Sexy relatos porno

Kini Bassinger Tomos el plato de frutas y le das de comer en la boca. Cuando el jugo comience a escurrir de sus labios hacia el cuello, tu lengua se encargará de frenar su camino. Para ese entonces ya habrás abierto su camisón y comprobado que ese pecho es una cacerola hirviendo que está ansioso por recibir tu condimento. Tomas la miel de maple dispuesta para los hot cakes y la viertes sobre la comisura de sus senos. Ella te aprisiona con sus brazos en total frenesí mientras tú haces tu trabajo recordando cuando eras un bebé en lactancia. Ella se las ingenia para tomar la leche y la vierte sobre tu pecho. Te corresponde experimentar en tu propia piel lo que le has hecho sentir a tu pareja. Y ella actúa tan diestramente que realmente te sorprende, intentas decírselo, pero ella te lo impide poniéndote una fresa en la boca y abalanzándose sobre tus labios, Sacude su cabellera y deja su rostro descubierto. Ambos están disfrutando de un banquete sensual, de una emoción que ha superado todo lo que viste en 9 semanas y media. La verdad es que no sé cómo llegó a besarme. En ese momento me pilló desprevenida. Estábamos muy cerca uno del otro, pero fue tan repentino que apenas pude disfrutar del beso, tanta fue la impresión que me dio. Lo triste del asunto es que yo aún no sabía que estaba enamorada. Nos buscábamos con manos torpes, él supongo que por desconocer mi orografía y yo por la apabullante timidez que me entró por el cuerpo. Me rompió un botón de la blusa y recuerdo que yo misma me tuve que desprender la ajustaba falda de mis tobillos, porque la habilidad de sus manos se extinguió más allá de mis rodillas. Después todo lo que ocurrió fue mucho más sencillo y mucho más difícil de explicar, supongo que porque apenas hablamos, si no era para susurrarnos lo fantástico de nuestras mutuas anatomías. Yo estaba en una postura un poco incómoda, con el cuello demasiado inclinado hacia delante, pero es que aquel sitio no daba para más. Recuerdo perfectamente el peso de su cuerpo, el flequillo que le caía sobre su cara que a ratos me impedía ver sus ojos, la suavidad de su piel erizada, su olor, sus manos sujetándome la cara por el mentón, sus manos sobre mis pechos, en mis caderas, en mi sexo. Se subió sobre mí y yo le rodeé la cintura con mis piernas. Me penetró casi con urgencia, pero no me desagradó… sentirle dentro de mí, sus movimientos tan dolorosamente lentos y profundos, con sus ojos clavados en los míos… recuerdo su risa cuando me corrí y el calor que me invadió después, mezclado con la tibieza de su semen regando el interior de mi sexo. Cuando salió de mí, me eché a llorar y Juan Carlos me abrazó, pensando que me había hecho daño. Apoyé la cabeza sobre su pecho, pero no conseguí dormir, necesitaba captar cada segundo para luego recordarlo, pero… es tan difícil transmitir al frío papel lo que sentí en esos momentos. Comienza pellizcando y apretando mis grandes pezones, El toque de mis pezones hace brotar una sensación en mi área genital… Y comienzan a descargarse mis fluidos… Entonces me acuesto sobre la cama de espaldas en una posición reclinada… Tengo las piernas muy abiertas y me masajeo con el segundo, tercero y cuarto dedo asegurándome que mi clítoris se ponga bien, y lubricándolo con mis fluidos vaginales… Mientras me masajeo el clítoris con un movimiento circular muevo mis caderas para encontrarme con cada empujón… Simultáneamente chupo y muerdo mis pezones y fantaseo… Al ponerse mis pezones mas grandes y duros, mi clítoris se vuelve mas grande y largo y mas sensible. Al sentir la ola del orgasmo volverse mas fuerte, retengo mi aliento y tengo un intenso orgasmo eyaculando… Acostarme de espaldas y abrir mis piernas tanto como puedo. Luego tomo una de mis manos y abro mis labios exponiendo mi clítoris completamente, después tomo mi vibrador y lo froto contra mi clítoris hasta que está en el punto exacto y lo sostengo ahí mientras inserto un objeto grande y redondo en mi vagina, entonces muevo ese objeto hacia adentro y hacia afuera de mi vulva hasta que llego a un orgasmo total. Primero leo un libro o revista muy erótica estando en la bañera, entonces dejo que el agua fluya muy lentamente y me acuesto de espaldas, el nivel de agua es bastante bajo, y ubico mi área genital bajo el flujo de agua… Uso una mano, usualmente la izquierda, para abrir el área, entonces me acuesto y fantaseo… Los resultados son fantásticos… A veces uso el cabo ondulado de mi cepillo del pelo, si siento como que

necesito un poco más, o si estoy realmente frustrada. También funciona muy bien un duchador manual con chorro pulsante rápido… Adoro mis orgasmos y ninguno es tan intenso como los que experimento con la masturbación. Tengo dos técnicas. Una es en la ducha, parada con las piernas abiertas, poniendo el masaje de la ducha en pulso y dejando que el agua golpee el costado de mi clítoris de frente es una manera demasiado sensible. El cerebro es el órgano sexual más grande. Fantaseo y tengo orgasmos increíbles. La otra manera es de espaldas, en la cama, con un pequeño vibrador. De nuevo, lo muevo hacia arriba y hacia abajo y en un movimiento circular sobre el costado de mi clítoris. A veces necesito llenarme y tengo un dildo a mano para el ultimo segundo así puedo contraerme sobre algo, sentir que se mete. Adoro acabar durante el coito, pero raramente es tan intenso. Mientras estoy acostada desnuda de espaldas, lubrico mi ano, mi área anal y clítoris ya sea con gel K-Y o con mis propios fluidos corporales. Meto el dedo índice de la mano izquierda en mi vagina para que se humedezca o agrego más gel sobre ese dedo. Entonces, deslizo lentamente ese dedo dentro de mi ano dándome una buena presión, profunda, mientras que al mismo tiempo, deslizo el pulgar de esa misma mano en mi vagina. Entonces, con estimulación anal y vaginal, froto mi clítoris con movimientos circulares con mi dedo índice derecho. Mientras me froto el clítoris, contoneo los dedos de la mano izquierda dentro de mí casi apretando. La combinación de estos tres tipos de estimulación me provoca orgasmos intensos y rápidos! Es casi como si ambos, mi vagina y mi ano, tuvieran orgasmos (como un orgasmo doble.) Primero, me gusta mover apenas mi clítoris permaneciendo de espaldas en mi cama. Luego pienso en mi amiga chupándome toda y comienzo a frotarlo suavemente con mi dildo. Entonces lo deslizo muy suavemente y lo muevo dentro y fuera a un buen ritmo mientras que froto mi clítoris. Por ultimo acabo como nunca antes. Es muy erótico para mi. Dura mucho tiempo y hamacarme hacia adelante y hacia atrás o montar sobre el piso o cama para mí es muy estimulante. Mientras inserto las bolas ben wa en mi vagina, juego con mi clítoris. Usualmente es con mi dedo índice derecho, pero a veces lo pellizco. Tengo una variedad de maneras - simple contacto directo con la parte mas sensible de mi clítoris - eso es cuando estoy desesperada y quiero las mayores sensaciones lo más rápido posible. Esto normalmente es rápido y normalmente satisfactorio. Fantaseo sobre ser atada y mirada - esto usualmente acelera el orgasmo. Las mejores veces son cuando tengo tiempo. Me saco toda la ropa y me acuesto en la cama boca abajo con una almohada entre mis muslos. Empujo hacia abajo con mi cuerpo sobre mi dedo índice moviéndose constantemente y con mi otra mano acaricio mis pechos y pezones - a veces pellizcándolos para cosquilleo extra. Esto funciona como un sueño y da, para mí los mejores orgasmos. Me he estado masturbando desde que era una niña, sin saber lo que era... Sólo sabía que frotarme ahí abajo se sentía bien y me daba una sensación como ninguna otra. Ahora, usualmente, logro los mejores orgasmos yaciendo boca abajo con el talón de mi mano presionando justo sobre mi clítoris, exactamente sobre el tronco (del clítoris.) Inserto uno o más dedos en mi vagina y bombeo fuertemente. Usualmente tengo mi otra mano o bien presionándola mas fuerte contra mí, o bien sosteniéndome sobre algo más para ayudarme a balancear mi cuerpo. La mejor sensación es a veces cuando todo mi cuerpo se convulsiona. Me gusta masturbarme usando ropa interior con bragueta, abrir la bragueta y dejar el aire estimular mi clítoris, y entonces correr mis dedos sobre todo. El único inconveniente de la masturbación es que puedo alcanzar el clímax muy rápidamente, y después es un gran vacío. No me puedo sorprender a mí misma después de todo!! :) As‫ ם‬que últimamente lo que he estado haciendo es estimularme CASI hasta el orgasmo, entonces me detengo unos momentos, reteniendo mi aliento, etc. Usualmente apago totalmente mi vibrador. A veces es tan malditamente bueno que odio salir, pero quiero prolongar mi placer tanto como pueda. Al ponerse mi clítoris más erecto, abro las piernas tanto como puedo, mientras también llevo las rodillas hacia el pecho. Esto hace que el clítoris sobresalga más, y se siente ¡MARAVILLOSO! Yo prefiero la estimulación directa y firme sobre mi clítoris. Tengo la intención de continuar masturbándome incluso después de estar en una relación comprometida, y es una

vergüenza que en nuestra sociedad se pongan tantos tabúes fuertes en su contra. Es algo hermoso, y no puedo imaginarme lo que Serra mi vida si no pudiera tener un lindo golpe de vez en cuando. Mi método preferido es usar un vibrador, pero si no tengo uno conmigo, puedo usar mi mano tan fácilmente (un beneficio del "trabajo de mano" son los 'ruidos húmedos' de mis jugos que mi vulva hace cuando estoy completamente excitada!) Soy muy estimulada visualmente, así que o bien leo un libro sexy, veo una película adulta, o navego un sitio Web caliente. Adoro la sensación de sentarme en mi escritorio, o frente a la TV, mi clítoris palpitando, sintiendo mi vulva más y más húmeda. Una vez que estoy lista para el juego, voy a la cama y me acuesto totalmente de espaldas, con mis piernas muy abiertas. Mi mano dominante cuando me hago el amor es la izquierda, entonces la derecha usualmente queda debajo de las almohadas. Si, soy uno de esos clásicos ¡"milagros de una mano"! ¡LOL! Puesto que aun no he tenido sexo con un hombre, no tengo idea de cómo se siente tener a un tipo dentro de mí, entonces usualmente pienso en el hombre de mis sueños sentado a mi lado, observándome mientras me doy placer, y al mismo tiempo masturbándose. De nuevo, esto no es algo que haya tenido la oportunidad de hacer en la vida real, pero en mis sueños, es malditamente lindo sentir cómo sus ojos adorables están sobre mí, observando mis respuestas sexuales. ¡Realmente intensifica mi excitación! Los orgasmos como Este son muy intensos y después estoy tan inestable y mareada que mis piernas apenas pueden sostenerme. ¡Cualquiera que no haya probado esta manera deberla hacerlo! Cuando mi clítoris Este erecto y palpitando, llego al orgasmo con la técnica del índice y el pulgar. Ubico el pulgar encima del capuchón y un par de dedos por debajo del capuchón. Entonces, muevo mis dedos con movimiento circular explotando en el orgasmo.