You are on page 1of 4

LA OCASIÓN LA PINTAN CALVA Entre las personificaciones de entes abstractos imaginados por los griegos, sin duda alguna

sobresale por su trascendencia iconográfica la figura de τυχη(Tyche), cuya traducción es “suerte”. La suerte puede ser mala o buena pero lo normal , entre los griegos, era que se utilizara para aludir a la buena. La iconografía la muestra ,a principios del siglo IV a.c., en pie y vestida con túnica y manto, portando un atributo tan elocuente como la cornucopia o cuerno de la abundancia. Mientras en Grecia se desarrollaba esta imagen, en el Lacio se adoraba a una diosa llamada Fortuna, que hasta el final del imperio fue una única diosa benefactora, cubierta de múltiples atributos para hacer afortunados a sus fieles en todos los órdenes de la vida. Durante la Edad Media se borró la visión positiva que los antiguos tenían de la Fortuna. San Agustín consideró que la Fortuna era ciega, dispensadora de bienes terrenales y por tanto instrumento diabólico. Se convirtió así en una señora ambivalente de los vaivenes de la vida y el atributo de la cornucopia se sustituyó por una rueda que girando enaltece o hunde a todos los seres humanos. De ahí la expresión:la rueda de la fortuna. A finales del siglo XV se perfila un nuevo cambio y los humanistas le devuelven el sentido clásico, añadiendo a su iconografía unas alas para mostrar la velocidad con que se mueve. Esta es la iconografía, la clásica, que se ha utilizado este año para el anuncio navideño de la lotería. Durante alguno años .durante la campaña navideña , para promocionar la lotería, nos acompañó un calvo que se convirtió en un imprescindible de la navidad: como el muñeco de nieve, el cagané o el rey Baltasar. También el calvo de la lotería tiene un origen clásico, ¡cómo no!.Es bien conocida por todos la expresión la ocasión la pintan calva, expresión que junto a muchas otras cosas evidencia nuestro pasado romano.. Junto a Tyche , los griegos personificaron también a Καιρος (Kairos –momento oportuno- ). En un epigrama escrito a mediados del siglo III a.c. por Posidipo aparece este personaje que se describe así: “-¿Quién eres? -El poderoso Kairós -¿Por qué vas de puntillas? -Corriendo voy siempre. -¿Y las alas en los pies? -Vuelo como el viento -¿Porqué esa navaja en la diestra te veo? -A los hombres muestro que soy más veloz que cualquier instante. -¿Y el cabello sobre los ojos? -Asírmelo puede quien me salga al encuentro. -¿Y porqué estás calvo por detrás’ -Una vez he pasado con rápidos pies , nadie puede por detrás atraparme.” (Antología palatina,XVI, 275) Al momento oportuno (Kairós), los romanos le dieron el nombre de ocasión, convirtiendo a este personaje, compañero de la fortuna, en una mujer de largos cabellos pero calva por detrás, que aparece en pie sobre una rueda y lleva una navaja en la mano. Así es como se muestra en un grabado de Alciato que lleva por título:” La Ocasión”.El poema adjunto al grabado describe sus detalles: “Estoy en lo más alto y elevado de esta rueda, porque siempre ruedo. Mis pies están dotados de leves alas para que parar no pueda ni estar quedo y para indicar mi cuidado en cuanto desatar y cortar puedo navaja traigo de gran agudeza”.

si la veis de frente asirla fuertemente de sus cabellos. . no esperéis a que pase de largo( por detrás no tiene ni un pelo dónde agarrarse) pero no olvidéis que Fortuna audaces iuvat.Pues ya sabéis porqué a la ocasión la pintan calva.