Cuentos para crecer. Dolors Garcia Folch 1.

La escuela de hadas
Para aprender a confiar en uno mismo y a escuchar la voz interior.

Esta noche la pequeña hada Celeste apenas ha podido dormir. Hace días que está esperando que empiece el curso en la escuela da hadas. ¡Y por fin ha llegado el primer día de clase! De un salto se levanta de la cama y se sacude el sueño meneando sus pequeñas alas. Muy pronto empieza a oír los gritos y las risas de sus compañeras que van hacia la escuela. -¡Voy en seguida!- les dice asomándose a la ventana. ¡Sólo tengo que coger mi varita!

1

Pero cuando echa un vistazo a su alrededor se da cuenta enseguida de que su varita no está. Siente cómo el corazón le empieza a latir muy rápido y, preocupada, empieza a revolver los cajones, mira debajo de la cama, vacía las cajas de juguetes... incluso sale fuera y la busca debajo de las piedras y entre los arbustos. Pero la varita no aparece... -¿Qué voy a hacer ahora?- exclama sentada en el suelo y con los ojos llenos de lágrimas. Al oírla llorar sus amigas se han acercado para ver qué le pasa. - Pobre Celeste -, oye como una de ellas le dice a la otra. Sin su varita ya no podrá ser un hada de verdad. Ya no hace falta que venga a la escuela. ¡Venga, vamos que llegaremos tarde! La pequeña hada Celeste lo ha oído todo, y se queda allí sentada, sola y muy, muy triste. - Quizá tienen razón - piensa -– y ya no hace falta que vaya a la escuela de hadas porque sin mi varita nunca podré ser un hada. Y mientras las lágrimas le caen por las mejillas se pregunta: - Y ahora, ¿cómo voy a ayudar a la gente? ¿Cómo haré realidad los deseos sin la magia de una varita? Y llora, llora sin parar... y su tristeza se esparce por todo su cuerpo, y poco a poco sus alas van dejando de brillar. Pero, en la escuela, la maestra de las hadas lo ha visto y lo ha oído todo. Ella conoce a Celeste y sabe que sería un

2

hada fantástica, porque tiene lo más importante que un hada debe tener: un gran deseo de ayudar a los demás. Entonces, abre un cajón y coge una cajita dorada. Dentro, acurrucadas unas contra las otras duermen un montón de luciérnagas. Con mucho cuidado toma una, y soplando muy suavemente la llena con la magia de su aliento. - ¡Despierta, Luci! - le dice. - Ve y di a Celeste que no deje de buscar. ¡Acompáñala y ayúdala a descubrir el secreto de las hadas! La pequeña hada Celeste se ha quedado medio dormida después de llorar tanto. Cuando abre los ojos continúa pensando en lo que han dicho sus compañeras y cada vez está más convencida: nunca podrá ser un hada. Pero de pronto oye una vocecita que le dice: - Sigue buscando, Celeste, sigue buscando... - ¿Quién habla?- pregunta mirando a todas partes. ¿Quién está ahí? Pero no ve a nadie, porque la luciérnaga es muy pequeñita y se esconde detrás de ella. - Sigue buscando, Celeste, sigue buscando... - vuelve a oír. No sabe de dónde sale aquella voz. Mira a su alrededor pero ¡no hay nadie! Y de pronto se da cuenta de que quizá debería hacer caso de la vocecita. - No sé quién eres, pero a lo mejor tienes razón - dice. - Mi varita está en alguna parte y, esté donde esté, voy a

3

Si deseas hacer una cosa. no lo que piensan los demás. y las lágrimas que han caído en su vestido se han convertido en chispas de colores que lo adornan. Con una sonrisa en los labios la pequeña aprendiza de hada se prepara para comenzar su viaje. ¿Querrás acompañar a tu nueva amiguita? Lo importante es lo que tú piensas de ti mismo o misma. piensa que lo conseguirás aunque te digan que es 4 . ¡Y entonces podré ir a la escuela y aprender a ser un hada de verdad! Y poquito a poco sus pequeñas alas vuelven a brillar.encontrarla. donde encontrará un montón de amigos que la ayudarán a encontrar su varita. un viaje que la llevará por todo el mundo.

No la oirás como una voz distinta de la tuya. cree que ya no puede ir y se pone muy triste porque piensa que ya no puede hacer realidad su deseo. Para oírla quédate en silencio y pregúntale lo que quieras saber. 5 .demasiado difícil o que tú no podrás. ¡seguro que lo conseguirás aunque te cueste! Celeste quiere ir a la escuela de hadas para convertirse en un hada de verdad. vuelve a creer que algún día podrá ir a la escuela. ¿crees que habría llorado tanto? Quizás se hubiera puesto un poco triste por haber perdido la varita. que le dice que siga buscando su varita. No es una luciérnaga de verdad. Pero hace caso a sus amigas. porque no tendrás ninguna duda de que esa es la respuesta que necesitabas.. Tú también tienes una vocecita que te acompaña. pero cuando escucha la vocecita. pero habría ido igualmente a la escuela. muy dentro de ti. ni la oirás con los oídos. te dice qué tienes que hacer y te ayuda a encontrar soluciones a tus problemas. Si no les hubiera hecho caso. como si lo pensaras tú. Si tú crees con todo tu corazón que puedes hacerla. Celeste se queda muy triste porque cree que ya no podrá ser un hada.. Pero sabrás que es ella. La vocecita le da una solución para poder conseguir lo que más desea. Es eso que. La notarás como un pensamiento.

oye que alguien le dice. responde Celeste. ¡Es un caracol! 6 .Escucha bonita -.¡Ya estoy lista! . De pronto. –. Ha llovido toda la noche. muchas gracias -. .¡A ver si hoy tengo suerte y encuentro mi varita! Y dando una voltereta salta al suelo.No.Pero ¿qué es esto tan asqueroso? . La ardilla está en la rama más alta recogiendo bellotas para desayunar. que hacen que pueda deslizarme mejor por el suelo. caracolito! Para aprender a respetar el ritmo de los demás y el propio.2. Tras llenar su barriguita. La pequeña hada Celeste sale de la madriguera de la ardilla que ha compartido con ella su cama de hojas secas. . . un golpecito en la cabeza hace que mire hacia arriba. . Celeste se lava la cara con una gota de agua que cae de una hoja. Para aprender a tener paciencia. -Tomaré un poco de néctar de aquellas flores tan bonitas. Después se estira el vestido y se pasa la mano por el pelo para peinarse.Esto tan asqueroso son mis babas.le pregunta señalando un montoncito que ha apilado sobre una hoja.dice limpiándose las manos y sacudiéndose el vestido.¿Quieres una?. . despidiéndose de ella con la mano.exclama contenta. con tan mala suerte que tropieza y cae encima de una cosa pegajosa. Y. Celeste vuela hacia una planta de campanillas blancas. ¡Más deprisa. Y entonces Celeste lo ve. .

Voy hasta aquel campo de lechugas.¡Pues si no te espabilas llegarás a la hora de cenar!exclama Celeste divertida.contesta él.Para mí. pero piensa: 7 . a ver si desayuno un poco .contesta el caracol. . lo siento. pero si quieres.No quería molestarte. . ¿A dónde vas tan despacio? . el desayuno es lo primero que como cuando me despierto. le dice avergonzada. después de desayunar.sigue Celeste.Perdona caracolito -.. te ayudo a buscarla .Pues no. La pequeña hada Celeste cree que está muy bien que el caracol quiera ayudarla. . sea cual sea la hora y tanto si es de día como de noche . . .le dice el caracol.¿La has visto por aquí? .Yo estoy buscando mi varita .

. . Y de golpe... .Mira.¿Lo ves? ¡Ahora ya puedes correr! 8 . el pobre caracol pierde el equilibrio y cae de lado con el caparazón al revés.¡ Ya lo tengo! . . más rápido! . Yo no tengo ninguna prisa.grita empujándolo por detrás con todas sus fuerzas. Y con ganas de ayudar decide hacer algo para que el caracol vaya más deprisa. más vale que no me ayudes. .exclama decidida. y después ya volveremos a buscarlo! Y antes de que el caracol tenga tiempo de darse cuenta. y además me gusta ir despacito sintiendo el frescor de la tierra mojada.Si va tan despacio se hará de noche antes de que podamos empezar a buscarla.¡Venga. bonita. Pero Celeste se impacienta. y el caracol parece no haberse movido de sitio. Celeste le saca el caparazón y lo deja a un lado. .¡Si dejas aquí tu caparazón podrás ir más rápido. Ella ha volado hasta el campo de lechugas cuatro veces y ha vuelto.

pero está aprendiendo a escucharla. Y de da cuenta de que tiene razón. ¿Qué puede hacer? Y entonces. Sigue sin saber de quién es esta voz.Por favor. .. cuando el sol empieza a esconderse tras las montañas. Toda la vida ha llevado su caparazón. . Celeste no lo entiende.le pide. Ahora parece una babosa. llegan al campo de lechugas y el caracol se mete entre las hojas para desayunar. Luci. vuélvemelo a poner . Ella quiere ayudarle a ir más rápido. Y la pequeña hada Celeste oye la vocecita.El pobre caracol se siente desnudo. Por fin. pequeña hada. Entonces decide contar cuentos al caracol y cantarle canciones para que el camino no sea tan largo y aburrido. que hace rato que le está haciendo señales para que la escuche.Déjalo que vaya a su ritmo. pero él no quiere.Tengo frío. y no es que no le gusten sus amigas babosas. le dice al oído: . que lo protege y le sirve de casa. La pequeña hada se da cuenta de que ya no les queda tiempo para buscar la 9 . pero él quiere ser un caracol.. Si quieres ayudarle hazle el camino más divertido.

hay personas que necesitan más tiempo que otras. sin darse cuenta. Para hacer una misma cosa. pero esto tardará mucho. porque toda su vida ha caminado a su ritmo y sabe que necesita más tiempo. que es donde quería ir.Ya la buscaré mañana . te pones triste o nervioso o nerviosa. la pequeña hada Celeste ha dejado de pensar todo el día en su varita... pero está contenta de haber pasado el día con su nuevo amigo.piensa.. . Aprende a esperar cuando quieras hacer algo y no puedas hacerlo enseguida. Lo que no imagina es que ahora la tiene un poquito más cerca. mucho tiempo en descubrirlo. Respeta el ritmo de los demás. Y. . ¿Tú también quieres viajar?. y disfruta de un buen "desayuno-cena". quizás no te salgan las cosas como tú querías.varita. Si te enfadas.. porque ella puede volar muy rápido. Al final llega igualmente al campo de lechugas.En realidad tengo mucho tiempo antes de que empiece el próximo curso en la escuela de hadas. Celeste cree que el caracol va demasiado despacio. 10 . ayudando al caracol. Su viaje sólo acaba de empezar. Pero el caracol no tiene prisa.

Ella quiere ir más deprisa. 11 . Por suerte escucha a Luci y pasa un buen rato en lugar de estar nerviosa. Celeste hace cosas que al pobre no le van demasiado bien. y no se da cuenta de que el caracol no puede correr más.Con las prisas para ayudar al caracol a ir más rápido.

. .¡Y mira hacia allí! Celeste se frota los ojos y mira por encima de la cabeza de la cigüeña. y cansada de ver siempre lo mismo vuelve a taparse con las plumas e intenta seguir con aquel sueño tan divertido. . ¿dónde estamos? Delante de ella aparece una ciudad con los edificios más grandes que ha visto nunca.exclama contenta.. mira hacia abajo y sólo ve el mar. .Yo no veo nada . Pero de pronto nota unos pinchazos en la pierna.le grita riendo la cigüeña. La cigüeña la ha despertado mientras estaba soñando que jugaba con sus amigas a cambiar el color de sus vestidos con sus varitas. pequeña hada! ¡Me parece que estamos llegando! La pequeña hada Celeste abre los ojos medio dormida. Cuando saca la cabeza de entre las plumas. una ciudad de rascacielos. Hace muchos días que ella y la cigüeña vuelan juntas cruzando el mar. y un golpecito de pico hace que salga disparada hacia arriba.¡Venga.Pero. . como la amistad. espabila dormilona! . . La vieja muñeca de Raquel Para aprender a disfrutar de lo que tenemos y a compartir. y de vez en cuando la pequeña hada ha descansado encima suyo.¡Despierta. 12 .le dice.3. -¡Por fin hemos llegado! . Para aprender a valorar las cosas que no pueden comprarse con dinero.

empiezan a recorrer las calles. y la cigüeña se acerca a él. Este sitio no está nada mal para hacer un nido. Hay demasiado ruido.Cuando llegan. un grupo de chicos con gorras y gafas de sol bailan haciendo piruetas y volteretas con la cabeza en el suelo. A Celeste también empieza a darle vueltas la cabeza. aquí se acaba mi viaje. las aceras están llenas de gente que anda de prisa. y la pequeña hada se queda con la boca abierta con todo lo que ve: por todas partes hay carteles con lucecitas que anuncian miles de cosas... Después de cruzar volando unas cuantas calles. y al cabo de un rato comienza a tener ganas de salir de allí. En una esquina. hay tantos coches que no tienen sitio para moverse. pasan por delante del campanario de una iglesia. diciéndole a Celeste: . ¿no te parece? 13 .Amiga mía.

y luego uno amarillo. y uno verde.. con un jardín delante y rodeadas de árboles y flores. y la pequeña hada se divierte dándoles golpecitos con las manos... Y después de darle un besito en el pico. en el jardín de una casa hay una fiesta de cumpleaños.Muchas gracias por haberme dejado volar contigo. Celeste ve cómo la niña abre deprisa los regalos y los va metiendo en una bolsa muy grande.... Celeste levanta el vuelo y continúa su camino.La pequeña hada le da un abrazo. Este sitio le da mucha pena.. Abajo. De pronto se da cuenta de que las calles han cambiado. . y está rodeada de niños y niñas que la felicitan y le dan regalos... 14 . Las casas son más viejas y todo parece muy triste. y a veces no tiene dinero ni para comprar comida. Yo tengo que seguir buscando mi varita. porque la gente que vive ahí es pobre. Sentada en la rama de un árbol que hay al lado de la casa. pero se oyen las risas de unos niños que juegan al fútbol con una botella de plástico vacía.. A lo mejor un día volvemos a encontrarnos. las calles vuelven a cambiar.. Hay una niña que lleva una corona con el nombre "Raquel" escrito con purpurina. Delante suyo el cielo se llena de globos de colores. y uno azul. Ahora se ven casitas más bajas. y decide acercarse. Pero después de volar un rato. De pronto ve pasar un globo rojo..

que podría pincharse . Y cuando acaba de abrir el último paquete se levanta y arrastra la bolsa con todas sus fuerzas hacia dentro de la casa.¿Y si pintamos un rato? .Pues juguemos a pelota . pero no puedo. Así que los niños deciden jugar al escondite.vuelve a responder ella. . .Esta debe ser la habitación de Raquel .No. una montaña de peluches encima de la cama. . Mientras tanto. Hay juguetes por todas partes: estanterías llenas de muñecas.Lo siento. 15 .Ya tengo ganas de que se marchen todos para poder ir a jugar con mis juguetes nuevos. . porque es nueva y se estropearía . y sentada en un escalón mirando cómo juegan.le responde ella.dice otro. Celeste ha entrado en la casa por una ventana abierta.Es que no quiero que gasten mis colores nuevos . una caja con todo tipo de disfraces y cajones llenos de cosas para pintar y hacer manualidades.¿Me dejas jugar con una muñeca? .dice Raquel. .le pregunta una de las niñas. ..pregunta un niño con la cara llena de pecas. pero Raquel no tiene ganas. piensa: .dice.

Yo soy la primera muñeca que le regalaron a Raquel . Cualquier día me tirará a la basura.le dice la pequeña hada..Pues yo creo que eres la más bonita de todas . 16 . . . y jugábamos cada día.¡Pero si no tendrá sitio para guardar todos los regalos que le han hecho hoy! . . .le pregunta abriendo la tapa. .Me quería mucho.Y ¿tú qué haces aquí dentro? . Y.¿Por qué no estás en una estantería como las demás muñecas? .dice en voz alta.responde la muñeca. pero cuando empezó a tener muñecas nuevas a mí me arrinconó y ni siquiera se acuerda de que estoy aquí.Quizá algún día Raquel vuelve a jugar contigo. ve las piernecitas de una muñeca de trapo asomando de un baúl a medio cerrar. cuando se acerca a la ventana para volver fuera.

-–Por fin se han ido todos y puedo jugar sin que nadie toque mis cosas! Y. . cuando sale. La pequeña hada se pone muy triste. .le dice el padre a la madre .piensa. La mañana siguiente.pero me he quedado sin trabajo. Celeste espera a que Raquel se vaya a dormir.Pobre gente . Mañana tendremos que recoger las cosas e irnos a vivir a un sitio más pequeño. Y vuelve a meterse en el baúl. oye a sus padres hablando en la otra habitación: . Celeste sabe que eso es muy difícil.Quizás debería quedarme hasta mañana a ver si puedo ayudarles. Se abre la puerta y entra Raquel con los regalos. mientras piensa cómo podría ayudar a la muñeca. oye a alguien subiendo por las escaleras y se esconde a su lado en el baúl. en el fondo. ya hace rato que sus padres están haciendo las maletas y desmontando los muebles. En la calle hay un camión que lo llevará todo a su nueva casa. Dentro del baúl.Pero. sentada en el suelo los esparce todos y se pone a jugar. De pronto. y si sólo trabajas tú no podemos seguir viviendo en esta casa tan cara.Lo siento mucho . y entonces. Hoy Raquel tiene un montón de regalos y muñecas nuevas para jugar. Su madre entra en su 17 . cuando Raquel se despierta. para dormir al lado de la muñeca.

En los escalones de la entrada hay un grupo de niños y niñas que miran cómo los hombres del camión van y vienen llevando dentro muebles y cajas.habitación y le cuenta qué ha ocurrido. De un saltito empieza a volar hasta llegar al camión y se sienta encima. Al cabo de unas horas el camión ya está cargado. 18 . Se paran delante de una casa pequeña y empiezan a descargar el camión. le dice que elija un juguete para llevarse. Enseguida llegan a aquellas calles con casas viejas donde vive la gente que no tiene mucho dinero.. La pequeña hada ve desde la ventana cómo Raquel y sus padres suben al coche y se van detrás del camión.¡No mamá. Cuando se queda sola. Y entonces decide seguirles. yo los quiero todos! ¡Son míos y quiero llevármelos! . Y la pequeña hada.lo quiere todo y ahora se va a quedar sin nada. coge la muñeca y. sin que nadie la vea. Celeste sale del baúl. Entonces oye la vocecita de Luci: .grita enfadada.Pobre Raquel .le dice. . Y con los ojos llenos de lágrimas sale corriendo de la habitación sin coger ninguno. la guarda en una de las cajas que aún está abierta.. .Pon la muñeca de trapo en una caja . que sabe que esta vocecita siempre acierta. Es una casa de tres pisos donde viven más familias.piensa . porque en su nueva casa no hay suficiente sitio para todo.

Raquel pasa por su lado sin ni siquiera mirarlos y entra muy rápido en la casa. Cuando han terminado de montar su habitación se encierra dentro y empieza a llorar tirada en la cama.le pregunta sin parar de llorar. Seguro que aquí harás un montón de amigos. Raquel. Entonces Celeste. empieza a hablarle: . .¿Quién eres? ¿Qué haces aquí? . .Y ¿tú qué sabes? .le dice sin levantar la cabeza de la almohada. que la ha seguido sin que la viera. y verás cómo te lo pasarás bien. 19 .. Raquel se levanta y descubre que quien le está hablando es la pequeña hada.. Pero al cabo de un momento.No llores.

. cógela y ven conmigo. . y mientras estaba buscando mi varita he llegado a tu casa y he visto lo que ha pasado.insiste Celeste. . Raquel se acerca. porque a lo mejor tenemos que aprender algo. porque he tenido que dejarlos todos en la otra casa. Pero entonces ve a unas niñas jugando en la acera. por favor. pero se lo están pasando la mar de bien y no paran de reírse. . Y en ese momento oye la voz de Luci: . Y Celeste da media vuelta y entra de nuevo en la casa. Cada una lleva una muñeca de trapo medio rota.¿Sabes qué? .le dice Celeste.Una vez me dijo un duende del bosque que todo lo que nos pasa es por algún motivo.responde ella..¡Déjame en paz! .Soy Celeste.Anda.Esta muñeca no la quiero..dice Raquel. Echa un vistazo y enseguida ve la caja donde puso la muñeca.le responde ella. .¡Yo no necesito amigas! . Si quieres podemos ser amigas ..¡Ven Raquel! ¡Mira esto! . .A mí me gusta jugar sola con mis juguetes. . . . pero ahora no tengo ninguno.grita. y estoy triste y enfadada. 20 .¿Cómo quieres que aprenda algo de todo esto? La pequeña hada ve que no conseguirá convencer a Raquel. es vieja y no me gusta. y cuando ve la muñeca dice: . Le dice adiós y se va volando hacia la calle.Dale su muñeca de trapo y haz que salga a la calle.

Cuando ve a las niñas jugando se las queda mirando desde la puerta. que se parecen mucho a su muñeca vieja. .Mañana me levantaré temprano para seguir buscando mi varita . Al cabo de poco rato. sin decir nada. coge la muñeca y sigue a Celeste hasta la calle. Se está haciendo de noche. y la pequeña hada decide ir a ver a su amiga cigüeña para dormir con ella en el campanario. Enseguida empiezan a hablar con ella y le prestan sus muñecas.¿Quieres jugar? Raquel mira a Celeste y.piensa. no se da cuenta de que se ha vuelto a acercar. Y. se aleja volando despacio por encima de las casas con una sonrisa. dice que sí con la cabeza y se acerca despacio a las niñas. que no hay nada mejor que jugar con otros niños y niñas y compartir lo poco que se tiene.Raquel decide hacerle caso. y también ha ayudado a Raquel a darse cuenta de que no necesita tantos juguetes para divertirse. ¿la querrás acompañar? 21 . viendo que ya no la necesitan. Y Celeste. Raquel está jugando con sus nuevas amigas y parece que se lo está pasando bien. Su muñeca está muy contenta de poder jugar con ella otra vez. pero entonces una de ellas la ve y le pregunta: . aunque sólo sea una muñeca vieja o una botella de plástico para jugar al fútbol. una vez más. Y mañana. Ha podido ayudar a la muñeca.

porque no quieres que eso se estropee o porque lo aprecias mucho. pero cuando conoce a las niñas de su nueva casa se lo pasa muy bien jugando con ellas y compartiendo sus muñecas. 22 . No hay nada malo en querer juguetes nuevos. pero al compartir las muñecas entre ellas. Es normal que quieras cosas nuevas. Aprende a compartir.Aprende a disfrutar de lo que tienes. y otro día a ti también te gustará que esta persona comparta algo contigo. ¿y no crees que jugar con amigos y/o amigas te hace pasar un buen rato? Raquel no quiere compartir sus juguetes. harás que se sienta feliz. pero antes tendríamos que pensar si estamos seguros de quererlos y si no nos vamos a cansar de ellos enseguida. Sólo tiene su vieja muñeca de trapo. Raquel tiene muchos juguetes. Si siempre quieres las cosas que no tienes nunca serás feliz. porque las tiendas cada vez están más llenas de cosas que nos gustan. pero cuando tiene juguetes nuevos ya no juega con los otros. pero piensa que lo importante de las cosas es que sirvan para que nos sintamos mejor. Si compartes algo con alguien. Es normal que a veces te cueste. es como si las niñas tuvieran muchas más.

cuando todo ha pasado. nos damos cuenta que las cosas son mejor que antes. Pero a medida que pasa el tiempo.. unos días. y con ellas podrá hacer muchas más divertidas además de jugar a muñecas. sobre todo de las cosas desagradables. nos hacen felices sólo un rato. Raquel se ha quedado sin juguetes y cree que ahora ya no podrá divertirse. estamos aprendiendo y creciendo. Pero aunque sólo le queda su vieja muñeca ha hecho nuevas amigas. toda la vida.. las chuches. como los juguetes. la felicidad que sentimos al tener amigos puede durar toda la vida. la comida que más nos gusta. etc. Cuando tenemos un problema o pasamos un mal momento. Con el cambio de casa Raquel ha aprendido que no necesita tantos juguetes para pasárselo bien. Además. nos miramos a nosotros mismos para ver si hemos hecho algo para que eso ocurriera. ha aprendido que compartir hace que todo el mundo disfrute de más cosas: de las suyas y de las de los demás. 23 . e incluso. Ha hecho nuevas amigas y se divierte jugando con su vieja muñeca. sin darnos cuenta nos esforzamos por encontrar una solución. En cambio.. o quizás algunos meses. la felicidad que nos daban al principio ya no es tan grande. Siempre podemos aprender alguna cosa de lo que nos pasa. que hacía mucho tiempo que tenía abandonada. incluso aunque no les veamos tan a menudo. Y siempre.Las cosas que podemos comprar con dinero.

sentada en el agua. Lyco! Para aprender a aceptarse a uno mismo y a confiar en las propias capacidades. Pero de pronto oye un ruido que la distrae.. muy cansada y de que todavía no ha desayunado.. metiendo su cuerpecito de hada en todas las madrigueras que encuentra. ¡Tú puedes. dejad de hacerme cosquillas! .. que la persiguen un buen rato hasta que se tira de un salto al río.4.¡Uy. la pequeña hada Celeste ha soñado con su varita y se ha despertado antes que salga el sol con muchas ganas de seguir buscándola. Ya hace rato que vuela por el bosque con los ojos bien abiertos. con el pelo chorreando y la cara llena de picaduras la perqueña hada Celeste se da cuenta de que está muy. disfruta llenándose la boca con su dulce néctar. Allí.. Mientras se sacude el agua de las alas descubre bajo un árbol un arbusto lleno de flores azules como su vestido. Pero quiere ir tan rápido que a veces se olvida de mirar antes si hay alguien dentro.grita saltando y sacudiéndoselas con las manos. sintiendo el calor del sol que va secando su cuerpecito de hada. Y allí. Aunque lo peor llega cuando mete la cabeza en un enjambre lleno de abejas.grita saliendo de la madriguera de un puerco-espín. 24 . . me he pinchado! . Esta noche. Y después de meter el brazo en un hormiguero lo saca enseguida lleno de hormigas: .¡Ya basta.

.pregunta en voz alta. Lyco .Sí . dice aguzando el oído.Todos mis hermanos se han ido volando con mis padres a buscar comida. . secándose las lágrimas con un ala le responde: .¿Quién llora? .pregunta Celeste.. . 25 .¿Por qué no? .le pregunta sentándose a su lado. Y Celeste sube volando hasta una de las ramas donde encuentra un pajarito en un nido.dice el pajarito sin dejar de llorar. .Soy yo.Parece alguien que llora -.le pregunta Celeste acariciándole. -–¿Por qué lloras? . limpiándose la boca con la mano. gira la cabeza buscando de dónde vienen los llantos. El pajarito.oye que alguien responde desde lo alto del árbol. Y. -–¿Tú eres Lyco? . pero yo no puedo volar.

A mí me parecen lo bastante grandes para ti . ¿y si es vedad que no puede volar y cuando le empujo se cae y se hace daño? Y vuelve a oir la vocecita.piensa Celeste.Pues porque mis alas son demasiado pequeñas y no tienen fuerza .dice estirándolas para enseñarlas a la pequeña hada. 26 . Lyco! Yo volaré contigo y así verás que no pasa nada...dice ella..¡No puedo! ¡No puedo volar! La pequeña hada Celeste no sabe qué decirle al pajarito. .Tú eres pequeñito y con unas alas más grandes harías reir. que le dice: . . Mis alas también son pequeñas y me llevan a todas partes. dale un empujón. ..¡Ya sé qué vamos a hacer.Pero.. Y de pronto oye aquella vocecita que siempre la acompaña. Y entonces se le ocurre una idea: . Le gustaría tener su varita para usar un poco de magia. . que le dice: . Se va poniendo triste porque no sabe cómo ayudarle.No hace falta un empujón de verdad.¿Un empujón? .. Dale la mano.Dale un empujón. Mírame a mí. pero de golpe empieza a llorar otra vez: . . Ayúdale a perder el miedo. Lyco se la queda mirando y piensa que tiene razón..

. Lyco se eleva moviendo rápido sus alitas.¡Puedo volar! Pero sus alas se cansan enseguida y el pajarito cae sobre la hierba. . antes que el pajarito pueda pensárselo.Y de golpe. Poco a poco va animándose y.¡Tienes que volver a probar! Ya verás como cada vez llegarás un poco más lejos.grita. Lyco! Y.grita Lyco.le dice a Celeste a punto de ponerse a llorar. Lyco vuelve a elevarse. . Celeste lo agarra de un ala y lo hace saltar con ella del árbol.¿Lo ves? . . aunque se 27 . Esta vez vuela un trocito más. -–¡Suéltame! . dando un saltito.dice ella. cuando Celeste lo suelta.¡Si me coges el ala no puedo volar! Y entonces. vuelve a intentarlo! . ¡Tú puedes. ¡No me sale bien! ¡Ya te he dicho que no podía! .¡Puedo volar! . .¡Venga.

Ya has aprendido a volar.. . ¿ahora por qué lloras? . y Celeste se siente feliz por haberlo ayudado. Lyco está muy contento.¿Y tú qué harías con un pico más grande? Te pesaría tanto que no podrías levantar la cabeza del suelo! .responde Lyco.exclama Celeste. Y dando cuatro saltitos se acerca a un montón de piedras y empieza a remover la tierra con el pico. a dar vueltas.¡He atrapado uno yo solo! ¡He atrapado uno yo solo!. aprende a subir y bajar.le pregunta Celeste sorprendida.Si he podido volar con estas alitas seguro que puedo atrapar gusanos con mi pico aunque sea pequeño. . antes de que se escape lo atrapa y se lo traga enterito.. incluso a hacer una voltereta antes de bajar a tierra. Lyco ya no tiene miedo de no poder hacer las cosas. La pequeña hada Celeste lo mira sonriente.grita contento. Enseguida encuentra un gusano y.cae unas cuantas veces sigue probando hasta que.le dice.Tengo hambre . . .¿Y ahora qué te pasa? .y no sé cazar gusanos. Y . con Celeste detrás suyo.¿Otra vez? . . porque mi pico es muy pequeñito. Seguro que cuando los quiera atrapar se me escapan. . Pero de pronto. el pajarito deja de sonreir y empieza otra vez a llorar.¡Lo he conseguido! . . Y llora y llora sin parar.feliz. Y entonces Lyco se da cuenta de que quizás Celeste vuelve a tener razón y piensa: . se da 28 .

Y tras despedirse de su amigo. Pensar en eso le pone triste. e incluso hace que ni siquiera lo intente. Quizás hay cosas que no puedes hacer. que come gusanos sin parar.piensa.. Muchas veces desearíamos ser más altos o altas. más inteligentes.. Celeste se eleva moviendo sus alitas para seguir su viaje. Un hada de verdad necesita su magia para ayudar a los demás.cuenta de que le ha podido ayudar aunque no tuviera su varita. o creemos que seríamos mejores si supiéramos hacer las cosas que hacen otros... nunca habría volado. Si Celeste no lo hubiera ayudado.De todos modos tengo que seguir buscándola .. pero muchas otras sí. con el pelo más largo o de otro color. ¿Quieres saber qué pasará? Quiérete tal y como eres.. 29 . Aún no sabe que cada día que pasa se acerca acerca a su varita un poquito más. ... ¡Tú ya eres perfecto o perfecta como eres! ¡Piensa que en todo el mundo no hay nadie igual que tú! ¡Eres especial! Lyco piensa que tiene las alas demasiado pequeñas para volar.

pero TODOS necesitamos un tiempo para aprender. Si no lo hubiese intentado seguiría pensando que no puede volar.No dejes de hacer algo sólo porque crees que no te va a salir bien. pero a medida que sigue probando cada vez vuela mejor. ¿Verdad que se caen muchas veces y lo siguen intentando? ¡Todo el mundo aprende a andar! Unos tardamos más y otros menos. Sólo ha necesitado un poco de práctica. y seguramente poco a poco te irá saliendo mejor. Inténtalo las veces que haga falta. 30 . ¡Lo importante es que tengamos ganas de hacerlo y no dejemos de intentarlo cuando no nos salga bien! Lyco se cae unas cuantas veces. Piensa en los niños pequeños que aprenden a andar.

dice estirándose y sacudiendo las alas. sale de su escondrijo. Celeste se va quedando dormida.¡Si salgo ahora. Fuera. Y mientras sube y baja y da volteretas.exclama.piensa. y Celeste. . Y mientras levanta el vuelo se pregunta hacia dónde ir. . y Celeste se deja llevar como si fuera una pluma. sacando la cabeza por el agujero y metiéndola de nuevo enseguida.¡Uf. oyendo el ruido del viento y las hojas que se mueven. Hace mucho viento. Al cabo de un rato el viento deja de soplar con tanta fuerza. que se ha despertado. el viento se me llevará! .5. . Sentada dentro del tronco de un árbol. 31 . el viento la va llevando más y más lejos. Los ojos tristes de Iris Para aprender a respetar el espacio y la libertad de aquellos a quienes queremos.¡Qué divertido! . ¡Pero cuando empieza a volar se da cuenta de que no le hace falta mover las alas! El suave viento que aún sopla la lleva sin que tenga que hacer ningún esfuerzo. Y poco a poco. ya empezaban a dolerme las piernas de estar tanto rato aquí dentro! . la pequeña hada Celeste espera que deje de soplar tan fuerte para poder seguir buscando su varita. las plantas y las ramas de los árboles se mueven de un lado para otro y parece que en cualquier momento vayan a salir volando.

. Celeste mira hacia abajo y ve a una niña montada en un caballo blanco que corre rápido por el campo..De pronto.¡Uf.¿Y tú quién eres? . no la he visto . se ha sentado en la valla.Sí. no lo sé. . le contesta . ¿La has visto por aquí? .¿Eres un hada? le vuelve a preguntar.le pregunta con cara de sorpresa. Celeste empieza a volar detrás de ella. ..No...... y moviendo las alas para que el viento no la lleve hacia otra parte.... es que he perdido mi varita y ya no puedo ir a la escuela de hadas. bueno. y cuando la niña baja del caballo ve a Celeste.y estoy buscando mi varita..¡A lo mejor ha visto mi varita! . sí que corre tu caballo!. . . . que resoplando por haber volado tan rápido..responde la niña.. no.dice. Me llamo Celeste -. Al cabo de un rato llegan a una granja.responde Celeste. 32 .. .

Mientras la pequeña hada y la niña están hablando.Me parece que le pasa algo . 33 . -–Es una yegua. . una manada de caballos está comiendo hierba al lado de un riachuelo. Me la regaló mi abuelo cuando cumplí cinco años. mira hacia el mismo sitio que ella. me paso mucho rato cepillándola. No sé qué le pasa. la acaricio.¿No ves qué ojos más tristes? La niña afirma con la cabeza. pero parece que no es tan feliz como antes. . Y entonces los ve.dice Celeste mientras se acerca a él revoloteando para acariciarlo. juego con ella y la saco a pasear siempre que puedo. .Tienes un caballo precioso . y como ya soy mayor puedo salir a pasear con ella cuando quiero. Cuando Celeste la ve se acerca a ella. y cuando mamá me da dinero le compro caramelos duros de menta. que ven más que los de las personas. y tienes alas pero no eres un pájaro . al otro lado del prado. pero no sé por qué. ... Pero Celeste mira los ojos de Iris y se da cuenta de que está triste. porque pareces una niña pero eres muy pequeñita. Intento hacer todo lo que le gusta: le doy manzanas y zanahorias. que le encantan. y con sus ojos de hada. Nos queremos mucho.Pues a mí me parece que sí lo eres. Iris se acerca a la puerta de la valla y se queda quieta mirando hacia el prado.. le cuenta la niña.Hace unos días que está así.dice entonces la niña... Lejos.le dice a la niña. Nos lo pasamos muy bien juntas... Ahora tengo diez.. y se llama Iris..

¿Verdad que a ti también te gusta estar con tus amigos y no por eso dejas de querer a Iris? 34 . .pregunta.¿Dónde hay caballos? Yo no los veo.¡Ya sé qué le pasa! .. La niña mira pero no los ve. . Está triste porque le gustaría ir con los caballos que están allí en el prado.le dice Celeste -. Celeste le cuenta que están demasiado lejos para que ella pueda verlos.pregunta la niña a punto de romper a llorar. -– Y tanto que te quiere .exclama volando hacia la niña. pero a veces a los animales les gusta estar con quienes son como ellos. pero que Iris los puede oler. .Y ¿por qué quiere irse con ellos? ¿Es que no está bien aquí conmigo? ¿Que no me quiere? .¿Caballos? .

Cuando oye su vocecita. Y entonces Luci.se pregunta..¡Tú ya me tienes a mí..¡A lo mejor.¡Sí. . Por una lado quiere irse con los caballos. Celeste lleva rato pensando en cómo ayudarlas. 35 . Ir las tres. y no necesitas a nadie más! ¿Qué haría yo sin ti? ¡Te echaría de menos! .Si la quiere tanto tendría que querer que sea feliz. Celeste piensa contenta: .le dice con los ojos llenos de lágrimas. le dice: . . que te quiero mucho. pero no sabe qué hacer. Iris se pone contenta! Y la niña. si vamos las tres juntas a ver a los caballos un rato. Sale corriendo. porque la quiere. pero por otro no le gusta ver llorar a su amiga. piensa que quizás así la hará feliz. que siempre la acompaña aunque ella no se dé cuenta. ¿Qué puedo hacer para que la deje marchar? .Ir las tres. vamos! Seguro que le gustará pasar un rato con ellos.Pero la niña no quiere escucharla. . que quiere tanto a su yegua.¡Ya lo tengo! ¡Tenemos que acompañar a Iris a ver a los caballos! Y con muchas ganas de que su idea salga bien le dice a la niña: .. coge a Iris y la encierra en la cuadra.. Los ojos de Iris se van poniendo cada vez más tristes.

con Celeste volando a su lado. . al despertarse.le dice Celeste.Y las dos suben a lomos de Iris. la niña mira los ojos de Iris y ve que ya no están tristes.le dice muy triste mientras le llena la cara de besos.grita contenta mientras sale corriendo a fuera.¡Es Iris! ¡Es Iris! . . Entonces se da cuenta de que la yegua a la que tanto quiere es feliz con aquellos caballos. . La pequeña hada se queda unos días con ella para hacerle compañía. oyen un ruido que la niña conoce muy bien. y aunque la echará de menos decide dejar que se quede con ellos. porque la ve contenta. para que la yegua no la vea llorar. . y la niña también. pero no está sola.¡No lo olvides nunca! Y sin mirar hacia atrás. Iris ha venido a verla.¡Te quiero Iris! . Tras haber pasado un rato con la manada. Todos los caballos de la manada la han acompañado hasta la granja. empieza a andar hacia la granja.¡Ahora tienes muchos más amigos! . que cuando ve hacia dónde van empieza a correr contenta por el prado. y una mañana. ¡Seguro que vendrán a verte de vez en cuando! Iris está feliz. 36 .

para que puedan elegir en todo momento lo que quieren hacer sin miedo a que nosotros pensemos que nos dejan de lado o incluso que dejan de querernos.pues prefiere hacer cualquier otra cosasque estar a nuestro lado todo el tiempo. El amor es como el viento: tiene mucha fuerza... pero como las otras veces en que ha ayudado a alguien. 37 . está un poco más cerquita. y decide que ya es hora de irse. A veces pensamos que si alguien a quien queremos quiere hacer algo sin nosotroses porque no nos quiere lo suficiente.Celeste sonríe viéndolas. llega a todas partes y no podemos encerrarlo en ningún sitio. ¿Quieres seguir el viaje con tu amiguita? Tenemos que respetar la libertad de las personas que queremos. Aún le queda mucho camino por recorrer si quiere encontrar su varita. Ella no lo sabe.

disfrutar de alguna actividad sin compañíao encontrarnos con otra gente. o nos ayudaron de alguna forma o nosotros a ellos.Tenemos que aprender que todo el mundo necesita su espacio y su libertad para hacer lo que quiera. todos están por algún motivo. ¡o simplemente nos divertimos! Unas personas se van. Y la niña se pone triste porque cree que si se quiere ir es porque no la quiere. Seguramente mientras estábamos juntos nos enseñaron algo o aprendieron algo de nosostros. compartimos muchas cosas. pero también le gusta estar con otros caballos. y de pronto ya no sabemos nada de ellos. pero llegan otras 38 . sobre todo al principio! Pero tenemos que aprender a guardar con nosotros los recuerdos de todo lo que compartimos. Quien nos quiere lo seguirá haciendo. se cambian de teléfono y ya no podemos llamarles o. en el peor de los casos. y tanto si está solo o sola como con otra gente. Somos muy amigos o amigas.. Luego se cuenta de que esto no ocurre y se alegra de verla feliz. pero unos por una cosa y otros por otra. y muchas veces las personas necesitamos estar solas un rato. porque se van a vivir a otra parte. ¡Claro que los vamos a echar de menos. ¡E incluso nos querrá más si ve que dejamos que haga lo que quiere sin estar todo el día "pegados" a su lado! Iris quiere mucho a la niña. A veces hay personas que aparecen en nuestra vida y al cabo de un tiempo ya no les vemos más. haga lo que haga. se mueren. Aquellos a quienes queremos no siempre están toda la vida con nosotros..

porque con ella lo pasaba muy bien. de vez en cuando puede disfrutar de estar un rato con toda la manada de caballos. Ahora que no está con ella ya no pueden hacer las mismas cosas. y eso antes no lo tenía. y eso es normal. pero a cambio. 39 .nuevas ¡con las que también compartiremos buenos momentos! La niña echa de menos a Iris.

Los árboles se están empezando a vestir con los colores del otoño y llenan el paisaje con todo tipo de amarillos. Mientras el agua la arrastra. . Un dibujo muy especial Para entender el miedo y aprender a superarlo. Poco a poco el sol empieza a calentar y seca el rocío que cubre las flores y las hojas.dice pasándose una mano por la frente. La pequeña hada Celeste vuela siguiendo el curso de un riachuelo que corre por en medio de un valle. . Enseguida saca la cabeza.¡Ahora sí que voy a divertirme! ¡Qué idea acabo de tener! Y dándose impulso con las alas da una voltereta y va a caer encima de una hoja que se desliza por el agua. pero con las alas 40 . la pequeña hada descansa mirando el cielo y disfrutando del frescor de las gotitas que la salpican de vez en cuando. y de un salto se levanta y exclama: .6.Estoy empezando a tener calor . la hoja choca contra una piedra y Celeste cae al río. Hace un día precioso.¡Uauuu. marrones y rojos. Pero de pronto. Y cuando llega abajo se sienta en una piedra. qué divertido! .Creo que iré a refrescarme y a beber un poco de agua. De pronto se queda mirando unas hojas que bajan por el río dando vueltas. .grita mientras su barquita la lleva río abajo. estira los brazos y mete las manos en el agua.

y al cabo de un rato Celeste deja de gritar y empieza a sentirse muy cansada. 41 . sacando punta a un palo con un cuchillo. No sé cuánto rato podré aguantar.mojadas no puede volar. Celeste abre los ojos y ve a un niño de piel oscura que lleva una pluma atada en la cabeza con una cinta. Entonces siente que una mano la agarra. Al cabo de un rato se despierta y.Muchas gracias por ayudarme -. Pero los ojos se le vuelven a cerrar y se queda dormida de tan cansada que está. La pequeña hada comprueba que sus alas están secas y se acerca al niño volando. y el agua tiene tanta fuerza que no la deja acercarse a la orilla.¡Socorro! .piensa cerrando los ojos.¿Cómo voy a salir de aquí? . Está sentado a la orilla del río.grita . le dice sentándose a su lado. ve al niño que la ha sacado del agua.. . sin levantarse. la saca del agua y la tumba en la hierba con mucho cuidado. .¡Que alguien me ayude! Pero no hay nadie.. .

Pues claro.le explica ella.le responde ella.Es que hace días que no hay tormenta y el río no lleva muchos palos ni maderas. .pero si quieres te hago una. .pues aún te queda mucho trabajo si quieres llenarlo. ¿Sólo tienes una flecha? Haciendo que sí con la cabeza.le pregunta Celeste señalando una especie de bolsa larga y estrecha de piel.le pregunta ella.¡Al bosque! .¿Puedes volar? . También lo he hecho yo . .Ah . soy un hada . y además. no! ¡El bosque es muy peligroso! 42 . ¿La has visto por aquí? . y sirve para guardar las flechas. . pero creo que no serviría. .Seguro que allí encontrarías los que necesitas. .Gracias. . ..Pues no . eso es lo que me gustaría.le contesta él .Es una flecha para mi arco.Y ¿por qué no vas a cogerlos al bosque? . a veces cuando los cojo del agua están podridos y se rompen. Las varitas se hacen con una madera muy especial y tienen magia .le cuenta él. pero he perdido mi varita y no puedo ir a la escuela. que también lo he hecho yo le dice el niño.Es un carcaj. . . Se me da muy bien hacer cosas con los palos.dice Celeste . el niño le contesta: . ¡Uy.Y ¿esto qué es? .le pregunta él con cara de sorpresa.¿Qué estás haciendo? .exclama el niño con cara de asustado.Bueno.

dice Celeste con cara de extrañada. .le pregunta Celeste preocupada. .. animales grandes y malos que hacen daño a la gente que se les acerca! .. y allí sólo viven animalitos. Los bosques son parte de la 43 .¿Qué te pasa? ¿Por qué lloras? .¡Si no hay ningún animal que sea malo! Sólo matan para comer o para defenderse. .¡Sí.Qué raro . . . y una lágrima le resbala por la mejilla.Hace dos lunas el brujo de la tribu se fue a buscar plantas para sus pociones y aún no ha vuelto.¿Por qué dices eso? Los bosques son preciosos. Y esa misma noche se oyeron unos ruidos muy raros.Yo conozco muchos bosques y nunca ha pasado nada así. Desde entonces nadie ha vuelto a entrar ahí.¿Que el bosque es peligroso? .le dice el niño con cara triste. .pregunta ella. Lo fueron a buscar pero no lo encontraron.le dice Celeste.. Entonces el niño se queda callado mirando el bosque. como si fueran gritos de una bestia enfadada. . eso mismo. -¿Qué quieres decir? .

sé más fuerte que tu miedo. En ese momento Celeste oye a Lucy: . . Pero así él se sentirá más seguro.responde a la vocecita.le dice viendo que no se decide.¿Y cómo lo hago? ..Sí. Celeste se sienta en su hombro para que se sienta protegido. no dejes que te gane! 44 . Ayúdale a superar su miedo. pero no tengo mi varita .Si no te atreves.No la necesitas.¡Venga.piensa..naturaleza. nunca descubrirás qué hay ahí dentro. poco a poco. y la naturaleza no es mala. . ¡Si no vas tardarás mucho tiempo en llenar tu carcaj! Y.A lo mejor ahí dentro encuentras los mejores palos para hacer flechas. el niño se levanta y empieza a caminar. . Quizás te perderás alguna cosa bonita. ¿Verdad que te gusta hacer flechas? ¡Pues venga. . .¿Qué haces? .exclama Celeste. Seguro que hay una explicación. . . Así pues la pequeña hada le dice al niño decidida que lo acompañará y que no le pasará nada porque su magia les protegerá. Pero justo antes de entrar en el bosque el niño se da media vuelta y vuelve hacia atrás. . sé más fuerte que tu miedo! .Él te ha ayudado a salir del río.Acompáñale y dile que un hada es mágica y que no os puede pasar nada.

Está tan asustado que no puede ni hablar.¿Qué es ese ruido? .dice el niño algo más tranquilo. El pobre no podría moverse ni aunque quisiera. y entonces cierra los ojos y desea de todo corazón que la magia de los bosques les traiga ayuda de alguna parte. .Tranquilo. parando de vez en cuando a tomar un poco de néctar de alguna flor..Pues un conejito que se ha asustado al vernos. y va recogiendo palos del suelo mientras Celeste vuela detrás suyo. Cuando hace un rato que caminan. . .¿Qué ha sido eso que se ha movido detrás de aquella planta? .le dice ella. es un pájaro que avisa a los demás de que estamos aquí . Celeste no sabe qué hacer.Grrrrrr! Grrrrrr! .grita de pronto asustado. .. que se asustan al ver a una persona. de pie y enseñándoles 45 .Estate tranquilo y no te muevas . como la mayoría de animales.le dice Celeste al niño. El oso está ahí delante. . Delante suyo empiezan a moverse unos arbustos y de detrás de un árbol aparece un oso enorme.Al final el niño entra decidido en el bosque sin pensárselo. De pronto se oye un rugido muy fuerte y todos los pájaros dejan de cantar de golpe: .vuelve a gritar al cabo de un momento.Aaaaah . parece que el niño ya no tiene miedo.

Es una osa.oyen que el hombre le dice al oso. y el pobre niño en el suelo. De repente se oye un grito: . y después de oler la mano del hombre se da media vuelta y se va por donde había venido. Cuando vine al bosque a buscar plantas la encontré en el suelo cerca de una cueva. sin atreverse casi ni a respirar. . . Se encontraba muy mal.¡Quieta! Celeste y el niño giran la cabeza y ven a un hombre que se acerca al oso y empieza a acariciarlo. no quieren hacerte daño.Tranquila.le pregunta Celeste al hombre. ¿Cómo lo has hecho para que el oso se vaya? . Poco a poco el animal se va calmando. Son amigos . así que la ayudé y decidí quedarme unos 46 .Y ¿tú quién eres? . Debía hacer mucho que estaba de parto y la pobre ya no tenía fuerzas.las garras. porque su bebé no podía salir de su barriga.

.días hasta que se encontrara mejor.le pregunta al brujo. El niño empieza a recoger los palos que se le han caído con el susto.dice Celeste mirando hacia el niño. y por lo que veo ha guardado muy bien mi secreto. y estuve hablando con él. . Como en el poblado está mi ayudante.¡Pues nos ha dado un buen susto! . . 47 .le dice Celeste sonriendo. el jefe de la tribu. que ya ha aprendido a preparar pociones para curar a la gente. . a él le pareció bien.cuando vinieron a buscarme me encontré a tu padre. creo que ya he tenido tiempo suficiente para descansar y puedo volver con vosotros.Nos lo llevaremos a ver si podemos arreglarle el ala. porque necesitaba descansar un tiempo. y si la gente sabía que estaba aquí vendrían a buscarme cada dos por tres para algo. debe haberse caído del nido . Le pedí por favor que no le dijera a nadie que me había visto.Éste debe ser el brujo.¿Me la puedo quedar? . ¿Querrás ayudarme? El niño hace que sí con la cabeza.Pobrecito.le responde el brujo .le dice el brujo cogiéndolo con cuidado.Mira . Os debe haber oído y sólo quería proteger a su cachorro. y cuando está a punto de coger el último ve un pajarito en el suelo con un ala rota. ¿no? ¿Ves como no le había pasado nada? . Y de golpe éste se levanta y empieza a gritar: . y entonces se da cuenta de que en el suelo ha quedado una pluma del pájaro. De todos modos. .Pero ¿por qué no volviste? ¡Todo el mundo estaba preocupado! ¡Te estuvieron buscando y no te encontraron! .

- ¡Pues claro que sí! Seguro que el pajarito te la regala por haberlo encontrado. Si la llevas siempre encima te recordará que si te atreves a hacer una cosa puedes descubrir otras que si no te perderías. Y, atándose la pluma a la cabeza con la cinta, el niño sale del bosque contento de haber entrado en él. Ha conseguido un montón de palos para sus flechas, ha encontrado al brujo y ahora podrá ayudar al pajarito curándole el ala.

Esa noche en el poblado, todos celebran la vuelta del brujo con una gran cena y una fiesta con música y danzas alrededor del fuego. Se han pintado la cara y el cuerpo con dibujos y rayas de colores. Pero hay alguien que lleva un dibujo muy especial... El brujo ha pintado una pequeña hada en la espalda de un niño, para que no deje nunca de creer en la magia que lo acompaña y que le da fuerzas para no volver a tener miedo.

48

A la mañana siguiente Celeste se despide de sus amigos para seguir con su viaje. La varita la espera en algún lugar y, como siempre, sin saberlo, poco a poco se va acercando... ¿Quieres seguir viajando?

Todo el mundo tiene miedo de algo, incluso los adultos. El miedo nace cuando vemos o imaginamos cosas que pensamos que nos pueden hacer daño o que nos traerán problemas. El miedo no es una emoción mala, y tenerlo no significa ser “pequeño” o un “gallina”. Nos ayuda a poder escapar ante un peligro y así no hacernos daño o morir. Pero a veces el miedo hace que dejemos de hacer cosas sólo porque no las hemos hecho nunca y no sabemos cómo nos saldrán. Cuando tengas miedo de algo piensa: Este miedo, ¿sirve para protegerme y no hacerme daño o sólo lo tengo porque imagino cosas que quizás no existen? Si te das cuenta de que el peligro sólo te lo estás imaginando y no existe de verdad, intenta vencer tu miedo. Si no te atreves, nunca sabrás qué podrías haber conseguido. ¿No te ha sucedido nunca que te ha dado miedo subir a una atracción o en una bici más grande y luego te lo has pasado muy bien? Si el niño no hubiera entrado en el bosque no habría encontrado tantos palos, todavía pensaría que los animales son malos, no habría encontrado al brujo y el pajarito no

49

habría tenido la suerte de que alguien lo curara (¡y podría haber muerto!). Gracias a que él fue más fuerte que su miedo ganó todas estas cosas.

No hay animales malos. Si a veces hacen daño a una persona es porque están asustados o se sienten amenazados, o porque precisamente una persona se lo ha enseñado. A veces, si una persona ha hecho daño a un animal, él cree que todas las personas son iguales y todas quieren hacerle daño, y entonces ataca para defenderse. La osa sólo está protegiendo a su cachorro. Si en lugar de Celeste y su amigo se hubiera acercado cualquier animal habría hecho lo mismo: asustarlo para que se fuera.

50

Siempre hacen lo mismo .responde él . mira hacia abajo y ve a un ciervo que la está mirando con la boca llena de hierba.y sé cómo encontrar hierba debajo de la nieve. .Y ¿tú por qué no te vas? .7.pregunta en voz alta.oye que alguien le contesta -.¿Dónde están? . La tierra de hielo Para aprender a confiar en la vida y en que a menudo los obstáculos se transforman en un paso hacia adelante. Un copo de nieve en la nariz hace que la pequeña hada Celeste abra los ojos y mire hacia arriba. . Poco a poco el aire se va llenando de bolitas blancas que van cubriendo el paisaje. .Yo ya estoy acostumbrado . 51 . Cuando empieza el frío se van a otra parte donde haga más calor.le pregunta ella. Celeste asoma la cabeza desde el nido. y se da cuenta de que se ha quedado sola en el nido de unos pájaros que la han invitado a pasar ahí la noche. ¿Tú quién eres? Celeste da un saltito y baja volando al lado del ciervo. .

le dice sacudiéndose la nieve que le va cayendo sobre las alas . así que decide bajar y descansar un rato. Si sigues volando hacia el Norte pronto llegarás a la tierra de hielo y quizás allí tengas más suerte.y estoy buscando mi varita.Soy Celeste . Y la pequeña hada decide hacer caso a su nuevo amigo. Está nevando tan fuerte que casi no ve nada. Le da un abrazo para despedirse y se eleva moviendo las alas con fuerza para volar entre los copos que continúan cayendo. no la he visto ..Pues no. Por suerte descubre un pequeño agujero entre unas rocas escondidas 52 .le dice el ciervo sin dejar de comer -. Pero el frío y la nieve hacen que cada vez le cueste más avanzar y al cabo de unas horas Celeste empieza a estar muy cansada. ¿La has visto por aquí? .

se pregunta saliendo de su refugio.Me parece que ya he llegado a la tierra de hielo que me ha dicho el ciervo . Ha parado de nevar y un grupo de pingüinos se lo pasa pipa tirándose al agua desde un tobogán de hielo. que ahora me toca a mí! ¡Que vooooooy! Con esos gritos. . . apartaos. la pequeña hada Celeste se despierta de golpe.¡Uauuuu! ¡Ahora sí que he llegado lejos! . 53 . Celeste se los queda mirando divertida y se da cuenta de que ahí al lado un grupo de niños rompen a aplaudir cada vez que uno de los animalitos cae al agua.dice mirando a su alrededor. encogida para mantener el calor.por la nieve y. se duerme esperando que pase la tormenta.¡Venga.¿Qué pasa ahí fuera? .grita uno de los más pequeños. . .

acercándose a él por detrás. Todos parecen estar pasándoselo bien. sin pensárselo. es muy divertido. . sin ni siquiera girarse. Y. El chico. Desde que era pequeño me he pasado las tardes 54 . pero al girar la cabeza la pequeña hada ve a un chico que está sentado mirando el mar.¿Que no te gusta el espectáculo de los pingüinos? Tus amigos se están divirtiendo mucho .le dice.Sí. decide acercarse a él. ¡Incluso esas casas redondas que se ven detrás de los niños están hechas de hielo! Durante un buen rato los pingüinos siguen saltando al agua mientras los niños los miran y juegan a adivinar cuál de ellos llegará más lejos.El paisaje es todo blanco y no se ven árboles ni plantas por ninguna parte. le responde: . pero ya los he visto demasiadas veces.

y dentro de un tiempo.le pregunta ella. . . la barca será para mí y entonces tendré trabajo para toda la vida.Quiero ir hacia el sol. los inviernos son muy largos y los días muy cortos.responde él. .viéndolos saltar. . . De hecho.. cuando sean demasiado mayores para trabajar.. A veces les ayudo cuando salen a pescar. que es muy peligroso.le dice Celeste.. y nos pasamos meses enteros sin ver el sol. no sólo el blanco de la nieve y el hielo.Sí. aquí no hay demasiadas cosas para entretenerse.Supongo que están convencidos de que es lo único que pueden hacer .. por eso quiero irme. que quizás no lo consigo.Entonces ¿por qué ellos no se cansan de mirarlos? .pregunta ella convencida de saber la respuesta. . pero ¿esto te gustaría? ¿Serías feliz? . a algún lugar donde no haga siempre este frío y donde todo esté lleno de colores.pregunta la pequeña hada -. ..le explica él con los ojos brillando de ilusión.¡Pues venga! ¿A qué esperas? ¿Por qué no te vas ya? . Yo ya estoy harto.. . 55 .Todos dicen que estoy loco... Y ¿a dónde quieres ir? . Además ¿de qué viviría? Mis padres tienen una barca de pesca y gracias al dinero que ganan con la venta de pescado nunca nos ha faltado nada.¿Irte? .le contesta el niño -. ¿Cómo voy a hacerlo yo solo? Aquí están mi familia y mis amigos. Aquí siempre hace frío.

Y. la pequeña hada Celeste se preocupa y quiere intentar ayudarle. y siempre estaría pensando en que quería ser un hada y no pude serlo. lo que a mí me hacía feliz era poder ir a la escuela de hadas para aprender a ser un hada de verdad. Si me hubiera quedado en casa pensando que ya no podría ser nunca un hada estaría tan triste que no podría disfrutar de nada. pero Celeste ve que una lágrima le cae por la mejilla y piensa que se ha puesto triste porque se ha dado cuenta de que eso no es lo que quiere. y por eso no pienso en los problemas que puedo 56 . porque sabe que aunque no la vea ella siempre está a su lado y le aconseja qué hacer. empieza a contarle: . sentada a su lado. "Todavía no la he encontrado. pero el primer día de clase perdí mi varita y no la encontré por ninguna parte. es lo que me hace feliz.El chico no contesta. aunque todavía no sabe muy bien cómo hacerlo. y de tu deseo de ser un hada de verdad. Cierra los ojos y llama a "Lucy". que le dice: . pero entonces oí una vocecita que me dijo que la siguiera buscando y decidí hacerle caso. pero en mi viaje he hecho un montón de amigos y he aprendido muchas cosas. ser un hada es mi mayor deseo. Pero ahora ya sabe dónde buscar ayuda. Como siempre que ve sufrir a alguien. "Primero pensé que ya no podría ser nunca un hada y me puse muy triste. Enseguida oye la vocecita. Además. .Mira.¡Buena idea! .exclama Celeste en voz baja.Háblale de ti y de tu varita.

encontrar en el camino. A mí siempre me ayuda. el chico siente que el corazón le late cada vez más fuerte. "Creo que cuando la vocecita nos dice que tenemos que hacer algo tenemos que hacerle caso. pero si tengo algún problema siempre encuentra la forma de solucionarlo. y de pronto oye una vocecita que le dice: .¡Gracias Celeste! ¡Lo he decidido! ¡Mañana mismo me iré! ¡Voy a contárselo a todos! 57 . . ni en si es peligroso.¡Hazlo. no dejes que el miedo sea más fuerte que tú! Si no lo haces nunca podrás ser feliz. porque siempre te preguntarás cómo hubiera sido tu vida si lo hubieses hecho. que no tengo miedo. Mientras la escucha. y no sé por qué. Estoy tan segura de que eso es lo que quiero.

que se divierten intentando atraparla mientras ella vuela de una a la otra tocándoles los bigotes y escapando enseguida para que no la atrapen. Al día siguiente se levanta muy temprano y le da un beso a su madre. y antes que tenga tiempo de saltar hacia atrás. que le ha preparado una bolsa de comida para el viaje. el chico corre hacia el pueblo para darles a todos la noticia. ¿Cómo voy a cruzar el mar? .Y.¡Estás loco.pero te quiero y quiero que seas feliz. Su padre se ha ido a pescar y no puede despedirse de él. Cuando hacemos caso de la vocecita. pero tiene miedo de que te pase algo y no sabe cómo decírtelo.le dice su padre sin entender nada. la magia nos acompaña para que consigamos lo que deseamos. 58 . Tu padre también te quiere.Yo tampoco te entiendo .No te preocupes. levantándose de un salto. Seguro que encontrarás la solución. el hielo del suelo alrededor del chico empieza a romperse. no lo conseguirás! ¿No ves que eso son tonterías? ¡Aquí todos vivimos sin sol! ¿Es que tú no puedes hacer lo mismo que los demás? . De repente. dice ella. el chico sale de casa y empieza a andar hacia el mar. .Y ¿ahora qué? .le pregunta a la pequeña hada -. Cuando el chico llega a su lado deja la bolsa en el suelo y se queda mirando el mar. . Cerca de la orilla se encuentra a Celeste jugando con dos focas.le dice ella . . Un poco triste pero lleno de ilusión.

¡Mira Celeste! ¡El hielo se está derritiendo! ¡Nos estamos quedando sin barca! ¡Nos vamos a hundir! 59 . . sus alas empiezan a batir con fuerza para llegar hasta el chico. pero una mañana el chico grita asustado: .¡Voy contigo! ¡Aquí no he encontrado la varita y tengo que buscarla en otra parte! El chico sonríe feliz. y la pequeña hada está contenta de haberle ayudado.¿Lo ves? . ¡Ya tienes barca! ¡La magia te está ayudando! Y antes de darse cuenta.el trozo de hielo se desprende y empieza a flotar mar adentro.grita Celeste divertida -. Durante unos días navegan encima del trozo de hielo. .

.le dice ella -. .Tranquilo .exclama el chico -. ¿No te has dado cuenta de que aquí ya no hace tanto frío? Por eso se derrite. una ola los empuja hasta la orilla. ahora hay playas de arena blanca y palmeras. En lugar de bosques. Y mientras el chico empieza a atar unos troncos con raíces y tallos de plantas. Con su nueva balsa continúan navegando hacia la tierra del sol.¿Lo ves?. Mira hacia allí . 60 . la ayuda siempre te llega. señalando hacia adelante -..le dice Celeste sonriendo -.grita él de repente señalando a un lado de la balsa y después al otro.le dice. ¡Esto está lleno de troncos! ¡Ahora sí que podremos construir una balsa! . Una manada de delfines está nadando a su lado. ¡Está haciendo cada vez más calor! . el paisaje va cambiando. cuando ya casi sólo les queda sitio para estar de pie encima del hielo. Van pasando los días y.le dice Celeste al chico -. Y al cabo de un rato. poco a poco. la pequeña hada aprovecha para buscar alguna flor y comer un poco de néctar antes de seguir el viaje.¡Qué suerte! . justo delante de un bosque. ¡Ya empieza a haber árboles! Tú confía en la magia y verás cómo encontramos una solución.¡Mira! . Cuando necesitas ayuda y confías en la magia.Debemos estar a punto de llegar .

. 61 . ve al chico saliendo del agua cogido a la aleta de uno de los delfines que va nadando hacia la playa. Celeste mira por todas partes pero no lo ve. y antes de que Celeste tenga tiempo de avisarle. y en un periquete el chico y Celeste se encuentran en la arena.¡Qué animales más bonitos! ¡No había visto nunca ninguno! .. . se cae y desaparece bajo el agua.le dice la pequeña hada -.¡Estate tranquilo! .le grita sin saber si puede oírla. . el chico tropieza. Los troncos no paran de moverse.¡La magia te ayudará! Y de pronto.vuelve a gritar yendo de un lado al otro sin parar. Me parece que los delfines quieren que te quedes aquí. en medio de miles de burbujas.Diría que ya hemos llegado . El resto de la manada lo sigue empujando la balsa por detrás.

donde pone: "Se necesita ayudante". En el fondo de su corazón sabe que la magia también la está ayudando.¡Pues claro que me quedo! . .¡Ya tengo trabajo! ¡Ya tengo trabajo! ¡Tienes razón... Este sitio es precioso. ¿Tú también la quieres seguir buscando? Imagínate algo que te gustaría hacer cuando seas mayor. Al cabo de poco rato vuelve gritando y sin dejar de sonreír: . Se levanta de un salto y empieza a correr hacia la barca. 62 .Y echando un vistazo a su alrededor. descubren que han ido a parar a un pueblo de pescadores. y para ello tiene que seguir buscando su varita. Y al girar la cabeza ve una barca de pesca con un cartel colgado. Si de verdad lo deseas confía en que poco a poco irás descubriendo qué pasos debes ir haciendo para llegar. la magia nos ayuda! ¡Ya tengo trabajo! La pequeña hada Celeste se alegra de que el chico haya conseguido hacer realidad su sueño. Quizás ahora te parecerá muy difícil conseguirlo o alguien te dirá que es imposible o una locura. Ahora ella debe seguir con el suyo: convertirse en un hada de verdad para poder ayudar a la gente.exclama el chico contento -.

cuando se empieza a fundir encuentran los troncos del bosque y cuando cae al agua el salvan los delfines y lo llevan a la playa. 63 . pero a menudo es precisamente este problema el que nos acerca más a lo que deseamos. pero si tienes confianza y sigues adelante al final lo conseguirás.Quizás a veces te costará y habrá cosas que no te saldrán como esperabas. El niño decide hacer caso de Celeste y cuando oye su vocecita se anima a salir de la tierra de hielo. de todo lo que nos pasa siempre podemos aprender algo que nos puede servir en un momento u otro. Lo que parece un obstáculo se convierte en un paso adelante. Cuando el chico por fin decide marcharse todos los problemas que encuentra se solucionan: el hielo se agrieta para que tenga una barquita. éstas van apareciendo y lo acercan poco a poco al país del sol. pero a medida que necesita cosas en el camino. Muchas veces nos pasan cosas que nos parecen un problema. Quizás al principio no lo podemos ver. pero después nos damos cuenta de que gracias al problema hemos hecho algo o hemos tomado una decisión que nos ha traído cosas buenas. No sabe cómo hará el viaje. Además.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful