You are on page 1of 1

Maralfalfa, pasto con más proteina

Recientemente se introdujo el pasto maralfalfa en la alimentación de ganado en Ecuador. Fabio Ospina, quien se ha dedicado a su cultivo para multiplicación en la zona de Manglaralto, indica que por su mayor contenido de proteína es una buena alternativa para la ganadería estabulada (en establo). Este pasto, originario de Colombia, contiene el 16% de proteína más que otras gramíneas, posee un alto rendimiento, es resistente a la langosta y al salivazo y puede alimentarse todo tipo de animal, teniendo que restringirse en los caballos ya que puede producir cólicos, explica el productor. Ospina produce 250 toneladas por hectárea, teniendo corte cada 45 días. Explica que es un pasto de fácil propagación que empieza a semillar a los 90 días, recomendando sembrar según el número de animales. Fue enfático en indicar que este alimento no se puede utilizar para pastoreo, sino como pasto de corte para dar a los animales racionadamente dejándolo en reposo de 3 a 4 días luego de cortarlo. Con una hectárea se pueden mantener 110 cabezas de ganado en confinamiento, afirma Ospina. Propagación Según el productor, el maralfalfa se propaga por esqueje como la caña, con surcos a 50 centímetros de distancia. Antes de sembrarse debe estar bien remojada la tierra y regarse tres veces por semana hasta que prenda. El éxito está en el agua y el abono que es el del mismo ganado, recalca Ospina. Cada kilo de esquejes se vende a $ 0,20 y con 3.000 kl se puede sembrar una hectárea pero por su fácil propagación se puede sembrar menos, lo que reduce el costo de producción. Ospina recomienda en zonas secas hacer silos con melaza para tener alimento todo el año y realizar cortes cuando se tenga un 10 % de espigamiento.