Resultado 3.1.

PRUEBA Y VALIDACIÓN DE PRÁCTICAS DE USO SOSTENIBLE DE LOS RECURSOS NATURALES EN LA CUENCA DEL RÍO NANAY

1

INDICE
Introducción 1. Promoción de actividades productivas alternativas 1.1. Zona I. Alto Nanay 1.2. Zona II. Cuenca Media - Alta del Nanay, incluyendo los tributarios Chambira y Pintuyacu. a) Formalización del aprovechamiento de los recursos naturales b) Seguridad de ingreso al mercado: c) Valor agregado d) Elaboración de nuevos productos e) Nuevos diseños y acabados en artesanías de fibras vegetales 1.3. Zona III. Cuencas media y baja del Nanay, incluyendo cuenca baja del Pintuyacu a) Reserva para pobladores de la Cuenca b) Ecoturismo c) Extracción forestal con valor agregado d) Crisnejas de irapay mejoradas e) Cortezas medicinales f) Elaboración de aceite de ungurahui g) Nuevos diseños y acabados con fibras vegetales h) Fitomedicamentos i) Cultivo de peces de consumo y ornamentales j) Agroforestería y forestaría análoga 12 13 13 17 20 21 21 22 24 27 11 7 9 9 9 11 7 5 5 6

2. Informe especial de las actividades de promoción de la piscicultura y la forestería análoga en la Zona Reservada Allpahuayo – Mishana y su área de influencia Presentación 2.1. 2.2. 2.3. 2.4. 2.5. Antecedentes .................................................................................. Introducción ................................................................................... Bases legales para la acuicultura ................................................ 29 29 30 30 32 33 34

Interacción: Proyecto y Comuneros ................................................ Metodología ................................................................................... 2

2.6. 2.6.1 2.6.2 2.6.3 2.6.4 2.6.5 2.7. 2.8. 2.9. 2.10

Resultados ................................................................................... 35 Criterios técnicos para construcción y manejo de estanques piscícolas..... 35 En estanques piscícolas .......................................................................35 Agroforestería y forestería análoga............................................................. 35 Legalización de los estanque........................................................................36 Otras actividades ...................................................................................36 Limitaciones ................................................................................... Conclusiones ................................................................................... Sugerencias ................................................................................... ............................................... 37 37 38 39 40 40 40 41 41

Expectativas para el siguiente año

2.11. Lecciones aprendidas ...................................................................... a) Del Proyecto ...................................................................... b) De los Componentes .......................................................... c) De las comunidades .......................................................... d) De las instituciones ..........................................................

3

Índice de Tablas
N° 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Nombre Pruebas y Validación de Practicas de uso Sostenible de los Recursos Determinación del volumen de corta anual para producción forestal en la Comunidad Campesina Tres Unidos. Determinación del volumen de corta anual para producción forestal en la Comunidad Nativa San Juan de Ungurahual Número de personas capacitadas para el manejo de los recursos maderables y no maderables en comunidades que obtuvieron permiso forestal
Análisis del inventario forestal no maderable – hoja de irapay en comunidad Nativa San Juan de Ungurahual

Pag. 06 16 17 17 19 19 23 25 25 26

Comunidades que serán apoyadas con Permisos Forestales para Recursos No Maderables (irapay). Socios de Comités de Fitomedicamentos Familias Beneficiarias de las Comunidades de la ZRAM Familias Beneficiarias de Comunidades de la cuenca del Nanay Evaluaciones de Crecimiento de Peces en estanques beneficiarios del Proyecto Nanay

Índice de Figuras
N° 1 Nombre Numero de participantes en práctica de escalamiento en ungurahui en comunidades de la zona baja, media y alta de la Cuenca del Río Nanay Pag. 10

Índice de Anexos
N° 3.1-I 3.1-II 3.1-III 3.1-IV 3.1-V 3.1-VI Nombre Pag. Plan de Ecoturismo Informes Mensuales y Permisos Forestales Inventarios de Irapay Informes mensuales de Fitomedicamentos Informes Trimestrales y Mensuales del equipo técnico de Piscicultura Informes mensuales y trimestrales de Agroforestería y Forestería Análoga

4

Introducción Una de las estrategias de desarrollo sostenible para la cuenca del río Nanay identificada por el proyecto Nanay, visto el nivel de sobreexplotación de muchos de los recursos naturales, fue la promoción de actividades productivas alternativas a la extracción destructiva de estos recursos,. En todo momento el proyecto Nanay apoyó a las comunidades campesinas y nativas orientándolas en el uso sostenible de sus recursos naturales y en la conservación de la diversidad biológica, a través del manejo comunal y la gestión local. Es de conocimiento de todos que la mayoría de las comunidades de la cuenca del Nanay vive tradicionalmente del aprovechamiento de recursos naturales, sobre todo madera redonda y para aserrío, hoja de irapay, pesca y fauna silvestre. Muy raramente da un valor agregado a estos recursos o, en todo caso, es incipiente, como es el caso de las crisnejas del irapay, el pescado seco salado, la carne de monte ahumada, o la artesanía. Dado el bajo precio que los productos no transformados alcanzan en el mercado, y la existencia de una larga cadena de intermediarios para la comercialización, los pobladores perciben muy bajos ingresos por la venta de estos productos, y necesitan extraer grandes volúmenes para satisfacer sus necesidades básicas. Las herramientas más importantes que el proyecto y las comunidades lograron fueron: fortalecer a las organizaciones comunales, poner en ejecución planes de manejo por recursos en cada comunidad, y asentar en los Libros de Actas de aproximadamente 25 comunidades acuerdos y reglamentos internos. Toda estas medidas y acciones tomadas por las comunidades organizadas fueron consecuencia de la conciencia y el nivel de reconocimiento de la sobre explotación de muchos de los recursos a gran escala, lo cual significa la exterminación de especies de fauna y flora. Lo adicionalmente encomiable del proyecto ha sido la participación de las mujeres en todas las actividades programadas, cumpliendo roles muy especiales, lográndose un alto nivel de empoderamiento, y mejorando sus habilidades y destrezas en el manejo de los recursos naturales.

5

1. Promoción de actividades productivas alternativas Las actividades productivas alternativas, identificadas participativamente, han sido promovidas e impulsadas por el proyecto Nanay como una manera de mitigar el impacto sobre los recursos naturales, siguiendo varias estrategias. Entre ellas, se puede citar como las más importantes a las siguientes: (i) formalizar el aprovechamiento de los recursos naturales (obtención de permisos o concesiones de aprovechamiento); (ii) dar seguridad al ingreso al mercado y comercialización de sus productos a precios justos y facilitación de acceso (eliminación de intermediarios); (iii) dar valor agregado a los diversos productos; y (iv) diversificar productos y líneas productivas. Todas estas estrategias fueron resultado del análisis y reflexión participativa de la problemática de la cuenca y la búsqueda de alternativas viables. El propósito final fue lograr que todas las comunidades del ámbito del proyecto, y cada uno de los comuneros de la cuenca media y alta del Nanay participen por convencimiento y justa convivencia en acciones de manejo, protección y uso sostenible de los recursos naturales. Esto permitió fortalecer a las organizaciones representativas de la cuenca para defender sus derechos y hacer respetar los acuerdos de manejo tomados en cada comunidad y al nivel de la cuenca. Todas estas reflexiones permitieron que los moradores de esta cuenca fueran quienes deciden sobre el manejo y uso de los recursos naturales, resolviendo los diferentes conflictos que se dan entre moradores, comunidades y usuarios ilegales. En la Tabla 1 se pueden apreciar las distintas estrategias impulsadas por el proyecto Nanay en tres escenarios de intervención: cuenca media - baja (Zona Reservada Allpahuayo – Mishana), cuenca media alta (en torno a la confluencia del Nanay con el Pintuyacu), y cuenca alta, de acuerdo al estado de los recursos naturales y su potencial de soporte de las actividades de aprovechamiento.

6

Tabla 1. Pruebas y validación de prácticas de uso sostenible de los recursos
CUENCA NANAY ZONA I (Alto Nanay) COMUNIDADES Albarenga ALTERNATIVAS SITUACION ACTUAL RR NN 1. Reserva para pobladores de la cuenca. * Delicada (conservación)

2. Formalización del aprovechamiento de los RRNN. 3. Extracción forestal con valor Pucaurco, Salvador agregado. Pava, San Juan de 4. Crisnejas de irapay ZONA II * RRNN con posibilidad de Ungurahual, Porvenir, mejoradas. (Medio-Alto Nanay) manejo (valor agregado) Buena Vista, Villa Flor, 5. Cortezas medicinales Atalaya 6. Elaboración. aceite de ungurahui 7. Nuevos diseños y acabados de fibras vegetales San Martín, Mishana, Porvenir, 15 de Abril, Yuto, Anguilla, 8. Fitomedicamentos. * Pérdida marcada de RRNN ZONA III Diamante Azul, Santa 9. Cultivo de peces de consumo (recuperación y/o (Medio y Bajo Nanay) María, Pisco, Saboya, y ornamentales transformación) Miraflores, Monte 10. Agroforesteía y forestería Calvario, Triunfo, análoga (Carbono incremental) Nuevo Loreto, Samito

1.1. Zona I. Alto Nanay En esta zona, localizada en las cabeceras del Nanay, los recursos naturales están bastante bien conservados y solamente han sufrido cierto impacto las especies más vulnerables, principalmente grandes primates, quelonios acuáticos, caimanes, algunos ungulados (sachavaca, huangana), y grandes aves, sobre todo guacamayos y crácidos grandes. Sin embargo, esta zona es muy vulnerable a la intervención humana por ser cabecera de cuenca y por consistir principalmente en bosques de colinas con altas pendientes y suelos muy pobres en nutrientes (pertenecientes a la formación Ipururo, principalmente, con edades superiores a la decena de millones de años de antigüedad). No obstante, algunas de las especies extintas en la cuenca media y baja del Nanay conservan poblaciones viables solamente en la cuenca alta, por lo que se ha recomendado darle un estatus especial de protección a esta zona. En la propuesta de Macrozonificación Ecológico Económica que ha hecho el IIIAP,

7

consultada en diversos talleres con la población local en noviembre y diciembre de 2002, se ha propuesto darle a esta zona la categoría de “Bosque de protección”. Hoy en día, la zona alta de la cuenca del Nanay ha sido declarada en veda para la actividad pesquera mediante una Ordenanza Regional de Loreto, desde noviembre hasta abril. Así mismo, los comuneros organizados en un Comité de Gestión de Recursos Naturales han presentado una propuesta de Manejo Pesquero para la cuenca del Nanay, que debe ser aprobada por la Dirección Regional de la Producción. En esta zona, el Proyecto y las comunidades impulsaron una estrategia principalmente de protección de los recursos naturales, orientada al uso exclusivo por los moradores de la cuenca del Nanay, a la protección de las fuentes de agua de Iquitos, y al uso de bajo impacto de los recursos naturales, mediante planes de manejo (protagonizados exclusivamente por las comunidades locales de las cuencas media y alta del Nanay).

1.2. Zona II. Cuenca media - alta del Nanay, incluyendo los tributarios Chambira y Pintuyacu En esta zona los recursos naturales han sufrido un fuerte impacto extractivo, de carácter selectivo, por muchos años. La extracción ha estado orientada a algunos recursos de mayor valor, como maderas nobles (cedro, caoba, palo de rosa, lupuna, moenas, tornillo, cumala, principalmente, y algunas maderas de varillal, especialmente aceite caspi), así como animales silvestres grandes, sobre todo ungulados, monos grandes, roedores, aves y quelonios acuáticos, y pesca con métodos y técnicas inadecuadas. Todavía existen algunos recursos en abundancia que permitirían un uso sostenible a través de técnicas apropiadas de manejo, especialmente hojas de irapay, maderas redondas en varillales y bosques inundables, maderas de aserrío en zonas alejadas de las orillas del río y de las quebradas, y recursos pesqueros en ríos, caños cochas y quebradas. En esta zona el Proyecto priorizó las siguientes líneas de intervención: a. Formalización del aprovechamiento de los recursos naturales. 8

En esta línea se apoyó a varias comunidades campesinas, como Tres Unidos, con sus anexos Villa Flor, Nuevo Porvenir y Buena Vista; a la comunidad nativa de Atalaya por el río Chambira; a las comunidades campesinas de Salvador Pava Quebrada y Puca Urco, y a las comunidades nativas de San Juan de Ungurahual y Albarenga, en el alto Nanay, para la obtención de permisos de aprovechamiento forestal. A los pescadores de las comunidades de Albarenga, Puca Urco, Salvador Pava, Diamante Azul, Nuevo Loreto, Pisco y Santa María, se los asesoró para la organización y constitución de la Asociación de Pescadores Artesanales del Alto Nanay. Lo mismo se hizo en las comunidades de la cuenca media: Samito, Mishana, Anguilla, Porvenir, 15 de Abril, Yuto, San Martín, Libertad, Ayacucho, Lagunas, Shiriara y Maravilla. Así mismo, se apoyó en la organización formal de los pescadores artesanales de las comunidades de San Juan de Raya, Saboya, Miraflores, Esperanza, Triunfo, Monte Calvario, San Antonio, Atalaya y Villa flor en la cuenca del Pintuyacu – Chambira. El proyecto también ha apoyado en la formalización para el aprovechamiento del irapay a las comunidades de: Albarenga, Puca Urco, Salvador Pava Quebrada, San Juan de Ungurahual y Diamante Azul, en cuenca alta del Nanay. En la cuenca media, a las comunidades de Anguilla, Tres Unidos (con sus anexos 15 de Abril, Porvenir y Yuto), Mishana y San Martín. En la cuenca del Pintuyacu – Chambira, a las comunidades de Seis Hermanos, Atalaya y Tres Unidos con sus anexos Buena Vista, Nuevo Porvenir y Villa Flor. Todas estas acciones, además de la obtención de permisos forestales en unidades de aprovechamiento de hasta 500 hectáreas, fueron gestionadas por el equipo de manejo forestal del proyecto. A la fecha ya han sido aprobados por el INRENA de Iquitos dos permisos forestales, que permitirán a estas comunidades aprovechar legalmente su madera de aserrío y redonda, así como productos forestales diferentes a la madera, especialmente irapay. También les permitirán comercializar directamente sus productos, evitando caer en manos de los habilitadores y mafias de madereros que han explotado a la población del Nanay por décadas. El acceso legal a los recursos también está contribuyendo de forma destacada a promover el control local (comunal) de los recursos naturales dentro de los 9

territorios titulados y áreas de influencia, ya que al existir formas legítimas de acceso a los recursos se desvirtúan las argucias habituales de los extractores ilegales y habilitadores, que se aprovechan del desconocimiento de los términos legales y la falta de formalización de los comuneros, para comprar madera o entrar en sus territorios a extraer madera, con tratos muy desventajosos para las comunidades. Los primeros resultados de esta estrategia han sido: la disminución de las actividades extractivas ilegales (ingreso ilegal de foráneos), paralela al incremento de las denuncias de operaciones de extracción ilegales al INRENA o a la policía, y a algunas inmovilizaciones, por parte de las comunidades, de recursos extraídos ilegalmente dentro de sus áreas de influencia. Estas intervenciones eran inconcebibles antes del inicio del proyecto, ya que los moradores estaban casi totalmente controlados por los extractores informales provenientes de Iquitos. b. Seguridad de ingreso al mercado: En esta línea de trabajo el proyecto ha apoyado a las comunidades en el logro de un contacto más directo con los compradores, evitando caer en manos de los intermediarios que les pagan precios muy por debajo de los precios de mercado por sus productos. Los productores de la cuenca ya se han contactado con potenciales compradores de productos del Nanay, especialmente hojas de irapay y madera redonda. En estos momentos las comunidades de Tres Unidos, San Juan de Ungurahual y Salvador Pava Quebrada, cuentan con permisos forestales y pueden vender sus productos certificados directamente de productor a consumidor. El solo hecho de haber logrado estos permisos oficiales hace que los productos tengan valor agregado. En los diversos talleres desarrollados en las comunidades de la cuenca del Nanay ha quedado como compromiso poner en práctica las estrategias de manejo de los recursos naturales, haciendo que esta actividad sea sostenible, pueda estar sujeta a verificación y sea medible sobre la base de los indicadores de cambio en el tiempo que nos permitan saber si la calidad ambiental y de vida de la población ha mejorado o no.

10

c. Valor agregado: Esta estrategia busca apoyar a las comunidades para dar valor agregado a los productos extraídos del bosque, de manera que se creen puestos adicionales de trabajo y se incrementen los ingresos económicos al nivel local. Adicionalmente, esta estrategia repercutirá en la mitigación del impacto sobre las poblaciones naturales de las especies explotadas, ya que los pobladores necesitarán extraer menos recursos para satisfacer sus necesidades. En esta etapa se está poniendo mayor énfasis en dar valor agregado a las crisnejas de irapay, cortezas medicinales, productos de fitomedicamento, artesanías de fibras vegetales, manejo de la pesquería procesado de acuerdo a las norma legales establecidas; respecto a las maderas redondas y de aserrío, se buscará mejorar la calidad del producto solamente aplicando los dispositivos legales en cuanto a diámetro de corta, calidad de fuste (extracción de maderas seleccionadas solamente). Para encontrar resultados favorables para los beneficiarios se hace necesario que los moradores deben estar seguro en que momento sacar sus productos al mercado, conocer técnicas para maximizar los beneficios, optimizar sus negocios, mejorar las relaciones e interacciones, incrementar la eficiencia del aprovechamiento de los recursos. d. Elaboración de nuevos productos: En esta etapa se está poniendo énfasis en la elaboración de aceite de ungurahui. Este producto tiene buen potencial porque las palmeras de ungurahui (Oenocarpus bataua) son abundantes en muchas comunidades de la cuenca alta del Nanay, y el aceite de ungurahui tiene unas cualidades organolépticas y nutritivas similares a las del aceite de oliva, y adicionalmente es muy apropiado como vehículo para elaboración de pomadas, lociones y ungüentos medicinales. En un primer momento el aceite producido se está destinando para estos fines medicinales solamente, como sustituto de jabones y aceites anteriormente usados como vehículo en los fitomedicamentos. También se está ya trabajando simultáneamente en el manejo de las poblaciones naturales de ungurahui, enseñando a los comuneros en técnicas de escalamiento de las palmeras, para evitar la cosecha destructiva, ya que tradicionalmente se tala la palmera para cosechar algunos racimos y desperdiciando en su gran mayoría por no estar maduros los frutos.

11

Las estrategias para la cosecha sostenible de ungurahui vienen dando buenos resultados, ya que en la mayoría de los pobladores hay aceptación de esta técnica, y han sido implementados reglamentos internos para prohibir la tala de las palmeras para cosecha (ver Figura 1). Una ventaja adicional de esta técnica es que se utiliza materiales de bajos costos para la elaboración de los subidores, para que posteriormente los pobladores tengan las facilidades de obtener dichos materiales si necesitan más subidores (el Proyecto ha proporcionado al menos dos subidores por comunidad.), hoy en día hay varias comunidades de otras lugares que solicitan el apoyo del proyecto para aprender estas técnicas. Figura 1. Numero de participantes en práctica de escalamiento en ungurahui en comunidades de la zona baja, media y alta de la Cuenca del Río Nanay

Ungurahual

San Martin

Mishana

Diamantte

Porvenir

Salvador

Anguilla

Pucaurco

15 de Abril

Comunidades

Adicionalmente, con la participación de los niños que estudian primaria y padres de familia se han construido camas almacigueras y sembrado semillas de ungurahui, cashapona, con el propósito de concienciar a los pobladores de las comunidades que es recuperar estas especie. Con los niños de las escuelas se vienen manejando viveros, actividades similares se viene haciendo con los propietarios de los estanques piscícolas. e. Nuevos diseños y acabados en artesanías de fibras vegetales:

Nvo Loreto

12

Alvarenga

Santa

35 30 25 20 15 10 5 0

N° Pe rsonas

Yuto

Al inicio del proyecto, existía ya una pequeña industria artesanal en algunas comunidades del medio y alto Nanay basada sobre todo en fibras vegetales (chambira especialmente, y en menor medida de pecíolos de ungurahui, inayuga y aguaje, y lianas de tamshi y huambé). Sin embargo, los productos en estas comunidades tenían un pobre acabado, poca variabilidad en los diseños (generalmente diseños tradicionales de los que está saturado ya el mercado de Iquitos), por lo que alcanzaban un bajo precio en el mercado. El proyecto está trabajando no sólo en mejorar los diseños en artesanías tradicionales en fibras, sino en buscar de nuevos diseños y sobre todo, nuevos artículos con base en otros productos del bosque, como semillas, maderas (palo violeta, palisangre), shungo (corazón de maderas duras), raíces así como aprovechar tintes naturales. Los artesanos de la cuenca del Nanay están organizándose para formar una pequeña empresa y buscan el asesoramiento del equipo técnico del proyecto. El Proyecto apoyó a las comunidades de la cuenca del Nanay a desarrollar dos talleres con el apoyo de una ONG CRETA, quienes enseñaros a mujeres y varones desarrollar nuevos y diseños y acabados en trabajos de artesanía, así mismo el Proyecto hizo entrega de materiales para que las artesanas sigan produciendo nuevos artículos de artesanía. 1.3. Zona III. Cuencas media - baja del Nanay, incluyendo cuenca baja del Pintuyacu En esta parte de la cuenca los recursos naturales están muy explotados desde hace décadas, por la cercanía de la ciudad de Iquitos, ciudad de la que provienen la mayoría de los extractores. Según las evaluaciones realizadas por el Proyecto Nanay, muy pocos recursos soportarían una extracción masiva con fines comerciales, por lo que la estrategia que está implementando el Proyecto con la participación de los comuneros, aquí es la recuperación de especies y ecosistemas sobre explotados, y la promoción de alternativas productivas que mitiguen el impacto sobre los recursos naturales y proporcionen fuentes de alimentación y de ingreso a las comunidades locales. Estas líneas productivas alternativas para la cuenca del Nanay son las siguientes: a. Reserva para pobladores de la cuenca 13

Las comunidades de la cuenca alta del Nanay y la del Pintuyacu y Chambira han observado que las maderas para aserrío, redondas o para construcción, la leña y las hojas de Irapay son extraídas ilegalmente, generalmente por extractores y personas ajenas a las comunidades, principalmente por pequeños comerciantes, quienes habilitan y acopian todos estos productos y los trasladan a Iquitos. Esta práctica de aprovechamiento indiscriminado y masivo, muchas veces con prácticas de cosecha destructivas, viene haciéndose por muchos años en esta zona, poniendo en riesgo la sostenibilidad del aprovechamiento de los recursos y la conservación misma de la diversidad biológica. Por esta razón estas comunidades se han organizado en un Comité de Gestión de Manejo de Recursos Naturales y han impulsado una iniciativa para proteger un área considerada por ellos de alta prioridad, en las cabeceras del Nanay y sus afluentes, Chambira y Pintuyacu. El Proyecto Nanay ha apoyado esta iniciativa en dos sentidos: 1) elaborando la propuesta técnica para la creación de una reserva comunal en la zona, y gestionando su aprobación ante el INRENA; y 2) fortaleciendo a las organizaciones y mejorando la calidad del desempeño consciente y activo de los moradores para el manejo de los recursos naturales en esta área. En definitiva, la presencia del equipo del proyecto en esta zona ha sido muy importante por la motivación, participación, cooperación consciente y activa donde los moradores han manifestado su voluntad de contribuir con las metas trazadas por el proyecto. Esto ha ocurrido tanto al nivel de las comunidades como de las organizaciones intercomunales. La voluntad de apoyar la creación de una reserva comunal en las cabeceras del río Nanay fue reiterada en el Primer Taller Intercomunal de fortalecimiento institucional y capacitación de dirigentes, en el que participaron 42 delegados de 22 comunidades, en el Segundo Taller Intercomunal participaron 99 delegados de 33 comunidades reafirmando la creación de la reserva comunal, así mismo los moradores hicieron grandes esfuerzos para concertar estrategias de desarrollo y manejo de los recursos naturales entre comunidades, fortalecer organizaciones comunales y a la Coordinadora de las Comunidades Campesinas y Nativas de la cuenca del Nanay, realizado en Anguilla el 15 de octubre 2003 y 29 Mayo del 2004.

14

b. Turismo Sostenible En este rubro se ha avanzado muy poco, debido a varias circunstancias negativas: la presencia de la malaria en todo el ámbito del proyecto como enfermedad endémica en la cuenca del Nanay, lo que según los operadores de turismo bloquea cualquier intento de atraer turistas extranjeros a la zona, y la presencia distorsionadora de las dragas en la primera mitad del año 2003, cuya negativa influencia dividió y indispuso contra el Proyecto a las comunidades de Puca Urco y San Antonio, justamente aquéllas donde se tenía planificado incentivar experiencias turísticas. El Proyecto ya había realizado algunas evaluaciones preliminares del potencial turístico en esta zona. (Ver Anexo 3.1-I Plan de Turismo Sostenible) No obstante esto, se ha elaborado un Plan de Turismo Sostenible de la comunidad de Mishana (propuesta preliminar) presentado por Illich Arista T. En ella se presentan alternativas para desarrollar el turismo como una actividad económicamente sostenible y viable para la mejor utilización y ordenación de los recursos del bosque, la misma que contribuirá a la conservación y el desarrollo de productos turísticos. Esta comunidad ya tiene experiencia en ecoturismo de años pasados, gracias a su cercanía con Iquitos y a la circunstancia de que en la comunidad existe un albergue turístico desde hace varios años, ahora casi paralizado por el problema de la malaria precisamente. La propuesta establece alianzas estratégicas par la promoción de Mishana como un lugar de atractivo turístico, con participación de comunidades aledañas. Como parte de las estrategias de promoción de Mishana, deben incluirse un paquete de trípticos, difusión radial, periodística, así como apoyo de la Cámara de Comercio Industria y Turismo de Loreto y de la comunidad de empresarios turísticos y hoteleros de Iquitos, con la participación de otras instituciones. Esperamos que esta iniciativas de las comunidades sean tomados en cuenta por el Proyecto BIODAMAZ, para que en el futuro pueda desarrollarse esta actividad.

15

c. Extracción forestal con valor agregado Uno de los objetivos principales de este proyecto es motivar y fomentar la participación activa de los moradores o familias beneficiarios, para construir de una forma activa y conjunta con los moradores o familias beneficiarias una conciencia del valor real de los recursos y crear nuevas destrezas y habilidades para ser cada vez más competentes y comprometidos en el manejo de los recursos naturales. Esto se logra a través de una óptima utilización de los recursos naturales y asegurando a largo plazo el capital recurso, por tanto se hace necesario buscar métodos y soluciones al manejo de los recursos para maximizar los beneficios para los comuneros por el aprovechamiento de cada recurso. Todos estos procesos hacen que los productos de los recursos naturales adquieran mayor valor en el mercado, y de esta manera los pobladores optimicen sus negocios mejorando los procesos de integración en la inserción al mercado local y como producto de este proceso los moradores mejoren su nivel de vida, gestionen sus propios recursos y sean realmente los constructores activos de su presente y futuro. A este fin se orientan los permisos forestales a la inserción y acceso al mercado sin intermediarios. El hecho de tener Permiso Forestal aprobados por el INRENA ya es un valor agregado para el recurso maderable de las comunidades, permitiéndoles ofrecer la madera a un mejor precio. Asimismo, existe ya la iniciativa de extraer madera en trozas y luego ser aserradas en la misma comunidad para ser comercializadas en tablas y listones, para de esta manera obtener mejores ganancias. Los moradores son conscientes de que es parte del valor agregado también el manejo sostenible, y están convencidos de que se debe aplicar en sus bosques. Para ello se comprometen en extraer sólo lo que es comercial (especies con diámetros mínimos aprovechables), a respetar árboles semilleros, y a racionalizar la extracción en volúmenes de madera pre-determinados para distintos años. En la Tabla 2 se puede apreciar que la comunidad Tres Unidos fue autorizada por el INRENA a extraer 7,826.30 metros cúbicos de madera en un área de 500 Ha, lo que equivale aproximadamente a S/. 860,893. La Tabla 3 muestra un volumen de 11,684.77 metros cúbicos de madera aprobados por el INRENA para la Comunidad Nativa de San Juan de Ungurahual, lo que equivale aproximadamente a S/. 1 16

´285,324.7. Con estos claros ejemplos reales se puede notar la enorme cantidad de dinero que vale la madera proveniente de los bosques de las comunidades. Es por ello que el Proyecto los capacita en la valoración del bosque y en el manejo forestal, demostrándoles con datos verídicos la gran riqueza que tienen, de la que frecuentemente son despojados por los intermediarios. El empoderamiento es otro instrumento fundamental para la madurez de los moradores y familias, el nivel de la autoestima juega un papel importante en la valoración real de sus recursos naturales. Es por ello que los integrantes del equipo del proyecto Nanay vienen acompañando a los comuneros y brindando charlas técnicas y capacitando diversos temas de interés para los comuneros, facilitando información real, concreta y oportuna. En este sentido los especialistas del Proyecto Nanay tiene la gran responsabilidad de capacitar y mostrar el valor real de los recursos resaltando el valor económico y más aun el valor ecológico, siendo los temas tratados lo siguiente: Mecanismos de comercialización: Los moradores de la cuenca del Nanay desde mucho tiempo estuvieron insertados en el mercado de manera desventajosa y temerosos de los decomisos por parte del INRENA, la Policía Nacional y trabajadores de empresas madereras, comercializaban su madera a precios bajos (S/. 0.20 pt), lo mismo sucedía con la hoja de Irapay (ciento de S/. 25.00-30.00) y con la madera redonda (S/. 3.50 en el caso de especiales y S/. 0.50 los corrientes). El equipo técnico del Proyecto a trabajado sobre este rubro orientando a los moradores a incrementar sus ingresos y superar la inseguridad formalizándose, creando capacidades de resolver sus problemas y utilizando el sistema de información radial para conocer como se mueven los precios de los productos, el proyecto les capacitó para que ellos mismos directamente comercialicen sus producto sin necesidad de intermediarios y habilitadores portando siempre sus número de permisos forestal aprobado y vendiendo en la ciudad de Iquitos mas no en sus comunidades ya que en la ciudad con el favor del permisos forestal el precio de sus producto es más alto.

17

Sostenibilidad del Bosque: hace muchos años que los moradores viene aprovechando los recursos naturales, pero cada vez se ha diversificado, intensificado y registrado fuertes presiones hacia el uso del recurso con el fin de subsistencia y mitigar la pobreza y mejorar la calidad de vida. Esto ha hecho que el proyecto busque mediante referencias de las mismas personas de las comunidades y se calculó que la extracción manual no causa impactos negativos ya que sólo se aprovecha aproximadamente entre todos los moradores 500 trozas/año, dejando las especies con pequeñas dimensiones para un futuro aprovechamiento. Con esta referencia esencialmente se les indicó que deben de respetar a los árboles semilleros. Siempre se da el caso de árboles que no tienen dimensiones aprovechables, pero que siempre producen semillas, entonces a estos árboles hay que dejarlos que sigan produciendo semilla para luego tener abundante regeneración natural y en el futuro la madera. Asimismo aprovechar siempre árboles maduros con dimensiones comerciales; extraer ordenadamente, solamente de las áreas autorizadas. Otro factor que contribuye a que el recurso no se agote es no permitir la extracción a personas ilegales. Cubicación: Se les capacita con ejemplos ilustrativos la enorme diferencia de dinero que se les lleva el habilitador e intermediario quienes aplican para cubicarles sus trozas de madera con la Fórmula Doyle; Notando sorprendentemente la diferencia del volumen real de sus trozas con la fórmula Oficial de cubicación. Afortunadamente las charlas de capacitación son muy aceptadas por los comuneros, en la Tabla N° 4 se puede apreciar el número de personas capacitadas para el manejo de los Permisos forestales, cabe resaltar grandemente que las capacitaciones permiten cambiar drásticamente el modo de comercialización de los recursos asimismo permite valorar más a los recursos así como perdurarlos para las futuras generaciones. (ver Anexo 3.1- II Informes Mensuales y Permisos Forestales) Tabla 2: Determinación del volumen de corta anual para producción forestal en la Comunidad Campesina Tres Unidos.

18

N° N.Común 1 Aguanillo 2 Azucar huayo 3 Brea caspi 4 Caimitillo 5 Carahuasca 6 Cumala 7 Cumala colorada 8 Huacapu 9 Machimango 10 Mari mari 11 Marupa 12 Moena 13 Parinari 14 Pashaco 15 Shiringarana 16 Tangarana 17 Tornillo

Especie N.Científico Otova parviflora Hymenea sp. Symphonia sp. Pouteria sp. Annona sp. Virola sp. Irianthera sp. Mincuartia guianensis Lecythis sp. Himenolobium sp. Simaruba amara Otova sp. Chrysobalanaceae Parkia sp. Moraceae Tachygali sp. Cedrelinga catenaeformis TOTAL

D.M.C. 0.41 0.51 0.2 0.2 0.2 0.46 0.46 0.41 0.46 0.41 0.46 0.46 0.2 0.46 0.41 0.41 0.61

Volumen (m3) ha total 1.14 570.46 0.88 440.82 0.18 90.81 0.67 335.10 1.24 618.11 1.41 704.26 1.30 652.17 0.13 64.52 0.98 491.71 1.98 990.35 0.94 470.12 0.14 69.52 0.54 271.49 1.70 849.07 0.15 75.71 0.54 270.98 1.72 861.12 15.65 7,826.30

Tabla 3. Determinación del volumen de corta anual para producción forestal en la Comunidad Nativa San Juan de Ungurahual

N° 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12

Especie N.Común N.Científico Aceite caspi Caraipa utilis Balata Annona sp. Brea caspi Caraipa punctulata Canela moena Ocotea sp. Cumala Virola sp. Machimango Lecythis sp. Mari mari Himenolobium sp. Moena Ocotea sp. Papelillo Cariniana decandra Pashaco Parkia sp. Remo caspi Aspidosperma sp. Tangarana Tachygali sp. TOTAL

D.M.C. 0.2 0.2 0.2 0.46 0.46 0.41 0.41 0.46 0.41 0.46 0.2 0.41

Volumen(m3) ha total 0.85 426.97 1.38 691.76 1.33 666.17 2.63 1,316.58 3.02 1,508.48 1.59 795.28 2.93 1,463.47 1.78 887.59 1.16 577.70 3.95 1,976.28 0.68 342.44 2.06 1,032.04 23.37 11,684.77

19

Tabla 4: Número de personas capacitadas para el manejo de los recursos maderables y no maderables en comunidades que obtuvieron permiso forestal. Comunidad Villa flor Nuevo Porvenir Buena vista Ungurahual Salvador Pava Quebrada Atalaya Puca Urco Diamante Azul San Martín Mishana Anguilla 15 de Abril Porvenir Yuto Saboya San Juan de Raya N° de personas capacitadas 37 24 20 30 40 27 14 27 12 22 13 10 12 09 30 19

d. Crisnejas de irapay mejoradas Tanto en zonas rurales como en los asentamientos humanos marginales de las ciudades de la región Loreto, se emplean materiales de construcción local: madera redonda para estructura de viviendas rústicas, cercos y pisos, y hojas para techo. La principal especie forestal que sirve para elaborar la crisneja es el irapay (Lepidocaryum tenue) y las ponillas (Bactris spp.). Ambas especies de palmeras están actualmente fuertemente presionadas, y en algunas comunidades comienzan a escasear o se encuentran a grandes distancias, por lo que aumentan significativamente los costos de extracción. En la cuenca del río Nanay es común ver el traslado de este producto en balsas y botes colectivos desde las comunidades hasta la ciudad de Iquitos. En la actualidad las comunidades están muy preocupadas por el problema de la escasez de materia prima para este producto. En algunas de ellas el irapay está 20

llegando al punto de extinción local. El proyecto Nanay brindó asistencia técnica para el manejo adecuado del irapay y el repoblamiento de esta especie. Hasta el cierre del proyecto se habían realizado inventarios participativos de esta especie en 10 comunidades, dentro de una área de 500 ha. Las comunidades campesinas son: Tres Unidos de Chambira, Seis Hermanos, Anguilla, San Martín, Mishana, Tres Unidos de Nanay, Diamante Azul, Salvador Pava Quebrada y Puca Urco, y las comunidades nativas son: San Juan de Ungurahual y Albarenga. En estas comunidades el proyecto Nanay ha gestionado el permiso ante INRENA para el manejo de este recurso. El manejo del irapay en todas las comunidades es incipiente. El inventario forestal de recursos forestales no maderables (hoja de irapay) realizado en la comunidad nativa San Juan de Ungurahual (ver Tabla 5) muestra que existe un promedio de 3,927 ind/ha. Además, el inventario reportó 14,373.33 hojas/ha, con un total en las 500 ha de 7´186,666.67 de hojas comerciales, lo que equivale aproximadamente a S/. 89,833, lo que muestra el valor de los recursos del bosque. (Ver Anexo 3.1- III. Inventarios de Irapay) En este sentido, el propósito de este componente fue, en primer lugar, incentivar a los comuneros para que practiquen técnicas de aprovechamiento sostenible de este recurso y, en segundo lugar, buscar mecanismos de acceso formalizado a la extracción y comercialización de estos productos. El equipo del proyecto Nanay apoyó a las comunidades en esta gestión para la formalización del aprovechamiento del irapay (ver Tabla 6).

21

Tabla 5. Análisis del inventario forestal no maderable –hoja de irapay- en la comunidad nativa San Juan de Ungurahual Datos del Inventario N°Hojas Hojas/comerciales Hojas./500 ha Hojas./ ha Kilos./ha Kilos./500ha Total 9,674.00 4,312.00 7,186,666.67 14,373.33 718.67 359,333.33

Tabla 6. Comunidades apoyadas con permisos forestales para recursos no maderables (irapay). N° 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 Comunidad Tre Tres Unidos del Chambira San Juan de Ungurahual Atalaya Monte Calvario Miraflores Saboya Anguilla 15 de Abril Misahana San Martín Salvador Pava Quebrada Diamante Azul Puca Urco Albarenga

e. Cortezas medicinales Antes del proyecto, los moradores de las comunidades de la cuenca del Nanay vendían las plantas medicinales, entre ellas las cortezas, en la ciudad de Iquitos, como materia prima. Hoy en día, a través de los centros de farmacias vivas, vienen utilizando corteza de varias especies, como chuchuasi, uña de gato, cumaceba, huacapurana, clavo huasca, motelo sanango, azúcar huayo, palo sangre, icoja y mururé, dándole valor agregado mayormente para producción de

22

fitomedicamentos, como tinturas, pomadas, linimentos, y macerados. Estos productos en maceración son ricos en principios activos y son muy apreciados por los pobladores de las comunidades y personas de otros lugares. Los socios de las farmacias vivas vienen aprovechando los recursos del territorio comunal y a la vez los están sembrando en sus huertos familiares y chacras, con el fin de asegurar y garantizar la perennidad de las especies y, por ende, el mercado. Se ha incentivando a que se aproveche la corteza cuidadosamente, sin llegar a la lignina de los árboles, para no herirlos de muerte, por ejemplo en chuchuhuasi, azúcar huayo y huacapurana. f. Elaboración de aceite de ungurahui Este producto tiene buen potencial porque las palmeras de ungurahui (Oenocarpus bataua) son abundantes en muchas comunidades de la cuenca alta del Nanay. El aceite de ungurahui tiene buenas cualidades físico - químicas y nutritivas, y tiene composición de ácidos grasos similar a la del aceite de oliva, siendo su densidad de 0,87 g/cc. Las propiedades curativas del ungurahui le dan un gran potencial en el rubro de la medicina natural, pero también puede ser usado con otros fines: alimenticios, cosméticos, forrajeros y artesanales. El proyecto Nanay lo ha utilizado como vehículo para la elaboración de fitomedicamentos, como linimentos y lociones medicinales. Anteriormente, en la cuenca sólo se aprovechaba los frutos para consumo directo y para preparar bebidas. Por la abundancia de este recurso y por el buen aceite que produce se planteó retomar la extracción de aceite. Para esto hay varias personas que lo extraen artesanalmente, aunque cada una tiene su propia metodología de extracción y, como consecuencia, hay varias clases de aceite, difiriendo unas de otras tanto en presentación como en cualidades organolépticas, sobre todo en color y olor. En un primer momento el aceite que se esta produciendo se está destinando a fines medicinales. También se trabajó simultáneamente en el manejo de las poblaciones naturales de ungurahui, enseñando a los comuneros técnicas de subida de palmeras, para evitar la cosecha destructiva, ya que tradicionalmente se tala la palmera.

23

En el futuro, con el manejo que vienen realizando las comunidades, se hará necesaria la producción a mayor escala, a nivel de planta piloto. g. Nuevos diseños y acabados de fibras vegetales Al inicio del proyecto existía ya una pequeña industria artesanal en algunas comunidades del medio y alto Nanay, basada sobre todo en fibras vegetales (chambira especialmente y, en menor medida, en peciolos de ungurahui, inayuga y aguaje, y lianas de tamshi y huambé). Sin embargo, los productos en estas comunidades tenían un acabado de baja calidad y poca variabilidad en los diseños (generalmente diseños tradicionales de los que está saturado ya el mercado de Iquitos), por lo que alcanzaban bajos precios. El proyecto trabajó no sólo en mejorar los diseños de las artesanías tradicionales en fibras, sino en buscar nuevos diseños y, sobre todo, nuevos artículos con base en otros productos del bosque, como semillas, maderas (palo violeta, palisangre), shungo (corazón de maderas duras), raíces, así como en aprovechar tintes naturales. El proyecto contribuyó en la negociación de las artesanías y la valorización de los productos naturales de que disponen las comunidades. A la fecha se ha capacitado a mas 80 personas, entre hombres y mujeres, con el apoyo de la ONG CRETA, habiendo los participantes aprendido a realizar nuevos diseños y acabados de los productos de artesanía. h. Fitomedicamentos Hace muchísimos años que los moradores de las comunidades de la cuenca del Nanay utilizan ampliamente y comercializan plantas y cortezas medicinales como medicina tradicional, constituyendo una manifestación de la cosmovisión amazónica. La forma de la venta, el expendio de los productos, las formas de preparación, el desconocimiento de las normas de manipulación de los productos con fines medicinales, una demanda cada vez mas creciente de las especies vegetales del bosque, son aspectos que el proyecto tuvo en cuenta para apoyar las iniciativas de tres comunidades de las cuencas media y baja del Nanay (Mishana, Anguilla y Santa María). Se formaron Comités de Fitomedicamentos (ver Tabla 7) que, 24

conjuntamente con el equipo del proyecto, impulsaron la actividad de elaboración y comercialización de fitomedicamentos o medicamentos elaborados con productos vegetales locales. Con esto se trata de favorecer el uso racional de las plantas medicinales, garantizando la preservación de la salud y, a la vez, de las plantas, sobre la base del conocimiento tradicional, para cada enfermedad, y esto se complementa con la tecnología moderna. Esta línea se inició en el año 2001, con financiamiento del Banco Mundial, por espacio de un año. Terminada esta etapa, cada comité se hizo cargo del manejo y administración de esta actividad. Una de las principales limitaciones que se tuvo fue el ingreso al mercado, por no contar con el Registro Sanitario, que aún se encuentra en gestión. Esto no se ha logrado por no contar con los análisis sanitarios, principalmente por ser muy costosos. Entonces el proyecto decidió, hace un año, dar mayor apoyo para el mejoramiento de los fitomedicamentos, contratando a un profesional Químico Farmacéutico. Se realizaron seis talleres de mejoramiento en los mismos centros, y en el último mes se produjeron lotes de cada producto para obtener el Registro Sanitario y así acceder legalmente al mercado. En consenso, los técnicos del proyecto y los diferentes comités decidieron sacar tres productos acabados por cada Comité, teniendo en consideración los recursos potenciales y las enfermedades más comunes de cada zona, de la siguiente manera: 1) Mishana: a) Pomadas de chuchuhuasi – ajo sacha y chiric sanango (antirreumático, uso externo), b) Jarabe de toronja (antitusígeno, vía oral), c) Loción capilar de patchulí con aceite de ungurahui (loción capilar, uso externo), d) Jabón de retama; 2) Anguilla: a) Jarabe de guayaba, Jarabe de casho (antidiarreico, vía oral), b) Linimento dérmico de huamansamana y retama (dérmico, uso externo), c) Tintura de chuchuasi y de uña de gato (cicatrizante), d) Jabón de retama, y 3) Santa María: a) Macerados de cortezas, (antirreumático, vía oral), b) Tinturas de uña de gato y achiote (antitumoral, antiprostático, vía oral), c) Linimento de chuchuasi, ajo sacha y chiric sanango (antirreumático, uso externo), d) Jabón de retama. En la última etapa se produjeron nuevos productos, sobresaliendo: pomada de chuchuhuasi, jarabe de toronja, jarabe de guayaba, jabón de retama y macerados. En la actualidad los tres centros de producción han constituido una micro empresa de personería jurídica denominada “ KI – NIÍ”, inscrita en los Registros Públicos de 25

Iquitos (ver Anexo xx). Para que los productos puedan entrar formalmente en el mercado es necesaria la legalización, por lo que el proyecto llevó a cabo gestiones ante la DIREMIT y DIGESA, para lograr el Registro Sanitario de cada producto, y ante la SUNAT se ha obtenido el RUC de la micro empresa. En cada comunidad donde se están desarrollando estas actividades los socios han tomado conciencia del valor de estos recursos y vienen instalando y manejando las poblaciones naturales de plantas que se estan aprovechando. Actualmente se viene promocionando y abriendo mercado a una escala pequeña, tanto en la misma comunidad como en ferias municipales y mercados de Iquitos. (Ver Anexo 3.1 - IV Informes mensuales de Fitomedicamentos). Tabla 7: Socios de Comités de Fitomedicamentos N° 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 MISHANA Juana Ferreyra Pedro Ramírez Alicia Piña Magnolia Guerra Sergio Lozano Eva Alcántara Lina Alcántara Fidencio Zuta Melita Flores Silvia Murrieta Wagner Cachique Buenaventura Vela Benjamín Ramírez ANGUILLA Arístides Machao Bettman Siri Nena Flores Emerson Meléndez Gilver Siri Julián Silva Abelinda Barbarán Agapito Siri Tomy Siri Segundo Ramírez Elvia Vela Nelly Tamani Doris Siri Llerly Siri Licet Isuiza Leovina Silva SANTA MARIA Rosa Gutiérrez Sara Realpe Carmen Isuiza Carmela Curichimba José Realpe María Elizabeth Sánchez Flor de María Asipali José Gaspar Pinedo Mercedes Encina Herman Chávez Virginia Apuela Amalia Panduro Wilder Isuiza José Realpe Núñez Leslie Guerra Babilonia Yolanda Pizango Blanca Bardales Sara Milagros Realpe Núñez Flor Dávila Pizango Sara Núñez Machoa

26

i. Cultivo de peces de consumo y ornamentales Piscicultura: peces de consumo El proyecto impulsó un programa de construcción de estanques piscícolas para la crianza de peces de consumo principalmente y en algunos casos, como en Samito y Diamante Azul, donde existen interesantes experiencias de producción de peces ornamentales, éstas se evaluaron para ser extendidas a otras comunidades. En cinco comunidades de la cuenca media del Nanay se han construido estanques piscícolas; específicamente, en las comunidades de San Martín (tres estanques), Mishana (tres estanques), Porvenir (un estanque), Quince de Abril (tres estanques) y Samito (catorce estanques). Estas comunidades están asentadas dentro de la Reserva Nacional Allpahuayo Mishana, en las que el pescado es particularmente escaso en las cochas, y son comunidades que no cuentan con cochas cercanas. Asimismo, en dos comunidades de la cuenca alta del Nanay también se han construido estanques piscícolas: Santa María (cuatro estanques) y Diamante Azul (siete estanques). En total se construyeron 35 estanques al 100 %, quedando por concluir cinco, de los 40 programados e iniciados. Estos estanques fueron construidos artesanalmente y administrados por las propias familias beneficiarias. Las piscigranjas construidas en las comunidades asentadas en la RNAM son diez, de las cuales están en funcionamiento ocho y dos están deterioradas (ver Tabla 8). En la comunidad de Samito, área de influencia de la RNAM se han construido 14 estanques de los cuales doce están en funcionamiento y dos están deteriorados (ver Tabla 9). En la comunidad de Santa María se han construido cuatro estanques (ver Tabla 10), y en la comunidad de Diamante Azul, siete (ver Tabla 11). En los estanques piscícolas de la RNAM se sembraron, en el 2003, alevinos de paco, gamitana, sábalo y boquichico. Asimismo, los beneficiarios sembraron especies nativas del Nanay como Leporinus, Rhytiodus, Schizodon y otros (tipos de lisa), Semaprochilodus sp. “yaraquí”, Myleus rubripinnis “curuhuara”, Bujurquina Heros, Satanoperca y otros (tipos de bujurqui) y Astronotus ocellatus “acarahuazu” (ver Tabla 12). Los estanques construidos en la comunidad de Samito se sembraron parcialmente con alevinos de Piaractus brachypomus “paco”, donados por el IIAP (ver Tabla 13), mientras que los estanques de las comunidades de 27

Santa María y Diamante Azul a la fecha no han sido sembrados por falta de alevinos y de recursos económicos. Sin embargo, el IIAP se ha comprometido a donar alevinos de paco para estos estanques. Frente a la escasez y dificultad de adquirir alevinos, las familias beneficiarias de las diferentes comunidades están capturando y sembrando especies como “bujurqui”, “curuhuara”, “sábalo cola negra”, “lisa” y “yaraquí”, entre otras especies, y todo lo hacen para el consumo familiar. De todos los estanques construidos sólo 10 están formalizados ante la Dirección Regional de la Producción de Loreto, y con acceso a créditos, siempre y cuando las actividades sean orientadas con planes de manejo. Así mismo, en las comunidades donde se sembraron peces se hicieron evaluaciones para ver el crecimiento y aumento de peso de cada especie (ver Tabla 14). Visto el buen resultado de los estanques en el área de la RNAM, se llevó a cabo una segunda etapa de trabajo en la comunidad de Samito, donde se seleccionaron 14 familias y se construyeron artesanalmente 14 estanques piscícolas, los que están parcialmente sembrados con alevinos de paco. Los beneficiarios también sembraron en poca escala las siguientes especies: “lisa”, “boquichico”, “yaraquí”, “bujurqui”, “acarahuasu”, “palometa” y “curuhuara“, entre otras. En esta comunidad se ha formado un comité de piscicultores integrado por los catorce beneficiarios. Uno de los propósitos es que a través de su organización realicen gestiones crediticias ante las instituciones públicas y privadas. Cabe señalar que los estanques piscícolas construidos en esta comunidad aún no están formalizados. Con el mismo criterio que en las otras comunidades se inició la tercera etapa, en la comunidad de Santa María, donde se construyeron cuatro estanques y están por concluirse dos (el avance es del 90 %); y en la comunidad de Diamante Azul, donde se construyeron siete estanques y están por concluirse dos (el avance es del 90 %). En la comunidad de Anguilla, a pedido de los comuneros, se entregaron materiales para construir una piscigranja y se apoyó con asesoramiento técnico para la construcción del estanque comunal, con el objetivo de criar peces y proteger a las 28

crías de charapa y taricaya, (que eclosionarán en playas artificiales). Los huevos de estos quelonios fueron recolectados en la Reserva Nacional Pacaya Samiria. En esta misma comunidad, una familia está trabajando por iniciativa propia un estanque piscícola. Mensuales) Tabla 8: Familias beneficiarias de las comunidades de la RNAM. (ver Anexo 3.1 - V Informes del Primer Trimestrales y

Comunidad

Familias Beneficiarias Rafael Doñes Shapiama

Área (m2) 2,720 650 1,575 2,076 657 1,056 3, 540 4,538 1,575 3,300

Observaciones

1

San Martín

Rafael Sandi Hualinga Esteban Escobar Díaz Pedro Ramírez Flores

Deteriorado

2

Mishana

Pedro Ferreyra Isuiza Fidencio Zuta Pua JorgeTánger Sánchez

3

15 de Abril

Dina Mozonbite Huayllan Arquímedes Amasifuen Mozombite Henry Amasifuen Mozombite

(deteriorado)

TOTA L

21,687

Tabla 9: Familias beneficiarias comunidad de Samito

Nª Orden 01 02 03 04

Comunidad Samito Samito Samito Samito

Familias Beneficiarias Juan César Flores Artidoro Ferreyra Tuesta Nelson Mozombite Guevara Lino Pereyra Silva

Área (m2) 2,250 4,125 1,344 1,974

Observaciones Deteriorado

29

05 06 07 08 09 10 11 12 13 14

Samito Samito Samito Samito Samito Samito Samito Samito Samito Samito TOTAL

Paola Mozombite Tello Jaime Camprubi Paredes Rolando Ferreyra Tuesta Edilberto Ferreyra Tuesta Pablo Curichimba Timblao Armando Flores Silva Calixto Mendoza Chang Randolfo Saldaña Apuela Oscar Saldaña Sánchez William Paima Flores

6,390 1,118 1,890 1,872 2,500 1,200 1,995 1,155 1,755 2,730 32, 298 Deteriorado

Tabla 10: Familias beneficiarias comunidad de Santa María

Nª Orden 01 02 03 04

Comunidad Santa María Santa María Santa María Santa María TOTAL

Familias Beneficiarias Rolando Amasifuen Chuquizuta Resurrección Pizango Murayari Walter Del Aguila Dávila Wilder Isuiza Crichimba

Área (m2) 2, 916 1, 561 1,260 775 6,572

Observaciones

Tabla 11: Familias beneficiarias comunidad de Diamante Azul
Nª Orden 01 02 03 04 05 Comunidad Diamante Azul Diamante Azul Diamante Azul Diamante Azul Diamante Azul Familias Beneficiarias Apolinario Silva Rodríguez Nan Guevara Ruiz Luis Ríos Del Aguila Segundo Vásquez García Juan Salas Torres Área (m2) 1,547 1,936 934 1,472 1,820 Observaciones

30

06 07

Diamante Azul Diamante Azul

Jesús Puertas Ayate Carlos Holanda Pérez

1,869 2,631 12,236

TOTAL

( Incluir foto de un estanque piscícola) Tabla 12: Siembra de alevinos realizada en la RNAM 27/12/02
Comunidades / beneficiarios. Gamitana Paco ESPECIES Sábalo cola roja Boquichico Total

San Martín Rafael Doñez Shapiama Esteban Escobar Díaz Rafael Sandi Hualinga Mishana Pedro Ramírez Flores Fidencio Zuta Pua Pedro Ferreira Isuiza Provenir Jorge Tanger Sánchez Quince de Abril Dina Mozombite Huayllan Henry Mozombite Amasifuen Arquímedes Mozombite A. 75 646 290 310 3,883 250 290 4,604 540 600 75 815 50 3,350 4,290 65 50 340 100 300 50 50 250 2,600 950 3,055 1,150 550 200 213 320 347 300 450 395 50 950 700 250 1,920 1,655 600

TOTAL

678

3,768

1,295

13,223

18,964

NOTA: Talla promedio en: gamitana, paco y sábalo 5 cm. Talla promedio en : boquichico 3 cm.

( Incluir foto siembra de alevines)

31

Tabla 13: Evaluación de mortalidad de alevinos por comunidad y beneficiario a los 15 días de sembrados.
Comunidades / beneficiarios San Martín Rafael Doñes Shapiama Especie Sembrados Muertos Vivos % Observación muerto s 25 6.0 6 11.11 5.2 6 5.48 0.86 26.58 0 0 0 0 15.38 10.29 0 7.69 80 20 0 21.05 0 0 Gamitana Paco Sábalo Boquichico Gamitana Paco Boquichico Paco Boquichico 75 815 50 3,350 75 646 3,383 290 250 310 290 185 2 50 354 217 10 91 9 75 630 48 3,300 75 292 3,166 280 250 219 281 0 22.69 4 1.49 0 82.48 6.41 3.44 0 29.35 3.10 Los alevines murieron a consecuencia del transporte y manipuleo desde el recojo hasta la siembra.

Gamitana Paco Sábalo Boquichico Gamitana Paco Sábalo Boquichico Paco Sábalo Boquichico Gamitana Paco Sábalo Boquichico Gamitana Paco Sábalo Boquichico Paco Sábalo

200 330 450 950 237 347 395 700 300 50 250 65 340 50 2,600 50 100 50 950 300 250

50 20 50 50 13 03 105 10 35 200 40 80 200 -

150 310 400 900 224 344 290 700 300 50 250 55 305 50 2,400 10 60 50 750 300 250

Esteban Escobar Díaz

Rafael Sandi Hualinga

Mishana Pedro Ramírez Flores

Fidencio Zuta Pua

Pedro Ferreira Isuiza Porvenir Jorge Tánger Sánchez

Quince de Abril Dina Mozombite Huayllan

Henry Mozombite A.

Arquímedes Mozombite A. Paco Boquichico

(Incluir foto de evaluación)

32

Tabla 14: Resumen de siembra y mortalidad de peces por especie. 2002

Especie
Gamitana Paco Sábalo Boquichico

Cantidad Sembrada
702 3,778 1,295 12,723

Peces muertos por especie
113 778 157 726

% Mortalidad por especie
16.09 20.59 12.12 5.70

Total

18,498

1,774

9.59

Como se observa en la Tabla 14, la especie que mayor porcentaje de mortalidad mostró es el “paco” y la que menos, la “gamitana” (¿el “boquichico”?). Después de cuatro meses de sembrados se hizo la primera evaluación, para determinar talla y peso, encontrándose los siguientes resultados como promedio: paco 700 g, talla 16 cm; gamitana 800 g, talla 20 cm; boquichico 625 g, talla 14 cm; y sábalo cola roja 1,100 g, talla 21.5 cm. La alimentación de estos peces fue la siguiente: yuca cocinada, pijuayo cocinado y crudo, hoja de yuca, guayaba, níspero, semillas de shiringa, shiringuilla, palometa huayo, sábalo huayo, airambo, papaya, cocona, uvilla, macambo, pomarrosa, plátano, maíz cocinado, piña, casho, vísceras de peces y de animales silvestres, restos de comida de la cocina, comejen, centrosema entre otras especies que el agricultor cosecha.

33

Tabla 15: Siembra de alevinos realizada en la comunidad de Samito. Mayo 2003 (Peces donados por el IIAP) Nº de Orden
01 02 03 04 05 06 07 08 09 10 11 12 13 14

Comunidad
Samito Samito Samito Samito Samito Samito Samito Samito Samito Samito Samito Samito Samito Samito

Beneficiario
Juan César Flores Artidoro Ferreyra Tuesta Nelson Mozombite Guevara Lino Pereyra Silva Paola Mozombite Tello Jaime Camprubi Paredes Rolando Ferreyra Tuesta Edilberto Ferreyra Tuesta Pablo Curichimba Timblao Armando Flores Silva Calixto Mendoza Chang Randolfo Saldaña Apuela Oscar Saldaña Sánchez William Paima Flores

Especies
Paco Paco Paco Paco Paco Paco Paco Paco Paco Paco Paco Paco Paco Paco

Cantidad
500 1,250 1,350 800 1,500 700 500 785 1,100 720 500

Observaciones

No se entregó por no estar concluido No se entregó por no estar concluido 670 10, 375

TOTAL

Piscicultura: Peces ornamentales Los especialistas de proyecto Nanay, durante el desarrollo de las actividades en la cuenca del Nanay, encontraron que los moradores de varias comunidades se dedican a la extracción y comercialización de peces ornamentales. Esta actividad genera ingresos económicos y puede ser sostenible si se desarrolla dentro de un plan de extracción racional, haciendo acuicultura. En las comunidades de Samito se encontró a dos familias y en Diamante Azul una familia con pequeños estanques que sirven de acopio de peces ornamentales.

34

Se hacía necesario mejorar las técnicas de manejo y producción de peces ornamentales en ambientes artificiales y reducir la presión sobre los ambientes naturales. En la cuenca del Nanay faltan estudios ictiológicos que sustenten el verdadero potencial de este recurso, ya que eventualmente se encuentran especies nuevas, incluso para la ciencia como el caso de Moenkausia agneseae identificada el 2003. Las especies de peces ornamentales de la cuenca del Nanay se caracterizan por las diversas tonalidades que van del plomizo al negro y pueden llegar a presentar pigmentaciones de colores marrón, azul, verde, rojo y amarillo, debido a la influencia de las aguas del río, lluvias, tierra, vegetación, hábitos alimenticios, etc. La comercialización de peces ornamentales no es una actividad depredadora. Para dedicarse a ello se requiere formalizarse y contar con el permiso del Ministerio de la Producción, específicamente del Viceministro de Pesquería. El proyecto apoyó a los comercializadores de peces ornamentales a fin de que pudieran organizarse para realizar las ventas en forma directa sin intermediarios, y en lo posible, buscar mercado para exportar. Sin embargo cabe señalar que aún faltan estudios básicos sobre bioecología de los peces ornamentales para que la actividad sea sostenible. Las especies de peces ornamentales que los moradores vienen comercializando con mayor frecuencia en Iquitos son: FALTA CHEQUEAR NOMBRE CIENTÍFICO (Incluir Foto de un Pez Ornamental) Familia Potamotrigonidae: Raya (Paratrygon aieraba, Potamotrigon motoro, Potamotrigon histrix, Potamotrygon sp.) Familia Pristigasteridae: Pechito (Pristigaster cayana), Pez amarillo o pez chino (Pellona flavipinnis, P. castelnaeana)

35

Familia Curimatidae: Curimata vittata (ractacara o chio chio), Curimatella alburna, C.meyerii, C. dorsalis, Curimatella sp. (chio chio), Curimatopsis macrolepis (ractacara), Potamo5rhina latior, P. altamazonica (Llambina o yahuarachi), Steindachnerina quasimodoi, S. bimaculata (chio chio). Familia Prochilodontidae: Prochilodus nigricans (Boquichico), Semaprochilodus insignis, S. therapenura, S.amazonensis (yaraqui). Familia Anostomidae: Abramites eques, Anostomus sp. (anostomus o lisa), Laemolyta taeniata (lisa), Leporinus fasciatus, L. vittata, L. friderici, L. moralesi (lisa), Pseudanos trimaculatus (lisa), Rhytiodus microlepis (lisa), Schizodon fasciatus (lisa). Familia Chilodontidae: Chilodus fritillus, Chilodus punctatus (Mojara).} Familia Crenuchidae: Characidium etheostoma, Characidium steindachneri, Characidium fasciatus (Mojarita), Elachocharax pulcher (Chrenuchus), Melanocharacidium dispilomma (Mojarita), Odontocharacidium aphanes (mojara), Poecilocharax weitzmani. Familia Hemidiontidae: Anodus elongatus, Hemiodus amazona, Hemiodus atranalis, H. microlepis, Hemiodopsis microlepis (Yulilla). Familia Gasteropelecidae: Carnegiella marthae, C. myersi, C. strigata (Pechito), Gasteropelecus sternichla (Pechito), Thoracocharax securis, T. stellatus (Pechito). Familia Characidae: Chereidon luelingi, Chereidon ortegai (tetras, characins), Astyanax abramis, A. bimaculatus, A. festae, A. kennedyi, A. longior, A. maximus, A. viliwocki, A. zonatus (Mojarita), Attonitus bounites, A. ephimeros, A. irisae (mojarita), Bario steindachneri (mojara), Bryconacidnus ellisi, B. paipayensis, Briconamericus alfredae, B. brevirodtris, B. diaphanus, B. grosvenori, B. osgoodi, B. pachacuti, B. pectinatus, B. peruanus, B. simus (Mojara), Bryconops melanurus, B. affinis, Ceratobranchia obtusirostris, Chalceus erutrurus, Chalceus macropelidotus (sardinita o mojara), Creagrutus changae, C. barrigae (mojara), Ctenobrycon hauxwellianus, Engraulisoma taeniatum, Gymnocorymbus thayeri, Hemibrycon jelskii, Hemigrammus boesemani, H. luelingi, H. ocellifer, Hypessobrycon bentosii, Jupiaba asymmetrica, Knodus megalops, K. Moenkhausii, Mycrogenys lativirgata, Moenkhausia atahualpina, M. ceros, M. intermedia, M. robertsi, Paragoniates alburnus, Thayeria boehlkei, Triportheus angulatus, T. elongatus, Agoniates anchovia, A. ladigesi, Clupeacharax sp., Iguanodectes purusii, I. spilurus, Piabucus melanostomus (Mojarita boca negra), Brycon atrocaudatus (cascafe o sabalo), B. cephalus (sabalo cola roja), B. falcatus (sabalo), B. melanopterus (sabalo cola negra), B. pesu (sabalito), B. stolzmanni (sabalo), Chilobrycon deuteredon (mojarita), Colossoma macropomun (Gamitana), Metynnis hypsauchen (palometa), M. luna, M. maculatus (palometa), Myleus levis, M. lobatus, M. rubripinnis, M. setiger, M. torquatus, M.schomburgkii (curuhuara), Mylossoma aureum, M. duriventris (Palometa), Piaractus brachypomus (Paco), Pristobrycon aureus (mojarita), Pygocentrus nattereri (Paña roja o verdadera), Serrasalmus elongatus (Paña larga), S. humeralis, S. maculatus, S. nigricans (Paña negra), S. rhombeus Paña), Aphyocharax alburnus (sardinita),

36

Acestrocephalus boehlkei (sardinita), Charax caudimaculatus, Charax gibbosus, Charax tectifer (denton), Cynopotamus amazonus (denton), Roeboides myersi (denton), Brachychalcinus copei (mojarita), Stethaprion erytrops (Palometa), Tetragonopterus argenteus, T. chalceus (mojara), Prodontocharax melanotus (mojara), Chrysobrycon hesperus, Chrysobrycon myersi (Mojara). Familia Acestrorhynchidae: Acestrorhynchus falcirostris, A. falcatus, A. heterolepis, A. lacustris (pez zorro o cachorro). Familia Cynodontidae: Cynodon gibbus (denton), Hydrolicus armatus, H. scomberoides (huapeta), Rhapiodon vulpinus (chambira). Familia Erythrinidae: Erythrinus erytrinus (Shuyo), Hoplerythrinus unitaeniatus (Shuyo), Hoplia malabaricus (fasaco). Familia lebiasinidae: Copeina guttata, C. osgoodi (urquisho), Copella nigrofasciata (urquisho), Lebiasina bimaculata, Nannostomus eques, N. marginatus (Torpedo), Piabucina elongata, Pyrrhulina brevis (urquisho). Familia Ctenolucidae: Boulengerella maculata, B. lucius (Pez lápiz). Familia cetopsidae: Cetopsis parma, Cetopsis coecutiens, Hemicetopsis candiru, Pseudocetopsis plumbeus, P. ventralis (Canero). Familia Aspredinidae: Amaralia hypsiura, Bunocephalus aleuropsis, B. bifidus, B. coracoideus, B. melas, Petacara dolichura, Xiliphius melanopterus, Ernstichthys megistus (Sapo-cunchi). Familia Trichomycteridae: Acanthopoma annectens, Apomatoceros hallen, Henonemus macrops, H. punctatus, Pareiodon microps, Pseudostegophilus nemurus, Trichomycterus vittatus , T. barbour, Vandellia plazaii (Canero). Familia Callichthyidae: Brochis splendens, B.multiradiatus, Callichthys callichthys, Cataphractops melampterus, Corydoras acutus, C. aeneus, C. ambiacus, C. amphibelus, C.armatus, C. fowleri, C.leucomelas, C. trilineatus, C.agassizi,, Dianema longibarbis, Corydoras loretoensis , Hoplosternum littorale, Hoplosternum shirui, Corydoras napoensis (shirui). Familia Loricariidae: Hypoptopoma bilobatum, H. gulare, psilogaster, Otocinclus macrospilus, vestitus, Apistoloricaria ommation, Aposturisoma myriodon, Crossoloricaria rhami, Farlowella nattereri (carachama aguja), Hemiodontichthys acinpecerinus, Loricaria cathapracta, L. clavipinna, Loricariichthys hauxwelli, L. stuebelli, Pterosturisoma microps, Rineloricaria lanceolata, Sturisoma guentheri, Pterygoplichthys multiradiatus, Ancistrus virola, Peckoltia ucayalensi, Chaetostoma microps (carachama). Familia Achiridae: Achirus achirus (Panga raya). Familia Heptateridae: Goldiella eques, Pimelodella gracilis, P. montana (bagre)

37

Familia Pimelodidae: Brachyplatystoma juruense (Tigre alianza), B. filamentosum (salton), Calophysus macropterus (Mota pintada), Hypopthalmus edentatus, H. marginatus (Maparate), Leiarus marmoratus (Achara), Goslinia platynema (bagre), Phracthocephalus hemioliopterus (Pez torre), Pimelodina flavipinnis (bagre), Pimelodus blochii, Pinirampus pirinampu (mota blanca), Pseudoplatystoma fasciatum (Doncella), P. tigrinum (Tigre zungaro), Sorubim lima (shiripita). Familia Doradidae: Agamyxis albomaculatus, A. pectinifrons (Dorita), Amblydoras ancockii, A. monitor, Anadoras grypus, A.weddellii, Centrodoras brachiatus, Doras punctatus, Hassar ucayalensis, Megalodoras irwini (Piro o churero), Opsodoras hemipeltis, O. humeralis, Oxydoras níger (Turushuqui), Physopyxis lira (RegoRego), Platydoras costatus, Pterodoras granulosus (Cahuara), Trachydoras atripes (Rego-Rego). Familia Auchenipteridae: Ageniosus ucayalensis (novia cunshi), A. vittatus, Tatia intermedia (leguia), Trachychoristes sp. Familia Gymnotidae: Electrophorus electricus (anguilla), Gymnotus carapo (Macana). Familia Sternopygidae: Distocyclus conirostris, Sternophygus sp. (Macana) Familia Rhamphichthyidae: Rhamphichthys marmoratus (bufeo macana tigre). Familia Batrachoididae: Thalassophryne amazonica (Pez sapo) Familia Rivulidae: Pterolebias wischmanni, Rivulus atratus, R. elongatus (Gupi) otros. y

Familia Belonidae: Potamorrhaphis guianensi,,Pseudotylosurus angusticeps, P. microps (Pez aguja). Familia Synbranchidae: Synbranchus marmoratus (atinga). Familia Scianidae: Plagioscion sqamosissimus (corvina). Familia Cichlidae: Symphysodon aequifasciatus (Pez disco), Apistograma agassiz, A. luelingi, A. amoena (Apistogramas), Mesonauta festivus, Biotodomo cupido, Pterophyllum scalare (Pez angel), Geophagus hondae, Satanoperca jurupari Chaetobranchus flavescens, Cichla monoculus (tucunare), Crenicicla sp., Astronotus ocellatus (bujurquis). Familia Policentridae: Monocirrhus polyacanthus (Pez hoja) j. Agroforestería y forestería análoga En el 2003, el equipo del proyecto Nanay, trabajando con 40 familias beneficiarias en las comunidades de San Martín, Mishana, Porvenir, 15 de Abril, Anguilla, Samito, Santa María y Diamante Azul, diseñó en sus parcelas un sistema de 38

agroforestería análoga. Este sistema permite sembrar especies que producen alimentos regularmente a corto, mediano y largo plazo, y otros cultivos con capacidad de producir rápidamente cobertura para el suelo y grandes cantidades de biomasa. Asimismo, combina especies que tienen funciones de propósitos múltiples, que producen mulch, leña, madera, frutas y medicinas. El propósito de este sistema es cosechar productos naturales todo el año, que sirvan como fuente de alimento para las familias, animales y para alimentar a los peces de la piscigranjas. Lo importante es que hay similitudes entre el sistema de agricultura indígena de bosque y el de agroforestería análoga: ambos imitan a la naturaleza, usando la sucesión y especies similares. Los beneficiarios estan desarrollando esta experiencia asociando el cultivo de peces en piscigranja con la agroforestería análoga y la agricultura indígena, llegando a la conclusión de que estas prácticas son sostenibles porque mejoran la productividad agrícola y la sanidad ambiental del sistema de producción. La estrategia usada por el proyecto y los beneficiarios para intensificar el sistema de uso de la tierra se centra en el fortalecimiento de las diferentes funciones de las purmas: Función ecológica: la introducción de especies leguminosas herbáceas y rastreras, mejora la regeneración de la productividad del suelo y el control ecológico de plagas y enfermedades, y promueve la biodiversidad. La siembra de frutales nativos a orillas de los estanques tiene tres propósitos: alimentación de los peces frugívoros, alimentación de la fauna silvestre y consumo familiar. Función económica: la introducción de especies perennes valiosas de árboles maderables (tornillo, marupá, cedro, charichuelo, moena, cumala) frutales (zapote, metohuayo, caimito, guaba, uvilla, araza, anona, guayaba, casho, copuazu, macambo, guanábana, papaya) y de forraje (centrosema, kudzu, canavalia, mucuna, desmodium), mejora los beneficios económicos directos, dando valor agregado a la purma. Estas especies cubren el suelo evitando la erosión. 39

Combinación de las dos funciones: por ejemplo, la introducción de árboles para leña, que mejoran la productividad del suelo y la introducción de cobertura para obtener abono verde y forraje, es para obtener beneficios ecológicos y económicos directos. La estrategia efectiva que generalmente buscan los beneficiarios es la combinación de la función económica y la función ecológica. Esta innovación aún no esta documentada, pero en el futuro se sistematizará. Lo importante es que esta técnica está adaptado a los conocimientos tradicionales de los indígenas. (ver en Anexo 3.1- VI Informes mensuales y trimestrales de Agroforestería y Forestería Análoga). Revisar ojo En el Anexo 3.1 – VII se muestran los resultados que el equipo del proyecto logró en sistemas productivos agroforestales, en comparación con los tradicionales encontrados al inicio del proyecto. k. Manejo de cuerpos naturales de agua (cochas) en la cuenca del Nanay La cuenca del río Nanay es única en la Amazonía peruana y requiere un tratamiento especial. No sólo tiene una de las más altas densidades poblacionales de toda la selva baja (unas 25,000 personas) sino que ha sufrido una presión extractiva extraordinaria sobre los recursos naturales, entre ellos los hidrobiológicos, debido a la cercanía con la ciudad. La fundamentación de la declaratoria de emergencia pesquera de la cuenca del Nanay y el otorgamiento provisional en cesión en uso de un número de cochas en la cuenca alta del Nanay a la “Asociación de Pescadores Artesanales del Alto Nanay”, mientras se monitorea el estado de las pesquerías y se diseña un Plan de Manejo Pesquero para la cuenca, se presenta a continuación: 1) Por el escaso caudal del río Nanay (apenas 100 m³/s en promedio, y en verano mucho menos), lo estrecho de su cauce, de apenas 100 m de anchura en promedio en la cuenca baja, y en la cuenca alta de 40 a 60 m, el escaso tamaño y profundidad de sus cochas y quebradas, y las características de sus aguas, este río es sumamente frágil y vulnerable ante cualquier intervención humana. Las 40 sistemas

aguas del Nanay son muy pobres en nutrientes, de alta acidez y baja conductividad (del tipo de las llamadas “aguas negras”), por lo que tienen una productividad primaria muy limitada, en comparación con las fértiles aguas blancas de los ríos de origen andino, o aquellos ríos que drenan sedimentos más ricos aunque tengan aguas relativamente “negras” (como el Mazán o el Pacaya, por ejemplo). En los cuerpos de agua del Nanay hay muy poca abundancia de especies de peces filtradores o iliófagos, lamedores y detritívoros, que son los que representan el mayor porcentaje del pescado capturado en la región Loreto en su conjunto. Predominan en cambio los peces frugívoros, que se alimentan en los bosques inundados durante las crecientes, y los peces depredadores e insectívoros. 2) Las cochas del Nanay en particular, que son los lugares donde se captura el mayor volumen de pescado, tienen una profundidad y una extensión sumamente reducidas: no más de dos metros en promedio de profundidad en vaciante, y entre 5 y 15 hectáreas de extensión en promedio. Esto contrasta más si comparamos estos tamaños con las cochas del eje Marañón – Ucayali – Amazonas, de cientos de hectáreas de extensión y altamente productivas por la riqueza en nutrientes de sus aguas. El impacto de una simple faena de pesca en una de estas cochas, con las enormes redes honderas usadas habitualmente por los congeladores, es fácil de imaginar. 3) Las pesquerías del Nanay han sufrido en las últimas décadas, y vienen sufriendo aún en la actualidad, una muy alta presión extractiva por parte de pescadores comerciales provenientes de Iquitos y pueblos aledaños, debido a su fácil acceso y a la circunstancia de que el Nanay sufre una media vaciante en los meses de diciembre a febrero, cuando el pescado sube de precio por la escasez en otros ríos de origen andino. Por otro lado, se ha generalizado en el Nanay el uso de técnicas inadecuadas y destructivas de pesca, con un grave impacto para las pesquerías. Es muy conocido el uso de explosivos en la pesca del sábalo y el yaraquí en creciente, así como la práctica del “palear” las palizadas en las orillas de las cochas para obligar a los peces a entrar en las redes. En los últimos años se ha generalizado, de acuerdo a las denuncias de numerosos moradores de las comunidades del Nanay, el uso de pesticidas para la pesca, especialmente el Thiodan, un producto organoclorado sumamente tóxico con potenciales graves 41

efectos secundarios en las personas. Numerosas personas atestiguan haber presenciado la pesca con este tóxico en cochas del alto Nanay, en cochas alejadas de las comunidades, donde no es fácil que haya testigos incómodos de las ilícitas actividades. Los comuneros certifican que en numerosas oportunidades han encontrado grandes mortandades de pescado en cochas en las que han ingresado recientemente congeladores, y también el sospechoso hecho de que en plena creciente congeladores llenen sus “cajones” en uno o dos días con especies de peces escogidos que en esas épocas están en las tahuampas, como el sábalo, lo que hace sospechar del empleo de métodos prohibidos. También es sumamente destructiva la pesca con redes honderas y arrastradoras en las cochas de escasa profundidad del Nanay, especialmente durante la vaciante, y las comunidades se quejan constantemente de la depredación que causan los botes congeladores cuando ingresan a las cochas de sus respectivas jurisdicciones. 4) El río Nanay no aporta una cantidad significativa de pescado al mercado de Iquitos, de acuerdo a las estadísticas oficiales del Ministerio de Pesquería (0.15% del desembarque pesquero en Iquitos en el 2002, y 0.09% en el 2001), por lo que una eventual cancelación temporal de los permisos de pesca comercial en este río no tendría un impacto apreciable en el abastecimiento de pescado de la ciudad. La razón por la que los pescadores buscan pescar en este río es porque cuando el pescado está más caro en Iquitos por la crecida de las aguas en los grandes ríos de origen andino (principios de la creciente, diciembre a febrero, especialmente) este río suele estar bastante bajo, y por tanto es relativamente fácil pescar. Además, su pescado es de buena calidad, porque es mayormente “pescado negro”. 5) La densidad de población de la cuenca del Nanay es excepcional: cerca de 25,000 personas, en más de 30 comunidades, en un río de escaso tamaño y donde escasean otros recursos naturales y, especialmente, fuentes de proteína, como la caza de animales silvestres. Es urgente declarar en emergencia el Nanay y vedar temporalmente el acceso a pescadores comerciales provenientes de Iquitos, hasta que una evaluación seria determine el estado del recurso pesquero en cada zona y 42

su capacidad de soportar una pesca comercial intensiva. En esta cuenca la agricultura apenas produce para subsistencia, debido a la pobreza de sus suelos, y por tanto la cría de animales domésticos está limitada por la imposibilidad de cultivar alimentos forraje como maíz, plátano y arroz. La ingesta de proteína proviene en su mayor parte de la pesca, y el Ministerio de Pesquería debe garantizar en primer lugar el derecho a la subsistencia de las poblaciones locales. 6) Las cochas que quedan alejadas de comunidades en el alto Nanay son el único lugar donde pueden ir a pescar los moradores de las comunidades de Santa María, Pisco, Nuevo Loreto, Diamante Azul, Ungurahual, Salvador Pava, Puca Urco y otras, que tienen muy escasas cochas, donde ya no hay casi pescado por la excesiva presión de pesca. Un buen indicador de la escasez de pescado en esta zona es que el kg. de pescado en la comunidad de Santa María está en 3 soles, casi como en Iquitos. 7) El Art. 6, inciso 6.6. del Reglamento de Ordenamiento Pesquero de la Amazonía Peruana (ROPAP) establece limitaciones al acceso de embarcaciones comerciales a cochas donde existen comunidades establecidas (sólo pueden acceder durante la época de creciente). Este artículo, sin embargo, no tiene en consideración que en muchos ríos de menor tamaño, como el caso del Nanay, son muy raras las comunidades que viven “en cochas” debido a que pocas cochas colindan con alturas, únicos lugares donde están localizadas las comunidades, pero usan para subsistencia un número variable de ellas, normalmente las más cercanas a la comunidad. En las zonas más densamente pobladas, como las citadas más arriba, no hay suficientes cochas para abastecer las necesidades de subsistencia local, y las comunidades tienen que ir a pescar a cochas alejadas de las comunidades. Adicionalmente, las crecientes y vaciantes en el Nanay no son tan estacionales como en el Marañón y el Ucayali, sino que dependen, como en otros ríos con origen en el llano amazónico, del régimen de lluvias, y pueden tener una vaciante extrema en lo que a nivel regional se conoce como “periodo de creciente” (como ha ocurrido este año en los meses de enero y febrero). Esto demuestra que las limitaciones establecidas en el ROPAP no se aplican bien al Nanay y debe normarse un régimen especial.

43

8) Gran parte de las cochas de la cuenca del Nanay están hoy de alguna forma protegidas dentro de la Reservada Nacional Allpahuayo Mishana, o dentro de territorios titulados, tanto de comunidades campesinas como indígenas. El otorgamiento de permisos de pesca por el Ministerio de Pesquería está favoreciendo en la actualidad la extracción ilegal del recurso por parte de pescadores irresponsables que surcan con dichos permisos por este río. En la zona fuera de los territorios de las comunidades, en el alto Nanay, y respondiendo a un pedido expreso de las comunidades de la zona, el IIAP ha propuesto al INRENA la creación de una Reserva Comunal. Ante este escenario, en que el aprovechamiento de los recursos en la totalidad de la cuenca estaría de una u otra forma restringida a los moradores locales, es razonable que el Ministerio de Pesquería vaya acomodando su política a la nueva realidad. 9) La solicitud de un régimen especial de pesca para el Nanay se basa en los principios que rigen la normatividad pesquera vigente (Ley de Pesquería y Reglamento de Ordenamiento Pesquero de la Amazonía peruana –ROPAP-, Art. 2, inciso a), que buscan un “aprovechamiento racional de los recursos y el desarrollo sustentable de la pesquería amazónica”. La Asociación de Pescadores Artesanales “LOBO MARINO” ha diseñado conjuntamente con el IIAP y ha presentado ante el Ministerio de Pesquería, un Programa de Manejo Pesquero (MAPE) para su análisis y posterior aprobación en esta frágil cuenca (Art. 5, inciso 1 del ROPAP). 10) Actualmente no están siendo respetados por el Ministerio de Pesquería, que otorga permisos de pesca indiscriminadamente para toda la cuenca del Nanay, los derechos de las comunidades locales contemplados en el acuerdo 169 de la OIT, ratificado por el Congreso de la República Peruana por R. L. N° 26253. De acuerdo al Art. 15 de este Convenio, “Los derechos de los pueblos interesados a los recursos naturales existentes en sus tierras deberán protegerse especialmente. Estos derechos comprenden el derecho de estos pueblos a participar en la utilización, administración y conservación de dichos recursos. En caso de que pertenezca al Estado la propiedad de los minerales o de los recursos del subsuelo, o tenga derechos sobre otros recursos existentes en las tierras, los gobiernos deberán establecer o mantener procedimientos con miras a consultar a los pueblos interesados, a fin de determinar si los intereses de estos pueblos serían 44

perjudicados, y en qué medida, antes de emprender o autorizar cualquier programa de prospección o explotación de los recursos existentes en sus tierras. Los pueblos interesados deberán participar siempre que sea posible en los beneficios que reporten tales actividades, y percibir una indemnización equitativa por cualquier daño que puedan sufrir como resultado de estas actividades.” 11) La Dirección Regional de Pesquería de Loreto (DIREPE) está incumpliendo la legislación nacional vigente al otorgar permisos de pesca de forma indiscriminada para cualquier zona, sin ningún tipo de zonificación o plan de manejo pesquero, responsabilidad del Ministerio de Pesquería aplicar medidas de control y manejo del recurso pesquero para garantizar la sostenibilidad de la actividad pesquera y velar por la protección y preservación del medio ambiente (Art. 1 y 6 Ley General de Pesca) El Ministerio de Pesquería está percibiendo ingresos por concepto de pagos de derecho de pesca, ingresos que por ley deben ser empleados en “garantizar la conservación y aprovechamiento responsable de los recursos hidrobiológicos, incluidos los costos de investigación, vigilancia, control y planeamiento del desarrollo de las pesquerías” (Art. 3° Reglamento Ley General de Pesca). Nada de eso está siendo cumplido en la cuenca del Nanay, como se demuestra a continuación. La DIREPE no tiene ninguna presencia en el Nanay, no ejerce ningún control sobre las actividades ilícitas de los pescadores foráneos, que utilizan indiscriminadamente explosivos, tóxicos y artes y aparejos de pesca prohibidos con gran perjuicio para el recurso. La ley obliga a establecer “sobre la base de evidencias científicas disponibles y de factores socioeconómicos” medidas de manejo como “cuotas de captura permisible, las temporadas y zonas de pesca, la regulación del esfuerzo pesquero, etc.” (Art. 9 Ley General de Pesca), nada de eso está siendo aplicado en la cuenca del Nanay. - Un ejemplo de las graves violaciones a la Ley General de Pesca y otras leyes nacionales (como el derecho a la vida y a un ambiente saludable consagrados por la Constitución) que están ocurriendo en el Nanay sin que la DIREPE haga nada por evitarlo: en el Nanay hay congeladores pesqueros provenientes de Iquitos que están pescando utilizando productos químicos como el Thiodan, que es un 45

producto clorado hipervenenoso, que actúa a nivel neurológico, celular, por contacto o ingesta, y de gran poder residual, pues permanece entre 50 a 70 años en el suelo. El uso de este tóxico no sólo afecta potencialmente a toda la población que luego consume el pescado en Iquitos, sino que afecta gravemente el medio ambiente, por la depredación que causa en las cochas donde es usado. Los pobladores hablan de grandes mortandades de pescado en las cochas. - A pesar de que existe un Reglamento de Ordenamiento Pesquero de la Amazonía Peruana (ROPAM) – R. M. N° 147-2001-PE, que de acuerdo al Art. 6° del Reglamento de la Ley General de Pesca establece el régimen de acceso al recurso pesquero y la zonificación de la pesca, y que contempla en el Art. 5° la aplicación del Programa de Manejo Pesquero (MAPE), éste no está siendo aplicado en la cuenca del Nanay, con grave perjuicio para las poblaciones locales y para los recursos pesqueros de la cuenca. Es por ello, que la Asociación de Pescadores Artesanales “ LOBO MARINO” en la propuesta de manejo pesquero ha zonificado cuatro zonas: primera zona, cochas y quebradas de uso exclusivo para autoconsumo, son las más cercanas a las comunidades, en ella cada comunidad establece regulaciones estrictas sobre artes y aparejos de pesca, cuotas de captura, con el fin de garantizar el abastecimiento sostenible de pescado para las familias; segunda zona, cochas y quebradas para pesca mixta, autoconsumo y comercial, estos cuerpos de agua existen principalmente en territorios titulados de comunidades, a los que la legislación otorga preeminencia en el aprovechamiento de los recursos pesqueros. En estos cuerpos de agua cada comunidad establece cuotas de captura con fines comerciales de forma precautoria para cada cocha; tercera zona, Cochas y quebradas fuera de los territorios comunales titulados, particularmente las que se localizan entre los territorios de la comunidad campesina de Puca Urco, y la comunidad nativa de Albarenga. La Asociación de Pesadores Artesanales establece cuotas de captura global, para el conjunto de cuerpos de agua; y la cuarta zona, cochas y quebradas en reserva, para recuperación del recurso pesquero, aquellos cuerpos de agua localizados en las cabeceras del Nanay, más arriba del territorio titulado de la comunidad nativa de Albarenga. En esta zona es donde se produce buena parte del desove de los de zungaros, lisa, sábalo, 46

palomea, yaraqui, entre otras especies. La Asociación de Pescadores Artesanales y las comunidades han propuesto una veda indefinida de pesca en esta zona como zona de reserva para reproducción natural de los peces. (incluir foto cocha) l). Crianza Familiar de sajino (foto de sajino con cría y beneficiario) Los principales medios de vida de las poblaciones rurales, sean indígenas o campesinas, de la Amazonía son tradicionalmente la recolección de productos naturales, la agricultura de subsistencia, la caza y la pesca. Por lo tanto, la fauna silvestre esta muy estrechamente vinculada con el quehacer cotidiano del poblador amazónico (JUHANI OJASTI 1 996). En el Perú esta especie se encuentra en la región Amazónica baja hasta los 800 a 900 m.s.n.m., en la selva alta y en los bosques tropicales secos de la costa norte de los departamentos de Tumbes y Piura (GRINWOOD, 1 968). La carne de sajino es ampliamente consumida como alimento por el poblador amazónico, de manera tal que lo encontramos comúnmente en los principales mercados de nuestras ciudades amazónicas, bajo la denominación de carne de monte en sus diferentes modalidades de expendio (fresca, fresco - salada, ahumada y seca). La piel del sajino es muy apreciada en la industria de la peletería. Es especialmente apreciada por su alta calidad y textura, que permite confecciones de alta calidad, especialmente en la fabricación de guantes, casacas y productos de vestir. Desde hace mucho tiempo, y hasta la actualidad, la piel de sajino es comercializada en mercados locales, nacionales e internacionales. Estas pieles son productos de la extracción de áreas naturales, sin ningún plan de manejo, y son de baja calidad. En la actualidad este comercio ha disminuido grandemente gracias a los convenios internacionales que impiden el comercio ilegal de las especies. Sin embargo la problemática sigue latente: la industria de peletería exige en la

47

actualidad mayor calidad de las pieles (o sea sin perforaciones), y mejor obtención del curtido. El manejo familiar de sajino permitirá tener pieles menos dañadas por los parásitos, y permitirá también orientar las pieles hacia un mercado de confección de prendas de vestir (habrá que analizar la posibilidad de iniciar esto localmente con trabajo artesanal). Estamos convencidos y creemos que la fácil crianza, adaptación al cautiverio, bajo costo de instalaciones, así como la viabilidad de alimentarlo, ubican al sajino en una potencial alternativa de crianza para doble propósito: piel y carne. Este potencial de la especie, que no altera los patrones culturales de las poblaciones indígenas y campesinas, permite revalorizar su importancia, minimizar la presión de la caza en áreas naturales, y contribuir a su conservación. Se conoce que el sajino gesta durante 147 días como promedio, tiene dos partos por año, dos crías por parto como promedio, se puede beneficiar a los 10 meses de edad y de adulto alcanza un peso promedio de 25 Kg. La edad reproductiva del sajino en machos es al año y medio, con un peso de 25 Kg y en hembras igual, con un peso promedio de 23 Kg. La carne fresca de sajino, deshuesada, sin piel, de un macho de 10 meses de edad alimentado con frutos del bosque y de la chacra, tubérculos y semillas, reporta los siguientes resultados: proteína 20,90 % y grasa 1, 23 % (UNAP, Centro de cría de sajino). En las áreas naturales de la cuenca baja y media del Nanay han sido sobre explotados los animales silvestres, siendo raro encontrar animales de tamaño grande como el sajino, venado, huangana, sachavaca, etc. Los pobladores de la cuenca del Nanay han observado este hecho, y han entendido que a través de planes de manejo y usando técnicas adecuadas de crianza se puede seguir utilizando la fauna silvestre y otros recursos naturales. 48

Con el fin de disminuir la presión ya existente sobre este recurso, se promovió la crianza de sajino en comunidades asentadas dentro de la Reserva Nacional Allpahuyo Mishana y en comunidades aledañas a esta área. Este esfuerzo se realizó mediante una alianza entre el Instituto de Investigaciones de la Amazonía Peruana, la Universidad Nacional de la Amazonía Peruana y las comunidades, que vienen participando activamente en actividades productivas y de conservación de la biodiversidad. (foto corral de sajino adulto) Es recomendable la crianza del sajino como animal de doble propósito (piel y carne), por el rescate del conocimiento tradicional de los pobladores, la fácil crianza, adaptación al cautiverio, instalaciones económicas del corral, alimentación con productos del bosque y de chacra, el buen manejo del bosque (no se necesita deforestar, destruir los ecosistemas, ni alterar los patrones culturales de nuestras poblaciones). Esto constituye un potencial económico para las familias criadoras y al mismo tiempo, valora la importancia de la especie, y con ello se logra conservar los recursos de fauna silvestre para las generaciones futuras. La carne de monte constituye una fuente de proteína animal para el poblador amazónico, lo que ha hecho que la fauna silvestre se encuentre en situación de sobre explotación en las áreas cercanas a los centros poblados, especialmente si éstas se encuentran cerca de Iquitos o pueblos grandes, donde se acopia y comercializa. La crianza de sajino tendrá favorables impactos en: Aspectos Sociales Se provee de una fuente de proteína animal permanente, de bajos costos y fácil manejo. La carne de monte es una fuente tradicional de alimento en las poblaciones amazónicas. Los beneficiarios evalúan y monitorean la crianza familiar de sajino y están viendo posibilidades de criar otros animales de la fauna silvestre. Aspectos de Conservación 49

Es una especie que frecuentemente se encuentra en diferentes áreas de la RNAM, y soporta una presión de caza racional. Con el fomento de la crianza familiar se alienta la conservación y disminuye la presión sobre los animales existentes. En la Amazonía peruana su estado de conservación es satisfactorio y su comercio internacional esta permitido por la CITES, encontrándose en el Apéndice II. Aspectos Económicos El sajino es una de las especies que aportan el mayor volumen de carne roja a la alimentación de los pobladores de las zonas rurales y urbanas de la región; al igual que las pieles para el mercado local, regional, nacional e internacional. El sajino es sumamente apreciado en los mercados locales, siendo el precio de su carne el doble y hasta el triple de lo que cuesta otro tipo de carne, sea vacuno o cerdo. Los registros muestran que en Iquitos se comercializaron durante el período comprendido entre mayo de 1986 y abril de 1987, 12.13 toneladas de carne de sajino, lo cual corresponde a cerca del 40% del volumen total de carne vendida en la ciudad de Iquitos en el mes de septiembre de 1986, procedente del río Putumayo. Se puede hacer una comparación: por ejemplo, una vaca alcanza su peso de venta en cuatro años y medio, mientras que en ese mismo tiempo una pareja de sajinos produce siete camadas, de dos crías por vez. Aspecto científico Se incrementan los conocimientos biológicos y ecológicos sobre aspectos de uso y mejoramiento genético, rescatando los conocimientos tradicionales de los campesinos e indígenas sobre el manejo del sajino y, a la vez, dando acceso a avances tecnológicos y conocimientos que puedan ser beneficiosos, con la opción de escoger lo que les convenga sin menoscabo de su autenticidad y subordinación a la tendencia utilitarista de la apertura económica.

50

La crianza de esta especie será la base para estudios genéticos que permitan desarrollar líneas para seleccionar a los especímenes con mejores características en crecimiento, y mejorar la producción de ejemplares en las familias criadoras. Las características de buen crecimiento, ausencia de defectos físicos, buena conformación y docilidad, serán importantes en esta selección. Se escogerán los ejemplares de mayor peso al destete y los de mayor peso al crecimiento para el estudio de biología molecular, la misma que se desarrollará en el laboratorio del IIAP. Esta línea de trabajo de investigación se inició con participación de las comunidades, gracias a la adquisición de ocho módulos de sajinos comprados por el IIAP y dos módulos donados por la Universidad Nacional de la Amazonía Peruana. Se espera contar con plantel de reproductores mejorados e identificados molecularmente para potenciar económicamente esta actividad.

2. Informe especial de las actividades de promoción de la piscicultura y forestería análoga en la Reserva Nacional Allpahuayo Mishana y su área de influencia Presentación La Reserva Nacional Allpahuayo Mishana (RNAM) forma parte del Sistema Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (SINANPE) desde l,999. Fue creada como Zona Reservada mediante el Decreto Supremo Nro. 006-99-AG, el 4 de Marzo de l,999, con una extensión de 57,663 ha 4,300 metros cuadrados y categorizada como Reserva Nacional mediante Decreto Supremo Nª 002-2004-AG con una extensión de 58,069 ha 9,000 metros cuadrados. Es conocido que los moradores de la RNAM realizan habitualmente sus actividades productivas y aprovechan algunos recursos naturales con fines de autoconsumo y para generar pequeños ingresos familiares. El proyecto Nanay apoyó a las

51

comunidades de la RNAM mediante el asesoramiento técnico y seguimiento para el mejoramiento de las actividades productivas. La actividad piscícola en la cuenca del Nanay, tiene una connotación especialmente significativa y de mucha importancia para las familias en el área de intervención del proyecto. Antes del proyecto no era considerada ni practicada. Con el proyecto, los beneficiarios comprendieron que esta actividad hace que las familias minimicen la presión al medio natral, aseguren la base de alimentación y generen ingresos económicos. Bajo este contexto, se presentan los avances y resultados de las actividades realizadas por el equipo técnico del proyecto Nanay relacionadas al fomento y promoción de la piscicultura para consumo y con fines ornamentales, como parte del componente de alternativas productivas. Éstas se enmarcan dentro de un esquema de manejo y producción integral, y comprenden actividades conexas como forestería análoga, manejo de bosques y manejo de cochas. Los trabajos se desarrollaron en ocho comunidades y en dos etapas: en la primera etapa, las actividades estuvieron localizadas en las comunidades de la RNAM, (Anguilla, 15 de Abril, Porvenir, Mishana y San Martín); la segunda etapa, se concentró en tres comunidades (Santa María, Samito y Diamante Azul), las dos primeras en el área de amortiguamiento de la RNAM, y la tercera en el Alto Nanay. 2.1. Introducción El manejo de los recursos naturales suele ser visto y tratado como un problema eminentemente técnico. Los recursos forestales maderables y no maderables, la fauna silvestre terrestre y los recursos hidrobiológico son recursos aprovechados por pobladores locales. Si la extracción sobre estos recursos es intensiva y no es planificada con criterios mínimos de manejo, existe la probabilidad de que gradualmente se vayan agotando, de acuerdo a la experiencia y a los principios básicos de la ecología.

52

Los problemas generados por la extracción indiscriminada de los recursos naturales en la cuenca del río Nanay hasta el inicio del proyecto fueron enfrentados mediante la aplicación de esquemas centrados en el control, la restricción o la prohibición, dejando de lado otros aspectos más importantes, entre éstos, los referidos a la estructura social de las poblaciones campesinas y nativas, y al manejo tradicional que hacen de a los recursos naturales. Las comunidades rurales, indígenas y campesinas realizan tradicionalmente extracción de carne de monte, quelonios acuáticos, recursos pesqueros, chonta de huasaí, frutos de aguaje y ungurahui, madera redonda para construcción, madera para aserrío, hoja de irapay, y otras. En las últimas décadas, la demanda creciente por estos recursos de la ciudad de Iquitos ha distorsionado los patrones tradicionales de uso de los recursos y provocado un deterioro creciente del medio ambiente. La extracción indiscriminada de los recursos naturales en la cuenca del río Nanay, interrelacionada con otros factores sociales y ecológicos, pone en riesgo la sostenibilidad de las actividades económicas en esta cuenca, en la que predominan los suelos frágiles. Por estas razones, el proyecto Nanay diseñó toda una estrategia de intervención que incluyó la capacitación para la gestión, administración y el aprovechamiento sostenible de los recursos naturales en forma participativa con las comunidades, en coordinación con entidades que norman el uso de los recursos y con el soporte científico de las instituciones que hacen investigación. En tal sentido, el equipo técnico del proyecto Nanay, promovió sistemas productivos diversificados de producción sostenible, articulados en torno a la puesta en funcionamiento de estanques piscícolas. Estos estanques son diseñados y construidos conjuntamente con los beneficiarios y con la participación de otros moradores, bajo la modalidad de mingas y devolución de jornales entre comuneros. La acuicultura se inició en la década del 40 en la Amazonía peruana y aún está poco desarrollada en esta región. No existe un fomento adecuado y sostenible de producción. Las condiciones favorables del medio ambiente de la región garantizan 53

su éxito, pues se cuenta con abundancia de agua, suelos ondulados apropiados, y un abastecimiento casi ilimitado de recursos silvestres, apropiados para la alimentación de los peces. Los principales factores limitantes para un programa agresivo de acuicultura son la integración a programas de desarrollo regional, el asesoramiento técnico permanente, y lo más importante, incentivos crediticios. En los medios rurales, la acuicultura se articula muy bien con las prácticas y técnicas de agroforestería y forestería análoga, formando un sistema tradicional integral de manejo que diversifica la producción y da valor agregado al predio. La producción piscícola da origen así a nuevas formas de producción de alimentos en la región, con el fin de satisfacer la creciente demanda de proteína animal, de la que es deficitaria la dieta de la población. La construcción de estanques piscícolas en las comunidades de la RNAM se inició en setiembre del año 2002, con el propósito de producir peces para consumo en ambientes artificiales y reducir la presión sobre los stocks naturales. Para ello se construyeron 10 estanques, que fueron sembrados con ejemplares de paco, gamitana, sábalo y boquichico. Además, los beneficiarios enriquecieron sus estanques con otras especies, entre ellas: bujurqui, acarahuazú, palometa, lisa, curuhuara y yaraquí. Las especies promovidas por el proyecto fueron sembradas con fines comerciales, mientras que las especies adicionadas por los beneficiarios fueron sembradas para el consumo familiar. Así mismo, por iniciativa de las familias interesadas se inició la construcción de catorce estanques en la comunidad de Samito, uno en Anguilla, seis en Santa María, y nueve en Diamante Azul. Esto muestra el gran interés de los comuneros para desarrollar la actividad piscícola. Después de análisis realizados con las especies gamitana y sábalo, se pudo concluir que en una hectárea se podría producir siete a ocho toneladas de gamitana y unas seis a siete toneladas de sábalo. Si comparamos la actividad agrícola o ganadera con la piscícola, podemos afirmar sin temor que la piscicultura es mucho más rentable y a corto plazo.

54

En la actualidad los piscicultores liberan en las cochas el 10 % de los ejemplares que reciben, después de seis meses de criados, propiciando de esta manera el repoblamiento del medio natural. 2.2. Bases legales para la acuicultura La actividad pesquera en medios naturales, en estanques piscícolas en la Amazonía, se desarrolla sobre las siguientes bases legales:  Decreto Ley N° 25977, Ley General de Pesca, 07- 11- 99  Decreto Supremo N° 012-2001-PE, Reglamento de la Ley General de Pesquera.  Decreto Supremo N° 030-2001-PE, Reglamento de la Ley de Promoción y Desarrollo de la Acuicultura, 11- 07- 2001.  Resolución Ministerial N° 147-2001-PE, Reglamento de Ordenamiento Pesquero de la Amazonía Peruana, 01-05-2001.  Decreto Supremo N° 012-2002-PRES , “Programa de micro créditos para el desarrollo de la actividad acuícola y pesquera del departamento de Loreto” del CTAR Loreto, 24-05-2002.  Decreto Ley N°. 27037, “ Promoción de la Inversión en la Amazonía”, 30-12- 98.  Resolución Ministerial N° 199-2002-PRODUCE, Autoriza a Organizaciones Sociales de Pescadores Artesanales a conformar Comités de Vigilancia de Pesca Artesanal en el ámbito de su localidad y Comités Regionales de Vigilancia de Pesca Artesanal.  Ordenanza Regional Nª 006–2003 CR/RL, Declaran la Cuenca del Río Nanay como Zona de Exclusión para Actividades de Extracción Minera y para Aquellos que Alteren la Cobertura Vegetal.  Categorización de la Reserva Nacional Allpahuayo Mishana, mediante Decreto Supremo Nª 002-2004-AG con una extensión de 58,069 ha 9,000 metros cuadrados.  Ordenanza Regional Nª 006–2004–CR/GRL, Declaran Veda Estacional de Pesca Comercial en la Cuenca del Río Nanay.

55

2.3. Interacción proyecto y comuneros Pocas comunidades de la RNAM están asentadas en la ribera del río, la mayoría están en las alturas que siguen a las tahuampas (zonas inundables contiguas a los cauces de los ríos) y están conectadas unas con otras por medio de caminos. El caso es contrario en el Alto Nanay y su afluente el Pintuyacu – Chambira, en que todas están conectadas por el río. Las comunidades han comprendido que diversificando sus actividades productivas e integrando nuevas formas de cultivo, mejoran y aseguran su alimentación, y pueden orientar los excedentes de los cultivos a la alimentación de sus animales y a la comercialización en la ciudad de Iquitos. Los beneficiarios del proyecto han tomado conciencia y desarrollado nuevas habilidades y destrezas en el manejo de los recursos naturales, asegurando la sostenibilidad y la conservación de la biodiversidad. Así mismo han diseñado estrategias integrales de desarrollo y para su gestión y administración se han organizado en comités de gestión. Las comunidades están interconectadas unas con otras y con Iquitos a través de radiofonía, facilitando de manera eficiente la articulación con instituciones (Salud, Educación, FONCODES, Defensa Civil, Municipalidades, Policia Nacional, INRENA, PRONAA, entre otros). Así mismo, a través de este medio estan informados de los precios de los productos agrícolas y de los recursos maderables y no maderables. De este modo pueden sacar sus productos al mercado cuando los precios son favorables para la comercialización. Las comunidades beneficiarias del Proyecto han logrado el reconocimiento, inscripción en los Registros Públicos, y en algunos casos, la titulación comunal, lo que redunda en la seguridad de su territorio y de la actividad productiva (Adjuntar cuadro). Instituciones que intervienen en el área: Proyecto Nanay (IIAP), Jefatura de la Reservada Nacional Allpahuayo Mishana 56 (INRENA IIAP), CARITAS,

Municipalidad Distrital de Santa María del Alto Nanay, Municipalidad Distrital de San Juan Bautista y Municipalidad Provincial de Maynas, Educación, Salud, así como Organizaciones Comunales. 2.4. Metodología • • • • • • • Evaluación de los sistemas productivos tradicionales de las familias interesadas en actividades piscícolas. Selección de las familias interesadas en la construcción de estanques piscícolas. Selección de terrenos adecuados para la construcción de los estanques. Capacitación para construcción de estanques piscícolas Construcción de los estanques. Siembra de alevinos. Alimentación de los peces.

El equipo técnico, conjuntamente con los moradores y familias beneficiarias, analizaron su experiencia y reflexionaron en busca de nuevas actitudes que les permitieran el manejo sostenible de los recursos naturales de la RNAM y su área de influencia En el entorno de cada estanque piscícola se instalaron parcelas productivas con cultivos anuales y perennes, bajo el modelo de agroforestería y forestería análoga, las mismas que servirán como fuente de abastecimiento y complemento alimenticio para los peces, permitiendo abaratar los costos de alimentación. Estos sistemas tradicionales fueron mejorados con la intervención del proyecto Nanay mediante el incremento de nuevas especies (arbóreas y arbustivas); así como la selección de especies de cultivos de corto, mediano y largo plazo. 2.5. Resultados 2.5.1. Criterios técnicos para construcción y manejo de estanques piscícolas

57

Se seleccionaron 40 familias beneficiarias para la construcción de los estanques piscícolas, con los siguientes criterios: agricultores tipos, familias estables en la comunidad, lugares apropiados (terreno adecuado y flujo de agua), y motivación familiar para participar de la actividad y con un claro entendimiento sobre qué es una actividad productiva que genera alimentos y pequeños ingresos para las familias. 2.5.2. Estanques piscícolas (Incluir foto estanque piscícola) De las 40 familias seleccionadas, en la actualidad existen 36 estanques piscícolas construidas y en funcionamiento. Los cuatro restantes se encuentran en un 90 % de avance de la construcción. Por iniciativa de las familias interesadas se ha construido catorce estanques en Samito, uno en Anguilla, seis en Santa María, y nueve en Diamante Azul. Cabe remarcar que en Samito se ha sembrado alrededor del 40 % de los estanques con ejemplares de paco. 2.5.3 Agroforestería y forestería análoga (incluir foto chacra) En el entorno de cada estanque piscícola se instalaron sistemas integrales productivos con cultivos anuales y perennes, bajo el modelo de agroforestería y forestería análoga, los mismos que sirven como fuente de abastecimiento y complemento alimenticio para los peces, las familias y la fauna silvestre, permitiendo abaratar los costos de alimentación. Los sistemas tradicionales fueron mejorados con la intervención del proyecto Nanay, mediante el incremento de nuevas especies (arbóreas y arbustivas), así como la selección de especies de cultivos de corto, mediano y largo plazo. Este mejoramiento se refleja en el mantenimiento del buen estado del suelo (con las plantas arbóreas y coberturas), disponibilidad de una mayor oferta alimenticia y sombra para los estanques. 2.5.4 Formalización de los Estanques 58

A la fecha, se han formalizado nueve estanques piscícolas en la RNAM, y han quedado por formalizar 27 estanques, debido a que los piscicultores no cuenta con recursos económicos como para sufragar los gastos. En el futuro, se pretende que los 27 estanques restantes se formalicen, para acceder a los créditos pesqueros. 2.5.5 Trabajo con piscicultores En la actualidad la piscicultura se ha intensificado, diversificado y registrado adelantos tecnológicos, con el propósito fundamental de mejorar la seguridad alimentária local, mitigar la pobreza y mejorar los medios de subsistencia rural. La estrategia de la piscicultura es que las instituciones que desarrollan esta actividad lo hagan de forma participativa hasta alcanzar todo su potencial y que aporte una contribución neta disponible de alimento para las familias y ciudades, comercializando los excedentes y en consecuencia mejorando los niveles de vida. Para lograr esto, se hace necesario que los beneficiarios comprendan que la adquisición de alevinos tiene un costo y que ellos tienen que invertir en la compra después de cada saca, aunque según la idiosincrasia y cultura ribereña, es más fácil no ahorrar y esperar quién te done. Es necesario superar esto analizándolo y reflexionando de manera conjunta. 2.5.6 Otras actividades • • El equipo técnico del proyecto Nanay ha participado en muchos eventos organizados por la institución y por otras instituciones. Ha fortalecido el trabajo organizativo de FRECOTENAMA (Frente Comunal Territorial de Comunidades del Nanay Mishana Allpahuayo), y de CONACCUNAY, Coordinadora de las Comunidades Campesinas y Nativas de la Cuenca del Nanay.

59

Ha constituido Comités de Gestión para el Manejo de los Recursos Naturales y Asociaciones de Pescadores Artesanales en la cuenca alta y media del río Nanay y en la cuenca del Chambira Pintuyacu.

Ha participado en diversas reuniones en el Gobierno Regional, para tratar asuntos relacionados al manejo de recursos naturales y concesiones forestales, mineras, etc.

• • • • • • •

Ha participado en diversas reuniones con INRENA y la Dirección de la Producción. Ha participado en capacitación de líderes comunales desarrollada en Santa María del Alto Nanay. Ha apoyado la construcción de playas artificiales para la reanidación de huevos de taricaya en once instituciones educativas. Ha participado en tareas de educación ambiental con profesores, estudiantes de primaria y secundaria de Iquitos. Ha apoyado las actividades de Farmacias Vivas, asesorando y acompañando a la micro empresa KI-NlÍ. Ha apoyado la actividad de zoocria de sajino en las comunidades de San Martín, Mishana, Samito, Anguilla, Diamante Azul y San Juan de Ungurahual. Ha apoyado a las Asociaciones de Pescadores Artesanales en la formalización y propuesta del Programa de Manejo Pesquero en la Cuenca del Nanay.

2.6. Limitaciones • El cambio de actitud de los beneficiarios, la puesta en práctica de nuevas habilidades y destrezas, el empoderamiento y autoestima, la inclusión del tema de género en las actividades productivas y reproductivas, son procesos e instrumentos de cambio que requieren acompañamiento de mediano plazo para encontrar entendimiento en aspectos de conservación y manejo de recursos naturales. • Las organizaciones constituidas en toda la cuenca del Nanay muestran una capacidad de autogestión incipiente y todavía pueden ser influenciadas por intereses externos, alterando sus propias estrategias de uso sostenible de los recursos, hacia situaciones de insostenibilidad. 60

• •

La influencia política origina conflictos entre moradores y

comunidades,

creando malestar en las intervenciones de proyectos de desarrollo. La informalidad en la extracción de los recursos naturales es una desventaja para los extractores de las comunidades en el momento de la comercialización. 2.7. Resultados • • • • • • • Construcción de 36 estanques piscícolas en ocho comunidades de la cuenca del Nanay, beneficiando a 36 familias. Nueve estanques piscícolas formalizados en RNAM Tres Diez comunidades comunidades con con permisos permisos forestales formalizados para para el y

aprovechamiento de madera para aserrío y cuatro en proceso. formalizados extracción aprovechamiento de hojas de irapay. Propuesta de manejo pesquero en la cuenca del Nanay, presentado por la Asociación de Pescadores Artesanales “LOBO MARINO”. Formalización de pescadores artesanales en la cuenca alta del Nanay, con 180 socios afiliados, constituidos en tres asociaciones. Fortalecimiento de organizaciones de base FRECOTENAMA, FREDECOPICH y FECONARINA y la Coordinadora de Comunidades Campesinas y Nativas de la Cuenca del Nanay. • • • • Constitución de una micro empresa de fitomedicamentos, con personería jurídica. Instalación de 36 parcelas con sistemas de producción integral y diversificada para alimentación de peces, familias y fauna silvestre del entorno. Instalación de diez módulos de sajinos para crianza familiar en seis comunidades de la cuenca del Nanay. Producción artesanal de aceite de ungurahui como vehículo para la elaboración de medicamentos naturales. 2.8. Sugerencias

61

Organizar a las comunidades para la protección y manejo de sus cochas y quebradas, creando Asociaciones de Pescadores Artesanales. En el área de intervención del proyecto existen muchas quebradas y cochas, donde los moradores realizan pesca de subsistencia, pero también a ellas ingresan pescadores de lugares cercanos, inclusive pescadores de la ciudad de Iquitos, que utilizan artes y aparejos de pesca inadecuados, e incluso redes arrastradoras, a pesar de que las cochas no son profundas.

Formalizar el uso y aprovechamiento de los recursos pesqueros para consumo y con fines ornamentales, así como el cultivo de peces en estanques piscícolas en el ámbito de la intervención del proyecto.

• •

Acompañar a las organizaciones y pobladores de cada comunidad para el manejo adecuado de los recursos naturales. Involucrar en todo el proceso de desarrollo del proyecto a las comunidades locales, así como a instituciones que norman el uso de los recursos naturales y de investigación, para desarrollar actividades de manera participativa.

Proporcionar acompañamiento y asistencia técnica a las comunidades dentro del ámbito de intervención del proyecto, para el manejo de los recursos naturales de manera permanente.

• • • • •

Mayor actividad de los profesores, niños y padres de familia en educación ambiental en ámbito rural. Las Municipalidades y el INRENA, deben apoyar a las comunidades campesinas y nativas en la gestión para los permisos forestales. Promover la cría de animales silvestres en las comunidades (sajino, majaz, añuje, sacha cuy, punchana y aves). Buscar mercado para los productos de artesanía. Apoyar a la micro empresa KI- NIÍ en el logro del Registro Sanitario.

2.9. Expectativas de los comuneros • Comuneros desean que el proyecto Nanay continúe brindándoles

asesoramiento técnico en cuanto al manejo de los recursos naturales.

62

Sistemas agroforestales y forestería análoga debidamente instalados y en funcionamiento, produciendo para la alimentación familiar y para la comercialización de excedentes en el mercado.

• • •

Estanques piscícolas en funcionamiento generando alimentos y beneficios económicos. Fitomedicamentos con Registro Sanitario y generando beneficios económicos para los socios de la micro empresa. Comunidades con permiso para el aprovechamiento de las hojas de irapay, madera redonda y de aserrío, requieren capacitarse para manejar adecuadamente sus recursos.

Mayor número de pescadores artesanales y con autorización para el aprovechamiento pesquero y manejo de los cuerpos naturales de agua de la parte alta del Nanay.

• • •

Comunidades reconocidas, inscritas en Registros Públicos y tituladas. Repoblamiento de cuerpos naturales de agua del Nanay con: paco, gamitana, paiche, taricaya y charapa. Niños y adultos con una base sólida en el conocimiento de los recursos naturales y su valoración.

2.10. Lecciones aprendidas a. Del proyecto El proyecto partió de la premisa de generar desarrollo mediante el uso sostenible de los recursos naturales locales. En consecuencia, todas las acciones realizadas en el marco del proyecto apuntaron hacia un fin común, esto es, “mejorar la calidad de vida de cada una de las familias de la cuenca del Nanay”. Esperamos que en la práctica se logre este gran anhelo y expectativas creadas en las comunidades. Los responsables de cada componente y todo el equipo ejecutaron su trabajo con mucha calidad humana, profesionalismo, mística y entrega, para que el proyecto lograra sus grandes objetivos propuestos. b. De los componentes 63

El dimensionamiento de los componentes del proyecto Nanay debe estar acorde con la importancia relativa de los aspectos de la realidad de las poblaciones en los que se enfocan. El componente “Uso Económicamente Sostenible de los Recursos” fue de mucha importancia, ya que correspondió a la economía y cultura de las comunidades campesinas y nativas del ámbito de trabajo. Del uso adecuado de los recursos naturales depende la economía de las familias, siendo sus actividades principales la agricultura, el aprovechamiento de los recursos naturales, a través de la pesca, caza, recolección de hojas de irapay, madera redonda, madera para aserrío y otras actividades de menor importancia. El componente “Uso Económicamente Sostenible de los Recursos” tiene una ligazón natural con todas las actividades productivas, pues el uso de los recursos naturales es una de las formas tradicionales de producción familiar. c. De las comunidades Antes de establecer compromisos de trabajo conjunto con comunidades específicas del ámbito del proyecto, sean estos formales o no, es necesario tener como respaldo planes y presupuestos estables y políticas claras, que proporcionen un alto grado de certidumbre a la continuidad de dicho trabajo. Si se establecen compromisos que luego no se cumplen, se genera descontento y esto puede afectar las relaciones con las comunidades, porque el proyecto pierde credibilidad. Las organizaciones de las comunidades, a pesar de su importancia para la conducción del proyecto, no son actualmente socias adecuadas, por su debilidad y vulnerabilidad. Este hecho requiere una rápida atención para fortalecerlas, hasta que adquieran conciencia suficiente para influir significativamente en el comportamiento de sus miembros. Las acciones de manejo de los recursos naturales deben iniciarse desde las familias y las comunidades. Para lograr esto, la capacitación ha propiciado plataformas de encuentro, aprendizaje, reflexión y crecimiento personal entre jóvenes y adultos, buscando su pleno desarrollo como personas libres y su conversión en sujetos activos y no en meros receptores y de las decisiones y orientaciones de la dinámica comunitaria.

64

d. De las instituciones Las instituciones del estado con presencia en la zona o ámbito de intervención no disponen de capacidad operativa (personal y presupuesto). Esto se ha observado en Salud, Educación, INRENA, Municipios locales, entre otros. Para cumplir con sus objetivos propuestos, el proyecto Nanay busco establecer alianzas con estas instituciones, a fin de materializar las actividades programadas. Como se observa, el acompañamiento es indispensable para establecer los vínculos de cooperación necesarios para desarrollar iniciativas estables de comanejo entre las instituciones y las comunidades. Mientras el estado no proporcione a sus instituciones los recursos necesarios para apoyar los procesos de desarrollo y los planes de manejo de los recursos de las comunidades, el proyecto consideró necesarias partidas para el financiamiento parcial, previo establecimiento de convenios, para la participación del personal contraparte necesarios para lograr los objetivos del proyecto.

ESUDIO DE CASO: Pedro Ramírez Flores
Es un morador de la Comunidad Campesina Mishana de la cuenca media del rio Nanay, localizada dentro de la Reserva Nacional Allpahuayo Mishana. Su actividad principal es la agricultura; maneja chacras de 0,6 a 1,0 ha de extensión. Sus cultivos principales son de panllevar, como: yuca, plátano, guaba, uvilla, piña, pijuayo y cocona. Realiza otras actividades productivas, como extracción de hojas de irapay, madera redonda, pesca y, así mismo, compra hojas de irapay por cargas (una carga tiene 1, 000 hojas). De todas estas actividades el 60 % de la producción es comercializada y la diferencia es para el consumo familiar y para dar alimento a los animales que cría (gallina y patos). Con la intervención del proyecto Nanay, la familia del Sr. Pedro Ramírez Flores fue seleccionada para desarrollar actividades productivas, tales como los sistemas integrales de agroforestería, forestería análoga, piscicultura, cría de sajino y

65

manejo de recursos naturales de su territorio (irapay, madera redonda, plantas medicinales y cosecha de ungurahui, entre otras). Esta familia cuenta con un pequeño negocio (bodega) en donde vende artículos de primera necesidad (arroz, azúcar, leche, café, sal, conservas, gaseosas, jabón, aceite de cocina, manteca, condimentos, tallarín, pan, lejía, entre otros) este negocio es el resultado de la venta de sus productos de la chacra y de los recursos naturales. Ocasionalmente hace servicios de transporte. Los esposos Pedro y Juana y sus hijos se decidieron a construir una piscigranja a 25 minutos de camino desde la comunidad. El terreno elegido cumple con todas las exigencias para construir un estanque piscícola. La construcción ha demandado 120 jornales; la extensión es de 2,076 m2 y se ha sembrado 3,155 alevinos (65 gamitanas, 340 pacos, 150 sábalos de cola roja y 2,600 boquichicos), de los cuales murieron 10 gamitanas, 35 pacos y 200 boquichicos, quedando 2,810 peces en el estanque. La muerte de los peces se atribuyó al estrés por manipuleo y transporte. Hubo pérdida de peces por depredadores, entre ellos, martín pescador, garza y nutria. Estas pérdidas no han podido ser cuantificadas. Además, hubo más pérdida de peces por desborde del estanque ocasionado por una fuerte lluvia. Esta pérdida no ha sido cuantificada. Los cálculos se hicieron con los resultados de las ventas realizadas en la comunidad, en Iquitos, al proyecto y el consumo familiar. Cabe señalar que el resultado que se presenta en este estudio de caso, es del control que se pudo realizar de manera esporádica y con el pequeño aporte del beneficiario. Tabla 16.- RESUMEN DE COSTOS
Actividades Mano de obra Equipos y Materiales. Insumos Costo 928.00 437.00 234.00

66

Transporte Asistencia Técnica Alimentación TOTAL

30.00 60.00 360.00 2,049.00

67

Tabla 17.- EGRESOS Actividades
Mano de Obra - Ubicación del terreno - Limpieza del área del estanque - Diseño de la construcción del dique - Limpieza, colocado del tubo matriz. - Construcción del Dentellón - Construcción del 1° al 4° nivel - Culminación talud aguas adentro y afuera. - Construcción de aliviaderos - Siembra de cobertura para protección del dique Equipos y Materiales - 02 Tubos P.V. C. 8” ( S/. 130 c/u ) - 01 Codo P.V. C. 8” - 01 Carretilla (para tres piscicultores) - 01 Pala (para tres piscicultores) - 01 Rastrillo (para tres piscicultores) - 01 Azadón (para tres piscicultores) Insumos - 65 gamitanas x S/. 0,20 - 340 pacos S/. 0,20 - 150 sábalos cola roja S/. 0,18 - 2,600 boquichicos 0,06 - 100 bolsas Transporte - Terrestre - Acuático Asistencia Técnica - Profesional Alimentación - Productos de la chacra y del bosque TOTAL 2,049.00 180.00 360.00 02 02 150.00 740.00 60.00 1 3.00 68.00 27.00 156.00 70.00 30.00 260.00 130.00 33.33 5.00 3.33 5.00 234.00 03 05 03 01 03 90 06 03 02 24.00 40.00 24.00 8.00 24.00 720.00 48.00 24.00 16.00

N° Jornales (día)

Costo (S/.)

Sub Totales (S/.)
928.00

437.00

68

Tabla 18.- INGRESOS
Lugar de venta Venta en la comunidad Especie Boquichico Sábalo Boquichico Sábalo Paco Gamitana Boquichico Sábalo Paco Gamitana Boquichico Sábalo Paco Gamitana Cantidad (kg) 30 (25 boquichicos 1,200 gr ) 20 (15 sábalos 1, 330 gr) 53 (45 boquichicos, 1,170 gr) 70 (56 Sábalos, 1,250 gr) 30 (40 pacos, 750 gr) 30 (20 gamitanas 1,500 gr) 32 ( 27 boquichicos 1,200 gr) 10 (07 sábalos 1,430 gr) 15 (12 pacos, 750 gr) 18 (12 gamitanas 1,500 gr) 40 25 15 29 Precio (S/.) 4.00 4.50 5.00 5.00 4.00 5.00 5.00 5.00 5.00 5.00 4.00 4.50 4.00 5.00 Sub Total 120.00 90.00 256.00 350.00 120.00 150.00 160.00 50.00 75.00 90.00 160.00 112.50 60.00 145.00

Venta en Iquitos

Vendió al Proyecto

Consumo familiar

TOTAL

1,932.50

69

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful