Advanced poetry writing exercise, por Paul Guillen

Mi recorrido duro más de quince minutos, pero tratare de resumirlos así. Vas a Juárez, tomas un taxi, va por el freeway, el conductor trata de hablarte, pero tú solo quieres ver las calles, el conductor dice algunas cosas sobre la violencia, de pronto ves un edificio en ruinas, abandonado, y no puedes dejar de pensar en Pisco. Llegas a tu destino y preguntas adonde tienes que ir, burocracia como en todos lados, nadie sabe nada, esto te sabe a algo kafkiano y comienzas a preocuparte: una ciudad que no conoces. Una señorita te ayuda, finalmente llegan a la conclusión que te trajeron al lugar equivocado, te ayudan a pedir un nuevo taxi, estas salvado. Si vas a un lugar que no conoces y te pierdes y además todos dicen que es muy peligroso, ¿qué haces? Entonces, recuerdas que hace algunos años caminabas por Pisco con tu ex esposa, y que les paso algo similar, pero que al final alguien los ayudo a conseguir alojamiento. Es como esa misma vez que fueron a la reserva natural de Paracas y le preguntaste al guía por donde llegar al muelle para pescar y él te dijo que esa zona era muy peligrosa. Y tu respondiste yo he vivido aquí solo para darte importancia. Habías vivido tres meses, cuando tenías doce años, en casa de tu tía. Tu hermano se enfermó de hepatitis. Tus abuelos esa vez también estaban en el muelle y no sabes porque las tres únicas cosas que recuerdas son que pescaste el primer pez y dicho sea de paso es el único que has pescado en toda tu vida, y que luego con el cordel tu tío sacaba peces de tres en tres y que a tu abuela le dieron ganas de orinar. Los lugares nunca serán los mismos, las personas nunca serán las mismas. Todo vive en la memoria. Aquello de lo que tienes recuerdo ya no existe, hasta tú mismo ya eres otro. Llegas al hotel en Juárez y te sientes más aliviado, vas a tu cuarto y descansas por varias horas, recibes una llamada: tienes que bajar, te esperan, que bajes enseguida, es urgente, que nos tenemos que ir a la feria del libro. Alcanzas a ponerte la camisa como puedes y bajas apresurado por el ascensor y recuerdas la historia de la ex narradora de noticias que estaba alojada en el mejor hotel del centro de Pisco y se salvó de morir como muchos otros que fallecieron en ese hotel. La ex narradora cuenta que también se salvó del atentado de Sendero Luminoso que en los 80s voló el canal de televisión donde ella trabajaba y donde también murieron muchos de sus colegas. Cosas del destino. Salvarse de la muerte: estar en el lugar indicado.

Y te dicen que la conductora peruana de un talk show. que hay todo un revuelo en las redes sociales –la misma conductora hizo lo mismo en el sismo de 2007 en el Perú– y te dicen que los mexicanos están apoyando una campaña para devolver al Perú a la famosa conductora. Pisco es un puerto donde puedes encontrar gente de apellidos europeos que se quedaron a vivir allí y son tan peruanos como el pisco y el cebiche. . conocidos como topos también había extranjeros. Los poetas de Chihuahua y Monterrey te hablan y recuerdas que estas en Juárez y te dicen si te has enterado de los desastres naturales que hace poco han ocurrido en México. te responde que es de Irán. como va a hablar en la feria. actualmente emitido por Televisa. Le preguntas de donde es. a lo que respondes: LOS PERUANOS NO ACEPTAMOS DEVOLUCIONES. Cuando fue el sismo hubo mucha ayuda de los países del mundo y en los grupos de rescate. se ha aprovechado del asunto.Vamos en la combi y escuchas una mezcla de idiomas de pronto alguien recita a Rumi en persa y es maravilloso. en especial recuerdas a los mexicanos. Un noruego habla en un inglés peor que el tuyo y está preocupado por eso. Tus primos son Green Guillen y Pisco es un atractivo turístico y también se puede escuchar esa marejada de idiomas por las calles. Una poeta canta en francés. es de Quebec. que algo has oído al respecto. pero que vive en México DF y al enterarse de que eres peruano. les dices que sí. te dice que es traductor de Vallejo al persa.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful