Editorial Universidad de Antioquia

Bases de la investigación
cualitativa
Técnicas y procedimientos
para desarrollar la teoría fundamentada
Anselm Strauss • Juliet Corbin
Facultad de Enfermeria de la Universidad de Antioquia
Contus
13(1. 'vs k\ In i nv '. 'ti'n ion
( lIéJI i l, li v n. T ' ( n ic a s
y pro "dinli "nto ' para
d arroll ar la t oría
fundamentada
!\ nselm Strauss y Juli et orbin
Con tus
Editorial Universidad de Antioquia
Facultad de Enfermería de la Universidad de Ánl l0'iu!t'
t i, lt'll'ión Con/lis
('l I dl l urial Universidad d e Ant ioquia
.n 1', 11 tillad de Enfermeria de la Universidad de Antioq ui a
Itl AII"l'llll Strauss y Juliet Corbin
1(') 'i.l)',I' I'ublicn tions, Ine.
I', IIN ' 95H-655-624-7 (volumen)
1'>lIN IJ 5H-655-623-9 (obra completa)
1 It , lI11 Ilriginó11: 13f1sics 01 c¡unlifnfive resenrcJl. Techniqlles nlld procenu res for nevelopillg
,'\ "'1111111'11 /}¡,'ory
("T,lI nd ,) I'd ición (en inglés): Sage Publieations, Inc. (Unitecl States, Lonclon, New
1 ), '11 11), 1 !)9R
1'111111'1',) l'diciún (en español) : Editorial Universiddd de Antioquia, diciembre
.1" 1002
l'llhl" ,I do por acuerdo con Sage Publicalions, lne. / Publis hed by arrangement with
""1',1' l'uhlk,I Uons Illc.
11 ,11 1111 t ¡un: EVcl Zi mmerma n
11"\"1'1,,11) h'lll kn de la traducción: Carmen la Cuesta Benjumea, Clara Iné-s Gira lda
Ll t1l i.1 M.u-ín f.ranco Agudeto
11""'1),, dt, t uhii..'rta: Snúl Álvarez Lara, a partir d e la pinturn de Joan Miró El nln de In
,",1",1111 11I1,,'ollll lu de IIzlIl de oro /legll ni coraz(Í1/ d.: la amapola ndorlllilada so/m' d "mdo
1"I,.'\"/ulI"",, ,k dllllllllll!es, 1967 (fragmento)
111 , 11', 1, 1111,11 ion: I.uz r': le n.:\ Ochoa Vélez
11111 11' ''' "11 1 y h'l' ll\in,H.: ión : Imprenla Universidad d e Anlioquia
11111 1" "111 Y Ii,'dw l' n Colombin I Pri nted and made in Colombia
1',II ldllld" 1,1 n'producción totill o pnrcial, por cualqu ier medi o o co n cu,llqll il.'1'
l ' IIII 'II.dll1, ',jll 1 .. ,lIll oriznci ón esc rila de la Editori.:\ l Univers idad d e Anti oqub
1 dltnlf ,d lJlIlvt'ro.;idutl ti c An Li oq uia
111 1, ' 11 111 11' 1 (')';'1) 2 10 O 10
" ,1", .. , (',7'1) 210 50 12/ (574) 263 82 82
I 1111111 1111' 1\
1' .11\11111 \\1 1-1, \\1\\1\\1 I' d ilori" lutll' ,I.com
'\ I'!1I111t1t 1 111/1, I\.It'dt' llfll , Col ombia
11111'11' 111 .1 t !nlvt' nddHtI th' All li OtI Ui ,¡
11,llill lllll 10 ,) \ \11
I 11 lid 1 I·dlll"
A Anselm (diciembre de 1916- septielllbr(' ti/' / I)f}(¡),
académico y l111fflanista que alcali ZÓ a l ocar IlIs 111 /'111, -"
y las vidas de todos wantos estuvieron en con Ili r i o 1111/ 1'1
Contenido
Los autores ...... .. ..................... ... .... ........ ....................... .................. vii
Prefacio............ .. .............. ...... ... ..... .................... ................... .......... 1
Visión general del conteni do ........... ....... .................. ............. 11
Comentario final .... .......... ................. ......... .................. ........... 111
Pri mera parte
Consideraciones básicas .......... .......... .... .............. ... ............. .... ..
1. Introducción .... ... ... .... ........ .... ... ...... ........... ..... ........ ... ..... .. ...... ..
Definición de términos ......... ... ..... ............. ..... ....... ... ......... ..... .
Características de los investigadores cualitativos ..... ........... ,1
Características de quien trabaja con la teoría
fundamentada .. .... . ...... .... ......... ..... ...... ..... .... ..... ..... ..... .... .. .... ... . H
La metodología y los métodos.. ... ..... .... .. ............. . ... ... . ....... .... H
Antecedentes históricos. ...... ... ...... ................... . ..... ... .. ....... ...... 111
La investigación cualitativa .... .......... ........... ........... ......... ........ 1 1
La teoría fundamentada ....... .. . ...... ....... ..... ........... ....... ..... ....... 1 \
Procedimientos de codificación ... ..... ..... .. ... ......... ... ...... ...... .... 1 '1
Resumen ........ .............. ..... .... ..................... ................... .......... ... 11 ,
2. Descripción, ordenamiento conceptual y teorización .... 1'1
Definición de términos ....... ........ ... ...... ..... ....... ... ... ... .. ... ... ....... 1 '1
La descripción .... ................... ..... .......... ... ................... ...... ......... I ti
Ordenamiento conceptual ..... o •• o •• oo ••••••••••••••••••• • • • •••••• • • ••••• ', ••••• ' I
11
1 1\ h'tll'l/lIdllll ,"," """'" " •.
1{,"H"'h'" .............................................................................. ..
:l . 1..1 interacción entre la teori zación cualitativa
y l., cuantitativa .................................................... ..... ...... .... ... .
R,'su men ......... ..... ............................... ... .... .............................. ..
'onsidcraciones prácticas ................ ............ ..... ................... .
1 )\'II"iei, n ele términos .......... .. ................ .............................. ..
1
1
,,, IIf'," " un problema y formular la pregunta
111\ ......... .......... .......................... ... ....................... .
M,IIII",,,,r " I l'qui librio entre la objetividad
l' 1.1 ",·'I.'Ilhi lidod ...... ........... ...................... ............... ..... ............ .
1 1 11 "11 .1,. 1.1 literatura ............................................................. ..
I{ "',II 'lll '11 .. .......... .... ..... o,. , •••••• ••• ••••••••••••••••••• ' 0 ' •• 0 o •••• •• • • ••••••• ••• ••••••
1
1
parte
t', (I\'I·di In ientos de codificación ............................................... ..
S. El a ná lisis por medio del examen microscópico
de los datos ......... .......... ... .. ...... ............................................... .
I)('(ini ción de términos ....... ...... ......... .................................... ..
1 ijcmplos de clase ............. .... ... ... .. ............................................ .
Resumen ... ... ...... ........ .. ........................................... .................. .
6. Las operaciones básicas: formular preguntas
y hacer comparaciones ......................................................... ..
I)cfinición de términos ........ ................................. .... ............. ..
La utilidad de hacer preguntas .. ........ ............ .... .................... .
Ilacer comparaciones ...................... ........ ............... .... ............. .
Resumen ........ .. ...................................................... .. ............. .... .
7. Ilerramientas analíticas ................... .... ................................ ..
Definición de términos ................. ..................... ..................... .
El uso de las preguntas ..................... .. .......................... .... ...... .
29
:17
:\9
39
40
47
54
59
61
63
63
65
79
80
80
81
86
93
95
95
98
1\ ",\l hl, .1,' """ 1,,""111 ", 1111 l' 11 '" 111 11111 ..... ..
1\".111, l" 111111 III""¡'-,' 1'11' ""'.11,, .1, . '""'1'11'\1,'1'""'/1 .......... ..
1{"'UIIIIt ' 11 " .................. " .. ..
11 . ('"dlfl .,ción abierta .. ... .............................. ....... .... ............... .
Il"'lnición d" términos .................................................... ....... .
1,.1 ciencia y los conceptos ................................................... .. ..
1 .. ..' conccplunlización ....... .... , ... .... ... .. ................. .. ..... ............. .
Definición de términos ...................................................... .... ..
Descubrir las ca tegorías ............................... ...... ............... .... ..
Resumen ..... .. ............................. ... ....... ... ... ........................ ....... .
9. Codificación axial ......... ....... ... ...... ... .. ............................. ....... .
Definición de términos ... ................................................ ........ .
El proceso de codificación .......... ................. ............. .......... .... .
El paradigma ........... .... ..... ................ ........ ..... .................. ......... .
Resumen ............. .. ... ...... ................... ......... .. ............ .............. ... .
10. Codificación selectiva .......... .. .... ... .. .......... ... ............... .... .... .
Definición de términos ........................................... ..... .......... ..
Integración .................................................................... ....... .... .
Descubrir la categoría central ....................................... ..... .. ..
Técnicas para ayudar a la integración .................. ......... .... ..
Refinar la teoría ........ .............. ..... ................. .... ...... .............. ... .
Resumen ........ .. ......................... .. ..... .... ..... ............. ................ ... .
11. Codificar para el proceso .... .... ... ..... ................... .................. ..
Definición de términos .... ............... ................... ................. .. .. .
La interacción entre la estructura y el proceso ............ ..... ..
Análisis de los datos para el proceso ....................... .. ...... .... .
Resumen ...... ..................... .. ... ............................................. ...... .
12. La matriz condicionaVconsecuencial .......................... ...... ..
Definición de términos ....... .... ............................ ........... ..... .. . ..
La matriz .................................. ...................... ................... ........ .
La noción de matriz ................................................................. .
11
1 (J 1
1 (J I
1 (J')
1111
1111
111
11
121
1 I
11'
1, \01
1\1
1 I ,
11M
1'111
1
'
,7
1 ,7
I ',H
11111
1(, ' )
17 1
17'1
17M
17H
I HII
1 H \
11);'
I'IH
IIIH
1')')
2011
Iv
I )IVI'''r/ p,. ¡ldlr' IHWH dt ' nllH'lll Vl tllld lO""
¡l. a ' vl' 1' ll'l't'I0I1t. '1'1 dl1l11rli rl11'i ......... "" ............ , ....... " I .10."
l 'I'I)lltlhi lllS de tI ' ... , ........... " ..... ................ " ....... " ..... , ...
ción de In mdlri z .......... ....... ........ .. ......... ................... ..
1{'\SUn1Cn . .. . ... .... .. ......... . .. ............... ......... . . .. .. .. .. ... ..... " ... ... , ... ... . .
1:1. 1\1 l1lucstreo teórico .... .... .... .... .... ......... .. .......... ........ ....... ........ .
I )I'!l nici ón de términos ................... ... ............... ...... ................ .
VII¡j,\n gl' nl"' t'L11 ...... ........ ...... ...................... ................................ .
( ""I/d, ¡,·,·.lt" ioncs generales ............ ........................ .............. ... .
(."1,,, , plll"n 1.1l· nlrevista y las observaciones ............ ..... .... .. .
1'"" ",II,"ll'l1los de muestreo ....... ... ............................... ........ .
i\ 1)',111111 " n'spuestas a preguntas importantes ................ ..... .
' 11 lO .. ....... 1 0 .... . ... " •••••••••••• •• •• • •••••• " .. . .......... . , ..... l O , •• • •• • •••••••
l /l. M"llIurandos y diagramas ................................ ........ ..... .. ..... .
1 JI'! '!li, ión de términos ...... ................................................ .... . .
A Igu l1as características generales y específicas
dI' los memorandos y diagramas ............. .. ..... ...................... .
técnicos específicos de los memorandos
y dingramas ................. .. ............... .......... .... .......... ..... .... ......... .. .
Los memorandos y diagramas en las tres cIases
de' codificación
...........................................................................
La clasificación de los memorandos y diagramas ............. . .
"esu men
................... .......... ............................................... ........
Tercera parte
' 11' ,
" lIh
211H
2 ()')
2 17
219
219
220
222
223
224
232
235
236
236
238
240
242
260
261
,,¡ nn I izar.... ................ .. ... ..... ... ........ .... . .. .. ..... ...... ... ... .......... ..... ........ 263
15. Escribir tesis y monografías y hacer presentaciones
acerca de la investigación .. ....... ..... ....... ... .. ....... ... ... .. .. ..... .. .. .. 265
Del análisis a la escritura .......................... ..... .... ...... ....... ..... .. .. 266
¿Por qué publicar? .......... ... .. ...... .... ... .... ....... ....... ......... .... ......... 266
Presentaciones verbales ......... .................... ..... ..... ...... ....... ... .... 267
Escribir monografías o tesis ............... ... ...... ...... ............. .... ..... 269
Publi caciones en equipo ..... ..... ... ............. ... .......... .. ...... ....... .... 280
l {t 'I /lIJlH'1l ..... " ..... """
dc cva lu.1 16n .................... .... ...... .. ......... ...... ........ .
I ,os {,¡'nones ' ntHi os y la invcsli ga i ón clI ülil l.lliv.l ...... ..
( ' "itl'I'jOS dc eval uación ...................... ..................... .... ........ ... .
El proceso de investigación ... .... .. ........................ ..... ..... ...... .. .
l:ul1dJmcnlación empírica de un estudio ................. .......... .
Una 110ta final ................................... ... .......... ................. .. .... ... .
J{e, u mCI1 ......................................•. ........ .....................•.........•. .. .
17. Preguntas de los estudiantes y respuestas ............ ...... ...... .
El uso de computadores para el análisis cualitati vo ... ....... .
Resumen ........ ..... .... .................... .. .. ....... .. .................. .......... ..... .
Referencias bibliográficas ...................... ... ...... ... ..... ........ .. ..... .... .
Índice onomástico ...... ........................ .. ......... ...... ............ ....... ... .. .
Índice analítico ........ .......... .. .................... .................... ...... .... ..... .
v
7H7
2HH
2 ')()
2'11
'1'\
'11>
2'1'1
'IK
'1'1
I
.\' \
\ '\ 1
\,,111
!\ nI J >yi 11 S ( 1 9(5), Mi J'/'Orto //111/ I/lIp,b ( 1111111) l' /1 ./1' (1101 /..:-;
IlIId U/II'I'/:' ( 1971), (1 978), '1111' :- /lI/UIII/,'\IIII/ /1/101/ ¡if I//{'/ /; ('III
1/'11' ¡ (11)11';), l/lIm"i IIg work nllll enre (1988) y ('011111111111 111" 111 11 Inl iOll s of
,1/11/11" lI unque formalmente jubil ado, en '1 momento de su
lll11l' l'l l' sl'gufn escribiendo e investigando sobre diversos temas, entre
los qUl' se l' ncont raban el trabajo en los hospitales y una perspectiva
!,>(H.' iol tJgica sobre el cuerpo.
Prefacio
L" ",,','i!'""1 de esta segunda edi ción me ha traído a mI ( ' OI'hl'l)
1.11110 " ll'grf,1 cOmo congoja, Alegría porque la respuesta d,' lo" 11'1 l o
11 "1 ,,1 I'riml'l' libro fue tan positiva que se nos pidi ó qUl' l'snl hl 111
011 " "n,' s,'gunda edi ci ón, ongoja, porque mi coautor, A'III1'i ",
St,' .. " "s, f,1I1,' ció, ntcs de terminarlo. La presente edi ción es UII t dil"
l o" 1,1,iL'dici1 i ón de Anselm de toda una vida a l a investl g,1('1 " y l'
'1 11 d,'",'o d,' compartir este método con los demás, Para Ans"¡"" 111/1
I,,'o\'l'dimicnt os y técni cas analíti cas contenidos en él r('p"l'S\' 1I1 11101l,
1)\.:-: qUl' un!- l11era fornla de investigar, una forma el e vlvll' .
Aunq\l L' Anselm muri ó antes de terminar el presenle IIlml, t'llt 1
bid" fuI' l' n rea lidad un esfuerzo conjunto. Con los al'\os, IHlIUl lt lll1
dt'4,'l'I'oll amns un estil o de intensa cooperaci ón e inl cm,' rI 11 11111"
do l'xperi cncias y conocimi entos parcialnlcntc dif(' I'{' IlI \I/j 111 '111
('olnl'Íd,'ntl's, Cada autor escribi ó los borradores d ' ol¡;unos ¡" prtll
los, e. ,d,1 uno reelaboró el trabajo del otro y compl mi' nt su 1'/1 ¡J
I ti 1',1. 11 1 fi nal, ésta se vol vió tan entrever ada que es d i fIel 1 II'clr' tJII , 1 t
("IL'I'lbi qu{>, ni qui si éramos que nuestros l ectores hi k'mn " '1111 di/
lindón, inconducente,
nn ,'sl o Sl'¡; unda edición hemos clarifi cado y ampl iad(1 111 ptlhil
('"rlón or'i f; innl. Le agregamos nut'VOS capítul os, vol vimos o I'/il dl ll ,
011'05, Y I'l'vi so mos los Sin ,' mbargo, la mayol' pml,' dl'l 1111,1, '
dill od¡\lnol Si' mnntuvo, dt' II/ H' 11 01"0 manel'a, Po,'ej l"11pl o, 011'."'1111
dt' IIIS I1HUlltos I/'ol odoll ,' " ,' 1 ( ' Iplllllo 1 d(' lo ob,'o OI'lgl"II1, 111111111
"
'\ III1 Il 'U'1I l''' vl 17, li lubdo " Pregunl. HI dp !t .. \ t"l llId l , 11 11t 'f4 Y IHIt 1I "i
1' 111 ".1.1'" Algunos lectores podrán e 1,,111,1,' ,, 11 " 1'11' ,11 0 dd 111\1'" "rl
g il li d
,
ni t n-.¡ n recibir con agrado e I l dllll HlI . ( " C\ ' lll o'l q li t' Id tHIt 'VI I
"d 1, l' 111 1 ", 111l'jor que la anterior y qUL' '1 11 ' . " \ 1'"' • 1, 11 11 11 ' 4 111 , 4 .11'1,111 .,
, 1." 11.1 11,11',\ 11 más fácil de comprend " I,
1 nos sa tisface que si bien ,, 1 1" 1I11 ,'r h' "I .. " I<II' '''" ",, 1,1 '1,'
1\1 11 11 1,1 ,' dlciÓn era demasiado largo, 1. 1'1 I' ,II'h', '1"" , 1( ' (" lilll ln,Ii""1 '1"
l'HI ¡l ll para nuestros qtl V podn rl
"11 1111 "" 11, ,1.
H' '1' '' ''oIl111 1S que el li bro revisado " "11 11111 " IlItllI Y" lldo , ,, h,',' I" H
Il" 111 rl's, A toda la retro al ir ll ' ' 111.11'1("1 I'''Hit 1 Vol 11 ,,,,)'.,11 1 v 11 ,
1,,1' 11,', 1,. Y Ir,l bajos, estimulantes y m lI y 111 ti "", """ IlIs ,'si 11.1' .111 11' '' "
i Il vl'/1 1 ig.ldol'l's nos envían compruebdl' ti li t' IOgl'.Hh lo nlH "1
1"", o Illt' 1 ido de ayudarl es a realizar :.II S "11\'I1I1S,
11 tl l IlIl1Il se plantea en la primera ,'d!t " "1, ," ,1" 1 i 11m ,'s i ,\ di 1'1 gid Il
,1 ill v", llg,ldores de diversas di scipli n ,I', (dI' 1,,,, i" II , 1, 1' sOl'l ,II,' , ) )' ,1
pl'llI, · .... il llltlh.'s interesados en construí I 11'011 ¡\ 1.; por Ilwd io lid ,111 . \ 11"' , '1
dt' .1. 11 0 ... \.. lI ,l li tativos. Por muy emoci ( H ldll l v"l q tl l' MI'" l' \ j1l 'I'ÍVIl
I'i"" 1' 11 ,,1 proceso de recolectar los dd IW., 1!t '1I 0I 111\ 1111 111 1" 111 01' 11 qul'
,'HIII'I .Id",,, ,1I1ali zarse, Los ,1 v,',"'S 1"'1'1' 1"
jo,.., ¡llIl v l l:''\ t) tarea necesari a. No sola rll \' lll l' Ht' tl llllLlI l ,H I .lrl l v Id i n
""' " '111 1 .. 1111 idnd de datos que tienen si 11 11 1' 01' 1. 1" HIII " Íl' 1I1 ,'H 1" " '1\ "111. ,, :
¿t \ 11 11( 1 pUl'do encontrarle el sentido 11 111.1" l's l, ' 111 ,11, ','1,, 1 (\1111( 1
I"H" ' ,'sllIbkcer una interpretación t",1I'!t1l '1 "1' 11 1111 1.'1111 11 11"1111'11 s,'
11 " 11 ,, ,1I1\' l.ld,1 en la realidad empíric::1 Il'IiI '/, ld .. 1" "' 111 14 Il1 ul, ','I,II " 1
(\""11 pu,'do garanti zar que mis dal o'l l' 11111 "'1"'\'1 ,1( 1011"4 v,lII
d,,' y l\lIlli ,l hles? ¿Cómo supero los p ll '/ II I, lOS, 104 "" ,"1111" Y III N 1"" "
1"" 1 1 v ,1., ", Il' reotipadas que trai go , 11111 1111111 ,11 11'11 11,1/" 11 11 11 111 1,0 /
l 'c nu) n ' UDO mis análisis para crear UIl ¡l fpr Illll l¡\\ Ion h'O,'h'¡1 (OI H ¡',¡I
d, ' I , 11 ', 1 qUl' estudio?
1'1 I'l'Il l" " ilo de es te libro es conl l",f M ,,,,t.,,, y 011.,1<, I'"'¡\I II II,I"
11 ' 1111 II ll ,I, I. IS ' on el análi sis cualitati vlI, li., I, 1'1 111 .1, ' 11 1111 11" '11 , 1.1
1'11 Y .11 1'\'1' 111, Y su intención es propordlll llll' 1,1 '11111111 11 11 "111<1 Y 111'1
1" '111 I'dlll1 l" 1I1 05 bás icos necesarios pill'l1 '111 11 ' 111 ' l' 111\ 11 1" 1111 11 dI'
1' 1111 '111'1'111'/1\' 1'11 sus pr imeros proyeclo/I di' III V"II III\III 1011 1'\l il lll ll llvlI
y 111 "11 '1 111 1'llIl li ll'uil' una [corra en s u n lvl' l lI lI ll lllIl llvlI '1' 111\111 11 (' 1'1'1'
11111 11'11 Il1 tlll ' lIl1 l II IH'I I ' I ¡dH" PIII' l l ll lIlj U1dp l iHt t 1 11h l t y pllll l '
" 111 111111 11 111,," 11I \ll' fII l lH' lI lnl w4 qlH- 'IUI I' IIIII II IU " 1 111I 1,l lflt" 11111111 1111
I I ' 111 I \1 1 I H' I I 'NI" 111 111, 41\ h. I IIlI tt 1I 1111 111\11 11'01 f l ' Olt I1 011 111'" 1 1'0 I1 II
IH. 11 111111,' " Ioll'll vl' di' 111 III V", lI p,I II 11 11 111 di ' 1,11" 011 di ' 111 111
11 1 I I \ 11111111 , 11. \1111111111' 11"1, 1,,,,/1111'11/1110111 t'/'/II/l1 1I 11 "blt'l\ ' 11 11 Ill q)PI
111It. 1'1"'i ""' 111 '1111 ' I HIt" hll l l'lIhnl y 1'III Id" 1I rl \ '1 0111 1111111 11 n VI I IIII
1 1 " 11111111 .11 111'"1111 1,11 III VI' d ll l'llll' y q\l 1' 11" 11 "tH 1 1111
111 '1' "'1""0 Y 11111111 111 11 11.. 11111 11 11 11 IlI lIdo di' 111 11 111111 ' 111 d" 11111" 1
d, .,,, .. ' 1111 11 111 11 11 1/ ' " 1111 1111 VII 111 ""dll ,'111'11111" 11 1 11 l' lit · 11 1111
111 1 1.11 11,,1, ," "" II" tI 11 11 111 11 "1' 11111 III V"'I IIII III IIII'I'" IIVII 1I 111 dlll 11'111 1 111
" 1,, .1 t 1'1/1/ 1111/1111' , IIIH'/),
1 ""111 "11 ' 11111'111 1", 11111/1 1111 11 di ' 1" '1 l'l ltll ll, l'I II lvI' 1 di ' 11\11 1111\"1
11 ,11111111 • .1"1"'11.11' di ' '1"11 '111' 111 11 11 1'1 11 11 1 1'0" 01" 0 111"0, 111 1' " 1 111 11
1' " 11I1 1dl' 1' 11" It · II Io III 1'111'.11'11 1\,, "11 11 1' 111111 '11 1'11 II lgIII III' 111'111 d"
ti ", 11 111111 11 111111 ' 1111 ' 1111111111. 1'111 011 11 1111111 ",11111111" 111 111 1. ,, 11111 " ( '1111111
111 1 1 ,11 11 '11' 1\ 11 " ( 1' 114'/) 1 111111111 1111 ' lI ' I,'rfll 11 11' "111'/1 011 1111 111 1. 11 "( 11 11 111
' "' 11 111 '1 1111 ', 1 1111/1 11 1111 .11' 1I II II III dl\ dl"l, 1' 1111'111 ,'110 dI' '1 "1' 111 11 1111" 1111
1,11< ,1 1,"111 1/" d lll ll, P"l/tI" " ' II' ,1 Y 11 1111 11 " 11 1' " '
1,10 11111111 ' 1111 ' "11111.111"1,"1" (1' xii) A d",It' v,.,.d Id, 11 1I 1I'III,dll 1"0.111
. ' "111111 ""1 ""111111111 Y 111' ,' II III' I1 I1 ' llll' IIIt .. Adl' lI lI 11/ " 111 l'
1" 1" 111111 1111 l'l' qll l" l l" jlllI'lI di' 1,' 1111 1' 1" l' 1\i 0 \1 111' Y I\ dll l'l llI
'11111'1"11' , 11 1 111.111 il. 1 \ti o y ' "1 II dlljll lll 1111 lH'v ll llhl ' 11 1\' 111 1' 1' 1' 111111
1111111 11 1111 di' 11111 11' 111 ,, 111 1111 '101111 11'11, Y 1" 11'11 11'11I Hl I"ltI" 1 111 111 11 111
1, ,,11111 ¡iIl V" 11 11111 11 1111'1'" 111 11 11 , l' l'I" l'tI " "" 11 /1 111 1'111 11'111' \ 111111 '1 1,1
11111111" 1,111 1" '111 ti di' '"' lIll lI ll lIdll d 11\' I11 Y 11' 1'11'11 , Ad,' 1I 11 di' 1111 111 111
11111, tllI' , 111\ ' " 1 IlI lIjlh' IIII' 1 111111111 11 '1' I' l'Oyl'l llI Ih. III VI' 11/1111 111 111 '
l ' 11 111111 1"110 dI' 111 1,,11' Y vll lllr" (1" 11),
l' " . 1111 l' 111 111 110 di' 1'1'11' 111 I'IlI' lIlI jll lIl ,'llI ' 1"1/10 iI 1'11 o , 1" 11
, 1 fli H 1"1 NIII ' 1111 1111 ' 1111 11 1'/ 011'1 '11' 1' 111 1' 0111111 11
1
' d,· III '" II III I' 1I
11 11111 .. 1'"111 Illi tl l'llI' dlll ll' 11111111 ,' 1 VII'I, 11/1 1'1" '111 11111 <1" 1' 1'111 II II ' dlll
di 11111 ,,. 111)" '-JI 'llIplul, lo 1t ·. lt)!. · fUI d"11 'lll ' lll " dtll 1" 11 ,,1. '11 111
1111111 11 Y 11 .. Iltl, ' "1'1111 11111111" dI ' .111 111'1 <1 111' 1" " 1'111, 1"11111'/ '" 111 IlId"
' 1'11 11 " <1111 ' III 'HI"' " V,' ,' \\ ' 1111 11111\ II lInd" 11 11111.111 t'II""I ' 111 11 ', 11 1
1 1 ,,1111 I" v,' 11 tll lilllll ' 1'"111 11111 '1 1111 1'1.1 1\ '1 11 I'l'IIlIllIlllIdlll1 Y 11 111
1''''1,""1111 d .. 111 II VI 'NI fl lI' h\ lI , h' II PI,' tlIIIIIH 11'1 '1 ,' 11 1" " (,1111111,1,., /
11/,,,"/111 /'11/111"' (HI" II II "Y ( 'lI tI <I " , 1
1
1
1
1'/ )
V del contenido
1\l 1"'I"I' nll' li bro es tá di vidido en tres partes principales, La primera
Vd dI' ca pítul os 1 a l 4, que construyen el escenario de lo que
""Huir,1 más adela nte, y proporcionan la información básica nece-
", 11 1,1 1',11\1 e mba rca rse en este tipo de proyecto de investigación ba-
Mol d o .' n 1,1 teo ría fundame ntada , El capítulo 1 introduce la
"1I'1l1d ll lllgía y explica algunas cosas sobre las características de
IjltI"II"" " ln plea n este método, El capítulo 2 explora la diferencia
"'1111' d''''''I'l pción, ordenami ento conceptual y teori zación, El capí-
IltI" \ las re laciones entre los tipos de análisis cualitativo y
11"," llldII VIl , ni capítul o 4 presenta al gunos de los asuntos prácti-
11" '1111' '" dl'Lx'n tener en cuenta antes de comenzar un proyecto de
IIIVI",tlg,ll lón, e incluye secciones sobre cómo escoger un problema
l' 1'1,"11" .. 1' 1" pregunta, la necesidad de mantener un balance entre
1" ohll'livi d o1d y la creativi dad, y los usos de la literatura,
1 .. ' l'.lI' tl' II presenta las técni cas y procedimi entos analíticos espe-
.Ir"." d is(' nados pa ra la construcción de teoría, Esta parte está for-
"',Id" 1'01' los ca pítulos del 5 a l 14, El capítul o 5 presenta una visión
gl' lI l"'"I d ' 1 proceso a na líti co, El capítulo 6 esboza las operaciones
b,lsiColS del a ná li sis: hacer comparaciones y formul ar preguntas, El
1"' I,lIu I1l7 int roduce la idea de herrami entas analíticas, una paleta de
l'I'I',"',OS que los teóri cos pueden usar para facilitar el análisis y me-
I""M ,, 1 descubrimi ento, El ca pítulo 8 presenta técnicas de codifica-
1 lo" ,lbil' rt a, e l 9 tra ta sobre los procedimi entos de codificación axial
l' 1, 1 1 () sobre los procedimi entos de codificación selecti va, El capítulo
1 I 1'\ 1'1 ira cómo vemos el proceso y describe cómo codificarlo, El
1,ll'lI ul o 12 versa sobre las matrices condicionalj consecuencia!, he-
1I',II11 Il' nt a ana lfti ca que cierra la brecha entre las condiciones o con-
"1'1 Ul'n ias micro y macro, El capítulo 13 revisa el procedimiento de
1I1l1('" lr('o y el '14 descr ibe cómo usar los diagramas y memorandos
p lll',l construir teoría.
1.1I1',\I' tl' 111 , formada por los capitul as d 11 5 a l 17, (' Xl' lo rI1I1SUII
(jll (' rone; me n a todos los invl's li A,Hlo l'l's n S,' " 111 '1 ,,, . 11'0 11 ,',
111\ll lI z,ldo l'I Dn:'\ li s is, El ca pítul o 1!1 l' 1'1 11 '", li lll ll ll 'd lll 1.11 1,1 11' 1/1 Y
I. w "' OIl II¡',rnfll1s y di ta l' COllrl ' II ' I" 1' 1 ,"111 1, 1,1 111 1 11 1"" 11111 10,1 "11
111
I'flt du Ih II Hhl ti ,. qlll 111I1 ' lhl' l ptlt 'd"1I U/I, tl tl " I )¡\ I ¡1 t'vuhlltr ,,' 1'11111 '
'111 dI' III Vl'/l 1I1111I1t " .11 "11 111" .' 11 .'/1 1<' IIl>ro, 1\1 1"'1'f1 1110 l'l"b VI' 1 " " '"
1111, 1 t'''Ipl'dl' dl' lh· l",I,' libro; I-Il' pn'sl' nl tll l hHi p""gIl Il I I.HI q \lI '
111, H ti Illl'lludo plt-lI \h'd ll 10:-' l'slw.Ii \.H'l t 's 'Of\ sus I'l'SP(,Xtlv,-"..¡ ""HI"II''''
I tHL
I\ n Inte rne t se encuentra una seri e d ' l!jl' mplos más dl'ln ll l1 d" d.,
I"H d ifere ntes lipos de codificación, así omo un ' a l f1111 " ol1l'1' .1"
rl' ",:i,1 y otras s ugere ncias pa ra upli ar la t 'o rf a a la pr:'\l' lkll IlI'(l II '"I"
" ni, a la investi gación y a la docencia,
Comentario final
es!,u s de escribir el borrad or ori gina l para la prim ' I'lll'di cl 11 .1,.
Los I,nses de In iJ/vesligncióJ/ cllnlilnlivn y de usa rl o par,l l' nSl'i\lIr 11 1'/1111
di a nt es de posgrad o y a otros invesli gado r 'S, se nos s('l' " I '11 11 • • 01
libro t ' nía un valor además de aque l pa ra e l qu ' (ue di sl'f'lHlo, () /11', 1,
a los es tudi a ntes a rea li zar aná li s is cua lil ali vo, 11 11 11\ (11 11"
personas interesadas en encontrar nuevas 1ll,J l1cras de Pl' Il ,4I\ r tl ll IlIti
(enóm nos, ta mbi én les podría parecer va lioso c1 libro, 1 ,os 1'/'111., 11
na les que trabaj an e n los comités de revi s ión de rl'v lsll1H" d. , 111/
e ntidades que fina ncian proyectos d e investi ga ión sud ' 11 ,,,,'11 111 110
propuestas de investi gación cualita ti va o de una o mbinll cl 11 di' 111
v' ,ti gación cuantit a tiva y cua li ta tiva, 11 p ' rsonllH 1" 1
1111
' .111
onvcnir dar una Icclura rápida a lodo cllibro, IX\I'[1 ( Hl1P" (1 Ildl
'
I
'
I I\
t ' rminología usad a y los procedimi entos bñsi os qUl' y
luego centrarse e n el capítu lo 16, Los académi cos int 'l'l'Sll do,1 .' 11 11 111
Iruir tcoría, ta nto inductiva como d eductiva, pUl' dl' n l' n\'III II,, "' 11 11
les iertas partes d el libro para complemenl ar algunos d,' HIIII 111 It
propi os, Esta mos abiertos a todos estos usos posibles y" lo ,'/ PI ''' '
mos que qui enes empl een este libro apre nd,"1 la nl o ,,1 1("'1' 111 '"11' "
nosotros a l escribirlo,
OlnO nota fina l, los I 'ctores ' ncontra rnn qUl' l' n l'i 111 11'0 M.' 11 11
un s islema es pe ia l dI' p,ll nbrlls o (rases qUl' va n l' n Il'I rll N 1I Ilrll ,
1' 11 nl'¡.; rill as (reso ltnd nH) y Hld"\lY,ldns, Li1S i ln/i1'll H MI' UNI '" 1"
11
'11 11"
('1' 1' nfasis y cunndo '1"1' 1"' "11111 II lI lnnr In 01\'11(' 1 n Noh,',' l'Olll "' I'IIIH
(l' l' mlnol gl('os I'HPl'l'il dl ' I,d" ."111111 ¡,(I/I'SiJl'ln,<, /II'()/ I/l'¡//I'¡nl ,1/ 1/111/1 '11
\ \Iv
.. /PII,'·, Io'lllph'.lmOS 1.1S negrillas cUlIndo 111111 11 ¡lllldld'¡ 1'11
1111 pllnln o St. '11.11 ,H una (rase digna de I d', I1 t' n
"'')\1',11 " dd"'n 51' 1' "Ii les para hojear el texto porque '1' Vl' l1 lIIuy
1.\1 ""1\'1111' , Los subrayados los usamos cuando queremos hacer én-
1""" "'I'I'ci,, 1 sobrc un punto en par ti cular. Aunque los lectores
1"lI' dl 'l1 l'nconlrar alguna inconsistencia en el uso de estos recursos,
1'"" l.l vor confíen en nosotros; por lo general el sistema trabajará
111, ' 11 ,
Yo, ('mbin, exprcso mi grati tud a los estudiantes y colegas que
"' V 1""""" Y <, ril icaron los borradores de esta edición revisada. Su alien-
111 y, ' "lll'Ibul'ioncs me fueron especialmente valiosos después de la
"""' 11 ,' d,' i\nsl' lm, cuando quedé con la doble tarea de Horario y
,o'"pll'IM l'slc manuscrito. Especialmente, agradezco a Lisa Jean
rvl,""'I' '' II"iner Legewie por sus comentarios a una versión prelimi-
"" ,' '\',II"bi (' n le eSloy agradecida a Leigh Star, cuyas opiniones valo-
' " "II, ll1ll'nll', por su crítica y excelentes sugerencias. Agradezco a
(;" 1'11,,1''' I{l'i mann su cuidadosa atención al detall e; sus comentarios
11""'011 muy importantes para el desarrollo de este manuscrito. En
' ''' pl','i,d, ,\gradezco a mi ami ga Julie Cherry que, como principiante
,'11 1.1 n1l' lodología, no sólo hi zo una lectura minuciosa y crítica del
11l ,II1USl.,-ilo sino que me sirvió de consuelo durante los meses tan
ddlcill's que sigui eron a la muerte de Anselm. Por siempre sentiré
W" I ilud con nuestro colega y ami go Setsuo Mizuno, cuyo aporte,
,i 11 1 "'" y sugercncias, especialmente después de los primeros meses
d,' l., mUl'rlc dc Anselm, me ayudaron a continuar con el trabajo.
'l'¡ III111i n le> eSloy agradecida a mi esposo Richard, que actuó como
,,",""lt lll' sobr ' asuntos relacionados con los computadores y que
""III VO , il' l1lprl' di spuesto a solucionar los problemas mecánicos, y a
1,,', "\ Sll'Il ll SS, ll ue ha esperado con paciencia. De úl ti mo, pero no por
,, 11 0 11,,'110S imporlante, le doy mis agradecimientos a Peter LabeHa,
,,1 ".111111', qllt' crey6 en mí y me dio ti empo de recuperarme de mi
dolll" ,
Primera parte
Consideraciones básicas
Contenido de la primera parte
1. Introducción
2. Descripción, ordenamiento conceptual y teorización
3. La interacción entre la teorización cualitativa y la cuanlil atl vo
4. Consideraciones prácticas
D escubri r ha sido el propósito de la ciencia desde comit'nzO/j dl ' l
renacimiento, pero la forma como se han realizado estos d¡'HI'ld"
mi entos ha variado con la naturaleza de los objetos que s l'SI ud 1111 t y
con los ti empos. Galileo, en la siguiente cita, describe su m lodo pll' 11
rcn Ii zar descubrimientos:
El método es este: dirija el tel escopio hacia el sol como si (Ul'r" 11
observar este cuerpo, Tr,IH IHlht' I' t'llrocado y estabili zll do (' 1 npl ll'nlo,
exponga una hoja plnnn di ' PUPt '¡ 111,\11(,0 más o menos n un pll'
ICI'lt c cóncavo. Sob",1 1\lI n , ¡WI /11 111 It ll llgt' ll cir' ula,' d .., 1 di s () solnr¡ fOil
lodos los mon hl1 M qll P hny PII , I COI"! In mlrUrl!l
IJ lnwtdu rOIl '-11111 ,IHI1111111' I "'il l rlI I1H ti t' nllll'v n 1'1 Pll lwl 11 1"
¡.\l ldolo t,,!JI', rn.h gf.1ndl'!'>l' vol vl'I',\ \ 'Mlrl hnfl UJ'1I \ ' 1111'1"1 dlll lll ll
d,I" I,h IlI ,Hll'h ,IS (d l,l docn Dt\ l kl' , 11)1,1, l' 11 11 )
1\ ti Il q l ll' l'stamos estudiando objetos 1l1ás hh'll Igull l
.1" , 's'I,'¡ vos que e l sol y las estrell as, nosotros, al ig ua l qUl' C,1lileo,
, ,',',' 11 111" di s po ner de un método efecti vo de descubrimient o. Pero
" "t ,'s .1" los procedimientos analíticos reales que confor-
11 1,111 II IIr 's tro método, pedimos a nuestros lectores que examinen a
,"" , Ir ' IIr' ;'1 los de esta sección. Estos primeros cuatro capí-
manera de dar a los lectores un " telescopio" con el
111111 V, ' I', 1 ': 11 os describen en detalle algunos de los conocimientos bá-
p" Il t' Vl'S,l l'i ns pn ra c0111prender este nlétodo y sirven de funda-
11\1 '11 1" 1' ,11'" Ins muy a nalíticos capítulos que siguen.
1
Introducción
Definición de términos
Mrt otlolo¡¡ ín: manera de pensar la real idad social y ti ' 'stU" "I I'III ,
M"lotlos: conjunto de procedimientos y técni cas para ,'e 01<' (' 111 " y "111111
f' da tos,
C"dif icnciólI : proceso analiti co por medio uel ual Sl' frll l\ l1\1 ' lIl llI l,
Ol,ccptuali zan e integran los datos para formar una tco!'fn,
Al igllfll 'lil e Colf'ridgl' y KII/JI" KIli"' , l/ u
IIIIn /l/fllinl/n sOlínllflo, pero COII/O /I D $l' 1",1"/111 111' 1/ " . "1"11 1
COllllJlelo 5;110 sólo de 1/11 COI/fil o, e" VOZ fllIlI ll(' l/ /oI l Iml ,1111/1 /1" ,
y aquí las presl,,,to (II/ m lit' 1/l O¡ mllll/!' )
C ada vez reci bimos más cartas y comentari os favOI' obl ,'s UI'I ' ''' ud, ·
1111 esl ra ma nera de hacer a ná lisis cuali ta ti vo. Re i bi l' l'Sll S ,' x 1"" '/dll
n 's es gra lificante, refl exiona ndo luego recorda mos uno 11101vl dul,I,'
hi slo ri a sobre dos pintores ti ' fines del s iglo XIX y pl'ind pl<l/l d, ' 1
\'Z(l l1n 'y Monet. Di e In k'yl' l1dll que Cezanne onw nt Ó HObl'" MIIII" I
"I I':s sólo un ojo" ,p ro 1/1/1' oJol ", Nu,'stra inl cI'pl'clnclÓI1 d, ' ,'II I"IrINIII
,j ,! l'''' qlH' tll1lhos pinlol'cs ofrecieron a IUM \\11111
1
"1)1111 1\111'1111 V d l." ,
1\!II 'V, ls gl' lll'racionL's de pintores, no s610 Su ",'r,¡ pl'lI IVtl dl 'I('II ,1I lil'
l'kl'l ivL1S, sino tambi én ciertas maneras de 11111"11 4.: 1111l1l 1do.
1" "'0111("", ' de Monct era diferente de la de Cezanne, pel'll, dl' l1L'c ho,
,'1,1 sabia y penetrante.
N vers ión del análisis cualitativo ofrece un conjunto de pro-
• ,'d,,"il'ntos muy útiles -en esencia son derroteros, técnicas sugeri-
d .. ,. , 1111 11l,lI1dami cntos - . También ofrecemos una lIl etod%gía, una
"" '"""01 11.- pl'nsa r la realidad social y de estudiarla. Lo cierto es que
",111 1 )' 0" puede decir a los humanos infalibles la "verdadera"
""I, ,, ,dl'l " dI' la rca lidad. Así como algunos pragmatistas america-
""'" " "'" 1 )l'wey ("1922) y Mead (1934) nos lo ensefiaron y como los
• 1< '11111" "" 'l,Il 111'"les lo demuestran a diario, la comprensión humana
"" 1"",.11' ,,' 1' j,l m5s como la de Dios, pero es de esperarse que la
'" vl", I' !", ,";pn nos ll eve cada vez un poco más cerca de comprender
"""" 1,," .. ion,1 el mundo. En el campo de las ciencias sociales, los
11" 101"1 " pueden concebir esta metodología como la forma de adqui-
1' 11' n ,,\pci mientos sobre el mundo social. Reconocemos que existen
"",1'1\0, otros enfoques para el análisis cualitativo y que cada uno es
v, dio",. "I"'''IS decir esto, no queremos subvalorar la metodología o
111, prpl'l'dimi entos descritos en este libro. El punto que queremos
d", t,I<", II' l's el siguiente: en este libro ofrecemos más que un conjun-
111 de procedimientos. Ofrecemos una manera de pensar el mundo
y lil' ",i"arl o que puede enriquecer la investigación de quienes de-
l'I dl'n usar nuestra metodología. En es te capít ulo describimos las
• ,II',\ l' ll'rlsti cc1S de una persona que acoge la teoría fundamentada y
dl'lininlos qué queremos decir con investigación cualitati va y teoría
1, 11 ,d,ll1l l' nt ,lda, on lo cual creamos el escenario, por decirlo de algu-
"" """"" ",1, '1 res to de este libro.
('ara Icríslic;¡s de los investigadores cualitativos
1,' ,,1,\ I'l'nión li l'nl' dos partes. Por un lado, explora cómo SI' Ii ,II\ idll
10l'll\l\I\do los II s u,l ri os de es te método durante ('\ 1"'01'1'50, 1'111' 1' 101" 11,
.1" 1'\ !'lit" Iml CI1 '''1Cll'rls li ns personales que 5uel(, 1\ 11111111111"" '''11''1'1 "
V," 1iHIH IDI'el. l'lIIl1lh\lIvo 1.1t 1 "11111111 HO, ¡lIl1h.\N ,"JI¡ 11 1.111 (' 1111 1, 111
,,,d.,,, '1''' ' I'H dlffcl l HI'p.II .II 1,1"
I ,n'j y l't¡ llIdl dllh.':-t ljU(\ IhUl s\'gllido '''.j I ,1 1I h' l od olll
glll, 1\ IIH'IHa.! o nos Cli l' llll1l 1 qUl' h lHl ml'jol\ H.l o con III l'X IH' I'H'IH hl 1,1
I''''ll'so incluy' el - por l'jCl1\pllll'nlll,'l HI',"I""
,IlIH ,<'liniO la l'jecución de la invest igaci n. ¿ ' u, Il'S son ,il Y, III" ''l .11 '
"/l los t\l lllbi os?
Los inv 'sti gadores nos cuentan que en r di slrulllll 1" ,lltll
IIIlIdo con los datos, no simplement e con ideas ' n obs tl'l1l'lo, 1,I' H 1.\
1111.1 interactuar con el los (puede o no agrad, rl es In "1',01",,('\(111 d. ,
ddlos l' n sr, p 'ro les gus ta lo que se puede hacer con ell os II nll VI'/ IIIII
l'I'l'llpi l,ln). No temen basarse en sus propias exp 'ril' nri.ls 1' 11 .'1111 11
,\ll ,l li z,ln materiales porque se dan cuenta de que éstas hl1n II l'f't."hl 01
M'r 1" b"s' para hacer comparaciones y descubrir propil'd, \dl" y .11
'" 'nsioncs. La mayor parte de los inves tigadores se Sil' "l l'lI 111 It.,
t,mtl's seguros de sus hallazgos para considerar que sus 1"01'1.\" .,,11 1
dl'spués de publi cadas, son calificables, modifi cabl 's y ,1l1,,' . 1.\l1 0'11
p,ll'lC a In negociación (dccinlos abiertas en parle n \1-1 nvgo('liu hlll
pUl'S corno han basado sus teorías en datos y va li dado IdS ol't H'IIHII '"
que describen relaciones entre los conceptos durant 'el I'I"I I<'\'HII di' 1,1
invc8tigación, confían en las conclusiones a las qu hJIl 1I \'gndo)
En cl trabajo mi smo, los investigadores que se inclin,)!1 po, ' 1'll t.1
I11dodología tienden a ser flexibles, tendencia que Sl' lH""I'l'iI'tlll ,'11
los seminarios de ca pacitación y proyectos de investi g,\ ' ió" I'tI "'IltI
1'0 cuyos mi embros acepta n la críti ca constructiva, son l'lIplll'" .11 '
disfrutar del juego de ideas y aprecian el toma y dac,1 '1111' 0\ 111 lO ' ."1
1,15 discus iones de grupo. La manera como se ll eva estl' ,IPI'I ',\\II/,II" 01
futuras interacciones puede verse en la s igui ente deciDl"i1d 1\ .11' 11111
de l1uc· tras estudiantes, Leigh Sta l' :
Formo porte de un grupo de escritura que se ha reunido 1'''' '1 ti 1l1l'1Ii1"
una vez n\ mes durante un par de años. Todos inter nmhlll nlot> d 11 /1
bDjO en proceso y lo criticamos, y a veces ayudamos con puntu,.. \ 1,'
lIIh'lisis que todavía están crudos. Hace poco r 'gr UII .1 ni 11111'11\
\)1'0 d -\ bruPO y nos des ribió flll inlento fallido de fOl'1I1I1I' 1111 .', 1111 '11
en otrn locrdldud, I.os pllftici p''lI1lcS de \.'sc l'llldpo hnhlllll 1"1'
¡¡ \l Iti o IOH I,. .. :-i f'lrthl'd l nll\ \I11 0/1 \jlll' nOSolroR, l'l1 ln fOlI)1I1 , pl" '11 1'11'
IlIIh!ll" VU(' l! o O1ll y d\lll1" 1\11\ 10 fll 11, "".-11'4 Y l'on Hulrnl'lil)o, y tR' dl 'dl. '11
11,111111.\".1 lo" di scursos cOl1lpt..'litivos que él l\lIlIhol!1\ hUI
1',1'111 111 1.1 NUl'!'ol ro grupo tmló de nllalizél r por qué hnbr,)lllll" 1\'llId\1
1'\110 Y tU 1<., di mo ... t'ut'nl<l de que en buena medida se debía n till e l..'u.1t 1'0
di ' no<.,oll'o<., h"bi.1I110S asisti do J un seminario de teoría fundamcnln-
d,1 Nn l'S solo que compartiéramos un enfoque analítico pues en rea-
IId,ld 'lomos muy diferentes. Lo sorprendente era que habíamos apren-
dldo,l tl .. ,h.Ij,lI· juntos prestándonos colaboración y brindándonos apo-
yll (dlddo L'n Str,lUSS, 1987, pp, 303-304).
1,,1 fll'\ibi li lbd Y apertura están ligadas a haber aprendido a so-
1""'1011' l/na buena dos is de ambigüedad, No es que los investigado-
11 ",!lO ljUil'I',1I1 di scernir los asuntos analíticalnente, pero la urgencia
01,' ,'vil",. 101 incerti dumbre y de ll egar rápidamente a la concl usión de
1.1 1'''0l'i,1 investigación, se atempera con la comprensión de que los
¡"110111l'nOS son complejos y s us signi ficados no se vislumbran con
1,11 II,d,ld o que s implemente se dan por sentados, Esto se parece
I1ltlt I¡o ,1 los procesos que estudian, La investi gación es en sí misma
'"11'''0' ''so sobrc el cua l nuestros antiguos estudi antes tienden a ser
,,'II,'\i vos, ¡\ I h,lCl'r su investigación, di sfrutan del flujo de ideas, pero
Iltl ,,, lo d,' 1,IS ideas sustantivas, pues han aprendido que las ideas
lI 'ú .. ic,IS licnen Su propio y precioso valor. Sin embargo, miran con
''''' '''I'Iit'ismo 1,IS leorías establecidas, por a tractivas que parezcan,
'l, ll vo qlU'l'l1 é'l lgCIIl momento estén sustentadas en la interacción con
1"" d,1 1"s, 1·: 1 yo (,clf), como instrumento en la recolección de datos y
,,1 I'l'tlt"l"O lilo nn:í lisis, es un asunto acentuado por Rew, Bechtel y
""1' 1' ( /91)1), que hi cieJ'on la li sta de los a tributos necesarios para
lo" inveslig,ldol' cs cua litat ivos: idoneidad, a utenticidad, credibili-
tloltl , il1 l11 ici6n, recepti vidad, reciprocidad y sensibi lidad,
l.lll l'J'l'lll os ,1I'ndi J' olros dos puntos importantes, El primero es que
Id 11"'\' 0" 1',11' /(' dl' los inves ti gadores que emplean esta metodología
1'",holhl"Illl'l1ll' ,'spel'an que s u trabajo tenga importancia, potencial
lId 1.1, 1.1 nlo pn ra el pLI bl ico académico como para el no ocndémi-
'" 1:1I 1l ,4,' dl'iw 01 la metodología toma muy en serio 1,1s P,1 1.1 1>1',"
\' .1\, I{IIWI'l d\" estudi adas. 0, ta l como lo de
11I11th'rll H, "'¡sh","'I': I/V¡ que S r un inl (\ lt\( IlIId 11" qlll ' l hl I I! ,
, !I' ,'NII'" II I,,/,lt lo de 1,1 vid" dl' III !len/ c, qUl' I'"dld ,,,",,,1,,, ,' ti" 111 11
II", 'tI tllII,, 'tll ('on lOH III II, lI'l's dOnd,' 1,1 g(' I1H' '"1(.''''' "" I 11 11 'lid" y, 011
ItI '1'11 ' 1""lI,"It'III HIl I 11', , 1" (t'llddll ,'n MIII 'I" 1"'11 " I
11I11II!/lIr,/rl" / '1
N IIl'HI ro sPMundo punto \,'!4 qU(', ( .. l si los hWt lolll
glhlor'\,'s {'dUClldos l'n esle m lodo Sll lkjnn absorbl'!' por romph'lIl
pOI' t'llrlll'Mjo, el cunl "aunque no siempre es lo p,'im\"ro (\'11 tHu'''' ll ll
Vld¡l) nun II se aleja del todo" (Ad 'Ie lark", otlluniC'fl('¡ 11 lll'nHl
11,11 , junio de 1991), Que es te sentido de abso .. iOn y ,\(ovor! n "'"'
"l'HI1l'l'IO al tmbajo omo tal da al investigador un sl'ntido d,' 1l1llY'"
il1ll'gridad, s' reflejó en una descrip ión escrita por ott'lll'stlldl,IIII, ',
1 ... , )uri ch, Lo citamos cn toda su exte ns ión porqu ' sus p,tI,lllI'Il N N,'i1,1
I.lIll'l1fjticam 'nte muchos de los aseveraciones sobre las l'll"Il, 't,,¡fNII
,"15 dl' quienes trabajan con la teoría fundamentad" y d,' HU ollltl
/ ll'spués de haber estudiado sa lud públi ca, K, Juri h 1'''lbllj' d'"',"II>'
Ires o cuat ros años en una reservación inclfgel1t.l SiOll X, y 11\11
1
11' 11
dl' manera apasionada en el asunto de las prin irall's rOll' "lit 1,"11'
,obre la sa lud l lue ti ene ese pueblo, pues éstas son r,ldl<',II'III'lIt" di
I,'rl'nles a las nucstras, Al regresar al seminario dl' Il1v,'st1fl,lt ' 1111 ,1"
pu('s de pasar varios meses en e l ca mpo, hizo lo If\tI "tll I'
,omcntarios en un memora ndo al instru tm:
E!'oI.I" prt'o(: up,Kitllll'S y tt'IlH1r"CS (que el grupo plldll ' llI !t 'I" 111111
d,\los inll'rcul tur\ ll es no- occidcl1lnlcs) se dislpal'on tilNIIIl1hHh 11 y I nI
d,ldosallll'l1ll' liuron!t' (' 1 curso de 1I11<:l sesión dl' do,", I HlI II " YIlIlt.ttPI
v.lba on n1uchol'uidndo y escuchabil concl'nlrndnnll'lltl' lo lu 1\111111
lh'dll Y ... ónu) 1I',IIltlj,lb,lI1 sus iJe,ls e im{¡gt'lll'S 1.'11 dlltfl!l, Id tlPtlll tll
qUl' nlt' dirigflln •. :uid,ldosas ( u.lndo 1111"'11111111
Ill,H'¡ón y IlO s,u"lb,lIl cOlll.' lu'liofll'S npn'!wr,ldns Ilnll'foj de 11m t'l 1011111
hudotll"'¡ ;l1lport.lllll' ... . 1.00.: l, ... ludi.lnh's P,lfl'd,lIl Invl"H1w" \ mi 11111111
do, In rlljUl'/" di' los l l.llos, sl.'It.'CC!tHl""ldo lo'¡ IHHIIIIIlI<i 1"11'11
dnll''l y nml 1,1'i1!lnd(l u no'> I tlO p.l ni ml1M MI HIIII h !1I11 1,111,
"llol¡Indo po.,i lllt,., inh' llwl'I.IllOIWtl Ho lm,' llIulllph'M 11 1111 111 li"II'
No 1>01\1 11,11>1" Illlt'gl'lddd 111111'1"\'111\' lo" d,lltl" l pa'lban l'IW"gl! 'lldll¡
,¡ lthl qllt' ("11. , I.lIllhh'n "l' 1lI,"Ih'llr,1. 'lt'IlIf ..I II I'PI \, 1 }iHII1II dI'
IIjO'IIt' I'nll\' In llll\' l"I !t)., ¡Iu.di·,!.\', \,., l.lh,1I1 IIIl'Ut!(I(IIIHIII y 11 1 qut' yll
hllhf" ¡"II IlI llIIdo y vlNln hdl 'JI \'1 IIlIhlllo "I"I/,In 1011 Iw.
Ih' Ill lq¡rl(I¡ld I OIl11J dt'pH't 1/'Ilóll di ' ,"¡11It1 IH'MI Ollt'll dlt 'lllIlllIll' 1\'1 I'Ji
Y 11I1' 1'(JI) rH)/I h'lIldo/'l pOI' 1'1 \' /i llh'PI'dllHog1t.'o, lo \llH' quh
l
lt, dt'llr' (plll l.
no ,It' p UI' d l' /II' PIII'IH' dt , ·t1iW), plll' 111 M filt Ill\l!¡wlnlll 'l't d l \ 11\ l'p!riI IIlIlOIIl
»fl\ 1r)!1\1'IUl'1l1llh¡ t" y 1' 1 IlIl'H n h' dI '!) l 'onu'pltuI I Il1ll1If th ti dI ' 111 11'111111
lundullwnt ¡¡dl¡ (1Ihu ll , 1'11 HII 'in''''I, IIm7, pp, :U)2 \0\) ,
I¡" '" siguil' nl e CUJdro sc preSenl nl1 I,HI 1i" ldlld,II I, '. 11 ''1 ' " ''' .1",
p dl'.) con In teoría fundamentada. No t' N nl'U'HII I IlJ qtU' lll,lll -
do 10:-' c0l11iencen sus primeros cstudi(l:-, ",¡Yo !! l
1'I1>11 ,1l10 complclamcnte estas características, Sin emba rgo, usn ndo
'\111 r uidado los procedimientos esbozados en este texto y recorrien-
do vi proceso intuiti vamente, es posible que desarrollen las caracte-
,'1,; 1 ims ljUl' se resu men en este cuadro,
nractcrís ticas de quien trabaja con la teoría
f u Ildamentada
1, de mirar de manera retrospecti va y anali zar las situad o ..
th· ... n ll iú l l11enl e.
2. de reconocer la tendencia a los sesgos.
:t {',l p¡JciL! ad de pensar de manera abstracta.
11. ( 'lIP,lCidad de ser flexibles y abiertos a la crítica constructi va.
1) , Sl, 'rl sibilidad a las pa labras y acci ones de los que responden a las

(J , S,' nlido de absorción y devoción al proceso del trabajo,
I,n mctodología y los métodos
1" .. ", l\lI""rtC,. rsticas, empero, no se desarroll arán jamás si los investi-
I', ddol'l's SI' cenl ra n en los procedimientos presentados en este texto y
lo, ,11' licn n maquinalmente, Queremos que los lectores comprendan
111 IJUl' c1 l'cimos, que comprendan por qué están llevando a cabo cier-
t.14 II cti vid,llks, y que lo hagan de manera flexible y creativa, Quere-
' " 0' IJUl' ,'clquiernn una manera de pensar acerca de los datos y del
,,",,"101' 11 qUl' viven, Deseamos que se cuestionen, que salgan con
1,I\I III I,1d dl' lo que ven y escuchan y se eleven al nivel de lo abstrnclo
V luq¡n PU(ld.l n regresar a moverse otra vez al ni vel d(' los d,ll us.
()III' I'{'1ll0:-l qut' .lpl'l! ndnn a pensar comparativam(\ 111t 1 y 1'" lc' IIll I Il PS
ti " p,'opl\'dll,k5 Y d imcnsioncs, de modo lj Ul' Jl UI'¡J II II \ ' 1" ' , 11 11111 '111
d," I IJII l'S III U[l 1 y lJ uC< l'S diferente, La il11(101' IIIIII t" , I" , l., II tI ' IIIdol"
",1,, 0,1"" /" /1 / I1
¡', h, ' ''' 1\111 ' 11101'"1'\10111' 111 1 ""11 11.1 0 d,' vlsl(,,,, dI' " <I (\ ,,,It, qul"I\' 1,
"1 ,, " ,1 11 ,,1,, 1''' " l., hWI's l lf\'"' {J II , 1,,1" 1(', 11 11'" .. Y 1""' 1'11 1,"",,11011 (, '1
1IIIIjpdll), 11(11 p ll . t 1'. lIl t' , p l'op Ol' r iOlldll IlH' d l uri IM!'. I ",' vII!
vlrl lOll ,1 1' 1 ", ',llId,1I 1. ¡ I'oII',' '1u,' l",opon'lo,mr 111' \\lIll ullt o d,' JI 11 11 "
dll\lI" IHo" y h\ Ill{ ti ', bl no V, lI' II I1 lU1WI'lJ' l1tl ttO .1 1'11'10 '
'0"'" 111'1 1,I III IIn' II Il l'l'l', itd" 1,1n lo 1,15 t en"'<IN , "\111<1 l., Vl/llOIl 1' ,1111
II I' V¡ II ,11 1I l' Il / P vrvl d ,1S 1l 0v\ 'd OSml, los fHlt l' 11 111 1
tt'l llh ¡\ <¡ ql ll' I\'H tly \ldl' ll ti Vl'1' dI.' lo Ol' d l l1,II' IO y d l Dl ll l ' I I ' 11
.11' " dI' ", ,111\"'" '""' Vd 1.1 vi d,] ",,' i,11. 1 1.1 Y 1ll1111dllM dI' Il\ vl' 111
Ion p llr.l I.- llI i"' 111.'S q\li l.'rn n publi c ,-ll' \.h.'sl'ript'i(H\l',., (,OI HI' I'II ' lll t
'
Nt> OIN LlI1t V, sll' l de los invl'Sl igodol"l's t' s t I't'j ll' It l¡ lI lt ' I ¡I
d l' l'OIH p l'l' lldvr vI mundo y tl'(' I'h'lI Il H' lll t', 1' 1\
It H\U' S los qt l\.' ,) y udlln II fOl'lllLlI' I l't1rf.-' s, tlll l'\.; l 0 11 10 \,1 '11 11 '
,,,' 1' I'IlI'IlI'C!O'l.1 l' n l'sl,' Il' xtO, son los ind ic, ldos, " 1 v,ll m di' 111 1111' 111
dologrtl qUl' (.' n ll't\l'l'mos .\ dl'scri bir rlH.l it\ ) \' 1"'1 MI l'¡lPlll ldll d
l
1111
li t' gvnl' I'.H ((.Iod,) , l-o il10 tl)lll bi(11l de .. ' nl llrl lll' n IOH dll lt)11 11111111
1,1 11'01'1,1 Cll lIl oel ,1Il.ili sis di' los d,1 10s l' xigell il1l vI' I'I(' l. l\lo'l , 1'" ", ,11
111\' 11 0 :-, !-I l' 11\1 1l1 lIl' unl \ int (' l'prl't ol(Í l) n b ll S.tI..I l) l' ll lIn.! I lIdll g¡H 11111
q Ul' :-'l' I't.\J li Ztl d t' 1"I1, ll1l"'.\ sistemóti ca.
1 ,os on ' Ioel os l' u,dit,l livos de recole ci n y ,1Il,il i .. IM dI ' N" 10,",
vlwlto mós po pul.lrl's COIl los ar\os, UIlI' II h, 11 11 11 11' 1.1 di
h lll'l'l' el y Sl' I'{t\ poco I'l'¡lli s(a SUpOIWI' () lltlll I[W
1
111
III vl'sligncl ol' l's uso r, n lodo,; los pro l'dimi l' lll oN dI' 1 1I
111'0, AunlJul' 1' 1 propósilo dI' los nulol'l's I'H l'OIl Slndl' IIIlil 1"11 '1,' ""
d,'ll1oS cUl' nl,1 dl' ljlll' ('Sil' no I'S el Objl' li vo el " IlIdll l''' 'YI '' 111 .1, 111 \ '
tig,ll' ion, ni dl'l'l' svrll1 (I' l', hkin, 1\11'1) , El m ll OI '11\ 1"' I\{¡, Vi", 11 11 ' 1'"''
' " Il "dol' l,1I1 Il1 l1lJ il'l,'S IOl'l " ,l S, S"bl' 11l 0S lJUl' 111" ""'1'"1" 1"11,,",, ,,1
mtl l vridl d(' \'S« ' lihl'o rOll1o l'it.'n1l'nlos dI.' lIl1 11\('111 1, \' 11111
1
hit ¡Ilitl.
PUl'l h'n l'SCOgl' I', I'l'l'ho;¡.ll' 4.. ' ignol\ lI' lllgunos !-tt'J;UIl W 1' 1111'111 'HII
IUlj" y". bil.-'Il qUl' ,l',r Sl'.) , Algunos USllrltl1 nUl"·HI't \'i 1(1, IIIt ¡Ht 11111 11
(\ "11\" ' '''' 11'01'10, 11 11'11, 1'011 1' 1 I' '''' I' (/" it o dI' hU\'\'I' d" HI , 11" 111'"' 11
II ,'d,"l,lI11i"IlI IIS '(11 "'1' 1'1",11 1" (d,1"il k, II' (1 , '1,11""',\1') l1\l1 y AI", "
'H'" nUI'sl' WI 1(' (' I1I1\ IS VOIl I,IN " " y,H!, NlI l'fl tl'll/l 11' 1 " ". , l'
1"'OI"'NOS 1111[11111\'0.4 1\ 0 s(¡lo SI' " S11I1 dI' dll " I'I ' I11 1"1 "I,III"" IW 11111 ,111 ,'
"l' nl l'fl J¡1 V\'Hllgll do"I'S, Nlllo I(l/ \' I'HIII 1lll' IOl lol0I',ft, SI' Ihl I\ h"" I\lI" ,' HII Y
111' 111')\ ,do u IO/l ll\ vI'4tll'olll llll'I' d,'. "1'1111 011' 1\ 0 11 111 I Od ll lol ', !'" ( 11 11 111
1Ih'lndulng l.l \' (, 0 11/11111 0 dl ' 1lH'lodos, llu ... de IIIVt"l lIgil
111111""1 ll Ntldo pOI' y l' n CLllllpOS l ' (lIlH\ 1,1
t ' dlh;1( iOll , /,1 (, l1l l'I'I11\' I'I.I, los y el SOCi,l l, ,1SI romo
I'tll' \ll' ljuil l'ctllS, l.' n COl1luni c,l ci ón y
dlltl'opO/ogos Ya que personas, dentro y (ucra del
t d 111 po dl' 1,1 SO i%gra, a v 'ccs sienten curi osidad por los or fgcnc!;
dt ' l IIw(odo, pn l'Cce apropiado n<1l' l\l l' su hi storia de manera breve,
1\ nl\'ccdentes históricos
hd, 1 'IIv!nt..!%gín, comúnmente conocida como teoría fundnment.1-
.rol , 1,1\' ," "lstruida ori ginalmente por dos sociólogos, Bilrncy Claser y
¡\ 'l' ,l'illl Strnuss (Claser, 1978, 1992; Claser y Stril USS, 1967; Stril USS,
/1 I¡O) , A unque cada uno de ell os provenía de unil trild ición filosóficil
" III V,', I ig,ll i Vil J iferente, sus respecti vas contribuciones tu vieron iguil l
IIllpurl,lnci a, Slrauss recibi ó su posgrado en la Universidad de
( IUI'.lgo, que teníil unn larga hi stori a y fuerte trildición en investi ga-
t 11111 n lll lit Ll ti vn, Durante sus estudi os, recibi ó una enorme influencia
dt ' It)!-O intcrncci onj stas y pragnlatistas, Su pensami ento lo ins-
1'",II'OIl hombres tnles como Park (1967), Thomas (J966), Dewey
( 1'122), Ml'ad (1934), Ilughes (1971) y Blume (1969), Su parte en el
d" ".l l'roll o d ' este método, que debe mucho a estos antecedentes (bnck-
XIII/l/Id) l'S: n) In necesidad de salir al campo para descubrir lo que
11 lll'{'dl' t 'n I'l'c1 /idnd; b) la importancia de la teoría, fundamentada en
1"" ddlos, para el desnrroll o de una di sciplina y como base para la
,", iOll SOl' i,l l; c) In compl ejidad y variabilidad de los fenómenos y de
1" d' l' ioll humallil; d) la creencia de que las personas son actores que
,¡ d0l'(,lll UIl p,'pel ncUvo il l responder a situaciones problemáticas; e)
1.1 ..Iv LJUl.' Ins personas actúan con una intención; 1) la creencia
d., I lul' 1,1 inl en ión se define y se redefine por la interacción; g) una
""l'dhili ddd ,1 1,1 natura leza evolutiva y en desarrollo permanente
d. , 1"" " 1'011 il'l'i m il'll tos (procesos) y h) la constancia d ' la rl'i"ri (Jn
\'II IIt ' ,'ollt..!ici ol1l's (la eslructura), la acción (el y 1.1" \ UIl
'lt' llIt' IWI . IH. (: lll Sl'l' Pl'ovL'llfn de una tradición sociol, Hh I1 11111 \ ' d ll \'
11 ' llIt' pVI'O cOl1lpn
r
lf.¡ nl gu ll.1s Cn riJcl crísti [1 5 l o '1" 1' ,1,\ dlldo
1'1 ' 11111111\ il 111l1boS II\ llmjnr jUlltos, btL/ VO Sil jl" 1', 1" ,11, '11 1" I l ,d
,1 _1""" dI ' ( '0111111111 '1 Y /1 11 1" ' IHlII II\ " 111 " 'H,I" 'I' 1\1 HIV" I. I I'111I'1 nlll "
11111111010 1"" l 'olllll .IIII\1I. I.' ld, IIU10ddlll'1l1ll1l111110Vlldur dI' 1011 11\
1,,010 • 11111, 1 11111 voII Mil I IllIdl', Illll' lIlr,Hl Illlcfl1 11 11 11[,1111 ,'III1I'llIll vlI ,
I vio 1,\ n.'. l"l ld' ld " /'11<'\'1,, 1 dI' " SIIIIIII'\'I'r I'Olllpllr 1\'10111'11 1' 11 111 '
d' llll'l 1"11" Id"11I1I ,'!Ir, 1'(1I1'lIrlllr y r!'lnrlo,,"r 011\'\ ' 1'111' , l u 1111
01" 11 1101" ( ohll nhlnll1lllhl '11 h,l('fU ' "fl1l1 is 1'11 IllIIlVl'llIlglll'i() n 1" "1' 1
,h 11 1' " ,onlllllll, " ('011 111 \'Il ll'lirllCd Il dl' Il'orfn, 1.[\ 11 I rudll' 1111" 11,
1,'11111 di ' ( ' '' 1<'11110 1111110 dI' '\l llImbln, upllnl nblln n 1)1'0.1111'11' 111111
l'lVI,.1I 1',11I '1, 11 11111 (1111'" 1' llllI hlll'O Il'flO y 1, 1 profl' slolllll. 1'(11' \'/1111 ' "
1"',11"111 (In.'II' 1"' l n 11'01' 111 Ilfl1dnn1l'nl l1dlllllll' d,'ln l 'ol ,lIrO
1111" 11 1'11 11'1' (: Illlll'r y SI l'IllfSH, i ncluYl'l1do los mOl1o¡¡roff I tI Ol'I,\I I\I1I1 '
. 0IuI ' 1,1 l11ll1'rl\' (<: 10/1"" y Sll'Illf HH, 1965, I '.l6H), 'slObon dh ¡o,ldll
hl 111 011 (Iuhll ('os 11'11°/1 CO'"O II COil'g,l S dI' In Jisri pl l l111, ,
1, 1 P' 1 nI(' r,l ,'d leI ón d l' 11/f' I'S tic la ir IlIl'S 1; x a rirlll C/ 11. ti ," 11/ /11 (SI 1'11 11'
Y ( 'ul'hln, 11)90) slll' f\i() dI' un,l rolobor.1 ' i() 11 dlfl" " 1111', 111 '1UI ' ,' d 11
1' 111 .. , Slrolll HH y 'orllln, A llnl lU ' 11l1l hus Jl' 1"8 1'111'11\11110', d .. 1
1III'IIHlo Ll Il'OI'f¡l (ulldarnvnllldn se nlontuvh.'rol\, ji
111,111111 PI di f"I\'I1<'III S, (¡St,I S 110 L'rJI1 i ni ' 11 iono Il'S si 110 q (1 1' slIll pll ' " 1\ ' 111< '
111' llo'III\I'roIl 11l'O" n n1l'did,lIIUl' Slrauss COI1t1I1Ullbo cOlldul'll"1I l o, 1' 11
,II' I11111do y lll101lZ0l1dO 10l1wtodlll ogfll d ' lo inv 'Al innd 11 ('01\ mil 'II'1
y ''' 11 lldll1l1l,'S, 1,0 1Tll' lodologln y los proc dimiCl1l os dl'III' ,'III!'1 1' 11 l ' 1
111"," l'\' fI "ll1l1 <'i L'I,foqUl' dI' Sll'OlI SS COI1 r 'HIR' l O O In IlIvl" ,1 1',111 h 11
1,1\ pl'illll'l'U 1'(II ('Ión lIl'l lexlo SI' l'scrlbi() para p!'opore 01\111' 1111 1111'
¡ull IO dI' 1 el1kl\s y gufoll pMU 10H I nv 'stlgodlll'I'S prlo\t'lpllllll" H, 111111' 1
dI' 10H ((li tados UllidoH como dd l'XII' dor, ljlf' luchllblll1 1'0'\ ,' 1111' l o
dn y l,l Clfl'sll ()11 dI' e()mo nn,ll1zor los dOloH, SI' /l uponf \ '1UI' 1111 1 11 1"
1111 nl ml'll'I11I'1110 1M '\ 1 los 01 "OS ,l l'X,lOS sob,'l' IIIl1dl :II\: II1IoIlI Il,
" /I Ill'd,IIIlll'I1I{' ¡lolr,l 111 ob, .. , (JI/III/III/' 11I' /l 11//1!/,I IH (SI I'l'USII, 1 JH 7), Y '\11
'111\' OI' lIl'l1rfn lugilr, I\ l1ll'H dI' dl'fll1l1' lo 'IUI' 1'/I II1H \\'1(11'1' I(UI. ' '' ' ll
d, ,(' j¡' 1'011 " l l'Orf[1 fUl1d'lnwl1l lldn", n'pllSl'1ll0S 01l\lll10 ' Irl '(' lrm 11, 11
1'111, In Il1 v\' stlgm'I()" 1'IlIlli l Ol ivlll'n I\I' l)(,l'lll ,
1,11 Invcstlga Ión tI,lilativa
' 0 11 11
dI ' 1I1VI'
1'1111110 "l nvI'l tl gI1l' l I1 I'II " lli llll vl ' '', "I1h' l1dl' 111o/ 1'11111\11111" 1 1111
IlflllI' l 11 \(111 ' 10/1 \(l'l ' 110 /11' 110'1111 p." ,,\1 '
dlll dl' rstad fs ti os u otros mcdios d" l ll lll lllllt ,1(11111 ,
PtH'dl' Ir41t.ln.¡ (\ de invesli gaciones sobre la vida de In gl' nl t', 1,I'j
I ll' lh. LI ... vividos, los omportamientos, emociones y scntimll' l1lns,
l 01110 ,11 funcionamicnto organizaciona\, los movimientos so bies, los
Il 'l1úl1lL'1105 ulturales y la interacción entre las naciones, Algunos de
lo" d,11 0s pu 'den cuantificarse, por ejemplo con censos o información
"oh" l' los ,1nte edentes de las personas u objetos estudiados, pero el
)'. , tll '''ll dd análi sis es interpretativo, En realidad, la expresión "inves-
11 )'.,11' 1011 cualitativa" produce confusión porque puede tener diferen-
11 "1 "if',llili c.1dos para personas diferentes, Algunos investigadores
"'II'Il'" d,1los por medio de entrevistas y observaciones, técnicas nor-
111,1101<'111" con los métodos cualitativos, Sin embargo, los
, t II I rI' l', lI1 de tal manera que permiten hacerles un análisis estadístico,
1 o qUl' hacen es cuantificar los datos cualitativos, Al hablar sobre aná-
It"" l' u,llitativo, nos referimos, no a la cuantificación de los datos cua-
lil,lIi vos, sino al proceso no matemático de interpretación, realizado
1011 l'1 propósito de descubrir conceptos y relaciones en los datos bru-
1'>4 y IUl'gO organizarlos en un esquema expl icativo teórico, Los datos
I'tl\'tI"11 onsistir en entrevistas y observaciones pero también pueden
1 '1('1 u;,' do umentos, películas o cintas de vídeo, y aun datos que se
lI.l y,u1 l' lIantificado con otros propósitos tales como los del censo,
I ':xisll'n 11l1l chns razones vá li das para rea li zar investigación cuali-
I.Iliv,1, Una es la preferencia o la experiencia de los investigadores,
1\ Igt I 11 11S personas, por temperamento, se orientan más a realizar este
111'o dl' 1 '''1bajo, Otros investigadores provienen de disciplinas (como
1" .lI1I,'opologfa) o tienen orientaciones filosóficas (como la
Il 'l1tllllL'nologfa) que tradicionalmente hacen uso de métodos cualita-
Ilvo", ( 11',1 rnzón, y probablemente más válida, para escoger los mé-
lod", cII " li1ativos, es la naturaleza del problema que se investiga,
1 '01' l'jl' mplo, la investi gación que intenta comprender el significado
de la experiencia de personas con problemas tales como
" I1II'I'IIIl'tI ,1t1 cróni a, ad icción, divorcio y el acto de "destaparSl'" se
I'I'l'"IO 11 I,'"hajo dI' para encontrar lo que la genll' hl1 l' \' y I'll'l1
NII , I,OH 111 (' lodos lIalitativos pueden usa rs pn"j1" 1'111"'" 11 ""11 "
IIIill1l1llvns sob,'(' las uales se onoce po o 0111111'111' 1"'111 \1' IIIII Il'I1
IIlIll "lt' I' 1'" \, l1'lodmlt'l1to 1111'VO ( l 1'11, 19BO) , I\tI"II,,1 1" "" IlIdtl"
1'li tll il ll YIIH M"I',"'d,'1I 11 0, 11 1'1111101111'111 '" dl ' IIIII, ',. lO"'I' I"'Oll dt' Il n
ll
IU'''' 11' 11(11111 '110 I '111110 rU' lIlillllt'nlo
'
t, IH (Ht' Wl dt ' 1H'IVII\llliplllIl
y """It ,1111' , dlll lll"II tl t' l' 11111" ti d,' "l' ,dll'lIdl' " po, III(>I od" ti"
IIIY""II¡\III tlll 1111111 l
1\1 II lnIl11l"II." .. lll'" ll lllll'tll1l' lIlt 'lI l'rl"l'l l'lIh' l' II 111 IlI v""tl
p,IIlllíll l tl lI lll ,l lI v" 1', I ti 1\'1'0, t'NI, 11 10H 1I"I"s, 'il'l' Plll'l lt ' tI III0v" II I,
d. , Itll ' II1l 'II tllIl' Il' III, "', 1111. '11 1lI11H1l'III"l'vll'Il1ll, IIh"t','vl1lllllH'H, dlllo
1\11 '111011, "l'p,III I"lII' Y I', ' irl' tdlll! , Sl'I', I' mio, l,,' tl 111011 111'''''''1111111,'/11,,", lI"t '
1,," III V"II tlfll1 dtll'l '" I'tll " "'" WII II' pH"1I IlIt," 'l'r. ' I'1I' y lo
d.,t"", n"lrl' l'IIIIIII 11 .. "II\'tll'I1I"'"1; !lI'/'IIIIf'iI' IIIII dltl ",',
1'1,,11111111' \'lI h'p,Or!II'll' " 1 ,'111111011 dl' ti .. pl'Opl,'dlld" /I Y dll1ll'llIil llllt 'II,
Y II 'I"titll,"rllls, por 11,,'dlo tll' tll1" lIl' ,'k d"lll'n\'!III1"H pl'llpll"ll'It lllld ..
1\ 11I,'\' ho d,' l'O'1\'I'ptuII II ZII r, rl'dudr, \'Iohortlr y "I' llll'll1l1M lo dlllll
,i¡' lo Hllvl l' tll'l1(l1l111111 r ('OlIill ('III' (Vl'l', por "il'",plo, Ikd'l" ', 1' 1'/11,
( 'h,II'11 19HJ, 1'1%; 1.0111111d, 197 1; M IIl'H Y 1 lul",rl11l\ n, IlJlIiI) ()¡ ltI
I"OI'\'dlmll'"WH, l'lIl"l' los qUl' Hl' 111 ' III Y" l' l 1"lIl'sl",.II "" "IIltldl 11, ,,
(vl'r 11 y Slr,llI Ss, 197:1), eseril"r ""',II11Ulllllos y
'HII1 p,lrll' dd prol'l' SO ,1I1nlfti l'o, 1 ,OH Inrorl11eH y l 1111
101'1111111\'1 Il'rn" 'l'OI1IPOI1L'l1ll' y pUl'd ' 11 P"l'tI,' ''IlHSl' 'OIIH1 lI'IIt IIltI
,'ti rl'vi "t,1H dl'nlffl r l1s, \'I1l' II""I ,1H (por ,'j,'mplol'l1 ¡,ol1l\r,'/IlIH), ti, 011111
IIhroH, Exlstl'll l1Iu('illlS cl1roqll<'H o m lodos dlf"I'l'I1Il' H plll' lt 11111' "
IlIvl'Hllgn ' 1 11 t'l' I1I1I"tlvl1 (Vl" " po,' 1')l'l11 1'10, ' nlisdl Sy'"tltI, jlltM,
Ik,w,il1 y I.ll1coll1, 11)'111; ;ilgun,1 IIly Y 1I III1d,' I, 19'12; (:1""'111111 y
SlI nkor, MmHl' y Pi\'I, 1 99r.; W,'slhl'Ook, tI,l1 1' 11 11' 1111111
1"'t,s,'ntI11l101i "ólo un m«lodo, lIqu I 01 ql'l' ri l' II lIl'lt , 11 11111111 1"tl1III
1'11/11""1<'/111/1111, y sÓlo lll1l1 vl'I'sló" dl' l'Hll' 111 Iodo, 111 \""11'1 lid" 1""
SI "l1l1HH,
I,n I or a funda 111 ·nlad.
I )U d"l1oml""11 '01'11111 y StrllUHH rOI1 l'l 1 1'1111"0 " Il 'lll (¡1 I¡IIII"I
11Il'l1ll1du"? .'" l'l 'fil" 'l'l1l1 tll111 1 '01'1,1 tl l'r ,vlldll IIl' .11110 "" t'lIl'lIIttlll
de' 1111111\" "1 HI, II"111 tlrn y por l11\'dlo dl' 1111 I"tll t' ti tll '
IlIvl'sllp,lIl'I 11 , 1\111'/l lt' ,"(' Itldo, 111 "l'('oll,\'\'1 " dl' d¡111IH, t' l I1 tl! I ,,1 Y
Illlt' tldn '1"1' dl'I'lIo" 11"III'dlll1 ",lIrl'ellIl rl ,llH'IÓIl t' nl't · / f IJII
Illv,' Ilf',lItlm 1111 IlIldn tlll 1"'IIYt "' 11I t'tlll 111111 It 'lIdll 1"'I'l'llIlI't ,"ltl ll (11
¡l!l'no: ! qllt.' propósi lo sen elnborar y ampliar una teoría e ish,'nll') .
f\ 1, b hi l'n, cOlnil'I1Z., con un área de estudio y pernlite que la teoría
,' '''' ' I'j" ,) 1',1I'til' lk los datos. Lo más probable es que la teoría deriva-
..1 ,1 dv los d.\los se p., rczca más a la "realidad" que la teoría derivada
dI' "nil' lIn,1 Sl'r ie de conceptos basados en experiencias o sólo espe-
( "I,l ndo (cómo piensa uno que las cosas debieran funcionar). Debido
,1 qlll' 1.1S Il'Ol'Ííl s fundZl111cntadas se basan en los datos, es nlás posible
qUl' gt.' l1l' I'l'1l conocimientos, aumenten la comprensión y proporcio-
Ill'n un,l guíil signifi ca ti va para la acción.
Aunqu e la ca ra cterí s ti ca primordial d e este método es la
IUlld,1I1wnlación de conceptos en los datos, la creatividad de los
IIl v,' Sli g:ldores lambién es un ingredi ente esencial (Sandelowski,
I')')';,) ). l)e hecho, Pa tton (1990), inves tigador de evaluación cua-
l,t,lIi v,) hi zo el s iguiente comentario: "La investigación de evalua-
l ion se basa tanto en el pensaluiento crí tico como en el
" "'dli v(l; en lo ciencia como en el arte del onálisis" (p.434). Y
.'II"') ',lIid" orrccc una li s ta ele comportamien tos que encontró útiles
1',1 1',' I",,, mover el pensamiento creat ivo, algo qu e todo anal ista debe
kll"l' ,' n cuenla . incluyen: a) estar a bi erto a múltiples posibi-
lid,ld,' s; b) generar una li s ta de opciones; c) explorar varias posibi-
1 ,,1.1<1 "S " nll's de escoger una; d) hacer uso de múltiples formas de
tll Jl' S como el arte, 18 mús ica y las metáforas para estimu-
Idl ' L' 11' l' nsami cnto; e) usa r for mas no linea les de pensamiento tal es
' 1""0 i,' ntr8 s y hacia delante y dar le vueltas a un tema para
1"1\ "''' ' nu eva perspect iva; f) divergir de las formas normales
lit ' y trnbajo, también para conseguir una nueva pers-
1" 'l' 1 iVd; 1\) conriar cn el proceso y no amedrentarse; h) no tomar
,1t.lj"S s ino ponerl e energía y esfuerzo al trabajo; i) disfrutar mien-
1",1 4 "" l'j ''l'l,t" (pp. 434-435) . El análi sis es la interacción entre los
y los datos. Es al mismo tiempo arte y cienci a. Es
ioll'l1 l' l sent ido de que manti ene un cierto grado de ri go r y se
h ¡Pl oI (" el1 los dnlos, La crea tividad se lllaniri es t,ll' l1 I d l ' í.l -
1'"l'l d,1l 1 tl l' los invcs ti gadores de denominar call'l'.odll 'l "1111 1>'1<' 11
tl!lo, l (u'm,II ,,!' es timul a ntes, hacer COll1p¡II ¡i! 1II I II i y t' \
I I'IH' I' llll Innovndo!', inl 'g rndo y l'(\ dl t¡ !1I dl
l
t 11111111111111 tI l'
""IIIS 11"1110.1 1,0 l/Ul' bUSClIlllII .11 111 I 11 /' "" 1111
I""H,III., l.'" / 1
'
I
"\jIII IIl "III I'IIII'I' \h' lI l'1l1 Y (' ,'(," ll vl tllld 1\\ 1"1,'11 till"
1' "11 " "" hlll,\l1 11 1/ ', 1111 /'.l'I1 do dI' 1'/lllllldlll' lzll'" 11 .Y 1'11'.'11' 11 1 111" 11 '1'"''
1 1111 ! ' IIl\!¡II' t ',II¡ l '/! I(HI 1"10 fU l1 I' Oll d hH1j'll d w{ p lll' ll jll
I'o,dl' /II ' .1" III "II,','n dll/',I11,\ llen sino P,1I',1 usnrl os d.' n 11 11 ll' "11 1'1'1'11 1 VI
y IIt "l bh' 111 10/1 In v"Hll g,ldon's los (onsldl'I'l'" IIp,'ol' lndoll , 1,(1/11" "
1',;/11 1111' di' ION 1"'(\(\'lllmi,' nI Os de codlri 'n ión St' n'SUlll l' l1 ,'ti 1'1 111
/",,/"1111' 1'1 '(' 11 11111'0:
l'roCl'dlmlenlos de codificación
1, rull' i<'llrf" m6s que com probJrln,
2, Of"t'i.'l' " n I OH Invl'sli gndol'es hl" ' I'nnli í'nlos l Jl l h,'s pUI'II rnlll W!1I1 1\11111
dt
'
/'! l'/ln th.JLllks d(l dutOH brill OS,
:\ , Ayud,,,' ti los n consi dera\' signifl cndos II II (' l'IIlI l lvl '" d •• 111"
it'1l Jl rll' no/'J .
11, St.' 1' !'l ISlt ' t1l tko y CI'(·.lli vo 01 mi smo li l
l
l1lpO,
!), ldl'nllrl l' L)r, d l'ti.ll'l'oll n ,' y I'l' l n ' iontll' los conc('pl oH, (' I\' I1WI1I011 \ IIw.1I
1 IIII vllS h Skt18 dl' 111 Il' o rlo,
('01110 ufll'l11,1('ió" fi nul, re 0111 que dl's pu H d(' 11 '1'" 101111 11
"" pflul os sobre codiri ca ión (n\ pidol11enll' ni pl'lI1('l plo f, l 1111 1, • .1
qlll \,I'('), los inV('s tiglldor\!s serios vuelvon a cstudl ... elldl1 (' '' 1' 111111
con mayor detolle. Eslos ca pftulos l' xpli cll ' l'i 11,'o(,l'dlml"1I11I 1111,111
Ilnl y or,'('(('n d\' s u lógicn, ' ndn /1" 111'11 dI' 1""
l'I' dll11l l' l1l O>I c!rbc Rc r ompliomcnt' ent endido nn ll'N d\· JlfHI'I.,ItI,
ni s lf\ul('"lc pOHO analftico, U 1" ' 1'111 os , 11 <' los l's l"II I"ll h'lI , " 11111'11'11
.1,1111'1 ¡l1'O¡l Silo dI' los pl'()cc'dil1lit' ntos-y nO 'llll' IÍlI'Jl]orit','u 1I 1 \
Hie,,, , 'l'nl11bi en les ins islimos t'n ljUl' Ins 1"'\1\' l lq(l"1I 1"11
1)I,,)pll1 1'11(' 111 0 Y l'n fl"UPOH poro qu ' Sl' sk' nlnn rÓl11odw' , '(11) ,.11 "
,,"I\'/i d, ' npli curldS a sus 11I'oplos lini os, Nos dl1l11 o (' U\' I11 11 .1" \jlll '
IlIltdlzllI' los ""LOH bl'utoH proploo pUI'd\! P(lI'l'('(' ,' lnllt1lld"dllJ' 1/11' 111
l 'II ' I1j1II1'" ron In 11'\'tI ,r" d, ' lo" "I"",ploH dndoil \'" (,HII ' Illll'o, HIII,' III
hlll'/',O, ,'rl'l'rnOH "tI(' /11 ""1111 1" COlllpr(.ndhwllll)¡' I f\11' iI ""01
UhYIII' " 11 1''''''1' '' 111 Y I dm¡nHClII ,Ir,1I1 ('ClllflIIIW(1 (' 11
HU 1I/l0, d.'bedan ser capaces de aplicarlos con flexibilidad y l'c,lli -
vld,lll ,1 sus I,,'opios materiales, Investi gar es un trabajo arduo, I'ero
1,,",hi"11 ''s .' ntrdenido y emociona nte, Es más, nada se puede com-
1',11',11' <,o n 1,1 di cha lJue proviene del descubrimi ento,
Res umen
1,.'.1,' lil>r(l ofrece tanto una metodología como un conjunto de méto-
",,' p,lm construir teoría, Fue concebido como texto para analistas
l'ril1d piantl's, que suelen necesitar guía y es tructura durante las pri-
llH'r.lS (,1Sl'S de sus ca rreras como investi gadores, Ponemos un gran
"I11.1s is en lJue, si bien las técnicas y procedimientos son necesarios,
,'olb tltuyl'n sólo un medio para obtener un fin, No se supone que se
,,,,'n d,' mo nera rígida, paso a paso, Más bien, su intención es pro-
I'0rrill nolr a los investigadores un conjunto de herramientas que los
" lJ", citl' poll'O abordar el aná lis is con confianza y aumentar la crea ti-
vld,ld inn,lla, a men udo tan poco desarroll ada en todos nosotros, La
'IUl' impu lsa es ta metodología es la visión de nuevos conoci-
lIli,'nlos y la construcción de una teoría fundamentada úti l.
2
D cripción,ordenami nto
concephtal y teorización
Ikflnl Ión d t 'rmin08
I )('tll'f/"ddll : li NO li t' palubr.ls poro expresar im¡'\g"' I1\' /1 111111l1 ¡1 11
1
• di ' 1111
IIltlll h
'
d mh.'nto, un asrwrl o lIl'l rMnOf3l11a, lino {' )( P(1I h1Ili I¡t, 11tllll
," " tl h(' I1 R'1l'Ic\n; l' l ,'('lOIO se hace ti stl c lo p rSpl'l' li vll d, ' "1 Jl"I NOIHlIJ'íl I
11 '1111:111 la dpfK'rlpt'i(\ n.
()"/"IIIIII¡/"IIIII /'1111/ '/'/' 1'"'/ : OI'glll1iwciÓ11 (y n v,'''í'rr l'Iil,d lh lH'ln,,) dí ' 1".
du torl, dt' Ul'lIl'rdo 1,:0111111 conjunto sele tivo y di111l lljlh;dndl 'N
y rllHi dhllt' rlulolll's.
"" '0,11/: t'Ol1jUl1lO tll' COI1 l' l'Ji IOS bll'l1 ti 'so,'I'Oll udo vll H 1111111111/ 11111 1111., 1111
di ' w lu'lol'H'1'4 ti,· rpl¡ldón, lus cuall's junloN conSlllll Y"1l 1111 II1¡UIIIIIIIIII'1'
111111 irHl'grmlo '1m' PUl'llt,> Wmr!1l' rMríl l'xpll nr () prl'd\'t 'lt· f,q\(\ 1I1 111IWI
E" 1'1 ,,,11'11,,10 I inll'Odlljil11os 1,1 l10d n ,k // ,(//1/1, 1/ 111 d,'111I1 1 '1"
IjIH' ,'fll llHl1l d, 'ejr ro" 1'11,1. ('omo los Íl1Vl'sllg,ldol'('II III IVI' I,',. 111 ''' '11
II ' IH'" dJ(lrlllludl'H píll'l1l'nll"1d,'I' 1,1 <llrl' I'l"1('lo í'nlrl' tI, 'II"'I,d,II, y/ni
"", Y (' Ollll) líl Il'ud" HlIl' ll',h,n"I I'Sl' dl' lii l"W,'UH dll""'III"1I "1\"11 ,,1
III VI'1t1nlldor, l' lI (, 1 P"(' N( 'lill' (,íl l'flulo íl l','ovl'dllllllOII 1í11l11l1/'llIllld' HI
1'111'" í' I""'IHII' '1111 '11 11'1111 1"11111111 dí ' vlll ln 1101"", 1'1l1I1l1 li'lIlII ""M, Ad"
I H I II¡, \ ¡ \ ¡h /11 '1II11/JIjIII '1 1" 11111111, '''1,'
II "IS, .Ibordamos otro modo de mancjM los datos quc a ml' nudo M'
li S" en los estudios cualitativos, un modo que llamamos orilclIlIl/lil'll
/11 COllcc/' /l/a/ (para obtener una perspectiva similar pero al ti empo un
poco diferente sobre estos mismos asuntos, ver a Wolcott, '1994).
La descripción
En sus conversaciones cotidianas, la gente suele describir objctos,
personas, escenas, acontecimientos, acciones, emociones, estados de
j nimo y aspiraciones. No sólo la gente ordinaria describe sino que lo
hacen también, como parte de su trabajo diario, los periodistas y
novelistas, así como los escritores técnicos, de viajes y de otros géne-
ros diferentes a la ficción. La descripción se nutre del vocabulario
ordinario para expresar ideas sobre cosas, personas y lugares. Por
ejemplo, uno puede oír: "por la mañana, las calles estaban en sil cn-
cio, y yo no veía la hora de llegar a la carretera en mi nuevo automó-
vil convertible". La descripción también hace uso de sími lcs y
metáforas (Lakoff y )ohnson, 1981) cuando las palabras ordinarias
no logran expresar la idea o cuando se necesitan palabras más
coloridas. Tomemos la siguiente oración: "El hombre caminaba con
la dignidad de un príncipe árabe, hablaba como un presidiario y se
sentaba como una serpiente enrollada".
La gente no podría literalmente comunicarse entre sí sin la ca pa-
cidad de describir, por poco desarrollado o primitivo que sea su len-
guaje. La descripción se necesita para expresar lo que está pasando,
cómo se ve el panorama, qué está haciendo la gente en él y así succ-
sivamente. El uso del lenguaje descriptivo puede convertir los acon-
tecimientos ordinarios en algo extraordinario. Los grandes escritores
lo saben y se esfuerzan por hacer sus detalles tan vívidos que los
lectores en realidad puedan ver, oler, degustar y escuchar lo que
sucede en una escena. Aun los mortales comunes, aquellos que tene-
mos pocas habilidades literarias, cuando nos encontramos en situa-
ciones nuevas, y a veces en las rutinarias también, empleamos la
descripción para relatar a los demás nuestras aventuras, pensami en-
tos y sentimientos. Consideremos la escena siguiente narrada por
LII, visitante de la ciudad de San Francisco:
II ,IV qw' VII I 1,1111 111, 1" hu I¡JI!I ¡lIt l 11 11111111\.'<111 I1 l/Ir! \ 11\\ (1 \ ll t 111 111 ' ti " ¡¡!fIi
1111II ,lIlIlIllI tl Ml t pllhlllhlllll lllh' 11 1I11111 lIHIUlt' Il llllll d ndud 1'11
i 1111111 11111 '" 111 ¡ unu " /1 111 I.kt\Nu/llt' nlt' ¡lohll'du y hay pw IU"UN
\ 11/1 1III1l lti 1,'l1lnll tl t' nbdl'!lt' O:H'I1lno por IIIH l 'II II"ju{' I!\t1 \'tHI"
.111' ,., Idhll,dllllldll t'l l lt'lllpo rMU '-lul'la gl'nt<.' St' qulh' del l', lIlllnü 1,¡iN
¡iI I IlUUlll rI IIl1hlllll IIIl\¡nlld.lIlwntc-, lo mayor partl' l' n chillO, y III N ll1lh'
1,., 1,\11 11I1I1 11 'lhl l\H pOI' l'tI I(l dos coloridos, muchos de IU8 CUOll'fI l'l'pl ll'nr\
IIIIIHI' " 1',II 'll\ I U "11 Il'H dl' l Ori ente,
Ilay dn9CN d ' nlrnaccncs con produ I ON I mlóllttlH,
1 11th. IIIH'I,' Y PllI't'll' dlfl'rcnlc, me provo .1 to ;url u y problll'lo tud"
'11 ' Vl 'llllhllml'l\t' S qUl' vC' ndl' n toda suert' de pes [Idos y n101U9U)H di'
IHl I " '1 111 ,' >; Irllnll . Algunos exhiben piltos asados de oparit'1"I lo NUl' U
1! 11l(¡\ \ olgl\r'h..!o por Ins v{' nHmas. Il ay almacenes 01' lodo (' hl s t' l ll'
VI'I\I' tnh-rl ImllginHhlt·s, muchos de los cual es son 11UCVOS mI , II!l y
Ulll llll t'rll'l'l tll' joyos, de p 'ces exóti cos, restaurantes que IIWltOI"lIlI'f)
11M y Ilh' n,;udt'res qu' venden abalorios y SOll vclI;rcs hinOíl , LOH ni
111111 t' lH' ti llI(w {.I sc! n.lntes para mi, sin embargo, SOI1 los yuc vl'l1l,kn
hlt', hl1'l \ hlll Ut>. II .IY bot ell as, jarrones y canastas ll enos hasto 1, 1 10lw
'111\ ohjl'los \ Pl l' no s(' iJl.'ntifi car. Me int oxican los olor('s y 10'"
, '\ 1 rll"no.¡ . I'll('!-I lo quc los nombres y preci os están escritos en duno,
111 Ilnkn qUl' puedo h[lccr es imaginarl os, y estos almoccncs Slgllt'l1
"h'ndo UI' mi sterio exótico para mC Tambi én la gente d' hlnnlown
fll tll.'i l1llllll\ por l::t mezcla, Hay chinos jóvenes y vicjos y
1\1'" no Non chinas, lus asimilados y aquellos que ll evan In ropo
tl'.IJk ional (In mayor parte de los viejos), Algunas muJl' l'l'N 111'
VI III lul'l hij o..; en las espaldas en una suerte de bolsa hecha con lo ljlU'
PIII'I'l'(' Sl'r lInn sóbana, mi entras otras empujan un cochccito <.\ (' "1')11
r11' ,,,,ln moderna. Ol ros hombres y mujeres tienen las manos (Onrgll
dll ¡; ron lo que han comprado mi entras andan a la carrero pUl' J¡H\
probablcmente para ir a casa a hacer la comida, Me dl vl'I'111 1
Vl 'l' 11 ION Ilombres y mujeres regatear el precio de los pe 's o d,' hi N
vl'rdur.l s, aunque no entendía las palabras que dccfrm, omprl' tllHI
loyu pero como nunca en realidad he dominado el art de m'goc..' IIlr,
pllgu(- el precio que me pidieron, lo que supongo era unn 10nll'l'I" ,
No IUI CL' pnrlc de mi cultura regatear el precio. Poddo pnsnr VI II'II UI
dluN ,'11 hin::ttown y no alcanzar a observarlo todo. cxpl'l'll'll
t \ul (K. " comunicación personal, junio, 1993).
lJllll d 'scrip ión, tal como la anterior del barr io chino de lIn Pn 11
!'ioco, pu ' de parecer objetiva, un informe de lo qu sta pl'l'sonl1 vio,
fU n l'mborgo, aun la descrip ión más básica induy un pmp Hltu
(¿Pllrl1 qu d '5 ribir si "0 fUl" ' 11 osf?), un públi o (¿qui " VII i\ VI'" \1
l'scuch,H la descripción?) y el ojo select ivo del que ve (WolcOll, 1994) .
1'01' ejemplo, los informes de policía se centran en asuntos crimina-
ks () i nvestigativos. Por lo general son relativamente directos y se
su pon' que los leen los superiores y otras personas interesadas, mi en-
tras que los relatos escritos por los periodistas sobre un aconte i-
miento, tal como una huelga o el descubrimiento de una red de
l'spionaje, pueden ser descritos con un mayor colorido. Estos ú IIi -
mos también tienden a reflejar una posición organizacional o per-
sonal y buscan informar a los lectores de periódicos o revistas. En
sí ntes is, los detalles descriptivos escogidos por quien cuenta una
historia suelen ser consciente o inconscientemente selectivos, y se
basan en lo que éste vio o escuchó o piensa que es importante.
Aunque la descripción a menudo busca expresar credibilidad o
retratar imágenes, también puede estar disei'íada para persuadir,
conve ncer, expresar y despertar pasiones. Las palabras descripti-
vas pueden llevar una carga de juicios morales, lo cual puede ser
cierto, no sólo con respecto a oraciones sino a libros enteros, tal
como sucede con las revelaciones o en libros que buscan transfor-
mar al prójimo. Aun informes aparentemente objetivos tales como
los de la policía o de los periodistas pueden reflejar fuertes prejui-
ci os y juicios morales sin que los individuos sean conscientes de
esas actitudes y sentimientos. Los juicios estéticos también se ex-
presan por medio de descripciones, por ejemplo: "La voz de la
joven soprano era delicada y exquisita, aunque en los registros
superiores ocasionalmente temblaba un poquito; pero, en general,
lograba expresar el espíritu del personaje; tiene un gran futuro en
la ópt'ra". Lo moral y lo estético se unen como en el lenguaje que
usaron los críticos y el público para rechazar el trabajo musical,
radic,l lmente disonante, de Stravinsky, la Consagración de la pri-
IIInVe/'ll, y las primeras muestras de los pintores impresionistas,
que luego serían los preferidos de los coleccionistas y de las perso-
nas dl' clase media que visitaban los museos.
Es importante comprender que la descripción es la base de inter-
pretal' iones más abstractas de los datos y de construcción de teoria,
,1Unquc no necesariamente ha de ser así. La descripción, de por sí,
¡ncOI' pora conceptos, al menos de manera implfcita (por ej empl o, ti -
1'1111 .1" ,11 11 Hll'l'IWS y C(1 tl'I\""1I .1, . 1" ,,," "'"/1, tu l comll l' lI In dl' IWI'IP
,Ir 11 d,' ( 'hlllnlown). Aun ' n 1" "lv .. I"" más altos d ien la obslr,1('
111. 1111 1'0dl'f,I h"bcr hipótesis ' knlffi 'a y activitbd dc labomlol'lo
t", !'I"u /¡I " ,,,"serip iones previas o que la acompaí'\en. Sin mbnl'go.
d, 'h"lIIoq Jl\adir que si bien la descripción es importante, cxiSll' Ull tl
dllt'I'\'nl'in enlre rea li zar descripciones cuidadosas, por decir algo, d.'
1" ,"'rlv,l de los continentes o de las numerosas especies d S" "\'S
vlvlls qlll' habitan los arrecifes coralinos, y hacer teoría. En esta (rltl
111". 110 s lo se describen acontecimientos y sucesos sino qu ' s' '' X
Ih'l1d,' ,,1 análi sis de manera que también incluya interpreta ion" /I
(Wokott, 1994) para explicar por qué, cuándo, dónde, qué y ómo
/ 1I1'I'dl'n los acontecimientos. Estas explicaciones teór icas sud\'n
Vll lidllrs,' por medio de la recolección de datos adicionales (a ver '"
h,ljIll'ondi ciones diferentes). Así, pues, si bien a las claras se v 'ljUI'
", dl'scrip ión l/O es teoría, sí es básica para la teorización.
Ordenamiento conceptual
I,n d.'scripci ón también es básica para lo que llamamos ordel/nll/ icl/lo
'OI/(('I'llInl . Éste se refiere a la organización de los datos en cal '1\0
I'f.,s (o a veces, clasificaciones) discretas, según sus propiedadcR y
dimensiones y luego al uso de la descripción para dilucidar Nlll
mlcgorias. La mayor parte de los análisis de la ciencia consist '11 \' /1
II lgunn variedad -y hay muchos tipos- de ordenamiento onr\'1'
111,'1. Los investi gadores intentan encontrarle sentido a sus dnloH 111
p,.I /1i zt\ ndolos de acuerdo con un esquema de clasifica i6n. 11/1 ,'1
jl"OCl'SO, se identifican asuntos a partir de los datos y se l'cflnll/1 /11'
lI "n sus diversas propiedades y dimensiones generales. Cuando 01,1'
1'\' 11 l'slas interpretaciones en sus dimensiones, los invesli godlllH
." ,tÓn cnsi seguros de que presentan diversas cantidades de mOI \' I'I,II
d.'sl'I' irlivo usando una variedad de estilos comunicativos.
Incluso en la descripción cotidiana existe un ordenami 1110 di '
ohll'lOS dcscriptivos. Por ejemplo, en la descripción anterior ~ o l m '
( 'hlnn\own, en San Francisco, la persona que relata el aconte 11111\' n
lo OI'gnnizó los almacenes según Jos objetos vendidos y los laslrle
/1.'llún sus preferencias al afirmar que sus favoritos era n I S el hl ,,'
h"s. Otra descripción podría distinguir entre clases de comprador 'S,
cI" sifi cando las personas según la cantidad, tipo y costos de los a,' U-
culos comprados. Otro esquema podría clasificar a las personas s '-
gú n los grados de asimilación, usando dimensiones tal es como ,1
lenguaj e hablado, la ropa usada y los gestos. La idea importante qll '
debemos tener en cuenta sobre las dimensiones y propiedades es
quc éstas permiten a los investigadores diferenciar entre los artícu-
los de una misma clase o entre los de varias clases y así mostrar las
v.1 riaciones en una gama. Recientemente leímos la descripción dc un
I' ,\rrn fo O más de longitud, en la que se comparaba un enorme y
I"'r moso parque nacional en Alaska al de Yosemite, en California. El
,Hltor planteaba y respondía la siguiente pregunta: ¿Por qué es el
1',1I'que de Alaska virtualmente desconocido y poco visitado en com-
p" ración con el inmensamente popular sitio de California? La pre-
gu nta ya clasifica a cada uno según el número de visitantes y la
visibilidad pública. Así, ¿por qué la diferencia entre parques? Esta
respuesta se daba en términos de la dimensión del acceso: el lugar
de Alaska está situado lejos de los centros de población, mientras
que el de Yosemite puede ser visitado por millones de turistas por-
lJuc queda a unas pocas horas en carro de la región densamente po-
blada del área de la bahía de California.
Las comparaciones establecidas entre lugares, grupos y aconteci-
mi entos se detallan de manera explícita y llegan a ser la base sobre la
cllnl a un objeto, lugar o grupo se lo coloca en una escnln específica.
I\' nsemos en guías de viajes tan famosas como la de Michelin, que
les dicen a los lectores cómo moverse por Francia o por algún otro
país en las mejores condiciones. Estas guías tienen un esquema de
clasificación para restaurantes, hoteles, monumentos, lugares, ciu-
dades, etc. (que tiene en cuenta dimensiones: costo, servicio, del eite,
comodidad, accesibilidad y valor histórico o estético). Hace sugeren-
l'Í.1S sobre no dejar de visitar tal o cual ciudad mientras que otras, si
bien interesantes, pueden estar enclavadas en un terreno difícil.
Para este modo de explicar y ordenar, no suele necesitarse gran
"" ntidad de detalles descriptivos. Al fin y al cabo, los lectores de la
Mi h ' Iin están familiarizados con precios altos y bajos y con dificul -
lodl's y facilidad de acceso. Sin embargo, en ocasiones se lIsan des-
1', ti "/ f Idl' ,1"1,/11,,,.11'111., 1"'" "¡Iwal \ If lul .jI /11/1 I I \
i 111,,111111 '11 ¡tdl , l dIHdlh,lnOI1i.'s. 1'0/' l'il'mplo, ulgulIIP'¡
\1'11", 1,1'1 gll 1. 1'¡ lurIHl ir.IS Mich ' !In l'n tr'tl t'án l'n b.ls tallll1S
1II l' l ,'h'lh 1,\ dl
1
1.1 ('ol11i Ja en un restaurant ... p.ll'tit' ul ,H () sd),ll 'l
" 11 '1"l ', tI"dl" In, limites de ti cmpo, no sc deben pl'rdl' " ( icrtos slt In
t", l"th (1'., Illl l' l1trds qu 'otros no son tan importan tes.
',lo t· lllh.lI'go, 1 ..1 r,l zón pl'in ipal de ana li zar el ord nnrni l'nlo ('01'
, "1' 1, .. ,1 .HI" f, l'S lJ Ul' este tipo de análi sis es precursor de la teoriza Ión,
1111., tl'IIrI" hil'" dl'sa rrollada es aq uella en la cual se definen los roll
'1'J' 10 .. dl' ,'l' lI l' rdo con sus propiedades y d imensiones spcr ffi r. ' H,
111 <lUl ' II,II11 am05 orrlcllllllli ellto cOll ceptunl tambi én es el punlo (1" .11
tll "ll'IHlol'l1 ' 1 trabajo de algunos investigadores.
Iln l'jl' mpl o de ordenami ento conceptual en las ciencias so loll's
111111" 1 .. lorma dc relatos etnográficos. Las etnografías difi e"en l'l1 l' l
11 ' "do de su ordenami ento conceptual y de su teori zación. Adcm
,'\I .. tl' l1 v,lriaciones en la cantidad de detalles descriptivos qu ' se dl1l1
,' 11 lo, trabajos y monografías, dependiendo de la perspectiva lid
, .. " 111,,,·, la idea de cuál será su público y la familiaridad con el m '
,. ll'd,lIltiv,1 asf como el significado inherente de los materiales. SI II
l' ''lb,II');O, para nuestros propósitos, el punto principal de mur hllll
I'IlIogl", ,{bs es que reflejan un intento de pintar las perspc tivllS y
.H ";OI1l'S de los actores retratados, combinadas con su ordenamien-
to ,' xl' llci to por medio de relatos verosímiles y no ficti cios. Ln pn'
',," ' Ii"dón final se organiza en torno a temas bien desa rrollatlns
""dvll" dos, pero éstos no se hallan conectados para forma,· UI1 l' H
'1Ul'I11.1 teóri co integrado.
Un segundo tipo de ordenamiento conceptual consiste en 01'1'>"111
1, '1' los datos de acuerdo con los pasos o etapas, que a menudo 'st, "
lIil'l1 descri tos. Sin embargo, muchas veces a estos esqucmas I 's fui
1.11' los marcos teóricos más amplios que expliquen lo quc 1 l' l
1"""l'SO ccntral o de organización, o sea, las condiciones qu l'xl'l l
,,11' cómo, cuándo, dónde y por qué las personas y organi :w
1"'Ol'l'lkn de un paso al otro. Tampoco la variación está incorpo"Illh'
,' 11 los l'slJuemas, pues al no mostrar el cambio en la velocicllld, Sl'
'1" "1<' in, ctc. en ellos está il11pl k it o (aunque de manera qui zl\s Il O
l'(1I1yell' nt e), que cada p rSOllll \1 o"II.1I1ización se mueve n l' II"'Ol'('
''' ' tll' 111 misma man ro y nll' 111 1"", ,, v(' locidad - lo quc, por 8"1'1I<'N
), 11111111' 1 (IJ' Ifllm'I' I/I,I«(/(ldl/ (/ml,lo/II'II
1", no l'S una expli cación del todo exacta de cómo operan las l1l'rso
'I.'S y org.l nizaciones -. Siempre existen los excluidos, las desviaclo
"l'S del promedio o dentro de un patrón, y es preciso expli car 'SlllH
diferencias.
Un tercer modo de ordenamiento conceptual es el que se b.1S,1
principalmente en material organizado de acuerdo con diferenl es li -
pos de actores o acciones (que incluye tanto a personas como a orga-
nizaciones). Los títulos o subtítulos pertenecen a estos tipos. Los ti pos
' u cien representar conceptos bien ordenados y desarrollados, pero
lo que les falta es un esquema teórico más amplio, que explique por
qué estos tipos (y no otros) evolucionaron en su relación con el fenó-
meno mayor que se está investigando. A menudo se supone que un
li stado de tipos constituye una teoría o explicación teóri ca sobre los
• lContecil11ientos; sin embargo, un listado de tipos constituye sólo
otro esquema de clasificación, a menos que se ubique dentro de un
ma rco teórico unificador mayor.
La teorización
Construir teoría es una acti vidad compleja. Usamos el término " teo-
ri za r" para denotar esta actividad, porque construir teoría es un pro-
c,'so y a menudo muy largo. Teorizar es un trabajo que impl ica no
s610 concebir o intuir ideas (conceptos), sino también formul arl os
<,n un esquema lógico, sistemático y explicativo. Por iluminadora, o
,lUn "revolucionaria" que sea la noción de teorizar, para que una
idea llegue a ser teoría se exige que ésta se explore a plenitud y se
considere desde muchos ángulos o perspectivas. También es im-
portantl' llegar hasta las implicaciones de una teoría. Es tas
fnr mular iones e implicaciones llevan a una "actividad de inves ti -
ión" que implica tomar decisiones y actuar en relación con
muchas cuestiones a lo largo del proceso de investi gación: qué,
cUGndo, dónde, cómo, quién, etc. Además, todas las hipótesis y
proposiciones derivadas de los datos deben "revisarse" de manera
cont inun, cotejándolas con los datos que van llegando y modi(i -
c.1I' las, l'xtenderlas o suprimirlas cuando sea del caso. En el (onda
dl' la ll'orización subya e la interacción entre hacer intluccionl's:
" ,, " VIII' ,.11" .. ptw', sus propl"d"d, '" y ,1I11H'l1slo111'tlll pMtlr d,' 101'
" ,'I""i Y d,'d"rl'ionl's: cunndo 111' 1'1"nl<'lI l1 hipótesis sobr.' IlIs ",'1.1
,1"""/1 "111"" los co nceptos, lus l'I'I,Il'ÍOl1eS tambi n Sl' dl'rlv.1n dI'
""1"/1, 1""0 dI' d,llos que han sido abstrafdos por el ano!i stJ o pnl'lIr
d, ' 1<1/ d"t! " brutos. Deberfa ser obvio pero no es as! que 'xlsll' "
111111 '11" 111111ll'ras prácticas de hacer todo es to. Por d sgro i,l , los
IIlVI'1I 1Ip", dOl'I'S son a veces muy dogmáticos con resp cto a la 11111
111 ' 111 ilp,'opl.1do de recolectar los datos, validar las hipótesis, de,
A.I,'"" l'o dJ vez que un investigador deriva una hipótesis dl' 101l
"11111/',1'01110 <,s to exige interpretación, consideramos que 's un pro
dl'duClivo. Se espera que al final el investigador haya rlesarm
l/l/ti" los productos del análisis para convertirl os ('11
111111 lI'OI'f,l .
/<")\1 qUl'remos decir con teoría? Para nosotros, teoría riel/ o/a 1/1/
""'/'11'/11 Ile c/I/ef(orías bien construidas, por ejemplo, temas y COI/ CCII/OS,
11//", I "'"rltll/atlas rle lIIatlera sistemática por medio de oraciones que IlItllmll
/"1,,, """'S, IlIIm fonuar un marco teórico que explica algún fenólllel/o Hocl nl,
1" 01, uloglro, erlucativo, de enfermería o de otra clase. Las oraciones q"r Imll
1111/ ,.d"riól/ expli can quién, qué, cuándo, dónde, por qué, cómo y (lI1
'JI ,,' 11 "'S(' uencias ocurren los acontecimientos. Una vez qu los UI1
, "l'los S' relacionan por medio de ciertas oraciones para formar ,"1
""111'0 I('órico expl icativo, los hallazgos de la investigación pasa n dI'
"",' IlIlllI'dcnamiento conceptual a convertirse en teoría. Esta (11 11 m,'
1'" 11""ortnnt' porque "por mucho que describamos un fenón1l'no
",1111 I'on un concepto teórico, no lo podemos usar para expli clll' (1
1" ,'.I .. dr. I'a ra expli car o predecir necesitamos una declaración t(' ,'1
",, ,"111 ('()nexión entre dos o más conceptos" (Hage 1972, p,
111111 Il'orfa es, por lo general, más que un conj unto de hali n1.flo
1""'IIO( "I'I'C expli caciones sobre los fenómenos. Los fenómenos (jlll '
,' d," l/Tollan a partir de una teoría y que suelen ser expli atlos pOi'
1'/, 1., s,"l vodados: el trabajo, la administración, el liderazgo, la 1'0"
''' 'II! 111, Ins truyectorias de un padecimiento, la seguridad, los 'stlg
"",", \'l e, 1'01' lo general, las teorías sobre los fenómenos, más bien '1'11'
11",llill'S(' o generar un conjunto de hallazgos, son importantes pUI'I1, .1
'"'11' '' "olio d ' un campo del conocimiento. Los estudios cualitativos o
1 I""It1I11llvos ad icionales sobr ' los mismos fenómenos pu ti n (' xli'"
del' 101 onoci mi cnto. Por ejemplo, uno podda esludiar el trabajo ' 11
l' l mundo cmpresarial. A partir de este estudio se desarroll a el on-
ccplo de "flujo de trabajo". El fenómeno del flujo de trabaj o puede
u arse para explicar parcialmente cómo se lleva a cabo el trabaj o en
la orga ni zación que se está investigando. Sin embargo, la idea mós
general de flujo de trabajo tiene una aplicación posible más allá d
esta organización específica y puede resultar un concepto valioso para
explicar fenómenos similares en otras organizaciones. Al indagar más,
los investigadores querrán determinar qué partes del concepto se
aplican o son válidas en estas otras organizaciones y qué nuevos con-
ceptos o hipótesis pueden añadirse a la conceptualización original.
Además, las teorías tienen diversas propiedades, y cuando son
analizadas, también pueden situarse en ciertas dimensiones yorde-
narse de manera conceptual. Por ejemplo, algunas teorías son más
abstractas que otras, con lo que se quiere decir que las ideas son
muy conceptuales. Las teorías se derivan de un proceso de concep-
tuali zación y reducción cada vez mayores, siempre dirigiéndose ha-
cia niveles más altos de abstracción (Hage, 1972). Los conceptos
más abstractos tienen una amplia aplicabilidad, pero también está n
más apartados de los datos brutos con los que están relaci onados.
Otra dimensión de la teoría es la del alcance, Otro término para
"lcance es "generalidad". Mientras más amplio el alcance de una
teoría, mayor el número de problemas disciplinarios que puede ma-
nejar (Hage, 1972). Otros términos normalmente asociados con teo-
rías son" gradualismo", "precisión predictiva" y "exact itud
explicativa" (Hage, 1972).
Otra manera de clasificar las teorías es la siguiente: algunas teo-
rías pueden considerarse sustantivas, mientras otras se consideran
formales (Glaser y Strauss 1967, pp. 32-34). Un estudio sobre la ma-
nera como manejan los homosexual es la revelación o el encubrimiento
de su identidad sexual con los médicos es un ejemplo de una teoría
derivada de un área sustantiva, que puede usarse para expli car y
manejar los problemas de revelación o encubrimiento de los homo-
sex uales en un medio médico. Las teorías más formales son menos
('specíficas en cuanto a un grupo y lugar, y por ende se aplican a un
rango más amplio de problemas y asuntos disciplinarios. Las teorías
'"' 111111" ",",1,' 11 ,k"¡vnr,"' dI ' " .. 1,,,1111,, d, ' 1",,,IIIll'nOH blllo unll V' "''''
,1.,, 1 .J, ' "",,11, ¡01ll'S Inlc' s ,' O1ll0 In hIV''' ,II ¡;1ll'i6n le l., ll IW"lu r" \1 ,,1
1'1 1I \ltI t'n 1¡I'l l'oIHJicioncs dl' rh' I HOII¡I S qu . nCl llrH'l omo (.·spftls¡ I. HI
11111I1"Ollldld.l \,¡ ('11 relaciones ilf ' it ..I S, loS t lUC ll evan a abo t.lcli vidll
01, ," lI"¡\,IIt'H ('01110 robos, las que perlenecen a sociedades o fI "uPP'
\1 ' 1,1'1, p luH <jUI' se levantan los amigos en un bar o en una CSlJUlll 11
.J" 1", IIIdnd,
l' I 1"11 01 '\1S maneras de pensar y evaluar las teorras ( l ro ll 'lS,
I'j""), 1',"'O.llIU( no nos incumben; el punto principal es qu ' laH 1"0
,IJIII 11' rOll sll'l' yen, varían en su naturaleza y no son iguales, Ind '
1"'II,II"I1 I"I11\'nt' de cómo se construyan, cada una es úni o.
"'1 1,," cil' nciJs sociales sucede que algunas teorías se formul¡lIl
01 " 11 , , 11 !l"'" muy sistcmáti ca, pero tienen poco anclaje en una verdll
01, ",1 Il1vl'sli g.1dÓn. Algunos sociólogos, tal es como Parsons (19:\7,
I'j', 1), dl's.lrrollaron de manera predominante lo que ll amamos" t,'o
,1,, " ' '''1l1'culolivas''. Nuestra crítica a este tipo de teorfa es qUI',,,
1"" , 11' ,IL' ser formu lada de manera abstracta y sistemática, no l'sl,
'"lId.lllll' nl ada de manera empírica en la investigación (Blunwr,
1%'/; ClaHcr y Slrauss, 1967). Hay que aceptar que existen dlf "\' 11
1, ," "OI1l'l'ptuali zaciones sobre la naturaleza del papel de la " 1 'ol'fu"
, ' 11 Ill s cil'ncias sociales (Daly, 1997) y muchos desacuerdos o l'rl' "
01" , ' (11110 debc hacerse la teorización en la realidad o incluso si hu
!JIII' ",,('('rlJ . (1I ammersley, 1995).
olras varias concepciones erróneas sobre la teorfo y 1II
1"II'WilCi n ' n la investigación cualitativa, a las que nos referimos dI '
1I1 ,IIII'r,11 r 've aquí. Una es que marcos teóri cos tales como el fl" 1I1
11 ' ''llll, l'Il'slructurali smo O el interaccionismo sean teoría. No lo S\lII ,
0111 posl Ion 's, son más una filosofía que un conjunto bien d 'HM"O
" ," 10 y relacionado de conceptos explicativos de cómo fun iOll" 1' 1
11111 ," 10. El valor ele estos marcos teóricos es que pueden prov ',"
"""11 imiento o perspectivas sobre un fenómeno al tiempo qu' lIyl '
01 ' "1 ,1 gl' n 'ro,' preguntas teóricas. Por otra parte, tambi<'! n PUl'dl'lI
1"111 ,'[11' 11111to a un individuo en una perspectiva o en un conjunto dI '
I,h',,,,, lJlIl' no le permitan ver qué más hay en los datos.
111111 segunda concepción errada es que con sólo apli m' un ('011
1"p10 o It'orfo n los datos propios ya se está n teori zando, !\slO 110 (,,1
,ISr; l'S una presunta aplicación de un on 'pto O teorra. T
plica construir una teoría, ampliarla y extenderla.
Una tercera concepción falsa es que el investigador cualitativo
nunca "valida" la teoría. Algunos estudios cualitativos lo ha en y
otros no, pero aun en aquellos que sí lo hacen, no se comprueba 1.1
tcoría de la misma manera que en la investigación cuantitativa. Es
m5s bien un proceso de comparar conceptos y relaciones cotejándo-
los con los datos durante la investigación para determinar qué tan
b.cn responden a este escrutinio. Si se hace de manera adecuada, la
metodología explicada en este texto es un ejemplo de esto último
(para un buen análisis de cómo construir teoría nueva a partir de la
anterior, ver a Strauss, 1970).
Resumen
Antes de comenzar el proceso de construir una teoría, un investi -
gador debe tener alguna idea de lo que constituye la teoría. El pri-
mer paso para entenderla es ser capaz de diferenciar entre descripción,
ordenallnento conceptual y teorización. Un segundo paso es darse cuen-
ta de que estas formas de análisis de datos, en realidad se constru-
yen unos sobre otros, y que la teoría incorpora aspectos de ambos.
Ilrcvemente, describir es pintar, es contar una historia, a veces de
manera muy gráfica y detallada, sin devolverse para interpretar
los acontecimientos o explicar por qué ciertos acontecimientos ocu-
'Ti eron y otros no. El ordenamiento conceptual es la clasificación de
acontecimientos y objetos en varias dimensiones explícitamente ex-
presadas, sin que necesariamente se relacionen las clasificaciones
?ntre sí para formar un esquema explicativo de gran envergadura.
feonzar es el acto de construir (hicimos énfasis también en este ver-
bo), a partir de datos, un esquema explicativo que de manera siste-
mática integre varios conceptos por medio de oraciones que
rndlquen las relaciones. Una teoría permite más que comprender
nlgo o pintar un cuadro vívido. Da oportunidad a los usuari os de
l'xpli ca r y predecir acontecimientos, con lo cual se proporcionan
guras para la acción.
3
I ,a interacción entre la teorización
cualitativa y la cuantitativa
11'. 1I 1\' ," lo l'n IJ tónica del capí tulo 2, se podría pensa r l'n ItI
h'." II, H 10 n como un proceso que exige un flujo de trabajo cont inuo,
I ",h' I "' ''5,lI11 iento ll eva lógicamente a una posición metodológi a com
I" .. "hlt'l'on rl's pecto a las relaciones entre los procedimientos Lll1l1
11 t ,111 vo, Y eu a lita ti vos di señados para generar teorí a. Pal'o nO
.11 " \ ' 1' \ 10 )11, .. ' J nuestros lectores, deseamos aclarar que el presentl' no
,'11 1111 \'.ll'ltulo sobre cómo combinar datos cualitativos y cuanlil ,111
Vlt", \' " " Sl' lo dejamos a alguien con más experiencia en este proCl'Ho
(v,',' 1'\11' \'I\' mplo, Fielding y Fielding, 1984). Tampoco estamos di
,1"11.10 que lodas las investigaciones exijan o deban hacer uso de lI ,,,1
, ,"'lhl ll ,lción de ambas cosas. Más bien, este capítul o bu ca prl'Hl' 1I
1, .. ,d ijO de "alimento para el pensamiento" y ofrecer un modo (1 11 \' 1'
,,"1 vo dI' pensar las relaciones entre dos paradigmas de inve tigndÓrt
,r! I',,,·,'l'l'r in ongruentes. En síntesis, sostenemos que el prop NIIIl
.1" 1 .. il'ori<:Jción es construir teorías útiles. De modo que CII!I//fIl II'1'
11 '\ ,," 10gb, sea cualitativa o cuantitativa, es sólo un medio pum lo
1', 1'"' 1,1 1 propó ito. No creemos en la primacía de uno sólo dI' IOH
1I10doH dI' hacer investigación (ver también a Dzurec y t\brnhlllll ,
11/11:1; I'ort '1', '1989; Power, 1996). Un instrumento es un inslru.11 '111\1,
110 Irrl (in ' n sf mismo. El asu nto no es primacía sino d u6nLll1 y
'1 1110 pUl'd' ada modo ser útil p,lI'll leori zar (McK ga nncy, '19%) ,
\(l / ,/, ' /'1 llll'o". IIS' /' /11/1, 1I ,/lIt'// H"/ ,
J)esafortunadamente, como lo saben nuestros lectores dcm,lsln
do bien por experi encia propia, muy a menudo se adoptan rosi('io
Iles dogmáti cas a favor de la investigación cuantitativa o cualitnti vol
(l'stas posiciones pertenecen tanto al ordenamiento conceptual 01110
,1 la teorización). Las posiciones extremas sobre este asunto se parl'-
cen mucho. Numerosos investigadores cuantitativos son dados II
rechazar totalmente los estudios cualitativos, recriminándoles qUl'
no producen hallazgos válidos - es más, los consideran apenas a lgn
mejores que las reseñas periodísticas-. Aseveran que los investi ga-
dores cualitativos ignoran el muestreo representativo, y que sus ha-
ll azgos se basan en un solo caso o a lo sumo en unos pocos (ver
diferentes perspectivas sobre este argumento e n Kvale, 1994;
Sandelowski, 1995b). Igualmente recalcitrantes son algunos inves-
tigadores cualitativos que rechazan de manera tajante los métodos
estadísticos o cuantitativos pues dicen que producen una informa-
ción superficial o que son desorientadores. Creen que para entender
los valores culturales del comportamiento social se requiere rea lizar
entrevistas o hacer observaciones intensivas de campo, y que és tos
son los únicos métodos de recolección de datos con la suficiente sen-
sibilidad para captar los matices de la vida humana.
Sin embargo, existen posiciones intermedias. Se pueden combinar
métodos por razones suplementarias, complementarias, informati-
vas, desarrollistas y otras (ver, por ejemplo, Greene, Caracelli , y
Graham, 1989, para un excelente planteamiento sobre este tópico.
También ver a Cuevas, Dinero y Feit, 1996). Combinar métodos no es
una idea nueva. Dos eminentes fundadores de los métodos de en-
cuestas sociológicas, Lazersfeld y Wagner (1958) promulgaron una
actitud que se ha mantenido por largo tiempo para las investi gacio-
nes de tipo encuesta, a saber, que las entrevistas exploratorias deben
preceder a la formulación y desarrollo final de los instrumentos para
encuestar. Sólo con este uso de materiales cualitativos, básicos (aun-
que sólo complementarios) para los procedimientos y análisi s es ta-
dísticos, podrían los cuestionarios aprehender "la realidad". Una
posición paralela, pero con énfasis diferente, es la de algunos otros
inve ti gadores cualitativos. Contar, medir y hasta seguir proced i-
rnientos estadísti cos pu d ' s r LII' compl eml'ntn liti l para ext ndcr o
1 11111111,1' 11 11" III IIIII" 'II S tI<' Invl'sllgllr (Mllrdolugh, 19H7). AUllqlll' 11
II"II IIH IlI vI"' III" ." IIII'l's h,lel'n pl'im.ll' un modo y a l otro lo conHid ' 1'1111
111"'1'1, '1111 '111 11110 (VI' I' I' xplica iones de Morse, 1991), 011'05 ('ollsldl'
" '" '1"1' 110\/1 11,11111'111<, los diversos paradigmas de inv stignci 11 son
1111111' 1"1111'111,11'105. C.lda uno de ell os les agrega algo csen Inl i1 IOH
111111 ,1' /',11'1 IInlll,'s, l' incluso a la teoría final, si tal es el propósilO "1'1
1' \l ly' " 111 d, ' ión particular (Breitmayer, Ayers y KnarJ, 11)1),1) ,
d,qIl 11"', ,,¡con 1.\ pSlndfsti ca, ni con la recolección y análi sis d \ du
\l lilll ,' llvos, Sl' puede es tar seguro de si ha ca ptado In ese n i\1 dI'
11' (Cl'ph"rl, 1988) .
1" '10 I\u posiciones inter medias representan una visión si In
1,11 101 Y dl'so,'il' ntadoramente simpl e acerca de la realidad en In l' ln
111 11 111 Ion dl'ln investigación, especialmente cuando se empi za o VI' "
1 .. como algo que comprende un flujo complejo de tl'O-
!t I"", 1'01' 011' 0 par te, los inves tigadores quier e n saber m, H
1'"1 !I ', 11I \' ,\l11L' nl e cuá ndo y cómo usar cada modo.
Anll's dI' "bordar estos asuntos, regresemos a nuestro punlO b, si
' " 111 ,' 1'('01 dl'lJUC la investigación es "un flujo de trabajo" que cvolu'
11,"1,' ,'11 1' 1 curso compl eto de un proyecto investigativo. Cada uno
11,· 10M ti pos de trabajo (por ejemplo, la recolección de datos, el un -
1 MIM, la Interpretación) implica escogencias y decisiones con r s-
111'1'1(1,) la utilidad de diversos procedimientos alternativos, ya se. n
HIIIH cunlitativos o cuantitativos, pero especialmente, de man " ' (1
1111\ '" 1" I",dri ca, cuando hay que escoger las opciones más apropl ll
, 111 '1' ,¡",' será cualitativo y qué será cuantitativo.
1 '1r ' 11 S("1, como ejercicio para la imaginación, sobre las mu 11\1 /1
dl 'I'INlo,ws presentes en la recolección de datos. ¿Debemos hll el' "
"IIIr'I'vl slas? ¿Qué tipos de entrevistas? ¿Cuántas debemos espe"l\l'
11111'1' " y ' on base en qué? ¿Dónde encontraremos a los enlr visto
dll/¡'/ j),ldas las dificultades de la situación investigativa, ¿ 11)0
d,'hemos alterar nuestras nociones originales de lo que qucr ' 11) OH
J¡WlI'lll' I'n nuestras entrevistas? O ¿cómo podremos ca mbi al' 11
IIlIh'Ht"" de población inicial? Por otra parte, se podda preguntur
11110: ¿111'ne sentid o usar cuestionarios para recolectar nuestros da
IIIII?, ¿dl'b n re olectarse stoH dnloll pensando en el tipo d Pl'()('('
d llll il' nl oS 'slndf sli os !JII \' I'"I.¡I, ' I\ 1'1(' utarse, in luyc ndo 1011
.1nalflicos? Si los instrumentos existentes de recolección de ddl l>s
pa recen mejores o más factibles, entonces ¿qué instrumenloA
dan los más apropiados para obtener el tipo de información d 'ql' "
ha blamos? Además, ¿cuáles son la validez y la confiabilidad d 's-
tas medidas? ¿Y qué hay sobre las combinaciones de unos o d,'
lodos estos métodos, cualitativos o cuantitativos? ¿Cómo afecta rán
en realidad a la recolección de los datos los diversos cambios en los
ondiciones durante el proceso de investigación - partiend o d ,1
momento de acceder a quienes nos van a responder, hasta asegu-
ra r su cooperación y obtener la máxima información útil y vera4?
¿ Cómo hacemos para mantener sin interrupción el flujo de datos?
Existe, para subrayar el punto principal de este ejemplo, un sinfín de
opciones, decisiones y escogencias que debemos e,úrentar. Pensar
de otra manera, imponer como criterio estándar sólo un tipo de en-
trevista, insistir en que solamente o de manera predominante debe
hacerse observación de campo o adoptar como apropiadas sólo las
medidas tipo escala, restringe enormemente nuestros esfuerzos pues
tal decisión no tiene en cuenta las complejidades de un mundo rea l y
nuestra capacidad de comprenderlas.
Es verdad, los diferentes proyectos de investigación se ven afec-
tados por las diferentes condiciones. Algunos enfrentan considera-
bl es limitaciones, por ejemplo, con las técnicas de recol ección de datos
o para encontrar población disponible para los investigadores, a causa
de las regulaciones burocráticas, los costos, la escasez de ti empo o
las barreras del idioma. Algunos aspectos de un proyecto pueden
ll evarse a cabo bajo condiciones particularmente difíciles de modo
que las contingencias inesperadas muy probablemente afecten los
planes iniciales. Sin embargo, todos los estudios de inves ti gación
incluyen unos pasos principales, que a menudo se superponen unos
a otros, que comprenden diferentes tipos de trabajos, entre los que
se encuentran la recolección de datos, el análisis, algún grado o ti po
de verificación y por fin la presentación o publicación de los res ulta-
dos. A riesgo de repetirnos, hacemos hincapié en que las escogencias
y decisiones abundan y que son distintas para los diferentes asp -
los del proceso general de la investi gación. En las ciencias biológicas
y 50 ial es es casi imposibl e preparo '·s de antemano para cada posi-
Id, · , 41111 I II ,\,' III'IU que pudl"" u tl llI' ", ,' dlll''' "I ,' ('! proCl 'so dI' ¡'W" Hllgll
,1, JI 1)" I,, '(' hl>, ,' " mu hos s(' nl dO/I, lu investi ga ión pUl'd ' ('oll e '
IIln,,' "1111' 1> 1111 p,·oc,·so ci ,· ular, qu ' incluye un po O k ir y vI'" I,' y
ti JI 1 VII, 'lI ll11l l1ll ,'s d ' 11 ga r al propósito final.
'1 ,' II I" lldo t' n que esto es así, se entiende que los irwl'slI Hl1
tlO" '11 P"I'dil ll Intl'l; rar combinaciones de procedimi ent s, y qUl' dt,
1II 'I ho lo I 1.11\:1 n. No exi te un conjunto estándar de métodos 11\" I
II IJ ' IIIt ' IIlil pM" cada paso de la investigación, y no siempre B úlll
" ' 1111 11' II1 H mismos técni cas específicas para todos los pasos dI' lo
1',oy", 'll>s. I e modo que, a menos que estén compelidos, bi n por
1111 '/11 '1111'5 l' xtL' mas o bien por mandatos internos, los inves ti gadorl'
1111111111 JI" monera pragmáti ca y combinan las técni cas di ponlbl '
1'"1"11 ol1t ,' n 'r los res ultados deseados (Creswell, 1994).
1.011 ('studios contemporáneos de los científicos de la frsi o y In
101010'11" I' HI6n revelando cómo los investigadores arman post! 11('
ti" 1J1 /l trllmcntos y procedimientos, así como de conceptos, moL! ' lo
V lt 'orf"s parti cul ares, que provienen de su propi a disciplino y dt)
111111" (,'sto He ve en la investigación de Clarke, 1990; Fujimura, 19HH;
',1111', 19H9). Además, existen varias disciplinas que se cruzan ' 11 O
1111101110 (y probabl emente también en otras disciplinas) dond hoy
'"11 ' Int l"Tclación en ambos sentidos entre los métodos cualitativos
'IIIllItlt l1 ti vos, por ejemplo en "la demografía cualitativa" y en O\[lIt'
II I1 H ,·,'os el e la ciencia social que analizan las implicaciones el' In
, ompllt l1 dores para la sociedad (Star y Ruhleder, 1996). Los il1vc ti
f\1 1¡[ (\I"" S de las ciencias sociales y humanas son pragm6tl O
Il jI" I'ndonales. Mi entras más flexiblemente funcionen los ientlfl OH
11 11" I"s I ermita hacerlo, hay mayor probabilidad de que su invt'11I
ft, It ' ( n S(' O creativa.
I ,li S implicaciones de estos puntos para la relación de los pro ('di.
" ,lt ' llt os uantitativos y cualitativos son directas. A menos qu l' 1
1IIJ ldll dMnente limitada, rutiIÚzada o enceguecida ideológi omC!1lt',
l' IHII 'd!' lograr una investigación útil con diversas combinacion 'H dt'
1"IX'Nllmi 'ntos tanto cuantitativos como cualitativos. Esto s 1(" '10
1"1111 l'ntl o fase de la investigación, bien sea que los investigad l' , t'
1, 11 lit opiondo los datos, formulando hipótesis, buscando v rif¡ 0 1'10 ,
II 11 lI l1dollu8tro iones cuando, ' ( ,11l, ' n pora publicar.
I 111 1'11 11 1 dl' 1 IHH llll o , IIIH' HI I'U n Hllj\'lll ¡I 1" 11 '1 11111 "1
I t'll pVl'h.lll l'Hll' pllnl O t.' S lJlH,' pi l' n M'!) t' n ("' I'minos de [tI 1I\h'l ll\' Ion
,' 111" " melados " a l il ati vos y e ll J nt it ativos, 1,,15 posicio'WH ,' X 11'1' 11 111-
d, II1wnIL' s imples y CÓI1l 0d ,IS, t,l k s como que "se comp lenw nl ,ln In
.. 1 IJ olrí:l " y "s -. supl cment an lí:l una ü la otra" no propOrciOI1 ,H'I
sul idcnlL's gufas para su tl'él bajo si usted pl'clcndc con 't"ruir unJ tl'O"
1' 1,1. Es verdad ljU , a unque a lgunos ma te ri a les de e ntrevis ta puedl' l1
s,' r co mpl emcnt ados con análi sis es tad fsli cos y viceversa, los da tos
también han dc ser anél lizados L' n ..
1<' , Sin e mba rgo, el punto más ope rati vo es que la recole ción y an6-
li s is d e d a tos pue d e h acerse d e a mbos mo d os, y e n va ri as
combinaciones, durante todas las fases del proceso d e inves ti gaci n,
Ig ua lmente importa nte es el hecho d e que sí p uede ha be r una
in lcracción de doble vía entre las combinaciones de a mbos ti pos de
procedimientos, en la que los d atos cualitati vos a fecte n los a ná li sis
,' u,l nti ta tivos y viceversa, El sigui ente es un bue n eje mplo de las ideo-
log ,as psiquiá tricas acogidas por el personal en los hos pita les men-
1,l les (Strauss, Schatzman, Bucher, Ehrlich y Shabs in, 1964), Tres
, ociúlogos obtuvieron los datos básicos por medi o de observaciones
d,' ca mpo en numerosos pabellones de hospita l y por medio de c n-
trcv is tas que sostuvieron con médicos, enfermeras y auxili ares de
,' nr 'r mería, Además se contrató un psicólogo que desarro ll a ra ins-
Iru me ntos de investigación para diferenciar a los médicos y conocer
,' ua l de las tres tendencias psiquiátricas predominantes en ese mo-
mento, era la más usada por cada cual. Los cuestionarios en dicho
l's ludio, fueron construidos después de recolectar datos de campo
d ura nte seis meses, por medio de observaciones y entrevis tas infor-
nJ,ll es, y después de realizar análisis preliminares de estos datos,
1'01' eso, los aspectos cualitativos de la investigación influyeron di -
r 'cta mente tanto en la elaboración del cuestionario como en los aná-
1 is is estadísticos asociados posteriormente,
Desafortunadamente, no hubo flujo de retorno de análisis del ins-
Iru mento al trabajo de campo, De hecho, un trabajador de campo
(Leonard Schatzman) anotó sarcásticamente varios años des pués, que
un psiquiatra que había sacado una alta puntua ión ,' n In escola
I' sicoterapéutica, pero que al parecer había nclu,ld ll r o rno un j1 l'Ore-
1,, " 11 1111 ' " 11 .1, ' IUkll l." 11111 1111 1>\1 " .1' 11 .11,.10 1,' hll!>f" ,ldl1 li " IHI, .1I 111
1111<1 1"1I1j11l 1 .1,'1'1,'<, 1"0' I\\HIIII ,. I 1111 1' ,"1" 111 ,' ,1Ill'in ll o, '" hllhfll IWI'I H'
11 111"1"'" 1" , I\l lu" ',',IIIII , rH,' k MII III'!' ",1 10, d ps ilj u i,lt'''1 s,, bll,' l¡) dl ' l
111 11 111 I)I¡O dlt It'll doll': "¡USll'<.h.'s, InvL' sli gl.H..Iol'l's, son untlli IOllll,' '"
I ti [111 ')\ 11111 1111 11 lino .. 'n la ' I"'l CUCSI ..l en qué crc \, p ro no lo <- p ll' lI ll O
¡I"I"¡" 1 ,',' "ol'iolol-\0s s ' quedaron estupcfa tos, y ap ' 11 ,1 H l' 111 0' \\I"
,' .1 1"11111' 111,,, 1,1 dl' qUl', de hecho, el trabajo de a mpo l's whllll' "I,'i\
, h"" 1 l., 1\\1'1011, rnic'n trns que el cuesti onari o es t, ba di sl' ,1,Hlo plU' ,1
11 1111 11 1'1 1
1
\ '1 r siqui átricas básicas. Infortul1ndulT\ l' nll.. ', en tl tl l '
1'1111111 ' 11111 "0 SI' Il's ocurrió a los soció logos introdu ir pn' l-\llll l11 H ", 11
, 1,IIIi ,h' M ,rl l' lIl'sti onJr io que pudi eran resalta r las di s rcpan ' lll ll " "1, ,,
1.1 I II 'I" II'I ,IS 1,18 a iones, ni cayeron e n la cu nta le In posibl lldnd
d,. 1" 1' 10''' 11' LI S di re rencias del comportami ento obsc ,'vndo (' 111,',' 111M
1" "l h 1"" l'H iciL' nli s tns y lo que denomina ro'1 las verdadc r s "rl loso
11"" " 1',' ,",l lvIl8" n esa ri as en las cxigencias d la vida di .ll'ln d ' 111 /
.,11 ,111 ho" pllll l,lri.1s, El pl'Oyecto de investi ga ión ci r ta menl l' pod,' fll
h.d ,," '" h,' nef i ia d o d e haber se pe nsa d o e n I rmlnos d I' 111111
11I1 !" 'd",'iÓI1 ¡',l' nuina ent re los pl'Ocedimi entoscua lil a tivos y (, Ulllli lt,1
II V" iI, y ljui z s a un, d e a lgunos interca mbi os entr ' ell os,
1 h' 111,111\" '<1 idcn l, y como se ha esbozado n mu ha s li bnm /' Ollfi'
II" ' I,,dos, In inv ' sti ga ión se pl a neo, di selja y con ba ' Ia ntl' j1" ('l'i 1t"1
'n' (Lo mayor pa rl e d , los propues tas de in v s ti flnd n ¡lI l
I'tIIlt'll I [l llIb! n lls l a secuencio) , Pero como unl qui r invcsll gll dw'
1\ conlorn, si lo presionan a p nsa r n el nStII'l to, In 111
v,,,, II,', lll'l n ''S Ill ÓS bi 11 un as unto " desorga ni zad o" , EslO no 1J', 11 111
'" \j l "- 10H "l'sull nd os s '.1 n dudosos o inlltil es; mós bi n s ignllkn 1jl' I'
lill ' lVl'sti!\nción I'D ra vez pl'O ede o mpl 'tam 'nte omo Sl' lI.l !1fn pi "
11!'I Hl n .
li no I'lIl'de pregunt a r ent onces: ¿ n qu se ¡JifC' r ' ncla ,"10
rI, '", 1.1 Inv('Sli l-\.1 ti va, si es que sc difcre n ia en Digo, cuando HII ¡i" jI
1" /, 10 ,'H 1,1 Il'orfo, más bi en que los hall azgos o el OI'dl' I1 Il I11 I" I1I 0
11111< "1)111 11 1 1,:" genero l, la respues ta es que no hoy dlrl' I'l' ,, ('iIl , fil '
11'11 1,\ H lo dl' que nlgunos d e los pro dimi ntos mls moK, "I' IWr1,tI
11 11 ,,11 ,' IOH 1lIllIlft k'os, son más exte nsos y mplc'j os, Enl "111111 011 dl' l
jllll i\il'llIlll" 111< de PSi li bl'o, 1 nn61i s is na n ' cH(l ,'llI l1wnl • 11" ,,\11, 111
\01\ ,' I IU'dl' r1 l'l1 i(>nto O'1('(' PIIlI1I, pe)l' ende 0111 re dlrk'n('iól\ ,lhll' ,11I
y axial, sino que también puede incluir cotli ficación integradol'[\
selectiva. El meollo de este planteamiento es que los
d 'ben pensar que los procedimientos cuantitativos no represen tan
ni enemi go sino más bien un aliado potencial para construir temfJ
cuando su uso parezca apropiado, ¿Entonces, cuándo y cómo puc-
den incluirse los procedimientos cuantitativos? El siguiente no s
sino un breve ejemplo:
Un grupo de investigadores puede identificar un conjunto de con-
d iciones que parecen tener relevancia para un fenómeno, por ejem-
plo, la predisposición hacia la delincuencia juvenil. Sin embargo, sus
datos cualitativos no les contarán el grado hasta el cual estas condi -
ciones llevan a la delincuencia, cómo interactúan unas con otras, qué
condiciones tienen una relación más fuerte con el fenómeno que otras,
etc, Al realizar un estudio cuantitativo en este punto, los investiga-
dores podrían usar esa información para formular hipótesis adicio-
nales, que podrían examinarse y refinarse por medio de un muestreo
teórico más preciso usando procedimientos cualitativos.
Un punto que se ha omitido hasta ahora en este análisis es el de
que la preferencia personal del investigador, su familiari zación, y la
faci lidad con que maneja un modo de investigación, inevitabl emen-
te van a influir sobre sus decisiones. Aunque el propósito de la in-
vestigación y la naturaleza de las preguntas planteadas, a menudo
determinarán el modo, en últimas un investigador ha de trabajar
con los modos con los que se siente más cómodo, Por esta razón, en
proyectos grandes, es bueno trabajar en equipo con representantes
de cada estilo de investigación. Una vez un investigador cualitati vo
(Strauss) le preguntó a un respetado teórico de la estadística (Leo
Goodman) por qué debe uno aprender técnicas y estadísticas para
usarl as en la investigación social. Éste contestó señalando que una
vez se aprenden, el conocimiento de estas técnicas lo sensibili za a
uno a nuevos aspectos de los datos y, de hecho, a su recolección
mi sma, Lo mismo es cierto para nuestro trabajo cuali tativo. Cada
modo de investigar debe recibir su debido reconocimiento y ser va-
lorado por su contribución específica,
Queremos aclarar que cuando nos referimos a combinar m t -
dos, no hablarnos específicamente sobre triangulación en el sentido
1, IlIl\dl (1 )vll /i ll, 1970), ll Ul h l lll ' 111 1l'1.. onoel.' 1110S corno h l' I' I'¡)lllh' Il
11\ 11" IIIV,"¡ll g.ll'iOIl y nhog¡lInus porque se cuando \.h'l
¡ 1\lUI rvl,'" 111\'11 qUl'rl'l11os scñnlar que pa ra construir una leol'Ll d\\tl
,1 1111 \1\ integrada y exhausti va, un inv stigJdol' d\ \lw
1"" ," tt "O d, ' l' u,1 lquier método a s u disposición, teni endo en "1<' 111"
IJIII' \"1 IH'I..I' b, l l'i.l una verdadera interacci ón de métodos. V, lo m H
dl' lodo, dado que nues tro enfoque para la conslrurrl 1\
11. ' \, '\ 11'(. \ I.'S que 's to va emergiendo, creen10S que a m nos tllll' l'l
1 t tV'"'' ' 1",,, 101' ,1U men te o contin úe. con sus estudios p revios, no pod 1' .1
"1 ttl''''''''''l' 1I n proyecto con un conjunto de conceptos preeslabll'l'id ..
'" ,11\ ttt\ di sl' no bicn es tructurado. En vez de ell o, al diserlo, as( COIllO
" lo ''1 .. , se les debe permitir que emerj an d urante el pron ',oj o
,lo' 1, tV",1 11 medida quc los conceptos y las relaciones CI11t' I'¡',l"\
, 1 .. 1,," d.\ tos por medio del análi sis cualitati vo, el investi gadO!' pUl' dl'
tt "'" ""\ i,,[orma ión para decid ir dónde y cómo ir consigui endo ltt
1", II""' i",, ,\diciona l para el ava nce posteri or de la teoría, Las lkd
H'''' tOlnndtls en cualquiera de estas coyunturas investi gati vns SP,'1 I l
v¡ III IH!.'S, A veces, puede ser necesari o usar tnedidas cuanlil otl vlw;
" t,,, ,, Vl'l'L'S, 1,1 recolección de datos cualitativos y el análi sis PUl'''I'"
' 11 " 1" nI,\ S npropiado. Admitimos que esta aproximación abil' ,' l,l td
011 , ... 1\1' pUl' de plantear algunos problemas cuando se trata d ' obl,'
'tI ' l I,"',' mi so de los comités de asuntos éticos o cuando se es rl l1<' ''
1""I"""I.\S pnrn buscar financiación. Es posibl e que para 5ali 5[[\<,I' "
1,1" ,' \ i¡;l'ncias de los demás, un proyecto de investi gación deba , "1'
IlIt "¡t'nldt!o como una seri e de investigaciones tnás pequei;ns, l' n lIu
'1
tll
' , "d,\ una se va basando en los resultados de los estud ios pn' vlm
,"tl" 4 dl' en un todo que es teórico. Sea cual sea cl m todo
'1
tll
' >-l' It dOpIC, la fuerza motriz debe ser siempre la teorla ql'" Vl t
,' vo!t " 'ill1,,,ndo, Los métodos representan el medi o para logra" l' l 1111 ,
R 'Humen
1,,,, lor m,\s ualitati vas y cuantitativas de investi gación li n ' 11 Hl1t1
1"'0l' los pap ' les que desempeñar en la teorización. El as unlO no l' H si
llr tl1' uno [orma u otra sino más bien cómo pueden fun ionor ('SI,lI
(o, ,Ht\S p"" impulsar la conSlrUld n li l' una teorb, lI unqul' lo 11 \,\
yOI' p<1rt c de los investigadores tiende a usar métodos y
cu.)ntitativos de formas complementarias, abogamos por una v ' ,'d.)
dera interacción entre ambas, Lo cualitativo debe diri gir lo cuantit .,
tivo, y lo cuantitativo retroalimentarse de lo cualitativo en un pro PSI)
circular pero al mismo tiempo evolutivo, con cada método contribu-
yendo en la forma en que sólo él puede hacerlo, Sin embargo, '8
preciso recordar que debido a que la emergencia es la base de nu s-
tro método de construir teoría, un investigador no puede comenza r
una investigación con una lista de conceptos preconcebidos, un mar-
co teórico que lo guíe, o un diseño muy bien determinado, A 105
conceptos y el diseño se les debe permitir que emerjan a partir de los
datos, Una vez que han surgido los conceptos e hipótesis relevantes
y que se han validado y cotejado con los datos, el investigador pue-
de buscar las medidas y análisis cuantitativos si esto mejora el proce-
so de investigación, Recordemos que la idea que permite la variación
de métodos es seguir el medio más cuidadoso y ventajoso para Il e-
gal' a una teoría. Tal tarea exige sensibilidad a los matices de los da-
tos, tolerancia a la ambigüedad, fl exibilidad en el diseño y una gran
dosis de creatividad.
4
Consideraciones prácticas
Definición de términos
P/P/llt'lIlfI de illvestignciófl : área general o sustantiva en que se ccnlrl\ 1I1
Illv¡"¡ll g, lCión.
11/1"'I't"Ullltn de illvestigncióll: interrogante específico al que se dif'i g('
III Vl" lIi)\nción, que estabtece los parámetros del proyecto y sugier ' IOH 11\
11" " '" que se deben usar para la recolección y análisis de los datos,
( )/'j,'livi¡/Il¡/: capacidad de distanciarse en cierta medida de los mnt, ' r! "
11'/1 dt' Investi gación y de representarlos imparcialmente; capa idl'l d l l( - 1\
"" b,II' l.lS palabras de los entrevistados y darles una voz indep nJ 11' 11 11 ' di '
lu investi gador.
S,' " , il,ili¡/nr/: capacidad de responder ante los sutil es mati es y 1'1""" .
HIHlldírnlivns de los datos.
1,llI'ml"m l éc/l ica: informes sobre estudi os de investigación y Irllh"I".
lI 'I\, 1I'1l5" fi losófi cos característicos de la escritura profesional y <l is 11' 1111"
I ju/ q Ul' pueden servir como antecedentes (background), contra Jos lHlhl/l l '
'"Ill¡>,.rnn los hall azgos obtenidos por medio de los datos reales,
J.llnfll/lm /lO técnica: biografías, diarios, documentos, manus 1' ¡toH, 1\'
flIHI'OS, informes, catálogos y otros materiales que se pueden U$O " ('()1I111
dlllo,s primados, para complementar las entrevistas y observaciones lh'I'l\rll
1'11, O puro estimular el pensami nto acerca de las propiedad s y dinWIl/dll
'II 'H lil' los on plOS que emc"!ll' \1 Ii ,' los datos,
----
que los ca pítulos 1, 2 Y 3 prepararon el ca mino 1', 11',' lo
que s igue, este capítulo, de carácter transicional, ll eva el ,1.-
un ni vel teórico a uno más práctico y combina los ca pítul os 2, :1 y ,1
de la primera edición de este libro para formar un análi s is sobrl' le'
mas que es importante considerar cuando se comi enza, Los
proporcionan un fundamento para la posteri or recolección y a n,\
de los datos, Este capítulo consta de tres secciones principa les: ,1)
cómo escoger un problema y plantear la pregunta de inves ti gaci n,
b) cómo mantener un equilibrio entre la obj etividad y la sensibili -
dad, c) el uso de la literatura, Debido a que es te libro versa sobre el
aná li sis y no sobre el trabajo de campo, este último tema no se an,l li-
za aquí (entre los textos a los que los lectores se pueden referi r se
encuentran Adl er y Adler, 1987; Punch, 1986; Chatzman y Strauss,
1973; Stri nger, 1996 y Wolcott, 1995),
Escoger un problema y formular la pregunta
d e investigación
Una de las cuesti ones más difíciles al investi gar es deci dir el
Las dos grandes preguntas que, al parecer, causan más probl emas
" 111 las sigui entes: ¿Cómo encuentro un problema inves tigable? y
I l'ómo lo reduzco lo suficiente para que sea t ra baja bl e? Estas pre-
gun tas pueden parecer especialmente difícil es si el investi gador es
princi piante en investigación cualitativa porque a primera v ista el
I' roceso de tomar decisiones y hacer compromisos parece menos bien
estructurado y más ambiguo que en los trabajos de tipo cuant itati vo.
El propósito del presente capítulo es acl arar algunos de los princi-
pios básicos pertinentes a la toma de estas decisiones iniciales.
FlI elltes de los problemas de illvestigaciólI
Por lo general, el origen de los problemas de investigaci ón en los
de tipo cualitativo, no es muy diferente del de otras fo rmas
dl' investi gación. Primero, hay una serie de problemas de investi ga-
iÓI1 s ugeridos o asignados. Una manera de ll egar al probl ema s
l1l'd ir sll gerencias de un profesor que esté inves ti ga ndo en el área l it'
111 1111 '. 1"111' 111< I' vldll ll Il' IIi Il'11 11 111 111111' VI ' , ,"1 1"'Oy\'ctlls ,' 11 ¡'1ll'SO y !t ,
.111 11111 1111 11 111t 11' ,1 II Il vsludlll nh\ di ' 1'11·IW.1do pLlrJ qll l' ¡l' h"HII UIlI'
1" '1111>1 ' 11 "" h' d, ' ll'l'Oyecto, Est" 1H,IIIi ' I''\ dl' hall al' un pl'Obll'l1H1 t il' II d, '
1 ,lI lill l' lIl ll1 1" 1'0, ihil id,l d ue COl11 pnlln ,t ' I'se en un pl'OblL' l11l1 d,' III
, 111\111 J¡ 1I J¡ "I'OI' t,ll1t" y reali zable, Esto se debe a que ' 1 iIWl'sllg,'
Jill l 111 , '1 "lid", y,1 sabe qué se necesita hacer en un li l" a 5USI,l l1t lvl l
l ' 111 11 111 ," t '01' ot r,1 pMte, una decisión a la que se ll ega u ' lnl 111 ,ln,' I'1I
1"lI' d" 11 11'1,'1' l. , más in t 'I'esante pa ra el alumno. Es imp0l't ant l' soh, '1
11"1' "1'1 1 ,'11 ,11 H,',l l' l problema escogido, el investi gador tcndl' li '1"1'
I ·11 11111 I dlll", ,,, te un buen tiempo, de modo que la ele ión f1 lwl
di 1", ,,, ' 1 tl'.,hnjcll' en algo que le interese realmente,
1111,1 VII rI,1I1 le de la fuente sugerida o asignada es seguirl e la
; 1111 ,'onwnl.uio de un profesional o colega con respecto a qUl' d,'
Ii 111111 "" 1,, J'l'Oblem3 sería útil e interesante. Ésta suele ser una fUI' "
Ii 11 11 .1!I" .,dablc de ubi car problemas para investi gar, en es p 'dol I
. 1 tII V,hltll'",dor s i ' n te alguna inclinación por el área s ustantiva, I'or
'11 '11'1 .111, ,, 1 intN 's ue una muj er atl ética se podría despertar on un
1 II IIII ,,,t ,, 1'10 dl' es te ti po. "¿Cómo se sienten las muj eres qu va n o Inl<
l\tlllllli' ''OH con relación a su cuerpo?". Esta oración ampli a y abll' rln
IIIII 'd,' " ,'V,l l' o toda clase de interrogantes, entre los cuales poddlli l
1 tll l lo" ¿Sienten de manera diferente sobre su UCI' I1(1
III II I, ' I"'S que va n a gimnasios y las que no?, ¿sienten difcrl' I,I I'
111,,1' 11 11 (,Ul' I' pO las mujeres que alzan pesas, las corredoras y 10/1
11 11 111 1""" que alza n pesas?, ¿cómo se definen las imágenes que unll
1111111'1' t "' I1l' sobre su cuerpo, y cómo el hecho de ir al gimna io I li d '! ,'
• 11, "11 1'1 <i d ini iones?, ¿cuál es el proceso mediante el cual las 111" 1('
11 '/ " "lo,,,' n s u uer po y sus limitaciones?, ¿qué sucede cuando l' ,'('
011 '" limi taciones?
( )t 1'" vuriación sobre el problema asignado es si se cons igue u 1111
1Ii1III1e1 ación para ciertos temas_ De hecho, los profesores qu ' put 1'11
I IIIJI" 1", inv 'sli gaciones pueden guiar a los estudiantes a amplIl
¡[ " IH I,' ,' xis ta financiación. Ésta es una sugerencia válida POI'LJ II\ '
111111 hnl< Vl'CI'S se trata de áreas problemáticas, de necesidad espl'l'!,, 1.
1111\1 sl' gunda fu ente de problemas es la literatura técni ca y no
I "ni 11 (, II v ' rman, 1993), Ésta puede ser un estímul o para ID hW,' H
1111' 1I'1<'1 n l' l1 vOl' ios entidos, A v ' S, apunta a un área r IntivOI1Wilt l'
inexplorada o sugiere un tópico que necesit a mayor desa rroll o, Ot' \1/j
veces hay contradicciones o ambigüedades en los estudi os y 'snl lo'l
<lCumul ados. Las discrepancias indican la necesidad de un esludio
que ay ude a resolver estas incertidumbres. 0, cuando un inv 'slign
dar lee sobre un tema puede éste sugerirle que se necesita un nUl'VO
enfoque para solucionar un problema antiguo, que ya haya sido bien
estudiado en el pasado; algo sobre el área problemática y los fenó-
menos asociados con ella sigue siendo engañoso, y ese algo, de d 's-
cubrirse, podría emplearse para reconstruir la comprensión dcl tel11 c1 ,
Además, mientras está revisando la literatura, al investigador le pued '
ll egar de sorpresa un hallazgo disonante con su experiencia que lo
puede llevar a un estudio que busque resolverlo. Por último, la Icc-
tura puede simplemente estimular la curiosidad sobre un tema. El
momento en que uno se formula la pregunta: "pero, ¿qué tal si ... ?" y
encuentra que no hay respuesta, uno tiene un área de probl emas.
Una tercera fuente para ubicar problemas es la experiencia perso-
nal y profesional. Una persona puede haberse divorciado y pregun-
tarse cómo experimentan otros hombres o mujeres sus propios
divorcios, o puede enfrentarse a un problema en su profesión o lu-
gar de trabajo para el cual no existe respuesta conocida. La experi en-
cia profesional suele llevar a juicios que declaren que al gun a
característica de la profesión o su práctica es menos efectiva, efi cien-
te, humana o equitativa de lo que debería ser. Entonces, se piensa
que un buen trabajo de investigación puede llevar a corregir tal si-
tuación. Algunos profesionales vuelven a la academia a trabajar para
obtener títulos de posgrado porque los motiva la ambición de logra r
la reforma de algo. Los problemas de investigación que escogen se
fundamentan en tal motivación.
Escoger un problema para investigar por medio de la experi encia
personal o profesional puede parecer más arriesgado que escogerl o
por obra de las rutas sugeridas por la literatura, pero no es necesa-
ria mente cierto. La piedra angular de la experiencia propia puede
ser un indicador más valioso para una empresa de investigación po-
tencialmente exitosa que otra fuente más abstracta.
Una cuarta fuente es la investigación misma. Un investi gador
pu de entrar a un campo con una noción general sobre lo que qui 1"
, III'¡ 1,1' 1" ' H 11, 11 1 1" 1 , "l'lI I H ,(' (1 J¡ 11 111111 l>1I 1' Il.l I11 lllWI'll de' l'I "'" l'
, ¡¡II , ," 11 1)', 111 111 " l'III''L' vlslns y 0111'1" v,wl, "ws ¡'11 iall'H, Sl l' l Invl' /lI l}\1I
, 1+11 I'hl 111 l li l \tl ll l'l ddudo U ObSl' I'Vd 1.1 forma de habl a!' y I¡, s fHX' lllI Wt-'
.1, 111" "' IIH'vl/l lndos, l' nl onces el análi sis lo puede ll eva r , dCH' uI1r¡¡'
1 .. ,"" "111111 11ll !,, "'1<1nl es o probl emáticos en las vid, s de )¡RI,\
1IIIh' [111 1'!¡1¡1, nlcnción a las preocupaciones de 108 cnlr'('vIH-
1, \ [tI , I'H [" doy(' parn ubi car donde debe enfocarse un prQy\'c1o d.,
h tVI'MII ,wll\ n. I ':s ci ert o que no existe un úni co enfoque rel va nl " p ' ro
'" 1
111
'1111,, 11 1' 141' Ik' !p por medi o del examen respetuoso de las p,'co u
1"" 111111 ':1 tI,' los l' nlrcvistados, reduce el ri esgo de ser 1I1apl'Opl odo o
""'''"111'111 .. Il'iv inl. onsideremos el siguiente ejemplo:
1111 11 "I, IIItli anl c oriunda de Botswana, que estaba tomando un
' "1 "0 /llI llI'l' I" abajo de campo se desesperó cuando estaba estudl on
di. "1' 1I 0 I'l< ..\n mcri anos nlayores" en un hogar geri átri o. Pnm
'"""' 11 /1 11', lus ideas que tenía cuando entró al campo, no porl' In n
, 111 ,11"1' 1' 0 " lo que e taba escuchando u observando. Pero si eso t "tI
,1' 1, ¡ ,' lIl onn's cuáles el' an los " verdaderos" asuntos? Ini cialmenl.l' 11 ,'
V" 11 1' 1 ," luociÓn in ves ti gativa tres suposiciones, posiblem nt' dl' ,' 1
V, I" ,"I ti .. 1" 1' 14 fu entes diferentes: ella era joven y teni a Ol glll11\ H
, ,,,,. !'J ."'"nl's incorl' ectas y hasta estereotipadas sobre los an lono"
Ad. ,,, .,\t4, pl'Occdia de un país extranjero y pensaba en términos di'
. 11 1"'11 1' 10 ultul'a. Y, por otra parte, se trataba de una inv sti godMIl
""Vll hllJ"" aún no había aprendido a recoger las cl aves de los nl" ('
vl"llI dllH mi smos sobre qué les preocupaba y permitir que esta Info,'
""11'11\ 11 ,"'Ie ntara la escogencia del problema que iba a inv sti ga /', ti,l
1' 1. 11 111\ di' esta estudi ante en particular, había una difi cultad od,,' lo
IlI d 'I" l' l' nfrcnt ar. Era voluntaria en una agencia de trabajo sOI' 1 ¡J
' 1111 11 11 l1I'opi a agenda que incluía una evaluación de su trabojo co,.
h 111 Il ll dll '1!lS. II sí, la agencia le estaba insistiendo en que obtuvl\' I'"
1111 '1 11I1 ,lrl11 oción parti cular que, descubrió ella, tenía poco o I1 I\(hl
'1
11
.' v,' r (' on las vidas o intereses de los viejos. Sin 1' 0 ",'S
1'''11111 1111 1' nnl c la agencia. Finalmente, al con cu,dado n, lO:,
" " IY' II"'H, for muló un problema de investigacIón Slgmflcatlvo. I, ',
1"""'lIl l', qui en tenga curiosidad o le preocupe el mundo que lo 1'0
d, '" Y 1',H di spu sto a correr ri sgos no debe, despu s dc pCI1 Hl11'l o
'1111 1" lrlo, 1 ' n ' 1' cliO ultad H pnl'o ('11 ontl'ar un él' a p,'obl ' m 11 ' 11
pill'" l '!'I IUdi .ll', HI IwÓ, imo plI SO 10 1'111111,11' l " J"ll "'J' lIg. UIIt . ¡Qll o p ll l
do Plll\l 1.1 invl'sli g,1ción,
1,11 ¡m'Stlll/n de illvestignci611
111 111.1' 1<"'01 romo se formula la pregunta de inves ti ga it'l n inlplll'
111 1111 ' 1""\llll' determina, en muy buena medida, los 111 todos dl' il1
\"'" I' );II( io l1 qu e se e mplearán para r esponde rl a , l'e l'O ,Hl'oI
I"III1'II' ,III HI,4 IIn dil ema. ¿Escoge uno el análi sis cualitativo PorqUl'
,1 , 11 ' 11 .1, '1 1'1'11 1>11'111,1 Y la f' regunta que se origina de ell n 5ugier,' n
'1"' " 111 111 1111 '1 dI' il1 Vl's li gación será la más productiva? ¿De ide uno
"IJ'!." 11I1 1I 1I 'llIdll' lI ,dil.1l ivo y luego formular la pregunta de I11n
1), ',1 'JI" "".I,II' I! ' ,d l11 l' todo? ¿Son las perspectivas conscienl '5 l'
111' 111 , h 111, ' 1,,, tJlIl' lilll' n el enfoque? (Pierce, 1995). Es l'oS
'"101111< 11, · .1" II"' l'onder porque las respuestas no son claras y 1,, -
1 111, 111I1",'I.lI'I'<' l11i sa básica es que la pregunta de investi gacit'l n
.1,1,. 111, 1," "1 11 11'1 II do, muchas personas se orientan hacia inve5ti gol -
,11111, 11 ,1111111111 1', 1, As í, pues, aunque el problema pertenezca a un
,11,." 'JI" ' "');11' 1'.1 que el cualitativo podría ser el enfoque más pro-
.1111 11"", ,", lo, Inves ti gadores formulan sus preguntas de manera
, 1I 11 I1I1I.1l1 vlI , Otros investigadores, por orientación personal, prepa-
' ,11' 11111 0 l'Ol1 vkción, tienden a ver los problemas desde una perspc _
IlvlI 1 u,1Iil aliva. Las preguntas que formulan sobre cualqui er área de
I'roblc'll1ds están expresadas en términos cualitativos simplemenl '
1""'qUl' no ven los problemas de ninguna otra manera. No hay razón
P,II"1 delenernos más de la cuenta en este punto; sólo queremos ha-
rl'l' ,' nfas is en que algunas áreas de problemas sugieren con claridad
1111,1 formol de investigación y no otra, y que un investigador debe s o'
111,1,11 problema que tiene entre manos. Por ejemplo, cuando se qui e-
"1' , ,,b,' r s i una droga es más efectiva que otra, entonces el método
l1l ,b ,Ipropi ado es un estudio clínico doble ciego. Sin embargo, si a
1111 invl's li ¡.;ador le interesa saber qué se siente cuando uno parti cipa
, '11 1111 l' studi o sobre drogas o en conocer al guno el e los problemas
1111 1(" 'l' I1I1'S al acatami ento a un protocolo Illuy rfgido para drogas,
1'111 0'1('('" ('S más sensa to que se c1 C' 1l ilJ 111 ' i1 "' 11 1 l' IV, .., li ga ión ua lita-
11 V.I, H" o!l v illlJ u ' 1 a prcf ' O' n i a y 111 ,'d '" ' " '\11' ji'" 1111 0 Il'nga d('sl'l11-
1
I
I1 tlll 111 1 i I lI d l d ¡.¡ \ l ' 1II I' l' I'O dlus uo dt'lH' 1I
"1 I " 1 1\ 111'1 I Il V\',¡¡lg¡u l ll ll "¡ I h ll , l h l HIC,, ' .I" oll't..l S 0 p l ' i ll lH1
1111 hlll!¡llIgh ¡II¡ ( 11 ¡11!¡¡lwtly, I I I'JI'I) 1,'., lI 11h, , Iun l' lI,lIH. lo S ' d ,' IlI
¡di 1I 1111 ''1\ 10 '1 111' 11l ¡IIII ¡l lI vo, sigue.' I't tl.' l1do v .. "kld 1 ..1 cuesti ón lit' t¡tH'
111' 1".1" 1',"11, 111 111' .11'1 ,,' USM (, 1 in vl" tí ¡';,1dor (Mors ' y I'i 'Id, 199<;) ,
, 11," .I"JI'" lo 1'"J101' ll1l1tl' de 101 pregunta de invesli¡.;a i6n 's lh, l,l
I h" , 0 11 " 11,"11 "11 , H" 1 111 Jlosibk' qll l' un inves ti gador ub"a todo lo,
, 1" ,"" d,' 11l1llO'obl l' IlI,1 dado, La pI' 'gunta de inv ' stigaci n 1\' ny ll
tll ¡I 1I ·lI tH 11' 1, 1 hllsln que 1.1Jquil'I'D un rClIIi Zllhl( '
I tI / tl/ttlll/" ,. ;!')" de/a I'regllll/a de illves l'ignci611
• '1''' ' ",' 1',1I" '\'l' n las prq; unl ,1s en los es tudios ualitativos? ¿ '(\ 11 111
11111""' 11 d,' IllJlI ' 11 ,1s lj lll' se hacen n los estudi os cuantilalivoR Ihll'
IjI" '" 1' l l'rol' 6, il o principal de esta forma de inv 'stigación unlll ,,, 1
\', 1"" I ul1 '¡ l l' uir Il'odd, P[1 I'( hacerl o, es l1e CSl.1rio formular unu JlI P
11111 ,101,' '11, 1111'1'01 '!U(' Jl c,.,llit" la fl exibilidad y li b ' rl ad para CXphll',",
1111 1" , ,, ' " 1( ' Il O ('Oll I' rof u nd idad. Ta m bi én su byace en este cnfo,! 11\' d, '
1" Il l'ualit.1Ii va, la pres uposición de qu ' lodos ION ('011
" '1, 111" '1"1' IWI'I <: ll l'cen a un fenómeno dado no han sido id ' nllf lrll
dll", 11 1 111('1l 0H no l' n lnl pobl ación o lu gar. O si se ha rea li .-: nd(l, 1'1
I'"''¡ ¡'h' '1 U(' 1,1 "l'I ación cntre los conceplos no se enti 'nda bien (1 '1""
,. II IIY·'I'OIl l'l'plunli zado insufi cientemente. qui zás se pl'esunH\ (jI'"
,,,,, i1 ,' ¡,II1I,l s hn formulado de la mismfsima mon 'ro 'sla 1'1"'1\ '"11 11
1,, "111111,11' ,'l'I .lcionada con la inves tigaci ón, de modo que pOI' IIhllO ,l
1'. I'"jlo:, ihk delerminal' cuáles variables pert ' n 'e 'n a eSI" l "l' lI y
, 1,,\ 1,,/, 11 () , Esll' rnzonallli ento crea la ne e idad de formu lar \111 IljllI
.1 " jI" 'I', 11I11.1 lJlI ' I 's permita a los inve ti gador s ' n ontl'ar Iml '"
1'1 11 '/ 11 ,1" ,1 los ljU ' parecen imporlanl es pero que no helOl
II U pOlld1dos,
I\ llIhlll l' 1. 1 pf'cgul1ln lnit idl 11I'f'anc t,l d' 111 a n Ul11pli
l
l , /"w VI I
' "I )\O'd' "1do I'I'O¡.;resiv,1I1WI111 ' dlll',ll1tl' 1,1 proCl'so de ill Vl'Sti gl1 d '1 y
11' v'll'l w 111 s 1' llfoc,HI" n I1I1 'dlll ,1 '1111 ' /' (' dl'S lit", ' 11 los con l' pl() y
11 1 "I' IIIVI(l Il l'H, Asr, 111111111 '/',111 110 1 '1 111 ' lI "r' II1I,1 inv('sli glll' i6n ('01111, ' 11
'"1 11111 j1 11 li S y ,1111",'111' 1" '11 ' 1111 1II II ' IIIIJlI IIlH¡ pnr IIl 'P"I'sto, '1\". pI "
'1111 '''1 1111 IInI Vl'l'HO "111"," ¡J. 1'" 11011I¡JII¡J, , , 1'111' olrn pU"I\', 'lO 1,111
l', II' L'e has y enfocadas que excluyan el descubrimiento. La invl'Sli p,,\
('ion cualitativa no implica hacer declaraciones sobre las l'el aciol11 '"
l'nlre una variable dependiente y una independiente, como es 1(\ LO
l11"n en est udios cuantitativos, porque su propósito no es compl'O
b,, 1' hipótesis. La pregunta de la investigación en un estud io cual i ta I i V(l
l'S una declaración que identifica los fenómenos que se van a pslu-
d ial' y les dice a los lectores qué quiere saber específicamenle el in
vcs ti gador sobre su tema. El siguiente es un ejemplo de cómo Se'
l, uede formular una pregunta en una investigación cua lila li vo:
"¿Cómo manejan las mujeres los embarazos compli cados por un,\
l'nfermedad crónica?" Esta pregunta, (al menos en forma tan
,lUnque es demasiado amplia y poco estructurada para un estudio
cuantitativo, es buena para uno cualitativo. La pregunta les di ',\
los lectores que el estudio investigará mujeres que se encuentran 'n
embarazo y que éstos estarán complicados por una enfermedad 1' 6-
ni ca. Además, el estudio observará el manejo de los embarazos d¡,s-
de la perspectiva de las mujeres, o sea, lo que ellas hacen y piensa n,
no lo que los médicos o los seres queridos hacen o piensan. POI' su-
puesto, en una investigación cualitativa también es importanle in-
vestigar lo que los médicos y los seres queridos hacen y di cen porque
l's tas acciones e interacciones pueden influir sobre cómo manejan las
mujeres sus embarazos y ser parte importante de los datos. Sin cm-
[l,ugo, el centro del estudio sigue estando en la mujer, y tener es to en
mente evita que el investigador se distraiga en asuntos poco prod u -
li vos y poco relacionados entre sí, y se salga por vericuetos que pUl'-
dan desviarlo del problema.
Además, una investigación se puede centrar en organi zaciones,
industrias, interacciones, etc., no sólo en personas. Un ejemplo d¡,
pregunta sobre una interacción puede ser la siguiente: "¿Qué suce le
cuando un paciente se queja de que siente dolor pero la enfermera
no le cree?". En este caso, el foco de las observaciones, las revisionl'S
de cuadros clínicos y las entrevistas, al igual que el de los aná lisis, s '
hará con base en la interacción entre enfermera y paci ente.
Un investigador que se dedique a estudiar organizaciones, por
l' jemplo, un laboratorio que hace uso de drogas ilegales cuando l' a-
li za algunos de sus experimentos, pod ría formular una pregunta omo
1 1"111 '11 /",11 Itlll , / 17
I 1I1 "i ( '11,11, .... I __ UIl pro l'dimh'nlos o políti cas (cscl'ilns () implfrl
1' . ) 1""" ,, 1 """"'jo de drogas il eg,\l es en esla orga nización/", 1\ 1
1 .. , 11 .1, ' Id ll'loll'rl'iÓn y análi sis de los datos está puesto sobl'l' los
111111 ¡ll jll '¡ III'g.\I , i/., ionnlcs más amplios, de vigi lanci a y rcspo", slüli
11.1,\1 1.11' 1", 1"lI1Iid"dcs Y tipos de drogas empleadas, Se l' unÍl'Ó n
1, ,. .1"1",, no solo por medio de entrevistas sino estudiando las poli
11> 11' "111 1'11", Y IUl'go observando cómo se apli can. No se eSludiu,,, 11
polHil'os ol'gani zacionales sino sólo las relacionadas 01' d
1\1>\11> '1" dl' 1.1 '1 drogas il ega les.
11"" 1'1'1''111'''\ interesada en estudios biográficos O hi stori as dl'
"",,,'1 I'""dl' es 'l'ibir una pregunta de este estilo: "¿Qué difer ' nci ,\
111>'" " ,'n 1 .. '1 r 'spueslas de los pacientes al dolor el hecho d qu\'
1I"y,'" I,' nido hi storias largas (de más de dos afios) de man jo y
1"II",,,ll'nlo del dolor?" El enfoque no sólo estará puesto en las ma-
'"" "" dl ' l'x perimentar y manejar el dolor, sino que éstas se exa mi
'1>" ,111 ,\ 1.\ lu z de las historias orales que arrojan datos sobre lus
" 1"" h'Ill'i,\s pasadas con el dolor y su tratamiento,
M",llener el equilibrio entre la objetividad
y 1.1 sensibilidad
1 11 ,"'1" nll'todología, el análisis y la recolección de los datos OCU''I'(' '1
''Ir 11l'(''' l' nrins alternadas, El análisis comienza con la primera entr'l'
vill l" y \l bs 'rvación, que lleva a las próximas, y estará seguida pOI'
,",),. ,,":,Iisis, más entrevistas o trabajo de campo y así sucesivanWIl
11 ' 1<.1 ,1l1,\lisis es lo que impulsa la recolección de datos, POI' lanl o,
,. 111 1" "n,\ inleracción constante entre el investigador y el acto lil'
IIIV"II I,,,,,I( ión. Como esta interacción requiere que se esté inmerso (' 11
1, ," d"l"s, ,\ 1 fina l de la investigación el investigador está mold ',ldo
1'11' 10'1 " .. los, al igual que los datos están moldeados por el inVl'H
1 I P." dO/' (lo cual no implica que el investigador se haya "vuelto un
rl>r ll vo" sino que se ha sensibilizado a los asuntos y problemas el' 1,\ '1
1" 'I/ I0I1,lS o lugares investigados). El problema que emerge durnnl l'
"11 1" pl'Ol'l'SO de moldeami nto l11uluo es cómo sumergirse uno ,' 11
1". d"loS y seguir mant nic' ntl o "n (' l]ullil1l'io entre la objetividad y In
sl' nsibiliJad. La objetividad es necesaria para lograr una inlerprl' I,'
ciÓn imparcial y precisa de los acontecimientos, y la sensibi lidnd
requiere para percibir los matices sutiles de significados en los dalos
reconocer las conexiones entre los conceptos. Para hacer descu bri -
mientas se necesitan tanto la objetividad como la sensibil idad. Tal
como lo escribió alguna vez el famoso biólogo Selye (1956): "No e el
hecho de ser el primero en ver algo, sino de establecer conexiones
sólidas entre lo que se conocía antes y lo hasta ahora desconocido, lo
que constituye la esencia del descubrimiento específico" (p. 6).
Mallteller l/lIa posiciólI objetiva
Es difícil saber qué es más problemático, si mantener la objetividad o
desarrollar la sensibilidad. Durante el proceso anal ítico les pedimos a
los investigadores que hagan a un lado sus conocimientos y expe-
ri encia para formarse nuevas interpretaciones sobre los fenómenos.
Sin embargo, en nuestras vidas cotidianas nos basamos en los cono-
cimientos y experiencia para que nos ayuden a entender el mundo
en que vivimos y a encontrar soluciones a los problemas que nos to-
pamos. Por fortuna, con el paso de los años, los investigadores han
,'prendido que un estado de objetividad completa es imposible y que
en cualquier investigación - cuantitativa o cualitativa- existe un
elemento de subjetividad. Lo importante es reconocer que la subj eti -
vidad es un hecho y que los investigadores deben tomar las medidas
apropiadas para minimizar su intromisión en sus análisis.
En la investigación cualitativa, ser objetivos no significa contro-
lar las vari ables sino ser abiertos, tener la voluntad de escuchar y de
"darle la voz" a los entrevistados, sean estos individuos u orga ni za-
ciones. Significa oír lo que otros tienen para decir, y ver lo que ot ros
hacen, y representarlos tan precisamente como sea posible. Signifi-
en, al mismo tiempo, comprender y reconocer que lo que conocen los
investigadores suele estar basado en los valores, cultura, educación
y experiencias que traen a las situaciones investiga ti vas y que pue-
de ser muy diferente de lo de sus entrevistados (Bresler, 1995; Cheek,
1996). Durante largos años hemos luchado con el problema d la
objeti vidad y hemos desa rroll ado algunas 1: cni cas para increm ntor
11111 1111111 IIIIHldlHi vI1 10 y ¡MI'II ¡lYlld¡llIl 0 ,Li In Inll'onli fll ,)n
.1, 1 '"''' V''' ,'" ,' llIn: li sis, 1',"'0 .. In I' l'nl,' r lu sensi bilidad h[\ ' 111 lo qlll'
, .11., ' ,," lo .. tI ,lIos.
1 1\ 1ll lnh' I'.1 ¡('enica es pensar de manera comparativa (('sto SC.1l'X
1"0'" ",01 4 ,Hlvl,1I11l', en el capítulo 7). Al comparar unos in idl"lIl'N
"", 0111'" ,'n los da los, somos más capaces de fundarnos n ell os si "
d" . vl, " """, Si n l' mbargo, comparar algún dato con a iro no impltll'
1"" """l'ldo 1" polencial intromisión de sesgos en las interpr ' l"do
AI ¡f, I,lmbi(' n rodríamos recurrir a la literatura o él la cxp 'ril' IWlll
1"" ,, 1, ,,11 ,11' ,'jl'mplos de fenómenos simi lares. Esto no signifi ca qlW
"N"IIION 1" literatura o la experiencia como datos per se. Más bicn, lo
1[111' I 11 ll"' "IlIS l'S l' mpl ear los ejemplos para estimular nuesll'ns ki«'lII
01," , propiedades y dimensiones, que luego podamos 111 pll'tl "
1""" "\,H"i n"" los datos que tenemos ante nosotros, Por ejempl o,
.\\ ,\\,.1" nos ('nconlra mos una esfera de uso desconocido, podrfDl11l1
"'"'1', 11',11'1" con una bola de béisbol para buscar simil itudes y dil('
11 " " 1., '1 , No ll amamos al objeto desconocido "bola de b isbol" sln(,
1[11" d,', imos que la bola es dura y redonda, de aproximada mcnll' ('i
1,1111,11\0 dI' una naranj a, y que viaj a bien por el aire cuando se le Iwgtl
o ' u' 111 1""'. Ahora podemos tomar estas propiedades y examinO!' lo
.1 ,'111" 1[111' Il' nemos ante nosotros para encontrar diferencias y sil11ll1
1,"1. ", Aunque es posible que todavía no seamos capaces dc dll rl,'
1111111 111"', ,,1 menos sabremos que no es una bola de béisbol. lis 111 "
1,," I"l11os l' mpcza r a describir el objeto desconocido en términos d. '
1' "1111"", gl'ndo de dureza, forma y capacidad de viaje por el oil'l'. y
1111'1\" pndrfnmos darl e un nombre. El ejemplo comparativo no no,
1' "'l'ol'(' iono dalos, sino que estimula nuestro pensamienlo lJ nON
lI' o,tl hlllzn pnra reconocer ejemplos de propiedades en los d.lOH ,','tl
1, '11 1': " 01'''' 8 palabras, hacer comparaciones obliga a los
.' ' "1\ 11111 1' los dolos en el nivel de las dimensiones. Hacemos hin ll pl '
.'\1 1[11" l., I'azón de ser de las comparaciones es estimular el pcnilll
,"II'1I 11l ,' n l' 1 nivel de las dimensiones y de las propiedades pam ('011
Ilglllr' tina bu('nn perspectiva al examinar un segmento de dOloS.
Ol l'll 1(' ni ca pa ra distanciamos es obtener múltipl es punloA d. ,
vl .. I,\ Ro bl'l' un acontecimi nlo. (l s.'Il, Inlenlar detel'minar Ól110 11,
VI'II ION dl vl"'ROS a 10r('A """ 1I III, t'it'l n, Ira, es onscguil' ¡[,\IOM
sobre el mismo acontecimiento o fenómeno de diferentes 111,1111'1',111
lales como con entrevistas, observaciones e informes escritos, '1',1111
bién es importante entrevistar u observar a representantes multl
pies y variados de personas, lugares, acontecimientos y épo as, 1\ 1
proceso de variar las técnicas de recolección de datos y de enfoqul'H
se lo conoce como triangulación (ver Begley, 1996; Sandelowski,
1996), En este capítulo no estamos abogando tanto a favor de 1,1
tri angulación per se como a favor de la necesidad de obten ' 1' los
diferentes significados e interpretaciones de los acontecimientos, ac-
ciones o interacciones y objetos, de manera que podamos incluirl os
dentro de nuestra teoría, También queremos saber cómo se nego-
cian las situaciones y cómo se logra o se mantiene el consenso o se
disiente sobre los significados, Por ejemplo, los médicos (como un
cirujano y un especialista en cáncer) suelen tener diferentes siste-
mas para manejar a los pacientes, y a veces deben discutir y nego-
ciar mucho antes de que puedan convenir un plan de intervención
conjunto, Los diferentes turnos en una organización a veces ejecu-
tan distintos tipos de trabajo, o el mismo, en formas alternas, Por
tanto, mientras más personas, lugares y acontecimientos se ent re-
vistan u observan, se es más capaz de cotejar las interpretaciones con
las explicaciones al ternativas de los acontecimientos, al mismo ti em-
po que se descubren las propiedades y rangos dimensionales de los
conceptos importantes, Los lectores familiarizados con las entl'evis-
tas saben que si bien algunos entrevistados son corteses y le dirán al
investigador lo que ellos creen que quiere oír, siempre hay alguno
que quisieran decirle lo errado que está en sus interpretaciones, POI'
tanto, otra estrategia analítica es revisar ocasionalmente las presupo-
siciones, y luego las hipótesis, con los entrevistados y cotejarl as con
los datos que van llegando; o sea, simplemente explicarles lo que us-
ted piensa que está encontrando en los datos y preguntarles si su
interpretación está de acuerdo con la experiencia de ellos con rela-
ción a un fenómeno dado; y si no lo está, cuál es la razón,
Además, es importante detenerse periódicamente y preguntar-
se: "¿Qué sucede aquí? y, "¿será acaso que lo que veo aquí sí encaja
con la realidad de los datos ?", Los datos en sí no mienten, La forma
como aprendi ó uno de nosotros (Corbin) esta difícil lección se des-
t ,1/1/111 /"1111 ',"H'II /"" I 1111' /1 / '1 1
'111'1" '11 ,,1 ,11 ,',111\' 111 1' "I'MII' , MI"II I", " II I'v"b"" l',lbo un l's lud hl!lO
IUI " l., I UI III I ' l"l qll l' Ill,Hll'jllll '-I U4 ,'mhd l"'ZOS IJS I11Uj\.\ I'l'S con (' nl l' l'
1111'11111 11'" t l'(lIlI('.l .... , pronto fuL' l' vidl'nLc para 'II n que 1,1S ¡lCr!(1I1l'/'l dt ·
OIjllI ' II ,I" "1' 11111.111.111 ,1 hacer lo necesario para tener ni l'\os Hn llldll
1,1, ' I\ dl'II1,", II olÓ ljue los ri esgos variaban con el curso d ' los l'll1
11111 1' ,"11'; ,li gllll¡):-' vecl'S estos eran más altos, y otros 111,- S bnjos. no
I t·lIloI1C .... s, tll1C las estrategias de lnancj dc IriS n1L1 Jl' I'("¡
, 1111 f,1I1 1'i' IIl "ion,1das con el nivel del ri esgo, Lo quc la inv stlgado
Id tllIl'i ó, p.1I"rI su gran frustración, fue que la acción no si 1l11pl'l l
11'" ''II'"I'I,ld" ,1 1 nivel de ri esgo, POI' mucho que trató de ha ' 1'1 0, no
1'111 1" 1111" ,'" 1,1 hipótesis en los datos, ¿Por qué no? Porque lo qu' I.\
IIIV".dl)'., ldord ni fin descubri ó era que estaba ca tegori zando J 111 '
111111""'" 1'l1lbnrazadas de acuerdo con su propia percepción de lo"
qll l ' "0 ' I"G necesari amente sielnpre la percepci ón de Ins mu
1"11'" ' " ,,,n,1S, li n otras pa labras, porque debido a su entrcnami 'nlo
'"11111 l' IIf l' ,'mera, la investi gadora se había comprometido COl1 ' 1 111()
d, .I" IIlI'dil'o de riesgos, mientras las mujeres no y, por el cont,'arlo,
11 '111,111 '1 ' p!'Opia interpretación de cuáles eran los riesgos, y aunqul'
,",I,,'! Itldul,1I1 Ins percepciones de los nlédicos o estaban basados (I n
1. 11 '1' 1, 1111 se limit aban a éstas. De hecho, a veces la percepci ón dl
1
lo
1111111'1' 1'" lo que onstituía un ri esgo era totalmente diferente d ' In dI'
1"., ",, 'd iros, Una vcz la investi gadora volvió a los datos y ca tcgOl' I,
" , ' "'H'VO ,1 las mujeres, de acuerdo a como ellas definían los ri 'sflm!,
1",1 "I'('iol1 ' S rel acionadas con su manejo quedaron claras,
tl l" ,'I'slra tcgia para lograr la objetividad es mantener una a Illud
", ' ''''(l'pli cismo, Todas las explicaciones teóricas, las categnl'fas, 1""
11 11'0II 'sl .. y las preguntas sobre los datos a los que se ll ega por 111('111 0
", ,1 '"1,IIi .. is, deben considerarse provisionales y deben ser va licl l1du
''' " IIIS d,lIos, por medio de entrevistas u observaciones postCrlOl'l''',
l' I 1" "II'SO de vali dación es especialmente importante para los inv\'
1I)\,ld(II'<'5 que cm pican categorías derivadas de la li teratura sobrl' 1"
vI', II ,'"lI'illn (variables identificadas en estudios previos) porqul' IllH
' ,III'I',ol'l,'S siempre son específi ca para cada contexto, Los con '1'101
1"II'dl'lI I' nen jar on los estudi os dI' los uales fueron derivad lS, I'II!'
dl 'lI IIIt'lusn I ' n l' import an in o podl ' " ('x plica li vo para I pr(Jhll' 11111
'1
111
' HI' l'fJl In ves li ga ndol' " ,,1 1' " H' lli, '; Hin crnb, rgo, sus pl'O jll l'
Li ades y cómo se expresan pueden ser muy diferentes pa ra un ron
junto d is tinto d e datos. La razón para ello es que las formas Li l' 11m
conccptos (o sea, sus propiedades y rangos dimensionales) ti ' mi ' II
vari ar con las condiciones.
El consejo final es seguir los procedimientos de inves ti ga i n.
Aunque los investigadores pueden escoger entre algunas de las t .
ni cas analíticas que ofrecemos, los procedimientos para hacer om-
pa raciones, formular pre¡;untas, y realizar muestreos basados el)
conceptos teóricos en evolución son características esencial es d la
metodología, la distinguen de otros métodos y son la manera de cons-
truir teoría. La idea no es adherir de manera rígida a ciertos proced i-
mientas sino más bien lograr una aplicación fluida y hábil. La
codificación no puede hacerse al azar o a capricho del analista. Existe
una razón para alternar la recolección de los datos con s u aná li sis.
Esto no sólo permite un muestreo con base en los conceptos que va n
emergiendo, sino también la validación de conceptos e hipótesis que
se están desarrollando. Los que se encuentra que "no encajan" pue-
den entonces descartarse, revisarse o modificarse durante el proceso
de investigación.
El desarrollo de sensibilidad ante lo significativo
de los datos
Tener sensibilidad significa ser capaz de penetrar y dar signifi cado a
los acontecimientos y sucesos que muestran los datos. Significa ver
más allá de lo obvio para descubrir lo nuevo. Esta cualidad d el in-
vestigador se da cuando trabaja con los datos, hace comparaciones:
formula preguntas y sale a recoger más datos. Por medio d e estos
procesos alternos de recolección y análisis de datos, los significados,
que a menudo son engañosos al comienzo, se vuelven más cla ros.
Sumirse en el análisis lleva a esas comprensiones súbitas, a ese "ajá",
tan familiar a quienes hacemos investigación cualitativa.
Pero esta penetración no llega fortuitamente; les sucede a las men-
tes preparadas durante la interacción con los datos. Admitámos lo o
no, no podemos divorciarnos por completo de lo que somos y lo qu
sabe mos. Las teorías que tenemos en la cabeza permean nuestra in-
l Ilf,!l! 1111\ 11\· IlH dl ipll'¡'" 11111111 ".1'4 ,IIIIHI 1H' 1.10; llI,ltWI',l 110
11111\'. ""'" 1.'11 1, ' (S,l l1 dl'low,"I , 1
1
111 \l . 1,: 1 conocill1 il' nl o ,Il'Opl,ldo mil
I,t 1I1'11'\1\'I II ,ld, l,l1l0mo lo l' \. plit\ lmOS ,-l ntcs, sf ¡l un .l!h\II'it.\
1'011 ,11 '1111'llIh'r l 'pmo di ce Dcy ( 1993): "En sí ntesis, hay un,1 di fl' I'\' 11
111\ j' lIlll ' tltl¡\ rnt..\nte [lbicrta y una cabeza vacía. J a J\l fllHlli zlll' ItI
'! ,dl! \· ..dt.II1HlS u Sllr el conocinli ento aculTIul ado, no d ...... Sl'dhl l'l o .
1 I , jO 1111111 no 1'" , i usa r el conocimi e nto existe nte s ino cómo h,\(\' "
1.. (P 1\ \l , CII,1nd o e ncontramos un acontecimi ent d e int l' l' l' "
d,\t ns, nos preguntamos: JI ¿Qué es?". Más lard ', ni Hl'gull'
i\'I \lI / l1 lll lo 1,' n nuestro análi sis, son nuestro conocimient o y llX lw
11,'1111,1 (pl'nll'sion" l, d el género, cultural, etc. ) los que nos Pl' I' I11 II1' "
11 '1 IItHH VI' los inci dentes son conccptuahnente similares o difvl'l 'lI
lo '. \' .1 ,11' 11" n(l mbres conceptuales. Si usamos el bagaje que 11' ,11'111\1
1\ liPI !I¡\ lno.; , "k mnJ1cra sistemática y consciente, nos volv mOS RI.' n'1\
j,j. " ,11 4lgnific,1d o si n forzar nuestras explicaciones sobre los d,II I,",
( "11111 I' r(lfl', iona les, la mayor parte de nosotros estamos f"I11II1,1
11 ,101 .. " I"n 1.1 litl' r.1tura en el campo. Ésta puede usarse como 11\'1'1,1
11110 '11101 ,I1I,I I, li,,1 si tenemos cuidado de pensar sobre ell a en tl'1' 111 11111..
11 '/11 h 11' " l lslldll de ta I manera, la literatura proporciona una ri d (11 (111 11 '
di ' IIllltlh 'l'imil..'nlos pnra estimular el pensanliento acerca de pl'()l'l"
.1 ,1.1" 4 \' 1"11"1 fo rmul a r p reguntas conceptuales. Puede s usci toll' 101 ,
1.1"11" l"ki,ll l's pa ra usa r e n el muestreo teóri co (ver capítul o 1,.1
" 1'1'1' ''' 11< i, 1 profesiona l es ot ra fu ente potencia l d e se nsibilid nd ,
\ 1111'1'11' I' " <, d l' fác ilmente obstac uli zar la percepción, ta mhi(' 1I I'H
1,,,. 11 .11' '1" 1' le permita a l investi gad or diri girse a u n á r a 1'.1 1' 1
.1 ,,,," ' 1111' porq ue no ti ene que gas tar ti empo famili arizá nd os\' 1'1 11 1
111" l' IIIIII' IHlS o [lcontecimientos. H ay dos cosas inlport tH"I l vH qtll !
11 ' 1 1" I L\I', 1.1 pri mera es: siempre cotnparar lo que uno rC'l'" ( l'HI VI'
1\111 1\1 '1"l' Vl' a ni vel de las d imensiones o de las propiedadl" 1'01''1
'
'' '
l' 11111 ' lh'l'mi tl' 11 1 anali sta usar la experiencia pero sin poner 1.1 P I"'
11"11. 1,1 " " " " d,1 toS. La segunda: que no es la percepción o l",rSIll'ill
"" d" I II1V<, sJigador lo que importa sino cómo ven los parti cip,1I111'" 01 1'
j" 1III'I", lig,II' ión los acontecimientos o sucesos. Por ejc mplo, u/l o dI'
j .. , "ll llIn's ( 'orbin) puede saber que cierto equipo en un hos pll .11
11 1 PII I',I lomar rayos X, pero ol,'os pll l'den verl o como un,1
¡'!l it ! Il dd,\, LlI1[\ t l III H\1 qtH' signifi co 111 1. S tn.lhnjo I' tll l'
han.' ,'. Sun estas otras interpreta iones Ius l/ue el investigad()!' bUM
ca. Lo que ayuda es que el investigador tiene una base comp,1J'ü llvll
contra la cual puede medir el rango de significados dados por 10M
demás y una lista inicial de propiedades y dimensiones que pu -
de usar para lograr comprender mejor sus explicaciones.
La experiencia personal puede aumentar la sensibilidad si se USA
de manera correcta. Aunque nunca haya experimentado un divor io,
el hecho de haber sufrido la muerte de un ser querido le ayuda ni
investigador a entender el significado del duelo y la pérdida. Además,
le da una base comparativa para formular preguntas sobre el duelo y
la pérdida en el divorcio. Una vez que uno tiene algunas propiedad s
generales, las puede usar para empezar a definir los significados de
duelo y pérdida en el divorcio. Siempre se deben buscar los opuestos.
Por ejemplo, alguno puede estar contento de que una persona es té
muerta porque esta persona lo maltrataba (aunque no sea socialmente
aceptable decirlo), así como puede ser liberador estar di vorciado.
Es sorprendente cómo ciertos chispazos (insiglzt) permiten dar
luz, y conducen a mayor penetración y construcción del descubri -
miento. Algunas veces los analistas encuentran algún dato y se que-
dan perplejos, incapaces de discernir su significado. Lo que hemos
descubierto es que los investigadores a veces se llevan sus proble-
mas analíticos consigo cuando salen a sus actividades cot idianas.
Entonces, quizás cuando están leyendo el periódico, habland o con
algún colega por teléfono o por correo electrónico, o acabados de
despertar después de haber soñado algo, se les puede ocurrir una
idea y en ese momento los datos previamente inexplicables adquie-
ren su sentido. Técnicamente, estos insights emergen de los datos,
aunque el hecho de comprenderlos haya sido estimulado por otras
experiencias. Al final. el proceso esencial que hay que tener en cuenta
es mantener un equilibrio entre la objetividad y la sensibilidad que
permita realizar el trabajo.
El uso de la literatura
El investi gador trae a la investigación un trasfondo considerable de
la literat ura de la disciplina y la profesión. Es te trasfondo pu de
,",!tlf.lllllldo 1"01'1\ l' U rdlll pll'ml'nh.' pOI' 11I vdl o dI '
1.1 I IIII ' I /U'I dv " ll\dl1tcnCr:-ll' .\1 dl ¡, H ,"' 11 un nI' '.1. lJUI'l.ulll' ILl ¡n vl'tltj
,. h hUI 1I11 'UIl.I , ,-1 .1I1,1Ii sla el 111 l
'
I\LH.l0 descubre biogl';:¡(fL1S, manuscd
1", 1111""111'" 1I "Ims materiales que parecen perlinentes p""" ' 1 (\ "" Il
'1'"' III V"Jl I' II'" 1,,1 cuesti ón es cómo pueden emplearse estos ml1 lt'rlil -
1" . 1"11 ,, ,1111plí ,,,·, l'n lugar de constreñir, el desa rroll o teóri o, 1'01'
"1,"," 111, l., di Sl' iplina, escuela y perspecti va del inves tif\ouor ('il' n'!'
',1\ 1'0 ' ,11' lI,flul'l1lü subre cuánta literatura consiga y cómo 1,1 ug,'.
1'" 111 l' lllrll'ZdJ", permí tascme tranquili zar a nuestros l 'clol'l)H ,' 11
.tI Ull1lid, ) lItl lIu \ no es necesa ri o revisar de antemano loda le. liLI.1f'll
1111 1\ dl 'l .in.'a, como 10 hacen a 1l1enudo los analistas con otros I.:n/ o
,\'"'" Es imposible conocer n priori los que se", n hm
sobresa li entes o qué conceptos teóri cos emcrg J'(\ n, i\ dl'
1I11'rl, 1,1 investi gador no quiere estar tan inmerso en la
'" V,'" I'll nSlrC" ido o aun atado a ell a. No es inusitado que los rst"
.11.11'10" ennmoren de un estudi o (o est udi os) previo antes () tll'
1111 ,11 ' '011 ' propias investi gaciones, hasta hacerse casi in apaces d, '
1\ 0, 11 111 11' un ,1 n:\ li sis adecuado y sólo cuando se li beran de nq u I y
,\111 11 ,11' ,'n su npn idad de generar conocimiento son finalnwnlo'
" '1 ',11'" d ' rea li za r descubrimientos propios.
1 '"1'1''' li SO de la literatura técllica
AII"I/II" 1,1 sigui ente lista en ningún momento pretende ser ('XhlHI1I
!Iv" , " dl'scribe cómo se usa la literatura técni ca.
1. 1,llK con cptos derivados de la literatura pueden propordolllll
1\11" lu<,n ll' de comparaciones con los datos en el ni vel d las dinH'1l
,11\11'''' , Si un onccpto emerge de los datos y parece simil ar u
1" ,, 1 I/"l' s' registra en la literatura, entonces los concepl . pUl'd, '"
en términos de sus propiedades y dimensiones (Vl'" ,' ,
H Y 9), Es to ca pacita al analista para diferencia r y dar ,'1> 11('
, IIIl'id"d .1 1 concepto emergente.
l, fn mili ari zado con la litera tura pertinente pu 'cI,' ,,\1
111\ ' 111 111' In sensibilidad a los matices sutiles de los dalos, P" I'O ,ti
,"111111\' lí t' mpo puede bloquear la CI' ali vidad. Aunquc un inv('sllr,,1
dlll' 'I D I/ult' r ' enlrar al ca mpo (' 0111111\1 list.1 ompl ' tn cll' (' 0 '1(',, 1'(' ) ,
l'S posibl e que algunos de elJ oH Il l' ¡l'l"' l' nl "" una Y 01'''1 Vl· ... l"1 III
lileralura y tal/lbién aparezcan en los da los y, enlon es, pUl' d"' 1
pa recer significativos, Entre las preguntas esenciales qu ' 1 InVl'l1
li gador debe formular se encuentran las siguientes: ¿Son es lOS cOn-
ceptos de veras emergentes, o los veo en los datos a causa d . 1"
fa miliarizado que estoy con ellos? Si son de verdad emergenll'S l'
importantes, entonces ¿en qué se parecen y en qué se di linguen
de los de la literatura?
3, Se han publicado materiales descriptivos que pueden usors!',
en cierta forma, para aumentar la sensibilidad, Estos escritos su I ' n
presentar descripciones muy precisas de la realidad, con po a i ni ' 1' -
pretación diferente a, quizás, organizar secciones o materi ales dl'
acuerdo con unos cuantos ternas, Es casi como leer notas de ca m po
recopiladas por otro investigador con el mismo propósito u olro di -
ferente, Leerlas puede sensibilizar al analista con respecto a qué bus-
car en los datos y ayudarle a generar preguntas para formular a los
entrevistados, Cualquier tema o concepto prestado de otro estudi o
puede ser de importancia para el problema investigado, Sin embar-
go, el investigador ha de tener mucho cuidado en buscar ejempl os
de incidentes en sus datos y delinear las formas que los conceptos
adoptan en el presente estudio,
4, Conocer los escritos filosóficos y las teorías existentes puede
ser útil bajo ciertas circunstancias, No hay duda de que la perspecti -
va teórica de un investigador influye sobre la posición que éste adopta
con respecto al estudio, Por ejemplo, una persona que se perciba a sr
misma corno interaccionista simbólico puede investigar la interacción
y la estructura, y las relaciones entre éstas, Un fenomenólogo puede
estudiar el significado de diversos tipos de experiencias, Un marxista
podría pensar en investigar el poder y la explotación inherentes a
una situación, Si el investigador se interesa por extender una teoría
ya existente, puede llegar al campo con algunos de los conceptos y
relaciones en mente y buscar las propiedades y dimensiones y cómo
va rían bajo un conjunto diferente de condiciones, Por ejemplo, el inves-
li gador podría desear comenzar con el concepto de "conciencia" ,
liste concepto pertenece a las estrategias de interacción usadas
pnra manejar los niveles de conocimiento sobre la muerte (mantenc,'
11 , 1.11 I jI H'!l I" ) , V I 'Vll I IItItHlll ll l hltlll , I! ' !lI\" 'I !lIdlll l, oI HI' !,11l\1 11 ' 111 '
l' .1.11 1 \ "1I 11I1 n'I, PU,I.) , !': l lll v\',.¡ !I )'.l ldtll '1 "1'
1I I ti ' 1". 111 11 I¡II' I nmn V:-I p rI\ H, In', q' 1\' vi ven l' n i nfldl' lid.H
I
(' (1 1\
II WI¡ \ 111 /1 Y Il'hbi,ln,Hl "qUl' no h,)n dvl \'1 (11 1\'1 "
\" 1\1 1 q!,LIII 1', 11" \ 1H..' ult ,\I' o rl'vl' lC:H SUS secretos. hny L1 l'
11
11
dl l ¡ HI I .I III.IIWI',1 l'!lll' rgl'rft n nuevas calegodas e II1fOl' mOl" Il ,Idl
¡llIlI d 1111 1111 ' LI' ¡ 1'.I I\' gorl. ls de conciencia existent es,
I 1I Ilh'l lI l tl l',I ¡'Ha'Li l\ usarse C0111 0 fuente SCCU ndc1l' i.l dl' 1.1 ,1 10.,
I I 1
11 11
, 111 I H dp a menudo in
1. I 1I ,11I1I1j dt' ¡,,) , n'v istas y notas de nmpo, y éstos pUl\dl'n f'W"
11 11 11 "'.1"" ,',"110 tll l'l1 ll'S secundari as de dalos para los J'l'I1 pó,111i
1""1'111" .1, ,1 ¡'lVv' li!;.Hlo", Las publi caciones podrían incl ui,: 1,\1\1
1' 111\ 111 1111 ' I I ,li l'S rclacionndos con eventos,
utlhh'II"", Y 1,\<; i vas de los au lores, que pueden Ll Sill'!4l ' como
.1.,1 .. y .111 ,' I iZ.II'Sl· usando los mélodos des rit os en los c" pft lll li
1"1111 '111111' '1 de l"stl' libro, De hecho, una,forlll a ,de
111.1 11 \.' ,1 ,,,¡ 1, 1 111'1' de [l scvcrnclones ftl osófl cns () tu 1 H . • l Y
di , "ti 1110'"
1, " "h ..... dI' coml'l1zar un proyecto, un investi gador lkbe 1''''1' 01'1'1 1'
, l., 111" 1' ,,1111'.1.1 fi n dI' formul ar pregunl as que actLr n como pu,'111 dI'
Ol lll ll jlll' dlll'lH'l l l' obscrvil ciones y entrevistas inicill lcs, l1l.l Vl ''1
el investi gador acudirá a las
1\"" "" ""')'." 11 d,, 1 nnlÍ li sis de los datos. Las preguntas "" ' rnk'H d,· ,1
" 11 1",, .1" 1,\ lil l' rolur,l puedel1 empl earse pal'D snl, sfl'l'l' " "
1 .. ,,'"Ili .. , dl' ",lsul1loS éli os" pues se les proporcionar, l ll \lI lI ,ul'
dI ' ¡lll 'l t <j r onl't' plunll's que se investi garán, Aunque cm I' g(' I .... n 1)\1\ 1
\ 11 "1 ¡l l l',P"" ,d rn(,' nns Ins preguntas iniciales les muest ran el d l' I'I'o ll' l \1
W11l1 '1'¡d dv Il) invl' sti ga i6n, .
7 1,11 1II",,,\l ur<1 lécni ca tambi én puede usa rse para est,mul o,' 1111
1,,, ,),, ,"'11' " d U '''l l1l l' el proceso de anál isis, Por ejemplo, li ando
111 11 ' tll 'Il "" J' lInrio enlre los datos del investi gador y los hall ,lzgos LJIIt '
l' 1''' '' '' ' 111 11 11 ,' n literalura, tal diferencia debe eslimul ür' ¡" v"lul
)',,11111" 11 J'l lI nl l' nI' b s sigui entes preguntas: ¿Qu su ed '?, ¿1'SIOY pll
","t111 1' 1\1' (1 11 0 nlgo importante?, ¿Son las cond ici ones de cSll' l'slud 11
, II I"",,"I I'''? EI1 101 ¿En qué sc diferencian y óm afé' 1011 lo LJlI ('
"1,,, ,, vo?
ti. En es pecial en la primera etapa dl' 1<1 invest igación las, ,'(',111 .1, '1
mues treo teóri co (ver capítulo 13) pueden ser sugeridas por 1" 1111',."
lura, la cual puede dar claves en cuanto a dónde (lugar, ti e mpo, 1 ,'oh"
jos, e tc. ) puede ir una persona a investigar ciertos co ncl' l lo"
importantes. En otras palabras, puede dirigir al investi gador ,1 s llUll
ciones que él puede no haber considerado.
9. Cuando un investigador ha terminado la recolección y el
de los datos y se halla en la etapa de escritura, la litera tura se puc'el<'
usar para confirmar hallazgos y, al contrario, los hall azgos se pUl'd ' n
usar para ilustrar dónde la literatura es incorrecta o demasiado s im-
plista, o para explicar parcialmente los fenómenos. Traer la literatur,1 .1
la escritura no solamente demuestra erudición, sino que permite ' x-
tender, validar y refinar el conocimiento del área. Lo que el investi g,1
dor debe evitar es sentirse inseguro con sus descubrimi entos. 5a li,'
corriendo en busca de la literatura publicada para validar o negar todo
lo que uno encuentra, impide el progreso y ahoga la creati vidad.
El uso de la literatura no técnica
La literatura no técnica consiste en cartas, biografías, diarios, in(or-
mes, videos, periódicos, catálogos (científicos o de otro tipo) y una
gran variedad de materiales diferentes. La literatura no técni ca pue-
de emplearse para todos los propósitos enumerados en la subsección
precedente, Además tiene los siguientes usos:
1, Puede emplearse como datos primarios, en especial en estu-
dios históricos o biográficos. Debido a que suele ser difícil autenti ca r
y determinar la verdad de algunos documentos, cartas y biograffas,
es muy importante cotejar los datos examinando una gran variedad
de documentos, y complementarlos, de ser posible, con entrevistas y
observaciones.
2, 5e puede usar para complementar las entrevistas y observacio-
nes. Por ejemplo, hay mucho por aprender sobre una organi zación,
su es tructura y la manera como funciona (que posiblemente no s'
vea con facilidad en las observaciones o entrevistas) estudiando los
informes, la correspondencia y los memorandos internos.
1, ' II'Itflt ll ll ll d\P "'(l hrl' 11' ('S jH'il1liplll es: ll) e mo
IIIj 1IIIIId"III,\ V 1'1.1111 ...\ ,1' 1(1 pregul"'d,' de invcsti gnción; b) c61110 miln
1, "'" "" "'1111111" io enlre la objeti vidad y la sensibilid,1d y l') ell nl O
11 11 1" 111" , " 111" " . eHI,l una de estas áreas debe ser uidaelos,lnwlll\'
, I .111.\ de conlcnzar la indagación invcsti ga tivJ.
I ,,¡lg"1 1111 I,,'olllm/n If "Inlltenr In preglll1tn de ill vestignció" . La p"c'gllll
11111,1)\111.1 1 dI' illvc'stigación y la manera como se expresa ll eva n al 111
1 " 1", .. 1,,,' ,1 c'X. lminar los datos desde una perspectiva espccf(i " , y.1
11 ' ,11 ,"" \.' " il'mir,ls de rccolección y ciertos modos de aná lis is el ' lo'
.1,,111" 1 01 ['rq;lIl1l.l impone el tono del proyecto de y 1"
1'\' IUI,1 ,11 II lVl'!"tli h..l dor a mantenerse centrado, aun cuando g l\ lI l
"III IIt I. .. 1 dc' d,l los. La pregunta original de un estudio cualita tivo s u,'
h1 11'1 .ltll plid Y .1bil'rtíJ, y ti ende a volverse 1l1ás refinada y espL·crfÍl'l\ 1I
1111 '01101,1 '111< ' progresa la investigación y que van emergicndo los asull
111" l' 1""hlt 'II1,IS del i.Í rea que se está investi gando. Las pregunl .1s o,.¡
1\1 11"1,,, , 01,' 1,1 investi gación pueden ser sugeridas por un pro(l'sor o UI1
11111'), •• 1, 1I de la literatura o de la experi encia de un investi go)
ti,,, ',,',\, u,,1 Sl',' la (uente del problema, es importante que el
)'¡IH IIII enlusinsmo por el tema, porque va a tener que vivir con
1,1 plll 1111 tiempo,
A III II /i 'II,'r 1111 eqlli lihrio eHt re In objetividnd Ij In sClI si/Jilidrlll . 1,.1
1111", ,1< ,iOll l' l1trl' investi gador e investi gación s ign ifi ca que el prill1\'
1111". IIn instrumento de análi sis en los estudi os cualitnti vos. Por 1,\1 \
111, 1", ímpOl'tdnt c mantener un equilibrio entre las d\'
,t1'I,' I, vitl,ld y sl' ns ibilidad al hacer los análisis. La objetividad le p, ' "
11,11,' ,11 illvl'sli gador tener confianza en que sus hall azgos son
1,, 11 d,", Y 1' 11 1111.1 re presentación imparcial de un problcma qu 'S("'"I.\
IIIV,", I' f', .I'ldo, mi enlras que la sensibilidad le permite ser crl'alivll y
01, ,,,, 11111'11' lIu<,vas teorías a partir de los datos.
1' 111 ',11 dI ' lo lifl'mfllm. La literatura ti ende a ser útil de \ 11)
1'"'" "il,'n'l1tl's y específicas, Los investigadores ingeni osos, "dc''''oI''
tI, ' II' .. II ' técni ca normal, a veces empl eará n olros li[' OH d,'
1I1,11",' i"I,'s publicados y no publ icados pa ra compl ' m ' nl ¡1\' SII S ,' 1\
III 'vlt' IIlS y "hSl' rvaciones l \(' rll llljlll , AUlllJu e vie ne n a la Il",nl,' I"H
inforl11es y biogra fías, los catálogos los cientrf"'''' I)
I.llllbién son fuentes de datos. La literatura no técni ca pll eJ e SlI !l"I'I I'
preguntas, conceptos iniciales e ideas para el muestreo teóri co. Tll nl
bién se puede usar como datos (tanto primarios como cOl11pl cl11 'nl,1
rios) o para hacer comparaciones, y es posible que actúe COl1l 0
fundamento para construir la teoría general. Lo principal que el in
vcstigador debe recordar es que la literatura puede impedir la reDli -
vidad si se le permite interponerse entre el investi gador y los J ulos,
Pero si se emplea como herramienta analítica, puede mejorar la on-
ceptualización.
Segunda parte
Procedimientos de codificación
( 'o"lenido de la segunda parte
'\ 1·: 1 llllf1lisis por medio del examen microscópico de los L1ntos
(1 1.,1S oper.1Ciones bási cas: formu lar preguntas y hacer COl1\l' ll
I\H: iones
'/ I I t.' rI\ lInicntas analíticas
K. C.\xli ficaciónabierta
q Codificación axial
10, Codificación selectiva
11 Codificar para el proceso
I l ,d mat ri z condicional/ consecuencial
1 \ "1 muestreo teórico
1 1. Ml..'lllorandos y diagramas
Al cOJ/lie/lzo de lIIi viaje, yo era il/ gel/ lI o y / /0 sabío /o,{{I(!/(/ '1111'
Ir/ :> n:slJ/lcstns se neSl!OIlCCe/l cl/ol/ do 11/ /0 cOllfilllín pjllj(//I(/O, '1//1'
ndclnt¡/c sólo I/l/y /l uí s cOlll plejirfnrf, qll e {¡i/Y IlI lIrll"<l 111,/ <4
il//t'lIdm 101/¡ '''; y preg /lllf as (KIIIJIt Il I, FJ%, 11, 7)
AunL(ue Kapln n solm' 1"" VI,I I" /I, ' ,11 ' p" I,lbr,l' MI I\ Ip, " ,d
1\1 'nte a la investigación, Lo L(Ul ' lk scubrimos invl'Hliglll1
do (' S In compl ejidad del mundo. Cua ndo respondemos ,lI gllllll r'
preguntas, planteamos otras. Y no importa qué tan bien oncl'bl do
pensemos que está nuestro proyecto al comienzo, siempr ' hay 11 1
gunos giros no anticipados a lo largo del camino que nos Ik'va n ,1
r('plantear nuestras posiciones y a cuestionar nuestros métodoH y
' lue nos muestran que no somos tan inteligentes como pensamos,
Son nuestros ojos analíticos los que nos permiten ver, por impl"'-
recta que sea esta visión. En esta parte, damos algunas guías y té nl -
cas para ayudar a los investigadores en el proceso a nalfti o,
o r recemos sugerencias tanto para plantear como para respond ' ,'
preguntas. Tratamos sobre el arte, porque eso es, de hacer compa-
I'Jciones. Exploramos los diversos tipos de codificaciones y expli ca-
mos lo que los analistas tratan de obtener por medio de cada u no,
Esperamos que nuestras explicaciones permitan comprender la ló-
gica en la que se basan los procedimientos, y que capaciten a los
,1I1alistas para usarlos con flexibilidad y de manera innovadora,
Aunque no creamos los datos, sí creamos una teoría a partir de
d ios. Si lo hacemos correctamente, entonces no hablamos por nues-
Iros participantes, sino que los capacitamos para hablar con voces
quc se entiendan de manera clara y representativa, Nuestras teorías,
por incompletas que sean, proporcionan un lenguaje común (un con-
junto de conceptos) por medio del cual los participantes en las inves-
ligaciones, los profesionales y otras personas pueden reunirse a
discutir ideas y hallar solución para los problemas. Seríamos inge-
nuos si pensáramos que podemos "conocerlo todo", pero una
ca ntidad de comprensión puede hacer la diferencia,
5
I U a nálisis por medio del examen
microscópico de los datos
I )\'fln i iÓI1 de términos
AIt. IO,IIll1fi,'i is: ddall zH.lo análisis, línea por línea, necesario al comknzo
I I! ' 1111 ,"!llIdio generar ca tegorías iniciales (con sus propi edadl'4
dlllll ' II'I IOIH'''') y sugerir las relaciones entre ell as; combinaciÓn t.' 1111I 1
1IIIIIIh IH Ill fl .lhil,.'rl.l y dxial.
I "'lpHulu mucstra cómo enfocamos el análisis, dando" IllII 'N
1111,, 1, ', lon's 1,1 percepción del proceso real. Creemos que un til W dI'
,III ,\II 'II rlll linllcioso, lal como el que ejemplificamos aquí, es n ' l'Sl1l'iO
,d, ,)l llll'IIZ0 l ' un proyecto para generar las categorías ini ialt's (roll
11 11 11 plllpkd,ldes y dimensiones) y para descubrir las rcla iO!1l's ,'11
111 ' "p, "I II KcptoS. Aunque a veces al microanálisis se lo Il amn ,111111
o, .. " 1111\'oI por linea", el mismo proceso también se le pued aplle,lI" l
IIllil p,II ,lb'''l, ora ión o párrafo,
( lJ¡' jl'rvl' 1,1S diferentes características del microa nálisis al I 'l' " ..
, 'Ipllulo, I' rim 'ro, contiene los rasgos de la codificación abi rtn y ,1xlnl,
'1\11 ' HOtl el 'S ritos en más detalle en los capítul os del 8 a11 2. S('gUtl
.1'1, IIwl'strn quc I 110 CH un proceso estructurado, '51611 ('(10
rfgido. Es, más bi en, de flujo libre y crea li vo en el quc los VII II
dc un lado a otro entre tipos de codificación, usando con lil1l' I'I,l d 1{l1
ni cas analíticas y procedimientos y respondiendo a la tme,1 ,1II, llI lh 11
que se plantean, Este capítulo ilustra lo que es la codificación 1' 11 111
rca lidad y contrasta considerablemente con la secuencia paso ,1 1'11,<111
de las operaciones presentadas en los capítulos posteri or s, ull l
mas están diseñados para descomponer el proceso de cad i ri \1d611 y
romperlo artificialmente para explicar la lógica y los pasos d 1 pro( l'
d imiento. Este capítulo muestra cómo se arma. Parece raro qUl' lo
coloquemos de primero, pero tenemos una buena razón parn han' rl o,
Deseamos dar a los lectores un senti do de lo que deben haccr anil's di'
que se confundan con los detalles, Esperamos que los lectorcs l' Ul' I'
den nuestros ejemplos a medida que vayan leyendo. Es cla ro que l'sll '
capítulo los ilustra en el sentido de que las técnicas y procedimien-
tos son sólo herramientas, que están a su disposición para ay udar ni
análisis, pero que nunca deben conducir el análisis ell os en sí mi smos,
Por tanto, el microanálisis incl uye la codificación axia l ya bi erl ,'
y hace uso de las múltiples técnicas analíticas que se prescnta n lan-
to en capítulos posteriores como en los previos. El mi croaná li s is exi-
ge examinar e interpretar datos de manera cuidadosa, y a mcnudo
hasta minuciosa, Cuando decimos " datos" nos referimos a enl rl' -
vistas, notas de campo a partir de la observación, vídeos, peri ód i-
cos, memorandos, manuales, catálogos y otras moda li dad cs d '
materiales pictóricos o escritos (Silverman, 1993), Se pa ra rnos los
datos y trabajamos con los cuadros, palabras, frases, o racio nes,
párrafos y otros segmentos del material.
Incluidos en este examen microscópico se hallan d os as pc los
principales del análisis: a) los datos -sea el recuento que los pa rti -
cipantes hacen de acontecimi entos o acciones según los recuerda n -
o textos, observaciones, vídeos y artícul os semejantes recopi lados
por el investigador, y b) las interpretaciones de los observado res y
los actores de esos aconteci mientos, objetos, sucesos y acci oncs, To m-
bié n hay un tercer elemento: la interacción que tiene lugar cntre los
da tos y el investigador en el proceso de recolección y análi s is dc los
mi s mos, Esta interacción, por su propia naturaleza, no es de l lodo
o bj c ti va corno muchos inves ti gadorcs qui gie ran q ue nosotros !'l' -
I ¡j IHlti¡'¡ H'l 'lóll , l't)l' HtI I hlllll l lll ' / I I mi smo, que UII
111 , 11t'I! ullll 1'111 11 l'l' ,H'don.llldo d. , OI .I I U' 1'1I con los dnlos y
1I tI 111 II1I1 IIII\ HI ,·Ih .... . ( 'I'l'emo:-! qll l\ .llIIH.I Ul' un invesli gado!' PlH' l.Ll
111111 .11' ' <1 '1 1" 1110) ' l\bjL'li vo pos ibiL', ' n un scntido prn ' Iieo, d io 110
1 di 11 .. .1 .. 1 ... Id\h' , As!, es prefcrible traer la cxpcri cncin di sciplin"
1,. 111 1' 1"111)'., lll v" dl' mancra consciente al análi sis pcro ha c ri n d.'
1 11111111 '1 <JIII ' ., yud".1 los as pectos creativos de l aná lis is en lu¡;.1r di '
P" II Hl hu', I , ..ll'xpcriencia y el conocimiento son lo que
1,11t ,1,, 1 IlI v.", II !\udor hacia los problemas y asuntos s ignifi cativoH
11 111' .1 ,1101' y il' pl' rmiten vcr explicaciones alternat ivas y rc on()('(' I'
1, 1"lI l' h'<l lllI<-S y dimcnsiones de los conce ptos emergcntes, Sin
.1111111 IItI, no es tamos diciendo q ue la exper iencia se use comll
1\ '" MI bl 'n, lo que decimos es que se puede acudi r a ell a con
,1 de sensibilizar al i nvestigador con respecto a las
y dimensiones de los datos, siempre con u na ciar
111111 1' 1\1'1 11 dc 10 q ue el investigador está realizando,
I!I.'mplos de clase
11'" 1'11' llIplos de mi croa náli sis presentados en este capítulo s 10111.1
111 11 di ' 111" Sl'siun 's dc clase, Cuando enseñamos a ana li zar, cn l's lw
,111 1111 lt'clli l'l1 de la codificación abierta, por lo general
1111 11.1 d"III1\st mción del análisis, lí nea por línea, Lo haccmos d ' 11 1[1-
111 '111 <JII( ' 1'1 es lud iante conozca a q ué se parece el proccso anolHil'o
.lIl h' d.' (' 11111 nznr a a prender los procedimi entos part icul ar ' S, i\dl'
11 11\ , 11I1l'1' 1'i 0 l'x prcsa parte del disfrute d e los investi gadores u.mdo
11 ,, 11 1/ 111' un. cualitativo.
1 J." .'1' mkroan<l li sis abre los ojos de los estudi antes porquc los Ilw,
1111 1' 11 "IHwrl'lo sobre qué hay en el análi sis cualitati vo q ue 10 con-
.h •• h' I'n una manera rad icalmente diferente de pensar los
1'1
1
1111 111 dI' IIna rorma diferente a la de cualqui er investi ga i n II'IHII
Ih ll ll ll l' lI I.! quc hayan sido educados, Al aprender estc nucvo modo
.111 III' IIHllr, .1 veces se crean d ificultades para los estudi ant ' s lJUI' l i<'
111' 11 IIJl I'l' "d ' 1' a escuchar y a permitir que los datos 1 s habl ' n, II DI1
di ' Iqll'l' ndl' r a tra nqui lizarse, a aproximarse a la invcsti go i6 n dI'
11 1111 11' .'11 mós n ' xibl c, sin tanl o planifi carla ni controla rl o,
Una clase sobre mi croanáli sis se parece a esto: I rinwl'O, )'<,dlIlHI
,11 grupo que hojee rápidamente una sección de una 1,IIt '
go, le hacemos seguimiento con preguntas de este lipo: " COIIII'
interpretas lo que el entrevistado dice?" y" ¿qué hay en 'sll' 111 ,11 1'
ria!?". Por lo general, los estudiantes nombran con fa ili dad ,1l111ll
dantes temas, pues sus experiencias personales y disciplinMi .1s lo"
han hecho sensibles a una gran cantidad de asuntos y "probll'lllns" .
Los escribimos todos en el tablero, y en algún momento mosll',lmOI'
lo ampli os que son, pero tambi én hacemos notar que las cone"iOlWM
entre los asuntos, problemas o temas, tal como fueron formu lados,
están sólo implícitas y de ninguna manera elaboradas de modo sis
tenlático.
Entonces le pedimos al grupo que lea rápidamente un pnrra(o
corto tomado de una entrevista citada en un artículo, escrit o por lo
general por un investigador cualitativo (aunque a veces exa minn-
mos palabras text uales de alguna persona citadas por un periodis·
tal. Luego decimos que va mos a emprender juntos el análi sis Irne,l
por línea y que és te consistirá en discutir minuciosament e cómo 1,1
persona ci tada ha usado las palabras, frases y oraciones parl icu la-
res. Nuestro examen o discusión por lo general comi enza co n lo
pr imera palabra de la cita. "¿Qué parece significar esa pa labra, o
qué podría significar?" Además, " piense en ell a sólo en sí mi sma,
como si no hubiera leído el res to del párrafo, aunque en rea lidad
eso sea imposible. La idea es que se centre minuciosa mente en los
da tos que tiene frente a sus ojos. "Por lo general la discusión de las
pr imeras palabras citadas toma muchos minutos, qui zás hasta una
hora, dependiendo de la riqueza de la discusión y de la amplitud
de los posibles significados de las palabras que se explora n n I
ejercicio, Tal como lo dijimos en la primera edición de este libro,
Por lo general, cuando uno ve palabras, les asigna significados derivJ. -
dos del uso o de la experiencia común. A menudo creernos que por-
que nosotros actuaríamos o sentiríamos de una manera pa rticul ar,
esto es, por supuesto, lo que los entrevistados qui eren decir con tales
palabras. Esta creenci a no es necesariamente preci sa. Tome una pa la-
bra - una cualquiera- y pregúntele a la gente qué significa para el la, La
palabra "rojo" es un buen ejempl o. Para una person<l puede ser, "loro,
16piz labia l y sa ngl'c", IITI podrfn r{' RpOI'ld('r, Qui zás l oro
HIIII . IIVIIII, " 1111 vl 'r, lldn l 'I ViII!!' I 111111 !lItHI 1111 I II'I'"III II} " lit 1 ti dl ' l'olll
.. 1111111)\ 1111 11 ,11' 1, ," 1,"11 '11'111 '1' , l 11""11'1'11' 1\ ItI, 11' /1 NU)¡ I' 11111l1'
1
h(1lI'l' 1"
11 l., ,1, IH" 1" ' II"oIll1l1'I) I\)'1 "1' 1, '" VIi' II. ' 1I d 1.\ Im'lItI' 1 1.I ,1I\ ... hl )111' 1\11111'
I I 1
" '11' " 1,''" o.,lll·11rl'11Ih-ntt· . hl l ROJO l· ... InlHho lll ,\" qUI' \1 11
I 11 " 1 '1' , \ 1I ,\ 1I (., , , •
I Hhn IIIt "' VI ' !1I'1I11I\1I 1'1110, II·x l u ."I, olor y .l n ' lón. ",0.; 1,1 '1 "'lO
, Id' 11111'''' '11' d, ''¡V. lI l di ' lo..; qUl! hemos n .1<1 (l<.:1111'
'1111 111111,,1,11111\ d lo 1M);\) de los años, por razones culll.lrí\ Il'''i (l Pl,,'t,j(l
Iltllt 'JI (1I I IIII'roIrl y ( 'orhl n, 1990, p,Bl).
1111,,11111' Id d",' u,ión, los es tudiantes siempre se sorprende' n .1111 '
1". tllll ' I\ 'I III'" que pueden darl e a un obj eto o SUCl'SIl,
1 l., lo ', IIIt ,1 tll'j\','cicio de investigación en verdad cumpl e d, fl' " 'nll's
111111 101111". 1"'1'1' 1.1 importante, qui zás, es mostrar que I'l" "
111101 11111" 1"'\'1.1 .1<, manera diferente y que cualqui era de estas
I 11 1.11 IllIu"'I" ,.1 il'r" Sl' r potencialmente cor.recta. Antes de espc: ,!: . .lr
I 11I1H 1111\(· ... dl" mi croanálisis, reproductn10S parte de una sUlIón
.1, ,1., .. 1' AIIIl\IU\'('i grupo trabajó en el párrafo durante tres hOI"lS,
ul"I •• I1I" '.1' 1\' l>I'mlucen unos pocos puntos tomados del pnm 'r pdl'
11, II I ¡llIII11" ";,
lid .1\·1 I '''lbajo de campo:
l llillldil yo el di agnóstico, me asusté. Me dio pániCO:
" ,. t,dl,) 111, 11' h,lndo al principio de este embarazo, y me senlLa bH!1'l,
¡'"" 'I 1111 ""' 1111., m.lrCOS matu tinos y tenía mucha .. Enlonces,
1
1
'1
'1
'1111' , Il1l' dij""l'on que tenía diabetes. Me pareció ternble, pues éstl
t
lO
! 1111 Pl lllll'r Mi primera preocupación era por él. Me preocupO
1
1111
l'l \1\,11<' pues lo qui ero mucho. En real idad estoy muy
1
1
" 'lju,' Ill' \':-' I1\' I\ ldo d emasiado t iempo para tener este bebé y no q LII ..
111 qUt' I1,U..l.1 ma l.
, 11!U'lIsiólI y comentarios
. lb " do'" Qué 1'1l-
l'IHIt'MII": ('l'nlr(' l1lonos en la pnmera pa a ra: cuan . ¿
01, lo' dl'. 'llfi c"r la palabra "cuando"? .
JlMIl,dlanlc: pnra mí, repres nl O t, (' mpo. Un punto en I li 'i11pn.
AII', I\11 IÍI' m)1o, Ind tcnninndo, 1' "1'1 ¡l.l sodo,
Profesor: bi en, podría tambi n s ignifi ca r a lgún li e mp() l' n 1, 1 111
luro, Como por ejemplo, "cuando el teléfono s uene, yo VI' )' ,1 (11 11
les lar porque supongo que él me va a llamar,"
Estudiante: "cuando" también establece una cOlldicioll , 11 " .1 1" ,
que] al go está sucediendo, [Es una] pregunta que te fu c rz.l " hu,,,, ,,
Ires pues tas],
Profesor: supongamos que lo dicho no fuera " cua nd o" sino 1"1,1
bi en] "s iempre y cuando", ¿Entonces qué?
Estudiante: entonces significa para mí que hay un li empo rl' p, ' 11
do, Un patrón de algo que sucede,
Profesor: entonces, es una especie diferente de cOlllli ciólI 1'.11\1,\1 1\\1
q ue sigue a causa de uno o varios acontecimi ent os .. , s upó ng,1Sl' qlll '
en lugar d e "cuando" el hablante hubiera dicho "en el 111 0 l11 l' n lo" ,
Estudiante: oh, entonces podría querer conta r una hi s lo ri a con 1'1
"cuando" más atrás en el tiempo, quizás,
Profesor: muy bien, hasta aquí nos hemos centrado de 111 .1 111' 1',1
minuciosa en esa sola palabra y algunas alternati vas Aho r,1
vamos a algunas posibles propiedades d e la pala bra "cua ndo",
Estudiante: podría ser súbito o no súbito .. , o inespemda l11 cnl l' lo
no .. ,], o los acontecimientos acompañantes adve rtidos sólo por un,\
persona y no por las demás o advertido por las de más lambién .. , o
podrían ser poco o muy importantes,
Profesor: podríamos imaginar cantidades de propi edades de 's l<,
"cuando" y los acontecimientos que lo acompañan, Es to no li e nl' fin,
y sólo algunos de ellos pueden ser importantes para su inves lilP
ción y en los datos, aunque eso es algo que debe d escubrir e, Pe ro
adviertan cómo mis preguntas los fu erzan a observar las propiedades .'l
di/l/ el/ siones [ver capítulo 7 para una explicación d e las propiedades y
dimensiones] .. , Ahora, pensemos en la frase "yo escuché el di agnós
li ca" , ¿Qué opinan de la primera palabra, "yo" ?
Estudiante: podríamos haber sido nosotros los que escu ha mos
- nos dijeron el diagnóstico- o ellos, como padres , Es to habrfa s ido
diferente,
Profesor: y ¿bajo cUlÍles condiciones se le diría eso a un ompa l'll'-
ro, O padre, O al paciente? ¿Y cuáles podrían ser las conse u ' n il\ s
d hacer lo .. .? Y ahora, ¿qué pasa con el verbo "escucha r" ?
1 ' ''11 , IIIIII I'Ul' <I"I\\ \III II"\ I,,,.,j¡ ,
11 11t 11 \ 11 11 '1 t'tUII . ' H X slncl!., H\' h'
I "It HIt' Il tllllh
h
' II¡ , ,onu, un \1 I lI lh' lI, \1:. lO n' l"¡)lil' I'Il .
I ,1,1 1,011,11',11
11
""' ,11 11 1 1,,1".' I'l' uhlH 1
11
't",l
f
' \ con Ik iolll'N ,'1\
I ') 's' l llll' 1.1 11 '- l ......
1""" 1 '''," " n 11 , 1 " ida asf corno tjui 7,H dd ,'
I 1 " l ' l'!·lll."lS Oso.s o UI! e, '-
111111' 1'11 Ilhl qt! t 1,1 \ l " b losis es interesante p Ol'q lH' 1\
1
, \1' \ l' lh 1 a lu ercu
111, 11'/1 ,/'111,'1111/1', " ,, - l ' 1 escepli cismo dl' qllll'l\
1
. 11' lCOIn paf\alO pOI e
11,,0111 .,1, 1,\f'," 'l'l (1\ , , , 1 l 'ar el exam n d e myoH
1 ' 1 ico suc e mos "
I • 111 hll , I' UI 1¡ln o, l . 1 . te sea capaz d ' inll' l'pl'\.'
11'1\babl c ljue e paclen ,
1 '1 "1""'/11\1, '''' 1' ''''' l ' , 1 d ' nósti co por fe -o 1'(' ' h,\
1111" 01" 1' 11,, 111 qu,' lI,'m' que' ac pla' bl a ndo d e l l l11 a d ,' 1.\
1 1
, ' n\' luego sl amos 1a lo 1
,,111 1 1111 ,1 Il - , _ 1 11 111etod lógicamenl l' a 11
11 ó ' l' o 1,10 nos eva
\o 1111111.1".1 .Id 1 ,\¡; n s IC ' I . ' ' lanles de los diagnósti cos,
1'" 1,,"1, • .1,' 1. 1" pos ibl 's pro/He! ni r, ,mpo, ,
1 11, ¡,'. 1""ld[III ,,' 1' slas?, I ' dades nombl' adas pOI'
'011111 ,11\11' : 111\ ,1 li s ia parCIa l d e as proplC 'sus bie n onoci do"
" 1'f! , ' 1 's d ' hacer, OSCUI OS ver
1 .. , IIIdl,II\ I,'H: " 1I , ' t' 1 ' 11entc simbóli os, impor
_1 fi n el' () no plll lCU all
Itlllul l hll'ltUmOl '- . 1 é :! 'co o para todOS],l'Sr
W
1 10s otros pal a e 111 ( 1 ,
11
1111
'11 uno, p.lr.. . I t' 1quili zadorcs
,,' ll " II verdaderamente ral ' ,
I . . .' d "'as deansiosacxpt.'ct ..l ll
I Whl 111 ¡¡l.'o!' l) prcccJldo p OI va ll os l e
,. 1,\1 111111' 111 " n' fbl ' S" , t' oll es teóri cns
1
" S hay algunas CIIes /
1',"f"'"1I': l' 11 on,e" e e 1 tos es trll ct llrnl e< en qUI' Hl'
, l' ó' t' cos)' os asllll ' ,
,,1,"' 1, 1 ,IIHII\nO d I' l \a gn s , 'Q .. ? [y por qué], ¿ I m&d ll'o
la Ina de ell as 1. we/l, ,
1", " 1'1 1 ,"1 1 \[ II'SI<1 a cal, L , ' , l' ta d esconocido el resid,' "
1
11 famili a un especia ' s '
IIllIy' 1\11111 Il (\ por " " ' - ]1 dre? ' CÓII/O [y por qu
, 1 l ' no es un 111110 a ma '1.
1, "11 1111 1""1',1,1 o SI U l ' abrupto y súbilo 1' 11
1
rfe 'enci as entre e anuncIO
" .. 1\ I PhI¡H-Wn en as t i l e . le r esidente a 1I1, n nl l\
cía hecho por un Slmp ,
111\1' ",11 '1 .1,' I' I11l' r¡;cn ", " I 'nvestigadores fOI'ensl'H 11 1\
" 1" mlll'l ó o cómo os 1 1
0111 ', .1,' '1"" s U "lO , é d olpear a la pu rl,\ dI' ,1
, , 11 "" ,1I\lI neio de In muerte despu s d : g r 'ClIIÍ'ldo? ¿Ya mi Hl\1o,
Ó
Olra cuestIón po na se 1.
'i\ ,1 .1" 1111 e l1 y ll ge, e , d do el padre haya Ik ¡;¡\ dll ,
, 1 val o apropIa o o cuan 1
011' "1""'11 dI' ,,11 '11 e l' , , 'd tar al ti e mpo lo d, ' ,1
bos se les pue a con
d" 111 \ lI hll WI\ l que a alll . . 1 'en muere po r lo '10 <:!'H' ,
, ? E los hos pitales, s, a gUl 1
1\ "",,'11 ' tI " II1II\ O Jn ' 1 téf 10 P 1'0 S{ PUI'1 l'
, 1 O lo a llunC\a por e te 01
, "1 1' 11111" '0\ pOI' lo g nma n 1 ' Sp rar L'U , 1 ónyul',I' 11
, 'ó 1 ha ' 111 11¡'OI'\1l 1\ y " 1
\)U,"' In HllUí1 I 1 1..
ll egue para que un 111 di<:o Il' hll g[¡ el anun jo, 11 \11 I\d\. /I
tambi én incluye un padre o un cónyu ge que anuncia 1,1 IllUl'"II' "
otros familiares -más tarde, a veces horas más tarde, y prl'f.\llil\11/1
sobre cómo hacer y si hacerlo directamente cara a cara o por 11' 1 1"
no, cte. .. ¿Puede esta clase de preguntas estimular tambi én 1"11'11
las entrevistas? Sí, claro que pueden estimular preglllltos ¡/1'SI'(;111/
lInS ... Ahora bien, en la próxima frase en esta oración, adviertan " tOl lt l
iba bien". Esto podría resultar ser un concepto in vivo, u na (ras' (Isnd"
de manera repetida por una mujer embarazada y que entoncl'S 1','
presenta acontecimientos probablemente importantes pa ra ell o - y
así debería ser para nosotros los investigadores. Entonces tom,II11WI
nota de ello, por si acaso después resulta importante para nu 'SII'I1
trabajo ... ¿qué podría esta frase, como tal, significar ana líticam ntl'l
Estudiante: se me hace que indica como tempora li dad, el ursll
de algo ... Y el curso es anticipado; existe un curso normall asl OIl1()
uno que se sale de él] ... , lo que significa que está eva luando s i I'H
normal o no.
Profesor: sí, pero también significa que debe haber criter ios I pro
piedades], los que, de hecho, menciona más tarde en la oración .. ,
pero también noten que es ella la que se ubica en una dimens ióll
dada en este curso. De manera analítica podemos preguntarnos
por qué es ella [usando un criterio de sentido común] y no el m -
dico o la enfermera la que está haciendo la ubicación. De lo q Ul'
estamos hablando aquí es de un proceso locativo y de los agenl 'H
locativos. Si uno piensa comparativamente puede ver enseguid,1
que en otras situaciones, por otras razones estructurales di s tinl as,
va a haber agentes locativos diferentes. Tal como cuando los (J-
nomistas le cuentan a uno que se está entrando en una recesión;
uno puede no haberse dado cuenta de ello ... Ahora bi en, una (ra-
se relacionada aquí es "a comienzos de este embarazo". Deja ndo
de un lado "este" -porque aquí ella con seguridad lo esta ba com-
para ndo con otros- piensen sobre "a comienzos de". ¿Cómo sab,'
' lI a es to?
Estudiante: toda madre sabe que hay nueve meses en el curso dI'
un cmbarazo y así se puede ubicar a sí misma -conoci mi ento ul-
tu ra 1, y de sentido común.
1',ull'",ul' otroll Vt'Z IH ..' 11S(' IHOtl dI ' 111111/, '111 ¡IIIII/Itlml hlll - y p¡l l'O
1''' '11111111.1'' tlll \'Ol 'O con una rOIIlI'III'jH'¡ n llnnlHi ca mcnle l'stl,l,ul.lrl'"
h 11111'1111' \'\I "l'nl,1 - piensen en lo qUl' sucedia en Alemania
1IIIIt ' I 1I "n" ,, 11'0<lI'r. La gente intel'prcla este acontecimie nl o d ' 11111 1
111<11 ' di (,'renl es, aunque retrospectivamente pOd('rnOH Vl' l'
'1"11 AII ' I","'!.1 ('s l,lba a la sazón muy metida en la evolución ho iol'i
111 1"1"" 1(..lIIÍ('I1l'S cran los agentes locati vos? ¿Cómo sablan en qu(l
1"111'/111 rl" 1l,,11,lb,1 Alemani a? ¿Cómo consiguieron -o no - la kglll,
1111.1 11111,,11'11 otros? ¿ uáles eran las consecuencias para une. 1)(' I'140 1M
11"111 "I""lplt \, un judíol de leer correcta o incorrectamente eSI '
I 111 11 ti vIII T,1 11'S preguntas se plantean en esta clase de casos 01111'0-
11111'11'1 Iy lIun los casos extremos son muy útiles al comienzo d,' lo
111 ",, 11 1'.,,1 y pueden estimul ar su pensamiento sobre las prople-
.1 ,11 It ' .1, ' I.I S nHl jl'res como la entrevistada, que está pensando ('11 HU
I 1I1!t1" Y n',¡ ccionando a él en el sentido de apli car las
1"" '1', 11111"" sohr,' " loca li zar" su situación [no la idea sobre nazisl1l o l ...
.I VI"II,"1 que esa clase de comparaciones, si bien no 1,\11
• 11I '1I11I H , ' OI11() 'sla, la de Hitler, puede estimularlos a forl11u lll l'SI'
sobre sus propias suposiciones e interpretaciones li t' IOH
.111111" d"Il'l1lbar,l zo. Esta clase de preguntas lo hace sa lirse a uno dI'
11 !t l,'. \ I'r('c(lIocebidas y que son las comunes y corri entes s bl" lo.'
'11I!tltl'III.04 su natural eza, y lo obliga a considerar las implica iOlll'
11110 ' IUI' 11i'l',"uposi iones ti enen para el análi sis.
l11 e parece que hay un entrecruza mi c nt o d ' dOH
+ UII 1111 1"1I11'0I'a l(,5. Ex iste el curso de la madre, de un mbOl'0111
11"1' 1''' 1'''1'0 s,' a ex itoso, y e l curso de l be bé que dcp ' nd ('
ItlllIl\III"IlIll("l te s in duda de la fi s iología materna pero que COill
1""111 1,' 1I1l l'o njunlo diferente de as untos [El res to del párrn(o eH"
.1.1 1 1t,,' 11111wnlc lo s ugiere. ] Socialmente, tambi én exigen di (CI','nll'
1+ 1 !tUI!''', como prepararse para la entrada del bebé en la y
Ii 111111' "C(II' I'I'l' tllmc nt e" durante el e mba razo pa ra 1 bi
I'" 'vlll lhl,' d,' lo criatura.
,'r"r('MOI': ,'sin usted apuntando a fenómenos di(erenl es y Pl1dl'l"
11 1111111' di fl'l'(' nl es coll ceptos pam que los represenl ' n - y 1,I m
1+11 '11 ,"1 ('OI1 I'l'pIO para r presento" In 'lUl' ust el es tá Il omando ""11
1II 'l lt Wn ml(lnlo" -, Yo lo Il tll1HlI'fd " lnh\I'Sl'CcI 1'1 " o
a mo en la codifi cación axial. Ta mbi én está usted sel'la lll ndll 111 11.,
cuencia y fases de las acciones y acontecimientos, otro as p\: ' lo dI' 111
temporalidad advertido primero. También hay un proceso (v ' l ' Cl .pl
lul o 11) o movimiento a lo largo de las fases de la acción.
PI/litas principales sobre el microanálisis
Lo que este tipo de examen -de palabras, frases u oracioncs- ,1Y"
da a los estudiantes y también a los investi gadores maduros, pll '111-
ser invaluable. A los estudiantes novatos los hace conscientes dc lI ón.
ta información cabe en pequeñas porciones de datos. Tambi n IOH
hace darse cuenta de que les compete a ellos explotar la mina dl'
datos; las pepitas no se desentierran por sí solas. También les han'
caer en la cuenta a los estudiantes de que este tipo de aná li sis repl'(.' -
senta una forma de aproximación a los datos bnstnllte d iferente dl'
cualquier cosa que hayan hecho antes.
Para resumir rápidamente los planteamientos analíticos del párr.1
fa citado, ahora enumeramos las funciones adicionales importante'ti
del examen microscópico de los datos, que se pueden ver fácilm 'nll'
en el análisis mismo.
1. Primordialmente, este procedimiento está muy centrado. Es t,'
enfoque fuerza a los investigadores a considerar el grado de verosi-
militud, para evitar tomar una decisión con respecto a los datos,
Adviertan que decimos que es el investigador quien es sacudido
en su modo de pensamiento corriente. No son los datos los que se
fuerzan. Los datos no son forzados; se les permite hablar.
2. El análisis microscópico obliga al investigador a exami nar lo
específico de los datos. Como lo dijo un es tudi ante: "Yo tend fa o
considerar los datos de una manera muy general, pero esto me ha l '
mirar los detalles". El instructor respondió: "Sí, pero no sólo los dl'-
ta ll es en el sentido descriptivo sino también en el sentido analítico",
es to es, haciendo comparaciones en cuanto a las propiedades y di
mensiones y de manera que le permitan al analista separar los do
los y recomponerlos para formar un esquema interpretativo,
3. Hacer microanálisis obliga al analista a escuchar bien lo qu
los ntrevis tados están diciendo y cómo lo están d iciendo, Esto sIH-
.111, 1 '1111 11I 1. ' III ,I.nWI \'\1111]11'1'11"1" " 11111 "1
1
11111 Inl l' l' lwl' lil lldo .. "'r
" 11.11111", IIIII.' nl o ... y Impldt
l
1111 .\ 1' I'l'llc ipilodam (\ '''Il1\'!1
1I 1"ll)iI ,UI' P IH 11I si OllCS tl1tl rl c¡ I :-', teniendo en cu cntrt 1",.
111" 1 1" ,.1111' 10111" los entrevistados. Ell o nos ayuda a cvi 1m' plon-
" IIIII 'NIIII/I I'dl11('r,'5 interpretaciones con respecto a los dotos, ni
1" "'1'" '1"1' IUI' l'zn a considerar expli caciones alternativas, '1'0111-
11' 11 I •• 111111' 1 Il rOl'lunados, los participantes nos darán concepto
111 ,1 11 "1' ''' voln [1 ,'slimular más nuestros análi sis.
I 1'11 11 11111" 1'01' el mi croanálisis formu lando preguntas, mu hlsl-
11101 111I 'f',illl IoI M, nlf\ unas generales pero otras más especificas. i\1f\ u-
'" 111' 1 ', 101" 1'\I('(il'n ser descripti vas, y nos ayudan a formu lar mcJol'
11 11" .... dUI\lnle las entrevistas siguientes. Y, lo que es más 1m-
1'11 ' h,"11 ', III1M ",Iilllul an a plantear preguntas teóricas abstractas (11'('-
l' 1' III0000 10l'ios que estimul an el descubrimiento de propi d, d\)s,
IIlnll ' I" III III "', l' ondiciones y consecuencias, tales como quién, qu , uén-
,111 ,1111111 Y p OI' qué). Eslas preguntas teóricas son especialmenl e 1m-
1"111 /11111" dur,lnl e las primeras fases de nuestro proye to de
111 1,,,1111/\('1(111 pll es nos permiten eliminar conceptos y sus relaciones,
1111 lI\lI y imporlante comprender que, desde el punto de vi sto
IIl ldlll, 11, lo relevante son los datos, no las especificidades d ' un
• ,1 /1, [111 Indivi duo o un colectivo. El uso sistemático de las t eni o,
I 1"1" "111 '" lenlos a na líti cos que se presentan en los capítu los sobl'(l
11,, 11111 111 Ión ax ial y abierta (8 y 9) ayuda a tomar distancia analHI-
,,1 I "I Y 1111[1 diferencia radi cal entre es ta forma de "escuchar" 1\11
11I1""dll IIIS d,1I05 (eslO es, hacer abstracci ones a partir de ell os) y In
" 1
11 "
'11 111, '!tll' ('s la ap li cación o imposición de teorías y
II It" , 1/111 1I ,110s,
11 1\ 1 1',"l li zM nuestro anál isis, conceptualizamos y
1"0,11 IIlI ll'dmit' nlos, actos y resultados. Las categorías que emCI'f\I'n,
1111111
1
", "1 rl'iJciones, son las bases sobre las que desarroll amos 1,1
11 '11 1101 1i, IIl S labores de abstraer, reducir y relacionar son las que 11 ,1 -
11' 11 ", dlil'o·,' ncio entre la codificación teórica y la descriptiva (o n-
I ... í,,"l sll'ldr teoda y hacer descripciones). Hacer una codifi c, I 11
11111'11 1""' IIm'll " lo'ovés de la cual mergen de manera
1,11. I 1\I 'p,odos, sus propi ' dad s y 1'(' I,wioIWH, nos ll eva má all á li(' 1.1
di ' "1'i ,,,' I(l11 1108 pone n un 1110do dI' lln l isis conceptual ,
7. ' Ios ifi ca r impli ca agru p"" l'lIlll"'I'IIlS de acuerdo COII NII 11111
pi edades sobresa li entes, o sea, busca ndo s imilitudes y dill ' I'l 'IIII, IM
1:5tamos preguntando no sólo qué sucede en un senlido lksll'iJ' llvlI
si no tambi én cómo este incidente se compara en las diml' I1Si(III1 '11 di '
las propiedades relevantes con los otros ya identifi cados.
8. Como se ve en el capítulo 6, nuestros conceptos (cl,lSilir.llll1
nes) son Ucategorías" que, al desarrollarse, muestran vDr i,l dóll
gú n sus diferentes propiedades y dimensiones.
9. El uso imaginativo de hacer comparaciol1es teóricas (diferenll'll 11
lo que a veces se llama comparaciol1es cOl1stal1tes) es un ins trunWl1l11
s ubsidiario esencial para plantear preguntas y descubrir propil'dll
des y dimensiones que puedan encontrarse en los datos, con lo l/III '
se aumenta la sensibilidad del investigador. Las comparaciones Il'Ú
ri cas son parte vital de nuestro método de hacer teoría y uno de I,\ N
técnicas importantes que usamos cuando hacemos análi s is mi cl'OS
cópicos.
10. Las comparaciones son importantes además porqu ' p rmil l' 11
la identificación de variaciones en los patrones que se ha ll an ' n IOH
datos. No es sólo una forma de categoría o patrón en la que es tamos
interesados sino cómo varía dimensionalmente este patrón, lo cll ,d
se discierne por medio de la comparación de propi edades y dinwn
s iones bajo diferentes condiciones. Algunas veces estas diferen i,I N
son visibles de inmediato en nuestros datos, pero otras veces lene
mos que hacer una muestra teórica, o sea, observar o entrev istar 011
un propósito mientras buscamos ejemplos de si militudes o diferl' 11
cias. Pero a dónde ir para hacer el muestreo teór ico es algo que l' l
investigador se ingenia. Por ejemplo, un concepto que pued' s urgll'
de los datos sobre embarazos médicamente compli cados es la no-
ción de riesgo, que parece variar con el tiempo y con el tipo y g¡-ado
de factores que lo complican. Para saber dónde, cómo y culi ndo rl'n
li za r un muestreo teórico (o sea, dónde buscar cómo voI'f,111
d imensionalmente las percepciones de riesgo bajo d iversas ol1di
ciones), el investigador debe conocer las situaciones (basado en lu
'xperiencia, las conversaciones con otras personas, o de ofdos) 0110
cidas que producen riesgos durante los embarazos, ta les como 1. '11<'1'
uno di abetes no controlada. Entonces querrá hacer a lgunas ' nll'('vIH
I 1111\' · "1 VIII 11111)1'1\'4 dl.lllt 'lh I1 "IIIIII\III/lId,I', P,II\ I ddl' I' IlI1I1.H' qlll '
.11.1 I1 ,,11 1111 ' ' d!', \' llIhlll\ l l'tI:4/ mil. I j¡" I}'.\PI, )1 ¡lllIO Il1dl1l'j ...ln I' mh,\I'iI
11 "111 11 11 ' \ ¡1',iI , Al un m lll ':4II'l'U teórico de mujcl'l's con di. dw
1I \ HIIIPlldlldkiunt's m di ns ' ndlh..'rL'l1lcsctapasc! csus ' l11h:1I'(\I'OI1
1 '""1 1,1r¡1I lo" I OI1Cl'ptos en cuanlo a las propiedades y diml'''''o
111 ,,1 IIIVI" .III'"ld\\\' podrá verifi ca r, modificar, aclarar, xpn ndi r ()
\h , ,"1," Idl'0il', is l' ' Iocionadas con la percepción de ri 'sgos y e n1l \
11,,1,1111,1 11I,1I1l'jO el ' Ins embarazos compli cados. Au nqu ' la 'loel 11
,J, 1 h" I',o'. l'III\").\(' de los datos, el investi gador no sabrlo a d ndc ,,,"u
.111 1'11111 I HI 'll'tll' d lll ns comparativos adicionales sin basa rse en HU,
1 1'1'111 " 11 1, 1", h.ll'l' r preguntas, o buscar en posibles lecturas.
11 1\ 11'0'111," /,i/"ílrsis I"/'ovi siolla/es (las oraciones acer a de la m,1
", , ,1 1111110 M' rd,l ionan los conceptos) tambi én es probabl ' qlll'
IlIj,1I1 .l11I'oI l1 l\' el an¡j li sis línea por línea. Bajo talo cual ondi i()l1.
1,11 11 111,11 l'O',) sucederá, o éste o aq uel otro desenlace se dar, . 1\ 1
1,,/11111'111, l'HI,IS hipólesis se establecerán de forma muy burdll, 1)('\'0
1111' " ¡1,,'!lV .... l· fnrmu lnrán de manera precisa ,
1 1 l' III,III11<'l1ll', hacer el microanálisis permite a los inves tilpdo
11 l' ,11 11111011' l/lI L' presuposiciones sobre los datos están accplando
1" 1'\¡IIIH'I1, Al compa rar las suposiciones no pueden m ' !l OS l (\l\ '
11111'11',1" 1,1 ' "I", rfi cie. Las falsas no se sostendrá n cuando se las ' 01\1
III11 \ 1 .... lInl'nt L' con los datos, inci dente por incidente. Los dll lOH
I,,¡J,IIIII I'P\, ¡,f mi smos. Al hacer comparaciones teóricas conslo1Il ll' H
1011111'"'11 "C IUl'/",l ,1/ in vest igador a enfrentarse a las suposicion 's dI'
1". ,'"/I'l'vis tados y a fo/'mu lar hipótesis provisionales sob/'l' In
1'111'111 11l1I1I1l" de s uposiciones.
1 ',"" 11 1 "I'\l/, este punto, usamos el sigui ent cj ' mpl ll:
fllI ll','vi"lado/' : aho/'a bien, cuando tú dices que tod a las n1l 11 1"
/11 ' 111 '11,11 ,',\1 dl' " puti ca", ¿q ué qu ieres decir?
Iinll'l'vlsl,ldo: uno " putica" vende su cuerpo, ¿no? Una puticu Vl' ll
,J" "\I 1 \11'/'1'0. I'L'I'O uno ni ña es menos obvia con eso. Yo podril1 /l ,)
1,1 ,\111 ' '\ 111<.\ ni I1,1 . Nu nca podría salir con ell a. No podrí a ompr,1I'I<'
,",tlll / \ Ilmo no gastarl e ni un centavo. Ell a no vn i\
qlll lllll ' ddl'llW ntld,l. Ell a no va a querer hacer nada por mf.
IIIIJlII' }' \I /l ,lg,l pOI' e/l a, lo hac (' /l a po/' mI. Entonces s i yo PIII'
l'jl ' IIII ,III, yo consigo mi propio l/lIlI>\'\I, poliria cons 'gui/' dilwl'l\, 11
no ne esito dinero. Es como por cj 'mplo quc yo le compre 011'.0, 1111 11 ,
' lI a no s iente, primero, que me deba algo, pero como yo digo, 111 I
como sea pues entonces ¿por qué no nos acostamos?, o oigo Il/II. ,
cll a es como que no ¿no? Pero yo le compro alguna otra cosn. Hl1ltlll
ces eIJa dirá, ese man corno que me está comprando todo tiO y 0 111 1
estoy haciendo nada por él. Él tiene su propio dinero. Sí, sr, sI. SI !lll,
tiene la ropa. Él puede comprar, tiene su propio dinero pnl'n ' 0111
prarse la ropa. Entonces cualquier cosa que yo le compre, v, [1 p\'11
sar ella, bien, él podía habérsela comprado para él. De manero '1"1'
cualquier cosa que yo le compre, ella va a pensar que se 1, polllll
comprar, entonces ¿qué más le puedo yo dar? Por ejempl o, yo po
dría decir, tengo de todo, ¿qué puedes ofrecer? Tú no ti enes nl1dll
para ofrecer. Y entonces eso hace pensar a una niña: hombr', 11
tengo algo para ofrecer. Eso es así, y entonces el tipo s igue el ju 'So
jugamos, ¿sí o no?, y ella va a decir, pues sí, o sea, bien, yo de pronlO
sí te doy algo de sexo, ¿bien o qué? Y tú te pondrías así y yo, ¿dI'
verdad? ¿de verdad lo quieres hacer? (nota de campo, cortesra dI'
Steve Eyer, Universidad de California, San Francisco, Departam 'nto
de medicina del adolescente).
Comentarios
En la sesión de clase, los estudiantes leen las citas y las di scut 'n,
Estos datos fueron tornados de un estudio sobre adolescentes ,l('.
gros de sexo masculino en San Francisco por uno de los es tudi , n·
tes, Steve Eyer, un investigador joven pero experimentado, llll
educación en antropología y psicología. Él comentó que no se po
día sacar de la cabeza la idea de la teoría del intercambio pues '810S
palabras del entrevistado versaban patentemente sobre inter Om·
bio de regalos por sexo y maniobras por parte del mucha ho, I "
hecho, este proceso era extremadamente frecuente entre los jÓVl'·
nes adolescentes a quienes había entrevistado. Lo dificil era 11 0 VI'"
una teoría de intercambio en estas entrevistas; no podla <' Sil
idea.
1. Otro estudiante comentó inmediata y correctamente que l'slO
r '(lejaba la ideología del joven adolescente - ,,¡na teoríll pop/lllll' Rob,','
, l llIh ' II I,"II ,11 I '¡"'ll I'sln 11""' I ' UI dl '!lI' ,' I,1 bCl' el punto dI' vist.l .11,1
1II Iltl ll )'. llI l, II 1" 11 qUl' 10:-; datos tdlllhil'n moslrabnrl t ,\ cO!-l ns. 11 Ad\'
111 , 1 IlIIH' II10 \,1 instructor, "uno ve la teoría del intercambio !"'{H'
pll ¡tt, 11 1!l1l"' 1 en ('5a perspectiva a causa del cnlrcnnmicnl n en
l' ", 01"1",,1 I' S importante, pero tal vez no. Ta l leoda dd1\'
I'¡I'IU l'n 1/1 int erpretación, en conjunción con un examen cul
01 ,1,1 11" 1.1 .. tus dnlos,"
1 l' II'I/ III'II Clor la mbi én dijo:" Aun si tú, como inves ti gador, ' O,j ·
" IIIj 01" '1 111 " " .. , de que ese interca mbio se refl ejaba en la ci ta, d 'bl'S
1, " '"111111' l"'l'gull laS sobre él, y que los datos (mismos) sugi ran ,11 .
1
111111
,", I'KI1 S pregunt as. ¿Cuál es la verdadera interacción dlll', nll'
111111, ' 11 ,I,nhio? ¿Qué se intercambi a? ¿Quién lo comienza? ¿ U, I I' H
I 1 11 '"1' 111 .. ,(.1 inmedia ta del otro? ¿Entre cuántas personas se d, ? ¿lis
1 110'" 1' ...... lo' demás? ¿Cuánto dura? ¿Es considerado de m, nl" '11
11'"111 " '" ".Id,1 una de las partes? ¿Cuáles son los criterios para lo qlll'
I 1" 1.\ 11I "t1cit'ndo? y así sucesivamente."
\ I '11llllCt'S el profesor continuó: "¿Qué más se refl eja en la 11,1 ,
,fI ','lllIh " "'/"I'('lIle rle' illterca/ll bio?" Entonces, el grupo intentó r SpOIl
,1" 1.1 1 '"', li ól1 de manera analítica. Algunas de las ideas que los cslu
dl.lllh", dil' l'\ln l'ra n que hay manipulación y negoci ación, qu' hel
'" ,¡ IIlIlhll's r u Itu ra les con respecto a las relaciones y el sexo entr ' hom
l' '1IIIil' I' l'S y que hay una noción de intimidad y cómo se cl eSDI'I'O·
"' 11"
11
IIII'di" dc la interacción y que uno incluso puede hacer IS,1 11 11
11 1'1 H'1dl'fClncia del cOnSUrnlSlnO" en la SOCIedad nortea rncn ,\1) 11
l' , "11111 111 Ir,l scicnde todo ... hasta la virginidad.
1', 11 ' '"1'd io de es ta discusión, Eyer (y otros estudiantes d ' 1 SIl
1' "1) 1,,"lIl' l'On darse cuenta de que todos llevamos con n050t" 04
,11 '1111'1 llllljllnlos de suposiciones reconocidas y no reconocidas y
' 1''' ' ,1" ,11/\1111" manera tenemos que abrirnos paso a través d ' ell a",
11 ,11 '111 "11\, ,lprender a trabajar con ellas, si queremos ha r unl
,pll, ' " IIV,I I1 Cl' cn el conoci miento. Eyer, al salir de la sesión, ¡',lbrl1
' lI'II1"I',uldo un nuevo conocimi ento, diferentes maneras d 1111 1'111'
1,1 .1,1104, ljU ' lo ll evaban más ali ó de su idea original de la Il'o,' ln
rl"II'I II' I'l'lll11bio.
¿E" qué parte del proceso a"alftico encaja
elmicroanálisis?
Después de haber dicho todo esto, queda una pregunta qUl' 1011 1, ',
tores pueden hacerse en este momento: ¿cuándo se c' l'HI ..
microanálisis ... al comienzo de la investigación, todo el ti empo () d, '
manera ocasional? Sabemos que el microanálisis exige una gra n
tidad de tiempo y energía, y la respuesta general es la sigu i 'nt(' :
1. Es, ciertamente, necesario hacer este tipo detallado de !I ,¡ IM
al comienzo de un proyecto de investigación para descubrir las nlp
gorías (con sus propiedades y dimensiones) y para develal' las /\' 111
ciones entre los conceptos. Una vez establecidas las categodas, pi
análisis se enfoca más a completarlas y verificar sus relaciones.
2. Esto no significa que un investigador se la pase codifi cá ndolo
todo, palabra por palabra o frase por frase, en cada documento. Tn l
cosa tomaría demasiado tiempo, y en todo caso el ana li sta acabad.1
con más datos de los que pudiera usar o fueran necesarios. Más bi 'n,
el investigador aprende a pasar con rapidez por una entrevisla o
cualquier otro dato (por ejemplo, datos de campo, vídeos, docu m('11
tos), buscando materiales potencialmente interesantes o imporlan-
tes. Cuando un párrafo o segmento se destaca, el procedimi enlo d,'
línea por línea puede usarse en algunas de sus partes o en lodo. En
etapas posteriores de la investigación, este procedimiento se W¡.1
mucho menos pero ocasionalmente es necesario emplearlo.
3. ¿Cuándo? Cuando hay algún dato que parece desconcertanll',
o cuando se vuelven a mirar los datos viejos y sentimos que fu 1' 0 11
analizados de manera inadecuada o que hay algo más que se I pu-
diera sacar a un segmento específico, o de datos cuando emerg ' n
nuevas categorías, o cuando se descubre que las anti guas no est 11
bien desarrolladas.
Invariablemente, este examen minucioso de los datos puede s ' 1'
de ayuda para el investigador, por experimentado y hábi l que ' 'n.
De hecho, hablando estrictamente, sin este análisis microscópico s '1'(0
ext remadamente difícil descubrir de manera sistemática dim nslo-
n s importantes, relacionar categorías y subcategorías y rastr al' IOH
llSp tos más sutiles de In CI1ll sll li dnd,
1IIIIh 111.111 ,111 '01 "' ''' ''' un rMSO import ante en la construcción dL' Id IVll
11.1 1'111 IIlt'dlll .1"1 ,'sl'I'lItinio cuidadoso de los Ift1l',1 pOI' Ir
111 11 J, P, 1I1 VV· . llg,lI..I0I'l'S descubren nuevos conceplos y
1111 '1.,I'l' i¡ I' I, Y t'Oll slruyL' 1l de manera sistenláti ca las ('Il
l' /11111"'" .1 ,' ' li S propiedades y dimensiones. Este ca pfllll o 11l0sll'"
111 "" 1",, 10" librl's y crea tivos del aná li sis, y la interacc ión Sl' d,l
'tlll" ,, 1 "",l li sl,1 y los datos durante el proceso. Sin emborgo, 110 H"
1,", .01,' 11111"'1' lI1i croa ni\li sis sin comprender algunas de las t cni('11II
llill' ,' dlnlÍ l'l1 tos es pecí fi cos que pueden usarse para abrir el ll'xtll
d" ',, 11111 11' , LI S signifi cados y variaciones. Los capítulos siguienl ¡'"
I I H "It' IILIIl un,) serie de herramientas analíticas en forma dc prol'v
01111110 '11 111" t<, cni cos. Aunque cada una de ell as se trata de mmwl''¡
, 1"" ''' 1., Y l'n un modo algo estructurado para facilitar la compr"l\
11111 , ''' ' 1.1 l\'p.1Cidad de juntarlas de maneras creativas y fl c'xibl" H
1'"1 111".1 .. , dl'll11i croonálisis lo que le permite al ana li sta sal irsl' lid
111 1',' " • 11m 11 11 y construir una teoría verdaderamente innova dol',l
111'IllllIlhl.lnll'ntada.
6
Las operaciones básicas: formular
preguntas y hacer comparaciones
Definición de términos
Formulación de preguntas: mecanismo analítico para iniciar la indagn-
f ión y diri gir el muestreo teórico (ver capítulo 13).
Hacer comparaciones teóricas: herrami enta analí tica empleada para es ti ..
mul ar el pensamiento acerca de las propiedades y dimensiones de las
gorías.
Muest reo teórico: muestreo con base en los conceptos emergentes, con el
propósito de explorar el rango de dimensiones o las condiciones el iversos
en las cuales varían las propiedades de los conceptos.
Para el desarrollo de la teoría que usa nuestro método de a ná li s is
dos o peraciones son absolutamente necesarias. La prime ra es Jo r·
1IIIIInr preguntns. Todos los tipos de indagación se basan e n fo r/llU-
lo r preguntas efectivas . En esta me todolog ía, las pr egunt os
1'1"1 nCI pales apuntan a aumentar nues tro entendimiento d e los asu n-
los teóri cos. La segunda operación es hacer compnracioll es . P la nt ea l'
!,I'cg untas y hacer comparaciones cumplen diversas funcio nes, En
c'Htc ca pftu lo tratamos algunas d e e ll as d e /ll anera gene l' a l. En
1 '111111 11 " " '1 11 12 ,'X I'II (', IIIHlH 1.l1t Itll 11 ti 1l 11' lIt l' cómo usa l'i as dUI'll I1I ,'
1111111111, ,11 \( 11 ,
1.1 III III II ,HI de hacer preguntas
1,,0111 IlIv,''' t' g,ldm se pl'eocupa de cómo formu lal' pregunt as "bul'-
1111 , '11 11 ' 1I "Vl' n la investi gación a una conclusión producti va, 11 lo
1."1'111 d,',"l! ,' libro, un buen número de sugerencias a punta rá n n 's tc'
11 IllItll No obs t,1ntc, a un los lectores impacientes por Il ega l' a IOIl
.11'111 11 1' /' ,111t"'o1Cionoles ap rovecharán un tratami ento más genera l so-
1111 ' 111" 1"" 'I\ 1I111 0S y s u pa pel en la indagación de la investi gación,
N''''"I/'() vic' jo pe ro aún útil di ccionario define "indagación" como
1,, ·tI, 1,'1 11 de infor mación, in ves tigación si s temáti ca " (Me rl'i um-
IV. ,J¡I, I," ', I p. 624). Usar preguntas con el propósito d e recole tM
1111111 "' ,llIÓn y I'eo li zar indagaciones (o investigaciones) van junt OH,
tl vlo'II. \I1 que ounque las preguntas y las indagaciones se expres,11'
1111"1 ""110 s us ta nti vos, en realidad se trata de acciones ta les omo
11/1' 1',1 11 11011', 1I ,1(<.' r, loca lizar y buscar. El lógico y filósofo John Dewl'
l ' 1'11"'" ,l lgunas de las sutil ezas de esta vinculación de acciones:
Ind.I);.lr y prq;unt.u son, hastJ cierto punto, términos sinónimos. Inda·
}'.Iltlll)·! ll lolll do preguntamos, e indagamos cuando buscamos lo que
I'HPdll d.lr un .. res puesta a la pregunta planteada. Así, ser CII esfi oll n!lh'
111' 1 1I 'lh'II' ,1 In mi sma nat uraleza de la situación indeterminada que
¡ ' VIl( iI l. , ind,lhi1c i6n .. . Las situaciones indeterminadas ... son perturbn-
,¡tU ,1'1, 1 tHl\pl iGII..I as, ambiguas, confusas, llenas de tendenci as en con-
111< ," (y) ",cur"s (Dewcy, 1938, p.lOS, énfasis añadido).
I ),'w,'y, c' nt onces, apunta a situaciones indeterminadas (o pl'o!ll ('
!tI! lit 11") 1'<' 1' 0 en rea lidad ellas lo son porque alguien las d efine lln 11 I
t,liI ',; "Ill I"" 'O, los investi gadores experimentados saben que los a
1111111, , il lll'"s de defini ción pueden llevarlos a algún lugar o a ningll rl ll
1"11 I! ' II dl'lHds, Dewey señala que las si tuaciones problemáticas esll
1I1r1' "1 1. 1 Indagación o investigación, pero en lo que se deb ha , ' 1'
1""!'llpl(' l'S c' n que no es la situación como tal la fuerza motri z si " "
I1I p"l'gllllt DS que e l investi gador formu la sobre la situación, lid,'
IIIllrl, I "'Wl'y a punta a que la int "\1 clÓI' 1' 1111' e proble ma/indagad 11
y 'stimul a la fOl'mlllnl'l 11 tl l' 111 1\'1 pr guntas,
H2 1 1/1/1 , 1 ¡JI' 111 IItl l ' I/lHllt 1/ 11/ I 11111/ /111 /1,/
1' (J r olra parle, hay 'lI vl'k, de pregunl as - .. 111 l'
Il'll ri cas, sustanti vas y mundanas-. El esfuerzo por respolldl' l' 11 ,11
hunas de ellas puede requerir actividades muy compkj,,", 11111 '111, .1
OII .. , S pueden res ponderse de manera rápida y fácil. T'" l1hil'lI 1'111 '
dl' n requer irse diferentes tipos de metodologías tecnolóhic .. " 1,,1111
cunlestar ciertas preguntas.
Los párrafos anteriores empiezan apenas a sugerir la cOl1lpll 'lI
d,ld del pensamiento y la acción requeridos para pl anl ' JI' y 11,111 "
surgir estas preguntas. Los científicos suelen tomar preslad,ls p" ,
guntas y respuestas en forma de técnicas, procedimi enlos y ll'cl1olo
gías - aun de otras disciplinas o especializaciones- para pron'dl' l
con sus propias investigaciones. Algunas preguntas, tanlo en 1,15 ri" 11
cias naturales como las sociales, estimulan más preguntas, lo lluI' i1
su vez estimula otras más, en una larga cadena de invesli gaciOlw"
Además, algunas preguntas resultan ser tan marav ill osa nll' nl l'
productivas que nos llevan a respuestas, o más interesanl e ,'l1 n, 11
pl antear más problemas que los que solucionan. El descubrimic' l1lo
de la electricidad, por ejemplo, vinculó varias generaciones d ' P" I'
guntas y respuestas prácticas y teóricas productivas. Pero por lk s
gracia, como lo saben todos los investigadores, resulta que algun,l s
preguntas no llevan a ninguna parte y otras están tan cargadas idl' o
lógicamente que se responden a sí mismas, aunque de man fa in
correcta, y cierran el paso a indagaciones adicionales. Las " buenas"
preguntas dependen a veces de la suerte, pero más a menudo 1,I M
suscitan los conocimientos relevantes, un sentido de que" aq uf a Iflo
fa lta" y, lo más importante, la sensibi lidad a lo que los dalos ,' 11
realidad dicen. Sin embargo, aun las cuestiones adecuadanw nh'
ex presadas pero respondidas de manera incorrecta, pued ' n vol.
verse de una importancia sorprendente después de que los in v ' sil-
gadores empiezan a dudar de estas respuestas.
Entre las sutilezas adicionales de las relaciones entre pregunl as y
respuestas, hay dos especialmente importantes para los leclor 's , t,.
esle libro. La primera es que de diferentes puntos de la indagad n
emergen diferentes preguntas y asuntos. Al comienzo, por ejempl o,
el investigador puede sentirse preocupado, o aun desconcerlado (111
res pecto a aquello en lo que debe centrarse la investigación, ( SI' Il ,
lt ' IHl ll lt' I\O ( pl'obl (' IH¡I) li ' lIl l l!! (' 11 l's ta fl n ..! (\ dl' invl'tH1W' -
,11111 1)"'11' 11 ('," ti " que ' slo Sl' " 1' 1" I' \11 lll.1, h,\brá mu has p'·l'gunl (H'
• 1"'111 " "'1 11\1\" , ohrl' el fenómel10 y cómo se relaciona con los a (111-
\! 1 11 11 "' 11111" Y Sl IL'''SOS observados. Más tarde cómo inlegra r tod,IS
11 11 ' 11 1111 Id,' ,,,, "obre los datos en una formulaci ón teóri a cOhC"Cllll'
1'
11
,., 11" , II IVI,,' til'Sl' (' n un asunto absorbente. Aun cuando esto se a In-
11 111111 hp' l dl' 1.111 l's pueden requerir mayor clarificación, y alrededor
.1, ". 111" d, 'I. ,II l's girn n las preguntas y respuestas especf fi cas.
11 1,,, , '11 ' lo\'<> un segundo punto muy importante. Al gunas pr\, -
1"
111
,1" ,il lI lI'd,ln ,1SuntOS sustantivos, por ejemplo: "¿Cuál es el tipo
111 ,. ,"1111111 dl' drogas que les gustan a los adolescentes?" I,'as
11 11 '1.11111 I I"'stiones más teóricas, por ejemplo: "¿Cómo se afe lJn
1.1 III III )',"11I'S dI' una bi ografía futura por el hecho de que los adol s-
I' 111 1" 1111111'11 d rogas o no?" Aquí, la pregunta ti ene que ver con las
" 11 "1',1111",, cómo y si dos -"la imagen biográfica futura" y " tomnr
, I' I'H'\, ¡" 'It ' I'l'lrl cionan - . Esta cuestión exige una indagación ori "' r) ..
1," 1,1 11 " 11 "", l11enle, o sea, el investigador pasa de sólo escuchar, como
'"11 111" Ilpos d .. drogas, a examinar minuciosamente los datos qU('
11"1',' "1 1''''''' buscar claves que vinculen la forma como se miran a si
1111""111" los "dolcscentes y cómo pueden alterarse o afectarse esas
1" " " l'd ol1l's de su imagen cuando toman drogas, así como cUól,I ,1
.11 111\" 1,1I1I .ln y de qué tipo.
l . ," ,,','s,lI·io hacer hincapié en que sólo algunas de las pregunl S
'1 ",' 1lI l'lIlIiI ,lInos durante el proceso de investigación son, de he ho,
1", " iI oI y" (que pertenecen al desarrollo de teoría, como en "¿d ljll
111,111" 1,' :,,' rl' I.1Cionan estos dos conceptos?"). Muchas preguntas SOIl
¡J " pr¡\ctica, por ejemplo: "¿Cómo accedo a esta orga ni1,1
I 111 11 " I 11 "¿ 'ómo puedo usar mejor este programa de compulado,'
\,1 11 11 I lh'i !l t.u mi análi s is?"
MiI ' II I,", ' S lodas las preguntas que formulamos y sus respuestas 's
l. 11 1I 1',lId,ls liL' alguna manera al curso de un proyecto de inv sti go-
, ¡, 111, 1"" prl'flunl aS suelen transformarse como resultado de los ca mbios
. , 11 1"1, ,,,, 'I"t' prod ucen fenómenos nuevos. Estos cambios sociales, Ul10
\ ,'1 Idl' III Ifi G1dos y definidos, suscitan preguntas adicionales. in cm-
11,11 11", 1" « lI1 tinui dad de las lín as de ¡'w sti gación se da con la apn l'i
,J¡II I dI' 11111' V,15 vari a iones dr fl' lI 111,' 1101 I1\ Ó5 anti guos, POI' jcmplo,
l'I sociólogo alemá n Max Wcbcl' Ill' lIl ,IIll,'mente a nali zó l' l 1111 111111111
mi e nto de la burocracia guberna me nta l en la Al e mnni ,l Illll " ' l lld
(We ber, 1958), Su escrito estimuló incontables estudi o de los 1>11 1'111 111
cias tal como se han desarrollado en los Estados Unidos y l' l1
partes. Cuando los investigadores se topan en un siti o on r ' n 1111' 111 1
que difi eren de sus percepciones de lo que deberían s ' 1', () l'IlI lI ld"
algunas concepciones nuevas parecen más apropiadas qUl' 1,1" ,11111
guas explicaciones teóricas, se pueden estimula r buenas
buscando en los análisis más antiguos del mismo fenómeno, Un l')I' 11I
plo de esto son los conceptos gemelos de "negociaci ón" y "o rll<' 11 111 '
gociado" (Strauss y colaboradores, 1964; Strauss, 1978).
Lo esencial para cada investigación, entonces, es formul l1l' pl'l'
guntas y buscar sus respuestas, ¿Cómo sabemos si una pregunt.l l'
buena? Esta pregunta es muy difícil de responder porqu dCIWnd ..
en buena medida de la inves tigación particul ar y de la expcri l' ncl,1
investigativa y profesional de quien la formula , Una buena pregur11,1
es la que lleva al investigador a respuestas que sirven pa ra la rOl' 11111
lación teórica que se está construyendo, Se pueden hacer muchllll
preguntas, y algunas pueden llevar al investi gador a un ca mi no
cundario, que puede ser interesante pero no servir para la teorfa qlll '
está construyendo. De hecho, algunas preguntas pueden desviar' li l'
su camino al investigador, en direcciones que nada ti ene n qu ' V(' I'
con la investigación que ejecuta. Aunque somos reticentes a da r unu
li sta de clases de preguntas porque los principiantes ti ende n a 10l11 lll'
más lo específico que lo esencial de lo que decimos, ofrecemos LI nns
pocas sugerencias:
1. Primero están las preguntas sensibilizadoms. Estas ponen a l in-
vestigador en sintonía con lo que los datos pueden estar indi a ndo,
De este tipo son las siguientes: ¿Qué está pasando aquí ? (por ejl' m>
plo, asuntos, problemas, preocupaciones) ¿Cuáles son los aclOrl'S
involucrados? ¿Cómo definen la situación? ¿Cuál es el signiri c, do
para ellos? ¿Qué están haciendo los diferentes actores? ¿Son sus dI' >
rini ciones y significados los mismos o diferentes? ¿Cuándo, CÓI110,
con qué consecuencias actúan y en qué se parecen o diferencia n, l' 11
el caso de los diferentes actores y las diversas situaciones?
'1f'f\llIlllo, l' xiSll' n PI'l' ¡\ lIl1l 1111 1<'0""1,', (,slOH ( n los qUl' l1y Udll
ll
,1111 l' 1I¡\lll lor ,1 v,' r cl pl'O 'CHO, In v .... lu iÓn y osus senl y 11
11" 1 1 's entr los onccplOs , Pu den ser osi: ¿ u61 's son }¡ I/I
1,1111 1""I'N tl l' 1111 ' on epto on otro? (por eje mplo, ¿ ómo se Ol11pll
1 111 V 11 ,1111 '101\[111 CI1 cuanto a las pro pi edades y las dimc nslol1 '1 )
1 1 II tll' 1' '' 1 N 111 scc iÓn sobre cÓmo hacer compa ra i n S t, 1'1 ,IN),
1 111 111 ,'.1 "I' llI s i .. ,? ¿ Ómo ca mbian los acontecimi nto o 1.8 ocelo
;" IlI lI l' ll k l1\po? ¿ uáles on los asuntos estructural más impol'
111111 ' 1'11 1, , 11' C,I,O, Y CÓI110 int rvienen o afectan estos aconte
1 .. '1111 ' I'li loy viendo o escucha ndo? , '
\ 11'11 1' 1'0, h, Y preguntas de una natural eza más ¡¡rae/l en y es/mI'
IIIIIt! jI , I,I" son las que diri gen el muestreo y ayudan en el desa rroll o
di' 1
1
1 lI'lIl'I,1 quc va evolucionand o, De estas preguntas, enlr ' 011""1
111111 iI,,", H" " las s igui entes: ¿ uáles conceptos es tá n bi en desol'l' oll "
V, 11 ,\ 1.' 8 no? ¿DÓnde, cuá ndo y cómo voy luego a re ole tor los
d' lltI P, tI"l 1,1 l'voluciÓn de mi teoría? ¿Qué tipos de permi s nl' 'si
¡'I I/ I '11 ,\ 111 0 li cmpo tomará? ¿Es lógica la teorí a que estoy
\I"lI llI l¡ llónd c se falta contra la lÓgica? ¿Ya ll egué al punto dI'
,,111111\ Inn?
1 ( '11 111'10, las preguntas gllía. Son estas preguntas las que gUlll l\
111" 1'lI lr'l'vi stas, observaciones y a náli sis de estos u otros docunw n
111' 1" .. 1.1'. pl'l'p,untascambian con el tiempo, se basa n en la t oda qllt '
1'01.1 dl'H. IIToll ,\ ndose y son es pecíficas para la investi gaci n en pa rtl
1 tI!.lI , 1'"I' I"nto, es difícil mostrar ejemplos. Empiezan siel:do abil' r·
1,," l' lil'ndl'l1 a volverse más específicas y refinadas a medida qUI' III
III vl", tlr.nción va avanzando, Una pregunta formu lada al prin 11'10
.11 ' 1111" ,,' ri e de entrevistas podría ser algo así : ¿Al guna v z has \0
111111 1" d rogas y, en caso positivo, cómo fue la experi enci a pa ra ti ? nl1
.'111 lI 'vl, I,1S posteri ores, la mi sma pregunta general puede segu ir Sit' 11
tllI III I,, "'lanl e; sin embargo, el investigador también querr6 pl lll1
11 '11 1' 1"''''', lInlas que le den información adicional sobre lo on ' pl,II S
" 1"'1 flkllS, sus propiedades y dime ns iones. Las pregunt as
11 ,,1 I' lll'l it'n parecerse a la sigui nl , que une dos cone ptos: ¿ 1110
1IIII II yl' 1,1 racilidad de con eguÍI' d l'Ogns sobre la fr ue n ID, I.' SI'
111'0 li l' " uso de drogas" n \' 1"111' \11 "H\ 8 me tido? (vl' r, lo SI' 1'1 11
uso d ' las 1' 11 '" '11 "Hlll o 7, 1 uro ", R
Ilacer comparaciones
El análi sis comparativo es un rasgo esencial de la invesligad 11 .1"
las ciencias sociales y suele estar incluido en el diseño d I pmY''1'lo,
de manera explícita o implícita. Por ejemplo, un sociólogo om P,II'"
el comportamiento de género con respecto a la actividad sexu.,I¡ UII
criminólogo compara las tasas de homicidios entre grupos élni coH¡ (1
un antropólogo comenta sobre las diferencias entre los comporltl
mientos rituales y otros comportamientos culturales, ta l como /' 1'
manifiestan en la sociedad que ha estudiado y aquéllas sobre las 1I1ll'
se ha escrito con respecto a otras sociedades. Por supueslo, 'SIOH
estudios comparativos suelen ser muy valiosos.
Nuestro método de análisis también usa las comparaciones, pl" 'O
su naturaleza y empleo difieren en cierto grado. Hacer compara lo
nes es un rasgo esencial de nuestra metodología, tal como una le tu
ra rápida de este libro 10 hace evidente. No sólo hablamos de
incidente con incidente para clasificarlos, sino que hacemos uso d,'
lo que llamamos comparaciones teóricas para estimular nuestro penso-
miento sobre las propiedades y dimensiones para diri gir nueslro
muestreo teórico. En esta sección, plantearemos aspectos más gene-
rales de hacer comparaciones, pero dejaremos que los detalles sur-
jan en nuestros capítulos sobre el análisis.
Comparar un incidente con otro (como en Glaser y Strauss, 1967)
para clasificar datos no necesita explicación. Cada incidente se om-
para con otros, en cuanto a sus propiedades o dimensiones (ver a-
pítulo 8), en busca de similitudes y diferencias, y se ubi ca e'1 U'10
categoría. No obstante, a veces, durante la codificación nos encon-
tramos con un incidente y no logramos detectar los indicios de su
significación o intención. No sabemos cómo nombrarlo o clasifi ar lo
porque no captamos cuáles son sus propiedades o dimensión; o qui -
zás no se hallen en los datos, o sí lo están y no somos lo ba lanl '
sensibles para reconocerlos. En esos momentos acudimos a lo que
ll amamos comparaciones teóricas.
Hacer comparaciones teóricas sí requiere una explicación adi io-
nal. Las personas suelen pensar todo el tiempo de manera comparo-
li va y al hablar hacen uso d m IMo,'os y sí mi les (que son un lipo lit'
'1IlIljlOllll 11)11 t' ll ,. j qtl l' St' 11111 \ 1111 "hjl'lo ,1 011'0)
I h', IIIHI11" ld,HI !Vl llll 'dS pnl'll ,ll' IIII'III' y 11I1I1H'lllar el conoci nli l' nlo. IJOI,
I l' 1111'111, I'"d lid 11 H.)o. dl'c1 1' : " A yel', l.l 1Ilici 11.1 pJ rccfn u t) zoológico, Todo
,1 111111111" <jlll" ' I.1 .lIgo dc mr a l mi smo ti empo, y la genle and"ho'
'01'111' 111 1" ,,1 11 I,,'op(,silo ni d irección". Cuando habl a mos d,' l'sln
10' ,1111 " ., (" l., ", ,<'in., pMccía un zoológico"), no son los d ' Iall 's ,"s l'<'
,lIh tl1t h'lJ qll ll II\ lllllnos de expresar sino nlás bi en un modo o lll1
","" '11'" 1,"1 I'ropil'dadcs de las situaciones las que expresa n l'slo, y
1,; 1""I'ft'd,"feos Ir,lsciendcn la situación especí fi ca. Palabras 1"ll's
11111111 "1' igl'llll, /I "l.lJborolo", y "sin ton ni son" son todas propi
1, d, ' l" '" IU,Ki ón y expresan lo que queremos decir sobre ell ono
1.1 " 1"'111'''1 i"s dl'l dra. No estábamos diciendo que eslu viéramos
'" "" "III I,,)\ico sino que algu nas de las propiedades que pensamos
'01"'" 111 " Il"ll'ci,'nles a la vida diaria de un zoológico tambi én s' apli -
, ,'" " "", ''' 11"0 df,l de trabaj o. Miremos otro ejemplo más es pe rfi o,
I " IllId\ll''1ldnlOS merca ndo, encontramos dos cajas de naranjas, odo
1111,1' " " I""'cios difcrentes. Para entender por qué tienen precios di-
1, ,, ' ''11 ". (l., propiedad de su costo), podríamos compararlas con ol,'OS
I ""I'Io'd.,dl's 1" lescomo el color, el tamaño, la forma, el olor, la dur¡'
" ,'1111 )\11 Y 1,1 dul zura (si nos dan a probarlas) y así sucesiva mcnll',
1 d,' 0"' 1" "\11"5<-' que a l examinar los dos grupos de naranjas segul1
, 1,,, d 1I111'n,iones o propiedades específicas, podremos com pr,' I1 -
,", 1"'" ""1' h., y diferencia de precios, y entonces escoger las narlln-
1,' '"'''' ''1'''lIpiadas según el costo, lo que puede no necesa ri an1l' lll \'
, .¡", dl'll',' min"do sólo por el precio. Si las más baratas son Pl" IUI'
1\ 1'" V !"II¡ln Sl'CllS, entonces puede no ser un buen negocio caml 1\ )1'
1" '0111 "lIlb"rgo, las comparaciones del sentido común no SO"
1, '''1'''' 1,"1 sislcmt\ticas como las que se emplean en una inv sli gi1
, l. 111 , ni ¡Ipuntan a as untos teóricos tales como la manera en qu I dON
, '1 "" d,' '''1I\1I1j as se relacionan la una con la otra o cómo lI ega rOI1 "
1"",'1 dltl',\' nles lamai'\os, formas o grados de dulzura, lo quc L1 su
'"1" ,nl roduce en asuntos tales como el cuidado, los suelos, I"s
1"1111 "" '" II"',IS y luego los cabildeos, los control es de precios, ' 1 , El
1" 1"",,, olllvl ivo es la clasifi cación, y ' 1 s,'gundo nos ll eva a la lCOrlll ,
1'1 11 '11 I'(",umir, las ompara iOIl PN ll llll'l\ ni veles de propi 'dad
1\11111'1,,1111" 11' propor ionan o 1" 11''111, · """ 11111'11' ,'0 d ' ono (' ,' () "11
xx / I/lIln ,1,- 1" ¡" " ' I/I,l./tll ,d" , "" lIr"IIII I
1, .. tiLle!' el ll1undo que la rodea. La gl'l1ll' no inventa un I1IlI lh.lo 11111
vo «,da día sino que se basa en lo que ya conoce pal,,' 11'''11'' dI'
comprender lo desconocido. No es que llame a un sofá, ,\ IIl' ,I, 11 Il
U n árbol, flor, sino que toma las propiedades del objelo y 1"" " " 11
pma con aquéllas de otro y de esa manera descubre lo qUl' ,'Y .11111
lar y diferente de cada uno y así define los objetos. La genl,· ,1 1l!" '1 " 11 ,
que una cama se puede usar como sofá y viceversa, pero ,11 I11 IHIIIII
ti empo conoce o comprende más plenamente las funciones y ' \ " '111
terísticas de cada objeto específico, así como las condicil)l1,'" 1>111"
las cuales se podrían usar uno u otro.
Usamos las comparaciones teóricas en el análi sis con el 1111 f< ' "1I
propósito que en la vida diaria. Cuando estamos confu nd idos o 1111
logramos conocer el significado de un incidente o acontecimil'lll11
presente en nuestros datos, o cuando deseamos pensar d m,1Il,'I'"
diferente en un acontecimiento o en un objeto (rango de signi(ilwlo
posibles), acudimos a las comparaciones teóricas. Usar comp<lru('i"
nes permite extraer las propiedades, las que a su vez pueden <'111
plearse para examinar el incidente u objeto de los datos. Los inci d,' nl,'11
específicos, los objetos o las acciones que usamos cuando haCl'I110' I
las comparaciones teóricas se pueden derivar de la litera ll"'" y 1"
experiencia. No es que usemos la experiencia o la literatum (11110
datos sino que usamos las propiedades y dimensiones deri vad<IS d, .
los incidentes comparativos para examinar los datos que Iqnl' ll1(\'
frente a nosotros. Así como no reinventamos cada día el mundo qll l'
nos rodea, en el análisis nos basamos en lo que sabemos para qu • nO'1
ayude a comprender lo que ignoramos. Las comparaciones
son herramientas (una lista de propiedades) para observar alfil)
con alguna objetividad más bien que darle un nombre o clasificO!'·
lo sin un examen profundo del objeto en cuanto a sus
y dimensiones, Si las propiedades se hacen evidentes en los dnlo, I,
entonces no necesitamos basarnos en estas herramientas. Sin ' mhlll'
go, debido a que no siempre es evidente alojo" desnudo" y porqlll '
nosotros (como humanos) también somos falibles en nueslras illll' l'
pretaciones a pesar de todos los intentos de "deconstruir" un OCOIl
lecimiento, incidente o entrevista, existen momentos en qu ' no ('11
Ion fáci l hacerl o y tenemos que detenernos y preguntarnos: "¿ÜU('
1'" 1" IlI f", 1\ 1 h¡h:l
1
,. l,.' Hl n P',\'Hll l\l l\ t tlllh' 11 / ,,-\InoS, Llunqu' S 'o tll' 1Il lIIW
11 11111111111,'1"1111', 11 bosarnos ' 11 IUH pl'llpledJdcs de lo qu nos r Oll o
I ¡dI! PUI 'I\ hnl.'l' l' cOl11pa racion "' S.
111/1 I<lrI¡(vll l,'s que usamos para derivar nues tras compal·DeI()!ll'11
1 .. , ,, 1/ '111 I"H' d,'n ser muy similares en la natural eza al incidenl "llI l'
1"III' lIlIIlI l' lI los dalas, o muy diferentes (ver capítulo 7). Ell o es pOHI.
1<1 .. l'I"'qlll' si ' mpre trabajamos con conceptos más que con lo 'sp ,('1
110 11 rI, ' los dnlos O casos. No se trata del incidente especffi o pOI' sf
1111 " "" II lno de lo que éste simboli za o representa. Por ej mpl o, HU·
1111 11 11" l/ Ul' l' n una entrevista una enfermera dice: "Cuand o u'oboJo
,"1,1 10d,1 1,1 noche, prefiero hacerlo con otra enfermera experim ' nl n·
d" t '" ,\lldo u·abajo con una sin experiencia, acabo cargando yo 011
1,1 1II ,' yOl' parle del trabajo". Para poder entender lo que ell a qui ' 1'('
dl'l 1/ r OIl l'sln oración, tenemos que recurrir a pensar comparol! vn ..
111 1' 111" hllbrl' los lérminos "experimentada" e "inexperta" y no 1,11110
hl1l"", ,1 h 'cho de que a esta enfermera no le guste trabajar con ,ll fl lI ·
11 ,1" 1,,'rson05, Podemos decir: "Observemos a un grupo de cho{¡:rl'll
1III " I', ' rlos, o de modistas, en lugar de enfermeras, para sabl' I' '1"
1111r1, ' '''''s ,'prender". Porque son los conceptos de " inexperto" y "l' X·
1"' 110" lols que nos interesaban, más bien que las particul arid, dl'S do'
"1'1 ""I¡(i sl.! o chofer, no importa lo que nuestro grupo compara ll vll
Ihlo o' o ,'n qué consiste. Sólo buscamos anali zar propiedades que po
d,l 11 11111 <'Il'plcar pa ra exa minar el incidente de los datos. Estas pro·
1' 1"d,"l.!s no se aplican a los datos sino que nos dan una manCl'o dI'
' ¡Ulllllndos. Una modista o un chofer inexpertos pueden 1 'n,' I' III H
1" 1 '111"dlldl's de ser cautelosos, temerosos, pedir instruc iones COII
1"'0 1 ,, 'lIci,' , Il' merosos de desviarse del patrón, procl ives a onwl,' I'
ji! 11Itl" ', de sí mismos, temerosos de actuar en un ITlO 111 ('Il '
1< 1, 10 ' , ... Isis, ('[c. Ahora bi en, con alguna idea de lo qu e pued n SCI' IUH
Ili ll l,I(,¡(ddl' s de ser inexperto, podemos observar los datos POI',\ VI'"
'",11",111',15 de éslos es tán en ellos y así ayudar a determinar d '111,1111'
'" 11' ,," " S(1\' rfi a lo que quería decir la enfermera cuando hi zo 11 11
1 ""h'lIllII"io. Somos más sensibles a qué buscar en los da laS POI'\[" "
1""o' IIIOS " I!;u na idea de lo que signifi ca ser inexpertos. <111
1'''11\1111111 dl cjendo que estas prQpl{'(ind s se encuentren en lOA d¡\ Jo
111[111 ' d!' ,' I' i).1no lo ()\I Q In cn(rm1\'1'I\ qlll'l·fn el cir, L¡¡ di(\' I'(' lwi\1 n
l
1\II'I \
l'S que 'sta mas pensando en las pr(lpic'd"des y las I
1
il '
es importante porque para definir el signifi cado de \.'xpt','ill"'IlIl' J,
versus inexperta, debemos ser capaces de plantear las P""JIJ,',!¡\d,'
de cada uno (sin embargo, siempre tenemos en cuenta qu\,' 111
de la experiencia e inexperiencia no son los asuntos sino '1'"' hll Y
algo más; pero podemos eliminar esto o al menos tenerlo sU' I", ",! 1
do si no encontramos propiedades o dimensiones en éstos o l' n
ejemplos de datos), En entrevistas, en observaciones aeli ion" I ..
podemos plantear preguntas o hacer observaciones que nos l il'1l 11
formación definitoria más específica, Por ejemplo, 01>111"
var a las enfermeras experimentadas e inexpertas, ver cómo f undo'"II'
y cómo manejan los problemas bajo diversas condiciones tal es ('011111
en las situaciones críticas y en las rutinarias, haciendo con ello ," 1
/I/l/estreo teórico o con base en los conceptos y variando las situl1\ lo
nes para maximizar las diferencias (ver capítulo 13 para más il1ro,'
mación sobre el muestreo teórico) .
En nuestros capítulos sobre codificación abierta y axial (capflulo'
8 y 9), los lectores notarán que hacemos comparaciones teóri cas 11 ,111
do estamos dudosos o perplejos; sin embargo, la naturaleza dl' 11'
actividad podría verse de manera diferente, dependi endo d I 1'1'11
blema analítico que tratamos de resolver. A veces usamos COmp[II"1
ciones que son muy cercanas, Otras, empleamos lo que ll ama mOl
comparaciones extremas, Al hacerlo, estarnos siguiendo el ej ' m plo
del sociólogo E.e. Hughes, que disfrutaba haciendo compa ra iOI1\"!
llamativas y a veces escandalosas tales corno comparar el trabajo d, '
los psiquiatras con el de las prostitutas: ambos ti enen una prorcsl 11,
tienen clientes, se les paga por su trabajo y "se esfu erzan pOl'a 110
involucrarse personalmente demasiado con los clientes que a udt ' "
a ellos con sus problemas íntimos" (Hughes, 1971, p. 316). Pero aull
en las primeras etapas del proyecto se pueden hacer compara iont'"
entre clases de objetos, incidentes o actos. El objetivo, entonces, "H
sensibilizarse al número y tipos de propiedades que puedcn D " ,\\,
necer al fenómeno que de otra manera podrían no ser adverlidos o
advertirse mucho más tarde,
Nos gustaría mostrar otro ejemplo de cómo hacer compara
tcóricas que nos ayuda a comprender mejor, ampliando nuestras ¡d(',H!
1. /\ ¡'I'I'/ II I 1/."" I II¡ •• " "'111411/,11 l'II)l Ull li/ 1 \ ¡WII 'I 1 111111 1.011. /.1/11' 1 I í ) I
,,111, ' 111 " 1\1 " 1'Il'd,ldl's Y lelH dlllll'lI'Ii()III'S. bscrvcmos 'ómol'l 11\'
11111 11, ' II,H ,'1' t'ompnracioncs no:-, ,1yuda a salirnos ti .. las nh)n,,' I\ I <.¡
11 1111111" '" dl' pl'nstlr y nos estinlula a fonnular preguntas sobn' los
11. , 10 '" " 1111 'ti ,del que vamos haciendo carnina, El concepto qu ' VelllHlh
,11' ,1111111.11 ,· ... vI de "jardines". Lo que queremos es anlpliar nucstrtl
, " 11 '1 ' 11 '11'",," dt' este fenómeno, Supongamos que estamos
.1" 1" 11"llIralc:w de los pequeños jardines rurales mgleses, Advl'rll
",, 1', '1'"' ,lI¡';lInos están llenos de flores, que al pareccr creel'1l
, ,,1, """' / "I.,deIS y sin orden, y están localizados al frente de las cos,"
.1,, 1 .. ,. '"I;I"sl' s de clase media. Desearnos encontrar las respuestas el
1''' '1', 11111 .>, 1" les como: ¿por qué se ven de esta manera y no de aquC'
11 ,, ',1 1
'
,11", ' que se usan?, ¿cómo ll egan a convertirse en lo quc son?, y
,' '1"
It
'1I los el precia? Una corta lista de sus propiedades sería algo asf
,'' '"'' I"'qu '110S, aparentemente desorganizados, colondos, rcvul'l
1, 1'" l. .. , dimensiones correspondientes (tamaño, grado y tiempo) 1,1.'
.1" 1, 11'"'' implícitas. Ahora bien, supongamos que los comparonH"
, "" lo, I.IIn050s jardines visitados por los turistas que todavía oelt)!'
11, 11' 1", p,ll.leios y mansiones franceses de los siglos XVII Y XVIII
""'1 ' ,II',l l' ll'I"íslicas incluirían la formalidad -algunas personas di
,''"' "";I',idez" o "estáticos" - así como la simetría predominan le d .' 1
1,,11"1" , los senderos de gravilla que fuerzan a los cammantes a cOl1r,
",11 'H" I'"seos a ellos y a ningún otro punto, sus hermosas fucnh}s y
,", I .. I" .. s, y su scntido de aristocracia y vejez, Pensemos cnsegu,d"
"11 "" j,lrdíl1 de rosas especiali zado en muchas variedades de "'1f1
, ,,1,, "' I,,'cie (una Illuy simbólica y popular), organizado de lal 11111
111 ' 1" '1
u
,' lel genle puede hallarlas y mirarlas pero no cogerl as. 1,,1\'
1\" ' ,"' 1,111 los jardines de los pueblos, como los de Botswana, qu : UIl
' " IlId ',llIll' de esc país ha descrito como "comunales", que perm,l,'1I
1', ' ,'" "s('l'Í,lbi lidad", y que, agregarnos nosotros, están diseñados prll1
'IJ" dll ll' lIl l' para producir comida, Volviendo a nuestro enfoqu ' So
1011 ' 1" ,. 1,II'dines de las casas inglesas, formularnos preguntas ,olll'l '
,,1100" b,lSe,d"s en las propiedades que se obtienen al examinar l'sl('"
.. 111,', 1'1'(" dl' jardines. No decimos que los jardines ingleses ncc,'
""oI,IOIII'ntc compartan estas propiedades sino más bien que clluM
1,1 UHnn como herramienlaR 1'01'0 l'XOlll inar los jardines ingll'RllM,
1',"' 11",.110 d!' 101 pro so I'Ollq "II'lIl1volll'rcndclll S D pensD" y flll'
mul ar preguntas acerca de los jOl'dilWH mucho más rárid.1r1WIIII ' qll l'
si no se nos hubi era ocurrido hacer tales cOlnparacionC's. POdl'flll\l O'
preguntar por qué no hay estatuas y verduras en tal es jardinl"I, 1'01
qu é son privados en lugar de comunales, y por qué están di ",' 1111t11 1"
r ara ser vistos en lugar de ser hechos para coger flores - () si I I VI ' "
para ambas cosas-. Nuestro ejemplo no quiere hacer hin "pi' 1' 11
los aspectos procedimentales de hacer comparaciones sino 1' " 1110 '
lror que son básicas para acelerar y facilitar el análisis.
Hacer comparaciones teóricas tiene otra función, que SI' pu,'dl '
percibir en nuestro ejemplo: motiva rápidamente al inves ti gadO!' I)¡II'II
describrir, no lo específico de algo, por ejemplo, sino para pl' nS.1I' dI '
manera más abstracta acerca de lo que comparten vari os ja rdil1l' H y
lo que los diferencia. Una dificultad que azota a los principi ant 's dl'l
análi sis cualitativo es que se centran en los "hechos" o se dedi .111 ,1
extraerlos. Así, gastan gran cantidad de energía examinando y nrgu
mentando detalle tras detalle, más bien que pensando en abstracto
de manera más general, o sea, pasando de lo particular a lo gen ' 1\\1.
El asunto, decimos, no es cuántos dientes tiene este caball o en partl
cular sino qué nos dice el hecho de mirar sus dientes (el númcro, l'I
lomaño, la forma, el cuidado, lo rosado de las encías, ete.) y compa
ro rlo con los dientes de los otros caball os para conocer el estado d,'
salud de éste y la capacidad potencial de ganar la carrera. Qucrcm(l.4
saber a cuál caball o apostarle.
Si uno odia o le encantan algunos de los tipos anteriores de jardi -
nes, entonces las comparaciones probablemente lo for zará n a on
frontar las razones (sesgos) de sus reacciones. Hacer este ti po d('
comparaciones obliga a los analistas a cuestionar sus s uposicion 'S y
a preguntarse cómo pueden estar afectando su estudio. En el úll imo
de los casos, este tipo de examen fomenta la ruptura con los cslel'I'O-
li pos sobre los jardines que sólo sirven para culti var vegetal es y qUl'
deben ser ordenados, así como que sólo son para los ri cos y no POI\ \
los pobres, para el ambiente urbano y no para el rural, para el ap.lI'
lamento y no para la casa.
Podríamos agregar que este tipo de comparaciones se le pUl' dl '
hacer a cualquier fenómeno. Supongamos, por ejemplo, quc II no
qui re estudiar la industria de los computadores. Esta industrio, qUl'
' 1"1 11', 11 ,"111'1\ 1<, 1'4I,\b.\ dOll1 lnll d., 1' 01' una corpora ión (IBM) , vlvl
1111 !"' I IIt 'lll lnrosn auge en la d(, .. "ld.l del ochenta, con un null1t' I'O
,. Id" V I ' ~ 1t) ,\yOI' de compai'\fas, cli entes, puntos de venta y In eo
111 ' lun ( 'tU1 UI1 Ll industria de software que se extendía dc Il1.HWI',l
'''' 1111 '1,11 11,' . Un repaso rápido de algunas otras industri as aguZ,1rl
'" "lO poli''' lo que aparece -o no- en los datos, o que pronto SI'
" " ,, 11'11,1 ",\ sobre la industria del computador. Pensemos en la 11,
.l1I 'MIIl m,\dl' rera. Tiene una larga historia, está vincul ada a las n'
1\ 11 1111 "1 Y SI' hall a en conflicto frecuente con los ambienta li stas y 011'0"
1\ 1111 '"'1 'IUl' a menudo están ubicados en la misma región, 0, p(' n-
'11' 11111'. ,' 11 l., il1dustri a del petróleo, de alcance internaciona l y li<'
11 111 ' 11'4 vil ,) 1 pa ra diversos Estados y naciones. Se comprende t¡u,',
1,1111 11 1,\ in lustri a del petróleo como la de la madera produ 'n po
d, ' "",os l-\I' upos de presión. Además, tienen consumidores divl'r
,, 11'1 y gr.rndes, y están ligadas a muchas otras industri as y por
1i 1l1"Il 'sIO la opinión pública tiene su "ojo" puesto en ellas. ° onsl
d""' 11 10S iertas industrias que reciben algunos subsidios suston-
, I,dl" , Y a veces enormes, del gobierno, tales como la d I' 1.1
"1',1 h IIllur,) en Estados Unidos. Con estas listas de propiedades oeu
,11 1111 " " nuestros datos sobre los computadores para saber i a lgu
11>1' 1 d, ' estas propi edades (por ejemplo, la relación con otros
IlI tllI , ll'i a5, los grupos de presión, el conflicto de intereses) s ' PU('
tI "lI I' I1 l'onlrar en nuestros datos. Éstas pueden aparecer en n[ll'.
11 11" " n,\ li sis como condiciones que afectan las acciones de la genll'
.1" 1\1 1'0 le las industrias o hacia ellas, así como las de los repl' 'SI'1I
111 1111 ', dc las industrias. El estí mulo mental derivado de tal es 01\\
1'" 1 ,\(' ion 's a mplía nuestros horizontes (o sea, nos sensibili za II lo
I p ll' 1I" y en nues tros datos) y nos permite delinear las propi edad("1
y d llll ensiones que definen el significado de los fenómenos y 1 ' doll
"I'I'I'l'Í fi ciJ ad a nuestra teoría.
Resumen
1'111', 1 I','sumir este capítu lo, presentamos una lista de las fun ion('s
ti" 1'1'I'l1unlar y hacer omplll'Ill' IOI1l's leóri cas,
/'urllllll ar pregllJ/tas y ""CI'r ('OIllI Il/YllcioJ/es l eóri l'llS
l. Ayuda a los analistas a captar el significado de los aconl '<"1 ", 11' 111 "."
sucesos que de otras maneras podrían parecer oscuros.
2. Ayuda a sensibili zar a los investigadores a posibl es propi,'dil dl'j \
dimensiones que se hallan en los datos pero están sin descubf' i1',
3. Sugiere preguntas de entrevista u observaciones adicioll J It..'s huslldll
en el análisis teórico en desarrollo.
4. Ayuda a los analistas a pasar más rápidamente de un ni vd dI' d,'H
cripción a uno de abstracción.
5. Contrarresta la tendencia a ceñirse demasiado a un caso indi vidll nl y
ll eva de inmediato el análisis a un nivel más abstracto.
6. Obliga a los investigadores a examinar las suposiciones bás i ''', Nl I
sesgos y perspectivas.
7. Obliga a un examen más minucioso de la teoría que está cvol ucionllll
do, lo que a veces da como resultado la cualificación o el carnbi o dclmul\'1I
teórico inicial.
8. Hace más probable que los analistas descubran tanto la v elI" i,ll'1 (11 I
como los patrones generales.
9. Asegura la probabilidad de una postura más creati va y libre con l',,,,
pecto al análisis de los datos.
10. Facilita la vinculación y densificación de las categorías.
Como nota final, queremos hacer énfasis otra vez en quc cuondll
formulamos preguntas y hacemos comparaciones teóri cas, 11 0
mas como datos las respuestas a nuestras preguntas ni las propil'dll
des y dimensiones que identificamos sino que las usamos 0111 \1
herramientas que nos ayudan a obtener una mejor comprensi n d,'
los datos que tenemos frente a nosotros.
7
Herramientas analíticas
Defini ción de términos
1II' /lIlIlIit'lI l us fl/l(1l í ti CflS: mecanismos y técnicas usados por los anali sttl H
j,ll di l.l!' el proceso de codificación.
E" 1, 1 '\1pílulo 6 introdujimos las operaciones básicas para h, C,' I'
1 1"" 1',II\ll"ill ncs y formular preguntas. Éstos son los principal es 111'0
II'dl ll li,' nl os de nuestro método y deben usarse de manera onNlI1
11 ' 11 11' y s iste má ti ca durante el análisis. En el presente caprtlll o,
1'"""'II I,'lllns un conjunto de herramientas analíticas diferenteN dI'
1" " l'l'll"l' dimi cntos básicos, pero a su modo, tan importantes (111) 0
1, 1 i'1'Ol"l'SO analítico. Éstos son los mecanismos o técnicas qu ' 111'
1I1111 ;" , I.I S puedcn usar como ayuda para hacer comparaciones y fo"
11111 1111' "regunlas. Todos los artesanos, sean éstos artistas o carpinll'
"''\, ,,<,, '('si ta n herramientas que les ayuden en su trabajo. Las
1II " I" "1i,' nl as se usan como extensiones del cuerpo y permiten a los
""IIII ,'i"s rea li zar su trabajo. Imaginen a un pintor de brocha gordn
1,"I.II, do de pintar sin brocha o sin rodillo. 0, imaginemos a al gui ' 11
1, 1I 1,1I1 do dc locar una pi za musi al sin un instrumento; puede to!'O-
11'11 " 111 lonada, pcro no A\' I,rn In Illl snlo, I,as herramientas se USan ,1
d IN, "' \,l'!(¡n d I lI suario y d, ' hl' ll l' ¡III " 1I 1 " Ivd de la tal'ca qu s ,'(,11 11-
1 .1 . I ,() mi smo es cierto para las" hV11 ti t Illl 'lI tdS anollfti Su I H 01'11
l'S dumcnlar la sensibilidad, ayud,1l' l.t! usuari o a rl'COlltl{VI lit,
hasta cierto grado y ayudarle a superar " el bloqul'o ,111, 1111 1
co". Las técni cas analíticas que describimos aquí son 'jcmpl"" .1, '
,llgunas de las que se usan durante el análisis. Otros invcslig,ld\ll" "
empIca n herramientas analíticas diferentes para propósi lOS siml10l
rl'S o a veces distintos, tales como ordenar y clasificar los d,l los (v,',',
por ejemplo, Dey, 1993, que emplea una variedad de l('rnlrn,¡;
J'c ldman, 1995, que usa la etnometodología, la scmiól iL"l, II1
d ramalurgia y la deconstrucción como técnicas; M il es y llu bl'rm,\lI,
1994, especialmente en su uso de matrices; y Weitzman y Milc's, 19%,
1'01' sus ejemplos en el uso de los computadores). Lo que eslo indic,1
es que aun los investigadores experimentados necesitan form,,, .1, '
explorar y organizar los datos. Aun ellos construyen bloqueos an,l lr
li cos o barreras durante el análisis y precisan de técnicas para qUl' ,'1
proceso pueda avanzar. La forma como usamos en la vida real nUl'S
Ir,lS herramientas durante el análisis se ilustró un poco en el capfl ulo
sobre el microanálisis (capítulo 5).
Como ya se dijo, las herramientas analíticas son muy úti les Po\l',1
,,'nsi bilizarnos con respecto a las propiedades pertinenles y a 1,15
dimensiones de una categoría. Recordemos que antes habíamos
planteado que el propósito de nues tro análisis es hacer teoría. NuL's
Ira manera de hacerla es no dedicarnos a trabajar con un solo aso
primero, y luego proceder con el segundo y tratarlo como un caso
sepa rado y así sucesivamente. En lugar de ello, desea mos sabl' "
qué nos ensel'\a este caso acerca de los demás. Queremos pasar dl'
uno específico a uno más general. Por tanto, usamos un caso par,1
,Ibrir nuestras mentes al rango de posibles significados, propi ed,1
dimensiones y relaciones inherentes a cualquier dato. Y, l' ,1
IOllces, cuando pasamos al caso siguiente y a otros que vienCII ,
'",,"0S más sensibles tanto a estas posibilidades como a lo que Ise.,
'Iuel los nuevos casos nos puedan enseñar. En otras pa labras, sI
", Iamos analizando las flores de los jardines e identificando qUl'
1,ls de este jardín tienen cierto color, forma y tamaño, entonccs qu '
remos exa minar las flores del jardín siguiente y compararlas l"l
cuanlo a estas mismas, y posiblemente a otras dimensiones. I\ sr
11, 'IWIU/ I' /lI,/II I1/W//II,I'" / \)'¡
1'".1"11111" v,'r l' IILJU(' sonlgll,lI,'" y cómo son dif 'r 'n i 's dl' 1.1>1 11 ,)f'l'"
'1111 ' j'\ illlIllldll10S antes, 10 nos permite definir un
11111 t', l,lIl
1,1, ,"lIll'Hlwdfico proporciona guías (en cuanto a propi 'd,ld('s y
dlll\l ' II'dol1l'S) pMa observar todos los casos, y permil e a los illV('sll
1\1111.,"", p,,,,¡r dl' la descripción a la concept uali zación y de lo m¡\H
,"'\ ,,', 111((1,1 lo genera I o abstracto. Cuando decimos q uC cod ifi 'lmos
" '()f' II'lIlIlenlc, queremos decir que codificamos con base en los ('(111
, I'J 1111:1 Y cómo varían según sus propiedades y di mcnsiones, No nON
,·, I,II\\\lS ,lll'niendo sólo a un caso. Más bien, formulando prc1\.1 1I1lns
ll 'lIl sobre un caso y pensando de !l1anera comparati va en cuonto
,1 1"" pfIll' icdades y dimensiones de las ca tegorías, abrimos nUl'511'I\
11\1 ' 111" ,11 .lbanico de posibilidades, que a su vez se pued' apli Clll' 11
11 111 '" l"' SOS y resulta evidente cuando hacemos el mueslr () d' ION
IIII'H\\OS. 1\ 1 examinar otros casos y comparar incidente con in I Il'Il
11 ', ' " 111i'\ S po ible que reconozcamos tanto lo común como las vnrl,l
, I¡ "ll's l'n las categorías y veamos que lo que se aplica n un l',I HO
1,,,\\1>il'l1 podría ser relevante en el siguiente y dónde diferirfül1,
(>t, .. , vez, recordamos a nuestros lectores la naturaleza provlhlo
""Id,' l1ueslro análisis al princi pio del proceso de il1vesli gaci n y In
11I "'l' , id"d de validar nuestras categorías (lo que es, de 11' hO,I1\I\' N
11 ,1 ,knominación o interpretación de lo que está sucedi endo) Jllll'
IIlI'dio de comparaciones constantes cotejadas con los casos que VIII'
J1"I-\,lIldo, 121 sigui ente recuadro muestra un resumen de los pl'OpO,d
1"" dl' Ins herramientas analíticas.
Prop6sito de las herramientas analíticas
I t\ kj.lr el pensamiento del investigador de los confines de 1,1 Hll'I' ll ll" "
11'. Ilh',l Y de la experiencia personal.
) , Evi tlll' maneras estereotipadas de p"llsar sobre los
nsliTnul ar el proceso inducli vo,
d, Cl'nll\1rSe en lo que hoy (' n 10 11 dlllí l1l, sin dar nada pOI' uSlIrHIl'Nto",
1), l 'l' nnilir nclarí:ll' o d l'flt'lIlI HHH III III' ti ll1'Hl1lkioncs hcchoti PO!' qtrll llH'N
"Hlu lI ad s.
h. lo que la gente dl l'P o !lltu',
7. EviltH' pasar de largo ante los "didl11.lIlIl'S l'n bruto" cuando M' \'\¡IIIII
11.111 los
H. Forzar la formulación de preguntas y las respuestas provi:,ioll¡II"
9. Permitir la rotulación fructífera de los conceptos, aunque S4,.'\1 dl' 11111
tll'r,l provisional.
lO. Descubrir las propiedades y dimensiones de las categorlas.
El uso de las preguntas
La primera herramienta analítica sobre la que tratamos es el uso d, '
las preguntas. Queremos hacer buenas preguntas, preguntas qllt'
beneficien el desarrollo de nuestra teoría. Aunque en el capítulo so
brc las operaciones básicas (capítulo 6) se le ha prestado considl"\1
blc atención a formular preguntas, el tipo de preguntas a las que nOH
referimos en éste es más específico e incluye algunas como las si
¡;lI icntes: ¿Quién? ¿Cuándo? ¿Por qué? ¿Dónde? ¿Qué? ¿ ómo?
¡Cuánto? ¿Con qué resultados? Esas preguntas, que se volverán m,\8
'Illportantes en los últimos capítulos sobre la codificación ax ial y SI'
Ic'cliva (capítulos 9 y 10), son especialmente útiles para los analislns
cua ndo están bloqueados en sus análisis y al parecer no encuenl ro n
si no maneras trad icionales de explicar los fenómenos. En ell i bro sob"l'
escritura de Lamont (1994), se sugería usar preguntas como u n,l
Illanera de hacer que el proyecto de escritura despegara. Ell a s ugl'rfn
LJue formular preguntas ayuda al escritor a superar el bloqueo '11'1'
se da cuando no se sabe cómo empezar. Aunque Lamont habbb.\
sobre escribir y no sobre analizar datos, es al concepto de estar blo
q ueado a lo que nos estamos refiriendo y con lo cual estamos ha ien-
do las comparaciones. Bloquearse es algo que le puede pasar tanto n
los anal istas como a los escritores. Un punto importante digno dI'
1l'nerse en cuenta es que usamos preguntas, no para generar los da-
los, sino para generar ideas o maneras de mirar los datos.
Pa ra ilustrar lo que queremos decir, saltemos hacia adelant e y
" semos uno de los conceptos que emergen de un ejercicio sobre Ómo
ti lO I" h 11I1Il\hl'l' .\ los ("OI1(.'l'pIOIl, tll\ t'l t",pHu lo H, lI11 t\ !tI
",.11111 ,11 ¡'II' "l>i"l'ln . El cone 'plo 11,',1\' que ver on el onsumo d,'
rI'"I',"" IIIT"d,'s. 1 ,os lectores pueden adelantarse y le 'r olros llpft"
1". ,, 1 lo d, ''''' 1I1 as!. Sin embargo, como la mayor par te d ios perso
1111> 11"'11'11 ,11 menos algún conocimiento común sobre las d"O).\,\N
1I"I'"d, .. , y HII puede no ser necesario leer lo de más adclnnl '. 1\1
'>11" "1'10 ,'H " In red de distribución informal". Las pI' gu nlas '1 " "
IIIIIII>\","1111S formular sobre este concepto incluyen las sigui cn t('s:
,' 1 ,,1 11 ''s l' l distribuidor? ¿Quién hace la compra? Podrfamos ver si
> "' IIIII",1I1111S las respuestas en los datos: -otros estudi anles, ami -
1\1", 1'" ,1I))igo o amiga especial, estudiantes de otra escuela, g ' lll l'
rI, ' ,,111, "',1, miembros de alguna pandilla, distribuidores duros, POI'
111111 ,11 ,",te tipo de preguntas no sólo nos permite aprender más so
1,,>, 111 'lil e 'stá sucediendo, sino que hace surgi r otros asuntos qu,'
1" "Ir 1,II110S mirar cuando conti nuemos nuestras entrevistas y el an
11 0111 .1 .. l'stc documento. Por ejemplo, es posible que el uso de lo"
.111')'. ... ' v,,,lc de manera considerable, dependiendo de quién las su
1111'11"1,'" y quién las compre y por qué. A un joven, su novia o alguI1
11,11 '1\1111'0 del equipo de fútbol lo pueden llevar a que ensaye un,\
.1, "1'." , i lo presionan. Por otra parte, quizás un adolescente dado
. t. ' "t .. l'l,riosidad por las drogas pero no quiere que su ami ga o om-
1"'lll" 'OS del equipo de fútbol lo sepan; en este caso preferirl o (1 111
1'" ","·1" n algu ien de fuera del colegio, desconocido para sus amlgo/l
V' '"IIIl' idos, Ahora que he planteado estos asuntos, podemos eml)\'-
" ' " I ',ICc r un muestreo teórico - bien en estos conjuntos de doloH,
"" I",'v&s de una recolección de datos adicionales - sobre las dlf"
11 '''' I,\ H de si se usan drogas y la cantidad de droga usada, cru zll n
rI" ,,1 \'( lI, cepto de "uso de drogas" con el concepto de " d istri bu id(II'" ,
(1 ' I,"porta nte advertir que estamos trabajando con la propicdlld
' ,>" ,lld.1d de uso de droga"), La siguiente pregunta es dónde, ¿l (In
.tI ' " " común que esta red de suministro es té operando: (' "
111 '"1.",, durante los recreos en el colegio, cuando los es tud ionl"H
., tI"".1 almorzar, cerca de las instalaciones del colegio, en los
II' H dond s mantienen los adolescentes? Esta pregunta n S yud ,1
" P"fl Nll " 'n el "sitio" e indi co los lugares para ir y hacer el mU('Sl" o
Id con pto de "1 "OVI"" ''' , 1.0 próxima pregunlo l'S qu ,
¿Qu6 drogas eslán suministl"ll1do l t), 1',11',1 hacerla 111, K \'111111'111 1I
da, ¿qué drogas se están ofreciendo, 'n qué luga res? Ahorn " 111
mas cruzando los "tipos de drogas" con el "distribuidor" I,II "t\"
abordamos la pregunta del cómo. ¿Cómo hace uno para illl"I'I'I' I'
ta l' es ta red de oferta? o ¿cómo hace uno para dejar sabel' ti di '
más que uno está en el negocio de distribuirla? ¿ll ay ('(¡dlnil
verbales y no verbales que usen los muchachos para indic.ll' S il di '
seo de comprar o vender? ¿Hay un proceso de comprobaci(¡n 1',1111
determinar si uno es un verdadero consumidor y no un v ' mkd,"' "
un policía? ¿Y qué hay con respecto a la visibilidad del intl' l'i\ II"
bio, droga por dinero? ¿Cómo se hace para mantenerl o o ull o? ¿QIIi\
les pasa a los muchachos si no pueden pagar su droga o los pillllll
comprando o vendiendo? Si las drogas supuestamente s'
guen en todas partes, ¿entonces por qué no lo sabe todo el mund"
o no todo el mundo usa drogas? La otra pregunta que falla l'ill'
hacer es cuánto. ¿Qué cantidad hay de qué tipos de drogas? ¿lis 111
oferta ilimitada, o sea, cualquier droga a cualquier hora? ¿ll ay sun
cientes drogas en las fiestas para que todo mundo se drogue, u ,' 1
propósito es más bien el de crear cohesión del grupo de modo "IH'
una fumada o dos para cada persona son suficientes?
Se podría seguir y seguir con este tipo de preguntas. No de imoH
que las respuestas se vean en los datos o que las pregunlas conslitll
yan datos sino que las preguntas se convier ten en estimulos P,II'"
pensar sobre dónde ir a conseguir la muestra teóri ca o qu6 prcgulI
tas adicionales formular a los entrevistados y qué otras observado
nes hacer. Lo que resulta obvio es que preguntando nos damos u 'l1tn
de que tenemos mucho más por aprender sobre el conceplo d ' """.1
de suministro de cortesía". Ya no sigue siendo un mero Utu lo, ,,1
título de un acontecimiento o suceso, sino un conjunto nuevo d ' id,,",4
que pueden decirnos muchísimo más sobre los adolescent ' 5 y InH
drogas si seguimos recopilando datos basados en estas prcgunl,ls,
Otro tipo útil de pregunta es la temporal. Preguntar por lel fl'\'
cuencia, duración, velocidad y oportunidad. Tambi én len ' mos lo
pregunta espacial, por ejemplo, cuánto es el espacio donde SI' h,l ri',
si es circunscrito o no, abierto o cerrado. Preguntas de esla nallHl1l(,
za nos permiten una penetración aún mayor. ¿Dónde e ondpn III H
""1 ',""kltl" .. /11111111'1 ,lit / 1(' I
11" 1 lJl lt' 11\1 \ \Hl 'lH\ 11l Y VL' ll lkn ClI ,lndo
IlIdl ,II"I,. I/ I)(>l1LiL' las vl'l1dl' '' / ¿<..1 " (' t.1I) fre uenl ' menll' ? ¿ ' u nl o
11 1I1'IIUlI', 1 1111 Ill'gocio? ¿Es vis ibl o invis ibl e para los Sv
1'1 ".tI, '" j¡ H' nlulM preguntas tecnológicas tal es como la sigu k'IIII' : S,,
l'spccia l para vender o usar drogas? En tnl CLI SO, d\'
,[,l l1t1l ' vll'l1\' y ljuién lo vende? 0, se plantearán preguntas inform.l-
t,d, ', ,'omo ljuién sabe quién las usa, qui én las vende y d )I1d,'
" "II I",,,,'I,l S? Además, se podrían formular preguntas sobr ' las rl'-
KI,tN, v, dor 's culturales o morales y estándares (pureza, en ele.lso
,jI' 1' "1 .tl'Oglls). Todas estas preguntas estimularían nuestra f0I'l11.1 di'
1" '11". 11' "obre los adolescentes y las drogas y nos vol vedan m, s S"11
. 11 tI, ", , Ii ('rca de qué buscar en éstos y en los futuros datos.
An, li s is de una palabra, frase u oración
Al 1\1 :->t'f;uido, demostran10s cómo, cuando nos atascamos en un l/ hu
, 111' "",ilHi eo", nos podemos salir solos, por medio del andli sis di '
1111, 1 I',d"bra, frase u oración. Esta técnica es especialmente vallosII
1'111'1"" lL' permite al analista plantear preguntas sobre posibl es slg
1111 j¡ "dos, supuestos o buscados. También puede des pertal' i' l1 (' 1
,1 11,111 ', 1.1 suposiciones acerca de lo que se dice o se observa, mil'nlr,l H
"" d"l1lUcstra a sí mismo que existen otros posibles signifi "dos o
IlIh'rpl'l'laciones. Este ejercicio es invaluable como estratag ma I ,11',1
1I III\H'hll', aun para los investigadores duchos, como 1llanera (.!l' p"{'
1 "V",',,' conlra preconcepciones propias.
1'111' lo g ' neral, cuando una persona mira o escucha una p,l l,lll',' ,
1" ,t"' I;".1 un significado (o interpretación), derivado del u o Ulllll'III
1111111 11 10 de la experiencia. Se trata de lo que nosotros, los ana li stll H,
1"" " Ihimos sobre lo que el entrevistado buscaba con su ae i(¡ n (' so
"'1' 1" que el incidente indicaba. Independientemente de lIl\ nto 11',1
1"1110S d' mantener la distancia analítica, nuestras inlcrpr laci(IIli'1i
l' II, 'd"11 n no ser precisas. Tomemos por ejemplo la palabra "dl'Ogn" ,
1', IIn una persona que necesita cierta droga para vivir, el
1 ,,"'d,' significar "dadora de vida". Para otra persona podrla sl¡\nlll
1111' "1%15 píldoras que uno en UI' nlra en cualquier es tal1 lt' y Hi'
100\11 paro ,1 dolor d Ull" Yl l", 1'111'11 un ad icto, podda signlfil'lll' "11 11
vio", Para los seres queridos lid ,ldllll>, ('(ldda signifi \'l '" "dlll.1I
Algunas personas podrían decir que el uso de toda dl'Og.1 1" "d,'.
Iructivo" todo el tiempo, mientras otras dirían que dep 'ndl' dI' \(11 "1\
las use, por qué y cuándo, Por supuesto, el contexto en el 11"1' ",' 11 ,1
el concepto debe indicar el significado, Sin embargo, ell o no ''''11'1'' ''
es evidente, y a veces un entrevistado nos dice al go qu e no 11\'11""
riamente es lo que quiere decir. A veces debemos bus al' 1I
dos oscuros u ocultos, que pueden no ser evidentes inmedi .1 I.'IlWIIII·
para nosotros en los datos,
Analizar una palabra, frase u oración consiste en I 'el' 1\ pldll
mente el documento o al menos un par de páginas, y lu ego I"'H"I'
sa l' para centrarse en una palabra o frase que le suene a l .111,l li, I"
como significativa o interesante desde el punto de vista an.ll(llt \1
Entonces, comienza a hacer una lista de los significados posibit's .1, .
la palabra que se le vienen a la mente, Con tallista en menl e, pu(' d, ·
volver al documento y buscar incidentes o palabras que apu nl(' 1I 111
significado, Por ejemplo, tomemos la frase mencionada por un ,I do
lescente al hablar sobre las drogas, la de que los adol escenl es US,\l1
las drogas como "reto a la posición de los adultos", La pa labra" 1"' 10"
puede tener diferentes significados, Como nuestro entrevistado ""
especificó qué quería decir cuando la dijo, sólo podemos espc u 1,11
sobre lo que buscaba decir. "Reto" puede significar un sentido di '
independencia, una forma de rebelarse, una manera de aprend,'r
algo sobre uno mismo o sobre el uso de la droga, una manera d,'
escapar de la autoridad paterna, o una forma de definir qui ' n 'H
unO, Todas éstas son interpretaciones posibles, Le compete al ana li stll
discernir cuáles son las más precisas buscando en los datos y ha il' l1
do el análisis comparativo, ¿Expresan otros adolescentes la misl1l11
idea cuando dan las razones para consumir drogas O más bien 0(1'('
cen explicaciones alternativas? Podríamos encontrar que ningu no dI'
estos significados resiste el escrutinio cuando lo comparamo (j ll
los datos, Finalmente, cuando mira los datos, el analista ti ene algu
nas ideas sobre qué buscar en vez de quedarse simplemente mirnll-
do al espacio sin que nada surja porque nO tiene idea de qu cs lo
que está buscando,
"ni lisis ,uliclonalc 1)01' 111\,.11" d 'comparaciones
""1"'11' pI. 11 Ill't'l ('n el ca pítulo ,obr\' las operaciones básicas ((',11'1111
11111) , hlh cOI"'Il"ltHnciones es esencial para identificar y
oI" ", lIlolI.ll' I,IS, I\n esc capítulo mostramos dos tipos de compar.,elo
111 ' 1" I'I'illll"'" es la comparación de un incidente con 011'0 O de UII
.. 1'11'1\1 ,'011 olro, en busca de similitudes y diferencias entre sus 11
m
" fin de clasifi carlas, Por ejemplo, al comparar dos (lon'l'
, 111 Ildllto (l ti1rnafio, forma, color y otras caracterí sti cas, aprcndernol"
'1'11 ' 1111" fl or posee las características de lo que conocemos como ,'OH"
l' 1" 1111''' I" s de la violeta.
1<1 'l1'I', lIndo tipo de comparación es la teórica, En és ta, se compno
"ti, ('llI,'gorías (conceptos abstractos) para buscar conceptos si mlltl
11'. V di(l'r'ntes, a los que se les puedan sacar la s pos ibl.,
1"1I1 ,,,'d,ldl's y dimensiones cuando éstas no son evidentes pnro (' 1
.,",d l',\'l ('s posible que sí estén ahí, pero quizás el anali sta ('MI
IoIIII(III',ldo y no las puede identificar), Dos tipos de compara iOlWH
1"\11 1I'"s se exponen en el texto siguiente, a saber, la técni ca dI' 111
1'1I 11t' I'I' t., Y la comparación sistemática de dos o más conceptos, qll"
,. I '1Il'1'" aún más para hacer unas compara iOI1('"
I ,· II'. lI. L1 S" y II nas 11 abiertas". Otra vez, no decimos que ciertas p,'o-
1'1.' (\"dc8 pertenezcan a ciertos trozos de los datos o que se pUl' ·
tltI" ('ncontrar en los datos futuros o que sean en sí mismas d.ION,
filo qu 'éstas son posibilidades y que debemos observar los d,l"
1"", pMa ver lo que hay en ellos, con más sensibilidad y con (11111
"III,dc ncia mayor, Las comparaciones teóricas también dan Id""M
1'''1'Il el muestreo teórico que busca descubrir variación,
1./1 téclIica de la voltereta
I " I'ri n1<'ra técni ca comparativa es la de la voltereta, Esta pe labl'l '
Illdll'" qu e a un concepto se lo vol tea "de adentro para afuera" o H('
111 vOlt" ,1 de "a rriba para abajo" para obtener una perspectiva di( ..
11' 111. ' ti'" a ontecimiento, objeto o acción/ interacción, En a iras ptl
III llI'tl S, observamos los opuestos o extremos para encon lrOl' IUI¡
I' ll ltl lll'lIS signifi cativas, Por j('mplo, 011' 0 concepto que p 1'11' 11<'('(' 1
los iH. lol csccnlcs y la droga 's ll l " jH'('t,' SO"¡ qUl' ti en' la I1
de ser "fti cil ". Para entender mejor lo que se qui ere d 'ei,' rOll 1111
"acceso fácil ", podemos preguntar lo opuesto. ¿Qué su 'dl'I'I,'11 11'
.1dolescentes con las drogas si su acceso fuese "difícil", o S",l, \(t'I'
uno tuvi era que viajar una distancia grande para obtened,l , pl'l'
gu ntar por todas partes o pasar un cierto examen antes de obl,"h' "
la? ¿Sería diferente la cantidad o tipos de uso de droga d,' lo
adol escentes si el acceso fuera "difícil"? Una vez que pensa mos lo
L] uc el "acceso difícil" podría significar, podemos regresa r a n 11l'
tra entrevista con más preguntas para formular sobre lo qu e pu\' dll
significar el "acceso fácil" en términos de cantidad, tipo y frceuel)
cia de uso de drogas. Para continuar con este ejemplo, si uno pien
sa en el "acceso difícil", puede concluir que podría haber menos
lugares donde comprar drogas, que éstas podrían ser menos f, ci
les de conseguir en las fiestas, y que podrían ser más costosas. Vol
viendo al concepto de" acceso fácil", podrían buscarse propiedadl's
tal es como el grado hasta el cual son accesibles, cuánto cues tan, y
los lugares donde comprarlas. Esto sugiere otras preguntas p ' rti ·
nentes. Si el "acceso fácil" hace más fácil para los adolescentes US.1l'
drogas, entonces ¿por qué no las usan todos? ¿Qué hace qu e a lgu'
nos aprovechen este fácil acceso mientras otros no? ¿Son algunos
más aventurados, rebeldes, curiosos y vulnerables a la presi ón del
grupo? Estas cuestiones llevan a un muestreo adicional según las
líneas conceptuales que se abren durante la recolección de da tos,
Otro enfoque sería considerar, en vez del uso de las drogas en los
adolescentes, su no-uso y ver qué luces nos puede proporcionar. El
investigador entonces podría entrevistar a los adolescentes qu e no
usan drogas y comparar sus entrevistas con aquéllas de los que sI
lo hacen -siempre, por supuesto, pensando no en las entrevistns
específicas por sí mismas sino más bien en términos de incidentes
y de conceptos, de sus propiedades y dimensiones.
Comparación sistemática de dos o más fenómenos
Otrn técnica es hacer una comparación sistemática, lo que significo
comparar un incidente de los datos con uno extraído de la experien 1.
//,',,"ml""'¡,1Ij 1/""1/11,,, . / I tJ 11
" 1",",1\ lo lil' 1.1 I i Il' ra tu ,'U , 1\ 1 1'"' 1" ,,11 () de esta com para ión ''s 8l'n41 hl
11 , 11 ,r1I11Vl 'sli gador en U.l l1tO " .lI gunas propiedades o dimcnslol1l' H
rI" 1"" .1" 1,,, quc puede haber pasado por alto a causa de qu • no st1bl"
'1"" ,"'¡, Ib .. buscando. La categoría comparativa u "otra" estimul .l .d
"""11 ',1, , ,1 I'l'nsar en términos de propiedades y dimensiones, R"lU" "
rI"" <1,1<' ,1 nleriormente planteamos que cuando se hacen compar.1do
'" '" "'II,'k.1s comparamos conceptos y no casos individuales, No 110H
1,,1"1\%1 cuántos individuos exhiben un concepto dado sino más bien
'1,, (, t,1Il a menudo emerge y cómo aparece (es decir, sus propicdo.
b.'lo condiciones variables, El concepto comparativo pu 'dI.' Sl'r
" " ,.1.1" (por ejemplo, similar en la naturaleza al concepto qu ' in·
V,"" Ig,ldor desea explorar) o novedoso (o sea, diferente al cone ' plO
'1111 ' '" ('stti explorando). Un ejemplo de comparación cerrada sed"
'"'"I'.II'.lr el concepto de "experimentación limitada" con las drog,' 4
11111 ,, 1 de "consumo ocasional" del alcohol, con los calificadores" li 1111
Iohlt," Y "ocasional" como dimensiones de la propiedad de la he Ul' n
11" Y I'"n el alcohol y la droga pues ambos tienen el potencial de fo l'"
""', I,II1Ci"s adictivas. Podríamos hacer las siguientes preguntas: ¿QlI l'
'd",lId iC.l ser un "consumidor ocasional de alcohol"? ¿Cuáles son nlgll
11,", dI' 1.1S propiedades del uso ocasional? Una vez que se han pi, n"' tI
d" ,'S!." preguntas y se han respondido con relación al abus() dl 'l
,, 1, " lt ol, el anali sta puede entonces mirar la "experimentación limilll '
d,r" 1' 011 las drogas para saber si en esos datos puede haber algun.14
acerca de cuán a menudo se usa, cuánta se usa y la il'lllll1
'''d,ld del efecto.
t ln l' jernpl o de comparación distante sería la que se reali za l'nl ,',·
1" ", '\ lX'rirnentación limitada" con las drogas con el concepto dI.''' vio
1I111', t.1 profesional". Primero, uno deberá hacer la lista de las pl'llpll'
d,lIll's del "violinista profesional" (por ejemplo, frecuencia de ItI
1" ,h I ie.l, intensidad con que toca, exigencias del tiempo y de los vi"
1'''', ,·, ,'.rdo de interés por tocar relacionado con el interés por ol" ,H'
," ll vid"des). Entonces se vería si algunas de esas propi dad 's s,'
I'",'dl'n .1pli car al uso de la droga, Aunque este último ej r i io ¡lu,'
d, ' Il,m'cer descabellado, en r aJidad proporciona consid rabi ' 'XIll'
, 1" I1 CI.l analftica. Se pu d 11l' I1so r l'n la frecuencia del uso de la dl'OlI,l ,
I"tl' nsidod d la xp ri ("l, 'II1, "l\lIlldlld de ti empo que s' 1 dcdl cl1 11
COl1s(\guil' y Ll UStlr ¡j" po/' ItI Ildl vl dllll W Id
de interés por otras aclivldndt 't. \ IJ'¡Ihlo dl'OgllN, di 111.1,
es tos asu ntos plantean el uso de 1,1 ",.0H" l' """1"
luces adicionales sobre cómo se vena el perfi l de un "" 1', "1""'''1 ,
dar limitado", Aunque las verdaderas propiedades ('10"1' "'1\ d, 1"
datos. las técnicas le ayudan al analista a reconocerlns, ,1 1 ,
anteojeras analíticas que con frecuencia obstruyen nu cHI"" vi 11"
de lo que hay en los datos,
Uno hace comparaciones teóricas basado en lo qu ' sab,', h"." , ,
por la experiencia o por la literatura, Por ejempl o, se pu,''' " """ ""
excelente informe de una investigación sobre los al ohóli ros y ""'¡,"
hacer la lista de todas las propiedades de los alcohóli cos '1'11' 11 1'1'"
cen en el artículo, y también de sus dimensiones, Luego, s,' I'"d""
preguntar si alguna de estas propiedades tiene importand,) 1'''"' , I
que toma drogas, Al hacerlo, el analista busca indicios de " SIl1N 1""
piedades y dimensiones en los datos, (por ejemplo, si SI' 1"' 1' 11, '",
junto con cualquier variación que emerja sobre la formol l'n 1/"" \ , 1
variando el concepto a lo largo del continuo dimensiona l. Un,) v,, "
haya sensibili zado a 10 que busca, el investigador comi enz" ,) \'1,,1111
rar una lista de propiedades y dimensiones de los datos ,. 'alt's, vlI ll
dadas y extendidas por medio de más análisis y una re '01",,( 1\111
adicional de datos, Al final, las explicaciones teóricas del inveNl/H"
dar son más completas, específicas y densas porque las propJ¡'II"
des y dimensiones que antes podrían haber sido invisi bIes se hn\',."
evidentes una vez que él se ha sensibilizado a ellas, Es claro (1'1"
ellas emergen de los datos, pero lo hacen en una mente sensi hl l' l'
no en una bloqueada,
La alerta roja
La última técnica que planteamos en este capítulo es la de la ,l l¡''¡II
roja, Los analistas, así como los participantes, traen a la inv Sli g,1l'I,,"
sesgos, creencias y suposiciones, lo cual no es necesariamente I1l'lIllll
va; aIfin y al cabo, las personas son producto de su cultu ra, cllil'I11I'I'
en que viven, el género, la experiencia y la educaci ón, Lo impOI' lilll l, '
es reconocer cuándo se están introduciendo en el análisis
".11,11111"/1/" . ,111,,1"'1,/. / 11 )'/
1'" I I Ij¡Pt ¡Plll'S, hl1sgOH ,,\ 11 '1'1111 1' ''/ 1) 1"'1 de los
1" 111111' "" """, llI lromlsión ' u,,,, , '" .11110 1I I'0rl/ue uondo las Pl" Hil
11 I IIllIpdl h'n IIn ..) cultura COn1111l , IlHI Ch,ts Vl'ces los significados tW
1"1 111"1111'11 I.os investi gadores a Vl'('l'S se involucran de tal 11'10nl:"U
'" \1 III v,"Ii¡',lL'ioncs que ni siquiera se dan cuenta de que han nc,1
1 ,,111," " III ' "11lo las suposiciones o creencias de sus entrevistodos, St'
\I, 'lv,'" ,,"Ii vos", para decirlo de alguna manera, SlIl embargo, pnm
11 ," '" ¡,,,'lld,, n nuestros participantes y darles una "voz" propia, ten['
1\111' 1/''' ' ,'l,',' ca paces de hacernos a un lado y examinar los dolos ni
'""1111" "'" un poco de objetividad, Hacemos énfasis en que no
I"'NI hl,' l'Hlnr completamente libres de sesgos, Sin embargo, hay 1[','
1 .. 1,,0/1, ,lLlores serios de que en el análisis pueden estar lIlt rodu I '11
01, ,,,,, '",,"' os y cua ndo emergen ciertas situaciones, leb 'm OH
o' 'd f?1!
d"I"II"II)OS y preguntarnos: "¿Qué está sucedlen o aqu ,
11,,0 d,' los indicadores de que un sesgo está interfiri endo S l/Ul'
" ," "1'1,,,, de buenas a primeras las palabras o explicaciones
1'"' 111" "l1lrcvistados o se rechazan totalmente Slll cuestIOnar lo ' IUl
01 1"' 11 CII ,1I1do escuchamos los términos "siempre" y "nunca", tll'
, t A' nos deben pon ' 1' ern 111
1
11111'1 poner en alerta rOJa nuestra men e. SI \
'" I.'¡,' , como" no podía de ninguna manera ser aSI y todo I
I,"",t/O sabe que así es", Recordemos que estamos pensando en ran
If • 11 11 a" "todos" y "de nll1eun HII" Illlwl1Rionales, y SIempre y nunc , ., . J
11 1, o """l o" representan sólo un punto a lo largo del contInUO, 111111
1,11' 11 l/"¡'remos comprender las otras ;,ariaciones In
1, '", ' '''Hl "a veces", y "ocasionalmente y las condICIones que Ii( Vil 11
" ("' I., s, !'or ejemplo, un estudiante en uno de nues tros cursos
," " ,"' lr" ba estudiando el uso de intérpretes en las clínicas que 1"011 ,1 11
, 'á t'cas El estudiante explicó que un intérprete d ' Sl'XO 1\ IlIlqt'f('S aSl ( I . .
1\", ,,\' ,,li "" puede ser llamado para servir de intérprete para un 1, ,' 11
1; ' il'11ll' l1ino cuando no hay una mujer disponible, El uso de homb, .. ,,;
"1\ ", los casos es problemático porque algunos asuntos talcs ,' 0 11111
1"" l/"l' li enen relación con probl emas ginecológicos o SCXUOll'S NI'
'''I\'¡idl'r"n l ' mas demasia lo s(' nsibiL's para dIscutIrse n omplllH"
d, ' p, ','sonas de sexo die ,,(' nll' . I)":ld, ' ,, 1 punto de vista ann lfll co, 11; '
d" ,' lLlcull los conceptos d,' " II,IH' " Y "' 111\11'11" Y ti inmcdinto Al' P",' 11
d" 111 ,,1(" '101 ,. oja ' n nu,'sl"1I ""'1\11 '",111 '1III y enci l Pll",1 l/ul i"WS "si 1\
. .. ..
f lHlli 1 i,lJ'i Zlldos con las u It u 1\ 1'l , 1'1 11\ "'sta posidoll y 1111
plnnIL\)J' ninguna pregunta slI bl'l' el asunto. Sil"l vmh¡I, HII,
l' l concepto de " tabú" pone sobre el tapeLe algunas InLt ' '' '
S¡lIltes. ¿Qué sucede cuando la vida de una mujer esLá l'n t'll"tgtt l
¿Moriría la mujer o el intérprete la dejaría morir porque nadi l' 'I"It '" ,
hablar sobre lo que está pasando? ¿Hay maneras sutiles dI' sm, l"y.tt
los tabúes haciendo inferencias, proporcionando claves suLi les () t 1
do la comunicación no verbal? ¿Sería capaz un médi co s ' nsibit' qll( '
conozca esta población de captar lo que se está diciendo y basilI'''' t'tI
ello? ¿Encontraría la mujer una excusa para regresar? LimiL,)t' noN ti
aceptar lo que se nos dice sin cuestionar o explorar los asu nLos lk 1"
manera más completa cierra las oportunidades de desa rroll ar inll"
pretaciones más generales y variadas.
La moraleja analítica es no presuponer ninguna situa ión () l'
presión. Es importante cuestionarlo todo, en especial aquell as siLuol
ciones en que nos encontramos nosotr os mismos o
entrevistados "actuando como nativos" o aceptando el punto dl' vi,
La o perspectiva común. Además, cuando escuchamos un LérmilHI
La l como "a veces" queremos explorar las condiciones que gl'nl" '11
c'ste y determinar si hay otras situaciones que también produCl'1l
" nunca" o "siempre" . Queremos buscar casos contrad ictori os u
opuestos para encontrar ejemplos de cómo varían los conceptos cuan
do se cambian las condiciones. Aun si la situación es "nunca", lILU'
remos saber por qué sucede esto y qué condiciones permiten que ,ls1
pase. Debemos recordar que el ser humano es muy recursivo. on l'I
paso de los años parece encontrar estrategias para sortear o soslayo"
muchos tipos diferentes de situaciones. Algunas palabras tales conl o
" nunca" y "siempre" son señales de que debemos mirar los da loH
con más detenimiento. Podemos formular preguntas tales como 1,15
si¡.; ui entes: ¿Qué está pasando aquí? ¿Qué quieren decir con " nun
l'<l" o "siempre"? ¿Bajo qué condiciones? ¿Cómo se mantiene el est,1
do de "nunca" (por ejemplo, ¿por medio de cuáles estrategias dI'
inLeracción?) o, ¿mediante cuáles estrategias son capaces las p rso-
nas de soslayarlo? ¿Qué sucede si un estado de "nunca" no se man-
Liene, o sea, ¿qué pasa si alguna persona, sin darse cuenta, rompe los
reglas de la interacción o los tabúes? Finalmente, necesitamos 1" ','-
11. , l."",,'''''' '' "''''/'''1 ,'N / I ()I}
HlIII I ' 1I1 111' \ h.' 1\ l q II l' contl \eh 1I h 1/1 ti!' nl1 t ' len v iolcJ r O J a lLlJ' (,\s t "l'gltl '1
\ qlll ' Ij lU I'de ti leso,
l 1\11 t" llt \ nH1cl LI i mos nueslro ell pílU lo sobre las ,)!l.1
111 11 ,1'1 I .,., Ill'rr,lmientas y procedimientos no son pertinent '5 sin un,1
,"IIII""",i(i n dd propósito para el cual fueron diseñadas. Pasamos i1
11 ,,1 111 ""Ll' Lellla en capítulos posteriores.
I 11 t"dl' l',lpí Lulo hemos presentado un conjunto de herramientas o
11 '1 IIh ," ,lIh,lítiCaS que facilitan el análisis. Esperamos que los anali sL,I."
1,1" 11,,,,11 como cualquier buen artesano, con fl exibilidad y COmOl'\
1"II' ,hlllt' S dI' sus propias capacidades. Como analistas,
111Il'd l' uir uncl teoría densa, fundamentada y creativa. Para ho ll l'\t"
'1' lit ', l'si L.1I1 sensibilidad a lo que los datos están di ciendo y a 1',1('1
d,ld ti" n'conocer cuándo nuestros sesgos y aquéll os de nuesLros pM
111 '1 '"I1Ll'S se entrometen en nuestro análisis. Aunque los an< li sL,, '
,, "' ,111"1<'11 que SOI1 capaces de "poner entre paréntesis" sus creCI1l' I>14
l' 1', 'rSpl'I' Livas con respecto a los datos, o sea, que suspenden
1"
11
"" lel11pora lmente, hemos encontrado que es más fácil dc Ido
'1
111
' 10)', 1' ,11' 10. Sabemos que nunca podremos estar libres de nUl'sL,'(I'"
'''''' I',os, pues muchos de ellos son inconscientes y son parte el n U 1' '''
1'" Iit'n'lIda cultural. Nos parece más útil reconocer estas ,nflucnd\l'
." Ihrl' nuesLro pensamiento y buscar maneras de romperlas o su pI'
1 ,11 1,,,. Mantener un diario de la experiencia investi gati va '5 [(1111
III,IIIt'm liLil el e rastrear lo que uno va pensando durante las dal"l "
d, ' n'colección y análisis de los datos. Esta técni ca la han usado COI1
,'\110 muchos investigadores. Además, los analistas pueden empil'llI'
11t' I''''l11il'nLas tales como las que se ofrecen en este capítul o, aunq" l'
,' 1 hlt'l1 no garanti zan nada, sí estimulan el pensamiento, propordo
,1,111 ÍlIlI' l'pretac,ones alternativas y generan el flUJO libre de las Idel1
8
Codificación abierta
Definición de términos
Codificaciól/ nbiertn: el proceso analítico por medio del cual se k"'"1 iI" ,111
los conceptos y se descubren en los datos sus propiedades y
Fellómenos: ideas centrales en los datos, representadas como (onu,'plo"
COl/ceptos: basamentos fundamentales de la teoría
Categoríns: conceptos que representan fenómenos.
Propiedades: características de una categoría, cuya delineación 1.1 ddltll t
y le da significado,
Dil11eJ/siolles: escala en la cual varían las propiedades gencríl lcs dl\ l ll ld
categoría, y que le da especificaciones a la categoría y variaciones n In \ (101'11 1
SlIbcntegorías: conceptos que pertenecen a una categoría, que le d tHll'l11
ridad adicional y especificidad,
En el capí tul o sobre el microanálisis (el 5), demostramos qu ' la eo
dificación es un proceso dinámico y que fluye, En este ca pftulo 'lUI'
remos que los lectores mantengan esa imagen en la mente mi
descomponemos el proceso de codificación en una seri e de a lividn
des, Descomponer el proceso analítico es una tarea artifi cia l P('I'I\
necesa ri a porque los analistas deben comprender la lógico s lIbyn
e nte que es 10 que tratan de lograr por medio del uso de las 1
l' 111" l' 1 ",,'.1 111\ il'nl os, Si n t'OIl1I" "l\d"I' 1,,1,1 lógi n, las 1 'en jc,I S y 111'0
t pueden usa r' de Ill.Illera mecánica, sin ningun
,1. Id," 1"111.10, dónde y cómo han de ser empleados, cuá ndo I'U"lil'l1
111111111"" o "ÓIl1() se pueden modificar, Este capítu lo comi 'nZ,1 ron
111\11 ,,,' 111' dc planteamientos sobre los conceptos y el ,lclo dI'
""III'l'lu,diz.lr. Luego, sigue con una explicación de cómo se dl'seu
1" 1'1\ 1,, '1 '''llq;orfas en los datos y cómo se construyen en lérminos dI'
""1' I"'opiedadcs y dimensiones (también derivadas de los da lOS) , Y
1<'11\\111,\ ,'on una rcvisión de las diferentes formas de hacer odifi \'lI -
1111I 1.lhil'rta.
La ciencia y los conceptos
1,1, il'nci,l no podría existir sin COIlCeptos, ¿Por qué son tan es n iol l'sl
1'01' ,,1 IlICro hecho de nombrar los fenómenos, fijamos una alene; 11
1 ,,"11I1II,lcI.l en ell os, Una vez que fijamos la atención, podemos ,'m
I"'/dr ,1 ,'xamina rlos de manera comparativa y a forlllulnr Im'Rl/l/tm,
"01"','1'1108, Tales preguntas no sólo nos permiten especificar d IllII-
111'1',1 sislemática lo que vemos, sino que cuando adoptan la form,l dI'
111/'"/I'sis " Ill'Oposiciolles, sugieren cómo los fenómenos pueden '81UI'
1t·1.lcionados unos con otros, Al final, la comunicación enlre los in
V,"' lig,ldores -incluida la interacción vital de las discusione y nrg"
1IlI'lIl,ll'ión necesaria para aumentar el desarrollo de la cien io-, NI'
h,",' posible al especificar los conceptos y sus relaciones, EsloN
I'unlos se analizan en más detalle en Blumer (1969, pp, 153- IH2),
1,1 lkscubrimiento de los cOl1ceptos es el meollo de este ca pílul o,
/ 1'11\' qué, entonces, se titula el capítulo" codificación abierla"? I'\ u'
'1"" 1'''1'.1 descubrir, nombrar y desarrollar los conceptos d 'bl' 1110
,d1\ Ir 1,1 texto y exponer los pensamientos, ideas y significados cOl11,'
111.1", I'n él. Si n este primer paso analítico, no podrían darse el l' 'slo
.Id ,III ,1I isis y la comunicación subsiguiente, Hablando en 1 rmlno"
1'." 1 11 '1"1 les, durante la codificación abierta, los datos se descOmp()lll'll
,'11 P,lI'll's di scretas, se examinan minuciosamente y se compal',m 1'11
h"'''''1 d ' s imilitudes y diferencias, Los acontecimientos, s ucesoli,
obldos y acciones o interacciones que se cons ideran conc 'plual nll'nll'
II ll11i lnrl's en su na tural \' ... n () 1'l' ln('Íonados en el signifi ado SI' ogru
1"',111 b,-lj O conccptos más lIt' lIominados I/l\ l ll\g(ll'farl" 1I
l'xamen minucioso de los datos pa,,,, l' ,)Contrar difercl1l'Í,l H y HI'III1I
ludes permite una sutil discriminación y una diferenci,wi"" ,'''1",
calegorías. En pasos analíticos posteriores, tal es como la codlll(' lh It 111
,1xial selectiva, los datos se reagrupan por medio de oracio,wH """".
la naturaleza de las relaciones entre las diversas catcgorl'ls y '< ,
subcategorías. A estas oraciones que expresan una r ' Iaci ón s,, 1"
suele denominar "hipótesis". La estructura teóri ca res ullanl!' no
permite formar nuevas explicaciones sobre la naturaleza de los Il" H'
mcnos.
Este capítulo se basa en los capítulos previos, especi alml' nl l' d, ' l "
al 7. No obstante, se centra más en las tareas analíticas di s rl' los '1""
en los procedimientos y técnicas como tales. Entre las tareas ,1n,111l1
cas se encuentran las de denominar conceptos, definir categol'f,l H .Y
construir categorías en término de sus propiedades y dimensio,ll's,
La conceptualización
El primer paso en el desarrollo de teoría es la cOllceptualizacióll . Un
concepto es un fenómeno al que se le ha puesto una etiqueta. S"
lrata de una representación abstracta de un acontecimiento, objelo ()
,1 cción/interacción que un investigador identifica como signifi oli vo
en los datos. El propósito de denominar a los fenómenos es permili,'
a los investigadores reunir acontecimientos, sucesos u objetos siml
lares bajo un encabezamiento c1asificativo común. Aunque los a on
tecimientos o sucesos puedan ser elementos discretos, el he ho dl'
que compartan características comunes y significados relacionados
permite agruparlos.
La conceptualización que lleva a la clasificación
"jemplos de conceptos son los de un tornado, un vuelo y una ag(' n·
eia gu berna mental. Cada uno de ellos representa un fenómeno dado,
Cuando los conceptos se usan en la interacción, suelen provocar ul1
imaginario cultural común. Esto se debe a que comparten ie/'la,
propiedades; por ejemplo, la palabra "vuelo" ti ene la misma OMO.
hu 1I It I ,, 1 11.1 hl. 11 llOS dl
'
un !"¡'llllll, ti 1111 , OIUl'tol () un Dvión. A u nqut' IllH
.. lll l'I n" IHh'd,ll1 diferir en fonn,l eDda uno ti ene la P"opit'
.1 ,,, 1' ''' 1'' ', 1111\1 dI' scr capaz d vol.,... Cuando pensamos en uno liL'
, 1" " "hl,'I,'" il11,lginamos algo que se eleva en el aire. Por tnnlo, um,
d"IHHninlldn es algo que puede localizarse, colocarse en un,\
, 1,1,1\ ' ,1" IIbjdOS similares o clasificarse. Cualquier cosa que esté ubl
, .,, 1" "11 1111 ,1 eb sifi cación dada tiene una o más propiedades (ca/'o tl'
'1"", ,1',) " /'l' 'onocibles" (definidas, en realidad) tales como tama ,io,
III '"ld, ,'II"tornos, masa, (o, en este caso, la capacidad de eleva/'sl'
1'0' 1m ,lirl's). Lo que es menos obvio
'1
111
' 1111,1 cI ,lsiri cación implica de manera expliCita o lmphc/t a unam
, /11 11 '1111' Sl' loma con relación al objeto clasificado. Un vuelo conS'Sll'
,," d" .. ,,1.1/, Y nterrizar así como moverse por el aire, por med,o Il' l
," 111 ,1" la propulsión (como los pájaros), o con la ayuda de per 'lOS
V ,,1 vir'nlo como es el caso de los aviones y las cometas.
O/J;1'I0S clasificados de múltiples maneras
1, I" "\loslc una mirada ahora a un ejemplo más amplio de c1asifi D
,1,"1. I\n un,l ocasión pusimos en la mesa del seminario una pequel'lll
, ,q,' dl' plásli co que contenía ganchos, Preguntamos: "¿Para qu SI'
IH"" ',I,' objcto'y qué es?" . Como era de esperarse, todos
,, ",'I' CI,lIncnte. Luego, les seguimos preguntando: "¿Qué más ('s?
lo .. l" ludiantes se quedaron mirando muy desconcertados. [nlol1
""', ' o"l inuamos: n ¿Qué más podría ser? ¿Para qué más podrfa ul l
II t ,IIN ' ?" Los estudiantes rápidamente se animaron a es te JUl'I',o
l IIl "I',i n.1l'io: un pisapapeles, un arma,. un elemento de un disel'lo, ,1111
11I1',lIl 'll', un ejemplo de un producto mdustnal efiCiente. Ag/ gO' :lI1
'1"" I.ll11bi én era un ejemplo de múltiples posibles clasificnclOll es, hn
1111 h'l':4:
( 'lIlIlquicr obj eto particular puede denominarse y por ende locali zarse
, '1\ Incontables maneras. La denominación lo ubica en un contexto dl'
d,I"'\'S relacionadas de maneras muy diferentes. La naturale7..a o
t hl de un objeto no reside misteriosamente en el objeto en si sino que
d(' PI,,,dc de cómo se defina éste (Strauss, 1969, p. 20).
Pl'ro lnmbi én,
La dirección de la act ividad depende d l' [,1''; m"ncras p"rli cu1.11 \'N \ 1111111
se clasifican los objetos ... Es la definición de [o que un objl'\o " \ 'N" lo
que permite que la acci ón ocurra con referencia a aquéllo por lo qUI '
lo toma. Mark Twain cuenta que, como aprendiz de pi loto flU VI.II , /'<1'
equivocó creyendo que un arrecife de viento (no peligroso) CI\ 1 un II.II H 1I
de arena (mortalmente peligroso) y, para gran divers ión de su p.lII OII,
que sí sabía leer las señales "apropiadamente", reali zó fabulo"" 11 . 1/0\
ñas de torpeza para evitar el seudobanco mortal. (pp. 21·22).
Para nuestros propósitos analíticos, también es imporlanll' (' Olll
pre nder que los objetos, acontecimientos, actos y acc i()lwN!
interacciones clasificados, tienen atributos y que la manern COl1l 0 \1111 1
defina e interprete estos atributos (o el significado que se les asi)',I"'),
determina las diversas maneras en que se clasifican los concl' plo' .
Por ejemplo, la cajita de ganchos tenía suficiente peso para qul' M' 111
utilizara como pisapapeles, y también tiene los bordes afilados .11'
modo que puede funcionar como un arma. La naranja madUI\1 lil' I'"
cierto grado de jugo, así como un tamaño, color, forma, peso y qul
zás costo cuando se vende en el mercado.
Conceptualizar o hacer abstracciones
Ahora miremos el acto de conceptunliznr. Al conceptualizar
una abstracción. Los datos se descomponen en incidentes, idcns, ncon
tecimientos y actos discretos a los que luego se les da un nombrl' qUI '
los represente o reemplace. El analista les puede poner nombr' a
objetos a causa de la imagen o significado que evocan cuando IWl
exami na comparativamente yen contexto, o el nombre se puedl' lo
mar de las palabras de los entrevistados mismos. Estos suelen 11 \\
marse también "códigos in vivo" (Claser y Strauss, 1967). 11 medid"
que continuamos con el análisis de los datos, si nos topamos COIl
otro objeto, acontecimiento, acto o suceso del que conceptuamos 1'0"
medio de nnálisis comparativo que comparte algunas caracl ' l'lsli l'llll
comunes con un objeto o acontecimiento, entonces le damos '1 mis
mo nombre, o sea, le ponemos el mismo código (otra manern dl' <1<-
cirio es que las propiedades particulares de un objeto o aconl iml",)lo
I 111 11 11 111 11 1 SIIll 1111 t l ll IIt H"l t, .. , Illl'ntl
l
, y d 'bido ...
'Hlllp.IIIHI'¡ l 'tU' l'jl1mplo, lIi1ndp Vl 'llIOS un pájaro, ul1 ,lvión (l una
111 11 11' 111 , puvde imprcsionJI' su t'<lpacidad de pCnllJIlI'Cl'J' VI1 l i t
.\\,, ' \' di' Illov('rsc por él; por tanto, los clasificamos como ' j ' mplo'l
d. \ "" 111) 11,1, cu.1ndo clasificamos lo que se parece enlre si y sl'l'"
1.111111" 1 .. que Iwrcibimos como diferente, estamos respondi 'ndo .1
• • rr .h ll' l 1', 1 ir.IM o propiedades inherentes a los objetos, que nos pan'
l' l' 1lt' IIIIH'nlps. Lns imágenes provocadas en nuestra mente put' lh.' n
11 11 11 >j l' r di fl'rcnles de las perspectivas culturales comunes o dl' I.H,
11111 It H" 's sobre los objetos. Si nuestra imaginería d ifi ere el e la nOI' m.,1
11 rI,' Id lormn común de pensar sobre las cosas y somos capn es .1, -
"1'1 1\1'1 nhj l' los, acontecimientos o sucesos de nuevas tllanerns, ('n
111111 1"1 I'odemos crear explicaciones teóricas novedosas. Por eso, 110
.. 1" " (' omo teó ri cos estamos llamados a hacer análi s is mu y
111 111111 de los datos. Queremos ver nuevas posibili dades ('n los
1"IIII IIII'IH1S y cl asifi carlos de maneras en las que otros no hayan 11('11
., ,, 1" ,IIllt', (o, si se habían considerado previamente, no habínn sido
.1 ''' .. 11 101l .1d.1S sistemáticamente en términos de sus propiedndl'h y
11111 h '1l "' ¡OIll' S) .
ració" de la conceptualización
1 11 I", l .. sq.\ unda edición de Las bnses de In investignciólI ellnlilnlj oll ,
1"' 1\"" I' Sl'ogido emplear notas de campo reales para ilustrar l'I pl'\l
• 1",11 dll,llllico. Lo hacemos porque creemos que las notas de ami'"
"1" .lIll'nlciones reflejan de manera más precisa los materiales , ' (ll\
'1
'11
' los investi gadores trabajan. Algunos párrafos tomados d\' 111
1\11 '1 1\1.' l'lllrevi sta se usan tanto en este capítulo como en I 9. E-H.\
"lIln'v isl" particular se le hizo a una mujer de poco más de vd ni, '
111111', Y l il'ne que ver con el uso de drogas por pa rte de los ado k'Sel'I'
1, "1 N"ll' n que la entrevistada necesitaba que la aguijonearan, I'n 1.\
1111 In.1 dI' preguntas directas, para que verbalizara sus pensnmil'll
III'\. 11 .,I gunos entrevistados les podría uno decir: "Háblame dl' ION
,ul ll!. 'sl'l'nl es y las drogas", y ellos serían capaces de hablnr 1'01' 1m
Id , t'\Sll' no era el caso aquí. Sin embargo, es importante serial.1\' qU('
•• 1 \'l1l,'(' vi slador no tenía una li sia preparada con anti ipa iÓI1 dI' In
pr('gunlas que iba a formular . M"'I 111 ,''' _ l" nl1ul ó las 1'1'1"11"1""" ",1
silLlo en las respuestas obtenidas l ' n ind,l g,JCioncs anl ' do!'\ 'f/
nol as de campo las conseguimos como parte de un esl"dio '",IVI II
cuando buscábamos incidentes biográficos importantes VII 101 M vld,l
de los individuos.
Lo que queremos ilustrar en la primera sección de eSll'l\IPIl IlI Il"
la técnica de denominar o rotular. Contrario a lo que muchas IWn111lhi'
creen, conceptualizar es un arte que exige creatividad, Pl' l'() p",' ,1, .
aprenderse. Debido a que nuestro propósito es ilustrar rI aclo d,'
denominar y no cómo analizar los datos en realidad, sólo s' Ll S\lI',111
las primeras páginas de la entrevista. No toda frase o idl'll 11'
conceptualiza. Además, los nombres que usamos son arbilrar ios; 011'11 1
investigadores podrían usar denominaciones diferentes, depénd il' 1I
do de su enfoque, entrenamiento e interpretaciones. Tambi n nd
virtamos -y esto es muy importante- que el nombre o etiqu\'l ll
debe ser sugerido por el contexto en el que se ubica el acontcd
miento. Por" contexto", significamos el trasfondo de cond icioll l'S 11
la situación en la que el acontecimiento está inmerso. Por ' j '111(1111,
estamos hablando sobre uso de drogas en los adol escentes l1l .:ls bi" lI
que en los adultos, y muchas veces, parte de ser adolesccnte es 11"11'"
una naturaleza exploradora; puede presentarse la necesidad de ,',' I,lI'
los valores adultos, de rebelarse contra ellos; esto nos da una silllil
ción bastante diferente a la del uso que el adulto hace d ' d rogl1M
fuertes.
(Nota: los nombres conceptuales están en negrilla.)
Entrevistador: cuéntal1le sobre los adolescentes y el uso de dl'O¡'¡lI H.
Entrevistada: a mí me parece que los adolescentes usan las d" oH"
para liberarse de sus padres ["acto rebelde"]. Pues ... no sé. Yo 5 111
puedo hablar por mí misma. Para mí, ésta era una experi encia 1" I' X'
periencia"] [código in vivo]. Uno oye mucho acerca de las c1rogllll
["hablar de drogas"]. Uno oye que son malas para uno ["connol.l-
ción negativa" del "hablar de drogas"]. Se consiguen fácil l"ofertl1
asequible"]. Uno se mete en ellas porque son fáciles de
l" acceso fácil"] y porque es como una cosa nueva [" experi n 111
novedosa"]. ¡Es una bacanería!, ¿sabes?, es algo que es malo Pl1'"
uno, un tabú, un "no" ["connotación negativa"]. Todo I mundll
' "" ,' '' , 111.1,',. dl' ,' II ,lS ",",}V.l lv,l de los adultos" l. Si I"'I'S
tlllllll '/ H ,' lIlt', 10 rH'inl ' 1'0 tJlI l' ViH II 11IIn' I' l'S ensayadns r'rclnr JI1 po ..
.11'1(\ 1\ ""f\ll llva de los adultos" l.
l/tt l,,'vINlndor: ¿expcrimentan los adolescentes mucho con dro¡p"
l/nt r,'vIMtada: la mayor parte sólo las ensayan unas pocas VI'''''
I "' Ill' , 11\1 nt ación limitada"]. Depende de dónde tú es tés Iyl d 'lJlI
1,111 ,11 "tjuibl es cslén ["grado de accesibilidad"]. La mayoda no 11 (,
1" " 1" "dicción Ibuen concepto in vivo] ["consumo habitual abun·
,1,, "1 ,' H "RuS experimentación limitada"]. Hay gran cantidad ""
"dol"'II',' nl cs quc le jalan a la marihuana, al hashish o a algull l1
lil n('i,1s orgáni cas ["tipos de droga suave"]. Depende n lJlI
1,111\' d,' 1,1 vida csté uno. ["etapa del desarrollo personal"]. Es Ifl o
1''''I', '','sivo [" uso progresivo"]. Uno arranca con las drogas bósl
"1'1, ,omo la marihuana ["drogas básicas"] [código in vivo] . Enlon
, '" 1"'" siguc ensayando drogas más intensas, como los alucin g 'nOH
l"tll'Ugas intensas"]. [código in vivo].
tinlrcvi stador: ¿se consiguen las drogas fácilmente?
1 in t rev istada: se consiguen en cualquier parte [" acceso fáci 1" l. Un, )
11 01 .. I i,' ne que hablar con la gente ["redes"]. Uno va a fiestas y Sl' 111H
I ' ,UII 'II . S,, consiguen en el colegio. Uno le pide a cualqui er p rsol1O
1" 1I,,, ndan a donde se las ofrecen ["red informal de suministro" l.
Enlt'cvistador: ¿hay algún estigma vinculado al uso de drogoN?
Entrevistada: no entre nuestros amigos ["aceptación d('1
f\, "po" l.5i uno está en un grupo de adolescentes y todo el mundo II!
""lo' 11•• iendo y uno no lo hace, lo miran feo ["presión del grupo" I
11"" tjtli ,' rc atreverse a decir que lo ha experimentado como las Iwr
11 1111" 5 tjll ' lo rodean ["experiencia de grupo compartida" l. No ,'N
, 111 ,':<I¡gma dentro de tu propio grupo ["pertenecer a un grupo" I,
( Ilt vl. 'l1lente, los que no pertenecen, como las personas mayo''(' H, 1,)
V, ,,l d dl'spreciar a uno ["intolerancia de los de afuera"] . Pcro , kili""
.1" lo ,',rupo de amigos, definitivamente no es un estigma I"a 'plf"
,'1 "' del grupo"].
I!nl"evistador: dices que tú probaste las drogas por la exp "'¡,'II
11, 1. Ilablan los muchachos sobre la experiencia?
Il nlt'cvistada: se trata más de compartir la experiencia qu • dl' hl'
hlllt' ,'obr ' 11 0. ["participar versus dialogar"]' Uno habla m6s 1101"' ('
l'sllll' drogá ndose que :-,ohl'l' 11\ 10 111111 ,'11 qlll' :-, il' nll' v U¡llIdp 111
IhICC I" hablar sobre drogas" 1, lIl'P\"ld,' .1,,1 ni vel cn el 'Iu" lIl1, II'/.I,
I"consumo abundante versus experimentación Iimitada" l, ,1','"
La mayor parte de los muchachos lo hacen porque es la modu , ' 11 ,,1
colegio [" parte de la escena social"]. No lo hacen por la 'Xlwrh' 1I
cia en un sentido más elevado ["no por autodescubrimiento" 1, 1.0
hacen como los demás ["imitación de los compañeros v rSUH
a utodescu brimiento"].
Entrevistador: ¿oíste hablar alguna vez de que ustedes los "do
lescentes se sintieran más atraídos hacia las drogas porque habl,I ,11
gún elemento de riesgo, de atreverse y de probarse asociados C\II]
ellas?
Entrevistada: es como andar por el carril rápido [" tentar al des
tino"]. Uno ve la gente de Hollywood. La mayor parte de los adoh.'H
centes idealizan a esa gente que tiene fama y vive una vida acelerad,]
["imitación de los ídolos"]. A menudo esta gente consume dragos,
Entrevistador: ¿a ti te atraían las drogas por imitaci ón dI'
Hollywood?
Entrevistada: hasta cierto punto, sí. Me parecía muy, muy dril
cioso ["la moda"]. Era parte de una vida vivida a la carrera ["tentar
el destino"]. Hasta cierto grado yo también seguía a la gente I"iml-
tación del grupo"] . Yo quería ser como los demás, pero tambi n lo
hacía porque estaba cansada de oír hablar a la gente sobre los mall's
de la droga y de no saber en realidad nada de lo que le hacían a uno
["retar la posición de los adultos"]' Veía que toda la gente a mi alrl' -
dedor las tomaba sin que tuvieran ningún efecto duradero. No ro
gente mala ni adicta [" discrepancia de los hechos"]. Me aburrían los
adultos echando sermones sobre las drogas cuando nunca las ha-
bían ensayado y no podían hacerles justicia ["presentar una visión
sesgada"]. Todos hablaban sobre los efectos negativos [" connotacio-
nes negativas"] . Sin embargo, la mayor parte de la gente que lo ro-
dea a uno no tenía esos efectos negativos [" discrepancia de los
hechos"].
Entrevistador: ¿qué te hacían a ti las drogas?
Entrevistada: me daban una perspectiva diferente sobre su on-
sumo, ["conocimiento experiencial"] me abrieron la mente ["cxp '-
,"' 111111 11 111 pllodora" 1, 1'1 ,'11 1\ <1"" 1" ",1I1 t,1 Ie t, qUé l'chan ,'t'
d" "I""I,""lulI"d" l"cxagcr" c!ÓII Hob,'c la adicción" l· No todos 1m.
qlll ' l ' II'¡¡IY.lIl 1,1 droga se van a VOIVl\ r Jdictos [l/refutar el argulncn-
1" 1 VII "I",,' nd r, sr, que uno las puede tomar, y es como ualqlli('rt)
• """, """ pUl'de dejarlas ["autocontrol"]. Hay más en la ad i IÓn
'1'". ,',,"ayur una droga ["la adicción como proceso complejo" l. N()
11,, 111 ,'1 qUl' toma es alcohólico ["definir críticamente"]. Si uno fucr,1
111 ",I,, 'r t(ldo el tiempo, sería tan malo como meter droga todo el ti m-
1'" 1",111, li sis comparativo"]. Muchas de las drogas noson tan molos
1""" ,, 1 cuerpo como el alcohol. Por ejemplo, la .. : BI, t '
,.1,', t,., pl'ro mantienes mucho más control de h nusmo que SI estÓs
1 11 ",,'ho o has tomado un par de copas ["control como criterio" 1,
Entrevistador: volviendo a tu experiencia ...
comencé con la marihuana ["experiencia inicial"l ,
I ,1 ""lI'ihllana no te traba' la primera vez [" experiencia pospuesta" 1,
I " ,,],] yor parte de la gente la tiene que fumar dos o tres veces antes
d, ' '11' 111 irse un poco trabados, o mareados [" adaptación del cuerpo" I,
,,1(1 hi cl' cinco O seis veces ["intentos repetidos"] antes de sentir los
,,1," tn,; I"estar trabado"]. La ensayé en una fiesta [" acto social '''!. Los
""" h,lChos la sacaban [y] nadie se molestaba ["aceptación del gru-
1'11"1. Simpl emente se entendía que se la iban a pasar a todos y qUl'
1,,, ln,, rhomos a ensayar ["presión del grupo"] Yo era muy jov '11 ,
,1','" que tenía 13 años. Resulté ser muy alérgica a la marihuana 1"1' -
,m' IÓn negativa"]. No fue algo que me hubiera gustado nun a
1\1(" ':1. 0 negativo"].
/\I/olldar ell el análisis
ti" ,'stl' punto, quisiéramos detener el acto de denominar. Ya ten\'
II\I )S "lgunos conceptos; pero, como resultado de dar nombres n IOH
," (l l1t eci mi entos, objetos o sucesos, ¿hemos descubierto algo 11LIl'
VII ,\ 1"nt' mOs una comprensión mayor de lo que los concepto ,. pl'l'
Nol., dl.1 \'dil or: expresión con la queen Colombia se designa la alteración de los 8\'111 11.1 011
por' el consumo de drogas.
sentdn (.) si gnifica n? Li:l l' ' PlH"' !oI 11 l ' t i l 111 ql, lIll\ .l \,,'S en n,,".llld.uluo
Par ..l descubrir al go nuevo ' n "LHu' , .Y l' llmp r 1I It 'jnl
debemos hacer más de ese tipo de .1n.ili sis deta ll ado y di snllllillll
do qu e ll amamos " microanálisis". Es ta forma de a ná li sis " 1111'11 '1 1
los procedimi ent os del análisis comparativo y la formul .wl\)1I .1"
preguntas, y hace uso de las herramientas analíticas para
poner los datos y escarbar bajo la superficie. Queremos di SCl' l'I1 lr ,, 1
rango de significados potenciales contenidos en las palabr.! s 11 '1"
das por los entrevistados y desarrollarlos mejor en términos d
propiedades y dimensiones. El acto de denominar puede logr.1I'
de esto. Cada vez que uno clasifica, selecciona o le pone un noml>II '
conceptual a algo, hay cierto grado de interpretación de significll
dos derivados del contexto. O sea, hay alguna identificación dl' In
propiedad (o propiedades) que, a su vez, estimul a al ana li sta n d, '
nominar el acontecimiento y, al hacerlo, lo lleva a clasifica rl o y dI'
finir su uso (por ejemplo, si vemos que un objeto ti ene cuatro pa tll'l,
una superficie plana, un espaldar y es mullido, podemos dcnoml
narlo un "sillón" y tratar de sentarnos en él para ver qué su (' dI'.
Otras personas, al ver el mismo objeto, lo pueden llamar una " obl'll
de arte" o un "asiento", dependiendo de su interpretaci ón). P r() (' 1
solo hecho de denominar objetos no siempre explica lo que pasa l'n
algún sentido más profundo y completo. Es importante anotar q lI ('
no revisamos un documento entero; rotulamos los acontecimien-
tos y luego volvemos atrás y hacemos un análisis más profundo.
Las denominaciones que adoptamos son, de hecho, resultado d ...
nuestro análisis detallado y profundo de los datos. Por tant o, nos
gustaría tomar esos mismos datos y emplearlos para demostl"!I'
cómo podemos abrir el texto. En esta corta secciÓn ana líti ca h, "1'
mos un microanálisis de los datos, que refl eja mucho mejor cómo
hacemos la codificación. Introducimos aquí para los lectores a lgu
nos términos nuevos tales como "memorandos". Esto no dl'l1l'
preocuparlos. Lo importante para los lectores es entender lo (jUI'
sucede. Los memorandos se explican más tarde, en el ca pflu lo I
También tomemos nota de cómo usamos los procedimientos y t 'C
ni cas introducidos en los capítulos previos para abrir el texto. 1'1'('0
sentamos ahora sólo un ejemplo corto.
( 'jllllf,jl ll /.1" u/ll",'n / l ' 1
I h'f1l1l dón de ténnlnoH
" "''''11/111/110: vi n.'gistro que lleva el investigador de los análi sis, Pl' IHHI
11111 ' 1I1t !'I, 11 preguntas e instrucciones para la recole d Il tld I
111111111,1\0 d.llos,
( I IIIWIW • .11110S nuestro análisis renglón por renglón con I prinw
r
1"'I/,l l n,
I Entrevistador: háblame de los adolescente y el uso de
,l, ' ,ntrevistada: me parece que los adolescentes usan las
I'.H,I li b 'rarsc de sus padres.
Memora ndo. Lo primero que me impresiona de esta oración es la Pll -
1.1111.,1 "uso", Se trata de un término extraño, porque cuando se lo snCll
dl' l l'ont cxto de la droga, la palabra significa que un objeto O unrt
'!tI Il,1 hnn sido empleados para algún propósito e implica un acto dm-
)/, ido y voluntar io. Comparándolo, cuando pienso en compu tador,
en que se usa para efectuar una labor. Lo conCibo como algo
qUI' l,:-: t6 n mi di sposición, y que controlo en cuanto a cómo, y
dnndl' Sl' usa. Lo uso para facili tar la escritura, Es una ayuda, un obJc-
tu l'xtl.'1'I10 a mí, que uso bajo ciertas condiciones, Ahora
\l 1U'I \lO y pienso sobre " usar" drogas, la pa labra puede slgmfICa r SlT11
pll'mcntc "tomar" o "ingerir". Pero también puede impl icar al gull M
dl' l'slns ideas, por ejemplo, usarse para alguna razón, tener
...{lbl'l' lo que uno hace, facilitar el trabaj o, o usarse en ciertas :ondl Cl0
ill"., rK't'O no en otras. Esto abre una interpretación más amplLa dd
n1lno " uso de drogas" porque la connotación ahora es que
"' Lgniricólr más que la mera ingestión; también es posible que mcluy.1
plintos Hil es como el control que uno tenga del uso, un acto con pro ..
pó:-. il O dir igi do que sir ve a un fin y que ti ene un efecto desc.ldo, y
Lldt'mfl s los momentos y lugares en que se usa o no. Aunque nado dt'
l'S evidente en los datos, ya tengo algo para tener en cucnt .\ mll'n
t'onli núo mi análisis.
Ml'l1Iorando. Pienso que me ayudará más pensar sobre la pa lnbr:l " lI tlo"
si hago otra comparación más cercana, esta vez con el alcohol. ' ¡ uno
f Ul' l' ll n deci r " uso alcohol", ¿qué querría decir? A veces POdrfll slgnln ..
(' LI I' l' ll o(,flsiones especia les, todo pi ti empo o todos los li rns, PoddLl
un poq ui lo O mucho y U/IO. d i 11 ' 1111 !Ir. t I III 1' 1 dt' ,1I L'ohol, t ll le/I I I1IIU1
( l'rVeZa y vodka. Pod ría signlfkl1 l' q ll l ' 111 111)',1\'1'0 () lo uso p.) ... ) t'lld 1 1111' ,
pMt1 ofrecérselo a las visitas, o par.1 II l!V,ll'Io l k rega lo cuando Illt' Invl
lnn a comer. Además, está el asunto de qué tanto tiempo 11L' t'tl tlldt l
usá ndolo, que puede ser mucho °poco. Puedo usarlo en 111 \ '11
fiestas o en bares. Quizás me da confianza y me ayuda a rl'l ,ljnrlllt'
después de un duro día de trabajo o me ayuda a concili ar el /'l Ut ' '',}
cuando estoy tensa. De pronto lo uso para olvidar o para CS,\ q")l u' d
mi s preocupaciones diarias. Lo que esto me dice es que el uso dl'1
alcohol tiene ciertas propiedades tales como frecuencia, duraciÓn,
grado, tipo, propósito, modo de uso y lugar de uso. Yo podda ubi (\1' _
me a mí misma en cuanto a las dimensiones del fenómeno en cad" ur"),1
de estas propiedades, que también podrían ser aplicabl es al uso de 1.1
droga. Por tanto, cuando continúo con el análisis de esta entreviSlo y
las subsiguientes, busco para ver qué tan a menudo, qué tan largo, qut-
tanto, con qué propósitos, cuándo, dónde y qué tipo de drogas se usnr"l
y quién las usan. De esta manera, puedo empezar a hacerme una ideo
de cómo varía el uso de la droga en los adolescentes y ver si erncrgc
algún patrón de uso de la misma.
Memorando. La próxima palabra que puede ser interesante en esla
oración es "liberarse", Lo primero que me viene a la mente es " rc&
belarse". Pero la palabra también podría significar otras cosas, tales
como irse de, escaparse, zafarse, ser diferente de, o no estar sujeto 01
control paterno. Pero en este caso no parece que sea el padre qui en
está liberando al adolescente, sino que éste se está liberando del padrC',
Éste es un pensamiento interesante. Cuando pienso en alguien a qukn
"sueltan de" la cárcel, pienso en alguien que es libre, que puede ir y
hacer lo que quiere, cuando quiere, y como quiere. Ya cumplió su
tiempo, pagó una deuda, consiguió o hasta ganó su independcncin y
está controlando su destino; ya no tiene que vivir sujeto al horari o de
la cárceL Pero si digo que escapó de la cárcel y no que lo Ii berl1 l'Orl,
todavía sería libre, pero tendría el miedo de que lo volviera n a ca ptll-
rar y que tuviera que regresar. O sea, ¿cuáles son las simililudes y
diferencias entre que lo liberen de la cárcel y que nuestro adolcsccntl1
"se libere de sus padres"? Un aspecto similar son las ideas de IibC' l' tod
y la capacidad de tomar las decisiones de la vida y hacer <l Igo
por iniciativa propia. Una diferencia con la cárcel es que la autori dnd
competente es la que lo está liberando, mientras aquí parece que
adolescente el que toma la iniciativa o se compromete en un acto '-111('
lo di stancia del padre. Esto plantea toda suerte de preguntns, 0111 0 los
para los adolescentes, ¿q ué representa el término " ¡'Hldrl'"
,1': " IlIIl nl'ldnd, r[l lt a de Indi.\ ¡l\tndl tlh 111 , ti In Incapacidad de lomor 1nll
dt', 1ll lt Hl\' :-I propi as? ¿Ubcrol'rll' dl' ,',1, Implica entonces una su 'I' tc tlt'
WUl ltll\ 1. 1 dt' independencia, dM UIl paso solo y tomar las propias decl-
11I"lh",7 un sentido más profundo, ¿qué implicaciones tiene el uso
dt ' lll tl l'llga para los asuntos de la identidad de los adolescentes? ¿Es cl
11 110 tll' drogas o actividades comparables un lugar que se esca la p<'lr<:t
InHI'nr mnyor independencia de pensamiento y decisión? ¿Qué otras
11\ tl vldndes, además de consumir drogas, pueden tener el mi smo re-
Il ult.ldo? (a l fin y al cabo, no todos los adolescentes las usan) Tambi n,
JPor' ljll é USllr drogas y no hacer estas otras actividades? ¿Es porqu'
lil'¡ drogm:¡ se consiguen fácilmente, o hay otras connotaciones cn su
U'IO que líl s hacen atractivas para los adolescentes? Todas éstas son
prq;unlas que yo quisiera tener en mente para ver si me vuelven a
en las entrevistas y análisis de los datos adicionales.
Memorando. Ahora, como analista, debo regresar y observar mi COI1-
ceptualización original de "liberarse", Inicialmente estaba denomi -
\lado 1.:01110 "acto rebelde". Después de pensar diferentes posibles sig-
nI (i ell dos de la palabra, queda la pregunta: ¿ Todavía lo denominaré dc
1,1 misma manera? Pero cuando pienso en "acto rebelde" lo traduzco
como desafío. Quizás hay un desafío implícito, desafiar los pad res
ser una razón por la que los adolescentes toman drogas. Pero
d,".¡ pués de pensar mejor eso de "liberarse", creo que la rebeli ón es
N() lo una parte de lo que sucede. Hay algo mucho más profundo, al
Ill l' nos en este adolescente. Soltarse puede querer decir despegarse, ir
hdl' i,l lldelante, pasar de la dependencia a la independenci a tanto dI.'
¡'lt'nsnrni ento como de acción. Es un paso en el camino del crecimi ento,
Mlnquc puede que no sea la mejor escogencia de sendero. Pienso que
por Inedia de estos ejercicios analíticos ahora tengo una comprensión
Il1t ....·ho más completa de lo que puede significar la palabra "liberarse",
Aun si uno escoge llamar a esto un "acto de rebeldía", debe formu lar-
Ht' 1.15 siguientes preguntas: ¿Qué significa aquí rebelión? ¿Cuál es son
td¡" propiedades? ¿Contra quién y qué se rebelan los adolescentes? A
' Ilt'd idn que continúo con el análisis vaya observar situaciones, acon-
lt't' il"l1ientos y ejemplos que me ayuden a entender mejor el signifi ca&
dtl del tór mino "liberarse".
DcsclI brir las categorías
11' 11 ' Vl')', que abrimos cl texto y tcnemos ciertos conceplos, ¿a
l' nscguicla? En vI ('(11' 10 d, ,1 oIl1ó li sis un anali la pu 'dC' dl' l'lvIII'
de conceplos (no "" 11111, 111 1' 1\"" un principil1nl,' 111'11 11 1' 11
una sesión de docencia COI1 o l'U,ltI'O pági nas 11 'nOH lk t 01111'1'
los). Al cabo del tiempo el anali sta s da cuenta de qUl' cll' ,'llI'l 11111
ceplos se pueden agrupar bajo un orden abstracto m s ,' II' V,lihl
basado en su capacidad de explicar lo que está suced icndn, 1'111 ¡'II ' 11 I
plo, si una persona observa diez objetos en el cielo y los d,' IiOIIlI"11
"pájaros", luego observa cinco objetos diferentes y los dl'nOl lil ""
"aviones", y luego observa siete objetos más y los ll ama" onWlu •
tarde o temprano puede preguntar qué tienen en común esos 0"11 '
tos y llegar al concepto de "volar". Este término no sólo le IWI'IIII II '
clasificar los objetos sino que también explica lo que hacen (en I rIIll
nos de acción). Agrupar los conceptos en categorías es imporll1li ll'
porque le permite al analista reducir el número de unidades on 1"
que trabaja. Además, las categorías tienen poder analftico por"III '
poseen el potencial de explicar y predecir. Por ejemplo, cuan lo hu
blamos sobre el concepto de vuelo podemos preguntar lo siguil' IlI I'
¿Qué hace que los pájaros, cometas y aviones vuel en? ¿Qué ol"¡hll
tos tienen que les permite alzar el vuelo, quedarse en el aire y b"l" ,
sin estrellarse? ¿Qué tan largo, qué tan alto y qué tan lejos pliL'd"1i
volar? Con esta información podemos empezar a explicar las propl.,
dades que pájaros, cometas y aviones tienen en común que los npli
citan para volar y qué puede sucederle a esa capacidad, por ejemplo,
si una de esas propiedades cambiara, como por ejemplo si a un p, 111
ro se le quebrara un ala.
Las categorías y los fenómenos
Las categorías son conceptos derivados de los datos, que rep" cs" 1l
tan fenómenos. Un ejemplo es nuestra categoría de "vuelo" , 1.0 1
fenómenos son ideas analíticas pertinentes que emergen de O\Ii',y
tros datos. Responden a la pregunta: ¿"Qué pasa aquí"? Ell os d,'s
criben los problemas, asuntos, ocupaciones y temas pertinenles qUI'
están siendo estudiados. El nombre escogido para una enl 'gol'!,
parece ser por lo general el que mejor describe lo que u ed(' , lil
nombre debe ser lo bastante gráfico para que le evoque rápidanwn
le al investigador su referente. Dado que las categorías rcpr senl ' li!
h IUIIIII'II\I'., POdrf,-lll nombr'UHH' di' 1"111\1.""..\ diferenl \
", ' Iil 1"''''1ll'l' li va del analisla, 1, 1 ,'nloque de la investiga ión, y (lo
'"1" 11I1[",,'ll1nll') el coI/texto de /11 misma. Por ejemplo, mienlras un
1111111 ,, 111 IH'I'IIt- denominar pájaros, aviones y cometas como "VOI'-
111 , 0111' denominarlos como "instrumentos de guerra" si 1, 1
, ",,11' lo IlIl' ra completamente diferente. En este último caso, los
1
11
1""'" I'odrían usarse como palomas mensajeras, para enlr 'l\lIf
"11''''"111''' ,1 las lropas detrás de las líneas enemIgas, las cometas OnlO
I'n,,\¡' " dl' un ataque en ciernes, y los aviones como transporlado
11" di ' Il'Ol'ns y suministros que traen el muy necesitado alivio. Adl'
,",1", 1""'\1 volver a nuestro ejemplo de los adolescentes y el uso ti ' lo
"'''1\11, si miramos el primer párrafo que analizamos, hay difer ni ..
'1 "HI ' plos (por ejemplo, fácil acceso, experimentación de algo no-
vl',h"l(l, Dclo rebelde). Sin embargo, si nos detenemos y pregunW-
"'"'' esta s ucediendo, entonces podríamos dec ir IOH
,ldllk41'1'nlcs están "experimentando" con drogas y la entrev,stDdn
""'1 1' 41,\ proporcionando algunas de las razones. En otras palabraR,
,,"1"'1 los olros conceptos se vuelven propiedades o descn pCI011t'H
" 1' 11r. ,ti vas de la categoría de "experimentando". .
importante recordar que una vez los conceptos comlcn:t;a n
" ,u' "mularse, el analista debe iniciar el proceso de agruparlos O
¡ "I"!lorizarlos bajo términos explicativos más abstractos, o sea, n
1 "("!l0rlas. Una vez se define una categoría, se vuelve más fá il r,'
1'" dlll'l.l, pensar en ella y (lo que es más importante) desarrollar!., \'11
"llnlnos de sus propiedades y dimensiones y diferenciarl a mejor ni
d' '''"II11I''lI1crla en sus subcategorías, o sea, explicando los uóndo,
"1",,11', por qué, y cómo que posiblemente existan en una cal go"'" .
/ >Cllomillar las categorías y subcategorías
1"" 1' , I"di anlcs suelen preguntar de dónde vienen los nomb"l'S dI'
III /l I'II I('I\0rfas. Algunos provienen del conjunto de los con eplo <[''''
'"' IkSCllbricron en los datos. Cuando el analista examina la li sio d. '
1" /1 1'1111 ,'pIOS, es posible que uno se destaque por ser más ampli o y
"III ,I/'I\CIO que los demás. Por ejemplo, en el caso anteri or, 1 011
\ I'pto dv "VlI lo" es más ampli o que el de "avión", IIpájal' " (.) 11 O ..
nll'l a". Así, las de nominaci o nl':-> mil:-. d 111 plias o ti Ul' ¡J )).l", ., " 11 11\,.
pueden servir como títulos para clases de objetos que' \'Ollll'llll llll
ca racterísticas si milares. 0, también, un analista pucdt' l'sl¡\¡, II iI
bajando con los datos cuando de pronto cae en la cuenl o de' lo 11111 '
parece explicarlos. Por ejemplo, supongamos que un illV\', lígl,, 11l1
estaba estudiando a los niños en medio de sus juegos y "d vl ll 11
actos que denominó como If agarrar" 1 " esconder", 11 evitar" y 1/ d.,
preciar". Luego, al observar el incidente siguiente, de pronto \'11 VII
en la cuenta de que lo que los niños estaban haciendo era 1,\lIUlldll
de evitar algo por medio de estas acciones. Así, agarrar, '5 ' 0".1\'"
evitar y despreciar se agruparon bajo el encabezami ento m6s
tracto de "estrategias", ¿Pero estrategias para qué? La
más probable es: para evitar" compartir sus juguetes". Dl' e/I II'
manera, parece que uno de los fenómenos más importanles I' lll .,
estudiar en relación con grupos de niños jugando es el de " 0111-
partir juguetes"; las "estrategias" de compartir o no com po,'lIl'
serían subcategorías de conceptos bajo el título más ampli o.
Otra fuente de conceptos es la literatura. Términos tal es como " r,1
liga de quien cuida", "experiencia de la enfermedad", y "cambio dt '
estatus" son todos conceptos sólidos que ya tienen un signifi cauo ,1111'
lítico establecido. Si han demostrado pertinencia para el presente
tudio porque han emergido también de los datos, entonces al Ub,I,'
estos conceptos establecidos, en lugar de acuñar un nuevo nomb"l', d
analista puede ampliar el desarrollo de conceptos que pueden ya S\' "
importantes en su disciplina o profesión. Por otra parte, el uso ue 011
ceptos establecidos puede plantear un serio problema, Los
o nombres" prestados" para fenómenos pueden traer consigo los slg
nificados y asociaciones que se les han dado en el pasado; o sea, Ut1l1
do pensamos en ellos se nos vienen ciertas imágenes a la mente. Es" 1M
significados pueden sesgar nuestras interpretaciones de los uatos '
impedir que los analistas y sus lectores vean lo que es nuevo n IOH
datos. Por tanto, aunque puede ser ventajoso a veces para el annli Hlt1
empl ear conceptos tomados de la literatura, lo debe hacer con uldll
do, a egurándose siempre de que ellos estén encarnados en esl 'ti"
los y luego siendo el analista preciso sobre sus sig nifi nd oH
(simi litudes, diferencias y extensiones) n su inves ti gación,
Ilt", 111 .. "1\' Imporlonll' d, ' "11 1111" ",1 li,' calegodas son los ' ódl
11" 1/1 /111'11, Cunndo se apli n" " IIIN "" Il'!\odas, son términos alme
Ii Vllrl, '1'1" d,' inmediato ll aman nUl'slra atención hacia ell os ( lo,,\'r
y "1""""1, 1967; Strauss, 1987). También lo ilustramos con un cj 'm-
1'111 111"",.10 dC' uno de nuestros proyectos de investigación. La es l'
'"1 "111 '"1 pabellón hospitalario, donde llevábamos a cabo un estudi o
111 .11'1 icu lación del trabajo de las enfermeras jefes. M ienlr",
"1111 ",,1" 1'111 ' ra jefa y el investigador discutían las políticas y pro l"
dlllll""los d' la unidad, aquella jefa señaló a una de las enfermera"
vll lu"I III'Í,1S li cenciadas y dijo: "Ella es la que mantiene la tradición
"" 111 u"id.1d". La enfermera jefa explicó que la enfermera volunln
,11' '"' iI,lbra abrogado la responsabilidad de iniciar a todos los cm-
1""III loM y pacientes en las tradiciones, reglas y políticas de la unidnd
V 1,,,,,I1ién actuaba como guardiana de las reglas reprendiendo n
'I,,"' ,ws no las respetaban. El término "portadora de la tradición"
, '" IIIUy bueno para una categoría pues es atractivo y explica lo qUl'
"'" ,',i<' . También sabemos que es probable que en otras unidadl'
III' V" porladoras de la tradición, pues cada pabellón tiene sus pl'O
1,1,", 1'0J(licas, procedimientos, reglas y tradiciones, que deben renll -
11111(' y re( orza rse para que prevalezca el orden social. Si no ha y un
I ,,"'I,IIlnr ue las tradiciones, entonces ¿qué sucede?
CO/lslruir categorías en ténninos de sus propiedades
!I tli",e/ls;ones
1111, ' V('",. se identifica una categoría, el analista puede empeza,' o dI'
"1 l,,'oll nl'l a en términos de sus propiedades y dimensiones espc (fI l'nH,
Ile 11' "jl'l11plo, hemos denominado 11 pájaro" , 11 cometa" y "avión" a u nOf;
""Idos que comparten la característica de volar porque cada uno cll m'
1""' .11' <'levarse por el aire. Encontramos la palabra "volar" porqu,' 11 1
"!!"P, II"'" cada acontecimiento consigo mismo y con otro pre enll' ,' "
111" d,' los, advertimos que sus objetos tenían lo siguiente en comllll :
I "" ' I11,II1L'cfa n en el aire y se movían a través de él, mientras que lo/
Ilulomóvi les y las bicicletas se quedaban en la tierra. Lo que dese, b,1
1\10/1 h,1Ccr ahora era definír qué queríamos decir con la palabra " V(
Ilu'" por qué, cuándo, qué tanto ti empo, qué tan lejos, qué tan 1', I Ido
y qu(' lan 0110- . Queremos dlll'!,> "Ii I"'lIllcid"d a un,lCl llt')',11I1i1 1'11 '
I11cdiodedefini cionesdesuscora ·ll'rfstit.lS particul ar s. "l"l1mill 1\ 1111
inlcresa ver cómo varían estas propiedadcs en cuanto n 1'111l 1\" .11
I11cnsional. Por ejemplo, los pájaros vuelan más bajo, 111 , s I<,nll ' y 1""
pcríodos de tiempo más cortos que muchos aviones. Eslos oilj, '11I
varios, aunque similares en el sentido de tener la capacidad d,' VPJ¡II
son diferentes cuando se los compara uno con el 011'0 'n 1 li S"" dI '
propiedades y dimensiones, con lo que le dan variaciólI a nu 'si ''o "",
cepto de "volar". Hemos identificado que puede pasar de oli o il 1>111"
en la propiedad de la altura, de lento a rápido en la de v ,lo idud, dI'
corto a largo en la de duración, etc. Es de advertir que con adll vll Il1l
ción de una propiedad dimensional, aumentamos nueslTo cOn( i 111 1, '11
to sobre el concepto de "volar". Por medio de la delin 'o i 11 di '
propiedades y dimensiones diferenciamos una categoría de las 01'\ 1 \
le damos precisión. Por ejemplo, si tomamos los conceptos dc " 'XI""I
mentación limitada" con las drogas versus "uso habitual" de 1,18 mi
mas queremos saber qué atributos distinguen a cada una . ¿I:s lil
cantidad, la duración, cuándo se usan o el tipo de droga u ado?
Para ser más claros, mientras que las propiedades son las earll,'
terísticas generales o específicas o los atributos de una ealegor 11 ,
las dimensiones representan la localización de una propiedad d\1
rante un continuo o rango. Por ejemplo, podríamos dccir qUl' U11"
de las propiedades que distinguen la "experimentación limitada" 1'011
las drogas del " uso abundante" de las mismas es la "frccucn ' in " "
número de veces por semana en que una persona está " trabadn",
Determi namos las dimensiones de la propiedad frecuencia di it'ndo
que con un uso limitado, el usuario está trabado sólo ocasiollal'II!"""
Si queremos cualificar o explicar aún más el término "experimenlll
ción limitada", entonces podríamos decir que el adolescente empll'"
la droga y se traba sólo cuando está en una fiesta con otros adoll'H
centes en la cual es fácil conseguir drogas y pasarlas, mi ' ntnl H Mi'
podría decir que en el uso habitual, el adicto está "trabado" muy 1\
menudo, y que usa drogas unas tres o cuatro veces por scm,l11n,
cuando está solo o con otros que ha seleccionado, y que bus u ltll
drogas él mismo en lugar de que se las pasen a todo el mundo \' 11
una fiesta. Esta cualificación de una categoría mediante la sp\' Iril'il
( 1111'1"11. ,.111 ,,/'11'11,. I I
111111 dt' '. II S pI'opicdlh.ll1fi y p.ll'li cul arcs es impol'lank
I'PIIPIl' podemos cmpezl lI' ¡\ Inlllllll.ll' lus IJntrolles y sus vnr;nc/OIlt'N
1'", "II,tlll' lo, podríamos d 'ci,·, ¡l.lsddos en la frecuencia de uso \'tl
1,1 111111 di ' d J'oga usado", que la si tuación a que nos estamos refiri\'1\
01" .. ,. I,", 'dl' clasificar en el patrón de "experimentación limil ,ldll"
1 "'1 1,1" dm).\as. Quizás si hacemos otra entrevista en la que el pall' 111
01, ' I1 ' HI dI' drogas y de "trabarse" no encaja en el patrón identiril'tldo,
"1110'" 1''l'1 analista puede desarrollar un tercer patrón cual scrla " li SO
,, '1 "'"llvo" de las drogas. Los patrones se forman cuando gTUpOS 11,'
1" "pl,'II.ldes se alinean a lo largo de varias dimensiones. En ' l l'jl'lll
I ¡jo ,tllll'rior, advertimos que los patrones de uso de droga entr· ..
"d"I,' scentes pueden variar en cuanto a la dimensión, desde l. ·X·
1"',lllIl'ntación limitada hasta el uso abundante.
1'",.1 l'xplicar con mayor precisión lo que queremos deci r con pl"ll
l'Io'd.odl's y dimensiones, presentamos otro ejemplo usando el ('011
1 "1'111 .11' "color". Sus propiedades incluyen el tono, la intensidud, I'l
'",1111, ,'le. A cada una de estas propiedades se le pueden adjudlc,1I
dltlll·lIsiones. Así, el color puede variar en tono desde oscuro h.1SI11
1 1""0, l'l1 intensidad, desde alta hasta baja, en matiz desde vivo h.1SIII
,11"'I\"do. El tono, la intensidad y el mati z son lo que pod mos Jl n
111,11' " propiedades generales" . Y se aplican a los colores, indl'Jl<'1I
'¡Io'I1II'I1ll'nte del objeto que se está investigando.
( ·11 .1I1do nos topamos en los datos con una propiedad de un,l ,"
Iq',ml", intentamos localizarla a lo largo de su continuo dinll'11 lo
tI.1I I "'bido a que toda categoría suele tener más de una pmpi,'dlld 11
,,1, ¡[II,l o, querríamos ubicarlas a todas según sus dimensiol1l's. 1',"
"1
"
11'1'10, una flor no sólo tiene color sino también tamano, rOI'llI ",
dltl'"ciún, etc. Cada uno de estos atributos se puede descompo,w,' , ' 11
\ ,II'I,IS dimensiones. Querríamos agrupar las flores según UI1 nll"il>i1
1" 1"'lwdrico tal como el color, calificando sus subdimensio'1\'ll d, '
11\1111, inll'nsidad y matiz. 0, podríamos hacer un agrupami ' ntu
111I IIpil'jo, diferenciándolas no sólo de acuerdo con el color (tono, Itl
II ' tl Hid,ld Y matiz) sino de acuerdo con el tamaño (grande, m 'dl,ll1P y
I"'<['"")ll), la duración (de larga duración versus corta durad 11), d,'
Idl'tI", 1 (,dta versus corta), y de forma (pétalos ci rculares v ' rsus oVll III
<1 liS) . na vez que haya mos cspecificado un patrón de atributos \"(\ 111
binndo5, podemos ngrurnll' IWI d l1111
1
1 "''I',l lIl l'5tO$ 1
I
III dl ' lIl
plo, todns las nores cuyas l\II'dr h','IHli l\IS muestran ....
pueden ser denominadas como " "05,"1S" junto con sus Vdrl,H 111 111
(los diferentes tipos de rosas, como las trepadoras y las '1U"11"",, ""
temprano). Notemos que cuando un analista agrupa hIN <1,'10/1 ,' 1\
patrones de acuerdo con ciertas características definidas, H" HUI'ClIII
que no todos los objetos, acontecimientos, sucesos o PCI'SUIIII H "11
cajan a la perfección en el patrón. Siempre hay alguno, (',l'oll ""
que una o varias dimensiones se salen un poco. Eso es tá bil' n, ,1, " ,11"
de ciertos límites. El ser humano sigue siendo un ser hum,1I10 ,1111'
que tenga el cabello negro, rojo o rubio. Depende de unnt" 1'"" 1
sión quiera tener el analista o hasta qué grado qui era dl'sl'on'p" ""1
las clasificaciones en subtipos.
Para resumir lo que hemos estado diciendo, cuando coml' .... ,"I1"
un incidente con otro, siempre lo hacemos de acuerdo con 1.ls 1'"1
piedades y dimensiones inherentes al incidente o aconl eci mi,·IIIII.
agrupando las que les son comunes. Por ejemplo, si toma",,,s ,",
incidente de uso de droga, lo examinamos buscando la frecu 'n('Í., d. ,
uso, tipo de droga usada y quizás duración del uso, y luego lo d,',,"
minamos o bien como un ejemplo de "experimentaci ón limil .,d,, "
con drogas o como uno de "uso abundante", dependi endo d,' 1"
propiedades que muestra cada situación. Son las propiedadl's .1. ,1
uso de las drogas las que nos permiten ubicar el incidente (' n u",.
clasificación mayor y más abstracta.
Las subcategorías
Hasta ahora, poco se ha dicho sobre las subcategorías. Éstas se' VI ".
aclarando a medida que continuamos con las explicaciones sobl'(' 111
construcción de las categorías en la codificación axial. Básicanwnl, ',
las subcategorías hacen más específica a una categoría al d,'nOlil"
información tal como cuándo, dónde, por qué y cómo es prob.lilh'
que ocurra un fenómeno. Las subcategorías, al igual que las co l('go
rías, también tienen propiedades y dimensiones. Por ejemplo, UII II
subcategoría de "uso de drogas" puede ser "tipos de drogas". HHI"
explica el "qué" del "uso de drogas". Algunos tipos de drogas P(II'
,11'11 I I,Hd I h III''-l l' d ... , ,1eu ,,'do \ 011 111 11111\ Hl'd.Jd 's 'spedl qtu,,' dv
1,,1,'s como las l 'll IdS qll' vienen, la d\'1
'III' II'U .d CÓI110 se usan (1 01" L1jL'mplo, inhaladas, inyc lJdll H ()
1111'." 11.1 ,,"), dI',
V//I'i // cio/les sobre las maneras de hacer codificaci61/ núiel' /tI
11 \'11\' 11 varias maneras diferentes de hacer codificación oblerlo.
111111 "' ,"Il'ra es el n/llí/isis línea por línea. Esta forma de codifi o I "
" 1) .... UI1 l'xa mcn minucioso de los datos, frase por frase y a v('n' H
1, ,11 ,01"'1\ po r pa labra, como se mostró en el capítu lo sobrl' " 1
11111 (capítulo 5). Ésta es quizás la forma más demor.HllI
.1, . IIldili cación, pero suele ser la más productiva. Hacer codiflrll
.11111 rl'nl; 16n por renglón es especialmente importante al com nZ,ll l'
111' ' ''''"dio porque le permite al analista generar categorías rnpldll
""'11 1<' y desa rrollarlas por medio de un muestreo adiciona l, CO"
1 .... ". l'n 1,15 dimensiones de las propiedades generales de las cnt"!\(l
'1." 1, pro eso al que llamamos "muestreo teórico". Aunqul' (' 1
11I1II'slrl'O teórico se explica en detalle en el capítulo 13, aqul se pl'('
'''' 111.1 un breve ejemplo para ilustrar nuestro punto. Si un invcst1g"
.1111' ,'st ó es tudiando los restaurantes, entonces el análi sis le' 1111
"",t.lllrant e de categoría alta, muy lleno siempre, con muchos ('111
l' h'" d05 y una persona para coordinar el trabajo, podrfa 1I VO l' ni
,1I. ,oI ist.l a cuestionar qué sucede en el servicio en un reslau r.l 1111 '
IIlll y lleno en el cual hubiera poco personal y sin un coord inlldol'
(II .. tl' l1 que estamos comparando dimensiones -qué tan lleno, qll
tlllltll personal, presencia o ausencia de coordinador - ). i ILI(' IIO
"101""05 Y buscamos un restaurante con menos personal, sin 001'(11
II llIlm y con mucho tráfico al almuerzo y observamos qu s u ('d .. 11
1,. ,',¡ntidad y calidad del servicio, entonces estamos haci ndo U"
""II"tI'I'O teórico. Noten que no estamos haciendo mues treo d,' I'(' /i
1.1I,,". .ntI'S Fe,. se sino haciendo el muestreo según las dimensiolW:1 d.'
1,." di(" rentes propiedades del "servicio" (nuestra categorla). QU('
,.' 111\ )5 saber qué le sucede al servicio cuando varían las ondi iO'WH
I>.'jll 1.15 cuales se presta.
Siguiendo con las di(cl'C' I1I" /l lll ll lI"I'dH dI' codifi cDr, l' l llIl[\ II /l I,1 111111
bién puede hacerlo ana li zando un,1 ol'llciólI o plÍl'mfo I'n ll'I'O , Mh' lI
Iras los codifi ca, podría preguntarse: "¿Cuál es la idca pl'lndp,1I '1"1'
Liene este párrafo u oración"? Luego, después de darle un nOllll" ", ,,1
ana li sta puede hacer un análisis más minucioso de Si l' COIII'I'I'III
Esta manera de codificar puede usarse en cualqui er mon1l'nlo 111'111
es especialmente útil cuando el investigador ya ti ene <',III'tI"
rías y quiere hacer una codificación específica en relación con l'1I11/i
Una tercera manera de codificar es escudl'iiinr el dOCl/lllclllo "11/"/11 y
preguntarse: "¿Qué está sucediendo aquí?" y ¿"Qué ha 'que' ('tl l. '
documento sea igualo diferente de los anteriores que odifiqu 1"
Tras responder estas preguntas, el analista puede regresa r al dm' u
mento y hacer códigos más específicos para estas similitudes y di l.,
rencias,
Escribir notas al codificar
Una manera de comenzar a codificar es anotar los conceptos c' n 1[\
márgenes o tarjetas a medida que van emergiendo durante 1 an.Ii¡..I' ,
Esto basta si uno está sólo en el proceso de denominar, Enconlral11\l"
que se trabaja mejor consignando nuestro análisis inmediatam nt ' , '11
memorandos, tal como se ilustró anteriormente, en este capítulo, Al
gunos de los nuevos y más complejos programas de computador h'
permiten al analista pasar de los textos a los conceptos, integrar con
ceptos, hacer memorandos, diagramar y así sucesivamente, en el p/'(/
ceso del desarrollo teórico (Richards y Richards, 1994; Tesch, 1990;
Weitzman y Miles, 1995), La tarea de escribir los memorandos se Imlll
con mayor detalle en el capítulo 14. Existen muchas maneras de rcgiH
trar los conceptos y las ideas teóricas (ver, por ejempl o, Dey, 1«):'\;
Mi les y Huberman, 1994; Schatzman y Strauss, 1973). Cada p ' rSOI)¡l
debe hallar el sistema que mejor le funcione,
Resumen
Los propósitos de los procedimientos y técnicas planteados en lo,.
capítulos anteriores se van aclarando ya, Están diseñados pa l'" l1 1I
tI .lIll ' 1\ Ii ¡,¡ a revisa ,' 10 1l ¡' ¡PIP' j tll' 1.1 cons\ru i6n de la Il'odn
Ildll 'l' Lw runcl'plunli zacion 'S, dt'li nir I[ls categorías, y desa n olll1l'
1,1" , ' 11 l. " 11 I IIHlS de sus propiedades y dimensiones- para IUCf\O 1','
1111 11111,11 l. " 1'01' medio de hipótesis o afirmaciones que eslablezl .. ,/1
11 ,1," 111111', , 1..1 conceptuali zación es el proceso de agrupar puntoR si
II,lId"'" d., ,I cuerdo con algunas propiedades definidas y darl es un
11 11 111111'., '1"" represente el vínculo común. Al conceptuali zar, redu -I
'"11'1 )'. 1""1dl'5 cantidades de datos a partes más pequeñas y ma nejn
o
Id, ,,, d" d,lIos . Una vez tenemos algunas categorías, quere mos
,,,,,,, ,.11 k,1r sus propiedades y también mostrar cómo nuestros 0 11
, "1'111" ( .. varían según las dimensiones de cada una de l'S-
ill " I""pil'lbdcs. Por medio de la especificación y la determina ión
.1, . 1,,, dill1ensiones, comenzamos a ver modelos tal es como los po
1'"11. " de vuelo y los de consumo de drogas. Así. tenemos las fundn
1" """ y IJ estructura inicial para construir la teoría.
9
Codificación axial
Definición de términos
Codificación axial: proceso de relacionar las categorías a sus hu.
denominado "axial" porque la codificación OCurre alrededor Ucl l'jl' di' 111 11 1
categoría, y enlaza las categorías en cuanto a sus propiedades y di"' l' ", lnlll'.
Pnmdigmn: herramienta analítica diseñada para ayudar a los anoIl NI,, " 11
in tegrar la estructura con el proceso.
Eslruclum: contexto condicional en el que está situada la calegodo (1 1' 111 )
meno).
Proceso: secuencias de acciones/interacciones pertenecientes a I(lt!
menos a medida que evolucionan en el tiempo.
En todo el mundo los seres humanos son incapaces dc sus t' \li' I' l '
.1 da r explicaciones a los acontecimientos y sucesos. Su dl'S('O d,.
co ", prensión es universal, aunque estas explicaciones el i fi ('l'[1 11 111'
¡.:ún la persona, el tiempo y el lugar. Mientras algunos bns.lI ) 11
l' xpl icaciones en creencias mágicas o religiosas, otros las dl' I' lvlI lI
dl' la ex peri encia práctica o de la ciencia. Los esque mas CXpll Cll 11
vos no sólo guían el comportamiento s ino que tambi é n Ofrt'I 'I'1I
.llgo de control y predictibilida I a los a o ntecimi entos. Los ('/ 1'1111
(f eos o p ' ron cOn este tipo l ' ('sql"' IlIII H, 11 menuel o muy dClll lllldll/'
,, ' II,tll " d" ... l': s muy útil Ulfll ! 111 11' ,ti" del libro el cl soci() lo¡.:o
1 1'111 11 1,, 1 para deci rnos I(l qUl' deben contener tales l' X
1'11' 111 " "",-:
111 1111'\ ll IIl . Il ión ... cuenta una historia sobre las relaciones entre las cosas
ti I! ", Ilt'r"on,l'l y los acontecimientos. Para narrar una historia compleja,
111 1111 11'1'1(' th:signnf los objetos y acontecimientos, plantear o implicar sus
tlllllt 'll"lI (1I1l'S y propiedades ... , proporcionarles un contexto, indicar una O
ti. 1', , ( 1I1d Idones de cualquier acción/ interacción que sea esencial para la
Illr, I'I I 1,1, y s,.:i'i dlar o deducir una o más consecuencias (citado en Maincs,
1, ..1I1H).
1:1 1"'II/";,, il o de la codificación axial es comenzar el proceso el 1'('
111',1 "1', ,,. los da tos que se fracturaron durante la codificación abil'rlll ,
111 1" codifi cac ión axial, las categorías se relacionan co n HlI N
0,,/1, .. t<'gorras para formar unas explicaciones más precisas y ()11l
1,1" " " M,brc los fenómenos. Aunque la codificación axial difi crl' (' "
O" III'Up()s it o el e la abierta, no son necesariamente pasos ana lft kON
. ,', " " IKülcs, de la misma manera que la denominación es difc l'l' l'It l'
" 1" , " di fi cación abierta. La codificación axial sí requiere que el ana li sia
" '11 )\ ,1 .,I gunas calegorías, pero a menudo comienza a surgir un scntl -
, 1, 1 d., {' () 111 o se relacionan las categorías durante la codificación obi,' I'
111 1',, 1 ( 0 1110 lo expresa Strauss (1987):
":nln' ¡.¡s e lecciones más importantes, incluso durante estas primeras
está la de hacer una codificación intensa y coherente en to r-
no 11 C.:l legorías específicas. Al hacerlas, el analista comienza a cons-
l!'Idl" unn trama densa de relaciones que giran alrededor del "eje" de In
t ,ll q ;oda sobre la cual se está centrando. (p. 64).
"" ,,1 prcsente capítulo describimos la lógica ele la coelificad "
,,\1. 11 Y demostra mos cómo enlazar los datos según sus dimcnsinlw:,
\' 1" "I'il'dadcs, para formar categorías densas, bien desarroll adas y
1I,I.¡rion¡l das entre sí.
El p roceso de codificación
1)¡ 'll dl' 1' 1 punto dc vlHln d, ' II "'.II 'I', IIIII I"I1 I(1, la codifi cación axiol l' I'
.'111\'10 dI' .. d a inn[1 l' 1'111" 'I lI ltl 11 1I 11" ' III 'I', "'I:l s ' lI Í<' ntl o InH Jhwll/l
ti " y ,11111"11
1
111 111 ', \' ¡JI' 11111'111' ¡,() mo St' t' I1II'l'l' l' li Zl lIl y
vinculan éstas. '('nI COlTI O se pLlllh.'tl ,lIlh'\" un,l 'il legorf.J
jl '1/0/1fl!1I0, o sea, un problelna, un un aconlccin,it' llln \)1111 111,
" " IUL' se define como significativo para los entrevistados, 1,0" 1, '1 H 1111
nos que se investi gan pueden ser tan amplios como ncgOÓ, II' 1111 111111 '11111
de paz entre dos naciones o tan limitados como la percL' l'clOl1 di ' 1"
c,lInbios en la imagen corporal tras una amputación, n 11'11¡)1I1I'1I1I
ti ene la capacidad de explicar lo que sucede. Una slll¡c/I{¡ '¡':WIII 1111111111 11
l'S una categoría, como su nombre lo dice. Sin embal'go, lll1 IUHIII di
representar el fenómeno, las subcategorías responden pregul1l lll l Mili",
los fenómenos tales como cuándo, dónde, por qué, qui n, d llllll y , 1111
qué consecuencias, dando así a los conceptos un mayor pode'" • 1'11' 11
ti vo. Al comienzo del análisis, el investigador puede igno".lI' ,111\ 1,
conceptos son categorías y cuáles subcategorías. Esto su ,1 • volv"1 1
evidente a medida que la codificación avanza,
Por ejemplo, supongamos que el analista se pregunta d" SP"I ' di
cada entrevista con adolescentes sobre el uso de drogas: "¿(,JI ' " 1"
que parece estar sucediendo aquí?" Si repetidamente la respul'/I t""
que la mayor parte de los adolescentes están "experi ment,lIIdo" '"11
drogas y haciéndolo sólo" con límites", o sea ensaya ndo d rogll ,11"
dl' manera ocasional y restringiendo su uso a los tipos lllC'nos p"I I'1I
I\'s, entonces a la "experimentación limitada" con drogas sl' lll l"Io'd,'
designar como una categoría, Otras categorías tales como "cOnVI' I", 1
ción sobre drogas", "experiencia del principiante", "fácil llCl'l' /IIl", l'
"desafío a la posición de los adultos" ayudan a ex plica r pOI' q II 11 1111
drogas los adolescentes, cómo van compartiendo sus experil"l\ 1m, l'
qué obtienen al usarlas,
Es conveniente hacer aquí una precisión importanle, AIIIHIIII
el texto proporciona claves sobre cómo se relacionan las atq ', oll'l
1.1S vi nculaciones reales no ocurren de manera descript ivJ sil1o, 111 1\
bien, conceptual. Para ilustrarlo, volvamos al primer párrafo dI' 11111'
1'';1 entrevista con una adolescente sobre el uso de droga,
que nuestra entrevistada da una explicación de las ruzon,'s '1"1' 111
Ilev<lron a experimentar con drogas.
Entrevistada: A mí me parece que los adolescentes USlln I. l/l d,"
g.IS I ara liberarse de sus padres. Pues, no sé, Yo sólo I ",'do 11,,101111
1'01' mr mi sma. Para mr, ('s tu era una experiencia, Uno oy(' ,I1IIIllII
It I 1I I I dl ' 111\. dl·ogns. Uno Oy l' qlH' snn Inalas pare:; uno. Son muy
L,l" onsiguen fácil. Uno se mete en ell as porque son f. el -
1 • ,lo- l'oll Ncguir y porque es como una cosa nueva, iEs un,1
11," ¡l ll, ' d,,'!, ¿subes?, es <l Igo que es malo para uno, un tabú, un
1111 1,1\101'1 mundo está en contra de ellas, Si eres adolescente, lo
I'dl"I' I(. 'IIIL' vus <l hacer es probarlas.
'sta adolescente nos está contando, en forma de texto,
1'"1 '1" lo, .Idolescentes consumen drogas, al analizar los datos, on-
l'slc lexto en conceptos que representan palabras tales como
I 1 yll IIhcrado (soltarse), el acceso fácil, la experiencia de principian-
h', ,,1 h,lblar de forma negativa de las drogas y el desafiar la posición
lit III N ,HIlillos. Es por medio de estos conceptos, que pueden s "
o" b, IIlq;orfns, como el analista desarrolla explicaciones sobre por qu
,1 lolescentes usan las drogas,
I',,,,,'dimentalmente, entonces, la codificación axial implica va-
11 ,1'1 1,11'1'.15 básicas (Strauss, 1987), entre las que se encuentran las
Igld,'ntl's:
1 AI'omodar las propiedades de una categoría y sus dimensiones, IJ"l'.1
qtl l ' t 11Inil
l
l1 Za durante la codificación abierta.
, I,,,"" lifi car la variedad de condiciones, acciones/interacciones y con-
1111 '1 11I ' IH'i,lS Jsociadas con un fenómeno.
\ l\cl.H:ionar una categoría con sus subcategorías por medi o de orJcio·
111"1 qll\' denolan las relaciones de unas con otras.
, \ IStl h4.\ lJ' claves en los datos que denoten cómo se pueden relacional' lus
' 11!+ 'p,ul'f,¡s principales entre sí.
1;,,/ recrllzar en el nivel dimensional
I 11 1,1 l'odifiCución axial, el analista relaciona las categorías en CU.1I1
I,' ,¡ LI S dimensiones. Observemos que tocios los códigos que se ar ..
[,,111 dl' nombmr están califi odo" d. ' """1,, dimensiondl. 1'01' .'j"II' I,11I
l'i yo está "liberado", el acceso es " f:\ ji ", la forma d ' hdl1ll1 ,. d., d,,,
gas es "negativa", la experiencia es de " principiantes", y lo.', ,\.11111
centes "retan" la posición de los adultos. Cuando rela ion,\Il\O" ." ¡"
cód igos con la categoría "experimentar con drogas", en 1"I ',\lIdlll l •
tamos relacionando la "experimentación limitada" con In " lil wr,1I ", \
del yo, lo "fácil" del acceso, lo "novedoso" de la experienci,l, lo " 11"
gativo" de hablar de drogas, el "retar" la posición ad ult a y ns( HII., .
sivamente. De esta manera, podemos diferenciar "la experinWIl III' 11",
limitada" con las drogas de, por decir algo, el "uso abundal1 lt '" d"
las drogas, que podría verse bastante diferente al compara rl o l'l) 11 11
dimensiones en estas mismas subcategorías.
Análisis en dos niveles
Tal como los lectores pueden haberlo advertido, cuando
los datos, hay en realidad dos niveles de explicaciones que son: ,1) 111
pa labras usadas por nuestros entrevi stados y b) nUl's l r"
cnnceptualizaciones de aquéllas.
El analista llama "Experimentación limitada" al patrón d ' LI SO d. ,
droga en el que participa la mayor parte de los adolescentes, ¡'¡sto,
pueden referirse al uso de la droga como "ensayar un poco", tl"1I'"
cu idado con qué "usar drogas", usarlas sólo en "las fiestas" y l'OI)
"amigos", como parte de "un acto social", usar las drogas " n1<'no"
potentes", y así sucesivamente. En otras palabras, nos dicen u, lldo,
cómo, con quién y dónde las usan. Nuestra traducción y defini I(¡ II
del fenómeno o de lo que está pasando en esta situación es qlll' IOH
adolescentes están metidos en una "experimentación limitada " l'Oll
las drogas. Ésta es nuestra interpretación de los acontecimientos,
El paradigma
Cuando los analistas hacen codificación axial, busca n resplll'st,ls 11
preguntas tales como por qué sucede, dónde, cuá ndo, y con qu
resultados, y al hacerlo descubren relaciones entre estas atl'godIlH,
Responder estas pregunta nos ayuda a contextuali za r un fl'Il(¡"'"
( 1IIIIfll Itl '. 1" 1/' '"/ / 1: \1)
1111 , 11 'U'. I, loc.di:l.1 r1o denlro dt, tlll , 1 \'Hlr'II L'1ura condicional 1 idl1ntlfl
I tI! \,1 "¡'t')f)W" () la nlanera en till e una categoría se 111anifi csln. 1',11',\
d. ·, • .1" d.' otra manera, al responder las preguntas de qui én, U",
.1" dll"d." por qué, cómo y con qué consecuencias, los ana list,l S
1,.,, '.1"11 rl'l,Kionar la estructura con el proceso. ¿Por qué qu. ere Ul10
11 ,1,,, 1t"1011' 1,1 estructura con el proceso? Porque la estructura o Ins
I IlIulldon(\s establecen el escenario, o sea, crean las circunstan jos l'n
J.. ,"II It'S se sitúan o emergen los problemas, asuntos, aconte imil'11
111" o 4'!l'l'SOS pertenecientes a un fenómeno. El proceso, por su par
1 ... d"l\ola la acción/ interacción, en el tiempo, de las personaH,
y comunidades, en respuesta a ciertos probl emas
iI ,,,: "t os. ' ombinar la estructura con los procesos ayuda al ana li sta 11
"'1'1.11' "igo de la complejidad que forma parte tan importante de In
vI! 1 .. "1 proceso y la estructura están ligados de manera mextncabll'.
y " "",nos que uno comprenda la naturaleza de sus relaci ones (t, nto
1" lI'I.\(' ión del uno con la otra o la de ambos con el fenómeno 1'"
• ''''' 'li ón) es difíci l captar verdaderamente qué sucede. Si uno cstll
di" ',(110 la estructura, entonces aprende por qué pero no cómo OC"
'1. '.1 l'il'rtos aconteci mientos. Si uno estudia sólo el proceso ent onel' /!
"""I"'I'nde cómo actúan o interactúan las personas,. pero no el pO!'
'1" " I'"ra ca ptar la dinámica y la naturaleza evolutiva de los a 011
t"tllIlil'ntos, se debe estudiar tanto la estructura como el pro 'so,
I ,:l S respuestas a preguntas tales como por qué, cuándo y dónd, '
I",, 'den estar implícitas o explícitas en las notas de campo; °
1" 'I'sonas a veces usan palabras que nos dan claves, tales como, pUL "
11) l(\l l\" I If J causa de", If cuando", y If porque", seguidas por al gún .DeOI)
1 .. , IlI1 il'nlo o acción; por ejemplo, "porque no me gustaba la apal"lcl1rlll
. 11'I1'lIfé [condiciones estructural es] me fui rápido" y lO entonc s dl' Idf
11' ,ti si tio donde nos mantenemos, en la esquina" [estrateg.as dl' ,!l'
• It 111/ int eracción para manejar una situación problemática]. En su ('0"
v," " ,lCión o en sus acciones, las personas también nos muestr,lI1 111'
""141'l"Ul'ncias, por ejemplo:" Allá sí me dieron una buena ta7Á de 1'111,;'
y 1111' pude sentar a pensar sin el bullicio y alboroto del pnmer uf ,
t';n l' l ejemplo anteri or, la lógi a ('5 mu y fácil de segUIr. S.n cmbill'
pll, l' lI 11 nL! o se trabaja con dalos "l'nll's, Ins relaciones entre a ' onl l'I'I.
,:tl l' l1t OS y su esos no son Sll' 1I11"'" lil l' l'vldl' nt S. amo los vi nculo/!
l' l1lrl' I,IS c,' legorfas pueden Hl' I' II es lar ill1l' lll'iIO'I, ,. "111 ".
Il'l1L'r un esquema que se pued,1 us"," para descifr.lI' 11 ''''H' "11 ," 1,
conexiones que va n enlergiendo.
Lo que ll ama mos paradigma es un esquema org"ni z,l llvII d, ' 1 f¡
tipo. En rea lidad, el paradigma no es más que un,1 pl'r"I" ', 111 " 1(1"
Sl' adopta sobre los datos, otra posición a na lfli c,1 L(lI" ,11,,,1, I
recolectar los y ordenarlos de manera sistemática, de 1,11 11111.1' 11(111 1,
L' s tructura y el proceso se integren. La terminología "1111'11' 11<111 "1' 1
paradigma es prestada de los términos científicos 1I 01'l11,lI c" 1'10<
porciona un lenguaje familiar que facilita la discusi6n l'I1 II'\· lo. , lo"
líricos. Además, los términos básicos empleados en l'l 1'111'.1.11 1\ 111 1
s uelen seguir la lógica expresada en el lenguaje que I,IS
usan en sus descripciones cotidianas (por ejemplo, " por l';,11 ,"111 '11
" lo que sucedió fue", "mi reacción fue", "esto es lo Lju u 1', ';' 11 1111' )
Los componentes básicos del paradigma son los s iguic"H' ''1: 11"\
unas condiciolles, una manera conceptual de agrupa r las res l'llI 'l f,1 ,
1,IS preguntas de por qué, dónde, cuándo y cómo. Es tas fon u.I J'''II "
componen la estructura o conjunto de circunstancias o 5itu,1l10", ' ,."
I,IS cuales están inscritos los fenómenos. Hay unas ncciolles/il/ /('/'{/( (/CI//( '
que son las respuestas estratégicas o rutinarias dadas pOI' los I"d l\ 1
duos o grupos a los asuntos, problemas, acontecimientos o SI" 1"'"
que emergen bajo estas condiciones. Las acciones/ internccionc'H c'r llllll
representadas por las preguntas de quién y cómo. !-lay cOI/ SI'cl/,·IId".
que son el resultado de las acciones e interacciones. Las con5l" ' II( ' IIII ' I'
están representadas por preguntas relativas a qué sucede COmo 1"'/1111
lado de es tas acciones/interacciones o por qué los gru pos no "\"' 11'" 1
den a si tuaciones por medio de acciones/interaccion ' S, lo '1
111
'
cons tituye un hallazgo importante por sí mismo.
Tomar nota
Anles de proceder a nuestro análisis del paradigma, es pI" 1'1' 111
Il',H nlgu nos puntos importantes.
1. Dura nte la codificación abierta, se identifican mú lli l' ll's , '11 1, .
godas. Algunas pertenecerá n a un fen6meno; otras, (que m s Ill l'dl'
HC vol verá n s ubca tegorías) s rd rir6n o las condi cion 'S, n('(' IO' II' HI
1111 /lfIIUlI111I 1I I I"I/ 1,11
I 1 ," 1111 I 111 111 11 1 \) \ 111 H-.l 'l Los "oIHIl! \ ", \ llllLepL ualcs r '¡lles q lH'
I 1III IIIII h ¡Itl ¡I \¡i 4 l '.lll' g OríOS no ncccstuiamcnte señalarán si Ul'ltl
111, )jll l h l d, 'I\III ,1 IIn,\ condición, una acción/interacción, o unJ ('011
" "" 1111" 1,1 .1I1.lli , t.1 li L'nc que hacer tal distinción. Ademós, eu.l l
'IIIIi ' 1 " 111 '1" ,,,'1.1 " ;, ube,lIegoría va a tener propio conjunt o de'
1'111 1'11 ''' ,101, '' y I" s l"l lifi cativos de s u ,
, 1' 1 codifica para conseguIr explIcaCIOnes y para com-
1'",.lIh,,' los y no los tales como condi ionl" ,
1" lil ll' ''' / lIlll' '\lCCione, y consecuencias. Esta es una equ, vo aCiÓn
1,, " ""111, ' ,' l1lrl' los a na li stas principiantes, que ti enden a ser muy
d\lI',III ,II "' OS "011 l' 's pecto a su forma de abordar el análi sis y .1,':
111 " ' 11' 1" ,'ll\ id.1 codifican componentes para el paradI gma SIn t I1lI
'" 1,1 ,"" '1l1'L'I!;, i" n de la naturaleza y tipos de relaciones qu '
d, ',,, 11"" l ,uL');o se confunden, cuando por ejemplo los sucesos o a on-
11'1 111\1"111 0' SC' codifica n como condición en un caso pero como
,., \1",,, ,,\ c' l1 01 ro, como cuando el hecho de enfermarse por cons umll'
"1111 .... " ,'11 U 11.1 fiesta (una consecuencia) afecta las ganas de e nsaY,II'
1'1' ,' 11 1.1 1 s igu iente (otra situación contextual), o cuando las con
1'1 11t 'lh de un conjunto de acciones se vuelven condlcloll.C' S dl'
1"1,1 ,Il ,"011 / interacción en la secuencia posterior. Somos conscle ntL's
di ' '1111 ' los principiantes necesitan una estructura y d: que la
,111" 01 .. d,llos bajo rótulos di scretos, les da la sen saCio n de conll ol,1I
<1 ' " ,11I,\ li s is. Sin embargo, queremos que ellos se den cuenta de qt!\'
1,, 1, '" 1"',\cli cDs les impiden captar el fluj o dinámico de los aconl l'!'1
111 1<' 11111" y IJ natu raleza compleja de las relaciones que fIl1 Dlml' 11Ic'
1111' , ' 11 qUl' la expli cación de los fenómenos sea interesa nte, vel'Osíl11: 1
1" Los anali stas que abordan con rigidez el proceso Dl1 l1 lf11
,11 .,,111 como los artistas que se esfuer zan demasiado. Aunqu' Sus
\ I , I,h lonl\s pueden ser técnicamente correctas, no logran In
' '' II' 'l t ' ,1 cid objeto representado, y dejan a los observadores 51111' (' 11
,(".". '"1 poco defraudados. Nuest ro consejo es que lo tom ' n (' 011
"" ,,vid,ld pues el rigor y el vigor ya vendrán. ,
I No estamos habl ando un lenguaje de causa y efecto. 1:510 c' S
d" III" , idclo simple. El solo acceso fácil no ll eva al uso de l a d "OHl' ,
11111 Il( \1 " pud iera hacer IOH .1 1'0 1\ 11S fóci 1 mente d Is ponlbil's, !.w¡
III llI l\'Ill' l' nlcs pueden hnn' " II sí, hay mC¡(lipl s fa tl1 l'l'H Lilll '
Opl' l',l n en di versas combinudtl ll \"¡ 1'.lr. l l'l'L'nr un cont l'xto (1 IIIIJI III I II
de condiciones que se reúnen pc1l'1.1 producir uní) Sil lltH
que hace más probable que ciertos adolescenl es y,'1I 1,1 .1",
pe ro sólo ci ertos adolescentes, ciertas dro¡.;,,,, ,'11 010'11"
momentos, etc. Identificar, separar y agrupar todos los [' lIsllolo' [¡lO
lores que muestran la naturaleza de las relaciones no Li d "' ''1111 '' 11 1
tado una oración simple de "si ... entonces". Lo más prnholhl. '" '11\1
el resultado sea un análisis que lleve a los lectores a un "1' 11"1' 1 po""1
piejo de interrelaciones, cada una con su patrón parti cul.ll', '1 "" ,
pli can lo que está sucediendo. Con esto en mente, ya I'SI,lIl1I1H 11 1 ..
para entrar de lleno a un planteamiento más complelo ele> los "' "'11 '''
nentes del paradigma.
Explicación de los componwtes del paradig/J/fI
El término fenómeno, como lo hemos planteado, es una p,II,lbr,1 '1 "0
responde a la pregunta: ¿"Qué está sucedi endo aq uí"? Al bu'.".I ' 1 ..
fenómenos, estamos buscando patrones repetidos de aco nl r 1m 1"1
tos, sucesos, o acciones/interacciones que representen lo 'lUI' 11"
personas dicen o hacen, solas o en compañía, en rcspu 'SI,1 "
problemas y situaciones en los que se encuentran, En 1" codl lll ,1
ción, las categorías representan los fenómenos. Por ejempl o, "1" l' 1'"
rimentación limitada" con drogas es una categoría. Tambi 11 ,"1 1111
fenómeno -en este caso, un patrón de uso de drogas entrl' Ini/ll d"
lescentes -. Otros patrones de uso de drogas pocl ría n ser ",tI""'III'
se" y" consumir drogas habitualmente", lo cual, en esencia, 1'1' 1""""'111"
diferentes patrones dimensionales del consumo de dro¡.;as .' 111 11' 1 .. ,
adolescentes. Cada patrón tiene su propio conjunto de cond il'ip'lI'
Las condiciones son conjuntos de acontecimi entos o SUt'I',WI '1' "'
crean las situaciones, asuntos y problemas propios de un 11'11(' I1 Ii'II"
dado, y hasta cierto grado, explican por qué y cómo las Iwr,o" II '1 ..
gru pos responden de cierta manera. Las condici ones pucLl t' l1 dn' l' '1
pa rtir del tiempo, lugar, cultura, reglas, reglament os, cI' Ct' nrlll'l, y 1"
economía, el poder, o factores relacionados con el g ncm, ,IHf , 'PIII"
de los mundos sociales, organizaciones e instituciones ' n 1,15 'IU" " ...
cn ontl'amos, junto con nuestras motivaciones y bi ogl'Ofrns 11('1'11( 11 111
I ,,¡/l/h 111 ¡, III. ' I mi / II1 \
" 1 ,"11'1" 1,, 1' ,' d.' eslas 0$15 (O lod,;, l' II ,IS) es una fu cnt' [1oll' ndnl
,11' '1 ",, 111 "" "" (1''''''' Icer más pl ,lIliL'.ll11ientos sobre la ondi ionl'S,
" '1i I'"III" 12). A l11enos que los participantes tengan una mognrfl
, 11111111,11111, pUl' tl cn no entender todas las razones para s u o IUII
,11 11, '111' '' 1" '' l'S posible que sí les manifiesten a los investi gnd(li'I'/l
11, 1111,,, do' I"s razones de su comportamiento. Las condi ciones lil'
1" " do"" II lwi rst' cn los datos y los analistas deben rastrea r todo SIl
1I0'l"h 111 . Aunque los investigadores deben tratar de descubrir las
1,111 "",, II r1l1nI'S pertinentes, no deben presuponer que descubrir, n
",,11." I"s cond ici ones ni decir que una condición cualquiera o con·
lunh. do' cond iciones es pertinente mientras no lo as Su
.[; " ulMlón con el fenómeno de algún modo que sea explicabl e.
1' 0' 1, " nd iciones ti enen múltiples propiedades. Su vía de influl'n
11'1",01 ,,',· 1.1 S ncciones/ interacciones puede ser directa o indirecta, 111 S
11 11,, '1111_ linl'nl. Las condiciones pueden ser micro (o sea, l11ás Cl'rll
1'" Lo I,"'nll' de la acción/ interacción, tales como la presión del grupo
.. '1'" ''''1' dl'safiar la autoridad paterna) o macro (tales C0l11 0 la Lli s po
1\I I,lIld, .. 1 dt, las drogas en la comunidad y las actitudes culluml l'H
'0"1 ' 1' I., ción a su uso). Para ser completas, las explicaciones ti ' ben
1111111 11' t.1I1ln las condiciones lnicro como las nlacro, así como las in
d h 11\ Ii II WS de cómo se entrecruzan unas con otras y con las a ¡o
1I0 "I/l nl ,'rac iones (otra vez, ver el capítulo 12).
, )(' lI olllillar las condiciones
1,,1\ ,,"nLli ciones, como lo hemos dicho, pueden ser micro O 1110 n o,
vi , ,,,, 11 (',1I11bi ar a lo largo del tiempo, afectarse una a otra y 0111[11.
Ihlt 't I' l k va rias maneras en cuanto a sus diferentes dim nsionl'H.
",10'1\),\" l'S posible que se añadan algunas nuevas por el ca mino,
1,1" "' \lIl os que se les ponen a las condiciones, tal es como CIIII >II I,
(1II"'"II,il'll /1' y cOII/ extual son maneras de tratar de seleccionar olgll
11 ,11 ' di' 1.1 S rel aciones complejas entre las condiciones y sus pOs lt' rl o
I ,"¡ 11' I. H'innes con las acciones/ interacciones.
I ,," ("II /ltl icio/l es call sales suelen conjuntos ti ' aeontt' '1
IIllo' lIl oH qUl' influyen sobre Iml ("" ml"10S, C0l11 0 por ej mplo,
1'11 111\ 11 (It'sln t1 o'1dl' se 0("('1"1\11,111 1)\' 1
l.¡l S COI f(/i ciolles 1 ..1S LJu "' mili gll ll o dI' ¡lI g10 11
manera alteran el impacto de las condi ciones causa"'s so!>" , I" 1, '"
menos tal es como que el adolescente de pronto sienl ,1 \Iu,' 0111'1\111 ,
no es bueno para él. Estas últimas suelen surgir d las ('\I n I I 'I r," '" 1,
(acontecimientos inesperados), a las que a su vez se !l's 111'1 ',' " "' 1 "'"
del' por medio de una forma de acción/interacción, POI' . 'j"II'I'I", lo,
adolescentes pueden tener el propósito de ir a una fi l'sl,1 plll'q"" ,
ben que allá les van a pasar droga, para ensayarla, Sin .' ",iI,,, )1'" I
los padres del adolescente que está haciendo la fi es ta l'l' fln' /I, 1I1 ",, ,
de manera inesperada, entonces aquéllos tendrán que (" 111\"1,,, d,
planes, Para soslayar esta situación, podrían irse para un ,",," lo
se reúnen normalmente estos adolescentes y pasar 1<1 drOHII 11 11 ,1 II
pueden decidir no consumir droga esa noche, y dejar su \.' xlll" 1"" ,,,
to para otro tiempo y lugar, Las condiciones intervinic'lll'S 1',",01, "
ayudar a explicar por qué algunos adolescentes continua n " 111" 1
mentando mientras otros no, Algunos pueden ser invit.,dos " 111101
fiesta sin saber que va a haber drogas, ensayarl as, de kilo' q'"' ,
divierten tomándolas y continuar consumiéndolas, tros, 1',",01""
haber ensayado la droga, pero les cayó mal y nunca volvieron 1,1 ,"
carla, Tanto las condiciones causales como las intervinient l's 1',",01""
surgir de las condiciones de nivel micro o macro,
Las condiciones contextuales son el conjunto de condiciOl1l'S I
ri cas (patrones de condiciones) que se entrecruzan en las dil1"''' 1"
nes en un tiempo y lugar para crear el conjunto de circunst.lIl' 1'1 "
problemas a los cuales responden las personas por medio d,' 1" "'
ción/ interacción, Explican por qué un fenómeno como el d ' "1' 1"'11
mentar con drogas" es "limitado" para algunos adolescen tes 1111('111,"
que puede llevar a un "uso abundante" de drogas a otro, I ,os (' olldl
ciones contextuales tienen su origen en las condiciones auslI l" (I'
en las circunstanciales) y son el producto de la formo () 11H1 1
entrecruzan y combinan en variados patrones dimensionol 's, 1'",
ejemplo, si fuéramos a especificar que el "grado de acceso D IlIs , 1, 1'
gas" es una de las circunstancias causales relacionadas on 11 " 01, '
droga de los adolescentes en general, y sabemos que es' (1)1'1' 1'1"
puede variar en sus dimensiones desde "fácil" a "difl il ", (,' nIOI), .'.
podrfamos advertir que la dimensión "fácil" del acceso s unn di ' 111
I IIIl.lII 11 11 1I" j p,u'" qUl' los nUOICSl'll lllt
1
.... prueben las Por lo
IIIIII! , IlIl v condiciones diferent es en un conlexlo nun UIUi
, ," 1 " " 1'" ' 1 11,,, d im" nsiones específicas, Al agrupar las condi ci()lwH
"1\1111 "" " dl'Ill'I1, ion"s, el analista es capaz de identifica r patl'Ol1l's \)
""'1. ",111" .1 .. ,oll diciones que crean un contexto (para un ejemplo
, ",1"11'" .1 .. los conl exlos y además un análisis, ver a Strauss, 197H) ,
1\1 '"I'ltrlont' no es tanto identificar y enumerar condicion(' N
Inl crvinientes y contextuales sino que el analista se file
'11 ,01 ,'nlr,IIllodo complejo de acontecimientos (condiciones) qu,'
1" VII " He den problemas, asuntos o sucesos a los cuales 1,1H
1"" 1>11,.11 responden por medio de alguna forma de acción/
111"" "" ',' 1"", con alguna clase de consecuencias. Además, el al1ali sta
I'III' d,' Idl, .lIifi car cambios en la situación original (si es que 10H
",'y), ,'01111) resultado de la acción/interacción.
IH", .IIlOl ,tci6n que puede hacerse sobre las condiciones es qUL' 1,ls
, 1"" ,ll'iol1<' s requi eren suposiciones sobre la pertinencia de 1,\
','II/lIIlId,l d, Sin embargo, qué son estas suposiciones y cuál es jusi"
111' 111" 1" " na lu ra leza" de la causalidad ha sido objeto de grand."
oI"Ioll ll" d,' los ril ósofos de la ciencia y algunos científicos, Las difl"'I'1I
" 01" ,. iplill ,lS y especializaciones científicas difieren de man ra l'lI ')
/01 "1'11 1>1" L'n lo que consideran causalidad, elementos ca usa ll's y
,'" ", '11, idS causales, En la biología evolutiva, la causalidad no L'S 1'1
111/ ""1,' 'I"L' L' n la biología genética y ciertamente no se paree a 1,1/1
1, " .... , d.' pl'Obabilidad de los físicos subatómicos. En las cien ias /l1l
, ",( ,,,, \' vn muchas de las disciplinas prácticas, sin duda también hoy
di '" ",,,om's y debates respecto de la naturaleza de la causnlid nd,
1-¡II," oI",1 !,rL'ocupación como analistas, no es tanto con la ca usnlidnd
111" ,011 Ins condiciones de diversos tipos y la manera como s.'
"11111" para crear aconteci mientos que llevan a ac iOI1., ,,/
III",,", 'I';'II"'S, Cuando la gente actúa, queremos saber por qu ,e 111 0
""" ,, 1, 0, Y d 'Iué situaciones, problemas o asuntos respond ' 11 ,
""" ¡I,' v.o " nuestra próxima característica paradigmática, la acci(lI1 /
don,
/1 1,' /1 estratégicas o rutinarias o el cómo maneja la (.\,, 11 -
1" ,I IIIIIIiollL'S, problemas y asunl o" '1UI' l' ncuentra se lo d 11 0 11111111
11" "' //I' H/I"'I ' /'I/ ccioll(,$, "('1'" ",,' 111 ,", 1, ) ' Iu ' las p rsonos, o"gillll
znciones, munuos social 's () nI\{ I!.lCL'n () dicl' l1 , 1.11 11 ¡Htt 41111
interacciones estratégicas son aClos delibe rados () "/1', " 1.,,11, "
propósito pa ra resolver un problema, y al hacerl o 111 01<1 1'11'1 .,1 1,
nó meno de al guna manera. Por ejemplo, si el fen mellO 11 • "1,.",,,
ría que estamos estudiando es "lograr que conl inu,' .. 1 IIi i)iI .t,
Irabajo" en una unidad hospitalaria, y uno de los prol>I,' II III " '1'11
emergen es que tres de los cinco miembros del •
cada unidad no vinieron un día por encontrarse enfl'l"Il1\1 , ,'111,"1
ces nos interesaría observar cómo se manejó el problel11.1 d, ' 1, .". ,
menos personal del necesario y lograr que el trabajo SI' '·('11 11 '.11"
¿Llamó la enfermera jefa a los supernumerari os o perSOnl1 I I1<11o 1"
na l? ¿Restringieron el cuidado de los pacientes a las m "".IM " ' " "01
dades básicas? ¿Transfirieron pacientes a otra uni dad?
Las rutinas son acciones/interacciones que correspondl' n 11 111 /. 1,,,
mas más habituales de responder a las ocurrencias de la vid,l .otldl ••
na, como por ejemplo, tener un protocolo establecido pa ra 1' 1"'1' 111 .1,
que el número de empleados disminuya. En las organiza 1011" " .111"1'
tan la forma de reglas, reglamentaciones, políticas y
i\ unque los investigadores tienden a enfocar sus estudios 1'11 111 1'1"
blemático, también es importante examinarlos asuntos de ruli 11.1, 1'11'
ell os muestran las acciones/interacciones (que antes se han Imll"I'" 1"
de manera estratégica) que tienden a mantener el orden SOci,l 1.
El término" acción/ interacción" es un concepto im port lll1l1' , N"
sólo denota lo que ocurre entre individuos, grupos, orga niza('illlll ' \.
similares (por ejemplo, pasar la marihuana y compartir los Cig,l lO 'llt l '"
en algunas fiestas de adolescentes) sino que también incluYl' nSlll ll".
tales como conversaciones sobre las experiencias con la el roga lI sI 1.1111.,
las negociaciones y otros tipos de charlas que ocurran en si lund."IO'.
de grupos que hacen presión sobre sus miembros. Ad 'más di' 1""
"sucesos" -verbales y no verbales- que ti enen luga r enln.' 10,110) <1 1
viduos, la acción/interacción se refiere a las discusiones y r 'vlslllllO'
que se dan en los individuos mismos, por ejempl o, sopesa!" los 1\1'11/1 l'
contras del uso de drogas (advertencias de maestros y padrl'S P""I
('vitar el consumo de drogas medido contra el rechazo de los Il1l1l'1lil
chos del grupo si uno no las consume) y la fumada en si, '1u" 1'1 " '.1,.
s 'r una profunda inhalación o un gesto simbóli co.
t ttll/lI.u. "'" "1/11/ I 1,1',
¡lit Itllll"¡/ IIHt'I',lCCiolll'M lII\!Il ·l lIdlviduosqu.: urlutln l' n W'l l
1111 () nu esl ar o Sl' , 1 cooru inaun::;, LaH t,HX' ¡OIh'11/
lilh 1.1' , lil l\,··, .. volucionan con el tiempo a medida q ue las Iwrson.w
.1111111
1
11 ti d,lll a las situaciones. Bajo algunas ondil'io
ti' tlOI ' lO' .1" 1" .dineación, y la situación se torna conflicti va y l"Ol\ l'i
11, 1111'01 'lO' dl"l,·riorn por completo.
1I IdlllllO I(' rmino paradi gmático es consecuencins. '1 '''"
11 .1\· ,10. 11"I/inll'r"cción o falta de ella, con respecto a un asunl o o
I 1111 1d"1I Id, \) P"'''.1 ma nejar o mantener una cierta si tuación, hay 11 n
.1,.IIIt." dI' consl'cucnCÍas, al gunas de las cuales pueden ser bus,' I'
01 .... \" 111,'." no. Trazar estas consecuencias, así como expli ca r CÓl110
111, ·. '"11.1 , il unción y afectan el fenómeno en cues ti ón, proporcilllll1
• 1.11 •• 11 """'s m¡\s completas. Por ejemplo, aunque en algunos (" ,1
,,. ,,,"· .'"llir drogas de forma "limitada" puede i r en dclriml'1110
.1, •• dl','"'.I S p<,rsonas, nuestra entrevistada en reali dad l!csc,·ibl., l ••
• 1" ·,III'l'nl.l ción con d rogas como una experi encia de crec imiento,
1'lIPdl' '1\'1' UIlZl experiencia devastadora, una experi encia al'cl' l'óH.lu ..
'ji , . " , !,<"ro para ell a no lo fue. Ella pudo ensayar las d rogas, ddl
1111 .·1 ',, ); " ifi "lIdo que tenían para ella, darse cuenta de qué se Ir .. t,l h,l
, I ."11 11,111 y, ll egado el momento, dejar de usarlas y prosegu i,· ("011
" v, d" I\orma l. Las consecuencias, al igual que las condi io,1<'s,
""11"11 propi edades inherentes. Pueden ser singulares (no es lo '1(1 '·
", .d) 11 lI"dlipl es. Tienen una duración variada. Poeden ser visihl .. "
1"" " u"o pero no para otros o para los demás pero no pa ra u 11 11 .
1'",' d"II Sl' r inmediatas o acumulativas, reversibl es o no, pn: vistll'l
" III'Iu·"lkciblcs. Su impacto puede ser pequeño (si afecla sólo l lll d
1'"' " , I'l"qul'ñu de la situación) o amplio (con consecuen ias ,!lll '
111 111' 11 Illl pnclo unas sobre otras, para crear una secuencia de ncoll
l ••• 111 ",,"1 os que a Iteran por completo un contexto). Como ana I isllW,
oI'· ' .... IIllIIS captar de esto lo máximo posible.
()l"i/cioll es que expresan relaciones
Al, lun.'l1z.1I" el análi sis de las primeras entrevistas, el in vcs li gl1 dw'
11l1 11tH'dl' l11enos que advertir ÓIllO se I'l' lacionan los con cplO:-; (' 1"111'(1
' 1 Al l' xl'l icu ,· estas relado,1\' , ('I"nlt'I\ )';.1 n vincul a r cn t 'gorfl1S COil
(J sea, él d lll'Nl
1
111'11111 di ' qUl' l':-i ldS p,Jrl'n'll ,1, " IlIlIdl
ci oncs; aquéllas, accioncsjilll¡"'I.luIOIll'!-J; las otrtl s, COIlrlt'\ 111 1111111
Llama mos " hipótesis" a estas inlui ciones iniciale subr" 1" 111, ",,, ,."
que se relacionan los conceptos porque vinculan Jos o '"'\'1111111 '1'
los, ex plicando el qué, el porqué, el dónde y el cómo dl' lIll " '111""'
no. Ejemplos de tales oraciones son los siguientes:
1. Cuando las drogas se consiguen ¡ácilmente, hay presión lkl gll/f/(/, I¡p,.
drogas se consideran una experiencia lIovedosn, los ado!L'scl' 11h'o.j qllll '
ren retar la posición lIegativn de los adllltos, los adolcsccnll's I il' IH' 1l 1111""
probabilidades de "experimentar" con drogas.
2. "Hablar sobre drogas" es el tipo de acción/ intcrnccióll pOI' Illt'llll I
del cual los adolescentes adquieren y dan información sobrL' 1.1:-'
y sus" experiencias" .
3. Como consecuencia de la "experimentación limitad .. " con 1,. "4 d ro
gas, los adolescentes pueden, probablemente, adqui rir "conociml\ 'III11
de primera mano" sobre las mismas y lograr la "aceptación dd grupo"
Aunque las hipótesis se derivan de los datos, porque son , ,"
ciones (esto es, oraciones hechas en el nivel de los conceplos 111, '1 '1' "
en el de los datos brutos), es importante que sea n va lid"d" \
reelaboradas por medio de la comparación continua J e dlllo
incidente por incidente. A veces los datos que van ll egando 1'011" '11'11
contradecir una hipótesis, lo cual no necesariamente s ignifi r" '1''' '
ésta sea incorrecta, Cuando se halla una contradicció n, cs iml',"'I,,"
te observar si los datos pr esentan una verdadera inconsis l"' lI'l" "
denotan una dimensión o variación extrema de los fenón1l'I1il" "11
cuestión. Descubrir contradicciones nos lleva a cuestionar m6s '11" '"
tros datos a fin de determinar qué sucede en realidad, mi,"11I'," 1 IJ''' '
descubrir las variaciones extiende el rango de las dimensiol1i", di '
una categoría y le presta un poder explicativo mayor (respondl' 1""
las diferencias), Por ejemplo, una estudiante de uno de nUl'sll'" '' "1'
minarios que es taba est udiando el fe nómeno del dolor psicol,'Igll"
de qu ie nes cuidan a personas con e l ma l de Alzheimcr, Sl' SOI' I"I ' 1I
dió al encontrar un caso en el que uno di ' los entrevis lados l' xl" 'I"I"
ba muy poco dolor psicológico. ))1"' I""' s dl' "scuchar cu6nlll d ol¡"
l' xprcsaban los otros, éste la dej ó 1" " I'I, ' j'\ l'in,l lnwnll' Si' dio ,' ,"' 11
la de que este caso representaba '''''' 111"" '11', 1"11 l' xlrl' nm di' "1'\ 1'"
111111111111 dphl! plj l ... lkl jO) . Lo q llt l vnl vln
IllIjll lll+llIlI' f lH\ llt'h'nnlll"l I.IS condici ones q uP I 1¡t4'1 Id 111 11
.11' 1111 ,11 11111\ HUI p.lrticulaJ' p.ll'l l l'l'l\ll' variación (KhullIlI l l , ""'
1
1)
"" ' 11 I /'/1 ///1 pus l erior de ca tego ría s y subcategor/II
1,11, " '"" , 1(' l11l'n ionó al comienzo de este capítulo, la!! " .1 1111 111 1"
11... " 1,11 Y ,Ihien a no son actos secuenciales. Uno no d"j,' d. " 0.1111
, " 1" "" ,"" lo propiedades y el i mensiones mientras está COII ,1111 \" ' lIdo
l. ," " ' I,,,llII"'S "nlre los conceptos, Éstos se van uniendo '1"1",,, 1" 11 ' "
1, ""1,,, 10 d,' mostró nues tro capítulo sobre microanáll'l l (1 " 1'"1 11 0
' ) 1 ""1" LI S dimensiones como las relaciones aumentan 1" d"II, ld"d
\ ,'1 Ihldl'r l'xpli ca livo de una teoría y pueden segui r " " "'1111"".1"
.llIldll!.· vi
1' 1' \ IlIhi dl'rrl que una categoría está saturada cuando, Id \11111 ' 1111,
\ 1I 1111 I '111 l' I'ge in(ornlación nueva durante la codificaci ón, 1I nl¡ ' . 1 111111
d" 1' " 1" , d,llos ya no hay nuevas propiedades, dimenshllll ' , '"11.11
1 111111 "1, .II,'t.' ioncsji nteracciones o consecuenci as. Si n CHIIIIIIH'I
1 01 ,,, '''',1111 i"nlo es asunto de grado. En realidad, si uno bu "11 ,, "" \
,"" ",,)s ,1I1111CO, siempre se encontrarían propiedades" .111111'11 111
"1'11 ,,,IIl' ionales . Siempre existe la posibilidad de quc ! llIj llll '" '1
"". 'V,\S". La sa turación consiste más bien en alcanzar l'l l' " 111" 111 1"
III v' '' ''II'.,Kión, cuando la recolección d e datos parece Sli, 1,, "1 11 '1 1111
.1111""'" porlJue lo "nuevo" que se descubre no le añacl., 111111 I¡ IIII 1"
" 1' lh'lIción. 0, como sucede a veces, al investigador s" 1" 111 " 1,,, ,,1
dl", " o o l'l li empo, o ambas cosas,
1' 11$11,. de /a illducción a la deducción y v iceversa
1 11 " " 'l' I' IO de inducción s u le, pli arsc a la investi gall,," Illilll l ,
Il vlI NtI.'s lra pos ición sobr.' ,, 1 ,1Slln 10 l'S la s igu iente: 1"""1"1' 1'1
111 11\ IOIlI,.'S que expresan I'll lnd<)fl o hiputt 'sis sí cvoluciollllll l l 1'111111
d. , d,ll"s (pasa mos d,' 1 ,' II SII .' 1'1'1 11111' ,,1 gl' ll e ral), , 1" "'1 "1 '1""
'111" l'I"u" li za mos d,l IO" (l .11 '/111 ' II ,II " '""'I IIII"'iL'sis, hasll'lll ' ,III 1',11'
.111 1'/l ll'"' OH inll'rprt'll1ildo 1',1" , 1111' 1' Inll'rp'\' 111I11 11 1111"
111 1 11m di ' d"duccI 11 , P'I I""III" .1, 01," 1, lid" 111 '1'''' Illl t't' d,' 1 .",1111 P ""
los dalos pero tambi én CI1 I1l11'HII"" k'L'l uras el IOH d,ll O'1 1" 111 " 1 ""
nueslras suposiciones sobre In na luraleza de la vida, 1,1 111 (' 1'111111 " '1"'
nos acompaña y las discusiones que hemos tenido ,011 I¡ " ,"1, ') ,
(as í es como nace la ciencia). En realidad, exisl' un,1 Il1l t, II ',' I,I, 1,, "
entre la inducción y la deducción (como en todas laH cll' IH 11 1,) N"
estamos diciendo que ponemos nuestras IHII \' 11 ' I
Ola de los datos o que no permitimos que surjan inteqJrI'l ""'I III.
Lo que en realidad decimos es que reconocemos el ""
mano en el análisis y la posibilidad de distorsión del 8IA" I/ 1, ... 1 ..
Por eso consideramos importante que los analistas val1dl'l1 tI . 1"
terpretaciones por medio de la comparación permancnl c dI' 111111
datos con otros.
Demostración de la codificación axial
Enseguida demostraremos de manera breve cómo se PUCdl' n'. 11I 1, 1I 1.1
codificación axial. La categoría que vamos a codifi ca r es "11'11 "111 ,
Usamos el mismo formato que antes, en que presentamos lIl1.1 fll'" 1"11
de una nota de una entrevista y luego escribimos un m mOI"I'HI II "
bre ella. Las notas fueron tomadas de la misma entrevis la so"'" .H I"
lescentes y drogas que presentamos en el capítulo 8. Tenga n 1'11 1'11 " 111 "
que en la codificación axial, así como en la codificación ,Ihll'I' I,\, .· 1
analista continúa formulando todo tipo de preguntas generali vlI", 11,11 •
constantes comparaciones teóricas y emplea las 11 11111111
cas descritas anteriormente. Observemos tambi én qu es
codificar la categoría de "trabarse" sin poner sobre el lapelc' 1(1, "111
ceptos e ideas que evolucionaron a partir de la codificación 11('1'1 " , " 11 ,' 1
capítulo sobre codificación abierta (Capítulo 8).
Entrevistada: comencé con la marihuana. La marihuani1 11 (1 1" 11 "
ba la primera vez que la fumas. La mayor parte de la genl l' 1,11 1" 111 '
que fumar dos o tres veces antes de sentirse remotament ' m,""',II I,1
Yo lo hice cinco o seis veces antes de sentir los efecto. La l' nHllyl " 11
una fi esta. Los muchachos la prueban; nadie la cuesli ono. SiI,,!,I, '
mente se entendía que la iban a pasar a todos y que lodos fh'"l1l1/o "
probar. Yo era muy joven, creo que tenía 13 años. Res ull ""' 1'
, I rgicn a la marihuana. No fu al go a lo que yo me nvi clo,'u 111"" "
(wlr/llrll lt )/lUlwl/ 1["
M"l\w,., " d ... 1" l1<'cho de " trab.1l'se" puede describirse como UII
¡IIIII UIl r¡ accióII/ illteracción. Consiste en l/ingerir droga,."
(1"1,,, ,,11' "11 11'" IIn indi vid uo y una substancia) y también un. "exp •
,1"," l., "01'1""'., 1" (tn nto fí sica como mental) resultante de lal
11111' 1"11""",, 1,1111b ién es un proceso. Es una experiencia aprendida,
'11,,' "V"I"" 1011,1 con el tiempo. Necesitó probar la marihuana l' ntl'l'
,111'" y"", v,'ces antes de que ella llegara al estado de "senl irsl'
II ,d,,,,1,,"; "nolicne que trabajar con la droga o permitirle qu ' haH"
• l. ,. 1" I ,Ih C/Jlltliriolles que se deducen de este párrafo perl m'I"' 11
'''' ,,'11111 " " Ir.lbarse" como a otro fenómeno: " experiment ar \'011
.11"1\"" ". SlI l'xperimentación tuvo lugar en el contexto de una
111," '"" d" grupo". Las condiciones expresadas eran "expe talivl1
.1, ,11',1111'0" y "fácil consecución" . Lo que no se expresó fu e qUl' l' lI l1
1111 " ,1.1 lil"t,) por su propia voluntad, al parecer a sabiendas dc' qlll'
11'11 " iI,dwr d rogas. Aunque se menciona la edad, no es claro qll
1"'1"'1 d""'l11peña ese concepto en la experimentación con drog,l H,
l ., " ' I.,,.iún dc' edad a "experimentación con drogas" ti ene q Ul' SI' "
"\ I ""1,111,1 en entrevistas posteriores. Las consecuencins de " tr,1l1M
l1li 1
1
" 'It' l'Xpl'l'Sa n aquí. En su caso, éstas eran: Utener una I' caed n
,,,1\'," " "", que probablemente n su vez contribuía a que experiml'n
1,11 '" "" lo l'n una "base limitada", al menos con esta droga. Ta mbl 11
.,. ,,, 11 )'," dl' esta párrafo la relación entre los dos fenómenos: "11'11
l. " ""," Y "l' xperi mentar con drogas". Uno tiene qoe ingerir una ' li S
1,,,,, 1, 1 o l'xperimentar con drogas para trabarse.
Ell lrev istador: explícate.
me daban náuseas y vomitaba. Al principio er,1 Ull
11 '111 l ." probé ci nco O seis veces y nada pasó. Uno empieza n 1' 1'('
!'. "II I"rs,' qué pasa con uno. Quiere sentirse como los demás. Yo P,' II
' '''''' ' bu"no, ya he llegado hasta aquí y quiero terminar y trabo l'l1ll' ,
l ., IlI' il11,' ra vez que me "mareé" gocé mucho. Me sentfa bOITl1l' hu,
1''' I"h" ",n una amiga. Sentía como si estuviera en otro mundo. I\,'u
dl v,'rlido. Pero hago una reacción muy fuerte a la marihu anu. I.u
NIlIII " trnl'HII'NI,II , " ' 111\1111111)11 \,1 (j Ul' en olorn hlo M' d l'HI t) I Hl 1¡1
,II II ' I'IHI(II' 10'1 sl' nt hl u'l 1"11\111 li d., 11111 1' 1 \II¡P d,'oga .. .
m.l ynl' p l.HlC de la gcnlc 1.1 m ,lI \l' l.t IlIl' n . IJ01",1 11\ 1, llllllll 1 1"
con alcohol. La segundl1 vez tambi én l'l-o t,l h¡1 \ 0 11 1111 111111
ga, Ambas nos pusimos a reír y pasa mos di 1111
l il' mpo, dejó de gus tarme porque empecé a senlir",,' 11"d , 1'" 11111'
de eso la ensayé algunas veces a ver qué sucedía y 1" ""1 11
l11i snl a reacci ón.
Memorando, Algunas de las propiedades de " ll'Dbc1l' s,'" ,d. " I " II
s uperfi cie en las siguientes frases, Ella nos di ce qUl' " lt',lb'" III" 1'"'
de ser una experi encia agradable (fue divertido) o un,l l' 111' , 11 " "11
no placentera, También explica que el proceso de Ikg,l t' 11 " 1" ,1
mentar el mareo puede ser lento o rápido, Para ell a fUl' 1,' 111 11 y 1 " ' 1' I
vinieron ciertas consecuencias -"sentirse diferenl ' o "1" 11'111.1 ' 1 .1, 1
grupo" - lo cual, a su vez, se convirtió en parte del conju nll H' >',111",, 1'
de condiciones cOl ltextuales para que ella qui siera conlinu,l" p" ,1 "" 111,.
la marihuana de modo que pudiera experimental' una " Irllh,," 1 111.111
la de sus amigos, Lo que no se dijo de manera dirccl.l 1'1" '0 ,'/1 1,1 1, "
plicado es que los otros adolescentes compa rte n su exp ' ri l' lId .. " 1 .. 1
blan de "trabarse" "hablando sobre drogas" , Otra propi l'd,I\II]I '" ,, 111 1
,'s la reacción de uno, que con relación a las drogas PUl'l],o "" ,' 111 \' \"
Ll débil. La de ella fue fuerte, También estaba di ciéndonllH 1]1 11 ' 1"
cOllsecuencias pueden evolucionar con el tiempo, pasa r dl' d lv,' tl" •
(quererlo hacer otra vez) a caerle mal (no querer volvl'r ,1,"\1 111111 1111
esa droga), Que a uno le caiga mal es una cOll secuell cifl no 11 1111 \'1 1 "" 1.1
que luego se vuelve parte del conjunto siguiente de con'¡ ldll lll
contextua les que afectan el deseo de experimental' con ""11'1111 11 11 10'
otra vez, aunque ella, en ocasiones, vol vía a tratal' de p l' 0 l1l1 1 I "U,I
saber si los efectos desagradables continuaba n, a iro as p", III d,' ].1
propiedad "reacción" es que pudiera ser repetida (todas IlI s VI" l' ) "
no repetida (algunas veces, o nunca más), Tambié n podrr. II11 PlI' II1"
d ir a nuestra lista de las condiciones que conforma n el ")111" 111 di
experimentar con drogas la de "imitar al grupo", o S '01, l'i d"/l I'1I d,
l' xperimentar una traba como la de los demás,
Entrevistador: ¿cómo era la diversión? Cuénta m ' m, s,
Entrevistada: pues bien, uno está en una actitud difl' I'\' I1I, ', 111 1"
lado de conciencia distinto, Uno ti ene al go adent ro qUl' 1M""" " 1111
trolar la Ill anera con10 pi ensa, 01110 ve el mundo. Uno tlt" "
1
!II\II
t "llrl"'" I,IH 41 1/ul / 1', \
1I 11111 \ 111 1' , 11""11 qUl' Jlu' gn t. 'OIl 1,1 IlI t' llll' d . lIIl O. Es d ikl'l' I\! I' l 'lllIll
11 11 111111 !t I !1¡It.¡ d h il' !) sin drogdl'Sl', 'UIl c::; l o, uno Sl ' dl1j.l inllulI' I'( )I'
• 1" ,111 .. " ,,, ,, l. " dl' j.l 'Iue lo ll eve, La mayor parl d' 1" I\l' nll' 1'111''' 1'
1111 "" 01 " 1"'1' ,",l. ldo y conlrolarse rápido s i lo necesila , I'"ro s,' 1'"1'
,"' 1\ (1
1
111) 111 , I.'untcnlos. Nosotros s610 nos quedl.H1Jll10S M' llt ll
ti I Il dhl¡\ ll dl) , A Vl 'Ct'S decíamos cosas locas. Silllplclllcnll.· no:, ,l h",1
1\ I II IP II H't Il v.! di.' Il1 vida, permite ver las cosas de nu 'VDS m,ll1l' I'¡I'j,
, '11 lulo no las habíamos visto antes. J\ U111Cnli.1 l'¡ PV)) \l ll
11 111 '11 111, le pt'l' lll iIL' íl uno percibir las cosas de J11 anCITI di(L' J"l' lll l' . A
111111 ".' ¡" <, " ,, 11 ,111 el pelo y los prejuicios, No sé cxacla ml' nl,' l'Il " HI
, 1 ,11 , ,11111,
1\ h>""H"lndo, I\qu í nues tra entrevistada describe la ex!, ' ''; '' '1['1,1
l' ,,1 d, ' "Ir.lb.l rs,,", y al hacerlo nos permite definir el conceplo " "
" '1 11 1"",, d,' "'5 propiedades, Nos habl a de que " tra ba rse" es 1'011111
, 1,11 "11 IIn "es tado alterado" de la mente, Es un proceso de "d 'j n.-Sl'
l1 d., dl'].ol' Lj UI' 101 droga ejerza su influencia sobre uno, Eslo ,'s pm
I1 " ld, ' II " '11 11' ,' 1 porqué " trabarse" es una experi encia aprcndida; ll110
"" '''' '1'"' ,'prl' nder cómo proceder con la droga y dejarse ir, 'I'.lInbi ,' "
• 1" ' '''' ' '111,' los ind iv iduos tienen algún grado de control sobrc cs k
, 101110 " lt l'ra do cn el hecho de que pueden salir de él si lo n 's il,1I 1
I " l1d ' II '11 ,,' pul' de describir la situación como "estar relajado", COIII O
h 114
1
1' 1.1 mente abierta", como 11 animar a que se explore" y como
t las percepciones".
i'tt lt'l'vlstador: sigue, Lo estás haciendo muy bien,
i'tlln'vislada: mi entras que el alcohol le quita a uno las inhi birlo
1"'0, 1 .. lIIo1I' ihua na 11 0, Uno no le cuenta a la gente los se r ' los I1h "
1 ,,," IIl1dos y oscuros cuando está "trabado", como puede hacerl o ('011
, 1 "¡,, ,1", 1. on el alcohol se pierden las inhibiciones pero 0 11 lo 11111
111111 ' "1.0 11110 las conserva, La mayor parte de la gente cua n lo ,'s l.\
11 ,11',11 ].' lil' ne control de sí misma, Sabe exactamente lo qu ' di n ' y
111 ,," ( '¡ " no dij e, mi reacción a la marihuana es más bie n I' J 1'" ,
1111' 1' 1'"' 1'1 1' , ITodo lIn]90% de la gente se controla s in probl ' nHI S, A
1111 1111' d,l l1 n;) lI seas, No necesito mucho para estar s up 'rl l'l1bli dll ,
1111,,,,, ,,,, ya me pongo mal. No t ngo mucho control de lo qu ' h" I\II,
M, ' alurdida, Vomit o, No {'S una expe ri e ncia qu ' me f\ lI sll '
111 111'11 11 ,
Memorando. Man tener el "control ", tanto sobre 111111 I 1I1t1l 1 "1,,
1.1 l'x perie ncia con la droga parece ser una Ilr0l de",," 1', " 1111' 111, ti,
" t rabMse". Nos dice que tener" el control" para (, 11 ,1 11111'1 h ,. "111. 1" 1
de r las inhi biciones", "o revelar los secretos" "s,"'" 1 111 ""1 1111 1
hace y dice" . También nos da otro concepto, "SlIl",rtl·" hllll" \ 11
"sú per" es una dinlensión del grado de" trabarse/, q\H' PIlII 'I I ' 'hui 11
desde es tar "supertrabado" a "estar en control ", con lo (11,11 ,11\1' f '
una mayor definición a nuestra categoría. A lgunas f Ol/, ll't'l II' I/ I '" d.
es tar "supertrabado" (relacionando la dimensi n dl' "SlIp, ' I'" 1 1111 I,
consecuencias) es tener una "experiencia desagrndabll' VI'I' ' " "" 1
agl'adable" . Las especificidades para ell a el' an: "esln l' 11 111 Id Id' l 1"
control, y enferma".
El uso de marcos conceptuales mínilllos y 01 ras 1 rll//I/
de registro
Es importante llevar un registro de nuestro a náli s is dumnh' 1111,,011
fi cación axial. Los dos mecanismos de regist ro que inlrod ud 11\11 ," 1"1
l' xigen el uso de marcos conceptuales mínimos y d 'dl,If\"""111 d,
conceptos, ambos diseñados para mostrar las rela ion ' H ,' 11111' 1"
mismos.
Los marcos conceptuales núnimos son las pequeñas ' sll'lI Cllll'lI 1111
ricas diagramadas que emergen como resultado de ha ' l' '"111 "" 1111
cación en torno de un concepto. Los diagra mas son m' Onl$1I111 ItI"
importantes, y su uso debe comenzar tempra no en ' 1 un 11"" 1""
ayudan al analista a encontrar posibles relaciones. Dcy ( 199:1) 11111111111
festó con gran claridad cuando dijo: "Las presentacion 's d illH" llllI lltI,I
no son simple decoración para nuestras conclusiones p rqll \' (. 11" 1,11'1
bi én proporcionan una manera de alcanzarlas" (p. 192), En d ('111'1111111
14 se dirá más sobre memorandos y diagramas.
Habiendo llegado a este punto en nuestro anál i is, rod don ItI "
s umir los hallazgos usando un marco conceptual mfni mo (flgl lI 'll 1/ 1)
lis to nos ayudaría a mantener en mente las relaciones enll'" 1'1I11t 1'1'
los a medida que avanzamos en nuestro a náli sis. Tambl 11 ,Y\'I1, tl llll ' I
vac(os en la teoría qlll' va 'volllcionando e indi ca rlo qll dllll", IIIIt
dona I 's d 'b ' I' fa mOH I'!'í'í 111'( 1I1 l' I Itll' 1 poder desart'oll o t' nwlOl' III H (" 1I
nll ll l l' i l lI "'I'1 VI ' 1l10S corno en l\sll' 1)1,1" 1I L' onccptuí.l l CSltlmOs j\l l1t.l 11
dll dll" ttllh vplns principales -"l' ,,- perimentar con UI'Og,lS" y 11 11',1
1'111 '1 "" V indicando cómo se entrecruzan en cutlnlo ,1 I¡),.,
, 111111 ' 11 '1 1\ H Il' S.
IIUt!! f1 0. 1 Marco conceptual míni mo que muestra los entrecruzamientos d clo
conceptos principales.
Las líneas gruesas representan la intersección de categorras prln I
pal es, Las delgadas represenlan la inl ersección de calegarlas mOnO
r S con las principalos y d uno" con otras.
Rcsumc n
1,: 1 prese nt e capítulo tra tó acercn de cómo codi fi c,lI' ,, 1I'I'dl ' dlll di I
ejl' de una categoría para añadirle profund idad y l'htl' II \ IIII ,h ltlll
Introduce el paradi gma como mecarusmo a nalí ti () C0!1"'1'111i11 1"It 1
orga ni za r datos e integrar las estructuras con los !,1'OlI 'HII 1 11 I1
cod ificación axial, nuestro propósito es cons tr uir dI' 1111111\ ' 1,1 . 1 lt
má ti ca las categorías y relacionarlas entre sí. Es te !,,)SO d, '1 111 11 1I 1
es importante porque estamos construyendo teoría, Hn\' oll llil ' 11
rel aciones entre los conceptos y los subconceptos I' ued,' SI" dlJli 11
Los analis tas principiantes deben tener en cuenta L) UI' lo 1ltll llll l,III
te no es la noción de condiciones, acciones/ int er,) cio'ws y 11111 ,
cuencias sino descubrir las maneras como las ca tegorf.1 s SI' ""1,11 '" 11111
unas con otras. El paradigma es sólo un mecani s mo "Ul' los ,11 Itl 11 ,).,
pueden usar para pensar sobre tales relaciones, Au n"lll' 11111 " lt
nunca debe usarse de manera rígida porque puede volvl'r', I' 1111 1111
en vez de un medio,
También es importante para los anali stas recorda r L)lil', ," 1 ,Iltll
quier momento y lugar, pueden presentarse "chi s pazos" (11 1'18
/11
I
acerca de la manera como se relacionan los conceplos 1' 11 1,1 " 11
tad de la noche, mientras leemos el peri ódi co, o mi cnt,-"S l'III IVI" 1
mos con los colegas-. Es bueno mantener lá pi z y pa lwl iI 11 1111111
anotar estas experiencias sorpresivas y traerl as al anóli s is, (SIII III
se refería a este proceso como nuestra mente s ubliminil l l' lI lh 11," t)
Algunos investigadores encuentran útil ll evar diar ios l'n lo" ""1' "
gistran sus procesos de pensamiento y cómo evolu ion,H""' ," I" ""'
ceptos y se transformaron en el transcurso de sus pmY"IIIIN d,
investigación, A estos diarios se hace referencia d ura nl l' In 101 '1 ti,
escritura, y ayudan a explicarle al lector cómo ll egaron l0' l" vl' 1I
gadores a sus conclusiones,
10
Codificación selectiva
I )\'(i ni ción d e t érminos
I 'Ol lt/Ufl riÓ" :; dl'clivn: proceso de integrar y refinar la teoría.
'1I IIIIIfI r'iÓI I !/'óricn: punto en la construcción de la categoría en el ual yo 1\0
I IIlI'l g" 11 propi edades, dimensiones, o relaciones nuevas durante 1 0 11 II NI/t ,
UII",'\O d/' v"r;a!lilidnd: el grado hasta el cual varía un conce pto en cunnl o
ri Iml tl lrllt'nsioncs de sus propiedades: esta variación se integra [1 In It1o f'(1l
1'"' IIIt 'd lt> de un muestreo que busca la diversidad y los rangos di' 1[\ "
IIIr ll )j¡ ',ludl'S,
I ~ " 11I l'l ,diri cación abierta, el analista se preocupa por gen mI' edil'
JI' 1/ 111 " Y sus propiedades, y luego busca determinar cómo vn rr" 11 l' n
l' ' ,1" 1',1' dimens ional. En la codificación axial, las categorías se r01l 11
1'" \'1'11 dI' m,mera sis temática y se ligan a las subcategorías, No olm
It llllt ', ,, 010 ' lI a ndo las categorías principales se integran fin alnWI1 I,'
1"111 11,,1'111 .... un esquema teóri co mayor, los hallazgos el e la i'lVl'HII
11",111,\ ,\ dqui ' ren la forma tl l' II'II,.rll , 1,,, cod ifi cación sel cli vD 'H 1,1
I ti III 1'110 ti l' in t 'grn r y rd i 11 0" III N 1 '11 1" ¡ll lI'fll H, El pres 11 te ca pflul o ti l' H-
' 111" , 111 11'11 procesos,
I -' X I /1"", ,l. ,'''. 1,1//, 11111//011111
I nlegración
Los da tos se vuelvell t eoría
Ver cómo va emergiendo una teoría es un proceso ¡,l,cl ll ' I"II ', 1" ,,,
que no ocurre de la noche a la mañana (aunque uno pUI' d" 11 '1101 " It 111
do Ull ill sigilt). No emerge de la página como por a rte di' '"111',101, o'. 1111
proceso que va dándose con el tiempo. Uno podría dl'dr '1"1" 1111110 11
za con el primer análisis que se hace y no termina h,l SI,l 1" \",11111 11 1
final. Al igual que en todas las fases del análisis, la inl l'gr"rlolI l'!l 1111 ,
interacción entre el analista y los datos. A tal intc r,lCciÍl Il '11' 1' ,11 ' II
Ges lnlt analítica, que incluye no sólo quién es el ana li sl,l , il10I .III'101o 11
la evolución del pensamiento que ocurre con el ti empo g",II 101.. ,1 11
inmersión en los datos y el cuerpo acumulado de ha ll ,wgol' '1111 ' 111
mos registrado en memorandos y diagramas. Aunque 1,1 8 (' ''I Vt 'tI 01.. 1'1
forma como se ligan los conceptos se pueden enconlrar (' n tI ,ll ..
sólo cuando el anali sta reconoce las r elaciones como 1,1It "', 1,, 1,1
emergen. Además, siempre que hay un reconocimi enl o l' xlll lt ' ,01 1'01 111
grado de interpretación y selectividad. Pero, más que Iodo, 1,,1111" 111"
ción es un trabajo arduo. Tal como Paul Atkinson, coa uto,' dI' 1"1 " l'
lente libro sobre investigación de campo (Hammersl 'y y AII·III 1111
1983), me escribió en una comunicación persona l:
Este aspecto -integrarlo todo- es uno de los más LI (' Iodo",
¿no te parece? Una cosa es lograrlo verdaderamenle y 0 11',11.1 dlflt 111
tad de inyectar la mezcl a correcta de: a) fe en que puede' loHI'nr'¡l ' , \11\
que se logrará y será reconocido; b) que se logrará no pOI
ins piración románti ca; e) que su soluc ión no es como In dl' un ,H t'l H
jo o problema matemático sino que tiene que construirst.' ; d) 111111 rUI
se puede consolidar todo en una sola versión; y e) que clI ,l lqul<' r' pr t!
yecto podría configurarse de diferentes maneras.
El presente capítulo muestra diferentes técni cas dlt" ",.I
das para facilitar la integración. Las técnicas son espc i, Iml' llll ' ,ti ll,
cua ndo el analista está perplejo, sintiendo que los dolos l'SIOIlI ' IIII"
za ndo a "cuajar" pero inseguro de cómo expl icar ' s las sl' n,'ll wll" 11
intuitivas. También plantea procedimientos para refin, ,. 10 11'1111 ,111 1111
vez e l ana li sta se ha comprometido con un esque ma leól'l ' (l ,
"""'o,'II IIII,,,rlfllll es
1 1"" , t"lIt' (',' pflulo es preciso tener en mente algunas ideos impOl'
1,lIlIt " 1"11 t'nnlO s' dij o antes, los conceptos que llegan a la posld Il
d, . t '1It' )',III'I, 1 son abstracciones y representan, no la hi sto ri a dl' un
1111 Il vld ll ll tl grupo, s ino las historias de muchas personas o g"upoH
l " ti .. t'l tI ,I H 11 I 'rminos a ltamente conceptuales y representados po,'
,1111" Atllll lll l' dejan de ser datos específicos de individuos, grupos ti
'11 1" .... I/ ,II' lIlnl's, las categorías se derivan comparando los dolos dI'
, ,11 1,1 1',1'111; por la nto, en un sentido general, deben ser rel a iOn,l d,1I1
""', l' ' Iplic.lblcs a, todos los casos del estudio. Son los de la ll l's in
,11110 It,, ' t' n e,lda ca tegoría y subcategoría, por medio de la esp' ineo
,1, "' tlt ' I'l'Opicdades y dimensiones, los que descubren las die '1' 'ne(¡11>
01, . ItI" t,I " ,S y las variaciones dentro de una categoría.
' lI' I\l lI ldo, si construir una teoría es el obj etivo del proy 'clo .11 '
111 \'1". 1 '1'"lCit't n, entonces los hallazgos debell presentarse como un COIl
111 11111 ti .. conceptos interrelacionados, no sólo como una li s ta d" 11'
It lll' l, 1.1 \ '" tlfiJ'Ill Llciones que expresan relaciones, como los con
1 l' 1' ,\('11, como abstracciones, de los datos. Sin embargo, com(1 ;'011
111"" 1"'t'I,l cioncs abstractas y no detalles descriptivos de cada CI1Mn
(01 ,'111" 1 rudos), el analista los "construye" (como los conceptos) i\
I' ,ull" tlI' los da tos. Por "construir" queremos decir que el anali sl.'
II, tllIl'<' d.ltos de muchos casos a conceptos y los convierte en con-
1IIIIIIIs de afirmaciones de relación que pueden usarse para expll -
"U, ,'n un sentido general, lo que ocurre; raramente estos con ('pi OH
tI, lll , 1I1"I' ill nC5 son palabras exactas de un entrevistado o de un ('I1HO,
,IIIIIti"I' podrían serlo (por ejemplo, los códigos in vivo). 1'01' 10 genl '
1' 11 "'I"'I' '' I' nta n la opinión de muchos.
1.,1'1',,1'0, hay más de una manera de formular oraciones '1Ul'
1'11 "."11 rl' l.lCiones. En nuestras publicaciones no se presenta n como
11I1',·,,,",i s o proposiciones explícitas sino que tiende n a estor '1111'(' 1\'
1I,1'1Il d., manera inocua en la narrativa, tal como se demu s l,'a vn l'I
"1, ' llIm,mdo integrador del consumo de drogas en los adol 'SCl' ,lll'tl
'1111 ' 'l1o, lrJmos a continuación. Sin e mbargo, no hay una roz n po,'
101 11101 1 uno no pueda ser mOs I'sprcffico y hacer uso d ' ol'ocionl 'H
.' l' 11 ("11 i v ns lD les como 11 1"1"1(1 ¡ HI ('ond ¡iones" , 11 en lonces" y 11 na) n
do oculTe este conj unto de ..ll:Olll l'l II!lil' ntos", e ll .. ll t) ..,Iv Iltl df. llll l tI
,',; tilísti co, en buena medida de la perspecti v" t.'o, I." l' d,
1,1 d isciplina para la cual escribe el investigador. No h"y ",/" 111111 "",
IIcm correcta de expresar las relaciones. El elemento esencllll l'" 1(11 " ,
interrelacionen las categorías para formar un esquema tl'(>' " 11 '111
,1I11plio.
Descubrir la categoría central
1': 1 primer paso para la integración es deterntinar una calegodol" ,,,1, ,,1
1,,, categoría central, algunas veces llamada categoría Ill ed ul,,,', 1'1' 1'"
scnta el tema principal de la investigación. Aunque la 11"1
Iral va evolucionando a partir de la investigación, talllbi n 1',1 111 11 1
,Ibstracción. En un sentido exagerado consiste en todos los prodlll 111
del análisis, condensados en unas cuantas palabras que pnrl'Cl"'I' I di
urnas "de qué trata esta investigación". Por ejempl o, volvil' lId ll "
nuestro estudio hipotético del uso de las drogas por part e de 10H IIdll
Ic'scentes, podemos conceptualizar la esencia de esa i nvesti gn iÓn I'l " 1 111
" I,a droga y los adolescentes: fase de experimentación". Estn l' pi" ,1
ción es nuestra interpretación sobre el tema de la inves ti ga i 11 , d, '
cuáles parecen ser los asuntos o problemas más notori os de los p'll lI
cipantes. Otro investigador, que proviniera de una ori enla iÓn tI' 1 ¡, ,1
di ferente y cuya investigación estuviera guiada por otrn PI'l'glllll 'l,
podría llegar a una interpretación totalmente diferente. in ' 1111l'lI ¡',II .
"lIa vez el analista explica en detalle cómo ll egó a tal con erlll ll ll " ,
l'i6n, otros investigadores, independientemente de su pe"SI1l'l'Ilv' l,
dl' berían poder seguir el cantino de la lógica del anal isla y l'slll r d,'
,ll' uerdo con que la suya es una explicación valedera.
Criterios para escoger una categoría celltra 1
lI na categoría central tiene poder analítico. Lo que le otorgo 111 1 1'"
di' " es la capacidad de reunir las categorías para forlll ar un llldo "
pli cati vo. Además, una categoría central debe poder dar ClI l' ,II[\ d, '
"'I n considerable variación dentro de las categorfas.
I ¡lid I ,llqlpl'l.' t'VIIIIII !IIII.II' ,1 p ..lrlir de 1.1 1I sl,\ dv Cd tl'
• tl l I,PI l' () un invl'slig, ldtH' esludiar y L1l'
j¡ 1111111,1' .!tlllque cada UIl ..l cuenla parte de la hl Sl o rl Ll , Id
'''1
01
,. 1"'" ""1I11'11'IO y por tanto se necesita otro término 11 (,.aSI' 11 \0\ "
,,¡,, 11 , .. 1"" , 1111,1 idL'el conceptual bajo la cual se pueda n agrupdl" tud,l"
l., " I,,j ', ( 1987) proporcionó una lista de criteri os q Ul' 1'"1'
dl'll 1'I' lu .11'.\ un.l categoría para determinar si califica como cl' nl ml:
I 111 'th' \ Ilh' central; o sea, que todas las otras ca tegorías
1 ti II 'd" ti 1I '1.ll il II1.H con ell a.
, I ll'i l\' .111,u'('CL'r con frecuencia en los datos. Ell o signi fictl qUl' ell 10
t 111' 1, ,'\' 11 \ Indos los casos haya indicadores que apunten a IJI COl1t' {' p hl
\ 1.1 \'\plh .lCión que se desarrolla a partir de relacionar las (\ lh'gOrl.W
jI'l 111}',h ,1 \' cOlhislente, y los datos no son forzados.
I 1,, 1 1I()t11br(' o la frase usados para describir la ca tcgorfa ce' nll',11 dI'
¡11'tI 'II'lllI h.1S1'1I1Ie abstractos para que puedan usarse para h" l ' t' invt''1 11
gill !tU\ l ' ll olrc1s áreas sustantivas, que ll even al desarroll o de UIl ,1 1\101111
I IIt'" )',\' I1\' r.11.
" 1\ tl ll'did.1 que el concepto se refina analíticamente por medio dl' SlI lIl h'
1', 1 ¡j( 111 11 " ,)[ ros conceptos, la teoría crece en profundidad y poder expl kd llvo
h 1': I l'nnc('pto puede explicar las variaciones así como el asunt o
Id qllv ''1ll1ntan los datos; o sea, cuando varían las condiciones, I II '''' l'lh 1\
• 111 11 '. t ' m.mUelle, aunque la manera como se expresa un fcnónll' no pl ll'd,'
\' dl loll' di go. 'J'rt mbién debería uno poder explicar los casos conlt"ld irlíwloll
",1Ih"",l l ¡vos en términos de la idea central (p. 36).
t;scoger ell t re dos O más posibilidades
I P', identifican a veces en los datos lo que podrl an Sl' l' d'l"
1" ' 11.1' o dos ideas. Nuestra sugerenci a, espccia lnll'nll' 1
'
,11'11
1"" ,1I1.di sIDS principiantes, es que escojan una idea como ca ll'!,Orf,ll' "1
I,,'¡ , y IUl'go relacionen la otra categoría (o categorías) con la I idl',1 ('1" 1
II'tl l. 1'01' ejemplo, aunqul' In pdl nbJ' D "cuerpo" surgió como r01wl 'pl n
1"'l'tll1 'l1ll' el1 nu lro ("Illldlo " " los pacientes 011 cn(el"nll'd,l dI' H 1" 11 1
ras y sus cónyuges, nos ccnll'IIlI H'" ,'11 .'llr,lb,'jo d ,1 m,1Iwjo d. , 11' d"j¡"
r in por parle de las parejas. D 's pu('$ IlIl' cuando aJol IDlllO,., l'i \'" 111 '1'11 1
de" uerpo" y, por medio del anál isis de otros dal os, lksllll 011 ,, "111
nueslras ideas para formar un esquema teórico sobre el ' Ul' I'P0,
La dificultad de decidirse por una categoría cel/l ml
Algunas veces los estudiantes, en especial los que esl. n l'n \'1 11111111
de la práctica clínica, se dejan eruedar por los delall 's lksl'I'IIIII'II
de un estudio, o están tan inundados de datos que son in,'upl"" d,
obtener la distancia necesaria para comprometerse con una id\' 1I I 1' 11
lral. Para ellos, toda idea que aparezca en los datos liene igu ld 1111
portancia. Leer los memorandos no les ayuda y la persona h 111 1
confunde más con tanta información contenida en ell os. ' u.mll ol, .. I"
sucede es hora de consultar con un profesor, colega, o cua ILJui"1 011 ,1
persona conocedora que esté dispuesta a sentarse con e l an,lll MliI l' ,1
ayudarle con una lluvia de ideas. A veces los esludi anll's SOIl 111 "
guros Y lo único que necesitan es reafirmar que está n en 1"
correcta. Otras veces, necesitan ayuda para distancia rse d e los .11 '1,1
Iles de los datos. La "persona de afuera" puede formul,))' Ull" 1'11'
de preguntas dirigidas que fuerzan al analista a repli ca l' co n rl lIlI l' 1I
larios abstractos pero directos. El solo hecho de que alguil'n ."K ,Ir 111'
a menudo ayuda al analista a ganar distancia.
Técnicas para ayudar a la integración
Existen diversas técnicas que se pueden usar para faci li lar 1,1 id"1I1 1
ficación de la categoría central y la integración de los ,' 11
ll'e las cuales se encuentran: escribir el argumento d e la hi s lori ", II Ml lI
di agramas y revisar y clasificar los memorandos a mano o pOI' 1111 '
d io de un programa de computadores (si se está usa ndo uno) ,
Escribir el argumento de la historia
' uando e l investi gador comienza a pensar sobre la inl cr, rncl 11, l'''
ha es lad o inmerso en los datos durante algún ti e mpo y pOI' lo }\I" II '
( ·,,0111/, ,1, /,j " II ' ln //1 '11 I I el \
I 11 ""111' IlIl,1 "' t'llsi:lción "vis "lcerca de lo que tl' ñlarí'l I¡\ i n vl',q
111',, "11'", .I""'Il'" pueda tener dificultades en a rticul ar cuá l Sl"l (,, 1.1 ,
I llId 111¡IIH' I" 1 Plll'tl superar este impnse es sentarse II es ribir lInd,"
1'"' d " 11.1 ',,', dl'scri ptivas sobre "lo que a parentemente ocurrl' ,ll IU I"
1'111'11,' ,'1111'0,11' dos, tres o hasta más veces antes de ser r,lp,l z .1"
IIIIr 111, 11 1", I'l'nsamientos de una manera concisa. Pero tarde Oll'III
I IIIIIIIII ' IIIt 'l'gl' ulla historia. A menudo, volver a los datos I'udns y
1111 '1' 1 V,\ I'I.I S l' lllrevis tas U observaciones ayuda a estitnular el rWIl :4¡\
11111 '11111 " ' lo li ende a funcionar si uno los lee, no buscando un
11, 111 011'1,111.1\10 s ioo general, deteniéndose y haciéndose las s igu il' llh'M
1""1', 1111 1. " : ¿Cuál es el asunto o problema principal con el que p"""
" ' 11 ,"01, 11' luchando estas personas? ¿Qué resuena una y oll',) Vl'l
,\ \"" ,", 1" que se percibe a unque no se esté diciendo de m.) IWI',1
,11,, ·, 1,, 1 I ', Ira entender una histori a descriptiva y cómo puede
1'" l'.I, IVII ' fIl OS el siguiente ejemplo. La historia emerge d e un l', lud lo
111 1"' 1,' 111 () sobre el uso de las drogas en Jos adolescentes.
1\ 1,' 111(11'01 ndo: Identificar la historia. Este estudio consistió en '100 cnl" l'
vloll "" ,\ lldu ltos jóvenes entre veinte y treinta años que usaron
d ' II .\l11l' sus años de adolescentes, Nos interesaba descubrir por tl uto
t 'h ll ll hl cr .. , n adolescentes consumían drogas y cómo percibían o dcs<."I'1
1\11111 1" \.-'xpcricncia ahora que ya había pasado su adolescencia . En un.\
II\! r ,1\ 1.1 rl'trospectiva con más distancia, estas personas pueden preSl' l"I ·
t.11 no ... su historia con más introspección de la que tendrían si
.dd\1 t'(l'ctivamente interrogados durante su adolescencia. El hecho dl'
tl'lI' miren hacia atrás y hablen ahora con una perspectiva "actu"l" l' G,
'11' 1/;\", In razón de que aparezca la siguiente historia:
tli storia descriptiva: Lo que nos impresiona una y otra vez SI>
hl" ,".¡ ldS entrevistas es que, aunque muchos adol escentes COn SUn1{'rl
.11 11)',,1',<, muy pocos acaban volviéndose drogadictos. Parece ser un tipo
lit' de adolescente, una fase del desarroll o de Su vid"
'1111' tnMCa el paso de la niñez a la adolescencia y luego de la
' ,tI' nti,¡ " 1" edad adulta. Estos muchachos aprenden sobre drogns y
'¡\l bll '!'!f mi smos, logran la aprobación del grupo y retan la a ulo rid lld
¡h l,III,l por medio del cons umo de drogns. Se tra ta de un compml.l-
rllh'll lo Il"Iu y especffico q tll' It N !l ll' in d,' 1,1 (,lmil ia pero que, ni mi !' ll1o
t 1I '111 110, lo!' h<1 ce srr ml t ' lllhl llM dl ' l WII po tll ' Ild(lll'scentes. Ex pel'i nWI1-
IdO \ ,In drogAS por" dl' JII\ ,,11, It 1'111 .. 1 \ nmo son t'i tns y " 1'II'l'U
dt'" q lit' pUN.lel1 nlll llll llll H 1" 11 1 1111 1 I IIIIJ 1411 ""n!t' nto miL'I"I II',l S
tilt' ll ¡ll glJl'l11 dr'oH" I UI 'W' 1IIIIIUlll \ 1,1 I1II II !,U1IWI" >i ni" '"
Ildullos, descubren que yl1 11\1 111 ' 111' 11 111!lH"1l d\..' s 'o I,k 8qWll' " "'/\1\\111
1.1 S drog.l s, o s i lo hacen, es pm I' M\ItH'tl de recread n, 111'11 \ (1/'11 1 ,hl
• ldolesccnlcs, q ue ya no les L'l msumo dc drogu IIIrI ,,!In
Icsccntes, la mayoría de las veces, es parte de una fa se ti ' !I'/ltl !'·d, \01\
una época en que se pasa de ser niño a adulto-, marCJ d l1 por In 1'0",1
bi li dad de experimentar muchos tipos de comportami entos, \1110 di '
los cuales es el uso de drogas. La mayor parte se linl itan ni COilSlIInu 1' 1\
fiestas.
El paso de la descripción a la conceptualizaci6/1
Una vez el analista ha captado la esencia de la invesli gn ¡(¡I\, " 1,
li sto para darle a esa idea central un nombre y para reln iOI1M 0111 '"
conceptos con éste. Si ninguna categoría existente pare e .1pl" ,' " ''''
pletamente la substancia, entonces debe usarse un conce'plo "'"
amplio. Como te¡úamos en nues tros memorandos un hil o co"d", ""
sobre la naturaleza experimental del uso de la droga en los oId"I,'
centes pero ningún nombre para eso, tuvimos que encanlr,1r ,,,. , ""
repto que captara la esencia de tal proceso y resolvimos conCl' plllldl/' "
nuestra idea central como "uso de drogas en los adolcsc 111 1 .It"
de iniciación". Para nosotros, esto indica que el uso de la d,'o!'.I, 1' 1'1
casi siempre limitado y experimental, y servía como un prOll"'o !JIII '
señalaba la transición de la adolescencia a la edad odu lt,1, l'tI!' l'
puesto, esta idea central debe encajar con los datos, de modo lJlI l' ,'1
próximo paso es volver a escribir la historia pero en este 1110""'11111
usando las categorías existentes. Empleando los conccptoK lillllll j¡' 1I
construimos los vínculos entre ell os. El siguiente es un ejemplo dI' 1111
memorando que tiene el argumento de la historia, o sea, qu ' "",11,1 1,.
hi storia usando conceptos y sus vínculos. Observemos las o"lIdlll"'.
por medio de las cuales se conectan los conceptos y su s ' mejnll /il 11 111
1,1s características del paradigma introducido en el capftu lo 11 0111, '
codificación axial (capítulo 9). Aunque no necesar inmcnl l' ('llll'i l,.
como "estas condiciones se asocian con este fenómeno o j'1'()<""II I" 11
"esta acción lleva a tal resultado", las relaciones de ese li po "/111\ 11
implícitas. Debe tenerse en cuenta que las relaciones no s ' " S\' .' IIII ' II ' I
1,1 manera de causa y efectos. Los caminos de las aso io 10'II'M IlI lI'
11);\5 circunvalares que directos, y hay muchas va ri ables tIUl' 1'11" .
• ",/"" ,j, /,111 lO /., 1/,,, I I (, ,,
\ h ' tli'lI 1'11 l'llll.ld r o ti " 1111111\,1'11 l' 1l el sendero d l ' Id ,H\ ¡un
(H I'tl tll ' \ illhlll11ido r en <-IUl' IIIIU '-ll' 1t1llvicrlC) .
1111 IIlt 'mn -gu i() 11 de la histor i,) podría parecerse a es to:
I\"'UIII guión sobre el argumento de la historia. Aunque muchos .I do-
1' '' 11 1'111\' ... prul.,han las drogas, pocos se vuelven ad ictos. La l1l<l yor p.ll' .
1,' d. , 111'" qm' l.· ntrevistamos consumieron drogas durante un lil' lllj'm
1111111,111\1 \' l'n ca ntidades limitadas, y luego, cuando pasó la novell' l'f.l,
\Il 'j, '. 1'" dI' l'lmsumirlas. Para ellos, parecía más un período tr<ln5icion.I I
dUl,ll\ll' lo ... ,ln05 adolescentes en los que se experimenta con di(pl'l'n
11"1 I 1 .mpt \rt,ll11 ientos, a veces" riesgosos", que luego desccha ron CU,ll1
¡Id 1,1 I (I11\1"llrta miento ya no les interesaba o dejaba de servil' .1 'o U'l
1'loI I\l"i lo.., . Este era un paso importante en su desarrollo, pues les 1"1'1"·
111111.1 1,'/111 I{/ nl/toridnd y tomnr el cO/ltrol de los acontecimientos en MI
vid" dur.l1'1tt:' una época en la que trataban de definir "qui énes 1.' 1',111"
1\111111 "'l'I'l.'''' independientes de sus padres, pero muy necesit .. dos lkl
.q'oyll y ,1ll' l"t .:l ción del grupo de amigos porque no esta ban li stos lo
d .. vt,¡ jl.n,l figurar como adultos. Usaban drogas como una maner.l di'
1" I'I'11I1Wnl.H o como un r itual propio de esa época de la vida. O SI',I,
'11 .11.111 t onll.'nza r la ex perimentación con drogas en una fiesta o U) II
,1I111gtlS, lo que indica la naturaleza de interacción soci al (excepto p.ll'.\
"tJ1h'lIo ... que ya se volvieron adictos) . Al consumir drogas, los lldoll' ·
'11 \'nh's moslraba n solidaridad con el grupo y una disposición a
tl,II· I., dutl\ridad. El uso de la droga les proporcionaba una manera dI'
UII1'l\.',.; uir ilceptación y, en la mayor parte, era una experi encii1 pl n.
1' {'I1 I \.'I'.I .
Mir,lndo en retrospectiva, ahora, como adultos jóvenes, pU\"'dt'n
d"III" qm' till11bién demostraron su capacidad para tomar decis iones y
Ilu'did" s para eva dir 105 riesgos. Perciben que crecieron ell1oclo-
1I,1I ,'lt'nll' con la experiencia. Las condiciones que los ll evaban .:l US.1l'
l.", dro,.;.ls era n que el ncceso ernfticil, había presióll del g/"llpo parJ U"',II'-
1,, " y \ ser aceptndos por el grupo al hacerlo. La mayor pl1 l'h'
1111 u ... " lmn drogas para escapar de las realidades de la vida, para ale-
1.11'''(' del dolor físico o psicológico, para sentirse mejor o
10:'-' que llegarían a ser drogadictos dieron estas razones .1
ll h ' llIlllo. La c<l ntidad y el tipo de droga que estos adolesccntes COI1'>U
1111,1111' 1\1 11 vMinbles. Al agruparlos según sus dimens iones, surgk'l'ol1
111.1111) tipo ... o pa trones de consumidores: los /10 10& nl/!'
1/////'/lll1dol'l'::; lilllitados, los cOl/ sl/lllidores rccreaciollales y los drogodu lo ... ,
1 'nr.1 (.ld,1 tipo de usuari o, la iniciac ión era diferente. Una ondh.lól'
11 flk.1 I.IUt' dt' terll1 inaba (' 1 li po d(' II su;'lrio y la na tura lczll de l cnso, l'r¡\
111 l'Xlwl'il'nl io dc tOI11f1 1' 1.1 d r('Wl/ ti 111 ' I OIlCl'plUfl l izn 111 0S COl1l0 "1 I'II/ml
I (,h I 11"" Id" /m, "1."0' /,1" I UII/I'r''''"
'"l' r,lh,lr:-'L''' l.' re,lb.1 t.'I ,0nll' \III' 1 I,.ul ll del cual t'IIWI'nhIl1 1111'4 11111
n' nlí.·s tipos de us uari os. EI'.I d " 111\ 1" qUt' lll.Hcélb.l Sll IIllt bh 1011 , 11111111
l/UL' los dcj<lba entra r en el grupu y dL'lermi nilba el 1'I.'Mdl tld u t In 111 10
"'-'scenlc tornaba o no tomaba drogas, se trababa O no "t' tl'nll,III.1 111/'1
que se traba ban lo hacían en diversos grados, con y It"
el/encias variadas. La manera como una persona "111
Iraba" influía sobre si continuaba usando las drogas y h,ht,¡ qUI ' p\ln
lo. Traba rse es un proceso aprendido. Una de sus propit'ddd" N , , '
grado de control que se tiene sobre el comportami ento. O ('o//IIPI /'I P/tlll
t: ! cOlI/por/o /lliento es una propiedad y, a l mi s l1l o li t' lllpo, 111\' 1
subcategoría de trabarse. Trabarse y mantener contro l dl' l (,OIl'l lll1tl l
miento varían según el tipo de droga ingerida, la frecucnciíl \ (In \j 1' P
se usa, las experiencias previas, las moti vaciones personal es, Jns 1" ' 1
cepciones de lo que la droga parece hacerl e a esa persun,l, In c,llHldll d
ingerida, etc. Trabarse se veía como una expcric/lcia lI ega/ill/l
Pero aun cuando trabarse se experimentaba como algo nf..'gdlivo, ÚI}\11
nas personas continuaban haciéndolo porque no eran ca pol't'" d"1 Ir
"no", querían ser como los demás, sentían que éste ern SO/OIlll'IlIt ' tUI
ma l viaje, o se volvían física y psicológi camente dt' 111
droga. Las consecuencias él largo plazo tienen que ver con mi!'dl' Il IH 111
atrás y percibir que ésta era una si mple fase en sus vidas, conlptll t,l
miento importante entonces pero que ya habían superado. N llI ll'¡\ IiJ'
volvi eron física o sicológicamente adictos. Los que cxprL's,¡b.1t1 ljlll '
ésta era una fa se del crecimiento planteaban que se scntínn n:-. r ponlUt'
habían aprendido que lograban COlltrolar el cOl/lportallliel/tu, 1111111,,/1 '; /11
los riesgos eOIl 11/1 cOlI/portamiento cauteloso, y aprel/der por sr l/Ii!! /I I/1." lo
que eral! las drogos y lo ql/ e era l/na traba. Se h'ataba de un compol' tn
miento ri esgoso pero la mayor parte de los adolescen les no Se volvlt,
ron adictos. A los medios de acción/ interacción a través de los
aprendían los adolescentes sobre drogas, los tipos de drogos, dóndt ,
comprarlas, cómo usarlas y sus peligros, y por medio d los cunh'/'I
compartían la experiencia de las drogas con sus amigos se los dl' ll ull d
/1Ó "hablar de las drogas". Esta conversación era una part e muy IlnpUT
lI1te del "ri to de iniciación" . Sin embargo, hablar sobre las dl'OHtlS no
ocurría sólo entre los adolescentes pues también había cO/1 vcrS,ltl olh'N
sobre las drogas por parte de las fi guras de autori dad. J '1ohl\ '
las drogas podía adoptar muchas formas. Podía ser un acto ¡lIfmlllll /l
1
1
0, II cgativo, de presión o de jactancia.
Para los que no las usaban, no sucumbir a la presión dl' l HI'l,qh
l
,
ser capaz de decirle "no" a las drogas, y no querer expcrin'\\.'ll tlll' nI
siqLTi era en una base limitada era lo que marca ba el ril.o de inklU('\Otl.
El " no" ceremonia l era prueba de que podían sopot' lar In pn.'sloll dl'l
P,IO IIII \. ',, " .\11 ·Jll.lllo ... .,in d lOg., "1 j',lloll'l los la no cxtwrinwnlll
, h,n y ,u ll'.II1.II"I ' 1.11110 un rilod .... lIl iciación como lo era Ir,lb,lrtl l'
1'01,.,11
1
" ,plt' '" t"jlL'rimentaba n con las drogas. Para los que se volvll'
"111 ti, 10.,", l., experimentación temprana con las drogas (' 1' " UIl
lit" , 11 ' 1IIIll,I,·i'III, PL'r(l de iniciación a la adicción (aunque no sicmpn'
1111'\'1",. ,/11 1') 1',11'" tos "experimentadores li mitados", tomar drogn y
I t .. b.,. ',1' I't d ".Irte de un rito o marcador ceremonial que servfa él UI1
JlHlpil'lIltl f.· .. pl'('Í(ico durante un período transiciona l de la vida, PUt'tI
'111111' 110" qu .... hasta convertirse en "consumidores rccrt'oti -
\'1111", 11 1111,1 ! 1,1 droga era una iniciación a un proceso social pl acent L'1'O
1,,1t ' \ onllllll,lh.lll más tarde en la vida pero s610 ocasionalmcnt e y qm'
1111 11l1t' 1 11'1 Ll con la vi da d iaria.
A'"HI" l' qui zás p uede haber una explicación mejor, nues tra rOIl
"' I' tllolll/,1Ción de lo que sucede (es decir, el uso de drogas por pMtl'
,1" 1"" "doll'sccntcs como rito de iniciación) parece encaja r on lo"
,1""'" y "Irl'ce una interpretación de aquello sobre lo que tr,lt ,lI ld
"'""01,'" in vestigación. Las otras categorías encajan lógicamcnte ('011
'"11"01 ,.1 I principal. La conceptualización tambi én eI " un,1
• 1 dI. ,11 ion para nuestros extremos en cuanto a la dimensión: los no
'"Il'lIl1l1i dores y los drogadictos. Uno también podría usar ' 1 (011
" '1" " 1' ,lrol es tudiar otros tipos de comportamiento (por ejemplo, 1,1
" " 110 SI'gUro) entre los adolescentes. Ver el uso de drogas e n 10'1
,1I1,d'''''I' nlcs como r ito de iniciación es una idea interesante y SI' " ,
'I" lt" I'MII' de la negatividad y del tono acusatorio asociados 011 vi
1, ' , 11 111 11 ' no. Qu izós entendi endo el significado que tiene drogars ' 1'111'11
1,,·, ,"loII'scenles, los adultos puedan ayudarles a encontrar s us tit"
111', 11. I""l'ortamientos más aceptables que también sirvan como 1'1
111'1 dt' InidíJción.
(Iso de diagramas
A VI'I "S, bi e n sea por preferencia personal o porque el a na li s ta 1'1'1
\ 11,,/,,',1 lo vi s ua l, los diagramas son más útiles que contar la hi s llll'ill
1"" '" I"'¡';el ni zar las relaciones entre los conceptos. Aunque It ' 11111 .11'
lo" 11l l1g'\lmaS se toca en profund idad en el capítulo 14, va le la 1" ""1
""I' t.' "IIU( unas pa labras. Los di ,' !\ "IlI1l,'S pueden ser hcrra mil'ntll H
11I11'¡1" [1 dol'DS va 1 iosas, Dio 1'. ,'1 1111 11 " ,'M 11111 I'ore¡ ue le perm i l ' a l il l1ll 11 11 10
dbl ,l l1ciars ' de los dil toH, lu I lIt 'l/ lI ,1 11\ l bajul' (.' 0 11 l 't) I H ¡' Phi \' Ilfl
con los dela ll cs de los ' f' ,lIl1 hiL' n le exige p<' nHlll' .1111 ,,11111, 11
cuidado sobre la lógica en las relaciones porquc s i 1' 111 111 1 l' .111 11
claras, los di agramas serán confusos y enredados, Si l'I ,11 11111 111 111
hecho uso de di agramas durante todo el proceso dI' in v.'Hll g, " 11111 11
s uces ión de diagramas operacionales debe lleva r ,1 un.1 111 111111
integradora, Sin embargo, si el analista ti ene pocos di n¡\ I'I II Il .• , 11 1
después de revisar los anteriores todavía ti ene poco Cl.11'l1 111 11111111 11
leza de l as relaciones entre l os conceptos, sentarse On un l!loll"l lIl
consultor o colega para explicarle con di agramas lo que HU,"''' I' 1'111
de fac il itarl e el proceso integrador. Además, hacerl e prl'l\ lIl lloI ,11 , 1
gidas o "mostrar" unos cuantos casos representati vos pUl'de ."" 111111 1111
ideas sobre las relaciones, Sin embargo, a veces es n '(('smlo 1111 11 1
varios intentos antes de que un diagrama " se s ienta bi ' 11 ",
Los diagramas integradores son representaciones muy .1 1"1111111"
de los datos, No es necesario que incluyan todos los onn' plo' '1"1
hayan emergido durante el proceso de investi gación, s ino n ' lIl 1111 ,
en aquéllos que llegan a la posición de categorías pri ncip.1 h', 111
diagramas deben fluir, con aparente lógica y sin demas iad,1s l' 1,11' 11
ciones, Los diagramas integradores tampoco pueden ser
compl icados, Los que tienen muchas palabras, líneas o (1 1'\'1111 _, ,1
hacen difícil es de "leer", Los detalles deben dejársele a la ('". 111111 ,1
(véase figura 10,1),
Revisar y clasificar con ayuda de memoralldos
Los memorandos son los cuadernos de bitácora corri entes de 1'1 1
siones analíticas y un depósito de ideas, Aunque hay di h 'I'II II'I1I I'1
ses de memorandos (esto se trata con mayor profundidad 1' 11 ,,1
ca pítulo 14), por lo general, a medida que avanza la invcSli g.ldl 11 ,1
hacen más abstractos, Ellos también contienen las claves dl' 1" 1' 11 ,
gración, en especial si el analista ha identificado de mancl'a SIHh' llI l
li ca las propiedades de los conceptos junto con sus dim nslolH' 1
Por ejemplo, la conciencia del investigador de los difen' nll ',' 1' "
Ir'ones de consumo de drogas, emergió primero al notar dl/"" " I
ias en las d imensiones en tipos de uso de drogas tnl 's 11111 '1 1'111
t ,',(¡I/, 11, /,111 \.,., /11,' l it l' I
t IUIll It 10. 1 Experimentar con drogas: un rito de iniciación
'1"1 ', • IId ll lo, dónde, con quién, qué droga, con qué resultados, ,' Ir,
'\1 " I1 'wrv.1r las diferencias y las dimensiones pudimos idcnti (l c,lI'
11I 1"II ' lI ll's patrones de "tipos de usuarios", Al mirar la expcri end ll
01, · " lr,II1, ,,'s,," en s u aspecto dimensional (con qué frecuen ia, qu('
d lllf'" I'l, 1'I I,\ ndo, dónde, con qui én, sobre qué se ha blaba, grado tll '
111,, 11,,1 qUl' se mantenía, etc,), pudimos conectar las categorías con ,' 1
111111 dI' cons umidor, Notamos que "los drogadi ctos" usaban drof\,lH
1 ' 11 1 1II,1s frecuencia, drogas más fuertes, tal es como anfetamin,1s y
111' 11 1111,1, Y lo h.;¡cían casi siempre solos, en conlparación COI"\ los l/ v
l'I' IIIl II' IlI.1dores li mitados", que tendían a trabarse sólo de m,I I)(" '1I
111 Il'dl 111,11, usaban marihuana y drogas psicodélicas en vez dc las 111 , ,"
1111 '11 ."" Y lendían a usarlas sólo en fiestas o cuando estaba n con .11111
gll'l, ('tllno parte de un acto social.
Il lIhi lu,1l rncnl e los memornndos se clasifica n por catcgorfas, SIII
1' lI lhI IlT,o, cla, ifi car por OII'II0l'flllllll' hace más di fícil a ml'di dn "lit '
Sl' Vi1n dr'S'lITOII<-lnJo ! ' Hltl '! 1II :I,¡\das y el ,lnnllrlhl Hl \lIl l' dl
l'onrunJir e n cuanto a dónde UhiL'.H Jc Innl"lCI\ \ .'IH(lI'I IIII I\ 1111
memorando y preocuparse por" ¿en qué piJa lo pongo?" SI ""11111'111
mlllliples copias de cada memorando, entonces s Plll'lk 11<1111 ,,1""11
la pila de cada una de las categorías a la que parezca ( lo 111
pre podrá quitarse de ahí más tarde). Una vez c1afi ifi c,ldos, /11' JlII'
den revisar. Puede ser divertido volver a leerlos y JSr vl'r 11 11l" 1""
evolucionando un concepto (y observar las pistas equiv,1kllh' y 111
errores iniciales). Al revisar y clasificar memorandos sl'gun I,I/l I ,111
gorías y luego con los vínculos que se van entrecruzando, los IIIvI '
I igadores pueden llegar a lograr gran integración.
Nuestra experiencia indica que los estudiantes escribL'11 ,""11',
tamente sus memorandos, hasta que llegan al punlo dL' il1l1'I',II '
ción. Es posible que hayan identificado uno O más pa I \"()IWH (JlIII
ejemplo" tipos de consumidores") y un proceso (por ejl'm 1'10, 1111
barse) y quizás algunas relaciones entre éstos. La difi ullnd SOJ¡II '
viene con el esquema más abstracto y teórico que expli n Iodo' 111
datos. En la integración final es donde la mayor parte de los (1111111111 11
principiantes necesitan ayuda. Sin embargo, esta integr,1 iÓI1 1111111
es imprescindible. Sin ella podría haber descripciones inl l' l·l'sn l.I, '"
de algunos temas, pero no una teoría, porque no hay oracionl's 11111'
nos digan cómo se relacionan entre sí estos temas. Pero, desdé' Iu, '
go, si el propósito último de nuestra investigación es al canzlll' 1111
conjunto de hallazgos más que el desarrollo de la teoría, enloll, l'
la integración no es tan importante.
Algunos investigadores recurren a la literatura para busl'"," UII
concepto unificador que pueda encajar con sus datos, y lo ha cn('\1I1I1
do han clasificado y vuelto a leer todos sus memorandos y ti('nl'l1ll1l
sentido intuitivo de cuál es la idea central pero no un nombr,' 1'"'"
darle. A veces, intentan localizar un concepto similar a la nollll'oll' / l1
de la idea central identificada en su investigación (ver, por l'jl'l1l¡ihl,
Miles y Huberman, 1994). Este sistema ayuda a los analistas a ubl l'l lI
sus hallazgos en el cuerpo mayor de conocimiento profesiona I y ('11 11
tribuye a un mayor desarrollo y refinamiento de los conceplos l'xli,
tentes en su campo.
( ".lI ft. ¡I, /dl l 11'/"'/\ " / I 11
\·d u l' l"h.lI'I-;O, ésta no l' l"I 1)II\ "j ll \ \ .1)ll'o\ imnción habilurll pot'tpU',
1\111 g l , 1I1 In'l'lll'ncin, los cOl1n'plns existentes sólo encaj;1 1'l C(H"t 10'1
d'111\" , I!' 111 ,1I1l'rn parcial. También puede impedir que los in vl', li gd
01"11 '" ,lIlqllil"\ln nuevas perspectivas y enfoques, que son imp01'111'1
11 "1 1' ,11 ", ' ,,1 .1 V,1nCe del conocimiento en todos los campos. Nosol,'o"
l' II'\I" 'IIll IlS que los estudiantes sean más creativos, que le
Ililil lI"'I' S l' ll os mismos a lo que sucede y luego describa" S(I ',
111' " l'J' lu"li zaciones en términos de las propiedades y dim 'nshllH'"
1 111 11 li'1l1,ll'l'S que aparecían en sus datos. Más tarde, al redact,1I' SII1
111I1I ,IZg0S pueden hacer comparaciones en las que se describ" e 11 111
'"' I'\lll'ndl'n las conceptualizaciones de los datos o cómo 1'11(,11 1,111
'"" 1" lill'ratura existente. A veces, no obstante, un cOl1cepto exi, I\ ' "
1,' d\ ',cribe tan bien lo que sucede que es una suerte y lo POdl"'10N
11 ', .11'. I'm ejemplo, el concepto de "trayectoria", que evol uciol1( ,.
1',11 I ir .11' l'studios anteriores del manejo de la enfermedad rÓ"I,"1
(1 "I);nh,1Ugh y Strauss, 1977; Claser y Strauss, 1975; 511',111 "",
I "1',1'l'h,wgh, Suczek, y Wiener, 1985), era tan pertinente parn nl11' "
1," ",ludio de la enfermedad crónica en parejas (que se enconll'llh"
1'11, ,Ida entrevista) que decidimos usarlo como nuestro con l'plO 111'
central, aunque modificándolo y extendiéndolo ( 01'111,1
l' -' 11',1Uss, 1988). 0, también, un investigador puede embal' nl'S\' ,' 11
'"1 \',Iudio con la intención de examinar un concepto bajo difl"'\'"
1, ', \"(ll1junLos de condiciones; por ejemplo, puede usar el onn'plil
di' "col1ocimiento consciente" (desarrollado durante el tudlo .11'
I,1 l11ul'rle IClaser y Strauss, 1965]) para hacer investiga ión sol1l'1'
'''' l' r.1 S, aumentando así el poder generalizador del concepLo. '1'0.1,\ /,
,", 1.1S son variaciones de métodos para denominar el conn' plil
central. Cualquiera que sea el método escogido pOI' d
,1I1,lIi sla, el concepto unificador debe reunir los criterios de un,1 ¡'II
1<')\\1I"r,1 central ya descritos en este capítulo.
Refinar la teoría
11",1 Vl'Z que el investigador ha esbozado el esquema Leó,.; () ," "
l\ll1plio, se le ha llegado la hora de refinar la teoría. Es to cOl1sisll' \'1\
"l lVislll' el esquema para bus [I r Ru consistencia interna y bI'PrlH\ H lll\
Ll 16gÍl\ l , completol' los t'nl\.'gíIl IlHl 1'\1\11 1', '\ 'tHllíl 11'.
excedenles y validar el csq u ' Jllll ,
La revisión del esquema en busca de la cOllsist ell cil/
y la lógica internas
Un esq uema teórico debe fluir de manera lógica y no PI'l''1I' I\t.1I
inconsistencias, Si el memorando sobre el argumenlo d 'la I1l sll" 1, \ l'
los diagramas son claros, debe haber lógica y consistencia, Si n .'111
bargo, durante la escritura final, el investigador puede Sl' nlir' '111 . ,
algo no está del todo bien y que hay que trabajarle más, En 1''1 1,\
condiciones, el investigador debe regresar y una vez m, 11 11\1
diagramas y repasar los memorandos, Pero, a menos que '1 ,111,\1 11 1"
sepa qué está buscando, qué falta, la diagramación no le ny udMI\
Un buen lugar para comenzar es la categoría central mi sm.1, lJ llll
categoría central, como cualquier categoría, debe definirse en 111' 11, 1
nos de sus propiedades y dimensiones, Si llamamos el h ' ho d,' '11 11 '
los adolescentes consuman droga un "rito de iniciación", 'nlol1\'"
hemos de definir qué queremos decir con los términos " ril o" l' ""11
eiación", Al igual que todas las categorías, la definici ón es rl'sull ,illo
de las propiedades y sus dimensiones, Aun si la categoda c 'nll .. \1 ""
fue denominada en los primeros memorandos, cuando el anali slo lo'
repase, debe encontrar en los datos referencias a la idea, junto con 1"
propiedades y dimensiones, Por ejemplo, aunque el término " ril o dI'
iniciación" no haya sido usado antes en la invesliga i 11 , lo
memorandos estaban repletos de referencias a los aspeclos sorl. \ll '
del uso de drogas y su significado para los adol escentes, el dcsnll ,d
miento del yo y el proceso de maduración que oc urri , En 1"
memorandos pudimos identificar que la iniciación vada en Cll o1l110 11
naturaleza, tipo, duración, forma, y resultados (esto es, las 1'1'01''''
dades que son resultado de esta iniciación), Por enel e, podrfal1l0H di '
fin ir " ri to de iniciación" como un proceso interacti vo y sO' i,1I l/III'
v.ll' ín según el tipo de usuario y está marcado por el hecho dl' "11'1\
b,1rse" o no, O de obtener ciertos resultados en térmi nos de el' '\' in''' '11
lo, Luego, explicamos mejor la definición cuando escribimos l' l 1','11 10
de lo t que 1l1Uestra cómo la iniciación varía en dim ' Il SI()lWH d,1
I "dlfll 1/1 ¡,In \1 " • ¡¡ I.¡ I 1 I \
,\llll'ldll \011 \., [ tipo 1.1, - \ 1111 " '1111 11101 , Y I'l'lncionomos los " tipo,,; dl'
111I1'l llIlndw'l's" con l' lf',!I lt ln.t' " y IUl'go I\l slrea rnos los
'11'" di' l." n,.1< importanles de las cuales es la de volverse n1.1' 1',11'"
,1.111,' IIIS "dulloS al tomar decisiones y manejar la presión del grupo
1 ',11 ,1 huscar consistencia y desarrollo lógico, el anali sl,' pu,','"
.I.<I,'II,'r,,' y preguntarse (porque ahora ya está inmerso en los d,\
111") ,",11,'5 piensa que son las propiedades, y entonces puede s" b,'I'
11<1',1" <¡tll' punlo esto está incluido en el esquema, Si todavfa no l'sll
,1.1111, " si al parecer hay áreas que todavía faltan, enton es dd,. '
II')',I"'S,\I' ,1 los datos y resolverlo, A veces, se trata simpl emcnl ,' d, '
'1"" l'i ,\n,1 Iista está a punto de dar en el clavo pero, sin dars' Ill' l1
1", 1101 IlImado la posición equivocada con relación a los da los; 11
",', 1, .'s f,\cilmirar los datos desde la perspectiva del ana lisla y no d ..
111' , "1I 1revislados mientras que uno piensa que está haciendo
1,1I11,'nl\' lo opuesto, Por ejemplo, mientras uno de nosotros ( OI'bill)
,", l.lh,\ ,'scribi endo su tesis, observaba el manejo que las muj('i'l'S 1,,"
, l.lholl1 " los embarazos de alto riesgo, y había algo ra ro que p.1l' '1 1"
1111 "Ill'ol jo1l' con la lógica; algo que simplemente no cuadraba; () Sl"\,
111" n\ mporlamientos de las muj eres muchas veces no I nf,1I1 '1""
V. ' I «\11 la percepción de los riesgos, que iban desde altos hasl.\ ¡,,\
1"", Y " veces cambiaban con el curso de sus embarazos, Fina lnll'1l
" ', 'oIyú en la cuenta de que a pesar de que creía estar sil'lldll
1II1I',I1' \' ia l, en realidad cuando clasificaba los incidentes dcfinfu (' 1
I'.rol d" de riesgo desde la perspectiva de un profesional de la s" lud y
1111 d"sde la de las entrevistadas, que a veces consideraban ' 1 ri('''gll
.1, ' "',II'l'ra d iferente a como lo hacían los profesional es de 1.1 ,,1Iud
l' 11" 'gil ,1c luaban con base en estas percepciones,
CO/JIpletar las categorías pobremente desarrolladas
1\1 una categoría, el analista busca densidad, on "dl'I\'l1
.1,1.1 ", l/u<,remos significar que se han identificado todas las 1'1'01''''
.1,11 11' 5 (lfl'nlro de lo razonable) y dimensiones sobresalienles dI' 111\ ,\
•• ,I'T,o"¡,\, gracias a lo cual se ha logrado variación y se l ' h.1 d"d"
II"'I'Í- i'\ll a una categoría, para aumentar el poder expli ca ti vo lIl' 1.\
1111'<"1.\ , 1,.15 ca legorías po o dl'snl'l' oll adas suel en apa recel' ll.mllo /' I'
,'sl,\n h,l ' il'ndo los diagml1l11/l y , Idllllh .Indo los ml' nl\lI'ill1dllll 1'111
l'jl'mplo, si rcgresáramos a los m ' nllll"' "1dos y viéramos \JI'" 11 1,1 '''1
mos es rito mucho sobre la "expcrimcntación li mitad,," 11<'1'(' 1'11'11
sobrc los "drogadictos", tendríamos que regresar al ca mpu ,1", ', 01\1 ' 1
más datos sobre esta categoría para llenar el vacío.
Se puede lograr completar las categorías mediantc la rl'vlsl 11 d"
los mcmorandos o de los datos "crudos", o buscando datos 'JI'" "
hayan pasado por alto. También, el analista puede regresDl'ul \'UIIIIII'
o recolectar datos selectivos sobre la categoría por medio d ' l 111 U \'/11 "1 '0
Icórico (ver capítulo 13). Hasta en la fase final suelc scr nl'(' l' /lillio
completar algo que hace falta. Cuando comienza a escribi 1', el anilJl NIII
siempre encontrará vacíos. Su problema es decidi r cuándo del .... .1"
ll enarlos y continuar. Es imposible desarrollar o hacer cxplfci to (', 1.1 1'
detalle. Por supuesto, los grandes vacíos sí hay que s u bsana dos, LJ 11'1
categoría debe ser tan bien desarrollada en términos dc propil'd.HI"
y dimensiones que demuestre su rnngo de variabilidad como on",p
lo. En el ejemplo previo, lograr variación signifi caría poder 1l10sl,'.I ,
quc, au n dentro de una categoría, hay diferencias en la forma ('111110
IIna persona experimenta el rito de iniciación y que talcs d ifcrl'nl'iil
se pueden explicar examinando las dimensiones relacionadas \'UII
qué tipos de drogas se usaron, qué tan frecuentemente, et ,
El criteri o definitivo para determinar si el proceso de rccolccl'i o
de datos puede finalizarse o no sigue siendo el de saturació" I I'Ó l'il'tl ,
Este término denota que en el análisis de los datos no emcrgic' ,'or)
propiedades y dimensiones nuevas y que éste ha expli ado IP',III
parte de la variabilidad.
Expurgar la teoría
/\ vcces, el problema no es la insufici encia de los datos, si no 1111 "
bicn el exceso de ellos; o sea, algunas ideas parecen no encaja ,' (1 11 11 ,
IcorÍa. Éstas suelen ser conceptos extraños, ideas buenas p '1'0 qUI'
nunca se desarrollaron, posiblemente porque no aparecieron l'n 101
datos muchas veces o no parecían conducir a ningún punto sp{' Inl.
Nucstro consejo es dejarlas, Si son interesantes, el anali s ta las pUl'd,'
busca r más adelante, pero no hay para que atiborrar una tcol'fu COI1
111111 l ' lllpo, qUl' no ll evan i.l 11111gUII,l p.lrll' o que contribuYl'l1 poco 11
LI • tIlIIfH'('II ... ioll.
VIII/dllr el esquema teórico
I 1I,lIhl" h,lblomos de validar, no nos referimos a examinar l' n ,,1
""111'.1" nl,lnlita tivo de la palabra, Esto se le puede dejar a fulul'Oll
"'''11.1"", si así sc desea. Lo que queremos decir es lo sigui enll' : )¡I
1"", 1,1 I'I11l'rgió de los datos, pero a la hora de la integraci n, I'I'P""
11' 111.1 1111,1 l'xpl'csión abstracta de los datos brutos. Por tanto, ('s 1111
1,,11 1.11111' delerminar qué tan bien encaja la abstracci ón con l'slllS
dolll\', V I.lmbién si se omitió algo sobresaliente en el esquemall.fll.l
, .. II.I V vo1l'ios modos de validar el esquema. Uno es regrcsar y COIII
1,,",1\' 1' 1 l'squcma cotejándolo con los datos brutos, en un li po di '
0111, 111" ... comparativo de alto nivel. El esquema teóri co debe ]10.1",
" 1,111 ,,1' 1,1 mayor parte de los casos. Otra manera de va lidarl os ,'11
1" 1I',llid.ld es contarles el asunto a los entrevistados y IJlII'
1" 1I',In y luego que comenten cómo les parece que encajan sus ,'11
''''', N,llul'almente, no todos los aspectos de cada caso puedl'll"1I
" '1.1,. I'lII'ljuc la teoría es una reducción de los datos pero, "11 1111
'11' 1111.1" más amplio, los participantes deben ser capaces de rl'('0110
,, '1',,' ,'11 la historia que se es tá contando y de percibir que ('S 111111
"\l'lk.1Ción razonable de lo que sucede, aunque no todos los dl ' lil
11, ,,,, 1'11 "mlidad, les cuadren a sus casos. En esta corta sección 111 '
11111', lomado uno de los aspectos de cómo validar la leorf.l , lis,,'
1"/11,1 plantea más adelante, en el capítulo 16.
¿ Qué sucede si un caso no mcaja?
N .. ,'s inusilado encontrar casos aislados, es decir, aquell os ljUl' ("1i' 11
,'11 111111 11 011'0 de los extremos de la escala dimensional de un onn'jI
1 .. " IJlIl' parecen contrarios a lo que sucede. Genera lmcnte 'Rlos , ',1
,,, ,' , ,lisiados representan variaciones de la teoría u Of\'(' I' I'1I
1'\jl lk\lCioncs alternativas. Por ejemplo, en el estudio sobre los l1do
I, 'sn'nles y el uso de las dro¡ps supóngase que enconlramos l'IIMOII
,'11 los ('ua les los parti ipl1nll' rI s,' volvieron ad ictos a las dr'Ol\lI,4
dl'!"l' rl .l l' o n de la escucll.l . ¿( 'n II HII· l h.". l l 'on ell os IHH
h
111'¡1 i ' I'lhll
r iún del uso de las drogas l'Ol1I" 1'11 " de ini ciaci n? 1',\1'11 , ' II OH 1111
I" mbi én un rito de iniciaci ón, pero iniciación en 1,1 .Id k, 1,) 11 11 11 '
bien que en la edad adulta. Ell os empezaron como ell,"ljl""1 0111 1
adol escente, a quien se introdujo ceremoni almente a d""H,I", 1
I
11
una fiesta. Sin embargo, para ellos trabarse se convirliÓl'" 1111 11111 '11
sí mismo más que un acto social por medio del cual om 1'.11'11111 1 111\11
experiencia con otros adolescentes, La diferencia eslá l' n "11 .1 11111 1, .
condujo" la iniciación, en vez de saber si fue una ini ci.1l'i 11 /"'1 ,o/ ,
Algunas veces un caso representa un estado de transición \'11111' 1I
pos o fases . Por ejemplo: un adolescente puede no ' n <Ji"" \' 11 ,,1
perfil del drogadicto ni en el de uso recreativo porque plll'd(' Ie ',""
algunas propiedades de ambos. Cuando un acontecimi 'nlO HI I1 1'. 1I
lar aparece en los datos habitualmente, hay variables cir u nSI ,11 11 1111, '
y condiciones que explican esa variabi lidad; éstas lambi '\1 lidll ' ll
ser identificadas. El descubrimiento de estos casos ais lad OH, iI lo'
cuales a veces se refieren como "casos negati vos" y la COnSll'lllTltil1
de explicaciones para ellos dentro de la teoría, incremenla su 1'1111 1
ble generali zación y su poder explicati vo.
Const ruyendo dent ro de la variación
Uno de los problemas de algunos esquemas teóricos es que no l'xpll
can la variación. Esto causa problemas porque hace qu la 1"111'111
parezca artificial, como si cada persona u organi zación se él omod'l
ra a estos tipos claros y específi cos de pasos en un proceso. ,1 "("11\ '"
que la vida no encaja en pequeños comparti mientos. En ada prol'l '
so hay variaciones. Algunas personas se mueven de man "\1 i\\i
lenta, otras más rápidamente, algunas se salen y ot ras adopl.1I1 1" 1
paso diferente, lo cual significa, que aun dentro de los pJlrOI1('H l'
G1 1egorías, hay variabilidad según las diferentes personas,
dones y grupos que se encuentran en diferentes punlos dl"' lro .1, '
1.1s dimensiones de algunas propiedades. Por ejemplo, si rU<' I',I IIIIIM
" lomar la categoría de "experimentación li mitada", poddn h111l1 '1
l11uchas variaciones en ella, así: algunos adolescentes li milan s u ('011
s umo él un solo ti po de droga, otros prueban las drogas Il'o b 11 .1 0'11'
/ 'IOI'J I. ¡jI '0111 u/" /11< 1 / I / I
.. 111 1111 ,1 ti VI 'l't'!-I, ol r o s Pl'lll'b.lIl 1I1l.'0 drogas dif ' I'L'nlt'S PI..' I'I)
11111 111111 Vt'l, hablan nlucho sobre la droga COI1 su s ,Hlli)',WI,
\111'()"i su COnSUI110 en secreto. Al rcdnct4.ll" 1I11l'/ 1
1'01 11 '111101 ""l'!'l'1l10S que aparezcan las variaciones den Ira y CI1II'l' liI ,'
I ¡III 'W
1{(' HUlllen
1" I IIc1ll ic,1l'i 6n selectiva es el proceso de refinar e integrar la tl'OI'r.l ,
1 " 1" 1111"!\'-'lCión, las categorías se organizan alrededor ue UI1 rOI1
" ' 11111 " I'lir,'livo central. La integración se da con el correr uc!li(' ",
1''' , ,,,,,,,,'nza con los primeros pasos en el análisis, y a In nudo 110
10- 1111111.1 sino en la escri tura final. Una vez que se establece OI1\I'I'Il
\ 1111 una idea central, las categorías principales sc rclacÍ<lI', lIi
, "" ,,11 ,1 por medio de las oraciones que explican las relaciones, !'llrll
1", 1111 ,11' "1 proceso de integración se pueden usar varias técni cas, 1' 111"('
1,,,, , II,el l'S se encuentra contar o escribir el argumento de la hi slOl'IoI,
I l'ull di.lgramas, seleccionar y revisar los memorandos y Il11pl ('l lI'
1 ' " ')'.' ,III1.1S de computador.
1111,1 vez se esboza el esquema teórico, el analista está lisio 1'\11'11
11'1 111,11' 1" leoría, quitar los datos excedentes y completar las 01('!',1I
1101 '1 "' lCO desarrolladas. Estas últimas se saturan por medi o Ul' UII
11,,,,''' 11\'0 leórico ad icional. Finalmente, se valida la teorra COll'l p"
' 111" 1, ,1.1 con los datos brutos o presentándola a los entrevislauos ¡luril
V"I " li S r('acciones. Una teoría fundamentada en los datos tkb('
11 'llllIocible para los participantes, y aunque no encaje con ado .1.'111
111 ' el" S lI S casos, los conceptos más amplios sí deben poderse nplkllr
11
Codificar para el proceso
Definición de términos
Proceso: secuencias de acción/ interacción que evol ucionan, en c Uy O<1 \ ¡IIII
hi os se pueden rastrear los de las condiciones estructurales.
Introducir el proceso en el análisis es parte esencia l de nu 'SIl'() 1"1
foque de construir teoría. En el capítulo sobre la codifi ca i6'1 ,' xl,, 1
(capítulo 9), introdujimos la noción de "proceso". En és te 11 'V(lllli'.
nuestros planteamientos más allá, explicando qué queremos .11'11,
con tal término y cómo podría trabajarse para descubrir el pl"<\I'I'III'
en los datos. Nuestros lectores pueden estar tranqu il os, no csln111i 11,
introd uci endo una nueva forma de análisis. Los procedimi enlOs 1111'
males de fOrl/lular preguntas y hacer comparaciones siguen consl Hu " ",10
1' 1 proceso analítico esencial. Lo que cambia algo es el enf'1LIUl'. 1\1111',
<lile anali zar los datos en busca de propiedades y dimensit)lWS, v,,
"'OS a ver las acciones/ interacciones ya rastrearlas en el li 'mpo p,'!',1
.. d vcrtir cómo cambian y si hay cambios, qué les permi le I'l','nI[III1 '
l'l'l' a pesar de los cambios de las condiciones estructura l s, !,os ""111
biDs en las condiciones se pueden anticipar, planea r o prl'l.kl'¡" , o
pueden ocurri r de manera inesperada (contingencias) y r 'lul' ,'i,' 111 11'
solución improvisada para un problema súbito. De modo qul' plll'"
t ,,/I,!h,, ' ,'u,,, / 1'/1)
¡'n
lll l
\ tl ll IHl l'slro propósHo. 1t I IIlllll , III H )S las siguientes
,1 ' 11 1' ¡", 1111 proceso? y ¿Por t)u . l'!-I pdrlc tan importante de I1l1l1H IIII
" ",1 1""', 11' 1 propósito de este capítulo es responder eslas
1 1, ' '1 ' "1110 comienza con una descripción general de nueslro 1'1'1'
IIUIII I'II' vi .... lo V termina con un ejemplo de la manera de
.1,, 111" 1' 011' ,' dnr cuenta del proceso. Dado que la palabra
1,, " ' ''''IUi V,' y la n difícil de expl icar como de captar en los
'1 "" ,1 " l., Illl'jor manera de comenzar nuestro planteamienlo l'S 1"'1'
Il tul . lI ' dos l'sccnarios.
( II ,II,do uno escucha una pieza musical (bueno, la mayor P,lI'll' ,1. '
111 ",",,1(\1), n uno lo impresionan siempre las variaciones el ' 1011(1 Y
" " ", 1I " S"belllos que la música, sea jazz, popular o clásica, esl,í (' 0111
1" """" dl' una serie de notas, algunas que se tocan rápidamenll', olr,w
1",,1., '" 'lI1,l S fuertes y otras suaves, algunas en una clave y 01,,,,, ,'11
111" " " n"' lludo con movimientos entre las claves. Aun las pou5"" II, '
"" " 1111 propósito y son parte del sonido, Es la forma de 10 ',11' I'H, '"
I H 11.1 '" con todas sus variaciones y secuencias coordinadas, lo ti LI(.' Il' d l \
11 l., ","sica su sentido de movimiento, ritmo, fluidez y conlinuid"d ,
1', 11',1 nosotros, el proceso es como una pieza musical y re!,,,,,.' ''I ,,
,' 1,111110, las formas cambiantes y repetitivas, las pausas, inlerrUI ll' iI,
111 "1 V vari aciones de los movimientos que conforman las sccul.'lwL\l1
.1 " ,It !'iones/interacciones, El siguiente escenario es quizás UIl,1 il,",
1' ,It '"11 mas gráfica de nuestra idea de proceso. Hace poco ,",,1 dI '
' 1t",IIlros (Corbin), estaba sentada en la sala de espera de un lll'qlll '110
"" " '1 "'l'rlo. Como no tenía más que hacer sino esperar, 11
'"" ''''''''·SC en lo que estaba sucediendo en una cafetería alcelmíd, 1:",
,,1 1'1 ' " de es tablecimiento modesto que se puede enconlrM ('11 lo,
1"' '1", '1105 pueblos de Estados Unidos y había entre veinle y vdnll
, '", " pl' rsonas sentadas en el cuarto, unas en mesas y a iras l' " 1"
1"," ,1. 11,1bía una camarera y una cocinera. La primera pasdb,1 d, '
"""" , l'n mesa, tomando órdenes y llevándoselas a la ca il1e''<I, 1"
, " ,d, 1 ,,,' s preparar la comida, se la devol vía a la camarera pJ'''1lJlI' '
11' 111 liL' vara a los clientes que la esperaban, La misma camal' ""1 111111
ilh 'n rl'cibía el dinero de los clientes y lo guardaba en la caja ,,¡'gil,
1 ,',"IOI'a, De vez en cuando, la camarera se detenía para hablar eOIl lo
,lkIlI1'5, servía más afl", limpiaha las mesas y por lo "
1l1.l11!t'Il{,ll'll rnovimienlo, \)111', ', lt ' !I'IIH' pl'ndil'nh:h dv I,H ' 11 II)Il l.
I
qUl' indicaban íJ lgun<:l ncccsidl1 d dl' 1111 ' Iiente. J\u nqlH.' IOlr1 ¡\! I I!I
11t's/i nl eracciones variaron en forma y conte nido dUI"1I11t ' l'I 111 ' 1111'"
l'n quc fue observada, todas pertenecían a una seri e dl' "ti 1111
fenómeno que podría llamarse "la tarea de servir comid,I ", MI!' IIIII!
111 camarera realizaba su trabajo, los clientes comían, COIl Vl'I'I I¡\!l,11I 11
observaban la llegada y salida de los pequeños aviones IW; V¡ldl 1'l.
La escena no tenía nada de dramático, En realidad, (' 1'.1 1"1'.1111111 '
rutinaria, y seguramente se repite días tras día de una m,lIlL'l'tl 11\11 \
loarecida en todas las pequeñas cafeterías del país, Aun IU(' !'lIIIII'1
ria, la acción/interacción era un flujo continuo de acti v;d,ld y 111 11 1
secuencia de acciones fluía hasta convertirse e n ot ra, Esto no 1\11 1"11 '
decir que no hubiera interrupciones o problemas, sino qUl' 11 '11
dían a resolverse como parte del flujo natural de la acción, Al nllI
templar la escena la observadora se dio cuenta: "Ah, esto si '1111 ' I'M
IUI proceso."
Un proceso, entonces, se puede describir como una sl'ri(' d, '
L'll encias de acciones/ interacciones que van evolucionando y '1" 1'
ocurren en un ti empo y en un espacio dados, que cambian 0 .1 v,',,'
pl'rmanecen iguales en respuesta a una situación o conlexto, I,tl 11\
ción/interacción puede ser estratégica, darse como res puesl.1 tl /l
1 uaciones problemáticas o ser bastante rutinaria, reali zada si n 1"'I1'Hll
m ucho, Pueden ser ordenadas, interrumpidas, secuencia k' s o (' (1( 11
dinadas, o, en algunos casos, darse en medio del más completo dI'
orden, Lo que hace que la acción o la interacción sea n pro eso, lOO. 1,1
naturaleza evolutiva y sus diferentes formas, ritmos y pasos, 1'(' 111(111
nadas todos con el mismo propósito,
La interacción entre la estructura y el proceso
'\',11 como se planteó en el capítulo sobre codificación axia l (c.Il' lllll l1
1)), la acción o la interacción se dan dentro de un conjunto dI' ('olHII
!'iones o contextos situacionales, Como tales, la estructura y 1' 1 PI'(1( l'
so se relacionan de maneras muy complejas, Así como el sonido dI'
lln,l pieza musical cambia al variar el tono, la acción o la inll' I\ I,'(' 111I1
l"lmbia n " pueden cambiar en respuesta a giros en el conlex to y, i1 HIl
'0.//11111/ /'I//,'d""",.,,,,/ IHI
\- l' 1'11\ " h ' 11 prod ud J' ca m UI O.'¡ VII t·1 l Ullll '\ lo, con v j t' n 11'11'
l. dt
l
LI' ¡ PllI.lit'iones que gcncl'dn UI1 ..1 nueva secucncin de ,11't'iOIl /
11111 '11111 HII1. 1'01' ejemplo, t0l11emOS el nüsmo r estaurante dl'K(,; I'i!t¡
I' H'V iIlIlH'IlI V, l' imaginemos cómo se verían la acción o la inl \I\..lcrh n
1'11,, 1 " lltll" dl' tr.1bajo" si variáramos las condiciones. Podrí"rno,
1'"111 '1 vd!'i ", grupos grandes de personas entrando al mi smo 1;('111
1,,
1
, Il lIt 1111.1 "' {l ln camarera y cocinera para servirles. Inlagincll1O!-1 (.' 01111 )
, 1I 11111 ,1I1,l l' l ritrno de trabajo y su posibilidad de hablar con los r1i1'11
1, '., dI ' 't' rvirles una taza adicional de café, de preparar la ol11id.1 'y
"1 \ 111 " ,1111\'s de que se erúriara, etc. ¿Y que pasaría si la coCinL'l\ 1 .1"
I IIHl ll p l'nrcrmara y la camarera tuviera que cocinar y serVil' 111
• , " 1111 101 ,rI 1 ie mpo, o si hubiera cinco camareras pero sólo vei nll' el i '11
1,". ' " "I" '"g,1nlOS que la camarera fuera inexperta y lent a y <¡Ul' lo,.
, 11" 111, ', 'l' C.1nsaran de esperar su comi da, ¿Se convertiría la accioll /
1111,' 101,,'1011 .1gradable y placentera que tenía lugar entre cli l' nil' H y
I 111 lid t VI\ I, l'n u na relación de impaciencia y frustración? ad ..1 11110
dt' t" ¡[(I:-' diferentes tiene el potencial de variar o cl.l l1l b¡ ¡\!'
1.1 1I00Iur.rll' za de la acción o la interacción, La estructura,
, 11 '01 ,' l l'I l1l1ex to de la acción o la interacción, y éstas fluyel1 o SL' il1l,'
11 1111'1','11 .1 medi da que los individuos o grupos intentan <¡ Ul' MI H
.11 1\1', 1' 11 coIj en en la situación, Debido a que la estructura ti cI,dl' 11
,. tlllll\,Il' con el tiempo (piense en clientes entrando y sa li endo dl'l
" "oI11"r,ll1t('), la acción/interacción debe cambiar para ma nI L' IWI'HI'
,111,"', 1.101 con ell a, De esta manera, el proceso y la es tructura 's ll\ II
11l" \ Iri l' oI blernen te ligados,
I ti IItI/l/raleza variable del proceso
'11' I'"dria decir, en el mejor de los casos, que el proceso es corno 1111
/'1111,'/ " s infonía bien coordinados, y que cada movimi enl o 'S gl'11
,1",. \1, .. lineado, con propósito, a veces pensado y otras habilu,l l, y
11111 1l1l,1 .1Cción que ll eva a otra, En el peor, podría pare el' U" .l I"¡
1111 , 01 dl' fanáticos del fútbol, con acciones no alineada , lI'n,IS dI '
1I1,'I'I' up iones, sin con trol ni dirección, y a veces nocivo, La m,1 01'
1' ,"' lv dI' las acciones/ inte racciones humanas, s in e mbargo, pI'Ohll "
IrIt'l11('nle se ncuentre n (' n un punlo inte rmed io, No su ' 1' 11 S('t' 11111
IIt'n,l s dI' grncia como el IIfI/ kr ni 1,111 .... Ólieas como lll1 l1 "I'vllI,II'1
1)" he ha, pueden ser sosas y rulin,1I' i,I S pero tambi "1 novl'd,1 H" V
Cl'cnt ivas, El proceso demuestra la capacidad de los Indlvldllll
orga ni zaciones y grupos de responder a las situacion 's ,'n /¡íll Ilh'
les se encuentran inmersos, y de modelarlas, Además, !'I 1'"111' "
ilustra la forma como un grupo alinea o desalinea s us 0('(' 10111'"1
interacciones y de esta manera es capaz de mantener (' 1 0111""
social, montar una obra, dar una fiesta, trabaj ar, c,'ea ,' cno iI 11
brar una batalla, Como investigadores, queremos capln,' l' llN 11111
lidades dinámicas y diversos escenarios de acción! intemerl 11 (VI'I
figura 11.1),
------------------- Tiempo -------- ---- .... --- ••
Condiciones estructurales
• • •
Líneas rectas = interacción en evolución
Óvalos = contexto para la interacción

Óvalos que se traslapan parcialmente = intersección de condiciones y consecuencloa qll o tl QVII¡¡
al cambio de la variación en el contexto y ajustes hechos en la interacción para qua algfl l hl ytlluln
Figura 11,1 El proceso
Conceptualizar el proceso
En los datos, el proceso es representado por los aconte l'
s uccsos, que pueden o no ocurrir en formas o secuencias ontl 11 1111 ,
y siempre puede localizarse en un contexto, La forma eO' lIo 11 '
l'Ilnceptuali ce o describa el proceso puede variar, pero aun'lu(' ,/1' 111
d 'scriba a menudo como etapas o fases, también puede exoml ll,II l '
,'n términos de secuencias o giros en la naturaleza d la IIn' II\ 'I /
intcrocción, La escogencia de la forma depende de los cl alos y do ' 11'
pregunta para investi gar. Por ejemplo "experimentar o,, IlIII d,"
1"1 1111 proceso. Uno pudrid L'xaminarlo dcsd \ ILl di'
I¡PI 1'1'11),1", o 1,1Sl'S que llevan a que se exper imente con Sin
"",/1,")\0, I,IS l'lnpas y fases pueden no ser la mejor mc1'll'r,1 d '1' 1'11
,,11 1 .. '1'"' ,uCl'de en esta si tuación, Quizás sea la inleracci6n o ,1(1' 11111
'1 "" ""1,, .. 1 .. "adquisición" y "uso" de drogas lo que mejor dl'S' , ,11"
1" '1'"' ",1,\ sucediendo, No todo 10 que sea un proceso pu 'dI' l'I'dll
\ Iht ' d t'I.lpdS () fases, ni debe ser así.
¡\ 1161 isis de los datos para el proceso
I\ " ,dl/.lr los datos para el proceso no es un asunto sepa rado dd ,I ,I.!
11 '"'' 1", ,'odificación para el proceso ocurre simultáneam 'nll' ron 1I1
, "dllll"lCión de las propiedades, las dimensiones y las rela io,1\', "11
111 ' 'OIlCl'pIOS, Es parte de la codificación axial y de la constru .. '11111
,1,' ,"Il'gorías, En lugar de buscar propiedades, uno busca de mon,'
,,1 wnsciente la acción o la interacción y advierte sus
.o'<, u,'ncias y cambios, y cómo evolucionan (si cambian o sc qu ''''''1
IH""I,'s) en respuesta a los cambios en el contexto o en las condlclo
IIt'N, Un ejemplo sería el cambio en los movimientos de la 1','1''''0' ,1
"" d,ll'ina cuando el contexto cambia a la entrada de un príncipl' Il1IlI
Vdtl", ta l como en El lngo de los cisnes, Su danza, que es pa [ficll y
"'I'j(\I),ldora, adquiere una cualidad más intensa y temerosa,
I\n,llizar los datos para el proceso tiene ciertas ventajas, I\d" 1I 1111
d,' Imprimir a la teoría una sensación de "vida" o movimi ento, lIyll
d .. " 1,1 integración y descubrimiento de las variaciones, Al exulllllI llI '
It 1" tI.ltos para saber cómo la acción! interacción cambia en cltil'Ill!,"
y "'1 0' 1 espacio, respondiendo a contingencias, el analista se V(' ohll
1\,"10 ol indagar por los patrones, También, al relacionar los PI'(I("'IIO'1
, ,"1 1,1 ,'structura, de hecho, se están conectando las categorías, ' 011111
"I·'m!, lo, recordemos que en el capítulo sobre codificaci n Sdl'(' ll vlI
(o "Pllu lo 10), expresamos que la "experimentación con drogas" po
01, Id ,ldoptar varias formas, Éstas eran las de los no consulllid()f'o', /
111" o' xpl'l'imentadores limilados, los consumidores recreativos y IWI
El tipod' '0I1s\lIllldol't'SI,lba relacionado con la .lll'lIol
,111 d" " ll'abarse" (U'1 p"OI ji Ii) '1',' ,hll" 5" o no, cuándo, on qu (""
I tll1!)Cll\, hnsl o qu HI' l1dll 11111 ,!IIt' drogns, t . <.h,'i tll' mllln In
l'xl'wl'Íl'n in i ndiviJual con los y '4 11 deseo dc onl
d() () no, qué tan a menudo y t'or tanto, e rl' I,\('l olI,"11 111111
,, 1 tipo de consumidor de droga en el que un adoles en t" H" \ OII V!; "
te. Advirtamos otra vez que los vínculos entre los con q 10M (11 111 11 '11
l'n el nivel de las dimensiones.
La simpl e acción e interacción repetidas y rutinari as no \,1 111 111111
IJ condición del proceso. Estudiar la rutini zación de la ocel 11 l' 111
interacción, es pecialmente en las organizaciones, y dcscul wl ,' 11"'
condiciones hacen posible que siga siendo una rutina o pesl lI' ;11 ' 111"
contingencias (sucesos no anticipados) puede ser una ont rlllllí 11 11
ton importante al desarrollo del conocimiento como lo cs el "Htlld lll
de una nueva y problemática acción/interacción.
Entre las preguntas que se le podrían formular a los datos lI lllH!; 1
se analiza para el proceso se encuentran las siguientes: ¿ En t 'I' m IIl lh
generales, que está ocurriendo aquí? ¿Qué probl emas, as unt os IHI
cesos se están manejando por medio de la acción/ intera ión7 1111
(orma toman? ¿Qué condiciones se combinan para crear 1 onl\' 111
l'n el cual están ubicadas la acción o la interacción? ¿Por qu ' no ,'/l tl '1
v,lriando la acción o la interacción? ¿Por qué y cómo están J mlll llll
d,, ? ¿Están bien o mal alineadas las acciones/interaccion 's7 lllí
condiciones o actividades conectan una secuencia de a ont ' Iml, ' lI
tos con otra? ¿Qué les sucede a la forma, flujo, continuidad y r'ltllHI
de la acción/ interacción cuando cambian las condiciones, o sea, \' 1111'1
do se alinean mal, se interrumpen o se alteran a causa de una c0111111
¡;encia (cambios inesperados o no planeados en las condi ' 1()lH' II )"
¿Cómo la acción/interacción responde a problemas o conUn!!I' ," I"
similares o diferentes a la acción/interacción rutinari a? ¿ óm(l 111'
dese mpeñan las consecuencias de un conjunto d a iOlll' I
intcracciones en las siguientes secuencias de acciones/ int ' I'Jcclo,,, '
1'.1I'D alterarlas o permitirles que queden iguales? Es ta úllimo l' Ii '
gunta es excepcionalmente importante porque le permit e a l inv(" 1
)".ldor ver que las acciones/interacciones tienen consecu n ias, y qlll '
('s tas suelen convertirse en parte del contexto condicional 'n ('i l'Iliil
SI' ubi ca la secuencia de acciones/interacciones. Por ejemplo, '"111
111 ,,1 0 'xp riencia al trabarse podría ser el factor decisivo que 1111'11",1
ljllé' un onsumidor recreativo se convirtiera en un no OnSI1l111;1111 ,
,"11 llHIH I IInd l 'xpcrien in phl l'l'I1I l'1'Il .tI lrabarse puede ser el (.)(' 101'
.l.,. I.livo qUl' ex plique por qué el consumidor recreati vo continu"
1""""101,,, drogas hasta la edad adulta.
I
11', u" I"1I'nt" el proceso se puede descomponer en subprocesos, (jUl '
'u lll por lo tácticas, estrategias y acciones rutinari as
'1 110 ,', que conforman un acto más amplio. Éstas podrían ca mbi o,' o
I"" "' ,"'<'<'l'r i¡;uales con las condiciones cambiantes. Si "
l. ""dr l' 1 proceso de experimentar con drogas, lo podríamos des 0111
1'"11"1' l'il subprocesos tales como: "hablar de drogas", "obtener l., ..
dll lf., I·','" "ingerir las sustancias/l, "tener la experiencia/l y"complll'
11 , l. , l'x pl'ricncia"; cada uno de estos subprocesos puede descompo
111" '.,' ,' 11 l.\cti cas de acción/interacción.
l/lIa aproximación al análisis
NI' 1l0S oponemos a codificar por etapas o fases cuando los lo
,'\1 )"11 . Lo importante para nosotros es que el proceso I' Hll
l' 11 l'l' I.,cionado con la estructura, o sea, con el alineamient o ti" 111
"" 'O"l'S/ interacciones con las condiciones, la forma como ca mbl ,lll
.,,, 1,,'1 dl' una etapa a otra, las variaciones dentro de una fase y '110
1"., rl' sult"dos de un conjunto de acciones/interacciones vu IVI' 1I ,1
1, '1'0,11 imentar un contexto para convertirse en parte de las COI1<1 lelo
"' '" ql!l' influyen sobre el próximo conjunto de acciones/ intera do",-
1 11" m.ltcria les siguientes son biográficos. Digamos que las preglll1t.\
'1111 ' l'St.1 111 0S formulando son acerca de la forma como los gr.l l1d'·N
'11 .", Il·cimientos históricos revisten significado personal para los i"
dlvl dllos. El acontecimiento histórico en nuestra caso era la Segundll
1""" ""1 Mundial. Hemos llamado el proceso para el cual est.1I11(1N
,oddi c.lndo " personalizar", con lo que queremos decir que un DCO' )
Ii'l'Imil'nto adq uiere importancia para la persona. Presentamos apM-
1, '/1 d" los clatos brutos de una entrevista seguidos de un breve an. IIHI N
que il;lstrn cómo codificar para el proceso.
Entrevi stada: bi en, Onl O l u en ' 1 o lll il' IW,U, 1, I "'illl
11 ,lrbor fu e bombardeado, pero IU 'c!.l b,1 muy 1 'jos y nI) 1, 1)\1111 h ,,1t,1
nada. Estaba demasiado lejos.
/\ /I álisis. Aquí, nuestra entrevistada nos di ce qu " " Mil 1,11 11, 1·1
bombardeo de Pearl Harbor fue un "acontecimi ento invl!,IIl II' " 1,1
pa labra "invisible" significa aquí "lejano", pues la '111 1" lo
aba directamente.
Entrevistada: pero entonces sí se vuelve más cerca no unn"o lll l"
oye a la gente hablando de eso y el hijo de una se ti en ' que Ir, 1.I II'f\O,
mi hermano se tuvo que ir. Mi hermano estaba al otro lado el'" 0\1 iI
no, y ni siquiera sabía disparar un arma y a pesa r d 'eso lo 11I ,II ldil
ron. A los muchachos de otras familias ... fue terribl e.
Análisis. Ahora sí el acontecimiento se vuelve "visibl ''', 1) /1\', 1 '111 '
se acerca a casa. Las condiciones para que se vuelva visibl ' Jqul ""111
"oír hablar a la gente" y "que lo golpeara a uno a ni vel IwrS\IIlil l'
(que su hermano y los hijos de amigos tuvieran que ir a la glll" ' II)
Entrevistada: entonces, nunca se me va a ol vidar, Iba mo, \'1111 11
no ndo por la calle, de compras, y mi mamá se encontró on l"" 1 111
n(leida, y mi mamá se puso a llorar porque su hij o tenía L]Ul' Ir' 1" .. 1
otro lado del océano, y esa mujer dijo: "Tú deberías es tar mu \"'111 1
ll osa. Él pelea por su país". Bueno, alguna vez, más tard ', el YI'I'III
de esta mujer se tuvo que ir. Entonces ella ya no se es taba $l nl"'II.I "
tan feliz, ¿cierto?
Allálisis. Al reclutar a su hermano, la guerra comi ' nzo ti 1\11"'11
un "significado importante" para ella. Como esta muj ' r 1'('\'111 ,,,1 1
acontecimientos que probablemente sucedieron hace ei n ul' nt llll1111 ,
pa rece que el hecho de que se llevaran a su hermano a 1, glll" I'II , , 1"
que la madre llorara y el comentario de la veci na la af '\'IUI'II ' I 1"
ba tante para retenerlos en la memoria durante todos 'stOM 11 1111
En términos del proceso más general que parece dars , 'Si l' 111'1111 1"
ci mi ento parece ser un "punto crucial", un primer paso pnrll 11
ciar el proceso de incorporar la guerra con todas sus I'a mi nen\' II II¡'
potenciales a su identidad.
l' 111 II'V Is lad" entonces, u no l'II \j1t'Z.I ha a leer el peri ód i o hl1
, ,",.111 1114 her idos. Un ami go de mi esposo era médi co en 1I.1 li ,l. Sil
""1" "'" 1"111,1 dos hij os. Ella entró a una frutería a comprar nar,mjlI4,
NII 1 .. II'cul' rd" con exactitud, pero sólo vendían de a cuatro. Hll n
I'hllll 1'" ".Ir de na ranj as más y el hombre le gritó: " iSe,'iora, no S\'
d,1 'III' nl.l de que hay una guerra!". Cosas como ésa.
1\1II11i" is. El "significado importante" del acontecimiento se 1'\'
,111 11 11 '1 '-,Ida día por medio de la lectura diaria del peri ódi co y In
1111,,,,' 1',1 ('omo ell a y sus amigos se ven afectados en términos di' su
11.1'1 d l, Hia, por ejemplo, en la posibilidad de comprar comido. Il lI
,'" ", ,,' rificios se vuelve un acontecimiento compartido con 01" IN
1'1 '1/'( 111.14 y este acontecimiento particular, a diferenci a del re lul n
1111,'1110 de su hermano, no es tanto un punto crucial como 11 11
" 'IIII'z,, 101''' La guerra la afecta una y otra vez en su identid,HI
en todo tipo de "maneras indirectas". Uno ve como, aun
'1111 ' h,IY una seri e de acontecimientos, éstos son procesados por ,Hin
1,,,IIVlduo, de manera que cada uno se convierte en parte de la ,1
1"" Id, ld de pasar al próximo paso en el proceso de un a ont l'cl
IId"" lo hi stóri co que se vuelve significativo para la persona.
I!ntrcvistada: uno tenía que enrollar vendas y tejer medi a y bu
1,lIldilS. rbarnos a la Cruz Roja a ayudar.
/\/I,l /i, is. Ahora bien, nuestra entrevistada pasa de tener un " 0111
1'''"lIlso pasivo" a uno "directo o activo". Se trata de un giro en In
1111 11m/interacción a medida que ella comienza a tomar part en 1
1
1
10111"1 I1 ldyor que la sociedad emprende para la guerra. Todos tl',lbn
1"" I"l1 tOS por un obj etivo común. Es lo esperado. No estamos S 'gil
"'" di' qué condiciones fueron las que produjeron este giro, s lo
l"lil"llloS hacer hipótesis. Pudo haber sido el hecho de que una ll ml
11'1 1" hubiera dicho que la acompañara, o que hubi era presión socln l
", 'pliz" s, porque el esposo fue reclutado y necesitaba hacer nll\O
1"" '1 ocupa r el ti empo. Para descubrir cuál (o cuáles) de estas ond l
110""4 operÓ (si es que fue alguna) tendríamos que volver otr S
l'I'I'p, unlÓrselo a la entrevistada.
Entrevistada: ent onccs yo 1111 IllI l" I(', priml'ro ,',' '1IIt ,"'II ,1 1 "iI
i'Sposo. Yo viajé con él despu s d,' quc le di eron su cOl1ll sll)' I, 1" '11'
,lntes de que se la hubieran dado, ya lo tenían en nI/JI/ C/(l /' y \,,,1,,1
,1 verl o. En el tren había una cantidad de mujeres y lodo \' 1 111(111.111
les habtaba a ell os.
/\urí lisis. Otro momento crucial llega cuando recl ulan o HU (" 1'" 11
No sólo lo ll evan a la guerra, sino que ésta se vuelve uno I'XIW' 1"0,1"
directa para ella. No se limita solamente a hacer cosas como ('11",,1111,
vendas, si no que es parte del acontecimiento mi smo. Vn " loH 11 1111 '
res adonde se llevan a su esposo, viviendo como la eSI OHn dI' 1111
soldado, y cada situación crucial de éstas (condiciones) h '('1"11111,"
Y avanzar nuestro proceso. La palabra "fui" es muy inl reSOI1II ' 1""
que no sabemos si ella quiere decir que fue a verl o o, a su 11"" 11'111 ,
también sentía que estaba yendo a la guerra simbóli ca m 'nl,' ,
Entrevistada: él debía partir al otro lado del At lánli o 011 /111
mejor amigo. Estaban prestando juntos el servi cio. En aqlll'II,1 1'"
ca ambos eran teníentes primeros. Habían recibido su grado ni 111
mo ti empo. Estábamos entonces en Fort Smitil . Ell os 1 'l1f"n '1111 '
regresar de afán y querían que estuviéramos en casa para dl'SIWd t
los. La otra pareja tenía una hijita. Lo único que ell os pudi eron 1'1111
seguir en el tren fue un camarote muy pequeii o para los cinro, d, '
manera que nos subimos y ellos decidieron que la esposa el ' 111Inlllll
y la bebé dormirían en una pequeña litera. Al otro lado habfo 111111
cama para el amigo. Así que mi esposo y yo tendrfamos que dO"llI l,
en la litera de arriba. De manera que ellos, (la otra pareja), 11ll/1 dI'
jaron subir primero. Cuando llegó la noche y estábamos ¡llllO'
acostarnos, tocan a la portezuela: "¿Ya estás listo?" Todo l' l t" I'1I
empezó a reirse, pues era muy gracioso. Fue la noche más I11I /H""
ble de toda mi vida porque por todo el ti empo me empujah.I, 1111'
tiraba, ya sabes como es en una litera en la parte de arri ba rOI1 1111
hombre grande. Pero llegamos a casa, y luego ell os reg"CSllI'(1I1 11
('" mp Mead y luego a ultramar. Era un verdadero infierno.
/\11Ií1 isis. La experiencia de la guerra tiene sus mom nlos 1\"111'111
sus, en especial al comienzo, cuando la entrevistada podfa vil1jllr 1""1
su csposo. El incidente del tren fue uno de esos momenl os. SIII (' 111
olIO punto crucial t' n III proceso ocurre cuando (\ Il VLlIl n '¡ II
'''¡IIII'itI .tI olro lado del mar. La guerra ya asunle ent on es un "", ignl
111 111 111 Import ante" porque su esposo ahora está en "la AlI (' I'I\ l "
111.. d",,' ril,<, es te período como un "verdadero infierno".
I!n trl'Vi stada: al amigo de mi esposo lo tomaron prisionero .l 1.1 '1
• " .. 11'0 ",' manas. Mi esposo pasó seis antes de que lo hirier.1I1. MI
,11 111/',') me ll amaba todo el ti empo a decirme: "No he oido nad.l dl' ",1
'''' 1" ,"0, ¿cuenta algo el tuyo en las cartas?". Era horribl e. 1.L'f ,' 111' 1
1·".lodico que Patlon decía que la expectativa de vida en un pl'lotoo
.", ' .1" I'ualro a seis semanas, de modo que me imaginé que mi 'sl'0
'lO y, l no iba a volver.
/\/lIlIi,is. Las cosas que esta mujer lee ahora en el peri ódico adqult'
11'11 "" "significado personal", especialmente en vista de que 5U \', I'0
', ,, IUl' herido y el amigo cayó prisionero de guerra . Ell o \', t,1
01 11 "l'I,lmenle afectada y la guerra ya no es algo" allá", o un monwl1to
1', 11'" viajar como la esposa del soldado sino algo muy imporl.1I11 l', y
1" ". ,' 11 0, siente la "amenaza de la pérdida".
Entrevistada: me la pasaba leyendo el periódico todos los " fll S,
lo 11 ,,",lI1d o nombres en él porque hacían listas de los nombres, lu H'
l., 's. No era nada bueno.
/\ /liífi sis. Leer el periódico y buscar la lista de heridos o mlll' rl os
11" ,'dquirido un nuevo significado para ella y ya no es el a lO " IlH
1,' .... 10 de buscar nombres. Busca con el propósito especffico el ' V(' I'
"1 nombre de su esposo o el de su amigo. Ahora la guerra lombi 11
1'" 011' ella de manera indirecta por la participación activa dl' Sil
""I'''so, y ell a vive en un " limbo biográfico" mientras espera ansloHII
'01 ' rI'Weso. La pregunta es: "¿Regresará él?" y, de hacerlo, "¿ 'Slllr,
11 ', U,, 1 ffsica y mentalmente?"
linlrevistada: Cuando lo hirieron por primera vez, me 11 'gn bl1 11
, , 1I' 1.1 S escritas por una persona de la Cruz Roja. Luego, I mi sl11 11
, "1\ rihfn. Tenia una 1 Iro 111(' Y bonita, pero ahora parccfa n pa l.1M dI'
1llI lI ina. No era ca paz dI' 1'llI't l'III"r \'ll ll pic(' l'O. All á en verdad no 1"" 1
"1 1I'on que se fuero ¡l II 'IIIPI 'II II l' n\l'upcró. y bic'l1.
El esposo de esle' "'"1' " ""T."""" no s lo VíVIlIlI II II I" ,"
bi (' n sin li mitaciones fí sicas po,' SlI S I", ridas, Así, pudo 1' 11 11 ,1 111' 1'"'
"cerrado" el aconteci miento, Se destaca la import ancia d,' 111 tI'H'
rra en su vida porque cincuenta años después la tra n rnln '1111\ "11
una entrevista biográfica que no estaba centrada en la gUl" 'I'tI ,
Resumen
Au nque exis ten muchas maneras diferentes de 1<1
proceso anterior, para los propósitos de este libro lo denomln,llll lIM
11 personal ización"
Ateniéndonos al asunto de nuestra investigación (el (enónll' no lIIII '
estudiamos), podemos decir que 1 a entrevistada está" per onnll n ll '
do un acontecimiento histórico"; en este caso es la guerra pero I od 1'111
ser un terremoto, una revolución o cualquier otra cosa, Pod 1ll0S dl'lI
componer el proceso en varios pasos, Para los propósitos de 'Sl" \' 11 1'1
tul o, el primer paso se llama "traer el acontecimiento a casa"; o SI' II , 1, 1
acontecimiento ya no es invisible o se da por allá lejos sino qu ' I'S nl¡;1I
que se va acercando a la vivencia del propio ser, y tiene efecto SObl'l' 111 '
identidad personal. El punto crucial del proceso ocurrió cuando (' 11 11
comenzó a internalizar el hecho de que su hermano había t nidl' \( 111 '
irse a la guerra y empezó a escuchar a las personas conocidas h,,(11111
sobre la guerra de manera personal, tal como sucedi ó cuand I'Slll lll'
de compras con su amiga, El segundo paso es "hacer su part ", lo ' tI ,, 1
significa tener un compromiso personal y comprometer el y el i,\'(' 111
mente en lugar de permanecer como observador pasivo, Sin ' mbu'T,o,
todavía es bastante impersonal en el sentido de que si bien 110 l'slnl,, '
actuando, faltaba todavía que la guerra la gol pease en lo más p"O(tllI
do de su identidad, Las vendas eran para soldados " descono idos" ' H'
para su hermano o esposo, Los acontecimientos externos que pon't'i('
ron ll evar a este segundo punto cruci al fueron leer sobre soldodo/
h ' ridos, que una ami ga le enrostrara la guerra en la fr utcrfo y «(11 1'
enfrentara las restricciones a las compras, acontecimi entos pequl'i1o/1
que, vistos en conjunto, hacían que la guerra pareciera más " '01. All f,
nuestra entrevistada tuvo que encarar el "hacer su parte" dcntl'Cl d, ,1
l 'S(U ' rzo de la guerra, En el tercer paso, "convertirse en p, 1'1I Iplll llll
{ od/I/I 111 /", ,,,1'/ "/P,I'." / 1
1
' I
Ih II V.1 ", vemos un gran aViJnCl! en el proceso de pcrsonali :t,l ('Íoll . 1·1
l' tll1l11 ,rllci., 1 (ue su respuesta interna al hecho de que r 'C lul ,lt""'l' ,It '
III,tlldo, Su propi o ser, su identidad i ndi vidua l es lelb,1 ,11 1111'1'
IlI v .. III\'!',ld" de manera directa en este acontecimi ento hi sIÓI' il'II, Sil
''''1'1''0 l',,,, un soldado y ella trabajaba como la esposa de alguÍl'n '1 111 '
1".1.1 ,'11 l.' guerra, Y, sin embargo, aunque estaba involucre"I., II sÍt ,1
IIH' II I,' ,' n los viajes y con seguridad de manera emocion,11 1'01''1 11 1'
1, 11 ,1 110 siJ bí(l cuándo iban a mandar a su esposo al exteri or, 1¡, "vVI'l I,\
.11,,',1 impor lancia" de la guerra todavía no la había golpeado, V,' II ItIH
1",11 1'11 l'I cuarto paso, Finalmente, cuando envi aron a su espo,", o ItI
0>1, 11 I"do dd Atl ántico, empezó a leer sobre las muertes d,' 01 ' 11 ,
111t'gU hi rieron a su esposo, y abora vemos a nuestra cnt l'l'v isl¡ld¡l
1I1')·., ,"do al cuarto paso del proceso de personali zación o sea, "d,íll
.1 .. 1" significado emocional" al acontecimiento, Ahora, el aC(", I\', I
IIltl' III 'lL'staba completamente fundido con su identidad mi enl,,,'" ,' 11 "
1"' I',""lba en un "limbo biográfico" el regreso de su esposo,
Allnque no conocemos muchos detalles de esta entrevist,l, podl'
1111" I' I,mtear la hipótesis de que fue el proceso interi or de rl' vlsdl'
1I1l 'nldlmente acontecimientos pasados, presentes y futu ros, 1'1'" 1\',, 11
I',,'visibles, lo que la conduj o a la "personalización" es decir, '1111' 111'1
,H ll ,lIl'cimientos externos fueron confrontados con las implicacilll li' "
111, IgrMicas en una seri e de diálogos consigo misma y con a iras 11l' 1"II'
11,"; a su esposo lo mandaron al exterior (ella se refi ere a este perfodo
l ""'0 " un verdadero infierno"); uno puede plantear la hip 1 'sís di'
qll l' l'omo ahora ella leía con minuciosidad los obituarios e imogi nll llll
'1 11 1' " igo horrible podría pasarle a su esposo, amigo o hermano, LHII
,H < ioneS/ interacciones con su amiga y la familia y leer los pe,'i()d i('O'l
11I,'mn las condiciones que propiciaron los diálogos o revisionl's 111t' 1I
1.I I"s y las posteriores acciones/ interacciones, Luego, cuando hirl"1'lI1I
,1 S il I'SPOSO, percibió que él podría haber quedado inválido, y Il' II II'
1"<1" imagen hasta que él regresó a casa y todo volvió a la nOl'lnnlidll d
('" da paso representa categorías, Cada una ti ene us 1'1'0(11, ·
d,lllL's, estrategias de ac ión/ interacción y resultados, omo (011 \11
('S sólo nuestra pr iml"'t) I' nln'visl." los productos d I ani'l li sls HIII\
'11 lo lent ativos y SI' ¡''' "' I' I''''" <1111 1II IIII'Os da tos, tomados d\' \' 11
I" ('vl slns udi ionllll ", 1111 11 1" 1"","1, qll" con a ni'l lisis (1os11' ,' loIWI
dl 'ull'os documentos hubiL' I\ 1 plHilHl ¡Ida considvl'.lhlt , Vil ! 111
,'ion l' n ell os y muchos más d ' lull l'S sobre las rcvisio/ws (d l,\ IIIH'"
consigo misma y con otros) que mueven el proceso, 1',11',' l' 11 ' /1111 ' /
nl/L'slro análi sis, el investigador querría tomar dI' 1/ 1// '"
,1Con lcci mi entas biográficamente importantes para del ' rmin¡l /' l/ """
los incorporan los individuos a su yo. Tales aconl imiL'nlo'¡ 1'"
drian ser desastres naturales, rebeliones políticas imporlc11111'" y dI'"
cub rimientos científicos que ca mbiaran la man ' ra co mo 1"
individuos piensan, actúan o trabajan, (por ejempl o, el (Olll l"/I II
dor). También se podría querer confrontar un proceso indi vld ll il l
como el de "personalización" con el proceso nacional olc' l'livo d, '
"personali zación" y tratar de determinar cómo se rclacion,lI1 .1111
bos ¿Se pueden comparar de pronto los pasos de una naci(l n 1'1111111
un todo con los del individuo y cuál es la relación entre ellosll\dl '
más, hay mucho más que puede decirse o hacerse con esle
Si n embargo, el propósito es señalar la dirección, no el ,le> hcKl' I' 1111
l'xamen exhaustivo de los datos. Ahora miremos algunos mo, /'0
procesos para mostrar los procesos que pueden enconlra rSl' I'n di
Inentes niveles (micro y macro) de análisis.
Análisis del proceso a nivel micro y macro
Se pueden analizar datos para procesar en cualquier nivel ""all ll
co, es decir, tanto en el nivel micro como en el macro (ver cc1Plllllo
12 para una descripción de las condiciones micro y macro). Ex,lIlil
nando el impacto de acontecimientos históricos, por ejemplo l'n lo'
ciudadanos norteamericanos como colectivo, desvía la alencion Lid
,1I1a li sta del individuo a un impacto mucho más macro, tal 0111 0 ' 1"'"
1,15 mujeres tienen que ocupar los puestos de trabajo de los hOlllbl'l"/
y luego estas mujeres se quedan en los trabajos una vez que 1,1 gil\'
rra lermina. Aunque las entrevistas se hicieron con muj eres p.H' IÍI'II
1,1I'es, los fenómenos de respues ta a la guerra son co lecli vos y
/hlCiona les porque es el país (no los individuos) el que esln en gUl'/'/'/\
y casi ladas las personas de éste sufren el acontecimi ento ("II I1I[U"
e"da persona respondía de manera individual). Existe una intl' /\1l'\' I(I/1
,'nlre lo que sucede en el ni vel nacional (por ejempl o, cambio" 1' 111 '1
'I, dl '" ',ul'i.d, en la pl'L'11Sa, sacrifjcios exigidos [l los dud,1
.t.,,",,") y lo que sucede en el nivel biográfico tal como se rdlc'l " 1'11
1,,, , ", ['"ri l'neias y respuestas de estas personas. An les de l'rr.1l' I' Sl< '
• ''1'11 1110 verel110s algunos ejemplos adicionales del ann li sis dI' lt l/¡
I"""" sos. Recurrimos a estudios publicados para iluslra r nUl',I,'o"
1' "/1I 0s. li n ell os, el proceso es la categoría central alrededor ,i<' II1
I utll M' organizan los demás datos.
l'riI111'ro, un investigador puede escribir un artícu lo o un libro 111'
alrededor de procesos que se denominan de l11ant' /'o' 1"1
1'1" Ilira, se construyen conceptualmente y se conectan d ' /11 0.1"
',I', ll'l11ñtico con un marco teórico y con otros conceplos, ami 11
WII'I1I' r lo hi zo en su monografía, 771e poliNes 01 alcoilolisll/ : !Jlli/tlil/ g 11/1
""'1//1 l/rol/lid a social problelll (Las políticas sobre el alcollOlislllO: 11/ ('(1/1/,
II/In' joll tic 1/11 esce/1ario e/1 tomo a U/1 problell/a social) (Wiener,
1I1l1'sludi o de las numerosas posiciones ideológicas que COl11pit""I""'
l. " definiciones, etiologías, tratamientos y asuntos éti cos y polflh 11"
'0'1 relación al alcoholismo" generalizado" y "severo". El al1, lisl H dI'
W¡"l1l' r se descomporúa en procesos de los escenarios y los subpro('('HO
,1'i,Icionados, que eran evidentes en los encabezamientos d ' 1,1s 1.,'1
, ""1l'S y en los títulos de los capítulos'. Son los siguientes:
A'úlllnció" del problema
1. Establ eci miento de derechos territoriales
2. Id enti ficación de grupos para representar
Canalizac ión de recomendac iones y aleccionami e nt o sob"t,
destrezas e información.
Lrgi lilllacióll del problema
4. Apropiación de prestigio y pericia
5. Rcdcfinición del problema
il , Establecimi ento de respetabilidad
7. Mantenimiento de una identidad independiente
n' lII ostmciólI del problemn
K. Competencia por la atención y asociación para
NOltl del editor: Sl' hu ¡I jlduI Idll l¡; 111111" 11 \1 \ o¡1h'nido -scc iones y copl tlll Ofj d, 1
In lll onoge'nrfnTl/I' 110/111, . jlf 01, ¡¡/,HII"/II /1¡¡/hU,,}.: 11/1 nt'l'IIn fll'Ol/lItI 1/ ,&l odflJ Jl/ o/JIt'", dI '
'J. St.·I"l-'fh')rI dl' daln., de I\poyu
10, 'ol1 vl' nclcndo idcolosfns opucsLns
11. Arn plitlr cllfmite de In responsabilidad
Según nuestra lectura de la monografía, su subtf tlll ,,: / 11 ,,1/' "
/rtl CC;ÓIl de 11// escennrio en tomo n un pro/¡/ellln socill /, COtl lllltIl Y" 1"
categoría central de Wiener (1983) (un proceso n 'stl' (' [\ /1 0) 111
pr incipales subprocesos son "animación", " legitima i n" y " tI" II \""
tración", Estos subprocesos constituyen los meca ni smos dI' 11(( 1111 /
b 1 " t ' ,1 " interacción para llevar a ca o un proceso mayor (e ons ruu , "
Bajo cada uno de estos subprocesos hay estrategias y t6 t kl1. (1''''
ejemplo, "establecer los derechos territoriales", "identifi ni' IOH li ' (1
pos para ser representados") que explican cómo se Il eva bon 11 \,,, 1111
en realidad los subprocesos. Este enfoque sobre el pmc 'so tl1 m[l l 11
pe rmite al investigador ordenar una gran ca ntid nd Ul' d ll tll
sustantivos y lograr considerable densidad conceptual.
Encontrar procesos en los escritos de los investi gador 's es 1'011111
h.\lI ar hongos enterrados muy superficialmente entre las d" 1
bosque. Los investigadores no siempre los hacen explici tas, p 'ro MI
Carolyn Wiener, atendiendo a su sentido conceptual porque una traduc Ión 1I1t'11\ 1
carece de solidez. Sin embargo, se reproduce dicha tabla en ptlrll I1l Uy\ 1I
precisión:
Allimntillg file problem
1, Establishing tUTf rights
2. Developing constituencies
3. Funneling advice and imparting skills and information
Lcgitimntillg tlle problelll
4. Borrowing prestige and expertise
5. Redefining the problem
6, Buitding respectability
7. Maintaining a separate identity
Demonstratil1g ti/e problelll
8. Competing for attention and combining for strength
9. Selecting supportive data
10. Convincing opposing ideologies
11. Enlarging the bound of responsabiti ty
( "d/!H 11 1 l'U//I d/,/,I, ,',." I 11) 1.
1111 " " h"t' l' v, I ( Oll cuidado, en el centro de In orgnni 711ci n 1I 1I y 111 1
1I I Ih 1"1" I In t'jl'mplo de esta clase puede encontrarse en cl ,l rlf<. til o dp
1'11 1, 111111'" ( I'IKK) que infor mó sobre los hall azgos de su 'sludio tI ,' lo'
Ld''',',\lmios c.lIlCcrológicos, Los datos fueron recopil ados p OI' I1 l\'dlll
01, ' I'\ I,',, "\S observaciones de campo y entrevistas, asi como pOI' ,,1
,"" , "li tl io d" documentos, Aunque Fujimura no mencionó los 1' 1'1111'
""" ,'" "1 ,1rt iculo, es obvi o, a juzgar por los encabeza mi el110s d,' " 11 M
",',I'I,,,,,,s, quc el proceso desempeñaba un papel principal en 1,\ ",'vo
\¡" " 11 d,' un ruidoso carromato de propaganda científi ca": su ('ji\( ,
1',""'.1 ,',' nt m\. Esta evolución se caracteri zaba por la disemi n,K\¡" 1
I,\ pid.\,' inmensamente influyente de la teoría del A DN recombiT1¡\ tI !I ',
1,\ I\'''I'Í, \ ,kl oncogén y las técnicas que acompañaban a un g,\1I1 1\(1
111< '1''' dI' especiali zaciones biológicas y a otras disci plinas, Los ,'''(j '
¡" '/, II\\wmos de su artículo eran los siguientes:
1, ... I.\lhl.lri í' Jr las tecnologías del ADN recombinante
('t1n ... lruir una teoría oncogénica "para todas las necesidndes"
t\ k l\'¡ldl'Jr el paquete
<. \ ll1lpr,¡r paquete: muchos premios en la caja
I': n l •• sección final del artículo, Fujimura (1988) cs pecifi
' .. ,,",' nt e Ins consecuencias derivadas del "carromato" (bn//dllwIINolI)
l
'
II'I' •• ga nd ístico de la teoría oncogénica y lo llamó "/¡nlll /WIISI//I
', // ", ,,/mll effec/", Al especificar su análisis, Fujimura proporciol1 ,\¡'''
d"tos densos con relación a las políticas de financiación d ' las d i
v, ' r,.lS fundaciones, universidades, laboratorios, y agencias gUlll'l'
",\ll\l' ntales - todos comprometidos con el desarrollo y d ifusi 11 d, '
l., l¡ 'orí.1 de la oncogenia-, En resumen, su categoría central "riI 1"
"" /'0////;(/// of n scimtifi c bnndwngoll effect", y los encabeza mi ent os d,'
1.1 , ,'cci ón indicaban el proceso de acción/interacción por nwtl lo
d,, 1 cua l ocurría aquella evolución, La teoría se compl etaba 0 11 Inll
Nnt. l del traductor: los nutorl'S h;¡bl:lIl l k "sc;('ntific bandwagon dfl"'\ IS" y dl 1
''l'volll lion o( a scienliflc bll lldw Il)',UIl " , 1': '11,1'" de difíci l l l',l dun lt"l ll ,
n -(il'ren ni uso del k ngll njl 1 ", 11'111111, 11" Pi" ,1 ull tl'ncr efectos prop,l gnndrr¡ th (1",
y Ik l1l'n origen l'n In 11 1I l llI ndwlI I\IIII " plll'.1 rdc!'irsl' ni !'tlldo ljll l' vh'lht
tl d v¡l gón o b[l l'CII dOtldt
l
Vlill l"! 111 111" .. 11 11" 1" jllI ''l ión IXlI'{'ddJ [1 fHu.'Rlrn "hnnt ti
d,' IOI"l 1l1ú!i ln1'l" .
vf nculos detnllJdos entre Ull )\"11' ",",,,,,'0 de y 11,0111"01
micntos susta ntivos,
Una tercera publicación, sobre IJ que hacemos un brev\' ('11 1110 ' 11
tario aquí, informa los hallazgos de un estudio condu ' Ido 1""
Melville Dalton, En el estudio, Dalton (1954) examinó el ru"\' ,HIo'
l11iento y preocupaciones de varias firmas industriales y conWI( 11
les, Recopiló datos observando como participante con ent,\'vllolol
informales, Su muy interesante libro sobre el estudio, onlr nf¡, ""
marco teórico, en buena medida implícito, y algunos con 111
les, así como una enorme cantidad de detalles etnográficos, Lo ""'"
cionamos aquí porque su análisis teórico giraba alrededo,' d,'l
concepto de la negociación y era en buena medida procesa l. S '¡; UII
Strauss (1978), en otra publicación, Dalton encontró que el 111\'1'11
nismo de interacción esencial para que estas organizacion s s ' I11 l'"
tuvieran funcionando era hacer compromisos para ll evar a cabo lo"
muchos acuerdos derivados de las negociaciones continua en odu
nivel de la organización, En palabras de Strauss:
Una red de compromisos crece, continuamente renovada, aunqw ...'
pre cambiante, evolucionando corno consecuencia de las negociado
nes típicamente repetidas, seriales y ligadas ... Uno puede discernir ((\
cilmente, tanto en sus datos [los de Dalton] como en sus análi sis, ni
menos las siguientes estrategias: negociar, pagar las obli gaciones acu-
muladas, hacer algunos negocios abiertamente y otros encubi ert os,
hacer más negociaciones encubiertas para mantener ocultos los resul-
tados de los arreglos encubiertos previos, soslayar las negociaciol1"-'s y
su mediación; también {se puede discernir] un equi libri o muy com
pi ejo de favores y obligaciones acumulados, junto con los
de los compromisos en la negociación misma (p. 139).
Aunque el proceso era central en el análisis de Dalton, 'SI,1lm
muy conectado con la estructura.
Al/alizar para procesar en el nivel de l/na teoría gel/eral
1 las ta aquí, nuestro planteamiento se ha centrado en los on lisll,
que busca n encontrar procesos cuando se desarrolla un, I,'odll
Pero ¿qué sucede si se está buscando una teoda gl' o1l'
,\,I? ¿Es 1 análi sis muy diferente? La respuesta es sí y no, L. s 1" '('
1'. 011'1., ', '1"" ,, 1 ., nalista It:s h.ll'c ., los datos siguen si ' ndo ' s,' II ('l¡ d
1I1t ' 1I1t · 1.1S mismas, aunque qui zás más amplias. Sin cmbtll'go, '1, '
IIIH \'Il ( unlp,uaciones en una escala mucho más anlpli u, o Sl'.l , (111
1 .. ' dll<'I'L'nles ,jreas sustantivas y no preguntas limitadas a un" Hob,
1'(11' ,'jl'mplo, en el libro de Strauss (1978) sobre Ncgocillcicllll's, l'
1I1111/() l'I análisis de procesos para formular una teoría fo l' 11111 1 11
1',,'011, ,',, 1 sobre las negociaciones, teoría que fue desarrollad.1 <' x"",1
0,,",.10 éstas en una diversidad de contextos (difere nl es ,' ,'11 M
,, "',1,1111 ivas) que incluían los representantes de países, los jUL'I'I'S ,'11
1"" I'l,rll's legales, la maquinaria política, los clanes y grupos tn" 11'
l' 1,,, compañías de seguros y sus clientes, Al comparar y COnl" lltl llll'
,", Ins diversos grupos, identificaba los componentes del proc,'sIl dI'
OIq;m'i.Kión que excedían a todos ellos (lo que le permiti ó rO"l11LoI llI'
', 11 koría general) y también permitió describir las variaciones 1'""11
, ,1I .... ,'s del proceso de negociación específico de cada gru po,
Resumen
El pro eso representa la naturaleza dinámica y en evolu ión, dI' 1 ..
,,,'rión/ interacción. El proceso y la estructura se unen de manL" 'O lo ...
Il'I c., ble, La estructura crea el contexto para la acción/inleroc 1 11 y,
,omo lal, es lo que le da el ritmo, el paso, la forma y el ar (' 11 "
Il1lk'pcndientemente de que el investigador pretenda con5tl'ul,' (1111'
",oda sustantiva o general, es esencial que en el análi sis in 1[1 II 0-1
pmceso. Éste puede ser el hilo conductor o la categoría enlr.1 1 dI' 1,1
I,'oda, o desempeñar un papel menos prominente, [ndep "1dl"III, '
111l'n lc del papel que desempeñe, el proceso se puede pen al' 011\01"
dirL'rencia entre una foto instantánea y una película. Cad. r0I'l1 11 ' dI'
111I"ficn representa una perspectiva diferente y da luces, p ro si lOII O
'1ui 're ver qué sucede o cómo evolucionan las cosas, e m jo,' 11\ 1'"
lf<'Llla. /\ la teoría sin el proceso le queda faltando una pal'l' vlln l d, '
l., hi storia: cómo evoluciona la acción/interacción.
12
La matriz condiciona V
consecuencial
Definición de términos
Matriz condicional/con secuencial: mecanismo analítico que esli mula ,'1 1'1 '11
samiento del analista sobre las relaciones entre las condiciones/ con,,', 111' 11
cias micro o macro, tanto entre ellas como para el proceso.
Condiciones/consecuencias macro: aquéllas amplias en su alea n e y p",¡l
ble impacto.
Condiciones/consecuencias /IIicro: las limitadas en su alean e y IWNlhh'
impacto.
Sendas de conectividad: las maneras complejas en que las
consecuencias macro o micro se entrecruzan para crear un conl 'xtü pllrll 111
acción/ interacción.
COlIt illgencins: acontecimientos no previstos o planificados qUl\ l'lI l11hlllll
los condiciones, exigiendo alguna clase de respuesta (de resolu ión J I' 1"'11
blemas) de acción/interacción para su manejo y manipul ación.
Si un investigador quiere construir una teoría, es importan!\' \]111 '
comprenda de la mejor forma pos ibl e el fenómeno inv s ti ¡';ll do, lo
cual s ignifi ca ubi carl o en un onl rx to () en el rango tola l d(' Ins 1'011
d It IIldero y micro en el ua l está inmerso y rastrea r las re].", loII I'"
di' 111 '\ ,H'cíoncs/ interacciones subsiguientes hasta ll egar () sus ronll"
\ 111 ' 111 ',". ('omo los investigadores principiantes muchas ve' es s.' plt' l
,1\ ' 11 ,\1 ill l.'nlm esclarecer todas estas complejas relaci ones, busc,m\ll"
IIIId rl),lIll't"ll práctica de ayudarles a mantenerse bien en l1 mirhll.l o
,1111 II' I,\(' i6n a varios componentes del análisis. A nuestro m' ,1111'HlHI
,"I,l lfliro lo ll amamos la "matriz condicional/consecuencia l", d.' 1Il]1I1
\' 11 .. dl'I,lI1Ic lo denominaremos "la matriz". Este capítulo prcscnlo "'111
VI'<\I'" de la matriz y describe sus propósitos, da una xpll \'1I
\ 11111 d.' sus rasgos diagramáticos y sugiere cómo pued usar lll \,1
1IIIII Iislo para rastrear las sendas de conectividad entre conJi 1<)1"'",
,11 Ilo'1\'s/i nteracciones y consecuencias.
La matriz
I " 1lI.l lr iz cOlldicionnl/consecuencinl es un mecanismo de codifi ,1('1 11
1]1\1' ,' yuda a los analistas a tener en cuenta varios puntos analfl lcl"',
\' 11 11'1' los cuales están: a) que las condiciones/consecuencias \11,\\,,'11,
,1 " c\\mo las micro, deben ser parte del análisis cuando em I' g"I1 dI'
111" datos como significativas; b) que las condiciones macro a \11(' IIt'
do se e ntrecruzan e interactúan con las micro; c) que, por tanl O, dI'
IIlodos directos o indirectos, se vuelven parte del contexto silua ¡ollul;
y d) l]ue las sendas que toman las condiciones, así como las s uh,,1
1',IIII'nte5 acciones/ interacciones y consecuencias, pueden raslI'I'III'" "
,' 11 los datos (l as sendas de la conectividad). El paradigma ( lI pflldo
1/) i ni rodujo las nociones de condiciones, acciones/ intera iill1\'I y
'''I1'ecuencias, y sugirió que la estructura y el proceso es taba l1 rl'lll
, IIl11ados . Este capítulo avanza en la noción, detallando el rango di '
1"" cond iciones, tanto las micro como las macro, que podrfan 111flll ,
., ,,I>rl' las acciones/ interacciones y la naturaleza general de las COl1' I!'
IIII ' IKias que fluyen de aquéllas.
1,, 1 importancia de la matriz es la siguiente: ubicar un (en n1l'lI\I
"11 l'onlexto significa para nosotros más que simplemente dlbuJ,II'
,,",1 silua Ión descriplivnnwnli', omo lo haría un buen p ','iod hHI I \1
lIovdista, pues s ignlfl c' l 1""1"11,,,11' "" rl'lato siste rná ti 0, I gico (' 111
1!'P,I'IIt1o, l]Uí' deb(' 1" ' 111', 111, UI 111 111111 11 ' de las reln iOI1 ('S 1' 111"1' lo
Ilconll'rimienlos y r n I11l'I11111 ,, 11\11111. IlI lvos, /\UnqllL' ,, 1 jllll'lI dl H" 1I1
l'S ulil para pensar en las r ' Ioc Ol\l' ';, ,'11 I:S ini,.'o",pll'lll , 111
que és te no hace es: a) abordar' ¡d!'i deci!:iiones de I1'\Ul
l
SII'l'O I I'PI ¡ 11
mú Ili pie que un analista tiene que hacer durante el pro ','so dI' III VI'N
ligación; b) explicar la forma como los modos variados, dil1l\ 'nh IIr y
complejos en que las condiciones, acciones/intera ion 'S y \ 111"11 '
cuenci as pueden existir y afectarse mutuamente; c) dar rll Z 11 di' 1M
diferentes percepciones, construcciones y puntos de vis ln do: d i
lintos actores; d) poner todas las piezas juntas de manem qU\' 1',, 1'"'
sen ten un cuadro general de lo que sucede; o e) hacer énfasis (' n 'ji'"
tanto las condiciones macro como las micro son importantl' S pll l'll
el análisis, Los acontecimientos que ocurren "en el mundo" 11,1 MIIIl
sólo un trasfondo material interesante, pues cuando emerg n JI"
los datos como pertinentes, también deben traerse al análi sis, P¡U'II
esclarecer todo esto sirve la matriz,
La noción de matriz
La matriz (figura 12,1) es una representación diagramáti ca ll(> IIIl
conjunto de ideas, Las ideas contenidas ahí son las sigui ent es:
1, Las condiciones/consecuencias no están aislarlas, Siempre esl, 11 In
tegradas en el texto, y se relacionan con la acción/interacción ,1 1111'
dida que evolucionan y cambian con el paso del tiempo (pro 111
enfoque de un proyecto de investigación puede estar en die l' '111,-'1
aspectos de un fenómeno, sus propiedades y dimensiones, su 'si "11\ '
tura o proceso, O se podría dirigir a su estructura o proce o (CSIO
depende del analista y de los datos; sin embargo, enfocar un asp 'Cll l,
por ejemplo, el proceso, no significa que se deban descuidar las 01,',11'
,lrl'as, La estructura [condiciones], las propiedades, dimensiol1l's
I'Imsecuencias son importantes para comprender el proceso, ) 1'1'
I. Il'innes entre las condiciones/consecuencias y las subsiguienll's II\'
\'iones/interacciones rara vez siguen una senda lineal. En 01'''18
palabras, "A" (condición) rara vez lleva a "B" (acción/interaC'i 11)
y luego a "C" (consecuencia) de una manera directa, Esto es un[l
plicación demasiado simplista de los acontecimientos, que no S 0111
palible con la vida real. En su lugar, la acción/interacción pu ' d,'n
1I ', dl/.1r"'l' 1...'11 rcspU(lstll .1 l'<H1dicioncs, d",' 111:' i. 11 1111 "1
IIlllI'l'll'ron en el pasadl), OII\lS pueden estar sucedi endo l' n (.\1 "1't'Ht'll
11 ', Y ,rl gul1as pueden esperarse en el futuro (Dewey, 19:14) , /\<1"1111' ,
1111 ,1l 'ol1leci miento suele llevar a otro, y luego a 011' 0 m<.\ s, nl l110 lo"
1"",lb'1I1es de una cadena, haciendo que las relaciones enlre elloH "1', 111
111,1 " difíciles de clasificar. Consideremos el siguiente cj ' mpl o 1"1 1'1
111,11 l'i ,lUlor claramente describe acontecimientos (condi iOlws) y 1,, ·
,,,,,,dones entre ellos a posteriores (sin 1'111
11011');0, cada participante no era necesariamente consci nle lk lo \jlll '
1101111,1 pasado antes o después, o de lo que los otros pensab,1n (l llil
11,ln), 1:1 acontecimiento es el "anuncio" de una tormenla n ('iI"'1 11 " ,
Mi rl'mos cómo este anuncio inició una cadena de cond i iOlws/ \1\11
'.\'ll1l' ncias y acciones/interacciones, El resultado de los aclos 1" 'I' vlll'
'.1' vuelve condición de los futuros, y cuando un aconle imkl1l11 1111
oIllliril'ado (contingencia) entra en escena, también tiene sus l'lIl1l1l'
\ IIl'neias, Aunque cada acontecimiento fue un suceso espl'dfi\l1, dI '
" lgl1l1,1 manera directa o indirecta se relacionaba con los ,1('0111"1 1
,nil' nl os anterior y posterior. La cita trata sobre el anuncio ,k 111111
gr,ln lormenta en ciernes y lo que sucedió como resultado,
Los efectos del pronóstico tendieron a difundirse eslabón por
h,l s ta qu e formaron grandes cadenas. Los astutos propietil rios dI' 111
¡.;unos restaurantes lla maron a la fábrica y redujeron sus ón..ll.' lw"/ dI'
hl'l,lI..io. El administrador de la fábrica encontró que sus nccl':lidlldI1M
tlt..· k'Che y crema baj aron y le pasó el dato al lechero. Puesto hl f1
VJ G1S no podían ser forzadas a cooperar, la compañía lechcré"l l' IW! (') 1\1
superávit a su corporación subsidiaria, que manufacturó mnntl'qulllll
y queso con ella. Entonces el administrador contrató dos
l'lJ yns esposas, basadas en la certeza de los trabajos previstos, M' pll
.. ¡cron n gastar con más libertad de la normal en uno de los pequl' lloN
,dmaccnes al menudeo. El dueño del almacén imaginó con opti llll "Jl llI
l l LJl' el negocio iba a mejorar, y aunque había estado dudoso .. 1 1'\'''1'1' 1
lo se decidió a comprar un carro nuevo. En este punto, sin ¡ I I
l"ldc!1n de efectos se volvió sobre sí misma y se terminó po rlllU' \,¡
dueilo del almacén, ese día por la tarde, al leer el pronóslico y \ ' 1'1' \ ' 1
que su negocio siempre sufría cuando llovía, llamó al vcndl' Ll OI' di '
rorros y ca nceló la orden (Stewart, 1941, p. 11 8).
2, LII rlisti/lciÓ/I e/l tre lo /I¡¡ero y /o /linero es artificial, L,s ond lchllll "
,n kro con rre uenclo SI' ilI'igll1l1lll'n (ondi iones ma 1'0 y, llo1l1<10 1'11
,lpropilldo, el debl\ l' IWIIl
I
,II ' l.\'. ll nll'l' ,l I H!hl 1
1
,"
l'jl'mplo, si una entrevistado nll'll dll ll ,l que el a ('l'SO o I
fáci l porque hay varias pandillas funcionando cer a dl'l l·llIlIllIl. 1·1
inves ti gador querrá saber más sobre la conexión enlr' 1'111Idlll ll.
Y el acceso a las drogas, y en este caso la noci ón de pond il lil'l MI' II" 111
pr incipal condición macro (uno podría rastrear todo lo nlllll 11 di
redes internacionales de droga, pero esto podría sacar 01 Illvl ' tll\"
dor de curso y cambiar el enfoque del estudio de uno mlcl'O I 111111
macro; sin embargo, si la noción de red de drogas apa r l' <11 11 111111'
las entrevistas, el investigador debe seguirla para d ter."llIllI· 1)1"
signifi cado tiene para el problema que se investi ga). Es to 1111 111 11 111
Líneas oscuras = interacción en evolución
Espacios intermedios = fuentes de condiciones/consecuencias que formon
la estructura o el contexto
Flechas = intersecci ón de la estructura con el proceso
Figura 12.1 La matri z condicional/consecuencial (representa una inleracclón COII .
l ante entre la acción/interacción [proceso) con las condiciono /COII
secuencias [estructural y la naturaleza evolutiva y dlnámlc d lo
acontecimientos).
I IHII 1,, ' cons 'gul l h¡H 1\ '1\"\) 011\:-' prcgunl as a los inf()I'l1hlllh
'
ri
111 ·11I1.ll1ll1i(· " quizás h.1 blnlldlll'Oll los funcionarios del olegio y dl' 111
111I1t. 1,1 y .HIn con los mi embros de la pandilla (si es posible) . 'onlll
.1I1.11I·¡I,lS, interesados en la interrelación enh'e las condi iOI1\':1
11110 l'" Y mocro, la naturaleza de su influencia mutua y las poslel·iUl ... ·
111 111I11l'S/ inleracciones, y el alcance pleno de las consecuencios rl' Nul
1111111''', .1sl como la manera en que estas consecuencias retroalimcll!t11l
1' 1 contexto condicional e influyen sobre otras a iOI,.,H/
1I111'I.lI'ciones. Parte de nuestro muestreo en el ejemplo anterior, '111011
Sl' rfo tratar de determinar qué sucede con respecto al "a (l'/IO"
IIII",do se desbaratan las pandillas o ya no siguen funcionando l','!'I'1I
011 ,1 m ll'gio. ¿Cambia el acceso el 'consumo de drogas de los adoll't'{' ('1I
11 "1/ 1\1 grndo total de relaciones entre lo micro y lo macro no s iempl'I'l"
vl· .Ibl,' para los participantes individuales en la investi gación. udll
111111'11 ve la situación desde su punto de vista o perspectiva y ram V(' t.
11t ' I1I' un buen entendimiento de la totalidad. Más bien, cada P,"ll(
1',1111,· puede hacer referencia a un acontecimiento durante una ' l1t",
vlril.l () a una observación tal como que "un nuevo equipo encubil' I' lo
011' .Igl· ntes antinarcóticos fue asignado a nuestro colegio", y ompi'l('
.11 il1vestigador rastrear el impacto de la presencia de ese equipo ,'n ,,1
dlio ,'n cuanto al acceso a la droga y su uso. Eso no quiere decir qu,'
un investigador quiera o tenga que rastrear cada acontecimi 1110
sucede en el curso de su investigación. Uno podría verse olo'OPI\
do l'n un proceso interminable de recolección de datos. Sólo ufll1do
IIlgu n incidente emerge de los datos como significativo, por ejemplo 11 1
1"lvel'lir "un cambio en el uso de la droga" cuando las pandillas II t'fIll ll
.,1 b,lrrio, debe hacérsele seguimiento .
.J. I.as condiciones y consecuencias usualmente se dan en cOlljll/ol ns !I/I/'
1I·."rilll/ '1 varíal1 de mucllas maneras diferentes, tanto el1tre ellas COI/lO ('(111
111., IlCciolles/il1terncciones relacionadas. Además, con el ti empo, lo .ljlll
I'''' ión de contingencias, los conjuntos de condiciones y conse U('II
I ills pueden cambiar o reorganizarse, de tal manera que la naturoll'tll
dI' I,\s I'e laciones o asociaciones que existen entre ell as y las ol'l'lo
IH'S/ interacciones también cambian. Para encontrar un ej mplo dI'
,'SI.1 afirmación, lo mejor es contemplar el desorden acumul otlvll dI'
1,\ pres ta ión del servi cio ti sa lud hoy por hoy en E tados UnidO/l .
1 e alguna manera, y en nlfllll1 ll lO!!",,,lo, el ontl'Ol d,' In (111 ' 111'" "
de servi cios de salud se les sali ó d ' llIs manos a los m d"'otl y 1111111"1
tes y cayó en las de las compañías de seguros y otms 1"",,
tales como las de mantenimiento de salud. Este aconLC Iml"l1ll1 11, 11
rrió antes de que la mayor parte de los nortea mer i Dl10, NI'(lI"'"11
qué estaba pasando. Entre la cadena de acontecimientos (¡,olld\¡ 1 ..
nes/consecuencias) que han interactuado y se han retl'Onlll1l1'O\I'III ..
mutuamente para llevar a esta situación, estaban: la r 'ceHI 11 d, ' 1"
economia nacional; la necesidad de ahorro de las organizo 1011" 111
dustriales y de otras de tipo laboral (que ya no querfan pagn,· 1'11 111
sas primas de seguros para sus empleados); la cada ve'/. 1I1IIyll'
sofisticación y costo de los procedimientos de diagnóstico, n1('d ll hlll
y tratamientos; la incapacidad de responsabilizar del gasto n ,n di
cos, hospitales y pacientes; el aumento en la longevidad; l oullll' " iI'
en la incidencia de condiciones crónicas y la demanda y la 'xl'('I 'I'11
va de intervenciones médicas costosas por parte de los po 1" ,,11'
Desde el punto de vista individual, sólo cuando una personn VII ,,1
médico a buscar algún servicio de salud comienza a entenck,' ('\ I'\¡'
no impacto de todo lo que ha acontecido. Una simple consull ll n 1101
pediatra exige primero consultar a un médico general, qu pUI'd,' 11
no querer remitirlo al especialista. Y aun si está dispuesto o hO('('I'iI',
se debe obtener un permiso de una compañía de seguros pora lo 1"
mera cita, la misma que también debe darle el visto buen a Ins 1'11'
teriores. El paciente tiene las posibilidades de esperar, aguanl.\ ndll'l'
los dolores; quejarse ante el médico o la compañía de seguros o '"
nunciar y vivir con el problema médico hasta que se vuelva mil" llVII '1
zado y cueste más su tratamiento. La manera como se ven nfWlildll
los individuos depende de la cantidad de dinero que tengo n (1'1\111
pagar seguros complementarios o adicionales) y del tipo él' m dllll' l
y planes de prestación de salud a que puedan, por azar o lil' 'ltll 11,
afi li arse. Mientras tanto, la prestación de servicios se ha vlll' ll o 111111
industria lucrativa y no una sin ánimo de lucro. El gobierno r01l1 1
núa siendo ineficaz para controlar el acceso o los costos, PO''llll l' 1"
preocupa más la política partidista que asegurar el acceso <.'11'''lllII
vo, mientras médicos y pacientes siguen ingeniándo las 1'01'11 111\
cel'i e el qui te al sistema y obtener el s rvicio médico qu nl'('('sli 'll1
1.¡m,I"1 J( )',
',. Ih,' nm l'c rtl\7d ddtllhlt · 1I, 'v, II.\ si tuación. Mil'nll'l\"'\ 1,11'
!t. 1,lll'Itll,\liIl1l'nlación dl' los sus empleadores, D SU:-I It'gl fl
1.1111111'" V ,1 compañías dc seguros o enlpresas dl '
., ., 'h h", d,' , ,,Iud, están produciendo pequeños cambios qUl' ,1plOlI
1,," " 101' "il,H 1,1 Iransición a un conjunto muy diferente de eXI""I,,11
',I" " .. 1 .. ,,1,\ ,ltención en la salud y la forma que ésta deberá ,1dol'l.\I
I 1,1 ,,,¡¡oujiu/cracción 110 se circul1scribe a los il1dividuos per , ,' yo Ilu, '
1'III'dt' ¡/(/p.j' ('11 Ins nnciolIes, organizaciones y mundos socinles, (/II//tlll" ,'11
di", ·.ou los illllilliduos quienes las represel1tan. Además, las act'io,l\" ./
1111, '1,1, Iones realizadas por países, organizaciones, etc., s610 !"Il' IHh'
d,'I\ dll'igir.1 los individuos, a otras naciones, o a otras organi/.h 10
1I1"i V vin'versa, o tener un inlpacto sobre éstos. Por ejemplo, un¡1
11')'.I' ,ld' ion de alcance nacional, muy frecuentemente tiene su ¡mp,1\-
1" · ... Ior .. l'l individuo. Los impuestos son un buen ejemplo. Por 01,·"
1 ,,11 11' , 111'" movilización de los individuos de la base puede afl'cl.H 1.1
" I'",Io.11·i"n de una ley de orden nacional. Algunos esfuerzo, ,1<' 1.1
,'," 1111' ,'omún, como los ambientalistas, suelen superar el ámbit\> 1101
, 1" .. ,01 o comunal y llegar a adquirir estatura internacional.
Diversos patrones de conectividad
I 1, lO"dro amlítico que se presentó en el anterior planteamil'l1lo
1""' .1 .. los múltiples y diversos modelos de conectividad q Ul' m\ll 'll
1',11' poltrones cambiantes de acción/interacción discernibic's 1'1111 1' 1
1''''.0 del tiempo. Aunque los investigadores expertos suck'n 1('11" "
'"'' 1'\'Opios mecanismos para seguirle el rastro a este compl\'jo 1'1111
1111\10 d ' relaciones, un investigador nuevo en el análisis u,llit.lli vlI
1"lI'd(' Sl'ntirse apabullado. Es importante recordar que no tlldo.y 111/
" lIlIinllS que un investigador recorra llevarán al descubrimi,'nlo d"
111101 ",ina de oro analítica, ni es siempre posible discernir lodll Y 1,\11
1 'o,.ibil's conexiones, condiciones, acciones/ interacciones, y l'O'lII"
\ "'·Il,·i,l S. Todo analista ha de aceptar que existen limita iOl1l's ,\ 111
'1"" pUl'de descubrirse con base en el acceso a los datos, el g,\,dll d, '
" \ I", .. il'n ia analítica y la cantidad de reservas personales. ¡{"ClII11I
,,'IlIOS que realizar este de tipo de análisis complejo no s f, d i, 1'\" '0
IHI Hln d IJ' lo punto es nl\('(lsn rio.
Fonn"," VIIKtllos explíci tos cntl l' Id y IJS condu 100lt'N '1111' 11,
.lfL'ctdll es unn empresa analílic41 t.:lHll plcj41 porque las cOlld k I HII '
den ser de carácter sustantivo di verso (económicns, pollli\,I 'I, 11 '11..,111
"'.lS, ocupncionales) y de alcance diferente (internacionnl, n. ldllll.l l, 11\11
pilcional, organizacional, suborganizacional, interpcrsonnl) I 11 tllhl
1110 se cumple para las consecuencias de la interacci ón. Pokndll lllh'1I1l 1
nuestros análisis son aún más complejos porque la intcrtlcdóll
puede variar en aspectos sustantivos yen el alcance (COI'bin y SI 1 1111/'1 '4,
1996. pp. 139-140).
Hacer elecciones analíticas
Por supuesto, no a todo acontecimiento o incidente qUl' .11'.11'1'/1,1
en los datos debe rastreárselo de manera extensa. Hacerl o C,llI HI III .1
¡.;ran cansancio y complicaría la explicación analít ica nn dl'I " ll l'
innecesarios. El analista sólo debe buscar los vínculos qUl' l'n1<'1')',I'1I
COIll O pertinentes y que ayudan a explicar mejor lo que SUCl'l k . Filo
, i"nifica tomar decisiones para el muestreo acerca de las pl'l'!', lIIlLI'
'1 1 \l' deben formularse, las observaciones que deben haccrsl' y 1,1
\llr,lS formas de datos para recoger. Estas decisiones, aunqul'
dirigidas por los datos, suelen confundir al analista. Si ti em' d"I1'"
,i,ldas posibilidades de elección, entonces puede sentirse insl'glll'o
de los pasos que debe seguir para recolectar los datos que ma xi 111 1e,'1I
l' l descubrimiento. La matriz puede ayudar al analista a penslIl' d,'
manera sistemática sobre los datos que debe recoger enseguida, l h')f]d, '
y cómo buscarlos y cómo conectarlos a los co nceptos que va ll
l'mcrgiendo. Al final, debe haber menos hilos analíticos sucll os (1',11'11
un ejemplo excelente de cómo se ha usado en realidad la malri z 1'," '"
I'xami nar y organizar los datos recopilados sobre la mancra l'n qu, '
los empleados distanciados geográficamente negocian unas pr:ktl
,\15 l,lbores comunes, ver a Guesing, 1995).
Para dar un ejemplo, si un investigador que estudia a los " lun,
nos de cnfermería y su programa de estudios, escucha expr sa r /'1'/11'
¡i¡{,l/l/m/c palabras de ira sobre ciertos cambios curriculares, cnlonn'H
qlll'l'rfn rastrcar mejor el concepto de "insati sfacci ón expl'csa". liJlo
Implicada un mucstrco teór ico de inrormanles y acontecimi nlOH d, '
I,IH ti i rl' rl' nl 's 6reas reprcsen ladas el1 In 1111111'1 z pn ra el isc ,." i l' los ti 1'1\1
101 / , ()7
111"1 dt ' los l\lmbios (o se.1,!-l U 11.llur.llt·l",d y grado), cómo fUl'l'on pl'l'
''' '111 ,"1,,, los ca mbios del currícul o a los estudiantes y qui én los hilO,
'1"1' '''H"irican éstos para los estudiantes en términos de su paso pOI'
,,1 1""",r,lIn., y quién los instituyó y por qué. Además, el invesl ig,hhll
'1111'111'\ dl'lcrminar si los estudiantes están poco satisfechos con 011'0'
,1" 1"',1,,, del programa y si hay algunas interacciones entre su ins,llls
1,11, lo" con estos otros aspectos y la producida por los ca mbio.
,'''''' ul,In's. También, querría examinar asuntos más amplios 1,11,"
""Il"l'lI'.lpcl que la universidad desempeña en la generación o "po
\" .. ,',lOS cambios; cómo responden el departamento y la uni vl' l'sl
.1,111 ,Il,1S preocupaciones de los estudiantes; cómo afectan los ca mbio"
,111 II('ul.1res la capacidad estudiántil de conseguir trabajo en 1,1 \'()
"""I1ll.ld; cuá les son las tendencias del currículo nacional el e l'nr('I'
11 U '11 .. y qué asuntos mayores de tipo profesional, económico y polfl iw
1 ,,"'dl'n eslar en juego en los cambios curriculares. Finalmcnte, lJllI'
l' 1,' '\dieionar una dimensión temporal a todo esto al determin,lI' sI
, ",J,,, qUl'jas aparecen bajo condiciones particulares o no. ¿Tien 'n ,"'d
lu'.lori.l? ¿Son cíclicas las quejas de los estudiantes de enfcnncl'f,l , "
", ,, ,, n'petidas pero con cambios mientras avanzan por el curl'f ulo'l
hl,,, asuntos y preguntas analíticas no son datos. Son ideas pal'" ,,1
",,"'slrco teórico adquieren importancia, por ejemplo, si el inVl'sll/',oI
.1"1', .. 1 entrevistar a los miembros del profesorado, se da cuenlll .1 ..
'11,,' los ca mbios curriculares se hicieron en respuesta a tcntl l'llrl ,111
1I'\,'iona les y a las sugerencias que recibían de los hospitales lo,'" lt , ,
'1"" los ad ministradores universitarios, si bien no se oponen a los l'l llll
IllOS, I,lmpoco los apoyan y entonces, cuando los estudiantcs Sl' lJllI'
1' "' ' los profesores los hacen acudir al departamento ele enf ' l'I1ll'dll
1',11"1 que all á les den explicaciones.
"" el ejemplo anterior, estamos diciendo algo más que "l'S hn
l'"rl.lnle un muestreo adicional de estudiantes de enfermCda, pro
1,''''''l'S y administradores, en términos de satisfacción o rall ,l d, '
' .. ,li , r,lCción con los cambios" . Las cuestiones que estamos plan ll',lI1
do li,'nen que ver con las relaciones y nos permiten penelra l' l'(lI,
Il'" nI' profundidad en los asuntos. Esta penetración requi r rl' llll l1
1"'('011' ción de datos mucho mti s cxtensa, teóri ca mcnle diri gi tln,
1 (' niras Dna liticas POl'ljll 1' 110 hllHln simplcmcntc con prcgullln,' n 10/1
l'studi a nt es si está n sa ti s fc ho" 0 110, l' II,\ nto y pOI' q u , Al , '1
términos de la matriz y usarl a omo guía o recordotol'lo, 1111'111 111111
,1na li s ta principiante puede tener una comprensión dI' 1" 11" tllll,1I
za compleja de los acontecimientos y las interrela i 'ws 1' 111 11' "11 ,,.
En otras palabras, la matriz se puede usar para d iri gjz' l' l
teóri co y le puede ayudar al analista a tomar decisionl's No ll' l' '1' 11
hilos conductores es importante rastrear, dónde PUCdl"l ('Ntll 1111
li a rse y cómo se pueden ligar unos acontecimiento on olm'
Propósitos de la matriz
Los propósitos de la matriz se pueden resumir de acul' ,'do ('0" 1' \
recuadro siguiente (Corbin y Strauss, 1996):
Propósitos de la matriz
1. Ayudarle al analista a localizar el área o alcance (mi cro o "' I\('rll) d, ,1
proyecto de investigación que se está realizando, sin perder de viSI.1 dÓlld,' '"
ubica tal área en relación con las que están más arriba o más abajolll'" 1' 11 '1
2. Extender la escala de las condiciones y consecuencias consl dl' ,'," I11
por el analista, es decir, considerar más que las meras condiciones mh 111
3. Ayudarle al analista a identificar y escoger cuáles combinocioll ,'M .1 "
factores condicionales/consecuenciales de los datos pueden ser 511\ "11 1.'11
ti vas para una situación determinada.
4. Rastrear en la, muy a menudo, complicada red de concxionl' H
lente entre factores contexluales (condiciones/consecuencias o CSI"II I' IUI 11)
y las acciones/ interacciones (procesos).
5. Desarrollar hipótesis explicativas sobre estas relaciones que pUl'd'"1
verifi carse o ser modificadas por medio de una recol ección y anóliHIH dI'
dll tos adicionales.
6. Hacer más verosímil que las hipótesis explicativas incorpo,'c" vll ,' III
..-iones.
7. Permitir al investi gador organizar los materiales y presentar un 1\\' 0 (1 1111 I
l'xpli cativo más completo y convincente de los fenómenos investi gados,
8. Proporcionar dirección al muestr O LeÓri co.
Ilt'Nnlpci6n de la 111111 1'1 t ,
1111111 ,",h' lil'111pO hemos estado h.1blando sobre la ma tri z C01110U II
111111'"11\\ d, ' ideas. El problema radica en pasar estas ideas a un di.lgl'll
"'" '1"1' '.,' I'omprenda con facilidad. El que hemos di señado no 11 1'1 ,1
1I'I'"I1I,I,'jid,1d de lo que acabamos de explicar. En rea li dad, es muy
1'"1'''',1'''1'0 fue hecho a propósito así para hacer más fác il a los prl ll
1 ljol,IIII,'., <,,1p lor s u importancia y usarl o con más facili dad (ver figll
,,' 1.' 1) .
1" 1l,,,lriz es tá compues ta de una serie de círcul os concé nt"; 011
11I11 ' I\,",,'cl.,dos con flechas que van haci a fuer a y hacia el l'nll'O.
I • 1.1'. rl'presentan la intersección de condiciones/ consecuen iaH y
11' ,,111,'11,1 de acontecimientos resultantes. Las condi ciones se I11U"
\'1'11 1I.I(' i" la acción/ interacción y la rodean par a crea r un conl l' xto
1 1 11 11 IIdolla 1. Otras fl echas se mueven hacia afuera de las acciol1l'H/
11111' ,,, ,, dones, y representan cómo las consecuenci as de cua lq ui,' "
... 1 '"11/ in teracción pasan de ser acción/ interacci ón a cambia " y
IIII'pIL1I' 1.15 condiciones de maneras a menudo diversas e incslw ,'"
.1 "'<. lIn.1 de las limitaciones del diagrama es que el fluj o P.1l'I'I','
11111',11 I:n rea li dad, los caminos que toman las condici ones/ 0115"
1 11I ' I1 l' i,15 a medida que se van moviendo dentro y a trav S dI' III s
dll"""l1 ll'5 tireas, desde las macro hasta las micro, son cua lq ui l' r 1'0 11
1I11 '1I0S linea les. Una metáfora mejor sería la de las bolas de bill lll ',
1".1,1 IIn" de las cua les le pega a las otras en ángul os dife rcn tl's, lu
'1'"' d,'s,lla una reacción en cadena que termina con que se golpl'I'II
l .... hol,15 apropiadas para meterlas a los hoyos. Otra seria 1,1 .11' 1
I IIIIII05COp io en el que, cada vez que se lo gira, se agrupa n 1.1$ pll'
11'1 ,'ul0l'l'ad3s de vidrio o plástico para formar un nuevo undl'(),
I;x/lficnción del diagrama
l ." " \'olldi iones/consecuencias representan un contexto estruclu" 1I 1
,'11 \,1 'l ile ocurren la acción o la interacción, El contexto estru tur;1 I ,l('
11" d"M'ompuesto en diferentes áreas, que van de las más ma ro n 111
11111.'1 mi ro, Esta ordenación es arbitraria. Es important e lc nl' " 111'1'
MI' nl ,· Ljue la ubi cación de un á rea dentro de los cí rcul os no denotll (' 1
hl't ldo de i III porLancia o inlJ'/¡Il lu PUll'l H Id I l k' ¡ll gu 11 1. II111UIIII I di ' I 1111
ti iciones / consecuenci as. Si mi iL'll11' I1Il' que a I¡;u , l ~ s,' '1 11 W "1 'I ,UI 111 ,
mucro y otras más micro. Por ejemplo, la le ' isl.ll' iOIl vlil,' III, ' " 11 , I
,I mbito naci onal (más macro) tiene el potenci al le- ,11,', 1,,1 " 1,,,1,, 11,
ciudadanos, y la acción/interacción que determinel1 o 11111 ''' '11 111 ,' IU
a cabo, mientras las políticas y procedimi ent os de UI1 I1 (11'1\11 11 1 11111111
afectan potencialmente sólo a los empleados de 1" mis l11 ,l, ti 11 1,1 11 11
tro de la matriz se halla el fenómeno inves ti gado. /\ Sil 1I 11I ', h''' ''1
está la acción/interacción tal como evoluciona en l'i ti ,' II'1 111 l' 1,11 11
gar (proceso). La acción/interacción puede reves tir 11111 dlll' l 111 111 111
Y tener un propósito específico o ser rutinari a, con l'i 1' 1"11 1'( 1, t" " ,
modelar los fenómenos (por ejemplo, manejo de problc' l11.1 , " " I1 1111
tos, contingencias de ocurrencia diaria) en un cont exlo ,'sil 111 1III Id
dado. El contexto estructural está en condiciones ori ¡.¡i l1d, hlll di' ,h
una fuente o una combinación de ellas donde cada rrcul o 1"' 1""'/11 '11
ta una posible área diferente, desde la más mi cro hasl" 1" 111 .1 s 111 111 1"
La acción/interacción puede estar dirigida a cualquier., d,' I,1/I 1111 '11
tes dentro de una o más áreas, dejando algunas de lado, ., II·lIV'''"ulI l"
otras, etc. Téngase en cuenta que cuando hablamos l k l's ll' u\' tlllll "
contexto, no los pensamos en un sentido determinis ta. M, 5 hi" II , lo,
condiciones/consecuencias crean conjuntos de ¡¡cont e imil' lIl lI 1,1
les como la tormenta (un contexto), a los que los actores 1'('51""l1h' lI
por medio de la acción/interacción. Para nosotros, ¡¡ un 1" I1 l11l1' llI ,(
de respuesta es una manera de actuar porque tambi én til' ll\' , 'o",,, ,
cuencias potenciales (si antes de la tormenta no se r 'pnl'(1 d 11 '1'1111
que está goteando, lo más probable es que entre e l ,l gUII) J 1\
interacción entre las condiciones, las respuestas de los nelol'" y 11
consecuencias resultantes es lo que tratamos de captar "1 IUII '/I II II
análisis con la ayuda de la matriz.
Avanzando de manera progresiva desde el centro d ' 1.1 111 11 11 1
hacia fuera hay varios círculos concéntricos. Tal como SI.' 111\'11\'/( 111 11
,m tes, cada uno representa una fuente diferente de cond i iOI1<'s/, (11 1
secuencias potenciales, desde las más macro hasta las más nli \' I'O, NII
se ha delineado cada fuente posible. La matriz se cons j 11" '" ,1"
una guía conceptual. Las personas pueden ll enarla, aUl1wnl lll'III,
modificarla para que encaje con sus e tudios y datos. 11'0 plllllll
I , j '11111 ' / 1" ".11""1/ 11 //.""""' ""1111,1/1 11
1I11 1'll tlol l llt' l':; que bs 'olld, lhHll ': ¡ Y lUllsccucncias de cunk¡ uil' l'¡ l dI!
1, 1t .\!I 'd ·, dl'lmidas pueden SL' !' pertinentes para un estudi o. !\ Uf'1 t UllO
,¡ " 1111 III V,·, ti ¡.;.Ie1 or esté estudiando un fenómeno que se pueel ' silll ,lI'
1 " ", 1,, " d,ld l'n una de las áreas interiores de la matriz (por 'jcl11pl p,
1" 1 IIllIlIlI ld,ld, u na familia), seguirá siendo importante tener en CU(' nl ll
1" " ",dll lllnes más generales y sus consecuencias. Por ejemplo, 1011
111111 1' 1<11105 que actúan/interactúan en la comunidad traen consigo
11 IlIllt lv,lCiones, valores y creencias personales. Sin embargo, tnnl
l'h' lI tl ,H'11 consigo aquéllos de la cultura más amplia propia ll\> hl
1 ' ''"l1l1id"eI, la región y la nación. Una persona puede tomar pMII'
1'11 1, 1 , ·, I\ll'I"7.O de traer más industrias a la comunidad porque ", t,\
III"' IV.I, I., por un deseo personal de llegar a ser alcalde algún día. S" I
"" ,11,11 f',o, C0l110 otros representantes de la comunidad, una personll
" ,"11",' 11 1' L1l'de actuar influenciada por las promesas de ventas eI l' 104
11 ' I''' '''' l1t ,lI1tes de las industrias potenciales de que sus comp,' 111,1"
, " '",,111 Ill tis trabajo para la comunidad" . Otras influencias pod d,lIl
,., '1 1., 1l' l1lkncia hacia el crecimiento en la población en esta región,
'11,, ' , n'" 1.1 necesidad de más trabajo y una bonanza económi ca n,1
1 1" " ,11 d,' la cual se quieren aprovechar tanto la comunidad como In'l
IlIdl " tl"l,I'. Si es importante, esto surgirá en los datos, pero el invl'stl
1',,, .1111" debe ser consciente de que las condiciones más generales 1111 11
1.1 11 11 11 portantes para el análisis como las motivaciones person,,'" dI'
I dd" I't'prcsentante.
1 ',",lI,eIO a otro tema, para maximizar lo generaliza bi t' di ' 1"
IlIdl l' l/, como herramienta analítica, cada área se presenta ,' n 111 1
111 111 '.1 más abs tracta. Los artículos (fuentes de condicion S/\'I III
' OI' I II ,' nrias) que se han de incluir en cada área emergerán del ,' ,"
IlIdio; así, dependen del tipo y alcance del fenómeno estudi ado,
1 "'1 il1 ves ti gadores que usan la matriz, por lo general alteran '"
' ''' '1'' ' ma de clasificación para que encaje con sus propósitos p ' rso
11,1" '5 (Cuesing, 1995).
IÍ reas
/\ 1 l"Oll1i enzo del límite exterior del círculo hemos ubi cado ' 1 MI'"
111 11 ... 11111 ro, representada por el término área "internaci onal" (\ "glo
b.d". Esla área incl uye aSlIlll (,,,, Ldl"l tllIH) Il)s polfl Íl\-' H, ION II'HII1I1It I
los del gobi erno, los acuerdos o d ill' rencias enlre los 1\01>11'1 ' 111 , j,1
cullu ras, valores, filosofías, la economía, la hi slO'Ü, l0' 1" olth' II 1 1
inlernacionales y asuntos tales como "el ca lenlamil' nl o ,,, "ltil 'III,1
globa l", pero no se limita a ellos. La siguiente, que h ' n101l (\ '''''1111' 1'\''
C0ll1 0 "área nacional" o "regional", incluye las condido," " 1''''' 11
cia les tales como la política nacional/regional, las regul nl'l' " I'''1 fllI
berna mentales, las instituciones, historias, va lores ,1111 111 '\ ,
nacionales hacia las relaciones y el comportamienl o el ' 1011 111"1"'"
Por ejemplo, las reglas que gobiernan el papel de la mull' " 1' " 1'1 '"
ciedad en los países islámicos, difieren considerablem ' 1111' dL' 1" 1\'"
encontramos en Estados Unidos. Sin embargo, aun el1 IOH 1/'H' Io III
Unidos uno puede encontrar diferencias entre los g neros 1,I I.hl ""11"
la capacidad de ganar dinero, el nivel que ocupan en las OI'gll nl/l lo 11,
nes, el "acoso sexual" y el acceso a ciertos trabaj os.
La siguiente fuente de condiciones viene de lo que se llil d. , 11',
nado como el área "de la comunidad", en la que se in IU Yl' nl "d"
lus anteriores asuntos pero en cuanto pertenezca n a un,1 l'OIl IlIl II
d.ld particular, que la hace ser singular entre las demás. p" 1111"
cí rcul o representa las áreas" organizacional es" e "insli lucíllllll
Cada organización o institución ti ene sus propi os prop si lp , l'
lr ucturas, reglas, problemas, historias, conjuntos de rela ion hj, . ,,
racterísticas especiales, etc. como fuentes de condi ciones. 1\11', 1111 "
instituciones, por ejemplo las religiosas, pueden tener aleu nl'\' 1' 1
lernacional, pero tal como se interpretan o practican, a ll1el1UdLll'HII\ ' 1
pa rt iculari zadas en comunidades y aun en indi viduos. 1" 0 drl' 1I1 11
representa las áreas "suborgani zacionales" y "subinslilu ionlll .' lO
1'01' ejemplo, en nuestro estudio de la articulación del lrabajo d., 1'1
enfermeras jefas, observamos la labor que reali zaban éslas l' n 1',11 1"
uno de los diferentes pabellones hospitalarios. No obstanl l', I' HIII
I' ,lbell ones formaban parte del hospital y estaban relacionado" L,''' '
'" mismo y también con la organización hospitalari a d ' la Ad " iI
nislración de Veteranos. Adentrándonos en nuestro grupo d,' L 1,'
cul os, ll ega mos finalmente a las áreas del grupo, la fa mil lo 1, 1
indi viduo. És tas incluyen fuentes condicionales tales omo hl o
11",1flas, las experi encias, las motivaciones, la educación, la pOHIl'i "
111 IdL t'l ',t'\U, I.\s CI'l'l\ tll. Lr' ¡ y 111 " 11\ 11I1Uh.'s que Li cncn o
l' JIIPI IlIdl vHluos o grupos.
A/'I'''8 SlI sl ll ll t ivas
11" podría estudiar cualquier tema sustantivo denl l'O d,'
, ,,,,1'1\111'" ,11'1'.1 de la matri z, Por ejemplo, se podrían estudi ar los ,' ul
01 ," 1", d.' 1,1 s,l lud en el ámbito nacional, centrándose en la legiHI",
,1, ,,,, 1'0lllil"lS y organi zaciones y tendencias recientes, o en el ma,wlo
1,,,"111"" dI' 1,1S enfer medades crónicas. Independientemente del l(\pl
, " " .11'1'.1 d,' enfoque, es importante para el investigador reconl,]!'
' 1"" 1"" ,1""1105 de política sanitaria afectarán la administración ¡nd l
1'1.111,11 y 1,1I11 iliar de la enfermedad y, por el contrario, los
"111 1',ldos dd manejo del individuo o de la familia pueden, con el liel11po,
1,'"'''' 1111 impacto en la legislación y evolución de las políticas de all' ll
,1,,, , 1'11 ',l lud. Otras áreas sustantivas que se pueden estudi ar, aUII
'1'"' "" 1,1 S agotamos aquí, son: la identidad, toma de decisiol1l'H,
IlldVilllil'llloS sociales, arenas*, conflicto y consenso, conci encia, [1m
101" ",1 , lrabajo, flujo de información y dilemas moral es. Cada unll
, 1, · ,". Ius s,' puede estudiar dentro de un área. El tiempo, la histori,l , 1,1
el espacio, la economia, el sexo, el poder, la políti n, SO"
""" I,,ionl's posibles que pueden resultar significativas para cUll lqult ",
• 11'" 4t1 sl.1I1t iva es tudiada en cualquier área esbozada en la 111,1I1'i 1
1 "' 1'"' debell10s tener en cuenta es que ninguna de estas cara Il'rI'¡11
,, ", (1'1 ,,'xo, la edad, el poder o lo que sea) debe considerarse inljlo,
1",,1. , 1',""1 la leoría que se está construyendo a menos que asl Sll'lll
.1" l. " d"tos; o sea, uno quisiera mostrar cómo el poder, la edad () 1' 1
" . ' 11 ,Klulln como condición en una o más áreas para influir en 111
¡¡,. ¡¡In/ inleracción. Cuando hablamos sobre verificar una hipótcsis,
1"'1111' deci mos es que queremos saber cuándo, cómo y dónde s dI'
III111' sl,'a l' n los datos esta declaración de relaciones, ¿Aparece repl' ll
d,,",,' nll' l'ste fenómeno particular? Si éste es el caso, entonces ¿qlll\
1111' 111 11 loma bajo condiciones diversas?
Nnll\ dl'lt raductor: arenas: en Estados Unidos se usa esta palabra para nOln l"lI ,\1'
I'M pnc!01'l l'Spcdficos de discusión.
Uasl rear l/l/a sel/da
I\ ,ra raslrear una senda condicional, el investigador COlll l,' lI /" , ""
un acontecimiento o incidente que lleva a un suce o (O ll\ lIlIlI 111' " 111
de acción/ interacción) y luego intenta discernir la cadena llv [1\ lli 111'1 I
mientos relacionados, o sea, cuáles eran las condiciones ' n "'lllIIIIH'"
lo, la secuencia de la acción/interacción seguida, las OIlSI'I'll l' lh 11111
resultantes y qué más sucedió a lo largo de esa línea. En ll lmH 1'111 11
bras, se intenta seguir de manera sistemática la cadena dl' 11\'01111'1 1
mientos (la interacción entre los acontecimientos), rasl r 'c IIdolo 11
medida que van ocurriendo dentro o entre las áreas de 1, 1,11
como se describió antes, en la cita sobre la tormenta y n 1,1 ('1\'Ill,,11I
que siguió, sobre las vicisitudes del flujo de trabajo en el hospi lnl. A 111
largo de todo el proceso de rastreo, el investigador tambi(' n 1'"1'.1"
inlentar examinar la naturaleza de la asociación de las
\'nlre sí, con la acción y con las consecuencias. ¿Hay aso ia 11
vl' rsas? ¿Parecen algunas condiciones más importantes qUl' oll'n I
¿Siempre sigue la acción/interacción a un conjunto de condi i111 11'11, 1I
h"y contingencias o condiciones intervinientes que enlran l'n 1111')\11
""ra dar variación o crear problemas no previstos? ¿Por qu r('Hldl ""
ciertas consecuencias de la acción/interacción bajo un conjunlo dI' <'011
diciones, mientras que otras diferentes resultan de la mi sma a d ,,/
interacción cuando las condiciones difieren? Para clarificar lo q"l'lJ'II '
remos decir con "rastrear" presentamos el análisis de un episod lo HII,I
pi e, tomado de uno de nuestros proyectos de investigación.
Mientras observaba una unidad médica hospitalaria, la inv('sLlgn
dora (Corbin) advirtió el siguiente incidente: una médi ca 11 'f\ il 1"
unidad para hacer la ronda de los pacientes y comuni có su inl l' n('i 11
de revisarle la colostomía a uno de ellos. Preguntó a la nfl'r ll1\" '1l
,) ompañante si le podía facilitar un par de guantes est ril s 10110 111'"
- una tall a relativamente pequeña-. La jefa del grupo fue a bUHl'll" ,,1
:\ rea de almacenamiento de la unidad, encontró que los más IWlJ1II '
I'OS que había eran talla siete y se los dio a la médica. ÉSla se 11I' r, 1
,lC 'pta rl os porque sentía que el tamaño adicional en los d 'll llH Inlt'l
fcrirfa con su posibilidad de hacer un buen examen al pa ienll' , SI"
sll ber qu hacer, la enfermera acompaí1anl e pre entó I probJ¡' mll 11
"1 IIt tl ' " "' 11,/" 1,',/lII/ IIII,/oI't II t'III/,,1 / 'J I',
1,1 ,'1111,,"\1', .1 j<'l,) , Dado qll l' l., 1,111.1 qll l' lIecesitaba n no se consl'f\ U'"
" 11 l., 1lIlld,ld, 1,1 enfcrmcl'n jel,) t,)lllbicn intentó convcncer a 10 111«.1 1
, ,1 di ' \1"1' usara guantes más grandes para que pudiera hace l' 1' 1 11"
I'''J'I y 1 I1l1 linuara su ronda. Otra vez la médica se negó a h,1('(' ,·lo.
.\ 11111 ,1, 1,1 ,' nll'rlllCra jefa estaba enfrentada al problema de lo ,) I i / l l!'
1"" 1',I1"1111'S más pequeños en otras partes del hospital o de iri(> ,1 1"
11'1'.1"',1 qlll' se olvidara de eso. Como no quería hacer esto úll in""
l' ncontrar los guantes. Primero, llamó a la oficina n'nll .. II
di ' 4l1nlÍnislros. Le dijeron que los guantes del tamaño requ erido I'H
1,11t,11I "1\01all05 temporalmente debido a una gran demanda rl'" dil
1'11 " 1,1 l' pidemia del sida que hi zo que se agotaran los que había en "1
1I1I:'I'il.'l. Además, a la enfermera jefa le dijeron que como los guan
11"1 dI' 1,11 'x estaban escaseando en esta época, su distribuci ón la 'Si,)
It" v' J\i l,lllcl o una persona designada en el depósito central, qUl' l'n
1"'1' 1I111mento estaba asistiendo a una reunión; la enfermera jefa y 1,1
,,"'dic.) lendría n que esperar hasta que terminara la reuni ón si insiH
1I,II'I'll quc les d ieran un par de guantes talla seis. Mi entras tanto, 1.1
.101 11"",) sc cstaba impacientando pues tenia otros pacientes que aten
dl ' r y quería proseguir con su trabajo. En consecuencia, la enfenn"l'll
,11 '1 id iú telefonear a otros pabellones. Al fin localizó un par de gu,)n
[¡ ", 1,111,' seis en la sala de recuperación. Salió a la carrera a traerl os,
1.1 Illl'dica pudo reali zar su examen. Toda la acción/interacci ón 1'011
'dlll1 in unos treinta minutos del valioso tiempo de la enfennem Jd.1 y
1.1111l'dica.
1,: 1 concepto central de nuestro análisis fue "flujo de trabajo ¡nll '
1 nllllpido", y aunque el acontecimiento describía sólo un ejemplo di '
1",11' concepto, representaba la oportunidad de rastrear el il11plli'11I
'1"1' los acontecimientos de fuera del hospital podrían tener l' n (' 1
IllIJo d"lrabajo dentro de éste. Siguiendo la cadena de acontecimil'll
11", uno advierte que el trabajo se interrumpe porque un
'Il'ccsario (los guantes talla seis) no se consigue, Para que siga ' 1
IllIjo dl'lrabajo, la enfermera jefa debe localizar los guantes tall a sl'is,
11<'1'0 d investi gador se ve forzado a formular la pregunta: ¿POI' '1"
1'1',1 1.1n problemático en ese momento encontrar esos guantes p " llI l'
110s7 A I fin y al cabo, los guantes no son sustancias controladas, (l 1110
10H n.1l' óli cos, que deban gua rdarse bajo llave. Al hacerl e I seglll
micnto a este hecho, el inves tl gndol'" ol11cnzando con 1111I,'rlt\III IIt o'
rrumpida, rastrea las siguientes sendas condicionnl "s.
omcnza mos con acción/interacción, que se int I' l'umpl() 111''' 1110 '
faltaba un implemento necesario. Enseguida, pasa mos al 11,'1'11 'lId",/
dllnl de la matriz. La enfermera jefa intentó conven el' n 1,1 111('<111'1' o lo '
que aceptara los más grandes. Sin embargo, ésta se neg . l"lS,1I1r10 011
riren slIborganizacional, la enfermera jefa se puso en contor to 1'011 0·1
departamento central de suministros. Aquí también, intent COII V,'II
cer a esa unidad de que le dieran los guantes pero no lo lago' pOl'qlll '
la persona que controlaba el acceso estaba en una I' euni n. 1'111111
mente, la enfermera jefa localizó un par de guantes tall o S 'is 1' 11 110
sala de recuperación (área suborganizacional) y se fu e a tracl'los. 1"' 11'
aun así, el asunto más general no quedó resuelto: ¿Por qu t,1 1 ,'S, ' I\
sez de guantes pequeños afectaba el flujo de trabajo? Pam rcs pond,' ,'
esta pregunta, pasamos al área de la organiznción. Los guantcs I'st t 11
agotados en esta organización. ¿Por qué? Porque hay un au nwll to
l'n la demanda en las unidades. ¿Por qué hay este aument o? 1'000q\ll'
(pasando al área nncional), han publicado unas nuevas gufas na 10lln
Il's sobre control de infecciones que aconsej an usar guantes paO\l 1'0'0
tl'ger a los pacientes y a los trabajadores de la salud contra el sida, In
hepati tis y otras enfermedades contagiosas, lo que nos trae de regl'l'
so al área comunitaria. ¿Están experimentando esta mi sma
otros hospitales o ancianatos, o se trata de un problema pa rti ul ."· d, '
los hospitales de los veteranos (área regional)? Parece que el aum ' 01tO
de la demanda y la competencia entre las organizaciones por 1,1 ml'o'
ca ncía son dos condiciones que afectan la disponibilidad de guant \'s,
Esto plantea cuestiones sobre la producción, di stribución y suminl s
tro de guantes de látex (estériles y no estériles) en la esfera industl'illl
del menudeo y dentro de esta cOlI/unidad. Obviamente, a los PO'OVI'I'
dores los cogieron por sorpresa. Volvemos al área IInciollal, da ndi' fll'
or iginaron las nuevas guías, y preguntamos cuáles son ¿ "
l'S lo que en realidad dicen? Éstas pueden rastrearse has ta la L'pidl'
mia de sida, que se dio en toda la nación (de hecho, i/ltemaciol/all//CI/IJ')
y " la preocupación por la transmisión de todas las enf .... n ' d,ldl'
contagiosas. Ahora podemos mostrar una r lación entre "u n po'ohlr '
Il1Il n,l ional d sa lud pública" (el a ont t'cimi 'nlO mayol', qUl' d" Hutil
I.j IIII, h, . • 0/111,. ! 217
,"0.0' ,,,kll,' de condi ciones) y la " interrupción en el flujo de trab,l) n"
0'11111\ 1'.1Irl'l l(rn hospitalario. Podemos ver que una seri e de a ontl'1'I
""0' /11" .. '1"l' van desde lo macro hasta lo micro crearon un contl' xto
ot. ' ,"" ,N' Z l'n esta época particular. Obviamente, el suministro di'
11" ,\1111' 5 '" aumentó para satisfacer la demanda porque varios n1l' M"O
010 "' 1""'5 y,l dejó de ser un problema conseguir guantes de cualquh'o'
t,oIl,.
' : ¡¡;/III'/I/I error común
IlIt, '''''1mos ayudar a los investigadores para que evi ten, usando 1\1
I11i.IOü, un error común a muchos principiantes, consistente en \lUl'
' '' " o Olrl'll un capítulo o una página donde esbozan las condi iOlll' H
"I ', ' r.>nll's importantes en una situación pero no las conectan on l.\ N
, iI"diciones y la explicación de la serie de acontecimientos (acrin
"o , .. / i nterDcciones) siguientes. Demostrar cómo se interrumpe el fI"
lO .11'1 tr,lbajo por una epidemia de sida y la revisión en las gUf,lS
/I.>, 'oon,llL's, que a su vez lleva a una escasez de guantes, es muy dift,
11 '/1 1,' de hacer la oración genérica de que "el sida está teni endo im-
lO.>, tllen el trabajo hospitalario", que le deja a la imaginación de 1m,
1," torl'S discernir exactamente lo que este impacto puede signifi c¡\!' ,
1'01' supuesto, el anterior ejemplo es sólo un incidente que Il ev.1 ,1 1
"llujo de trabajo interrumpido". Para entender mejor este concepto,
0·1 illvl'sti gador ha de examinar otros ejemplos de flujo de trab,l)o
III Il'rrumpido en las unidades y hacerles seguimiento de la misl1ll1
"',IIH'ra. En el próximo caso de flujo de trabajo interrumpido, los
,o',untos macro podrían no tener nada que ver. Podría ser qUé' dos
.oyud,.ntes no fueran capaces de dividirse bien el trabajo o que val'lll H
1,,'o'sona5 ll amaron para decir que no podían ir ese día a trabaja l' pOI'
1'l'IIlrkmas personales. Las condiciones/ consecuencias que rodl', II )
0,1 flujo de trabajo emergerán de estos datos.
Resumen
( 'on l's to concluye nuestro más bien complicado ca pflulo SObo'l' 111
ollll tl'i Z ondi cional/ consl' 1I l' n ial. El capítul o hi zo énfasis c' n 1\1
inl eracción enlre las condi clolll'H nlde"O y mi cro (eSlrll l' Il/ I'I I) y "' 1/
1,1c ión con las aCciones/ interacciones (proceso), Lo pril1( ¡plll .1" 1"
condi ciones macro no es que sean meros telones conl"lI l\l' '1"""
presentar la teoría, Cuando son pertinentes, hacen PMII' ",,,.1," Il d,1
de la hi storia analítica y deben estar entretejidas en l'i unl\ IJ /l1 I I1
matri z se presentó como un mecanismo analítico que ayud,l nl nlll1lJ "1
a seguirle el rastro a la interacción entre las condi ciones/co,uII" 111'1/
cias y posteriores aCciones/interacciones, y a determinol' Id '! 111' 111 111
de conectividad, Aunque los conceptos contenidos en la lit 111
muy sofisticados, si se tiene en mente una imagen dc lo 111 i1 1r1 1 ,"
analizar los datos, aun el analista cualitativo principiant ' l"I<'d,', ' 11
1
tal' parte de la complejidad y la riqueza de la vida expresl1dl1 ,'11 lo
datos,
13
El muestreo teórico
De finición de términos
A 1," ', ' 1 rl'O leórico: recolección de datos guiada por los conceplos d, ', IVII
del .... teoría que se está construyendo y basada en el concepto li t, "lI u
11 " comparaciones", cuyo propósito es acudir a lugares, p CnlOrl llN 11
dl 'OIl!('cimi entos que maximicen las oportunidades de descubrir VOI'l ¡ll'lil
111 " " 1111'1' los conceptos y que hagan más densas las categorías en I I'mlnll/j
dt' propiedades y dimensiones.
Uno de los asuntos más importantes que a menudo confronl an lo
Illvl'sli gadores es dónde hacer el muestreo, o sea, adónde ir po rl l
,,"Iener los datos necesarios para avanzar en la construcción d" l/I111
I""da, Este capítulo explora el significado de muestreo teórico, En ll'"
I"s ,IS11nlos que planteamos se encuentran los siguientes: ¿Qu ('S '"
11 11 ll'sl reo teÓrico? ¿Por qué se usa éste en lugar de otra formo di '
nllll'slrco? ¿Cómo se realiza? ¿Cómo hacer para que el mueslreo N,'I'
'''' Il' mát ico y consistente sin volver rígido el proceso? ¿ u, nl o
nllll'slreo se debe hacer? ¿En qué momento? ¿Cómo sabe uno qll (' yo
1"'11(' suri iente? ¿Cómo difi ere este tipo de muestreo d lo rOrl11" ll
IlI ds trudi ianales?
Visión general
que los conceptos son la base del análisis y rO,.,ll llll 111M
bloques con que se construye la teoría, Todos los .1PU lllill I 1I
identificar, desarrollar y relacionar conceptos, Decir que Ul10 111111 ' 111 I
muestreo teórico significa que el muestreo, más que prcdcll'rmllllll J¡ 1
antes de comenzar la investigación, evoluciona durante I rnll'I' IIO; 11'
basa en conceptos que emergen del análisis y que pareen Sl'l' 11('1'11
nen tes para la teoría que se está construyendo, Son con eplos lJlIl' 111'
encuentran a) repetidamente presentes (o en algunas situa ionl' ", 110
tablemente ausentes) en los datos cuando se compara in idenl,' 1'01
incidente, y b) actúan como condiciones que le dan vari aci n 11 UII II
categoría principal. El propósito del muestreo teóri co es maximl /lli '
oportunidades de comparar acontecimientos, incidentes o
para determinar cómo varía una categoría en términos de sus propll'
ll.1des y dimensiones, El investigador hace un muest reo a lo largo d\'
1,15 líneas de las propiedades y dimensiones, variando las cond iciolll''' ,
I ' \Ir ejemplo, si un investigador estuviera estudiando el cu idado di' J¡ I"
p" cientes en los hospitales y apareciera el hecho de que el " fluj o dI'
11.. ,bajo" -una categoría principal- variara en grado, tipo, canlid.ld,
l' te. según el tipo de pabellón y la hora del día, entonces el inv ' sLlf\l\
dor podría pasar algún tiempo observando todos estos turnos, asf COl110
diferentes tipos de pabellones hospitalarios (es decir, los dedi ados ni
cuidado de niños, de bebés enfermos y prematuros, de pa ientes (' 011
cdncer y de pacientes cardíacos) para determinar cómo y por qu(l vil
ri.,ba el flujo de trabajo, Al maximizar las oportunidades de comJ1MIII'
los conceptos junto con sus propiedades para buscar similitudes di
f,' rencias, el investigador hace más densas las categorías, las dif,'rl'l1
ei,l y especifica su rango de variabilidad,
El muestreo teórico es importante cuando se exploran dreas I1UI'
V., S o poco conocidas porque le permite al investigador escogl' r J¡HI
Iwrsrectivas de muestreo que pueden producir el mayor rendimi l'lI .
lo Hemos advertido anteriormente que se hace un mUl'slrl'O
de incidentes, acontecimientos o sucesos y no de personas I'el' ';C' , I,OM
incidenles o acontecimient os repre, l' nt an situaciones (que II 'viln ,1
I'mbiL'mas, asuntos o f n(l llWI1I1H) \' 1111111 1' \I ,l lt'S se en u ntm qll l' 1I1Il\
d\\ pl'rsol1ns, organi z .. Kio/lcs, comunidades o naciones son lit'
,II V, IIII,I 1I",ncm problemáticas o rutinarias y a las cuales se dD
1' 111 ':,1.1 por medio de alguna acción/interacción, Por ejemplo, p,lrn
,olvl' r ,1 nuestro estudio sobre el trabajo hospitalario, un terremolo
(,'" rl',llid"d sucedió) representa un asunto o un suceso, El he ho dI'
'i 111 ' sun' d iera fue importante, pero más importante para nuestro
1".110 lul' lo que pasó con el "flujo de trabajo" (una categorfa impol'.
1,"11\') l'n las salas, durante el terremoto e inmediatamente despu "
I ( onlO organizaron los trabajadores, el medio ambiente y Jos p"
I lI ' IlIL's I'Ma mantener el flujo de trabajo? Este suceso natural pro
I' llrl' ionú una oportunidad fortuita de hacer un muestreo de " (111 10
dI ' II'<lb.ljO" bajo condiciones que maximizaron la respuesta a la 1" '0
1>ll ' n"ili ca e interrumpieron las situaciones laborales,
1': ll11uestreo teórico es acumulativo, Cada acontecimiento que l'nt ,'n
1' " d mues treo se suma al análisis y a la recolección de datos llt'ch,1
,1I11,'s y los aumenta, Es más, el muestreo se vuelve más espedfico
1'"1 ('ll iempo porque el analista ya está dirigido por la teoría que V,l
I' Volll cionando, En el muestreo inicial. el investigador se interesa pOI'
el mayor número posible de categorías; de ahí que recopíll'
d,llos l' n una gran variedad de áreas pertinentes, Una vez qUl' \, 1
oI" ,lIi sta tiene algunas categorías, el muestreo apunta a desarroll ,,,'
1,,,, " hacerlas más densas y a saturarlas,
I'ilra el muestreo teórico es importante un cierto grado de nll 1 ..
I,' " cia en el sentido de que las comparaciones se h,lI'I' "
',i sll'm6ticamente en cada categoría, lo que garantiza el compk'lo .1"
',, '1'1'0110 de todas ellas, También se necesita un cierto grado d '11 .. I
I,i I id"d porque el investigador debe ser capaz de aprovechar la wnlnl"
'1"1' le dan los incidentes fortuitos que ocurren mientras está t'n \, 1
' \ lInpO, tales como un terremoto (aunque no necesariamente tan
II (' OS),
I!n su mayor parte, el muestreo teórico debe trabajarse de manl,,'11
.. ti idadosa y no dejarlo al azar, lo que puede llevar al analist,a por Sl'il
dl ' ros improductivos y alejarlo del enfoque del estudio, Sin embargo,
11I .ldh ' sión rígida a cualquier procedimiento puede impedir el prOI'I'
NO nnalfLico y acabar con la creatividad, El muestreo y el aná li sis dd ' 11
OI'\II'rir d 'manera se ti \'ilrl " I y 1' 1 nl1óli sis es el que debe gui ar la '\'('0
iL'rción de datos, Si no fuera asf, 1,," pod rf,1I1 (\ "", " r,, 1111I 11 '
d ' manera dispareja, dejando al an,ll istd con más lrab,l)o 1I 11 11litl dl, l
estudi o para compl etar las categorías mal desarroll adas,
Consideraciones generales
Lo que guía la recolección de datos durante el mues treo tl'órko '011
las preguntas analíticas y las comparaciones, El tipo d 11rl'gl¡¡1I ,1
que un analista puede formular son las siguientes: ¿qu sun'd,' , r"
si .. ?, ¿cuándo?, ¿cómo?, ¿dónde? Las respuestas a estas prl'f\ ll l1 lll
sirven de base para el muestro y luego para comparar las di vl' l' 11/
condiciones, Plantear preguntas y hacer comparaciones sit'v p" Op
sitos diferentes en cada uno de los tres modelos de muestreo lIUl' ¡¡,
tratarán en los siguientes puntos,
Al comenzar un estudio se presentan muchos asuntos dignos d,'
muestreo, que deben ser considerados por el investigador, Las d,'¡\
siones iniciales sobre un proyecto le dan un sentido de dire ci n y U 11 11
plataforma para iniciar la recolección de datos, Lo que sucede u nn V,'l .
que se empieza con esta recolección se convierte en asunto de qu Illil
bien encajan las decisiones con la realidad de los datos, Entre las O"
sideraciones iniciales están las siguientes:
1, Se debe escoger un sitio o U/l grupo para ser estudiado, Esto, po,'
supuesto, está guiado por la pregunta principal de la inves ti go i '1,
Por ejemplo, si un investigador está interesado en estudi ar ómo lO
man decisiones los ejecutivos, debe ir a los lugares donde haya I'JI'
cu tivos tomando decisiones para observar qué hace n y el i 1' 11
verbalmente, por escrito, etc. También es importante obtener pI',' ml
so de quien tenga la autoridad para acudir a estos sitios,
2, Se debe tomar una decisión sobre los tipos de datos que se Vfl/' a 1/ . """ .
¿Qui ere el investigador usar observaciones, entrevi stas, do U'11l" l
los, biografías, vídeos, casetes, o alguna combinación de los anll' do
rl'S elementos? La decisión se debe tomar con base en aquell os dal or¡
q uc ti enen el mayor potencial de captar los tipos de informa i '1 dI'
s 'ados, Por ejemplo, un investigador puede quer e r m1'l l'I1I'
memorandos y documentos escritos, así como entrevi stas y obsl','vll
don 'S, uando estudi a la toma d de isiones de los ej utiv08,
1 /11'/" , ""I/"idemrse el 1i"IIII'O '11/" SI' dedicnrá ni es tudio de UI/ 111'('11 , SI
I¡¡I IlIv" ,.t,¡; .. dor está es tu d iando un proceso de desarrol\ o o un ¡J"\I
,' '' ''' ,'vol"liv" debe tomar decisiones iniciales acerca de seguir.1 dI'
!t " "iI""d,IS pcrsonas o lugares, por un tiempo, o si debe s 'gtd,' 11
.111""'111,', personas o lugares en distintos tiempos,
1 /II" ',,,III"'IIle, Ins decisiones COI1 respecto ni número de sitios y 01"",
"", '11"' " 11 ell 1 revistns dependen del ncceso, los recursos dispoll ibles, (1/'
1"'1/ '/1', tI(' /11 il/l'cstignció,¡ y el tiempo y la energín del inves tignrlor, Mil ,.
1.11'1.' , l'sl.1S decisiones se pueden modificar a medida que vaya ,'vo
¡IU lon,lndo la teoría.
e 1I ías para la entrevista y las observaciones
1111.1 V\' Z qUl' el investi gador ha decidido quiénes van a ser los p31' ti
''1'.IIII,'s, ,,1 lugar, el ti empo y los tipos de datos que se van a I'e Ogl' "
(' 01" "\l'luir el uso de otros tipos de datos), está preparado pal' a liloso-
111011.,,' un.1 li sta de preguntas para la entrevista o de áreas de obsl' "
1', " 'illn (pOI' lo general, esto se debe hacer para satisfacer los
.1, ' hl4 comi tés de ética), Las preguntas de la entrevista inicial o de las
.III".I,s d" observación pueden basarse en conceptos derivados dl' 1,1
1,1,'r.l ll""", de la experi encia o, mejor aún, de trabajo de campo pl'(' lI
1111'1.'1' , Como estos primeros conceptos no han evolucionado a po1l'l ¡"
.1" d"los "reales", si el investigador los lleva consigo al campo, d,'
1"',1 SI'r considerados provisionales y se pueden descartar a medh"l
1\11\' comienzan a entrar los nuevos datos, No obstante, si bien h iN
1" 11111'1'05 conceptos suelen ser un punto a partir del cual se "' pl<'
' .111 ,1 rccolectal' los datos, muchos investigadores (y los micmbl'llN
d,' Ins comités) piensan que es difícil entrar al campo sin ningulI
'"III'I'pIO sobl' e lo que se va a estudiar,
Un .. vez que comienza la recolección de datos, la entrevista inl-
, I. '¡ " las guías de observación (empleadas para satisfacción de los
""lIi t 's), dan paso a los conceptos que emergen de los datos, Ad-
I,,','¡"sl' rígidamente a las guías iniciales durante todo el estudi o,
'111110 suele hacerse en algunas formas de investigación cualitati vo
y ,'udll lila li va, impide el descubrimiento porque limita el ti po y 1,1
,'lIlIlltlod de datos que se pueden conseguir , Segú n nu " tm ' xlw
!'i(}llcin, si lino ll ega ni cn mpo ('tHl tln lI cs Li on,1!'i o ('HII'IH'ltll ¡il llI
1,1S personas contestará n s610 lo qu e se les pregunll' y 11 1lh'lllld ..
sin desarrollarlo bien. Los entrevistados podrfan te,1l' " 01" [1 1,111"
IllDción que dar, pero si el investigador no se la pI' gu nl .l, ,'/1 1''' I
ble que sean renuentes a ofrecerla de manera voluntal'in, 11,,"11'11.1 ..
pertu rbar el proceso de investigación. Las entrev iMtnM 1111'1111
es tructuradas, con guías generales solamente, tal s 01110"( '111'11
ta Ille qué piensas de ..... , .. ¿Qué sucedió cuándo .. ?" y .. ¿ (' \1 I 1111
tu experiencia con .. ?" dan a los entrevistados más eSJ1n('lo 1'11'.,
contestar en términos de lo que es importante para ell os. SI' IHII'
den comparar las respuestas que dan los diversos entn:visllHlo .,
esas preguntas, y entonces emergerán conceptos que servil', 11 tl l'
base para una mayor recolección de datos, siempre dejando (' /' Ihl
cio para otras respuestas y conceptos.
Procedimientos de muestreo
El muestreo es dirigido por la lógica y es el propósito d ' IOH
tipos básicos de procedimientos de codificación antes descri los: 111
codificación abierta, la axial y la selectiva. También está muy rl' l l ' 111
nado con la sensibilidad que el investigador haya desa rroll ado ,.(' 1
pecto a los conceptos que van emergiendo. Mientras más senslblt, t'/'
el investigador a la pertinencia teórica de ciertos conceptos, I"'t I
bable es que reconozca los indicadores de estos conceptos en IOH .111
tos. La sensibilidad suele crecer durante el proyecto de invesli flilclt\ 11
y le permite al investigador decidir qué conceptos busca r y ti 1)t!I '
puede encontrar indicadores para hacerlo.
Dado que la sensibilidad a la importancia teór ica de iCl'tos ('Oll
ceptos crece con el tiempo, un rasgo interesante de la combinll
dc la recolección de datos y el análisis es que uno pu de hnl'I' I'
muestreo de datos recolectados previamente así como de los 'IUl' St'
va n a reunir. En las primeras etapas de un proyecto no es !'Dro lIl'"
el investigador pase por alto el significado de ciertos aconl imll'll
los y luego, cuando se ha vuelto más sensible, puede muy bl ' 11 vol
ve r a los datos y recodificarlos a la lu z de es tos nUl'VO,
ono imi entos.
/ '1 1/lIl1's/rco el/In /'(/¡f!f'lctlcldl/ tlbierta
111111' ,, 1 propósito de la codificación abierta es descubrir, denollll
11 . 11 y 1.IIl'gorizar los fenómenos según sus propiedades y
111 "1 ',1' "gLII' que el propósito de la recolección de los datos, L'n I'HI,'
IIlll1n"1I10, I'S Illantener el proceso de recolección abierto a tod,lS 111'
l'II'lilllllll.1dl's. El muestreo está abierto a toda persona, lugar y si lll,l
I 11111 <1"(' nos ofrezca la mayor oportunidad de descubrimiento.
1 lm,mtl' el muestreo abierto, la selección de los entrevistados 11
. llllIs l'oH" observación es relativamente abierta en el sentido dI'
11"
1
' hl' podría escoger cada tercera persona que pasara por la PUI'I'
Id () I1m'l'r sistellláticamente una lista de nombres, horas y IL' gll/'I'S,
1 "d"vl,l no hay ningún concepto que haya demostrado tener pl'rll
II('l1ci,l tL'órica, de modo que uno no sabe dónde buscar las varia io
111 " ,1 lo largo de las líneas de sus propiedades y dimensiones. 1\1
1"' II1<'ipio, el investigador está abierto a todas las posibilidades d"
1011111' 1,15 entrevistas, las observaciones, o cuando lee documentos,
1'11 y Vil D qu erer aprovechar todas las ventajas para cualquier 01'01'
1'"l1d,ld que surja, explorándola lo máximo posible. Para garnntí
1"" 1,1 apertura, es ventajoso no estructurar demasiado estrictamentl'
Id rl'colección de datos en términos de tiempo, de personas o lug,1
I('s, ,HInque uno tenga algunas concepciones teóricas en mente, pl"'/'
,' , ldS lo pueden desviar del camino o cerrarle las puertas del dl'St '"
111 IIll i"nto. El muestreo abierto requiere considerable habilidad 1'"11
1
1,,, ('ntrevistas y la observación, así como un investigador '1"1' l '
'''1' 111,1 cómodo mientras espera que algo suceda o que alguien .1111
11
,'¡go inll'resante. La capacidad de hacer entrevistas se va m j<lI'll l1
do con el ti empo. Las primeras entrevistas u observaciones ti cl1dl'lI
.1 "'1' muy esq uemáticas y torpes, mientras que las últimas SOIl
IIlll('ho más ri cas en datos. A menudo, el muestreo abierto req ui "'1'
1111 in vest igador que sepa cómo explorar (por ejemplo "cuénll'nll'
III,I S sobre eso") sin poner a los entrevistados a la defensiva o, p '01',
' ''11 scnDlarles de manera inconsciente cómo replicar o actuar dI' In
1I1"llera es perada por él. En el muestreo abierto, es crucial 11101111'
Ill'r un equilibrio entre recolectar sistemáticamente los datos lI
tU
'
I'l'I'milonla construcción de ca legorías y ser fl exibles, lo <tu' p ' I' ml
Il' que los aconteci mienl () H, , jtli " " '" Y l., dir ''' i n lit- 1" ," IIH-vl 1'1
flUyél n J e manera abierta.
5nber cómo acercarse a los ent revistados, formular P"")',I111111
hncer observaciones, obtener documentos y grabar inl ilH 111,'/', ,\1 11
cns es crucial para la investigación. El análisis es ta n bUl'no <' 0'1\\,11'
datos que se recogen. Mucha información adicional sob," IllH ,'1\1"
vistas o técnicas de observación de campo se pued' (' nCOI1I" II" 1'11
Il élmmersley y Atkinson (1983), Johnson (1975), y 5ch[\ t1. I11 I\11 )'
5trauss (1973) .
La recolección de datos debe ir seguida inmediatnm 'nl\' po,' ,,1
nnáli sis. Los investigadores principiantes a veces se mu 'stl',111 11\11
entusiasmados por la recolección de datos que sa len a In [\ ,',',','1\ 1
hacer cinco o seis entrevistas u observaciones antes de Sl' ntll" /II' .1
nnalizar lo que tienen. Pronto se ven apabullados por la nbundlll1rl"
de información que emerge durante el análisis. Y, lo más imporlllll
Il', pierden la oportunidad de hacer un muestreo con bnsl' 1' 11 lo'
d.1tos que aparecen. A medida que el análisis prosigue, las ClIl'St111
'1<' 5 que surgen al hacer comparaciones entre incidentes s' t'(lI1vlt' "
It'n en las guías para la posterior recolección de datos. Adem. s, 1'011
t' 1 Jumento de su sensibilidad el analista puede ajustar las enl", 'v ls
Ins u observaciones reales, con base en los conceptos que va onsld, '
rnndo pertinentes. Si emerge algo pertinente, el investi gado" 1'111'11, '
ped ir explicaciones o más ocasiones para observar. La cn pn ' id.ld d, '
muestreo in situ puede ahorrar tiempo después porque el invl's llgll
dor no tiene que volver al sitio o a la persona para hn er un 51'1\ 11 1
miento de lo que parece ser una pista importante.
Variaciones en las técnicas de muestro abierto
1,: 1 muestreo abierto puede reali zarse con diferentes m toci os. Un.,
"ombinación de todas las técnicas probablemente sea lo m¡\s vl' nl il
¡<)SO porque cada una tiene sus aspectos positivos y nega li vos. ('¡ \1110
" 11 cualquier investigación, existen la manera ideal y la mnn ' ,'" pI' \'
tica de rea li zar un estudio (y esta última es aquéll a n la unl 111111
I i ' 11' qu resignarse).
1/ IrO'/,1I / '2.2',
1 1I 1Il vvstig,ldor puvdl' IHl hl dr Ill'rsollas, siti os o a ontl'cimil'n
II PI dllltdt' PUVdil recoger, con un propósito, datos rel acionados ron
1,\" , dl"I',II l'1 ,\S, sus propiedades y dimensiones. Por ejemplo, CU.lI1dll
1111 ", '"1'" dl' inves tigación estaba estudiando el trabajo médi co ,'11
1"'1 IIP',\,i l,dl's, uno de los miembros notó que los aparatos d" Il1s
1111"1" I,d,'s lenían varias propiedades (5trauss y colaboradores, 1911 ),
l' 11 1, '" ''', I., s estaba n el costo, el tamaño y la posición. El gru po 'ntol1
1'''' 1"'1il'diú deliberadamente a hacer muestreo de acontecimienlos
\ ', 1111'S donde las similitudes y diferencias entre estas propi edad,'s
d,' los ,,\ ' ,1,,,,1 05 fueran las máximas posibles. Los miembros d I gru
1111 IUI'1'I'" ,1 observar el tomógrafo axial computarizado, un apnr .. ,lll
1', ' ,111 .1" Y costoso que goza de alta estima entre el personal cJf ni o.
', 11, "111 I1,11'go, los tomógrafos representaban sólo un tipo extremo Lil'1
",\11'1'" hospilalario, hecho que era preciso tener en mente aIre olcl'"
1,11' lo, dntos. Ta mbién era importante probar otras maquinarias qUI'
v, lI'f. ltl dimcnsionalmente en cuanto al costor o sea, maquinaria 111",'
1111" .. oslosn, menos prestigiosa y menos confiable. En este caso lo
,\1'" 1110li vó a los investigadores para incluirlas en el muestreo fue lu
"'" "'11 de que el trabajo de atención al paciente puede e ·tM
111 1 ¡''''Il ciado por las propiedades particulares que la maquinnrin
lllt"dil'" pOlle a su disposición como parte de su cuidado, con lo qUI'
'H' inlegrnba n dos categorías: "cuidado del paciente" y"tecnologf,1

2. Ol ra manera de hacer muestreo abierto es proceder de modo
nll' y sist 'mático, yendo de persona a persona o de lugar en luga r, ("1
111111 lista que uno elabore (o abordando al primero que pase por 111
1"1<','1,1 () que acepte participar), haciendo un muestreo con base cn 111
, " '1Vl'niencia. Ésta es una forma más práctica de recolectar dat os y
I l1'oh" bl emente el método más usado por los investigadores princi
1'1' "111'S. En otras palabras, el investigador toma lo que es ca paz d,'
'"11s,'guir en términos de datos, lo cual no significa que no se haga n
'il1 11p,íra iones con base en los conceptos durante el análisis. EslO
"I ,.,nifi ca que el investigador debe aceptar los datos que pueda con-
"P,ulr má bi en que tomar decisiones de adónde dirigirse despu s.
I,ns difcr ncias en los datos a veces emergen naturalmente, debido ,1
I,IN vll ,"in ion s natural S el las situaciones. Por ejempl o, cuando o-
111 'nzamos nues tro estudio d ' "llujo de trabajo" los hO'lpl llllo'.
sabla mos poco sobre este hospital en particular, las sa las o 1oH! ",111'1
meras jefas; simplemente fuimos de unidad en unidad y 1'"111111111
un rato con cualquier enfermera jefa deseosa de parti ircll' 1'1, \' 1 "IH 1I
dio. Al final, encontramos que cada unidad era dif ' r nt ' \' 11 t(\ ,",
nos de las condiciones de la organización, número de padent 'H, ti "
de trabajos, y de cómo se organizaba el flujo de trabajo y SI' 111111111 ' 1111\
en el tiempo. Debido a estas diferencias, tuvimos mu has opO,'IIII,1
dades de hacer comparaciones basadas en los conceplos <lUI' ¡ IIIII
emergiendo.
3. También, con frecuencia, las diferencias aparecen d' mlllll'II'
fortui ta. El investigador se topa con acontecimientos teóri os impil'
tan tes de manera inesperada, durante la observación d ampo, 1I1
hacer las entrevistas o al leer los documentos. Es imporl. ni ' ",'1'011"
cer la importancia analítica de estos acontecimientos e in kkntl' /I y
aprovecharlos, lo que se da cuando se mantiene la menl' (111"'11' ,
inquisitiva y atenta. Cuando un analista encuentra algo nuevo () di
fl'rcnte, debe hacer un alto y formularse las siguientes preHul1l,' M
¿Qué es esto? ¿Qué puede significar? Así, se desarrolla una s ' nHlbll
dad teórica que emerge y está ligada con el muestreo teóri o duronll '
la codificación abierta,
4, Otra forma de hacer muestreo es volver a los mi smos dolO y
reorganizados de acuerdo con los conceptos teóricamente perlhll'lI
tes. Por ejemplo, en un estudio de mujeres embarazadas de nito
ri esgo, la investigadora (Corbin) se dio cuenta de qu' s llllm
categorizándolas según su propia percepción de los ri esgos (<1111 '
era la médica), pero que las mujeres actuaban con base en sus pro
pias percepciones (que no eran siempre iguales a las definiclol1"
médicas); la investigadora regresó y volvió a clasificar los in idl' nll' ,
colocándolos en categorías acordes con la percepción que t nlon 11111
mujeres de estos incidentes, Conviene darnos cuenta de qu n eLlul
'1
ui er
entrevista u observación hay múltiples incidentes perlen\' 1(011
les a un mismo concepto y que cada uno se codifica de moni,,'1 1
separada , Por ejemplo, en el estudio de mujeres con embaro;o;o, di '
0110 riesgo, a veces durante el curso de una semana, la pe" I I 11
dd ,.¡ sgo variaba dependiendo d lo <lu sucedía con In ondl('1 11
(I ',I " I!! I .... l l)
I I lI llh d, l' l nino o el emblll\ lzn. I':so significaba codificar Zldu inddl'll
1, ' ""I" "',Il I,, mente ya que las estrategias de manejo de riesgo 1'01' 1',111('
.1" 1,1', 11111jcorcs tendían a variar consecuentemente, y surgieron VI '
11. " IP'"'S dentro del concepto de "manejo del riesgo".
MllI'streo de relaciones y variaciones
1,1' "difi cación abierta pronto desemboca en la codificaci ón axi," , 1' 1
","",11','(1 sigue haciéndose con base en los conceptos teóri mnw" I, '
111I1""'I"nles (categorías), pero el enfoque cambia, Recuerden qu,' , ' 11
1.1 cod ifi cación axial, el propósito es buscar cómo se relacionan l.,
,,¡II'¡;(1rf,lS con las subcategorías, así como desarrollar mejor las a ll'
,'""'I,, s l'n lérminos de sus propiedades y dimensiones. En clan, 11 ,1.
\' "l'cok'cción de datos, el investigador querrá hacer muestreo de i"
, ,dl'l1ll'S y acontecimientos (bien sea de datos recién recopil ados (\
oIl1 /i ", lIos) que le permitan identificar variaciones significati vas, 1\ 1
I'"'glln/or qué diferencia establece el tipo de aparato con el tipo di'
, lli d"do que requieren los pacientes, el investigador une dos eo"
"'1' 10' para descubrir sus relaciones: "tipo de cuidado" y " Hpo dI'
,1) ',11"110", Entre las preguntas que se pueden incluir están las sigui l' "
I,'s: ¿Cómo se prepara al paciente? ¿Cómo se manejan los
I ( '011\0 se divide el trabajo? ¿Quién lo programa y lo coordina ? 1,111'
" 'I,II' iones entre los conceptos, al igual que los conceptos mi smos, "
,,"nparnn según los sitios o personas, a fin de descubrir o vl' I' IIIc ,11
', IInilitudes y diferencias.
1 )lIra nl e el muestreo de relaciones y variaciones, el inveslÍl\lIdlll
¡'II"'" in identes que demuestran el rango o variaciones d 1,1 S d i
111l'llsiones de un concepto y las relaciones entre conceptos. 1\1 iHI""
'1"" l'n el muestreo abierto, para el investigador existen dif ' rl'nll' H
1l1,1Ill'l'aS de proceder y la mayor parte de los modos descritos hoslll
,, 1101',' , lambién son aplicables aquí. Nuevamente, la forma idea l dl'l
111111's /rco teórico puede ser difícil de llevar a cabo si el in vesl igador
110 liene acceso ilimitado a personas o sitios o no sabe adónde dil'! -
,', 11' 51' en busca de similitudes y diferencias. Para ser realistas, el 1,,-
Vl'Sllgador debe hacer el muestreo con base en lo que haya di sronihll' ,
('olll,'a rio a lo que se pudi C'!'D pensar, el acto de escog l' sili os o PI'"
el propósito, basado ,' 11 111 1''''11''111.1,1.1 de m,l xi nll /l ll I.llt .1111 '
r,'nCielS enlre los conceplos en1l'rg"IlI"" es un proCl'MI d"dlll Ii vlI A
l1ll'nos que el analista experin1cnlc un dejn VII, la sC!1,!-.tlciOIl dl
l
II dlll'j
vislo ya algo, sólo puede suponer que yendo donde 1.11 o, 11 .11 1"'1
SOI1cl o a tal lugar, puede encontrar la variación dinH'n"oll,1I '11,, '
busca. Hasta que las personas lleguen allá, el inveSli ¡';el dOl' 1111 11 1",
con seguridad si el lugar en realidad va a maximi zar ",Id' Sl lllllllll
dl's y diferencias. Ciertamente, la corazonada del ana li ' I.' d, ' '1'".
un lugar, persona o grupo le agregarán variación en las .11111"1".1"
nes, puede no resultar correcta.
Un investigador no debe sentirse decaído cuando no Sl'el'"'''''' di '
escoger un sitio u obtener acceso a un sitio o a personas leór;".1 1111'11 11 ,
adecuadas. Más bien, debe sacar el mayor provecho de lo qUl' 10)\'"
conseguir. En cuanto tiene que ver con los acontecimienlos () 111, I
dentes, rara vez va a encontrar dos o más idénticos. En GlInbio, •• 1 1
siempre va a observar algo diferente -sean las condicionl", .In lO
11I'S/ interacciones, o consecuencias -, lo que le dará pie p.lI .. ' h.l( "1
\ \lmparaciones y descubrir variaciones. Si el analista compar.1 1111 I
d, ' nles y acontecimientos en términos de cómo éstos dan lkn4id.,, 11I
v, lI"iación a los conceptos con los que se relacionan, estarñ h.wi ' ·IHI"
muestreo teórico. Puede tomar más tiempo descubrir el proceso y 1.1
vel ri ación, así como lograr la densidad cuando un invesli gadol' 1111
puede escoger, con un propósito, las personas o sitios para maximl zl ll '
la variación pero, por medio de un muestreo continuo y persi st" I1I1 ',
finalmente las diferencias emergerán aunque el investi gador Sl' 1('l1g. ,
que acomodar a lo que haya disponible.
El muestreo en la codificación selectiva: l/Iuestreo
discrimillado
Un muestreo altamente selectivo (escoger sitios con un propósilll, ,1 11"
d,' maximizar o minimizar las diferencias) se vuelve import,1nl, ',
I' mb.lI'go, cuando estamos comprometidos en la codificación sl'i,'rll v,I ,
I 'nI' qué es importante se explica en la siguiente sección. 121
d .. 1" codificación selectiva es integrar las categorías según sus din1l'1I
:4ionl 'S, para formar una teoría, vali da!' Ins oraciones de !'clad 11 t'l1ll1'
11 m/U',¡ IfI'lI I,'l ltll/I / ' \ I
IIIIHl1pIO.s y olnplt'l lll 1I ¡lIqtl l"I' ¡,,\ Il'goria que necesite 1" lInnr
'11' 11 11 'j\\l'. 1,: 1 muestreo d"l", ," l' muy liL'liberado en es te I unlO.
¡;¡ ¡I/'{Jceso de muestreo discriminado
11,111110 se compromete con muestreo discriminado, un investi g"dol'
' '''\l lg'' sitios, personas y documentos que maximicen las opOl'lunl
• Lid, " de análisis comparativo. Esto puede significar volver a vi sll lll'
'"II\lS, documentos o personas o ir a los nuevos a fin de conseguir los
d"IIlS necesa rios para saturar las categorías y completar un cstu
.1111. Ir vl1 lidando los productos del análisis en el estudio, es POI'll'
, 1111 i.Ii de la construcción de teoría. La validación está inmers" l'n
\ "d., paso del análisis y muestreo. No estamos hablando de COIli
1"·"I1,,ci6n en el sentido estadístico de conteo. Los analistas compll -
1.1" nll1s tantemente los productos de sus análisis con los datos reo I 's,
11,,, ,'n modificaciones o adiciones según sea necesario, con base l'l1
' '', l.', comparaciones, y luego vuelven a validar las modificacioncs o
, .. I,,·ill nes cotejándolas con los datos que llegan; por tanto, todo ,,1
1"'111 po los investigadores validan o niegan sus interpretaciones. S lo
1\1, conceptos y aseveraciones que logran reunir los requisitos di'
' '', 11' proceso constante y riguroso de comparaciones entran a SI'I'
" .... Il' de la teoría. Es preciso recordar que los casos negativos 1.1111
I,, (' n son muy importantes. Para nosotros denotan un ejemplo l'
11','mo posible de variación en un concepto.
Sa/llraciólI teórica
I )It" pregunta que se presenta una y otra vez es durante cuánto ti t't11]111
d .. I1( ' l'i investigador continuar el muestreo. La regla general al OtlH
IlIti r una teoría es reunir datos hasta que todas las categorías cslt'/I
',I/ tllrll/las (Claser, 1978, pp. 124-126; Claser y Strauss, 1967, pp,
101 1>2, 1'1'1-112). Esto significa hasta que a) no haya datos nucvO:I
Importantes que parezcan estar emergiendo en una categoría, b) 111
(''' Iq;nda esté bien desarrollada en términos de sus propiedadCH y
dll1ll'nsiones, demostrando variación, y c) las relaciones entrc las (',1
Iqlodas es tén bien establecidas y validadas. La saturación l óri rn I' H
de grnn importan in , 11 1111 '11 ,,, Ii'll' l'i inv 'sti ¡,;,'dol' "'\111' l. ' d" I,,"
hasta que todas las ca t 'g(lI'll lH ""1(',, s"turadas, 1,1 11'011" ''' ' l' d, '""
rroll ará de manera uniforme y ' Mecerá de dcnsid"d v 1','\'\ 11111 11
Algunas respuestas a preguntas importantes
1, ¿Puedo hacer muestreo de datos en una bibliot a?, ¿('(¡ nlo l 11 1
gunas investigaciones requieren el estudio de documcnlOH, 11i" ' 1. di
cos o libros como fuentes de datos, ¿Cómo se hace es to?
La respuesta es que con este muestreo se procede I' Ml(' IIIrIH'I\II '
como con los datos observados, o sea, se da la intem ei n 1101'111111
entre codificación y muestreo,
Si se usa material de archivo, éste será el equ ivalente dc uno
ción de entrevistas o de notas de campo (Claser y Strauss, t967, pp
61-62, 111-112), Sin embargo, los datos documental es pu 'den no ,',1
tal' localizados en un mismo lugar sino esparcidos en una bibliol,'l'I1 o
en varias, en oficinas o en otras organizaciones, Uno debe p''('glll1
tarse entonces, al igual que lo hace con otros tipos de dil tos, dóndl' \" 1
posible encontrar acontecimientos o incidentes importantes y 11[1('\'1'
un muestreo, ¿Estarán en los libros sobre organizacioncs, pobl.ldo
nes o regiones particulares? Uno responde a esta pregu nta lomliz.111
do los materiales por medio de las técnicas bibli ográfi cas nor111 01l'5 ,h'
investigación, entre las que se encuentra la de busca r con un.l inl\'11
ción concreta en los estantes de las bibliotecas,
Un tipo especial de documento es el conjunto de 'ntrevisl,ls o
notas de campo de otro investigador y el trabajo con esl ' tipo di'
datos se denomina "análisis secundario", Un inves ti gador qUl' ", 11
construyendo una teoría también podría codifica r es tos l11 al ' ri"I ('5,
empleando el muestreo teórico en conjunción con los pro .:dimll' "
tos de codificación normales,
2, ¿Cómo puede uno hacer muestreo teórico, mientras un ,'qllipo
está recogiendo datos y, sin embargo, mantener la consislcnl'i" I
Cuando se trabaja con un equipo de investigador s, adl1 l11i,'111
bro debe asistir a las sesiones analíticas del grupo y re ibir COpi .IH dI'
los memorandos escritos por quienes recogen datos, asl 0111\1 d(' 10,1
que se hacen durante las sesiones del gr upo, Los datos ddwl1 vol
'111111 H
" "
¡J II vv.lI' al grupo y \IIIIIIIIIIIII IU
'
II I IlIljHII I IIIII\ ' ¡ ' qlll \ lildlt
1I11i'lId' l"o l (lI1ozGllas al qlu' 1" 111111 dI ' 11111 111 '
t l l q lit ' PI h 'd,l, sistenláticarnenll', 1'l' 1J 1111' d.Jtos de ell as d 11'1\
I' ,!J" ,lt", lInpo, Igualmente importante es que el cqui po SI' /'('111111 .1"
"""11".1 " 'gu iar y frecuente para analizar porciones ue su, d,llu"
11 , tI',ll,lI' ('011\0 una unidad analítica permite a los miembros dl'1 )', 1 \1
1'" 1"'I'l1,lI1l'CCr firmes dentro del mismo marco conceptual. Es d,,,u
'1",' IlIdus ti enen que participar en la toma de las principales lil'd·,111
''''', \ 1111 r,'specto al muestreo teórico, A medida que se van """11111
l.lIld" los datos, puede volverse imposible para los miembros .1,,1
)', ' "1'" Il'er lodas las entrevistas o notas de campo de los d, '
11111,"'1',1 que cada uno tiene la responsabilidad de codificar SlI S 1'1'11
1""" 11'.llcriales, Pero todos deben leer todos los memornnuos pOI'
1[11" dI' lo contrario se les escapará la naturaleza evol uti va dI' 1"
, IlIhl rucción de la teoría,
" ¿Puede mi teoría ser examinada más adelante por otras pen,0I111 I
1', dJro que una teoría puede ponerse a prueba, Aunque se v" lid\'
.1111'0 111[(' el proceso real de investigación, una teoría no se comprlll'h,1
"lid "' ntido cuantitativo, Esto se hace con otros tipos de estudi os, 1'\\1'
1" gl'ne ral , algunas partes de una teoría se comprUl' ll.11l
• IIoIl1tilJti vil mente, Aunque un investigador puede no explicar d,' 111"
",'1'01 (ormal las proposiciones o planteamientos de relación qu 'l'(l IIl '1
" ' 11 los conceptos principales de una teoría, éstos suelen l' ti11
,' nlrl' tl'jidos en el texto y se pueden explicar y comprobar en un ,' HIII
dio posterior que llevan a cabo los mismos investigadores u otl'\II l
I{,'cul' rden que una teoría no es sino eso: una teoría, El hecho dI' 11""
11110' proposición no parezca ser válida después de someterl a J 1111 fI
,'\,,"\('n, no necesariamente indica que la teoría esté errada sino 11"" ,
1'01' l'jemplo, hay que cambiar sus proposiciones o expandirl a 1'11" "
qUl' incluya las condiciones adicionales y específicamente difer 'nl,',',
'1, ¿ ómo difiere el muestro en estudios que buscan constr uir le()
r!.l , de las formas más tradicionales de muestreo?
1': 11 las formas cuantitativas de investigación, el muest reo s ' b"HIl
Vil seleccionar parte de una población para que represente la pohl,.
"ión compl eta que uno quiere generalizar, Así, la considera iÓn 111'1
mOl'di al es la representatividad de esa muestra, o sea, si se porl'n' 1I
Id l'obl,lCi Ón en término ' d ' 1111 ,,, lI ' II 'd ll'il S espe ·f(¡ úlS. 1\11 1" 'JlII
dad, uno nunca puede estar segul'O d!'"III' unamueslrn S 'o cotl1pll 'I,'
mente representativa. En la investi gaciÓn cuantitativa, sin emhllt')\\!,
ciertos procedimientos, tales como la aleatoriedad y las m 'did,ls
dfsti cas, ayudan a minimizar o controlar el problema. Cuando SI' U ltlH
tru ye una teoría de manera inductiva, la preocupa i n ,'s 1,1
representatividad de los conceptos y cómo varían éstos en cuanto ,1
sus dimensiones. Buscamos ejemplos en los cuales u n con epto 1'11\'
da estar presente o ausente y nos preguntamos por qué. ¿Por qu(' MI-
encuentra? ¿Por qué no se encuentra? ¿Qué forma adopta? omo I'S
tamos buscando acontecimientos e incidentes indicativos el ' (enÓnw
nos y no contabilizamos individuos o sitios per se, cada obs 'rv, ' i n,
entrevista o documento puede referirse a múltiples ejempl os d ' estos
acontecimientos; por ejemplo, cuando seguimos a una enferm ro jdd
l'n el curso de un día, el investigador pudo ver di ez diferentes 'jet11-
I' los de uso de poder. Naturalmente, mientras más entrevistas, obser-
vaciones o documentos se obtengan, más incidentes se acumularán
(!'v idencia de su validez como conceptos representativos) y habrá m(\s
probabilidad de descubrir variaciones significativas.
5. ¿Cuándo se completa el muestreo teórico? ¿Hasta cuándo se
debe continuar?
El muestreo termina cuando las categorías se saturan. Sin emba r-
go, suele continuar hasta que se redacta el estudi o porque muchas
veces en esos momentos las personas descubren que ciertas ca tego-
rías no están completamente desarrolladas. Entonces la recolección de
datos adqui ere el objetivo de completar y refinar, exactamente d ' la
misma manera que se describió atrás.
6. ¿Es difícil aprender a hacer muestreo teórico?
Es relati vamente fácil comprender la lógica del muestreo teórico.
Sin embargo, como sucede con otros procedimientos de desarroll o
dl' leo ría, se debe practicar llevando a cabo investi gaciones rea les
p,lra hacer el proceso más rutinario. .
7. ¿Qué decir acerca del diseño de la investigación? ¿Qué relaCión
ti ene con el muestreo teÓrico?
1\ diferencia del mues treo estadístico, el teórico no se puede pln-
nI' .... anl s de embarcarse en un estudio. Las deci siones de I11Ll cstrl'O
'''' pl'cHiro evolucion, n dur,II,t 'el proceso de investi gación. POI' Su
l'III"tO, "ntes de comenza r ésta, un investigador puede p nsar sobl'\'
1"" .I",ntl'cimientos que con mayor probabilidad se pued n l' t) Otl
11.11' l'l) ci 'rtos sitios y poblaciones. Siendo realistas, cuando s' hUl'!'tl
1'1 ° l",,'stas a agencias financiadoras, es importante expl icar ÓI110 M\'
el muestreo y las razones para ello. Los ejemplos d la (01'
111,1 como se ll evaron a cabo los muestreos durante la investi gnd tl
I'rl'liminar siempre deben acompañar estos planteamientos.
Resumen
1," ,'s tc método de desarrollo de teoría, el investigador ha l' 1111
tll ltest reo de acontecimientos e incidentes y no de personas ni Ol'gtl
per se. Durante el muestreo, busca indicadores (aconl,'('/
Illil'ntos o sucesos) representativos de conceptos teóricos pertin I1l l'S,
III <'¡';o los compara en busca de propiedades y dimensiones, siempl'l'
Ill'nd iente del rango o variación en la dimensión. Las personas, si
I ios y documentos simplemente proporcionan los medios para oht('
IIl'r estos datos. El enfoque del muestreo cambia según el tipo di'
l'Ildificación que uno esté haciendo (abierta, axial o selecti vo) , HI
1l1lt Cstreo tiene la tendencia a convertirse en algo más centrado y ,'1111
I1t'OpÓsito a medida que la investigación progresa, y dura has tll 1/111'
S" saturan todas las categorías, o sea, hasta cuando ya no Ct1WI'¡\t '11
" .. los nuevos o significantes, y las categorías están bien dcso l'I'oll "
"" s en términos de propiedades y dimensiones.
14
Memorandos y diagramas
Definición de términos
Memorandos: registros escritos del análisis, que pueden va ri fl r en tipo }'
forma.
Notas sobre codificació1l: memorandos que contienen los ve n..l f H.h.' rON 1' ,'
, ,,Itados de los tres tipos de codificación: abierta, axial y sel Uva .
Notas teóricas: memorandos de sensibilización y resumen que conti clwn lu'4
pensamientos e ideas del analista sobre el muestreo teórico )' OITOS
Notas operaciollales: memorandos que contienen notas proccuil11L'I1I¡\!t·
y rccordatorias.
Diagramas: mecanismos visuales que dibujan las relaciones l'nll'\' hHl
conceptos.
Cuando la mayor parte de la gente piensa en melllorando:>, In 'II\( '
It':> viene a la mente son unos formatos a mano o a máq uina, '1Ul' ,11'
p"san entre los miembros de organizaciones o fami li as. La rUI1\'h')I\
normal de tales memorandos es servir para recordar algo () \,Ol\\(\
IUl'nle de información. Cuando se usa el término lIIe/ll ora/ldo el1 ,'sil '
libro, s' refiere a tipos J11u y iali zados de regi Iros s - lo
'1\1(' conli enen el 1'1'011111'1 0 dl ,l III II\ lls is o las insll' uc i() 11l'S PI1 I'1I 1' 1
'111,111 "111 , Y buscan s r nn,\lf l!l'os y conceptuales más que el s 1'11'11
VII 'I . 1,0' dingralllns SOl1 visua les más que escritos, pero lambl 11
" 011 1Il('lllorandos. Son mecanismos que dibujan las relaciones ('nll'"
1"'1 ,·OI1\,(' pIOS. Ambos son maneras importantes de mantener los 1'"
r,h ll'os de los análisis, y pueden hacerse a la antigua (o sea, a mal1o)
o ' 1'l.IIl do algunos de los nuevos programas de computador di sl' I\i\
.t,,, P,ll'n 101 propósito tales como el ATLAS" o el NUD-IST'".'
I.os memorandos pueden adoptar diferentes formas -I/oln, 111/1'11
'iI,/I/ll'IIcirín, I/otns teóricns, notns operncionnles, y subvariedades
1,, " . I e hecho, un solo memorando puede contener elemenlos lit'
,",\I qu iera de estos tres tipos. Es importante, en especial para los
Il\v,'sli gadores principiantes, mantener las distinciones entre los II
1'''' de memorandos cuando trabajan en ellos. Si en una misma p, gi
11,\ <,snila se incluyen varios tipos diferentes de memorandos, o si SI'
l\h'zc1a n, algunos pueden perderse u olvidarse.
I.os mcmorandos y los diagramas evolucionan. Quizás el punlo
1ll,1S importante para tener en cuenta es que no hay memorandOH
I' rr,I\los o mal escritos. Ellos van creciendo en complejidad, den, 1
(\,1<1, clar idad y precisión a medida que la investigación progresll ,
M,IS larde, otros memorandos y diagramas pueden negar, corn'gl l',
,I('oya r, extender o clarificar los memorandos anteriores. Es v"I'd"
dl 'l\l mcnte sorprendente observar cómo se acumula una base d,' dll
los y crece teóricamente con el tiempo, mientras manli l'!1I' 11
lundamento en la realidad empírica. Los memorandos sirven ni .1 ..
hl(, propósito de mantener la investigación fundamentada y 10}lllll
qUI' el investigador siempre esté atento.
La escritura de memorandos y el trazado de diagramas 0 11 l'Il '
1l1,'nlos importantes del análisis que nunca deben considerarSl' S\I
I",rfluos, independientemente de qué tan apremiado por el ti cml o
",1(' el ana lista. Se deben hacer memorandos y diagramas paro (' 1
,1J1álisis inicial y continuarse durante todo el proceso de invesli go-
I ,os I clores pueden conseguir estos programas en: SeOLARI Sage Publ lcn!lollN.
Soflware. 2455 Teller Road, Thousand Oaks, California, 91320-2218, lel fono:
'\'19, 1325; fa x: 805499 0871, e- mai l: order@scolari.com, world wide wcb: hlll':/ /
www.sngcpub.com.
ci n, Aunque los memorandos y 1.,,, d h' f\r., mns rn "l1 111 l' lll .. IHII I vi 111_
por personas di stintas al analisLa (o los miembros d ' l coll)lI ),IHIII di '
Lodas maneras documentos importantes porque rcgisll'llIll' II' IIIH'I'
los pensami entos, los sentimientos y las insLrucciolWH .1, ' 1 II VI'
1 igador y de la investi gación - de hecho, toda la Geslall d,' II " ' h l' "'
I esde un punto de vista práctico, si se hacen muy po OS, 1'11 1,""" ,,1
prod ucto teórico final podrá carecer de densidad e inl "!\,"II 'I," ,"''
ceptua!. Al final. es imposible para el analista reconsLruil' loH .11'1 1,11" .
dc la investigación sin memorandos,
Los memorandos y diagramas le ayudan al ana I isl.1 .1 d Islnlll 1,1, ' "
analíticamente de los materiales y lo obl igan a pasar dd 1" ub,llo 10"
datos a la conceptualización. Consideramos que los m,'mo",llIdo y
diagramas son tan importantes para la construcción d ' 1.1 lI'ol'rn q"I'
sugerimos a los lectores que también consulten a (197H, 1'1'
2H:1-292, 116-127), Glaser y Strauss (1967, pp. 108, 1'12), . h,1I 11ll 1111 l'
Slrauss (1973,pp. 94-107),yStrauss (1987,pp. 109-128, 17(J· IH, IMI
214) para mayor información a este respecto.
Algunas características generales y específicas
de los memorandos y diagramas
Ilay algunas características generales de los mcmora ndos 111
di agramas que los lectores deben conocer . Pasemos a li as:
1. Los memorandos y diagramas varían en conLenido, gr'ndll di '
conceptualización y extensión, dependiendo de la fase d ' 1,II I1 VI' NI
f\ación, de su propósito y del tipo de codificación.
2. En las primeras etapas del análisis, los memorandos y d ingrlllllll
parecen torpes y simples. No es de preocuparse. Recuerdl' : s(l lo 1, 1
ana li s ta (y posiblemente los mi embros de l co mil (') VI' II lo
memorandos y diagramas.
3. Aunque el analista puede escribir en la enLrev isllI o 1'11 1.1
propias notas de campo, esto no es práctico, sa lvo ' n 1,15 l' lnl'lI
más tempranas de la codificación abierta. Lo decimos pOI' vn d ll
razones. Primero, es difícil escribir memorandos de algllll .1 ' 11 ' 11
sión o traza r un diagrama en las notas de ca mpo porqul' nO"111111
n1l'nl e no hay sufi ci ni ,' i'spn lo para desa rrol la¡' las ideas. Sq\ llIldo,
,11 1\ 111111" d,' conceptos origina les se pueden revisar n m 'di dl1
'JlII' ,,1 prosigue y el analista se puede confund ir o 11 0Cl' l'
"".1 111,11 ,1 inlerpretación cuando regresa a un docume nl o 1' 111'"
11 ',1,,111 il\ \I'lo y ve viejos códigos escritos en las márgenes. TerCl'I'O,
1" d lll";l "l'cupcrar información (o sea, combinar o clasi(i .H 1011
IIII 'II""'"ndos) si las márgenes son el único lugar en el cual Sl' hn
I IIdllil',ldo la información. Cuarto, existen muchos programas di '
' "IIII' ul "dor que pueden ayudar a escri bir los memorandos y he1('(' "
1111,1 4 lunciones de análisis, lo que hace innecesario escribir 'n 11M
1II,\IW'IIt'S de un documento (para la reseña de algunos de eslOr,
1"")\",,111,15 y Su uso en la teoría fundamentada, ver Fielding y 1. 1'1' ,
II¡III ; Ke ll e, 1995; Lonkilla, 1995; Pfaffenberger, 1988; Tescl1, 1990;
\V, 'il/ l1lan y Mi les, 1995).
1. Cada anali sta desarrolla su propio estilo de memorandos y
dlllgl'olmas. Algunos emplean programas de computador, otro, LM-
1,' 1.1 ' dI' colores y los demás prefieren escribirlos en libretas o en un
01"1""5. No importa qué método se use para registrar y manipul oll'
1"" 1I1L'mora ndos siempre que se haga de manera ordenada, progl'l'
'''V,I , , islcmáti ca y fáci lmente recuperable para clasificarse y para 1.1,4
I dl'l'l'llCiz¡ s recíprocas.
0,. Si bien los contenidos de los memorandos y diagramas SOIl
, 1 11 \' i ,11 's para la construcción de la teoría, ti enen funciones adi i01l1l
1" /1 n lelS de almacenar información. Entre las más importantes 1'11 11
'1",' 'slimul an al analista a trabajar más con conceptos que 011 !tI
bru tos y, además, le permiten usar la creatividad y la imnglllll
1111 11, pues una idea suele estimular otra.
6. üLra función de los memorandos y diagramas es actuar ( "11\1
11' 1 il'xiones de pensamiento analítico. La falta de lógica y coher ' ndn
" 1' 1Il,I IIifiestan rápidamente cuando el analista se ve obligado a po-
11, ' 1' ideas por escrito.
7. Los memorandos y diagramas proporcionan un depó ilo d,'
1<1", Is a nalíti cas que pueden clasificarse, ordenarse, agruparsi'
l('clIpemrse según el esquema teórico que va evolucionando. Es la ('(1
¡>.Icid"d es úti! cuando llega la hora de escribir sobre un tema o unn
<10 ,,1 ,l na lista quiere hacer una referencia recíproca de las aLegol'rll
¡) I'va luar su progreso analítico, Estudiar los diagramas y reviso,' lim
n. cmOl'anuos ta mbión pu ' de r,'v" IIII ' '1[1(' 'onccptos 11('\,,' 11111\ 11 11
desa rroll o y refinamiento.
8. Es lI ecesnrio codificar después de cada sesión analftll' ll , No 011
tante, no es necesario hacer memorandos o diagramas t ' \1111\
do se sienta estimulado por una idea, el analista debe cll'Jilr d,' II"lil
lo que esté haciendo y poner la idea sobre el papel. No 'S IW\'I'MI II o
que el memorando sea largo; unas pocas ideas o (ras '8 I-\CI1""illlvil
serán suficientes. De lo contrario, algunos pensamientos impotlilll
tes se podrían perder. Luego, cuando el analista tenga m ti 11"11\1'11
puede escribir más.
9. Los memorandos también se pueden escribir a partir d\' 01111
memorandos. Escribir o leer un conjunto de memorand os sUl' l\' " ""
nuevas luces, que a su vez inspiran otros memorandos. Adcm , "
pueden escribir memorandos de resumen para sinteti za r los (l nh'
nidos de varios de ellos. Pueden usarse diagramas integrador 'S JlIII'II
incorporar las ideas de varios inconexos.
Rasgos técnicos específicos de los memorandos
y diagramas
Además de las características generales de los memorandos, hay n 1)', 11
nos aspectos técnicos entre los cuales se encuentran los sigui eI1tl's:
1. Los memorandos y diagramas deben estar fechados. Tambl /\
deben incluir referencias a los documentos de donde se dcrivnl'OIl
las ideas. Cada referencia ha de incluir el número de cód ig el,' I11
entrevista, la observación o documento, la fecha en que s re 01-\1('
ron los datos, el número de la página (y el número del rengl ón j1l1l'11
quienes usan programas de computador) y cualquier otro medio di '
identificación que demuestre ser útil para recuperar los dat s mi
larde.
2. Los memorandos y diagramas deben llevar títul os que dcnol (' 1l
lus conceptos o categorías a que pertenecen. Los que relacion '" do
() más categorías entre sí o con subcategorías, deben ten l' rcrl' /'pl1
los redprocas en los encabezamientos.
3. En los memorandos se pueden incluir notas cortas o fras s HIWII '
dos dc los datos en bruto (así como la f ha, I número de p6gil1.1 lo
011111'1 d,lIoS idl'ntificad l' '8, p,lI'a poc! '1' buscar rápidamente). on (01'.
111 1111 1'" eli as de recordar los datos que dan lugar a ciertos con 'plOll
01 Id",ls. tarde, al escribir, se pueden usar como ilustraciones.
,l. E, uti l que en el título o encabezamiento se describa el ti po d,'
11I1'111<1I"1 I1do que se está escribiendo (ver las definiciones al c ml (, 11
/ 0 d\' I c.1 pflulo) para la referencia rápida.
c, . Cu.liqu ier nota teórica u operacional derivada de una nola dI'
,odigo debe hacer referencia a la nota de código que la estimul ó,
h, Au nque podría codificarse un incidente o acontecimient o ('11
.104 ca tegorías diferentes, es aconsejable hacerlo separadamente pan.
11I 11I11 (' n ' r la especificidad de cada memorando y categoría. En oso
, '" d IIda, se puede poner la referencia recíproca en el otro memorando,
M s adelante, cuando se recopilan y analizan más datos y se c1al'in.
1'11 11 las d istinciones entre las categorías, un incidente pu Lit'
.Itl'go"i zarse correctamente.
7. El a nali sta no debe temer modificar el contenido de 10H
1Ill'l11orandos y di agramas a medida que progresa el análisis y 'IUI'
1III l'VOS datos iluminan mejor el problema.
ll. El al1alista debe tener siempre disponible una lista de códi gos
1',11',1 que le sirva de referencia. En las últimas etapas de la codifi ca·
, Ion, debe referirse a la lista para buscar posibles categorías o r lorlo
''''S que puede haber pasado por alto durante la integración final. Ul'VIII'
111101 li sta también ayuda a evitar la duplicación de las categorías,
'J. i varios memorandos sobre códigos diferentes cornienzan ll 1'11
l'I'CC'rSe, es importante volver a comparar los conceptos en buse, \ .1, \
/'; l11ilitudes y diferencias. Es posible que se hayan pasado pOl' olto d
I<'rl'n ias importantes. Si uno nota más diferencias que sirnilituLl l'H \' /\
IlIs con eptos, puede ser ventajoso juntar los conceptos bajo un ' n II
que parezca más explicativo o escoger un orden más . 11 0
y 111.\S abstracto para un concepto que los combine a ambos.
10. El analista debe tener múltiples copias de los memora ndos
1""\ \ después organizarlos y clasificarlos. Además, si se pierde unu
lupia, siempre debe haber una de respaldo. Este consejo es espe io l-
lIl"nte útil para las copias de computador; qui en alguna ve¡¡: hayll
('"rdi do datos importantes debido a un fallo o daño del computadl'"
Mll bl' lo frustrante que puede ser no tener respaldo .
' .. ¡) / ,/" "1,,. IWlf¡.jl" f
11. ,lnuliSlJ debe il1" kl ll ' \'11 1 .. " III I' I1 HII \ll1dos l'lI dndo UII ,1 ,, 11 1'
gorra purcce sa lurada, Eslo '" IlL' l'Il1lk diri gir la rCW"'I'\'I,11l d" tl ll llI
¡·hKia las categorías que todavía necesitan dcsarrotl r\l'.,\1 llH' jt ll '.
12, Si al analista se le ocurren dos o más ideas bu ' 1101" ni 1111" " 111
ti empo, debe anotar de inmediato unas cuantas (ras('S Hohl'" ,,11 111
una, De esa manera, ninguna de las ideas se pi erde Cll.l11do N" ""1:11
la hora de escribir un memorando sobre ellas.
13. El analista debe ser flexible y estar tranquil o ni 11 ,1("'1' lo
memorandos y diagramas. La fijación rígida en la (ornlel o VII 1" ,11
rrección puede coartar la creatividad y acartonar los p ' l1snl1l l<' lll,,_,
14. Y, lo más importante de todo, el anali sta debe sel' ol1('(' I' llIIII
más que descriptivo al escribir los memorandos. ÉSlOS no V(" 'SII Il "
bre personas, ni sobre incidentes en cuanto tal es, sino sob" l' los 1'11 11
ceptos derivados de ellos. Es la observación de los on cpl llH y SlI
relaciones lo que lleva al análisis, de ser una mera dcscril' l'i'\ II , ,1
(nrmar una teoría.
Los memorandos y diagramas en las tres clases
de codificación
Al codificar, los memorandos y los diagramas aparecen dI' mnll"''¡
diferente en diversos puntos del análisis. No es posibl e, 'n Ull 11111'0
de este tamaño, dar ejemplos de cada tipo posibl e de mcmol'lllldoll
de diagrama. Hacerlo no sólo sería tedioso sino que lcnd ' ,'f,l II vol
ver rígido el proceso, El analista tiene que desarrollar su p!'Oplo
estilo y técnicas, Sin embargo, para mostrar al gunos ejemplos d,' 111
que se puede hacer, incluimos muestras tomadas de nucslms I'SIII
di os y damos las referencias donde el lector puede enconl r.1l' 01 ,'llIj
ilustraciones.
La codificación abierta
t 11I
Il acer codificación abierta se parece a armar un romp ' a W!l:II S,
.1 nalisla ti ene que organizarse, clasificar las piezas por color (lo '1111 - 11
menudo exige fijarse en pequeñas diferencias de mati z), y 011,1 1, IrI,
1111 uadro poni endo las piezas indi vidual s de nuevo ' " RlI 11111111
I ,Ir ' pl'lrnl"'.1s páginas de las Il otas de campo muchas veces 10 d JOtl l1
111' " p<, rpl ejo y es difícil saber dónde comenzar, qué buscar y c{\ nlll
ti" ,"'on' do cuando se lo ve, Podría parecer como una masa po 'o
,II I"Il' n\'Í .lda. La naturaleza provisional del análisis se refleja en 1m
1,, 11111'1'05 memorandos. El analista escribe sus pensamientos itl po
1" "I IIII's sin preocuparse por lo que los otros piensan o si el andll HII\
'''1' '"Tl'clo. Los primeros memorandos contienen impresiones, l"' tI
",¡ ,nil' nl ns e instrucciones para uno mismo. Cuando percibe un bl'Oll '
d,' IIl sl'guridad, el analista debe recordarse a sí mismo que si 0110
, 1",,, , lodas las respuestas, no habría razones para ll evar a cabo
IIIvl" li gación particular.
No/ns ¡mm codificar
i\ ll'rincipi o, las notas para codificación parecen muy cortas, 1')\1"11 11
1" Ids primeras lecturas de las notas de campo, es posibl lI'I! ' ,- 1
,1I1" li , l,l hojee un documento e identifique algunos conceplos P"II '
1"IIg,l poco sentido acerca de lo que dicen los datos. Con el tiempo, 11
" ,h l' r comparaciones y formular preguntas teóricamente impO,'1111I
1,,,,, 1.1 lcoría empieza a surgir. Entre las primeras notas se e" ClII',1
11', 111 l.1s categorías, los conceptos que apuntan a las categodas y
propiedades y dimensiones. Un memorando al principio dI'
11 11 ,1 investi gación podría ser así:
,1 / / 97 Nota de codificación
Propiedades y dimensiones de la experiencia del dolor
El dolor en las manos que me causa la artritis empeora con el
11l.' rnpo húmedo y frío. Me levanto con él por la mañana y me duro
Indo el día. Solamente parece mejorarse cuando me acuesto y estoy
l' ,lli L' nt c en la cama y bajo las mantas (nota de campo, cita de en-
I n..,'v is!n con el sujeto 1, p. 1).
La mujer está describiendo su "experienci a con el dolor" ,
mos que el dolor tiene, entre otras, las propiedades de intensidad, 10-
ú di z<l ción y duración. Otra es el grado de ali vio. Cuando ella dice que
"se empeora", nos da una dimensión de la propiedad de la int cnsidod,
Lo h.lcnl ización del dol or en sus manos y es de durllci 6n "IMBO",
Plll'S durn todo el dfl1 . Ill ll ll vlo Il' llega bnjo lo contli ión dd olor,
1\ p.Htll' de nol,\ I'UIIIII'1dlth 111', pll1nh'o 111 Idp(¡t",, ¡,II 111111'11 \
\,,' 1 dulor puede varinr en inl cnsh.lll d dl'sde SeVl' ro 1111 /'1 111 "\I,IVI', 11"1'
puede locnlizn rsc en cualqui er parle del cuerpo y l'll 11I,t., di' IlIhll"11
le, y IJmbiél1 que puede durar poco o mucho, 1.1111 \,,. 1, , 11¡ltl
de dolor y pnra algunas personas, es posi bl e obl el1('r ¡tl lvlo !t'Ilo 111' 1
las cond iciones, de modo que el al ivio del dolor pUl'dl' IM .... \1 d .. 1111
posi ble a posible. También se da la propi edad de la vnl'llH hll \¡ 11
In intensidad del dolor puede variar, dependi endo dl' 1.\ hll.111111t 11111
en el cuerpo, el grado de actividad, la hora del di o y 1. 11tH,\, 1111\ 111
mente, está la propiedad de continuidad. Puede ser ronlinun, 111 11 '1
mitente o temporal. En este caso, hasta pacida ljlll ' , 'N lr1h'l
mitente.
El analista también puede indicar, en el anterior mCI1101',ll1dll, , 11\/1
de se ubica -dentro del continuo de las dimensiones dl' ("ldll 1""
piedad- este acontecimiento particul ar. Además, pUl'dv '1" 1'1/"
designar las condiciones que dan origen a las propiedJdl's P,II'II, 111 11
,','s (o dimensiones) de este episodio de dol or. Es to le dJr,j ,l igo d, · t.1
"' IWcificidad dimensional, que necesitará más la rde CUJndo 111" 11 111 "
I, .. trones y comience a relacionar categorías, Entre lo, t.' jt.',"plo'l .1"
l,raciones de relación están los siguientes: "En condi ion 's d,'I'II '1I11
Irio y húmedo, el dolor aumenta en intensidad". "En condidll'l¡' .11'
calor, el dolor desaparece o disminuye en intensidad", " 1211 condl, 111
nes matutinas, el dolor comienza." "En condiciones v 'SI' ,,1
dolor se alivia un poco", Otra categoría potencial es "a li vio dvl dll
lor". Se puede hacer de ésta, una categoría es pecífica nh S qul' 111111
propiedad de la "experiencia del dolor". Hay que adv ' rtir 111'" I1I
oraciones que indican relaciones se escriben como hi pól 'sis, 111.11
cJndo que son oraciones provisionales que han de va li dMsl' ,',', 11
giendo y anali zando más datos. También es de notar llll l' " 111
"notaciones llevan a la codificación axial en el sentido de qu,' ¡"
mi enzan a definir las condiciones bajo las cuales ocurre un el onl, " I
miento. El ejemplo anterior demuestra que cuando se codlfi c.l, "
difíci l separar la codificación axial de la abierta.
El analista también podría escribir una nota teóri ca a pDl'UI' d .. ll¡
ci ta anteri or y de la nota para codificación, Las notas te ricas [11' ,'0'1
cu n donde se dejan las notas para codificar. En una nota 1 'Ól'k'II, ,.1
nnl1 li stn pu de preguntar cuáles serIan otras propiedad s
.11 ,1 dll l()J' Y sus dimen i n 's, y IUl'go US<1I' la información para IIc'v,1I'
Ii 1 ,¡J ,,, 1' 1 muestreo teórico. Una nota teórica sobre el tema anterior
Iltldlf.1 Vt'r:-:c aSÍ:
., / 1I / 97 Nota teórica (escrita a partir de la nota para codificación
"Pmpi l'dades y dimensiones de la experiencia del dolor", también
• I",ti" 4/4/97)
Otrns posibles propiedades y dimensiones del dolor
1,(1 artritis no es ciertamente la única causa del dolor pues uno
11IH'lk pndecer dolor por una herida, un esguince en un músculo o
UIl.! quemadura leve. Usando mi experiencia con cada uno de estos
dolo!'cs, ¿qué más puedo aprender sobre el dolor? Pues se los esguin-
(j'" o las quemaduras leves suelen ser resultado de lastimarse, lo cual
lo!'! h.l ee temporales en la naturaleza y no permanentes. ¿Cómo podría
dl "':;cr ibir el dolor en cada uno de estos casos? El dolor de un esguince
j1uNlc identificarse cuando trato de mover la parte afectada del cuer-
po, lo mi smo que sucede con la artritis. Esto me da otra condición
pMí) la intensificación del dolor.
En las condiciones de movimiento, el dolor puede aumentar. ¿Y
qut! pasa con una quemadura leve? Eso es diferente. El dolor de una
quemadura se puede describir como una sensación quemante con ti·
nua que va mermando con el tiempo. Esto apunta a otra propiedad, o
Sl'a, el tipo de dolor, el cual puede ser ardiente o palpitante, agudo O
de otra clase. Otra de las propiedades es que el dolor sigue un curso O
lfílycctoria. Al comienzo, el dolor de la quemadura es más intenso;
{k'spués, va a disminuir en intensidad. Así, ya tengo más ideas para el
lIluestreo teórico tales como el hecho de ser crónico o temporal, las
Ir.lycctorias o cursos del dolor y cómo varía la intensidad en esas tra.
Yl'clorias - al comienzo, en la mitad, al final.
Un analista también puede escribir una nota teórica a partir de U'1
"rlk ul o sobre el dolor, o hacer un análisis de un informe de inv sU-
¡",lción sobre el dolor, hacer algunos juegos comparativos, un análl-
,." renglón por renglón o formular preguntas sobre la "experien la
dll lorosa" propia o de algún pariente, Estos ejercicios aumentan la
\ oncicncia sobre qué buscar y dónde, dando así dirección al mues t" ()
Id, ri o, El siguiente es un ejemplo:
.1/ ,1 / tJ7 NO!. I Il'Óri(.\\ (prou' dt' di' lu ,1111 ,1 lid' ,1 \ \ h \¡Ht l h, lI"I tl 1/ I jll/, P jll
plvd,ldes y dimensiones de 1,\ 1" pl ' I (1 ' 111 1,1 l !L' ( dolw'," 111111111t' n 111111'
IL'óric,l , de la misma fecha)
Preguntas sobre el dolor
¿Cuáles son algunas de las causas del dolor, ,, 1..1 \.'11"'1,\ .., lil' Id 111111
ti s? Existen muchas causas diferentes de dolor, como 1' 01' "1" 11'1 ' 111, 1,1
cá ncer, una herida, la cirugía, una cari es, la amput Dción o l' l PIII!t 1
¿Cómo se expresa el dolor en cada caso? ¿Es esperado o no? ¿Hl lwl hn
de ser esperado hace di ferencia en cuanto a c6mo se lo l"I' I',' III I" 11 111
¿Se dan algunos pasos para prevenir lo o ali viarlo? Y l.! n t" l I.ll<;(), ¿\I\ llllT
se hace? ¿Qué pasos? Si no, ¿por qué? ¿Qué ra zones hi:llll'f.l PI II' l l IIIT
tomar medidas para prevenirl o o dismi nuirlo? ¿Es Lln dolOt' tn.1" In
tenso que otro? ¿Varía con el tiempo? Tomemos el dolor dvl p tlrl O (11' 1
cáncer, por ejemplo; ¿es más intenso a l pr incipio O al ¿POI' \[\1\'
¿Qué se hace al respecto? ¿Cómo se maneja? ¿Cómo se plll' dl' l(l IWI\1l
cer a alguien de que uno está sint iendo dolor? ¿Afectiln f.\("lun:N tl\ h'''i
como la cultura, la edad, el ti empo que uno lleva con el do!,.r, l. , 1t1l l ' ll
sidad, etc. la manera como uno maneja y exper imenta el dolor? A P,TI
tir de esto, quisiera hacer un muestreo del dol or d e pil l' tü, ,1.., Ol'I ,ldll
con los pacientes que están muriendo de cáncer o lo licnen ,lVtl ll ltH]O,
los niños con dolor y el dolor en los ancia nos, para ver si h.l y ,11 gUtl ll
diferencia.
Las notas teóricas también suelen cond ucir a notas operadoll,ll ! h" 11
sea, ideas sobre qué operaciones realizar después, bien sea rOI'111111 111
preguntas, hacer comparaciones o realizar más observacionl's (1 \' lItll '
vistas. Las instrucciones y recordatorios que nos escribimos a 11 () 'l\ 1
tros ntismos son notas operacionales. El sigui ente es un eje"'plll:
.¡ / 4 / 97 Nota operacional
Muestreo sobrc el dolor
Basado en mi memorando teórico de la misma fechn, P.1l'l'I.' \' \.j UI'
ílhora tengo d iferentes áreas, a partir de las cuales puedo 1'''-'('OII'l l.l l'
datos sobre t! 1 dolor y que me van a permitir conocer algu n.l'; pl'()ph'
d.:1des de éste y da r información sobre las diferentes di l1l cns iot1I..''1 dI'
t,-l! es propi edades y las condiciones que pueden ocasionilJ' V,lt'lllc!(l ll
en sus dimensiones. Un buen punto de pnr ti da es el parl O, v 011'0, h ll
blur con personas con cáncer. Al hr¡bl¡lI' nUl 111' 1" <>o n\ls de y
V, 1I 11 1'1 ¡;rupos, lu voy 11 h ¡h 1' 1' 1' 11 kl' t1 1tt ll)S de las semcjrll1zas y difl.' I\' lI
1 \01' , I' n l t\' ], IS propiedades y dimensiones que ident ifiqué a par tir dI' lo
l ' III I1 'VI.., I.I de la artritis (dolor crónico e intermi tente) y voy "
111 111 .. qul..' toda vía puedo no haber descubierto. Me gustaría ver cómo
1'", 1,1 dolor en estas nuevas áreas, en busca de propi edades como In
t, ll l"h lun presente, el ti po, la intensidad, la trayectoria, la duraci ón, l'I
gl udl., d e. También qu iero observar las condiciones bajo las cU\lI C's
vI II'j, m 1,1S propiedades en cuanto a sus dimensiones. En otras p<l lll-
111 , 1<;, ¿ Qué cond iciones ll evan a que una persona describa el dolor como
1l1tl, tl!-> tI ('11 un momento, pero no en otro o no otra persona? 0 ,
h,n ,' que el dolo!' se sienta como una sensación palpitante en un 1110 -
" ' l' nt o pero quemante en el siguiente? ¿Es sólo la fuente del dolor lo
I[l h' l'.IUS.:1 es ta variación, o lo experimentan de manera d isti nta las
ddl' rl.' nles personas? ¿Por qué es continuo un dolor mi entras que aI ro
\''1 itlh.: l'mitentc?
Virtu " l mente no hay límite para la variedad de ti pos lk
1I1t ' Il101',l ndos que pueden escribirse durante la codificación abi ' 1'1.1.
l' I.lIMli sta podría escribir memorandos para orientarse al princil io,
IIlI'l1l orandos teóri cos preliminares o memorandos con instru io
lit ", otros para sugerir ideas sobre nuevos fenómenos o nuevas (,1
tt'¡;orfas, incluyendo sus propiedades y dimensiones, otros llul'
tll" tinga n entre dos o más categorías, y los que resuman de dóndl'
Ii" p.1l"tido el investi gador y adónde se dirige. Los anteriores ejell1
1'11" son bastante simples pero ilustran los tipos de memorand Ol1
'1 "1' pueden escribirse durante las primeras fases del proyecto. i\ yll
tI ,1I1 ,1 1 investi gador a iniciar el proceso de conceptualización y 1I
l'I' lI s.1I". Enseguida presentamos una nota teórica más complicadil,
IOlll ,Ida de un proyecto sobre las enfermeras jefas, que da a los Il'('
l o l'l 'S idea de cómo puede ser un memorando para codificación abi ' 1'·
t,l, un poco más tarde en el proyecto. Adviértase que todavfa es
I'\ ploratorio y que sugiere ideas sobre dos categorías conocidas, id ' as
'1"1' se ex plorarán en el muestreo teórico futuro.
AS / leS /31 / 88 conocimi ento local / trabajo de rutina
El conocimiento local es conocimiento específico
l. Conocimiento específico que se presupone con relación a ex pe-
I'l t' ndrls pasadas, po r i.-' j(' mpIO, con instrumentos, procedimientos, prá -
t kns, lugares o espacios, horal'lo!t, 111Ih'1'I11 cSIMcial11lt' I"II O, I l \l nrlIIlW,It
personal es, actitud sentimenta l y Inbor.ll , y cl ima.
2. Pi enso que estos asuntos pueden expresarse n l os l (o ,'m lnl )' j qlll \
hemos usado antes. Hemos hablado de los órdenes, As!' hny ol' d ¡q \
interaccional, tecnológico, espacial, temporal y sentimental. ¿T¡' "lll l 11
quizás un orden institucional concerniente a las reglas de la<; or}-)1l0Ili'
ciones? Miremos CÓmo corresponden más o menos él lo al1 l(' ,'lol',
3. Este conoci miento específico se complementa, por RlIpU\' NIO,
con un conocimiento más general que se da por sa bido. In !til da ni
nocer acerca de los días de la semana, fines de semana, d,' (¡POiI ¡I,
funcionamiento de los hospitales, conocimiento de los m y InN
enfermeras sobre varios temas y un conocimi ento cullural m6s Al' I"W
ral que se supone.
4. Cuando se contrata a una persona nueva, hay que
específicamente el conocimiento de los asuntos del lugar en todos los
órdenes (dónde colocar los objetos, dónde encontrar tal instrlll11(, 11to.
dónde hacer tal procedimiento, cómo hacer un procedimi enlo qUl' lo
davía no conoce, ete.). O, [la persona nueva] tiene que ca ptarlo por sr
misma. La persona puede hacerlo mientras trabaja, observando [l
demás o preguntándoles sobre la acti vidad. O, {la persona l pu d' !lo ..
cerio lejos de su actividad normal, sentándose con otras y
preguntas, cuando están tomando café. O, lo sospecho, l1 a personn l
puede irIo captando de manera informal en la sala así C0l110 en lo qUl'
habla fuera de ella.
5. Pero, en realidad, no es posible enseñarle a una persono nUl'"
va todos los asuntos que hay que conocer, y muchos de ell os tiene
irlos adquiri endo durante ' las actividades laboral es. Y ESTO T MA
MUCHO TIEMPO. Toma incluso más tiempo si no hay al gú n cll1pk·l.1 ..
do que le vaya dando pistas o que haga esfuerzos deli berados dc Cn$l'"
ñarle o si la persona es poco observadora o demasiado tímida o le do
pereza preguntar.
6. ES IMPORTANTE VER que una parte considerabl e de lo que
llamamos acción rutinaria se basa en el conocimiento loca l. Basta ('on
mirar a las personas hacer trabajos de rutina para saber que ni silju k l'O
tienen que pensar sobre dónde poner las cosas, cuá ndo hay que h .. l't' ..
las (a menos que la programación se haya descuadrado), cómo 0111
por tarse al entrar a un cuarto, etc. ¡La cabeza y el cuerpo saben qu
hacer, para habl ar de al guna manera, sin que nadie se los dign¡ PHt',1
deci rlo como John Dewey, cuando hay un problema, aUl1que seD pl'·
queño, las rutinas se desaj ustan en al guna medida, de tal manero lJU('
un empleado debe inventarse algo al menos un poco novedoso o bnsnr-
s n una experi encia pasada para resolvl'I' lo, ta mbién puede hOl'\' r
!1¡1,1,' ll,' l llHlodmi ento !()l ' , 11 lit.' los clllpl cados. ° puede serl o de UI'lII
11\ "',\ 111 , 1 L' ''' pccífica. Pero cs de adverti r que al manejar problcl11Ds l.k·
111, 111\,1',1 ... lluevas, podemos usar el conocimiento local como ingrediente
di ' 1" dLl' ion Il ucva.
7, llJ1 el tiempo, como ya lo hemos dicho, puede institu-ciol1al izarsl'
1111 ,1 IlUl' VJ manera de actua r (bien sea en la sala o en los ni vell'::¡
olg,lIli 'l.\L'iolla les más altos). En tal caso, ésta se vuelve parte del cOl1ocl.
ttt!\' nto [ocal específico de la sala. Supongo que ahora, mientras hago los
tlh"'l' rv ..ll' iones, quisiera hacer un muestreo para estas ideas, o sen, en
11'1 IlI ino ... dd conoci miento local, quién lo tiene, cómo se obtiene, cómo lo
11 ',, 1, 1'.""1 qué Y qué sucede si no lo tiene.
Olros ejcmplos de memorandos se pueden encontrar en el libl'O
d,' Slr"uss (1987), QlIalitative analysis for social scientists (espc i., 1
""'lll' en páginas 111-127)
I ) II, .. ,nlL' las primeras fases de la codificación abierta, el ana lislil
I" ,, 'de lL'ne r muy pocas cosas para diagramar, pues las relaciol1('s
"lIlrl' los conceptos no han aparecido aún. Quizás lo más útil en t'M'
1I11 1llwnlo es lo que podría llamarse un listado y no un diagrama. I¡II
1111 lis l., do, para cada categoría, el analista puede delinear las pro
I'lI'd"des así como sus dimensiones. Esta lista podría extend rs\' ' 1
1I11 'did., quc progresa el análisis, y proporciona la base que ¡¡ l'VIl ,1
1, ,, diol¡.;ramas lógicos que se hacen durante la codificación axl,li ,
Ln codificación axial
I )"r.mlL' la codificación axial, el analista comienza a tratar de l1l'
1I1 ,I r los cIatos para ir formando el rompecabezas. Cada pieza (po,'
,'j" l1lplo, una categoría o subcategoría) ocupa su lugar en el esqul'
11101 general. Cuando se arma un rompecabezas, el
plll'cIe Loma r una pieza y preguntar: "¿Va esto aquí o allf?" I.os
primeros intentos del analista son de ensayo y error. Luego, a m ' eIl .
.1,\ !JI" se vuelve más sensible teóricamente, se va facilitando I Lro·
¡,,'jo de encajar el indicador conceptual en la categoría.
Los I/Iel/loral/dos
y ,l que el propósito de la codificación axial es rela ion,lr I,' M I','I I'fllI
!'Ías y seguirlas construyendo en términos de sus propkd"dl '" l' di
mcnsiones, los memorandos escritos durante la codi(ic,ll'i (l" " 111 1
reflejarán este propósito. Éstos presentan respl:lestas a las P"q;tll'I""
qué, cuándo, dónde, con quién, cómo y con qué conse Ul'n ' 111 M, 111
primeros memorandos pueden reflejar incertidumbre, onl'('pI' II '''1'"
l' rmdas e intentos débiles. El analista debe confiar en qUl" COn ,, 1111 ' 11,
1'''. los datos se aclararán y que el contenido de los mismos (1"""'''111
";\ la profundidad y la calidad de la conceptua lización. Una nolll Jltll'lI
(' ouificación preliminar, en la codificación axial, puede 111
siguiente ejemplo. Primero presentamos un trozo tomodo LI,' 111111
nota de campo para que los lectores puedan ver los datos co" "'"'
estamos trabajando. El fenómeno que se está trabajando es el dO"\I Y
su manejo. Sigue a nuestras notas operaciona les y teóri cas j1rl'vi,,,, y
nos dirige a observar el dolor causado por factores di(erCn ll'S dI' !t,
enfermedad. Aquí se examina el dolor de parto. Nuestra cnln' vhlll
se realizó con una madre, en relación a su experiencia con el dol,,,
durante el parto.
Nota para codificación en codificación axial (seguimiento sobrl' " In ... -
trucciones para el muestreo teórico", 4 / 8 /97. Entrevista No. 6, p. 8,
para. 4, fechado el4 /6 /97)
Me pediste que te contara sobre mi experi encia con el dolO!' ('11 l ' ¡
parto. Hace mucho que tuve a mi hijo. Lo curi oso del dolor, SL'Cl \'-' unl
sea su fuente, es que una vez pasa, uno como que lo cnl icrr.l en
fondo del subconsciente. Uno puede decir que era terrible () no ItlI''IIO,
pero esa expresión está fi ltrada como por una neblina y en rl'nliddd 110
lo puede sentir en ninguna parte. Sólo puede tener imágenes de lo qtH'
cree que era. ¿Me entiende? Dar a luz es algo raro. Como qur lU")
ti ene miedo porque oye mucho sobre el dolor del parto. Por o tr,l
te, uno lo espera con ansiedad porque está cansado de carg.Jr.tI lwb y
tiene ganas de verlo. El dolor se ve como la única molllera dl' II q ,;nl' jl
eso, de manera que uno sabe que lo tiene que soportar. Uno sólo t' I"l Pt '
ra que no vaya a ser terrible y que le den algo s i se pone Il'I'I'lbh.' , HI
dolor es esperado. Uno piensa en él, le teme, [yl se prcpn l"l plll'l l I
nsisli endo él clases y aprcnd iendo a controlarlo y toICI\lI'lO. Al ('omlt'!)
:1. 0, no es tan horribl e, Ilorlo ,' 1 finnl , !-i in embargo, L": S insopOI' l nhh', I n
hl
l
' I" oI lit, Id"; cont-racci nlw:-> l'OIIlO llUl' lo domina, pero uno tiene
II I1 ' IIltr', dc descanso en la mitad y sabe que terminará cuando cl bt.'b«
11 .11\ , 1 T,lI11 bién le pueden dar a uno algo para que duela mcnos. Yo
I!l V" .. tll.' rle. Mis partos fueron cortos, y no necesité remedios. l licl'
1III " l'jl'l"dl.'ios de relajación y respiración. Pero me imagino que si dura
11111 .. ... y ho r,l S, uno se cansa y necesita algo.
El dolor, condiciones de manejo del dolor, estrategias de acción/
1I11t ' I',t (ción y consecuencias del manejo del dolor en el parto
II,tblamos aquí sobre un tipo particular de acontecimiento dolo-
III"U, Con el parto. Esta asociación le da a la experienci a del
dolor sus propiedades específicas o su localización en el continuo de
Id ... dimensiones. El dolor del par to es algo esperado (grado de exp _
!'¡Ii v.l); puede controlarse (grado de control posible); se in tensifica n
tl ll'did.l l.IUC el parto progresa (el grado de intensidad también denoto
I/ Ul.' h<ly fa ses); tiene un comienzo conocido, el inicio del trabajo d(l
polrto, y un final (al nacer el niño, lo que indica el curso de la trayecto.
1 id l.k' l rni smo); y es intermitente, COn periodos en los que no hay dolor'
(¡:r, ldo de continuidad). Como cosa curiosa, el dolor del parto ticIW
011'01 cua lidad o característica, extraiia y difíci l de expresar. El dolor es
p,l rl l.' l.kl proceso del parto, y éste, por supuesto, marca el fin del em-
h.l l"lZO y la llegada del hijo esperado. Hmm. ¿Cómo describo esta pro-
pil'd.ld? El dolor mismo no es intencionado sino que [más bien, está I
d ....Oci cldo con ulla actividad que lleva hacia un fin: el trabajo de parto.
Yo Ille doy cuenta de eso, pero aún no estoy segura de qué hacer COl1
t.rI información. No necesar iamente signi fica aceptación (aunque po-
drf,l sig nifi carlo para algunas personas) o tolerancia, pero quizás le da
,ti dolor un cierto grado de posibilidad de predicción. Esto demuestrn
llUt' toda vía no se ha captado plenamente el fenómeno porque se tratn
lit' un dolor que conduce a algo bueno.
Estas propiedades de dolor del par to crean un contexto en el
t manejo del dolor ti ene lugar desde la perspecti va de la mujer,
EIll.'st,l nota de campo, puedo sacar las siguientes relaciones potencia-
11'$ los conceptos. Bajo condiciones donde el dolor (del parto) se
( ' (lIIOC!! de antemano, uno se puede preparar; cuando es inter mitente y
110 t.: ontinuo es más fácil de manejar; cuando su intensidad varia Can el
nln,(I, desde Suave al comienzo hasta más intenso después, uno pucd '
dl' ... . lrrollar estrategias de manejo que tengan esto en cuenta; clln ndo
un ""'lbnjo de parto es muy corto, O a l menos sigue un Curso prcdccibl ,
Pt' I'1l1itc ICl planeación; y hoy lécni conocidas para controlal' Su
Il'llo;idnd, que se pUt'dt ' lI npr" 'lld\!f' j) 11t'guir, Asf, uno puede
lIl'l'i()lWS p.ll'll controlal' In Intllll l'l' ldild ""1 dolor dUl'nlltl' l·1 111I!hljll d. ,
p.l rto mediant e técni cas de Il1Mll'/O talL· ... como ID ,'(.' Injlllj()n 11 111 /1 t \ 111
CDS de respiración, las drogas para el dolor y la <1nCSll'''t lt\ (rnqnhlt'lt 11
epi dural). Las consecuencias o resultados de estas I(>Cl1 ll,l'ó dI' 1I1 1111 1'jll
pueden no lograr el control absoluto sino cierto g rado ll'll' 1\, 11\'11111 111 U
uno sobrellevar el parto.
Uno puede empezar el trabajo de parto con un sentido pl'\'d\'llIlldll
de cuál es técnicas y qué manejos posiblemente se harjn, l,ll l's rOI1l O 11\
respiración O la relajación; sin embargo, si e l COntexto d(' 1 munt'/O d,;1
dolor cambia debido a una contingencia, por ejemplo, qUl' .. tl' St' vlwl
va muy prolongado por las complicaciones, es posible que St\) nt'l t'HIl
rio alterar ese plan predefinido del manejo y usar compl L'llll'I'II{I '¡ o .d
ternativas a las técnicas originales.
Otras categorías [y] propiedades potenciales que surgirrtn LIt'
nota de campo para ser exploradas posteriormentc Cn
[incluyen] la conciencia o la memoria del dolor, que prlrecC' ngudo .11
principio pero se va embotando con el tiempo. Otra es Ins fasl's dt ' lu
trayectoria del dolor; este concepto es preciso examinarlo. ü tl'll ('ti 111
cualidad de predecible del dolor y cómo actúa esto como ondldt\n
para su manejo.
Esta nota de campo insinúa pero no aborda [l as PI't'
guntas} . ¿Qué se puede decir sobre el horari o y la canti dad de lo I1wdl
cación [y! la anestesia? ¿Cuáles son los potencial es riesgo,", [yl
Y las consecuencias del manejo del dolor?
Una nota teórica que se deriva de la anterior nota pma cod I fil' 1
ción (relacionada pero no directamente derivada de la nota de <'1l "1
po) puede ir en diferentes direcciones. Podría ex plorar 111 6'1 111
preguntas planteadas en la nota para codificación o sugerj¡' ('slt·u!t.
gias para el manejo del dolor en el parto o el dolor pravo ,I do ¡J,1t
otras causas como la cirugía, que llevarán a un mues treo tet'lril'o d, .1
dolor en unidades posquirúrgicas. Es posible que el inv 'sl illn dol
qui era comparar las estrategias para el manejo del dolor ' n .' ll mil,,', 1
de parto con las de la cirugía y con la de las personas que 'SI n 11H1
riendo de cáncer. La nota teórica podría examinar las canse lt"t1dll
del uso de diferentes estrategias en términos de su posibilidd" dI '
.·ontrolar el nivel del dolor. Podría juntar varios memora ndos, I'I.I¡,
clonando el dolor y su manejo en un memorando de resum ·n. I( 111
información la usaría entonces el investi gador para ll eva r a I1bol111\
muestr 'os teóri cos.
/ )1\ 1," .,,'.1 de paso, no l'sl.lInos "sl'verando que la in(orm.1<'It\ "
"", I"l1id,, l' n los memorandos teóricos sean datos rea les si no '1'"'
,, ·1''' .. ·· ·11 1.'11 ideas para poder recolectar más datos y diferenles 111"
", ".1 '. d,' 1'l'l1s.1r sobre los conceptos que emergen de los mismos. /.0
'1'"' ,·, I.lIlI OS tratando de decir es qué resulta o debe result ar l'l1 111
""'111,· .Id .ll1a li sta cuando trabaja con los datos. Hacer mueslreo I"t'l
lit tI ... ignili cn buscar cótno varían los conceptos en cuanto a sus di
1I1,·",iol1(·5. Para ell o, el analista debe pensar sobre los cOl1ceplos, d, '
"'.1'1<'1'., que sepa dónde debe ir y cómo debe buscar los datos real",'I
'1"" "<,muestren tal variación. Esto no significa que se fuercen los
".1 111', porqu e los datos reales que se recopilan por medio d, ' 1
IIHI, ·, lr"" teóri co determinarán la forma que adopte el anális is. /.: 1
.II, .IIi , I.1 se puede sorprender, y a menudo le ocurre, por lo que ,' /1
t lH'tll 1",1 cuando va al campo, Podría no encontrar las variaciones qw'
''' '1''' '''1. y ot ras pueden emerger de fuentes totalmente inesperad.l'.
/, / ta mbién debe estar preparado para esto, pero este tipo d, '
¡'.I 11 .'/go cas ual, o serel/dipidnd, es lo que hace tan divertidos el an611
·d'. v 1.1 investigación cualitativa. Siempre existe ese elemento de dl',
\ Ilhrirniento.
lIn" nota operacional escrita a partir del largo memorando al1ll'
,,,,,· I.lI11bién podría ir en diferentes direcciones y sugerir dónde i" !l
/'.I, .,,/, el muest reo teórico, o sugerir preguntas de seguimiento POI'II
/." " ntrevistas posteriores. Además, podría recordarle al analista 1,,'1
".I ll'gorías o subcategorías en las que se debe centrar en la próxi'llil
'"',i,, n analítica. A continuación se ofrecen ejemplos adicionales d, .
lIh'morandos que muestran codificación axial.
El es ejemplo de un memorando tomado de nuestro estu
dio de enfermeras jefas, que ilustra la codificación axial. Estábamos
1',·,,,.1ndo analíticamente sobre el fenómeno de los tres turnos laborn.
/", dd hospital, donde debería mantenerse una continuidad duran l,'
/,,, vei l1ti cuatro horas del día.
liS ( JC6 (25 ( 89 resumen de notas para codificar en el asunto de los
Ir"s lurnos (Notas fuera de campo 6(20(89, código No. 20, pp. 201 -245,
cutldcrno 31)
.1. Condiciones para CADA TURNO.
r1. Cond iciones como pnrt. mclros, recu rsos por flujo de Il'o bnjO,
h, Condiciones qlH.' Ht ' IWI III I \. IIIII III HI ' Ih 111<'; ,
l"'Of t.1I1Io, ru tinns (de 1.1 ulgllIlI .l ,allHl , dI..' 1.1 Y , h'! 11111111)
ddl."lll .1s 1..11..' I.'SllTltegias para l:onti ngl.'l1ci,,,, ¡nlt' llld" \1, ' 11111
no, grnndes o pequeiias.
2. Lo mi smo para el flujo de trabajo ENTRE turno,; ,
Por tanto, las rutinas además de las estratcgins 1..1 (' rn,ll1l ' lo ,' lItHI
turnos (el turno AM, sin embargo, es centra l) .
3. Estrategias clásicas para maximizar rulinns y ll1ill itll l/¡ u \ 1111
tingencias, información del flujo vía, a,b,c,d, ... 11 tipos \'1<.' (Ilu
manos, suministros, tecnología, habilidad, tiempo, ('nl' l'h rd, 1I10tl VI I
ción) vía fl,b,c,d, ... 11 para cada tipo de recurso.
a. Rutina
b. Prevención de contingencias previsibles.
4. Las rutinas y estrategias, sin embargo, ta rnbién Sl' l'j n ' '''¡ Iwi 11 1
cas según las condiciones particulares de la sala.
5. El relativo éxito o el fracaso relacionados con rlltlll,¡ '1 11 \"1
lrategias de acuerdo con el contexto del pabell ón.
6. Notar que las rutinas (especialmente las deri vJd.l'; dt' 1" \11 g, 1
nización) pueden precipitar contingencias (temporales o it l.l'i, t"'«1
es, inapropiadas).
7. Así mismo sucede con las estrategias.
8. E( papel central de la enfermera jefa y sus " ll viHi!nll '
cía, su valoración, negociación, ete. EN OTRAS PALABRAS, ELI. A
CONSTITUYE UN CONJUNTO ESPECIAL DE CONDICIONES J'.S
TRUCTURALES que afectan el trabajo de cada turno.
Nota de referencia: El asunto de los tres turnos: Todos nu('o.¡ l r'(l II
conceptos también deben funcionar aquí (es decir, el cunocimil'nlCl
loca l, las rutinas, los recursos, el poder, el clima, el jnimo, ideol n
gía, la división de trabajo, ete.); por tanto, el muestreo debe Pl'Osq ;ulr'
según estos conceptos y sus relaciones.
El siguiente es otro memorando tomado de la misma (tlcnl\' ! '
ti na nota teórica. Adviertan las hipótesis y cómo se va n i ni rol! Udi'! I
cIo en el memorando.
AS/ JC? /22/88 (teléfono)
Memo importante: rutina/ novedad
Yo planteé el asunto, observado desde hace mucho, de qUt' ION
enfermeras encontraban problemas típicos que a menudo 0 51,1111111
mucho tiempo, esfuerzo y emociones, pero que no tomabnn m 'dldll N
IXII'<I cambi<lr las reglas institucionales o los procedimientos pnril
vcnirlos. En lu gar de hncerIo, se at nrnn [l Ins normas in tilu 1{lI1I1 h'N
• Htlll ,1I 1" " dl' Ir\ ll'íljo [plH' \'j l ' ol !' lo, , 011 111'; p.Kientes pI'().
1,11 ' 111,1111 11'; Ill..'n I"s p.lr" d manejo del dolorl. En lu
)',.11 , t'l ldl,,,n a este paciente C0l110 otro(s) que han tenido antes. Per(l
d· .. · I ' II\ · ... , Il\! hay cambio institucional. Esto, lo he pensado desde h,1t"t'
111111 ho, ';t' debe a la manera como las organizaciones hacen su trabnjo,
.. '11 1'" pr iorid,lLles y quizás a las tensiones estructurales que precipit,1I1
',\' Illll n,; i,; reCurrentes. Pero aquí hay un conjunto de respuestas
1 Iln y más detalladas.
J, Cu.lndo los procesos de trabajo fallan, entonces hay un
hl\l dl' procedimiento.
2. Si no cambian Jos procedimientos, es porque el trabajo
dH \ \111 \'1 problema no es de alta prioridad. Las enfermeras están TAN
{ )( ' LJI' ADAS haciendo el trabajo de alta prioridad que no tienen el tiempo
Jn ntl 1l.1C('n el[ esfuerzo para nada más. Lo harán, de hecho, si el proble-
111 , 1 (1.11 ( 01110 un paciente problemá tico) agrava a tal punto que hay qUL'
IIdlll M ,1 los especialistas, trabajadores socia les, capellanes 10J psiqui <l-
Ir,l'; porque el h'abajo de ell as tiene que proseguir. O pueden ignoran nI
pol I it>ntl', con lo cual probablemente agravan el problema.
el trabajo afecta do por una falla en el proceso es de alta
1' 1 itlrid,ld (porque que afecta su eficiencia o la seguridad de un pn-
I !t'Il It'), l.'i l<l s ti enen que reflexionar sobre la manera de evitar que esto
vul'l V.l n ocurrir.
,l. Si el cambio puede hacerse fácilmente, entonces se efectúa por
IIll'dio de un proceso de interacción: negociación, persuasión y hastn
,d);o dI.! coacción.
b. Si el cambio es difícil para la organización, ello significa esen-
\ ¡.dmente que hay mucho trabajo adicional ineludible, habrá que pen-
lo que debe hacerse, planificar, tomar las decisiones, convencer al
l[UI." negociar, hallar nuevos recursos, actuar para mejorar la moti-
v.ldón, mejorar la supervisión cuando se instituyan las nuevas ruti-
d e. Y, por supuesto, {hay] un desgaste adicional del proceso de
.lI'ticulí1ción total hasta que todo empieza a funcionar sin sobresaltos
011' .. vez.
4. Entonces, lo que esta mos diciendo es que ÉSTAS SON LAS
CONDICIONES PARA QUE [SE EMPRENDA LA ACCIÓN]. Y LOS
MECANISMOS POR MEDIO DE LOS CUALES ÉSTA SE REALI ZA
REEMPLAZANDO RUTINAS POR NUEVOS PROCEDIMIENTO
INSTITUCIONALIZADOS. Advertir que debemos considerar más sc-
ri,lIncnte el significado de los procedimientos de rutina al recol ectar
d, ltos nuevos. En el nivel más bajo, eso significa saber cómo se ren li -
¡¡; ,11l los trabajos, pero esto Pllede hacerse por medio de acuerdos del
pl'rsotln l o con las I'l":! glof; ([(1 In ndl11in istraci6n.
/) i n g l'lllll n s
En la codifi cación axial, los di agr ..l n1 JS conlic n z;l n \) tOll l ¡H' 10 111111
Los di agramas de la lógica inicial pueden ser útiles par,) c1,I,il fl, M ¡. '"
d ive rsas relaciones. El analista puede querer hacl' " dl,)g",Ir I"I .
integradores para describir las primeras relaciones entr ' un,ll'<lll')\ll
ría y sus subcategorías o entre diversas categorías. Los ,, !'i n"" '1I
diagramas no son complejos, pero se van haciendo más compll'lll
(para ver ejemplos de los cambios que tienen lugar, on l'I IIl' l1 '111 1,
en los diagramas integradores ver Strauss, 1987 pp. 174- 17H) ,
Las figuras 14.1, 14.2, Y 14.3 son ejemplos de va ri os ti po" dI '
d iagramas que pueden ser útiles para descubrir relaciones l' n 101,
datos.
Pacientes homogéneos
Pacientes heterogénoos
Trabajo fácil
Trabajo difícil
Figura 14.1 Pacientes homogéneos/pacientes heterogéneos por trabajo 111 11/
difícil
La codificación selectiva
La codificación selectiva denota el paso final del análisis: inl l'{; rn,'
los conceptos en torno a una categoría central y completar las ell tl'
¡;orías que necesitan más desarrollo y refinamiento. En esta fasl', lo"
memorandos y diagramas reflejan ya la profundidad y complcjidnd
del pensamiento de la teoría que va desarrollándose.
t nrllm tlnlll NlJmero de aparatos Frocuoncia Duración
1IIIIIIItl10t lllcl pocos-muchos poca-intermitenle-frecuente 'COria.'Para sTomj}r
Al prlnCI)Jlo
I n 111 II'lltad
Allhldl
Ilguro 14.2 Curso de la enfermedad: dimensión aparato-tiempo
No/as pam codificación
H' I 1,1 codifi cación selectiva tiende a haber menos notas para codiri
\ ,Ir. I':s probable que las notas teóricas y las operacionales se deban , 1
1.1 1I l'L'L'sidad de completar las categorías y de refinar la teoría.
Una nota para codificar en este momento puede adoptar la form,1
.1 .. 1111 mcmorando integrador que describe de qué trata la investi gn-
\ '\111 Y que sirve como punto de partida para el relato analíti co qUl'
vl'l1d róÍ más adelante (ver el capítulo 10 de este libro. Ver tambi n n
~ i t r , I I I S S , 1987, pp. 170-183). Como se explica en el capítulo 10 y en 10M
1I 1, ' rnorcll1dos que cuentan una historia, se identifica la categoría l' n-
Irll l, ,Isí corno las otras categorías relacionadas con ésta.
No/as teóricas y operacionales
1,:"t,ls sl' rán muy específicas y se dirigen a lo que más adelant lll' lll'
I'l'l1snrsc o hacerse para completar la teoría. Pensar en es to o en lo
111 1'(1, 11' nquí o allá pa" a hnn' I' 1'i 111 \1 \'HI 1'1'0 tl'Óri co. Revi sar es to o aqlll"
ConGO lI oncllW para
W"O
"O '"
e
","O ·0
e
~ i
._ w
·u
§ §
'"
·0
.!ll
~ l

·u
o '"
u "
, , ~ .5
u
._ w
,,-
!'!
~ ~ " c
"'''
e
'" " 5E
o
O>
~ e
Tareas con el dolor ¡!:SQ
ü É
""0>
Diagnóstico
--
Prevención
Minimización
ln1ligimiento
Alivio
Resistencia
-
Expresión
Figura 14.3 Una matriz de equi librio
11 0. Hacer esto o aquello. Ahora, el analista se acercará prob,1l1l" ll ll' ll
le a su trabajo con confianza. Ya no está explorando si no v'1Iid, Il HIII
el esquema integrador con respecto a los datos y refinand o 1,1 1<'111111
si n dejar cabos sueltos.
Los diagramas
En la codificación selectiva, los diagramas muestran la cll<nsidnd y
complejidad de la teoría. Por esto suele ser difícil ITatlucir 1,1 1,'," I11
desde las pa labras hasta darle una forma concisa y prc isa d .. 111'.1
grMico. Sin embargo, el mismo acto de hacer un diagrama inll'I',I"III I,"
fina l le ayudará al analista a redondear las relaciones y a dl'8(' IIIII I,
las fa ll as en la lógica. Al final, es importante tener una d(,8Cl"lp"""1
cla ra y gráfica de la teoría, que sintetice los principales con«' I'I O,1
sus conexiones. La fi gura 14.4 es un ejemplo de diagram, inl '¡j "lldlll ,
lomado de nuestro trabajo sobre la trayectoria. Este diagroll1l1 pnN'
por nUll1erosa revisiones antes dc 'IUl' lI egn ramos a la v rsl n fl lI,lI
..
'"
o
" e
~
O
E
" E
"
"
ro
.¡¡
e
"

u
"
'"
21
Ikbe lenerse en cuenta que los di .lgramas inlegl", dol'l" l' uI'd, '",,,
rres ponder a diferentes partes de la teoría. Por cjempl o, IUl " ""111, 1,,
puede tener un di agrama que trate específi camenle sobl'" UI1" ,,, 1,'
goría principal y todas sus subcategorías, tal como s ' mu""I, .. ,(,,, 1,(
figura 14.5.
Cuerpo
Más o menos ( 1-1ºQ)
Energ ía, movilidad. mareo,
otros síntomas (partes/sistemas),
sentidos (vista, olfato)
<
Directo
Indi recto --...,-- Percepciones/sensaciones
paCiente}
Cónyuge
Personal
Otros
/
Autorreflexión
Cuerpo total
Partes del cuerpo
Funcionami ento del cuerpo
Nivel/duración
Dimensi ones blogra!.!&as
Bel l eza , efici e ncia, vl si bl ll rlll cJ,
1--------->1 intromisiones, estigma, mot Illluud,
sexo, género, compl etitud do In
ident idad, ocupación, ol slürnlol lto,
persistente, temporal , ote,
Figura 14.5 Cuerpo, biografía y trayectoria
La clasificación de los memorandos y diagramas
I\ unque yn se anali zó en el ca pítul o 10, este procedimienlo Sl' ,',' vi
br 'vcmenlc en éste. Uno imrqwn q ll l' viene a la m 'n1l'
en losifi car ml' l1l1l1'l lI \dll/ 1" 111 .1 .. 1 inv 'Sli godol' In ' Xpt' ,'11I
1'" ", .10 con una pi la de mcmorandos en las manos, y luego dr j. n-
,1"1,,, 1' ,)(' 1' uno a uno, caigan donde caigan. Las pilas que res ull on
" 'I"',',eI11.1 n la forma fortuita de clasificar los conceptos. Hay 111 (1-
ult' ul os en que todos se sienten así, especialmente en esos días m:l H
" ",'(U'OS en que estamos inundados de datos e ideas pero no logm-
' 1I0S l' nl ender cómo reunirlos, Sabemos que hay un orden, pero 01
I' M, 'cl' r no somos capaces de crearlo,
Sin embargo, quienes tenemos experiencia sabemos que, en fe
111, l' xisLe un orden y que la clave de éste se halla en los me1110randos
y di.1gramas. Al leerlos y releerlos y luego clasificarlos, pode1110s
,'otnenza r a descubrir cómo se van reuniendo las categorías en torno
,1 ca tegoría central.
1\ partir de nuestra lectura general de los memorandos, escribl -
IllOS una historia descriptiva. Luego, usando las categorías (ténnl -
' lOS analíticos) en nuestros memorandos, traducimos nuestra histori o
dl'seri pti va y la convertimos en una analítica. La lógica y el ord n
,'sl.1 n ahí (o deben estarlo si se siguieron los procedimientos de estc
libro).
En términos prácticos, una vez que hemos tenido alguna idea cl t'
\,(\ 1110 componer nuestras categorías, o algún esquema organizado"
(Ir.1bajado por medio de la escritura de nuestras historias descripll
V.1S y analíticas y de los diagramas integradores), podemos agl' uplll'
nueslros memorandos según este esquema, Clasificarlos es impo,
1,1nl e porque es un paso final en el proceso analítico y con esta fll1l1
I izoción el investigador puede compartir el esquema con I(H
l'.Hli cipantes de la investigación, colegas, miembros de comit
"mi gas, cónyuge o compañeros, La clasificación final permite al in
vesli gador escribir sobre cada tema en detalle así como sobre un todo
Inl egrado.
Resumen
I ,OH memorandos y diagramas son procedimientos esencia les n In
Ill vl'sli gación que apunta a construir teoría pues les permiten 11 los
Il1v ' s li ga dores ll eva r UI1 l' gis tr o d el proceso ana líti o, LOH
!l 1t' I11 Ol' ondos y dia!j l' ll l1\ lt VIlI'IIl '" ,t " " 1,1 forma, según l' l mOl1wnl O
I'n que s' hacen y e l tipo d"lodllll ,II 11111 , Los 111 '11l01"",do" '1111 " 011
til'n.: n los resultados de la odili c,l( ió n d iri gen cfl1luI', lr"o 1,'011. ti , \'
pl'rmiten a l analis ta clasificar las ideas menta lmenl' , ' U,II'IIII"I I,1II ,1
lógica se evidencia rápidamente cuando se escri ben lo, 1"'"' II llIrl l'lI
los, Los diagramas son representaciones visua les de I,IS rl'flillolll '"
e ntre los conceptos, Tanto los memorandos como los d i,lgI"llll,I" 111111
úti les más tarde, cuando se escribe para publi ca r y s' d,111 11I111"I't'11
cías sobre la investigación,
Tercera parte
Finalizar
Contenido de la tercera parte
15. Escribir tes is y monografí as y hacer presentaci ones a Cl' I'(l1
de la investigación
16, Criterios de evaluación
17, Preguntas de los estudiantes y respuestas
Llegar n ser escritor es tá relacionado COI' /¡nccr'5-t! COII "! If'II/,1
Cl/mufo 1/110 e'5- cO/lscieute y escribe COI' inte/ecciól/, '5-i ll/l'lll'Idfld IJ
a1ltel/ticn preocllpación por In verdad, tielle In cnpncululll/f'
ill/willar n los/eelares (Lamont, 199-1, p. 22r, )
CII.1I1do nos hacemos conscientes de lo que hemos investi gado,
,'dql,irimos penetración y entendimiento, que transmitimos a los d '.
111,\S med ia nte su exposición y la escri tura, Por difíci l que es lo se, \
p,,,'u a lgunos, solamente cuando exponemos nuestros ha llazgos, 011
111 di scusión, el diálogo y la crí ti ca que ellos genera n, s arraiga n I , , ~
Id,'os y nn e la cienciJ, 1\ 1111'11 11 ' t'I I'PCII l1ocimi cnto pror 5iol101 y 111111
l"lI'1'l'l"l docent e en algull,l unlv\'ndd,ld ~ o n impOI'I,l nl l"¡, Id 111,1\'111111
dt' nosotros investi gamos porque nos ¡;usta y qUl' rl' mo, ''1"'' 1,11 <11/1"
I';stos últ imos capítulos buscan, no sólo hacer sugt'rl'Ill'i.l" 1'01' ,' 1'11'
st' nt" r y redactar la investigación y hacer críti cas, sino LIlllhll "1 d , lI
,1 los lectores la confianza para presentar sus hall azgos, 1\ 1 11 '.1,111.11
Y preparar las presentaciones, el investi gador ver;\ ÓI110 su' 1, ', 11 1"
van ga nando forma y solidez, Al examinar y aplic<1l' los, ,'11 " ,1"
para evaluar su propia investigación, pueden ganar rl" IWI0I"'" MU
logros. Fina lmente, al leer el capítulo sobre preguntas y ""'1' 111 ". 1,111,
los lectores descubrirán que no son los úni cos que ti enen I" "W"II,I N
o preocupaciones respecto a la investigación cualil ativ,1 , Su, 1'"'
guntas y las de otros críticos son legítimas. Es de espera r qUl' ,11 ["",
nuestras respuestas descubran que también hay manera, Il'¡;I IIII' ,I'
de abordar estas preocupaciones. Y por último, queremos dl'l ,d,,,, ,1
los estudiantes que nos gustaría que se enorgullccicr"n de' 1,,, Ii "
lI ,lzg0S en sus investigaciones y reconocieran que cada eSludio, 1''' '
I'l'queño que sea, es capaz de cambiar las cosas.
15
Escribir tesis y monografías
y hacer presentaciones
acerca de la investigación
Fi na Imente, asociadas a todo proyecto de investigación existen prc-
¡\IInI35 inevitables sobre la forma de escribir para publicar. ¿Cuán-
do d bo empezar a escribir para publicar? ¿Cómo sé cuándo eslá In
111Vesligación lista para aparecer en letras de molde? ¿Sobre qu
dd10 escribir? ¿Qué forma(s) ha de adoptar la escritura: la .1"
,1I 'trculo(s), monografía, alguna otra? ¿Es diferente escribir art! L11 01
,1 l'scribir monografías o tesis? ¿Y cómo realizar presentacion S orll
b? ¿Debo tratar de que me publiquen? ¿Dónde me pueden puhll
1m? ¿Pa ra qué público(s) escribo (incluso cuando estoy ha Il' "do
mi tcsis)7 ¿Cómo son los estilos de escritura? ¿Cómo empiezo "1
1'1"0 eso real de escribir o hago el primer esbozo? ¿Cómo sé qu ' ,, 1
Il'xlo es lo suficientemente bueno para ser publicado?
En este capítulo intentamos presentar respuestas prácticas a tak'H
I'rt'fiuntas. Consta de tres secciones: la primera tiene que ver con las
presentaciones verbales, la segunda con las monografías y tesis y 111
Il'rcera con diferentes tipos de artículos (otras obras que los lecIO"l'H
podrfan consultar con respecto a la comunicación de los hall azgns
lit' la investigación cualitativa son Alvermann y colaboradores ('1 996);
( '111 k, Crisp, Rodgers y Smith (1996); Dey (1993, pp, 235-263); Glns,' "
( 197H, 1' ''. 12H- 14 1), Lof l.llld (1' //' 1) , Morsc y !'i<'id ( 1'/' /", l' 1'/1)
Str.wss (1987, pp. 249-264); Sta'e[ (1996); y Wokoll (1')'10)
Del a nálisis a la escritura
Antes de abordar las páginas siguientes, sugerimos ,1 lo" I.,.ltlll '
que revisen, o al menos ojeen, el capítulo 14, pu '5 en , 11' tl l' II'M 11 '
cuerda que cuando se llega la hora de la verdad, lel dI' SI' 1l1 1l1' \' ' 1
escribir sobre su investigación o de esbozar una chado () UI1 Mili 111 0
preliminar, ti enen ya muchas ayudas en los mCl1l or,l l1d o l'
di agramas. También tienen una historia analítica en 1,1 cu,11 11,11111 1''' ',
tal como fue presentada en el capítulo10. Esto dcbe dM 1111 ,1 VI .. Ir\11
global de la investigación; el problema es cómo traducir t.1 "' S 11111 1\'
ri ales de manera clara y efectiva a artículos y prescntaciol1 1's P,I " I
que otros puedan beneficiarse de ellos. Una de las ca ra ' 11' l'fsl!cWl 111
leresantes de escribir es que se va refinando la teoría. El aclO 111' l'
,' ri bir aclara los pensamientos y trae a flote las fall as lógicas. T,1 1 \'(\ 1111'
In escribió uno de nuestros ex alumnos, Paul Alexa nLiL' I' , "11 " 11
mcmorando con fecha de septiembre 19 de 1996:
La escritura me obligó a ver toda la teoría e iluminó nqucll :l S J'lMl l' "
que no encajaban bien ... Entonces, yo vol vía a los datos .. , eslJ dJS(' l it,
construcción y verificación de diversos aspectos de la t e o r f ~ l continuÓ
a t ravés del proceso de escritura, especialmente al espcci fi cJ I' I.l ::t 1\ ·111 -
ciones entre las áreas de la teoría.
¿Por qué publicar?
Nos parece conveniente expresar algunas palabras ant es de OI1 H' I\
Z,1r nuestra exposición. ¿Por qué publicar? Hay una val'i ' dJ d d\' 1'11
m nes para hacerlo. Algunas pueden ir más allá del onsidl" 'I\ \lh'
L' S( uerzo que toma escribir, que lo editen y lo apruebel1 los cd IIU"l'11
de revistas o compañías de publicaciones. Independi ent nWI1I ,' .1, .
Ins múltiples mot ivaciones (tales como el orgullo personal, el ,1V[1 'H l '
,' n lo ca rrera y el deseo de contribuir a reformar e iluminar las vl dll
dL' los personas estudiadas), existe la obli gación, mayal' qll l' l'II ,11
q" ll' r otl' a, de omuni carse con los col!'flns, El cucrp ti' 1111()(' II1Il\ ' 11
lo" .1" 1111,1 profesión no PUl'lk .1cu l11 ularse, ni pueden desa rro!l ol'sl
.1, ' 111,111\' 1\1 lI til sus implicaciones prácticas y teorías sin que se clI m-
1'1.1' 011 1., tarca de comunicar lo realizado. Los investigadores eXI>\'
111l 11' 1ll.lllos, por lo general, tienen este deber introyectado en ~ l l
I' '' i'l 11 is. Los menos experimentados, y en especial los estudiantes lI l'
l'0' )\I'ill.l O que investigan por primera vez, pueden carecer no sol,\
'IH'111 1' dc la motivación de publicar sino que posiblemente subva lorl'l1
' 11 I",opia investi gación. Si un investigador piensa eso de su trabajo,
y si 'sta creencia es compartida por los miembros del comité d in
VI', I i¡.;a ión O los colegas, entonces la renuencia a que se publiqul'
I'lIl' de tener, en realidad, una base legítima. Si no, debe cumplirse lo
01>1 i¡.;ación con los colegas,
Presentaciones verbales
Muchas veces los investigadores presentan materiales oralmente,
,'\l1110 un ensayo para ver la reacción del público frente a estas PI'('-
"' I1I ,1( iones. En realidad, las personas que están siendo observadas,
1'I'l' sionan, a veces directa, otras indirectamente, al investigador, on
I I' ,1SI'S como: "¿ Qué estás encontrando?", o "¿no nos puedes most" [1 I'
,11 menos los hallazgos o interpretaciones preliminares?" Bien Sl'n
'011 la intención de satisfacer esta curiosidad, para obtener retrooll
\l ll'nlación o por otras razones, muchos investigadores consid(' rt' ll
ul il hacer presentaciones orales. Y lo hacen aun en etapas muy 1e' lIl
1'I'.1I1a5 de sus proyectos. Los estudios de investigación cualitati vo MI'
I"'l'stan para presentar informes relativamente tempranos porqul' lo'
,1 l1.-1 li sis empieza n desde el comienzo del proyecto. No es nec 501'1 0
,'spcrar a que se tenga un análisis más minucioso para satisfacc,' o
los inl cl'l ocutores, sean ellos sólo curiosos, o estén ávidos por v l' los
"l'sultados, sean escépticos o simplemente quieran examinar al in-
vl'sl igador.
N, turalmente, antes de preparar una presentación, el investi ga-
dO!' debe tratar de determinar los aspectos de los hallazgos el In
Inv 'sli gación en los cuales este público particular puede estar 1116s
1"1 ' ,'('sado y el estilo de presentación al cual puede responder mejo,',
Los públi os compuestos por colegas son capaces de absorb runo
l' h.lrl.l m. s teóri ca y abSll\ld.l , y l1,h l.l unll dedic.1Ll nn lll"."1I" il l"1111"
y ex peri encias de la investigación. Otros públicos rl's pn"d. ,." " Idl ' "
a análi sis de conceptos y relaciones conceptua les 501.11111'111. , '1 1 ,.'dl "
adobados con sufici entes descripciones o materiol es dl' l\l', n'l 1' """"
volverlos interesantes. El investigador también nec 'sito l's('n!'..' !' 1,,1
dadosamente el nivel de vocabulario para cada ti po de pü bl!ro, 1 J' I> I
mala decisión puede aburrir al público y una buena le 1" 0 nSI11III" ,1 1"
ideas con éxi to. Si hay una discusión o un período el PI"l' gUI1I ,lI y
respuestas después de la charla, entonces no importa qu ' Inn t"II'
prano o tarde estemos en la vida del proyecto de invcsti g.ld 11; ('HI. '
ti empo adicional puede convertirse en una entrevista 011' ti va 111 101'
mal que sirva para agregar datos. El público, sin propon rs 'lo, 11 iI
da al investigador a corroborar las formulaciones teóri cas o lo l'sli 1111111'
a cualificarlas.
A partir de las anteriores consideraciones, debe ser obvio 'JUI" n
nocer al público es muy importante para una presentaci6n vI'I'b,, 1
exitosa. Y no menos importante es que el investigador tel/gll .1lgo lIllI '
decir a un grupo particular de interlocutores. Si el públi co es .11',1.1.'
mico, por ejemplo, una buena sensibilidad teóri ca con res peclo .1 111
profesión mejora las posibilidades de que los interlocutores .11" '1'1 1. '11
bien lo que se dice.
Todos estos consejos pueden sonar bastante general es, allnqlll '
qui zás tranquilizadores. ¿Pero qué se puede decir sobre el asunlo
práctico de cómo decidir en la vida real sobre qué tema da r un,l COII
ferencia o una charla? En los estudios de investi gación cualitali vd,
dado el considerable número de categorías generadas por la 0<1111
cación, ¿cómo escoge uno de qué hablar?
Teniendo en cuenta que el contenido de una charla deb' II' n"I
l' n mente al público en la medida de lo posible, sugerimos 1.15 ,1 1
gui entes respuestas. Primera, por lo general, es preferibl ' no 1"'"
se ntar todo el marco teórico de una vez, pues és te s Ul'k ".' 1'
demasiado complejo para que un público lo absorba en un,1 P""
sc ntación oral. Además, se necesita muy buen dominio dd 1"11111
para presentar con clari dad las muchas categorías y sus r ' ldCÍ OIl W,
para que los interl ocutores las puedan entender y tener ' n su n1\' I'
t, todo el tiempo. Es cl aro que el in vI' stigador pu 'de 1"
111 /1 101"1 ,1 descript iva principal antes de acudir a la elaboraciÓn lh'
""" dI' los características más interesantes de la teoría. Sin mblll'
1',0, ,' n'I' mos que una presentación verbal es más efectiva, y se aplll
V II'l' ul' rda mejor, si enfoca una o dos categorías atractivas e ind ll
V" l1Iuchos ejemplos descriptivos. Por ejemplo, digamos qu ' un
I" v", ti gador descubre que el trabajo médico llevado a cabo po,' lo
pacientes hospitalizados es virtualmente invisible para los
,' IIII' l"Ill Cras o los médicos. Esta categoría "trabajo del pacient " s,,
I,,"'tll' ana li zar en términos de por qué, cuándo y cómo ocurre, y
10.'011' as untos, por ejemplo, cómo se relaciona éste con el trabajo .1,' 1
I'I' I'sonal y las categorías subsidiarias tales como "trabajo de apll
yo" o " trabajo de seguridad" (Strauss, Fagerhaugh, Suczek,
Wil'ner, 1981). Los diferentes subtipos de trabajo de los pacienll'H
1,IIllbi én se pueden incluir en la presentación. Al centrarse en una o
dOH categorías, el investigador puede expresar ideas importantes sin
'I,brecargar la presentación con detalles (Strauss, Fagerhaugh, SuczI'k,
V Wicner, 1982).
Desarroll ar una presentación alrededor de una o dos categodo,
incluye un esbozo claro del asunto principal y pensar clarament ' i1
1 r,lVés de la relación de las categorías con ese asunto. Por med io d.,
una planeación cuidadosa y el uso de citas descriptivas, el inve ti gil
dor ha de ser capaz de presentar una historia cautivadora. El l11 ur'I'O
Il'(lri co más amplio se puede dejar como trasfondo (backgrounrl) PI' I'O
proporciona el trampolín invisible que impulsa la construcción d, ,1
.1 iseu rso. También debe quedar claro en el público que el invesllgll
.1m eslá presentando sólo uno o más de los aspectos del relato 101111.
Escri bir monografías o tesis
1\ 1 escribir una monografía o una tesis, el investigador debe COlll n-
apoyándose en diversos instrumentos. En el transcurso de un
proyecto de investigación, el investigador desarrolla un sentido te -
"¡eo acerca de lo que trata la investigación y, además, ha aprendido
' 11' 0 grnn cantidad de puntos importantes sobre el problema. Todo
,'sto va a desempeñar un papel preponderante en el proceso de R
\'I'itlll"O, laro está qu (' I IIwl'stl!\l1dor también necesita otrns hahill
,i.1dcs tales corno sentido lel sintaxis y la PI' \!sl' lllod 11. "" 11 111 ' 111
id 'as, Desafortunadamente, la escritura puede S,' I' Sil 111'01' "111 ' 1111 11"
A parte de tener escasas habilidades para escribi 1' , PUL"'" 1 d,' l' 111.111
los bloqueos que se suelen describir en los libros d is" ",lllo,¡ I'"I'II,IY I!
darle a la gente a escribir (Becker, 1986; ver tambi 'n 1,' "111"\1 , 1'1
11
1)
Por fortuna, ya en este momento del proyccto, el inVl'slll\lIdm 11"111
un filón de memorandos y diagramas quc pued ' 11 s ',' v lr' di ' 1"",
para la escritura, la cual requiere:
l, Una historia analítica clara,
2, Un sentido de cuáles partes del relato qui cre cOll)lInl rllr I'i "
critor,
3, Un esquema detaliado,
4, Una pila de memorandos pertinentes que sirv ' 11 1',11\1 W1l11 ,11'
tal' los detalles del esquema,
Procedimientos
Cuando empieza a pensar en la redacción de los I' csull ados d. ' 1111
proyecto, el investigador debe revisar los diagramas inl 'gI'lHhl""
más recientes y clasificar los memorandos has ta qu' adqul' ,'o 1'11111
dad acerca de la historia analítica principal. A esta rcvi 'ión 1 '''1', 111 '
ul1a nueva clasificación de memorandos hasta quc t ngo sull r""II. '
material para hacer un esquema detallado, Incluso la cla ifi a iÓn punir '
hacer surgir algunas dudas sobre la historia analítica o
01
1\11
nas fallas en la lógica, Si tal es el caso, el investigador no d ' bl' d.' 1\,11
marse; lo peor que le puede pasar es que el asunto se uolifiqul' y .'
mejore, En todo caso, la historia debe volcarse en un esqu 'm,1 1\<'11\" '111
Au nque algunas personas no son buenas para trabajar on "Sljlll'II111
detallados, nuestras propias experiencias y las de los studi nnl" H
II cvan a darles el siguiente consejo: al menos diseñ n un 'Sl]U\'III'\
lógico general; de lo contrario, podría haber vacíos en la presellllllll 11
de la teoría, Hay otros procedimientos que pueden ayudar o f" .'Ill]11\'11!
la brecha entre el análisis y el esquema, El primero es p nsa" cOIl"l'h'lI
lcmente sobre la lógica de que es tá imbuida toda la hislorlo, 'I'odl\
monografía O investigación ('n realidad, todo artículo sobrl' 1"\0 111
vl'SlÍ gD Ión) tiene una 1 lile" Y 10dl1M liL'n 'n unas cuanl OS frn$l's 01'1
1,,110'1 I'i IIVl' quc scñalan la l<'Ig ica implfcita de su autor (Glaser, 1 \17/1,
1' 1' 1'.'11 1:10), aunque a vcces éste parece no ser consciente de 11 0, 1 ,lí
11111 •• ,1 dI' In quc es medular en una publicación dada (o tesis, vi ' ndo
111 ,,¡,',,) R' sucle encontrar en el primer párrafo o página y lucgo, ,,1
1111,11, 1'" la última o últimas, En cuanto al manuscrito, aun el pl'im.' I'
""" '. 1<1111' llt' be tener una presentación clara de la historia ana l!t k'n
' ''1.,,,.1,11. Al escribir tesis o monografías, a diferencia de cuando H.'
11 ,11" 1111,\ prcsentación o se entrega un artículo, debe haber una l'
I'"t ,,,,I<'I n de toda la historia analítica,
11" procedimiento para convertir el análisis en es I'i
111I'tI ensamblar un esquema trabajable y luego hacer oracio,wH
I]IIt' vi nculen cada sección con las demás, de manera que el cserl
1111' Il' ngn sicmpre claridad sobre el desarrollo progresivo del asun
111 Il'orico, Los esquemas de los capítulos se detallan y ordcn"n
1'1' '' ' ,lndo en qué se debe incluir en cada sección y subsecci n,
It'lIi.'ndo en cuenta la relación de las partes del capítulo con l'i
111"'0 101,'1. Para estas decisiones también es esencial clasifi car lo,
""'1l101\lndos que parezcan pertinentes, Incluso cuando finalmenll'
' ''1 1.1 l'scribiendo un capítulo, el investigador encontrará que Sil'
,' t' h,lS,l l' n los memorandos, El prefacio o primer capítulo explic,\
"1 I,,'opósito del manuscrito y quizás resume la historia analítica, o
"1',1, d .. qu é trata la tesis o monografía, Esta oración, así como t'l
''',<]".'mo mi smo, puede revisarse si más adelante el investigodlll'
Itl conveniente.
ll" lercer procedimiento tiene que ver con visualizar la arqultl'r
1111'11 dd manuscrito, o sea, la forma conceptual que el autor qull' '' '
1',\1' ,\ su libro O tesis, Visualizar la estructura se puede comparar 011
1"\',11' lino cs pecie de metáfora espacial. Por ejemplo, cuando escribl
IIIOS Ul/<'IIdillg lVork and cnre (Trabajo y cuidados sin fin, Corbin y
1988), teníamos en mente la siguiente metáfora: imaginé-
1l10nos que alguien entra a una casa, Primero, el visitante entraría y
1"15,\l'Ia por un corredor, luego por un vestíbulo, más tarde entrada a
"" cuarto grande que tiene dos subsecciones importantes y despu $
II ,IIdl'l.\ de la casa por la puerta trasera, En ese momento, el visitanll'
pmld.1 darle la vuelta a toda la casa, asomándose al cuarto prin ¡poi
1'0" difcrcntes ventanas pero observando cuidadosamcnt las ,'l'-
1,1 iones de los diversos dd rUMio. 'uondo t""¡nI","'H'N 1,1
manuscrito, su forma correspondln a e ·ta met¡\(o/"ll <' sI JI 1I1i1 I "",1
introducción, un capítulo preliminar, una gran l' n ' xi6!1 11" ,'1<-" , "",
puesta de tres capítulos y luego otra sección larga qu,' ,'''11,1-111,\ 1"1
varios capítulos que elaboraban las formulaciones te "Íl\\ H PI"'""III"
das antes y derivaban implicaciones a partir de cl las. linfrl' l1l11dll ,1 1'1
tarea de escribir una tesis, el investigador puede encontl'D" I'sll' 1"11 \"
procedimiento (visualización) difícil de usar. Al fin y ni I\ lh" , ' 11 1,1
mayor parte de los ambientes universitarios las tesis, incluso l'IS 1111'
litativas, tienen formatos muy estandarizados que Su len nll\\I"\/ 11I
con un capítulo introductorio, seguir con una revisión de 1,1 ti!t "',\I"
ra, luego la presentación de los hallazgos (en dos o tres apfl lll os), y
por último la sección de resumen, conclusiones e impli ,Kio!1('s, 11
pesar de esto, el que escribe la tesis puede concebir d ' una 111("11"',\
arquitectónica los capítulos centrales (los de contenido). En todo ''' ''11',
cuando escribe una tesis basada en los hallazgos de un II\l11,'¡o ti"
investigación cualitativa, el investigador debe basar e ' n los dos 1''''
cedimientos que se mencionaron aquí primero: a) desarroll M 111 11\
historia analítica clara al clasificar los diagramas y memol'Dndos, y
luego, b) esbozar el esquema general que incorpore plenaml'nll' lo
dos los componentes importantes de tal historia.
¿ Qué escribir?
Los investigadores cualitativos suelen enfrentarse a un probil'l1l11
difícil cuando tratan de decidir qué escribir sobre sus hall azgos, 1,11
fuente del problema es el cuerpo de datos muy compl jo gcnl" 'IH lo
por el proceso de la investigación. Las grandes preguntas, el, lonl'l'l<,
son las siguientes: ¿Qué porción de todo este análisis debe in I"II's\'!
¿Cómo puede uno hacer un compendio de todos estos hall azgos 1'"
un par de capítulos? Después de todo, el formato normal pm'o ,'s,'I'1
bi l' U na tesis no permite expandirse hasta el infinito. En olI'DS Plll n
brus, ¿con cuánto detalle hay que redactar el inform ' dI' 111
investigación? La respuesta es, primero, el investigador d b' decl tl r
uól va a ser Su principal mensaje ana lrtico. Luego, deb dal' slIfI
el ' ni 's d talles conceptuales pal'O comlll,l ca r us ideos, SlI A I 'clo
11 '" 1" lormo defi nlllvlI d, < hlll l lll'l llIl oH ll'ntr" les debe estar ' n con-
f¡ OlldlWi il con el l1l ensnjl' Ll nalHic() y sus componentes.
1':' 1,1 respuesta, sin embargo, no especifica, cuando se está 'sed
"11'11<1" una lesis o una monografía, cuántos y cuáles detall es con l'p
1, "1 1,,, incluir y cuáles no. Todo se reduce a responder a las pregunl l1 ll:
", 1 k qué trata esta investigación?" "¿Cuáles son los principales asun-
1"" y problemas que los informantes enfrentan?" Por ende, deb h11
h, '" suficientes detalles y citas descriptivas conceptuales para dad s ,1
1", I,'clore una comprensión completa de esto. Los participantes y los
I"'lllesionales familiarizados con el área teórica deben sentirse sa ti sfl' -
I "o, de que la historia se haya contado y comprendido.
[f liS 1111 to de la confianza en sí mismo
1 .. 1 sensación de creciente facilidad para reali zar correctamente algo
'IUl' no deja de ser una escritura muy especializada, está relacionado
\ (", L'I grado de confianza que el investigador tenga en sus propias
(,q',lCidades como analista y redactor. En relación a esto citaremos
dI' uno de nuestros libros, porque ese fragmento expresa sucinta-
l1Iente lo que un investigador principiante tiene probablemente qUl'
I' xpcrimentar. La cita se refiere más al análisis que a la escri lu ro,
I'l'ro en la escritura misma, las dos destrezas están, como lo hab,' '1
""lado, muy interrelacionadas.
Los investigadores pueden sentirse bloqueados cuando comienzan a
escri bir. Y mucho más du rante el proceso mi smo de la escritura, si les
fa lta confianza en sus análi sis. ¿Estuvo bien hecho? ¿Dejé algo esencial
por {llera? ¿Sí identifiqué bien la categoría central?, y en caso tal, ¿ten-
go todo eso en suficiente detalle? (densidad conceptual).
L.:,s respuestas pueden ser sí, no o quizás. Pero el asunto aquí no
l' S si el análisis se hi zo de manera adecuada y suficiente sino la con-
fiélllza en que uno realmente conoce las respuestas a estas preguntas.
Incluso los investigadores experimentados pueden no estar siempre
seguros antes de revisar cuidadosamente, de dónde, exactamente, es-
Ión los vacíos o de que no hay vacíos importantes en sus análisis. Sea
lino ducho o inexperto, una táctica común para reducir la falta de cel' -
es el "ensayo": ensayarlo con otra gente, indi viduos O gnlpos, de
manera formal o informal.
1,0'1 /'I 1'od tI. lI'hlt'i Il!ll '\ h In d ll1 11 111 '1 I !l VI "1I1g¡HIOt 1' ''' \ Ullll llll /t \ , ' 11
,IIl,HI 'l i ... , hU' 1l 1.' 11 /l U 11.1111111 ¡Jt. ' lItHiI' .. . "hn.d, lH4f \\1111111 '11111" IHII
Ií :-.b y.l i ll L' Or pOI\ ldll:-: e n :-' lI \"" I'I t UI'd , I ,:tlllrL·l'l' nd .. ·• di, t¡ldll ll "1111111
Vl'lll'101lL'S, si reciben el r.l vor dl' l público, pUlx l l.' l l !)!llIft.1I v¡ llId¡h h' n
.ldicionnl [l un nnál isis y refl ejarse c(ecti vn menti.' l' 11 II tM h'HII'I!,
y de leer.
Si n embargo, cuando se llega ni moment o dl' l''i(' rl hll' \' ItH 111""
durante este período, casi invariabl emente hay mucha
la posi bil idad de lo que se hace o si se está haciendo tl l 'l" HWJllt Inlllh'
rn. Después de todo, algunas personas son p rfccciont.,t,I'I y 110 W t ni!
forman con menos que una actuación ideal. Esto podd¡1 II l'VIlI', 1'11 1
supuesto, a no ser capaz de empezar a escribi r o n dC11 101'I1rNt' IIHh ht\
A otros les falta algo de confianza en sí mismos con t'(\S j'Wl lO ¡t NW¡
capacidades para llevar a cabo este tipo parli cul nr de 1""1.'11 .
Esta ansiedad y angustia .. . pueden miti garsl! rnj s o\.IL·I.nlh' (hll ll
bién) escribiendo un artícul o o dos antes de crnb.lrc. II':-: l' - ul
scri amentc- en la empresa mayor de escri bir algo ... Urlo 11 dON
artículos aceptados para su publicación, pueden cStil11 UI.H ('onsldl"'tl
blell1ente la desfall eciente confianza o eliminar las dud.ls ' llIl' nUll lwl
si stan, sobre la propia capacidad de investi gación y de e(<.'cllvlI "t'dlU'
ción (Strauss, 1987, pp. 259-260).
Dejar ir el manuscrito
Después de haber editado lo que probablemente sea lo Vl' I'sión 1111111 ,
un investigador también puede tener difi cult ades e n snll ol' 1' 1
mnnuscrito. Este problema puede deberse, no tanto a la f,llt.1 dl'COl1
(ia nza en sí mismo (aunque también a esto), sino a un des pl llll\l\\ It '11
to temporal del ánimo. ¿Sí introduje los últimos detall es, y lo Ii 11'
bien? El casi inevitable descubrimiento de detalles aeli ion Il'M, 111111 11
dt' ti po conceptual como editorial, y la reubi cación ° iJIII '
ocurren cada vez que se escribe un borrador estimul an ti U !1 11 M
1',1 rt e de la madurez del escritor de investi gaciones es 01111 1'l' lIdl'l
que no hay ningún manuscrito completamente terminado olgu 1111
( ' u,1I1do el escritor es tan afortunado que no ti ene un plazo 1111l 11¡ ',
" ul oimpuesto o determinado por su departamento o el dit Ol', \' 111 011
<'l' S pu ' de benefi ciarse dejando de lado la versi ón final dUI'I\ IIIl ' 11'
1ll.1I1;¡S, I in luso meses, para distanci arse anaHtka y
li l' d la, Tambi6n se puede conven (' ,' n 11110 o dos ni 'gaM, dI' iJll l'
1" ,\1\ t'IIll.ll1uscrito, O und I hl l' lL' dl' el y ..l SÍ obtener conlcnlari os l'ons
,"" I,vo,.. . Torde o tempra no el escritor tiene que soltor su trab,lio
'11I1V" IlLido de que ya no va a estar nunca más acabado. Pero PUl'lk
' '' ",11' M'gUro, eso sí de que una vez enviado a la editori al que lo V,l i\
1' "hli eM () al comité, siempre se lo devolverán con sugerencias sol n'
1111'11""15 que se le pueden hacer. La razón para soltarlo es que la cs·
I "',,r,ll'5 sólo parte de una corriente acumulativa de ideas expres,l.
d,IS, ,1 1,15 cuales el escritor puede regresar después para criti ca r, ' n
1" '" Irabajo o en uno posterior. Incorporar las críticas propi as no I'S
di, ' in ' o a responder a las ajenas, La sicología de soltar el libro, sin
1'lllhMgO, es más compleja y básicamente se trata de evitar la tramp,l
d,' "o'íar con el manuscrito perfecto y, en su lugar permitirse estar
,I[,il'rlo a nuevos proyectos, ideas y datos, Es importante defin ir si
lod,lvía conviene revisar las versiones o si es mejor dejarlas como
", I,l n. Es difícil expresar cómo hacerlo pero por supuesto un investi .
g,ldor con experiencia, familiari zado con el trabajo del investi gador,
1'lIt'de ay udar. Pero, al final, todo escritor debe basarse en su sen ti .
mil' nt o propio de haber completado satisfactoriamente su trabajo,
Si el investi gador está escribiendo una tesis y tiene la fortuna ,ic'
I',t udi ar en un departamento que permite cierto grado de libertad l' l'
1' 1 ,'sti lo, puede escribir para públicos diferentes de los miembros dl' 1
comité y de otros profesores de departamentos, Es más, los edil! 1','
",,' len rechazar las tesis como tales, que les son enviadas pam HI!
[',,, ible publicación, y prefieren un formato de presentación difl' I\ ' "
1,' . I e modo que si le permiten escribir una tesis que de entrada p,1
r,' zca una monografía, la labor de convertirla en una publica I 11
['otencia l se facilita en gran medida.
Los plÍblicos
T,l mbi n es preciso tener en cuenta la concepción del escritor sobl"
t'l1,\ 1 será el público de su tesis. Quizás esto sea menos complicado
qUl' para otras formas de publicación (se verá después) y para di s·
cursos, pero para los estudiantes es un dolor de cabeza, Al fin y 01
c,lbo, los lectores inmediatos son el consejero y otros miembros d(' 1
' omit doctoral y si no aprueban la disertación, toda la mpresa Sl'l'
1111 , k sl1 S 11'" pe rsol1 o 1. (' lI lIlId o h 1'1 , 0 11 ti 1 (os d oc 1 ( lI'tll , 'S 1'11 111" , 011 '1 "11'
los por mi embros del pl'Of,',ol'ndo lJlI l' ti 'l1L' n gl'l ll1d" H d llll " '111 1111111
l' n s us criteri os de lo que es Ir,lb,lj o adecuad o P'll'd" 11 1" '11" .111 11 1 ItI
l'sludi a nl e, Si es afortunado o astuto, el estudi a nl e ('s('ol\\ ' lo 11 111' 111
bros del comité entre los que sabe que van a esl.1\' dI' ,U'III ,,, I,, "itll
los estándar es deseados y el formato acepta bl e pan! SlI H d ltlt' ll lh 111
nes, a unque nunca fa ltarán algunas revi siones, No ho lll lll 11 '1',111 .1,
oro para manejar esta variable, Nuestro mejor ol1 Helo,' 01'.' "
dentro de lo posible, un asesor que nos dé a poyo pe\'() 11111' HI'" 1 111 1
co, y escribir el mejor manuscrito posibl e, Si el es ludidnl (' 1'1 '11 11111 111 11 '
buena investigación, con seguridad le otorgará n el gl\ ldo, (l 11 11 '1111
que a lguno de los miembros del comité sea escépli co con I'l' tl [l"l lo ,
los estudios cualitativos, Si existe esta posibilidad, el 'sludi ,lIl1(' d" I,, ·
prncurar tener el menor número posibl e de críti cos pOI '11('III III U' IIII '
,II lversas en el comité,
Existen algunas diferencias cruciales entre las monogr,l /fll H y 111
iI 'sis, aunque hasta ahora hemos tendido a minimi za rl as, L,1 prl ll' 11',11
,'l1 lre sus diferencias es que la discusión en una monogl\lfrl1 "vil" 1'1
conceptualmente más completa, es decir, más deloll odo y )11'01"'1.111
Como hay más espacio y menos limitaciones que cuondo SI' 11'11
1101
11
1
1' 11
una tesis, el autor es más libre para desarrolla r el mensaj 'onnlft l"II . l'
más, la monografía puede tener mayor complejidad, no H lo 11IIr hl
elaboración extensa de categorías y sus r elaciones sino 1'01' llll11 l1l llY' "
cantidad de material sustantivo, Este último puede in luir ('sl"dhll .11
1
casos y hasta citas largas de entrevistas, notas de ca mpo y dO"' llllll ' "
los, El autor también puede hacer una digresión, y di 6 Util' [1 11'. ,1111 1
secundarios o menores, siempre que estén en 0I1S0I1 il '" 1"
con el objetivo central de la monografía, Además, es posi bk l' xpl Ol IIl
a l¡;unos temas ollÚtidos en la disertación que es más l' ' Si t'i " I\ idil (l '1111 '
no se hayan trabajado en todos sus detall es duranl ' esl.l invl"lllll"
ción. Las inconsistencias que se colaron en la escrilura m, s "1"'l'III II'11
da de la tesis deben corregirse en la monografía , Los comlt, ¡J"
d iserlaciones tienden a hacer énfasis en los hall azgos, mi ' nl l'l1s '1"1' "
m,\8 probable que los lectores de las monografías apreei ' 11, onl IIll'1I1I
nc ' plen, un argumento basado en el anóli sis y un cxa m ' 11 111 11 11111
¡lli o d los materi a les d investi gaci ón,
1,: 1,111101' de una mOll0I',r,, 111I I,IInllll' lIl icne más liberl ad pOI".1
,',1' 1' " 1 <, slil o de presenlaciÓn, En parl e, este es tilo debe J' cfl ' jor l'i
""' '' S,ljl' de l autor, al tiempo que toma en consideración el públi () 11 1
'1 "" ,',1,\ destinado, Las preguntas que se deben considerar son: ¿Es-
1.\11 los leclores restringidos a colegas de la profesión o de la <.li s ipll -
11,' , " ,1 ,l lgunos tipos de ellos? ¿Espera el escritor tener lectores lk
dl l" I\' nlc5 ca mpos, tal vez incluidos los del área de la prácti ca prok
' ,"II101 ? ¿Qué piensa del público lego? Para que una monograff n len-
,'," 1,1 mj , i ma efectividad, el autor debe preguntarse: "¿Qué le qlli cl'O
d .. ";r ,1 cod a uno de estos públicos?", o, si busca varios tipos de pu
I> li, os, "¿qué es til o debo usar para cada tipo de público?" Por lo IIl"
111' 1' ,11, Ul1a mezcl a de teoría con suficientes detalles descriptivos qUl'
l. , h,lgo n vív ida y clara es la combinación preferible, En síntesis, ,, 1
",1 ilo y fo rma de presentación deben ser sensibles al público o pú bli -
,'os y refl ejar el que uno busca tener.
Supongamos que el autor quiere dirigirse tanto a colegas de 1,1
d "C-iplina como a legos, Para llegar a ambos tipos de públicos Sl'
II ''("(', ila pensar muy bien el uso del vocabulario, la terminologí a, los
" ,,, Ieri a les de los casos, el tono general y otros aspectos del estil o dl'
,' " .,.i lura, Muchas monografías publicadas por sociólogos apuntan ,1
I' "bli cos compuestos por lectores profesionales y legos (entre los
monogra fí as que se han publicado están las de Biernacki, 1986;
Ilroa dhea d , 1983; Charmaz, 1991; Davis, 1963; Denzin, 19H7;
¡:,Igerha ll gh y Strauss, 1977; Rosenbaum, 1981; Shibutani, 1966; 1M,
19H9; Y Whyte, 1955). Algunas veces, se apunta hacia lectores no pl'O
I('" ionoles, por ejemplo los pacientes y sus familias; tal es el caso Lid
lihro sobre la epilepsia escrito por Schneider y Conrad (1983), C,I
, ill na lmente, las monografías se dirigen a audiencias legas, a los co
Iq;,I S y a los profesionales, Luego se publican como libros comercial es
nll l'lna les, por ejemplo, un libro sobre volverse a casar después del
d ivo rcio (Cauhape, 1983),
Escribir para públicos diversos es más complicado que hacerl o
1',II'a los colegas y, sin embargo, muchos investigadores sienten gn-
11<1 5 u obli gación de conciencia de escribir para lectores comunes y
no sólo pa ra los científicos o profesionales, A veces usan tambi n la
ill vl' s li gació n como pl a ta forma para escribir libros qu · no so n
monogl'aflas. Por ejempl o, 1l00HltlllN l',n ibimos un ti bl'O ¡lnllll
as después de nuestro esludi o le- 1,1 enfermedad rÓI1 Íl'Ll Y
orbin, 1988) para tratar algunos de los asuntos pollli rl O, 1111"
más importantes que enfrentan los enfermos cróni cos y IU ;"Ill 'rl 111
cuidan, al tratar de manejar sus enfermedades en ca ,1 . No Hl' t.'III .IIIII
de un informe de investigación en sí mismo pero, n todOI' ll MO, rl lOl
gió de esa investigación. O se pueden escribir libros pOl'O IOH pl'lIl, ·
sionales, llenos de información basada en la investi ga ión (SII'll ll rl V
colaboradores, 1964).
Convertir una tesis en monografía
¿Cómo se convierte una tesis en una monografía? Las guros ljll l' i'
plican cómo hacerlo se sugirieron de manera implícita en lo ser '1 11
anterior. Sin embargo, el asunto previo que encara el aut l' d ' illlll
disertación es si ésta debe luego ser escrita también en fOI' mll tl l'
monografía. Hay varios asuntos relativos a tal decisión que di'lwlI
pensarse con cuidado y preferiblemente en el siguiente ord n:
1. ¿Son los materiales sustantivos, las formulaciones y los
gos teóricos presentados en la tesis lo bastante interesa ntes po "o qill '
se justifiquen el tiempo y el esfuerzo de escribirlos para públi o(rl )
más amplio(s)? Algunas tesis son candidatas naturales para 101 pn·
sentación mientras que otras, no importa que tan interesant s pill '
dan ser para algunos colegas, no son buenas candidatas, pero IgwllV
porciones de sus materiales sí se podrían publicar como ar'lf ul m¡
después ser ampliamente citados.
2. Si se considera muy importante, entonces ¿cómo de id 11 h'r
son los temas o conceptualizaciones más importantes que 111
luirse en la monografía?
3. ¿Tengo suficientes tiempo y energía para convertir mi I 1, .1
una monografía? ¿Sigo interesado todavía en este tema? ¿Ya I' Mloy
cansado o saturado de él? ¿Es en realidad mi fuerte, o debo po, 111' il
otros temas o áreas más interesantes? Por supuesto, cuando hoy HII
fi ciente interés para hacerlo bien puede llevar a una sa ti sfo i n 1ll' 1'
sonal muy grande, y parte del compromiso y la sa tl s fo c I '1
resultantes también pueden d riv I'se de un sentido de obll gill'l 11
,'11" 1, ,, Il'( IOreS, qu ' Lid' I,.'I,lIl ('"IHl('l' r lu que uno ha descubil'rlo
1'\\!' Il\vdio de la invcsLi gJción.
,t, I 1,1 Y una cuesti ón adicional que muchos posibles autores COIl-
'.ldl"'.ll1: Liados un cierto nivel de interés y suficientes tiempo y enl' l'
1', 1,1 , ¿v,ll e la pena escribir esta monografía para propósitos de lo
1, lIl'l' I',I ? En algunos campos, escribir una monografía (o cualqu il' l'
Ilpo di' li bro basado en una investigación) no es especialmente im-
plll'I,lnl e y los artículos publicados en revistas indexadas dan m s
1'I'I'sligio. Si n embargo, los colegas de otros campos, incluido el dI'
1,,, ei ' ncias sociales (en especial cuando están buscando candidalos
.1 I'l'Ofesores o cuando ellos mismos se están considerando para p.'o-
moción), saben que en una evaluación las monografías suelen p ' sur
111 ,)S que los artículos publicados.
Después de considerar cada una de estas preguntas, limitado y
.'Ilnfuso por los consejos de profesores, conocidos, patrocinador 's
y ,lIni¡;os cercanos, el investigador enfrenta también la pregunt a
di' c6mo convertir una tesis en monografía. De hecho, tratar de
1"l" I'0nder esta pregunta va a afectar la decisión de escribir o no
1111<1 monografía porque implica sopesar el tiempo y el esfuerzo
.wcesarios. La conversión real de la disertación puede estar bien
¡;Ui,lda por consideraciones que ya se han hecho antes. El escritol'
dl'be pensar con cuidado sobre los pú blicos a que se dirige y osi.
mi smo sobre los temas, conceptos y formulaciones teóricas '1111 '
pUi'da n ser del mayor interés para cada tipo de persona. Esas 011
, idcraciones ll evan al asunto del estilo. ¿Qué formato puede ulll l
¿Deben ser las formulaciones teóricas el enfoque prin ip.\ 1
di' lel monografía subordinando los materiales descriptivos o on·
vil' ne equi librar ambos aspectos? ¿Pueden las tesis principal es
.ll"gllmentarse de manera directa usando otras formulaciones teó-
I'i C,I S existentes, o debe dárseles un bajo perfil o manifestarlas im-
plícit a mente? Las consideraciones estilísticas, por supuesto,
t.lmbi én implican decisiones sobre el tipo y nivel de vocabulario
'1" ' debe usarse, los modos de presentar selecciones de los da tos,
1' 1 (ono general de la monografía, etc.
Tal como lo expresamos antes, en la tesis la elaboración con p-
tUi l1 LÍeb agregarse a la presentación original. Se puede hacer inclu-
y,' ndo maleri ales teóri cos yo dl''' drrull ados en los P"I \1
omilidos en la di sertación y pe nsa ndo e n los di' hl
formul aciones teóri cas que pudieron quedar po o clnrwl, [1111111111 11 ' ,
incompletos y hasta inconsistentes, Además, en uno 111\\11011"'111.1 \,1
escritor posiblemente querrá plantear con mayor cxlcnsl \1 111', ",
implicaciones de la investigación con referencia a lo lil ,,'lllu ,'" 1,'1), 11 1\
asf como las implicaciones para futuras investi ga ion 'S o q U /1 1
1111
"
practicantes o quienes tengan que definir polfticas,
Todas estas posibilidades, o algunas de ell as, rcquiL'rl' n 11" 1111 "' V
esfuerzo, así como repensar cuidadosamente los aná li sis IWl'vll'll y
las exposiciones escritas de los mismos. Muchos 111111
,' ncontrado muy satisfactoria la experiencia de rees ri bir pOI'" 111 11 \
monografía pero otros han traducido las tesis a monogmff s prl ll l
pa lmente para avanzar en la carrera y ganar mayor repul aclón 1""
sonal, y han obtenido ganancias (literalmente) por esa inv rsl 11 ,
Publicaciones en equipo
Cuando en algún proyecto hay dos o más investi gadores, sienlp" ¡' 11\'
presenta la cuestión de cómo han de escribirse las publica i 0 111 'o , I "
respuesta depende, como es lógico, de las relaciones enlre los mk lll
bros del equipo, sus habilidades e intereses respectivos, sus r ' p Oli
sabilidades y el tiempo disponible de cada uno. Algunas publi Dclolll 'll
las escribe el investigador principal del proyecto, y los d S, I 1' 11
cargan de algunas porciones del texto, Otras exi gen una olnbOl"
ción mayor al escribir y no sólo haber compartido la '1 11
Lo mismo se puede decir de los artículos basados en la inv sll fl ll l'l 11
del equipo.
Escribir artículos para su publicación
Esta cuarta clase de publicaciones basadas en la investiga ión ' S 11111 Y
poco homogénea, y la gran variedad de opciones por tipos d ' orl r. lI
los se puede sugerir gráficamente descomponiendo en ln' s l' 1,1
posibilidades,
I 1'.11',1 los colegas, SI' pUl' dl' Il I'sl' ri bir artículos enfocados IJI'in '1
I', II IlI\ ' l1 ll' en asuntos de lipo leórico, sustantivo, argumenl ali vo Il
11H'lndologl o.
2, 1',11',1 los mi embros de la práctica clínica, los artícul os puedl' n
1" " I'OI' cionar marcos teóricos para entender mejor a los usumi os,
ll,lilo1l gos sustanti vos, sugerencias prácticas para mejorar los pro l'
""11 i\'l1 loS, sugerencias para reformas de las prácticas existentes o d,'
I I\l lll il\ l S generales.
:1, I ',1 los legos, los artículos apropiados son aquéllos que desc"; -
10,'11 los hall azgos sustantivos, que den sugerencias de reforma dl'
I'r,lI' liras o políti cas corrientes, que presten autoayuda o muestren
11\(' li , ,1 S pa ra obtener mejores servicios de los practicantes o instilll-
\ 10'1<'S y los que brindan tranquilidad al indicar que otras
\ Ol11p.1l' lCn su experiencia (por ejemplo, cómo sobreponerse a un di -
vmcio o c6mo adoptar un hijo).
!!sl,) va ri edad de opciones de artículos señala las diferencias lIL-
lo, propósilOS, los énfasis, los estilos y las formas de publicación. il1
I' lllb,1 rgo, los hall azgos de la investi gación son una base firme pam
1",\ ribi r eslas d iferentes clases de artículos, Los estudios de invesli
,'",ció n cua lita ti va proporcionan análi sis teóri cos, contenidos
', "st, 1I1li vns y confi anza en sí mismo. Al completar la investigación,
1' 1 invl'sli gador debe haber desarroll ado suficiente sensibilidad a los
,,,unlos, a los públicos y a las fortal ezas y debilidades de los lecto'T'
v I.l s organi zaciones. También debe basarse en su conocimiento pal'.!
1011\:1r las decisiones sobre qué escribir, para quién y cómo. Las dct'l
, iol1l's res pecto a estos asuntos se basan en una seri e de razonamiL' ll
lo, y procedimi entos no muy diferentes de los que se han planteado
" lo de este capítulo. Las pocas diferencias importantes se pu ' -
cI,' n pl anlear de manera breve y son fácilmente comprensibles, Las
, iguienlcs son algunas condiciones que pueden afectar directamen-
1\ ' 1,1 forma como se pueden escribir algunos artículos, así como pal'a
q 11 i0n y si se lo hará o no.
1, Ta I como lo expresamos antes, los investigadores pueden de i-
dir 1" publi cación de artículos muy a comienzos del proceso de in-
v,', li ga ión y por diferentes razones, por ejemplo, para presenl ar
prel iminares, sati sfacer o impresionar a qu ienes los palro-
cin,ln, o porque ti enen malcl'l nll'lIllI ll" 'l'so nt '5 el ' Ill1plH' tll ll l'II I IHI III"
secundari os que se pueden escribir en ,1 in6111 111 ,', ro 11 11 '1"
no puede hacerse más tarde cuando la actividad 's febril.
2, Los investi gadores escriben a veces artícul os porqll l' H" 11 "1111' "
obligados a publicar sobre un tema dado o porque los p" l'sloll ll ll 1'11 " 1
hacerl o, Es cIaro que esta motivación también va a of' tM lo li lll ' ,' 1
autor escriba y la forma cómo lo haga,
3. Los investigadores también pueden ser invitados o conl l'lllull
con artículos a números especiales de revistas o de libros cl1 l'olnho
ración porque se sabe que están investigando en ciertas á" 'LI S Y 111111
bién se les puede convencer o tentar pa ra que co nvl 'l' tOI1 111 M
presentaciones verbales en artículos porque los intel'l o ul ll "I'S Imll
I"l'spondido bien a ellas.
4. Otra condición que puede afectar la escritura de un artr 1110 '"
la existencia de un plazo para llevarle el texto terminado a un cdl\ilf'
Pa ra algunos investigadores, esto puede actuar como eslfmulo, ml l' JI
tras otros se sienten nerviosos ante un plazo.
5. El número de páginas permitido por el editor tambi 11 ofl'ctn 111
decisión de escribir un artículo, al menos para una publi oel n di'
terminada, y, en caso de hacerse, también lo que se va a es rlblr y dI'
qué manera.
6. A menos que se reciba la invitación de un editor, es impOl' InIlIl '
deci dir a qué revista específicamente se debe acudir como posll)ll'
espacio para la publicación de un determinado artícul o. La revisln
el artículo deben hacer buena pareja porque de lo contrari o el o,' tl 11
lo puede ser rechazado y se desperdicia el tiempo invertido en s d
bi rl o. 0, peor aún, el artículo es aceptado pero para un pllbll lll
inapropiado o que no lo va a apreciar suficientemente. Scle ionor 111
revista adecuada puede ser tarea fácil si el investi gador la onOl'"
bien; de lo contrario se pueden revisar con cuidado números anl l'
riores, así como también recibir consejos de personas que so bl' n so
brc revistas específicas. Esto es especialmente cierto cuando s' di rlW'
n públicos ajenos al campo propio, como cuando los cienlf fi os 110
cia les escriben para una revista médica o de trabajo social.
D spués de tener en cuenta estas situaciones, que a ve s impll
on limil aciones pero otras veces son sli mul antes, pod mOR 1'!JIII
di ,,,' '1" l' otros asuntos se presentan cuando se escriben arl l
1 ,\4 ,'ll nsideraciones más importantes son las que interrela ion,lIl
1 "',, I',',si lo y públi co. Dada la variedad de propósitos y públi os qUI'
',,' llll'nciona n aquí, se ve que éste es el asunto central que enfrcnl,l
"1 iIlVl'sti gador, autor del artículo. (Esto es cierto aun en el caso dl'
, ,1'1' invitado). ¿Qué debe decírsele al lector? Los temas de
,lI'tku los parecen surgir de manera bastante natural dentro del pro
,,'so d ' investi gación. Por ejemplo, en nuestro estudio sobre los 'n
I,'rmos crónicos y sus cónyuges, nos impresionaban los es tiloH
difc,'cntes en el manejo de la situación en las parejas, que iban des·
d,' las mu y colaboradoras hasta las muy conflictivas. Entonces, eH·
,' ribimos un artícul o sobre este tema, relativamente temprano en 1,1
investigación (Corbin y Strauss, 1984). Algunos artículos puedl'l1
,'oncebirse en las etapas iniciales o intermedias de la investi ga i n
,Iu nque no se escriban sino mucho más tarde, o estas ideas se in 0 1'·
"mol n luego en la monografía.
Algunas ideas para los artículos se demoran mucho más que ot,'.1S
l'n ser formul adas, quizás porque requieren una mayor compren·
, ión de los fe nómenos o cierta sofisticación teórica para que los in·
vesti gadores se sientan cómodos escribiendo sobre ellas. Escribil'
,,,'Ucul os que sugieran reformas es algo que puede dejarse para des·
pués porque los investigadores sólo pueden asumir el pap Id"
reformadores cuando llegan a sentirse lo suficientemente preo Upl l
dos por lo que observan o porque las direcciones en las cuales plll'
d ' n formularse las alternativas de reforma, aún no son claras. Des pll('
dc que se esclarecen las formulaciones teóricas existe la tentaci n d,'
prcsentar todo el marco en un solo artículo. Como lo dije antes, slll
''s 1I na tarea difícil porque el marco teórico será muy complejo y den·
so debido a las conceptuaJizaciones, Nuestro consejo es no intentnJ'
hacerl o en un artículo, Si el escritor decide hacerlo, es preferibl e da"
una versión muy resumida, refiri endo a los lectores a la próximo
monografía . Por ejemplo, uno de nosotros (Strauss) y sus colegas, o
p,uti r de un estudio sobre el trabajo médico en los hospitales, escri ·
bió sobre los pacientes y relacionó su trabajo con un par de tipos d '
larc, s del personal tales como "trabajo de seguridad" y " trabajo dI'
l'ollsudo'" (Sl rauss el al, 1.1II')\O, en olro ,1I'llru lo d" , H, . III H" \
su 'LJ uipo de investigaci ón, Olro d ' los conceplos Imp()I'III IlI" 11 '1'11
iban G desarrollarse a partir del es tudio se convirLiÓ l' n d 11' 111' \1 ,1 "
('slc, Tuvo que ver con la "seguridad en el trabajo" 'SIWrlIl I1l1l"111' 111
reb cionado con equipo médico potencialmente peli groso y \,11 ' 1 111
nos prematuros frágiles (Wiener, Fagerhaugh, Sll'a usH, y
1979).
Se pueden escribir otros artículos en torno a asunlos n1l'lodol. 111,11
o de política. Entonces los materiales teóri cos o los h"II II/I\II
investigativos reales le darán el marco o el bnckgrollllrl a la dI H\' usl, 11
sobre política o metodología. Un enfoque metodológico rUl'd,' 111',, '
si lar tanto ilustraciones sustantivas como teóricas para que los 1, ', '111
r,'S lo comprendan con facilidad, Los argumentos de polflica pUl'dl ' lI
rdorzarse no solamente con los datos, sino sustentarse dI' 111,11\\ ' 111
implícita o explícita en un marco teórico, Por ejempl o, dimos un 111
)\ umento y sugerencias para reformar el sistema norteam 'riCll l1l! 11"
s" lud (Strauss y Corbin, 1988) basados en críticas a la l 'mi ' nd,1 do
minante en los profesionales y las instituciones de la sa lud LJLI\' 11'11
lan todo como si fueran casos urgentes a pesar de la prevnl,'nl'lll
corriente de la enfermedad crónica, un tipo de enfermedad qUl' 11
,
' 111 '
múltiples fases, cada una de las cuales requiere un tipo dif 'rl' nl l' ,11 '
cuidado.
Para regresar a nuestra sugerencia de que un artícu lo d ' 01'1,' 11
lación teórica se restrinja en el número de categorías o ideas al1l1 ll
zadas, la cuestión como de costumbre es la manera de d 'SO 1'1' 0 I 1.11
lal di scusión. La respuesta general es la misma que dimos unndo
se trataba de escribir capítulos de una monografía modifi cado,; '(111
el propósito de escribir un artículo. Primero, se decide el n fOil 111 '
¿ ' uál es la historia teórica que el escritor quiere contar? I3SI,1 d('( I
sión puede surgir durante el curso de la investigación, o en 1'L'1I 1
dad haberse ocurrido al pensar en el diagrama integradol' 11111
re iente O revisando los memorandos. Los detall es de las 1'L'lO\'l1 1
Nota del lrnductor: en el original, cOl/fort work: se refi ere él la tar 'os dt' COIINtwlll ,
ulivio, C'ornodidnd y bi enestar que se 1'('1111 11 111 11 (nvor dc los
", " 1' t\ I1 I'I' plun les también se deben dilucidar. Entonces ll ega In h01'11
dI' ,'onslruir un esbozo del artículo, Al igual que con el esbozo dI'
1111,1 ",onografía, es posible que el escritor quiera distanci arse un po 0,
I',' pl'r"ndo algunos días o semanas antes de volver a escrutar las id 'OH
IIrigin,lI es, Cuando redacta las subsecciones y revisa y agrupa los
IlIL' morandos, su memoria se estimula y puede entonces agr gol'
d,' lalles adicionales.
Sin embargo, corre el peligro de permitir que demasiados detall 's
",unden el pensamiento. Cuando esto ocurre, se intenta amontonol'
1', 1'" n anlidad de material en el espacio corto de un artículo y pu d '
1"'I'judicar o al menos impedir la claridad de la exposición. Las dire -
I ri ces que damos sobre lo que aparece en un artículo y lo que puedl'
nmilirsc, a reganadientes o sin consideraciones, se pueden expresol'
,'n forma de una pregunta doble: ¿Necesito este detalle pOl'O
1I1,1Ximi zar la claridad del análisis analítico o para lograr la máxim"
comprensión sustantiva? La primera parte de la pregunta pertene e
,1 1 mismo y la segunda, principalmente a la inclusión de da-
los en forma de ci tas o materiales de casos.
1\1 igual que con las monografías y tesis, a los borradores se les
puede hacer una prueba compartiéndolos con amigos, colegas, pro-
fLos ionales serviciales o aun legos si los materiales son de interés pal'(1
1' 1105. También es deseable que las versiones sean escrutadas por un
gru po de redacción o de estudiantes investigadores, si se tien 111
forluna de pertenecer a alguno. El escritor debe también incorpol'llI'
la lileratura pertinente. Si se trata de un artículo teórico, entonces 1,1
,lL!l or debe pensar en las implicaciones para hacer recomendaciol11'¡
dl' cambio en las políticas o prácticas.
uando el artículo ya esté listo y, con mayor razón, cuando fin, 1-
mente se lo publique, debe uno encaminarse a pensar, esbozar y o-
mcnznr a escribir la próxima publicación.
Resumen
II ,lCer presentaciones orales y publicar informes escritos sobre los
h"l1nzgos de una investi gación presenta un reto más al investigador ,
Con lanl o material compll'jo di sponible, ¿cómo escoge uno qu pl'l'-
Sl' lIlM, ,1 qui én y cÓmo? 1'0" lo 11"'1<',',,1, l'n una P"l'HI' lIl.ll'I 1\ v, ',l"d 11
,'n un arlfcu lo, es preferible prCSl' l1t .1r sólo un oncl' pl o (I' 11"1\"1 1,1)
con nlguna profundidad, e integrar uno o dos corno '\I HIIIIH 11 ' 1111 "
nados. En una monografía se tiene un amplio rango d,' 1'1l1111> I d"
des, pero aun en este caso, el escritor debe pensar con nddlld" 1' 1
orden lógico del material antes de hacer un es bozo det .. II ,ldo, 111\11
tesis elúrenta problemas específicos porque debe ' un 10111111
lO estándar. Una vez más, el investigador debe pensar ol1 l' lI ld Id"
qué tantos detalles incluir y cómo presentar las facetas m H 1111[1111
tantes del esquema conceptual pero al mismo ti empo cuidar "lI l' 11"
ya naturalmente y tenga continuidad.
16
Criterios de evaluación
Una vez que el investigador ha completado la investigación, ¿cómo
1'LIt'den, él y otros, juzgar el mérito de este trabajo? Ésta es una cu,'s.
li ón que ha suscitado grandes debates entre investigadores cuali l".
I ivos profesionales. En primer lugar se presenta la pregunta de si uno
quiere o no, formular teoría. En segundo lugar, está el asunto dellll(>.
rilo científi co, independientemente de si la investigación está diri gid"
o no a hacer teoría. Reconocemos que existen opiniones divergenll's
sobre estos asuntos y no queremos discutir esto aquí.
En el presente libro, nuestra posición es que la teoría, aunqu ' Il O
S('O el único propósito al investigar, desempeña un papel impllI'
1,lIll e en la ciencia (Strauss, 1995). Nuestro propósito es conSll'ld,'
11110 teoría válida y fundamentada que hable de los asuntos y P"l '
oeu paciones de aquéllos a quienes estudiamos. Ya que exis te tlll
gran cuerpo de literatura, que analiza los diversos métodos y 1,'
Illas de la evaluación general de la investigación cualitativa (1'01'
"j('rnplo Altheide y Johnson, 1994; Ambert y colaboradores, 199 ;
IIradley, 1993; Elder y MiJler, 1995; Ferguson y Halle, 1995; Fit h,
1'1'14), en este capítulo nos dedicamos sólo a plantear los cr iterios
['Ma juzga r los méritos de la investigación que busca cons trui r
I,'o!'fa y, más específicamente, a complementar la literatura publi .
('¡Ida on algunos criterios adicionales que creemos important 's.
' on es tos cr iterios se busca eva luar qué tan adecuado es el pro ' l'.
H() d ' inves ti gación y qu« bi "n fund amentados s us hallnzg()H,
Los cánones cientlfl y 1,1 Investigaci ón ualllrtl VOl
Al gunos investigadores cualitativos sosti en n t1Ll ' ION l' '111111'/ "
estándares por medio de los cuales se juzgan los eSludioH "Illll\ 1tll 1
vos son muy inapropiados para juzgar el mérito dios (' 11 011 11\1 VII
(Agar, 1986; Guba, 1981; Kirk y MiIler, 1986; Merri am, 19%) , 1,11 11111
yor parte de los investigadores cualitativos probabl m ni ' en'I',,'II'
estos cánones particulares deben, en parte, modifl O,'SI' IHlrll
adecuarse a la investigación cualitativa. Compartimo ' la ()l1vll'l' l 11
de que los cánones que rigen la buena ciencia son vali osos rll'rn 11 '
quieren redefinirse para que encajen con la realidad de 10 invl'slll \"
ción cualitativa y las complejidades de los fenómenos socioks 1\'11'
buscamos comprender. Los cánones científicos usuales in III yl' n 111
significancia, la compatibilidad entre la teoría y la observa I(¡ n, 111
generalización, la consistencia, la replicabilidad, la precisión y In VI '
rificación (en Gortner y Schultz, 1988, se presenta una visión
sucinta de estos cánones). Los científicos, físicos y biólogos, aCl1 ll\1I
de tal manera estos cánones que aun los filósofos de la ci ncl.l 'HI
discuten de manera explícita la mayoría de ellos, salvo para v,' d ll
carlos. Sin embargo, otros cánones tales como la precisión, la consls
tencia y la pertinencia se adoptan implícitamente (Popper, 19 'l,
Los investigadores cualitativos deben tener en cuenta los p ' !I ¡\,'O
derivados de adherir a las interpretaciones más positivistas d ' '/lOI
cánones. Cada modalidad de descubrimiento desarroHa los eSlándo"('/
y procedimientos propios necesarios para lograrlos (para u n buen plo n
teamiento ver a Diesing, 1971). Lo importante es que los criterios qu, '
se empleen para juzgar el mérito de la investigación cualitativa (o utll\
titativa) se fijen de manera explícita.
Por ejemplo, tomemos el canon de la replicabilidad dios 11[1
Hazgos. Esto, de ordinario, significa que el estudio se puede l' 'pl\
car por medio del uso de procesos investigativos iguales o all.cmos,
La capacidad de reproducirlos otorga credibilidad a los hal\a:r.l\o
origi nales. Sin embargo, reproducir los fenómenos sociales pUI' do
ser difícil porque es casi imposible replicar las condiciones orl gll1l1
les bajo las cuales se recolectaron los datos y controlar todaH 1111
var iables que pueden estar afecta ndo hal\azgos. Ésta S In dlfl'
" ' ",' I,I I' l1lrc hacer inv '1l\lgllr!ón l' n un laboratorio, donde has la ,," 'to
I'"nlo Sl' pueden "controlar" las variables, y conducirla afu "a, '11
,, 1 """ldo " real", donde los acontecimientos y sucesos sigucl1 un
t III' M ) nnlural.
Sin 'mbargo, hay maneras de repensar la replicabilidad, para I'X
1\' I1\"'r su significado. La siguiente es otra manera de consid !'Ddn:
tI "d" lo misma perspectiva teórica del investigador original, y si Sl'
Higul' n las mismas reglas generales en la recolección y análisis dc do-
y suponi endo que haya un conjunto de condiciones similares, 01
ill Vt'sli gadores deben poder producir explicaciones teóricas igual s II
muy simil ares sobre el fenómeno investigado. Los mismos problcmOIl
y ,lsuntos deben surgir independientemente de si se conceptual izan l'
inlegran de manera un poco diferente. Cualquier discrepancia que surjo
HUl' Ie poderse explicar examinando los datos e identificando las con-
d iciones alternas que pueden estar operando en cada caso. De hecho,
,' nconlramos muy corroborativos los informes de otros investi gado-
res cuali tativos que han estudiado las enfermedades crónicas. Desdl'
1I na perspectiva conceptual más amplia, sus hallazgos son muy con-
, islenles con los nuestros, aunque podrían ofrecer conceptualizacionl's
y explicaciones alternas o hacer énfasis en aspectos específicos dd
m<1nejo de las enfermedades crónicas tales como el sistema de ap yo
social o el manejo de los síntomas.
Pora continuar con nuestras aclaraciones de la manera como N"
pueden redefinir los cánones usuales para juzgar el mérito de la bUI'
na ciencia a fin de que cuadren con los diseños de investigación UII
litativa, consideremos el canon de la posibilidad de generaliza 1 1\ ,
El propósito de usar una metodología para construir teoría es CO'11l
Iruir una teoría. Así, hablamos más el lenguaje del poder explicati vo
q ut! el de la generalización. Poder explicativo significa" capacidad
prl'dictiva", o sea, capacidad de explicar qué puede suceder en si-
I uo iones dadas tales como un estigma, una enfermedad crónica o lo
conci encia cerrada'. Por tanto, al redactar las formulaciones teóri as
Nota del traductor: se refiere a los tipos de concienci a que emergen en In
Inll'racción del personal de salud con pacientes moribundos, descritos en el libl'O
d" Gloser y Strauss (1965) AlOareness 01 rlyillg. Chicago: Aldine.
que 'volucionaron en nue 1" 0 111 M 1'1111\ 11. o
nes que dan lugar a ciertos fenómenos - problemos, 06l1I1I0" y 1' 1
uso de estrategias o acciones/interacciones para manejo" ,'slll 1'"'
blemas o asuntos- y explicamos qué consecuenci as se dlll1 ('\11\11'
resultado de tales acciones/interacciones. No sugerimuR 11111 ' ii' li l
teoría sustantiva (la que se desarrolla a partir del eSludio ti ' un 1 "1 '11
pequeña de investigación y de una población especffi o) 1"'11\11 1,1
poder explicativo de una teoría más amplia, más genera l. No 11\1\ '111 '
I nerla, porque no construye sobre la variación ni incluye IOH PI'llJlo
siciones de una teoría más general. No obstante, el verdadero m ,' 110
de una teoría sustantiva reposa en su capacidad d hlllll lll
l'specíficamente de las poblaciones de las cuales se derivó y 11 111
cuales se debe aplicar. Es natural que mientras más sislem6t1('0 y
,1Inplio sea el muestreo teórico, más condiciones y variacio,wH '11'
descubrirán y se incluirán en la teoría y, por tanto, mayor ser ii
poder explicativo (y precisión). Si la teoría original no expli a IlI H
variaciones descubiertas por medio de otras investi gaciones, ' nlon
ces estas nuevas especificidades se pueden agregar como re tifl l'1I
ciones a la formulación original.
Aquí hemos comentado sólo dos de los cánones (capacidad el,'
replicarse y de generalizarse) porque en otro lugar hemos planleado
en detalle otros importantes cánones relacionados con los m todOH
de investigación cualitativa (Corbin y Strauss, 1990) . En lugar d SI'
guir con este tema, preferimos plantear lo que consideramos son 10H
elementos esenciales de una investigación que busca constru;,' unll
leoría y qué buscamos en nuestro trabajo, así como en el de nu RII'()
'studiantes, colegas y otros investigadores que pretenden constndr
leoría.
Criterios de evaluación
La primera pregunta que debemos hacer al evaluar un estudi o es aeL'"
ca de qué se están haciendo juicios. Hay diferentes opciones, y \' 1
evaluador emplea criterios diferentes, dependiendo del asp 10 ,'SIl('
tri o de la investigación que se está juzgando. Al leer y evaluar 1111
publ icaciones en las que los Im'I\'l\dl' n generar, elabora" 01'0'1\' "
" I"·ii l' b., una leo ría, se han de dis tinguir claramente los sigui cnl l'/I
'\' ,"III \ls: I"'imero, hay que hacer juicios sobre la validez, confiabi liel ,)d
y, ' l'dibilitl ad de los datos (Guba, 1981; Kidder, 1981; Kirk y Mill l' I',
1 'IKf>; I.l' 'ompte y Goetz, 1982; Miles y Huberman, 1994; Sandelowski ,
19KK) . ,1 i ner (1994), por ejemplo, sugirió que métodos como lo
I"",ngul a ión, el análisis de casos negativos y la verificación de hip
Il 'sis riva les son maneras de juzgar el rigor y la idoneidad de un prQ
y", 'lo de investi gación. Segundo, se hacen juicios sobre la teoría mismll
(( ;I,' SL' r y Strauss, 1967; Strauss, 1987). Tercero, se toman decisioncM
I'l 'spe lo a la adecuación del proceso de investigación por medio dl' l
eu., 1 se generó, elaboró o comprobó la teoría. Cuarto, se sacan con-
cl usiones acerca de la fundamentación empírica de la investi gaci n,
Aquí nos preocupan estas dos últimas, la adecuación del pro eso
invesligativo del estudio y la fundamentación de los hallazgos, pu
I.,s olras dos áreas ya se han tratado de manera adecuada.
El proceso de investigación
A 1 juzgar la calidad de la investigación que busca crear una teoría, el
que la revi sa debe estar en capacidad de hacer juicios sobre algunos d •
los componentes del proceso de investigación. No obstante, aun el1
una monografía, que se compone principalmente de
Il'óri cas y datos anali zados, es posible que no haya manera de que lo
il'clores juzguen con precisión cómo se realizó tal análisis. Los lector "
no csli'i n en realidad presentes durante las verdaderas sesiones anal!
I icas y la monografía no necesariamente les ayuda a imaginarse eSI,)
sl'siones o su secuencia. Para remediar esa situación, convendría da" ,\
los lectores cierto tipo de información atinente a los criterios que de-
ben I ' nerse en cuenta. Ni siquiera en una monografía es necesario que
,'Si., información sea muy detallada, sino la suficiente para darl e al
!velor bases razonables para juzgar lo adecuado del proceso de inv s-
I ig,1Ción como tal. Los tipos de información necesarios se presentan
,1Lluí en forma de preguntas, y sus respuestas indican cómo pueden
servil' de criterios de evaluación.
Crit erio 1: ¿Cómo se seleccionó la muestra original? ¿Sobre qu
bl1sl's?
riferio 2: ¿Qué categodos pl'inL'l l'll les surgieron?
riterio 3: ¿Cuáles fueron algunos de los aconl ' Il11ll' I1I 01I, 11j¡ I
den les o acciones (indicadores) que apuntaban a alguno tll' hHII'II I, '
gorfas principales?
Criterio 4: ¿Con base en qué categorías se reali zó Imul'Slr,'\) 11'(
rico?, o sea, ¿Cómo guiaron las formulaciones teóri as In 111
11
' 11' tl l' l
proceso de recolección de datos? ¿Después de rea li zar I 111111'1111 1'11
teórico, hasta dónde demostraron las categorías ser repr 'scntllll vllIl
de los datos?
Criterio 5: ¿Cuáles fueron algunas de las hipótesis perlen" Il'nll"
,1 las relaciones conceptuales (o sea, entre categodas) y on qu 1111'"''
fueron formuladas y validadas?
Criterio 6: ¿Hubo casos en los cuales estas hipótesis no expl k .1rlll\
lo que sucedía en los datos? ¿Cómo se explicaron esa dis 1'l' 1'1l 11
c i ~ s ? ¿Se modificaron las hipótesis?
Criterio 7: ¿Cómo se seleccionó la categoría central y por qu ? ¿Jl III '
esta recolección repentina o gradual, difícil o fá cil? ¿ on '1"
fundamentación se tomaron las decisiones analíticas final 's?
Somos muy conscientes de que muchos investigadores cuontll ¡\
tivos y algunos cualitativos considerarían poco convencionales ni
gunos de estos criterios (por ejemplo, el muestreo teóri o en IUp,i Il'
del estadístico, el precepto de ser explícitos al explicar las di s rl' pllll
cias). Sin embargo, son esenciales para evaluar la lógica annlltl"1I
empleada por el investigador. Si éste proporciona tal informo I 11,
los lectores pueden seguir la lógica de sus complejos pro esos tI(,
codificación. Los detalles presentados de esta manera se compknll'Il
larán con claves que, al menos en publicaciones más larga, podl'flll\
leerse de tal manera que señalaran el rastreo extremadamenl ' uldll
doso y minucioso de los indicadores, el muestreo teórico imaginll ll
vo y consciente, etc. Enseguida presentaremos una serie de pI' gunllll
,'quivalentes a los criterios para evaluar la fundamentación ' mpÍI'1\' \
de un estudio.
CIJ I/' /I/J'I di' /"'/llrlfll (¡ll/ / ()J
Fundamentación empírica de un estudio
Criterio 1: ¿genera conceptos?
1': 11 vista de que los bloques para construir cualquier teoría (en l' 'n·
lidad, cua lquier teoría científica) son un conjunto de conceptos fun
da mentados en los datos, las primeras preguntas que debl' n
formu larse acerca de cualquier publicación son las siguientes: ¿ p .
nern (por medio de la codificación) o, al menos, utili za conceptos, y
cuá l(es) es (son) sus fuentes? Si los conceptos se toman del uso o·
mún (por ejemplo, incertidumbre), ¿muestra el autor en qué son
pertinentes o cómo pueden haberse desarrollado a partir de esla
investi gación? En cualquier monografía que se proponga pres n·
lar interpretaciones teóricas de los datos se puede hacer una valo·
ración rá pida, aunque burda, de sus conceptos, simplemenl l'
revisando el índice. ¿Cuántos conceptos hay allí? ¿Se generaron por
medio del estudio mismo? Para tener un sentido más completo de
qué conceptos se derivaron y cómo se emplearon, lo mínimo qUl'
se debe hacer es darle una ojeada a la monografía.
Criterio 2: ¿ están los conceptos interrelacionados
sistemáticamente?
El qu id del juego científico está en la conceptualización y en los vIII
culos sistemáticos, de modo que debe preguntarse si en una inv 'HI
gación publicada se han establecido vinculaciones entre los conceploH,
1\ 1 igual que en otros trabajos cualitativos, no es probable qu 1"
vl nculos se presenten como una lista de hipótesis o proposiciones,
si no que estarán entretejidos en el texto de la publicación.
Criterio 3: ¿hay muchos vínculos conceptuales
y están las categorías bien desarrolladas?
¿ Tiellen las categorías densidad conceptual?
Las ategorías deben estar estrechamente ligadas, lo cua l se r fi 1'('
lunlo a las ca tegorías indi viduales con sus subcateg das 111 0 o laH
individuales on Il' 1·lItq.\ol'fu nuclear. Las ' utq\ol'fll .1"
ben ser teóri ca mente densas, o sea, tener muchas propll'dnd,' r¡, '0' 1
sus dimensiones. Son la vinculación estrecha y la dcn$1 IlId .1 ' 111
ca tegorías (muchas propiedades y variaciones dimensionnll'H) !;IM
que le dan a la categoría su especificidad y poder expli l1 ti v\I .
Criterio 4: ¿hay variación dentro de la teoría?
La variación es importante porque significa que un concepto NI' h.,
examinado bajo una serie de condiciones diferentes y se ha dl'H, 1
rrollado en la escala de sus dimensiones. Algunos estudi os uollt,
tivos informan únicamente sobre un fenómeno y estable en sólo
unas pocas condiciones bajo las cuales aparece; además, es PI' ' lfI
can apenas unas pocas acciones/interacciones característi as y un
número limitado o rango de consecuencias. En contraste, al UHlIr
l's ta metodología debe incluirse gran variación dentro de la tcol'fn .
En un artículo publicado, la escala de variación puede ser m 'no
extensa pero el autor debe, al menos, sugerir que otros escri tos 111
c1ui rán más especificaciones.
Criterio S: ¿están incorporadas al estudio y explicadas
las condiciones bajo las cuales puede encontrarse
la variación?
Cualquier explicación de un fenómeno debe incluir las contli 10'1<'11
bajo las cuales éste se puede encontrar, o sea, las condiciones amplia
o más macro, así como las micro que tienen significación inm 'dlatll
para el mismo. Las condiciones más amplias no deben apar 'c '1' S lo
como una lista o como información de fondo (bnckgrolllld) cn un apf
tulo independiente sino entretejerse en el análisis, con expli a ilHWH
de cómo afectan los acontecimientos y acciones en los datos (v r opf
tulo 12; también ver Corbin y Strauss, 1996). Estas incluyen, I '1'0 nI)
s ' limitan a factores económicos, políticas de las organizacion s, n(H'
mas y reglamentaciones, movimientos sociales, tenden ias, ulturll,
volores sociales, idioma y valor s y 'stándares profesional
riterio 6: ¿SI! /111 tel/ido el/ cl/el/ta el proceso?
Idl'ntifi car procesos en la investigación es importante porque pC"mll ,'
.• los usuarios de la teoría explicar la acción bajo condiciones ca mbi an
tl'S. del capítulo 11 que los procesos se pueden d s t'ibll'
como etapas o fases y también como fluidez o movimiento de a i n/
in teracción con el paso del tiempo en respuesta a las condicionl\
imperantes. El esquema conceptual empleado para explicar el pron'
so es mcnos importante que los intentos de introducirlo en el análi sis.
Criterio 7: ¿parecen importantes los hallazgos teóricos
y "asta qllé punto lo son?
Es perfectamente posible terminar un estudio que genere teoría, O lllll
'luier estudio de investigación, y no producir hallazgos significati vo,.
Si un investigador se limita a seguir los pasos de la investigaci n sl .1
nportar ninguna creatividad ni desarrollar conocimientos sobre lo '1UI'
rcflejan los datos, se arriesga a obtener hallazgos menos que signi(i (l -
tivos. Con esto queremos decir que esa investigación no da nuevo)
información ni produce guías para la acción. Recuerden que hay U.1l'
interacción entre el investigador y los datos, y no hay método qut'
pueda garantizar que la interacción vaya a ser creativa pues esto d,'
pende de tres características del investigador: capacidad analítica, SI' 1\
sibilidad teórica y suficiente capacidad de escritura para expon r 111 1
hallazgos. Desde luego que una interacción creativa también dep\· I\;I .,
del oh'o polo del binomio investigador-datos: la calidad de los li nio
recopilados o empleados. Un análisis carente de imaginación I ul'd, '
muy bien estar basado en los datos en un sentido técnico, pero s li l11l
tado en cuanto a los propósitos teóricos porque el investigador no , ('
basa en fuentes más completas de datos o no recopila los suficient s.
Criterio 8: ¿resiste la teoria el paso del tiempo y deviell e
ell parte de las discusiones e ideas intercambiadas elltre
gmpos profesionales y sociales importantes?
Aunque las teorías, en un sentido más amplio, suelen ser esp rn I1S
p, ra un ti empo y un luga r, las hipótesis y conceptos prin ipnles dl'-
ben ser cnpaces de mant ner su vll lldez durnnl' las 0111 11(111 '"111
probaciones por medio del discur o, la investiga ión y In Jlpl "' li 1';'1
Tomemos conceptos tales como estigma, división deltrab,l/O, 111" ,,1 1
dumbre, tensión y negociaciones. Esos conceptos son slgnlfll'l ll lvlI
para el lego y el profesional por igual, y se usan para cxpllcor " '11 1111 '
nos, dirigir investigaciones y guiar programas de ncción.
Una nota final
Nuestros lectores deben tener en cuenta tres comentarios odl dllllll
It's sobre los criterios evaluativos: primero, estos critcrios no s,' d, '
bC'n considerar como reglas inapelables, sea por pa rl e dt.' lo
Inv 'stigadores o de los lectores que están juzgando publi a 1(JI1\'
,'jenas. Se trata apenas de criterios indicativos. Ciertas investi go 111
lIes pueden exigir que los procedimientos y criterios de eva lulldólI
d' la investigación se modifiquen para adaptarse a las cir unNlon
ias de la investigación. Los investigadores imagi nativos <tu ' 'st, n
ocupados en el manejo creativo o inusitado de materiales deben, 11
veces, separarse un poco de los que podrían considerarse omo \' 1'1
terios indicativos obligatorios para juzgar sus propios resultados 11
los ajenos. En estos casos insólitos, el investigador debe sab l' enl!
precisión cómo y por qué se alejó de los procedimientos, escribirl o y
dejar que los lectores juzguen la credibilidad de sus hall azgos.
En segundo lugar, sugerimos que los investigadores que trab%
ron según sus propias operaciones procedimentales nos indiqu\' I!
brevemente de qué se trataba, especialmente en publicaciones m M
a mplias pues esto ayudará a los lectores a juzgar la lógica analfl i n y
la adecuación global del proceso de investigación y también los hOl'
más conscientes de cómo una investigación particular difiere d Olr,1M
que emplean otros modelos de investigación cualitativa. Al espc IfI
cal' esta información, a los lectores se les dice de manera pre isa qu
operaciones se usaron y sus posibles insuficiencias. En otras pnlll
bras, el investi gador ha de identificar y expresar las fortalezas' In
C'vi tables limitaciones del estudio.
f'inn lmente podría ser útil, en ci rtas publicaciones, que cllnv('
li gador in luyera una breve eXI Il cnd n tI l' sus propias pcrsp\' IlvllI
{''''r'l/o'' I/,' 1' 1'11/11/1( Irl/I / 2()7
y Il 'Sp"l'stns (rente a los procesos de investigación. Esto le pl'l'mll \'
,d 11' <, 101' Ju zgar cómo pueden haber influido sobre la investi ga i 11
l. " n\ICCIOnes personales y las interpretaciones que se hacen de los
d,llos. Una manera de garantizar que el investigador sea ca pn7. d,'
,",I n'!' l'stO al fmal del estudio (Rodgers y Cowles, 1993) es mantl'
Ill'r la posibilidad de una auditoría mediante la documentaci ón l' lI
los memorandos del proceso de investigación.
Resumen
Todo est udio de investi gación, sea cualitativo o cuantitati vo, d 'l1\'
,'v.liunrse de conformidad con los cánones y procedimientos dd
m('todo ,utilizado generar los hallazgos de la investi gación. En
':Sk capItulo expus:mos algunos criterios para evaluar, tanto el pro
(l'SO de II1veStIgaClon como la fundamentación empírica de los h,lo
1I .1Zg0S. En la literatura ya se han cubierto de manera amplia
,lrl'aS, tales como la validez, confiabilidad y credibilidad de los d,l o
tos, así c?mo el valor de la teoría. Los criterios presentados compil'o
mentan estos y pueden ser guías útiles para los investigadores ni
redacta!' las secciones metodológicas de las tesis y publicaciones, asr
como para los comités y profesores situados en posiciones dOl1l h'
deben eva luar las obras de sus colegas o estudiantes. Los crit
tambi én han de ser útil es para las personas que tienen una
l'n los comités editoriales y en las agencias financiadoras que 11(', l '
s.tan criterios indicativos adicionales para hacer juicios sobre ' 1 VII
101' de los estudios que generan teoría.
17
Preguntas de los estudiantes
y respuestas
Hemos encontrado que los estudiantes suelen plantea r
les preguntas en cIase, en las consultas y después d e las ex poslclo
nes, preguntas que surgen de variadas preocupaCIones. /\ ve
sienten desconcertados porque les parece que ciertos pro edlln lll'
tos y técnicas no son cIaras, son ambiguos, o van en contravfa de 10M
métodos de investigación más convencionales. Otras veces dCSl' l\ll
saber cómo responder a la crítica de los asesores, miembros ti '1 co-
mité de tesis y amigos. Cuando acuden a nosotros qUieren sa lwr
"cómo pueden responder a esas voces externas y al mismo ti empo
aqui etar las internas". Los temas que plantean s_on y
duda muchos van a surgir cada vez que se ensena o se dlscul e sobl(
investigación cualitativa.
Enseguida presentamos algunas de las preguntas más (r U(' 1l
Il'S, así como sus respuestas. Hemos colocado este capítulo al (inl\l ,
l11l' jor que al principio, porque resume muchos de los puntos pl'lnrl
pa les que hemos tratado en el libro.
1. He oído decir que ahora hay unos programas de compul.ldOl'
muy buenos que nos pueden ayudar con el análisis ¿Sabe cudles HOIl y
cómo se usan?
1',. I ./,' y / 2t)()
/\ " ' I"ICsl n. Muchos 'sludiantes USan el programa Etnogmph
Ol
" l it" programas muy útiles de computador (Lafaille, 1995; hapÍI'o
y "II,'horadores, 1993) como ayuda en su investigación cualilMi vd
I ," dos programas que conocemos mejor son NUD-IST'" y A TL/\S'",
'1'''' li enden a ser más complejos y más orientados a construir leodl\
'11/ l' los demás. Como que ninguno de nosotros es experto en el uso
dl' los computadores en la investigación, le pedimos a Heinl' "
I.l'gl' iwe, uno de los que ayudaron a desarrollar el ATLAS"', qu nos
,'xl'licnra cómo podía usarse este programa para facilitar el análi sis.
i\ qll' reprodUcimos su respuesta.
El uso de computadores para el análisis cualitativo
Mt' ll1 orando de Heiner Legeiwe
II/ :> /ilut fiir Sozinlwis5eIl Schn!lell • Teclmische Uuiversitiit Berlill
En la era del procesa miento de textos es difícil encontrar anali stas
l' u.ll ita tivos que no estén usando computadores para su trabajo de
investi gación, Sin embargo, el siguiente memorando aborda el uso de
progra mas más sofi sticados, que se han desarrollado especialmente
p<ll'i1 ayudar a la investi gación cualitativa que busca construir teoría,
Pa ra comenzar con mi propia experiencia, debo mencionar que fue
l' n un proyecto de investigación interdisciplinaria en la Universidad
Técnic<1 de Berlín, TU, sobre la interpretación de textos con la ayuda
del computador y construcción de teoría, donde vi por primera vez a
AnscJm Strauss, en 1990, Me reuní con él para discutir las
des de un sistema de programas para el análisis cualitativo, A AnseJm
k' gustó mucho la idea, nos dio una cantidad de pistas y críticas útil es,
y luego le encantó tener la oportunidad de comprobar la utilidad de
nuestro producto de investigación, el prototipo del
Lo más importante para comprender la filosofía de la
l ¡6n dc textos con la ayuda del computador es el hecho de que los
comput adores son absolutamente incapaces de comprender el
t"l do de las palabras u oraciones, Su forta leza se deriva de su capacidad
dl' ayudar en todo tipo de tareas de ordenamiento, estructuración,
rl'(' uperación y visualización, Esto significa que es inútil esperar que
un computador haga trabajo anaIrtico incluso el más simple, pero un
hUt'n programa puede ser extremadamente útil para crear ordcn n
pdl'lir de una pila de not'as de campo, entrevi stas, códi gos, concept os y
1l1l'lllornndos; paro ViI'l IWli :r,l r' la t'l' d tl l' conceptos y rclnciones en In
,' I)() / /1/11.". d,' ¡. Io, ,,,,tlloll",'
ko!'fll quc vn cmergiendu y PHI'O 1I \'v, 1I UII '\'gll'l lro SIHh.'1ll Iko di' 111
Icodn que está evolucionando, COlIll' l1 z . .I ndo con los prl nwm'¡ dll hlrl y
su codificación preliminar, docurncnttllldo todos los posos Inlt'III I\'
di os hastil concluir con el informe fina l de la investi gación.
Ahora, haré una corta descripción de los pasos típicos d ... 1
p<.lra generar teoría con ayuda del computador que sigue las Ifrwnl¡ dt ,1
sistema que utilizo en mis análisis para Windows.¡)),
Antes de comenzar el análisis, se deben almacenar los l' n In
memoria del computador; por ejemplo, las notas de campo tl'0118nlluN
y las entrevistas o datos pasados por el escáner, manuscritos y (otoHr¡1
fías gráficas -incluyendo bandas sonoras y películ as- (la trnnsl"'r lp
ción común de entrevistas por medio del procesami ento de tcxtos, lk
todas maneras da corno resultado datos almacenados c lcc tr
ni camente), El primer paso en su análisis corresponde a la pr
de un escritorio especial en la oficina para un estudi o: se obre unu
ullidad hermellél/tica, o sea, un contenedor electrónico que recolectorá y
organizará todos los datos, códigos, memorandos y diagramJS PCI' ll'
necientes a nuestro análisis bajo un solo y único título que recol cctar6
todos los archivos de textos que se quieran ana lizar, Se comi enzo l' l
análisis en el uivel textllal (o sea, trabajando principalment e con textos
o documentos). En la codiftcacióIl abierta, cada documento se muestrn y
recorre en la pantalla, se señalan los trozos pertinentes y se les asignol'
códigos y memora1ldos. Los códigos se deben acompañar de COmCnlJ ri os
explicativos de su uso, lo cual es especialmente importante para (' 1
análisis del trabajo en equipo (si se buscan palabras clave o combinn ..
ciones de palabras en el texto, se puede usar incluso un procedimi ent o
de codificación automática). El sistema organiza listas de sus códi gos o
memorandos en ventanas especiales, Más tarde, al hacer clie sobre un
ítem en las listas de códigos o de memos, se recuperan todos los
indizados de ese código o memorando en sus respectivos contextos, lo
cual facilita las comparaciones constantes de todos los indi cadores de un
código o de un concepto dado, Los trozos de textos a los que se les hu
un índice por patrones de códigos se pueden recuperar por medio de
una herrami enta booleanll (de Boole) de investigación,· que
comprobar hipótesis complejas. Además, las listas de memorandos y
códigos permiten diferentes clasificaciolles, por ejemplo con respe lo ,1
la !lIIlrlalllelltacióll (número de trozos de un texto en un códi go o un
• Notn deltmductor: ll amada así por GCorfll' Boolo ( 1815-1864), o lnfll <.
prl'ClJl'SOI' de la lógica simbóli ca rnodl'l'nll ,
1I1l' lIl ornndo) o n In ,k ll s,1I111 1 (OIl f'f p!lItll (nunlcro de códigos adi cionok's
UlllcCtil dos con un códi go dado).
En elnil'el cOl/ceptllal (que funciona principalmente con conce ptos),
los pnsos de la codificacióll axial y la selectiva se realizan por diferentes
f ti nciones, Un paso sería juntar códigos y memorandos en familias como
In f.1milia de todas las condiciones/consecuencias. Para la cOll slmcció,¡
de leoría, uno tiene que defi nir cOlleeptos, que son códigos de orderl
::, uperi or, que ya no están conectados a los trozos de texto sino (111:\8
bien) a otros códigos. El apoyo más poderoso en este nivel se 10grD
por medi o de las representaciones gráficas de segmentos de textos,
gos y memorandos, objetos que son fáci lmente presentados y manipu-
Indos en la pantalla, y cuyas relaciones son nominadas y definid as
según relaciones lógicas estándar (por ejemplo, A < es parte de > B)
seglúl la definición del analista (por ejemplo, A < muestra síntomas>
B) , Por medio de estas herramientas gráficas, el analista puede con
facilidad construir sus redes semánticas, o sea, cOl/sfmir teorías a pa rtir
de segmentos de texto, códigos y memorandos. Las teorías desarroll a-
dJS con la ayuda del computador muestran dos ventajas sobre las qtl C
se hacen con pa pel y lápiz, Primero, sus propiedades formales se pue-
den verificar y describir formalmente, en un lenguaje lógico (por ejem-
pl o el del PROLOG®). Segundo, con unos cuantos movimientos del
ratón, aun el concepto más abstracto de una teoría se puede conectar
fácilmente con todos sus ind icadores en los datos, permitiendo así que
se cOlllpmebe Sil flflldamelltacióll.
Para no alentar expectativas poco realistas, debo hacer dos adver-
tencias. Primero, un sistema de programación para el análisis genera ..
da r de teoría con la ayuda del computador es al menos tan compl ejo
como un programa de procesador de textos del estilo de Word
ill
, Ta l
programa será útil sólo después de que se haya hecho un poco de
trJ bajo rutinario con su aplicación. Si uno 10 va a usar sólo de manera
casual o para un pequeño estudio, tal vez no valga la pena tomarse I
ti cn1po para aprender cómo manejar el programa correctamente. Se-
gundo, el aná lisis de teoría generada con ayuda del computador, como
cualquier tecnología nueva, tiene la potencialidad de cambiar la cali.
dJd de la teoría, El papel, el lápiz, las tijeras, el pegante, las cajas de
t;:u·jelas y las cartulinas para las carteleras que se fi jan en las paredes le
pueden dar al trabajo de investigación un toque y sensación diferentes
que los de las pantallas de los computadores - del tamaño de los
escritorios de los aviones - y pueden ser más importantes para inspi-
rar su creati vidad que incluso los más perfectos diagramas de compll -
tndor.
Pma el futuro ccrenno v 'o tcndencins diferentes de la eonstrll cciÓI'\
Li l' 1:1 Icorin, asistid pnl' rompul mlol':
• árcfls dl' l/pUI/" Mil IHIIH"lIII,I S dt' cornpullldlll
mt'nll' V.\I1 [\ prOIllOVCl' lo .lpll('11I I n d ..• In constl'u 16n dl' h"tllf,t , 111
ÓI'CílS completamente nuevas, con10 por ejemplo, dcsnrroll nr 'ItUI 11'11
rfa con base en los datos cuantitativos de las ciencias l'" ,,1
anfilisis de sistemas y en la investigación de operaciones, MudlO ,,' "
importantes que éstas son las aplicaciones no investigotivüR tll' In nl'
neración de teoría con ayuda del computador como ml- Iodo dt'
modelación en línea de procesos sociales complejos en áreas amu 111
admini stración de proyectos, la administración de cali dad 10 101, 111
implementación de innovaciones sociales y tecnológicas y la m('dln-
ción en conflictos sociales (resolución alterna de las disputas),
• Docencia: un sistema de programas de computador pueJo nyudllr
al estudiante a estructurar y a hacer más explícito su trabajo paso {I
paso en el análisis para generar teorías. Se pueden repetir y emplcor
como modelos para principiantes análisis muy hechos acad Ill ieu-
mente.
• Comunicación: una unidad hermenéutica de un estud io de tcodu
fundamentada contiene todos los datos y el trabajo analítico basaJo en
éstos en un sólo hipertexto que se puede revisar fácilmente. Pasar dc.·1
medio de Gutenberg al de Turing puede convertirse en una fonnn
conveniente de publicar una unidad hermenéutica (por ejemplo, vIo
intemet) que un informe de investigación (estoy esperando la primero
tesis doctoral publicada de tal manera).
• 11l vestigació1r: una unidad hermenéutica puede considerarse un
retrato fijo del análisis total, que genera teoría paso a paso para
diar el proceso creativo de construir teorías a partir de datos, incluyen-
do la cooperación y la investigación en equipo.
Una última palabra sobre la selección del sistema de so!hunre más
adecuado para su trabajo_ Yo estoy muy sesgado a favor del sistema en
cuyo desarrollo participé, el ATLAS®, y soy incapaz de hacer una r' o-
mendación totalmente objetiva, pero en el siguiente libro se hace uno
excelente evaluación de los sistemas existentes:
Weitzman, E., y Miles, M.B. (1995). Compflter programs for qflnlitntivr
dntn mwlysis. Thousand Oaks, CA: Sage.
P.D. : la manera mejor y más rápida de conseguir más informa í6n
es por medio de intemet, por ejemplo, la página de Thomas MUl'Ihl',
autor del ATLAS®: http / / www.atlasti.de.Allí.no 5610 encontrnr6
"todo acerca del ATLAS®" sino también vínculos para sistemas de pro-
gramación de la competencia tal como el NUDIS'f®, una bibliogrnffo y
las direcciones de suscripciones de grupos de noticias sobre invest i!)o-
ción cualitativa.
2. SIL'phan, un 0111 1'''1'01'')\0 l'olIc','elo por sicólogos en Sll trabl1jo,
dIJO lo siguiente: "Toel o el ti empo me preguntan dónde estón lo
1III1Ill'I"()S". Ésta también es una pregunta que frecuentement fOl'
IlIul,1n los miembros del comité de tesis y muchos investigador 's
cun n lita ti vos.
¡<"s/l/lestn. Aunque algunos investigadores cualitativos sí CUOI1-
lifi can sus datos, por regla general no se preocupan tanto por In
di slribución dentro de las poblaciones como por el proceso y los
mecanismos sociales. Los investigadores cualitativos buscan idl'n
l i fi cM conceptos importantes y explorar sus relaciones (ver n ' 1
n pítu lo 4 los planteamientos de las relaciones entre los métodllH
cua ntitativos y cualitativos en la construcción de la teoría) . Si lo,
mi embros del comité insisten en que haya números, el est udi anll'
puede incluir en los estudios uno o dos instrumentos importa ntes
que satisfagan a estos miembros y por lo general proporcionan h, -
Il azgos adicionales de interés.
3. "¿Cuál es el enfoque del análisis si no son los números?"
Respuestn. Esta cuestión es una variación de "¿Dónde están sus
cifras?". El escéptico supone que el investigador no puede Ilegal' (\
conclusiones a menos que use modelos estadísticos de muesh'eo y
análisis. Para nosotros,la unidad de análisis es el concepto. Tal omo
se explicó en el capítulo 13, nuestros procedimientos de mu SII"'II
están diseñados para observar cómo varían los conceptos en las CSI'U
las de las dimensiones (cómo varían sus propiedades), no para nwdlt
la distribución de las personas en alguna dimensión de un con cplll
El investigador hace un muestreo de lugares y personas en los ljLIt '
espera encontrar diferencias en las propiedades de un conceplo
que éstas sean máximas. Entonces, el muestreo es muy important"
para formar una teoría porque le permite al investigador introdu ",
variación en su teoría, con lo cual aumenta su poder explicativo. M, s
tarde, si quiere comprobar cuantitativamente la teoría haciendo an6-
li sis múltiple, de correlaciones u otro tipo de estudios cuantitativos
on formas muy complejas de análisis estadísticos, también lo pu ti"
hacer. Recordemos que nuestro principal propósito es el descubrl
mi nlo, y no sabemos cuáles variables son importantes, uál s son
sus pl'Opil'dll dCS y 61110 Vl..lI'fl.lIl Vil l' u ..1I1Lo n SUS dlllH'n,'i!pIU"j "111
l'nde, c1mucstrco es guiado por In tcoria que se V.l ('OIlNIIII Y"11I 11I
4. "¿Podemos usar datos que ya han sido rccopil ,ldoll l" ¡ ' I"' III '
mos que codificar todos nuestros datos? ¿Hacemos ' 1 11111" II't'lI ,11
azar? ¿Hay otras formas de muestreo?", Estas cUL' s!ion,'H II lIl ,I"1I
plantearse porque a menudo los estudiantes (y otros inVI'Nlll\lltll1
res) ya han recopilado sus datos antes de ll egar al s mlnul'io (\ tlll
tes de comenzar sus análisis. A veces se preocupan por 111111 111 (\/
como" ¿Tengo que empezar de nuevo la recolección dl' 1011 tl nll1/
para no violar el principio de ir construyendo la leorra" lItl l' II lI po
11 ' que la recolección y análisis de los datos son pro dimll'l1l l11
,'ntretejidos? Otras veces, les preocupa una pregunta omo" ¿ ' lI l l
''s la mejor manera de manejar tanto material, teni endo '11 ' uunl ll
lju' mi tiempo es limitado?",
liespuesta. Nuestra respuesta a la primera pregunta es la sigul\' tl
le: csencialmente, trabajar con datos ya recopil ados no es dif"fl'rllt .
de hacer un análisis secundario de los datos propios o aj nos
quizás recopilados desde hace mucho tiempo-. Además, los pro
blemas asociados con los datos ya recopilados son si m i la res o 1011
que enfrenta quien descubre un gran filón de material de archivo y
desea analizarlo, Quizás la principal diferencia es que en el oso ,1"
los materiales recogidos personalmente, el investi gador ya se ho fn
miliarizado con ellos.
Los investigadores deben enfocar los datos ya recopilados y IOH
materiales secundarios o de archivo exactamente como lo harlol' on
los datos propios, Para manejar estas clases de datos, los investll\ll
dores habitualmente comienzan, como es usual, examinando 108 prl
meras entrevistas, notas de campo y documentos para bus t1l'
acontecimientos o sucesos significativos, Al principio, es posible \)lI l'
rev isen los datos a vuelo de pájaro, encuentren un trozo que les Inl\'
rcsc y comiencen una cuidadosa codificación abierta y la axinl Inl
cial. Así mismo, como el muestreo se hace con base en conceptos, lIll
investigador puede, teóricamente, hacer un muestreo y clasifi lll' lu
enLrcvi sLas, observaciones o vídeos pnrn ncontrar las varia iOl1l'S d('
los silll a iones y anali za l'i as, En ()(' I1Hlolll'H H presentan pl'Obl('1l111
,1I1, lI flicos con los d.110, Y,l recopil ados o con los secundad s, CU,lr1
do los in vesti gadores intentan saturar las categorías o en onl l'.".
v,ll'in,'ioncs y luego descubren, para su decepción, que los dat os SOrl
;rlsufi cien tes. Cuando emerge tal si tuación, deben, o bien volver ni
<',lJll PO para recolectar materiales adicionales o actua li zados, o 1','
si¡.;n.l rse a que haya vacíos en la teoría,
La respuesta a la segunda pregunta, es como sigue: no, no hay qtll '
11 n.11 iza r " mi croscópicamente" cada pedazo de dato. Sin embargo, com()
lo dijimos antes en este libro, para construir una teoría densa y bil'!)
inll'¡.; raJa es necesario inspeccionar minuciosamente los datos duran
!L' las primeras fases del proceso de investigación. Por lo general, 1.1
codificación microscópica de diez buenas entrevistas u observaci tWS
pUl'de proporcionar el esqueleto de la estructura teórica, esqueleto, I
que se le debe poner la carne, extenderlo y validarlo recopil ando
,ma l izando más datos, aunque la codificación puede ser entonces m.'
selecti va. No hay sustitutos o atajos para la codificación abierta y axi,lI ,
,' n especia l durante las primeras fases de la investigación.
El muestreo aleatorio es más apropiado para los estudios cuan ll -
lat ivos que para los cualitativos por todas las razones que se enu-
meraron en el capítulo 13. Tal como se dijo, los investi gadores no
están tratando de controlar variables sino de descubrirlas. No bus-
can la representatividad o distribución poblacional sino cómo V.l
da n los conceptos en las dimensiones en cuanto a sus propiedad\' ,
de modo que aunque es posible un muestreo aleatorio, éste pu d ' I,
l' n detrimento del trabajo porque puede evitar que el analista deH
' u bra las variaciones que busca.
En cuanto a otros tipos de muestreo, en casi todas las invesligtl
iones cualitativas, los datos iniciales se recopilan por medio de llll"
di versidad de procedimientos -aprovechando las observacion s
afortunadas, usando un "muestreo de bola de nieve", por medio d '
rcdes, etc. -. Los investigadores más afortunados son aquéllos qUl'
1 ienen acceso ilimitado a sitios y que saben dónde y a qué horns
pueden encontrar casos comparativos, La mayor parte del ti empo,
los investi gadores no saben qué personas o lugares visitar para ha-
ll a r ejemplos de cómo varían los conceptos, En su lugar se ha ('
muestreo con un buen criterio O por conveni encia, es decir, d de
!"lI'l,lInCl1t o ' n depa rtal1ll' I1tll, dI' 1"" "lIl l1,\ en pl" 'SOI1 II, 11" 111 11 1111, , y
observa ndo a qui en esté di sponibiL', cun la Spl'r,lI1":1l l k 11 111'
va ri aciones ocurran de rnanera naturaL Las vtll'i nciolw:4 ,11" 111
prc se dan porque no hay dos departamentos, situa io'ws 1) "1 11 1"'11
exactamente igual es, Cada situación que se estudi a pUL" '" P'" " '1
tar diferentes rasgos del fenómeno, Mientras más cntrl'vist.\Il 11 olr
servaciones conduzcan los investigadores, más probnbl l' l' 11111'
surj an de manera natural variaciones conceptuales. En (' 1 e, IHll dI '
que esto no suceda, la incapacidad de hacer muestreo hasta (' 1 1'111 1
to de saturación se convierte en una limitante del est ud io,
5. Valerie y Stephen, una psicóloga y un antropólogo, ob"," ' viI
I'On: "a los psicólogos se les enseña a idear 'miniteorías' n la
1J.1m ver si funcionan. Ésta es justamente la forma opuesta o nUl'strll
ma nera de hacer investigación".
I<rspll es las, Estas "miniteorías" son esencialmente hipót 'sis, (jll
..:iís fundamentadas un poco en la experiencia psicológica d I i 'Wl'S
li gador y en sus lecturas, No obstante, no SOn derivadas de an, II HIM
sistemáticos de datos, ni validadas durante el proceso dc inves llgo
ción, Desde un punto de vista práctico, las miniteorfas ti ncn SlI H
méritos, en especial para los practicantes que necesitan cono imi(,11
to para manejar en el acto situaciones problemáticas. Cl aro que 1'11
¡.;ron parte depende de cómo se derivan tales miniteorfas, Si no
fundamentadas, pueden desorientar.
6. "¿Qué decir acerca de la "teoría descriptiva de las teorfas?"
Res pll es ta , La estudiante que formuló es ta pregunta \, ,' 11
candidata a un doctorado en enfermería. El profesor (Stra uss) 111)
supo qué quería decir esta estudiante con tal término, que. parl' l1
I(' mente es usado por algunos investigadores en es ta área, /\ 1, ('1
tér mino le parecía contradictorio: si es una descripción, Cl1tlll1l'('1I
11 0 es una teoría. En el área de la investigación clínica pnrn 'l1f(' "
m rfa parecía haber una gran proporción de "teorías" normot
vas, o sea, que incorporan prescripciones y proscripci ol1 's, 's , 1(0('1 1',
lo lju ' se puede y lo que no se puede ha ' r, Lo que las nf rI11l'r ,I M
lil' nominan " ( 'od a des riptiva" p"ohllbl ,' mcnle onslilll y\' 111111
lill' n", dc "des ril' clnn" (qUl' el " l'Ol1ol'il11i entos y comprensión hll
!>r,' IIn fe nómeno pero en realidad no permite hacer predi ciol1(' s .Y
prl'sl'1' ipciones porque los conceptos no están necesarial11ent ()",k
1I ,1 dos o integrados) o de "ordenamiento conceptual " (cone ' !'t os
ordenados y organizados de manera laxa y no necesariament " in
Il'¡.;rados en un marco teórico mayor) más bien que teoría proplll
ml' nl e di cha, tal como la definimos en el capítulo 3, En enf nnl'I'III ,
,1 1 igual que en muchas otras disciplinas, hay teorías especffi as dI'
la di sci plina. Se trata de teorías sistemáticas, bien l'
inl cgradas, que guían la práctica. Sin embargo, en su mayor 1'11'il',
l'stán basadas en conceptos prestados o derivados más de su xIW-
ri cncia que fundamentados en la investigación.
7. "¿ Hacen los investigadores cualitativos mucha descripción , 1
citas descriptivas a partir de entrevistas y de sus notas de camp(1?",
Los estudiantes o investigadores principiantes suelen hacer es ta P" (' -
¡.; unta.
Respllesta. Esto depende por completo del propósito del investi g,)
dar al publicar y del público al que quiere llegar. Por ejemplo, si 3nl l
cipa que el área sustantiva es completamente desconocida paro 111
mayor parte de los lectores, entonces es probable que la inclusión dI'
muchas citas le permita llenar las lagunas descriptivas. Además, HI
cree que los lectores mirarán con escepticismo la formulación ( ,1<" 1
final, entonces posiblemente reforzará su argumento con 11
las, que funcionan esencialmente como mecanismos para COnV('II'I '1
(por ejemplo, " Mira, esto es lo que ellos dicen y piensan"). Strall "" l'
colaboradores (1964, pp. 228-261) presentaron materiales rela Il\l \i l
dos con las creencias de los ayudantes de psiquiatría que trabajl1 bll'l
en un hospital psiquiátrico. Uno de sus puntos era que aquéll os, slll
educación en los principios psiquiátricos, todavía consideraban qll\'
'staban "haciéndoles un bien" a los pacientes, Los ayudantes no sólo
no reconoCÍan el lenguaje especial y el trabajo profesional de las (' 11
fcrmeras y médicos, sino que a veces pensaban que ellos mismos I('s
hacía n más bien a algunos pacientes específicos que los profesionall'H
con sus ideologías psiquiátricas. Para convencer a los potenciales il'i.'·
lorcs escépticos, mostraron largas citas de entrevistas con los a [1-
d,1I11l'S, Aunquc coda inv 'sli g¡ldor "lllditaLivo P,lI'l il'u 1111' III¡IIII'I II 1·1
,lSllnlo de las citas de manera difcrente, tendemos a l'vl llll' 1'1 11111 111 1
gas lomadas de las entrevistas o de materiales de ompo,
En nuestras monografías intentarnos anali zar los 111111111 !tI
samente ... a fin de construir una teoría densa y I onCl'l' IU,I II1 H'IIII'1
integrada. Así. las citas de campo o de las entrevi slos iI,'n(!I' 11 11 11'1
breves, y suelen estar entretejidas con análisis, denlro lit' 1,1 IIl l'Ull11
frase o de alguna muy relacionada. Las citas más largas (l's!,,',I,1I
mente de las notas de campo) se usan para ilustrar casos, .. (l ClII IIHl o
los acontecimientos y acciones descritos en las notas de ca mpo 11111'
den ayudar a los lectores [a] visualizar mejor los puntos annlfll l'o",
,'n especial, cuando pueden ser difíciles de captar ... sin emb.H'f\o, 1' 11
fI"llI'ra l lo pensamos dos veces antes de sobrecargar una mono!\""1I1
di' orientación teórica con demasiados trozos de material dcscl'i pil vo
y ,omos muy reflexivos con los que sí se incluyen. Es comprl' nsl h!t ¡,
,' 11 este estilo de presentación -donde el análisis básico moldl'n 111
organización de la monografía y sus elementos descriptivos - ' Iu,'
las formas predominantes de citas sean las cortas y precisas (Slrllll H
y colaboradores, 1964, pp. 295-296).
8. Krystof. un sociólogo polaco, de visita, observó: " Reali e" llll
estudio organizacional de una fábrica en el Japón. Un colega n1l' Pi'"
guntó: "¿Cómo se puede, con sólo estudiar una fábri ca, ha ' 1' un!1
¡.; 'neralización a todas las fábricas japonesas?"
nespuestn. La respuesta a este asunto es complicada. Es cierto qll l'
no se puede generalizar a partir de un caso, en especial en el ' nlido
cuantitativo de la palabra. No obstante, se puede aprender mucho ,'H
ludiando una sola fábrica u organización. Recordemos que estnmOI!
l'studiando los conceptos y sus relaciones. La manifestación d ' nUl'll
II"OS conceptos puede surgir cien o más veces en un solo ca o, Tom
hién especificamos las condiciones bajo las cuales pueden ocurrir 10M
IIl'Ontecimientos, sucesos y acciones/interacciones, las fo rmas LllI l'
¡ldOI tan y las consecuencias que tienen. Además, buscamos vnrludo
I1l'S en la dimensiones y explicaciones a estos fenómenos. Si nu 'Sll'Wl
con cptos son lo bastante abstractos, ntonces es posible que UI'I'!")
(' 11 f,)I'Il1a similar o diversa en otras 01'1',11 111 ",1 iones. POI' ej ' ll1pl o, l' n
11 IIl'SI ros estudios sobre el trabajo, es importante el concepto de "flu jo
di' Ir,lbajo", bien sea que ocurra en la casa, en un hospi tal o en Uf,¡)
I'I"nla de producción, y es mucho lo que podernos aprender salmo!
l'slL' fluj o por medio del estudio de una sola organización. No obslan
" ', no aprenderemos todo lo que hay que saber sobre esto a parli r d,'
un solo caso (persona, familia, fábrica, organización, comunidad O
na i6n). Nuestra teoría será un poco limitada en su poder explicativo
y rcq ueri rá expansión, modificación y extensión por medio de oll'Os
t'sludi os del trabajo en tipos de organizaciones diferentes o similares,
Al especificar nuestros contextos (conjuntos o condiciones en los un-
II'S se localizan ciertos fenómenos o conceptos específicos), decimos
que esto es lo que parece mantener el flujo ahí. Si existen condicionl's
simil ares en nuestra organización, entonces, quizás, mucha parte do
lo aprendido en nuestro estudio sobre el flujo del trabajo puede ayu
darl e a uno a entender lo que también está sucediendo en otra orga ni -
zación. Si son diferentes, entonces es importante advertir cómo cambi,)
l'slo el flujo de trabajo.
Conceptos abstractos tales como negociación, mundos social s,
arenas/ trayectorias (un curso de acción donde hay múltiples acto-
res), y flujo de trabajo (el flujo de trabajo con el tiempo) surgieron dI'
estudi os que hemos hecho y que han tenido una aplicación y atra 11-
vo generali zados. Sin embargo, aunque algunos de nuestros concl' p
los se han desarrollado más que otros, no se puede decir qu ' ,' 1
cnnocimiento sobre ellos esté saturado aún.
Entonces, si uno le pregunta a un investigador: "¿Es este ,1/11 1
representativo de todos los casos?", la respuesta probable es: "no",
y esludios adicionales mostrarán por qué y cómo. Pero si uno pl'l'
"¿Hay algo que podamos aprender de este caso que nOM
ll eve a tener más luces y a comprender mejor un fenómeno como
el de flujo de trabajo?", entonces la respuesta es "sí". PodemOS
estudiar conceptos tales corno negociación en hospitales, en ' 1
¡.;obierno, en las fábricas y escuelas, y lo que aprendamos del eslu-
Notn del traductor: arenas: en Estados Unidos se usa esta palabra para l1ombl'!lr
espacios específicos de discusión.
dio d \ uno dc estos lugn r aum '11lnl' .. 11ucstrn l'l )lHl lrt' I HII n dn
los conceptos y nos proporcionará un punto d ... I' or llll ll 1'111'11 111
vesli gn iones adi ionalc .
9. "¿Debo trad ucir mis entrevistas para codifi ca d,,", tl 1111 1'0<1 111
o en el idioma ori ginal (suponiendo, claro, que hnbl ' lol ldIOlI1I1)/"
I.a labor de traducir demanda mucho ti empo. Los estud ill nl ,'/l
Iranjeros de doctorado, a quienes usualmente los comil dI' I"HI
presionan para que traduzcan sus entrevistas al ingl s, hl1n' n, "011
IHucha frecuencia, esta pregunta.
I</'"puesta: Hay varias razones, creemos, para ha er sólo un m
"Imo de traducción. La principal razón para lraducir alguuo /
11
// '11'
I'S que los lectores de habla inglesa puedan, al menos, ten ' r ulgul1l1
Impresión o conocimiento de lo que se está diciendo en la ntrcvlslll
y entiendan cómo va a ser la codificación.
Por otra parte, las dificultades de una traducción pre isa, y ni Mi'
diga de una correcta, son inmensas. Pocos estamos entTenados o tI'
nemos el conocimiento del idioma nativo para superar estas di flcul
tades, en especial en fragmentos extensos. Nuestros estudi anl "s
extranj eros (más que todo asiáticos) nos han contado sobre las difi -
cultades adicionales al tratar de codificar en inglés, pues a menudo
no existe la palabra inglesa equivalente capaz de captar los moti " /l
del significado del idioma original. Para citar a Hoffman (1 989), lo
signi ficados se "pierden en la traducción". Para la presenta Ión o
publi cación en un país diferente a aquél donde se recolecta ron lo,
datos (si el idioma es diferente), se pueden traducir los fragmenl oM
pri ncipales y su codificación, tratando de aproximarse lo más posl
hle al ori gi nal. Sin embargo, por regla general decimos que se pu,'dl'
Ix'rder demasiado tiempo y significados valiosos al tratar d trad u
"ir todo el material. Además, en la traducción se pierden muchl111
dI' las sutil ezas del original.
En nuestros seminarios de investigación, cuando los estud lanl i'/l
prl'sentan material es, les pedimos que traduzcan algunos párl'OftlH;
d,' olra manera, los demás estudi ont 's no podrian trabajar on 111
I 's dolos. No obstante, a todo ¡'ll ludlll nl c que hace una prl'SI' nlll -
1'1 n se le pl"gunta i uno plI llI llI'II 11 l"wI' llu' ha tradu Id o Sllli'
" I",,,,i ma a lo que el entrevistado quería decir. Por ejempl o, IInll
'",Idr\' africana hablaba del cuidado de su hijo mentalmente enfl' l'
1110 como "difícil". Cuando se le preguntó, el investigador nali vo
,h'('j1tÓ que la palabra nativa para "difícil", según se usaba en 1,11
,i lun ión, en realidad era equivalente al término en inglés. Sin l' n,
b,Irgo, en otras ocasiones había matices y diferencias que las 11',1
dll n :iones inglesas no alcanzaban a captar. Cuando esto sucedlo, (' 1
\'s tudi ante se esforzaba por mostrar palabras y descripciones qUl'
\'xpresaran los significados nativos originales. En otras palabras, (' 11
seminari os o sesiones de trabajo en equipo existen
"dicionales para explorar los parámetros de los significados tradu
cidos y evitar imponer interpretaciones foráneas en los datos.
') O. "¿ Hay problemas especiales para llevar a cabo estudios cuali -
li1t ivos en sociedades no industrializadas o en culturas no europeas?
1\ 1 fin y al cabo, en esta metodología se le hace mucho énfasis ,11
nnáli sis lingüísti co minucioso".
¡'espllesla. Esta pregunta plantea un asunto espinoso que sin dud"
merece seri a consideración. En general, los analistas cualitativos S('
enfrentan exactamente a los mismas dificultades cuando tratan dl'
comprender los significados de los actos, acontecimientos u objelos
cuando son profundamente "culturales" en su naturaleza. Es muy
f,k il que qui enes viven en los países occidentales interpreten mal "
los extraños o a personas que sólo en parte se han asimilado al com-
pMnr sus actos o palabras con aquéllos de los norteamericanos. Tnl
como nos lo han enseñado los antropólogos, para evitar estas mal,11
interpretaciones, los investigadores deben dedicar una apreciabl e'
ca ntidad (algunos dicen una enorme cantidad) de tiempo en las lo-
ca lidades foráneas, hacer muchas observaciones y sostener abunda n-
tl'S conversaciones (entrevistas informales). Tambi én han de
com prender al menos parte de los idiomas extranjeros, además de
l'x" minar sus suposiciones personales, que suelen estar basadas en su
propia cultura. Aun con este consejo, los antropólogos no pueden ga-
I'dn li zar que no van a hacer malas interpretaciones (a veces hasta muy
¡'.l'Dves). Sin embargo, si un estudiante estudia aqu í pero desea re (l-
"'cl,1I' los cla los en su 1' 1'01 ill 1'"lq, ron lod,1 seguridad j1ul'dl.' US,1I' ('sli'
1ll\'lod<> o cualqui er otro de tipo clI ,d,t.,ti vo. Es implll'l,lIl1l' '1"1' 11111 ""
p.\!, 's no pidnn prestada la teoría sino que construyn n 1,1 111'\11'"' , '1'".
debe rcfl ejar los comportamientos y culturas de sus soci l'd"d"tl 11 ,111
d,ldnnos. Por desgracia, un error frecuente es que las I('od"s dl''''' 1I rll
Il ndns e n los países industrializados se impon 'n ,1 Ill s 11 0
industrializados o a otros países industrializados pero on p"!ll,,do
ncs y culturas diferentes. Estas teorías impoestas simpl 'mcnll' 110"11
cajan, en parte o en todo, y pueden llevar a malas interprel,lCi\ll"'s,
En cuanto al uso de los procedimientos, no hay razón 11.11'.1 '1'" '
los descritos en este libro no sean útiles en el estudi o dI' n dlll r,l.'
dikrentes a la propia o culturas no norteamericanas. /1 1 fin y al ·"hll,
lo, procedimientos funcionan cuando se estudia a los norte.1 ml'rk"
IIOS l'lnicos y a otros grupos "subculturales" tales como los
V los "drogadictos", cuyos significados y comportamientos cultul'll
Ivs ,1 veces difieren de los comunes. Como ilustración: uno de 1111(' ,
Iros estudiantes norteamericanos estudió las concepciones sobre 1"
,,,Iud entre los indios Sioux, viviendo entre ellos en una rese"v,lciúll
y después de haber laborado allí corno trabajador de la sa lud du
ra nte varios años. Concluyó que los antropólogos que habían ('slu
diado a este pueblo no habían comprendido con exactitud ómo In
filosofía Sioux del mundo afectaba sus concepciones de la snlud y 111
medicina, ideas muy diferentes de las que se han impuesto en \'1
mundo de occidente.
1'1. Krystof tenía una gran cantidad de datos ya recopilados y 1"'"
gu nl ó: "¿Cómo podo mis numerosos párrafos (unos cinco mil ,
dos de cuarenta entrevistas) para obtener sólo los específi os ljll('
voy a codificar? ¿Cómo los puedo escoger por muestreo toóri 07"
La respuesta a esta pregunta es semejante a la dod"
y.l sobro datos previamente recopilados. Supongamos qu' un l'slll
di,1I110 está analizando una organización comercial que fl or(' n' "
pl'sar de una grave recesión y que desea saber cómo ha logrado 1111
org" ni zación semejante hazaña, o sea, conocer la base para 1.1S d, '
l'Ísioncs que ha tomado la organización, las visiones que gUf,1I1 lo
,\ ·tos de sus ejecutivos, los 'tu ' da y así sucesivanWI1I,·
dJtos pucd ' n onsislir sólo ,' n dlll' ll(l",nlos perlen icnl" H tl 1"
ol'g,l ni zaciól1, aunque en gran VOIUIl1en. Para conlenzar, el illlLl l h tI!
d"bc' escoger algunos documentos y familiarizarse con su onll'nl
do, como si fuesen entrevistas. Luego, una vez que el estudillll l,·
logra una idea de los tipos de información que contienen, pod,',
comenzar una codificación intensiva y luego acudir a otros dm "
mentos, analizando cada uno corno si fueran datos que estuvi 1'1111
ll egando en el desarrollo de un estudio.
Cuando se hace análisis secundario de datos previamente re opl
Indos en cualquier forma, puede ser imposible regresar a la fuenll'
origina l para conseguir más. En caso tal, aunque el investi gadO!'
seguirá haciendo un muestreo teórico (basado en conceptos), sil'
tendría que estar confinado a los documentos mismos. Sin embo,'
go, deberá haber amplia variación dentro de los casos para qu ' ,,1
inves ti gador pueda comparar los conceptos en busca de sem 'JOI1
zas y diferencias y así determinar las principales propiedades di '
una ca tegoría y sus dimensiones. Algunas categorías podrían SI' "
menos densas que las que habría si el investigador tuviera acceso ,1
los entrevistados originales pero, en todo caso, éste debe ser cap,w,
de producir una formulación teórica adecuada y coherente sob,','
un tema, incluso a partir de datos ya recopi lados.
12. "¿Dado que muchos practicantes y profesionales no ti enen 1'1
ti empo requerido para un desarrollo de teoría a gran escala, pUl'dl '
acelerarse o acortarse el proceso analítico?"
Si el objetivo del investigador es construir una 1('(1 ,I t!
densa y bien desarrollada, entonces la respuesta a esta pregunl 'l P.
"no". El proceso no se puede acortar. Empero, no todas las p 1'80'lII
que usan los procedimientos descritos en este libro tienen como ol,
jelivo construir una teoría densa y minuciosamente integrada o, In
c1uso, una teoría de cualquier clase, pues su propósito puede s ,. 1.1
descripción, el ordenamiento conceptual o el descubrimiento d' eo
lego rías para construir escalas de medición. Aunque en muchas pu
bl icaciones se dice que se ha usado este método, lo que las personl1S
a veces quieren decir en realidad es que usan algunos de sus pl'O ('
dimi entos, tal como hacer comparaciones constantes, más que adop
tal' el método compl eto. Sin embargo, emplea n procedimi enlo
pnrticulares en conjunción con otros m('lodos ualilJtlvos 11 Orll'lI
t"dones filosóficas.
Eslo da una base adicional para contestar esta pr'gunt.l. 1\ 1 III VI"
ligador puede usar algunos pero no todos los proccdimÍl'nto" 1'"" I
lograr sus propósitos. Digamos, por ejemplo, que el invesli g,lllm hllll '
algo de codificación teórica (o sea, identifica categodas o lenhl H) 111" '0
no quiere tomarse el tiempo para construir las lIl' m(""', ,1
compleja en términos de sus propiedades, dimensiones, vD"/achlI1l' "
o relaciones. Para identificar las categorías, el investigador plll'dl'
hacer uso sistemático del análisis comparativo y del mu ' slr '() t('(jl'!
(' 0 , y buscar palabras y frases in vivo que sugieran los palronl'S dl' h1ll
prl'ocu paciones y problemas de los actores. El investigador, sin dUl I.l,
",tl'nlará captar puntos de vista de los que parezcan ser los prin Ipn
Il" ,lCl ores; usando los procedimientos descritos en este libro, se Sl'1l
,,,bilizará a sus propias suposiciones y si decide escribir memorandos
y hacer diagramas, éstos pueden ser menos complicados qu • IOH
modelos más teóricos porque hay menor cantidad de aná li sis con
qué llenarlos. Por medio de los pasos ya descritos se puede garnnll
zar un buen conocimientos descriptivo (los hallazgos no ncccsa"¡,l·
mente constituyen" teoría", a menos que los conceptos se inlegr('n
para formar un marco teórico mayor).
Aquí queremos señalar dos puntos más. Primero, si el inveslign
dar deja constancia de sus procedimientos, con mayor facilidad po
drá expli car específicamente a sus públicos cómo ll egó a IlI s
inlerpretaciones. Segundo, él sentirá que sus interpretaciones est 11
más fundamentadas que si los conceptos fueran preseleccionados
le la li teratura de la disciplina o la profesión o tomados sólo dl' 1"
l'xpcriencia. Tercero, el analista cualitativo experimentado trabaja m,
,', pidamente que los principiantes. Esto es cierto, bien sea que ('st(,
construyendo teoría o haciendo breves estudios exploratorios. 'J'ru
baja más rápido porque ha internalizado este modo de pensar y 1"
hace de manera menos consciente.
1:\. "¿Pueden ustedes contar algo del trabajo de hacer análisis ' un
Illolivo, In anlidad, los tipos, etc.?".
És ta lambién es una pregunta muy compli cadn. 1\ "
1,'" de comentarla de manera breve, citemos algunos cuan tos ni
IIll'ntarios importantes de Strauss (1987):
I "stc tipo de] investigación debe comprenderse y anali za rsc 0 11111
lr"bajo. Esencialmente, abogamos por un enfoque persona l mu y
conscicnte del trabajo de investigación: de cómo es y puede n 1' 1'11
lidad reali zarse bajo una variedad de circunstancias, durante MIN
diversas fases, por investigadores que están en diferentes relacionl' s
con las tareas de conseguir, examinar e interpretar la informa I "
quc se convierte en sus datos ... El trabajo de investigación es 111 .\ S
quc un conjunto de tareas ... tiene que ver con la organización d,'1
Irabajo, la articulación de tareas (en sí misma un tipo de trabajo),
que incluye el manejo de los recursos físicos, sociales y person,l l"1
necesarios para que el trabajo se haga, bien sea que uno esté tmb"
jando solo, con alguien más o en equipo (p. 9).
"¿Pero cuallto trabajo?" se preguntan los lectores. Ésta es una prt'
gunta imposible de responder de manera definitiva porque n (' ll n
influyen múltiples factores. Reversemos la pregunta porque la ,'l' H
pues ta también variará según eso. ¿Está el investigador habl ando
sobre un estudio en el cual hay acceso ilimitado o uno en el cunl 1' 1
acceso es limitado o difícil de obtener? ¿Es el investigador cono (,t\1II'
dcl área que está estudiando? ¿Es un experimentado investig,llil"
cuyas destrezas analíticas están bien aguzadas?
Importante para la psicología de la cantidad de trabajo es qul ',\ 111
hace. Si el investigador está haciendo las entrevistas y las tran!; , 11'
ciones de las mismas y el análisis de los datos, entonces ti en,' tI'"1
cantidad grande de trabajo. Si alguien más puede hacer la tfanSl djl
ció n quizás la carga de trabajo se reduzca bastante. Si el investi gndlll'
encuentra dificultades en la recolección y análisis de los datos, ('"
tonces, como es lógico, hay más trabajo, tanto afuera como psi ológl
camente.
Es indudable que el asunto más importante que afecta la canl i
dad y tipos de trabajo es el propósito final del investi gador. i Hll'
es construir una teoría conceptualizada de manera densa, enlon I'H
lendrá que hacer más trabajo analítico que en el caso de los eslll
dios que busquen sólo un ordenamiento conceptua l. Sin emblll'go,
l'I I'ron'so d,' ordenamiento conceptu,,1 puede ser Illuy r011l1'1 1. 11,111,
ti" modo qu ', desafortunadamente, para esta !lO IlII y \11111
r,'sl'ucsta definitiva.
Otro asunto es qué tipos de trabajo se precisa n. Si ha Iddo ,". 11 '
libro con cuidado, el investigador es consciente de las mult ip"' N 1111
mas de trabajo que se dan en las tareas de recol ección y un, li sis, F 11
(' 1 trabajo de la recolección de datos (con las dificultades pOl,' ndll li "'),
el de grabar y quizás transcribir (y hasta traducir), y los dif"r(' nll'
tipos de codificación. Luego, cuando por fin termina el trab.1jo, ,,"11\
,llkmás, el de redactar los artículos o libros y hacer las prcs ' n Indo
m's. Antes de que comience el estudio, tenemos el trabajo dl' s\llklli"
,, 1 1'.1 1 rocinio, obtener el consentimiento del comité de asuntos (- li mil,
\'I \. En síntesis, la única diferencia grande entre hacer investi gad 11
1',\1", construir una teoría y otras formas de análisis cua litativo \) ni
gu n.l s otras formas de investigación, es el trabajo que se ha e parll ('1
I'l'Oceso de codificación. Un computador puede ayudar con ésle, 1"1'0
de todos modos se necesita esfuerzo por parte del analista. Tambi n
c'stá el asunto de qué tipos de recursos se necesitan para esta clOSl' d('
Ira bajo, además de las destrezas normales. En realidad, no S IWI'('
sil a más que papelería, un teléfono, una grabadora y cinta, un om,
putador o máquina de escribir, y la parafernalia normal c¡" In
investigación cualitativa. A veces es necesario algún dinero para vi ll
j"r y ocasionalmente para pagar entrevistadores y cosas por el estilo,
Pueden ser útiles, o aun necesarios, una buena biblioteca de invcstl
¡.:ación, así como consultores o amigos dispuestos a ayudar . Entre In
dolación del investigador, si tiene suerte, puede haber una es poso ()
un ser querido que preste apoyo y además, de pronto, uno puc'd,'
ser tan afortunado de tener una secretaria eficiente y dedicada.
14. "¿Cuál es la relación entre las explicaciones de la vida colidill
11.1 y nuestras explicaciones teóricas?"
Respllestn. Las primeras son el grano para nuestro molino annlf
lÍ eo. Ta l como lo dijimos antes, uno debe escuchar con sumo uidn
do lo que dicen los diferentes actores. Sus palabras y exprcsiOll\'S
pu 'd ' n darnos conceptos in vivo. Además, suelen revelar sus I'l'r
('(' P iones, ideologías y presuposi IOl1l'S 111('OnS ientes. Enlo" l'S no
""tros 1,1s anotamos y las res petamos, no porque creamos qu nl'l'('
" .. ri,\l11l'nlc allí estén las explicaciones, sino porque necesitamos in
1'000 porarlas en nuestros análisis. Nuestro propósito debe ser int 'gl'ur
(no limitarnos a aceptar) las explicaciones de los actores a nu '511\1
propias interpretaciones. Si las aceptamos sin cuestionarlas, enton
eL'S, como dirían los antropólogos, nos hemos "vuelto nativos",
15. "Si uno se ha educado en la teoría psicoanalítica, ¿cómo In
integra al análisis cualitativo?"
¡\espllestn. Personas educadas en diferentes disciplinas con sus
respectivos enfoques teóricos pueden usar las técnicas y procedi-
mientos del análisis cualitativo que se explican en este libro. De I)l' -
cho, esta metodología y sus procedimientos han sido empleados on
éxit o por investigadores con bagajes diferentes. En su mayor pal'te,
la teoría de una disciplina tiende a enfocar a quienes la usan en
ciertos problemas y les da una perspectiva para su interpretación.
Por ejemplo, una persona que viene de la perspectiva
puede estar más preocupada por los motivos ocultos y los signifi a-
dos psicológicos profundos que un sociólogo organizacional, qu '
está más interesado en los procesos y la estructura social de las or-
ga ni zaciones. Lo importante es ser conscientes de que tener uno
sola perspectiva puede impedir el descubrimiento; o sea, poner nUl'S
tra propia perspectiva en los datos (interpretarlos todos desde ,,1
punto de vista freudiano) en vez de dejar que hablen por sí mi
(que vaya desplegándose el significado) limita el descubrimiento
Ciertamente, si es decisión del anal ista, entonces los procedi",il"1
tos analíticos que presentamos en este texto pueden ayudar a L1 (\ 1
q u icr a nali sta a descubrir significados profundos y ocultos,
desarrollar nuevas interpretaciones o abrir "cajas negras" (conC'p-
tos ambiguos) en sus teorías favoritas. Una vez más, es la difercnciJ
entre interpretarlo todo en términos de una teoría (imponiéndol S
significados, suposiciones y relaciones a los datos) y comenzar on
los datos y después ver adónde conducen. Más específicament "
existe un planteamiento básico de la metodología, importante pm,1
esla pregunta. Todns las suposiciones o teorías preexistentes SI, 11
sujetas a un potencial esceptici smo y, por ende, se deben escrutol' ,1
.\ I H / /1" .111' /11 ,/,' 1111'1'''1,1(111 Mil .,mll/I"IP/I
III luz d ,los datos propios, esto ull 1110 p ',.,nite al inv \ '111 '
Ilonar y calificar, tanto como acepta ,' o no las teodas reclbl dll , 1.\1
('onceptos deben "abrirse paso" en el estudio más qu s 'r [1\'\' pl ll
Jos a ciegas y por datos impuestos (las teorías "heredadas" plI,'d, '"
funcionar muy bien para algunos datos pero no para Pnr 1
resumir, la teoría psicoanalítica o cualquiera otra debe pasa,' ln prrll'
ba empírica,
16. "¿Cuántas entrevistas u observaciones son suficient s7 ¿ u n
do dejo de recolectar datos?"
nespuesta. Éstas son preguntas perennes sobre la investi ga l n
qu' formulan todos los investigadores que usan métodos ua liln
Ilvos, Para la mayor parte de los investigadores que construy ' n leo
1'1.1, la recolección de datos continúa "hasta que se logra la satu ra l 11
1¡'Ori ca". Esto simplemente significa (dentro del límite del din ro y
¡' lli cmpo disponibles) que el investigador encuentra que ya no I.'S I
desenterrando nuevos datos y que cualquier dato nuevo sólo s
un a¡'iadido, poco importante, a las muchas variaciones de los pal,'O
nes principales,
Sin embargo, somos conscientes de que siempre hay limitacion '8
Je tiempo, energía, disponibilidad de participantes y otras cond I
iones que afectan la recolección de datos, que pueden impone"
limites a cuántos datos y de qué tipos se recopilan. Pero el investigo-
Jor debe tener en cuenta, sin embargo, que si deja de recoger
antes de la saturación teórica, la teoría puede no desarrollarse om
r lctamente en términos de densidad y variación. A veces no li é"1\'
más opción y debe resignarse a un esquema teórico menos desa rro
ll aJo de lo deseable.
17, "¿En qué se parece esta metodología y en qué se diferencia <.il' 1
IIn6 1i sis de casos?"
Respllesta. Ésta es otra de las preguntas complicadas porqu', ' 11
ul!-luna medida, las respuestas dependen de lo que significa un " aso"
y su aná lisis. El libro ¿Wlwt is a case? (Ragin y Becker, 1992) "('
II xiona sobre este problema. Dos autores de sociología pidicwn 11
un !-I "an número de respetados col gas lj"l' ana lizaran cómo uso
1>,111 los casos en su invesli g.lción, Se J aba una gran dispariJad, lonlll
,"1 1,1 na luraleza de estos casos, como en la forma en que eran .1I1nll
y con frecuencia cuando uno habla de casos, la gente lo inl,"'·
!,rda como entrevistas de personas individuales o de gru pos, A
nl enudo adoptan la forma de narraciones sobre la historia de la vidl1,
In ca rrera o el manejo de las crisis personales. Pero un momenl o dI'
rcfl exión nos muestra que un caso también puede ser el estudio dI'
u na organi zación comercial, una población africana, la guerra dt'
ViL' lnam o una celebración pública. Bien sea que uno esté anali za n lo
una sola organi zación o varias, el proceso de análisis es el mi smo
uando se emplea esta metodología. Uno de todas maneras va a qUl'
rer hacer un muestreo teórico hasta saturar las categorías.
'18. "¿Util izar 'un proceso sociopsicológico básico' será la únl n
manera de integrar un estudio? Observo que algunos investi gado,'cs
parecen presuponerlo".
Por lo general, cuando la gente dice esto, lo qu B,'
qui ere expresar es que los hallazgos se integran en torno a un con-
cepto y se explican en términos de cómo éste evoluciona en pas s
o fases. No, no es la ú/licn manera como se integra. Esta suposición
(que por cierto no se hace, en el análisis de Glaser [1978] de los
procesos sociales básicos) representa una grave subestimación el '
la complejidad de los fenómenos que se pueden encontrar en un
est udio dado. También dificulta la posible flexibilidad potencial dI-
es ta metodología, restringiendo las estrategias para los aná lisll
integradores. En cada estudio se encuentran procesos, pero SIOf
no deben estar limitados a los pasos y fases, tal como se establ I
en el capítulo 11, ni deben estar restringidos a procesos socia les o
psicológicos básicos a menos que el término "proceso social" tam-
bi én incl uya la familia, la organización, la arena: la política, la edu-
cación y la comunidad en cuanto a generadores de procesos, asi
como cualquier otro proceso que pueda ser importante para un s-
'0\ Not n del traductor: arenas: en Estados Unidos se usa esta palabra para nombrM
l'sprl cios específi cos de discusión.
ludio. Para resumir, se puede codificar út ilmente pam 1111 pr'Ot'" 1\
social o psicológico básico, pero organizar todos los 1' "
lomo a la idea de pasos, fases y procesos psicológicos, Ilmll " 111
reatividad.
19. "Ustedes hacen énfasis en que su método es al mismo tiempo
inductivo y deductivo, Sin embargo, observo que la literatura Sé' n'
fiere a él como primario o totalmente inductivo, A veces la ref 1'<.'11 III
es favorable y a veces es crítica, ¿Qué pueden decir al respe to?",
Respuesta, Otra vez, ésta es una mala interpretación. En parll',
procede de una lectura equivocada de The discovery 01 grorllllfetl
If reonj (Glaser y Strauss, 1967). Ahí, tal como se notó en los capflu-
los 1 y 2 del libro de Glaser y Strauss, estos autores hacían hin api
en la inducción porque atacaban las teorías especulativas no fun-
damentadas. El deseo era llamar la atención del lector sobre el valor'
Inestimable de fundamentar las teorías en un análisis sistemáti o
de datos, Sin embargo, ese libro también subrayaba la interacción
entre los datos y el investigador, o sea, entre los datos mismos y In
interpretación que el investigador hacía del significado. Como nin-
gún investigador entra al proceso con una mente totalmente en blan-
co, las interpretaciones son las abstracciones del investigador acer D
de lo que se encuentra en los datos, Estas interpretaciones, que adop-
tan la forma de conceptos y sus relaciones, se van validando conli -
nuamente por medio de comparaciones con los datos que van
ll egando, los cuales a su vez se validan por medio de comparacio-
nes con los que van llegando después.
20. "Estoy absolutamente inundada de entrevistas. Por desgracin,
no logré evitar tal inundación. Jamás me imaginé que me fuera a v "
' nvuelta en esta situación y que no fuera a ser capaz de parar la lIuvin
d entrevistas. Estoy tan cansada de las entrevistas y de la informn-
"ión, que no puedo ni siquiera pensar en formular nuevas preguntas
para ell as. Y, lo que es peor aún, no he seguido las reglas y entonces
no he hecho análisis mientras estaba entrevistando. ¿Qué hago?"
("sta investigadora es una antigua estudiante que decidió entrevistar
nbuelos neg"as que estaban cuidando los ni etos debido a que sus hl -
¡,IS Ji os madres de los niños] eran SCVl'rn n1l'111 ' adictas a las drogas ()
,,1 ,,!cohol. Corno había supuesto inicialmente que el acceso a las "b,,,'
I,¡ s por parte de ella [una mujer blanca]) sería difícil, primero anrdh\
" un pastor negro. Este habló con su congregación, y encontró ljUl'
1,1S abuelas estaban deseosas de ser entrevistadas cuanto anles.
Su apuro la pone exactamente en la misma posici "
de la mayor parte de los entrevistadores que postergan el an6li sl
hasta que la mayor parte de los datos están recolectados, y ('slll
situación es precisamente la que no recomendamos porque la l' 'eo
lección posterior debe estar guiada por el análisis. Por ende, lo 111('
jor que puede hacer en este momento, es dejar de entrevista ,'
comenzar a analizar. Consiga números de teléfonos y haga il ,' N
con las entrevistadas pues las necesitará más tarde para ll enm' lus
categorías y validar la teoría que va evolucionando.
Resumen
Con esto concluye nuestro capítulo sobre preguntas y respueslas,
Sin duda, hay muchas otras que podrían surgir pero aconsejamos II
los estudiantes no preocuparse innecesariamente por cada pequl'-
ña faceta del análisis. A veces, es preciso valerse del sentido comulI
y no dejarse atrapar por la preocupación de si se está haciendo nl)\1I
bien o mal. Lo importante es confiar en sí mismo y en el pro " Sil ,
Los estudiantes deben mantenerse dentro de las líneas gencr'ull'
esbozadas en este libro y emplear con flexibilidad los procedimlt 'lI
tos y técnicas, de acuerdo con sus capacidades y las realidadl'. di'
sus estudios.
Referencias bibliográficas
Adle!', P. A. Adler P. (1987) Melllbersll ip roles in Field Resenrcll. Newbury Park S.lW' ,
Aba r, M. (1986). Speakillg 01 etllllogrnplty. Beverly Hi ll s, Sage.
Alt lu,'idc, D. L., Johnson, J. (1994). Criteria for assessing interpret ive validit y In
qualitative research. En: Denzin, N. Lincoln, Y., eds. Hnlldbookofr¡/lnlitntillC rCX'I II(/¡
(pp. 485-499). Thousand Oaks: Sage.
A¡vermann, D. E. Y colaboradores (1996). On writing qualitative research. RCflllill g
n"carel, Qllorlerly, 31(1), 114-120.
Ambcrt, A. M. Y colaboradores (1995). Understanding and evaluating qu¡llitntivt·
rescarch. }ol/rllal of Mnrrjage nllri tlle FOII/ i /y, 57, 879-893.
UL' ckcr, 1\ . (J 970) . Sociologicnl work: IIIct/¡Orl nllrt substal/ce. New Brunswick: Transar t 1¡1I1
nl'ckcr, 1-1. (1986). WritÍl lg for social sciell lisfs. Chicago: University of Chicago p, \' f111i
Ik'gley, C. M. (1996) . Triangulation of communication skills in qualitative h
of Advall ced Nllrsillg, 24, 688-693.
13iL'nl<lcki, P (1986). Pnthways 11'0111 heroill nddictiol1. Philadelphia: Temple Uni vl'l
Press.
Blulll cr, 1-1. (1969). Symbol i c imeraCliollism. Englcwood Cl iffs, Prenli ce Hall.
Br.ldlcy, J. (1993). Methodological issues and practices in qualitative rcsCí.ui.. h
Lill/wy Qllarlerly, 63, 411-430.
Brcilmé'l yer, B. J., Ayers, L., Knafl, K A. (1993). Triangulation in qualitat ive rese" l\. 11;
Evnlua tion of completeness and confirmation purposes. 1mage, 25, 237-243.
I3rL's lcl', L. (1995). Ethical issues in qua! itative research methodology. Bllfletil/ (J! 1/11'
COII/l ci l for ResenrcJl ill MI/sic Edllcnfioll, 126, 29-41.
Il101Idhl',l d, R. ( 19HJ). Pril1fllr !iVL'S (lml 1I/1'tllily 01 IIlI'dU'flf 1II/I'III rl N 1110,1 11
Urul1",wick: Tr.\l1sncti on,
C., Sylllon, G" eds. (1994), QlIalifafive wetl/Ods iu orgmlf ulllOllflf ft' /'It' 1II111
Tholl sa nd Oaks: Sage,
C. tul1.\pc, E. (1983). Fresll sfarl s: men and womerz afler divorce. Nucvn York: Illl ttll
Books.
harmaz, K. (1983). The grounded theory method: an cxpli cutlon nnd
inlcrpretation. En: Emerson, R. ed. Contemporanj field researcll (pp. IU9 126),
Boston: Little, Brown,
Charmaz, K (1991), Good days, bad days: file self in c"ronie ilhless nnri limi'. NUl'vH
Brunswick: Rutgers University Press.
(' I\,Hmoz, K. (1995). Grounded theory. En: Smith, J., Hane, R., Longenhorc L., l'J"
/(l'/hillkÍllg metllOds in PSYc/IO/Ol{lj (pp. 27-49). Londres: Sage.
l '''t'l'k, J. (1996), Tnking a view: Qualitative research as representation. Qurtli tntlvl'
I k,llth Research, 6, 492-505,
( lo" k, N., Crisp, J., Rodgers, J., Smith, T (1996). Publishing workshops numbcr 3
I'rl'paring a manuscript: Reporting qualitative research findings. N//rsill g PI'f"iti
N//evn Ze/nndin, 12 (3), 19-26.
CI,ll'ke, A. (1990). A social worlds research adventure. En: Cozzens, S., Gieryn, T.,
l' ds. TI/eories of scie/lce in sociehJ (pp. 15-35). Bloomington: Indiana University Prcss,
J., Strauss, A, (1984). Collaboration: couples working together to
chronic illness. ///lnge, 16, 109-115.
Corbin, J., Strauss, A. (1988). Unelldillg iVork nnd enre: mallagillg cltro1lic illness (/1
/tomc. San Francisco: Jossey-Bass.
orbin, J., Strauss, A. (1990). Grounded theory method: procedures, canons <lnd
cva luative procedures, Qllalitntive Sociologlj, 13, 13-21.
Corbin, J" Strauss, A. (1996). Analytic ordering for theoretical purposes. Q/lnfitnlhll!
/nqniry, 2, 139-150.
.rC'swell , J. W. (1994). ResearcJJ design: Qualitative and qllmltilative appronc//Cs.
Thousand Oaks: Sage.
('Ul'VOS, N. M., Dinero, T. E., Feit, M. D. (1996). Reading qualitative research from
.1 mcthodological point of view. JOllntnl of Henlth mld Social Po!icy, 8, 73-90.
1).1 11 0 11, M, (1954) , Mell W/IO mflnage. Nueva York: John Wiley.
1l,lIy, K. (1997) . Replacing theory in ethnography: a postmodern view. Q//n/ita/;,,,,
/nq//iry, 3(3).
l),lVl" R. (1963). Pnssnge tilrongh crisis. Indianapoli s: Bobbs-Merrill.
N. (1 970), TIte rescarc1, aet: A t"eore/ienl ¡"Irmlucliotl lo 5Ociologicnl ftlCt/UUI8,
Nl'W York: Me raw-Ilill.
u.,¡."..,,, W,\ IIIMln;':IIII/1 / , t,
1 )\'I1/ ln, N. (1987), 1114' alro/lOlle fodj. Nl.'wbllry P.1fk: Sagc.
I)\'r l , i", N" Lincoln, Y.,eds. (1994). HmldlJookofr¡l/nlitntiveresenrcJl. Thousnnd .1\..N
S,'gc.
Dl'Wl'Y, J. (1922). HlllllmI lIatl/re nlld condllct. Nueva York: HoIt.
t)l'wcy, J, (1934), Arl as experietlce. Nueva York: Minton Blach.
Dl'WCY, J, (1938). Logic: Tite theory of¡l/t]uin;. Nueva York: Holt, Rinehart Win1"l ton,
Oey, 1. (1993). Qlla/itntive dnta mln/ysis. Thousand Oaks: Sage.
Oil'si ng, p, (1971). Patterns ofdiscovery i" tlle social sciellces, Chicago: AIdinc,
Droke, S. (1957). Discoveries nlld opil1iolls of Gnli/eo. Garden City, NY: Doubl ' ''"y
Anchor Books.
Ozurcc, L. e, Abraham, 1. L. (1993). The nature of inquiry: Linking qU<lnl itatlv,'
<lnd qualitative rescarch. Adpal/ces iJl Nlfrsill8 Scie /l ce, 16, 73-79,
Eldcr, N. e, Miller, W. L (1995). Reading and evaluating qualitative rcscnlTh
studics. JOllmal of Fall/i/y Pmetiee, 41, 279-285.
Fagerhaugh, S., Strauss, A (1977). Tlle polities of pni" mnllngemellt. MenIo
Ad d ison- Wesley
Fl' ldmnn, M. S. (1995), Strnfegies for illterpretillg f]unlitnfive data. Thousand
Soge.
Ferguson, D, L., Halle, J, W. (1955). Consideration for readers of qualitnti vt'
rcscarch. JOII mnl of file Associntiol1 for Persolls Witll Severe Hnlldicnps, 20(1), 1-2,
rielding, N., Fielding, J. (1984). Lil1kÍllg dntn. Beverly Hills: Sage.
Ficlding, N., Lee, R, eds. (1991). Usi/lg eOllIpllfers i/1 t]lInlifnfive resenrch.
Sage.
Fi tch, K. L (199-!). Cri teria for evidence in qualitative research. Westem JO/lr/llll n/
COI/J/Illlllicatio/l, 58(1), 32-38.
Fuji111ura, J. H, (1988), The molecular biological bandwagon in cancer reS('H¡¡ h
Socin/ Prob/ems, 35, 261-283.
Ccphal't, R. P., Jr. (1988). EtlIIIostntisties: qllalitafil1e fOl/lldntiolls for t]lIalllifntive /'eN't11II,
Newbury Park: Sage.
Gilgun, J. R., Daly, K., Handel, G., eds. (1992). Qllnlitn/ive metilods illfnmily resel//I /1 ,
Thousand Oaks: Sage.
Glaser, B. (1978). Tileore/icn/ sellsitivity. Mi li Valley: Sociology Press.
Clnscr, B, (1992). Bnsics of grollllded flzeory nllnlysis: emergellce verSll s forci// g, MIli
Valley CA: Sociology Press.
Glaser, B., Strauss, A. (1965). Awnreuess of dyillg. Chicago: Aldine.
Glase!', B., Slrauss, A. (1967). Discovery of grollllded ""ory. Chicago: Aldine.
GI,,""!', B., Strauss, A. (1968). Time far dyillg. Chicago: Aldino.
Cln/ll' r', 11 ., SII"'U.'lS, 1\. (1975), ClII UIl It 1111/1'-' rlll tl 11,.. '1IItlll ly (J f IIll' , SI 1011 1.'1, I\.H)
Mos by.
Clirwr, J. A. ( 1994), Reviewing qualitati vc I'PM'.II'l'h: Proposed Cl'itl'l'id (or 111 11111''' '.
ri gor, Oeel/paliollal Thernpy ¡ouma/ 01 14(2), 78-90.
Gorln r, S., Schultz, P. (1988), Approaches to nursi ng science Illethods, ItIll/x" ,20,
22-23.
J. e, Caracelli, V, J., Graham, W. F, (1989), Toward a conceptual (rn I11Cwol'k
for mi xed-method eva luation designs. Edllcational Eva/ualioll alld Po/iey Awr/Y:3IIf,
"1"1, 255-274.
uba, E. (198]). Criteria for judging the trustworthiness oE naturali sti c iI1qulrit'/l .
ETC], 19, 75-9l.
Gubrium, J. R., Sankar, A., eds. (1994). Qualitative methods;1/ ngillg resenrc!J , Thousnnd
Oa ks: Sage.
(: Ul's ing, J. c. (1995). Frngile alliallees: negotiating global leaming in a IlIrblllt' //1
I'I/virOIl111e1l1 (Microform 9613463). Tesis sin publicar, University oE Michi go n.
11 .lgp, J. (1972). Tec1miques flIld problems 01 theory coustructioll iu sociology. Nu('vo
York: ¡ohn Wiley.
I J.lIl1lllersley, M. (1995). Theory and evidence in qualitative resea rch. QUl/lilyaml
QIIIl/lfity, 29 (1), 55-66.
I bmmersley, M., Atkinson, P. (1983). Etll1lology: PrincipIes ill prnclice. Nueva York:
Tavistock.
Il at haway, R. S. (1995) . Assumptions underlying quantitative and qualitativt.,
rcscarch: implications for institutional research. Researc1z in Higlrer Edll enlio/I ,
36, 535-562.
"ofrman, E. (1989). Lost in trnnslation: Lije i1/ a new langllnge. Nueva York: Pcnguin.
Ilughes, E. C. (1971). Tile soci%gicn/ eye: Se/ected pnpers. Chicago: Aldine.
Johnson, J. (1975). Doillg field research. Nueva York: Free Press.
K" I" ol1, R. D. (1996). Tile ellds of tile enrtil. Nueva York: Random House.
Kl'IlL\ U. cd. (1995). Computer aided qllalitntive data mmlysis. Theory, methods and
príl cti ce. Londres: Sage.
Khu B. (1995). T/¡e oMer SpOl/se caregiver: Parndox mzd pain o[ A1zheiwer's diSf'n:-:l.' .
Unrubli shed dissertation, Center for Psychological Studies, Albany.
Ki ddt'r, L. (1981). Qualitative research and quasi-experimental frameworks. En:
Urcwcr, M. , Collings, B., eds. Scientific inquiry nud tite social scie, zces, Sa n
h "lnci sco: Jossey-Bass.
Ki,.k, J., Mi ll er, M. (1986). Re/inbi/ily, vnlidity nlld qlln/itnlive resenrcil. Beverl y Hlll s:
S'-'gc.
',v, lI t', S. ( 19')4), 'l'l' ll ".Idl ll bit d .,1 IJt" lIt 1/1'1 1\ 1 " rl ll,lIl Vl' rl'scarch intcrvicw:->-S¡w\:hd h'luc'
Qu.lli tali vc 11 . //111111111 11/l/¡t' //UIIII'l/ologUII/I'SycJ/Ology, 25(2), 17;\,
I..\f.\ ill e, R. (1995). C0l11puter programs for quali tati ve researeh. Historieol SOl r¡jl
I<escnrcil, 20(1), 91-97.
I .. , koff, G., ¡ohnson, M. (1981). Metnpilors we live by. Chieago: University of
Press.
Lamont, A. (1994). S011le instrucfions 011 writillg and life. Nueva York: AnchOI'
Doubleday
Lazersfeld, P. F., Wagner, T., Jr. (1958). Academic milld. Nueva York: Free Press,
LcCompte, N., Goetz, ¡. (1982). Problems of reliabi lity and validity in ethnogrophll
research. Review of Education Researeh, 52, 31-60.
Lofland, J. (1971). Alln/yzil/g socin/ seftil/gs. Belmont: Wadsworth.
Lofland, J. (197-1). Styles of reporting in qualitative fieId research. TI/e AlllcrlC' {//1
Soci%gist, 9, 101-111.
Lonkilla, M. (1995). Grounded theory and computer assisted qualitativc dol¡l
analysis. En: Kelle, U., ed. COlllpufers nlld qllalitative 1IletllOdology. Londres: nw'
Ma ines, D. R. (1991). Reflection, framing, and appreciations. En: Maines, D. Ro, lid
Social orgnnizatio/J alld social process (pp. 3-9). Nueva York: Aldine de Gruyll'l'.
McKeganney, N. (1995). Quantitative and qualitative research in the addHloll H:
An unhelpful divide. AddictiO/l, 90, 749-75l.
Mead, G. H. (1934). Mil/d, se/f nlld sociehJ. Chicago: University of Chicago Pres • .
Merriam, S. B. (1995). What can you tell from an N of 1? Issues of validity nn"
reli abi lity in qual itative research. PAACE: ¡ol/mal of Lifelong Leamillg, 4, 54. (¡O
(Pennsylvania Association for Adult and Continuing Education).
Me rriam-Webster (1984). Webster's lli1lth Ilew eollege dictiollary. Springfh' ld¡
Massachusetts: Author.
Mi les, M., Huberman, A. (1994). Qualitntive data mwlysis. Thousand Oaks: Sag('.
Morse, ¡. M. (1991). Approaehes to qualitative-quantitative methodolOfl
'llll
tri angulation. Nursing Researclz, 40, 120-123.
Morse, J. M., Field, P. A. (1995). Ql/nlitntive researcJ¡ 1IlctJlOds for /zealt/¡ prolessiollnhl. 2-
edición. Thousand Oaks: Sage.
Murdaugh, C. L. (1987). Nursing researeh: Theory generating through method"
logieal flexibility. JOllmn/ ofCnrdiovnsclI /nr NlIrsillg, 1(4), 81-M.
Pa rk, R. E. (1967). Ou social cOlltrol nnd eollec/ive belzavior. Turner, R., ed, e h¡ ogo:
University of Chicago Press.
Parsons, T. (1937). rile stmetl/re of social aclioll. Nueva York: McGraw-Hilt.
Pnrsons, T. (1951). Tlle socinl systelll. Nueva York: Free Press.
1'¡\l1011, M. Q. (1 9<)0). QualitatitJc(."ullluntio" 1I/I1/II,tf('lIrd, IIIdJ/Otls, Ncwhury H+'Ht'
Pt'shkln, A. (1993). Thc goodncss of qualillltivc rcsearch. E(lu mfiO/lfI1 1<" /'11' 111 111 ,
22(2), 23-29.
P(nf( "nbcrger, B. (1988). Microcomputer applications ;'E qllnlitalivc rcseftrdE. Nt·wlllll y
Park: Sage.
Pierce, B. N. (1995). The theory of methodology in qualitative research. rp.sol.
Qllar ferly, 29, 569-576.
Popper, K. (1959). The logie of seientifle inqlliry. Nueva York: Basic Books.
Porter, E. J. (1989). The qualitative-quantitative dualism. Image, 21, 98-102.
Power, R. (1996). "Quantitative and qualitative research in the addictions: Af\
unhelpful divide": Cornment. Addielion, 91, 146-147.
Puneh, M. (1986). TIre polities and efhics of fleldwork. Beverly Hills: Sage.
HIIHin, c., Beeker, H., eds. (1992). Whaf is a case? Exploring fhe fOlll/dalioll s 01 social
¡mil/in). Cambridge, Reino Unido: Cambridge University Press.
H,'w, L., Bcehtel, D., Sapp, A. (1993). Self as an instrument in qualitative resear h.
Nllrsi tlg Research, 16, 300-301.
HkhnrJ s, T., Richards, L. (1994). Using computers in qualitative analysis. En: Denzin,
N., Lincoln, Y., eds. Hatldbook of qllalilative research (pp. 445-462). Thousand O.k.:
Sage.
" oligers, B. L., Cowles, K. V. (1993). The qualitative researeh audit trail: a complex
collection documentation. ResearcJz in Nursing and Henltlt, 16, 219-226.
Rosenbaum, M. (1981). Women on' lzero;n. New Brunswick: Rutgers University Press.
Sandelowski, M. (1988). The problem of rigor in qualitative research. Advm,ccs ¡"
Nurs;,zg Science, 8, 27-37.
Sondelowski, M. (1993). Theory asked: The uses and guises of theory in qualitative
rcsearch. Research in Nursing and Health, 16, 213-218.
Sondelowski, M. (19950). Aesthetics 01 qualitative researeh. 1mage, 27, 205-209.
SamJelowski, M. (1995b). Sample size in qualitative research. Research il1 Nursh'8
"",1 Healt", 18, 179-183.
S.onJelowski, M. (1996). Triangles and erystals: on the geometry of qualitativc
rescareh. Researell in Nllrsing and Healt", 18, 569-574.
&hatzman, L. (1991). Dimensional analysis: Notes on an altemative approach to
Ihe grounding of theory in qualitative research. En: Maines, D., ed. Social
org,,"izatio" alld social proeess (pp. 303-314). Nueva York: Aldine de Gruyter.
Schotzman L., Stra uss, A. (1973). Field researc/¡. Englewood Cliffs: Prentice Hall.
Schn 'ider, J., Conrad, P. (1983). Hnving epilepsy: T"e experiellce alld calltrol of fil e
111111" 5. I hil adelphia: Temple University Pross.
s.,' lye, H. (1 956) 1111' dI "j,' . NUl'VIl Yo rk: McGraw-Hill.
Sha piro, V. L.,y col.looraJores (1993). Metamorph; Computer support forquflllt t\ll vl\
research. Midwestem Edll catiollal Researcher, 6(2), 30-34.
Shibutani, T. (1966). lllIprovised llews: A sociologicnl stlldy 01 rtll11or. Indianapol is: lJobhti
Merri ll.
Silverman, D. (1993). lnterpreting qllalitative data. Newbury Park: Sage.
Star, S. L. (1989). Regio1ls of t/¡e ",illd: Braill researe/¡ and tite qllest for scieu/ific (('rlul"f!!,
Stanford: Stanford University Press.
Stor, S. L., Ruhleder, K. (1996). Steps toward an ecology of inlrastructure: probl,'''' "
of design and access in large-scale information systems. l/lforma/ioll SY$ /t'II/ .
Researcll, 7, 27-57.
Stern, P. N. (1980). Grounded theory methodology: Its uses and processcs. IIIIfll'W,
12, 20-23.
Stewa rt, G. R. (1941) . 5forlll. Nueva York: Random House.
Slrauss, A. (1969). Mirrars alld lIIasks . Mili Valley: Reeditado en 1997 [New Brunswll 1,.
Transaction]).
Strauss, A. (1970). Discovering new theory from previous theory. En: Shibutanl, '1' "
ed. HUlllan natllre alld collective beha1.1ior: Papers i/1 hOllar 01 Herbert Blllmer (pp. 11ft
53). Englewood Cliffs: Prentice Hall.
Strauss, A. (1 978). Negotiatiol1s: varieties, contexts, proeesses, alld social ordl'/' . Sl1rl
Francisco; )ossey-Bass.
Strauss, A. (1987). Qllnlitntive mmlysis for social scientists. Cambridge, Reino Unldu:
Universi ty of Cambridge Press.
Strauss, A. (1995). Notes on the nature and development of general th('Ot'll t.rt,
Q//alitatil1e IlIq// iry, 1, 7-18.
Strauss, A., Corbin, J. (1988). SIUlpúlg a Ilew Ilealth care systelll. San FrnlwbulI
)ossey-Bass.
Strauss, A., Corbin, J. (1990). Bnsics of qllalitntive resenrc11. P edición. Th()UNi UIII
Oaks: Sage.
Strauss, A., Corbi n, J., eds. (1997). Grounded theory in practice. Thousaml 011 1.
Sage.
Strauss, A., Fagerhaugh, S., Suczek, B., Wiener, C. (1981). Patients work 1 .. "
tcehnologized hospital. Nll rsillg Ollfloak, 29, 404-412.
Strauss, A., Fagerhaugh, S., Suezek, B., Wiener, C. (1982). The work 01 hospitnll 1\ld
patients. Social Sciel1ce mzd Medicine, 16, 977-986.
Strauss, A., Fagerhaugh, S., Suczek, B., Wi ener, C. (1985). Social orgnnizatioll o/IIf('fllm'
work. Chicago: University of Chicago Press. (Republished en 1997 jNtll' vlI
Brunswick: Transaction])
1\ " S(:hdl zlll ,lll , L., Buchcr, !t, Ehdh 11 , 1)" M. ( 19611), / )'1V
d
",,/tI,
ami ;/Isl jllllioll 5, Nueva York: I." 'l'l'
SI red, 1\. ( 1996). Wri ting qualitative research for publication (ed itorinl) 01111'111/101/"'11
N"rse, 5(J), 6-ll.
SI ringer, E. (1996) . Aclioll researc/¡: a handbook for praclitiollers. Thousand ks: S. IHl' ,
Tl' sch, R. (1990). Qualilative researelt: Analysis hipes alld sofhvare 10015. Nucvn YOI'k:
Fn lmer
'l'homns, W. I. (1966) . 011 social organ;zation and social persollality. M. )anowit z, l'd .
Chi cngo: University of Chicago Press.
Weber, M. (1958). Tite Protesfant etll;e alld fhe spir;t of cap;talislII. Nueva York: Scribncr
Wt.'itzman, E. A., Miles, M. B. (1995). Computer progrn1J/s for q/lalitalivc dala nllalysis
Thousand Oaks: Sage.
W,-,,·;tbrook, L (1994). Qualitative research methods: A review of major stngcs,
d,ltn analysis techniques, and quality controi s. Library nlld IlIforl1lalioll Sdtmce
J<1'!oL'lIrch, 16, 241-245.
\Vll yll', W. (1955). Street comer socien;. Chicago: University of Chi cago Press.
W It ' ¡ ler, e (1983). Tite politics 01 alcoholism: bl/ilding all arella orol/lld o social prob/IIIII .
Nueva Brunswick: Transaction.
Wlt'nt.' l', e, Fagerhaugh, S., Strauss, A., Suczek, B. (1979). Trajectori es, biographi cs
,111...1 the evolving rnedical scene: Labor and deiivery and the intensive care
nllrsery. Sociology 01 Heallil alld IIIlIes5, 1, 261-283.
Wo1cott, H. F. (1990). Writing l/p ql/alitative resellrch. Newbury Park: Sage.
Wol cott, J-l. F. (1994). Trnll 51orl1ling qunlitntive data. Thousand Oaks: Sage.
Wol cott·, H. F. (1995). Tile art 01 fieldwork. Thousand Oaks: Sage.
.-
Indice onomástico
A
Abraham, I. L., 29
Adl er, P. A., 40
Agar, M., 288
Al theide, D. L., 287
Alvermann, D. E., 265
Ambert, A M., 287
Atki nson, P., 158
A yers, L., 31
B
Becker, H, 13, 270, 318
Bechtel, D., 6
Begley, C. M., 50
Biernacki, P., 277
B1umer,H.,27,111
Bradley, J., 287
Breitrnayer, B. L 31
Bresler, L., 49
Broadhead, R., 277
Bucher, R., 34
e
Caracelli, V. J., 30
Cassell, c., 13
Cauhape, E., 277
Charmaz, K, 13, 277
Cheek, J., 49
Chick, N., 265
C1arke, A., 33
Conrad, P., 277
Corbin, j., 171, 173, 179, 206, 20H,
215, 228, 259, 271,278, 28J, MI
290,294
Cowles, K V., 297
Creswell, J. W., 33
Crisp, J. , 265
Cuevas, N. M., 30
D
Dalton, M., 196
Daly, K, 13, 27
Davis, R., 277
1l1'll1111, N" 277
1 )l'Wl'y, J" 4, 10,81,201 ,248
Ill'y, l., 265
Ilil's ing, p" 288
1 1il1l'1'0, T, E" 30
Dra ke,S,, 1
Dzurec, L. c., 29
Ehl'li ch, D., 34
I"der, N. c., 287
F
1" ' ¡;l' l'hnugh, S., 171, 269, 277, 284
l'l' II , M,D.,30
h' ldll1.1I1, M. S., 96
I'l' I'¡;USOn, D. L., 287
I'il'id, P. A., 45, 266
l' il' lding, J., 29
l:i" lding, N., 29, 239
I'itch, K. L., 287
I:ujimura,]. H., 195
G
(:" pha rt, R. P., 31
C il ¡;un, J. R., 13
(: I.l ser, B., 171, 231, 232, 238, 266, 271,
289,291,319,320
(: lil1e r, J. A., 291
( :01'1 z, J., 291
( :01'1 ner, S., 288
( :1',lhnm, W. F., 30
( ;rl'l' nc, j. .,30
( : 11 b.I, E., 288, 291
(: ubrium, J. R, 13
(: 'h'I' III/:, J, c., 206, 2 12
H
Hage, J., 25, 26
Halle, J. W., 287
Harnmersley, M., 158, 226
Handel, G., 13
Hathaway, R. S., 45
Hoffman, E., 310
Huberman, A., 13, 96, 132, 170, 291
Hughes, E. c., 10, 90
J
Johnson, J., 226, 287
Johnson, M., 18
K
Kaplan, R D., 61, 62
Kelle, U., 239
Khurana, B., 149
Kidder, L., 291
Kirk,]., 288, 291
Knafl, K. A., 31
K vale, S., 30
L
Lafaille, R, 299
Lakoff, G., 18
Lamont, A., 263, 270
Lazersfeld, P. F., 30
LeCompte, N., 291
Lee, R,239
Lincoln, Y., 13
Lofland, J., 13, 266
Lonkill a, M., 239
M
MJ ines, D. R, 6, 135
McKeganney, N., 29
Mead, G. H., 4, 10
M i les, M., 13, 96, 132, 170, 291
Mil es, M. 8., 96, 132, 239, 302
Mill el', M., 288, 291
Mill e r, W. L., 287
MOl' se, J. M., 13, 31, 45,266
p
Pal'k, R. E., 10
Parsons, T., 27
Pattoll, M. Q., 14, 189
Peshkin, A., 9
Pfaffellberger, B., 239
Pi erce, B. N., 44
Popper, K., 288
POl'ter, E. J., 29
Power, R., 29
Pu I1ch, M., 40
R
Ragill, c., 318
Rew, L.,6
Ri chards, L., 132
Richards, T., 132
Rodgers, B. L., 297
ROdge rs, j., 265
M., 277
I{uhl eder, K., 33
s
Samkar, A., 13
Sandelowski, M., 14, 30, 50, 53, 291
Sapp,A.,6
Selye, H., 48
Shapiro, V. L., 299
Shibutani, T., 277
Silverman, D., 41, 64
Smith, T., 265
Star, S. L., 5, 33, 277
Stern, P. N., 12
Stewart, G. R, 201
Slrauss, A., 161, 171, 196, 197, 206,
208,226,227,231,232,238, 249,
256,259,266,269,271,274, 277,
278, 283, 284, 287, 289-291, 2 4,
299, 306-308, 315, 320
Suczek, B., 171, 269, 284
Symon, G., 13
T
Tesch, R, 132, 239
Thomas, W. l., 10
w
Wagner, T., Jr., 30
Weber, M., 84
Weitzman, E. A., 96, 132, 239, 302
Westbrook, L., 13
Whyte, W., 277
Wiener, c., 171, 193, 194, 269, 284
Wolcott, H. F" 18, 20, 21, 40, 266
Índice analítico
A
Acción(es)/interacción(es), 103, 112,
135, 139, 141, 143-148, 151, 166,
178, 180-185, 187,191,194,195,
197, 198,200,202,205,209,210,
214-216, 221, 251, 295
v.t. Condición/ consecuencia;
Proceso
Alcance, 26, 93, 198, 203, 205, 206,
208, 211, 212
v.t. Teoría; Generalidad
Aleatoriedad,234
Análi sis
adicionales por medio de compa-
raciones, 103
casos,de,291,318
conceptual,74
cualitativo, xx, xxii, xxiii, 3, 4, 11,
12, 37, 44, 65, 92, 205, 299, 314,
316,317
cuantitativo(s), 34, 38
palabra, de una, 101
secundario, 232, 304, 313
técnicas de, 3, 52
unidad de, 303
Área(s), xx, 9, 12, 14, 22, 23, 26, 33,
39, 40, 41, 43-45, 53, 55, 57-"Y,
83,161, 173,197,200,207-2 1(),
220,221,223,246,266,273,277,
278,282,290,291,297, 302,306,
307,315
suborganizacionales, 212
sustantiva, 23, 26, 41, 213, 307
Artículos, 13, 22, 64, 211, 265, 266, 2711,
278-284
A TLAS®, 237, 299, 300, 302
B
Biblioteca, muestreo de datos
en una, 232
e
Campo, xxi, 4, 7, 10, 25, 30, 34, 39, /11,
56, 57, 60, 76, 78, 115, 158, 170,
174,195,221,223,224,238,2/13,
250-253,282,305, 308
literatura de, 53
tl l', Sc" 57,64, 11 5, 139,232,
24:1, 276, 299, 300, 304,
;107, 308
observación de, 32, 226, 228
1 re' bajo Je, "12, 34, 40, 43, 47, 67,
223,233
( ',\non(es), 288-290, 297
cicntífico(s), 288
repli ca bilidad de los hallazgos,
de la, 288
C,'l egoría(s), 110, 112, 123-125, 127,
135, 140
1 I'nl ral, 160-162, 171, 172, 193-195,
IY7,256,257,261, 273,292
crilerios para escoger una, 160
decid irse por una, 162
1I1l<.>lruir, 112
dl'llominar las, 125
d,',cubrir las, 78
iniciales, 63
pobremente desarrolladas, 173
propiedades y dimensiones
de las, 80, 97, 98
( '" " sa lidad, 79, 145
(,i!' neia, 1, 14, 21, 33, 111, 134, 145,
150, 263, 287-289
( ·I.l sificación(es), 17, 21-24, 28, 74,
117, 1] 2, ll3, 130, 212, 260, 261,
270,300
( ·I, .sifi eJr, 9, 22, 26, 74, 86, 96, 124,
129, 162, 168, 169, 201,228,239,
2'12, 256, 260, 262, 270-272, 304
( 'lId i(icación, 15, 52, 64, 242
II hi,' rl cl , xxii , 36, 61, 63, 90, 99, no,
1 I 1, 131, 135, '137, ] 41,150,157,
..U'I, 22
r
-, 228, 229, 2:1H, 2/12, 1. 1/,
2'IY, 300, 304, 305
léeniea de la, 65
axial, xxii, 61, 64, 72, 73, 98, I 12,
130,134, 135, 137, 138, 150, 15'1,
155,157,164, 178, 180,183,229,
244,249,250,253,256,300
propósito de la, 135, 250
intensiva, 313
selectiva, xxii, 61, 157, 177, 183,
230, 256, 257, 258
teórica, 73, 314
Códigos in vivo, 114, 127, 159
Comparaciones, xxii, 5, 11, 14, 22, 49,
52, 55, 60- 62, 71, 72, 74, 75, 80,
85,86,88-95, 97,98, 103, 105, ]06,
150, 171,178, 197,219,221,222,
226, 227, 230, 231, 243, 246, 300,
313,320
extremas, 90
teóricas, 74, 75, 80, 85, 86, 88-94,
103, 105, 106, 150
Computadores v. Programas de
computador
Comunicación, 7, 10, 19, 108, 111, 158,
265,302
Conceptos, nO-112, 220, 304
abstractos, 103, 309
descubrimiento de los, 111
in vivo, 73, 316
representatividad de los, 234
Conceptualización, 26, 60, 97, 112,
123,133,160,164,167,238,247,
250,293
il ustración de la, ll5
l 'ond l t Hl'.l.'l (!'o)
conjunto de, 2lO
macro, 198, 199
micro, 198
Cond iciones, 139-145
ca usales, 144, 145
contextuales, 144, 152
intervinientes, 144, 214
macro, 199-201, 218
mi cro, 143, 192, 201, 208
rango de las, 199
v. I. Estructura
Conectividad, 199, 205
modelos de, 205
sendas de v. Sendas de
conectividad
COIúerencias, xxii, 262, 274
Confianza en sí mismo, 273, 274, 281
Consecuencias, xxii, 10, 25, 69, 71, 73,
84, 135, 136, 137, 139-141, 145,
147-149,151,152,154,166,173,
184,195, 198- 200, 202, 203, 205,
206, 208- 211, 214, 218, 230, 250,
251,252,290,294, 301,308
Consistencia, 171-173, 221, 232, 288
Contexto estructural, 210
Contingencias, 32, 144, 178, 183, 184,
198, 203,210,214, 254
Conversación, 136, 139, 166
o
Datos, 12, 13
brutos, 12, 14, 15, 25, 26, 148, 175,
177, 185, 239
fuentes secundarias de, 57
identificadores, 240
organización de, 17,2 1
reales, 39, 49, 106, 140,2:1 1,2".\
tipos de, 222, 223, 232
Deducción, 150
Densidad conceptual, 194, 273,
293, 300
Descripción, xxi, xxii, 1, 7, 17-2 1, 211,
74,94,97,164,179,192,242,25M,
300,306,307, 313
Diagramas, 236-238, 261, 3]4
integradores, 168, 240, 256, 2;,H,
261,270
uso de, 168
V.t. Memorandos
Diarios, 39, 58, 156
Dimensiones, 110, 128
Distancia analítica, 73, 101
E
Enfoque, 6, 11, 37, 42-45, 47, 72, 1) 1,
104,116,125,178,200,202,2 13,
221,229,235,279, 284, 303, 31',
Entrevista(s)
exploratorias, 30
inicial, 223
V.t . Campo, notas de; Obsel' vnl 'J¡\ .1
de campo
Entrevistado(s), 31, 39, 43, 48, SO, "11,
66, 73, 75, 76, 100-102, 107, IOH,
114-121,136,138,149,159, 17:\,
175,177,190,224- 226, 313
Entrevistar, 50, 74, 104, 207, 320,:12 I
Escribir, xix, xxiii, 13, 47, 98, 1:12,
162-164, 174, 177, 193,
244,245,247,261, 263, 265, 21>1>,
269,271-277,279-285, 314
1 ':" '1 1 ll' ''' " Il'órico, 21, 24, 157, 158, 160,
162, 17 1, 172, 175, 177,239,318
vdlidnr cl, 175
1 ' ~ , l r u tura, 10, 16, 56, 59, 112, 133, 134,
139-141, 180, 183,185,196,197,
199, 200, 208, 210, 218, 271,
305,317
"Inograph®, 299
"va luación, 14, 43, 279, 287, 290, 302
criterios de, 263, 287, 291, 296
v.t, Fundamentación, empírica de
un estudio
1'''''''l11ono(s), 110, 135, 136, 142
1'1"1" do trabajo, 26, 29, 31, 146, 181,
214,216,218,220,221,228,253,
254,309
I'r" se, xxiv, 68, 70, 78, 101, 102, 116,
131,161,308,310
I'u ndamentación, 14, 291, 292, 297,
300,301
empírica de un estudio, 292
G
:cncrali zación, 176, 288, 289, 308
(;rndua li smo, 26
7/, / . Teoría
11
1 "'rmen uti ca unidad, 300, 302
Il t'rrami cntas analíticas, xxii, 61, 79,
9 -97, '109, 120, 150
11 ' I' Óll'5is, 2'1, 24, 26, 33, 36, 38, 46, 50,
" 1, "2, 75, I 1'1, '11 2, 133, 148, 150,
1"9, IR7, 19 1,208,214,244, 254,
2') 1 :¿'J3, 295, 300, 306
provisionales, 75
Historia(s), 3, 10, 20, 28, 47, 68, 9:1,
135,159,161-165, 167, 172, 17 ,
177,197,207,212, 213, 218,257,
261, 266,269-273, 284, 319
1
Indagación(es), 9, 59, 80-83, 116
Inducción, 150, 320
Integración, 158, 160-162, 168, '170,
175, 177, 183, 238, 241
técnicas para ayudar a la, 162
Interacción, xix,!, 6, 10, 12, 14, 24, 29,
34, 35, 37, 38, 46, 47, 53, 56, 59,
64,77,79,81,108,111, 112, 145,
147,158,165,180,183,184,192,
196,197,200,202,206,209,210,
214,218,232,255,289,295, 320
estrategias de, 57, 108
Interpretación, xx, 4, 9, 12, 25, 31, 48,
50, 51, 56, 77, 97, 101, 120, 121,
138, 150, 158, 160, 167, 239, 299,
317,320
Investigación
cualitativa, xx, xxiii, 4, 10-13, 27, 40,
45, 46, 48, 53, 57, 115, 150, 223,
253,264,265,267,268,272,281,
287-290, 296, 298, 299, 302, 316
cuantitativa, xxiii, 28, 30, 44, 234
v,f , Análisis, cualitativo
Investigador(es) cualitativo(s), 5, 6, 28,
30, 36, 66, 272, 287-289, 303,
307,308
característi cos de los, 4
L
Literatura, xxii, 39, 41, 42, 49, 52, 53,
55- 60, 88, 97, 105, 106, 126, 150,
170,171,223, 272, 280, 285, 287,
297, 314, 320
investigación, sobre, 52
no técnica, 39, 58, 60
técnica, 39, 41, 55, 58, 60, 97
uso de la, 40, 55, 58, 60
M
Marco(s) conceptual(es), 17, 155,
156,233
Ma triz, 61, 198,-200, 202, 206-211,
213, 214,217,218,258
área individual de la, 216
condicional / consecuencia!, 61,
198, 199, 202, 218
herramienta analítica, como, 211
propósitos de la, 208
Memorandos, 121, 168, 236, 260
clasificar los, 162, 239, 270, 271
escribir, 13, 238, 240, 247, 314
rasgos técnicos específicos de los,
240
v,t, Notas, operacionales; Campo,
notas de
M icroanálisis, 63-66, 67, 72, 73, 75,
78,79, 96, 110, 120, 131, 149
Monografías, xxii, 11, 23, 263, 265,
269,271,276-280, 285, 308
Muestreo, xxii, 13, 219-236
abierto, 225, 226, 229
acontecimientos y sitios, de, 227
áreas del, 58
N
codificación selectiva, en 10, 2:\0
datos, de, 224, 232
discriminado, 230, 23'1
procedimientos de, 303
relaciones y variaciones, ti " 229
teórico, 36, 53, 60, 61, 74, 80, HII, 'lO,
99, 103, 131, 174, 177, 200,
207 -209, 219-222, 22H.2:1O,
232-234, 236, 245, 247, 2!,O,
252, 253, 257, 262, 290, 21J'1 ,
312-314, 319
Negociación, 5, 77, 84, 196, 197, 2','1,
255,309
Notas, 56, 57, 64, 115, 132, 139, 1 ',11,
179, 232, 233, 236-238, 240, 24 \,
244, 246, 250, 253, 257, 276, 2
1
N,
300,304,307,308
codificar, para, 244, 253, 257
operacionales, 236, 237, 246, 2, O
NUDIST", 299, 302
O
Objetividad, xxii, 39, 40, 47-49, 5 1, ', \
55, 59, 88, 107
Observación de campo, 32, 2211, " , ~
v,f, Campo, trabajo de
Oración(es), 18,41,63,70,89, 101 , lO,',
121,122,132,142,217,271
proposicionales, 13
relación, de, 17, 230, 244
v,f, Hipótesis
Ordenamiento conceptual, xxi, X 11 ,
1,17,18,21,23-25,28, 30, 3", :10'1,
313,315
l'
1 ',II, II"\I(s)
,1.1v", 300
t'oll1binnciones dc, 300
103
l'.lI\l di gma, "134, 138, 140, 141, 155,
164, 199,200
componentes del, 142
?I. t. Condiciones/consecuencias
1 ' .. 1 rones, 94, 129, 130, 133, 142, 144,
165, 168,170,176,183,205,244,
314, 318
1 '1" I\'r expli cativo, 52, 136, 149, 161,
173, 176, 289, 294, 303, 309
1'"" "ión, 7, 26, 35, 97, 128-130, 136,
173, 194, 232, 237, 288, 290,
291, 296
predictiva,26
11./. Teoría
1 ' regunta(s)
abs tractas, 73, 82
(ormul ar la, 40, 44, 216
investi gación, de la, 46
sensibili zadoras, 84
leóricas, 27, 73, 85, 97
1 'rl'sentaciones verbales, 265, 282
1 'mblt' ma(s)
I'SI'0gcr un, xxii, 40, 42, 59
i" vesti gación, de, 39, 41, 43
I 'nlt'l'dirnicntos, 13
" " " Ifli cos, xxii, 2, 73, 317
h.hkos, XX, xxiii, 95
12,30,31
l' I'(ln'HU, 134, 178-18'1
11 11.11 I1ico, xxi, xxii , 3, 13, 48,62,65,
'lH, 1)'1, 11 0, 11 5, 1'11 , 17H, 2. 1,
26 1,313
conceptual iza r el, 190
naturaleza va ri able cl cl, J 8 1
Programas de computador, xxiv, 33,
93, 96, 132, 162, 177, 237, 239,
240, 298,299,301,302
PROLOG®, 301
Proposiciones, 24, 111, 159, 233,
290,293
Publicación(es), xix, 32, 57, ] 59, '196,
266, 271, 274, 275, 280-282, 285,

equipo, en, 280
Público(s), 6, 11, 19, 23, 265, 267-269,
274, 275, 277-279, 281 -283,
307, 314
R
Rango de variabilidad, 157, 174, 220
Rastrear, 79, 109, 143, 178, 199, 202,
207, 208, 214, 216
Redactar, xxii, 171, 177, 264, 272, 289,
297,316
artículos o libros, los, 316
informe de la investigación, el, 272
investigación, la, 264
tesis, las, xxii
Registro(s), 13, 20, 39, 121, 154, 236,
261,300
.técnicas de, 154
Relatos etnográficos, 23
V.t . Ordenamiento conceptual
Replicabilidad, 288, 289
Reprcscnt ación(es) gráfica(s), 301
SCgllWllt Orl dt \ 11\ \ 10, d l,,:1O'1
1\ 1Ilinas, 146, n 8, 254, 255
s
S .. luración teórica, 157, 174, 232, 318
Sc'ndas de conectividad, 198,199, 218
s., nsi bilidad, xxi, 6, 8,10,30,38-40,
47-49,52-56,59,74,82,96,103,
109,224,226,228,268,281,295
Sesgo, 49,107
v. l . Interpretación
Subeategorías, 79, 110, 112, 125, 126,
130, 134, 135, 138, 141, 148,
149, 157, 229, 240, 253, 256,
260, 293
Subconceptos, 155
Subprocesos, 185, 193, 194
Suposiciones, 43, 71, 75, 77, 92, 94,
T
97, 101, 106, 145, 150, 311,
314,317
inconscientes, 316
no reconocidas, 77
reconocidas, 77
Teoría, 17, 24-28, 37, 38, 157
construir una, xx, 9,28, 34,37, 79,
Inrl" l' 11111111114 ,1 / \tI
109, 159, 195, 197, 198, 23 1, 10
289, 290, 305, 308, 3 13, 3 15, \ 1I
expurgar la, 174
formal, 197
fundamentada, xxii, 4, 6-8, 10, 11
13,16,177,239, 302
refinar la, 157, 158, 171, 177, 257
sustantiva, 196, 290
variaciones de la, 175
Tesis, xx, 173, 263, 265, 269, 27 1· 27,\
275,276,278- 280, 285, 286, 2'111
302, 303, 310
redactar las, 297
Traducir, 258, 266, 310, 316
v
Variabilidad, 10, 174, 176
rango de" 157, 174, 220
Variación(es), 23, 38, 41, 74, 85, 1/ ·1
103, 106, 128, 148, 157, 160, 171,
174,176,192,214,220,230,21 1,
235, 244, 246, 253, 290, 294, l.
313,318
dimensionales, 107, 294
métodos, de, 38
patrones, en los, 74