Humanal

Raúl Tapia Mendiola

poesía

Humanal Raúl Tapia Mendiola .

© Raúl Tapia Mendiola 1a edición. Internet. Ediciones del Lirio Tintanueva Ediciones 2a edición. Ilustración de la portada: Carmina Hernández . 2009. Impresa. 2001.

Vuelvo a ser aprendiz del cuerpo.Avivamiento Nada escapa al repasar rayos de sol. 3 . hecho para pensar está el silencio. el laberinto suele dejarnos en medio de la casa.

no tiene más equipaje que estas palabras. aprisa sin hollar la certeza —al traspasarla—. Vuelo con los ojos cerrados a la luz vigilante para rastrear la libertad en la estratosfera del sueño. Vuelo con la prudencia que requiere la verdad para caer en mis entrañas como una gota de arsénico. Mi esqueleto preparado a emigrar lleva alas en sus dolencias de viaje. durante el camino la mentira incinera cada uno de mis proyectos. no sabría que hacer sino patearla. Elevo las conclusiones inmediatas al sol. tantos días buscándola y nuevamente retrocedo al dar [con ella. sin dar pies al destino. Tengo miedo de encontrar la verdad en la verdad del [mundo.Velocípedo Llevo días buscando la verdad. 4 .

En las ataduras con el mundo embarnezco el hueco ciego. 5 . que colma al corazón de nadie. No estoy contra el advenimiento de la luz que desbarranca grava de los ojos… Lidiar con ella es esperarla. La claridad me vuelve piromancia: le da a mi rostro hablado la oscuridad necesaria. Llevo clavada la espina de luz en la alegría. y me enmohece la filtración de su misterio. y con la experiencia de un trombón desinflarme como globo terráqueo.El centinela Ojalá pudiera desuncir el sobrepeso de mi desamor al alba.

Compuerta del mar Apuntalamos soledad. La frente —punto dactilar en la yema de Dios— emerge desde el fondo del obscuro ahogo. el cielo da fuego a los músculos que la soportan. Cesa en el mar el quilataje de las desovaduras con una danza que ha de repetirse al día siguiente. Es necesario tocar tierra y darle circunspección al aire. 6 . cada quien naufragó en su propio caldo. Impera el brío de la carne ganosa.

que el azul del dolor ha pasado por nuestra cara. En la caja torácica del planeta los latidos del invierno anuncian en la piel del espacio. los insectos ovacionan la temporada de lluvia sin saber que se trata sólo de una cascada). Aunque suele pasear el ermitaño airecillo por sus jardines. (Una frazada de nubes pule brevemente la bombilla del sol. sus pisadas de niño son más fuertes que las del hombre corpulento y calvo.Ecografía El viento gime con la delicadeza extraña de lo posible. El eterno lo juzga y desdeña. El viento se mantiene erguido. pero las grutas del momento sienten complacidas su paso. 7 . de su consistencia retoña la esperanza con su sonrisa enferma.

con manchas de sangre.Sobrecarga Es el dolor con la apariencia familiar de la mole del sufrimiento. 8 . La impostura dolorosa ha marcado en el calendario su día. Sobrevivo a los percances del cielo cuando a pedazos se me viene encima. sobrevivo a las jugarretas de Dios luego de caer densamente a la Tierra. Es el contorno de la luna lumbar al tiempo. Es el peso de mi esqueleto lumbago para la noche.

El sol pierde su cabellera jovial en la competencia de músculos contra la niebla. Si hablara con la misma lumbre del arrodillado. portazo en el pectoral de la muerte. la ortopedia suficiente al pus de las desafecciones no consuela los muñones de mi desistimiento. trasplantaría mi corazón a un metrónomo sordo. Dios defenestra estrellas como polvareda humana… El precipicio arenga enrolarse al mar y ponerle paracaídas a tus lágrimas. 9 .Amagar mal tiempo El sueño emprende con impaciencia la soltura: otra salida en falso para la vida. Si arrancara la estulticia de mis contenciones. La muchedumbre odoriza retretes con pétalos de cráneo e intento escaparme en mis palabras-pies de plomo. atizaría mi iniquidad ante el preludio cósmico. la soledad me da un pinchazo de gangrena y los edificios se van pasando ese alfiler soberano.

hijastros de Dios. lameculos del desamor. Achican el alba con una gran muesca en la sonrisa y despepitan la hiel de la semilla. Hipervibrátilesumideros del crimen: ladrones de hurañía. Sin tan siquiera redimirse insuflan ratas muertas. 10 . y con un fuelle bucal sofocan el exasperante quejido al transgredir la puerta de sus cicatrices. Ambidiestrosupuran miradas tumorosas donde la clarividenciabrevarrepentida. pis como arco iris para cada angustia.Expeler lastimaduras por los dientes La ciudad estrangula los cielorrasos que prescriben órdagos de sufrimiento a los esperpentos de vulgarictus: llagánimas ineludibles. goterones de inacabable fortunacidulada sometidos al chapuzón de las cloacas.

11 . estropicio del alma. ciega del alma: Te doy mi lapislázuli de la suerte. mis zapatos de mucha experiencia. niña ciega. Glorifícame con una de tus villanías. no me dejes una brizna de nada. arráncame de los brazos el mundo.La palabra Niña estropicio. mi respiración y mi piel templada. deshuésame hasta que tenga soliloquios. los pulmones a reventar de epifanía.

Getsemaní Irrumpe en las vértebras un yerro de acordeón insomne. En el huerto de las oraciones. el pechirrojo rompe el guantelete. 12 . La caída del esclarecimiento deja la boca desdentada. en acrobacia muda me sostengo. he larvado goterones de sal.

urdo en lengua de vidrio su templanza y mi desolación. 13 . Ahuecado entre ceja y oreja. con la finura del lamento en franco desafío.Coloquio Vivo hablándole debajo de las piedras que sustentan mi sueño. Rompo el silencio del crucifijo. busco en su agonía el hermoso reflejo de cada una de sus palabras.

14 . Adentro. la sonería de Dios-padre me nombra en la parábola de su hijo. lejos de la cripta que soy. Ante la piscina solitaria. conforta chapotear en una lágrima. Dios-padre envía el ave a pepenar latidos.Oídos para oír Se despulpa tullida de ansiedad aorta. la ciudad Levadura se somete al amargor de un leprosario.

Inmersa en la repulsa solfea como ave. 15 . Crece con la belleza ígnea del dilema. La piel humana es más flor del aire que bajo tierra o enlagrimada. donosura en su paso hacia el estertor. mitiga el hambre con el sueño pesado.Linaje La piel humana es más flor del aire que de la tierra o de las aguas.

16 . latidos tentaculares): el dolor es un destiempo inminente. volví la ilusión cátedra del disparate. Por eso los espejos me encaran rompiéndose (astillas en zozobra. rebatí con impiedad el bruñido de la brisa. nada valía más para ella que su incorporeidad. la asalté en el callejón de las tribulaciones. Amargué con sopor sanguinolento el agua.Reflejo Forcé mi alma para hacerla caer en el garlito.

(No vale prosternarse. hacerse el bueno. uno siempre obtiene su merecido). explora en su corazón balancín los movimientos de un Dios en desuso. Inclinado se resquebraja: cada pedazo salta de la pesadilla con esa desmesura que alienta el vacío. Inclinado con la mansísima amargura. alardea en el ámbito de sus carencias la interioridad del temblor. 17 .Relapso Inclinado con el peso de las desafecciones.

hablar con voz de auroras o de nieve. volver al Ser sin reprimir el polvo. esparcir el cuerpo en corpúsculos. Necesito macerar las dudas: estoy a un paso eterno de caer en un hoyo de fuego. Debo sacar la tierra del sepulcro.Ciclo Quiero sacarme la noche de la boca. sentir que transito en la lluvia y que esplendo adentro de una gota. 18 .

Con su tristeza mi almario se reduce a un pañuelo. En el almario guarda el hombre sus ropas de niño. mi cama. En mi almario llevo mi amor y mi ataúd para cualquier momento. En mi almario el sueño tiene la anchura que me sofoca. no hay sucedáneos de la maldad. mi colección de ser. Con tu sonrisa mi almario es una caja de sorpresas. 19 . no hay ministerios. En mi almario no hay caudales.Inventario Mi almario es una habitación para los labios y sus puertas son este sentimiento hecho cruces. En mi almario el dolor es propenso al patatús y al harakiri. En el almario está mi mesa.

Contenido Avivamiento Velocípedo El centinela Compuerta del mar Ecografía Sobrecarga Amagar mal tiempo Expeler lastimaduras por los dientes La palabra Getsemaní Coloquio Oídos para oír Linaje Reflejo Relapso Ciclo Inventario 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 .

En su composición se usaron tipos de la familia Candida BT. .La edición para internet de Humanal de Raúl Tapia Mendiola se terminó en la Ciudad de México en julio de 2009.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful