You are on page 1of 4

Sincronicidad

“Eres lo que tu más profundo y vigoroso deseo es. Como es tu deseo, es tu voluntad. Como es tu voluntad, son tus actos, como son tus actos, es tu destino ”. Brihadaranyaka Upanishad IV. 4.5 ¿Has experimentado alguna vez el placer de encontrar aparentemente de la nada a la persona que necesitabas?, o ¿recibiste sin motivo aparente la llamada de alguien del pasado del que apenas unas horas antes te habías acordado?, o ¿ese libro que encontraste al azar que responde a la duda que te tenía bloqueado? Esto obedece a un principio que rige a una serie de circunstancias que nos pasan en el momento justo, en el lugar idóneo, en la situación perfecta y de un modo que no se puede explicar, pero que tiene sentido para el observador. La mayoría de las personas lo llama “casualidad”, “suerte” o “magia”, cuando en realidad se denomina sincronicidad. Dicho de otra forma son sucesos altamente improbables que ocurren a la vez para lograr un resultado deseado, o sea, una serie de eventos inesperados que comienzan a suceder sin pensarlos para cumplir con nuestros propósitos, es decir sin saber porqué, las cosas nos llegan cuando las necesitamos. La palabra coincidencia deriva de: <<co>> que significa con; <<incidencia>> que significa suceso. Así pues, las coincidencias son sucesos que ocurren con otros acontecimientos, dos o más sucesos que pasan al mismo tiempo. Como la experiencia de la coincidencia es universal, la mayoría tendemos a restarle importancia. Son momentos extraños de la vida que nos maravillan y olvidamos al poco tiempo. Cada coincidencia es un mensaje, una pista sobre un aspecto particular de nuestras vidas que requiere atención. Si afinamos la mirada para que se observe lo que parece casi imposible, el concepto de sincronicidad comienza a cobrar sentido. Cuando la intención se repite, crea un hábito. Mientras más se repita la intención, más probable es que la conciencia universal dé lugar al mismo patrón y manifieste la intención en el mundo físico. Sólo con los pensamientos repetidos lo imposible puede hacerse posible por medio de la intención de la mente que opera más allá del tiempo y del espacio. 1

sino que somos participantes de una red cósmica interconectada. las angustias y las tristezas. una propiedad que puede estar a nuestro alcance si lo deseamos. Sobreviene el asombro ante algo que no se puede explicar porque podemos mirar al mundo de una manera diferente y comprender nuestra relación con el campo de la conciencia que nos libera de la prisión del intelecto y del conflicto. a nivel más profundo. Conocer el mecanismo para lograr que esto ocurra nos permitirá transformar este fenómeno en un hecho voluntario y así poder provocarlo conscientemente.La sincronicidad nos representa en el plano físico la idea o solución que mora en la mente de la manera más fácil y sin apenas esfuerzo. es lo que la comunidad científica intenta desempolvar desde hace varias décadas. entre la intención y el cumplimiento los tiempos se acortan. sobre los demás y el universo. Al iniciarnos en un sendero espiritual vamos perdiendo el resentimiento. La sincronicidad es un atributo del campo de energía consciente. no es mágico. Esto implica que ciertos sucesos en el universo se agrupen en patrones significativos sin valerse de las leyes habituales de la causalidad. Todo lo que percibimos es una proyección holográfica de la conciencia cósmica y el cuerpo físico también. nos demuestran que no somos meros observadores. es una propiedad del campo que está a nuestra disposición si estamos debidamente conectados. Se trata de vivir el mayor tiempo posible en ese “fluir” que hace que la vida parezca un viaje de descubrimiento constante sobre uno mismo. Este campo está en constante transformación dinámica. Por lo tanto. es la fuente de energías opuestas. Si admitimos la idea de la sincronicidad. Los acontecimientos sincronizados son una señal de que nos hallamos en el sendero adecuado y también nos dicen cuando no es así. es decir. Esto. entramos en el campo de la conciencia pura. entonces nuestra vida tiene sentido. todo acontecimiento de ella y toda persona que intervenga obedece a un significado y por lo tanto no nos sentiremos como víctimas. que parece mágico. al mismo tiempo se acelera la sincronicidad. La sincronicidad es un evento que sucede fuera del tiempo y del espacio: sucede en otra dimensión y ocurre porque simplemente formamos parte de un campo unificado aunque matemáticamente todavía no hallamos formulado su existencia. Cuando dejamos de juzgar y la mente se vuelve silenciosa. estas sincronicidades deben trascender los principios de la ciencia puesto que son las expresiones de movimientos mucho más 2 . La seriedad se convierte en alegría y el egoísmo en la necesidad de compartir. Al experimentar estas sensaciones.

se avanza por el mundo sin esa llave que es la gratitud. 3 . algo tan cotidiano y terrenal. Si no se está unido no se capta el prodigio. Los milagros nadie los hace ni los provoca. desgraciadamente nuestra cultura se resiste a abandonar su forma de pensamiento lineal y causal. la sincronicidad. Más el milagro exige un intercambio: aquello que me es dado debo hacerlo fructificar para los otros. describe los acontecimientos sincronísticos como “sucesos impredecibles que no están relacionados con una cadena lineal de causas y efectos. Vivimos en una realidad donde abundan los prodigios. creo que es esencial tener una actitud abierta y tolerante hacia el significado de las cosas que uno no desea que sucedan”. nos conecta con esa fuente infinita desde un plano no racional. Hemos perdido la vivencia de ser buscadores de tesoros en este gran sueño donde cada pieza encaja perfectamente. Sin esa sensibilidad todo se hace banal. podemos usufructuar sin dar nada en cambio. pero ellos son vistos solamente por quienes han desarrollado su percepción. en cambio. no por medio de las palabras sino a pesar de ellas. del que. se descubren. a través de la oración. Una vez le preguntaron al maestro sufí Idries Shah: ¿Cuál es el error fundamental del ser humano contemporáneo?” La respuesta fue contundente: “Pensar que está vivo cuando. como vividores. en su libro El Azar no Existe.profundos que se originan en la estructura del universo y conciernen tanto a la materia como al significado de un modo inseparable. Por eso. tal vez logremos recuperar la confianza en nosotros mismos y en los demás”. es elevado a un plano casi místico. médico cirujano y autor del libro El Misterio de las Coincidencias dice: En occidente buscamos conectarnos con un ser superior por medio de palabras. suponen un profunda experiencia emocional. en verdad. así mismo destaca que “si tomamos conciencia de que las coincidencias con significado son una clara evidencia de que no estamos solos en el universo y de que hay un proceso espiritual que influye en nuestras vidas. por tal motivo. La sincronicidad. tienen un fuerte significado simbólico y ocurren en momentos de profundas transiciones en nuestras vidas”. se ha quedado simplemente dormido en la sala de espera de la vida”. Robert Hopcke. al acontecimiento maravilloso se le llama casualidad. Eduardo Zancolli. De lo anterior añade. Cuando sucede lo extraordinario se le ve como un fenómeno natural.

no te devuelve una imagen. sino una situación reflejo exacto de lo que tú piensas. intuiciones y deseos de estudiar algo o llenar una solicitud en un determinado lugar. Si estudiamos un poco más sobre las leyes de nuestro universo y sobre todo “La ley de la atracción”. comenzarán a aparecer ante ti. Trata de imaginarte al Universo como un inmenso espejo. Bibliografía: Sincrodestino. libros que leer. tenemos que ayudarle para que suceda y tomar la decisión de usarla en nuestro beneficio. con la diferencia de que este espejo es creador. de Deepak Chopra. Esta oscuridad es la cárcel racional”. lo que deseamos.com. sin pretender ningún tipo de recompensa. Cuando aquel que se creía ciego se quita los anteojos oscuros. La sincronicidad no es algo que suceda por sí misma. Editorial Grupo Norma Autor: Daniel Jorge León Islas Coach Personal Certificado dany@coachingdevida. Nuestros pensamientos y sensaciones emiten unas frecuencias vibratorias en forma de mensajes al Universo. ve la luz. ir descifrando los mensajes ocultos tras cada acontecimiento sin importar lo insignificantes que nos parezcan.El escritor chileno Alejandro Jodorowsky nos dice que: “En la vida hay que hacer lo que nos gusta. Lo hacemos sin otro objetivo posterior. En conclusión la clave para llevar una vida con propósito es gradualmente ir observando hacia donde nos llevan las coincidencias de la vida. La ley de la atracción es un principio por el que adherimos a nuestras vidas exactamente aquello en lo que más nos enfocamos.mx 4 . pequeños pasos a seguir. gente con quien hablar.