Maud Mannoni. Testimonios Sobre Winnicott, Lacan y Mi Propia Trayectoria. Zona Erógena. Nº 38. 1998.

TESTIMONIOS SOBRE WINNICOTT, LACAN Y MI PROPIA TRAYECTORIA
MAUD MANNONI

Algunos de ustedes me han pedido que les hable de Winnicott. Acepté aportar, modestamente, un testimonio: el de un trayecto, el mío, en los años '60. Muy pronto me vi enfrentada con los límites del análisis con un tipo de pacientes psicóticos, adolescentes o adultos a quienes no se les había ofrecido más que un mantenerse en la familia puntuado por dos o tres sesiones de análisis por semana. Influenciada por Winnicott, con quien me encontraba regularmente en Londres, comprendí que algunos pacientes jóvenes tiene necesidad, en primera instancia, de un lugar en el que se les ofrezca un vivir afectuoso. Porque el análisis no es posible sin un mínimo de seguridad existente de antemano en la cotidianeidad de esas vidas. "El niño, su «enfermedad» y los otros" fue escrito durante los años en los que tuve como interlocutores privilegiados a Lacan y Dolto y —pronto también— a Winnicott y Laing. Algunos capítulos de este libro han sido objeto de un debate en el Instituto Psicoanalítico de Londres. En esa ocasión, Winnicott me expresó la pena que le causaba que los adolescentes psicóticos no pudieran, en sus momentos de crisis, encontrar un lugar en el cual delirar (sin que ese delirio sea interrumpido inmediatamente por una terapia farmacológica). Lo apenaba también que el analista estuviera tan poco preparado para aceptar la profunda crisis de un adolescente. Él decía que nos preocupamos demasiado por sostener en pie, por reconducir a un sujeto que demanda una ruptura, que necesita existir en un primer momento en el rechazo. ¿Por qué —preguntaba él— hablan de "curar" cuando alcanza con "acompañar" a un ser en su profunda angustia ? En el libro en cuestión, intento, en relación al niño por el que se consulta, poner en evidencia aquello que revela sobre un malestar colectivo. Intento explicar, a través de ejemplos concretos, que cuando los padres aportan al analista de su hijo los deseos de muerte correspondientes al niño, no se trata tanto del niño real sino más bien del otro (autre) imaginario del progenitor —es decir, la parte sufriente del progenitor proyectada en el niño. De donde se
Este documento ha sido descargado de http://www.educ.ar

1

estaba hasta entonces a salvo de todo cuestionamiento. Pero si nos ponemos a la escucha de un discurso colectivo. Los analistas. 1998. pasa a ser designada. aquello que en esa época estaba en el núcleo de ciertos debates londinenses. los límites mismos de lo que el analista puede o no soportar de la prueba a al que lo somete el paciente. dos tipos de discurso: —Por discurso cerrado entendía un relato hecho frente al analista más que al analista. no es infrecuente encontrar que una paciente descripta en un primer momento como "buena". El analista que se deja interpelar por la locura (y especialmente por la esquizofrenia) acepta. dejarse cuestionar en el campo de lo "inanalizado" que le es propio. con el consecuente Este documento ha sido descargado de http://www. sucede en efecto que la resistencia deba ser leída del lado de los padres o del analista. Este intento no estaba aún reflejado en la teoría. Esto se ve netamente en los delirios de influencia.Maud Mannoni. Queda entonces del lado de los padres un rechazo de la experiencia analítica. sin saberlo. en efecto. También sucede que un analista (como le sucedió a Freud con los adultos) reciba de su paciente un esclarecimiento acerca de aquello que en él. con ejemplos concretos (y marcada por la influencia de Winnicott y Lacan) cómo los límites que el analista encuentra con tal o cual paciente constituyen en primer lugar. Van al analista a que éste confirme un diagnóstico de irrecuperabilidad. hacen surgir la trama de una situación psicotizante. un aspecto de su propia "locura".educ. —Por discurso dramático entiendo la existencia de un llamado que pide ayuda. "normal". analista. El análisis es entonces posible. es la rendija a través de la cual se produce en él la abertura del interés terapéutico. y aquello que debe ser alcanzado en la cura es la palabra del adulto que ha podido marcar al niño a nivel del cuerpo. como "mala" y luego "loca". en cierto momento de la historia del psicoanálisis. Nº 38. En la cura de un niño. Detrás del discurso sostenido por el enfermo y su familia. los estados paranoides y las alucinaciones. Trabajos del grupo de Winnicott intentaban en la práctica sustituir la concepción de los estadios de desarrollo por la escucha de un discurso. Testimonios Sobre Winnicott. Lo cual no quiere decir que el analista deba detenerse allí (como me hizo notar Winnicott). en ese momento. Zona Erógena. He mostrado luego. han llegado —del mismo modo que los psiquiatras— a hablar de la enfermedad y no del enfermo. Ese punto ciego del analista.ar 2 . Distinguía. desprende un riesgo de suicidio de este último si su propio malestar no ha sido tomado en cuenta. y ante todo. Lacan y Mi Propia Trayectoria. Retomé de esta manera. progresivamente.

Ella esperaba que yo pudiera ayudar a un cierto tipo de pacientes adultos que son aquellos que. como justamente señala Laing son la mayor parte del tiempo acusaciones en las que el sujeto es hablado por el adulto al que acusa. los pacientes actúan. ese sujeto comienza a vivir esos momentos como un peligro. sino que aceptan el encierro de un ser que manifiestamente "no sabe lo que dice". Ville. 1998.Evrard En 1964 Hélène Chaigneau me abrió generosamente su servicio de Ville. yo había descripto en El niño retardado y su madre. fueron los pacientes los que me hicieron comprender los límites de un territorio que debía ser respetado. Modelados por la institución psiquiátrica. Hablado por designios diversos. alivio de la familia. en un lugar vuelto carcelario por los usos administrativos. Nº 38. Recuerdo el día que me introduje de manera no concertada Este documento ha sido descargado de http://www. reuniones. Testimonios Sobre Winnicott. cuya función era abrir la relación estereotipada del paciente hacia una apertura al mundo exterior (lo que los analistas llaman posibilidades de simbolización). Zona Erógena. en efecto. trabajo).ar 3 . Algunos pacientes hospitalizados desde hacía veinte años. en ese momento. las relaciones de los individuos entre sí. que habían hecho del asilo su hogar. en este lugar. Entonces.Maud Mannoni. Allí se da entonces verdaderamente al entrada en lo que nosotros denominamos "psicosis". A partir del instante (por ejemplo) en el que un paciente en lugar de decir que su madre no lo deja vivir sustituye esto por la idea de que su madre ha matado a su hijo. pero acusándose de querer destruir.Evrard.educ. el elemento que desencadena un episodio psicótico. no querían volver a salir. sentí la amplitud de mi impotencia. Todo aquello que se sostenía desde el discurso se inscribía. acrecentando su propia parálisis. Pero hay una verdad en el delirio que el entorno abona. Identificado a la vida. Me hizo falta tiempo para asimilar el sistema de reglas. cuando niños. la imposibilidad que sufre el sujeto de proyectar el odio sobre su madre deviene. se dice en otro tiempo que es la vida misma la que lo va a destruir. Pero me encontré en el asilo con los esquizofrénicos y paranoicos descriptos por Lacan. En el transcurso de esta experiencia. de convenciones y prohibiciones que organizan. Pusimos de todos modos en marcha una estrategia de "cuidados" a través de la rendija abierta por mediaciones que fuimos introduciendo (clubes. sin embargo. Las acusaciones contra la madre. Prisionera de la institución. los padres no sólo perdonan su "maldad". Lacan y Mi Propia Trayectoria.

Zona Erógena. Fui investida como "experta" por un paciente paranoico. Me proveyeron de historias y también de escritos.Evrard porque se me ofrecía la ocasión de hacer un pasaje por Kingsley Hall. Mi sola presencia era percibida por el paciente como una provocación: "Me hacen —decía— crueldades mentales que yo acumulo.Maud Mannoni. era reenviado a una forma de disolución de su identidad: ser otro. el paciente me hizo saber que es en vano proseguir con las entrevistas en la institución. y colabora para que yo sea desgraciado. yo recibía a los enfermos en un consultorio: ellos sabían que yo estaba escribiendo un libro.educ. no pudiendo su masculinidad ser sostenida de otro modo. Reclamo que se haga justicia. Este encuentro se lo debo a Winnicott. en la sala de televisión reservada a los enfermos. sin dinero. mi suerte ya estaba echada. El paciente. veía acrecentadas las persecuciones ejercidas por el gobierno contra los extranjeros por mi presencia. Lacan y Mi Propia Trayectoria. no puedo ofrecerle siquiera una rosa. Aparezco ante usted como un prisionero. Testimonios Sobre Winnicott. porque cada vez que el paciente intentaba sostenerse como deseante. Antes de mi nacimiento. que se interesaba en la experiencia institucional que se llevaba a cabo allí. 1998. más que para su propio placer? Usted me quita mi goce y me rechaza como a un perro". capturado por una imagen materna (narcisista y rival). En la treceava sesión. Recordemos que él lamentaba que no hubiera más lugares para acoger a pacientes en crisis. Nº 38. Por otra parte. Mi tía está celosa mí. Fui agredida y le debo mi salud a un enfermero que estaba de paso. de raza negra. él corría el riesgo —según la lógica de su delirio interpretativo— de ser catalogado por mí como indeseable. que los analistas no fueran más ingeniosos en sus propias instituciones. Estoy desguarnecido. y que el menor problema emocional fuese tan rápidamente medicalizado. Georges me decía de esta manera que la ambigüedad de mi estatuto lo ponía en peligro y le despertaba algo que él mismo definía como de naturaleza persecutoria. Este documento ha sido descargado de http://www. Para qué sirve este parloteo. lo cual marcó con un carácter de intrusión a mi proyecto. Quedaba a mi cargo el interrogarme acerca de los efectos producidos por la alienación social sobre la alienación mental en lo que para él se entretejía como destino. Lo que él reivindicaba era el derecho a la rebelión. A partir del momento en que yo deseaba verlo. Tampoco quiero su caridad. dejando escapar allí un decir de verdad.ar 4 . Kingsley Hall Soportaba Ville.

luego de una puesta a prueba. De estos últimos. Vi a Laing en reuniones de amigos. Nº 38. Me decía que yo confundía "acompañamiento de una persona en angustia profunda" y "cura". Un huésped de la casa me explicó: "en un psiquiatra. desconfiaban: redoblaban la inquisición. "Vea. pero loca como se describe en los libros. en su mayoría norteamericanos. Me advierte contra un peligro: el de dejarme enrolar en las fuerzas de la represión (refoulement). lo que sé es que quizás tenga en mí. El alma de Kingsley Hall era. pero estar realmente loca. "con los psiquiatras de aquí. curadora o visitante. me explicaba un paranoico. Mi fobia a la droga lo divertía. Respondí que una taza de té sería mucho mejor. Laing. —"Esa es la diferencia". Se me intentó convencer de que un poco de hasch o marihuana detendrían esa atmósfera. era para que perdiera algo Este documento ha sido descargado de http://www. es un estado de gracia que no se le da a todo el mundo. Querían saber si yo llegaba como paciente. de tener miedo. Una decena de pacientes vivían allí con psiquiatras. una acogida afectuosa por parte de los pacientes. Pertenezco más bien a la clase de gente susceptible de jugar a estar loca. 1998. Zona Erógena. —"Entonces usted no se parece a nosotros?" —"No sé. nosotros nunca podríamos haber hecho una cosa así”.Maud Mannoni. ("to heal" y "to cure"). Testimonios Sobre Winnicott. pero nosotros sabemos que no le es dada a todo el mundo la suerte o la desgracia de estar loco". un jardín de locura. no lo veo tan evidente. como la psicosis. escondido.educ. Las preguntas se hacían cada vez más opresivas: me imaginaba yo que podía estar loca? que podía escuchar voces. Lacan y Mi Propia Trayectoria. porque tenía en lo personal una necesidad visceral de un lugar de reposo fuera de una colectividad en la que la locura se ponía en juego 24 horas de 24. Si Winnicott me aconsejaba en ese momento un tour por el entorno de Laing. —"Soy capaz de hacer funcionar en mí un cine interior. indiscutiblemente. Estar verdaderamente loco.ar 5 . No les oculté que había sido invitada como tal por Laing. de darme miedo. los antipsiquiatras llamaron a la policía. y que ese tipo de "viaje" más bien me enloquecería. Recibí. no estoy". Ellos dicen que son como nosotros. tener alucinaciones visuales? —"Porqué no?"— contesté. Me contó riendo la historia acaecida la noche anterior: los rateros del barrio habían invadido la casa. Su palabra era tan fuerte que él no residía allí. como se describe en los libros. Pero más lo divertía mi deseo de tratar seriamente ciertos temas. siempre hay un policía dormido". y que no viviría allí. incluso un antipsiquiatra.

y una teoría que generalmente no daba cuenta de esto. 1998. Por otra parte. con sus palabras. Winnicott trabajó especialmente con niños muy pequeños (incluso con lactantes desde su llegada al mundo). Lacan y Mi Propia Trayectoria. que parecen oponerse en lo que hace a determinados tópicos (por ejemplo. y esto me obligó a definirme en relación a diferentes corrientes de pensamiento. Había un corte entre la práctica.Maud Mannoni. en el desarrollo. Lacan se ocupó más de lo concerniente al niño un poco mayor y el adulto. el azar hizo que me encontrase en Londres —a través de Winnicott y Laing— con jóvenes universitarios comprometidos en una investigación sobre psicoanálisis.ar 6 . en el humanismo. Por ejemplo. Nº 38.. no daba cuenta fehacientemente del trabajo clínico efectuado. mientras que Dolto aportó por su parte elementos esenciales para comprender a los niños de cero a tres años —contribuyendo a su vez a aclarar en muchos puntos los aportes de Lacan. coinciden en nociones tales como la de presencia/ausencia o la de la matriz simbólica necesaria para que el niño. Testimonios Sobre Winnicott.educ. Me parece importante no buscar en la práctica una mera aplicación de la teoría. pueda sobrevivir a una pérdida sin desaparecer como sujeto. en determinado momento. de mi reaseguro en el saber. Es claro que yo me veo Nevada (según los hechos concretos que se me presentan en la práctica) a privilegiar a veces el aporte de Lacan. según la posición que uno tome. su teoría basada en la biología. tal como la vemos en la obra de los grandes clínicos. el de la relación de objeto). Las concepciones de Winnicott y Lacan. etc. Se puede.. otras el de Bleger. se mantuvo sin embargo la amistad entre ellos. la noción de holding de Este documento ha sido descargado de http://www. negándose a apoyar la apología de la droga que éste hace en determinado momento. Se produjeron debates acerca de los conceptos de Laing y Lacan. Dada su formación como pediatra. sin anular nada de las investigaciones de cada uno. En el marco de esta ruptura. La literatura inglesa casi no se difundía más allá de un cierto círculo de iniciados. Los debates decisivos de los años ‘60: Londres Durante este período. el de Winnicott. No me prohibo traducir estos diferentes aportes a una lengua que me es propia. él mismo romperá con Laing. especialmente sobre mis trabajos. Una actitud dogmática no podría más que volver al analista sordo frente a lo que el paciente intenta hacerle escuchar en su propia lengua. Zona Erógena. Más tarde. como también se puede querer aclarar el aporte de uno a través del otro. querer oponer a Winnicott y Lacan.

portado.ar 7 . Un tercero cae en una depresión gravísima el día que le retorna el usufructo de una casa comprada poco antes. teniendo esta experiencia como referente la presencia de la mirada de la madre que garantiza al niño la realidad como separada de su propia existencia. encontrar las palabras para explicar lo que sucedió en una situación que engloba el inconciente del analista y el de su paciente. Abordaje de la psicosis Muy pronto fui sensible al hecho de que el neurótico va a análisis con una demanda propia (incluso si está atravesada por la palabra de los otros). Cuando me preguntan con qué referentes trabajo. Me llamaba la atención. Cuando la "enfermedad" estalla. a su turno. luego. La realidad objetiva no se corresponde por cierto con lo "vivenciado" que a menudo irrumpe en la violencia. no se autoriza a disfrutar una herencia fruto del trabajo de varias generaciones porque le parece que ha sido adquirida ilegalmente: dilapida una fortuna en tiempo récord. como aprehensión de sí en el espejo. cuando mueren sus propietarios. No podemos. Nº 38. Winnicott es coherente con lo que Lacan intentó circunscribir como captura. Testimonios Sobre Winnicott. un no. ocultado la historia de una familia (sustituciones de niños. Otro. Un acceso al Je devendrá posible sólo al precio de abrir los ojos (sin necesariamente quedar ciego como Edipo) a través de un proceso de desidentificación. durante el desarrollo de los Este documento ha sido descargado de http://www. han vehiculizado. de los efectos de una simbolización fallida desde —a veces— tres generaciones atrás. muertes camufladas. etc. se devela un drama. sin olvidar aquellos que nos indica el paciente mismo. soy el niño que mi padre tuvo con la mucama. desapariciones no verbalizadas. respecto de un drama que es de otro.). La teoría permite. de padres. con todos estos. respondo: bien.Maud Mannoni. por parte de su propia madre. Porque es él quien opera como guía. el asesinado o el suicidio. Lacan y Mi Propia Trayectoria. 1998.educ. de despegue. Un paciente "repara" el rechazo del que fue objeto su madre. en la sombra. Pero el sujeto no puede encontrar una palabra propia si no es interrogando las palabras que. Zona Erógena. Es en función de esta relación del moi al otro (autre) que Lacan hace surgir un Je en constitución. entonces (y más aún en el caso del psicótico) abstraernos de la historia y de la manera en que un sujeto brinda testimonio.dicho que se pone a hablar en la violencia del síntoma: soy el niño que mi madre tuvo con mi hermana. mientras que el psicótico (y también el niño) son llevados al analista por aquellos que constituyen su entorno.

El núcleo de su angustia psicótica había apareció en el transcurso de una cura individual con un analista. Lo que el adolescente reclamaba en esos momentos de tensión. no se necesitaba casi nada para desanudar la angustia: sugerir una salida alcanzaba para ayudarlo a no escapar. Lacan y Mi Propia Trayectoria. era una matriz: pero más a11á de la matriz real. esperaba cada día la partida inminente anunciada por su propietario. su doble. que contenía todas sus cosas. 1998. Cada vez que el sujeto se encontraba confrontado en la realidad con pruebas (por ejemplo. acepta ser el depositario de las angustias del paciente. de conflicto. por quién es hablado. se enfrentaba de manera especular a una relación de captura por la imagen del otro (autre). el bebé puede tomar frío". En los momentos de crisis. Una valija lista. lo despertó de su delirio. Sorprendida. centrado enteramente en torno a impresiones de metamorfosis de su rostro. en cierto sentido. Tal despliegue no hizo más que acrecentar las amenazas que profería. Otro ejemplo: en Bonneuil. La crisis cedió por completo.educ. Recuerdo un hombre que amenazaba con tirarse al vacío desde la torre Eiffel. o con una palabra concerniente a las cosas comunes de la vida (es decir. Sin embargo.odiado. Es que la palabra de ella venía de un lugar completamente diferente del imaginario persecutorio de ese hombre desesperado. le dijo: "tenga cuidado con las corrientes de aire. Se movilizaron su psiquiatra. Ese monstruo era. procesos de cura. Esto desencadenaba una compulsión de huida (tomar el tren) o de suicidio (tirarse bajo un auto). un examen) reaccionaba con una bouffée delirante. el analista —pero puede ser también cualquier miembro de un equipo terapéutico— al no albergar las proyecciones persecutorias del sujeto. los bomberos y la policía. Llegó una joven externada de un hospital de París. de alguna manera. y en ocasiones. un adolescente se negaba todos los días a permanecer ni un minuto más en la institución. se enfrentaba Este documento ha sido descargado de http://www. Testimonios Sobre Winnicott. con su bebé. Lo importante es ubicar desde dónde habla el sujeto. El adolescente pudo un día develar en análisis el discurso interior que escondía cuidadosamente. Leía por momentos en el rostro del otro que su propio rostro había tomado los rasgos de un monstruo. Cada vez que tenía que elegir. despegada de toda vivencia persecutoria) para desdramatizar una situación y lograr que el discurso vuelva a partir desde otras bases.Maud Mannoni.ar 8 . Zona Erógena. Su primer aparición traumática había coincidido con la muerte súbita de un amigo amado. Nº 38. las diferentes posiciones del sujeto en los momentos de tensión. A veces alcanza con un poco de humor. No se opuso en absoluto y bajó de lo más calmo.

cuya pulsión está siempre allí donde el deseo se pone en juego. pagar un precio por la muerte de un ser querido. transformar a un joven en "asilado en vida" ("jubilarse" a los veinte años. Zona Erógena. Es necesario que el sujeto se sienta "autorizado a vivir" por sus padres. Las mujeres se preguntaban ¿acaso nuestro hijo tiene que ser un superdotado para poder ir a la escuela del barrio? Durante estos años prosperaron los distintos asesoramientos "psi". por difíciles que sean. Thomas Szasz me envió unos recortes de diario. Este orden del sujeto. era la muerte. Lo que velaban sus defensas. deseosos de Este documento ha sido descargado de http://www. en casos graves. Aporta una solución allí donde una economía del desorden debería por desplegarse para que a través de ella el sujeto encuentre un orden propio. Una pensión por invalidez —necesaria en ciertos casos— puede. Los efectos de una selección que no se nombraba se hicieron sentir rápidamente: las madres tenían cada vez más dificultades para encontrar un lugar para sus hijos en la guardería o la escuela del barrio. desde la guardería. Terapias familiares. Tales problemas. en vivo. Nunca como entonces. como si necesitara aceptar. Desde la cuna. ayudar a éstos a atravesar su propia angustia (en particular en lo relacionado con lo que sucederá luego de su muerte) para que su hijo pueda exponerse al riesgo de vivir. casi se podría decir. preparando a los niños desde la cuna para una vida de competencia. el comportamiento del niño era evaluado desde un punto de vista selectivo.ar 9 . no es cosa de todos los días). compatible con los requerimientos sociales inherentes a todo deseo.Maud Mannoni.educ. hacia una selección Volviendo a los años '60. sería más exacto acaso definirlo en términos de una verdad que se abre a un espacio de creación. Testimonios Sobre Winnicott. al ser otorgada demasiado fácilmente. Si las cosas se satisfacen a nivel de la necesidad. unas caricaturas que advertían a los norteamericanos contra el despliegue de tests que se abatía sobre las escuelas. la administración se conduce como una "madre de psicótico". como ellos mismos lo llaman. El alumno "medio" ya no tenía lugar: se estaba a la pesca de "superdotados". Esto implica. a una amenaza. en último término. pueden encontrar una salida en el análisis. Nº 38. Caricaturas feroces inauguraron una era de rebelión. Lacan y Mi Propia Trayectoria. Por eso vivía una vida imposible de ser vivida. quizás opuesto al de los padres. Las madres se aferraban de libros que les explicaban cómo hacer que su hijo se volviera más inteligente por medio de diferentes jueguitos. el niño ha sido tan avasallado por sus padres. 1998.

y también el de los padres en el caso de un niño o de un psicótico) hacia una adaptación a una norma. y que hay que aprender del error y del fracaso. decía. 1998. y denunciaron un sistema en el que se sentían tan prisioneros como sus alumnos. "saberlo todo" acerca de él. Nº 38. Los analistas recolectaron toda una "patología" escolar. Esta voluntad de callar los crímenes cometidos por ciertas generaciones (con la complicidad de todos) hará surgir (en otra generación) de lo real un mismo despliegue de violencia inexplicable. Ya no se trata de que el adulto aprenda del niño.. en ocasiones en las que su hijo no era el primero de la clase). Pero es otra utilización posible des discurso familiar la que tiende a un develamiento catártico. está situada antes de la escuela. o hacia la denuncia de una conducta inadecuada. En el desanudamiento de un drama revivido en la transferencia se encuentra la clave de ciertas "curaciones". se situó dentro del movimiento de una protesta contra las ideas establecidas en materia de educación (y difundidas a millones). Se puso en marcha toda una rutina de vida. Massachusetts.ar 10 . En el caso del analista de niños. luego. Se le impuso un modelo.Maud Mannoni. Los docentes de Estados Unidos se abocaron para esta misma época a oponerse a los diktats de los cuestionarios que debían llenar. a los franceses) a arrastrar el material que se les ofrece (el discurso del paciente. según las prioridades económicas y las ideologías del momento. La asimilación del lenguaje a un tipo de comportamiento conduce a los comportamentalistas anglosajones (y. Mi verdadera educación.. Afirmación que es retomada en Mayo del '68 en Francia. fuera de la escuela y después de la escuela. La invención comenzó a inquietar. que fue maestro sucesivamente en Boston. No dudó en escribir libros para explicar a los norteamericanos cómo estaban volviendo débiles a sus niños. John Holt. y se olvidó que la cultura es para todos como la experiencia o el conocimiento.educ. a su turno "cuidada". Lacan y Mi Propia Trayectoria. Testimonios Sobre Winnicott. En 1987 era el modelo japonés el que fascinaba: el niño identificado a la computadora. Se vieron entonces llevados a descubrir que un sistema (del cual forman parte) prohibe abordar ciertas cuestiones. Colorado y California. El disoció el aprendizaje de la noción de necesidad y de la de deseo. Zona Erógena. ¿Es posible —se preguntaban algunos— abordar con los alumnos cuestiones tales como el genocidio judío? No es tan evidente. "reeducada" o "abandonada". programado desde el nacimiento para transformarse en "el mejor" (llevando a las madres hasta el suicidio. el analista se ve a menudo confrontado a un presente a desanudar en el hic et nunc de una Este documento ha sido descargado de http://www.

no le pertenece a nadie. situación transferencial que engloba a los padres. surge entre el paciente y el analista. El hombre. escuchar lo que la teoría no dice. no tiene inclinación a escuchar la verdad. un intervalo situado entre una verdad muerta y aquello que resta como saber en la memoria del sujeto. Freud daba a entender que a todo "núcleo histórico" corresponden inscripciones o "impresiones" mudas. Lacan y Mi Propia Trayectoria. tal como se desprende de la obra de Winnicott. recuerda Winnicott. 1998. Si planteamos las preguntas: ¿quién habla. llamaba "el proceso restitutivo de cura". a propósito del delirio. en el caso de todos los niños pequeños. en el sentido de que el analista debe entregarse continuamente a su subversión. Arranca de esta manera el discurso del paciente de la cosificación a la que ha sido sometido (después de Freud) y da a la palabra su dimensión de juego y de disfraz. La dificultad es que el analista (si se encuentra tomado por la perspectiva de las certidumbres que le confiere la creencia en un moi fuerte) puede impedir al analizante hacer su análisis o perturbar a través de intervenciones inoportunas aquello que Freud. Existe. En cuanto a las hipótesis teóricas. una "política del análisis". La historia o la novela familiar que se cuentan tendrían una apariencia de semblante. El interés del proceso de un Winnicott es que reconduce constantemente al analista a una posición de humildad. que hasta lo comanda. que la intervención no opera más que sobre los padres. Zona Erógena. recordando que no es él quien detenta el saber. La dirección de la cura La situación analítica. Testimonios Sobre Winnicott. deja él entender. Quien habla puede. en efecto. La teoría de aquello que se pone en juego en la escucha analítica del drama (o del discurso colectivo) no ha sido hecha y el analista casi no tiene como parámetros más que los descubiertos por él mismo en su propio análisis.ar 11 .educ. o ser atravesado por un otro que habla de su lugar. Ocurre también. como dice Michel de Certeau. Esta reenvía a aquello que es callado por la práctica del lenguaje. Le corresponde. La verdad. ocupar el lugar de todos los personajes a la vez. y a quién? y ¿desde qué lugar (lugar del otro o del Otro)? Lacan nos muestra el eje a partir del cual debiera ordenarse todo proceso dialéctico. es el movimiento de una relación (la del analista con su Este documento ha sido descargado de http://www. no siempre son suficientes en sí mismas para permitirle al analista hacer un acto de invención. Nº 38.Maud Mannoni. tanto en el plano de la terapéutica como en el de la enseñanza y las instituciones. decía Freud. por acertadas que sean.

Nos hace seguirlo en el camino clínico que ha seguido con el paciente. No se trata del Este documento ha sido descargado de http://www. equivalente. de represalia. pero diferente. A partir de referentes mínimos de seguridad. 1998. Lacan y Mi Propia Trayectoria. en las frustraciones reales que un objeto puede infligir al sujeto (en una visión biologizante).Maud Mannoni. La teoría —dice él— encuentra su raíz en nuestra psicopatología. de odio. se pone en juego un marco susceptible de contener las angustias más arcaicas y se desarrolla. el que se desprende de cada trayecto (el del analista y el del paciente). en libertad (a través de lo imprevisto) el proceso analítico (proceso en el cual tiene un lugar la participación inconciente del analista). El falso self Los trabajos ingleses se desarrollaron alrededor de una noción poco utilizada en Francia: la del sí mismo (soi). el campo operatorio al que lo conduce su experiencia es el del objeto transicional. debe ser una herramienta y no un amo. Winnicott no tiene la ambición de crear una teoría "totalizante" que tendría respuesta para todo. Testimonios Sobre Winnicott. de proyección. Se pone en juego otro saber. anudado por las coordenadas de la interpretación construcción (lo que Freud llamó la construcción arqueológica). es la de la ausencia de objeto). que constituyen podríamos decir. una ruta y sus obstáculos. del da del niño observado por Freud. en todo fantasma. En su mejor movimiento. Pueden inscribirse allí porque. Nº 38. condición del desarrollo del pensamiento simbólico que introduce el "principio de realidad" (porque la realidad que hay que dominar. Su exigencia de verdad se dirige en primer lugar a sí mismo. de introyección. Lo que interesa es el "núcleo de verdad" presente en todo delirio. Sigue. entre otras cosas. Winnicott nos hace participar de la constitución progresiva de un campo (de palabra) con su propia lógica. hay una "adaptación" del analista a la angustia desbordante del paciente. de la estructura o de la lingüística). paciente) y la creación en común de un espacio en el cual se inscriben los mecanismos más primitivos de amor. Si Winnicott pone el acento. en un principio. Harry Guntrip mostró cómo el analista puede encontrarse prisionero de su teoría y arrastrar al paciente en su proceso personal de creencia. hay entonces una suerte de bipolaridad un saber que se domina (que se da según el esquema del desarrollo.ar 12 . Zona Erógena. de desintegración. par ver hasta qué punto el verdadero eje del trabajo efectuado por él gira en torno a la noción de ausencia. En la teoría analítica. el texto de una lengua muerta. con dificultad.educ.

Los pocos alumnos que participaban en sus consultas se veían envueltos por el "aire de intimidad" creado por el paciente y eran parte del camino que se elaboraba a partir de esta Este documento ha sido descargado de http://www.educ. porque no tenía una causa a defender.Maud Mannoni. Testimonios Sobre Winnicott. al personal paramédico. del analista. "surgió de nuestros pacientes". Nº 38. Se dirigen a los analistas. gracias a una buena organización del falso self llegar a abordar a los otros escondiendo su angustia. A veces intentaba convencer.lactante. El que enseña es el paciente La mayoría de los trabajos de Winnicott manifiestan una preocupación didáctica. sino de una imagen narcisista funcionando como defensa. Estas hipótesis acerca del "verdadero" y el "falso" self. nos recuerda Winnicott. a los padres. Pero el reclutamiento de los candidatos analistas (según los criterios de selección vigentes) se hace hoy en día cada vez más entre los aspirantes a un falso self. que el sujeto desarrolla. y cuya función es proteger el “verdadero self”. Zona Erógena. sujeto. a través de su éxito social (es decir. responden a los límites de la teoría freudiana. éste puede desarrollarse identificado a tal punto a las insignias de la madre que no deberá su existencia más que a la imitación. Recibía el respeto de los pacientes.ar 13 . habiendo conservado durante mucho tiempo una práctica hospitalaria que era un verdadero lugar de análisis. Trabajaba en solitario. los obstáculos que nos cuestionan. por insatisfactorias que sean teóricamente. nunca a doctrinar. El falso self es una función de defensa que se establece sobre la base de identificaciones. El verdadero self sería la posición (en la relación con el otro) que permite el gesto espontáneo. que muestra bien lo que surge de la separación entre teoría y práctica: la idea de self. ni del ego. a los psiquiatras. Lacan y Mi Propia Trayectoria.analítica. Lo que importa es lo que autores como Winnicott llegan a escuchar a través de un recorrido clínico cuya dificultad es la de actualizar las dificultades. 1998. el juego y la creación. y que para él mismo y para los otros permite acentuar la distinción entre la noción de identificaciónincorporación al objeto y la de identificación a la función del padre. quienes le servían para demostrar lo bien fundado de tal o cual teoría psiquiátrico. si la madre no ha dado al niño la posibilidad "de ser". El individuo puede. Quien se presenta en análisis sólo con los ropajes de un falso self (con un desempeño social perfecto) es casi inanalizable. En la relación madre. etc. Se trata de un fenómeno subjetivo más que de una estructura. de la madre. pero también a los pediatras. en el lugar de nuestros propios impasses y de nuestros propios límites.

educ. Nº 38. promoción que no puede hacerse sin alumnos. ¿por qué la olvida cuando trabaja en el hospital. dice Winnicott. Testimonios Sobre Winnicott. Esta advertencia que al analista le es tan familiar. haciéndose el "psiquiatra para pobres". El paciente sirve entonces como materia prima de la enseñanza. Winnicott marcó una ruptura con una tradición psiquiátrica hospitalo. dimensión de la "preocupación por el otro": del paciente que dirige un pedido.universitaria responsable del estancamiento del análisis (o en todo caso. La pregunta acerca de la formación del analista debería ser abordada a partir de esta afirmación. de enseñanza quien enseña es el paciente. Zona Erógena. Winnicott repetía hasta el cansancio que el analista no ocupa un lugar de dominación. Este documento ha sido descargado de http://www. El psiquiatra no es un curador de síntomas. donde el paciente sirve a la reproducción de un saber de amo cuyo único efecto es el de alienar un poco más al sujeto. 1998.Maud Mannoni. Sabiendo permanecer analista en el hospital. responsable de la perversión de su práctica). Peor si en medicina esta enseñanza puede servir al mejoramiento del paciente. Debe cuidarse de no tratar al sujeto de manera de dejar de su lado todo llamado a una seguridad (a través del síntoma) imposible. Lacan y Mi Propia Trayectoria.ar 14 . sabemos que no es el caso en psiquiatría. como si el análisis estuviese reservado para los ricos? Winnicott denunciaba una práctica hospitalaria en la que el paciente estaba allí para la promoción universitaria del analista.