TOPOLOG

´
IA GENERAL II
Jos´e Luis Navarro
Departamento de Matem´aticas
Universidad de Zaragoza
(1) Introducci´on
(2) Topolog´ıa Producto
(3) Topolog´ıa Cociente
(4) Separaci´on
(5) Compacidad
(6) Conexi´on
(7) Espacios Homog´eneos
(8) Grupos Lineales
1 INTRODUCCI
´
ON
La Topolog´ıa General tiene sus propios objetivos, pero tambi´en nutre los fun-
damentos de muchas ´areas matem´aticas como el An´alisis, la Geometr´ıa y
otros campos de la topolog´ıa (Topolog´ıa Algebraica, Topolog´ıa Geom´etrica
´o Topolog´ıa Diferencial).
Tomando como modelos los espacios m´etricos, se ha definido sobre un conjunto
X una topolog´ıa τ ⊂ T(X) y el par (X, τ) se dice espacio topol´ogico (e.t.)
Las aplicaciones relevantes entre dos e.t. son las aplicaciones continuas y el
concepto de equivalencia en topolog´ıa se llama homeomorfismo.
Uno de los objetivos de cualquier ´area matem´atica es clasificar y contar. En
particular, para clasificar es necesario saber discernir cu´ando dos objetos son
´o no equivalentes (en nuestro caso, cu´ando dos e.t. son ´o no homeomorfos).
En general, ´este es un problema muy dif´ıcil y est´a muy lejos de ser resuelto.
La (corta) duraci´on del curso hace necesario optar entre los diferentes caminos
a seguir tras un primer cuatrimestre de generalidades. La opci´on elegida aqu´ı
es un curso b´asico sobre las diferentes propiedades de un espacio topol´ogico,
tanto en su versi´on local como global, con aplicaciones a espacios usuales
(eucl´ıdeos, proyectivos, grupos lineales,...) y estudiar si estas propiedades se
conservan ´o no bajo operaciones usuales (productos, cocientes,...). Definiremos
Preprint submitted to Elsevier Science 12 December 2006
pues una serie de propiedades (separaci´on, compacidad, conexi´on,...) que
ser´an invariantes topol´ogicos de los espacios (es decir, si un e.t. tiene una
de estas propiedades, tambi´en la tienen todos los que son homeomorfos a ´el).
Es m´as ”f´acil” dar una respuesta negativa al problema del homeomorfismo que
una respuesta positiva: por ejemplo R
n
y R
m
tienen los mismos invariantes
topol´ogicos mencionados pero no son homeomorfos si n ,= m (Teorema de la
Dimensi´on). En este curso probaremos parcialmente este resultado, dejando
para cursos posteriores una respuesta general.
En ellos se definir´an otro tipo de invariantes, los invariantes algebraicos,
que consiste en asociar a todo e.t. X ciertas estructuras algebraicas (como por
ejemplo el grupo fundamental π
1
(X) ´o los grupos de homolog´ıa H
n
(X), n ≥ 0)
que nos dar´a m´as criterios para una respuesta negativa al problema: si los
invariantes algebraicos son no isomorfos, los espacios no son homeomorfos.
La respuesta afirmativa sigue siendo dif´ıcil: Uno de los grandes problemas de la
Topolog´ıa es saber si una 3-variedad M
3
con los mismos invariantes topol´ogicos
y algebraicos que S
3
es homeomorfa a S
3
(Conjetura de Poincar´e, 1904).
Esta conjetura no pudo ser resuelta durante todo el siglo XX y pas´o a ser
uno de los siete problemas del milenio propuestos por el Clay Mathematics
Institute. En 2002 el matem´atico ruso Gregori Perelman anunci´o una soluci´on
a trav´es de dos publicaciones en internet. En el XXV Congreso Internacional
de Matem´aticas celebrado en Madrid en agosto de 2006 se reconoci´o como
correcto el trabajo de Perelman y dicha conjetura pas´o a ser un teorema.
Volviendo al contenido de este curso, lo primero que cabe destacar es que
en un e.t. (X, τ) es m´as relevante la topolog´ıa τ que el conjunto X: entre la
topolog´ıa indiscreta τ
I
= ¦∅, X¦ y la topolog´ıa discreta τ
D
= T(X) pueden
definirse muchas topolog´ıas sobre un mismo conjunto X t.q. los (X, τ) tienen
propiedades distintas y por tanto no son homeomorfos mientras que conjuntos
distintos pueden ser topol´ogicamente equivalentes.
En el curso previo se dieron una serie de topolog´ıas no usuales sobre espacios
usuales (recta de Sorgenfrey, plano de Moore, plano del semidisco,...) que
conviene recordar por ser ´ utiles ejemplos (m´as bien contraejemplos) de que
ciertas propiedades no se conservan en subespacios, productos ´o cocientes.
2 TOPOLOG
´
IA PRODUCTO
Dado un conjunto X y una aplicaci´on f : X −→(Y, τ
Y
), la familia
f
−1

Y
) = ¦f
−1
(V )[V ∈ τ
Y
¦
2
es la menor topolog´ıa sobre X t.q. f es continua: si τ
X
es otra topolog´ıa sobre
X t.q. f es continua entonces es claro que f
−1

Y
) ⊂ τ
X
. Tal topolog´ıa f
−1

Y
)
se denomina topolog´ıa d´ebil inducida por f.
Dados dos e.t. X e Y , consideramos el producto cartesiano XY y queremos
definir una topolog´ıa sobre ´el t.q. las proyecciones can´onicas p
1
y p
2
sean
continuas, es decir p
−1
1
(U) = U Y y p
−1
2
(V ) = X V deben ser abiertos en
X Y para todo U ∈ τ
X
y V ∈ τ
Y
. Es claro que la menor topolog´ıa sobre
X Y que hace continuas las proyecciones es la que tiene a dichos conjuntos
como subbase, es decir
o
p
= ¦U Y [U ∈ τ
X
¦ ∪ ¦X V [V ∈ τ
Y
¦
es subbase de una topolog´ıa τ
p
sobre X Y que se denominar´a topolog´ıa
producto.
Dadas f : Z −→ X y g : Z −→ Y , existe una aplicaci´on h : Z −→ X Y
´ unica t.q. t.q. p
1
h = f y p
2
h = g (propiedad universal del producto directo).
Notar que h(z) = (f(z), g(z)) y es usual denotar h = (f, g).
2.1 Proposici´on h es continua si y s´olo si lo son f y g. En particular, la
diagonal ∆ : X −→X X es continua.
Dem. Si h es continua, entonces f = p
1
h y g = p
2
h tambi´en lo son, por serlo las
proyecciones. Rec´ıprocamente, si f y g son continuas y U V es un abierto en
XY , entonces h
−1
(U V ) = h
−1
(U Y ∩XV ) = h
−1
(p
−1
1
(U)∩p
−1
2
(V )) =
h
−1
p
−1
1
(U)∩h
−1
p
−1
2
(V ) = (p
1
h)
−1
(U)∩(p
2
h)
−1
(V ) = f
−1
(U)∩g
−1
(V ) abierto
en Z, luego h continua.
Ejercicio 01 Probar los siguientes homeomorfismos
(1) X Y ≈ Y X.
(2) (X Y ) Z ≈ X (Y Z).
(3) X ¦pt¦ ≈ X ≈ ¦pt¦ X.
Ejercicio 02 Dados A ⊂ X y B ⊂ Y , probar las siguientes afirmaciones:
(1) A B = A B.
(2) (A B)

= A

B ∪ A B

(3) Int(A B) = Int(A) Int(B).
(4) Fr(A B) = [A Fr(B)] ∪ [Fr(A) B].
(5) A B es denso en X Y si y s´olo si A denso en X y B denso en Y .
Ejercicio 03 Sean B
x
y B
y
bases de entornos de x ∈ X e y ∈ Y , probar que
¦U
x
V
y
[U
x
∈ B
x
, V
y
∈ B
y
¦ es una base de entornos de (x, y) en X Y .
Ejercicio 04 Probar que XY es I-AN, II-AN y separable, respectivamente,
3
si y s´olo si lo son ambos factores.
Ejercicio 05 Sea R
S
la recta de Sorgenfrey. ¿Cual es la topolog´ıa producto
en R
S
R
S
? ¿Cual es la topolog´ıa inducida en A = ¦(x, y) ∈ R
2
[x +y = 1¦?
Ejercicio 06 En R
2
, con la topolog´ıa usual, se consideran los subespacios
A = ¦(x, y) ∈ R
2
[xy = 0¦ y B = ¦(x, y) ∈ R
2
[xy = 1¦. Estudiar si A es
abierto en R
2
y en M = A ∪ B. Estudiar si U = ¦(x, 0) ∈ R
2
[x ∈ R¦ es
entorno del origen en R
2
y en M.
Ejercicio 07 En R
2
, con la topolog´ıa usual, se consideran los subespacios
C = ¦(x, y) ∈ R
2
[x
2
+ y
2
= 1¦ y D = ¦(x, y) ∈ R
2
[x = y¦ y sea N = C ∪ D.
Estudiar si C es entorno de (

2,

2) y de (0, 1) en N.
Sea X un conjunto, ¦(X
i
, τ
i

i∈J
una familia de e.t. y ¦f
i
: X −→X
i
¦
i∈J
una
familia de aplicaciones. Definimos la topolog´ıa d´ebil sobre X inducida por
la familia ¦f
i
¦
i∈J
como la menor topolog´ıa que hace continuas las f
i
.
El conjunto o =

i∈J
o
i
con o
i
= ¦f
−1
i
(U
i
)[U
i
∈ τ
i
¦ es una subbase para dicha
topolog´ıa.
2.2 Teorema Sea X con la topolog´ıa d´ebil inducida por ¦f
i
¦
i∈J
, entonces una
aplicaci´on h : Y −→X es continua si y s´olo si f
i
h es continua para todo i ∈ J.
Dem. Si h es continua, entonces f
i
h es continua para todo i ∈ J, ya que las
f
i
son continuas. Rec´ıprocamente, sea U abierto en X, entonces U es uni´on
arbitraria de intersecciones finitas de elementos de la forma f
−1
i
(U
i
), por tanto
h
−1
(U) ser´a uni´on arbitraria de intersecciones finitas de elementos de la forma
h
−1
f
−1
i
(U
i
) = (f
i
h)
−1
(U
i
), abiertos en Y si las f
i
h son continuas para todo
i ∈ J, luego h
−1
(U) abierto y por tanto h continua.
Sea ahora X =

X
i
, un punto del producto es una [J[-tupla (x
i
) y denotamos
por p
k
:

X
i
−→X
k
t.q. p
k
((x
i
)) = x
k
la proyecci´on can´onica sobre el k-simo
factor, entonces definimos la topolog´ıa producto τ
p
sobre

X
i
como la
topolog´ıa d´ebil inducida por las proyecciones ¦p
i
¦
i∈J
.
Si U ∈ τ
k
notar que p
−1
k
(U) =

U
i
, donde U
k
= U y U
i
= X
i
para todo i ,= k.
Una subbase de τ
p
viene dada por
o
p
= ¦p
−1
i
(U)[U ∈ τ
i
, i ∈ J¦ =
_
i∈J
¦p
−1
i
(U)[U ∈ τ
i
¦
y, si F recorre los subconjuntos finitos de J, una base para τ
p
viene dada por
B
p
= ¦

U
j
[U
j
∈ τ
j
, U
j
= X
j
, ∀j ∈ J −F¦
Dada una familia de aplicaciones ¦f
i
: X −→ X
i
¦
i∈J
, existe una aplicaci´on
f : X −→

X
i
definida por f(x) = (f
i
(x)), ´ unica t.q. p
i
f = f
i
. Entonces
4
2.3 Corolario f es continua si y s´olo si cada f
i
= p
i
f lo es.
La topolog´ıa caja sobre

X
i
est´a definida por

τ
i
= ¦

i∈J
U
i
[U
i
∈ τ
i
¦.
Es claro que τ
p


τ
i
y notar que τ
p
=

τ
i
si J = ¦1, 2, ...n¦ (es decir, si
[J[ < ∞). Pero estas topolog´ıas no coinciden en el caso de una familia infinita.
Ejemplo Dada una familia infinita ¦(X
i
, τ
i

i∈J
t.q. cada X
i
es un espacio
discreto con m´as de un punto, entonces la topolog´ıa caja

τ
i
es la topolog´ıa
discreta mientras que la topolog´ıa producto τ
p
no es discreta.
2.4 Proposici´on Dada una familia arbitraria ¦(X
i
, τ
i

i∈J
de e.t. entonces:
(1) Las proyecciones p
j
:

X
i
−→X
j
son continuas, abiertas y sobre.
(2) Si A
i
⊂ X
i
, entonces

A
i
=

A
i
.
(3) Int(

A
i
) ⊂

Int(A
i
) y en general el contenido es estricto.
(4)

D
i
denso en

X
i
si y s´olo si D
i
denso en X
i
para todo i ∈ J
Ejercicio 08 Sea ¦f
i
: X
i
−→ Y
i
¦
i∈J
una familia de aplicaciones y definimos
f :

X
i
−→

Y
i
por f((x
i
)) = (f
i
(x
i
)), es decir f =

f
i
. Probar que f es
continua si y s´olo si f
i
es continua para todo i ∈ J.
3 TOPOLOG
´
IA COCIENTE
Sea (X, τ) un e.t. y f : X −→Y una aplicaci´on suprayectiva ´o sobre, entonces
la colecci´on de partes de Y
τ(f) = ¦U ⊂ Y [f
−1
(U) ∈ τ¦
es una topolog´ıa sobre Y llamada topolog´ıa identificaci´on ´o topolog´ıa
cociente inducida sobre Y por f.
Ejercicio 09 Sea R con la topolog´ıa usual τ
U
, Y = ¦a, b, c¦ un conjunto y
f : R −→ Y una aplicaci´on dada por f(x) = a si x > 0, f(x) = b si x < 0 y
f(0) = c. Hallar la topolog´ıa identificaci´on τ(f) sobre Y inducida por f.
Si τ
Y
es una topolog´ıa sobre Y t.q. f es continua notar que τ
Y
⊆ τ(f), entonces
3.1 Lema τ(f) es la mayor topolog´ıa sobre Y que hace continua a f.
Dada una aplicaci´on continua y sobre f : (X, τ
X
) −→ (Y, τ
Y
), diremos que
f es una identificaci´on si τ
Y
= τ(f). Es claro que todo homeomorfismo
es una identificaci´on y, como (gf)
−1
(U) = f
−1
g
−1
(U), es claro tambi´en que
composici´on de identificaciones es identificaci´on.
Ejercicio 10 Sea I = [0, 1] con la topolog´ıa usual, S
0
= ¦0, 1¦ con la topolog´ıa
5
de Sierpinski y sea χ : I −→ S
0
la funci´on caracter´ıstica de A = [1/2, 1].
Probar que χ es una identificaci´on pero que no es abierta ni cerrada.
3.2 Proposici´on Sea f : X −→ Y una aplicaci´on sobre, continua y abierta
(´o cerrada), entonces f es una identificaci´on. En particular, una biyecci´on
continua es una identificaci´on si y s´olo si es un homeomorfismo.
Dem. Sabemos que τ
Y
⊆ τ(f). Rec´ıprocamente, sea U ∈ τ(f), entonces
f
−1
(U) ∈ τ
X
y por ser f abierta ff
−1
(U) ∈ τ
Y
. Pero f sobre implica que
ff
−1
(U) = U, luego U ∈ τ
Y
y por tanto τ(f) ⊆ τ
Y
. Concluimos que τ
Y
=
τ(f). Por otra parte, si f es una identificaci´on biyectiva y U ∈ τ
X
, como
f
−1
f(U) = U se sigue que f(U) ∈ τ(f) = τ
Y
, luego f abierta y sabemos que
toda biyecci´on continua y abierta es un homeomorfismo.
Dada una aplicaci´on continua f : X −→ Y llamaremos secci´on de f a una
aplicaci´on continua s : Y −→X t.q. fs = 1
Y
.
3.3 Proposici´on Sea f : X −→ Y una aplicaci´on continua. Si f admite una
secci´on entonces f es una identificaci´on.
Dem. Notar que fs = 1
Y
implica que f es sobre. Sea U ∈ τ(f), entonces
f
−1
(U) ∈ τ
X
y s continua implican que s
−1
f
−1
(U) ∈ τ
Y
, pero s
−1
f
−1
(U) =
(fs)
−1
(U) = 1
−1
Y
(U) = U, luego U ∈ τ
Y
y por tanto τ(f) ⊆ τ
Y
. Concluimos
que τ(f) = τ
Y
y en consecuencia f es una identificaci´on.
3.4 Proposici´on Sea f : X −→ Y una identificaci´on y g : Y −→ Z una
aplicaci´on. Entonces g es continua (identificaci´on) si y s´olo si la composici´on
gf es continua (identificaci´on).
Dem. Sea U ∈ τ
Z
, si gf continua entonces f
−1
g
−1
(U) = (gf)
−1
(U) ∈ τ
X
,
pero f identificaci´on implica que g
−1
(U) ∈ τ(f) = τ
Y
, por tanto g continua.
Notar que U ∈ τ(gf) s´ı y s´olo si f
−1
g
−1
(U) = (gf)
−1
(U) ∈ τ
X
, lo cual ocurre
s´ı y s´olo si g
−1
(U) ∈ τ(f) = τ
Y
, ´o equivalentemente si U ∈ τ(g). Por tanto
τ(gf) = τ(g) y es claro que gf es identificaci´on s´ı y s´olo si g es identificaci´on.
Dada una aplicaci´on continua f : X −→ Y y A ⊂ X, en general se tiene que
A ⊆ f
−1
f(A). Diremos que A es un conjunto f-saturado si A = f
−1
f(A).
Notar que una identificaci´on f es abierta (cerrada) si y s´olo si f
−1
f(U) es
abierto (cerrado) para todo U abierto (cerrado) en X.
3.5 Teorema Sea f : X −→ Y una identificaci´on y h : X −→ Z una
aplicaci´on continua. Si h es constante sobre f
−1
(y), para cada y ∈ Y , entonces
g : Y −→ Z, dada por g(y) = hf
−1
(y), es continua (notar que gf = h).
Adem´ as g es abierta (cerrada) si y s´olo si h(U) es abierto (cerrado) para todo
U abierto (cerrado) y f-saturado.
6
Dem. Sea U ∈ τ
Z
, entonces f
−1
g
−1
(U) = (gf)
−1
(U) = h
−1
(U) ∈ τ
X
luego
g
−1
(U) ∈ τ(f) = τ
Y
, ya que f es identificaci´on, por tanto g continua. Por
otra parte, sea U = f
−1
f(U) abierto en X, como f es identificaci´on se sigue
que f(U) ∈ τ(f) = τ
Y
, entonces si g es abierta, tambi´en h(U) = gf(U) es
abierto. Rec´ıprocamente, si V es abierto en Y se sigue que g(V ) = hf
−1
(V )
ser´a abierto en Z, ya que f
−1
(V ) es un abierto f-saturado (en efecto, f sobre
implica que f
−1
(A) es f-saturado para todo A ⊂ Y ), por tanto g es abierta.
Sea (X, τ) un e.t. y 1una relaci´on de equivalencia sobre X, denotaremos X/1
el conjunto cociente y q : X −→ X/1, dada por q(x) = [x], la proyecci´on.
Entonces X/1 con la topolog´ıa identificaci´on τ(q) inducida por q se dir´a
espacio cociente de X por 1.
Ejemplo Definimos una relaci´on de equivalencia 1sobre R
3
−¦0¦ como sigue:
x ∼ y si y s´olo si existe t ∈ R−¦0¦ t.q. y = tx. El espacio cociente R
3
−¦0¦/1
se llama plano proyectivo real y lo denotaremos RP
2
.
Ejercicio 11 Sea D
2
= ¦x ∈ R
2
[|x| ≤ 1¦ el disco unidad, definimos una
relaci´on de equivalencia 1 sobre D
2
como sigue: x ∼ y si y s´olo si x = y ´o son
antipodales (es decir, x, y ∈ S
1
y y = −x). Probar que D
2
/1 ≈ RP
2
.
Sean X
1
, X
2
e.t. con relaciones de equivalencia 1
1
y 1
2
, respectivamente.
Diremos que una aplicaci´on f : X
1
−→ X
2
conserva la relaci´on si para todo
x ∼ y se sigue que f(x) ∼ f(y). En tal caso, se sigue que f induce una
aplicaci´on en los cocientes f

: X
1
/1
1
−→X
2
/1
2
dada por f

[x] = [f(x)].
3.6 Proposici´on Si f es continua entonces tambi´en f

es continua. Si f es
identificaci´on, tambi´en f

es identificaci´on.
Dem. Notar que f

q
1
= q
2
f, entonces dado U ∈ τ(q
2
) se tiene que q
−1
1
f
−1

(U) =
f
−1
q
−1
2
(U) ∈ τ
X
1
ya que f continua. Entonces f
−1

(U) ∈ τ(q
1
) y por tanto f

es
continua. Por otra parte, f identificaci´on implica que tambi´en lo es q
2
f = f

q
1
,
es decir τ(f

q
1
) = τ(q
2
), pero τ(f

) = τ(f

q
1
) por (3.4), ya que q
1
es una
identificaci´on. Entonces τ(f

) = τ(q
2
) y por tanto f

es identificaci´on.
Una aplicaci´on f : X −→ Y define una relaci´on 1(f) en X como sigue:
x
1
∼ x
2
si y s´olo si f(x
1
) = f(x
2
). Claramente 1(f) es de equivalencia. El
espacio cociente X/1(f) se llama espacio descomposici´on de f. Denotamos
por q : X −→X/1(f) la identificaci´on, como f es constante sobre cada fibra
q
−1
([x]) = f
−1
f(x), se sigue por (3.5) que la aplicaci´on
ˆ
f : X/1(f) −→ Y ,
dada por
ˆ
f([x]) = f(x), es continua. Notar que f =
ˆ
fq y que
ˆ
f es inyectiva.
3.7 Teorema Sea f : X −→Y continua y sobre, entonces
ˆ
f : X/1(f) −→Y
es un homeomorfismo si y s´olo si f es una identificaci´on.
Dem. Si
ˆ
f es un homeomorfismo entonces f =
ˆ
fq es una identificaci´on, ya
7
que q lo es. Rec´ıprocamente, notar que si f =
ˆ
fq es sobre, tambi´en lo es
ˆ
f,
por tanto
ˆ
f es una biyecci´on continua. Como τ(f) = τ(
ˆ
fq) = τ(
ˆ
f), si f es
identificaci´on tambi´en lo es
ˆ
f y el teorema se sigue por (3.2).
Coproductos
Dados dos espacios X
1
, X
2
definimos la el coproducto ´o suma topol´ogica
X
1

X
2
como la uni´on disjunta de X
1
y X
2
. Definimos una topolog´ıa sobre
X
1

X
2
como sigue: U ⊂ X
1

X
2
es abierto si y s´olo si U ∩X
1
y U ∩X
2
son
abiertos en X
1
y X
2
respectivamente. Es claro que esta topolog´ıa es la mayor
t.q. las inclusiones i
1
: X
1
−→ X
1

X
2
y i
2
: X
2
−→ X
1

X
2
son continuas
(en efecto, notar que U ∩ X
k
= i
−1
k
(U), para k = 1, 2).
Dadas f
k
: X
k
−→Z (k = 1, 2) existe una aplicaci´on f : X
1

X
2
−→Z ´ unica
t.q. fi
1
= f
1
y fi
2
= f
2
(propiedad universal del coproducto)
3.7 Teorema f es continua si y s´olo si f
1
y f
2
son continuas.
Dem. Sean f
1
y f
2
continuas y U abierto en Z, notar que f
−1
(U) es abierto
en X
1

X
2
s´ı y s´olo s´ı f
−1
(U) ∩ X
k
es abierto en X
k
para k = 1, 2, pero
f
−1
(U) ∩ X
k
= i
−1
k
(f
−1
(U)) = (fi
k
)
−1
(U) = f
−1
k
(U)
el cual es abierto en X
k
por ser f
k
continua. El rec´ıproco es obvio.
Sean A, B ⊂ X con la topolog´ıa inducida, las inclusiones j
A
y j
B
de A y B
en A ∪ B respectivamente, son continuas e inducen por tanto una aplicaci´on
continua y sobre j : A

B −→ A ∪ B. Si f : A −→ Y y g : B −→ Y son
dos aplicaciones t.q. f(x) = g(x) para todo x ∈ A∩B, definimos la aplicaci´on
”pegamiento” de f y g como la aplicaci´on f ∪ g : A ∪ B −→ Y dada por
(f ∪ g)(x) = f(x) si x ∈ A y (f ∪ g)(x) = g(x) si x ∈ B.
3.8 Lema Sean f : A −→ Y y g : B −→ Y continuas, si A y B son cerrados
(´o abiertos) en A ∪ B entonces f ∪ g : A ∪ B −→Y es tambi´en continua.
Dem. Por (3.7) la composici´on (f ∪ g)j : A

B −→ Y es continua si lo
son f y g. Si A y B son cerrados en A ∪ B se sigue que j aplica cerrados
en cerrados luego es cerrada. Por (3.2) se sigue que j es una identificaci´on,
entonces (f ∪ g)j continua y (3.4) implican que f ∪ g es continua.
Sea A un subespacio cerrado de X y f : A −→ Y una aplicaci´on continua,
definimos una relaci´on de equivalencia 1 sobre X

Y como sigue: a ∼ f(a)
para todo a ∈ A. El espacio cociente X

Y/1 se llama adjunci´on ´o pegado
de X e Y a trav´es de f y lo denotaremos X ∪
f
Y . Si A cerrado en X y
f : A −→ Y continua t.q. Y = ¦∗¦ entonces X ∪
f
¦∗¦ se denota usualmente
por X/A. Este ´ ultimo espacio denota tambi´en el espacio cociente X/1, donde
1 es la siguiente relaci´on de equivalencia: x1y s´ı y s´olo si x = y ´o x, y ∈ A.
8
4 SEPARACI
´
ON
Un e.t. X se dice T
0
-espacio si para todo par de puntos x ,= y en X, existe un
abierto que contiene a uno de ellos y no al otro (es decir, ∃ U ∈ τ t.q. x ∈ U,
y ∈ (X −U) ´o bien ∃ V ∈ τ t.q. y ∈ V , x ∈ (X −V )).
Ejemplo Espacios indiscretos no son T
0
-espacios. El espacio de Sierpinski
(X = ¦a, b¦ con τ = ¦∅, ¦a¦, X¦) es un T
0
-espacio.
Un e.t. X se dice T
1
-espacio si para todo par de puntos x ,= y en X, existen
entornos de cada uno de ellos que no contienen al otro (es decir, ∃ U, V ∈ τ
t.q. x ∈ U ∩ (X −V ), y ∈ V ∩ (X −U)).
Ejemplo Todo T
1
-espacio es T
0
-espacio pero no rec´ıprocamente: Notar que el
espacio de Sierpinski es un T
0
-espacio pero no T
1
-espacio.
4.1 Proposici´on Son equivalentes las siguientes afirmaciones:
(1) X es un T
1
-espacio.
(2) Todo punto en X es cerrado.
(3) Todo subespacio de X es intersecci´on de abiertos que lo contienen.
Dem. Sea X un T
1
-espacio, x ∈ X y sea y ∈ X −¦x¦, como existe U entorno
abierto de y que no contiene a x se sigue que y ∈ U ⊂ X−¦x¦, luego X−¦x¦
es abierto y por tanto ¦x¦ es cerrado. Si todo punto es cerrado y A ⊂ X es
claro que A = ∩¦X −¦x¦[x ∈ X −A¦. Finalmente, sea x ,= y y supongamos
que se satisface (3), entonces para A = ¦x¦ es claro que existe un entorno
abierto de x que no contiene a y y an´alogamente, tomando A = ¦y¦, existir´a
un entorno abierto de y que no contiene a x, por tanto X es un T
1
-espacio.
Notar que la menor topolog´ıa que hace de un conjunto X un T
1
-espacio es la
que tiene como subbase a o = ¦X−¦x¦[x ∈ X¦, es decir la topolog´ıa cofinita
τ
CF
= ¦U ⊂ X[card(X −U) < ∞¦. En particular, si X es un conjunto finito,
la ´ unica topolog´ıa que hace de X un T
1
-espacio es la discreta.
Ejercicio 12 Sea X un T
1
-espacio y A ⊆ X. Si A es finito probar que A

es
cerrado. Si A infinito y x ∈ A

, probar que todo entorno de x contiene infinitos
puntos de A.
Ejercicio 13 Una relaci´on de equivalencia 1 se dice cerrada si las clases
1x = ¦y[y ∼ x¦ son subconjuntos cerrados de X. Sea 1 una relaci´on de
equivalencia sobre un e.t. X, probar que X/1 es T
1
si y s´olo si 1 es cerrada.
Ejercicio 14 Sea X un T
1
-espacio y A ⊂ X, entonces probar: (1) A

cerrado.
(2) (A

)

⊂ A

. (3) (A)

= A

.
9
Espacios Hausdorff ´o T
2
-espacios.
Un e.t. X se dice T
2
-espacio ´o que es Hausdorff si para todo par de puntos
distintos existen abiertos disjuntos que los contienen (es decir, para todo x ,= y
en X, existen U, V ∈ τ t.q. x ∈ U, y ∈ V , U ∩ V = ∅).
Es claro que todo T
2
-espacio es un T
1
-espacio. Un conjunto de cardinal infinito
X con la topolog´ıa cofinita es T
1
pero no T
2
. La propiedad de ser un T
k
-espacio
(k = 0, 1, 2) es hereditaria: subespacios de un T
k
-espacio son T
k
-espacios.
4.2 Proposici´on Son equivalentes las siguientes afirmaciones:
(1) X es Hausdorff.
(2) Sea x ∈ X, para todo y ,= x existe U ∈ τ t.q. x ∈ U, y / ∈ U.
(3) Para todo x ∈ X,

¦U[U ∈ τ, x ∈ U¦ = ¦x¦.
(4) La diagonal ∆ = ¦(x, x)[x ∈ X¦ es cerrado en X X.
Dem. Sea x ,= y y suponer que X es Hausdorff, entonces existen U, V ∈ τ t.q.
x ∈ U, y ∈ V , U ∩ V = ∅, en particular y ∈ Int(X − U) = X − U. Que (2)
implica (3) es inmediato. Notar que U ∩ V = ∅ s´ı y s´olo si U V ∩ ∆ = ∅.
Sea (x, y) ∈ X X − ∆ y supongamos que existe U entorno abierto de
x t.q. y ∈ X − U, entonces (x, y) ∈ U (X − U) ⊂ X X − ∆, luego
XX−∆ es abierto y por tanto ∆ es cerrado. Finalmente, si ∆ es cerrado su
complementario es abierto, entonces dados x ,= y existir´an abiertos U, V t.q.
(x, y) ∈ U V ⊂ X X − ∆, por tanto U V ∩ ∆ = ∅ ´o equivalentemente
U ∩ V = ∅ y se sigue que X es Hausdorff.
Ejercicio 15 Sea X un espacio Hausdorff y F = ¦x
1
, ....x
n
¦ un conjunto
finito. Probar que existen entornos U
i
de x
i
, 1 ≤ i ≤ n, disjuntos dos a dos.
4.3 Proposici´on Sea Y Hausdorff y f, g : X −→ Y continuas, entonces
C = ¦x ∈ X[f(x) = g(x)¦ es cerrado en X. En particular, si D es denso en
X y f[
D
= g[
D
entonces se sigue que f = g.
Dem. Veamos que X−C es abierto. Si x ∈ X−C entonces f(x) ,= g(x) y como
Y es Hausdorff existir´an U, V abiertos t.q. f(x) ∈ U, g(x) ∈ V y U ∩ V = ∅.
Como f y g continuas se sigue que f
−1
(U) ∩ g
−1
(V ) abierto y es claro que
x ∈ f
−1
(U) ∩ g
−1
(V ) ⊂ X − C (en efecto, si z ∈ f
−1
(U) ∩ g
−1
(V ) entonces
f(z) ,= g(z), ya que f(z) ∈ U, g(z) ∈ V y U ∩ V = ∅, luego z ∈ X −C). Sea
D denso en X y f[
D
= g[
D
entonces D ⊂ C y X = D, como C es cerrado se
sigue que X = C, es decir f(x) = g(x) para todo x ∈ X y por tanto f = g.
Ejercicio 16 Diremos que un A ⊂ X es un retracto de X si existe r : X −→A
continua t.q. ri = 1
A
, siendo i : A −→ X la inclusi´on. Probar que A es
un retracto de X si y s´olo si para todo espacio Y , toda aplicaci´on continua
f : A −→Y se extiende a X, es decir existe g : X −→Y continua t.q. gi = f.
10
Probar que si X es un espacio Hausdorff y A es un retracto de X, entonces A
es cerrado en X
Ejercicio 17 Diremos que un espacio X tiene la propiedad del punto fijo si
para toda aplicaci´on continua f : X −→X existe x ∈ X t.q. f(x) = x. Probar
que si X tiene la propiedad del punto fijo, tambi´en la tiene todo retracto de X.
Sea X un espacio Hausdorff y f : X −→ X continua. Probar que el conjunto
de puntos fijos de f es cerrado en X.
Ejercicio 18 Sea f : X −→Y una aplicaci´on continua, definimos el grafo de
f como el conjunto Γ
f
= ¦(x, f(x))[x ∈ X¦ ⊂ X Y . Probar que Γ
f
, con la
topolog´ıa inducida por la topolog´ıa producto, es homeomorfo a X.
Ejercicio 19 Sea Y un e.t. Hausdorff y f : X −→Y una aplicaci´on continua.
Probar que Γ
f
es cerrado en X Y .
4.4 Teorema Sea f : X −→ Y una aplicaci´on continua. Si Y es Hausdorff
entonces C = ¦(x
1
, x
2
)[f(x
1
) = f(x
2
)¦ es cerrado en X X.
Dem. Veamos que el complementario de C es abierto. Si (x
1
, x
2
) ∈ XX−C
entonces f(x
1
) ,= f(x
2
) y como Y es Hausdorff, existir´an abiertos disjuntos
U
1
, U
2
t.q. f(x
1
) ∈ U
1
y f(x
2
) ∈ U
2
. Entonces f
−1
(U
1
) f
−1
(U
2
) es abierto y
(x
1
, x
2
) ∈ f
−1
(U
1
) f
−1
(U
2
) ⊂ X X −C (probaremos el ´ ultimo contenido:
si (z
1
, z
2
) ∈ f
−1
(U
1
) f
−1
(U
2
) se sigue que f(z
1
) ∈ U
1
y f(z
2
) ∈ U
2
, luego
f(z
1
) ,= f(z
2
), ya que U
1
∩ U
2
= ∅, y por tanto (z
1
, z
2
) ∈ X X −C).
Si f es abierta y sobre, entonces se satisface el rec´ıproco:
4.5 Teorema Sea f : X −→ Y una aplicaci´on continua, abierta y sobre, si
C = ¦(x
1
, x
2
)[f(x
1
) = f(x
2
)¦ es cerrado en X X, entonces Y es Hausdorff.
Dem. Sean f(x
1
) ,= f(x
2
), entonces (x
1
, x
2
) ∈ X X −C, abierto por ser C
cerrado, luego existen abiertos U
1
, U
2
t.q. (x
1
, x
2
) ∈ U
1
U
2
⊂ X X −C y
por tanto U
1
U
2
∩ C = ∅ y esto implica U
1
∩ U
2
= ∅, ya que ∆ ⊂ C. Si f
es abierta, se sigue que f(U
1
) y f(U
2
) son dos abiertos disjuntos que separan
a f(x
1
) y f(x
2
) y concluimos que Y es Hausdorff (probaremos que f(U
1
) y
f(U
2
) son disjuntos: si y ∈ f(U
1
) ∩ f(U
2
) existir´an x
1
∈ U
1
y x
2
∈ U
2
t.q.
f(x
1
) = y = f(x
2
), luego U
1
U
2
∩ C ,= ∅ y llegamos a una contradicci´on).
4.6 Proposici´on Dada una familia no vac´ıa ¦X
i
¦
i∈J
, entonces el producto

X
i
es un T
k
-espacio (k = 0, 1, 2) si y s´olo si cada factor X
i
lo es.
Dem. Lo probaremos para el caso k = 2. Supongamos que X
i
es un T
2
-espacio
para todo i ∈ J, si (x
i
) ,= (z
i
) en

X
i
, tales puntos diferir´an al menos una
coordenada, es decir existe k ∈ J t.q. x
k
,= z
k
. Como X
k
es Hausdorff existir´an
U
k
, V
k
∈ τ
k
t.q. x
k
∈ U
k
, z
k
∈ V
k
y U
k
∩ V
k
= ∅. Entonces (x
i
) ∈ p
−1
k
(U
k
),
11
(z
i
) ∈ p
−1
k
(V
k
) abiertos en

X
i
t.q. p
−1
k
(U
k
) ∩ p
−1
k
(V
k
) = p
−1
k
(U
k
∩ V
k
) = ∅.
Rec´ıprocamente, si

X
i
es Hausdorff y k ∈ J, elegimos un punto x
0
i
∈ X
i
para cada i ,= k y sea i
k
: X
k
−→

X
i
, dada por i
k
(x
k
) = (x
i
) con x
i
= x
0
i
para todo i ,= k. Como la propiedad ”Hausdorff” es hereditaria se sigue que
i
k
(X
k
) es Hausdorff, pero i
k
(X
k
) es homeomorfo a X
k
, y esto para todo k ∈ J.
Cocientes de espacios Hausdorff no son necesariamente Hausdorff.
Ejemplo Sea X = R
2
con la topolog´ıa usual y definimos la siguiente relaci´on
de equivalencia (x
1
, y
1
)1(x
2
, y
2
) s´ı y s´olo si y
1
, y
2
< 0 ´o y
1
, y
2
≥ 0. Sean
A = ¦(x, y)[y ≥ 0¦ y B = ¦(x, y)[y < 0¦ y consideremos la identificaci´on
q : X −→ X/1, denotamos q(A) = a y q(B) = b. Entonces X/1 = ¦a, b¦.
Como q
−1
(b) = B abierto en la topolog´ıa usual, se sigue que ¦b¦ es abierto en
X/1, luego la topolog´ıa cociente es τ(q) = ¦∅, ¦b¦, X/1¦, es decir (X/1, τ(q))
es el espacio de Sierpinski, que no es Hausdorff.
Dada una relaci´on de equivalencia 1 sobre un e.t. X, podemos mirarla como
un subespacio del producto: 1 = ¦(x
1
, x
2
)[x
1
∼ x
2
¦ ⊂ X X. La aplicaci´on
q q : X X −→X/1X/1 es continua y es claro que 1 = (q q)
−1
(∆).
Notar que si X/1 es Hausdorff entonces 1 debe ser un cerrado en X X.
4.7 Proposici´on Sea X un e.t., 1 una relaci´on de equivalencia sobre X. Si 1
es cerrado en XX y q : X −→X/1 es abierta, entonces X/1 es Hausdorff.
Dem. Sean [x
1
] ,= [x
2
] en X/1, es decir (x
1
, x
2
) ∈ XX−1, el cual es abierto
por ser 1 cerrado, entonces existen U
1
, U
2
abiertos t.q. (x
1
, x
2
) ∈ U
1
U
2

X X −1. Como q abierta, q(U
1
) y q(U
2
) son dos abiertos t.q. [x
1
] ∈ q(U
1
),
[x
2
] ∈ q(U
2
) y q(U
1
) ∩ q(U
1
) = ∅ (en efecto, si [x] ∈ q(U
1
) ∩ q(U
1
) entonces
existen x
1
∈ U
1
y x
2
∈ U
2
t.q. [x] = q(x
1
) = q(x
2
) ´o bien [x
1
] = [x
2
], y por
tanto (x
1
, x
2
) ∈ 1, lo cual es una contradicci´on ya que U
1
U
2
⊂ XX−1).
4.8 Proposici´on Si Y es un espacio Hausdorff y f : X −→Y es una aplicaci´on
continua e inyectiva entonces tambi´en X es Hausdorff. En particular, si Y
Hausdorff y f : X −→Y continua entonces X/1(f) es Hausdorff.
Dem. Sean x
1
,= x
2
en X, si f es inyectiva entonces f(x
1
) ,= f(x
2
) y como
Y es Hausdorff, existir´an abiertos U
1
y U
2
t.q. f(x
1
) ∈ U
1
, f(x
2
) ∈ U
2
y
U
1
∩ U
2
= ∅. Entonces, si f es continua, f
−1
(U
1
) y f
−1
(U
2
) son abiertos t.q.
x
1
∈ f
−1
(U
1
), x
2
∈ f
−1
(U
2
) y f
−1
(U
1
)∩f
−1
(U
2
) = f
−1
(U
1
∩U
2
) = f
−1
(∅) = ∅,
luego X ∈ T
2
. La segunda parte se sigue inmediatamente ya que f continua
implica que
ˆ
f : X/1(f) −→Y es continua e inyectiva.
Espacios regulares y T
3
-espacios.
Un e.t. (X, τ) se dice regular si para todo F cerrado en X y x / ∈ F existen
U, V ∈ τ t.q. x ∈ U, F ⊂ V y U ∩V = ∅. En general, un espacio regular no es
12
necesariamente un T
1
-espacios (en efecto, un espacio indiscreto es regular pero
no es T
0
, por tanto tampoco T
1
). Un T
1
-espacio regular se dir´a T
3
-espacio.
Ejemplo Todo T
3
-espacio es Hausdorff pero no rec´ıprocamente. Sea X = R
con la topolog´ıa τ definida como sigue: los entornos b´asicos para cada punto
x ,= 0 son los usuales y los entornos b´asicos del 0 son de la forma (−ε, ε) −A,
donde A = ¦1/n¦
n∈N
. Entonces (R, τ) es Hausdorff, ya que τ es mas fina que
la topolog´ıa usual (es decir, τ
U
⊂ τ), pero (R, τ) no es un T
3
-espacio: A es un
cerrado en X que no se puede separar de 0 por abiertos disjuntos.
4.9 Teorema Las siguientes afirmaciones son equivalentes:
(1) X es regular.
(2) Sean U ∈ τ y x ∈ U, entonces existe V ∈ τ t.q. x ∈ V y V ⊂ U.
(3) Todo x ∈ X admite una base de entornos B
x
= ¦B
x
¦ t.q. B
x
cerrado.
Dem. Sea U entorno abierto de x, entonces x / ∈ X−U cerrado, si X es regular
existir´ an V, W abiertos t.q. x ∈ V , X −U ⊂ W y V ∩ W = ∅. En particular
V ⊂ X − W ⊂ U y X − W cerrado implica V ⊂ X − W ⊂ U. Que (2)
implica (3) es obvio. Finalmente, si se satisface (3) y F es un cerrado en X
t.q. x / ∈ F, notar que X − F es un abierto que contiene a x, luego existe V
entorno cerrado de x t.q. x ∈ V ⊂ X−F. Es claro que x ∈ Int(V ), F ⊂ X−V
y Int(V ) ∩ (X −V ) = ∅, por tanto X es regular.
Ejercicio 20 Si X es un T
3
-espacio probar que para todo par de puntos x ,= y
existen entornos U de x y V de y t.q. U ∩ V = ∅.
La regularidad es hereditaria y se conserva en productos:
4.10 Proposici´on Dada una familia ¦X
i
¦
i∈J
, entonces el producto

X
i
es
regular (T
3
-espacio) si y s´olo si cada factor X
i
es regular (T
3
-espacio).
Dem. Si

X
i
es regular tambi´en lo ser´a X
k
≈ i
k
(X
k
) ⊂

X
i
. Rec´ıprocamente,
suponer que X
k
es regular para todo k ∈ J y sean (x
i
) ∈

X
i
y U =

U
i
∈ τ
p
t.q. (x
i
) ∈ U (recordar que U
i
= X
i
para todo i ∈ J−F). Para cada x
i
elegimos
V
i
∈ τ
i
t.q. x
i
∈ V
i
⊂ V
i
⊂ U
i
de forma que V
i
= X
i
cuando U
i
= X
i
, entonces
(x
i
) ∈

V
i

V
i
=

V
i

U
i
= U. Por (4.9) se sigue que

X
i
es regular.
Por (4.5) la proposici´on se satisface tambi´en para T
3
-espacios.
Cocientes de T
3
-espacios no son necesariamente regulares:
Ejemplo Sea X = ¦(x, 0)[x ∈ R¦ ∪¦(x, 1)[x ∈ R¦ y sea Y el espacio cociente
de X obtenido al identificar los puntos p
0
≡ (x, 0) con p
1
≡ (x, 1) para todo
0 ,= x ∈ R. Claramente X es T
3
y la proyecci´on q : X −→Y es continua sobre
y abierta pero los puntos p
0
y p
1
no se pueden separar por abiertos. Por tanto
Y es T
1
pero no T
2
y como los puntos son cerrados, tampoco es regular.
13
4.11 Lema Sea f : X −→ Y una aplicaci´on continua y cerrada, B ⊂ Y y
U ∈ τ
X
t.q. f
−1
(B) ⊂ U, entonces existe V ∈ τ
Y
t.q. B ⊂ V y f
−1
(V ) ⊂ U.
Dem. Definimos V = Y −f(X−U) que es abierto si f cerrada. Si f
−1
(B) ⊂ U,
entonces B ⊂ V (en efecto, si y ∈ B entonces f
−1
(y) ⊂ U ´o equivalentemente
f
−1
(y) ∩ (X − U) = ∅, luego y = ff
−1
(y) ∈ Y − f(X − U) = V ). Adem´as,
f
−1
(V ) = f
−1
(Y −f(X −U)) = X −f
−1
f(X −U) ⊂ X −(X −U) = U.
4.12 Teorema Sea X un T
3
-espacio y f : X −→ Y una aplicaci´on continua,
sobre, abierta y cerrada. Entonces Y es Hausdorff.
Dem. Notar en primer lugar que si f es continua, sobre y abierta se sigue en
particular que f es una identificaci´on. Para que Y sea Hausdorff, por (4.4)
bastar´ a probar que 1(f) = ¦(x
1
, x
2
)[f(x
1
) = f(x
2
)¦ es cerrado en X X ´o
bien que su complementario es abierto: sea (x
1
, x
2
) ∈ XX−1(f), entonces
f(x
1
) ,= f(x
2
) y por tanto x
1
/ ∈ f
−1
f(x
2
). Notar que este ´ ultimo conjunto
es cerrado ya que X es T
1
-espacio (en particular ¦x
2
¦ ser´a cerrado) y f es
cerrada, entonces como X es regular existir´an abiertos U, V en X t.q. x
1
∈ U,
f
−1
f(x
2
) ⊂ V y U ∩ V = ∅. Aplicando (4.11) para B = f(x
2
), existir´a un
abierto W t.q. f(x
2
) ∈ W y f
−1
f(x
2
) ⊂ f
−1
(W) ⊂ V y como U ∩f
−1
(W) = ∅
se sigue que (x
1
, x
2
) ∈ U f
−1
(W) ⊂ X X −1(f), luego 1(f) cerrado.
Sea A un subespacio cerrado de X, notar que la identificaci´on q : X −→X/A
es una aplicaci´on cerrada. En efecto, sea F cerrado en X, como X/A tiene la
topolog´ıa cociente, notar que q(F) ser´a cerrado en X/A s´ı y s´olo si q
−1
q(F)
es cerrado en X. Pero q
−1
q(F) = F, si F ∩ A = ∅ y q
−1
q(F) = F ∪ A, si
F ∩A ,= ∅. Por tanto q
−1
q(F) es cerrado en ambos casos, supuesto A cerrado.
4.13 Teorema Si X es un T
3
-espacio y A es cerrado en X, entonces X/A con
la topolog´ıa cociente es un espacio Hausdorff.
Dem. Si [x
1
] ,= [x
2
] caben dos casos: x
1
, x
2
/ ∈ A ´o x
1
/ ∈ A y x
2
∈ A. En el
primer caso, como X−A es Hausdorff, existir´an U, V abiertos en X−A y por
tanto en X, ya que X − A abierto en X, t.q. x
1
∈ U, x
2
∈ V y U ∩ V = ∅.
Notar que U = q
−1
q(U) y V = q
−1
q(V ), por tanto q(U) y q(V ) son abiertos
en X/A t.q. [x
1
] ∈ q(U), [x
2
] ∈ q(V ) y q(U) ∩q(V ) = ∅. En el segundo caso, si
x
1
/ ∈ A existir´an U, V abiertos en X t.q. x
1
∈ U, A ⊂ V y U ∩ V = ∅, ya que
A cerrado y X es un T
3
-espacio. Como U ⊂ X −A se sigue que U = q
−1
q(U),
luego [x
1
] ∈ q(U) abierto en X/A. Es claro tambi´en que V = q
−1
q(V ) y por
tanto [x
2
] = ¦A¦ ∈ q(V ) abierto en X/A. Como q(U) ∩ q(V ) = ∅ concluimos
que X/A es Hausdorff.
Espacios normales y T
4
-espacios
Un e.t. (X, τ) se dice normal si para todo par de subespacios cerrados y
disjuntos A y B, existen abiertos U y V t.q. A ⊂ U, B ⊂ V y U ∩ V = ∅.
14
Ejemplo Un espacio normal no es necesariamente regular. En efecto, sea R
con la siguiente topolog´ıa τ = ¦∅, R¦ ∪ ¦(a, +∞)[a ∈ R¦, entonces (R, τ)
es trivialmente normal, ya que no existen dos cerrados disjuntos, pero no es
regular ya que 1 ∈ R y el cerrado (−∞, 0] no se pueden separar por abiertos
disjuntos (el ´ unico abierto que contiene a (−∞, 0] es R).
Notar que (R, τ) es T
0
-espacio pero no T
1
-espacio. An´alogamente, el espacio
de Sierpinski es normal ya que no existen dos cerrados disjuntos, pero no es
un T
1
-espacio. Un T
1
-espacio normal se dir´a T
4
-espacio. En un T
1
-espacio,
normalidad implica regularidad, luego todo T
4
-espacio es T
3
-espacio.
Ejemplo La recta de Sorgenfrey (R, τ
S
) es un T
4
-espacio: dados dos cerrados
disjuntos A, B ⊂ R, para todo a ∈ A existe r
a
> a t.q. [a, r
a
) ∩ B = ∅ y
para todo b ∈ B existe s
b
> b t.q. [b, s
b
) ∩ A = ∅. Sean U
A
=

a∈A
[a, r
a
) y
U
B
=

b∈B
[b, s
b
). Entonces U
A
y U
B
son abiertos t.q. A ⊂ U
A
, B ⊂ U
B
y
U
A
∩U
B
= ∅. En efecto, si x ∈ U
A
∩U
B
existen a, b ∈ R t.q. x ∈ [a, r
a
) ∩[b, s
b
)
luego a ≤ x < r
a
y b ≤ x < s
b
. Pero si suponemos a < b entonces b ∈ [a, r
a
) lo
cual contradice que [a, r
a
) ∩ B = ∅. Concluimos que (R, τ
S
) es normal. Como
τ
S
⊃ τ
U
, es claro que (R, τ
S
) es un T
1
-espacio y por tanto es un T
4
-espacio.
Ejemplo Todo espacio m´etrico (X, d) es un T
4
-espacio: sean A, B cerrados
disjuntos, para cada x ∈ A existe δ
x
> 0 t.q. B(x, δ
x
) ∩ B = ∅ y para cada
y ∈ B existe ε
y
> 0 t.q. B(y, ε
y
) ∩ A = ∅. Definimos U =

x∈A
B(x, δ
x
/3)
y V =

y∈B
B(y, ε
y
/3), entonces U, V son abiertos en (X, d) t.q. A ⊂ U,
B ⊂ V . Supongamos que z ∈ U ∩ V , entonces d(x, z) < δ
x
/3, d(z, y) < ε
y
/3
y por la desigualdad triangular d(x, y) < δ
x
/3 + ε
y
/3 < δ
x
, suponiendo δ
x
=
max¦δ
x
, ε
y
¦, se sigue que y ∈ B(x, δ
x
) y esto contradice que B(x, δ
x
) ∩B = ∅.
Por tanto U ∩ V = ∅ y en consecuencia (X, d) es normal. Claramente todo
espacio m´etrico es un T
2
-espacio y por tanto un T
1
-espacio.
4.14 Proposici´on Son equivalentes las siguientes afirmaciones:
(1) X es normal.
(2) Para todo cerrado A y abierto U t.q. A ⊂ U, existe un abierto V t.q.
A ⊂ V ⊂ V ⊂ U.
(3) Para todo par de cerrados disjuntos A, B existe un abierto U t.q. A ⊂ U
y U ∩ B = ∅.
(4) Todo par de cerrados disjuntos admiten entornos cuyas clausuras son
disjuntas.
Dem. Sea A cerrado y U abierto t.q. A ⊂ U, entonces X − U es cerrado y
A∩(X−U) = ∅. Si X es normal existen abiertos V, W t.q. A ⊂ V , X−U ⊂ W
y V ∩ W = ∅. En particular V ⊂ X −W y como X −W es cerrado se sigue
A ⊂ V ⊂ V ⊂ X −W ⊂ U, luego (1) =⇒ (2). Supongamos cierto (2) y sean
A, B cerrados disjuntos, entonces A ⊂ X − B abierto implica que existe un
abierto U t.q. A ⊂ U ⊂ U ⊂ X − B, en particular U ∩ B = ∅ y por tanto
15
(2) =⇒(3). Sean A, B cerrados disjuntos, por (3) existe U abierto t.q. A ⊂ U
y U ∩ B = ∅, aplicando de nuevo (3) a los cerrados disjuntos B y U, existir´a
un abierto V t.q. B ⊂ V y V ∩ U = ∅, luego (3) =⇒ (4). Finalmente, que
(4) =⇒(1) es obvio.
El siguiente resultado debido a F.B. Jones es ´ util para construir espacios que
no sean normales.
4.15 Lema Si un e.t. X contiene subespacios D, S t.q. D denso, S cerrado y
discreto (con la topolog´ıa inducida) y [S[ ≥ 2
|D|
, entonces X no es normal.
Dem. Sea T ⊂ S, como τ
S
es la topolog´ıa discreta es claro que T es cerrado
en S y por lo tanto en X. Entonces T y S − T son cerrados disjuntos y si
suponemos que X es normal existir´an abiertos U
T
, V
T
t.q. T ⊂ U
T
, S−T ⊂ V
T
y U
T
∩ V
T
= ∅. Sean T
1
, T
2
∈ T(S) y notar que si T
1
,= T
2
entonces tambi´en
U
T
1
∩ D ,= U
T
2
∩ D (en efecto, T
1
,= T
2
implica T
1
∩ (S − T
2
) ,= ∅ ´o bien
T
2
∩ (S − T
1
) ,= ∅. Supongamos T
1
∩ (S − T
2
) ,= ∅, entonces U
T
1
∩ V
T
2
,= ∅ y
como D es denso U
T
1
∩ V
T
2
∩ D ,= ∅, pero como U
T
1
∩ V
T
2
∩ D ⊂ U
T
1
∩ D y
U
T
1
∩ V
T
2
∩ D ∩ U
T
2
= ∅, ya que U
T
2
∩ V
T
2
= ∅, se sigue U
T
1
∩ D ,= U
T
2
∩ D).
Entonces la aplicaci´on Φ : T(S) −→ T(D), dada por Φ(T) = U
T
∩ D, es
inyectiva y por tanto [S[ < [T(S)[ ≤ [T(D)[ = 2
|D|
, lo cual contradice la
hip´otesis, luego X no puede ser normal.
Ejercicio 21 Probar que el plano de Moore es T
3
-espacio pero no T
4
-espacio.
La normalidad no es hereditaria en general paro s´ı para cerrados.
4.16 Proposici´on Sea X un espacio normal (T
4
-espacio) y F cerrado en X,
entonces F con la topolog´ıa inducida tambi´en es normal (T
4
-espacio).
Dem. Sean A, B cerrados disjuntos en F, entonces A y B son cerrados en X
y como X es normal, existir´an U, V abiertos en X t.q. A ⊂ U, B ⊂ V y
U ∩ V = ∅. Entonces F ∩ U y F ∩ V son abiertos en F t.q. F ∩ U ∩ V = ∅,
por tanto F es normal.
El producto de espacios normales no es necesariamente normal
Ejercicio 22 Sea R
S
= (R, τ
S
) la recta de Sorgenfrey, probar que R
S
R
S
no
es normal.
En general, la normalidad no se conserva en cocientes.
4.17 Proposici´on Sea X un espacio normal (T
4
-espacio) y f : X −→Y una
aplicaci´on continua, cerrada y sobre, entonces Y es normal (T
4
-espacio).
Dem. Sea f : X −→ Y una aplicaci´on continua, sobre y cerrada, dados A, B
cerrados disjuntos en Y se sigue que f
−1
(A) y f
−1
(B) son cerrados disjuntos
16
en X, como X es normal existir´an U, V abiertos en X t.q. f
−1
(A) ⊂ U,
f
−1
(B) ⊂ V y U ∩ V = ∅. Por (4.11) existir´an U
A
, V
B
abiertos en Y t.q.
A ⊂ U
A
y f
−1
(U
A
) ⊂ U, B ⊂ V
B
y f
−1
(V
B
) ⊂ V . Notar que f
−1
(U
A
∩ V
B
) =
f
−1
(U
A
) ∩ f
−1
(V
B
) ⊂ U ∩ V = ∅, por tanto U
A
∩ V
B
= ∅ y concluimos que Y
es normal. Como la imagen de un T
1
-espacio bajo una aplicaci´on continua y
cerrada es un T
1
-espacio, la proposici´on se sigue para T
4
-espacios.
4.18 Corolario Si X es normal y A cerrado en X entonces X/A es normal.
Dem. Notar que si A cerrado entonces q : X −→ X/A es una aplicaci´on
continua, sobre y cerrada.
Finalizamos el cap´ıtulo con dos ´ utiles caracterizaciones de la normalidad
Lema de Urysohn Un espacio X es normal si y s´olo si para todo par A, B
de cerrados disjuntos, existe una aplicaci´on continua f : X −→ [0, 1] t.q.
f(A) = 0 y f(B) = 1.
Teorema de extensi´on de Tietze Un espacio X es normal si y s´olo si para
todo A cerrado en X y toda aplicaci´on continua f : A −→ R existe una
aplicaci´on continua F : X −→R extendiendo a f (es decir, tal que F[
A
= f).
5 COMPACIDAD
Un recubrimiento abierto de X es una colecci´on de abiertos | = ¦U
i
¦
i∈J
t.q.
X =

i∈J
U
i
. Diremos que un espacio X es compacto si todo recubrimiento
abierto | = ¦U
i
¦
i∈J
de X admite un subrecubrimiento finito, es decir si existe
un conjunto finito de ´ındices F ⊂ J t.q. X =

i∈F
U
i
.
Ejemplos Con la topolog´ıa usual, R no es compacto: en efecto, si U
n
= (−n, n)
entonces | = ¦U
n
¦
n∈N
es un recubrimiento abierto de R que no admite un
subrecubrimiento finito. Todo espacio finito es obviamente compacto. En un
espacio discreto, vale el rec´ıproco: compacto ⇐⇒ finito. Un espacio X con la
topolog´ıa cofinita es compacto.
Diremos que un e.t. X tiene la propiedad de intersecci´on finita (p.i.f.)
si para toda familia de cerrados ¦C
i
¦
i∈J
t.q. cualquier n´ umero finito de ellos
tiene intersecci´on no vac´ıa entonces tambi´en

i∈J
C
i
,= ∅.
5.1 Teorema Un espacio topol´ogico es compacto si y s´olo si tiene la p.i.f..
Dem. Sea X compacto y ¦C
i
¦
i∈J
una familia de cerrados t.q.

i∈F
C
i
,= ∅ para
todo conjunto finito de ´ındices F ⊂ J y suponer

i∈J
C
i
= ∅, entonces X =
X−∅ = X−

i∈J
C
i
=

i∈J
(X−C
i
), es decir ¦X−C
i
¦
i∈J
es un recubrimiento
17
abierto de X y como X compacto, existe un conjunto finito de ´ındices F ⊂ J
t.q. ¦X − C
i
¦
i∈F
recubre X. Entonces X =

i∈F
(X − C
i
) = X −

i∈F
C
i
y
por tanto

i∈F
C
i
= ∅, llegando a contradicci´on. Rec´ıprocamente, sea X con la
p.i.f. y supongamos que X no es compacto, entonces existir´a un recubrimiento
abierto | = ¦U
i
¦
i∈J
de X que no admite un subrecubrimiento finito, es decir
∅ ,= X −

i∈F
U
i
=

i∈F
(X − U
i
) para todo subconjunto finito de ´ındices
F ⊂ J, entonces ∅ , =

i∈J
(X −U
i
) = X −

i∈J
U
i
y llegamos a contradicci´on.
Ejercicio 23 Probar que en un espacio compacto todo subconjunto infinito
tiene punto de acumulaci´on (Teorema de Bolzano-Weierstrass).
Un subespacio K ⊂ X se dice compacto si (K, τ[
K
) es compacto ´o bien si
para todo recubrimiento abierto | = ¦U
i
¦
i∈J
de K, es decir t.q. K ⊂

i∈J
U
i
,
existe alg´ un conjunto finito de ´ındices F ⊂ J t.q. K ⊂

i∈F
U
i
.
5.2 Teorema Todo subespacio cerrado en un espacio compacto es compacto.
Dem. Sea | = ¦U
i
¦
i∈J
un recubrimiento abierto de K, como K es cerrado
es claro que |

= | ∪ ¦X − K¦ es un recubrimiento abierto de X. Como
X compacto, existir´a un subrecubrimiento finito ¦X − K, U
1
, ..., U
n
¦ de X,
entonces es claro que K ⊂ U
1
∪ U
n
y por tanto que K es compacto.
El rec´ıproco no es cierto en general: sea X = ¦a, b¦ con τ = ¦∅, ¦a¦, X¦ el
espacio de Sierpinski, entonces X y K = ¦a¦ son compactos por ser finitos
pero K no es cerrado en X.
5.3 Lema Sea X un e.t. Hausdorff, K compacto en X y x ∈ X−K. Entonces
existen abiertos U, V t.q. x ∈ U, K ⊂ V y U ∩ V = ∅.
Dem. Sea x ∈ X − K, si X es Hausdorff para todo y ∈ K existir´an abiertos
disjuntos U
y
x
, V
y
t.q. x ∈ U
y
x
y y ∈ V
y
. Es claro que ¦V
y
¦
y∈K
es un recubrimiento
abierto de K y por ser K compacto existir´a un subrecubrimiento finito, es decir
K ⊂ V
y
1
∪ ∪V
y
n
. Definimos U = U
y
1
x
∩ ∩U
y
n
x
y V = V
y
1
∪ V
y
n
, entonces
U, V abiertos, x ∈ U, K ⊂ V y U ∩V = ∅ (en efecto, U ∩V
y
k
⊂ U
y
k
x
∩V
y
k
= ∅
para 1 ≤ k ≤ n, por tanto U ∩ V = (U ∩ V
y
1
) ∪ ∪ (U ∩ V
y
n
) = ∅).
5.4 Corolario En un espacio Hausdorff todo subespacio compacto es cerrado.
Dem. Sea X Hausdorff y K un subespacio compacto de X, si x ∈ X − K
por 5.3 existir´an U, V abiertos disjuntos t.q. x ∈ U y K ⊂ V . En particular
x ∈ U ⊂ X−V ⊂ X−K, es decir X−K es abierto y por tanto K es cerrado.
5.5 Teorema Sea X un e.t. Hausdorff y K
1
, K
2
dos subespacios compactos y
disjuntos. Entonces existen abiertos U, V t.q. K
1
∈ U, K
2
⊂ V y U ∩ V = ∅.
Dem. Por 5.3, para todo y ∈ K
2
existir´an abiertos U
y
, V
y
t.q. y ∈ U
y
, K
1
⊂ V
y
18
y U
y
∩V
y
= ∅. Notar que ¦U
y
¦
y∈K
2
es un recubrimiento abierto de K
2
y por ser
K
2
compacto existir´a un subrecubrimiento finito, es decir K
2
⊂ U
y
1
∪ ∪U
y
m
.
Sean U = U
y
1
∪ ∪U
y
m
y V = V
y
1
∩ ∩V
y
m
, es claro que U y V son abiertos
t.q. K
1
⊂ U, K
2
⊂ V y, como en 5.3, es f´acil probar que U ∩ V = ∅.
Una consecuencia inmediata de 5.5 es el siguiente resultado
5.6 Corolario Todo espacio compacto y Hausdorff es un T
4
-espacio.
Ejercicio 24 Sea A = ¦a
n
¦
n∈N
una sucesi´on de puntos en un e.t. X que
converge a un punto a ∈ X. Probar que K = A ∪ ¦a¦ es compacto.
Ejercicio 25 Sea X un e.t. Hausdorff y A ⊂ X un subespacio compacto.
Probar que el derivado A

tambi´en es compacto.
Ejercicio 26 Sea ¦K
i
¦
n
i=1
una familia finita de subespacios compactos de un
e.t. X. Probar que la uni´on K = K
1
∪ ∪ K
n
es un compacto.
5.7 Proposici´on Sea X compacto y f : X −→ Y una aplicaci´on continua,
entonces f(X) es compacto. Si adem´as Y es Hausdorff entonces f es cerrada.
Dem. Sea | = ¦U
i
¦
i∈J
un recubrimiento abierto de f(X), como f continua se
sigue que ¦f
−1
(U
i

i∈J
es un recubrimiento abierto de X y siendo X compacto
existir´ a un conjunto finito F ⊂ J t.q. X =

i∈F
f
−1
(U
i
), entonces f(X) =
f(

i∈F
f
−1
(U
i
)) =

i∈F
ff
−1
(U
i
) ⊆

i∈F
(U
i
), por tanto f(X) compacto. Sea
C cerrado en X, entonces C es compacto y tambi´en f(C) compacto, por tanto
cerrado cuando Y es Hausdorff. Concluimos que f es una aplicaci´on cerrada.
Se sigue inmediatamente un importante resultado
5.8 Corolario Toda biyecci´on continua de un espacio compacto en un espacio
Hausdorff es un homeomorfismo.
Es tambi´en inmediato probar (ver 3.5)
5.9 Corolario Si f : X −→ Y es una identificaci´on, h : X −→ Z continua
y constante sobre las fibras f
−1
(y), X compacto, Z Hausdorff y g : Y −→ Z,
dada por g(y) = hf
−1
(y), es biyectiva entonces g es un homeomorfismo.
5.10 Teorema Si Y es compacto, entonces la proyecci´on p
X
: X Y −→ X
es una aplicaci´on cerrada.
Dem. Sea C cerrado en X Y y vamos a probar que X − p
X
(C) es abierto.
Si x ∈ X − p
X
(C) es claro que ¦x¦ Y ∩ C = ∅, luego (x, y) ∈ X Y − C
para todo y ∈ Y . Como X Y −C es abierto, existir´an abiertos U
y
x
y V
y
t.q.
x ∈ U
y
x
, y ∈ V
y
y (x, y) ∈ U
y
x
V
y
⊂ XY −C. Es claro que ¦U
y
x
V
y
¦
y∈Y
es
un recubrimiento abierto de ¦x¦ Y y siendo este ´ ultimo compacto, por ser
19
homeomorfo a Y , admitir´a un subrecubrimiento finito ¦U
y
1
x
V
y
1
, ..., U
y
n
x
V
y
n
¦.
Entonces U = U
y
1
x
∩ ... ∩ U
y
n
x
es un abierto t.q. x ∈ U ⊂ X − p
X
(C), ya que
U∩p
X
(C) = ∅. Concluimos que X−p
X
(C) es abierto, luego p
X
(C) es cerrado.
5.11 Corolario Sea Y compacto, A ⊂ X y U un abierto en X Y t.q.
A Y ⊂ U , entonces existe un abierto V en X t.q. A Y ⊂ V Y ⊂ U.
Dem. Como p
−1
X
(A) = A Y y p
X
es cerrada, se sigue de (4.11) que existe
V abierto en X t.q. A ⊂ V y V Y = p
−1
X
(V ) ⊂ U.
5.12 Corolario Sea Y un e.t. compacto y Hausdorff, entonces f : X −→ Y
es continua si y s´olo si su grafo Γ
f
es cerrado en X Y .
Dem. Sea C cerrado en Y , si Γ
f
es cerrado entonces p
−1
Y
(C) ∩Γ
f
= XC∩Γ
f
ser´a cerrado en XY . Notar que p
X
(XC ∩Γ
f
) = ¦x[f(x) ∈ C¦ = f
−1
(C),
como p
X
cerrada se sigue que f
−1
(C) es cerrado y por tanto que f es continua.
Para el rec´ıproco ver Ej.19
5.13 Teorema Un producto finito de espacios es compacto si y s´olo si lo son
cada uno de sus factores.
Dem. Sea XY es compacto, entonces por (5.7) tambi´en X, Y son compactos
ya que p
X
y p
Y
son continuas. Rec´ıprocamente, sean X, Y compactos y sea
| = ¦U
i
¦
i∈J
un recubrimiento abierto de X Y . Dado x ∈ X es claro que
¦x¦ Y es compacto, ya que es homeomorfo a Y , entonces ¦x¦ Y admite
un subrecubrimiento finito ¦U
1
, ..., U
n
¦. Sea U
x
= U
1
∪ ∪ U
n
, por (5.11)
existir´ a un abierto V
x
t.q. ¦x¦ Y ⊂ V
x
Y ⊂ U
x
. Como X es compacto y
X =

x∈X
V
x
, admitir´a un subrecubrimiento finito ¦V
x
1
, ..., V
x
k
¦, entonces es
claro que ¦V
x
1
Y, ..., V
x
k
Y ¦ es un recubrimiento abierto de X Y , pero
V
x
i
Y ⊂ U
x
i
y cada U
x
i
es uni´on finita de miembros de |, luego X Y
compacto. Por inducci´on lo podemos extender a cualquier producto finito.
Este ´ ultimo resultado se extiende tambi´en al caso infinito (Dugundji, 224)
Teorema de Tychonoff Dada una familia arbitraria ¦X
i
¦
i∈J
entonces el
producto

i∈J
X
i
es compacto si y s´olo si X
i
es compacto para todo i ∈ J.
Espacios m´etricos compactos
5.14 Lema Sea R con la topolog´ıa usual, todo intervalo cerrado [a, b] ⊂ R es
compacto y K ⊂ R es compacto si y s´olo si es cerrado y acotado.
Dem. Sea | = ¦U
i
¦
i∈J
un recubrimiento abierto de [a, b] y sea c el supremo
de los x ∈ [a, b] t.q. [a, x] ⊂ U
1
∪ ∪U
n
, para alg´ un n´ umero finito de U
i
∈ |.
Supongamos que c < b y sea U
0
∈ | t.q. c ∈ U
0
, claramente existir´a ε con
0 < ε < b − c t.q. [c − ε, c + ε] ⊂ U
0
. Como [a, c − ε] se puede recubrir
20
con un n´ umero finito de abiertos ¦U
1
, ..., U
n
¦ ⊂ | es claro que [a, c + ε] se
podr´a recubrir con ¦U
0
, U
1
, ..., U
n
¦, lo cual contradice que c sea el supremo.
Entonces necesariamente c = b y por tanto [a, b] es compacto. Sea K un
subespacio compacto, como (R, τ
U
) es Hausdorff, se sigue que K es cerrado.
Es claro que | = ¦(−n, n)¦
n∈N
es un recubrimiento abierto de K, por tanto
existir´ a n
0
∈ N t.q. K ⊂ (−n
0
, n
0
), luego K est´a acotado. Rec´ıprocamente,
supongamos que K es cerrado y acotado, por ser K acotado existir´an a, b ∈ R
t.q. K ⊂ [a, b], si K es cerrado en R tambi´en ser´a cerrado en [a, b] y siendo
este ´ ultimo compacto se sigue por (5.2) que K es compacto.
Claramente K ⊂ R
n
es acotado si y s´olo si existen a
i
, b
i
∈ R, para 1 ≤ i ≤ n,
t.q. K ⊂ [a
1
, b
1
] [a
n
, b
n
].
5.15 Teorema de Heine-Borel Un subespacio K ⊂ R
n
es compacto si y
s´olo si es cerrado y acotado.
Dem. Notar que R
n
no es compacto (en otro caso, por (5.13) tambi´en lo
tendr´ıa que ser R). Sea K ⊂ R
n
compacto, como R
n
es Hausdorff se sigue que
K es cerrado. Por otra parte, p
i
(K) ser´a compacto en R, para todo 1 ≤ i ≤ n,
luego p
i
(K) ⊂ [a
i
, b
i
], para alg´ un a
i
, b
i
∈ R, entonces K ⊂ [a
1
, b
1
] [a
n
, b
n
]
y por tanto K est´a acotado. Rec´ıprocamente, sea K cerrado y acotado, por ser
acotado es claro que K ⊂ [a
1
, b
1
] [a
n
, b
n
], y siendo este ´ ultimo compacto
y K cerrado, se sigue por (5.2) que K tambi´en es compacto.
Sea (E, d) un espacio m´etrico y A ⊂ E, definimos el di´ametro de A como
d(A) = sup¦d(x, y)[x, y ∈ A¦ y diremos que A est´a acotado si d(A) < ∞. Una
funci´on continua f : X −→E se dir´a acotada si existe un n´ umero real M ≥ 0
t.q. d(f(X)) ≤ M, es decir si f(X) es un subespacio acotado de E.
5.16 Corolario Sea X un e.t. compacto y f : X −→ R una aplicaci´on
continua, entonces f est´a acotada y alcanza sus cotas.
Dem. Sean m = inf¦f(x)[x ∈ X¦ y M = sup¦f(x)[x ∈ X¦, claramente m
y M son puntos de acumulaci´on de f(X), es decir m, M ∈ f(X). Entonces
X compacto implica f(X) compacto en R, por tanto cerrado y acotado. En
particular m, M ∈ f(X), es decir ∃ x
0
, y
0
∈ X t.q. f(x
0
) = m y f(y
0
) = M.
5.17 Lema de Lebesgue Sea (E, d) un espacio m´etrico compacto y | =
¦U
i
¦
i∈J
un recubrimiento abierto de E, entonces existe ρ > 0 t.q. toda bola
B(x, ρ) = ¦y ∈ E[d(x, y) < ρ¦ est´a contenida en alg´ un U
i
∈ | (llamaremos a
ρ el n´ umero de Lebesgue del recubrimiento |).
Dem. Dado x
i
∈ E existe U
i
∈ | t.q. x
i
∈ U
i
y como las bolas forman
base de la topolog´ıa inducida por la m´etrica, existe r
i
> 0 t.q. B(x
i
, r
i
) ⊂
U
i
. Notar que ¦B(x
i
, r
i
/2)¦
x
i
∈E
es un recubrimiento abierto de E y como
E compacto existir´a un subrecubrimiento finito ¦B(x
1
, r
1
/2), ..., B(x
n
, r
n
/2)¦,
21
entonces dado x ∈ E se sigue que x ∈ B(x
i
, r
i
/2) para alg´ un i ∈ ¦1, 2, .., n¦.
Denotamos ρ = min¦r
1
/2, ..., r
n
/2¦, entonces si z ∈ B(x, ρ) se tiene
d(z, x
i
) ≤ d(z, x) +d(x, x
i
) < ρ +
r
i
2
≤ r
i
luego z ∈ B(x
i
, r
i
) y por tanto B(x, ρ) ⊂ B(x
i
, r
i
) ⊂ U
i
.
Ejercicio 27 Probar que S
n−1
= ¦x ∈ R
n
[|x| = 1¦ es compacto en R
n
.
Ejercicio 28 Sea H
2
= S
2
∩¦(x, y, z)[z ≥ 0¦ ⊂ R
3
el hemisferio norte. Probar
que H
2
es compacto y si D
2
= ¦(x, y) ∈ R
2
[x
2
+y
2
≤ 1¦ es el disco unidad en
R
2
, entonces h : H
2
−→D
2
dada por h(x, y, z) = (x, y) es homeomorfismo.
Ejercicio 29 Sea A = [0, 1) ⊂ R, B = ¦(x, y) ∈ R
2
[y = x
2
, x ≥ 0¦ ⊂ R
2
y C = ¦(x, y) ∈ R
2
[x
2
+ y
2
= 1, x ≥ 0¦ ⊂ R
2
. Probar que A y B son
homeomorfos pero ninguno de ellos es homeomorfo a C.
Espacios localmente compactos
Un subespacio A de un e.t. X se dice relativamente compacto si su clausura
A es compacta. Un e.t. X se dice localmente compacto si todo punto de X
tiene un entorno abierto relativamente compacto.
Ejemplos (1) Todo espacio compacto es localmente compacto. (2) El espacio
eucl´ıdeo R
n
es localmente compacto para todo n ≥ 1. (3) Todo espacio infinito
y discreto es localmente compacto. La recta racional Q y la recta irracional
R −Q no son localmente compactos.
5.18 Teorema Sea X un e.t. Hausdorff, entonces son equivalentes:
(1) X es localmente compacto.
(2) Para todo x ∈ X y todo abierto U t.q. x ∈ U, existe un abierto V
relativamente compacto t.q. x ∈ V ⊂ V ⊂ U.
(3) Para todo subespacio compacto K y todo abierto U ⊃ K, existe un
abierto V relativamente compacto t.q. K ⊂ V ⊂ V ⊂ U.
(4) X tiene una base que consiste en abiertos relativamente compactos.
Dem. Sea x ∈ X y U abierto en X t.q. x ∈ U. Si X localmente compacto, x
admitir´a un entorno W relativamente compacto. Por (5.6), notar que W es
un T
4
-espacio y en particular ser´a regular, como U∩W es un abierto en W t.q.
x ∈ U ∩W, por (4.9) existir´a A abierto en W t.q. x ∈ A ⊂ Cl
W
(A) ⊂ U ∩W.
Notar que A = B∩W con B abierto en X, definimos entonces V = B∩W y es
claro que x ∈ V ⊂ V ⊂ U, luego hemos probado que (1) =⇒(2). Supongamos
cierto (2) y sean K compacto y U abierto t.q. K ⊂ U, para cada x ∈ K existir´a
un abierto V
x
relativamente compacto t.q. x ∈ V
x
⊂ V
x
⊂ U. Es claro que
¦V
x
¦
x∈K
es un recubrimiento abierto de K y siendo K compacto existir´a un
22
subrecubrimiento finito ¦V
x
1
, ..., V
x
n
¦. Definimos V = V
x
1
∪ ∪V
x
n
, entonces
es claro que V es un abierto relativamente compacto t.q. K ⊂ V ⊂ V ⊂ U (en
efecto, V = V
x
1
∪ ∪ V
x
n
= V
x
1
∪ ∪ V
x
n
, compacto por ser uni´on finita
de compactos) por tanto (2) =⇒ (3). Sea B = ¦V ∈ τ[V compacto¦, como
K = ¦x¦ es compacto se sigue de (3) que B es una base, luego (3) =⇒ (4).
Finalmente, es evidente que (4) =⇒(1)
5.19 Corolario Todo e.t. Hausdorff y localmente compacto es un T
3
-espacio.
Dem. Basta probar que X es regular, pero eso se sigue por (2) en (5.18).
Un subespacio A ⊂ X se dir´a localmente compacto si para todo x ∈ A existe
V abierto en X t.q. x ∈ V y V ∩ A es compacto.
5.20 Teorema Sea X un e.t. Hausdorff. Si A ⊂ X es localmente compacto
entonces A = U ∩F, con U abierto y F cerrado. Si X es localmente compacto
y A = U ∩F, con U abierto y F cerrado, entonces A es localmente compacto.
Dem. Sea A localmente compacto, para todo x ∈ A existir´a U
x
abierto en
X t.q. U
x
∩ A es compacto y por tanto cerrado, por ser X Hausdorff. Como
U
x
∩ A = U
x
∩ (U
x
∩ A), se sigue que U
x
∩ A es cerrado en U
x
, para todo
x ∈ A, por tanto A es cerrado en U =

x∈A
U
x
, es decir A = U ∩ F para
alg´ un F cerrado en X. Supongamos ahora que X es localmente compacto y
sea A = U ∩ F con U abierto y F cerrado, para todo punto x ∈ A, como
x ∈ U existe un abierto relativamente compacto V t.q. x ∈ V ⊂ V ⊂ U.
Entonces V ∩ A es un abierto en A t.q. V ∩ A = V ∩ (U ∩ F) = V ∩ F ser´a
cerrado en V y por tanto compacto, luego V ∩ A es relativamente compacto
y en consecuencia A es localmente compacto.
En particular, la propiedad de ser localmente compacto es hereditaria para los
abiertos y para los cerrados de un espacio localmente compacto.
Ejercicio 30 Sea X un e.t. Hausdorff y localmente compacto y sea D denso
en X, probar que entonces D es localmente compacto si y s´olo si es abierto.
5.21 Teorema Sean X, Y dos e.t. Hausdorff y f : X −→ Y una aplicaci´on
continua, sobre y abierta. Si X es localmente compacto tambi´en lo es Y .
Dem. Notar que, en particular, f es una identificaci´on. Sea y ∈ Y y sea U un
abierto t.q. y ∈ U. Elegimos x ∈ f
−1
(y) ⊂ f
−1
(U), como f
−1
(U) es abierto y
X es localmente compacto existir´a un abierto V relativamente compacto t.q.
x ∈ V ⊂ V ⊂ f
−1
(U). Pero V compacto implica f(V ) compacto y por tanto
cerrado, ya que Y es Hausdorff, entonces f(V ) ⊂ f(V ) = f(V ), por otra parte
f continua implica f(V ) ⊂ f(V ), entonces f(V ) = f(V ) es compacto. Como
f es abierta se sigue que f(V ) es abierto, luego es un abierto relativamente
compacto t.q. y ∈ f(V ) ⊂ f(V ) ⊂ U. Por tanto Y es localmente compacto.
23
5.22 Teorema Dada una familia ¦X
i
¦
i∈J
de espacios Hausdorff, entonces

i∈J
X
i
es localmente compacto si y s´olo si cada X
i
es localmente compacto
y todos los factores X
i
, salvo un n´ umero finito, son compactos.
Dem. Sea

X
i
localmente compacto, como las proyecciones p
k
:

X
i
−→X
k
son continuas, sobre y abiertas se sigue que X
k
es localmente compacto para
todo k ∈ J. Adem´as, si V es un abierto relativamente compacto notar que
V =

V
i
t.q. V
i
= X
i
para todo i ∈ J − F, donde F ⊂ J es un conjunto
finito de ´ındices, entonces X
i
= p
i
(V ) ⊂ p
i
(V ) y por tanto X
i
= p
i
(V ),
para todo i ∈ J − F, el cual es compacto por serlo V . Rec´ıprocamente, sea
X
i
localmente compacto para todo i ∈ J, compacto para todo i ∈ J − F y
suponer F = ¦1, 2, ..., n¦. Dado (x
i
) ∈

X
i
, para cada k ∈ F existe un abierto
V
k
relativamente compacto t.q. x
k
∈ V
k
. Como

V
i
=

V
i
, por el teorema
de Tychonoff se sigue que V =

V
i
, con V
i
= X
i
para i > n, es un abierto
relativamente compacto t.q. (x
i
) ∈ V . Por tanto

X
i
localmente compacto.
Compactaci´on de Alexandroff
Una compactaci´on ´o compactificaci´on de un e.t. X es un par (Y, h) donde
Y es un T
2
-espacio compacto y h : X −→Y aplica X de manera homeomorfa
sobre un subespacio denso de Y (es decir, X ≈ h(X) denso en Y ).
Ejercicio 31 Probar que X es localmente compacto si y s´olo si h : X −→ Y
es abierta para toda compactificaci´on (Y, h) de X.
5.23 Teorema Un espacio X Hausdorff y localmente compacto se puede
incrustar en un espacio Hausdorff y compacto
´
X t.q.
´
X −X es un punto ¦p¦.
Dem. Definimos
´
X = X

¦p¦, donde p es un punto ideal disjunto de X y sea
´ τ = τ ∪¦
´
X−K[K ⊂ Xcompacto¦. Es f´acil probar que ´ τ es una topolog´ıa sobre
´
X y es claro que dos puntos distintos de
´
X se pueden separar por abiertos
disjuntos si ambos est´an en X. Sea ahora x ∈ X y p =
´
X − X, como X
es localmente compacto existir´a U ∈ τ relativamente compacto t.q. x ∈ U,
entonces
´
X − U ∈ ´ τ, p ∈
´
X − U y es claro que U ∩ (
´
X − U) = ∅, por tanto
(
´
X, ´ τ) es Hausdorff. Finalmente, sea | = ¦U
i
¦
i∈J
un recubrimiento abierto de
´
X y sea U
0
∈ | un abierto conteniendo a p, entonces U
0
=
´
X −K para alg´ un
K compacto en X y si ¦U
1
, ..., U
n
¦ ⊂ | es un subrecubrimiento finito de K es
claro que ¦U
0
, U
1
, ..., U
n
¦ es un subrecubrimiento finito de
´
X, por tanto (
´
X, ´ τ)
es compacto.
Sea i : X −→
´
X la inclusi´on, notar que el par (
´
X, i) es una compactaci´on
de X: en efecto, X ≈ i(X) y si U =
´
X − K es un abierto que contiene a p,
entonces U ∩ X ,= ∅, luego p ∈ X y por tanto X =
´
X, es decir X es denso
en
´
X. Tal compactaci´on (
´
X, i) se dir´a compactaci´on a un punto ´o de
Alexandroff de X.
24
5.24 Teorema Sea Y un espacio Hausdorff y compacto, q ∈ Y un punto no
aislado y X = Y − ¦q¦, entonces Y es homeomorfo a
´
X. En particular, la
compactificaci´on de Alexandroff es ´ unica salvo homeomorfismo.
Dem. Sea X = Y −¦q¦ y f :
´
X −→Y t.q. f[
X
= id
X
y f(p) = q, claramente f
es una biyecci´on. Veamos que f es una aplicaci´on abierta ´o equivalentemente
que f
−1
es continua: sea U ∈ ´ τ, si U ⊂ X entonces f(U) = U es abierto en
Y ya que X abierto en Y , si U =
´
X −K con K compacto es un abierto que
contiene a ¦p¦, entonces f(U) = f(
´
X − K) = Y − f(K) = Y − K, ya que
K ⊂ X y f[
X
= id
X
, como todo compacto en un Hausdorff es cerrado se sigue
que f(U) es abierto. Entonces f
−1
: Y −→
´
X es una biyecci´on continua de un
espacio compacto en un espacio Hausdorff, por tanto un homeomorfismo.
Ejercicio 32 Probar que
´
R
n
≈ S
n
6 CONEXI
´
ON
Sea X un e.t., llamaremos separaci´on de X a un par de abiertos ¦U, V ¦ t.q.
U ,= ∅, V ,= ∅, U ∩ V = ∅ y X = U ∪ V . Diremos que X es conexo si no
admite una separaci´on.
Ejemplo El espacio de Sierpinski es conexo. Espacios discretos con mas de un
punto, en particular S
0
= Z
2
= ¦0, 1¦, no son conexos. Espacios indiscretos
son conexos. La recta racional Q no es conexa: U = (−∞,

2) ∩ Q y V =
(

2, +∞) ∩ Q es una separaci´on de Q. La recta de Sorgenfrey no es conexa:
en efecto, ¦(−∞, a), [a, +∞)¦ es una separaci´on de (R, τ
S
).
6.1 Lema Las siguientes afirmaciones son equivalentes:
(1) X es conexo.
(2) ∅ y X son los ´ unicos que son simult´aneamente abiertos y cerrados en X.
(3) No existe aplicaci´on continua y sobre f : X −→S
0
.
(4) Fr(B) ,= ∅ para todo B ,= ∅, X.
Dem. Si A ,= ∅, X es abierto y cerrado entonces ¦A, X−A¦ es una separaci´on
de X, luego (1) =⇒(2). Supongamos que existe f : X −→S
0
continua y sobre,
entonces f
−1
(0) ,= ∅, X es abierto y cerrado en X, ya que ¦0¦ es abierto y
cerrado en S
0
, lo cual contradice (2), luego (2) =⇒ (3). Supongamos que X
no es conexo y sea ¦U, V ¦ una separaci´on, entonces la funci´on caracter´ıstica
c
V
: X −→S
0
, dada por c
V
(x) = 0 si x ∈ U, c
V
(x) = 1 si x ∈ V , es continua y
sobre, contradiciendo (3), luego X debe ser conexo y por tanto (3) =⇒(1). Sea
B ,= ∅, X y supongamos que Fr(B) = ∅, como X = Int(B) ∪ Ext(B) ∪ Fr(B)
se sigue que ¦Int(B), Ext(B)¦ es una separaci´on de X, luego (1) =⇒ (4).
25
Rec´ıprocamente, supongamos X no conexo y sea ¦U, V ¦ una separaci´on de
X, entonces Fr(U) = U ∩X −U = U ∩V = U ∩V = ∅, por tanto (4) =⇒(1).
Ejercicio 34 Sean ¦U, V ¦ una separaci´on de X y sea A un subespacio conexo
de X. Probar que entonces A ⊂ U ´o A ⊂ V .
6.2 Proposici´on Sea f : X −→ Y una aplicaci´on continua, si X es conexo
entonces f(X) tambi´en es conexo.
Dem. Sea g : X −→ f(X) t.q. g(x) = f(x) la restricci´on de f a su imagen,
entonces g es continua y sobre. Sea X conexo y supongamos que f(X) no lo
es, es decir supongamos que existe una aplicaci´on h : f(X) −→ S
0
continua
y sobre, entonces la composici´on hg : X −→ S
0
tambi´en es continua y sobre,
contradiciendo que X sea conexo. Por tanto, necesariamente f(X) conexo.
En particular, la conexi´on es un invariante topol´ogico.
6.3 Proposici´on Sea A un subespacio conexo de un e.t. X y sea B t.q.
A ⊆ B ⊆ A, entonces B y en particular A tambi´en son conexos.
Dem. Supongamos que existe una aplicaci´on continua f : B −→S
0
y vamos a
probar que f no puede ser sobre. Como A conexo, la restricci´on f[
A
: A −→S
0
es continua, por tanto no puede ser sobre, supongamos f(A) = 0. Por otra
parte B ⊆ A y f continua implican f(B) ⊆ f(A) ⊆ f(A) = ¦0¦ = ¦0¦, luego
f : B −→S
0
no es sobre. Por tanto B y A son tambi´en conexos.
Ejercicio 35 Sea C ⊂ X un subespacio conexo y A ⊂ X t.q. C ∩ A ,= ∅ y
C ∩ (X −A) ,= ∅. Probar que entonces C ∩ Fr(A) ,= ∅.
Ejercicio 36 Sea f : X −→ Y una identificaci´on t.q. las fibras f
−1
(y) son
conexas para todo y ∈ Y . Probar que un abierto (cerrado) B ⊂ Y es conexo
si y s´olo si f
−1
(B) es conexo. En particular para B = Y , se sigue que X es
conexo si y s´olo si lo es Y .
Ejercicio 37 Sea C un subespacio conexo de un e.t. conexo X. Si ¦U, V ¦
forman una separaci´on de X −C probar que C ∪ U y C ∪ V son conexos.
6.4 Teorema Sea ( = ¦C
i
¦
i∈J
una familia de subespacios conexos de X y
supongamos que existe C
0
∈ ( t.q. C
0
∩ C
i
,= ∅ para todo i ∈ J. Probar que
entonces C =

C
i
es conexo.
Dem. Supongamos que C =

C
i
no es conexo y sean U, V dos abiertos en C
no vac´ıos t.q. C = U ∪ V y U ∩ V = ∅, entonces para todo i ∈ J se tiene
que C
i
⊂ U ´o bien C
i
⊂ V , ya que en otro caso ¦C
i
∩ U, C
i
∩ V ¦ ser´ıa una
separaci´on del conexo C
i
. Notar que si C
0
⊂ U, entonces tambi´en C
i
⊂ U para
todo i ∈ J (ya que si existe k ∈ J t.q. C
k
⊂ V entonces C
0
∩C
k
⊂ U ∩V = ∅),
26
y por tanto se tendr´ıa que V = ∅, lo cual es una contradicci´on.
Ejercicio 38 Sea ( = ¦C
i
¦
i∈J
una familia de subespacios conexos de X t.q.

C
i
,= ∅. Probar que C =

C
i
es conexo.
Ejercicio 39 Sea ¦C
n
¦
n∈N
una familia de subespacios conexos de X tales que
C
n
∩ C
n+1
,= ∅ para todo n ∈ N. Probar que C =

C
n
es conexo.
6.5 Proposici´on Un producto de e.t. es conexo si y s´olo si lo es cada factor.
Dem. Si X Y es conexo entonces por (6.2) lo son X, Y ya que las proyec-
ciones son continuas. Rec´ıprocamente, supongamos que X, Y son conexos y
elegimos x
0
∈ X, entonces C
0
= ¦x
0
¦ Y es conexo por ser homeomorfo a
Y . An´alogamente, C
y
= X ¦y¦ ≈ X son conexos para todo y ∈ Y . En-
tonces X Y =

y∈Y
C
y
∪ C
0
y (6.4) implican que X Y es conexo, ya que
C
0
∩ C
y
= ¦(x
0
, y)¦ ,= ∅ para todo y ∈ Y . Por inducci´on, la proposici´on se
sigue para un n´ umero finito de factores.
Tambi´en se satisface (6.5) para un n´ umero infinito de factores pero omitiremos
la demostraci´on por ser mucho m´as compleja.
6.6 Teorema Sea R con la topolog´ıa usual y A ⊂ R un subespacio conteniendo
mas de un punto, entonces A es conexo si y s´olo si es un intervalo.
Dem. Sea A un subespacio conexo de R con m´as de un punto y supongamos
que A no es un intervalo, es decir existen a, b ∈ A y c ∈ (a, b) t.q. c / ∈ A,
entonces ¦A∩(−∞, c), A∩(c, +∞)¦ es una separaci´on de A lo cual contradice
que A es conexo, por tanto A debe ser un intervalo. Rec´ıprocamente, sea A
un intervalo en R y supongamos que ¦U, V ¦ es una separaci´on de A, elegimos
a ∈ U, b ∈ V y si a < b definimos c = sup¦x[[a, x) ⊂ U¦, entonces c ≤ b y
por tanto c ∈ A, ya que A es un intervalo. Es claro que c ∈ Cl
A
U y como U
es cerrado en A se sigue que c ∈ U, por otra parte U tambi´en es abierto en
A, luego existir´a ε > 0 t.q. (c −ε, c + ε) ⊂ U, lo cual contradice que c sea un
supremo. Por tanto A no admite una separaci´on y en consecuencia es conexo.
Una consecuencia de (6.6) es el siguiente resultado conocido como el Teorema
del valor intermedio
6.7 Corolario Sea X conexo y f : X −→ R una aplicaci´on continua, si
a, b ∈ f(X) y c ∈ R es t.q. a < c < b, entonces existe x ∈ X t.q. f(x) = c.
Dem. Por (6.2) y (6.6) se sigue que f(X) es un intervalo, luego si a, b ∈ f(X)
es claro que (a, b) ⊂ f(X), entonces si c ∈ (a, b) existir´a x ∈ X t.q. f(x) = c.
Ejercicio 40 Probar que I = [0, 1] es conexo.
Ejercicio 41 Probar que R
n
es conexo para todo n ≥ 1.
27
Ejercicio 42 Si X e Y son conexos y A ⊂ X, B ⊂ Y son subespacios propios,
probar que X Y −A B es conexo.
Ejercicio 43 Probar que R
n
−¦0¦ es conexo para todo n ≥ 2.
Ejercicio 44 Probar que R y R
n
no son homeomorfos si n ,= 1.
Ejercicio 45 Probar que todo intervalo abierto, semiabierto ´o cerrado en R
es homeomorfo, respectivamente, a (−1, 1), (−1, 1] ´o [−1, 1]. Probar tambi´en
que estos intervalos no son homeomorfos entre si.
Ejercicio 46 Sea I = [0, 1] y f : I −→I una aplicaci´on continua, probar que
f tiene un punto fijo (es decir, que existe x ∈ I t.q. f(x) = x).
Ejercicio 47 Sea n ≥ 2 y S
n−1
= ¦x ∈ R
n
[|x| = 1¦ la esfera unidad. Probar
que S
n−1
es conexo y que R
n
−S
n−1
no lo es.
Ejercicio 48 Probar que A = ¦(x, y) ∈ R
2
[y > x
2
+ 1¦ es conexo.
Ejercicio 49 Sea p ∈ S
1
, probar que S
1
−¦p¦ es conexo y deducir que S
1
no
es homeomorfo a R.
Ejercicio 50 Sea X un conjunto infinito con la topolog´ıa cofinita, notar que
τ
CF
tiene como subbase a o = ¦X − ¦x¦[x ∈ X¦ y es por tanto la menor
topolog´ıa que hace de X un T
1
-espacio. Probar que (X, τ
CF
) es conexo.
Ejercicio Sea (X, τ
CF
) un e.t. infinito con la topolog´ıa co-finita, probar que
los conjuntos ¦x, y¦ no son conexos.
Soluci´on Si B = ¦x, y¦ es claro que ¦x¦ = (X − ¦y¦) ∩ B y an´alogamente
¦y¦ = (X −¦x¦) ∩ B. Como X −¦y¦, X −¦x¦ ∈ τ
CF
se sigue que ¦x¦ e ¦y¦
son abiertos en B, es decir la topolog´ıa inducida en B = ¦x, y¦ es la discreta,
por tanto B no es conexo.
Ejercicio Sean A y B dos subespacios conexos de un e.t. X t.q. A ∩ B ,= ∅.
Probar que A ∪ B es conexo.
Soluci´on Sea x ∈ A ∩ B, como A ⊂ A ∪ ¦x¦ ⊂ A, se sigue por (6.3) que
A ∪ ¦x¦ es tambi´en conexo. Como x ∈ (A ∪ ¦x¦) ∩ B ,= ∅ se sigue de (6.4)
que A ∪ B = A ∪ ¦x¦ ∪ B es conexo.
Componentes conexas
Dado x ∈ X, llamaremos componente conexa C(x) de x a la uni´on de todos
los subespacios conexos de X que contienen a x. Claramente X es conexo si
y s´olo si C(x) = X para todo x ∈ X
28
Ejemplo En espacios discretos las componentes de un punto se reducen a
dicho punto. La recta racional Q con la topolog´ıa inducida por la de R no es
un espacio discreto, pero tambi´en en este caso C(x) = ¦x¦ para todo x ∈ Q.
Espacios con esta ´ ultima propiedad se dicen totalmente inconexos.
Ejercicio 51 Probar las siguientes afirmaciones:
(1) Cada componente C(x) es un conexo maximal en X.
(2) El conjunto de las componentes forman una partici´on de X.
(3) Toda componente conexa es cerrada.
(4) Sea f : X −→Y continua, entonces f[C(x)] ⊂ C(f(x)).
(5) El n´ umero de componentes conexas de un e.t. es un invariante topol´ogico.
(6) Sea X = X
1
X
n
y x = (x
1
, ..., x
n
) ∈ X, entonces C(x) =

C(x
i
).
Ejercicio Sea R con la topolog´ıa usual y Q con la topolog´ıa inducida, probar
que una aplicaci´on f : R −→Q es continua s´ı y s´olo s´ı es constante.
Soluci´on Si f continua entonces f(R) es conexo por serlo R. Si x
0
∈ f(R) se
sigue que f(R) ⊂ C(x
0
), pero Qes totalmente inconexo, es decir C(x
0
) = ¦x
0
¦,
luego f(R) = ¦x
0
¦ y por tanto f es constante. El rec´ıproco es obvio ya que
toda aplicaci´on constante es continua.
Ejercicio Probar que un e.t. X es conexo si y s´olo si para todo par de puntos
x, y ∈ X existe un subespacio conexo A(x, y) ⊂ X t.q. x, y ∈ A(x, y).
Soluci´on 1 Si X es conexo basta tomar A(x, y) = X. Rec´ıprocamente, fijamos
x ∈ X, entonces los subespacios ¦A(x, y)¦
y∈X
son conexos y tienen intersecci´on
no vac´ıa x ∈ ∩
y∈X
A(x, y) ,= ∅. Por (6.4) se sigue que la uni´on ∪
y∈X
A(x, y) es
conexo, pero notar que ∪
y∈X
A(x, y) = X.
Soluci´on 2 Fijamos x ∈ X, como la componente conexa C(x) es la uni´on
de todos los conexos que contienen a x, en particular A(x, y) ⊂ C(x), para
todo y ∈ X, luego ∪
y∈X
A(x, y) ⊂ C(x). Pero ∪
y∈X
A(x, y) = X y por tanto
X = C(x), concluimos que X es conexo.
Ejercicio Sea X = ¦x, y, z¦ con la topolog´ıa τ = ¦∅, ¦x¦, ¦z¦, ¦x, y¦, ¦x, z¦, X¦.
¿Es X conexo? ¿Son A = ¦x, y¦, B = ¦y, z¦ y C = ¦x, z¦ subespacios conexos?
Hallar las componentes conexas de cada punto, C(x), C(y) y C(z)
Soluci´on: X no es conexo ya que ¦z¦ = X −¦x, y¦ es abierto y cerrado. Sean
τ
A
, τ
B
, τ
C
las topolog´ıas inducidas por τ en A, B y C respectivamente. En-
tonces τ
A
= ¦∅, ¦x¦, A¦ luego A conexo ya que los ´ unicos subespacios abiertos
y cerrados en A son el vac´ıo y el total, τ
B
= ¦∅, ¦y¦, ¦z¦, B¦ luego B no conexo
ya que τ
B
es la topolog´ıa discreta, τ
C
= ¦∅, ¦x¦, ¦z¦, C¦ por tanto C es no
conexo pues τ
C
es la topolog´ıa discreta. Como la componente de un punto es el
mayor conexo que lo contiene se sigue que C(x) = A, C(y) = A y C(z) = ¦z¦.
29
Espacios localmente conexos
Un espacio topol´ogico (X, τ
X
) se dice localmente conexo si su topolog´ıa τ
X
tiene una base formada por abiertos conexos.
Ejemplos (1) Como las bolas B(x, r) ⊂ R
n
son conexas, R
n
es localmente
conexo. (2) Espacios discretos con m´as de un punto son localmente conexos
pero no son conexos. (3) Un espacio puede ser conexo y no localmente conexo:
en efecto, si X ⊂ R
2
es el espacio que consta de los segmentos que unen el
origen 0 con los puntos del conjunto ¦(1, 1/n)[n ∈ N¦ junto con el segmento
(1/2, 1] en el eje
−→
0x, entonces X es conexo mientras que X−¦0¦ no lo es y las
componentes de cada punto es el rayo que lo contiene. Si p ≡ (3/4, 0) ∈ X y
U es un abierto que contiene a p, entonces U = B(p, ε) ∩X para alg´ un ε > 0.
Es claro que U no es conexo, ya que la intersecci´on de U con el segmento que
une el origen 0 con el punto q ≡ (1, 1/n) es a la vez abierto y cerrado en U.
Llamaremos componente de B ⊂ X a un conexo maximal contenido en B.
6.8 Teorema Un e.t. X es localmente conexo si y s´olo si toda componente
de todo abierto en X es abierta.
Dem. Sea C una componente de un abierto U y x ∈ C, como X es localmente
conexo existir´a un abierto conexo V t.q. x ∈ V ⊂ U, entonces x ∈ V ⊂ C y
por tanto C abierto. Rec´ıprocamente, si toda componente de todo abierto U es
abierta es claro que la familia de todas las componentes de todos los abiertos
de X forman una base para su topolog´ıa, luego X es localmente conexo.
En particular las componentes de un espacio localmente conexo son a la vez
abiertas y cerradas, entonces se sigue f´acilmente
6.9 Corolario Un espacio compacto y localmente conexo tiene a lo m´as un
n´ umero finito de componentes.
Ejemplo En general, la imagen de un e.t. localmente conexo no es localmente
conexo: Sea X = ¦0¦ ∪ N y Y = ¦0¦ ∪ ¦1/n[n ∈ N¦ como subespacios de R.
Definimos f : X −→ Y t.q. f(0) = 0 y f(n) = 1/n. Como X es discreto f es
continua y sobre, adem´as X es localmente conexo pero Y no lo es.
Pero la propiedad ”localmente conexo” s´ı se conserva en cocientes
6.10 Teorema Sea X localmente conexo y f : X −→ Y una identificaci´on,
entonces tambi´en Y es localmente conexo.
Dem. Sea U abierto en Y y C una componente de U, por (6.8) bastar´a probar
que C es abierto. Como f es una identificaci´on, es decir τ
Y
= τ(f), notar que
C es abierto en Y s´ı y s´olo si f
−1
(C) es abierto en X. Sea pues x ∈ f
−1
(C) y C
x
30
la componente de x en el abierto f
−1
(U), entonces f(C
x
) conexo y f(C
x
) ⊂ U
implican f(C
x
) ⊂ C, ya que C maximal. Por tanto x ∈ C
x
⊂ f
−1
(C) y como
C
x
es abierto se sigue que f
−1
(C) es abierto y concluimos que C es abierto.
La propiedad ”localmente conexo” tambi´en se conserva en productos finitos.
M´as generalmente se tiene
6.11 Teorema Un producto

X
i
es localmente conexo si y s´olo si todo factor
es localmente conexo y todo factor, salvo un n´ umero finito, es conexo.
Dem. Sea

X
i
localmente conexo, las proyecciones p
k
:

X
i
−→ X
k
son
continuas, sobre y abiertas por tanto son identificaciones y se sigue de (6.10)
que X
k
es localmente conexo para todo k ∈ J. Adem´as, sea (x
i
) ∈

X
i
y U
un abierto conexo t.q. (x
i
) ∈ U, entonces U =

U
i
con U
i
= X
i
para todo
i ∈ J − F, donde F es un conjunto finito de ´ındices, por tanto X
i
= p
i
(U)
es conexo para todo i ∈ J − F. Rec´ıprocamente, sea X
i
localmente conexo
para todo i ∈ J y conexo para todo i ∈ J −F
1
, dado (x
i
) ∈

X
i
y U =

U
i
un abierto t.q. (x
i
) ∈ U, notar que U
i
= X
i
para todo i ∈ J − F
2
, entonces
existen abiertos conexos V
k
t.q. x
k
∈ V
k
⊂ U
k
para todo k ∈ F
1
∪F
2
. Definimos
V =

V
i
, con V
i
= X
i
para todo i ∈ J − ¦F
1
∪ F
2
¦, entonces por (6.5) se
sigue que V es un abierto conexo y es claro que (x
i
) ∈ V ⊂ U.
Ejercicio 52 Sea X un espacio localmente conexo, y sea C la componente
conexa de un abierto U de X. Probar que U ∩ Fr(C) = ∅.
Ejercicio 53 Sea X localmente conexo, A ⊂ X y C una componente de A.
Probar: (1) Int(C) = C ∩ Int(A). (2) Si A es cerrado, Fr(C) = C ∩ Fr(A).
Ejercicio 54 Sean A y B subespacios localmente conexos de un e.t. X, probar
que entonces A∩B es localmente conexo. Si adem´as A y B son cerrados, probar
que A ∪ B es tambi´en localmente conexo.
Ejercicio 55 Sean A y B cerrados en X t.q. X = A∪B y A∩B son localmente
conexos. Probar que entonces A y B son tambi´en localmente conexos.
Conexi´on por caminos
A lo largo de esta secci´on denotaremos por I al intervalo cerrado [0, 1] con la
topolog´ıa usual. Dados x, y ∈ X llamaremos camino en X juntando a x con
y a una aplicaci´on continua γ : I −→ X t.q. γ(0) = x, γ(1) = y. Diremos
que X es conexo por caminos ´o arcoconexo si todo par de puntos en X
pueden juntarse por un camino.
Ejemplos (1) El espacio de Sierpinski es arcoconexo. (2) Espacios indiscretos
son arcoconexos mientras que espacios discretos con m´as de un punto no lo
son. (3) R
n
y S
n
son arcoconexos.
31
Ejercicio 56 Definimos una relaci´on sobre X como sigue: x ∼ y si y s´olo si
existe un camino en X juntando a x con y. Probar que dicha relaci´on es de
equivalencia. Llamaremos arcocomponente de x a la clase de equivalencia
C
x
= ¦y ∈ X[y ∼ x¦ y es el mayor subespacio arcoconexo que contiene a x. El
conjunto de las arcocomponentes X/ ∼ se denota usualmente por π
0
(X).
Ejercicio 57 Fijado x
0
∈ X, probar que si todo punto de X puede juntarse
con x
0
, entonces X es arcoconexo.
6.12 Lema Todo espacio arcoconexo es conexo.
Dem. Sea X arcoconexo y x
0
∈ X, entonces para todo x ∈ X existe un camino
γ
x
: I −→ X t.q. γ
x
(0) = x
0
y γ
x
(1) = x. Como I conexo y γ
x
continua se
sigue que γ
x
(I) conexo y es claro que x
0
∈ γ
x
(I) para todo x ∈ X, luego

x∈X
γ
x
(I) ,= ∅. El lema se sigue por (6.4) ya que X =

x∈X
γ
x
(I).
El rec´ıproco no es cierto
Ejemplo Si C = Γ
f
siendo f : (0, 1] −→ R t.q. f(x) = sin 1/x, entonces
C = C ∪ ¦(0, y)[ −1 ≤ y ≤ 1¦ es conexo. Sin embargo C no es arcoconexo ya
que no existe ning´ un camino juntando el origen 0 con p ≡ (1/π, 0).
Un subespacio A ⊂ X es arcoconexo si todo par de puntos en A pueden
juntarse por un camino γ totalmente contenido en A (es decir, γ(I) ⊂ A).
Diremos que un e.t. X es localmente arcoconexo si cada punto tiene una
base de entornos arcoconexos.
6.13 Lema Un e.t. es localmente arcoconexo si y s´olo si sus arcocomponentes
son abiertas (y por tanto tambi´en cerradas).
Dem. Suponer X localmente arcoconexo y sea C
x
la arcocomponente de x,
si U es un abierto arcoconexo t.q. x ∈ U entonces es claro que x ∈ U ⊂ C
x
ya que C
x
maximal, luego C
x
abierto. Como el conjunto de arcocomponentes
¦C
x
¦ definen una partici´on de X, toda arcocomponente es el complementario
de una uni´on de arcocomponentes, por tanto el complementario de un abierto,
luego toda arcocomponente es tambi´en cerrada. El rec´ıproco es obvio.
6.14 Teorema Un e.t. es arcoconexo ⇐⇒es conexo y localmente arcoconexo.
Dem. Si X es arcoconexo entonces es conexo por (6.12) y el propio X sirve
como entorno arcoconexo de todo x ∈ X, luego X es tambi´en localmente
arcoconexo. Rec´ıprocamente, sea X conexo y localmente arcoconexo entonces
la arcocomponente C
x
de x es abierta, cerrada y no vac´ıa, como X conexo se
sigue que C
x
= X y por tanto X arcoconexo.
En particular todo abierto y conexo en R
n
´o en S
n
es arcoconexo.
32
Ejercicio 58 Sea X localmente arcoconexo, probar que la arcocomponente
C
x
coincide con la componente C(x) de todo punto x ∈ X.
La relaci´on de Homotop´ıa
Dado un e.t. X llamaremos cilindro de X al producto XI y cono de X al
cociente CX = X I/X ¦1¦. Podemos identificar X con la base del cono
X ¦0¦ y denotamos por i : X −→CX, dada por i(x) = (x, 0), la inclusi´on.
Dadas dos aplicaciones continuas f, g : X −→ Y , llamaremos homotop´ıa
de f a g a una aplicaci´on continua H : X I −→ Y t.q. H(x, 0) = f(x)
y H(x, 1) = g(x) para todo x ∈ X. Si tal aplicaci´on existe diremos que f y
g son hom´otopas y lo denotaremos f · g. La homotop´ıa est´a estrechamente
relacionada a la conexi´on por caminos: si H es una homotop´ıa de f a g,
entonces notar que γ
x
= H(x, −) : I −→Y es un camino en Y de f(x) a g(x).
6.15 Proposici´on La relaci´on de homotop´ıa es de equivalencia en el conjunto
C(X, Y ) de las aplicaciones continuas de X en Y .
Dem. La relaci´on es reflexiva: dada f : X −→Y , es claro que H : XI −→Y
dada por H(x, t) = f(x) para todo t ∈ I (homotop´ıa est´atica) es continua
y por tanto f · f. La relaci´on es sim´etrica: dadas f, g : X −→ Y y H una
homotop´ıa de f a g, es claro que G : XI −→Y dada por G(x, t) = H(x, 1−t)
es una homotop´ıa de g a f. La relaci´on es transitiva: dadas f, g, h : X −→ Y
y homotop´ıas H de f a g y G de g a h, es claro que F : XI −→Y dada por
F(x, t) = H(x, 2t) para 0 ≤ t ≤ 1/2 y F(x, t) = G(x, 2t −1) para 1/2 ≤ t ≤ 1,
es continua y por tanto una homotop´ıa de f a h.
6.16 Proposici´on La relaci´on de homotop´ıa es compatible con la composici´on
(es decir, si f · f

y g · g

entonces gf · g

f

).
Dem. Dadas aplicaciones f, f

: X −→ Y y g, g

: Y −→ Z, sean H : f · f

y
G : g · g

sendas homotop´ıas, entonces gH : X I −→ Z es una homotop´ıa
de gf a gf

y G(f

1) : X I −→Z es una homotop´ıa de gf

a g

f

. Como
la relaci´on de homotop´ıa es transitiva se sigue que gf · g

f

.
Dado y
0
∈ Y , en abuso de lenguaje, denotaremos tambi´en por y
0
: X −→ Y
la aplicaci´on constante a y
0
(es decir y
0
(x) = y
0
para todo x ∈ X).
Diremos que f : X −→ Y es nulhom´otopa si es hom´otopa a una aplicaci´on
constante (es decir si existe y
0
∈ Y t.q. f · y
0
). Un e.t. X se dir´a contr´actil
si existe x
0
∈ X t.q. 1
X
· x
0
.
Ejemplo Definimos H : R
n
I −→R
n
t.q. H(x, t) = tx, claramente H es una
nulhomotop´ıa de la identidad y por tanto R
n
es contr´actil. An´alogamente, el
disco unidad D
n
es contr´actil.
33
Ejercicio 59 Probar que el cono CX de todo e.t. X, es un espacio contr´actil.
Ejercicio 60 Probar que f : X −→Y es nulhom´otopa si y s´olo si se extiende
a CX (es decir, existe g : CX −→ Y t.q. f = gi, donde i : X −→ CX es la
inclusi´on en la base.
Diremos que f : X −→ Y es una equivalencia de homotop´ıa si existe
g : Y −→ X t.q. gf · 1
X
y fg · 1
Y
. Si tal aplicaci´on existe, diremos que X
tiene el mismo tipo de homotop´ıa que Y , y lo denotaremos X · Y . Es claro
que espacios homeomorfos tienen el mismo tipo de homotop´ıa.
Ejercicio 61 Probar que un espacio es contr´actil si y s´olo si tiene el mismo
tipo de homotop´ıa de un espacio con un s´olo punto.
Ejercicio 62 Probar que todo espacio contr´actil es arcoconexo.
Ejercicio 63 Probar que el n´ umero de arcocomponentes es un invariante del
tipo de homotop´ıa (es decir, si X · Y entonces [π
0
(X)[ = [π
0
(Y )[).
Diremos que A ⊂ X es un retracto de X si existe una aplicaci´on continua
(retracci´on) r : X −→A t.q. ri = 1
A
, donde i denota la inclusi´on.
Ejemplo (1) Todo punto x
0
∈ X es un retracto de X. (2) El disco D
n
es un
retracto de R
n
(la aplicaci´on r : R
n
−→ D
n
dada por r(x) = x si |x| ≤ 1,
r(x) = x/|x| si |x| ≥ 1, es una retracci´on).
Ejercicio 64 Sean f : X −→ Y y g : Y −→ X continuas t.q. gf = 1
X
. Si
Y es Hausdorff probar que X tambi´en lo es y que f(X) es cerrado en Y . En
particular todo retracto de un espacio Hausdorff es cerrado.
Diremos que A ⊂ X es un retracto por deformaci´on de X si existe una
retracci´on r : X −→ A y una homotop´ıa H : X I −→ X de 1
X
a ir. En
particular, si A es un retracto por deformaci´on de X, entonces A y X tienen
el mismo tipo de homotop´ıa.
Ejercicio 65 Probar que S
n−1
es un retracto por deformaci´on de R
n
−¦0¦.
7 ESPACIOS HOMOG
´
ENEOS
Un espacio se dice homog´eneo si para todo par de puntos x, y ∈ X existe un
homeomorfismo h : X −→ X t.q. h(x) = y. Ello implica en particular que en
un espacio homog´eneo las propiedades topol´ogicas locales de uno cualquiera
de sus puntos determina las de los otros. Los grupos topol´ogicos nos dar´an
los primeros ejemplos de estos espacios. Empezaremos este cap´ıtulo con un
34
repaso de las nociones m´as elementales en Teor´ıa de Grupos.
Un grupo es un conjunto G junto con una operaci´on binaria m : GG −→G
t.q. si denotamos m(x, y) = xy, se satisfacen las siguientes condiciones:
(1) Existe e ∈ G t.q. xe = x = ex para todo x ∈ G (el elemento distinguido
e se dice elemento neutro de G, claramente es ´ unico).
(2) Para todo x, y, z ∈ G, se tiene x(yz) = (xy)z (es decir m es asociativa).
(3) Para todo x ∈ G, existe x

∈ G t.q. xx

= x

x = e (x

es ´ unico y se llama
inverso de x, lo denotaremos por x

= x
−1
).
Si adem´as se satisface xy = yx para todo x, t ∈ G, entonces el grupo G se dir´a
abeliano. Es usual manejar notaci´on aditiva para grupos abelianos y notaci´on
multiplicativa (como en la definici´on dada aqu´ı) para el caso no abeliano.
Ejemplo (1) Sea F = R ´o C, entonces F
n
con la suma y F

= F −¦0¦ con el
producto son ejemplos de grupos (abelianos). (2) Denotaremos por M(n, F)
el conjunto de matrices cuadradas n n con coeficientes en F y por I
n
la
matriz identidad. Sea det : M(n, F) −→ F la aplicaci´on determinante, como
det(AB) = det(A)det(B) se sigue que el conjunto de las matrices regulares
GL(n, F) = ¦A ∈ M(n, F)[det(A) ,= 0¦
con la multiplicaci´on de matrices es un grupo (no abeliano) con I
n
como
elemento neutro. El grupo GL(n, F) se llama Grupo General Lineal.
Un subconjunto H de un grupo G se dice subgrupo de G, y lo denotamos
H ≤ G, si x
−1
y ∈ H para todo x, y ∈ H. En particular H es un grupo con la
operaci´on binaria inducida m[
H
, es decir H
−1
⊆ H y H
2
= HH ⊆ H.
Dado un subgrupo H ≤ G, la relaci´on x ∼ y ⇔ x
−1
y ∈ H es de equivalencia.
El conjunto xH = ¦xh[h ∈ H¦ ⊂ G se llama clase lateral a izquierda.
An´alogamente definir´ıamos las clases laterales a derecha Hx = ¦hx[h ∈ H¦.
En particular todo subgrupo define una partici´on del grupo en clases laterales.
Denotaremos G/H el conjunto cociente y p : G −→G/H t.q. p(x) = ¦xH¦ la
proyecci´on. Un subgrupo H de G se dice normal, y lo denotaremos H ¢G si
xH = Hx para todo x ∈ G. Si H ¢G entonces el cociente G/H es un grupo.
Ejercicio 66 El n´ umero de clases laterales [G/H[ = [G : H] se llama ´ındice
de H en G. Probar que si [G : H] = 2 entonces H es subgrupo normal de G.
Ejercicio 67 El conjunto Z(G) = ¦x ∈ G[xy = yx, ∀y ∈ G¦ se llama centro
de G. Probar que Z(G) es un subgrupo normal de G.
Una aplicaci´on f : G −→H se dice homomorfismo si f(xy) = f(x)f(y) para
todo x, y ∈ G. Es claro que si f es un homomorfismo entonces f(e
G
) = e
H
.
35
Un homomorfismo biyectivo se dice isomorfismo. Si G = H, hablaremos de
endomorfismo y automorfismo respectivamente.
Ejercicio 68 Dado un homomorfismo f : G −→H, llamaremos n´ ucleo de f
al conjunto Ker(f) = ¦x ∈ G[f(x) = e
H
¦. Probar que Ker(f) ¢G.
Grupos topol´ogicos
Un conjunto G se dice grupo topol´ogico si existe una operaci´on binaria m
t.q. (G, m) es un grupo, est´a dotado de una topolog´ıa τ que hace de (G, τ)
un T
1
-espacio y ambas estructuras son compatibles, en el sentido de que la
multiplicaci´on m : G G −→ G dada por m(x, y) = xy, y la inversi´on
η : G −→G dada por η(x) = x
−1
son aplicaciones continuas.
Ejemplos (1) (F, +) y (F

, ). (2) S
1
= ¦z ∈ C[z¯ z = 1¦ con la multiplicaci´on
compleja. (3) Todo grupo con la topolog´ıa discreta.
Si U, V ⊂ G, denotamos UV = m(U, V ) = ¦xy[x ∈ U, y ∈ V ¦ y U
−1
=
η(U) = ¦x
−1
[x ∈ U¦. En t´erminos de entornos, la continuidad de m y η la
expresaremos como sigue: para todo x, y ∈ G y entorno W de xy en G, existen
entornos U de x y V de y t.q. UV ⊂ W y para todo U entorno de x
−1
, U
−1
es un entorno de x. Notar que η es una involuci´on (η
2
= 1 ´o bien η
−1
= η) y
por tanto es un homeomorfismo.
Ejercicio 69 Sea G un grupo y un T
1
-espacio, probar que G es un g.t. si y
s´olo si la aplicaci´on φ : GG −→G dada por φ(x, y) = xy
−1
es continua.
Sea G un g.t. y x ∈ G, la aplicaci´on L
x
: G −→ G, dada por L
x
(y) = xy,
se dir´a traslaci´on a izquierda (an´alogamente R
x
: G −→ G, dada por
R
x
(y) = yx, se dir´a traslaci´on a derecha). Notar que las traslaciones L
x
, R
x
son homeomorfismos de G en s´ı mismo: L
x
= m(x, −) continua y las relaciones
L
x
L
y
= L
xy
y L
e
= 1 implican (L
x
)
−1
= L
x
−1 (an´alogamente para R
x
).
En particular, todo g.t. G es un espacio homog´eneo: en efecto, dados x, y ∈ G
entonces y = L
z
(x), donde z = yx
−1
. Por lo tanto las propiedades locales del
elemento neutro determinan las de los dem´as: U es un entorno de x ∈ G si y
s´olo si U = L
x
(V ) = xV , para alg´ un V entorno de e ∈ G.
Un subespacio V ⊂ G se dice sim´etrico si V = V
−1
. Denotaremos por
c(e) = ¦U
i
¦
i∈J
el sistema completo de los entornos abiertos de e.
7.1 Lema Para todo U ∈ c(e), existe V ∈ c(e) sim´etrico t.q. V
2
⊂ U.
Dem. Como m continua y m(e, e) = e, dado U ∈ c(e) existir´an U
1
, U
2
∈ c(e)
t.q. U
1
U
2
⊂ U. Definimos W = U
1
∩ U
2
y V = W ∩ W
−1
, entonces es claro
que V ∈ c(e) es sim´etrico y que V
2
⊂ U
1
U
2
⊂ U.
36
7.2 Proposici´on Sea G un grupo topol´ogico, entonces A =

AU
i
=

U
i
A,
donde los U
i
recorren c(e), para todo A ⊂ G.
Dem. Sea x ∈ A, entonces xU
−1
i
∩A ,= ∅ ´o bien x ∈ AU
i
para todo U
i
∈ c(e),
por tanto x ∈

AU
i
. Rec´ıprocamente, supongamos que x ∈ AU
i
para todo
U
i
∈ c(e) y sea V un abierto t.q. x ∈ V , entonces V
−1
x ∈ c(e) y por tanto
x ∈ AV
−1
x, esto implica que x = av
−1
x para alg´ un a ∈ A, v ∈ V ´o bien que
a = v, luego A ∩ V ,= ∅ y por tanto x ∈ A
7.3 Corolario Todo grupo topol´ogico es un T
3
-espacio.
Dem. Como G es un T
1
-espacio bastar´a probar que G es regular. Por (4.9),
debemos probar que para todo x ∈ G y abierto U t.q. x ∈ U existe un
abierto V t.q. x ∈ V ⊂ V ⊂ U y como todo grupo topol´ogico es un espacio
homog´eneo bastar´a probarlo para x = e. Por (7.1), dado U ∈ c(e) existe
V ∈ c(e) sim´etrico t.q. V
2
⊂ U, pero por (7.2) es claro que V ⊂ V V = V
2
,
luego hemos probado que e ∈ V ⊂ V ⊂ U.
Sea G un grupo topol´ogico y H ≤ G, si G/H tiene la topolog´ıa cociente
entonces p : G −→G/H es continua. Adem´as se tiene
7.4 Lema La identificaci´on p : G −→G/H es abierta.
Dem. Sea U abierto en G, como G/H tiene la topolog´ıa cociente p(U) ser´a
abierto en G/H s´ı y s´olo si p
−1
p(U) es abierto en G, pero notar que p
−1
p(U) =
UH =

x∈H
Ux =

x∈H
R
x
(U) es abierto ya que R
x
homeomorfismo.
7.5 Teorema Sea G un grupo topol´ogico y H ≤ G, entonces el espacio
cociente G/H es Hausdorff s´ı y s´olo si H es cerrado.
Dem. Si G/H es Hausdorff el punto ¦H¦ es cerrado y siendo p continua se
sigue que H = p
−1
(¦H¦) es cerrado en G. Rec´ıprocamente, supongamos H
cerrado en G y sean ¦xH¦ ,= ¦yH¦ en G/H, entonces xH ∩ yH = ∅ en G y
en particular x / ∈ yH. Como yH = L
y
(H) es cerrado existir´a U ∈ c(e) t.q.
Ux∩yH = ∅. Sea V ∈ c(e) sim´etrico t.q. V
2
⊂ U, entonces p(V x) = V (xH) y
p(V y) = V (yH) son abiertos en G/H t.q. ¦xH¦ ∈ V (xH), ¦yH¦ ∈ V (yH) y
V xH∩V yH = ∅ (en efecto, si V xH∩V yH ,= ∅ existir´an v
1
, v
2
∈ V , h
1
, h
2
∈ H
t.q. v
1
xh
1
= v
2
yh
2
´o bien v
−1
2
v
1
x = yh
2
h
−1
1
, pero v
−1
2
v
1
x ∈ V
2
x ⊂ Ux y
yh
2
h
−1
1
∈ yH lo cual contradice Ux ∩ yH = ∅). Por tanto G/H es Hausdorff.
Ejercicio 70 Probar que todo subgrupo abierto de un grupo topol´ogico es
tambi´en cerrado. En particular todo subgrupo discreto es cerrado.
Ejercicio 71 Si c(e) = ¦U
i
¦
i∈J
, probar que

U
i
= ¦e¦.
Ejercicio 72 Sea G un grupo topol´ogico, probar que si H ≤ G entonces
37
tambi´en H ≤ G. Adem´as si H ¢G, tambi´en H ¢G.
Ejercicio 73 Sea G un grupo topol´ogico, probar que Z(G) ¢G es cerrado.
Ejercicio 74 Sea G un grupo topol´ogico y V ∈ c(e) sim´etrico, probar que

n≥1
V
n
es un subgrupo abierto y cerrado de G (en particular, un grupo
topol´ogico conexo est´a generado por cualquier entorno sim´etrico de e ∈ G).
7.6 Lema Sea G un grupo topol´ogico, K ⊂ G compacto y U ⊂ G abierto t.q.
K ⊂ U, entonces existe V ∈ c(e) t.q. KV ⊆ U.
Dem. Como U abierto, para cada x
i
∈ K existe U
i
∈ c(e) t.q. x
i
∈ x
i
U
i
⊂ U.
Sea V
i
∈ c(e) sim´etrico t.q. V
2
i
⊂ U
i
, es claro que ¦x
i
V
i
¦
x
i
∈K
es un re-
cubrimiento abierto de K y siendo K compacto existir´a un subrecubrimiento
finito ¦x
1
V
1
, ..., x
n
V
n
¦. Denotamos V = V
1
∩ ∩ V
n
, entonces es claro que
V ∈ c(e) y KV ⊂ x
1
V
1
V ∪ ∪ x
n
V
n
V . Como V
i
V ⊂ V
i
V
i
⊂ U
i
se sigue que
x
i
V
i
V ⊂ x
i
U
i
⊂ U para 1 ≤ i ≤ n, por tanto KV ⊂ U.
7.7 Proposici´on Sea G un grupo topol´ogico, F ⊂ G un cerrado y K ⊂ G un
compacto t.q. F ∩ K = ∅, entonces existe V ∈ c(e) t.q. FV ∩ KV = ∅.
Dem. Si F cerrado t.q. F ∩ K = ∅ entonces K ⊂ G − F abierto y por (7.6)
existir´ a U ∈ c(e) t.q. KU ⊂ G−F ´o bien F ∩KU = ∅. Sea V ∈ c(e) sim´etrico
t.q. V
2
⊂ U, entonces FV ∩ KV = ∅ (en efecto, si FV ∩ KV ,= ∅ existir´an
x ∈ F, y ∈ K y v
1
, v
2
∈ V t.q. xv
1
= yv
2
´o bien x = yv
2
v
−1
1
∈ KV
2
⊂ KU, lo
cual contradice F ∩ KU = ∅).
7.8 Proposici´on Sea G un grupo topol´ogico, F ⊂ G cerrado y K ⊂ G
compacto, entonces FK es cerrado.
Dem. Veamos que G − FK es abierto. Si x / ∈ FK entonces F
−1
x ∩ K = ∅
y notar que F
−1
x = R
x
η(F) es cerrado, ya que R
x
y η son homeomorfismos.
Por (7.7) existir´a V ∈ c(e) t.q. F
−1
xV ∩ KV = ∅. Sea W = V V
−1
∈ c(e),
entonces xW ∩FK = ∅. Por tanto xW es un abierto t.q. x ∈ xW ⊂ G−FK.
7.9 Teorema Sea G un grupo topol´ogico y H ≤ G cerrado, entonces G es
compacto si y s´olo si H y G/H son compactos.
Dem. Sean H y G/H compactos y sea | = ¦U
i
¦
i∈J
un recubrimiento abierto de
G, como | es tambi´en un recubrimiento de xH para todo x ∈ Gy xH = L
x
(H)
es compacto, existir´a un subrecubrimiento finito ¦U
1
, ..., U
n
¦ de xH, es decir
xH ⊂ U
x
= U
1
∪ ∪ U
n
. Por (7.6) existir´a V
x
∈ c(e) t.q. V
x
xH ⊆ U
x
.
Pero (V
x
x)H = p(V
x
x) = pR
x
(V
x
) es abierto en G/H, ya que p abierta y
R
x
homeomorfismo, adem´as x ∈ V
x
xH ya que x = exe, entonces es claro
que ¦(V
x
x)H¦
x∈G
es un recubrimiento abierto de G/H, por tanto existir´a
un subrecubrimiento finito ¦(V
x
1
x
1
)H, ..., (V
x
k
x
k
)H¦ ya que G/H compacto.
38
Entonces G = p
−1
(G/H) = V
x
1
x
1
H ∪ ∪V
x
k
x
k
H ⊂ U
x
1
∪ ∪U
x
k
y cada
U
x
i
es uni´on de un n´ umero finito de miembros de |, por tanto G compacto.
Ejercicio 75 Sea G un grupo topol´ogico compacto y H ≤ G cerrado, probar
que entonces la proyecci´on p : G −→G/H es tambi´en cerrada.
Ejercicio 76 Sea G un grupo topol´ogico y H ¢ G cerrado en G, probar que
entonces G/H es tambi´en un grupo topol´ogico.
7.10 Teorema Sea G un grupo topol´ogico y H ≤ G cerrado. Si H y G/H
son conexos, entonces tambi´en G es conexo.
Dem. Sea U, V abiertos no vac´ıos t.q. G = U ∪ V , vamos a probar que U y
V no pueden ser disjuntos. Como p : G −→ G/H es una aplicaci´on abierta y
sobre G/H = p(U) ∪ p(V ) = UH ∪ V H y siendo G/H conexo se sigue que
UH ∩ V H ,= ∅. Sea xH ∈ UH ∩ V H, como xH ∈ UH existir´an h ∈ H y
u ∈ U t.q. xh = u, por tanto xH ∩ U ,= ∅. An´alogamente, xH ∈ V H implica
xH ∩V ,= ∅. Claramente xH = xH ∩(U ∪V ) = (xH ∩U) ∪(xH ∩V ) y como
xH = L
x
(H) es conexo, por ser H conexo y L
x
homeomorfismo, se sigue que
xH ∩ U ∩ V ,= ∅ y en particular que U ∩ V ,= ∅. Por tanto G es conexo.
Ejercicio 77 Sea C(e) la componente conexa del elemento neutro e ∈ G,
probar que G/C(e) es un grupo topol´ogico.
Ejercicio 78 Sea f : G −→H homomorfismo continuo de grupos topol´ogicos,
probar que Ker(f) es cerrado. Si adem´as f es sobre y abierta (´o cerrada) ´o bien
f sobre y G compacto, el isomorfismo de grupos inducido
ˆ
f : G/Ker(f) −→H
es tambi´en un homeomorfismo.
Grupos de transformaciones topol´ogicas
Sea G un g.t. y X un e.t. Hausdorff, una acci´on a izquierda de G sobre X
es una aplicaci´on continua φ : GX −→ X t.q. si φ(g, x) = gx, se satisface:
(1) ex = x, ∀x ∈ X y (2) g(hx) = (gh)x, para todo g, h ∈ G y todo x ∈ X.
Notar que G act´ ua como un grupo de homeomorfismos ´o de transformaciones
topol´ogicas de X: dado g ∈ G, la aplicaci´on φ
g
= φ(g, −) : X −→X dada por
φ
g
(x) = gx es continua y tambi´en lo es (φ
g
)
−1
= φ
g
−1, por tanto g = φ
g
es un
homeomorfismo de X en s´ı mismo. Si tal acci´on existe, diremos que (X, φ) es
un G-espacio a izquierda. (An´alogamente definir´ıamos acciones a derecha).
Ejemplo Si G es un g.t. y H ≤ G cerrado entonces el par (G/H, φ) con
φ : GG/H −→G/H dada por φ(g, g

H) = (gg

)H, es un G-espacio.
Definimos una relaci´on en un G-espacio X como sigue: x ∼ y si existe g ∈ G
t.q. gx = y. Esta relaci´on es de equivalencia y define una partici´on de X. Las
39
clases de equivalencia G(x) = ¦gx[g ∈ G¦ se llaman ´orbitas de x bajo G y
el conjunto de las ´orbitas X/G, con la topolog´ıa cociente, se dice espacio de
´orbitas de X bajo G.
Ejemplos
(1) (Z, +) act´ ua sobre R como sigue: φ : Z R −→ R t.q. φ(n, x) = n + x
¿Qui´en es el espacio de ´orbitas R/Z?
(2) La aplicaci´on antipodal a : S
n
−→ S
n
dada por a(x) = −x genera el
grupo c´ıclico Z
2
(en efecto, a
2
= 1). Definimos φ : Z
2
S
n
−→ S
n
t.q.
φ(a, x) = a(x). El espacio de ´orbitas S
n
/Z
2
es el espacio proyectivo RP
n
.
(3) Un mismo grupo puede actuar de distintas maneras sobre un e.t. En
efecto, sea T el toro generado por la rotaci´on del c´ırculo en R
3
de ecuaci´on
(x−3)
2
+z
2
= 1 alrededor del eje
−→
0z y sea Z
2
= ¦g[g
2
= 1¦ el grupo c´ıclico
de orden 2, definimos φ
i
: Z
2
T −→ T, i = 1, 2, 3 t.q. φ
1
(g, (x, y, z)) =
(x, −y, −z), φ
2
(g, (x, y, z)) = (−x, −y, z) y φ
3
(g, (x, y, z)) = (−x, −y, −z)
(es decir, φ
1
, φ
2
, φ
3
son, respectivamente, la rotaci´on de ´angulo π alrededor
del eje
−→
0x, la rotaci´on de ´angulo π alrededor del eje
−→
0z y la simetr´ıa
respecto del origen. ¿Quienes son los correspondientes espacios de ´orbitas?
Ejercicio 79 Probar que la proyecci´on π : X −→X/G es abierta.
7.11 Teorema Sea (X, φ) un G espacio con G un grupo finito. Entonces la
proyecci´on π : X −→X/G es tambi´en cerrada y X/G es Hausdorff.
Dem. Sea G = ¦e, g
1
, ...g
n
¦ y F cerrado en X, notar que π(F) ser´a cerrado
en X/G s´ı y s´olo si π
−1
π(F) es cerrado en X, pero este ´ ultimo es cerrado por
ser uni´on finita de cerrados π
−1
π(F) = GF = F ∪ g
1
F ∪ ∪ g
n
F (en efecto,
gF = φ
g
(F) y φ
g
homeomorfismo), por tanto π es cerrada. Veamos que X/G
es Hausdorff, sea G(x) ,= G(y) en X/G ´o equivalentemente G(x)∩G(y) = ∅ en
X, como G es finito G(x) y G(y) ser´an finitos y por tanto compactos, entonces
por 5.5 existir´an abiertos U, V t.q. G(x) ⊂ U, G(y) ⊂ V y U ∩ V = ∅. En
particular U∩G(y) = ∅, entonces π(U) es un abierto en X/G t.q. G(x) ∈ π(U)
ya que π abierta. Por otra parte π(U) ser´a cerrado en X/G, ya que π es tambi´en
cerrada, y por tanto X/G − π(U) es un abierto t.q. G(y) ∈ X/G − π(U). Es
claro que π(U) ∩ (X/G−π(U)) = ∅ y concluimos que X/G es Hausdorff.
Fijado x ∈ X, el conjunto G
x
= ¦g ∈ G[gx = x¦ de los elementos de G
que fijan x es un subgrupo de G llamado subgrupo de isotrop´ıa ´o de
estabilidad de G respecto de x.
7.12 Proposici´on G
x
es un subgrupo cerrado de G para todo x ∈ X.
Dem. Dado x ∈ X la aplicaci´on φ
x
= φ(x, −) : G −→ X es continua y notar
que G
x
= φ
−1
x
(¦x¦), pero ¦x¦ es cerrado ya que X es Hausdorff.
40
Sea (X, φ) un G-espacio, diremos que φ es libre ´o que G act´ ua libremente
sobre X si no deja puntos fijos, es decir si gx ,= x para todo g ,= e y todo
x ∈ X ´o equivalentemente si G
x
= ¦e¦ para todo x ∈ X.
Sea (X, φ) un G-espacio, diremos que φ es una acci´on discontinua ´o que G
act´ ua de manera discontinua sobre X, si para todo x ∈ X existe un abierto U
t.q. x ∈ U y g
1
U ∩ g
2
U = ∅ para todo g
1
,= g
2
.
7.13 Proposici´on Toda acci´on discontinua φ : G X −→ X es libre. Si G
es un grupo finito y φ es una acci´on libre entonces φ es tambi´en discontinua.
Dem. Si φ es discontinua y g ,= e para todo x ∈ X existe U abierto t.q.
x ∈ U y gU ∩ U = ∅ para todo g ,= e, en particular gx ,= x y por tanto φ
es libre. Por otra parte, sea G = ¦e, g
1
, ..., g
n
¦ un grupo finito y φ una acci´on
libre, entonces g
i
x ,= x para 1 ≤ i ≤ n y como X es Hausdorff, existir´an
abiertos U
0
, U
1
, ..., U
n
t.q. x ∈ U
0
, g
i
x ∈ U
i
y U
0
∩ U
i
= ∅, para 1 ≤ i ≤ n.
Sea U = U
0
∩ g
−1
1
U
1
∩ ∩ g
−1
n
U
n
, entonces U es un abierto t.q. x ∈ U y
como g
i
puede mirarse como un homeomorfismo de X en s´ı mismo, notar que
g
i
U ⊂ U
i
. Entonces g
i
U ∩g
j
U = g
i
(U ∩g
−1
i
g
j
U) = g
i
(U ∩g
k
U), pero U ⊂ U
0
,
g
k
U ⊂ U
k
y U
0
∩ U
k
= ∅. Por tanto g
i
U ∩ g
j
U = ∅ y φ ser´a discontinua.
Dado un G-espacio (X, φ) y x ∈ X sea ψ
x
: G −→ G(x) t.q. ψ
x
(g) = gx la
restricci´on de φ
x
en la imagen y sea q : G −→G/G
x
la identificaci´on, entonces
definimos ϑ
x
: G/G
x
−→G(x) por ϑ
x
(gG
x
) = gx, y notar que ϑ
x
q = ψ
x
.
7.14 Proposici´on ϑ
x
: G/G
x
−→G(x) es una biyecci´on continua.
Dem. Como ϑ
x
q = ψ
x
y ψ
x
sobre se sigue que ϑ
x
es sobre. Supongamos que
ϑ
x
(g
1
G
x
) = ϑ
x
(g
2
G
x
) ´o bien que g
1
x = g
2
x, entonces g
−1
2
g
1
∈ G
x
y por tanto
g
1
G
x
= g
2
G
x
y se sigue que ϑ
x
es inyectiva. S´olo queda probar que ϑ
x
es
continua: dado U abierto en G(x) notar que ϑ
−1
x
(U) ser´a abierto en G/G
x
s´ı y
s´olo si q
−1

−1
x
(U)) es abierto en G, pero q
−1

−1
x
(U)) = (ϑ
x
q)
−1
(U) = ψ
−1
x
(U)
que es abierto por ser ψ
x
continua.
Dado un G-espacio (X, φ) diremos que la acci´on φ es transitiva si para todo
x, y ∈ X existe g ∈ G t.q. y = gx (equivalentemente, si G(x) = X para todo
x ∈ X ´o bien el espacio de ´orbitas X/G consta de un ´ unico punto).
Como G es un grupo de homeomorfismos de X se sigue en particular que X
ser´a un espacio homog´eneo. Dado un grupo topol´ogico Gy un subgrupo H ≤ G
cerrado es claro que φ : GG/H −→G/H, dada por φ(g, g

H) = (gg

)H, es
una acci´on transitiva que hace de G/H un espacio homog´eneo. Como ϑ
x
es
una biyecci´on continua, notar que si G es compacto y act´ ua transitivamente
sobre X, entonces ϑ
x
: G/G
x
−→X es un homeomorfismo.
41
8 GRUPOS LINEALES
Dados A = (a
ij
) ∈ M(n, C) y r > 0, consideramos los conjuntos
U
r
(A) = ¦B = (b
ij
) ∈ M(n, C)[|a
ij
−b
ij
| < r, ∀i, j¦
entonces ¦U
r
(A)[A ∈ M(n, C), r > 0¦ es una base para una topolog´ıa sobre
M(n, C) t.q. la biyecci´on h : M(n, C) −→C
n
2
dada por
h(A) = (a
11
, ..., a
1n
, a
21
, ..., a
2n
, ..., a
n1
, ..., a
nn
)
es un homeomorfismo. Consideramos GL(n, C) con la topolog´ıa inducida y
sean π
ij
: M(n, C) −→ C t.q. π
ij
(A) = a
ij
la composici´on de h con las
proyecciones can´onicas p
ij
: C
n
2
−→C, con 1 ≤ i, j ≤ n. Entonces
m : GL(n, C) GL(n, C) −→GL(n, C)
dada por m(A, B) = AB = (

a
ik
b
kj
), ser´a continua si y s´olo si π
ij
m es
continua para todo 1 ≤ i, j ≤ n. Pero π
ij
m(A, B) =

a
ik
b
kj
es una funci´on
polinomial y por tanto continua. An´alogamente, sea
η : GL(n, C) −→GL(n, C)
t.q. η(A) = A
−1
la inversi´on, notar que π
ij
η(A) = A
ij
/det(A) es tambi´en una
funci´on polinomial, luego π
ij
η y por tanto η es continua. En consecuencia,
GL(n, C) es un grupo topol´ogico.
Ejercicio 80 Probar que GL(n, C) no es compacto.
Subgrupos relevantes de GL(n, C) son los Grupos Especiales Lineales
SL(n, C) = ¦A ∈ GL(n, C)[det(A) = 1¦ y SL(n, R) = SL(n, C) ∩ GL(n, R)
Como det : GL(n, F) −→ F es una aplicaci´on continua y F = C, R es un
espacio Hausdorff se sigue que SL(n, F) = det
−1
(1) es cerrado en GL(n, F).
Ejercicio 81 Probar que SL(n, F) es un subgrupo normal de GL(n, F) y que
GL(n, F)/SL(n, F) ≈ F

, donde F

= F −¦0¦.
Una matriz regular A ∈ GL(n, F) no es otra cosa que una transformaci´on ´o
isomorfismo lineal A : F
n
−→ F
n
t.q. A(x) = Ax, donde x ≡ (x
1
, ..., x
n
) ∈ F
n
podemos mirarlo como una matriz columna. Por otra parte, F
n
es un espacio
con un producto escalar dado por < x, y >= ¯ x
t
y, donde ¯ x denota la matriz
conjugada de x ∈ F
n
, entonces F
n
es un espacio normado con |x|
2
= ¯ x
t
x.
Una matriz A ∈ GL(n, R) se dir´a ortogonal si |Ax| = |x|. Es claro que A
es ortogonal si y s´olo si A
t
A = I ´o bien A
t
= A
−1
. Sea O(n) el conjunto de
42
las matrices ortogonales, es claro que I ∈ O(n) y que si A, B ∈ O(n) entonces
|(AB)x| = |A(Bx)| = |Bx| = |x|, luego AB ∈ O(n). Por tanto O(n) es
un subgrupo de GL(n, R) y se conoce como el Grupo Ortogonal.
Una matriz A ∈ GL(n, C) se dir´a unitaria si |Ax| = |x| y notar que A
es unitaria si y s´olo si
¯
A
t
A = I ´o bien
¯
A
t
= A
−1
. An´alogamente al caso real
probar´ıamos que conjunto de las matrices unitarias U(n) es un subgrupo de
GL(n, C), el cual se conoce como Grupo Unitario.
Otros subgrupos relevantes de GL(n, C) son el Grupo Especial Ortogonal
SO(n) = O(n) ∩SL(n, R) y el Especial Unitario SU(n) = U(n) ∩SL(n, C).
Ejercicio 82 Probar que SO(n) ¢O(n) ≤ U(n) y SO(n) ≤ SU(n) ¢U(n).
Denotamos por
¯
A = (¯ a
ij
) la matriz conjugada de A.
8.1 Proposici´on La conjugaci´on c : GL(n, C) −→GL(n, C) y la trasposici´on
t : GL(n, C) −→GL(n, C), dadas por c(A) =
¯
A y t(A) = A
t
respectivamente,
son homeomorfismos de GL(n, C).
Dem. Ambas aplicaciones son biyectivas ya que son involuciones (c
2
= t
2
= 1),
entonces bastar´a probar que son continuas, pero eso es consecuencia de que
π
ij
c(A) = ¯ a
ij
y π
ij
t(A) = a
ji
son continuas para todo 1 ≤ i, j ≤ n.
8.2 Corolario U(n) es un subgrupo cerrado de GL(n, C).
Dem. Notar que U(n) = ¦A ∈ GL(n, C)[
¯
A
t
= A
−1
¦, es decir tc(A) = η(A).
Entonces GL(n, C) Hausdorff y (4.3) implican que U(n) cerrado en GL(n, C).
8.3 Corolario SU(n), O(n) y SO(n) son cerrados en U(n) y en GL(n, C).
Dem. Como U(n) es cerrado en GL(n, C), bastar´a probar que SU(n), O(n) y
SO(n) son cerrados en U(n).Pero SL(n, C) cerrado en GL(n, C) y SU(n) =
U(n)∩SL(n, C) implican SU(n) cerrado en U(n). An´alogamente probar´ıamos
que SO(n) es cerrado en O(n). Finalmente, notar que por (4.3) se sigue que
GL(n, R) = ¦A ∈ GL(n, C)[A =
¯
A¦ es un subgrupo cerrado de GL(n, C),
como O(n) = U(n) ∩ GL(n, R) concluimos que O(n) es cerrado en U(n).
Dada A = (a
ij
) ∈ M(n, R) podemos mirar la i-sima columna de A como
un vector a
i
= (a
1i
, ...a
ni
) ∈ R
n
. Notar que si A ∈ GL(n, R), el conjunto
¦a
1
, ..., a
n
¦ es linealmente independiente y por tanto una base de R
n
y que si
B ∈ O(n), entonces B
t
B = I implica que < b
i
, b
j
>= δ
ij
, con b
i
= (b
1i
, ...b
ni
),
es decir ¦b
1
, ..., b
n
¦ es una base ortonormal de R
n
. El proceso de Gram-Schmidt
nos da un m´etodo para ortonormalizar una base ¦a
1
, ..., a
n
¦ dada: en primer
43
lugar construimos una base ortogonal ¦c
1
, ..., c
n
¦ como sigue
c
1
= a
1
, c
2
= a
2

< a
2
, c
1
> c
1
< c
1
, c
1
>
, ......., c
n
= a
n

n−1

i=1
< a
n
, c
i
> c
i
< c
i
, c
i
>
entonces si C = (c
ij
) es la matriz que tiene a c
i
= (c
1i
, ...c
ni
) como i-sima
columna es claro que C = AS, donde S = (s
ij
) es una matriz triangular
superior, es decir s
ij
= 0 para j < i, con s
ii
= 1. La segunda etapa es
normalizar la base ¦c
1
, ..., c
n
¦, definimos b
i
= c
i
/|c
i
| para 1 ≤ i ≤ n, entonces
si B = (b
ij
) es la matriz que tiene a b
i
= (b
1i
, ...b
ni
) como i-sima columna, se
sigue que B = CD con D = diag(1/|c
1
|, ..., 1/|c
n
|) una matriz diagonal. Por
lo tanto A = B(SD)
−1
, donde B ∈ O(n).
8.4 Lema Sea T
+
(n) el conjunto de las matrices triangulares superiores cuyos
elementos de la diagonal son reales positivos, entonces T
+
(n) ≤ GL(n, R).
Dem. Si A ∈ T
+
(n) entonces det(A) = a
11
a
nn
> 0 luego T
+
(n) ⊂ GL(n, R).
Sean A, B ∈ T
+
(n) y notar que (AB)
ij
=

a
ik
b
kj
. Si j < i, entonces k < i
´o j < i ≤ k, en el primer caso a
ik
= 0 y en el segundo caso b
kj
= 0, luego
en cualquier caso (AB)
ij
= 0 para todo j < i. Adem´as, para i = j, se tiene
(AB)
ii
= a
ii
b
ii
> 0, por tanto AB ∈ T
+
(n). Por otra parte, dada A ∈ T
+
(n)
denotamos B = A
−1
, entonces AB = BA = I y notar que a
nn
b
nn
= 1 y que
a
nn
b
nj
= 0 para j < n, luego b
nn
> 0 y b
nj
= 0 para todo j < n ya que
a
nn
> 0. Suponer que b
kj
= 0 para todo j < k y k > i, entonces a
ii
b
ij
= 0 y
a
ii
> 0 implican b
ij
= 0 para todo j < i. Adem´as a
ii
b
ii
= 1, luego b
ii
> 0 para
todo 1 ≥ i ≥ n, por tanto A
−1
∈ T
+
(n) y concluimos que T
+
(n) ≤ GL(n, R)
8.5 Lema O(n) ∩ T
+
(n) = ¦I¦
Dem. Sea D ∈ O(n) ∩ T
+
(n), entonces D
t
= D
−1
∈ T
+
(n). Como D
t
es una
matriz triangular inferior se sigue que D = diag(d
11
, ..., d
nn
) es una matriz
diagonal y por tanto D = D
t
. Como I = D
t
D = D
2
se sigue que d
2
ii
= 1,
luego d
ii
= 1 ya que d
ii
> 0 pues D ∈ T
+
(n). Entonces concluimos que D = I.
8.6 Teorema GL(n, R) ≈ O(n) T
+
(n)
Dem. Sea Φ : O(n) T
+
(n) −→ GL(n, R) la restricci´on de m, es decir
Φ(B, T) = BT. Por otra parte, dada A ∈ GL(n, R) vimos que A = B(SD)
−1
con B ∈ O(n) y S, D ∈ T
+
(n). Por (8.4) se sigue que T = (SD)
−1
∈ T
+
(n),
luego toda matriz regular A descompone como A = BT con B ∈ O(n) y
T ∈ T
+
(n), en particular Φ es sobre. Adem´as esta descomposici´on es ´ unica: si
B
1
T
1
= B
2
T
2
entonces B
−1
2
B
1
= T
2
T
−1
1
∈ O(n) ∩T
+
(n) = ¦I¦, luego B
1
= B
2
y T
1
= T
2
, por tanto Φ es inyectiva. Entonces Φ es biyecci´on continua y
un homeomorfismo, ya que su inversa Ψ = Φ
−1
dada por Ψ(A) = (B, T) si
A = BT, tambi´en es continua (su composici´on con las proyecciones π
ij
es
polinomial en cada coordenada).
44
Vamos a presentar las esferas como espacios homog´eneos en la luz de (7.14).
8.7 Proposici´on Para n ≥ 2, se tienen homeomorfismos
(1) S
n−1
≈ O(n)/O(n −1) ≈ SO(n)/SO(n −1).
(2) S
2n−1
≈ U(n)/U(n −1) ≈ SU(n)/SU(n −1).
Dem. Definimos φ : O(n) S
n−1
−→ S
n−1
por φ(A, x) = Ax y notar que φ
est´a bien definida ya que |Ax| = |x| = 1, luego Ax ∈ S
n−1
. Como Ix = x
y A(Bx) = (AB)x se sigue que φ es una acci´on continua de O(n) sobre
S
n−1
. Sea ¦e
1
, ..., e
n
¦ la base ortonormal est´andar de R
n
y x ∈ S
n−1
, entonces
podemos construir una segunda base ortonormal con x como primer vector
y si A es la matriz asociada al cambio de base es claro que A ∈ O(n) y
que Ae
1
= x. Entonces la ´orbita de e
1
bajo O(n) es S
n−1
, es decir φ es una
acci´on transitiva. Si identificamos B ∈ O(n − 1) con la matriz de bloques
(1[B), podemos mirar a O(n−1) como subgrupo de O(n), entonces notar que
Ae
1
= e
1
s´ı y s´olo s´ı A = (1[B), luego O(n −1) es el subgrupo de estabilidad
de e
1
y por (7.14) se sigue que S
n−1
≈ O(n)/O(n−1), ya que O(n) compacto
y S
n−1
es Hausdorff. Sea ψ : SO(n) S
n−1
−→ S
n−1
definida como antes,
entonces ψ es tambi´en transitiva, ya que podemos elegir la matriz A del cambio
de base t.q. det(A) = 1, luego tambi´en como antes S
n−1
≈ SO(n)/SO(n−1).
An´alogamente lo probar´ıamos en el caso complejo para U(n) y SU(n).
Como SO(1) = ¦1¦ se sigue en particular que SO(2) ≈ S
1
.
8.8 Teorema U(n), SU(n), O(n) y SO(n) son compactos.
Dem. Como O(n), SO(n) y SU(n) son cerrados en U(n) bastar´a probar que
este ´ ultimo es compacto. En efecto, claramente U(1) = S
1
es compacto y si
suponemos que U(k) es compacto para 1 ≤ k ≤ n−1, entonces (8.7) y (7.9)
implican que U(n) es compacto, completando la inducci´on.
Ejercicio 83 Probar que U(n) ≈ SU(n) S
1
y O(n) ≈ SO(n) S
0
.
8.9 Teorema U(n), SU(n) y SO(n) son conexos para todo n ≥ 1, pero O(n)
tiene dos componentes, una de ellas SO(n).
Dem. Notar que SO(1) = ¦1¦ = SU(1) y U(1) = S
1
son conexos y suponer
que SO(k), SU(k) y U(k) son conexos para 1 ≤ k ≤ n−1, entonces el teorema
se sigue por inducci´on a partir de (8.7) y (7.10). Por otra parte, sea S
0
=
¦−1, 1¦ y notar que det : O(n) −→ S
0
es continua y sobre, entonces O(n)
es no conexo para todo n ≥ 1. Claramente SO(n) = det
−1
(1) es una de las
componentes, siendo ¦A ∈ O(n)[det(A) = −1¦ la otra componente.
Un e.t. X se dice localmente eucl´ıdeo de dimensi´on n si todo punto de
X tiene un entorno homeomorfo a un abierto de R
n
. Como todo abierto en
45
R
n
es localmente arcoconexo, espacios eucl´ıdeos son localmente arcoconexos.
En particular, GL(n, C) y todos sus subgrupos definidos aqu´ı son localmente
eucl´ıdeos, luego son arcoconexos s´ı y s´olo si son conexos y en todo caso, sus
arcocomponentes coinciden con sus componentes conexas.
8.10 Corolario GL(n, R) tiene dos arcocomponentes.
Dem. Notar que T
+
(n) ≈ R
n(n+1)/2
, en particular T
+
(n) es contr´actil, es decir
T
+
(n) · ¦I¦, por tanto GL(n, R) ≈ O(n) T
+
(n) · O(n) ¦I¦ ≈ O(n), pero
el n´ umero de arcocomponentes es un invariante del tipo de homotop´ıa.
An´alogamente en el caso complejo se tiene GL(n, C) ≈ U(n) T
+
(n, C) y
como T
+
(n, C) es contr´actil, se sigue que GL(n, C) · U(n). Pero U(n) es
arcoconexo y por lo tanto tambi´en GL(n, C) ser´a arcoconexo.
CUATERNIONES
Sea ¦1, i, j, k¦ una base est´andar de R
4
, definimos un producto bilineal sobre
R
4
, con 1 como elemento neutro, definido por la siguientes reglas:
(1) i
2
= j
2
= k
2
= −1
(2) ij = k = −ji, jk = i = −kj y ki = j = −ik
Claramente este producto es asociativo y no conmutativo. El espacio vectorial
R
4
con este producto bilineal es un ´algebra real llamada ´algebra de cuater-
niones, usualmente denotada por H en honor de su descubridor W. Hamilton.
Un cuaterni´on q ∈ H tiene una expresi´on ´ unica de la forma q = a+bi +cj +dk
y como en el caso de los complejos, consta de parte real Re(q) = a y parte
imaginaria pura Pu(q) = bi +cj +dk. Diremos que q es puro si Pu(q) = q.
8.11 Lema Un cuaterni´on es real si y s´olo si conmuta con todo elemento de
H, es decir Z(H) = R.
Dem. Sea q = a +bi +cj +dk ∈ Z(H), entonces
0 = iq −qi = −b +ai −dj +ck +b −ai −dj +ck = −2dj + 2ck
y como ¦1, i, j, k¦ es base se sigue que c = d = 0. Por tanto q = a + bi, pero
qj = jq implica 0 = jq − qj = aj − bk − aj − bk = −2bk luego b = 0 y
concluimos que q = a ∈ R. El rec´ıproco es obvio.
8.12 Lema Un cuaterni´on es puro si y s´olo si su cuadrado es real y negativo.
Dem. Sea q = a +bi +cj +dk ∈ H, haciendo cuentas se tiene
q
2
= a
2
−b
2
−c
2
−d
2
+ 2a(bi +cj +dk)
46
Si q es puro entonces a = 0 y por tanto q
2
= −(b
2
+ c
2
+ d
2
) es un n´ umero
real negativo. Rec´ıprocamente, supongamos que q
2
es un n´ umero real negativo
y que no es puro, es decir que a ,= 0, entonces por ser q
2
real se sigue que
ab = ac = ad = 0, luego b = c = d = 0 y por tanto q
2
= a
2
> 0 contradiciendo
que q
2
negativo. Necesariamente a = 0 y por tanto q puro
Dado un cuaterni´on q = Re(q) + Pu(q), definimos su conjugado de manera
an´aloga a los n´ umeros complejos: ¯ q = Re(q) − Pu(q). Notar que qq = qq =
a
2
+ b
2
+ c
2
+ d
2
> 0 es un n´ umero real positivo. Claramente
¯
¯ q = q y es f´acil
comprobar que q
1
q
2
= ¯ q
2
¯ q
1
, es decir la conjugaci´on en H es una anti-involuci´on.
Si <, > denota el producto escalar est´andar sobre R
4
, se tiene que < q
1
, q
2
>=
1
2
( ¯ q
1
q
2
+ ¯ q
2
q
1
). En particular < q, q >= qq y definimos una norma en H por
|q| =

¯ qq. Todo elemento 0 ,= q ∈ H tiene inverso q
−1
= |q|
−2
¯ q, por tanto
H

= H−¦0¦ es un grupo topol´ogico (con la topolog´ıa usual de R
4
).
8.13 Lema |q
1
q
2
| = |q
1
||q
2
|, para todo q
1
, q
2
∈ H.
Dem. en efecto, como ¯ q
1
q
1
∈ R y el producto en H es asociativo, se tiene
|q
1
q
2
|
2
= q
1
q
2
q
1
q
2
= ¯ q
2
¯ q
1
q
1
q
2
= ¯ q
2
( ¯ q
1
q
1
)q
2
= ¯ q
1
q
1
¯ q
2
q
2
= |q
1
|
2
|q
2
|
2
pero |q
1
|, |q
2
| ≥ 0, por tanto |q
1
q
2
| = |q
1
||q
2
|.
Notar que S
3
= ¦x ∈ H[|x| = 1¦ ≤ H

es tambi´en un grupo topol´ogico.
Dado x ∈ S
3
definimos una aplicaci´on T
x
: H −→ H por T
x
(q) = xqx
−1
.
Es claro que |T
x
(q)| = |xqx
−1
| = |q|, por tanto T
x
es una transformaci´on
lineal ortogonal (ya que H es R
4
como espacio vectorial) es decir T
x
∈ O(4)
para todo x ∈ S
3
. Definimos T : S
3
−→ O(4) t.q. T(x) = T
x
y notar que
T
x
T
y
(q) = T
xy
(q), luego T es un homomorfismo continuo de grupos. Es claro
que T(1) = I ∈ SO(4), con I la matriz identidad, entonces T continua y S
3
conexo implican T(S
3
) ⊂ SO(4). Adem´as T
x
(1) = 1, es decir T
x
fija el 1 ∈ H,
entonces T
x
∈ SO(3) ≤ SO(4) para todo x ∈ S
3
y por tanto T(S
3
) ⊆ SO(3).
8.14 Proposici´on T(S
3
) = SO(3) y Ker(T) = Z
2
.
Dem. Denotamos por H
i
, H
j
y H
k
los subgrupos uniparam´etricos de SO(3),
es decir el conjunto de las matrices de SO(3) que fijan, respectivamente, i, j
y k. Si ω = e

∈ S
3
entonces T
ω
(i) = i, es decir T
ω
∈ H
i
. Notar que
T
ω
(j) = (cos2ϑ)j + (sen2ϑ)k y T
ω
(k) = (cos2ϑ)k − (sen2ϑ)j. Es decir T
ω
es una rotaci´on de ´angulo 2ϑ en el plano expandido por j y k, por tanto
H
i
⊂ T(S
3
). An´alogamente probar´ıamos que H
j
, H
k
⊂ T(S
3
). Entonces se
tiene que T(S
3
) = SO(3), ya que H
i
, H
j
y H
k
generan SO(3). Por otra parte,
sea x ∈ Ker(T) entonces T
x
= I y por tanto q = T
x
(q) = xqx
−1
´o bien
xq = qx para todo q ∈ H, es decir x ∈ Z(H) = R y como |x| = 1 se sigue que
x = ±1, por tanto Ker(T) = Z
2
.
47
8.15 Teorema SO(3) ≈ RP
3
Dem. El espacio proyectivo RP
3
es el espacio obtenido a partir de S
3
por
identificar puntos antipodales, es decir el espacio de ´orbitas S
3
/Z
2
, denotamos
por π : S
3
−→RP
3
la identificaci´on y consideramos el diagrama
S
3
π

T
//
SO(3)
RP
3
h
55
j
j
j
j
j
j
j
j
j
notar que T(x) = T(y) s´ı y s´olo s´ı x = ±y luego T es constante sobre las
fibras de π y por (3.5) existir´a h : RP
3
−→ SO(3) continua t.q. hπ = T.
Claramente h inyectiva y como T sobre se sigue que h tambi´en es sobre, luego
es una biyecci´on continua. Como RP
3
es compacto y SO(3) es Hausdorff se
sigue por (5.8) que h es un homeomorfismo y el teorema est´a probado.
8.16 Teorema SO(4) ≈ SO(3) S
3
Dem. Dada A ∈ SO(4) podemos mirarla como una aplicaci´on lineal ortogonal
A : H −→H y sea ω = A(1), entonces |ω| = 1 y por tanto ω ∈ S
3
. Definimos
C : H −→ H t.q. C(x) = A(x)ω
−1
, claramente C ∈ SO(4) y C(1) = 1,
entonces C = (1[B) con B ∈ SO(3). Definimos h : SO(4) −→SO(3) S
3
por
h(A) = (B, ω) y es f´acil probar que h es una biyecci´on continua. Como SO(4)
es compacto y SO(3) S
3
es Hausdorff, se sigue que h es un homeomorfismo.
Una matriz A ∈ GL(n, H) se dir´a simpl´etica si |Ax| = |x| y notar que A
es simpl´etica si y s´olo si
¯
A
t
A = I ´o bien
¯
A
t
= A
−1
. An´alogamente al caso
real y complejo, el conjunto de las matrices simpl´eticas Sp(n) es un subgrupo
de GL(n, H), el cual se conoce como Grupo Simpl´etico y se prueba como
en (8.6) que GL(n, H) ≈ Sp(n) T
+
(n, H), con T
+
(n, H) contr´actil. Es claro
que Sp(1) = S
3
y como en (8.7) se tiene que S
4n−1
≈ Sp(n)/Sp(n − 1). Por
inducci´on en n se sigue de (7.9) que Sp(n) compacto para todo n ≥ 1 y de
(7.10) que Sp(n) es conexo (y por tanto arcoconexo) para todo n ≥ 1.
===========================================
REFERENCIAS
(1) J. Dugundji Topology (1966)
(2) P.J. Higgins An Introduction to Topological Groups (1979)
(3) J.R. Munkres Topology (2000)
(4) S. Willard General Topology (1970)
48

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful