Loco Amor

De Sam Shepard
Traducción de Juan Tovar con adaptación de Xicoténcatl Reyes

fragmento
Eddie: (Tras una breve pausa) Mira, May. ¿May? No voy a ninguna parte. ¿Ves? Aquí estoy. No me he ido. Mira. (Ella no reacciona.) No sé por qué no quieres ni mirarme. Sabes que soy yo. ¿Quién más crees que sea? (Pausa) ¿Quieres agua o algo? ¿Eh? (Se levanta despacio, se acerca a ella con cautela, le acaricia suavemente la cabeza; ella sigue quieta.) ¿May? Ya estuvo bien. No puedes quedarte ahí no más sentada. ¿Cuánto tiempo llevas ya así? ¿Quieres que vaya a traerte algo? ¿Unas papitas o algo? (De pronto ella lo aferra de la pierna más cercana con ambos brazos y se adhiere con fuerza metiendo la cabeza entre las rodillas de él.) No me voy a ir. No te apures. No me voy a ir. Aquí me voy a quedar. Ya te lo dije. (Ella le agarra la pierna con más fuerza; él sólo está ahí, de pié; le acaricia suavemente la cabeza.) ¿May? Suéltame, ¿sí? ¿Cariño? Voy a acostarte otra vez, ¿sí? (Ella se apodera de la otra pierna y abraza ambas con fuerza) Ándale, te acuesto y te preparo un té caliente o algo. ¿Quieres un té? (Ella sacude la cabeza con violencia, sigue aferrada) ¿Con limón? ¿Un poco de Ovaltinte? May, suéltame ya, ¿sí? (Pausa, luego ella lo aparta y

¿y entonces qué quieres? May: Hueles. May. May: Sí. Eddie: Vine a ver si estabas bien. Recoge su guante y su correa. Ella regresa a la cama y lo mira. Eddie: A caballo. Eddie: Huelo. May: Te huelen los dedos. Eddie: Tantos días de manejar. May: Tú sabes que es verdad. Eddie: Bueno. (Trata de empujarla gentilmente a la cama al tiempo que jala unas mantas. Eddie: No empecemos con esta mierda. May: A coño de rica. May: No te necesito. que resuena . enfrentándolo. muy limpio. Él retrocede. Sale azotando la puerta. (Se vuelve para marcharse. Pausa) ¿Quieres que me vaya? May: ¡No! Eddie: Bueno.recobra su postura original. en un estallido de furia se levanta de un salto y trata de pegarle. May: ¡No te vayas! Eddie: Me voy.) Perfecto. Eddie: Ya. May: Huelen como a metal. Ella. May: A coño. airada y frenética. Eddie: Sí. pues.) Ahora recuéstate y relájate.

Eddie: ¿Qué? May: Vas a borrarme. Eddie: Magnífico. Se oye afuera que Eddie regresa. Eddie entra azotando la puerta tras de sí. Eddie: May. Huelo tus pensamientos cuando todavía ni los piensas. . Lo que tienes es culpa. Ha dejado fuera el guante y la correa. y se desplaza de un extremo de la cama a otro sobre codos y rodillas. frente a May. ¿sí? May: No. apretándola contra su pecho. Ambos se enfrentan quietos un instante. May: (Calmadamente. luego se tira bocabajo en la cama. Eddie: No seas idiota. ¿sabes? Eddie: ¿A quién? May: A quien. Te faltan huevos y te sobra culpa. May se levanta de un salto con la almohada abrazada. Eddie: ¿De qué hablas? May: Vas a borrarme o hacerme borrar. Eddie se queda contra la pared izquierda.) Voy a matarla. estoy tratando de cuidarte. se para al fondo de la cama encarando la puerta. May retrocede y se arrincona abrazando la almohada contra su pecho. May: Soy más lista que tú y lo sabes. Eddie: ¿Qué voy a hacer? ¿Eh? ¿Qué me corresponde hacer? May: Tú sabes. gimiendo. Él hace un movimiento hacia ella. para nada. Eddie: ¿Por qué iba a hacerlo? ¿Estás bromeando? May: Porque estorbo.May: ¡¡No te vayas!! May toma la almohada.

) Para que la sangre no se mezcle. . Eddie: ¿Sabes cuántos kilómetros me desvié de mi camino sólo por venir a verte? ¿Tienes una idea? May: Nadie te pidió que vinieras. mira el piso. sí? ¿Dónde estabas. A veces sólo veía una parte. Como un niñito incontrolable. Sistemáticamente. en Kadmandú? Eddie: Tres mil novecientos sesenta y ocho kilómetros. May lo mira. May: Mi cuello. Te extrañaba más de lo que nunca he extrañado nada en toda mi vida. Yo tenía la cara retorcida. La gente se me quedaba viendo. Kilómetros y kilómetros. Dos cuchillos. May: ¿Qué parte? Eddie: Tu cuello. y luego volvía a empezar. A ti no. Nada más te daré la cuchillada. voy a matarla. Pero a ella la voy a torturar antes. Uno para ella y otro para ti. Pensaba en ti todo el tiempo que iba manejando. En el camino me rebasaban los coches. May: ¿Ah. Justo en el momento en que estés seguro de tenerme engañada. y luego voy a matarte. May: De veras. Probablemente a la mitad de un beso. (Golpea con el codo la pared. Empezaba así. a lágrima viva. Imposible contenerme. Te veía. De veras. Y se paraba. May: ¿Llorabas? Eddie: Sí. Justo cuando pienses que todo se ha compuesto. Eddie: Tres mil novecientos sesenta y ocho. Imposible controlar mi cara. May: ¿Extrañabas mi cuello? Eddie: Te extrañaba toda. Lloraba por tu cuello. pero me acordaba de tu cuello quién sabe por qué.Eddie: No hables así. no más. Entonces morirás. Con cuchillos filosos. Eddie: Sí. Eddie: Te extrañaba. May: ¡Y qué! Eddie baja la cabeza.

. hacía mucho que no trabajabas. digo. May: ¿Wyoming? ¿Estás loco? Yo no me voy a Wyoming ¿Qué hay ahí? Eddie: No puedes quedarte aquí.May: ¿Eso fue antes o después de tu asuntito con la condesa? Eddie: (Da un cabezazo en la pared) ¡No hubo ningún asunto con ninguna condesa! May: Mientes. que estaba desvalida? Eddie: No. Eddie: Puedes creer lo que quieras. Eddie: Una vez salí con ella a cenar. May. ¿sí? May: ¡Ja! Eddie: Dos veces May: ¡Te la cogías con regularidad! No me vengas con cuentos. azota la puerta tras de sí. Ella arroja la almohada a la cama May: Yo no voy a volver a ese estúpido tráiler si eso es lo que estás pensando. May: ¿Por qué no? Tengo trabajo. Conseguí un cacho de terreno en Wyoming. ¿Qué creías. Eddie: Voy a mudarlo. Eddie va tras ella. trata de abrir la puerta pero May ha echado llave. Eddie: ¿Tienes trabajo? May: (En la cabecera de la cama) Sí. May: ¡Ya no quiero hablar contigo! May sale corriendo al baño. May: ¡Yo creeré en la verdad! Es menos confuso Pausa Eddie: Vine por ti otra vez.

¡Nada más desapareciste! Eddie: Ya estoy aquí ¿no? May: Bueno. Me estás confundiendo con otra gente. May. Voy a quedarme contigo pase lo que pase. Pausa Eddie: En todo caso. ¿Cuántas veces ha pasado eso? Eddie: No es una fantasía. Yo no soporto nada de eso. lo tengo todo planeado. De veras. Eddie: No voy a dejarte esta vez. May: (Entra del baño) Eres increíble. Insistes en venirme con tu mugrosa vida campestre de ensueño. May. nunca me tuviste. May: Lárgate de aquí. ¿por qué tenías que escaparte? May: ¿Escaparme? ¿Yo? . May: Todo es pura fantasía. Una hortaliza grande. Eddie: Y nunca te abandoné. (Pausa) ¿Cuántas veces me has hecho esto? Eddie: ¿Qué? May: Enredarme en alguna estúpida fantasía y luego dejarme abandonada. tampoco. May: No. con gallinas y hortalizas.Eddie: (A la puerta del baño) May. Me dan ganas de vomitar nada más de pensarlo. Voy a llevarme el tráiler. ¡Alabado sea Dios! Eddie: Voy a ocuparme de ti. Eddie: Ya te acostumbrarás. May: Por principio de cuentas. May: (Tras la puerta del baño) ¡Odio las gallinas! Ya lo sabes. Te lo prometo. Llevo semanas pensándolo. Haré un corralito con tubos para tener a los caballos. Quizá unas gallinas.

Ésas como francesas. Un beso largo y tierno. La puerta resuena fuerte y largamente. o qué? Eddie: Bueno. Se abrazan. le sonríe. Se miran. Él cierra la puerta. pensaría pasar la noche. . le asesta un tremendo rodillazo en la ingle. Ella cruza despacio hacia él. Pausa. May: ¿Cómo te imaginas que estar metida semanas enteras en un tráiler de hojalata entre rachas de viento? Esperar a que llegue el gas. Ella lo mira. May: ¿Vas a mudarte aquí. Ella se aparta un poco de él. simplemente.Eddie: Sí. ¿Piensas que es emocionante o qué? Eddie: Te compré todas esas revistas. May sale al baño azotando la puerta sobre sí. sobre todo me gustó la que traía a la condesa en la portada. ¿verdad? Eres acróbata. (Se pone de pie) May: ¿Bueno qué? ¿A dónde vas? Eddie: Aquí al camión. Por un rato se miran. May: (Se levanta. Ésa era bien mona.) Espera. Creí que te gustaban ésas. May: ¿Cuáles revistas? Eddie: Te compré un montón de esas revistas de moda antes de irme. Por mis cosas. si se puede. se detienen. ¿Qué te costaba quedarte donde estabas? Sabías que yo iba a regresar por ti. le mra a los ojos y luego. Pedir aventón bajo la lluvia para llevar la ropa a la lavandería. frente a frente. se detiene. Eddie se doble y se desploma. Él da unos pasos hacia ella. Ambos se tratan con mucha suavidad. Eddie permanece en el suela agarrándose el vientre adolorido. Pausa May: Aguantas. se detiene. Ambos se acercan. Ahora vuelvo. Pausa Eddie: Bueno. May: ¿Estás bromeando? Eddie: (Abre la puerta) En ese caso creo que me voy. May: Sí. de pronto.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful