1 INDICE CAPITULO I..............................................................................................................................8 INTRODUCCION A LA FRUTICULTURA.............................................................................

8 DEFINICION Y DISCIPLINAS AUXILIARES:...............................................................8 LA INVESTIGACION EN FRUTICULTURA:.................................................................8 IMPORTANCIA DE LA FRUTA EN LA ALIMENTACION:............................................9 IMPORTANCIA ECONOMICA DE LA FRUTICULTURA:...........................................12 PRODUCCION DE FRUTAS EN EL MUNDO:.............................................................13 PRINCIPALES REGIONES PRODUCTORAS:..............................................................13 PROBLEMAS ECONOMICOS DE LA PRODUCCION, DISTRIBUCION Y COMERCIALIZACION:................................................................................................................14 LA FRUTICULTURA EN ARGENTINA:........................................................................15 HISTORIA DE LA FRUTICULTURA ARGENTINA.....................................................21 REGIONES FRUTÍCOLAS:............................................................................................23 CAPITULO II..........................................................................................................................34 PROPAGACIÓN DE ESPECIES FRUTALES Y VID...........................................................34 PROPAGACIÓN SEXUAL: Concepto; Usos. .................................................................34 FUENTES DE SEMILLA. Obtención de semillas: Distintos casos..................................34 ALMACENAMIENTO DE SEMILLAS: Factores que lo afectan...................................35 LATENCIA: Concepto, factores que inciden....................................................................35 TRATAMIENTOS MECÁNICOS, FÍSICOS Y QUÍMICOS PARA DISMINUIR EL PERÍODO DE LATENCIA...................................................................................................36 GERMINACIÓN..............................................................................................................36 PROPAGACIÓN ASEXUAL: Concepto. Sinónimos. Importancia...............................37 CONCEPTOS DE ESPECIE, VARIEDAD, CULTIVAR Y CLON.................................37 APOMIXIS: Concepto. Poliembrionía..............................................................................37 CLONES NUCELARES EN CÍTRICOS: Ventajas e inconvenientes..............................38 HIJUELO: Definición. Vástagos; Chupones: Diferencias con aquellos............................38 OVOLO.............................................................................................................................39 ACODO: Definición, Usos y Tipos...................................................................................39 ACODOS SIMPLES Y MÚLTIPLES: Su utilización en viticultura, denominación, limitaciones. ...............................................................................................................................40 PROVINAGE: Concepto, Usos........................................................................................40 ACODO EN CEPADA: Concepto, Sinónimos, Usos.......................................................41 ACODO DE RAMA ENTERRADA: Concepto, Sinónimos, Usos..................................41 ESTACAS: Definición, Denominaciones..........................................................................41 INICIACIÓN DE RAÍCES: Bases anatómicas y Fisiológicas..........................................42 SELECCIÓN DEL MATERIAL PARA ESTACAS: Factores por tener en cuenta..........42 TRATAMIENTOS PARA FAVORECER EL ENRAIZAMIENTO: Presencia de hojas y yemas, heridas, lavado; principios fisiológicos. Aplicación de nutrientes y fungicidas. Empleo de reguladores de crecimiento: Tipo, concentración y método de trabajo................43 ESTACAS DE TALLO: ESTACAS DE MADERA DURA, técnica operatoria; época de corte, longitud, grosor y tipos. Estratificación: profundidad, posición y tiempo, métodos, ejemplos. ...........................................................................................................................44 ESTACAS DE MADERA SEMIDURA Y BLANDA: limitaciones, ejemplos. ...............44 SISTEMA DE NEBULIZACIÓN ACUOSA PARA ENRAIZAR ESTACAS ("MIST"): Principio, Construcción, Controles....................................................................................45 PLANTACIÓN DE ESTACAS A CAMPO: Métodos, cuidados posteriores...................46

2 ESPECIES QUE SE MULTIPLICAN POR ESTACAS: Análisis comparativo de los métodos de propagación por estacas, acodo en cepada y acodo en trinchera........................46 INJERTO: Definición, Ventajas, Componente Aéreo y Subterráneo: Denominación........46 MECANISMO DE CICATRIZACIÓN: Factores que influyen........................................48 LÍMITES DEL INJERTO: Parentesco botánico de los simbiontes...................................49 AFINIDAD. INCOMPATIBILIDAD: Síntomas, Ejemplos, Causas, Corrección de combinaciones incompatibles......................................................................................................50 RELACIONES ENTRE PATRÓN E INJERTO: Efectos del patrón sobre el injerto y viceversa. Explicaciones de las influencias entre patrón e injerto............................................51 SOBREINJERTO: Definición, Sinónimos, Usos...............................................................53 QUIMERAS VEGETALES E HÍBRIDOS DE INJERTO: Concepto, Historia, Ejemplos, Formación. ........................................................................................................................53 CULTIVO DE TEJIDOS: MICROPROPAGACIÓN. Concepto. Esquema de las distintas operaciones. Ventajas e inconvenientes de la micropropagación en frutales.....................54 MICROINJERTO. Concepto. Técnica operatoria............................................................55 CAPITULO III.........................................................................................................................56 ESTABLECIMIENTO DE LA EXPLOTACIÓN FRUTAL Y VIÑEDO...............................56 FACTORES A CONSIDERAR PARA EL ESTABLECIMIENTO DE UNA EXPLOTACIÓN LUCRATIVA.......................................................................................................56 FACTORES CLIMÁTICOS.............................................................................................56 FACTORES EDÁFICOS..................................................................................................61 FACTORES ECONÓMICOS: Distancia a mercados, gusto del consumidor...................63 FACTORES FITOSANITARIOS......................................................................................63 ELECCIÓN DE LA ESPECIE, CULTIVAR Y PORTAINJERTO...................................63 CULTIVOS INTERCALARES: Concepto agronómico de su correcto o mal uso...........64 CAPITULO IV.........................................................................................................................65 PODA Y CONDUCCION DE FRUTALES Y VID.................................................................65 DEFINICIÓN....................................................................................................................65 Razones para podar...........................................................................................................65 SISTEMAS DE PODA Y CONDUCCIÓN: Concepto y diferencia entre ambos términos. ...........................................................................................................................................65 HISTORIA, EVOLUCIÓN Y CRITERIO ACTUAL.......................................................66 CLASIFICACIONES DE LA PODA:..............................................................................66 1) Por el método. (Qué se poda).......................................................................................66 2) Por la intensidad. (Cuánto se poda)..............................................................................67 3) Por la época: (Cuándo se poda)....................................................................................68 4) Por la finalidad. (Objetivo principal).............................................................................69 5) Por la forma de realizarla. (Cómo se poda)..................................................................69 PRINCIPIOS FISIOLÓGICOS DE LA PODA................................................................69 PODA DE FORMACIÓN EN FRUTALES Objetivos. Formas libres y formas apoyadas. ...........................................................................................................................................72 PRINCIPALES FACTORES A CONSIDERAR PARA LA ELECCIÓN DE UN SISTEMA DE PODA Y CONDUCCIÓN...................................................................................73 CLASIFICACIÓN DE LOS SISTEMAS DE CONDUCCIÓN.......................................75 Principales Sistemas de Conducción..................................................................................76 PODA DE FRUCTIFICACIÓN EN FRUTALES. Objetivos...........................................81 Poda de raíces....................................................................................................................83 Poda de rejuvenecimiento..................................................................................................84 CAPITULO V...........................................................................................................................85

3 FLORACION Y FRUCTIFICACION.....................................................................................85 JUVENILIDAD: Concepto y características....................................................................85 REJUVENECIMIENTO...................................................................................................85 INDUCCION FLORAL: Requerimientos, teorías sobre los factores determinantes. ......86 ALTERNANCIA DE PRODUCCIÓN: Sinónimos, teorías sobre la causa y factores que la desencadenan.....................................................................................................................86 EVOLUCIÓN DE LAS YEMAS DE FLOR....................................................................87 PRÁCTICAS CULTURALES QUE AFECTAN LA FORMACIÓN DE FLORES.........87 POLINIZACIÓN. Agentes. Especies de polinización anemófila.......................................88 POLINIZACIÓN ENTOMÓFILA. Factores que la afectan, etología de la abeja............88 PERIODO EFECTIVO DE POLINIZACION. ...............................................................89 PLANTAS POLINIZADORAS: Porcentaje y Métodos de intercalación.........................89 FECUNDACIÓN. CUAJE: Conceptos e importancia. ....................................................89 CRECIMIENTO DEL FRUTO: Estadios, tipos de curva y periodos de caída en las especies de mayor importancia económica...............................................................................90 CONTROL HORMONAL DE CAÍDA DE FRUTOS......................................................91 PARTENOCARPIA: Definición, tipos, ocurrencia natural e inducción mediante hormonas.....................................................................................................................................91 CAPITULO VIII......................................................................................................................92 FRUTICULTURA ESPECIAL................................................................................................92 MANZANO..........................................................................................................................92 ORIGEN Y UBICACIÓN SISTEMÁTICA.....................................................................92 IMPORTANCIA DE SU CULTIVO Y PRINCIPALES PAÍSES PRODUCTORES........92 REGIONES DE CULTIVO EN EL PAÍS.........................................................................92 EXIGENCIAS CLIMÁTICAS. .......................................................................................93 CONDICIONES DEL SUELO PARA SU CULTIVO. ....................................................93 PROPAGACIÓN: Portainjertos. ......................................................................................93 PLANTACIÓN Y SISTEMAS DE CONDUCCION........................................................93 LABORES CULTURALES..............................................................................................93 PODA. ..............................................................................................................................94 POLINIZACIÓN. .............................................................................................................94 CARACTERÍSTICAS DE LOS PRINCIPALES CULTIVARES. ...................................94 COSECHA. ......................................................................................................................94 PLAGAS Y ENFERMEDADES MÁS IMPORTANTES: SU CONTROL......................94 PERAL.................................................................................................................................95 ORIGEN Y UBICACIÓN SISTEMÁTICA.....................................................................95 IMPORTANCIA DE SU CULTIVO Y PRINCIPALES PAÍSES PRODUCTORES........95 REGIONES DE CULTIVO EN EL PAÍS.........................................................................95 EXIGENCIAS CLIMÁTICAS. .......................................................................................95 CONDICIONES DEL SUELO PARA SU CULTIVO. ....................................................95 PROPAGACIÓN: Portainjertos. ......................................................................................96 PLANTACIÓN Y SISTEMAS DE CONDUCCION........................................................96 LABORES CULTURALES..............................................................................................96 PODA. ..............................................................................................................................96 POLINIZACIÓN. .............................................................................................................96 CARACTERÍSTICAS DE LOS PRINCIPALES CULTIVARES. ...................................96 COSECHA. ......................................................................................................................96 PLAGAS Y ENFERMEDADES MÁS IMPORTANTES: SU CONTROL......................96 MEMBRILLERO...............................................................................................................97

4 ORIGEN Y UBICACIÓN SISTEMÁTICA.....................................................................97 IMPORTANCIA DE SU CULTIVO Y PRINCIPALES PAÍSES PRODUCTORES........97 REGIONES DE CULTIVO EN EL PAÍS.........................................................................97 EXIGENCIAS CLIMÁTICAS. .......................................................................................97 CONDICIONES DEL SUELO PARA SU CULTIVO. ....................................................97 PROPAGACIÓN: Portainjertos. ......................................................................................97 PLANTACIÓN Y SISTEMAS DE CONDUCCION........................................................97 LABORES CULTURALES..............................................................................................97 PODA. ..............................................................................................................................97 POLINIZACIÓN. .............................................................................................................97 CARACTERÍSTICAS DE LOS PRINCIPALES CULTIVARES. ...................................97 COSECHA. ......................................................................................................................97 PLAGAS Y ENFERMEDADES MÁS IMPORTANTES: SU CONTROL......................97 DURAZNERO.....................................................................................................................98 ORIGEN Y UBICACIÓN SISTEMÁTICA.....................................................................98 IMPORTANCIA DE SU CULTIVO Y PRINCIPALES PAÍSES PRODUCTORES........98 REGIONES DE CULTIVO EN EL PAÍS.........................................................................98 EXIGENCIAS CLIMÁTICAS. .......................................................................................98 CONDICIONES DEL SUELO PARA SU CULTIVO. ....................................................98 PROPAGACIÓN: Portainjertos. ......................................................................................98 PLANTACIÓN Y SISTEMAS DE CONDUCCION........................................................98 LABORES CULTURALES..............................................................................................98 PODA. ..............................................................................................................................98 POLINIZACIÓN. .............................................................................................................98 CARACTERÍSTICAS DE LOS PRINCIPALES CULTIVARES. ...................................98 COSECHA. ......................................................................................................................98 PLAGAS Y ENFERMEDADES MÁS IMPORTANTES: SU CONTROL......................98 DAMASCO..........................................................................................................................99 ORIGEN Y UBICACIÓN SISTEMÁTICA.....................................................................99 IMPORTANCIA DE SU CULTIVO Y PRINCIPALES PAÍSES PRODUCTORES........99 REGIONES DE CULTIVO EN EL PAÍS.........................................................................99 EXIGENCIAS CLIMÁTICAS. .......................................................................................99 CONDICIONES DEL SUELO PARA SU CULTIVO. ....................................................99 PROPAGACIÓN: Portainjertos. ......................................................................................99 PLANTACIÓN Y SISTEMAS DE CONDUCCION........................................................99 LABORES CULTURALES..............................................................................................99 PODA. ..............................................................................................................................99 POLINIZACIÓN. .............................................................................................................99 CARACTERÍSTICAS DE LOS PRINCIPALES CULTIVARES. ...................................99 COSECHA. ......................................................................................................................99 PLAGAS Y ENFERMEDADES MÁS IMPORTANTES: SU CONTROL......................99 CIRUELOS........................................................................................................................100 ORIGEN Y UBICACIÓN SISTEMÁTICA...................................................................100 IMPORTANCIA DE SU CULTIVO Y PRINCIPALES PAÍSES PRODUCTORES......100 REGIONES DE CULTIVO EN EL PAÍS.......................................................................100 EXIGENCIAS CLIMÁTICAS. .....................................................................................100 CONDICIONES DEL SUELO PARA SU CULTIVO. ..................................................100 PROPAGACIÓN: Portainjertos. ....................................................................................100 PLANTACIÓN Y SISTEMAS DE CONDUCCION......................................................100 LABORES CULTURALES............................................................................................100

5 PODA. ............................................................................................................................100 POLINIZACIÓN. ...........................................................................................................100 CARACTERÍSTICAS DE LOS PRINCIPALES CULTIVARES. .................................100 COSECHA. ....................................................................................................................100 PLAGAS Y ENFERMEDADES MÁS IMPORTANTES: SU CONTROL....................100 ALMENDRO.....................................................................................................................101 ORIGEN Y UBICACIÓN SISTEMÁTICA...................................................................101 IMPORTANCIA DE SU CULTIVO Y PRINCIPALES PAÍSES PRODUCTORES......101 REGIONES DE CULTIVO EN EL PAÍS.......................................................................101 EXIGENCIAS CLIMÁTICAS. .....................................................................................101 CONDICIONES DEL SUELO PARA SU CULTIVO. ..................................................101 PROPAGACIÓN: Portainjertos. ....................................................................................101 PLANTACIÓN Y SISTEMAS DE CONDUCCION......................................................101 LABORES CULTURALES............................................................................................101 PODA. ............................................................................................................................101 POLINIZACIÓN. ...........................................................................................................101 CARACTERÍSTICAS DE LOS PRINCIPALES CULTIVARES. .................................101 COSECHA. ....................................................................................................................101 PLAGAS Y ENFERMEDADES MÁS IMPORTANTES: SU CONTROL....................101 OLIVO...............................................................................................................................102 ORIGEN Y UBICACIÓN SISTEMÁTICA...................................................................102 IMPORTANCIA DE SU CULTIVO Y PRINCIPALES PAÍSES PRODUCTORES......102 REGIONES DE CULTIVO EN EL PAÍS.......................................................................102 EXIGENCIAS CLIMÁTICAS. .....................................................................................102 CONDICIONES DEL SUELO PARA SU CULTIVO. ..................................................102 PROPAGACIÓN: Portainjertos. ....................................................................................102 PLANTACIÓN Y SISTEMAS DE CONDUCCION......................................................102 LABORES CULTURALES............................................................................................102 PODA. ............................................................................................................................102 POLINIZACIÓN. ...........................................................................................................102 CARACTERÍSTICAS DE LOS PRINCIPALES CULTIVARES. .................................102 COSECHA. ....................................................................................................................102 PLAGAS Y ENFERMEDADES MÁS IMPORTANTES: SU CONTROL....................102 CITRUS..............................................................................................................................103 ORIGEN Y UBICACIÓN SISTEMÁTICA...................................................................103 IMPORTANCIA DE SU CULTIVO Y PRINCIPALES PAÍSES PRODUCTORES......103 REGIONES DE CULTIVO EN EL PAÍS.......................................................................103 EXIGENCIAS CLIMÁTICAS. .....................................................................................103 CONDICIONES DEL SUELO PARA SU CULTIVO. ..................................................103 PROPAGACIÓN: Portainjertos. ....................................................................................103 PLANTACIÓN Y SISTEMAS DE CONDUCCION......................................................103 LABORES CULTURALES............................................................................................103 PODA. ............................................................................................................................103 POLINIZACIÓN. ...........................................................................................................104 CARACTERÍSTICAS DE LOS PRINCIPALES CULTIVARES. .................................104 COSECHA. ....................................................................................................................104 PLAGAS Y ENFERMEDADES MÁS IMPORTANTES: SU CONTROL....................104 VID.....................................................................................................................................105 ORIGEN Y UBICACIÓN SISTEMÁTICA...................................................................105 IMPORTANCIA DE SU CULTIVO Y PRINCIPALES PAÍSES PRODUCTORES......105

6 REGIONES DE CULTIVO EN EL PAÍS.......................................................................105 EXIGENCIAS CLIMÁTICAS. .....................................................................................105 CONDICIONES DEL SUELO PARA SU CULTIVO. ..................................................105 PROPAGACIÓN: Portainjertos. ....................................................................................105 PLANTACIÓN Y SISTEMAS DE CONDUCCION......................................................105 LABORES CULTURALES............................................................................................105 PODA. ............................................................................................................................105 POLINIZACIÓN. ...........................................................................................................105 CARACTERÍSTICAS DE LOS PRINCIPALES CULTIVARES. .................................105 COSECHA. ....................................................................................................................106 PLAGAS Y ENFERMEDADES MÁS IMPORTANTES: SU CONTROL....................106 NOGAL..............................................................................................................................107 ORIGEN Y UBICACIÓN SISTEMÁTICA...................................................................107 IMPORTANCIA DE SU CULTIVO Y PRINCIPALES PAÍSES PRODUCTORES......107 REGIONES DE CULTIVO EN EL PAÍS.......................................................................107 EXIGENCIAS CLIMÁTICAS. .....................................................................................107 CONDICIONES DEL SUELO PARA SU CULTIVO. ..................................................107 PROPAGACIÓN: Portainjertos. ....................................................................................107 PLANTACIÓN Y SISTEMAS DE CONDUCCION......................................................107 LABORES CULTURALES............................................................................................107 PODA. ............................................................................................................................107 POLINIZACIÓN. ...........................................................................................................107 CARACTERÍSTICAS DE LOS PRINCIPALES CULTIVARES. .................................107 COSECHA. ....................................................................................................................107 PLAGAS Y ENFERMEDADES MÁS IMPORTANTES: SU CONTROL....................107 HIGUERA..........................................................................................................................108 ORIGEN Y UBICACIÓN SISTEMÁTICA...................................................................108 IMPORTANCIA DE SU CULTIVO Y PRINCIPALES PAÍSES PRODUCTORES......108 REGIONES DE CULTIVO EN EL PAÍS.......................................................................108 EXIGENCIAS CLIMÁTICAS. .....................................................................................108 CONDICIONES DEL SUELO PARA SU CULTIVO. ..................................................108 PROPAGACIÓN: Portainjertos. ....................................................................................108 PLANTACIÓN Y SISTEMAS DE CONDUCCION......................................................108 LABORES CULTURALES............................................................................................108 PODA. ............................................................................................................................108 POLINIZACIÓN. ...........................................................................................................108 CARACTERÍSTICAS DE LOS PRINCIPALES CULTIVARES. .................................108 COSECHA. ....................................................................................................................108 PLAGAS Y ENFERMEDADES MÁS IMPORTANTES: SU CONTROL....................108 DATILERO........................................................................................................................109 ORIGEN Y UBICACIÓN SISTEMÁTICA...................................................................109 IMPORTANCIA DE SU CULTIVO Y PRINCIPALES PAÍSES PRODUCTORES......109 REGIONES DE CULTIVO EN EL PAÍS.......................................................................109 EXIGENCIAS CLIMÁTICAS. .....................................................................................109 CONDICIONES DEL SUELO PARA SU CULTIVO. ..................................................109 PROPAGACIÓN: Portainjertos. ....................................................................................109 PLANTACIÓN Y SISTEMAS DE CONDUCCION......................................................109 LABORES CULTURALES............................................................................................109 PODA. ............................................................................................................................109 POLINIZACIÓN. ...........................................................................................................109

7 CARACTERÍSTICAS DE LOS PRINCIPALES CULTIVARES. .................................109 COSECHA. ....................................................................................................................109 PLAGAS Y ENFERMEDADES MÁS IMPORTANTES: SU CONTROL....................109 PALTO................................................................................................................................110 ORIGEN Y UBICACIÓN SISTEMÁTICA....................................................................110 IMPORTANCIA DE SU CULTIVO Y PRINCIPALES PAÍSES PRODUCTORES......110 REGIONES DE CULTIVO EN EL PAÍS.......................................................................110 EXIGENCIAS CLIMÁTICAS. .....................................................................................110 CONDICIONES DEL SUELO PARA SU CULTIVO. ..................................................110 PROPAGACIÓN: Portainjertos. ....................................................................................110 PLANTACIÓN Y SISTEMAS DE CONDUCCION......................................................110 LABORES CULTURALES............................................................................................110 PODA. ............................................................................................................................110 POLINIZACIÓN. ...........................................................................................................112 CARACTERÍSTICAS DE LOS PRINCIPALES CULTIVARES. .................................112 COSECHA. ....................................................................................................................112 PLAGAS Y ENFERMEDADES MÁS IMPORTANTES: SU CONTROL....................112 BANANERO......................................................................................................................113 ORIGEN Y UBICACIÓN SISTEMÁTICA....................................................................113 IMPORTANCIA DE SU CULTIVO Y PRINCIPALES PAÍSES PRODUCTORES......113 REGIONES DE CULTIVO EN EL PAÍS.......................................................................113 EXIGENCIAS CLIMÁTICAS. .....................................................................................113 CONDICIONES DEL SUELO PARA SU CULTIVO. ..................................................113 PROPAGACIÓN: Portainjertos. ....................................................................................113 PLANTACIÓN Y SISTEMAS DE CONDUCCION......................................................113 LABORES CULTURALES............................................................................................113 PODA. ............................................................................................................................113 POLINIZACIÓN. ...........................................................................................................113 CARACTERÍSTICAS DE LOS PRINCIPALES CULTIVARES. .................................113 COSECHA. ....................................................................................................................113 PLAGAS Y ENFERMEDADES MÁS IMPORTANTES: SU CONTROL....................113

8

CAPITULO I INTRODUCCION A LA FRUTICULTURA
DEFINICION Y DISCIPLINAS AUXILIARES:
Fruticultura es el arte de cultivar árboles y arbustos productores de fruta, aplicando una tecnología basada en principios biológicos y fisiológicos, para obtener un rédito económico, conservar el ambiente y sentir la satisfacción de producir un producto de calidad. También entendemos por fruticultura, a la ciencia que estudia el mejoramiento de los árboles frutales y la creación, o adecuación de las técnicas de producción; con este significado, tenemos además la palabra pomología, que es muy usada en otros idiomas como el inglés y el francés, pero poco usada en nuestra lengua. La más importante es la Fisiología Vegetal, ya que entender el funcionamiento de la planta, resulta esencial para resolver los problemas que se plantean, ya sea en la práctica, cuando se aplican las técnicas de producción, o en la investigación cuando se busca cambiar o mejorar para hacer más eficiente la tecnología de producción. La Ecología, Climatología y Edafología son importantes en la implantación de montes frutales para la correcta elección de especies, cultivares y portainjertos, como así también el método y marco de plantación. El conocimiento especializado de Entomología, Fitopatología y Terapéutica vegetal, es indispensable para aplicar un correcto programa fitosanitario en el monte frutal. El conocimiento de Economía, con relación a costos de producción, mercados, tendencias de precios, canales de comercialización, etc., es importante para decidir especies o cultivares a plantar o cambios de copa. Por último, la Genética y la Fitotecnia, si bien tienen utilidad para la producción en el conocimiento de la Biología Floral, su importancia en la creación de nuevos cultivares de frutales es relativa ya que la mayoría de ellos provienen de selecciones muy antiguas que se multiplican vegetativamente.

LA INVESTIGACION EN FRUTICULTURA:
Dentro de los temas de investigación que tienen mayor importancia en fruticultura, se pueden destacar los relativos a la propagación. La selección de portainjertos de manzano comenzó en 1912 en Kent Maidstone, Inglaterra, donde Ronald Hatton, en la Estación Experimental East Malling, trabajó con material de distintas casas viveristas de Europa para establecer una lista de los mejores patrones para manzano de distinto vigor. Este centro continuó su trabajo y es hasta hoy, de principal importancia en la investigación. En Citrus, la búsqueda de nuevos portainjertos comenzó cuando se difundió el virus de la tristeza que inutilizó al naranjo agrio. Otro tema que acapara la atención en Citricultura es el aspecto fitosanitario, especialmente en lo que respecta a enfermedades a virus, últimamente se ha centrado la investigación en el declinamiento, enfermedad de etiología desconocida que afecta diferentes combinaciones pie - copa en distintos países del mundo. Los principales centros de investigación en Citricultura del mundo son: La Universidad de California en Riverside, las Experimentales de Lake Alfred y Orlando en Florida (USA), El Instituto Agronómico de Campinas en San Pablo, Brasil, El Istituto Esperimentale per la Agrumicoltura en Sicilia, Italia y el Instituto Valenciano de Investigaciones Agrícolas (IVIA) en Moncada, Valencia, España. Otros temas de investigación para frutales de carozo y pepita, son la poda, la conducción o guía de las plantas en sistemas apoyados o no, y el uso de reguladores de crecimiento para achicar el tamaño de las plantas, controlar la forma y tamaño de la fruta, mejorar la brotación, etc. Los centros de investigación más importantes en frutales criófilos, están ubicados en la Universidad de California en Davis, otras Universidades Norteamericanas como las de

9
Oregon, Washington, Pennsylvania y Cornell; la Experimental de La Grand Ferrad del INRA en Francia, la Universidad de Bolonia en Italia y la de Zaragoza en España. En viticultura, el trabajo de investigación está relacionado a mejorar la calidad tanto para uva de mesa como para la elaboración del vino, aunque hasta hace algunas décadas fue de principal importancia el estudio de portainjertos para superar los problemas de filoxera y nemátodos. Los principales Centros de investigación en Viticultura son la Experimental e Instituto Enológico de Burdeos en Francia y la Universidad de California en Davis.

IMPORTANCIA DE LA FRUTA EN LA ALIMENTACION:
Desde la antigüedad, en las primitivas civilizaciones, las frutas han ocupado un lugar importante en la dieta humana. En los últimos años, a partir del desarrollo de las industrias alimenticias, se ha sustituido en parte el consumo de fruta fresca o jugos naturales por productos más o menos elaborados, que no siempre conservan todas las cualidades del producto natural. El consumo de frutas debe hacerse con el estómago vacío para provechar al máximo sus virtudes y no entorpecer la digestión de otros alimentos. Calidad Nutricional Los elementos más importantes que aportan las frutas a la dieta, son los siguientes: Agua: Generalmente se encuentra en la mayor proporción y es química y bacteriológicamente pura. Azúcares: Fundamentalmente son glucosa, fructuosa y sacarosa, en distintas proporciones según la especie. Ácidos orgánicos: Las frutas de carozo y pepita tienen fundamentalmente ácido málico, la uva ácido tartárico y los Citrus ácido cítrico y ascórbico. Sales minerales: La mayoría de las frutas son ricas en sales de calcio, fósforo, hierro y potasio y pobres en sodio. Vitaminas: Principalmente A y C y moderadamente ricas en Tiamina y Niacina. Otros componentes: Celulosa, pectina, fitoquímicos antioxidantes y materias colorantes; las frutas son pobres en grasas, proteínas y almidón, a excepción de las frutas secas, donde por el contrario se encuentran en proporciones elevadas. El valor alimenticio de las frutas frescas se puede resumir en los siguientes puntos: Son importantes proveedoras de vitaminas, especialmente A y C, mayormente si tenemos en cuenta que en general se consumen crudas y el aprovechamiento es máximo. El contenido energético, al estar basado en azúcares simples, tiene una digestibilidad perfecta e inmediata para ponerse a disposición de los requerimientos del cuerpo humano. Además de contener bajas proporciones de grasas y almidones, su contenido en calorías es relativamente bajo, lo que las hace un alimento apto para regímenes pobres en calorías. Tienen, en especial las frutas cítricas, un poder Buffer, o sea regulador del pH estomacal. Las frutas tienen un pH ácido, similar al que trabaja el estómago (alrededor de 4), y el poder estabilizador les viene de que poseen ácidos débiles (los ácidos orgánicos ya citados) y sus sales provenientes de combinación con bases fuertes. Proveen elementos minerales muy importantes tales como hierro, fósforo y calcio; además, al tener bajos contenidos de sodio y elevados tenores de potasio se adaptan a las dietas restringidas en sales de sodio. El contenido de fibras, especialmente si las frutas se consumen con hollejos, favorece el funcionamiento intestinal; también se ha citado que la pectina, que es una fibra soluble, tiende a atrapar el colesterol impidiendo su depósito en los vasos sanguíneos. Por último, es conocido desde hace tiempo que frutas como ciruelas y peras son laxantes naturales por las cantidades significativas de glucosa que contienen. Se han confeccionado diversas Pirámides alimentarias para las diferentes, teniendo en cuenta las actividades que realizan las personas y sus hábitos alimentarios. En el Gráfico se muestra una pirámide alimentaria de la Clínica Mayo (Rochester, Estados Unidos). Es una herramienta para controlar y mantener el peso saludable. En el libro donde se explica con detalles, pone énfasis en alimentos de bajas calorías y coloca a

10
las frutas y verduras a lo largo de su base. Y no sugiere raciones: dice sin límites. Lo novedoso es que agrega a la actividad física en su centro, como uno de los elementos más importantes. (Artículo publicado en Diario Clarín sobre alimentación.)

Pirámide alimentaria

Calidad Terapéutica En los últimos años, la ciencia de la nutrición humana está considerando que ciertos alimentos además de tener los componentes nutricionales para el mantenimiento de la vida, pueden tener compuestos que ayudan a prevenir o retardar ciertas enfermedades crónicas. A estos alimentos, que además de sus componentes nutricionales contienen elementos que le asignan propiedades medicinales, se los denomina funcionales o nutracéuticos. También se denomina frutoterapia al tratamiento de dolencias en base al consumo de frutas. Relacionadas a frutos cítricos, recientes investigaciones han estudiado la actividad biológica de ciertos compuestos comunes como los Flavonoides, Carotenides y Limonoides, especialmente sobre la palatabilidad de los Citrus y la acción anticancerígena (Berhow, M. A. 2000). Los Flavonoides tienen actividad antioxidante, anticancerígena, antiviral y antiinflamatoria y promueven el descenso del colesterol. Los principales Carotenoides en pomelos rosados son el Licopeno y el Beta-caroteno. Se ha demostrado que el Licopeno que contienen las frutas y hortalizas contribuye a disminuir significativamente el riesgo de cáncer de próstata y mama. Otros estudios han mostrado que los limonoides inhiben el desarrollo del cáncer en animales de laboratorio y de células mamarias, así como también disminuyen el colesterol. Desde el punto de vista terapéutico la pera se la considera diurética, ligeramente, laxante y refrescante, siendo la manzana la fruta más interesante desde este punto de vista. La manzana presenta un contenido apreciable de fibras dietéticas solubles (pectinas y gomas) e insolubles (celulosa, hemicelulosa y lignina) que son poco o nada atacadas por la digestión ejerciendo una importante función en la regulación de las funciones intestinales. Por ello se adjudican a la manzana las siguientes propiedades: Previene el estreñimiento, debido a la absorción de agua por las fibras, lo que

11
estimula el peristaltismo y el desprendimiento de ácidos grasos volátiles que ejercen una acción osmótica positiva aumentando la hidratación de las heces. Mejora el caso de las diarreas infantiles, debido a la capacidad de absorción de las toxinas celulares por las pectinas y la acción astringente de los taninos. Previene las afecciones del colon y particularmente el cáncer. Dietas ricas en grasas y pobres en fibras favorecen el desarrollo de cáncer de colon. El alto consumo de grasas produce un aumento de los esteroides fecales cancerígenos derivados de sustancias biliares, así como también un cambio de flora que producen otras sustancias cancerígenas (20-metil-colantreno). El efecto positivo de las fibras se debe al hecho de reducir el tiempo de contacto de las heces con la mucosa, reduciendo de esta manera su acción nociva. Previene las caries dentales, ya que su masticación al final de las comidas elimina los restos de comida en dientes y espacios interdentales, impidiendo la formación de placa dental. Es recomendable para prevenir la obesidad y la ateromatosis (degeneración de las paredes arteriales con depósito de lípidos), mejorar la calidad de vida de los diabéticos, prevenir hipertensión. etc. Vino y salud Históricamente se ha relacionado el consumo de vino con la buena salud y, consecuentemente con la prevención de las patologías que causan la mayor mortalidad y morbilidad en los seres humanos. En los últimos años a partir de la postulación de la “Paradoja Francesa” se ha dado un marco científico al concepto tradicional de vino y salud. Esta paradoja se apoya en los resultados del estudio de la Organización Mundial de la Salud denominado MONICA que mostraron que la ingesta de cantidades moderadas de vino tinto (200-300ml/día), sería responsable de la baja incidencia de patologías coronarias en Francia, un país con alto consumo de grasas animales, un alto porcentaje de la población fumadora y un alto contenido de colesterol en sangre, todos estos factores de riesgo en vasculopatías y enfermedades de las coronarias. Estudios posteriores ampliaron esta observación y es hoy una recomendación de la Academia de Ciencias de los Estados Unidos (Institute of Medicine) y la Asociación de Cardiología de los Estados Unidos (American Heart Association), el consumo diario de al menos cinco raciones de frutas y verduras o productos directamente derivados del té o el vino. Los efectos positivos del consumo del vino se deben a la acción antioxidante 1 que ejerce su componente fenólica. La capacidad antioxidante de los vinos varía con la variedad, ecosistema y tecnología de la producción. Los antioxidantes presentes en los vinos son: polifenoles, antocianidinas, malvidinas, vitaminas (C, E, etc), procianidinas (catequinas) y estilbenos Los polifenoles actúan como inhibidores de la oxidación de las lipoproteínas de baja densidad (LDL o “colesterol malo”) por su capacidad de secuestrar radicales libres, bloquean la formación de células espumosas inhibiendo la enzima lipooxigenasa, la cual es la responsable de la formación de agentes inflamatorios y estimulantes de los macrófagos. Otros compuestos importantes en la vid son las fitoalexinas, metabolitos secundarios, fungitóxicos, de bajo peso molecular, producidos en respuesta a varios tipos de estrés, como el ataque de patógenos fúngicos o exposición a radicación UV: Los frutos y hojas de la vid sintetizan estos “funguicidas naturales” como defensa contra Botrytis cinerea, Plasmopara vitícola, Uncínula necator, etc. Las fitoalexinas de la vid son compuestos fenólicos llamados resveratroles: una familia de estilbenos trihidroxilados (isómeros cis y trans) y sus derivados monoglicosados. Su ruta de síntesis está ligada a los antocianos, por lo tanto su mayor fuente son las uvas tintas. Estos compuestos actúan sobre las lipoproteínas de baja densidad, LDL transformándolas en lipoproteínas de alta densidad, HDL o “colesterol bueno”, dificultan la acumulación de plaquetas en las arteSe define antioxidante aquella sustancia natural o artificial capaz de dicales libres (radicales del oxígeno, nitrógeno y radicales orgánicos).
1

prevenir la oxidación mediada por ra-

12
rias y poseen acción antitumoral, etc. Los polifenoles presentes en el vino son, en alguna medida, compuestos biodisponibles, es decir que pasan del tubo digestivo a la circulación, donde se encuentran no modificados o parcialmente metabolizados y mantienen sus propiedades antioxidantes. Los estudios realizados nos permiten afirmar que el vino, particularmente el tinto como una bebida alcohólica y como un alimento funcional por su contenido en antioxidantes naturales. El aceite de oliva La aterosclerosis, principal causante de numerosas enfermedades cardiovasculares, se desarrolla sin síntomas en las personas sanas, y los principales factores de riesgo son: elevado nivel de colesterol en plasma, hipertensión arterial, sedentarismo, consumo de cigarrillos, glucemia y otros factores no controlables como predisposición genética, sexo y edad. El colesterol puede estar asociado a dos tipos de lipoproteínas: de baja densidad (LDL) o de alta densidad (HDL), el primero es el responsable de los depósitos en las paredes arteriales, mientras que el HDL tiene el efecto contrario. Las grasas saturadas, como la animal, aumentan el colesterol total; las poliinsaturadas, como la de los aceites de semillas disminuyen tanto la fracción LDL como la HDL, en tanto que las monoinsaturadas disminuyen el LDL sin afectar o aumentando la fracción benéfica HDL. El aceite de oliva contiene alrededor de un 70 % del ácido graso monoinsaturado oleico en su fracción saponificable, contribuyendo a un adecuado balance de las lipoproteínas asociadas al colesterol, además las grasas poliinsaturadas son más vulnerables a la oxidación, que es la verdadera causante de los procesos aterogénicos. En la fracción no saponificable (alrededor del 1 %) del aceite de oliva se encuentran diversos compuestos de importante valor biológico: Vitamina E (15 a17 mg./100ml. de aceite), compuestos fenólicos y colorantes como carotenoides y clorofila que poseen actividad antioxidante y por lo tanto preventiva de la aterosclerosis. En pacientes con diabetes no insulino-dependiente se observó un mejor control de la glucemia reemplazando en la dieta hidratos de carbono por grasas poliinsaturadas.

IMPORTANCIA ECONOMICA DE LA FRUTICULTURA:
Existen varios factores por los que la actividad frutícola adquiere especial importancia para el desarrollo económico de una región. Entre ellos se pueden citar: 1º) Elevada rentabilidad por unidad de superficie: Si la comparamos con cultivos de cereales, algunos cultivos industriales y hortícolas y la ganadería extensiva, la fruticultura presenta un elevado ingreso bruto y alta rentabilidad por hectárea. 2º) Ocupación de gran cantidad de mano de obra: Debido a que muchas tareas inherentes a la fruticultura están poco mecanizadas, como por ejemplo poda, raleo de frutos, cosecha, selección y otros trabajos de empaque, etc., se hace necesaria la ocupación de numerosos obreros. Además, muchos de ellos deben ser calificados o especializados para realizar tareas como injertos, poda, selección en galpones de empaque, etc. 3º) Producción base de numerosas industrias: Además de la fruta fresca, la fruticultura proporciona por descarte de ésta o por cultivos especializados, materia prima para las industrias de jugos, enlatado, desecado, y otros productos derivados de frutas. 4º) Cultivo permanente: Después de una inversión inicial alta constituida por las plantas y especialmente por su cuidado y mantenimiento durante los años improductivos, un monte frutal puede generar una producción permanente durante 10, 15 ó más de 100 años según la especie. Esto hace que se valorice en gran medida la tierra que se planta. 5º) Producción apta para la exportación: La fruta fresca, al ser un producto de oferta estacional, ve favorecida su comercialización en el hemisferio norte debido al efecto de contra estación. Además sus productos industriales como jugos, aceites, etc. tienen un mercado internacional fluido. Debido a estos factores, a la calidad de vida alcanzada por los fruticultores y al papel que juega en el producto bruto interno, esta actividad es considerada en algunas partes del mundo como California, una verdadera industria. Esto es debido a que los produc-

13
tos frutícolas tienen en promedio un 70 % de valor agregado, proporción que muchos productos industrializados no alcanzan. Otro ejemplo donde la fruticultura fue en parte motor de desarrollo económico lo tenemos en la vecina República de Chile. En nuestro país, el sector frutícola participó con el 6 % del Producto Bruto Interno agropecuario a nivel Nacional en el año 1988, pero es de destacar la importancia que adquiere en algunas Provincias: En Río Negro, la producción de manzanas y peras aporta el 70 % del PBI Provincial; en Tucumán la Citricultura representa el 23 %, mientras que en Entre Ríos, la misma actividad participa con el 19 % de ese indicador a nivel Provincial. En Mendoza y San Juan, la vitivinicultura y la fruticultura desempeñan una vital importancia en la economía regional, habiendo sido motores del desarrollo industrial que poseen.

PRODUCCION DE FRUTAS EN EL MUNDO:
Como se aprecia en el cuadro, en el mundo se producen y comercializan alrededor de 500 millones de toneladas de frutas, esto es teniendo en cuenta que en las estadísticas no aparecen las pequeñas producciones familiares. Este tipo de producción cobra mayor importancia en frutales que en otros rubros de la agricultura, debido a la nobleza de las plantas perennes productoras de fruta, que con mínimos cuidados culturales brindan una producción permanente durante muchos años. PRINCIPALES PAISES PRODUCTORES

PAIS 1-China 2-India 3-Brasil 4-Estad Unidos 5-Italia 6-España 7-México 8-Turquía 15-Argentina Total Mundial

2005 88.512.463 42.462.400 36.606.499 27.019.056 18.133.987 15.547.722 15.243.299 12.635.725 8.549.327 516.625.232

2006 90.100.438 48.045.000 37.725.469 25.445.201 17.841.249 16.120.000 14.978.706 12.034.846 8.008.397 496.353.372

2007 94.417.600 51.141.800 36.818.354 24.962.060 17.891.248 15.293.100 15.041.296 12.390.029 8.095.580 499.713.355

PRINCIPALES REGIONES PRODUCTORAS:
Mediterráneo: Los países de la cuenca del Mar Mediterráneo cuentan con una tradición frutícola milenaria; han domesticado desarrollado y difundido los principales frutales como la vid, el olivo, las Rosáceas de carozo y pepita, la higuera, la palmera datilera, etc. También han jugado una importante participación en el desarrollo de la Citricultura. Esta tradición se manifiesta en que se ubican en los primeros puestos de producción y consumo de las principales frutas. El clima es en general favorable para la producción frutícola ya que el régimen pluvial de inviernos lluviosos y veranos secos, ayuda a obtener una mejor calidad de fruta y por otro lado, un régimen de temperaturas estables, debido a la escasez de frentes cálidos y fríos, disminuye los riesgos de heladas o floraciones anticipadas. Además existe una gran variedad de climas, desde los templados - cálidos del norte de África a los templados - fríos del centro de Europa. La explotación es sumamente intensiva y se lleva a cabo con la más moderna tecnología, especialmente en los países europeos. El desarrollo de portainjertos enanizantes y la micropropagación, por citar algunas de las técnicas que revolucionaron la fruticultura, han sido obra de investigadores europeos. Estados Unidos de América: En este país existe un área frutícola por excelencia

14
que es el estado de California ubicado en la costa oeste y donde se extienden de norte a sur numerosos valles con distintas características climáticas que permiten la producción con alta calidad de la mayoría de las frutas. California produce alrededor de 10 millones de toneladas de fruta que corresponden a casi la mitad de la producción del país y aquí se la considera a la fruticultura como una verdadera industria, teniendo en cuenta el valor agregado que representa el empaque y las transformaciones del producto fresco, así como la demanda de insumos que provoca una actividad que se desarrolla con elevada tecnología. California cultiva desde frutales criófilos como cerezo y manzano hasta subtropicales como cítricos, palto y palmera datilera, el clima es seco a desértico con algunas lluvias otoño invernales. En cítricos, California produce especialmente fruta para consumo en fresco de alta calidad externa e interna; en cambio la citricultura para industria se desarrolla en el estado de Florida donde existen mas de 300.000 Has. plantadas en grandes explotaciones extensivas. El manzano y otros frutales resistentes al frío también se cultivan en los estados de Nueva York, Míchigan y Pennsylvania en el nordeste y Oregon y Washington en el Noroeste. Brasil: Más de 20 millones de toneladas de naranja, el doble de la producción norteamericana, ubica a este país en un primer lugar de la citricultura mundial. Esta se desarrolla principalmente en el estado de San Pablo, otros estados productores son Bahía, Minas Gerais, Río Grande do Sul, Paraná, etc. Es el principal productor y exportador de jugos concentrados de naranja, que aprovechando la escala de maduración son elaborados prácticamente durante todo el año. Es una producción extensiva, de baja calidad, pero altamente tecnificada que permite elevados rendimientos por Ha. Brasil ocupa también los primeros lugares en la producción y exportación de bananas. China: Este país, el más poblado de la tierra, tiene un altísimo consumo interno y por ende una producción excepcional, además hay que tener en cuenta que muchos frutales importantes son originarios de allí como los cítricos, el duraznero y algunos perales y ciruelos. Hasta hace algunos años no se conocían datos estadísticos de la producción de China y ahora, con la apertura ha comenzado un proceso de tecnificación de la producción, que seguramente incrementará los rendimientos y la producción.

PROBLEMAS ECONOMICOS DE LA PRODUCCION, DISTRIBUCION Y COMERCIALIZACION:
La fruticultura es una actividad agrícola que requiere altas inversiones iniciales por hectárea, y además debe pasar por un período improductivo de 3 a 8 años según la especie, cultivar y tecnología aplicada. Estos factores hacen que sea una actividad difícil para pequeños productores, teniendo en cuenta la falta de acceso a créditos de mediano y largo plazo; además, las inversiones iniciales son mayores cuanto más avanzada sea la tecnología aplicada, y ésta a veces es indispensable para conseguir alta productividad y calidad de fruta con bajo costo operativo. En fruticultura resulta difícil decidir sobre la especie o cultivar a implantar o erradicar, ya que esta determinación no puede tomarse basándose solamente en la demanda puntual del producto debido a que en muchas especies la estabilización de la producción se logra a los 10, 15 o más años de implantado el monte, época para la que la relación de oferta y demanda puede cambiar. La decisión debe basarse en la adaptación de la especie y cultivar a las condiciones ecológicas de la zona, así como factores económicos de escasa variación como la distancia a los mercados consumidores. La distribución y la comercialización no son etapas sencillas de esta actividad, debidas fundamentalmente al carácter perecedero y estacional de la fruta fresca, esto hace que del precio final, estas etapas se lleven la mayor parte como ocurre en los productos hortícolas. Es muy necesario tener en cuenta la tecnología de empaque, la capacidad frigorífica, la distancia a los mercados y la estabilidad de la producción y calidad de fruta.

15

LA FRUTICULTURA EN ARGENTINA:
CARACTERÍSTICAS DEL SECTOR FRUTICOLA ARGENTINO Argentina cuenta con 28.000.000 de hectáreas con aptitud agrícola, de las cuales aproximadamente 600.000 hectáreas están ocupadas con frutales. El sector frutícola participa con aproximadamente el 6% del Producto Bruto Interno agropecuario y constituye alrededor del 10% del Producto Bruto Interno Agrícola. La producción se estima en unos 7 millones de toneladas. El Cuadro, presenta datos de producción de las principales frutas que ha presentado una tendencia creciente, acompañando a la producción mundial, aunque ha evolucionado más lentamente en el mismo período. Se desarrolla en la mayoría de las provincias, lo que permite abastecer a los mercados internos durante todo el año. Por este motivo las importaciones son escasas en cantidad y variedad de especies, cubriendo momentos puntuales de disminución de oferta e incremento de precios. La producción frutícola presenta algunas especies como la fruta de pepita que tiene una larga tradición exportadora y si se incluyen los jugos concentrados este destino representa el 65-70% de la producción. En los últimos años la "Citricultura" ha presentado una fuerte dinámica hacia la exportación. Recientemente se registran volúmenes crecientes, aunque si modestos, en la exportación de uvas de mesa. Las actividades frutihortícolas presentan un alto grado de intensividad en el uso de la mano de obra y capital. En su etapa primaria es la cuarta actividad generadora de empleo en Argentina con más de 200.000 personas ocupadas. En promedio generan, comparativamente con el sector agropecuario en su conjunto, un nivel 30 veces superior en el empleo de mano de obra, 20 veces superior en el uso de insumos y 15 veces superior en la inversión de maquinaria y equipos. Cuadro: Producción Especie Uvas Manzanas Limones Naranjas Mandarinas Duraznos Pomelos Bananos Ciruelas Aceitunas Membrillos Damascos Nueces Cerezas Paltas Papayas Mangos Higos Almendras Total de frutas Argentinas por especie en toneladas (FAO) 2001 2002 2003 2.244.370 2.360.000 2.370.000 1.428.802 1.156.828 1.307.455 1.217.666 1.313.266 1.236.278 918.294 766.854 687.346 500.915 463.936 380.543 257.768 211.922 255.785 199.489 204.751 184.162 175.000 180.000 180.000 106.243 105.554 151.362 90.000 93.000 95.000 25.000 26.000 26.000 24.688 25.000 25.000 8.900 9.000 9.000 6.500 6.800 6.800 3.300 3.500 3.500 2.100 2.200 2.200 1.800 1.900 1.900 800 900 900 470 480 480 7.212.105 6.931.891 6.923.711

La importancia regional de esta actividad se debe a que por un lado constituye

16
una producción relevante del sector agrícola y por otro, a que en torno de su acopio, preparación y transformación previa al consumo, se desarrolla una importante actividad en la misma región, lo que la constituye en una significativa fuente de ocupación. En el período de la paridad de cambio se han encontrado algunas dificultades para la exportación, como así también los precios de referencia de la UE a los que se suman restricciones derivadas de problemas sanitarios y por la reducción por parte de Brasil de las importaciones de manzanas. El consumo interno ha disminuido paralelamente con la caída del poder adquisitivo de muchos sectores de la población. Por otro lado el consumo de frutas frescas y naturales a nivel mundial aumenta, lo que lo demuestra el crecimiento de las exportaciones. Los hábitos alimenticios de los países desarrollados (con preeminencia de productos frescos y naturales como las frutas) favorecen, en principio la entrada en esos mercados de nuestra fruta, si se logran aprovechar convenientemente las ventajas de la “contraestación”. La incorporación del país al MERCOSUR, permitirá ampliar las posibilidades de exportación de productos que Argentina puede desarrollar con ventajas ecológicas (peras, manzanas, uva de mesa, duraznos, nectarinas, ciruelas y frutas secas como nogal, avellano y almendro). Las frutas subtropicales (bananas y mangos) encontrarán problemas de producción por las posibilidades de importación desde Brasil. Argentina tiene posibilidades de incrementar sus exportaciones de frutas, pero dentro de un marco de elevada competencia con otros países del hemisferio sur. Ello obliga a un cuidadoso análisis de los principales problemas y oportunidades para lograr desarrollar las ventajas comparativas del país y mejorar sus competitividades. Entre las ventajas que posee Argentina cabe mencionar: 1. Factibilidad de producir frutas en muy diferentes climas (subtropicales, templados, fríos) 2. Condiciones agroecológicas apropiadas en muchas regiones para producir frutas de calidad diferenciada (producción orgánica o ecológica, producción integrada) por el bajo requerimiento en el uso de agroquímicos (especialmente fungicidas). 3. Posibilidades de exportar frutas en contraestación al hemisferio norte. 4. Disponibilidad amplia de áreas bajo riego, aptas para desarrollar el cultivo de especies frutales. 5. Capacidad demostrada para producir frutas con calidad adecuada para exportación (manzanas, peras, cítricos, uvas, duraznos, nectarinas y ciruelas) 6. Integración de la producción con el acondicionamiento, la conservación frigorífica, la transformación y la comercialización. Las principales limitantes tecnológicas que deben superarse para mejorar el acceso y ampliar la participación en los mercados externos son los siguientes: 1. Falta desarrollo de paquetes tecnológicos para la producción diferenciada de frutas que permitan la elaboración de normativas o protocolos adaptados a diferentes regiones frutícolas. 2. Falta rapidez en la actualización del material genético disponible especialmente del protegido por patentes y-o derechos de autor, respecto de las novedades que se registran a nivel mundial. 3. Limitada disponibilidad de material de multiplicación de portainjertos y cultivares, con identidad y sanidad controladas. 4. Presencia en varias regiones del país de problemas sanitarios que limitan el desarrollo de los cultivos o que impiden el acceso de frutas argentinas a importantes mercados (moscas de la fruta, cancrosis de los Citrus). 5. Presencia en los frutos y productos de su industrialización, de residuos de plaguicidas y-o productos químicos usados en pre y pos-cosecha, cuyos niveles de tolerancia a nivel internacional van decreciendo rápidamente. 6. Necesidad de desarrollar y o ajustar tecnologías alternativas al uso de agroquímicos en el control de problemas sanitarios relevantes en el cultivo y en el acondicionamiento de especies frutales.

17 7. Falta de desarrollo y o adecuación de métodos de prevención de daños
provocados por agentes climáticos (vientos, heladas, granizo, sequía, etc.) que afecten el volumen y la calidad de la producción, riesgo que no es compatible con una fruticultura moderna con énfasis hacia la exportación. Incompleto conocimiento de la fisiología de la maduración de algunas especies frutales, y sobre la oportuna fecha de cosecha y la capacidad de conservación frigorífica de nuevos cultivares y o clones mejorados. Necesidad de desarrollar y o ajustar tecnologías alternativas al uso de agroquímicos en el control de fisiopatías y patologías de los frutos, durante la conservación frigorífica. Atraso tecnológico en relación a otros países competidores del Hemisferio Sur, por falta de actualización de la infraestructura para el acondicionamiento, conservación, transporte e industrialización de la producción. Esto afecta a la calidad e incrementa los costos, disminuyendo la competitividad en los mercados. Actualización permanente del comportamiento y de las posibilidades de los mercados actuales y potenciales, para lograr una mejor adecuación de la producción y del acondicionamiento de las frutas a los requerimientos de la demanda.

8. 9. 10.

11.

Producción El tipo de huerto y el cultivo está determinado por las diferentes relaciones entre el capital, la mano de obra y la tecnología utilizada. Es así que existen gran variedad de situaciones intermedias desde el pequeño huerto familiar, hasta la empresa grande y mediana con buen nivel tecnológico, mecanización, mano de obra paga y en muchos casos galpones de clasificación, empaque y conservación frigorífica, con una integración entre la producción y la comercialización. Los problemas generales de la producción son el estancamiento de la productividad y las frecuentes crisis estacionales de sobreproducción. Estos se deben a la gran dependencia del mercado interno, el cual presenta una demanda limitada y no elástica. Del total de la producción hortofrutícola se transforma el 38% (sólo el 30% corresponde a la industria enológica y el 8% el resto). La utilización de tecnología está en función de las superficies y de la capacidad empresarial del productor. El uso de plaguicidas es muy limitado, y la maquinaria utilizada no se renueva con facilidad. Esto hace que la productividad por unidad de superficie sea baja y muy heterogénea la calidad de la producción. Otro de los aspectos relevantes de la producción frutihortícola Argentina -y que se hace extensiva a toda la actividad agropecuaria- es el bajo nivel relativo de utilización de fertilizantes y agroquímicos. Esta situación -posible por las condiciones agroecológicas del país- le permite obtener productos con bajos niveles de residuos de plaguicidas y posicionarse favorablemente para producir en el futuro productos "naturales". No obstante ello el sector frutícola ha presentado notables avances en el desarrollo empresarial con la incorporación de tecnología para la producción y la comercialización, ello ha hecho posible las exportaciones con buenos resultados y continuidad. En el orden de la comercialización se organizaron "grupos de carga" para consolidar cargas y chartear buques, lo que permitió ahorrar gastos en fletes. Asimismo se verifican diferentes formas de asociación tanto horizontal como vertical para lograr mayor eficiencia, obtener economías de escala y responder a las cambiantes modalidades del comercio internacional. También se mejoró la eficiencia en la carga de buques, reduciéndose los tiempos de carga y espera de los mismos. La actividad privada construyó dos importantes cámaras de frío en el puerto de San Antonio Este, que aseguran las condiciones de la mercadería y la organización de los lotes para su carga en la bodega de los barcos. Otro aspecto importante es el bajo grado de organización de los productores más chicos, aunque sí en los últimos años aumentó el número de cooperativas y grupos de

18
exportación. En el aspecto comercial han surgido en los últimos años consorcios de productores como resultado de la necesidad de contar con un mayor volumen de fruta para cumplir con los compromisos de la exportación y reducir los costos de manejo de la fruta con destino a la exportación. El sector privado acondiciona y opera un puerto en la ciudad de Campana, que está trabajando activamente. Acondicionamiento y embalaje El uso de cajones "bins" y de tracto elevador en la cosecha también se difundió ampliamente. En el empaque se acentuó el proceso de modernización de la maquinaria para tratamientos, selección (selección con fotocélulas electrónicas para tamaños y control computarizado) y empaque para un más eficiente y económico trabajo. En la conservación frigorífica ha sido marcada la tendencia a aumentar la capacidad de conservación bajo el sistema de atmósfera controlada, tecnología esta más adecuada para mantener largo tiempo la calidad de la fruta en frío. Las plantas de embalaje presentan un alto porcentaje de descartes en la línea de trabajo. Es común observar que la zona de recepción, clasificación y embalaje no estén separadas y ello representa una fuente de contaminación. Existen grandes diferencias en este sentido entre las zonas de producción y las especies. La falta de integración horizontal no permite la sustitución de las pequeñas plantas privadas para el embalaje y conservación y ello trae como consecuencia la imposibilidad de trabajar con modernas tecnologías. Transporte Todos los productos destinados al mercado interno como para la exportación se transportan por vía terrestre, los camiones son el principal medio de transporte utilizado. Es necesario tener en cuenta dos aspectos: el atraso del parque automotor y el mal estado de la red vial. Ello origina una circulación lenta, con consecuencia negativas sobre la vida comercial del producto. El transporte ferroviario ha perdido importancia para el traslado de la producción agrícola y particularmente hortofrutícola. Ello se debe a la falta de vagones adecuados, lentitud, todo ello ha reducido la importancia de este medio no obstante los buenos precios. Las exportaciones a los países limítrofes se hacen también por camión y al exterior por vía marítima. El transporte aéreo sólo se utiliza en ocasiones especiales y con frutos que justifiquen esa inversión. Exportaciones En términos generales la exportación de frutas frescas ha sido marcadamente positiva, tanto por el incremento en volumen como por la incorporación de especies como la mandarina en especial pero también en forma incipiente frutilla, frambuesa, palta, kumquats muestran una ampliación de la canasta de productos exportados. Así mismo se han incorporado variedades de uvas de mesa sin semilla para la exportación en fresco fundamentalmente como una producción alternativa atractiva para la reconversión vitícola. Las exportaciones de frutas han sido una actividad importante de este sector, particularmente las frutas de pepita y en época más reciente los cítricos y otros. Cuadro: Exportaciones de frutas Argentinas en toneladas Especie 1998 1999 2000 2001 Limón Naranja Mandarina Pomelo Otras Frutas 149.124 92.274 41.818 32.276 573.750 212.651 76.774 32.489 22.349 514.548 210.507 39.302 24.179 18.224 421.030 251.281 112.175 36.811 24.612 566.753

2002 269.558 90.006 44.817 24.000 556.497

2003 339.762 78.216 43.919 28.390 610.291

19
Total 889.842 858.811 713.149 992.162 984.878 1.100.578

En 2004, Argentina exportó 1.175.040 toneladas de frutas frescas, por 553,4 millones de dólares, lo que representa un alza interanual del siete por ciento en volumen y del 15 por ciento en divisas El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA) certificó en 2004 exportaciones de 532.777 toneladas de frutas de pepita, por 248,1 millones de dólares, de las cuales 209.126 toneladas fueron de manzanas, cuyos principales destinos fueron Rusia, Holanda, Bélgica, Brasil, España y Portugal. Las colocaciones de uvas ascendieron a 44.118 toneladas, por 36,8 millones de dólares, con un incremento del nueve por ciento en volumen y del dos por ciento en divisas. En cuanto a los cítricos, las ventas llegaron el año 2004 a las 561.434 toneladas, por un valor de 224,9 millones de dólares, con un alza del 25 por ciento en divisas y del 14 por ciento en volumen. La exportación de manzanas a Europa está en una situación estacionaria, por problemas de falta de adecuación del estándar varietal argentino a las exigencias de los mercados exteriores. Por el contrario las peras particularmente "Packham Triumph" es muy apreciada por su calidad, ya que en Europa no desarrolla la calidad del Valle del Río Negro. El destino de las exportaciones de frutas es: Europa 61%, Brasil 19%, América Latina 14%, USA 5% y otros 1%. Los períodos de exportación según especies son: Frutas Período de exportación Cereza Noviembre-Enero Ciruela Noviembre-Abril Damasco Diciembre-Enero Durazno Diciembre-Abril Manzana Abril-Junio Membrillo Diciembre-Mayo Pelón Mayo Pera Enero-Marzo Uva Noviembre Junio Limón Marzo-Octubre Mandarina Mayo-Septiembre Naranja Abril-Septiembre Pomelo Abril-Septiembre Las fechas de inicio y término de la exportación de cada especie varían según los años, de acuerdo con las condiciones climáticas y disponibilidades, por ello que en algunos años y para algunas especies el calendario precedentemente señalado puede sufrir variaciones. También cabe mencionar que el período de exportación está condicionado a los aranceles y derechos de exportación que afectan estos productos en los países de destino. 5.5 Posibilidades de desarrollo Es posible aumentar el consumo interno de fruta en un tiempo relativamente corto, pero las posibilidades más inmediatas de desarrollar el sector están en las exportaciones. El cambio que se está dando en los hábitos alimenticios de los Países desarrollados hacia el consumo de productos frescos y naturales favorece la importación de fruta Argentina también por el hecho de estar en el Hemisferio Sur. Apoya esta afirmación, los aumentos de las exportaciones de cítricos, peras, manzanas y uvas de mesa. Argentina posee condiciones favorables para aprovechar esta oportunidad creada de demanda de productos frutícolas frescos o transformados.

20
Algunas de las ventajas que presenta el país son:

1. Posibilidad de cultivar frutales en distintas latitudes y por lo tanto producir frutas
2. 3. 4. 5. 6. de diferentes climas con períodos de cosecha muy extensos (frutas de clima templado - frío y subtropicales). Posibilidad de aprovechar la ventaja de la diferencia de estaciones con el Hemisferio Norte. Presencia de importantes zonas de riego, con posibilidades de aumentarlas que pueden ser usadas para fruticultura. Contar con una tradición en la producción y exportación de cítricos y pomáceas. Posibilidad de producir frutas aptas para la exportación (frescas o transformadas). Tendencia hacia la integración de la producción con los procesos de acondicionamiento, transformación y comercialización. Disponibilidad de infraestructuras para la selección, el acondicionamiento, conservación en frío, transformación y transporte y envío por vía marítima.

7.

Inconvenientes: El mercado de frutas argentino presenta algunos obstáculos que reducen su competitividad en los mercados internacionales: 1. La oferta no se corresponde con las exigencias de variedades y presentación de los mercados exteriores. 2. Heterogeneidad de la estructura productiva, ya sea por falta de interés de los productores, ya sea por el tamaño de las unidades productivas. 3. Retraso en las innovaciones tecnológicas en las líneas de trabajo, acondicionamiento y conservación. En caso de registrarse un incremento de la demanda global de diferentes especies frutales en los próximos años, ya sea por un aumento del nivel de consumo en el mercado interno y/o volúmenes exportados a los mercados actuales o la penetración en otros mercados potenciales, la República Argentina tiene amplias posibilidades para extender el área destinada en la actualidad al cultivo de frutales. Con referencia a "regiones bajo riego" es posible hacer mención a dos localizaciones relevantes por sus posibilidades de expansión: las provincias de Cuyo (San Juan y Mendoza) y los valles irrigados de los ríos Negro y Colorado. En el primer caso se debe tener en cuenta la notable reducción registrada en le superficie cultivada con vid para vinificar, la que puede estimarse en 60.000 y 70.000 hectáreas. Gran parte de ellas son aptas para el cultivo de Drupáceas (duraznero, nectarinas, ciruelo, cerezo, damasco, etc); Pomáceas (peral y manzano); frutos secos (nogal y almendro); uva de mesa y olivo. Puede estimarse que en Cuyo se disponen aproximadamente de alrededor de 100.000 hectáreas para ampliar el área frutícola actual. Esta superficie puede ser aún mayor si se adicionan áreas dotadas de perforaciones para la provisión de agua para riego y que actualmente no se aprovechan. Para los valles irrigados de los ríos Negro y Colorado, las posibilidades de expansión de la actividad frutícola son aún más amplias. Pueden mencionarse áreas ya sistematizadas aptas para el cultivo de frutales, algunas sobre el río Colorado, como Colonia 25 de Mayo (La Pampa), Valle Medio del Río Colorado (Río Negro) y el Valle Inferior (Buenos Aires) y sobre el Río Negro el Valle Medio, el de General Conesa y el Valle Inferior (I.D.E.V.I.). La acumulación de tierras aptas para frutales en esta región puede alcanzar a las 150.000 hectáreas. En las mismas pueden ser cultivadas especies de Pomáceas, Drupáceas (duraznos, nectarinas, cerezo), frutos secos (nogal y avellano) y uvas de mesa. A las grandes áreas bajo riego ya mencionadas debiera adicionarse las correspondientes a las provincias de La Rioja y Catamarca, aptas para el cultivo de nogal, almendro, olivo, uva de mesa y drupáceos, y la provincia de Córdoba en la que es posible cultivar durazno, ciruelo y olivo. Con referencia a las áreas "frutícolas" de secano, sus posibilidades de expansión pueden considerarse casi ilimitadas. Tal es el caso de NE. de la provincia de Buenos Ai-

21
res (zona de San Pedro), donde pueden cultivarse drupáceas (duraznero, nectarinas, y ciruelo), cítricos (naranjas) el arándano y el Kiwi. También se debe mencionar la región Mesopotámica donde se pueden cultivar distintas especies cítricas (naranjas, mandarinas y pomelo) y la región N.O.A. (Tucumán, Salta y Jujuy) con muy buenas posibilidades para el cultivo de cítricos (limón, pomelo y naranja) y especies subtropicales (banano, palto, y mango). Se deben considerar las posibilidades que tienen para el cultivo de algunas especies frutales varios valles cordilleranos ubicados en esta región del N.O.A.

HISTORIA DE LA FRUTICULTURA ARGENTINA
En nuestro país, la introducción de las primeras plantas frutales se produjo aparentemente por una expedición colonizadora que funda la Ciudad de Santiago del Estero y hace traer desde Chile diversos frutales que a su vez provenían del Alto Perú, donde habían sido introducidos desde España al fundar la Ciudad de Lima en 1535. Según estudios realizados, la vid fue la primera fruta cultivada en nuestro territorio introducida en Cuyo en 1557 proveniente de Chile, se citan también presencia de vides en Santiago del Estero en 1582. De allí en adelante, la fruticultura tuvo una lenta evolución en pequeños oasis de riego del Noroeste y Cuyo hasta fines del siglo XIX en que la habilitación de importantes obras de riego en Mendoza y más tarde en Río Negro, la inmigración europea con vocación frutícola y la construcción de ramales ferroviarios se conjugaron para desarrollar y establecer las principales zonas frutícolas del país. Los jesuitas introdujeron alrededor de 1620 a 1627 el naranjo dulce y agrio, principalmente en Misiones, Corrientes y norte de Entre Ríos. En los siglos XVII y XVIII en Cuyo se elaboraban vinos, aguardientes y se producían diversas frutas que se consumían en el país y se enviaban al Paraguay. En 1860 Martín de Mousay relataba que desde La Rioja, en todos los valles andinos hacia el sur, los manzanos crecían en estado silvestre. También el cultivo del peral estaba muy difundido ya que se habían importado muchas plantas de Europa. Los primeros datos existentes sobre fruticultura datan de 1908 que revelan una superficie de 50.000 hectáreas, de las cuales más del 50% se encuentran en Buenos Aires, especialmente en la zona del Delta. En esas primeras décadas del siglo XX la principal fruta era el durazno, no existiendo aún la fruticultura del Valle de Río Negro y muy reducida la superficie de Mendoza, San Juan y Salta, superadas todas ellas por La Rioja y Catamarca. En 1930 la superficie dedicada a frutales quintuplica la de 1908, llegando a 233.900 hectáreas, con un volumen de producción de casi 1,5 millones de toneladas. Las primeras exportaciones de frutas frescas comenzaron a principios de este siglo. Se cita en informes técnicos una exportación de 1.090 cajones de duraznos y ciruelas efectuados a principios de febrero de 1904 con destino al puerto de Southampton (Inglaterra) que juntamente con dos remesas anteriores llegaron en muy buenas condiciones y estado de conservación. Luego, esporádicamente, a partir de 1908, se exportaron reducidas partidas, en especial a Brasil en 1913, 1918, y 1932, principalmente de uva. En 1928 comienza otra etapa con ritmo acentuado y diversificado de exportaciones a Estados Unidos, Inglaterra, Brasil y Alemania de uvas, duraznos, peras, ciruelas y manzanas. En las provincias de Río Negro y Neuquén el ex-Ferrocarril del Sur fundó una Estación Experimental que funcionó desde 1919 promoviendo la actividad frutícola mediante la implantación de variedades mejoradas de manzanos y perales y un servicio de asesoramiento a productores. Debido a la gran producción de pera "Williams" en 1928, el ex-Ferrocarril del Sur creó la Argentine Fruit Distributors (AFD) que instaló cuatro establecimientos de empaque en Río Negro y aportó un apoyo tecnológico y económico que promovió decididamente las exportaciones de frutas frescas de esa región. En 1921 y 1932 en Mendoza y San Juan se desarrolló el almacenamiento frigorí-

22
fico en origen, y la habilitación de vagones refrigerados para el transporte de uvas. El período iniciado en 1934 fue de constante aumento hasta el advenimiento de la Segunda Guerra Mundial, y las exportaciones, que llegaron en aquel año a 11.823 toneladas, ascendieron hasta 52.683 toneladas en 1939. La uva fue la especie de mayor exportación, y le seguían pera, manzana, limón y otras especies, que se destinaban en orden de importancia: a Brasil, Estados Unidos, Inglaterra, Alemania, Suiza, España, etc. La aceptación de las frutas argentinas en el exterior promovió la expansión de las plantaciones de perales, manzanos y uvas de mesa. Los éxitos en las exportaciones de frutas frescas argentinas, el buen cuidado de las plantaciones y la eficiencia de los servicios oficiales, condujeron al dictado del Decreto N. 32.962 del 21-12-33, que fue la primera norma orgánica cuyas disposiciones se referían a las condiciones que debían reunir los envases y empaque de frutas frescas destinadas a la exportación; se establecieron grados de selección para manzanas, peras, uvas, duraznos, ciruelas, pelones, damascos, naranjas, mandarinas, limones, pomelos y melones; se reglamentaron los Certificados de Inspección en Origen y Exportaciones; los exportadores debían inscribirse en el Registro Oficial; etc. Por Decreto del 21-2-34 se creó la División de Contralor de la Producción Frutícola, organismo oficial que dio comienzo a una etapa fundamental para la exportación de frutas frescas. Al finalizar la Segunda Guerra Mundial, los mayores costos de las frutas argentinas y la elevación de los fletes navieros, tratamientos de cuarentena para la fruta destinada a los Estados Unidos; imposición de licencias de importación por parte de Brasil, etc. constituyeron factores que limitaron las exportaciones. Hasta los años sesenta, la fruticultura Argentina estuvo al nivel de las mejores del mundo pero a partir de allí se estancó el desarrollo y desde la década del setenta las economías regionales sufrieron los embates de una política que las mantuvo en agonía y comenzaron las importaciones de fruta, las exportaciones decrecieron, las nuevas tecnologías no resultaron accesibles, los capitales se desviaron a actividades especulativas, todo contribuyó a un estancamiento del sector mientras otros países vecinos como Brasil y Chile desarrollaron una fruticultura de avanzada aprovechando un mercado externo en constante evolución. En 1961 Argentina ocupaba el décimo puesto en producción mundial de frutas y en 2001 bajó al vigésimo lugar, mientras que en el mismo período, Chile ascendió del 37º al 24º y Brasil del 6º al 3º. A partir de la década de 1980, el volumen de la producción frutícola ha tenido comportamientos positivos, ya que se incrementaron las principales especies de fruta cítrica y de pepita. En cítricos la producción global se incrementó en un 20%, aunque disminuyó levemente en naranja y aumentó marcadamente en mandarinas y especialmente en limón. Los rendimientos de las cuatro principales especies cítricas se incrementaron, especialmente en pomelo. La exportación de fruta fresca ha tenido en la década del ochenta una tendencia marcadamente positiva, destacándose la mandarina, ya que no registra casi exportaciones al comienzo de la década, alcanza volúmenes cercanos a las 20.000 toneladas al finalizar la misma. La exportación de jugos cítricos también mostró un fuerte incremento. La tendencia a una relativa especialización de cada área de cultivo en determinadas especies o cultivares se ha acentuado. El sistema de plantación tiende ahora a duplicar el número de árboles por hectárea, variando la distancia entre las filas. En la región NEA si bien el área plantada no ha variado mayormente, se espera un aumento importante de la producción debido principalmente a ese cambio. Se verifica un cambio de variedades, de acuerdo a las preferencias de los mercados importadores, como los pomelos rojos y naranjo Valencia en Salta, aumentando en el NEA los mandarinos de las variedades Clementinas y Satsumas y naranjas como la Valencia y de Ombligo. Se registró un constante aumento anual de hectáreas bajo riego por goteo o por microaspersión, como también el uso de herbicidas reemplazando al cultivo del suelo

23
con rastra de disco tradicional. En "fruta de pepita" el área se mantuvo relativamente, aumentando el volumen de producción tanto en manzana como en pera. La producción de jugos concentrados, cuyo destino principal es el mercado externo, creció considerablemente. La exportación en fresco también se incrementó, especialmente en peras, durante el último trienio. Los principales cambios se refieren a implantación de montes bajo la modalidad de alta densidad -montes compactos-, y utilizando portainjertos que controlan el vigor y aumentan la precocidad, combinándolos con nuevos cultivares y clones mejorados, con mayor aptitud para satisfacer los requerimientos de los mercados. En la última década el ritmo de incorporación de este tipo de monte ha sido del orden de 1.000 hectáreas/año en el Valle de Río Negro y algo menor en Mendoza. Se han adoptado también modernos sistemas de conducción en espalderas, que aumentan la precocidad y facilitan la realización de las labores culturales. Se difundió el análisis foliar como método de diagnóstico de las deficiencias nutricionales. En cuanto al control sanitario se difundió el manejo integrado de plagas, enfermedades y malezas con el uso de ferotrampas y sistemas termoacumulativo. Se difundió el uso de las máquinas de "chorro transportado" en la aplicación de agroquímicos en los montes. Se prestó especial atención al control de residuos de agroquímicos como aditamento de la calidad para los mercados externos. El control de daños por heladas por sistemas activos (riego por aspersión y calefactores) y el control de granizo mediante mallas se tuvieron en consideración en la implantación de las nuevas plantaciones. Se iniciaron exportaciones hacia el mercado de Estados Unidos, manteniéndose una presencia constante y creciente de peras y manzanas. En "frutas de carozo" el comportamiento ha sido más errático, debido a las fuertes oscilaciones tanto en el volumen producido, como en los rendimientos, registrándose una tendencia declinante en el volumen producido de ciruelas y relativamente constante en durazno y damasco. Sin embargo la exportación de ciruela se ha incrementado considerablemente, en especial durante el último trienio y muestra fuertes oscilaciones en durazno y damasco. Los principales cambios se han producido en una fuerte introducción de nuevos cultivares con mejores cualidades tanto para el consumo en fresco como para el procesamiento. También se observa una notable evolución en los sistemas de poda y conducción. La poda corta fue reemplazada por poda intermedia o poda larga y en este último caso complementada por el raleo de frutos. En los últimos años se produce un notable incremento en la zona de Cuyo de los sistemas de conducción semidensos, fundamentalmente en semi-palmeta para durazneros de transporte. Es de destacar el desarrollo que se verifica en los "cultivos tropicales" como palta, mango, chirimoya, etc., de gran aceptación en los mercados del Hemisferio Norte. Estas producciones, pequeñas todavía en volúmenes, indican la aptitud agroecológica -especialmente el NOA y NEA- para la producción comercial con vistas a la exportación, cosa que se ha dado con el palto, habiéndose exportado en 1990 algo más de 200 toneladas.

REGIONES FRUTÍCOLAS:
Argentina posee una gran variedad de suelos y de climas debido a su ubicación geográfica; ello hace posible el cultivo de especies de climas templados, subtropicales y algunos tropicales, lo que permite disponer de frutas frescas para el mercado interior durante todo el año y destinar importantes volúmenes al exterior principalmente manzanas, peras y cítricos, aunque también se exportan ciruelas, uvas de mesa, cerezas, duraznos, nectarinas, paltas, etc. En las regiones Cuyo, Sur y Andina, es imprescindible disponer de riego para el cultivo de frutales; en el Noroeste y región Central existen zonas de riego, mientras que en el Norte, Mesopotamia y Litoral se desarrolla en secano, aunque se están difundiendo equipos de riego por goteo, pues en algunos años la mala distribución de las lluvias puede malograr parte de las cosechas.

24
Regiones frutícolas Argentinas: Área geográfica y principales especies cultivadas REGION PROVINCIA PRINCIPALES ESPECIES CULTIVADAS ANDINA Catamarca, La Rioja y Uvas para los tres destinos, Olivo, Nooeste de Tucumán y gal, Cítricos, Prunoideas Salta CENTRAL Córdoba, La Pampa Cítricos y Prunoideas Sgo. del Estero CUYO Mendoza, San Juan, Prunoideas y Pomoideas San Luis Uvas de mesa, vinificación y mostos LITORAL Buenos Aires, Santa Fe Cítricos, Prunoideas, Kiwi y Arándanos MESOPOTAMIA Corrientes, Entre Ríos Cítricos, Arándanos y al norte subtropiy cales Misiones NORTE Chaco y Formosa Cítricos, Subtropicales y Tropicales NOROESTE Jujuy, Salta y TucuCítricos, Subtropicales, Tropicales y en mán menor medida Prunoideas y Uvas SUR Chubut, Neuquén, Río Pomoideas, Prunoideas, Berries y Uvas Negro y Santa Cruz

Producción de frutas en las diferentes regiones y época de cosecha. ESPECIE PRINCIPALES ZONAS DE PERIODO DE COSECHA PRODUCCIÓN INICIO FIN CEREZAS y Mendoza Octubre Diciembre GUINDAS Río Negro Noviembre Enero Chubut y Santa Cruz Enero DAMASCOS Mendoza Noviembre Enero San Juan Noviembre Enero CIRUELAS Mendoza Diciembre Marzo Buenos Aires Noviembre Marzo Río Negro Enero Abril

25
DURAZNOS Mendoza Buenos Aires Río Negro Córdoba Buenos Aires NOA y Mesopotamia NOA y Misiones Entre Ríos Corrientes Buenos Aires Mendoza Río Negro y Neuquén Mendoza y Río Negro Corrientes y Tucumán Misiones y Catamarca Buenos Aires y Santa Fe Salta Entre Ríos Río Negro y Neuquén Mendoza Tucumán Salta y Jujuy Salta y Jujuy Entre Ríos Corrientes Buenos Aires Mendoza San Juan Río Negro Catamarca y La Rioja Diciembre Octubre Enero Noviembre Marzo Todo el año Marzo Abril Abril Mayo Febrero Febrero Marzo Abril Marzo Mayo Marzo Mayo Enero Diciembre Marzo Febrero Marzo Abril Marzo Mayo Enero Diciembre Febrero Noviembre Abril Febrero Abril Enero Mayo Agosto Octubre Septiembre Octubre Mayo Abril Abril Noviembre Diciembre Octubre Noviembre Diciembre Noviembre Noviembre Noviembre Noviembre Noviembre Diciembre Noviembre Diciembre Mayo Mayo Marzo Febrero

KAKIS LIMONES MANDARINAS

MANZANAS MEMBRILLO NARANJAS

PERAS PALTAS POMELOS

UVAS DE MESA

ZONA ANDINA: Comprende las áreas bajo riego de las Provincias de Catamarca, La Rioja y oeste de Tucumán y Salta, la fruticultura se desarrolla en pequeños valles de diferentes características climáticas y edáficas. Los problemas más comunes, según las zonas, suelen ser heladas tardías, vientos e inundaciones que trastornan las comunicaciones y provocan inconvenientes con el agua de riego. Los suelos son, en general, bien provistos de nutrientes, de textura franco - arenosa y calcáreos. En la mayoría de las zonas de esta Región se manifiesta una fruticultura poco evolucionada, de tipo familiar, para satisfacer mercados locales o regionales poco exigentes. En la mayoría de los casos, la tecnología de producción es muy rudimentaria lo que trae aparejado una pérdida de rendimiento y calidad, a pesar que pueden existir excelentes condiciones ecológicas para lograrlas. En los últimos años, con la promoción de explotaciones agropecuarias a través de la ley de diferimiento impositivo, se han instalando en estas provincias grandes emprendimientos que contrastan con las explotaciones tradicionales, no solo por el tamaño sino por el nivel tecnológico desplegado en lo que hace a sistemas de riego, fertilización, distancias de plantación, sistemas de poda, etc. Aunque no todas, una gran mayoría de estas empresas se dedican a la fruticultura, cultivando principalmente vid, olivo y citrus. Los cultivos frutales son: vid, olivo, nogal y cítricos (sólo Catamarca). En La Rioja la vid ocupa 8.500 ha en los Departamentos de Chilecito, Lavalle, C. Barros y San Blas de los Sauces; el tamaño medio de los viñedos es de 1,9 ha, el destino de la producción es la vinificación en un 95-98%, el resto para uvas de mesa y pasa. Las principales variedades son: Torrontés riojano (40%), Cereza, Moscatel, Criolla chica. Bonarda y Barbera de Asti. El sistema de conducción es el parral (90%) y majuelo.

26
La olivicultura tradicional en esta provincia ocupa 2,600 ha en los Departamentos de Arauco, Capital y Gral. Campo. Los principales cultivares son Arauco (87%), Arbequina y Manzanilla, con rendimientos entre 61-74 kg/planta. La nogalicultura ocupa 2.500 has en los Departamentos de Famatina y Chilecito. Las principales variedades son: Criolla (80%), Franquette y Sorrento. En los últimos años se están plantando variedades californianas injertadas, especialmente Chandler. La provincia de Catamarca puede ser subdividida en las siguientes regiones: 1) Valle Central: Comprende los departamentos de Fray Mamerto Esquiú, Valle Viejo, Capital y Capayán, conformando una gran planicie triangular que tiene como centro el Río del Valle, siendo éste su principal fuente de agua de superficie. Además, cuenta con una importante reserva de agua de subsuelo que ha comenzado a explotarse en los últimos años y en la mayoría de los casos son de buena calidad para riego. Los suelos son de textura mas bien arenosa, a veces arenosa fina o limosa, con muy poca materia orgánica y algo calcáreos, pero los niveles de éste generalmente no superan el 5 % por lo que no existen problemas para la mayoría de los cultivos. En algunos casos se presenta una estratificación con capas de material muy fino o concreciones de calcáreo que pueden dificultar la penetración de las raíces. Las características climáticas más importantes son: El viento del sector nordeste que se presenta especialmente durante la primavera provocando problemas de cuaje, aumento de la evapotranspiración y deformación de las plantas, además de la erosión, que no debe existir en una explotación frutícola bien manejada. Las altas temperaturas de primavera y verano, donde la máxima absoluta supera en varias oportunidades los 40 °C provocando un stress en algunas especies y variedades que paraliza su crecimiento. Los inviernos con grandes variaciones térmicas, donde por un lado se presentan heladas de mas de 10 °C bajo cero y por otros períodos de temperaturas medias de 18 a 20 °C que anulan o disminuyen la acumulación de frío para los frutales criófilos; es necesario aclarar, que las heladas son de corta duración y muy variables en cuanto a la distribución geográfica dentro del valle. Las especies que mejor se adaptan son los cítricos, la higuera, el olivo y los cultivares extratempranos de duraznero, aunque hay que tener en cuenta que no todas las variedades de estos cultivos producen satisfactoriamente en cantidad y calidad, posiblemente debido a las condiciones extremas citadas anteriormente. Los cítricos son los frutales que posiblemente tengan las mayores ventajas competitivas ya que no se manifiestan muchas enfermedades a hongos y bacterias como sarna, melanosis y cancrosis, que en otras zonas generan un costo de control elevado y entre las virosis, la psorosis que provoca graves pérdidas de plantas no se ha detectado y la propia tristeza aunque presente, se manifiesta con muy poca virulencia ya que en la zona de Chumbicha se encuentran mandarinos sobre agrio de mas de 50 años. 2) Oeste: Hacia el oeste de la capital se encuentran numerosos valles irrigados con diferentes características climáticas y edáficas, los más importantes están en los alrededores de las cabeceras de los departamentos Pomán, Andalgalá, Tinogasta, Belén y Santa María. Aunque hay a veces grandes diferencias climáticas entre ellos y aún dentro de un mismo departamento se puede decir que presentan un clima más fresco y seco en verano que el Valle Central, y más frío en invierno. Los suelos son también arenosos calcáreos con poca materia orgánica pero presentan en muchas ocasiones rocas de distintos tamaños que dificultan su sistematización y laboreo. Además, en la mayoría de los casos el cultivo debe realizarse en terrenos con fuertes pendientes que complican las labores culturales. Los principales cultivos son: El nogal en Pomán y Belén, la vid en Tinogasta y Santa María y el olivo en Pomán, Tinogasta y Andalgalá, en este último además se adaptan bien los frutales de carozo. 3) Alijilán: En esta localidad del Departamento Santa Rosa, ubicada a 90 Km. al nordeste de la Capital se cultivan cítricos y es factible la implantación de otras especies subtropicales como el palto. Dentro de los cítricos, se adaptan las variedades tardías como la naranja Valencia Late, ya que no es una zona de maduración temprana como el

27
Valle Central. Los suelos son también arenosos calcáreos pero con mayor contenido de materia orgánica que en el resto de la provincia. El clima es más húmedo y menos ventoso que el Valle Central, aunque también es necesario el aporte de riego especialmente en primavera. REGION CENTRAL La provincia de La Pampa, cuenta con una pequeña superficie de frutales en Colonia 25 de Mayo sobre le río Colorado, ocupada fundamentalmente con manzano el cual se comercializa a través del Valle del Río Negro. Santiago del Estero es posible encontrar algunos huertos de cítricos, no muy bien atendidos que no tienen ninguna importancia a nivel nacional. De la zona Central la provincia de Córdoba es la que presenta un interés frutícola. Es posible subdividirla en varias subzonas: Central, Noroeste, Traslasierra y Serrana. La Subzona Central comprende el Cinturón Verde, Pilar, Río II, Jesús María y Colonia Caroya. En el cinturón verde fundamentalmente el norte donde se hace duraznero, se riega con agua proveniente del Dique San Roque. El sector sur presenta problemas de carbonatos de calcio y salinidad en los suelos. Pilar y Río II son zonas potenciales. Colonia Caroya y Jesús María se hacen Drupáceas y secundariamente vid la cual presenta serios problemas sanitarios por la alta humedad relativa. La Subzona del Noroeste, con los diques de Cruz del Eje y Pichanas, encontramos olivares en un proceso de recuperación y algo de viticultura en retroceso. La localidad de San Marcos Sierra presenta un microclima en el cual se dan varios frutales pero que no tiene ninguna incidencia. Quilino es posible encontrar algo de olivo y cítricos. La Subzona Traslasierra regada por el dique La Viña, es posible distinguir dos sub-áreas: una bajo la influencia del dique y la otra llamada piedemonte. Se encuentran olivares y algo de viticultura. En límite con la provincia de San Luis es una zona óptima para el almendro y el nogal. La Subzona Serrana (Valle de Calamuchita), más fría por efecto de la altura, es posible encontrar manzano, cerezo, nogal, castaño, destinado al consumo local. Las Pomoideas presentan problemas sanitarios, fundamentalmente sarna debido a la alta humedad relativa. Las horas frío varían de 900 al sur a 500 en el norte. La subzona central unas 730 horas frío. REGION CUYO Esta Región comprende las zonas de riego de Mendoza y San Juan, el 70% de la superficie cultivada está destinada a la viticultura y entre los frutales, los más cultivados son el olivo y los de carozo y pepita. Los frutales de carozo cuentan con 19.415 ha implantados con duraznero, el 60% destinado a industria y el 40 % para consumo fresco. Los ciruelos ocupan 20.345 ha de las cuales el 70% se destina a industria. Se producen 51.000Tn de ciruelas de las cuales 38.000 tn se destinan a la industria de conservas y desecado y de ellas el 18% se exporta. En Mendoza podemos distinguir tres zonas, una que se extiende al este de la Ciudad Capital irrigada por el caudaloso Río Mendoza, otra hacia el sudoeste que se riega con el Río Tunuyán y que es un poco mas alta y más fría y por lo tanto más expuesta a heladas tardías y además los suelos son menos profundos por la presencia de rocas, aquí se adaptan mejor los frutales de pepita y el cerezo. La tercer zona se ubica al sur de la Provincia, en los Departamentos San Rafael y General Alvear, que se riegan con los ríos Diamante y Atuel respectivamente. Los frutales de carozo se encuentran ubicados en buena parte en la zona de San Rafael, donde el granizo, es el principal factor limitante de la fruticultura en la región. Los frutales de pepita se ubican en el Valle de Uco, lo mismo el nogal, por encontrar en esa zona las condiciones ecológicas óptimas para su desarrollo. Los frutales de pepita abarcan una superficie de 21.199 ha, de las cuales 11.260 corresponden a manzano y 7.364 a peral. Más del 46% de la producción de manzanas se destina al consumo

28
en fresco y el 53% a la industria de jugos concentrados, sidras, envasado y/o deshidratado. Argentina es la tercera productora mundial de jugos y sus exportaciones cubren el 13% del total del mercado internacional. Sólo el 0,2% se exporta en fresco con unas 5000Tn. Este sector productivo está seriamente afectado por la escasa rentabilidad, motivada por la baja productividad de los montes en particular en cuanto a la calidad exigida para la exportación. La producción de peras se ha estabilizado en 86.000Tn, exportándose el 50%. La provincia de San Juan a pesar de ser menos castigada por heladas y granizo y presentar una maduración más precoz, no ha alcanzado el desarrollo de Mendoza. Los más importantes oasis de riego en fruticultura son los de Tulum, Zonda y Ullum ubicados en la región metropolitana y el de Calingasta que se halla hacia el oeste de la Capital, contra la cordillera, donde se cultivan frutales de pepita en razón de que es mas frío debido a la mayor altitud. La situación general del sector es de estancamiento, con falta de renovación de plantaciones, lo que hace que los huertos estén envejecidos, variedades tradicionales y tecnología superada en cuanto al manejo y conducción. La producción de frutales de carozo alcanza las 250.000tn anuales, de las cuales el 70% se industrializa. Estos volúmenes representan la mitad de la producción del país y la totalidad de las frutas industrializadas. En los frutos secos se da un aumento en la superficie destinada al almendro con nuevas variedades. La producción del nogal ha descendido por la erradicación de viejas nogaleras, pero se están realizando plantaciones con variedades nuevas con tamaños de plantas menores, mayor precocidad, rendimiento y madurez concentrada. Es de esperar en los próximos años y como consecuencia de la reconversión un aumento de la productividad ya que se están usando cultivares más modernos, plantaciones más densas y moderna tecnología como la tela antigranizo. La olivicultura ocupa 19.000 ha., San Juan con 18.600 ha. En Mendoza donde no hay régimen de diferimiento, la superficie se ha incrementado en esto últimos años en 5000 ha. La olivicultura es una de las principales actividades agroindustriales en la región. La producción vitícola de Mendoza y San Juan ha pasado una crisis muy fuerte. Mendoza ha erradicado a partir de 1980 aproximadamente 100.000 ha de viñedo de baja rentabilidad. La cosecha de uvas de 1990 fue de 22.452.844 qq destinándose 21.316.788 qq a la obtención de vinos y mostos; 684.462 qq para uvas frescas de mercado interno; 61.991 qq a uvas de mesa de exportación y 389.603 qq uvas para pasa. La implantación de nuevas variedades de alto rendimiento y el descenso del consumo del vino (91,7 litros por persona en 1970 a 52,06 en 1990) contribuyen a la actual crisis del sector, el cuál presenta una sobreoferta de aproximadamente 5.000.000 de hl. Los viñedos emplean variedades de baja calidad enológica, el producto puede ser mejorado con la incorporación de cepajes nobles y la aplicación de tecnologías de elaboración más adecuadas. Los vinos finos absorben un 14% de la uva molida. Este sector contrariamente a lo que sucede con los vinos comunes presenta un incremento del consumo "per capita" de 3,5 l en 1973 a 8,4 l en 1984, tendencia que coincide con la que se registra mundialmente. De la uva producida sólo el 3,3% se destina al consumo fresco, aportando San Juan 80,3% del total. Las exportaciones de uvas de mesa se incrementan lentamente. Otra posibilidad es la elaboración de mostos concentrados para la exportación a los que se dedican el 21% de la producción. Aquí es necesario perfeccionar la tecnología en cuanto a variedades y proceso de elaboración para alcanzar la calidad requerida por el mercado internacional. REGION LITORAL En la provincia de Buenos Aires encontramos varios núcleos productores de fruta, ellos son: -Delta del Paraná: región insular, con problemas de excesiva humedad en el suelo, inundaciones, alto grado higrométrico, todo ello impide la producción de fruta de cali-

29
dad. Se ha desarrollado la silvicultura. Sólo subsisten huertos de ciruelos japoneses y citrus (limón). -Litoral del Paraná: con las localidades de San Pedro, Baradero, Ramallo, San Nicolás, luego sigue hasta Santa Fe, se cultivan duraznos tempranos, ciruelos japoneses, naranjas y mandarinas. En el Norte de la Provincia de Buenos Aires, y como centro en el Partido de San Pedro se ha establecido una región frutícola de importancia Nacional. Aquí se producen aproximadamente la mitad de los duraznos del País, en general son cultivares tempranos y casi exclusivamente para consumo en fresco; también se producen cítricos, especialmente naranjas de ombligo y últimamente se ha desarrollado el cultivo del kiwi, para el cual la zona presenta condiciones ecológicas adecuadas. La región presenta un clima templado húmedo, con régimen de lluvias isohigro de alrededor de 900 mm. anuales y humedad relativa del aire normalmente elevadas. Se suelen presentar por un lado, heladas que dañan a los cultivos cítricos y por otro lado, el frío invernal con aproximadamente 600 horas por debajo de 7,2º C es insuficiente para muchos cultivares de duraznero. El suelo es rico en nutrientes, aunque pesado y con mal drenaje, lo que obliga a mantener las plantas en un "pedestal" para disminuir los problemas de asfixia radicular. De acuerdo a las características ecológicas descriptas, esta región no presenta condiciones muy buenas para la fruticultura, pero su desarrollo obedece a la cercanía al gran mercado consumidor que es la Ciudad de Buenos Aires. -Mediterránea: con las localidades de Florencio Varela, Morón, Gral. Rodriguez, pero adquiere importancia en Luján, Mercedes, Chacabuco con producciones de duraznos tempranos y ciruelas. -Atlántica: con la localidad de Dolores tradicionalmente productora de duraznos, ciruelas y cerezas. -Río Colorado: Valle Inferior, Pedro Luro. REGION MESOPOTAMIA Esta región comprende las provincias de Entre Ríos, Corrientes y Misiones. Toda esta región cuenta con precipitaciones de 1000 a 1600 mm. anuales bastante bien distribuidas a lo largo del año, aunque con peligro de algunas sequías especialmente estivales. En esta región se cultivan fundamentalmente cítricos, puede ser subdivida en tres subregiones principales: a) Concordia (Entre Ríos) y Montecaseros (Corrientes) b) Misiones c) Bella Vista y Saladas, Corrientes La subregión Concordia produce el 20% de los cítricos de país. El portainjertos más utilizado es el Trifolio, dada su rusticidad, productividad y calidad de fruta. Tradicionalmente fue una zona productora de frutos de calidad para el mercado interno. Produce casi todo el año. Los principales problemas son de tipo sanitario; particularmente la psorosis que provoca un alto porcentaje de declinamiento y muerte de plantas, especialmente de las que entran en producción. Los suelos pertenecen a las denominadas terrazas del río Uruguay, son arenosos rojizos o arenosos sobre sedimentos aluviales antiguos más arcillosos con características variables a corta distancia, presentan un manto arenoso de aproximadamente 1,5 m. de profundidad sobre un subsuelo arcilloso. Generalmente son ácidos, con un pH de 5 a 6 y pobres en nutrientes y materia orgánica, lo que obliga a la fertilización permanente con abonos compuestos a base de N, P, K y Mg. y enmiendas con dolomita, además de tratamientos foliares a base de Zn. Estos suelos se disponen en una franja irregular, paralela a la costa del río, con un ancho que varía de 2 a 30 Km. En esta zona se produce fundamentalmente mandarina común y otros cultivares nuevos recientemente introducidos, además de naranjas, especialmente Valencia y pomelos; el portainjerto utilizado es el Poncirus trifoliata. En Corrientes podemos distinguir dos zonas importantes, una al Sudeste en el Dpto. Monte Caseros, que es continuación de la faja sobre el río Uruguay anteriormente comentada y con similares características; la otra hacia el Noroeste de la Provincia, sobre el río Paraná en los Departamentos Bella Vista, Saladas y San Roque donde se esta-

30
blece la producción de naranjas más importante del país. Aquí los suelos son también arenosos, ácidos y muy pobres en materia orgánica y nutrientes. El portainjerto mas utilizado es la lima Rangpur. La subregión de Misiones se caracterizó por producir fundamentalmente naranjas, aunque en la actualidad han sido desplazadas por los limones. El 75% de la producción se destina a industria de jugos. El clima es subtropical con lluvias bien distribuidas a lo largo del año con un promedio de 1900 mm. Los suelos derivan de rocas eruptivas o basalto, la denominada "tierra colorada", profunda. Los cítricos se ubican en la zona del Alto Paraná ocupando una franja de 20 Km. en la margen izquierda del río. REGION NOROESTE La región del noroeste está formada por el sector este de las provincias de Jujuy, Salta y Tucumán. Esta región cuenta con un clima de templado - cálido a tropical con un régimen de lluvia marcadamente estacional: Primavero - estival. La actividad citrícola de esta región produce el 47% del total del país. Tucumán presenta una dominancia absoluta en la producción de limón; mientras que Salta y Jujuy se caracterizan por la producción de pomelos de calidad. En los últimos años la citricultura de esta región creció más rápidamente que la del resto del país. En Tucumán, podemos distinguir dos zonas importantes: La pedemontana, que se ubica entre la ladera oriental del Aconquija y la Ruta Nacional 38 hacia el sur de la ciudad de San Miguel de Tucumán; y la otra al Nordeste de la citada Ciudad, en los departamentos Capital, Cruz Alta y Burruyacu. La primera se caracteriza por tener inviernos benignos, que la hace apta para limoneros, paltos y otros frutales subtropicales. Los suelos son de textura variada, desde franco - arenosos a franco - limosos con diferente capacidad de retención de agua; el contenido de materia orgánica es de mediano a elevado, con valores del 2 al 6 %, las precipitaciones son del orden de 980-1350 mm y con temperaturas suaves. En cuanto a la topografía, se suelen presentar fuertes pendientes, lo que obliga a plantar en curvas de nivel o terrazas. Aquí se encuentra la concentración de limoneros más importante del país y también entre las primeras del mundo, esto es debido a la excelente producción y calidad que se obtienen. La otra zona produce fundamentalmente naranjas, mandarinas y pomelos. Aquí los inviernos son más severos por lo que no se adapta bien el limonero. Los suelos son también en mosaico, de textura variada, con frecuentes manchones salinos o calcáreos en profundidad. En cuanto a precipitaciones, esta zona es levemente mas seca que la anterior por lo que el riego se hace más necesario aunque se practica poco. Las variedades de limoneros más cultivadas son: Génova, Eureka y Lisboa. Los portainjertos más utilizados son: mandarina "Cleopatra, varios "citranges", citrumelo "Swingle", "Rough Lemon", limón "Volkameriano" y últimamente Trifolio Flying Dragon para reducir la copa de los limoneros. La provincia cuenta con ocho empacadoras y fábricas que elaboran jugos concentrados, aceites esenciales y cáscara deshidratada que se exporta a Dinamarca para la extracción de pectinas. El marco de plantación es de 4 x 8 y 6 x 8, este último en suelos muy fértiles. En los primeros años no se ejecuta la poda, se dejan crecer las plantas rápida y libremente. Al alcanzar cierto desarrollo se hace necesaria la poda la cual se hace mecánicamente por medio de cortes tanto de la cima como de los laterales. La poda se ejecuta anualmente en casi todos los huertos en los meses de junio-agosto. El suelo se mantiene cubierto con la vegetación natural, efectuándose unos 8-10 cortes anuales, mientras que bajo las plantas se mantiene limpio con la ayuda de herbicidas. El 90% de los huertos no se riega, si bien esto es una ventaja desde el punto de vista económico, las bajas precipitaciones en algunos años en los meses de abril-mayo condicionan fuertemente la producción. La cosecha se realiza manualmente, los rendimientos son de 30 t. aunque si hay huertos que alcanzan las 50 t. Los galpones de empaque están equipados con máquinas muy sofisticadas con el sistema CAB (color and blemish granding system), el cual selecciona ocho calidades exteriores de fruto, ocho grados de color, 16 calibres. La comercialización se realiza en cajas de 18 Kg. En Salta la citricultura se ubica en los departamentos de: Orán, General San

31
Martín y Güemes; con régimen de lluvias monzónico (diciembre-marzo) mientras que la primavera e invierno son secos, las heladas escasas y de poca duración. Las áreas citrícolas de la provincia de Jujuy son los departamentos de San Pedro, Ledesma y Santa Bárbara, con iguales características que la zona anterior. El denominador común de la producción de estas dos provincias es la producción temprana y la calidad externa e interna con altos contenidos de jugos y elevados tenores de sólidos solubles. El color de los jugos es intenso por ello se los utiliza para "cortar" jugos pálidos producidos en otras regiones. Salta también produce unas 150.000 toneladas de bananas en el Valle de Zenta, departamento de Oran, producen el 70% de las necesidades del mercado, que oscilan entre 200.000 a 230.000 toneladas, el resto es cubierto con importaciones de Brasil y Ecuador. REGIÓN NORTE En Formosa, el bananero se cultiva en el Nordeste de la provincia en suelos profundos y bien drenados de los departamentos Pilcomayo y Pilagás a lo largo de la Ruta Nacional 86 entre Clorinda y Espinillo. En esta zona es factible el desarrollo de otros cultivos tropicales como mango y palta. Entre los frutales cítricos, el pomelo por su elevada producción y calidad, que determina un alto rendimiento en fábrica, tuvo un incipiente desarrollo que quedó estancado por el avance de la cancrosis y los precios no retributivos. Actualmente en la provincia del Chaco se está desarrollando el cultivo de pomelo para industria, especialmente el cultivar Duncan por su buena producción y calidad. REGION SUR La región patagónica norte ocupa parte de las provincias de Neuquén y Río Negro, entre los 37 y 42 grados de latitud sur y 63-72 grados de longitud oeste. La fruticultura se ubica en una serie de valles localizados a lo largo de los ríos Colorado y Negro. La potencialidad de la zona deriva de la disponibilidad de suelos e hídrica de los ríos mencionados. Sobre el río Negro hacia el este se encuentran los siguientes valles: Alto, Medio e Inferior; mientras que sobre el río Colorado aparece una zona del mismo nombre. Clima: a pesar de ser una zona muy amplia el clima presenta el común denominador de la continentalidad, templado-árido. Las precipitaciones varían de 400mm en el este a 200mm en el oeste. Fuerte incidencia de los vientos del oeste lo que hace necesario la implantación de cortinas rompevientos y estructuras de sostén en las plantaciones. Las heladas tardías (septiembre) son bastante comunes en coincidencia con la floración y en menor escala durante el cuajado de los frutos (octubre), también se presentan granizadas pero con menor frecuencia. Disponibilidad de agua y riego: los recursos hídricos de la zona son el río negro (1030 m cúbicos/seg) y río Colorado (143 m cúbicos/seg), cada uno con sus respectivas obras de captación. El sistema de riego más utilizado es el gravitacional por inundación, aunque si en parcelas de mayor tecnología se usa riego por surcos en cada una de las hileras. Se presentan serios problemas por el crecimiento del manto freático y salinidad del suelo provocados por dos motivos: red de distribución del agua y drenaje deficiente por un lado y de un no correcto riego en la parcela por el fruticultor. Suelos: los suelos de la región son de tipo chenozen, grises y sin un perfil típico. Contenidos de materia orgánica inferior al 1%, pH entre 7.5-8 por la presencia de calcio y sodio. Gran presencia de carbonato de sodio. Los nutrientes deficientes son: Zn, N, P, Mg y Mn. Los suelos del Alto Valle texturalmente se clasifican en cuatro clases: suelos "de barda", ubicados contra la ladera de la meseta son los más gruesos y permeables; en el otro extremo, a orillas del río, están los suelos "de costa" donde predomina la arena muy fina: Los suelos intermedios se dividen en dos clases: "media - costa", de textura arenoso fina con limo y "media - barda", que son los más importantes y de mejor calidad tienen una textura franco limosa. Todos los suelos del valle son pobres en materia orgánica y algo calcáreos. La fertilización nitrogenada es una práctica común en dosis que varían entre 50-

32
150 unidades/ha, según la variedad, rendimiento y edad de la plantación. Se ha generalizado la aplicación parcial o total inmediatamente después de la cosecha. El manejo del suelo es mediante labores entrelíneas con discos en invierno, durante los primeros 45-60 días el suelo permanece desnudo, después se que se cubra de vegetación natural que viene regularmente cortada y/o controlada con herbicidas. Superficie cultivada: las superficie total de la zona bajo riego es de 175.100 has de las cuales se cultivan el 61%, ocupando la fruticultura 67.000 has de las cuales 60.000 has son frutales y 10.000 has vid. Manzano: las superficie ocupada por el manzano según datos de 1988 es de 44.000 has. La mayor expansión del cultivo se da entre 1970-78-79, después el sector comienza a sufrir los efectos de las políticas económicas. Peral: ocupa unas 13.750 has. Variedades: en este momento el objetivo está en el mercado del hemisferio norte, pero la configuración varietal responde fundamentalmente a las exigencias del mercado interno, brasileño y escandinavo, particularmente con el manzano. La variedad "Red Deliciuos" y sus clones ocupa el 65% de la producción, con fechas de cosecha que inician el 15 de febrero, 145-150 días después de plena floración (ddpf). La segunda variedad es "Granny Smith" cultivada como polinizadora de la anterior, con fecha de cosecha a partir de la segunda mitad de marzo, 165-170 ddpf. La tercera variedad es "Rome Beauty", que ocupa 3-4% de la producción. Existen aún algunas viejas variedades como: "Black Winesap", "King David", "Golden Delicious" etc. El predominio de la vieja variedad "Red Delicious" con problemas de coloración y madurez, junto con la falta de renovación varietal ha causado una detención en el incremento de las exportaciones. Por ello las nuevas plantaciones se hacen con clones mejorados de "Red Delicious" y con nuevas variedades como: "Gala", "Fuji", "Braeburn". En peral la variedad predominante es "Williams", madura a partir mediados de enero, 110-115 ddpf, seguido de "Pacham's Triumph" cuya difusión ha sido limitada debido a la floración precoz y porque el mercado interno prefiere "Williams", para exportar a Brasil de cultiva "Butirra D' Anjou" ambas maduran 20-25 días más tarde que "Williams". El peral por el momento no presenta la problemática varietal del manzano, pero existe una tendencia a incorporar nuevas variedades: "Abate Fetel", "Kaiser" y peras rojas con fines de exportación. Sistemas de conducción: es otro de los grandes problemas de la fruticultura de la zona, son sistemas libres y tradicionales en forma de vaso con densidades variables entre 150-200 plantas/ha injertadas sobre portainjertos vigorosos (Franco y Northern Spy) que originan plantas de volumen grande. A partir del año 1970 se comienzan a introducir sistemas de conducción en pared con mayores densidades (600 plantas/ha), con cultivares spurs y portainjertos clonales (MM 111, EM IV, EM IX). Sanidad: el clima particularmente seco hace que la problemática fitopatológica se limita a pocas enfermedades. En manzano y peral ("Williams" y "Beurrè D´Anjou") son necesarios tratamientos para controlar el mal blanco (Podosphaera leucotriche). En "Packham Triumph" el principal problema es la bacteriosis de las flores (pseudomonas syringae). En zonas más húmedas se presenta la sarna del manzano y peral que se controla con 5-6 tratamientos primaverales. Otro patógeno presente es la pudrición del cuello y de la raíz (Phytophthora cactorum) por lo general asociada con un mal manejo del riego. Entre los insectos, la carpocapsa es la más grave, el peligro de ataque se verifica durante los últimos días de octubre (frutos con 15 mm de diámetro) y en forma casi permanente a finales de marzo. El control se basa en el sistema termoacumulativo, según el cual se deben iniciar los tratamientos a los 250 grados/días. El número de tratamientos es de 4-5 en peral y 6-8 en manzano. También están presentes una serie de insectos de importancia secundaria: pulgón lanígero (Erisoma lanigerum) y chicharrita (Edwarsia australis) en manzano; psila (Psylla piricola) y eriófidos (Epytrimerus pyri) en peral; arañuela roja europea (Panonychus ulmi), arañuela roja común (Tetranychus urticae), cochinilla coma (Lepidosaphes ulmi) y cochinilla de San José (Quadraspidiotus perniciousus) en ambas especies. Entre las Prunoideas la más importante es el duraznero con variedades de altos

33
requerimientos de frío, destinados al consumo en fresco e industrialización. Otra de las actividades frutícolas de la región sur es la producción de frutas finas o "berries", en las localidades de El Hoyo y Epuyén (Chubut) y El Bolsón (Río Negro); que moviliza unos cinco millones de dólares de acuerdo con las estimaciones realizadas por el INTA y CORFO, lo que significa el 48,5% del producto bruto regional. Entre las principales especies de frutas finas se encuentran frambuesa, (420 t.), frutilla (100 t.), cereza (120 t), guinda (75 t.), boysenberry (50) grosella (45 t.); rosa mosqueta (250t.) Las superficies por especies implantadas en EL Bolsón y Noroeste del Chubut año 1991/92, según INTA-CORFO son las siguientes: frambuesas (83,2 has.), frutilla (10,4 has.), cereza (28,4 has.), guinda(31,8 has.), boysenberry (10,1 has.) y grosellas (11,7 has.), lo que representa un total de 175,6 has. El destino de la producción es el siguiente: Confituras (dulces, mermeladas y fruta al natural), 64,6%; pulpas y purés, 14,8%; congelado, 11.8%; consumo fresco 8,8%.

34

CAPITULO II PROPAGACIÓN DE ESPECIES FRUTALES Y VID
La propagación de las plantas es la base de la agricultura y ésta a su vez ha sido el comienzo de cualquier civilización, además de esta importancia histórica, actualmente brinda las técnicas apropiadas para mantener el trabajo realizado por el mejoramiento vegetal.

PROPAGACIÓN SEXUAL: Concepto; Usos.
La propagación sexual es la multiplicación de plantas a través de sus semillas, pero es necesario aclarar que estas deben contener un embrión originado por la fecundación de un saco embrionario, ya que es factible que en algunas especies existan semillas con embriones originados por división mitótica. La propagación sexual también se la puede denominar reproducción que indica la producción de algo nuevo, haciendo referencia a la recombinación genética producida en los fenómenos de meiosis y fecundación. En fruticultura, la propagación sexual se la utiliza para la producción de patrones o portainjertos, para el mejoramiento genético y solo en una fruticultura de poco desarrollo tecnológico para la obtención de plantas destinadas a la producción de frutas. En la producción moderna se está abandonando el uso citado en primer término ya que se tiende a la multiplicación clonal de portainjertos. La principal ventaja de su uso es el costo, para la mayoría de las plantas es el sistema mas barato; es de uso general, excepto en especies o cultivares sin semilla; muchos virus y otras plagas y enfermedades no se trasmiten por semilla. Otra ventaja citada por algunos autores, es la de tener un mejor sistema radicular, especialmente con mejor anclaje. La desventaja más importante es la variación genética de los descendientes, que si bien en un portainjerto no es notable en la producción y calidad de fruta, tiene su influencia en el vigor de las plantas y en la resistencia a plagas y enfermedades del suelo. Cuando se la utiliza para el mejoramiento genético o para la obtención de plantas para producir frutas, la reproducción sexual induce una importante demora en la entrada de producción de las plantas ya que estas, cuando provienen de semilla tienen un período juvenil que puede ser de uno hasta ocho o 10 años.

FUENTES DE SEMILLA. Obtención de semillas: Distintos casos.
Las semillas para la obtención de portainjertos pueden provenir de plantas silvestres, de la industria, de plantas cultivadas por el propio viverista o de centros especializados que proveen semillas con garantía de identidad genética, sanidad, pureza y poder germinativo. Lógicamente, este último origen es el más adecuado pero no siempre está disponible. Las plantas cultivadas por el propio viverista pueden ser una fuente confiable, especialmente si se someten a controles periódicos por una autoridad competente. Las semillas provenientes de plantas silvestres pueden dar plantas rústicas y adaptadas a distintas situaciones de suelo, pero su poder germinativo y sanidad no están bajo control y las semillas producto del descarte de industria, aunque son las más baratas, suelen ser duras para germinar como es el caso de los durazneros y no tener un buen comportamiento como portainjerto. La cosecha debe hacerse cuando la fruta ha alcanzado la madurez fisiológica, aunque hay que tener presente que la semilla madura antes de que se complete la madurez de la fruta y en algunos casos, la sobre madurez de ésta compromete el poder germinativo como ocurre en olivo Para la separación de las semillas limpias, los métodos más utilizados son por flotación o zarandeo. En el caso de las frutas de pepita, se deben moler los frutos con una especie de licuadora pero con las cuchillas forradas en goma para no romper las semillas y

35
de esta pasta, disuelta en agua flota la pulpa quedando las semillas al fondo. En frutas con carozo, como la del ciruelo Mirabolán, se deja ablandar la fruta, pero no en pilas muy altas para que no fermente, ya que el calentamiento podría dañar las semillas, y después se las hace pasar la pulpa por una zaranda con orificios por donde no pasan los carozos, con la ayuda de un chorro de agua a presión como el de una pulverizadora. En cítricos, se parten transversalmente los frutos en mitades cortándolos todo alrededor pero no en el centro donde están las semillas, y con un movimiento de rotación, se separan las mitades. Estas se exprimen sobre un colador y quedan prácticamente limpias pero es necesario lavarlas muy bien para sacarles la pectina, de lo contrario quedarían pegadas una vez secas. Para ello es necesario dejarlas un tiempo en abundante agua entre los lavados y para secarlas, se las extiende a la sombra sobre papel de diario y antes de que estén del todo secas se las remueve para evitar que se peguen; apenas estén secas al tacto, se las debe almacenar de acuerdo a sus requerimientos. Las semillas más secas, tienen menor germinación inicial pero mejor conservación (hasta un año).

ALMACENAMIENTO DE SEMILLAS: Factores que lo afectan.
La mayoría de las veces la época de siembra coincide con el momento de recolección de las semillas y en ese caso no tiene importancia el almacenamiento de las mismas, pero por diversas razones puede ser necesario posponer la fecha de siembra y entonces se deberá tener en cuenta las condiciones de almacenamiento. Los factores que afectan la conservación de semillas son fundamentalmente la temperatura, la humedad y la atmósfera a la que están expuestas con relación a las proporciones de oxígeno y dióxido de carbono. Los dos primeros son los que más interesan para el almacenamiento de semillas de frutales. La temperatura siempre es conveniente que sea baja, esto es de 5 a 10 °C, en cambio la humedad puede ser necesaria que sea baja (inferior al 50 %) o alta (superior al 90 %). Las condiciones frías y secas son mejores para los frutales de carozo y pepita y para la vid, en cambio las condiciones frías y húmedas son convenientes para las semillas como las de cítricos y palto.

LATENCIA: Concepto, factores que inciden.
En términos generales, la latencia es la ausencia de crecimiento o actividad aparente de un organismo vivo, esta puede deberse a factores externos como son temperatura, humedad, oxígeno y a veces luz; lo que es normal en semillas y otros órganos de propagación de las plantas. Cuando esta latencia se debe a inhibidores químicos u hormonales internos de la semilla se denomina dormición, latencia de embrión o requerimientos de posmaduración, en cambio, cuando se debe a barreras que impiden el acceso al embrión de los factores externos especialmente agua u oxígeno se denomina dureza. El caso típico de dureza en semillas de frutales es el olivo, ya que sus carozos contienen aceite que impide el acceso de agua al embrión. La dormición se produce en las semillas de los frutales criófilos como los de carozo y pepita o el nogal, o sea plantas adaptadas a zonas templadas donde sus frutos maduran en verano pero las semillas no deben germinar hasta no haber pasado el invierno. Para superar la dormición es necesario que se cumplan en forma conjunta los siguientes requerimientos: Humedad, las semillas deben estar embebidas en agua y mantener ese estado durante el proceso. Aireación, debe existir posibilidad de intercambio gaseoso para garantizar la respiración. Temperaturas bajas, las ideales están entre 3 y 7 °C, aunque también pueden ser algo superiores según las especies y variedades. Tiempo, el proceso demora entre 1 y tres meses, también según especies y variedades La latencia de embrión que está en la semilla recién cosechada o producida se llama latencia primaria, pero cuando el proceso para superarla se interrumpe, el embrión vuelve a entrar en latencia y a ésta se la denomina latencia secundaria. El ejemplo clásico es en manzano que si sus semillas se secan después de haber cumplido con los requerimientos de posmaduración no germinan si no se repite el proceso.

36

TRATAMIENTOS MECÁNICOS, FÍSICOS Y QUÍMICOS PARA DISMINUIR EL PERÍODO DE LATENCIA.
Al tratamiento para superar la dureza se lo denomina escarificación y puede ser física o química, es física cuando se logra por medios mecánicos como el lijado de las cubiertas o la extracción o rotura de carozos, y es química cuando se lo hace por medio de sustancias que eliminan el problema de permeabilidad de las cubiertas. Las sustancias químicas que más se utilizan son los ácidos y dentro de éstos el ácido sulfúrico concentrado, pero en frutales la semilla que presenta dureza es la del olivo y esta se debe a residuos de aceite en el endocarpio que se eliminan con soda cáustica (OH Na) que produce una saponificación de los ácidos grasos volviéndolos solubles en agua. La realización práctica consiste en sumergir los carozos en una solución de soda cáustica al 1 % durante una hora, después se los lava con abundante agua corriente. Los problemas de dureza muchas veces tienen relación con la época de cosecha o el método de secado, en el caso del olivo, cuando las frutas se colectan antes de que tomen color violáceo germinan aún sin tratamiento. Al tratamiento para superar la dormición se lo llama estratificación, nombre que proviene de los métodos prácticos para realizarla, que se utilizaron desde épocas remotas y se descubrieron en forma empírica. Para darles las condiciones ya citadas, las semillas o carozos se colocan en capas alternadas con un material que mantenga la humedad y a su vez proporcione aireación, estas capas se pueden disponer a la intemperie en una zanja lo que se denomina estratificación en trinchera o formando una parva, llamada estratificación en montículo. La primera es para zonas con inviernos secos por que ayuda a conservar la humedad, en cambio la segunda se adapta a inviernos lluviosos ya que facilita el drenaje del agua. Otra alternativa es colocarlas en cajas o bolsas de polietileno, siempre alternando semillas con un material húmedo, que puede ser aserrín, turba, arena, perlita, etc. y colocarlas en una cámara frigorífica o heladera. Otra forma es la natural en el suelo donde las semillas se siembran en el otoño y el proceso de posmaduración se lleva a cabo durante el invierno si se consiguen las cuatro condiciones básicas. Otros tratamientos para mejorar la germinación son el remojo en agua y la aplicación de ácido giberélico en solución acuosa de 100 a 500 ppm, el primero es para eliminar inhibidores o para modificar las cubiertas duras, esto es cuando se las sumerge en agua caliente (80 a 100 °C); y las giberelinas que actúan directamente en el proceso de germinación o revierten el crecimiento achaparrado de los embriones latentes. El remojo si es por varios días debe hacerse en agua corriente.

GERMINACIÓN.
La germinación es la reanudación del crecimiento del embrión de las semillas, para que se lleve a cabo este proceso es necesario que el embrión esté vivo, que hayan desaparecido las barreras físicas, químicas y biológicas que le mantenían latente y que se encuentre expuesto a condiciones ambientales favorables, estas son temperatura adecuada, disponibilidad de agua, oxígeno y a veces luz. El primer paso es la absorción de agua, que es un proceso físico que se produce aún en semillas no viables, después aparecen las enzimas que son activadas por las giberelinas, estas enzimas digieren los materiales de reserva, transformando moléculas complejas, insolubles en sustancias translocables que se dirigen a los puntos de crecimiento (plúmula y radícula). Los materiales de reserva se pueden encontrar en el endosperma o en los cotiledones de las semillas exalbuminadas. La germinación puede ser epígea o hipógea según se alargue el hipocótilo o el epicótilo respectivamente. Poder germinativo: Para determinar el poder germinativo de semillas en dormición existen dos alternativas, una es la prueba del tetrazolio, ésta es una sustancia incolora, soluble en agua, que en presencia de tejidos vivos se transforma por un proceso de oxido-reducción, en formazán, sustancia insoluble de color rojo. El procedimiento consiste en exponer los embriones a una solución del 0,1 al 1 % de cloruro de trifenil tetrazolio y en 2 a 24 horas se teñirán de rojo los tejidos vivos, la perdida de viabilidad comienza en la periferia de los cotiledones y en los extremos de la radícula y la plúmula.

37
La otra alternativa es la técnica de embriones separados, donde las semillas de los frutales de carozo o pepita se les sacan los tegumentos y se colocan los embriones en condiciones de temperatura y humedad para el crecimiento, si están viables, en una semana manifestarán un incipiente desarrollo de la radícula y los cotiledones se abrirán.

PROPAGACIÓN ASEXUAL: Concepto. Sinónimos. Importancia.
La propagación o multiplicación asexual, también denominada multiplicación vegetativa, agámica o clonal es el proceso de obtención de plantas por medio exclusivamente de la división celular mitótica. No es conveniente utilizar el término reproducción para designar esta forma de propagación ya que éste da la idea de volver a producir o producir algo nuevo, cosa que ocurre solamente cuando hay recombinación genética por medio de la meiosis. Existen muchas formas posibles de realizarla, las más importantes en fruticultura son la estaca y el injerto. La mayor importancia de este método de obtención de plantas es el poder conservar un determinado genotipo, aparentemente por tiempo indefinido, ya que si bien existe un envejecimiento del clon y en muchos casos hay una pérdida de vigor y productividad, esta es debida a infecciones fundamentalmente de virus. Otras ventajas de este método son la posibilidad de multiplicar plantas sin semillas y en la mayoría de los casos, la de obviar el período juvenil improductivo que tienen las plantas provenientes de semilla. Entre los inconvenientes más importantes está la transmisión de plagas y enfermedades y dentro de estas los virus y fitoplasmas por ello es necesario un estricto control del material de propagación

CONCEPTOS DE ESPECIE, VARIEDAD, CULTIVAR Y CLON.
En biología existen muchos conceptos de especie, pero uno de ellos al ser más amplio se adapta a la mayoría de las situaciones, y es el siguiente: Conjunto de individuos que por sus características, consideradas esenciales por el observador, concuerdan entre sí y con sus descendientes. El término variedad, que debería estar reservado solamente para las variedades botánicas, se podría definir de la siguiente manera: Conjunto de individuos que por sus características, consideradas secundarias por el observador, concuerdan entre sí y con sus descendientes. De allí que en muchos casos, como en los cítricos, lo que algunos botánicos consideran especies diferentes otros lo clasifican como distintas variedades de una misma especie. La palabra cultivar, se acuñó para designar a las variedades cultivadas y proviene del idioma inglés de las palabras Cultivated Variety. Se la puede definir como el conjunto de individuos que por sus características de cultivo y mercado; época de cosecha, forma, color y tamaño de la fruta, crecimiento de la planta, destino de la producción, etc.; concuerdan entre sí y con sus descendientes. Para esto se sigue utilizando la palabra variedad aunque sería conveniente dejarla para las variedades botánicas donde las características secundarias aludidas tienen que ver con su adaptación ecológica o particularidades reproductivas. El término clon para la biología general, significa el conjunto de individuos de idéntica constitución genética, o sea obtenidos a partir de una multiplicación asexual, con este sentido, prácticamente todos los cultivares de frutales serían clones, pero en fruticultura existe un concepto diferente de la palabra clon y se designan con este nombre a los individuos que dentro de un cultivar presenten pequeñas diferencias en sus características de cultivo o mercado como por ejemplo fruta de mejor color o plantas más achaparradas y precoces. Esto ocurre comúnmente en cultivares de manzano y en general estas pequeñas diferencias se dan por efecto de mutaciones somáticas. Otro ejemplo de la palabra clon es el que veremos más adelante con los clones nucelares en cítricos.

APOMIXIS: Concepto. Poliembrionía.
La palabra Apomixis etimológicamente proviene de apo, prefijo negativo y mixis, mezcla o sea que significa sin mezcla y en biología se usa para designar al proceso de la formación de embriones en forma asexual, esto es sin fusión de células haploides.

38
Existen muchos tipos de apomixis así como también existen muchas maneras de clasificarlas de las cuales tomaremos una sencilla que la divide en tres: Recurrente, No recurrente y Embrionía adventicia o nucelar. En la primera, los embriones se forman a partir del núcleo de la ovocélula, pero ésta es diploide porque no ha ocurrido una meiosis completa al formarse el saco embrionario y por lo tanto los embriones tendrán la misma constitución genética que la planta madre. En frutales este tipo de apomixis ocurre en algunas especies de los géneros Malus y Rubus pero carece de importancia práctica. La apomixis no recurrente consiste en el desarrollo del embrión a partir de la ovocélula normal, haploide sin fertilizar, en este caso el embrión y la planta que dará origen serán haploides, esto es una rareza que se puede presentar en cualquier especie y su importancia será para estudios genéticos o para la evolución de las especies. La embrionía adventicia se produce cuando se originan embriones fuera del saco embrionario, esto es en el tejido que lo nutre que se denomina nucela. Estos embriones son diploides y genéticamente idénticos a la planta madre, este tipo de apomixis se presenta normalmente en los frutales cítricos con muy pocas excepciones como en las mandarinas clementinas. La poliembrionía es la formación de muchos embriones en una misma semilla, estos pueden provenir por efecto de la embrionía adventicia, por la división del embrión normal al estado de proembrión o por la fertilización de más de una célula del saco embrionario. El primer caso es el que se da en los cítricos y según las especies y variedades hay desde semillas monoembriónicas, como lo citado para las clementinas, hasta 7 o 9 embriones en una semilla. Lógicamente en una germinación normal no se desarrollan todos, solo lo hacen los más vigorosos, siendo alta una proporción de 1,5 plantas por semilla.

CLONES NUCELARES EN CÍTRICOS: Ventajas e inconvenientes.
Los clones nucelares son plantas propagadas a partir de un individuo obtenido de un embrión nucelar. Teóricamente es genéticamente igual a la planta que le dio origen, pero pueden tener pequeñas diferencias, por ello es necesario un ensayo de competencia de clones antes de difundirlos comercialmente. Para su obtención, un método es polinizar las flores de la planta que quiero obtener el nucelar con polen de Trifolio (Poncirus trifoliata); como el carácter de hoja trifoliada está gobernado por un gen simple que es doble dominante para trifolio, los embriones sexuales serán heterocigotos pero fenotípicamente trifoliados y se identificarán fácilmente de los nucelares. Los clones nucelares fueron ampliamente obtenidos y difundidos por su principal ventaja que es la de estar libres de virus ya que estos no llegan al tejido de la nucela, pero actualmente existe una técnica denominada microinjerto que da la posibilidad de obtener plantas sanas sin los inconvenientes de los nucelares. Otras ventajas asociadas a su sanidad son el vigor y la productividad, aunque para aprovecharlas demandan una mejor tecnología de producción, especialmente en lo que hace a riego y nutrición. Entre los inconvenientes, los más importantes son los asociados a su juvenilidad, estos son la presencia de espinas y la demora en entrar a producir; aunque después de obtenerlos son sometidos a un proceso de envejecimiento, éste no suele ser suficiente. Antes de difundirlos en una zona que no es la que han sido creados es necesario probarlos como si fuera un cultivar distinto.

HIJUELO: Definición. Vástagos; Chupones: Diferencias con aquellos.
Los hijuelos son brotes laterales originados en yemas normales, latentes o adventicias de la base del tallo o rizoma, que al estar en contacto con el suelo por su posición, generan raíces en su base, constituyendo una nueva planta. Los vástagos en cambio, son brotes originados en yemas adventicias de raíces, aunque como órganos de propagación funcionan como los hijuelos. Los chupones en realidad no son órganos de propagación porque si bien son similares a los hijuelos en que se originan de yemas latentes o adventicias de la base del tallo, no llegan a estar en contacto con el suelo por lo que no generan un sistema radicular.

39
Muchas son las especies frutales que se pueden multiplicar por hijuelos como el membrillero, el olivo, el manzano, el avellano, etc. pero en solo dos se lo usa en forma comercial que son la palmera datilera y el bananero, y esto es debido a que estos frutales no tienen otras alternativas de multiplicación asexual más práctica como la estaca o el injerto, aunque en los últimos años se ha desarrollado el cultivo de tejidos para la multiplicación de estas especies La ventaja del hijuelo es que se da en forma natural y prácticamente se pueden obtener plantas sin ningún trabajo adicional, solo puede ser conveniente aporcar tierra a la planta madre para mejorar el enraizamiento del hijuelo. Las desventajas son que se pueden obtener muy pocos de una planta madre, que se le producen heridas a ésta que pueden afectar su sanidad y que en una plantación comercial no es conveniente que crezcan estos brotes, se los debe eliminar desde su emergencia. Para la extracción se debe primero eliminar la tierra que cubre la base con cuidado de no romper las raíces formadas, esto se puede hacer con agua a presión de una pulverizadora, y después cortar el brote que le dio origen desde la base con una pala plana bien afilada. Antes del trasplante, especialmente en palmera datilera, es conveniente permitir la cicatrización de la herida, dejando orear los hijuelos por un par de días en un ambiente protegido y aplicar un fungicida como Benomil. Los hijuelos se deben podar para equilibrar la copa con su deficiente sistema radicular, en el caso de la palmera datilera, se deben eliminar las hojas exteriores y reducir a la mitad las hojas medias, atándolas hacia el centro para proteger las hojas más tiernas y el meristemo apical. Los vástagos, son prolíficos en algunas especies como el álamo plateado, pero en frutales solo se presentan en algunos perales, pero no se usa como propagación comercial.

OVOLO.
Los óvolos, también denominadas zuecas, son excrecencias o abultamientos que se forman en la base del tronco o peana de los olivos viejos, y están constituidos de un tejido con alta capacidad meristemática que genera brotes y raíces. Los óvolos se cortan formando trozos de 15 a 20 cm. y de 1 a 5 Kg. de peso y se plantan en tierra preparada como para almácigos, y entonces surgen brotes con raíces que constituirán las nuevas plantas. Esta técnica de multiplicación es muy antigua y se la ha usado en los países del norte de África. Tiene como inconvenientes las heridas que se provocan en la planta madre y la poca disponibilidad de material ya que solo se pueden extraer 2 a 5 óvolos por planta. Los óvolos, antes de separarlos de la planta madre suelen generar brotes, a estos brotes, una vez que han lignificado se los separa con un trozo de madera del óvolo. A esto, que se lo denomina tachuela en el oeste de nuestra provincia, se lo planta en vivero como a una estaca leñosa y tienen muy buen prendimiento.

ACODO: Definición, Usos y Tipos
Acodar es hacer formar raíces a una rama antes de separarla de la planta madre, a este procedimiento también se lo denomina acodo, como así también al producto que se obtiene al realizarlo, o sea el trozo de rama enraizado. El acodo es una técnica más segura para hacer formar raíces a un tallo que la estaca, las razones son entre otras, que al no estar separado de la planta madre sigue recibiendo nutrientes y agua para su mantenimiento hasta formar las raíces, que se puede mediante un anillado, aumentar la concentración de sustancias hidrocarbonadas, auxinas y cofactores en la zona de enraizamiento y que al realizarlo se somete a este lugar a un ahilamiento que puede favorecer. Para hacer formar raíces a una rama es necesario ponerla en contacto con el suelo o con otro material que conserve la humedad y provea una adecuada aireación, entonces si llevamos el suelo u otro sustrato a las ramas se denominan acodos aéreos y si bajamos las ramas al suelo se llaman acodos subterráneos. El acodo aéreo se puede realizar en primavera o verano practicando primero un

40
anillado y después colocando un manojo de turba húmeda que se sostiene con un trozo de polietileno que se sella con cinta adhesiva, cuando las raíces se dejan ver a través del polietileno se puede cortar y llevar a una maceta. Es conveniente que la rama a acodar tenga un tamaño acorde al sistema radicular que se va a formar para no tener problemas en el trasplante. Dentro de los tipos de acodos subterráneos está el acodo de punta, que se puede utilizar para la propagación de frambuesas o zarzamoras por que constituye un tipo de multiplicación natural que tienen estas plantas. Las ramas crecen durante el verano y se arquean quedando a fines de la estación las puntas tocando el suelo, se produce aquí una curvatura y en ella se desarrollan raíces. Para la obtención de plantas por este método, se entierran las puntas unos 8 a 10 cm. cuando adquieren una apariencia característica de hojas pequeñas y enrolladas, esto ocurre a fines de verano y para el invierno ya cuentan con un sistema radicular para su trasplante. El uso de acodos está reservado a algunos casos especiales, como plantas que no enraízan bien por estaca, replantes en viticultura o la producción de pocas plantas, ya que requieren mucha mano de obra y no se pueden mecanizar.

ACODOS SIMPLES Y MÚLTIPLES: Su utilización en viticultura, denominación, limitaciones.
El acodo simple es el arqueamiento de una rama por debajo de la superficie del suelo, cuando a la misma se la entierra varias veces es múltiple. En viticultura recibe el nombre de mugrón y se lo utiliza para la reposición de plantas en un viñedo, ya que si se coloca una planta nueva, especialmente en una viña baja con alta densidad de plantas, ésta no crecerá por la competencia con las establecidas. Antes de proceder a una reposición por amugronamiento en un viñedo, se lo debe recorrer durante la estación de crecimiento para eliminar las plantas improductivas o que no responden al cultivar y observar la producción y tutorar brotes de las plantas que han de servir de madres de los mugrones para mejorar su crecimiento en longitud. Los mugrones se hacen durante la estación de reposo, o sea entre la caída de hojas y la brotación, pero es conveniente realizarlos lo más temprano posible, antes de realizar la "tapada" del manejo de suelos tradicional para facilitar la apertura de la zanja, otras ventajas de amugronar temprano es realizarlo antes de la poda para no eliminar por descuido los sarmientos más largos y anticipar el enraizamiento. Para su realización práctica se debe hacer una zanja de una longitud de por lo menos la mitad de la distancia entre plantas y una profundidad y ancho de 20 cm., allí se entierra un sarmiento de la planta vecina que se deja aparecer en el lugar de la falla. Al comienzo de la parte enterrada se debe practicar un anillado que se hace fácilmente atando fuertemente un alambre blando, además se debe desyemar desde que nace de la planta madre hasta que comienza a enterrarse y desde que sale hasta unos 35 cm. dejando dos o tres yemas y nuevamente se desyema hasta la punta que se ata al primer alambre. Es conveniente tutorarlo. En el primer año es factible que den fruta las yemas dejadas, pero es conveniente eliminarla para mejorar el crecimiento del mugrón, éste se debe destetar, o sea cortar la unión con la planta madre cuando el diámetro del tronco del mugrón supere a la rama que lo tiene conectado, esto ocurre al segundo o tercer año. La principal limitación de esta técnica es que no respeta la homogeneidad de un viñedo injertado, en este caso lo que se puede hacer es replantar con el portainjerto correspondiente y hacer un injerto de aproximación lateral o terminal con un sarmiento de la planta vecina. Otro inconveniente que se suele presentar, es en variedades poco vigorosas o en distancias de plantación grandes, conseguir sarmientos suficientemente largos para que lleguen al lugar de la falla.

PROVINAGE: Concepto, Usos.
El Provinage consiste en acostar las plantas enterrándolas en una zanja y sacar sarmientos en los lugares donde se necesitan. Se usa en caso de replantar parrales donde la distancia de plantación es grande, o para renovar viñedos decrépitos y con muchas fallas,

41
o para cambiar un sistema de conducción o distancias de plantación. Al acostar la planta se la debe descalzar de un lado con cuidado de no cortar todas las raíces principales, se debe cavar una zanja amplia que entren el tronco y los brazos. Todo este material es una gran reserva para el crecimiento de las nuevas plantas y para su enraizamiento, lo que hace tengan un gran vigor inicial.

ACODO EN CEPADA: Concepto, Sinónimos, Usos.
El acodo en cepada, montículo o banquillo, consiste en cultivar una planta que se la poda a ras de suelo todos los años y los brotes provenientes de yemas adventicias se aporcan con tierra para hacerles formar raíces. Se usa fundamentalmente para propagar portainjertos clonales de manzano. También se lo puede usar para ciruelos, cerezo y portainjertos americanos de vid. Para su realización práctica, se plantan acodos en el fondo de un pequeño surco, para que quede el cuello de la planta por debajo de la superficie del suelo, a una distancia entre plantas de 0,3 a 0,5 m. y una distancia entre surcos de 1,3 a 1,7 m. y se los deja crecer durante una temporada para que acumulen reservas y tengan un sistema radicular fuerte. Al invierno siguiente se los poda a 2 cm. de la superficie del suelo y durante la estación de crecimiento se le van practicando tres aporques cuando los brotes tengan una altura media de 10, 20, y 40 cm.; en cada aporque se debe cubrir aproximadamente la mitad del brote y en el primero se debe tener la precaución de no juntar los brotes hacia el centro, por lo que no se los debe aporcar desde afuera hacia adentro sino manualmente con una palada de tierra en el centro de la planta. Finalizada la estación de crecimiento, en cada cepada se tendrán varios brotes con raíces formadas que se extraen durante el invierno. Para la extracción se descalzan las plantas con arado desde los costados y con cuidado de no romper las raíces, posteriormente se cortan desde la base los brotes acodados que se llevan a vivero para su posterior crecimiento o injertación.

ACODO DE RAMA ENTERRADA: Concepto, Sinónimos, Usos.
El acodo de rama enterrada o en trinchera, se lo realiza acostando sobre el suelo una planta para aporcar los brotes provenientes de sus yemas normales y hacerles formar raíces. Al ser de realización práctica más complicada que el anterior se lo usa cuando las especies no tienen posibilidad de formar yemas adventicias como el caso del nogal o los portainjertos de frutales de carozo híbridos de duraznero por almendro. El primer año se colocan las plantas inclinadas en una zanja amplia a una distancia de 0,5 a 1 m. entre plantas y 1,5 a 2 m. entre hileras y se la deja crecer libremente. Al segundo año se la poda, sacando las ramas que tienden hacia la verticalidad, y se la acuesta sobre el fondo de esa zanja ancha o pequeña trinchera de 10 a 15 cm. de profundidad, fijándola al suelo con horquetas o ganchos. Durante esa estación de crecimiento se le van haciendo aporques con el mismo criterio que para el acodo en cepada. Al tercer año se extraen los acodos (brotes enraizados) y se acuestan las ramas que no hayan enraizado, generalmente las de posición más basal, continuando esta tarea todos los años.

ESTACAS: Definición, Denominaciones.
Estaca es un órgano vegetativo separado de la planta, con capacidad de generar brotes y/o raíces. Este órgano vegetativo puede ser una raíz, un trozo de tallo o una hoja y recibe respectivamente el nombre de estaca de raíz, estaca de tallo o estaca de hoja. De las tres, la más importante es la de tallo, las de hoja solo se utilizan en pocas especies ornamentales y las de raíz, además de ser poco prácticas, son pocas las especies que tienen raíces gemíferas como el peral El estaquillado es un sistema de propagación que si bien es antiguo, en los últimos tiempos se ha desarrollado por sus características de economía y practicidad debido a las

42
posibilidades de mecanización, a la necesidad de contar con portainjertos clonales y al avance logrado en las técnicas de enraizamiento y rusticación.

INICIACIÓN DE RAÍCES: Bases anatómicas y Fisiológicas
El desarrollo de raíces adventicias en estacas de tallo, puede dividirse en tres fases: La iniciación, o sea la formación de un grupo de células meristemáticas; la diferenciación en tejido de raíz de estas células y la emergencia de las nuevas raíces que implica ruptura de tejidos y conexión vascular con la estaca. La iniciación tiene lugar cerca de los tejidos vasculares, en plantas perennes leñosas se origina en tejido de floema joven, de los radios vasculares, el cambium o la médula; en plantas herbáceas, estas células se encuentran hacia fuera o entre los haces vasculares. La iniciación en general se produce una vez que se ha cortado la estaca, pero en algunas especies ocurre en la planta y produce formaciones que se denominan primordios preformados de raíces, que en el caso de los sauces o álamos no llegan a aparecer en la parte exterior del tallo, pero en membrillero o algunas cultivares de manzano aparecen formando lo que se llaman nudos erizados. La formación de callo, que es una proliferación de células parenquimatosas en la base de la estaca, está normalmente asociada al enraizamiento por el hecho de que su formación depende de condiciones tanto internas como ambientales similares, pero son procesos independientes. Las células del callo, si bien tienen un origen similar al de los primordios de raíz, sólo se produce su iniciación en las superficies cortadas. Para que se desencadene la iniciación de raíces es necesario que exista un balance hormonal favorable, y en éste es importante un elevado nivel de auxina fundamentalmente en relación con el de citocininas, las giberelinas tienen más bien un efecto inhibitorio. Cuando se corta una estaca se produce una redistribución de auxinas, de manera que las raíces siempre se forman en la parte basal y los brotes en el ápice, esto es independiente de la posición de la estaca respecto de la gravedad. Esta polaridad se manifiesta más en los tallos, un poco menos en las raíces y muy poco en las hojas. Además de la auxina natural o las sintéticas, existen otras sustancias que actúan en la iniciación del enraizamiento y se denominan cofactores. Los cofactores son elementos de composición química desconocida, aparentemente de naturaleza fenólica, que se producen en las hojas o yemas y que forma una sustancia compleja con la auxina natural o aplicada, esta promueve la iniciación de raíces cuando es activada por una enzima. Hartmann propone dividir a las plantas en tres clases: Las que tienen auxinas y cofactores y son de enraizamiento muy fácil sin tratamientos, las que tienen cofactores pero son pobres en auxinas y entonces con aplicaciones exógenas de reguladores de crecimiento se tiene éxito y las no tienen ninguna de las dos sustancias y son muy difíciles de enraizar. Se ha demostrado que la presencia de hojas es fundamental en el enraizamiento de Citrus y olivo y la de yemas en vid y peral, estos órganos son productores de auxinas, cofactores y las hojas de fotosintatos que también contribuyen a la neo formación de raíces. El hecho que en olivo la madera joven sea imprescindible la presencia de hojas en cambio la madera vieja pueda enraizar sin éstas se le atribuye a que la madera madura puede llegar a tener reservas de cofactores. En vid y peral se ha detectado la presencia de inhibidores de enraizamiento de origen endógeno, en la primera especie éstos se pueden eliminar con lavados de 24 horas en agua corriente.

SELECCIÓN DEL MATERIAL PARA ESTACAS: Factores por tener en cuenta.
La genética, y el estado nutricional y fisiológico de la planta madre, la época de extracción, el lugar y edad de la planta y la edad y tipo de la madera de la que se extrae la estaca, tienen importancia en el enraizamiento de especies que no son fáciles, en estas últimas la emisión de raíces adventicias se produce aún sin tener en cuenta muchos de estos factores.

43
Es necesario considerar que para cada especie son diferentes los requerimientos y no se puede definir un tipo de material o condición de la planta madre que sea ideal para todas, al igual que lo que tiene mucha importancia para unas es indiferente para otras. Entre todas las diferencias que existen entre un cultivar de otro está también su facilidad de enraizamiento, este es un factor genético que hay que considerar. En cuanto al estado nutricional se ha visto la influencia que tiene la relación Carbono / Nitrógeno de la planta, o sean las sustancias hidrocarbonadas producto de la fotosíntesis con relación a la disponibilidad de nitrógeno, cuando es alta se obtiene mayor proporción de raíces. En vid mejoró el porcentaje de enraizamiento la fertilización con zinc, se cree que esto se debió a un aumento de la producción de triptofano, un aminoácido precursor de la auxina natural. Como norma general para tener en cuenta estos aspectos, se debe reducir el aporte de nitrógeno, que las plantas crezcan juntas, sin ataque de insectos y a pleno sol y seleccionar las estacas de porciones de las ramas con mas carbohidratos, esto se puede saber con una prueba de yodo. Otro factor que promueve el enraizamiento aunque parezca contradictorio al anterior es el ahilamiento, o sea el crecimiento en la oscuridad, con esto hay un aumento de los tejidos indiferenciados, una mejor respuesta al tratamiento de auxinas que indicaría un aumento de cofactores y otras modificaciones anatómicas y fisiológicas. En palto es fundamental el tratamiento de ahilamiento y anillado para que se realice el enraizamiento. El anillado, que tiene respuesta en muchas especies, tiene una explicación más clara ya que aumentaría en la zona de enraizamiento los carbohidratos, la auxina y los cofactores que se trasladan por floema en una dirección basal apical. El enraizamiento se incrementa si se toma material de plantas juveniles o de partes juveniles de plantas adultas, siempre considerando a la juvenilidad como característica de las plantas nuevas de semilla. El tipo de madera que se toma para hacer las estacas tiene influencia: En estacas de madera blanda de ciruelo, las que se obtenían de ramas laterales tenían mejor enraizamiento que las de brotes terminales. En muchas especies en estacas de madera semidura la porción basal de una rama tiene mejor enraizamiento que la apical, en cambio en estacas de madera blanda ocurre lo contrario. Las ramas que no tienen diferenciación floral suelen tener mejor enraizamiento que las ramas con yemas florales, aparentemente existiría un antagonismo entre las dos condiciones fisiológicas ya que la auxina que incrementa el enraizamiento es un potente inhibidor de la diferenciación floral. En estacas de madera dura, una porción de madera más vieja en la base de la estaca incrementa el enraizamiento. La época de extracción suele tener influencia, por ejemplo en estacas de madera dura, que se pueden obtener durante toda la estación de reposo, la extracción temprana durante el otoño facilita que se forme el sistema radicular antes de la brotación de primavera.

TRATAMIENTOS PARA FAVORECER EL ENRAIZAMIENTO: Presencia de hojas y yemas, heridas, lavado; principios fisiológicos. Aplicación de nutrientes y fungicidas. Empleo de reguladores de crecimiento: Tipo, concentración y método de trabajo.
Las heridas en la base de las estacas son un tratamiento que puede mejorar el enraizamiento, entre las causas que se mencionan está la mejor absorción de agua y reguladores de crecimiento, las heridas estimulan la división celular, hay acumulación de hormonas y carbohidratos y aumento de la respiración; además, las heridas pueden permitir la emergencia de las raíces en especies que tienen un anillo fibroso que lo impide. Entre los nutrientes minerales que estimulan el enraizamiento en estacas de tallo está el nitrógeno y el boro, el primero tanto en formas orgánicas como la arginina, asparragina y adenina y en las inorgánicas como el sulfato de amonio. Se ha pensado que el nitrógeno tiene una acción más bien hormonal que como nutriente debido a las bajas concentraciones en que puede actuar. El boro actúa más bien como promotor del crecimiento que de la iniciación radicu-

44
lar, aunque por ausencia total de este elemento pueden no llegar a aparecer las raíces. El tratamiento con fungicidas ha resultado beneficioso para la supervivencia y la calidad de enraizado de estacas, uno de los productos recomendados es el Captan por el espectro de acción y su residualidad. No se sabe si su acción es solamente preventiva del ataque de hongos o tiene efecto en la iniciación de raíces ya que se conoce que actúa en el metabolismo de sustancias hidrocarbonadas. El principal tratamiento consiste en la aplicación de reguladores de crecimiento, éstos no solo aumentan el porcentaje de enraizamiento sino que mejoran la calidad del mismo aumentando el número de raíces y su desarrollo lo que trae aparejado un mejor crecimiento y uniformidad de las plantas. Dentro de los reguladores de crecimiento, como ya se indicó, los que tienen efecto son los del tipo auxínico principalmente los ácidos indolbutírico y naftalenacético, como así también los derivados fenoxiacéticos y la propia hormona natural el ácido indolacético. Este último no se adapta a aplicaciones exógenas, debido a su escasa estabilidad ya que sufre destrucción por la acción de bacterias y la luz solar. Los derivados fenoxiacéticos tienen una potente acción en la iniciación de raíces pero resultan muy tóxicos e inhiben el crecimiento de los brotes, quedando por lo tanto el indolbutírico (IBA) y el naftalenacético (ANA) como los más indicados, de estos dos el primero es mejor tolerado por la mayoría de las especies y no tan exigente en la dosificación por lo que es él más ampliamente usado, aunque el ANA es más económico. En cuanto a la formulación de los productos existen tres alternativas: En polvo, en soluciones concentradas y en soluciones diluidas. La primera tiene como ventajas la estabilidad del producto y su facilidad de obtención y utilización, pero es difícil conseguir una homogeneidad en la dosis ya que la adherencia del polvo va a depender de la textura del tallo y su grado de humedad. Las soluciones pueden hacerse a partir del ácido puro o de sus sales de potasio, en el primer caso es necesario disolverlos primero en un poco de alcohol etílico, y después completar con agua, las sales en cambio son completamente solubles en agua y tienen la misma actividad. Las soluciones diluidas se aplican en remojos prolongados usualmente de 12 a 24 horas y su concentración está entre 50 y 200 ppm. Las soluciones concentradas se usan desde 500 a 10.000 ppm, generalmente 3.000 o 4.000 ppm. pero se aplican en tiempo de 5 segundos y son las más usadas.

ESTACAS DE TALLO: ESTACAS DE MADERA DURA, técnica operatoria; época de corte, longitud, grosor y tipos. Estratificación: profundidad, posición y tiempo, métodos, ejemplos.
Las estacas de madera dura son las que se extraen en la estación de reposo de las ramas de un año o más de edad, se extraen sin hojas tanto para las especies de hojas caducas como en las persistentes. El tamaño normal es de 30 cm. de largo para frutales y de 40 a 45 cm. para vid, el diámetro generalmente está entre 8 y 12 mm., aunque para ciertas especies como la higuera es un poco mayor. Es un tipo de estaca de fácil manejo y bajo costo, se cortan y se hacen atados de 100 a 200 unidades, se les puede hacer un tratamiento con reguladores de crecimiento y posteriormente se pueden plantar directamente a campo o estratificarlas, para ello se las coloca en una zanja en posición horizontal o vertical con la polaridad invertida, esto último es para proveerle mayor temperatura en la zona de enraizamiento y se las cubre con 10 cm. de arena o tierra húmeda.

ESTACAS DE MADERA SEMIDURA Y BLANDA: limitaciones, ejemplos.
Las estacas de madera blanda corresponden a los brotes tiernos de primavera cuando la madera no muestra ninguna lignificación, o sea es similar a los tallos herbáceos y las estacas de madera semidura son tomadas en verano de brotes parcialmente lignificados. Ambos tipos de estaca tienen una longitud de 15 cm. y un diámetro de 5 a 10 mm. y deben conservar de 2 a 6 hojas en su extremo apical. El hecho de tener hojas las hace muy sensibles a la desecación, por lo que deben

45
ser enraizadas en estructuras especiales como túnel de plástico, sistema de niebla u otras. Además se deben extremar las precauciones desde su extracción hasta el acondicionamiento en situación controlada, se deben extraer preferentemente de mañana cuando la turgencia de los tejidos es máxima y mantener con lonas húmedas. Las especies que se propagan por este tipo de estacas son los frutales de carozo y el olivo.

MEDIOS DE ENRAIZAMIENTO: Funciones. Condiciones para el enraizamiento: Humedad, Temperatura, Oxigeno.
Los medios de enraizamiento tienen como funciones proveer sostén a las estacas, mantenerles la humedad y garantizar la presencia de oxígeno para que se puedan llevar a cabo los procesos biológicos del enraizamiento. El suelo es el medio natural de enraizamiento, lo ideal es que tenga buena capacidad de retención de humedad, pero a su vez buena aireación, esto se logra en suelos arenosos y con buena cantidad de materia orgánica. El suelo se usa habitualmente para el enraizamiento de estacas de madera dura. En estacas de madera semidura y blanda, las cuales se hacen enraizar en un ambiente acondicionado, se pueden usar los siguientes medios: Arena, tiene como ventaja su bajo costo pero el sistema radicular formado es débil, poco ramificado con raíces gruesas y quebradizas, esto se debe aparentemente a su baja retención de humedad. La turba está en el otro extremo en cuanto a retención de humedad, y esta puede llegar a ser perjudicial por la acción de hongos en las raíces formadas, las mezclas que llevan una proporción de arena : turba desde 2:1 hasta 1:3 han dado buenos resultados. La perlita y la vermiculita son rocas volcánicas utilizadas por que proveen buena aireación y retención de humedad, la primera se adapta bien a las cámaras de propagación con sistema de "mist" debido al buen drenaje, especialmente si es de tamaño grande. El agua y el aire saturado de humedad pueden ser medios adecuados si se les provee de sostén pero son los dos extremos en cuanto a la relación humedad / aireación.

SISTEMA DE NEBULIZACIÓN ACUOSA PARA ENRAIZAR ESTACAS ("MIST"): Principio, Construcción, Controles.
Hay diversas maneras de acondicionar un ambiente para enraizar estacas con hojas, desde lo más simple, que es un túnel hecho con plástico transparente sobre una cajonera, hasta el sistema de niebla intermitente con temperatura y humedad del ambiente controladas, como así también la temperatura del medio de enraizamiento. Este sistema denominado mist, tiene como objetivos disminuir la transpiración por la reducción de la presión de vapor dentro de la hoja, disminuir la temperatura del aire y de la hoja, aumentar la temperatura del medio de enraizamiento y aumentar la intensidad luminosa. En un cuadro comparativo, se observan las diferencias entre un ambiente con mist y otro con cubierta de vidrio: Temperatura de la hoja (en °C) Presión de vapor dentro de la hoja (en mm. de Hg) 31.82 Presión de vapor del aire (en mm. de Hg) Diferencia de presión de vapor (en mm. de Hg) Intensidad de luz (en bujías / pie) Incremento de la tasa fotosintética (en mg. CO2 /h. /cm2) Incremento de la tasa de respiración (en mg. CO2 /h. /cm2) Aumento de carbohidratos (en mg. por estaca) Porcentaje de enraizamiento Mist 24 23.76 17.50 6.26 7000 6.93 -----1381 96 17.50 14.32 240 ----5.26 7.2 22 Cubierta 30

46

PLANTACIÓN DE ESTACAS A CAMPO: Métodos, cuidados posteriores.
Para la plantación de estacas de madera dura en el campo se debe tener un terreno muy bien nivelado por que ya se ha visto la importancia que tiene la relación de agua y aireación del suelo en la iniciación y desarrollo radicular, se debe preferir un suelo arenoso pero con abundante materia orgánica, para ello se puede adicionar estiércol a razón de 20 a 40 toneladas por hectárea. Las estacas se pueden plantar inmediatamente después de la extracción o después de un período de estratificación donde se les dan las mejores condiciones para la iniciación de raíces, si se realiza de esta última forma hay que extremar los cuidados en la desecación o rotura de las raíces recién formadas. Las estacas deben quedar enterradas por lo menos las tres cuartas partes de su longitud, para ello un método es hacer un corte en el suelo con un subsolador y clavarlas hasta la altura indicada si se las va a regar por amelgas, y un poco más altas si se las va a regar por surcos y después formar los surcos entre hileras de estacas. Otro método es hacer un surco, enterrarlas algo en el fondo del mismo y después alomar sobre la hilera de estacas quedando los surcos entre hileras. De cualquier forma que se haga es importante garantizar un buen contacto del suelo con las estacas, para ello es preciso que el suelo esté bien desmenuzado y regarlo inmediatamente de plantar. Si el suelo es muy arenoso, es mejor el riego por amelgas para darle prioridad a la humedad, en cambio si es más pesado, convienen los surcos, para garantizar la aireación y aumentar la temperatura del suelo; para esto, también es conveniente la cobertura de los bordos con polietileno negro que además controlan las malezas y conservan la humedad. Las distancias de plantación están entre 70 cm. y 1 m. entre líneas y 10 a 15 cm entre estacas, esto depende de la especie como así también hay que considerar si se van a injertar. Entre los cuidados posteriores es fundamental el riego que debe hacerse con intervalos de entre una semana y 10 días, el control de malezas que se puede hacer con herbicidas pre-emergentes aplicados después de plantar, entre los aconsejados está el Linurón (Afalón) 3 a 5 Kg. por Ha o el Terbacil (Simbar) en dosis de 1,5 a 2 Kg. /Ha En la producción de barbados de vid es conveniente la colocación de dos o tres hilos de alambre por sobre las hileras para levantar los pámpanos y así facilitar el cultivo. La fertilización, fundamentalmente con nitrógeno es conveniente realizarla después que las estacas han arraigado hacia fines de primavera. El control fitosanitario, especialmente de peronóspora en vid es fundamental para asegurar el crecimiento.

ESPECIES QUE SE MULTIPLICAN POR ESTACAS: Análisis comparativo de los métodos de propagación por estacas, acodo en cepada y acodo en trinchera.
La estaca tiene tres grandes ventajas, es un método simple, económico y mecanizable, pero tiene el inconveniente que no en todas las especies o cultivares se obtienen porcentajes de prendimiento que resulten rentables o a veces el procedimiento no es tan simple y necesita una infraestructura costosa. El acodo tiene como ventaja la seguridad en el prendimiento, esto es especialmente importante cuando no hay experiencia en la multiplicación de una especie o cultivar. Los principales inconvenientes son que se requiere mucho tiempo para obtener un tallo enraizado y tiene muchas tareas manuales. Las especies que más se multiplican por estacas son la vid, el olivo con madera semidura, la higuera, el membrillero, portainjertos de frutales de carozo como el ciruelo Mariana que se obtiene fácilmente por madera dura, y el GF 677 que se lo hace con madera semidura.

INJERTO: Definición, Ventajas, Componente Aéreo y Subterráneo: Denominación.
Existe o se practica injerto cuando tejidos vegetales de un individuo se colocan natural o artificialmente en contacto con los de otro o con los de él mismo, soldándose mu-

47
tuamente y formando una sola unidad biológica desde el punto de vista estructural y fisiológico, pero reteniendo cada uno su patrimonio genético. En esta definición quedan contemplados tanto el injerto como práctica de propagación así como el injerto natural que existe no sólo entre ramas sino también entre raíces. Es de destacar también que una planta injertada es una unidad biológica diferente con características fisiológicas propias que le otorgan un fenotipo particular pero sin cambiar su base genética, o sea un naranjo Valencia injertado sobre Trifolio puede dar fruta más dulce y de cáscara más fina que si está injertado sobre limonero rugoso pero genéticamente son idénticos. El injerto es una práctica muy antigua y se lo hizo en forma empírica mucho antes de conocer la anatomía y el proceso de unión de los tejidos de una planta, hay referencias que los Chinos lo utilizaban desde 1000 años antes de Cristo, como así también los Griegos y los Romanos, mas tarde en el Renacimiento adquirió importancia para la multiplicación de variedades selectas de frutales y plantas ornamentales para los jardines de Europa. Una planta injertada consta de dos partes, cada una con un genotipo distinto, una forma el sistema radicular, el cuello y una pequeña porción del tronco y se denomina pie, patrón, masto o portainjerto y el resto de la parte superior se llama púa, copa, cultivar o injerto y al conjunto combinación o con una denominación más botánica Bionte, constituido por el hipobionte y el epibionte. Entre los usos y ventajas que tiene el injerto podemos citar los siguientes: 1. Propagar clones: Si bien este es el uso principal de esta técnica, podemos decir que es fundamental para especies que no es fácil la utilización de otros métodos de propagación vegetativa como por ejemplo el nogal, el pecan y algunos cultivares de olivo. 2. Mejorar el sistema radicular: En muchas ocasiones se ha citado que el sistema radicular de una planta de semilla es mejor que el de una planta de multiplicación vegetativa, debido fundamentalmente a su mejor anclaje. Por ejemplo en manzano muchos portainjertos clonales no tienen anclaje suficiente para subsistir sin tutor pero sí lo tienen los de semilla. 3. Aprovechar los beneficios de determinados portainjertos: Esta es una de las principales razones debido a la gran posibilidad que tenemos de mejorar por un lado el sistema radicular y por otro los cultivares, además de las influencias que ejercen uno sobre el otro. Entre los provechos que podemos sacar están los siguientes: a) Modificar el vigor de un cultivar: En manzano el solo efecto del portainjerto puede reducir una planta de 6 a 8 m. a una de menos de 2 m. La reducción de vigor puede ir acompañada de otros beneficios como anticipar la entrada en producción, mejorar la calidad de fruta y anticipar la maduración. b) Resistencia a plagas y enfermedades: Muchos son los ejemplos en que se usan los portainjertos para prevenir o atenuar el ataque de plagas y enfermedades. Los cítricos se injertan sobre patrones tolerantes a gomosis, en duraznero existen portainjertos resistentes a nemátodos y en manzano hay selecciones inmunes al pulgón lanígero. c) Adaptación a suelos: En suelos existen muchas características perjudiciales para el crecimiento de algunos frutales como por ejemplo el calcáreo, entonces podemos injertar una especie sensible como el duraznero sobre una resistente como el almendro. En cítricos, el trifolio se adapta mejor a suelos pesados que otros portainjertos 4. Cambiar especies o cultivares: Existen muchas razones para cambiar un cultivar, entre ellas podemos citar: a) Económicas: Por caída de la demanda debida a cambios en los hábitos de consumo o por la aparición de nuevos cultivares más productivos o de mejor calidad y comercialización. b) Sanitarias: Por la aparición de nuevas plagas y enfermedades, teniendo la posibilidad de cambiar por cultivares resistentes o tolerantes. c) Mejorar la polinización: En una plantación pueden cometerse errores por desconocimiento u omisión de no intercalar polinizadores o de no colocar la cantidad suficiente. También se puede injertar una rama de cada planta con el cultivar poliniza-

48
dor, lo que se denominan "floreros".

5. Combinar especies o cultivares: Es factible para pequeños huertos o jardines producir 6. 7.
plantas con varios cultivares de una especie o aún cultivares de distintas especies como por ejemplo de los géneros Citrus o Prunus. Provocar monoicismo en plantas dioicas: En especies donde los sexos se dan en plantas separadas como el Pistacho, se puede producir una planta monoica por medio del injerto de una rama macho. Acelerar el desarrollo: Aquí habría que separar tres efectos. El injerto comparte con las otras formas de propagación agámica el hecho de que se está multiplicando una porción adulta de la planta, pero además puede haber un efecto del portainjerto como se ha mencionado y algunos autores han citado que el injerto de por sí disminuye el período juvenil de una planta. Reparar partes dañadas de una planta: Es factible reconstruir la corteza dañada mediante la colocación de púas con un injerto denominado puente que corresponde a un doble injerto de aproximación terminal. Realizar test de virus: Una desventaja de la multiplicación asexual es aquí usada en beneficio ya que se pueden trasmitir fácilmente virus a plantas indicadoras para detectar la raza que está actuando. Poblar de vegetación a una planta: Mediante el injerto podemos hacer brotar ramas en lugares que naturalmente no ocurriría por no presentar yemas adventicias. Colocar tirantes o refuerzos: A través de un doble injerto de aproximación podemos colocar un trozo de madera que una dos ramas para evitar que se abran. Realizar injertos intermediarios: Con la realización de dos uniones de injerto tenemos la posibilidad de contar con una combinación de tres genotipos y esto puede ser útil para corregir combinaciones incompatibles o para aprovechar el beneficio o la influencia de un determinado tipo de tallo.

8. 9. 10. 11. 12.

MECANISMO DE CICATRIZACIÓN: Factores que influyen.
La soldadura de un injerto es simplemente la cicatrización de una herida donde uno de los labios corresponde a una especie o cultivar y el otro a una diferente o a otra parte de la misma. Para que se lleve a cabo es necesario que ocurran cuatro pasos importantes: 1. Establecer un íntimo contacto de los tejidos de cambium: Para ello se deben atar o clavar, según la técnica de injerto y en injertos de púa como el inglés o el de hendidura se debe contemplar el ancho de la corteza, quedando la púa en apariencia más adentro cuando es más fina que el patrón porque lo que se debe tener en cuenta es la coincidencia de las capas de cambium. Además los cortes deben ser perfectamente planos para que la superficie de contacto sea máxima. 2. Producción de callo: Este es un proceso biológico que requiere de condiciones favorables para su concreción, entre ellas están la temperatura, la humedad y la aireación El origen de las células del callo son las células jóvenes de floema y xilema y células parenquimáticas asociadas que quedan expuestas en el corte. Las temperaturas para que haya crecimiento de callo están entre 13 y 32 °C, aunque las óptimas varían según las especies y pueden ser para vid de 21 a 24 °C mientras que para nogal de 25 a 30 °C. La presencia de oxígeno es fundamental como para cualquier crecimiento activo pero hay especies más sensibles a la deficiencia de este elemento como la vid que no admite el encerado de los injertos por esa causa. La humedad es particularmente importante; por un lado la humedad del aire en la zona de injerto, para ello se enceran los injertos que no se cubren con ataduras y por otro el suministro de agua a las plantas tanto la que hace de patrón, antes y después de injertar como a la que se le extraen las púas. El callo se produce tanto en la superficie de corte del patrón como de la púa, aunque es más importante la del primero, fundamentalmente por sus reservas, estos callos después que se juntan físicamente se unen fisiológicamente a través de conexiones intercelulares, lo que se denomina "puente de callo". Este paso puede demorarse por las capas de células muertas que quedan al hacer el corte que deben reabsorberse, estas capas serán mayores si se usa una navaja mal afilada o sin asentar cuyo filo que-

49
da como una fina sierra.

3. Diferenciación de cambium: En el tejido de callo y a partir de la línea de cambium de
cada componente comienza a diferenciarse (en realidad desdiferenciarse) un nuevo cambium que cuando se unen da la continuidad de este anillo fundamental para la producción de tejidos vasculares. 4. Producción de nuevos tejidos vasculares: Esta línea de cambium recién formada, comienza a producir nuevos tejidos de floema y xilema que establecen la unión vascular entre el pie y el injerto. La cicatrización se completa con la lignificación de los tejidos. En manzano, el proceso completo se realiza en tres meses y comienza a los dos días. En Citrus, el callo comienza a formarse a las 24 horas, se establece el puente a los 5 días, la diferenciación de cambium empieza a los 10 días en el patrón y a los 15 en la púa, la producción de nuevos vasos se inicia a los 15 días desde el pie y a los 20 desde el injerto y la lignificación se establece de los 30 a los 45 días. Otros factores que influyen en el proceso de cicatrización, vulgarmente llamado prendimiento, son: El estado fisiológico de las plantas, tanto del patrón como de la púa deben estar en óptimas condiciones y manifestar un crecimiento activo, libres de estrés de todo tipo; estas condiciones se dan fundamentalmente en primavera y también en otoño. La presión de raíz provoca un excesivo flujo de savia de xilema a la zona de injerto que "ahoga" el callo, esto se da en nogal y la solución es practicar cortes por debajo de la unión de injerto lo que se denomina desangrado. La técnica de injerto: Existen métodos en lo que es más fácil o seguro cumplir con el primer paso del proceso. La contaminación con virus, hongos o insectos que atacan al callo pueden hacer fracasar la unión. La aplicación de reguladores de crecimiento ha tenido éxito en algunas especies como la vid donde el ANA mejora el prendimiento de injertos de mesa. La polaridad invertida no afecta el prendimiento pero sí el crecimiento de los injertos de púa pero no al injerto de yema que brota formando un arco para retomar el crecimiento normal. Y por último la clase de planta: Existen especies que son fáciles de injertar como ocurre con la mayoría de la familia de las rosáceas, mientras que otras como el nogal o dentro de los cítricos el mandarino Cleopatra, necesitan las mejores condiciones para el prendimiento.

LÍMITES DEL INJERTO: Parentesco botánico de los simbiontes.
De acuerdo a lo visto en el mecanismo de cicatrización, la técnica de injerto está limitada a plantas con cambium o sea con crecimiento secundario y estas son las gimnospermas y las angiospermas dicotiledóneas. El injerto entre plantas monocotiledóneas es posible con técnicas especiales pero el prendimiento es mucho más bajo. En general, la posibilidad de una unión de injerto está con relación al parentesco botánico de los componentes, cuanto más cercano es éste mayores son las posibilidades de éxito. De esta manera, los injertos realizados entre plantas de un mismo cultivar, al igual que entre plantas de distintos cultivares de la misma especie pueden realizarse sin ningún problema. Los injertos entre plantas de distintas especies de un mismo género son factibles en muchos casos pero también existen numerosas restricciones. La mayoría de las especies de Citrus se injertan entre sí, en cambio entre Prunus hay casos perfectamente posibles como almendro sobre duraznero, ciruelo japonés sobre duraznero, ciruelo japonés sobre ciruelo europeo, ciruelos japonés y europeo sobre mirabolano; en cambio otros funcionan en un sentido o sea el ciruelo mariana se puede injertar sobre duraznero, pero el recíproco duraznero sobre mariana no es una unión posible, lo mismo ocurre con duraznero sobre damasco y ciruelo europeo sobre ciruelo japonés. Entre otros Prunus no es posible en ninguno de los dos sentidos como ocurre con duraznero con cerezo o ciruelo con cerezo. Los injertos entre plantas de distinto género de una misma familia son factibles pero en mucho menos casos, en frutales tenemos a los géneros Citrus y Fortunella que se injertan sobre Poncirus y los casos de peral y manzano sobre membrillero (Pyrus y Malus sobre Cydonia). Injertos entre familias botánicas se han citado en plantas herbáceas donde se ha constatado la conexión vascular.

50

AFINIDAD. INCOMPATIBILIDAD: Síntomas, Ejemplos, Causas, Corrección de combinaciones incompatibles.
Decimos que hay afinidad en una unión de injerto cuando la planta resultante crece y produce satisfactoriamente en cantidad y calidad de fruta, lo contrario es incompatibilidad. Entre los extremos hay una serie de situaciones intermedias que es necesario valorar desde el punto de vista frutícola para determinar si es una combinación exitosa. Existen dos tipos de incompatibilidad, la localizada y la traslocada, la primera depende del contacto entre los componentes, el problema está en la aparición de una capa de tejido parenquimatoso que no permite la continuidad del cambium y es superada por un injerto intermediario mutuamente compatible, la traslocada en cambio se caracteriza por una degeneración del floema que impide la nutrición radicular. Algunos ejemplos típicos de incompatibilidad localizada son el peral sobre membrillero, el peral sobre manzano y el ciruelo sobre cerezo y de traslocada almendro Nonpareil sobre ciruelo mariana 2624, los causados por virus como el naranjo, mandarino y pomelo sobre naranjo agrio debido a la tristeza, o el nogal sobre el nogal negro debido al "Black line". Los síntomas de las incompatibilidades son diversos y se necesita de la manifestación de más de uno para sospechar del problema, los principales son los siguientes: 1. Alto porcentaje de fallas: Cuando se realizan los injertos hay poco prendimiento, un ejemplo de este síntoma es el caso de cerezo sobre duraznero. 2. Muerte prematura de los árboles: Los injertos prenden y hay una brotación vigorosa pero estos brotes mueren hacia el final de la estación vegetativa, esto ocurre en manzano sobre peral y en cerezo sobre duraznero. 3. Decaimiento permanente: Aquí los injertos brotan pero las plantas se tornan débiles, achaparradas, desnutridas y con escasa producción, es el caso de duraznero sobre damasco. 4. Diferencias de crecimiento en la unión de injerto: Puede darse un sobrecrecimiento del patrón sobre el injerto o viceversa, este síntoma se presenta en muchas uniones compatibles como en cerezo sobre guindo, peral sobre Pyrus pyrifolia o Citrus sobre trifolio, pero también se da en uniones incompatibles como duraznero sobre damasco. 5. Chupones: La aparición de chupones del portainjerto más de lo normal puede ser un indicador de una obstrucción en la unión de injerto. 6. Fractura lisa de la unión de injerto: Los árboles se desarrollan bien pero ante el efecto de un viento se quiebran en la unión de injerto debido a una falta de continuidad en la lignificación de los tejidos, es el caso de damasco sobre almendro. Para explicar las causas de la incompatibilidad se han propuesto numerosas teorías una de las primeras afirmaba que se debía a las diferencias del crecimiento de los componentes, esto es el tiempo de iniciación y terminación y la velocidad de crecimiento, pero esto no ha sido posible comprobarlo y por el contrario hay muchas uniones exitosas de especies que tienen muy distinto patrón de crecimiento como por ejemplo los Citrus sobre trifolio una especie de hojas permanentes sobre otra de hojas caducas. Otra teoría enuncia que se debe a diferencias fisiológicas y bioquímicas entre patrón e injerto, esto ha sido comprobado en el caso de peral sobre membrillero, éste produce un glucósido cianogénico, la prunasina que los tejidos del peral la descomponen generando ácido cianhídrico en la zona de unión. Esta descomposición está en relación a la capacidad de los cultivares de peral para activarla o inhibirla como así también a las temperaturas de la zona ya que se activa con temperaturas elevadas. La tercera teoría es que se debe a virus donde un componente es sensible y el otro resistente, esto ocurre en citrus con el virus de la tristeza donde el naranjo, el mandarino y el pomelo son tolerantes y el naranjo agrio y el limonero son hipersensibles. También ocurre con el declinamiento de peral Williams sobre Pyrus pyrifolia y el Black line del nogal. Para la corrección de uniones incompatibles existen tres alternativas, la más sencilla es el afrancamiento que consiste en hacer formar raíces al injerto mediante el aporque de tierra por sobre la unión, esto es posible en especies que pueden enraizar y hay que te-

51
ner en cuenta que se pierde el efecto del portainjerto y pueden aparecer problemas de vigor o de ataque de plagas y enfermedades. Otra alternativa es el injerto de puente entre el patrón y el injerto con una especie mutuamente compatible, esto solo es válido para resolver un problema de incompatibilidad localizada. La tercera posibilidad es cambiar el portainjerto mediante la colocación de plantines alrededor de la planta y hacer injertos de aproximación en la copa, también llamados injertos de apuntalamiento.

RELACIONES ENTRE PATRÓN E INJERTO: Efectos del patrón sobre el injerto y viceversa. Explicaciones de las influencias entre patrón e injerto.
La combinación de dos genotipos distintos a veces de especies diversas como se ha mencionado, genera un cambio en la expresión fenotípica de ambos componentes que pueden resumirse en los siguientes efectos: Efectos del patrón sobre el injerto: Vigor: Definimos al vigor como velocidad de crecimiento pero aquí también como tamaño final de la planta. Es el efecto más importante por los beneficios que acarrea, porque es el de mejor apreciación visual y por tanto reconocido desde épocas remotas y por traer aparejados una serie de beneficios adicionales como una mayor eficiencia productiva, mejor calidad de fruta, precocidad en la entrada en producción, etc. Los ejemplos más notables de la influencia en el vigor se dan en el manzano, existen especies relacionadas de Malus que antiguamente se las llamó paraísos porque provinieron de un jardín persa y fueron cultivadas en Europa como ornamentales a partir del siglo XV y a principios del siglo XX fueron seleccionadas por los ingleses como portainjertos enanizantes, el solo efecto de algunos de estos patrones puede reducir una planta de manzano de 8 a 10 m. a una de menos de 2 metros. En cerezo el franco, o sea el propio Prunus avium da plantas vigorosas, del tamaño normal para la especie, en cambio el guindo, Prunus cerasus produce plantas semienanas y el cerezo de Santa Lucía, uno de los más usados en nuestro país da un vigor intermedio. En ciruelos el pie mirabolano es más vigoroso que el mariana. En peral el franco es más vigoroso que el membrillero. En Citrus el trifolio es uno de los menos vigorosos y el limonero rugoso puede estar en el otro extremo, pero la variación de tamaño final no es muy grande, aquí es mayor la influencia que tiene la copa sobre el portainjerto. Fructificación precoz y rendimiento: El injerto de por sí tiene un efecto de adelantar la entrada en producción, por lo menos así se lo ha demostrado en varias especies cítricas; pero esto es más notable en algunas combinaciones que generalmente concuerdan con los portainjertos de menor vigor como son los patrones enanizantes de manzano y el trifolio en los Citrus. En los primeros años el rendimiento por hectárea es mucho mayor en las plantas de poco vigor, por la densidad de plantación a la que pueden colocarse y por la precocidad en la entrada en producción pero después el rendimiento puede ser mayor en las más vigorosas, fundamentalmente debido a una mayor superficie de fructificación; en manzano después de 20 años los patrones vigorosos superaron a los enanizantes. Tamaño y calidad de fruta: Aquí también la mejor calidad se da con los portainjertos restrictivos de vigor los ejemplos clásicos son el peral sobre membrillero donde se produce un aumento de tamaño y sólidos solubles y en cítricos el trifolio y sus híbridos producen un aumento de sólidos solubles y en cambio sobre limonero rugoso la fruta tiene la cáscara más gruesa y concentra menos azúcares, pero el porcentaje de jugo puede ser mayor lo que es un beneficio para naranjas tempranas que su madurez se ve limitada por este parámetro. Resistencia a enfermedades y heladas: Además de la resistencia propia del portainjerto a las plagas y enfermedades del sistema radicular y el cuello de la planta pueden ejercer alguna influencia en la susceptibilidad a enfermedades de la copa, el ejemplo citado es para la bacteriosis del ciruelo, una enfermedad importante en zonas húmedas como el Delta del Paraná, aquí los ciruelos injertados sobre mirabolano son más susceptibles que los injertados sobre duraznero. En cuanto a heladas, en cítricos los portainjertos vigorosos como el limonero rugoso

52
son más susceptibles que los de menor vigor como el trifolio. Maduración anticipada: En manzano un pie enanizante como el M 9 puede adelantar la maduración hasta 10 días respecto del franco, o sea un manzano de semilla que se considera un portainjerto vigoroso. En Citrus el trifolio y sus híbridos también pueden adelantar la maduración cuando el cuello de botella es la relación sólidos solubles / acidez. Efectos del injerto sobre el patrón: Vigor: Así como el portainjerto modifica el hábito de crecimiento de la copa, ésta tiene influencia en el desarrollo radicular del patrón, esto aunque no se ve, se puede apreciar cuando se extraen plantas de vivero de distintos cultivares. Podemos decir que en esta relación existe una dominancia del pie o de la copa, así como se vio la gran influencia del portainjerto en el desarrollo de la copa del manzano, en esta especie es poca la influencia recíproca, mientras que en citrus es mayor el efecto de la copa sobre el portainjerto que viceversa. Resistencia a heladas: En Citrus se ha observado que en una helada donde murieron plantas enteras de limonero sobre naranjo agrio, las plantas de agrio sin injertar sobrevivieron completamente, esto indica la influencia de la sensibilidad a heladas del limonero al naranjo agrio. Posibles explicaciones de las influencias: La naturaleza de la relación entre patrón e injerto es muy compleja ya que los múltiples efectos que se ven afectados no son controlados por los mismos genes o mecanismos morfológicos o fisiológicos. Para explicar las interacciones se pueden tener en cuenta los siguientes factores: Factores anatómicos: Los patrones enanizantes de manzano se caracterizan por tener diversas diferencias anatómicas con los cultivares injertados, entre ellas se pueden citar una elevada relación corteza / madera, una mayor proporción de células parenquimáticas vivas con relación a las células muertas funcionales del xilema, y los vasos del xilema son más chicos y están en menor cantidad. Los defectos en la unión de injerto que causan una discontinuidad parcial de los tejidos vasculares pueden explicar una disminución de solutos, nutrientes y citocininas presentes en la savia de algunos portainjertos enanizantes. Niveles de nutrientes y carbohidratos: Los patrones enanizantes de manzano tienden a proporcionar una mayor cantidad de carbohidratos a las estructuras reproductivas como lamburdas, las hojas de éstas y frutos que los portainjertos estándar. Los portainjertos vigorosos acumulan mayor cantidad de materia seca en el sistema radicular durante la estación de crecimiento que los enanizantes. Al final de la estación de crecimiento los carbohidratos insolubles de las raíces son más que los carbohidratos solubles y el sorbitol en los portainjertos vigorosos respecto a los enanizantes. El efecto de una mayor floración y precocidad de los portainjertos enanizantes de manzano, se puede deber, en parte, a diferencias en el metabolismo de los carbohidratos y a su distribución en la planta. Absorción y traslocación de nutrientes y agua: Los portainjertos de manzano afectan la absorción de calcio, magnesio, manganeso y boro, pero esto no parece tener una relación directa con el vigor, la productividad y la inducción floral. También los portainjertos difieren en su habilidad para absorber y traslocar el fósforo. El hecho que los injertos intermediarios tengan un efecto enanizante sugiere que la traslocación tiene un efecto importante. En condiciones óptimas de crecimiento, el flujo de savia de manzanos Granny Smith injertados sobre patrones vigorosos fue mayor que en plantas injertadas sobre enanizantes o semi-enanizantes. Fitohormonas y fenómenos de correlación: Como las plantas tienden a mantener constante la relación entre la copa y el sistema radicular, la injertación de una variedad vigorosa sobre una de escaso crecimiento va a producir una planta que necesariamente tendrá que equilibrar el vigor de ambas. Las fitohormonas son las encargadas de regular el crecimiento, las auxinas que se producen fundamentalmente en los brotes, se trasladan por floema e influyen en el crecimiento radicular, mientras que las citocininas se producen mayormente en las raíces y trasladadas por xilema ejercen influencia en el crecimiento de los brotes. Las auxinas parecen tener la mayor responsabilidad de la influencia aunque con un efecto indirecto, los patrones enanizantes presentan una mala conducción de la auxina a

53
través del floema, esta disminución afecta la actividad del cambium reduciendo la formación de xilema y por ende el flujo de su savia. La disminución de auxinas puede afectar la producción de citocininas y estas modificar el crecimiento de la copa. Los ácidos giberélico y absícico pueden tener un papel importante en los efectos entre patrón e injerto, pero los resultados de las investigaciones son contradictorios o muy puntuales.

SOBREINJERTO: Definición, Sinónimos, Usos
Una planta con sobreinjerto o reinjerto es la que consta de tres genotipos diferentes con dos uniones de injerto, generalmente uno forma el sistema radicular y el cuello de la planta, mientras que otro conforma la copa y un tercero llamado patrón intermediario o filtro se ubica en el tronco. Uno de los usos, es para solucionar problemas de incompatibilidad localizada como en el caso de peral sobre membrillero donde se coloca de intermediario un trozo de tallo de un cultivar compatible como Old Home o Beurrè Hardy. En el Delta se ha usado este sistema para superar la incompatibilidad de manzano sobre membrillero usando como filtro cultivares locales como Blanquita o Cara Sucia. Otro uso es para disminuir el vigor de la copa, en este caso el portainjerto intermediario enanizante induce una disminución de vigor de toda la combinación. La importancia de esta alternativa reside en la posibilidad de utilizar un patrón con buena adaptación a un determinado tipo de suelo o resistente a enfermedades pero de vigor elevado. La reducción de vigor es proporcional a la longitud del portainjerto intermediario. Hay distintas alternativas para realizarlo, una es plantar estacas de membrillero preinjertadas con el filtro y una vez prendidas injertar sobre éste el cultivar, otra es en una sola operación con el injerto de escudete colocar una astilla del portainjerto intermediario debajo de la yema.

QUIMERAS VEGETALES E HÍBRIDOS DE INJERTO: Concepto, Historia, Ejemplos, Formación.
Las quimeras son plantas conformadas por dos tejidos de diferente constitución genética que están asociados en forma dinámica. Esto último las diferencia de una planta injertada donde cada genotipo ocupa un lugar estático con límites bien definidos. También se las llamó híbridos de injerto por que las primeras que se tuvo conocimiento salieron de brotes de la unión de injerto, y se pensaba que existía una fusión celular que daba origen a una nueva especie. Uno de estos casos fue la naranja Bizzarria originada en Florencia, Italia en 1644 aparentemente como un brote de la unión de injerto de naranjo agrio sobre cidra. Las quimeras se presentan en muchas especies frutales como los citrus, la vid, el manzano, peral, duraznero etc., muchas son indeseables como las naranjas con un casco de corteza más grueso, más fino o de otro color y otra son cultivares que se han seleccionado por alguna cualidad y se propagan vegetativamente como el duraznero de flor que puede producir en la misma planta flores rojas, blancas y jaspeadas o el limonero Pink Fleshed de pulpa rosada y hojas variegadas. Del meristemo apical surgen varias capas que van a conformar todos los tejidos de la planta, normalmente son tres, la capa I constituida por una o más capas de células conforman la epidermis de la planta, la capa II compone la corteza, parte de los tejidos vasculares y los órganos reproductivos y la capa III da origen al resto de los tejidos vasculares y la médula. Un cambio por mutación en la célula que da origen a una capa o a una parte de la capa cambiará todos los tejidos que se derivan de ella, quedando así una planta con dos genotipos diferentes. Las quimeras se pueden originar de distintas maneras: Por mutaciones naturales o inducidas, cuando se hace inducción de mutaciones para el mejoramiento de frutales aparecen numerosas quimeras generalmente indeseables. Por injerto, cuando salen brotes de yemas adventicias originadas en la unión de injerto es posible que algunos de sus tejidos estén constituidos por un componente y otros por los del otro componente. Por herencia, en plantas anuales hay cultivares de hojas variegadas que son quimeras y se trasmiten por

54
semilla. De acuerdo a la posición de los tejidos mutados o de diferente constitución genética las quimeras se clasifican en sectoriales, cuando está afectado un sector circular del tallo visto en corte transversal, periclinales, cuando el tejido mutado ocupa un anillo externo visto en corte transversal o una cubierta de toda la planta y mericlinales donde el tejido cambiado es solo una parte del anillo o de la cubierta de la planta. En el gráfico siguiente se puede apreciar como desde una quimera sectorial se pueden originar los tres tipos de quimeras, así como los dos genotipos puros. Mericlinal Genotipo 1

Sectorial Periclinal

Genotipo 2

CULTIVO DE TEJIDOS: MICROPROPAGACIÓN. Concepto. Esquema de las distintas operaciones. Ventajas e inconvenientes de la micropropagación en frutales.
La micropropagación es la multiplicación de plantas a partir de un pequeño número de células propagadas asépticamente en medios de cultivo estériles. Estas células pueden provenir de un meristemo, de un embrión o de tejidos poco diferenciados como la médula o la corteza. En el cultivo de meristemas, el más común en frutales por su facilidad, la porción de tejido que se somete a cultivo, denominado explanto, es una yema, el cultivo de embriones se usa por ejemplo para el mejoramiento de durazneros tempranos donde el embrión no llega a madurar completamente en la semilla normal, por lo tanto se lo extrae de la semilla inmadura y se lo coloca en medio de cultivo. El conocimiento de los medios de cultivo es muy importante para tener éxito en la micropropagación, éstos tienen constituyentes generales como minerales, azúcares, hormonas, vitaminas y complejos orgánicos pero el tipo y concentración depende de la especie y del estado de crecimiento y desarrollo. Se puede agrega agar para proveer el sostén necesario. Las fases del proceso de producción de una planta micropropagada son las siguientes: 1. Desinfección: Todo el proceso debe llevarse a cabo en una total asepsia por lo que es necesario esterilizar los elementos de trabajo y desinfectar el material vegetal. Es conveniente también trabajar en cámaras de flujo laminar para prevenir contaminaciones. 2. Corte del ápice: Desde el campo se traen las varetas con yemas, se desinfectan y se extraen las yemas sin las catáfilas de protección. 3. Siembra en tubo de ensayo: Las yemas se siembran en un medio de cultivo general solidificado con agar y se las mantiene en cámaras de crecimiento con luz y temperatura de 23 a 25 °C. 4. Primer trasplante: Se realiza un primer trasplante a un medio enriquecido en citocininas para favorecer la división celular y generar retoños. Estos se pueden a su vez divi-

55
dir y así obtener una gran cantidad de plantas manteniéndolos en esta fase.

5. Segundo trasplante: Posteriormente se las pasa a un medio con mayor proporción de
giberelinas para incentivar el alargamiento celular y crecimiento de entrenudos. En tres semanas alcanzan una longitud de 15 a 18 mm. 6. Tercer trasplante: Estas pequeñas estaquillas se las hace enraizar en un medio enriquecido en auxinas y en dos semanas han formado raíces. 7. Trasplante a invernadero: A estas pequeñas plantas se las va rusticando en un invernadero con temperatura controlada y nebulización. 8. Mantenimiento en cámara: Se las puede mantener en cámaras frigoríficas para realizar el trasplante a campo en el momento adecuado. 9. Trasplante a vivero. Las principales ventajas del uso de micropropagación son: La rapidez de multiplicación a partir de poco material, ya que con una yema que pueda obtener en el campo puedo hacer miles de plantas replicadas en laboratorio y la producción de plantas vigorosas ya que generalmente las plantas obtenidas son libres de virus así como por el efecto de las giberelinas usadas en los medios de cultivo. Los inconvenientes radican en el desconocimiento especialmente de los medios de cultivo y de técnicas como por ejemplo para evitar la oxidación de sustancias fenólicas propias del nogal, estos problemas hacen que todavía no sea una técnica que se pueda generalizar para cualquier especie. Otro inconveniente son las mutaciones a las que están expuestas las plantas propagadas por este método, lo que hace que no sea seguro para la multiplicación directa de cultivares, además hay reversión a formas juveniles, otra razón que limita este método a la multiplicación de portainjertos.

MICROINJERTO. Concepto. Técnica operatoria.
El microinjerto es una técnica que fue desarrollada en España para la obtención de plantas de citrus libres de virus y se basa en la injertación de un ápice meristemático sobre una plántula de un patrón criado en condiciones asépticas. La técnica comprende los siguientes pasos: 1. Preparación del patrón: Se pelan las semillas y se siembran los embriones separados en medio de cultivo estéril. Una vez germinados, se corta transversalmente el epicótilo y se le hace una pequeña incisión longitudinal en el borde del corte, de esta manera se abre levemente la corteza. 2. Preparación de la púa: Se pueden extraer del campo brotes terminales tiernos de 5 cm. o más comúnmente varetas con yemas que se las hace brotar en laboratorio de los que se toma el ápice de 0,5 cm., de éste, previamente desinfectado se toma alrededor de 1/10 de mm. del extremo que se coloca en la abertura del patrón. 3. Cultivo in Vitro de la planta injertada: Las plantitas se cultivan en medio líquido en tubos de ensayo con un soporte, se obtiene de un 30 a un 50 % de prendimiento de injerto y en un mes tienen un par de hojas desarrolladas y están listas para el paso siguiente. 4. Injerto sobre un plantín de vivero: Sobre un plantín de un portainjerto vigoroso, criado en invernáculo, se injerta la pequeña plantita extraída del tubo de ensayo. El método consiste en hacer un corte en T en el patrón y un bisel largo en la planta microinjertada a la altura del cuello del portainjerto que se inserta en el corte del portainjerto, se ata con cinta plástica y se practica un “looping”. Para la sobrevivencia de la plantita es necesario cubrir todo con una bolsa plástica para garantizar una cámara húmeda, más adelante se irá rusticando abriendo de a poco la bolsa haciendo cortes en la parte superior.

56

CAPITULO III ESTABLECIMIENTO DE LA EXPLOTACIÓN FRUTAL Y VIÑEDO
FACTORES A CONSIDERAR PARA EL ESTABLECIMIENTO DE UNA EXPLOTACIÓN LUCRATIVA.
Antes de realizar una plantación comercial de frutales es necesario elaborar un plan de explotación donde se contemplen la mayor cantidad de labores, desde la elección del material vegetal hasta la cosecha y comercialización. Los principales ítems a considerar son: Provisión de agua, desmonte, nivelación, preparación del suelo, sistematización de la cuenca, control de adversidades climáticas (heladas, granizo, viento, inundaciones, sequías, etc.), elección del material vegetal (especie, cultivar y portainjerto), plantación (densidad, orientación y accesorios como tutores y polainas), control de plagas y enfermedades, sistema de poda y conducción, manejo del suelo, riego, fertilización, cosecha (implementos y personal necesario), acondicionamiento de la producción (galpones de empaque, cámaras frigoríficas y de maduración, industrias) y diversas construcciones como galpones para maquinarias y de acopio de insumos y productos, viviendas, alambrados y puestos de vigilancia. Elegir la especie, el cultivar y el portainjerto para una explotación frutícola comercial implica correr riesgos, primero a la adaptación de ese material vegetal al lugar de plantación para crecer y producir en cantidad y calidad adecuadas, segundo a que los costos de producción no se eleven de lo planeado y tercero a disponer en el futuro, cuando se llegue a la plena producción que pueden ser 5 a 10 años, de un mercado con la demanda esperada. Para minimizar estos riesgos es necesario considerar una serie de factores que desagregamos en este capítulo.

FACTORES CLIMÁTICOS.
El clima juega un importante papel en el crecimiento de las plantas, en la fisiología del desarrollo, en la producción y calidad de la fruta, en los costos de producción que se incrementan por la prevención de daños o la contratación de seguros, y aquí también hay que tener en cuenta el riego, que si bien es imprescindible en climas áridos, en los húmedos, que no son regulares, se ha tornado necesario para asegurar las cosechas en cantidad y calidad y así no descuidar los mercados que han sido conquistados. TEMPERATURA. Cada especie, y dentro de ésta con menor variabilidad los cultivares, tienen una temperatura mínima y una máxima de crecimiento, fuera de las cuales éste se paraliza, y dentro de ese rango existe a su vez uno más estrecho de temperaturas óptimas. Por ejemplo los citrus pueden tener actividad vegetativa entre 0 y 50 °C, pero las óptimas de crecimiento están comprendidas entre 23 y 34 °C, valores que pueden variar según especies y cultivares. Además del crecimiento, las temperaturas tienen importancia en los procesos de inducción y diferenciación de flores, en la polinización, en la coloración, el tamaño y la forma de la fruta y en la maduración de las mismas. Heladas Las heladas pueden afectar a las plantas frutales por su intensidad o por su época, así los citrus o el olivo son sensibles a las heladas particularmente intensas de época normal o invernales, mientras que el nogal, el almendro o el duraznero son especies que mayormente se ven afectadas por heladas tardías que inciden sobre la floración o brotación.

57
Las heladas pueden ser blancas o negras dependiendo de la humedad ambiente, cuando el punto de rocío es alto, éste se forma produciendo la escarcha, en cambio si está muy por debajo del punto de congelación, no hay condensación y se producen las heladas negras. Lo que tiene importancia para su control es su formación, o sea si son originadas por advección o por radiación, las primeras son más difíciles de controlar por el desplazamiento permanente del aire frío. La intensidad de las heladas se mide por la temperatura alcanzada y la duración, aunque sus efectos se ven incrementados cuando las temperaturas anteriores y posteriores son elevadas, por ejemplo en Citrus y especialmente en olivo, se dan los mayores daños cuando ocurren después de un período favorable para el crecimiento. En cuanto a la época, las heladas tempranas, o sea las que ocurren en otoño afectan, en especies de hojas caducas, los brotes que no están lo suficientemente agostados y las hojas que no han caído; esto ocurre particularmente cuando se las cultiva en latitudes bajas, porque la caída de las hojas está regulada por el acortamiento del fotoperíodo, que en estas zonas no es tan marcado. Las heladas invernales difícilmente afecten la parte aérea de los frutales de hoja caduca ya que ésta es muy resistente, pero sí se ven afectadas las raíces y el cuello de la planta cuando existe congelamiento del suelo. Las heladas tardías, o sea las que se presentan en primavera, pueden dañar la brotación o la floración; las distintas especies tienen diferente sensibilidad, aunque no muy marcada, siendo a veces mayor la diferencia entre cultivares. La sensibilidad va aumentando a medida que avanza el proceso de floración, así en el estado de botón cerrado verde pueden resistir entre -17 y -12 °C, en botón cerrado coloreado, que es cuando asoman la punta de los pétalos, de -4,9 a -3,9 °C, en plena floración -3,2 a -2,2 °C y en pequeños frutos de -2,7 a -1,1. Las especies más sensibles son la vid, el nogal y la higuera. La ocurrencia y la intensidad de las heladas están influenciadas por varios factores que es necesario tener en cuenta para la ubicación de la plantación y su posterior manejo. Entre ellos se pueden citar: • Masas de agua, el agua por su elevada capacidad calórica es un buen reservorio de calor que es entregado al ambiente durante la noche, así los campos ubicados a orillas de grandes lagos o ríos tienen menos peligro de heladas. • Laderas: Los campos ubicados en las laderas de las montañas tienen menos heladas que los que están en las zonas bajas de los valles, esto se debe a que el aire frío por ser mas pesado se desplaza y se acumula en los lugares bajos, como así también lo pueden retener cortinas forestales muy tupidas o terraplenes. • Humedad del suelo: El mismo principio de la influencia de las masas de agua, explica la utilidad de mantener el suelo con un elevado tenor de humedad, al regar estamos cambiando el aire del suelo por agua, justamente uno de los elementos de menor capacidad calórica por otro ubicado en el extremo opuesto. • Manejo del suelo: Los suelos oscuros y libres de malezas son los que brindan mayor protección contra las heladas debido a que tienen una superficie apta para captar la energía solar y entregarla al ambiente durante la noche, en cambio una superficie empastada utiliza gran parte de la energía solar para la fotosíntesis y de noche la cubierta de hojas impide la liberación de calor del suelo. El control de heladas en forma activa, se impone en muchas zonas frutícolas del país y del mundo, existen muchos métodos, los principales son los siguientes: • Calefactores: Desde los más rudimentarios montones de leña que se usaban antiguamente hasta calefactores a combustibles líquidos o gas natural dan excelentes resultados en el control de heladas. Existen calefactores eficientes en el consumo de combustible pero su precio determina una gran inversión inicial por lo que más se usa son simples tachos de 20 l de capacidad con tapa, regulando con ésta la llama. El combustible utilizado es una mezcla de fuel oil y diesel oil, que es encendido con alcuzas con mezcla de nafta y gasoil, se colocan de 80 a 100 tachos por ha. con mayor densidad en los bordes y sobre el lado que suele soplar el viento. Se puede elevar la temperatura de 4 a 7 °C con un consumo de 200 a 600 l/ha.

58 •
Removedores de aire: Se trata de grandes ventiladores con motores de 20 a 50 CV que se ubican en torres de 15 a 20 m de altura y provocan una corriente del aire mas caliente de altura hacia abajo, aumentando así la temperatura del aire que circunda a las plantas. Se colocan de 0,5 a 3 ventiladores por ha y pueden elevar la temperatura hasta 4 °C. Un sistema nuevo patentado en Uruguay, consiste en ventiladores ubicados horizontalmente a ras del suelo en los lugares más bajos del campo y que pueden funcionar con un tractor; éstos provocan un chorro vertical que eleva el aire frío, haciendo descender el aire más caliente de las capas superiores. Riego por aspersión: Este control se basa en la energía entregada por el agua al convertirse en hielo y además éste forma una capa protectora de la temperatura del aire. Tiene un costo de inversión muy alto y con un equipo de bombeo se puede proteger mucho menos superficie que la que se puede regar ya que debe estar permanentemente encendido mientras dure la helada.

Requerimientos de frío Muchos frutales necesitan pasar por un período de bajas temperaturas (dormancia) para diferenciar las yemas florales (Citrus) o para desinhibir las yemas vegetativas, florales o mixtas de los frutales de carozo, de pepita y otros. Los síntomas de la falta de frío son: 1. La foliación o floración demorada, esto es que se retrasan estas fases fenológicas aún con temperaturas primaverales altas. 2. Las fases de floración y foliación se alargan, o sea que transcurre más tiempo entre la primera y la última flor que se abre o brote que aparece, así vemos en las plantas pimpollos sin abrir y pequeños frutitos ya formados. 3. Se producen caídas de yemas con lo que se disminuyen la cantidad de brotes formados y éstos toman mucho vigor. También caen yemas de flor, lo que puede producir ausencia de producción o un raleo de frutos en cultivares que están al límite de sus exigencias Las necesidades de frío de las distintas especies y cultivares se expresan en horas de frío, que es el tiempo en horas que deben estar expuestas las yemas a menos de 7,2° C (45° F). Este parámetro tiene muchas imprecisiones, entre otras se pueden mencionar: 1. No todas las temperaturas por debajo de 7,2° C tienen el mismo efecto, las ideales están en alrededor de 5 a 6° C. 2. No todas las especies y cultivares tienen el mismo umbral, para los cultivares tempranos de duraznero se ha propuesto 10° C. 3. Las temperaturas elevadas, superiores a 18 °C anulan el frío acumulado. 4. En los climas con alta radiación solar se produce un calentamiento de las yemas por un efecto directo que no se registra en la temperatura del aire, lo contrario ocurre en climas con lloviznas intermitentes por el enfriamiento que produce ésta. 5. Las altas temperaturas del verano hacen que las plantas tengan un mayor requerimiento de frio, que puede llegar hasta un 50%. Con todo esto, la cantidad de horas de frío sigue siendo el parámetro más adecuado para indicar la exigencia en frío de los cultivares. Para medirlo en un determinado lugar se pueden sumar las horas en que el termógrafo marca por debajo de 7,2° C o calcular mediante fórmulas que tienen en cuenta las temperaturas medias, máxima y mínima de los meses más fríos. Para determinar las necesidades de frío de un cultivar se someten estacas a diferentes cantidades de horas en cámaras de frío y posteriormente se las coloca a temperaturas de crecimiento y se mide el porcentaje de brotación, cuando éste no se incrementa, se ha completado la exigencia en frío. Temperaturas y longitud del ciclo vegetativo Las temperaturas primaverales demasiado frías pueden afectar la fecundación de una manera directa, al disminuir la germinación del polen y la velocidad de crecimiento del tubo polínico y también en forma indirecta al dificultar la actividad de las abejas. Por otro

59
lado si son demasiado cálidas afectan la forma de los frutos del manzano haciéndolos más redondos, y si las temperaturas elevadas van acompañadas de vientos con muy baja humedad atmosférica (Zonda) se pueden producir absiciones de flores y pequeños frutos recién cuajados. En cuanto a las temperaturas de verano, las más altas determinan una mejor maduración de los frutos y una anticipación de ésta, aunque cada especie y cultivar tiene su temperatura óptima y en los casos de frutales más adaptados al frío como el cerezo y el manzano, temperaturas elevadas de verano afectan el crecimiento vegetativo y de la fruta. Las temperaturas influyen en la pigmentación de muchas frutas, en manzanas, se logra mejor coloración externa cuando las noches son frescas en el período de 4 a 6 semanas antes de la maduración, la coloración interna de las naranjas sanguíneas se da mejor con una gran amplitud térmica durante el otoño, en cambio en los pomelos rosados se logra mejor coloración con temperaturas altas de verano. Las temperaturas elevadas en verano y frescas en otoño aseguran una correcta maduración de la madera y una preparación de la planta para resistir las temperaturas bajas del invierno. La longitud del ciclo vegetativo, medido entre la última y primera helada, es importante tenerla en cuenta para elegir la especie y el cultivar. Por ejemplo la especie que más se adapta a un ciclo corto es el cerezo por que tiene la floración más tardía y una muy rápida maduración de la fruta. Los cultivares de maduración tardía necesitan un ciclo más largo y temperaturas de verano adecuadas; una especie que necesita un ciclo vegetativo largo es el pecan. LLUVIA Y HUMEDAD AMBIENTAL Para determinar si una especie se adapta a las condiciones de secano, es necesario considerar las necesidades hídricas de la misma en los distintos períodos fenológicos y comparar con el régimen de lluvias o mejor con el balance hídrico de la zona. En general los frutales se benefician con climas de régimen mediterráneo, esto es con lluvias que ocurren de otoño a primavera con veranos secos, así el olivo en zonas del norte de África o sur de Europa puede producir con 400 mm de lluvia, sin embargo en la región semiárida de nuestro país con mayores precipitaciones no puede producir por falta de agua en la época de floración y cuaje. La humedad ambiental puede tener un efecto directo sobre la calidad de la fruta en algunos cultivares sensibles al agrietamiento que es la rajadura de la piel aparentemente por absorción de humedad a través de ésta especialmente cuando sobreviene un período húmedo después de uno seco. Otro fenómeno relacionado, son las rugosidades "russet" de la piel de ciertos cultivares de manzana y pera que son producidas por resquebrajamiento de la epidermis seguido por una cicatrización con tejido corchoso. La lluvia y humedad ambiental tienen un efecto indirecto sobre la producción y calidad de fruta al favorecer numerosas plagas y enfermedades, aunque la lluvia puede ayudar a controlar a otras como la arañuela y el oídio LUMINOSIDAD La luz tiene efectos directos sobre las plantas como son: La fotosíntesis, que aunque es muy difícil que sea limitante para este proceso por su intensidad sí lo es por la longitud del día, el fotoperiodo, que en frutales no tiene efecto en la floración pero sí en la caída de las hojas y el fototropismo donde la luz ejerce un efecto hormonal dando como resultado plantas más chicas y eficientes en climas más luminosos, debido especialmente a la acción de la luz ultravioleta sobre hormonas de crecimiento. Es necesario considerar los daños que produce la excesiva insolación, sobre las frutas, en esto existen cultivares más sensibles tanto en frutales de carozo y de pepita como en cítricos, además produce quemaduras en la madera expuesta después de podas severas. VIENTO Existen tres tipos de viento: Las tormentas o tornados que se producen en zonas que son habitualmente calmas pero de pronto irrumpen con velocidades que superan los

60
70 Km./h., son los que causan daños económicos más graves a muchas actividades. En frutales, las tormentas tropicales causan graves problemas a las plantaciones de bananero. Los vientos dominantes se caracterizan por tener velocidades intermedias de 40 a 70 Km./h., de mantener un sentido preponderante y de soplar una gran parte del año, ejemplos de éstos son el viento sudoeste de la Patagonia y el nordeste del valle de Catamarca. Los principales perjuicios están en el aumento de la evapotranspiración, lo que incrementa las necesidades de riego, en la deformación de las plantas, produciendo lo que se denomina plantas "bandera", provoca el rameado de la fruta y además dificulta la polinización entomófila, al entorpecer el vuelo de las abejas. Los vientos desecantes, como el llamado Zonda en nuestro país, se caracterizan por tener alta temperatura y baja humedad atmosférica lo que provoca una deshidratación violenta, que puede provocar quemaduras en el borde de las hojas donde hay mayor concentración de estomas y lo que es peor una desecación del pistilo que le provoca el aborto. El control de los vientos se realiza con cortinas que pueden ser artificiales, como las de una malla plástica sostenida por postes y alambres o forestales, éstas pueden ser de perfil rectangular o de perfil triangular, también llamadas auto protegidas. Las primeras están constituidas por una sola especie de porte columnar como el álamo, la casuarina, etc. y tienen la ventaja de brindar mayor protección en el sentido de la dirección del viento, estimada en 10 veces su altura, debido a las turbulencias que provoca la pared vertical que forman las plantas y que no debe ser muy compacta. Las auto protegidas son de sección triangular y están constituidas por varias especies, por ejemplo, una fila de tuyas, una de cipreses, una de eucaliptos y después nuevamente cipreses y tuyas, tienen la ventaja de ser muy resistentes a fuertes tormentas de más de 100 Km./h. Sus desventajas son el mayor costo de implantación y mantenimiento, el mayor espacio ocupado y si son más altas el mayor espacio que hay que dejar libre entre la cortina y la primer planta frutal y además su rendimiento es menor por que el viento que se eleva suavemente, sin turbulencias, retorna antes a la superficie. Existen diversas especies factibles de utilizar para cortinas, que generalmente se plantan en filas dobles a las distancias de dos metros entre filas y dos metros entre plantas o un poco menos para el álamo, entre las más usadas están: • Casuarina: Es muy rústica adaptándose a diferentes climas y suelos, es de crecimiento rápido, alcanzando una buena altura y forma una masa vegetal de una textura ideal para atajar el viento. Entre los inconvenientes se puede mencionar que es exigente en agua, no sirve como madera, no es muy longeva y es medianamente competitiva. • Álamo: Es de crecimiento rápido, fácil propagación, sirve como madera y no es muy competitivo, pero tiene el inconveniente de ser de hojas caducas y brotar muy tarde en climas cálidos como el Valle de Catamarca, sus hojas tiernas son sensibles al viento especialmente en cultivares híbridos de hojas grandes, además es exigente en agua. Se adapta muy bien a climas fríos como el Alto Valle de Río Negro y Neuquén donde además existe buena cantidad de agua de riego. • Eucalipto: Es una planta de crecimiento rápido y gran porte por lo que puede brindar mayor protección que los anteriores, la madera es aprovechable y el rebrote crece rápidamente. Los inconvenientes son la competencia con las plantas frutales y las altas necesidades de agua. • Pinos: Se adaptan solo a suelos ácidos y son preferidos al eucalipto en la región litoral por la menor competencia, aunque como inconvenientes hay que mencionar que es de crecimiento más lento y si se aprovecha la madera no tiene rebrote. • Otras: En la zona del Valle de Catamarca se podría pensar en otras especies que no requieran riego después de implantadas como puede ser el aguaribay o terebinto, el algarrobo, quebracho blanco, etc. GRANIZO. Si bien el granizo afecta a todas las plantas y por ende a todos los frutales, algunos son menos sensibles que otros, por ejemplo la vid conducida en parral es más sensible que los citrus, mientras en aquella puede eliminar prácticamente la producción, en éstos puede

61
solo afectar la calidad externa de la fruta. Este es un aspecto a tener en cuenta, otro sería el ciclo del cultivo, la producción de un cerezo está menos tiempo expuesta que la de un cultivar tardío de manzano o las uvas. Además de estas formas pasivas de control, existen dos alternativas de lucha activa que son las bombas y las mallas o telas antigranizo, las primeras consisten en bombas que se tiran en el centro de las nubes productoras de granizo, que son las nubes oscuras de gran desarrollo vertical, con el objeto de aportar núcleos de condensación, y con esto el granizo que se forma es más chico o se transforma en lluvia. Uno de los elementos utilizados es el yoduro de plata. Las mallas antigranizo son telas que van suspendidas en estructuras sobre el cultivo, en un principio eran metálicas y posteriormente se desarrollaron en material plástico. Para una protección más efectiva y económica los cultivos deben estar plantados en cerco, o sea en rectángulo y ser conducidos en formas planas.

FACTORES EDÁFICOS
El suelo quizá tenga tanta importancia como el clima para el crecimiento y desarrollo de los árboles frutales pero es mucho más sencillo modificarlo, especialmente con las técnicas de riego localizado, también aquí hay que tener en cuenta que se deben considerar las necesidades de los portainjertos y que éstos pueden ser de distintas especies lo que muchas veces amplía las posibilidades de adaptación. PROFUNDIDAD DE SUELO Teniendo en cuenta que las plantas frutales poseen raíces que superan el metro de profundidad, es necesario realizar estudios de suelo que contemplen este perfil, lo ideal es hacer calicatas para poder observar las capas o estratos de diferente textura, estructura, contenido de calcáreo, etc. La profundidad de suelo puede verse afectada por distintos motivos como la capa freática, el piso de arado, una capa de calcáreo o la propia roca; para el primer caso la corrección está en la construcción de desagües y drenes además del uso de portainjertos resistentes a la asfixia radicular y de enraizamiento más superficial. El piso de arado se puede romper con subsolador antes de plantar, pero fundamentalmente se debe evitar su formación con un correcto manejo del suelo. Los problemas de capas de calcáreo o la presencia de rocas se pueden subsanar con un desfonde que se puede hacer generalizado cuando la capa es relativamente superficial o en el hoyo de plantación con excavadoras o explosivos. Otro problema que suelen presentar los suelos, es la estratificación, esto es la alternancia de capas con distinta textura o características físicas que impiden el avance del agua; o sea es muy difícil mojar una capa de suelo arenoso, que absorbe mucha agua, si está por debajo de una capa de suelo arcilloso de infiltración muy lenta. La estratificación es grave cuando es muy marcada y en este caso puede ser necesario recurrir a un desfonde con grandes arados para mezclar las capas. En el Valle Central de Catamarca se suelen presentar pero en forma leve que no afecta la infiltración y ayuda a ensanchar el bulbo húmedo que generan los emisores de riego localizado. PENDIENTE En una fruticultura de secano o con riegos presurizados, las pendientes suaves de hasta 1 a 2 % no tienen importancia y el trazado de la plantación se puede hacer con otras prioridades como la iluminación, el aprovechamiento del terreno, etc. Cuando las pendientes sobrepasan estos límites, puede ser conveniente o necesaria la plantación en curvas a nivel; para ello es indispensable tener un relevamiento planialtimétrico del campo para plantear los cuadros y los caminos principales cortando la pendiente mientras que los caminos secundarios, debidamente fijados con cobertura vegetal irán en el sentido de la pendiente. Las curvas a nivel deben trazarse paralelizadas, esto es conservando la distancia entre ellas aunque varíe levemente el intervalo vertical. Esto se hace para facilitar las labores culturales y cosecha al eliminar la presencia de líneas cortas.

62
Con pendientes superiores al 5 % puede ser necesaria la construcción de terrazas, esto va a depender fundamentalmente del clima en lo que hace a la intensidad de las precipitaciones. TEXTURA y ESTRUCTURA En general los frutales prefieren suelos arenosos, en éstos hay un enraizamiento más profundo y garantizan una buena oxigenación de las raíces, previniendo la asfixia radicular y la posterior invasión de patógenos como Fusarium. Los suelos arenosos tienen el inconveniente de proveer una nutrición más pobre que se debe tener en cuenta para los programas de fertilización, también tienen una menor retención de agua lo que obliga a riegos más frecuentes. Los inconvenientes de los suelos más pesados se pueden subsanar mejorando la estabilidad de la estructura, lo que se logra con el agregado de calcio o materia orgánica, de esta forma se mejora la porosidad y aireación que necesitan PH El pH más conveniente para el crecimiento de los frutales es el levemente ácido, o sea alrededor de 6,5, ya que es donde mejor se solubilizan la mayoría de los nutrientes. Cuando el pH es demasiado alto, las plantas tienen problemas de absorción del hierro, manganeso, cobre, boro y zinc; en cambio cuando es muy bajo, o sea en suelos ácidos los problemas se presentan con calcio, magnesio, azufre y molibdeno. La corrección de los problemas de reacción del suelo o pH se realiza mediante enmiendas, para el mejoramiento de suelos ácidos se utiliza la dolomita que es un carbonato de calcio y magnesio y se aplica al voleo sobre la superficie del suelo para luego incorporarla; la dosificación se calcula basándose en los puntos de pH que es necesario aumentar y el perfil de suelo a corregir. La acidificación de los suelos, o sea la disminución del pH en suelos de reacción alcalina por presencia de carbonato de calcio es más difícil, últimamente ha dado buenos resultados la aplicación de ácidos a través de los sistemas de riego presurizado, el más efectivo y económico es el ácido sulfúrico pero es de manipuleo riesgoso, por lo que debe aplicarse con equipos especiales. SALINIDAD Todos los suelos y aguas de riego tienen una cantidad de sales solubles que hasta cierto valor límite se las considera normales y aportan a la nutrición mineral de las plantas. Sin embargo cuando se encuentran en exceso pueden causar graves problemas para el crecimiento y producción de las plantas. Las sales que mayormente se encuentran en los suelos corresponden a los iones sodio, calcio, magnesio, cloruro, sulfato, carbonato y bicarbonato. Estas sales al ser solubles, tienen una alta movilidad en el suelo por lo que pueden ser fácilmente lavadas si el suelo es permeable y se dispone de agua de buena calidad. Además del daño que puede ocasionar el contenido total de sales, hay que considerar el efecto tóxico que ejercen ciertos iones como el cloruro, el sodio y el boro. El contenido total de sales se mide por la conductividad eléctrica del extracto de suelo saturado y comienza a causar problemas a partir de un valor de 2 mmho/cm. El boro se mide en partes por millón y los cultivos frutales son muy sensibles, no admitiendo en general valores superiores a 1 ppm. MATERIA ORGÁNICA La materia orgánica de los suelos tiene como función más importante la de moderar los efectos negativos de las texturas extremas, en los suelos arenosos proporciona un incremento de la capacidad de retención de agua y nutrientes; mientras que en los suelos pesados con alto contenido de arcilla o limo, al favorecer la formación de agregados y dar mayor estabilidad a su estructura, mejora la permeabilidad y la aireación del perfil. Debido a que los frutales en general requieren suelos sueltos y permeables, la presencia de materia orgánica se hace más necesaria en los suelos pesados ya que en los suelos muy arenosos sólo será necesario regar y fertilizar con mayor frecuencia.

63
Entre los factores que ayudan a mejorar el contenido de materia orgánica del suelo se pueden mencionar: las temperaturas bajas, la alta humedad, los suelos pesados y el no laboreo; lo contrario provoca una mayor degradación. Incrementar el contenido de materia orgánica de un suelo no es fácil, el aporte mediante estercoladuras y abonos verdes es ínfimo cuando lo relacionamos a porcentaje de suelo, es importante actuar en lo posible sobre los factores que provocan su degradación. CONTENIDO DE MACROELEMENTOS La importancia de contar con un suelo con altos contenidos de macroelementos, especialmente fósforo y potasio, radica en el ahorro de fertilizantes con estos elementos lo que puede significar una importante disminución de los costos de producción. El nitrógeno por ser un elemento de alta movilidad, en la mayoría de los casos es necesario incluirlo en fertilizaciones de rutina, aunque los suelos de desmonte recién incorporados al uso, pueden tener valores satisfactorios que anulan o disminuyen las dosis de aplicación. La nutrición con microelementos no depende de la cantidad presente de éstos en el suelo sino que su disponibilidad está sujeta al PH, a la presencia del carbonato de calcio y a la interacción con otros elementos.

FACTORES ECONÓMICOS: Distancia a mercados, gusto del consumidor.
El estudio de los mercados a donde se venderán los productos a comercializar es uno de los puntos a considerar en primera instancia ya que es necesario conocer los precios históricos pagados, la calidad y tamaño exigidos, los cultivares más apreciados y las épocas de mayor demanda. La distancia a los mercados adquiere mayor importancia en frutas muy perecederas y también hay que considerarla por el costo de transporte y la oportunidad de llegar pronto al mercado en el caso de un aumento súbito de los precios. Las preferencias del consumidor varían de una región a otra y estas diferencias son mayores entre países o continentes, si bien es factible modificar el gusto de los consumidores, la mayoría de las veces es un proceso lento y costoso por lo que es más conveniente respetarlo y tenerlo en cuenta para la elección del cultivar.

FACTORES FITOSANITARIOS.
Hay dos razones importantes para tener en cuenta la incidencia de plagas y enfermedades en la producción de frutas, ellas son: 1. El control de plagas y enfermedades representa un costo de producción, que en algunos casos hace antieconómico la implantación de una especie o cultivar en una determinada zona. 2. Muchas plagas y enfermedades cuarentenarias impiden la comercialización desde zonas enfermas a zonas libres.

ELECCIÓN DE LA ESPECIE, CULTIVAR Y PORTAINJERTO.
Es necesario evaluar las características intrínsecas del material vegetal a implantar teniendo en cuenta la adaptación a la zona, ya que su comportamiento puede ser muy distinto al cambiar de situación ecológica. Para elegir la especie se toman en cuenta características generales de su comportamiento en la zona y de la comercialización de sus productos como mercados, precios, tendencias en el consumo, competencia con otros centros de producción, etc. Para la elección del cultivar es necesario tener en cuenta su adaptación al medio, reflejada en la productividad y calidad de fruta, el destino, si es para mercado interno, exportación o industria, la precocidad, el rendimiento y la regularidad en la producción de

64
frutas, las exigencias culturales como la poda, el raleo de frutos, la facilidad de cosecha, etc., las exigencias de polinización, la resistencia a plagas y enfermedades, la buena conservación en planta y frigorífica, y la resistencia al transporte. Si tenemos en cuenta estas características el cultivar ideal sería aquel que tiene una alta productividad con la calidad de fruta que exige el mercado, que sirve para varios destinos, que es precoz para entrar en producción, que no presenta alternancia, que es fácil de podar, ralear y cosechar, que no necesita intercalar polinizadoras, que es resistente a las principales plagas y enfermedades y la fruta presenta buena conservación en planta y frigorífica, y resistencia al transporte. La evaluación de portainjertos se hace en función de su adaptación a las características del suelo, la combinación con el cultivar elegido, el vigor deseado y la resistencia a plagas y enfermedades.

CULTIVOS INTERCALARES: Concepto agronómico de su correcto o mal uso
Existen distintas alternativas de combinar frutales con otros cultivos o frutales entre sí, las principales son las siguientes: • Frutales con hortalizas u otros cultivos anuales en los primeros años de una plantación: Esta alternativa puede ser factible, para aprovechar el espacio libre entre filas, aunque hay que tener en cuenta que las labores culturales para los frutales y el cultivo anual no se interfieran. • Frutales con hortalizas u otros cultivos anuales en forma permanente: No se recomienda su realización en frutales adultos por la competencia que se ejercen mutuamente y la rotura de raíces que provoca la preparación del suelo para la siembra. • Asociación de frutales en forma transitoria: Esto se hace con el objetivo de aprovechar el espacio en los primeros años, de algunos frutales que requieren un gran marco de plantación y tienen un crecimiento lento como el cultivar Franquette de nogal. En estos casos se puede asociar con otro frutal precoz y de crecimiento rápido como el duraznero o con otro cultivar de nogal más precoz. En el primer caso tenemos que tener en cuenta que no se interfieran las labores culturales o los tratamientos fitosanitarios, mientras que en ambos casos hay que tener presente que las plantas transitorias nunca deben interferir el crecimiento de las permanentes, cosa que es muy difícil de garantizar ya que siempre se dilata el momento en que deben ser arrancadas. • Asociación de distintas especies frutales en forma permanente: En la provincia de Mendoza era común encontrar montes de olivo asociados a viñedos, esto se hacía con el objeto de paliar en parte las oscilaciones de precios de estos productos, o sea cuando se esperaban buenos precios para la uva se podaba fuertemente el olivo. El manejo de dos especies diferentes es complicado y difícilmente se pueda realizar en forma correcta.

65

CAPITULO IV PODA Y CONDUCCION DE FRUTALES Y VID
DEFINICIÓN.
La poda es la remoción de partes vegetativas de las plantas, esto es la extracción de tallos, hojas o raíces. La extracción de partes reproductivas como flores y frutos pequeños se denomina raleo o aclareo y la recolección de frutas maduras, cosecha. Cuando se extraen ramas de una planta, si bien son partes vegetativas, llevan yemas de flor que son potencialmente estructuras reproductivas y por lo tanto se hace necesario tenerlo en cuenta para evaluar la respuesta fisiológica de la poda. La poda es una práctica cultural más del monte frutal, mediante la cual se regula la capacidad vegetativa y reproductiva de la planta. La capacidad está fuertemente influenciada por las condiciones de clima, suelo, especie, cultivar, portainjerto, destino de la producción, sistema de conducción, calidad y disponibilidad de mano de obra y manejo del cultivo: riego, fertilización, etc. Como respuesta a la poda se producen diferentes efectos, algunos positivos y otros negativos. La estrategia de poda implica por lo tanto, conocer y evaluar los efectos de la poda de forma tal que los beneficios superen los posibles efectos adversos. Para evaluar esa relación riesgo / beneficio, se exige un conocimiento profundo de los principios y efectos de poda. Es más beneficioso no podar que podar mal.

Razones para podar
Las plantas no podadas entran antes en producción o sea tienen una mayor precocidad pero fácilmente se vuelven improductivas en la parte interna, por no permitir la entrada de luz debido a un crecimiento demasiado libre. La parte productiva se va trasladando a la periferia, ocupando más espacio y por lo tanto reduciendo la eficiencia, dificultando las labores culturales y reduciendo el vigor a niveles que comprometen la fructificación. Esas plantas no podadas son también difíciles de mantener en buen estado sanitario debido a la menor eficiencia de los tratamientos fitosanitarios. Las cosechas son irregulares (alternancia), con frutos pequeños, sin colorear, mal ubicados, que maduran mal. Sin podar hay excesiva madera que compite por nutrientes y asimilados con los brotes y fruto. Otra razón importante para realizar esta práctica es la disminución de altura y tamaño de las plantas que permite una mayor densidad de plantas por hectárea y facilidades para realizar otras prácticas como el raleo de frutos y cosecha.

SISTEMAS DE PODA Y CONDUCCIÓN: Concepto y diferencia entre ambos términos.
Un sistema de poda comprende el método, la época y la intensidad de la misma, determinando la cantidad, posición, distribución y tamaño de las ramas que se dejan. Un sistema de conducción es la forma que se le da a la planta, apelando para ello no solo a la extracción de ramas sino también a modificación de su posición mediante tutores, alambres, riendas, pesas, ataduras, etc. Un sistema de conducción puede ser podado con diferentes métodos y un sistema de poda puede ser conducido de diversas maneras. Por ejemplo, un duraznero puede ser conducido en vaso pero puede ser podado con predominio de un método de raleo de ramas, donde las brindillas quedan enteras o por un método de rebaje o un sistema mixto con los dos métodos de poda. Un seto de Citrus u olivos puede ser podado en forma manual donde es factible realizar un raleo selectivo de ramas, o en forma mecánica,

66
solo mediante rebajes laterales y en la parte superior. En vid, un sistema de poda como el cordón Royat, donde se dejan solamente pitones de dos o tres yemas, puede ser conducido en una espaldera, o sea en un plano vertical, o en un parral donde la planta forma un plano horizontal.

HISTORIA, EVOLUCIÓN Y CRITERIO ACTUAL.
La poda quizá nació como una necesidad del cultivo de la vid, ya que esta planta es imposible cultivarla sin un sistema de poda y conducción por sus características de planta trepadora y de crecimiento indefinido. Hay leyendas que cuentan que el descubrimiento de los beneficios de la poda se debió a algún animal doméstico (cabra o burro) que al alimentarse de las ramas de una planta, ésta mejoró su brotación y su posterior producción. El poeta latino Virgilio, en las Geórgicas, escritas alrededor del año 30 AC, describe la fuerte poda que requiere la vid adulta, donde elimina prácticamente toda la vegetación del año anterior, mientras que a las plantas jóvenes sólo se les hacía una poda muy leve. La poda tuvo un gran desarrollo en el período del Renacimiento, cuando por el avance general de las artes, se describieron una serie de formas para la decoración de los jardines. Estas formas sirvieron de base para el desarrollo de una fruticultura intensiva a partir de la segunda mitad del siglo XX, basada en una mayor densidad de plantación. El conocimiento de las bases fisiológicas recién comenzó a comprenderse a fines del siglo XIX, cuando se descubrió que el crecimiento y la producción de las plantas se realizaba a partir de un elemento que estaba en el aire y se procesaba en las hojas. Con esto se comprendió que la poda actuaba en detrimento del crecimiento y la producción de la planta, al disminuir el área foliar. A mediados del siglo XX se comenzaron a utilizar portainjertos enanizantes y prácticas de raleo de frutos para disminuir las necesidades de poda, más adelante se incluyeron prácticas de modificación de la posición de las ramas y podas de verano. El pie enanizante, combinado con variedades más productivas (menos vigorosas) y sistemas de conducción que no desarrollen grandes estructuras de madera, son las premisas significativas de la fruticultura moderna para inducir mayor precocidad, productividad y calidad.

CLASIFICACIONES DE LA PODA: 1) Por el método. (Qué se poda)
Raleo: Es la remoción completa de una rama, o sea cuando ésta se elimina desde la base, favorece la fructificación. Cuando se la realiza en verde se denomina desbrote. La poda de raleo al no modificar demasiado la relación meristemo apical / lateral, no induce crecimientos vigorosos por lo tanto no reduce la fructificación más allá de las yemas frutales que se eliminaron. Los nuevos crecimientos de vigor moderado desarrollan bien las nuevas yemas frutales. La principal función de la poda de raleo es mejorar la iluminación en el interior del árbol, eliminando ramas vigorosas, improductivas. Rebaje: se elimina parte de una rama, favorece crecimiento vegetativo. Cuando se la realiza en verde se denomina pellizcado o pinzamiento. Según su Intensidad, puede ser: Corto: se elimina 3/4 partes de la rama, muy vigorizante. Medio: se elimina 1/2 partes de la rama, vigorizante. Largo o despunte: se elimina, sólo 1/4 partes de la rama, y en algunas situaciones nada, poco vigorizante. La poda de rebaje, sobre todo si es intensa, está asociada a una reducción en la fructificación debido no sólo a la disminución del número de yemas frutales sino porque al inducir un fuerte crecimiento de brotes, éstos compiten con los frutos recién cuajados (mayor caída de frutos) como así también con la diferenciación floral, por competencia y

67
sombreamiento, comprometiendo la cosecha de la próxima temporada. Una alternativa con menor efecto sobre la dominancia apical es derivar, esto significa podar justo por encima de una rama lateral, normal o anticipada que queda como continuación de la rama principal conservando una yema apical. Para que tenga el efecto deseado, no debe haber demasiada diferencia de grosor entre la rama principal y la lateral. Este método de derivar se puede utilizar no solo para rebajar la altura de una rama, sino también para orientar el crecimiento como por ejemplo para abrir o cerrar la copa, o corregir ramas deformadas por efecto del viento. El rebaje también sirve para regular el crecimiento de las ramas, si tenemos una bifurcación con dos ramas aproximadamente iguales, y queremos que el crecimiento de una prevalezca sobre la otra, debemos rebajar fuertemente la que va a crecer menos, esto se llama subordinar. A la inversa, si queremos formar una bifurcación regular (horqueta), debemos podar más fuerte la que tiene mayor crecimiento, esto sería equilibrar. Anillado: Es la remoción de un trozo o anillo de corteza para bloquear el flujo de savia elaborada. No debe ser mayor de 8 mm. para asegurar la pronta cicatrización y posterior conexión vascular. Según el momento en que se practica se obtienen diversos efectos: mejorar cuaje o disminuir caídas naturales; aumentar el tamaño de fruto; mejorar diferenciación floral; adelantar maduración, mejorando color y sólidos solubles, etc. Debe hacerse sólo en ramas y/o árboles con suficiente vigor ya que es debilitante. La interrupción de fotosintetizados a la raíz debe ser corta y temporal ya que las raíces necesitan también energía para absorber agua y nutrientes. Es menos agresivo y por lo tanto más conveniente, para variedades tempranas y en zonas donde la estación vegetativa sea larga para lograr un completo reestablecimiento de la planta. En Citrus se realiza una operación que se denomina rayado por que con una herramienta se saca un a anillo de apenas 1 milímetro de ancho. Se realiza fundamentalmente para mejorar el cuaje en variedades partenocárpicas autoincompatibles como las mandarinas clementinas y también para mejorar el tamaño de fruta. Torcedura: Consiste en aplicar una fuerza de torsión en el sentido del eje de la rama con el fin de lesionar temporalmente los haces vasculares y debilitar ramas vigorosas. Se practica a comienzos del verano para que estas ramas disminuyan el crecimiento y posibiliten la diferenciación floral. Incisiones: Son cortes efectuados sobre una yema para retener el flujo de xilema y floema obligándola a brotar debido a que se interrumpe el aporte de auxina que baja por el floema y aumenta el de citocininas que asciende por xilema. Puede hacerse una incisión o una muesca en forma de ∧ o cuña o de media luna y se denomina entalladura. Inclinación o curvado de ramas: Si bien no es estrictamente un método de poda porque no hay eliminación de madera, es una labor complementaria de muchos sistemas de conducción que incide en el crecimiento y la fructificación. Denominado comúnmente ortopedia, permite controlar el crecimiento interviniendo en la dominancia apical. Entrecruzamiento es cuando ramas que salen hacia un lado pasan al otro y viceversa. Desbrote y Deshojado: Se eliminan brotes tiernos completos u hojas con distintos objetivos, cuando se quiere favorecer la insolación para asegurar mejor coloración de fruta en uva de vino, despejar el racimo y favorecer el crecimiento de los pámpanos productivos en uva de mesa y en general eliminar chupones y brotes indeseables.

2) Por la intensidad. (Cuánto se poda)
La intensidad de poda se puede medir por el peso de la madera que se extrae o por la cantidad de yemas dejadas, el primer caso se adapta mejor a los frutales, mien-

68
tras que el segundo es adecuado para vid. La intensidad debe ser mayor en la parte superior de la copa, para aumentar la iluminación de la parte inferior y en la poda de verano para disminuir el efecto de la dominancia apical. Según la intensidad, la poda puede ser: Poda leve, liviana o rica, Poda mediana o moderada o Poda fuerte o pobre. Se puede medir por las yemas que se dejan, generalmente usada para vid, o por el peso de la madera extraída para frutales

3) Por la época: (Cuándo se poda)
Poda invernal o seca: se realiza en receso vegetativo, o sea desde la caída de las hojas hasta el comienzo de la brotación o floración. No existe mucha diferencia entre hacerla al comienzo o al final de este período, algunas especies como el nogal o la vid cuando se las poda cerca de la brotación, presentan un derrame de la savia del xilema denominado comúnmente lloro que no tiene un efecto debilitante por tratarse principalmente de agua con elementos minerales del suelo. Tiene efecto vigorizante, por lo que adquiere importancia para la poda de plantas adultas, especialmente para aquellas especies cuya fructificación se asienta en ramas vigorosas. Poda de verano o en verde: Como su nombre lo indica es aquella que se efectúa cuando la planta tiene hojas o sea en primavera / verano. Junto con la eliminación de madera se extraen hojas, por lo tanto se afecta o compromete la fotosíntesis. Según la época y forma de realizarla se logran los siguientes objetivos: 1º) Durante la formación de las plantas, “pellizcando” o despuntando los brotes que compiten con los seleccionados para formar la planta, tiene efecto vigorizante. Estos despuntes se hacen temprano en la temporada cuando los brotes tienen 15-20 cm de longitud, por lo tanto se induce una nueva brotación que deberá también ser despuntada para asegurar el objetivo buscado. Puede emplearse también para inducir una ramificación necesaria. 2º) En plantas ya formadas para mejorar la iluminación y mantener la forma como por ejemplo la eliminación de chupones en el centro del vaso o la realización del topping en espalderas o sistemas de eje central. A mitad o final de la estación de crecimiento permitirá la penetración de luz y se asegura así la diferenciación floral (noviembre - diciembre) o la calidad de las yemas ya diferenciadas (febrero - marzo). La diferenciación se mejora no sólo al asegurar una mejor disponibilidad de luz (fotosíntesis), sino también porque actúa controlando un crecimiento vegetativo exagerado que es antagónico y competitivo con la diferenciación floral. Por razones de costo, se trata de mecanizar esta poda en verde mediante el empleo de cierras circulares que se hacen funcionar o actuar sobre la parte superior de la planta y por ello se conoce a esta operación como “topping”. Algunos autores consideran contradictorio el efecto, sobre todo si el topping se efectúa temprano en la estación de crecimiento y se inducen nuevos crecimientos, ya que no se mejora la entrada de luz sino que se crea una zona más sombría inclusive. El hecho de ser una poda mecánica, no selectiva exigirá luego ralear manualmente algunas ramas y mejorar así la entrada de luz. A este topping se debe recurrir generalmente para controlar los crecimientos vegetativos vigorosos que se producen en especies y/o cultivares de maduración temprana por lo tanto, sometidos a programas muy exigentes de fertilización, para lograr calibres grandes. Luego de la cosecha de esos frutos (2º quincena de noviembre, principios de diciembre) la planta responde con un fuerte crecimiento vegetativo que puede impedir una buena diferenciación floral. 3º) En cultivares de color rojo y plantas vigorosas, sombrías, la poda en verde realizada 20 días previos a cosecha, permitirá una mejor penetración de luz asegurando mejor color y sabor. 4º) La poda en verde al finalizar la estación de crecimiento, antes que las hojas envíen los hidratos de carbono a lugares de reserva o almacenaje: raíz y madera, actúa con-

69
trolando el crecimiento. 5º) En situaciones climáticas adversas, muy húmedas, al permitir una mejor aireación se evita el desarrollo de enfermedades. También se la puede hacer para disminuir inóculo en enfermedades como la cancrosis de los cítricos. En especies de hoja perenne, como los Citrus y olivo, no existe una diferencia tan marcada entre las épocas de poda, en zonas donde pueden ser problemas las heladas invernales se recomienda realizarla pasado este período, ya que la poda puede activar su fisiología y hacer las plantas más sensibles. Se puede realizar antes de la brotación de primavera o antes de la segunda brotación o sea después del cuaje. En el primer caso no se ve tan afectada la carga de frutas por que aumenta el porcentaje de cuaje de las ramas dejadas, mientras que en el segundo se eliminan frutas y sirve para regular la carga en variedades veceras o ralear las que tienen problemas de tamaño de fruta.

4) Por la finalidad. (Objetivo principal)
Poda de educación: Se efectúa en vivero para lograr la ramificación de la planta. Poda de plantación: Para equilibrar la parte aérea y radicular en el momento de la plantación. Poda de formación: Define la estructura o esqueleto de la planta, conforme al sistema de conducción elegido. Poda de fructificación: Para renovar elementos de fructificación, asegurando continuidad en la productividad y calidad de fruta. Poda de rejuvenecimiento: Para inducir nueva formación de madera y renovar plantas debilitadas.

5) Por la forma de realizarla. (Cómo se poda)
Manual: el hombre selecciona la madera y dirige los cortes de poda. Requiere personal capacitado y es más costosa. Mecánica: los cortes se efectúan conforme a la calibración previa de la máquina pero no hay posibilidad de seleccionar bien. Solo se puede practicar el rebaje. Topping: poda en verde sobre la parte superior de la planta para controlar crecimiento vegetativo y mejorar la penetración de luz. Química: con el empleo de productos químicos, generalmente de tipo hormonal, se induce una respuesta de poda buscada. Ejemplos: paclobutrazol (PP333-Cultar), ANA, CCC.

PRINCIPIOS FISIOLÓGICOS DE LA PODA.
Dominancia apical: Es el efecto inhibitorio que el meristema apical de la yema terminal ejerce sobre las yemas laterales. Esto ocurre siempre y cuando la rama esté en una posición vertical normal, cuando se encuentra horizontal o invertida, se pueden dar distintas situaciones pero la yema apical pierde su dominancia. En la dominancia intervienen auxinas, citocininas y giberelinas. La primera la incrementa y las últimas la reducen o inhiben. Por dominancia apical, en una rama en posición vertical, la longitud (el vigor) de los brotes disminuye desde el ápice hacia la base y el ángulo de inserción aumenta, hasta que las ramas basales escasamente crecen y se convierten en yemas fructíferas o latentes o bien caen. El grado de dominancia es genético, así hay especies y/o cultivares más o menos dominantes. El duraznero es la especie menos dominante mientras que el cerezo, manzano, ciruelo europeo y peras son marcadamente dominantes. El efecto de falta de dominancia se manifiesta por la facilidad de formación de ramas anticipadas y con buen ángulo de inserción. Si el ángulo de inserción es muy agudo, la corteza formada se une interrumpiendo la continuidad del tejido leñoso, dando una unión muy débil. Ese aspecto es fundamental en la poda de formación ya que facilita la formación de la planta asegurando un sistema de conducción sólido y precoz.

70
Existen métodos mecánicos o fisiológicos para romper la dominancia y asegurar mejores ángulos de inserción, como por ejemplo la poda de rebaje, haciendo ortopedia, mediante cañas, tensores, ataduras, etc. La poda de rebaje si bien hace brotar las yemas basales, éstas lo hacen con elevado vigor, y por lo tanto con mucha producción de auxina, lo que provoca un efecto contrario al inhibir fuertemente las yemas situadas más abajo. La poda de raleo, al conservar la yema apical, generalmente produce menos efectos de dominancia apical. Aplicando citocininas (BAP) + Giberelinas (GA4 + GA7) (Promalina) se induce brotación de yemas y crecimiento de esas ramas con un mayor ángulo de inserción. Una incisión por encima de la yema, reteniendo auxinas y aumentando las citocininas que se traslocan por xilema también asegura la brotación. La aplicación de auxinas en un corte por rebaje genera brotes con mayor ángulo de inserción. Otro método puede ser el rebaje en dos tiempos para lograr un ángulo mayor. Se rebaja por encima (2-3 yemas) de la yema que necesitamos que brote y una vez que los brotes tienen 10-12 cm. se rebaja por encima de la yema elegida. Las yemas situadas en lugares donde llega savia bruta en forma importante producen madera. (Ramas verticales o curvadas). Las yemas débilmente alimentadas en savia bruta pero bien aprovisionadas de savia elaborada se transforman en yemas florales. (Ramas inclinadas a 45º - 60º). Los árboles jóvenes tienen un fuerte crecimiento apical que inhibe la diferenciación floral. Crecimiento Vegetativo y Fructificación. Vigor y Capacidad: Es necesario definir estos términos para comprender los efectos de la poda en el crecimiento y la producción de las plantas. Vigor es la velocidad de crecimiento de los brotes tomados individualmente, también podemos decir que es la longitud promedio de los brotes de un año. El incremento de la longitud de los brotes está dado más por el largo de los entrenudos que por el número de hojas o nudos, o sea un brote más vigoroso tendrá entrenudos más largos pero no necesariamente más nudos u hojas. Esto hace que la planta tenga una menor eficiencia productiva que es la relación entre la producción y su tamaño. Capacidad es el crecimiento vegetativo más la producción de frutas que una planta puede brindar, o sea es la cantidad total de materia seca que es capaz de sintetizar su área foliar a partir del anhídrido carbónico del aire y del agua y minerales del suelo. Por lo tanto la capacidad de una planta depende de su constitución genética y del ambiente. Debemos entender aquí por ambiente, no solo a las condiciones naturales, sino también a las modificadas por el hombre como riego, fertilización, tratamientos fitosanitarios y hormonales, control de malezas, etc. La capacidad es proporcional al tamaño de una planta o una rama, éste puede ser medido por el volumen da la copa o por el diámetro del tronco. La poda favorece el crecimiento vegetativo de los brotes (vigor) pero reduce el crecimiento vegetativo total (capacidad). La producción reduce el vigor y la capacidad, como cuando se poda se elimina parte de la producción, la poda puede tener un efecto benéfico sobre la capacidad expresada en crecimiento vegetativo, que se reflejará en la cosecha del año siguiente. Si bien el efecto directo de la poda es la reducción del crecimiento total de la planta, ello no siempre es fácilmente visualizado porque queda encubierto con el fuerte crecimiento de los brotes que nacen cerca de los cortes de la poda invernal, principalmente localizados sobre ramas verticales de la parte media y superior de la planta, sobre todo de platas jóvenes, fundamentando esto el concepto “vigorizante” de la poda de rebaje invernal. Como respuesta de poda, sobre todo de rebaje, se altera no sólo la relación parte aérea / radicular, sino también se reducen los meristemas apicales y se favorecen la disponibilidad de citocininas provenientes de las raíces, induciendo una mejor brotación de las yemas restantes. Esa brotación y nuevos crecimientos producen auxinas y giberelinas. Las plantas podadas tienen mayor nivel hormonal al inicio de la temporada que las plantas sin podar. La fructibilidad de las yemas es inversamente proporcional al vigor, dentro de ciertos límites, esto quiere decir que en general cuando el vigor es excesivo la diferen-

71
ciación floral es baja, pero también se ve comprometida cuando el vigor es demasiado bajo. Cada especie tiene un vigor ideal, por ejemplo es mayor para duraznero o vid y es menor para ciruelos o almendros. El desafío es: disponer suficiente crecimiento vegetativo para asegurar área foliar sin competir con fructificación. El tamaño de la planta afecta el equilibrio vegetativo / reproductivo. Una planta grande tiene una mayor proporción de madera, por ello el control del crecimiento de la planta por medio de portainjertos enanizantes mejora la eficiencia productiva (Kg. fruta/área de tronco). No sólo la poda afecta la relación crecimiento vegetativo y producción. Otras prácticas como la fertilización, principalmente nitrogenada y en exceso, induce también un crecimiento exagerado de brotes, los que compiten no sólo con los frutos cuajados en esa temporada, sino también con la diferenciación de yemas frutales para la próxima cosecha. Al mejorar la penetración de la luz se optimiza la fotosíntesis, pero una poda excesiva, especialmente de rebaje, induce un crecimiento muy vigoroso, originando una copa muy densa que compromete la fotosíntesis por sombreamiento. El desarrollo de órganos vegetativos y el de los órganos reproductivos compiten mutuamente. El mejor regulador de crecimiento vegetativo que tiene la planta es la fruta, una planta muy cargada crece poco. Si se eliminan los frutos, por poda o raleo de frutos la vegetación tanto herbácea como leñosa se activa más, hay más hojas que elaboran fotosintetizados que aseguran diferenciación de yemas vegetativas en florales. Si esa competencia no se controla, hay “vecería” o alternancia de producción. La poda es el raleo de frutos más eficiente y seguro, siempre que el podador distinga yemas frutales de yemas vegetativas. Con la poda excesiva no sólo se reduce la cantidad de fruta sino también la calidad, frutos con menor contenido de calcio y magnesio, con menor coloración sobre todo las frutas rojas y menor contenido de sólidos solubles por efecto de sombreado. Fruta de calidad se obtiene sólo de flores de calidad. Es difícil evaluar la calidad de una flor, sólo se evidencia al final del ciclo por la fruta en el galpón de empaque. La luz, nutrientes (fertilización nitrogenada otoñal) y agua aseguran flores de calidad. El estrés hídrico puede aumentar la diferenciación en cantidad pero disminuir en calidad (flores imperfectas, pistilos dobles) en olivo, duraznero y otras especies. Las flores de calidad están siempre ubicadas sobre madera bien iluminada. Ello se regula sólo mediante una poda bien efectuada. Efecto luz: Un objetivo primordial de la poda es mejorar la entrada de luz y asegurar su distribución uniforme en toda la planta, optimizando ese recurso disponible naturalmente. Un nivel mínimo de irradiación asegurará la eficiencia fotosintética que garantizará una producción de fruta en cantidad y calidad como así también el desarrollo de la nueva madera productiva (diferenciación floral). La falta de luz provoca el incremento del largo de los entrenudos dando brotes débiles y con menor eficiencia productiva. Los sistemas de conducción y el tamaño de la planta contribuyen en la optimización de la captación de la luz por la planta.

EFECTOS DE LA PODA
Crecimiento Vegetativo : En general lo reduce, en un grado o medida que depende de : época, tipo e intensidad. - Rebaje intenso (poda corta) en invierno = vigoriza. Producción de madera. - Raleo en invierno (poda larga) y rebaje en verano = desvigoriza. Induce fructificación. Fotosíntesis: Al mejorar la iluminación la eficiencia fotosintética es mayor. Si bien con la poda se reduce el área foliar, los nuevos crecimientos la compensan. Una poda de rebaje excesiva, al producir crecimientos muy vigorosos que produ-

72
cen sombra disminuye notablemente la fotosíntesis. Para mejorar la penetración de luz en una copa densa debe ralearse ramas y no rebajar. Calidad de frutos: La poda mejora la calidad: tamaño, color y conservación. La poda invernal al controlar la carga, mejora el tamaño aunque debe complementarse con raleo de frutos. La poda en verde puede reducir el tamaño pero mejora el color al permitir la mejor distribución de luz en la planta. La poda en verde cerca de maduración (20 - 30 días antes de cosecha) se recomienda muchas veces para mejorar color en algunas especies y/o cultivares vigorosos de frutas rojas. La conservación de la fruta se favorece. Una poda equilibrada asegura el transporte de Ca y Mg y su penetración en la fruta. Una poda excesiva puede significar fuerte competencia entre brotes y frutos, produciendo un efecto negativo en frutos. Ej. : bitter pit en manzanas. Fructificación. Precocidad. Vecería: En plantas jóvenes la poda de rebaje invernal retarda la entrada en fructificación. Se recomienda reemplazarla en lo posible durante la formación de la planta por poda de raleo, ortopedia (inclinación de ramas) y/o poda en verde. En fructificación al controlar la carga frutal asegura la continuidad de la producción evitando la vecería. Plantas sin podar siempre se comportan como veceras. Cuaje: La poda mejora la floración y cuaje, asegurando mejor disponibilidad de nutrientes, agua y fotoasimilados. Una poda excesiva puede comprometer cuaje por competencia nutricional y hormonal durante la primera etapa del crecimiento de frutos y los brotes, intensificándose las caídas naturales de frutos.

PODA DE FORMACIÓN EN FRUTALES Objetivos. Formas libres y formas apoyadas.
El objetivo principal de la poda de formación es dar a la planta una forma adecuada para una mayor y mejor captación de la energía solar. Además, la estructura debe tender a facilitar la realización de las prácticas culturales (pulverizaciones, raleo, laboreo del suelo, cosecha, etc.). La poda de formación se inicia en el vivero (poda de educación) y dura toda la vida de la planta, ya que aún durante la poda de fructificación, una vez formada la planta, se debe mantener y considerar la forma establecida o el sistema de conducción seleccionado. Según el sistema de conducción, la especie, condiciones de la planta, etc. se efectuarán distintas operaciones: rebaje de ramas para inducir ramificación, raleo de ramas, incisiones, inclinación de ramas, podas en invierno o en verano. En especies con fuerte dominancia, para lograr ramificaciones se puede rebajar o mejor aún efectuar incisiones, de esta manera la planta responde más equilibradamente sin la formación de ramas con ángulos muy cerrados. Este rebaje para romper dominancia puede efectuarse en invierno pero se recomienda retrasarlo hasta la primavera, coincidente con la brotación y así lograr ramas menos vigorosas y con mejor ángulo de inserción que darán formaciones más sólidas y precoces. Otra forma para logra mejores ángulos es el rebaje en dos tiempos ya descripto. También pueden emplearse reguladores del crecimiento como citocininas y giberelinas (promalina). Para ciertos sistemas de conducción donde se requiere un eje con libre crecimiento este rebaje no debe efectuarse. La poda invernal de rebaje es vigorizante y retrasa la entrada en fructificación, por lo tanto los nuevos sistemas de conducción adaptados a plantaciones en alta densidad, tratan de reemplazar el rebaje por poda en verde y operaciones oportunas de inclinación de ramas a 45º - 60º (ortopedia). Si bien la especie y/o cultivar, su hábito de crecimiento y vigor, la distancia de plantación y las condiciones de clima y suelo son determinantes en la elección del siste-

73
ma de conducción no debe olvidarse la tradición o costumbres del personal que finalmente podará, por ello para los nuevos sistemas de conducción resulta más conveniente capacitar gente “sin experiencia” en poda, que tomar personal “con experiencia” porque aún sin proponérselo, instintivamente y en forma espontánea tienden a ejecutar la poda ya conocida, haciendo fracasar muchos sistemas. La poda de formación es la que se realiza con el fin de lograr la estructura de la planta, conforme al sistema de conducción elegido, capaz de soportar grandes producciones de máxima calidad durante toda la vida del cultivo. La selección del sistema de conducción es muy difícil de realizar. Deben considerarse varios aspectos ya que afectará toda la vida del monte frutal. Establecer la densidad de plantación significa también un riesgo alto, ya que tan grave como no ocupar el espacio asignado para la planta, es quedar anticipadamente con efecto de sombra y que nos obligue a podar en verde o bien erradicar plantas. El objetivo fundamental de la poda de formación es inducir suficiente crecimiento vegetativo, complementado con un programa especial de riego y fertilización, para formar la planta y ocupar el espacio asignado en el menor tiempo posible. ¿Cuales son las exigencias de un buen sistema de conducción? Debe inducir precocidad, productividad y calidad de fruta, y además ser fácil de formar y mantener para disminuir los costos. Cualquier sistema que cumpla esas premisas básicas es bueno. Para lograr esos objetivos el sistema de conducción debe ser capaz de usar apropiada y eficientemente el factor luz.

PRINCIPALES FACTORES A CONSIDERAR PARA LA ELECCIÓN DE UN SISTEMA DE PODA Y CONDUCCIÓN
Luz La fruticultura de avanzada se sustenta en la máxima productividad, con fruta de la mejor calidad y al menor costo con el fin de alcanzar suficiente rentabilidad, para poder competir ventajosamente en mercados cada vez más exigentes. Para alcanzar dichos objetivos deben integrarse y optimizarse todos los factores de la producción, en especial la luz, que debe ser interceptada en su totalidad y distribuida uniformemente en toda la planta. El potencial productivo de una variedad está determinado genéticamente, pero fuertemente influenciado por la luz, base del proceso fotosintético. La eficiencia fotosintética depende genéticamente de la especie y/o cultivar, influyendo principalmente las características de la lámina foliar, la disposición horizontal de la misma y sobre todo por la disponibilidad de luz en cantidad y calidad. La actividad fotosintética decae con menos de 30 % de flujo de fotones fotosintéticamente activos de la máxima luz (1000 µE m-² s-1) que incide sobre la parte superior y externa de la planta. El crecimiento vegetativo y la diferenciación floral, se comprometen como así también la calidad de frutos (color, sabor). Otro parámetro para evaluar la optimización de la luz es la relación superficie / volumen (S / V) dada principalmente por la forma y el tamaño de la planta. Árboles de forma paralelepípeda y cónica tienen una mayor relación S / V que las formas globosas. Para una misma forma el tamaño menor (plantas chicas) ofrece también una mayor relación S / V. El índice de cobertura de suelo está determinado por la densidad de plantación y por la forma y disposición de la copa de los árboles. Así los sistemas de conducción que conforman un plano horizontal (parral) son los que aseguran la máxima luz interceptada. La disponibilidad de la luz en la copa esta influenciada principalmente por la latitud, por la distancia de plantación debido al sombreamiento entre plantas de hileras vecinas, por la orientación de las hileras siendo mejor N-S y por la densidad de follaje.

74
Especie, Cultivar y Portainjerto. Debe considerarse el hábito de crecimiento y vigor de la planta. En lo posible, el sistema de conducción debe adaptarse al hábito natural de vegetar de la planta, intentar cambios drásticos pueden significar un fracaso, por los altos costos que ello significará y por la pérdida segura de la precocidad en producción. Siempre la planta tenderá naturalmente a tomar su hábito de crecimiento por lo que el costo de mantenimiento del sistema será afectado notablemente. Especies y/o cultivares con marcada dominancia apical, difíciles de ramificar y con ángulos de inserción muy cerrados o agudos son muy difíciles de conducir. Se puede mencionar a la mayoría de los cultivares de peral, ciruelo europeo, cerezos, algunos de ciruelo japonés como Larry Ann, Friar, etc. Costos. Inversión inicial y Manejo. Una alta inversión inicial puede significar finalmente una economía al facilitar otras labores culturales futuras, ejemplo: raleo de frutos, cosecha, tratamientos fitosanitarios, etc. Los sistemas de conducción han ido evolucionando y cambiando, pero siempre bajo las premisas vistas: precocidad - productividad - calidad - costos. Deben adaptarse a la forma de vegetación de la especie y/o cultivar, ser fáciles de formar y mantener, evitando las podas severas, reemplazándola por posicionamiento de ramas u ortopedia para no retrasar la entrada en fructificación y que aseguren la entrada de luz para lograr el equilibrio vegetativo / productivo y calidad de frutos perseguido por la fruticultura moderna. Las causas del cambio o evolución de los sistemas de conducción en fruticultura están siempre relacionadas con razones de tipo económico-operativas, tendientes a reducir principalmente los jornales de poda y cosecha, los que inciden marcadamente en los costos de producción. Tratar de mecanizar la cosecha en los casos factibles, por ejemplo frutos secos: almendro, nogal, o los destinados a la industria: aceitunas para aceite, ciruelas europeas para desecar. En otros casos donde la mecanización de la cosecha no es posible, por ejemplo frutos destinados a consumo en fresco o ciertas industrias como aceitunas de mesa, duraznos en mitades se trata al menos de simplificar o facilitar las actividades de poda, raleo y cosecha mediante plataformas porta-operarios, para lo cual se desarrollan sistemas de conducción que forman verdaderas murallas productivas como las palmetas o el eje central. Mano de obra. Importa no sólo por el costo, sino porque debe asegurarse la disponibilidad y oportunidad de mano de obra capacitada. Muchos sistemas de conducción fracasan por no contar con mano de obra en el momento oportuno. Ejemplo: poda en verde, ortopedia, etc., exigen intervenir en un momento especial y no pueden retrasarse ni suspenderse. Clima (Viento, heladas, granizo, etc.) Algunos sistemas de conducción y poda están más comprometidos o expuestos, bajo ciertas condiciones adversas. El viento aumentará el ramaleo de frutos en sistemas de poda larga, mientras que las formaciones a bajo viento están más expuestas a daños por heladas, etc. Suelo. Densidad de Plantación. La calidad del suelo está muy relacionada con la expresión de vigor que pueda ofrecer una especie y/o cultivar y el portainjerto y por lo tanto con la densidad de plantación. Suelos fértiles exigirán mayor distanciamiento entre plantas e hileras para evitar problemas de falta de luz lo que significará un desequilibrio y/o pérdida de la dominancia. La densidad de plantación también se incrementó en la fruticultura moderna. Esto es posible por la disponibilidad de portainjertos enanizantes para algunas especies,

75
como así también por la aplicación de técnicas especiales de poda en verde, ortopedia, etc. tendientes a controlar el crecimiento vegetativo y formar plantas fáciles de operar desde el suelo o con escaleras de menos peldaños. Junto al menor costo de producción que ello significa se presenta también la precocidad de producción por unidad de superficie, asegurando una mejor rentabilidad empresarial.

CLASIFICACIÓN DE LOS SISTEMAS DE CONDUCCIÓN
Existen diversos criterios para clasificar los sistemas de conducción. 1) En función del volumen o forma de las plantas: a) Formas en volumen o globosas: vasos, globo. b) Formas planas o apoyadas: palmetas, marchand, ípsilon, cordón. c) Formas piramidales: eje central, pirámide. 2) En función de la permanencia o no del eje de la planta : a) Eje central, palmetas, marchand, solaxe. b) Vasos, ípsilon. 3) En función de la necesidad de emplear elementos de sostén: a) Sistemas libres: vasos, pirámides. b) Sistemas apoyados: palmetas, Tatura trellis, cordón. Existen, sin embargo, situaciones en las que pueden conducirse palmetas sin apoyo o sostén y vasos que exigen en empleo de sunchos o cintas rígidas para dar mayor solidez a la estructura y evitar rotura de ramas por exceso de fruta. Muchos vasos clásicos de nuestra fruticultura obligan al apuntalamiento de sus ramas constituyendo una especie de sostén aunque sólo sea en forma temporaria, mientras la planta mantiene su fruta y una vez cosechada son eliminados con los consiguientes costos y riesgos (deben ser colocados oportunamente para evitar daños como escaldadura de frutas por el sol) que ello significa. El concepto de alta, media o baja densidad también es subjetivo y diferencial entre las especies. Así especies vigorosas como nogal, olivo, donde no hay disponibilidad de portainjertos enanizantes, no admiten la misma clasificación que otras especies como manzano que puede reducir el tamaño de las plantas tanto con portainjerto muy enanizantes como también con cultivares de crecimiento restringido (spur o dardíferas). Así densidades de 156 o 277 planta / ha. (distanciamiento de 6 x 6 u 8 x 8 m) pueden significar densidades medias a alta para olivo o nogal y son para manzano extremadamente bajas. Corelli y Sansavini (1991) clasifican los sistemas en función de la superficie ocupada por la planta (m2 / pl.) en : 1) Baja densidad (40 – 20 m2 / pl. – 250 – 500 pl./ha) ; 2) Media densidad (20 – 10 m2 / pl. – 500 – 1000 pl. / ha.); 3) Alta densidad (10 – 3.5 m2 /pl.-1000 - 3000 pl./ha.) y 4) Muy alta densidad o sistema prado (1,5 -1 m2 / pl. – 6000 – 10.000 pl./ha.) Cada una de esas densidades admiten sistemas de conducción diferentes y distanciamientos también variables. Sin embargo, excepto en el sistema prado las tres restantes densidades mantienen el distanciamiento entre las filas o hileras muy semejantes, 4-5-6 metros y modifican sustancialmente las distancias entre plantas en la hilera para alcanzar las diferentes densidades, adaptables a los diferentes sistemas de conducción. El mínimo distanciamiento para un sistema de baja densidad sería 5 x 4 (20 m 2 / pl. = 500 pl. / ha.) mientras que para una densidad media será 4 x 2,5 m (10 m 2 / pl. = 1000 pl. / ha.) y de 4 x 1 m ( 4 m2 /pl. – 2500 pl. / ha.) para alta densidad. Cuando se establecen los distanciamientos mínimos el más limitante es entre las hileras, para evitar sombreamiento entre hileras vecinas. Esa distancia debe contemplar (para nuestra latitud) al menos 1 m. más que la altura final de la planta. Si por ejemplo, para nuestra combinación variedad / portainjerto y las condiciones de suelo, la altura potencial de dicha planta es 3 m el distanciamiento mínimo entre las hileras será 4 m. Otra forma de calcular la distancia entre filas, es que el espacio libre entre la parte basal de las copas debe ser igual o mayor a la mitad de la altura de las plantas. O sea en el ejemplo anterior, el ancho en la parte inferior de la “calle” debe ser de al menos 1,5

76
m.

Principales Sistemas de Conducción
Vaso: consiste en una planta con 3 o 4 ramas primarias, bien distribuidas en el espacio, sobre los cuales se ubican las ramas secundarias también bien distribuidas sobre las que se disponen las ramas productivas. Esta planta recibe la iluminación por la parte superior y central ya que no tiene eje.

Existen diferentes variantes de la formación en vaso, adaptados a distintas situaciones y/o especies. Hay vasos clásicos o de poda larga como el descripto en la guía de trabajos prácticos y otros: vasos californiano, español, modificado, retardado, etc. Vaso californiano: es una adaptación desarrollada en EE.UU. para duraznos de industria, fundamentalmente por la facilidad o practicidad de su formación y por la adecuación para un manejo de poda de fructificación larga (sin rebajar las brindillas) y que permita la mecanización de cosecha con vibradores. También selecciona 3 ramas primarias bien ubicadas y suficientemente largas (80-100 cm.) y en el extremo seleccionan dos ramas que actuarán como secundarias también largas y al extremo de estas otras dos terciarias. Se llama también poda o vaso dicotómico porque de cada primaria y secundaria se eligen dos ramas opuestas. Sobre estas ramas se ubican y distribuyen las brindillas largas, sin despuntar, que constituirán en el futuro los porta-cargadores o hungers. El vaso californiano, que es más rápidamente formado e inducido a fructificar pronto, no tiene solidez propia suficiente para sostener altas producciones y por ello deben ser apuntaladas sus ramas mediante flejes o zunchos, que también ayudan a reducir su tamaño respecto al vaso de poda larga. Vaso retardado: es una formación propia o factible de realizar con cultivares de hábito de crecimiento cerrado y muy precoces (duraznero, ciruelo japonés). Se deja la planta crecer casi libremente con su eje natural, seleccionando bien las 3 ramas de estructura primaria, las restantes ramas que salen del eje se las controla en verde sólo para evitar competencias con las ramas primarias. En el invierno se rebajan las ramas primarias para inducir la formación de las se-

77
cundarias y asegurar la estructura definitiva de la planta. Las demás ramas se dejan sin rebajar (ramas temporarias), sólo se ralean aquéllas mal ubicadas, con ángulos muy cerrados, que se dirigen hacia el centro o muy verticales que crearían zonas sombrías improductivas. En la primavera las ramas temporarias sobre el eje central, florecerán y darán una pequeña producción que servirá para retener crecimientos vigorosos que puedan originarse de los rebajes efectuados en invierno en la parte basal de la planta para formar el vaso. Se mantiene esta estructura productiva sólo 1-2 temporadas hasta que se asegure una buena formación del vaso, evitando crear situaciones de competencia cuando el vaso definitivo empiece a fructificar, por lo tanto en ese momento, se debe rebajar el eje central y las ramas temporarias. Se denomina entonces vaso retardado porque luego de 2-3 cosechas recién queda definida la estructura de verdadero vaso, logrando producciones muy precoces. Todas estas últimas variantes corresponden a manejos muy exigidos tanto en fertilización y riego, como en controles de carga, para evitar que se “envejezca” el sistema de conducción aún antes de iniciarse la producción. Ípsilon Es una adaptación del sistema Tatura desarrollado en Australia para optimizar la luz (eficiencia fotosintética) y permitir una mayor densidad de plantación por un menor distanciamiento entre las plantas en la hilera, asegurando el control de crecimiento de las plantas durante la formación de las plantas por la competencia entre raíces. El sistema permite mecanizar tanto la poda como la cosecha. Consiste en una planta con un tronco bajo (40-50 cm) sobre el cual se disponen transversalmente a la hilera en forma de V dos ramas opuestas con un ángulo de 6070º entre ellos. Con poda en verde, deben controlarse todas las ramas vigorosas que se forman en la parte central y que impedirían la penetración de luz. Las ramas productivas de duraznero, (brindillas largas sin despuntar) se ubican hacia afuera, asegurando una buena exposición de la fruta a la luz y facilitando la cosecha mecánica por vibración y su recepción en carpas en dos niveles, de forma tal que la fruta no se golpea ni entre sí ni con las ramas. El sistema se está difundiendo principalmente en durazneros, no tanto por la posibilidad de mecanización sino porque permite una mayor densidad de plantación y sobre todo porque su formación y manejo se asemejan al vaso ya que al ípsilon se lo puede considerar prácticamente como un vaso de dos brazos y poda larga. Eje Central Otras formas de conducir los frutales, en donde la planta mantiene su eje y la forma piramidal, constituyen sistemas de conducción que responde a la misma base fisiológica y funcional, pero con pequeñas diferencias adaptadas a diferentes situaciones regionales o de especies. Existen por lo tanto diversos sistemas con eje central: palmetas, cruceta, Marchand, pirámide, spindlebush, huso, fuseto, etc. Todos derivados de la pirámide en cuanto a la forma y ventajas para captar luz pero con diferencias sustanciales en cuanto a los principios de su formación.

78
Pirámide La pirámide se estructura a base de poda, por lo tanto se retrasa la entrada en fructificación, mientras que los nuevos sistemas mantienen también la forma piramidal o en un plano como las palmetas o el Marchand, pero en la formación para lograr la estructura correspondiente emplean poda en verde y rebajes mínimos y controlan las dominancias con ubicación e inclinación de ramas, permitiendo sólo el raleo de ramas innecesarias, induciendo así a una fructificación precoz. Estos sistemas consisten básicamente en plantas que mantienen durante toda la vida el eje central o “leader” y sobre él se disponen ramas en posición inclinada (45º 60º) según el vigor de las mismas. Esa disposición de ramas sobre el eje varía según las especies y/o cultivares, adaptándose al hábito natural de los mismos, pudiendo estar ubicados en planos superpuestos lo suficientemente separados (50-80 cm) para asegurar la iluminación o bien en forma helicoidal no importando demasiado la distancia entre los mismos siempre que no se superpongan entre ellas. Una de las dificultades o limitantes más grande que tienen los sistemas en eje central es la pérdida de equilibrio entre el eje y las ramas laterales, como así también por la marcada dominancia apical que puede presentarse y que origina sombreamiento de la parte central y baja de la planta. Se debe procurar que el eje central mantenga su liderazgo durante toda la vida, por ello las diferencias diametrales entre el eje y la rama inserta debe mantenerse siempre en 3:1. Cuando una rama de estructura supera el diámetro del eje central se desequilibra completamente la planta. Esas diferencias deben controlarse con una mayor inclinación de la rama para inducir una mayor fructificación y por efecto de carga contrarrestar vigor evitando que el eje quede subordinado. Según la especie y/o combinación variedad /portainjerto, se consigue más o menos fácil la ramificación sobre el eje. Cuando por dominancia apical se deba recurrir a alguna práctica para lograr brotación de las yemas, se trata en lo posible que no sea rebajando el eje, recurriendo mejor a las incisiones y en casos limitantes al rebaje tardío y/o en dos tiempos. Algunas modificaciones del eje central se basan en el tratamiento que se le da al eje, así el spindlebush desarrollado para peral se maneja con rebajes del eje para lograr la ramificación a la altura deseada, prolongando luego la planta o eje con el brote más apical y vertical que se logra. El sistema Solaxe se basa en un eje central donde se disponen ramas colgantes que se obtienen arqueando los brotes laterales con ganchos de alambre, dándole una inclinación de 120°; de esta manera se detiene el crecimiento e induce una fructificación precoz. La poda es mínima, al comienzo de la formación se deben extraer las ramas bajas para formar un tronco alto, de al menos un metro y después se dejan prácticamente todas. La poda de fructificación consiste en sacar las lamburdas o ramilletes para regular la producción, dejando la fructificación en la parte periférica, lo que se ha dado en llamar poda centrífuga. La planta adulta toma una forma cilíndrica o cónica invertida con aspecto llorón.

79

Esquema de la formación de una planta por el sistema Solaxe El eje central desarrollado para olivo se denomina monocono y se basa en los mismos principios, selección de ramas sobre el tronco principal, manteniendo la forma piramidal y el espaciamiento apropiado de las ramas para permitir la entrada de luz. Bases para la formación de los sistemas en eje central 1. Partir de una planta de buena calidad: planta terminada (con o sin ramificaciones) o plantas a ojo dormido, que tienen como ventaja arrancar con un brote de buena dominancia apical. 2. Mantener la dominancia del eje o leader sobre las ramas laterales, atando el eje a un tutor y/o eliminando los brotes con tendencia vertical. 3. Seleccionar buenas ramas: vigor medio, bien espaciadas o distribuidas (garantizar penetración de luz), buenos ángulos inserción (resistencia y precocidad) y que se mantenga la diferencia entre diámetro (1:3 o 4) respecto al diámetro del eje en el punto donde se insertan. 4. Raleo, durante la formación, de las ramas muy vigorosas con ángulos cerrados. 5. Establecer la forma piramidal o sea las ramas inferiores de mayor longitud que las superiores lo más temprano posible y mantenerla. 6. Ralear ramas cuando sea necesario penetrar luz. 7. Controlar la altura final de la planta y el desarrollo de las ramas laterales. 8. Evitar que las ramas de estructuras, principalmente las inferiores o de la parte media, pierdan su posición y se verticalicen ya que cerraría la planta perdiendo su estructura piramidal y por lo tanto su equilibrio. 9. A medida que la planta envejece, renovar las ramas cuando éstas por sucesivas cargas caigan debajo de la posición horizontal. 10. Control del crecimiento excesivo con mayor carga, poda en verde, poda de raíces, estrés hídrico, aplicación de reguladores del crecimiento, cloruro de calcio o cualquier otra práctica adecuada. El desafío de todos estos sistemas se basa en poder efectuar la ortopedia o inclinación de ramas oportunamente, por ello la disponibilidad de mano de obra capacitada en primavera / verano es fundamental. Si se deja crecer libremente la planta, se presentan muchas situaciones a veces insalvables, porque exigen podas enérgicas en invierno lo que origina una fuerte respuesta vegetativa que contrarresta la diferenciación floral, perdiendo así el fundamento del sistema. Durante la formación de estos sistemas (2 a 3 años) se exige un control riguroso para evitar desequilibrios, una vez que la planta entra en fructificación el sistema se contiene mejor y más equilibradamente. En los primeros años de formación de una planta, cualquiera sea el sistema, se contraponen situaciones, por un lado el manejo exigente con fertilización nitrogenada para lograr importantes crecimientos y formar rápidamente una planta, induce fuertes crecimientos que si los controlamos con poda de rebaje invernal retrasamos marcadamente la diferenciación floral y nos alejamos del objetivo básico: precocidad. Por ello,

80
debemos trabajar sobre todo con poda en verde, permitiendo el máximo crecimiento vegetativo pero sólo de los requeridos para la formación de la estructura del sistema de conducción elegido. Palmetas Es un sistema de conducción muy difundido en Italia. La palmeta original de Baldasari, desarrollada como palmeta regular de brazos oblicuos está constituida por un eje central y ramas dispuestas en forma regular, opuestas e inclinadas (45º-60º) en el sentido de la hilera. La distancia mínima entre las ramas de los pisos sucesivos (3 ó 4) no debe ser inferior a 50-60 cm. Sobre esas ramas de estructura se disponen en posición horizontal las ramas temporarias o productoras. Según la regularidad en la disposición de las ramas y el grado de inclinación, la palmeta puede ser regular o irregular de brazos oblicuos u horizontales. La “cruceta” muy difundida en nuestra fruticultura y en Chile surge de una modificación adaptación de la palmeta clásica de ramas oblicuas, permitiendo al piso inferior de la palmeta una expansión hacia el interfilar (ganando superficie o volumen productivo) y para poder ubicar o posicionar dichas ramas debió incorporarse al espaldero o estructura básica de la palmeta, dos alambres paralelos que se sostienen sobre un poste transversal originándose así la cruceta. Sería entonces un híbrido entre eje central (en la parte inferior) y palmeta (parte superior). En duraznero, como es una especie que no tiene mucha dominancia apical sus ramas son naturalmente abiertas que ayudan a su formación y además son fuertes como para soportar la carga, no lleva sistema de apoyo y por lo tanto tiene una formación irregular. Se la denomina semipalmeta.

Palmeta Regular Marchand o Bandera Adoptado principalmente para combinaciones de variedad y portainjerto muy vigorosos y especies muy poco precoces como por ejemplo cerezo. Consiste en una formación donde la planta esta inclinada a 45º y los brotes que se desarrollan en la parte dorsal se fijan en posición perpendicular al eje de la planta mientras que las ramas de la parte inferior se colocan totalmente horizontalizadas para inducir rápidamente la diferenciación floral. Al igual que la palmeta todas las ramas que salen de las ramas de estructura se manejan horizontales para desarrollar yemas frutales anticipadamente.

81

Sistema prado Permite una muy elevada densidad de plantación (más de 5.000 plantas/ha), distanciadas a 1 - 1,5 x 0,8 - 1,0 m, cortando la planta completa a 30 cm del suelo con la cosecha mecánica. Este sistema es factible de aplicar en cultivares de maduración muy temprana de durazneros y en zonas con una estación de crecimiento lo suficientemente larga para asegurar la brotación y diferenciación floral, luego de la cosecha, para la próxima producción. En situaciones donde esa secuencia (cosecha, brotación y diferenciación) no es posible se deja una temporada en reposo para la nueva formación de la planta y se cosecha así alternadamente. Estos sistemas con tan alta densidad de plantación exigen el empleo de plantas de muy buena calidad y económicas cumpliendo las plantas autoradicadas (variedades comerciales propagadas agámicamente: estacas o micropropagación) esas condiciones. El sistema prado no está aún difundido mundialmente en gran escala a nivel comercial.

PODA DE FRUCTIFICACIÓN EN FRUTALES. Objetivos.
Es la que se efectúa cuando la planta ya está formada, con el fin de regular el equilibrio vegetativo-reproductivo, garantizando una armónica y racional distribución de la máxima producción, cuali y cuantitativamente, manteniéndola constante en el tiempo. Según la precocidad de la especie y el sistema de conducción, la poda de fructificación se inicia antes (duraznero, ciruelo japonés, manzano spur sobre portainjertos enanizantes, etc) o más tardíamente (ciruelo europeo, cerezo, peral sobre franco, etc.). Si bien se trata de anticipar la fructificación (precocidad), nunca debe comprometerse la formación de la planta. Sólo los árboles ya formados y bien conducidos pueden responder a los principios y objetivos de la poda de fructificación. OBJETIVOS 1. Mantener un vigor adecuado en las unidades de fructificación. La poda, al reducir el número de yemas de una planta mejora la nutrición de las que quedan y por lo tanto les imprime un mayor vigor. Así el duraznero, al fructificar mejor sobre brindillas (unidad vigorosa) requiere más poda que un ciruelo que fructifica mejor sobre ramilletes (unidad de vigor reducido). 2. Reducir los puntos de fructificación. Al podar, estamos sacando yemas de flor, que son

82
potencialmente frutos, de allí que la poda reduce la alternancia de producción e incrementa el tamaño y calidad de los frutos; aunque para lograr estos objetivos existe otra técnica que es el raleo de frutos. El reducir los puntos de fructificación es una desventaja en frutales de frutos pequeños, o donde no interesa aumentar el tamaño de los frutos, como por ejemplo: cerezo, almendro, ciruelo para secado, etc. 3. Distribuir adecuadamente el vigor en la planta. En una planta sin poda, las nuevas ramas y la fructificación se desarrollan en la periferia de la copa y con mayor vigor en la parte apical. La poda tiende a mejorar el vigor y la fructificación de la parte inferior de la copa, siempre lo más cerca posible del tronco y ramas primarias. 4. Controlar el tamaño del árbol. La poda es una forma más de mantener reducido el tamaño de las plantas, como lo son el uso de retardantes del crecimiento y portainjertos enanizantes. 5. Desarrollar ramas de renuevo para reemplazar ramas improductivas. Los órganos de fructificación tienen una duración limitada; mientras que en duraznero, la brindilla debe ser renovada todos los años, los dardos en frutales de pepita o ramilletes en otros frutales de carozo pueden durar 5,10 ó más años. 6. Remover ramas débiles, enfermas o que se interfieran. Por último, podemos decir que la poda tiene un objetivo de "limpieza" de la planta para mejorar el efecto de las pulverizaciones, entre otros beneficios. Esos objetivos se logran complementando poda de raleo y de rebaje. La intensidad de la poda de rebaje (corta o larga) estará en función de: a-) la especie y el cultivar (duración de los elementos de fructificación), b-) sistema de conducción y poda, c-) estado de la planta: edad, poda anterior, producción, manejo, etc. El duraznero que fructifica en brindillas (renovación anual) exigirá una poda más intensa que el cerezo cuyos elementos de fructificación duran 8-10 años. Situaciones intermedias corresponden a almendro, damasco, ciruelo japonés (ramilletes de 3-4 años), peral y manzano (dardos de mejor calidad de 3-5 años), ciruelo europeo (ramilletes de 4-5 años). El estado de la planta, independientemente de la especie y variedad, definen en gran medida la intensidad de poda y tipos de corte que prevalecerán. Plantas con una excesiva producción anterior y que por mal manejo de fertilización, riego, tratamientos sanitarios, etc., solos o combinados entre ellos, resultarán seguramente con crecimientos vegetativos tan pobres que no permitirán la renovación del material reproductivo, obligando a intervenir con una intensidad de poda mayor a fuerza de rebajes para recuperar crecimientos vegetativos en la próxima temporada. Una situación contraria puede presentarse para la misma especie y/o cultivar, si por efecto de una helada se hubiera perdido la producción y no se hubiera manejado criteriosamente la fertilización nitrogenada (debe ser menor), la planta presentará un crecimiento vegetativo exagerado, por lo tanto la poda de fructificación deberá ser menos intensa y sobre todo de raleo para asegurar principalmente una mejor iluminación. Siempre durante la poda de fructificación debe considerarse el sistema de conducción, tratando de mantenerlo, y si hubiera perdido la estructura básica con la poda deberá tenderse a recuperar equilibradamente el sistema de conducción, aún a costa de perder parte de la producción de esa campaña pero asegurando las futuras. Con la poda larga, donde prevalece el raleo sobre el rebaje y éste es mínimo o nulo, se asegura un potencial productivo mayor porque se dejan más yemas frutales, la floración se retrasa y es más prolongada, disminuyendo en parte los riesgos de daños por helada. Este efecto positivo, debe obligatoriamente ser complementado con un manejo eficiente de raleo de frutos (época e intensidad apropiados) como así también de riego y fertilización. Sólo asegurando “eficientemente” esas prácticas culturales debe recomendarse la poda larga. Con la poda de fructificación se establece la producción o carga, ajustándola defi-

83
nitivamente con el raleo de frutos. La producción potencial (kg/planta) se establece en función de la especie y cultivar, edad de la planta y tamaño de la misma (portainjerto, suelo, manejo, etc.). Definido así un potencia de 15.000-35.000 ó 50.000 kg/ha, según sea el caso, cerezo o ciruelas de maduración temprana, duraznos o manzanas, y según el número de plantas por hectárea (densidad de plantación) corresponderá a un rendimiento por planta, luego dividido por el peso medio del fruto comercializable, se establecerá el número de frutos por planta. Ese número final por planta, contemplará una polinización y cuaje eficiente con las posteriores caídas naturales de fruto y el ajuste definitivo con el raleo de frutos. Queda entonces por establecer como distribuiremos las yemas en la planta, qué número de brindillas y/o dardos dejaremos con la poda. Así podremos establecer con la poda una carga de 300 frutos plantas, ubicados en 300 brindillas (poda corta) o en 100- 150 brindillas (poda larga, con tres o dos frutos/brindilla) en el caso de duraznos. En manzanos deberemos hacer el cálculo distribuyendo los dardos por metro de ramas, asegurando un fruto por dardo. Con la poda también fijaremos no sólo la cantidad sino también su distribución en la planta, permitiendo una mayor cantidad de fruta en la parte superior y media respecto a la parte baja de la planta, asegurando siempre que esa madera frutal quede bien expuesta a la luz para lograr fruta de calidad (color y sabor). En nuestro medio, especies como el almendro de floración temprana, por lo tanto muy expuesta a daños por heladas, a pesar de tener elementos de fructificación de corta duración, no son sometidas a podas tan intensas como el ciruelo japonés, debido en parte para retrasar la floración y prolongar dicho período, además al ser una fruta cuyo valor no está dado por el tamaño o color (se comercializa la semilla o almendra) no es tan exigente regular la producción con la poda de rebaje, asegurándose la renovación de los elementos de fructificación con “luz” (poda de raleo) y con un manejo apropiado de fertilización. Un razonamiento semejante puede plantearse en una explotación de damascos destinados a industria, donde no importa demasiado el calibre de los frutos, entonces la intensidad de poda será menor que en aquellas situaciones o variedades destinadas a fruta para consumo en fresco. Un manejo especial de poda de fructificación merece el olivo, especie vecera genéticamente y por influencia de manejo. Así en años de alta producción, además de inhibirse la diferenciación floral por alta carga inicial de frutos, la planta responde con pobres crecimientos vegetativos (recordar la competencia marcada que ejercen los frutos sobre los brotes), por lo tanto en la próxima temporada la poda de fructificación se limitará a un mínimo raleo de ramas, tendiente sólo a mejorar la iluminación de la planta, dejando todo el material posible para la floración y cuaje. La intensidad de poda quedará entonces determinada por la cantidad de madera frutal (brindillas) presente en el momento de efectuar la poda. Si es alta la proporción o cantidad de brindillas, se podará más intensamente, aún con poda de raleo de ramas solamente, para controlar así la carga inicial, evitando la inhibición de yemas frutales. Si no se controla con poda esa carga inicial, deberá hacerse luego con raleo de frutos: manual (muy costoso) o químico (no muy desarrollado aún), por lo tanto la forma más práctica, segura y económica de regular la producción en olivo es mediante la poda. Otra especie que merece especial atención en la poda de fructificación es el nogal, donde existen cultivares tradiciones de producción terminal, menos productivos, por lo tanto la intensidad de poda es menor y el rebaje no debe efectuarse porque se eliminaría la producción allí dispuesta. Los nuevos cultivares, de producción lateral, más productivos, exigirán también una poda más intensa, aún con rebajes, tendiente a compensar el menor crecimiento vegetativo que se produce por competencia con frutos. Recordar que la poda es una práctica cultural más y por lo tanto debe complementarse con otras como: riego, fertilización, raleo de frutos, tratamientos fitosanitarios, cosecha oportuna, etc.

Poda de raíces
Las raíces responden también a la poda y afectan marcadamente la parte aérea.

84
La poda de raíces se efectúa mediante una labor profunda, al fin de verano o principios de otoño, cuando la planta reduce al mínimo la demanda de agua y nutrientes, coincidente con el período de crecimiento de raíces. Cuando se necesita fertilizar con P (localizándolo cerca de las raíces) y/o romper alguna capa impermeable de suelo para mejorar la penetración o percolación de agua, se aprovecha esa labor profunda como poda de raíces. Si esa operación se efectúa en primavera / verano, actúa controlando el crecimiento vegetativo porque se reducen las reservas de hidratos de carbono y reguladores de crecimiento y la capacidad de absorber agua y nutrientes. Debido a que es muy difícil localizar la profundidad y distribución de las raíces para asegurar su eficiencia, no es una práctica común. Conviene hacerla un año de cada lado de la planta y dejar aún 3-5 años sin repetir la operación para evitar efectos negativos.

Poda de rejuvenecimiento
Mal llamada poda de rejuvenecimiento porque el material nuevo seguirá siendo adulto no “juvenil” por ello se debería llamar mejor poda de renovación o vigorización. Es la poda efectuada cuando se debe recuperar la productividad de una planta. Cuando por razones de mal manejo: exceso de producción, pobres crecimientos, falta de luz, mala nutrición y riego etc., la madera frutal es improductiva y se aleja del sistema de conducción original, puede recurrirse a la poda de rejuvenecimiento. Debe evaluarse bien las causas que determinaron ese envejecimiento y si el sistema radicular de la planta está sano y no hay síntomas de afecciones serias como nemátodos, Phytophthora o problemas de compatibilidad de injerto entre otras causas, puede recomendarse esta poda. La poda de rejuvenecimiento consistirá en un rebaje muy intenso, en invierno, induciendo la brotación de yemas latentes cercanas a la zona de los cortes sobre madera vieja. Los cortes puede ser conveniente protegerlos con una mezcla o pasta fungicida cicatrizante (no cúprica), y la estructura de la planta que queda debe ser pintada con látex blanco para prevenir las quemaduras de sol. Durante la primavera / verano deberán seleccionarse los brotes bien ubicados para renovar las ramas de estructura y de producción. Esta poda por su intensidad dejará también sin producción la planta ese año, pero para lograr el objetivo se debe sacrificar esa producción, persiguiendo sólo la obtención de madera sobre la que se inducirán yemas frutales para las próximas temporadas. No todas las especies responden bien a esta poda y debe evaluarse bien las causas que llevaron al cultivo a dicho envejecimiento y estar en condiciones de revertirlas, antes de tomar la decisión de esta poda. Se exigirá por lo tanto un posterior manejo apropiado del cultivo, en lo que respecta a las otras prácticas: riego, fertilización, tratamientos fitosanitarios, poda de fructificación, raleo de frutos, etc.

85

CAPITULO V FLORACION Y FRUCTIFICACION
El conocimiento de los procesos de floración y fructificación es fundamental para el fruticultor, ya que son la base de su producción, y además existe en la mayoría de las plantas frutales una gran cantidad de problemas originados en alguna anomalía de estos procesos. Entre ellos podemos citar a la falta de floración, poco cuaje, exceso de producción, alternancia de cosechas y caídas de fruto

JUVENILIDAD: Concepto y características.
La juvenilidad es el período de vida de una planta de semilla que va desde su nacimiento hasta que comienza la floración. Es necesario recalcar que solo está presente en las plantas de semilla, ya que una vez superado este período todas las ramas nuevas de la planta se van tornando adultas, pasando por una fase de transición, y por lo tanto si el material que se extraiga para realizar cualquier tipo de multiplicación vegetativa, proviene de estas ramas, las nuevas plantas serán totalmente adultas. Las plantas de semilla, conservan las características juveniles en la parte basal, fenómeno que se ha denominado topófisis y significa que existe un diferente comportamiento o naturaleza fisiológica en los distintos lugares de la planta. Existen una serie de características morfológicas que definen el estado juvenil, entre ellas se pueden citar: la presencia de espinas, que es típica en Citrus, la forma de las hojas que tiende a ser mas redondeada, la caída de las hojas se retrasa en plantas de hoja caduca y un carácter fisiológico importante es la mayor facilidad de enraizamiento de estacas. Además se ha determinado en plantas en estado juvenil, una menor cantidad de ácido ribonucleico mensajero (ARNm), lo que podría ser el factor bioquímico responsable de todas las expresiones fenotípicas de la juvenilidad ya que como se sabe, el ARNm es el que realiza la transferencia de la información del ADN del núcleo al citoplasma, y así aunque existan en el genotipo caracteres como la diferenciación floral, no se pueden llevar a cabo por la falta de ARNm.

REJUVENECIMIENTO.
La práctica de una poda drástica, acompañada de riego adecuado, fertilización y control de plagas y malezas a plantas envejecidas o decrépitas, se conoce en fruticultura como rejuvenecimiento, pero sería más correcto denominarla vigorización ya que las plantas al ser propagadas asexualmente no tienen en ninguna parte de la copa caracteres juveniles, son totalmente adultas. Si bien después de este tratamiento, especialmente en algunas especies, puede no ocurrir o disminuir la diferenciación de yemas florales, esto no se debe a un factor de juvenilidad, sino a un excesivo vigor de las nuevas ramas ya que de acuerdo a uno de los principios fisiológicos de poda enunciados por A. J. Winkler, la fructibilidad de las yemas es inversamente proporcional al vigor, dentro de ciertos límites. A la etapa improductiva de los montes recién implantados también se la suele denominar período juvenil, término impropio por que las plantas desde la unión de injerto hacia arriba son totalmente adultas, algunos autores proponen denominarla juvenilidad adulta o simplemente período improductivo.

86

INDUCCION FLORAL: Requerimientos, teorías sobre los factores determinantes.
La Inducción Floral es un proceso fisiológico que culmina con iniciación de la diferenciación de yemas vegetativas a yemas de flor o mixtas. Este proceso se lleva a cabo en un período vegetativo anterior a la floración, en rosáceas de hoja caduca ocurre durante la temporada de crecimiento (primavera y verano) anterior a la floración, mientras que en algunos frutales de hoja perennes como los citrus, las yemas se diferencian en el invierno del mismo año en que se completa la floración. Existen numerosas teorías que intentan explicar este proceso, una de las primeras fue emitida por Julio Sachs en 1865 quien proponía que la diferenciación de flores era posible por la presencia en la planta de una sustancia de naturaleza desconocida, y así varios autores posteriores propusieron que esa sustancia desconocida eran los azúcares o Hidratos de carbono, mientras otros pensaron en la existencia de una hormona a la que le propusieron el nombre de florigen. Krauss y Kraybill expusieron una clasificación de las plantas según su estado nutricional en cuatro clases y su habilidad para el crecimiento, la floración y fructificación se puede resumir en el siguiente cuadro: Clase Cantidad rela- Crecimien- Floración y tiva de C y N to vegeta- fructificación tivo I C.: deficiente Pobre Poca a ninguna C/N N.: abundante II C.: suficiente Exuberante Poca C/N N.: abundante III C.: abundante Moderado Buena C/N N.: suficiente IV C/N C.: abundante N.: deficiente Pobre Poca Posibles causas

Defoliación por insectos o enfermedades, repetida poda estival Excesiva fertilización nitrogenada, poda severa o ambas. Adecuada y equilibrada fertilización, correcto manejo de suelos, poda y raleo de frutos. Insuficiente fertilización nitrogenada

Es necesario aclarar que por C se entiende a los hidratos de carbono y sustancias de reserva que se elaboran en el follaje y por N fundamentalmente agua y nitrógeno que absorben las raíces. Las teorías hormonales no han podido demostrar la existencia de una hormona específica que induzca la floración pero se ha demostrado que las auxinas y las giberelinas inhiben el proceso de inducción.

ALTERNANCIA DE PRODUCCIÓN: Sinónimos, teorías sobre la causa y factores que la desencadenan.
La alternancia de producción, también llamada añerismo o vecería, es la variación de producción a través de los años. Es común en algunas especies frutales como el manzano y el olivo y en algunas cultivares de Citrus como la mandarina común. Esta variación normalmente es anual, o sea un año de mucha carga es seguido de un año con mala producción, aunque también pueden presentarse dos o tres años seguidos tanto de buena como de mala producción. Las causas propuestas para explicarla son dos: Si seguimos a la teoría nutricional para explicar la inducción floral podemos decir que una gran cantidad de frutos consumen muchos hidratos de carbono, disminuyendo de esta manera la relación carbono / nitrógeno de la planta, que como vimos debía estar en valores relativamente altos para inducir la floración. En cambio, si la explicamos por la teoría hormonal los numerosos frutos de un año de carga producen gran cantidad de auxinas y giberelinas que son inhibitorias de la inducción floral. Entre los factores que la desencadenan se pueden mencionar una poda excesiva,

87
heladas que eliminan la producción de un año, falta de cuaje por fallas en la polinización u otros factores climáticos y fertilización desequilibrada, en exceso o fuera de época. Es importante destacar que el principal factor es la predisposición genética que es muy variable entre especies y cultivares. Los medios más importantes para contrarrestarla son el raleo de frutos, la poda anual moderada y la fertilización adecuada, especialmente en nitrógeno y ajustada a la producción.

EVOLUCIÓN DE LAS YEMAS DE FLOR.
El proceso de diferenciación floral presenta una serie de pasos desde el punto de vista morfológico que pueden resumirse en los siguientes: • Aplastamiento del ápice: En las yemas no diferenciadas es generalmente cónico.


• • • •

Formación de sépalos: Aparecen una serie de mamelones meristemáticos alrededor del ápice que representan los primordios de los sépalos. Formación de los pétalos: Formación de los estambres: Formación de los carpelos: Formación de los sacos embrionarios:

Estados fenológicos: • Yema de invierno: Es la yema totalmente cerrada que caracteriza el estado de reposo. • Yema hinchada: Es más redondeada, con signos que ha comenzado el crecimiento, mostrando una coloración más clara en la base de las escamas y en la punta. • Botón verde: Aparece el color de los sépalos del cáliz. • Botón rosado: Aparecen en el extremo apical los pétalos de la corola.


• •

Antesis: Flor abierta, o sea cuando aparecen los verticilos funcionales de la flor (estambres y pistilo) Caída de pétalos: Se produce la abscisión de los pétalos y se comienzan a desecar los estambres. Frutos cuajados: El ovario se agranda para convertirse en frutos.

PRÁCTICAS CULTURALES QUE AFECTAN LA FORMACIÓN DE FLORES.
Es posible, mediante prácticas culturales, aumentar o disminuir la inducción floral por medio de una modificación de los factores que influyen en el proceso. Entre las más importantes se pueden mencionar: • Poda: La poda invernal, al vigorizar las plantas, puede provocar una disminución de la diferenciación floral; pero es necesario recordar que el efecto detrimental del vigor sobre la diferenciación floral se ejerce dentro de ciertos límites que son propios para cada especie, por lo que en algunos casos puede mejorarla. La poda en verde puede mejorar la diferenciación floral al promover la formación de dardos. • Raleo de frutos: El raleo de frutos realizado antes de que ocurra la inducción floral, promueve la misma debido a que la mayor cantidad de frutos disminuye la relación Carbono / Nitrógeno y producen auxinas y giberelinas. • Arqueado: El arqueado de ramas mejora la inducción floral al distribuir el vigor y aumentar el número de brotes. • Anillado: La supresión de un anillo de corteza aumenta la relación Carbono / Nitrógeno de la planta, mejorando las condiciones para la inducción floral. • Fertilización: El aporte de nitrógeno debe ser equilibrado, ya que si bien inhibe la inducción floral, si es demasiado poco, compromete al crecimiento y también al

88 • • • •
cuaje. Riego: El agua tiene un comportamiento similar al nitrógeno y en ambos casos se debe tener muy en cuenta la época para su restricción o aplicación. Portainjerto: Los portainjertos restrictivos de vigor, generalmente aumentan y anticipan (con relación a la edad de la planta) la inducción floral. Follaje: La eliminación de las hojas de las lamburdas de los frutales de pepita inhibe la inducción floral, si se practica antes de que ésta ocurra. Reguladores de crecimiento: Como las auxinas y giberelinas inhiben la inducción floral, los reguladores de crecimiento antagonistas de éstas la promueven. Los ejemplos son el TIBA, ácido tri-iodo benzoico, que inhibe el trasporte de auxinas y los retardantes de crecimiento como Alar, CCC o Paclobutrazol, que desactivan las giberelinas.

POLINIZACIÓN. Agentes. Especies de polinización anemófila.
La polinización es el transporte del polen desde las anteras hasta el estigma, ya sea de la misma flor en plantas autógamas o de flores distintas en plantas alógamas o diclinas. Esta importante función reproductiva, en la mayoría de las plantas está librada a terceros denominados agentes; los más importantes son dos, los insectos que dan en llamar al proceso polinización entomófila y el viento que determina la polinización anemófila. Las flores tienen adaptaciones para uno u otro agente, así para la polinización anemófila los granos de polen son muy pequeños, alrededor de 0.03 mm. de diámetro, y muy livianos, con una velocidad de caída de una pulgada por segundo, lo que hace que la mínima corriente de aire pueda transportarlo muchos metros. Por su parte, los estigmas suelen ser grandes y plumosos para tener mayores oportunidades de captar los granos de polen. Además en muchas especies como el nogal, las flores masculinas se disponen en amentos péndulos que están en una proporción de 7 a 8 veces la cantidad de flores pistiladas y con 1 a 4 millones de granos de polen cada uno. Las principales especies de polinización anemófila son: nogal, castaño, avellano, olivo y palmera datilera, aunque en esta última se impone la polinización manual para obtener cosechas rentables

POLINIZACIÓN ENTOMÓFILA. Factores que la afectan, etología de la abeja.
Existen muchas especies de insectos que realizan la polinización en diversas plantas, pero sin duda la más importante es la abeja doméstica Apis mellifera L. Las plantas de polinización entomófila como los frutales de pepita y carozo y los cítricos, presentan en sus flores adaptaciones que las hacen atractivas a las abejas como son las flores grandes y vistosas y el polen con estructuras para que se adhiera a las patas del insecto. En este caso la proporción de granos de polen a óvulos es mucho menor, en una flor de manzano hay aproximadamente 70.000 granos de polen para sus 10 óvulos. La abeja requiere de ciertas condiciones climáticas para realizar su tarea normalmente, entre los factores climáticos que influyen su comportamiento podemos citar: • Luz: Las abejas están activas solamente con presencia de luz solar, o sea durante el día, aún en días nublados. • Temperatura: Las temperaturas óptimas para el vuelo de las abejas están entre los 15 y los 30 ºC, esto tiene importancia en zonas de primaveras frías donde a veces las horas del día con temperaturas superiores a 15 ºC son pocas, diminuyendo el tiempo dedicado a la polinización. • Lluvias: Las abejas no salen de la colmena en los momentos de lluvia, aunque ésta sea de baja intensidad. • Vientos: Las abejas prefieren los días calmos, con vientos de 20 Km/h disminuyen sus vuelos en un 50 % y con más de 40 Km/h no están activas.

89

PERIODO EFECTIVO DE POLINIZACION.
Se denomina período efectivo de polinización (P.E.P.) a la diferencia de tiempo entre la longevidad del óvulo y el crecimiento del tubo polínico. Si partimos desde antesis, el saco embrionario permanecerá activo por algunos días, pero no todo este período es útil para la polinización, para que ésta sea efectiva, esto es que haya fecundación, debemos descontar el tiempo que demora en crecer y llegar al óvulo el tubo polínico. El crecimiento del tubo polínico está en función básicamente de las temperaturas, así en primaveras frías éste tiempo se alarga, acortándose el período efectivo de polinización, en cambio la longevidad del óvulo está en relación con una buena nutrición del mismo, o sea una alta disponibilidad de aminoácidos e hidratos de carbono.

Crecimiento del tubo polínico Longevidad del óvulo | Antesis P.E.P. | | | | | | | | Tiempo (días)

PLANTAS POLINIZADORAS: Porcentaje y Métodos de intercalación.
Los porcentajes y métodos de intercalación varían grandemente de acuerdo al tipo de polinización, en plantas de polinización anemófila como el nogal y el olivo, se estila colocar una fila completa del cultivar polinizador cada 8 a 20 filas del cultivar principal. Esto va a depender de la especie, el cultivar a polinizar, las condiciones climáticas de la zona y la utilidad del cultivar polinizador. En especies de polinización entomófila es necesaria una distribución más uniforme, una buena alternativa es que cada polinizador esté rodeado de plantas del cultivar principal, lo que da un 11 % de plantas polinizadoras, pero ésta alternativa complica el manejo cuando las dos variedades tienen distintas exigencias. Otra alternativa es plantar una fila del polinizador cada dos filas del cultivar principal (33 %) o cada 4 filas de éste (25 %). Aún estos esquemas complican el manejo, como es el caso en manzano que mientras se está cosechando Red delicious es necesario hacer tratamientos fitosanitarios para carpocapsa en Granny Smith. Entonces, una alternativa que se está usando en manzano es intercalar en las líneas plantas de variedades de flor que se las mantiene más chicas para limitar la competencia.

FECUNDACIÓN. CUAJE: Conceptos e importancia.
Desde la polinización hasta completar el proceso de fecundación que incluye la fertilización de la oosfera que generará el embrión y las células medias del saco embrionario que generarán el endosperma, pasa un tiempo que puede ser desde algunos días hasta meses. En manzano el proceso se cumple en 2 días, en cerezo 4, en ciruelo 7, en duraznero 14 y en avellano meses, ya que la polinización se produce a mediados de invierno y la fecundación a comienzos de primavera. El cuaje es la transformación de la flor en fruto, no siempre tiene que estar involucrada la fecundación para que éste ocurra ya que puede haber un desarrollo del ovario por partenogénesis.

90
El cuaje se mide en porcentaje de flores que se transforman en frutos y existe un cuaje inicial que se contabiliza al mes de plena floración, después de la primera caída y un cuaje final que se mide a la cosecha. Este último, si bien es variable en las diferentes especies y cultivares está entre un 4 y un 8 %, aunque para algunas especies como la palta es alrededor del 2 por mil.

CRECIMIENTO DEL FRUTO: Estadios, tipos de curva y periodos de caída en las especies de mayor importancia económica.
El crecimiento del fruto se produce por división y por agrandamiento celular. La división celular puede cesar en antesis como en la frambuesa, a las dos semanas de plena floración en cerezo, a las cuatro semanas en manzano, a las ocho en peral y hasta la madurez en palta. Los frutos pueden seguir dos patrones de crecimiento, si graficamos el crecimiento en diámetro, volumen, peso fresco, peso seco, etc., respecto al tiempo desde plena floración (P.F.), podemos obtener una curva tipo sigmoidea o doble sigmoidea. La primera es típica de las frutas de pepita, cítricos e higos sin semilla, mientras que la segunda representa a las frutas de carozo, aceitunas, uvas e higos con semilla. Es preferible medir el crecimiento con parámetros tridimensionales como volumen o peso ya que lo representan mejor. Para medir el volumen se puede tomar el diámetro y calcularlo asimilando el fruto a una esfera y para poder hacer el seguimiento del peso se extrae otro fruto de las mismas dimensiones. Tipos de curva de crecimiento de los frutos Vol. de fruto Vol. de fruto

P. F.

I

II Doble sigmoidea

III

Tiempo

P. F.

Tiempo Sigmoidea simple

En la curva de crecimiento doble sigmoidea se pueden distinguir tres estadios, en el I que ocurre principalmente por división celular y se desarrolla el carozo y los tejidos que van a nutrir la semilla, en el II se endurece el carozo y se desarrolla el embrión, y en el III crece el mesocarpio por agrandamiento celular. En frutas de carozo, la duración del estadio II determina el tiempo total de crecimiento, o sea que en las frutas extra-tempranas es casi imperceptible y la curva se torna similar a una sigmoidea simple. La mayoría de los frutales presentan dos caídas, una hasta el mes de plena floración donde caen los frutos no fecundados o mal fecundados, aquí la retención está ligada al efecto estimulante del crecimiento del tubo polínico y la fecundación. La segunda caída se produce al comienzo del estadio II, o sea cuando comienza a desarrollarse el embrión, la interpretación es que se produce un bache entre la estimulación debida al crecimiento del fruto por división celular y la que produce el desarrollo del embrión. En las frutas de pepita ocurre una tercera caída algunos días antes de que la fruta alcance la madurez de cosecha, la primera caída es siempre benéfica, la segunda, llamada purga o caída de junio, en la mayoría de los casos no ocasiona daños, en cambio la tercera es necesario controlarla por que puede verse afectada la cosecha o la calidad de la fruta.

91

CONTROL HORMONAL DE CAÍDA DE FRUTOS.
Para el control de la tercera caída en frutales de pepita se puede utilizar ácido naftalenacético a la concentración de 10 ppm, con esto se logra detener la caída a los dos días del tratamiento y su efecto dura unos 15 días. Se pueden hacer hasta dos tratamientos. En citrus, para retener pomelos y mandarinas tardías se usa 2,4-D a la concentración de 16 ppm del equivalente ácido. Se puede agregar ácido giberélico para no provocar la senescencia de la fruta y la caída del cáliz.

PARTENOCARPIA: Definición, tipos, ocurrencia natural e inducción mediante hormonas.
La partenocarpia, (del gr. partenos, virgen y carpos, fruto) también llamada apirenia, es la producción de frutos sin semillas. Existen tres tipos: Vegetativa, propia de los higos o las bananas, donde el fruto crece como un órgano vegetativo más; estimulativa, característica de la uva Corinto que crece solo después de haber recibido el estímulo de la polinización y la estenospermocarpia (esteno, estrecha; spermo, semilla y carpos, fruto) donde se necesita además de la polinización, la fecundación y el crecimiento de los primeros estadios del embrión que aborta dejando semillas rudimentarias.

92

CAPITULO VIII FRUTICULTURA ESPECIAL
MANZANO
ORIGEN Y UBICACIÓN SISTEMÁTICA.
El manzano cultivado proviene de especies silvestres ubicadas entre sudoeste de Asia y el sudeste de Europa, alrededor de los montes Cáucasos, que dividen justamente estos dos continentes. En la ubicación sistemática, corresponde a la familia Rosáceas, sub-familia Pomoideas y al género Malus, aunque Linneo lo había clasificado dentro del género Pyrus. Así el manzano cultivado, que posiblemente derive del Malus pumila Mill., ha pasado por los siguientes nombres científicos: Pyrus malus var. sylvestris L. Malus sylvestris (L.) Mill. Malus x domestica Borkh. Malus sylvestris (L.) Mill. var. domestica (Borkh.) Mansf. Siendo éste último el de uso actual. Existen otras especies que se han usado como prtainjertos, como el Malus baccata (L.) Borkh., seleccionado por su resistencia a heladas. La sub-familia Pomoideas tiene un número básico de cromosomas (x) de 17, existiendo variedades diploides, triploides y tetraploides. Una teoría atribuye el origen de esta subfamilia a la hibridación de una Prunoidea (x = 8) con una Spiroidea (x = 7), dando un híbrido estéril que se duplicó espontáneamente generando una serie de alopoliploides.

IMPORTANCIA DE SU CULTIVO Y PRINCIPALES PAÍSES PRODUCTORES.
Su elevada productividad, los múltiples usos, calidad nutritiva y conservación de la fruta han hecho del manzano uno de los principales frutales de climas templados y de mayor difusión mundial. Posiblemente uno de los primeros frutales domesticados por el hombre, cultivado en la Grecia antigua y el Imperio Romano. Producción en toneladas 1-China 2-Estados Unidos 3-Irán 4-Turquía 5-Rusia 6-Italia 7-India 8-Francia 9-Chile 10-Argentina 2005 24.016.882 4.408.870 2.661.901 2.570.000 1.800.000 2.192.000 1.739.000 1.856.665 1.400.000 1.206.210 2006 26.065.500 4.568.630 2.660.000 2.002.033 1.609.000 2.112.757 1.755.700 1.705.456 1.370.000 1.280.000 2007 27.507.000 4.237.730 2.660.000 2.266.437 2.211.000 2.072.500 2.001.400 1.800.000 1.390.000 1.300.000

REGIONES DE CULTIVO EN EL PAÍS.
La principal es el Alto Valle de Río Negro y Neuquén, siguiéndole en importancia el Valle de Uco en la provincia de Mendoza, esta última zona, quizás tenga mejores condiciones climáticas, especialmente para desarrollar color, por sus veranos más frescos y con mayor amplitud térmica dadas por la altura.

93
Se puede ampliar en el artículo Manzana Argentina.

EXIGENCIAS CLIMÁTICAS.
Frutal de clima templado con elevadas necesidades de frío (1000 a 1200), aunque existen cultivares con bajos requerimientos (alrededor de 200). Es una planta muy resistente al frío en invierno, mientras no tiene hojas, puede soportar hasta 15 ° C bajo cero. Las temperaturas de primavera son importantes, si son demasiado frescas, puede haber problemas de polinización ya que se disminuye el trabajo de las abejas, y si son muy cálidas, como ocurre en nuestro país, la fruta de algunas variedades como Red Delicious presentan una forma diferente haciéndose más redondeadas. Prefiere veranos frescos, con mucha amplitud térmica, para desarrollar mejor el color exterior del fruto, especialmente algunas variedades como Red Delicous. La elevada luminosidad y temperaturas de verano pueden provocarles daños de “golpes de sol”.

CONDICIONES DEL SUELO PARA SU CULTIVO.
El manzano es un cultivo exigente en suelos, especialmente en lo que se refiere a drenaje ya que es muy sensible a Phytophthora, además para lograr elevadas producciones se requiere del aporte de nitrógeno y potasio. Prefiere suelos de PH levemente ácido (6-7).

PROPAGACIÓN: Portainjertos.
Antiguamente se utilizaba el franco, o sea plantas de la misma especie originadas de semilla, que podía provenir de manzanos silvestres o asilvestrados en las zonas andinas de Río Negro y Neuquén o de residuos de la industria. En la segunda mitad del siglo XX se comenzaron a usar portainjertos restrictivos de vigor, los más importantes son la serie EM (siglas de la Estación Experimental de East Malling, Inglaterra que los seleccionó a partir de manzanos enanos utilizados como ornamentales desde el siglo XVIII en Europa) y la serie MM (Malling Merton), que son híbridos de aquellos con una variedad de manzano resistente al pulgón lanígero denominada Northern Spy. De la serie EM, también denominada M, los más importantes son el M9 y el M26 provenientes del Paraíso Amarillo de Metz, como enanizantes (que dan una planta inferior a 3 metros) y los M4 y M7 que se originaron del Dulcín amarillo de Holstein, que se consideran semienanizantes, dando una planta superior a 4 metros. El tamaño final de la planta depende de muchos factores como el suelo, el clima y principalmente la variedad y el clon ya que los clones spur son mucho más chicos. De la serie MM podemos destacar el 106 y 111 que tienen un vigor intermedio entre los grupos anteriores, el 106 induce elevadas producciones pero es muy sensible a Phytophthora, por esta razón en nuestro país se utiliza el 111, en Brasil, en cambio, se adaptó bien el 106. Otro patón utilizado en Argentina es el Merton Inmune (MI) 793.

PLANTACIÓN Y SISTEMAS DE CONDUCCION.
Antiguamente las plantaciones se hacían al cuadrado a distancias de 8 hasta 12 metros y se conducían en vasos abiertos y cuyas ramas eran sostenidas por puntales. Hoy se conduce en sistemas apoyados (espalderas o Tatura) y las distancias se han reducido a 4 metros entre filas y 1 a 4 metros entre plantas. Los sistemas de conducción más usados son la palmeta y el eje central o huso.

LABORES CULTURALES.
El manzano es un frutal que no tiene problema por factores alelopáticos que pueda provocar la presencia de malezas, estas únicamente ejercen una competencia por agua y nutrientes, que pueden ser agregados en un manejo de suelo con pradera. El suelo cubierto con pradera es conveniente en verano para aumentar la amplitud térmica y con esto mejorar el color de la fruta, en cambio en invierno es mejor disminuir la amplitud térmica para atenuar las heladas y por ello el suelo debe permanecer desnudo, normalmente con rastra, y regado.

94

PODA.
Los sistemas de poda de formación más utilizados son el eje central y la palmeta, ambos apoyados en espalderas. La poda de fructificación debe ser de raleo para renovar los órganos de fructificación. Los rebajes para mantener la forma y la altura de la planta se recomiendan practicarlos a comienzos del verano para reducir el vigor y mejorar el color de la fruta.

POLINIZACIÓN.
La mayoría de los cultivares de manzano son autoincompatibles y es muy importante una buena polinización para lograr un buen cuaje y tener frutos bien formados. Se recomienda la inclusión de al menos dos colmenas por hectárea.

CARACTERÍSTICAS DE LOS PRINCIPALES CULTIVARES.
Tema tratado en la Guía de trabajos Prácticos, se puede ampliar en los siguientes documentos: Cambio Frutícola 12, Cultivares de carozo y pepita, Cultivares de manzano y peral, Boletín Pomaceas

COSECHA.
Los principales índices de madurez que se utilizan son: los días después de plena floración (sello de cosecha), iodo, firmeza de pulpa, sólidos solubles y acidez. No existe un índice válido para todas las situaciones de zona y cultivar. La cosecha debe ser manual, practicando un movimiento a la fruta para que se desprenda en la unión del pedúnculo a la planta, porque si se tira la fruta puede quedar sin pedúnculo o romperse la madera reproductiva. La mayoría de los cultivares son muy sensibles a los golpes, por lo que deben extremarse los cuidados en la cosecha y los movimientos.

PLAGAS Y ENFERMEDADES MÁS IMPORTANTES: SU CONTROL.

95

PERAL

ORIGEN Y UBICACIÓN SISTEMÁTICA.
Existen dos especies del género Pyrus, dos de ellas cultivadas por sus frutos: Pyrus communis L. (Peral Europeo) y P. pyrifolia (Burn. f.) Nakai, llamado Nashi o peral asiático. El origen geográfico del primero es similar al del manzano, en la zona del Cáucaso, aunque a diferencia de aquel, éste se extiende más hacia el continente europeo. El Nashi es originario del este de China. Pertenece a la familia rosáceas, sub-familia pomoideas con 17 cromosomas de número básico.

IMPORTANCIA DE SU CULTIVO Y PRINCIPALES PAÍSES PRODUCTORES.
El peral no adquirido la difusión del manzano, quizás por su corta conservación de la fruta, haciéndola prácticamente de carácter estacional, esto favorece el comercio entre hemisferios, haciéndolo apto para la exportación. Es una fruta resistente al transporte por el estado de madurez con elevada firmeza en que se comercializa. Otra ventaja sobre otros frutales es su rusticidad y facilidad de cultivo.

Producción en toneladas 1- China 2- Italia 3- Estad Unidos 4- España 5- Argentina 6- Corea 7- Turquía 8- Japón 9- Sudáfrica 10- Países Bajos

2005 11.436.69 7 925.905 746.900 639.809 748.727 443.265 360.000 394.700 312.838 195.000

2006 12.106.0 00 907.426 762.970 590.000 510.000 431.464 317.750 319.100 316.133 222.000

2007 12.625.0 00 840.516 799.180 537.400 520.000 425.000 349.420 325.000 325.000 224.000

REGIONES DE CULTIVO EN EL PAÍS.
Prácticamente las mismas que las del manzano, dando el Alto Valle de Rio Negro y Neuquén una excelente calidad de exportación. Alrededor del 60 % de la producción de peras se destina a exportación, siendo Argentina el primer exportador mundial.

EXIGENCIAS CLIMÁTICAS.
El peral tiene unas necesidades de frío superior a las 600 horas, ubicándose la mayoría de las variedades entre 900 y 1000 horas. Resiste más de 20° bajo cero durante el reposo invernal, pero es sensible a heladas después de la floración. Le son favorables las primaveras secas para evitar el daño del tizón de las flores y los veranos cálidos y secos.

CONDICIONES DEL SUELO PARA SU CULTIVO.
Es más tolerante a suelos pesados y húmedos que el manzano y más exigente en humedad para obtener una buena calidad de fruta, la época más sensible a la falta de agua son las cuatro semanas antes de la cosecha. Debe evitarse el exceso de agua en primavera, porque puede afectar el cuaje, es común ya que en esta época se riega mucho

96
para moderar las heladas.

PROPAGACIÓN: Portainjertos. PLANTACIÓN Y SISTEMAS DE CONDUCCION. LABORES CULTURALES. PODA. POLINIZACIÓN. CARACTERÍSTICAS DE LOS PRINCIPALES CULTIVARES. COSECHA. PLAGAS Y ENFERMEDADES MÁS IMPORTANTES: SU CONTROL.

97

MEMBRILLERO
ORIGEN Y UBICACIÓN SISTEMÁTICA. IMPORTANCIA DE SU CULTIVO Y PRINCIPALES PAÍSES PRODUCTORES. REGIONES DE CULTIVO EN EL PAÍS. EXIGENCIAS CLIMÁTICAS. CONDICIONES DEL SUELO PARA SU CULTIVO. PROPAGACIÓN: Portainjertos. PLANTACIÓN Y SISTEMAS DE CONDUCCION. LABORES CULTURALES. PODA. POLINIZACIÓN. CARACTERÍSTICAS DE LOS PRINCIPALES CULTIVARES. COSECHA. PLAGAS Y ENFERMEDADES MÁS IMPORTANTES: SU CONTROL.

98

DURAZNERO
ORIGEN Y UBICACIÓN SISTEMÁTICA. IMPORTANCIA DE SU CULTIVO Y PRINCIPALES PAÍSES PRODUCTORES. REGIONES DE CULTIVO EN EL PAÍS. EXIGENCIAS CLIMÁTICAS. CONDICIONES DEL SUELO PARA SU CULTIVO. PROPAGACIÓN: Portainjertos. PLANTACIÓN Y SISTEMAS DE CONDUCCION. LABORES CULTURALES. PODA. POLINIZACIÓN. CARACTERÍSTICAS DE LOS PRINCIPALES CULTIVARES. COSECHA. PLAGAS Y ENFERMEDADES MÁS IMPORTANTES: SU CONTROL.

99

DAMASCO
ORIGEN Y UBICACIÓN SISTEMÁTICA. IMPORTANCIA DE SU CULTIVO Y PRINCIPALES PAÍSES PRODUCTORES. REGIONES DE CULTIVO EN EL PAÍS. EXIGENCIAS CLIMÁTICAS. CONDICIONES DEL SUELO PARA SU CULTIVO. PROPAGACIÓN: Portainjertos. PLANTACIÓN Y SISTEMAS DE CONDUCCION. LABORES CULTURALES. PODA. POLINIZACIÓN. CARACTERÍSTICAS DE LOS PRINCIPALES CULTIVARES. COSECHA. PLAGAS Y ENFERMEDADES MÁS IMPORTANTES: SU CONTROL.

100

CIRUELOS
ORIGEN Y UBICACIÓN SISTEMÁTICA. IMPORTANCIA DE SU CULTIVO Y PRINCIPALES PAÍSES PRODUCTORES. REGIONES DE CULTIVO EN EL PAÍS. EXIGENCIAS CLIMÁTICAS. CONDICIONES DEL SUELO PARA SU CULTIVO. PROPAGACIÓN: Portainjertos. PLANTACIÓN Y SISTEMAS DE CONDUCCION. LABORES CULTURALES. PODA. POLINIZACIÓN. CARACTERÍSTICAS DE LOS PRINCIPALES CULTIVARES. COSECHA. PLAGAS Y ENFERMEDADES MÁS IMPORTANTES: SU CONTROL.

101

ALMENDRO
ORIGEN Y UBICACIÓN SISTEMÁTICA. IMPORTANCIA DE SU CULTIVO Y PRINCIPALES PAÍSES PRODUCTORES. REGIONES DE CULTIVO EN EL PAÍS. EXIGENCIAS CLIMÁTICAS. CONDICIONES DEL SUELO PARA SU CULTIVO. PROPAGACIÓN: Portainjertos. PLANTACIÓN Y SISTEMAS DE CONDUCCION. LABORES CULTURALES. PODA. POLINIZACIÓN. CARACTERÍSTICAS DE LOS PRINCIPALES CULTIVARES. COSECHA. PLAGAS Y ENFERMEDADES MÁS IMPORTANTES: SU CONTROL.

102

OLIVO
ORIGEN Y UBICACIÓN SISTEMÁTICA. IMPORTANCIA DE SU CULTIVO Y PRINCIPALES PAÍSES PRODUCTORES. REGIONES DE CULTIVO EN EL PAÍS. EXIGENCIAS CLIMÁTICAS. CONDICIONES DEL SUELO PARA SU CULTIVO. PROPAGACIÓN: Portainjertos. PLANTACIÓN Y SISTEMAS DE CONDUCCION. LABORES CULTURALES. PODA. POLINIZACIÓN. CARACTERÍSTICAS DE LOS PRINCIPALES CULTIVARES. COSECHA. PLAGAS Y ENFERMEDADES MÁS IMPORTANTES: SU CONTROL.

103

CITRUS
ORIGEN Y UBICACIÓN SISTEMÁTICA. IMPORTANCIA DE SU CULTIVO Y PRINCIPALES PAÍSES PRODUCTORES. REGIONES DE CULTIVO EN EL PAÍS. EXIGENCIAS CLIMÁTICAS. CONDICIONES DEL SUELO PARA SU CULTIVO. PROPAGACIÓN: Portainjertos. PLANTACIÓN Y SISTEMAS DE CONDUCCION. LABORES CULTURALES. PODA.
La poda de formación puede comenzar en vivero con el despunte del eje principal a una altura de alrededor de 70 cm. para favorecer el crecimiento de 4 a 5 ramas laterales que van a constituir las ramas primarias de la copa. Otra alternativa es formar en vivero una planta denominada a “vara única“, donde por el contrario se favorece el crecimiento vertical del tallo; esta planta se rebaja a la altura citada al momento de la plantación. Después de la formación practicada en vivero o de la poda de plantación realizada en las plantas conducidas a vara única, los cítricos no requieren otra poda durante los primeros 4 a 7 años, a excepción de la extracción de chupones del portainjerto o del tronco, tarea que puede evitarse con la colocación de polainas, hechas con diferentes materiales que cubren el tallo ocultando la luz y no permitiendo su brotación. Nunca se deben extraer las ramas laterales bajas de las plantas mientras no toquen el suelo, conformando lo que comúnmente se conoce como "pollera"; esta es la parte más productiva, especialmente durante los primeros años de vida del árbol. Muchos productores podan la pollera con el pretexto de realizar con comodidad el laboreo del suelo o la aplicación de herbicidas, razones que no justifican la pérdida de producción. A partir de la edad indicada más arriba, se debe realizar la poda de mantenimiento y para ello hay diferentes sistemas, los más usados son el de copa globosa y el de seto. El primero es más utilizado en citriculturas intensivas que producen frutas fundamentalmente para mercado en fresco, mientras que el segundo se adapta a las producciones extensivas, dedicadas especialmente a abastecer la industria. El comienzo de la poda de mantenimiento depende de la especie, el cultivar, el portainjerto y las condiciones de clima y suelo, en general puede decirse que es conveniente iniciar las intervenciones cuando se inicia la pérdida de vigor en la parte central de la copa. Si se retrasa se deben hacer cortes importantes que promueven la formación de

104
chupones y disminuyen la producción. En Tucumán para poda mecánica del limonero se determinó que se deben comenzar las podas a partir del sexto año de implantación. La forma globosa respeta la tendencia natural del árbol y se mantiene con una poda de raleo de ramas que favorezcan la iluminación del interior de la copa, con esto se consigue aumentar la fructificación de esa parte y reducir el tamaño de la planta al sacar las ramas que más se alejan. Los chupones se pueden eliminar si están mal ubicados o rebajar si pueden constituir una renovación de la copa. Algunos prefieren realizar una poda más intensa en la parte central dando la forma de un vaso, esto es conveniente para limitar la altura y proveer de buena iluminación en las partes bajas. La poda en seto se realiza fundamentalmente en forma mecánica realizando rebajes en la parte superior (poda de techo o topping), en los costados (poda de calle o Hedging) y en la parte inferior (poda de pollera o skirting). El topping puede hacerse plano o como techo a dos aguas con un ángulo de 15º a 30º sobre la horizontal a una altura de 4 a 5 metros, esta altura debe guardar una relación de 2 a 1 con el ancho libre entre filas. La poda de laterales debe hacerse inclinada, de manera que las plantas queden más angostas en la parte superior para mejorar la iluminación del piso inferior, esta inclinación lleva un ángulo aproximado de 10º sobre la vertical. Con la poda de la pollera se trata de despejar la planta a 40 o 50 cm. del suelo para que las frutas no toquen el mismo, teniendo en cuenta que con la carga las ramas bajarán. La época más conveniente para la poda de los frutales cítricos se ubica antes de los principales flujos de brotación, o sea en invierno antes de la primera brotación, o en primavera y comienzos de verano después de establecido el cuaje. La poda invernal es vigorizante y realizada hasta la floración no afecta demasiado la producción ya que mejora el cuaje en las ramas que quedan La poda debe siempre contribuir a establecer un equilibrio entre producción y vegetación; en general la mayoría de los cultivares cítricos tienen la condición natural de mantener este equilibrio por lo que la poda de fructificación no juega un papel tan importante. Sin embargo existen algunos cultivares como la mandarina común, y otros en menor medida, que suelen manifestar una marcada vecería, entonces la poda, junto con el raleo de frutos, deben tender a estabilizar la producción. En este caso la poda debe hacerse en el invierno anterior o mejor en la primavera del año de carga, después que se haya estabilizado la producción, esto es de fines de noviembre a principios de enero, dependiendo de la especie, el cultivar y las condiciones agroecológicas. En este caso, junto con la poda se sacan frutitos verdes. Esta segunda época sería más conveniente, ya que por un lado se puede ajustar la producción al nivel adecuado, mejorar el tamaño de fruta y además se incentivan las brotaciones de verano y otoño que serán los cargadores del año siguiente.

POLINIZACIÓN. CARACTERÍSTICAS DE LOS PRINCIPALES CULTIVARES. COSECHA. PLAGAS Y ENFERMEDADES MÁS IMPORTANTES: SU CONTROL.

105

VID
ORIGEN Y UBICACIÓN SISTEMÁTICA.
La vid es una planta que botánicamente se la ubica en el género Vitis de la familia de las Vitáceas la cual corresponde al Orden Ramnales. El género Vitis se divide en dos subgéneros: Muscadinia y Euvitis, este último se caracteriza por tener la corteza del tronco fibrosa que se desprende a la madurez en estrías longitudinales, la presencia de un "diafragma" que interrumpe la médula hueca en cada nudo, los zarcillos bifurcados y las semillas son piriformes con un pico característico. Muscadinia, en cambio, presenta la corteza con lenticelas prominentes y que no se desprende, los nudos no presentan diafragma, los zarcillos son simples y las semillas son de forma oblonga sin pico. A este subgénero pertenece la Vitis rotundifolia, especie originaria del sur de los Estados Unidos. Las siguientes especies corresponden a Euvitis: Vitis vinifera L. Originaria del sur de los Montes Cáucasos y del Mar Caspio hasta el Asia Menor, es la especie más importante por su cultivo tanto para vino como para uva de mesa.

IMPORTANCIA DE SU CULTIVO Y PRINCIPALES PAÍSES PRODUCTORES. REGIONES DE CULTIVO EN EL PAÍS. EXIGENCIAS CLIMÁTICAS. CONDICIONES DEL SUELO PARA SU CULTIVO. PROPAGACIÓN: Portainjertos. PLANTACIÓN Y SISTEMAS DE CONDUCCION. LABORES CULTURALES. PODA. POLINIZACIÓN. CARACTERÍSTICAS DE LOS PRINCIPALES CULTIVARES.

106

COSECHA. PLAGAS Y ENFERMEDADES MÁS IMPORTANTES: SU CONTROL.

107

NOGAL
ORIGEN Y UBICACIÓN SISTEMÁTICA. IMPORTANCIA DE SU CULTIVO Y PRINCIPALES PAÍSES PRODUCTORES. REGIONES DE CULTIVO EN EL PAÍS. EXIGENCIAS CLIMÁTICAS. CONDICIONES DEL SUELO PARA SU CULTIVO. PROPAGACIÓN: Portainjertos. PLANTACIÓN Y SISTEMAS DE CONDUCCION. LABORES CULTURALES. PODA. POLINIZACIÓN. CARACTERÍSTICAS DE LOS PRINCIPALES CULTIVARES. COSECHA. PLAGAS Y ENFERMEDADES MÁS IMPORTANTES: SU CONTROL.

108

HIGUERA
ORIGEN Y UBICACIÓN SISTEMÁTICA. IMPORTANCIA DE SU CULTIVO Y PRINCIPALES PAÍSES PRODUCTORES. REGIONES DE CULTIVO EN EL PAÍS. EXIGENCIAS CLIMÁTICAS. CONDICIONES DEL SUELO PARA SU CULTIVO. PROPAGACIÓN: Portainjertos. PLANTACIÓN Y SISTEMAS DE CONDUCCION. LABORES CULTURALES. PODA. POLINIZACIÓN. CARACTERÍSTICAS DE LOS PRINCIPALES CULTIVARES. COSECHA. PLAGAS Y ENFERMEDADES MÁS IMPORTANTES: SU CONTROL.

109

DATILERO
ORIGEN Y UBICACIÓN SISTEMÁTICA. IMPORTANCIA DE SU CULTIVO Y PRINCIPALES PAÍSES PRODUCTORES. REGIONES DE CULTIVO EN EL PAÍS. EXIGENCIAS CLIMÁTICAS. CONDICIONES DEL SUELO PARA SU CULTIVO. PROPAGACIÓN: Portainjertos. PLANTACIÓN Y SISTEMAS DE CONDUCCION. LABORES CULTURALES. PODA. POLINIZACIÓN. CARACTERÍSTICAS DE LOS PRINCIPALES CULTIVARES. COSECHA. PLAGAS Y ENFERMEDADES MÁS IMPORTANTES: SU CONTROL.

110

PALTO
ORIGEN Y UBICACIÓN SISTEMÁTICA.

IMPORTANCIA DE SU CULTIVO Y PRINCIPALES PAÍSES PRODUCTORES. REGIONES DE CULTIVO EN EL PAÍS. EXIGENCIAS CLIMÁTICAS. CONDICIONES DEL SUELO PARA SU CULTIVO. PROPAGACIÓN: Portainjertos. PLANTACIÓN Y SISTEMAS DE CONDUCCION. LABORES CULTURALES. PODA.
El palto es una especie nativa de selvas tropicales de América Central donde las diferentes especies de árboles deben competir permanentemente por luz y espacio. Es por esto que está genéticamente determinado a tener elevadas tasas de crecimiento y dominancia apical, alcanzando fácilmente 12 m de altura y 14 m de diámetro, si se le da el espacio necesario. El cultivo tradicional indicaba plantar a distancias grandes, más de 10 metros, o de manera más densa para ir haciendo raleos sucesivos y permitir el desarrollo natural de los árboles. En estos casos la poda se limitaba a formar una estructura fuerte y practicar pequeños rebajes para disminuir la dominancia apical. Estas plantaciones presentan la característica de tener árboles de gran tamaño, con el centro prácticamente vacío y con exagerados largos de rama, los que producen derivaciones hacia la periferia, sector en donde se ubica la fructificación. Así, la superficie productiva se encuentra en la parte alta del árbol y cada vez más alejada de su centro. Los problemas de calibre en el cultivar Hass se agravan a medida que el árbol aumenta de tamaño, lo que está asociado a una reducción en la tasa de crecimiento o vigor de las ramas. Se debe considerar que el tamaño que los árboles tendrán en su estado adulto depende de factores como el clima, el suelo, la variedad, el portainjerto y el manejo del cultivo. Muchas variedades cultivadas tienen un desarrollo mediano, con crecimiento piramidal, de acuerdo con ello se le puede plantar a distancias medias, pero considerando su precocidad es posible trabajar en altas densidades. Durante el periodo juvenil de la planta, es conveniente sólo suprimir la madera indis-

111
pensable dado que desde un punto de vista económico es fundamental acelerar la entrada en producción. Esto se debe a que la supresión de ramas trae consigo la disminución del área foliar, lo cual incide negativamente en el desarrollo de la raíz y, por lo tanto, se retrasa la formación de la copa y la entrada en producción. En Israel, donde cerca del 70 % de las plantaciones se manejan con podas anuales, proponen, para palto cv. Hass, una distancia de plantación de 6 por 4 m, en hileras orientadas Norte – Sur. Estas plantaciones se manejan sin raleos posteriores, controlando el tamaño de los árboles con podas anuales entre las hileras. En general, la poda se realiza recortando ramillas por ambos lados de la hilera dejando 2 a 3 m libres entre las paredes de producción. La poda en plantaciones de alta densidad, puede realizarse de forma manual, con tijeras o serrucho, o mecánicamente. Si el costo de la mano de obra lo permite, es preferible la poda manual pues es selectiva y dirigida. La poda mecánica es rápida pero no discrimina sobre el material que corta. En ambos casos, la poda debe ser suave y solamente dirigida a madera delgada, de lo contrario se producirá una baja ostensible en la producción y una gran emisión de brotes vigorosos. Entre árboles contiguos de una misma hilera no se realiza poda alguna, con lo cual cada árbol pierde su individualidad y pasa a formar parte de un seto de producción. La distancia entre las hileras debe ser tal que la altura del árbol no sea mayor al 70 % de esta distancia. Las diferentes partes de la planta difieren en sus requerimientos de luz solar, pero para funcionar normalmente, necesitan entre un 30 a un 50% de la luz solar disponible. Cuando el requerimiento mínimo no se satisface, habrá ineficiencia, retardo y posteriormente muerte de la zona afectada. Mediante el despunte de ramas hacia brotes laterales y fuertes se puede alcanzar la mínima penetración lumínica requerida por la planta para su adecuado desarrollo (30 %). Incluso, se ha logrado la obtención de niveles superiores al 58 %, nivel que disminuye a un 11 % durante la estación de crecimiento. A través de un adecuado manejo de poda, durante el verano, es posible recuperar los niveles hasta un 40 %. En el ciclo fenológico, los niveles más altos de reservas de almidón en la madera, se encuentran en invierno cuando las demandas de crecimientos son bajas, estas reservas descienden rápidamente durante la floración para encontrarse en sus niveles más bajos durante el verano, que es cuando ocurre el aborto de la fruta. Con relación a la época en que se efectúa la poda en frutales de hoja persistente, se recomienda realizarla, por lo general, previo a la brotación y floración de primavera. Efectuada en esta época, la poda promueve el crecimiento de brotes y mejora la calidad de las flores, o sea que es vigorizante por los elevados niveles de reserva. Cuando se desea reducir el crecimiento de árboles excesivamente vigorosos, se puede podar a fines de primavera o comienzos del verano, eliminando material en plena actividad. En general, la poda de invierno ha sido la técnica utilizada para la formación de los árboles, pero es vigorizante y retrasa la entrada en producción, motivo por el cual se emplea preferentemente en huertos de baja densidad, donde se requieren árboles fuertes y de gran tamaño. Por su parte, la poda de verano, cumple los mismos objetivos que la poda de invierno, sin embargo, es más debilitante y por esto se utiliza principalmente en plantaciones de alta densidad. En caso de que los árboles se encuentren en su fase improductiva, es posible realizar un manejo de poda para dar forma al árbol hacia finales del verano, (Snijder y Stassen, 1995). La poda de los brotes de primavera aumentaría el tamaño de fruto al igual que la concentración de Ca, Mg, K y P. Esto último mejoraría la vida postcosecha, debido a que se ha demostrado que bajas concentraciones de calcio, lo que va asociado a un alto vigor que produce ácido indolacético, induciría a desórdenes fisiológicos de postcosecha. Luego de la poda, es posible que se generen brotes vigorosos, con la idea de controlar este crecimiento vegetativo y de generar flores en la temporada siguiente, se han propuesto manejos como el anillado o la aplicación de reguladores de crecimiento como el paclobutrazol, a fin del verano siguiente. Se recomienda que los cortes efectuados a las ramificaciones altas, sean efectuados jus-

112
tos sobre una ramificación lateral. Se ha comprobado que al efectuar los cortes en este punto, la poda retrasa el crecimiento vertical de los árboles. Se ha visto que cerca de tres semanas después de haber efectuado la poda y de haber permitido el paso de la luz al interior, brotan las yemas que se han encontrado por más 18 años latentes. Esto es útil para la vigorización de árboles adultos o para abrir la distancia entre hileras en montes que se encuentran cerrados. Siempre que se efectúa un corte drástico de poda en forma mecánica es recomendable practicar una poda de verano para controlar el vigor.

POLINIZACIÓN. CARACTERÍSTICAS DE LOS PRINCIPALES CULTIVARES. COSECHA. PLAGAS Y ENFERMEDADES MÁS IMPORTANTES: SU CONTROL.

113

BANANERO
ORIGEN Y UBICACIÓN SISTEMÁTICA. IMPORTANCIA DE SU CULTIVO Y PRINCIPALES PAÍSES PRODUCTORES. REGIONES DE CULTIVO EN EL PAÍS. EXIGENCIAS CLIMÁTICAS. CONDICIONES DEL SUELO PARA SU CULTIVO. PROPAGACIÓN: Portainjertos. PLANTACIÓN Y SISTEMAS DE CONDUCCION. LABORES CULTURALES. PODA. POLINIZACIÓN. CARACTERÍSTICAS DE LOS PRINCIPALES CULTIVARES. COSECHA. PLAGAS Y ENFERMEDADES MÁS IMPORTANTES: SU CONTROL.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful