P. 1
El Miguelito 20 - Septiembre Octubre - 2013

El Miguelito 20 - Septiembre Octubre - 2013

5.0

|Views: 271|Likes:
El Miguelito - Nª 20 - Septiembre Octubre - 2013
El Miguelito - Nª 20 - Septiembre Octubre - 2013

More info:

Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

12/06/2014

pdf

text

original

Hemos llegado a septiembre y a ú n l o s e s t u d i a nte s movilizados no obtienen ninguna victoria a nivel nacional, y en pocos espacios universitarios y liceanos podemos

decir que se ha obtenido algún logro producto de las movilizaciones. El camino al que van los estudiantes movilizados es el de una nueva derrota dada la instrumentalización de las organizaciones y las luchas levantadas. A pesar del gris panorama, tal como decía la Dirección Nacional de la JRME en el ejemplar de El Rebelde de agosto, una de las luchas más importantes a dar en estos días para ir avanzando en la l u c h a co n c re t a p o r l a educación gratuita y estatal, radica en el tema del Pr e s u p u e s t o N a c i o n a l . A fines de septiembre el gobierno entrega su propuesta del presupuesto para el próximo año (en este caso para el primer año del próximo gobierno), lo que claramente indica que será un tema que sacará ronchas y se presentarán “dimes y diretes” entre las bancadas de la Nueva Mayoría (ex Concertación) y a la “Alianza por Chile”, porque, como muchos otros, será ocupado

para sumar votos a en la elección presidencial y parlamentaria que viviremos en noviembre. ¿Cómo deben entrar a la discusión los estudiantes? Lo primero, es que los estudiantes deben establecer una posición elec toral concreta: si realmente la CONFECH y la CONES dicen no tener candidatos, entonces que llamen a votar nulo o abstenerse a nivel presidencial y parlamentario; segundo, los estudiantes debemos exigir un aumento del 6% del PIB, como aporte mínimo para la educación, lo que pensamos nos permitirá obtener la gratuidad a nivel de la educación superior, y llevar a cabo el proceso de estatización de la educación básica y media, generando un sistema público garantizado por el Estado. El no haber peleado de manera sistemática por esta reivindicación ha significado que las movilizaciones han perdido el norte, y que las organizaciones dirigentes en la CONFECH han impuesto una consigna engañosa, como fue "Fin al Lucro", para después no levantar ninguna otra más profunda. Sabemos que será tremendamente difícil que la

lucha por el aumento del presupuesto nacional en educación se logré en un mes, pero desde ya, debemos poner esa consigna como la prioritaria en adelante; es la consigna que debe impulsar todas las luchas estudiantiles, de otro modo, el movimiento seguirá sin política efectiva, por mucha capacidad que tenga para movilizar. N o p o d e m o s, e n e s te ejemplar de El Miguelito, dejar de opinar sobre otro a s u nto, l a s e l e cc i o n e s presidenciales y parlamentarias. Hace unos meses atrás el Comité Central del MIR hizo pública su posición frente a las elecciones: votar nulo o abstenerse. La JRME, obviamente, agitará esta posición, y hace un llamado a todos los jóvenes y estudiantes a tomar esa posición sin vacilaciones. Las candidaturas de los ex “dirigentes estudiantiles” de las Juventudes Comunistas, la I zquierda Autónoma y Revolución Democrática, solo confirman una cosa: su pleno apoyo a la candidatura del neoliberalismo, Michelle Bachelet. En el caso de las Juventudes Comunistas, lo han manifestado abiertamente. La Izquierda Autónoma apoya algunas

candidaturas de las JJ. CC. y aún no presenta su postura frente a las presidenciales. En el caso de Revolución Democrática, ha dejado en libertad de acción a sus integrantes, que en la práctica es un apoyo implícito a Bachelet. Además, porque ya han definido su apoyo mutuo a nivel de las diputaciones, ya que serían los “candidatos del mundo social”. Esta es una clara operación, que busca ampliar la obtención de votos de la candidata Bachelet, aumentando su representación parlamentaria por dentro y fuera de la Nueva Mayoría (ex Concertación). Nuevamente, hacemos el llamado a todos los jóvenes y estudiantes de Chile a luchar, en lo inmediato y en largo plazo, por el aumento del presupuesto nacional en educación superior en un 6% del PIB como mínimo, y en las elecciones presidenciales y parlamentarias a votar nulo o abstenerse.

Director
Carlos M.

Colaboradores

El 2011 se instala la demanda de educación gratuita como eje central del movimiento estudiantil, y con ella se vuelven a tomar viejas ideas para sustentar de manera concreta la gratuidad, como son la renacionalización del cobre, la reforma tributaria y la merma del presupuesto en el área de defensa. Todas estas ideas vienen a dar la discusión sobre cuál es el Estado que necesitamos, y por tanto, en cómo avanzamos hacia la sociedad que queremos. En ese marco es que planteamos la discusión del presupuesto en materia de educación, para avanzar en términos concretos hacia la educación gratuita que nuestro país necesita. Pero si instalar el aumento del presupuesto en materia de educación es una cuestión trascendental para avanzar en la lucha por la educación gratuita y estatal, ¿por qué no se le ha dado prioridad? Porque dentro de la dirección del movimiento estudiantil y principalmente al interior de la CONFECH, no quisieron darle prioridad al presupuesto, y el 2011 prefirieron catapultar la “modernización” del ministerio de educación instalando en la partida presupuestaria ese mismo año la Superintendencia de Educación y la Agencia para la Calidad de la Educación, siendo condescendientes con los acuerdos tomados con las organizaciones que representan el bloque dominante, quienes no tenían como punto de acuerdo el de inyectar recursos en el “área social”, ni menos reordenar las partidas presupuestarias de cada cartera, pero sí avanzar en la “modernización” del Estado como política de desmantelamiento del mismo, profundizando su rol fiscalizador del sistema económico. Pero por estos días, ad portas las elecciones presidenciales, Jorge Awad presidente de la

asociación de bancos, ha dado su apoyo público a la candidata de “Nueva Mayoría”, ¿Por qué? Awad, como muchos otros de su calaña, comparte la idea de Bachelet de aumentar el gasto social y con eso disminuir la desigualdad, ya que sabe que esa es la mejor formula para entregarle estabilidad a los grandes capitales, institucionalizando y naturalizando esa gobernabilidad tan anhelada. Así que no nos engañemos cuando aumenten en algunos puntos porcentuales en las carteras que respectan al “área social”, esto será exclusivamente para lanzar como eslogan que los representantes del modelo han hecho eco de las desigualdades de nuestro país, pero en ningún caso van a representar un avance concreto para lo que necesita el “área social”, y en particular la cartera de educación, como para inyectar los fondos de libre disposición que necesitan las universidades del CRUCH para frenar su precarización y su posible extinción, y otras tantas demandas que tiene el movimiento estudiantil en su conjunto. Para nosotros entonces hablar de presupuesto significa hablar de un espacio a disputar, y más allá del consenso que están generando hoy en el congreso para adelantar la discusión presupuestaria para no “contaminarla” con las elecciones de este 17 de noviembre, o si se gastaron de forma correcta el Fondo de Apoyo a la Gestión (FAGEM) y el Fondo de Apoyo a la Calidad de la Educación Pública, o de si este presupuesto tendrá fondos de libre de disposición, es nuestro deber impulsar la discusión sobre cómo avanzamos en este terreno. Nosotros hablamos de destinar un 6% del PIB para la educación superior, con lo que podríamos aspirar a dar un paso gigante en la demanda de gratuidad, entendiendo que hoy nuestro país le entrega entre un 6% a un 8%, en relación al PIB, la cartera de

educación sumando el gasto privado (el de las familias fundamentalmente) y el gasto público. Asignando este porcentaje podemos dar financiamiento estatal a todos los estudiantes que integran las universidades del consorcio de universidades del Estado de Chile, y avanzar de forma concreta en la demanda de educación gratuita, ya que son estos mismos estudiantes los que están contabilizados al aportar de forma concreta al desenvolvimiento económico (como privado) de las universidades “públicas”. Los tiempos políticos para dar la discusión respecto al presupuesto parten desde principios del segundo semestre de cada año, dejando a Septiembre como mes clave para asentar las negociaciones en la comisión de presupuesto del Congreso, ya que el proyecto final deber ser enviado por el ejecutivo antes del 30 de septiembre, tras lo cual el Congreso tiene 60 días para legislar sobre este ítem, dejando a octubre y noviembre como los meses decisivos. Claro está que dar esta discusión, esta amarrada a una batería de discusiones adjuntas que no podemos evitar, cuestiones todas que hemos aprendido en las movilizaciones del 2006 y del 2011, y que parten desde el eje central de cómo generar la suficiente correlación de fuerzas para que los representantes del modelo económico no coopten la movilización para sus intereses y mantengamos la suficiente claridad en el s e n o d e l m ov i m i e nto e s t u d i a nt i l. Pero lo que tenemos que tener presente, es que NO podemos dejar esta discusión fuera, que el movimiento estudiantil no puede bacilar ni quedarse inmóvil. Tenemos que impulsar la movilización con claridad, para darles victorias a los estudiantes, victorias que constituyan un avance concreto a las propuestas estructurales del movimiento estudiantil.

1 Cabe destacar que el aporte fiscal presupuesto fiscal para educación 2011: 5.249.271.504 y el del 2012: 5.827.839.895 y el 2013: 6.592.848.110. Todo esto en miles de pesos.

“2013: El año de las movilizaciones”, así lo tituló el CONFECH al inicio de año. Habiendo transcurrido ya el primer semestre, ¿cuál es tu evaluación respecto al quehacer nacional durante este período? Para hacer un análisis de la Movilización a nivel Nacional es cosa de mirar las discusiones últimas que se han generado en nuestras propias asambleas, en donde los compañeros y compañeras reconocen que tras la destitución de Beyer el Movimiento Estudiantil se quedó en una gran laguna mental, lo que se tradujo en falta de claridad al momento de encausar una demanda clara, problema que, a su vez, entorpeció y dificultó la materialización de las demandas de los/as estudiantes en un petitorio a nivel nacional que pudiese dar más fuerza a la movilización, tornándola más clara y concisa. Por otro lado, tampoco había claridad por parte del CONFECH en cuanto a los interlocutores que se reconocían para relacionarse, por lo que es normal que frente a esto las demandas no hayan

tenido un muy buen cauce. La carrera de Trabajo Social es normalmente foco activo durante las movilizaciones estudiantiles. Durante este año, ¿cómo llevaron a cabo este proceso al interior de la carrera? ¿Cuáles fueron los objetivos planteados? En un comienzo la carrera se movilizó por dos ejes principales: el problema del proceso de reajuste socio-económico que afectó a estudiantes universitarios a nivel nacional, y problemas internos que dictan relación con demandas a nivel de Infraestructura, Democratización, Financiamiento y asuntos Académicos. Por estas razones, se hizo ocupación del establecimiento educacional por sus propios estudiantes el día 06 de mayo, y al día siguiente se realiza la integración de temáticas y demandas al Petitorio que se tenía de la movilización del año 2011 que previamente había sido revisado. Dentro de la madurez organizacional que se adquirió con la movilización del 2011 tras aciertos y errores, se vio la

necesidad de que las demandas encausadas por la Escuela de Trabajo Social fuesen demandas sentidas por todo el estamento estudiantil en sus distintos niveles generacionales, incluyendo quienes se encuentran en proceso de Seminario de Título, pudiendo así palear algunos de los puntos más álgidos y problemáticos que se vivenciaron dentro de la Escuela con la movilización del 2011 y a su vez también con lo que esta dejó. Junto con lo anterior, no podíamos tan solo visualizar nuestras demandas internas de manera separada de lo que era la movilización que se venía levantando a nivel nacional, ni quedarnos como años anteriores peleando ciegamente por demandas que nunca se encausaron de buena manera por sectores dentro del CONFECH que nunca tuvieron la suficiente transparencia de pelear por los intereses del Movimiento Estudiantil, sino simplemente se preocuparon de salvaguardar los propios. Haciendo un balance de lo mismo,

¿Cumplieron los objetivos? ¿Qué tareas quedan aún pendientes? La verdad es que a nivel de demandas estudiantiles y avances, se consiguieron logros inmediatos y parciales lo cual nos permitió lograr puntos del Petitorio que fueron satisfactorios y reconocidos a su vez por la comunidad estudiantil, sobretodo considerando que desde el año 2007 que en la carrera no se había logrado nada a pesar de las varias movilizaciones transcurridas desde entonces. Si bien el objetivo que toda la Universidad se planteó sobre la lucha por la “Democratización” en los diversos espacios fue algo que tajantemente se nos negó, a pesar de las insistencias, pudimos avanzar en otros aspectos en los que se desarrollaba nuestro Petitorio. En materias de Infraestructura y Financiamiento logramos participación dentro del Presupuesto Anual que establece la Escuela para incidir y velar por las necesidades más inmediatas tanto de los estudiantes, como de académicos y funcionarios (estos últimos sin participación dentro de la mesa), necesidades que se vienen arrastrando hace muchos años y develan las condiciones precarias en las que estamos acostumbrados/as a estudiar. A nivel académico la Escuela de Trabajo Social se rige por el Reglamento Interno de la Universidad, el cual no contempla grandes problemáticas que se nos presentan en el día a día en la Escuela, y muchas veces quedan a la arbitrariedad de cada académico o simplemente del Director de Escuela. Es por esto que vimos la necesidad de participar dentro de la elaboración conjunta un Reglamento Interno para la Escuela de Trabajo Social en donde se contemplen todas las exigencias y demandas que presentan cada uno de los Estamentos, y las que puedan ir surgiendo en el desarrollo de los años académicos universitarios. Ahora la tarea es lograr visualizar los avances inmediatos que logramos, y para poder darle una conducción correcta a los avances a mediano y largo plazo, de manera que logremos encausar de de la mejor forma lo conseguido con el esfuerzo que los/as estudiantes que dedicaron su tiempo a la movilización. Para esto se necesita la colaboración de todos/as y también el compromiso que deben adquirir las distintas organizaciones estudiantiles que confluyen en el interior de la Escuela con la tarea que nos compete. Otra de las tareas fundamentales es la de seguir fortaleciendo nuestra organización

estudiantil, de refundar nuestros espacios, sumado al aprendizaje de nuestros errores y al realzar nuestras virtudes, de manera de lograr nuestros objetivos de manera más precisa y acabada.

organizaciones y también los temas a tratar. Se está llevando a cabo la conformación de la comisión del CONGRESO FEUV, para lo cual la Asamblea de Trabajo Social me designó como candidato para integrarla junto a 7 compañeros/as más al interior de la UV. Esta comisión tiene por misión el definir las temáticas a tratar y los tiempos que requerirá dicho congreso. Estamos velando por el desarrollo óptimo del CONGRESO FEUV y se hace el llamado también a todos los Centros de Estudiantes y compañeros/as a empoderarse de esta instancia, interiorizar en sus asambleas la necesidad concreta que significa la Refundación de nuestros espacios organizacionales, ver cuáles son los problemas que se visualizan desde las Asambleas, de manera de tener un proceso democrático y de participación directa por parte del Estamento Estudiantil. Por parte del CONFECH y de algunos sectores se plantea la necesidad de seguir las movilizaciones, incluso se hace el llamado de “radicalizarlas”, pero todas y todos sabemos que la mayoría de estos sectores políticos estarán pendientes del levantamiento de las candidaturas que presentan, tanto a nivel presidencial como en los otros ámbitos, por lo que la Movilización Estudiantil y todo lo referido a esta para ellos pasará a un segundo plano, incluso esto lo vimos visualizado en el desarrollo de la movilización, en el que se restaron de muchos de los espacios de participación y decisión. Quisiera concluir manifestando que con cada movilización realizada en los últimos años tanto a nivel nacional como las que se realizan a nivel interno de cada carrera atendiendo a sus particularidades, queda develada la necesidad de fortalecer nuestras organizaciones estudiantiles a través de procesos refundacionales que nos permitan a nosotros mismos desde abajo ver realmente qué tipo de organización queremos, el cómo nos organizamos y cómo democratizamos aún más estos espacios de poder que generalmente se enfrascan en cúpulas dirigenciales, que para nada representan los intereses de quienes nos movilizamos sino que anteponen los suyos por sobretodo. Es por esto que tenemos que empoderar a nuestros compañeros y compañeras de los espacios mencionados de manera directa, TODO EL PODER A LAS BASES.

¿Cuáles son las proyecciones para este segundo semestre? ¿Cuál es a tu parecer la forma de proyectar el trabajo a nivel estudiantil? Las proyecciones que hoy en día se visualizan en tres niveles: a nivel de Escuela de Trabajo Social UV, a nivel de la Universidad de Valparaíso y a nivel nacional. Hoy por hoy, al interior de la Escuela estamos con la normalización las actividades académicas, lo que es bastante agobiante para la mayoría de nosotros, por lo que llegado el segundo semestre debemos plantearnos la meta de afrontar de buena manera el reflujo, para que éste no nos gane ni tampoco desmoralice a los compañeros/as. A nivel de Universidad durante el segundo semestre se llevará a cabo el CONGRESO FEUV, proceso que fue dificultado en un comienzo por los nulos intereses de los sectores más reformistas dentro de la UV que pusieron trabas sobre la real necesidad que tiene el E s t u d i a n t a d o d e re f u n d a r s u s

La flexibilización del trabajo impulsada por la Concertación (en específico con la Ley de subcontratación de Bachelet) tienen por macabro objetivo aumentar las tasas de ganancia del capital a costa de la superexplotación de los trabajadores, es decir, a costa de su trabajo y sus derechos. Se trata de exprimirnos hasta la última gota utilizando para ello una serie de nuevas figuras legales que legitiman la precariedad del empleo. Las últimas cifras de creación de empleo muestran que la mayor parte de estos trabajados son precarios: a plazo, part time, sub contrato. Estos nuevos contingentes de trabajadores precarios se suman al alto porcentaje de chilenos que trabajan en negro, es decir, sin contrato y con todas las consecuencias que esto significa. La mayor parte de esos nuevos trabajadores son jóvenes, inmigrantes y mujeres. El capital utiliza las diferencias existentes entre los trabajadores para justificar menores salarios o peores condiciones de trabajo. Argumentando por ejemplo que el sueldo de las mujeres solo es para complementar el sueldo del hombre, justifican la indignante brecha salarial entre géneros. Así, profundizando la explotación sobre un sector de la clase obrera, tienen como objetivo aumentar la explotación de la clase obrera en su conjunto. El Nuevo proyecto de contrato de trabajo para el estudiante trabajador forma parte de esta misma lógica. Son cerca de un millón los jóvenes entre 18 y 24 años que estudia en educación superior, de ellos, el 31,6% estudia y trabaja. Al igual que los niveles mundiales de desempleo juvenil, este es mayor a la cesantía general, alcanzando en Chile un 16,3% (más del doble a la cesantía general). La mayor parte de los jóvenes que estudia, necesita trabajar, debido al alto costo de los aranceles universitarios. Sin embargo, un 73%

declara no poder hacerlo por encontrarse estudiando. Lo rígido de las mallas y horarios de las carreras, ya que no existe ninguna consideración legal que permita compatibilizar actividades, dependiendo de la buena voluntad de los patrones (la mayor parte de los que emplean jóvenes son grandes trasnacionales como McDonald´s o Starbucks multadas regularmente por la Inspección del Trabajo por prácticas antisindicales y por el incumplimiento a normas laborales básicas como las 45 horas semanas), limitan el trabajo juvenil. Buscando reclutar masivamente al ejercito de mano de obra barata que representa la juventud, en Junio de este año el Presidente Piñera y la ex ministra del Trabajo Evelyn Matthei enviaron al Congreso un proyecto de ley que establece un nuevo contrato especial de trabajo orientado a los jóvenes entre 18 y 24 años que acrediten estudiar en alguna institución de educación superior. Para compatibilizar el estudio con el trabajo, flexibiliza y reduce la jornada laboral y la remuneración obtenida en virtud de él no es considerada en la postulación a becas y créditos. Como medida neoliberal este proyecto de ley no es para beneficiar a los jóvenes sino que para aumentar las ganancias de los empleadores a costo de derechos laborales básicos como por ejemplo: 1. Los contratos a plazo pueden ser renovados indefinidamente por el empleador y en ningún caso se convertirán en contratos indefinidos en los supuestos legales del art. 159 del Código del Trabajo (que limita los contratos a plazo a un año) 2. Se elimina las indemnizaciones por desahucio unilateral y despidos por necesidades de la empresa (la causal más común de despido).

3. No requiere el desafuero, es decir, autorización judicial, para despedir a los trabajadores con fuero. De manera que se puede despedir a un dirigente sindical y será el trabajador quien debe demandar, lo cual en la práctica evidentemente no se va a realizar. 4. En el caso de cumplir 25 años o dejar de ser alumno regular, el contrato termina inmediatamente, sin indemnización. Si el mismo empleador lo contrata posteriormente, los años trabajados en virtud del contrato anterior no se suman para el calculo de la indemnización por años de servicio. 5. Los estudiantes podrán pactar con el empleador quedar exceptos del descanso de domingos y festivos. En la práctica, todos los empleadores van a exigir este acuerdo para poder trabajar. A pesar de las grandes movilizaciones de los últimos años, el neoliberalismo sigue instalándose y perfeccionándose en Chile. Como juventud consciente que aspira a una unidad efectiva con el movimiento sindical debemos rechazar con energía este proyecto que pisotea la dignidad de la juventud trabajadora. Son estas discusiones las que hacen falta en un movimiento estudiantil que lleva años movilizándose sin ganar nada. El apoyo de los estudiantes a los trabajadores se debe traducir en demandas concretas que, partiendo por actividades de solidaridad, se desarrollen en instancias organizativas y de movilización con todos los sectores explotados y movilizaciones de masas (mal llamados movimientos sociales) especialmente con los trabajadores y su j u v e n t u d . Ad e l a n t e o b r e r o s y estudiantes!.

Existe un experimento que se realiza en casi cualquier curso de ciencias naturales de educación básica que compara el crecimiento de una planta bien alimentada con el de una planta sin acceso a nutrientes. La primera de ellas tiene luz solar y agua. A la segunda sólo se le da agua y se la deja en algún lugar oscuro. Al cabo de unos tres días la diferencia es inesperada: la planta sin luz solar crece más alto que la otra. Está obligada a desarrollarse anormalmente para conseguir la luz que necesita buscando lugares más altos con sus hojas. A fines de julio la ministra de educación Carolina Schmidt anunció la esperada reforma al sector técnico-profesional escolar, la más grande reforma en esa área en 15 años, luego de la Reforma Educacional de Eduardo Frei que también la contemplaba. Esta nueva reforma contiene algunos ejes que dan cuenta de una situación muy compleja para el país y cuyos alcances aún no somos capaces de determinar, a pesar de existir elementos que hace bastantes años nos permiten afrontarla. Una comisión de expertos bastante expertos, probablemente desconocidos para cualquiera de los 180.000 estudiantes de educación media matriculado en algún establecimiento técnico-profesional, determinó que existe un déficit presupuestario, una miserable cobertura docente especializada, una falta de maquinaria y elementos técnicos destinados al sector escolar técnico-profesional. Probablemente si hubiesen puesto atención a lo que los estudiantes de esta modalidad vienen exigiendo desde el 2006 a la fecha la pérdida de tiempo se habría evitado, con el plus al parecer poco importante de la importancia de que la comunidad escolar se involucre en la solución de sus propias necesidades, pero eso ya es harina de otro costal.

Una inversión de 30 mil millones de pesos es la suma total que financiará la nueva reforma que, entre otras cosas, define: 1.- Disminución de las especialidades existentes y creación de otras (sector informática) 2.- Adecuación de los currículos y de las menciones a las "necesidades del sector productivo" 3.- Renovación de materiales técnicos e inversión en otros nuevos Partamos diciendo que Chile es un país tremendamente universitarizado. Con esto quiero decir que tenemos más profesionales de los que necesitamos, y junto al cobre y al salmón, somos buenos productores de cesantes ilustrados. Esto debido a las facilidades financieras (fundamentalmente el crédito) que el Estado entrega para garantizar a los bancos que sus deudas serán pagadas por los estudiantes o por el Estado, que a la vez utiliza los fondos de las familias de los estudiantes. Esto provocó un boom de la creación de universidades, institutos profesionales y centros de formación técnica. Este boom, lamentablemente aún no tiene techo. La matrícula universitaria se multiplica año tras año y aún es negocio seguro para todos quienes invierten en ella. El sueño de ser universitario que las agencias publicitarias inyectan a miles de familias puede acabar de la peor forma posible para Chile: un ejército de cesantes, altamente calificados. Además, endeudados. Podríamos entonces preguntarle a la señora ministra. ¿De qué adecuación a las necesidades del sector productivo nos habla? La mayor parte de la matrícula técnico-profesional y de las especialidades está destinada a las áreas de administración y servicios ¡justamente a los sectores improductivos! Haríamos bien entonces en proponerle a la ministra una pequeña corrección: hay que adecuar el sector técnico-profesional a

las necesidades que el capital transnacional necesita. Eso aún a costa de hipotecar la soberanía económica del país. Chile es uno de los países más diversificados del mundo en cuanto a la presencia de recursos naturales que explotar inteligente y sustentablemente, y aún así seguimos produciendo más periodistas que ingenieros. Una reforma técnico-profesional de verdad sólo puede tener coherencia si se articula con una estrategia de desarrollo económico que tome en cuenta lo que el país puede producir. Nuestro problema es que esa estrategia a nosotros nos la dictan desde los organismos bancarios y financieros como el Banco Mundial o el Fondo Monetario Internacional, que nos obligan a producir en aquellos sectores de interés para los países que compran nuestros productos. Romper esos lazos de dependencia y de articular unos nuevos de solidaridad e integración económica no será facil. La educación técnico-profesional es una esperanza, aún muy precarizada, para una gran parte de hijos de trabajadores, de jóvenes sin proyección profesional, marginados del sistema, pese a representar casi la mitad de la matrícula secundaria total. Hacer justicia con esos estudiantes significará al mismo tiempo hacer justicia con nuestra soberanía y con la construcción de una patria al servicio de los trabajadores y los pueblos que habitan nuestro saqueado territorio. Que no nos engañen las rimbombantes cifras que de cuando en cuando nos presentan los estudios oficiales. Chile es un país que crece como una planta en la oscuridad: el día que dejemos de interesar a los capitales foráneos, ¿de qué nos alimentaremos?

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->