"Dame los primeros siete años de vida de un niño y te diré lo que será el hombre del mañana" Señor...

El Día hoy celebramos el día del Niño, que es un día consagrado en muchos países a la fraternidad y a la comprensión de la niñez del mundo y se destina a actividades para la promoción del bienestar y el derecho de los infantes. Fue precisamente en 1954, que la Asamblea General de las Naciones Unidas recomendó que se instituyera en todos los países del mundo el Día Universal del Niño y sugirió a los gobiernos que celebraran dicho día en la fecha que estimara más conveniente. En nuestro país se celebra el 1 de Junio, razón por la cual tenemos este evento el día de hoy. Hoy quiero aprovechar la ocasión para hacer un llamado muy especial a todos los adultos que conformamos esta comunidad educativa para que celebremos este día con amor, fraternidad pero sobre todo respetando y promoviendo sus sagrados derechos para que nunca veamos escenarios de niños y niñas violentados. Como adultos, somos responsables de su cuidado físico, emocional e intelectual, de nosotros depende entregarles las herramientas para que se conviertan en hombres y mujeres de bien y hagan de éste un mundo mejor. Pero de ustedes, estimados niños, niñas, depende el aprovechar al máximo lo que se les brinda y velar también por sus propios derechos y deberes, conociéndolos y vivenciándolos responsablemente. Quiero hacer una hermosa reflexión con un poema de Dorothy Nolte, sobre la infancia y que dice así: “Si los niños viven con la crítica, aprenden a condenar. Si los niños viven con hostilidad, aprenden a luchar. Si los niños viven con miedo, aprenden a ser aprensivos. Si los niños viven con lástima, aprenden a sentir lástima por ellos mismos. Si los niños viven con ridículo, aprenden a sentir timidez. Si los niños viven con celos, aprenden a sentir envidia. Si los niños viven con la vergüenza, aprenden a sentirse culpable. Pero si los niños viven con ánimo, aprenden la confianza. Si los niños viven con tolerancia, aprenden la paciencia. Si los niños viven con elogios, aprenden reconocimiento. Si los niños viven con aceptación, aprenden a amar. Si los niños viven con reconocimiento, aprenden que es bueno tener una meta. Si los niños viven con el intercambio, aprenden la generosidad. Si los niños viven con honestidad, aprenden veracidad. Si los niños viven con imparcialidad, aprenden la justicia. Si los niños viven con amabilidad y consideración, aprenden el respeto.

Pero sobre todo. para hacerlos valer en cualquier circunstancia que nos toque enfrentar. de conciencia y religión. tienen derecho a disfrutar de la libertad de expresión. en este breve fragmento: “Contar sus años no sabe. del poema del español Miguel Hernández. aprenden a tener fe en sí mismos y en los demás. y su vivir ceniciento revuelve mi alma de encina…” Queridos niños. pero quisiera subrayar algunos que nos parecen de suma importancia. entendida como la capacidad de todos. No dejemos de asombrarnos. y ya sabe que el sudor es una corona grave de sal para el labrador. cuando crecen. Niños que no requieren dádivas. aprendamos y vivenciar nuestros derechos y deberes. Tienen derecho a disfrutar de la libertad de pensamiento. ustedes tienen el deber de adquirir todas las herramientas que se les brinda. especialmente con aquellos niños pobres. lo que es más importante. ternura para querer. Queridos estudiantes.Si los niños viven con seguridad. y. la solidaridad con otros niños. Niños que no demandan una limosna. espontaneidad para decir la verdad. y sus capacidades mentales y físicas. Tienen derecho a ser protegidos contra el maltrato o penas crueles e inhumanas. teniendo como brújula los valores que como institución les marca y perfilará en el futuro. Con el orgullo de pertenecer a la Patria libre. que asegure su dignidad y facilite su participación en la comunidad. . Tienen derecho a una educación que promueva plenamente su personalidad. es importante que a medida que van desarrollándose no olviden su infancia. sino cariño. Tienen derecho a vivir con sus familias. a un nombre y un nacionalidad. aprenden que el mundo es un lugar agradable en el que vivir”. quien decía. especialmente. (…) Me duele este niño hambriento. como una grandiosa espina. no dejar que ese niño se pierda para siempre. Si los niños viven con amistad. como aquel Niño Yuntero. Esa integridad y pureza para amar. y a ser protegidos contra la privación injustificada de la libertad o el abandono. y. Tienen derecho a la salud. Niños y Niñas. Los niños y las niñas con capacidades especiales tienen derecho a tener una atención especial. no perdamos la capacidad de la fascinación ante un nuevo descubrimiento. digna y soberana. su talento. sino amor. al bienestar. responsable y comprometido con la búsqueda de soluciones a las dificultades de nuestro país. con la visión de ser un ciudadano integral. sin distinción de clase o etnia. imaginación para inventar. Señores y Señoras. Ustedes tienen un catálogo de Derechos.