POESÍA DE LOS TROVADORES

Versiones de Francisco Serrano

Guillaume de Poitiers (1071-1126)
_________________________________________________________________________________________________________

CANCIÓN Haré un poema sobre nada: no es de amor ni de amada, no tiene salida ni entrada, sino que lo hallo dormitando por la calzada en mi caballo. Yo no sé cuándo fui alumbrado, no soy alegre ni amargado, no soy hablador ni callado, ni te hago caso, porque acepto que todo es dado como un acaso. No sé a qué hora me adormecí, al despertar, muy poco vi, mi corazón casi partí con ese mal, no voy a fiarme ni de ti, por San Marcial. Estoy enfermo y moriré, nadie sabe decir de qué, a un médico recurriré, ignoro cuál; si es uno bueno, sanaré, si no, qué mal. Tengo una amiga, no sé quién es, nunca la he visto, ni una vez, nada me ha hecho, ni importa, pues nada concierta
Francisco Serrano • Poesía de los trovadores

si hay un normando o un francés contra mi puerta. Nunca la vi, en todo un año, la amo mucho, mas no la extraño, no me ha hecho bien ni daño, pero además yo sé de otra, desde antaño, que vale más. Canción al fin, no sé de quién, la pasaré sin prisa a uno en Poitiers, que pueda darla, y bien, a alguien cercano que la transmitirá, también, de mano en mano.

Francisco Serrano • Poesía de los trovadores

pues como se perdió Narciso me perdí. y como él en la fuente. jocundo. gozosa. cómo se abandona y deja caer por la dulzura que la acosa. sólo ansiedad en el pecho infecundo. porque de amar no me puedo abstener a la que sin piedad es tan hermosa. igual me hundo. y robó a todo el mundo. me mata un suspirar de lo profundo. Francisco Serrano • Poesía de los trovadores . Espejo. No tendré nunca sobre mí poder. me robó a mí. yo que pensaba saber de amores. Me robó el corazón. me maravillo de que sea así. a ella se robó.Bernart de Ventadorn (…1147-1170…) _________________________________________________________________________________________________________ CUANDO CONTEMPLO A LA ALONDRA MOVER Cuando contemplo a la alondra mover sus alas contra el sol. me perdí desde esa vez deliciosa en que en sus ojos me permitió verme: un espejo de luna esplendorosa. siento una envidia tal. nada me deja al privarme de sí. ¡Ay de mí!. que si veo a uno gozar. cómo es que de deseo no me fundo. sé tan poca cosa. desde que me miré en ti.

En eso se muestra bien mujer mi dama. lástima. dama ni moza. caí cuando cruzaba el puente. ver cómo a este triste gemebundo. qué duro parece. por eso me atormento y me confundo. como el loco. puesto que ya no le causa placer que le diga mi palabra amorosa. Ya que no me retiene aquí. ninguna duda abrigo recelosa. más no abundo. a ninguna creí. que sin ella ningún bien tiene. La piedad. mi ánimo defenderlas ya no osa. me mató: hálito de muerte infundo. afanosa. es verdad. En desgracia. si la que más debería tener considera tenerla poca cosa. y no sé lo que ocurre. desistí. Francisco Serrano • Poesía de los trovadores . pero así es. y hace lo que no debe. en lo profundo. ni nada. tan veleidosa: no quiere lo que se ha de querer. que aunque yo las solía proteger. bien sé que son iguales. lo deja morir en un segundo. se va a perder. A todas temo. voy a alejarme. Si con ella no me van a valer ni ruegos ni favores. o tal vez sí: piqué demasiado alto en este mundo.Me desespera tanto no tener confianza en la mujer. ninguna vendrá a ayudarme a mí. desdeñosa. Ah.

desdichado. ya me voy. Francisco Serrano • Poesía de los trovadores . huyo de aquí sin dicha: voy donde el amor se esconde. nada tendrás de mí. hoy renuncio a cantar. no sé adónde. Tristán.al destierro me iré. o al inframundo.

a la que codiciamos con hambre más allá de todo extremo. habladores de lengua viperina y hostil. igual tú y yo halagamos a amigas con las que nos entendemos. silbidos oigo y gorjeos de aves que en su latín hacen su ruego a su pareja. y una canción haré. III Bien recibido seré. preveo. que no tiene par. con la más bella me he de entrevistar. alta como un destello. II Ni estoy perdido.Arnaut Daniel (…1180-1195…) __________________________________________________________________________________________________________ DULCES SILBIDOS I Trinos. que no tenga palabra falsa ni rima vil. ni doy rodeos cuando al interior del castillo llego de mi señora. mil veces al día levanto el cuello: mejor pobre placer que dolor de marfil. Francisco Serrano • Poesía de los trovadores . nos besamos y con su manto azul nos envolvemos a fin de las miradas evitar de esa calaña de culebras sin resuello. porque al hablar no he sido lego: preferí el oro al cobre. por su belleza.

brote. cita feliz. que ella y yo yazcamos allí en el aposento que indiquemos. ni a amos de urbes envidio.IV Dios bendecido. que no hizo reo de sus pecados al centurión ciego. sin ella. fiel. veo sin temor. VI Boca. así. pero voy. las manos a juntar y a darme: la honraría un rey con su sello o aquel que un doble imperio administra. o el rey que honramos de Roma o aquel de Tiro? Tenemos que estoy loco si ansío solicitar tanto que me arrepienta –de Amor un atropello–. no obstante que al rey gallego haya hecho errar. creo. ¿te he oído prometer. y cuando sin dejar de besar y reír muestre su cuerpo bello. yo pueda contemplarlo a la luz del candil. deje. si quiere. V Tallo florido. pues quien el gozo espanta no es sabio: es incivil. VII Al perseguido por lenguas. el jaleo que arman los pájaros con su rejuego. Francisco Serrano • Poesía de los trovadores . ni a reyes supremos. sutil. y. no son más frescos. como si fuera yo emperador griego digno de loores. lo censuramos.

Francisco Serrano • Poesía de los trovadores . y no habrá estimación para él por ello si no lo suelta ahora de ese infame cubil. No lo vi. porque andaba subido en una rampa viendo acceder al trono al nuevo rey de Estampa. bien lo sabemos.pues apresó a Raimón. que era pariente suyo y fue a peregrinar.

Con ella seré siempre carne y uña. no le voy a pegar con rama o vara.EL FIRME ANHELO QUE EN EL PECHO ME ENTRA I El firme anhelo que en el pecho me entra no pueden arrancarlo pico ni uña del hablador. III ¡Con el cuerpo será. hará de mí el Amor. primo o tío. IV Jamás amé a la hermana de mi tío tanto ni más. con toda el alma. sé que nadie entra pero todos vigilan. donde no haya un tío. de gozo gozaré. para mi mal. si acepta. su siervo no entra. en jardín o alcoba. aun a escondidas. que en el ser me entra. que allí donde ella está. y no voy a escuchar a amigo o tío. II Cada vez que me acuerdo de la alcoba donde. me tiembla todo el cuerpo. Francisco Serrano • Poesía de los trovadores . no con el alma si consintiera que entre yo en su alcoba! Más me lastima que un golpe de vara. estar quisiera de su alcoba. que así perderá el alma. igualito que un niño ante la vara: temo suyo no ser. incluso la uña. ¡lo juro por mi alma! Tan cerca como está el dedo de la uña. mejor que el fortachón de débil vara.

dondequiera que esté. y no amo más a hermano. me es torre de placer. VII Arnaut envía su canción de uña y de tío con la venia del alma de su vara. en cuerpo ni alma. que en el pecho me entra no creo que existiera. primo o tío: tendrá en el cielo doble gozo mi alma si hay alguien que por bien amar ahí entra. plaza o alcoba. Francisco Serrano • Poesía de los trovadores . palacio.V Desde que floreció la seca vara y nacieron de Adán sobrinos. amor como este. cual la corteza hace en la vara. no me separo de ella. ni media uña. VI Así mi corazón se une y se aúña a ella. a Aquel cuya virtud en la alcoba entra. alcoba. tíos.

te dirige y envía la salud que él no tiene: jamás tendrá algún bien si de ti no le viene.Arnaut de Maruelh (…1195…) __________________________________________________________________________________________________________ SEÑORA. por quien no hago más que gemir y suspirar. pero estoy tan turbado por el amor. tu fiel amigo. mi pensamiento y los fines de mi intención: por mensajero o por mi propio corazón. a quien todos los días dirijo mi clamor: ya que lo quiere. si lo quieres. A ningún mensajero conozco más cortés ni hábil para esconder lo que realmente es. Amor me ha ordenado escribir aquello que la boca no se atreve a decir. bondadoso y cordial —seguro lo conoces y adivinarás cuál—. por mensajero no me atrevo. He aquí el consejo que me ha inspirado Amor. temeroso de que ello te moleste y resulte enojoso. MÁS GENTIL DE LO QUE SÉ EXPRESAR Señora. más gentil de lo que sé expresar. Lo dijera yo mismo. que. lo que mi carta te dirá donde estuvieres. No me atrevo a buscar ni pretexto ni excusa al mandato en que Amor no tolera recusa. olvido lo pensado. Hace mucho. Escucha pues ahora. al verte. Remito para ti un mensajero muy fiel: una misiva mía sellada va con él. señora. señora. Francisco Serrano • Poesía de los trovadores . que intento comprender cómo conseguiré decirte mi querer. éste.

enardecida. que te adora. ni gozo ni deleite me es posible tener. que no menguó una vez prendida y no se extingue: a diario aumenta. Cuando ocurre que no te voy a poder ver. la cultura. la belleza. son materia que me hace meditar noche y día. más y más se acrecienta el amor. El primer día que te vi. porque de ti. tu radiante sonrisa.Señora cortés. ¿Cómo obtendré tu amor?: ya no tengo albedrío. señora. y soy como un muerto si finalmente no puedo llegar a puerto. y cuanto me conviene. Francisco Serrano • Poesía de los trovadores . noche y día. porque la larga espera y el deseo de oír de ti. conozco que me viene lo que bien hago o digo. el encanto sutil. las hermosas acciones y dichos de alegría. pero cuando sucede que te consigo ver. Amor penetró en mi corazón con tal fuerza que encendió una hoguera. señora. la mirada de amor. y el mucho velar y el tan poco dormir. el anhelo de verte y la preocupación incesante me oprimen cruelmente el corazón. tu valor. ni gozo ni deleite tengo. tu color. en la palabra. Mientras más alejado estoy de ti. en la acción: la gracia. eres poseedora de toda perfección en el pensamiento. el habla. pido a Dios el horror sombrío de la muerte si no tengo tu amor. el cuerpo gentil. Sabe Dios que soy tuyo cien veces más que mío. dueña de un saber exigente que te vuelve agradable para toda la gente. Cien veces. y demás cualidades.

nada siento. día y noche está contigo allí donde esté. tu franqueza. Si el corazón te evoca y me dice todo esto. tus respuestas sinceras y finas. no me sé conmover. tu agudeza. el rostro de encendido color. el corazón me duele al comprender que no te podré ver. y no reposa incapaz de pensar en cualquier otra cosa. Mi corazón fue allí el día que te vi. más blanco y sonrosado que ninguna flor. y de tu ser gentil la memoria se acuerda: tu hermosa cabellera rubia. y los dientes. tu mirada sonriente. me arrebata a tal grado que actúo descompuesto. un mensaje recibo: el corazón. de largos dedos finos y delicados. más blancos que la plata acendrada. tus bellas manos blancas. razona. tu clara frente que es más blanca que el lirio. Si creo pensar en otra cosa. Francisco Serrano • Poesía de los trovadores .o admirar. y el hermoso semblante que al fin me dirigiste la primera ocasión que te vi y tú me viste. me recuerda. la nariz recta. la boca breve y húmeda. la gentileza de tu trato. como tu mensajero. día y noche vive contigo y te corteja. Sé que el dicho que suele decirse es falso: miente lo de ‘ojos que no ven. blancos. nunca más ha podido separarse de ti: no se aleja de ti ni un segundo.’ Señora. proclive a tu hospedaje. mentón. tu agraciada figura donde nada es innoble y todo es hermosura. Y ya no sé que hacer. y el pecho cual la nieve o la flor del espino. corazón que no siente. garganta.

y me ate el embeleso!” He dicho demasiado. De día padezco el rigor de esta batalla y. entre mis brazos. con los ojos hacia el sitio en que sé que estás. Francisco Serrano • Poesía de los trovadores . y es una maravilla si apenas me sostengo. el corazón me falla y se me va el color: tanto así me tortura. giro. saco los brazos y. sí. me revuelvo. en la noche sin piedad me avasalla. Cuando creo que me he esforzado bastante. tu amor. suspiro y después me levanto. las manos delante del pecho. pienso una y otra vez.porque ya no sé adonde voy ni de donde vengo. voy repitiendo esto que contaré: “¡Señora excelentísima. para luego sentarme. quiera Dios que en su vida le fuera una vez dable a este fiel enamorado tuyo conocer el día o la noche en que pueda por fin ver furtiva o libremente. ya no debo hablar más. oh señora. pero no pude más. perfecta y agradable. Si bien únicamente una vez he expresado lo que en el corazón mil veces he pensado. y besado dulcemente tus ojos y tu boca. he dicho demasiado. comienzo a dar entonces vueltas y vueltas. y me recuesto entonces sobre el brazo derecho y luego lo hago sobre el izquierdo y del lecho arrojo las cobijas apresuradamente para después taparme de nuevo lentamente. tu cuerpo deseado. que un beso me valga más que cien. Porque en el momento en que me he ido a acostar y pienso que por fin lograré descansar. con todo. grácil y gentil. sólo para enseguida regresar a acostarme.

Blancaflor. Señora. Amor es causa de mis tormentos: me abraso estando vivo y en medio de esta hoguera me consumo cautivo. Elena. angustias y dolores que padezco. por tu amor. Pues he aquí que prefiero dormitar disfrutando a. y me imagino hallarte. señora. cuya presencia anhela a toda hora. besa. y de la misma forma como yo lo deseo noches y días. Leda. ni Ismena. Ser conde o rey desdeño: soñar es mi delicia. acaricia. aquí y allí. anheloso sin fin. señora. Antígona. a mi lado. y sin éxito me reintegro a la dura batalla de amor que me vence y me tortura. Entonces va mi espíritu derecho a ti. a ti. Ahora te suplico. gozaron con su amor de deleites tan bellos ni la mitad de la dicha ni del deseo que yo tengo contigo. ni Semíramis. la de rubios cabellos. no puedo ni la centésima parte de mis penas ni de mis males enumerarte. señora. en soledad. languidecer velando. señora. que me absuelvas si peco o yerro. cuando medito en ello. De dulzura suspiro. por si eso me deparara el dormir. abraza. veo que a placer te corteja. o al menos eso creo. dejo escapar un gemido y suspirando me voy quedando dormido. y luego al despertar abro febril los ojos y contemplo el lugar despacio. vuelvo la cara junto las manos. Tisbe. ni la hermosa Isolda. Ni Rodocesta. Francisco Serrano • Poesía de los trovadores . mas no logro encontrarte ni verte: cierro los ojos.Cierro los ojos. Biblis. por piedad. ni de los sufrimientos.

a despechado arder y dejarme abatir. lugar de encanto. magnífica esperanza mía. ¡Puesto que Amor ha obrado mi capitulación por causa tuya. De rodillas ahora te ruego que me aceptes como tu servidor y que no dudes en prometerme tu amor. No sé decir. por mi bien. No pido nada más porque ello no conviene. Y puesto que de mí mismo hago tu alabanza. te venza a ti también. llave de leal mérito. cámara de deleites. hasta la muerte. Señora! Francisco Serrano • Poesía de los trovadores . espejo de amor. que Amor que todo vence. lluvia de abril. más ni puedo mejor. sí. germen y flor de discreción. señora.Escucha. la criatura más gentil que en el mundo concibiera natura. esta plegaria.. mansión de liberalidad. si quieres. flor de gracia. sombra de estío. Señora: no me atrevo a insistir ni a rogar. pido ahora.. si acaso tengo suerte. pero que Dios te salve y te quiera guardar. mucho más bella que bello día de mayo. todo queda en tus manos y a tu merced se atiene. devuélveme esta salutación. y. Pues prefiero con buena esperanza morir. sol de juventud. señora. cuando menos prométeme brindarme tu esperanza para que me consuele. recipiente de honor. rosa de mayo. sol de marzo.

tras ardua labor. beneficio y honor si se saben apreciar. así. me voy a esforzar.) __________________________________________________________________________________________________________ PUESTO QUE VOLVÍ A PROVENZA Puesto que volví a Provenza y ello a mi dama agradó.1183-1204..Peire Vidal (.. Y yo por mucho esperar conquisté con gran dulzor el beso que el fuerte amor me hizo a mi dama robar. lumbre del frío glaciar y aun agua dulce del mar. haré una alegre canción a modo de recompensa.. Y se podrá confortar en mí cualquier amador: saco. No falté por negligencia. Quien maldice la paciencia incurre en un grave error. Con servir y con honrar se obtienen del buen señor don. Francisco Serrano • Poesía de los trovadores . conservo pues la ilusión de que el mal mude a favor porque el bien tan bien comienza.. No pequé: hice penitencia. de Arturo el pueblo bretón conservó la preferencia. que hoy ella se digna dar.

suyo. Como a su magnificencia completamente me doy. no debe decir que no. el más valiente barón no igualará tu excelencia. considera de razón el que. de nada obtuve un fiel don y de ira benevolencia. careces de parangón. ganar y aun vencido. ¿Obtendré correspondencia? Vencido sabe que estoy.sin culpa pedí perdón. vencido la venza. derrotar. para vender y dar. y gozo pleno al llorar y de amar dulce sabor. comete un error quien dice que a otro sector voy: mejor a ella añorar que de otra el favor ganar. mas ruego y merced clamar. y soy audaz por pavor y sé. pues se debe apoderar franca humildad del rigor. Yo no encuentro valedor cuya ayuda aprovechar. Y pues Dios te hizo sin par Francisco Serrano • Poesía de los trovadores . perdiendo. Gran Rainier*. por mi conciencia. sin ninguna reticencia soy.

Francisco Serrano • Poesía de los trovadores . haré cuanto pueda crear. te ofreceré mi loor. Rainier.y a mí tu leal servidor. * Peire Vidal llama así al vizconde Barral de Marsella (muerto en 1192). dígnate aceptar.

TROVEROS Y MINNESINGER Francisco Serrano • Poesía de los trovadores .

Francisco Serrano • Poesía de los trovadores . en fin. a aquellos que me han servido. sin que les valga merecerlo. no importa lo sucedido. porque la inquina envidiosa de algunos. intrepidez me faltó. sí. no le dije cuán preciosa me era la luz de su amor. Que quien al Infierno acosa les dé una pena espantosa. Podrían desviar el Rin hasta el Po. II Me están vigilando. Muestran su codicia. me lo impidió. retorcerlo. antes que yo deje. ruin. sin el derecho de hacerlo.Friedrich von Hausen (hacia1150 -1190) __________________________________________________________________________________________________________ ME PRODUCE GRAN DOLOR I Me produce gran dolor haber dejado a la hermosa.

yo. que a los suyos no deje caer. mi corazón.Chrétien de Troyes (…1160 . lo sé. por mi buena fe. bueno es que me soportéis. y diré por qué: a quienes le fallan observé frecuentemente alegres volver. lo que le debo le devolveré. si de alguno debéis tener hoy piedad. si os molesta: esclavo me tenéis. y así lo creeré.1190…) __________________________________________________________________________________________________________ DE AMOR. y aunque de nada le pueda valer. lógico es. me quejo. y yo fallo. QUE ME HA ROBADO (fragmentos) De Amor. que no puedo retroceder frente a aquella a la que me até. vuestro soy. que me ha robado. y a sus enemigos quiere vencer. Señora. y que no me quiere retener. Y puesto que ya no me queréis. decidme. aunque le permitiré tratarme conforme a su placer. que es suyo. a pesar de todo. pues conociéndoos voy. le enviaré. Si alza Amor su ley. si bien soy capaz de precaver el lamentarme. que yo ensalcé. vuestro vasallo soy. Francisco Serrano • Poesía de los trovadores . con gusto ¿me aprobaréis? No sé. que a servirle a otra presto no estoy.

será más dulce para probar. a su servicio deberás estar siempre. en lo que haces y lo que harás. La abundancia. advierte. la carencia no te va a pesar. mientras la hayas deseado más. Francisco Serrano • Poesía de los trovadores . no amarás. Dulce es si te sabes distanciar.Si tu dama te ha de rechazar no por eso de ella partirás.

sin compasión. Francisco Serrano • Poesía de los trovadores . retirándose ante el frío. Está la campiña mustia y esto me provoca angustia. Está triste el corazón. y dejaron de cantar los pájaros del estío. pues llegaron las heladas dejando.Heinrich von Veldeke (finales del sigloXII) __________________________________________________________________________________________________________ EL SOL DEJÓ DE BRILLAR El sol dejó de brillar. flores marchitas y ajadas.

Ya no puedo resistir. sí. no. Señora. sí. no. sí. sí? Mi pecho sufre por ti. son causa de mi congoja mis ojos. para vivir. estoy perdiendo la vida. II Mira mi dolor. antes que pierda la vida. sí. ¿No podrías decir sí. PARA VIVIR I Señora. miradme al menos. Mi alma está enferma. no. no: mi pecho se desgarró. Francisco Serrano • Poesía de los trovadores . señora. sí. querida. sí. herida.Heinrich von Morungen (¿?-1222) __________________________________________________________________________________________________________ SEÑORA. tu boca roja. no. ¿Por qué me dices ahora esta palabra homicida? ¿Por qué siempre dices no? No. no.

Del gozo la pena es dejo.ME PASÓ COMO A UN NIÑITO Me pasó como a un niñito que. hoy admito que ver a mi amor. toca su propio reflejo hasta que al fin. lo ve romperse. contrito. con un grito. viéndose en un espejo. y me alejo. Pensé ser feliz. me anima y hiere. Francisco Serrano • Poesía de los trovadores . perplejo.

¿Acaso estás dispuesta a cortar de raíz mi suplicio. entonar puedo cosas nuevas y suaves. Deja que venga mi consolación. los mejores. y cantan viejos cantos las aves. que humedece el lugar. en primavera. No duerme en ese tiempo el ruiseñor: despierto estoy. su sonido en mitad del verano. yo. 1170. II Brillan resplandeciendo más las flores a causa del rocío. sé buena. IV Tu ayuda lograré. no halagan el oído. La música del bosque. mujer. aunque hiele.1220) __________________________________________________________________________________________________________ CUANDO BROTAN LAS FLORES Y LAS HOJAS I Cuando brotan las flores y las hojas. y no oigas mis congojas. III Consuelo busca mi canto. Porque tu galardón debe atender al servicio que te hago y te haré hasta morir. a sus hijos entonces se ponen a arrullar. mujer. Los pájaros que cantan. que se acabe mi pena y que mi larga espera tenga un final feliz? Francisco Serrano • Poesía de los trovadores . tu ayuda es ahora lo único que me puede servir.Wolfram von Eschenbach (ca. señora. así quedaré libre de mi larga aflicción. y canto del valle alrededor. en cambio.

tu bondad y tu ira. Con una palabra me salvarías: tendré otra vez confianza el resto de mis días. ¿A mi espíritu quieres consolar? Acaba de una vez con mis lamentaciones.Tu grato proceder ha hecho así que todas mis canciones te las dedique a ti. V Mujer. Francisco Serrano • Poesía de los trovadores . a la par. me dieron alegría en muchas ocasiones.

o un sueño extraño? ¿Lo que yo creí que fue. a dónde han huido mis años? ¿Es la vida verdad. que pasaron como una tempestad. Ahora. que por fin he despertado. ajenos a mí. el bosque está lejos. ¡ay! Francisco Serrano • Poesía de los trovadores . No me saluda aquel que conocía. Digo en verdad que es un triste destino. La gente y el lugar donde crecí son como espectros. Más cada vez. Sólo el agua traza el mismo camino. la campiña cambió. Mis amigos están lentos y viejos. Pienso con pena en mis dichosos días. ha existido? Ya no sé por cuánto tiempo he dormido. nada reconozco. El mundo está lleno de hostilidad. estoy perturbado.Walther von der Vogelweide (…1170 – …1230) __________________________________________________________________________________________________________ ¿A DÓNDE HAN HUIDO MIS AÑOS? ¿A dónde.