PIENSO

Pienso, mi pienso es una sanación que mi cuerpo siente muy dentro, en una profundidad de su interior, tal, que no puede ser reconocida; porque pienso en mi soledad, esa soledad mía que interrumpes siempre con alegría. Nunca pensé, que se podía vivir así, pensando en el momento en que va a llegar tu alegría a quitarme la soledad para sanarme, para devolverme al mundo. No sabes cuánto me gusta pensar, en lo que voy caminando de regreso a la casa, que cuando abra la puerta estarás tú, y tus ojos con sueño, tus manos ocupadas en el tejido, en el calor que le das a la casa, ese calor reparador que se siente al entrar y ayuda a la relajación y al descanso. Por eso, mi vida, te quiero, porque me das algo que nunca había tenido, y que nunca pensé tener la necesidad de alcanzarlo. Cierto que me das muchas más cosas, que me ayudas mucho, que me rescatas, que me animas, me llenas de regalos y cosas, pero tu compañía siempre, es un algo que das con tanta naturalidad, que a veces me parece que estuviste conmigo desde antes de que te conociera. Tenemos historias muy parecidas y tan diferentes que me gusta sentirme complementado por tu vida, me vuelve más diverso y espero que mi vida también alimente la tuya como lo haces con la mía.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful