BIBLIOTECA J\TIETZSCHEANA

Bajo la dirección de
Muñoz
Friedrich Nietzsche
ESCRITOS SOBRE WAGNER
Introducción, traducción y notas
de
Joan B. Llinares
BIBLIOTECA NUEVA
Cubierta: A. lmbert
© Editorial Biblioteca Nueva, S. L., Madrid, 2003
Almagro, 38
280 lO Madrid
ISBN: 84-9742-098-5
Depósito Legal: M-24·0-2003
Impreso en Rógar, S. A.
Impreso en España - Printed in Spain
Queda prohibida, salvo excepción prevista en la ley, cualquier
forma de reproducción, distribución, comunicación pública y
transformación de esta obra sin comar con la autorización de los
titulares de propiedad intclcctliitl. La infracción de los derechos
mencionados puede ser constitutiva de delito contra la propiedad
intelectual (arts. 270 y sigs., Código Penal). El Centro Español
de Derechos Reprográficos (www.cedro.org) vela por el respeto
de los citados derechos.
ÍNDICE
UN PR<.)BU:\L\ PARA .\lCSICOS
Lcipzíg. Edi-
Prz(JU)t;o
concedo un pcquei1o
pura rnaldad
1
si en e:s\c
Emrc muchas bromas
que no hay que bromear.
una 1:na!idad: volver a
vicmri:L l\adic m o quizá
üdo con el
flterza, nadie se ha alegrado tanto
¡Toda una htrga historia! t -- ¿
ttna palabra? Si Cuera un
la llamaría! Ouizá unto
tan tus
!abras ...
-..,_,
.. m
/(2_ué es lo primero y
st Superar a su
lC!nponh·,. ¿Contra qué, ptws,
más duro? (:onrra aquello Cll
hijo de su jl\lny bi(:n!
d cwtderno \\' li 7, 70
Hi [7 +l. Ln t'onwíal eh: t:sa hi:-;toria
apartado de ti!ríihi 1 i
lihr:muc de \Vaf(:m-r».
185
a
asumo con el
de
volverse «m-
utíli en
h>s do« de
con la dií(:n·uda
lo <'ra Y HH' puse en cun-
mle hav en rní se 1)llSO Cll
' .
ha ocupado ha sido de lwrho
he tenido r;¡zoncs para
1 l
l . .
v rn;\ Ya\ \l>)' no e::. "'ll\0 ul\;\
n ;¡s u o qur· :\ict;-;d\('
l.ll:l' ¡cilrr<Hl,l' ck las ruak·' cu t>:>·
>U':!LUliÍ\'(l, que, t.Ulll'l
¡¡¡j(i¡_a H••nn;•JII\l'lll<' en \'r amH¡ue 1.1\.'
H 1 C'jJUildículc, <. i Illli "'' TÍbr
\1lH.1 de ], p1 Dl>k11Ll'< ''··.¡ n e !os que mi•. rc-
!k\Í<•J r11 5us :u1ns. ;\ par!ir !ndn de
]r¡ lur;\ ck !os del ' llam•::s P. HDurgc! i l n:)2- jí) 1
dt
difi:-rentc5 arli\t;;;-; dé 'lil!l
"C rdicn· a un;¡
dín:· ;¡\ ÍIÚJ.Ío ck Du
s(>\. \·o Ulll c<!hio". \'btsc la ··di· i>'m
de nhra. 1\ bdrid.
V 1 h1
.de :\. S;'u11 hct l'ac;ntal de El. J¡¡fÍ! IÍ•f'J.
de J {¡!) i, ! U l \' de hl'
de los y 7, n·c:pr·,liY.iiiWillz·, (k la (k este
pal ,tda pnr (;. Can<'. HiiJI!, >In· a "\W'\'i\. '¿i H.'l 1,
<dnKnO
<ll títnln
JRG
,, v «<Jucnn y llldlu''
,/j'¡:,\!;Jzl,, pr i n;r:ro» de
de ese probknJ;L se h:1 t.<tlJ·í•.·guido ¡)<Tcibir ¡, ¡;.;
la r·uJ1\jH'1 ld.!l L1
ttJtn¡>rentlc·rú que se oculta
llll.li\UOllCS \. ¡;·!llllUlcl'' !'\.
l;1 Yohmtad de tener un !in:d. el gran cansancio.
L;¡ mor:d Lt \Ida ... nw1 t;nc·;¡ ,t'Jil< · me
!a ::-tutodiscipliml: T'um;¡x ru!!/Ju 1odo lo
que había de enlánw 1:11 mí. índuidn \ V:tgncr, incluido
SclwpcuhaucL. incluidn tcH'Ío d ,,¡ 11 nna1 LÍ! <t risnHN Jnudcrw 1.
Un prufl.mdo y dc::;cncanrn
contra todo Jo contcmp• IICO,. contra lo que :-;e a l1)
1 el o¡o de u.n OJO
que a enunnc
den t l 111 i 11 ;; dc)
,t;tm Í;¡ Clttima (k t()do csr lwdv1
ser lunn:·l11
1
h) lu \T d1 de sí. .. Pard
una meta semejan!('
1
:cp1c uo estaría a Sll nw-
r\}cb? Í} qnt' f<<n1l.tH,1Jpcr;H.·1tn<>· nu \o 1. <.<.;mln-
ncg<t<:ÍÓn>>!
L1 rnavor \·ivcncía {ptr !w ítnido fue una 1 llltl!!uJi.
ncr liHma de mis 1wd;1 m:ts,
No t.·s que qnicr;t un Tidn con esa
me dad. Si c11 c-.:tc cscrítn ddirndn la t1·sís d1.· qw· \ Vag¡wr
i11l. nn por ello quiero ch:fi·ndn con menor !I!C17<l
t':O: imJisprnc:;d;lc p<lra el Wóso[(¡. En utros ca-
sus quizú. se p;tS<ir sin \ \';r.h(rwr: pcn1 t·l J1lósoli:J ¡¡r¡
tiene );¡ liL<T(ad de prc::;cindir \\agn\'r. Ll ha sn j;¡
mab cmlClenua de ·m cpr para serlo tJrnc que en-
La
la
, \. Súndw1 Jl;¡,,, ·u:d h
I.LH.lu•:•·i"n d,· {'''''·' lílllo . .\ l:rd:
cLtJ t ('D
r:dici<'ln rr·-
\ (k ! (19 7. p:r;¿s, l 0-] 1 .
En rir.·no nH>do ,¡,.,u,hrir,,_. en rl u·xro una rdí'-
quc rsL'! por t·nrim;¡ dr· !u lmHuuo. c'HO h
:-:..1 yd f¡ahituaJ el
187
nocf:rla ck manera óptirna . .:\hora bien, ¿dónde encontTaría
para el laberinr'¡ ele! alrna n1ocknu un guía rnás iniciado,
un de almas rn;is docueme que \Vagncr? A rra-
dc b modenti(bd habla su
oculta ;1·i :::u;; cosas buen;b, ni sus cosas makadas, l1a ól-
nn
\'Ícbdo tener ame .sí rni:,llLt cualquic·r !ipo de \'crg(icnza.
\', a la inve-rsa: se esrá rnuy cerca de haber ht.::cho un
bllce de! de lo modcnw sí se· ha conscgnido ICih:r cla-
ridad sobre lo btHTJO y lo JJMh·ado en \ Vagner. Com-
prendo pcrf\·ctamcmc que hoy clia un diga: «Dc1csrn
a \ \'agner, pc·ro ya no sopono ninguna otra música.» No
,tnk, t;tmhi(':n cornprcndcría :1 un filósnló que
rase: «\Vagner reswne la rrHlckrnicbcL No hay alternativas,
primero se ha de sa wagnt·nano .. ·''
uumbrc de !íl .. •sC•!(,, \. que r<tra,; \TtTS se h;m sewido a
>Í cl lii'I<Í .111íÍgn< (k ,,,J,idu \ÍHU bien Cttllll.J rwcíns dc:;-
;,,·hhlc;; \' <orno de han cncon-
1 r;Hln so rarct.. su dura. irwnh IJif;l rÍ:L, incvit able rarc;t, pero !i n:lltnr·ntc
];¡ de sn Ul't:;l, en ,;,-r h 'i;ncicncÍ:t malvada fk su
'lr,mc.('ríhirn< C<)fl modííÍC<h·iones b tradutTÍ,'Ht d,: :\.
P;,;,sn.ul. \h1<li'id. :\!i;il1za, f·fh,ión rní,arb de l <¡fJ7. 167_
EL CASO \V.\C:\'FJC
Carra de . rurín, rnavo de l
Ayer cscw:h(: -- ¿
vez la obra nwt:srra de
sirio todo el ficn
sm 1s1 crnw
pacicncÍ;¡ sorprende.
Al escuchada 1!110 mismo
[fan. , d(.'ctiv:unc·nte,
('amu·n rne ha parecido
mejor de lo qnc me
bía hecho tan indulgeme, tan
Estar sentado cinco horas:
-- ¡ l\le está penm
BizeL es casi el único
nrqm·stal que ahora
artificia.l e <:<inocentcH
hablando a h1 \'ez a
¡qué· pocu me convÍ(TlC
Yo lo llarno .\tÍFiJ(CO. l\lc
con mi buen ticn1¡wn.
7
tnotln st::
c¡uc dice así:
.:qui- impide que J Í{·mif, la \'crd;,,p,,¡.
C<lll lo qw: se dice en d wmn 13,
b expn·sii•n italí:ma para e-;a :\'i,·¡¡,c] w usa
viento e\(· prmiemc
por la carta d l'ettT
lamn alll'r:dn su
dd 2B de
chó d,· Hiz,:t por vez
uve en n11
[lll].
muswa trata al
duso cowo a
\ \'agw:r,
Se v¡¡ ;¡cercando ligera,
. no la el .. \U'
l1
nunca en escena ;Jcc·ntos trúgicos
·Síu rtl"t··c''l'! ·S¡.p f·:.¡,1·-
1l.-- \A .. í '" 1-
mm!Í!a grau estilo! Por esta
como a una pcrsnml Íntclígcutc, in-
tambib; en t:1o es la rtvlica <1.
en todo lo en
del m unclu ;\ Vagner
dice uua cosa
que m1o la crecL
me hago un;1 mcjur
ambibl un músico mcic¡r, un
posible de escuchar toda-
oídos se sumerjan todavía
oÍr C"tllS'l! ¡ !Yll'f'C'' ( 1 U''
. "·'t, , -! • ..t J, {- I "'
ticrnblo ;mtc: pe-
hn: de aií<J. Lksdc unuw:es la \'Ohí,·, a C:>(l\<:h:H ¡ \TCCS. L\
carla ;; l'rJo dd :!0 de de l !lf3fl u.•nKnía d ,:-xito de bs
en d Tcalro (';·¡¡ l:tt!u,
íilúsof{, Y
cm romcn1a en nt1.: p;tqje,
" en ];¡ "Trrn·ra jMI te" de .. {¡j
;¡sÍ cumo d !inal del 2 de la \<.t.ÓÚll •<Los cuatru
d¡_> eh ( dnndc ;';C dice: <<los pies
es una r'xpr c"íón
nlí. 11•> de ¡wn íbít dos
, ... uiid'" 1¡uc contiene d u::rmin<l que traducim1l,; por 'causa·. «l ),u,h•''.

!igros que aolmpafían a c1 pticr cmpres;¡ mr
1 af(,rfm¡;H]os \'ll los qw· Bizct no tiene
n:HL! que \TL , ¡ros;J curio:.;:1L en el fondo no llS'J
en ellrL o no hasta qw·· punto pienso en ello, h.1cs n1icn-
tras, lo escucho corren pqr m1 pc-t1'<Hnicnl.<ls ccnn-
plct<Hncntc dircren\cs,,. ;Se h;1 obscrvadrl qu(' b m Úo,ica ú-
boa el espíritu? ¿que cb al · utn:
1
r;quc en b
rncdida en que uno se hare mós mus1eo, en v;;a roe- .
dida se hace tambi<:·n m likL'ln(;,J ·-- Fl cirio orjq di' h
,, • ._j ". '· . . .", (
abstracción, cruzado corno pPr la luz. con suficiente
intcnsid;HJ par;¡ todas las 11lígr<ulas ck Lis ccJ:,;:¡s: Jc¡;.; 1cks
a pnnto de ';(T c:qJtadus: d mundo. visto en un
¡xutor;nna ele conjunto O!J1lO desde una !1\(!nt;u'ia. ,\cahc1
de definir el ¡mt!/!Js iilostlliro. 'l-. de impHl\ Í<;!J, caen <;O-
bre mí las ;. un pcqucí'ítJ granizo de hielo y sabidu-
ría. de prr.1hkmas . . . (: D(mde me
hace {(:cundo. 'fodo le) huenn me hace !(·ctmdo. Es la única
gral.itnd. y t1mhit:n la ¡muba. que tengo de· lo que es
huerm.
T(llnbié·n t'.'-:1 no ':'OLnncntt' \ Vagncr rs un
•<rnkntor>)l . Con dl<1 se clc"pirlc uno de[ norte de
todo d vapor de agua del ide:1l Ya la :\I.'CÜ1n
pues :;;i dtrl1dcn1os 2t su t(a. ht
7
mente '<tsltllln primordí;.¡] n "' ·
r¡uc. a! ;; ¡¿r;tn níw·t de F!!<ll'illlrlid:ld
oidos <:on capacrs 1k ese asunt<:> 1'11 !:1
que remite a u ickr::u inncs ,¡¡¡,i,, él:' de 'll
mu,t<:¡¡ ,,¡J.¡iliLHÍ:.! um1 vi,-cncia 1k h Ulli<hd prÍllt<!ulial
,,
!\cntud: esa
L1 rc.did.H
tlf'HI.' cnn1t1 rnnt.l\yo h1 ln..;cr ·
de .1\c.( Hi.tri(':n
dnll Pl ,, • ú lt í !!1:1:,
más :vleLwr,· r·n
¡q¡
tema r·ra ,,¡z, •lcncír'•lr al
ia.o; que YW:Ivc a ironizar
rcdimf: ele de l\ krimt:e tocbvía la en la ¡Ja-
t .•
sión, la linea cona, la duro nccesídad; tic:ne, sobre todo,
conHl es propio de la zon;¡ cúlida, la sequc·dad dd aire,
b ' \TI el din·,. aquí ha cambiado
d clima c:n !odo::; los aspe(!Os .. ·\quí habla un;¡ sensualicbd
una sensibilidad di 1Hc, una serenidad diíe-
rcme. música es sen·na; pero no tiene una serenidad
o alem<m:cL Su serenidad (:s afl·icana: sobre ella se
cierne h1 íl:licidad es lm:n:, rt¡Jc;uina, sin per-
dón. Em1diu a Bizct porque het tcnidü el v;dm de manift:s-
tar esra sensibilicbcl, que en la culrivada música de Europa
Lodavía no teni:t hast¡¡ ;dl\lra ningún h:ngua.i{.' esta scnsi-
: bilícbd rnás meridiomd, nd1s Jnúr-ena, más quemada ...
¡Cnúnto hir·n nos hacen bs doradas taúies de
En ellas rniramos a lo lejos: ¿hemos visto alguna vez máY
el rnar? - ¡Y cómo nus habla la danza mora, so-
¡Cómo en su lasciva rndancülía lldSta nuestra
insaciabilidad cunocc por um1 \TZ la saciedad!¡.¡ ··- ¡Por
lln, el amor, el ;nnnr que ha \ttdto a rraducirst al lenguaje
de la naturalr!":.a! · d a n1or ¡]t. tlll<t ,, virgen suptTic,r,>! ¡I\in-
gún scmin1c-ntali::.mo a lu

¡Sino d amor como
[destino]. como fátatidad, dnico, inocunc, cruel y, preci-
:;ameme por ello, rudo i·l ¡El amor, la guc:rra es
lllhJ de sus medíos, su fi.mdamcmo es d a llllíerfe c.·n-tre
lo.s -- I\o conozco ningún case; en la broma rr{1gica
que CCil1"! la esencia del :nnur de manera tan
t:stricta, se comiena en una JórmuL1 tan terrible, como en d úl-
tmH¡ de don .José, con t'l c¡w: acaba la obra:
Este r(Trnino iuli.u1o, qw· !"· cumbina dus sígm·
!Íc'<i<.Íu;, " b \·,_:z, b !iulpÍdtJ " Id, ¡wrn tambih; b tibícza y
b r:s decir, n:rniH' al ;un· rm dima que ní es upaco ni
tn d que nn brumct'i 11Í hace Crío.
1 1
Vt'·;trB<: a! ío;, ¡ wmo l :.'.
iU Wlnil l :l, ll [-VIJ.
a L; í{·mcnir"' d(' L/ it4nnd,', ,..n,uílt.
Scms:j:mtc
digna del
de arte Cllll'C' 1 il1·s.
ktccn como tudo d
arnm. 'Lunhit::n \ Va<rncr ¡, ¡
d :nnor S()ll
uno ::;er, a menudo ccnHr:t
qur<TU!
COlb[I!UVC ('lí C'StU una
v¿qué te irnp(¡na a ti, que
nt·spondc a su amor,
sentencia uno gana f1
Inanos
cuando
tudcJs los
ho·idc1, es !'!
:B. C:unstam
1
(:Ven ustedes va cuáriío rnc
'vr la ll!lt:lique [
siL;l]: tengo razmtL'S para ¡·sta
k :\![,:¡zsch,; cirando
l f '/1,/¡u't!i .AJl<n d,¿
ll•l'llO !L lntduo·it',n de
:;L):
cnmt, dctcrn¡Í¡¡;¡,J..,
lll, ¡¡¡m¡ XIV, t'll ,.¡
\il w anw, ,:qw:· M' k
scmcncía de (jll<' dú·c:
k anll' a
1nc·nos
lknjamíu ConSiii!H !7b7-líUih,
..\'íetz;:.;.;;-ht· cnnot.-Lt tt1du slts
li'
llllil ubr;t
j¡¡
d
re-
r:
e o-
cou esta
o ¡os hu-
J!ilr amst-
es d n1ús
CUll.SCCllClH'Ll,
ck todos!
.1
mrli,
se
1 tas cosas nos
m no
su y uno no
grande, ·
cabd tan
¡Y con
retorno a la naturaleza, a la salud, a la
Í;z'Íüul! \< sin embargo. yo
).'J ••• \'o rui capaz
ese I1cclüccro!
creer con sus cng;¡i1os! T ,o pri-
su arlc es nn cristal de ;nmlcnto: se mira a
se ya de sus ojos. ····· Todo se hace
.'f hace .J?rande ... st·rpículc de cas-
v1da 11os ha estado llaocl;do.olr
de «fiddjdad>>, de <<put-cza>>,
mrrom¡1ido con una alalmnza a la casti-
hcmos creído ...
no me oyen? ¿Aún siguen prc-
<lgucr al de Bi7.ct? arnpoco yo lo
. El prohlcrn:1 de la rcdcnci/m es
·
19
• \Vagncr n(·¡ ha mcdit;n]c¡
como solJlT la rcdcuciótJ:
redención. En ella siempre h;1y
quiere ser redimido: a veces es
scftorila (:::ole· es el problema Jr:
riqueza \'<tría su ¡Q_u[: des-
VE!CWllCS {;1!1 raras )" tan profundas! (:(uihL si no \Va,giHT.
redime prckrcntcrncntc a pe-
caso de ¿_O que hasta
se redime. se lwcc .\tdollmiu. si se
holandés amntc), ¿O que viejas mu-
quc c;1stos <tdolcscentcs las
. que un caballero que
!H
· remite :1 ia p1inwra cdici,·HI :dcmana de csw q!Jra.
a en el § 2:,5 en su pnrte linaL Sobre esta qtH:
ckllcwlc la nnc,ícLtd de la música vóasc el nrlículo de L. C.
de ( ;\HT\''''s •·J'\ictzsdw Y Jos estt:ticn;; ele! SltP), en , f!ln!u.irl
de . XX!U, l. '2000. pú¡;s. 131-1 !H.
del vc.nmn de UFB. editad(! el! el
ce; :1 agwTi<mo redime de manera óptima a JO\T'!JCS hermo-
sas:) (el caso de Los !Ji!IC\(Iu\ r;O que t;lmhi('n L1s
muitTC,<; Clsachts son rcdi111tdas ron mucho gusto por un ctt-
b<d!eru! í,el caso de lsolda,
21
• ¿C> que «el dcs-
puc:s de ]¡;lfx-rse cnmprotnctido tnoralnwJJl(' en todos Jos as-
pectos. _al Gnal es redimidu por un que es
t:unuralt:sta;' ic_l caso de F/ anillo), ¡Admiren ustccks en
ticular este últullo pcns<unít·nto tan pnJfl.mdamcntc abísrna
(:.Lo comprenden? Yo - 1111.' cuí do nnrcbtl ele lmcrTlo ...
Q,_ue aún se puccbn s;¡c;¡r otr;¡s cnscfíanr:as de las rJhr<JS ri-
ladas. eso, ante::: que yo me inclinarLt " dcmu:-:-
trado. Q_uc por un bol!rt w;tp;lli.Tiano a nno se lo pucd;.1 lk-
\·ar a la clcscspcración ¡y ;¡ la vírtt1cE (de uucnJ el c;¡so
de T · que ¡nwdc tener peores no
irse <1 la cmna a un;¡ hora ;Idcct!ad<t (oLr;¡ vez el ntso de Lo·
fungrin). (2_uc jam;'ts st rlcl)c s;dwr con cxccsivn exactitud
con quih1 se casa llllU Clt n·;didad ;por tercera vez el ca:;o
. Lolti'II,J!,TÍII) Tri.stún e L\tdcla glorifican al cónyuge pcr-
!ec:to que. en un c1so dctnmiu;1clo, sólo tic·uc unil única
prcgnnta: «r:Pcrn por qut:· 110 me lo ll;Jbt:is dícho autcs? ¡Si
era 1o más sencillo que se podi;1 lwu:r!» R.c:;pucsta:
No (r: lo ptH·dn dcdr:
v Jc, que pn·g,nnt;ts,
l!UtlCl lu p¡¡cJr;'¡s s:.tlnT:u.
en IJ! ic1w u u; t sr>l (' 1 n 1 H · pro lJí bicir.nl contra l;¡;; j ll-
y Cun lo cu;d \ Vagucr rciYin-
<hca _l:l noCJon cns,tmn;J <dt.t clclR'S y tienes que (Tffm . .Ser
ncn11ftco es un cnnwn cot1l.ra Jc, má" ;dto v lo mis s;
1
-
gt:;tdn ... 1nanrr predica la ;;ublílllc: doctrina de
que b an1arra «n:ditJH.'\>, si h;¡ÍJJanlos a la nwm.·r;¡
11
E1t líislt'in e huída.
.,, \'(:as(' el !!·;,grw·ntr¡ del \r:r;wn de 1 B7H del t<HllfJ IL :HJ
r 1 , o¡.
\V"ctgneri,ma -- incluso al ntás erralJtttJdo. ;\qui n.os pcnniti-
nin:'i una Admitiendo que esll ftwLt cierto, ¿sería
por ello w ¡¡¡J¡i(:n <ksc:d Jk:J <;. k SU<X(k al ,,¡u-
dio etnn:uncntc cJT<lll!eJ> a quien tllld Inujer ¡¡cJura y ¡¡¡¡¡a-
oa? SuH.:í!Lunentc, que deja 1lc ser un t'll'JT!CI crnUJte; se
casa y deja ik intc·n:sarnos. ··- ·rr;tducit·ndnlo a la n:alicbd:
(·l pcligru del ani.-;ra y dd genio ·- y csu L'3 lo que snn, citr-
r;untlllc:, lo:-: <<jwlíos ctcn¡anJ<:lk' c:rr;¡ntcs>i ---- reside en la
Irwjcr: b:; nwjcn·s t¡ut /o.1 w!otWI son :;¡¡ perdición. C:t:Ú. na-
die rienc srdic·it:ntc carácter P'lr:l no pcnlerst· p:tra no <<re-
clin tirsc:H- cu<ctndo se sÍClllc t ra! iH l(i conw si Júcra \lll dios:
(IJ!NÍ!'\Úaule en sc:guida ante ];¡

El lwmbn· es co-
barde <JlHe todo lo cUTIJO-fl:·mcnino
21
: eso lo sabell las mu-
jercitas. En rnuchos casus de amor fcmc·nino, y quizá
prcris;¡mcnte en los m!ls fitmosos, el amor no es rnás que un
muy rcfin:tdo, ttn cnqiJÍ.st:nse en un ;dllla c·xtraií.a,
¡¡ \ eccs hasta en una U!JTlC cxtr;¡í'ia -- ¡Ay! ¡ Cuún a me-
nudo a c:xpensas <<de aquel que: brinda ]¡(¡Spiralida¡h,!
E.s bien conocido el destino de Cocrhe en b Akmania
saturada de ftcifb moralina y de· cH:titudcs de solterona.
Síernpr(: iitc un escúndalo para los alem:u1es, sólo ha tenido
sim·¡T;ts cmrc las judías. Schíller, el Mwbk»
Schillcr, que les aturdía los oídos con g-randes rdabras
/1·e sí qur· correspondía a los dictados de sn corazón.
¡(¿ué le n:pnJch::t-han a q/)l:thc!' El «rHOlllC de \\·rms»;
:•: Es uhvia lit implícíra rdÍ:Ttnci:t lTlul·a a Cusima \\'agw:r, como
docurrwnt;·,n !"' ti·agrrknlc,s pó,;runtüs u:danados l'll l\iza el de nu-
\ÍnnlH\: de ltHl7, nt el ¡omn U, ll 1271 y ll j:2ül Corno es
bien urnhít·n b fígma tk Cnsinn juq;a nn impllrUilll<' papel,
,omplcjo y amhiguu, en rdkxitmes y nc;tas del ú!drnn período de
Nit:·uschc. Uua Ci>ldt:sióll de Houbk rcnmucinJÍCntü se tHCl!<"lllra, por
qn Cil el 3 dd :tpanad" •<Pur qu(· ¡·u t:m intcli_ge!Ilc,, de
F<1t.'
R.c:fi:·rcncía 1ndir<:C1a al ranl<J:)() \'Cb() úlD el qw: cnnduyc: d
Nw.ilo d,· Crwthc: «.!u Ekrno-J(·:mcuÍIIO uo' atrae a In altm>. \'(:ase la
<·d. t'ÍL, t\ ladrid, Cátt·dr;i, p:íg. ·Ll:?.
19Li
y· que hubiera escriro cpigrarnas Vt'llc:cianos.
k dio un sermón nwral; hubo un
CtlíllHio habL1ba dt: Cocdlc, usaba
bra <d'ríapcm. lncluso el f l'ilhdm
lamc:nre con1o un síntorna de
inOl:itl La <EIIii'IWJ!,iiÍt,, feas;¡ de
cadO><, la que
ejemplo, <t NichuhJY': quien
l:mJNltación que Bilao!/ h
produce con U!!WI bcilidad una
c¡nt cuando un gran espír·i¡u se ccwra las
tuosismo en :dgo muy inferior,
Pero quien t·staba sohrernanera
pcrior: en Alermmia todas las
pccic de «iVanburgos>;
21
, se
el «espíriru impuroh
2
il qnc
¡-ja la ha puesto \Vag11er en música.
qut: redinu: a Goethc; pero
al mi:-;mu lÍcmpo wma parí·
salva a Goerhe: un:l. oración
e!eua a su niuc! ... :f\l
;1 Klnpstcil ·k
r'nkr,
b !;¡.
Vll'-
Banhold Ceorg Nidmhr, historiador dd xtx, liunoso por
su rnnnunH'rlial rks .(eilal/n) ,¡oria dt la r'JI(itil dr
fa Harnhurgo, lfl·l5. Nietzsche lo ci<a en otras uhr:1s, pur
r'jemplo, en d lli7 dr: Aumra, tdición rlt: G. Bihlinrcca
Nm·v·,l, 2000, pág. !6-L
"" Rcfi:rt:ncia a un personaje de cantor, con I'OZ de haríwnu-bajtJ,
de líumhíill.ii't. que eH el segundo ctudl\l dd .-\cto ill-
mdo <t la reívindíctcíc'Hl c:xplíci¡;; de los gocc·s dd anwr físico nh·<kllik
Lt ''lt<">blt:'; ddt:11;;a cah;llleresct dd amor y la vinud «dC\\tdos,, y ck la
cmHabida «ho11ra de bs v(:ase R. t:dicirm ci-
tad(l, torno H, pág. 75.
D Relt-n."ncia a la citada
cuyo ¡jrulo complcw dil·e así:
26
Expresi{m usad<t por Fr.
d•" l B+:!-l 8-Ll
tle t'tmloit\ m t! l J
.::n tma carta cld l !\ de l(·-
hrero de l795, cilmü expone V. liellll en d líhru que
nma siguicn,1c.
"
1
'
1
Sobre b cornpkj;i hisu¡¡Ü de la:; ck. Co<:tlw con el pú-
197
<!Sjll nlCJOJl ...
111//il au
k hasta la
t¡IIÍsn al¡
<lgusto de W8H.
pensar Uncthc

vez la cncstÍÓJJ siguiente: cuúl
a todos los ront{u1licus: la Glta-
rcspucsta dice
morales y rcligiclSllS». En unn
filé1soió tod;1vía le af'J;Hlc un. epi-
quizás que el rnwhlo y la mu-
llcg;¡n ;¡ captar, el lwriz·(mtc
es miope por naturaleza. Pero.
horizonte. una rnera inu1n1-
pucrta ccJT<:tda nntc lo único a
nnf!Íe/'"Jl su mundo su pdigrn, xu ideal, su
mancn1 rnús lo nr
1! lui.Jáut la .wíntctii [A la masa mJ
Necesita sanüdadf!O.
historia de t.:/ anillo. Le corres-
es una !listona de redención:
1 es el propio \Vagncr.
ter ha creído en la IT1.mlucirin
Cll el libn¡ de Viktor lfchll. c:ulmd;m iibn
lkrlln. 1 mn' que leyó y extractó en la
el f'ragmentu póstunv .. ' del tumo l :l, l G [:?ti]
a cierto presunto cTTrx de ci!;Jción qnc le
lit cnrta que le envió d ll1 de
. Y' Cita Tír dr Jesús ! !'ido de Jegisi, París. l Bti:L
.¡j!. Vh1sc d dt;l rr.m:l Ll. ¡¡' El gnm es-
en hit<toriadur. fi!hsoló V rra11Cl'S Er-
!!CSt Rcn<1ll ¡ l B:23-l Nietzsche suele 'criticar, !'uc muy leído
v ·,mntado por éL sobrf a de WBB, v el delmu:. con sus
¡,kas aparece en varios pasaj<:B de de los idolw v.
tr•dn, de U Jnti1 CtJnviorr que \ Vagncr tenía en gran estima la
n1arH-r<1 en que R1.·nan los orígenes del cristianismo.
198
como sólo algún que otnl Jl·;tm·é:s lta creído en dla. Bu::;¡j)
sus lnwllas en la escritura n·mica del mito. crcvó haber cn-
coiltrado ,)'irg,líicd al típico n·vr¡Jucionario. - . '\:De dónde
procede tnda h; desgracia del mtmdoh>, se preguntó
ncr. De «<lnti_guos l"()ll!raiosn: así con1o todos lc1:-1
idcúlogrJs dt' la rcvnlución. Dicho con tc>cla claridad: procede
de lncs. mor;dcs. in;;titucioncs, de todo aquello
en c¡uc S\' ba:;a d mundo <tllLÍguo. la \·icja socicd<lfL. «r:C('lJno
cclnscguiuJos c¡ue dcs;tp;tJ-c;r,ca del n;undo la dcsgr;¡cia:'
,:Cómo se climin;1 la \·irja -;ociccLtdh, Sólo de una manera.
que se dccbrc la gw'tT;l a los w:omratos>; (a la tradición,
a ];¡ nH!l';d). Er lu r¡ue luu!' Sir:¡;/i-iui. Empieza a hacerlo pronto,
muy pronto: su gestaci{l!l y;t es una dccbracióu de guerra ;¡
la moral --·- viene al 111\llHlu partir de un adultcJit.J, de un
incesto ... I-:1 inn:ntur de t'stc rasg-o r;tdical nu e;, lit :m,ga, sino
\Yagncr. c:n este punto la ha corregido ... Sicgfricd roufinúa
como ha comenz;tdo: sólu sig-ue e! primer se dcs-
r'mbaraz:t de toda ck todo respeto, de todo tcmnr.
Liqllida lo que le clcs<1grada. Arrolla a las clivínídadcs
sin con-;idcT<lCÍÓtl. Pero stí c;1p!tal
en r:mtl!IC1fh1! a la !mtio en «redimir a l.künnhilde>) ... Sicg-
G·ied r .Brlinnhllde: el S<H:rament(J del amor libre: el inicio rÍr·
lü ele oro: el de los dioses de la vicinf moral . .. ;¡
mál está diminado ... Dura\Jtc mucho ticmpq la ·;1avc de \Vag-
nn avanz.ó alegre por t1fa ntt;t. No hay duda de c¡uc al ¡w;¡...
seguirla buseaba \V;¡gncr 111 1l1Cl<1 suprema. (•Q_u(· st1ccdió:)
Una dc"gTacia. La ll:t\T ln,pczó en un arrccif(·; \Vagncr
quedó p<Hnlizado. Ese csc()llo era ];¡ filrJsolia sclHlpcnhauc-
rjana: \Vagncr quedó <'ncllhiclo en una concepción
del rnu!Jdo. ¿<)_u(· h;dúa puesto en música? El optimisrno.
;,e avcrgonzú. !.'11 optimismo. además, para el que
Schopcnhaucr había invc!Jtado un epíteto malvado el r1p-
timismo ÚJfrmze
31
.. \Va¡.;ncr se avcrgonz.ó por segunda vez.
·q Vt'<lSC A. Srho¡".·11IJnur:r. El numdn WIIW UJl!inlu.d r ¡,;!!, l.
• tnlll<.' IL /Jrridt. J)j,,W'.l!CS, 1977: púg. 40H.
Se puso a relkxionar dnrame largo tiempo, su situación pa-
recía cksesperada ... Al fin r:mpo.ó a vislurnhrar una salida:
d c·scoHo en el que fracasó, (CÓllHl;) ¿y sí lo inteqm·t:tba
corno la meto, corno la inrL·nción escondida, corno el vcrda-
d(:rn sentido de su F'racasar ll!JllÍ --- rambi{:n era una
ll1L"U. Rene nrmúf.aVÍ, cwn lll1141u,!f,ÍI/IIl J'ri... [buena navegación
hice cuando miurragué .. J':-. Y tntthúll El anillo a lengu:de
Todo va mal; lCJdo se dtlT\Itrtl);;t: t;)
mundo es tan Ín::1lo como d anriguo: la nada, LqCircc¡indía,
h;m· sr:i1as ... ·i:i Búil¡rJllilclc, que, según d propósiró primi-
tivo, tenía que cléspcdirse con una canción en honor al
libre·, consolando al munclu con una utopía socialista,
con la de que (dodo irá bien», ahora tiene el encargo ele ha-
l't'·r algo d&:rente. Primero ha de esmcliar a Schopenhauer;
ha de poner en verso el libro cuarro ele El mwulu como uo!uu-
tad v
l l"armn · .. Con toda seriedad,

•:':l
csn rue una redención. El beneficio que \Vagl1Cr le debe a
Schopenhaucr es inconmensurable. Sólo d jilósqfó (Ü la déca-
t!enrt le cEo al artista de la décadrntr d .Ji[nl:ú/ig - ---
\'! Sl:ntencia ik Zt:nón d estoico, vé:asc Diógt·ncs Laercio, VH, .:J,
qu<' Nit'lzschc cita siguiendo la rr:Jducc·íón latina dt Schopenhaucr
:\'(·ase
wul Patalíj!(i!lh'IW, l, 2! t)\ y qu<: ya utilizó en un par de
fi,ag;tnt'·ntos ptn ejc·mplo, el tk m:.trzu tk Hl7 5, editado en d
lO!!lCJ f, fl!l] y el cJd lO!liO 1\ j(¡ j•l-JJ
u .c\pan:ce ac¡1d una primera alusit'll1 a Circr:: en relación cou \Vag-
¡¡¡·¡ y su arte, que· m:ts adelante n:n.parcccrá ck manera cx-
plkiw v U!ia indirh'ta crítica llevatb a cabo con c·w:
rnisu¡c, motivo se cnnt<"ntra en d :;:t i 7 tk •<ScnrtiiL'Ía,; y íkchas» en {h·,
¡¡¡/,odo 1h Íoí' idoi1F, vb,sc h1 CütTc;p;,ndicmc nota de A .. S{nlchez
n!ici/JJ¡ rn·isada citach, pág.
5
Al artista dt' la décadente --
y con ella aca.ban rnis bromas.
dúididó espectadé.ír cuando
-· ¡y, adnn;:Ls, la mú:úca! ,d:.s
ahsolmu? ¿No es, más bien, una
roque, lo pone enfermo ha
.F·rnw-
Un dhwient qut con
qüe con él pretcnck
h:tcer que su corrupción ·
como progreso, como
Y uno no se dditJHk. Su
hasta idcanzar proporciones
hay tll1_ denso hurno de incienso, el
él CÍJ'CUla SC dÚt0111Íl1a H('\'iHWeli:J>>
,, '''•' ,, .. ' :::> • •.•
persuadir sólo a Lüs jJobrei· de esjJÍritu
Tengo ganas de abr1r
aire! - -
No rne extraoa que en
\ Vagner. ]\fe exwail.aria lo con
bbricado un \Vagner al que
ahora km sido p:->i(:ólogo;;, merecen
cías cuando malcmienclcn. ¡
engaüen sobre \Vag11er, allí
más que psicólogo! ¡Y San
se adivinan cosas qth: incluso en
afinidad ha de haber
dence europea para que
no
nu:, rnllna h salud
un ser lnnnano cn.
lo que
jliJJI.[tfí m·
se Sltnle
que sabe
COillU Jev.
'.
que sobre
(:onscguido
sig<wP
5
ventanas. ¡:\ird ¡lvfás
se engai'ien sobre
alemanes se h;m
nunca hasta
den las
en París se
adivin;n!
1
';
toda la déra-
sienta como
Ji V tase ti fmgm,:mu pl'Jstumo ckl tumo l :1,
J'> Véase la primera de las hinu¡venturml:t.a$.
3
ú • indirectá ;.1 })uslt.">Íc·vski. .
clt· «lllcursioncs dt: un intempt::;IÍ,_,<:,, en
20]
Forma parte
yor ,grandeza ...
las · Ptles
tra él
es su protagonista) su nombre de ma-
::;c n:ncra a. sí mismo cuando In eleva a
de que uno no ;:;e defienda con-
un sig-no de décadmce. El instinto
que pr()ducir cspa1llo.
que conduc:c al abisrno todá\·ía
quiere un (jcmplo? Pero si no
el régimen que se recetan a sí mis-
o los diabdicos. Definición
necesita una dieta c¡ucj()
como peijudicial, ¡;oda prohi- i
1
, . l . l
es, toe avw. un suo;-rw e e ¡
.• . ' l
agotado lo airar lo pujuclicjal: al ·
La cnfán1cdad mi:-;ma ser
¡s<)Ío se que estar su[icicnte-
cstinwl;mtd - \Vagm:r aun1c.nta el
eso atrae a dt·bilcs y agotados. la fe-
del v.icjo rnacstro al ver
vienen a <:·! «los niflus pcqucfios>ln
de darte de \Vagner es 1111
que ll(•va a escena ·- purOfi
lo convulsivo de su aJccto, su
1
. '
su gusto, que cae a vez ex1g1a
su incstabili<hld, que é:1 disfi·azaba
y, muy en especiaL la elección
éstos como tipos fi-
todo este conjunto
que no deja lugar a chtdas.
17
\f(:asc dr ¡\Jateo 19. H. En las ti adtu:cioncs
sude kn s•: el bic11 conocido •<dejad que los níiios ... ,,, pero !Jelll(lS que-
rido di m imttÍYo dd origi !!al alcmá!l, dit !Ci11dldn, Gel rcprn-
dwci<:m de la versión de cita maliciosamente con
un n::cursr) que, como bien se sabe, en sus manr>s va mós allú.
de la mera tramcripciún 1\tnal: lo pone entre comillas. Esta almi(m iró-
nlct\ a ,,]..s ¡¡Ífíos se encuentr<l taJnbién en d)cl espíritu de
la de Asi habló
202
f l
. · r r· · · ·¡<¡ '
agna est ww 1/tTlfJ\f agncr ex 1ma nwros1s¡ '. hcaso no hav
1wcfa que mt:jor se C(llliJZca hoy día, uada en cualquier cas;>
cstf1 mejor estudiado que d carácter proteico de la degene-
ración que aquí se tr;¡¡¡sforma eu la crisúlida ele! ;trtc \. del
artista. Nuestros llll\ljcns v fisiólogos tienen en\ \'agncr su' caso
mós íntcrcs;mtc como mínimo tícnciJ (:n ('! un caso muv
cnmplc!t.J: \Vagner es el ortÍ.If(l moderno jl(lr el t:a'-
g:Jiostrn de la tnodcrních1d, prcc1sómcntc n;1.cla ce;
mús moderno qne c:;t;l dolcncú integral, esta dccre¡Jttud y
sóbrecxcitación cld 1m:canisrno neiviosó
3
é
1
• En su arte ·
niézcla del modo mús seductor lo que hoy dia más ¡;dt;1 !e
hace a todo el nwndu los tres gTanclcs estimulantes de
los agot<Hhls, lo brutal. lo mtjj1cirrl :r)o inocente (idi!Jia)
1
n.
\ V;tt,rncr es tUJa gr;m corrupciún para L1 música. Ha
seguido aw:ng11;n la m<llH:ra de que excite los can-
\'
1
\'{·a:;c el \('XlP del d.ia 1 de septiembre de 1 B6G, 27') del
t.nnw J [ del ]mmml de i<.1s licrl'lla!J<)S Goncnurl. que, rcci•'·n c.dita<hl,
NictJ.:<cltc leyó atentamente ;1 pnrtir <kl qtofi11 de 1 UB7, en el que sr'
dice ln ,,f¡ le 1!/r•l rlu tf,.Ji imr JI,m·r¡f/ rk 7 I'IUr: !.e ni Wlr' m1:c-
m.<r [Y la scntt;ncia del !Jr. l\[fJ!Tau de Tours: d genio o uua ncuJ\1·
::<is]n. La IJUdla de h1 lce11H<t de tres \l)lll'J5 de este Di11rfo V!Jln:ni a
m:111 rsc múo: acklant!.'. v "' muy not<thh· t;tn ¡]¡j(:r¡ en varios alrJ! is-
mps de :do dr !o.r ítl,fo:r, ,
'" Ya Karl Gntr:kr,\\· cotnp;¡¡,'¡ :1 \Vagncr con Cag:lirJstrn. E$IC' a\Tn-
tut-cro, 1n<1gu y íLdí:1tw del le !drve a Nietzsche c!.l
riag rw!tsloncs el cxp,1ncr critica imagen de \ Va,t;!lcr, desde el

<k Dt ,itl'iÍ't jun'rd. n:·;¡c,¡: l:t cdici!.Hl de G. Cano, i\hdrid, Bíllli,;lcra
NucTa. p<íw. JB7-Jt)J, cunuclantctllt: en pág. W9 y nota 1!),
hasta d "Epílogr>" de ¡·;:te rn d que nn> húllamo;; .... v,'·ase m;\
5
adchnlc , donde ;;e repik •:xplícitamcntc el _juicio aquí citado, p;¡.
¡mr ¡·] § 1 del ap:1rtiHln dcdicadu a comcnlarlu en Ec(:r lwmo. u
pur In cartn ;1 !'. Ga<t del de julir, de lnH2.
PI j · ¡· · 1 . v· J • · ·
· ·,s((',arJcOH
1
llS<H .. r> I"Jr 1\lctz<c 1c en csJ;¡ cpoct cou d ,Igllt-
fir:ado que !icnc en la t\0\r'ht El¡,/¡,;[,¡ de al
rnpcct<.'. por cjctnpJ,,. la nula t)'j de bs piHY,S. 1 tí!l-1 {)2 de J;¡ cdicir'l!J tk
Gcrrnún C:u\IJ de Fl "!utlui.,lo. ,\!arlrid. BihlitJ!c:ca Nueva. :2\100. ;
1
,j
corno la nota 2.5 de h cdici(,n rc1·Í5:1da de este mismo cscritr;¡ prq);1r:tda
por .-\. Sónchcz ni, \! adrid, Alianza, J9C)7. púg. 1 :\:).
sacios con lo cual ha hecho que la rnú:;ica se ponga en-
l(:rma. Su talento inventivo en d ck élglJÍj¡n1eJ:tr: de
nuevo a los m{¡s agotados, ele rc:animar a los mediomuenos,
no es en absolutO peqneüo. \ Vagncr
golpes hipnóricos, pone b<\io su yugo in(,! uso a los fuer-
tes como si fuesen tnrps. El {·áto de \Vagner su exl!O con
los nervios v, por consiguiemc, con las nHüt:res -- ha con-
vertido a rc;clo d rnunclo de los músico.'> arnbíciosos en dis-
cípulos de sn arte oculto. Y no sólo al rrnmdo dt los ambi-
ciosos. también al de los /ú·toJ ... Acruahncnte sólo se hace
clinen; con música enfcm1a; rmestros gTancks teatros viven
de \Vagner.
-- Vuelvo a pe}.l)1It1rrne una diversión. Supongo el caso
de que el éxito de \ V::tgner tomara cuc;rpo y adquiriera fi-
gura, de que, disfrazado de !Jwnanitario erudito se
mezclara con jóvenes ¿Cómo creen ustedes que
. ' . .. J
se expresana en ese trance: --
Amigos míos -cliJia , hablemos cuatro palabras entre
nosotros. más nícíl hacer mala música que hacerla buena.
¿Cómo? ¿y sí, además, tochnia fuera rnás ¿más
mús cónvinccnle, mf1s bscínante, mús seJpLro? ¿y mái
. . .. Puldnwi1 e.l! jJCwmmm lwmimun [Lo bello es cosa de
pocos lmmanos].¡
1
• ¡El asumo es bastante gTave! Entendemos
btin, quizá entendemos también nuestra ventaja.. Lo bello
tiene sus espinas: nosotros lo sabemos. Así pues, ¿Para qué la
belleza? ¿Por qué no lo grande, lo sublime, lo gigan-
tesco, lo que mueve a la:; nwsa1? · Y, lo vt1elvo a decir, es
m(ls ser gigantesco que bello; nosotros lo sabernos ...
H Véase I1oracio, Sálims, I. 9, +L scnltncia horaciana ¡am-
bi{:n aparcct: en t·l § 2 del apartado titulado <<Lo que los alemanes es-
tún pcrdí<:ndcJ» lk Cl·tfiiÍJrll/1, d,, IDs ído!(!J.
Conocernos a las masas, conocemos d teatro. T
de su público, adolescemcs
nos y otros wag11t:rianos,
profündo, .lo av;,s;¡
el tam-
y a\'ilsallad01·.
cosas. V ti lTSto del público,
clt poca rnonta, los
lizmt:Iltc-todo-lo-digicren, en
bién necesitan lu .'>uhlirne.
Todo esto riene una misn;a
lógica.
,,(¿_uicn nos pone
su es ilwne·.. nos
c¡wcn
nos hace presentir cosas, ése es --· Decidámo-
nos, sti1ores músicos: querernos sulryugarlos, qucr(:mos t"Ít'-
varlos, <jllt1Tl1ltlS
'mítntos. Toda-
vía somos capaces de talltas cosas.
En lo qnc respecta hacer-presentir-cosas
este punto comienza nuestro <<estílcm--
solo pensamiemo, eso ante
co1no un pensarnit·nto! Sino
miento, la aglomeración
no han nacido, la
mundo ral como era anres
cn
cn;clescencia del caos ...
Para decirlo en el
sin mclodía
1
:!.
hace presemü· cosas ...
maestro: inJ1nitud, pem
En Jc¡ que concierne --en
eso y·a, en partt:, a
todo los instrumentos .. -\lg-nnos
1 tbn a
los imcstinos abren
con fLindd\,
otros hechizan la méd11la espinal. del sonido aqui
es decisivo; aquello que suena es pránicameme imlife:n·ntc.
¡Seamos refinados n1 este
rnus en
lo demás? ¡Tenganws un st.·a característico nues-
tro la locnra! ¡Se le la riqueza de nuestro
espíritu que cou sonidos · nar nmchas cosas!
12
l ronía sobre la 11·agnc:riana <<rne!odía
20i'í
los ncrvws, go!pebnoslos hasta asesinarlos, utili-
quc eso subyuga ...
mús subyuga es la pas&Jn: Pon-
ella. ¡Nada t·s tau barato como la
todas¡;¡;, \lrtudcs dt.I contrapunto,
1did;J n<Hh que de la
L1. helkz<\ es dilicLl: ¡guardénHJllUS
la ¡(:ulumniemos, amigos
a la melodía si es que, por lo (le-
en sctio d ideaL calumnit'mosla! ¡Nada
una bclia rnclucija! ¡Nada con:ompr: d
¡Estamos perdjdos, awigos ntío:::,
las bellas lllclodías1 ...
la melodía es innl(Jnd. Pmcba: P<Jks!rina.
de 1 hasta sautiíica ...
< •Y •• ,,
uuc1uu de la ;'asióu>'-- o ];¡ giiq-
cuerda de la imuiiiüi)i;\. ¡Atn·v;\-
'l «rT '{:ns
1
·\V·tgncr ·tflT\Í(·, ,, "t'rlP!
(. ···--" j l (\,· ,. (., .. - i.'
hxlo ele las rcpuguantcs mclo<lí;ts!
1nli:stras manos! Sólo así llegaremos ;1
'··
lTSlU}1<J todo lo antc'nor. i·'iea·
nó es lo más ·sí es lo
hacer. Para dcv;u a los seres hu-
ser elevado y ;;ublímc. ¡Camine-
a lo infinito, rudcbmnw:;
¡ArribalJ i - no ha\·
f·stc. ()_11c el «¡Kcho lc\-l\\l!<vlo>l
el <<bello seuti Um 11ucstro
tcnicndr) r<17:Óll incluso rrcnlc ;d
nu.:jora r:córno
así ha
pues, a la b
sctia po:;ibrc que n
SJcrnprc la hu-
u de ese
u \'( a.>c la títuLtcb <•Los "mtjo¡ ;tdon·s'· ele Lt huu¡;tJJid:t<.b'
dr· 11/•1 dr !o.s úlu!m.
modo se llega " ser lntCJHJ (de ese modo se Hcf¿a a ser hast ;¡
«dúsiccm: S¿:híllcr a ser un <<clásiccm). ali:mosa per-
secución de b<\ias excí! acioncs scmualcs.' ele la así il<Hnad;l
ha emT>:ado a los italianos: ¡sigamos siendo alrma-
ncs! Hasta la actitud ele l\Jozart hací;t rnúsica ¡\\';u.;ner
JW5 lo ha dicho. p;m\. consobrno:;! era [i.-ivob en el
fondo ... No pcnnit;nnos jamús que la música <<sÍrYa al res-
tablecimiento>>: que <<divic:rta>>; que <<¡.noduzca phvT.r)). ¡>Vó
jiiOj)IJJÚoncmos llWlm ¡;/aoh.' --· estamos pádidns si de nun·¡)
se piensa sobre el arte co11 un criterio hcdunista... Eso c.«
siglo xvrrr del m;1lo... En cambio, nada podría ser ntás
aconsl:jablc, dicho :::ca con reserva;:;, que una dosis de
.latll1ilmnelia, sir rmia rolm
11
. Eso con!icrc dignidad. Y cs-
coi;unos la hora en r¡uc cotnTnga verlo todo ncgnl: suspi-
r<lr en público, suspirar c:ric;tiananJcntc, poner en cxltibiclótl
b gran cornpasión cristian:t. <'El ser ltuJnano cstü cmormn-
p!du: ,:quien ln rcclimirú? ,jqué {o rrdimirá:)¡ --·- No
rnos. Seamos precavidos. nuestra ambición, que
quisiera ÜuHlar rdíginm.'.s
1
''. Pero nadie debe tdar de que nos-
otros lo redimimos, de que liiiCJlra música es la única _que re-
dime ... (Vb1se el ensayo de \Vag1icr sobre «Rdzgir1n_y müc'>)
1
1i.
fl S . 1 . l '-C' ¡ ¡· .
, OU nmos

JXL"<1JCS C!l OS ({HC ; lC USa C;é(C m JCilVD.
',H11d;r:r' [santurn\n, mojíg:lto], y hace jucgns de palabras con ;.¡'_ para
l1urlarse de los moralistas, por ejemplo, el !) de '<La llH •ral
cuutu cut tU anatu1 .dez;p> <'!! de !us fdulo5 y d 5 ck <<l'ur qq(·
'"Y tan Íllldígcnlc" Cll Eca
" ·roda esta 'clin:r,,ír'n¡· ¡·r,nsrruyc rn l;uca de \\'agncr un:t c'<pl.:•.:Íc
de paródicn retrato en negatil'o de lo r¡uc i\ictz.'rhc pit'Jl.'<a ch:l arte \' de
In que ;dinmt que r'·l ,,, rur1lli humanrJ. Sr.tbn.' úl1imo r;l'lRO
vht5e. por cjernplo, lo qrw dice c:rt el § l de '' l'or r.tu(' soy yo tlll des-
tino)>_ de Eúl:' hmn": •<n:1da hay en mí de fi.mdadur de una rdigir'nN.
1
" Este cnsayu apan·ci1:1 por vez primera 1.:n l BflU en !;¡ iJul'·
uut!wr ntfi·lla íUüj(lx df !im Y contenía un<1 critit.:a tk \.V;wncr ;
1
-b
UJ!l!'Cpciún nif.:t;.:-che:ma .de Jl}q ;_·:-pirifus que no ,,creer en
t'l pn ;¡¡]r, nal de la ln11n:míclad. Vé:asc R. Wagncr. f! áke. cdic!•'m
citada. lomo X, 'J;'¡o' l l 7 .J f)'l · .
.. . ¡ -·
2UI
7
¡Basta! ¡Bast;d Temo que con sólo d trasJ(mdo de nl!S
trazos joviales se habrá reconocido ya cnn demasiada niti-
ckz la siniestra realidad --- l;t im;tg\:Jl ck una decadencia
1 l !
···¡·· l · ¡,·_-'_l._t-ll_-._,¡· __ t·_·._¡--¡ cl<.',- ___ :¡t·Lisr·,-·¡;;:
17
. 1--;,sw r e e e uru e cea e cnCl!;t , _ .. , • _ ·-
úl , un:t dcutdc:ncia-dt·l-carúctt:r. quizá lkguc a tt:ncT cutl
• esta fórmula tlllit pruvisiunal: d músico se con\'Íenc
. aiHJLt t:n actor. su arre ev(Jluciona cacb Ve'% más corno la-
' km u p<-tLt mwlir. Tendrf· oportunidad (en un capítulo ele mi
olmt capiral que lleva por título ,,Sobre b fisiología dd
artt»Y
1
H de mostrar con n¡;wor ¡Jt·talle cómo esa rranslúr-
11
En todo ,:stc: apitriado ;, r:srudiar la dn·adtncia ckl artt'
y del <u·tista, u, sí s,: prdicn:, las c:trnc:lt'rísúcas fítu(LHYttntalcs de todo
dccadr:mc, se inspir;1 Nietl.schc en l:t atett!a lectura que hizo, ya
en ¡-j invilTllO de l l\33-Lll, el<: !..1 uiJrd de Paul Hourgd, E.nais d,• jJJI:,olo
gic ¡'ftr>h t!r l'arís, 1 BlU, en cuyo
·l;JI'ilil l, pág. 2:1 se p.twck kc:r el tpw a UtniÍnmJción vc·n·mt'tS rc--
lkjMlú en -el rexw: "{!¡¡,• mt:/Ju: lui L ,•t /¡¡ d.;cadmr¿ tf¿
,.,.; mtlre ,,¡-rrunim-u <{lli di ¡,. lauou,¡v¡, l'n Jtrl.- ¡/¿ r/,:(m/,·ur,· t'.il ,'i/tú mi l'uuité du
0 ... ,') -
/h-re k pom laiütT lii pfr¡¡:,· a tf¿ la j![Jge, uú la /111/!/ .k
f;¡Jur iaÚse'i !u plar< 11 i11 jihrrwr, d /,¡ phmsr }Mar J,¡¡';-;-
.>o la ¡¡fact a du ui<d. [Una nti:;m;; k·y g-ohiu·na d dt:sarrollo
v la decadencia de éste mro organisl!lo, el le-nguaje. Un esrilo de dcca-
;lcnci:l d aquél en el qtw b unidad del libro se ék:;cnrnponc• panl dar
lugar a L·, de b p:'lgina, en d que b - se
pune para dar lugar a la indqwndcn,·i:t de b frase, y la fi·asc para dar
!u¡::;;u· ;¡ b indcpt.·Mkllcia de l:t palabra!''· En se-guida rdacionó Nit't:l.:'i-
du·· tiit(h juicios ["(tll sus crítica:; :'1 la ubrct ck \\'ag11cr. Las huc-Jla_-; de
fi'ctll1tia kciltra se encuemrnn en lus J!-agmeJ!lcb del torno
l U, 6/l(), 16-! 8.
1
" Etl eil:cto, en la tk ¡ggg empezó Nú·¡zschc llll cua-
demo cun tilrdo, d \V li 9. \'ari:l':í allntaciont:S pn;ccdctllt':> de
cuaderno la;; uülízó c.ll h del ctp;¡nado de de b1 ít!w
/,¡; tintlado ulncursiunes de un inrt·mpc;;IÍvo;,. Sobre <'sa ,,obra CLtjiÍ!:•d, y
sobn· sn pn'YL'C!:·tdu capíwln sq.('tilH!o dd libro tercero, que llevaba p<if
titulo «Sobn: b Jisiologi;, del ,-L·:¡s" h <dmroduccíón;; ck A. Sán-
dir'Z l'ast't!al a su i'dic:ióH de (:seriJo, t>.bdrid, i\líama, J9tlB.
:?08
mación tola! del arre en lo
ltTiltÍnacÍ{m dd ane
li1res del arte inauguradu
s:tsosÍeQTJ ck su éJ¡Jtica.
/
n1enre la pusición a
\VagTJer mientras sólo se vea
kza, una arbitrariedad v un
fue genw . .
roncl>;, como
mente . un tipico
tad

en d que
Si hay algo.
la que una anorn;día
clusión tras conclusión, en
en cuantu innovación
del gusto.
Esta vez ::;olamcnte me
<: Q_tti: es lo que caracteriza
hecho de que la vida ya no
adq uicrc ::;obera ni a )' salta
se ex.ticnde y oscurece- el
bra vida a expensas del todo
Ahora bien, acah;unos ck:
cualquier ,·stiltl de en
de los iuornns, disgregacióu
nlor;llmcn hay «libertad
y b ck-
cua nro crisis
en la cuesr.ión del estilo.
,_ :J El
a
1
'
1
Hemos querido deswcar en la la presencia de c•stt
couc:epni b Íikwdh de ;;¡ bien la
illlma de tkcir en castellathl d crmct:pto de ji·tú H'it!e fvolun-
ud libre] es, cr;J¡l(J bien se salw, el clásico ck "libre alhcdr[o,. So-
bre: la <<voluntad li!)r,;,, d § 7
d, ¡," ,.¡,¡ e,-¡¡¡¡<, la 1 GO-l tí l
de b va LÍT<Ida
·n
ek\·ad;ls
,-.ivir: es
C1cto.
to. o
<dos mismas derechos para todos>)''".
la vibr<lCión y CXLLbcraltci_a de Ia
en las couli,guraciones mlním!l::. el resto
todas partes hay parúlisis, fatiga, cntu-
liostil;dad y carls: una co:"a y otra se ha-
mAs sc:gt'm se asciende fónnas m;:rs
ab:;uluto de
es uu arte-
El todo ha dejado en
sintclizado. artiGciaL
en \Vagncr la alucinación: pero no
la de gc:;tos. Para (J busca
musicaL Sí se Io quiere adlllirar. es
verlo ... .. . cómo separa las cosas,
unidades, córno las aníma, las re-
Pero en ello se agota q¡ Jücrza: el
resto no vale nada. ¡Q_u(: miserable, qut' confi.ts<.l, puco
de <<dcsarn¡lJ;cm>, su tcntaÜ\'a por
cierto desorden en aquello que no ha
1! Sus. maneras de proceder recucr-
dt Goncow(d. los cuales, por lo
puntos en común con el cstilu ele
necesidad uno tiene una cs-
\Vagnn haya disfrazmlc) como si
. .. la cunligwacióu or-
un <<estilo dramútico>>allí donde uc>s-
que se comcrvc la expt tfión L>I igiii;Jl y
y que plH'S; cnm<.' \'K obvic1. ac-
ía .nm la fórmula h:tl.Ji!ual v m;.ts ck ·
dr' V(·nsc 1ma crític1 símilnr en d iuicio dd § de d'or qu(.·
:-o1 yo tan el § 'i de "Por rju,·: c:•.:ríbo yo librn'i tan bucmls'> v
d § l del iu a «El \\'agnrr" de Ecct Ílmno.
Huut de Gonconn i i 1522-! f:l9Ci} y .Julcs H U!)l tk Goo-
c<:critnrcs franceses ciwd¡g: a mculldo en ohra.s, el
in v h.13 de Nietzsche. De $liS cst:rÍIPS el Ji-
'cn IHil7-lBBB crm parLÍc1llar alnH.ÍÓn, unn<) y;¡ díjimu,;, los
de c:>a >:iva n{mit·a cuhunll del París de los aiin5 :iO
210
otros rueramctJtc iTFtiLUimos su i111prJtcncia para tct1cr· cstiln
en <thsoluto, esq csiú t'fl c•mcs¡Jondcncia con u¡¡;¡ <llrtTida
coslumbrc que ba a \Vagm:r a lo L1rg'' ele
tcJ<.l:! su vida: donde c<nccía de una all.í putJÍ¡¡ 1.111
principio rnuy clistintn r:n esto, dicbrJ sea de del
vicj<J Kant que pn·kria un atrcvirllicnto dijin:ntt: sahn,
dondequiera que k Ldtasc un principio, punía en su Jugar
un;t «bcultadl> en el humano ... -,", Lo digo una \TZ m(u<
\Vagncr tan sólo es digno de ;ldrninu·ión y de <UJH)r en b
invención de !u mínimu. en la poctizaci('J!l .del detalle se
ticuc todn el dcrcdtn ;¡ bvor para proclarnarlo al n·s¡HTtu
cor.nu un tnac:;Lro dt.· primer rango: como Hucstnl ntús
grande tninút!un1{a ck h mú::;ic;J, c.l cual cumprínu.· en el mas
pcq1H:fío de IPs l''P'H ius una in(iniclad de sentido y de clul-
zura'"1. Su riqueza de rnlorcs, ele mcdi;1s tintas. de .mistcrius
de luz <1gonízantc, refina el gu:<to h;tsta tal punto q1w. drs- .
pu{:s rlc d, casi lodos los n(ros a uno le resultan de- .
masiad(J rulm:;tos. Si se acepta Jo q11c yo digo. e·! lliÚS
elevado cunccpl(l de \ es impo.:<.íbJc de akan;;;¡r ;¡
p:trtir (lt· lo que lroy día agr;¡d;1 de (·L Esto últirno se Ita iu-
vcntaclo para a· b;; ;1nte lo cual n!lsntrus
rctroccdrnws cl<tndo un c·omo anlt· nna pintur;¡ ;Ll
frcsrc; de CXCCSÍYa r; Q.)tt: !JOS illlpUrlil Ja ÍrrÍl:llllC
brutalidad de la de iO ese citc<.l Ua-
m:ldo TudfJ lo que ha lleg;¡dn a popuL1r ele !:1
mús.ica de \Vagt1er. incluso fücra de! teatro, e;; de Fusto du-
'· ' ' . ' .. )
dusq y rorrornpc el gu,to. La tnarcba de Tmmhiitr.1n tnc p:t-
recc sospcchr>.'a de r·acr Cll h1 cursilería de lus pac:.ttos:
la obertura ck E! holmufé.> crmntc es wud1n ruido para W> de-
cir nacb
31
: d preludio de Lohm;t
1
JÍ11 diu el primer cícmplP.
·,¿ la C\¡JflSÍ<. ir'n 1 de ¡:,,la idea r.·n el 1 1 dt· J fá•
riilá rld bi,m r dd mal.
·,·: s,)¡)!."C \\'agncr <,'(lJJ\(.1 ¡¡¡j¡¡j;¡[UJ i>t:l va hay de Nit·!J.s-
clw diez antes, del \Tr;UHl de J tli(J Cll <:t;llUTIIJ. !'/ (ntll<.' (i,
30 {50). .
''
1
b> dar;¡ la n:l\'n·nci;1 al cut¡oc·id'1 título <k Jfa,j¡
2)1
sólo que ckmasiado insidioso, y ckmasi:tdo bien
de cónw se hipnotiza tarnhién con no me
gusta toda música cuy;¡ mnbición se reduzca a per:madír a
Jos nervios!. Ahora hien, si prcscínclirnos dt:l \Vagner mai;né--
lisrur (rnag11etiz.ador) y pimor ;d todavía hay un \Vag-
ncr que por donde pasa dejando }.H:'queüas y muy \'alio-
sas preciosidades: nuestro m;\s graride melancólico de la
rnúsica, repkto de atisbos, lt-rnuL1S y consolaciones que na-
die le anticipó, el maestro t'Il sonidos de una it:-licidacl JHJ:'i-
rálo-1ca v soi1olicnt<t. .. :-,r, Un díccionariü dt" las ¡)alabras más
b ..
íntirrüts dt \ Vag11eL puras cosas de cinco a quince
compases, pura música que: nadir coJW(t' ... \ Vagner ltnía la
,·irtud de los décadrnts, Lt cornpasión -
B
«¡l\1uy bien! ¡'j)t:ro cómcJ puede Lll10 perder su gusto
con ese décadmt, si se es un rnúsico y no por casualícbd, si
uno mismo es un déwdmt y no por casualidad·:\, - íAl con-
trario! ¡Cómo puede uno no perderlo! ¡Intémcnlo nslNles!
- No saben quién es \\'agner: ¡un gran actor de
categoría! ¿Acaso hay en el rtarro un eJccw que sea más
pmftmclo y que tenga jíe:;D? ¡l\Iiren ustedes a esos ado-
lescentes ---rígidos, pálidos, sin siquiera pockr respirar! Así
son los wat,rrlerianos: no nada de mus1ca -- y, sin
embargo, \Vagner los tiene dominados ... El arte de \Vag-
ner una presión de cien atmósferas: _ustedes han de
doblar el espinazo, no hay rnás remedio ... El actor \Vagner
es un tirano, su jJO!htH fülmina wdos los gustos, tudas las re-
AJ,¡ About . .\{;thin,[J., mcrim por d cual quizá li!csc preferible tr:ctducir
juicio diciendo que esa obertura es «mucho mídco y p<x:as nucctS>>.
55
Véase al respecto el li·a¡!;rnt!ilO pfm11m<> del wmo Lí, ll [:123J.
5ii \'&as(: b cana a F (;¡n¡ del 21 de enero ele lflll7 tJI la que ya
se habla de \Vagner como d pintor de l<1 mirada nostálgica del amor.
¡Qpién tiene
los gcsuJs, quién w: los con
tama rapidez] ¡Y comener
nenano, ese no querer
tremo. esa lenta jJro[onaaciáJz
. .::,
nes en que cada insrame amenaza
l:Fue \Vagncr un en
h.te máí' Olra cosa, a saber: un histrión
granck de 1Qs mimos, el
han tenido los alemanes,
llt:!l(t'. ()cnpa un lugar
de la música: nq se k_
en
cnn
sícos autt:·nticos. \Vag11er \' Beethoven -eso
y, en fin cuet.Has, ·
mú-
cs una bbsl\:·-
\Vag11er. .. 'fambién como
que siempre había sido: j-e hizo
a ello le obligó e} tirano ·
tor. Nacb a eh in a dt
n:"tC!o su ins1into
\Va¡Dlt:r no fue un
1eg·alidad v.
todo esLilo en la ·.
l<tba, una retórica teatral,
contra
aquello
porque
ele ac-
t'XDC!
lenciación de los w:::;tos: suges!ión,
te ¡Jintoresco.
que rlCT('SÍ-
expresión, de po-
un medio ele lo psi-
estar legirim
'-'
como invenror e innovador
la !inglih ti ca de !a
Hugo de la
música en lengu;:\je. que sr: presuponga que
primero haya de tener validez el que a música en cktcr-
minadas circunstancias le sea licito no ser música, sino ser
instrumento, · · de la dra-
para reconocer aquí a
de primer orden - ha
nuí.1ita !truta lo ·
rnarmgia], La música protección del
gusto rearral, que es un gusto muy '"s, sencilla-
mente, mala música, ral vez la haya he-
cho. Cuando un músico no
hace «dramático)), se hace
tres, se
superficies en ci
los
r
c¡ué magia se puede pract1-
por
que de ello
igual que su instinto de
legalidad superior, del I'Jiíio.
suniclo. ci color, en
sensualidad de la mtlsica, \Vagncr ja-
desinlr'gmda y
La conciencia
. guiado por dlguna runcicmia de
d y na¡ la ¡Y conoce
ha ele pnxhtcirln! - En ello tiene
tenía ;)chilkr, que ticuc {lldd pcr-
¡y tambil:n tiene su dcs¡.Hecio de!
que pone a sus pies!... Se es actor
ttinadu ·conucimiellto qu\· prqpor-
d resto de lo que
cunw si \Tn\ad. rso no dche
princ1p1o ]¡,¡ sido !órmulaclo por
la psicologí<t del actor. contiene
la mctwr duda al rcspectcd ·-··· su
agner uo e:; nunca \Trdackra.
tal." hts co:-;a;:;, en orden.
inE:UJtil y. adcmús. ,qgncri;JtHI,
incluso por rico, índusc1 por 1m pro-
v por un prupirtdrio de ,grandes
remo del sonido. Se admiraní. en d [o que
en \'ictor Ilugo, la
se admira a {:stc y a aqud por
romo maestros v uwdrlos de economüt,
Nadie los · cí1 hacer la rcpre-
una mesa principe:;ca c'm un g<lSto modcrn.do.
con su cré-duln se saci<l hasta
m;1cstro le ofrece en sus mfl.g·ico:; he-
los COl1lU Cll la
y que cliJicillllcntc es-
Talma i l Hi:l-l U2Gi li.tc un ací.or frann:s.
tanws scn·idos con mesas meram.n1tc <OTJHTSCJltacbs», no;¡
cncontrcnnos cu tales casos rnucho peor. Hablando claro:
\Vt1g-ner no nos d;1 lJ;¡slantc que rnordct
511
.. A su
poca carne un prwu mas de huesos y rnuc:ho caldo
le he dado cllHllllbrc de alfa con In cual llfl he que-
rido en absoluto hahgar a lo:- genoveses, sino al
1111Í.1 mltl:f!.I!O, al rccitafi¡·o \!Ceo. En lo que se rdicrc al !r:itmotlt
wagncríano, cnczco de todo tipn ele cntclldímicnto culi-
rwr:io al respecto. (2_uiz;t lo adm.ítiría, sí a dio me obli-
gan!, corno 11Hmdadicntcs ideaL como oporlunidad de dcs-
;,mharazarse de !Dios rlc romidas. ()ucdan las <!anas» de '"' "•• • • V •' • • ,_
\Yaf:,rJ1er ---· '{ ahora v:1 no digo ni uua palabra mús.

·r-<Hnbi(·n ;d p];ltlilic;tr L1 accmn es \Y;tgncr ante todo ac-
tor. Lo que :<e le ocurre en primer lugar es una csrcn;1 de
efecto absoli!Unncnte seguro. uJJa n:rdadcra actio
5
'
1
con un
[altorrclíc\Tl de los gestos, una escena que
'" Esla :-entrnci:1 'r la aplicr) prcviatm·ntc Carkk a Emc-rsuiL tal \'
c<.l!!lO lo r;xpone d mis!llo L"ictz;;clte en d q l:l del apartado <<[w:ursio-
ck tl!1 int.illlp•:>ti\·•1'" de de !os ido/os.
Y' _.\itl<l. lb 'idt.' una ,.tTrbdcrD para la rsti:·tica C\!Clll-
prc oe haya tr<Jducído la pahhra \lrarna' por <·acciúnl> En
ello nct >óln equivoca \ \';upwr: \! tdo d rnmH lll crmtinúa cr¡uinwún-
i11dmo !ilólow''- qt.H· rkl.Jnían sahcdo nH:ínL El dr;:nna nnti-
guo tcnb a la \·isla ,.,,ow>· di' {iaf/¡,,, h
ard<'>n da mzk< del 1 omir>nzo rJ de In csccua!. L;¡ p<thbr·¡¡
'rlrama · dr origr:n clr'tt ícn: Y, scg:ú11 t:l 110:0 d{,rÍC(l dd kngltaje, signi-
lica •<atJ.'Illccimír·nt<Y'. «hÍ'i<trÍa». lnmada;; ;unba.<; palabras en sentido
hier:1ticn. El drama attliu;uo 1 la h>cal. b «his-
toria sagrad:P> en b. que 'e has:Jba la imtill!cir'HI del culln ' pnr u.>n-
"iguícntc, no era qn h;H:er . un l . . que_ ya ha Sll(:cdido
¡(;f<¡hchm, acoulctTr, stwcsn ;H:ontccidr']: en dórico 8piXv no siguíllc:l •
absoluto <<II<HTr» ). del ,l./. Es1:1 misma distincitm Ya sr: r'!l-
cucntra en una dt'\ inYÍr'111U de 1 í\YG-1 t\77. vé.ase d {j·¡¡gnwnt•t p,-,,_
t 1!!110 dd (UiliO B, :tl f j l 1.
-- esa escena él la pÍénsa c:n profundicbd, dla, y sólo
desde ella, extr;w los diferentes perscmajés. Todo lo dernás
se deriva de ahí, adecu:'mdo;,,· a una economía récniu1 que
uo Licnr· morivc1s p<ml ser sutil. El público que \Vagner ha
de tomar en corbi(kración no es e'! público de C(llTleílle: e:s
rncro siglu xrx. Sobre: <<Ía cosa qur: es necesari:u/;¡¡
\ Vagncr o pillaría poco mitS o menos corno lo hace: acmal-
l1klHt cualquic:r omJ actor: una serie de escenas fuenes ..
cada l}rp de más fucTlt que las anteriores ,.., en-
san:\ndoLts a wdas, mt!ckt cstupickz inj,·Jigentt';¡. El buscü
prinwr lugar garantizar:;e <t sí rnismo el lk su
obra, comil'llZa por el Acto krcrTtl y :>e harr la de
su obra por tl eJtuo tinal qm· k causa. Tcnit:IHio por g-ub
comprensión del teatro, no se cst:i en pclig;ro de
cn-ar un dramd sin h;dH:rlo prettndido, El exigr- una
lógic<t estricta: pt.TO ¡a \V;tgncr 1w le intponab<t la lí'1gica r:n
lo más mínimo! Lo repiro: 110 es tl público de Cornei1!t: el
público que había ck romar en consideración: ¡eran mt-
ros alemanes! Se :;abe en problema récnico el drama-
turgo pone ruda ::;u fuerza v suda con en
el r:iroblema de dark 1/ttnid{/d al nudo qw: trama y tn ba-
CtT lo mismo re::;pcuo al cksenlacc, de nl<mcrd que a1nho;;;
solamente sean posiblc:s de una única J(mna, y ramo el
nudo como el desenh1cc: prodmcan Lt impresión de lilwrnuJ
(jJiincipio del rnínimo gasto dt fúerza'¡
6
'2. Pues bien, para rc-
sulver esa cuestión lo que menos suda \Vagner es sangn:; lo
cieno es que para rrarnar el nudo y L'l hace un
mínimo gasto de fuerza. l\lírese al Jnicroscopio cualqn1er
«nudcm dt \Vagner -- prometo que habrá cosas para rdrse.
ú'J Véase Fnanp,dio ili rucas lU, +:.!.
bl Es1e adjerívo, que tambi[:n signiíica 'hábil' y \mm o', se lo aplica
Nierzschc a sí mismo en la sección de Ec,,,, homa que tialla prc·,isamr·¡¡¡,,
<'Por qué ;;oy yo Ian inrdigrnt"'·
ti2 Preferimos manterwr la m;\s estriCJ::, liié'Lilídad, aun cu:¡ncJ,, sería
quízá más hahitllal decir ,,n este caso «Ít:y dd mínimo cslw:rzim o
«principio de la economÍ:i de i'unzasn.
No hav nada m.as divertido el
ser que cojamos d de nweslror rimtorr.i.
del Tristán, nc1 ·
agner 1/(i r·s lln
drarnarurgn. no nos
bra «dr:una>•: eso e,; todo
bras lH'nno"as. No obs! es en sus
de
U>l wml ii(·n es
mtTilmcntc un siquiera· fue ln hiís-
rantt: p:Ücólogo evi imtintiv:llllt'lHr· la
motivación psicológici -- e qué modo? Slcrn-
pre en su lugar la idiosincr;tsia ...
vercbd? ¡muy parisino! ¡ décadent!... 1·, sea
dr paso, que de hecho \VagTJtT desenlazar con a;.t dt·
im't"ncíont:s son nt
difen'llfr. \'oy a dar un que
\Vagner una \'OZ
voz - ¡eso es
está lihre ninguna ck
Eman · :t b
<<.¡Aniha, vieja abudal ¡Que usrtd
canta c..¡. \Vagner ba logrado su
a elim1nar a la dama.
\'enir? ¡ TZ.etírese usted!
.f!lfmna: una escena llena
en la que el \\<lf:,'l1Cnano
una
de münJenro, no
¿Qué hace \VagntT?
mundo, a Ercb:
que camar!n Y
vuelve
qué ha tenido qnc
a placerh> in
mi tolf¡gietls,
,;o el :;:r¡ de El Alltiai.rlo, Ni('lhcl!e <'"Xplira qw: b p¡¡-
lahra "gcuiu·,, y conceptll dt' Jl!era de luga¡· el! el
mulldo de Jesús, razi1n pur la cual epi(' se k llam, .. ttli
payast1 en cuc;;tiüncs psicológicas. Sobr¿, la de la psÍrillogi.a
histórica nl d último otra ck b tart'a gcrwa-
q¡¡e vi·.asc la nma 9:? de Germán C:1110 n1 m edicit',¡¡
rk Ei ,1nticnstJ, 1\bdricl. Bíblior,·ca pag. t 58, qw
d:unuHt n'ntítt· a v ríos ckl § 1 dd ap:n·-
tado "l'or qut soy yo un dtstillO>J de l:í:a íwmu.
i>J ParndL: dd uAnic:Jli:<> d<·l ano lacen> dr:

presas se
d;ts
de los textos \\ agncrÍ<i nos! ¡su
su contenido eterno!>' Prcg-untn:
este contenido, este contenido eterno?
de: se traduce <1 \Vagucr a lo rc<lL
¡seamos todavía más crueles! ¡se
r:\¿ué queda entonces de
yo 1o he intentado. Nu hav nada
' .
tan recomendable para los paseos;
mi::;nJo a \Vagner en proporcimws
ejemplo, Parsiüll como estudiante ele
bachi.llcrato va hechos esto úl·
para ia · . f!illll/'
5
. sor·
¡No se creerían ustedes que
wagncrianas sin exce¡Ki('lL tan prnntll
su pelk:io heroico, se parecen tnnto
y qnc \as conltmdirían con -- así
comprende. a la inversa, que Flaubcrt 110
par<l traducir a su hcroím1
cartag-mcs v luego. mit<Jlogizada. se !a
' # • '
rcccr a \Vagner corno libreto. En ekcto,
rece que \Vagncr no se intcrcs(J sino
hoy dia interesan a los pcqudios dé-
a dos p;1sos del hospital! ¡Puros
modernos: puros prohlcm;Js ti-
¡No teng;¡n ninguna duda de
forma parte de ascwiación
\\·agncrt;m;¡s no tienen nifioc;?
"'· Subn reítr:rmb níct75che;m;l. niw
<;;¡I¡:z :o lH..'rcdurL cstupíd,:z. tontería) pura!. con su cbra alu-
alltibntiau:t y lmrb unt!ra ttll:l ctiltHJl!
dd el torh'. d S 30 tk
:•!m cm de u!o dt los fdolo.c, que cuntirnc
tm:l n:í(:rcm·];¡ a Bayrcuih \' :1 \Yagm:r. <!SÍ comn el ll de
,.;pfll qu(: 'loy vn tan o:d'litm y los ! y ·! de ,,Por quó escribo !ihrus
!<u! hitc!it'·'·"' con la cunc.,pondicntc nota cxplicaliva de
A. Súnchcz P:Fcnal.
--· No fi!iolm tcrH:rlr L<t c.kscspcraci{ln con la ( ¡nc
\Vagncr lw ahurcbdn ,.¡ prnblcrna ele permitir que
frícd nazca en ahsnlttlrJ. (klat:1 lo moderno de su sentir
en punln. Sicgfricd «emancipa ;¡ la rnujcr»
bien cierto, sin c·spcT:lnza de po:;tcridad. '{, p:1ra tcr-
mín;¡r. un hecho c¡tlt' nm dc:ja cstu¡H:f'act(Js: ¡Parsiüd r·s el
padre de Lol)('n_grin!
1
:Cr'm10 ln ha
1
;Tc!J-
drcniOS quc.acordarnos :1quí ele que <da castidad obra 111Í-·
1
(('
agro.)"J>'? ...
f dlxit jnincrjJS m crulitntc awtorita1 [\Vagncr, autori-
dad principa! en a:"ttnt os rk GlstidacL lo tcxtuahncn tcJ.
1 O'''
Y, ck· ¡xtc:o. un;ts p;d;d.ll"ilS tudm·í;I sobre lo<;· cscntos rlc
\Vagucr: son. entre ot r;t:-: cos;ts, una c:Jcw:la de intciZ.,!,tliCÍo. El
sístrm;t de pn,ccdimicntm qu(' maneja puede ser uli-
lúado cu cien Chr.J;; dif(Tcn!es quien oídos, que oi,gn.
Q_ui7.{1 teng:1 yn <krccho ;tl rco,n<witnicutn público si cluy una
CXj)l-c.-zión prccis;1 de· lo:; trc:; prc,cc·dilu mús
Todo lo que \VaJJ:ncr 11rJ puede hacer es inadmisible.
\\' :tÚn podría lJilCtT lrlUCh<l':' CUS<Is: pero HO quiere
haccrJ;¡::,: pPr rigor de principio.
Todo !o que \Yagncr f!urdt' h;trer. no lo podráJiaccr na-
die de r':L !Hl ln l1a podido hacer n;Hlic· ;wtcs de {·1,
y 110 ddii'haccrlu lt<l(lic clesptH.'S el<- d ... \\';¡gJJcr es di,·ino ...
,,,; Vi':;1sc la nn-t<l ;1 /'. Cr1<t dr:l ! 7 ¡_h; íuli11 de lllflll, Cll la q¡¡c \:1
:lp<l!TU' •·<;fa cita dd cm;n" d•· R. \Y:u::;w·;. ffdí,r;io!J mul J¡/mrl

r
mk/ dr 11\llO. r:rlicí<')J¡ (Ít;HI:l, !<¡mr1 lO. p:ígs. 117-!G:i; [r¡s (I)JJJrJlf;¡rj,;,
r·l milagro ,, dí'uw!a) de id "t·r¡¡¡,·t·pr:ihn ínmand;Hi:l. ,,
CllCW:'lHJ'<lll 1'!\ p;í_g<. J '2:! \'
;;; E:-: una 'JIIÍ?.Ú ¡¡r¡ mr-r;Hncnte C:lii''Zil 1[1Jf' taml;ir'-¡¡ ,.¡
§ lU rk la (rNrla /¡¡fnflj)(r/¡;,¡ e:;tt:' rhlicadu a V!rncnt;¡r los c:q:rÍtno; de
\ Vagncr.
Esws ITL'fi prínc¡p¡os !ion b quimaesencia dt la literatura
de Wagner; e1 resro es -
- No wda rnúsica ha necesitado hasra ahora ck lircra-
tura: haremos bien en incJ:tg¡tr aquí por b razón suflcicnte
Lal neccsichld. ,; Será que Lt música de \ \'ag¡¡er es dcllla-
siadn dificil de enrenckr?
1
1 O temía él lu contrario, que se
la enrendícra con excesiva litciliclacl - que no se: la enten-
diera con sufíClotle di/imitad?- ¡Lo bien cieno qne ha rc-
perido roda su vida un único principio: que su
música no significctlJa sólo música! ¡Sin() más! ¡Sin() iníi ni ta-
rnentc rnucllu rnás! ... í(\lí .iálo múfiap; ningún músico ha-
bb asi. Lo rl"pilu, \ llC! puclía CTt";u- una obnt
de un solo JW IL'IlÍa l'lccción, tenía qut han:r pie-
zas fi-agmenrarias, (<rtlOTÍ\'USi>, g-esros, qm·
hacer rq)eticiones y cit·n complicaciones, <"ti cuanro músicu
siempre !;)ig:uió sirndu un rt:tórico -- de que
por principio ponc:r en primer plano el ,,esw <<La
muslUl nu es mmc;¡ sint1 un mcdín>>ó:·;: ésta era su rcoría,
ésra er<l, ame todo, b única ¡,·r¡n:il qttc k era posible l'l1 ab-
soluto. PLTO así no pitllsa ning-ún músico. \Vag1wr tenÍél
¡wcesicbd de lüer:uura para umvenn-r ::t todo el mtnHln de
que tornase en scTio su nll!sict y la CU1JSirltTasc pr(luncla.
"POIT¡ue e:>a 1núsica sú:niJicnhil lo infiniu¡)); a lo largo de tocLt
su \Ída é1 fue el comenrari':lCl de b «Íckan. ¿Qu(: sígnií!ca
No hay ];¡ rnenor ducb al respecto, blt;trÍ:t m:ts: Eba
es {\ti ínconscieme di/ j!liebloo (<ton t:stc COllOCJ-
mÍi'ntn me convcní nccésanamente en el rcvulucíonarío
pc:riecto:» ---
Rc:Sllillcll nictzst:hc:;u¡o de la ¡,•,;is cc1Hral jl(JI. \ \':·tgner
l:t <<iiHn)ducción•> ;; (Jpc:ra r rbtlltill, véast h tr:,ducción Gt<.;Idbn:i ck
A-l·. 1\byu, Srvi!b. )7.
Véase TC \\'agn(·r, Fin' Jiiuálnng nn Jíu.•ine f.idLud< /l 'na
oon a Jílli a;¡¡zgo ; l ¡j''¡ l cdicÍÓií cíuda, rnrnü \'1, pág,;. l '1!1-3:25,
;Hm,hiogr:dicu doJidc se kc pág,. '277-'!.78 ·- que ,<Eisu e; lo inn>lh-
cinHt: y lü Jlu-arlútr:¡rÍo en que d str Cütbcicntt y arl 1ÍtrarÍü rk l .u-
llellgTin anlicb H:dimirsc ... fL<, b JílLÜCr -- h que no j¡;,bia
sidt) ,;·ompr(-tHllda L:·tsu :thur.t p"r mi. ¡wro :1 b qnc: dcsdt· mu-
Rccun que \ . .T era
Hl:gcl y Scbelling .sc·ducían
que capt{, sin equívocos
luma en serio <<la idean
1
. . . .
HlCJerto. nHsu:noso: que emre
ob¡ecÍÓJ; v L:i 1óg,ic,a, un<t
CCHl .dttri"Z<ta l;1
pro!Jidad cou dureza, y
d viejo pesimista b.lsilicador
mayor probidad» que sus
la n¡or;d -al margen: H
Zctdo!
venu\ uu c'stilo que «signific;¡
el lu'rt'llcro dt:
¡\' cómo se cmnprendió
cic ck llllrnano que St'
siasma :tctu;dnJenre con
cluso en hégdiann!
ad;)lescentc alcmún. Lts
caci<'nm le resulrahan
una nLHltTa no
aqudio cun lo que
ccnLcs, es b «idea¡¡:
sn jugar al tscondiic
ideaL Jo que sáhtL:C
cenrcs; es t:l gc11iu de \ Vagner
aire, vagar en el ajre y
n-wnm sí qw· uHnprendi .. · IIH' hn·hn
Elht t'Ct d <!spíritu dd pueblo que· Y"
lililll:l!ln dnlicnlu al an(·, par<t mi
que
adivint\
alemán
hizo n;tcht <<COn
Dtjemns
no sólo un g·usw
(' 11
espc-
emu-
!UUS!Ca
arte:,
cld
estos
nubcs, su :1h<1 rc;u·
su estar en
llU fli1 ptTft:l'\<).
tAn ser
7
" Es!it' al
rmjan.L.a COíl la atlf(H'ritiL"a que
en I·:l uaráta>r!fo !tt
dcdíct a ,,),r;; de jm•c·nrml
grtuJ
,nhn: su pn,piu lit>
v{'¡hc d l del cumcnr;u-i<, qnr.:
é:n !:'ca hamo.
lÍll
, ¡cx;wt;mwntc lu mismn ultt qm·
y· atraído Hegel en su épor.:a! ' En me-
la plenitud y ht ;u-bitr:tócdad de
cncw·ntra n como i 1 1sti licados crm:;ign mis-
Escuchan cstrcmccickls cómo en su
se tornan pcn.·cptibles desde
t1:onar: nn se disgustan si de 1;mt<l en
h;HT _gris. horrible y i'río. ¡Pues ít1dos
tidwn a!inid<Hl cm1 el mal
aknünl \ Vot<:lll r·s su clios: pcn) \\'o-
tiempo ... Tienen razt.lll rstus adules-
como son: du110 ¡;orhirm erbar de HH'-
nn.\utms. lo.r n. crhamns dr
r: el mar m mhll!l
la gt!Hl scín1:o: los pies ligeros; humor.
lógica: la cbnza de cstn:!Lts: h1
. de l;t luz del
la pcd(:cción ...
7
'
2
11
dónde cstú d contexto al que \ \';¡gucr
pertenece 1/(l es t'i de la histnria de la música. No ulJslantr.
· i!!ra d en esa his1or.Í<:1? El del artor en la
que da que pensar. ac.1su Lunl ·
fórmula: {<\Vagner y Liszt>>. --- Nnmd
a prueba co;1 pdigrn la intcgri-
«autcnLicidadn. Esto se Glp!a de m;t-
(:xito. el (·:Üin de r11;tsas. >:a nn cstú
il Nivtzsch· ;)C contpara ;1 nwnudP Cf)ll '':<Uls qm:. rl
mil" g1iego. ,.,¡)<'!J :;p;n\<:dwr lo.• ¡¡¡n¡m•tti'>S de h<nJ:Itl!:l par:t Sll prn-
.. . En d del •d'n'Jlo_¡;o" de Lu•· lwmo inr:lusu J¡,¡]•li! •.Id
d tpw , h dt: C\l!IIO «rsr·
uidu
del !1>mu U. !') !til !i.
222
de parle de los ;JUtt'·nlicus, ¡hay que ser actor par;¡ tc-
ncdo! \'íctr;r v Ritlwrd \V:tgllcT si,gnillc;u¡ una
Y la nti:3ma co'a: que n1 las ckclin;¡¡¡tcs, dundc-
quicra que la dr-ci;o;ír'¡n csu·: en l!J:mos de las lllac;as. ];¡ ;n¡-
tcnticichtd se rom·icrtc· en superflua. Íuconvc:nicntc. ínsigni-
fiumtc. ::-iolamt·ntc el ;u·!or aú!l el gmn cnlusia.smu.
. Con !u cwd ;l( lYi(·nc para el nc.tnr la edad de oro para
d y para !odrl lo qtw tir_TIC <dinícLid cun su anc. \ Vag!HT
marcha cnu tamllrJn·:-; \- pílimus en c;d>eza de todus r-
tist;Js de li1 cxhibici(.lfJ, de [;-¡ rcprcscntacít'lll, dd vinunsistw1:
primero CO!l\cnció ;J !();-; dín:ctr•rcs de un¡ucst<L ;¡ los lna-
quini<;tas \ a Jo, ctnt;ltl((><-; de (:ljKr:t. No se oh idc a mú-
sicns ele la orcptt·st;¡: lo;; •<rc·dimi<,"> del <ilH!lTÍlHÍcut f!
El movimiento .qttc \ Va_¡_;ncr en·(·, tr<Jscic;Jdt' incluso al
hito del cr_¡nocimiciJ!Il: ciencia::; enteras y corrcLJcÍonwl:is
crncrgr:n p<ntlatÍlldnH'Iltc de secular P:ILJ d:tr Ull
pongo de n·lin-c por su cxccleucia los rk
Rícmann
7 1
en el cam¡HJ rlc la rítmica. el prÍ!llCH) que !alll-
bi(::n lw cLtdo v;didcz p;¡r;¡ la Inúsict ;d concepto capital de
r:untuacÍÓll dcsgr;1c:Íadall1clltC, de Ulla p;lJflhr;¡
lea: b llama <dÍ;1scu)''· Todns ellos son. lo digq con _h',Ta-
lÍtud, los lntj()rcs <Hhnir:td•1n:s de \Vagncr, los n1ás r:stitn;¡-
LJics tienen, el de · ar ;¡ \\';nr-
.-.
ncr. lJn mismo instinlu lus une entre ellos, r:n (·! Yen a :-;11
tipo m;'¡:; clC\ado. se :::iclltctt tr;msll:mnadus en un puclcr. in-
r:lusn en un QTdll p•Hicr. dr·:;dc que (·.¡ lo;:; in!hJ!llÓ con "ll
propic• fiH-go. Put's en ;dgull;l parte- ha sido cli·ctiv;uncntc
bcthjim el in!lujo de \Yal;!Wr. ha sídn ;tquí. Nunr ;¡ S(' !J;¡
pcnsacl(l. se ha r[ucridr.1 ,. c;c j¡;¡ trah:tjado t:n1to en rs;¡ r·s-
kr;t hasla \\';u_;tlCt ha inculcado ;¡ trJdos esos ;¡rtic:f:h
un;¡ uucvd concícnci;L lo que ;thnra exigen, lo que· aht\J';¡
oh{itnor de sí rnismos. ;uHcs de \Vng·nn jatnús -'C !J;tiJLuJ
c;.;ígidu a tuismo;-; antes cr;tn clcnJ;¡_,iado llJI>dc:;to;; pétr<.l
;¡ Nicu:sclw s;: rdint: :d tc<ni1:r• 1.k b 11111<ica !lug-1> Rinu:lll!l_ dr·
quien tambii:n habh ¡·¡¡ b t:ltl,;¡ a (:;u] Fw:IJ, 1kl 2!) rle a<J,o>i.•.l ti(' ¡n;;::.
hacerlcl. Irnpaa tll el tealro un cspmru di!é:rentt: desde qm·
el 11 ele \ \' ag1wr wrn l JÍ{n t:jncc su snlx:ranía sobre c-1
teatro: se pick lo mús dílícil, :;e critica con dureza, se elog1a
r<tra Vt''l. lo buenu, lo exc·cll:nrc es lo que vale como rc-
gLt1·1. \'a no hay necc.sidad ck gu-.tu: ni siquier;¡ de voz.
Sólo se cama <t \Vagncr con voz LllTttÍnacb: eso prodttce llll
ckcto •(clrarn<lticon. lndusn d talento ¡•st:í excluido. Lo n-
Jm'riiuo a wda co.sut, cnmo lo ,·xigc el ideal wagncriano,
el ideal ele la rlécodtna. se ;winw mal con el talento. No se
m;\s que vhlud dn:ir,
m;Jnsmo, (<l\CgacÍÓ!l-dc-unr J-mísmo.J> Ni gusto, ni !'DZ, JíÍ ra-
!cnru: 1'·! teatru de \ VagTtc·r nt:cesíra única cosa
.. Üef1nició·i:1 ck germano: ohccllenc1a y· pic>rllas
]¡m.;a.s: .. El que d aclvt:nimicnw ck \Vagncr coincida en el
con el aclvenímiemo dd Rcírh
7
:' cargado ck pro-
ftmda significación: ambos hechos demuestran una v la
misma cosa obediencia y ¡Jiernas lanras
7
''. ·- Jamús se
.. '·-' ..
ha obedecido mejor, jarnás se kt mandado Los di-
rectores ele orquesta \vagnerianus, en especial, son dignos
dt umt época que la posteridad llarnará algún dia con w-
rneroso respeto la ¡:pon¡ tlá.íÍta dt la guerra. \Vagner sabía
mandar; rarnbién ftll' en esro el gran rnaesn·o. f..landaba comn
la inexorable voluntad que uno ejace consigo rnismCJ, corno la
disciplina qllC uno cjl'TCÍta de por vida en si misrno: \Vag-
ner) quien quizá proporcione el t:jcmplo más gTanck ck an-
tovioLición de toda la historia ele arres - incluso Al-
71
Esto misnto se dice en l!tl dt la prirn.t\'l'r.t rk 18H8 dr·-
dicado a la ''hui:na d li·<tgnll:nlu d<·l li.>Jnf> 1\
11 (l70j.
J', La funcbcióH dd Segu!l(k.i Rcich, posibílitácb por Jos difNt:rH<'\
príncipes y por Luis ll de Bavi<cra, tun, lugar cun h pn>datluri,\n rk
e; ,,¡¡¡,Tn )(¡ l dt: Pt Ll>Í:t l'lilHii t·:lílpcudnr tk A..lnmmi:l t'fl h Saht .:k ¡, '"
tspejos ele Vers:¡Jí,,s d lB dt· enero de l H7l, apnAr-chando b
<:llfiH·ia de la \'it:roria ,·n Lt Cunea li·Jlll'<Htlctll:;na, en J il7lL
'" el Jí·;¡gm<niu d,·l Hlll1<> i :). ]'el ¡ l lj.
licrín, que es d que más se l.:
Anot;trÍÓIJ ele tln ¡·t·t -¡· ' ·,
l 11C'S].
Percuarse de que m¡cslros
admiración dt: lo que nunc1
su pdigrosicbcl sea m(;nor ... ¡..
que. yo quit:ro, - de las tres ex¿gmcia.;·
clJgwtCJ(Jll, rY1i preorupación v arnor
hecho esta \'CZ que tonw b ,
s1do su pera do.
más dignos ele
ptn:<tr qw·
locbda de
qtw mi in-
. ane me han
(!Jit t!l ¡,·airo no 1·r conrirr!a en duei1o y las ar!tL
i.!Jte el artor no JC wnrierta en d · de quit:lltf son
QJ1e la mú.rim tw re conuirrta en un m1t: mentir.
N!ETZSC:Jtr:
225
le 1J l1
vos!
lidad
se
SLRÍ!'!T\!
las palabras finales me auto1 iza <1
lugar tnclavía algunas de un
cuam lo menos. no dejarán 1
seriedad en este asunto
711
• Es(: tr;¡tadu
agner paga cara. lncluso hoy día tu-
un oscuro sentimiento. Ni sir¡uicrJ
tnu":fr\ !o ha. cxtjq;aclo <k raíz. Pero
1icuto lite 1\wrte, f'uc terrible, file
atravesó casi tres par-
resistencia que cncontn'1 en
· ser suücicntemcntc va lr.J-
'los huuures que merece.
se contr;J una crtf<:nm'-
l Cl
dcsCC.I!lfianz;;t, tedio, rcpugrwnri;t,
romo s1 . en í?J se ocultara un
estelas qucdaro11 al descubierto
de tres ele b !i.losol1a <lk-
una guerra absurda a los principios de
con una conjunciones y cum\ícitmcs ¡que
a d príncipios, incluyclldo todos los su-
han tenido basl<tlll e racionn-
ra prohíhir:-;c en este caso todo tipo
v condiciones. l)n instinto ckhilitadu
por el hecho· ck racinDalizarsc
de que a pesar dd car;'trter in-
todada resta en la cscncin
un tlu in::;LÍu!ivo de
e<m cst<t<. cmpi<.'la la no\a r•Jtltcuida en el
el lm!ado <11 que allí refiere lleva por
lo pojudicíal y de lo que acarrea peLigru) yo qwstcra que,
entre t<dcs indicíus. JHJ se en lo rn:1:; lnÍnÍiliO
esa .wrda resistencia contra \ Vagner. Elh nos honra, WJ<..:
permite ind1tso !ciH'r esperanzas: Francia ya no tcudrb
t;1 uta s;dud de b qut· dispotH'L Los alcm;n1cs) los rrtardrldo-
rt\ par nt e en la bi::;turia, <:rm hoy el pueblo cultur;tl Inas
""'l.l • . • 11
retrasado de l:,urr.)p;t' : esto twnc su vcnta¡a, ·- por e o
, 1 • J l 1 ' . PI!
m.1smo son, rcmtiV<1l11Cl1tC:, e puc: Jo mas .Joven'·.
La adlwsión a \Va,gncr se p;1ga car;1. Los akmaw.'s
t'tt tiempos muy recientes h;m ol\icbdo una especie ck temor
autc \Vagncr ···- L1s g;¡nas de lihmnr' de d las l1an tenido r·n
todo l1HJnH:nto'". iSc rccucn.L1 \r)(.bví;l una curin:c;;¡ e ir-
:'! lZ<TilÍ'rdcsc la típin disrinci•'!Jl de i:J"l'-:a entre los pueblos en r.'<:.-
rado de n;¡fundcza, P piiC:blos n;uurales. y lo< en r;siadn de cu!-
tur;J. o pnchlr!s ,·ul!ur;dcs. t:nnhi(·n denominados d lim1osn c>-
r¡w·n¡;¡ n·o]t.lcÍ•HJist;J que díhuj:1 r:l av:·mcc del prngrc:-n l'll l;¡, trc;;
t'Wp;L'i de ';thdjcs, hin b:tn•' y civili.!.:alos··· ctHllrJ lus ¡mcbl•J'i ci1 ili;,adu-.:
u lrJs pw:biiJs con civi!inci<'HL
Snbre el tema de alcrn;uiCf ,. su ¡npd <:JI la
cuanto< texto.\ C'(nnplcnwntarins CJ111' n•n\·ínw Ct1111par;JL 111<Ís im-
pol talll!.'' pndrí<l!l ser In-; siguientes: r·l fj l de El :lnlrui<lo: lr¡s !.. 3
\' l del r;1pÍ!ulo dcrlir;t,lo ;¡ u El C<J>;(I \ Vagnrr•> de /·,>rt lwmo, V d ') rlc
f?icl!lnd H·í¡gwr •11 Dnrn:urh. t:ll r'l rp1•· ya '.C h:lhla de los C•>lll>•
''Cl gcnliÍTlr> pueblo -ckl En ia nr1ta l !ifí de su cdíri/m •k
El .ln.tirri't" i\. Súnchcz 1\tscual lra.dul'c uu !iagmcntn ltll1•> d,·
tirmhrc-•>r:ttilnc de l ggg que va cslHJ/:1 In ;dirmarlo en este t<·xir>.
'll .\(¡fa. · ¡Fue \ \'agncr, en ddi11Ítiv:L 1m cdcm:u¡.' .Se tÍ<'fH'II razn-
p<ll<l pLmtcar r·_<f;l pn·gunLt. Es dillól ck,cubrír en ¿.¡ un t'ulÍc.:o
r:tsg<) :llnn;\n, sea el rasgn que sea. EL que sÍrlltprr ruc Ull grnn apren-
diz: aprendió a irnít:\r nlm:kt$ '-''J'<I" alem;llla'l eso ,.,. t<1do. Su
mísm•' :;cr c•;J¡fr,¡,íf, lrJ que ltn sidu lFl'l!a ahora ,.,!lln ak-
rn:m: ¡nu II:tbkrnns del mú,-icl) :d•·tn;'¡n! Su padre fÍir: ll!t ;tr·for que
<>e apdlid:.tha Gcyr:r. t'n r;,)tr :buit . casi <'S y:1 un ;]r/lu ... l,n
que lwsta "hur:-1 ln ciru darl'J conH.• ,, \'ida de \ Jáf,/,· U!//if/1/u'
picCÍÓil ,¡ !1
1
1 ('S algo fli'IJf'. c¡!IJfiC"l 1\IÍ dt::i/.1JillÍ<il1/;l ((l)l
rcsp•:t:to a cada Ufl') rk !cy; 'ji!C ""l;tlllUllc f'Ol'
\\';¡_gnn mi::.mo. Nr.> \t'llh :·;¡Jfit:it:ll\1' Oll!,llll' 1 p;n ;1 admitir cnal<p!Ín \Tr-
dad ''Jhn· d. nadie ttnn mcw's orgtdlo al rr.·spcd(): 'iguir'J :;icw!o. c:xac-
LtmcJtc ,.<HllO \'ít.·fnr ! httU'. f!t·l :¡ sí iucillS'J en In hir fíen
nms1ancia en la que, muy al lin;d y de nlitnc-ra totalnwnrc
incspcracb, volvió a ese antiguo s<:nlimiemo? En
el L'lllierro de \Vagner sucedió que la primera
W:H!.TllT <k Alnnania, la de ;\1 únich, su rumba c1tpQ-
sitó ,_,u na corona e u ya se hizo finnosa c11
«¡Redencióu al • -- ·· así dL"CÍd. Todo d ll1únclo
aclrmraba la elevada inspir:JCÍÓn que había dictado esas ¡u-
Lthras, l:sc gusto que es mw prerrogativa qtÍc !Ínwn los c¡ne
se lwn adlwriclo a \Vagncr; pero tambit:n nmchos ¡¡aa una
cosa hasrame extraílar¡ t:n taks palabra_:; hacíitll la misma Cll-
nección: <<¡Redención dd reclemor!>> -- Se tmpezaba a rc:s-
pmtL
La adhesir'm a \\'agTHT se paga cara. l\fid;'unosla por Sl]
decto sobre Lt cult m a.
1
::\ q uitn propianH.·nt e llevado a
primer plano el muvímienw promovülo por \Vagner? /Q]lt"
ha cultivado para que siempre aclquiricst:: proporciones m:a-
yores? Ante 10do, la arrogancia del prohtno, dd ídiora
carnpo del ane. Eso rs lo que ahora organiza asocia-
cwncs, lo que quiere imponcT su <(gnsro1>, lo que quisi;·ra
ev:rn:1· de jttt:Z incluso in re/Ju) Jíl/t.riris el [en los
siguió siend(J actor. dd l\na wcb b mordacidad de
¡·sra n<Jta y de su juego de pabbr:1s en torno a los ÍlOlllhres de las <t\'i'S
citachs, tan apnwedudo por mÍtÓIIIdTHh m:il infocrnadns,
puede- ser útil recordar que Ad!<'l {úguilai .:ra un apellido muy
c¡¡rn: judíos, con h· cual d anti.'>c·mitismo de \VagiH'r y de tnuchí,inl<b
'AagncrÍa¡,ns recibía un duro goLpe pur jMrtich dobk, y:; que Se insi-
nuaba que C.:,yer tamhíi:n <:Lt un iipcllido típit·o dr: judíos y
qur· \ \';tgner, por lo t;uHo, pmu·db <k de (:;-;e pueblo, sí hín1
ll<i en Jo cienu llÍ t:ll Ll insíuuad:i asn:nckncia judi:•
riel :u:tor' (;,·yr:r, ní nr esa supuesta paternid<td respecto al
rnúsico, al meno,; Cll la raz<macb opiHión de <tlHi•rÍZiHins
vhu;c:, pur r.:jcrnpiu, :..hnin Creg<Jt·lk!lin, R1thard
!\üdrid, ,·\lianzit, ltJB:l, págs. :ll Vi·:be acle el epiSttllariu tk
'-;í,TI.'>< 1 ti' \ F (;aJ! de lus dí:h 1 l \ l H dt' :1gos10 de lBBB.
"" Cw·;w y:t lH-mus dich,l, tsL;, Ji':rwn,·rcn al l)t!tsijM cJ,:
\Vag;ncr, y Pda conwntiJ a NícL:schc en su cana del 11 rk <ti;o.,í<•
,¡.. tmm.
asuntus de las mns1c1s y
una indiferencia cada vez
ción estricta, y
su lugar lu ocup;:t la
rielad: tl diletamisrno
do lt1gar:

d(·! ;¡n,·:
da-
en Los ltli/1'.\lro.'> can/ores). tercer lugar,
('l desvarío (k la crn:nua en
tro, en d derecho del
anes, sobre: d ane ... Pero
cir cien veces en b cara
que está fJOr dd){!ju del
d;uio, algo grosaan1
l:ibead\l p;·m\ las ntasas!
biadn hts cosas en ruda:
siqn1cra es huma
molarría en asumos de
de las masas, un pkhi)ciro
nirtllh'Ji/,! lo que el taso
nusa é:l arminó d
para la ópera! -
J .a ;¡dhcsit'm a \V[tglltT se
pírin1? c"Lihaa fl"ágner d
l'quívoco, todo dnbk senti{
convence a los inck"c:isos, sin
¡mm qué han sid.o convencidos.
seducror de gran estilo.
cansado, nada decdvito,
groso ra la \·ida y e
sid<J :it::lT\'!dl1Wllll'
los luminos();; vdos clé:l
usmos. un ;e¡ de
y ele músit"a, es un
tiallisnío, de roda furma
Escúclwmos con
lwyd crecido en el sudo
ncda de h tr<tscenckncia
anc ck \ Vagncr a su rnás su
es sino
algo sccun-
írSI(l
y
l¡;¡ cam-
pero 111
de la de-
u ... e:r ¡ne-
ganó a la gran
i ll f"l¡¡ 'iO
hace del e;;-
es propio tudo
en 11
iomar concicncía de
\Vagncr sea un
e
· ru llí) h;¡v nada
'll !";! 1
] Htc!isLt)
t ipu ck cri:;-
rcligios:t ck b dha-
quc alguna \ ('/.
l ocb Lt ¡¡¡¡ )-
que,
La 11
obra
inteligente para utili;;¡r li'll·-
Lina pcrsu;.t;;;ión de b sctJSu;ditbd
nuevo rebLtndcre y fiHiga el c.<:pírilu.
... n
3
Su últin1a obra es en eso su
mós grande. El const'r\·;.u·il ctrrn;.l-
cn el arte de la como d lot¡uc /!,f
... Admiro esta obr<l. me ,gust;uÍ;1 lw--
1
. , ' 1 1 ,, 1
10: ya que no uc o u!inpnm o ... ''
tan inspirado ('Olno al !inaL i\quí el
entre bdleza v enfermedad llega
¡ ... . ...
proyecta sornbras snbre d artf·
cien claro, dclll<t-
. esto? r' La salud, la claridad pro-
lilcra n sombras? ¿ele qnr !iwran
cu1\lo una
1(/(\1/fO.\ .•.
... A tal dist;mci<l sonms y;1 ¡m ros ill-
un macslro más gr;mdc \'n pes;n\os
110 vivíó j;unás nadie que conociera
nito mínimo. todo lo trepidante y super-
que se dcriv;tn ele In
¡BcbcrL pues, ;umgos
H:l Sobre este cspedlico HSIJ de la pPlintlenle de Circe <'ll la
m:1 de d 1 7 <k v flcdlíl''' en C'rt-
dc /o)
\l< (:, t:ste nm b qnr k dicr a V (;,¡;¡ en
l;¡ <.':Hta del 2.'i de de 1 Hlf2. n:hu:intJ:!Ildo d 1'111 ;¡j/J/ COl! [;¡ m Ú'>ÍGl
que en su ath en t''l la ck cinta:< JPI Ir:.<; ckgía-
t dv un por la suq;rcndem•: a!ioidad q·ur In cncw·nt r;t con
el de únimn y la que. con el ascntimicntq de c;u ¡m>-
pi:t t;unl.Ji(·n en b cít:1rla mú:zica del ültím•) \Vagncr.
S.,hrr ese •<Onlturio de Na\·irlad•> que Nict?:5( he lratú de • en
l lo dice C. P . .Janz, {iicdrirh .'{irt¿s,.hc !. !11jnn¡ Í!J _1
Tr J :'llui1oz, I\bdrid, Alímva: ¡qg l, 7tJ-H0.
('Viíar cualquier p•J<íhk n¡uín1cn rnn lo que ili.!U:11tJwtlt•·
. IÍ.)JIJI)); r par;\ (\tiC <;¡' ¡;crcib:1 d pt·cuJÍar i\CCJ1[n C/í!l
que tambi(:n <1parcce, en u c·uqni!lada. en d
3 de ¡:suího )'O libro-; tan hil('ltUS» de F,ar /J,;,nn. t1 ad11•·i¡uu:'
.,¡.;minini•;mn•; IP!l \r>cb litrTalídad. dikn·¡¡cÍ(tndDia de ,,r;·mini,mu,, ..
míos, los filtrns dr <·stc arte! En nillgun lugar hallan··is IIIm
núwcra mÚ¡:; ;wrad<ilJk rk <'UCT\ar vt1cstro espíritu, de olvi-
daros de \·untr;¡ virilidad h<1jo un rosal silvestre. .. ¡i\h, t•stc
\·.icjn bcchin:ro! ¡E<.:tc K!ingsornr; ele todos ios
¡Cómo 1101 h:1cc Ll guerra! ¡a los 'tus
¡De q¡¡(· J:nawT<I kd1L1 con p:ua
nnnplaccr d todas bs cobardías del alma mudcrn;¡l ¡Ja-
más hubo scnHj;n1tc ndio a muerte al cmwcimicnto! ....... H<lY
que ser ciniro para no sucumbir a esta seducción, hav
saber morder par;1 110 ponerse aquí a adorar.. ¡l\fuy bien,
viejo seduclor! El cíuico te advierte ((We crwcm ftcn cui-
dado con d pnio ] ...
La ;HilJcsír·lTl a \ Va,gncr paga Gira. Ohs!TVO ;1 ;¡dn-
lcsn·ntc;s que durante !argn tiempo cstm·icroJJ cxpurst< JS a
su infixción. El c!i'cto mús inn1cdi<1lo, ;nmr¡uc rdativ;¡mcntc
ínncuo .. r.s la currupción del gusto. \ Vagncr actúa CUilHJ un
consumo de ;JÍCohoL obstntvc e! C':dÓ-
m;tgo. Ef!:l.fr¡ específico: dcgcncraciúu del sentid(; del ritlWJ.
El wagncriano ac:1.ba por llamar rítmico a lo que vo mismo
denomino. con 1111 pn1vcrbiu griego, «tT!lH.JVCr ;¡ lú .
1: I u e lm mt1s peligrosa ('S la de los CO!HT¡Hos.
L',l <ul•Jlcsccntc se convierte en un maíadcro en un l<idca-
lista>). Se halla pur encima ele la <;icncia; en esto se en-
cuentra a h altun1 dd maestro. No ohst<mtc. se dedica ;1
h<H'Cr el Jilósnro: csc:ribc Bancuthcr Bldtter: rc.su;Jvc todos lns
prublcm;¡;; cu el ll<1ll1brc cÍe! padre, del. hijo y dd Jll<lcstro
s;ulto. Ob,iamcntc. ], 1 mús siendo b corntp-
ci6n de los 1wrvios. Sj sr· pas<·a por h noche a lo hirgo de una
ciudad n·Iativamcnt(' gnmdc: por todas partes se oirú torfun1r
ínstrumcntc•s co11 111n fiJrin ':tJlcmnc ........... un aullido ,ql\-aje ':'C
inllliscuyc entre los :-;uplicios. ¿ (2._u(· sucede? Los ;¡cÍqks-
CClllcs tril.HHan su adnrac,ión a \ V;1grwr.., lhyrcuth e::.: un
l'ns•nuüe de f'alíl/d. \·iw· en un C!IC:IIJt:lcifJ. cutr..-· ímtm-
mcntos ck hrThict·rq, \ ;¡;;Í ,_.,, Cll d!Tto. ,.,JtlHl ;w pn.:;;cnta ¡'ll ,,¡ ( :ua-
drn primrrn rk! .\rt" de <''la ,,,l;ra .
'2.'lf
nombre qut: cuadnt para llll esuhkcimicmo hiclrmerápicn.
- Telt:grama rípíco de lb yrcmh: «/;trtHí lícrnth) {ya arre-
pcmido)f'7 · -- \ Vagncr e:; u¡ u c;tbmidad para los adoles-
centes; es una l:wdídad p;tra ht ¿Qué ('S)
nwiHt' hablaudn, una wag1wrian:t? -- \le ¡1arecc que l!ll
nH'·dico no podría pbnu·;tr cun suficiente seriecbtd ai-
!Crmuiva clr: concienci;t a jóvenes mujeres: una cosa o la
mra
1
¡¡'. ·--- Pero ellas ya han hcclw su cÍl·cción. No se puede
servir a do:'i seüures si uno de ellos se llarna \Vat,'l1Cr. \ Vag-
ncr ha redimido u ]¡¡ nmjcr; en n·t:ompcnsa, la nuücr le ha
construido Bayrcuth. Sacrilicio ahsolnw, tntn:ga absoluta:
no ::w po:-;cc nacb que uu st: le ¡¡J'n·zct. La nn¡jt·r se ,·mpn-
brecc en beneficio cid resulta cunuHJ\-'edor;¡, n;¡á
ahí desnuda ;mre él. --- La wag11eriana -- b ;tmhig-üeclad
1
1nás enc<mtadora que hoy en db cx:isre: ella es la
úán de _la causa de \Vagr!tT --- su signo vmrt' esa
causa ... w
1
¡:\h, es le vir:jf1 bandido! Nos arrebata a los ado-
lescentes, an·eh::ua incluso a mtcslras y bs arraslra
a su cue\'a ... ¡Ah, estt' viejo minor;!urn! ¡Cuánto nos ha
costado ya! Ai1o tras ¡¡fio k llc·van a su !alwrinro comitivas
de las mús hcnnosas muchachas y de los más bellos adn-
lesccntes par::1 que las de\ on:· -- ai1o íras aí1o Europa en-
!Crd entona ,,¡Nos vamos a Crrn1! ¡Nos varnos a ... ;l!J
n; En juego dt· p;dallr;¡,¡ Nit·lzs,lw se cÍl<l a si de nw-
ncra casi literal, pues en la G\rt<i ,.u l1ernwna dd de juliu l87t;
ya le <:scrihió que, cbdiiS cii\'ttnsl;nlCÍa.>, <<LEÍ me he: anqwntído
h;d;n \'t'nido a lhyn·uth)>>.
;;;;, \'(·ase el fr<tgmt'nto del romu 13, !G f7B]. Un;¡ varia-
cit'm de esta idea st· cncu.:mra t·n el 27 ck ,,Illcursiones de un inwm-
"' de dt lil> ¡,/¡,fui y • la nota I 5-I de la cdící.",n rl'visada
..¡,. t•st:> ubr:L prqMrad;¡ Jl''r :\. SáJklícz Pascual, l7(L
¡;•; El lc<.dlll. }il liahr;\ lltJ\ad,¡ L1 m(Jdubcióll <¡ti<: Nit·tzst·l¡c· •
cld bien nmucidn lcrna in Ju,¡ cun bs índirn 1as :t
\' a b crut:.
"" C:>to .. que c:uJt;t d C<•ru en Ln i}{'l!t lfilhn deJacqul', O!f,·¡¡-
k1ch, por quÍI'tl \\';,guer no 111nguna c.stinHt.
t;nnlJií·n la c;¡r¡;¡ ;! F C:m! dd :2 i de agusto rk llliHt
St:Gt'NLJO !'ClST SCRWfU!\l
ParTcc que rm carta
elido. Sohn: cicrms rtJSrros se
rin1cl; incluso escuLho un
en muc!Jas cosas, que se
desde que en las viñas
nuevo <mirnal, d gus<-nw
nu se ni una
la misn Hl ,¡,lit! r/
1
'2-
.... -;."'), '
tral!dLI!('í. He cbdn
fnndns que post·en
nes nu tlltiendan ni
•¡! J:\,·,¡1,
combina la rdtTe!lcia al
con b <·pidculÍa que ¡,[(:ct<t a las
¡·n 1mos irónicos de canas dd
a un rn:tlt·nH·n-·
rn de b gr;i-
11 y
Si u t:ml Mrgo,
)S llll
1
CCill!lt'!J('ll .. ,
V, de p:tsCJ,
rd/L lLt..-
)' tkl :i
de octubre de 1 il87, <hi cnrnu en b alusi.'on a ·un !lllC\'<-J ;t!IÍlll:d', nlt:
ncuingi,wo tmnl ¡j("¡¡ apn,n:cha un rk In por d
té·rmin(l que $JI\'C pan¡ n"mbrar al rÍllUCcrontt: ¡Hhúwz:enh).
Ltr <•pcriódicc• dt· b Cruz>>, 1 [k•r la c;·uz ¡{¡>
qut fHI<'Jllc;h:t en su punada, d de lus n·acciun;trÍ\JS pni,Í.ll"''
st:guidrm·:; de Bi,;marck, que se cdÍ!Ó en B('rlín de l !HH a l t¡jg y t'lt
<:u ya c¡dwccra se den(Jminal :\'cm· ¡,, t'¡,;,/i,o f'ili-
5Ú/Ilu] era dt l:<Llnic fw:nc·rrwnk • <•Jlll<"il.,l :1
lu::; dcriw;; dd !llósofü. Nietzsche suele rtftrirsc a l'l Clill
por cjcmplu, d fiu:d dd l de <<Pur c·s,ríbu yo lí!Ho.s ldll llliC!ítJ:o•>
t:n ho11JU.
'.u J.:q(: sennnario jJ;lr:t
•"ll !.cip;jg F. ,;n d, <''H .:alidad de C(lbiJnr:td•·n·.; l:tlt1"
Nicrzsdw cumu su amign E. Rohde dur:nH,· Slt c':poct
univcr,iwria, en L que <:<n i:Sit citl(bd. Nc, ''h:Ji:ullc, d ci: 1"
editor se negó a publicar nn aníc1 ¡], l (k csrt: úlrimn ;; En•,,r de 1:'! N.tlÍ-
mÍr'llfO dr {,.¡ t:.l! d ispt'ú!u de imL,it<l en c'll<:fil de lB 72, rcci,;n tipa-
rn:ida Lt tJhra. cuando \' su 1 ill!tor má,; In !ltccsil.lh:ttl.
«gusto>• alcmim , si tcugu duras p;da-
dc B<lyrL'uth, no c¡uisíera con elln
hacerle el _juego a cualquier otro músico,
musiCos no a_ \Vagm:r.
utamcntc desastrosa. La dceadcmia es
cnlt':rmcdad está arr;Ügadn a mucha profi.mdi-
cl de \Vagner para la rui!lr{ de la mú-
para la ruina de la escultura. d no
su causa"
1
• (íniuuncntc ha acelerado
-- claro que de una manera tan vertiginosa
parado con horror ante esta C<lída C<\si
;mte este dcscemo al abisnw. tenía la Íngc-
lu dlcodrnce: en eso residía su ::;upcl·iuridad. Cr;·ía
ante nin,gt.ma lógica de la Los
rutilan ··· eso es lo único que l.os difácncia. ¡Y nm-
¡¿una un·a cusa m;"rs!. .. Yoy a enumerar --· !o que hay de
Cl COl
,. dcmús•): el hundimiento de la
el abuso de los n:cursns
r¡ue lo · sin utJ pa!':t
;Ü copiar Jas fonn;ts p<1r;¡ hi"s
nadie es lo bastante rucrlt\ orgtdlós(), se-
bastatite smw: la supcnitalidad en
a toda costa; el rcfiuamícnto como
· cada vez mús ncníos en !u-
conozco a un músico que todavía
de componer una obertura de una
que Nietzsche formó dd gT<ll1 escultor v
Barroco GiP\anni Lnrt'nw lkmíni i jjllfl-lbHtÍ)
'Plll•> iust<111radut del reino dd mal _gusto es tkudora de facoh Bun:k-
hardt (vht<c nhra na Cio:rune. Lcipzig, J 869, y de
St•.ndhai Roml .. Na¡,fts el París, l B54, p:'lg. lOl'. Sobn:
itk''' eu lomo a la música y el arte b;úrucos por
el § 2 l t,l de !lumrmo. drmo\Í!!t/n lmm(l!lfl f. ;¡sÍ como l;1 ll()ta H:l ck
la edición de y r.Lumd Barrios de este líb1 u. \bdrid.
AkaL Hl-115 y rÍ 171 de b primera parle del \(HlFJ 11
cdi(ión citada. págs. 5 7-)9.
sv!n pie.:: a: y lFtclir: lr1 conncc ... "' .Los que !Jqy :::on Lutwsus
t1(l componcu. en ( n.nlparaciún con \Vagncr. Htl<t música
«nH:jor>>, sino tan sólu una música m;"ts l!l(ls ittdi-
((:rcnte: mús indikn:nlc porque. al existir d todo comf>lcfo,
b lllitad Íttn>mpkta rstú !itt-ra de A!Jor<t bic:n, \V;¡g-
ncr cTa nn todo ctlrnpl(:to: pero era la cOJTupcit:m cmnplctn;
era la vakutía, b \"!Jlunt<HL la conniaián en la cut-rupri(m
importancia puede s{:guír teniendo un Joh<J!mes
BrahmsL .. L1 !"tlrtun;t de é:sle Cuc un m<1kntcndido <1lcrn<Ín:
se lo tnm(l cnmo <HllilJI;tHlÍSta de \Vagncr ¡se un
ant<1gonist:1! ¡Eso no lkYa a cnmp<mcr músic<t llli"t'\f/ria.
eso produce :mtc todo ch·¡¡¡asiacla música! ¡Cuando no se
es rico ;;e debe lo bast;tnte (Jrgul!o;;o para la pobreza! ...
La sin1patía c¡ue ck !1\<.lD<Til innegable Brahms inspira ;tquí
y allú. prescindiendo p(.1r completo de c:-;c iutcré·s ¡mrticbrio,
de ese Jn;dcntcndido part.idist;L para mí í1Ic dunJtllc hngn
ticmpP un cni,gnw: hast;t qnc. casi por casualidad. acah{·
P'1r qnc t·.¡ C<llL'<t ckcto sobre Ull dc!cnnÍn;ldu
tipo de l1urn;wos. Tiene b melancolía de la inc;qJ;teid;ul 1w
cn:a a partir ck Ll plenitud, t!.\lá de plenitud. Si dcs-
comarnos lo que d imil;t, lo que toma pn:st<H.lo de gr;m(ks
funn;ts :tnti_gu;ts o exótico-modernas% t::l es tHJ
m;¡c)lro de la copia . cntouccs la 1/f!lfllf,gia quub (()l!Hl lo
m:'1s propin suvuo .. [so lo ;H_livínan los ll<Jst;'dgicos. los ins:l-
tisfccho:; de tod;1 especie. "ricnc dcmasi;tda poca JH.:r:-;unali-
dad, es dcmasÍ;Hl<> poco un punto centraL .. Eso lo entien-
den lns <<impcrsnn:lk<;)>, !Ps pcrikricos ···- por eso lo qnicrcn.
Es. en panicular. d músico ele una especie de rnui,'tTs in-
salísl!..:chas. (:illt."I!Cllta mil;;: V Ul10 lÍCllC a l<t \\";tgllC-
,,., :dwlc :1 s11 qunídc• clisrípPk• y arn:mtwn:w /}lo ( ;a<t,
rumn Ju j;¡ Ctrla <jílf' \e c\irÍgÍil e\ :¡ de a_go:-1.11 de \mm. \.:1
cxpn:siútt rpw • 1'11 el r.nigi11al. lr.J.dw·id:t litcndtl\l.'llk. dí<.T .. ¡,¡jl;¡¡
1ma (Jbetlnra tnd:1 en llJ:HitT:I''· In rual pudría \Ígni!ícn· b t•hlit;:Hh1 pn·-
'CllrÍ<l dr· b 'l"'"' Ír¡¡¡ rk de mackn a In
dr· toda b r >il'." rt u r:l.
""' \'r:·a.'c b cn·t:l rk /'. c;u<l a del ll dr: :l)!;<Htn r!,, !
rÍ;ma ¡·xactameure q llc' a nn c:uen ca pasos más allá
de Br:duns cncuenrra a \Vagncr , b wagntríana, ull ripo
rn;ts pronunciado, rnás inteJT:'ial1Li\ sobre iodo más grnCÍtiSO.
Br;dnns es connJovedc;r rnientras sun1a en SL'Crclo ti llora
jk;r d mismo -- en ¡:so c.s «llHi(knlO>> -; se VlH:lve fl·ío y
deja ele interesarnos en cuanto ll'lo,gc la herencia de los
... Con gusto se llama a Brahms d haedno ele Beerhm·en:
es el eufcrnismo más cau1clnso ipw cuJJOZco. --Todo Jo que
!H;y día pretende alcanzar un estilo>> en la música es,
t'll nt;mto u!, o Ld:-;o :1 u him l:dso cun-
sígo tnisrl!U. allernati\'a da IMstante qnt: pensar: pues
('11 sí mísrna irnplíct una casuísrica .sobre el valor de los dos
(::tsos. «Falso respecrn a no.rotro.i·)): comra esltl protesra el ins-
rimu de la mayoría no fjltiercn que se los engaüe ;
yo rnismo: por dc<scontadu, comíuuaría prefiriendo es!t lipo
al IHro («Ütlsu wn1ú;o mismo•• ). t"S mi gus!fL Expn:sán-
dumc ck: manera nüs comprcnsihl("¡ para los de es-
piritu»:n: Hrahms o \Vagner. .. Brahrns no es un acwr. -
Es posibk subsumir a una buena pane de los otros músicos
bajo d ccalc(:pto ele 'Brahms'. --·- No digo una palabra de lo:;
hit hiles. de \Vagner, por ejcrnplo, de
cnn b Rrúw de Soba se fónna pane de la me¡wgrrie [ct.¡Jección
de <mim:tk:s] uno y;¡ puede exhibirse. --- Lo pt:qttci\o es
ln únicu que hoy en día se pueck h;tcer bien, lo único qul'
huy día se pucdt: hacer de una manera magistral. Sola-
nwme en Jo pequefio es posible iodavía la prolJidad. ---
Pt·ro, rnlo esencial, nada puede curar a la música esen-
ciaL de la fiualidad dt: tener qttt: ser exprt:sión de b con-
tradicción fisiológica -- de !tJWr ser nwd,0·na. Una en-
scibuzil óprima, una fórmación stmLunentc profunda, una
' l:tmiliaridad cnn lo fiul<bnH'tllal, incluso extrr.mando d ais-
huníenhJ en de viej(Js m:testros wdo eHu si-
CumpusÍ!Or ;mstriacu ¡¡,. qttÍl'li :\í<·tzc,,·!Jr: cnmcnta en orr(J !OlW
,:,¡¡ é>Íwrtura Sahmtu!a Clí ,·an;t a 1'. (,'a,/ dd '.Z rlf- dicír:wlnr: dr: 1 HI\H.
gtle siendo sólo pali::uiv(l, ilusorio si
porqur· ya no se tir:ne en el
dición la raza
bordamc ;mim;didad de un
nene
leras.
vía haya en alguna pane de
fucnes, de seres humanos
cual aún esperar
y una pcd(:cción tmdí(H.
de los casos, aqnellu que todavía
vida. De la regla de que la
de que b corrupción es
ningún dios que salve a mus1ca.
u:J Sobn· d C<l!Ttposirnr ilaliano n:ase más
dice <·n ,.¡ ;tpanadu ,<fnwrmezziJ>> d.:
en el
VlVJr en nnr•c;rLl
que predcnnina,
esa nc1 hav
Ef'tU )()( J
l:.l
cscaphnonus por lHJ lllOlllClltn para a:;í
estrecho mundo al que condena ;d
d \'alur de las de
lauto tiempo del \Va¡p1cn>,
necesidad de lavarse las manos. - V<lV
--- ·roela tiene en la
la rnedida para las vir-
y para las que le ¡m¡b[-
dc la \·ida ,. cnton-
tdu de
O bien ella
\'
en sÍ>> es tl!1él ¡ui11 wr;t, colllo todtl
titúda ele los así clcnomi-
oo es cnconlrar un<l
la moral dt [os snlore.r v la n1oral de los
valor: esla última. que ha crecido en
mórbido los Evangelios llClS pn·-
ncul.c Juisn1os tipos psicológicos qne dcscri-
DostoicYski)1t"1, y, en el lado contntrin. Í;l
:l ¡ ck n así comn la.s IH'I<l." :HL tjl) \' ¡¡g de
Pa<;cual v bs 95. llll y 103 de la edi-
y la scgunrh1 en !lilJiir >te•
. ck t>lc Lilm> ('Jllcial r:n
Para nm•JrTr su.'i 1 clacic>m·s con
son nxnmcndablcs d del "1 t ¡r·u r,¡,_,_
de dr íos ídolos r !lota 1 jl) de j;¡
por A. Súudtci. I'ascu<ll de este
2:18
moral de los su1un·s 1 <<1 otJJ<U1a>>, <<pagana>>, <.<del
Renacimiento>>\ en cu;mto lenguaje sirnhólíco de lo pkrLt-
mente conscguiclo. de la \ida rt.wnufwtc, de \ uhmtacl de po-
ckr como principio de la vida. La moral de los scfiorcs
a/inna iustin ti\·; u ncntc del mismo modo que la rnoral cristiana
., imtinti\·;uncntc iu DÍ! lS>>
1
el u más alb», la <dmcgacÍ(m de
:;í mismo jEnt\db.slunp}>. todo puras negaciones). La primera
connm ica p<lrtc de su plcni tnd a las cosas ---- transíigu ra, em-
bellece, otorga uL:.rin <tl nmndo , la segtmda empobrece, des-
tíi'íe, aka d \·alor de las co:::as, niega el mundu. Kl\ [undo» es
una palabra que uliliz<lll lns para insultar.
flxmas <mtitétiras de la óptic:1 de los \·alorcs S!lll amhrn ne-ce-
sarias: son mod(Js de \TI' que no se obtienen con argunH.'tJto;;
\- rcfÜt<H:ionc" . . Al no se lo rcJÜt<L t;unpocu se re-
Íitta una Clll'crmcdad ocul;¡r. El Lwbcr cmnbatido d pesi-
mismo como si fl1na una 111osofla ha sido el colmo de la
docta idio\cz. A mí pan.·(·er, los conceptos de «verd,ldcnm y
<•no \'(Tchldcro» carcn'll de sentido en la óptica. Lo Úl tico
qne hay que combatir es la la ambigücd;td instin-
tiva que no quierr ¡.Jcrcibir cs:.1s ;nJtítcsis corno tales ;mtítcsis:
corno no lb quiso por ejemplo, la 1tad de \Vag-
ncr. que en scrncj;¡utc::; [;l!scdadcs tun) una maestría nada
pcqucíla. ¡L\Iirar dr reojo b moral de los seí'ínrcs. la moral
mL1towífim L1 5;1ga es prácticamente su docu-
mento mú;; import<Jil!C v ;1 la vc:z tener en los lalJ¡r¡s la
doctrina nJntraria. b dd «n·;mgcLin de los hwnildcs>>w
1
• de
la de ... Ac(miro. dicho sea de b
modestia de j¡1s cristi;mu:; qtw van a Bayrcnth. '{o mi:;mo tHJ
podrb soportar ciertas pal<dwa:; en boca de un \VagmT. I-J;¡y
\.onccptos que 110 tirnrn /lada que ver con Ba\T<:uth ...
liíi I·>xprcsión que Níctz:;chc l<mn de Rcn<Hl. !Íc\ Íur:;d!Ítí''·
pnr cj<.'tllp\.J. el 'Z dcdÍcildo ;¡] S<lbio f'raw·(:s de ''lncnr<Ít>llt:5
ele \111 íntcmpcs!Í\·n, rk ( rit lo.1 ídi•f•'.:. domlc la vur:lvc a utilizar.
pero en la \'CPÍ<·m origin<tl.
1
l Cómo? ,: Un arn:gbdu para wagnerianas, quiza
por waglltliands en sus último:\ días \Yagucr fue por
cornplcto · ·, !de: p;L:mTo !t:meniuoJ ··- ? Lo repito,
los crísrianos de hoy día son ¡mra mí demasiado nwdesros ...
Si \ \'agJl(T {[¡e un crisLiano, ¡unonccs Li:;z¡ habría sido un
padre de la lglesi:i! -- necl'sidad de la síntesis ele
todas las nccesidacks crist1anas, 110 riene nada qut: vr:r t:on
sc1 nrcs payaso.-;: r:s ht Jrm11a (k cxpn·síón mús sinuTa de
la el más convencido y duJcno;)O decir-:si a h1 dáa-
dmce mediante sírnbulos y prit;:tica;; stJhlinws. F:l cri.sriano
quic:rc lk.lprcnrlüJr: de sí 1nismo. L· nwi tJl loitJiur.r Jm'lssablt /El
yo es sicrnpn: odio.1o,l In:2. ·--· La moral arisrocrááca, h nwral
de lo:-> sei'lorcs, por el contrario, tiene sus raíces en un íriun-
bme decir sí a miww es ;wLoafirmaciém, auroglorifica-
c:i.ón ck b, v\c.ht, \)Clc ül sí.mbolns y
pr;'lnícas sublimes, pero sólo ,<porque le rebosa d cora-
zóm>10l_ 'Todo el arre c¡ue es lidio, wdo el ane que es granrk
üent aquí s11 lugar: la esencia ambos es la g:ratimd_ PtJr
otra pane, ele dla no ;;e puede dim1nnr una aversión in;,;-
IÍntiva wntra los décadm!J, un desprecio e incluso un hurror
hacia su símb(>lísmo: tal actirlid e:;, prácticanwnlc, su de-
rnostración. El nHnano ariswcrático considcrah<t al cristia-
nismo corno J<uxia sujíer1titío (sucia supe;-süciónl íi!-l: recuerdo
al respecto b manera en qut: el último alt:mán de gusto
aristocrúrico, ht rn;mcra e-n qttc Goetllt Consideraba a la
\'b;;c B ]\¡_)(';tl. \·di,:í;';¡¡ ck P Fan:::,··rc, l, 197. Ninzsdw puscÍrt
C:ild cdÍiÍi'Hl ('!1 Sil híbti,,¡;·ca, así ,;()Jll(¡ b de e:. F. Sdl\Yd!V,
Lt.:ÍfJijt;. lBtó. Esta S<'flll'lltil dd l";ns::!dur i];uwé·; :tp<nlü· críric:cuYa'lll<' tnmen-
t:tdii por d tilóscili> tll d § :iWi ¡j¡: h p::m(' de J,.¡¡,ü,i,d; lumuu; ..
!!_ <:tli,:ió;; t:iucb, púg. lU'), así c•Hl\l) l:.Jl lt,;; 6:5 y i<J de .lWiili!, edición ck
C. Cut•!, t\ladrid, Bibliot<.'c\l ]U()(l, ¡úg'i. ll8 y lU'l. l';H:t
!.t:s rcLwiriliCS de i\Í!'Willl' L'Ult b nuld ck: ,e;¡;¡ ultima cdíciil!L
Hu d,: .:\lai.\J 12, :il.
¡¡¡¡ Expresi<',¡¡ t'(¡i1S1ruicb ¡,¡} \'t:Z a rmnir ele- la (t'titah/i, .íiif','i\f¡(¡¡, que
us:t Túcitu, X V ·H.
en Es \'ano btbcar antilcsis má.s rnás
rúu .. _
11
H'
Ahora lúcn, una Ütbcdad comu la de los de B:lvrntdi
no es ;lcntalmentc ningu .
antic;;t hico concepro dd }Unkeri
nns en conrrapnsición,
L:t n1 t'n ri ra es, 1n ás bien,
nición de la JW Hinnidad.
senta, una
tadn enlrt dos síll:ts,
(; de exrr;u1n tiene que
pos ld hdscdad misma se
nio? (:(.l_ttc 1 1
lbrné vo a \Vag11cT d
n:prc-
1
"" Comn din:n los \'<TSOS de w1 f;¡mosn d<: (;,,_
t·r!H:, ,:] li!ÚiitTC• Jlll!Cha;; son COS2b -""fl••rlar,
pcru <'ll:tlr,, li;¡y qu<' k rnnlun ;;t·t-pl<'lt\<"'·
O pÓLÍIIldS \ <'i1t'lhh:t', ¡l s;dltT, d J,¡s •
la+. el Íllicio del§ :il ck llll Ílill'rrtpt,rin'" ,¡,
,k lnr ítf,¡/,.,., así L'(JHh) la lli>ta un de b ¡·díl"Ír'ln ,·k t''i(('
escritn, prq);¡f<tCb por A. Siu1cho: Pascual, 175.
l\lü . .\i;la. s, .. JJrc }:;¡ :Jll!Íksis cnin: «m<
tiatm" mi ( u't /t, ¡¡¡,ual oli·t:ríéi
li:ty:¡ un gím m;;s dccisíw1 en la his!OrÍ;;
l11t'1L1l. librcl, mi pie-dra dt todo In que t''ilft ;·¡¡ C<:>lh<i-
ll<HHit cunwigti, tiene L ¡;,r¡u¡¡;¡ ser acc,·sihk ¡¡¡¡¡ sóhJ ;; ](¡'
m:b r:xig<:lllt'S y de scwidc) má-; dn·ado: bs rlNii<ÍJ carUTil de nido:;
par<t cS<'!Jdlari<J. Unu h;¡ de lcJJCT ,¡¡ en cuo;Js tli que L'l\ día
rudic b tiene ... {\: di'/ cuncn:¡amtmc a l.rs 1 !l- l 1 del
w:: t:.,;lc rr'Tmín,·, t'<¡UÍ\·ak
propias de su
nw1Hc
- ¡·;tstl'ILm,;, P'"l'<l cun Lts ,·a-
social y de su mcnulithd típi,·a-
1
''
11
l r{,nic;·, n::it'n·Jlci;, ;¡] rnuy versínlln dd ,f¡
]uun J, l ·l.
lu:< \'t:'iht: b !HH<l <'drn·spundit'·ntc dcJ § :Í (!t: CSlll ll1Í:iiTlU ¡·ÍtU,
que cumicne el pasaj1: al que l':icTzscht· t·srá rt'mÍtÍnHiu
nosotros tenemos en el sin saberlo v siu
qucTcd( '· palabras, f(mnubs y mm:aks de nm/m-
cía. nosotros smnos. con,Jdcrados <k:;dc
\ ista íisioló0co, jál\os ... ,; Por dónde conwuza-
. u riel r;!tna ,;¡or/mw? Pqr un;1 ciJ(Tgica iilci-
c;Hm en cst;1 contradictoriedad ¡nstintiva, por la climinaci('n1
\-<llores antíté:ticos, por la practicada_ <:n su
· · El caso Wagncr es para el hlosofu·
¡i;rtuna
11
'
1
-- este está inspirado, eso
-. .. . l 1!1
el por la ...
!Fl .Jnegc' de
'ras" :d<n utnndo'
um:1rla·. e ·
niiict b
111 El
rntrr 'rl casn Wa1f:JJCr· rda Frd! f 1 ,.
,
0
'lance ;:le !(
1
rttma·. 'golpcdt' sw:rt(··, ;·dür-
'c11i1 q \:ar;ullill!la'\ que trH.1o esto rs lo •¡uc
<Jh:lll<lll,t utiliznda pnr NkU>chc
se h:dla en: Frirdrich 0:íclndw. 1 t ukr.
torno 6. edición crítica ele G. CnHi Y I\1. I\ lo11iinarí.
York. DTV-\Valter ck Gruvtcr. l ()flO.
NIETZ:--iC:HE CONTRA \VAGNER
DOC!':\IF.NTO:J DL L'N P;)l(:()LOC;O*
"' . .\l,t:sdu· 1nn!m 1 J ;I.C,IIII. Dw't!Jlt'!li(Js rk !1/1 f'JÍtrílrJW'· Lxip7ig. Edil nri:d
dr· C. C. i'\aum:um. l rli:C) l'rinwra cdiciiln•. Como t:split"<ln Cnlli \
:\fnntinari en .'11 a h nlió{,n rrític:.J de C'tC f'll cierto
rnndo úitimn ¡¡j('(¡:<chr:anrl. r·n la t;art;¡ que d !iló<;rJIÓ cm Í1·,
d 17 de dicicmhrl' dr· 1 i\IW a <;U cclitur N:illmtrlll rk l en l:l qm·.
una lwia qw.· :uliunló. iurli<:aba r¡w· se h:1bía de intrurlucir d c;;pí-
tuln <<lntcrrne77<'''· t;¡¡¡¡}¡jr'·¡¡ liL'l.tr:.1ba la >Í,l\uicnlc •.:xp!icar:í/llr: «P:tra r¡IH'
r·! tÍt¡¡ln sr• In c>lrccll:uncnl•· pllsihlc con d "C:tsn \Va¡;-
IH:r", c¡uc , ... dci10!nÍnc / 2\ir:tzsdrc cnnira \Vagnr:r ! ( 'n prfl-
hkma par;1 ,, J', ,,¡¡ rÍ•'Jrtllcntc. ;1! ul\·i:tr al editor la cuiH1u-
dd ;¡p:l!·t:HIIJ tilnLtdo aftacfi,·, •pw deseaba llldltlr11n
cumu títul•) del ,.,,nítn •p1r· :1r¡uí aparn:c. ••'\iictzsdtc C'Jl!lr;¡ \\':n;nn
! de un l"ici'l"\2"''- En el ,,Jlrólnl!;n·> insÍcd'' en qur· ,.] !i-
Lml orú dirigid<¡ a rprítrw·: s•.lll psicól•.'!(''"· no ;¡ Jr¡s

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful