You are on page 1of 31

Por

:

We had Mrs. Straub's Approval for this project.

Online: http://goo.gl/jk28oM

A todos los Whos de Whoville les gustaba mucho la Navidad.

Al Grinch de Whoville no le gustaba la Navidad pero nadie sabía por qué. Quizás no tenía la cabeza conectada a los hombros o sus zapatos estaban ceñidos. Lo más probable es que su corazón era dos tallas más pequeño que los corazones de los demás.

El Grinch odiaba a los Whos. Desde su cueva, frunció el ceño a los Whos. Ellos decoraron la ciudad. “Ellos están colgando sus calcetines de Navidad.” él dijo. “La Navidad es mañana!” Él dijo. ¨¡Debo detener la Navidad de venir!” él dijo, porque mañana yo sé....

..Todos los niñas y niños se despiertan temprano y hacen mucho ruido.

Luego los Whos festejaron con la carne asada y flan de los Whos.

Luego cantaron, y al Grinch no le gustó. “Debo detener la Navidad de venir, pero, ¿cómo?”

¡Entonces recibió una idea! ¡Una mala idea! EL GRINCH recibió una muy mala idea.

“Todo lo que necesito es un reno.” El Grinch miró a su alrededor. Pero desde cuando que los renos estaban escasos, ninguno se podía encontrar. ¿Eso detuvo al Grinch...? ¡No!, El grinch solo dijo, “¡Si no puedo encontrar un reno, voy a crear uno de una vez!” Así que llamó a su perro, Max. Y entonces obtuvo hilo rojo y ató un cuerno a la cofa de su cabeza.

“¡Yo sé qué hacer!” El se rió en su garganta. Creyó un sombrero y una chaqueta de Papá Noel rápido. Y se rió y dijo, “Que buen truco Grinchy.” “Con esta chaqueta y sombrero, yo me parezco a Papá Noel.”

Luego, él cargó unas bolsas vacías en un trineo destartalado, y trajo Max. Entonces, el Grinch dijo “Giddap” y el trineo empezó a las casas donde los Whos dormían en su pueblo.

Todas las ventanas estaban oscuras. La nieve silenciosa estaba en los techos. Todos los Whos soñaban sueños dulces sin problemas cuando vino a la primera casa en la plaza. “Esta es la parada número uno”, dijo y se subió al techo, bolsas vacias en su mano.

Luego se fue por la chimenea. Un aprieto bastante ceñido. Pero, si Papá Noel podría hacerlo, entonces también el Grinch. Estuvo atascado solo una vez, por un momento o dos. Luego, él asomó la cabeza por la chimenea, dónde los calcetines pequeños de los Whos estaban en una fila. Dijo, ¨Estos calcetines son las primeras cosas que ir.”

Luego, él se rió con una sonrisa malévola. ¡Él robó todos los regalos! ¡Bicicletas! ¡Patínes!¡Tambores!¡Juguetes! ¡Aye Aye! Él metió todo en las bolsas. ¡Luego, él metió las bolsas en la chimenea!

Luego, se metió en el congelador. ¡Robó comida de los Whos! ¡Robó flan de los Whos! ¡Robó carne asada! ¡Vació el congelador! ¡Robó la última lata de picadillo!

Metió la comida en la chimenea con alegría. “¡Y ahora, voy a subir la chimenea!” el Grinch dijo con una sonrisa.

Y el Grinch robó el árbol de Navidad, y empezó a meterlo cuando escuchó un sonido pequeño. ¡Cindy-Lou de los Whos! CindyLou tenía dos años, ella era muy pequeña. Ella se despertó para conseguir una taza de agua. “Papá Noel, ¿por qué necesita nuestro árbol de Navidad?”

El Grinch dijo, “Hay una luz en este árbol de Navidad que no brilla. Me lo llevo a mi taller para arreglarlo y voy a traerlo de vuelta aquí.” Entonces, el Grinch le dio una bebida y le envía a la cama. ¡Entonces, el Grinch entró la chimenea!

¡Luego, robó la leña para el fuego! La única cosa que dejó eran ganchos y alambres. ¡Y la única manchita de comida que dejó en la casa era demasiado pequeña para un ratón!

Luego, Él hizo la misma cosa A otro casa de los Whos Dejando migas demasiadas pequeñas para otro unos ratones de los Whos

Eran la alba del día, y cuarto Todos los Whos, aún en sus camas. Todos los Whos, aún estaban durmiendo Cuando empacó su trineo. ¡Empacó con sus regalos! ¡Las cintas! ¡Los envoltorios! ¡Las etiquetas! ¡Y el oropel! ¡Las corbatas!

¡Tres mil pies en alza! Alza al lado del Montaña de Crumpit, Manejó con el lote a la cofa de las montañas a tirarlo. “Bah-bah al Whos!” Él tarareó en plan estilo “grinch” “¡Están descubriendo ahora que la Navidad no viene!” “Sus bocas se quedarán abiertas un minuto o dos “Luego los Whos en Who-ville llorarán”

“Es un ruido, que yo debo escuchar” sonrió el Grinch, Se detuvo. Y el Grinch puse la mano a la oreja. Y escuchó un sonido subiendo encima de nieve. Comenzó a bajar. Luego comenzó a crecer…

¡Pero, el ruido no es triste! ¡Por qué, el ruido parece feliz! ¡No podía ser! ¡Pero, lo ES…. feliz! ¡MUY! ¡Miró abajo a Who-ville! ¡El Grinch abrió los ojos! ¡Luego se agitó! ¡Lo que vio fue una sorpresa traumática!

¡Todos los Whos en Whoville, el alto y el bajo, cantaban! ¡Sin regalos! No dejó de ser la Navidad. ! Llegó¡ De alguna manera, u otra se trataba de la misma.

Y el Grinch, con sus pies Grinch, hielo frío en la nieve, pensó y pensó, ¨¿Cómo puede ser eso? La Navidad llegó sin cintas, Vino sin etiquetas, Vino sin paquetes, cajas, o bolsas. Y él pensó durante tres horas hasta que se irritó el cerebro. ¡Entonces, el Grinch tuvo una idea! ¨Tal vez la navidad,¨ él pensó, ¨no viene de una tienda. ¡Tal vez... tal vez... la Navidad significa un poco más!

¿Y qué pasó entonces?... Pues bien, en Whoville ellos dicen que el corazón pequeño del Grinch, creció por tres tallas aquel día. Y en el momento en que su corazón no se sentía tensa, él corrió con su carga a través de la luz radiante de la mañana. Y él recobró los juguetes! Y la comida para la fiesta! Y él….

EL FIN

¡ÉL MISMO!... El Grinch talló la carne asada

Related Interests