugar de la cita con alguno de los diarios de aquel domingo leído.

< /i >

Dicen que los sueños duran apenas un instante y que solamente se recuerdan los

Evocando esa luz. sino ahora –hoy–. Si escribiera sus nombres. compartieron aquella mesa de su bar y allí quedaron. Pero aquel sueño del bar Florida debió durar varios minutos: aún hoy recuerda nítidamente la escena en su mesa. Los sucesos del sueño – aquellas mesas y aquella gente petrificada alrededor– deben pertenecer a los años cincuenta y tres o cincuenta y cuatro. cada una de las imágenes que se proyectaron durante su recorrido hacia la caja y los detalles del mostrador.. se imagina capaz de narrar narrando una historia encajada en el interior de. como . desde Homero. En otra historia –pensaba Wolff– se traman casi todas las historias. recuerda uno que conjugaba el olor de cierto componente de los vermuts americanos con el del humo de los Chesterfield sin filtro –también americanos– y el del pelo de mujer rubia recién lavado. tiñendo todo. El sueño debió haberle ocurrido entre 1958 y 1959. –¿De otra historia. –No: dentro de sí. nadie los reconocería. rato después de la salida de las chicas del instituto de pintura. No aquella tarde de domingo cuando lo soñó. eternamente clavados en las sillas y en su memoria. el arreglo del espejo y las botellas. Su evocación del sueño se produjo anoche. al cabo de un encuentro de ex alumnos del Liceo.. uno tendría que permitirse urdirlas dentro de sí... Justo en el centro de sí misma y no en un pedazo de otra historia que la contiene. Volvía a ver aquella luz filtrada por pantallas de pergamino que rebotaba en superficies igualmente amarillas de barniz.. por lo menos. han de haber muerto todos los que aquella noche. caras del público de las otras mesas. Entre ellos.mas cercanos al despertar. En cambio. El relato del sueño se compuso esta misma mañana de 1996 mientras pensaba en la imagen –soñada– de aquellos cuerpos clavados en sus sillas preguntándose por qué volvían a representarse con tanta nitidez esos recuerdo de las luces. los nombres de aquellos hombres y mujeres y los de las chicas y los muchachos de primer año de la universidad ya casi a punto de convertirse en mujeres y en hombres. y los aromas del Florida.? –Se preguntaba Wolff. mitades de caras y espacios huecos de pura oscuridad cerca del piso. imaginándolos muñecos de papel armados con retazos de sueños que se recuerdan veinticinco años después. los colores o la luz de la época. proyectando sombras sobre partes de cuerpos.

. con el agregado de fragmentos de otras lecturas. y. ocho a la octava. contando con una pelota de material suficientemente flexible. de ese mismo color que representaba el interior de la pelota. indicaba que la paradoja descripta en ese comentado teorema de la topología no era parte de un sueño. tal como se dispone un par de medias antes del viaje. –Pensaba Wolff y por un momento volvió a dudar si había leído aquel informe en un Scientific American. y a pesar de lo avanzado de la primavera la temperatura había caído de golpe. cera de skíes y bolitas de arena y tierra cementadas por el sudor son capaces de contener. al cabo de un encuentro de ex alumnos.. y mientras cruzaban el parque Pereira en el auto de la gobernación debieron detenerse para revisar el manual con las instrucciones del sistema de calefacción. Igual que nosotros ahora. –Pero los guantes y las medias tienen una embocadura. bastaría repetir la operación muchas veces –un número de veces que en el informe se expresaba con una potencia de ocho.. < /i >Wolff recordó el informe de un matemático que afirmaba que. aparecería un sector de la cara interna de la pelota. aunque esa noche Wolff no descartaba que su recuerdo fuese el producto de restos de una lectura distraída cuyas lagunas e inconsistencias se fueron atenuando con el paso del tiempo. pero . tal como quien dio vuelta su guante derecho de ski encuentra desde el primer pliegue un guante izquierdo afeado por las arrugas de una tela sintética con motas que. o a la sexagésimo cuarta potencia– para acceder a un enésimo pliegue al cabo del cual. Solo el recuerdo de los diagramas que ilustraban las distintas etapas del plegado de una bola amarilla y concluían con la emergencia de una lengüeta de goma roja. mas restos de tabaco. ante el supuesto observador. o dentro de sí. Al salir de la parte urbanizada de La Plata sintió frío. < /i >Esa noche. y hasta de imágenes de sueños por ellas provocadas. eso no interesaba en el teorema que comentaba aquel informe– y plegándola sobre sí.aquella pelota representada en un Scientific American de los años ochenta. o si lo había soñado en cada uno de sus detalles. y de extensión suficientemente grande –quizás grande como el planeta. serían las dos. en cambio las pelotas están cerradas sobre sí mismas. Aquel 505 conservaba el manual envuelto en una funda virgen de poliestireno. o el universo mismo. cuanto mejor imitaron la piel de un cordero. Era una madrugada de noviembre. tal vez.. Wolff volvía convencido de que celebraban sus veinticinco años de egresados.

Por ejemplo. Finalmente decidieron arrancar. el primer encuentro con Leticia debió haber ocurrido entre 1958 y 1959.! En efecto. entre los imbéciles de la gobernación que les habían gestionado aquel 505 azul tendría memoria de esos diez años.! Y entonces uno de atrás corrigió: –¡Qué veinticinco. algo que debió haber verificado por la tarde. habían pasado treinta y cinco años. y ahora. de ese agujero de diez años que Wolff podía situar en cualquier punto del intervalo corrido entre 1953 y el encuentro de egresados. y a la luz de la llama de un encendedor de gas pasaron un rato de intentonas y esperas: ensayos y errores con diferentes combinaciones de palancas y llaves seguidos de tanteos en la oscuridad esperando verificar una corriente de aire cálido que nunca llegó a aparecer. < /i >Ninguno. Después. El diario de Marina sí. Era domingo porque los domingos por la mañana todos leían La Nación y por la tarde El Correo que todavía sacaba la Marina.! ¡Ir a festejar veinticinco años de egresados para terminar muriéndose de frío en el camino de vuelta. –era muy fácil cerrar la cuenta– y todo el día y durante toda la comida había estado refiriéndose a los veinticinco años. pensando acerca del plazo de veinticinco años como cuarto de siglo y hasta imaginándose el mismo número veinticinco corporizado con tipografía flotante en la cúpula del cielo negro. estaban cerrados.. boludo. el vacío helado de la ruta venía hacia él a ciento treinta kilómetros por hora para representar ese vacío de diez años en su memoria. linternas y ni siquiera un fósforo.. Ya por entonces nadie solía comprar La Prensa. Tampoco sus acompañantes conocían los mandos de la calefacción.. Debió ser un domingo porque los bares del centro. acelerar y soportar. porque la espera y la creciente sensación de fracaso no resultaban más tolerables que el frío. los lunes alguien circulaba el huecograbado de La Prensa y ahí revisaban los comentarios de libros. los de la calle Florida y el mismo bar Florida de Viamonte. que coincidió con la semana del acuerdo entre los muchachos de Los Ángeles y la gente de Casa de Gobierno en La Plata. cuando salieron hacia la Base Naval.! ¡Treinta y cinco.. porque traía . Nunca llegó a saber si tendría rueda de auxilio.a bordo no había herramientas. Como para olvidar el frío. el irrisorio préstamo de ese auto y los regalos y el cheque que los de Los Ángeles le mandaron desde Paraguay. mientras aceleraba el Peugeot en la ruta vacía comentó: –¡Qué boludez. a través del parabrisas.

y. Y que lo llene de algún sonido. aturdidos por el tecleo de las Remington y las Olivetti– solo para acentuar la decepción. y ahí mismo la reemplazan las lucesitas rojas que van empequeñeciéndose mientras el ruido se desvanece para pronto desaparecer y dejar toda la zona de los alrededores de la ruta bajo una cúpula de oscuridad y de silencio mucho mas densa que la de cuando todo comenzó. Tal vez porque es mas alta la barranca y hay menos bosque que repare del viento haciéndolo sonar entre las hojas de los álamos. se siente mas cuanto mas cerca estás del borde de la ruta. El tiempo los premió. No había garrafas. Pita con fuerza el Jockey Suave que encon tró en el bolsillo alto de su campera jean. el frío de la noche no desciende. O por esas ráfagas de ruido y luz que permanentemente trazan los autos y los ómnibus. y los del Pichi llaman ahora El Campo. Pero nó: así como cruzando el bosque y acercándose al costado de la ruta donde están las casillas. hubo un minuto en el que por fin encontraron sus nombres –una tarde. o una mañana frente a una mesa de oficina. una música o algo que haga mas tolerable la espera. también el silencio del bosque. pitando el final de ese último cigarrillo. en la casilla del borde de la ruta.una página dedicada a denunciar a comunistas y trotzquistas. el silencio y el frío se ha- . Ahora. el pecho. y. Como el silencio de la ruta. No podía esperar más en el frío del galpón. al revés. apostando a que el calor de la brasa entibie sus manos. la boca. porque el instante que los había fijado en esa página venía a garantizar la persistencia de un silencio que seguiría envolviéndolos eternamente. el silencio que envuelve el triángulo de tierras que la gente de Piero llamaba El Barrio. medio se arrepiente: creía que a un paso de la ruta las luces de los ómnibus y los perfiles adivinados de tantos pasajeros que llegan y desaparecen a mas de cien kilómetros por hora. Susi fuma. y todos lo buscaban para leer esas columnas con la ansiedad de quien aguarda ser citado en ellas. quizás por el contraste con la promesa de aire tibio que viene de las ciudades. Viene la luz creciendo y el ruido va creciendo a la par. Susi dejó avisado al Pichi y a Mariana que los esperaría allí. al leer junto a la taza de café y el cenicero humeantes. y hasta el mismo aire de la casilla. Revienta la luz como un flash que por un instante te enceguece. como en el caso de los huecograbados. A un paso de la ruta. una voz. se percibe mas.

sino también a muchos que tenían los medidores en regla y protestaron y mostraron las escrituras de propiedad y los recibos de pagos de impuestos y servicios. esta vez sí moviendo los labios y dejando pasar entre ellos un poco de aliento que los entibia. demasiado cortos. en la villa y en la casillas del borde de la ruta. solo se anima a sentarse en el borde del catre y a imaginar que pronto llegará el Pichi con cigarrillos.. Pero en la oscuridad vacila: allí dormía a veces el Piero que apretaba con cuanta negra se aparecía por la villa. y entonces enganchamos de nuevo los cables tranquilos porque hasta el mes de abril no van a poder volver a pasar. con cada movimiento de la respiración dan paso a una corriente de aire helado con cada movimiento de la respiración. y los olores que emanan del mueblecito donde guardan las mantas enrolladas... Piensa algo que trae la sensación de que está a punto de adivinarlo cuando la mano derecha sube automáticamente a la cintura y sus dedos recorren el cinturón del jean buscando algo mientras se dice. Pero tienen cortada la luz del galpón. piensa y trata de calcular por qué es posible que sea peor allí. Mientras los pulgares rozaron sus pechos.. –Hay que esperar una semana y aguantarse sin luz hasta que pasen los supervisores. la figura del Pichi . Pero no: aquí es peor. –Repite.!. piensa. que no tendría que haberle prestado el walkman a Mariana. pero oyendo su voz como si hablara contra el rincón de unas paredes de cemento. y el olor mismo de la casilla. y junto a ella. comida y porro. < /i >Sin luz. –Cuestión de días. sin hablar... y explicó que como venían las elecciones ya les iban a volver a dar el servicio.. y también la han cortado en las casas del barrio de policía. < /i >El lunes había aparecido por la zona una brigada de la compañía eléctrica que requisó postes y cortó conexiones y se fue dejando sin electricidad no solo a los colgados. –No tendría que haberle dejado el walkman a Mariana. le recordaban el tufo de la villa y el olor que impregna la ropa y el pelo de los chicos de la villa que los evangélicos le daban a veces para cuidar.rían mas tolerables. –¡Si hubiera luz.– Había dicho el Pichi. se le cruzó la imagen de Mariana con los pechos desnudos y levantados por el chaleco de cuero. Trata de abrigarse con la campera y entibiarse las manos poniéndolas bajo las axilas –entre la campera y el suéter– y levanta una pierna para protegerse el vientre y sentir menos frío allí donde la campera y el suéter. Con luz se animaría a tenderse en el catre de la casilla y hasta podría cubrirse con una de las mantas que quedan por allí.

desprende el botón del jean. ya estaría dormida y bien tapada con cualquiera de las mantas roñosas que dejó Piero. y de las que . el roce de los pulgares en sus pezones vuelve a traer la imagen de los pechos de Mariana y el Pichi. volvió a escuchar el rock “Inconfesable” por el Pampa Irala y pensó que había engañado al Pichi porque había cosas que nadie sabía. sin restos de saliva. se destraba la hebilla del cinturón. Vuelve a poner las manos en las axilas. o si encoge una piernas para que el jean presione abajo y el movimiento de los pies tironenando la tela produzca la sensación de una caricia. a su lado. –“a pesado modo”. apretando la otra contra el ruedo de la campera. mirándolos con indiferencia del Pichi y haciendo gesto de decir: “esperá que estoy pensando una cosa importante. como él dice–. Sentada sobre una pierna. una mano derecha haciendo el gesto de esperar para darte confianza: la palma abierta hacia tu cara como empujando el aire para frenarte busca dar a entender que él siempre encuentra una solución para todas las cosas. Pero no siente ganas de fumar porro: solo siente crecer el frío y ganas de que lleguen el Pichi con Mariana. Ya no siente ni frío ni ganas de fumar.” Imagina una mirada de rabia de Mariana. El Pichi es nada mas que una cara y. sino que lentamente. y en la imagen del Pichi que ya no hace su gesto de “esperá”. Siempre que se le presenta la imagen del Pichi lo ve haciendo una señal de espera con la mano. todo fue reemplazado por el Pichi y las ganas de tocarlo. Si no está frente a ella. con los brazos cruzados sobre el pecho y abrigándose los dedos en las axilas.. Una vez el Pichi dijo que ella era una mina “de verdad. Sabe que no debe seguir. que no escondía nada. –Si hubiera porro.. trayendo cigarrillos y algo para comer. transparente”. Sabe que si prosigue y vuelve a tocarse. terminará sintiendo mas frío y sueño y entonces sí se volverán inaguantables las ganas de fumar. Y al otro día.haciendo una señal de espera. Los dedos están secos. a Susi. –¿Cómo es una mirada de rabia de Mariana? – y siente que sus pezones se entibian y endurecen y está segura de que a su alrededor se están formando esas bolitas de piel oscura que. –Piensa. y hace bajar despacio el empieza a bajar el cierre de su bragueta sin dejar de mirarla a ella. aunque solo sea el final de una tuca marrón. Tiene el impulso de llevarse a la boca el dedo índice para mojarlo. tocadas con la yema de los dedos húmedas de saliva. Entonces recuerda el tema “Inconfesable”. palpa su pecho izquierdo y cuando roza el pezón reconoce sus bolitas de carne dura y las acaricia con las yemas secas pensando en los ojos de rabia de Mariana. parecen girar y hacer que algo en el vientre se mueva a la par soltando una mezcla de tibieza y placer...

o los reflejos. Por eso. Vuelve a mirar el velocímetro: la aguja indica ciento cincuenta kilómetros por hora. –piensa– y si mato conmigo a estos cuatro boludos que me acompañan.. al filo del poder. tal como nunca las habían llegado saber ni a sospechar ni Piero ni Lucía Luque que había sido mujer de Piero hasta unas semanas atrás.. Uno de sus temas inconfesables era la certeza de que. o cuando la realidad se caga en la teoría de las probabilidades según la cual a esta altura del camino no hay chances de que se te cruce un caballo abandonado o que emerja de la niebla el Rastrojero sin luces de un ciruja te encuentre y te matés. ni el mismo Pichi. mejor. –piensa Wolff–¿Por qué les pondrán motores cada vez mas potentes? ¿Y los frenos. tal como olvidó verificar si ese auto tenía rueda de auxilio. –Y si me mato. Alguien comentó que esa zona estaba invadida por radios clandestinas y que cada capilla y hasta cada conjunto de rock de barrio tenían una emisora propia. se sienta una fuerza que empuja hacia adelante. en escenas a oscuras. o demasiado atractivas.. pisando apenas el acelerador.? –se pregunta Wolff y recuerda que. < /i >En quinta velocidad.. las cosas no le saldrían tan mal. Prendió la radio. o en contactos con carnes sin cara. –piensa– Siempre exageran para que los que compran esta chatarra de Macri se sientan en el límite del peligro. todo le saldría mal con el hombre que anduviera metida en ese momento. en un desconocido. que se abre. O lo hizo mirando hombres en cualquier página de una revista.. cuando la aguja indica ciento treinta kilómetros por hora. cuidando que no fuesen fotos de personas famosas. o. Tras ese caos sonoro podía reconocerse una voz de una mujer simulando un diálogo erótico con sus oyentes y un tema musical que repetía hipnóticamente la frase “yo tengo un sentimiento inconfesable”. Con ritmo de rock. o conocidas. el mundo no habrá perdido nada: a lo sumo habrá un auto menos en la gobernación que pronto la dirección de suministros se ocupará de reponer. o en una mujer.. tenía un arreglo instrumental . tampoco se dio tiempo para probar los frenos. Si lo hacía pensando en cualquiera.. Debe ser menos.nunca se enteraría nadie. –Es la segunda boca del carburador. Pero –piensa– esta velocidad basta para matarse cuando fallan los frenos. ese 505 tiene un resto de potencia suficiente para que. y que las cosas le irían aún peor si hacía eso sin apartar su pensamiento del hombre. si estando sola se acariciaba o se tocaba hasta llegar al orgasmo. las pocas veces que no pudo evitar hacerlo pensó en mujeres. La FM sintonizaba varias emisiones superpuestas.

le daba derecho para pedir: el walkman. o aparecía gritando: –¡El Pichi divino me consiguió un gato para esta noche. o entre los dueños de las parrillas de la ruta que encargaban movidas de frula. entrando y saliendo de las piezas.! Eso. Entre descargas eléctricas y superposición de voces y señales. “Consta” quería decir que Susi había estado escuchando cuando alguno le anunciaba a Mariana que le había conseguido un gato. o mandándolas a todas a dormir antes de encerrarse a jugar al póker y a tomar drogas sin que ellas los viesen.. cuarenta pesos para ir a la peluquería de Florencio Varela. Pero Mariana quería hacer gatos con los políticos de La Plata en aquellas reuniones que empezaban a las dos de la mañana. o imitaciones generadas por un sintetizador. les llamaban remises de la cámara que las repartían a sus casas y siempre había uno que pagaba por todos –quinientos o mil pesos a cada una–. creía. no era posible discernir si eran instrumentos reales. una cartera. –se quejaba Susi– pero nunca fue capaz de traer nada y eso que consta que hace gatos a veces de doscientos y de trescientos pesos. para pasarse un día entero o hasta un fin de semana cambiándose las mujeres. ahora que habían sembrado toda la costa y que tenían las plantas ya a la altura del hombro. reuniéndose para volver a discutir algún negocio..de guitarra y acordeones que desconcertaba. y el casero les repartía las botellas de whisky y champán y las masas que les habían sobrado. o por un ladrillo de yerba.. Hasta ella misma una vez la defendió y le preguntó al Pichi por qué no la habían invitado a la Mariana y entonces el Pichi le gritó y estuvo a punto de volver a . le conseguían los gatos entre los clientes de porro de Quilmes. Y cuando se aburrían. Por eso siempre quería ir y cuando se enteraba de que Piero o el Pichi habían estado buscando mujeres en Bernal para alguna reunión en La Plata protestaba y se largaba a llorar.. Tampoco valdría la pena hacer un esfuerzo para determinar el género de un tema compuesto deliberadamente para eludir las clasificaciones y durar unas pocas semanas en la memoria. En general. –¡El baión “Delicado”! < /i >Susi vuelve a pensar que no debió haberle prestado el walkman a Mariana: Mariana podría comprarse uno. o quince pesos para cruzarse a la depiladora de enfrente de la ruta. –Siempre devuelve todo. pedirle a alguien que le consiga uno. o del centro de Varela. Mariana siempre se aparecía con la misma historia: –Hoy tengo un gato. –Decía. cuando los tipos venían medio borrachos de cenar.. o hacer que cualquiera le cambie uno por un pasacassettes.

Entonces ella se echó a llorar –no a propósito. pero el Pichi igual quería apretar: se había desnudado.. se había tirado con ella en la cama grande y le pasaba las uñas por la cintura y por la espalda. con la voz baja y casi afónica que ponía siempre para amenazar.pegarle cuando le dijo: –¡Pendeja de mierda. estaba podrida: –Tiene la pudrición total. ¡Enterate pero no se lo vayas a decir a ninguno! Eso último lo dijo suavemente. Después dejó de toquetearla. no volvió a hablar y enseguida ella se durmió. interrumpiendo el juego solo para explicarle un truco a algún chico menor. El Pichi no reaccionó. que le daba permiso para encamarse con cualquiera pero que a ella la dejara en paz. Calcula el tiempo: –Deben ser como las tres de la mañana. –¿Será cierto que la boluda tiene la pudrición total?– Se pregunta Susi imaginando que Mariana cruza la peatonal de Lomas con el Pichi llevándola del brazo. –calcula–. A ella le habían hecho un aborto y todavía se sentía mal por la anestesia y solo quería dormir y no pensar en nada. ya deben estar todos a punto de llegar. porque el llanto le saltó de repente y en un segundo le empapó la cara– y le gritó que fuera a apretar con la Mariana. < /i >Ahora no tiene sueño: siente frío y reconoce una corriente de aire entrando desde las hendijas de la puerta que se lleva el humo por las junturas de la pared de machimbre o lo hace desaparecer hacia el techo. . metéte en tus cosas y metéte la lengua en orto.! Nunca antes había visto al Pichi tan enojado con ella. concentrado siempre en el mismo flipper o en la misma pantalla del Mortal Kombat. Mariana habrá llegado reclamando que la lleve a un bar antes de buscar el remise que los traerá de vuelta al campo. que le hable y que le cuente cualquier cosa para disimularse entre las parejas que toman algo y hablan y así olvidarse de las fanfarronadas que tuvo que haber estado escuchándole al gato de esa noche. Recién un día que se pelearon entendió por qué. Por un momento imagina al Pichi llevándola a Mariana del brazo por el centro de Lomas. pidiendo que le convide cigarrillos. se puso suave y dijo que Mariana no le gustaba y que. además. o para regalarle un crédito mientras cambia fichas de juegos por fichas del tocadiscos y carga la máquina con tres o cuatro repeticiones de uno de esos temas que solamente le gustan a él. Ha de haber estado esperándola en los videos.

camino al campo. El Pichi debe parecer el novio. haciéndose pasar por novios y ella luciendo el walkman y con trescientos pesos mas en la cartera. Sin quererlo. Sentados ahí. adelante. porque Mariana maquillada da impresión de ser mucho mas grande. Ni la gente que los debe mirar. Y también para tantear a Mariana. –¿Y en qué estará pensando el Pichi ahora? – Se pregunta. maneja sin saber qué están haciendo justo detrás suyo. como él dice–. como las familias les pagan el estudio. calculó. < /i >Sentado. sino para reírse juntos del chofer que.. –“a pesado modo”. quieto. Recién pudo interrumpir la sucesión de movimientos cuando el ruido de un motor la distrajo: ése sí iría a mas de cien camino a Buenos Aires. Y justo cuando ese ruido se apagaba desde el lado de la ventana le llegaron desde atrás. y por la hora y por ser jueves pensarán que son dos de ese barrio que andan por ahí porque.O de la cintura. cualquiera que los vea va a creer que son una pareja del centro de Lomas. –Pensó. primero el zumbido de un motor que se acercaba lentamente por los terraplenes y después el eco de los barquinazos que daba un auto entrando por el camino del bosque. Susi siente un tironeo entre las piernas. cuando deja caer el llavero sobre la mesa de un boliche. podrían creer que la Mariana tiene la pudrición total. Recién cuando se para y camina se nota que es mayor y solo si se pone a mirar a la gente a su manera. pero los sonidos . o el marido. uno de Lomas puede llegar a darse cuenta que no es de ahí. Lo imagina viniendo con Mariana en el asiento trasero del remise. –Raro que el Pichi haga entrar un remise hasta el barrio. Susi vuelve a representarse la imagen del Pichi destrabando la hebilla del cinturón del jean y jugueteando con el cierre metálico a su manera. y que se abre el cierre no tanto por Mariana. para seguir seguro de que también ella le obedece. al día siguiente no tienen que salir a trabajar. Casi sin querer había empezado a sacudir un pie de modo que el tironeo de la tela del jean hacia los efectos del roce de una mano invisible. ni el mozo que los está atendiendo. el Pichi representa menos edad y puede pasar por un chico de familia. –¡Ojalá el Pichi le saque ciento cincuenta!– Pide Susi imaginándolos sentados frente a una mesa de bar en una de las veredas calefaccionadas dentro de la peatonal.

Miró el reloj: eran las dos y media de la madrugada. había una hilera de casas de material sin revocar y casillas de chapas que se alcanzaban a ver por el reflejo de la ciudad contra las nubes bajas. Todo se iluminó. ninguno de los cinco era capaz de precisar el año en que aquello ocurrió.. A la derecha. En cambio. El asiento trasero estaba iluminado por una lámpara de lectura. –Oyó que decía uno desde el asiento trasero y Wolff imaginó una casita de madera tinglada y la luz mortecina de un farol a mecha de kerosén y en esa imagen reconoció el recuerdo del relato de un viaje nocturno desde Lisboa a Sintra. ¿A cuánto iría? Era un 405 blanco. El auto ya estaba pasándolo por la derecha.. ¿O por el recuerdo de haber pasado por esa misma zona unos años atrás? –Otro barrio sin luz... El de adelante debía ser su chofer. Necesitaba un cigarrillo.de una radio –voces desde el comando de caminera leyendo un parte– indicaban la llegada de uno de los Chrysler nuevos de la brigada. ¿A ver quién se acuerda del baión “Delicado”. sin apagar la radio. por ejemplo... todos recordaron eso que uno llamó “el furor” y otro “la histeria colectiva” que se produjo en las semanas que siguieron al estreno del baión en la radio. la gente va perdiendo el interés que impulsa a lleva a discriminar las cosas. en uno de los primeros Chevrolet importados a Portugal. como él. estacionaba sobre el terraplén apuntando con los faros hacia la puerta de la casilla.. pero. < /i >Estaba pensando en el baión “Delicado” cuando otro auto los alcanzó. que. Se le ocurrió ese tema de conversación: proponer. si bien coincidieron en que debió haber sido poco después de que .. –Otro de la gobernación. Un pasajero debía estar leyendo algo.? Nadie podía reproducir la música. desafió: –Che... con los años. No era un tema apropiado para sus pasajeros y entonces. que a cierta edad las imágenes de los lugares se configuran por una mezcla de recuerdos de cosas con recuerdos de relatos sobre otras cosas y que ambas fuentes de lo evocado se vuelven indiscernibles. Uno de atrás hasta recordó el nombre del autor. Por un instante lo encegueció la masa concentrada de luz que rebotó desde el espejo directamente hacia sus ojos. no tanto porque no sea posible diferenciarlas. Parpadeó.. o del intérprete que impuso el tema: Waldir Acevedo. –pensó Wolff– Alguien que con un poco mas de suerte consiguió un modelo mas nuevo y de mayor valor de la misma marca. sino porque.

pero para verificarlo en exorutina tenés que recorrer mas de cien metros.. trepar veinte metros de escalas caracol y volver sudando a la ventisca de cubierta para encontrar al tipo y decirle con el aliento que te quede: –Tambucho tres babor verifica en regla mi teniente de corbeta.! –¡Verificando ajuste cierres de tambucho babor numero tres mi teniente de corbeta!!!– Debía responder el subordinado. detrás de los terraplenes de la ruta. ritmos de sueño. < /i >De las inspecciones de rutina en cuartines –cuartos de días. intervalos de la carrera representado por dos colores opuestos en las mitades del reloj de cabina– se omite dar cuenta. porque desde el asiento trasero una voz ordenaba: –¡Che Gil! ¡Aflojá un poco la velocidad que nos va a parar la caminera. prefirió callar. solo por que te vio cara de sueño ordena: –¡Checklist verificar ajuste cierres de tambucho tres almacenes babor. ¡Habemos cierre apertura y torque sin novedad! “Haber torque” significa que las llaves de cierre o los volantes de apertura en . y estuvo a punto de decir. Un superior.. y una se rie de ascensos y descensos por escalas y toboganes que consumía varios minutos: estás a quince metros en línea recta del tambucho tercero de babor. porque a bordo las instrucciones deben repetirse en voz alta. sin errores ni redundancias que demoren su ejecución y sin errar el rango de quien la emita. una vez mas. a la manera de un cadete que informa sobre una inspección exorutina. Pero. Alguien mas habría visto ese auto de la policía que avanzaba a los saltos en lo que parecía un potrero sin alambrar. y tiempo antes de la llegada de los primeros televisores. la expresión “Habemos Frenos”. Las de exorutina se ordenan con una frase imperativa que el subordinado debe repetir. aunque la orden proceda de una voz que viene desde la oscuridad del puente de artillería. campanadas de guardias.! Wolff obedeció y aprovechó para probar los frenos: una leve presión del pie llevó la aguja del velocímetro a un sector sin números que representaba el intervalo entre los cincuenta los setenta kilómetros por hora. series de seis horas. Se las registra en las planillas de guardia y se sabe que nunca nadie las verificará.los cadetes comenzaran a salir a bailar. –¡Habemos frenos! –Pensó y no le sorprendió que esta evidencia le resultara indiferente. “Tambucho almacenes babor” significaba un largo recorrido por cubierta.

–Oyó una voz a su derecha. medio en la zona del límite entre los recuerdos y sentimientos. servía para reiterarle al subordinado la certeza de que solo posee lo poco que cabe en su taquilla –un estrecho armario de rejas de metal– y la masa de reglas que debe cumplir.! –decía golpeando el cristal de la ventanilla. como ahora.? Alguien dijo que sí y cuando corroboró que todos lo recordaban.. pero a la izquierda del camino las lámparas de mercurio horadando la niebla y las vidrieras iluminadas de una serie de parrillas indicaban que estaban entrando en la zona urbanizada. viéndolas. –¿Cuántas veces habré pasado por aquí sin mirarlas. que. < /i >Por esa zona. contó que días atrás había pasado a presentar un escrito en el juzgado y que las cosas seguían igual que antes: hacía veintitrés años que el tribunal pagaba el sueldo a dos serenos que se turnaban para cuidar las ruinas de la planta. como si la proximidad del lugar hiciera mas verosímil su relato. en este caso.. en Plátanos.. o mas absurda la situación de esos viejos que a lo largo de un cuarto de siglo habrían costado en sueldos diez veces mas que el valor de la maquinaria oxidada y los galpones en ruinas que estaban custodiando. que.. A la derecha seguía el apagón. el camino de acceso a Buenos Aires se angostaba. –Dos kilómetros de aquí queda Plátanos. Wolff pensó siempre que el uso de “haber” sustituyendo a “tener” era parte de la disciplina. Esas casuchas están un poco iluminadas por el reflejo de las luces de la ciudad contra las nubes bajas y otro poco por lo que debo recordar de esta zona. medio en el borde del campo visual. Pero una vez mas se reprimió: en ese momento miraba la autopista –una cortina de niebla que corría y que pronto el viento sudeste terminaría por disipar– sin señales de tránsito de autos o camiones y anticipaba la aventura de ser víctima de un asalto que tampoco se produjo aquella madrugada.? –Se preguntaba. pensaba Wolff..mamparos y escotillas están en condiciones de ser operados sin ayuda ni herramientas por cualquier marinero. –Esto alguien tendría que escribirlo bien. –¡Aquí nomás. y estuvo a punto de comentarlo. –¿Cuántos jueces cambiaron? – preguntó uno de atrás y el que había traído el tema dijo que por lo menos diez. desafiando la memoria de todos preguntaba:– ¿Se acuerdan del juicio de la quiebra de la Textra. . –Es inútil pensar –pensaba Wolff– si recordamos el furor del baión “Delicado” o nuestros recuerdos ulteriores de esa o de otras modas parecidas.

primero aparecen las dragas y después los terrenos salen a loteo.. figura en las actas. –Allí. –Nada raro.. pusieron una plaza con dos palmeras y lotearon.. tienen que suplantarlos cuando por alguna razón no nombran juez a tiempo.. ¡Si la Textra era una sociedad entre Frondizi y el hijo de Mussolini.. agregó: –Seguro que cuando terminen de hacer la autopista que pasa por ahí cerca mandan todo a remate y se termina el juicio de la quiebra. A ese juzgado siempre le tocaron jueces viejos que se jubilaban o se morían y secretarios con poca experiencia que.. eran consecuencia de la exportación de humus compactado. compactada en lajas de un metro cúbico. Aunque no lo crean... por ahí quince si contás a los secretarios que se hicieron cargo del juzgado. –Lo que sería bien fácil de probar. –Hablaba el abogado. La tierra. –decían los dos que parecían mas informados– los socios de Gerber compraron a mil la hectárea.! –Lo del hijo de Mussolini es cierto. –Una parte es de Gerber y la otra. –dijo el otro de atrás–. Bajaban un metro la altura media del terreno para vender la tierra fértil de esas zonas que. según el reglamento. ¿De quién es la tierra de alrededor?– Preguntaba Wolff. Contaban que después de pelar la tierra hicieron calles. Se decía que en el partido de Moreno.. bajaron la altura de los terrenos como dos metros. pensando que alrededor del tema debía haber un negocio de tierras.. pero cuando cobraron las primeras cuotas de los lotes le perdonaron las deudas a los compradores a condición de que fijaran su residencia en el .–Diez o doce. esas lagunas que llaman la atención cuando se sobrevuelan los suburbios. con el tiempo se convertirían en nuevos barrios propensos a inundaciones.! – Dijo el abogado. es si Gerber está metido. se exportaba como abono a Europa y a Japón.. y exportaron a Israel cuatro mil dólares de abono por hectárea. porque donde compra tierras. ¡Es del Estado Italiano. < /i > Llamaba "dragas" a los bulldozers que usaban para levantar el humus. Había como diez apoderados que se pasaban la pelota unos a otros. –Seguro que desde arriba eligen jueces viejos y enfermos para seguir frenando la causa –intervino Wolff y. pero lo de Frondizi nunca se pudo comprobar. –decían atrás–.

. secretario privado. se sentasen a esperar la primer sudestada haciéndose responsables de los impuestos que ellos. “como buenos judíos”..! –Terció Wolff y de inmediato. candidatos radicales y a funcionarios de carrera de la comuna..impuestos y conseguir excepciones y moratorias. los convence aun mas de su veracidad. para peor. dijo que “el progreso” de los judíos en el poder empezó durante el gobierno “clerical” de Lonardi y que el que los llevó era un nacionalista. La conversación recuperaba el tono antisemita de treinta años atrás.. que como tantos camaradas de promoción estaba en la masonería. golpeando con el canto de una mano el apoyacabezas de la butaca delantera insistía– ¿O puso a algún banquero emparentado con alguien del comando en jefe. y..! –¡Pero si la Zwi Migdalll desapareció en la década del treinta. con razón o sin ella. pagaran la escritura.partido.. de la Zwi Migdall.! –Se respondía volviendo a golpear– ¡Hizo el arreglo con un judío y. corrigiéndolo.? ¡No.. o consultándolas con asesores judíos: –En cada una de esas consultoras sobre seguridad nacional que dirigen generales franceses o argentinos con fama de pronazis o neofascistas siempre vas a encontrar un tipo de Arshemberg metido. en los primeros años del gobierno de Castro. y los cubanos. Otro decía que justamente el poder de los judíos empezó con Frondizi y volvía al tema de la quiebra de la Textra. en la puta vida habían pagado.. comparando la escala del monopolio del aluminio y las exportaciones de tanques con las pequeñas especulaciones inmobiliarias de Gerber se arrepintió de haber entrado en el juego antisemita de antaño.. termina por conven cer a . reaccionó y. para “bicicletear” -demorar el pago. Pensaba que argumentar contra cualquier pelotudez que se afirme en el curso de estas conversaciones de borrachos. porque “a determinada instancia” los judíos son mas confiables que cualquiera y que la prueba podía verse en el hecho de que no solo el ejército y la armada argentina. Otro. –Decía y preguntaba: –¿O a quién eligió Lanusse cuando tuvo que hacer el monopolio del papel y del aluminio? ¿Eligió a uno de La Rural.? – Y. Uno decía que los judíos dominaban el arte de eludir los impuestos y que en los municipios de la provincia mantenían por igual a concejales peronistas. habían hecho las mejores compras militares directamente a proveedores judíos. que trabajaba desde hacia años para Arshenberg y enfatizó: –Para Arschenberg y en sociedad con nuestro –dijo “nuestro”– propio capitán de navío Francisco Manrique. sino también el chileno desde la misma época de Lonardi. El abogado dijo que era natural que eso ocurriera.

posiblemente un par de UFO Gross. se esforzaba buscando otros ejemplos tan triviales y obvios como aquellos. caminando alrededor de ellos. Mientras esperaba sus documentos Wolff trataba de interpretar la escena: por la ropa y los cortes de pelo reconoció en los trajeados a la clase de muchachos del interior recién egresados de la escuela de oficiales de la policía y los comparó con la pareja detenida. poco mayor que los policías que debían estar interrogándolo. hablaban a los gritos y gesticulaban. vestía una campera de cuero Mango y jeans oscuros. Respondió con una sonrisa la venia que. Oyendo a sus camaradas hablar sobre los judíos y la Zwi Migdal. Pensaba que si veinte años atrás hubiera imaginado en esa pareja una historia de terrorismo. Mientras un oficial revisaba los papeles. los agentes advertían que de allí en mas. La chica tenía un cuerpo atractivo. Pero no estaban atados ni parecían intimidados por esos jóvenes de civil que. ¿Otro agujero en la memoria? ¿Serían nuevas señales del final? Sintió un vago malestar que lo impulsó a acelerar inútilmente cuando ya estaba a la vista el puesto de la policía caminera de Florencio Varela y habían dejado atrás el primer cartel que exigía la reducción gradual de la velocidad. El hombre. cuando “empalmaran” la autopista. resaltado por sus jeans de Kenzo y una campera corta de cuero de buena confección. Había pasado el frío. como saludo y orden de hacer lugar a los autos y camiones que formaban cola detrás de su 505.uno mismo de la utilidad y la legitimidad de las divagaciones sobre el tema. Ahora tenían tres autos demorados y unos de civil aprovechaban los faros del primero para iluminar la casilla de guardia donde habían detenido a una pareja. y hace diez años habría diagnosticado que se trataba de una “taxi–couple” que vende sus servicios en la . Seguía sonriendo al tomar el acceso de la autopista. Ambos tenían los brazos en alto y por las manos apoyadas casi en el borde del alero de la cabina de la guardia parecían estar colgados de la viga que sostenía el tejado. le dirigió desde la puerta de su oficina el oficial que dirigía el operativo. o de la conciencia. no debían detenerse porque ya habían asaltado a dos autos con el simulacro de una motocicleta accidentada. < /i >Esa noche los camineros verificaban las luces y la documentación de los autos. Comparando el tema del aluminio con el de la moda de aquel baión buscaba sin éxito ejemplos de otros temas que vuelven tan esporádicamente a la memoria o a las conversaciones que se hace imposible precisar si uno lo recuerda lo que sabe o si recuerda lo que dijo en oportunidad de sus pocas emergencias a la superficie cotidiana de los diálogos.

. Estuvo a punto de decir a sus acompañantes: “ojalá la cana no les afane toda la guita. No quieren meterse en quilombos. pensó Wolff. el cuello largo y la cara maquillada que creyó ver cuando. porque los chorros reconocen el número de patente: en cuanto ven que empieza en 034 y que es modelo nuevo..? Si anduviera la calefacción.. pero nadie pareció prestarle atención– ¿Vieron –volvía a intentar– el programa sobre los travestis que transmitió Zennetti en News Factory..boites del suburbio. A sus pasajeros el vino de la cena y el champán de los brindis les habían contagiado un entusiasmo que los llevaba a repetir sus eternos lugares comunes sobre política internacional. con gesto arisco se volvió hacia los oficialitos.. irían convirtiéndose en esa excitación que tantas veces le impidió dormir. pensar en la pareja. Sobre la autopista. sintió otra vez la sensación de estar llevando un agujero de diez años en la memoria y un malestar que hacia mucho tiempo que no experimentaba. –Mañana llueve. el de su derecha.. Pero ellos seguían hablando de los judíos y del terrorismo árabe y en ese momento.–Insistía el de su derecha. Estaban entrando a la ciudad por el acceso sudeste. con las horas.. así mañana pueden venir al shopping”.. en la cintura pronunciada de la chica.? Por la Panamericana ya no se puede ir. como si estuviera respondiéndole. corrían nubes bajísimas empujadas por el viento sur. imaginarias características raciales y códigos de distinción social que ya no existían ni en la peor novela costumbrista. estos cuatro tarados ya dormirían. en estos tiempos en los que venía de hacer un negocio de importación de telas para jeans. Pero – pensó– no son peores que yo: es la primera vez en veinticinco años que me doy cuenta de que somos iguales. –¿Viste que en la zona sur hay mucho menos travesti que en el norte.–Comentó él. –Nadie por la autopista. ¿Era una mina o era un travesti?– Habló casi simultáneamente. –Y ésa que estaba en la casilla.. sacan en seguida que es un auto de gobierno. –¿Cuántas veces en estos veinticinco años habré estado con algunos de éstos o con .. sabía.. –¿Se dieron cuenta que los que siguieron en la Armada están mas viejos que nosotros?– Preguntó uno de atrás... descubría en ellos a un par de consumidores de indumentaria informal.Todos tienen terror a los asaltos y se desvían por Avellanada.. A él le habían causado una pesadez y una forma de desgano que. en su cuerpo flexible. Habían bebido demasiado. –Dijo el abogado y siguió hablando: –Pero a éste no hay peligro que lo paren.

tan cerca de sus casas. fingiendo preguntar a sus camaradas: – No se si Nietzsche o Schopenhauer escribió eso. con uniforme de suboficial..? Se le representaba el sonido de la palabra veinticinco y el número veinticinco grabado en la tipografia fluorescente del instrumental del Peugeot. seguía fiel a sus veinticinco años de egresados. y mintió. –¡Desprecia a tu prójimo tanto como a ti mismo! –dijo en voz alta.? Era la voz del Pichi que acababa de abrió la puerta de la casilla seguido por dos hombres de la brigada. O. En cambio...? Ninguno de ellos se interesó por responder ni por continuar ese tema. aunque sabía que habían pasado treinta y cinco. recién ahora. Estos cuatro jamás lo han de haber leído. taoísta.. o zen.. Uno de ellos. le apuntaba con el haz de una linterna de luz fluorescente. < /i >– ¿Qué hacés Enana acá.. creo entenderlos más. y.. . Ya entrando a la ciudad.. ¿Que habrá querido decir. se propuso que siempre seguiría pensando a ese intervalo como si midiera apenas un cuarto de siglo. pero si algo los acercó a la experiencia de la felicidad es haber vivido casi sesenta años obedeciendo a este precepto que nadie les impuso. Faltaban unos pocos minutos para llegar al centro de Buenos Aires. como recitando. –Seguramente –pensó– ha de haber un libro de autoayuda que recomiende a sus lectores persistir en cada error que inexplicablemente se repite. y.¿Cristiana? –Se preguntó y sintió que recuperaba la sonrisa con que se había despedido del suboficial caminero. sus cuatro pasajeros parecían dispuestos a ceder al sueño que habían estado resistiendo durante mas de media hora de viaje. –No: cristiano nó.otros tarados de la promoción o habré pensado en ellos con la certeza de tener algo que me hacía mejor? ¿Será por creer entenderlos? ¿Creer entender te lleva a creerte mejor? ¿Y por qué ahora que entiendo que soy igual. yo nunca obedecí a nada y así jamás estuve cerca de la felicidad. Ahora que reconozco en estos cretinos a mis hermanos y semejantes. y me terminan resultando mas penosos y despreciables. mas convencido estoy de que jamás podré llegar a amarlos. Habría que inventar un libro de autoayuda basado en esta idea que –pensaba Wolff– se puede atribuir a una enseñanza budista. o mejor.

–¡Reventada. como si estuviera saliendo de un baño. Pudo escuchar desde el alero: los tipos reían y se asombraban de la cantidad de droga que Mariana era capaz de esconder en la vagina. le provocó una sensación de ahogo. ¿Qué viniste a hacer aquí. La visión de esos hombres. habían sido dos preservativos llenos de producto y ellos querían saber: ... al tiempo que sus manos se empaparon de un sudor frío que no llegó a secarse cuando sus palmas. Sos la mina mas botona que existe. palparon los costados buscando los bolsillos de su campera. Calculaba que el Pichi pronto saldría a buscarla y efectivamente.. hacerse todavía mas el ganador y parecer contento en los momentos mas difíciles era una de las características que mejor le conocía. Ahora sentía que la frente. ni el frío ni las ganas desesperadas de fumar.Susi supo su voz la traicionaría: casi no tenía aliento. El Pichi se dirigía ahora a ellos: –Es mi novia. –¿Qué viniste a hacer acá?– Le preguntaba ahora..! ¿Donde mierda te habías metido....– Volvía a hablar él señalando a los hombres. Empezaba a tranquilizase cuando le llegaron los chillidos de Mariana. ¿Entendés.? –Gritaba desde la puerta– Te estuvimos buscando. Aunque la linterna no terminaba de iluminar sus caras.. No la alivió el aspecto festivo que traía el Pichi cuando avanzó para abrazarla: estar tranquilo. pero vos no viste nada.. las sienes y la nuca debían estar cubriéndose de gotitas de sudor mientras la sensación de ahogo se convertía en un dolor en el cuello. se asomó al alero y haciéndole un gesto de silencio con un dedo cruzado sobre la boca le tendió un paquete de los Marlboro..? Susi hizo un movimiento afirmativo con la cabeza. y como los tipos levantaron los hombros en señal de indiferencia. le dijo a ella: – Vinimos a hacer una transa. –Decía. –Nos trajeron dos canas amigos.?–Ahora entraba trayendo algo en la mano y arreglándose el pantalón... Tampoco podía hablar y saber que si intentaba hablar le faltaría el aire y quedaría allí con la boca y los ojos abiertos y tratando de hacerse entender con ademanes de los brazos aumentó su terror. Sin responderle Susi salió de la casilla y estuvo dando vueltas por el potrero y alrededor del auto. Esta vez. y ella no recordó por qué había ido a refugiarse a la casilla.... algo le hizo sentir que ellos también sonreían y trató de sonreír.. especialmente la del que vestía de civil. en un gesto automático. pero solo sintió un tironeo de la piel hacia los lados de la boca.? ¿A botonearnos.

y esa seguridad que empezó a sentir desde la primer pitada al cigarrillo le estaban devolvieron el aliento. parec{ia a voz del de civil. como si fuera a fumárselos todos a la vez. el ácido... salía para aparecer al rato con un manojo de cigarrillitos entre los dedos. ¡Es de diez! ¡Esta medio húmeda pero es de diez. Tenía canutos en huecos de árboles. Uno se entusiasmaba: –Es buena. A veces perdía algún embute –llamaba “embute” a sus canutos– y andaba como loco pensando y frotándose las manos hasta que la cara se le iluminaba de alegría y.. Escuchaba: –¿Pero no la probaste?– Quería saber uno.– Aunque jamás hubiera ingleses para apretar. o con picadura como para armar media docena de finos.. A ver..! Cuando la sequen va ser diez puntos.–¿Es pura. Ultimamente que estaba metiéndose en mejicaneadas por la zona norte. Siempre decía: –La coca... o con droga para cambiar explicaba: –Anoche reventamos a unos ingleses.. y aunque la mayoría de los revendedores que apretaban fuesen villeros de San Isidro o de la zona de El Tigre. Mentía: todas las mejicaneadas –lo sabía bien Susi– eran en la zona norte de la provincia. las pepas y las anfetas son una mierda. Seguro estaba estirando la mano hacia el paquete.coooos. Porro fumaba siempre y en todos los barrios por los que andaba escondía sus canutos: bolsitas de celofán de cigarrillos con dos porritos armados.. Que algo fuera inglés era lo peor que sabía decir el Pichi.–Les contestaba el Pichi... –¡Ni en pedo! Yo no toco esa mierda.. También era verdad que él pensaba que las drogas eran una mierda. cuando aparecía con plata..? –Y yo que sé. Oírlo mentir y hablar de las mejicaneadas.–escuchó que decía el Pichi– es la parte que me tocó de una mejicaneada en Palermo.. .. gritando “me lo acordé”..! ¡Llegó el Papá Noel. Ahora los tipos estaban probándola. –Era la voz de Mariana. El Pichi nunca tomaba drogas.. O entraba cantando: –¡Hola chii.. –A ver.. en junturas de chapas –en esa misma casilla debía haber alguno de sus canutos– y en lugares donde a nadie se le hubiera ocurrido buscar.. en medidores de gas. ni pastillas.. o bolivianitas petisas y deformadas que a lo último que podrían parecerse sería a un inglés.. son drogas inglesas..! Y repartía porro para todos. Eso sí era verdad.

. porque agregó: –Por lo otro no hay apuro. loca. –Dijo imitando la tonada de un pibe del norte. –Decía Mariana sin parar de llorar.. ¡Dejá que la piba se de el gusto....! ¿Trajiste el walkman. –Decía el Pichi..! Me voy con ellos... Los policías intercedían.. buscando otra cachetada..? –¿Como cuánto querés? –Lo que usted mande patroncito. el Pichi le respondió que lo tenía él. pero si volvés a tomar eso no pintás mas por este barrio.? Desde adentro. Mariana estaba llorando.! –Le escuchó al Pichi –Dale basura. Se dio ánimos y le gritó: –¡Mariana.. Pensó en el walkman. –¡Sos un negro careta! ¡Sos un careta! –Repitió eso varias veces.! – Debió ser la voz del de civil– que después dijo: –Tomá nena. dentro de la casilla.. –Negro. Pasó por el alero sin saludarlos y mientras los provinciales le les daban la mano a los dos y ofrecían de jarles la linterna para alumbrar la casilla. la otra ya estaba sentada en el asiento tra sero del Chrysler de la brigada.. dirigiendose a los de la brigada: –¡Achalay las pelotas. Recién en ese momento se oyo que el Pichi golpeaba la mesa y contestaba. . –Era Mariana.. La voz de Mariana se apuraba a decir gracias y después gritó “achalay”. –Me voy con ellos. Si se iba. –Hablaba un policía. Vos elegís. –Te doy un cien ahora y te mando cien mas cuando la podamos hacer guita..Este cacho es para vos.... Y siguió hablándole a los policías: –¿Cuanto me van a dar..–¡Vos no la probés..... Los gritos del Pichi se escuchaban mejor: –Vos loca hacé lo querés. Y ustedes hagan la de ustedes pero no me jodan a la gente. Pensando solo en su droga Mariana debió haberse olvidado de ella... Ya habría tomado el dinero. –Pichi.? ¡Dejala que haga su vida. trataban de calmarlo y le decían algo en voz baja. ¿Así que hacés yirar a la piba pero no la dejás vivir... seguro que se lo llevaría con ella.¡Vos sos un cuida de mierda. histérica– y de inmediato se oyó otro golpe: un típico cachetazo del Pichi la había silenciado..! Ustedes llevensé todo y no le den veneno a la pendeja que bastante sonada está ya. –Ahora le hablaba a Mariana– Vos si te querés quedar con esa mierda te vas con ellos.... – Proponía el de civil.. seguramente el de civil– no te zarpés.. Colorada.. –Ta bien. copiando la manera de hablar del Piero......! Susi tuvo la sensación de que.

Pero que la próxima comida la hagan en Buenos Aires. Sintió que el Pichi la tomaba de atrás y le ha blaba en la oreja: –Enana. o. Otro. Lo siguió con la vista fija en las luces traseras.. pero con el Pichi llevándola del hombro y caminando a la par suya el frío pronto se le iba a pasar. Ir a un hotel significaba cruzar a pie todo el potrero y la mitad del parque Pereyra. tal vez. o a hundirse en un zanjón.. y entonces conseguirían un trabajo que les ordenaría la vida. ¡Yo ya estaría durmiendo hace una hora y media.Susi pensó que Mariana era capaz de encamarse un rato con los dos para pedirles mas droga y hacerse acercar con el patrullero hasta el cruce de Quilmes. Eran las tres y sus acompañantes se quejaban del sueño. Poco después se lo escuchaba resignado: había que esperar que los chicos se graduaran.. –No sé. que si dormía menos de ocho horas al día siguiente estaba como un opa en el estudio y el otro –el de su derecha– quejándose de los hjos que siempre aparecían después de las seis de la mañana. contó que en una reunión de padres del colegio se había preparado un petitorio a los partidos políticos reclamando ordenanzas municipales que impusieran una hora de cierre a los lugares de baile para empezar a corregir la moda de salir después de medianoche.!– Habló otro que acababa de despertarse..! Si trajiste los documentos nos vamos a mirar televisión a un telo y después apoliyamos hasta las cuatro de la tarde.! –Deseó mientras miraba como el Crhysler iba hacia la ruta esquivando los troncos del potrero. La temperatura del motor del 505 se habría transmitido a la cabina. < /i > Entrando a Buenos Aires se sentía menos el frío. –La verdad –decía el tipo – es que no hay nada que hacer.. Igual que un rato antes.. pensando que en cualquier momento iban a atropellar un árbol. Uno decía que tenía que trabajar temprano. –¡Ojalá que nunca mas vuelva a aparecer por acá.. pasaran unos años estudiando en Estados Unidos. –En la . cuando el susto le había hechoolvidar el frío y hasta las ganas de fumar... ¡Hace un frío de cagarse. el reparo del viento y el calor acumulado durante el día en las moles de hormigón y ladrillos mantuviera la atmósfera de la ciudad varios grados por encima de la temperatura de la ruta. Después hablaba sobre la viabilidad de la norma y a medida que aumentaba el acuerdo con ella parecía evidente que jamás se pondría en vigencia..

–¿Por qué no los deportan?–Preguntó el que había estado hablando del petitorio a los políticos. después de tanto ver la ciudad virada al blanco y al gris opacos de esa madrugada lluviosa.. en grupos de a dos o de a tres. El helicóptero o sobrevolaba la zona de Paseo Colón y Humberto I . El haz de luz bajaba concentrado en un ángulo estrecho proyectando un óvalo contra el asfalto de la avenida. corregir la deriva lateral.. ambulancias y decenas de hombres armados con lanzagases y escopetas antidisturbio. –¡Están erradicando. ¡Abrí el techo!.. sin éxito.próxima vamos a ser tan pocos que se podrá hacer en una casa. ¡Qué potencia impresionante. o entre los techos de edificios de baja altura de las manzanas de los alrededores... –Aclaraba.!– Se admiraban cuando desde el aparato encendieron el reflector. ¿No vieron que estaban todos hechos unos viejos chotos. por las antenas y los edificios altos.. –Qué potencia che. Al maniobrar se advertía la intensidad del viento: se desplazaba de costado.... Era evidente que los del helicóptero querían mantener el haz de luz en una barranca donde había un operativo con patrulleros. porque no bien la zona quedaba en foco.!–Dijo el de su derecha..Fijate. y era evidente que los pilotos inentaban. se escuchaban bruscas variaciones de potencia y cambios de régimen de las turbinas y de inmediato otra vez el óvalo de luz volvía a proyectarse sobre la avenida. El viento jugaba contra ellos.. Ahí hay uno de los Hawks nuevos de la Federal– Gritaba uno de atrás al tiempo que abría la ventanilla. de modo que los árboles.. < /i >Con el aire frío les llegó también el ruido del motor..– Dijo el abogado de atrás– En los últimos meses entraron mas de cincuenta mil y están todos en Buenos Aires.? –Che.... –Mas no puede bajar en esta zona. –Decían. se veían hombres uniformados que cargaban muebles y artefactos de cocina y los iban depositando en la vereda frente al lugar que los del Hawk intentaban mantener enfocado. El color vivo verde de las hojas impactaba.. y.. en efecto.. –Porque bajan los costos laborales y porque cuando consigan residencia pueden .. recobraban por un instante su verdor convirtiéndose en imágenes diurnas.. El óvalo venía avanzando desde la plaza de Independencia y corría por la vereda. –Todos peruanos y uruguayos. Estarían a unos noventa metros de altura.

entre sus páginas. Esta vez. tal vez un cigarrillo y un encendedor desafiando su voluntad. y cruzaba la Avenida Santa Fe tenía la sensación de haber visto mas de una vez esas mismas escenas. una taza de mate cocido. vieron otra erradicación. el setenta y siete. La sensación de llevar un agujero creciendo en la memoria volvía a acentuarse a medida que se acercaba a la cochera de su edificio: era un vacío de años. a la vista de su agenda con los planes de la semana y.. que quizás estuviese escrito en alguna parte y que podría encontrarlo si valiera la pena revisar sus papeles. los desalojados estaban rodeando al móvil de un informativo de televisión. Razonablemente podía calcular que nunca había asistido a escenas como éstas: latinoamericanizadas.. –¡Mejor! –corrigió el abogado– son menos votos para los radicales. y tuvo que hacer un rodeo por la zona de Palermo para acercar a su acompañante. conseguiría definir por fin el significado de esa sensación que insistía en escapár- .–Dijo el de su derecha. una pastilla estimulante. Cada uno de estos coyas manda cincuenta dólares por mes a su país y con eso mantienen toda la parentela. ¿Cuándo? Trataba de recordar y en su memoria se confundían distintas imágenes nocturnas e invernales: el año sesenta y ocho. el año setenta y tres. < /i >Cuando despidió a su último acompañante.. el ochenta y cinco: siempre hubo épocas disponibles para situar estas apariencias de patetismo nocturno e invernal. Pensó que cuando se librase del 505 y estuviera frente a su escritorio. Pero sentía que sí. en pleno mes de noviembre. que ya lo había visto y... televisadas. supervisadas desde el cielo. No eran diez años: eran bloques de semanas y meses marcados por algo que unas imágenes invernales. En el momento que cruzaban la avenida Córdoba. muy despierta y de ojos negros enormes sonreía y estiraba un bracito hacia las cámara. hecho de tiempo discontinuo.– Dijo él y al instan te se arrepintió de haber hablado. vio un oficial de policía que posaba para los periodistas con una nenita en sus brazos.votar y les van a restar votos a los radicales. el cheque que le acababan de traer de Paraguay.. cuando ya los de atrás ya habían bajado frente a sus casas. porque van a votar a la zurda. Allí no había helicóptero aunque sí reflectores operados por los asistentes de los cameramen. con la calefacción encendida. No tendría mas de cinco años. Rato después. porque todos tienen parientes afuera y serían los mas perjudicados por una devaluación. –Peor. Pero van a votar bien. La chica. representaban con exactitud.

como chiste. Como la historia de esos dos alemanes que vivieron encerrados en la fábrica. Los dos querían ver cable. Le preguntó al Pichi con quién había ido ahí y él no le quiso contestar y ella sintió que estaba por largarse a llorar y que se iba a arruinar la noche y entonces le pidió perdón y el Pichi la abrazó y después la envolvió en una frazada y la acostó. Pero de manos pesadas. o mejor. Tiros. –pensaba ella–. pero que iba a tapar la foto del presidente y al entrar al cuarto. Otras parecían ciertas. cachetadas y portazos sonaban siempre en el momento justo y. Y como el Pichi les dijo que estaba bien. no en la cama. pero como pensó que él no quería ella también dijo que no y en voz bien alta. les dijo el de la ventanilla. Y sin televisor. sino en un sillón de varios cuerpos que había a la entrada del cuarto justo frente al televisor El de la ventanilla lo conocía al Pichi. Varias Susi pudo confirmar que algunas cosas que le parecían inventadas o exageradas resultaron ciertas. le gustaba que el Pichi le contara historias. De la guerra nunca contaba nada. o los dijese a través de un micrófono. Susi entendió que él ya había estado en ese mismo cuarto y sintió una mezcla de rabia y celos. habían colgado un poster con la imagen del presidente rodeado de angelitos. . una que estuviera mirando la película podía llegar a creer que los ruidos y las voces salían del mismo televisor. porque la otra parte del hotel estaba sin agua.sele. motores. dibujos animados. El Pichi dijo que no y después la miró a ella y le preguntó si quería mirar videos porno. vio que en efecto. < /i > El Pichi era amigo de dos serenos que cuidaban una fábrica abandonada. Lo había tuteado cuando le ofreció videos. para que el de la ventanilla la escuchase. A veces armaba historias buenísimas: el Pichi podía imitar las voces de los Simpsons y los efectos de sonido de todas las películas. una película. Que al mismo precio les darían la habitación presidencial. si los grabara. Le gustaba ver dibujos animados y jugar con el control remoto anulando el sonido por un rato para que el Pichi inventara lo que podían estar diciendo los per sonajes. afanos. A veces las inventaba para cambiar de tema y tapar algo que había estado haciendo el día anterior. apretadas y movidas grandes sí.

Autos con patente de diplomáticos. No le dieron ni los nombres ni una dirección pero el mas joven le . en cambio el mayor podía venir de cualquier parte porque apenas se le entendían tres o cuatro palabras. varios Mercedes. Una noche el sereno de turno oyó una discusión muy fuerte: dos hombres que habían llegado caminando y que habían entrado de buenos modos se largaron a gritar en alemán y a romper todos los muebles de la oficina. El Pichi les enseñó a reconectar la fuerza motriz como hacía con todos los colgados del barrio y por eso terminó amigo de ellos y muchas veces le guardaban cosas: bolsas con “fierros” –armas–. Según el Pichi. decí por los boliches de Asunción que venís desde Plátanos y sos el Pichi Varela y en menos de dos días te encontramos y te llevamos a conocer todo el país. –a los serenos – que habían venido a hacer un negocio y que tenían miedo de que los judíos los mataran. y dos Falcon con custodia. No se le reconocía la cara de Hitler: uno de los serenos que la vio dijo que parecía mas un orejón gigante con peluca que una cabeza de muerto. En la fábrica había mucho lugar vacío. paquetes grandes de yerba o cualquier otra cosa que necesitaba que no le viesen en el barrio. cuando hacia tanto tiempo que el Pichi tenía el tema de El Paraguay metido en la cabeza. Eran un viejo y un joven que llegaron del Paraguay. los tipos tenían un frasco con una cabeza y decían que era la cabeza de Hitler y estaban tratando de venderla. y ver. y lo invitaron a Paraguay. Uno de ellos llevaba una ametralladora colgando del hombro que –aclaraba el Pichi–. y donde habían estado las oficinas había ahora unas piezas que una época los buscados usaban para guardarse. A la fábrica los llevó uno de La Plata que les dijo a los viejos. El Pichi pudo hablar con los alemanes porque cuando supieron que había estado en Malvinas quisieron conocerlo prometió: –Venite a Paraguay.. por lo menos una vez. o un holandés.. Los serenos llegaron a tener miedo por tanto movimiento de gente. Según los viejos. en una de ellas estuvieron viviendo los alemanes. Después salieron como locos. A la fábrica estuvieron yendo varios candidatos a discutir el precio. Los alemanes decían que la Mossad quería matarlos y robarles el frasco. pero los viejos se lo cuidaban vaya a saberse dónde. El joven tenía pinta de alemán pero hablaba castellano con acento paraguayo. Justo ahí.Hacía tantos años que se turnaban para vigilar que se habían vuelto medio locos y pidieron ayuda para hacer arrancar los motores. como debió haber sido la fábrica funcionando. Podría haber sido un ruso.

22 y en un machete de campo que fue lo unico que no dejaron en la fábrica. Ellos se lo tenían guardado en un lugar – dijo– que nadie nunca se iba a enterar. tomaron el camino del lado de la vía en dirección a la estación Berazategui y nunca mas aparecieron por allí.. y cuando se los trajo era de noche y los tipos ni miraron el orejón: dejaron a los alemanes terminando de contar la plata y subieron a su kombie sin decir nada. El sereno que la alcanzó a ver mejor contó que la cabeza podía haber sido de cualquiera. los alemanes podían haber elegido una cabeza de piel blanca con pelo negro. y a veces. menos les iban a creer que lo que querían vender era verdadero. –Pero para engañar a un gil. los pelos largos y blancos empezaban a flotar y parecían los de una vieja volando por el fondo del mar.. Cuando el Pichi contaba la parte de los tipos que iban en Mercedes o en autos con custodia a tratar de comprar la cabeza los llamaba “los ingleses”. –decía el Pichi–. que cuando hablaba de los . Esa misma noche los alemanes se fueron con un bolso lleno de billetes. Los alemanes llamaron al sereno que estaba de turno y le pidieron el paquete. contentos con el frasco. Así que.. algo que solo ella conocía y que le hice jurar que nunca se lo diría a nadie. y que cuando se la sacudía un poco. “los paganos”. Días después volvieron los mismos en una kombi. < /i > Tres veces oyó al Pichi contar en público la historia de los alemanes de la cabeza y las tres veces. aunque sin decirle a los otros el lugar ni mencionar a los serenos.. Eso se le había pegado del cura del cruce de Pereira. que siempre estaba siempre aplastada contra el fondo del frasco de formol.. la había contado igual... debían estar convencidos de que la cabeza era verdadera. igual que la primera vez que se lo había contado a ella. uno se lo imagina mejor con un flequillo negro en la frente que con esas chuzas canosas flotando en un frasco. y muy confiados en la pistolita . con viento. –seguro que en una bolsa sumergida en el arroyo –. o eran tan vivos que calcularon que cuanto mas parecida fuera a la realidad.255 del tipo que usa la policía aduanera de Brasil.. Pero con lo que les dejaron de comisión a los serenos. Decía que era pesada. –A Hitler –le había comentado el sereno–. parecía mas ser de un indio que de un nazi.. y que por el color.según la descripción del sereno debía ser una Intratec. le pagó al yerno el anticipo de un taxi cero quilómetro. Russo. Los alemanes no tenían miedo a nada: se reían del loco de la ametralladora y querían tranquilizar a los serenos diciendo que la pelea había sido puro teatro. uno de ellos.Los tipos.

El cura estaba bastante pirado. ni con . en el cruce de Pereira. cuando se registró en el hotel de Dallas. por una ínfima comisión. El Pichi le contaba ahora que había visto al cura hablando en secreto con una evangélica que venía a ayudar a la colonia y que le parecía que había algo entre ellos. sin embargo. de remera y bermudas. < /i > Wolff escribió en la página del día de su agenda las palabras aniversario/ decadencia/ venticinco = treintaicinco/agujero de diez años en la memoria y en la página siguiente. Susi. cada día estaba mas amigo de él. iban a las disco o usaban motos japonesas los llamaba “paganos”. Los evangélicos iban con megáfonos a las salidas de las misas y hablaban de Jesús y convidaban a fiestas que se hacían los mismos días.. cuando le dijo al cura que lo había visto.. así como llamaba “herejes” a los políticos peronistas del barrio y “hebreos” a los evangélicos. le dijo que no lo podía creer y entonces el Pichi le contó que dos veces los había visto ir a apretar al bosque en la camioneta del cura y que otra vez. Y el cura se subía al techo de la camioneta y gritaba con voz mas fuerte que los megáfonos: –Hebreos: ¡Albergad a nuestros hijos y devolvedlos sanos al reino de Dios. Y que después. Algo raro: habían escrito su nombre completo. Pocos conocían sus dos nombres: seguramente lo habrían copiado de su pasaporte. vio que el cura. evitándole la espera en el banco y el riesgo de que apareciesen pagos emitidos por una empresa recolectora de basura radicada en Brasil a favor de alguien que jamás tuvo algo que ver con la basura. “cheque de cuarenta y cinco". la chuponeaba mientras ella estaba por subir al omnibus. La firma del cheque era ininteligible. –¿Y por qué me lo contás a mí. que es Roma! – Pero después de las peleas decía que los hebreos eran elegidos de Dios y que eran mejores que los paganos y mucho mejores que los peronistas herejes.? –Preguntó Susi medio dormida y él le dijo “Enana boluda” y empezó a besarla y en seguida se le metió desnudo bajo la manta y empezó a desnudarla dándole besos y repetiéndole cada tanto “Enana”. el loco le había pedido que lo guarde como un secreto de confesión y el Pichi dio su palabra de que no se lo iba a contar a nadie. Tenía fondos: lo habían verificado los de la agencia de cambios que. "boluda" y “enanita”. lo cambiaría por dólares efectivos. pero al atardecer. medio dormida bajo la manta. decía el Pichi que. Volvió la página y volvió a revisar el cheque.que tomaban drogas. Un sello identificaba al firmante como tesorero.

haciendo huevo. aunque no sea la misma clase de basura que estos tipos recolectan en cuarenta ciudades de América. En aquel momento todos rieron. yo también hago negocios con basura. me voy a leer los diarios al Dandy. Sintió un impulso de salir: –Me baño. cuando el negocio con el Banco de la Provincia se había concretado. No había fumado aquella noche.Brasil. fábricas y comercios que necesitan. y. que frente a un escritorio. de nuestros servicios. me pongo jeans. y después yo también desayuno y me vengo a dormir – planificó. será la única cosa útil que conseguí en estos últimos cinco años. decía. veo a los tarados que desayunan para irse a trabajar al microcentro.. me cambio. –Soy editor y crítico –pensó– en el fondo. los tipos parecían mas interesados en promover sus servicios de limpieza entre intendentes y concejales de pequeños municipios que en atender a la gente de gobierno que había facilitado la operación.. veo el amanecer lluvioso. polera y campera de abrigo. mañana son gerentes de una operadora de bolsa en Chile y el día menos pensado te los encontrás haciendo de funcionarios en la OEA o en el Banco Mundial. según se jactan en sus folletos. calefaccionado y yendo hacia ninguna parte con un cheque de cuarenta y cinco. bromeando: –El lavado es la pantalla que usamos para cubrir nuestro verdadero objetivo: mantener limpios a todos los ayuntamientos de Sudamérica. La corriente de aire tibio que venía del acondicionador no facilitaba las cosas: es mas fácil tolerar las ganas de fumar manejando en el frío de la ruta. ni con el holding de los supuestos dueños de la empresa que funcionaba en Panamá. por ahora. –En el fondo son ejecutivos. El se abstuvo: si dejo de fumar definitivamente. Pero guardaba un paquete de 555 Light en algún lugar del escritorio y pensaba en él casi tanto como en el cheque. cada día. Aunque casi todos los de la cena habían dejado de fumar la mayoría aceptó los cigarros que repartieron con el café. El cubano que lo había contactado en Asunción dijo una vez. . –le dijo un dirigente radical que había asistido a las últimas reuniones en la gobernación– Hoy están en este negocio. Pensar en los cuarenta y cinco mil dólares y en la posibilidad de que siguiera repitiéndose el negocio y que siguieran reconociendo las comisiones aumentaba sus ganas de fumar. atender con eficiencia a cuarenta ciudades para beneficiar a treinta y ocho millones de hogares. Pero al cabo de un par de semanas. ya habían “transcripto” – como decían ellos– nueve millones y todo indicaba que podrían organizar la línea para lavar cuarenta millones mas por año.

según los taekwondistas.. partiendo desde el centro. Solo me faltaría que el blindex de esa ventana se cubriera de gotitas de condensación. y por ahí después hasta me afeito y me hago un buen masaje capilar.Eran las cuatro de la madrugada: miró el reloj de pared. A su derecha. simulaban nacer en la profundidad y avanzaban hacia los bordes de la pantalla produciendo el efecto de un imaginario viaje a las estrellas. Estaba practicando taekwondo en un gimnasio de City Bell y un día su sabón le dijo que tenía un cuerpo privilegiado y que le convenía complementar la práctica con gimnasia de pesas y aparatos para promover a una categoría superior mas rápido: el ideal era llegar pronto a competir en torneos y obtener el cinturón negro que habilitaba para ubicarse del lado de los profesores en cada sesión de entrenamiento y en la mesa de los jurados en las ceremonias de graduación. Por la insistencia del sabón. Al comienzo el Pichi pensaba que Sabón era el apellido del tipo. Siempre encendido a la espera de un fax o de un e–mail. ayudaban a provocar aquel efecto de los años setenta. < /i > Sintió frío y recordó la época del pescado. impidiendo con una corriente de aire tibio que esa imagen evocativa de los inviernos de los años setenta terminara de componerse. singificaba “maestro ejemplar”: algo sarmientino. –Me visto despacio. Después supo que era una palabra coreana que. Pero el acondicionador deflectaba el aire hacia el cristal. – Se prometió. lleno de imágenes de autos que corren sobre la avenida Libertador mojada. Pensaba: tengo un agujero de veinte años en la memoria. probó un sorbo de Remi Martin directamente de la botella y sintió un franco entusiasmo anticipando la perspectiva de un hidromasaje caliente acompañado por alguna gimnasia respiratoria bajo los efectos del vapor. También esas estrellas falsas se empecinaban en correr hacia ninguna parte. ordeno bien el guardarropas. bebió el final dulzón de su taza de mate cocido.. Se asombraba por la cantidad de autos que corrían a esa hora por la avenida Libertador. envueltas ahora en halos de neblina. nada que ver con técnicas de combate. Solo los faroles con lámparas de vapor de mercurio de la nueva plaza que habían improvisado junto al ferrocarril. bastaba dejar unos minutos de operar con su teclado para que el programa protector comenzara a emitir puntitos de luz que. el monitor color de la computadora parecía instalado deliberadamente para descalificar cualquier evocación. y por el entusiasmo de una tipa de City Bell con la que . como en las noches de invierno.

Todavía era verano. El sabón no miraba los músculos. Pescado asado. Consiguió marcación. y que el frío le agarraba porque estaba extrañando al Africa. que era un bebedor de cerveza bastante gordo lo admiraba y le pedía que mostrase los dorsales y los poplíteos a los que llegaban de visita al gimnasio con intenciones de inscribirse. salvo la noche del estreno de la Lacoste en un baile del aeroclub.estaba saliendo. Al principio tenía siempre hambre y antojos. El instructor. A los que en ese momento andaban con el Pichi les bancaba cualquier cosa. pero él también pedía que mostrase como había ganado destreza en las medialunas y en los lances de brazo. –Negro. con colores flúo y frases en francés. Todos le preguntaban si tenía frío y él confesaba que sí.. pero a la semana ya se había acostumbrado y todo el tiempo pensaba en pasar por su casa y tomarse una fuente de sopa de pescado mientras algún otro pescado –filets de merluza la mayoría de las veces – se asaba sobre la hornalla. Naranjas. una mina con remerita y otro con campera liviana de verano. campera de cuero con forro de piel y cagándose de frío mientras los otros se burlaban diciéndole que también en eso se le notaba que rea negro. El ideal sería comer solo pescado y sopa de pescado.– Decía el instructor. durante algunos meses estuvo alternando la clases de takwondo con sesiones de dos horas de pesas y máquinas de musculación.. y le sugirió que tal vez había heredado algo de un antepasado negro. jamás. limones y pomelo podía comer libremente. leche. nunca se las puso para andar por la calle. La chica de City Bell le regaló remeras nuevas: una Lacoste y otras sin mangas. Efectivamente. en su familia había primos o tios tucumanos que tenían motas en el pelo y labios gruesos de mulato y a todos los de esa rama los llamaban “los negro”. Zanahoria o banana. galletitas y carne. y él los acompañaba con pullover. hervido. que se cagaba de frío. El Pichi obedeció: durante mas de un mes siguió la dieta. pero nunca con aceite ni salsa.. El instructor de gimnasia le repitió lo mismo: tenía un cuerpo privilegiado.. Para conseguir definición le aconsejaron una dieta: tenía que alimentarse solamente de pescado. jamás lo burlaron con el tema Las Malvinas. pero con los primeros fríos del otoño empezó a temblar y a abrigarse como si estuvieran en pleno invierno. Sin embargo. huevos. del tipo llamado “musculosa”. Lo que te falta es un poco mas de definición. saltado en la plancha. Lo mismo repetía siempre aquella piba de City Bell que se pasaba todas las tardes en un gimnasio. solo una por día: pan. Había uno en camisa. .

Escuchaban el mismo tema de Sting y cada dos minutos corrían al mostrador a comprar fichas para repetirlo. de la definición de las fibras musculares y de tantas semanas perdidas cagándose de frío.. Todo lo demás viene por añadidura. no tengo fiebre. Se acuerda de la escena del bar del cruce de Varela: dos chabones estaban desde hacia media hora pegados a la compactera. .. bajaba como una capa de aceite que se estira despacio en el agua del puerto.. con la cuchara. y sentía que la leche caliente le entraba por la sangre como un pico bien hecho: pegaba en la lengua. los tres sobrecitos de azúcar se disolvieron de inmediato. pensaba con cada cucharada. pero por mas que me abrigue y me tape paso la noche temblando– Se quejó un día en el barrio y una vieja que a veces le hacia las compras dijo que seguro era por el pescado: –¡Tomate un vaso de leche caliente con mucha azúcar antes de dormir y vas a ver que se te pasa.–No banco el frío: no me resfrío. todavía quemante. Como la leche estaba hirviendo. se la pasaban mirándolo solamente a él. El pibe lo miró asombrado porque él allí siempre pedía cerveza negra. bien visto. Estaba en eso cuando llegó el del buggy y le dijo algo así como: –¡Pichi qué mambo debes tener para coparte así con un submarino. que. y cuando. o en un trip de ácido. Y fue tomar esa única leche caliente y dulce y comerse dos paquetes de galletitas de chocolate para olvidarse para siempre del pescado. El estaba esperando a uno que lo iba a acercar en buggy hasta el barrio y como ya no aguantaba mas el frío se acercó al mostra dor. El ruido y los gritos en inglés eran insoportables. Casi ni tuvo que revolverla y empezó a tomarla de a poco. pero obedeció. debía ser el verdadero el color de lo dulce y de lo caliente. –¿Y no te da asco la leche cuando se empieza a enfriar y se le forma la nata gorda arriba?– Le preguntó el del buggy y recuerda que le contestó –Asco es ser pobre.. Unas pibas. todo entraba en calor y se pintaba de un color blanco achocolatado. puso las manos sobre la máquina de café para calentarse y le pidió al negrito de la máquina que le preparara una leche caliente. Él le juró que no había fumado y el otro nunca se lo creyó: lo mas rico del mundo es la leche con mucho azúcar cuando hace dos meses que venís comiendo y comiendo pescado. novias de ellos.!– Recetaba la vieja. pasaba desde la garganta al medio del pecho. hablaban en una mesa y aunque festejaban cada vez que la máquina volvía a empezar con su Sting.! Parece que por la cara que ponía al sentir el sabor de cada cucharada de leche el tipo pensó que estaba tomando chocolate y que venia recolocado de porro.

“triste es ser pobre.. creído de que él inventó el dicho. o que otro aprendió sin darse cuenta después de tres años en Batán y que por tanto oírlas y repetirlas. un día descubra por casualidad que era copiado: copiar es de giles. o. o de mina. ni a los mas chicos allí les permiten copiar. hijo de puta..< /i >Lo recuerda porque fue la primera vez que usó esa frase que no era suya. “yuta”. los pibes las usan como puteadas para reprochar un foul o un gol en contra y las viejas para quejarse de las brigadas de EDESUR que cortaban las conexiones y las dejan sin electricidad para las heladeras cuando llega el verano. Aquí. Y el Pichi. Por eso ahora. “guarracera”. “exfamia” y otras nuevas que alguien copió cuando pasó dos noches en la Alcaldía de tribunales. El verdadero macho no copia. todo lo demás viene por añadidura. por lo menos ellas. al día siguiente empezó a oír que las mas jóvenes ya la estaban usando con cualquier pretexto y se enteró que hasta una recién parida en el hospital. y aunque lo jurase.. si usa esa frase dice: –Como decía un viejo del Modín. nadie lo creería capaz de repetir la frase de otro. Pero en el barrio todos pensaban que era de él. Ahora que las había empezado a usar el cura y que.” Porque le daría vergüenza que alguien. Se la había oído a un tipo del Modín y desde aquella noche de la leche siempre la vol vía a decir. ahora hasta las viejas las dicen como si esas palabras hubieran existido siempre. todo lo hacen a medias con las amigas o con las mujeres de los lotes de alrededor. cuando le preguntaron si el parto le había dado mucho dolor contestó que dolor era ser pobre y que todo lo demás se daba “de añadido”. Como “pagano” o “hereje”: ¿quién no las conoce desde chico?. de pendejitos. deben acordarse de quien la trajo. de que clase de ambiente viene. . contagiados. que cada palabra nueva que alguien trae –y mas si es una frase nueva–. enseguida empieza a usarse y. O como las palabras que traen de Quilmes y La Plata los que estuvieron presos: “quilú”. hablando de una paraguaya del rancho de los albañiles. Tantas mujeres hay sin trabajo y tanto hablan y chismosean porque les sobra el tiempo. “lotubo”. “piloncho”. cuando la escuchan. mas o menos. menos culiar. –el vino–. y porque. discutiéndole a unas que decían que era “mas fea que un loro” dijo por primera vez la frase “feo es ser pobre… Todo lo demás viene por añadidura”.. “tranchiar” –dar algo a cambio–. que una vez.

! –Vibraba el auricular.¿Che. que hablaban de los jubilados. –Ya te doy.Mandá cerveza... Ya corre el aire...–Dijo la voz.? –¿De chocolate o blancos?– Averiguaba el del teléfono.< /i >–Dame mimitos loco que estamos cagándonos de frío. o cargarle el termo con agua a punto para el mate a un preso que se quedó sin querosén para el calentador.. antes de cortar... –Casi no pesa nada. –De los dos. – pensó mientras la envolvía en la manta para llevarla alzada hasta la cama. –Y qué querés. como más quince minutos. Si Susi despertase le diría que el ministro es un asesino... pero que se notaba que era un tipo verdadero y que laburaba.. Los otros. ¿Hay morfi? –Si.. – calculó: –cuando mucho ha de pesar cincuenta kilos... Mandá bamburguesas con jamón y queso y lechuga y algo dulce..... ¿Cuánto mas va a tardar en calentar? –Diez.? –¿Qué? –Ya se prendió... Mandá de los dos y mandános café con leche.. Transmitían escenas de una interpelación de diputados al ministro de economía: ver a los políticos buscando cámara y notar el parecido entre los radicales. del hambre en las provincias y de los sueldos de miseria eran chorros. ¡Alfajores! ¿Hay alfajores. Al principio te va a venir un poco fría. Si abrimos la ventana nos recagamos de frío. Aguantate y ventilá un poco la pieza que si la baranda la llegan a sentir otros clientes se pueden rayar. < /i > –Ahora tendría que despertar a la Enana. ¿Qué querés? –Mandá hamburguesas... Menos que un peso mosca: quien sabe metiéndola entre las sábanas heladas se me despierta antes de que se enfríe el café.. El ministro siempre terminaba dejando daba la ... los peronistas y los de la zurda le hacía simpatizar con el ministro.. Menos que una bolsa de harina. que terminó de entregar el país y que trabaja para los yanquis y para los mafiosos de la economía. “Mimitos” quería decir calefacción central en los hoteles.. mentirosos y no servían para nada.... Después reprochaba:– Pero te aviso que la mina de limpieza se quejó del olor a porro que se siente al pasar por la puerta...–Pedía ahora por teléfono. ¡Aguantate. Sintonizó el canal de noticias y aumentó el volumen del sonido desde el control remoto.

Como siempre. La encargada del hogar le explicó que eran todos hijos de mujeres que habían tomado vino adulterado con un tóxico y ella entendió que estaba insinuando que el culpable era el Pichi. Ahora tendría que internarse y no podría ir a bailar. Sentía frío y sabía que el Pichi la estaba destapando para despertarla. que había robado esas damajuanas en un laboratorio de la Universidad. y hasta después de medianoche. pero este fin de semana habían agregado chicos de otro asilo: había uno sin manos. era sábado. cuidándoles los chicos. Los chicos eran pesados como piedras y seguían llorando cuando el Pastor la obligó a pesarse también a ella: esa noche había adelgazado veinte kilos por amargura. Los cuatro chicos lloraban y reclamaban comida. y tenía que cuidar a otro sin nariz y sin ojos que había aprendido a moverse con muletas blancas. no habían dormido ni un segundo.impresión de estar diciendo la verdad. Con los gritos del Pichi los chicos se calmaban y estaban dejando de llorar. cuando volvía el ómnibus y ya estaba por pasar a buscarla el Pichi. otro sin pies. pero ella necesitaba dormir mas para recuperar los veinte quilos que había perdido aquella noche. Pero después llegaba el Pichi y le arrebataba el monedero del escritorio y la acusaba de mentir. la saludaban con pañuelos desde las ventanillas del ómnibus que habían alquilado para ir todos juntos y se perdieron de vista por la ruta cantando himnos sobre la alegría de Jesús. Los evangélicos se iban a una fiesta en City Bell. . El Pastor bajaba del ómnibus y los llevaba al dispensario para sentarlos en la balanza. La única nena del grupo había nacido sin cabeza. Al los gritos. < I >Los evangélicos la habían llamado para cubrirles otro sábado. le decía que lo del vino lo habían inventado ellos para taparse y que todos sabían la verdad: esos chicos eran abortos que ellos habían resucitado sacándolos del pozo ciego del chalet de la partera para hacer los experimentos de esa universidad norteamericana que les mandaba plata. Pero los chicos no paraban de llorar y a medianoche. delante de los chicos y del Pastor. ninguno había querido jugar ni probar la comida y todavía seguían llorando. se negaban a comer. La encargada del hogar se negaba a pagarle porque no había sabido entretener a los chicos. aunque una mata rubia de bucles le brotaba de la punta del cuello. pero cada vez que se daba tiempo para atenderlos. Susi debía quedarse en el Hogar Evangélico. Esa tarde.

que parecía policía o militar. le gritó que mentía y estuvo a punto de golpearla hasta que el jefe lo calmó. el de civil le anotó un número de teléfono en la agenda y le pidió que lo llamara todos los días a las ocho de la noche. pero la llevaron a la casa de la familia de otro policía. el de civil le retorció la muñeca. los timbrazos despertaron a una abuela que abrió el garage para que entrasen con el auto. en las zonas de los pozos.. Después lo entendió: el tipo le contó historias sobre los asaltos en la autopista: desde los puentes elevados tiraban bulones para romper el parabrisas de los ómnibus y cuando el chofer se detenía para sacar las astillas y pedir auxilio a bocinazos le entraban por el parabrisas y se robaban todo. Querían saber donde había estado afanando el Pichi y ella dijo que creía que en una villa de la Panamericana. hizo un ademán. señalándose la entrepierna. Venía casi sin pasaje ros y durante todo el viaje buscó entrar en conversación. y debía ser el jefe: no tuteaba a nadie. se dio cuenta de que se estaba jactando de llevar un revólver. Como prometieron que le darían diez gramos mas pensó que iban a pretender encamarse con ella. en el norte. Ella había dicho que sí. El de uniforme la llevó en el patrullero hasta el cruce de Varela y mantuvo el auto en marcha hasta que apareció un ómnibus de la línea Río de la Plata. –decía y después contó que ponían alambres de púa disimulados entre ramas. Era mas viejo. Los otros dos lo llamaban jefe. El chofer del ómnibus debió haberla visto bajando del patrullero. y siempre porque buscaba al Pichi. –La única manera de zafar es a tirar antes que ellos. le preguntaron quién los había ido a buscar a Lomas y cuando ella les dijo que era un tal Mario ellos le preguntaron si tenía un Duna blanco.Los del patrullero le habían pedido que los acompañara hasta una casa. el dueño de la casa. mas suaves. para ver si tenían noveda des.. Ella estuvo a punto de reaccionar pero mirando hacia el lugar que el tipo señalaba. a medida que iban saliendo. Cuando empalmaron la autopista. Allí. por la zona de Wilde. porque no le quiso cobrar y le pidió que se sentara en la primer butaca. en pijama y medio dormido. Quería saber dónde había estado el Pichi la noche anterior y como ella les dijo que en los videos Nova de Lomas. Le dijeron si quería trabajar para ellos y ella miró la bolsa que tenían secándose frente a la estufa del quincho y les dijo que sí. La llevaron a un quincho y al rato apareció el otro policía. Le preguntaron con quién había ido y ella dijo que con un grandote de bigotes. Ellos también miraron la bolsa y mientras el de uniforme la abría y empezaba a separar una parte para ella y otra para el viejo. lo prendían fuego y a los pasajeros. Tenía que preguntar siempre por Willy: no parecía un nombre de policía. los desnudaban en la banquina y les robaban . que seguro era blanco y que le pareció que debió ser un Duna o un Renault. El viejo quería saber si ese tipo aparecía seguido por el barrio y ella le dijo que lo había visto una o dos veces. Después. y que cuando el ómnibus pinchaba una goma lo rodeaban.

–Ya me las vas a pagar. El taxi era cómodo. Sintió que el paquete seguía bien colocado. A veces violaban a las mujeres. Mariana recordó una pituca que guardaba en el fondo de un atado de Marlboro y. le preguntó si vivía allí y como ella no respondió. Esta vez le produjo una excitación que circuló desde abajo de la cintura hasta el vientre y subió después hasta los pezones mientras el chofer le contaba que habían internado a Charly –un músico– y que un compañero suyo lo había llevado en ese mismo taxi. por eso. . debió imaginar que sí y dijo que esa esquina se llamaba Barrio de La Paloma: era una zona de hinchas de River y que el bar La Paloma había sido la sede de los jugadores y entrenadores del club. Porque el del taxi no había parado de hablar: cuando ella dijo que iba a Libertador y Bulnes. Decía que los asaltantes estaban cada vez mas organizados: que usaban teléfonos celulares y sabían cuánta gente viajaba en el ómnibus. – pensó. y entrando el vientre al máximo. Le preguntaba si ella tenía cosas de valor y después le pidió el número de teléfono. mejor dicho. o. – Pensó. prendió un cigarrillo de tabaco y aprovechó para tirar el paquete por la ventanilla. El chofer empezó a hablar sobre drogas y el peligro de llevar a cualquiera en el auto. El aire helado terminaba de despertarla. conseguía la primer contracción. El tipo parecía estar hablando solo y ni siquiera la miraba por el retrovisor. no para fumar porrro: porro en la Capital sería de última. pensó mientras practicaba: haciendo fuerza como para contener la orina.. porque era fácil. “Telepatía”. Ella le dio un número cualquiera de la zona de Quilmes y el chofer dijo que no necesitaba anotarlo.. Era un boliche del hampa. casi en el fondo y se tranquilizó. Cuando llegaban a Constitución se lo repitió de memoria y le dijo que estaban por entregarle un Duna cero quilómetro y que en cuanto lo tuviera la iba a llamar para invitarla a salir. sostenido por los dos guardaespaldas. –La Capital es para tomar blanca.hasta la ropa. En la terminal de Constitución. El tipo había dicho que era un Ford Sierra justo cuando ella estiraba las piernas para ensayar el ejercicio. sintió dolor en la muñeca y en el brazo y recordó el tironeo del tipo de la brigada. dónde había subido cada pasajero y por dónde andaban los patrulleros en el momento de empezar el asalto. pidió fuego al chofer.. y después pensó:– Hoy me tocan los choferes que hablan. se imaginó diciendo–. totalmente drogado. porque por quedaba cerca de la cárcel de Las Heras. donde metían a los delincuentes peligrosos antes de la inauguración del penal de Caseros. Repitió el ejercicio cuando pasaban por una rotonda ubicada entre el puerto y la casa de gobierno. cuando trató de abrir la puerta del taxi.

. Eran las cinco y diez y no tenía nada que hacer hasta las ocho de la mañana. que. –Decía él y muchas veces tuvo ganas de decirle que si no le gustaba así se buscara otro.– Le respondió la única vez que ella se había quejado . lo incomodaba... había mucho tránsito por la avenida Libertador..A la izquierda vio la calle Corrientes: las luces de vapor de mercurio estaban como debilitadas por la neblina. una revista Elle y tres cajas de preservativos Prime. no podía evitar moverse tratando de penetrar mas y pensando que lastimaba adentro cuando ella gritaba y ya no pedía mas que se quedara quieto. en el Pichi y especialmente en Susi. ella compró chocolate.– pensó imaginando lo ridícula que resultaría a quien la viese.. < /i > Dos veces se había dormido y las dos veces lo despertaron las piernas de Susi. –Es una negrita. Cruzaba una pierna sobre su vientre. después lo excitaba y empezaba a tocarlo con las manos y a lamerlo y le decía: –¡Vos no hagás nada Pichi. me muevo sola yo. Susi estaba convencida de que él no podía durar mas que unos minutos haciendo el amor porque se sacudía demasiado –Es mi manera.. después dio un rodeo por la Facultad de Derecho y por la avenida Alvear y finalmente la llevó a una estación de servicio donde vendían compacts y cassettes. y aunque pocos autos bajaban la barranca del centro. Pensaba en los choferes. sentada en una mesa del Dandy. El chofer se detuvo un par de veces. Le pasó al hombre un billete de diez y cerró la puerta del Sierra sin esperar el cambio: otra vez sentía la puntada en la muñeca y entró al bar diciéndose que ya se la iban a pagar.! Pero él. –Ni hablar del tema. Como no tenían walkmans. a esa hora. Cuando llegaron al Dandy el chofer le preguntó si vivía allí y ella volvió a decir que sí mientras él le contaba que a un par de cuadras vivía el ministro de economía y que los jubilados iban todas la mañanas a protestar y cortaban el paso de autos particulares. porque estaba de moda ir a bailar los jueves a medianoche. una siervita. Mariana quiso saber la hora. Preguntó si por el camino habría algún veinticuatro horas que vendiese walkmans. pero también en el policía de civil. ahora todos estaban diciendo que eran los mejores y allí los ofrecían en un exhibidor giratorio. llegado cierto momento. El chofer habló del tema en ese mismo momento: comentaba que desde hacía unos meses la madrugada de los viernes había mucho mas trabajo y mas accidentes. El viaje había costado ocho pesos. empezaba a moverla..

otra mesa con un viejo con anteojitos de leer. entre las vías del tren y la barranca del río: el sol ahora debe estar saliendo por los sembrados. Y ahora él empezaba a tocarla. le producía esas ganas de agarrarla como a un muñequito de carne y de apretarla cada vez mas fuerte hasta dejarla sin respiración. tal vez. una mesa de hombres solos –gente mayor que parecía venida de una reunión de ejecutivos. hacia el final se le notaba la respiración agitada. No se veía el sol. ¿Como andarán los sembrados? ¿Como van a ponerse los sembrados de la costa después de esta lluvia. El sol sale por ahí. que . le parece mas grande: ya no es un animalito y en el espejo de ahí enfrente parecemos un hombre y una mujer. o. podía pasar entre la cama y la pared o patinar por el aire sobre el piso del baño sin sentir el frío de los mosaicos. miró por última vez la pantalla del televisor colgante y cerró los puños convirtiendo la masa de harina y dulce en una bola crujiente y pegajosa que escapaba por las junturas del papel y enchastraba sus palmas. Después. y le pareció que hasta alzaba un poco las caderas para ayudarlo a penetrar. mientras su cuerpo salía flotando por el cuarto y alrededor de la cama. si quisiera. del velorio de un ejecutivo– y. que parecía una ardillita cuando se sentaba desnuda al pie de la cama y empezaba a lamerle entre las piernas. cuando vuelva el calor? ¿Habrán crecido los zapallos? ¿Será verdad lo de los zapallos? < /i >Tendría que haberme ido a sentar al Openplace. la luz llenaría al cuarto y quizás los despertase antes de que los de conserjería avisen el final del turno. ni gritó como otras veces. Todavía estaba fumado y al pararse a buscar el control remoto tuvo la sensación de que las piernas se le hundían en la alfombra y quedaban pegadas allí. Ahora. hacia el este. cuando decidió cerrar los ojos y dormir. cerca suyo. Pensar que era tan chiquita. empapada. aunque. Susi estaba húmeda. otra mesa con una pareja que miraba hacia la calle. parecido al locutor Grondona. y. justo después de las fábricas. pero las nubes bajas se iban tiñendo de tonos rosados y naranja como cuando está a punto de llover. Afuera estaba empezando a amanecer. Quedó con hambre y sed. Al acostarse. pero durante todo el tiempo ni se movió ni habló. pensó al descubrir que el Dandy estaba casi vacío. dormida y tan fumada. Se dejaba tender boca abajo y abría las piernas. Comió otro alfajor de chocolate y tomó los restos de cerveza que quedaban en la botella. Volvió a la cama llevando un alfajor en cada mano. filtrándose a través de las nubes y de las cortinas. Había una mesa con dos parejas.directamente.

Es increíble que muchas mujeres jamás consigan llegar a hacerlos. Tenía botas de carpincho. como de hombre. o. en caso de que estuviese húmeda. de taco bajo. y. Así debe pasarle a algunas minas con la concha. El tipo la miraba a ella y mientras estuvo tomando el café y comiendo la torta varias veces pudo comprobar que la rubia también miraba hacia su mesa y que él le sostenía la mirada sin preocuparse por su acompañante. pero los del otro. El tipo de anteojitos seguía leyendo y tenía por lo menos tres diarios y una revista. Vuelve a intentarlo ahora y dentro de las botas ocurre lo mismo. < /i >–Es como con los pies– le había explicado una gorda muy rara en el Sauna del Rusthique– casi toda la gente puede juntar y separar perfectamente los dedos de un pie. los puede separar pero no los puede apretar. Había pedido café doble y tarta de limón. importados. –Seguro –pensó Mariana– que en cuanto empiece a hojear la Elle se me aparece una . difundiéndose hacia las piernas. no tenía porque privarse. Con la concha pasa igual… ¡Y no hay vuelta que darle! –Explicaba. al revés. –¿Por qué –se preguntaba– esta frula te pone tan tranquila y te despierta tanto? Tuvo ganas de inhalar otra vez y planificó que después del café pasaría al baño y aprovecharía para cambiar el paquete y tratar de moler una piedrita. convencida.cuando ella entró ni había levantado la vista de sus papeles. Si no fuese por la ropa sport cualquiera lo confundiría con el locutor Grondona. Ella intentó: podía abrir los dedos del pie derecho y juntar bien los de el izquierdo. pero no puede separarlos. En cambio el mozo la había tratado muy bien. Tratar de separar los del izquierdo o juntar los del derecho le producía un hormigueo desagradable en toda la pierna pero ningún movimiento de los dedos ni en la planta del pie. Tal vez esa mañana volvieran a sacarle sangre. pero como no le habían avisado. los puede cerrar y apretar hasta que parecen un puño. se la frotaría por la boca como hacía la gente del sauna de la galería Rusthique. pero parecía una modelo. La mujer tenía el pelo suelto y caminaba con pasos largos. También este ejercicio lo había aprendido en el Rusthique: para algunos hombres resulta necesario que la mujer haga estos movimientos y se entusiasman si una les da a entender que se producen solos y que no puede controlarlos. esta vez bien abajo. del que siempre se supo que era muy católico. Practicó el ejercicio de mover por dentro: el paquete parecía seguro en su lugar y sintió un cosquilleo de placer. Le dijo buenos días. Tenía cara de católico. pensó justo cuando entraba al Dandy una pareja de rubios altísimos. le acomodó la silla y le miró la ropa como si se hubiera dado cuenta de los jeans y la campera de Kenzo.

pensó Wolff al mirar los titulares..... o de un empleado de vigilancia que termina su turno a las seis y se la lleva a su casa en Ramos Mejía. campera cara: carne de shopping –pensó... aplicándose la loción que le habían preparado en la peluquería de Unicenter. –Esta mina es de Ramos Mejía. Quince minutos mirándose. con opiniones predigeridas por los noticieros y los programas periodísticos de la televisión. Por el espejo controlaba a la única mujer sola que había en el lugar. el diario financiero. Jeans Kenzo. en contraste con su piel hinchada y sobrehidratada por el baño de vapor le producían el efecto de la . No habría que descartar que sea un gato porque miró otra vez antes de prender el cigarrillo y se nota que no espera a nadie.foto de esta misma mina desfilando ropa. Cualquier conocido que apareciera el Dandy y quisiese desayunar en su mesa iba a largarse a comentar la interpelación al ministro. se hubiera puesto mas de perfil y ahora estaría jugando con un mechón de pelo para llamar mas la atención. Nación. –Calculaba Wolff. –¿Sería a éste o era el hermano al que los generales desafiaban a pelear por la cuando se enteraron que venía la flota y todavía que los ingleses no iban disparar ni un tiro. < /i >Había pasado cerca de media hora en el vapor del baño variando la presión de las toberas del hidromasaje. el diario inglés y la Time y la Newsweek que esa semana habían llegado con dos días de atraso. me habrá visto como a un recién divorciado. ya seco. se había masajeado el cuero cabelludo con un casco eléctrico.. – No es gato pero igual me ha visto pinta de divorciado.? –Si. – Se convenció. obediente al consejo de un peluquero. Después. Se había comprado Clarín. se repitió y volvió a pensar en la poca atención que la prensa le concedía a la visita del príncipe. con el cable partiendo del centro de su cabeza como un electroencefalógrafo.. < /i >Tendría que haberme ido a leer los diarios a The Horse. No toleró seguir viendo su imagen en el espejo por el plazo recomendado por el tratamiento. si estuviera en The Horse escucharía a todos comentando la visita del príncipe inglés y no iba faltar algún militar retirado que fabulase una imposible conspiración o un episodio disparatado para precipitar un cambio de gabinete. Cada tanto me mira: está esperando a un tipo.. En cambio.. Está esperando a un tipo: seguro que es la novia de un chofer. Tiene una revista: si fuera un gato.

Si todo llega a salirle bien. vestido. Un buen divorcio. –Pensaba Wolff y alternaba la lectura de Newsweek con miradas de control al espejo.imagen de una cuarentona preparándose para una salida de sábado con amigas. Tal vez porque las divorciadas que perdieron nunca están al alcance de la vista: están llorando histéricas en sus habitaciones. o. no plancha mas. Interrumpió apenas habrían pasado cinco minutos y. su voz se torna un poco grave y mucho mas sonora. mutiplicado por un entretejido o un implante quirúrgico. provoca como un estiramiento del cuerpo de la mujer. –Esta tendrá que recorrer un largo camino antes de convertirse en una divorciada. no espera y seguro que es una que acaba de divorciarse de un tarado dispuesto a pagar. puedan llegar a confundirlo con un divorciado. embellece. hecho de restos de algo que fracasó. . –Ves a una mujer que de repente parece mas alta. ya bastante gris. En cambio –pensó– las divorciadas parecen ganar algo con el divorcio. diseñada para facilitar la recurrencia en el matrimonio de alguien que ya probó que no sirve para eso. Las divorciadas a la vista. Un verdadero hombre debe tener su economía bien organizada para comprar una mujer de modo que. los secretarios de tribunales que nunca terminan de ascender y esa nueva promoción de contadores que estaba floreciendo al amparo de la política tributaria del ministro. o padecen. o estará administrando los alquileres de los departamentitos y los locales que con el tiempo irá comprándole el marido. son un rango superior: un estado intermedio entre las mujeres y los seres humanos. había ganado cuerpo y parecía arreglado para una toma de publicidad. Es decir: que no sirve para nada. Mirándose al espejo. Habría que prohibir el divorcio. confirmó esa impresión que llamaba para sí “cara de divorciado”: hacía años que los divorciados le representaban una posición tan despreciable como los las cuarentonas que programan salidas al cine para la noche de los sábados. sirviendo de secretarias con fibromas y várices y apestando con su malhumor el espíritu de las organizaciones que las contratan solamente porque son mas baratas y mas serviles que las aspirantes de buena presencia. dentro de quince años será una cuarentona a cargo de un franchising de bijouterie solventado por el macho. no obstante. El divorcio es una institución errónea. rato después. prostituyéndose en el barrio para mitigar en un solo acto la soledad y la miseria. peor. neuróticas. bien dotado y con la sombra de un ex–marido que fracasó y paga por ello. Un divorciado es un cuerpo errante. bajo ninguna circunstancia. Seguro que cuando termina de tomar el café prende un LM Light y se levanta. su pelo. las que circulan.

Al revés. Y cuando salen se tocan la nariz solo por hacer algo con la mano. Su voz sonó como si procediera de otra mesa y de inmediato se arrepintió: soy un imbécil y ahora puede pasar cualquier cosa. Tal vez ella también tiene un cheque de cuarenta y cinco mil para cobrar a mediodía. Después llegan al baño inmundo y. Seguía casi moviéndose como al compás de una música inexistente. Me tengo que parar. tal vez minutos.. y seguía bien plantada en su mesa. Prenden un cigarrillo y eso les da ánimos para enfrentar las mi radas del público antes de pararse... tiran el cigarrillo en el tacho donde apilan sus apósitos ensangrentados y allí se quedan durante un largo rato pintándose y ensayando poses y señales frente al espejo. . – Calculó Wolff. –Pero no viene de bailar.. la ofuscación que provocaban los tragos de americano. como escuchando música.– apostaba Wolff pensando: –Tiene el tipo de esas minas de Ramos Mejía que van al baño fumando y que siempre emergen de la puerta tocándose la nariz. Pero pasaron varios segundos. < /i >–¿Venís de bailar? –Se oyó decir Wolff.. efecto de los Actemin y de la Ritalina de la época. Ni siquiera me saqué los lentes de leer antes de abrir la boca... volvió a guardar en su cartera un paquete de cigarrillos colorado. La de Ramos Mejía no parecía drogada. se dijo. –Ahora se para y la veo caminar. pero no debí haberle hablado a tantas mesas de distancia. mas que drogada parece satisfecha por algo. fernet y martinis y el eterno entumecimiento de las piernas. Debo dejarme puestos los anteojos. o evocar el gesto infantil de taparse las narinas como señal de que se acaba de salir de un lugar hediondo. o tal vez para olerse los dedos. gin..fumando. pensó. para no parecer un divorciado coqueto. diagnosticó: la parsimonia con que fuma. para ir al baño. verificar su higiene. Pero ahora: ¿Me levanto y voy hacia ella como si se le hubiera caído algo de la cartera.? Ni el mozo ni la pareja de la mesa cercana lo habrían oído. y recordó escenas de los años cincuenta: las charlas de café. la morosidad con que se fue comiendo de a trocitos su tarta de frutilla. Justo me estaba mirando. sin pitar. Ella había dejado de mirarlo: lo había escuchado pero no respondió. fumando.. Ella acababa de pedir fuego al mozo y. esa manera de casi–moverse. “como clavada en esa silla”.

< /i >Ya un par de veces habían caído los de la brigada a los entrenamientos. entre las vías del tren y la barranca del río: el sol está saliendo por los sembrados. llevenmé a mí y a otro mas que sorteamos.. ¿Como andarán los sembrados? ¿Como van a ponerse los sembrados de la costa después de esta lluvia. Hablaba con voz afónica y contaba que estaba trabajando para la DEA. Hubo que negociar: el gordo les habló y les dijo. y cada vez que iba a mirar la floración temía que las hubieran detectado y que hubiesen mandado gente a la zona a espiar. El tipo explicaba que cuando hay mas de diez plantas de yerba juntas los satélites las detectan por la radiación infrarroja. Le había estado comentando eso a la Susi: –Este año le tengo mas miedo a los satélites que a los milicos brígidos de la brigada de Quilmes. . y que en México inventaron poner semillas de zapallo unos meses antes de la siembra: cuando se mezclan algunas enredaderas de zapallo de hojas anchas con las plantas de porro. justo después de las fábricas.. pero si se quieren llevar a todos van a tener que venir con un blindado y traer ambulancias para todos. Decía que se llamaba Frejenal: parecía un nombre falso. bien separadas una de otra.< /i >El sol debe salir por aquel lado. Chile y Argentina sobre la lucha contra las drogas. Este año brotaron mas de mil plantas y piensa que va a ser un quilombo cosecharlas. Todos ex combatientes. separar lo bueno y secar y prensar todo. Había estado preso en Batan por tráfico de armas: no le pudieron probar nada pero en medio del proceso saltó que había sido pegador en una de las tumbas que tenía el ejército en tiempos de la subversión y apareció la noticia los diarios de La Plata. que lo habían hecho seguir un curso con policías de Uruguay. Por el viento. La primera vez aparecieron directamente a cara de perro para llevarlos en cana a todos. Si nos quieren llevar. de pegador. alguien de Hudson habrá oído tiros de FAL y los denunció. todas a un lado del arroyo. Tenía cara de mal tipo. peludo y ancho. –Somos diez. La cosecha pasada llegó a temer: tenía sembradas trescientas plantas. los sensores del satélite no alcanzan a detectarlas con la misma facilidad Hacía un año que venía oyendo hablar de los satélites. Tenía el aspecto de un tapir de dibujo animado con bigo tes grises como de cepillo. hacia el este. cuando vuelva el calor? ¿Habrán crecido los zapallos? ¿Será verdad lo de los zapallos.? El Pichi trata de recordar la cara y la voz del primero que le habló de los zapallos: era petiso.

–Cuando termine de amanecer en este hotel va a ser como el fogonazo de una granada de práctica y no se va a poder dormir mas.. Por el frío y la lluvia tal vez esa mañana tuviera menos gente. –Lo único que pido–venía diciéndole a Diana– es que no venga mucha gente: llega la una del mediodía. La segunda vez fueron de curiosos. sin cambiar el ritmo de la carrera y aguantandoselás sin seguro durante cinco pasos para que estallen justo al caer en sus blancos: un pelotón de ingleses. Justo y Gavilán Saúl vio el cielo por primera vez esa mañana. una estación de servicio Shell.Los canas transaron: querían ver los papeles con la autorización de tenencia del FAL. copiar los resúmenes y actualizar las tabulaciones: se le iban diez minutos de trabajo de oficina sin computadora y en esas planillas de papel gris que les donaba una fundación con el sellito que indicaba que el papel era reciclado. miro las planillas y me dan ganas de escaparme al shopping a pedir trabajo de vendedor de planes de seguro. –Pensaba. Se sentía cansado. decía. Era un subcomisario. que son peores que los ingleses. anotaron el nombre y los números de los documentos del gordo y se fueron sin llevase a nadie. Entonces la hacía pasar al consultorio y ella entraba con ganas de hablar y con apuro por bajar a comer. un casino de oficiales argentinos borrachos.. El gordo les creía: decía que había hablado mucho con el subcomisario y que todos los de la brigada eran nacionalistas: “gente mas que fiable”. No eran las seis y amanecía nublado. y después empezó a imaginar que llevaba una granada en cada puño y que practicaba lanzarlas corriendo. < /i > < /i >Sobre la curva de Juan B.. como golpeado. Los viernes a las doce Diana se tomaba dos horas para almorzar y pasaba a buscarlo. Por el color de las nubes le pareció que volvería a llover. En la luneta trasera del Fiat llevaban una calcomanía con el mismo tema: un . que había hecho un curso de comando el que había tenido la idea de volver porque quería ver como se entrenaban. justo cuando a él le faltaba repasar las planillas. o de turismo por tiempo compartido.. Él trató de hacerle entender que a los policías no se les puede creer. Ultimamente se entrenan sábado por medio y no llevan las armas. –Tengo que convencerlo al gordo para que desde el sábado que viene cambiemos el lugar de las prácticas– pensó.

exámenes e internaciones: quince o veinticinco minutos. y mas allá. el gobierno que cobraba menos impuestos y los bancos que financiaban la compra con intereses que. todo el público aparece con la misma señal grabada en las espaldas. eran menores que los que los distraídos consumidores de clase media solían pagar por sus compras a crédito. esa mujer mayor. girando como agujas de un reloj. desde la cola mira a las empleadas de las ventanillas. –El lunes tengo que ir a pagar la cuota de mierda.triángulo formado por tres flechas que sugerían la ilusión de un movimiento continuo de los deshechos de la industria. talonarios de cuotas a pagar y recibos y comunicaciones. facturas. Calculaba que era el tiempo de la lectura de los últimos análisis. aunque usurarios. Visto desde la escalera del banco. – Habló Saúl tamborilleando con sus yemas el volante del Fiat . pintada y sobrecargada de joyas puede ser una de esas que contratan por teléfono los servicios de un taxi–boy. bajo un acuerdo entre la fábrica que los armaba con rezagos de viejos modelos. la encuesta sobre hábitos. Saúl debía pagar ciento cincuenta pesos cada mes y calculaba que la suma equivalía a tres mañanas de trabajo oficinesco en el consultorio y que la cola del único banco que en la zona estaba habilitado para la cobranza le ocupaba un plazo equivalente a dos consultas en el hospital. el examen clínico.. Por lo menos. Cada vez que baja al banco.. Imaginaba siempre una escena: está él con guardapolvo bajando la escalera del banco para ingresar al laberinto de cordeles de seda que en el subsuelo de esa sucursal ordena las colas de público. Los que habían construido con matrices descartadas.. calcula. le trepan por el brazo y terminan bordándose en la pechera del guardapolvos. medicación. Le había tocado un Fiat de una partida especial de autos económicos. uno o dos entre éstos es o será alguna vez seropositivo y tarde o temprano lo veremos aparecer en las planillas del servicio. Las flechas giran a idéntica velocidad: de ese modo consiguen que cada paciente del banco actúe en sintonía con las mujeres de la caja que tienen esas mismas flechas girando en los ojitos justo en el lugar donde deberían estar las pupilas. Del mazo de papeles y cartulinas comienza a irradiar una imagen: son las tres flechas que representan el reciclado que. puede ser un transfundido en terapia intensiva a causa de un accidente de ski. y la decisión de ordenar nuevos análisis.. crecen desde su mano. Lleva un mazo de papeles: cheques. aquel tipo bronceado. a los jefes y empleados que vigilan monitores. y calcula cuántos serán seropositivos: alguno debe ser homosexual.

ella dijo: –Parece mentira. la mañana siguiente te levantás totalmente negativo. Después me voy caminando al negocio. Y lo había detectado –como síntoma– en alguna seropositiva de la que hubiera jurado pertenecía a la categoría “puta–fina”. < /i > Los ruidos de la radio.. A él lo irritaba escucharla usando la palabra “negocio”. a dedos ennegrecidos por la tinta de imprenta. Ya la había escuchado en una telenovela donde debieron elegirla para caracterizar a las chicas frívolas adineradas.. Estaba convencido de que esa pronunciación de la letra ce era una moda entre ciertas mujeres. Pedía que dijese “local” o directamente “shopping”. –¡Y ahí te volvió a salir el judío resentido de Villa Crespo. pensó él y volvió a pensar en la pronunciación de las tse–ceosas.!– Contestó ella casi al unísono y prendió la radio. –¿De vuelta querés volver a Boston? –No se. el temblor del volante cada vez que el Fiat atravesaba una zona de asfalto irregular. puesto que lo que llamaba negocio era un local en el shopping. –Dijo Diana –No banco mas el banco. pero cada vez que cojés bien.... y esta ciudad a la que había terminado volviendo de puro boludo. la cuota. pero sabiendo que Diana entendería su referencia a las promesas de la Fundación.¡Mirá la hora qué es! –Seis menos veinte. Se imaginaba a Diana asistiendo a un curso de Calidad Total en el salón de convenciones del shopping. –¿Por qué me lo tragué. y recorrió el dial buscando un programa informativo... no banco mas el hospital. ¿No podés pensar algo positivo? "Tseropositivo".–Dame los papeles y se la doy a la chica de casa. no me banco este autito de mierda. cosa negra. – Dijo ella después de mirar el reloj de su muñeca– Tenemos tiempo para desayunar tranquilos.? – Dijo como hablando para sí. dictándoles una conferencia titulada Marketing y Pensamiento Positivo en el Proceso de Calidad Total.. seseando el sonido “tsió”. le hacían odiar mas ese auto.. la estridencia del pequeño parlante ubicado justo debajo del tablero. Imaginó a una psicóloga de nariz standarizada por la cirugía .. y a un psicólogo bronceado... Cuando oía pronunciar “negocio” a la manera de Diana.Pero no banco mas esta miseria... a mugre. Esta segunda vez que Diana pronunciaba a su manera la palabra “negocio” dijo: –Ahí te volvió a salir la rusita de Belgrano..Seguro que mi vieja tiene que mandar a pagar alguna cuenta. En efecto.. con traje y corbata de ejecutivo. a manos sucias contando mazos de papel moneda ajado.. la palabra le evocaba negación.

con la parentela muerta de sueño y con sus cartas de recomendación de un concejal. con olor a alcohol.estética la nariz pronunciando la fórmula "tschoppintzenter" e imaginó las lujosas capetas de apuntes que distribuirían los instructores.... Justo con la avenida Corrientes y señaló hacia la derecha– Y allí justo está Villa Creplaj. No me acordaba pero va a haber que ir....– En ese momento cruzaban la intersección de Juan B. Un metodólogo–virólogo reciclado. –Lo único que pido es que vengan pocos pacientes.. –¿Pensaste por qué será que cada vez que cojemos bien te pones con este humor de mierda. a mugre y a café con leche.? –Yo era investigador.? – Contestó ella y apagó la radio.. todas con recuadritos diseñados según los patterns del Harvard Graphics.... Los choferes protestaban contra unos obreros que montaban guardia junto a unas vallas de seguridad.. Me gustaría juntarlos a todos y así como vienen vestidos y muertos de sueño. con sus botellitas de orina y sus potes de materia fecal.. ¿Te acordás que esta noche arreglamos para ir a escuchar tangos. Te aviso que yo a las ocho de la noche quiero estar durmiendo. ¡A uno de Calvin Kleinman! –Concedió él y después exclamó: ¡Ciudad de mierda.... –Bueno. como baliza de emergencia. ardía una estopa aceitada. ¿Entendés? ¿Por qué tu viejo no puso una fundación Fridman para que los metodólogos no tengan que hacer cola y levantarse tan temprano a la mañana? –¿Vas a empezar de nuevo a tirar mierda contra mi viejo.. –Dijo él y pensó que tendría que dormir siesta. y a la izquierda un bidón de lata en el que.. –Tendremos que dormir un poco antes. o buscar excusas para suspender el programa... un deskresearcher.? – Hablaba ella..! – Había una larga cola de taxis y camiones.. –Uy.–Dijo ella y preguntó–¿Querés que vaya a dormir a tu casa? –Como quieras.. –Guess no patrocina desfiles de beneficencia.. Por el calefactor del Fiat comenzaba a filtrarse un olor espeso a mala combustión diesel: tenían a la derecha un camión con el escape apuntando directamente a la ventanilla de Diana. Desde la avenida. –No.. ¡Ciudad de mierda! La fila de autos avanzaba a paso de hombre. los estaban . juntarlos a todos y llevarlos a todos en comitiva a un desfile de Guess en la Fundación. –Yo soy un docente invitado de Inmunología..

. Ya cayeron cinco pacientes de por aquí. y adentro. hay una villa nueva. Él agregaba: –Aquí atrás.... Diana no habló. –Esto es la Unión Soviética. . ¡Tres positivos.? –Sintió un alivio por la eficacia de sus reflejos: ya se estaba sentando. Una pared entera estaba cubierta de envases de cartón de marcas de vino barato y. sacudirlos en el aire tomándolos de una sola patilla para después hacerlos girar como si fuesen una matraca o un llavero indicaba su desprecio por el objeto –no valían nada. contra las vías... La mujer sonreía y ladeaba la cabeza como negando algo. aunque todavía le cabalgaban en su nariz los lentes de lectura. Te confundí con una persona idéntica a vos. junto a ellas. ella ya estaría convenciéndose de que había temido hacer un mal papel con el público del bar..! < /i >–Disculpame... una mujer descalza apoyada en su escoba y miraba el paso del convoy con un cigarrillo humeante apretado entre los labios. Ya estaba abierto o tal vez funcionara las venticuatro horas. la mercadería se apilaba en desorden sobre cajones de madera. ramas y hasta partes de gruesos troncos descuajados. –Se excusó Wolff y agradeció a los cielos haberla tuteado: esta vez no lo habían traicionado los automatismos. “Lástima que esté teñida” pensó Wolff y.desviando hacia una calle lateral que se internaba en los barrios pobres de Palermo.. Los árboles –una fila de acacias bien brotadas por la proximidad del verano– dificultaban con sus ramas bajas el paso de los camiones.. También había entendido su gesto: quitarse los anteojos. Parecía una señal comprensiva y a la vez de una estudiada seducción: con sus movimientos.– Dijo él cuando pasaban frente a un almacén iluminado por una sola bombilla eléctrica. Algunos choferes arremetían contra las ramas y los techos de sus camiones y las cubiertas de los containers que algunos cargaban habían dejado la calle tapizada de hojas.. señalando las pocas mesas ocupadas del Dandy y pensando en la pareja de rubios altos que había entrado pocos minutos antes. pidió: –Estoy haciendo un papelón. el pelo cobrizo se le desordenaba sobre los hombros. ¿Me siento un minuto. Al cruzar la calle Salvador las luces de mercurio se apagaron y aquel pedazo de ciudad quedó alumbrado por la opalina lechosa del amanecer. eran una copia taiwanesa de un antiguo modelo de Dior que se vendía a diez dólares en el free– shop– al tiempo que justificaban la confusión.

pero que en ese momento no alcanzaba a imaginar como podría entenderlo esta teñida de Ramos . me llamo. por algún movimiento. Con dos efes.. me acordé tarde y pensé: si me acuesto. Es para el doctor que operó a una amiga y ella lo tiene que ver a las nueve.¿Sos casado? Confirmado: es un gato. –Entonces él pensó que se había equivocado: ésta es un gato. –agregó–¡Esa mujer no puede estar en Dandy a esta hora....! Debe estar esperando que suene el despertador para preparar el desayuno de los chicos y vestirse apurada para llegar a la oficina antes que el personal y tomarles presente a los cajeros. pero que tal vez no interpretara un chiste: había dicho “doctor” en lugar de médico. Pero. no me levanto y entonces ¡Chau regalo! ¿Como te llamabas? –Wolff. muy gil no parecés......? –Vine a devolver las llaves de un auto que me prestaron... había anunciado poco antes que vivía lejos como para que no la exijamos demasiado en nuestro barrio... Vivo lejos.... –Vacilaba– No es para un amigo... pero todos me llaman. –ya lo tuteaba–¿Qué estás haciendo en Dandy a esta hora.? –Vine a hacer tiempo.. –rió espontáneamente–¡Gil! Ella también rió antes de comentar: –Bueno... –Yo me llamo Mariana.“Hago. por el pelo. – Estúpidamente... De lejos.... por segunda vez. mas eficaces: –Sos idéntica a la gerente de una casa de cambios donde estuve el miércoles..... Pero sus reflejos fueron. No sos idéntica...Buen. Se pronuncia “volf”–Aclaró él inmediatamente después de descartar la oportunidad de contestar “y me sigo llamando”. Me robaron el mío.. El procesó: con la secretaria de un amigo–con la novia de uno de la custodia de Fridman–con una encuestadora de la Fundación Macri–con una supervisora de Guess– con una bibliotecaria de Clarín. se convenció. Sondeó: –Tendrías que revisar mi cuenta en el banco para que veas que los que me pusieron Gil tenían razón.” –¿Con quién me confundió? –Había empezado a hablar ella.. –Y vos. Decidió aclararle: –Guillermo Wolff.. Bah. –Y después corrigió– No.. como si fuesen evidencia de algo: sus reflejos estaban recuperando la torpeza habitual.. Tengo que estar temprano el shopping para comprar el regalo para un amigo.. –pensó Wolff– como si le dijese que ella es justo el tipo de mujer que visto a través de los lentes de lectura se parece muchísimo a otra persona... sacó del bolsillo de la campera las llaves de 505 y las mostró.. Pensó que parecía muy despierta. –¿Y vos. diagnosticó él mientras negaba con un gesto de ambas manos que a otra persona le habría significado un exorcismo. me pareció..

Su acompañante parecía alemana u holandesa. que siempre había vivido en el barrio de Retiro. pero que no le aceptaban las garantías porque los garantes –su familia– no tenía propiedades en la Capital. siguió hablando:– Después empezaron a mandarme gente a golpear la puerta para ver si yo subalquilaba el depto. un productor de cine que había sido funcionario del gobierno de Alfonsín. –pensó unos instantes– No se si te interesa. pero que la familia se había querido mudar desde Retiro a Florencio Varela –por los ruidos del centro.. –¿Vos sos judío? –Le preguntaba ahora. o. el padre ya era muy mayor– y que ella no se bancaba estar tan lejos y que se había ido a vivir con una amiga. Desde hacía un rato venía notándole al hombre un aire familiar y recién ahora lo reconocía: era Javier Nielsen. No pasaba los .. Contaba que quería alquilar un departamento... como cambiando el tema El dijo que no. –Uh. pero era carísimo y había mala onda con los vecinos y con los dueños. Wolff calculó que vendrían de bailar de El Cielo.. – y como él hizo un movimiento afirmativo con la cabeza y levantó los anteojos para marcar. por un tiempo había alquilado en un Apart Hotel. pero frente a la ruta de modo que viviendo con la amiga y enfrente mismo de la ruta tenía la sensación de estar mas cerca de todo. –pronunció “depto”– y a llamar por teléfono haciéndose pasar por tipos que pedían citas por un aviso en Ámbito Financiero. ¿Viste esos avisos de Ámbito Financiero. directamente. también en Varela.¿O del partido de Moreno? Jamás una de Ramos se quejaría de vivir lejos de nosotros: las de Ramos tratan de mantener cierta dignidad.. con ellos. < /i > La pareja de rubios los miraba con curiosidad. Entonces....” El mozo debió haberlos oído reír porque se acercó a la mesa llevándole los diarios y el Time y el Newsweek que él aún no había terminado de leer. –contaba ella– los dueños eran judíos y te llamaban todos los días a las ocho de la mañana para ver si les ibas a pagar el alquiler del mes siguiente. ¿O será de Haedo?.. –Dijo ella– es una historia larga– Y empezó a contar que era del barrio de Retiro.....? –Si –dijo él y recitó: – “dos chanchitas golosas alegran tus diversiones mas febriles.. el compás de la frase.Mejía. –¿Dónde vivís? –Le peguntó para verificar su diagnóstico de Ramos Mejía. Después.. se conciben como vecinos de aquí. que era pobre y que pensaba que eso era algo mucho peor que ser judío –Bueno.

ella también ya lo habría olvidado. por el color. cambiar los muebles de lugar. un revival del decorado de una revista musical de Carmen Miranda.. psicoanalistas y psicólogos? Más que con todas las enfermedades de la abuela. y al rato aparecían los dos: el padre.. cuando la abuela se quejaba.. y Diana la escuchaba se la oía gritar y golpear los cajones. hablar en voz alta en los lugares públicos para llamar la atención y para que todos sepan quiénes somos los Fridman: sigue tan loca como antes. Y esa voz chillona. Eran chicos. y sigue teniendo el mismo carácter de siempre: malhumor de mañana. –Ese hijo de puta tiene mi edad y parece veinte años menor. ¿No te das cuenta.. o las veces que aparecía una nota de los maestros en sus cuadernos de comunicaciones la madre se encerraba con el viejo en su dormitorio. El cineasta parecía un poco mayor... cambios de idea de un momento a otro. – Dijo él y ella negó sacudiendo otra vez el pelo: –Lo que pasa es que está bronceado de lámpara. las crisis del casino y los caprichos de casas quintas y cruceros. agobiado y con los ojos buscando .! Aún hoy. Caminaba muy bien con sus jeans estampados de flores tropicales: por la trama de imágenes. Se distrajo pensando que jamás se expondría a una lámpara de rayos ultravioleta. algunos gestos de su madre le evocan esa amenaza. ¿Cuánto se habrá gastado papi pagándoles terapeutas.treinta años.. Marita. Seguro. mudo. las estafas de los dos tíos. rabietas en las comidas. ya se le retiró la menstruación. Pensó que los jeans eran de Kenzo y que debía preguntar y confirmarlo no bien volviera del baño. a esa altura del encuentro. que debería tomar sol en su balcón y que –fuera o no fuera gato– le convendría hacerse amigo de esta mina. poniéndose de pie y girando en un mismo movimiento. ¿Marina. Y llora siempre. Marcia.. platinarse el pelo. Marcela. ¿Me disculpás un minuto? – Preguntó ella mientras se inclinaba para tomar su cartera y se apartaba de la mesa. parecían de cotín. Deben ser modelos. –¡Ya vas a ver cuándo se lo cuente a tu psicóloga.? La nami también tiene bronceado de lámpara. Ahora no recordaba su nombre. La vieja cumple cincuenta.? Tenía la certidumbre de que le había dicho un nombre falso y de que. < /i > Piensa que su mamá pasó la vida confundiéndose con los psicólogos. y cada vez que hacían algo prohibido. Y esa desesperación por comprar joyas vulgares.

como negando algo. en su autito de lata. ¿Por qué .. En esos momentos imitaba al abuelo. Solo le faltaría decir “Mein Gott”. lo vamos a tener que conversar con tu psicóloga. En cambio mencionó lo de la sangre y. a los zapatos negros y arqueados de Saúl. Carlos –su analista– no dijo nada. pero en la sesión siguiente comentó que no debía ser casual que. Saúl los desprecia porque ganan mas que él y –según dice– porque no saben nada de medicina ni de psicología. y ella con el dedo índice señalando todo y amenazando: –¡A ésto. “música funeraria”. Asco a la imagen de Saúl escuchando sus cassettes ruidosos de jazz antiguo.! Al viejo jamás lo oyeron mencionar a los psicólogos ni a los analistas. Y otro asco. Diana. que vivía en un departamentito por la zona de Liniers y que nunca le alcanzaba el dinero. moviendo la cabeza a los lados. No le contó a Saúl que Carlos había usado la frase “que está intentando enamorarse”. que cada vez que las cosas no funcionaban como debían pensaba que un castigo del Dios vengador se ensañaba con su familia. que tenía un premio en hematología. podía haber dicho pensando en la ropa de Saúl.la pantalla del televisor. o conciertos para piano y esos compacts que ella llamaba para irritarlo. Cuando contó que estaba empezando a salir con Saúl. con pelos negros gruesos y enrulados que hacía años que no se había expuesto al sol y que ni siquiera había descansado en una playa o en una pileta. distinto. una vez más Saúl hizo lo mismo que hubiera hecho su padre: uno de aquellos gestos de abnegación representada abriendo la boca y tomando aliento como si le costara mucho respirar para después fijar la mirada en el vacío y a lo alto. “Asco”. mirando a Saúl –tan parecido al viejo en tantas cosas– piensa que el viejo despreciaba a los psicólogos porque siempre tenían menos guita que él. que había vuelto invitado por una fundación para investigar sobre SIDA. “Intentando enamorarse” significaba que su analista no creía que estuviese enamorada de Saúl: –¿Qué siente? – Le había preguntado en una sesión anterior y ella no supo contestar. o “Ohh weiss mir” para resultar idéntico a su padre cuando debía cubrir los cheques sin fondos de los hermanos. en la ventana de contrafrente de su departamentito de Liniers a la que confluían los olores de humo de churrasco a la plancha y de vapores de sopa instantánea que preparaban los vecinos. a su piel blanca. Ahora. justo cuando a su madre se estaba retirando la menstruación – tema de algunas sesiones del mes anterior– ella estuviera intentando enamorarse de un especialista en sangre. y alzaba su mirada al cielo y lamentándose en iddish.

Y. cantando canciones de la hasanah. todo es objeto parcial ". igualmente gastados. esa tarde. vio la tapa de una revista literaria que le llamó la atención porque estaba impresa color negro mate con ilustraciones que parecían de una revista de rock. en la esquina mas triste del barrio de Once. al olor de la sala de espera. en otra sesión le contó lo del artículo. parecía un judío ortodoxo. Carlos hablaba de ella. o decía algo secretamente dirigido a ella. con la cara cubierta de espuma de afeitar. Bajo el titulo “Posmodernidad y las Perversiones del Consumo en la Era Postmoderna” la nota ocupaba tres páginas. y entre ellos figuraba el apellido Cobard. Allí. como si hubiera adivinado que. pero no pudo entender mucho: parecía destinado a discutir con otros autores.tenía tres pares. asco a la imagen del cuerpo desnudo de Saúl. En otros párrafos se detuvo varias veces tratando de descubrir alguna frase referida a ella porque estaba convencida de que en algún lugar del artículo. de barbas grasientas y enruladas. sin ilustraciones ni subtítulos. Y cuando Carlos dijo que era hora de terminar la sesión estaba a punto de confesar que sentía asco.. descubrió que habían publicado un artículo que firmaba el Doctor Carlos Cobard. a mediodía. – también distinto–. por casualidad. hacía mas de una semana que había aparecido y ningún comprador se había interesado por ella. y tenía un nombre que parecía elegido en broma: se llamaba “La Caja”. como otras veces no se habría animado a usar aquella palabra. a los vendajes de brazos y cuellos de la mayoría de sus pacientes. Se detuvo a mirarla y descubrió en la tapa una serie de nombres conocidos de artistas y directores de cine. a la rutina del hospital. arqueados y casi con idéntico diseño? Y otro asco distinto: asco a sus madrugones. los tres negros. Mirando un kiosco. desnudo. Le pareció muy bien escrito. por primera vez. filósofos y psicoanalistas cuyos nombres estaba leyendo.!– Fue el único comentario de Saúl cuando ella le . Según le confesó el del kiosco. frente al espejo de su baño mal iluminado. Decía: "no hay relación con la totalidad. con letra pequeña. La compró casi sin pensar y cuando buscó en el interior. aunque. vestido con un traje negro y cubierto con un gorrito kipá bajo un sol de verano. o de la moda darky. su analista. En cambio. Una frase le llamó la atención y no necesitó releer para fijarla en la memoria. la revista llegaría alguna vez a sus manos < /i >–¡Qué apellido: Cobard.

Fue el sábado siguiente al jueves del atentado y todavía seguían extrayendo cadáveres entre los escombros. Durante un rato. cuando ya estaban por acostarse. cuando ella habló de la cifra de sesenta muertos. seco y deprimido. Cada tanto bamboleaba la cabeza como un viejo judío que contempla a sus nietos y suspira devorando salchichas y jamón. con los ojitos saltando de arriba a abajo y siempre mas rápido de izquierda hacia derecha que en el sentido inverso. como todos los sábados. Saúl estaba. de madrugada. Ya estaba desnudo. A los pocos minutos cerró la revista y se la devolvió sin comentarios. En cambio.. a la noche. comentando: –Cobard no parece un apellido judío. Después. siendo invierno. sin diferenciar en qué equipo juega y sin mencionar ni una sola vez la palabra pelota ni la palabra arco. Él no quería comentar ni escuchar nada sobre el tema. en su cama rodeada de diarios y libros de medicina y fue leyendo velozmente. Solo una vez. él dijo que entre el jueves y esa tarde del sábado mas de cuarenta personas debían haber contraído el virus. Todos a su alrededor comentaban las noticias.–Y cuando ella le confirmó que Carlos era “goi” preguntó si se sabía cuántos de los muertos por el atentado eran goim y quiso leer el artículo. y que. ya en la oscuridad... él mismo trajo el tema. dejaba la impresión de que habían escrito eso como podrían haber puesto cualquier otra frase de sonido y vaguedad semejantes. estuvo inventando frases del mismo estilo que las del artículo: todas sonaban bien y parecían verdaderas.! –Dijo después y aclaró que no recordaba si era una opinión de Borges o de Nabokob.mostró la revista. Después. pero que. piensa . cuando estaban por salir a comer. como ésta de la totalidad y lo parcial que. Era sábado. llevaban la cuenta de las víctimas o se acercaban a la zona de la explosión para llevar comida y bebidas a los que trabajaban en el rescate. como todo lo que escribían los psicoanalistas. le dijo que era como si a él lo llevasen a la televisión para comentar un partido de fútbol y se pusiera a hablar de los grupos sanguíneos y de las fórmulas leucocitarias de cada jugador. –¡Esto es literatura fantástica. que a no menos de sesenta portadores se les había declarado la infección y que media docena de infectados habían muerto por efectos de la enfermedad. se encerró en el baño y entonó un kaddish y estuvo mas de media hora bañándose y repitiendo la misma letanía. seguramente mas de cincuenta personas habrían muerto en el país por desnutrición y un número parecido de personas a causa de enfermedades hospitalarias y una cantidad seguramente mayor a causa de la mala atención en los hospitales del pais. cuando ella insistió para saber qué le había parecido.

. teñido. Como los comandos y los tanquistas se teñían las .. y cuando ella se levantó para sintonizar el informativo del canal 13 ya eran media noche: habían estado cuatro horas juntos y casi todo el tiempo él había estado penetrándola. se miraba en el espejo y hablaba de su tzavá y las latitas de cremas antiactínicas de distintos colores que repartía el ejército a los reclutas de piel blanca. Diana estaba convencida de que el sí era capaz de matar. En cambio. Una inflexión como de viejo. de sus investigaciones ni de los episodios de la fundación que lo tenían amargado.. protestaba contra el tránsito y parecía tener reservado un pensamiento negativo para cada tema de conversación que pudiera surgir durante el viaje.. –había dicho Carlos con un énfasis de extrema seriedad. parecían el maquillaje de un payaso. Saúl jamás amenzaría a nadie. como nunca.? < /i >Aquel jueves se habían acostado a las ocho. Esa vez. < /i >–No tengo por qué gustarle yo también al doctor Feldtman. ¿Por qué será –pensaba ella– que cada vez que cojemos bien se pone de este humor de mierda. en un momento se untó la cara y rato después había prendido la luz: el semen y la sangre seca distribuídos con bastante uniformidad por las mejillas. Esta mañana estaba de pésimo humor: manejaba crispado. En cambio a él lo excitaba la sangre. al tiempo que le daban un aspecto casi afeminado que a ella la excitaba mas. su voz tuvo un timbre amenazador.! – Había dicho Carlos cuando ella le contó sus comentarios sobre el artículo. Ni una vez había hablado de las estadísticas. Habían comido en la cama. como otras veces en que ella menstruaba. Había algo en eso de “gustarle usted” que le recordó la frase “intentando enamorarse” y la llevó a decir que pensaba que él la despreciaba como paciente por que era judía y porque pensaba que su edad y la posición social de su familia le impedían tener sentimientos verdaderos y él interpretó que estaba bajo la influencia de la frase de Saúl sobre literatura fantástica: –Literatura y fantasía se oponen a la verdad.Diana. ella jamás olvidará. o de militar que le evocaba la imagen de su madre saliendo del dormitorio con el dedo índice extendido. o jugando con su sexo... ¡Confórmese con gustarle usted. él había tomado vino y hasta aceptó uno de sus Marlboro y. Así. señalando todo y amenazándolos con hablar con la psicóloga. la nariz y la frente.

caras de verde. Otro riesgo es la lluvia: una lluvia fuerte sobre el final de la floración deja las plantas como esponjas. que solo está procurando enamorarse de él y que no lo puede conseguir por culpa de su mal humor. mezclaban sus sangres y se pasaban de una boca a la otra. su grupo de infantes usaba una tintura bermellón sobre la que algunos se trazaban franjas amarillas bajando de las ojeras hacia el mentón.. o de su resentimiento de médico. se abichan y se llenan de hongos. si hoy y mañana sábado da sol fuerte se pueda cosechar el domingo. Este relato la había excitado tanto que. Va llevar cerca de medio día de trabajo levantar . Ahora viéndolo manejar crispado y soñoliento Diana piensa que si hablara de eso solo conseguiría empeorar su humor. Por entonces –antes de la epidemia– cuando hacían el amor se extraían sangre mutuamente con jeringas de cien centímetros cúbicos. –Piensa y por un instante se imagina saliendo esa noche con sus amigas y tratando de conocer otra gente y empieza a hablarle: –¿Te acordabas que esta noche arreglaste con tus amigos para ir a escuchar tangos. –Este tipo ya fue.. había descubierto la atracción que sentía por la sangre. es mas difícil secarlas. le dijo que iría a dormir una siesta al departamento de Liniers antes de salir: era un buen pretexto para llevar su auto y usarlo por la noche en lugar de ese Fiat de lata en el que –se imaginaba ahora dejando el estacionamiento del shopping para subir a desayunar– terminaban de componer la imagen de una pareja ridícula. Por ahí. El peor riesgo es el olor: las plantas florecidas echan olor justo cuando terminan las clases de los colegios y los pendejos se mandan de a miles a hacer picnics por la costa. alguna veces. a partir de entonces comenzaron a besarse intercambiando sus salivas y. también las comidas que probaban en la cama sin dejar de hacer el amor. justo que sale el sol iría si pudiese levantar a la Susi. Ahora. Si los pendejos la olfatean arrasan con todo: son como la langosta. < I >¿Cómo andarán los sembrados? Hoy mismo habría que ir y mirar como marchan las cosas. Hoy mismo tendría que ir a mirar. Lo mira y piensa que su analista tiene razón: que no tiene hacia Sául ningún sentimiento verdadero. o de judío pobre. a bebían.. Contaba que su primera amante. como la noche anterior.? – Y como su respuesta le dio a entender que no pensaba suspender la cita. Hoy mismo tendría que pasar por la Textra y hablar con los serenos para conseguir que presten un galpón techado donde se pueda secarlas. Lo mejor sería aguantar la cosecha hasta que la floración esté completa. besándose. y después. una asistente de cátedra bastante mayor. mezcladas con saliva.

Sobre una silla estaban sus jeans. Pero nunca copian a los de abajo. Desde el baño apuntó al televisor colgante y empezó a recorrer los canales buscando un informativo. o que le va a enseñar visteo y esgrima de "cuchilio" también a ella. en algún canal. Esa vez le descubrió el filo de la palabra cuchillo y le gustaría decir. con Susi sí podría hablar de "cuchilio". Nadie tiene una yerba así desde hace años. . le sonaría falso. pero se les va enseguida porque los machos sienten vergüenza de copiarse. con un reloj que indicaba la hora: eran las seis y veinte. “cuchilio” pero no se anima a hablar así delante de la gente. Hasta los diecinueve años había estando escuchando y diciendo “cuchillo” sin notar nada. Hoy por hoy nadie debe tener semillas de mejicana dorada. se les queda pegada la forma de hablar de los que pasan un rato con ellas. hasta que en la guerra escuchó a un formoseño hablando de peleas a cuchillo. Buscó la bolsita de yerba. a su lado. Copian nada mas al que les hacen creer que son mejores. Usar las frases de otros es cosa de mina. Verificó que todo estaba en su lugar y tomó el cuchillo: quería armarse un par de finitos sobre el lomo del cuchillo. A las minas. En el 33 había una señal muda. Con diez semillas sacás tres plantas. pronunciando a su manera. Por ahí. Susi transpiraba dormida. Había pasado el frío y ahora. ¿Qué tiempo hará? ¿Habrá andado alguien por los sembrados? < /i > No se podía dormir. Había ido al baño a lavarse y en una repisita vió el control remoto de la tele: Susi debió dejarlo allí cuando pasó a lavarse. “cuchilio”. ¿Estarán listas las semillas? Hay que salvar semillas de esta cosecha para el año que viene. sacó papel de armar del bolsillo trasero y después pasó al vestíbulo donde había dejado la campera. aunque sea a los chicos de El Barrio que le piden que les enseñe trucos de pelea. decirle que la va a defender con un "cuchilio". Va a haber que secar con cuidado las semillas al sol y sarandearlas con algo que no las recaliente. A los hombres también. Qué palabra “cuchillo”. En Carrefour deben tener coladores de plástico grandes para sarandear sin que se quemen las semillas. a él también. Si dijera "cuchilio" frente a cualquiera. Hay que salvar por lo menos dos mil semillas: un cuarto quilo de semilla bien seca que habrá que encanutar en una lata al vacío hasta fines de abril. A esa hora. Sentía las manos enchastradas por el chocolate y el azúcar de los alfajores que había estado estrujando antes de tratar de dormirse.todo. debía haber un informativo con el pronóstico del tiempo y en algún lugar de la pieza estaría la revista de Cablesur con la programación: dejó el televisor sintonizando un canal que pasaba dibujos de Tom y Jerry y caminó en círculos sobre la alfombra para buscarla. hasta a las minas grandes y a las viejas. A las mujeres no: les debe parecer una gracia copiar.

Usándola a la manera de mantel ordenó el papel. No estaba el programa de Cablesur. Dejó el cuchillo junto a la bolsa de yerba y el papel para armar sobre la alfombra y recorrió el vestíbulo buscando la revista de programas. o.. Sobre una mesada de mármol que se apoyaba en la pared de vidrio del baño había varias bolsas transparentes. Miró los precios: el mas chico costaba sesenta. otra del Pumper Nick para pedir comida por teléfono. entraría cerca de un cuarto litro: mas o menos ciento noventa gramos.. le pusieron presidencial porque tenía bañadera de dos plazas. cada uno de ellos con sus pilas Duracell envueltas en una bolsita esterilizada. peines. el mediano ochenta y el mayor. dirigiéndose al cuadro-chiste y pensando en los sembrados. Después buscó un encendedor en la mochila de Susi y fue a sentarse sobre la alfombra llevando la hoja de papel plastificado de la lista de precios del hotel. gorros de baño todo descartable y envuelto en sobres herméticos de polietileno. Había dos pares de ojotas de plástico. Había varios papeles. seguramente a esta altura del mes los de la conserjería tampoco debían tenerlo. calculó. y rebajando las partes gruesas de plástico. el cablerío y el motor. con la banda argentina cruzada sobre el traje pero montada sobre la imagen de una pirámide egipcia con el nombre del hotel: Keops. Detrás de la mesada colgaba el retrato del presidente. costaba ciento diez pesos. Había tres consoladores. jaboncitos. . –Hoy mismo va a haber que ir a mirar. Se preguntó cuántos gramos de coca podrían caber en el interior de esa pieza de plástico: vaciándola. una lista de precios del bar del hotel. y menos. y recién después los de la decoración debieron haber haber inventado la idea de poner el cuadro para hacer un chiste. Una vez había jugado con un consolador japonés: le gustaba sentir la vibración – daba placer– pero nunca se lo metería. vestíbulo y balcón. Desató la bolsita con yerba. Extrajo un puñado de flores secas como para armar cuatro finos y fue desmenuzándolas a su manera: primero haciendo migas –bolitas que tomaban consistencia al contagiarse la humedad de sus yemas– y después desarmando las bolitas hasta que terminaban por formar hilachas alargadas. quitándole la bobina. la bolsa y el cuchillo. lo usaría con una mujer. –Habló solo. mucho espacio libre.Con el tiempo estos chicos también van a llegar a descubrirle el filo a la palabra cuchillo. Por eso debían llamar a esa pieza la suite presidencial. de un tamaño que le pareció exagerado. una propaganda del hotel con fotos de estatuas egipcias y un folleto de consoladores y chucherías de propaganda de un porno shop de La Plata. al revés.

Después alisó cuatro hojas de papel. Mirando ahora los cuatro cigarrillitos puestos en fila sobre la alfombra. seguro te queda desparejo y sale todo mal. pese a que el papel estaba bastante mojado. – Pensó mirando los porros y los restos de yerba y tabaco que habían quedado sobre la propaganda del hotel– Pero primero voy a quemar uno. si dejaba de llover sería mejor.Desarmó un Marlboro de Susi para preparar filtros: esta yerba. El sueño empezaba en las piernas. cada vez mas livianas. Empezaba a sentir una mezcla de sueño y de hambre y sensación de saciedad a un mismo tiempo. Era yerba del año pasado. Prensó cuatro bolitas de tabaco y las dejó preparadas para el momento de armar los tubos. Habían nacido justo cuatro chanchitos. . enorme entre dos nubes color naranja. era un deseo de comer mas alfajores y de sentir la masa dulce llenándole la boca. –Tendría que armarme cuatro más. plegar y pegar el tubito debía ser hecho en un instante: es como un juego de equilibrio en el que si te demorás. te distraés o parás a pensar en lo que estás haciendo. –“a pesado modo” – fue cargando cada uno con yerba primero.!–Pensó. Los lechones estaban enchastrados de sangre y la madre los lamía para limpiarlos y por momentos comía los restos de la placenta a la que algunos de los animalitos estaba todavía unidos. justo donde el sol empezaba a aparecer debían estar los sembrados. recordó un video sobre una granja.. –¡Qué bien pega. Calculó la calle 14 y la dirección de la ruta y señaló hacia el sol con el brazo derecho: ca sualmente. El sol ya se empezaba a ver. que. Ahora. con los ojos cerrados. tenían un vago cosquilleo que daba ganas de acostarse y tenderse todo a lo largo para dejarse flotar sobre la cama.. después con una mechita de tabaco en la punta para que inicie bien la brasa. filtrada a través de unos milímetros de tabaco prensado rinde mas y da mucha menos tos sin perder nada del efecto. En cambio. El granjero miraba satisfecho la escena: parecía a punto de encariñarse con los chanchitos. Ventilando y con mucha luz –pensó–por ahí la Susi se despierta. y. El hambre. que. de la misma familia que la de esta temporada. y finalmente una balita de tabaco para filtrar. Necesita ahora hacer todo cada vez mas lento: a él mismo le parecía que hasta la respiración y el pulso se sofrenaban cada vez que armaba porros estirando y planchando el papel sobre el lomo del cuchillo. La saciedad era esa forma como una bola de aire que le hinchaba el pecho y subía hasta la garganta. el porro se había convertido en una pituca color alquitrán. Humedeció la punta del porro y después lo prendió con una larga pitada. bien despacio. pero también parecía estar pensando en que alguna vez se los iría a comer.. abriendo bien las cortinas y la ventana para que la baranda no vaya a las otras piezas. porque ahora habían aprendido a secarla bien. Contuvo el aliento y sin soltarlo dio la segunda pitada.

moviéndose con un oleaje rítmico producido por el viento. pero iba al frente y parecía sano y todavía con ganas de tumbarse unas cuantas minas... en otro el programa de la FM del Plata con propaganda de discos yanquis y en el tercero música melódica cantada por mujeres de voz franelera y. Solo cada tanto podía pasar el clip de Chipy Chipy. Carina es mejor nombre: una lo oye y ya se lo imagina escrito con ka. también muy estirada. además. el viento abría a lo alto un surco de oscuridad. Pero la música de ese hotel era imbancable.. se lo estaba llevando ahora también a él. para peor.oyendo música. dormía a su lado y nadie iba a poder hacerla despertar. El canal de música de la televisión transmitía a unos locutores de Miami con voces de doblaje de películas que presentaban toda la verdura de la música latina y propagandas de rock gilún. pero había que esperar demasiado y. Fijo siempre en el mismo lugar alto del cielo. El cielo era como pintura acrílica jaspeada azul para retoques de chapista. Oscureció la imagen: ahora era de un dorado marrón oscuro como el de la mejicana gold y la superficie de la plantación de movía al ritmo de la respiración de Susi que. amigo. el sonido de ese televisor era una mierda: salía por atrás y el rebote en las paredes y en los muebles transforma todo en una mezcla pastosa que te saca las ganas de oír. camino al baño. en inglés. las flores y las espigas mientras en cada puntito se formaban como escamas que por unos instantes reflejaban el color y después desaparecían borradas por el viento. aunque con esas manos tan blancas eso ni se le podría notar. el viento a veces desparramaba polen y grumos de pintura que tapaban oscurecían los satélites. El tipo le había gustado. Era un viejo. –¡Qué ganas de escuchar un buen tema en un estéreo al mango y sin auriculares. Le pareció casado. < /i > –No tendría que haberle dicho que me llamo Mariana. ¿Se . pero no tenía sombra de anillo en los dedos. que en el centro dejaba ver los chapones de titanio pulido del satélite. Sabía que en un canal pasaban cosas como boleros y temas de Luis Miguel y Julio Iglesias. –Iba pensando ella. Ese viento tibio.! – Pensaba cuando la pituca se estaba terminando y acostado sobre la cama. o algo que diera ganas de escuchar. El walkman de la Susi tenía un caset del Pampa mal grabado y en la mochila no estaban los que ella siempre solía llevar. se imaginaba una película en colores dorados que eran como la masa de un fondo de trigales al sol. Se concentró en las formas granuladas que producían los cambios de luz sobre las hojas.

Algo seguro: a este tipo lo entusiasman los gestos raros y las locas despistadas. colgó la cartera en la percha. se sentó sobre la tabla sosteniendo entre sus piernas la cartera vacía. Ya vestida. Sentía placer al mear y también al controlar la salida. una puede encamarse con ellos sin hablar de guita y quedarse un tiempo a la espera de que vuelva caliente y entusiasmado. Pero no era su fecha. brillaba por sus secreciones y en un sector se había teñido de un marrón rojizo. tendría que largar cuatrocientos pesos o un regalo bien grosso. ¿Será la clase de tipos que después se entusiasman y ofrecen ayudarte a pagar el depto? Pero. Abrió una cajita de los Prime suyos y sacó un forro .habrá creído que se hizo un levante? Como sea. –Y ahora ya me podría bancar una hora de serruchadas de este jovato– calculó oliendo el forro y reconociendo que estaba intacto y bien lubricado. Empezó a desanudar el forro: pese a que recordaba haberle hecho un nudo en forma de ocho. al mismo tiempo. ganas incontrolables de mear. lo que le provocaba un cosquilleo agradable en la zona interna del ombligo. de inmediato. le resultaba la clase de tipo que. Lo de siempre: el trajín de mear con los jeans ajustados. Se encerró en uno de los dos cuartitos de ese bar que le gustaba porque tenía baños limpios. Tiró el cigarrillo en el inodoro. Sintió un alivio al encontrarlo y enganchar con facilidad la uña del índice en su reborde. Tampoco parecía tener mucha panza: no era el tipo de esos que toman whisky para pasarse horas hablando güevada. Bajó los jeans hasta la altura de la rodilla y. no tendría que haberle dicho su nombre. y después de decepción. Antes de mear debía sacar el forro. Lo primero que dijo –recordaba Mariana– era que no tenía plata en el banco. Lo sacó y mientras salía sintió un tacto placentero en los labios y. de pagar. igual. Se agachó más hasta casi tocar la tabla del inodoro y fue soltando la orina de a chorritos para evitar que pegase en la tabla salpicando los Kenzo. como su estuviera por menstruar. Miraba el forro: ahora. después de rabia. Se miraba en el espejo del Dandy haciéndose gestos de inocencia primero. ¿Se copará este también con la frula? Hay que dejar que saque el tema primero él. después la bombacha que fue enrrollándose hasta parecer el marco de un anteojo de lycra entre los que hubiera metido sus piernas. era imposible desatarlo. y se soltó los jeans. de cruzárselo en otra situación. El olor era el suyo que había reaparecido. hecho una bola tibia y pegajosa. Eran las dos de la mañana cuando se había lavado en el departamento del chabón de Lomas y mas de las cuatro cuando estuvo limpiándose con carefrís antes de embutirse el forro en el baño de la casa del jefe de los canas. y. Se secó con un pañuelito de papel y volvió a ordenar su ropa.

Pensar en el hospital le producía un cosquilleo molesto en el vientre. Tenían razón los canas: solo faltaba secarla bien y resultaría una frula de diez. esta vez. La limpió con saliva. pasó la bola en que se había convertido el forro nuevo con los restos del anterior adentro. Tomó con la uña uno de esos grumos y se lo llevó a la boca. polvo y unos grumos que parecían de droga mal secada. con las uñas. y la fue llevando en la palma de la mano por debajo de la bombacha hasta apoyarla como a un sexo contra los labios de la concha. Después. y después otros de admiración. De inmediato sintió que le hacía efecto. Salió del cuartito y enfrentó al espejo en el momento en que entraba la rubia de la pareja que pasó a su lado como si ella no existiera. de rabia y de inocencia. después se humedeció las manos con el atomizador de Diorissima y se las frotó. Después bastaron un par de movimientos de la cintura y de piernas y una leve presión del jean contra la bombacha. rompió la tela de éste y dejó que la frula se trasvasara de uno a otro. Se hizo un gesto de asco. como si fuese las nueve de la noche. Eran las seis y diez. Lo desplegó. Pensando en eso. cada vez mas. Solo debía corregir una mancha de rimmel en el borde del ojo izquierdo. El pelo estaba bien. para que la masa dura del tamaño de un huevo trepase al la vagina y hasta instalarse arriba y bien atrás provocando a su paso un reflejo de contracción y de placer. ensayando primero un gesto de decepción. y lo colocó dentro la bola en que se había convertido el forro usado. Seguía sonriendo y arreglándose la ropa cuando miró el reloj. Buscó en la parte mas seca hasta encontrar una zona de polvo bastante molido y levantó una pizca con otra uña y la inhaló despacio para no hacer esos ruidos que. No le gustaban los pinchazos pero los médicos jóvenes se empecinaban en repetir los análisis. Tenía tiempo: debía estar en el Fernandez a las nueve.nuevo. sin aflojar el cinturón ni soltar el botón ni la presilla. Sintió el sabor de sus propias secreciones que habían impregnado el dedo y de inmediato un fuerte golpe de acidez y anestesia. una lágrima que provocó y secó después el viento de la ventanilla del taxi. Miró su cara: estaba fresca. se oyen en los baños de mujeres de los boliches y llaman la atención. secándose con el borde de un pañuelo de papel. Convenía que el tipo esperara un par de minutos mas. junto a un deseo de ser penetrada –Ganas de chupársela a este jovato–se dijo pensando en la escena imposible de ser penetrada por él y de estar al mismo tiempo haciendo los movimientos de tragar saliva sintiendo la misma pija en su boca pujando por alcanzar su garganta. Como encontraron anotado que un . una sensación de fuerza y seguridad. Había piedras. lo estiró. Se miró sonreír mientras alisaba una arruga que se había formado en los Kenzo sobre la parte trasera de las piernas.

Ella la siguió. cebarle mate.. ya le habían hecho varias pruebas.. Dicen que hay casos en el virus desaparece y no se sabe si es por fallas en los tests o por una reacción de la sangre. especialmente entre mujeres que jamás contagiaban y podían vivir mas de diez años teniendo el virus sin que se le declare la enfermedad. en los que el virus aparece como otra enfermedad y se lo detecta con tests complejos. A cambio del alquiler. plancharle la ropa. –se dijo pensando en una vieja de treinta y cuatro.análisis había dado negativo tres meses después del primero. no fumaba y hojeaba su revista con aire distraído. tenía que andar con mangas durante varios días y estaba nerviosa hasta la siguiente consulta. abrió la puerta del baño y pasó dando largas zancadas rumbo a su mesa. con las tetas caídas y trabajando doce horas en una inmobiliaria por trescientos pesos mensuales. y entonces volvía a Varela con el brazo pinchado. llamar y volver a insistirle a los garantes de inquilino de la quinta. < /i >Había conocido a una vieja de treinta y cinco que trabajaba en una inmobiliaria de Quilmes. no parecía esperarla: había vuelto a ponerse los anteojos. y otra vez más análisis y la ilusión de que todo había sido un error y que. El tipo ya parecía instalado su mesa.. dándose manija con la posibilidad de que volviera a dar negativo otra vez. sin mirarse al espejo ni lavarse siquiera las manos. El médico le habló de casos de simulación. de un día para el otro. –Pensó cuando salía la rubia del cuartito que. –Yo no voy a terminar así.. llena de arrugas. Vivía en una casa que le había prestado uno de sus patrones. a veces se aparecía a medianoche y tenía que encamarse con él. El mismo médico le dijo que había portadores sanos. y anotar las ordenes que se iba acordando de darle para el día siguiente: retirar un tapado de la tintorería y hacerle los trámites a la mujer y pagar el colegio de los hijos. < /i > . presentar los recibos las tarjetas de crédito y llamarla por teléfono para avisar por donde iba estar por donde andaba el marido. que no le cobraba. –Dentro de diez años me van a enterrar. todo resultaría como cuando pasa un mal sueño y empezás a soñar cualquier otra cosa con miedo de que el sueño anterior vuelva a empezar y que después estés despierta y siga siendo verdadero.

había leído. Era una imagen amarilla. el reportaje a un escritor que afirmaba las mismas cosas que ahora aparece respondiendo el lituano en la entrevista en Newsweek. El lituano de Newsweek posa con una camisa de Armani en una escenografía que bien puede ser el hotel donde sus editores lo tienen alojado durante las primeras semanas del lanzamiento de su nuevo libro. Una revista de historietas de su infancia. con cardigans tejidos y pitucones de gamuza en los codos. cerca de la Michigan University. o en una biblioteca Chippendale. ¿Quedarán en la Costa Este escritores que aún hoy se atrevan a posar en un loft. Pero estaba seguro: hacía poquísimo. Por ejemplo –pensó– los asiáticos que ahora dominan el mercado de la narrativa en Londres suelen posar con sacos de tweed y en una página de Bloomsbury´s aparece un novelista paquistaní luciendo un juego de gorra y echarpe con el motivo del tartan del clan de los Mackenzie. no en su infancia pero sí en algún lugar que se le representaba como una atmósfera infantil de color amarillo en la que se desplegaba un texto escrito con letras negras. y el bosque vecino no aparecen en las fotos de Newsweek . hacía poquísimo tiempo. pensaba Wolff. –¿ Balzac tuvo hijos? – Se preguntaba Wolff. la primera que ha escrito en inglés y la única que valdría la pena mirar porque no tiene mas de doscientas cincuenta páginas en cuerpo mediano.. ¿El Tit–Bits? ¿Era amarillo el Tit–Bits? No era posible.–Seguro yo ya ésto lo leí en alguna parte hace poquísimo–. Los escritores americanos posan en su jardín. En ninguna revista de historietas de su infancia publicarían un reportaje a un escritor. con bow–windows y vitraux revival de blindex biselados. Hoy por hoy –pensó Wolff– solo a un escritor latinoamericano se le ocurre posar frente a una Macintosh: ya todo el mundo usa PC. Pero los perros. Posaba para frente a una Apple que parecía dispuesta sólo para dar la idea de su inserción en el primer mundo. el tipo se refiere todo el tiempo a su casa en el bosque. frente a una Apple. El tipo explica que nunca tuvo hijos porque los niños impiden escribir: “crecen mas rápido que la obra del mismo Balzac”. pero algún día quizás vuelvan a aparecer. decía el lituano. otro escritor había dicho que no tuvo hijos para poder “entregarse totalmente a la literatura” Era un escritor argentino. la moto. En aquella revista de colores que cada vez se parecía mas al Tit–Bits de su infancia. En su novela autobiográfica.? Tal vez no queden. y cuenta que tiene un par de perros de caza y una Harley 1300.

jugando.? Antes de que esta mina salga del baño oliéndose los dedos –se desafió– tengo que recordar dónde carajo leí ese otro reportaje tan parecido. . le estropeen los backups de su Apple. Uno que. sin embargo. Anteojos de socialista y marxista. Alguien asmático que. si las pastillas pajeras del dr.ni en las de las contratapas de sus libros. lo habían fotografiado bastante mal y en un ámbito que debía ser un habitación de su casa o una sala de las oficinas de su editor. al tilingo de la Apple... Uno que bebe para darse fuerza con las mujeres que se le acercan por admiración. – ¿Cuando lo vi? ¿Donde apareció el reportaje a ese argentino? ¿O era un chileno. Si no lo encuentro. Marquez me están momificando las nuronas y si esta mina sale del baño antes de que pueda determinar dónde leí ese reportaje parecido al del lituano y quién era ese latinoamericano con cara de escupidera. Un creyente en Arlt. nunca se compraría una casita en el bosque y que jamás podría vivir en ella. ¿No tenía la cara de alguien dispuesto a comprar una bacinilla enlozada en un local de antigüedades de San Telmo solo para evocar el mundo de su admirado Artl.? –Si tengo un agujero de diez años en la memoria. ¿O era un uruguayo? ¿Había en el fondo unas cortinas americanas? En su recuerdo aparecían esas cortinas miniband que antes solo se usaban en los edificios de oficinas para velar paneles de cristal transparente y que desde hacía un par de años empezaron a aparecer en casas y departamentos de profesionales y pequeños comerciantes. si el tiempo pasa tanto mas rápido que yo. a diferencia del judío lituano importado por Michigan poco antes del deshielo. entonces soy un viejo tan choto como todos los de la promoción cincuenta y cuatro del Liceo aunque no tenga hijos para preocuparme por los horarios de las disco ni por los cuellos de botella del mercado laboral de jóvenes profesionales. con foto en blanco y negro de una modelo flaca y tetona. pero se resisten a acostarse con él porque adivinan que un segundo antes de eyacular el tipo se distrae pensando en la noción marxista de familia y lucha de clases y en los riegos que amenazan su obra si la mina fuese una de esas que todavía se resiste a abortar. Un anuncio amarillo de Motor Oil. posa de “inveterado” fumador. Cara de raggionere peninsular desembarcado para a auditar una inversión inmobiiaria de Fiat. Al argentino. significa que algo me está vaciando la memoria. elegido para auditor contable a causa de incorruptibilidad que todavía se le atribuye a un comunista. Una Apple con monitor barato.. Alguien que teme que los niños "irrumpan" en su estudio y. Cara de Cesare Pavese. ¿Serán las píldoras pajeras del doctor Marquez? Páginas amarillas. Un personaje plausible de Arlt que eyacula en una bacinilla de metal enlozado con nubes y ángeles por terror a los hijos.

tuvieron que fiárselos. pero pasaban el tiempo tomando jugos de fruta que debían venir mezclados con alguna bebida alcohólica: o gin o vodka. se notaba una pelusa aterciopelada. Invitaron a todas las mujeres del barrio pero les exigieron presentarse vestidas con esos trajes blancos de una tela barata y brillante parecida al satén. tratando de hacerse comprender . Los evangélicos organizaron una fiesta para recibirlos y mostrarles los chicos que atendían en el hogar de la villa. Debían ser capellanes. en el otro extremo del continente. Entre ellas. Los pastores argentinos. como en los uniformes de gala de los almirantes. ¡Emilio Millia! En la revista dominical de La Nación o de Clarín con una Apple y cara de estar saliendo en ese mismo momento a comprar escupideras de época en una feria de antigüedades. estaba copiando las mismas respuestas.. petisos. ¡Ese era el latinoamericano a quien acababa de reportear la revista dominical de un diario de Buenos Aires diciendo las mismas cosas que el lituano de Newsweek. Santiago y Buenos Aires. que ellos mismos vendían en la cooperativa. sin plata. mal vestidos y asi todos morochos. solo atinaban a sonreír.–Seguro que ahora sale del baño perfumada con la loción amarilla de Beneton y oliéndose los dedos. Eran rubios. < I >Habían llegado pastores de esa universidad norteamericana que les mandaba cheques a los evangélicos. tomaban Seven Up y los rodeaban y trataban de congraciarse con ellos. muy altos y de pelo cortísimo. justo donde mas se curvaba y tensaba la trama.. que impulsaba a tocarlos.. Los americanos no se acercaban a las mujeres ni a los platitos de comida. que por entonces teorizaba sobre maoísmo y narrativa norteamericana. se destacaba la figura de Millia. Algunos tenían en los puños y en las hombreras unas franjas bordadas con hilos de oro.! No podía ser casual: seguramente ambos habían resuelto plagiar un reportaje a algún intelectual en una revista de circulación restringida. un especialista en novelas policiales. sobre los hombros y la espalda. un personaje parecido. Impresionaba la calidad de la ropa: tela de lana azul. En la superficie del tejido. Como no sabían inglés. A algunas. sin prever que. – Volvió a apostar consigo mismo Wolff y la idea de un perfume amarillo le recordó un poster de Maozedong difundido en tiempos de la Revolución Cutural y junto a él se le representaron imágenes del film La Chinoise que ironizaba sobre los intelectuales franceses de la época y las réplicas que se produjeron en Río. casi en ese mismo momento. o pastores que pelearon en la guerra o que tuvieron que trabajar en alguna película de guerra...

los pastores les echarían la culpa. que estuviera tan maquillada y vestida con ropa común no les había caído mal. o de jefe de un planeta lejano. seguían burbujeando los frascos de las incubadoras donde los evangélicos hacían experimentos con fetitos que todavía no había aprendido a respirar. Y si por casualidad quedaban frente a frente él y el americano alto como un emperador: ¿Que harán los otros tres americanos? Y los dos actores que nunca habían visto al Pichi: ¿Seguirían ahí tan campantes. Sintió frío y con el corazón encabritado se dio vuelta y reconoció al Pichi mirándolas desde la ruta. El mas alto no: era demasiado grandote para aparecer en papeles de policía o periodista. Los americanos detectaron mentalmente que ella hacía gatos y. Era la única mujer sin vestidito ropa de satén y llamaba la atención por su campera y pantalón de cuero y por las botas con herrajes plateados. Como era gato. Para peor. Pero cerró los ojos: quería seguir el sueño para grabarse bien la cara de los americanos. De allí venía el olor tan fuerte que daba ganas de volver a pitar. Si los americanos lo sentían y decían algo. Los pastores altos no hacían ni el menor esfuerzo para entenderlos. A media tarde aparecía Mariana. detrás. La miraban mucho y hasta parecían a punto de hablarle.con muecas y ademanes. de emperador de la antigüedad. Lo que mas miedo le producía –y seguro que a Mariana también– era la posibilidad de que al Pichi se le ocurriera entrar fumando y les hiciera pasar un papelón a las dos. Con una mano sostenía la cortina de la casilla y con la otra dibujaba figuras en el aire con el humo del porro. Ella estaba encargada de vigilar una puerta y tenía instrucciones de no distraerse ni cruzar una palabra con nadie y estar siempre de guardia junto a la puerta del lavadero. se guiñaban los ojos. Solo ella sabía que. entre risitas. En casos de duda se consultaban con señas y el mas rubio decidía si el pensamiento de los otros era verdadero o falso. Pero ni ella ni Mariana estaban fumando: el olor venía desde la ventana del hotel y un ruido como de chapas de zinc golpeadas justo en ese momento la sobresaltó. Los cuatro americanos miraban desde lejos a las mujeres y con el pensamiento podían diferenciar las que eran vírgenes de las que habían abortado. desde algún sitio estaba llegando olor a porro. en las mesadas y en los anaqueles de metal esmaltado. Tenía el físico justo para el hacer de rey. tomando jugo de a sorbitos y guiñándole . Estaba segura de que por lo menos dos de ellos eran actores de series conocidas. Susi temía que Mariana la descubriera y se acercase a pedirle algo.

los ojos a la Mariana..?

< /i >–Va a haber que convencer al gordo para que desde el sábado que viene se cambie el lugar de los entrenamientos–, calculó el Pichi. Por la ventana se veía el cielo amarillento del amanecer. –Si llueve hoy, me corro al taller del gordo y le digo lo que pienso. ¿Como andarán los sembrados? Si alguien llega a decirle al gordo que tenemos sembrada tanta yerba se pudre todo. Si los de la brigada le hablan al gordo de las transas que tuvimos se pudre todo. Si aquella vez le hubiera hecho caso al gordo ahora tendríamos una cupé Chevy. Si el gordo tuviera un poco mas de bolas reventaríamos a un inglés cada tanto para lo tengan de muestra, pero esta vez boleta. Boleta: sí. –Si el gordo tuviera un poco mas de pelotas la yuta vendría al pie a pedir por favor que transemos con ellos. Si el gordo no estuvieran tan achanchado todos vendrían al pie. Pero el gordo es igual el que mas sirve. El mejor tipo. Alguna vez tendría que decírselo: “te quiero gordo”. O hacer que Susi se lo diga: “sabés que el Pichi te quiere mas que si fueras el padre”, que le diga. El cura también es un buen tipo. Decirle: –Aunque seas cura, te quiero cura por que vos sí tenés pelotas y vas de frente march. Esta yerba tiene algo que pega raro: da un poco de hambre y sueño y te pone cariñoso. Igual al gordo el cura. Le importa mas la prefabricada de la iglesia que cualquier otra cosa y al gordo le importa el taller de autos mas que cualquier otra cosa. Da bronca pensar que al gordo, si te vienen a matar, les salta como un tigre, pero si llegan y lo apretan con sacarle el taller, les pide por la madre, promete cualquier cosa de rodillas. Al cura le pasa lo mismo con la casita de la iglesia y con la pick up. El gordo igual que el cura y el cura y él con la casilla y el taller son como la Mariana con la frula. Esa se deja ya mismo de tomar o no me ve mas el pelo. Si yo me la volteo seguro que le saco el vicio. Tiene razón la Susi: está meada por mí Mariana. Le toco el brazo y se le calientan los cachetes como si uno de adentro le conectara luz. Mariana es capaz de cortarse una teta si se lo pido yo, pero me mandaría en cana por un pase de frula. El gordo, el cura: ninguno de los dos va a venderte por nada. La Susi no me vendería por nada, pero la Susi no yiraría para mí ni para nadie: es tan pavita, tan chiquita y tibiona... Los canas saben que si ellos o alguien me la llega a envenenar con frula, el que sea

que la hizo tomar es boleta. Como el inglés de la inmobiliaria. Ni se enteró: un púazo en la vena del cuello justo abajo del agujero de la oreja y se le abrió el bidé. ¿Por qué será que un púazo en el cuello hace saltar tan lejos la sangre, y en cambio la bayoneta da menos sangre y menos lejos? ¿O allá sería así por el frío? El gordo debe saber. Los canas, cuando les llega un boleteado de púa se mandan a buscar locos que estuvieron en cana, como si para aprender a colocar bien un puazo tuvieras que hacer un curso de dos años en un pabellón de Sierra Chica. Pero seguro que hay canas menos giles. El gordo dice que hay canas buenos. Quién sabe si el subco ese que vino a pedir las credenciales del FAL no es un buen tipo. ¿Como puede un buen tipo aguantarse dieciocho años trabajando de cana? Este fumo tiene algo raro que te pone cariñoso. En este momento, si se aparece la Mariana con algún punto en pasillo del hotel, al toque me la apretaba, y mientras, que el gil que se la trajo la espere medio turno mirando cable. Sin chuponear me la apretaba. Y poniéndome forro: me faltaría agarrarme la pudrición. Pero le daría besos en el cachete que, aunque venga pintarrajeada, le cambia de colores en cuanto le apretás un poquito tocás el brazo. ¿Y anoche yo por qué no le rocé una teta con la muñeca para hacerla calentar mas? Cada vez que viene de gatear con un gil se le nota que se quedó caliente y pone caras y hace vocecitas como rogando que la apreten. Mira como pidiendo que la apreten. Besos cortitos en el cachete, pero muchos, le daría. Sin chuponear, pero sin parar ni un minuto de besarle el cachete.

–¿Y si le digo la verdad...? “Mirá tío, lo único que me interesa es la falopa y pasarla rebién, hago gatos porque no tengo guita, pero si tengo guita, mas ganas me vienen de meterme en un boliche así y levantarme un punto. Me llamo Maria Eva pero la verdad que todos me dicen Mariana y que los giles me pongan el nombre que mas ganas les de. Tengo la pudrición total pero me cuido. Yo no me encamo con la regla ni cuando me está por bajar, me tomo toda la leche en la garganta, pero nunca lastimé a nadie y me cuido los dientes y las encías. Lo único que me interesa es pasar bien los años que me quedan. Te digo de verdad que nunca quise llegar a los treinta y ser una reventada que llora y se amarga en una casa planchándole la ropa a un negro... Este tipo no tiene la mas puta curiosidad por nada, pero te caza todas al vuelo, no se le escapa una. –¿Le hablo y le digo: “mirá tío... que bla bla bla... pi rí pi pí.... Con vos resulta que bla bla bla...” y le mando todo de una..?

Le mando todo de una y a ver si sigue tan tranqui ese jovato.

–Ya me cayeron cinco pacientes de por aquí... Tres positivos.–Saúl señalaba con la
mano derecha la playa de maniobras del ferrocarril, a un lado de la calle Godoy Cruz– La chica dice que nunca se picó. Los otros dos son chicos drogones y uno de ellos me parece que es homo, o taxi boy... Los tres dicen lo mismo: ni sueñan con vivir mas arriba de los veinte... ¡Nunca se imaginaron que irían a vivir después de los veinte! Hay médicos imbéciles que dicen que son así a causa de la condiciones de vida. Pero cada vez me convenzo mas de que son mas felices que los médicos o por lo menos, que los oficinistas del hospital... Bah... No: eran, antes, mas felices, porque en cuanto les ataca la ilusión de curarse y empiezan a pedir que los metan en grupos experimentales de nuevas drogas, ¡como si hubiera nuevas drogas!, empiezan a querer vivir y se amargan como todos. Pero antes son felices: ¿Te imaginás sin agua, sin gas, sin heladera, durmiendo de a veinte juntos en un tanque de hormigón..? Estoy seguro que eran felices. Uno que estuvo con pulmonía, cuando le dieron el alta estaba feliz devolver y llloraba de tan feliz diciendo “vuelvo a casita, vuelvo a mi casita”. ¡Y vivía en un taller mecánico demolido y no tenía plata ni para pagarse el colectivo...!. Una enfermera le dio dos pesos para el viaje y el tipo viene al consultorio a contármelo loco de contento y me pide una moneda de cincuenta centavos para ir a la casita... Rogaba que no se lo contase a nadie para que la enfermera no se ofendiese, pero que, como en el ómnibus no cambiaban papeles necesitaba una moneda y así podía guardarse los dos pesos para comprar comida y llevarla a la casita. –Diana: vos nunca viste a nadie tan feliz de volver a su casita... Decime una cosa: ¿El tapuz se hace en verano o en invierno...?

–¿Leíste algo de Emilio Millia?–Preguntó Wolff Mariana había salido del baño sin llevarse las manos a la cara como él había pronosticado. Como en la estela de la rubia que la precedió, caminaba con lar gos pasos, con mas elegancia que la que sus jeans floreados a lo Kenzo llevaban a esperar.. Llegó a la mesa y él fingió seguir concentrado en la lectura de una nota de Newsweek. Así, había pensado, se justifica que me haya vuelto a poner los anteojos.. Ella se sentó en un solo movimiento, y no fue necesario acercarle la silla: bastó sonreír apenas para hacerle entender que, de ser necesario, él habría sido capaz de cualquier gesto de caballerosidad.

Señaló la revista y, cuando ella ya se había sentado, volvió a preguntar. –¿No leíste nada de Millia..? –No. Pero... ¡Qué casual! Justo ayer lo nombraron en un programa de cable... Dicen que nunca acepta reportajes y que está escribiendo una película sobre la historia argentina. ¿Porque me preguntaste justo eso? –Porque recién pasó por la vereda. Creí que iba a entrar, miró como buscando a un conocido pero siguió de largo. Yo pensé que él también vivía afuera... En Santos Lugares, o por ahí cerca, pero parece que ahora se mudó aquí a Palermo… –¡Vos lo conocés..! –Si, por la fotos de algunos libros que leí de él... –¿Buenos? –No... Pero tampoco malos... Libros mas o menos...¡Cualunques..! –Uy...¡Que palabra antigua “cualunque..”! Yo la escuché en alguna parte... Me suena a película argentina en blanco y negro...Yo ahora estoy por comprarme American Psico... ¿Vos lo leíste? –No.. Pero vi tantos comentarios que es como si ya lo hubiera leído.. –Tenéis una onda intelectual. ¿Sos periodista o me equivoco..? –No...¡Ni periodista ni peronista! –Dijo Wolff, y, mirando la página de Newsweek con la foto del lituano trató de concentrarse para determinar dónde había usado ese juego de palabras por primera vez. Ella estaba prendiendo un Marlboro y, pese a que le sostenía la mirada, parecía estar pensando en otra cosa cuando empezó a contar. –Tengo un amigo... Bah... Amigo no porque hace mas de un mes que no lo veo... Que es escritor... Muy bueno... ¡El año pasado le sacaron un cuento en la revista Humor..! –¿Como se llama?– La interrumpió él. –Tamborini, pero firma con el apellido de la madre que es Zunino. –Suena mejor Tamborini. Me parece que vi algo de él. ¿Hace humor? –No... Escribe cosas relocas... ¡Medio porno...! Sangrientas... ¿Entendés? – preguntaba y como él asintió siguió diciendo– Es medio genio... Medio increíble... ¿Sabes de qué trabaja en realidad...? ¡De zorro gris! – Ahora ya no parecía pensar en otra cosa: hablaba de su Tamborini con admiración. –¿Qué es zorro gris? – preguntó él y descubrió que acababa de revelarse otro agujero en su memoria. Esta vez no le importaba saber: bastaba recordar que “zorro gris” era algo que había conocido muy bien y que por alguna causa se resistía a volver a la superficie opaca en que se estaba convirtiendo su conciencia.

. Pero de entrada me pareciste venticinco... Y aparte cobran plata de los remises........ –Cuarenta... Me duermo todo. Duermo poquísimo... en La Rambla. pero duermo en cama matrimonial porque me muevo mucho. Pero a los quince ya me daban veinte. Hice algunas cosas parecidas cuando practicaba karate.. ¿Chofer de una repartición oficial? Ella se disculpaba: –Claro...... Si me acuesto a las cuatro no me levanto hasta las seis del otro día... ¿Cuanto me das vos? –Por mí te daría todo lo que quieras: tengo tantos años que puedo darte el doble de los que tenés.. Ahora tengo mi propia técnica.Tal vez en una mesa del Moderno. Y el chico que vive con él es diskjockey y lo ama.... La mamá les cocina y les sirve el desayuno en la cama matrimonial. solía oír o decir con frecuencia la expresión “zorrogris”.¿Cuanto me das... – Parecía sincera.. Si me acuesto temprano me quedo pensando en pavadas y no me duermo hasta que empieza a salir el sol.. ¡Por mes...¿Vos tenés cuántos? –Calculá vos..... ¿Meditaste alguna vez vos? –Si.. en tiempos de Videla? Si de algo estaba seguro era de que las primeras veces que jugó con las palabras "periodista" y "peronista". Andan en motos chiquitas y es como un curro.. . Medita.. No puedo concentrar la cabeza en nada... Tamborini es instructor de Tai Chi y se acuesta a las once y se levanta a las cinco de la mañana. pero últimamente todo el mundo me da veinticinco. había jugado por primera vez con el sonido de las palabras "periodista" y "peronista". las flotas de camiones y de los charters de omnibus truchos para no hacerles multas... porque trabajan una o dos horas por día.. Zorro Gris debía significar portero: no podía evitar imaginarse al zorro gris como a un hombre con gorra. –Es increíble. Pero no es para mí.. traje gris y bigotes canosos bien recortados.. En la Capital no existen.! Pero Tambo es regenio: es gay y vive con su pareja en la casa de los viejos.¿Vos sos soltero? –Si.? –Y como la frase sonó en un momento de silencio en todo el ámbito del Dandy ambos se sobresaltaron hasta que ella aclaró– Tengo veintitrés. ¿Cuanto dormís por día? –Todo... ¿O fue después. Pero en provincia los Zorros son inspectores de tránsito que vigilan los estacionamientos y los escapes.. –Me encantaría poder. mas o menos. a comienzos de los años setenta.. Dormía poquisimo y ahora duermo cada vez menos.

. tengo setenta y cuatro. –¿Y quién no? Hoy ya no te encontrás con nadie que no haya sido drogón. Con plata valgo treinta años menos. Era drogón. A las mujeres no.... Estoy se gura de que no voy a llegar a los treinta.... –Son de aquí..? –No.... se preguntaba Wolff.. Al tipo lo conozco ¡Mirá que mambo tienen. – Parecía alarmada.. Me parece que pasta. de tu casa. ¿Cuanto necesitás para vivir por mes? –Un toco. No… Cincuenta y cuatro… – Ella no parecía desconcertada..? –Parecía apenada... En provincia ya nadie mas le dice “pasta” a las pastillas... tres lucas......... –De tu trabajo.–Le erraste... Dos lucas.¿Sabés cómo hablaría. Extasis.... Esta vez no pestañeaba.. ¡No quiero ni hacer cuentas! Ahora estoy sin laburo. cualquier edad es lo mismo. –No.? –¡Tenés un trauma con la plata...! –¿Cuanto sacás por mes? –De dónde. –Tamborini dice que la plata no significa nada.! – Insistió él...... ella movió la cabeza hacia ambos lados. le estoy ordenando con la mirada que se calle de una vez y todo indica que puede ser capaz de obedecer. pero él saca mas de mil dólares por mes de cometas y vive en la casa de la vieja que alquila departamentos y paga todos los gastos. –¿Decís que están de ácido. Si tuviera guita..... ¡Vos hablás como un pendejo de Capital. ¿En qué estará pensando?. Parecía . –Hablas como un pendejo. y de inmediato pudo confirmar que no estaba pensando en otra cosa –Para los hombres después de los treinta. salvo los que siguen siendo.... – Señaló a la pareja de una mesa cercana. O veinte menos por lo menos. En efecto... Mirá esos dos que mambo tienen. –¿Y estás buscando. Por eso yo siempre digo que no voy a llegar los treinta.... –No parecés... –Parecen europeos. No tenés tantas canas.. –¿Te sentís viejo......... –Si. –Yo estaba seguro de que no iba a llegar a los treinta y mira dónde vine a parar..! –Y eso que estoy casi sin plata. Empastillados. ¡Les dicen “Pepes”. Pero la verdad es que tengo cincuenta y uno.... Cuando no tengo plata sí.? – Preguntó él y se quedó mirándola y pensando: la miro..

Son un cocktail de mierdas nuevas... pero deben tener un componente parecido. –dijo él– Ahora estoy tomando nada mas que unas cápsulas que me recetó el médico. –Es un garrón la anfeta– dijo ella y volvió a callar sin dejar de mirarlo.. señalando con el cigarrillo a la pareja de rubios..... oye una música bailable en su walkman la acompaña con leves movimientos de cabeza. porque parece que a algunos le provoca excitación. y. repetir y repetir las mismas cosas con aparentes variaciones... tal vez buscando lucir el movimiento de su pelo sobre los hombros: –Todo me gusta. al mismo tiempo. Después habló.? – y como ella lo miraba con mucha curiosidad se respondió de inmediato: –Mis amigos las llaman “las píldoras pajeras del doctor Marquez”. también puede venir en cápsulas pero casi seguro de que es algo que antes venía en polvo y se llamaba “polvo de ángel”. No parece que tengan anfeta.. Lo que no me banco es la gente forra y careta..? –Ahora. recuperando el ritmo de su música imaginaria.. y debió bajar la vista para acertar al cenicero él volvió a hablar..? –No. Mucho después volvió a hablar. preguntando: –¿Te gusta pegar? Ella asintió con la cabeza sin mas señal de sorpresa que una momentánea interrupción su música inexistente.. –¿Y ahora. a la vez.? . –¿Probaste el Extasis? Nunca en mi vida vi. Te vas a reír pero recién pensaba en eso. –¿Vos lo probaste. ¿Vos te crees mil. pero sin abandonar la expresión de quien recuerda algo. efectos del alcohol.. tomé cosas parecidas.. explicó: – Igual que con la meditación.dispuesta a sostenerle la mirada durante todo el tiempo que él siguiera exigiéndoselo. Ni siquiera sé como es… –Son pastillas. o como en el caso de los personajes de aquel tipo. si es con onda.. Estaba a punto de decir que había probado cosas semejantes cuando reparó que iba a repetir una escena recién representada.. dispuesta a obedecer cualquier orden a condición de que la dejaran pensar en otra cosa. ¿Sabés como las llaman. Esto –se dijo– sucede en los relatos de Milia: cosa de viejos.. Solo cuando apagó el Marlboro.. Me banco todo pero no me banco la careteada y menos todavía la forrería. En un tiempo tomé de todo. La fórmula es la misma: una anfeta.. –Dijo él y vaciló. y.. para manifestar que él advertía la repetición que no era un efecto de la chochera. Entonces.

. no es Fridman.... Quedemos en algún lugar... le enseñaron a hacer injertos.. El mozo y el cajero estaban concentrados escuchando una radio portátil. –Es lo peor.Pero con plata se que soy mas de mil.... –¿Once y media. ¿Cuanto necesitás por mes para vivir.. –Lamentaba ella.. porque siempre hay na- ranjales a punto y además. si no hay recolección de naranja....–No. Volvió a Tel Aviv con las manos destrozadas por las espinas. –Corroboró Wolff al tiempo que levantaba un brazo para llamar la atención del mozo... para que practique la pusieron a injertar rosales. Yo ya no me creo nada. ella es Schenkel.. –Es un toco de plata. hija de la hermana de mi vieja... Yo con menos de la mitad de eso estaría salvada. –¡Dale. No.... –¿Aquí en el Dandy? –Propuso él– Poné una hora y yo vengo. Con plata yo me las creo todas... Y como los naranjos ya estaban injertados. Mis tíos la fueron a buscar para llevarla a Viena porque ella quería conocer Viena y dice que a la vieja se moría de vergüenza en los restaurantes porque todos los mozos y la gente le miraban las manos... Pero nunca en la puta la vida pude terminar de juntarlas. –Otra bomba en una sinagoga. –Tendrías que encontrarme alguna vez con plata.. A mi prima. siempre hay algún trabajo que hacer. por ejemplo. –respondía a una . –Pensó Gil– Cada vez que aparece una mina que me calienta revientan una embajada o un templo y la gente se pone como loca a escuchar radio. Ya esta empezando a joder el sol. Los tres parecían pendientes de una transmisión de fútbol –imposible a esa hora– o de las noticias del informativo de la mañana..Mejor las once y me acompañas hasta el centro y después comemos.! ¿Qué hora es? –Son seis y media. Un cliente que acababa de entrar se acercó a ellos y apoyándose contra el mostrador orientó el lado izquierdo de la cara hacia el aparato.... –Estas traumado con la plata... Es una pálida total.. – No. –¿Querés que te acompañe? –No. –El sol a esta hora es un bajón. ¿Qué necesitará saber con tanta desesperación esta gente? Todo el año… – Explicaba Diana– Hay tapuz todo el año..... ¿A que hora te desocupás hoy? –A cualquier hora. Tengo que llevarle eso al doctor y no tengo nada mas para hacer.... –Por lo menos diez lucas..

de puro cuida. Mañana cierra la expobalza y no puedo dejar de ir.. Te habrá tocado gente distinta. ¿Había sabras? ¿Y religiosos? Por ahí.. –¿Tenés hermanos? – preguntó Wolff y mientras ella mencionaba a una hermana mayor que hacía años que no veían.Ya se que te conté.. En pleno invierno....? ¿Seis y media. Te dije nada más que tengo antojo de medialunas con mermelada y no creo que una pizzería de borrachos podamos conseguir.... hizo trasladar al francecito a trabajar a la contaduría.! Entrá por Libertador y desayunamos en el Dandy. Vino una promotora a casa y. ¡Se abonaron al canal codificado de cable. con los machos es diferente.... Resentida.. –recordaba Wolff– ¿Esta mina tendrá un sobrino o un hermanito para llevar? Es una mina justa para que te acompañe a la expobalza.... El tipo .? A esta hora ya te estaban cagando a pedos.. ¿Qué son.. ¿O será porque vos ya eras médico y hablabas hebreo.Igual fue una buena experiencia... Son todas cuidas y resentidas.pregunta de Saúl– y en ese kibutz. con el Capitán de Navío Usandizaga. igual que en el que me tocó a mí en Yahmah... Era una sabra la mina.... o... Si. A mi me tuvieron los primeros cinco días doblando ropa en el lavadero sin ver el sol. seis y media. ¿Qué es hoy? ¿Viernes? Ahhh. Buen.... Por lo menos a mí no me arruinaron las manos.. ¿Los militares no eran hijos de puta como esas minas? No te lo puedo creer. Los conscriptos y los suboficiales jóvenes que vigilan el orden le miran el culo inercambiando entre ellos gestos de admiración. Pero a la mina del lavadero se le metió en la cabeza que me gustaba un chico francés y primero me empezó a hablar mal de él y después como yo no le daba bola –¡y yo no le daba bola porque me hablaba en un inglés arrevesado con frases en hebreo y no le entendías un pomo...? Ah..?. Frente a un stand topan con el Almirante Irizarri.... No es la savá.! No es una orden.¿Sabés lo que hicieron.. y de otra de diecieciéis que estaba ter minando el colegio. Alguno quizá se pregunte cómo vino a parar allí esa mina ahí con un jovato.... de la promoción cincuenta y cuatro del Liceo. o en el Open. Pero no hacía tanto frío. pero es una buena experiencia.. odiaban a las argentinas y les daban los peores trabajos.. Nos levantábamos justo a esta hora... peor. Quisiera medialunas con mermelada. ¡No.. pero ellas ya estaban vestidas para vigilar que ninguna se lavara la cabeza y eso nada más que para ahorrar agua.! – porque yo no le daba bola.... Ella mira todo con atención para después contárselo a su amigo Tamborini: tal vez él escriba un cuento con sus descripciones de tanques y simulacros de ataques de comandos... él imaginaba un encuentro en la exposición: va acompañado por esta Mariana..! ¡Al de porno! ¿Y qué hora es? ¡Nos sobra tiempo.... No te conté la última forrada de mis viejos... Ella se mueve como escuchando un walkman inexistente.

Los chicos. que trabaja en la sección moda. Los altavoces describían las acciones fuera de sincro. el capitán mira a Wolff con la resignación de quien ha declinado toda autoridad. pero lo peor fue el locutor que relataba las prácticas de karate cuando en realidad solo representaban un simulacro del tegup de taekwondo.. cambia de tema y le dice a Mariana que se cuide: que Wolff siempre fue la oveja negra del Liceo y que es un “rompecorazones”. Le ha dicho que a veces ella también lee el diario Página: lo compra para los chicos. Mientras los chicos hablan. “como todo lo que hacen los verdes”. –Les voy a presentar a Mariana Hache– imagina Wolff que les diría.viene con su señora y sus dos hijos. Los chicos no le prestan la menor atención. Los chicos vuelven a hablar con suficiencia sobre los comandos que hicieron la exhibición de las cuatro de la tarde: cometieron muchísimos errores de formación y de tiro. Después las dos mujeres se quedan fumando bajo una arcada colonial del cuartel de Patricios. adolescentes tardíos. Se distraen mirando a Mariana que. Después reprocha vagamente a sus hijos diciéndoles que el ejército está a la vanguardia de la actualización y que si la marina no hace algo mejor. Los hijos del capitán le miran las tetas a Mariana y comentan que la exposición del Ejercito es una mierda. se quedará atrás y se guirá siendo "el hijo de la pavota" y "el último orejón del tarro" a la hora de distribuir el presupuesto de seguridad. La señora de Usandizaga. Quiere saber qué hace ella en el diario y Mariana confiesa que no es periodista. – piensa Wolff en su historia imaginando una mirada de reproche de su acompañante. han asimilado en su casa el odio al ejército y aprendieron a mencionarlo despectivamente con la expresión "los verdes”. La música que usaron como preludio a la entrada de los tanques –según ... – Trabaja en Página 12. junto a la señora. No pudo resistirse a la crónica de La Nación y él también quiere ver la expobalza. mientras en la mesa del Dandy ella relata los problemas con su hermanita de quince o de diecisiete años y Wolff imagina que la señora Usandizaga queda encantada con Mariana. hablaban de posición de tiro cuando el pelotón de comando aún estaba a bordo de un carrier.. Todo volvía notorio que se trataba de una grabación. por los suplementos culturales y por la música. lo que sería un error. acaba de prender un cigarrillo y parece dispuesta a convidarlos. El capitán se ha vestido de hombre de campo que va a la exposición rural para que nadie descubra es un oficial de un arma antagónica. que deben estar estudiando administración de empresas o diseño gráfico. un poco decepcionada. obligada a desempeñar un papel cuyo libreto ignora. describían el carrier cuando los comandos rodeaban un nido de ametralladoras y comentaban el poder de demolición de las granadas Mk1 cuando ya habían pasado varios minutos desde la detonación de unos petardos radiocontrolados.

sueña con encontrar un novio serio. ¿La señora del capitán Usandizaga no da justo el tipo de vieja del barrio de Belgrano que conoce a una puta en la peluquería y le pide que inicie a sus hijos.. que es ese tipo clásico de mujer de Belgrano o de Vicente López que vive tan preocupada por la virilidad de sus hijos. Yo creo que. nunca en la vida se drogó y en muchas cosas es superinocente..a los chicos hay que dejarlos en paz. ¿Te animás? –Yo me animo a todo. cuando el marido hizo fortuna mientras estuvo como agregado naval en Bonn...? Ah. no bien escuchan el apellido Illesca quieren saber si es parienta de alguna de ésas dos. ¡Mas los grandes tratan de hacerles hacer algo... La hermanita de quince. Mariana señala los chicos y cuchichea algo con la señora. como por la discreción de sus hijas y mas ahora..! Mariana asintió y volvió a hablar del problema de la muchacha: parece que la hermana no es como ella.. se la pasa insultando a los padres.. Autos sí. Recordó Wolff y propuso: –Hoy te invito a comer a un lugar que ni te imaginás.. Que por ser hermana de estas dos solo se le acercan los vagos y los drogadictos y que en todas partes. –Nada. flota el general. Completó su respuesta automáticamente:–. ¿Sabés manejar tanques? –No. Por lo me- . Algo curioso: Balza. Como una balsa. Pero nunca terminé de sacar el registro. ¿Pero vos qué pensás? –¿Sobre qué? –Sobre lo que te decía de mi hermana.. Como de que Mariana sería la acompañante ideal para llevarla a esa Exposición del Ejército que el diario financiero la bautizó “expobalza” porque el comandante del ejército se llama Balza.–Wolff advirtió que no podría recordar lo que había estado oyendo sobre la hermana: podría reproducir la melodía de las ultimas frases.. el jefe del ejercito. No sale con machos. Acababa de preguntar algo y él le respondió con una pregunta loca sobre tanques.. Pero en cambio.? Wolff piensa que sí.los chicos un tema del conjunto sueco Roxette– era una "grasada" que ni los gronchos" del público pudieron bancar. –Parecía contrariada. –Hoy vas a manejar un tanque... Seguro de que los alemanes lo habilitaron con algunas comisiones para que mande informes favorables sobre la chatarra sumergible que siguen tratando de vender.. mas ellos se empecinan en lo suyo.... pero ninguna palabra. ¿De qué veníamos hablando.. es campeón de natación y entrena todos los días en una pileta climatizada. dice que la familia es una vergüenza y que le arruinaron la vida a ella... Los acusa de haber educado mal a las dos mayores... La chica parece que anda haciendo escenas para provocar una mudanza de barrio y queda la impresión de que el padre está feliz de tener dos hijas reventadas..

A mi me gustaría encontrar un trabajo en Quilmes..... –Pichi.. Prendela y pasame unas pitadas... Igual son de otro planeta..? No..¿Podés hablar.. ¿Qué tenés en contra de vivir siempre en un mismo lugar? Forros.. Si hubiese hecho una cagada.. Y en cambio. o en Lomas.. o....? ¡Plata! Quiero plata para comprarme cosas para el verano...? ¿Sabés qué quiero.. Me parece que fue una cagada agarrar el laburo con los evangélicos. A la mayor le perdieron el rastro hace bastante tiempo.. ¿Vos creés que es cierto que hace dos meses que no les llega la partida. o si las cosas le fueran mal. Mariana cree que debe estar yéndole bien..! Los evangélicos me deben setecientos pesos y dicen que no nos van a poder pagar hasta que les llegue la partida de Norteamérica... irnos unos días al mar. Aunque te paguen menos y sea mas sacrificio viajar.. los evangélicos dicen que dicen siempre dicen la verdad pero pongo las manos en el fuego de que caretean. Con esa plata podríamos irnos. Soñé que aparecían unos ingleses en la cooperativa de los evangélicos.. Dijo algo así como que: –Yo la conozco bien. si te animas... ¿Le cuento a este jovato la historia de cuando tuve que meterme con los evangélicos para sacarle la posta a dos rehabilitados.. Guardala vos para irnos a Gessell o a Valeria del Mar. Quiero que me llevés a la pileta de Pereira. ya estaría de vuelta por mi casa o al menos ya se habría ocupado de que nos llegue la noticia para amargarle mas la vida a mi vieja. ¿Vos ni dormiste nada? Sí.. ¿Ves que con lo que estás gastando en hotel podríamos tener una casita alquilada? Con dos o tres veces que venimos en la semana hasta podríamos alquilar un departamento en Vernal. eso es lo que mas les reprocha la hija menor.? < I >–Oí que te cuento tío: resulta que dos tipos de la provincial me vienen a ver justo una tarde que no estaban mis viejos que habían ido con mi hermana a comprarle las cosas del colegio y me dicen que habían pensado en mí para una cosa que necesitaban y que me iba dejar un montón de guita como para comprarme un Uno –un Fiat– y ya antes de empezar a explicarme lo que pretendían uno de los tipos me empieza a tocar el pelo y a mí ese tipo no me gustaba nada... o en Buenos Aires.. la manera de mirarnos del otro me calentó porque ese sí ..nos. A cualquier parte.. La plata que me diste te la devuelvo en cuanto cobre... ¡Aunque sea en carpa.? ¿Y entonces por qué nos pedalean la plata.. A Mar del Plata o a Gessell... era un ofiche pero no me gustaba nada.

Media hora a la mañana.era mas joven y tenía su pinta.. te garchan a la fuerza y después se hacen un poco los chicos buenos para sacarte lo que quieren y una es una boluda que nunca termina de aprender.. y ni siquiera se calentó. –Me prometieron el Fiat Uno y mil y una cosas mas me prometieron y yo. por rehabilité. ahora acaba este y viene el otro y me rompe el orto. Estuve dos semanas con los evangélicos.. Conocí una mina que quiere inscribirse en el ejército como soldado voluntario. Pero si vos tenés un almacén y precisas que el mayorista te fíe tenéis que decirle que vas a pagar el día tal y cual y mostrarle los papeles y todo eso. Dando órdenes todo el tiempo. los evangélicos dicen que siempre dicen la verdad. ¿Te interesa que te siga la historia? Mirá que es larga y ya te conté lo mejor del final: que soy una boluda que hago todo sin pensar y nunca aprendo como hay que hacer las cosas… < I >Forros. pero ni ahí: el tipo siguió sentado en el sillón de mimbre de mi abuelo. –¿entendés?– para que me llevaran a la quinta de los evangélicos y amigarme con dos rehabilitados para sacarles dónde habían escondido la guita. agarré y dije que sí sin consultar a nadie... Pero también: escucha las cosas qué hablan. Porque había una torta de guita guardada y si yo conseguía sacarle el dato del lugar donde la tenían encanutada.. media a .. Cierto que nunca los vas a agarrar diciendo una mentira.. se sentó a mirar y en un momento yo pensé “buen. ¿Viste cómo trabaja de bien la yuta? –Vienen.”. mirando. Bueno. de puro pelotuda.. Ahí yo tratando de zafar les digo que estaban por llegar mis viejos pero el mas viejo me dice que los vio esperando el micro en el puente de Calchaqui y que seguro iban a tardar y ahí se ponen a tocarme entre los dos y a sacarme la ropa y te cuento que el de mas pinta se bajó el pantalón y me la metió de una: con corbata.. así cualquiera nunca miente... que tenía nada mas que hacerme pasar por convertida.. Resulta que después el flaco se fue al baño y mientras yo me vestía toda chorreada el viejo... Adentro me acabó el flaco y yo acabé como una loca pero seguro que él se creyó que yo le estaba haciendo teatro... camisa y saco puestos y con el pantalón y los calzones con florcitas caídos a la altura de los tobillos el otro.¿No? Al mayorista no podés convencerlo con órdenes ni con capítulos de la Biblia. ellos me daban la mitad de lo que se pudiera rescatar. sentado y fresco como un bañero me dice que yo podía ganarme un toco de plata. Hablando boludeces todo el tiempo. Los evanagélicos son casi iguales a los militares. Dan órdenes. claro que nunca vas a poder decir una mentira. el que empezó primero a tocarme.

Pero los locos que caen allí.. desde las once a la cocina. lo mismo: contar historias de trips y hablar de machos y de como la tiene que ancha y de larga cada uno. siete y media tenés que dejar limpio todo lo del desayuno. porque parece que.. Vos les podés contar cualquier barbaridad y ellas te siguen la corriente. Me hacían leer a mí la mayoría de las veces. pintar con cal los árboles. Las mujeres. Hacen todo cronometrado. tenían a los canas atrás y estaban endeudados hasta la nuca.. Ocho menos cuarto Biblia. pero obvio –Mariana exageraba la pronunciación de las vés encabalgadas– que a medianoche hay transas y algunos ya hicieron arreglos . en cuanto ven que no los están viendo no hacen mas que hablar de tipos de fumo. No parecen evangélicas. Y con los otros no podés hablar de sexo ni de droga. Así decían los chicos en la quinta de rehabilite: “lo único bueno del evangélico es que no te coje. Y a la tarde psicólogas. Ocho y cuarto. a leer la Biblia. de maneras de picarse y fórmulas para truchar frula. a la larga salgan y les hagan lo mismo.. Llegan los tipos y empieza siempre la misma historia. que saben que a vos también te importa un moco lo que estás leyendo. Cocinás para un regimiento. Es una pálida leer cuando te están oyendo doce reventados como vos. con lo que pasa adentro de Batán y en Caseros tienen miedo de que depués que un día. Arrancar el pastito de la quinta. O se los manda un juez que de lástima no los quiso guardar. colás diez ollas de puchero. Una hora tres veces por semana. Pelás cincuenta kilos de papas. A las nueve cambiarse de nuevo y trabajar. por lo menos. Y las minas. Y está prohibido tomar vino: imagínate cualquier otra bebida. La mayoría viene a parar ahí porque venían pasados de vuelta. por la voz. Está prohibido tener relaciones sexuales y hasta besarse.. picás veinte cabezas de ajo y cincuenta cebollas. a los almácigos despastizarlos. “Hermano” de aquí. De lástima o de miedo. caminata por la quinta. hacer zanjas. nada mas que pasarles la enfermedad. Deben cojer con el reloj en la mano: a las siete te levantan. espolvorear veneno en los hormigueros. Zanjas nada mas los varones. pero son. pero en concreto son peores que los milicos. La mayoría son tipos que caen ahí porque ya no dan mas. O los habían rajado de la casa.. Vienen desde La Plata y te averiguan todo. ¿Que le haga qué? ¡Que se los cojan Gil! Porque adentro en Batán hay pesados que cuando llega un pibe lindo se lo cojen aunque no los caliente.. atar con mimbre las cañas de los brotes de tomate. porque de allí sale la comida a los hogares y las escuelas evangélicas de toda la zona. “hermano” de allá.la tarde y otra media a la noche. que no te coje de prepo”. A mí me sirvió para ejercitar la voz.

Allí temblaba: le agarraban tembleques por la falta de bebida y la otra corría a consolarla. Te juro Gil que yo en la vida ví degenerados... ¡Te lo dicen así como si lo hubieran visto. Bueno.. Algunos pastores son bastante piolas.. Bah.. cumbias evangélicas y reportajes a rehabilitados y a curados por milagro. No se si eran tortas por ser trolas o por despechadas porque la verdad es que eran un vómito de feas. pero tampoco te van a decir nada que valga la pena mentir.... porque entré ahí de puro boluda. pero nunca falta alguien que bocina y entonces los expulsan.. me dicen que el juez mandó a dos locos a rehabilitarse para no guardarlos porque eran esa clase de locos que con nomás estar un mes en Batán se .. que no lo vieron: que lo sienten ahora y que sienten que está al lao de vos y que vos estás a punto de sentirlo. Yo sentía bronca.... ¡Anda vos a cambiarles de estación y trata de oír la Rock y Pop. Pero al final se curan.. Había sido borracha de lo peor.! Te empiezan con un discurso que no te los podés sacar de encima: que te pegaran sería mejor en vez que te secuestren con bla–bla–blas y recriminaciones.! Y si los apurás te dicen que nó... De seis a ocho de la noche dejan mirar televisión.. Nunca los vas a agarrar diciendo una mentira. Eran tortas. Y después a la noche la volvés a soñár.. ¡Zafan! Los mamertos no tienen curación. que cuando se le corta de golpe se ponen zombis. Yo... Una venía de pico y la otra había sido borracha: tomaba nada mas vermouth. Lo único que les saca el tembleque y la locura es chuparse un trago.. Seguiría siendo borracha porque los curdas no se curan: vos ves a los de pico... Después tenés Biblia a las tres y de nuevo Biblia a las nueve y media. igual que las psicólogas que ni parecen evangélicas. Los curas piolas son regenios ¿No es cierto? En cambio un pastor piola es piola porque él mismo te reconoce que fue pecador.. quedan duros pavotes y lo único que saben es comer y dormir o hablar de drogas y extrañar. Yo. que era un timbero o un putañero un drogón o un reventado de lo peor hasta que se cruzó con Jesucristo.para encontrarse en el fondo. Las dos semanas que estuve yo expulsaron a dos tipas que estaban yéndose todas las noches a apretar en la cocina.. pero ni punto a comparación entre ellos y un cura piola........ Y ahí se les prenden los ojitos y se pasan la puntita de la lengua para mojarse los labios como si estuvieran por pedirte que les muestres la concha. pero mas de dos botellas por día. Te explico: dos canas. Pero.. pero lascaras de degeneración que ponen éstos cuando te miran las tetas y uno dice que ve a Jesús y viene a abrazarte. por unos tipos que me hicieron el verso. porque está al lado tuyo. Pero te dije. Las radios son de ellos y no te las prestan ni aunque te vean llorar y las tienen siempre puestas en estaciones de ellos que transmiten nada mas que sermones pastores..... pero no tienen cable y se engancha nada mas que el canal 2 de La Plata.. te dan de terror.. dos canas que parecían tipos posta que trabajan por la suya.

En carpa si.. no eran giles y se habían armado de una bocha de plata y la tenían encanutada en algún lugar. Me da la impresión de que los evangélicos. a mí me sirvieron para mejorar la voz." "¡estuve de veraneo.. Parece que se bañan con la luz apagada..? Bueno: en la granja evangélica me caía muerta a las diez de la noche y me tenían que sacudir entre dos para que me levantara a las siete. ¿Te cuento de los locos Gil? < I >–No Susi. Yo estuve un tiempo con un chico que había sido pescador y justo en el sorteo le tocó aeronáutica. Por lo menos. Para no verse en bolas que es pecado.. Allí manda la Federal que maneja todos los curros.. Me prometieron un Peugeot 205 o un Fiat Duna y yo les dije no.. según los canas.. es de diez que te recope el mar! Pero si no. No digo que sean sucios: al contrario.... No digo que sean mala gente. que yo prefería que me paguen al contado el alquiler de un depto en Buenos Aires por un año. ¡Si sos pescador. Un día hasta seguí durmiendo hasta las diez. El había querido marina: se pensaba que si le tocaba marina allí iba a ser Gardel porque sabía de barcos mas que un almirante. Claro que el mar es lindo. ¿Te dije que de noche no me puedo dormir... –bah.. pero Mar del Plata es una ciudad revigilada.. Me hicieron llevar por un ofiche de uniforme a la quinta.!” Eso es gilada.. Pero no te los podés imaginar haciendo deporte o bañándose.. Por el aire y por todo el trajín que te obligan... me iría. pero a los sitios donde mandan los federicos hay que rajarles. pero. Entré haciéndome la pollito mojada porque uno de los pastores me conocía del barrio y tuve miedo que pensara que yo no era drogona y se avivaran que había ido a batir. No: gimnasia no hacés.. O de que era tan reventada que debía haber algo raro para que de repente me dejara llevar a curar... bañarse cagándose de frío y quemarse en el sol para que después te miren todos en baile y te digan “qué quemada que estás” y vos les contestás ” sabés que sí. siempre los ves limpitos aunque estuvieron trabajando en la tierra. es gilada: mirar el agua... Los locos venían repasados de pico. A mí me gustaría ir a . a Mar del Plata no porque Mar del Plata es un lugar superbotón y van los giles que van ahí para ir al casino. lo que venía a ser mucha menos guita pero valía la pena y hicieron números y me dijeron contentos que sí y yo como una pelotuda les creí. desde la quiniela hasta los pirateos de camiones y ni te cuento lo que pasa con el fumo y las transas.por lo menos estos evangélicos– no tienen buena onda con la gimnasia. Vos ni sabés y ni te imaginás. Me dicen los dos canas que me haga amiga de los locos..aprenden todas las maldades y terminan de revirarse. Pero no al mar. que les saque lo datos de donde estaba la bocha de guita y que ellos la rescataban y que después la repartíamos entre los tres.

La cana lo bocina porque en el fondo.. Está de la nuca.. de nuevo. Y después me tirás la pálida de alquilar un departamentito.. friser. ese. hasta podemos pasar por encima de Mar del Plata. lo cagaron.. Tengo que apalabrar al gordo para que me prepare un auto y arreglar los papeles. Con dos lucas llenan la Trafic y la vieja se pasa una semana desarmando paquetes.? Vamos a reventar la guita en este telo. le vamos a comprar un galpón al cura que lo necesita para no seguir durmiendo entre las donaciones. las gomas de la camioneta y las bolsas de papas y después nos vamos al Aeroclub de La Plata y me hago renovar el brevet y recorremos de a cachitos todos los días la provincia. En un PA 11. hay canas que.. Bueno: el tema es pegar la guita del Pastor truco y devolverles la mitad a los evangélicos. Bah.. lavarropa. Quiero ver correntinos.Corrientes.. microondas..! Tu vieja sí. fuera de lo suyo.. A Corrientes. habla.Un sitio que se pueda ir con el auto. El pastor Casas se chorea no se como la guita de los evangélicos y mete los dólares a interés en una escribanía de Berazategui y en la inmobiliaria del inglés ese que reventaron. Cien ladrillos bien movidos alcanzan para comprar un departamento. el hermano Fabian.. Son ocho horas de vuelo parando a comer en Dolores a la ida y en algún campo de por ahí a la vuelta. Pero vos cada vez mas hablás como una concheta de la galería Rivadavia... Nada mas que para las vacaciones. de los dos. que tenga una playita para acampar. Ese no encontró a Jesús: encontró un modo de currar a los evangélicos.? Si. Vamos un día al delta. Enana. si querés nos mandamos porque debe haber algún río por allí. tuya. La mitad es mía.. son derechos.. dejalo que ponga el comité que después va a venir a llorarnos a la costa por cómo. Y un regalo a tu vieja. Pero ¿ves como sos. ¡Y yo ni me acordaba que vos eras correntina..... El inglés. Si uno va y habla con ellos no te creen: .. ¿Sabés lo que vamos a hacer.. o en Santa Fe.. si querés. Un camping.. Ponele que este año de la costa saquemos doscientos ladrillos.... otro día nos vamos a Pergamino... Todos los correntinos que conocí peleaban bien y además me gusta ver como hablan. La propia yuta lo bocinó: estafaba con lotes en Merlo. Lo van a cagar esos mas todavía mas que lo que lo cagaron los peronistas.. A tu vieja hay que conseguirle alguien que tenga una Trafic y que las lleve a las dos al Makro de General Belgrano y que se compre todo nuevo para la casa: cocina. ese que era jefe de Doña Laura y se la apretaba y que vaya a saber por qué lo reventaron. Y ¿Sabés qué mas? Hay que hacerle un regalo al gordo. ¿Viste el pastor Casas.. Podemos llegar hasta Tandil y.. El gordo quiere poner un comité del Modín. Pero está bien. Bueno: es truco.. toda esa gilada que las copa a las viejas. Pero.. que queda por el camino...... El dice que pecaba antes de encontrar a Jesús: te aviso que es retrucho.? Empezáis hablándome de comprar ropa y terminás queriéndome engarzar en toda esa pirueta del auto y de borrarme por no se cuántos días haciendo vacaciones como un gil...

. pero. no a Israel. –Eso sí. De hace bastantes años.. el gordo ya creo que va decir que no y para meterlo hay que pedírselo como un favor. ¡Creo que fue justo cuando se fueron los militares...... Dicen que es por la bomba en la embajada..! –¿Viste que en esta plaza –dijo ella señalando un espacio verde. –Pero en cambio. No sé si en lo de este pastor habría que meterlo.. después de la explosión de la Amia va a ser mas fuerte. –No. Justo y Libertador.. y un telo de primera y mas barato que éste.. ves el fosforito...... a la manera de los goi argentinos.. ahí si se juega. Por la ventana ves todo campo..... Claro. casi baldío. los musulmanes mas islámicos.. Creo que es por la onda neoconservadora. – Dijo Diana.. Los judíos se hacen mas judíos. ¡Es una moda mundial. Eso no es para él. Hay que apretarlo al Casas ese y sacarle todo y me parece que ya desculé la manera. El gordo arruga: al gordo hay que llevarle todo cocinado y pedírselo como favor. Esto viene de antes...son duros de cabeza. Últimamente no escuché de nadie. me parece que ahora hay mucho mas onda religiosa.. para camioneros.! –Con Alfonsín –dijo él al tiempo que reducía la velocidad y miraba hacia el parque vacío y mal iluminado– ¡ Y justo aquí vinieron a ponerlo los hijos de puta..!– Reflexionaba Saúl. ¡Ahí arruga! El es feliz con su taller y si hace alguna cosa es por pura amistad.! .. los católicos mas católicos y los hijos de puta mas hijos de puta.. De entrada. Yo no trato con chicas de esa edad. y de noche..... así que ahora. “Israel” con erre.. Ah. –¿Desde cuándo? – pregunto él. pronunciando esta vez.. mas. –¡Cada vez menos gente quiere ir a Israel.. preparar toda una a opereta.. Cada vez va mas gente al templo y se celebran mas las fiestas... Y además cerca del aeroclub de La Plata hay una parrilla de camioneros que abre las veinticuatro horas... –Es por el turismo: está todo tan barato que los chicos.. < /i >–¿Siguen mandando pendejas al tapuz? Preguntaba Saúl cuando los detuvo el semáforo de Juan B. pronunciando la erre casi cozmo una vocal.. No.–Decía Saúl. antes de llegar a la edad de ir a Israel ya se conocen medio mundo y están podridos de viajar. Desde antes de que vos te fueras a Boston. ¡Ojalá.... ubicado a la izquierda de avenida Libertador– encienden todos los años las velas de Janucá.. Pero pensar algo.. Quieren irse a estudiar a Estados Unidos. que es una chimenea de la destilería de YPF que larga una llama de mas de mil metros de alto. –Pienso que sí. –Por lo menos hace cinco años..

. –¿Y él qué puede saber? ¡Si mi viejo no es de la B´nai Brit! ¿De donde sacaste que mi viejo es de la B´nai Brit... ¿Vendrá a las once? Parece interesada. ¿Hacia dónde? Se preguntó Saúl al pensar en eso... –Casualidad...? –decía Saúl y preguntaba:–¿Se verán desde la mesa del Open?– Preguntó un par de veces Saúl.. En cambio. debe tener muchos amigos en la B´nai Brit. –¿De dónde sacás que mi viejo hace negocios con el Opus. ¿Vendrá a las once esta mina. No creo que la gente de la colectividad haya pensado en esto. Pero te estás poniendo loca.? –De la revista del shopping. ¿Qué mierda le interesará de mí? –¿Qué te interesa de mí? – Preguntaba ella justo en ese momento.–¿Por qué? ¿Qué pasa aquí? – Quería saber ella. no pueden contar ni un accidente de tránsito.. cada vez hay mas estúpidas de esta edad que quieren ser escritoras y. Escribiendo. –¡Si yo no tengo nada contra tu viejo. pero siempre que metés cizaña contra mi viejo hablás a medias... insistiendo con esa suerte de ironía que irritaba a Diana hasta darle deseos de abrir la puerta y abordar el primer taxi que pasara.. peor: tienen que contar que un omnibus de la línea 60 atropelló un puesto callejero de venta de hot dogs y desde el primer renglón se nota que vacilan entre intentar asemejarse a Thomas Bernhardt o a Dylan Thomas.. Si no es. Una cosa de los macumberos de Lopez Rega que empezaron la matanza en tiempos de Perón. ... ¿Como se aprenderá a contar? ¿Nacerán así... Si nó no haría tan buenos negocios con el Opus Dei. No creo que los rabinos sepan algo del tema.. Yo vine a verla: decían que era una piedra con poderes mágicos y que allí iban a levantar un altar mágico para rendir culto a Evita. sabiendo? ¿Será la histeria o algo genético? Es una lástima que estas minas que saben contar no se les cruce por la cabeza la idea de escribir.? –Se me ocurrió.. Algo es seguro: es gato y sabe contar. hablando. –Yo no estaría tan seguro...! ¿Cuando era que empezaban a encenderse las velas de janucá... –Que justo aquí estaba antes la piedra de Siro.. ¡Yo no tengo nada contra el Opus ni contra la B´nai Brit! –Yo no sé nada de esto.. No es el tipo de mina que se distrae. pero no me extrañaría que algún masón de la B´nai Brit haya gestionado esta plaza con algún cófrade que esté en el gobierno.? –Se preguntaba Wolff.Tendrías que preguntárselo a tu viejo.

. Pero después me llenaron la cabeza con que no significa nada. O las gallinas. Me gusta todo si es con onda. Pero no me dijiste qué te interesa de mí......? Porque los hombres primitivos necesitaban minas ágiles...... Por un trabajo. Si los hombres se calentaran solo con minas que caminan mal.... te dije.... haciendo girar los anteojos en la mano... –¿El Elisa o el Westernblut? –No sé. Negativo me dio. Justo a mí. creo que eran los dos. o porque el sida te está recién empezando. En general. –Que me faje.. A mi edad aunque te agarre sida siempre tenés mas chances de morir de cualquier otra cosa... La salud. El corazón.. ¿De qué te reís? –De eso que dijiste. Vos no das ganas de pegar... Tenemos mas de una hora.. son mas fértiles que las mayores..– Si no tendríamos que hacer alguna prueba. o negativo por error. –¿Tuviste miedo? –No. ¡Hace poco me hice un análisis del Sida! –¿Y como te dio? –Negativo..¿Te hiciste análisis vos? –Si. –¿Pero qué es lo que mas te gusta..? –Según de quien venga.! Tuve de todo. Recién de viejo me di cuenta de que siempre me había fijado en la manera de caminar....?– Preguntó Wolff.? –Todo.. ¿Sabés por qué.......... ¿Qué te gustaría hacer? . como si ellos representaran a su persona... Así que.. –¿ Y de mí? ¿De alguien como yo.. –Sí.. –La rapidez de la respuesta debió desconcertarla– Leí hace poco que a los animales les interesan las hembras jóvenes porque parecen mas sanas...¿Te gusta pegar? –Sí te dije...... Derrames... Me lo hicieron en el diario La Nación.. la humanidad hubiera desaparecido. –Estás retraumado con la edad.. Podés dar positivo por error. –Lástima que sean las seis y media.. Cánceres..–La salud......... ¿Querías irte a dormir? –No.... Ya te lo dije –Va de nuevo: ¿qué te gusta mas: pegar o que te fajen..... Es lo que mas atrae a la mayoría de los hombres..¡Soy la mina mas propensa a enfermarse que conocí.. Voy a tener que hacerme mas análisis. para que no se les escapen los chicos y las ovejas. –Pero podemos hacer otras cosas. Siempre me dejaban libre en los colegios por faltar..

.–Rió ella– ¡Hoy todo corre por cuenta de la casa! Todo sin requisitos –Silabeó imitando el énfasis de Wolff mientras se inclinaba hacia la silla de un lado y recogía su cartera. –¡Que papelón decir requisito. Wolff sintió sed.. –Ni hablar de guita. Y de todo lo demás. la manera en que ella volvía a pronunciar la palabra cerveza le anticipaba el olor de la cerveza unido a un deseo de beberla parecido al impulso que hasta hacía pocas semanas. esto le producía una vaga forma de bienestar...! ¿Que mina te iba a aguantar a vos? –Bueno.. ¿Algún requisito?–Wolff silabeó esta pregunta y pensó que "requisito" era una palabra de viejo que quizá a ella la llevara a pensar en un quesito chiquito y exquisito.. ¿Podés llevarme a tu casa? –Claro.. aeroplano. ¡Ni ahí.! ¡Ponete la tricota! –Ordenó ella riéndose mientras guardaba los cigarrillos y su encendedor en la cartera y ordenaba su contenido en un gesto que parecía destinado a apurarlo. Pensó que tendrían que caminar un par de cuadras para conseguir cerveza. y que. El asistente del portero estaba lavando el piso y los saludó como si fuesen una de esas parejas de copropietarios que acostumbra a subir por los ascensores de servicio. ¿Será –pensó Wolff rato después.?– Dijo él mientras volvía a ponerse los anteojos para espiar el interior de la cartera que ella había levantado. tengo en la agenda un cheque de cuarenta y cinco mil para cambiar ya mismo y acabo de levantarme a una puta que le cae bien a los vecinos y que quiere que le peguen. biógrafo. –¡Dale nono. ¿Creíste que era un casado? –No. Los dos reían al salir.. Ponele que vayamos a casa.? Entraron a su edificio por el acceso a las cocheras. Hoy –pensó Wolff– es un día de suerte: me siento como si hubiera dormido seis horas corridas.. Digo....... Hacia años que no bebía cerveza... Que mas tengo que hacer. lo impelía a fumar.. por alguna razón que no valía la pena elucidar.! . tricota. pero en ese momento.... cuando volvían del kiosco– la manera de pronunciar “cerveza” que tiene esta mina lo que me da tantas ganas de abrir ahora mismo una lata y tomarme la mitad de un trago. Volvió a preguntar: –¿Algún re–qui–si–to? –¿Hablás de guita? –Si. ¡Gratis.! ¿No te suena a botica.–Tomar una cerveza en un lugar tranquilo. Wolff notó que el viejo peón y Mariana intercambiaban sonrisas......! ¡Por amor.

¿te gusta pegar?” no porque quiera que lo fajen sino para hacerte entender que le gusta darte con todo. Este es un flor de hijo de puta: las caza todas al vuelo y viene y te pregunta “nena. Ahí en la estación de Quilmes venden unas planchas especiales para viaje. Quiero comer en el puerto y que invitemos a otra pareja y que se hagan amigos. siempre en la misma cama. En la arena. al cine y al teatro.< I >Quiero que me lleves al mar Pichi. o cuando andás por San Isidro que el olor es distinto? ¿No te das cuenta que los chicos de los evangélicos tienen el mismo olor que el cura y que vos no. Los tipos son así. Ver otro tipo de persona. Sin los olores de Varela. Quiero que me lleves a Mar del Plata. o mas. hablando.? Y no es por mí nada más. ¿Ves que hay parejas que pueden estar bien y que pueden hacer el amor durante una hora. En las piedras. que vos tenés siempre el mismo olor lindo. van a pescar. aunque vengas de correr o de hacer transas raras? ¿Sabes Pichi que estamos en 1996 que ya empieza el noventa y siete y que hace como quince años que seguís en lo mismo igual que cuando volviste de Puerto Argentino? ¿Me creés si te digo que el cura me tira ondas y que si el gordo y los canas se hacen los boludos conmigo y con la Mariana es nada mas que porque te tienen miedo? ¡Estar con gente y con parejas en un lugar donde nadie te conoce y que nadie te tenga miedo ni hable nada de vos y lejos de aquí. ¿Hará la guita leyendo estos libros de . Quiero ver todo azul y tener puestos unos bermudas de jean Cook.. van a comer juntos. plegables. Seguro que por no cobrarle nada y por gozar el día menos pensado te tira un mil. ¿No te das cuenta cuando vas para Buenos Aires.. Por vos también. Quiero que estemos en un hotel con vista al mar y arreglarte la ropa y plancharla. van al hotel. Estoy mojada abajo: quiero chupársela a este jovato. porque si este tipo llega a heredar algo se lo revienta en una noche. ¿De donde sacará la guita para bancar todo este circo? De herencia no es. Descalzos por la piedra y la arena y el agua trasparente. Este es un depto que debe costar quinientos mil: cinco mil por lo menos de alquiler.. Con el olor a mar y sábanas limpias todo el tiempo. Pasar una semana entera en ese mismo hotel.. Pasan el día riéndose. que aunque no tenga plata puede estar contenta. Que pases vos una semana entera sin transas. Pagan a medias todos los gastos del auto. Dos parejas amigas. Blanda es mejor.! < I >Nunca me imaginé que un chabón de estos podría tener tantos libros y que los haya leído a todos. una camiseta sin corpiño y descalza. Van al cine. Estoy segura de que si se la chupo blanda y lo hago acabar yo acabo con él al mismo tiempo y sin que él se avive. ¿No ves que hay otras clases de gente? Gente que sabe ser feliz.

–Dijo él. porque para simular las velas tenían que tener todo el tiempo funcionando un generador y en la noches de calor el zumbido del motor diesel repercutía en las ventanas y se escuchaba en el departamento más que en la misma plaza.! Wolff sorbió un trago de cerveza helada y se inclinò para apoyar sus labios contra la boca que ella ofrecía. lo cual es mucho peor.. Ella seguía arrodillada sobre la alfombra. Primero te voy a mostrar ésto –dijo ella y apoyó sobre la mesa baja frente a su sillón un preservativo lleno de polvo. ¿Vos sos judío? –No. –Uy....! –Dijo Wolff y volvió a beber de su lata de cerveza –¿No será un forro usado. que es buena.. –Son buena gente. –¿Era buena? – Preguntó Wolff.. Wolff aspiró apenas y después dictaminó: –Parece que sí... nó? –Preguntó después..... –Toma esta lata. –Bueno Diesel.. ¡Coca.. abriéndola exageradamente para mostrar los labios estirados y .. Soy pobre..! –No.. –Parece que si. No. '¡Dame mas cerveza y inventate algo mas divertido... Prenden una vela por día..! – Exigió ella. A ver –Fingió cavilar tratando de inventar algo y al cabo de unos segundos ordenó: –¡Mostrame una teta. Tomá. ¡Probá. –No banco a los judíos.? < /i >–¿Qué mierda es eso? ¿ Un candelabro..... Dijo él y después comentó que lo único que molestaba del candelabro eran los ruidos..–Se corrigió– Durante ocho días. –No creo que todos sean. durante siete días y se juntan para rezar.... – Y me parece que es de la buena.. –dijo ella y preguntó– ¿Querés que te deje algo? –No. ¿Es buena? –Probá esto– dijo ella separando una parte que se desparramó sobre la mesa antes de volver a anudar el preservativo y guardarlo en su cartera..mierda? ¿ Que mierda será ese armatoste de ahí enfrente... Volcó el resto del polvillo de sus dedos sobre la mesa baja y después se lamió las uñas y las yemas mostrándole la lengua y los labios antes de volver a ordenar: –¡Dame cerveizinha.. Después empezó a aspirar el polvo llevándolo a la nariz con la yema del dedo índice.! –Le ofreció y fue hacia él caminando sobre sus rodillas y acercándole a la cara la uña del izquierdo colmada de polvo. son ocho velas.? –Acertaste: es una especie de candelabro de los judíos. –Explicó Wolff– Todos los años lo ponen para la fiesta de fin de año..... O sí: dejame un poco apenas para probar.

. a carnecita fresca. en cuyo caso le doy el gusto de ubicarse en su papel de madrizin o de profesor de hebreo y se larga a dar cátedra sobre todos los esquemas que tiene atornillados en la cabeza. se imaginó Diana que estaba exponiendo frente a sus amigas. Gusto a bebé. bien –alzando el índice de la izquierda y envolviéndolo con los dedos de la derecha como para estirarlo hasta que crujan las articulacones de las falanges– O bien él se imagina que yo también empiezo a creer que vale la pena llamar a algunos ´farabutes´ y entonces se volverá a poner esa careta victoriosa de rabino que acaba de demostrar la existencia de un Dios único al que solo se escucha en su templo. < I >“Farabute”. “Podrían pasar dos cosas”. Y si ahora le preguntase a Saúl de dónde cazzo sacó esa palabra que una vez le escuchó. Esta segunda frase tampoco provocó reacción alguna. . por eso dijo: –Que raro... < /i >Ella sintió que al cabo de la invasión de un chorro cerveza la lengua hurgaba entre sus dientes y sus encías. ¿O tal vez ese era su estilo de empezar el jugueteo sexual? –Los tipos que no fuman –pensó – tienen un gusto en la boca que da ganas de chuparlos.. En cualquier caso. controlando la hora en un reloj de la pared. –pensó Diana– le doy el gusto a este hijo de puta. ¿De dónde cazzo habrá sacado esa palabra? Parece una palabra de tango. y extendiéndolo hacia el antebrazo con una presión del canto de la mano izquierda. Parece enero. “O.húmedos de saliva viscosa. el entendería que ella estaba volviendo a pensar en sus opiniones sobre la gente del Open y entonces podrían pasar dos cosas... que no le gustan y que en su perra vida va a poder aprender... mientras lo que mas me convenía era haber encontrado una mesa con conocidos que nos inviten a desayunar con ellos y hablar de todas las cosas que él no sabe.. Pero aunque la mayoría de las mesas del Open estaban ocupadas no había ningún conocido y. a la manera de una presentación temática del colegio Pellegrini: alzando el pulgar de la derecha.. quizás.. diría “o bien él va a pensar que quiero volver a discutir sus opiniones resentidas sobre todas las cosas que me gustan a mí. a la busca de piedritas de coca. y por instantes alzaba la vista.. Saúl miraba hacia el mostrador como tratando de confirmar que el mozo se estaba ocupando de su pedido. pero Diana nunca había escuchado un tango que la pronunciara en su letra. –y como Saúl no parecía interesarse agregó: – En enero en estos sitios jamás vas a encontrar a un conocido.

.. mientras la presión de los dedos del tipo en sus pezones.? –La verdad. a través del suéter.. Ni cuando lleno las imbéciles planillas de la fundación. Pero como no soy paciente de nadie sigo bien convencido de que yo no. A tu manera.. Pero vos. podes ser un farabute. Por eso trató de corregir su frase –Pero vos tenés razón cuando decís que son todos unos farabutes. al mismo tiempo..? Seguía sonriendo él.Este tipo es un dulce –pensó– pero.. los bolú me miraban como a un loco. ¿Se dará cuenta este hijo de puta que ya estoy acabando? Pensaba y dejaba de pensar alternativamente. provocaba nuevas oleadas de placer. pero parecía a punto de componerla Claro –pensó ella– acabo de decirle lo que mas le gusta. y controlando los movimientos del mozo y del viejo que atendía la máquina de café.? Que como estos tipos se disfrazan de mucho mas de lo que son.... –¿En ningún momento –repetía ella– se te ocurre que vos también.. Cuando te reís así parece que fueras un gordo y sos flaquito... Incluso. < /i >–Pero tenés razón vos – hablaba Diana– la mayoría viene aquí a hacer facha. o como si les ..... pero la presión de los dedos en las sienes y en el cuello.. En ese momento hubiese querido librarlo del pantalón y empezar allí mismo a succionarlo. o de dormir en casa ajena. a la manera idishe– que no... sentía que mientras unos dedos le tironeaban del pelo y las yemas y uñas de otros se le clavaban en las sienes para provocarle dolor... Yo no soy farabute... –dijo él pronunciando verdad casi con “t”....” y cuando yo les decía. y de haber hecho anoche mucho mas de lo hicieron... vos también podés estar representando algún papel. –Ahí se detuvo porque Saúl la miraba semisonriendo: no había armado aún su careta de victoria. Decime la verdad: ¿En ningún momento te sentís un poco farabute. y la fuerza de su lengua.! Wolff. a tu manera. Pero vos. que él–tiene–razòn... pensó–– estaban precipitando ese orgasmo que ella había esperado alcanzar recién en el momento que el hombre eyaculara en su boca.. –¡Guau. Seguro que si fuera paciente de tu doctor Cobard en unas pocas sesiones de cien dólares me hará a entender que sí.. –chiquita y sana como la de un bebé... sé que hay gente que se levanta temprano para venir a desayunar antes de las ocho y dar la impresión de que vienen de bailar.. –reía a carcajadas ahora– “¿Y a mí que me importa si yo sí? ¡Si yo si acabo!”. –Me acuerdo de unos giles –repetía Wolff–que decían: “no te metas con esa mina que no acaba.

¿Qué carajo tiene en la cabeza esta mina que me entusiasma tanto.. Cambá allí quiere decir negro. A María y a la Bebita les pasó varias veces. No sería raro que le hayan metido algún afrodisíaco. o... pero después advirtió . Pichi........ se le ocurrió pensar.. < I >No Pichi... Y eso le salta cuando se junta con los correntinos.... Mi vieja debe tener algo de sangre negra.. pero no tanto como ella y los que se la vendieron o se la dieron en pago de algo deben pensar.. Aprieto ahí en el cuello y se le erizan los hombros y las tetas. < /i >Wolff se convencía de percibir un olor a mujer distinto: bajo el perfume. ¿Viste que siempre buscan colores chillones y gritan? Es por la raza. en la piel de la espalda.. Pero tengo esos primos y otros parientes que salieron negros. Alcaloide seguramente tiene.... Mi hermano tiene todo rulos y cuando éramos chicos y venía mi papá a visitarnos yo le pedía plata y compraba una crema especial para alisarle el pelo.dijera un chiste.? Y el olor. Cuando la vieja salía a trabajar yo lo metía en la bañadera y le planchaba el pelo con eso..... Se ríe de cualquier cosa. Pero cuando está con la hermana y se encuentran con otros correntinos y todos empiezan a hablar así... Mi amor: entendeme. No negro como vos y yo....Yo siempre entro dónde me da la gana. sería lo mismo.. Negro como brasilero. Además los negros son mas toscos.. vino... Me daba vergüenza porque me hacia acordar a mis dos primos los cambá. y gritan y toman cerveza... Pero con o sin droga esta mina tiene algo en la piel que se parece a su cabeza. No es porque sea correntina o japonesa. entonces sí me da calor. ¿Olor a qué? "Olor a madre bien cogida". Esta porquería que me hizo jalar es fuerte. en esta pierna.... Pero hay chicas que las rebotan en Elsieland y en Parada Uno.. no es vergüenza..... peor.. Nunca un negro se va a vestir bien ni va a hablar bien. bajo los restos de champú que todavía le perfumaban el pelo pero que habían desaparecido del vello de las sienes y la nuca.. O si es vergüenza pero no vergüenza de que mi vieja sea correntina. Cuando se arrodilló como para que la incitara a chupármela se le hincharon las mejillas y le fueron cambiando los colores de la cara y las manos.. < I >Tiene el tipo de piel que reacciona siempre como es debido... No ha de ser solo por el dolor: debe estar un poco pasada de droga. a los gritos y llama la atención como una chiquilina.. con motas y todo negro en los codos. Los negros me dan asco. Claro. ¡A mí qué carajo me importa! –No podía parar de reír y ella terminó riendo por contagio.. las rodillas y los dedos y todo blanco en la palma de la mano y en la parte de abajo del pie..

¡Ya a los trece un viejo me daba plata. Ella lo interrumpió –¡Seguí diciéndome cosas. Cosas.? –Así.. pero Wolff no entendió.. –¿A que edad empezaste a cojer. –Tarde.! –No...que nunca había sentido eso y que. –¿Y cuánto sacás. –¿Vos haces gatos? –Ajá. Como a los dieciocho...! –¡Se la chupabas.. Tendría que decírselo: –¿Siempre te cambia así el olor. Como a los quince... lo escuchaba– Claro. pero vos tenés algo... En la piel. Me pagaba para que lo mire.. –¿Y a cobrar? –¿Por cojer.? –Cuando el tipo me gusta y además me paga...? –¿Qué te importa.? –Tarde.. Wolff trataba de rememorar donde había sentido ese tipo de piel.... Siempre me pasó así. ¡Cosas! –Dijo él y retomó el tono anterior: – ¿Sabes qué. pero a pesar de la imagen criolla que daban su piel y sus ojos marrón muy claro tenía rasgos italianos. Tal vez la leonas del harén de un líder de manada puedan sentirse así. no debían existir las madres bien cogidas.. –En ese momento se le ocurrió que podría haber un factor racial: piel italiana: el apellido que dijo la mina no parecía italiano..... en la especie humana...? Te confieso que me pasa algo raro. en sus tiempos de fumador...... Claro. Desde que no fumo percibo mucho mejor los olores..... Quiso saber: –¿Que pedía? .? –Ella.! –Cosas.. Resulta que hoy tengo que cobrar un cheque y entonces no puedo diferenciar si lo que siento es por vos o por lo contento que me pongo las pocas veces que en el año cazo unos mangos. ¡Pedía garrón.... afirmativamente..... Es algo con vos. tendida. movió apenas la cabeza como señal de que aunque pareciera dormida. por principio..! –Dijo naturalmente.? ¿Ahora resulta que querés ser mi fiolo.. Se pajeaba el viejo. –dijo ella.... –Ya pudriste todo: ¡vuelta con tu trauma de la guita. Pero antes....? –No –negó él– Pero me gustaría saber una cosa y después te sigo diciendo lo que vos quieras: ¿Cuándo gozás mejor.. No es por la droga esa porque ya me había aga rrado en el Dandy........ o porque te gusta. por lo menos.? ¿Cuando haces gatos o cuando te encamás con un tipo por que sí. Pero ya me daban veinticinco.

.. Lo mataron para robarle la cartera y el pacassettes....... Pobre: tenía mucha guita.. ¿Olor a qué? Era algo parecido al ámbar gris que tal vez fuese efecto de restos de algún cosmético de los párpados o las pestañas.! –A mi me gustaría tener un Bé Eme y llevarte al bosque de Palermo para que mires como me pajeo... –Se tendió boca abajo en la alfombra. Y después lo mataron...... perfumadas. Era abogado... –¿No te da miedo? –Volvía a preguntarle. Wolff gruñó afirmativamente y probó el sabor de los párpados: lágrimas saladas........ –¿Te gustaría presentármela. Tenía toda la guita... pero de inmediato .. A los médicos sí.? –Sí –dijo ella y lo miró: tenía las pupilas dilatadas y los ojos como nublados tras un líquido denso que le dió ganas de besar directamente sobre los ojos y verificar el sabor de unas lagrimas que imaginaba... –Dudó por unos segundos y de repente su volvió a iluminarse cuando empezó a contar:–¡Claro que me calentaba. Era ese que apareció muerto en un BMW aquí.? No: gratis no.? –No me daba cuenta........ – ¡Tenía una pija chiquita......? ¿No sabés vos si es virgen? –No –dijo ella.Después me pagaba el doble. ¡Fíado... –¿Lloraste? –No. por la ruta. Pero ahora estoy segura de que sí.. –¡Como para no calentarse..? Ella asintió con la cabeza y ocultó la cara contra la alfombra. –¿Te calentabas. Pero dale. –Te dije ya que no estoy segura de no tener el Sida.. Se inclinó hacia ella y le lamió un pómulo.! Apenas se le paraba y ni le sobresalía del pantalón. –¿Qué.¡Seguí hablándome vos.–Garrón. –Al sida no.. Reía y había recobrado ese estilo de moverse como escuchando una música inexistente– A veces po bre no tenía plata y me pedía fiado.. ¿Cuanto me cobrarías. Abría la puerta –reía y Wolff creyó ver que se le volvía a erizar la piel en los hombros y los pechos– y yo me tenía que ir lejos..! Me llevaba en el auto al parque.. –¿Es virgen? Movió los hombros después levantó los brazos haciendo un ademán de ignorancia. –Respondió automáticamente...! –Dijo él.. Ni el auto se llevaron. Que.. ¿Nunca pensaste en entregar a tu hermanita. a un parque enorme...! –dijo ella y se sentó sobre la alfombra..... Entonces se abría la bragueta y empezaba a pajearse y yo tenía que mirarlo así acostada en el suelo. cerca del Golf. Hacía mucho que no lo veía....

¿O tampoco fingís en ningún momento? –Vos decís –hablaba él justo cuando aparecía el mozo con el pedido y el reloj digital de la caja indicaba las seis y treinta y dos minutos– cuando le sonrío a la señora de algún jerarca de la fundación o cuando me corto el pelo para ir a un reportaje en el canal de la mujer.. Si yo igual: prefiero cualquier cosa a los médicos. –Y vos tampoco.? –Ella asentía y el mozo los miraba.. Lo único que me pareció mentira es cuando me dijiste el nombre Marina.sintió que lo invadía una sensación de seriedad. moviendo el cuello y la cabeza como si oyera un ritmo de moda en una disco. Así... Me parece. Cuando fingís.. Pero allí no había música... ¿Acerté? Ahora ella también había tomado un aire de seriedad. conectó la radio de frecuencia modulada.... Y lo que me contaste de tu amigo el Zorro Gris... Tiene tetas de mujer grande –pensó Wolff. –¿Por qué no me creíste? Además no te dije Marina..? Lo mejor es reventarse de frente sin casco..Para esas cosas ellos tienen una antena especial. ¿Te imaginás que te internen... –¿Entre yo y quiénes? –Entre vos y los putos esos que viven con la mamá... Pero claro que te creo. La luz del amanecer anaranjado resaltaba su pelambre cobriza. Rejugados..? < I >Pichi. Debía ser la Radio Clásica: emitían una sonata de piano: o Schumann o Schubert. Al mango.... Wolff estiró un brazo hacia la mesa tratando de alcanzar el control remoto de su sistema de audio.. Estoy seguro de que hay algo medio denso entre vos y ellos. por azar. Ella se volvió hacia la fuente del sonido: debía estar tratando de ubicar los bafles semiocultos en la biblioteca del fondo del living.. Habló Wolff –¿Crees lo que te digo? –Sí.. –Yo no hago teatro... Nunca acertaba con los botones debidos.. < /i >–¿Y cuando haces teatro.. Me copan los tipos que corren en moto. en esos casos........ tal vez tratando de registrar la conversación– Ah... Me siento como un mártir. pero no habló. ¡Te dije Mariana bolú! –Por el tono de voz. Vos me parece que en la puta vida mentís. Movía la cabeza negando. –Negaba él con total seguridad –Digo. Soy un mártir judío.. Ella seguía casi riendo. en . En Elsieland...? ¿Qué sos? –Estaba preguntando Diana.... Quería poner en funcionamiento el reproductor de compact disc pero.. ¿Vos sabías que la mayoría de los mártires cristianos eran judíos. quedó ofreciéndole el perfil.

. En Norteamérica y en cualquier país del mundo es mucho peor... Además.. pero escuchame sin hablarme encima y dejame decirte eso ahora que puedo.. No se por qué los defendés....... Yo sé que te da bronca que diga esto..... en Parada Uno siempre hay uno o dos tipos que tienen como una antena especial. Ya se que vos estás en la misma.... Pero te quisiera ver a vos en una cola para pedir trabajo entre esos negros que se regalan por dos pesos.. Y a mí cualquier palabra en guaraní me suena a mala palabra.. Tenés relaciones. entre gente normal y descansar aunque sea dos días de toda esta mierda....? – Mirá Gil..? ¡Así que todas tienen que pensar igual que vos. Viste en las películas: hay zonas en las que aunque vayan con la plata en la mano no se les vende casas a los negros.. ¡Te rebotan.. Yo te quisiera ver a vos si tuvieras que trabajar en una obra y llegan los paraguayos a ocuparte el lugar. Por los bestias que son... Pero es distinto.. tenés carnet de piloto y entrás donde querés por la facha y porque te tienen miedo...... –Uy. Entrás bien.. ¿Alguna vez no te dí la razón? Entendéme vos a mi Pichi: ¿No te das cuenta que tenemos que irnos unos días a cualquier parte.¡Tenés un trauma con eso..... donde podamos estar tranquilos. Con guita en el bolsillo como vos cualquiera los defiende. ¿Te digo Wolff o te llamo Gil. lejos. El que edifica pone cláusulas especiales... Te dije de la Bebita y te podría nombrar mil mas que aunque quieran entrar con campera de Via Vai y con jeans de Tunel bordados. Pasarla bien es no comerse una pálida diferente todos los días.... para un programa que grababan.. –Sí loco.. de moda. Por eso no me banco los paraguayos. Vos no sos mina. No se. < /i >–¡Guau..! Eso es aquí.. Una mina entra bien siempre y cuando se la quieran voltear.... Yo venía a veces a ATC.. Vos hay algunas cosas que no las querés entender...... Aunque a vos te de bronca te lo digo: te juro que yo escucho hablar a los paraguayos y me da ganas de matarlos....? Y no te estoy hablando de alquilar nada ni obligándote a que tengas un auto con papeles que puedas entrar en la Capital sin que te hagan problemas.Distintif. para empezar.. Pichi. A mi lo único que me interesa es pasarla bien....! Ahora me avivo que justo ahí atrás queda ATC.No me vuelvas a hablar de la guita.. No sé por qué te ponés así..! ¡Decime que no tengo razón! ¡Explicame por que no tengo razón! Yo te quisiera ver a vos si fuese mas petiso y no tuvieras tanta facha. ¿Por qué me hacés esas caras. manejás auto y moto.. Vos tenés secundaria casi completa. Me hicieron venir como diez veces y me pagaron la mitad porque el programa nunca salió al aire. Y no te hablo de guita.... – Porque para empezar vos no sos mina y vivís aquí.. . Oíme vos y después yo te escucho y convenceme si es que tenés razón vos..

.. con la comida y la cerveza.. sin compromisos de alquiler ni impuestos y todo eso..... Yo se que todos están calientes con vos.... ¿Por que ahora te me hacés la boluda. pero no hagás gilada. o el cura.. < I >Su... Casi no es guita.... Al cura mismo le pasa parecido.. Si vos decías que entendías todo antes... Podemos pasarnos la vida viniendo al telo este. ¿Entendés eso? – Pasarla bien no tiene nada que ver con la guita.. Pero te digo: si un día alguien se aparece diciendo que el Pichi es cornudo... Esto es política.. con el gordo. Al gordo le pasa parecido.... Te queda todo a vos. A muchos mas.. Y si estamos con alguien. pero nos vamos a Bariloche y a recorrer los lagos en carpa y comiendo salchichitas y paty con Nescafé.Si nó. en una mano así me anoto.......! Pero si los encuentro que hablan algo de mí los agacho a los dos..? Algo les debe estar pasando a todos.. pero la cara te la corto a vos. o con los botones esos hijos de mil putas de la brigada que no hagan gilada porque los corto a todos...Pero ponele que en una de estas me tumben. ¿Me ves a mí la onda de anotarme en la cola del Ministerio para que me den los frasquitos para las inyecciones. te ponen cara de orto y te dan salida.... Seguro que me voy al sur o a Salta. < I >Si yo tuviera el Sida....! Estimado Gil . No te digo de que me guarden porque a mí no me van a poder guardar. No se por qué.. Ponele que venir al telo sea cien por noche. Son tres mil por mes todas las noches.. Y ya te dije muchas veces... Pero te digo: hace lo que te dé la loca.? ¡Ni ahí. –¿Cuanto vale este depto. No se que haría. ¿ Qué mierda mas precisamos? Vos ponele que en una de estas me hagan boleta. Ponele que vos tenés una Trafic y me decís: no tengo un mango.. o si querés a uno mejor... al que lo diga se lo dejo pasar.. El año que viene va a ser tanta plata como para comprar este hotel y la estación de servicio de enfrente. La mitad de todo lo que tengo es para vos... Eso sería pasarla bien y sin necesidad de guita. Les pasa igual a todos lo que miran televisión. ¿Vos te das cuenta que estamos jugando la lotería de Navidad y me viene una pendeja boluda a decirme que me anote en dos numeritos de la quinela de esta noche. Si sos como parece.... No tengo que calzar una nueve ni andar escopeta recortada para asegurarme de que no hay en provincia un solo cana capaz de levantarme vivo..... .. cuando empezamos... No se que haría..? ¿Medio palo? Calculá que yo para pagar las cuatro lucas de alquiler que debe valer y todos los gastos tendría que abrir las gambas cuatro veces por día durante todo el mes.? Todo esto es gilada. ¡Si no te gusta como soy te buscas otro y quedamos amigos... Tienen la tele adelante de la cama y se duermen escuchando a Vovovich y al día siguiente todos amanecen hablando las mismas cosas...

que era una fábrica abandonada. Pero los canas se daban cuenta de que los locos de la moto que hacían esos desastres dos o tres veces por semana tenían que ser ellos. era como una cábala de ellos. lo dejaban llorando y se iban con el carro a reventar una estación de servicio.. las tarjetas de crédito y todas las chucherías de los giles que habían apretado. También eso era como una cábala.. La locura debía durarles dos o tres horas y cuando volvían al aguantadero. lo fajaban a cadenazo limpio.. pilchas. Buen: después estaban como acaramelados conmigo y me hicieron un papo y me prometieron que yo salía de la historieta esa hecha una estrella... Los dos locos laburaban en raid. sin parar.... Laburar en raid quiere decir que laburaban solos y por postas. empezar por fanarse una moto.. Chicos: tenían ventidós o venticuatro cuando empezaron.. En el juzgado les creyeron mas a ellos que a lo que los acusaba la yuta y como lo único que les pudieron probar era que no tenían los papeles de la moto. Se picaban. ––¿ Laburar en raid? No entendés nada Gil. Y nada de dejarse empaquetar en forradas. Ni siquiera los acusaron por la moto robada y la F100 que habían hecho . en raid quiere decir de ataque: de una movida sola. Reventaban al tipo. Se daban máquina con eso y salían dos o tres veces por semana.? Eran iguales y estaban locos de la nuca: totales. Los dos canas –¿Te conté que me cojieron de prepo los dos hijos de puta? – Bah.. perdiste alpiste tomaste una liñita como para una nena de tercer grado y estas reduro como el polaco Goyeneche en el cine. La yuta los apretó a mas no poder y no les pudo sacar nada. Y yo como buena pelotuda que soy me lo tragué.. Pero te cuento: los dos locos laburaban en raid. los mandaron a rehabilitarse. le sacaban todo. muebles... pero anotá porque después seguro te apolillás y te olvidas de todo. embolsaban todo lo que se habían levantado. lo que quisiera. Arrancaban a pie. hasta que un día se dieron una piña contra una F100 y cayeron en cana. el que era mas feo de los y me miraba a mí. Morfar y dormir bien..Gil: si yo tuviera el sida me largaría a pasarla bien igual que ahora. Fifar bien... primero se choreaban una moto. mas los relojes. Nunca menos de dos o tres lucas verdes... siempre de raid. Estaban rejugados. Y se iban en la moto apretar un auto en algún cruce de la ruta con semáforo.. y los brazos negros de moretones y pinchazos. Te cuento. Se habían currado un toco de droga de un concejal del PI y se la picaban sin la menor curiosidad por saber con qué la habían cortado.. Los dos canas que labauraban por la suya me dijeron que me interne en la granja de los evangélicos para sacarles los datos de lo que habían encanutado. Me cogió uno pero el otro miraba y yo me calentaba con ese. Que me alcanzaba para alquilar un año de adelanto y comprarme un Fiat Uno o un Renault nueve. ¿Te termino de contar de los dos locos....

¿Me creés? ¡En cuanto llegaron a la granja se convencieron que habían encontrado a Jesús! Una semana sin picarse y ya no veían mas lagartijas las paredes: se ponían en pose como putos y decían que los miraba Jesús.¿En que carajo estabas pensando? Estimado Señor Gil Austria y Libertador: tengo el agrado de dirigirme a usted para poner en su conocimiento que jeringa quiere decir meterle un dedo en el culo a un viejo hijo de puta como usted. o el cura....? A Xuxa sí que me la cojería.. ¡Si sos negrita. Y los dos locos. sargentos y abogados que. haciéndolos pasar por negros escapados de las estancias de ellos. ¿Vos sabes lo que hicieron los ingleses en el Paraguay? ¿Sabés a cuantos chicos mataron para que no quede mas ni un paraguayo? Sabés que en Paraguay había médicos.volcar.. forra! ¿Te pensás que si fueras blanquita lechosa como la Lucy yo te daría pelota.. Y de vuelta paramos en Corrientes y te voy a hacer quemar al sol para que cuando vuelvas todos te digan negrita.. Te metería ahora mismo un dedo en el ojete a ver si se te va esta cara de boludo.? ¿Te importa un pedo lo que te digo? ¡Ahora venime con la novedad de que tampoco te acordabas de lo que quiere decir jeringa y me tiro por el balcón...? Te digo que si alguna otra vez estando con alguien... como eran morochos. < I >–Susi... ¿Me estás oyendo o estás en otro trip. y con la ropa mugrienta de grasa por el choque con la F100. con el gordo.. Yo tenía que hacerme amiga –cosa fácil– y engancharlos para meterlos de nuevo en el pico...? Te digo algo: en enero nos vamos los dos a Paraguay y a las cataratas... Los botones me iban a traer jeringas y todo eso para picarnos juntos los tres...! ¿Que piso es este? ¿El cuarto es? Gil.. los argentinos los secuestrábamos y se los vendíamos al Brasil para esclavos.. porque yo los voy a tajear y si no los tajeo de una ahí mismo vos sabés que es porque estamos anotados en el billete de Navidad y que hay que aguantarse hasta que salga el número...... Y todavía estaban con la barba de diez días de calabozo en el juzgado. ¿Que me mirás con esa cara... ¡Vos no lo querés entender! ¿Querés ver que fácil se prende fuego el Elsieland? ¿Querés ver como con un tubito así de grande como un consolador se puede tirar abajo la arcada de la entrada de autos de Parada Cero y hacer un ruido que lo sientan a diez quilómetros a la redonda? ¿Querés ver que un viernes a la noche me llevo a bailar a tu vieja y cuatro correntinas al Elsieland y les hago servir Chandón con el pingüino ese de smoking que manda a los mozos? . Bueno. Pero es por otra cosa. almaceneros. o con los botones esos hijos de mil putas de la brigada no repitás boludeces de la televisión ni le des la razón a ningún hijo de puta con eso de los coreanos y los paraguayos... pero en serio ehhh...

. Vienen los del hotel con la cuenta y dicen que no podíamos estar de a tres.. ¡La cuenta era como de mil dólares... Pero anda vos a fifar con un loco caliente en una granja de evangélicos. Lo .. Picados.. Ah.! Entonces los junto a los dos y les digo que a mi me pasaba una cosa con los dos. ¿Te digo algo.! Ni me acuerdo. pero los locos más se daban vuelta..¿Y sabés por qué? Porque cada vez que les agarraba la locura de contar cuánto tenían juntado se iban al galpón del Chevy. se picaban ahí mismo con las jeringas que guardaban amontonadas entre las herramientas y la goma de auxilio y eran la clase de pendejos que se pone relocos y se olvida de lo que tiene pensado hacer y que picados no son capaces de tomarse el laburo de hacer mas nada.. Y a hacer que me golpeaban: me golpearon y yo me la aguanté y hice un poco de teatro hasta que los dos locos transaron y me dieron la posta posta. queso y pebetes. ¡Tenias alrededor a diez tarados vigilanteando y a cinco evangélicos mirando cada cosa que hacías... Nunca supieron cuanta guita. menos querían soltar la posta del canuto de plata.. ya les importaba un carajo la guita y todo lo que tenían para hacer reducir..... Buen... y mucha menos ganas tenían de ponerse a contar o a anotar. relojes y porquería habían juntado. hacer cosas que al día siguiente salieran en los diarios. pico y tracaa traca: ponele que me echaron mil polvos mas las veces que medio me dormí y ellos pedían mas películas porno y cuando me despertaba los veía pajeándose. y como allí tenían la bolsa de pico.. Al pedo. Siempre me hablaban del buzón. te la hago corta. Que era así y que nos piráramos los tres juntos.. que ellos llamaban a la policía y que los dos señores se tenían que quedar en garantía. que el raye mío era con los dos a la vez..< /i >–¿Te interesa lo de los locos? Entonces sigo.? La pasé diez puntos.. en el garage de la casa de la madre del mas loco de los dos. raides... Querían acción. La historia es que nos amigamos y uno de ellos se recalentó conmigo... porque yo ya me lo imaginaba desde el momento en que los dos botones que venían por la suya me ofrecieron el laburo: tenían todo en el baúl de una Chevy. y re–dados vuelta. cerveza..No: y aceitunas que una mañana nos mandaron en un frasco los de la brigada.. Te la hago corta: nos fuimos a un telo de la ruta y nos pasamos dos días enteros de pico.. Llamaban al embute buzón.. se surtían todo.. toda trucha era pero los locos ni idea tenían de lo que habían tomado y morfado ni de cuantos días llevábamos conchabados en esa pieza meta sauna. Pero los del hotel estaban arreglados y dos que decían que eran de seguridad pelaban fierros y empezaron a tirar la falopa por la alfombra.. tomando birra –cerveza– y comiendo nada mas jamón.

yo. Los del hotel les cierran la puerta y los dejan con el frasco mío y las jeringas ahí encerrados y yo salgo en un remise a buscar la plata para cerrar la cuenta. Curiosamente. el fercho me hace: –¿Averiguaste? – Y le digo que sí y como buena forra le doy la posta del baúl del Chevy. tomografías y microfotografias de sinapsis. veinte mogras de fumo truco y cuatro billetes de cincuenta dólares. compuestos nitrogenados y butiricos que . –¿Vos viste un mango Gil? ¡Yo tampoco!. Los odio. y la complementaria que desactiva en los humanos el reflejo de huida de las aves arbóreas ante la visión de un reptil. parecida a la que recordaba de sus peores momentos de la escuela primaria. por lo que mas quieras. Pensó en la expresión “respuesta fóbica” y recordó un seminario sobre arquitectura hospitalaria en el que los organizadores difundían un tesis sociobiológica sobre la fobia. las características del circuito. y las propiedades de las membranas celulares y de las sinapsis que se identifican en los circuitos de los vertebrados inferiores.. que esta mina no se nos siente en la mesa. Ahí se me vienen los de un patrullero que nos venía siguiendo y me bajan en la estación de servicio. en las áreas olfativas de sus rudimentarios cerebros. en chimpancés y humanos. de una cadena de polipétidos que solo se ha identificado en localizaciones cerebrales que. le despertó un malestar que irradiaba desde el centro de su abdomen y que anticipaba una sensación de mareo y asfixia. –Diana.. se asocia a la producción.. El remis era un coche de la brigada que en cuanto subo. que probaban que ciertos estímulos luminosos –en las gamas de verde y azul– y determinados estímulos olfativos –ésteres.. Los re–odio. se activan ante cualquier señal de peligro. a los canas. Me habían ofrecido un Fiat Uno y después se subieron hasta un 405. Según ellos habría localizaciones nerviosas que conectaban un grupo reducido de ganglios del parasimpático y ejecutaban ciertos comandos de estructura y funciones idénticas a las que etólogos y neurólogos tanto han estudiado en aves y reptiles. aparecen entre los mamíferos solo en los primates y en la especie humana.. a uno me lo rebotaron en Carrefour diciendo que era truco y me lo devolvieron sellado y nunca mas nadie me lo quiso cambiar. justo frente al hotel. La visión de la cara de Lauri contra el cristal de la vidriera.único que les copaba era picarse. la fobia que paraliza a los batracios ante ciertos estímulos químicos. me dejan cincuenta mangos para el desayuno y piran en el Chrysler para el lado de Berazategui. Por ejemplo. Para mejor uno de los billetes era falso.. pero a la hora de repartir me dieron un estéreo. no así en los perros y los roedores de laboratorio. O. pirarse de viaje y agrandar la torta. Buen: lo de la cuenta era todo teatro. Los organizadores del seminario proyectaban cuadros estadísticos.. al menos.

sacudía para exhibir una mata de pelo enrulado.. Si Laura Golder fuese mi novia. te hago un par de preguntas –recordaba Saúl la voz chirriante días mas tarde.? ¡Me siento cinco minutos con ustedes. y. Saúl imaginaba aquella conversación en casa de los Fridman que. teñido con reflejos cobrizos que quizás. en el sudor de los rumiantes y las fibras de lino– inhiben la actividad de esos centros nerviosos y reducen a un mínimo la concentración del polipétido al que atribuían las consecuencias negativas que esa respuesta ancestral tiene entre los concurrentes a hospitales. sino en su propia mesa del Open: –Ay chicos ¿Los interrumpo. Ahora volvía a agitarlo como las alas de un quiróptero. Yo tengo un objetivo que es perfeccionar la imagen del prepago y de las clínicas del viejo..... seguramente también me habría hecho venir esta mañana aquí. le había contado Diana: –Ay Diana –recordaba Saúl la voz chillona de Laura que sin mucho esfuerzo podría imitar – en cuanto le cuento a Papi que vos estás saliendo con Saúl resulta que Papi se entusiasma y me dice que es el tipo mas brillante que hay y que quisiera conocerlo en persona pero Papi me pide que mejor antes le haga un reportaje para las revistas del sanatorio y del prepago y entonces quiero que me combines un encuentro como casual con él y yo me arreglo para grabar un diálogo informal. Y esta es una de las minas –penso Saúl– que me inundan de ese indeseable polipétido hasta descompaginar mi querido equilibrio endocrino: ACTH. Por eso estamos mejorando la publicación. en el estudio de Diana. Mi objetivo..Yo tengo un objetivo con esta charla. Y yo estaría sentado aquí con ella y entonces sería Diana la que sacudiendo su impermeable como las alas de un quiróptero. no en el recuerdo.. sudor frío. antes de presentarlos. en efecto. habría elegido en la peluquería para armonizar con el color de su impermeable... Ahora la voz volvía a aparecer.. adrenalina mal estructurada. inhibición de los núcleos del simpático y una consecuente parálisis intestinal. en el dúplex de los Fridman– y vos no te preocupes por lo que decís porque en la oficina de prensa de Papi hay unas chicas que vienen dos veces por semana de Clarín y hacen el editing de todo y redactan todo a la perfección.. tiroidina. y apoyando la cara en el cristal como en el tango “cafetín” desencadenaría el mismo cocktail neurohumoral venenoso.. .. esa vez. shoppings y reparticiones públicas..! Chilló la voz mientras la cabeza se inclinaba hacia Diana. presión lumbar. –Ay Saúl. Papi se coparía muchísimo..abundan en la leche. tenía esa patina viscosa que estaba de moda y que guardaba un parecido notable con la piel de los quirópteros y la de los peces ciegos de las profundidades que se exhiben como curiosidad en los acuarios presurizados.

Por atrás... Las oigo ha blar con voces que imitan los acentos entre campechanos y uruguayos de nuestros .. Sí– pensó Saúl– es como el enervante efecto de las tizas sin cera. con él.! Los boletearon ahí nomás. Te imaginas bolú. Como hacen siempre ellos. por atrás y sin nadie que les fuera al velorio porque la vieja del mas loco estaba internada en terapia con un montón de fracturas.. El shofar con su voz de cuerno imita los acentos de dios y en cambio estas putitas con su voz áspera de pito... imitan los chillidos de los pichones de un corral: voces domésticas. que baja al fa puede emprender la hassanah.... sus profetas tenían voz de caverna y los mejores rabinos tienen registro bajo. repasados de pico y con pistolitas ventidós reventar un banco a fin de mes. que no era tanta plata como los del telo pretendían.. o en Litvania. Peor que el dentista... el malestar seguía creciendo y desplazándose entre en el pecho y el centro del abdomen sin resolverse entre la alternativa de un vértigo o de un mero malestar respiratorio. Sus abuelas. un ofi che pagó la cuenta.. cuando las frotan contra la pizarra provocan un estremecimiento. Es un tipo genial.Mientras. Solo barítonos de voz tan grave.. nuestro Dios.. De todo esto.. siguen convencidos de que al telo ese de Bernal Oeste nos llevaron en una combi de Satanás.. contra la ventanilla de pagos.. Jahvé.. ¿Te termino de contar de los dos locos de la moto Papito? ¡Che Gil. La fajan a la vieja en cuanto terminan de comer y la dejan atada en una cama y salen con la Chevy directamente para Quilmes y se largan a asaltar un banco. jamás se habrían atrevido a enervar a sus hombres chillando de esta manera. Papito. habla con voz gruesa de trueno... Y ellos...¿Que hora es? Ojo que antes de las nueve quiero estar en el consultorio de ese doctor.. pensó Saúl. Resulta que la cana fue al telo y los hizo soltar. en Galizia. Los dos boleta..! ¡No te duermas! ¿Te jode que te diga Papito así. Tendrías que conocerlo... Por ahí.. esa misma tarde.. Perdoname: ¿Te jode que te diga bolú? Buen. Eso fue el primer acto.. te cuento que es hasta el día de hoy que los evangélicos.. Segundo acto: te la hago recortísima. se volvieron con los evangélicos y dijeron que el demonio nos había tentado a los tres..? No te puedo decir Gil y tu apellido parece mas el ladrido de un doberman que un nombre de personas. Pero a esta hora ya ni sé por qué justo te cuento esto a vos. Te coparías vos... ¡Sin estudiárselo primero.. Un día los locos se van curados de alta de la granja y vuelven a la casa de la madre del mas loco de ellos. yo lo único que quería sacar era que me paguen contado un alquiler de un depto por un año.

–Siempre arranca a esta hora.. Voz de Sarita.. las Saritas serían delgadas. tiene.No.? –¿Cómo bien? –Bien. Saúl siempre imaginó a las Saras como mujeres esbeltas y parsimoniosas... –Che Wolff. Apenas un gusano. anuncia a los hombres. que le teme vaya a saberse por qué. ¡Esta alfombra quema. ¿Viste que hay gente que se rompe la cabeza para inventar historias y les . Alemanes del margen. En contraste.... Su verdadero nombre era Laura o Laurita. había partido en dos la última media luna de Diana y empezaba a mordisquearla. –Especialmente a los centro europeos –Habló Saúl devolviendo el saludo. pero por su carácter de ofidio siempre capaces de representar los peligros que.. Culebras en sí mismas inofensivas. somos centro europeos. No un puente entre el gusano y el superhombre como pretendía aquel filósofo del romanticismo. No. El padre había sido un médico bastante reconocido. Deben ser siete y pico –¿En qué estabas pensando? –En una cosa. pero mas que eso. Una curiosidad. ¿Por qué contás tan bien cualquier historia. o.! Pusieron la calefacción. Leibnitz.. Calló y ya la Sarita había tomado posesión de la mesa y como prueba de su poder. y el mundo científico que lo respeta porque reparte dinero a los becarios y porque es uno de los pocos que se puede entender con la mafia de sindicalistas que vive coimeada por sus clínicas. Kant y toda la peste alemana.... con cierto prestigio de investigador y repentinamente se dedicó a los negocios: el viejo es justo un puente entre el gusano y la rata. – representó la expresión de un iluminado para repetir: –No... Pero las escucho con sus voces de pito irritante del barrio de Bel grano y no puedo evitar la certeza de que solo quieren enamorarse de un goi... un estado intermedio entre la cotorra Enana y la vivorita de dibujo de Disney.oligarcas o de los agentes inmobiliarios de Punta del Este y ni siquiera me producen lástima. Lauri no tiene voz de Laura. Corroborando que las dos mujeres lo miraban con desconcierto siguió:–Porque reconozcamos que somos hombres. Colonizados por Lutero. que siempre debe optar entre uno y otro límite y. como si ese fuese el tema de una conversación que la recienvenida acabara de interrumpir.... Los vecinos empiezan a despertarse. un nexo entre la colectividad. Y ahora habrá que escucharla. intermedio entre el nazi y el nómade de los desiertos orientales. de voz chillona... frágiles... como diría la prensa amarilla... la eficacia del instinto animal....

. –Habló Diana.. ¿Qué es el arte? –podía preguntarse Saúl– ¿Qué es el arte sino esta sutil diferencia de sonido que los músculos de mi laringe y del velo del paladar –quizás también los de las mejillas– imprimen sobre la palabra "objetivos" para que estas dos imbéciles adviertan que hay expresiones que no se deben usar impunemente. a su manera.! Sentate con nosotros. –¿Qué hacés Sarita? – Dijo Saúl y registró la mirada de censura de Diana.. si he alcanzado tal arte. –¿Seguís siempre repleta de objetivos..Vos contás de cualquier historia y da ganas seguir escuchando. no estúpidamente –pensó Saúl– sino con la eficacia un organismo que sabe. se dijo Saúl en el momento en que empezaba a recuperar su humor... algún lugar secreto de su cuerpo o de su alma. Ella debió haberlo interpretado como un reproche porque lo interrumpió: –Loco: yo no te invento nada..! ¿Pensaste que inventaba? –¿Y a mí qué me puede importar si es inventada o no.. Y. esperando la carcajada de burla que se merece.salen tan aburridas que nadie se las quiere oír? –Ella asentía. –Vos también debés contar bien tus historias.. en efecto. por la acción automática de dispositivos neuroquímicos "sabe"... Seguro que en una parte de su exquisita máquina instintiva estas turras también pueden adivinar el pensamiento. – ¿Que día es hoy? –Preguntaba Saúl mientras la cotorrita se acomodaba en un sillón– ¿Sabés Laurita que el domingo pasado conocí a una estudiante de Comunicación Social que me parece que tenía tres objetivos mas que vos.? –Saúl intentaba introducir un contratiempo en el régimen implacable de la naturaleza. –¿Busco otra mesa? –La pregunta se dirigía a Diana –No. Te conté la verdad... La mala onda le dura unos minutos y después se pone hecho una seda.? Yo te oigo y me gusta lo que contás y chau.! –Decía la voz de cotorra exitosa. La chica sonreía. de ahora en adelante cada vez que esta cotorra hable de sus "objetivos". que el tiempo es una fuerza implacable que juega en favor suyo... Diana parecía a punto de golpear la taza de café y hacer esa escena que él tantas veces ha imaginado y que ella nunca termina de ejecutar... al menos en presencia de gente seria.? Si existe el arte. Lo que pasa es que siempre estás pensando en guita y en las giladas de esos libros y no podés pensar en otra cosa. si la tuviera. se sonrojará.. –¡Siempre con buena onda vos eh.? Y fijate qué casualidad: ella también estaba fascinada por Pavarotti. ¡Me pasó... Wolff agregó: –Vos no. . o en algún lugar inauscultable de su conciencia o de su memoria registrará un reflejo de temor y quedará desconectada por un instante.... ¡Dale..

? –No. Conocer el modo de deslizarse –estaba convencido de que los que saben distinguen estas especies por su manera de reptar– y grabarse en la memoria el simulacro de follaje que se representaba en su piel parecieron durante ese intervalo mas importantes que ceder al impulso de defenderse y satisfacer la presión de tantos que. por lo menos.. En ese momento recordó un campamento en las afueras de Goya.. le gritaban “¡Matála!” El episodio le dio fama de valiente y decidido y el apodo de “el ruso yararáski” que lo acompañó durante varios años en la universidad. o. –Bah..! –Chilló la vocecita antes de preguntar: –¿Saben de dónde vengo.. En cambio él permaneció fascinado por el hallazgo y por la visión de los reflejos de sol que surcaban la piel verdosa del animal que apenas se diferenciaba del pasto por sus movimientos regulares: ondas que recorrían su cuerpo todo a lo largo imprimiéndole una marcha lenta y ceremoniosa. Ya había completado la experiencia militar de Israel y casi olvidado las noches de ..” Pasaron mas de diez años.. Invitado por un grupo de la Juventud Peronista. hasta su primer experiencia de verdadero miedo. Desde entonces... el único judío. por influencia de la gente que lo rodeaba. curiosa. ¿Sabes Ingele que hay mucha gente a la que le das miedo. Ah. Y a algo peor que es el morir al pedo. era también el único que no simpati zaba con Perón ni con los paramilitares montoneros.. Salvo a vivir al pedo.. desde lejos. Justo Saúl se disponía a aplastarla con un golpe de su pala cuando oyeron la voz del instructor que gritaba: –¡Guarda que es una yarará.. Y desde el primer día lo apodaron “Gorilosky”. a su primer recuerdo de algún efecto parecido a lo que la gente describe como miedo..! Sus compañeros se dispersaron como empujados por la expansión de una granada de fogueo. Mejor te lo cuento otro día... Saúl me da miedo. Pronto tendría que irse al hospital y la tormenta pasaría bien rápido... Una tarde ensayaban cavar trincheras con palas lineman y en un montículo de tosca descubrieron un reptil de piel verde aterciopelada. después coincidieron en que a todos les había parecido una culebra. –Respondió Diana...–¡Al menos es gracioso.? –Se estaba dirigiendo a él. Prefirió no responder. Pequeño. En tiempos de peligro solía decirse y confesar a sus amigos: “no tengo miedo a nada. Sí.. Por fin sabría cómo era una yarará y aprender a distinguirla le serviría para otra vez: imitando la parsimonia del reptil dejó pasar varios segundos antes de descargar el golpe con su pala.. él mismo llegó a creer que no le temía a nada..

terror colectivo en Buenos Aires en las que no tuvo otra sensación que un vago malestar provocado por el temor a estar equivocándose. como fotogramas escogidos del anuncio publicitario del estreno de un film. se le representaban en sucesión. Gente del Common Boston: esos que mantienen alumbrado de gas en las fachadas de sus casas. comian pasteles grasientos y fumaban tabaco. las imágenes de los birretes de Marines. músculos de fisiculturista. jadeando. se demoran en los stands de productos orgánicos. con una espiración. con esporádicas retenciones de aliento para verificar el pulso en el golpeteo subauricular y frecuentes estiramientos del cuello llevando la cabeza hacia atrás para exigir un poco mas los límites del equilibrio. Pendiente de esa sucesión de imágenes cuyo comienzo había olvidado volvió a sentirse solo en el parque. Tipos casados con mujeres frágiles de voz muy suave que compran en los supermarkets en horarios de oficina. ¿Porque no me producen nada ellos ni sus mujeres ni sus casas con faroles de bronce ni sus autos ostentosamente sobrios. llevaba mas de veinte minutos de trote forzado y su corazón–calculaba– estaría latiendo por encima de los ciento diez. aunque son demasiado jóvenes para haber estado en Vietnam. En mi país los odiaría. responden con exagerada cordialidad a las preguntas de las encuestadoras que las distraen en la caja y siempre cancelan sus cuentas con la credit card amarilla del banco Mayflower. con un fondo lejano de ladridos que podrían venir desde allí o desde un potrero de la avenida Juan B. Venía trotando el parque en Boston. Estaba cansado. Justo del barrio de su infancia. A las siete debía tomar guardia en el . Y cada imagen se correspondía con una inspiración. Todos bebían café. y mucho menos un judío. ojos azules. Frecuentes a toda hora en ese parque. ¿Por qué no puedo odiarlos? Jamás habrá entre ellos un investigador. mujeres rubias de brazos y tobillos increíblemente frágiles. Apenas recordaba las horas perdidas aquella noche corrigiendo las pruebas de impresión de un paper junto a un grupo de investigadores junior. Corriendo..? Pensaba de a flashes cada vez que atravesaba las partes de terreno iluminadas por las nuevas luces halógenas del Park. navegan en lanchas y veleros de madera. son tipos de pelo corto y músculos abultados artificialmente que se disfrazan de veteranos de guerra. ni un médico. perambulators revival de cuero negro y carros de compras del supermarket deteniéndose ante una góndola de productos naturistas revestida con placas de abeto sin lustrar. y aunque no usan barnices ni pintura sintética y evitan los tejidos y la tapicería de fibra sintética se mueven en Mercedes y Volvos último modelo. remeras de suboficiales de el US Army. Amanecía y en los alrededores algunos blancos madrugadores ya estaban paseando sus perros. Volvos de un antiguo celeste metalizado que copia el tono y el degradé de las hojas de armas blancas templadas al aceite.

cada vez mas común entre los médicos que insisten en rutinas de entrenamiento solo adecuadas a deportistas jóvenes.laboratorio de la Universidad y recibir puntualmente las muestras del hospital y anticipaba el mal día que la falta de sueño y la humareda de los juniors iba a provocarle. Que fuese el brazo izquierdo le hizo pensar mas en su corazón y en el riesgo de un accidente coronario. Se detuvo y trató de girar al tiempo que flexionaba sus piernas que. en efecto. la sensación de haber descansado. Corría pensando esto cuando sintió una masa de aire cálido en su antebrazo izquierdo. En la segunda vuelta al circuito del parque ya no escuchaba los ladridos y solo pensaba en los efectos favorables de la hiperventilación. De inmediato percibió que su mano se empapaba con un líquido viscoso y tibio. Contuvo el régimen de carrera y de inmediato cobró conciencia del ritmo irregular que había tomado su pulso. Pero la sensación de llevar colgando algo que a cada metro aumentaba su peso lo obligaba a inclinarse hacia la izquierda para llevar el cuerpo a la altura de su mano: “como se inclinan hasta caer las víctimas de un derrame de un aneurisma aórtico¨. –Entre el humo de los cigarrillos y la fritanga americana me van a envejecer diez años: tendría que volver al ejército. pensó. Los últimos días había estado trabajando en reuniones de fumadores. Odiaba cada día mas a la cocina americana y prefería los restaurants étnicos. habían perdido fuerza.. Había comido en el hospital y en la universidad y extrañaba las verduras y frutas que solía cenar en su cuarto. como si durante los últimos diez pasos hubiera estado arrastrando una carga que recién terminaba de advertir. Lo peor que podía hacer era detenerse de golpe: el número treinta y dos de su edad se le representó junto a las figuras de la estadística de los fumadores pasivos que hacen un episodio cardíaco al cabo de una noche de casino o de party en medio de viciosos que jamás dan síntomas de consecuencias de su adicción. – Pensaba las pocas veces que salía a correr por ese parque. Quiso alzar la mano. tipo oriental o kosher a cualquier invitación a restaurants caros o a comidas en casas de académicos. Recién entonces descubrió al perro. Algo seguía tirando de su muñeca hacia el piso. El animal estaba mordiendo su muñeca –pensó en la arteria radial y en las medidas de emergencia para contener una hemorragia de radial o de cubital interna– y tardó varios segundos en advertir que no había clavado sus colmillos sino que. al menos por unas horas. a través del .. para verificar bajo el farol si esa materia húmeda que chorreaba desde el antebrazo era algo real –¿sudor caliente y pegajoso existe? ¿será mi sangre? – Se preguntaba. Rato después un baño y un desayuno de frutas y "tei con limene" en el gimnasio del campus le dejarían.

El perro habría percibido estos cambios. revolcándose en la arena –¿dónde habrá arena en este park?– y disputándose los restos de un cuerpo humano despedazado entre ladridos de combate. y por el momento ––se alentó– es solo baba de doberman. es decir. que. adiestrados para eliminar negros: me han confundido con un negro. Por un instante estuvo convencido de haber visto por televisión un programa sobre perros asesinos que inmovilizaban a sus víctimas a la espera de que algún miembro menos adiestrado de su jauría tome la iniciativa de devorarle los testículos o de atacar el cuello buscando la yugular y la carotina y los vasos superficiales que prometen un festín gozoso en el que líderes y cachorros terminan bañados en sangre.. durante ese lapso sus amos se darán cuenta de que soy blanco y le ordenarán que no siga adelante. Era un amanecer de verano. alegría. se pregunta ahora. En ese momento. si grito reclamando auxilio. ahora estaba convencido. –pensó convencido de que su siguiente acción seria morderle los testículos.?– Saúl pudo recordar los cambios químicos: pequeños alteraciones en las moléculas de las feromonas que se producen en emergencias. eran gente de Klan a la caza de violadores negros. pero ahora. Tal vez. Y la materia pegajosa no es sangre. algo imprevisto en su programa de adiestramiento. sin duda. para que se den cuenta de que soy uno de ellos.” Pensó. había aparecido otro sudor: un derrame de líquido helado que le bajaba desde los hombros hacia la cintura y le paralizaba los brazos y la espalda. la palabra adecuada para explicar por qué tanto temor a un perro que. Tengo que gritar una sola vez y con voz bien fuerte: –¡Heeelp!– y procurar una perfecta pronunciación de americano blanco. . peleando. En la ofuscación – ¿ O acaso no es "ofuscación". fue adiestrado para la defensa de sus amos y no se permitiría jamás un acto irracional.. Está adiestrado para detenerme. bajo la luz muy amarilla de un farol del parque y percibiendo los olores del perro y de su aliento.. Había sudado mucho en su carrera.. Si vuelvo a correr. Agachado.puño de la campera los mantenía trabados entre su piel y la correa del cronómetro. y de ferocidad.. sus compañeros me devoran los huevos. llegó hasta a imaginar la escena de su cuarto en la que había estado mirando la ABC donde ese imaginario programa sobre jaurías urbanas habría sido emitido. “Son perros de Klan. Después ya dejó de pensar. detrás de aquellos arbustos deben estar sus amos embozados con capuchas blancas puntudas. sintió el orgullo de ser blanco y algo parecido a la solidaridad con los ra pados adiestradores.. jadeante.. cuatro años después. Si sigo quieto entenderá que me ha vencido y puede tomarse un tiempo para esperarlos.. sobre el fondo de un miedo que por primera vez había llegado a conocer.

sin lastimarme.. y ahora.. toda gilada: guerra a favor de los ingleses. pero no sé contar.. a mí... Las mujeres seguían hablando de figuras de la TV conocidas por ellas que esa mañana estaban en algunas mesas del Open.cuando el sistema endocrino funciona bajo comandos no habituales.. Rosas no sé. Si me pongo a contar. Pero tendría que decirles a las dos: –Una vez. De grandes no. Yo se cantar pero no se contar. pero eso es por los trabajos que embrutecen.... Pero en Paraguay casi no deja ron un solo varón vivo. me atacó un Doberman que.. Los ingleses hicieron la guerra del Paraguay no para matar por matar. Tan objetivos como el prepago de tu papá... en Rusia y en Polonia pasaban las mismas cosas. ¿Viste como caminan Susi.. acompasados..!.. vuelve a pensar lo mismo: “me gustaría contarles a estas dos la historia del ruso yararasky y la del perro de Boston. Lo llevás en la sangre.. Solo babeándome y mordisqueando la pulsera plástica de mi reloj. El también está programado para atraparte. En China. igual a vos.. Pensó en el hipotálamo bajo los efectos del pulso y en el ácido láctico y en la corteza occipital indirectamente sometidos a los efectos de la hiperventilación. Son tan objetivos como los del doberman que un amanecer me confundió con un agresor negro y me inmovilizó la muñeca.. el Prepago no tiene cómo ni por qué saber cuáles son sus fines.... Ahora. en Boston. Tus objetivos. Los mataron. Y claro que igual que los perros de policía. Sarita.. y así poder vender porquerías.. En los libros de historia de la guerra ni aparece un inglés. quiero decir… ¡Laurita: igual que vos el perro aquel que vos tenía objetivos.. no encuentro las palabras y me distraigo. < I >Las paraguayas son lindísimas. o los vendieron para esclavos a los brasileros. Saúl pensaba que quince años atrás esta Sarita habría tomado clases marxismo y entendería mejor la cuestión de los objetivos que no son subjetivos.. telas inglesas. por los hijos de puta que gobernaron aquí después de Rosas. no son subjetivos. su especie estudia diseño computado o semiótica de los medios de comunicación pero sigue cumpliendo objetivos con la misma inexorable eficacia. Era para que les abrieran las aduanas. paralizarte. las fronteras. pero la guerra esa la inventaron ingleses.. en el Open. convencerte de que lo único que podés hacer es someterte a sus fines. Y después intentar explicarle a la cotorra.. En ese instante pensó en el terror de los campesinos de Europa oriental a los dogos y lebreles de caza con que los hostigaban los pequeños señores de la aldea. Nosotros fuimos de forros. –Mirá. En Turquía pasó igual: en Armenia fueron una noche los turcos y mataron mas de cien mil pibitos porque eran de .. Tus objetivos son muy objetivos..? Vos caminás como una diosa y eso es la sangre de tu familia... pero los ejecuta con tanta perfección a la par..

Si me aseguran que aquí en las cárceles... Lleno de ingleses.... en este siglo...? Yo no lo quería creer. Eso fue ahora... Torturar. Si vos no sos de la raza de ellos no podes vivir ahí ni votar. o de amonal o de polímero de butil–fenol podes hacer volar la losa del Elsieland. Lo están usando poco porque es riesgoso transportarlo. Un cuarto kilo de polímero de butil–fenol y un fulminante a pila alcanza para partir la losa de la embajada yanqui. Pero los judíos no mandan a matar chicos.. Dicen de los judíos. pero a muchos judíos se los entregaron a Hitler los propios ingleses. ni a la Dupont. en todas la guerras. y la guerra del Paraguay. pero después los hicieron juzgar.. y nada mas que agua y amoníaco podés fabricar exógeno.? Con un tubito del tamaño de este consolador podes volar la arcada esa de cemento y piedra que pusieron en Party Club. del tamaño de una petaca de whisky llena de exógeno.. Donde vos veas que matan chicos.. Lo que pasó aquí con las provincias es peor que lo que esta pasando con los árabes en la zona de Israel. Yo preso me leería toda la historia de los alemanes. de los judíos... con una caja de zapatos cargada de polímero volaron un hotel mas grande que el Sheraton de Buenos Aires. que es la dueña de la mayoría de las patentes de estas cosas. una caldera berreta. hay bibliotecas y no corrés el riego de que te revienten por una pelea entre trolos.... En Vietnam exageraron. Con exógeno podés volar cuatro manzanas. o como pasó en el Chaco... Como nazis: el único país del mundo que lo consiguió cumplir las ideas nazis... pero no matan chicos.. seguro están metidos los ingleses. como en Europa... antes... Es mas fuerte que el hasch y te anestesia y te dá un viaje reloco. No quedó nada. Fumaba y comía opio.... Los yanquis tampoco... Por lo menos en la guerra mundial. Con dos bujias de moto. a propósito no matan chicos. Revientan a los árabes para sacarles tierra.. Los de Israel de ahora son parecidos a los alemanes.. Lo de Paraguay. por un quilombo entre hinchas de Boca y de Rosario Central a mí no me jodería ir en cana....... o todo el edificio nuevo de Party One y vas a ver como el otro viernes en Parada Siete y en Topp Models dejan entrar a todos los negros y hasta a los pibes que abren la puerta de los remises y a las bolivianitas que venden flores a las parejas a la salida del estacionamiento. Los judíos...Al menos... Está bien detallado en un libro de Mitre. Pibes recién nacidos: los mataban.. ¿Vos sabías Susi que San Martin era falopero. Y en muchos países como éste no está autorizado porque como es fácil de hacer no paga patente a los laboratorios. Todas las noches se . Con amonal o con exógeno.. trataban bien a los civiles y no hicieron masacres. No hay colegio por bueno que sea donde un chico pueda enterarse de la verdad de la historia argentina.otra religión. Nadie lo sabe. ¿O vos te creés que un comandante va a correr el riesgo de que le maten a la tropa si sabe que apretando a uno solo consigue saber donde está colocada la batería de morteros. como la de la tintorería de la estación. les cortaban la cabeza.. No quedó nadie vivo. claro que torturaban como en todas partes.

hay que boletearlo de una. Yo digo que si un díler de por aquí quiere meter el caballo.. si uno quiere conocer bien la historia de la guerra del Paraguay y de los caudillos argentinos tiene que irse a las bibliotecas norteamericanas. El opio es un negocio impresionante.. Después los rusos lo vendieron y se alió con Inglaterra para invadir a Francia y Checoslovaquia y empezó a aliarse con los yanquis para reventar a Inglaterra al final lo dejaron solo y fue recién ahí que le dio el raye de matar a los judíos.. Del opio salen la morfina y el caballo que es lo peor que hay.... Lo que hizo San Martín fue algo impresionante. la he roína. se hace con flores y hay que cuidarlas en macetas una por una..? Me parece que era un Rotweiler.... Lo dice Mitre pero nadie quiere reconocerlo.... En Norteamérica.. Si los mató en el cuarenta y tres y estaba en el gobierno hacia mas de diez años... se lo dan a los chicos mas jóvenes para que no reclamen trabajo y dejen a los grandes currar en paz.. No digo que esté planificado a propósito. Miles de tipos como él... ¿No viste que no hay países que sean colonias alemanas? Era un loco Hitler..mambeaba. como retomando una conversación interrumpida: –¿Sabes que después de cuatro años recién ahora me doy cuenta de que el perro que me mordió la manga del jogging en Boston no era un Doberman. Delicado de hacer..... Esto lo tiene el gordo en la Historia de Mitre.. los hizo concha a los españoles. Lo trajeron de China..... Los chinos lo usaban nada mas como remedio y a los viejitos se lo daban gratis cuando no podían trabajar mas para que se mambearan y se murieran de a poco y contentos. Con el caballo el que se pica muere... a los que saben se los compran. A San Martín lo metió en el opio un médico ingles que vino de Chile a Mendoza para cuidarlo de los pulmones. ¿Sabés quien puso el opio en el mundo? Los ingleses.. Si vos pensás en eso. Jimmy Hendrix... en cambio.. Falopeado cruzó los Andes y. A los ingleses la historia les importa un carajo: siempre se ocuparon de hacer barcos y salir a vender y a invadir... Digo que las cosas son así y me gustaría tener tiempo para leerme todo y entenderlo mejor. Dice un profesor de historia que enseñó en la escuela superior de guerra que hoy por hoy. todo lo de Menem parece joda ¿No? < /i >Hablaba Saúl dirigiéndose a Diana.. Pero es jodido: peor que la coca...... igual. Casi nadie puede salir del caballo. ¿Cómo se diferencia un dobermam de un ovejero alemán y un . Claro: ¿cómo te van a decir algo que. si lo repetís quedas como un loca. casi todos se mambeaban. Los que saben se callan.. Si un tipo sabe la verdad lo contratan en Norteamérica para dar cursos sobre cualquier pavada y lo tienen paseando por ahí hasta que se canse.. o como boludo? Además... En esa época.. Primero fue a aliarse con los rusos para pelarle a Inglaterra. pero hay reconocerle que fue el primero que hizo que Alemania levantara cabeza.

tan..... Pero su amiga había recordado algo y cambiaba el tema de la conversación: –¡Dios.... algunas de las cuales debía creer en la eficacia del conjuro– Me agarro una teta y te lo cuento pero no quiero quemarlo.. entonces vos podrias.. en efecto.. La cotorrita pareció a punto de agradecer.. Sabés –parecía dispuesta a convencer a Diana–– que la que se forma en el estudio de Mora se le abren las puertas de todas las empresas e instituciones para el trabajo interdisciplinario en encuestas y focus groups...... Un chico me mostró los curriculums de las otras tres y yo estoy segura que el mío es mejor..? –Preguntaba la Sarita.. tan.! ¡Se presentaron como cien minas y yo quedé entre las cuatro finalistas. A ver si por una pavada así perdés esta oportunidad... Se repetía la voz de la cotorra: "si no fueras tan.. Al parecer.! –Le respondió Diana malhumorada– Pero tiene algunas . –No. atacó a un pobre judío que corría para recuperarse de una noche de humo de cigarrillo.. Te lo digo porque Mora y Araujo fue profesor de lenguas clásicas antes de recibirse de sociólogo. ¡Un centro de excelencia.rotweiler? ¿Vos sabés algo de razas de perros? – La pregunta se dirigía a Lauri que dijo que uno de los productores del canal médico criaba perros y prometió que cuando lo encontrara le preguntaría... –Lauri –dijo Saúl interrumpiéndola– El plural de curriculum es curricola. pero consultó la expresión de su amiga y dijo: –Si no fueras tan pedante te irían mucho mejor las cosas. Diana lo miraba con rabia. El es capaz de pasarse dos horas enchufado a Internet juntando fotos de perros y salir de una duda....! Es un desafío. –Dijo Diana..! Ojalá me salga. los suficientes para crear suspenso y anunció: – ¡Me inscribí para un training en el estudio de Mora y Araujo. según una costumbre que empezaba a ponerse de moda entre mujeres..! Es ad honorem... ¡Es mucho peor....! Me agarro una teta –cerraba un puño sobre su pecho izquierdo. había desistido de pedir algo al mozo y debía estar planificando un cambio de mesa... ¡Si me sale.. por error.. La mejor oportunidad de mi vida.. En el énfasis que la voz de cotorra impuso a las palabras "mucho" y "mejor" Saúl no pudo evitar suponer huellas de algún comentario del doctor Nicowicz sobre su desempeño institucional. –Vaciló unos segundos.. Es una persecuta –pensó– pero yo una vez me perseguí con un dogo adiestrado para atrapar negros y.. Es un lugar de elite. –Te lo averiguo.. ¿Puedo decir que el jueves estuve con vos y que descubrí que había una cosa que no sabías? ¿Puedo decir que me lo preguntaste vos? –Nadie te lo va a creer. era un dogo adiestrado para atrapar negros que.... –¿En la cama es así." Intentó silenciarla hablando: –Si no fuera tan pedante Diana ya se hubiera casado con un contador del grupo Fridman.. Y no se si le irían mejor las cosas.

. se te mueven las tetas y se te hincha abajo.. Eso que me decís que no te importa si lo que te dicen es cierto o es mentira..Pero. Igual. –Es viejísima........” –¡No bestia! Eso lo decía San Martín! –Es lo mismo...? –Sí. –¿Y de dónde sacás que no me interesa nada de nada. ¿Sabés realmente lo que me jode de vos. abajo de la panza. –No.... o para hablar mas fuerte o cambiar la voz para contar lo que dice otro. Pero no banco la mentira.? –Vos mismo lo dijiste loco.l Esa es la verdad... ¿Qué te pasa? ¿En cuál estás ahora? Vos mismo dijiste que te importa un carajo lo que te digo.... Quiere decir que no te tomás nada en serio. Decía.... –¿Sabés lo que decía Perón.. Y cuando respirás para apurarte. Tengo una en la cocina..? Lo que decís. San Martín no era falopero: comía opio por problemas de tuberculosis.. Pero no se puede hacer una mentira. ¿Sabes cuál es la verdad. –No forro. –habló mientras rechazaba con un ademán una dosis de droga que ella le ofrecía– No. Dije que no me interesa saber si la historia que me contás es verdadera o falsa. Ya sé..... Eso jode de vos... Que contás bien.. –O sea que me das la razón: lo único que te interesa es la carne. –No dije eso forra. no serás nada. ya sé... Te dije que me hice hacer análisis ...¿Sabés lo que me jode? –Si....? –Si..... como una a bola justo encima de la vejiga..... –Yo también. ¡Esa es la verdad.... Yo que sé.. –Supongamos que sí.. Che Gil: ¿Vos sabias que San Martín era falopero. –Sí..... –Si.virtudes secretas. –Che... La verdad es que estás ahí en la alfombra.. –Dijo la cotorrita– Seguro que algo debe tener... medio en bolas y contás algo.? –No... Vas a decir la guita.... ¡Al contrario! Me interesa la historia... De aquí se ve. Gil: ¡No me digas que no tenés tele.. Perón decía una cosa muy piola. "Serás lo que debes ser... no la panza......... justo a mi." –¿Y eso qué mierda tiene que ver? –¿Con qué? –Con lo que te decía recién –dijo ella.......... Ya sé: te jode que no tenga una tele gigante en el living... Pero Perón decía: "Se puede decir una mentira. volviendo a levantar con una uña un montículo de polvo que a Wolff le pareció una dosis exagerada– Con lo que decía de que a vos nada te interesa una mierda de nada... No es lo mismo..... –recitaba– O si no..

? ¿Que te pasa? –¿Si sos vos? ¿Si vos sos la que tuviera el sida? –¡Si bolú! ¿De quién carajo te estoy hablando? Si– yo–tu–vie–ra–si–da– Dijo silabeando la frase mientras se levantaba para montarse sobre el brazo del sillón que enfrentaba a Wolff/ –¿Si fuera cierto? ¿Si veo el análisis y todo eso.. ¿En serio te calienta? –Si. Vas a decir la guita..... La llevo a mi casa.... Me dice eso –ya estaba .. es mas seguro que me voy a morir de cualquier otra cosa.. Era temprano. ¡Mirá! –Pararse todavía se te para eh.... Me calentó y te la hago corta...... ¿Y. ¡No hablas de otra cosa! –Es que eso a vos te importa un carajo. ¿Qué te pasa? ¿En cuál estás ahora? Vos mismo dijiste que te importa un carajo lo que te digo.? ¿Vos miras mucha tele? –Ponele que viene una mina y te pasa el Sida.... ¡Al contrario! Me interesa la historia. En realidad me estoy empezando a calentar.. ¿Sabes cuál es la verdad? –Sí. y hace un minuto aquí también. Bueno. Pero te dije ya: a mi edad aunque me pasen el Sida. –La verdad es que me calentaría.. justo a mí. –¿Y de dónde sacás que no me interesa nada de nada.. de treinta o treinta y cinco. a los cincuenta y nueve.? – Preguntó Wolff para mostrarse mas interesado –Ponele que sí: ponele que te muestro un papel firmado por la Fundación Vida ¿Que harías? – Con lo que decía de que a vos nada te interesa una mierda de nada. Dije que no me interesa saber si la historia que me contás es verdadera o falsa.del Sida. –Si... Te cuento: un día conozco una mina comprando cuadros....? ¿Qué pasa? –Y bien... Los dos de cáncer. Era una mina con toda la guita.... serían las dos de la tarde..... Cagué...... Mi viejo murió casi a mi edad.. Yo estaba recaliente y a mí eso qué carajo podría importarme? ¿No? Entonces me pide que adivine por qué...... –¿Qué es lo que te calienta? –Vos me calentás...–No dije eso forra.... ¿Que te pasa con el Sida.? –Y te dije. hacemos todo el trámite y en el momento que trato de empezar a desnudarla me dice que la perdone.. Jovatona. Ya sé....? –Vos mismo lo dijiste loco..... ¿No decís que te calienta si una mina te dice que tiene el sida? ¿Que te calienta mas. Ya me lo dijiste en el bar... Parecía un juego de esos de prendas... –¿Y si te digo que estoy segura de que tengo Sida. ¿O me equivoco.... Mi vieja... –No Gil..... que estaba como confundida o como loca porque hacia mas de tres meses que no se acostaba con un hombre..? Eso: ¿Por qué te calienta mas? –No se.....

? –Ni idea. Te importa siempre una mierda del otro.. –Dijo Wolff... –¿Te hiciste análisis? –¿De qué? –De eso. a mí....empapada ella y temblaba de calentura– y a mí me daba la sensación de que si no adivinaba la mina se reviraba y se metía en el baño para lavarse y arreglarse.–¿Para qué?–Uy.? –El Tuchi. Lo que tenía ella. porque mientras yo me calentaba con la tarada de la mujer el tipo se afanaba todo y seguro que se cagaba de risa de ella y de mí.. Tengo entendido que se puede cojer hasta el último mes.? –Un tiempo... –¿Y el marido? –El marido. Y yo empiezo a pensar en causas y le digo que el marido está de viaje.. –Nunca lo sentí nombrar. –¿Y con embarazadas te encamaste... Después tosió. ¿Sabés qué. Siempre me cuidé mucho y me parece que debo ser estéril... Me parece que no.. –¿Volverías a fifarla.... Tardó algunos minutos en reponerse. y al final me dice que no se acostaba con nadie hacia mas de seis meses porque acababa de tener un bebé.. ese que fue ministro.? –No.. Jamás. ¿Y a aquella mina la seguiste viendo.. y sin dejar de reír preguntó:–¿Y quien era el Tuchio Nazaro. Trataba de contener la risa y los ojos se le empapaban de lagrimas...... Y ahí me volví loco. no se dije de todo. Es raro..... –Bueno... Algunas veces pero no me producían nada.. Pense que ella tenía olor a bebé.. el de carita linda de santo que se afanaba todo. –No.? ¿Por el nombre? –No. que el no vio la dejó. notó Wolff.! En realidad tenía todavía leche y yo se la chupé.. Era de esa clase de gente.. ¿Sabés quién era... ¿Para qué? – ¿Como "para qué"..! Que sos frío... imbécil? ¡Ves que tengo razón... –¿Embarazaste vos. Era totalmente imbécil.. Ella no había cogido...–¿De qué otro? Si uno es estéril el otro no tiene nada que ver... Quería hablar pero solo hacía ademanes señalándose el vientre.. Claro. Yo también estaba medio imbécil y me di cuenta recién como al año de verla casi todas las semanas. que estuvo enferma.. ¿Pero por qué da tanta risa......... Como una muñequita..? –Sí........ joyas y era lindísima.. Me da como asco. Tenés razón. En efecto.? Las minas que no .... ¿No? Para qué.... Me calenté como nunca en la vida. tenía tos como de alguien que estuviera muy resfriado..? –empezó a reír Wolff y de inmediato la risa se contagió a ella– ¡El Tuchi Nazzari! Ella reía a carcajadas y levantaba las piernas cabalgando en equilibrio sobre el brazo del sillón...... ¿Entendés? –Si pero... riendo nuevamente– Me da risa por mí. ¡O a leche.. –Pero tendría que saberlo.–Seguía riendo –Eran pilchas.... de la esterilidad.

Lo que me copaba es la idea de la pendeja metiéndose de camisón en la pieza del primo para despertarlo y bajando en puntas de pie con una linterna y tomándose todo el trabajo.. Digamos.. Casi como novios. y estuvo a punto de decirle que estaba convencido de que ella solo sabía mentir... Me recalentaba.. lo que seguro era cierto era que me lo estaba contando a mí y que yo me recalentaba y que ella se calentaba de contenta viendo que me recalentaba. –¡A mi me gustaría hacérmela chupar por un buen perro.. La familia tenia caballos en Pilar. Como si tuvieran algo sucio acumulado… –¿Ves.... Eso me calentó y no te cuento cuando me contó que ella sabía hacer que los petisos sacaran la poronga hacia atrás. Y hasta se la hacen meter por el perro.. Y el peligro.. por abajo de la cola y que ella se la apoyaba entre las piernas..cojen casi nunca...... Grande... Se llamaba Marina... Esa no era tarada..... Y me cuenta que tenía un primo gay y que cuando eran chicos iban a la caballeriza y entre los dos le hacían la paja a los potrillos..? Es lo que yo te decía recién de los evangélicos ¡Dan impresión! –Ah.. O que el caballo se cope y la empiece a morder como hacen con el cogote de las yeguas.. o que la pisotee.. pero.. La pasábamos bien........ –Hay millones de minas que se la hacen chupar por el perro. Pero perro es distinto. –Si... ¿Como podría explicarlo? Iba explicárselo cuando ella volvió a decir: ..? –Yo que sé. –¿Nenita? ¿De cuánto? ¿De doce? –No.... Pero un día me empieza a hablar de los caballos... creo.... Tenía veinte o veintidós. Los peligros. –¿Y vos se la creíste...! Quien sabe era cierto... No. –¿Por qué? –No se. Nos conocíamos desde hacia bastante tiempo y en cuanto se emboló del novio empezamos curtir. ponele que lo hubiera inventado. Me dan la impresión de como que no se bañaran... A los petisos de polo. tipo normal.. Y ahí ella se pajeaba y lo pajeaba al caballo. Si una mina me cuenta eso me da asco.. o lo hu biera copiado de un libro o de una película..... ¿Me entendés? Ella asintió y estaba empezando a hablar cuando la voz de Wolff se impuso: –Normal pero bien.. Que vive en la casa...!– Dijo ella y sonaba como si dijese que le gustaría conocer el Caribe.? –¡Y por qué no le iba a creer.. Y otra que me calentó fue una nenita.. –¿Cuál peligro. Debía ser entre las barandas del corral y entre las piernas de ella....... Wolff volvió a dudar y sintió el eco de una frase que estaba seguro de haber dicho esa misma mañana en el bar: "Y a mí qué me importa si es verdad o no es verdad"..Que los viejos la lleguen a descubrir. Debe ser por que el perro en un bicho alcahuete. pero que sus mentiras eran verdaderas.? –Lo interrumpió ella y Wolff pensó "esta mina es una luz" y antes de responder dudó: ¿Será así o lo estará haciendo para enrollarme mas con ella? –Si estuvieras vos en el corral conmigo sí.... O pena. –¿Te cojerías a una yegua..

. –¿Y si ve esto.! –Cortala loco... –¿Se puede gritar? –Si. Dale Gil: ¿Qué hora es. –¿Y si encuentra la frula.... Dale.. –¿De qué? –¿En serio querías chupármela..... ¡Te pegó mal! –Es por el olor... Y mordértela..Vamos a la pieza que ya debe estar por llegar la mina que limpia........ ¡Puto. ¿Te dije que puedo tener el sida. –Tosé. Pero ahora no me hablés más... Dale...? –De morderte..! –¡Ahí la tenés.. ¡Tenés mas gusto a concha que a moco.? –No trago la saliva. Dále: traé la ropa y vení....–Sí.... Recién en la cocina no eran las siete.. En seguida... Por las ganas. Gritá...! ¡Dame! –No me echés mas cerveza que me va hacer toser.? –No y ni se te ocurra....! –¡Ahora yo te la voy a chupar. ¿Duelen las tetas. Tosé. Eso... –Te prometo que sí..? –Pasa la aspiradora y chau. –Lo que quiero ahora es enchastrarme todo de leche. ¿Alguna vez te la mordieron hasta hacerte sangrar. Morderte hasta hacerte sangrar toda la concha...? .... ¡Hacérmela lamber por un buen perro..? –No pasa nada...... Quiero chupártela yo a vos y si me tocas ahí me distraigo y no tiene gracia..... –No me la chupes..... ¡Metémela y acabo...! Hoy tengo médico.! ¡Pasame cervecita! –Sos una mente podrida.. –¿Querés metérmela.... vamos..... Dos minutos..? ¿Habrá tiempo? –Sí.. Quiero chupar ese jugo. –Dejame un poco........... –Estás reloco.? –Si....! Si.. Un día te la doy para que hagas lo que quieras.. –Voy a acabar..! –Adentro de la nariz tenés mas gusto a concha que en la concha.. Vení. Es por la frula esta. ¡Ay que me meo de sed. –Esperá que junto todo esto y mientras traé la cerveza que metiste en la heladera.. ¡Y menos hoy...

...... ¡Mas! –Aquí te va a doler mas.. y que ellas me decían todo como tenía que hacer. atrás.. en Buenos aires.... Les averiguan los nombres y las direcciones a todos y le pasan los datos a los de la oficina que hacen fichas hasta con fotos... Yo soy feliz... Son putas.! -Pichi: yo no fui la boluda que fue a decirle a la Mariana que en la cama no andábamos bien.! –En la cara también.. Fue ella la que le dijo a las paraguayitas. Puto. Pero los dos seriamos mas felices si te sacaras ese daño de la cabeza... ¿Sabés una de las que hacían? Calentaban al hombre. a los que transan faso....! ¡Mamá.Las dos paraguayitas que vos decís que son tan buena onda son tortilleras.. Están calientes con vos y le dijeron a todas que tarde o temprano iban a apretar con vos y que te iban a curar el chucho... Vos tenés ideas fijas.... Voy a acabar.¡Yo te veo Pichi.. ¡Ay por Dios sin marcar! –En la cabeza... Van disfrazadas de pendejas y se amigan de todos para marcar a los que andan en cosas raras.. ahí no te va a dejar marca.......Una idea fija.. Ahora ellas dicen que laburan de mozas en un local pero es todo macanas: son batidoras en el shopping de Lomas.–Si. y no sabés todo lo que se habían choreado de las casas. Pero son mala gente. Antes afanaban en casas. Si a mí me propusieron que entre en una casa de Belgrano.... –Sin marcar. ¡Haceme todo lo que quieras pero callate. Yo sé porque el . Se cojen todo pero se calientan entre ellas.. a las minas que gatean.. Nadie vio que cobraran... No...... Ella nos escuchó que discutíamos y habrá estado espiando porque oyó todo y vino a darme la razón....! ¡No me hablés más! –Mamá...... Gatos no son.... ¡Hijo de puta... –Puto.... Las paraguayas lo que quieren de vos es lucirse con vos en los boliches y que les presentes gente importante. Es todo secreto y ni los canas de la seguridad lo saben..! Hay cosas que se te meten en la cabeza y te hace estropear todo. y a los que pueden estar pensando en afanar. al patrón y se encamaban con el tipo hasta que se hacían descubrir por la patrona y se hacían echar indemnizadas y depués se les aparecían llorando en los trabajos de los patrones y les sacaban todavía mas plata. Pero apretame mas. Es un daño de la cabeza.. Está en los libros y siempre sale en todas las revistas. salen con machos pero se encaman de a cuatro y lo único que les interesa es que los machos les paguen el telo y la comida para apretarse entre ellas.. ¡Mamá.. Empezás a cojer y. Entraban como mucamas y se afanaban todo... Basta.. Yo no me quejo... –No me hablés más...

Las perillas.... Pero..... Me calentó cuando me lo decías vos.... ¡Si el Piero me da asco..? -No. hacerle daño a todos..Piero las puso contra la pared y le tuvieron que decir todo para convencerlo de que no había estado botoneando a la gente de él y a los de la brigada de Quilmes. Dejame la bañadera llena... -Sabés. Siempre....! Tiene otra clase de problemas. No cabemos. Me calentó la forma como me lo dijiste. SI el tipo no me gusta me caliento sola y me caliento mas. para tenerte agarrada... ¿Mirás mucho tele.. -¿Cómo? -Sí: cola..... pero da asco. dos o tres horas por día. cuando empezaron con tema por la tele había que hacer cola para lavarse porque los lavatorios no alcanzaban.. -Es de terror tener el sida y contagiar.... -Estas rayada con el sida.-No..... ¿Siempre se te para tan bien Wolff? -A veces no... Hay diez meaderos en un cine y dos lavatorios. Ni la plata quiere.. Quiere joder.. Poco...¿No te resulta ridículo después. -Vos no me creíste cuando te dije que podía tener el sida...¿Qué te ponés asì? ¡No me hagás caras! ¿Por qué te me ponés así.-Ni te creí ni te dejé de creer. ¿Entendés vos el hidro? Son las perillas del costado.. A él lo único que le interesa es joder a la gente..?-Vamos juntos bolú. A mi nó.! -Pero.. ¿De veras te calienta mas pensar que una mina tiene el sida?-No..... . Hay días que ni miro..? -¡Qué bueno estuvo. Con tal de que acaben y se calienten yo gozo igual..... En la época del cólera.-¿Y gozás siempre.. -La gente que mira tele se raya con las mismas cosas.........Porque en los baños de hombres se mea mucho pero nunca nadie se lava. -Sí.. -No te copó. Qué cosa mas ridícula es coger. Te coje Pichi. Yo gozo igual con los tipos que no se les para.... las manivelas. Un día soñé que contagiaba a un viejo y que la policía venia a buscarme y me encerraban en un convento. Piero no es macho.... En una época fue con el cólera. Depende con quién.....?-No.....?-Sí. No por mí.. Todos tomaban agua mineral y en los baños había que hacer cola para lavarse las manos.... Lo que tengo terror es de contagiar.. Pero ahora quiero darme un baño de inmersión.. Bañate vos primero mientras yo miro en la compu que me parece que me llego un fax..No se como se dice: son esas canillitas redondas del costado.. ¿Querés ir vos primero..

.-Pichi........! ¡Bestia. ¡Me lastimaste. porque las minas nos damos cuenta.. ¿Y a vos por que te iba eso a importar?-Para saber.-No te lo dije antes porque Pichi vos no me lo preguntaste y porque además....! -No grités...... -¿Otro tipo mirando? -¡A otro tipo mirando lo plancho de una! -¿Y en ver a otra pareja? -¡Cortala ya con las pavadas Susi...Pegar es de cobarde..... ¡Calentando de bronca.?-¿Como sabés. Vestite vos ya mismo que nos vamos...! -¡Vos no grités cobarde y no pegués a una mujer! -Ah. Yo a vos te lo diría..?-¿Yo no qué? -¿No pensás.-Me dan asco..-¡Yo nunca hice ninguna cosa sin sentir... Yo tenía ganas de dormir hasta las diez pero ya me amargaste la mañana.?.!-¡Te estabas calentando Pichi. ¿Qué me hacés caras? ¿Que vas a hacer.!-¿Y después me lo vendrías a contar a mí?-Si.....!-Están todos podridos. Son todas unas reventadas. -¡Esto te mereces mierda -Me lastimaste.............. Si no fuera por los del hotel me rajaba ya mismo.Todo.-¿En estar con dos minas?-¡No!-¿Que haya otro tipo?-Ni ahí...... ¡Mirá si me encamaba con ella.. ¡Yo no te escondí nada.? ¡Mirá lo qué hago yo.... ¡No grités mas que los chabones de abajo son capaces de llamar a la yuta. Porque no hablás...-¿Y por qué a mí no me lo dijiste...? ¿Por qué inventás?-Porque lo se. De joder un poco en la cama... Siempre anda tirando ondas de éso. ¿No..Yo te lo dí a entender...... Te di a entender. no se dio.?-Ella lo habló.! -Sí..... Siento la calentura. -Nunca me preguntaste.. Yo a vos te quiero-Vos lo que querés es arrastrarte y a este paso vas a terminar como la Mariana chupando pijas en un sauna...... mirando tele. te tomas un remis y te vas con tu vieja y te vas a la puta que te parió-Pichi.-¿Qué me guardé?..-¿Ondas qué?-Ondas de apretar. al cruce.-Ahora sos capaz de pegarme. pero no digo nunca mentiras..? ¿En qué pensás? ¿Que se te cruza por la cabeza cuando te calentáis como un loco?-En nada.... ¡Si fuera una desconocida sí.... Lo de la Mariana... ..?Que me baño y me visto.-¿Dónde?-A la ruta. De que tenía la pudrición total.! ¿Sabes algo.. Si siempre te guardás todo no tenes por qué mentir. ¿Vos no.....-Te cortaba la cara.? ¡Esta te mereces! .! Yo tengo que callarme siempre. nada.. ¿No te dije la otra vez que el cura amigo tuyo ese me tira ondas y que el gordo me tira ondas y que si yo no fuera tu mina se mandaría de una a querer levantarme.... Para cuidarme.?-Quien sabe sí.-¿No pensás nada?No.-¿Y vos serías capaz de curtirte a una mina..-Yo nunca a vos te miento-Claro..! Y vos que me hacés hablando de arrastrarte con tortilleras y degenerados.... ¿Pensabas encamarte con la Mariana..

! ¡Dale más! -¡Puta.! -¡Dura te vas a quedar vos.! .! ¡Reputa.. ¡Con el cuchillo....! ¡Aguantate! ¡Ahí aguantá! -¡Rajuñame la espalda! -¡Pegame vos también de nuevo Pichi! -¡No.! Cojeme en vez ponerte como un loco y pegar..Ay me caliento Pichi.! -¡Puto vos Pichi papito puto.! -¡Ahí si clavá Susi querida! ¡Ahí sí!-Te quiero Pichi.! ¡Esto te merecés! . -¡Vos nó! ¡Vos nó! ¡Yo sí te quiero negra puta..! ¡Rajuñame más vos! -¡Pegame Pichi! ¡Durá y aguantá más! -Ahí el cuchillo.... ¡Ponémela! -Ahí la tenés... -¡Rompeme toda! -A mí rompeme todo vos.! ¡Basura reventada.........! -Rajuñá mas. ¡Y no grites! -¡Ahora sì! ¡Dale ya! ¡Ya estoy yo! -Ahorá tomá....! -¡Menos mal que se fue..! Con la punta apenas.! -¡Negro pijudo vés que sabés durar.. ¡Clavame la uña ahí! -¿Donde ahí? -Ahí en la pija.! ¡Turra. ¡La tenés redura.-¡Te quiero Pichi... ¡Pichi durá.....! ¿Ves que podés? ¿Ves cómo sos? ¡Anda a mirarte ahora como quedaste. ¡Tomá! ¡Tomá! ¡Ay ya!¡Ay ya ya! -¡Agua que me muero de sed.. -¿Te hace doler? -¡Clavame mas! ¡Y no grités roñosa! -Pichi por Dios querido... ¡Dale! -¡Vos durá más! ¡Mas! Mas.. ¡Aquí! -¿Dónde? ¡Decime! ¿Ahí? -¡En el hombro claváme! -¿En la vacuna? ¿Aquí? -¡Ahí sí en el en el hombro dale! -¡Durá más Pichi! ¿Ves que podes durar? -¡Clavame mas las uñas! Abajo......

.... Papelón es que estemos aquí a esta hora de la mañana con el fitito atravesado en el cordón de la vereda y que un virólogo que podría estar dictando cursos en la academia de medicina de Pennsilvania tenga que escuchar las opiniones de una cotorrita que se pasó la noche bailando salsa y fumando porro y viene para lucir el 205 que le compró el papá. te despediste a los gritos de esa imbécil y me decís a mí que yo te hago pasar un papelón a vos.. Un resentido amargado." -Te lo vuelvo a decir y en serio Saúl..? ¿Sabés que parecés....! .... -Tendrías que haberte quedado con los yanquis......... -Ya no quedan de ésos.... ¡O haberte vuelto a Israel.... -No es un 205.. ni necesitan coimear a los pistoleros del sindicato ni entregan gente a los los militares..La culpa es mía por estar todo el tiempo olvidándome de lo que sos..¡Ahí te quisiera ver a vos tirándo pálidas.-Mirá Saúl.... levantaste ese dedo como para señalar a un asesino. ¡No puede ser que cada vez que cojemos bien te pongas con ese humor de mierda....! -¿De que papelón me estás hablando? -Y encima te reís.. Abriste los ojos como dos huevos Fritos.....!-Volvía ella a pronunciar Israel con erre española:....! Esa palabra es de la época de los hippys. -Yo no invento nada. -¿Te das cuenta que sos el típico tipo que va a las fiestas para hablar de velorios. ¡Un ególatra! ¡Un ególatra y un tirapálidas! -Faahhh. -Ahora vas a inventar que el viejo Golder denunció gente en el Proceso... Pero por lo menos los usureros no hacen abortos.! ¿Te diste cuenta que en cada cosa que dijiste te saltó el judío resentido..... Te quiero decir algo.. Las ideas de sus negocios las inventó él... ¡Este es el último papelón que me hacés pasar... ¡Tirapálidas. -¿Que soy? -Un neurótico.? -¿No te das cuenta que cuando esta cotorra habla de sus famosos objetivos y de sus "curriculuns" me amarga a mí? -La culpa es mía. ¡Es un Corsa! -Bueno...? Uno de esos cuenteniks comunistas de Villa Crespo que mientras cambian cheques de las cooperativas despotrican contra el capitalismo. Para que le miren el Corsa que le compró el papá con guita afanada de las obras sociales para que ella pueda ir cómoda a su training en un "centro de excelencia de marketing para políticos. Es la primera vez que la oigo desde que volví..? ¿Te das cuenta que con lo que hacés terminás amargando a todos los que te rodean.. ¡Es algo increíble! -¡Y cómo no me voy a reír! Mirate en el espejo de la barra..

. en voz mas baja y casi desinteresado por la discusión:. El cenicero...... Afuera la neblina se espesaba: ya no se distinguían las nubes color naranja y la luz lechosa del amanecer tenía algo inglés.¡Pasa que en Israel a estas cotorritas las encierran a lavar platos en un kibutz para que extrañen Punta del Este y se vuelvan.. –¡"Nieblas y transparencias"! Buen título para un ensayo de cien páginas que compita en el certamen del diario Nación... A esta hora los pacientes deben estar haciendo cola para comprar el bono de la consulta.. desbordaba de boquillas color ámbar de los Marlboro de Mariana.! Las tres veces pronunció la erre de Israel casi como si fuese una vocal ocupando una sílaba entera de la palabra. miró su cronómetro y cotejó con el reloj de la pared de la barra sin terminar de crear el suspenso que posiblemente había buscado automáticamente...-¿Sabes qué pasa en Israel. ¡Esa frase de Nietzsche sobre Spencer que dice que los pensadores ingleses jamás tienen una idea interesante.. pero que.yo soy inglés y cierta luz en cierto ángulo del sol no me recuerda películas inglesas. ¿Nublaba todo Blake? Si. Lo que tiene esta luz es que revela el caracter foggy de lo inglés.. ¡Si tuviese dos años de vida y fuerzas para emprenderlo olvidaría todo lo que escribí y pensé y me dedicaría solamente a escribir ese ensayo: "Nieblas de la razón".. mirasen a Saúl con esa expresión de censura que ella no podía terminar de componer en su cara Veía amanecer por la ventana del dormitorio y sintió ganas de fumar.-No es mi caso. como obedeciendo a una inscripción secreta de su nombre. Una buena cita para el comienzo.. ¿Sabés cuanto les cuesta. como buscando la solidaridad de un par de clientes fantasmales.?-Saúl vaciló unos segundos..! Yo ahora lo que empiezo a extrañar el hospital. ¿Alguna vez se podrá hablar con ella de la niebla de la razón inglesa? Yo soy el Fausto Inglés. ¡Iban a tener "objetivos" ellas en Israel.! En eso extraño a Israel. como reconociendo los límites de toda percepción. a un lado del sommier...? ¡Un dólar cuesta.... ¿Nublaba todo Shakespeare? Sí. que. Desde el baño llegaban las vibraciones del hidro y la puerta entreabierta dejaba ver la evolución de una nube de vapor. Diana miraba hacia un costado.se justificaba Wolff:. Pero. los ojos fijos sobre una mesa vacía. informativos sobre catástrofes de neblina en Londres. ni safaris de compras y museos en esa puta ciudad que huele a tintorerías y a escapes de Leyland... A todo el mundo le parecerá una luz inglesa. Después dijo... habiendo oído el diálogo. Claro que nubló y sigue nublando y.. Esa astucia de la razòn inglesa que tiñe los bordes y los detalles con una capa de grisura.. como especímenes son en sí mismos interesantes! .. por la historia de la niebla de Londres. ennegrece todo.. ¿Qué flema inglesa? Esta mina me calienta cada vez mas..

a decir verdad. No se como coje ninguna pareja. antes de meterme en el hidro tendría que anotar esta idea: los alemanes simulan echar luz porque necesitan dictar clases ordenadas en sus gymnasium." Tender siempre ese velo de luz artificial para eludir cualquier visión del borde de las cosas que pueda revelar la oscuridad de la razón mercantil. escribe batante bien... Ese es su goce. Y después sufre porque el goce se agota en el acto.? –No. que.. como hacen con los paños de sus tiendas de luz amarillenta que velada por pantallas de pergamino para vender sus paños con discresión..... o un funcionario tan meticuloso como ese Milia.. Ah si..Curiosos especímenes de la razón humana y mercantil... Seguro que tiene uno de los "curriculuns" mas brillantes de todas las sociólogas que paran en el Open al volver de . los franceses necesitan ver aún mas claro por que hoy mas que nunca." Pero no puede ser que vuelva otra vez a quedar yo como una forra... "Usted busca un lugar de sumisión porque no se permite asumir las otras posibilidades de la posición femenina. Si fuera un tipo cuidadoso.. Le digo: –¡Es la última vez que me haces esto adelante de gente.–Si.. ¿Como era?. El arte inglés del "keep the party clean... –¿No te das cuenta cómo me perjudican estos papelones.–¿Y qué te perjudica..? – No. Diana: juro solemnemente que las únicas personas que conozco que saben como cojen los demás son tus amigas.... la única gente que me conoce y que me quiere..! Y no puede parar de jugarla de tícher y si hoy me acuerdo de contarle a Cobard como fueron las cosas aquí en Open seguro que me sale con una de esas frases.! –¿Y vos a cambio que me das ehhh.. –¿No estamos bien cuando estamos juntos? ¿O acaso conocés alguna otra pareja que después de diez meses siga cojiendo bien como nosotros....?–Contesta él imitando el acento de un viejo comerciante del ghetto...¿Por qué decís que perjudican?–Son mis amigas.. mi mejor amiga y como socióloga es brillante. sin irritar a los vecinos. tienen que entusiasmar al público con sus libros.....?–Y nosotros nos quedamos pensando que ella es una idiota que vive pendiente de lo que sale en las revistas de la City y El Cielo... y le resulta intolerable.... En cambio los ingleses lo nublan todo... un ruido de olas de agua rebasando la bañera y la voz de la mujer–¿Se llamará en verdad Mariana?– que también gritaba: –¿Qué estás gritando ahora loco de mierda...?– ¿No viste que Laura se fue pensando que soy una idiota que vive pendiente de vos.? ¡Y vuelta otra vez él ganar.. ¿O no?–Es mi amiga.–Why are they always keeping on keeping their partys clean?– Gritó Wolff en dirección al baño y escuchó como respuesta un eco que le llegaba del pasillo del living...

–Si. Y de hacer que los otros también se vuelvan otra cosa.....–No. como esos que hablan solo para ordenar una nebulosa de ideas que..–¿A quiénes? ¿A los científicos...! Pero están todo el tiempo buscando la manera de convertirse en otra cosa..–No te entiendo. mientras tanto. pero estas chicas siguen haciendo cosas de pendejas toda la vida.. puede muy bien olvidarse de mí una vez que se le borre el moretón. Son siete y media. ¡Pero a mí mufa me pasó tu amiga.. ¿Qué está gritando ahora. de su absoluto desinterés por lo que no es suyo y de ese estilo reventado que sabe que me calienta........ Ahora te entiendo menos. y.. las clínicas y los prepagos del papá siguen facturando y creciendo y siguen reventándonos a todos. se va a su clase de taichi. Después me voy al hospital y no le pego mas y no me escucha mas y entonces ya no existo..–¿Vas a decirme de una vez en . ¿Le dijiste a tu analista que soy el primer novio de tu vida que no se deja cojer por tus amigas....... un cambio de auto. según vos. No es que a ésta no le importe desbordar el baño y que el agua pueda llegar hasta la alfombra de mi cuarto. de pelo..? Yo me hice el loco pero no había gritado tanto..–Ahora hablaba como para sí.. En cambio ellas se meten en mi mesa..?–¿Volvés con eso.. Un ejemplo: voy yo y le doy un cachetazo a Laurita. después se va por un año a meditar al Himalaya o a cosechar naranjas a un kibbutz. pero peor. Prefiero las historias de los pacientes del hospital.–Buen... Siguió hablando.. Tiene uno de los "curriculuns" mas brillantes de todas las sociólogas que paran en el Open después de fumar porro con dos amigos gays y una arquitecta que diseña camperas. Te acompaño a la sala y saludo a tus compañeros.–Y bueno. Ella en cambio aparece y me revienta el hígado..–¡Denigrás todo!– Ellas denigran todo. de casa.? Por lo menos dejó de salpicar. una salida... Bah.?–En cuanto formuló la pregunta se dio cuenta de la frase ambigua de que Saúl había despertado su curiosidad y que ella volvía a entrar en su juego.. Yo no me meto en la mesa ni en la pieza de ellas a mostrarle que son unas imbéciles. Fijate que no pasan un minuto sin anunciarte un cambio que están a punto de hacer: un viaje..! Me sigue mufando.... a todos: ¡A los seres humanos!–Entonces ellos.... ¿Porqué grita tanto. no serían seres humanos....... se me cruzan por todas partes...?–Vos volviste.... ¿Te llevo al Shopping?–No..la City...! ¿O fue mas veces. Al contrario: le importa dejar huellas de su paso por aquí.–Pienso en voz alta. como recitando:–Operan a distancia. una aventura.. FIjate bien y perguntale a tu analista si no es una buena idea: escuchá cuando hablan. ¡Si te pasó tres veces.–No va a la City ella... si no se dijeran quedarían en una zona vaga y sin palabras: irrecordable.? Vos me lo contaste–Eran cosas de pendejas.. ¡Humanos son. me apuntan con el auto cuando cruzo Coronel Díaz.... Después me voy caminando para sacarme la mufa que me pasaste...–Disculpame.... Te digo en voz alta lo que pensé.

!–Decime.. Si ven sangre mejor que piensen que es de la regla... Mirate y mirá como se te cambio la cara.¡Es por la edad. ¡Por tu culpa.. mucho mas alta y dura. Ahora una sola y no todos los días. Para sola la sangre.! Te corté mucho. Después cerró los ojos... ¿Ves que tengo razón que tenemos que irnos dos dias afuera lejos.. ¿Tenés vos taponcitos de la regla..?–Te dije que te había dicho una frase en inglés sobre vos.... se acostó levantando las piernas hasta apoyar los talones en el borde de la bañera para mantener sumergida la cabeza.....? ¿Por qué no fui un poquito mas meticuloso? ¡Meticuloso! ¿Como Milia? ¿Qué mierda estuve haciendo con mi vida durante toda mi vida. y despues...? –Mirate al espejo como quedaste y te cambió la cara. Está creciendo todavía y es muy probable que antes de que termine de crecer se le desencadene la enfermedad y se muera.... ¿Sabés lo que pensaba en tu hidromasajeador? Pensaba que sos un viejo pajero que te tomás la pildoritas del homeópata para pajearte en la bañadera.... Pero no te miraste....–Ahora cada vez menos... Antes una y a veces dos..–Why were we always keeping on keeping the party clean? Why are them always keeping on keeping their partys clean?–volvía a repetir Wolff....–Gracias Gil.?–No..?–Preguntó ella.–Menos mal. parecía una túnica y le daba un aspecto de beldad griega.......! Mi hermano tuvo tambos en Rafaela y me explicaba que con las vacas lecheras pasa lo mismo: ¡A cierta edad les baja el rendimiento! La miraba pensando que.. Si no van a pensar que nos picamos.. simuló traducir: –En inglés.. y ya estaba tendido en el hidro– es que desde que me colocaron el jacuzzi nunca mas volví a hacerme la paja en el sillón ni en la cama.. Envuelta en un tohallón se había acercado al baño y lo miraba desde lo alto. estas chorreando sangre mucho.. –O que de los golpes que escucharon que me diste me hiciste sangrar a mí vos. Es por la sábana.–No capté nada.. ya en el baño. la toalla blanca.. te decía cariñosamente que sos la puta mas reventada que conocí en mi vida.. Pero hay ahí en el baño.–La verdad–dijo él..–¿Cuántas te hacés por día. ¿Por qué nunca pude parar y sentarme unos días a escribir. ¡Decímelo en catellano loco de mierda......– Darle forma a la idea de que todos llevamos algo que en cualquier momento se te desencadena y te mata. se lamentó.–¿Querés que te lo cure con eso. vista desde el jacuzzi. ¡Ay Pichi. velada por un halo de vapor.cristiano lo que ladraste recién loco de mierda.? ¿Por qué ellos van a . Por ahí yo ya tengo un cáncer de colon.. Y mientras volvía a sentir los chorros de burbujas hurgándole los poros pensó: es alta y por la edad que tiene seguramente va a seguir creciendo.. hecha como de piedra tallada. –Tendría que escribir todo esto. en la bolsa con los peines y los jabones de regalo..!– Gritaba nuevamente ella asomándose al marco de la puerta y haciendo ademanes de buscar una toalla..?–No.

...? ¿Qué querés insinuar?–Nada Diana.?–Golder dice que si no fueras así de soberbio y amargado te irían mejor las cosas... Entonces no me llamaría amargo ni soberbio y. ¿No escuchaste lo que dijo tu amiguita de que si no sé qué bla bla bla o qué bla bla blú–imitó la vocecita– me "irían mucho mejor las cosas.... Yo no lo entendí así.. por tu bien......? –Te cuento algo pero no me vayas a vender porque ahí sí terminás de arruinarme la vida....... ¡Peor! Seguro que si te le cruzás a Golder él le dice a los muchachos que." Peor Diana. de divertirte. – El te respeta.. una tarjeta Mastercard..."? ¿Entendiste que quería decir que ellos tienen la habilidad de hacerle empeorar las cosas a cualquiera.. ¿Sabés que le diría a su nena. Bueno. pero los que los mandaban a buscarte y elegían tu nombre eran convencidos demócratas: todos sabían muy bien que era mucho mas práctico y menos peligroso tenerte encapuchado con un televisor.... Es brillante pero es un schlepper y demasiado bohemio.? Le diría.¿Por qué nosotros no podemos.–Seguro..... Tendría que machucarse la cabeza contra la pared un poco mas para que después pueda progresar.. Decían que estabas enamorado del Sida....ser lo únicos que pueden hacer lo que les gusta con el cuerpo.?–Eso es tu persecuta. Que te podías separar de una mujer pero que no podías estar sin volver a mirar tus revistas y los libros.–Claro....–Cierto....–¿Qué muchachos... que vivías como un viejo. un contrato de cuotas hipotecarias... –¿Quién fue el boludo que dijo eso?–Un amigo de los Golder que no te conoce pero que está siempre con los de la Fundación...?–Pero Golder no era fascista. un plan de ahorro para el auto y un montón órdenes de viajar. era peor. de drogarte. ¿Prometés que te lo guardás?–Si.–Y los otros tampoco Diana. ¿Vos no estabas en el Partido Intrasigente cuando empezó la democracia.Que así te ibas a cerrar todas las posibilidades. Tuvieron que mandar .. Otra cosa que decían de vos...? ¿Y te olvidaste que antes mandaban a los muchachos a buscarte para que entraras en razón. Una era que pensabas como un tipo de los años sesenta....–habló con voz de judío que ya domina ele ejercicio de la picardía porteña:– "Estuvo a verme el Feldtman ése que es novio de la chica de Fridman. Saúl... Eran... una cassetera... Tiene mucha mischigaz.. La gente que vive la vida normal. te hagan golpear un poco la cabeza contra la pared.. o cristianos de la cruzadas. pero ahora veo que vos mismo las reconocés.. Como a él.–¿Y Golder qué dijo. se afanaban los Rolex y te ponían la capucha se creían fascistas y hasta nazis...–Dos cosas que dijeron de vos y yo me reí. Que te calentabas mas llamando a los bancos de datos con tu computadora que con cualquier mina...Demócratas.?–¿Quienes ellos? ¿Qué ellos?–Ellos.! Los pobres schwartze que subían la escalera...... de hacer... Pero bien que le gustaría que las cosas me fueran peor y que me aparezca de visita a su casa a pedirle favores..... la gilada..

–dijo Saúl abarcando las mesas del Open con un ademán– ¿Viste que todos vienen de divertirse como locos.... Saúl señalaba a una–era Diana acompañada por un productor de video–clips– y le contaba a los comandos que sus amantes habían allanado la casa.. En cambio a los que antes hacían negocios con armas y ahora lavan dólares les tengo. aprovechando que los sabras no conocían el lugar ni la lengua del pais... los convencía de que toda esa gente que venía de bailar y drogarse eran activistas neonazis y que muchas de las chicas que los acompañaban eran judías que se habían prostituído para humillar a sus padres. sin tener de pender de schwarzes que... exhibirse con un judío pobre pero prestigioso todavía continuaba siendo un motivo de orgullo. Pero.... rompièndote los muebles a patadas y llevándote al subte en un Falcon.. por ahí un día se dan vuelta y los secuestran a ellos. con cinco camaradas del cuerpo de comandos de la javá. otro álbum con fotos de los abuelos en vísperas de su partida desde Odesa hacia la Argentina y el atril plegable que el viejo usaba para sostener sus partituras de violín..!– Ahora te falta nada más que empezar a hablar de tráfico de armas y de lavado de narcodólares. destrozando un minorah y todo lo que en esa humilde casa judía tuviera un significado ritual.. un álbum de discos de pasta con una vieja grabación del Boris Godunov. imaginó que llegaba al Open de uniforme.a los schwarzes a jugar a los nazis para garantizar que esta otra capucha funcione como se debe: mas barato. sin saber. mediante la detección del modelo de auto que abordaban... No tengo nada contra el tráfico de armas....? ¡Ni se les ocurriría jamás pensar que los schwartze rezando el rosario. primero envidia. estaban construyendo la democracia que disfrutamos. a su manera. aunque para ella. Mientras el mozo revisaba los tickets de la cuenta advertía las miradas de la gente del Open y adivinaba la búsqueda de una confirmación de sus diagnósticos sobre él.– Eso dejémosló para otro día. ¡No sabés lo que podría hacer yo con toda esa guita. Viste que todos estos. al cabo de tres días de ejercicios de supervivencia en la cloacas de Tel Aviv.? Pero no te confundas.. sin mala prensa internacional. Un nuevo malestar reemplazó al que minutos antes había desencadenado Laura con su irrupción de prepagos y objetivos..–Ahora parecía estar recuperando su mal humor que por un instante se había replegado.... Sabía que Diana...! Y después.. debía estar sintiendo algo semejante. y que.? Les tengo.. todos estos no estarian yendo a El Cielo todas las noches. incluyendo un samovar.. Es un trabajo como cualquier otro... . Tomando a Diana del hombro y apretándola contra su torax mientras cruzaban la vereda.– ¿Sabés lo que me pasa con ellos. Calló Saúl.. ¿Te diste cuenta que si los negros del ejército y la marina no hubieran matado tanto miles con el Rosario y en nombre de Dios.. golpeado al padre.

.–A mi vieja la invitaron a entrar en un taller de kabalah que dictaba él y dice que estaba mas loco que un plumero.. –No se si será cierto. y todavía mejor si fuera falso... había recuperado el buen humor y no parecía dispuesta a volver sobre el tema del papelón...– Si Cristo era judío.– Tendrían que hacerle pintar el conventillo y ponerle una shikse....– Ah....– Habló ella y se apuró a encender la radio antes de terminar de acomodarse en la estrecha butaca del Fiat..– El único judío.....– ¿Cojerá ...........–¿Qué Samuel? ¿El Lito Muzicansky.. De a poco coparon el conventillo y ahora él es el único de raza blanca.– Pobre viejo. Es un viejo rechoto. Les contó que conocía a Evita y que una vez la llevó a Evita al templo de Libertad y que al reve le hizo cantar la marcha peronista en hebreo..?– Ochenta por lo menos... No lo creo. Me gustaría encontrarlo a Samuel y hablar de esto con él....... Pobre viejo..... justo él que hizo en un resumen de la Estética de Hegel en alemán querer apretarse a esas viejas siliconadas....–No era peronista Samoil... como embotado de cerveza penso y volvió a decirse: yo se cantar... Todo lo que sentí decir de él me pareció razonable.– Me gustaría hablar esto con él.. Y el reve del templo de Belgrano donde van tus viejos tiene una rural Volvo que vale cien mil dólares y si mirás arriba del tablero tiene todos los compact de Fito Paez y de La Portuaria.. Ese que dice que es el último judío de Villa Crespo y se encerró en una pieza de un conventillo para escribir Los Manuales del Exodo Judio Argentino. Son los hermanos de él y los sobrinos. Una vez estuvieron en Argentina... Bah.....No sabía como contarle esta fantasía a Diana ni como componerle un desenlace ritual y violento pero quiso decirlo y solo pudo comentar:– Te dije que la mayoría de los primeros mártires cristianos eran judíos.–Al cabo de decirlo se sintió estúpido.. comiendo arroz integral con mate mientras estudiaba chino y japonés para entenderse con los coreanos.... esta idea dice algo verdadero.. Los sobrinos lo hicieron desheredar porque cuando el primer gobierno de Perón se hizo peronista y a los judíos de allá los convencieron de que Peron era nazi. El año pasado vi al reve Palan Tischowsky cantando tangos en la cantina Arturito.? ¡Ese viene siempre a mi casa!– No..– Lo detestan.– ¿Vos sabés de donde vienen los Tessler?– No..–Sí que era peronista y de eso se jactó él mismo adelante de mi vieja y de las compañeras del taller de kabalah. El loco ese..– Yo no se si es tan loco.. La verdad es que Perón en el primer gobierno había sido de verdad medio nazi.– ¿Qué edad podrá tener este Tessler..– Eran los dueños de los bancos mas grandes de Austria y Polonia... pero no se contar. – Ah.– Dice mi vieja que se les tiraba el lance a todas las minas del grupo de estudios......– Reía Diana. pero tengo la sensación de que si fuera falso.. Un día las amigas fueron a clase y lo encontraron en la roña.. Si.. El fue el que hizo la traducción y se la pagaron una fortuna. Después de la guerra recuperaron mucho de esa plata.. Me enteré de los coreanos..– Aseveraba Diana.. Qué mal gusto. no me extraña.– Mirá. Samoil Tessler..

para que lo . mezcla de envoltorio de fantasía de regalos de Navidad y de lámpara kitsch de mesa de noche de dormitorio de clase media. El de la mujer es la mejor historia de judíos escrita en este país.!–dijo Saúl cuando estaban cruzando la avenida Las Heras.. Cobard– y Saúl le aconsejó que leyera Emma Zunz y Deutsches Requiem. Por un momento ella pareció feliz. pero sin agua corriente.. Borges y un cura de civil a un quilombo del barrio de Saavedra. a besarla con afecto en las orejas y las sienes. por la decoración y su contraste con la niebla que envolvía los últimos pisos de las torres de departamentos.. Entrando al hospital por el acceso de ambulancias le explicó: –Son dos cuentos cortitos.. El viejo era justo de la época de Borges. Saúl tuvo que detener el Fiat porque una densa la columna de tránsito avanzaba hacia el centro de Buenos Aires. Pero.?– No se si habrá cojido alguna vez. había improvisado en la escuela de psicoanálisis a la que la había recomendado su Dr. se destacaba exponiendo mejor que nunca su carácter monstruoso. Pensar que por efectos de la mimetización con su analista Diana compartiera un sentimiento suyo lo impulsó a acariciarle la nuca y. ¿Leíste las memorias de Adan?– Ni había oído nombrarlo. cuando la mira. El otro sugiere una teoría sobre la construcción del estado de Israel... en voz bastante alta..–No creo que Borges fuera a esos lugares con Samoil. y mientras buscaba un espacio alejado de las enormes tolvas donde se acumulaba la basura–una vez mas había problemas con los recolectores de basura hospitalaria– Saúl se lamentó de haber leído muy poco de Borges. se divisaba parte del frente del shopping.... pero que Tessler y Borges se trenzaban en discusiones y nunca pasaban a las piezas. Las dos veces pronunció las erres casi como vocales. ya muy viejo. Llegando al estacionamiento del hospital... Seguro–imaginaba– su analista siente lo mismo que yo: también él. aprovechando otra interrupción de tránsito. Pero claro. debe sentir que esta mole ha sido edificada. Desde ese esquina.. Y está escrito mucho antes de que las Naciones Unidas reconocieran a Israel. ¿No te enseñaron en la facultad de psicología lo que eran los quilombos? ¡Prostíbulos nena! Iguales a los saunas de ahora. Los decoradores lo habían cubierto de una malla de cables con pequeñas lucecitas halógenas que daban un efecto de tul. ¿Qué quiere decir "un quilombo de Saavedra"?– Diana. Saúl pensó que Diana también debía estar advirtiéndolo.todavía.. a unos quinientos metros. La segunda. La forma del shopping..–¡Esta es la época de Borges. específicamente.. después... Todavía muchos autos conservaban las luces prendidas... en su contra. Ese Adán que vivía con él lo nombra en sus memorias y cuenta que Samuel iba con él.. Diana solo había leído la edición clandestina de unas conferencias que.

... parecía bailar diciendo:– Veo que nos movíamos mas para el costado que para adelante.... la mayoría no me gasta papel. Claro..?–Reía Wolff abriendo y cerrando cajones de un placard.–Miraba hacia la alfombra donde estaban desordenados las hojas del fax... el cenicero y dos latas de Brahma Shopp. ¡Cagate de risa! ¡Me pishé encima! Un chorrito nomás. manejando.–¿Esto es de tu laburo. Peleó en Malvinas de colimba y como después hizo cursos para manejar aviones y helicópteros se la pasa inventando planes para volver a invadir.–Boludeces.? Tengo un amigo que es regenio. Pero es un genio. un calendario de exposiciones de material bélico. catálogos de aparatos electrónicos para aviones. aclaró– me la tenía jurada por algo que se creeía que le había hecho yo y que iba a reventar el avión contra el piso para vengarse. pero ya parecía dispuesta a llenarlo: otra vez estaba fumando sus Marlboro mientras trataba de alisar las hojas de un fax que Wolff había dejado caer sobre la alfombra y que insistían en recuperar su enrrollado originario. su paquete de cigarrillos... Me llevó a volar en un avioncito de tela. ropa.¡Igual que la edad de mi viejo. yo sentada apretadísima. Mariana había ordenado la cama y vaciado el cenicero. Medio me desmayé y. a una canchita de potrero. pero con los bermudas ajustados fue un papelón cuando bajamos.! Pero vos.– Me llegan montones cada mañana.–Sí– Dijo él frotándose las piernas con el mismo toallón que había usado ella.. en el asiento de adelante. y el atrás. –¿Y vos qué hacés con los aviones.. Listas de precios... ofertas.. medio loco pero regenio.! Y en ese momento justo veo que la alas se sacudían–parada sobre el sommier hacía gestos con los brazos imitando el aleteo de un pájaro– y en cuanto miro para abajo.. Te dije que estaba pirado. que es piloto civil... formaban una fila de cuadraditos borrosos. por la mala calidad de la impresora térmica del fax... entendés.–Si...oyera el grupo de residentes–todos goim– que salía del comedor y subía tras ellos por las escaleras mugrientas de la sección infecto–contagiosas.. entonces empecé a los gritos que quería bajar y él ni pelota.... Va mas despacio que una bici y cuando estábamos como a dos mil metros de altura..–¿Y qué son todas estas cosas?– Mariana estaba señalando una serie de ilustraciones que. con el motor apagado y sentí que el Pichi–Pichi se llama el flaco... donde se veía gente como hormiguitas jugando a la pelota y haciendo asado y yo veía que el piso se nos venía encima y que el avioncito se sacudía cada vez mas... culpa del viento...–Había vuelto ahora a .–¡Las Malvinas! ¿Las Malvinas. me cuenta que ese avión era del año cuarenta y cinco..?–Preguntaba..... Yo no le podía ver la cara pero se estaba cagando de la risa de mí pánico y en un momento ¡Plop! ¡Apagó el motor y apuntó a una cancha de fútbol. El avioncito lo alquila en un club de La Plata. y girando con los brazos extendidos... ¡Todo el culo del bermuda empapado. Quedan grabadas en alguna parte... Por suerte.

.. las lupara que se usan ahora.. Me imagino....–Una luca verde.. Entonces.. metra..–Decía ella y Wolff tuvo la certidumbre de que estaba imitando a alguien que posaba de "pesado". ya no parecía mas una bailarina–aeroplano... no sé si son los que la fabrican. –Nada.–Deben valer fangotes de guita.. Así que dicen que vale cinco lucas.–Cinco mil el kilo.. Parecía sinceramente curiosa y habló en voz muy baja. Salvo la gilada...–No nena...... ¿Esa falopa que tenías... ¡Mirá!–Dijo Wolff sacudiendo una hoja de fax y señalando la imagen borrosa de un GPS de uso militar:– Esta cajita es grande como un walkman y pesa ciento ochenta gramos. Y lo que les pasa es lo de siempre: andan por todos lados tratando de vender...... o los giles se las terminabn tomando toda antes de llegar a vender.. vienen con un cablecito que hace de antena que no pesa ni debe valer nada...?–Los que la traen. o santiagueños. de a poco empiezan a meter la mano en la bolsa y se la van tomando entonces empiezan a agregarle pastillas de la tos. ¿Viste como son las cosas. o se afana.–Apostó ella. Cada cien papeluchos que mandan.. En el peor de los casos se bicicletea... la marina.... ¿Sabés lo que cuesta?. "Gilada" no parecía una palabra de su léxico..–Claro. Me mandan estos papeles a mí y a miles de tipos de Buenos Aires para ver si alguno puede ayudarlos a vender estas cosas. harina. pero te lo jalás y no pasa nada.. Se curra. la policía o los bomberos voluntarios de Anillaco te ganás ciento cincuenta lucas de comisión de un .. ¡Terminan fíándola para que no se las afanen. por ahí embocan justo a uno que sabe a quien se le puede vender. pero si vendés un cajoncito de prueba para el ejército.... las nuevas esas...? –De caño.?–La droga no se compra.. –¿Y cuánto pagan. –Sí..sentarse en el sommier sobre sus talones.. Uno que afana de caño: con revolver... –¿Qué es "alguien de caño". o pibes que vienen de viaje de Paraguay y ahí los convencen de que comprándola a mil y vendiéndola a diez mil se van a hacer ricos como Coppola.. empiezan pidiendo diez lucas. no pueden.?–. A esa altura empieza a saberse de que tienen para de vender y alguien de caño se pone a averiguar y los afana antes de que los agarre otro..? ¿A cuanto se vende el kilo. pistola. sacudiendo una hoja de fax convertida un rollito:– ¿Vos que tenés que ver con los aviones.. Nadie compra droga.? Siempre aparece uno de caño que los afana y no hace mal a nadie porque si no se lo iba a chorear otro. pero no vale nada.... polvo Royal o cualquier cosa para emparejar y que siga pesando lo mismo y entonces ya nadie la quiere. Decime. Vale catorce lucas y te lo venden en cajones de a cien–Debe costar cincuenta veces mas caro el kilo de esto que de lo que los giles pagan por tu droga mezclada con harina y polvo jabonoso.. después terminan pidiendo cuatro lucas por kilo pero al final la dan fiado o se las afanan...–Si.! Son bolitas..

.. ¿Y como aprende todo así. Se hace meter cosas.......? Los reviento a los dos.. ¿No te vas a enojar.. Pero no: ella es de avisar y no de cagarte..? -No se. Vos me gustas. -¿Y vos qué? -Yo nada. –¡De ahí te sale la guita. Pero.. Se portó bien. -¿Qué hicieron. Hizo que hicieran venir a dos para mirar como apretaban conmigo.?-Nada. ¿Qué problemas decís que el tiene?-Es degenerado.? Está agrandada....... Se la siente agrandada.... Pero las cosas se saben.....? Bueno ese día me creí que me había enamorado. Me puso loca........ Pero mostró la hilacha. Es muy degenerado.. Algo me dio que me dió tanto vuelta..? -¿Y apretaste con esos dos..........! -De ahí me tendría que salir...-¿Con vos hizo eso. -¿Te cogió bien? -Si. Es diferente.... Primero se hizo el delicado y ese día... A vos te quiero... Todos los días.? No me hagás.. ¿Será por que le estuve dando demasiada pelota? Estuve dándole demasiada pelota. -¿Y esa vez que decís que te enamoraste.. ¿Y por qué ahora la Susi me empieza a torear..? ¿Querías que me deje matar. Habló:-Negra. Y además.... Se hace atar y pintarse de mujer..... -¿Mejor que yo? -No empecés Pichi.. . Yo creí que eso que decían de él era mentira.. ¿Yo qué iba a hacer..... Del barrio Prefectura.saque...? ¿Según vos yo tengo problemas?-¿Dije eso?-Yo oí así... Se hace como costumbre....? -No estuve nada mas tres dias con él y ya de entrada me dio asco.. Pero este país se está poniendo cada vez mas duro... Todos saben..? -Y después sí mostró la hilacha.?–De estas porquerías no. pero vendí pavadas parecidas.....–¿Y vos pudiste colocar alguno... ¿Por qué dijiste vos que el Piero también tiene problemas... ¿Habrá ido con otro macho.... La verdad que sí.? -¿Qué es lo qué querés saber..... -¿Y después que hizo.-Nada.? Decímelo ahora mismo. -¿Quienes eran? -Dos de por ahí.... sin que le pidan nada? ¿O era que antes se hacía la pavita y ya había estado haciendo de todo con el Piero? Dijo hace un rato y dijo otra vez que el Piero tenía problemas.. -¿Y con vos que hizo.

Esas cosas también se pueden hacer bien... -¡Habla de una vez negra y no des vueltas... -¿Quién te hizo así? -Nadie.... Durar.........¿No viste como te ponías recién. -¿Que cosa. Vos mismo hoy. -No Pichi..! -Que nos saquemos fotos... Me habló de eso pero fue antes de que fuera con él..... qué es lo que te gustaría hacer que no hacemos nosotros.... -Una sola cosa decime: ¿Cómo con los dos al mismo tiempo..? -¿No te vas a enojar Pichi? ¿No te vas a volver a poner como un loco? -Decímelo. -Me gustaría. -¿Y a vos... -¿Sabés lo que me gustaría con vos..Que me la dejes adentro todo el tiempo. No me hagas acordar.. -El sabe que muchos lo quieren boletear. -¿Pero qué? -Si vos la precisaras la plata entonces sí.. En una playa.. Imaginate: hay dos y una.Pero....? ... -Y se lo está buscando. -Yo lo voy a poner antes que lo pongan los de la Federal...-¿Y con los dos al mismo.. -Olvidate del Piero.. Quiero que nos saquemos fotos en bolas.! Vos sabés que yo ni loca iría por plata..? -¿A vos te gustaría.? -Decímelo porque si no sí que me caliento y me rayo. Qué va a pasar.....Y no sabes como me está doliendo la uña que me clavaste abajo.. al aire libre.. -¡Que ni loca... Con vos me gustaría todo lo que vos quieras.. No ves que estoy retranqui...? -Pichi.... De todo un poco... cojiendo. Pero todo el mundo lo hace..... -Yo al Piero lo voy a poner -Olvidate del Piero.. No existe...... Cojer.? -Ay Pichi.. Hay gente que hace las mismas cosas pero bien.. Ya hace mas de un año de eso. ¿Que puede ser que pase? -Hay que matarlos a todos.. Siempre pienso que sería lindo que nos hagamos sacar fotos o hacer un video. ¿Te animarías vos Pichi? -¿El Piero trató de hacerte hacer gato.. -Y vos que le dijiste... De tres......? -Si......? -Si. Y otra cosa...... Pero otra cosa.... Toda la tarde.

–No. Como la de hoy.. Allá cuando llegás.? –¿De qué...!–No... Y me voy y te dejo trabajar. que separando dos sillas de caño despintado tapizadas de plástico verde eran los únicos muebles del consultorio–Y por ésto– dijo y...–Sos un hijo de puta.. No mandar yo no: que aquí tienen que hacerse las cosas como quiero yo y yo no mandar yo mismo... bordados. no me pasaba...... llevó una mano de Diana a su entrepierna y la guío con firmeza obligándola a palpar y a acariciarlo....–Son mis amigas.. ordenando:– Ahora andá a revisarles la pija a los sidosos y cambiale la chata a los de terapia intensiva. Eso me calentó.–Yo tengo una manera: no nos juntemos mas con gente forra y listo..–¿Qué cosa?–Vos siempre me decís que en Boston y en Israel esto no te pasaba.? ¿Con nuestra relación. en un énfasis que expresaba odio y admiración a un mismo tiempo. sus galones de oficial– y por esto–señalo un vetusto escritorio de chapa de no mas de sesenta centímetros.Decime: ¿Pensás que es cierto que me iba a conseguir sacar mil de una sola noche? –Diana: ¿Me perdonás. Pero...? –De lo que vos decís que es un papelón que te hice pasar con esa cretina.!– Hablaba con otra voz.. Que vino de frente.? ¿No será por algo que tiene que ver conmigo.....–Y que tenés vos que te da mas derecho que a él..... Bueno.?–No: tiene que ver conmigo.......-Que eso fue lo único que me gustó de Piero.? Te va a hacer peor. ¿No ves que estás lastimado. ¡Eso equivale a mandar. . ¿De qué te reís.. Una sola cosa quisiera que me expliques....... Me dijo que yo podía sacar mil pesos de una noche. los que tienen el derecho a mandar...... No equivale. Pero.... aprentándole la muñeca con una pinza de pulgar e índice.. Que antes de nada de versear ni nada me mandó de una eso de que si no quería hacer gatos...?–No: es por ésto–dijo Saúl pellizcando una manga del guardapolvo en la zona de hombro como si llevara.–¿Por qué no es igual?–Porque él no es yo.–Pero lo mismo le debe pasar al viejo Golder... Tal vez Saúl lo entendiera así.–El indicó que no entendía y ella aclaró:– Que no te pasaba que te pusieran como loco estas situaciones con gente.? –Aquí no.. ¿Es por la Golden Medal de la Academia de Massachusetts..–Qué vivo.......... Este es mi país. Este sí es mi país–¿Y eso qué?–Que aquí sé que tengo que mandar yo y.... ¡Sos un hijo de puta. pero no bien pudo librar su mano cambió el tono y dijo...–No..–Si... aunque sea Israel–Pronunció la erre hebrea– sabés que son otros los que mandan.? No: cortala con eso de nuevo ahora. No es igual.–¿Por que aquí... Me pasa aquí... pero tenemos que encontrar una manera de cortarla con eso... –¿Y aquí.

. una vez mas.? pensó y volvió a sentir odio por los burócratas y los figurones de la Fundación..! Te quiero pero dejame laburar porque lo único que falta es que los espías de la fundación me encuentren garchando en el consultorio con la hija de Fridman. convencido de que Diana no vacilaría en aceptar un coito de emergencia. "se le pasaran siempre las malas ondas" y. me sentaría y casi sin tocar las teclas..-Eso sí que se le escapó a Golder.. si resistiendo la indignación lograba pensar sin pensaba en lo que la enseñanza de las ciencias blandas había producido en las últimas generaciones de mujeres. como prueba del pago de la contribución voluntaria que exigía el hospital. exhibía el bono celeste.. cada vez que cojían bien el quedaba cargado con un humor de perros. Ya estaban los pacientes ambulatorios tomando posiciones en los bancos de madera desvencijados de la sala de espera.. porque cuando vienen esas chicas modernas con un grabador a hacer preguntas les contesto el reportaje y me empaquetan y me creo que lo van a publicar. En cambio.. La semana pasada –pensó y le comentó a Diana que lo escuchó con indiferencia y sin responderle– ni uno de cada tres andaba con el papelito azul. tarde o temprano terminaría de revelarse. y iguales en el precio. Diana reprochó que dentro del hospital se convirtiera en otra persona porque en ese lugar. solo con el mouse. si tuviese mi Mac... Después le besó las sienes y. ¿Te imaginás mi foto en el consultorio en la pagina de atrás de la de Charlie Mangos en su casa Tudor. ¿Por que no puedo tener mi Mac.. Tenía la certidumbre de estar acercándose a una idea que no terminaba de definirse. breve y de pie contra una pared del consultorio le dijo: –¡Objeto.?– Preguntó y respondió al tiempo que llevaba su mano a la entrepierna del jean de ella– ¡Hacer gozar a su mujer hasta convertirla en un objeto sexual. por repugnante que fuera.. Todavía no se dio cuenta de lo fácil que le sería conseguir que los médicos de sus clínicas entiendan de una vez que cambiar chatas es un deber que se contrae con el juramento hipocrático. le dijo que no podía ser casualidad que.... ..? Al despedirse. haría un chart que me serviría para entender lo que no puedo terminar de pensar en medio de este caos. ¡Me cago en las enseñanzas de la psicología argentina.. Y yo soy un schmog. La mayoría de ellos. Ahora mismo. Estamos a principio de mes.!–Pensó Saúl después de despedirla...! Estaba excitado y... tomándola de un brazo la acompaño hasta la salida del pabellón de Infecto. ¡Todos los números son iguales! Todos los tipos viven en casa parecidísimas en el diseño y decorado.. igual que ahora. todas las mujeres y muchos de los varones tenían esas revistas de mierda. pero que.. pensó Saúl. ¿Cual es el primer deber de un médico.

una vez inmovilizado le vaticina: –Ahora te voy a hacer a vos lo mismo que vos mandaste a hacer a la puerta giratoria del Fernandez. Entonces Saúl imagina que vuelve a exagerar sus síntomas y se lanza sobre el ex médico y.. dobladitas y todas casi iguales. Llegan tres enfermeros y lo reducen.. con todos los gastos a cargo de Golder o de Fridman. Perchas con sacos azules . en su locura. Mariana miraba a Wolff revolviendo las cajoneras de su placard y nunca había visto un tipo capaz de tener tantos pares de medias. Seguis siendo siempre el perro que muerde las manos del que le da de comer. Retornó el malestar.. dos de ellos se ocupan de asistir servilmente al viejo Golder el otro le inyecta una subcutánea en el brazo. Textil Haedo. como decían los de la guardia. que. y la cola de pacientes y familiares llegaba hasta los restos de la puerta giratoria.–Simulando que. sin mucha destreza.. era un fósil de los tiempos en que se construían hospitales. Fridman asume una pose paternal. Si por lo menos tuviese variedades de colores. Son schwarzes de aspecto provinciano y. El dr. El primer sábado del tratamiento lo visitan Golder y Fridman.. Se imaginó perdiendo la razón. y. en lugar de golpearlo. Lo peor de la escena es el servilismo de los enfermeros. Saúl reconoce en la jeringa el diseño y las inscripciones de seguridad de los aplicadores automáticos de morfina que se usan en cirugía militar. en la otra aparece con el presidente Menem en su despacho. Él evita resistirse.. camisas y pantalones tan parecidos. menea la cabeza y exhibe reducciones láser de las mismas fotos que decoran su oficina.. mirando la maqueta de la remodelación del auditorio de Córdoba y en otra estrechando la mano del premio Nobel de la Paz. tratan de halagar y de ganarse la buena voluntad de Golder.Era un caos: la empleada de ventanilla del hall central había dejado su puesto para atender un pedido de su jefe. pero no: cajones llenos todos de pares de medias grises. en iddish– que es el que está pagando todos los gastos de tu enfermedad. y sometido a tratamiento en una clínica psiquiatrica de sesicientos dólares por día. ordenaditas. Saúl exagera sus síntomas: le dice a Fridman que tiene pruebas de que su empresa. sirvió de pantalla para embarcos de armas químicas a Irán y a Croacia. Perez Esquivel. Golder le reprocha su falta de tacto: –Que estés pasando por un mal momento emocional no te autoriza a faltarle el respeto a tu suegro–dice “Schwigefatr”. se ha convencido que el deterioro del hospital fue planificado desde la cámara de Medicina Prepaga cuando Golder ocupaba la presidencia. En una posa junto al embajador de Israel. le aplica una llave schnell en el cuello.. Después.

.... porque los militares de todo el mundo compraron miles sin calcular que.. ¿Qué son? ¿Como concha se llamaban? –Las llaman "yips". Pantalones tipo corderoy verde. Daba impresión tocarlas: viscosas... lo que quería decir que era un vehículo para muchos usos diferentes... Hay para barco.. Vas a llegar bien... del mismo color y con el mismo forro de motivo escocés.? Como cuando la gente le dice tevé a la televisión. Auto de guerra. Quiere decir la pronunciación de la gé y la pé en ingles.. Se llamaban GP y entonces los soldados empezaron a decirles "jeeps". tres o cuatro apilados como en el probador de una jeanería.. y para tierra. Igual y por lo mismo.... ¿Viste.. ge–pe–ese. –No.. Yo te llevo y de paso te acompaño.. Se me va a hacer tarde. –Bueno tío. desconectá el informativo.. Ni hacía un año se empezaron a ver los primeros chabones conchetos con esas camperas. La verdad es que no sirven para un carajo. también.? SI.. casi como pegajosas eran a causa de ese brillo como de tela mojada.... Ah.. en cuanto haya amenaza de guerra...... Y un walkman para mí porque al mío me lo curró una sierva.. Un compact. los yanquis y los rusos desactivan los satélites y para saber donde están van a tener que bajar y preguntarle a los paisanos que encuentren. ¿Sabés que quiere decir "jeep". Se llamaban GP porque es la sigla de General Propósito. ¿Las comprará de a dos? ¿Para qué servirán esas cajitas de ciento cincuenta lucas verdes? –Oíme tío.... pará los jeeps y salgamos porque voy a llegar a cualquier hora.... En un momento sacó y después volvió a colgar dos camperas enceradas.l. –Jeeps ¡Como los autos jeeps! ¡Cuando era mas pendeja me recopaban los flacos con jeep! –Si.. ¡Tenés mas vueltas para vestirte que la Mirtha Legrand antes del programa... ¡Che. casi idénticos... .. y éste ya se aparecía con dos colgando de sus perchas.. –Deletreó – Son equipos de navegación satelital: con el cablecito captan las señales de una serie de satélites y en las pantallitas te dicen justo el lugar donde está ubicado el avión. ¿Qué tenías que comprar antes de ir a ese médico? –Algún regalo.! Y al final no me explicaste para qué se usan esas cajitas que vendés. ¿O no? –No..con botones dorados.! Ah..

Era evidente que la chica había estado toda la noche de guardia. Antes sí.. después se contagió a los artistas de televisión y ahora empieza a infectar al cuerpo médico municipal... –dijo Saúl que sentía que la referencia al horario y al nomenclador acababan de borrar una idea que tendría que estar cargando ya mismo en su Mac – si no fueras tan linda te cojería por dos cosas: primero por lástima. Pero ahora ya todos los giles se avivaron. pero con una voz grave y adulta hablaba para todos: – ¡Siempre llegás primero.. Es el beso de Judas –pensó Saúl y recordó: ahora hay una epidemia de saludarse con besitos. –Ya no queda ni una mina que pueda sacar mas de trescientos o cuatrocientos mangos la noche. pero éso nada mas que las que dan cartel..? –Habían llegado al piso de infecto contagiosas y un par de médicos que estaban esperando el servicio de café se agregaron a la conversación..? –Pregunto Saúl y redondeó una idea: el dueño del psiquiátrico..! Siempre haciendo méritos... Feigele. –Dormiste mal anoche.. Se te nota... A los gritos.. –¿En qué. El Piero te hizo el verso... tendría que ser un goi de ascendencia irlandesa que se llamara Malcom...... –¿Mas tsures todavía.! El saludo de una residente terapia intensiva lo arrancó de sus fantasías de internación y venganza.. –¿Malcom. Hay minas de mil y de dos mil. amigo de Fridman y seguramente socio de Golder en alguna de sus estafas a las obras sociales..! –Mirá Feigele.. Tienen que aparecer en una propaganda. y segundo para probarte que en hacerte acabar también puedo ser el primero. ¿Sabés lo que nos hicieron en la oficina..? –Otro tsure más...... Uno de ellos intentó besarlo al cabo de darle la mano pero la reacción muscular automática de Saúl debió desconcertarlo y lo detuvo a tiempo..–¡Qué hacés hassan. Te entusiasma con eso y hasta capaz que te hace pagar con plata de él la ..?–En la cara de malco.... Entonces van los giles y garpan mil por una mina que no vale nada. Sin embargo. Antes lo hacían los sindicalistas. ¿Querés cobrarte el incentivo de puntualidad del convenio de Salud Municipal. parecía despierta y llena de ganas de divertirse y de llamar la atención al personal y los ambulatorios que rondaban la escalera central.. para sacar chapa de famosos y después ir corneteando que se curtieron a la chica de la propaganda de Gatorade.. o en una novela de la tele. –No: "malco" mal Cogido.? ¡Enterate que no figura mas en el nomenclador.. Es un verso.Estoy mufado.

... Esconde...... –No... Ni un día podés estar sin historias..... Me voy a dar primero el gusto de tumbarlo y después lo pongo.. –¿Donde colocará la guita el Piero. –Pichi. minas y machos le tienen asco.! ¿Sabe señora. todos. –No. –Todos los jovatos son mal bichos..primer vez.. –¿Donde tendrá la guita encanutada el Piero. Después arreglan con la yuta de que les hagan la vida imposibe. Porque nunca voy a llegar a ser jovato... Fumo ésto –pitó el porro y antes de seguir.. Ponen pibitas a yirar....Yo no me creí la cifra de mil... Ves por qué digo que tenemos que irnos afuera....? –No tiene guita. aspiró una larga bocanada de aire por para forzar la presión del humo en el pecho... Vos no vas a ser nunca mal bicho.. Sin camelos.... Sin historias...... A vos te pueden tener rabia. Depués. –A un lugar con gente normal.. No empecés con historias. Vicioso es eso.? –Aunque mas no sea dos días lejos de esta mierda. Porque es malo. –Yo al Piero me lo voy a poner.. ¡Tengo vesícula..... Revienta todo y eso que seguro saca mas que vos... –Claro.? –Por que es así mal bicho. A las pibitas se le corta el chorro de plata y ahí les dicen que . No tiene un mango el Piero..... La minita se la cree y después termina yirando en una esquina por cincuenta pesos. Me gustó que viniera de frente.. –Por que es jovato..? –Vos sos distinto.......... Y cuando lo tumbe él no va a saber de donde le llegó...... Saca guita de minas....... Eso no.. tenés veinte años menos. –Lo voy a poner. para la mala digestión. Si me hubiera dicho cien o doscientos era igual..... Pero en cuanto zafaron. –Yo siempre te voy de frente. ¡Vas a ver! –Pichi.... –No... –¿Y por qué es malo.... Los que están con el no. Algunos no. El Piero da asco. Se la reparte con los Fornaroli de Quilmes. pero se va a dar cuenta de donde le viene cuando lo ponga. –Tiene tocos de guita. soltando e humo por la boca y fingiendo voz de alcoholizado dijo –Fumo esto porque me lo mando el doctor. Hacer todo por maldad. –No.. mientras se lo alcanzaba a Susi. Para empezar..... Pero nadie va a tenerte asco. –Vos sos distinto..... No sos un vicioso..

.? –Claro. De una piba de Ranelagh que una vez el Piero se la había tratado de apretar. Pero ahí va a llevar merca a los gerentes.. Al Piero le deben dar por lo menos tres lucas por mina. –Si. que necesitan pilchas. Se deja apretar por el Piero y se va de sierva... –Pero se me prendió el farol Pichi. Pero no. Y allá les empiezan con la misma historia.. o a Argelia. cometas.. –No.. Las pibitas no pueden parar. Reventadas de pico.? ¿Tiene un telo? –No un telo no........ Recién ahora me avivo que vos tenés razón.. Dos locas de Ezpeleta aparecieron en Argelia.....? –Claro..? –Uy.. ¡Que bueno es este fumo! Me prendió un farol en el bocho... Los Roncoroni garpan el viaje.. falopa.. Uy. Marcan mejor...... Se marcan..! . se hacen su diferencia.. A ese banco va para llevar merluza a los gerentes que después la transan ellos. La chica se consiguió un trabajo en Buenos Aires... Dientuda. ¿Esta es la misma semilla que tenés en la costa? –Sí... –Pará... pagan la cometa de la yuta que hizo el teatro de asustarlas en Quilmes y igual.... –¿Como marcan..... cazan diez lucas por cada mina que mandan para España. Me acuerdo.... –Una forra..... créditos..? –¿De qué hotel.... Cuando transaron a un tipo de mucha guita con merluza.... Quedan bien con los clientes del banco.. Y entonces caen y les dicen que les consiguen un laburo en un sauna de Madrid..... No sierva. pagar la pensión. Pará Pichi. las fichan. –¿Donde mierda tendrá la guita colocada.. ¡Yo sé que va siempre a un Banco. Uy... Yo escuché de un hotel de verdad.. Con flequillito.es por la yuta y que tienen que dejar de yirar.. Un trabajo en una casa de manteles y sabanas.. –¡Una reforra.. saben que son del palo y pueden hablar directo de curros.... Las forras son forras y vuelven a comérsela: clausuran el sauna... Y así marcan bien..! Va un banco Roberts de Avellaneda. Ellos saben que las pibitas no pueden parar.. –¿Transan ellos. Ya se. médicos.. las amenazan con deportarlas y ficharlas en Interpol y ellos las sacan de ahí y las mandan a los pue blitos... La chica vos la conocés porque es la que atendía las mesas de la parrilla cerca del golf...¿Donde colocará la guita? –A mí no me iba a poder versear tan fácil. Y las mandan allá a España. la pilcha. ¿Yo te había dicho del hotel..

. Para que me iba mentir a mí en ese época que ni lo conocía de vista al Piero.....–Chili se llama...... –¿Qué tienda loco...... ¡Villa del Porro! –La dueña del hotel era una vieja podrida en guita..? –La tienda que me dijiste que trabaja ella con las otras dos forras. No se va a olvidar.? –¿Qué.. Usurera.! Te va a hacer peor. quiere saber lo que le estaba diciendo a la . ¿Averiguaste nada mas que eso...? ¿Vas a armarte de nuevo otro.. Era un negocio de manteles...Dejala ahí... Averigua nomás donde era la tienda... la dientuda... –Palermo Viejo. No le preguntés nada vos....... –No.. Por el Giol. Uno de estos dos. ¿Dónde mierda quedará el hotel? –La Chili sabe. –¡Forras. –No era una tienda.. –Yo me lo voy a poner a ese buchón. –¡Que buchonas que son las minas....! –¿Vos le creés a la dientuda... Las del hotel....... Se lo pregunto y listo. ¡No ves que la tenés toda lastimada.¡Que farolazo Pichi en la cabeza. Palermo.! Les sacaba cien pesos por mes para dejarles prender una tele en la piecita y no se cuanto mas por cada vez que enchufaban la plancha..? Ellas se imaginaban un tipo así y asá.. ¡Qué farolazo.. Hoy nos vamos a ir de picnic a la costa.. Pero cortala con eso. las otras chicas o las parejas que vivían la odiaban a la vieja y decían que cuando venia el marido se olvidaba hasta de la cobranza y se quedaba un día entero encerrada con él.. –pensó Saúl–.....? –Yo no averigüé nada… Me lo dijeron y escuché.! –¿Sabes quién era el marido.? –Voy a armar tres o cuatro para después. Pero… Decime: ¿Averiguaste nada mas que eso.? –Claro que le creo... Dale que sí.. Vivió ahí como seis meses se tiene que acordar bien la dirección.. que vamos a la costa. –Bueno..! Era el Piero el que la vieja decía que era el marido… Y yo me lo olvidé y después lo conocí y ni me acordé lo que me había contado la Chili. la zona esa de gitanos. Que hablaban por teléfono al restorán y le hacían llevar comida a la cama a cada rato y que después aparecían botellas de champan en la basura y que se escuchaba que estaba en pedo todo el tiempo.... Se buscó una pieza para estar cerca del trabajo y con otras dos chicas se fueron a un hotel de Palermo... Y los del hotel decían que el marido caía ahí una o dos veces por mes y que iba nada mas que a buscar plata..! –Resulta que la vieja hablaba del marido que era viajante y que esto y que lo otro.... ¡Les cobraba hasta el agua de la canilla.

– Buen.! ¿Quién se te va tomar ese trabajo?–Dijo ella mirándo a los otros como para alertarlos de que seguramente se trataba de una historia fantástica.. por radio. el Dr.. El lunes pasado llego a trabajar. Bueno. se dijo y siguió hablando para la residente de intensiva que había dejado de hablar a los gritos y quería enterarse... uno de su misma edad.. ponele pirulo. Como nos trajeron unas compu yo backapié los programas que uso en casa. por teléfono me fue diciendo lo que tenía que hacer..Intensiva para correr a contárselo a los mosssades de la fundación. ¿Lo conoces. Manager y el Excel. Como esos casos de los médicos de a bordo que operan de emergencia consultando a un cirujano que los orienta desde la base. y de su capacidad de humillar a los otros dos de guardapolvo. que.. –¿Y qué era? –Quiso sabe un médico.. ¿Como se dice en castellano? –Ponele pirulo... pero todos empty –dijo en inglés– Estaba seguro de que me habían filtrado un virus.. –Porque llamé por teléfono a un paisano que es analista de sistemas del Banco Mayo y él. que se siempre se jactaba de tener un consultorio con un buen flujo de pacientes privados.? Bueno.O. que. casi seguramente. vuelvo a cargarlo y no me corre. ignoraba todo acerca de la computación. –¿Sabés lo que nos hicieron.. –Si.. –¡Estás macaneando..? –Obvio– dijo la chica.. ahora dirigiéndose a los dos médicos –Voy al pirulo y encuentro que me se me habían borrado todos los programas.. Estaban los nombres de los archivos y los del árbol de directorios. Saúl hizo un gesto de desagrado y siguió:– Encontré que a las ocho de la mañana del viernes anterior alguien había borrado todo.. cargo el Excel y no me corre. Creo que se llama “Adminstración de Archivos” pero. Hace seis años que tengo Windows en casa. Entro al directorio. El primer día me los cargué en la PC que me asignaron a mí.... ¡Me habían estado revisando la compu!–¿Y cómo te diste cuenta?–Quería saber el privado de éxito.. Teoricamente en exclusividad. Backapié el Medicals Grid. Que escuche. –Era que alguien de la administración detectó que estaba usando el Excel y me lo borró. –Voy al gestor y. –Siguió Saúl.–¿Por que no undeleteaste? –Volvió a lucir su dominio del tema la residente y Saúl advirtió que quería seducirlo con una muestra de sus conocimiento del D.S..... ya tenía bien confirmado Saúl.. –No undeleteaba: le habían grabado primero algo encima y recién después deletearon. Voy al gestor de archivos.– Intervino el privado confirmándole que era la clase de médicos que no pudo aprender computación porque miran películas de aventuras en la tele. desde jóvenes habían declinado cualquier oportunidad de aprender... ....

Típico me–tooer de barrio norte. Resulta que le habían comprado los equipos a un representante de Lotus... pensó Saúl y siguió hablando: –Los tipos lo mas panchos me dicen que tienen la obligación de revisar los equipos para evitar usos indebidos.. Pero los tipos lo mas sota.. Simuló prestarle mucha atención y contó: –Eso era lo que quería saber yo.¿Sabes qué me dijeron. –No..... "La cana". –¿Que.? En ese momento se agregaba un médico de su servicio y otro que se ocupaba de cuestiones de organización... –Nada. –Habló dirigiéndose al triunfador del consultorio con corriente privada – Lo que me dijo el gerente... Te cuento una a vos. Me dijo: –ahora imitaba una voz gangosa de acento judío – me extraña en usted que tiene una formación en países serios como Israel y Norteamérica. que exige que no se usen programas competitivos. Uno decía que según el convenio suscripto con no se que empresa proveedora de equipos. copiando el chiste. en lo que a Saúl le pareció un plagio pero ahora . –¿Que es un print–screen de Norton?– Fingía querer saber uno de los colegas.......? ¿Tienen hasta para eso normas? –Preguntó uno de los recién llegados y Saúl se dijo "éste es el cana". ¡Una postal con minas en bolas.. ¿Adiviná lo que descubro? –¡Un moco pegado! – Dijo un clínico que acababa de integrarse al clima de diversión..! – Dijo el triunfador de medicina privada..... Mi paisano me orientó por teléfono cómo tenía que hacer.. le pego una ojeada al manual y.. Te muestro las pruebas si querés porque hice un print– screen del Norton y me fui corriendo a la administración para pedir explicaciones. diagnóstico Saúl. –Yo subí pensando que se iban a cagar......–Tu prontuario de la Side. estaba vedado el uso de programas de cálculo que no formaran parte del soft originario.... – Apostó la residente. que estaba como loco y todavía caliente por la hora y media perdida con averiguaciones y corridas del antivirus.. no se dé cuenta que es un delito usar programas sin autorización y que hubiera expuesto a la fundación a acciones penales. Y que por norma en las computadoras de la fundación – narraba Saúl ahora con un acento que imitaba las modulaciones de voz de la gente del foro y de las familias distinguidas de San Isidro – no se pueden ingresar juegos ni programas no autorizados expresamente.. Y les digo "de qué normas me hablan" y el gerente administativo saca de un cajoncito un manual y se pone a leerme los artículos.. –Y los tipos se quisieron morir cuando les mostraste el papelito. Imprimí la pantalla donde estaba el detalle de un programa del Norton que te canta la fecha y la hora en que cada operación fue hecha en el hard disk.–Te juro que no miento. Mientras hablábamos y yo trataba de calmarme porque a esa altura los tipos ya no estaban tan seguros y se miraban con un poco de pánico.

. –Si yo tuviera un auto no tomaría taxi. –A esta hora ni en pedo vas poder comprar un walkman y un disco en el shopping.. Que era el manual que ellos habían resuelto aplicar porque la asistencia financiera para el rubro equipamiento la daba una empresa de peaje subsidiaria de la otra y no se que mas… –Haceles juicio por lesiones morales...? –Es mil veces mas cómodo. Pero cerca hay un Musimundo que abre a las ocho.... como una suerte de muestra de admiración.. –¿Y vos cómo lo sabes...? –Porque todos los viernes a la mañana salgo con gatos que necesitan comprar compacs o cassettes....! Seguro que te la publican.....! Ella sonrió y suspiró con orgullo y cuando los otros festejan el chiste a carcajadas Saúl siguió contando: – Miro el manual y veo que es el manual de procedimientos de Autopistas Urbanas. –No.. –Leíste la Crónica de ayer. Una empresa de construcción de caminos......... seguro. –Saben qué voy a hacer. –Wolff registró que el chofer atendía la conversación.. haciendo señas al vendedor de café. –¡Te estaban cargando. todavía riéndose. – Decía Wolff en el taxi... Nunca me muevo en auto por la ciudad... Estaba el sello en la portada. – Hablaba ahora también él para el chofer– los taxis son el único lugar de Buenos Aires donde estoy seguro de me van a dar pelota..¡Mejor mandá una carta al diario la Prensa. –Tuteó Mariana al taxista que dijo que no. Además.. –No era mío ese auto. volviéndose para mirar como calculando las causas de tanta confianza. intentaban disimular el suspenso... Por eso le respondió con tono seductor: –No: ¡tu análisis de flujo vaginal. recaliente... ¿Puede esperarnos cinco minutos en Bulnes y Güemes.. Era prestado.legitimado por el antecedente del me–too. por la referencia a su prontuario. y. Empiezan a abrir después de las nueve.. – Dijo otro y todos volvieron a reír..! –Yo..– Aconsejó el de infecto. que el tipo cumple sin andarse con vueltas y sin olvidarse de vos.? –Preguntó Saúl y la de Intensiva se mostró curiosa mientras los hombres. –¿Que le ves a los taxis... –¿No leíste que hay un loco ...? Vamos a comprar algo y volvemos para Libertador..El mío esta reventado y no se cuándo me lo van a entregar. Mejor el taxi.. – ¡No pienso hacer nada. Fijas una meta y. les pregunté si me estaban cargando y los tipos lo mas chotos me dijeron que no..–Habló en voz un poco mas alta para que la escuchase el chofer.... El negocio esta vacío.! No voy a hacer un carajo de nada.

. pero que a él lo habían clavado muchas ves locos..... Mirá que sos vos forra...–Se dirigía a Mariana – dejame un faso que si bajo a comprar aquí me hacen la boleta. Pichi.Es lo ultimo que te voy a decir... Si yo me hubiera encamado como algunas putas con el Piero......que baja a comprar discos y se raja sin pagar. Además... locas y vivos.? – ¿ Para qué? – Para saber. ¿Me perdonás? – Qué te perdone qué.... dicen... ¿De que .No fallan.. yo te lo pedí... – Y buen.? – Sabés.. Otra cosa.. – ¿No es peligroso..... Y por los tipos con los que andaba.Trolo ademas. Qué análsiis... – De que estás todo lastimado.. –No hay problema. No hables. Mariana le pasó su paquete de Marlboro diciendo que lo tomara en garantía por el viaje.... Además yo encarno bien.. –¡Aguantanos dos minutos que total no hay casi nada de laburo! –Pidió Wolff. señalando una larga fila de taxis vacíos que avanzaba a paso de hombre por Avenida Santa Fe.. ¿Quien mas tiene la pudrición. Yo ya tengo el análisis. Uno que afanaba en moto. De Mariana lo se porque me enteré por ella. –Además.? – No le hace.. – Pichi... – ¿Quién? – Un pincheto. –No. – No le hace.. – ¿No habría que hacerse análisis. – ¿Y vos no te lo vas a hacer hacer.. – No vas a perdonarme eso en la puta vida. Hacete análisis.. – Yo no hay peligro. o con la Mariana... ¿Viste qué bien yo cicatrizo cualquier lastimadura......? –El chofer dijo que no había leído nada.... – No.. Pero flaca. Ya murió uno......? – No se..Pero yo tengo estómago. No vuelvas a hablar de ir ni diez minutos de vacación a ninguna parte... Yo te hago conseguir una orden para que te hagan los nuevos....... además.......? – ¿Para que? – Para saber..

que significa "pajarita" era la única mujer del grupo. La residente de intensiva. Armó quilombo en la fundación y esta vez ellos se lo toman un poco mas en serio y se . No hay listas... vas a ver que me anotan de los primeros… Eran media docena de uniformados con guardapolvo.. Detrás de ellos se veía la puerta.. -por la deformación al idisch del alemán Vögelein.. –A cualqiera le agarra el Sida. algunos esperaban su su turno. –Che.. y ellos rechazan el reclamo porque lo había firmado yo: tenía que firmarlo el suscriptor que era el apoderado de la fábrica de autos. todo un sector de los pasillos estaba ocupado por pacientes que esperaban su turno.. ¿Y tu Mac... Pero si hay listas o si un día empiezan a hacer listas. Me costó cuatro tardes el trámite. a quien Saúl llamaba "Feigele". En la oficina me dijeron que el seguro lo habían contratado ellos y pagado ellos... –Forra. La de Intensiva insistía en preguntarle a Saúl por la computadora que le habían perdido en una escala de vuelo.. Pero se lavaron las manos diciendo que los reclamos tenía que hacerlos la sección mantenimiento de la fábrica de autos que ellos manejan.? Yo estoy yendo a cobrar la lotería de Navidad y me pedís que me fije si tengo plata para el boleto del micro.. Voy al día siguiente a la compañía de seguros que funciona en el mismo edificio que la oficina de personal donde había empezado el trámite...? –¿Qué de la semana pasada? –El tema ese de que estabas en las listas.....sida me hablas.......... otros ya bebían a sorbos en los vasitos de celuloide.. Yo no te dije que no me puedo agarrar el Sida. Alguien pidió que quienes estaban comiendo alfajores de maicena no dejasen migas en la mesa de reuniones: rato después habría una reunión informativa de la cátedra de infecto y el jefe de trabajos prácticos –dijero– ea un obsesivo de la limpieza.? –Me estás cargando.. ¿No te parece que tenés que dejarte de. –¿Qué análisis te hiciste? –Uno que dice que no me puedo morir de ninguna de esas cosas. Allí me mandaron a la oficina de personal.. Fui al culo del mundo y los tipos me hicieron llenar un formulario el reclamo...... –Estaba fumado.. formando un círculo alrededor del vendedor de café.. Varias capas de pintura gris cubrían el marco y las placas de madera terciada que reemplazaban los cristales. Los de la fundación me derivaron a la consultora del holding del que te dije.. que queda en el culo del mundo. –Vas a empezar con lo de la semana pasada. Me mostraron recibos y papeluchos: tenían todo archivado.. Vos ya sabés.. De pie. Tras la puerta.

Si no ponía el número de serie ellos podían pagar.ellos lo habían pasado al pago.Pero en la caja había dos discos paralelos que yo había declarado con valor de diez mil dólares. pero ahora no pueden pagar un seguro que ya fue rechazado durante el ejercicio del año por los supervisores de gobierno. ¿Saben cuál había sido el error? Poner el número de serie de mi Mac... –Tomá un café y armate de paciencia...¿Te digo algo pero no te ofendas.. Les digo que la denuncia fue presentada hace ocho meses. valdrían mil.. Así que. Tenía una copia en la facultad.. si ya archivaron la carga de datos de no se qué oficina del Instituto de Reaseguros. –¿Y lo perdiste? –No. ¿Por qué no vas al programa de Susana Jimenez. Si los que me la afanaron querían cagarme se jodieron y yo me voy a armar de doce mil dólares... –¿Y cuanto valían? –Y.. –Dicen que en el próximo semestre van a volver a iniciar el trámite y que. Aparecen recién como a la media hora y me dicen que todo fue un error...dignaron a pagar un mensajero en moto para que busque una copia del formulario. –¿Y entonces –Preguntó la de Intensiva..! -Dijo aliviado el de Infecto.. – Tendrías que hacer presión... pero estaban grabados con el trabajo de dos años.. Los tipos empiezan a chequear con la computadora y se encierran en otra oficina a hablar por teléfono con la compañía de seguros. –¡Si alguna vez te llegan a pagar el seguro.. que el cheque lo habían hecho en abril -ya estábamos a afines de octubre -pero como mi nombre no figuraba en la póliza había sido objetado. en Boston..... Vuelvo dos días después a la oficina de personal con la copia firmada y sellada por los de mantenimiento y por un apoderado de la fábrica de autos... que como el trámite lo había iniciado yo en el lugar del hecho-me la afanaron en un transbordo de Miami .. me lo aceptan.? ¿Como se llama el contador que te borró el programa? ¿No será un antisemita? .? ¡No entendí una mierda de todo lo que explicaste.y en cuanto me ven llegar se paran dos yuppies y antes de que me ponga en la cola me avisan que el trámite sigue su curso normal y que no puede tardar mas de diez días..? -Volvía a decir el doctor privado y agregaba con probable sinceridad: ...... pero me dicen que vuelva el viernes siguiente.. Dos mil cuando mucho.! ¿Cuanto vale esa compu? –No vale nada. -dijo Saúl aliviado: ya había terminado su historia . decí que sos víctima del antisemitismo de la empresa Autopistas Macchi.. me lo van a pagar.... y un backup en cinta en la oficina del service de los que me vendieron los discos paralelos. Vuelvo el viernes siguiente -de esto hace dos semanas . ¿Por qué no mandás una carta a La Prensa....

. me lo pasó un paciente..? –Porque hoy se lo decía a mi jermu. Dejé abierto y tengo un montón de papeles que en cualquier momento me los secuestran los de limpieza. –¿Lo viste a él? –No. .. Tengo todas las fichas del caso.? El pastor dice "¡Aleluia. otra vez. ¿Te imaginás.. "esta Feiguele me quiere cojer.. –¿Por qué bronca. ¿Como se llamaba.... como apremiándolo para terminar con las burlas de los médicos...!" . Ya lo fotocopié para vos.. ¿Vas a tu consultorio? -Preguntaba la de Intensiva mirando el reloj.. –Si.. –Típico: ¡el clásico antisemistismo de los judíos.? – Dijo al cabo de un recorrido en diagonal por una veintena de páginas de mecanografía apretada. Entiendo. –Bajo un minuto a Intensiva y voy para tu consultorio porque necesito mostrarte algo.. riendo: –No atiende quiere decir que no revisa. Ojeando el mazo de papeles unidos por un clip pensó.Dijo otro médico que lo estaba tuteando por primera vez.. –Parece la autobiografía de un loco....? –Fox.. .. debo faltarle solamente yo" –¿Y tengo que leérmelo ahora..–Dijo ella al entrar al consultorio.... Yo se cantar pero no se contar.... Se produjo el milagro y aquí está el cheque de su seguro firmado por el Hermano-Ministro. –Yo no atiendo. No lo encontré. Me da bronca. –No..! –O que vayas al espacio del pastor Jimenez.–Dijo Saúl y volvió a recordar su McIntosh.–Jacoby...... Yo vi el seguimiento de su caso.Dijo Saúl y escuchó que a sus espalda los de guardapolvo festejaban la respuesta de uno que repetía. –Me olvidaba que quería mostrarte una cosa. Del cuerpo médico..... Se había perfumado: llegaba precedida de una mezcla de olores a melones frescos y a cítricos que a Saúl de inmediato le recordó las discotheques de New York y el olor que ronda algunos locales de los shoppings de Buenos Aires... –Mirá lo que encontré.. es abogado. En cuanto lo leí me acordé de vos pero recién ayer mi hermano me hizo la fotocopia..... que copia las historias clínicas para pasarlas a la computadora el día que se la devuelvan.. –Me acuerdo. pero le seguí la evolución. Este pobre tipo escribía bien........ vuelven los hijos de Israel. Bah. no es contador. Aguantate y no empecés a atendender hasta que suba.. Era un gordo. un terminal.

–Dudó unos segundos y consultó el cronómetro.Me gustaría probarte en la cama....... Arreglaba ascensores.. No se aquí –explicó – pero no debe ser distinto del resto del mundo: siempre hay una clase de pacientes que se rayan con leer todo lo que sale sobre su enfermedad... pensó Saúl antes de decir: –Si recién lo leí. Te pasaste cien horas cuidando a un terminal de Neumocistis Carini y querés que yo.... Me consta que siguen llegando partidas dudosas de reactivos.–¿Caso raro? –Preguntó ella y Saúl la miró pensando: pobre Feiguele. pero eso aquí ya es una regla. y estudió antropología o algo así. –¿Decís que te lo borraron por eso? –No. Leí un caso de uno que era diplomático inglés y en cada destino se iba a la biblioteca mas importante del lugar y se hacía traducir todos los artículos . Se vienen repitiendo y justo yo tenía los tests de significación cargados en el Excel.. – No. Era judío casi seguro y debió haberse leído todo lo que pudo sobre la enfermedad. ¿De que laburaba antes? –De nada. que en el original de la fotocpia debió haber resaltado con marcadores. pero algo raro pasa con algunos países. –¿Creés que siguen viniendo partidas malas? –En todo el mundo suele haber. lo pensé yo pero después lo descarté porque no lo podrían entender.. No es nada tan novedoso.¿Por las partidas de.. era un caso cuadradito. estaban los datos en código tal como me vinieron de las fichas.. Vos te imaginarás por qué.. que nunca lo escuché ni toser.. pero había sido del M.... Dejame ésto que cuando se me pase la bronca que me da que el finado cuente todo tan bien le pego una leída.. algo habrá oído. ¡Lee esto ahora! –Reclamó ella señalando una párrafo ennegrecido... No lo podrían entender.. –¿Que lea qué parte? –Esto que está marcado–Insistió ella inclinándose sobre la mesa hasta formar una escuadra con su torso y sus piernas tensas...A. solo que un poco rápido.. no tenía texto. caso de libro.? –No se..S. Respondió con ese tono neutro que los oncólogos americanos llaman estilo autopsia: –No. –No. algo habrá calculado. –¿Los truchan? –No se. " ¡Y ahora se agacha para lucir el orto!". –El tipo no era boludo... –Que.. –¿Y él cómo lo sabia? –Se ve que el tipo no era boludo.. te explique como era su cuadro..

Es decir. era una descripción a la manera de la época.. A Chagas no le importaba nada mas que la relación entre el neumocistis y el triponema ése del mal de Chagas. aunque sea el primer hassan ateo y antisionista de la comunidad. No quiero ver pacientes ni análisis ni centellografías de hígado y pulmón.. ¡Ahora me acuerdo! Era en Brasil.. –No schmock. Era del año del pedo..... Quería decirte esto... Siempre voy a estar aquí. –Yo tampoco lo creía de mí.. De antes de la primera guerra mundial........Alguna idea tendrás.. Lo que parece joda es el artículo que mencionaba al inglés: era de un psiquiatra que contaba el caso como un delirio paranoico asociado a la evolución de la enfermedad. Pero... –¿Hablás en serio? –Sí..? –No se... –Yo en cuanto ví esto. Nada de nada. Vos sabés que las egresadas del Pellegrini no necesitamos papeles para eso.... El inglés era un loco. y vos sabes que un hassan no jura al pedo. Un carajo. ir volviendo a lo mío... Por entonces creo que ya se había dado por satisfecho poniéndole su nombre a una enfermedad. –Me gustaría contar con vos para alguna tarde libre.... ¿Que te pensás que voy a hacer. Lo publicaron en Clinical Abstracts.. –¿Y que decía? –Nada.. –No lo creo de vos.. del mismo Chagas. Voy a tratar de reengancharme en la hassanah y de a poco.. que no voy a hacer absolutamente nada.. –¿Y qué es "lo tuyo"? –Donde sea.... Habló ella separándose del escritorio y sugiriendo que estaba a punto de irse...... Ahora me doy cuenta de que tenias razón. pero cuando empezaste a decirme estas cosas yo también pensé que estabas un poco rayado..! Ya tengo fecha para el casorio.–Tocó el mazo de papeles y dejó su mano sobre el escritorio de Saúl – se me prendió la lamparita y necesitaba decirte esto: vos me caíste bien y entraste pisando fuerte con el ruido de los premios y todo eso.. pero a nadie se le ocurrió mirar el trabajo de Chagas..... ¿Pensás que soy un fanfa? .. Quisiera. pero voy a estar en lo mío....... Yo lo pedí y tardaron tres meses en encontrarlo... en serio.. Que estoy segura de que tenías razón y que para cualquier cosa que hagas o que planees cuentes conmigo...que encontraba en los ficheros... En Brasil el tipo encontró una descripción del síndrome en una tesis de Chagas. –¡Tarde piaste. Pero no voy a hacer nada.. –¿Del de el Chagas–Mazza? –Si... Algo hay que hacer.. –Te juro....y...

–No es fanfarroneada pero..... en el velorio de papá. Era un biblioteca y un montón de papeles... –A mi tampoco se me había ocurrido hasta este momento... Un poco soberbio. El Tío Ezra tenía razón... –Me caía bien..! Hay que ser trolo intensamente para poder advertirlo.. Kafka era trolo...... bajé a la pizzería y encontré al chongo de mi vida. Debía ser como cualquier laboratorio. He cometido el peor de los pecados: yo fui feliz justo allí donde a los de mi raza les exigieron padecer: mismo aquí: en el ojete.! Eran unas papeles mecanografiados que le recordaron los apuntes de la universidad de los años setenta.... desde Almagro. Campo de trigo de los cuervos del alma: los usureros.. Soy el que siempre se equivoca.. y en uno que otro sucucho de Praga donde dos trolos escribieron El Castillo y America.. Yo.... los rentistas.. Tengo un kilombo de papeles en estos cajones y nunca puedo terminar de ordenarlos.¡Ya vas a entender mejor cuando leas estos papeles.. cuando no aguanté mas la cara de pescado de mi vieja y sus hermanas y cuñadas... Era un tipo brillante... Medio como un pedantón de facultad. Hizo todo pensando. barrio de tango.¡Y sus amigos. Einstein no hizo nada experimentando ni viendo. –¿Que hora es ingele? –Cerca de ocho y media.. Barrio de tango: zona de costureras y pensiones..–No. Si era de esos pacientes predilectos con los que se encariñan los de terapia intensiva y que hasta la noche que se mueren les hacer acordar que los pacientes también pueden ser seres humanos... Aprobé porque los parciales eran escritos y me salve del final. –¿En serio? Ni se me había ocurrido.... La tierra prometida de mi noche mas triste era aquel mozo tucumano que en cuanto me sirvió la primer copa de .. No se si es cierto.. El judío trolo no le rezará jamás el kadish a su padre. ¿Vos como te imaginas que era el laboratorio de Einstein? –Ni idea. Un gordo tierno. Te prometo leer... pero merecería serlo. Como cualquier laboratorio. No tengo ni idea porque yo odiaba física.. Y en la miseria de esta pieza: la pieza cruel que te ofrecí. Trolo judío de Villa Lynch que elige Almagro –su tierra prometida– por el llamado de la voz de un tango.. Tenia media docena de razones para perder la razón y eligió la única que podía perderlo: el encuentro con esta Europa descajetada que solo se puede vislumbar desde aquí. ¿Vos lo querías al gordo ése? –¿Cómo si lo quería? –Eso: quería sabe si lo querías. Saúl empezó a leer: Yo soy el judío errante. –No...

.Empezaron a llegar el año pasado. llegamos juntos al éxtasis del amor –Isolda Tucumana– y nos dormimos abrazados....? .. –¿Cómo se llama? –Feldtman. –Me copan los tipos que fuman la misma marca que yo.. cuando ya estaba todo terminado y yo seguía pensando en esa piel del tucmano que era morena pero tornaba al rojo cuando se ponía tensa justo allí. y en cambio me quité los zapatos para entrar sin hacer ningún ruido en la pensión del tucumano.. ahora. en esta pieza.. adiviné la pija del tucumano y no volví al velorio. que yo también se la metiera a él... y donde me pidió. –Eso te pasa a vos porque saliste poco.Cruz del Sur se dio cuenta que íbamos ser el uno para la otra.... Llenar planillas. en lo que mas amo! ¡Amor! Lo dije al comenzar: yo soy el judio errante. Hay unos discos de música judía buenísimos. Vos tendrías que empezar a fumar de nuevo. como en un sueño. ni a mi hogar.. –¿No te parece una chantada regalarle justo cosas judías. soy un error flotante en un barrio de tango.¿Pero de qué te sirve saber el nombre? –Es judío.. Wolff pregunto: –¿Te garcharías a ese tachero? –¡Y claro! –Respondió ella pronunciando con fuerza la división de sílabas." < /i >Entrando a la disquería. de fango. ¿Y qué le compro a este tipo? –¿Quien es.. fui feliz. –Sos la puta mas reventada que conocí en mi vida.? –Un médico. de costureras con zuecos que se arrastran pajizas como en un cuadro de Van Gogh. Y a este encuentro de amor no pija tucumana que pueda hacer llegar ni un minuto después. y ambos... mandarte a sacar sangre. trémulo y empapado de sudor. Seguro que no los debe tener.. ¡Que pizzería de sueños. Preguntar boludeces. –¿Qué edad tiene? –Debe tener treinta o cuarenta. donde se la chupe toda la noche. les ruego sepan diculparme porque debo partir: voy a morir de sida. De todos modos.. donde me la metió toda la noche.. Y así fue: se la puse como en un sueño de pizzería Atacama. Pero.. ¡Y por eso llegué media hora tarde al entierro del viejo......! En su mezcla milagrosa de fugazzas y sui–sidas... Yo te voy a presentar tres o cuatro que son mucho peores que yo.. –¿Que le gusta? –Yo que se. yo..

tomando el revolvito descargado... El chamamecero es un judío que se llama Isaac Abitsbol. – Dijo Wolff– Y apurate que el tachero ya debe estar a las puteadas. tranquilizándose y después volviendo a temblar al ver la sevillana y el sable del FAL y oyendo la opción que le daría: ”te voy a cortar la . se calza una bombacha de mujer. cumpliendo cada una de sus ordenes: “¡Ponételo de punta el orto.. –No se va a malcopar... O peor. Nada mas quiere que hablemos del Sida para agarrarse de eso y volver a meter el tema de vivir juntos. Cosas baratas. obedeciendo.. "Lo que importa es el gesto........ Además puede venir y cambiarlos. de nuevo obedeciendo.. Despues. El de chamamé no cuesta nada.. < I >Pobre: la Susi no es que le tenga miedo al Sida. Si el Piero tiene sida: ¿Qué haría el guanaco? Si tiene el sida el Piero se pone a cojer hasta decir basta para apestar a todas las minas y ver como se van muriendo antes que él y va a morirse contento calculando a cuanta gente alcanzó a apestar.... Te aviso que el chámamé no es paraguayo.. ¡Música paraguaya! ¡Es una gronchada total..... –Chamamé..! –Te apuesto que se copa el tipo. feas y inservibles. O de una casita.. De frente y de una: le voy a decir: te traje aquí para ponerte y lo voy a hacer desnudar y después lo voy a boletear de un solo tiro de veintidós...... –Puta la diferencia. No tiene bolas ni para matar un tipo de un tiro por atrás.!”y.. Mira ahí hay una oferta de compacts de chamamé.... después.! ¡Quiero que te lo pongas de punto en el orto y me lo pasés bien frotado en el orto y no te hagás el vivo porque está descargado.. –Mientras yo voy a ir haciendo la cola para pagar y hasta que encuentren los discos vos elegite el walkman.. Al Piero lo voy a poner. –No: pago yo..–No.. –Lo pago yo. Ah.." ¿Sabes por qué? Porque mi viejo para el cumple siempre le hace regalos de mierda... Pero yo te doy bola pero si el médico se malcopa vas a ir a verlo y le explicás vos. Pero antes de tirar le voy a hacer ver el cuchillo ––pensó en un sable bayoneta de FAL y al sentir que interiormente lo había llamado “cuchilio” como para decirlo sin la yé tuvo la certeza de que tarde o temprano iba a vivir la escena que estaba imaginando: El Piero en calzoncillos.. el tema de ir a Mar del Boludo a mirar como la gilada tira la guita. con un revolvito barato que nadie va a pensar que pude haber sido yo. –Mi vieja dice así–.. Pero seguro que se siente macho si ve que contagia la pudrición... No tiene bolas el Piero. y después temblando. Comprale uno de chamamé y uno de música judía.

al otro trolo de la moto. “¡Ay Ay Ay: AIDS de los gays americanos que recalaste en estas pampas húmedas para llamarte SIDA! “Por qué SIDA Si da. Eran las nueve menos cuarto. y se juró tumbarlo al Piero de una manera que ni Susi ni nadie llegaran nunca a pensar que se lo había puesto él..pija. Así con g de guei. Un revolver lleno de marcas de los dedos de él y con olor y marcas de haberlo tenido puesto en su propio ojete. que parece un balín.? –Mintió. –Dijo y oyó la voz de Susi preguntando: –¿A quien querés reventar ahora? La pregunta lo devolvió a la mesa del bar de Varela y a la imagen los primeros chabones que esa mañana ya estaban empezando con sus cervezas... Saúl volvió la segunda hoja y miró el cronómetro. ¿Donde tendrá encanutado el resto de la guita..... “Y a mi afección. Padezco una virosis que contraje de chico y tiene la particularidad de confundirse con el Sida.. –Al otro trolo.” Y después volviendo a serenarse cuando le avisara que “no te la corto porque hasta me da asco tocarla con el cuchilio pero te voy a dejar rengo de un tiro: devolvéme el revolver”. o de que se muera de sida. la sevillana es mas rápida pero va doler menos. Me dijo un día: .. vinieron a sumarse este parásito de los pulmones que me atacó de tanto fumar porro de mala calidad.. tenía agendadas por lo menos tres consultas antes de las diez pero la secretaria todavía no había llegado con las fichas y las actualizaciones de historias clínicas.. vos elegís... Forro. mi primigenia enferma–edad. quita la vida el sida? “Quita es una de esas palabras típicas del Tucumano.. cortado con pasto seco y alcohol metílico y una forma de cáncer que es hereditaria pero que cada vez que se manifiesta en gente guei o culastrona impulsa al cuerpo médico a estigmatizarla con la palabra sida. Siguió leyendo.. oyendo la voz del paciente que nunca llegó a conocer: “En realidad no tengo Sida. el Piero no sabe que fácil es matar a un hijo de puta con un tiro de veintidós corto. Pero en compensación llevo con migo otras tres enfermedades mortales. < /i >–Tengo que reventarlo antes de que me pase algo a mí.. Típica boleta de maricones o de minas celosas. “Eggannte y tgrigste soy. la peor de todas: la tristeza. Los pacientes debían estar en la sala de espera.

Yo no transaba.. A mas de ochenta. cuando quería confirmar que lo había escuchado.. –¿Sentís. no puede oír. No lo hice por mí.. jardín untuoso de la república–bragueta bultucumana sobrehumana. o si siente que el Pichi está con ganas de “mandarse”. “Pero yo necesito sobrevivir –y necesito sobrevivir solo porque estoy esperando noticias del tucumano y porque debo terminar determinados versos. a ocho mil vueltas. con rebajes.. como si no le bastara con su puntuda pija: columnata de mármol cárneo. “Mandarse” significa apostar a que algo.. con mis parientes que ni me vieron la pelambre huérfana en el entierro de papá ni con los médicos y los torturadores del Hospital Muñiz.. “Decía siempre "quitar" en vez sacar para diferenciarse mas de los mozos porteños. se llena de viento la boca y el apenas la puede oír. él.–De chico me quitaron un retrato a caballo de un chancho en Lules. Con casco." < /i >–¡Sentí el olor. Mandarse en una de estas curvas del camino de tierra. Los brazos de ella bajo la campera. con la voz ahuecada por el barbijo del casco.. Pero esta vez transé con todos: con los de la pensión. sin saber si van a encontrarse con un camión encajado. Ahora había detenido el motor: el escape dejó de repetir las explosiones del cilindro pero resoplaba a medida que.. va a salir como él quiere que salga. con la seguridad de que tampoco esta vez viene algo por la mano opuesta de la ruta.! Un apretón de las manos de Susi contra su estómago significaban que ella también lo estaba sintiendo. el viento se lleva la voz hacia atrás y a ella.!¡Sentí qué olor boluda! ¿Sentís? ¡Menos mal que se me ocurrió venir hoy mismo. el Pichi aprovechaba la resistencia del motor para . En la XR nadie puede escuchar.. en la XR. Si transé –confieso que he transado– solo lo hice por mis versos y por esta necesidad vital de recibir noticias del tucumano. pero sin van a mas de ochenta. Mandarse en la ruta con la Custom. a cualquier velocidad. En la Custom..? – Gritaba el Pichi. siempre se puede oír. también manejando. Hasta en caminos de empredrado o de tierra. Debemos adaptarnos y transar. Y sin casco. y se para sobre los pedalines para gritarle cerca de a la oreja. nadie escucha. saliendo de atrás de un ómnibus con un rebaje de segunda. ella hace fuerza solo para pegarse mas al cuerpo que la protege del viento y del miedo que le cierra la garganta si fumó. presionaban con sus codos en la cintura y clavaban los dedos a la altura de su ombligo. o con cuneta llena de barro fresco donde la patine y zarpe para cualquier lado. a veces ella puede escucharlo a él. o en medio del tránsito de la Calchaquí.

detener la marcha. Susi recién pudo hablar cuando el Pichi se apoyó un pie en el islote de pasto del borde izquierdo del camino. Ella también sentía el olor de los sembrados. Dijo después: –¡Impresionante! Yo lo empecé a sentir cuando salimos de la barranca... –Viste... Te dije que había que levantar todo ya hoy mismo... Un poco mas de viento y el olor llega hasta Berazategui...¡Menos mal que nos dimos cuenta de venir hoy..! –¿A cuánto estamos de los sembrados? –Veinte cuadras... ¿Te imaginás en el arroyo el olor que va a haber..?– Preguntó él y saltó sobre el pedal de arranque. Por un instante estuvieron en equilibrio sobre la moto detenida en el pasto. Los pies de Susi no llegaban al piso y, apostando a que la XR arrancase de la primer patada, abrazó con fuerza a la cintura del Pichi como si manteniéndose apretados los cuerpos fuese mas fácil conservar el equilibrio, “picar de una” –como él dice–, y “mandarse” seguros de si un viaje empieza desafiando a la suerte desde el momento de arrancar, todo tiene que salir bien. El Pichi traía llevaba la XR a fondo en primera, y, sobre el camino de tierra, cruzaba de una huella a la otra tratando de elegir la mas segura. Susi volvió a recordar que la XR era choreada, y que eso fue lo primero que oyó decir sobre el Pichi antes de co nocerlo: “no vayas nunca a subir con él porque siempre anda en moto choreada, con papeles truchos... Y al pedo, porque tiene otra y podría usar la F100 del Gordo o comprarse una por derecha...” Después, le oyó a él mismo reconocerlo: –Retruchos son los pelpas de la XR. Pero mejor: cuando estás haciendo una mano grossa de algo, o vas de caño, papeles truchos es mejor, porque la yuta tiene una fácil para guardarte. Te agarran –explicaba– con documentos truchos en la moto, y se dan cuenta de que si te hiciste una te vas a poder hacer otra y venir a medias con vos... Van al arreglo, y si no quieren ir al arreglo tienen una fácil para agarrarse y guardarte. Si te ven de caño es la palabra de ellos contra vos y el juzgado te cree a vos por que nadie reclama fierros, en cambio siempre hay alguien que reclama las motos y los autos... Menos las patentes, la Custom tiene todo posta: el dueño existe, es un fotógrafo de Constitución, en la gaveta está todo, hasta la copia del papel que hicimos en el escribano donde me autorizan a usarla y me hago responsable de cualquier accidente... Pero la Custom es una moto farolera... ¿Que vas a estar haciendo a las ocho de la matina con una Custom en la boca del arroyo de Hudson? La gilada que se compra una Custom a esta hora está durmiendo o ya está careteando en una oficina de publicidad. El tipo que me hizo los pelpas de la Custom tiene un estudio de publicidad por San Telmo...

–Chamamé me parece la cosa mas groncha del mundo... ¡Ahora me da calor dárselo! –Protestaba Mariana– Che: ¿A vos te gusta el chamamé? –Ahora se dirigía al chofer. –¡Ni ahí..! Tango sí. Por ahí alguna cosa de folklore te la aguanto, pero.. ¡Chamamé..! – Se asombraba el chofer. –Ves Gil lo que te digo... ¿Que pensás vos? –Preguntaba otra vez al chofer– Tengo que hacer un regalo a un tipo que le debo un favor y este viejo me hace comprar un compact de chamamé... ¡Para reglar a un médico! –Por ahí le gusta... –Como original no te lo discuto...Original es.. Reoriginal... Pero me da calor dárselo... Dejame ver de nuevo la tapa del disco judío... ¿Es conocida la mina esta? –Si –dijo Wolff– es una francesa famosa. ¿Nunca la oíste nombrar? –¡Mongo la debe haber escuchado nombrar..! Ahora me da calor dárselo justo a él... El tipo va pensar que es una indirecta, regalarle discos judío... –¿Nunca escuchas folklore?– Preguntó Wolff, y como el chofer negó con un movimiento de cabeza agregó– ¿Que radio escuchás? –Cualquiera... Ésta –dijo y subió el volumen. Los parlantes traseros reverberaban con lo bajos de un tema de Tremor grabado en los años ochenta que a Wolff le recordó la guerra de Malvinas– Ni sé como se llama... Ahora a todas las estaciones les dio la manía de cambiar de nombre... Pongo cualquiera con tal que den noticias y que no hablen mucho... No aguanto a los tipos que hablan mucho y mucho menos a la mañana... Escuchás diez minutos y te amargan el día... En cuanto me sobre algo de guita voy a comprarme unos cassettes de música clásica porque este equipo es justo para eso... Es un Aiwa legítimo... Si lo compras en un negocio te piden arriba de seiscientos... ¿Sabés cuanto lo pagué? –Le preguntaba a Wolff– Doscientos me pidieron y arreglé en noventa mangos: todo lo que tenía... Al día siguiente averigüé cuanto costaba y no lo podía creer... Al dueño del auto le dije que lo pagué trescientos y lo bancamos a medias... Porque el original del auto se lo habían afanado a él... Me descontó ciento cincuenta del alquiler... Así que me gane sesenta mangos y la mitad del estéreo es mía... Justo un día de alquiler salvé... Sesenta mangos... Lo que me cobra el dueño del auto por el turno de seis a seis de la tarde... ¿Usted es del interior? –Sí –dijo Wolff –¿Del norte..? –Sí –volvió a mentir– ¿Se me nota? ––No... Para nada... Lo saqué por eso que decía recién sobre la música...Vos sos porteña... Se te ve al quilómetro que sos porteña... Aunque no me lo quieran creer, soy provinciano... De Neuquén soy...

–¿Y si alguien que te debe un favor te regala discos de chamamé… ¿Qué harías? – Preguntó Wolff. –Sin ofender... -dudó y dijo -Le pido la boleta y voy y me lo cambio por cassetes de clásica... Aunque tenga que pagar diferencia...

Saúl

volvió a mirar el cronómetro: había pasado apenas un minuto y durante ese

lapso no existieron la secretaria morosa –¿Por qué mierda cada mañana aparece cinco minutos mas tarde que el día anterior..?– se preguntaba– ni la ansiedad de los pacientes y sus parientes por las revisiones de sus análisis y las anexión de nuevas fojas inútiles en sus historias clínicas. No se contar, pero hoy pude sentir la voz de un gordo a quien jamás oí ni vi en mi vida. Siento su voz gangosa de tía judía de Villa Lynch imitada por un gordo hipertiroideo, hipogenital, con un plausible borderlining de mal de Schmittow e hipocalcemia. Gordos maníaco depresivos, omnívoros e insomnes que solo pueden existir en países donde la psiquiatría sigue varada en los años cuarenta. Este gordo en Moscú sería hoy por hoy el coronel Fox y jamás habría soñado con pijas tucumanas ni kasajas. Seguramente aquí debió ser presa fácil de la canalla francofreudiana que habrá esquilmado a su familia judía de Villa Lynch con miles de horas de diván sin prescribir jamás un dosaje de calcio y litio, ni siquiera una curva de tolerancia a la glucosa. ¿Qué le habrá fascinado a la Intensiva de ese pobre gordo? Siguió leyendo: ahora escuchaba nítida la voz del gordo destacándose contra el murmullo de pacientes, parientes y cafeteros que seguía creciendo en los corredores. < I > "Basta mirar las fechas para notarlo: en aquel año se jactaron de haber controlado la inmunidad... Científicos a sueldo de clínicas y Laboratorios odian el cuerpo humano: ese atavismo de la fisiología humana que se obstinaba en impedir que los ciudadanos del primer mundo se intercambien libremente riñones, pulmones, hígados y corazones de unos a otros. ¡Injertaos los hunos al los otros! predica el Cristo phd del necoapitalismo. Como en la herencia familiar, pasensé partes de muertos a vivos... Despues, empiecen a pasarse anticipos de moribundos a vivos y acaben, como en toda película de final feliz (¡Y la ciencia del cuerpo es una estúpida película de final feliz...!) pasándose órganos y pedazos de pobres a ricos. ¿No vieron los avisos? ¿No los leyeron? < /i >AAARiñon. Grupo sang. A joven, sano, vendo derecho o izquierdo, 387–1958. Absoluta reserva. AAACornea: mujer joven, viuda y pensionada Pami. $80.000. Se acepta vvda. Pte/ pago.

AUGTE.48hs resolvemos cualquier problema de habilitación y autorización de implantes. Certif. de defunc. oficiales legalizados. Estudio jurídico reconocido. Consulta $100. Profesionales y donantes sin cargo. ¿Cómo carajo ni vieron los avisos..? < i >Los tipos se jactaban de haber vencido la obstinación del cuerpo que se negaba a recibir partes de cuerpos de otros mediante líquidos inoculados gradualmente y se llenaron sus consultorios, y florecieron sus clínicas y construyeron nuevos y mas sofisticados quirófanos y se empezaron a estudiar maneras de conservar órganos, de congelar órganos, de convocar nuevas corrientes de donantes de órganos y promovieron nuevas maneras para implantar, preservar, exportar, importar y tasar órganos. Fue aquel año y solo un año después, allí nomás, también en Los Ángeles (¡Los “ángeles”! Casi lo había olvidado...), tac Empiezan a aparecer cuerpos de putos gay que, por cuenta propia, sin inoculación de líquidos inmunosupresores, tan espontáneamente como una vez renunciar al tabú de la impenetrabilidad del recto, renuncian a la costumbre de defenderse de proteínas ajenas y se llenan de pestes para contar, ellos también, con un holocausto que llame la atención del mundo. Porque, cuando sos puto lo sabés bien: lo primero que quiere una loca es llamar la atención. –¿Y vos que querés ser cuando seas grande Mauricito? – Quería saber la tía. –Yo quiero ser bombero para apagar in zen dios... –¿Y vos Moishesito? –Yo quiero ser piloto para saber manejar los aviones y viajar por países desconocidos. – ¿Y vos Marce? –Preguntabaí la tía Berta que, años después, tanto ofendiérase porque llegué un ratito tarde al entierro de papi. ––Yo quiero ser una ambulancia, Tíita. –¡Mischiguene kopf! ¿Y por qué una ambulancia...? –Para ser toda blanca y grandota y andar corriendo como loca por todas partes haciendo aaaaaaaaaaoooooooaaaaoooaaaouuuuuu oooooooahhhhhhh y para que me metan el fiambre por las puertas de atrás... En este fin de siglo sí que llamamos la atención... Pero nadie nos quiere... Y el tucumano sigue sin dar noticias...Este el párrafo mas triste de mi vida: Yo un libro roto, recogido del fango de una vereda rota de Almagro de mi vida. Recogido el libro, recogida mi vida. Yo: recogido. Y ellos... Ellos ahora dicen que en el Pentágono jamás incubaron un proyecto de guerra biológica que contemplase la interrupción de la inmunidad obstinada de los cuerpos enemigos...

De lo contrario. uno por su prestigio de profesor.) A Einstein lo obligaron a firmar esa carta pidiendo a Roosvelt respaldo para el proyecto de Los Alamos. sueño.. Todas lo saben.. parece que ni el propio Roosvelt se . seguro se inspiró en una larga experiencia de mamar pijas precristianas. Pobres. Apretaba un botón y el loco reía.. bacteriólogos. Pasaban de un estado al otro en menos de un segundo y así durante dos o tres minutos hasta acabar. Yo caí en un loquero por error y puedo confirmarlo. los locos. parasitólogos y paparulos varios para inventar maneras cada vez mas ingeniosas y complicadas de ganar o de dar el miedo suficiente como para concluirlas sin que ni el enemigo se de cuenta.! Junger y Heidegger devoraban pastas de benzedrina y se reunieron con los químicos para explicarles que ellos. el otro por sus buenas maneras y su medalla de la primera guerra. como toda leche. Quiero expresarme bien: cuando digo que es igual quiero decir que... No es casual que en el curso de estos doscientos últimos años capitalistas de penetración. Ahora es profesor de algo en Canadá. Varia de uno a otro. Delgado tenia un team de locos a botón. pero –¿se entiende?– no varia de loco a cuerdo. Los croatas siempre van a colegios de curas y son nazis.. ese argentino que inventó las impresiones digitales.. tiene un gusto indeleble y personal. El comisario Vucetich...Seguro deben haber pedido permiso a sus jefes para decirlo. debió haber mamado mucha lechita en su colegio de curas. Algo de plata se guardo. los habrán mandado a un asilo y allí vuelta al electroshcok y chau pajas eléctricas (Debo agregar: la leche de los locos tienen un gusto igual a la de los cuerdos. Varsovia y Londres al mismo tiempo y ganar la guerra en un abrir y cerrar de ojos azules. A Delgado le cortaron los fondos cuando salió un libro de Vance Packard denunciando el proyecto. Delgado de Uruguay le financiaron mas de cinco millones de dólares para implantar microelectrodos en el lóbulo frontal de los locos.. Delgado tenia locos que se pajeaban a botón: tecleaban la botonera para sentir dolor. En Norteamérica al Dr. podían convencer a Hindemburg de usar el ácido lisérgico para envenenar la red de agua corriente de París.. Sin la firma del paisano. apretaba otro y se manoteaba compulsivamente el pitito. flagelación y sadomasoquización haya decaído simultáneamente el arte de chupar pijas y el concepto de Alma que tan útil resultó a teólogos y filósofos independientemente de su filiación religiosa o de su dogma metafísico. La leche les chorreaba por el pijama verde del sanatorio y Delgado anotaba todo en un cuaderno de tapas amarillas. ¡La leche es el espejo del alma! El que inventó la idea de alma debió ser un hindú o un griego.. ¡Si les pagan a miles de virólogos. en cuanto se les terminó la pila de los electrodos.. placer. rabia y tristeza en sucesión. como las impresiones digitales. tendrían que echarlos.

Braquicéfalos en el catalogo alemán. < /i >–¿Ves esa nubecita. en democracia. El aboilo Jacoibo se vino de Odesa porque quería comer. a confesar que jamás olvidarán esos periodos de la infancia y la temprana adolescencia donde un portero. Polisíndricos ambivalentes para la frenología de Lombroso y Matera.. Yo erro buscando una razón para ser cada vez mas cogido. –¿Que es un Extra? –Un avión… Un pájaro. menos.hubiera animado.la SIDE paga muy bien los informes de inteligencia y no discrimina. Yo quiero escribir: escribir por ejemplo "la noche está estrellada y tiritan los trolos muriéndose de ganas. cuna de guapos. La obscena máquina de errar equivocadamente. lo dije ya: yo solo soy el judío errante. –Es un Extra Enana… Van dos o tres mañanas que a esta ahora aparece. no van a rechazarme a mi que voy a ser el primer trolo judío de mi barrio de Almagro." Después voy a ir a La SIDE a entregar un in forme sobre el sida. Osos en el horóscopo chino.. fusión y efusión láctea endogargántea. Ahora. Capricornianos. Una máquina especial para vuelo acrobático… Me gustaría saber de dónde mierda sale….. Pero... – ¿Y ahora que vas a hacer Marcelo? Pregunta el tío porque le fui a pedir mas plata– ¿Qué le vas a decir a tu mame? ––Voy a emigrar como hizo el zeide. Pareció que no le llamaba la atención. y yerro eligiendo machos tucumanos desamorados que te aceptan solo para satisfacer un capricho de momento. Susi preguntaba: –¿Por qué echa humo? . La rayita blanca del cielo se extendía en el cielo. Ministro de Salud de Israel: el Sida es una cuestión de seguridad nacional. Susi dijo que sí. Ahora los presidentes se animan a todo. un celador o un amigo querido los obligaron a esa experiencia de confusión.. por supuesto. pobre. y un tío. si aceptan zurdos y judíos. Picnicos en la somatografía de Lübeck. Lo anunció en Tel Aviv Menahem Berman.? ¿Esa rayita allí en el cielo? El Pichi señalaba hacia lo alto al oeste.. siempre en días de semana.. No es idea mía. Dejaré Villa Lynch para siempre y me iré descalzo a una piecita de Almagro a escribir.. Negritos caprichosos. Inolvidables y pijudos en mi memoria de rusita triste y descocada..

. y hasta mejor que mirarme copiando datos dudosos en sus historias clínicas. Botón celeste arriba: screen de divisiones de la clínica. – pensó Saúl y tuvo el impulso de telefonearle a la Intensiva.–A propósito. Sin mirar el cronómetro estimó que serían las nueve menos diez y decidió: si a la nueve en punto no apareció la mina con las fichas. –Pobre gordo. esta vez en hebreo. tocoferol. botón rojo: llamado automático al profesional seleccionado. Hasta un médico americano podía aprender el sistema de comunicaciones con un par de semanas de práctica. circunspecta . cerrada sobre sí. cero y asterisco: borra los mensajes. Es un polvito como talco. Volvió a escuchar la voz del gordo. flotante hipofisiario. Hablar pelotudeces en un café les va a hacer me jor que amargarse esperando. verde a la derecha… Después se pone blanco con el aire frío… Lo que me gustaría saber es de dónde sale el Extra… Que yo sepa nadie tiene un Extra por esta zona… Ha de haber uno en San Fernando o en Tortuguitas… Al norte… ¿Sentís el olor? Hay que cosechar todo antes de que los pibes lo descubran… Son como la langosta… Plegó el mazo de papeles. Imaginó al gordo al cabo de seis meses de entrenamiento militar en infantería.!– estaban las veinte hojas del escrito del finado. aplicaciones de gama aminobutírico y un regulador del metabolismo neuronal combinado con un anticonvulsivo no barbitúrico.. la agenda y las historias clínicas. botón negro: desplazamiento por el directorio. de color… Rojo a la izquierda. En el lugar donde podía estar su teléfono –¡Y donde podía estar compartiendo el espacio con el teclado de su Mac. El piloto tiene un botón que hace soltar el humo de la punta de las alas… Hace una maniobra soltando humo y después recupera altura para mirar el recorrido del humo… Viendo el recorrido del humo en el aire corrige los errores… Pero… ¿De donde mierda saldrá? –De las alas… No decís que sale de la punta del ala… –El humo sale de la punta del ala.30 horas. convertido en una masa musculosa. dos pulsos con el numero 9: deja grabado su mensaje hasta el próximo cambio de guardia a las 11. una serie de aplicaciones de tetosterona y. voy a la sala de espera y me llevo a los pacientes a tomar un café al boliche de abajo. se imaginó en una sala de consultorios del Hunt Memorial Center de Boston. Por un instante. sometido al régimen de la tsava y controlado con la medicación elemental para su cuadro: litio. botón celeste: screen de la división elegida con el directory de médicos y paramédicos afectados al servicio en la fecha. Botones de pulsar números: elige la división con la cual desea comunicarse... Imaginó al gordo errante. dieta pobre en hidratos de carbono.

de haberlo hecho. para saludarla y ex plicar la demora. Yo tendría que hacer un curso de parapente. Brillo en la frente y la nariz: piel grasa. Quiere comprarse un Datsun y salir los domingos a tomar cerveza con mujeres divorciadas. Descuido en el vestir y humedad de sudor en las manos. y aprender bien a volar parapente. junto al banco que alguna vez debió haber ocupado el gordo. Genus Valgum. el mentón casi apoyado sobre el pecho. cruzo Libertador. Caminó hacia ella. un contactman de publicidad. una noche de poco viento. Algo que sus psicólogos jamás habrían reparado. y llevaba la cabeza rapada. en esas salidas de control debió haber visto al gordo. Qué linda era –se sorprendió pensando– Qué linda: tiene una sonrisa vertical. ¿Quién fue el que contóo . Ahora hay chabones usan un motorcito para inflar el para y ni siquiera necesitan remolque. Debía mecerse hacia adelante al esperar. El Samal Fox no escribe mas versitos ni busca tucumanos. habrían interpretado como un efecto del subconsciente y no del balance enzimático característico de la hipercalcemia. < I >Yo. Ahora estaba convencido de que era alto. reconoció a una paciente portadora. en parapente. Alrededor de medio centenar de pacientes y familiares esperaban el llamado de los médicos. La "no infectada puta" que ya había registrado en una ficha de la base de datos del Excel. Saúl trató de reconocer a otros pacientes entre los grupos de la sala mientras la no– infectada se paraba y miraba saludando. Sueña con un crucero a las islas griegas. un 2 de abril. Se acercó a la puerta y miró hacia la sala. cosa que no debe ser demasiado difícil. El tipo tenía el aspecto de un tenista retirado. me ponía un plan de ir a un curso de instrucción. un vividor de barrio norte. tenia anteojos. me hago remolcar por el gordo en la F100 y levanto setenta metros sobre la Costanera. se caer: no ha de ser tan difícil. Evitó la mirada de la paciente. Alguna vez. Sé correr. y justo sobre la embajada Británica emboco cinco o diez quilios de amonal con una carga de munición del doce y fulminantes sueltos para que revienten al primer golpe con algo duro y no quede un solo vidrio sano en diez cuadras a la redonda y ahí van a ver que queda gente que no se deja tocar el culo por los paganos… Con suerte hasta reviento a uno o dos británicos y aparece en los diarios de todo el mundo y se enteran. Si fuera mas organizado. se volar. Pie plano. y. me mando a planear para el lado de Palermo. Cerca de la escalera.pero con ocasionales explosiones de gracia y buen humor. una tabla de windsurf francesa y una mujer casada que lo visita las mañanas de franco. con un movimiento inspirado en la imitación de la pose de un lector de la Torah. pero se detuvo al verla acompañada por un tipo mayor: ¿Será el padre o un "cliente" de su negocio? Debía ser un cliente. un departamento de dos ambientes. No había ningún gordo.

Por mes mil dólares se pueden sacar para tenerlo siempre bien. Si se pudiera cosechar todo esto y venderen lote al precio que paga la gilada por el porro suelto alcanzaría para comprar un Extra. con ultra se puede hacer cualquier desastre en Buenos Aires. y volaba hasta el edificio mas alto para espiar a una mina que siempre estaba en bolas y se pajeaba mirando tele? Tendría que volar ultralivianos cada tanto. a la semana alguno de estos laboratorios argentinos importará un container con variantes de semilla híbrida de alfalfa de Europa oriental y ya van a aparecer doctores que aconsejen el cultivo a todos los portadores desde la primer . ¿Es mi voz esa voz? A ellas les gustaría pensar que es la voz de los padres.11 del año cincuenta. Descontado gastos y mantenimiento debe ser cien la hora. Teniendo doscientas horas de vuelo en un P. O es la forma vacía de mi voz que me exige que llene con un pensamiento a cada una de esas palabras sin sonido. Pero mandarse en picada a trescientos nudos y recuperar altura de golpe hay que aguantarlo. un laboratorio organizaba otra serie de jornadas sobre hepatotoxinas. Pero esta no es la voz de mi viejo. Los nuevos despegan en cualquier potrero de veinte metros. No debe ser difícil conseguir un mecánico que se las ingenie para silenciar el motor. Es una voz vacía que se va apurándose a decir todo un segunda entes que yo.. volvió a pensar. Ni la mía. Yo tendría que comprar un Extra.. –un pattern– no es algo demasiado parecido a un padre? Por suerte. Nuevo. Desde abajo se le siente como rechifla el viento en los alerones y en los tubos pitot del tren de aterrizaje. Si alguna vez la prensa difunde la noticia de que el polen de la alfalfa atenúa algún síntoma secundario de la infección. ¿No fue a un biplano de los hijos de Menem que le instalaron un motor Lycoming de doscientos caballos con silenciadores y que no se le sentía nada mas que el soplido de la hélice? Los Extra nuevos. Trescientos mil un Extra vale. Si en el campo los están usando para fumigar. Simuló consultar un programa en la cartelera de los residentes. Teniendo un Extra no debe ser difícil conseguir tres o cuatro que te lo alquilen para instrucción o para práctica. consiguiendo silenciar el motor. Esta semana. ¿Qué se sentirá a cinco gés.. Pero no es pensamiento – pensó: – es una voz que va corriendo a un paso adelante de las ideas. Doscientos mangos la hora. A doscientos mil se podrá conseguir uno en buen estado. los fibra de carbono. ellas no lo comprenderían ni explicándoselo con un gráfico del Corel Chart y tanta paciencia. Son un plomo de lentos los ultras. volar un Extra para pasear es un pavada. casi ni ruido hacen. pero tienen lo suyo.? < /i >“Qué linda era”.que en Rosario el negro Fontana salía de noche en aladelta con un motor eléctrico a batería. ¿Pero una forma vacía.A.

Fuera del alcance de los sonidos y preguntándose como harán para tolerar a media pulgada de los tímpanos un sonido tan intenso que puede oírse a dos o a cinco metros. que casi se apoyaba contra la cartelera. paciente con mas probabilidad que acompañante. trató de identificar al paciente de . A travéss de ellos Saúl caminó hacia la ventanilla de admisión.. se destacaba sobre un fondo de percusión. los auriculares de un walkman permitían entender las palabras del cantante. A su lado un cuerpo se movía trabajosamente.. también su vecino parecía consultar la cartelera del servicio como un pretexto para dar la espalda al público de la sala de espera que ya empezaba a moverse intercambiando sus asientos para nuclearse en grupos que hablaban en voz cada vez mas alta. ni le diré. mas alto que él. A diferencia de la radio del Fiat. La voz.. No necesitó volverse para saber que era un hombre grueso. Como él. anunciaba: Yo siento un sentimiento inconfesable en árboles del barrio lo han escrito lo perros de mi cuadra ya lo saben yo tengo esto que siento y no lo grito y no lo diré a nadie nadie nadie y nunca nunca nunca a nadie a nadie confesaré. nuestras macetas llegarán al paciente a la mitad del precio de mercado” proponía una voz que no era la suya ni tenía el acento lituano de su padre.. partían las vibraciones de un tema musical que Saúl había escuchado varias veces en las últimas semanas...entrevista: “con receta de la obra social. De la cabeza.. jamas mi sentimiento inconfesable Algo muy raro sí que tengo para tí esto que existe solamente en mí inconfesable en mí inconfesable en mí esto que existe solamente en mi Inconfesable inconfesable inconfesable como la piel de un corazón miserable que llevo aquí que llevo aqui en este corazón miserable. seguramente la del Pampa Irala.. cuerdas eléctricas y acordeones.. Saúl la escuchó con atención. convencido de que rato después solo podría recordar la reiteración de las palabras ”sentimiento” e ”inconfesable”..

–¿Y para que lo hacen los tipos…? –¿Cuáles tipos? –Los del avión. Una pituca marrón humeaba apretada entre las yemas del índice y el pulgar de su derecha. un sello de metal negro. es un monoplaza el Extra… Lo hace para ver como le salió la maniobra y corregirse… –Buen… Pero para qué se corrige… –La mano volvía a señalar el cielo. camisa arrugada. movimientos del pulgar hacían girar el anillo. –Para corregir. que podía interpretarse como señal de una ceguera que su pose de lector contradecía. Mantenía la cara casi pegada a un programa de ateneos de la cartelera y movía la cabeza al ritmo de una lectura trabajosa. le hicieron pensar en un paciente de cataratas. Rodeando el puño del bastón. Era gordo: con mas de un metro ochenta de estatura debía pesar cien o ciento diez kilos. para que le salga mejor… ¿Ya no te acordás del Miguel que decía que era domador…? –El de los caballos… –Si… El que salía de tardecita por Pereira para que con el sol bajo pudiera verse bien la sombra y corregir el estilo de montar. otra vez. y la piedra o el sello salían de la vista antes de comen zar un nuevo ciclo de crispación que era sucedido por un nuevo aletear de dedos durante el cual la joya reaparecía para volver. La mano que se apoyaba en el bastón por momentos crispaba. a ocultarse entre la palma de de la mano y la gruesa yema del pulgar. Anteojos de cristales oscuros y gruesos. La ropa –un pantalón de vestir demasiado corto. tobillos desnudos en contraste con unos zapatos negros de vestir. y de inmediato se entregaba a un ejercicio de digitación como los de un profesional que se dispone a ejecutar su instrumento.la cartelera. Un bastón de caña blanquecina. donde ya el trazo de humo se había disuelto en el aire. Descartó varias alternativas antes de convencerse de que era un diabético intervenido por cataratas: raro en un hombre joven. –¿Para que qué? –Para qué hacen salir el humo y eso los del avión… –No son tipos… Es un solo piloto. Los movimientos de anular y meñique se destinaban a lucir un anillo dorado –parecía oro– que sostenía una pieza de ónix o. del que solo su presencia en la sala sugería un paciente de Sida. tal vez. aquellos… –La mano de Susi señalaba la región del cielo. una camiseta de frisa con cuello alto– mas se ajustaba al aspecto de un paciente psiquiátrico. Es igual… . y debajo.

? .? –Es otra cosa. y al primer guardia que le viene la loca te hace cagar de un tiro de Itaca… Si fuera como en Europa… –¿Y yo qué? –Vos… –¿No te importaría de mí..! –Y… ¡Sí! –Concedía el Pichi.. apenas en la tierrra.. como leña no quema nada.? –Si. el caballo pudo pasar por abajo del cartel. y cierto que da sombra pero es una sombra de mierda. –No… Se desnucó contra un cartel de propaganda… Iba mirándose la sombra. y vamos tranquilos arrancándolas con raíz y todo y las cargamos en la F100… Por ahí con un solo viaje nos alcanza. pero él.? –¿Y como lo juntamos? –Igual que hice yo el año pasado y solito… Venimos a la noche en la F100 con dos palitas.. y al tiempo brota y en seguida se hace un árbol… –No sirve para nada el sauce: fruta no da. de lo que haga estando preso vos. ¿No te das cuenta que es otra cosa. mas alto.. ¿Mañana es viernes. pegó con la cara contra el cartel y se quedó enganchado en el estribo y se desnucó… –Muerte boluda… ¿Y por qué había un cartel en el campo? –Propaganda… –No me explicaste del humito… Porque tiran humito… –Enana estas volada… Otro día te explico… Vamos un sábado a algún lugar donde se pueda ver acrobacia aérea y te muestro y te explico todo… Peor vamos a tener ya que cosechar… –¿Juntar esto todo…? –No… ¿Qué te parece? ¿Querés que lo donemos a la cooperadora del colegio del cura Rocca. de que te bancarías estar preso. –Retruchos son: clavás una ramita cualquiera.–Se mató por eso… Se cayó en un zanjón. de veras… Si no fuera porque aquí te tienen como un ratón.? –Hoy fue viernes… –Entonces esta noche es la última que tenemos porque mañana vienen picnics de los colegios y gente a pescar y con este tufo a fumo se van a avivar y arrasan con todo… –Acá todos son sauces… ¡Qué árbol mas bobo el sauce.. siempre llena de bichos… Qué boludos que somos los negros… –¿Pero de veras lo que dijiste hoy.

¿Envergadura? ¿Porte? Le pareció que “porte” era una expresión mas adecuada para esa figura blanca que podía medir cerca de treinta metros de largo. agua negra y sale blu-blu-blu y alrededor los sábalos saltan buscando vaya a saber se que… –-¡Soretes. como un bidet. . tarareando “Adelita” del Pampa. Le pareció que miraba con tristeza al velero que alejaba y pensó que estaría pensando en el hombrecito del timón o en los destellos naranja y rojizos del del mameluco impermeable que lo cubría. –Yo vi la desembocadura… Con el gordo salimos una tarde probar un gomón y le pasamos cerca… –¡Que asco mi Dios! ¡El olor! –El olor no… Es peor el que sentís en el Riachuelo… Asco es ver vez como hierve todo… Viene de abajo. el mástil pasaría los veinte metros de altura. El Pichi pensó que si seguía ese rumbo tardaría mas de una hora en llegar a Quilmes y tendría que pasar justo por encima del hervidero de la cloaca de Berazategui. y el largo… Se preguntaba como se llamará el largo de los veleros.! – Ya no reía la Susi. –Cerquísima de aquí desemboca toda la mierda de Buenos Aires y buena parte de la de la provincia… –Delá delá… Adelita… –Se burlaba la Susi. o debía medir mas de veinticinco metros. O estaba mucho mas cerca de lo que parecía...–¡Mirá allí! ¡Qué locura! El Pichi se volvió para mirar hacia la costa. Solo ahí… El velero se alejaba hacia el norte a paso de hombre. –¡Que raro aquí que se animen a meterse…! Tan cerca de la costa… Esos barcos tienen un quilla hondísima… –Ahí se hace pie… Nosotras nos metimos muchas veces… Tan honda no ha de ser la quilla… –Está crecido hoy… Hoy nadie se hace pie ahí y menos vos… –Te gustaría mas alta…. –No Enana no… Me chupa un huevo que seas alta… Mirá el tipo ese. Pasaba un velero: no era uno de esos yates que se suelen ver en el Club de La Plata.! –Reía la Susi… –No… Se ve que es mierda pero soretes no se ven… Muchos forros se ven… Forros si… –¡Qué repugnancia. o los Puerto de Olivos o Buenos Aires.. Apenas cabeceaba en la primer rompiente de olas cortas. Pichi intentó de calcular: por la escala del hombrecito apoyado en la rueda del timón.

debió haber andado en la os/curidad. Temía. –La musiquita… ¿No la sentís? Reconoció un ritmo como de música de bailanta y una voz metálica que entonaba la frase “de este corazón miserable”. El nuevo del Pampa. del puerto de La Plata. Wolff pensando: “Bueno. la saludo y me voy a tomar un café a El Blasón o a La Rambla…” . –Ése seguro que es el médico que la atiende– Apostó Wolff. porque el de guardapolvos les daba la espalda y se encaminaba hacia una ventanilla de la sala de espera.. Ahora.? –No… Me pareció haber oído que decía “corazón miserable”… –Si… Dice así.. ubicado tras un grupo de médicos jóvenes que consultaba una cartelera. Lo alivió ver que ella trataba de llamar la atención y empezaba un gesto de saludo que quedó en suspenso. La vibración se alejaba al paso de un muchacho joven que se movía con torpeza.. Había sentido un cambio en el cuerpo de la chica a su lado.. y bajo la llovizna de aquella noche. –Saúl se llama… –¿Siempre es este quilombo de gente. En ese momento le tomaba del brazo y algo cambió: una tensión. solo veía parte de la cabeza: gruesas patillas de sus anteojos y los auriculares de un walkman. para convencerme.? –Preguntó él. como si viéndolo pudiésemos confirmar que la frase está en la musiquita esa inaguantable me paro. ¿Sería un ciego? Tenía un bastón pero mas parecía apoyarse sobre él que usarlo para explorar su camino. sobre un fondo de olor a hospital. –No… Hay días que hay mas… Hay días que ni se puede entrar del olor… Cuando hay calor. llegan todos chivados… ¿Sentís. un reflejo de músculos que acompañó a la sorpresa o a lo que fuese que hubiera sentido ella. antes de amanecer. –Era un walkman… –Sí justo ese gordo horrible escuchaba el mismo cassete que tengo en la cartera. –¿Dónde mierda habrá encanutado el gomón el Gordo…?– Se preguntaba.? –¿Qué? – Wolff había hecho un esfuerzo por detectar algo en el aire pero solo sintió el perfume de ella. ¿Sentiste “Inconfesable”.Si estaba por ahí –calculaba el Pichi– aunque hubiera salido de allí nomás. Eso es “Inconfesable”. ¿Cómo era el nombre? Mariana. se terminó: si ésta hace ahora el gesto de abrir la cartera para mostrarme el cassette.

pero la demora en la distribución de historias clínicas estimulaba ese desplazamiento de gente de guardapolvo que a la vez provocaba mas movimiento de familiares y acompañantes. abrirlo y mirar la placa buscando.. y cerca. Eso era de Claudel. pudiese dominar con una mirada el pasillo y hasta bueba parte de la sala de espera. exégetas bíblicos. Pero: ¿De qué sirvió haber tenido razón también en eso. Llegaba con uno de esos enormes discos de larga duración. Había visto a la no infectada puta. pasaría a representar en su memoria al gordo terminal que fascinó a la Intensiva y que sabía contar. Allí tenía al alcance de su mano las fotocopias de las hojas del pobre tipo. y estoy aquí acompañando a una beneficiaria de la limosnería médico social..? –Ché… Decime… ¿Ese Pampa. instructores de yudo y de kabalah. alguna información que les permitiese juzgar el contenido de la obra. y como en secreto dijo: –Hay que ser un viejo de mierda para no saber nada de nada. y como si fuese un libro.¿Qué estoy haciendo aquí? Estábamos en 1958. dando impresión de un numero mayor de personas. Pero no quiso volver a mirar. si ahora hay un agujero de cuarenta años en mi memoria llenándose de frases: todas entendidas pero inútiles. absolutamente normal… Un reventado… Pero… – bajó la voz. Había menos pacientes que cualquier viernes de finales de mes. Por esos años solo a un hijo de puta como yo pudo interesarle un verso de Claudel sin ser miembro de la Acción Católica. entre los surcos de vinilo. para que. masters en administración que trabajaban en la Fiat y que fueron destacados a la fundación Macchi para bajar de internet las novedades del día en las paginas de . mas allá de los residentes reunidos frente a la cartelera. ¿O te haces el que no sabés y me estas gastando…? –Celui qui a recue le feu e qui le garde au fondo de son coeur epouvantable… –Uy… Te agarró de nuevo la locura… No hagás mas papelón… ¡Y fijate lo que está haciendo el gordo aquel. de ahora en mas. es evangélico. católico o algo por ese estilo? –No… Ni ahí… Es un tipo genial. ¨Corazón miserable” –recordaba Wolff en francés:– Celui qui a recue le ciel e qui le garde au fond de son coeur miserable: recibió el sol y lo guarda en el fondo de su podrido corazón. al gordo aquel cuya imagen estaba seguro que. y lo primero que hacían los imbéciles era pedirte el sobre. sin dejar la silla y apoyándose apenas sobre el ángulo del escritorio de latón. visitadores médicos. Estaba a punto de escribir en un talonario del laboratorios Roche la frase “yo se cantar pero no se contar” pensando que hay médicos. escribanos públicos.! Tan estrecha era la salita del consultorio que le bastaría estirar su cuerpo el cuerpo a un costado y volver la cabeza. contadores públicos.

basta oírles decir una frase para advertir que saben contar y no es improbable que todos ellos alguna vez hayan escrito un verso. < /i > “Se cantar pero no se contar” podría ser el primer verso de un poema.. enfermeras crispadas a la espera de un traslado a la sala de maternidad. Y escribió: “Se cantar pero no se contar/Se cantar pero no se contar/ Qué fácil es el jazz/ Y qué fácil/ Te deja solo/ Con el hastío/ Y la certeza/ De ser uno/ Solo uno/ Tras el recuerdo/ de una música/ que ya no está. En el Barro. maestras jubiladas. tipo alemán.infecciosas.? –Esperáme negro… ¿Qué apuro hay? ¿Tenés miedo de que se te escapen las plantitas. En el pasto mojado.? –Aguantame Pichi que me estoy meando… La verdad es que tengo de verdad ganas de mear. Por lo menos. Me parece que era rubio. ¿Y si me mira? ¿Y si me mira y le pido que mee él también a la par? Y si le pido: ¿Pichi. retrovirus. residentes crispados por el hábito de estimularse con pemolina.. o a cirugía. psicólogas naiv. Y si me la llega a meter. Siempre hay un tiempo justo para empezar. O hasta las cañas. < I >Por aquí el pasto está empapado. pensaba.. oncólogos a la espera de un significativo flujo de pacientes privados . Yo me animo a pedirle: –¡Esperame marica hijo de puta! Claro que me voy a animar a pedirle. pastores pederastas. y tratamientos. blanda. De una “poesía” que nunca sería capaz de continuar. rabinos cínicos. Ojalá que el Pichi también se ponga reloco como yo y me empuje atrás de la cañas y sin decir ni a me la meta de una y me acabe adentro y me llene de leche. metemela de una? ¿Y si le pido: Pichi meame? ¿Se animará? ¿Será el olor de los sembrados o el del río lo que te pone reloca? Reloca estoy. Yo. juro por Dios que voy a acabar pensado que baja el tipo del velero y yo le chupo la pija a los dos. ingenuamente. Mierda estos jeans tan trabados y tener que sacarse las botas… ¿Por que camina tan rápido? ¿Qué apuro tiene.? ¿Y si le pido que me espere y me aguante que quiero mear. choferes de taxi y cronistas de fútbol y que a muchos de ellos. meada. a pedirle que meemos juntos o que me mire mear. putas frívolas. Que me la meta y me empuje por el pasto hasta el barro. confiesen que escribieron “una poesía”. aunque quizás. pensó Saúl. en cambio yo nunca me atreví a escribir un poema.. estancieros circunspectos.” Escribió al pié: “qué .

La historias clinicas cumplían veinticinco minutos de atraso. si llegase a recordar este primer intento de “escribir”. la había plegado en cuatro y trataba de adivinar cuáles palabras quedarían sueltas en cada rectángulo y qué frase podría reconstruir por la tarde. cuentacorrentistas. indicios de que muchos de la sala de espera se retiraban intimados por la pelea.. escribanos y farmacéuticos cuarentones que exponen sus “sobras” a un profesional que.!¡Carnicero hijo de mil putas!” ”¡Yo de aquí no me muevo y no toquen!” ”¡Llamá a la cana si sos macho! ¡Llamalos y vas a ver lo que te pasa. que tratase tratar de analizar su “poesía” en el momento en que con mayor intensidad percibiese los reclamos de la vida práctica. Pronto sonará aquí un disparo y una bala errática . relatos. cuentapropistas y músicos. pedían que todos fueran a la calle. Estaba a punto de romper la hoja de su “poesía”: la había separado del block. esta insoportable dependencia de las crisis menstruales de las histéricas de administración. Soy un oficial de infantería entrenado para lo mas difícil y para lo peor. tuvo la suerte de poder convertir el mismo tipo de ñoñerías en “obras”. De la escalera llegaban ruidos. de que era uno de los que había corrido y de que era también el mismo que ahora repetía “No pasa nada… No fue nada…”. intercedían en favor del que gritaba.! ¡No pasa nada!”. Llegaban gritos desde la recepción.difícil es escribir con un ballpoint birome”. como ejercicio.!” Unas voces. donde apenas se reconocían las palabras “jazz”. alguna de mujer. mas cercanos. Los gritos. Reconoció la frase: “¡Dejalo en paz boludo.. y. De inmediato. Hay gente de mi edad -se dijo.. oyó el golpeteo de suelas de uno o dos hombres que corrían y voces de residentes pidiendo calma. y hasta podría leer con paciencia la frases que fingen una “poesía” en esta tontera que acabo de escribir con la birome de Pfizer sobre el block de papel reciclado de Roche. a su tiempo.!” ”¡Hace la prueba de tocarme y vas a ver. Miró el reloj.que es gente igual a médicos. –Si pudiese –calculaba– superar la humillación de sumarme a esos cuentacorrentistas. ruidos de forcejeo entre varones y gritos de alguien que se resistía a salir: “Vos no me vas a poner las manos encima! ” ”¡No me toqués. dentistas. que se inscribe en un taller literario para perfeccionar sus “poesías” o sus historias: intentos de novelas. “solo” y “fácil”. y tuvo la certidumbre de que quien gritaba era un médico. o desde las escaleras del primer piso: eran órdenes mezcladas con otras voces masculinas y con chillidos de mujer. Yo ya morí. sin miedo. podría tolerar mejor el paso del tiempo. el ruido de carreras y los chillidos femeninos aumentaron cuando un vozarrón anunció “¡Ojo que está armado!” y Saúl se propuso fijar la vista en el sector legible de su papel. imaginando que un maestro de taller literario le había indicado .. rentistas. Otras. misceláneas… ¿Porque no podría hacerlo yo? –Se preguntaba. Yo soy el ruso Yararaski.

Después vendrán todas las Feiguele y las Verónicas a pavonear su admiración. Los gritos anunciaban que la policía y los de seguridad ya estaban en camino a la sala. con la vida. Crosby Award. ¿Dónde se habrán metido la no infectada puta y el viejo que venía con ella después de todo este quilombo? –¿A dónde ibas corriendo como un loco? –No venía corriendo… Venía contando los pasos. –Pobre Diana– pensó Saúl. y siguiendo los tallos delgados de una enredadera. –Pobre Diana… –Volvió a pensar– A ellas. quizá alguna vez pueda contar. Golden Medal. Jadeaba al preguntar: –¿Ves el zapallo? . La curiosidad por el episodio de la sala había desparecido. el sonido “ke sha n´stá” mas parecía representar un elogio al valor de detenerse sobre lo que se ha perdido. desprecio todo lo que hace con sus pacientes. Boyd Lecturer. un tema.terminará con mi carera de investigador. arrastró el escritorio y se desplazó hasta sentir su espalda protegida por la pared. pero mi caso es diferente: escribí esto y siento que usted puede ayudarme a saber como encajarlo dentro de mi vida. Saúl se dijo que esa era la calma que precedía a los disparos y. El forcejeo había dado lugar a un certamen ridículo de desafíos verbales. algún motivo. les sucede lo mismo que a mí con este papelucho. en las últimas imaginando que las entonaba sobre acordes elementales de blue. para contar. midiendo esto… –Ahora el Pichi estaba de rodillas arrancando unas hojas anchas. Si soy capaz –se prometió– de ocuparme de empezar a entender lo que escribí. Ella me descubrirá detrás del biombo del consultorio grande justo cuando me estoy quitándome el guardapolvo para convertirme en en Clark Kent o en Batman para reestablecer el orden de este caos hospitalario. y se imaginó yendo con un block de poemas al consultorio del dr. Extendió la hoja y leyó las frases varias veces. La sensación de orgullo o vanidad por sus pequeñas victorias sobre la curiosidad y la necesidad de intervenir se estaba confundiendo con una vaga excitación sexual. sin dejar la silla. Cobard para decirle: –Doctor. Pero cuanto mas exageraba el acento iddishe-porteño. si puedo aguantar esta curiosidad de saber qué sucede y esta necesidad de probarles que yo soy el mejor. Esperaba que el acento lituano convirtiera la frase “música que ya no está” en una ironía sobre la inutilidad de las cosas que no ocupan lugar en el espacio o que no pueden apropiarse. o al menos llegaré a tener alguna razón para contar. Soy el único de todos estos doctores que podría controlar la situación. Pero me quedaré mirando el papelito. Después imaginó que le sonaban con la voz de su padre.

? ¿En los baños también tenés que descalzarte para mear…? –Según que pantalón tengás… Según las botas… –¡Qué asco.–¿Qué zapallo bolú? –Esta planta… ¿No ves que está por todas partes? Es lo que salió de la semilla de zapallo que me hicieron sembrar… –¿Y los zapallos? –No salieron… No ha de haberle llegado la época de salir… –¿Y por eso corrías. venía contando los pasos para esta noche… No vamo´andar haciendo bandera con linternas pa´cosechar… –¡Corrías vos! –No corría yo.. Poniendo cara de puta… Haciendo así .? –Por miedo… Hay bichos… ¿Me esperás a que mee? –Dale meá todo lo que quieras… Ciento sesenta pasos a lo largo. –¿Te da asco verme? –Aquí no… –¿Te calienta mirarme mear? –Verte mear no… Pero que mirés así produce… –¿Qué? – Nada… Güevadas… –Dale… Decimelo… ¿Que te mire como? –Como recién… Así como haces ahora..! –¿Que asco qué? –Descalzas… en el piso del baño del boliche. y han de ser cien o un poco mas a lo ancho. me apuraba mas porque venias atrás vos meta hablarme y no quería perder la cuenta. cerca de la XR. ciento sesenta pasos.. hasta el otro borde.? Decime… ¿Y en los baños..? –Yo no corría.. todo meado. han de haber mas de dos mil plantas… –¿Te da asco el pis? –No… ¡Lástima! –¿Lástima qué? –¡Lástima pobres minas! ¿Por qué no usan polleras. mirando para las destilerías… –Yo me estaba meando encima… –¿Y porque no measte ahí...

...! < I >¡Qué papelón!¿Qué estoy haciendo con este viejo de mierda.? –Por la calle dan asco las minas que andan poniendo bocas de putas… –¿Bocas de putas.. el gordo arranca los carteles y se frota las manos con plasticola y pega unos papelitos amarillos y nos mira a todos y nos muestra las manos enchastradas y éste Gil me pregunta qué es lo que me llama la atención…–¿Cómo “qué”? ¿No te das cuenta que es un loco..! –¡Qué Enana puta y asquerosa que te ponés! –¡Negro: quiero chupártela meada! –Tomá asquerosa… ¡Enana puta.! –¡Meame la concha..? . Pero la única loca aquí soy yo por haber dejado que este viejo de mierda me acompañe… Lo único que faltaría es que entre en conversación con el gordo y me lo quiera presentar...boquitas… Medio asquerosas… –¿Te da asco? –Aquí no… Pero… –¿Pero qué. y él me contesta que sí.? –Si: boquitas de boludas chupapijas… –¡Pelalá ya que te la chupo puto…! –Voy a mear yo por ahí y… ¡Vos vestite mientras meo y vamos a la casilla.? No me quemés… ¡No le des bola! ¿Qué te importa lo que pueda decir el papelito? – Pero ya está… Estiró el brazo y el gordo se nos vino volando encima a darle un papelito… Amarillo… Todo enchastrado de plasticola… Hay millones de tipos y minas en la sala de espera y justo el único que estira la mano y le da bola al loco es este viejo de mierda… La culpa la tengo yo por aceptar traerlo… Soy la misma boluda de siempre… Y ahora se pone a leer lo mas tranquilo… < /i >–¿Qué dice ahí. que ya se había dado cuenta antes cuando lo vio con el walkman haciendo ruido y notó que tenia zapatos de vestir y pantalón de traje pero que no tenia puesta las medias.! ¿Sentís laleche..? ¡Mirá los médicos como lo miran con cara de que se lo van a comer crudo.? Le digo que mire al gordo en la pizarra..? ¡Dale Enana! ¿Sentís que sale? ¡Qué cerda! ¡Cómo te la tragás.. –Gil…Te ruego que no hagas papelones… ¿Qué vas hacer..?– Digo yo.

–”¿Pero leyeron lo que dice? ¿Leyeron el papel lo que dice? ¿Escucharon lo que decía el señor?” –Repetía el mas exaltado.!” –Intervenía un empleado de portería del hospital. enfrentó siete y nueve produciendo el dos que en parte lo aliviaba: era mejor que un tres. de piel amoratada. ¿Qué “habrán hecho” los de la manifestación? quiso saber y preguntó de qué manifestación le había venido hablando desde que cruzaron la calle vereda del hospital. La hojita de papel color ambarino estaba impregnada de engrudo y Wolff jugueteaba con las yemas de los dedos y se las exhibía al decir: minuto… Aquí debe haber un baño para enjuagarse… –¡Qué papelón! Mejor salgamos porque se van a agarrar a las trompadas y puede pasar cualquier cosa… Lo único que me faltaría hoy es ligar otra cachetada… Vamos al bar de la esquina y ahí te lavás… Pero trata de no tocarme la ropa… Dale… ¡Vamos al bar! En el descanso de la escalera pacientes y acompañantes: todos querían alejarse. Tomó aliento antes de llegar a la esquina y. que caminaba con dificultad. algunos discutían con los pocos que afirmaban que el hombre tenía “todo el derecho del mundo” a pegar su volante en la cartelera de los médicos. En la vereda. que desde el piso superior gritaba “¡ojo que está armado!” terminó disuadiéndolos. uno que argumentaba en favor del gordo o de los derechos del gordo a hacer propaganda en las salas de espera.–Miralo… Es un volante de un centro de medicina naturista…–Mariana hizo un gesto de rechazo. “Pavadas hablaba… Otro loco… Son de una secta de rayados de Villa Crespo…¡Vegetarianos. son… Son los que la semana pasada vendían los libros en la manifestación… Los rapados…” –¡Cierto. Era mas fácil representarse el número 1976 que calcular el intervalo de tiempo transcurrido hasta la fecha.. optando por una resta de décadas en lugar de proceder con los millares de unidades que identifican los años.! –Dijo Mariana mientras cruzaban camino al bar… El mes pasado hubo unos que se metieron en la manifestación a armar quilombo y vendían libros y entradas para unas conferencias… No entiendo por qué a estos tipos no los matan a todos de una vez… A Wolff le vino a mente la frase “algo habrán hecho” y trató de identificar la época en la que había empezado a circular aquella frase.. Una voz. pero los demoraba la curiosidad por el desenlace de la escena. –Se seca en un . “¡Pero no te das cuenta que es un loco! ¡No te das cuenta que es la cartelera de los médicos!” –Decía un paciente–“De la universidad de medicina es la pizarra… ¡Cómo van a permitir que cualquiera pegue cualquier cosa!” –Decía la acompañante de un muchacho calvo. La amenza de que al cabo de un sencillo cálculo mental se encontraría con una cifra mucho mayor–¿treinta años?– de la esperada –diez– desalentaba la operación. – “Harekrihsnas.

los hombros y hasta el cuello y los brazos. –no en inglés– y aunque andaban bien abrigados y con las botas especiales impermeables. Decían “continente”.? Te hablan en castellano. las piernas juntas bien apretadas y apoyando el culo contra los tacos del borceguí. y esa mañana. –Son parientes. Y cambiando . a los ghurkas y a los negritos. Veías ir y venir a los negritos y a los gurkhas hablando en el idioma de ellos. el agua helada en la rodillas entumecía las piernas y también la cintura. supo que nunca iría a olvidar la fecha: fue el día siguiente al primer jueves de la rendición. Las rodillas contra el pasto húmedo le recordaron la última nevada. como otra manera de refregarles que estaban en tierras de ellos. todos con la ropa de combate recién lavada y planchada. que eran los propios oficiales lo que pasaban revista y les hablaban en castellano. En cambio. La nieve no. Y ese aire de haber dormido toda la noche secos y bien abrigados: no habría que descartar que los hicieran dormir antes de cada revista o de cada arenga. o “territorio argentino” y pasaron muchos años hasta que se le ocurrió pensar que lo habían estado haciendo a propósito. impresionaba cuando aparecían los oficiales y los que decían ser comandantes pero eran oficiales comunes. para impresionar mas. ni la menor noticia se les notaba. de ganadores. ¿Y cuántas veces tuvo que repetir que no eran traductores. pero en perfecto castellano. el segundo jueves de junio.Ela explicó que había sido una de esas manifestaciones que “vuelta a vuelta” se armaban en los hospitales o en las farmacias de Acción Social para pedir que a los portadores presos les diesen remedios gratis. te dabas cuenta que estaban tan hechos mierda como los argentinos. como chinitos. Del frío. Era un viernes. –según dos oficiales– o en las semanas siguientes. medio de rodillas.. que los hicieran arrodillar para después ponerse ellos a hablarles de que los embarcarían el lunes. Los británicos no decían ni país ni Argentina. abogados y amigos de los presos ye pretenden que el que va y afana o mató a un tipo tenga los mismos derechos que la gente… –Estaba diciendo ella en el momento en que entraban al bar. Igual que hacerlos poner en rueda. y la primera vez que habían vuelto a pensar en fechas porque los británicos prometieron que el lunes siguiente los subirían a un barco para mandarlos de nuevo a territorio argentino. pero cuando la nieve se derretía. antes de la nevada. No eran traductores: aquel viernes fueron tres o cuatro oficiales distintos que mandaron en inglés. alguno con tonada chilena o acento gallego. tenientes o sargentos que estaban a cargo del campo de presos: caras de contentos. según el comandante y el que les habló al final. cuando ya no nevaba y había empezado a oscurecer. Todos bien afeitados.

tenía algo como monstruoso: –Se que no me lo podés entender. Y aquí está empezando a dar el sol y el pasto va a secarse y la Susi sigue china.? –Ahora no me hagás perder el tiempo. y se sentó mirándola y parecía a punto de repetir la pregunta. en cada arenga. Wolff volvió a tomarlo y a impregnarse las yemas. y “prosperar” y votar y había que oírlos sentados como chinitos. y ofreció: –¿Lo vas a leer o querés que te lo lea. Decime vos qué mierda dice y listo… .. que ahora preguntaba: –¿Y de dónde sacaste que no te lo puedo entender.? –¿Leíste el papelito? La hoja amarilla estaba a un lado de la mesa. apuntándolos. cuando Wolff preguntó si ella creía que los presos no tenían el mismo derecho que la gente o si pensaba que los presos no eran gente le dijo de una: –Mirá Gil… Ni sé ni me interesa un carajo de los presos ni de vos… Lo que sí pienso es que sos un hijo de puta que desde que subimos al taxi me estás gastando… Ahora sé por qué llegaste a viejo y seguís soltero… Porque sos un tipo jodido… Retorcido… ¿Te digo algo Gil? ¿Sabes una cosa. le dijo que el loco. igual que él. en cada revista y antes del reparto del rancho decían exactamente las mismas cosas: que el lunes o el martes o el dia equis idrían de vuelta a sus “hogares” y a “sus tierras” para trabajar. Un poco por miedo a los gurkhas y a los planazos y culatazos de los fusiles cortos de ellos. nadie se retobaba. o mas. El adhesivo no había terminado de secarse. Iba a decirle que se parecían en lo asqueroso.. Recién cuando volvió de lavarse la plasticola de los dedos.una que otra palabra. Por rabia que tuviesen. ustedes dos igual. Pero también. pero no era eso. Ya estaban el bar y el mozo le hacía una señal de que pronto iría a atenderlo. arrodilladita y dura como una piedra. tienen de igual la misma onda medio monstruosa… Sentía que después de decirlo debía pararse y salir sin decir una palabra y sacarse de encima para siempre a ese viejo de mierda. con los tacos del borceguí clavados en en culo.. –Se disculpó: –Pero “cada uno a su manera…” – tarareó el tema “Todo Bien” del Pampa Irala– Ustedes dos. no pensaban mas que en volver con la mamá y eran capaces de matar al que rompiera el orden de chinitos y les hiciera perder el guisos de cordero y porotos que les habían prometido para esa noche. mirándome. y con los los gurkas y negritos merodeando. por miedo a los propios argentinos que.? Tenés algo parecido al loco ese de los papelitos… Y cuando él preguntó en qué lo veía parecido al pobre tipo con su traje sin medias ni corbata no le respondió.. arrodillados en la nieve.

para hurgar entre los vendajes de una moribunda. Imaginó que. y hablaba probando la pluma y garabatenado en el dorso del volante– Dicen que la causa del sida es la alimentación carnívora.–Es un negocio nuevo que inventaron… –Sacó una lapicera tipo Parker del bolsillo interior de la campera. No parecía un verso. con la cara de Wolff se inclina sobre una cama de hospital. pero tarados no. mas monstruoso y mas loco. para ex-convictos. pero que garantizan una vida y una muerte mas digna que la que le espera a los que caen al hospital… –Son delirantes…–Dijo.. tules mosquiteros y cablerío eléctrico de aparatos de control médico. usando la palabra que poco antes que le había parecido lo mas grafico de lo dicho por uno de los que discutían en la puerta del hopital. y hasta para obreros municipales desocupados y le dijo que era algo “obvio” silabeando la palabra. porque deben sacar buena guita con esto… –¡Dale con la guita. le parecían gente honesta: –Dan a entender que no prometen la cura ni mas tiempo de vida que la medicina. Pidió que lo leyera y escuchó: ”Mariana esta podrida… De sí… De sida… Morirá… Como todos… Morirá sin amor… Pero antes… Devoraré… Un pedazo… De su cuerpo… Sangrante… Amado…” Viéndolo leer.! –Dijo y tuvo curiosidad por las frases que había ido garabateando: –¿Y ahí que pusiste Gil. vestido con una de esas batas que les ponen a los que asisten a las operaciones o a los partos.? Claro que entendía: el sur estaba plagado de sitios parecidos para enfermos.? –Un verso para vos… Miró el papel que le mostraba pero la letra. Ahora tenía que escucharlo decir que a él los del centro medio o de la secta.. y invitan un centro médico que da conferencias explicando como sobrevivir a la enfermedad… Cobran la conferencia y por una cuota integran a los enfermos y a los portadores del virus a grupos de trabajo que traen mas gente a las conferencias y pagan las consultas… Es un curro… ¿Entendés. de modo que la be. mucho mas viejo. como garabateada. Se lo imaginó ridículo. Es fantasma verde. –Pirados… Delirantes…–Agregó. le parecía otra persona: alguien mayor. reabrirle las heridas y arrancarle un pedazo víscera que después se lleva . sonanando casi como una pé destacara la la obviedad de lo que el viejo de mierda parecía jactarse de haber descubierto gracias sus experiencias de la vida.. abriendose paso entre mangueras de suero. –Si. borrachos. exagerando la duración de cada sílaba. era imposible de descifrar. estaba confesándole que deseaba comerle un pedazo. de verdad. sin mirarla.

–Che… Susi… ¿Cuánto tiempo pensás que serías capaz de seguir estando así arrodillada..! –Dale. Sentía los ojos húmedos. como como rezando. como un rato antes.una puta que viene de encamarse.? quieta –¡Qué se yo! ¡Todo el tiempo! Ni frío tengo ahora… ¡Pero mirá las boludeces que preguntás. como un chico de colegio cuando a mitad del turno se suspenden la clase y cierran la escuela porque hubo una revolución o se murió el gobernador de la provincia. y advirtió que venía directamente a hacia la mesa. Parecía contento. Así leía. “Devorar” le hizo recordar a la gorda Deborah.! –¿Viste que cada tanto aparece el sol…? Pero ponete el lompa… Tenés piel de gallina en todas las gambas… –Si… Va a mejorar… Esta saliendo sol… ¡Qué asco ahora vestirse. Pensó ir al baño y arreglarse el maquillaje: bajarle un poco el tono. no hagas ni un papelón. cuando detrás de un grupo de gente en guardapolvo que entraba al bar reconoció a su médico. volvió a pensar. “pobres las minas…” . Viendo cómo fruncía la nariz y la boca haciendo gestos de repugnancia mientras trataba de calzarse las botas con las medias mojadas. Vestite y vamos a la moto que hay que dormir y esta noche tenemos que venir y cosechar de una… La miró vestirse: andar a los saltos sobre el pasto y la tierra húmedos y ponerse el jean ajustado. Seguro que parezco -pensó.. medio embarradas . Te lo ruego… No solo por ser mayor –aparentaba cerca de cuarenta– se diferenciaba del grupo de médicos o estudiantes que ya estaba tomando posesión de una mesa cercana. ofuscado. Si parpadeaba sería peor: las lágrimas mojarían las pestañas. de paso. ponerlo mas a tono con el día. una borracha de vermouth que siempre se internaba en los evangélicos con ilusiones de rehabilitarse. tomar un poco mas de esa droga tan de diez que había rescatado. Sentía el impulso de preguntarle por qué había puesto “devorar” en el verso.. por favor. Habló en voz baja: –Gil… Ahí viene mi doctor.. Terminaba de decidirse ir al baño a arreglarse los ojos y. pero en cambio le dijo que la palabra “podrida” no pegaba con el resto de la poesía. era el único que no parecía excitado.golosamente a la boca y y lo come despacio.

Tal vez fuera la droga –pensó– pero no tenía la mirada esquiva del dopado. familiares. pensó y se prometió que no debería morir hasta que algún melómano mejor informado le explicase la diferencia entre una pavana y una promenade. Pavanne. algún agente de publicidad médica reconocible por su traje y el infaltable maletín de los repartidores de muestras grasis y pequeños sobornos al personal medico. pero se volvió a un lado. ¿En las suites de Bach hay promenades y pavanas? Es algo mas que tendría que saber antes de morirme. densas. mas que temor o amenaza a cualquier otro le sugerirían tristeza. –Te prometo que no vas a tener ningún “papelón”… Pero… ¿Papelón no te parece una palabra pelutoda. y las pupilas. y menos se advierta que un costoso trabajo de producción de poder sobre los otros.. Notó que ella tenía los ojos húmedos: lágrimas oleosas. es la del anunciante privilegiado que en compañía del gordito director-heredero del diario hace una recorrida por la redacción y la planta de rotativas y mira redactores. esta idiota teme que . Por ahí.Conocía la escena: es la del guardamarina en su primer visita de inspección al sollado o a las barracas-dormitorio de los marineros conscriptos. lo que sería –pensaba Wolff en ese instante– un aparente no-hacer: un trabajo tanto mas eficaz cuanto mas se lo atribuya a la satisfacción de un capricho. operarios. tomando posición en el bar. Promennade. y el grupo de recién llegados. pacientes. –Pavanne. –Pobres pavos… –Dijo Wolff. muebles y máquinas y al cabo de cada uno de sus lentos pasos. parecían un grupo de estudiantes aplazados por una mesa de examen arbitraria. en indicios de una resignada superioridad. diagramadores.? –Quiso seguir. corrobore su privilegio de pasar y mirar sin otra finalidad que recorrer y ver. y volvió a recorrer con la mirada el contraste entre el público del bar. Sintió que bastaría un ademán de pedir la cuenta para convencerla de la veracidad de su promesa y tranquilizarla definitivamente. y volvió a oír la advertencia: –Gil… Te pido por lo que mas quieras que no hagas mas forradas y no me hagás pasar otro papapelón. es la música de Padua. como recitando un juego de palabras. controla que la mirada de los hombres y el reflejo de su imagen lustres y cristales en la superficie de cromados. para llamar la atención del mozo. esos de guardapolvo que en la vereda. pensó Wolff en ese número tan frecuentado en la suites de danzas. pero saberlo no me libra de pensar que debe ser la música mas adecuada para acompañar el pavoneo de lo fatuo– se dijo. recuperaban el aura de expectante indiferencia que ya habían aprendido a modular convirtiendo hasta las señales mas vulgares de desprecio. dilatadas. y ahora. la padovana. o al disfrute de un placer.

su “doctor” se haya pensado que soy el padre… O por ahí está caliente con el tipo y hubiese preferido que no la vea conmigo… ¿Y si estuviese enamorada de su “doctor”..? En cualquier caso, –pensó–, salvo que el médico sea un imbécil absoluto, de una u otra manera, alguna vez debe haberla deseado. Preferiría dejar de ver los ojos velados por esa película indefinible: el cálculo de posibilidades se multiplicaba automáticamente, y cualquier alternativa que tratase de ponderar le producía la misma sensación de algo que, mejor que ciertas palabras afines como “piedad” o “ternura” que prefería no decirse, podía representarse con la imagen de los ojos húmedos. Iba a decirle, en sucesión como si fuesen una frase, pero sin indicarle ni explicar a que se referían, las palabras “ambarinos-untuosos-marronytransparentes”, pero recordando su promesa de “caretear” se contuvo y al instante creyó percibir un leve gesto de agradecimiento. “Caretear” sería una típica palabra de ella. Se aceron de un lado el mozo, que sin anunciarse desplazaba pocillos y ceniceros buscando el ticket con la cuenta de la registradora, y, besarla en el pelo, en la sien. –Doctor… El es Wolff.. –Se apresuró ella a presentarlo. –¿Volf..? –Preguntaba Saúl. –No.. –Dijo el y pronunció a la inglesa, –Wolf– agregando mientras se daban las manos: –Doblevé y doble efe… Guillermo Wolff… –Pero le dicen Gil –Interrumpió ella. –A mi Salo… –Habló Saúl mirando a Mariana con una expresión que parecía frente a él, el hombre de guardapolvos que palmeaba un hombro el antebrazo de Mariana y se inclinaba a

destinada a recordar que nadie es culpable de su nombre– Guillermo Wolff… Guillermo Wolff –repitió– ¿No es el de Faros no…? –Ahora lo miraba a él, que asintió. –Si.. –Dos años figuré en Faros, pero nunca tuve mucho que ver… Nunca nadie me lo había hecho recordar… –¿Que es faros? –Mariana parecía entusiasmada. –Nada, una fundación chanta… –Habló Wolff y vio que el médico inclinaba la cabeza: una manera de asentir, sin comprometerse… –Gil esta infectado del virus de la guita… –Nunca supe nada de Faros, pero me acordé de tu nombre –empezaba tutearlo– porque cuando leí tu nota en el foro de exactas fui a comprar algo tuyo y no encontré nada en ninguna librería… –Justificaba: –La verdad es que mucho no busqué.. –Es natural que no hayas encontrado, nunca publiqué nada… –Tiene dos millones de libros…–Interrumpió ella.

–Pero… ¿Por qué se te ocurrió buscar..? –Curiosidad… En exactas citabas a Jassman y aquí nunca nadie le había prestado atención… –Ni le van a prestar… Te aclaro que yo no escribí al foro, ni llegué a leerlo porque nunca lo pude embocar en internet… Pensé que nadie lo miraría… Fue una cosa que me pidieron y yo lo había hecho hacia mil años para una revista y les di la fotocopia… –No sé de qué están hablando, pero por la cara de interés que pone éste –Mariana señalaba a Wolff con un ademán del brazo– seguro que tiene que ver con plata… –¿De que te ocupás vos? Sos abogado o empresario… –Diagnosticaba Saúl. –No… Ocuparme no me ocupo de nada… Hago de todo un poco pero prácticamente nada en especial… –Yo leí a Jassman en Israel –pronunció la ere como vocal– Pensé que vos eras judío… Después me dijeron que no… Uno que te conoce… Golder… El me dio la carpeta de Faros… ¿Como fue que te interesaste en Jassmann? –De puro pedo… Tenía que hacer un suplemento de salud en un diario y para no aburrirme con las gacetillas… Los chivos… –aclaró– Incorporé una sesión de cultura… Y revisando bibliográficas de una revista inglesa encontré un comentario, lo transcribí y como después empezaron a preguntarme y algunos queríam polemizar tuve que conseguir el libro y leérmelo… Era tan convincente que ahora estoy seguro de que no debe tener razón… –Conocés Ivan Illich… –Si, claro… Mas convincente todavía… Otro que miré por encima… Pero… Que raro un médico interesado en esta gente… –No soy el único… Creo que hay dos o tres mas en Argentina… En Israel se le prestaba mas atención porque era pacifista… Refractario a las ocupaciones… –¿Pero estaba allí? –No… Venía… –se corrigió y dijo:– Iba a dar cursos de otros temas… De derecho y medicina… Yo tampoco se mucho del tema… Pero disculpen… Me senté… Y… Bueno… ¿Sabés que se suspendieron las consultas…?–Se dirigía a Mariana. –No… ¿Por qué? –Por una amenaza de bomba que ni siquiera se hizo…

Susi

quiso saber qué querían los tipos. Tenía apretada en un puño la llave de

arranque de la XR y amenzó al Pichi diciendo que hasta que no le contase para que lo llamaban los los tipos no le diría donde la habia escondido. Creyó que el Pichi

decubriría de entrada que la escondía en el puño, pero pensó que no se atrevería a forcejear, ni a lastimarla. Era raro verlo buscando con tanta paciencia entre los yuyos, en el costado de la vía y bajo la moto, en la guantera de auxilio y hasta en la boca del caño de escape. Venía camino a Varela desde la costa, y cuando estaban por subir para cruzar el terraplén de las vías oyeron una sirenita –era una alarma de autos, contra robo– les llamó la atención. El Pichi había hecho un rodeo con la moto y mirando a la costa, vieron que entre las cañas, en un bajo que siempre solía estar inundado con agua verde, había un furgón Mercedes y de alli había venido la sirena . bocina. El brazo, haciendo señal de que se acercaran, se sucesión de bocinzazos. Despues, vieron que en el techo de la Mercedes se abría una una ventana de cristal grueso, haciendole marco a la cabeza y el cuello del Trolo Arias, un ex de la brigada, que habia desaparecido dos o tres veranos atrás. Gritaba: –¡Pichi vení que te cuento lo que le pasó al tano de la inmobiliaria…! El Pichi le preguntó a los gritos si estaba encajado y si necesitaba algo y el otro le respondó con señales de brazo, que significaban que no, pero volvió a pedirle a gritos que se acercara que le tenía que contar algo del de la inmobilia que seguro le iría a interesar mucho. El Pichi dijo que estaban yendo medio apurados para Varela, que venian empapados, que iban a cambiarse porque se habian metido en un zanjón, cuando trataban de encontrar, siguiendo huellas, la F100 que le robaron de afanar al gordo Urcado y que, lo del tano ya había salido en Crónica y en el diario el Sol, y en el Dia de La Plata. Pero cuando desde el Mercedes le gritaron “Jodete… No vengas y el que te te jodés sos vos”, se inclinó en el asiento y de un tacazo abrió la muleta de la XR y le dijo a Susi que esperara un rato con el motor en marcha porque quería averiguar en que mano rara andaba ese kobani. Habría quedado mas tranquila, esperando, o practicando manejo de la XR sobre la parte lisa del camino, si no hubiera notado que, antes de cruzar el cerquito de cañas del borde de la vía, el Pichi se quitaba el cuchillo –su “cuchilio” como le decía al finito que siempre llevaba dentro de una bota– y, desenvainado, lo escondía en la manga de la campera. Estuvo esperando con el motor en marcha cerca de diez minutos –dos Marlboros– y, cada vez mas nerviosa, juró que no se subiría ala moto hasta que el Pichi le contase lo que habló en el Furgón. Por eso apagó el motor y sacó la llave de contacto, que le quedó apretada dentro del puño, casi sin darse cuenta. Ahora, desde la ventanilla, alguien hacia señales con un brazo, y en lugar la sirena se escuchaba una movia al compás de la

“Mas que boluda, soy, porque el Pichi con la facilidad que tiene me va a inventar cualquiera y yo se la voy a creer… Y si es algo malo y no me quiere contar, me mata a cachetazos hasta que le haga aparecer la llave…” Pero el Pichi no le pidió la llave ni le miró las manos. Se puso a buscarla como loco por el pasto, el piso y en los recovecos del asiento, los guardabarros y la guantera de la moto. Despues, cuando ella se la dió sin decir nada, hablo él: –Vamos a buscar ropa a la casilla, vamos al hotel y nos bañamos, nos cambiamos y tranquilo te cuento todo… No era un furgon… Era una casa rodante Mercedes que vale como cincuenta mil y adentro… Es impresionante… Adentro tienen una estación de radio… Como una FM en serio, tienen compus, una de oficina con pantalla en colores y una de esas de viaje… Y hay dos chabones con auriculares, dos tecnicos… Tienen un transmisor que debe andar arrioba de los mil vatios… ¿Ves el cable del tren..? ¡Què hijos de puta..! lo usan de antena y nadie se da cuenta y si algun chango los ve, por que anda boludeando por los costados de la vía, piensa que es un fletero que se quedo encajado, o un picnicquero de la costa que se levantó una mina y se escondió entre las cañas para culear… –¡Qué hijos de puta! –Decía, como con admiracón, pero, al mismo tiempo, indignado. Y cuando ya había enganchado la tercera y estaban sobre el asfalto volvio a decir “hijos de puta” y Susi no supo si creer en lo que había contado y en la promesa de que en el hotel le iría a contar todo bien, o si pensar, también ella, “que hijo de puta: que bien sabe engrupirte…” ¿A que venía esa historia del changuito boludeando por el costado de la vía que necesitaban hacerle creer que era uno que se encajó porque habia ido a culear, si ella estaba preocupada porque lo vio metiendose el cuchillo en la manga y porque, le pareció, habia estado un momento sin saber bien qué hacer, como si estuviera desorientado o asustado..?

Saúl explicaba el episodio de la amenaza de un atentado. Contaba que un teléfono
había sonado y que, como nadie atendió y la llamada venía desde fuera del hospital pensaron que era una amenaza de bomba… –Y yo cagada de hambre por si me mandabas análisis… ¡Ahora me pido un tostado y un Lemmon Pie..! Gil… ¿Me llamarías al mozo..? Wolff no comprendía: –¿De veras lo del teléfono..?

. pero alcanzó a atender recién cuando el teléfono había dejado de sonar… Contaba Saúl que la mujer lo contó como si fuese una tragedia y que por eso un jefe de servicio hizo llamara al Director al celular y el director. Golder me lo había marcado como antisemita. –¿Y no es un loco? –Preguntaba Mariana. y se suspendiesen los servicios y las consultas… –¿Quién es el director. seguía padeciendo la comunidad. a meses del atentado. ¿Dónde lo habrá enganchado? Parece un abogado.? –Si… –Respondió Saúl a la pregunta de Wolff y corrigió:– No lo vi.. porque podía algo privado del jefe. cuando Mariana dejó la mesa para ir al baño de mujeres. –Nadie… Un doctor Ramos Ratto… Un chanta dermatólogo… Hizo llamar al Ministerio de Interior para que manden refuerzos policiales y técnicos en explosivos porque un refractario andaba repartiendo papeles vegetarianos. . –¿Y al tipo lo metieron preso? –Preguntó Wolff anticipándose a la pregunta de Mariana. confirmó que habia eludido un tema que no debía tratar en presencia de pacientes.? –Pregunto Wolff: tenía la hipótesis de que podía ser un judío afectado por el microclima que. < /i >La chica dice que lo conoció ayer pero tamién dijo que vio que tenia dos millones de libros en la casa. que no estaba en el hospital dijo que hasta que terminasen deexaminar todas las salas y los lugares de acceso público desalojaran a todos los visitantes y pacientes ambulatorios. Es un cliente. y poco después. o un negociante inmobiliario.. pero que después lo pensó mejor y se animó. dispuesta a discutir… –No se puede saber… Pero en cualquier país del mundo civilizado. si a un tipo que reparte volantes y que no permite que lo toquen lo medican con sedantes. al responsable le suspenden la matrícula y le embargan cinco años de sueldo… –¿Viste el volante vos. tan curiosa como él respecto del desenlace del episodio de la sala de espera.–Si… Una empleada subió a decir que cuando entró a la oficina de no se qué administrativo estaba sonando el teléfono… Dice que dudó un minuto antes de atender porque no le pareció correcto. pero leí un afiche que debe decir lo mismo… Muy cuerdo no parece lo que dicen pero… ¡Por suerte no le pegaron! Wolff advirtió que prefería no hablar del tema. –No… Lo tienen ahí sentado en la biblioteca… Querían inyectarlo… Sedarlo como a un psicótico… –Aclaró– Como si fuera un loco.

Y no pregunta nada. Ella fingió consultar a Saúl: –¿Y de viejos que se babean por la guita no te dijo nada mi amigo? –Le pregunté si te drogabas mucho… –¿Y que dijo mi papito? –Que no… Pero… ¡Vos recién tomaste! –¡Bingo! ¡La erró el doctor! No tomé y me voy a pedir otro lemmon pie para ...”? –Bromeaba ella al sentarse. ¿Como está.? ¿Te dijo por qué se atiende.. sí.. que me pidió. Al revés… En realidad diría que me arrastró con una historia de un regalo… –¿Terminaron de hablar de las “ciencias intactas. Creo que es lo primero que me dijo… –¿Pensás que está segura ella de estar. ¿Será la clase de tipo que dice lo que sabe que debe decir para interesarle al otro? No creo que argentina un servicio ocupe a un tipo de este nivel en husmear hospitales amenazados por sectas de homeópatas new agers.. ni por el hospital... de desde hoy… –Y como la ves…..? –Si… No se qué es poco y mucho pero a mí me parece mucho viendo lo que toma y lo que habla. en Córdoba o Rosario y justo uno de ellos se aparece en el hospital acompañando a una paciente dudosa.. Está recaliente con la pendeja. Le hablo y me mira como si adivinara todo lo que pienso.? –Me parece que sí y que no le importa demasiado… –Y ella no te… Disculpame si soy imprudente… –Pidió y preguntó:– ¿Por qué la acompañaste…? –No se… Me parece que ahí sale del baño… Te iba a contestar que.Se rió cuando le mencioné a Golder: ¿Le resultará un personaje gracioso? No muestra el menor interés por el sida. y uno o dos mas.. –No. –Si… En realidad. estabámos hablando de drogadicción y de la cura de la mala educación de las mujeres… –Dijo Wolff. ¿Como si supiera todo y ni necesitase confirmar? ¿O como si nada le importase un carajo. mas que lo toma… –¿Te contó algo de las consultas. En Buenos Aires debe haber cinco tipos que oyeron hablar de Jassmann. personalmente? –Bien pero… –¿Mucha droga. Digo.? –Si..? –¿Es cierto que se conocen desde ayer? –Preguntó aprovechando la ausencia de Mariana.. Pero no.

pero. habría respondido que no y que. Pero Saúl se ruborizó. rasgó el papel y. cerca del codo. en caso de no tener mucha experiencia con ese tipo de escena.consolarme de que se me abrió el paquetito y se me desparramó por la cartera lo poco que tenía y se me hizo un enchastre… Y esto me pasó porque Gil me mufa… Es el típico tipo de viejo que trae yeta… –Me preguntó por qué te había acompañado… y me acordé del taxista… –Uy… ¡Los compacts. Les saqué que la Mariana les vendió el dato. Sus dedos largos –no son manos de médico. miró los títulos de los temas y se inclinó sobre la mesa. Despues la miró a ella. –Se dijo Wolff. Anotá ese.. en un rato vuelvo a la mesa y siguen cada uno en su lugar mirándose en una foto congelada… revisó la < I >–Enana ahora sentí bien lo que te digo y anotate en el DNI los nombres que te digo. tratándose de mí. como palpando o auscultándole el tono muscular. es una Mercedes Sprinter. bajó la vista. al otro. el antebrazo. se dijo Wolff– rodeaban. sacó el paquete y superficie del papel de regalo…–Se empecinó en que te trajera estos… Wolff jamás se lo habría preguntado. El Trolo dice guardan lo del sembrado porque no le pagan sueldos para regalarles comidita a la . entonces sí. o postergando para otro momento la apertura del paquete. a un lado la zona del brazo. pero si alguien le hubiese preguntado si el médico era el tipo de hombre capaz de enrojecer ante un regalo. El Trolo Arias dice que los chabones de la radio son de la presidencia. que la tienen marcada desde el día que llegué en la vos y si no tenía que ser yo que salía que ellos se Custom con la lata de leche Nido llena de semilla. Me dice que me calaron la siembra. casi al llegar al hombro izquierdo. del SIDE y que están en una grosssa regrossa. Copiá primero el número de la patente que termina en 750. y después de lo que Wolff imaginó era una mirada de control hacia la mesa donde los residentes que se intercambiaban pliegos o secciones del diario de la mañana. Y si me llega a pasar algo se lo contás primero al gordo y te corrés desde ahí a lo del abogado Catón.! El señor Faro me sacó de la cama para hacerme comprar esto para vos… –Abrió la cartera. Ahora yo tendría que desaparecer por la parte lateral del escenario y dejarlos a solas. La había tomado a de los brazos. pe. o de contagiarse el rubor de una mujer que vacila al entregarlo. –¡Papirosen…! ¡No lo puedo creer…! –Decía volviendo la caja del compact iddishes del revés. Saúl era el tipo de médico que en tal caso se expresaría bajando la vista y demorando. mejor me aparto y voy al baño y tal vez.! ¡Que bochor. entonces o eras sonámbulo a batirles todo a los buchones de la Federal. pensando:– Sería el final feliz de una película boba.. si no era ella. printer.

drigue sin ese. pero mandados por el Piero. de la presidencia: Sigalevich. con la letra ese y ve corta. con ese. Que yo te dije que era el comi Rossi el que me quería boletear y que vos lo viste varias veces venir a buscarme y que yo las primeras veces lo putié y que después yo le escapaba y el venía en patota con varios pesados. pero que en cuanto me asomo de la pieza los escucho en la cocina hablando de cómo al día siguiente iban a hacerme la boleta. para recuperarme y empezar a moverme de a poco. Después tengo que apuntar a los dueños de la casa que son los cuñados del comisario Sabanes. a cara de perro y por. Acordate que tenés que decir que de un tiempo a esta parte yo estaba cada día mas desesperado porque el boga y el juez no me atendían en los teléfonos y que desde antes que me secuestraran vos me escuchaste hablar desde muchos lugares y putear.. Eso decís vos. Después ellos nos avisan. tenemos que ir a un juez. Que haga la mía. es el verdadero nombre de Calaza. Me dice el Trolo “por el porro no te calentés Pichi levantá las plantas ya ahora en estos días. en esa casa de Mar de Plata. ropa de otros y lleno de moretones y que te alcé de apuro y que no quise darte ni un minuto para armar la mochila y que nos escondimos ahí.brigada ni a los provinciales. –¿entendés. con barba. Te cuento todo: dice el trolo Arias que al tano lo boletearon dos escapados de Batan. Tengo que decir que me apretaron para que los ayude en las mejicaneadas del Tigre y San Fernando. pero que levante ya mismo ahora las plantas. Decís que vos sabés porque yo te lo dije que me había choreado el auto ese en un lavadero. Rossi. Ahora te cuento el chiste: dice el Trolo que a los dos de Batan los tienen cocinados dormidos en una sala del políclinico de un sindicato. Anotá Enana que te conté que eran los que hablaban de hacerme la boleta y enterrarme eran los dos cuñados de Sabanes. encanutatelas para mas adelante y a su momento hace la tuya”. Yo tengo que batir los nombres de los de la brigada que estaban aquí y ahora están en el norte. y que las encanute y me borre un tiempo.? – que si no juego para . que es subco de la provincia. y que. por hacer fuerza con los alambres. Decile que viste que tenia cortado aquí en las muñecas de cada mano. vos tenés que decir que yo me aparecí en un auto afanado. en Mar del Plata. porque venía escapándome de unos me tuvieron tres días atado con alambre a un elástico de cama. pero que yo quería zafar y que el Trolo Arias me mostró un carnet de la Presidencia y me hizo una reunión con un juez de Capìtal y un boga de ellos. el cana de barbita. a enterrarme. –dicen que ellos me lo van a dar ahí ellos mismos– pero que fue sin armas. me aguanté ahí. y que nos quedemos ahí un tiempo mientras nos salen a buscar porque van a mandar la bola de que me secuestraron. Escuchá: me ofrece que me vaya con una mina – con vos– a una casa que se consiguen en Chapalmalal. anotá. si no juego yo para ellos. Que te conté eso y que cuando pude aflojar y hacerles creer que seguía atado. los dos hermanos que se llaman Rodrigue.

¿Ves como era. Hay otra regrossa: hoy viernes dicen que se abre el expediente del juzgado que tiene lo de la boleta del tano de la inmobiliaria. los terrenos. para el Trolo. Puro aire todo y lo único que van a poder rematar son los papeluchos de las . y me carguen a mí la boleta del Tano en vez de al Piero y que van a hacer que me sumen a eso todo lo que se me pueda echar encima en los reconocimientos: mejicaneadas. cantidades industriales tarjetas de Visa y un lote de doscientas y pico de escrituras de casas y terrenos que no existen. con el barbeta Calaza –que es Rossi– y dicen que todas las grabó la Mariana… Pero fija que lo del cura y lo del gordo no pudo ser la Mariana porque en esa época ella estaba en la cooperativa de rehabilite y entonces fija que la que grabó o metió el micrófono fue la evangélica que apretaba con el cura.? La Mariana lo grababa al Piero y pero le pasaba al Piero lo que grababa de mí. Todo trucho.. o por no pagar lo boletearon. la siembra de la costa de estos dos años mas toda la mierda que puedan revolver sacar de las cintas grabadas y de los testigos que se consigan. a los del furgón –¿captás?– y los de la brigada ni el olor le sentían a todo lo que pasaba en la propia zona de ellos. Y de paso. Todo trucho: los pelpas. con el cura. La evangélica los grababa al cura y al gordo. que si dice que es de Presidencia puede que sea Presidencia o que trabaje para la Federal o en una de esas agencias mayoristas que hoy laburan para una compañias de Seguro y el Banco Central y mañana pueden laburar para la Ford o para una revista norteamericana. es que el Trolo y los del Furgón y con esos equipos de radio. y tanta paciencia de juntar boludez tras boludez y pagar buchoneadas durante años sin usar nada ni molestar al que va por la suya. o en el parque recreativo de Villa Lugano. el aprete del matarife. me apunten a mí. Lo que no tiene vuelta. Sentí esto: gilada mas gilada menos. posta posta.de plata que prestaron los bancos de La Plata. en el sumario salta que de lo del tano se alzaron mas de cien mill en efectivo.. quiere cobrar y cuando manda a rematar un terreno de Quilmes resulta que quedaba en el medio del río. regrossa. son de verdad y son los avales -las garantías. el Provincia y alguno mas. los campos y nombres de los tipos que se llevaron el crédito: señor Mongo. Tienen cientos de horas de cintas grabadas. todo iba a ellos.los del furgón Mercedes. Lo único verdadero era la guita que se llevaban de la ventanilla y se embolsaron. Escuchá Enana y agarrate: tienen cintas de cosas que hablé con el gordo. y de vos y yo. posta que juegan en primera. hacia changas y metía micrófonos y grababa videos en la quinta de los dipus de La Plata. Es gente grossa. El Piero lo grababa al tano de la inmobiliaria que le tomaba plata a interés y que por eso. Un día un chabón en el banco nota que no pagan. Rongo y Poronogo. van a hacer que los dos escapados. las casas.. la Compañía del Pirulo . Va Fan Gulo eseerreele. Pero las escrituras si que existen. Todas las batidas van para el Trolo Arias. Magoya. no es una cosa que pueda hacer el chiquitaje. cuando lleguen al juez.

¡Qué cantidad de se guita hizo!. Te explico: el Piero pierde porque le falta la segunda parte. pero te explico ahora que hay tiempo: lo de Rossi. en cuanto llegan adentro primero se lo cojen todos después se lo tiran a los que ayudó a mandar adentro para que lo corten en pedacitos. pero de repente ayer el Piero se les retoba.. una nacionalidad del Uruguay… –¿No te coparía ser Susi Artigas de Paisandú y que Washington Pereira Pichi. El Piero arruga con la idea de ir en cana primero y fundamental porque siempre fue batidor y. buscaba tarjetas Visa. ¿Entendéis? Yo tampoco entendía un carajo. Sabés que los de la Mercedes tienen grabada la vez que vos y yo pelamos y te dije que a mi me chupa un huevo ir preso… Tienen grabado un cacho de aquella vez que mi dijiste que los evangélicos compraban los fetos de los abortos de la clínica de Lanowsky y que ponían redes de pescar en las cloacas de la Partera María Moreno para sacar mas fetos ¿y podés creer que el Trolo. pero no tiene nada porque a él las levanté yo con la Mariana y dos cadetes de la escuela de la montada. porque lo que le pueda dar el juez se lo suman a lo que tenía de antes y no excarcelable. Yo si porque estoy limpito como lechón de la rural. en el residentes en las lomas de Peñarol. en el gobierno. de ellos. o se raya un juez y que él. pero nos metimos con ellos y ellos desesperados buscando yerba. El dijo que dice que se alzó con las doscientas y pico escrituras truchas pero ciertas cuando los escapados de Batan boletearon al tano y dice que las tiene encanutadas en una escribanía. además. sin antecedentes y soy excarcelable. Cualquier cosa ha de ser un palo verde. Yo. donde sea que caiga y haya chorrerío y pesada soy ser Gardel. es una cosa. Los cadetes nos llevaron al fifadero que usaban con el Piero para que les cuidemos la salida. de puro maricones y cagones que son. Que no aparecen. pensé ahí. se lo creyó de una y ni se le cruzó pensar que me estabas diciendo lo que soñaste la otra noche. el capo de los servís cambia de idea o se muere.? El Trolo iba a hacer toda este teatro con el Piero. La otra es la historia del mazo de escrituras verdaderas pero retruchas. que ponía el rostro va en cana como un pajarito. segundo.hipotecas. Dicen que arriba de todo –arriba. dice que agarro miedo de que camino se les manque un pesado. polacos.. que es el barbeta Calaza. se va el ministro. y marcas de fábricas de mala muerte. en el FMI o en algún lado arriba– pagan cualquier cosa por el lote de escrituras. pastillas y videos de putos con nenitos y cuanta cosa para degenerados había a mano. pero después vi que eran todas cosas de gente desconocida. yo adentro. uno que otro apellido famoso y muchos nombre de coreanos. porque tiene antecentes rejodidos de violación y de menores y a tipos así.? Vos ni hables de . un documento nuevo con otro nombre pero verdadero. fierros y papeles de banco y me encuentro el lote de escrituras pensando de que eran papeles de cosas que se compraba él. mientras. que no es un gil cualquiera que antes que lo sacaran todos decían que era el mejor poli que tuvo la provincial.

para llevarse la mosca y hacer mérito: ya que tenían resuelto un caso de robo.? Anotá todo y depués copiátelo en un lugar que nadie mas lo sepa. dopados.eso. Susi. yo grabo todo lo que yo sé y lo que ni el Trolo Arias se enterará en su puta vida y mientras nos hacemos traer algo de comer ponemos a copiar la cinta. y la copia de la cinta la encanutamos en un lugar que nadie mas que vos y yo lo va a saber. Yo. ¿Tenés bien anotado el numero de la chapa del furgón del Trolo? ¿Desde donde vamos a decir que yo llamaba al juez Falco y al boga Conti y vos me escuchabas putear a las secretarias porque nunca me querían atender? Acordate esto para . Ahora vamos primero a avisar al cura lo de la evangélica botona. agarran al tano.! Dicen que en el peor de los casos me guardan en un penal de Capital. Boluda: ¿Rompías los huevos con que querías a pasar una semana a Mar del Plata. vos y nadie mas: ni el gordo ni el cura. o al profesor de basket o al mozo del buffet que suba a los vestuarios. de seis números. Acordate. Ponele que sean seis meses. yo igual se las levanté a él sin saber que mierda eran. y aparece que resolvieron un crimen misterioso y ligan otro ascenso. Decís que son cosas de tu familia. Caseros o Devoto y que me sueltan en menos de dos meses. Las cuotas del club y del ropero del vestuario están pagadas hasta octubre del año que viene. para hacerle la boleta al tano.. Pero sigo sin tragarme que el Piero haya tenido bolas. que son los papeles de la jubilación. pero son verdaderas porque figuran en los registros de la provincia y hasta pagan los impuestos al día. que de puro locos lo degollaron… O la yuta misma. nos cambiamos. Acordate 157 dos veces uno cinco siete uno cinco siete. después vamos al shopping de Varela a comprar un grabadorcito con dos cassetes y nos bañamos. Repetime los nombres. lo boletean. los recibos de rentas y aguas corrientes. así que vas al Sporting y le pedís a un cuidador. ¿Que día cumplo? ¡No te olvides! Quince de julio es 15 del 7. O menos. con los chorros adentro y todas las pruebas. Como él se la choreó al tano. Te van a creer y mas si te vieron llegar con una vieja de cuarenta y un cura. Dejamos la cinta y el grabador a los serenos que son de fierro. sin saber. ¿El nombre del barbeta de la provincial? ¿El número de la casilla del Sporting? Ojo Enana que ahí vos no podés entrar. porque es vestuario de hombres solos. Es la combinación del candado del vestuario del Sporting. o lo que sea y que yo te las saque para cuidarlos por una inundación del el año anterior. Ya alguna vuelta le vamos a encontrar. Seguro que fueron los escapados de Batan. color plateado. en una bolsa.. dejemoslós que sigan creídos así cuando terminen esta opereta de los comisarios y las escrituras se metan a espiar evangélicos buscando tráfico tejidos humanos y de órganos… ¡Organos eléctricos Yamaha van a encontrarles. y me las guardé puro dañino. O te llevas al cura. En el armario está la bolsa azul de Nike con las escrituras truchas del tano. o dos años. Raro: son truchas porque no existen ni los lugares ni los dueños. es el único armario con candado de combinación grande.

La deseo ahora igual que antes de su escena de rubor-amor-adoración. Mas allá. la envidia. hablándole. solamente me produce hambre y sed. algunas de hombres tomaban sol sentados en los macetones del jardín. soy ahora tan capaz de prescindir de ella y de olvidarla como hacía un par de horas. mirando la calle del hospital. o su novio. aquí en el medio del campo. se dijo. o de radio o medio raro. como un viejo afectado de presbicia que intenta descifrar los caracteres nublados de un libro. se habla despacio y en campo abierto. los celos o a la mezcla de todas ellas potenciándose mutuamente. nada permitía descartar que la mujer estuviera sintiendo algo semejante a lo que sintió poco antes de dejar la mesa: una vaga ternura sustituyendo emociones mas nítidas como la competencia. En cambio. ni monedas y aunque tampoco tenía a quien llamar. Saúl miraba la caja de un compact. mera proyección de sus sentimientos sobre la intimidad de la pobre mujer de guardapolvo. –¿Lo reconoció ella o yo por una especie rara de celos. en cambio estaba convencido de que Saúl despertaba en esa mujer una atracción parecida a la que Mariana había reconocido sentir por su doctor. La alejaba de su cara.siempre Susi: todo lo que se habla. esa que ve ahí seduciendo a su colega. Esto no era una fantasía suya. y a través de sus ventanas. pero le doy mi palabra de caballero que usted me inspira un sentimiento que me impulsa a chuparla toda con absoluta devoción. Wolff notó que no habían advertido su presencia. Una de guardapolvos se había acercado a ellos y desde su puesto frente al teléfono. –casi seguramente–. A ella le chuparía todo y le lamería y mordería . Se acercó al teléfono: no tenía fichas. y. mirándolo y. Mariana se apoyaba en los codos. pero en la mesa ya no representaban el final romántico de la película de paciente y el doctor. o en el baño del telo con la ducha al mango. tomó el tubo. controlaba por el espejo de la barra la escena de su mesa: tendido hacia atrás. micrófonos ni nada que pueda parecer eléctrico. tarjeta magnética. Siempre segura de que no hayan embutido cablecitos. tiene una forma de cola y una cadera de cadera materno-semítica que me calienta tanto como cualquiera de los movimientos y los tonos de voz de esta negrita divinizada por su locura. < /i >Había salido del baño con el plan de espiarlos. lo di por sentado? –dudaba Wolff. Quedaban grupos de pacientes frente a la entrada principal. y se quedó allí fingiendo esperar una comunicación mientras miraba hacia el salón. Simulando la postura de quien espera ser atendido e insiste en discar una y otra vez. doctora. Pero esa doctorcita con su cara de gorda redimida. Vista a unos nueve metros de distancia. Pero no es celos esto. –Disculpemé. No se su nombre ni su especialidad.

ni la palabra “infelicidad” con que intentó referirlo. –Hasta al judío mas cabal y atinado del mundo. un plausible vecino del hospital. En el breve trayecto volvió a pensar en la infelicidad y como para aventar esa personas que. No se si me comprende. que vestido de entrecasa desayunaba hojeando los avisos clasificados de Clarín.! Yo pensaba que todas las doctoras se llamaban Florencias. Escuchó el nombre. Al llegar a la mesa seguía riendo. –se dijo– le basta un instante de ejercicio de la medicina. de su ocurrencia.. que no pudo disimular el médico cuando lo oyó decir que él “no se ocupaba de nada”. obtenida un humillante procedimiento de prueba e iniciaciones. legales. recordando su cheque de cuarenta y cinco mil dólares cacheó el bolsillo interior de la campera: ni el sentimiento. y probabilidad. como esos cerebros de cuadraplejicos desconectados de su cuerpo. algunos estudiantes. es un hombre parcial. o como esos pacientes terminales que viven a expensas de un pulmotor y una bomba de circulación extracorporea. o por la infelicidad donde había terminado empantanando su vida. ¿Cual era su especialidad. terminaban de disiparse.? ¡Radióloga! Lo siento. en sus momentos de lucidez. Habló: –Cecilia… ¡Que buen nombre. para sentir a quien no tiene una categoría ocupacional apañada por un rango jurídico.. Virginias y Alejandras… –Saúl la llama Feiguele… –Se burlaba Mariana. y corroborada por una larga práctica de emulación e imitaciones y por un lugar en el escalafón administrativo del dolor y la muerte. con toda hospital. y por la sed que me despiertan sus líquidos mas recónditos. En ese camino de unos pocos metros vio médicos. hombres atildados con maletines . que se comunican en morse con parpadeos o movimientos de la lengua. familiares y noción. me inspiran sentimiento ni deseo alguno. . imaginan milagros sin saber que cerca suyo los especialistas concertan con sus familiares los detalles éticos.todo. o de lo que era capaz de hacer y que por pereza no se atrevía a intentar. Espero que no interprete mal mi confesión doctora: ni sus radiaciones ni la de esa pelirroja teñida que desespera seduciendo a su colega. médicos y patrimoniales que definirán la oportunidad de suspender el servicio de alimentación por goteo parenteral de suero. debían ser pacientes ambulatorios del acompañantes. reía Wolff despreocupado por determinar si se reía de sí mismo. pero no por deseo ni devoción sino por mi deseo comer algo interno de ella. Saúl presentó a la doctora. Camino a la mesa. ahora a causa del recuerdo de la expresión de asombro y censura. que.

por alguna razón que compartía con el choro brasileño era la forma musical mas cercana al klezm. Le volvió la espalda. “La canción de Israel”. Había dicho “canción” y pronunció Israel. alemán. Gil.? –No… Apenas un poquito goi… Mezcla de inglés. –Se dijo y pensó: –debo sentarme. “Papirosen” seguía siendo el tema musical que mas lo conmovía.. “buen nombre”. con erre y tarareó “jkoifte jjo¡koifte papirosen…” pero la Vogelein necesitó interrumpir. Sentate y ocupá mi lugar y yo me hago traer una silla. Yo.–También es un nombre musical: “pajarita” debe significar. el abuelo. italiano media argentina. Después hablo del himno de Israel. y que su padre solía tararear “Papirosen”. Saúl no terminaba de agradecer los dos compactos. Yo un Manucho que sobrepasa el límite del rococó regodeándose morosa y largamente en el mismo penoso artificio retórico. contando que era la canción preferida de su propio padre. indicaban que la doctora ya se sentaba frente a Mariana. de lo contrario calzase un monóculo como el de Manuel Mujica para observarlos a través de un cristal que los magnifique al tiempo que los reflejos del cristal y su marco de plata siempre al alcance mi vista. decía Saúl que. o. . pero por algo mas que no entendía bien. –Como un himno –decía– como el himno… Y explicaba que muchos años después de la escuela y al cabo de cinco años lejos del país. y el lugar ridículo que ocupa una edad y de una clase de hombre que se resiste a la infelicidad que él mismo tejiera durante cinco décadas de sueños equivocados: suyos. “me haré traer una silla”. dirigiéndose a él. En el borde de su campo visual. por ese motivo. para preguntar a Wolff : –¿Vos sos también Id. me recuerden permanentemente la decrepitud de mi cuerpo y mi alma. vagos movimientos de algo blanco a la altura de su hombro.. debo callar. Ahora. Pero sentía resonar sus ultimas palabras y se amplificaba el efecto ridículo que pudieron causar las fórmulas “nombre musical”. –Yo mascullando frases de sesenton afeminado. Sin apartar su mirada del dorso la caja de acrílico del compact. debo escucharlos. –¿Sos médico…?–Lo preguntaba descartando de antemano cualquier otra con la peor clase explicación de por qué Saúl compartía la mesa con ese tipo de viejo. A distancia. escuchó por azar el himno argentino cantado por Charly García. a la derecha de Saúl: había obedecido. pidió por señas la autorización del mozo para agregarla al lado de la mesa que invadía el camino entre la entrada y la barra. imágenes de biógrafo y teatro que ni siquiera fueron originariamente comentaba que había escuchado a Abitsbol en grabaciones alemanas u holandesas y que el chamamé.

.. “bigotazos Viñas”. como para apelar a esa destreza. no estuve tan equivocado… Saúl reía provocando. pero. Tal vez. en el monóculo de Mujica. otra vez. Se joderá. En cambio la intensiva ocultaba cualquier emoción: no estaba dispuesta a sentir o pensar algo sobre alguien de quien. “Monóculos”. . pensaba Wolff. Elegiría un dietista para aprovechar la semana y bajar unos kilos… –Y vos … ¿Que especialidad elegirías. por ignorar profesión. rango y rumbo se resistía a cualquier diagnóstico e impedía el uso de los criterios fundamentales para una objetiva tasación de su lugar relativo en el mercado de mercancía humanas. decretó que era el turno de Saúl y adecuó los términos del test: –¿Y vos Ingele…? Si te toca quedarte solo en la isla con una médica… ¿Que especialidad te gustaría mas. las mas veces tiendo a operar como una suerte de oralista… ¿Cual es tu especialidad.? –Intensiva… –Hubiera apostado varios sueldos a que eras intensa.. –Hubiese jugado mi sueldo a que eras analista…–Dijo ella. Otras veces vaginista. y se volvió hacia Mariana: –Mariana. pero a causa de la edad ..? Saúl demoró su respuesta. supónte que tu barco naufraga y has de pasar una semana en la playa desierta con un médico… ¿Que especialidad elegirías.–No… Ni siquiera paciente… – Respondió pensando. pero bueno. este ruso es demasiado inteligente. o demasiado sobrio. “moños asís”. ramo. con su risa la admiración de Mariana por lo que en cualquier otra situación seguramente hubiese calificado como “otra payasada”. pero yo lo elegiría joven… –Respondió Cecilia y. En efecto.? –Igual que ella. un dietista. pero hace unos días. pero hay que tener algún adiestramiento para cubrir la lista con un vistazo y encontrar el efecto de gracia adecuado al momento. Wolff imaginó que estaría pensando seriamente en un organigrama de prácticas profesionales: entre tantas especialidad que debe regular en el nomenclador de la Secretaria de Salud del Ministerio de Acción Social y Iatrocrímenes. un analista o un intensivo? –Ninguno de los dos. como en un juego de salón. muchas han de prestarse a un chiste. buscando con un ademán el testimonio de veracidad de Mariana: –Soy analista a veces. Saúl desestimaba el test y habló dirigiéndose a él: –¿Te analizaste alguna vez? A mí jamas se hubiera ocurrido. se dijo Wolff. “melenas macedónicas” pensaba o se representaba Wolff al responder. ”rojas boinas”.

pensé que si hubiera un analista de buena fe, pagaría por discutir sus interpretaciones sobre mí… ¿Creés que habrá un analista de buena fe? –Supe de alguno, que murió. Si hubiera uno, creo que hoy estaría trabajando de otra cosa… Ahora me acuerdo… Conozco uno que, no se si sería de buena fe o de mala leche, pero es inteligente, que ahora tiene un haras de caballos de carreras… Ah… Y hay otro que se enganchó en la diplomacia y ahora escribe libritos de historia desmitificando a los próceres… ¿Oíste hablar de Sebrelli? –Dijo. Saúl decía que sí, pero que no sabía nada de él y que nunca había tenido oportunidad de leerlo y Wolff le confesó que él tampoco, pero que estaba seguro de que no habían perdido demasiado. Después siguió hablando de los analistas que, por buena fe, cambian de rubro y explicó el caso del diplomático: –Hace como Sebrellli: pero en pasado perfecto. Cuenta cosas de próceres con detalles que cualquier historiador debe saber, pero que ningún historiador publicaría por pudor, respeto o porque son trivialidades que no hacen a su trabajo…. Llamemosló… ¡Científico! –Qué buena idea… –Casi a un tiempo y casi con las mismas palabras, los dos médicos se asombraban de que a nadie se le hubiera ocurrido la misma idea antes. Mariana, en cambio, parecía dedicada a “tasar” a su modo, los valores de los dos hombres, midiéndolos según el reflejo que la opinión o los dichos de cada uno producía en el otro, y, solo a intervalos vigilaba las expresiones de la médica. Algo había sucedido, pero desde el test de los especialistas náufragos, había desaparecido el fantasma de la boina roja y el monóculo. La médica, sin caer en la obscena manifestación de sentimientos, parecía ahora mas interesada. Saúl, por momentos, recuperaba una alegría idéntica a la que le habían visto antes, cuando llegaba al bar diferenciándose de los agobiados residentes e internos. Mariana volvía a hablar, esta vez, sin manifestar antagonismo con la médica, y hasta con un probable orgullo de sentirse representándola: –Perdonenmé… –miró a todos mientras decía: –Pero yo soy una chica humilde de Florencio Varela, del lado bueno del ferrocarril, pero igual, de Varela: el fango. Quisiera que me digan, para ustedes dos, ¿que mierda significa para “la buena fe”? Después, como para justificar su curiosidad, comentó que en Madariaga, la

mercería de la entrada del pueblo se llamaba “La Buena Fe”. –Debe tener cien años… Es una garcha, una chotada… Roñosa, de techo alto, descascarada… Del tiempo del choto… Wolff sintió que quería provocar un certamen y pensó que si tuviesen facultades telepáticas, le gustaría concertar con Saúl una serie de reglas acordando que quien

definiera mejor la noción de buena fe se adueñaría de la chica para con ella lo que quisiera. En mi caso –pensó– la haría esclava para decapitarla y entregar su cabeza a los médicos, su pelo a la doctora intensiva, y sus órganos a los caníbales que pueda encontrar en los foros de discusión porno de la Internet. Con el doctor tendríamos que estipular que no vale una definición de “buena fe” que no alcance a explicar por qué la mercería de Madariaga ha llegado a semejante estado de degradación arquitectónica. Me gustaría someter esta idea al juicio de Saúl. Pero aunque se miran mal, y se desprecien por mil razones estas dos putas funcionan sincronizadamente, sinérgicas putas, y por muchos miles de motivos imponderables, se respetan y se vigilan de modo que no tenemos ni una probabilidad en mil de que se vayan juntas a mear o a pintarse y nos dejen un minuto a solas al ruso y yo. Si él se fuera a mear, o a hacer llamados por teléfono, yo iría detrás y en un minuto le comento esto. Él también preferiría decirme algo más a solas, pero seguramente debe ser un comentario sobre la enfermedad, sobre aquel artículo del rabino jurista que ni me acuerdo que afirmaba y que negaba sobre sus delirios dietético teológicos, o alguna novedad aparecida en la internet sobre 9epidemiología de los retrovirus humanos y la redención de reputas drogadas y mierdadictas.

< I >–Gordo… Se pudrió todo y yo me borro por unos días… ¿Dónde tenés metido el gomón? Buscalo hoy mismo. En el bolsillo donde están las cosas de pescar, mas abajo, está una funda impermeable de los equipos de radio. Adentro hay un fajo de billetes de cien dólares. Me parece que son treinta o treinta dos mil. Son de nosotros. Yo los miré y no hay marcas y los números son todos salteados. Hay algunos de los nuevos, los que tienen la cara grande y mas blanco adentro… Igual hay que pasarlos de a poco y con gente de confianza. Son de nosotros, ¿Sabés para qué? Para comprar cosas por derecha. La XR, la Chevy, el Gomón, y, acordate, las dos Maverick y la Winchester de tiro con mira láser que fané en Wilde, todo eso descartalo… Se compra nuevo, por derecha, lo que se pueda conseguir… Después te hago acercar mas plata… ¿Te acordás que decías del Trolo Arias que se había pirado de la brigada y todo lo demás…? No se piró. Se les dio vuelta y labura para La Capital… Dice que para la presidencia así que puede ser que sea para Ejercito o para cualquier servis o lo que sea… Estuvo todo el tiempo anotándonos todo… Te tienen anotado y hasta tienen las listas de lo tenemos y de lo que podemos tener… Te tienen grabado… En el taller, aquí, te tienen grabado y tienen lo que hablaste en tu casa… Me juego las pelotas que la que te grabó en tu casa o es la evangélica que iba a hacerle el verso a tu mujer, o la sierva que venía del barrio de las casillas… De lo del taller me queda una espina…

¿Seremos tan boludos que nos dejamos meter grabadores o micrófonos por cualquiera que viene a traer un cigüeñal fanado o a cambiar las pastillas de freno…? Los treinta mil son de nosotros, de todos, pero hagamos que son tuyo y mío y si la gente pregunta de donde salieron decí que es guita que sobró del MODIN, de la interna, de local que por suerte no nos metimos. Hacé de cuenta de que nos dieron licencia por una temporada pero que después nos van a venir a bailar… Si no nos encuentra nada, ni siquiera una llanta de camión afanada, todas las cintas de grabador y las buchoneadas que estuvieron juntando se las van a tener que meter en el culo… Cada vez que aparezca la yuta con cosas raras, hay que decirles todo que sí, pero no quedarse pegados… Guita sí, gauchadas sí, pero no agarrar nada de ellos y dejar que hablen ellos, pero no hablar… Somos unos boludos… Mañana yo no voy a la práctica pero mañana, yo, si fuera vos, les pasaría revista uno por uno… Averiguar si tienen cosas anotadas que les quedaron de antes y convencerlos de que rompan todo: datos, direcciones, relevamientos, que tiueren todo a la mierda… Guita para hacer todo de nuevo pero bien, ya vas a ver, nos va a sobrar… En cuanto vuelva yo a aparecer, vas a ver que aparezco con un palo verde para empezar a hacer todo bien y prolijo… Cuando aparezca, paso de largo y si no veo el rastrojero puesto de frente en la banquina, quiere decir que olfateás algo raro y que mejor vuelva otro día… Si tengo noticias para darte te las va a traer la Susi. Che de tardecita, dejame la llave de la F100 en el cartel de la gomería. Mandala a buscar mañana a mediodía, te le la voy a dejar en el lavadero de la Shell de Varela. Lavado completo y engrase, te lo dejo pago… La necesito para mover unas cosas en Plátanos… Cosas… Cosas mías… De paso le digo chau a la Ford porque cuando vuelva a pasar seguro que ya la habrás hecho desaparecer… ¿No..?

< /i >–No miedo, Pichi… Miedo no: presentimiento… Es como que nunca te vi así raro como cuando te vi que no sabías que hacer y saltaste de la moto y te quedaste duro, sin saber que hacer, como asustado… Me acuerdo todo, el número, los nombres, todo… Poro vos lo decís de un modo y después tengo que hacerlo yo… ¡Yo sola..! Y vos: ¿Donde va a estar..? Y… ¿Si sale todo diferente? ¿Si no sale todo como decís vos que va a pasar..?

En la mesa, Mariana volvía a reclamar que explicaran que significa de “buena fe”.
La mercería de Madariaga estaba cerca del camino a Pinamar era uno de los primeros negocios de la calle principal del pueblo. Una vez bajó allí para comprar hilos de bordar para arreglar una campera. Otra vez por la misma calle allí porque la habían invitado a

comer en un club de tenis y se acordó de la vieja que le vendió los hilos. Era de techo alto, piso de listones de madera renegrida, debía ser y que era de la época de Rosas, o por lo menos de antes de la época de Perón. Adentro había olor a sótano. –¿Vieron las casas de hace treinta años, que tiene hueco abajo de los pisos y se siente que de ahí sube como un olor a polvo o a húmedo? –Preguntaba. La médica se apresuró a negar, mirando a Saúl que tampoco parecía haber

comprendido la pregunta y consultaba a Wolff con un parpadeo y una seña de truco: as de bastos. Después habló respondiendo la pregunta anterior, y sin referirse a los pisos antiguos: –En una película francesa la mina decía de buena fe era tener fe en que las otra personas son buenas … –En cuál –pregunto Wolff… –Creo que en Hiroshima o en una francesa de esa época… –Es una buena definición… –Hablaba Wolff para las dos mujeres–¿Cuando dicen que alguien obra de buena fe no tienen la impresión de que quieren decir que no dice mentiras y qué es inocente? Mariana negó y la doctora tomó su partido; argumentaba que, en esta época,

jamás se oye que alguien diga de otro que otro que “actúa” de “buena fe”… –Son cosas que uno sabe porque se escuchan en películas argentinas viejas, o en los libros de la primaria… –Decía. –Yo lo dije recién… –Se defendió Saúl. –Mentira… –dijo la intensiva y juró recordar que había dicho “si hubiera”. –Yo dije “si encontrara” –Dijo Saúl y emitió un soplido, como señal de hartazgo ante una discusión inútil. Como sucede en estos casos, su intervención tuvo un efecto inverso al perseguido. Alzando la voz, la intensiva le reprochó: –Pero: ¿No ves que es exactamente lo mismo schmog? ¿No ves que “si encontraría” quiere decir “si hubiera” porque si hubiera eso, no lo ibas a encontrar..? –Parecía encantada con su réplica. –Mariana… –Habló Wolff– Te lo traduzco porque sos de Varela: presta atención porque “schmog” no significa médico en hebreo, quiere decir “pelotudo” en polaco… –Y volviéndose hacia la intensiva, le pidió que fuera mas comprensiva: –Pobre Mariana… En Varela ya inauguraron el primer Carrefour… Pero todavía no les pusieron sinagogas… –¡Ni falta que nos hace..! –Pero tienen unidades básicas… Así que decile a tu doctor lo que decía Perón sobre

no se tata de una “mentira hecha” sino de un acto industrial y colectivo de construcción de un verdadero falso barco. pero que. el padre de la estrellita de la tele… Quique dice que la maqueta del Titanic no es un barco y que lo que la gente cree un barco en el cine. sin volverla a la posición central. citando a Frege. pero no es posible hacer una mentira” –¡A Frege! Se sorprendió Saúl… ¿En serio. es un barco falso… Pero agrega que.le mentira… –Lo dijiste vos esta mañana en tu casa y ya me lo olvidé… ¡Decilo vos giludo! –No te olvidaste de nada de lo que pasó en casa… Pero decía Perón. Eso. puesto que la pobre gente va al cine para ver el barco falso como si fuese un barco verdadero. porque el doctor Zidovulina se está refiriendo a la tesis o la parábola de Frog. pero lo que se proyecta en la pantalla. y tomándolas del hombro atrajo a cada una hacia él como para figurar una audiencia atenta. mientras consultaba a Saúl con movimientos de cejas y miradas que el respondió inclinando su cabeza a un lado y. que no era el momento mas adecuado para discutirlo.? –Sí. –Por ahí lo expresé mal –hablaba para ella mirándole los pechos desde arriba. se reconozca como ejemplo del acto de “hacer una mentira”. que “se puede decir una mentira. que ahora miraba a Wolff. con un aire de seriedad. y pudiera acordar una definición precisa de “verdad” y de ”mentira” –afirmaba que estaba seguro de eso era posible– y se haría posible encontrar algo que. y registraba la complacencia de quien no espera otra cosa de ella. decía. no es nada hecho ni dicho.? ¿Vos Saúl? ¿Ustedes me entendieron? –Nada… Yo no entendí ni un pomo… –Dijo Mariana. a pesar de Perón y de Frege. de Quique Frog. flexionando el cuello hasta casi apoyar la mandíbula sobre el pliegue del hombro de su guardapolvo. extendió los brazos. mientras Saúl. a Fregue y a miles que dijeron lo mismo de allí en mas y vaya a saber a quién más que pudo haberlo dicho antes de esa manera o de algún modo parecido… Pero eso digo yo… Quien sabe Perón por citaba a algo que leyó o a algo que le escribieron para adornarle los discursos… –Hablando en serio… –Wolff percibió que Saúl se dirigía exclusivamente a él y para atenuar el efecto de segregación que podía desencantar a las mujeres y dejarlos sin público. si alguien pudiera definir bien los que es “decir” y lo que puede ser “hacer”. es lo que pretende el proyectista. a Fregue. dice. por esa misma razón. cargando el peso de su brazo sobre el cuello y acariciando un pliegue de tela que . ni es un barco ni una palabra ni nada que pueda ser verdadero o falso… ¿Se comprende.. –Oigan chicas… Escuchenló con atención. –Eso es un puro galimatías… –Dijo Cecilia..

un poco por esa astucia que le dio fama de profundo a fuerza de empelotar las frases. temerá que pueda ser capaz de inventarlo al correr de las palabras. sin amor. –Es la palabra de Jesús… Ha hablado el pastor Wolff… El era… El era …. y hablo en parábola y le dijo en para bola que… –Hizo un intervalo y repitió:– Jesús se anunció a Wolff en parábolas pues para boludos ya había demasiadas cosas en esta tierra. –Mariana imitaba con destreza la voz y los acentos de un predicador bíblico– El era un pecador. y otro poco por el reviente… Porque él es como ustedes dos…–Alzo los brazos apartándolas y con las manos libres señalaba la sienes de las mujeres al decirles:– Igual que ustedes dos. y le dijo “Gil. y no te mojarás si no te meas y solo la palabra del profetas ilumina tu corazón mas que la anfeta… Qué pensará el judío. como yo.figurando un galón militar decoraba su guardapolvos– Esta mal pero no solo es culpa mía… Quique Frog es un tipo esencialmente confuso. córtala con la sumisión al vil becerro de la convertibilidad del ser” Y lo dijo Jesús. sino el de la palabra verdadera y la parábola evangélica. tanta basura metida durante décadas en su cerebro acabó por obstruir irreversiblemente los circuitos nerviosos que detectan el sinsentido y detienen el pensamiento antes de que produzca el temible efecto de absurdo en su interlocutor. Frog es un drogón de quien nunca se sabe si no puede hacerse entender porque está dopado. onanista. y lo dijo en parábola y en la palabra del profeta que lo antecede en la escritura si hombre has nacido hombre será y no será mujer sino has nacido tal. o si su razonamiento y su sintaxis fallan porque no tomó la dosis indispensable para completar su pensamiento. bárbaramente babeáse y barbarizábase contrito en la mas dolorosa adoración de un dorado dinero que jamas habría de pertencerle hasta Jesús apareció en su camino y no el Jesús de la cruz. o porque. se preguntaba Wolff. drogado o carenciado. un pecador. falopista y materlista y mal ahorrista que libidinalmente y lidinosamente debilitado unilaterales solitarios vicios. y los travestis arderán en la cruz forma la calle Godoy Cruz con Santa Fe y que nunca encontraría la buena fe en su camino de putañero porque si naces de bestia de pezuña tendrás pezuña y si naces de animal que rasguña rasguñarás y jamas nacerás antes de nacer ni tendrás ser cuando no seas. acertando justo con la palabra justa que en el instante previo a oírla anticipábamos pero que no terminaba de venirnos a la mente? < I >–¿Y no fue Golder el que me dijo que Wolff era ex milico y antisemita? ¿Como fue que hablando con Golder saltó el nombre de este mismo Wolff? Yo no le . ¿Pensará que la pendeja está recitando un número que sabe de memoria o. reducido a lo peor por la soberbia y la lujuria que lo cercaban como en un circulo viciosol Narcisita.

la bibliografía… Dice que cree que mencionaba San Agustín porque se le ocurrió que de ahí venía la teoría de la eficacia de atenerse a la letra. ¿Sería este Wolff el agente de prensa. Yo le iba a decir que no se nada de disquisiciones teológicas cristianas pero él se anticipó diciendo que el no sabe nada de las teorías de interpretación bíblica. y que eso lo llevó a pensar que es posible que algunos crean en su dogma porque les parece el mas cierto. que debía ser una errata de los que copiaron el artículo. otros como los islámicos.? ¿O lo habrá copiado de una revista europea ignota? Le digo: –Disculpá que te saque de tema. pero es. ¿Habré yo hablado de Jassmann con Golder? Es el último tipo con el que se me ocurriría hablar de Jassmann o de jurisprudencia hebrea.hablé de Wolff. este porque anda con la mejor amiga de ella. Que escuchó decir que contra los que afirmaban que creían –debe ser en el cristanianismo– porque era una teoría coherente. pero me ahora me acordé porqué traté de leer alguna otra cosa cuando vi lo de Jassmann… Por algo que decía el artículo sobre Santo Tomas… Y él se ríe: claro con las minas estaban hablando de los efectos de las drogas y la televisión– Se ríe de ellas dos y me dice que no decía nada sobre Santo Tomas. Es increíble que sea este el mismo Wolff. ¿Cómo puede ser que se haya olvidado de lo que escribió sobre Jassmann. ni teología cristiana. el mas cómodo y que. como se rió recién este tipo cuando le mencioné a Golder. Me parece que esto no tiene nada que ver con Jassmann. otros porque les parece el mas popular.. pero cuando se haga una encuesta seguramente se va a probar el que mas las calienta es el que les gusta y no terminan de entender por qué carajo le gustó…” De entrada me pareció que estaba insinuándole algo a la intensiva pero es cierto mas .? Casi igual. para creer lo mismo que tantos creen por motivos tan diferentes lo razonable sería hacerlo sin motivo alguno… ¨Porque sí no mas”. el santo decía creer porque era absurdo. Jassmann dice que hay menos riego de equivocarse al tomar lo escrito al pie de la letra. Golder se rió hablando de Wolff. otros porque les parece el mas lindo. este por que tiene mucha guita o es pijudo. Fue él: salió el tema porque se burlaba de Favaloro o de otro cirujano que tenía un agente de prensa que le cobraba una tarifa por cada vez que aparecía citado en las revistas y en los diarios. porque le parece el mas bueno o el mas propio de su pueblo. pensándolo bien. talmúdica ni teológica. que al suponer que detrás de la letra hay algo que los que la escribieron no quisieron decir directamente… Para no quedarme con la impresión de que sabe mas de lo que dijo le pregunto de nuevo y me contesta en joda. algo así de que es como las mujeres: este le gusta por lindo. este por bueno.. dijo.

te siguen grabando todo el tiempo. pero justo la vez que vengo a verte apurado. Las trató de putas y de analfabetas y no dijeron nada. A mí.? –Mirá Cura: sin vueltas te lo digo. No acechan. las dos minas siguen peleándole. con la XR atrás del micro que trajo a los parientes. Seguro que si te toca esperar dos o tres veces. gorda vieja de mala onda que se las tiraba de señora fina de Quilmes y no saludaba a los paraguayos.? Mejor de a poco.que es igual… Mientras tanto. Mientras le quede pila a los micrófonos. enculadas con el pobre viejo. Un fino ahora. y tuve yo que ir a ayudar. Es de preso esperar. Le tengo que decir al cura: –Cura: ya se que la culpa no es tuya. Justo a esta. o la a vieja la .. aprovecho y le digo qué cosa mas fulera son los entierros. Tienen grabado lo que hablas con ella. y hasta un rato después cuando ella se va. Son la gente que tiene que esperar. y nadie de los parientes se animaba a agarrar las manijas. pero las acusa de drogadictas porque mira tele y se ponen como locas. porque los dos del coche fúnebre estaban sacando el cajón para entrarlo a la iglesia. de campera de moto y camiseta abajo. Uno de las peores cosas de caer preso el riego de pegarse el vicio del cigarrillo. ¿De una. Veinte o treinta tipos de la parentela. esta la plazoleta llena de gente y la capilla llena porque los del entierro de la vieja vinieron a hacer la misa aquí… ¡Que feo es esperar! Ya deben como las doce del mediodía y yo haciendo huevo en la plazoleta. a los poli que están en la transa. Cura. ¡Como pesaba el jonca…! Y cuando lo inclinamos para sacarlo del coche: ¿Uno de los dos pingüinos de la funeraria lo golpeó. De paso.. Yo tuve que ir a ayudarlos.. el entierro: la mina de la funeraria tiene cara de loro y esa ropa de azafata que da asco en una vieja. De terror. ¿ O se lo voy pasando de a poco. a los chorros. y a vos también. le mando todo. tuve que ir y agarrar la manija para que los bolús de la parentela se animen a meter mano. Mariana tiene un perfume suave que calienta a cualquiera. porque saben que chorea y va de caño tiene toda la guita del mundo. La evangélica vino a la zona a botonearnos. que vos no la mataste a la vieja. se les rió la cara y hasta le festejaron las peores guarangadas. escrachado por todos. tendría que quemar para ver como se lo digo al cura. ¿Que sentirá una mina al olerlo? < I >Ahora entiendo a los que fuman cigarrillos. Yo. Fuma uno atrás de otro y tira mala onda a todo el mundo. en cuanto prendés uno te lo fumás sin darte cuenta y te agarrás el vicio. a la vista del todo vecindario: gordas chismosas y giles que no sirven para nada y se creen que uno. y tenés unos Marlboros a mano.

Con razón no hay un mango en el barrio: es día de semana están todos chusmeando en la plazoleta y en la vereda del kiosco y entre los metegoles casi no falta ninguno de la zona. Si no fuera un rayado no se merecería que me aguante clavado aquí en medio de todo el vecindario para avisarle nada. Si iba a misa. que es peor que la tele por que diario le creen todo… –Yo nunca en mi vida me drogué… Y nunca miro tele….255 de mira telescópica y puntero láser con buena munición ni se le cruzaría por la cabeza fumar ni calcular cuanto tiempo pasa. y promueve el silencio de TV una especie de huelga de telespectadores? Y lo hace desde el diario. Tendría a preguntarle al cura que se sincere y me diga en que piensa cuando hace misas así. pero tiene una tele sola. Ninguno de estos bolús transa ni afana. en la cocina. –Che… Feidele… –posiblemetne pronunciara mal a deliberadamente– sabés que éste tiene un derpa de un palo verde. los entierros. pero concedió:– pero es cierto no puedo estar dos seguidos sin abrir el correo sin consultar algunos foros en Internet o sin revisar los archivos de mi compu…. SI uno estuviera esperando que pase el carrier con el gobernador de la isla.tenían mal colocado y se movió adentro por la sacudida? De terror. ¿De qué viven? ¿Ya nadie mas sale a laburar? Cuánto mas fácil es acechar que esperar.? . pero es rayado. para que la tipa que va a limpiar mire las noticias… –¿No miras tele. como todos. la sangre del vino y los cuerpos de Dios en la hostias que reparte.. Es el primer entierro de común que veo y me alcanzó. En cambio. Se debe creer los milagros. seguro que la hace en serio. No quiero ver ningún entierro mas de civiles. con miles de aparatos. Cuando hace para él para los de la capilla. para otros. iría a la catedral de Lomas. si uno espera piensa cualquier cosa y no aguanta y le dan ganas de fumar… < /i >–Yo fumo medio porro cada dos años. máquinas y estéreos repetidos. en la playa… ¿Que te dio por pensar que me drogo…?– Protestaba Cecilia. si se da la situación.–dijo Saúl. chiquta. polimorfa y plural de la dependencia… ¿Viste un tarado que escribe en el diario 12. Pero no debía ir. –Ni pensé que te drogases… Me entienden mal… Cuando dije a ustedes me refería al género humano… –No me incluías… –Decía Saúl… –No… Me refería a lo humano como mundo dependiente… Una forma vaga. Porque será medio canchero. la winchester . ¡Pobre el cura ahí adentro! Tener que hacer misa para esta vieja que seguro que nunca pintó por la capilla.

ella… Sintió que debía callar. a este boliche. cada una en su pedazo de mundo… –Qué hacés cura… Vos no tendrás la culpa pero tampoco yo… Y fui yo el se comió mas una hora de garrón. de dieciocho… A veces viene de suplente. los de la cocería te y te limpian todo. después te hacen la papa y el churrasquito. después vinieron las viejas chupacirio. lujurioso. te pintas las lajas del galpón. y ninguna obra de bien que pueda hacer compensa mis pecados. entierro.. si alguna vez llegaban a hablar a solas.? –!Y qué se yo! No tengo el mate preparado para saber eso y mucho no me calienta. el otro.! Son de terror los entierros… Tenía una cosa que hablar con vos. a la hija. con la ventaja del cana. y después un bañito y te empilchás y te vas al centro al centro a hacer el entierro de lujo… –No me jodás Pichi… Soy un hombre. respeto mujeres y hombres. esperando. y todas las ventajas del chorro… Y yo igual: por donde me busquen. pero no soy obsceno. este defecto. ¿Como podía saber que iba a ver un entierro? Nunca me toco ver así entierros de vecinos… ¡Qué cosa densa. tomas tres mates. Pero en cambio me parece que la piba sabe que a veces. desde mi escritorio… ¡La espío por el espejo! Entonces. Pero vos sos igual que yo. –No hagas chistes… Tengo una historia que mejor ni te cuento… La semana que viene te cuento bien todo como terminó… –¿Viste lo que es ser cura…? Te levantás.. vuelta ahora mate. o en cualquier cosa.–No. cual es para vos mi debilidad: no ser capaz de renunciar al sexo o no ser capaz de renunciar al mi gente. sino por desinterés: debía resultarles una obviedad porque esa suerte de pacto de mutuo fraude debía ser la condición natural en la que se mueven permanentemente ellas. Debe mirar televisión pensando en la glucosa. le recordaría esto y le preguntaría si al tiempo que lo entendía era consciente de que las mujeres habían perdido el hilo de su relato no por distracción o incapacidad. pero estando ahí mezclado en el entierro me puse pensar en cualquiera y quiero decirte otra dos cosas… –Que hora será… A la una me viene a buscar la camioneta y para ir al cruce a tomar el micro a La Capital. después otra misa de tiran unos mangos.. y todo lo demás porque . hacés misa.. –Chuc chuc chuc… –Tareaba el Pichi– Parece que hoy tenemos otro entierro.. La madre no: es diabética. van encontrar que tengo esto o aquello. te planchan la ropita. Per me encanta mirar a la señora de la limpieza mirando tele… Y mas. Como la yuta. Estaba seguro de que Saúl entendió que se refería a que mirar exitará más a quien sepa que el otro no ignora que es mirado y simula ignorarlo y se dijo que. que quieren ser vigiladrón.. El sexo es sagrado y no lo podes burlar ni denigrar… ¿Qué pensas vos? ¿Cuál.

nadie me absuelve del pecado con mi mismo y contra dios en el que vivo.? –¿Que es Efe Té. mosca… ¿Necesitái? –No… Nada. y nadie quiere ir por que los de las casillas los pelean y les tiran al barro lo que les mandés y los peruanos no se animan a cruzar el campito.quiero todo… Y si mañana sale la pastillita que la tomás.? –Si: guita. cerró la cuenta… La guita es tuya y del boliche… ¿Precisás efeté.? –No quieren ir. Son felices: boludos y felices… Si la vida eterna y el cielo fuesen como ellos imaginan.? ¿Dinero. y si por inocencia y abnegación ganasen esa eternidad cerca de Dios.. que no es el sexo ni el dolor que produce sino el la soberbia de juzgarme y culparme como si la ley fuera una facultad mía… Y es una facultad de Dios. Los tienen a los sogazos los pibes.. No te hagas mas el bruto de lo que ya bastante sos… –Ni me acordaba… ¿Y porque no te haces evangélico? –Es una secta forra esa. los revientan a sogazos… . o nos vamos con las viejas del entierro. voy a decírtelo en alemán: ¡Olfídense. y de mis faltas con la iglesia y mis falluteadas para con mis hermanos y nuestros fieles. efeté.. Si vienen siempre se inventa algo para comer pero yo no puedo dejar todo y irme allá. o no la probaría ni que me maten… –¿Sabes como se llama eso? Es el egoísmo… No debo contar nada íntimo.. Hay gente que… Hay pálidas por todos lados… Allá en las casillitas de la ruta hay dos que se pelearon con otros y el marido se quedó sin trabajo y entonces nadie mas quiere llevar comida… Son dos peruanos… –Los bolitas… ¡Pobrecitos…!¿Y vos que hacés? ¿Por que les mandás de comer con las viejas chupacirios que están todo el día al pedo.. Donde los ven... pasarían la eternidad purgando los pecados que no cometieron porque estarían ahí convencidos de estar en el infierno… –Te cambio el tema… Cuanta guita me debés y cuanta guita mía tenés… –En total han de ser cuatro lucas. Hablan de Dios pero no conocen mas felicidad que la felicidad en la tierra. No soy un hereje ni pagano: soy un pecador y peco como los chicos del asilo. –Te hacés el bruto… Entierro no: responso… Era un responso. el pecado mas forro y boludo que el hombre llega a cometer: hacerse ilusiones sobre si mismo… –Bueno padre… No me llore… Para llorar ponemos una FM de tango. pero mi confesor sabe como sufro y me arrastro en el piso y me retuerzo porque comulgo. absuelto de mis pecados del cuerpo.. se te saca el malcope de querer todo.. cuatro doscientos… –Bueno.. del la carne.! Borrón.

no se… Pero… ¿Ves lo que es ser cura..! ¡Hacelos que se muden... martes y miércoles que viene bien tranquilo de que vas a estar en el boliche dando misa y comida. –¡Esa te la crees vos..! Yo nada mas estoy seguro de que al día siguiente salen sol y por ahí ni eso… ¿O vos te crees que yo tengo el año que viene comprado puesto a nombre mío? –Medio comprado lo tenés… Yo en cambio tengo montones de años vendidos.. –Y yo también… Ahora estoy en un laburo… Una grossa… Si pinta bien.! ¿Querés quinientos mas. Chicos de nueve o diez… Son las madres las que les hacen la cabeza… –¡Putas que las parió! ¡Negras boludas. una de dos: o sale falopeado y va de cabeza a que lo revienten. pongamos que sea el jueves. Yo vendí todo y si puedo afanarlo y volverlo a tener… Fija que vuelvo de nuevo a venderlo y ahora apretan jubilados y maestras viejitas nada ahora… y mismísimo ahora nada de nada… Calma chocha… Estoy haciendo conducta porque espero que se me de una grande… Por eso te quería . hablar… –¿Y droga? –Droga moviendo un poco… Sin vender nada… Colocando de a toco. o de a lote.. El jueves. –Me la conozco… Pero hasta ahora no se me presenta nada mejor… Casi no hay nada para fanar… El que escuchés que dicen que sale de caño.. o es uno de ésos viejos que antes que afanaba chalets y casas de lotería cuando vienen del banco… –La gente labura.–¿Los pibes pendejitos…? –Si… Las criaturas. Toma trescientos… –Les conseguís y en cualquier barrio pasa lo mismo… Se buscan al mas nuevo. al mas flojo.. Pichi. Contestame si querés: ¿Estás fanando mucho ahora? –No. pero nada a la pobre gente… –Pero los que se llevan el bolsón la reparten y eso corre y al final llega al lado de tu casa.. te cuento todo el martes después que vos me digás lo que estuviste haciendo esta tarde en la Capital… –¡Yo no te dije que te iba a contar el martes..? Hay mil casillas en alquiler a cinco guitas. al mas choto y se cobran en ellos lo que se comen ellos cada vez cruzan la banquina para subir a la parada del micro… Cualquier barrio es lo mismo hoy por hoy… Pero habrá que volver a probar.? Decís lunes.! –Bueno Cura.

Pensaba eso. empujando a los nietos de la finada para terminar antes. te lo digo de nuevo: interés de salvar en tu alma. .de nuevo otra vez … –Guardá un poco y gracias por los de los bolitas… Algo haré hacer mañana… –Pobres cholos… ¡Son mas buenos que Lassie! –¿Que es “azi”…? –Lassie. Hablar de Dios… –No me jodás cura… Por lo menos no entre nosotros… Vos decís Dios y yo me acuerdo que vos viniste a este barrio y con los curas que había antes esto era una kermesse de gitanos. pusiste tu boliche… Te armaste de la camioneta. vieja de mierda. la de la funeraria. cura aunque seas cura… Vos venís bien… –Gracias negrito… Vos también. Anoche pensé otra cosa que no tiene que ver con esto pero te digo igual… Primero. o me vas a venir a buscar a la morgue… –¿Qué local? ¿Con quiénes el local…? –Alguien ya a va a pintar… Por todas partes sobran locos y a la larga se juntan… Pero vine a decirte… ¡Que denso eso del entierro! Es de terror… –Es así y no hay mas vuelta… ¿Ves que te podés reír de todo menos de la realidad? –Vos no entendéis Cura.. la perra esa que había en la tele… ¡Pobres bolitas. a los tacazos..! Y mientras. la de vestido azul oscuro… La lora narigona… –¿Que tiene esa señora? –¡Es de terror Cura! ¡Sos ciego! ¡No la viste ahí.. –¿Interés de qué? ¿De guita? –Te lo dije otra vez.. el perro. Vos veías todo desde adentro de la capilla y el cajón y yo veía los cuervos esperándolos ¿Viste la vieja esa? –¿Cual? –La funebrera esa de mierda. del galpón. Pero es distinto… Vos a mí no me necesitas de nada… Yo en cambio te quiero igual pero también tengo interés.! Esas viejas de mierda… Ni se les puede hablar… –Y vos que te creés… ¿Con vos se puede hablar…? –Siempre hablo… –En serio hablar. hacia señas de que vigilaran a los parientes para que no se robaran los armatostes de las velas y que nadie se le colara en los remises y el micro sin pagar el traslado al cementerio... golpeando los tacos para que se apuren las que se arrimaban a besar el cajón. la capilla con estufa y revoque y dale pa´delante-… Yo voy un día a tener un local..

o si era eso y hace de evangélica para batir. Después verán que trabajo les encarga el patrón… Te lo paso de una y si lo que te digo se me vuelve en contra.–Cura por favor no… No al menos entre nosotros dos y menos hoy que tengo que hablarte de minas. hace grabaciones o pone micrófonos donde la manden… No estoy loco: consta que te grabó. Es igual. No los veo en mano de hacer boleta como los provinciales o los federicos.. Apunta. Al menos no por ahora. Bate. Ahora están en una grosso.. la Susi es la única. ayuda con los cables. Yo no creo en una mierda y allá vos que te creas lo que te de la ganas. te pido que te banques esto que te digo: vos decís que venís por amistad. tarde o temprano una la apreta y se hace yuta… Te lo digo porque vos pensás que yo nunca a vos te vendería y yo se que vos nunca me venderías a mi… –Decime todo lo que sepas… Largá todo. . seguro que se cobran y te la cobran cara. si podés dale y si no podes y no haces. cualquiera. Así que cualquier cosa que te pidan de mí. que me huelo que se tiran con la provincial. Se lo que se: no es contra vos. me lo guardo y que los dos se jodan. Te dije una cosa. Ni me hables de esto nunca y menos hoy. te bate… No se ni mi interesa saber si es evangélica y bate por eso. es buchona. –Ta bien… Pero… Quería decirte esto de entrada cura: pero se me quedó. botona. me bate a mi. o conveniencia y te contesto que vos de amigo podes ir a mil partes que te den lo que quieras pero que este es el único lugar donde te puedo ofrecer la confesión y el perdón de tus pecados. yo voy a saber que no lo hacés porque no pudiste… Nunca te pedí nada por izquierda. No se como puede ser la mano entre ustedes dos … Pero sabés como es la mano de nosotros… Toda la gente. pero que se cobran. Te lo dije. te bate cosas de vos. y te lo digo y vos sabes que nunca voy a dejar de romperte las bolas con esta misma propaganda. Lo mismo vos… –Ni hablar de eso… Y aunque te rayes. te lo digo: por lo mismo que nunca me pediste nada por izquierda. que me grabo. pero pueden ser de cualquier otro service o de una cámara o anda a saber de que. Vos te bancás igual que yo. Dos: pasa que por ahí me tengo que ir afuera un tiempo… Semanitas o unos meses. La evangélica viene aquí a buchonear. a otra cosa. y si la erré. me jodí. las briga y toda la cría que vive de ellos o les labura por ser gil. –No tengo nada mas. –Estas hablandomé de mi mujer… –No se Cura no se de que hablo. no es contra mí ni contra el barrio. por lo mismo. bate… A vos. Yo me enteré y dije: al cura no lo puedo dejar afuera… Si hubiera un pastor casado y cornudo y veo a la pastora apretando con todo el barrio.. Va de una cura: te aviso que la evangélica.. ni se como se llama. Después será después y se verá… Se me hace que son de Presidencia. de todos.

–¿Quién hablo de espiar Feiguele? –Tu amigo. o una observación acerca de la confesión de Mariana y que ella jamás diría eso de un desconocido. igual. recién contaba como hacia para espiar a las shikses o a la empleada… Pero en serio… –Se dirigió a Mariana: –¿Notaste vos a esos dos tipos que no nos sacan los ojos de encima? –No parecen canas… –Dijo Mariana y Wolff volvió la cabeza hacia un lado.? – Wolff vio que hacía un guiño de complicidad.Me juego.. Pensó que estaba esperando una señal de censura.. A vos te tienen pedido con unas historias de títulos con tierras fiscales y el parque provincial y unas tomas de casas en la villa.! Wolff advirtió que la doctora dejaba de mirar hacia los del rincón y semblanteaba a Saúl. como dice. Y solamente Mariana: –No. tal vez algún profesor de la facultad o un jefe de servicio del hospital. a lo sumo. ¡Che Gil! ¿Dale que nos invitabas a tu casa así Saúl escucha ese compact de chamamé judío. el Piero y los comi de Varela somos pichoncitos pero. Reconoció a los dos del rincón como unos de los que antes le habían parecido promotores de laboratorios medicinales. –Parecen dos boludos de aquellos… –Dijo Mariana… –Quien sabe les gustaste. –Dijo Wolff. yo . seguido de una rápida mirada a Cecilia. esos dos tipos de rincón no me sacan los ojos de encima. en toda su vida. En cambio aquella debe haberse apretado. igual no marcaron. canas no son. Todos novios. –Hablando de espiar… –Dijo Cecilia– Desde que me senté aquí hace mas de media hora. Después se uno solo de tantos debió haberle pasado la enferemedad…” Hablaba . a setencientos o a ochocientos tipos y clientes. Son moneditas que ni vale contar pero. pero este sitio tiene mala onda…. –Claro gorda –dijo Mariana– Quien sabe les gustaste-también-a-ellos… –Yo al peladito me lo apretaría sin vueltas… ¡Tiene carita de asqueroso. Sin censura Saúl preguntó: –¿Por qué asqueroso? –Porque es blanquito y todo limpito… Y pelado… Los pelados de esa edad siempre son degenerados… Y los blanquitos con cara de catolicones son los peores… ¿No es cierto? –Consultaba. Wolff creyó ver que la médica alzaba los hombros y pensó. Feiguele. Vos. “Esta ha de haberse encamado con siete y ocho tipos.. te graban y te marcan por si algún día podés servirles de algo.

gente que se agrupaba creyendo que solamente los unía el azar. repite aquella escena. Estos son los años sesenta. Iba a decir: “No podemos… Tengo que hacer un trámite. de cuarenta años en la memoria. Quedé en pasar por Alto Palermo… Tengo una cita… Yo también. y verificando que la doctora había acertado con su diagnóstico de los mirones del rincón. proponía que fuesen a una casa. –Che. aburrido. pasaban las personas.. Y ahora esta mina. conteniendo la risa. una campaña…Y las otras cuatro o cinco. de treinta.? –Igual que ahora… Lo mismo… Nada en particular… Recién pensaba en aquel tiempo… ¿Que te dio por preguntar eso. explicó que no fue militar en los setenta sino apenas alumno del liceo de la marina en los cincuenta y que a Golder lo había visto cinco veces tantos años de vida: –La primera. o “a tu casa” . “a mi casa”. cobrar un cheque…” cuando escuchó que Saúl se disculpaba: –No puedo. podría dejar también esto para otro momento…. En los sesenta… No: –se corrigió– fue en los setenta y durante años la escena seguía repitiéndose: había un lugar. que por entonces ni había nacido. una mesa o dos mesas que terminaban acoplándose.? –Se me ocurrió… –Vaciló unos segundos durante los cuales Wolff creyó percibir que una especie de pudor lo demoraba– La verdad… Tu amigo Golder me dijo que vos fuiste milico y hoy es la primera vez que hablo con un militar argentino… Wolff rió: –Con razón tus pacientes se escapan y se van a curar el sida con un homeópata… ¿No te alcanzaba con decirme “militar argentino” que tuviste que acusarme de amigo de Golder…? –Después. pensó Wolff. pasaban los minutos sin dejar huella y se cumplían horas hasta que alguien... – decía–.dirigió a Saúl– Es cerquísima de aquí… Un agujero de veinte.. porque me encargó un trabajo de prensa. ahora interrogándolo: –¿Qué hacías vos en la década del setenta. Una pregunta… –Seguía hablando Saúl. pensaba Wolff. tengo una cita con cuarenta y cinco mil dólares… Aunque si no fuese viernes. para tratar de cobrárselo… –Perdón doctor… –interrumpía Mariana– Yo pregunté que íbamos a hacer ahora y ustedes dos se ponen a hablar de lo que hacían en el año cincuenta… Por qué no nos vamos de este boliche de mala onda… Ceci –Miró a la médica– tiene razón… Hay mala onda y un olor milanesa y a fritanga que no se banca…. Cecilia hizo una seña hacia la caja reclamando la cuenta mientras Sául le explicaba a Wolff: –No lo tomes a mal… Vos sabés que yo fui médico militar… En realidad nó: fui oficial de infantería… Me incorporé como médico pero me di cuenta que no era para mí y me .

pasaron a un servicio especial… “Actas de Combate” se dice en castellano… En realidad es una mezcla de inteligencia y carne de cañón… –Oficial de enlace. – pensó– que le vamos a preguntar que no se sepa… Las mujeres se desinteresaban del diálogo. Seguro –pensaba Wolff– que esta necesita venir a casa para tener un lugar apropiado para arreglar el enchastre de drogas que se le hizo en la cartera. y Mariana le describía con exageración los lujos del departamento de Libertador. creo que lo llaman aquí… –Interpretó Wolff. Plegado sobre el antebrazo. parecían cuatro mas de los tantos que esa mañana de sobresaltos entraron y salieron del local. Pero me guiño dos o tres veces un ojo como diciéndome: “¿viste que habilidad para entregarte una mina. “Pichi” no parecía preocupado por la seguridad de la motocicleta que a las 12. vestía guardapolvos. Uno de los dos hombres debe ser personal del hospital: en una mano llevaba una carpeta o un portafolios delgado. El mayor de los sujetos. –Ahí lo llaman “chuainis”. A Wolff le pareció que tenía éxito: la otra preguntaba detalles. Esa fue la que varias veces. como buscando algo. siempre llevaba la delantera al grupo. de plástico azul. coincide con la descripción del familiar que elevó la sección egresos. se estaba interesando. de pelo rojizo y vista desde arriba. Una de las mujeres debía ser practicante o enfermera del hospital. vistiendo pantalón verde oscuro y una campera marrón. Observadas desde la ventana del office de neurocirugía.. parecía la mas alta y. ¿Cómo se dirán entregar y habilidad en esa jerga que habla? – Se preguntaba. por lo menos hasta que el grupo se perdió de vista detrás de la medianera del fondo sur del edificio. cruzaban en diagonal en dirección a la playa de estacionamiento del frente sur. mostraba un guardapolvos blanco. El hombre. Era evidente que intentaba entusiasmarla para que fuese con ellos. de pelo entrecano y de unos cincuenta años de edad. dejó que los otros tres avanzaran y se detuvo para mirar hacia la vereda del bar. Hablaban entre sí.30 abandonó en la vereda . las dos parejas que salían de bar y. Viéndolo desde el interior de la vivienda de la familia Ibañes. pero con ruedo corto. La otra era mas joven. porque tienen que informar al estado mayor las faltas reglamentarias de los oficiales… Woff sintió curiosidad: ¡Las cosas qué habrá tenido que ver el pobre ruso…! Pero. cerdos.?”. que debe pertenecer al hospital conducía el vehículo 147 color crema cuando el mismo salió del predio por el acceso correspondiente a la unidad de vigilancia número tres. por encima de las rodillas.

al parecer. nada del aspecto ni del comportamiento del pasajero permite confirmar que se trata de un sacerdote. campera y botas de cuero. por reclamos que su huésped le dirigía desde el interior. Tres veces sus tareas fueron interrumpidas. y que. patente YDE-861. deformado por el espejo convexo que facilita el control el interior de la unidad. desde hace aproximadamente un año subalquila parte de la misma al nombrado “Pichi”. es una señora Pilar. lavado y cocina y de la recepción de mensajes por medio de un teléfono celular que permanece en la vivienda. Al ascender en el cruce de Varela. a su vez. La pareja se despidió de la mujer ambos como si fuesen familiares cercanos. tanto en la indumentaria como en su peinado y en su comportamiento con la ocupante de la vivienda. informa la familia Ibañes. dejó caer un cigarrillo tras la larga pitada que es típica del fumador empedernido antes de emprender un viaje de esta duración. en el curso del diálogo que mantuvieron aguardando la salida del hombre. peinado. desde el puesto del chofer. No se verificó que la chica del contenido de su mochila en su poder y consta que en momento alguno se apartó de la compañía de la señora Pilar al tiempo que a ninguna de ambas se vio ingresar al interior de la vivienda. En el patio del frente de la vivienda. mantuvo un diálogo con la mujer que se suponía su madre y que. habiéndose jactado.00 reapareció “Pichi” con el pelo húmedo. A las 12. siendo su aspecto general de pulcritud. a decir de la familia Ibañes. y al cruzar la avenida . Visto así. y que halla conectado a un dispositivo de carga y siempre a la vista de las vecinas que circulan por la vereda la ventana. Poco después de las 13. la señora Pilar estuvo dedicada a tareas de limpieza en el patio y de la atención de una gran cantidad de prendas masculinas expuestas al sol en los terrenos anexos a la propiedad. a decir de la señora Ibañes. aunque tal vez el que fumaba otro de los pasajeros que ascendieron en esa ultima parada del tramo. Durante el viaje miró varias veces a una mujer atractiva que procedía de la terminal La Plata. sobre el televisor de la sala que da a la calle y hace las veces de comedor. a menudo se oye sonar a altas horas de la noche.de tierra sin adoptar medida de seguridad alguna y después pudo verificarse que la llave de contacto permanecía en la cerradura del vehículo. de percibir quinientos pesos mensuales a cambio de una habitación y de servicios de limpieza. una Honda Cross con visibles deterioros. afeitado y con señales evidentes de haber mudado su ropa. si bien la campera y el pantalón eran los mismos o iguales a los que vestía besándola dejara parte al arribo al lugar. ocupante precaria esa propiedad que. suéter.50 se hizo presente la mujer conocida como la “Peti” portando una mochila y vestida jeans. Durante el lapso que “Pichi” pasó en el interior de la vivienda.

forros y recetas inútiles: le pregunté el nombre y me dijo que era uno “nuevísimo y carísimo” que la había “recopado” pero que estaba empezando a no gustarle porque atrae a los viejos. efectivamente. Pero.? tan femenina que ningún varón. en los setenta había decenas de hombres y mujeres con quienes se podía someter a prueba tanta identidad y semejanza. de tan iguales. solo el autito y el olor de las dos minas de atrás muestran que. desconcertarían a cualquier empleada de Pozzi de aquellos tiempos. ni que el presunto sacerdote tratase de identificar a algunas de las personas que merodeaban por el lugar esperando pasajeros. No se detectaron indicios de que al arribo alguien haya hecho contacto con el objetivo. Poco antes de llegar a la terminal Retiro. pensaba Wolff. que traía al ascender. Recordando parece todo igual. que puede ser a sudor de caballo. quedando al cabo de unos minutos fuera del alcance del personal rindió cuenta de la presente continuidad de información. mientras comparaba el final de esa mañana de 1997 con cualquiera de las escenas de los años setenta que. sin embargo. o a montura de cuero muy usada. en cambio. se confundían en su memoria. y ahora. a esa hora colmado de publico de la zona. como tratando de reconocer algo del supermercado Coto o a alguien que estuviese por el lugar. Mariana huele a leña quemada y a corcho.. pasaron los años. como el whisky Jack Daniel´s. ¿Cómo conseguirán convertir este olor a cow boy. esta serie de encuentros y desplazamientos es igual a las de los sesenta y los setenta. de tapa dura y colores estampados que parecía uno de esos albumes fotográficos que entregan los laboratorios de revelado automático. pensaba Wolff. en cambio. Los perfumes. Se dirigió a pie hacia la estación ferroviaria. que. ni siquiera el mas puto. pensaba. no dejará de parecer atrevería a usar. miró por la ventanilla izquierda y posteriormente trató de ver hacia atrás. Durante la media hora de viaje sobre la autopista no se distrajo de la lectura de un diario. Si no se miran lo edificios de Coronel Diaz. se Salvo esto. un Página 12 del día de la fecha.12 de Octubre. gaucho. La doctora huele a cáscara de melón: tal vez use uno de esos nuevas esencias artificiales que se venden con marcas de indumentaria jean. asado campestre y a borracho de serie policial negra en una mezcla. Tendría que pedirle el frasco o el atomizador que debe llevar en su cartera entre restos de drogas. abandonó el diario y estuvo hojeando un libro. Este es un Fiat que habrán diseñado en Italia a comienzos de los ochenta. solo este doctor que nos conduce . Cierto que tiene un fondo animal. pero no difiere en mucho de lo que en el setenta y tres pudo ser un auto de vanguardia tecnológica: un nuevo modelo de la Renault o la Citroen o una actualización de Volkswagen especialmente creada para el mercado asiático y el mundo socialista.

parece orientado por el patio de comidas. le llamaría la atención el grupo. Si hubiera dos a cargo. se separan y toman rumbos diferentes en la planta media. solo puede suponer que son el frecuente conjunto de compañeros de oficina que sin mirar ni comprar se dirige directamente a los patios de comida para hacer un almuerzo rápido. se dirigieron hacia las escaleras mecánicas para separarse. y el mas joven con el mismo pantalón de sarga barata pero con los mocasines náuticos del mayor. Debe ser un Peugeot. O que aparezcan ellas con los pelos cambiados: la negrita de ojos grandes. parecen gente de oficina. ni las mujeres ni los hombres. A ningún cliente del shopping. Se volverían misteriosos si ahora apareciesen bajando por las escaleras mecánicas. que por un momento se distrajera observando a estos cuatro que desembarcan del ascensor y parecen venir del estacionamiento del subsuelo. pero con la ropa cambiada: el viejo con el saco sport gris de Chemea y los zapatos con punta levantada del otro. sin señales ni muchas posibilidades de guardar parentesco entre sí. y trayendo imágenes pautadas desde las cinco cámaras que cada una comanda.podría ser testigo de esta observación si las dos minas nos dejaran a solas por un minuto. teñida del color natural de la otra y la castaño clara con el pelo colorado y brilloso de loa otra que tiene jeans de gabardina de seda y campera de Cahen D´Anvers. o el groncho gordo . tomando las mujeres el hall de planta baja en dirección al ala central. tan desparejo en edad. Pero ninguno de ellos. Raros. Treinta y cinco imágenes cada cincuenta segundos: todo el local. Desde la consola con el switch no se observa mas irregularidad que un cabeceo de la promotora de vigilancia del ala media dirigido a la cámara cetina de las escaleras mecánicas. pero no misteriosos. siguen hablando y miran como ellas se pierden en la corriente público. Los hombres son el típico cliente que estaciona un 504 y se retira a la media hora. y no en el auto particular que dejaron en el subsuelo. Y ni ellas ni los que ahora. ni llegaría a preguntarse las razones por las que. Al contrario. podríamos habilitar la otra grilla de monitores y apostar cuando y dónde aparecerá la rubia que entró disimulando un perrito bajo el tapado. están habilitadas siete pantallas parpadeando cada una cada siete segundos. para despedir a los hombres que. ahí arriba. como si hubiesen venido en una combi te turistas. ante un grupo de adultos. mientras la escalera los eleva. De rutina. Pero un personal entrenado y con meses de experiencia en la observación del flujo de público. dejan la impresión andar cada cual en lo suyo. sin comprar ni revisar nada. después de mirar la bóveda a lo alto.

Una de las minas entro a un baño. La otra se queda la vidriera de la óptica Fuks: debe estar esperándola.22. se la debe dejar que viva su vida. los consoladores laburásemos de a dos.? Siguiendo día a día la curva del rubro Varios. es porque es miércoles y cuesta menos la entrada. vas a ver que las ventas no marcan cambios mes a mes. Y me los gano. Parece que marcaba a los cuatro que dejaron el Fiat en la C. Ahí tengo otra vez al flaco. disumularía un poco que las ventas de las cadenas de artículos para el hogar andan como el culo. Lo mas estable es el flujo: flujo bruto de gente y flujo neto de operaciones. ni año a año. que corte en tres segundos. Hay que swichear mas rápido. en amarillo. atención que si viniste a mangarla. Al que venía con él no lo tengo: se nos voló. Aumenta el flujo y de siete de la tarde a once de la noche se hace . Está expresada en porcentajes. la hija de Fridman: me los copio. mas pesa rubro Comidas en el total de ventas y mas se atrasa la cobranza de expensas. Comidas es como rubro Expensas. El canoso subió y fue directo al local de Travel´s: ¿A averiguar pasajes. Juguetería. Está buena la piba. A Servicios ni lo mirés porque está inflado por la comisiones del banco y los cajeros automáticos y.. En cambio Indumentaria. Artes y Electrónica no paran de bajar mes a mes. y como tendría que ser. aprovechando que llovía y no había un alma en todo el piso. o la desestacionalizada. Flaco.y grandote que mira todo como si fuese la primera vez que entra por el acceso sur. a cambiar plata o a pedir efectivo con una American Express? Mejor que se apure porque uno de estos días los de Defraudaciones y Estafas entran.. sea la representación real. estás fregado: hoy estas no hicieron un mango. pero que siendo día de semana. ¿Se la habrá garchado en un cambiador. Pero se me voló. año tras año. Es el novio de la piba. mientras quede a la vista y no se le ocurra mostrar el perrito o soltarlo. corren siempre parejo y si ves algo raro. los últimos meses. le apuesto al otro cincuenta mangos que el flaco que venía con el viejo está en local de Fausto mirando libros. ¿Que hablarán? Ah. mas inflado todavía por la oferta de teléfonos celulares que habría que borrarla de ahí y mandarla al rubro Electrónica que es mas afín y de paso. Hay que avisar a vigilancia que la mina del perro no se nos escapó. Este debe ser el flaco que una tarde entró al local. o la primera vez que viene al shopping. se llevan todo y le meten una faja de clausura judicial a la Travel´s. hablando con la rusa de Guess. estuvo cerca de dos horas. No se me escapó la señal de la promotora. Si como tuvieron previsto en el programa. que está en azul. frente a la cabina de los tickets. ni un gorrito vendieron. Menos se vende. y no hubo la menor señal de ninguno de los dos. aunque parpadee mas y se te haga una ensalada de gente en la cabeza. salvo la media estacional.

pero. O el Infoseek o los mismos tipos que publican la pagina en Berkeley destacan las palabras clave. seguro que armaron una joda con esas dos minas. pero los metió en un diskett y en el server de esta red no hay modo de recuperar los datos. Nunca pasa nada con el quinto pero hoy da la impresión de que van a armar una joda. menos los sábados. No pasa un día sin que entre en la página de Duesberg. Los consoladores. uno de los que bajó era el tipo del quinto. No les pidas cifras: ni idea tienen de cifras. Censura en Internet. No se entiende bien qué dice. Pero deciles cien y preguntales que pasó el martes y te dicen cuarenta y uno. el autito amarillo parecía traer la visita de unos parientes pobres al edificio de los blindex. Si en una hora aparece una motito con comida o pizza y botellas. a los mismos sitios. demasiados farolitos prendidos juntos como para que a alguien se le pueda escapar como objetivo. Drugs. State Department. o sea: Departamento de Estado. entra todos los días. CIA. Una de las minas debe ser la que marcaron que esta mañana durmió ahí. Dan impresión de ser dos gatos. por algo será. También mira los diarios de Israel en esta PC. Si querés una imagen mas gráfica. Guerra Bacteriológica. CIA. siempre a las mismas horas. No es un objetivo. War. Visto desde la vereda de Libertador. El tipo mandó y recibió correos desde ese sitio. Este tipo es el que mas usa el servicio. todos terminan pagando aunque sea el valor de la entrada. Imprimimos un índice para que alguno que sepa algo de biología la clasifique. pero lo destacamos porque es una de las páginas que figura como objetivo en los trackings americanos y si los gringos sospechan. los pibes que están ahí mirando las pantallas. la tienen mas clara que los de análisis de marketing. quiere decir que seguro las ventas estuvieron entre un cincuenta y cinco o un sesenta y cinco por debajo de las del día promedio. Siempre aciertan. claro. el que siempre llega después de las doce de la noche y tiene todo el tiempo una computadora funcionando en la ventana que se domina desde el otro balcón. Es de cajón. si entraron a la hora del cine. Revisando el historial del Internet Explorer salta lo mismo. Me gustaría poder tenerlos y averiguar que irán a hacer.todo flujo neto porque. y nunca se equivocan: si te dicen cuarenta y uno vas las cifras y te encontrás que ese martes facturaste cerca de un cuarenta por ciento que el día promedio del mes. pedí que los lleven a conocer la consola. pero no estaría mal tenerlo. Drogas. A laburar a ese departamento a mediodía seguro que no van. cada tanto lee Clarín y el NYTImes y . Guerra. Lo bueno de la versión nueva de Microsoft que instalaron es que loguea todo lo que estuvieron navegando en cada cada terminal. Raro ese tipo.

pensaba. pero esta es una red de hospital. había un tomo encuadernado con la tesis doctoral de Ingenieros y encima.. se podría recuperar todo lo que borró. Es natural. el correo a las universidades y los datos que recibe. Wolff parecía mas interesado en entretener a las mujeres que en los libros.como todos los científicos es un pajero: no pasa semana sin que navegue por uno o dos sitios porno. algo parece recordar porque me dice: “Ah… Sí… Un hospital es un templo… Un monumento…” Si pudiese encontrar la cita textual. Sobre el extremo de un estante.. Iba a comentarle que ese libro le había despertado curiosidad cuando empezó a circular por Europa.?” Efectivamente. La mayoría eran volúmenes de divulgación. Ahora que las minas disucuten si encargar comida japonesa o asado y ensaladas y no parece haber chances de que se pongan de acuerdo. Maldonado. los tres los tres tomos de la obra completa de Carrillo que editaron en 1973. Revisando los estantes donde Wolff indicó que estarían los libros vinculados a medicina. por el estilo de ese “¿Sabías que Menendez era argentino?” Virasoro o Kagel. pero lo detuvo la previsión de que le respondiese una trivialidad. acostados para hacer las veces de apoyalibros. “No…” –Le digo y le pregunto: “¿Leíste la Teoría del Hospital de Carrillo. para seguir haciendo el gracioso me responde una boludez como que “el hospital es un hotel involuntario”. como si buscara esconder algo. lo borra siempre y antes de apagar se ocupa de eliminar todos los archivos temporarios. en cambio. con el que los diletantes de Buenos Aires solían responder cualquier referencia a Baremboim. Saul lo separó y reconoció la versión española de “Cura y Control”.?” . pensada para esta clase de gente que viene a trabajar un ratito y le importa un carajo lo que puedan necesitar las autoridades. Viñoly. siempre los mismos. esos ensayos que cada mas frecuentemente publican las editoriales americanas en los que autores sin antecedentes académicos apelan a la extensión del libro como simulacro de documentación. Un librito de tapas grises se destacaba del conjunto. Por lo demás. pero como no se dio cuenta que descubrí lo de Carrillo. le pregunto: “Che Wolff… ¿Qué es un hospital. Saúl se preguntaba acerca de la imagen que al cabo de una lectura superficial de esa desordenada muestra de la ciencia y de su profesión podría llegar a componerse un diletante. ¿No . sin pensar que cuarenta mil es lo que costaría cada turno de seis horas de un servicio de intensiva bien dotado de instrumental y con un equipo profesional idóneo. del etnólogo Eduardo Menéndez. se la leería. Eso no se ocupa de borrarlo. pero también Cecilia se entusiasmó con su promesa o su fanfarronada de reventarlos en un fin de semana. Si la red estuviese bien instalada. que la no infectada puta se fascine por esos cuatrocientos treinta y tantos billetes de cien dólares que trajo del cambista del shopping.

Escuchando “Papirosen”. o ruso cantado en iddish por una francesa. O cualquier otra cosa.. Dan por sentado que el texto carece de importancia. y los pronuncia con una mueca despectiva como si en vez de nombres de pastas y guisos se tratase de enfermedades de la piel de su abuelo. el “koifte” que se repite. yo no me voy a morir sin antes conseguir un judío que me traduzca Papirosen. La doctorcita prefiere los Rolling. Tres octosílabos alternados con dos decasílabos en el segundo y quinto versos que parecen frases unitarias. o pajarita de papel. las letras -las “poesías” dijo hace un rato. ellas siempre escuchan y escuchan traduciendo . Papirosen puede ser barrilete. programas de óperas y algunas postas en los antiguos aeropuertos de Europa oriental controlados por milicias soviéticas. Es judía pero solo conoce los nombres de las comidas tradicionales.del Pampa Irala y todo lo que hace Madona. Wolff notaba por primera vez que esa canción que tantas veces había escuchado. se resistían a una traducción basada en la receta de atribuirlos a una deformación de frases originales alemanas. o “baila. A diferencia de otras canciones iddish y de tantas frases hechas que. Mariana debe temer que le pida a Saúl la traducción de un tema le disco que yo mismo elegí para que ella le regale. en tal caso. A Mariana le gusta la música de Fito Paez. Dijo que su familia siempre vivió en Vicente Lopez. se repiten entre los judíos argentinos.decía allí que el hospital es la obra arquitectónica destinada a embellecer el encuentro del hombre con la muerte. Escuchan sentimientos: como yo ahora. pero si no fuese por el trabajo no faltaría a ningún recital del Pampa. debe proceder del kopf. Tal vez hoy se me presente la oportunidad de preguntárselo. médico o sanitarista de la actualidad. procuraba adivinar el sentido de las palabras a partir de lo que recordaba de sus estudios de alemán y del léxico elemental ruso procedente de lecturas políticas. las versos de esta canción. y entonces esta podría ser la canción de alguien que contempla como van deshojándose la rosas de papel.? Cualquier diletante de Buenos Aires debe tener sobre este tema una opinión mas sólida que las del mejor arquitecto.y no le pareció que el tema aludiera al tabaco o al humo. ese tema polaco. que agradó a las mujeres aún antes de que advirtiesen que Saúl estaba sinceramente emocionado. se desarrollaba en estrofas de cinco versos. A ninguna de estas dos les preocupa lo que canta Barbará. Pobre chica: en un chalet californiano de clase media le asfixiaron la propia lengua en una cámara de gas familiar. cabecea barrilete”. aun hoy. y debe significar “cabecea. Pero también puede significar flores artificiales. baila papelito”. cigarrillo. Pero de todos modos. Del primer verso se representó la grafía “koifte koifte papirosen” y remitió “papirosen” al sustantivo ruso “papiroska” -cigarro de papel.

Es tan forro y está tan loco que es capaz de hacer experimentos. Los debe lavar los días de lluvia. Arriba le ponemos dos maniquíes y parece que va bailar un tango. estampitas y recetas del fondo de su cartera. No se puede creer que esté en bolas. Cambia todas las cosas de lugar y se desplaza de un sillón a otro con movimientos felinos. Si llega a hablarme o gritar. Ojalá hayan usado forro. SI lo cuento en el hospital. Negros y puntiagudos y con la puntas levantadas. y después. Parece la tiene medio parada. ¿Le habrá cruzado por la cabeza coger a él? Si: se le cruzó y ahí sacó el tema de las granadas y los árabes. Estos tipos viven cocinándose con la calefacción. Me miran. Si le cuento a la minas del hospital que me encamé con un viejo de cerca de sesenta mas viejo que mi viejo y que hice . consigue mostrar que . Sin tirar nada y sin exagerar pero haciendo todo el ruido posible. me rajan a mí con cualquier otro pretexto. hasta que las plantas de los pies empiecen a quemar. Y a propósito los puso al lado de los míos. no me lo cree nadie. ella igual que la doctora Auschwitz escucha el compact de Saúl y escucha sentimientos. Buscando soda o una botella de agua mineral en la cocina se alcanza a ver los sillones del living y el humo del cigarrillo de ella y un brazo de Saúl caído al costado del sillón. Ahora Mariana se convirtió de nuevo en una ardilla. Y él sigue con su bardo de las granadas y los árabes. densos. Desde la heladera se ve la cabeza de ella. Si me lo creen en el hospital.sentimientos. Después se quejan de los gastos. igual. Parece que fueran a coger parados los zapatos. Hasta desperezándose con lentitud. ahora que por fin se animó a descalzarse es al revés. Abriendo la heladera. para ella las cosas suceden a los saltos. Y. haciendo ruido con las botellas. La alfombra da ganas de bailar frotando fuerte los pies contra la lana. lentos. sin levantarlos. Estuvo diez minutos encerrada en mi cuarto y se ve que ha podido recuperar la droga que se desparramó entre forros. Comparando las botas con los zapatos de él. Es al revés: las botas de mujer parecen de un hombre lindo. inventan algo para rajarlo de una vez por todas. como se lo ponen a los tipos que caminan a lo pato. Me jugaría una teta que nunca se los hace lustrar. La alfombra está caliente. Si le cuento al viejo que Saúl esta en bolas se vuelve a calentar. Tardó en descalzarse. me voy en bolas a pedirle un Marlboro. Ella sí seguro que miró para aquí y me vio con las tetas al aire. Me veo en la cola del colegio médico para que el abogado me ayude a redactar la denuncia contra los capangas. sin dejar de ser una ardilla. y no es improbable que siempre terminen acertando. los zapatos de él parecen de una viuda espantosa.

con la recomendación de chequearlo mas en profundiad con el recurso de un lector técnico habilitado. que no soy puta me invitas a comer comida japonesa en Belgrano… –El equipo es bueno.mas quilombo cuando acababa la segunda vez para que Saúl oyera y se calentara y les cuento que los vi en bolas a él y a una paciente portadora se arma el quilombo del año. -¡Que te importa qué hacemos. por la informacion obtenida del librero. da igual– fifaste con la puta y agarras y le regalás mil mangos a ella y en cambio.. ¿Notaste que Cecilia parece una forra pero que cuando se olvida de la boludez de la gente del hospital se amansa y parece otra. que revela que el otro utiliza el . En la vidriera Platygosky exhibe obras presuntamente escritas por el objetivo que todas las tardes escribe y recibe visitas en el piso alto del local Los títulos están detallados en el informe de rutina 254 bis en el que se elevó un pedido de información técnica. a mi. El miércoles estaba el objetivo que utiliza el piso alto pero el local permaneció cerrado.? Hay en archivos un informe de agosto que da cuenta de intereses varios para de seguir teniendo al objetivo Platygosky.. pero si va a estar mas de una hora usándolo. Claro que es una hembra… Una polaca de la guerra… A mi siempre me calentó… Ahi están tramando entre ellas ir al shopping a reventarse la guita… Ojalá… ¿Vos tenés sueño? Son cerca de las cuatro… No se si irme a apoliyar… Quería decirte algo de Mariana… Si van charlamos un rato… ¿Vos que ibas a decir.! –Y es lógico que todas las minas después de coger te van a decir que sos un tipo me de mierda…¡Si es la verdad! No me extraña que cualquiera por forra que sea se de cuenta. Esto no tiene nada que ver. que te importa que hicimos Wolff! -Yo estoy podrida pero vos… ¡Tenés podrida la cabeza. pero es lo mismo: te encamas conmigo y contás que ayer…Ta bien… Bueno… Que esta mañana –es lo mismo.. En la rutina de la fecha se corroboran las consideraciones del personal que lo elevó en aquella oportunidad. gastate unos mangos y cambia el monitor… Estas pantallas parecen buenas por que son nítidas pero te revientan la vista. Las observaciones se realizan en la fecha porque en dos visitas previas la librería se encontraba cerrada. Mejor exagerar y contarles que hicimos una cama redonda y decirles que el viejo tenía nada mas que cuarenta y ojos azules.? No… No me refería a eso. Esto..

Yendo a los hechos. supone. Platygosky asevera que el hombre cuya señas particulares se adjuntan en el remito de la fecha. En el remito se reitera el pedido de chequeo y la información técnica sobre el material libros. sería un ex Malvinas de extrema derecha. dado que un avance de nuestra parte podría obstaculizar la mejor cobertura del objetivo Platygosky. que permaneció en la planta baja mientras su acompañante dialogaba con el escritor en voz muy baja y tomando con frecuencia recaudos de seguridad. a ex-convictos de delitos comunes y subversión y a activistas que. evoluciona hacia posturas próximas a grupos trozquista y de agitadores estudiantiles que se adiestran en prácticas de lucha callejera.espacio cedido para escribir libros sobre la marginalidad y a esos efectos recibe con frecuencia la visita de informantes de personal de seguridad. Abordó un taxímetro cuya identificación se desestimó en cumplimiento de medidas de preservación de la ¿Y si llego a decirles que el viejo tenía cuarenta. que. Eludió todos los intentos que el librero y este personal realizaron para establecer un contacto con ella. Minutos después bajó el escritor y se despidió anunciando que volvería en media hora. pertenecen al grupo Puerto Argentino. y se agrega la recomendación de destacar a personal capacitado para mantener una conexión con este objetivo. Algo .? Ah.. Platygosky no conocía a la mujer. que se tiraban ondas con Saúl y que después de hacer la cambiada ellos dos estuvieron a punto de…? ¿ Y si les digo que el viejo nos regaló cinco mil dólares a cada una y que me dejó con ganas de volver tratar de sacarle de nuevo guita? ¿Y que la mina me pidió el numero de casa y el del servicio de intensiva para llamarme para invitarme alguna vez que le salga un cliente de guita que pide otra y este dispuesto a tirarnos mil para que nos repartamos entre las dos? –La loca se dejó este cassette. que se considero una fuente que a preservarse y que reitera en la fecha pruebas de su absoluta confianza en este personal. Se atribuye la relación entre ambos a una data del año ochenta y dos y motivada por las investigaciones que el objetivo realizaba a los fines de un libro sobre la guerra. se informa que el local fue visitado por una pareja de motociclistas. Pasados quince minutos de las 16. de color azul con patente de Capital Federal c75983. La mujer guardó silencio y estuvo mirando libros de medicina natural y espiritualidad aparentando vivo interés. confianza del objetivo Platygosky. como el huésped que utiliza el entrepiso.00 la pareja partió en la motocicleta. Kawakasaki 700 custom.. Hace varios días que escucho hablar del Pampa ese. ¿Vos lo tenés? ¿Vamos a oírlo para ve cuanto se puede llegar a aguantar.

se interrumpía y se escuchaban ruidos callejeros y ambientales de cocinas.? Digo. rockeras. riesgo.” Pastores sobran. pero algún hombre se había prestado al simulacro y habría que conocerlo mucho para poder identificarlo: su intervención se limitaba a sucesiones de jadeos in crescendo y a ronquidos graves seguidos de la palabra “Mamá”... en otros sonaba idéntica. con frases hechas tomadas del repertorio nacionalista del pasado. Tampoco podía explicarse algunas carcajadas. En una parte se oyeron ruidos a ritmo y jadeos de una pareja. ya serio. Hasta ese momento les pareció un montaje hecho por el mismo grupo musical. además de creerse que uno encontró la mujer de su vida y terminar reventado como ella.” Cuando volvió a reír. Escucharon.?” Reía Wolff cuando el radioteatro se interrumpió y apareció la voz del Pampa y./Vos y yo uno a su yo él y vos/cada tu manera/somos tres y somos dos/y uno nunca estará a fuera//Ni manera/ni su manera/ni mi manera /son diferentes a las de cualquiera//sentémonos . “¿Y que carajo te produce risa de lo que dicen estos tipos Wolff?” “La historia… Estos tipos vendieron votos por autos y cargos oficiales para aprobar un plebiscito que cambiaba la constitución y los cagaron… Pobres negros. repitió la pregunta sobre el nivel de riesgo. de lunfardo lumpen.. repetía las palabras que ambos escuchaban. La voz de mujer por momentos descartaba la posibilidad de que fuese Mariana. de lenguaje sencillo. explicando: “y este otro tipo les pide paciencia y les lee la nueva constitución de la provincia… Los quiere convencer de que se conformen con tres artículos que pudieron agregar… ¿Oíste ese? Educación religiosa obligatoria… ¡Nunca lo van implementar!. baños y cuartos. como si tradujera un idioma desconocido. por primera vez. el tema sin intercalación de voces ni ruidos ficticios: “ Cada uno a su manera/todos vamos todos van/todos vamos todos van/como si algo sucediera”/…. No parecía un simulacro ni una grabación en estudio: hablaban sobre una partida de autos que habían prometido para antes de la elecciones y que se fueron recibiendo de a uno cada vez con mas demora y decían que alguien cercano al jefe les pasaba por encima. Una discusión entre varios hombres que aparecía en la mitad de la primer banda del cassette los desconcertaba. pero… ¿De dónde van a sacar imanes y rabinos para cubrir los colegios que tengan un solo pibe de ese culto? ¿Y los sueldos…?¿Donde van a conseguir guita para pagarles. Coincidieron que era una escena simulada por ella. de voces de gente grande.? El mismo tema se repetía varias veces en ambas bandas del cassette. Por momentos..que te quería preguntar… ¿Qué grado de riesgo dirías hay en contacto sexual directo con ella. Saúl no entendía la curiosidad de Wolff por esa charla redundante. que intercalaban palabras mas cercanas al léxico de Mariana.

tiene las condiciones necesarias para volver a exponerse a otra situación.” Sin público. o ir a su escritorio y volver a . como las chicas habían oído la canción en un dialecto eslavo de un dialecto alemán. ginseng efervescente y una de las píldoras del doctor Marquez. ¿Cogerán distinto? ¿Usaran mas condones? ¿Son diferentes? Lo que es concluyente es que el virus es el mismo pero que evoluciona diferente en cada grupo y el final del paciente es distinto según la fuente del contagio… Por eso no hablé hablaban de los cartelitos… Estaba Mariana… Mi opinión es que por ahora los tipos esos tienen bastante razón y no hay que hacer estudios para demostrar que un poco antes o un poco después. no tenía fuerzas para intentar explicarlo. Como haré para hacerles entender que “aves y animales” son la misma cosa y que no hay nada mas difícil que amar a una mujer que tolere esta mierda “en la tierra y en el suelo…”? –Se me pegó la musiquita del Pampa –Se quejaba Saúl… –El que te diga un nivel de riesgo en tal cual condición macanea porque no hay un solo estudio concluyente… Macanea… ¿Sabes porque no hay estudios concluyentes? Por que están mal hechos… Algunos fueron. pero no saben Wolff lo escuchaba. es un negocio… Los tipos tienen razón. cansado y soñoliento. te van a vender una muerte mas digna… nada… Pero tenés razón. buscar entre los restos de droga que algún lugar hubiera dejado la ardilla y tomar un dosis. fumar un cigarrillo después de tanto tiempo.sintámanos iguales/como las aves y los animales/libres y febriles en el cielo/y en la selva ay en la tierra y en el suelo…” –¡Que porquería! –Coincidieron– ¡Es una mierda! –Final feliz… –Pensaba Wolff mientras Saúl volvía a revolver su biblioteca– Buen final: me caso con Cecilia y soy amante de Mariana… Ella se cura. los agregan en las bibliografías para demostrar que no van a armar polémica ni a tomar partido… Lo que te puedo asegurar es que el que se expuso a una situación sexual de riesgo. Tomar un whisky. sexual o de otro tipo. Se trata de explicar por qué las parejas de los contagiados vía jeringas de droga igual que la parejas de casi seguros contagiados por vía homosexual masculina tienen diez o mas chances de contagio que las parejas de los contagiados por transfusiones hospitalarias. hacerse un cocktail de magnesio con vitamina C. directamente fraudes… Y muchos que saben que fueron fraudes. “Escucho sentimientos. todo había sido un tipo error de los laboratorios.

ahora que estaba cayendo el sol y que todo indicaba que las mujeres. en una página en blanco que separaba dos relatos encontró unas notas en tinta de bolígrafo. porque ya se fue lejos de nuestro alcance. pensó. Si mirás las leyes que el déspota Moisés trajo del Sinai y pensás en una humanidad utópica consagrada a obedecerla. Tenía el libro el libro abierto para verificar si el dueño de casa.” . Sabe – decía “sabe” – que debe tomarse tiempo para tener éxito. Mundo del bien. lo había leído alguna vez. que reforzaba su certeza de que había comprendido. los boludos mas boludos y los hijos de puta mas hijos de puta. Tarde o temprano las volverían a encontrar. habían tomado su camino y no vendrían a reunirse con ellos. mundo del mal. porque en ese momento. –Son la misma cosa… –Dijo mas tarde y preguntaba: ¿Me entendés? –No…–Dijo Wolff haciendo un gesto de indiferencia. En el mundo del mal los locos se vuelven mas locos. dos mundos. pensó. y hombres hijos de puta. Cualquiera de esas alternativas podría devolverle la voluntad de explicar. “Los hombres y el mundo. porque mataría a os únicos organismos capaces de hospedarlo. En el mundo del bien no se puede pensar. Saúl había dicho que si el virus obedeciese a un programa de invasión y de replicación para proliferar desaparecería. boludos. con una letra clara y redondeada: debían ser las notas de otro lector. Mas adelante. Hombres locos. verías que en ella tan es imposible que existan la enfermedad y el virus como la medicina ésta que pretende combatirlo. leyó Saúl la frase manuscrita en un margen del segundo tomo de la colección de cuentos jasídicos de Buber. Son virus. al cabo de su raid de compras. si entendió bien. demorarse. “Escribir es pensar”. Tres hombres.contar los cuarenta y dos mil dólares que le quedaban.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful