P. 1
FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

|Views: 16|Likes:
La Sea Turtle Conservancy elaboró el presente documento de estudio para explorar el potencial de restablecer el diálogo entre Nicaragua, Costa Rica y Panamá, los cuales son probablemente los tres países más importantes para la historia natural – y sobrevivencia – de las tortugas marinas en el Caribe occidental. El marco internacional de la ley apoya este objetivo y las leyes nacionales para la conservación y manejo de las tortugas marinas adoptadas por cada país, aparentan ser consistentes con dicha legislación. Sin embargo, las complejidades político-culturales han hecho que la reactivación sea problemática. A pesar de estas complejidades, ambos gobiernos y comunidades dependientes de las tortugas marinas pueden estar interesados en una cooperación renovada alrededor de este recurso natural icónico y cultural.
Si se consideran juntas las playas del Caribe, las áreas marítimas de alimentación y las rutas migratorias bajo el control soberano de Nicaragua, Costa Rica y Panamá, probablemente representen el conjunto de hábitats más importante para la súper familia de tortugas marinas en el Hemisferio Occidental, y posiblemente en el mundo. Estos hábitats se encuentran dentro de que se ha descrito como la Eco-Región Marina del Caribe Occidental, mucho de lo cual se encuentra bajo control soberano de estos tres países. Los campos de pasto marítimo extensos de Nicaragua, ofrecen las áreas más importantes de alimentación para la tortuga verde. Cayo Perlas en Nicaragua es uno de los sitios de anidación más importantes de la tortuga carey. La línea costera del Caribe costarricense proporciona las playas arenosas para la colonia de anidación más grande de tortugas verdes en el Hemisferio y posiblemente en el mundo. Panamá posiblemente tiene la concentración de anidación más grande de tortugas baula en el Caribe Occidental, y la segunda más grande en la cuenca mayor del Atlántico. Probablemente no sea una exageración el decir que el destino de estas poblaciones depende en gran parte en la conservación y manejo de le den los tres países.
La Sea Turtle Conservancy elaboró el presente documento de estudio para explorar el potencial de restablecer el diálogo entre Nicaragua, Costa Rica y Panamá, los cuales son probablemente los tres países más importantes para la historia natural – y sobrevivencia – de las tortugas marinas en el Caribe occidental. El marco internacional de la ley apoya este objetivo y las leyes nacionales para la conservación y manejo de las tortugas marinas adoptadas por cada país, aparentan ser consistentes con dicha legislación. Sin embargo, las complejidades político-culturales han hecho que la reactivación sea problemática. A pesar de estas complejidades, ambos gobiernos y comunidades dependientes de las tortugas marinas pueden estar interesados en una cooperación renovada alrededor de este recurso natural icónico y cultural.
Si se consideran juntas las playas del Caribe, las áreas marítimas de alimentación y las rutas migratorias bajo el control soberano de Nicaragua, Costa Rica y Panamá, probablemente representen el conjunto de hábitats más importante para la súper familia de tortugas marinas en el Hemisferio Occidental, y posiblemente en el mundo. Estos hábitats se encuentran dentro de que se ha descrito como la Eco-Región Marina del Caribe Occidental, mucho de lo cual se encuentra bajo control soberano de estos tres países. Los campos de pasto marítimo extensos de Nicaragua, ofrecen las áreas más importantes de alimentación para la tortuga verde. Cayo Perlas en Nicaragua es uno de los sitios de anidación más importantes de la tortuga carey. La línea costera del Caribe costarricense proporciona las playas arenosas para la colonia de anidación más grande de tortugas verdes en el Hemisferio y posiblemente en el mundo. Panamá posiblemente tiene la concentración de anidación más grande de tortugas baula en el Caribe Occidental, y la segunda más grande en la cuenca mayor del Atlántico. Probablemente no sea una exageración el decir que el destino de estas poblaciones depende en gran parte en la conservación y manejo de le den los tres países.

More info:

Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

02/21/2014

pdf

text

original

Sections

Lo que demuestra la necesidad de cooperación internacional en la gestión y protección de las tortugas marinas, el mapa de la derecha muestra los movimientos

migratorios de la tortuga carey (foto arriba), que fue lanzada en Panamá y utilizó los hábitats costeros en Costa Rica y Nicaragua.

PROGRAMA REGIONAL DE USAID PARA EL MANEJO DE RECURSOS ACUÁTICOS Y ALTERNATIVAS ECONÓMICAS
20 de setiembre 2011
Esta publicación fue producida para ser revisada por la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional. Fue preparado por Sea Turtle Conservancy (antes Caribbean Conservation Corporation) bajo orden de tarea emitida por Chemonics.

FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ
SÍNTESIS PARA LOS TOMADORES DE DECISIÓN

Contrato Principal y Orden de Tarea No. EPP-I-00-04-00020-00, Orden #5 Subcontrato Número EPP-I-00-04-00020-CCC Entregable Número 2.2

FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

|2

“La tortuga verde es, pues, un recurso compartido con esas naciones. Nicaragua tiene la responsabilidad de evitar que este recurso sea sobre explotado mientras 1 se encuentra en sus mares." “Que las tortugas marinas son un recurso compartido que migra a través de los océanos y que las poblaciones de tortugas marinas en Costa Rica, Nicaragua y Panamá, pasan parte de su vida en las playas y en las áreas marinas de los tres 2 países conformando un corredor biológico marino en el Caribe Occidental.” “De esta manera las tortugas marinas como especies en vía de extinción extrema a nivel mundial, nosotros como comunidad indígena de Kuna Yala, Panamá asumimos un compromiso total de cuidarlas, conservarlas y protegerlas como 3 siempre nos ha enseñado nuestros ancestros.”

1

Extraído de la Convención sobre la Diversidad Biológica (2000), Plan de Acción Estratégico de la Biodiversidad para Nicaragua. Disponible en http://www.cbd.int/doc/world/ni/ni-nbsap-01-es.pdf 2 El Acuerdo de Cooperación para la Conservación de las tortugas marinas en la Costa Caribeña de Costa Rica, Nicaragua y Panamá (firmado por Costa Rica y Panamá). 3 Importancia de las tortugas laud para el pueblo Kuna, Disponible en: http://festivaldelatortuga.blogspot.com/p/importancia-de-las-tortugas-laud-para.html
FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

|3

CONTENIDO
RESUMEN EJECUTIVO Y RECOMENDACIONES ............................................... 6 INTRODUCCIÓN .................................................................................................... 9 LA GEOGRAFÍA SOCIAL Y BIOLÓGICA DE LAS TORTUGAS MARINAS EN LA COSTA CARIBEÑA DE NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ............... 11
LA GEOGRAFÍA SOCIAL Y BIOLÓGICA DE LAS TORTUGAS MARINAS EN LA COSTA CARIBEÑA DE NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ ............................................... 11 LA GEOGRAFÍA SOCIAL DEL USO, CONSERVACIÓN Y MANEJO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN LA COSTA CARIBEÑA DE NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ ...... 17

PROBLEMAS RELEVANTES DE LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO DE LAS TORTUGAS MARINAS, DE LAS TRES NACIONES................................... 23 REVISIÓN DE LOS ESFUERZOS PREVIOS DE COOPERACIÓN TRINACIONAL EN LA CONSERVACIÓN Y MANEJO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN LA COSTA CARIBEÑA DE NICARAGUA COSTA RICA Y PANAMÁ .............................................................................................................. 24
LA LEY INTERNACIONAL PARA LA CONSERVACIÓN DE LA TORTUGA MARINA, SEGÚN SE APLICA A LA COSTA CARIBEÑA DE NICARAGUA, COSTA RICA, Y PANAMÁ ......................................................................................................................... 27 INSTRUMENTOS INTERNACIONALES Y REGIONALES SELECCIONADOS APLICABLES A LA CONSERVACIÓN Y GESTIÓN DE LA TORTUGA MARINA EN LA ECO REGIÓN SUROESTE CARIBEÑA .......................................................................... 28 EL PROTOCOLO RELATIVO A LAS ÁREAS Y VIDA SILVESTRE ESPECIALMENTE PROTEGIDAS (PROTOCOLO SPAW) ........................................................................... 33 CONVENCIÓN INTERAMERICANA PARA LA PROTECCIÓN Y CONSERVACIÓN DE LAS TORTUGAS MARINAS............................................................................................ 36 CONVENCIÓN CENTROAMERICANA DE BIODIVERSIDAD......................................... 41

ASUNTOS BILATERALES Y REGIONALES QUE PUEDEN AFECTAR LA CONSERVACIÓN Y MANEJO DE LA TORTUGA MARINA ENTRE NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ ............................................................ 42 LEGISLACIÓN NACIONAL DE CONSERVACIÓN DE LA TORTUGA MARINA, GESTIÓN Y USO APLICADO A LA COSTA CARIBEÑA DE NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ.................................................................................... 48
FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

|4

LEYES ESPECÍFICAS A LA CONSERVACIÓN Y MANEJO DE LAS TORTUGAS MARINAS ........................................................................................................................ 49 LEYES PERTINENTES A LA CONSERVACIÓN Y MANEJO DENTRO DEL MARCO DE LA LEGISLACIÓN DE ESPECIES PROTEGIDAS .......................................................... 50 LEYES PERTINENTES A LA CONSERVACIÓN Y GESTIÓN DE LAS TORTUGAS MARINAS DENTRO DEL MARCO DE LA LEGISLACIÓN PESQUERA .......................... 53 LEYES ESPACIALMENTE EXPLÍCITAS QUE CONSERVAN A LAS TORTUGAS MARINAS Y SU HÁBITAT (ÁREAS MARINAS Y COSTERAS PROTEGIDAS)............... 54

CONCLUSIONES ................................................................................................. 71 RECOMENDACIONES ......................................................................................... 74 ANEXOS ............................................................................................................... 76

FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

|5

RESUMEN EJECUTIVO Y RECOMENDACIONES
La Sea Turtle Conservancy elaboró el presente documento de estudio para explorar el potencial de restablecer el diálogo entre Nicaragua, Costa Rica y Panamá, los cuales son probablemente los tres países más importantes para la historia natural – y sobrevivencia – de las tortugas marinas en el Caribe occidental. El marco internacional de la ley apoya este objetivo y las leyes nacionales para la conservación y manejo de las tortugas marinas adoptadas por cada país, aparentan ser consistentes con dicha legislación. Sin embargo, las complejidades político-culturales han hecho que la reactivación sea problemática. A pesar de estas complejidades, ambos gobiernos y comunidades dependientes de las tortugas marinas pueden estar interesados en una cooperación renovada alrededor de este recurso natural icónico y cultural. Si se consideran juntas las playas del Caribe, las áreas marítimas de alimentación y las rutas migratorias bajo el control soberano de Nicaragua, Costa Rica y Panamá, probablemente representen el conjunto de hábitats más importante para la súper familia de tortugas marinas en el Hemisferio Occidental, y posiblemente en el mundo. Estos hábitats se encuentran dentro de que se ha descrito como la Eco-Región Marina del Caribe Occidental, mucho de lo cual se encuentra bajo control soberano de estos tres países. Los campos de pasto marítimo extensos de Nicaragua, ofrecen las áreas más importantes de alimentación para la tortuga verde. Cayo Perlas en Nicaragua es uno de los sitios de anidación más importantes de la tortuga carey. La línea costera del Caribe costarricense proporciona las playas arenosas para la colonia de anidación más grande de tortugas verdes en el Hemisferio y posiblemente en el mundo. Panamá posiblemente tiene la concentración de anidación más grande de tortugas baula en el Caribe Occidental, y la segunda más grande en la cuenca mayor del Atlántico. Probablemente no sea una exageración el decir que el destino de estas poblaciones depende en gran parte en la conservación y manejo de le den los tres países. Desde el punto de vista de la legislación internacional, no existe un acuerdo en donde los tres países se hayan suscrito, que cree un marco para la conservación y manejo conjunto de las tortugas marítimas a través de sus hábitats. Existen cuatro acuerdos los cuales, si son ratificados por los tres países, servirían para estos propósitos. Estos incluyen la Convención sobre la Conservación de las Especies Migratorias de Animales Silvestres (CMS), Protocolo Relativo a las Áreas y Vida Silvestre Especialmente Protegidas (SPAW), Convención Interamericana para la Protección y Conservación de las Tortugas Marinas (CIT), y el Acuerdo Tripartito. Dentro de estos cuatro acuerdos, el marco legal brindado por CIT ofrece el mayor potencial. Esta convención, ratificada por Costa Rica y Panamá, y firmada (pero no ratificada) por Nicaragua, trata exclusivamente acerca de la conservación y manejo de las tortugas marinas. La Convención crea
FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

|6

un marco de apoyo para la conservación y manejo sub-regional basado en un enfoque ecológico. La Convención prohíbe el comercio nacional de tortugas marinas, incluyendo productos y sub-productos derivados de las tortugas marinas. Sin embargo, crea una excepción para el manejo del uso humano de las tortugas marinas basado en las “necesidades de subsistencia económica de las comunidades tradicionales”, excepción que Costa Rica utiliza actualmente, Panamá la está explorando, y Nicaragua explora fuera del marco del tratado. La definición de este término se encuentra en proceso dentro de la secretaría de la Convención. En materia de legislación nacional, se han hecho esfuerzos considerables en cada país referente a la conservación y manejo de las tortugas marinas en las últimas dos décadas. Cada país prohíbe el comercio internacional de tortugas marinas y sus productos derivados en cumplimiento con sus obligaciones de CITES. Cada país requiere el uso de Dispositivos de Exclusión de Tortugas en la pesca de arrastre de camarón en concordancia con las obligaciones comerciales. Cada país prohíbe la captura de tortugas marinas solo bajo la excepción del uso por subsistencia. Cada país tiene un marco legal robusto para la creación de áreas protegidas y ha creado áreas protegidas específicamente para la conservación y manejo del hábitat de las tortugas marinas. Sin embargo, el planeamiento de manejo de dichas áreas protegidas ha perdido fuerza en cada país. Adicionalmente, los hábitats significativos, especialmente los marinos, se mantienen sin cambios y sujetos a formas de degradación que en última instancia afectarán a las tortugas marinas. Las normas culturales y su efecto legal, afectan profundamente la conservación y manejo en los tres países, pero especialmente en Nicaragua y Panamá. Nicaragua y Panamá han dedicado cada uno gobernanza del recurso natural a regímenes de manejo comunal indígenas o tradicionales que brindan autonomía nacional sustancial en materia de conservación y manejo de tortugas marinas, dentro de marco legal nacional. Este marco de devolución probablemente cumpla con las obligaciones de tratados internacionales y permitiría a los tres países entablar acuerdos de cooperación en la conservación y manejo de las tortugas marinas, bajo dichos tratados si los tres países fuesen suscritos. El clima político entre Panamá y Costa Rica se mantiene positivo para la cooperación continua en la conservación y manejo de las tortugas marinas, y parece no haber mayores dificultades bilaterales que impidan la cooperación formal entre Nicaragua y Panamá. Sin embargo, las relaciones entre Nicaragua y Costa Rica se hay visto afectadas por una serie de problemas que terminan afectando los hábitats de las tortugas marinas. Entre estos está principalmente la disputa que se encuentra en la Corte Internacional de Justicia sobre el Río San Juan, la línea divisoria del río que desemboca en el Mar Caribe, y sus implicaciones marítimas. Los límites marinos pueden también verse afectados por los procesos legales en la CIJ impugnando los límites marinos de Nicaragua y Colombia, en los cuales Costa Rica ha intervenido. Internamente, Nicaragua continúa luchando por la extensión y naturaleza de la autonomía de sus
FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

|7

comunidades y grupos indígenas tradicionales sobre las costas del Caribe. A pesar de esta incertidumbre, se han hecho esfuerzos importantes a nivel gubernamental y comunal para tratar la naturaleza y la extensión de la subsistencia de las tortugas marinas. Bajo estas circunstancias, y durante el futuro previsible, las siguientes propuestas pueden tener sentido: Las Organizaciones No-Gubernamentales deben apoyar las reuniones trinacionales regulares, especialmente aquellas que incluyan líderes de comunidades tradicionales costeras e indígenas en los 3 países. Estas reuniones deben enfocarse en los tratados comunes que afectan los usuarios consumidores y no-consumidores de los recursos de las tortugas marinas, especialmente la degradación del hábitat causado por la sobre explotación pesquera, sedimentación y otras formas de contaminación terrestre, desarrollo costero, expansión portuaria, exploración petrolera marítima y desarrollo turístico. Se debe llevar a cabo un estudio de planeación de conservación eco-regional para la Eco Región Caribeña Suroeste utilizando una metodología de fijación de prioridades similar a la que se llevó a cabo para la Eco-Región del Caribe Occidental (http://www.summitfdn.org/foundation/pdfs/wwf_mesoamerican.pdf ). Tal estudio brindaría conocimientos sobre la conservación de políticas relevantes de los hábitats de las tortugas marinas para la eco-región que se encuentra en gran parte en las costas territoriales, aguas y zonas económicas exclusivas de Nicaragua, Costa Rica, Panamá y Colombia. La Secretaría del CIT debe revisar formalmente el marco legal actual para el uso de subsistencia en Nicaragua para determinar si, y bajo qué condiciones adicionales, satisfaría las excepciones de la Convención para “el uso de subsistencia económica”, y notificar a Nicaragua a través de una comunicación oficial. Las comunidades tradicionales con autonomía política sobre los recursos naturales dentro del hábitat de las tortugas marítimas, y las autoridades políticas tradicionales para auto regular el uso de consumo y no consumo de las tortugas marinas mediante leyes nacionales o normas culturales, debe invitarse a participar en el CIT en forma regular como partes sin voto o como observadores en la conferencia de las partes y la deliberación de sus comités – y brindárseles los recursos correspondientes para hacerlo. Costa Rica y Panamá deben considerar el formalizar un acuerdo ministerial regional o memorando de entendimiento bajo el CMS para tratar la conservación de tortugas marítimas. Nicaragua debe invitarse a participar como parte no suscrita, permitido expresamente por la Convención. Las comunidades tradicionales, como se definió anteriormente, también deben ser invitadas a participar.

FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

|8

Se debe dar consideración a la utilización del poder de convenio de la Convención Ramsar para discutir la cooperación entre áreas protegidas de importancia a las tortugas marinas en los tres países, y para mejorar el valor y la calidad del plan de manejo del área protegida. Los 3 países son suscritos de la convención y existen 2 o más sitios de Ramsar en la Costa del Caribe de cada país que comprenden el hábitat de la tortuga marina. Aún más, los sitios de Ramsar definen las fronteras entre Nicaragua y Costa Rica y entre Costa Rica y Panamá. Se deben buscar sinergias entre el CMS, Ramsar y el Protocolo SPAW para crear enfoque en la Eco Región del Caribe Occidental, la cual comprende el ambiente marino de los 3 países (y también incluye a Colombia). Ramsar y el CMS tienen un Memorando de Entendimiento desde hace tiempo para cooperar en proyectos que implican a ambos tratados. Esto se puede invocar aquí. Costa Rica y Panamá deben continuar en la búsqueda de acercamientos bilaterales a la conservación y manejo de las tortugas marinas bajo el auspicio del marco cooperativo continuo para la cuenca binacional del Río Sixaola. Las ONGs deben permanecer vigilantes ante planes de desarrollo y propuestas unilaterales y bilaterales dentro de la cuenca del Río Sixaola que puedan afectar las tortugas marítimas y sus hábitats.

INTRODUCCIÓN
Si se consideran juntas las playas del Caribe, las áreas marítimas de alimentación y las rutas migratorias bajo el control soberano de Nicaragua, Costa Rica y Panamá, probablemente representen el conjunto de hábitats más importante para la súper familia de tortugas marinas en el Hemisferio Occidental, y posiblemente en el mundo. Los campos de pasto marítimo extensos de Nicaragua, ofrecen las áreas más importantes de alimentación para la tortuga verde4. Cayo Perlas en Nicaragua es uno de los sitios de anidación más importantes de la tortuga carey5. La línea costera del Caribe costarricense proporciona las playas arenosas para la colonia de anidación más grande de tortugas verdes en el Hemisferio y

4

Mark D. Spalding, Corinna Ravilious, Edmund P. Green, World Atlas of Coral Reefs p. 122- 124 (2001).
5

Cynthia J. Lagueux, Cathi L. Campbell and William A. McCoy, Final Report: 2008 Pearl Cays Hawksbill Conservation Project, Wildlife Conservation Society (Abril, 2008).
FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

|9

posiblemente en el mundo6. Panamá posiblemente tiene la concentración de anidación más grande de tortugas baula en el Caribe Occidental, y la segunda más grande en la cuenca mayor del Atlántico7. Probablemente no sea una exageración el decir que el destino de estas poblaciones depende en gran parte en la conservación y manejo de le den los tres países. Al mismo tiempo, las complejidades político-culturales dentro y entre los tres países, complican los esfuerzos para alcanzar la conservación y manejo que estas especies requieren para su existencia continua. Cada país tiene una relación única con la tortuga marina y con las comunidades costeras quienes interactúan con las tortugas marinas. Gran parte de las áreas costeras de Nicaragua y Panamá están habitadas por grupos indígenas con grados diferentes de auto gobernanza sobre la tierra y los recursos, y una tradición cultural de muchos años de uso consumista de tortugas marinas. Costa Rica no comparte esta característica cultural y política indígena y recientemente adoptó una política no consumista de tortugas marinas a través del eco turismo. Estos impulsores económicos, sociales y políticos de las políticas referentes a las tortugas marinas, han causado que los tres países tengan estrategias diferentes para la conservación y manejo de las tortugas marinas, reflejado en el régimen legal que aplica a cada país. En el pasado se han hecho esfuerzos para alcanzar niveles mayores de cooperación transnacional a través de acuerdos internacionales, con poco éxito. El propósito del presente documento de estudio es revisar y sintetizar el estatus actual de la ley internacional y nacional que afecta las tortugas marinas en los tres países y sacar conclusiones con respecto a si los esfuerzos de cooperación trinacional deben renovarse, y si es así, cuál es la mejor forma de lograrlo. Este trabajo actualiza, se basa en y sintetiza un compendio extenso de ciencia natural y social y literatura legal. Su intención es de servir como base para la discusión continua dentro de las comunidades regionales y nacionales, de las políticas de conservación y manejo de las tortugas marinas. Los cuatro apéndices apoyan el análisis aquí presentado. Éstos incluyen una revisión de la ley internacional de las tortugas marinas conforme aplique a las tres naciones, y revisiones de la legislación nacional aplicable a las tortugas marinas en cada uno de los tres países.

6

Troëng, S. and E. Rankin. 2005. Long-Term Conservation Efforts Contribute to Positive Green Turtle Chelonia Mydas Nesting Trend at Tortuguero, Costa Rica. Biological Conservation 121: 111-116.
7

Ver: An Assessment of the Leatherback Population in the Atlantic Ocean, NOAA Tech. Mem. NMFS-SEFSC-555 http://www.sefsc.noaa.gov/turtles/TM_555_DcTEWG.pdf.
FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

| 10

LA GEOGRAFÍA SOCIAL Y BIOLÓGICA DE LAS TORTUGAS MARINAS EN LA COSTA CARIBEÑA DE NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ
LA GEOGRAFÍA SOCIAL Y BIOLÓGICA DE LAS TORTUGAS MARINAS EN LA COSTA CARIBEÑA DE NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ
Como se muestra en la Figura 1, las líneas costeras y aguas de Nicaragua, Costa Rica y Panamá, constituyen una gran parte de la Eco Región Marítima Caribeña Suroccidental8. Una característica que define esta eco región es la presencia de un giro de recirculación que se desprende de la corriente caribeña Occidental. Otra característica fisiográfica clave de la eco región es la plataforma Nicaragüense relativamente poco profunda que se extiende aproximadamente 250 kilómetros mar adentro en el área norte del país reduciéndose a apenas unos cuantos kilómetros cerca de la frontera con Costa Rica. Los arrecifes coralinos pueden encontrarse en la costa a lo largo de la región pero no se caracteriza como un sistema de barrera de coral. Existen varios archipiélagos pequeños cerca de las costas de Nicaragua y Panamá. La costa nicaragüense, Costa Rica y la zona oeste de Panamá, reciben grandes cantidades de sedimentos ricos en nutrientes acarreados desde la vertiente del Caribe, suprimiendo el desarrollo de arrecife cercano a la costa, promoviendo un bosque inundado mar adentro y condiciones estuarinas. Existen pocas playas arenosas extensas, las cuales se encuentran principalmente en Costa Rica y el este de Panamá.

8

Spalding, M.D., H.E. Fox, G.R. Allen, N. Davidson, Z.A. Ferdaña, M. Finlayson, B.S. Halpern, M.A. Jorge, A. Lombana, S.A. Lourie, K.D. Martin, E. McManus, J. Molnar, C.A. Recchia and J. Roberston. 2007. Marine ecoregions of the world: a bioregionalization of coastal and shelf areas. BioScience 57(7):573-583.
FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

| 11

Figura 1. Eco Regiones Marinas del Caribe. (Fuente: The Nature Conservancy)

Dentro de este contexto eco regional, las bio-geografías costeras y marítimas de Nicaragua, Costa Rica y Panamá presentan hábitat distintivos para las tres especies de tortugas marítimas más comunes en la eco región. Los hábitats de las tortugas marinas típicamente se describen como hábitat de anidación, hábitat de inter anidación, hábitat de alimentación, hábitat de desarrollo (sub adultos) así como las rutas de migración entre estos hábitats y hacia la Vertiente Atlántica mayor. Es bastante probable que en algún momento las tortugas marinas habitaron todas las aguas marinas, playas arenosas, arrecifes coralinos y campos de pasto marino disponibles en la eco región. Sin embargo, la caída en el número de tortugas marinas a en la Vertiente Atlántica junto con el decaimiento de la calidad de estos hábitats a través de la eco región, ha limitado las concentraciones de estas especies a áreas discretas, siempre favorables para su existencia continua. Aunque posee una línea costera de 350 kilómetros, la geografía costera de Nicaragua no es favorable para la formación de playas arenosas largas o arrecifes cercanos a la costa9.

9

H.H. Roberts, S.P. Murray, Controls on reef development and the terrigenouscarbonate interface on a shallow shelf, Nicaragua (Central America) 2:2 Coral Reefs 71-80 (1983)
FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

| 12

Sin embargo, la plataforma continental poco profunda y amplia de Nicaragua da cabida a un sistema de arrecife coralino importante pero no continuo,10 sobre el cual se alimentan las tortugas carey y es uno de los prados de pasto marino más grandes del mundo, 11 hábitat de alimentación, crucial de las tortugas verdes. Dos grupos de islas constituyen un hábitat para anidación y alimentación de tortugas marinas. Los Cayos Miskitos son un grupo de islas de manglares a 50 kilómetros mar adentro de la costa norte, rodeados por campos de pasto marino y amplios arrecifes de franja y de mar adentro que constituyen áreas de alimentación para las tortugas verdes y carey respectivamente, pero es un hábitat poco adecuado para anidación. Las pequeñas islas cercanas a la costa Nicaragüense conocidas como Cayos Perlas al sur de Nicaragua, y sus arrecifes de franja asociados, constituyen un hábitat favorable de anidación y alimentación para la tortuga carey. Estas islas son hogar de lo que probablemente son las anidaciones más importantes de la tortuga carey en la eco región. 12 Las aguas marinas entre Nicaragua y Costa Rica, a lo largo de la desembocadura del Río San Juan, forman un corredor migratorio mayor entre las áreas de alimentación en Nicaragua y las áreas de anidación en Costa Rica.

10

Mark D. Spalding, Corinna Ravilious, Edmund P. Green, World Atlas of Coral Reefs p. 122- 124 (2001)(Los autores sugieren que el sistema de arrecifes de Nicaragua pueden ser lo suficientemente continuos para constituir un “sistema de arrecife barrera verdadero”)
11 12

Id.

Cynthia J. Lagueux, Cathi L. Campbell and William A. McCoy, Final Report: 2008 Pearl Cays Hawksbill Conservation Project, Wildlife Conservation Society (April, 2008).
FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

| 13

Figura 2. Los mapas muestran la ubicación de las áreas de anidación en la costa caribeña de Nicaragua y Costa Rica Dow, et. (2007), Sea Turtle Nesting in the Wider
Caribbean, Widecast Technical Report No. 6.

Costa Rica cuenta con 212 kilómetros de línea costera caribeña, muchos de los cuales son línea costera de alta energía con playas arenosas. Las playas largas, altamente despobladas y negras del norte de Costa Rica, comenzando en la frontera con Nicaragua son el área de anidación más grande de tortugas verdes en el hemisferio. Esta línea costera, interrumpida por varias desembocaduras de ríos, es relativamente continua desde la desembocadura del Río Colorado hasta Moín, justo al norte de Puerto Limón, cerca del centro de la costa caribeña del país. El trayecto más largo de playa se extiende por 22 millas desde la desembocadura del Río Tortuguero hasta la desembocadura del Río Parismina, interrumpido por un estero. Las aguas mar adentro de estas playas de anidación sirven como un hábitat de inter anidamiento, así como rutas migratorias hacia las áreas de alimentación cercanas a la costa nicaragüense y hacia las aguas de mar

FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

| 14

abierto del Caribe. Se pueden encontrar arrecifes de coral entre Moín y Limón. 13 Hacia el sur de Limón, hay otra extensión de playas arenosas de alta energía que se extiende hasta Cahuita, pero los anidamientos reportados son esporádicos. Las playas arenosas continúan desde Cahuita hasta Puerto Viejo. Comenzando en Cahuita, el arrecife coralino costarricense que se encuentra en peligro, provee una zona de alimentación para la tortuga carey. Estos arrecifes fueron afectados drásticamente por un terremoto en 1990. Al sur de Puerto Viejo, parches de arrecife y playas crecientes entre entradas de piedra, ofrecen un hábitat de anidamiento para las tortugas carey y también las baulas y las tortugas verdes. Esta geología costera continúa hasta la desembocadura del Río Sixaola y la frontera con Panamá. Cerca de la frontera costarricense, las playas arenosas del este de Panamá en ambos lados de los grandes cuerpos de agua semi-encerrados conocidos como la Laguna de Chiriquí y Bahía Almirante, proporcionan un hábitat de anidación para la concentración más grande de tortugas baula del mundo – también el segundo agregado de anidación más grande de esta especie en la vertiente Atlántica. Los arrecifes coralinos sustanciales de esta localidad ofrecen un hábitat de alimentación para las tortugas carey. A 24 kilómetros, la Playa Chiriquí es la playa arenosa continua más extensa de la larga línea costera de Panamá. Hay evidencia que sugiere que la Laguna Chiriquí es utilizada como un hábitat de desarrollo por las tortugas verdes, carey y hasta la caguama (las cuales de otra forma, no tienen mucha presencia en la eco región). 14 Las aguas de Bocas del Toro también han sido descritas como una “estación” importante para las tortugas verdes migratorias en ruta hacia y desde las playas de anidación del norte de Costa Rica y las áreas de alimentación en Nicaragua. 15

13

Jorge Cortés, Carlos E. Jiménez, Ana C. Fonseca & Juan José Alvarado, Status of Coral Reefs in Costa Rica, Rev. Biol. Trop. (Int. J. Trop. Biol. ISSN-0034-7744) Vol. 58 (Suppl. 1): 33-50, May 2010
14

Ruiz, A., M. Díaz y R. Merel. 2007. WIDECAST Plan de Acción para la Recuperación de las Tortugas Marinas de Panamá (Hedelvy J. Guada, Editora). Informe Técnico del PAC No. 47. UNEP Caribbean Environment Programme, Kingston. xii + 119 pp.
15

Id. at 6.

FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

| 15

Figura 3. Los mapas muestran la ubicación de los sitios de anidación en la costa caribeña de Panamá. Dow, et. (2007), Sea Turtle Nesting in the Wider Caribbean, Widecast Technical Report No. 6.

Al oeste de la Laguna Chiriquí, la línea costera llega hasta el Golfo de los Mosquitos, una línea costera de baja energía con pocas playas arenosas y poca formación coralina favorable para la anidación y alimentación de tortugas. La excepción notable es la formación de arrecife que rodea la isla Escudo de Veraguas en el lado oeste del golfo. La parte central de Panamá está dominada por la zona del canal, la ciudad portuaria de Colón y varias islas. Al oeste de
FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

| 16

Colón y el Canal de Panamá, el archipiélago de San Blas (Kuna Yala) se extiende por 373 kilómetros de línea costera hasta la frontera con Colombia e incluye alrededor de 350 islas coralinas pequeñas. 16 Las costas de manglares caracterizan la costa de baja energía. Las aguas marinas de San Blas (Kuna Yala) son de notable alta calidad, con baja entrada de sedimentos desde tierra firme. Esto promueve la existencia de arrecifes coralinos extensos y complejos y áreas de pasto marino que rodean las islas del archipiélago, altamente favorable para la alimentación de las tortugas carey y verdes. Las playas arenosas de las islas también ofrecen buenas oportunidades de anidación para las carey. Sin embargo, no parece haber una población sustancial de anidación, tal vez atribuible a los altos niveles de depredación humana.

LA GEOGRAFÍA SOCIAL DEL USO, CONSERVACIÓN Y MANEJO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN LA COSTA CARIBEÑA DE NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ
La geografía social de las líneas costeras de Nicaragua, Costa Rica y Panamá es tan variada como su historia biografía. La mitad norte de la costa Nicaragüense está habitada por los Miskitos, cuyas tierras se extienden desde la frontera con Honduras hacia el sur hasta la Laguna Perlas. Se tienen registros de la pesca de tortugas de por lo menos 400 años y una vez fue una actividad principal de subsistencia practicada por una gran mayoría de la población masculina.17 Las tortugas una vez fueron cazadas con arpón, aunque la utilización de redes en las áreas donde duermen es el tipo de caza predominante hoy en día. 18 Las tortugas verdes son una fuente importante de proteína para las comunidades Miskito. Tradicionalmente, la carne de tortuga verde fue una de las clases más respetadas de proteína, apropiada para compartir con la comunidad para ganar prestigio social y asegurar la reciprocidad futura. 19 Las carey, debido a su menor tamaño, no eran tan apetecidas por su carne aunque eran ocasionalmente cazadas. Lo que una vez fue la pesca de tortugas a nivel de subsistencia entre los Miskitos se fue transformando junto con su exposición a una economía con mercados más grandes. En medio de los años 60, una compañía comercial inglesa abrió sus

16

Carlos E. Diez, Robert P. van Dam, Guillermo Archibold, In-water Survey of Hawksbill Turtles at Kuna Yala, Panamá, 96 Marine Turtle Newsletter 10-16 (2002) disponible en http://www.seaturtle.org/mtn/PDF/MTN96.pdf
17

Nietschmann, B. 1972. Hunting and Fishing Focus Among the Miskito Indians, Eastern Nicaragua. Human Ecology 1(1): 41–67.
18

Garland, K.A. and R.R. Carthy. 2010. Changing Taste Preferences, Market Demands and Traditions in Pearl Lagoon, Nicaragua: A Community Reliant on Green Turtles for Income and Nutrition. Conservation and Society 8(1): 55-72.
19

Nietschmann, B. 1972. Hunting and Fishing Focus Among the Miskito Indians, Eastern Nicaragua. Human Ecology 1(1): 41–67.
FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

| 17

operaciones en el Caribe nicaragüense, lo cual abrió un mercado externo para comercializar los productos de tortuga. 20 En 1969 y 1970, se abrieron plantas empacadoras de carne de tortuga en Bluefields y Puerto Cabezas lo cual incrementó fuertemente el nivel de explotación de la tortuga verde. 21 Al mismo tiempo, las carey, una vez sub-valuadas por su carne, se volvieron cotizadas por sus caparazones en el mercado internacional. Aunque las plantas empacadoras fueron cerradas en forma permanente cuando Nicaragua se suscribió a CITES en 197722, el mercado de la economía creciente alteró en forma permanente la cultura de los Miskitos y su relación con las tortugas marinas. 23 Adicionalmente a los Miskitos, la cuenca de la Laguna de Perlas también es hogar de otros tres grupos étnicos: Creole (52%), Garífuna (14%) y Mestizo (1.4%).24,25 Históricamente, estos grupos han cazado las tortugas verdes, y carey por su carne y recogen los huevos de las carey de las playas de anidación en Cayos Perlas. Adicionalmente del uso para consumo personal, la carne de tortuga se vende tanto dentro como entre comunidades de la cuenca. 26 Aunque ahora la cuenca se encuentre mejor conectada con el resto de Nicaragua mediante una carretera abierta recientemente entre los pueblos de Laguna de Perlas y El Rama (aproximadamente 50 km de la costa, subiendo por el Río Escondido), su condición previa de aislamiento creó una cultura de consumo de tortuga dada la disponibilidad predecible de tortugas y la ausencia de otras formas de proteína.

20

Helms, M. 1971. Purchase Society: Adaptation to Economic Frontiers. Anthropological Quarterly 42(4): 325–342.
21

Nietschmann, B. 1972. Hunting and Fishing Focus Among the Miskito Indians, Eastern Nicaragua. Human Ecology 1(1): 41–67.
22

Garland, K.A. and R.R. Carthy. 2010. Changing Taste Preferences, Market Demands and Traditions in Pearl Lagoon, Nicaragua: A Community Reliant on Green Turtles for Income and Nutrition. Conservation and Society 8(1): 55-72.
23

Nietschmann, B. 1972. Hunting and Fishing Focus Among the Miskito Indians, Eastern Nicaragua. Human Ecology 1(1): 41–67.
24

Beer, G. and S. Vanegas. 2007. Diagnóstico para la Demarcación de las doce comunidades Indígenas y Afrodescendientes de la cuenca de Pearl Lagoon. Bluefields, Nicaragua: Universidad de las Regiones Autónomas de la Costa Caribe Nicaragüense (URACCAN) y Instituto de Recursos Naturales, Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible (IREMADES).
25

Riverstone, G. 2003. Living in the land of our ancestors: Rama Indian and Creole territory on Nicaragua’s Caribbean Coast. Managua: Agencia Sueca para el Desarrollo Internacional (ASDI).
26

Garland, K.A. and R.R. Carthy. 2010. Changing Taste Preferences, Market Demands and Traditions in Pearl Lagoon, Nicaragua: A Community Reliant on Green Turtles for Income and Nutrition. Conservation and Society 8(1): 55-72.
FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

| 18

Todavía hoy en día, la carne de tortuga es considerablemente más económica que el pollo, res, o cerdo, y la mayoría de los residentes mayores prefieren el sabor de la carne de tortuga a las otras carnes. 27 Aunque la pesca de tortugas se redujo sustancialmente durante la guerra civil en Nicaragua en los 1980s, los años 90s vieron un resurgimiento y ahora se estima que un mínimo de 11,000 tortugas verdes con cazadas anualmente en pescaderías artesanales Nicaragüenses. 28 En años recientes, el desarrollo acelerado y descontrolado en Cayos Perlas ha también afectado las poblaciones de tortugas. Estas islas son sitios de residencia permanente y centros de acopio de compra de productos marinos. Aproximadamente 200 personas viven en los Cayos durante la temporada de pesca, pero 2000 visitantes adicionales llegaron a las islas durante el 2007, de los cuales alrededor de 800 fueron pescadores. 29 Los Cayos Perlas también han sido identificados en la prensa internacional como un paraíso “sin descubrir”, lo cual sin duda los convierte en un destino meta para desarrollos turísticos futuros. 30 Hay actividades conectadas con los desarrollos de infraestructura recientes en las islas, que destruyen el hábitat de anidación, incluyendo la eliminación de vegetación, iluminación de playa artificial, contaminación, extracción de arena, construcción de muelles y la presencia de fauna exótica. 31,32 Adicionalmente a los efectos indirectos de la presencia humana, la recolección furtiva de huevos también ha sido una preocupación de las organizaciones que operan en la zona, dedicadas a la conservación de las tortugas. 33 La extensión de la línea costera de Nicaragua al sur de Bluefields y directamente al norte de Costa Rica, El Cocal, es escasamente poblada (~600 residentes en 1998). Esta zona constituye un área de anidación para las tortugas baula, carey y en menor grado, las tortugas verdes. Esta área es poco estudiada pero se ha reportado que las amenazas principales para las tortugas son la recolección furtiva de huevos, la caza de hembras anidando, y la captura por añadidura en la

27 28

Ibid.

Campbell. C and C.J. Lagueux. 2005. Survival Probability Estimates for Large Juvenile and Adult Green Turtles (Chelonia Mydas) Exposed to an Artisanal Marine Turtle Fishery in the Western Caribbean. Herpetologica 61(2): 91-103.
29

Gonzalez, C. and S. Jentoft. 2011. MPA in Labor: Securing the Pearl Cays of Nicaragua. Environmental Management 47: 617-629.
30 31 32

Ibid. Ibid.

Lagueux, C.J., C.L. Campbell, and W.A. McCoy. 2008. 2008 Pearl Cays Hawksbill Conservation Project, Nicaragua. Final report. Bronx, NY: Wildlife Conservation Society.
33

Ibid.

FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

| 19

pesca comercial artesanal. 34 La captura por añadidura de las tortugas marinas a través de toda la línea costera nicaragüense, fue exacerbada a finales de los años 80 por la expansión de la flota pesquera nicaragüense, gracias a un crédito del Banco de Interamericano de Desarrollo. 35 En contraste al caso de Nicaragua, la costa caribeña de Costa Rica hoy en día tiene muy pocos habitantes indígenas, aunque existe una historia de caza de tortugas entre los indígenas antes de la llegada de los europeos. 36 La mayoría de la población actual en la región es de descendencia afro-caribeña, cuyos ancestros llegaron a Costa Rica provenientes de Jamaica y de las Indias Occidentales Británicas en los años 1870s para trabajar en el ferrocarril al Atlántico y en las plantaciones de banano. Como se discutió anteriormente, dos trayectos de la línea costera costarricense proporcionan un hábitat de anidamiento propicio. Las tortugas verdes, baulas, carey y la caguama anidan desde la frontera con Nicaragua en la Barra del Colorado hasta el sur en Isla Uvita (comprendiendo los asentamientos mayores de Tortuguero, Jaloba, Parismina, Pacuare, Matina y Moín). Las tortugas baula, carey y las verdes anidan en la región sur desde Cahuita hasta Gandoca (incluyendo la comunidad de Puerto Viejo). Cuando Archie Carr llegó a Tortuguero a principios de los años 1950, casi todas las tortugas verdes que llegaban a la playa a anidar eran capturadas y llevadas al mercado. 37 Carr implementó programas de investigación y conservación en el área en un intento de evitar la desaparición completa de la población de anidación en Tortuguero y para los años 1950s, ya existían límites legales sobre la captura de tortugas adultas y los huevos. 38 La recolección de huevos y tortugas fue prohibida completamente en 1963. La exportación de calipee (una sustancia gelatinosa, comestible que se encuentra bajo el caparazón de las tortugas) fue prohibida en 1969, y el Parque Nacional Tortuguero fue fundado en 1970, todo lo cual tiene el objetivo de promover el uso de no-consumo de las tortugas marinas en Costa

34

Lagueux, C.J. and C.L. Campbell. 2005. Marine Turtle Nesting and Conservation Needs on the South-East Coast of Nicaragua. Oryx 39(4): 398-405.
35

Archbold, M. 2008. Conservation of Green Turtles on the Caribbean Coast of Nicaragua – A Governance Approach. M.A. thesis, University of Tromsø.
36

Lefevre, H. 1992. Turtle Bogue, Afro-Caribbean Life and Culture in a Costa Rican Village. Selinsgrove: Susquehanna University Press, Selinsgrove.
37

Bjorndal, K.A., J.A. Wetherall, A.B. Bolten, and J.A. Mortimer. 1999. Twenty-Six Years of Green Turtle Nesting at Tortuguero, Costa Rica: An Encouraging Trend. Conservation Biology 13(1): 126-134.
38

Ibid.

FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

| 20

Rica. 39 Desde mediados de los años 1980s, el ecoturismo ha sido promovido en Tortuguero como una fuente de ingreso alternativa para la gente local. Hoy, Tortuguero recibe a decenas de miles de visitantes al año. Aunque el incremento de turismo científico y ecológico no ha eliminado la caza furtiva de tortugas y huevos, se tiene esperanza que la existencia de alternativas económicas a la caza de tortuga incentive la explotación no consumista de las diferentes especies que llegan a Tortuguero a anidar. Los proyectos de investigación y conservación también se han establecido en las playas del sur de Tortuguero, incluyendo Jaloba, Parismina y Pacuare. El trayecto más hacia el sur de la costa caribeña de Costa Rica, desde Cahuita hasta Gandoca, es principalmente territorio de anidación de las baulas. Hay programas de investigación y conservación activos en esta región, pero los saqueadores todavía recogen aproximadamente el 1-3% de los nidos puestos en Gandoca. 40 Otra amenaza clave es la pérdida de hábitat de anidación por causa de la erosión y la deposición de materiales resultantes de desarrollos terrestres y deforestación en las desembocaduras de los ríos, lo cual bloquea el movimiento de hembras adultas y deja atrapadas las recién nacidas. Otras amenazas menos críticas incluyen el desarrollo costero, minería de arena, escorrentías de actividades agrícolas y la iluminación frente a la playa. 41 El saqueo de tortugas adultas es raro en esta área, pero es más común al otro lado de la frontera cercana con Panamá. El ecoturismo basado en el uso no consumista de las tortugas ha sido promovido en Gandoca, aunque menos que en Tortuguero. Al cruzar la frontera con Panamá, la primera zona importante de anidación y alimentación para las tortugas marinas es la región de Bocas del Toro. Las tortugas baula anidan en las playas al norte del archipiélago de Bocas del Toro, incluyendo las playas de Sixaola, San San, Soropta, Bluff y Larga (todas las cuales tienen proyectos activos de investigación y conservación de tortugas marinas), y en varias islas del archipiélago, incluyendo Bastimentos e Isla Colón. Las baulas, carey y las verdes anidan en Playa Chiriquí, cerca al este de la Laguna Chiriquí. 42,43 Las tortugas verdes, caguama y carey juveniles, se alimentan en la Laguna Chiriquí. 44

39

Troëng, S. and E. Rankin. 2005. Long-Term Conservation Efforts Contribute to Positive Green Turtle Chelonia Mydas Nesting Trend at Tortuguero, Costa Rica. Biological Conservation 121: 111-116.
40

Chacón-Chaverri, D. and K. Eckert. 2007. Leatherback Sea Turtle Nesting at Gandoca Beach in Caribbean Costa Rica: Management Recommendations from Fifteen Years of Conservation. Chelonian Conservation and Biology 6(1): 101-110.
41

Chacón-Chaverri, D. and K. Eckert. 2007. Leatherback Sea Turtle Nesting at Gandoca Beach in Caribbean Costa Rica: Management Recommendations from Fifteen Years of Conservation. Chelonian Conservation and Biology 6(1): 101-110.
42

Id.

FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

| 21

Culturalmente, esta región es hogar del grupo indígena Ngöbe-Buglé, además de mestizos y afro-caribeños y una población extranjera creciente. Mucho del hábitat de alimentación y anidación de las tortugas está localizado dentro de la Comarca Ngöbe-Buglé. La caza de tortugas es una tradición importante entre los hombres y la carne de tortuga recibe una reverencia que no se les da a las carnes terrestres. 45 Por razones culturales, los Ngöbe no consumen huevos o carne de baula, 46,47 aunque las verdes son cazadas por su carne y las carey, por su caparazón. Dentro de la comarca, las comunidades de Playa Roja, Río Caña y Río Chiriquí participan en los proyectos de investigación y conservación dirigidos por la Sea Turtle Conservancy. Aunque el saqueo de las tortugas en anidación es poco frecuente en Playa Chiriquí (el saqueo es más común fuera de Comarca que dentro de la misma), 48 las tortugas juveniles son capturadas en las áreas de alimentación en la Laguna Chiriquí y algunas de las tortugas en anidación son cazadas por sus huevos conforme llegan a las playas. La caza es llevada a cabo por residentes indígenas y no-indígenas de la región. Interesantemente, la amenaza relacionada con humanos más grande para las baulas en esta área es la depredación por parte de los perros. 49 Otra actividad de preocupación es el desarrollo turístico el cual impacta el hábitat de anidación por las construcciones y la iluminación de la playa.
50

43

Ordoñez, C., S. Troëng, A. Meylan, P. Meylan, and A. Ruiz. 2007. Chiriqui Beach, Panama, the Most Important Leatherback Nesting Beach in Central America. Chelonian Conservation and Biology 6(1): 122-126.
44

Engstrom, T.N., P. Meylan, and A.B. Meylan. 2002. Origin of Juvenile Loggerhead Turtles (Caretta Caretta) in a Tropical Development Habitat in Caribbean Panamá. Animal Conservation 5: 125-133.
45

Seifert, M.E. 2007. Guaymi Provisioning in the Rural Caribbean of Panama: A Diachronic Analysis of Market Forces and the Identification of Indigenous MicroEconomies. Ph.D. Dissertation, Brandeis University.
46

Ordoñez, C., S. Troëng, A. Meylan, P. Meylan, and A. Ruiz. 2007. Chiriqui Beach, Panama, the Most Important Leatherback Nesting Beach in Central America. Chelonian Conservation and Biology 6(1): 122-126.
47

Nótese que la investigación de Seifert entre los Guayamí indica que las tortugas baula sí son cazadas y consumidas.
48 49

E. Harrison, comunicación personal.

Ordoñez, C., S. Troëng, A. Meylan, P. Meylan, and A. Ruiz. 2007. Chiriqui Beach, Panama, the Most Important Leatherback Nesting Beach in Central America. Chelonian Conservation and Biology 6(1): 122-126.
50

E. Harrison, comunicación personal.

FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

| 22

La parte este del caribe panameño contiene áreas de alimentación de las tortugas carey y baulas. También es hogar de la Comarca Kuna Yala, anteriormente conocida como San Blas. Los Kuna, conocidos por sus paneles de tela laminada (molas), muchos de los cuales tienen diseños inspirados por su ambiente marino, consumían históricamente solamente huevos de tortuga. Se creía que las tortugas eran humanos castigados por Bab Dummad, o Gran Padre, la deidad Kuna responsable de crear el mundo junto con la Gran Madre. Cualquier persona que comiese una tortuga corría el riesgo de contraer tuberculosis. Las costumbres luego cambiaron y los Kuna comenzaron a cazar tortugas para el consumo personal. Adicionalmente, similar a los Miskito, la exposición a la economía dictada por el mercado conllevó a la sobreexplotación de las tortugas por ganancias. 51 Recientemente, sin embargo, los Kuna implementaron una prohibición voluntaria sobre la caza de tortugas marinas y sus huevos, en reconocimiento del decaimiento de la población de las especies. 52

PROBLEMAS RELEVANTES DE LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO DE LAS TORTUGAS MARINAS, DE LAS TRES NACIONES
Las tortugas marinas pueden ser impactadas directamente a través de la toma intencional de adultos, juveniles y los huevos, o pueden ser impactadas en forma indirecta a través de la modificación de su hábitat. La ley se ha enfocado en lo primero a través de prohibiciones o límites de caza, y a través de la imposición de tecnologías que limitan las capturas indirectas. La modificación del hábitat ha probado ser un problema más difícil de atacar, especialmente por la complejidad y los requerimientos tan amplios de los hábitats de las tortugas marinas. Esto se ha atacado hasta ahora a través de la regulación espacialmente explícita, por ejemplo, la creación de áreas protegidas. Sin embargo, ningún área protegida protege ninguna especie de tortuga marina a través de todo su rango y la mayoría son limitadas geográficamente a la playa de anidación. La modificación del hábitat puede ocurrir a través del desarrollo de la línea costera, extracción incompatible de recursos, como la exploración y explotación

51

Ventocilla, J., H. Herrera, and V. Nuñez. 1995. Plants and Animals in the Life of the Kuna. Austin: University of Texas Press.
52

Patino-Martinez, J., A. Marco, L. Quiñones, and B. Godley. 2008. Globally Significant Nesting of the Leatherback Turtle (Dermochelys Coriacea) on the Caribbean Coast of Colombia and Panama. Biological Conservation 141: 19821988.
FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

| 23

marítima de petróleo y gas, y la introducción de fuentes contaminantes terrestres. El clima antropogénico y natural y los procesos geológicos también pueden afectar los hábitats y éstos muchas veces pueden combinarse. Por ejemplo se puede mencionar terremotos, erosión causada por ciclones tropicales y la variabilidad climática como los fenómenos de El Niño y La Niña. Los fenómenos climáticos más a largo plazo pueden también inducir la erosión a través del incremento del nivel del mar y pueden crear condiciones que pueden afectar los hábitats de anidación y alimentación, como las temperaturas elevadas de la arena. Los problemas de especial atención en este momento incluyen la sedimentación por la deforestación a lo largo de la vertiente caribeña, lejos del hábitat de la tortuga marina; propuestas para el desarrollo del potencial petrolero y de gas en las aguas; el desarrollo o expansión de puertos como resultado de la expansión del Canal de Panamá, y el crecimiento de la población en la línea costera alimentado por el turismo y otras oportunidades de desarrollo. La sobre pesca también tiene un efecto significativo en la calidad de los hábitats marinos como los arrecifes de coral.

REVISIÓN DE LOS ESFUERZOS PREVIOS DE COOPERACIÓN TRINACIONAL EN LA CONSERVACIÓN Y MANEJO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN LA COSTA CARIBEÑA DE NICARAGUA COSTA RICA Y PANAMÁ
Los esfuerzos por crear un mecanismo de colaboración para conservar y manejar las poblaciones compartidas de tortugas marítimas en Nicaragua, Costa Rica y Panamá comenzaron con los esfuerzos del herpetólogo Dr. Archie Carr de la Universidad de Florida y la primera generación de conservacionistas de los tres países a finales de los años 1960s. Por lo menos una reunión se llevó a cabo con representantes de los tres países y el término “acuerdo tripartito” se utilizó para describir la propuesta, la cual fue presentada en un panfleto pequeño. 53 Sin embargo, antes de poder llegar a un acuerdo, Nicaragua aparentemente recibió
53

Disponible en el archivo con el autor

FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

| 24

financiamiento externo para desarrollar la industria de exportación de productos de tortuga. 54 Como resultado, la propuesta para el “Acuerdo Tripartito” no prosperó. Los años 1990s comenzaron en una era de regionalismo ambiental en América Central, comenzando con la dramática propuesta de ligar las áreas protegidas del istmo y asegurar un corredor biológico continuo entre Norteamérica y Suramérica.55 El hijo de Archie Carr, Archie Carr III, entonces director del Programa Mesoamérica inventó el término “Paseo Pantera” para describir este ambicioso proyecto biogeográfico. 56 La idea tomó fuerza y el Paseo Pantera se convirtió en el “Corredor Biológico Mesoamericano”. 57 El ex presidente Oscar Arias, acabando de recibir su Premio Nobel por facilitar los acuerdos de paz que permitieron que floreciera el regionalismo, propuso una serie de “parques de paz” ligando las áreas protegidas fronterizas en el istmo. 58 La infraestructura institucional para perseguir este esfuerzo emergió tras una serie de acuerdos regionales y la creación de la Comisión Centroamericana de Ambiente y Desarrollo. 59 En aguas costeras, una Iniciativa de Arrecife Mesoamericano ganó tracción. Bajo la sombrilla de este regionalismo, Costa Rica y Nicaragua crearon el parque de paz binacional “Sí-a-Paz”, y Costa Rica y Panamá crearon el parque

54

Ver http://www.conserveturtles.org/costarica.php?page=tripartite (las instalaciones de procesamiento de tortugas fueron cerradas cuando Nicaragua ratificó el Convenio de Intercambio Internacional de Especies en Peligro de Extinción en 1977).
55

Ver generalmente, Thomas T. Ankersen, The Mesoamerican Biological Corridor: The Legal Framework for an Integrated System of Protected Areas, 9 J. of Envt’l L. & Lit. 499 (1994).
56

Ver Archie Carr III, The President Smiled: First Steps on the Path of the Panther Project (undated)(disponible en http://www.scribd.com/doc/32380987/The-President-Smiled
57

Ver Kenton Miller, Elsa Chang Nels Johnson, Defining Common Ground for the Mesoamerican Biological Corridor (World Resources Institute, 2001) disponible en http://www.bio-nica.info/Biblioteca/Miller2001.pdf (providing a succinct history of the concept)
58

Ver generalmente, Arias, O. and Nations, J.D.,1992. A Call for Central American Peace Parks. In: Sheldon, A. and Byers, A.M. (Eds.), Poverty, Natural Resources, and Public Policy in Central America. pp. 43–58. Overseas Development Council, Washington, DC, USA.
59

Matthew Wilburn King, Marco Antonio González, Mauricio Castro Salazar, and Carlos Manuel Rodriguez, Paving the Way: The Role of the Central American Commission for Environment and Development (CCAD) in Post-Conflict Peacebuilding through Environmental Governance (undated), disponible en:
http://www.eli.org/pdf/pcnrm/Abstracts/King.CentralAmerica.pdf
FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

| 25

de paz binacional “La Amistad”. Aunque binacional solo de nombre – no existe un régimen de manejo conjunto – estos esfuerzos simbólicos ayudaron a hacer conciencia que la conservación cooperativa transnacional fue posible en una región moldeada por conflictos y desconfianza de sus vecinos del norte. El pensar en grande estaba a la orden del día, y una propuesta particularmente grande creo la “Reserva Biológica Costera Moskito” en la costa caribeña del sur de Nicaragua, a través de un decreto ejecutivo suscrito por la Presidenta Violeta Chamorro. 60 Al otro lado de la frontera, costa rica expandió su sistema de protección de áreas hacia el norte hacia la frontera con Nicaragua creando el Refugio Nacional de Fauna Silvestre Barra del Colorado. 61 Ante este fondo de regionalismo ambiental, la Corporación de Conservación Caribeña, una ONG con presencia en Costa Rica desde hace varios años, revivió la noción latente de un acuerdo trilateral entre los tres países de mayor importancia para la historia de las tres especies de tortugas que habitan el Caribe Oeste. 62 El CCC también ha sido un fuerte defensor del Proyecto de la Reserva Biológica de la Costa Miskito y tuvo un crecimiento en la presencia en Panamá. Las ONG ambientalistas y académicos de cada uno de los tres países y los Estados Unidos han contribuido a la infraestructura legal, llevado a cabo un análisis exhaustivo de la ley internacional y comparativa que rige a las tortugas marinas, 63 y preparando un acuerdo preliminar para los fines de negociación. Con el apoyo de un proyecto de asistencia técnica regional de la USAID, conocido como PROARCA-CAPAS, y con el apoyo diplomático del Centro Ambiental del Departamento de Estado de los Estados Unidos, se concluyó una ronda de negociaciones que resultó en un acuerdo preliminar listo para la firma de cada uno de los tres presidentes. El Ministro de Relaciones Exteriores de cada uno de los gobiernos participantes firmó el acuerdo preliminar y una ceremonia de firmas El sitio fue designado oficialmente La Reserva Biológica Marina “Cayos Miskitos y Franja Costera Inmediata” por Decreto Ejecutivo No. 43 of 30 Octoubre 1991. Ver Central American and Caribbean Research Council, Diagnóstico general sobre la tenencia de la tierra en las comunidades indígenas de la Costa Atlántica de Nicaragua (1996)(disponible en: http://ccarconline.org/marcogeneral.pdf )
60

“Major expansion planned for Tortuguero National Park,” Velador: Newsletter of the Caribbean Conservation Corporation (Winter, 1992)
61 62

Nicaragua posee las más importantes playas de desove par alas tortutas de carey y las más importantes tierras para alimentación para tortugas verdes. Costa Rica tiene las tierras de desove más importantes para la tortuga verde, y Panamá para la baula.
63

Chris Wold, The Status of Sea Turtles under International Environmental Law And International Environmental Agreements, Journal of International Wildlife Law and Policy, 5: 11–48 (2002)(international law)(the 2002 Comparative law diagnostics remain on file with the authors).
FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

| 26

fue programada para coincidir con la inauguración por parte del Presidente de Costa Rica, Miguel Ángel Rodríguez. El Acuerdo Tripartita será el primer acto oficial internacional del Presidente. Sin previo aviso, el Presidente de Nicaragua, Arnoldo Alemán, quien estaba en Costa Rica para la inauguración, no se presentó a la ceremonia de firma en Casa Presidencial, en San José. En su ausencia. El Presidente Rodríguez y el Presidente Balladares firmaron el acuerdo.64 La razón para la ausencia del Presidente de Nicaragua en el acto para firmar el Acuerdo nunca fue revelada, aunque por algún tiempo posterior permaneció la especulación de que se firmaría. Para entrar en vigencia, el Acuerdo requería de la firma de las tres partes. A la fecha, la firma final no se ha logrado.

LA LEY INTERNACIONAL PARA LA CONSERVACIÓN DE LA TORTUGA MARINA, SEGÚN SE APLICA A LA COSTA CARIBEÑA DE NICARAGUA, COSTA RICA, Y PANAMÁ
Como parte del esfuerzo para crear el acuerdo tripartito arriba descrito, la Caribbean Conservation Corporation (ahora, Sea Turtle Conservancy), implementaron un documento de estudio abordando el estatus de las tortugas marinas bajo los términos de la ley internacional. El documento de estudio fue publicado como un artículo de revista en el año 2002. 65 Gran parte de la ley internacional subyacente que se aborda en este artículo permanece igual para el año 2011. Sin embargo, también se han suscitado desarrollos importantes en términos de acuerdos de derecho internacional que fueron analizados en dicho artículo, así como en la naturaleza y alcance de la participación de las naciones tripartitas en dichos acuerdos. Adicionalmente, las controversias de derecho internacionales de hace muchos años, involucrando a Costa Rica, Nicaragua, y otros países vecinos continúan entorpeciendo los esfuerzos de cooperación. Los cuatro acuerdos que parecen ofrecer la mayor promesa de alcanzar una conversación y la gestión de ecosistemas a escala en la Eco región del Suroeste Caribeño son la Convención Boon, el Protocolo Relativo a las Áreas y Vida Silvestre Especialmente Protegidas SPAW, la Convención Interamericana, y el Acuerdo Tripartito latente. Un quinto acuerdo de redacción amplia, el Convenio

“International Agreement for the conservation of Caribbean sea turtles signed by Central American Presidents,” Velador: Caribbean Conservation Newsletter (Spring 1998).
64 65

C. Wold, The Status of Sea Turtles under International Environmental Law and International Environmental Agreements, 5 J. of International Wildlife Law and Policy 11 (2002)
FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

| 27

Centroamericano de Biodiversidad, no está específicamente adaptado a las necesidades de las tortugas marinas, pero representa un paraguas para la cooperación del cual todos los países participan. La tabla a continuación presenta la condición legal de estos acuerdos en cada uno de los tres países. Un análisis más completo de todos los tratados internacionales que contribuyen a la conservación y gestión de las tortugas marinas es incluido en el Anexo I.

INSTRUMENTOS INTERNACIONALES Y REGIONALES SELECCIONADOS APLICABLES A LA CONSERVACIÓN Y GESTIÓN DE LA TORTUGA MARINA EN LA ECO REGIÓN SUROESTE CARIBEÑA
Tabla 2. Resumen de los instrumentos internacionales y regionales clave aplicables a la conservación de la tortuga marina en Nicaragua, Costa Rica, y Panamá

Nicaragua Convención sobre la Conservación de las Especies Migratorias de Animales Silvestres (CMS) Protocolo Relativo a las Áreas y Vida Silvestre Especialmente Protegidas (SPAW) Convención Interamericana para la Protección y Conservación de las Tortugas Marinas (CIT) Convenio Centroamericano de Biodiversidad Acuerdo Tripartito (acuerdo ejecutivo – no requiere ratificación) F = Firmado; R = Ratificado; N = No es parte N

Costa Rica R

Panamá R

N

N

R

F R N

R R F

R R F

CONVENCIÓN SOBRE LA CONSERVACIÓN DE LAS ESPECIES MIGRATORIAS DE ANIMALES SILVESTRES La Convención sobre la Conservación de las Especies Migratorias de Animales Silvestres (el “CEM”) se enfoca en la protección de especies migratorias, imponiendo obligaciones de conservación para proteger especies migratorias en peligro incluidas en la lista del Anexo I de la CEM. La CEM también establece un
FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

| 28

proceso para la creación de convenios específicos para la conservación de especies incluidas en la lista del Anexo II de la CEM. 66 Los deberes impuestos a una parte dependen de si el son “Estados del Área de Distribución”. Un Estado del Área de Distribución es todo Estado que ejerza su jurisdicción sobre un área de tierra o agua donde una especie en particular migre a través de o lo habite. 67 Nicaragua, Costa Rica, y Panamá han sido identificados por la Conferencia de las Partes (“CDP”) del CEM como Estados del Área de Distribución para las cuatro especies de tortugas marinas abarcadas en este escrito. 68 La CDP es un ente de toma de decisiones del CEM encargado de monitorear la condición de las especies migratorias, emitiendo recomendaciones a las Partes, así como de brindar apoyo a las labores del Consejo Científico69 y de la Secretaría. 70 Las Partes que sean Estados del área de distribución de una especie migratoria que figura en el Apéndice I se “esforzarán” por conservar y, cuando sea posible, restaurar los hábitats que sean importantes para preservar el hábitat de las especies incluidas en el Anexo I. 71 Adicionalmente, las partes deben esforzarse por prevenir o mitigar los obstáculos que dificultan la migración de las especies, 72 y cuando sea posible, reducir los factores que implican un riesgo de extinción. 73 Además, se les indica a las Partes que prohibirán sacar74 de su ambiente natural

66

Convention on the Conservation of Migratory Species of Wild Animals, June 3, 1979, reprinted in 19 I.L.M. 15 (Bonn, 1979, in force 1983) [hereinafter “CMS”], Article IV.
67 68 69

CMS, Seventh Meeting of the Conference of the Parties (2002). CMS, Seventh Meeting of the Conference of the Parties (2002).

The Scientific Council is charged with providing advice on scientific matters and is created by Article VIII of the CMS.
70

Convention on the Conservation of Migratory Species of Wild Animals, June 3, 1979, reprinted in 19 I.L.M. 15 (Bonn, 1979, in force 1983), Article VII.
71

Convention on the Conservation of Migratory Species of Wild Animals, June 3, 1979, reprinted in 19 I.L.M. 15 (Bonn, 1979, in force 1983), Article II.
72

Convention on the Conservation of Migratory Species of Wild Animals, June 3, 1979, reprinted in 19 I.L.M. 15 (Bonn, 1979, in force 1983), Article III(4)(b).
73

Convention on the Conservation of Migratory Species of Wild Animals, June 3, 1979, reprinted in 19 I.L.M. 15 (Bonn, 1979, in force 1983), Article III(4)(c).
74

Convention on the Conservation of Migratory Species of Wild Animals, June 3, 1979, reprinted in 19 I.L.M. 15 (Bonn, 1979, in force 1983), Article I(1)(i) (the term “taking” means “taking, hunting, fishing capturing, harassing, deliberate killing, or attempting to engage in any such conduct.”)
FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

| 29

a las especies contenidas en el Anexo I. 75 Una excepción de esta prohibición es permitida para finalidades científicas, destinada a mejorar la supervivencia de la especie en su ambiente natural, para necesidades tradicionales de subsistencia, y bajo circunstancias excepcionales. 76 Las excepciones otorgadas por circunstancias extraordinarias deben ser “precisas en su contenido” y “limitadas en espacio y tiempo”. 77 Para las especies contenidas en el Anexo II, el CEM presenta un proceso mediante el cual las Partes pueden celebrar acuerdos internacionales de conservación. 78 Específicamente, las Partes deben esforzarse por desarrollar acuerdos para la conservación de las especies migratorias enumeradas en el Anexo II. 79 El propósito de este acuerdo es “restaurar el estado de conservación favorable de la especie migratoria en cuestión o mantener su condición.” 80 Aplicación. Panamá y Costa Rica son partes del CEM; sin embargo, Nicaragua no lo es. Bajo las directrices del CEM, las Partes pueden celebrar sub-acuerdos o memorándums de entendimiento con los no miembros. Por lo tanto, no es necesario que Nicaragua se convierta en parte del CEM para que las tres partes formen un acuerdo CEM efectivo. El CEM está preocupado con proteger efectivamente el área migratoria completa de las especies, independientemente de si el Área de Distribución es Parte o no. Con relación a las tortugas marinas, el CEM alienta a las Áreas de Distribución de involucrarse en esfuerzos regionales concertados para proteger a las tortugas marinas y que eventualmente emerja un marco global integral. 81 Todas las especies de tortugas marinas han sido incluidas en ambos Anexos I y II, excepto la tortuga plana. En el año 2002, el CEM identificó la interacción con la pesca y la captura incidental como el mayor

75

Convention on the Conservation of Migratory Species of Wild Animals, June 3, 1979, reprinted in 19 I.L.M. 15 (Bonn, 1979, in force 1983), Article III(5).
76

Convention on the Conservation of Migratory Species of Wild Animals, June 3, 1979, reprinted in 19 I.L.M. 15 (Bonn, 1979, in force 1983), Article III(5)(a)-(d).
77

Convention on the Conservation of Migratory Species of Wild Animals, June 3, 1979, reprinted in 19 I.L.M. 15 (Bonn, 1979, in force 1983), Article III(5)(d).
78

Convention on the Conservation of Migratory Species of Wild Animals, June 3, 1979, reprinted in 19 I.L.M. 15 (Bonn, 1979, in force 1983), Article V.
79

Convention on the Conservation of Migratory Species of Wild Animals, June 3, 1979, reprinted in 19 I.L.M. 15 (Bonn, 1979, in force 1983), Article IV(3).
80

Convention on the Conservation of Migratory Species of Wild Animals, June 3, 1979, reprinted in 19 I.L.M. 15 (Bonn, 1979, in force 1983), Article V(1).
81

CMS, Resolutions and Recommendations, adopted at the Sixth Meeting of the Conference of the Parties (1999).
FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

| 30

obstáculo para la migración de las tortugas marinas. 82 Las disposiciones del CEM se han interpretado para prohibir la captura de tortugas marinas en barcos camaroneros que no utilizan los dispositivos excluidores de tortugas (“DET”), aun cuando la captura no ha sido intencional. 83 Panamá se convirtió en un signatario oficial en 1989 y Costa Rica en el 2007. 84 Todos los signatarios están obligados a presentar Informes Nacionales al CEM. Estos reportes describen los esfuerzos realizados en cada país para avanzar en los objetivos específicos del CEM y en la protección de las especies migratorias en general, así como la identificación de amenazas específicas para cada país a las especies enumeradas. En su Reporte Nacional del 2011, Costa Rica identificó el Programa Nacional de Vida Silvestre; Sistema Nacional de Áreas de Conservación; Ministerio del Ambiente, Energía y Telecomunicaciones; Instituto Costarricense de Pesca y Acuicultura; Escuela de Biología de la Universidad de Costa Rica como las agencias gubernamentales responsables de actuar en nombre de la protección de las tortugas marinas. 85 Costa Rica identificó varias leyes relevantes a la protección de las especies migratorias, 86 así como ONG específicamente involucradas en la protección de tortugas marinas. 87 Costa Rica ha identificado la extracción ilegal de huevos de Tortugas marinas como la mayor

82

CMS, Synthesis of Party Reports, adopted at the Seventh Meeting of the Conference of the Parties, (2002).
83

C. Wold, The Status of Sea Turtles under International Environmental Law and International Environmental Agreements, 5 J. of International Wildlife Law and Policy 11, 34 (2002), citing S. Lyster, Convention on the Conservation of Migratory Species of Wild Animals, 29 Natural Resources J. 979, 992, n. 42 (1989); The CMS requests that parties protect migratory species, including sea turtles, “against by-catch by fisheries within their territorial waters and exclusive economic zones, and by vessels fishing on the high seas under their flags.” (Convention on the Conservation of Migratory Species of Wild Animals, Resolution 6.2, By-Catch, Adopted by the Conference of the Parties at its Sixth Meeting (Cape Town, 10-16 November 1999).
84

Miembros de CMS y sus Acuerdos actuales, disponibles en: http://www.cms.int/about/Partylist_eng.pdf.
85 86

CMS, Costa Rica National Report, pg. 8 (2011).

Ley Orgánica del Ambiente; Ley de Conservación de Vida Silvestre y su Reglamento, la Ley de Biodiversidad y su Reglamento, Ley de Conservación de Tortugas Marinas, Ley del Servicio de Parque Nacionales.
87

CMS, Costa Rica National Report, (2011) (Fundacion Keto.org Cetaceos y Tortugas de Costa Rica; Fundacion Conservacion del Caribe y Conservacion de las Tortugas Marinas; CCC; Centro Cientifico Tropical; Fundacion Mar Viva; Latin American Sea Turtle Conservation Program).
FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

| 31

amenaza a las Tortugas marinas dentro de su jurisdicción. 88 Adicionalmente, Costa Rica nota que se ha logrado algún éxito en la disminución en el número de huevos que se extraen, como resultado de un mayor monitoreo de las playas usadas por las tortugas marinas, así como la creación de áreas marinas protegidas y un incremento en la consciencia pública con respecto a los problemas de las tortugas marinas. 89 El reporte de Costa Rica también identifica la falta de investigación y capacitación como una limitante a su habilidad de manejar las amenazas a las tortugas marinas. 90 Costa Rica afirma que recibir asistencia, así como incrementar la capacitación de sus empleados ayudará al gobierno a controlar mejor las amenazas a las tortugas marinas. 91 En el Reporte Nacional presentado por Panamá el año 2011, Panamá identificó varias organizaciones (tanto gubernamentales como no gubernamentales) como activamente involucradas en la protección de las especies migratorias en Panamá. 92 Las instituciones panameñas encargadas específicamente de hacer cumplir las acciones relacionadas con la protección de las tortugas marinas es la Autoridad Nacional del Ambiente, Autoridad de los Recursos Acuáticos de Panamá.93 Toma ilegal, pérdida del hábitat, y los desarrollos hoteleros son las amenazas más grandes en Panamá, de acuerdo con su reporte. 94 Para hacer frente a estas amenazas, Panamá ha aumentado los programas de educación ambiental, los programas de conservación y protección, las alianzas con las ONG, comunidades y otras instituciones gubernamentales. 95

88 89 90 91 92

CMS, Costa Rica National Report p. 20-24 (2011). CMS, Costa Rica National Report pp. 20-24 (2011). CMS, Costa Rica National Report, p. 20 (2011). CMS, Costa Rica National Report, p. 20 (2011).

CMS, Panama National Report, p. 6 (2011); Government Organizations: La Autoridad de los Recursos Acuáticos de Panamá, rige sobre los recursos marino costeros de Panamá, exceptuando las áreas protegidas con ecosistemas marino costeros, ya que estos están bajo jurisdicción de la Autoridad Nacional del Ambiente, pero existe una relación de trabajo, pues en muchos casos se debe coordinar actividades en donde están involucradas, especies migratorias con legislación especial, por ejemplo tortugas marinas y cetáceos. Non-Governmental Organizations: Sociedad AUDUBON de Panamá, Fondo Peregrino de Panamá, Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales (STRI), AVIFAUNA (Fundación Eugene Eisemann), Sociedad Mastozoológica de Panamá (SOMASPA), Fundación Mar Viva de Panamá, Fundación Verde de Panama.
93 94 95

CMS, Panama National Report, p. 7 (2011). CMS, Panama National Report, p. 15 (2011). CMS, Panama National Report, p. 15 (2011).

FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

| 32

Conclusión. El CEM es útil de varias maneras. En primer lugar, a través del fondo fiduciario del CEM, las economías más grandes son capaces de proporcionar apoyo financiero a países en desarrollo para el logro de los objetivos de la convención. 96 En segundo lugar, el CEM cuenta con un ente científico que proporciona normas y orientación para que las áreas de distribución utilicen en la gestión de especies particulares. 97 En tercer lugar, el CEM apoya la creación de sub-acuerdos y memorándums de entendimiento bajo los cuales la gestión regional del área de migración de una especie ocurre. A la fecha, no existen acuerdos o memorándums de entendimiento del CEM dirigidos a la protección de las tortugas marinas en el Caribe o en América Latina. Existen memoranda de entendimiento establecidos para las tortugas marinas en África, así como en el Océano Índico y el Sudeste de Asia; sin embargo, no existe nada para el Caribe o para América Latina. Costa Rica, Panamá, y Nicaragua podrían crear un memorándum de entendimiento del CEM con respecto a la conservación de las tortugas marinas en sus jurisdicciones. Esto puede ser logrado a pesar del hecho de que Nicaragua aún no es parte del convenio. Este memorándum de entendimiento o acuerdo podría aportar las normas y compromisos con respecto a la gestión y preservación de las tortugas marinas y de sus hábitats, ubicados en los territorios de Nicaragua, Costa Rica y Panamá.

EL PROTOCOLO RELATIVO A LAS ÁREAS Y VIDA SILVESTRE ESPECIALMENTE PROTEGIDAS (PROTOCOLO SPAW)
El Protocolo Relativo a las Áreas y Vida Silvestre Especialmente Protegidas (Protocolo “SPAW”) es parte de la Convención para la Protección y Desarrollo del Medio Marino en la Región del Gran Caribe (”Convención de Cartagena”). La Convención de Cartagena es un tratado internacional legalmente vinculante, creado en el año 1983, con el propósito de comprometer a los gobiernos de la Región del Gran Caribe a proteger, desarrollar, y gestionar sus recursos costeros y marinos. En el año de 1990, los miembros de la Convención de Cartagena adoptaron el Protocolo SPAW con el objetivo de proteger los ecosistemas y hábitats poco comunes y frágiles. Este acercamiento a la protección basado en el ecosistema entiende la intrincada conexión que cada especie tiene con su medio ambiente y que salvar cualquier especie requiere de la protección del medio
96

Convention on the Conservation of Migratory Species of Wild Animals, June 3, 1979, reprinted in 19 I.L.M. 15 (Bonn, 1979, in force 1983), at resolution 1.2, annex 3, 1985; see also CMS, Final Act (1979) p. 2.
97

La CMS también recomienda ciertas investigaciones independiented para las partes a continuación. Uno de tales estudios es “Eckert, K.L., Bjorndal, K.A., Abreu-Grobois, F.A. and Donnelly, M. (Eds) (1999). Research and management techniques for the conservation of sea turtles. IUCN/SSC Marine Turtle Specialist Group Publication No. 4.”
FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

| 33

ambiente del que la especie depende. El Protocolo SPAW también ayuda con la implementación regional del Convenio sobre la Diversidad Biológica. El Protocolo SPAW es útil para la conservación y la gestión de las tortugas marinas porque está enfocado únicamente en las especies costeras y marinas en la Región del Gran Caribe, y logra un nivel de enfoque y especificidad que los acuerdos ambientales globales usualmente no logran alcanzar. Como sucede con la mayoría de los tratados ambientales, el Protocolo SPAW utiliza un sistema de clasificación para diferenciar a las especies que requieren diferentes niveles de protección. Para todas las categorías de especies, las Partes están obligadas a adoptar medidas de cooperación para asegurar la protección y la recuperación. 98 Todas las especies de tortugas marinas de interés se enumeran en el Anexo II. El Anexo II prohíbe la comercialización, así como la captura directa o incidental, o matanza, de las especies incluidas en la lista del Anexo II, sus huevos, partes, o productos. 99 La sección también especifica que, en la medida de lo posible, los estados miembros tienen prohibido perturbar a las especies incluidas en el Anexo II, “particularmente durante los períodos de reproducción, incubación, hibernación o migración, así como los períodos de tensión biológica.” 100 Bajo el acta final adoptando el Protocolo SPAW, los estados miembros clarificaron que cuando se desarrollan planes y regulaciones de conservación, los estados miembros deben considerar la sensibilidad de las especies ante las amenazas antropogénicas, tales como el cambio climático y la elevación del nivel del mar. 101 Si bien el Protocolo SPAW contiene una exención general para fines de subsistencia o actividades tradicionales, incluye más lenguaje detallado limitando la aplicabilidad de las actividades tradicionales. 102 Específicamente, una actividad tradicional es prohibida si “pone en peligro el sostenimiento de las áreas

98

Protocol Concerning Specially Protected Areas and Wildlife to the Convention for the Protection and Development of the Marine Environment of the Wider Caribbean Region, Jan. 18, 1990 [hereinafter “SPAW Protocol”], Article 11(1).
99

Protocol Concerning Specially Protected Areas and Wildlife to the Convention for the Protection and Development of the Marine Environment of the Wider Caribbean Region, Jan. 18, 1990, Article 11(1)(b)(i).
100

Protocol Concerning Specially Protected Areas and Wildlife to the Convention for the Protection and Development of the Marine Environment of the Wider Caribbean Region, Jan. 18, 1990, Article 11(1)(b)(ii).
101

Final Act of the Conference of Plenipotentiaries for the Adoption of the Annexes to the Protocol Concerning Specially Protected Areas and Wildlife in the Wider Caribbean Region, Jun. 10-11, 1991, Paragraph 18(f).
102

Protocol Concerning Specially Protected Areas and Wildlife to the Convention for the Protection and Development of the Marine Environment of the Wider Caribbean Region, Jan. 18, 1990, Article 14.
FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

| 34

protegidas bajo los términos de este Protocolo, incluyendo los procesos ecológicos que contribuyen al sostenimiento de esas áreas protegidas; o (b) causa ya sea la extensión, un riesgo importante o una reducción considerable del número de individuos que componen las poblaciones de las especies de fauna y de flora de las áreas protegidas, de cualesquiera especies o poblaciones relacionadas ecológicamente, en particular las especies migratorias y las especies amenazadas, en peligro de extinción o endémicas.” 103 Porque el Protocolo SPAW tiene como fin trabajar en conjunto con otros tratados ambientales internacionales, este lenguaje puede ayudar a dilucidar otro lenguaje de subsistencia. Aplicación. A pesar de que los tres países firmaron la Convención de Cartagena, únicamente Panamá ha firmado y ratificado el Protocolo SPAW. 104 Durante la Sexta Reunión de las Partes Contratantes en el año 2010, la conservación de las tortugas marinas fue una seria preocupación. 105 Específicamente, hubo una iniciativa para recopilar datos científicos del etiquetado realizado en la región para aportar un mapa regional de los movimientos de la tortuga marina y el uso de hábitats críticos a través del Caribe. 106 Adicionalmente, se hizo un llamado para continuar con el apoyo a los Planes de Acción para la Recuperación de la Tortuga Marina (“PARTM”), tanto mediante la implementación de nuevos Planes de Acción en países donde aún no existen, como con el apoyo a los Planes de Acción existentes. 107 Para brindar la protección adecuada a las tortugas marinas, según se contempla en el Protocolo SPAW, el Programa Ambiental de las Naciones Unidas se asoció con la Red de Conservación de las Tortugas Marinas del Gran Caribe (“WIDECAST”), para desarrollar los Planes de Acción para la Recuperación de la Tortuga Marina. 108

103

Protocol Concerning Specially Protected Areas and Wildlife to the Convention for the Protection and Development of the Marine Environment of the Wider Caribbean Region, Jan. 18, 1990, Articles 14(a), (b).
104

El estátus de la Convención de Cartagena y protocolos pueden encontrarse en http://www.car-spaw-rac.org/IMG/pdf/pays_ratifies_spaw.pdf.
105 106

Protocolo SPAW, Sexta reunión de las Partes Contratantes (2010).

Protocolo SPAW, Sexta reunión de las Partes Contratantes (2010), p. 13, item 42(e).
107

Protocolo SPAW, Sexta reunión de las Partes Contratantes (2010), p. 13, items 42(a), (b).
108

Protocol Concerning Specially Protected Areas and Wildlife to the Convention for the Protection and Development of the Marine Environment of the Wider Caribbean Region, Jan. 18, 1990, Article 10; WIDECAST, National Recovery Plans disponible en http://www.widecast.org/Resources/STRAPs.html.
FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

| 35

Panamá publicó su PARTM en el año 2007. 109 En su reporte, Panamá identificó la destrucción del hábitat, la enfermedad, la sobre explotación de las comunidades locales con fines alimentarios y medicinales, así como el comercio de partes de tortugas marinas, la captura incidental de tortugas marinas y mecanismos de aplicación inadecuados como las amenazas principales de las tortugas marinas.110 Con respecto a la sobre explotación por parte de las poblaciones locales, Panamá afirma que los grandes problemas de pobreza, desempleo, falta de educación ambiental, y sanciones débiles por romper las leyes, han dado lugar a una incapacidad de controlar este problema. 111 Panamá se está enfocando en varias estrategias para reducir estas amenazas, incluyendo protección de hábitats mejorada y más precisa, creación de un público más informado, iniciar y apoyar a los acuerdos internacionales relevantes, y mejorar el intercambio de información científica relevante para la conservación de la tortuga marina. 112

CONVENCIÓN INTERAMERICANA PARA LA PROTECCIÓN Y CONSERVACIÓN DE LAS TORTUGAS MARINAS
La Convención Interamericana para la Protección y Conservación de las Tortugas Marinas (“CIT”) entro en vigor en Mayo del año 2011 y ha sido ratificada por Costa Rica y Panamá. Nicaragua ha firmado el CIT, pero aún no lo ha ratificado. El propósito del CIT es “promover la protección, conservación, y recuperación de las poblaciones de tortugas marinas y de su hábitat”. 113 El objetivo es para ser cumplido “tomando en consideración las características ambientales,

109

Plan de Acción para la Recuperación de las Tortugas Marinas del Caribe de Panamá, disponible en http://www.widecast.org/Resources/Docs/STRAP_Panama_2007.pdf.
110

Plan de Acción para la Recuperación de las Tortugas Marinas del Caribe de Panamá, disponible en http://www.widecast.org/Resources/Docs/STRAP_Panama_2007.pdf, at pp. 1117.
111

Plan de Acción para la Recuperación de las Tortugas Marinas del Caribe de Panamá, disponible en http://www.widecast.org/Resources/Docs/STRAP_Panama_2007.pdf, at p. 14.
112

see generally Plan de Acción para la Recuperación de las Tortugas Marinas del Caribe de Panamá, disponible en http://www.widecast.org/Resources/Docs/STRAP_Panama_2007.pdf.
113

Inter-American Convention for the Protection and Conservation of Sea Turtles, May 2, 2001 [hereinafter “IAC”], Article II.
FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

| 36

socioeconómicas, y culturales de las Partes.” 114 El CIT explícitamente reconoce la naturaleza altamente migratoria de las Tortugas marinas y, por lo tanto, alienta firmemente la cooperación internacional para los esfuerzos de conservación de la tortuga marina. 115 El CIT cubre las áreas geográficas de Norte, Sur, y Centro América, así como el Caribe y es vinculante para aquellos estados que han acordado ser vinculados, incluyendo Costa Rica y Panamá. 116 El CIT es monitoreado y operado por una secretaría, el comité consultivo, y un comité científico. 117 La Secretaría es generalmente responsable de organizar las reuniones del CIT, así como publicar, difundir y facilitar la transferencia de información y de materiales educativos relacionados con la conservación de las tortugas marinas. El118 Comité Consultivo se compone de representantes de cada uno de los estados miembros, así como de un total de nueve miembros que representan a las ONG (3), científicos (3), y el sector privado (3). 119 Además de revisar y analizar los reportes sobre la conservación de la tortuga marina, el comité consultivo también revisa los reportes sobre el impacto socioeconómico, cultural, y ambiental en las comunidades afectadas por las prácticas de conservación de la tortuga marina. 120 Este trabajo es muy importante para la gestión de las actividades económicas de subsistencia. El comité consultivo también está obligado a presentar “recomendaciones sobre la adopción de medidas adicionales de conservación y gestión para promover el objetivo de [la CIT]”. 121 El comité científico aporta los datos científicos, así como los estudios sobre la biología y la dinámica de las poblaciones de la tortuga marina. 122 Este
114

Inter-American Convention for the Protection and Conservation of Sea Turtles, May 2, 2001, Article II.
115

Inter-American Convention for the Protection and Conservation of Sea Turtles, May 2, 2001, Preamble.
116

Inter-American Convention for the Protection and Conservation of Sea Turtles, May 2, 2001, Articles I and III.
117

Inter-American Convention for the Protection and Conservation of Sea Turtles, May 2, 2001, Articles VI, VII and VIII.
118

Inter-American Convention for the Protection and Conservation of Sea Turtles, May 2, 2001, Article VI.
119

Inter-American Convention for the Protection and Conservation of Sea Turtles, May 2, 2001, Article VII.
120

Inter-American Convention for the Protection and Conservation of Sea Turtles, May 2, 2001, Article VII.
121

Inter-American Convention for the Protection and Conservation of Sea Turtles, May 2, 2001, Article VII(2)(e).
122

Inter-American Convention for the Protection and Conservation of Sea Turtles, May 2, 2001, Article VIII.
FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

| 37

trabajo incluye la realización de estudios de impacto ambiental en las actividades antropogénicas que afectan a las tortugas marinas, así como el monitoreo de los impactos de las medidas de conservación tomadas conforme el CIT. Bajo los términos del CIT, las partes están obligadas a prohibir la “captura intencional, retención, o matanza, comercialización doméstica de tortugas marinas, sus huevos, partes o productos.” 123 Los estados miembros están específicamente obligados a minimizar el impacto de la actividad humana (en la medida de lo posible), así como tomar medidas para proteger el hábitat de la tortuga marina y sus áreas de anidación.” 124 Una de las cláusulas más importantes del CIT requiere el uso de DET.125 El comité consultivo ha estado trabajando activamente con la industria pesquera para incrementar el uso de DET.
126

Requisitos del CIT. El CIT contiene lenguaje fuerte con respecto al monitoreo y el cumplimiento de las medidas contenidas en el CIT. Específicamente, los estados miembros están obligados a establecer programas de monitoreo y asegurar “el cumplimiento efectivo de las medidas para la protección y conservación de la tortuga marina y sus hábitats previstas en [el CIT] o adoptadas de acuerdo a ella”. 127 También se recomienda la promoción de convenios bilaterales y multilaterales, así como la creación de legislación nacional que garantice el cumplimiento de las provisiones del CIT.128 El mayor problema con estos requisitos recae en la interpretación de la palabra “efectivo”. No existen normas dentro del lenguaje del CIT para brindar asesoría con respecto a cuáles acciones son consideradas efectivas. A la fecha, únicamente Panamá y Costa Rica han presentado reportes anuales detallando su gestión de los problemas de las tortugas marinas. Costa Rica presentó reportes anuales en el 2006, 2007 y 2010. 129 Estos reportes anuales muestran la implementación de una gran cantidad de leyes nacionales y

123

Inter-American Convention for the Protection and Conservation of Sea Turtles, May 2, 2001, Article IV(2)(a).
124

Inter-American Convention for the Protection and Conservation of Sea Turtles, May 2, 2001, Articles IV(2)(c), (d).
125

Inter-American Convention for the Protection and Conservation of Sea Turtles, May 2, 2001, Annex III.
126 127

IAC, Third Meeting of the Consultative Committee (2010), pp. 6-7.

Inter-American Convention for the Protection and Conservation of Sea Turtles, May 2, 2001, Articles X.
128

Inter-American Convention for the Protection and Conservation of Sea Turtles, May 2, 2001, Articles XII, XVIII.
129

IAC, Annual Report, Costa Rica (2006), (2007), (2010).

FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

| 38

esfuerzos de conservación. Panamá presento un reporte anual en el 2010 130. Este reporte detalla la solicitud de Panamá para una actividad económica de subsistencia, discutido a continuación. Aparte de esta información, y basado en este análisis, el reporte de Panamá parece ser incompleto y obsoleto. Uso de Subsistencia Económica. Otra sección importante de la convención es la exención para uso de subsistencia económica para las comunidades tradicionales.131 Tomando en cuenta las recomendaciones emitidas por el Comité Consultivo, una parte puede establecer un programa de gestión que permita una cantidad limitada para el uso de subsistencia, siempre y cuando no menoscabe los esfuerzos del CIT. 132 Aún no está claro lo que califica como un uso permitido de subsistencia bajo los términos de dicha exención. El término “uso de subsistencia económica” sugiere un uso permitido que es más amplio que el permitido bajo los “usos de subsistencia” más comunes. Tradicionalmente, el término Uso de Subsistencia ha sido utilizado para describir la captura y matanza no comercial de las Tortugas marinas para fines de brindar subsistencia o mejorar la dieta familiar. 133 La adición del término “económico” parece ampliar esta definición y permitir alguna comercialización de las “comunidades tradicionales”. Cuánta actividad comercial puede ser permitida sigue siendo una fuente de ambigüedad. Bajo los términos del tratado, la cantidad de ganancia financiera permitida es por lo menos limitada por los requisitos de que el uso de subsistencia no “menoscaben los esfuerzos para lograr el objetivo de [el CIT].” 134 Esto indica que los usos para las necesidades económicas de subsistencia no pueden interferir con la “protección, conservación y recuperación de las poblaciones de tortugas marinas.” 135 Alguna orientación no vinculante fue proporcionada en la presentación del Grupo de Trabajo sobre las Exenciones (“Grupo de Trabajo”) del Comité Consultivo del

130 131

IAC, Annual Report, Panamá (2010).

Inter-American Convention for the Protection and Conservation of Sea Turtles, May 2, 2001, Article IV(3).
132

Inter-American Convention for the Protection and Conservation of Sea Turtles, May 2, 2001, Article IV(3).
133

A. Brautigam, Turning the Tide: Exploitation, Trade and Management of Marine Turtles in the Lesser Antilles, Central America, Colombia and Venezuela, p. 421 (2006).
134

Inter-American Convention for the Protection and Conservation of Sea Turtles, May 2, 2001, Article IV(3)(a).
135

Inter-American Convention for the Protection and Conservation of Sea Turtles, May 2, 2001, Article II.
FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

| 39

CIT, en el año 2005. 136 Con respecto a la definición de “necesidades económicas de subsistencia”, se describe lo siguiente como aceptable: Beneficiarios inmediatos en la condición de acumulación de la riqueza, de la pobreza o extrema pobreza, de acuerdo a los niveles catalogadas por cada gobierno, ya que el uso apenas podrá proporcionar recursos para subsistir Los usos bajo el análisis se especifican en el Artículo IV, 2a), incluyendo usos para satisfacer necesidades culturales (espirituales), en el sentido otorgado en el Artículo II de la Convención El uso es permitido bajo las disposiciones de la legislación nacional (es legal) y quién puede realizar la extracción también se define y es permitido Los usos para la acumulación de la riqueza no son aceptables y no califican como una exención válida. 137 Lo que constituye una “acumulación de riqueza” no está definido y hace difícil la interpretación. El Grupo de Trabajo también aportó clarificación sobre el término de uso tradición y presentó las siguientes normas: Implica usos ya existentes Inaceptable: nuevos esquemas de uso, ya que no podrían ser considerados “tradicionales” Grupos nativos u otros grupos ya establecidos en el sitio donde las tortugas son utilizadas Los asentamientos humanos deben ser reconocidos oficialmente en el sitio donde los usos serán implementados Inaceptable: comunidad difusa o una que no sea local, que llegue al sitio con el único fin de extracción de tortugas marinas Los usos que, bajo los criterios biológicos, no menoscaban los objetivos de la Convención. Estos criterios debe incluir la cadena completa de comercialización del producto DESEABLE: que la porción principal del beneficio derivado del uso recaiga en los usuarios inmediatos, cuya condición social o necesidad cultura es lo que se espera que se beneficie del uso bajo evaluación. En sus Reportes Anuales del CIT, Costa Rica explícitamente estableció que “las únicas actividades humanas permitidas en relación con las tortugas marinas son: a) la actividad de investigación científica, como un generador de información para el conocimiento biológico, ecológico, y de conducta, entre otros, y para facilitar el proceso de toma de decisiones para una mejor gestión de y para mejorar las

136 137

IAC, First Meeting of the Consultative Committee (2010), annex IV, pp. 25-27. IAC, First Meeting of the Consultative Committee (2010), annex IV, p. 25.

FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

| 40

condiciones de estas especies, b) actividades turísticas relacionadas con la observación de estas especies y sus procesos de anidamiento, c) educación ambiental en las comunidades locales, así como de visitantes, y d) la recolección y comercialización de huevos de la tortuga lora (Lepidochelys olivacea) en el Refugio de Nacional de Vida Silvestre de Ostional, por la Asociación de Desarrollo Integral de Ostional”. 138 A la fecha, Costa Rica únicamente ha aceptado exenciones oficialmente para la recolección de huevos de tortuga en Ostional. No es claro si la exención fue aprobada formalmente bajo el CIT. En el 2010, Panamá solicitó su primera y única exención para la comunidad de la Isla Caña, en la Costa Pacífica. La solicitud contenía información detallada sobre la composición socioeconómica y cultural de la comunidad de Isla Caña, así como una descripción del plan de gestión, como lo exige el Artículo IV (3).139 De acuerdo con el reporte, Ia comunidad de Isla Caña ha permitido la recolección y venta de huevos de tortuga desde los años 70. 140 Los huevos son principalmente vendidos en la Ciudad de Panamá por B/.1.30. 141 Cada año, la comunidad recibe un ingreso total de aproximadamente B/.30,000.00 durante un periodo de recolección de seis meses. 142 El ingreso promedio per cápita para las personas trabajando en la recolección oscila entre B/.160.00 y B/.170.00 por cosecha. 143 Aún el CIT no ha publicado nada indicando si esta exención será aprobada o no.

CONVENCIÓN CENTROAMERICANA DE BIODIVERSIDAD
La Convención Centroamericana de Biodiversidad (“CCAD”) fue establecida por Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Panamá en Junio del 1992, con el objetivo principal de conservar la biodiversidad marina y terrestre, así como facilitar el uso sostenible de los recursos naturales. 144 Bajo el CCAD, la Comisión Centroamericana sobre el Ambiente y Desarrollo es responsable de formular estrategias y planes para poner en acción las decisiones relacionadas con el mantenimiento y el cuidado del medio ambiente. 145 Bajo los términos del CCAD, los estados miembros son dirigidos a cooperar con los acuerdos
138 139 140 141 142 143 144

ver IAC, Annual Report, Costa Rica (2007), p. 15. IAC, Annual Report, Panamá (2010), p. 20. IAC, Annual Report, Panamá (2010), p. 20. IAC, Annual Report, Panamá (2010), p. 20. IAC, Annual Report, Panamá (2010), p. 20. IAC, Annual Report, Panamá (2010), p. 20.

Convenio para la Conservación de Biodiversidad y Protección de Áreas Silvestres Prioritarias en América Central, June 1992, Preamble.
145

Convenio para la Conservación de Biodiversidad y Protección de Áreas Silvestres Prioritarias en América Central, June 1992, Preamble.
FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

| 41

internacionales y regionales y de completar mutuamente las obligaciones necesarias para cumplir el CCAD. 146 No hay una mención específica de protección de las tortugas marinas en el CCAD. Sin embargo, la protección de los recursos marino costeros en general es una prioridad clara de la convención. 147 Además, el CCAD fortalece la protección de ciertas áreas protegidas, algunas de las cuales son importantes para la protección de las tortugas marinas. 148 Como uno de los pocos acuerdos regionales firmados por Nicaragua, Costa Rica y Panamá, el CCAD es una convención de unificación valiosa y podría ser útil en la facilitación de acuerdos futuros más específicos sobre la protección de las tortugas marinas.

ASUNTOS BILATERALES Y REGIONALES QUE PUEDEN AFECTAR LA CONSERVACIÓN Y MANEJO DE LA TORTUGA MARINA ENTRE NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ
Cuenca Del Río San Juan (Nicaragua – Costa Rica) El Rio San Juan sirve de frontera entre Nicaragua y Costa Rica. Por más de un siglo, Nicaragua y Costa Rica han disputado el control sobre el Río San Juan. En el año de 1858, los dos países firmaron el Tratado Cañas-Jerez el cual demarcó el Río San Juan como la frontera oficial entre Nicaragua y Costa Rica. 149 Este

146

Convenio para la Conservación de Biodiversidad y Protección de Áreas Silvestres Prioritarias en América Central, June 1992, Article 12.
147

ver Convenio para la Conservación de Biodiversidad y Protección de Áreas Silvestres Prioritarias en América Central, June 1992.
148

Convenio para la Conservación de Biodiversidad y Protección de Áreas Silvestres Prioritarias en América Central, June 1992, Artículo 18 (de gran importancia son el Golfo de Fonseca y Cayos Miskitos, áreas protegidas).
149

Tratado de Límites entre Nicaragua y Costa Rica, Cañas - Jerez, Abr. 15, 1858, disponible en http://www.manfut.org/cronologia/jerez.html.
FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

| 42

tratado también delimita los derechos de cada estado al uso del área. En sus partes relevantes, el tratado declara lo siguiente: “La República de Nicaragua tendrá exclusivamente el dominio y sumo imperio sobre las aguas del Río San Juan, desde su salida del Lago hasta su desembocadura en el Atlántico, pero la República de Costa Rica tendrá en dichas aguas los derechos perpetuos de libre navegación, desde la expresada desembocadura, hasta tres millas inglesas antes de llegar al Castillo Viejo con objetos de comercio ya sea con Nicaragua o al interior de Costa Rica, por los Ríos de San Carlos o Sarapiquí, o cualquiera otra vía procedente de la parte que en la ribera del San Juan se establece corresponder a esta República.” 150 Esta interpretación ha sido ampliamente disputada. En el año 2009, la Corte Internacional de Justicia (la “CIJ” o “Corte”) emitió una decisión final sobre los derechos de navegación de las partes. Sin embargo, recientemente la frontera actual del río se convirtió en objeto de disputa entre los dos países. Esto es importante porque, bajo los términos de la Ley de la Convención del Mar, el término frontera en la desembocadura del río puede afectar la frontera marítima, 151 incluyendo las aguas territoriales y la zona económica exclusiva (“ZEE”), 152 donde los países tienen derechos a los recursos naturales, incluyendo a las tortugas marinas. En este capítulo más reciente, Costa Rica presentó una acción ante la CIJ contra Nicaragua, alegando el derecho de Costa Rica para afirmar su soberanía sobre la Isla Portillos en la desembocadura del Río, así como el derecho de proteger el medio ambiente en las áreas sobre las cuales Costa Rica tiene la soberanía. 153 En respuesta, Nicaragua afirma que tiene derecho sobre la parte norte de Isla Portillos. Esta afirmación se basa en lo que Nicaragua alega ser un “canal

B. Berrios, “San Juan River -- Border dispute between Costa Rica and Nicaragua,” p.8 (2004).
150 151

United Nations Law of the Sea, Dec. 2, 1982, U.N. Doc. A/CONF. 62/122, reprinted in 21 I.L.M. 1261, Article 9, Article 15.
152

La zona económica exlusiva es el territorio marítomo localizado 200 millas naúticas mar adentro y adjacents al area costera del estado. Dentro de la ZEE de un estado, éste tiene derechos especiales sobre la explotación de los recursos marítimos.
153

Algunas actividades realizadas por Nicaragua en la Zona Fronteriza (Costa Rica vs. Nicaragua), La Corte Internacional de Justicia, Solicitud para la indicación de Medidas Cautelares Solicitadas por la República de Costa Rica, pp. 4-6 Nov. 18, 2010.
FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

| 43

histórico” para los efectos de la determinación de la frontera (y soberanía). 154 El área reclamada por Nicaragua es una zona de humedales ubicada entre el margen derecho del canal disputado, el margen derecho del Río San Juan hasta la desembocadura en el Mar Caribe y la Laguna de Harbor Head. 155 También es parte de dos sitios Ramsar, Humedal Caribe Noreste, designados por Costa Rica y el Refugio de Vida Silvestre Río San Juan, designado por Nicaragua. 156 Costa Rica también alega que Nicaragua está actuando en violación del derecho internacional, causando daño ambiental a la Isla Portillos (parte del sitio Ramsar), por el dragado del canal en disputa y manteniendo presencia militar en la isla. 157 La CIJ ha emitido una orden provisional estableciendo que las declaraciones de Costa Rica son “plausibles” y previniendo a ambas partes de enviar personal al área de disputa. 158 Sin embargo, una excepción fue otorgada a Costa Rica, permitiendo el envío de personas al área de disputa para fines de protección del medio ambiente. 159 No se ha emitido una decisión final por parte de la CIJ con respecto a esta disputa. Una consideración importante en este asunto es la aplicación de la Convención Ramsar. Además del Humedal Caribe Noreste Ramsar en Costa Rica, en el lado de Nicaragua del Río San Juan se encuentra el Refugio de Vida Silvestre Río San Juan (“Refugio Río San Juan”), también un sitio de Ramsar. Este sitio incluye la línea de la costa del lado de Nicaragua de la desembocadura del río y sirve de hábitat de anidación para la tortuga marina. 160 Tanto Costa Rica como Nicaragua son parte de la Convención Ramsar y deben cumplir con sus requisitos. El 13 de diciembre del año 2010, la Secretaría de Ramsar emitió un comunicado

154

Algunas actividades realizadas por Nicaragua en la Zona Fronteriza (Costa Rica vs. Nicaragua), La Corte Internacional de Justicia, Solicitud para la indicación de Medidas Cautelares, Orden, p. 3, Mar. 8, 2011.
155

Algunas actividades realizadas por Nicaragua en la Zona Fronteriza (Costa Rica vs. Nicaragua), La Corte Internacional de Justicia, Solicitud para la indicación de Medidas Cautelares, Orden, p. 13 Mar. 8, 2011.
156 157

Id. at 19.
http://www.elpais.cr/articulos.php?id=43908

158

Algunas actividades realizadas por Nicaragua en la Zona Fronteriza (Costa Rica vs. Nicaragua), La Corte Internacional de Justicia, Solicitud para la indicación de Medidas Cautelares, Orden, p. 13-14 Mar. 8, 2011.
159

Algunas actividades realizadas por Nicaragua en la Zona Fronteriza (Costa Rica vs. Nicaragua), La Corte Internacional de Justicia, Solicitud para la indicación de Medidas Cautelares, Orden, p. 19-20 Mar. 8, 2011.
160

The Annotated Ramsar List: Nicaragua, disponible en http://www.ramsar.org/cda/en/ramsar-pubs-annolist-annotated-ramsar16106/main/ramsar/1-30-168%5E16106_4000_0__.
FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

| 44

diplomático recordando a Costa Rica y Nicaragua que, según el Artículo 3.2 de la Convención de Humedales, “cada Parte Contratante tomará las medidas necesarias para informarse… acerca de cambios en las condiciones ecológicas de los humedales en su territorio e incluidos en [el Sitio Ramsar], o si es probable que cambien como consecuencia de… interferencia humana.” 161 La información sobre dichos cambios deberá ser transmitida sin demora a la organización o al gobierno responsable de las funciones de la Oficina permanente especificado en el Artículo 8 [es decir, la Secretaría de la Convención]". 162 Tanto Costa Rica como Nicaragua han presentado notificaciones a la Secretaría, de conformidad con el Artículo 3.2, para las áreas de impacto del Refugio Río San Juan.163 El plan de manejo presentado por Nicaragua para el Refugio Río San Juan expresamente declara la importancia del área como un sitio de anidación de las tortugas marinas. 164 En consecuencia, Nicaragua ha establecido la protección de los sitios de anidación de las tortugas marinas como un objetivo importante. 165 Además, la captura o caza de las tortugas marinas, así como la venta de partes de tortuga marina se prohíbe dentro del Refugio del Río San Juan. 166 Se prohíbe la recogida de huevos de tortuga en la Zona Costera de San Juan Norte, hasta

161

Notification 2010 /8: Ramsar Advisory Mission to the Humedal Caribe Noreste Ramsar Site, Costa Rica, disponible ent http://www.ramsar.org/cda/en/ramsardocuments-notes-2010-2010-08/main/ramsar/1-31-106-438%5E25018_4000_0.
162

Notification 2010 /8: Ramsar Advisory Mission to the Humedal Caribe Noreste Ramsar Site, Costa Rica, disponible ent http://www.ramsar.org/cda/en/ramsardocuments-notes-2010-2010-08/main/ramsar/1-31-106-438%5E25018_4000_0.
163

Notification 2010 /8: Ramsar Advisory Mission to the Humedal Caribe Noreste Ramsar Site, Costa Rica, disponible en http://www.ramsar.org/cda/en/ramsardocuments-notes-2010-2010-08/main/ramsar/1-31-106-438%5E25018_4000_0.
164

Plan de Manejo del Refugio de Vida Silvestre Río San Juan (2000), Zona Intagible A4: Haulover - Spanish Creek, Criterios, disponible en http://www.wetlands.org/Reports/SiteReports/Nicaragua/6NI005/6NI005_ManPlan 00sp.pdf.
165

Ver generalmente Plan de Manejo del Refugio de Vida Silvestre Río San Juan (2000), disponible en http://www.wetlands.org/Reports/SiteReports/Nicaragua/6NI005/6NI005_ManPlan 00sp.pdf.
166

Plan de Manejo del Refugio de Vida Silvestre Río San Juan (2000), 3.4 (a) Directrices Generales, disponible en http://www.wetlands.org/Reports/SiteReports/Nicaragua/6NI005/6NI005_ManPlan 00sp.pdf.
FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

| 45

Haulover.167 Nicaragua también ha implementado un programa de investigación que incluye el estudio de tortugas marinas y la formación de métodos para recuperar las poblaciones de tortugas marinas dentro del refugio. 168 Controversias Marítimas y la Zona Económica Exclusiva CONFLICTO DEL LÍMITE MARINO (NICARAGUA – COLOMBIA) En el año 2001, Nicaragua presentó una demanda ante la CIJ contra Colombia “relativa a la soberanía del territorio y la delimitación marítima” en el Caribe occidental. 169 En concreto, Nicaragua solicitó a la CIJ determinar que tiene soberanía sobre las islas remotas de Providencia, San Andrés y Santa Catalina (las “Islas”), ubicadas en el Caribe Occidental. 170 Nicaragua también solicitó que la Corte determine el curso de la frontera marítima entre la plataforma occidental y la ZEE, en lo que respecta a Nicaragua y Colombia. La Corte determinó que no era competente para responder a la pregunta con respecto a la soberanía de las Islas y, por lo tanto, la soberanía permaneció con Colombia. 171 La cuestión de fronteras marítimas, por el contrario, se determine dentro de la jurisdicción de la Corte. Costa Rica intervino como una parte interesada en las áreas en disputa. 172 Una disputa similar con implicaciones similares existió entre Nicaragua y Honduras y fue iniciada en el año 1999. 173 En esto caso, sin embargo, las cortes

167

Plan de Manejo del Refugio de Vida Silvestre Río San Juan (2000), Normativas de manejo de la zona de Uso Agroforestal, disponible en http://www.wetlands.org/Reports/SiteReports/Nicaragua/6NI005/6NI005_ManPlan 00sp.pdf.
168

Plan de Manejo del Refugio de Vida Silvestre Río San Juan (2000), Programa de Investigación, disponible en http://www.wetlands.org/Reports/SiteReports/Nicaragua/6NI005/6NI005_ManPlan 00sp.pdf.
169

Territory and Maritime Dispute (Nicaragua v. Colombia), Application by Costa Rica for Permission to Intervene, Judgment, May 4, 2011.
170

Territory and Maritime Dispute (Nicaragua v. Colombia), Application by Costa Rica for Permission to Intervene, Judgment, May 4, 2011.
171

Territory and Maritime Dispute (Nicaragua v. Colombia), Preliminary Objections, Summary of the Judgment, p. 13 Dec. 13, 2007.
172

Territory and Maritime Dispute (Nicaragua v. Colombia), Preliminary Objections, Summary of the Judgment, p. 14 Dec. 13, 2007.
173

Territorial and Maritime Dispute between Nicaragua and Honduras in the Caribbean Sea (Nicaragua v. Honduras), Judgment, Oct. 8, 2007.
FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

| 46

han emitido una resolución final y han determinado las líneas de la frontera marítima para Honduras, Nicaragua, y las islas en cuestión. 174 En la disputa entre Nicaragua y Colombia, las Islas están se encuentran a 140 millas de la costa de Nicaragua y dentro de lo que sería la ZEE de Nicaragua. En cambio, la ZEE expansiva de Colombia, resultante de su soberanía sobre las Islas en cuestión, efectivamente disminuyen la ZEE de Nicaragua. La medida en que la ZEE de Nicaragua se disminuye aún está por decidirse en la Corte. Todas las áreas marítimas en disputa son utilizadas por las tortugas marinas. Como tal, la clara delimitación de las fronteras marítimas es fundamental para establecer las responsabilidades apropiadas en relación con la gestión de la tortuga marina en el Mar Caribe occidental, y permanece un obstáculo a la cooperación formal de la conservación y manejo de la tortuga marina. CUENCA DEL RÍO SIXAOLA (COSTA RICA – PANAMÁ) La cuenca del Río Sixaola es compartida por Costa Rica y Panamá. El Río Sixaola corre entre Costa Rica y Panamá y su línea central sirve de frontera entre ambos países. Costa Rica y Panamá han estado trabajando en forma conjunta para alcanzar los objetivos bilaterales de la protección de la biodiversidad, gestión de conservación y protección del uso de la tierra en la cuenca, desde los años 70.
175

Actualmente, existe un proyecto financiado y administrado por el Banco Interamericano de Desarrollo, cuyo objetivo principal es mejorar las condiciones de vida de la población de Costa Rica viviendo a lo largo de la cuenca. 176 Los puntos específicos del proyecto son: “(a) conservación de la dotación del recurso natural y reducción de vulnerabilidad; (b) introducción de un cambio en el desarrollo de los recursos naturales existentes y en modelos de producción; (c) dirección de la inversión pública hacia la infraestructura y servicios básicos para aumentar los niveles de cobertura y mejorar el acceso para la población; y (d) intensificar la capacidad administrativa local y en la cuenca con efectiva participación de la población.” No hay mención específica de programas o proyectos para la protección de tortugas marinas. Sin embargo, hay áreas protegidas (y sitios Ramsar) en ambos lados de la cuenca del río que incluyen hábitats importantes de tortugas marinas, tales como el Humedal de Importancia Internacional San San Pond Sak en Panamá y el Refugio Nacional de Vida Silvestre Gandoca-Manzanillo en Costa Rica.

174

Territorial and Maritime Dispute between Nicaragua and Honduras in the Caribbean Sea (Nicaragua v. Honduras), Judgment, Oct. 8, 2007.
175

O. Jordan, et al,”The Talamanca-Sixaola Watershed: Tightening the Ties of Cooperation,” Center for Government Responsibility, Apr. 24, 1999.
176

CR0150: Sustainable Development of the Binational Watershed Rio Sixaola, disponible en http://www.iadb.org/en/projects/project,1303.html?id=cr0150.
FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

| 47

En el 2007, WIDECAST comenzó la implementación del Proyecto Binacional de Conservación de Tortugas Marinas Costa Rica y Panamá. 177 El proyecto une los esfuerzos de los ciudadanos panameños y costarricenses, voluntarios, agencias del gobierno y ONG’s en cooperación para la protección de los sitios de desove de las tortugas marinas ubicados a lo largo de la frontera Panamá-Costa Rica. L programa entrena voluntarios para monitorear Playa Negra, Gandoca, San San y Sixaola durante los períodos de desove. 178 El proyecto también vela por la conservación de las tortugas marinas en general, así como por el uso de iniciativas de extensión para hacer un llamado en cuanto a las amenazas hacia las tortugas marinas. 179

LEGISLACIÓN NACIONAL DE CONSERVACIÓN DE LA TORTUGA MARINA, GESTIÓN Y USO APLICADO A LA COSTA CARIBEÑA DE NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ.
Nicaragua, Costa Rica y Panamá comparten una tradición legal en común que se refleja en su herencia colonial. Sin embargo, como en todos los países, existen circunstancias evolutivas culturales, económicas y políticas que afectan la manera en que los regímenes legales se desarrollan, así como en la manera en que se promulgan, implementan y llevan a cabo las leyes. Para estos tres países, las distinciones culturales costeras tienen un efecto particularmente pronunciado en la manera en que se crean y aplican las leyes.

177

WIDECAST, Sea Turtle Conservation Binational Project: Costa Rica and Panamá, Dec. 17, 2007, disponible en http://www.ptes.org/files/887_costa_rica_and_panama_sea_turtles_final_report.pd f.
178

WIDECAST, Sea Turtle Conservation Binational Project: Costa Rica and Panamá, Dec. 17, 2007, disponible en http://www.ptes.org/files/887_costa_rica_and_panama_sea_turtles_final_report.pd f.
179

WIDECAST, Sea Turtle Conservation Binational Project: Costa Rica and Panamá, Dec. 17, 2007, disponible en http://www.ptes.org/files/887_costa_rica_and_panama_sea_turtles_final_report.pd f.
FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

| 48

Nicaragua y Panamá tienen regiones significativas en sus costas caribeñas que disfrutan de ciertos grados de autonomía política basada en la relación histórica de los grupos indígenas con el gobierno nacional. Estos grupos indígenas disfrutan aspectos de auto-gobernación, especialmente en cuanto al uso de los recursos naturales que han servido y sirven como base para economías sostenibles y cuasi sostenibles, incluyendo el uso consuntivo de las tortugas marinas. Por este motivo, es importante considerar no sólo la ley nacional de los tres países, sino también las leyes y regulaciones internas con que estos grupos se rigen.

LEYES ESPECÍFICAS A LA CONSERVACIÓN Y MANEJO DE LAS TORTUGAS MARINAS
De los 3 gobiernos nacionales, solamente Costa Rica ha promulgado una ley nacional dirigida particularmente a la protección de las tortugas marinas. Sin embargo, los Kuna, quienes gozan de autonomía en la mayoría de la zona costera de Panamá, al este de Colón y del archipiélago San Blas, adoptaron una ley específica de tortugas marinas que aplica dentro de su Comarca. En el 2002, Costa Rica adoptó la Ley de Protección, Conservación y Recuperación de las Poblaciones de Tortugas Marinas.180 Entre otras cosas, la ley autoriza a la agencia nacional de pesca (INCOPESCA) que requiera el uso de dispositivos excluidores de tortugas en buques de pesca y que designe ciertas áreas costeras como áreas de “interés para ecoturismo”, 181 incluyendo a Tortuguero y Gandoca, en la costa Caribe. Pero aún más importante, el Artículo 6 de la ley prohíbe la matanza, caza, captura, carnicería, transferencia o comercio de tortugas marinas. El artículo da una penalidad criminal de 1 a 3 años por violación de esta ley, y una penalidad de 3 meses a dos años a quienes retengan tortugas marinas con fines comerciales o a quien comercialice los productos o subproductos de la tortuga marina. 182 Se hace una excepción para la tradicional cosecha de huevos comunal de Ostional, en la costa Pacífica. 183 A pesar de que la ley ha estado vigente por casi una década, no ha habido acusaciones lo cual

180

La ley N° 8325 Ley de Protección, Conservación y Recuperación de las Poblaciones de Tortugas Marinas (2002).
181

Id. at Art. 4 (el artículo 4 también delega al ministerio de ambiente la autoridad de declarar playas adicionales para el desove e incubación de tortugas marinas para “ecoturismo de interés”. Las implicaciones de esta declaración en términos de conservación y manejo de tortugas marinas no son claras.)
182 183

Id. at Art. 6 Id.

FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

| 49

hace que las ONG’s cuestionen su valor. Se han expresado preocupaciones en cuanto a que los términos “partes y sub partes” utilizados en la ley no son lo suficientemente claros en su intento por incluir huevos de tortuga, lo cual ha servido de base para que el gobierno se muestre renuente a aplicar procesos legales bajo la ley para la colecta furtiva de huevos. En Panamá, los Kuna disfrutan de una autonomía considerable sobre los recursos naturales dentro de Kuna Yala, la Comarca que abarca la mayoría de la costa este de Panamá y del archipiélago San Blas. Básicamente, los Kuna de Kuna Yala pueden legislar y ejecutar sus propias leyes, las cuales no entran en conflicto con las leyes panameñas. 184 Las leyes panameñas hacen excepciones que permiten el aprovechamiento sostenible de las tortugas marinas por parte de los Kuna. 185 Sin embargo, bajo sus propias leyes, los Kuna han eliminado esa excepción mediante una moratoria temporal para el aprovechamiento consumitivo de cuatro especies marinas específicas comúnmente encontradas en sus aguas territoriales. 186 La moratoria de cinco años expira en noviembre del 2011. 187

LEYES PERTINENTES A LA CONSERVACIÓN Y MANEJO DENTRO DEL MARCO DE LA LEGISLACIÓN DE ESPECIES PROTEGIDAS
Los tres países han promulgado legislaciones domésticas para alcanzar los requerimientos de la Convención sobre Comercio Internacional de Especies en Peligro de Extinción. Los tres países han promulgado legislaciones domésticas que requieren el uso de Dispositivos Excluidores de Tortugas en botes pesqueros. Además, los tres países prohíben la colecta doméstica de todo tipo de Tortugas, excepto cuando hay autorización de uso doméstico sostenible. Los tres países tienen al menos una excepción para uso doméstico sostenible de las tortugas marinas, la cual está sujeta a condiciones. En Nicaragua, la autoridad para establecer el cierre de temporadas para todas las especies protegidas es creada en el ministerio de ambiente. 188 De acuerdo con esta autoridad, el Ministerio publica una lista anual de temporadas cerradas

184 185 186

Decreto 225 de 27 de noviembre de 1919. Ver apéndice __ para mayores detalles.

Resolución 08/11/2006 de 19 de noviembre de 2006 del Congreso General Kuna
187 188

Id.

Art 16, Ley De Reformas Y Adiciones A La Ley No. 217, Ley General Del Medio Ambiente Y Los Recursos Naturales (2008)(reformando el Artículo 81; creando el Artículo 71 nuevo). Ley No. 647. Aprobada El 13 De Febrero Del 2008.
FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

| 50

indefinida y parcialmente. 189 Todas las especies de tortugas marinas se incluyen en la porción cerrada indefinidamente de la lista. 190 Sin embargo, el Artículo 6 de la misma resolución ministerial crea una excepción para el aprovechamiento sostenible de la tortuga verde de la costa Atlántica en concordancia con el Artículo 106 del decreto ejecutivo del 2005 implementado en la ley pesquera del 2004. 191 Esta excepción difiere del ministerio de ambiente, en coordinación con las autoridades regionales, al establecer los términos de la excepción mediante una resolución ministerial. 192 Hay una indicación de que se han hecho esfuerzos relativamente recientes para establecer cuotas mediante un acercamiento descentralizado. 193 Sin embargo, el requisito de la resolución ministerial que daría legitimidad bajo ley nacional no parece haber sido promulgado. Ha habido varias sugerencias en cuanto a “gestión de planes de acción” desarrollados y recientemente aprobados por los gobiernos autónomos, y dichos planes hacen un llamado a la reducción de niveles de aprovechamiento de tortugas verdes y a la regulación del comercio entre regiones y comunidades. 194 Esta información, sin embargo, aún no ha sido confirmada. La regulación de especies protegidas en Costa Rica fue brindada por su ley de 1992 en cuanto a vida silvestre. 195 El Artículo 25 prohíbe la retención, caza, pesca o extracción de vida silvestre o productos o subproductos derivados de ella al declararse “en peligro de extinción” o en “poblaciones reducidas” por la dirección de vida silvestre del ministerio de ambiente. Con respecto a esta autoridad, todas

189 190 191

Resolución Ministerial No. o2.18.2011. Id.

Art. 106, Decreto 09 -2005. (En el caso de la pesca de tortuga marina en la Costa Atlántica y aun cuando esta sea considerada como pesca de subsistencia en virtud de la Ley, deberán aplicarse cuando corresponda, las restricciones naturales derivadas de la necesidad de asegurar la sostenibilidad del recurso, en beneficio de la misma comunidad. Estas disposiciones serán establecidas por el MARENA en coordinación con las autoridades regionales a través de Resolución Ministerial.)
192 193

Id.

Ver http://archivo.laprensa.com.ni/archivo/2009/julio/17/noticias/regionales/338800.shtml (descripción de la propuesta del Gobierno Autónomo Regional del Norte para imponer una cantidad de 3500 tortugas marinas para la temporada de pesca 2009-2010).
194

Cynthia Lagueax, Rodolfo Chang & Cathi Campbell, Abstract of an Oral Presentation, Progress Toward a Sustainable Green Turtle Fishery on the Caribbean Coast of Nicaragua (disponible en http://iconferences.seaturtle.org/preview.shtml?event_id=16&abstract_id=3214 )
195

Ley N° 7317, Ley de Conservación de la Vida Silvestre (1992)

FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

| 51

las especies de tortugas marinas que concurren las aguas del Caribe de Costa Rica se han decretado en peligro de extinción. 196 La importancia de su estado legal se disminuye por el hecho de que Costa Rica ha promulgado una ley especial en cuanto a las tortugas marinas, discutida anteriormente. Bajo la doctrina de la ley civil de derogación implícita, las prohibiciones estatutarias en la ley especial pueden sobrepasar cualquier decreto ministerial concerniente al estado legal de las tortugas marinas. Panamá también regula a especies protegidas mediante su ley general de vida Silvestre, 197 y mediante la implementación de decretos. 198 Bajo la ley de vida silvestre de 1995, la autoridad que enlista especies es delegada al Instituto Nacional de Vida Silvestre (INRENARE) y a la Comisión Nacional de Vida Silvestre, y debe ser actualizada cada 2 años. 199 Sin embargo, parece que no se han creado listas bajo esta autoridad recientemente. En el 2008, esta autoridad era ejecutada por la Autoridad Nacional Ambiental (ANAM) y delegada a la Dirección Nacional de Vida Silvestre, sucesora de INRENARE.200 La lista del 2008 incluye todas las especies de tortugas marinas que concurren Panamá, y las describe como “en peligro de extinción” o “en peligro crít ico de extinción” (tortuga baula, tortuga carey) en Panamá201, aunque la importancia legal de esta distinción no es clara. No existen referencias explícitas para el aprovechamiento sostenible para las especies en lista en la resolución de ANAM

196

Artículo 60, DECRETO N° 26435-MINAE; A subsequent decree also addressing Article 25 of the wildlife law does not list the species of sea turtle by name but does appear to incorporate by reference those species not specifically listed if they were including in the prior decree. Artículo 26, No 32633-MINAE (2005)(Para los efectos del artículo 25 de la LCVS y este Reglamento se consideran especies de fauna con poblaciones reducidas o amenazadas, las incluidas en los taxones indicadas al pie de éste artículo, así como aquellas especies que posteriormente se declaren como tales).
197

Artículo 58, Ley 24 de 7 de junio de 1995 (G.O. 22801 de 09/06/95) modificada y adicionada por la Ley 39 de 24 de noviembre de 2005 (G.O. 25433 de 25/11/05) – Ley de Vida Silvestre. (Prohibiting hunting and fishing of species listed as threatened or endangered.).
198 199 200

Resolución AG-0172-2004, de 19 de mayo de 2004. Articulo 7(3), Ley 24 de 7 de junio de 1995 (G.O. 22801 de 09/06/95)

ANAM Resolución No. AG - 0051-2008 (Autoridad Nacional del Ambiente)(Gaceta Oficial Digital, lunes 07 de abril de 2008)
201

Id. La lista es un anexo de la resolución AG-0051-2008 y puede encontrarse en:
http://www.anam.gob.pa/index.php?option=com_content&view=article&id=148&Itemid=147&lang= es
FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

| 52

del 2008. Sin embargo, el Decreto Ejecutivo del 2004 implementado en la ley de vida silvestre de 1995 generalmente prohíbe la caza sostenible de las especies amenazadas y en peligro de extinción. 202 Sin embargo, el mismo decreto incluye un capítulo sobre vida silvestre y tierras indígenas que difiere en general con las leyes indígenas de vida silvestre203, y reconoce los derechos de aprovechamiento sostenible de los indígenas. 204

LEYES PERTINENTES A LA CONSERVACIÓN Y GESTIÓN DE LAS TORTUGAS MARINAS DENTRO DEL MARCO DE LA LEGISLACIÓN PESQUERA
Históricamente, las tortugas marinas han sido tratadas bajo el marco regulador dirigido a la pesca comercial y de subsistencia en cada uno de los tres países. Aspectos de esto permanecen en cada pada país, en parte debido a patrimonio jurisdiccional, y en parte a situaciones asociadas con la regulación incidental de especies específicas en el ambiente marino. En aumento, esta jurisdicción es compartida con agencias de recursos naturales y vida silvestre y autoridades de especies protegidas. Las agencias pesqueras de los 3 países mantienen su jurisdicción para hacer valer la ilegalidad de la pesca de tortugas. Los tres países requieren el uso de dispositivos excluidores en los buques comerciales. Además, aparentemente Panamá ha prohibido o limitado la actividad de buques comerciales a lo largo de su costa Caribe.205

202

Articulo 91(c), Decreto Executive N 43 de 7 de Julio, 2005 (No 25, 091) Gaceta Oficial, Lunes 12 de Julio, 2004)(disponible en:
http://azueroearthproject.org/aep/wp-content/themes/greenlove/reference_pdfs/ARC_social_sciences/decreto%20ejecutivo%2043%20q%20regula%20la%20l ey%2024.pdf

Id. at Art. 49 (“Las reservas indígenas son bajo de la administración de las autoridades respectivas, de conformidad de las leyes que las crean.”)
203

Id. at Art. 51 (“En las reservas indígenas se practicara la caza de subsistencia de acuerdo con los usos y practicas de esas regiones, sin perjuicio del fomento de alternativas sustentadas en actividades agropecuarias.”)
204 205

No existiendo flota de arrastre de camarón en el Mar Caribe, dicha pesca actualmente no constituye una amenaza latente para las tortugas del Caribe ya que a través del Decreto 10 de 28 de febrero de 1985 (G.O. 20261 de 11/03/85), derogado parcialmente y modificado por el Decreto Ejecutivo 76 de 4 de octubre de 1994 (G.O. 22653 de 27/10/94) se limitó la expedición quedando circunscritas al Pacífico. Igualmente mediante fallo de la Corte Suprema, ha quedado limitada la expedición de nuevas licencias que puedan afectar a las tortugas marinas del Caribe. Demanda Contencioso Administrativa De Plena Jurisdicción Interpuesta Por El Licenciado Salvatore Bacile Ladaris En Representación De B & L Export
FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

| 53

Costa Rica también prohíbe la pesca con redes en ríos y estuarios, lo cual puede resultar en capturas incidentales. 206 La ley nicaragüense del 2004 en cuanto a pesca se mantiene como vehículo primordial para la regulación de todo uso de consumo de las tortugas marinas. Ésta prohíbe la captura, matanza, uso y comercialización de todas las especies de tortugas marinas, 207 mientras se hace una excepción para la pesca de subsistencia. 208 Como se menciona anteriormente, los términos de esta excepción se deben desarrollar mediante procesos colaborativos entre el ministerio de ambiente y las autoridades regionales. La litigación constitucional eliminó la pesca comercial limitada de tortugas marinas en Costa Rica, lo cual se ha mantenido bajo la autoridad de las pesqueras. 209

LEYES ESPACIALMENTE EXPLÍCITAS QUE CONSERVAN A LAS TORTUGAS MARINAS Y SU HÁBITAT (ÁREAS MARINAS Y COSTERAS PROTEGIDAS)
La naturaleza altamente migratoria de las tortugas marinas y su dependencia de distintos hábitats hace espacialmente explícita la conservación y gestión de las especies a lo largo de toda su historia de vida, especialmente problemática. No obstante, como con todas las especies, existen hábitats esenciales para las tortugas marinas, algunos de los cuales se encuentran en mayor peligro. Además del medio acuático marino, todas las especies de tortugas marinas requieren de playas de arena para el desove. También, la tortuga de carey requiere de arrecifes de coral como hábitat para alimentación, y la tortuga verde requiere de praderas de pastos marinos para este mismo fin. Los tres países han establecido sistemas de protección nacional que abarcan los hábitats de tortugas marinas. El grado de protección depende de la naturaleza de la categoría del área protegida,

And Services Inc., Para Que Se Declare Nulo, Por Ilegal, El Resuelto No. 0213 De 11 De Mayo De 1998, Expedido Por El Director General De Recursos Marinos Y Costeros De La Autoridad Marítima De Panamá, Acto Confirmatorio Y Para Que Se Haga Otras Declaraciones. Magistrada Ponente: Mirtza Angélica Franceschi De Aguilera. Panamá, Dieciséis (16) De Febrero Del Año Dos Mil Uno (2001)
206

Articulo 33, Ley N° 8436, ley de Pesca y Acuicultura. (See also Articulo 68, Ley de Vida Silvestre, Ley N 7317 (Gaceta No 235. Publicado: 7/12/92)
207 208 209

Articulo 77, Ley N° 489, Ley de Pesca y Acuicultura (2004) Articulo 99, Ley N° 489, Ley de Pesca y Acuicultura (2004)

Recurso de Amparo. Resolución 2001‐13295, de las doce horas con seis minutos del veintiuno de diciembre del dos mil uno, Sala Constitucional.
FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

| 54

del grado de gestión activa y del alcance al cual la gestión se dirige en cuanto a las necesidades de los hábitats de las tortugas marinas. La siguiente Tabla 3 enlista las áreas marinas y costeras protegidas formalmente declaradas por los Gobiernos de Costa Rica, Nicaragua y Panamá que abarcan, o podrían abarcar, el hábitat costero caribeño de tortugas marinas. La información referente a cada área protegida fue mayormente obtenida de los sitios web de las agencias. De estas 24, 11 han implementado planes en desarrollo, y 8 de ellos ya han sido formalmente aprobados. La mayoría de las áreas protegidas incluyen solamente hábitats de desove. Algunas también incluyen hábitats de alimentación y migratorios. Le sigue una breve narración que caracteriza el estatus legal de cada área protegida y atributos de dichos estatus que pueden ser importantes para la conservación y gestión que pueda ser obtenida de tales documentos. Tabla 3. Áreas costeras y marinas protegidas en Nicaragua, Costa Rica y Panamá que abarcan los hábitats de tortugas marinas. Área Protegida Nicaragua Cayos Miskitos y Franja Costera Inmediata Cerro Wawashang Cerro Silva Indio Maíz Río San Juan Cayos Perlas Costa Rica RB 1991 De. 43-91 No Categoría210 Año de Ley o decreto Plan de Año de creación autorizador manejo aprobado

RN

1991 1992

De. 42-91 De. 38-92 De. 42-91 De.66-99 De. 66-99 Ley 738

No

NR RB RVS RVS

1991 1999 1999 2010

Sí No Sí No

2007

2005

210

RB: Reserve Biológica, RVS: Refugio de Vida Silvestre, PN: Parque Nacional, RF: Reserva Forestal, RN: Reserve Natural, HN: Humedal Nacional, ZP: Zona Protegida, HII: Humedal de Importancia Internacional, BPP: Bosque y Paisaje Protegido, AVS: Area de Vida Silvestre

FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

| 55

Corredor Fronterizo CR-NIC Barra del Colorado Archie Carr Tortuguero Parismina-Matina Cariari Limoncito Aviarios del Caribe Cahuita Gandoca-Manzanillo Panamá San San Pond Sak Isla Bastimentos Portobelo Isla Galeta San Lorenzo Escudo de Veraguas Damani-Guariviara W.A. Corregimiento Nargana

RVS RVS RVS PN RF HN RVS ZP PN RVS

1994 1985 1994 1970 1973 1994 1994 1997 1970 1985

De-22962 De-16358 De-23256 De-1235 De-2886 De-23253 De-23121 De-25140 De-1236 De-16614

No Sí No Sí No No No No 2012 Sí 1998 2005 2009

HII PN PN BBP BBP BBP HII AVS

1994 1988 1976 1997 1997 2009 2004 1994

JD-020-94 JD-022-88 Ley 91 Ley 21 Ley 21

Sí Sí Sí Sí Sí

2004 2001 1994 2004 2001

AG-0095-2009 No AG-0346-2004 No JD-023-94 No

NICARAGUA Los importantes hábitats de tortugas marinas que requieren protección en Nicaragua son las playas de desove (todas las especies), arrecifes de coral (tortuga de carey), praderas de pastos marinos (tortuga verde) y corredores migratorios (todas las especies, especialmente la tortuga verde). La geografía costera de Nicaragua limita el hábitat de playas de desove, pero el hábitat de
FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

| 56

desove existente se ha vuelto crítico para la tortuga de carey. Nicaragua ha establecido varias áreas protegidas que pueden ser de interés para la conservación y manejo de las tortugas marinas en sus costas caribeñas (ver Figura 4). La ley ambiental general de Nicaragua autoriza el establecimiento de un sistema nacional de áreas protegidas211 y requiere que todas las áreas sean creadas por ley212 de acuerdo con las categorías establecidas. 213 Una regulación subsecuente elabora, para cada categoría, la gestión de objetivos, los criterios de designación y la naturaleza de la administración. 214 La regulación requiere específicamente que en las áreas protegidas dentro de las Regiones Autónomas de la Costa Atlántica haya coordinación con los concejos y gobiernos dentro de la región. 215 Este requerimiento de la coordinación se deriva de la ley concerniente a la propiedad comunal de los indígenas y la autonomía regional de la costa atlántica de Nicaragua. 216 Las áreas protegidas establecidas que actualmente abarcan el hábitat de las tortugas marinas en la costa atlántica de Nicaragua son la Reserva Biológica Cayos Miskitos, creada en 1991, el recientemente creado Refugio de Vida Silvestre Cayos Perla y un complejo de áreas protegidas en diferentes categorías que comprenden la Reserva de Biosfera del Río San Juan, del cual el más importante es el Refugio de Vida Silvestre Río San Juan, el cual limita con Costa Rica.

211

Art. 17, Ley 217, Ley General Del Medio Ambiente Y Los Recursos Naturales (Aprobada el 27 de Marzo de 1996; Publicada en La Gaceta No. 105 del 6 de Junio de 1996).
212 213 214

Id. at Art. 20. Id. at Art. 20 (7).

Reglamento De Áreas Protegidas De Nicaragua, Decreto No. 01-2007 (Aprobado El 08 De Enero Del 2007 Publicado En La Gaceta No. 08 Del 11 De Enero Del 2007) (Este Decreto

deroga el relativamente similar, Reglamento De Áreas Protegidas de Nicaragua. Decreto No.14-99)
215 216

Id. At Art. 10.

Art. 26-28.Ley 445, Ley del Régimen de Propiedad comunal de los pueblos indígenas y comunidades de la Costa Atlántica de Nicaragua y de los Ríos Boca y, Coco, Indio y Maíz; Reglamento a la Ley Número 28 “Estatuto de Autonomía de las Regiones Autónomas de la Costa Atlántica de Nicaragua”
FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

| 57

Figura 4. Mapa que muestra la ubicación de áreas protegidas en Nicaragua
(http://cenida.una.edu.ni/relectronicos/RENP01N583in.pdf)

Reserva Biológica Cayos Miskitos. Nicaragua designó la Reserva Bilógica Cayos Miskitos mediante un decreto presidencial en 1991, aprobado por la legislatura en el 2000. 217 La categoría del área de “Reserva Bilógica” contempla un estricto régimen de protección, 218 y su administración se describe como “indelegable” por el Ministerio. 219 El decreto crea un límite provisional descrito por un círculo de 50 kilómetros que rodea los Cayos, y un rango costero separado de 20 kilómetros adentro. 220 El decreto también brinda la creación de un comité provisional que establece límites permanentes y que desarrolla planes de gestión. 221 Puede que un plan de gestión se haya preparado a inicios de los 90s, pero no aparece como formalmente aprobado. El decreto específicamente reconoce los derechos del aprovechamiento sostenible por parte de los pescadores tradicionales y del

217 218

Decreto Presidencial 43-91 (Asamblea Nacional, Junio, 2000).

Art. 8(1). Reglamento De Áreas Protegidas De Nicaragua, Decreto No. 01-2007 (Aprobado El 08 De Enero Del 2007 Publicado En La Gaceta No. 08 Del 11 De Enero Del 2007)
219 220 221

Id. Id. at Art. 1. Id. at Art. 4.

FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

| 58

aprovechamiento de subsistencia por parte de los grupos indígenas. 222 La Reserva Bilógica Cayos Miskitos fue designada como humedal de importancia internacional según la Convención RAMSAR del 2001. Refugio de Vida Silvestre Cayos Perla. Los Cayos Perla representan el hábitat de desove más importante para las tortugas de carey en la eco región suroeste del Caribe. Los arrecifes que rodean estos Cayos también brindan un hábitat de alimentación de importancia para la tortuga de carey. La relación entre los hábitats de alimentación y de desove es considerada de gran importancia. Después de una larga discusión en cuanto al estatus actual de conservación de los Cayos Perla, 223 recientemente se llegó a un acuerdo para dar el estatus de área protegida a estos cayos y al ambiente marino que los rodea. En noviembre del 2010, se declaró al “Sistema Cayos Perla” como área protegida dentro de la categoría de Refugio de Vida Silvestre. 224 Bajo el decreto general de áreas protegidas, la premisa general para los refugios de vida silvestre es la protección de especies individuales y comunidades y sus hábitats mediante “intervención activa”. 225 El vehículo primordial para lograr esta protección es el plan de gestión. 226 La categoría de refugio de vida silvestre permite la continuidad de una variedad de actividades humanas, incluyendo el aprovechamiento de consumo de especies y desarrollo de infraestructura, pero sujetas al plan de gestión. 227 La categoría de refugio prohíbe la minería, extracción petrolera y la pesca, pero sólo en cuanto esto sea inconsistente con los objetivos del refugio. 228 El ministerio de ambiente mantiene la responsabilidad administrativa, pero esto puede hacerse sujeto a una coadministración. 229 Las razones específicas para la declaración del Sistema Cayos Perla como Refugio de Vida Silvestre incluyen su importancia como hábitat de desove para las tortugas de carey, la disminución comercial de importantes especies marinas (langosta, camarón y mariscos), y la disminución de los arrecifes de coral cercanos. 230 La ley que crea el refugio de vida silvestre también crea un cuerpo

222 223

Id. at Art. 3.

Clarence Gonzalez & Svein Jentoft, MPA in Labor: Securing the Pearl Cays of Nicaragua Environmental Management DOI 10.1007/s00267-010-9587-y.
224

Ley N 738, Ley que Declara El Sistema de Cayos Perlas Como Refugio de la Vida Silvestre. (229 Gaceta Oficial 2464, 30 de Noviembre 2010)
225 226 227 228 229 230

Id. at Art. 17. Id. Id. Id. Id. Ley 738 at III – V (Considerandos)

FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

| 59

gobernante multi-institucional conformado por representantes locales, regionales y nacionales encargados del desarrollo del plan de gestión. 231 No parece que se haya adoptado ningún plan de gestión. Complejo protegido Reserva Biosfera Río San Juan. En 1990 el Gobierno de Nicaragua publicó un decreto titulado “Creación de Áreas Protegidas en el Sureste de Nicaragua.” 232 Además de nombrar un número de áreas protegidas en diferentes categorías, una Comisión hace referencia a temas asociados con el manejo de estas áreas. En junio de 1994 se dio una Declaración de Desarrollo Sostenible de la Región Sureste del Territorio de Nicaragua. 233 En 1999, el gobierno nicaragüense declaró el complejo de siete áreas protegidas en la región de la Reserva Biosfera, 234 una cortina en categoría de área protegida bajo la ley de Nicaragua que abarca otras áreas protegidas. 235 Tres de las áreas protegidas dentro de la Reserva de Biosfera del Río San Juan incluyen la línea costera caribeña. Además, el mapa oficial de áreas protegidas brindado anteriormente sugiere que la Reserva de Biósfera se extienda hacia el ambiente marino, incluso hasta donde las áreas protegidas individuales no aparecen. Reserva Biológica Indio-Maíz. La Reserva fue creada en 1990 bajo el nombre de “Reserva Biológica Gran Indio Maíz”. En 1999 se consolidó dentro del complejo Reserva de Biósfera Área Protegida Sureste de Nicaragua. Aparentemente se propuso un plan de gestión, pero fue impugnado en bases constitucionales, en parte por fallar en consultar a los habitantes indígenas. 236

231 232 233

Id. at Art. 6-7. Decreto 527 (17 de Abril de 1990)

Decreto 28-94 (l 4 de Junio de 1994). El objetivo del decreto es promover en la región "el uso racional de los recursos naturales, la conservación de su medio ambiente, la biodiversidad y el desarrollo, sobre la base de la capacidad de uso de la tierra y en particular del ecoturismo".
234 235

Decreto 66-99

Las Reservas de Biósfera son territorios terrestres y/o acuáticos con altos y diversos valores de biodiversidad natural y cultural de importancia nacional e internacional, que integra diferentes categorías de manejo y administradas integralmente logran un desarrollo sostenible. Las áreas propuestas como Reserva de Biosfera podrán incorporar además de territorios declarados legalmente como áreas protegidas en cualquiera de las categorías, otros no protegidos por ley. Su manejo e incorporación en la zonificación de la Reserva de Biosfera será de acuerdo a la categoría establecida por ley.
236

Recurso de Amparo, Honorable Sala Civil del Tribunal de Apelaciones del Atlántico Sur (Bluefields)(2006) disponible en:
http://calpi.nativeweb.org/Recurso_de_Amparo.htm
FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

| 60

Reserva Natural Cerro Silva. Cerro Silva fue originalmente declarado como “Reserva Natural” bajo decreto en 1991. 237 Su estatus y límites fueron confirmados en el decreto de 1999 que esencialmente zonifica el área protegida del complejo Sureste de Nicaragua. 238 Aunque la Reserva abarca la zona costera, no hay discusión en cuanto a las tortugas marinas en el resumen ejecutivo del plan de gestión del 2007 encontrado en línea. 239 El estado actual de dicho plan de gestión es desconocido. Refugio Nacional de Vida Silvestre Río San Juan. Esta línea de área protegida bordea el Río San Juan desde su desembocadura y se extiende hacia el norte a lo largo de la costa, por lo cual abarca el hábitat de desove de las tortugas marinas. En 1999 se aprobó un plan de gestión para esta reserva. 240 Este fue actualizado en el 2005 e incluido en la lista del ministerio de áreas protegidas con planes de gestión, pero no es claro si el plan actualizado fue aprobado. El plan de gestión se refiere a las tortugas marinas. COSTA RICA Costa Rica brinda extensos hábitats de desove para las tortugas marinas a lo largo de toda la costa caribeña. Las áreas fuera de la costa de las playas de desove de las tortugas verdes sirven como hábitats de desove interno y migratorio. Los hábitats de alimentación para las tortugas de carey pueden encontrarse en los arrecifes de coral del sur de Limón. A lo largo de la costa caribeña las áreas protegidas que incluyen estos hábitats son representados por 2 Parques Nacionales (Tortuguero, Cahuita), 3 Refugios de Vida Silvestre (Barra del Colorado, Archie Carr y Limoncito) y un refugio de vida silvestre mixto público/privado (Gandoca Manzanillo), así como un Bosque Reserva (PacuareMatina). De manera acumulativa, estas áreas protegidas cuentan con casi la mitad de los 212 kilómetros de la costa caribeña de Costa Rica. La legislación de areas protegidas en Costa Rica es conformada por un complejo marco administrativo descentralizado impuesto en un amplio sistema preexistente de áreas protegidas.

237 238

Decreto 42-91 (1991)

Decreto N° 66- 99 “Actualización y Precisión de Categorías y Límites de las Áreas Protegidas Ubicadas en el territorio del Sureste de Nicaragua”,
239

Resumen Ejecutivo del Plan de Manejo de la Reserva Natural Cerro Silva, Proyecto MARENA-CBA/BRLi/VEGA/WCS, Elaboración de Planes de Manejo de las Áreas Protegidas de Cerro Silva, Wawashan y Cayos Miskitos, y Ordenamiento Territorial del Municipio de Waspam.
240

Resolución Ministerial No. 021-99 ( Disponible en:

http://www.sinia.net.ni/wsinap/documentos/PM/plan_manejo_rio_san_juan_2005_marena_araucari a.pdf)
FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

| 61

La mayoría de los parques nacionales del país y muchos de sus refugios de vida silvestre fueron establecidos antes del paso de la ley de biodiversidad de 1986, la cual creó el sistema nacional de áreas protegidas –conocido como Sistema Nacional de Áreas de Conservación (SINAC). 241 Unidades administrativas regionales generales conocidas como Áreas de Conservación, basadas libremente en biogeografía, administran el sistema de categoría mixta. Estas unidades, mediante concejos regionales designados, tienen la responsabilidad de implementar una variedad de asuntos relacionados con políticas –incluyendo la definición de “asuntos específicos” relacionados con el manejo de áreas protegidas para aprobación por parte del Concejo de Áreas de Conservación. Estas unidades también tienen la responsabilidad de implementar la legislación de recursos naturales dentro de su jurisdicción, sin importar si es dentro de un área protegida. 242 La costa caribeña se divide en dos Áreas de Conservación, Área de Conservación Tortuguero (ACTo) y Área de Conservación La Amistad Caribe (ACLAC). Un decreto ejecutivo elabora aún más el marco legal para las Áreas de Conservación. 243 Este decreto establece y define las categorías de áreas protegidas dentro de Costa Rica. También brinda “planes de manejo general” para áreas protegidas y requiere que estas se presenten para aprobación por parte de los Concejos Regionales ante el Concejo Nacional de conformidad con los lineamientos desarrollados por el Secretariado Ejecutivo de SINAC. 244 La intención del plan de manejo es servir como “base de otros instrumentos de planeamiento y regulación para áreas protegidas.” 245 Aunque ni la ley de biodiversidad ni su decreto ejecutivo dicen explícitamente que se requiera de planes de manejo, estos están claramente contemplados. Estas leyes no parecen ser suficientes para el refuerzo de planes de manejo. En la práctica, algunas áreas protegidas a lo largo de la costa caribeña cuentan con planes de manejo, como se muestra más adelante.

Ver generalmente David Rains Wallace, “The Quetzal and the Macaw: The Story of Costa Rica’s National Parks,” (Sierra Club Books 1992)
241 242 243

Id. at Art. 28.

Reglamento a la Ley de Biodiversidad, Decreto Ejecutivo Nº 34433-Minae (Gaceta N° 68 del 8 de abril del 2008. Id. at Art. 3(p)(defining “plan general de manejo”). Ver Artavia G. (ed), 2004. Guía para la formulación y ejecución de planes de manejo de áreas silvestres protegidas. SiNACT MINAET. San José, Costa Rica. Disponible en:
244

http://intranet.catie.ac.cr/intranet/posgrado/Manejo%20Areas%20Protegidas/Documentos/Guia%2 0de%20Planes%20de%20Manejo-Costa%20Rica.pdf
245

Id.

FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

| 62

La Ley de Biodiversidad y su decreto ejecutivo específicamente incorporan por referencia las leyes anteriores, creando el servicio de parque nacional y el sistema de refugio de vida silvestre, respectivamente. 246 La Ley de Servicio de Parques Nacionales contiene varias prohibiciones que aplican a todos los parques nacionales. 247 Entre estas se encuentra una prohibición de cacería de tortugas marinas o de colecta de sus huevos u otros productos de cualquier especie de tortuga marina dentro de los parques nacionales. 248 La ley también prohíbe la extracción de coral y otros materiales del mar, y prohíbe la extracción de arena y rocas en parques nacionales. 249 La ley también prohíbe la caza en general, así como cualquier tipo de pesca, excepto la deportiva de conformidad a las regulaciones desarrolladas por el Servicio de Parques Nacionales. 250 Finalmente, y muy importante, la ley prohíbe la instalación de infraestructura, incluyendo líneas de electricidad y telefónicas, carreteras, vías férreas y acueductos, así como cualquier tipo de actividad comercial, industrial o agropecuaria. 251 El Parque Nacional Tortuguero fue creado por ley en 1975 y ha sido expandido en dos ocasiones. La protección de tortugas marinas y sus hábitats fue una razón expresa para su establecimiento. El parque incluye 35.5 kilómetros de playas de arena de gran energía. El límite marítimo del parque se extiende hasta las 12 millas de territorio soberano costarricense. La comunidad de Tortuguero se encuentra fuera de los límites del parque. En el 2004 se desarrolló un plan de manejo para el parque, el cual incluye un esquema de zonificación interna. El plan no parece haber sido actualizado desde el 2004. Bajo el plan, el 90% del parque está designado para “protección absoluta”. El Parque Nacional Cahuita fue declarado monumento nacional en 1970. 252 En 1978 se inició el proceso de convertirlo en parque nacional, el cual concluyó en 1982. 253

246 247

Art. 28, Ley 7788, Ley de Biodiversidad

Ley N° 6084 de 24 de agosto de 1977, Ley del Servicio de Parques Nacionales (estas prohibiciones han sido específicamente incorporadas en referencia a la Ley de Biodiversidad, Art. 58).
248 249 250 251 252

Id. at Art. 8(3). Id. at Art. 8(6) Id. at 8(5) Id. at 8 (13-14)

N° 1236-A del 24 de setiembre de 1970. Creación. (N°8489-A del 24 de mayo de 1978. Cambio de Nombre.)
253

Ley N°6794 del 27-Dic-1982. Ratificación.

FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

| 63

Además de las playas de desove, el parque protege algunos de los mejores hábitats de arrecifes coralinos de Costa Rica. La protección marina del parque también se extiende hasta las 12 millas de límite territorial marítimo, e incluye el hábitat de arrecife de coral. La conservación de la tortuga marina fue una razón específica para la creación del parque. 254 Basado en la preexistente ley de vida silvestre, el decreto de biodiversidad de Costa Rica define y crea 3 categorías separadas de refugio de vida silvestre con base en la naturaleza de propiedad dentro del refugio: nacional, mixta y privada. 255 Estos refugios se establecen primordialmente para conservar, mejorar y estudiar la vida salvaje, especialmente aquellas que se encuentran amenazadas o en vías de extinción. Las actividades en los refugios nacionales de vida silvestre están limitadas a la investigación, entrenamiento y ecoturismo. 256 Los refugios de la costa caribeña de Costa Rica incluyen tres refugios nacionales de vida silvestre, uno mixto y uno privado (Aviarios del Caribe). El Refugio Nacional de Vida Silvestre Barra del Colorado se extiende desde el límite sur del Río San Juan en la frontera con Nicaragua hasta la desembocadura del Río Tortuguero. Establecido en 1985, 257 el Refugio Nacional de Vida Silvestre Barra del Colorado incluye 50 kilómetros de líneas costeras de gran energía y de playas de arena. Establecido en 1994, el Refugio Nacional de Vida Silvestre Archie Carr se extiende por aproximadamente 2.5 kilómetros desde la desembocadura del Río Tortuguero hasta Tortuguero. 258 Se ubica contiguo al Refugio Nacional de Vida Silvestre Barra del Colorado, hacia el norte, y excluye la Villa Tortuguero, hacia el sur del Parque Nacional Tortuguero. El Refugio Archie Carr se estableció específicamente para la protección de tortugas marinas. 259 Inmediatamente al sur de Puerto Limón, se encuentra el Refugio Nacional de Vida Silvestre Limoncito, un área protegida pequeña creada en 1994. A diferencia de ambos parques nacionales caribeños, ninguno de estos refugios se extiende hacia el ambiente marino. El Refugio Mixto de Vida Silvestre Gandoca-Manzanillo sí se extiende hacia el ambiente marino, protegiendo así

El artículo 3° del decreto de creación con sus reformas dice: “Dentro de la demarcación de este Parque Nacional queda prohibido: …c) Cazar tortugas marinas de cualquier especie, o recolectar sus huevos o cualquier otro producto o despojo…”
254 255

Ley De Conservación De La Vida Silvestre Ley No 7317 Gaceta No 235. Publicado: 7/12/92
256

Art. 70, Reglamento a la Ley de Biodiversidad, Decreto Ejecutivo Nº 34433Minae (Gaceta N° 68 del 8 de abril del 2008.
257 258 259

Decreto: DE N°16358 No 23256-MIRENEM (22 de abril de 1994) Id. at Art. 2 – 3.

FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

| 64

hábitats de alimentación y de arrecifes coralinos. Con la excepción del Refugio Gandoca-Manzanillo, ninguno de estos refugios parece contar con planes de manejo aprobados. El decreto de biodiversidad difiere de la ley de vida silvestre en cuanto a actividades permitidas dentro de ambos tipos de refugio mixto. 260 La ley de vida silvestre dice que los refugios mixtos y privados deben estar aprobados por la autoridad de vida silvestre con base en el objetivo de conservación y “sostenibilidad estricta” de los recursos naturales después de ser sometidos a una evaluación de impacto ambiental. 261 Una regulación del 2005 brinda los criterios extensivos para el desarrollo dentro de los refugios mixtos y privados. 262 La regulación autoriza una variedad de actividades residenciales, agropecuarias, comerciales y turísticas, incluyendo una amplia opción de “cualquier otra actividad”, aprobada por SINAC. 263 Estas están sujetas a extensos criterios reguladores que pueden incluir el sometimiento a planes de manejo, planes de construcción y una determinación de viabilidad por parte de la agencia reguladora ambiental costarricense (SETENA) dependiendo de la naturaleza de la actividad. La minería de arena y grava también puede ser autorizada de acuerdo con el código de minería. Se imponen ciertas restricciones para las actividades dentro de la zona marítima de Costa Rica, incluyendo restricciones de iluminación y una prohibición de luces dirigidas hacia las playas. En cuanto a los refugios de vida silvestre dentro de la jurisdicción de la ley de zona marítima-terrestre, la autoridad de vida silvestre también es responsable de la implementación de dicha ley. 264 De manera importante, las leyes de vida silvestre no aplican por sus términos a la pesca a mar abierto265, supuestamente a diferencia de las leyes pesqueras. La costa caribeña costarricense también incluye una “reserva forestal” que incluye hábitats de tortugas marinas –Reserva Forestal Pacuare-Matina, establecida en 1973. 266 Dentro del sistema de áreas protegidas de Costa Rica, el propósito primordial de la reserva forestal es la protección de los recursos genéticos forestales y la producción de material forestal. 267 Aunque relativamente pequeña, la reserva protege 6 kilómetros de playa de desove y apoya un programa privado
260 261 262

Id. at Art 70 e(2) & (3). Id. at Art. 82.

Capitulo XV, Reglamento a Lay de Conservación de Vida Silvestre, No 32633MINAE
263 264 265 266 267

Id. at Art. 150. Id. at Art. 83. Id. at Art. 126. Decreto: 2886-A (Marzo de 1973)

Artículo 70 (a), Reglamento a la Ley de Biodiversidad, Decreto Ejecutivo Nº 34433-Minae (Gaceta N° 68 del 8 de abril del 2008.
FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

| 65

de investigación de tortugas marinas. La reserva no parece contar con un plan de manejo aprobado. PANAMÁ La autoridad panameña para el establecimiento de áreas protegidas se deriva de su ley ambiental general. 268 El Sistema Nacional de Áreas Protegidas se estableció por resolución ministerial en 1992269, y fue subsecuentemente convertido a ley en 1998. 270 La autoridad administrativa sobre las áreas protegidas es delegada a la Autoridad Ambiental Nacional, y dentro de esta institución al Servicio Nacional para la Administración de Áreas Protegidas y Vida Silvestre. 271 Las categorías de áreas protegidas se establecen en una resolución de 1994, la cual aún se encuentra en vigencia. 272 Una cualidad interesante de la lista del sistema de áreas protegidas de Panamá es que ésta incluye categorías de áreas protegidas domésticas, sitios listados bajo tratados internacionales, tales como la Convención de Patrimonio Mundial y la Convención RAMSAR de Humedales de Importancia Internacional. En el 2006 el ministerio aprobó un documento de guía técnica para el desarrollo de planes de manejo de áreas protegidas. 273 Desde setiembre del 2007, solo 20 planes han sido aprobados de las 81 áreas protegidas a nivel nacional. Las diversas categorías de áreas protegidas establecidas en la costa caribeña de Panamá que abarcan hábitats de tortugas marinas incluyen un Parque Nacional Marino, un Parque Nacional, dos Humedales de Importancia Internacional, un Área Silvestre dentro de una reserva indígena, un Paisaje Protegido, un área de Uso Múltiple y una zona de Protección Hidrológica 274 (Ver Figura 5).

268 269 270 271

Artículo 66 de la Ley General del Ambiente Resolución JD-022 de 2 de septiembre de 1992 La Ley 41 de 1 de julio de 1998. Gaceta Oficial Nº 23, 578, 3 de julio de 1998.

Decretos Ejecutivo N° 207 de 7 de septiembre de 2000; Decreto Ejecutivo No. 163 del 22 de agosto del 2006 Resolución J.D- 009 -94 de 28 de julio de 1994, “Por la cual se establece el Sistema Nacional de Áreas Protegidas y se define algunas categorías” Publicada en la Gaceta Oficial Nº 22,586 de 25 de julio de 1994.
272 273

Directrices Técnicas para la Preparación de Planes de Manejo (Valarezo y Gómez, 2000); AG-01-70-2006
274

Lista categórica de todas las areas protegidas de Panamá y su legislación de autorización puede ser encontrada en:
http://burica.wordpress.com/2007/08/08/legislacion-de-creacion-de-las-areas-protegidas-depanama/
FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

| 66

Figura 5. Mapa que muestra la ubicación de areas protegidas en Panamá (http://mapserver.anam.gob.pa/website/areasprotegidas/viewer.htm)

El sector Bocas del Toro-Comarca Ngäbe-Buglé y su complejo de playas de desove representan el ensamble de hábitats de tortugas marinas más importante de Panamá. Esta importancia se refleja en las áreas protegidas que abarcan estos hábitats. El Humedal de Importancia Internacional San San Pond Sak, creado por resolución ministerial en 1994, 275 se extiende al este de la desembocadura del Río Sixaola y abarca hábitats de desove de tortugas marinas de gran importancia. La categoría de manejo de humedal de importancia internacional describe estos sitios como designados bajo la Convención Ramsar. 276 En el 2004 se aprobó un plan de manejo de cinco años para San San Pond Sak, pero después de expirar, su estatus actual es incierto. 277 En el 2004 se estableció un segundo Humedal de Importancia Internacional en el lado este de la Laguna de Chiriquí, dentro de la Comarca Ngöbe-Buglé. El área protegida fue establecida en conjunto por resolución del gobierno panameño278 y Ngöbe-Buglé.
279

JD-020-94 de 2 de agosto de 1994. Gaceta Oficial No22,617 de 7 de septiembre de 1994
275 276 277

Art. 3 (10), Resolución No. J D -09-94

Resolución N° A.G.-0300-2004 (De 2 de agosto de 2004) Gaceta Oficial No22, 617 de 7 de septiembre de 1994.
278 279

ANAM AG-0346-2004 (Gaceta Oficial:25136: 14-09-2004); Resolución 004 de 20 de Julio 2004 (Ngobe Bugle).

FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

| 67

El área protegida incluye Playa Chiriquí, la más larga e importante playa de desove de Panamá, pero la resolución no hace referencia específica a las tortugas marinas. Las actividades de extracción, tales como la minería y la cacería son permitidas, pero requieren de autorización. La resolución contempla actividades de desarrollo sostenible y de turismo y desarrollo recreacional. Se requiere de un plan de manejo, pero su estatus es incierto. Aunque el sitio fue designado domésticamente como humedal de importancia internacional en el 2004, no fue oficialmente designado y enlistado con la Convención Ramsar sino hasta el 2010. 280 El Parque Nacional Marino Bastimentos fue establecido en 1988 como el primer Parque Nacional Marino de Panamá. 281 La categoría de parque nacional marino es designada para proteger los recursos costero-marinos y de la isla, pero difiere de la categoría de Parque Nacional en que éste específicamente autoriza el “uso sostenible de los recursos”. 282 En el 2004 se aprobó un plan de manejo de 5 años, 283 pero su estatus actual no es claro. Bastimentos fue excluido de una resolución de gabinete del 2008 declarando ciertas islas de Bocas del Toro como “Zona de Desarrollo Turístico Especial” 284 bajo una ley del 2006 que concede privilegios especiales a dichas áreas. 285 El área protegida del complejo Bocas del Toro también incluye dos reservas municipales pequeñas incluidas en la lista nacional de áreas protegidas, Reserva Municipal Playa Bluff y Reserva Hídrica Municipal Mimitimbi.286 En el 2009, Panamá agregó otra categoría de área protegida al complejo alrededor y dentro de Bocas del Toro, el Paisaje Protegido Escudo de VeraguasDego. Bajo las leyes panameñas, los “Paisajes Protegidos” son paisajes que poseen especiales cualidades estéticas como resultado de la “armoniosa interacción del hombre y la naturaleza” y áreas naturales aprovechadas para “fines turísticos y recreativos.” 287 Escudo de Veraguas es una pequeña isla alejada de la costa, alejada del resto del Archipiélago de Bocas del Toro y rodeada de aguas relativamente profundas. La resolución que creó el área

280

See http://burica.wordpress.com/2010/04/14/un-nuevo-sitio-ramsar-en-panama-damaniguariviara/
282 283

Art. 3 (17). Resolución J.D- 009 -94 de 28 de julio de 1994

No AG-0296-2004 del 02 de agosto del 2004, publicada en la gaceta No 25116 del 16 de agosto
284

RESOLUCIÓN DE GABINETE No. 95 (de 18 de junio de 2008) Gaceta Oficial Digital, miércoles 25 de junio de 2008
285 286 287

Art. 19, Ley 2 de 2006.
Art. 3 (5) Resolución J.D- 009 -94 de 28 de julio de 1994

Ver http://www.contraloria.gob.pa/dec/Publicaciones/21-01/76.pdf

FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

| 68

protegida específicamente se refiere a la importancia de sus playas de desove. 288 Además del hábitat terrestre (aprox. 500 hectáreas), el área protegida incluye las aguas marinas que le rodean, las cuales comprenden la vasta mayoría del paisaje protegido (aprox. 41.000 hectáreas). 289 Así como otras áreas protegidas en el complejo de Bocas del Toro, Escudo de Veraguas contempla el uso humano de sus recursos basado en principios de aprovechamiento sostenible. La provisión de servicios debe ser de “bajo impacto” 290 por concesión. La resolución limita la pesca a sus formas de subsistencia y artesanal, y las condiciona a permisos. 291 Se debe completar un plan de manejo en 2 años, 292 pero el estatus de éste no es claro. Finalmente, la resolución hace un llamado a la inclusión del sitio a la lista Ramsar. 293 El complejo Bocas del Toro también incluye una pequeña reserva municipal incluida en algunas listas de áreas protegidas nacionales, Reserva Municipal Playa Bluff. 294 Sin embargo, no hay una categoría correspondiente a nivel jurídico. Complejo de Áreas Protegidas de Panamá Centro. El Parque Nacional Portobelo es la única área protegida en esta categoría de la costa caribeña. El parque de 35.000 hectáreas se ubica en el lado norte del Canal de Panamá, e incluye aguas marinas adyacentes y formaciones coralinas. Originalmente se estableció en 1976 para proteger la histórica ciudad colonial, ahora un Sitio de Patrimonio Mundial de la UNESCO. 295 En 1994 se aprobó un plan de manejo oficialmente. 296 En 1999 un decreto ejecutivo creó un elaborado plan de zonificación realizable. 297 El plan incluye provisiones para el desarrollo de zonificación costera urbana y para el desarrollo de turismo costero de “baja densidad”, 298 pero
288

RESOLUCIÓN AG- 0095-2009 (Gaceta Oficial Digital, viernes 27 de febrero de 2009)
289 290 291 292 293 294

Id. at Art. 4. Id. at Art. 10. Id. at Art. 3. Id. at Art. 14. Id. at Art. 11.

Resolución No1 de 17 de febrero de 1997. Acuerdo Municipal No2 de 24 de febrero de 1999. Ley 91 de 22 de diciembre de 1976 (Gaceta Oficial No 18,252 de 12 de enero de 1977).
295

Resolución JD-011-94 de 29 de junio de 1994 (Gaceta Oficial No 22,585 de 22 de julio de 1994)
296 297 298

Decreto Ejecutivo 43 de 16 de junio de 1999 (G.O. 23,823 de 22 de junio de 1999)

Id.

FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

| 69

no hay referencia explícita en cuanto al ambiente marino. Las playas son protegidas como “Dominio Público”. 299 Establecido en 1997, el Paisaje Protegido Isla Galeta es una pequeña área protegida de 688 hectáreas cerca de la entrada caribeña al Canal de Panamá. 300 Es importante como sitio de investigación costera y marítima a largo plazo, así como para educación ambiental. El Paisaje Protegido se ubica inmediatamente junto a arrecifes coralinos y praderas de pastos marinos. En el 2002301 se aprobó un plan de manejo, pero su estatus actual es incierto. Se ha hecho una propuesta, en conjunto con la de la ampliación del canal, para expandir las fronteras y crear un Parque Nacional Marino que pueda abarcar un área costera y marina significativamente grandes. 302 Área Silvestre Kuna Yala. Los indígenas Yala gobiernan una gran región de la costa caribeña de Panamá, su archipiélago y las aguas marinas que le rodean con relativa autonomía. En 1987, los Kuna establecieron un área protegida de aproximadamente 100.000 hectáreas bajo su propia ley de la Comarca, llamada Área Silvestre Corregimiento de Nargana No. 1. 303 En 1994, el gobierno panameño agregó esta área protegida a su lista bajo la categoría de “Área Protegida dentro de una Comarca o Reserva Indígena”. 304 La resolución de 1994 parece limitar el área protegida al área costera principal de la Comarca, frontera continental política del Corregimiento. Sin embargo, ésta sí incluye la línea costera. Al menos un mapa no oficial sugiere que el área protegida incluye una “zona marina y costera”, 305 pero el efecto legal de este mapa es sin compromiso, debido a los aparentes límites terrestres establecidos en la resolución de autorización. Entre 2004-2009 se preparó un “plan marino-

299 300

Id.

Ley 21 de 1997, de 2 de julio de 1997 (Gaceta Oficial No23,323 de 3 de julio de 1997).
301

Resolución AG-0299-2004, de 2 de agosto de 2004. See Consultores Ecológicos Panameños, S.A. 2003. Plan de Manejo del Paisaje Protegido Isla Galeta, Colón. ANAM, Autoridad Nacional del Ambiente, Colón. pp. 1-112.
302

Ver generalmente,

(tesis estudiantil hecha bajo el auspicio de Smithsonian Tropical Research Institute)
http://www.mcgill.ca/files/pfss/thebasisfortheestablishmentofacoastalmarinepark.pdf
303

Resolución No. 3, 1987, Congreso General Kuna, en la (comunidad de Achudup)
304

.Resolución JD-022-94, INRENARE (ANAM) 2 de agosto 1994. Gaceta Oficial No. 25,116 de 7 de septiembre 1999.
305

FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

| 70

costero” para la porción de Kuna Yala que corresponde al Corregimiento, 306 pero su efecto legal no es muy claro.

CONCLUSIONES
Podría decirse que Nicaragua, Costa Rica y Panamá son de los más importantes países en la historia de vida –y supervivencia- de las tortugas marinas en el Caribe oeste. Los presentes marcos conceptuales legales apoyan la cooperación regional y subregional de la conservación de recursos compartidos, incluyendo las tortugas marinas. Más aún, la Legislación Nacional de conservación y manejo de tortugas marinas adoptada por cada país parece ser consistente con dicho marco conceptual legal internacional. Sin embargo, complejidades políticas y culturales han resultado en un nuevo compromiso de cooperación tri-nacional para la conservación y manejo de la problemática de las tortugas marinas. A pesar de estas complejidades, tanto los gobiernos como las comunidades dependientes de tortugas marinas pueden estar interesados en una cooperación renovada alrededor de este icónico y cultural recurso natural.

Biogeografía. Consideradas juntas, las playas del Caribe, las tierras de alimentación fuera de la costa y las rutas migratorias bajo el control soberano de Nicaragua, Costa Rica y Panamá representan el más significativo ensamble de hábitats para la súper familia de tortugas marinas en el hemisferio oeste, y probablemente, del mundo. Las extensas praderas de pastos marinos de Nicaragua ofrecen las tierras de alimentación más importantes para la tortuga verde. Los Cayos Perla de Nicaragua son de las tierras más importantes para el desove de la tortuga de carey en el Caribe oeste. La costa caribeña de Costa Rica brinda playas de arena para el desove de la mayor colonia de tortugas verdes en el hemisferio, y quizás del mundo.

306

Castillo, G. (ed.)* 2004. Pensando en el mañana: Plan Ambiental MarinoCostero 2004 – 2009, Fuerza Unida de Seis Pueblos (FUSPU), Sector Yandup, Corregimiento de Narganá, Comarca Kuna Yala, Panamá. AEK/PEMASKY, FUSPU, CENDA, NFWF, NOAA. Panamá. 33 p.; Ver también, Geodiso Castillo, Protegiendo Sus Valores Culturales, Biodiversidad Y Tierra: Área Protegida De Kuna Yala, Disponible en:
http://www.silene.es/documentos/Protegiendo_valores_culturales.pdf
FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

| 71

Panamá posee la mayor concentración de desove de tortugas baula en el Caribe oeste, y la segunda mayor en toda la cuenca del Atlántico. Estos hábitats se ubican en lo que se describe como la Eco región Marina del Oeste del Caribe, la mayoría de la cual se encuentra bajo control soberano de los tres países. Sin embargo, no se ha realizado el análisis eco regional sistemático para esta ecorregión. Ley Internacional. Desde el punto de vista de la ley internacional, no hay ningún acuerdo para que los tres países creen un marco para la conservación compartida y manejo de las tortugas marinas a lo largo de sus hábitats dentro del territorio de los 3 países. Cuatro acuerdos, tres tratados y un acuerdo ejecutivo, ratificados o firmados (en el caso del acuerdo ejecutivo) por los tres países, servirían para los siguientes propósitos. Estos incluyen: o La Convención sobre Conservación de Especies Migratorias de Animales Salvajes (CMS), o El Protocolo Concerniente a Áreas Específicamente Protegidas y a Vida Silvestre en la Convención Cartagena (SPAW), o La Convención Interamericana para la Protección y Conservación de Tortugas Marinas (CIT), y o El Acuerdo Tripartito (acuerdo ejecutivo). De estos cuatro acuerdos, el marco legal brindado por CIT ofrece el mayor potencial: Esta Convención, ratificada por Costa Rica y Panamá y firmada (pero no ratificada por Nicaragua), se refiere particularmente a la conservación y manejo de tortugas marinas. La Convención crea un marco de apoyo basado en la conservación y manejo ecológico sub regional. La Convención prohíbe el comercio doméstico de tortugas marinas, incluyendo sus productos y sub-productos. o Sin embargo, la Convención crea una excepción para el manejo humano de tortugas marinas basada en las “necesidades de supervivencia económica de las comunidades tradicionales”,  una excepción que Costa Rica aplica actualmente, Panamá busca y Nicaragua sigue fuera del marco del tratado. o La definición del término “necesidades de supervivencia económica de las comunidades tradicionales” es un trabajo en progreso dentro del secretariado de la Convención.
FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

| 72

Legislación Nacional. Como parte de la Legislación Nacional, se han hecho cambios considerables en cada país en cuanto a la conservación y manejo de tortugas marinas en las últimas dos décadas. Cada país prohíbe el comercio internacional de tortugas marinas y productos derivados de ellas, de acuerdo con las obligaciones CITES. Cada país requiere el uso de Dispositivos Excluidores de Tortugas en buques camaroneros de acuerdo con sus obligaciones de comercio. Cada país prohíbe tomar tortugas marinas a excepción de su uso para subsistencia. Cada país tiene un sustancioso marco legal para la creación de áreas protegidas, y se han creado áreas protegidas específicamente para la conservación y manejo del hábitat de la tortuga marina. o Sin embargo, el planeamiento del manejo para las áreas costeras y marinas protegidas que brindan hábitats para la tortuga marina ha languidecido en cada país.  Los planes de manejo fueron insuficientes o desactualizados para la mayoría de las áreas protegidas examinadas. Muchos hábitats importantes, especialmente los marinos, se mantienen sin manejo y sujetos a formas de degradación que pueden terminar afectando las tortugas marinas. NORMAS CULTURALES Normas culturales y su efecto legal afectan profundamente la conservación y manejo de tortugas marinas en los tres países, pero en especial en Nicaragua y Panamá. Nicaragua y Panamá han delegado gobernación de los recursos naturales a los indígenas o a regímenes de manejo tradicional comunal que brindan autonomía substancial local en asuntos de conservación y manejo de tortugas marinas en un marco legal nacional. Este marco de delegación cumple con las obligaciones internacionales del tratado y permitiría a los tres países el entrar en acuerdos de conservación y manejo cooperativos bajo tales tratados si las tres partes buscan una excepción para el aprovechamiento de subsistencia y subsistencia económica. Consideraciones Políticas. El clima político entre Panamá y Costa Rica permanece positivo para la cooperación continua en la conservación y manejo de tortugas marinas, y no parece haber mayores dificultades bilaterales en el camino de la cooperación formalizada entre Nicaragua y Panamá.

FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

| 73

Sin embargo, las relaciones entre Nicaragua y Costa Rica se han dado sobre una variedad de temas que llegan hasta los hábitats de tortugas marinas. La mayoría de estos son disputas en la Corte Internacional de Justicia sobre el Río San Juan, el límite del río que desemboca en el Mar Caribe y sus implicaciones marítimas. Los límites marítimos también pueden verse afectados por los procedimientos de la CIJ en cuanto a Nicaragua y Colombia, asunto en el cual Costa Rica ha intervenido. Internamente, Nicaragua continúa luchando hasta el grado y autonomía que ofrece a sus comunidades costeras caribeñas y grupos indígenas. A pesar de la incertidumbre se han dado importantes pasos por parte del gobierno y de la comunidad en cuanto a la naturaleza y alcance del aprovechamiento de subsistencia de las tortugas marinas.

RECOMENDACIONES
Bajo estas circunstancias, y para un futuro cercano, los próximos acercamientos pueden ser de utilidad: Las Organizaciones No Gubernamentales pueden apoyar reuniones trinacionales con las partes involucradas, especialmente aquellas que incluyan líderes en comunidades indígenas y costeras tradicionales en los 3 países. Estas reuniones deben enfocarse en las amenazas comunes que enfrentan por los usuarios consumitivos y no consumitivos de los recursos de tortugas, en especial la degradación de hábitats causada por la sobrepesca, sedimentación y otras formas de contaminación de tierras, desarrollo costero, expansión de puertos, explotación petrolera fuera de la costa y desarrollo turístico. Se debe conducir un estudio de planeamiento de conservación eco regional para la eco región suroeste caribeña teniendo como prioridad una metodología similar a la utilizada por la eco región este caribeña (http://www.summitfdn.org/foundation/pdfs/wwf_mesoamerican.pdf ). Dicho estudio brindaría ciencia de conservación de relevancia política en cuanto a hábitats de tortugas marinas un una región que se extiende en costas territoriales, aguas y zonas económicas exclusivas de Nicaragua, Costa Rica, Panamá y Columbia. El Secretariado de CIT debe revisar formalmente el marco legal actual para el uso de subsistencia en Nicaragua, para determinar si, bajo tales circunstancias, esto sería suficiente para la excepción de la Convención de “uso de subsistencia económica”, y notificar a Nicaragua mediante una comunicación oficial.

FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

| 74

Las comunidades tradicionales con autonomía política sobre recursos naturales en hábitats de tortugas marinas, y la autoridad política tradicional de auto regulación de uso consumitivo y no consumitivo de tortugas marinas por ley local o mediante normas culturales deben ser invitadas a participar en CIT regularmente como partes no votantes u observadores de la conferencia de las partes y deliberaciones de sus comités –y deben contar con los recursos para lograrlo. Los gobiernos deCosta Rica y Panamá deben considerar entrar en el acuerdo ministerial regional o memorándum de acuerdo bajo CMS para la conservación de tortugas. Nicaragua debe ser invitada a participar como observador, tal y como la Convención lo permite expresamente. Las comunidades tradicionales, como se menciona anteriormente, también deben ser invitadas a participar. Se debe dar consideración en cuanto al uso del poder de convocatoria de la Convención Ramsar en cuanto a la cooperación entre las áreas protegidas de importancia para las tortugas marinas en los tres países y para mejorar el valor y calidad del plan de manejo del área protegida. Los 3 países son parte de la convención y hay 2 o más sitios Ramsar en la costa caribeña de cada país que abarcan hábitats de tortugas marinas. Más aún, los sitios Ramsar definen las fronteras de Nicaragua y Costa Rica y de Panamá y Costa Rica. Se debe buscar sinergia entre CMS, Ramsar y el protocolo SPAW para crear un enfoque en la Eco Región Caribeña Oeste, la cual abarca el ambiente marino de los 3 países (e incluye Colombia). Ramsar y CMS tienen un gran memorándum de acuerdo para la cooperación en proyectos que implican ambos tratados. Esto puede ser apelado aquí. Costa Rica y Panamá deben continuar buscando acercamientos bilaterales para la conservación y manejo de tortugas marinas bajo los auspicios del marco cooperativo para el humedal fronterizo del Río Sixaola. Las ONG deben mantenerse vigilantes ante los planes unilaterales y bilaterales vigentes y propuestas dentro del humedal del Sixaola que puedan afectar las tortugas marinas y sus hábitats.

FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

| 75

ANEXOS
Con el fin de crear este análisis sintético de la ley de tortugas marinas, estudiantes de Panamá, Costa Rica y Estados Unidos, asociados con la Universidad de Florida, Universidad de Costa Rica Programa Conjunto en Derecho Ambiental, revisaron el estado de las tortugas marinas bajo la ley relevante de cada jurisdicción, incluyendo el régimen legal internacional. Estas revisiones individuales se incluyen como anexos en este reporte. Es importante recordar que Nicaragua participó en el Programa y que los autores de este reporte y sus anexos no pudieron viajar a Nicaragua para buscar información. Aun así, la ley nicaragüense fue revisada al mayor grado posible, y se incluye un anexo de Nicaragua.

FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

| 76

ANEXO 1. LEGISLACIÓN INTERNACIONAL A CERCA DE LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO DE TORTUGAS MARINAS EN LA COSTA CARIBEÑA DE NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ
Legislación Internacional sobre Conservación, Manejo y Uso de las Tortugas Marinas para La Costa Caribe de Costa Rica. Sekita Grant, J.D., LL.M. Candidate, E.E.U.U.

Universidad de Florida/Universidad de Costa Rica Programa Conjunto en Derecho Ambiental Thomas T. Ankersen, Director Lic. Franklin Paniagua,. Candidato a Ph.D, Profesor Gabriela Stocks, Candidata a Ph.D, Profesor Lic. Nikolas Sánchez Espino, Panamá Paulino Madrigal Rodríguez, Candidato de Lic. Septiembre, 2011

FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

| 77

Debido a la alta naturaleza migratoria de las tortugas marinas, es esencial que los esfuerzos de conservación incluyan enfoques internacionales y regionales. El ámbito internacional no muestra escasez de instrumentos para la promoción de la protección y conservación de las tortugas marinas. Abajo se muestra un cuadro de las más importantes leyes, seguido por una lista detallada de cada una. A pesar de esta presencia extensiva legal, el estatus de las tortugas marinas permanece en peligro. El propósito de esta sección es brindar un amplio entendimiento de las leyes internacionales más relevantes, así como su aplicación a las tortugas marinas. I. Instrumentos Internacionales y Regionales Nicaragua
Protocolo Concerniente a Áreas Específicamente Protegidas y de Vida Salvaje (SPAW) Convención de Diversidad Biológica (CBD)

Costa Rica N

Panamá R

N

R

R

R

Convención de Tratado Internacional de Especies de Flora y Fauna en Peligro de Extinción (CITES) Convención de Conservación de Especies Migratorias y Vida Silvestre (CMS)

R

R

R

N

R

R

Convención Interamericana para la Protección y Conservación de Tortugas Marinas (CIT) Convención de Humedales de Importancia Internacional (Ramsar)

S

R

R

R

R

R

Tratado de Libre Comercio República Dominicana-América Central (DR-CAFTA)

R

R

N

Convención de las Naciones Unidas sobre la Ley del Mar (UNCLOS)

R

R

R

F= Firmado; R= Ratificado; N= No forma parte
FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

| 78

II.

Análisis de Instrumentos Internacionales

(1) Convención sobre Comercio Internacional de Especies en Peligro de Extinción La Convención sobre Comercio Internacional de Especies en Peligro de Extinción (“CITES”) entró en vigencia en 1975 con el fin de prevenir la pérdida de especies como resultado del comercio. CITES regula el comercio internacional de las especies en peligro de extinción, y otras. Basada en la combinación de datos bilógicos y de comercio, las partes de CITES concuerdan a cerca de las especies vulnerables. Las partes enlistan las especies en uno o más de tres apéndices, cada uno de los cuales representa un nivel diferente de protección dependiendo de la vulnerabilidad de las especies. Las especies en la lista del Apéndice I son las “especies en peligro de extinción que están o podrían estar afectadas por el comercio”. 307 Según CITES, las especies en la lista del Apéndice I requieren un permiso de importación y exportación para cualquier tipo de comercio, y el tráfico con fines comerciales está prohibido. 308 Cualquier comercio de especies incluidas en la lista del Apéndice II son aquellas que se encuentran amenazadas. 309 El comercio de especies del Apéndice II es permitido en cuanto éste no se dé en detrimento de la supervivencia de las especies, y dicho comercio requiere de un permiso de exportación. 310 Las especies pueden enlistarse unilateralmente en el Apéndice III por el país de origen, y requiere un certificado de origen o documentación similar que demuestre que la especie fue capturada de manera legal y que será transportada de manera humana. 311 Todos los requerimientos de permiso de importación aplican a especies adultas, crías y huevos recolectados en las playas. Antes de conceder un permiso para las especies del Apéndice I o II, el país de exportación debe determinar que (1) la exportación no vaya en detrimento de la supervivencia de las especies; (2) el espécimen no se haya obtenido por infracción de las leyes del estado; y (3) que cualquier espécimen sea preparado y transportado minimizando el riesgo de lastimar, dañar la salud o darle un trato cruel. 312 Para las especies del Apéndice I debe también mostrarse que se ha concedido un permiso de importación. 313 Antes de brindar un permiso de importación, el país debe determinar que: (1) la importación no va en detrimento de la supervivencia de la especie para la cual se pide el permiso; (2) el receptor del espécimen

307

Convention on International Trade in Endangered Species of Wild FLora and Fauna, Mar. 3, 1973, art. III, 27 U.S.T. 1087, 993 U.N.T.S. 243 [hereinafter “CITES”]. 308 CITES, supra note 1, at art. III. 309 CITES, supra note 1, at art. II(2). 310 CITES, supra note 1, at art. IV. 311 CITES, supra note 1, at art. II(3). 312 CITES, supra note 1, at arts. III(2) & IV(2). 313 CITES, supra note 1, at art. III(2).
FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

| 79

vivo está debidamente equipado para hospedar y cuidar de él; y (3) el espécimen no debe ser utilizado con fines comerciales primordiales.314 Aplicación. Costa Rica, Nicaragua y Panamá forman parte de CITES.315 Además, las siete especies de Tortugas marinas han sido enlistadas en el Apéndice I. 316 De esta manera, el comercio internacional de tortugas marinas, así como de “especímenes” 317 de tortugas marinas es explícitamente prohibido según CITES. Esto no restringe el comercio doméstico de tortugas marinas entre las fronteras de un país. Así como la mayoría de los acuerdos internacionales discutidos en este documento, CITES recomienda al Secretariado colaborar con otras convenciones y estados318 para explorar un enfoque cooperativo en cuanto al manejo internacional de tortugas marinas.319 CITES, sin embargo, no promueve o brinda los medios explícitamente para la creación de acuerdos cooperativos regionales para la conservación de tortugas marinas.

(2) Convención de Conservación de Especies Migratorias de Animales Salvajes La Convención de Conservación de Especies Migratorias de Animales Salvajes (“CMS”) se enfoca en la protección de especies migratorias al imponer obligaciones de conservación a las especies migratorias en peligro de extinción enlistadas en el Apéndice I de CMS. CMS también establece un proceso para la creación de acuerdos específicos para la conservación de especies enlistadas en el Apéndice II de CMS.320 Los deberes impuestos a cada parte dependen de si son un “Rango Estatal”. Un Rango Estatal es un estado con jurisdicción sobre las áreas de tierra o agua a las que una especie particular migra o habita. 321 Nicaragua, Costa Rica y Panamá han sido identificados por la Conferencia de las Partes (“COP”) de CMS como Rango Estatal para las cuatro especies de tortugas marinas especificadas en este documento. 322 La COP es un cuerpo de toma de decisiones de CMS encargado del monitoreo del estatus de especies migratorias, que

314 315

CITES, supra note 1, at art. III(1). CITES List of Parties, disponible en http://www.cites.org/eng/disc/parties/alphabet.php. 316 CITES supra note 1, at Appendix I. 317 Los especímenes incluyen animales vivos o muertos y partes reconocibles y derivados de especies. 318 Inter-American Convention for the Protection and Conservation of Sea Turtles (IAC), the Convention for the Protection and Development of the Marine Environment of the Wider Caribbean region (Cartagena Convention) and its Protocol Concerning Specially Protected Areas and Wildlife (SPAW Protocol), and range States in the wider Caribbean and the Western Atlantic. 319 CITES, Decisions of the Conference of the Parties to CITES, 15.84. 320 Convention on the Conservation of Migratory Species of Wild Animals, June 3, 1979, reprinted in 19 I.L.M. 15 (Bonn, 1979, in force 1983) [hereinafter “CMS”], Article IV. 321 CMS, Seventh Meeting of the Conference of the Parties (2002). 322 CMS, Seventh Meeting of the Conference of the Parties (2002).
FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

| 80

brinda recomendaciones a las partes y apoya el trabajo del Concejo Científico323 y del Secretariado. 324 Para las especies del Apéndice I, las partes de Rango Estatal deben “esforzarse” en conservar y restaurar, en la medida de lo posible, el hábitat esencial de las especies del Apéndice I. 325 Además, las partes deben esforzarse en prevenir o mitigar los obstáculos de la migración de especies, 326 y en la medida de lo posible, reducir los factores que puedan ser de peligro. 327 Más aún, las partes deben prohibir la captura328 de cualquier especie del Apéndice I. 329 Se permite una excepción ante esta prohibición con propósitos científicos que faciliten la supervivencia de especies en estado salvaje, para suplir las necesidades de subsistencia tradicional y en circunstancias extraordinarias. 330 Cualquier excepción hecha por circunstancias excepcionales debe ser “precisa en contenido” y “limitada en tiempo y espacio”. 331 Para las especies del Apéndice II, CMS brinda un proceso mediante el cual las partes pueden ingresar información internacional sobre acuerdos de conservación. 332 Específicamente, las partes deben buscar el desarrollo de acuerdos de conservación de las especies migratorias del Apéndice II. 333 El propósito del acuerdo es “restaurar las especies migratorias concernientes a un estatus de conservación favorable o mantenerlo de esta manera”. 334 Aplicación. Panamá y Costa Rica son parte de CMS; sin embargo, Nicaragua no lo es. Bajo las regulaciones de CMS, las partes pueden acceder sub-acuerdos o memos de acuerdos con otros que no sean miembros. Por lo tanto, no es necesario, que Nicaragua sea miembro de CMS para que haya un acuerdo efectivo. CMS se preocupa más de la protección efectiva del rango completo de una especie, sin importar cuál es el Rango Estatal o si es Miembro o no. Con respecto a las tortugas marinas, CMS insta que el Rango Estatal se comprometa a concretar esfuerzos regionales para proteger a las tortugas marinas, y que eventualmente emerja un marco global comprensivo.335 Todas las especies de
323

EL Concejo Científico está encargado de dar consejo en temas científicos, y es creado por el Artículo VIII del CMS. 324 CMS, supra note 14, at art VII. 325 CMS, supra note 14 at art II. 326 CMS, supra note 14 at art III(4)(b). 327 CMS, supra note 14 at art III(4)(c). 328 CMS, supra note 14 at art I(1)(i) (the term “taking” means “taking, hunting, fishing capturing, harassing, deliberate killing, or attempting to engage in any such conduct.”) 329 CMS, supra note 14 at art III(5). 330 CMS, supra note 14 at art III(5)(a)-(d). 331 CMS, supra note 14 at art III(5)(d). 332 CMS, supra note 14 at art V. 333 CMS, supra note 14 at art IV(3). 334 CMS, supra note 14 at art V(1). 335 CMS, Resolutions and Recommendations, adopted at the Sixth Meeting of the Conference of the Parties (1999).
FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

| 81

tortugas marinas se han ubicado en los Apéndices I y II, excepto la tortuga plana. En el 2002, CMS identificó la interacción con las pesqueras como el mayor obstáculo para la migración de tortugas marinas. 336 Las provisiones de CMS han sido interpretadas para prohibir la captura de tortugas marinas en buques camaroneros que no utilicen dispositivos excluidores (“TEDs”), aun cuando la captura no sea deliberada.337 Panamá se convirtió en firmante oficial en 1989, y Costa Rica, en el 2007. 338 Todos los firmantes deben presentar Reportes Nacionales a CMS. Estos reportes describen los esfuerzos hechos en cada país para llevar a cabo los objetivos específicos de CMS y de protección de especies migratorias en general, así como el identificar amenazas específicas en cada país para las especies en lista. En el reporte del 2011, Costa Rica identificó el Programa Nacional de Vida Silvestre; Sistema Nacional de Áreas de Conservación; Ministerio del Ambiente, Energía y Telecomunicaciones; Instituto Costarricense de Pesca y Acuicultura; Escuela de Biología de la Universidad de Costa Rica como las agencias gobernantes responsables por actuar en nombre de la protección de las tortugas marinas. 339 Costa Rica identificó varias leyes relevantes en cuanto a la protección de especies migratorias340, así como ONGs específicamente involucradas en la protección de tortugas marinas. 341 Costa Rica ha identificado la extracción ilegal de huevos de tortuga marina como una amenaza mayor para las tortugas dentro de su jurisdicción. 342 Además, Costa Rica declara que ha habido éxito en la disminución del número de huevos que se extraen como resultado del alto monitoreo de las playas escogidas por las tortugas marinas, así como de la formación de áreas protegidas y el crecimiento del conocimiento público en cuanto a la problemática de las tortugas marinas. 343 El reporte de Costa Rica también identifica una falta de investigación y entrenamiento como limitantes en su habilidad de manejar las amenazas a las tortugas marinas. 344 Costa Rica asegura que recibir asistencia
336

CMS, Synthesis of Party Reports, adopted at the Seventh Meeting of the Conference of the Parties, (2002). 337 C. Wold, The Status of Sea Turtles under International Environmental Law and International Environmental Agreements, 5 J. of International Wildlife Law and Policy 11, 34 (2002), citing S. Lyster, Convention on the Conservation of Migratory Species of Wild Animals , 29 Natural Resources J. 979, 992, n. 42 (1989); CMS pide que las partes protejan las species migratorias, incluyendo tortugas marinas “contra pesca dentro de sus aguas territoriales y zonas económicas exclusivas y por buques pesqueros en altamar bajo sus banderas.” (Convention on the Conservation of Migratory Species of Wild Animals, Resolution 6.2, By-Catch, Adopted by the Conference of the Parties at its Sixth Meeting (Cape Town, 10-16 November 1999). 338 Parties to the CMS and its Agreements, as at July 1, 2011, disponible en http://www.cms.int/about/Partylist_eng.pdf. 339 CMS, Costa Rica National Report, pg. 8 (2011). 340 Ley Orgánica del Ambiente; Ley de Conservación de Vida Silvestre y su Reglamento, la Ley de Biodiversidad y su Reglamento, Ley de Conservación de Tortugas Marinas, Ley del Servicio de Parque Nacionales. 341 CMS, Costa Rica National Report, (2011) (Fundación Keto.org Cetáceos y Tortugas de Costa Rica; Fundación Conservación del Caribe y Conservación de las Tortugas Marinas; CCC; Centro Científico Tropical; Fundación Mar Viva; Latin American Sea Turtle Conservation Program). 342 CMS, Costa Rica National Report p. 20-24 (2011). 343 CMS, Costa Rica National Report pp. 20-24 (2011). 344 CMS, Costa Rica National Report, p. 20 (2011).
FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

| 82

y aumentar el entrenamiento de los empleados ayudaría al gobierno a controlar mejor las amenazas que enfrentan las tortugas marinas. 345 En el 2011, el Reporte Nacional presentado por Panamá, se identifican varias organizaciones, tanto gubernamentales como no gubernamentales, activamente involucradas en la protección de especies migratorias en Panamá. 346 Las instituciones panameñas específicamente encargadas de tomar acción en cuanto a la protección de tortugas marinas son STRI, Autoridad Nacional del Ambiente, Autoridad de los Recursos and Acuáticos de Panamá. 347 Captura ilegal, pérdida de hábitats y desarrollos hoteleros son las mayores amenazas en Panamá, de acuerdo con este reporte. 348 Para enfrentar estos problemas, Panamá ha aumentado la educación ambiental, los programas de conservación y protección, las alianzas con las ONGs, comunidades y otras instituciones gubernamentales. 349 Conclusión. CMS es de utilidad de diversas maneras. Primero, mediante un fondo fiduciario de CMS, mayores economías pueden brindar apoyo financiero a los países en vías de desarrollo para que logren los objetivos de la convención. 350 Segundo, CMS cuenta con el cuerpo científico que brinda los estándares y guía para que los estados de rango los utilicen al manejar especies particulares. 351 Tercero, CMS apoya la creación de sub-arreglos y memos de acuerdos bajo los cuales el manejo regional de las especies de rango migratorio pueden ocurrir. Hasta la fecha no hay arreglo o memo de CMS de algún acuerdo dirigido a la protección de tortugas marinas en el Caribe o en América Latina. Hay memos de acuerdos establecidos para las tortugas marinas en África, así como en el Océano Índico y en la región Sureste de Asia, sin embargo, no hay ninguno en el Caribe o en América Latina. Bajo CMS, Nicaragua, Costa Rica y Panamá pueden crear un memo de acuerdo a nivel ministerial a cerca de la conservación de tortugas marinas dentro de sus jurisdicciones. Esto se puede lograr a

345 346

CMS, Costa Rica National Report, p. 20 (2011). CMS, Panama National Report, p. 6 (2011); Government Organizations: La Autoridad de los Recursos Acuáticos de Panamá, rige sobre los recursos marino costeros de Panamá, exceptuando las áreas protegidas con ecosistemas marino costeros, ya que estos están bajo jurisdicción de la Autoridad Nacional del Ambiente, pero existe una relación de trabajo, pues en muchos casos se debe coordinar actividades en donde están involucradas, especies migratorias con legislación especial, por ejemplo tortugas marinas y cetáceos. Non-Governmental Organizations: Sociedad AUDUBON de Panamá, Fondo Peregrino de Panamá, Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales (STRI), AVIFAUNA (Fundación Eugene Eisemann), Sociedad Mastozoológica de Panamá (SOMASPA), Fundación Mar Viva de Panamá, Fundación Verde de Panamá. 347 CMS, Panama National Report, p. 7 (2011). 348 CMS, Panama National Report, p. 15 (2011). 349 CMS, Panama National Report, p. 15 (2011). 350 CMS, supra note 14, at resolution 1.2, annex 3, 1985; see also CMS, Final Act (1979) p. 2. 351 CMS también recomienda estudios independientes para que las partes les sigan. Uno de esos estudios es “Eckert, K.L., Bjorndal, K.A., Abreu-Grobois, F.A. and Donnelly, M. (Eds) (1999). Research and management techniques for the conservation of sea turtles. IUCN/SSC Marine Turtle Specialist Group Publication No. 4.”
FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

| 83

pesar del hecho de que Nicaragua aún no es parte de la convención. Este memo de entendimiento o acuerdo puede brindar las regulaciones y compromisos con respecto al manejo y preservación de las tortugas marinas y sus hábitats ubicados en los territorios de Nicaragua, Costa Rica y Panamá, al permitir los usos de subsistencia bajo el manejo. (3) Convención de Diversidad Biológica El objetivo de la Convención de Diversidad Biológica (la “Convención”) es la “conservación de diversidad biológica, el uso sostenible de sus componentes y el compartir justa y equitativamente los beneficios que surgen de la utilización de los recursos genéricos”. 352 La diversidad biológica se define, según la convención, como la “viabilidad entre los organismos vivos de todas las fuentes, incluyendo los terrestres, marinos y otros ecosistemas acuáticos y los complejos ecológicos de los cuales son parte; esto incluye diversidad entre las mismas especies, entre otras y entre ecosistemas”. 353 Aunque no existe un idioma en la Convención dirigido a la protección de tortugas marinas, se insta generalmente a la conservación y manejo de la biodiversidad que incluye a las tortugas. Para alcanzar sus objetivos, la Convención requiere que las partes miembros establezcan planes y monitoreen las obligaciones para la protección de la diversidad biológica. 354 Para aquellos proyectos que puedan tener un alto impacto ambiental, la Convención requiere que las partes preparen una evaluación de impacto ambiental. 355 La Convención también impone un deber afirmativo de proteger especies y sus hábitats. Específicamente, la Convención requiere que las partes “en cuanto sea posible y apropiado… promuevan la protección de ecosistemas, hábitats naturales y el mantenimiento de poblaciones viables de especies en ambientes naturales”. 356 Las partes también deben establecer áreas protegidas para la conservación de la diversidad biológica y regulaciones de manejo. 357 Además, las partes deben rehabilitar y restaurar ecosistemas degradados, 358 promover la recuperación de especies amenazadas359 y trabajar dentro de su legislación nacional para promover la protección de especies amenazadas360 mientras se respeten los estilos de vida de las comunidades indígenas. 361 Así como CITES y CMS, la Convención también protege el “uso acostumbrado de los recursos biológicos de acuerdo con las prácticas culturales tradicionales compatibles con la conservación o requerimientos de uso sostenible”. 362 Tras reconocer la necesidad de cooperación transfronteriza, la Convención requiere que las partes cooperen en asuntos más allá de su jurisdicción nacional, así como en asuntos de

352

Convention on Biological Diversity, June 5, 1992, 31 I.L.M. 818 (1992) [hereinafter “Convention”] at art. I. 353 Convention, supra note 46, at art. 2. 354 Convention, supra note 46, at arts. 6(a), 6(b), and 7. 355 Convention, supra note 46, at art. 14. 356 Convention, supra note 46, at art. 8(d). 357 Convention, supra note 46, at art. 8(a). 358 Convention, supra note 46, at art. 8(f). 359 Convention, supra note 46, at art. 8(f) 360 Convention, supra note 46, at art. 8(k). 361 Convention, supra note 46, at art. 8(j). 362 Convention, supra note 46, at art. 10(c).
FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

| 84

“interés mutuo”. 363 Más aún, el uso de acuerdos bilaterales, regionales o multilaterales para alcanzar la conservación de objetivos también es fomentado. 364 Las tortugas marinas son consideradas como “asunto de interés mutuo” debido a su naturaleza migratoria, por lo cual la cooperación entre la partes es requerida según la Convención. 365 Si las actividades de una parte llegan a afectar de manera significativa la salud de las tortugas marinas fuera de su propia jurisdicción, esa parte debe iniciar las negociaciones y resolver cualquier problema con las partes afectadas. 366 Aplicación. La Convención no contiene provisiones específicas en cuanto a las tortugas marinas, sin embargo, sus artículos brindan planeamiento y mecanismos de protección de hábitats para la biodiversidad biológica tanto a nivel nacional como regional. Las partes deben reconocer estos derechos al desarrollar medidas de protección de tortugas marinas. Nicaragua, Costa Rica y Panamá forman parte de la Convención. En el 2006, la Convención publicó una decisión que insta a las partes a tomar los pasos apropiados hacia mejorar la implementación del manejo integrado de áreas marinas y costeras. 367 Estas sugerencias incluyen (1) instar a la participación y a recibir aportes por parte de los interesados, grupos locales y comunidades indígenas; 368 (2) hacer conciencia entre quienes aplican la ley a cerca del manejo marino y costero para instar el refuerzo apropiado de leyes relevantes; 369 y (3) participar en iniciativas internacionales para mejorar la cooperación transfronteriza. 370 Con relación al manejo de tortugas marinas en Nicaragua, Costa Rica y Panamá, estas sugerencias articulan tres asuntos clave que deben ser tratados en cuanto al manejo de las tortugas para mejorar esta región. La Convención también requiere que las partes publiquen un Plan Estratégico de Biodiversidad Nacional, así como el Reporte Nacional. Estos requerimientos referentes a Nicaragua, Costa Rica y Panamá, se discuten en detalle más adelante. Planes Estratégicos de Biodiversidad Nacional. Bajo el Artículo 6 de la Convención, cada país debe crear un Plan Estratégico de Biodiversidad Nacional (“NBSP”). Cada NBSP contiene una visión a largo plazo para el manejo de la biodiversidad de cada país. En su NBSP del 2000, Costa Rica describe varias deficiencias en su habilidad de manejar las poblaciones de tortugas marinas. 371 Primero, no cuenta con el conocimiento crítico en cuanto a biodiversidad marina y recursos. 372 Para remediar esta deficiencia, se ha incluido un plan de acción para dirigir más recursos hacia los esfuerzos dados a la mejora

363 364

Convention, supra note 46, at art. 5. Convention, supra note 46, at art. 14(c). 365 Wold, supra note 31, at p. 32. 366 Wold, supra note 31, at p. 32. 367 see Convention, Conference of the Parties 8, Decision VIII/22 (2006). 368 Convention, Conference of the Parties 8, Decision VIII/22 (2006), section 3(a). 369 Convention, Conference of the Parties 8, Decision VIII/22 (2006), section 3(f). 370 Convention, Conference of the Parties 8, Decision VIII/22 (2006), section 3(g). 371 Costa Rica, Estrategia Nacional de Biodiversidad (2000), parte 2.2. 372 Costa Rica, Estrategia Nacional de Biodiversidad (2000), parte 2.2.
FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

| 85

del entendimiento de la vida marina. 373 Segundo, carece de suficiente capacidad humana y equipo, lo cual ha significado en el ineficiente manejo de los recursos costeros. 374 Para esto, se ha incluido en el plan de acción un programa para el aumento del manejo de recursos costeros marinos y el mejoramiento del marco legal dirigido a la protección de dichas áreas. 375 Tercero, hay una desconexión entre la ciencia y la política, lo cual ha limitado la habilidad de introducir prácticas sostenibles costeras efectivas. 376 Estas estrategias y asuntos son relevantes en cuanto a los recursos marinos y costeros en general. No hay mención, sin embargo, de trabajos en curso realizados específicamente con tortugas marinas. En su NBSP del 2000, Panamá brinda análisis importantes con respecto a temas de conservación de tortugas marinas. 377 Se cita la destrucción de hábitats como la mayor amenaza a las poblaciones de tortugas marinas en Panamá. 378 Las poblaciones de tortugas marinas en Panamá también están bajo presión por amenaza de captura y consumo, y por la venta de sus partes. 379 En el 2000, Panamá propuso un plan para mejorar el manejo y protección de tortugas marinas en las provincias de Los Santos, Chiriquí, Bocas del Toro y Colón. 380 El proyecto incluyó un plan de cinco años para el mejoramiento del estatus de las tortugas marinas en Panamá mediante la colaboración del conocimiento existente en cuanto a ellas y sus amenazas, el descubrimiento de nueva información científica y el uso de la misma para el desarrollo efectivo de un plan de manejo. 381 NBSP insta a la participación de comunidades locales, así como de ONGs. 382 En su NSBP, Nicaragua menciona la naturaleza migratoria de las tortugas marinas y el importante rol que juega Nicaragua en la protección de este “recurso compartido”. 383 Uno de los mayores retos que Nicaragua cita a la aplicación de una estrategia de conservación significativa es el cumplir con iniciativas de desarrollo sostenible al tiempo que se suplen las necesidades de desarrollo de una nación empobrecida. 384 Otro de los problemas citados es la falta de apoyo por parte de las agencias de alto nivel gubernamental que tienen el poder de implementar políticas críticas. 385

373

Costa Rica, Estrategia Nacional de Biodiversidad (2000), parte IV, asunto estratégico 4, proyecto 1. 374 Costa Rica, Estrategia Nacional de Biodiversidad (2000), parte 2.4. 375 Costa Rica, Estrategia Nacional de Biodiversidad (2000), parte IV, asunto estratégico 12. 376 Costa Rica, Estrategia Nacional de Biodiversidad (2000), parte 2.4. 377 Panamá, Estrategia Nacional de Biodiversidad (2000), parte 1.3, p. 20. 378 Panamá, Estrategia Nacional de Biodiversidad (2000), parte 1.3, p. 20. 379 Panamá, Estrategia Nacional de Biodiversidad (2000), parte 1.3, p. 20. 380 Panamá, Estrategia Nacional de Biodiversidad (2000), pp. 81-84. 381 Panamá, Estrategia Nacional de Biodiversidad (2000), pp. 82-83. 382 Panamá, Estrategia Nacional de Biodiversidad (2000), pp. 82-83. 383 Nicaragua, Estrategia Nacional de Biodiversidad (2000), p. 10. 384 Nicaragua, Estrategia Nacional de Biodiversidad (2000), p. 18. 385 Nicaragua, Estrategia Nacional de Biodiversidad (2000), p. 18.
FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

| 86

Reportes Nacionales. El Artículo 26 de la Convención requiere que las partes presenten Reportes Nacionales. El propósito de esto es brindar información con respecto a las medidas recientes tomadas hacia la implementación de los requerimientos de la Convención, así como aportes en cuanto a la efectividad de esas medidas. No es claro si el involucramiento de Nicaragua, Costa Rica y Panamá en la Convención ha impactado la salud de poblaciones de tortugas marinas en el Caribe. En este Reporte Nacional de la Convención, presentado en el 2008, Panamá menciona un impacto positivo en cuanto a poblaciones de tortugas marinas como resultado de sus planes de conservación. 386 Como ejemplo, Panamá menciona su programa para la conservación y monitoreo de tortugas marinas en la Reserva Humedal San San Pond Sak, y menciona la importancia del aporte de la comunidad y de un acuerdo binacional. 387 Este programa incluye patrullaje nocturno en áreas de playa entre febrero y agosto de cada año, recolectando información en cuanto a hembras y crías, y reubicando nidos en áreas seguras, en caso necesario. 388 En general, Panamá reportó una falta de recursos y conocimiento, así como de participación por parte de la comunidad científica como las razones de que sus esfuerzos de conservación no hayan sido más exitosos. 389 De acuerdo con Nicaragua, la conservación de recursos marinos y costeros es de alta prioridad, y el país lista varias leyes dirigidas a la protección de tortugas marinas. 390 (II Reporte Nacional (2002), Nicaragua, p. 9; III Reporte Nacional (2006), Nicaragua, sección 39, 126, 188, 189) (4) Convención Ramsar sobre Humedales En 1971, la Convención Ramsar sobre Humedales (“Convención Ramsar”) fue adoptada con el propósito de brindar un “marco de acción nacional y cooperación internacional para la conservación y el uso razonable de los humedales y sus recursos.” 391 La Convención Ramsar opera mediante el apoyo y fomento de la cooperación entre las naciones miembro, en la cual éstas se comprometen a implementar los “tres pilares” de la Convención. Los tres pilares están diseñados para facilitar la cooperación y compromiso con el uso razonable de los humedales. Los tres pilares son (1) diseñar humedales adecuados para la Lista de Humedales de Importancia Internacional (“Lista Ramsar”) y asegurar su manejo efectivo; (2) trabajar hacia el uso razonable de todos los humedales mediante planeamiento nacional de uso de tierras, políticas y legislación apropiadas, acciones de manejo y educación pública; y (3) cooperar internacionalmente con los humedales transfronterizos,

386 387

Convention, Panamá National Report IV, p. 58. Convention, Panamá National Report IV, p. 76. 388 Convention, Panamá National Report IV, p. 76. 389 Convention, Panamá National Report IV, p. 58. 390 Convention, Nicaragua National Report II, p. 9; Convention, Nicaragua National Report III, sections 39, 126, 188, 189. 391 The Ramsar Convention and its mission, disponible en http://www.ramsar.org/cda/en/ramsarabout-mission/main/ramsar/1-36-53_4000_0__.
FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

| 87

sistemas compartidos de humedales, especies compartidas y proyectos de desarrollo que puedan afectar los humedales. 392 La Convención de Humedales es un tratado intergubernamental que brinda el marco para acción nacional y cooperación internacional para la conservación y uso razonable de los humedales y sus recursos. Fue adoptada en la ciudad iraní de Ramsar en 1971, y entró en vigencia en 1975. Es el único tratado ambiental global que trabaja con un ecosistema particular. Aplicación. Nicaragua, Costa Rica y Panamá son estados miembros de la Convención Ramsar. Nicaragua ha declarado como Sitios Ramsar ocho áreas que cubren más de 400.000 hectáreas, dos ce las cuales son de gran importancia para la conservación de tortugas marinas. 393 Estos sitios son Cayos Miskitos y Franja Costera Inmediata (“Cayos”) y el Refugio de Vida Silvestre Río San Juan (“San Juan”). 394 Ambos se ubican a lo largo de la costa caribeña. 395 Cayos es una reserva biológica marina que cubre una isla caribeña fuera de la costa, así como bancos y áreas costeras adyacentes unos doce kilómetros al oeste. 396 Cayos alberga una de las mayores extensiones de alga marina del Caribe, entrelazada con arrecifes de coral, áreas que son el pilar de muchas especies diferentes y en peligro de extinción, tales como la tortuga verde y la tortuga de carey. 397 San Juan es un refugio de vida silvestre dentro de una mayor reserve biósfera que mantiene gran variedad de especies de tortugas. 398 Sigue el curso del Río San Juan e incluye la línea costera hacia el norte de Nicaragua, así como parte de la Reserva Biósfera Indio Maíz. 399 Costa Rica cuenta con doce sitios Ramsar que cubren casi 570.000 hectáreas. 400 La mayoría de los humedales Ramsar en Costa Rica están ubicados dentro de áreas de vida silvestre domésticamente protegidas. 401 Tres de los sitios Ramsar de Costa Rica se

392

The Ramsar Convention and its mission, disponible en http://www.ramsar.org/cda/en/ramsarabout-mission/main/ramsar/1-36-53_4000_0__. 393 The Annotated Ramsar List: Nicaragua, disponible en http://www.ramsar.org/cda/en/ramsarpubs-annolist-annotated-ramsar-16106/main/ramsar/1-30-168%5E16106_4000_0__. 394 The Annotated Ramsar List: Nicaragua, disponible en http://www.ramsar.org/cda/en/ramsarpubs-annolist-annotated-ramsar-16106/main/ramsar/1-30-168%5E16106_4000_0__. 395 The Annotated Ramsar List: Nicaragua, disponible en http://www.ramsar.org/cda/en/ramsarpubs-annolist-annotated-ramsar-16106/main/ramsar/1-30-168%5E16106_4000_0__. 396 The Annotated Ramsar List: Nicaragua, disponible en http://www.ramsar.org/cda/en/ramsarpubs-annolist-annotated-ramsar-16106/main/ramsar/1-30-168%5E16106_4000_0__. 397 The Annotated Ramsar List: Nicaragua, disponible en http://www.ramsar.org/cda/en/ramsarpubs-annolist-annotated-ramsar-16106/main/ramsar/1-30-168%5E16106_4000_0__. 398 The Annotated Ramsar List: Nicaragua, disponible en http://www.ramsar.org/cda/en/ramsarpubs-annolist-annotated-ramsar-16106/main/ramsar/1-30-168%5E16106_4000_0__. 399 The Annotated Ramsar List: Nicaragua, disponible en http://www.ramsar.org/cda/en/ramsarpubs-annolist-annotated-ramsar-16106/main/ramsar/1-30-168%5E16106_4000_0__. 400 The Annotated Ramsar List: Costa Rica, disponible en http://www.ramsar.org/cda/en/ramsarpubs-annolist-anno-costarica/main/ramsar/1-30-168^16460_4000_0__. 401 Instrumento de Planificación Nacional-Modelo de Informe Nacional para la COP9 de Ramsar, p. 33.
FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

| 88

encuentran en la costa Caribe. 402 Estos incluyen Humedal de Caribe Noreste en la frontera con Nicaragua, Parque Nacional Tortuguero y Refugio Nacional Mixto de Vida Silvestre Gandoca-Manzanillo, en la frontera con Panamá. Panamá ha declarado como sitios Ramsar cinco áreas, dos de las cuales son de importancia para la conservación de tortugas marinas en el Caribe. 403 El Humedal de Importancia Internacional San San Pond Sak limita con el sitio Ramsar de Costa Rica GandocaManzanillo, lo que efectivamente crea un complejo Ramsar binacional. El otro sitio panameño Ramsar relevante para las tortugas marinas es el Humedal de Importancia Internacional Damani-Guariviara, (“Damani-Guariviara”) también en Bocas del Toro. 404 Cooperación Internacional y Regional Bajo Ramsar. “Cada vez más, las partes de contratación de Ramsar están diseñando sus nuevos y existentes sitios Ramsar como Sitios Ramsar Transfronterizos, lo cual significa que un humedal ecológicamente coherente se extiende a lo largo de fronteras nacionales y las autoridades de sitios Ramsar en todas partes han acordado formalmente a colaborar en su manejo y han notificado al Secretariado de tal intención”. 405 Además, el tercer objetivo del más reciente plan estratégico de Ramsar es el “facilitar la conservación y el uso razonable de los humedales utilizando la cooperación internacional efectiva”. 406 Este enfoque de conservación regional para humedales costeros parece ser de utilidad para Nicaragua, Costa Rica y Panamá.

Reportes Nacionales. Ramsar recomienda que las partes presenten Reportes Nacionales que actualicen al departamento en cuanto a los pasos que el estado toma en la consecución de los requerimientos de la Convención. 407 En su Reporte Nacional del 2008, Panamá declara que en humedales tales como el Refugio de Vida Silvestre Isla Cañas y Damani, en Chiriquí, los cuales son de importancia como sitios de desove de tortugas marinas, el gobierno trabaja con las comunidades locales para fomentar la conservación y uso racional de tales áreas. 408 Para asegurar el uso adecuado de esos humedales, Panamá ha establecido proyectos dirigidos al aumento de negocios ambientales rurales, de manera que las

402

Instrumento de Planificación Nacional-Modelo de Informe Nacional para la COP9 de Ramsar, p. 84 (Palo Verde, Caño Negro, Gandoca-Manzanillo, Caribe Noreste: sector PN Tortuguero, and Isla del Coco). 403 The Annotated Ramsar List: Panamá, disponible en http://www.ramsar.org/cda/en/ramsar-pubsannolist-annotated-ramsar-16127/main/ramsar/1-30-168^16127_4000_0__. 404 The Annotated Ramsar List: Panamá, disponible en http://www.ramsar.org/cda/en/ramsar-pubsannolist-annotated-ramsar-16127/main/ramsar/1-30-168^16127_4000_0__. 405 The Ramsar Convention Manual, 4th edition (2006), disponible en http://www.ramsar.org/cda/en/ramsar-pubs-manual/main/ramsar/1-30-35_4000_0__. 406 Ramsar Strategic Plan 2009-2015, p. 5. 407 Recommendation 2.1, adopted at the Second Meeting of the Conference of the Contracting Parties (1984). 408 Informe Nacional sobre la Aplicación de la Convención de Ramsar sobre los Humedales (2008), p. 13.
FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

| 89

comunidades tengan otras fuentes de ingresos y puedan dar mejor uso a las tierras. 409 Estos proyectos son posibles mediante el apoyo del Corredor Biológico del Atlántico Panameño. 410 Entre la octava y novena conferencia de miembros, Costa Rica reporta haberse comprometido con el monitoreo del Humedal Caribe Noreste y Tamarindo, en la costa del Pacífico. 411 Nicaragua no ha hecho mención relevante en cuanto a tortugas marinas en sus Reportes Nacionales.

(5) Protocolo SPAW El Protocolo de Áreas Especialmente Protegidas y de Vida Silvestre (“Protocolo SPAW”) es parte de la Convención para la Protección y Desarrollo del Ambiente Marino de la Gran Región del Caribe (“Convención Cartagena”). La Convención Cartagena en un tratado internacional creado en 1983 con el fin de comprometer a los gobiernos en la Gran Región del Caribe a proteger, desarrollar y gestionar sus recursos marinos y costeros. En 1990, miembros de la Convención Cartagena adoptaron el Protocolo SPAW con el objetivo de proteger ecosistemas y hábitats poco comunes y frágiles. El protocolo SPAW también brinda asistencia a la implementación regional de la Convención de Diversidad Biológica. El Protocolo SPAW es de utilidad para la protección de tortugas marinas debido a que se enfoca solo en especies marinas y costeras en la Gran Región del Caribe, y alcanza un nivel de especificidad más amplio y comprensivo que otros acuerdos ambientales no alcanzan. A pesar de su especificidad, es lo suficientemente amplio para cubrir el hábitat más crítico donde las tortugas se alimentan y desovan. Así como con muchos tratados basados en la biodiversidad, el Protocolo SPAW se utiliza como un sistema de enlistado que diferencia especies que requieren diferentes niveles de protección. Se requiere que, para todas las categorías, las partes adopten medidas de cooperación que aseguren la protección y la recuperación. 412 Todas las especies de tortugas marinas de interés se enlistan bajo el Apéndice II. El Apéndice II prohíbe el intercambio comercial, así como la toma directa o indirecta o matanza de especies del Anexo II, sus huevos, partes o productos. 413 La sección también especifica que, en la medida de lo posible, los estados miembros también tengan prohibido el molestar especies del Anexo II, “particularmente durante períodos de reproducción, incubación, estivación o

409

Informe Nacional sobre la Aplicación de la Convención de Ramsar sobre los Humedales (2008), p. 13. 410 Informe Nacional sobre la Aplicación de la Convención de Ramsar sobre los Humedales (2008), p. 13. 411 Instrumento de Planificación Nacional-Modelo de Informe Nacional para la COP9 de Ramsar, p. 91. 412 Protocol Concerning Specially Protected Areas and Wildlife to the Convention for the Protection and Development of the Marine Environment of the Wider Caribbean Region, Jan. 18, 1990 [hereinafter “SPAW Protocol”] at art. 11(1). 413 SPAW Protocol supra note 107, at art. 11(1)(b)(i).
FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

| 90

migración, así como otros períodos de estrés biológico”. 414 Este lenguaje es de gran importancia para las tortugas marinas por lo sensibles que son durante las temporadas de apareamiento y desove. Aunque esto no es obligatorio, claramente se apoya un enfoque más sensible en cuanto a la protección y se opera a favor de medidas cooperativas que limitan las actividades cerca o en las playas donde las tortugas marinas desovan. Bajo el acta final del protocolo SPAW, los estados miembros clarifican que al crear planes de conservación y regulaciones, los estados deben considerar la sensibilidad de las especies ante amenazas antropogénicas, tales como el cambio climático y el aumento en el nivel marino. 415 Aunque el Protocolo SPAW contiene una excepción general en cuanto a la subsistencia o captura tradicional, se incluye lenguaje más detallado que limita la aplicación de este tipo de captura. 416 Específicamente, una captura tradicional es prohibida si: “(a) pone en peligro el mantenimiento de áreas protegidas bajo los términos del Protocolo, incluyendo los procesos ecológicos que contribuyen al mantenimiento de esas áreas protegidas; o (b) causa la extinción o es de riesgo sustancial de reducción en número de individuos que conforman la población de especies de flora y fauna dentro de las áreas protegidas o una especie o población ecológicamente interconectada, particularmente especies migratorias y amenazadas, en peligro de extinción o endémicas”. 417 Debido a que el Protocolo SPAW debe trabajar con otros tratados ambientales internacionales, este lenguaje puede ser de ayuda para aclarar otro lenguaje de captura de subsistencia. Aplicación. Aunque los tres países firmaron la Convención Cartagena, solamente Panamá ha firmado y ratificado el protocolo SPAW. 418 Durante la Sexta Reunión de Partes Contratadas del 2010, la conservación de tortugas marinas fue una seria preocupación. 419 Específicamente, hubo una iniciativa para compilar información científica a partir del marcado hecho en la región para brindar un mapa regional de movimientos de tortugas marinas y el uso de hábitats críticos a lo largo de todo el Caribe. 420 Además, hubo un llamado para continuar el apoyo a los Planes de Acción de Recuperación de Tortugas Marinas (“STRAP”), tanto al implementar nuevos STRAP en países donde no existen, como brindando apoyo a los STRAP existentes. 421 Para brindar protección adecuada a las tortugas marinas, el Programa Ambiental de las Naciones Unidas se unió a la Red de Conservación de Tortugas Marinas del Gran Caribe (“WIDECAST”) para desarrollar una

414 415

SPAW Protocol supra note 107, at art. 11(1)(b)(ii). SPAW Protocol supra note 107, at para. 18(f). 416 SPAW Protocol supra note 107, at art. 14. 417 SPAW Protocol supra note 107, at arts. 14(a), (b). 418 Status of the Cartagena Convention and Protocols, disponible en http://www.car-spawrac.org/IMG/pdf/pays_ratifies_spaw.pdf. 419 SPAW Protocol, Sixth Meeting of the Contracting Parties (2010). 420 SPAW Protocol, Sixth Meeting of the Contracting Parties (2010), p. 13, item 42(e). 421 SPAW Protocol, Sixth Meeting of the Contracting Parties (2010), p. 13, items 42(a), (b).
FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

| 91

serie de planes nacionales de recuperación de tortugas marinas, conocidos como STRAP.
422

Panamá publicó su STRAP en el 2007. 423 En este reporte, Panamá identifica la destrucción de hábitats, enfermedades, sobreexplotación por parte de comunidades locales con fines alimenticios y medicinales, así como el intercambio de partes de tortuga marina, captura incidental e inadecuada implementación de mecanismos como las amenazas primordiales que enfrentan las tortugas. 424 En cuanto a la sobreexplotación por parte de poblaciones locales, Panamá declara que problemas mayores como la pobreza, el desempleo, la falta de educación ambiental y bajas multas por romper leyes de importancia han llevado a la incapacidad de controlar este problema. 425 Panamá se enfoca en varias estrategias para reducir estas amenazas, incluyendo protección mejorada y precisa de hábitats, lo cual crea un público más informado y mejora el intercambio de información científica relevante en cuanto a la conservación de tortugas marinas. 426

(6) Tratado de Libre Comercio República Dominicana, América Central, Estados Unidos El Tratado de Libre Comercio República Dominicana, América Central, Estados Unidos, conocido como DR-CAFTA, es un tratado de libre comercio entre Estados Unidos, Honduras, Guatemala, El Salvador, Nicaragua, Costa Rica y República Dominicana vigente desde el 2004. Panamá no es parte del acuerdo. El propósito de DR-CAFTA es el disminuir las barreras de intercambio entre los estados miembros. El Capítulo 17 de DRCAFTA es de particular importancia en cuanto a la conservación de tortugas marinas, el cual crea un foro mediante el cual los ciudadanos427 pueden presentar quejas formales (entrega) contra un país miembro que no cumpla con sus leyes ambientales domésticas. 428 Para esta entrega es esencial presentar hechos suficientes para revisión por parte del Secretariado. Además, los hechos deben brindar una declaración de que el asunto ha sido previamente comunicado al estado miembro impugnado.

422

SPAW Protocol, supra note 107, at art. 10; WIDECAST, National Recovery Plans disponible en http://www.widecast.org/Resources/STRAPs.html. 423 Plan de Acción para la Recuperación de las Tortugas Marinas del Caribe de Panamá, disponible en http://www.widecast.org/Resources/Docs/STRAP_Panama_2007.pdf. 424 Plan de Acción para la Recuperación de las Tortugas Marinas del Caribe de Panamá, disponible en http://www.widecast.org/Resources/Docs/STRAP_Panama_2007.pdf, at pp. 11-17. 425 Plan de Acción para la Recuperación de las Tortugas Marinas del Caribe de Panamá, disponible en http://www.widecast.org/Resources/Docs/STRAP_Panama_2007.pdf, at p. 14. 426 Ver generalmente Plan de Acción para la Recuperación de las Tortugas Marinas del Caribe de Panamá, disponible en http://www.widecast.org/Resources/Docs/STRAP_Panama_2007.pdf. 427 The Dominican Republic-Central America-United States Free Trade Agreement (2006) [hereinafter “DR-CAFTA”), at sections17.3.3, 17.7. (“Ciudadano” se refiere a cualquier persona o estado miembro con intereses legalmente reconocidos). 428 id.
FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

| 92

Además, DR-CAFTA fomenta y facilita acuerdos multinacionales que promueven el desarrollo de leyes y políticas ambientales. DR-CAFTA expresamente prohíbe que cualquier país miembro disminuya sus estándares ambientales y protección como manera de aumentar el intercambio o inversiones con otro estado miembro. 429 Debilidades de DR-CAFTA. DR-CAFTA ha ido más allá en cuanto a la protección ambiental bajo acuerdos de libre comercio al incorporar un capítulo con el solo propósito de fortalecer las leyes ambientales domésticas de los estados miembros. El lenguaje del Capítulo 17, sin embargo, es insuficiente en dos maneras. Primero, el proceso de presentación formal por el cual los ciudadanos pueden presentar sus quejas solo las permite en contra de los estados que no imponen las leyes ambientales existentes. 430 DR-CAFTA, por lo tanto, no brinda oportunidad de solicitar a un estado miembro que mejore o agregue nuevas leyes ambientales. Panamá, sin embargo, no es un estado miembro, por tanto, estas restricciones no aplican en contra suya. Una segunda debilidad del Capítulo 17 de DR-CAFTA es su incapacidad de obligar a un estado miembro a cumplir con sus propias leyes domésticas. Si un estado miembro viola el punto 17.2, el secretariado publicará tales faltas en un registro expositivo. El registro expositivo sugerirá maneras en que el estado miembro puede mejorar sus mecanismos actuales. El registro expositivo también brinda información y consejo a los estados miembro, a la vez que sirve como castigo público para aquellos gobiernos que no hacen cumplir las leyes. 431 DR-CAFTA no tiene jurisdicción para hacer cumplir con las leyes ambientales. Quejas aceptadas. En sus seis años de existencia, dos quejas relacionadas con la conservación de tortugas marinas han sido aceptadas bajo el Capítulo 17. En el 2007, la Sociedad Internacional Humana presentó una queja al Secretariado por asuntos ambientales por DR-CAFTA reclamando una falla del gobierno de República Dominicana para el refuerzo de leyes domésticas con el fin de proteger tortugas marinas en peligro de extinción. 432 Más recientemente, se aceptó una queja que alega que el Gobierno de Costa Rica no hace valer las leyes relacionadas con el uso de Dispositivos Excluidores de Tortugas en buques camaroneros, un programa altamente fundamentado en la Costa Pacífica. 433 La queja de República Dominicana señaló dos leyes dominicanas que tienen la intención de proteger tortugas marinas en peligro de extinción. Bajo la Ley No. 64-00, “es prohibido cazar, pescar, capturar, maltratar, matar, traficar, importar, exportar, vender, manufacturar o producir artesanía tradicional, así como exhibir y poseer ilegalmente cualquier especie en

429 430

DR-CAFTA, supra note 122, at 17.2.2. DR-CAFTA, supra note 122, at 17.7. 431 DR-CAFTA, supra note 122, at 17.8.8. 432 Submission to the Secretariat for Environmental Matters for the DR-CAFTA, May 8, 2007, Submission On behalf of: Human Society International, May 8, 2007 [hereinafter “Sea Turtle Submission”]. 433 http://www.pretoma.org/cafta-will-investigate-costa-rica-for-failing-to-protect-sea-turtles/
FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

| 93

peligro de extinción”. 434 La Ley No. 64-00 es elaborada bajo el Decreto No. 752-01 pasado por el gobierno de la República Dominicana para prohibir la captura, matanza, recolección de huevos y venta de productos derivados de tortugas verdes, de carey, de mar y baula a partir del 31 de julio del 2001. 435 Bajo el Artículo 3 del Decreto No. 752-01, el gobierno es responsable de recopilar inventarios de los productos derivados de las Tortugas matadas o capturadas antes del 2001. 436 El gobierno, sin embargo, no ha podido compilar esta información, y como resultado, no hay manera de distinguir legalmente cuáles productos de tortuga son vendidos e ilegales. 437 Como resultado, no ha habido esfuerzos efectivos hechos por el gobierno para monitorear tiendas dominicanas y hay evidencia reportada de que la gente vende libremente productos ilegales de tortuga a los turistas en los mercados locales. 438 República Dominicana respondió al admitir los descubrimientos de la queja, pero reclama que se estaban realizando esfuerzos para mejorar el refuerzo de las leyes de tortugas marinas y el apoyo adicional necesario para exitosamente manejar este asunto. 439 El Secretariado recomienda el desarrollo de registros expositivos, ya que la respuesta de República Dominicana no fue convincente en cuanto a la conclusión de que “se han asignado recursos financieros, humanos y logísticos” para el monitoreo ilegal del uso de tortugas marinas. 440 En el registro expositivo, el secretariado brinda una cuenta detallada de las acciones que República Dominicana ha tomado para prevenir la venta de productos de carey. Este registro permitió a la República Dominicana y a terceros el mejor entendimiento de dónde, y en dónde no, son exitosos los esfuerzos del gobierno. Este caso permite comprender el procedimiento y ámbito del Capítulo 14 de DR-CAFTA. Al involucrar a la República Dominicana en este proceso de búsqueda de hechos, la implementación de una estrategia cooperativa parece más realista. Incluir estados miembros en la implementación de estrategias cooperativas es esencial para la conservación exitosa de tortugas marinas. DR-CAFTA puede, por tanto, operar como un mejor mecanismo de refuerzo con un enfoque más punitivo, que puede resultar en un ambiente no cooperativo hostil. Cooperación Ambiental. Quizás de más importancia para la protección de tortugas marinas es el fomento de DR-CAFTA de cooperación ambiental entre los estados miembros. El Artículo 17.4 fomenta los mecanismos voluntarios para mejorar el desempeño ambiental, tales como sociedades, información compartida y la creación de incentivos basados en el mercado. Esto es reiterado en el Artículo 17.9, el cual prioriza

434 435

Sea Turtle Submission, supra note 127, at p. 2. Sea Turtle Submission, supra note 127, at p. 2. 436 Sea Turtle Submission, supra note 127, at p. 2. 437 Sea Turtle Submission, supra note 127, at p. 2. 438 Sea Turtle Submission, supra note 127, at pp. 3-4. 439 Factual Record CAALA 07-001 Sea Turtles DR, Jan. 2011 [hereinafter “Sea Turtle Factual Record”], at pp. 27-28. 440 Sea Turtle Factual Record, supra note 133, at p. 32.
FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

| 94

facilitar la cooperación efectiva al promover sociedades y tecnologías compartidas y la información de conservación. 441 (7) Convención Interamericana para la Protección y Conservación de las Tortugas Marinas La Convención Interamericana para la Protección y Conservación de las Tortugas Marinas (“IAC”) entró en vigencia en mayo del 2001 y ha sido ratificada por Costa Rica y Panamá. Nicaragua firmó la IAC, pero aún no la han ratificado. El propósito de IAC es “promover la protección, conservación y recuperación de poblaciones de tortugas marinas y de los hábitats de los cuales dependen”. 442 Este objetivo debe llevarse a cabo “tomando en consideración las características ambientales, socioeconómicas y culturales de las partes”. 443 El IAC reconoce explícitamente la naturaleza altamente migratoria de las tortugas marinas, y por tanto fomenta fuertemente la cooperación con los esfuerzos para su conservación. 444 El IAC cubre las áreas geográficas de Norte, Centro y Sur América, así como el Caribe, y es obligatoria para aquellos estados que han accedido a ser incluidos, como Costa Rica y Panamá. 445 El IAC es monitoreado y operado por un secretariado, un comité consultivo y un comité científico. 446 El Secretariado es generalmente responsable de la organización de reuniones de IAC, así como la publicación, diseminación y facilitación de la transferencia de información y materiales educativos relacionados con la conservación de tortugas marinas. 447 El Comité Consultivo está constituido por representantes de cada uno de los estados miembros, así como un total de nueve miembros que representan ONG (3), científicos (3) y el sector privado (3). 448 Además de revisar y analizar los reportes de conservación de tortugas marinas, el comité consultivo también revisa reportes de impacto socioeconómico, cultural y ambiental de comunidades afectadas por las prácticas de conservación de tortugas marinas. 449 El comité consultivo también debe presentar “recomendaciones sobre la adopción de medidas de manejo adicionales para promover el objetivo de IAC”. 450 El comité científico brinda información científica y estudios de biología de tortugas marinas y de dinámicas de poblaciones. 451 Este Trabajo incluye completar estudios de impacto ambiental sobre actividades antropogénicas que afecten a las tortugas marinas, así como el monitoreo del impacto de las medidas de conservación tomadas a favor del IAC.

441 442

DR-CAFTA, supra note 122, at 17.9.3. Inter-American Convention for the Protection and Conservation of Sea Turtles, May 2, 2001 [hereinafter “IAC”], art. II. 443 IAC, supra note 136, at art II. 444 IAC, supra note 136, at Preamble. 445 IAC, supra note 136, at arts. I y III. 446 IAC, supra note 136, at arts. VI, VII and VIII. 447 IAC, supra note 136, at art. VI. 448 IAC, supra note 136, at art. VII. 449 IAC, supra note 136, at art. VII. 450 IAC, supra note 136, at art. VII(2)(e). 451 IAC, supra note 136, at art. VIII.
FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

| 95

Bajo el IAC, las partes deben prohibir la “captura internacional, retención o matanza y tráfico doméstico de tortugas marinas, sus huevos, partes o productos”. 452 Los estados miembros deben minimizar el impacto de la actividad humana (en la medida de lo posible), así como tomar medidas para proteger hábitats de tortugas marinas y áreas de desove. Una de las más importantes cláusulas en el IAC requiere el uso de TED. 453 El comité consultivo ha estado trabajando de manera activa con las industrias pesqueras para aumentar el uso de TED. 454 Requerimientos de IAC. IAC contiene lenguaje con respecto al monitoreo y cumplimiento de sus medidas. Específicamente, los estados miembros deben establecer programas de monitoreo para asegurar “el cumplimiento efectivo de las medidas establecidas de protección y conservación de tortugas marinas y sus hábitats adoptadas por IAC”. 455 También, se recomienda la promoción de acuerdos binacionales y multinacionales, así como la creación de leyes nacionales que garanticen su cumplimiento con la IAC. 456 Hasta la fecha, solo Panamá y Costa Rica han presentado reportes anuales a cerca de su manejo de asuntos de tortugas marinas. 457 Costa Rica presentó reportes anuales en el 2006, 2007 y 2010. Estos reportes anuales muestran un gran número de leyes domésticas y esfuerzos de conservación en curso. Panamá presentó un reporte anual en el 2010. 458 Este reporte detalla la aplicación de Panamá hacia la toma de subsistencia económica, la cual se discute a continuación. Además de esta información, el reporte de Panamá está incompleto y desactualizado. Toma de Subsistencia Económica. Otra sección importante en la convención es el uso de subsistencia económica para las comunidades tradicionales. 459 Considerando las recomendaciones hechas por el Comité Consultivo, una parte puede establecer un programa de manejo que permita un número limitado de capturas internacionales en tanto que no afecten los esfuerzos de IAC. 460 Aún no es claro qué califica como permitido bajo esta excepción. El término “toma de subsistencia económica” sugiere que permitir la toma es más amplio que lo permitido bajo el término más usado de “toma de subsistencia”. La toma de subsistencia limita la captura y matanza de tortugas marinas con aquellos actos no comerciales llevados a cabo son el fin de brindar subsistencia o mejorar la dieta familiar. 461 Agregar el término “económica” parece expandir la definición para permitir la toma con fines de ganancia financiera junto con más tomas de subsistencia tradicional.
452 453

IAC, supra note 136, at art. IV(2)(a). IAC, supra note 136, at annex III. 454 IAC, Third Meeting of the Consultative Committee (2010), pp. 6-7. 455 IAC, supra note 136, at arts. X. 456 IAC, supra note 136, at arts. XII, XVIII. 457 IAC, Annual Report, Costa Rica (2006), (2007), (2010). 458 IAC, Annual Report, Panamá (2010). 459 IAC, supra note 136, at art. IV(3). 460 IAC, supra note 136, at art. IV(3). 461 A. Brautigam, Turning the Tide: Exploitation, Trade and Management of Marine Turtles in the Lesser Antilles, Central America, Colombia and Venezuela, p. 421 (2006).
FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

| 96

Cuánta ganancia financiera es permitida es otra fuente de ambigüedad. Aunque no existe una definición clara con respecto a cuánta ganancia financiera es posible, claramente no es infinita. La cantidad de ganancia financiera permitida es limitada por requerimiento de que la toma de subsistencia no “afecte los esfuerzos de lograr los objetivos de IAC”. 462 Esto indica que la toma de subsistencia económica no puede interferir con la “protección, conservación y recuperación de poblaciones de tortugas marinas”. 463 Se ha brindado alguna guía en la presentación por parte de Grupo de Trabajo de Excepciones (“Grupo de Trabajo”) del Comité Consultivo de IAC del 2005. 464 Con respecto a la definición de “necesidades de subsistencia económica”, lo siguiente se acepta como válido: Beneficiarios inmediatos en condiciones de acumulación de riqueza en pobreza o pobreza extrema, de acuerdo con los niveles catalogados por cada gobierno, puesto que el uso apenas podría brindar recursos para subsistir. Los usos bajo análisis se especifican bajo el Art. IV, 2a) incluyen usos para satisfacer necesidades culturales (espirituales), Art. II de la Convención. El uso es permitido bajo legislación legal, y quien lleve a cabo la extracción también se define como permitido. Las tomas para acumulación de riqueza no son aceptables y no califican como excepción válida. 465 Qué constituye “acumulación de riqueza” no está definido, y hace que el lenguaje sea difícil de seguir. El Grupo de Trabajo también brinda aclaración del término uso tradicional y presenta los siguientes lineamientos: Implica usos que ya se llevan a cabo Inaceptable: nuevos esquemas de uso que no puedan considerarse como “tradicionales”. Grupos nativos u otros grupos ya establecidos en el sitio donde las tortugas son utilizadas. Asentamientos humanos deben ser reconocidos oficialmente en el sitio donde se dan las tomas. Inaceptable: Comunidad difusa o una que no sea la local, que llegue al sitio de uso solo con el fin de extracción de tortugas marinas. Usuarios que bajo criterios biológicos no afecten los objetivos de la Convención. Este criterio debe incluir la cadena de comercialización completa del producto.

462 463

IAC, supra note 136, at art. IV(3)(a). IAC, supra note 136, at art. II. 464 IAC, First Meeting of the Consultative Committee (2010), annex IV, pp. 25-27. 465 IAC, First Meeting of the Consultative Committee (2010), annex IV, p. 25.
FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

| 97

DESEABLE: que la mayor porción del beneficio derivado del uso permanezca entre los usuarios inmediatos, cuyas condiciones sociales o necesidades culturales deben beneficiarse del uso bajo evaluación. En sus Reportes Anuales de IAC, Costa Rica explícitamente declara que “las únicas actividades humanas permitidas con relación a las tortugas marinas son: a) la actividad de investigación científica como generadora de conocimiento bilógico, ecológico y de comportamiento, entre otros, así como facilitar los procesos de toma de decisiones para un mejor manejo y mejores condiciones para estas especies, b) actividades turísticas relacionadas con la observación de estas especies y de sus procesos de desove, c) educación ambiental en comunidades locales y para visitantes y d) la colecta y comercialización de huevos de tortuga lora (Lepidochelys olivacea) dentro del Refugio Nacional de Vida Silvestre Ostional por parte de la Asociación para el Desarrollo Integral de Ostional”. 466 Hasta la fecha, Costa Rica sólo ha permitido excepciones para la colecta de huevos en Ostional. Se desconoce si esta excepción fue formalmente aprobada por IAC. En el 2010, Panamá aplicó para su primera y única excepción para la comunidad Isla Caña en la costa del Pacífico. La aplicación contenía información detallada a cerca de la conformación socioeconómica y cultural de la comunidad de Isla Caña, así como 467 descripciones del plan de manejo, según lo requerido por el Artículo IV (3). De acuerdo con este reporte, la comunidad Isla Cañas ha permitido la colecta y venta de huevos de 468 tortuga desde los años 1970. Los huevos son vendidos primordialmente en Ciudad de 469 Cada año, la comunidad recibe un ingreso de unos B/.30,000.00 Panamá por B/.1.30. en un período de seis meses por la colecta. 470 El ingreso promedio por persona para quienes trabajan en la colecta es entre B/.160.00 y B/.170.00. 471 No se ha publicado nada por parte de IAC que indique si esta excepción ha sido aprobada. (8) Convención de las Naciones Unidas sobre la Ley del Mar La Convención de las Naciones Unidas sobre la Ley del Mar (“UNCLOS”) entró en vigencia en 1994. Sus 350 artículos y nueve anexos brindan regulaciones comprensivas con respecto a todos los aspectos del especio oceánico, incluyendo la transferencia de tecnología, investigación científica marina, control ambiental, actividades comerciales y el establecimiento de disputas relacionadas con asuntos del océano. La convención fue creada con el entendimiento mutuo entre más de 150 países de que el impacto marino trasciende las fronteras políticas y requiere de cooperación global.

466 467

ver IAC, Annual Report, Costa Rica (2007), p. 15. IAC, Annual Report, Panamá (2010), p. 20. 468 IAC, Annual Report, Panamá (2010), p. 20. 469 IAC, Annual Report, Panamá (2010), p. 20. 470 IAC, Annual Report, Panamá (2010), p. 20. 471 IAC, Annual Report, Panamá (2010), p. 20.
FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

| 98

UNCLOS introdujo el concepto de zona económica exclusiva (“EEZ”) la cual se extiende a 200 millas náuticas de la costa de cada estado. Dentro de la EEZ, cada estado tiene la responsabilidad de asegurar la adecuada conservación y medidas de manejo de los recursos vivientes. 472 Más allá de las EEZ, existe el altamar, un área definida por UNCLOS como libre para el uso de todos los estados. 473 En altamar, los estados deben tomar un enfoque cooperativo que asegure la protección y conservación de los recursos vivientes. 474 Los estados son responsables de los requerimientos impuestos por UNCLOS y son responsables por ley internacional por cualquier falla operativa. 475 UNCLOS se refiere directamente a los “recursos vivientes” del mar con un énfasis implícito para las pesqueras. Con sus provisiones, sin embargo, UNCLOS requiere que las partes “tomen consideración los efectos sobre las especies asociadas o dependientes de la colecta de otras especies con una visión a mantener o restaurar las poblaciones de esas especies sobre los niveles a los cuales su reproducción se pueda ver seriamente amenazada.” 476 No es claro cómo operarían estas provisiones en cuanto a la protección de especies que ya han sido catalogadas como amenazadas. Al menos, sin embargo, el lenguaje puede ser de utilidad al requerir que la pesca industrial considere su impacto en las poblaciones de tortugas marinas. UNCLOS también incluye provisiones que requieren que los estados tomen todas las medidas necesarias para prevenir, reducir y controlar la contaminación del ambiente marino desde fuentes terrestres, actividades marinas, desechos, buques y atmósfera. 477 También se requiere que los estados refuercen cualquier ley internacional o doméstica, acuerdo y regulación que intente regular estas fuentes de contaminación. 478

472

Convention on the Law of the Sea. United Nations Law of the Sea, Dec. 2, 1982, art. 56, U.N. Doc. A/CONF. 62/122, reprinted in 21 I.L.M. 1261 [hereinafter “UNCLOS”], art. 61. 473 UNCLOS, supra note 167, at art. 87. 474 UNCLOS, supra note 167, at art. 117. 475 UNCLOS, supra note 167, at art. 235. 476 UNCLOS, supra note 167, at arts. 61(4), 119(1)(b). 477 UNCLOS, supra note 167, at arts. 207-212. 478 UNCLOS, supra note 167, at arts. 213-222.
FUNDAMENTOS LEGALES INTERNACIONALES Y NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN, MANEJO Y USO COMPARTIDO DE LAS TORTUGAS MARINAS EN NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

| 99

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->