¿ UNA EMBARRADA VOLUNTARIA?

"Es posible que logremos un avance, pero tendremos que darle seguimiento y no queremos simplemente una demora o una táctica dilatoria." Barack Obama. "Kerry hablaba de manera retórica sobre una situación poco probable." Marie Harf, portavoz del Depto de Estado, EUA.

Ayer, el secretario de Estado, John Kerry, viajero incansable por estos días, aventuró el comentario de control de las armas químicas que posee Siria, y el canciller Lavrov y su presidente Yeltsin le agarraron la flauta.

A raíz de lo cual, el senado tuvo que darle espera a "hacer sonar la flauta" de la agresión mancomunada al régimen de Bashar Al Asad. El propio Barack Obama, con esta "embarrada" consentida, recibió un salvavidas a las puertas de un eventual tercer desastre, aun triunfando militarmente en la operación punitiva. La ONU, con la vocería de su secretario general, un coreano del sur, celebró también la fórmula, y están reunidos los cancilleres de Rusia, Sergei Lavrov y sirio, Walid al Moualem. Los rebeldes están tristes y protestan, luego de haber sido agredidos con armas químicas, que produjeron 1429 muertos, el pasado 21 de agosto. El senado, su cabeza demócrata, Harry Reid, retrasa su voto, que autorizaba la intervención militar limitada. Al filo de la navaja se detuvo la acción. Y razón para que ello haya ocurrido es el voto desfavorable de la inmensa mayoría de los estadounidenses. Por supuesto, el resto del mundo tampoco autoriza esta bestialidad adicional, propia de los tiempos imperiales, donde la guerra sigue siendo una fórmula de darle aliento al vampiro voraz del capitalismo, y la democracia la estaca que lo haga descansar en su efectiva sepultura.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful