EL APOLOGÉTICO Tertuliano LAS CREENCIAS DE LOS CRISTIANOS

La verdad de la religión cristiana siendo a todos palmaria no se le tenía por algo divino, sino como una especie de filosofía "Eso mismo aconsejan y profesan ya los filósofos: inocencia, justicia, paciencia, sobriedad, castidad

Siendo semejantes a los filósofos en cuanto a la doctrina, no se les igualaba en cuanto a la libertad e impunidad de la doctrina

Cautno más sencilla era la verdad, más se vacilaba en darle crédito. Habiendo hallado sencillamente a Dios, no hablaron de El conforme al modo en que le habían descubierto, sino que disputaron de su esencia, de su naturaleza y de su residencia.

Resucitar: vuelta de las almas a los propios cuerpos. Ser lo que fueron. Un alma, salva su naturaleza, reasumirá la misma condición, ya que no la misma figura.

El motivo de la resurrección es el fallo de la sentencia. Por el fallo de la sentencia serán restaurados los cuerpos. La materia una vez disuelta puede ser restaurada por la mera voluntad de Dios. el otro. todo renace después de haber muerto "De aquel es la nada misma de quien es el todo" La Sabiduría ha trabado en la eternidad dos distintos periodos: en el que vivimos desde el principio de los seres. . "El trato que a las almas se dará en consecuencia de su juicio no ha sido merecido por ellas sin la carne habiéndolo hech todo en ella. Se precisa que el hombre mismo que fue sea rehecho para recibir de Dios el premio por el bien o el castigo por el mal. se extenderá hasta la infinita eternidad. Todas las cosas se conservan pereciendo. El alma no puede padecer sola sin materia estable. fluye y terminará al no tener sino limitada duración. que aguardamos.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful