You are on page 1of 1

Mi Ecuador, dulce dulzaina de amor que me invitaste a compartir tu paisaje de rondador, con bandolín acogedor el sanjuanito entonador, el cachullapi

soñador llenando el vaso de ilusión. Mi Ecuador, romance que supo cuidar su identidad muy cultural de raza kichwa sin igual tu canto siempre fue de paz, de voluntad y hermandad Latinoamerica dirá que eres la perla sin igual.