P. 1
1

1

|Views: 1|Likes:

More info:

Published by: Carla Francesca Antinori on Oct 02, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

10/04/2014

pdf

text

original

La comunicación en el centro de la modernidad Según el autor, podemos transitar data considerando un “gran publico” desde 1955, en 1960 con

la televisión y con la era de la computadora en los años setenta, la ventaja de la era XX es que las tecnologías de la información incluyen una transmisión de sonido e imagen por lo tanto han alcanzado a todos los públicos, todos lo medios sociales y culturales, es por esto que llega a un sector masivo. A la sociedad actual se le conoce como un tríptico: -Sociedad de consumo, -Democracia de masas -Medios de comunicación de masas. Los medios de comunicación de masas como lo dice su nombre están ligados a un “gran púbico”, este a su vez esta ligado a un sufragio universal hablando de temas políticos. En la actualidad tenemos la impresión de que la revolución de masas no se detiene, están obligadas a ir mas rápido. La idea central es que el progreso. Como siempre sucede, la consecuencia del progreso es la crítica, ésta nos ayuda a descubrir el rechazo a lo que esta por venir y se considera como temor al cambio y progreso. La comunicación se reduce a las tecnologías, de tal modo que las tecnologías se convierten en sentido, hasta el punto de que acabamos de llamar a la sociedad del mañana “sociedad de información o de comunicación”. En esta ultima década nadie ha sido capaz de plantear el problema de la continuidad por miedo de ser acusado de hostilidad hacia esta revolución tecnológica. La tecnología no es suficiente para cambiar la comunicación dentro de la sociedad. Si las tecnologías son el elemento evidente de la comunicación, la esencia es, el modelo cultural que transportan y el proyecto relacionado con el rol y la organización del sistema de comunicación de una sociedad; pero el salto adelante en las técnicas presenta la ventaja considerable de evitar una reflexión del conjunto y de ofrecer una comprensión, aparentemente, inmediata. ¿Resultado? Asistimos a una sucesión de modas: Seducción por el sector privado. La televisión privada debía cambiarlo todo y dejar obsoleta definitivamente la idea de televisión pública. Por supuesto, el

Simplemente cada nueva generación tecnológica resuelve algunos de los problemas anteriores. con la Red pensamos en “libertad individual” y “creación”. Los medios temáticos: todo aquello que los medios de comunicación generalistas no habían conseguido transmitir lo harían la radio y la televisión temáticas.mercado no ha resuelto. todas las dificultades anteriores a la televisión pública. Estas modas van todas en el mismo sentido: sumisión a lo que surge. en la familiar. la ciega creencia en a tecnología y en el mercado. desconfiamos de la comunicación a gran escala paradoja de la comunicación en nuestra cultura: ella es uno de los valores centrales. desplaza a otros y crea. otros nuevos. a menudo. . la posibilidad de una cierta incomprensión. UNA ANTIGUA DESCONFIANZA HACIA LA COMUNICACIÓN La ausencia de distancia frente a la televisión y a las nuevas tecnologías es el síntoma de un problema más general: el de malestar y la dificultad que genera pensar en la comunicación en a cultura occidental. Esto es porque existe un déficit real de reflexión y de interés teórico. es decir. Instintivamente. Esta antigua desconfianza hacia la comunicación es tan paradojal como que la comunicación sea un valor de emancipación en el centro de la cultura occidental. la certeza de que todo va a cambiar en la comunicación humana. Desreglamentación: ¿la no-regulación es la mejor confianza que se puede dar al ciudadano? Actualmente confiamos en la Red: los medios de comunicación de masas los relacionamos con “dominación cultural” y “pasividad”. Televisión por cable: las relaciones humanas y sociales deberían ser redibujadas con la emergencia de una “verdadera” democracia local como prioridad. en el ocio. en el trabajo. El resultado es simple: la técnica define el contenido de la comunicación. Negamos tanto la distancia crítica del receptor como la dimensión normativa del emisor. como por arte de magia. pero todos desconfiamos de ella. en la política. gracias a la multiplicación de las tecnologías de comunicación.

incluso mientras que este uso individual supone una enorme infraestructura. por sus cambios tecnológicos. es la base de nuestra relación con el mundo y con el prójimo. con el sufragio universal y la información para todos. Pero pensamos sólo en el uso individual. La paradoja de la comunicación es: se trata de uno de los valores esenciales de la cultura política occidental al mismo nivel que los conceptos de libertad. La paradoja es pues: si no hay experiencia individual sin comunicación. . racionalizaban todavía más la comunicación y establecían una transmisión aún más eficaz entre el emisor. la comunicación no está realmente valorizada. acentuaba los mecanismos de influencias y. ya que todos comprobamos sus dificultades. Hemos creído que esta transmisión. Hemos creído identificar el efecto de una “mala comunicación”. de manifestación y de participación política. pero la comunicación nunca ha adquirido la legitimidad. igualdad y fraternidad. Es esta insuficiente valoración de los conceptos de comunicación y esta desconfianza recurrente con relación a los medios de comunicación generalistas lo que explica la situación actual: la seducción de las nuevas tecnologías. más eficaz. como se pasaba de la sociedad igualitaria de masas. Siglo XX: por la llegada de la democracia de masas. Hemos temido naturalmente a los medios de comunicación de masas y.La reivindicación de la libertad de comunicar es el fruto de una larga batalla: Renacimiento: por la libertad de conciencia. quizás porque el carácter individual y lúdico parece abrir una nueva etapa. vemos solamente el teclado. Podemos resumir los cuatro momentos de esta antigua desconfianza hacia la comunicación: La escala individual: la comunicación es inseparable de cualquier experiencia humana. hemos creído que los medios de masas. hemos insistido en castigar violentamente el efecto de estandarización y de manipulación de los medios de comunicación de masas. La comunicación no triunfa prácticamente nunca. éstas poseen todas las virtudes rechazadas por los medios de comunicación de masas. de pensamiento y de expresión A partir de los siglos XVII y XVIII: por la libertad de los libros y de la prensa Siglo XIX: por la libertad de asociación. el mensaje y el receptor.

La distinción entre los dos tipos de comunicación. imágenes e informaciones deja más visibles que antes las diferencia entre culturas y sistemas de valores. se . y siempre está identificada con una tentativa de manipulación. es fundamental. que es. en todo caso. sin embargo. La comunicación a gran escala. la imagen y el análisis: Contexto de la historia. Sólo la acumulación de conocimientos permite pensar en el problema esencial: el de la articulación de la comunicación como valor en la cuestión de la cantidad en las sociedades abiertas. No hay imagen sin receptor. de influencia. LA POSICIÓN DE LA IMAGEN Esta desconfianza hacia la comunicación de masas es todavía más evidente cuando se trata de abordar la cuestión de la posición de la imagen. precisamente. Por ejemplo. Soñamos con una comunicación a gran escala más productiva que la comunicación humana y al mismo tiempo. puesto que. o. consumidores de imágenes. Los medios de comunicación de masas condensan este doble temor de la manipulación y de la cantidad. los individuos. No creemos en la sinceridad de la comunicación a gran escala. La aceleración de la circulación de mensajes. estamos confundiendo comunicación normativa y comunicación funcional: como si intercambiar mensajes más rápido significara entenderse mejor. desconfiamos de ella. Reconocer la dimensión crítica del receptor. La alteración de la problemática con las nuevas tecnologías.La comunicación a gran escala: alimentada parcialmente por las dificultades de la comunicación interpersonal. da miedo. La imagen se inscribe en un contexto. cuando afirmamos que la generalización de las redes de ordenadores y de satélites permitirá una mejor comprensión dentro de la comunidad internacional. la ideal y la de simple necesidad. es a gran escala. el complemento natural de la lucha por la democracia. El receptor es a menudo crítico. Cuatro fenómenos que permiten construir la distancia indispensable entre el objeto. La imagen suscita reacciones contrastadas. con un antes y un después (relativización). La oposición no se establece entre la “buena” comunicación humana y la “mala” comunicación tecnológica.

. y la continuidad económica y tecnológica finalmente se la llevó. somos libres de amarla o de rechazarla. Para evitar las confusiones es preciso inventar permanentemente reglas que permitan a todos los niveles de la producción (difusión y recepción de imágenes) distinguir. el tema de un gran número de discursos. Recordar que no hay imagen sin imaginación. una orientación de los valores. mientras que. La idea de una gran filosofía de los medios de comunicación de masas apareció. el virtual. DISCURSOS RUIDOSOS Y SILENCIO TEÓRICO La comunicación es. En el orden cronológico podemos citar: 1º. incluso a aquellas producidas en el campo artístico y científico? En el terreno más movedizo de las nuevas tecnologías -la distinción entre lo real y lo virtual. El receptor no está solo: toda su historia y sus valores intervienen en esta percepción y análisis de la imagen. Esta distinción esencial no se ha llevado adelante.el silencio teórico es el más ensordecedor. 2º. Discurso de los técnicos y de los ingenieros que acompañó la explosión tecnológica. La paradoja de la imagen es: a nosotros nos gusta y la consumimos porque estamos solos ante ella. no identificado como tal. La imaginación que trabaja en la construcción de imágenes tiene todas las oportunidades de ser diferente a la que trabaja en la recepción. Los nuevos medios tecnológicos introducen un importante matiz: el virtual diferencia radical entre la imagen de la realidad y la de una realidad virtual. Sería extremadamente complejo: ¿quién podría decidir lo que es una buena imagen? ¿A partir de qué criterios? ¿Debería aplicarse a todas las imágenes. al principio. entre todas las imágenes. aquellas que evocan la realidad y aquellas que son una simulación. paralelamente. “desfasada”. constituyen uno de los lugares privilegiados de esta virtualidad. después de los años 70.han acercado siempre a ellas con desconfianza. no desconfiamos de los nuevos medios de comunicación que. Desconfiamos de la imagen salvo en un punto. precisamente. No pensar jamás en la imagen como “única”. Discurso de los políticos y juristas: defendían. y esta libertad parece que surja de nuestra propia decisión.

4º. La televisión. tampoco contribuyó a la legitimidad de la televisión. 5º Discurso estrellas de la pequeña pantalla. la idea de una televisión espectáculo antes que la de una televisión parte de la sociedad. La lógica de las cifras se ha impuesto en detrimento de cualquier discurso de valor. de la cual no se reivindicará nunca lo suficiente su importancia social.3º. 7º Discurso de los dirigentes los dirigentes de los sectores privados han adoptado invariablemente. acredita también la idea de una . 9º Discurso de los grandes grupos de comunicación que se están reestructurando desde hace unos 10 años. Esto tira un poco más a la “basura de la historia” una tecnología. 8º Discurso de los empresarios vinculados a las nuevas tecnologías. la televisión. Discurso de los primeros empresarios. Discurso de los publicitarios. criticado durante años por su lado mediocre. años 80. al convertirse en una industria ha ido abandonando el discurso de orientación y de valores que había sido el suyo durante los años 50 y 60. Los periodistas no han conseguido modificar este discurso de la audiencia porque: Ellos mismos se han servido mucho de él. Se ha confundido el final de la televisión única y la deseada llegada de la competencia con el final de un discurso de orientación sobre la televisión.sector privado. también han favorecido. los discursos de los jefes de industria con una práctica más o menos fuerte del lenguaje de los políticos. Los dirigentes del sector público se han instalado en un discurso prudente. La prensa escrita siempre ha tenido una relación ambigua con la televisión Sin ninguna moderación. no deja de decir que todo va a cambiar: “los MdC de masas son los dinosaurios de la comunicación y el futuro pertenece a la interactividad y a la creatividad individual”. si ellas han contribuido a la legitimidad popular de la televisión. con la creación del sector privado y la entrada masiva de la economía en la comunicación. se ha producido una confusión entre audiencia y calidad. se han zambullido en las delicias y los milagros que se esperaban de las nuevas tecnologías. 6º Discurso de los especialistas de la audiencia y de los estudios. con sus comentarios sobre la combinación sector público.

los occidentales pasan entre 3 y 4 horas al día delante de la tele. sino sobretodo a desprestigiado la comunicación. y sobre todo las relaciones entre las tecnologías de comunicación y democracia. La dificultad de análisis. pero el problema es que no son objeto a demanda. . es también uno de los valores centrales de nuestra cultura. fascinando a los observadores. la radio.entrada en “una nueva era de la comunicación”. La paradoja es que los trabajos de ciencias sociales sobre la televisión. no llegan ni a poner al discurso de la desreglamentación americana la especificidad europea y tampoco reivindican que la comunicación. Hacen y deshacen imperios. La paradoja es doble. La comunicación es probablemente uno de los sectores de la realidad en que la demanda de conocimientos es más débil. más allá de la economía. Así pues. Acabamos de ver que numerosos discursos rodean y llenan la comunicación. 10º Discurso de los europeos. Piden con todas sus fuerzas una desreglamentación a nivel mundial. concentran y compran. es necesario entender por qué no queremos saber tanto. la prensa y la comunicación en general han sido publicados. DIEZ RAZONES PARA NO QUERER SABER MÁS Si hubiera habido una reflexión autónoma sobre la posición de la comunicación en sus relaciones con la sociedad civil y la política. Hay una tendencia convergente hacia el abandono de la política de orientación. No faltan libros ni tampoco enseñanza. y llegarán a pasar de 5 a 6 horas cuando se añadan las que se están delante del ordenador. Hoy ha desparecido con las nuevas tecnologías. No sólo la multiplicación de estos discursos no ha favorecido una lógica del conocimiento. Lo más sorprendente es que todo esto ha sido muy rápido: en menos de una generación. aumentados por las proezas de las tecnologías. Hay otras causas de esta resistencia ante un conocimiento teórico de la comunicación: El fantasma del poder total y de la manipulación. La fascinación predomina sobre el deseo de entender mejor. no habría habido esta desconfianza hacia la radio y la televisión ni esta adhesión a las nuevas tecnologías.

La sexta razón es la dificultad teórica de crear el vínculo entre problemáticas muy antiguas referentes a los modelos psicológicos. Tres características de la comunicación explican el contrasentido del cual han sido objeto ayer la televisión y hoy las nuevas tecnologías de comunicación: La televisión igual que la comunicación. y la explosión de la comunicación tecnológica en la que los cambios han ido prodigiosamente rápidos en medio siglo. El uso parece la mejor respuesta a las necesidades de conocimiento. casi mecánicamente. cultura de masas. La quinta razón de esta resistencia al análisis procede de los mismos medios cultivados. incluso en su papel. . amenazados en su cultura de elite. dan la impresión de un eventual dominio del tiempo y del espacio. sino que este escaso interés ha sido acentuado por la poca legitimidad de los medios de comunicación generalistas. han desplazado las fronteras entre cultura de elite. erróneamente. se movilizan por las nuevas tecnologías. Política del avestruz. La novena razón es la amplitud del movimiento con el cual las elites igual que los políticos y los periodista contrariamente a lo que había pasado con los MdC de masas. cultura mediana. Razón vinculada a la omnipresencia de las tecnologías en todos los actos de la vida cotidiana. La octava razón es la debilidad misma de una demanda de conocimiento por parte de la sociedad. La séptima razón atañe a la comunicación como objeto de conocimiento. y cultura particular. Éstos se han sentido. filosóficos y literarios de la comunicación humana clásica. La moda y la fascinación explican esta adhesión sin ninguna distancia crítica. por sus resultados y su racionalidad. puesto que siempre estamos ligados a la comunicación. mientras que las tecnologías.Deseo de conocimiento. sin reconsiderar su papel. La ultima razón es que el publico se fabrica él mismo la opinión. por la llegada de los medios de comunicación generalistas que. nunca ha tenido mucha legitimidad cultural e intelectual. No queremos saber demasiado sobre la comunicación porque ésta siempre nos atrapa con nuestros éxitos y nuestros fracasos. Ésta no es nunca para nosotros un objeto neutro. El desprestigio que se desprende es tranquilizador. No sólo no hay un gran interés por las teorías de la comunicación.

Este doble movimiento. a la cultura o a la diversión. Las prácticas de los medios de comunicación generalistas conservan la confianza del público. ni la apertura de mercado. que no es preciso hablar de ella salvo para quejarse. pero forma parte tanto de la vida cotidiana. Es revitalizante constatar que la radio y la televisión continúan siendo. La economía general de la televisión. Aquí encontramos algo importante: el público está dotado de inteligencia crítica y. ya que la paradoja es que nos es indispensable sin que nosotros estemos satisfechos. Lo esencial de la comunicación no son los resultados de las tecnologías. la televisión les ha dado miedo.La segunda constatación concierne a las prácticas. Además en lugar de ver una oportunidad para la cultura de masas. con ventaja. lo demás para los servicios del cable y el multimedia. ocio. y los temas de curiosidad y de comprensión son mucho más amplios actualmente. Mirar no significa obligatoriamente adherirse a lo que se mira. Éstas evolucionan más lentamente que las innovaciones tecnológicas y las modas. sino que significa que hay una adhesión en cuanto a su papel. La televisión gusta. La televisión pública ha conservado la confianza de la audiencia. los principales medios de comunicación. hace diez años estaba claro que el fin de la televisión pública era inminente. sabe guardar las distancias. TELEVISIÓN GENERALISTA: UNA VICTORIA ILEGÍTIMA La televisión correspondía en parte a este ideal democrático que permite el acceso de una gran cantidad de público a la información. contribuye a la pérdida de la legitimidad de la televisión. cultura y apertura al mundo. Es falso decir que el telespectador se deja engañar por lo que ve. han visto una máquina para influenciar sobre los ánimos y “bajar el nivel cultural”. uso y decepción. aunque otorgue éxito a la televisión. Sin embargo. en la medida del nivel cultural de la . Digan lo que digan las elites. Esto no significa una adhesión sistemática a los programas. se divide en tres partes desiguales: una mayoría para la televisión generalista. En el espacio de comunicación. sino la necesidad de pensar en la comunicación.

La solución consiste en partir de esta necesidad de distracciones para elevarlas hacia los programas de calidad. critiquemos todas las manifestaciones concretas. la dificultad de la televisión es intentar facilitar un acceso a la cultura. la mediana. el éxito de la televisión es inmenso. Esta conformidad crítica conlleva dificultad para comprender y una incapacidad de ver que. Estamos tan acostumbrados al papel esencial de la televisión en la democracia que olvidamos cómo esta banalidad aparente cumple en realidad una misión esencial. sino a su crédito. La banalidad no se de a nuestra sociedad. En resumen. simultáneamente. hemos pasado de dos culturas. La paradoja es siempre la misma: no se trata más que de hacer vivir la democracia de masas. La televisión presenta dos ventajas: valoriza la lógica de la oferta y destaca . la de elite y la cultura popular. la cantidad y la relación entre esfera pública y esfera privada en una sociedad abierta. La banalidad es la condición por la cual la televisión juega este papel de apertura al mundo. La diversión y la heterogeneidad de los programas son uno de los modos de compensar los efectos desestabilizantes de esta apertura al mundo. la de masas y la particular. los partidos. duradero. Estas diferencias entre el importante papel que juega la televisión y la conformidad crítica que lo rodea ilustran la falta de reflexión de las elites sobre la sociedad contemporánea. La diferencia entre la oferta y la demanda de programas explica el éxito de los medios de comunicación temáticos. los sindicatos y los movimientos de opinión aunque. entre las que se encuentran los medios de comunicación. real. en dos generaciones.población es más elevado. En primer lugar. Esta banalidad de la televisión es un medio para soportar la prueba de la apertura al mundo. tanto por la experiencia personal como por el acceso a la historia. a cuatro formas de cultura. y muestran cómo sus constantes críticas hacia la sociedad de masas expresan su conformidad y demuestran su retraso en comprender tres grandes cuestiones de la modernidad: la comunicación. la de elite. Esta evidencia de la comunicación de masas le da fuerza y explica su papel inestimabl4 de vínculo social y de apertura a la cultura contemporánea. presentada como el único sistema político viable. porque son el resultado de un inmenso trabajo de emancipación cultural y porque esta banalidad es una de las puertas de entrada esenciales a la comprensión de las contradicciones de la sociedad contemporánea. La televisión es un espectáculo y no puede ser una escuela con imágenes.

puesto que es la oferta la que permite constituir los marcos de comprensión a partir de los cuales se va a manifestar la demanda. Se debe recodar también. Ello supone una mejora sustancial de la calidad de la forte. formular una demanda. y después. La televisión privada generalista no está tentada a ampliar su paleta de programas más allá de aquellos que le aseguran la audiencia. la emancipación pasa primero por la oferta y no por la demanda. es preciso ampliar la oferta cultural y no sólo interesarse por la demanda. evidentemente. la . Toda teoría del público implica una teoría de la televisión. la pública puede continuar ofreciendo una paleta de programas generalistas más amplia que la televisión privada. la del mensaje y la del receptor. y ninguna de ellas se interesa por el mismo tema al mismo tiempo. es necesario organizar el acceso al mundo. Esta oferta debe ser lo más amplia posible ya que las vías de acceso a la cultura son múltiples. Si queremos facilitar el acceso a la cultura. Los argumentos que condenan el concepto de gran público se parecen a aquellos que regularmente condenan el concepto de democracia. nunca se insistirá los suficiente sobre la importancia de las televisiones generalistas y sobre la lógica de la oferta. servicio público e identidad nacional. Cuando más generalista es la oferta de la televisión más desempeña aquélla su papel de comunicación nacional. Para formular demanda. LA GRANDEZA DE LA LÓGICA DE LA OFERTA La televisión es el ejemplo de la importancia de una política de la oferta. Esta mejor capacidad de comprensión del mundo permite. la del emisor. No es suficiente recordar la superioridad de la televisión generalista frente a la televisión temática.las dificultades de la comunicación. a saber. sino que también es preciso ver el vínculo que existe entre televisión generalista. La televisión es el principal espejo de la sociedad. Desde el punto de vista de una teoría de la televisión. Contrariamente al discurso que domina actualmente. es esencial para la cohesión social que los componentes sociales y culturales de la sociedad puedan encontrarse y descubrirse. una representación de la sociedad. que el público nunca es pasivo o ajeno. La contrapartida a esta preeminencia de la oferta concierne a la exigencia de calidad. Destacar la preeminencia de la oferta es recordar toda la historia de la cultura. la incomprensible diferencia entre las tres lógicas. en un segundo momento.

ilustran más fácilmente que los temáticos esta ley de la comunicación: no hay comunicación sin error. Y porque la innovación proviene frecuentemente de la oferta. con relación a este objetivo esencial de estar juntos de una colectividad. Los límites de los medios de comunicación generalistas no deben atribuirse a ellos mismos. individualizados y basados en la demanda. Porque la demanda es a menudo implícita y necesita una oferta para formularse. Los medios de comunicación de masas. Valorizar la televisión de la oferta obliga a valorizar la calidad de los programas. pero esta oferta suscita poca admiración y reconocimiento por parte de casi todos los públicos. por la que se manifiestan la creación. sin riesgo y sin decepción. pero ésta no sería nada sin la primera y no puede reducir mejor que la comunicación generalista esta diferencia entre la oferta y la demanda. diariamente. no existe democracia posible sin medios de comunicación generalista que privilegien una lógica de la oferta lo más amplia posible. hecho que no permite ver tan fácilmente los límites de la comunicación. tiene que organizar la convivencia entre universos sociales y culturales que todo lo separan. en el ajuste oferta-demanda. la novedad y las diferencias. son una garantía de la democracia de masas que. Así pues. La comunicación temática es más eficaz y racional que la comunicación generalista. están. Lo que es interesante de la televisión generalista es la manera con que manifiesta las dificultades de la comunicación. No existe la racionalidad en materia de comunicación. En ambos casos. ¿PARA QUÉ SIRVE LA TELEVISIÓN? . en beneficio de los medios de comunicación interactivos. se trata de una “ficción”. su “rendimiento” es siempre incierto. por su lógica de la oferta generalista mucho más avanzados que los medios de comunicación temáticos o las nuevas tecnologías. El gran público de la televisión no es otro que la figura del sufragio universal en el de la política. Las dificultades de los medios de comunicación generalistas. La televisión temática ofrece al público lo que éste reclama. La radio y la televisión se consideran herramientas del “pasado” porque se basan en la oferta. sino que.cual es la clave de esta teoría de la televisión. Debemos admitir esta doble paradoja: no hay cultura de masas sin una oferta generalista lo más amplia posible.

¿La consecuencia? Una televisión de dos velocidades generalista y de poca variedad para los públicos populares y una miriada de programas más interesantes en las redes temáticas. Es por ell9o que es un vinculo social indispensable en una sociedad donde los individuos a menudo están aislados y. Si el público mira los programas malos. Por esto la televisión es indisociable de la democracia de masas y descansa sobre la misma apuesta: respetar al individuo y aportar al ciudadano.Para reunir individuos y público que están separados por todo lo demás y para ofrecerles la posibilidad de participar individualmente en una actividad colectiva. abandonar el objetivo colectivo. Y es aquí donde aparece el peligro de una mala utilización de las nuevas tecnologías. Es una formidable herramienta de comunicación entre los individuos. La televisión es un objeto de conversación. El espectador es el mismo individuo que el ciudadano. La televisión generalista es la única actividad que. ¿Cuál es el riesgo? Romper esta dimensión contradictoria. Desde el punto de vista de una teoría sociológica. La evolución apuesta pues por la individualización. La televisión ha amortiguado los efectos negativos de estas profundas mutaciones. Por esto el audímetro mide menos la demanda que la reacción ante la oferta. no es tanto porque le gustan como porque se los ofrecen. siempre considerada como un “progreso”. La libertad de elección se convierte aquí en el principio . El control de las imágenes no asegura el control de las conciencias. es decir. Con la fragmentación. solos. llegamos también al papel principal de la televisión como vínculo social. reúne tanta participación colectiva. a veces. no interesarse más que por la dimensión individual. La cuestión de fondo es: ¿para qué sirve la televisión? Sirve para hablar. al espectador. ¿cual es actualmente el problema esencial para la televisión? Conservar la tensión entre estas dos dimensiones contradictorias es la causa de su éxito: la realización individual de una actividad colectiva. ofreciendo un nuevo vínculo social en una sociedad individualista de masas. los medios para comprender el mundo en el que vive. Su importancia es tan grande políticamente como socialmente. lo que implica que se le debe asignar las mismas cualidades. junto a las lecciones.

está menos amenazada por el proceso de “masificación” que por los aspectos perversos de la individualización y de la segmentación social. 1) La televisión es la principal herramienta de información. UN MANIFIESTO He agrupado en diez puntos la síntesis de la posición teórica que defiendo referente al sentido y al papel de la televisión de masas en un manifiesto que ha inspirado al Comité Francés de Audiovisuales. La televisión obliga al menos a reconocer su legitimidad. alrededor de algunos programas de éxito asegurado deja insatisfecha una buena parte de las demandas. egoísmo institucionalizado y narcisismo etiquetado. La amenaza más es la soledad organizada. Esta situación crea responsabilidad social y cultural para los directores. por el hecho de la abundancia de imágenes. de diversión y de cultura de la aplastante mayoría de los ciudadanos de los países desarrollados. El espectador no es el programador. creado en 1993. . pero a partir de una oferta organizada. La individualización de los comportamientos se presenta como el contrapeso necesario para la existencia de una sociedad de masas. La reglamentación del sector audiovisual se impone hoy en día más que ayer. Y reconocer la posición del otro. Porque la reducción de la oferta. 2) La libertad de comunicación. pero ésta. porque los telespectadores han entendido Internet y las limitaciones de la televisión privada.de la indiferencia hacia el otro. ¿no es ya el primer indicio de una socialización? La convivencia de los programas en un canal es una de las manifestaciones de la convivencia social. 3) Una vez admitida en Europa la competencia entre sector público y sector privado. Si el espectador escoge. no significa una ausencia de reglamentación. 4) La televisión pública se encuentra ahora en una posición mejor. la dificultad se encuentra en el mantenimiento de un sector público fuerte en un sistema de competencia equilibrado. Es por ello que la televisión generalista no está condenada por la evolución actual. Y porque el sector público ha tomado conciencia de la imperiosa necesidad de un aplazamiento con la condición de que haga una cosa diferente que la televisión privada. sino al contrario. La libertad de elección del espectador no excluye una organización.

El consumo individual de una actividad colectiva. 10) La televisión se enfrenta actualmente con dos riesgos que constituyen sus ideologías más perniciosas. Pero la fuerza y la originalidad de la televisión está en el hecho de que esta actividad es a la vez individual y colectiva. la de la elección estrictamente individual. públicos y privados. 9) La calidad de los programas y por tanto.5) Un sistema audiovisual equilibrado es aquel en el que los dos sectores tienen un tamaño comprable. El verdadero desafío de la televisión continúa siendo el gran público. El espectador es el mejor programador. conservan la mayor parte de la audiencia. gracias a las tecnologías. La multiplicación de los soportes y de los programas la obligan más que nunca a una política del audiovisual. La comunicación en un universo actualmente sin fronteras es una apuesta demasiado importante para ser dejada sólo a las leyes del mercado o a las . La verdadera libertad. Esta ve en la explosión tecnologías de comunicación el futuro de la televisión. y en el que los canales generalistas. b) La segunda. La internacionalización de la difusión de la imagen y del mercado de los programas no significa la desaparición del papel de identidad nacional de la televisión en cada país. de la elección y de las orientaciones. y ambas son indisociables. Si el ciudadano es considerado inteligente. 8) La televisión pública debe poder hacer suya eta constatación: el espectador es el mismo individuo que el ciudadano. para los defensores de esta ideología. Estas dos ideologías sobrevaloran la dimensión individual de la televisión en detrimento de la dimensión colectiva. complementaria del resto. la misma inteligencia debe serle aplicada en su dimensión de espectador. es la ideología técnica. a) La primera es la ideología del mercado. sería posible. a priori nada garantiza la calidad de la televisión pública. obliga a plantear la pregunta principal para cualquier televisión: una televisión ¿para qué? 7) Si desde un punto de vista teórico la diferencia entre los dos sistemas de organización de la televisión es simple. de los profesionales que los crean corresponde a la calidad del público. 6) No existe la televisión sin una concepción implícita o explícita de su papel en la sociedad.

Como es de suponer. con la habilidad y la capacidad suficiente para crear y distribuir sus propios mensajes por todo el mundo a través de la Red. La abundancia de imágenes no reduce el interés de una ambición por la televisión: más bien la reclama. si reconocemos la importancia de los medios digitales como impulsores de la convergencia. Pero. se trata de una herramienta perteneciente en sus inicios al empresa ILM ( Industrial Light and Magic). hoy día al alcance casi de cualquier individuo. Jenkins también señala aspectos positivos de las posibilidades de participación por parte de los consumidores. Pero el aspecto más importante de la cultura de convergencia tiene que ver la consideración el receptor/consumidor activo. El espectador deja de ser un ente pasivo para atreverse a formar parte y participar en la producción de contenidos. nos vemos obligados a subrayar la esencia convergente inherente a la digitalización. usando conceptos como “la falacia de la caja negra” y prefiere centrarse más en los aspectos sociales y culturales. Jenkins intenta alejarse del tradicional determinismo tecnológico adherido a este tipo de investigaciones. El software Photoshop. no podemos olvidar el carácter eminentemente tecnológico de los objetos de estudio con los que estamos trabajando. DE HENRY JENKINS El primer término sobre el que trabaja Henry Jenkins es el de convergencia mediática. Es más. la principal compañía de efectos especiales de Hollywood. también han de tenerse en cuenta los usos sociales de las mismas y los factores culturales. la cultura participativa también se ha convertido en la cultura de “hazlo tu mismo” (Jenkins. Pensemos por ejemplo en el caso sobre el que se apoya Jenkins para introducir sus investigaciones. la fotografía o el cine y lo confrontamos a otras expresiones como la pintura o la escritura. La “relativa” democratización de los medios de producción juegan un papel fundamental en la configuración de esta cultura. la difusión de la banda ancha y la proliferación de aplicaciones que permiten editar y construir nuestros propios discursos. En su particular adoración por la cultura de la convergencia. Internet se convierte en la plataforma medial por excelencia. entendida como “el flujo de contenido a través de múltiples plataformas mediáticas”. Si unimos esto a la miniaturización de los dispositivos de grabación. De hecho. RESUMEN Y COMENTARIO CRÍTICO “ADORACIÓN EN EL ALTAR DE LA CONVERGENCIA”. 2009:63) . La inteligencia colectiva parte de la puesta en . sería un error apartar al naturaleza (y dependencia) tecnológica de medios como la radio. la cultura participativa.de las tecnologías. el acceso a las tecnologías no es el único agente impulsor. y siguiendo la línea de pensamiento de Jenkins. Esto entronca con el siguiente término introducido por Jenkins.

Sin embargo. También encontramos una larga serie de prácticas violentas como el happy slapping (ataque imprevisto a una persona en plena calle mientras otro individuo lo graba) o el bulliyng (grabaciones sobre acoso y maltrato de estudiantes a alguno de sus compañeros). Cada individuo tiene ahora la posibilidad de contar y de compartir sus experiencia personales y conocimientos a todo el mundo. 2007). . Sin embargo. En definitiva. En primer lugar. El ejemplo más actual de estos procesos es el fenómeno “Wiki”. las acepciones de Henry Jenkins para definir el actual contexto comunicativo son bastante acertadas. En segundo lugar. cuyo origen está supeditado a su futura distribución en Internet como un contenido real (Cueto. la accesibilidad a los medios sin un determinado control también entraña ciertos peligros. la hegemonía de las grandes industrias en un sistema capitalista tan asentado provoca que las prácticas de los receptores también sean. como bien afirma Jenkins. ya que describen las tendencias hacia la concentración multimedia ya no sólo por parte de las grandes empresas. esta revalorización de las subjetividades ha provocado una sensación de que cualquier contenido es válido y una cierta crisis de la credibilidad en ciertas afirmaciones. La manipulación de los contenidos por parte de los usuarios puede ser tan perjudicial como la desempeñada por los grandes medios. como en tantas ocasiones a lo largo de la historia. dentro de un contexto posmoderno. hemos de reconocer que todo lo derivado de la participación colectiva y la puesta en común de contenidos no se realiza con una afán de aprendizaje. un campo experimental para “atrapar” nuevas ideas creativas. sociales y humanas que provocan la circulación de estos contenidos. Ante estas actuaciones es cuando debemos dejar a un lado la adoración de la tecnología y pararnos a pensar sobre las cuestiones culturales. aunque las relaciones de poder se encuentren en un momento de cambio. sino también por parte de los numerosos consumidores. buscar nuevos talentos y asimilar una serie de fórmulas que luego distribuirán bajo su propio sello industrial a esos mismos consumidores a través del uso de un lenguaje común.común de los conocimientos de una comunidad humana universal y surge como alternativa frente al canales de información unidireccionales de los grandes grupos de poder.

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->