P. 1
Ensayo Sobre El Don

Ensayo Sobre El Don

|Views: 12|Likes:
Published by waldemarclaus

More info:

Published by: waldemarclaus on Sep 23, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/01/2014

pdf

text

original

Ensayo sobre el don Forma y función del intercambio en las sociedades arcaicas

Marcel Mauss “Un regalo dado siempre espera un regalo a cambio. Más vale no entregar una ofrenda Que gastar demasiado en ella”.

Marcel Mauss publicó originariamente este ensayo por primera vez en 1925. La obra, atravesada por elementos de carácter sociológico, etnográfico y antropológico radica en indagar respecto a las formas (y por ende la función) que el intercambio y los sistemas de prestaciones han tenido en las sociedades arcaicas (Polinesia, Melanesia, noroeste de América del Norte) Indagar sobre el intercambio en estos modelos societales no es un dato de menor dado que, a lo largo del ensayo se vislumbrará como los mismos dan cuenta de la complejidad de los hechos ocurridos al interior de las mismas y del intercambio en sí mismo como función vital para el desarrollo de la vida social. Dicho acontecimiento, presentado bajo la denominación de “fenómeno social total” conlleva, de manera casi inherente, profunda y aislada, el carácter voluntario. Sobre este último aspecto, Mauss se pregunta: “¿Cuál es la regla de derecho y de interés que hace que, en las sociedades de tipo primitivo o arcaico, el presente recibido se devuelva obligatoriamente? ¿Qué fuerza hay en la cosa que se da que hace que el donatario la devuelva?” (Mauss: 2009; 71). En este sentido, es relevante destacar que no son individuos, sino colectividades las que se comprometen unas con otras en el intercambio y, a su vez, quienes lo realizan son llamados “personas morales”, es decir, clanes, tribus y familias que intercambian cortesías, festines, ritos, niños, danzas, otros, en los cuales el mercado opera sólo como un momento y la circulación de riquezas no es más que uno de los términos de un contrato. Previamente, habíamos hecho mención a la rigurosidad que rige estos modos de intercambio respecto a la obligación de devolver, lo que hace que dicho sistema se denomine “sistema de prestaciones totales”. Mauss recupera el concepto de “potlatch” para referir a los actos de consumir y alimentar que canalizan las acciones llevadas a cabo por las tribus y, que además, forman parte esencial del “sistema de prestaciones totales”, en tanto fundamento de los intercambios entre tribus y clanes. A través de la categoría de potlatch, emerge el elemento espiritual como parte del cambio reciproco de dones, es decir, como elemento importante que otorga el aspecto obligatorio. Recordemos que, la religión y el plano de las creencias en estos tipos de sociedades están estrechamente relacionadas con las formas económicas que las mismas toman, un ejemplo ilustrativo son los ritos de ofrendas de oro y joyas a los dioses. Particularmente en Polinesia, cuando el autor se introduce en el Capítulo 1 del ensayo, comienza a profundizar respecto a la relación existente entre las creencias y el intercambio. En dicho capítulo la recurrencia al vocablo

un poder espiritual. éste me devuelve otro. El autor lo explica de la siguiente manera: “(…) todas las propiedades llamadas rigurosamente personales tienen un hau. Nuevamente puede verse cómo el elemento religioso aparece interrelacionado con la moral y la economía que estas sociedades han desarrollado. en donde las cuestiones chamanísticas rodean a esa práctica. por otro. La complejidad que rodea dichas transacciones se ve reflejada en la emergencia de otro elemento que interviene en la moral y la economía de los presentes: el regalo que se hace a otros hombres también se hace con vistas a la naturaleza y los dioses. Dos momentos. Este sistema de dones intercambiados invade toda la vida económica. moral y tribal de los trobriandeses. condensa lo que Mauss reconoce como el misticismo de lo inanimado y permite que él mismo presente los primeros esbozos a cerca de lo que ha denominado “teoría general de la obligación”. 88). los objetos de transacción persiguen una “finalidad moral” para materializar el intercambio. los intercambios se producen entre dos familias en una ceremonia. en donde el elemento emergente ha sido la práctica del intercambio. . la obligación de recibirlos. es importante destacar que todos estos universos de islas han desarrollado un sistema similar de derecho y economía. por ejemplo un casamiento. y yo estoy obligado a darte otra cosa (…)” (Mauss: 2009. Esta idea. Otra característica que el don posee es su aspecto de exhibición. está usada para hacer referencia al “espíritu de la cosa”. el sistema se vuelve más complejo y preciso en la cual la noción de moneda adquiere una forma más acabada. En la Polinesia. 1 La palabra hau tiene correspondencia semántica con el vocablo latín spiritus. persiguiendo así una lógica que los obliga a deshacerse de ellos rápidamente. El ciclo de prestaciones y contraprestaciones se condensa en dos tipos de dones equivalentes: el don de llegada y el don de partida (se señala que este último siempre es superior al primero). Cabe destacar que. en algunas comunidades. complementan según el autor este fenómeno: por un lado la obligación de hacer un regalo y. Estas dos últimas obligaciones. En las sociedades melanesias. En este contexto. Nuestro autor se sirve de las indagaciones realizadas por Malinowski en estos territorios (islas Trobriand). en lo que concierne expresamente a la práctica del potlatch y la institución de la prestación total. convirtiéndose en objeto principal de los intercambios-donaciones en una modalidad denominada kula (el mismo remite a un esquema de transacciones comerciales intertribal e intratribal). De estos aspectos. yo se lo doy a un tercero. Ésta breve cita. quien destaca que la circulación de estos signos de riqueza es incesante e infalible. etc. no son menos importantes que la primera que Mauss describe que. se encuentra contenida en un sistema de sacrificio (más desarrollado de lo que se creía). en el cual comienza a intervenir una tercera persona.hau1 sirve para explicar cómo el “espíritu de lo inanimado” propicia la reciprocidad del cambio. Si tú me das uno.) se realizan. pues se ve empujado por el hau de mi regalo. equivale a declarar una guerra y rechazar las alianzas. En este caso. el hecho de negarse a dar o negarse a recibir. Dicha idea hace referencia a las grandes distribuciones de alimentos que en determinadas ocasiones (cosechas importantes. fiestas.

En estos términos la reflexión final del autor enfatiza cómo (a partir de este tipo de trabajos) puede. 258). Las tres obligaciones planteadas a lo largo del ensayo dar. Mauss afirma que. en cierta manera. emerge la relevancia que la obra ha adquirido en el transcurso de la historia. esa contraprestación debe realizarse en un tiempo determinado (es decir en un plazo) que. Al aspecto exhibitorio del don deben agregarse una serie de nociones más que. el trabajo de Mauss vislumbra las formas económicas. el honor se ve en el prestigio y en ocasiones este último va de la mano de guerras inter/intra tribales para disputárselo (igual que a la riqueza). lo que en realidad se contrae es un compromiso “Abstenerse a dar. 155). El valioso trabajo etnográfico da cuenta del proceso de evolución que las sociedades que describe han atravesado y. devolver se traducen (principalmente la primera) es la esencia del potlatch “Un jefe (…) sólo conserva su autoridad sobre su tribu y sobre su pueblo. La noción de honor adquiere una materialización violenta en estas comunidades. de tipo arcaico. igual que abstenerse de devolver” (2009. . significa rebajarse. De estas consideraciones. están constantemente imbricados unos con otros y se sienten en deuda mutua” (Mauss: 2009. morales e institucionales. es al mismo tiempo prudencial. La circulación de las cosas está estrechamente vinculada a la circulación de las personas y sus derechos. en algunos casos. Estas obligaciones actúan de modo coercitivo sobre los individuos involucrados. 139). para la acumulación de riqueza de estas sociedades. 163). la función y perdurabilidad a lo largo del tiempo de ciertas prácticas (en este caso los intercambios). a su vez. esto se traduce en el motor de la vida social. religiosas. dan cuenta en mayor profundidad de la complejidad que esconden este tipo de prácticas: crédito. confluyentes en un amplio sistema de ideas y creencias que hacían al complejo de estas formas societales. por ende.la vida material y moral y el intercambio funcionan articuladamente bajo una forma desinteresada y obligatoria que modela los aspectos simbólicos emanados de la vida colectiva “(…) este símbolo de la vida social (…) no hace sino traducir de un modo bastante directo la manera en que los subgrupos de estas sociedades segmentarias. “estudiar el comportamiento humano total (…) que funde la sociedad y constituye la vida en común” (2009. las personas no tienen derecho de rechazar un don y cuando se lo adquiere. así como abstenerse de recibir. plazo y honor serán las tres categorías sobre las cuales se continúan las indagaciones en el ensayo. Pese a denominarse “arcaicas” en términos comparativos con las sociedades modernas. e incluso sobre su familia. en Melanesia y Polinesia los dones circulan con la certeza de que serán devueltos y la “seguridad” de esa devolución radica en la cosa en si misma pero. es decir. recibir. sólo mantiene su rango entre los jefes (…) si prueba que está tomado y favorecido por los espíritus y por la fortuna” (Mauss: 2009.

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->