Deyanira

Soy la mujer del concurso de belleza. La que una cirugía no puede copiar. La de la voz que enciende los candelabros. Hércules vuelve. No solo. Lo acompaña una mujer que soy yo hace mucho. Carne nueva que aun crece, virgen impúber, la menarca para el monarca. Ahora hago publicidad de crema anti age. Vuelve. No solo. Ulises mata a los pretendientes de Penélope. Hércules los ha matado antes. Un centauro me rapto, me llevo a cabalgar en su lomo yo chorreaba de sudor de excitación la flecha de hércules fue mas veloz Y antes de que el animal me penetrara la flecha penetro al animal En su agonía de animal sacrificado. Me dijo estas palabras: Culpa solo a tu belleza de mi sangre derramada Toma un poco de mi sangre de aquí de donde mana con la flecha envenada de tu marido guarda un poco en mi cantimplora cuando el deseo por ti de tu esposo cese enguaja su túnica. Y tu esposo arderá por ti. Se inflamara y no será de otra. Tome volqué el vino en el río y lo llene de la sangre de neso. Escondí la cantimplora en el pecho, hercules me tomó entre sus brazos y dejó que el centauro se fuera al mar . Cuando la bruja echo las cartas, me dijo mirándome con los ojos de otra persona: pasado un cierto tiempo si vuelve, será el fin de sus trabajos, y gozara finalmente. Una experiencia, un dolor, una arruga, un pensamiento, una palabra. Pequeña Iole, por vos mi marido mi hombre asolo una ciudad, quemo casas, cambio cursos de río para dejarlos sin agua,

el alba quema pequena. familias enteras caminan por desiertos que eran sembradios. ya podrías hablar y mucho… pero tu ojos de dolor en tus ojos veo un atardecer de fuego y humo.por vos. . como sabanas de una noche de bodas esperada.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful