CONTROL DE CALIDAD EN EL LABORATORIO EXACTITUD EN LAS MEDICINAS MANCILLA, C. G. E.; BLANCO, E. Z.; PÉREZ, S. L. J.; ROSAS, T. M; y CASTREJÓN, C. R.

Q.F.B.; V Semestre: Universidad del Valle de México, Campus Chapultepec
(Av. Constituyentes No. 151 Col. San Miguel Chapultepec. C.P. 11850 México, DF.)

Resumen………………………………………………………………..….1 Introducción……………………………………………………………..…2 I.- Mediciones…………………………………………………….….…….……....2 II.-Exactitud y precisión………………………………………………….…….…3 III. Manejo de las pipetas……..………………..…………………………………3 IV. Preparación de soluciones………………………..……………………….…..5 Objetivos………….……………………………………….……………..….6 Hipótesis………...……………………………………………….……..……6 Material………………...……………………………………….………...…..6 Metodología…………….………………………………………….……..…..6 Resultados………………………..……………………………………………7 Discusión de Resultados………………………………….………… ………..8 Conclusiones…………………………………………….…………………….8 Referencias……………………………………………….……………...……..9

RESUMEN: En esta práctica se tiene el concepto de calidad y algunos de los parámetros más importantes, que tienen que ver con esta como la importancia de las mediciones en un proceso de calidad al ser preparadas las soluciones que podrían llegar a ser de un medicamento, por lo que es importante que se tenga precisión y/o exactitud en las mediciones de estas para que el medicamento este correctamente elaborado debido a que si no es así hasta se puede llegar a causar la muerte por su incorrecta elaboración. Se utilizó como técnica el uso de las pipetas para la preparación de soluciones de la misma concentración que fue lo que se determinó, de esta manera se lograría comprobar que las mediciones en el laboratorio son susceptibles a error, sobretodo si no se tiene un buen manejo de las técnicas de preparación de estos. Para la técnica se prepararon 1 solución de dicromato de potasio al 10% en ácido sulfúrico 0.8N aforado a 100ml , para esto la realizó después una dilución 1:50 de la solución de dicromato utilizando matraces aforados y pipetas volumétricas; esta operación se realizó diez veces y después para comprobar como la concentración en estos varaba se hicieron lecturas de las absorbancias de las soluciones en el espectrofotómetro a una longitud de onda de 507nm, utilizando H2SO4 0.8N como blanco. Se determinaron las absorbancias correspondientes a cada solución, donde se observó que estas variaban de una a otra, después con los datos obtenidos se determinó la desviación del valor promedio y la desviación estándar de los resultados obtenidos, así como su coeficiente de variabilidad dándonos en este último del 5.45%, el cuál dentro de los rangos determinados se considera como bueno, lo que indicó que dentro de lo que cabe las lecturas no nos dieron tan malas, y de esta forma que la concentración final entre cada una de las soluciones preparadas eran simil. Con los resultados obtenidos, logramos comprobar que en un laboratorio es común tener desviaciones en los resultados de medición que se puede atribuir a errores de tipo sistemático, operativos y/o instrumentales, por lo que es muy importante el buen manejo de las técnicas de medición.

1

INTRODUCCIÓN Definimos control de calidad como "el proceso de alcanzar los objetivos de calidad durante las operaciones". Según Juran, "Control de calidad es un proceso universal de gestión para dirigir las operaciones de forma que proporcionen estabilidad, para prevenir cambios adversos y mantener el statu quo". El control de la calidad es uno de los tres procesos básicos de gestión mediante los que se gestiona la calidad. Los otros dos son la planificación de la calidad y la mejora de la calidad. Pasos 1.- Elegir qué controlar. 2.- Determinar las unidades de medición. 3.- Establecer el sistema de medición. 4.- Establecer los estándares de funcionamiento. 5.- Medir el funcionamiento actual. 6.- Interpretar la diferencia entre lo real y el estándar. 7.- Tomar acción sobre la diferencia.[1] Las remesas de productos químicos deben inspeccionarse. No sólo se trata de comprobar su peso y su volumen, sino que también es necesario verificar otros parámetros que se indican en las normativas de seguridad. [2] MEDICIONES Una de las labores más importantes en el laboratorio es la medición, el ser precisos al momento de expresar el tamaño de un objeto puede ser la diferencia entre el éxito o el fracaso de un experimento. Con mucha frecuencia es necesario expresar longitudes en términos de unidades que contienen decimales, y estos están dados por los decimales que contiene la regla usada para medir, sin embargo a veces es necesario una medición más precisa, en esos casos se usa un instrumento de medición llamado vernier, el cual consiste en un par de reglas graduadas, y una de ellas es móvil, permitiendo colocar entre ellas objetos para su medición.[3] Cuando se realiza cualquier medición pueden cometerse errores. Por este motivo es necesario evaluar los datos y justificar las conclusiones, descartando las interpretaciones no sustentadas dentro de la limitación de la medición realizada. La evaluación se debe realizar mediante herramientas de control estadístico, probabilístico o total confiables. El error es la diferencia numérica entre el valor medido y el valor real. El valor real es una abstracción filosófica generada a partir de la medición experimental más refinada posible.[4] Errores determinados Los errores determinados son aquellos que pueden atribuirse a causas definidas, como fallas en los materiales o equipos, impurezas en las substancias y reactivos, propiedades físicas o químicas no consideradas en las muestras, o cambios físicos inducidos a éstas últimas, como sobrecalentamiento. stos errores suelen ser predecibles y reproducibles. Asimismo, se clasifican en:

1. Sistemáticos, cuando el método refleja las
propiedades químicas de los componentes del sistema de análisis. 2. Operativos, que son causados por ineptitud del analista. 3. Instrumentales, si son provocados por fallas o averías en los aparatos y equipos de medición. Errores constantes El error constante se produce cuando un error determinado se conserva sin variaciones a lo largo de una serie de análisis, sin que sea corregido. Dado que este error es constante sin importar el tamaño de la muestra, se conoce también como aditivo. Si la muestra es pequeña, representará un porcentaje muy grande en la determinación; por el contrario, si la muestra es grande, el porcentaje será muy pequeño. Suele originarse en fallas del equipo o los materiales usados para el análisis. Errores proporcionales A diferencia del error constante, el error proporcional varía en su magnitud con el tamaño de la muestra, frecuentemente, por la presencia de impurezas en la misma. Si la muestra es pequeña, la cantidad de impureza y el error será pequeño; si la muestra es grande, la cantidad de impureza y el error absoluto serán grandes, por lo que el error relativo puede permanecer constante. También es posible que el error proporcional varíe de manera no lineal. Errores indeterminados Los errores indeterminados son provocados por variaciones aleatorias o fortuitas que pueden variar

2

dependiendo del analista observador, siendo mayores en el inexperto o descuidado y menores en el experimentado y meticuloso. También pueden originarse en factores ambientales no controlables, impredecibles o imperceptibles por el analista, por lo que parecen fluctuaciones al azar. En realidad son causadas por el ruido estático en instrumentos eléctricos y electrónicos, o vibraciones mecánicas (sísmicas o tectónicas) o corrientes de viento en instrumentos mecánicos, como balanzas o buretas. Exactitud y precisión La exactitud está relacionada con la cercanía de la medición al valor real. Es una medida inversa al error. El error absoluto (E) es la diferencia entre el valor experimental (Vexp) y el valor real (Vreal). E = Vreal - Vexp El error se puede expresar relativo al tamaño de la muestra medida, en porcentaje (E%) o en partes por millar (Eppmil). La precisión se relaciona con la concordancia de los resultados experimentales entre sí mismos, sin relacionarse con el valor real Vreal; se determina en función de la desviación estándar (s o s), la desviación media o el intervalo de valores. Al igual que el error, también se puede expresar en forma absoluta o relativa.[5] EXACTITUD Y PRECISIÓN. La exactitud de una medición hace referencia a su cercanía al valor que pretende medir. La precisión está asociada al número de cifras decimales utilizadas para expresar lo medido. Un instrumento inexacto nos entrega resultados sesgados, "desplazados"; uno impreciso, resultados "ambiguos", "difusos". sí, por ejemplo, una pesa es exacta si nos entrega el peso correcto, sin agregarle ni quitarle. Asimismo, es más precisa en la medida que el aparato usado es capaz de detectar diferencias de peso más pequeñas. La exactitud y precisión exigibles a una medición, dependerán de los objetivos del estudio que la utiliza. La precisión de un resultado estadístico debe estar de acuerdo con la precisión de los datos originales y con las exigencias propias del proyecto que los usa. Es fácil cometer el error de responder usando más decimales que los contenidos en las mediciones iniciales, aumentando artificialmente la precisión por la propia capacidad de cálculo de los computadores. Por

otra parte, es de suma importancia cuidar que, durante el proceso de cálculo intermedio, no se pierda precisión innecesariamente. Es importante mantener el máximo posible de decimales, pues esto ayuda a controlar la aparición y propagación de errores numéricos que invaliden los resultados. Estos son errores de precisión y exactitud ajenos al proceso de medición inicial y son introducidos típicamente por los métodos numéricos usados y por la aritmética del computador que tiene una precisión finita para representar interiormente a los números.[6] MANEJO DE LAS PIPETAS Los resultados del pipeteo pueden verse fácilmente afectados por la técnica del usuario. Para obtener los mejores resultados es necesario adquirir una buena técnica en el pipeteo.[7] Las pipetas están diseñadas para trasvasar volúmenes conocidos de un recipiente a otro. Los tipos más comunes de pipetas son: las volumétricas (aforadas), las graduadas y las automáticas. • Pipetas volumétricas. Se utilizan para medir exactamente un volumen único y fijo. Estas pipetas vienen para volúmenes desde 0.5 ml hasta 200 ml. • Pipetas graduadas. Están calibradas en unidades adecuadas para permitir el vertido de cualquier volumen inferior al de su capacidad máxima. Los volúmenes oscilan entre 0.1 y 25 ml. Las pipetas se llenan succionando suavemente con una pera de goma hasta unos 2 cm arriba de la línea de aforo (en lugar de la pera de goma puede usarse una jeringa o cualquier otro aparato de succión). Durante la operación de llenado, la punta de la pipeta se debe mantener sumergida en el líquido. Enseguida se coloca el dedo índice en la parte superior de la pipeta y se deja salir la solución hasta que el fondo del menisco coincida con la línea de aforo. Las pipetas deben limpiarse si el agua destilada no resbala de manera uniforme por sus paredes, sino que se adhiere en forma de gotitas en la superficie interna. La limpieza puede hacerse con una solución caliente de detergente o con solución de limpieza.

3

común en el laboratorio tienen nombres particulares como Micro-Folin, Sahli para medición de hemoglobina, Kirk Micro, White-Black Lambda entre otros. Estas pipetas no pueden ser utilizadas para la preparación de soluciones. Aquellas pipetas para verter y que deben soplarse están calibradas hasta la punta por lo que deben llenarse con el líquido a medir, dispensarse, y el líquido remanente en la punta debe soplarse. Son también conocidas como pipetas Ostwald-Folin o pipetas serológicas. Estas pipetas pueden ser distinguidas fácilmente ya que sus graduaciones de escala se extienden hasta la punta de la pipeta. Además, poseen uno o dos anillos esmerilados cerca de la boquilla. El otro tipo de pipeta para verter es aquella que no se sopla ya que está calibrada entre dos marcas que no incluyen la punta. Por lo tanto, estas pipetas nunca deben soplarse sino que el volumen a dispensar debe ser regulado manualmente de forma tal que el líquido a dispensar se encuentre entre una marca y otra. Algunos nombres comunes que reciben este tipo de pipetas son: pipeta volumétrica, tipo Mohr o bacteriológica[12] Técnica de pipeteo. El primer paso de una buena técnica de pipeteo es seleccionar la pipeta más apta para el volumen que se desea medir. Es precisamente este volumen el que determina la pipeta a utilizar: el volumen a pipetear debe ser lo más cercano posible a la capacidad máxima de la pipeta. Además, debe considerarse que el volumen mínimo que una pipeta puede dispensar con precisión es aproximadamente el 10 % de su capacidad. Una vez seleccionada la pipeta, es necesario cerciorarse qué tipo de pipeta es, si es de soplar o no. Durante las prácticas de laboratorio se utilizaran pipetas con capacidades máximas que oscilan entre los 0.1 ml a los 25 ml que pueden ser de soplar o no. Es imperativo que se familiarice con estos tipos de pipetas y sus escalas. El siguiente paso es ajustar en la boquilla de la pipeta el dispositivo que se utilizará para crear vacío y succión. La pipeta se debe llenar hasta un poco más arriba del inicio de la graduación de la escala y luego poco a poco se ajusta, frente a los ojos y en posición vertical, al punto exacto de graduación de la escala (generalmente 0). Recuerde que para líquidos transparentes, el fondo del menisco del líquido se ajusta a la graduación, mientras que para líquidos no transparentes, los extremos del menisco se ajustan a la graduación de la

[8] Una vez se vierte el líquido, quedará un pequeño volumen en la punta de la pipeta la cual ha sido calibrada para tomarlo en cuenta, así que no se debe soplar para sacar esta pequeña cantidad pues de lo contrario se produce una alteración. No se debe confiar en las pipetas con las puntas dañadas.[9] Micropipetas. Los micropipeteadores son básico en el laboratorio y el rango de operación puede variar de un modelo a otro, por lo que se dan solo las recomendaciones generales de uso:  Nunca mueva el ajustador de volumen arriba o abajo del rango del micropipeteador.  Nunca use el micropipeteador sin puntas.  Nunca invierta la posición del pipeteador.  Nunca introduzca el barril del micropipeteador en líquidos.  Nunca flamee la punta.  No re-utilice las puntas con diferentes soluciones.[10] Las mediciones y transferencias de volúmenes exactos y precisos son requisitos básicos de la bioquímica experimental. Estos procedimientos son hechos utilizando instrumentos como las pipetas manuales, las micropipetas, las buretas, las probetas o los balones de aforar. Cada uno de ellos cumple una función en particular dentro del laboratorio pero en algunos casos estas funciones pueden sobreponerse. El grado de precisión de los mismos puede variar considerablemente así que la escogencia del instrumento a utilizar para realizar una medición en particular es un paso crítico para obtener el resultado esperado.[11] Uso correcto de las pipetas. Existen básicamente dos tipos de pipetas manuales: aquellas para contener y aquellas para verter. Aquellas para contener deben ser enjuagadas con el solvente después de haber dispensado la solución en cuestión. Estas pipetas contienen un volumen exacto de líquido, el cual debe ser transferido completamente para que la medida sea precisa. Algunas pipetas de contener de uso

4

escala. Una vez ajustado el volumen, la pipeta conteniendo el líquido a dispensar es transferida al recipiente donde se depositará el líquido. En este momento se presiona la pera suavemente en el punto que permitirá la salida del líquido, manteniendo la pipeta en posición vertical y con la punta de la misma descansando en el recipiente. Una vez dispensado el volumen, se retira la pera y la pipeta se descarta cuidadosamente, con la punta hacia abajo en el recipiente para descartar pipetas. Si por algún motivo debe volver a utilizar una pipeta en la misma solución en la que fue utilizada, es recomendable dejar la pipeta en posición horizontal sobre la mesa de trabajo, con la punta de la misma unos centímetros fuera del borde de la mesa.[13] Uso correcto de las micropipetas. Las micropipetas son dispositivos que permiten medir volúmenes pequeños que van desde 1 μl hasta 1 ml o más. Al igual que las pipetas éstas pueden ser para contener o para verter volúmenes. Durante el curso utilizaremos micropipetas para verter, ya sea un volumen fijo o un volumen variable. En las de volumen variable, se puede seleccionar un volumen dentro de un rango de valores determinado. La micropipeta más comúnmente usada en los laboratorios de análisis fue introducida por la compañía Eppendorf y este nombre se adoptó de forma genérica para estos dispositivos, aunque hoy en día existen una gran cantidad de compañías y modelos similares que funcionan bajo un mismo principio de pistones para operar. Por lo tanto, es aconsejable consultar las instrucciones del fabricante sobre el empleo correcto de cada modelo. Sin embargo, todas ellas utilizan puntas o “tips” descartables plásticos que se ajustan al extremo de la micropipeta. En estas puntas de plástico es donde se deposita el líquido a medir. Con respecto a la micropipeta multicanal, éstas tienen la ventaja de que se puede pipetear el mismo volumen al mismo tiempo en varios recipientes a la vez. Estas micropipetas fueron diseñadas principalmente para los ensayos en formato micro, donde se utiliza también un plato de plástico de 96 pozos para trabajar esa cantidad de ensayos de forma simultánea. Las micropipetas multicanal son dispositivos más complejos que las micropipetas unicanal ya que básicamente pueden repetir varias veces la función que realiza esta última en un solo momento. Para ello, poseen un solo mango, botón pulsador, etc pero un cono que permite la inserción de 4 hasta 12 puntas al mismo tiempo.[14] PREPARACIÓN DE SOLUCIONES

Una solución es una mezcla homogénea de al menos dos sustancias, una que se conoce como soluto y otra que se conoce como solvente, disolvente o diluyente y que generalmente está en mayor proporción que la primera. El solvente universal es el agua y por lo tanto no es de extrañar que casi todas las soluciones utilizadas en bioquímica utilicen agua como disolvente. La concentración de una solución debe ser expresada en unidades del SI, es decir en mol/l cuando el peso molecular del soluto se conoce, o en términos de peso (masa) por litro si el peso molecular del soluto se desconoce. Sin embargo, existen todavía algunas expresiones que no pertenecen al SI pero que su uso se ha mantenido, por razones históricas o prácticas. Existen básicamente dos tipos de expresiones que prevalecen: aquellas que expresan la concentración de forma porcentual y aquellas que la expresan como molaridad. Las concentraciones expresadas de forma porcentual se refieren a partes de soluto por 100 partes de la solución, de ahí el término porcentaje o por cien. Estas pueden enunciarse como: - Peso por unidad de peso (o peso en peso o p/p): los dos, el soluto y el solvente son pesados en gramos y la proporción de soluto se expresa por 100 g de solución. - Volumen por unidad de volumen (o v/v): número de ml de soluto en 100 ml de solución. - Peso por unidad de volumen (o p/v): número de g de soluto en 100 ml de solución. Si el porcentaje no especifica la forma de expresión, es decir, p/p, v/v o p/v, se asume que el porcentaje está expresado en peso por unidad de volumen. Cabe destacar que al ser estas relaciones porcentuales, el volumen o peso final puede ser cualquier cantidad pero lo importante es mantener la relación entre las partes. Con respecto al término molaridad, éste expresa la concentración de una sustancia en particular en términos de número de moles por litro de solución y su símbolo es “M”. Este término también debe ser descontinuado y reemplazado por la expresión mol/l o mol/m3.[15] Cálculo y expresión de diluciones. Una dilución consiste en preparar una solución menos concentrada a partir de una más concentrada. Esta práctica es muy común en los laboratorios y de ella depende en gran parte el resultado final analítico que se obtenga. Por lo tanto es imperativo el manejo de este tipo de cálculos para cualquier persona que trabaje dentro de un laboratorio. Las diluciones generalmente se expresan como una razón matemática, por ejemplo

5

1:5 (o 1/5), 1:10 (o 1/10), etc. En el caso de una dilución 1:5, ésta expresa la cantidad, sea volumen o peso de una sustancia en un volumen total o final de la forma 1 volumen (o peso) en un volumen (o peso) total de 5 volúmenes. Nótese que el volumen total o final estará compuesto de 1 volumen de la sustancia a diluir y 4 volúmenes del disolvente. Para calcular la concentración final de una solución diluida, se multiplica la concentración de la solución original por la dilución expresada como fracción. La ecuación más comúnmente utilizada para preparar soluciones es: V1 x C1 = V2 x C2 Donde V1 es el volumen de la solución concentrada que se debe añadir para preparar la solución diluida, C1 es la concentración de la solución concentrada V2 es el volumen de la solución diluida C2 es la concentración de la solución diluida. Al utilizar esta ecuación debe tomarse en cuenta que tanto las unidades de V1 y V2 así como las de C1 y C2 deben ser las mismas, preferiblemente ml y mol/l respectivamente. El factor de dilución representa el número de veces que fue diluida la solución concentrada. Si se hace no una sino una serie de diluciones, la concentración de la solución final se obtiene al multiplicar la concentración original por el producto de los factores de dilución. Las diluciones seriadas son también muy útiles. Estas diluciones son aquellas en las cuales todas las diluciones hechas a partir de la primera o luego de la primera poseen el mismo factor de dilución.[16] OBJETIVOS  GENERAL: Comprobar que las mediciones en el laboratorio son susceptibles de error  ESPECIFICOS: - Conocer los pasos recomendados que existen para realizar un pipeteo correcto - Reconocer que una fuente común de error es la inadecuada lectura de escala o meniscos debidos al error de paralaje - Diferenciar los conceptos de exactitud y presicion - Aplicar la bioestadista a un ejercicio de laboratorio HIPÓTESIS Si preparamos diversas soluciones de la misma concentración por replicado y de estas son leídas sus

absorbancias en el espectrofotómetro, se podrán trabajar los datos estadísticamente para observar la precisión o exactitud que se tenga en las mediciones y preparación de las muestras así como determinar las razones por las cuáles una medición no se realiza correctamente o los errores que se presenten en dichas mediciones. MATERIAL 2 Propipetas 2 Vasos de precipitados de 250ml 3 Pipetas volumétricas de 1ml 1 Espátula 3 Pipetas graduadas de 1ml 1 Vidrio de reloj 3 Pipetas graduadas de 5ml Matraces aforados de 50ml 3 Pipetas graduadas de 10ml 1 Agitador de vidrio 15 Tubos de ensayo de 16x150mm Parafilm 1 Gradilla Masking tape 1 Pizeta con agua destilada

EQUIPO 6 Celdas para espectrofotómetro 1 Espectrofotómetro 1 Balanza analítica

REACTIVOS

1. Acido sulfúrico 0,8N 100ML; Se toman 3ml de
H2SO4 y se afora a 100ml con agua destilada

2. Dicromato de potasio al 10% en H2SO4 N 100ML;
Se pesan 10g de dicromato de potasio y se afora a 100ml con el H2SO4 0.8 N preparado antes METODOLOGÍA 1. Diluir 1:50 la solución de dicromato de potasio, usando los matraces aforados y pipeta volumétrica 2. repetir la misma operación 10 veces en total, para tener el dato de absorción de la misma concentración 3. Leer la absorción de cada uno de los tubos en el espectrofotómetro a aún longitud de onda de 507nm, usando H2SO4 0.8 N como blanco RESULTADOS

6

Diluciones 1:50 de Dicromato de Potasio FECHA: 19 de octubre de 2007 No. de Valor individual determinaciones 1 0.411 2 0.430 3 0.405 4 0.380 5 0.399 6 0.370 7 0.387 8 0.443 9 0.408 10 0.396 n= ∑Xi= 4.029 X = 0.4029 2. calcular el valor promedio (X) por equipo.
___

Desviación del valor medio 0.0081 0.0271 0.0021 -0.0229 -0.0039 -0.0329 -0.0159 0.0401 0.0051 -0.0069

Cuadrado de las desviaciones 6.561E-05 0.00073441 4.41E-06 0.00052441 1.521E-05 0.00108241 0.00025281 0.00160801 2.601E-05 4.761E-05

∑(X

i

− X ) 2 = 0.0043609

___

X = 0.4029
s=

resultando entonces una distribución homogénea.
___

totalmente

3. Calcular la desviación estándar

∑(X

S = 0.02201237 4. Calcular el coeficiente de variabilidad
C.V . = ± s × 100%
___

− X )2 n −1
i

X

C.V . = 5.46348232

Desde el punto de vista práctico, resulta ciertamente improbable la obtención de curvas de distribución acumulada que presenten valores del CV iguales a cero, tanto si los ensayos se realizan en las instalaciones al efecto como si se trata de pruebas de campo. La interpretación del valor del CV obtenido se basa en unos parámetros previamente determinados, que varían según se trate de ensayos de laboratorio o pruebas de campo.

5.- ¿Qué rango de coeficiente de variabilidad es aceptable? ¿Por qué? Coeficiente de Variación (CV) parámetro estadístico que indica, en términos porcentuales, la dispersión de una serie de datos respecto al valor medio. El valor del CV es igual a 0 cuando no existen diferencias entre los puntos, Ensayos en laboratorio 0 < CV < 10% 10 < CV < 15% > 15%

Interpretación Bueno – Muy bueno Aceptable Malo – A desechar

Pruebas de campo 0 < CV < 15% 15 < CV < 25% > 25%

6. ¿Por qué es importante la estadística para el control de calidad? La utilización de la estadística constituye uno de los pilares fundamentales sobre los que se asienta la calidad total. Afortunadamente, son muchas las técnicas estadísticas que pueden aplicarse para obtener mejoras en la calidad. Para el análisis del comportamiento de los consumidores existen muchas técnicas estadísticas entre las que cabe destacar el

análisis multivariante como el análisis factorial, análisis de correspondencias, variables latentes, regresión múltiple... así como el desarrollo de técnicas de muestreo y análisis de encuestas. El análisis de la varianza, el diseño de experimentos y el análisis de regresión son ampliamente utilizados para la mejora de procesos a través de la experimentación. El análisis de series temporales se utiliza tanto para predecir la

7

demanda como para construir sistemas de control dinámico de procesos. Finalmente, el control estadístico de procesos y el muestreo de aceptación son las principales herramientas que permiten

asegurar que la calidad especificada en el diseño llega al cliente.[17]

DISCUSIÓN DE RESULTADOS • Las diluciones realizadas fueron elaboradas por dos personas, una media el volumen de dilución, y otra aforaba a 50mL. Las diluciones al ser a la misma “concentración” su color era igual, aunque al medir la solución en el espectro, la diferencia de concentraciones era un poco grande, ya que variaba e 0.443 a 0.370. La media de nuestros datos es de 0.4029, La desviación estándar que tenemos es muy pequeña, de 0.02201237, lo cual nos indica la variación que tenemos de los datos con respecto a la media. El coeficiente de variabilidad que obtuvimos es muy bueno ya que no es mayor de 10.

CONCLUSIONES En las mediciones de laboratorio no siempre se van a obtener resultados favorables, no los mismos resultados para una misma determinación, ya que existen distintos tipos de errores.

En este experimento se observaron dos tipos de errores el de operación e instrumentales, ya que tendría que haber salido los resultados muy parecido, sin en cambio los resultados estaban muy dispersos. El error instrumental se debió a la mala colocación del paralelaje del aforo, ya que si este no esta bien el aforo se observara incorrecto, y por lo tanto la medición incorrecta. El error de operación va ligado a este ya que si el analista, no pone en posición correcta el aforo la mediación estará mal. En soluciones claras el menisco del afore tiene una forma cóncava, mientras que en soluciones más obscuras (como por ejemplo soluciones de permanganato e potasio) en donde no ve muy claro el afore el menisco del aforo será convexo. Precisión se refiere al acercamiento del conjunto de valores obtenidos de mediciones idénticas de una magnitud. Exactitud se refiere a que tan cerca del valor real se encuentra el valor medido. REFERENCIAS [1] Juran, Joseph M. Manual de calidad. Madrid, etc.: McGraw Hill, 2001

8

[2]http://www.interteklabtest.com/services/inspection/chemical_quality_inspe ction/?lang=es (27ct/07:05:30p.m.) [3] www.cca.org.mx/dds/web/ventana/ligas/nlaboratoriom 19.htm - 7k [4] SABATER TOBELLA, A. VILUMARA TORRALLARDONA; Buenas Practicas de Laboratorio GLP). Ed. DÍAZ DE SANTOS. [5] http://www.galeon.com/scienceducation/error00.htm(2 7/OCT/07:05:39P.M.) [6] R. COMPAÑÓ BELTRÁN, A. RIOS CASTRO; Garantía de calidad en los laboratorios analíticos. Ed. Síntesis, Madrid, 2002. [7]http://es.mt.com/mt/ed/news/27/OCT/07:06:06PM) [8] http://docencia.udea.edu.co/cen/tecnicaslabquimico/01i ntro/intro01.htm(27/OCT/07:06:09PM) [9] Errores y mediciones, A. González Arias,Ed. Científico Técnica,1983; Laboratorio de Fisica , Ed. ENPES, agosto 1988. [10] Amato M, S y Granados P, F. Manual de Laboratorio. Cátedra de Bioquímica. Universidad Nacional, 1994 [11] Angulo Ugalde, Y. Bioquímica Manual de Laboratorio. Universidad de Costa Rica.

1999 [12] Facultad de Medicina UNAM, Departamento de Bioquímica. Bioquímica y Biología Molecular. Objetivos del curso y manual de prácticas de laboratorio. Mc Graw-Hill Interamericana Editores, México, 2000. [13] Schosinsky, K et al. Manual de Técnicas de Laboratorio en Química Clínica. X Edición, Universidad de Costa Rica, 1997 [14] Manual de uso de micropipetas Biorad, versión BR0605 [15] http://www.medvet.una.ac.cr/carrera/mva505_Practica1 .pdf (27/oct/07:06:37pm) [16] M. VALCARCEL, A. RIOS, “La Calidad en los Laboratorios Analíticos”, Editorial Reverté, Barcelona, 1992. [17] http://metodosestadisticos.unizar.es/asignaturas/16625/ 16625material/material_clase/capitulo1.pdf [18] Plumier, David. Introducción a la Bioquímica Práctica 2ª. Edición. Ed Mc Graw Hill. Bogota, Colombia, 1981 [19] Rendina, Georg. Técnica de Bioquímica Aplicad. Ed Interamericana. México, D.F. 1974 [20] Whithead, P. Control de calidad 1ª. Edición 1982

9

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful