MUD

La inflación empobrece a los venezolanos
11 de octubre de 2013 Las cifras de inflación de septiembre de 2013 evidencian que la inflación sigue deteriorando el poder adquisitivo de los venezolanos. Al cierre de septiembre la tasa de inflación anualizada alcanzó a 49, 4%, el mayor incremento de precios desde 1997. Esta aceleración de la inflación ha ocurrido no obstante los controles de precios y de cambio que se han venido aplicando desde febrero de 2003. Todo esto refleja un estrepitoso fracaso de la política económica del gobierno de Maduro. Uno de los aspectos que más preocupa de esta escalada inflacionaria es el alza de los precios de los alimentos los cuales sufrieron un aumento de 70,0% en términos anuales. En particular, se destaca el significativo aumento de los precios de los bienes agrícolas los cuales subieron 83,2% anualizado durante septiembre. Debido a que los estratos más pobres de la población dedican más de 40,0% a la adquisición de alimentos, es claro que la inflación a quien más golpea es a los pobres. Así, los pobres de Venezuela son las víctimas directas de la inflación que genera las políticas del gobierno. En tanto que el estrato más pobre de la población acusó una inflación de 50,2% para el estrato de mayores ingresos la inflación fue 43,7%. Al comparar la meta de inflación que se fijo el gobierno para 2013 (entre 14% y 16%) es claro, a la luz del comportamiento de los precios, que la misma será rebasada por el impulso que ha adquirido la inflación, tal como se aprecia en el gráfico. Ello refleja la poca credibilidad en los anuncios que hace el gobierno.

1

Comparación entre meta de inflación e inflación efectiva durante 2013
%

de inflación para 2013: y 16% Meta deMeta inflación para 2013: entreentre 14%14% y 16%

El aumento de los precios a lo largo de 2013 tiene su explicación en la devaluación del bolívar de 46,0% decretada por el gobierno el 8 de febrero, la depreciación sostenida del bolívar en el mercado negro de divisas y en la permanente expansión de la cantidad de dinero que ha propiciado el BCV para financiar el déficit fiscal. Con una creación de dinero inorgánico por parte del BCV equivalente a 60,0% durante 2013 no se podía esperar otra cosa que un alza de precios de 50,0%, tal como reflejan las cifras del BCV. Similarmente, la escasez aumentó en septiembre al situarse en 21,2%, superior al 13,7% del mes de septiembre del año 2012. Ello refleja que de cada cien artículos que conforman la muestra del Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC), veintiuno estaban ausentes al momento de la medición. Ello claramente evidencia las declinaciones de la producción nacional, especialmente la de alimentos. La MUD ha insistido en que Venezuela exige un cambio en la política económica. Para ello la MUD ha definido con toda claridad una propuesta para el país que se basa en un nuevo modelo de desarrollo para Venezuela que se basa en incentivos a la producción nacional, la unificación gradual de los tipos de cambio, impulso del programa hecho en Venezuela para fortalecer la capacidad agroindustrial y políticas para bajar la inflación y aumentar los salarios reales de los venezolanos.

2

3