1

FRUTICULTURA Guía de Trabajos Prácticos
Tabla de contenidos
TRABAJO PRÁCTICO N° 1..................................................................................................3 COSECHA DE ACEITUNAS Y ELBORACION DE ACEITE................................................3 TRABAJO PRÁCTICO N° 2................................................................................................13 RECONOCIMIENTO DE ESPECIES FRUTALES EN SU ESTADO VEGETATIVO Y SUS FORMACIONES LEÑOSAS Y FRUCTÍFERAS...................................................................13 TRABAJO PRÁCTICO N° 3................................................................................................26 RECONOCIMIENTO DE CULTIVARES CITRICOS TEMPRANOS Y DETERMINACIÓN DE LA MADUREZ COMERCIAL........................................................................................26 TRABAJO PRÁCTICO N° 4................................................................................................32 RECONOCIMIENTO Y DESCRIPCIÓN DE CULTIVARES DE OLIVO, MANZANO Y PERAL..................................................................................................................................32 TRABAJO PRÁCTICO N° 5................................................................................................45 RECONOCIMIENTO Y DESCRIPCION DE ESPECIES Y PORTAINJERTOS CITRICOS 45 TRABAJO PRACTICO N° 6................................................................................................55 PLANTACIÓN DEL MONTE FRUTAL................................................................................55 TRABAJO PRÁCTICO N° 7................................................................................................64 CONSTRUCCIÓN DEL PARRAL, PLANTACIÓN EN CONTRAESPALDERA Y................64 ORGANOGRAFÍA DE LA VID.............................................................................................64 TRABAJO PRÁCTICO N° 8................................................................................................73 RECONOCIMIENTO Y DESCRIPCIÓN DE CULTIVARES CÍTRICOS DE ESTACIÓN Y TARDÍOS..............................................................................................................................73 TRABAJO PRACTICO Nº 9.................................................................................................79 COSECHA Y EMPAQUE DE FRUTAS................................................................................79 TRABAJO PRÁCTICO N° 10...............................................................................................89 PODA DE LA VID................................................................................................................89 TRABAJO PRÁCTICO N° 11............................................................................................102 PODA DE FORMACIÓN Y FRUCTIFICACION EN FRUTALES.....................................102 TRABAJO PRÁCTICO N° 12............................................................................................110

2 BIOLOGÍA FLORAL Y TÉCNICAS DE CRUZAMIENTO.................................................110 TRABAJO PRÁCTICO N° 13.............................................................................................115 INJERTOS DE MESA O TALLER.......................................................................................115 TRABAJO PRACTICO Nº 14.............................................................................................118 MANEJO DEL MONTE FRUTAL.......................................................................................118 TRABAJO PRÁCTICO Nº 15.............................................................................................125 TÉCNICAS DE PROPAGACIÓN POR ESTACAS..............................................................125 TRABAJO PRÁCTICO N 16.............................................................................................129 RALEO DE FRUTOS..........................................................................................................129 TRABAJO PRÁCTICO N° 17............................................................................................133 RECONOCIMIENTO DE CULTIVARES DE NOGAL, PECAN Y ALMENDRO...............133 TRABAJO PRÁCTICO N° 18............................................................................................139 INJERTOS DE COPA.........................................................................................................139 TRABAJO PRÁCTICO N° 19............................................................................................146 MULTIPLICACIÓN DE PLANTAS CÍTRICAS.................................................................146 TRABAJO PRÁCTICO N° 20............................................................................................153 OPERACIONES EN VERDE PARA UVA DE MESA..........................................................153 TRABAJO PRÁCTICO N° 21............................................................................................160 DESCRIPCIÓN DE CULTIVARES DE DURAZNEROS Y CIRUELOS.............................160 TRABAJO PRÁCTICO Nº 22.............................................................................................164 VIVERO Y PRACTICA DE INJERTACIÓN EN FRUTALES DE CAROZO Y PEPITA.....164

3 TRABAJO PRÁCTICO N° 1 COSECHA DE ACEITUNAS Y ELBORACION DE ACEITE
COSECHA Hasta el presente no existe ningún indicativo que señale que una producción abundante de fruta atente contra la calidad del producto a obtener, por lo tanto todas las prácticas culturales (poda, riego, fertilización, etc.) tendientes a elevar la producción están permitidas sin restricción alguna. Por lo tanto, los olivares que darán la materia prima para la elaboración de nuestro aceite recibirán todos los cuidados necesarios para la obtención de una adecuada cantidad de fruta manteniendo el equilibrio vegetativo reproductivo indispensable para prolongar la vida del árbol con producciones elevadas y constantes entre los años. Especial cuidado debe ponerse al control sanitario de la fruta, ya que daños provocados en ella por agentes parasitarios inciden negativamente en la calidad del aceite a obtener. En nuestro país contamos con el enorme beneficio de ser una zona libre de la mosca del olivo (Dacus oleae) y de la polilla del olivo (Prays oleae); siendo ambas plagas que provocan graves daños por alteración de la materia prima o bien porque obligan a reiteradas aplicaciones de productos químicos que pueden dejar residuos tóxicos en el aceite finalmente obtenido. El siguiente aspecto de vital importancia para la obtención de un aceite de calidad es el momento de la cosecha. En este punto importa tanto el momento en que se efectúe la recolección como así también la forma en la que ésta se ejecute. Como principio básico de la recolección debe desterrarse completamente la utilización de frutos caídos al suelo ya sea en forma natural o porque hayan sido derribados para tal fin, ya que las roturas en el epicarpio que se producirían, en conjunto con el contacto con el terreno, afectarían la calidad de la materia prima. La abrasión del epicarpio genera, sobre todo en contacto con el terreno, una serie de acciones enzimáticas que tienden a alterar el aceite contenido en las células. En particular, se han comprobado reacciones de hidrólisis y de autooxidación enzimática y la proliferación, a expensas del fruto, de microorganismos que dan mal sabor al aceite. La recolección es una de las operaciones de mayor trascendencia en el cultivo del olivo porque una acertada elección de la forma y momento de efectuarla influye en la cantidad y calidad de la cosecha del año, en el costo de la producción y en las cosechas venideras. Son muchos los factores a considerar y hay que conjugarlos de forma armónica para obtener un resultado satisfactorio que combine los siguientes objetivos: • Mayor cantidad de aceite en los frutos. • Máxima calidad del aceite contenido en los frutos. • Daños mínimos a las plantas. Costo de la operación lo más reducido posible. Normalmente debe optarse por una solución de compromiso que comparta la mayor parte de los objetivos propuestos. El momento óptimo de recolección para aceitunas destinadas a aceite es cuando la la mayor parte de las aceitunas se halla en envero, la calidad del aceite contenida en el fruto es la máxima posible de obtener. Es importante saber que cada cultivar tiene un comportamiento particular entre nivel de aceite y color de piel y pulpa del fruto. Conforme sigue avanzando la madurez, los productos abscisores que se van produciendo reducen la fuerza de resistencia al desprendimiento de las aceitunas. Cuando se sobrepasa el momento óptimo de cosecha aumenta la probabilidad de que las aceitunas caigan al suelo con el consiguiente detrimento en la calidad de los aceites, de pérdidas de frutos y de encarecimiento de la recolección. Es común también, que a medida que los frutos maduran, van perdiendo humedad, por lo que el contenido de aceite sobre peso fresco de la fruta aumenta, creando la falsa sensación de que aumenta el rendimiento de aceite final, ya que el nivel de aceite sobre peso seco es el mismo y, en consecuencia, la cantidad de aceite por hectárea es la misma.

4
Simultáneamente, cuando la recolección se retrasa apreciablemente con respecto al momento óptimo de cosecha se producen interferencias en la fisiología del olivo, especialmente en la acumulación de reservas de nutrientes o en la diferenciación floral, con una importante reducción de yemas de flor que se traduce en una merma de cosecha al año siguiente. El índice de madurez se utiliza para determinar el momento óptimo de recogida de la aceituna. Para su cálculo se toman 2 kg de aceitunas situadas a la altura del operador y en las cuatro orientaciones del árbol. Se homogeiniza la muestra, se separan 100 frutos y se clasifican en las siguientes categorias: 0- Piel verde intenso 1- Piel verde amarillento. 2- Piel verde con manchas rojizas en menos de la mitad del fruto. Inicio de envero. 3- Piel rojiza o morada en más de la mitad del fruto. Final de envero. 4- Piel negra y pulpa blanca. 5- Piel negra y pulpa morada sin llegar a la mitad de la pulpa. 6- Piel negra y pulpa morada sin llegar al hueso. 7- Piel negra y pulpa morada totalmente hasta el hueso. Se llama Índice de Madurez al sumatorio del número de frutos de cada categoria por el valor numérico de su categoría dividido por 100, es decir, siendo A,B,C,D,E,F,G,H el número de frutos de cada categoría 0,1,2,3,4,5,6,7 respectivamente, el indice de madurez es: IM= (Ax0 + Bx1 + Cx2 +...+ Hx7)/100 Para las diferentes variedades y zonas puede variar el momento óptimo de cosecha, pero para la extracción de aceite está entre 2,5 y 3,5. En olivar de mesa, efectuar la recolección, como máximo con índice 1. Métodos de recolección Tradicionalmente la recolección de las aceitunas se ha hecho por métodos manuales. El costo de la mano de obra, la dificultad para disponer de la necesaria en la época adecuada en algunas regiones oleícolas, lo duro del trabajo o la oportunidad de realizarlo son algunas de las razones que han motivado la búsqueda de nuevos sistemas, generalmente por la vía de la mecanización. La recolección manual cuidadosa desde el árbol, conocida como "ordeño" por que consiste en hacer correr los dedos pulgar e índice por las brindillas cargadas, es el método más antiguo y más inocuo para el árbol y para las aceitunas. Los obreros situados alrededor del olivo van desprendiendo las aceitunas sobre recipientes portados por ellos mismos, para aceituna de mesa, o sobre mallas colocadas en el suelo cuando el destino de la fruta es para aceite. Para alcanzar las partes altas de los árboles se recurre al uso de escaleras. El trabajo es lento y conduce a un gasto elevado. Se mejoran los rendimientos con el uso de ciertos instrumentos sencillos, tales como rodillos, peines, etc. Tratando de mejorar los rendimientos del trabajo, se introdujo el sistema de "vareo", aceptado en muchas zonas por razones meramente económicas y de menor disponibilidad de mano de obra. Las aceitunas se derriban con la ayuda de una vara y el rendimiento duplica o triplica al del ordeño pero produce un aumento considerable del daño a la planta. Desde la década de 1960, que se vienen experimentando métodos de recolección mecanizada para la olivicultura clásica, se consolidó el vibrador multidireccional. Un vibrador de tronco de estas características consta de un vehículo de transporte, anclaje sobre el vehículo, brazos de elevación y descenso, soporte de cabezal vibratorio, cabezal vibratorio, sistemas de transmisión de potencia y controles. Con este método, la aceituna cae cuando le llega una aceleración que supera la relación fuerza de resistencia al desprendimiento / masa de la aceituna. La transmisión de la vibración desde el cabezal hasta el fruto está dificultada por fuerzas de amortiguación de carácter interno (estructura del árbol) y externo (roce con el aire). Un grado de humedad alto aumenta las fuerzas de amortiguamiento, a la vez que la resistencia de la corteza disminuye, por lo que los daños ocasionados en el punto de agarre pueden ser de consideración.

5
La eficacia de la vibración está favorecida por el menor volumen del árbol, por el menor diámetro del tronco, por frutos con mayor peso y menor fuerza de resistencia al desprendimiento. La formación a un solo tronco, la inserción de ramas principales en el tronco con ángulos agudos, podas adecuadas, y frutos con pedúnculos cortos, son otros aspectos favorables. En la mayor parte de los casos el uso del vibrador para el derribo de las aceitunas se combina con el empleo de redes móviles bajo los árboles. El equipo puede estar constituido por 5-9 personas. No obstante ello, puede realizarse también la mecanización de la recepción del fruto a través de vibradores que incorporen un bastidor metálico con red en forma de paraguas invertido. A fines de la década del 90 con el advenimiento de una olivicultura más intensiva con mayor densidad de plantas por hectárea, se desarrollaron cosechadoras continuas donde la vibración se produce desde el exterior de la planta por medio de rodillos con varetas que sacuden las ramas. La fruta cae sobre cintas de la parte inferior y elevada por cangilones para depositarla en cajones bins que son transportados por un tractor auxiliar. Conservación y transporte Aunque no se necesiten contenedores especiales para el transporte de los frutos, no estará de más recordar que en esta fase pueden producirse daños cuyos efectos se han indicado en el apartado anterior. Conviene no olvidar que la aceituna es un fruto y, por lo tanto, al igual que éstos, es sensible a los golpes. Si bien la transformación en aceite es el fin principal de la recolección de la aceituna, la presencia de daños en el tegumento y la tardanza en efectuar las operaciones de prensado causan daños irreparables en la calidad. Por estas razones, hay que procurar evitar el transporte a granel, cuidando de preparar contenedores en los que pueden formarse capas de espesor no demasiado elevado, del orden de 25 cm, que permitan el apilamiento en un espacio relativamente reducido, sin provocar compresiones. Dos son las principales acciones que pueden desarrollar las enzimas contenidas en el fruto: una acción hidrolítica y una oxidativa a causa de la presencia de lipasas y de lipoxidasas en ambiente intensamente acuoso. La acción hidrolítica prevalece en general sobre la oxidativa debido a los problemas mecánicos relativos al transporte del oxígeno hacia el interior del fruto, fáciles cuando está muy dañado. Para que las acciones antes citadas puedan afectar a la calidad de los aceites obtenidos, se han de dar dos factores. El primero es la falta de integridad del fruto, que por un lado pone en contacto, mediante la rotura de las células, el aceite y las enzimas, y por otro suministra oxígeno, a través del contacto con el aire. Sistemas enzimáticos diversos de los propios de la aceituna pueden estar presentes como resultado del contacto de la pulpa con el terreno y la instauración de colonias de microorganismos en desarrollo. El segundo factor es, obviamente, el tiempo de conservación del fruto, que tiende a aumentar la extensión de los fenómenos. Por lo demás, cabe afirmar que, en general, el primer resultado de las alteraciones va más en contra de las cualidades organolépticas que de las características propiamente químicas. Una vez recogidas las aceitunas, deben ser transformadas con la mayor brevedad. El fruto recogido cada día debe entrar en la almazara en la misma jornada. Cualquier espera da lugar a la iniciación de procesos hidrolíticos, lipolíticos y/u oxidativos, que deterioran la calidad del aceite que se va a obtener, procesos que están favorecidos por el amontonamiento y la falta de aireación. La colocación de las aceitunas en cajones plásticos resistentes, lavables, que permitan la circulación de aire, de espesor uniforme y reducido es siempre preferible a mantenerlas en bolsas o montones de gran altura. El productor de aceituna para aceite debe tener siempre presente que las aceitunas recolectadas directamente desde el árbol dan aceites de mayor calidad que las caídas al suelo y recogida allí. Deben mantenerse separadas en el momento de la

6
recolección y del transporte. Las aceitunas del suelo que llevan barro, tierra o piedras deben ser lavadas cuidadosamente lo antes posible. También es muy importante facilitar la clasificación de la fruta que ingresa a la almazara, llevando separadamente aceitunas de diferentes variedades, o con diferentes grados de madurez; diferenciar atacadas por plagas o enfermedades de aquellas sanas; separar aceitunas muy golpeadas de otras enteras, etc. ELABORACIÓN DE ACEITE DE OLIVA Generalidades La extracción del aceite de oliva es un proceso industrial, en el que intervienen como elementos principales: La materia prima, constituida por aceitunas de diversas características; los subproductos, tales como el orujo y alpechín; y el producto final que es el aceite de oliva virgen de distintas calidades. El aceite que se forma en el interior del fruto está contenido casi en su totalidad en las células del mesocarpio de las aceitunas, prevalentemente en las vacuolas, mientras que la mínima parte restante se halla en el tejido coloidal del citoplasma; el porcentaje de aceite presente en la aceituna oscila entre el 10 y el 30 por ciento del peso fresco, dependiendo de la variedad, del estado de maduración del fruto, de las condiciones climáticas, etc. En la pulpa se encuentra presente también agua, llamada agua de vegetación, cuyo contenido varía entre el 25 y el 70 por ciento del peso fresco del fruto. Además del aceite y del agua de vegetación, de la extracción del aceite de oliva deriva el orujo, constituido por una parte sólida representada principalmente por celulosa y pectinas de la pulpa y lignina del carozo, de agua y de un residuo de aceite que puede provenir de un remanente de la pulpa o bien, del embrión (3 - 6 %). Composición química del aceite y propiedades físicas En el aceite de oliva virgen están presentes dos grupos de componentes fundamentales: la parte lipídica denominada porción saponificable (98 – 99,5 %), y la parte no lipídica, llamada porción insaponificable (0,5 – 2 %). Como todas las grasas el aceite de oliva también está constituido fundamentalmente por triglicéridos que resultan de la síntesis entre glicerina y ácidos grasos. Sustancialmente entre los triglicéridos que componen el aceite de oliva se ve una clara prevalencia del ácido oleico (monoinsaturado), un discreto porcentaje de ácido palmítico y esteárico (saturados) y un discreto porcentaje también, de ácido linoleico (poliinsaturado). Es de remarcar el elevado contenido de ácido oleico (55-80 %), compuesto de elevado valor biológico por su fácil asimilación por parte del organismo humano. También importante es la presencia del ácido linoleico (6 – 20 %), igual al contenido de dicho ácido en la leche materna, es una sustancia de gran valor biológico como precursor hormonal, componente fundamental de las membranas celulares y regulador del metabolismo del colesterol. Los ácidos grasos principales que forman los triglicéridos del aceite son el oleico, el palmítico, el linoleico, el esteárico y el palmitoleico; mientras que los menores son el linolénico, el aráquico, el behénico, el lignocérico y el eicosenoico. También están presentes pequeñas cantidades de heptadecanoico y heptadecenoico. Al considerar las propiedades físicas se pueden dar algunas indicaciones para el aceite de oliva, aunque hay que advertir que en general, se refieren a aceites no definidos en cuanto a su origen, composición acídica y estado de refinación. Así, por ejemplo, la densidad del aceite de oliva oscila en torno a 0,9158 (20°C/4°C), y la viscosidad cinemática en centistokes a 46,68 (38°C) y 9,1 (100°C). El poder calorífico en cal/g es de 9,456. Tecnología de obtención. La tecnología que lleva del fruto al aceite es bastante compleja y peculiar y, a menudo, la buena calidad del producto depende de su correcta aplicación: buenas condiciones de cultivo, recolectar la aceituna en el grado justo de maduración, transformarla en un tiempo razonable, utilizar las instalaciones adecuadas y actuar en

7
condiciones óptimas de limpieza son las condiciones necesarias para el buen resultado de la operación. Recepción de aceituna La primera operación que se realiza en la almazara es la recepción de la aceituna procedente de las explotaciones, esta operación se realiza en el Patio. Normalmente la recepción se efectúa en tolvas situadas a ras de suelo o elevadas, en el caso de las primeras es fundamental vigilar que no pasen camiones y otros vehículos por encima para evitar el riesgo de presencia de grasas minerales en la aceituna recibida. Es interesante conocer el número de tolvas que existen en cada almazara para conocer las posibilidades reales de esa industria para trabajar con líneas separadas. Otro factor fundamental en lo que se refiere a las características de las tolvas de recepción es el material del que se construyen, el más recomendable es el acero inoxidable. Operaciones de Limpieza y Lavado Normalmente, es en el patio de recepción donde se llevan a cabo las operaciones de limpieza y/o lavado del fruto que llega a la misma procedente de las explotaciones. En la mayoría de las almazaras se efectúa tanto una limpieza como un lavado de la aceituna, en algunas ocasiones la práctica de limpieza y lavado se realiza fuera de la almazara, en un punto cercano a las explotaciones, llegando al patio de recepción la aceituna ya limpia. Algunos expertos recomiendan no realizar lavado de los frutos recogidos directamente del árbol y reducir esta operación a la aceituna que ha estado en contacto con el suelo. Otra operación que puede ser recomendable es llevar a cabo una ducha con agua limpia a la salida de la lavadora. Pesado de la aceituna El pesado de la aceituna se lleva a cabo, normalmente, en el patio de recepción una vez ésta ha sido limpiada y lavada. La operación de pesado de aceituna se realiza mayoritariamente con pesadoras de tipo continuo. Almacenamiento de aceituna Las principales causas de almacenamiento de la aceituna en las almazaras son en momentos de poca entrada de frutos así como en plena campaña en almazaras cuya capacidad real de molturación sea inferior a las necesidades concretas de la misma. A la hora de planificar la capacidad de las tolvas de almacenamiento del patio es importante diseñar la industria en función del volumen de trabajo máximo previsto. En general se trabaja en torno al 30% de la capacidad potencial de las mismas. Un parámetro fundamental que afecta a la calidad final de los aceites obtenidos es el tiempo que permanece la aceituna almacenada previo a su procesado, éste no debe ser superior a 1 día. Otro parámetro fundamental es las características de las tolvas de almacenamiento dentro de ellas destaca el material del que se construyen dichas tolvas, si éstas presentan problemas a la hora de la descarga, si disponen de mecanismo de vibrado, etc. No sólo es importante conocer el material constructivo de las tolvas sino que es fundamental vigilar el estado de conservación y de limpieza de las mismas, restos de aceituna pueden deteriorarse y transmitir características no deseables al producto final obtenido. Extracción del aceite Como en cualquier otro producto oleaginoso, la extracción del aceite plantea el problema básico de la rotura de las células oleíferas, a fin de que las vacuolas puedan expandirse y coalescer en gotas de mayores dimensiones.

8
En la tecnología del aceite de oliva, este principio adopta aspectos particulares y presenta ciertas dificultades derivadas tanto de la estructura del fruto como de la notable cantidad de agua presente. Al igual que para otro tipo de tecnologías extractivas, la materia prima, en este caso un fruto, debe prepararse y acondicionarse a través de una serie de fases, aparentemente mecánicas pero, en realidad, complejas por muchos aspectos. De su correcta ejecución depende la calidad final del aceite, siempre en el caso de que la materia prima sea de buena calidad. Molienda La operación de molienda es la primera que se lleva a cabo para adecuar la pasta de aceituna para la posterior extracción del aceite, antiguamente, la operación se realizaba por medio de un sistema de cilindros que giraban sobre una cuba de base pétrea que funcionaba como contenedor de la pasta; un rudimentario sistema de avance, formado por unas aletas metálicas, permitía la mezcla y el transporte de la pasta hacia la salida, actualmente el proceso se lleva a cabo con el molinos de martillos. La combinación de materiales más recomendable para las pastillas y las cribas de los molinos instalados en las almazaras, son de acero inoxidable puesto que este material es el que ofrece garantía de no aparición de trazas metálicas en los aceites obtenidos. Este proceso es bastante importante tanto en el sentido químico como físico, ya que el aceite, antes protegido dentro de la célula oleífera, se pone ahora necesariamente en contacto íntimo con los otros componentes de la misma y de otras partes del fruto, con su carga enzimática. En la fase de triturado se producen importantes transformaciones, sobre todo en los componentes más lábiles frente las enzimas hidrolíticas; por ejemplo, algunos principios amargantes o pungentes experimentan hidrólisis que mejoran la calidad del aceite si la operación se realiza en forma que se eviten otras acciones hidrolíticas más intensas, identificando mediante diversos intentos el tiempo exacto de triturado, diferente para cada tipo de aceituna.

9
Batido

La operación de batido es fundamental a la hora de la obtención de un producto final de calidad. Los principales parámetros que intervienen en la misma son las características de la batidora, la temperatura y el tiempo de batido así como la adición de sustancias en el proceso de batido. Dentro de las características principales de las batidoras destaca el tipo de batidora, los materiales de los que se construyen, el número de cuerpos así como su capacidad. En cuanto a capacidad, la capacidad media de las batidoras instaladas se sitúa en torno a 8.000 litros. Un parámetro fundamental en las características de las batidoras es el material del que están fabricadas, el material idóneo es el acero inoxidable. Para conseguir realizar eficazmente el batido de la masa de aceituna no sólo es necesario que las batidoras tengan unas características adecuadas sino que además es necesario que la propia operación de batido se realice eficazmente. Dentro de las condiciones que afectan al batido cabe destacar: • Tiempo de duración del batido Adición de coadyuvantes En lo que respecta al tiempo de batido se recomienda trabajar a tiempos en torno a 1,5 horas, los tiempos de batido más generalizados en las almazaras oscilan entre 1 y 2 horas. Otro parámetro fundamental en el batido es la temperatura a la que se realiza éste, que no debería superar los 25-30ºC. La temperatura a la que se realiza el batido afecta directamente a la calidad final del producto. Se observa que las mayores calidades de producto final se obtienen cuando se trabaja a temperaturas de batido comprendidas entre los 20 y los 25ºC. La adición de coadyuvantes tecnológicos en el batido es una práctica que permite reducir la temperatura y el tiempo de batido sin incidir negativamente en las características del aceite. La mayoría de las industrias que añaden coadyuvantes en el batido utilizan talco, pero también se pueden utilizar enzimas. El microtalco es un coadyuvante que no sólo tiene efectos antiemulsiontes, sino que favorece la formación de gotas y la separación de los sólidos de la fase acuosa. La consecuencia es que los alpechines tienen menos sólidos en suspensión y hay menos pérdidas de aceite en los orujos. Si bien no hay una cantidad adecuada de microtalco a agregar, con valores del orden del 1% y períodos de amasado de 30 minutos los resultados son buenos. La adición de este tipo de sustancias no afecta negativamente en la calidad, aunque indirectamente puede afectarla de manera positiva puesto que dicha práctica favorece la extracción de aceite y reduce las temperaturas y tiempos a los que es necesario someter a la masa de aceituna en el batido. Separación del aceite Para llevar a cabo la extracción del aceite hay dos procedimientos: por presión y por centrifugación, realizandose con centrífugas horizontales también llamadas “decanter”, dentro del sistema centrifugación se distingue el continuo de 2 Fases del continuo de 3 Fases. Tradicionalmente el sistema utilizado ha sido el de prensa pasándose en la década de los 80s al sistema de centrifugación de 3 Fases, a partir de la década de los 90s ha habido un cambio paulatino de las almazaras hacia el sistema continuo de 2 Fases, también denominado “ecológico” que aunque, en principio, no afecta a la calidad final de los aceites, disminuye el volumen de subproductos generados. La mayoría de las almazaras disponen de tamices para eliminar las partículas sólidas más groseras del aceite, los tipos de tamices dispuestos son dos: rectangulares y circulares. El líquido obtenido tras la extracción, llamado también mosto oleoso, no es solamente aceite, sino que éste se encuentra mezclado con agua de vegetación, los procedimientos existentes en la actualidad para la separación de las fases líquidas son:

• •

Temperatura de batido

10
Decantación natural Centrifugación Combinación de decantación por gravedad y centrifugación Lo más común es el uso de centrífugas verticales. Posteriormente, el aceite, a la salida de la centrífuga vertical, debería pasar por decantadores por gravedad para eliminar el aire provocado por la centrifugación. Los azulejos como material del que se revestían los pozuelos de decantación se han ido sustituyendo por el acero inoxidable. En la decantación por gravedad es fundamental que el fondo de los decantadores sea cónico o inclinado que facilitar su purgado. Almacenamiento de aceite Uno de los puntos en el que se originan pérdidas de calidad de los aceites obtenidos más importantes es el almacenamiento previo al envasado. En el caso del aceite de oliva virgen el periodo de almacenamiento es de una campaña y, como máximo, parte de la siguiente. El número y capacidad de los depósitos recomendable es variable en función de la capacidad de cada almazara, aunque es deseable que exista un número de depósitos suficiente que permita la clasificación de los aceites en función de las calidades, la capacidad de los depósitos depende así mismo de las dimensiones de la almazara aunque en torno a 50 t se considera una capacidad de depósito adecuada. Se recomienda que el almacenamiento se realice en depósitos construidos de un material lo más inerte posible, siendo los de acero inoxidable los más recomendables. Con respecto al fondo de los depósitos puede ser de 3 tipos: cónico, inclinado y plano, los más adecuados son los depósitos de fondo cónico seguido de los de fondo inclinado, en ambos es posible llevar a cabo la limpieza y el purgado de los mismos. Otras características fundamentales para lograr una conservación óptima de los aceites son la existencia en los depósitos de tapadera que impida la entrada en los mismos de cuerpos extraños y reduce el riesgo de degradación por una excesiva aireación, el llenado del depósito por la parte inferior del mismo, la existencia de dispositivos de toma de muestras que permita controlar las calidades de los aceites almacenados y de sistemas de inertización por Nitrógeno en el caso de depósitos de gran capacidad para reducir la presencia de aire en el espacio de cabeza en los mismos. La ubicación de los depósitos más adecuada es en bodega dentro de las almazaras. Las bodegas deberían mantenerse a una temperatura relativamente constante entre 15-20ºC y evitar variaciones térmicas que pueden afectar a las características de los aceites almacenados. Los depósitos situados en el interior de las bodegas, a priori, conservarán mejor las características del aceite. Otra característica importante en las bodegas es conservar la limpieza de las mismas, las paredes y suelo deben de ser fácilmente lavables y la disposición de los depósitos en ellas debe de ser tal que permita el acceso para la limpieza en todos los puntos de la misma. Legislación actual La legislación actual sobre los aspectos bromatológicos referentes al aceite de oliva en nuestro país está determinada en el capítulo séptimo del Código Alimentario Argentino, en el apartado de aceites alimenticios. El Artículo 520 de dicho Código define como aceite alimenticio (Dentro de los cuales se encuentra el Aceite de Oliva) o aceite comestible los admitidos como aptos para la alimentación por el presente y los que en el futuro sean aceptados como tales por la autoridad sanitaria nacional. Dichos aceites se obtendrán a partir de semillas o frutos oleaginosos mediante procesos de elaboración que se ajusten a las condiciones de higiene establecidas por el presente. Presentarán aspecto límpido a 25 °C, sabor y olor agradables y contendrán solamente los componentes propios del aceite que integra la composición de las semillas o frutos de que provienen y los aditivos que para el caso autoriza el presente. El Artículo 521 (Res. M.B.S. 3754, 26/11/1980; Res. M.S.P. y M.A. 1456, 25/6/1982; Res. M.S.P. y M.A. 413, 1/3/1983 y Res. M.S. y A.S. 626, 13/8/1986) • • •

11
establece que los aceites en general se clasificarán en aceites comestibles mezcla, constituido por la mezcla de dos o más aceites comestibles tal que sus componentes se encuentren en una proporción superior al cinco por ciento; y en aceites de ..., provenientes de una sola especie vegetal. A los efectos de su obtención industrial se admitirá la presencia de otro aceite en carácter de contaminante en una proporción máxima del 5 % en peso. Quedan exceptuados los aceites de oliva, los que deberán responder y ajustarse exactamente a su denominación y, por consiguiente, no se admitirá la presencia de ningún otro aceite. El Artículo 522 (Res. M.S. y A.S. 953, 11/6/1985) deja claramente explicitado que la representación gráfica del olivo o de sus frutos, como así también las palablas “olivo” y/u “oliva” sólo podrán usarse en los rótulos, publicidad y proyectos que se refieran al aceite proveniente de esta sola especie vegetal. Los siguientes artículos (523, 524 y 525) tratan de las adiciones que se pueden realizar a los aceites comestibles o de los procesos de refinamiento a los que pueden someterse, dejando de lado en todos los casos al aceite de oliva virgen, que no podrá ser adicionado con sustancia alguna ni sometido a refinación sin perder su categoría de aceite de oliva virgen. Posteriormente en el artículo 535 (Res. M.S. y A.S. 2012 19/10/1984) se define al aceite de oliva como aquel que se obtiene de los frutos de Olea europaea L. Denominándose aceite de oliva de presión o virgen al obtenido a partir del fruto entero y exclusivamente por procedimientos mecánicos adecuados y purificado solamente por lavado, sedimentación filtración y centrifugación (excluida la extracción por disolventes). Este tipo de aceite se clasificará por su grado de acidez libre como: Clase Extra o Calidad Extra, Clase Fina o Calidad Fina y Clase Común o Calidad Común. El aceite de oliva obtenido por presión y sometido a procesos de refinación se designará aceite de oliva refinado o aceite de oliva de presión refinado. La acidez libre para los aceites de Clase Extra deberá ser de 2,00 mg KOH/g de máximo (1,00 % como ácido oleico); Clase Fina de 4,00 mg KOH/g de máximo (2,00 % como ácido oleico) y Clase Común de 6,60 mg KOH/g de máximo (3,30 % como ácido oleico). Simultáneamente todos estos aceites deben poseer un índice de peróxidos no superior a los 30,0 miliequivalentes de oxígeno por kilogramo. Con respecto a los parámetros de calidad y pureza más utilizados se tienen: acidez, índice de peróxidos, extinción al ultravioleta, porcentaje de humedad, composición de ácidos grasos, contenido de polifenoles y valoración organoléptica entre los más importantes. La acidez libre determina los ácidos grasos libres en el aceite de oliva. El método consiste en la disolución de la muestra en una mezcla de disolventes y la valoración de los ácidos grasos libres mediante una solución etanólica de hidróxido de potasio o sodio, utilizando fenolftaleína como indicador. Los peróxidos son productos de la oxidación existentes en una muestra, en un momento determinado. El índice de peróxidos mide el grado de oxidación primaria de un aceite, y nos indica el estado de conservación del mismo. Se expresa en miliequivalentes de oxígeno activo por kilogramo de grasa. Su determinación se realiza por volumetría. Los peróxidos se consideran como los primeros productos de la oxidación de las grasas y su formación sigue, al menos durante las primeras etapas, una marcha paralela a la cantidad de oxígeno absorbido. Se utiliza en especial para detectar la presencia de compuestos oxidados anormales que alteran la calidad del aceite. Su medida se emplea como criterio de calidad. El aceite de oliva virgen, de buena calidad y conservado convenientemente, contiene muy pocos productos de oxidación y presenta una extinción específica en el entorno a los 232 y 270 nm. La espectrofotometría ultravioleta es, por lo tanto, uno de los medios más seguros para conocer el estado de oxidación y conservación de un aceite de oliva, y permite sospechar una eventual adulteración con aceite refinado o de orujo. El agua, aunque es inmiscible con el aceite, puede existir en forma de emulsión estabilizada por ciertos componentes. La humedad favorece la hidrólisis, sobre todo en aquellos aceites cuya acidez inicial es elevada. Una decantación y filtración adecuada permite obtener aceites que no sobrepasen estos límites.

12
Las propiedades organolépticas de una sustancia son aquellos caracteres, percibidos por los órganos de los sentidos, correspondientes a los diversos estímulos sensoriales que posee dicha sustancia. Se trata ante todo, de propiedades físicas o químicas, relativas a su composición; sin embargo, los avances de la física y química no son suficientes para sustituir a nuestros sentidos. En el aceite de oliva los compuestos que se controlan están indirectamente relacionados con el flavor y sólo cuando superen valores extremos pueden considerarse decisivos.

13 TRABAJO PRÁCTICO N° 2 RECONOCIMIENTO DE ESPECIES FRUTALES EN SU ESTADO VEGETATIVO Y SUS FORMACIONES LEÑOSAS Y FRUCTÍFERAS
Introducción El conocimiento de la morfología de las especies frutales es necesario para identificarlas, y además también nos sirve para saber su estado vegetativo y su comportamiento en el lugar, lo que nos permitirá apreciar la respuesta de la planta al medio o tratamiento que se realiza. Para la descripción de una especie frutal tenemos en cuenta distintos aspectos de la planta como son: forma de la copa, color y aspecto de la corteza, yemas, hojas, flores y frutos. Yemas Entendemos por yema al ápice vegetativo que está formado por un cono meristemático y envuelto por primordios foliares y escamas protectoras (catáfilas), que se desprenden al reanudarse el crecimiento del ápice caulinar. Hay especies frutales que poseen yemas desnudas (carecen de catáfilas), por ejemplo la yema masculina del nogal. A las yemas se las clasifica: Por su morfología

 simples: son yemas axilares o terminales que originan al brotar ramas o flores
(ejemplo duraznero)

 mixtas: son yemas terminales o subterminales que originan un brote en cuyo
extremo se encuentra una flor o una inflorescencia (ejemplo peral, manzano, yemas femeninas de nogal, castaño, etc).

 unisexuales: son yemas axilares o terminales que originan al brotar flores o
inflorescencias masculinas o femeninas (ejemplo nogal, castaño, avellano, etc) Por el número de flores

 unifloras: son las que originan una flor (ejemplo duraznero)  plurifloras: son las que originan más de una flor (ejemplo ciruelo, cerezo)
Por su posición:

 axilares: se ubican en la axila de las hojas y tienen como función producir
ramificación si son de madera y si son de flor producir las mismas.

 terminales: son las que se encuentran en el extremo de la rama de madera; tienen
como función producir el alargamiento y/o la formación de la flor o de la inflorescencia.

 latentes: son las yemas que permanecen en estado rudimental para recién
desarrollarse sobre madera de 2 años o más.

 adventicias: son las yemas que se desarrollan a partir de un tejido adulto. Se ubican
fuera de su sitio normal y originan ramas vigorosas al desarrollarse.

14

Por su época de brotación

 Normales o invernantes: son las que brotan al año siguiente de su formación.  Anticipadas: son las que brotan en el año de su formación.  Tardías: son las que brotan después del segundo año de su formación.
Entendemos por rama a la parte vegetativa que se origina de las yemas terminales o axilares por división y agrandamiento celular. Las podemos clasificar: Por su época de brotación

 Anticipadas: provienen del desarrollo de las yemas del mismo nombre.  Normales: formadas a partir del desarrollo de las yemas invernantes, axilares o
terminales. Pueden ser de madera, si sólo llevan yemas de madera; o brindillas si llevan yemas de madera y de flor.

 Chupones: provienen del desarrollo de yemas adventicias y latentes, son ramas

gruesas, vigorosas, casi siempre verticales; generalmente nacen en la parte inferior de la copa del árbol o en lugares donde existe un desequilibrio o desbalance de savia positivo.

Por su longitud

 Macroblastos: ramas con nudos bien separados entre sí por ejemplo las brindillas del
duraznero.

 Braquiblastos: ramas con nudos muy próximos entre sí, presentando el aspecto de
brotes arrosetados, se observan en manzano, peral, almendro, etc. ESPECIES FRUTALES Familia rosáceas Clave de subfamilias A. Fruto folículo........................................................................................Espiroideas A.A. Frutos aquenios o carnosos B. Carpelos (2-5) soldados entre sí y con el receptáculo, flor epígena, fruto baya o nuculeno..........................................................................Pomoideas B.B. Carpelo (1) libre, flor perígina, fruto aquenio rara vez compuesto..................................................................................Rosoideas B.B.B. Carpelo (1) libre fruto drupa........................................................Prunoideas Subfamilia pomoideas Características generales Son árboles o arbustos de hojas caedizas, simples, alternas; cuya foliación antecede a la floración, siendo sus flores hermafroditas y de polinización preferentemente entomófilas. Se encuentran yemas de madera y mixtas por lo que el fruto se asienta sobre madera del año, siendo este un pomo.

15

Clave de los géneros de las subfamilias pomoideas A. Carpelos leñosos a la madurez...............................................................Crataegus AA. Carpelos cartilaginosos o coriáceos a la madurez. B. Fruto con ápice abierto.........................................................................Mespilus BB. Fruto con ápice cerrado. C. Ovulo 1 en cada lóculo.................................................................Amelanchier CC. Ovulos usualmente 2 en cada carpelo. D. Hojas caducas. E. Frutos con células pétreas en la pulpa, estilos libres .....................Pyrus EE. Frutos sin células pétreas en la pulpa, estilos soldados en la base......................................................................Malus DD. Hojas persistentes.....................................................................Eriobotrya CCC. Ovulos varios más de dos en cada carpelo........................................Cydonia Manzano: Malus domestica Mill. Malus domestica Borkh. Malus pumila Mill. Malus comunis. Arbol de copa globosa y ramas extendidas, color de corteza grisácea, lisa y lenticelada. Es un árbol longevo alcanza alturas de 12 a 15 metros, las flores están dispuestas en umbela, y son grandes, perfumadas y de color rosado, presentan ovario ínfero y un pedúnculo corto, tienen 5 sépalos, 5 pétalos y 20 estambres con anteras biloculares; el gineceo es pentacarpelar, es decir con 5 carpelos soldados, en cada carpelo se hallan 2 óvulos anátropos, las ramas son generalmente pubescentes, principalmente los brotes tiernos y las yemas. Las hojas son simples, cortamente pecioladas con relación al peral, de forma oval-acuminadas u oval-oblongas de borde aserrado grueso o crenado, cuando jóvenes son pubescentes en ambas caras y más adelante pierden la pubescencia de la cara superior pero permaneciendo en la cara inferior. El fruto es un pomo constituido por una parte membranosa central denominada "corazón", que está rodeada por la parte carnosa llamada tálamo; el cáliz y los estambres son persistentes y se pueden observar en el fruto maduro en la cavidad calicinal.

16

Peral: Pyrus communis L. Arbol de porte piramidal, alcanza altura de 18 a 20 m. la corteza es de color gris ceniciento y se desprende en forma de placas. La raíz es pivotante y profunda, mucho más profunda que la raíz del manzano. Las hojas son ovales a redondeadas con pecíolo largo, el borde es entero o finamente aserrado, la cara inferior es glabra o levemente pubescente y la superior glabra verde brillante, en la base del pecíolo presenta dos estípulas. Las flores se encuentran dispuestas en inflorescencias corimbosas en número de 4 a 12, son largamente pedunculadas a diferencia del manzano y membrillero y poseen 5 sépalos, 5 pétalos blancos, numerosos estambres y un gineceo pentacarpelar con 2 óvulos anátropos en cada carpelo. El fruto es un pomo de constitución similar al manzano pero con la característica de poseer células esclerenquimáticas en el mesocarpio, llamadas células pétreas. Diferencias Morfológicas entre Manzano y Peral Manzano - Brotes y ramas jóvenes - Yemas - Hojas: nuevas normales bordes peciolo color - Inflorescencia: color número de flores Forma de fructificar del manzano y peral Partiendo de una mal llamada brindilla, pues sólo tiene yemas de madera, observamos que al año siguiente generalmente, las yemas axilares de madera de su parte media, evolucionan dando una corta rama (braquiblasto) que termina en una yema de madera, llamándose a toda esa formación DARDO; las yemas de la "brindilla" de la parte basal o terminal generalmente no brotan por abortar o por mala formación. Pubescentes Pubescentes Pubescentes en ambas caras Pubescentes en cara abaxial Aserrado Corto Verde opaco Umbela Rosado 3a6 Peral Glabras Glabras Glabra Glabras Liso o finamente aserrado

Largo Verde brillante Corimbo Blanco 4 a 12

17
A partir del dardo, se forma al año siguiente por brotación de la yema terminal, otro brote arrosetado que termina en una yema mixta llamándose LAMBURDA, o dardo coronado, o dardo fructífero. En la estación vegetativa siguiente esa yema mixta evoluciona dando un brote arrosetado en cuyo extremo se forma la inflorescencia; del total de flores generalmente se transforma en fruto una del extremo por ser la primera en formarse, creando así competencia por nutrientes para el desarrollo del fruto. Durante el mismo período vegetativo al irse formando el fruto, se va acumulando entre el extremo del tallo y la base del pedúnculo un abultamiento formado por la traslocación de nutrientes del fruto hacia esa zona denominada: BOLSA en cuyo interior se desarrollan gran cantidad de yemas que pueden dar origen a brindillas y/o dardos y/o lamburdas. Cuando la brindilla termina en una yema mixta, se la llama BRINDILLA CORONADA, esa yema se desarrolla igual que la de la lamburda, y al engrosamiento por traslocación de sustancias se lo designa como FALSA BOLSA, que cumple las mismas funciones que la bolsa. No en todas las variedades existe la secuencia en el pasaje de formaciones a fructíferas citadas anteriormente, es decir: 1er. año: brindilla, 2do. año: dardo, 3er. año: lamburda, 4to. año: fruto; sino que puede suceder, y es muy común, que un dardo esté superpuesto a otros, que una yema de una brindilla no evolucione a dardo sino a otra brindilla, etc.; y con esto se retrasa la entrada en producción. Pero por otro lado, hay cultivares en que la aparición de dardos y lamburdas es rápido en el tiempo, por lo que hay un adelanto en la entrada en producción, a ese grupo de cultivares se los designa con el nombre de "Spur" como ocurre en manzano. Cabe aclarar que en el idioma inglés se denominan spur tanto a los dardos como a las lamburdas y también a los ramilletes, nombre que se les da en español a los braquiblastos de las prunoideas. En el peral es más fácil diferenciar las yemas de madera y las yemas mixtas, no ocurriendo lo mismo en manzano por estar recubiertas por pubescencia y por tener aproximadamente el mismo tamaño. Membrillero: Cydonia oblonga Mill. Es un árbol bajo del tipo arbustivo, de no más de 5 a 6 m de altura, cuando su crecimiento es libre forma matas por la gran cantidad de chupones que nacen de su base, sus ramas son retorcidas, y en las ramas de más de dos años se hacen visibles los nudos erizados, que son abultamientos externos, y que contienen células preformadoras de raíces. Las hojas son aovadas elípticas, agudas, enteras, caedizas, pubescentes en ambas caras cuando jóvenes y sólo en la abaxial cuando adultas. Las flores son blancas o lilas claras, solitarias terminales. Forma de fruto piriforme, malifórmico o lusitánico (piriforme anguloso), posee abundante pubescencia, de pulpa dura que se torna rojiza a la cocción.

18
En invierno se notan bien los dos tipos de yemas: de madera y mixtas, estas últimas son de mayor tamaño y se ubican en la parte terminal o subterminal de las ramas. En primavera ocurre primeramente la foliación, ya que brotan las yemas de madera originando brotes con hojas. Las yemas mixtas también se desarrollan dando origen a un corto brote con una flor en el extremo, llamado brindilla. El fruto se asienta en las brindillas de madera del año. Níspero del Japón: Eriobotrya japónica Arbol de 4 a 5 m de altura copa globosa y follaje persistente. Hojas coriáceas, oblongo lanceoladas, groseramente dentadas de 15 a 30 cm de largo, verde oscuro y glabras en la cara superior, grisáceas y tomentosas en la inferior. Flores blancas perfumadas de 1 a 2 cm de diámetro dispuestas en densas panojas tomentosas. Fruto pomo, esférico ovalado muy pubescente con cáliz persistente, color amarillo anaranjado a la madurez, contiene de 1 a 3 semillas. Se cosecha a comienzo de la primavera. La composición química es similar a la manzana con alto porcentaje de pectina. Subfamilia Prunoideas A. Frutos surcados generalmente pruinosos o recubiertos de pilosidad. B. Carozo liso o áspero con un solo surco en el costado, flores solitarias excepcionalmente subséciles. C. Frutos glabros flores pediceladas. D. Ramitas nuevas y pedicelos pubescentes, hojas pubescentes en la cara inferior...................................................................Prunus insititia DD. Ramitas nuevas y pedicelos pubescentes. E. Sépalos reflejos. F. Hojas de 3 a 6 cm de largo, fruto hasta 3 cm de diámetro.................................................................Prunus ceracífera FF. Hojas de 10-15 cm de largo y fruto mayor de 3cm de diámetro............................................................Prunus domestica EE. Sépalos erguidos..............................................................Prunus salicina CC. Frutos tomentosos.............................................................Prunus armeniaca BB. Carozo con surcos sinuosos, más o menos profundos. C. Fruto seco a la madurez desprendiéndose el peri y mesocarpio a la madurez, pecíolo nunca más corto que el ancho de la hoja, flores blancas o ligeramente rosadas.....................................Prunus amygdalus CC. Fruto carnoso a la madurez, no se desprende el peri y mesocarpio espontáneamente, pecíolo siempre más corto que el ancho de la hoja, flores rosadas..............................................Prunus persicae AA. Fruto desprovisto de surco y pruina. B. Flores dispuestas en racimos corimbosos fruto negro del tamaño de una arveja, hojas de 3-5 cm de largo.......................................Prunus mahaleb BB. Flores dispuestas en fascículos umbeliformes, fruto rojo purpúreo de 1-3 cm de diámetro, hojas de más de 3-5 cm de largo. C. Hojas de 3-10 cm de largo, fruto ácido o agridulce con el epicarpio no adherido a la pulpa, arbolito o arbusto...................................Prunus cerasus CC. Hojas de 5-15 cm de largo, fruto más o menos dulce, epicarpio adherido a la pulpa árbol gran porte..........................................Prunus avium Características generales de las prunoideas Género : Prunus

19
Son árboles o arbustos de hojas caedizas, simples, generalmente aserradas y con flores vistosas, solitarias o agrupadas. Tienen dos tipos de yemas, de madera y de flor, siendo sus flores de polinización preferentemente entomófilas. Son especies cuya floración antecede a la foliación. Fructifican sobre madera de un año de edad, siendo sus frutos drupas. Subgénero : Amygdalus L. Focke (Duraznero y Almendro) Duraznero: Prunus persicae (L) Batsch Arbol de 6 a 8 m de altura de copa abierta y hojas caducas, ramas extendidas, delgadas, glabras lustrosas de tinte rojizo lenticelas bien visibles. Hojas de 10 a 15 cm de largo, 2 a 5 cm de ancho, lanceoladas, peciolo de 1 a 2 cm de largo, acanalado, sin glándulas o con glándulas globosas en cantidad de 1 a 8, hojas arrugadas, lanceoladas con lámina que aparenta ser más larga que la nervadura central, dando aspecto de una hoja plegada o péndula. En invierno se observa en las ramas formadas en la primavera pasada (llamadas brindillas), dos tipos de yemas: de madera y de flor. Las yemas de maderas son triangulares, pequeñas, puntiagudas y angostas; y las de flor, son más globosas y de mayor tamaño. Estas yemas se encuentran en grupo de 2 o 3, generalmente la central es de madera y las laterales son de fruto. Las yemas solitarias predominan en ramas vigorosas (chupones), o en ramas envejecidas. En primavera, las primeras yemas en desarrollarse son las de flor, originando generalmente una flor por yema, generalmente de color rosado. El fruto está asentado sobre madera de un año. Posteriormente a la floración ocurre la foliación que se origina del brote de las yemas de madera, en cada yema da lugar a un brote que lleva hojas y en cuyas axilas se forman las yemas de madera y de flor, que evolucionan al año siguiente. Las yemas de madera pueden brotar en el mismo período vegetativo de su formación, dando origen a brindillas anticipadas. En plantas débiles o envejecidas, fructifica también sobre ramilletes (siempre en la porción de madera de un año de edad) que terminan en una yema de madera para continuar su alargamiento. Las flores se originan en las ramas formadas durante la estación anterior, pueden ser de dos tamaños, las más pequeñas miden alrededor de 2,5 cm de diámetro y las más grandes de 3 a 5 cm. El color de las flores puede ser blanco, rosado o rojo, el pedicelo es muy corto, glabro y de color verde. Las brindillas que han fructificado, no lo hacen nuevamente, de allí la necesidad de podar anualmente este frutal, para lograr la renovación de las ramas fructíferas.

20
Generalmente no existen yemas adventicias, las yemas invernantes que no brotan al año siguiente de su brotación pierden su vitalidad y mueren, esto se debe tener en cuenta si se quiere hacer poda de rejuvenecimiento. Los frutos son drupas de piel pubescente llamadas duraznos y de piel lisa llamada pelones. Almendro: Prunus amygdalus BATSCH Arbol de unos 8 m de altura, rústico, de copa oval y ramas erguidas, de hojas caducas, corteza grisácea rojiza y de raíces profundas. Las yemas de madera y de flor son muy variables en cuanto a aspecto, forma, color y pubescencia, generalmente son notables, glabras mostrando las escamas imbricadas oscuras; algunos cultivares como los del ecotipo de la Puglia (Italia) presentan yemas pubescentes. Las flores, que aparecen antes que las hojas, tienen 5 sépalos, 5 pétalos blancos, excepcionalmente rosados, 20 a 40 estambres y un ovario unilocular. Posteriormente a la floración ocurre la foliación, brotando las yemas de madera que dan origen a brotes con hojas planas, lisas similares a las del duraznero pero no plegadas en la nervadura central; en la axila de las mismas, se encuentran las yemas que desarrollarán en la primavera siguiente. El fruto es una drupa con un mesocarpio reducido que se parte por el surco y se seca a la madurez, está asentado sobre madera del año anterior y generalmente en ramilletes, aunque algunos pocos cultivares lo hacen sobre brindillas. Subgénero : Prunophora L. Focke (Ciruelos y damasco) Ciruelo Japonés: Prunus salicina LINDL Arbol de hojas caducas de unos 7 a 8 m de altura. En invierno se observan en brindillas, y en menor cantidad en ramilletes, yemas de flor y de madera, no pudiéndose diferenciar unas de otras pues ambas son pequeñas, simples y se encuentran, al igual que en ciruelo europeo, reunidas en grupos de 2 a 10 ó más por nudo. En primavera se desarrollan primero las yemas de flor originando generalmente 2 a 3 flores por yema de color blanco. Luego ocurre la foliación al brotar las yemas de madera que originan brotes con hojas péndulas, alargadas, delgadas, de color verde brillante y de

21
borde levemente aserrado; en la axila de cada hoja se formarán los grupos de yemas de flor y madera que recién evolucionarán en la primavera siguiente. Ciruelo Europeo:Prunus domestica L. Arbol de hojas caducas, de unos 8 a 10 m de altura. En invierno se observan en ramilletes y en menor cantidad en brindillas los mismos tipos de yemas que en la especie anterior, pero algo mayores, pudiéndose diferenciar los dos tipos de yemas; también se encuentran agrupadas en los nudos. En primavera se desarrollan primero las yemas de flor, teniendo 1 a 2 flores por yema de color blanco, posterior a la floración ocurre la foliación al brotar las yemas de madera dando brotes con hojas ovales, lámina más ancha que las del ciruelo japonés, coriáceas, de color verde opaco y con borde más crenado; en las axilas de las mismas se formarán las yemas que evolucionarán en la primavera siguiente. Por lo mencionado, el fruto estará asentado sobre brindillas y/o en ramilletes, siendo más frecuente en éstos últimos. Damasco: Prunus armeniaca L. Arbol de hojas caducas, copa abierta, de unos 8 m de altura, de ramas rojizas. En invierno se observan sobre brindillas cortas y sobre ramilletes yemas (con catáfilas en disposición imbricada) de madera y de flor dispuestas igualmente que en duraznero. Las de madera son más pequeñas y puntiagudas; las de flor son más redondeadas y algo más abultadas que las primeras. En primavera se desarrollan primeramente las yemas de flor dando origen a flores blancas o ligeramente rosadas; con posterioridad a las de madera se originan brotes con hojas ovales, acorazonadas, de borde irregularmente crenado, de superficie lisa y brillante, con pecíolo largo.

22

Subgénero: Cerasus Pers (Cerezo y guindo) Cerezo: Prunus avium L. Son árboles de 10 a 12 m de altura, de hojas oblongas y caducas, copa piramidal ramas gruesas, erguidas y de color rojo-parduzco. En el receso vegetativo las yemas de madera y flor son bien notables y diferenciables por su tamaño, encontrándose principalmente sobre ramilletes. En primavera se desarrollan las yemas florales originando 2 a 3 flores por cada una, por lo tanto los frutos estarán sobre madera de 1 año, en ramilletes que pueden durar 10-12 años. Las yemas de madera originan brotes con hojas grandes, oblongas, de margen aserrado, pecíolo largo, rojo y glanduloso, y en la axila de las mismas se encuentran las yemas ya mencionadas que evolucionan al año siguiente. Guindo: Prunus cerasus L. Son plantas de menor tamaño que las anteriores llegando a 6-8 m de altura, de copa abierta y esférica. En invierno se observan los mismos tipos de yemas, pero de menor tamaño, que en cerezo, ubicadas sobre todo en brindillas cortas y menos sobre ramilletes. Las flores aparecen primero; son blancas, solitarias (provienen de yemas unifloras); los brotes tienen hojas mas cortas y delgadas que en la especie anterior con yemas en las axilas de las mismas. El fruto se encontrará sobre madera de 1 año, en brindillas cortas principalmente. Familia: OLEACEAS Olivo: Olea europea L. Arbol longevo, de mediano a gran porte, de unos 15 m de altura de copa esférica y hojas persistentes. Posee yemas de madera y de flor, no diferenciándose entre sí. En primavera se desarrollan las yemas de madera originando brotes con hojas opuestas, elípticas, enteras, bicolor (verde oscuro en la cara superior y verde grisáceo en la inferior), en cuya axila se encuentran dos tipos de yemas. Las yemas de flor, generalmente ubicadas en el extremo del brote o

23
madera del año anterior, se desarrollan formando inflorescencias con 30 a 40 flores dispuestas en racimos. Familia: JUGLANDACEAS Nogal: Juglans regia L. Arbol de gran porte de unos 30 m de altura, corteza de color gris cenicienta, hojas caducas, alternas, compuestas, imparipinadas, glabras o pubescentes, poseen de 5 a 9 foliolos elípticos. Son plantas diclino monoicas de polinización anemófila Poseen tres tipos de yemas bien diferenciadas: - Yemas de madera: se ubican en las axilas de las hojas, son pequeñas y redondeadas. - Yemas mixtas: se ubican en la parte terminal o subterminal de las ramas, en su brotación originan un brote y en su parte subterminal se forma una inflorescencia femenina con 2 a 8 flores; las flores son apétalas, y tienen un ovario que se prolonga en dos grandes estigmas. - Yemas masculinas: son yemas desnudas sin catáfilas, que al desarrollarse forman un amento péndulo de unos 10 cm de largo. Las flores femeninas se encuentran sobre madera del año y son polinizadas por el viento, con el polen que liberan los amentos masculinos, que se encuentran en madera del año anterior. El fruto se encuentra en la parte terminal o subterminal de la rama de crecimiento del año. El fruto es una drupa de ovario ínfero. Pecan: Carya illinoensis Es un árbol grande, llega a unos 50 m de altura, longevo, diclino monoico, hojas compuestas, imparipinadas con mas foliolos que el nogal, fruto drupa de pericarpio dehiscente, hojas caducas. Posee tres tipos de yema: - yemas de madera - yemas mixtas - yemas unisexuales masculinas Fructificación: Idem al Nogal.

24

Familia: FAGACEAS Castaño: Castanea sativa mill. Arbol de copa amplia, globosa, hojas caducas. En invierno se observan claramente 2 tipos de yemas: - de madera: se ubican en la axila de las hojas. - mixtas: se ubican en la parte terminal o subterminal de la rama, son de tamaño mayor que las anteriores. En primavera se desarrollan formando un brote en donde se asienta un amento masculino péndulo y en la base del mismo se diferencia posteriormente la inflorescencia femenina formada por 3 flores que darán origen a 1-3 aquenios rodeados completamente por un involucro espinoso (erizo) que se abre a la madurez. Las hojas son simples, lanceoladas, terminadas en punta con las nervaduras que emergen del borde de la lámina. La polinización es anemófila. Familia: MORACEAS Higuera: Ficus carica L. Arbol o arbusto globoso de 7 a 10 m de altura, ramas retorcidas de corteza color ceniciento. De hojas caducas, grandes, con 3-5-7- lóbulos irregulares, con margen groseramente crenado, la cara inferior es pubescente. El pecíolo y yema terminal son generalmente verdes en los cultivares de frutos blancos y de color rosado-terroso en los de frutos negros. Las flores se ubican dentro de un receptáculo carnoso, hueco y piriforme, comunicados con el exterior por un orificio distal llamado ostíolo; la infrutescencia se denomina sicono. Se reconocen cuatro tipos de yemas: - De fruto: a) aquellas que evolucionan en el mismo año de su formación, originando los higos (fruto sobre madera del año). b) aquellas que evolucionan después del reposo invernal y que originan las brevas (fruto sobre madera de 1año). - De madera: a) axilares b) terminales

25

Familia: LAURACEAS Palto: Persea americana MILL. Arbol de gran porte, de 15 a 20 m de altura, siempre verde, de copa piramidal, hojas coriáceas, verde brillante, glabras o pubescentes según cultivar. Las flores se ubican en inflorescencias complejas, sobre madera del año, siendo la polinización entomófila. Se distinguen dos tipos de yemas: de madera y mixta. El fruto es una baya. Familia: BETULACEAS Avellano: Corylus avellana Arbol o arbusto de unos 4 m de alto, forma matas por sus numerosos retoños provenientes de sus raíces. Es de hoja caduca simple, aovada y dentada con pubescencia en el envés. Posee yemas de madera y yemas de flor. Las yemas masculinas están formadas por amentos los cuales liberan el polen en invierno que poliniza a la flor femenina, la cual es fecundada en primavera. El fruto es un aquenio.

BIBLIOGRAFIA Coutanceau M. 1971. Fruticultura. Oikos Tau S.A. Ediciones. Barcelona, España. Parodi . 1972. Enciclopedia Argentina de Agricultura y Jardinería. Vol. I. Editorial Acme, Buenos Aires. Westwood M.N. 1982. Fruticultura de zonas templadas. Ediciones Mundi Prensa, Madrid. España.-

26 TRABAJO PRÁCTICO N° 3 RECONOCIMIENTO DE CULTIVARES CITRICOS TEMPRANOS Y DETERMINACIÓN DE LA MADUREZ COMERCIAL
De acuerdo a la época de maduración de los distintos cultivares de Citrus, se pueden clasificar en: Fecha que alcanzan madurez comercial Extratempranos Tempranos Intermedios Tardíos Febrero - Marzo. Abril. Mayo y Junio. Julio en adelante.

Es conveniente aclarar que estas épocas corresponden a las fechas que alcanzan la madurez comercial reglamentaria, lo que no quiere decir que la cosecha se pueda realizar más adelante de acuerdo a la resistencia de la fruta en planta de cada cultivar. Por ejemplo el cultivar de mandarina Murcott puede alcanzar la madurez en junio y permanecer en planta hasta septiembre. NARANJOS (Citrus sinensis L. Osbec) Los cultivares de naranjo dulce se pueden clasificar en 4 grupos, teniendo en cuenta principalmente características del fruto: a) Naranjas blancas o comunes b) de ombligo c) sanguíneas d) sin acidez A continuación se describirán los principales cultivares de naranjo de acuerdo a la época de maduración, pero citando para cada uno el grupo al que pertenecen. Naranjas de maduración extratemprana y temprana: Marr's Early (a): cultivar obtenido en Texas en 1927, a partir de una mutación de Washington Navel. Arbol poco resistente al frío, moderadamente vigoroso, precoz y productivo; produce en racimos. Fruta mediana a grande, redondeada, cáscara medianamente gruesa, con las vesículas de aceite sobre la superficie, lo que trae problema de oleocelosis (manchado de la fruta por oxidación de los aceites esenciales) en las cámaras de desverdecimiento. Pocas semillas (5 a 15) por fruto, la pulpa es muy dulce por la baja acidez. Son plantas productivas y la fruta se mantiene bien en el árbol sin perder calidad. Hamlin(a): se trata de un cultivar obtenido en Florida (USA), muy difundida en el mundo. Árbol vigoroso muy productivo, aunque tiende a achicar la fruta. Fruta mediana a pequeña, cáscara fina y lisa, bajo contenido en sólidos solubles, pocas semillas por fruto (4 ó 5). Westin (a): fue creada en Brasil, es un excelente cultivar de doble propósito, por su alta concentración de azúcar. Árbol vigoroso, productivo y precoz en entrar en producción. Fruta mediana a grande, redondeada, cáscara mediana a gruesa, pocas semillas (1 a 3 por fruto). Resistente al transporte. Washington Navel (b): planta originaria de Brasil, donde se la conocía con el nombre de Bahía; desde allí fue llevada a Washington, desde donde la distribuyó el Ministerio de Agricultura de los Estados Unidos. La designación de Navel que significa en inglés ombligo, se debe a la presencia de un segundo verticilo carpelar que se traduce en un fruto pequeño y rudimentario, que queda incluido en el ápice del fruto.

27
El árbol es vigoroso, con tendencia a ramificarse horizontalmente, resistente al frío, las hojas son grandes y de color verde oscuro. El fruto es grande y sin semillas por la no viabilidad del polen, la piel medianamente gruesa con buen color, pulpa crujiente, fácil de pelar y de separar los gajos. La inestabilidad genética de los naranjos navel ha originado numerosas mutaciones de yema de las que han salido la mayor parte de los cultivares de este grupo. No se adapta a climas calientes y secos. No sirve su jugo para industria por que toma un sabor amargo. Excelente para consumo en fresco ya que reúne una equilibrada relación sólidos solubles/acidez. Robertson Navel (b): cultivar similar a la Washington Navel, presenta un ombligo más pequeño, madura antes que la anterior, plantas muy productivas, fruta de excelente calidad, sin semillas. Se adapta mejor a la zona noroeste del país. Newhall (b): Se originó en California, EE.UU, probablemente a partir de una mutación de una planta de W. Navel. Esta variedad se comenzó a difundir en los últimos años en la zona de Concordia (E. Ríos). En el Valle Central de Catamarca es la que mejor comportamiento tiene del resto de las Navel que están en la colección del Campo de la Facultad de Ciencias Agrarias (Navelina, Baianinha, Navelate y Lanelate). No obstante ello se ha visto que la producción es menos precoz que la Robertson Navel, la mejor adaptada a nuestra zona. Por otro lado la maduración ocurre en la primera semana de Marzo, una semana después que la R. Navel, ya que si bien la relación sólidos solubles / Acidez se logra antes, no logra el porcentaje de jugo necesario. Además la fruta es demasiado grande con la cáscara gruesa y rugosa Salustiana: Es originaria de España y es la segunda variedad en importancia en ese país. La planta es vigorosa, de mediano desarrollo y muy productiva. La maduración del fruto en el Valle de Catamarca, se produce en la segunda quincena de Marzo, lo que la hace una variedad temprana, ya que en otras zonas es de maduración intermedia. La fruta es de excelente calidad, y se mantiene en la planta después que madura. La cáscara es algo gruesa, la pulpa es jugosa y de agradable sabor, y el tamaño del fruto de mediano a grande y sin semillas cuando está aislada, en la colección de la Facultad da un promedio de 6-7 semillas. Mandarinas de Maduración Temprana: Satsuma: (Citrus unshiu Marcovitch). Se conocen alrededor de 200 líneas, de las cuales las más conocidas son Owari y Wase. Las Wase suelen ser más tempranas que las Owari. Son plantas que exigen frío, por ello cuando se las cultivan en climas cálidos, la fruta madura temprano pero no adquiere color exterior lo que obliga al desverdecimiento, ya que cuando toma color la cáscara, pierde valor comercial. Es uno de los citrus cultivados comercialmente más resistentes al frío y a cancrosis; pero sensible a sarna. Plantas de porte más bien pequeño, pero vigorosas y productivas, sin espinas. De copa abierta, presentan hojas lanceoladas abarquilladas, grandes, verdes oscuras semejantes a las del naranjo dulce. Posee frutos medianos a grandes, esféricos netamente aplanados en los polos, de 80 a 120 gr. de peso; cáscara fina y rugosa, sin semillas porque tiene poca viabilidad el polen. En el centro, los gajos están separados por un espacio hueco, especialmente cuando madura, la pulpa es de color anaranjado fuerte. Satsuma Okitsu: Es de este grupo la más plantada en la Argentina, y pertenece al grupo denominado Wase. Esto se debe a que es una de las variedades más tempranas, inclusive que la que se venía plantando que es la Owari. Es la variedad más plantada en la parte norte de Entre Ríos, Corrientes y Misiones. Se obtuvo a partir de un nuclear, realizado en Japón usando otra variedad de maduración temprana llamada Miyagawa. La

28
planta es vigorosa, de copa mediana y abierta, lo que permite plantaciones en alta densidad. El fruto es redondeado y achatado en los polos, el tamaño es de mediano a grande, la cáscara de color verde amarillenta y algo rugosa. La pulpa es de color anaranjado-rojizo, y casi no tiene semilla (0-3). En el Valle Central de Catamarca, madura para la última semana de Febrero, pero debido a su porte abierto natural se producen golpes de sol en el fruto (medallones amarillos) que desmejoran su calidad, también produce un porcentaje que varía según los años, de frutos excesivamente grandes, de cáscara gruesa y con cuello prominente. Clementinas: (C. reticulata Blanco). Existen varias líneas de este cultivar originado en Argelia a principios de Siglo. Hay distintas versiones sobre el origen de la clementina, la más aceptada es que se originó entre naranjo agrio y mandarina descubierta en 1890, por el religioso Clement Rodier. Son las variedades más populares y de más difusión en los últimos 30 años sobre todo en España, Córcega y Marruecos. Otros países como Argentina y Sudáfrica, están tratando de cultivarla debido a su gran demanda en el mercado europeo como fruta fresca. Son plantas poco vigorosas, medianamente productivas, existen numerosas selecciones de Clementinas, la mayoría de ellas han surgido por mutaciones, y se seleccionaron por calidad de fruta y época de maduración. Entre las más importantes encontramos: Clemenules, Arrrufatina, Fina, Oroval, Hernandina, Marisol, Loretina, Muska, Nour. Entre las más nuevas, que aún no fueron introducidas en el país son: Bekria, Esbal y Guillermina de España. Es necesario aclarar que ninguna de estas variedades tienen semillas, que es unas de las principales características por la que se la cultivan. La ausencia de semillas se debe a que son autoincompatibles y monoembriónicas, o sea carecen de embriones nucelares y sólo dan semilla si evoluciona el embrión sexual, producto de la fecundación con otras especies o variedades cítricas. Marisol: Su origen es por mutación de Clementina Oroval. Su entrada en producción es rápida (al tercer año). Su crecimiento no es rápido por su precocidad en entrar en producción. El fruto es sin semillas, cuando está en lotes aislados, y su contenido en jugo es algo superior a la Oroval y menor contenido en ácidos. Su peso oscila entre los 60 y 70Grs. En nuestro medio madura los primeros días de Marzo. Clemenules: Proviene de una mutación de Clementina Fina, que aparece en Nules. El árbol es de vigor medio y productivo, es de copa redondeada con ramas inclinadas, su entrada en producción es rápida. El fruto es sin semillas cuando está en lotes aislados, de buen tamaño de 80 a 90 grs., de color naranja intenso, y no se mantiene mucho tiempo en el árbol. Madura después que la Marisol. Hernandina: Proviene de una mutación de Clementina Fina, muy semejante a ella en tamaño y porte, de forma redondeada y tendencia al crecimiento vertical. Tiene una ligera tendencia a la vecería. El fruto es de color naranja de tamaño de 60 a 70 grs., y sin semillas cuando está en lotes aislados. En nuestro medio madura para la segunda quincena de Marzo, pero se mantiene en la planta mejor que clemenules Ponkan: (C. reticulata Blanco). Cultivar originado en India, cuyo cultivo se extendió al Sudeste asiático desde tiempos remotos. Esto se ha debido, quizás, a que es el cultivar de mandarina más adaptado a climas tropicales húmedos, en cambio en zonas subtropicales secas y cálidas su comportamiento no ha sido satisfactorio. Fruta de tamaño grande, globosa a achatada, presenta un pequeño cuello en la base con surcos marcados, ápice achatado, cáscara medianamente gruesa y rugosa, fácil

29
de pelar y con prominentes glándulas de aceite. La pulpa es de color anaranjado jugosa y aromática, tiene pocas semillas pequeñas. El árbol es vigoroso y de porte erguido, sensible al frío y con tendencia a la producción alternada. Nova: Es un híbrido, entre Clementina y Tangelo Orlando. Obtenido en Florida en 1942. En la última década fue muy plantada en España e Israel. En Argentina se la comenzó a difundir en E. Ríos a partir de 1990. La planta es de tamaño mediano y de copa compacta y redondeada. Su comportamiento en el Valle Central, está siendo estudiado en una plantación desde el año 1997. Su maduración es a partir de la primera semana de Marzo. La fruta se mantiene en la planta por varios meses pero se recomienda su cosecha inmediatamente después de haber logrado su punto óptimo de madurez, para evitar la pérdida de calidad que se produce por granulación. La fruta es de tamaño mediano, de color anaranjado rojizo. La pulpa es firme, algo pegada a los gajos, lo que dificulta un poco el pelado sobre todo al comienzo del período de maduración. La pulpa es de color anaranjado intenso, y carece de semillas si se encuentra plantado en lotes aislados. DETERMINACIÓN DE LA MADUREZ COMERCIAL Para determinar la madurez de frutas cítricas existen dos parámetros principales que son el porcentaje de jugo y la relación sólidos solubles/acidez. La reglamentación Argentina fija para la comercialización los siguientes valores mínimos: Especie Pomelo Naranja Mandarina Limón Para Exportación S.S./Ac. 5 6 7 % jugo 35 40 35 35 Para Mercado Interno S.S./Ac. 4,5 6 7 % jugo 30 35 30 30

Porcentaje de jugo: es el único índice utilizado para limón y es un complemento a la relación sólidos solubles/acidez en naranjas, mandarinas y pomelos. Se calcula sobre una muestra de 10 frutas tomadas de la periferia de la planta a la altura del pecho. Se pesa la muestra y se extrae el jugo con un exprimidor colándolo por una malla de 1 mm de luz entre alambres. % jugo = ml de jugo x Peso Específico. jugo x 100 Peso de la muestra Los ml de jugo se miden con una probeta y el peso específico se determina de acuerdo a los grados Brix del jugo por medio de la tabla adjunta. También se puede calcular midiendo el peso del jugo, para lo cual no hace falta calcular el peso específico. % jugo = Peso del jugo X 100 Peso de la muestra Relación Sólidos Solubles/Acidez: el porcentaje de sólidos solubles (Grados Brix), se puede determinar mediante un sacarímetro (densímetro especial para soluciones azucaradas) o por un refractómetro. En ambos casos se debe corregir la lectura por temperatura; los aparatos vienen calibrados para 20 grados centígrados y generalmente traen una tabla de corrección. En general y para las concentraciones normales de los jugos, es necesario aumentar 0,05

30
grado Brix por cada grado centígrado superior a 20 C o disminuir en la misma cantidad por cada grado menos. El valor obtenido expresa los gramos de sólidos solubles que hay en 100 gramos de jugo. Para determinar la acidez se toman 10 ml de jugo, medidos con una pipeta graduada y se lo vierte en un Erlenmeyer de 250 ml; se le agrega 100 ml de agua destilada y unas gotas de fenolftaleína al 1%. En una bureta, se debe tener enrasada a cero, una solución de NaOH décimo normal (0,1 N); seguidamente se procede a titular el jugo, dejando caer lentamente la solución alcalina dentro del Erlenmeyer, agitando éste constantemente hasta la aparición de una coloración rosada persistente. Se leen luego los ml de la solución de NaOH gastados, los que multiplicados por el factor 0,064 nos dará la acidez expresada en gr. de ácido cítrico anhidro que hay en 100 ml de jugo. A esta acidez, para poder compararla con los sólidos solubles debemos llevarla a porcentaje de peso en peso, para ello dividimos el valor anteriormente obtenido por el peso específico del jugo que se obtiene de la tabla. Para establecer la relación o "ratio" se dividen los sólidos solubles totales por la acidez. Relación entre los Grados Brix y el Peso Específico a 20°C
G. Brix 0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 .0 0.99823 1.00212 1.00601 1.00993 1.01388 1.01785 1.02185 1.02588 1.02994 1.03402 1.03814 1.04223 1.04646 1.05066 1.05490 1.05916 1.06346 .1 0.99862 1.00250 1.00640 1.01037 1.01427 1.01825 1.02225 1.02628 1.03034 1.03443 1.03855 1.04270 1.04688 1.05108 1.05532 1.05959 1.06389 .2 0.99901 1.00289 1.00679 1.01072 1.01467 1.01865 1.02265 1.02669 1.03075 1.03480 1.03897 1.04312 1.04730 1.05151 1.05575 1.06002 1.06432 .3 0.99939 1.00328 1.00716 1.01110 1.01507 1.01905 1.02306 1.02709 1.03116 1.03522 1.03938 1.04353 1.04772 1.05193 1.05617 1.06045 1.06475 .4 0.99978 1.00367 1.00758 1.01151 1.01546 1.01945 1.02346 1.02750 1.03157 1.03567 1.03979 1.04395 1.04814 1.05235 1.05660 1.06088 1.06518 .5 1.00017 1.00406 1.00797 1.01190 1.01586 1.01985 1.02386 1.02791 1.03198 1.03608 1.04021 1.04437 1.04855 1.05277 1.05702 1.06120 1.06562 .6 1.00056 1.00445 1.00836 1.01229 1.01626 1.02025 1.02427 1.02831 1.03239 1.03649 1.04062 1.04478 1.04898 1.05320 1.05745 1.06173 1.06605 .7 1.00095 1.00484 1.00875 1.01269 1.01665 1.02065 1.02467 1.02872 1.03280 1.03690 1.04104 1.04520 1.04940 1.05362 1.05788 1.06216 1.06648 .8 1.00134 1.00523 1.00910 1.01308 1.01705 1.02105 1.02507 1.02912 1.03320 1.03731 1.04145 1.04562 1.04982 1.05405 1.05831 1.06259 1.06692 .9 1.00173 1.00562 1.00954 1.01348 1.01745 1.02145 1.02548 1.02953 1.03361 1.03773 1.04187 1.04604 1.05024 1.05447 1.05973 1.06302 1.06735

BIBLIOGRAFIA: -Palacios, Jorge. 2005. Citricultura, Talleres gráficos Alfa Beta S.A., Buenos Aires.

31
Planilla de mediciones para la caracterización del fruto y determinación de la madurez comercial Cultivar: ......................................... Fecha: ........../........../.......... Peso total: ..................................... Altura (A): .................................... D/A: ............................................. Color de pulpa: .............................. Volumen de jugo: ........................... Porcentaje de jugo: ..................... Brix: ............................................. Temperatura: ................................ NaOH gastado: (ml)......................... Densidad jugo: .............................. Rel. S.S./Ac.: ............................... Observaciones: ............................................................................................................................ ............................................................................................................................ ............................................................................................................................ Peso promedio: ................................. Diámetro (D): ................................... Color cáscara: ................................... Espesor Cáscara: ............................... Peso jugo: ........................................ Color jugo: ........................................ Semillas: .......................................... Brix Corregido: ................................. Acidez p/v: ....................................... Acidez p/p: ....................................... Portainjerto: .....................................

32 TRABAJO PRÁCTICO N° 4 RECONOCIMIENTO Y DESCRIPCIÓN DE CULTIVARES DE OLIVO, MANZANO Y PERAL
Olivo: (Olea europea L.). En esta especie se distinguen dos subespecies Olea europea oleaster y Olea europea sativa. Esta última es la cultivada. Se debe tener en cuenta que la designación de cultivar en el olivo constituye un medio de referencia, pues debe entenderse como tal a una población, en la cual pueda separarse una serie de tipos o formas que podemos denominar clones, con caracteres de mayor o menor importancia económica. Tan es así que el gran número de cultivares y la semejanza de caracteres morfológicos de muchas de ellas dificulta su identificación y la preparación de claves para su determinación. Las condiciones ecológicas, así como el estado nutricional y sus variaciones anuales, pueden ser causa de modificaciones en las relaciones de dimensión y de morfología de los diversos elementos ya citados, los que fueron reiteradamente usados como base de los métodos propuestos. Por otra parte, estas diferencias son también observables en muchos casos cuando la variedad se cultiva en un medio diferente de aquel en el cual fue estudiada anteriormente. Sin embargo en la práctica a partir de caracteres organolépticos y en especial el aspecto de la planta, hojas y sobre todo la forma y tamaño de frutos y carozos permite indicar el nombre de los cultivares más importantes económicamente. De acuerdo a las características del fruto, como tamaño, consistencia de la piel, porcentaje y calidad de aceite, los cultivares de olivo se pueden dividir en: Cultivares para aceite: Arbequina, Frantoio, Liguria, Picudillo, Leccinno, Picual, etc. Cultivares para mesa: Ascolano, Cerignola, Santa Catalina, Sevillana, Mission, etc. Cultivares doble propósito: Arauco, Manzanilla, Farga, Changlot Real, Empeltre, etc. Cultivares para aceite: son aquellos que se cultivan principalmente para la extracción del aceite de oliva y se caracterizan por un rendimiento en aceite no inferior al 18 %. El fruto generalmente posee un tamaño de mediano a mediano-chico con un peso oscilante entre 1 y 3,5 gr. La pulpa es poco gruesa y el carozo relativamente grande, por lo cual posee una relación pulpa-carozo bastante baja. Ejemplo: Arbequina, Frantoio, Liguria, Picudillo, Picual, Leccino, etc. Cuando se hable de calidad de aceite debe considerarse que la misma resulta del concurso de diversos factores como la variedad, el método de cosecha, la conservación del aceite, la conservación de la aceituna antes de la extracción del aceite, el sistema de extracción y el momento de cosecha, siendo los últimos tres los de mayor importancia. Arbequina: Es una variedad de origen español, su nombre proviene del pueblo de Arbeca de la provincia de Lérida (Cataluña). Tiene fruto pequeño (450 unidades por Kg.) casi esférico a esférico-oblongo, asimétrico. A la madurez se torna negro brillante, con alto contenido en aceite que llega el 21% y de muy buena calidad aunque de baja estabilidad. Es precoz para entrar en producción, es buena polinizadora (de Arauco especialmente), resistente a salinidad, tolera bastante el frío, rústica, adaptándose bien a prácticamente todas las zonas olivícolas Argentinas. Arbequina

33
El árbol es poco vigoroso, precoz y muy productivo. Hojas finas alargadas verde-verde pálido. Se lo usa como portainjerto. Es sensible a Cicloconium y Antracnosis y tolerante a tuberculosis y Verticilosis. Frantoio: Cultivar originado en el norte de Italia Frantoio donde es el más difundido, su nombre significa almazara. En Argentina se cultiva en Mendoza, Córdoba, Buenos Aires, La Rioja y Catamarca. En zonas cálidas como el Valle Central de Catamarca ha demostrado tener muy baja producción. Arbol de tamaño más bien grande, de copa abierta. Hojas de formas variadas predominando las lanceoladas; posee de 10 a 20 flores en ramilletes. Frutos de tamaño entre mediano y pequeño (225 unidades por Kg.), de forma ovalada ensanchándose en el centro o tercio distal, de color violáceo a la madurez con puntuaciones bien notables. Tiene maduración despareja. Es una planta vecera, resistente a bajas temperaturas. Proporciona aceite de muy buena calidad por sus características organolépticas y su estabilidad, con rendimientos del 16%. Picual: Es el principal cultivar de origen español, de la provincia de Jaén (Andalucía), que es la región más importante de la olivicultura española. Su nombre lo toma de la forma del fruto que en el ápice presenta una punta curva a modo de pico. El árbol es vigoroso y de copa abierta, de producción precoz y elevada, los frutos son medianos y negros a la madurez, con buen rendimiento en aceite de elevado tenor en ácido oleico y alta estabilidad. En nuestro medio se la está usando también como aceituna de mesa, por presentar buen tamaño y mayor relación pulpa carozo. Barnea: Cultivar Israelí seleccionado por el Dr. Shimón Lavee, es un árbol vigoroso de porte erecto de fructificación precoz y productivo. Se adapta a cultivo bajo riego porque es sensible a las sequías estivales. El fruto es mediano, alargado, más ancho en la base que en el ápice, cuando está verde presenta una superficie rugosa. Si bien es un cultivar seleccionado para la extracción de aceite se lo puede utilizar para el consumo de mesa. Picual

Barnea

Coratina: Cultivar italiano de la región de la Puglia, la planta tiene un vigor medio, copa globosa y follaje denso. El fruto es mediano a grande por lo que puede utilizarse para aderezo en verde aunque su valor reside en el alto porcentaje de aceite con buen contenido de polifenoles. La forma del fruto es elíptica con ápice y base redondeados y presenta numerosas lenticelas pequeñas pero notables. Es precoz y de producción constante.

Coratina

34

Cultivares para mesa: son aquellos cuyos frutos, siguiendo una oportuna elaboración, son destinados al consumo directo. El tamaño del fruto es medio a grande y el peso puede variar entre 5 y 16 gramos. Al contrario que en el caso de los cultivares para aceite, los frutos de los cultivares para mesa poseen un gruesa pulpa y un carozo relativamente pequeño, con una relación pulpa carozo más elevada, mientras que el rendimiento en aceite es normalmente inferior al 17 %. Dentro de los cultivares para mesa es posible distinguir aquellos destinados a la producción de aceitunas verdes, que son cosechados precozmente, y aquellos para aceituna negra que se cosechan en envero o maduración total, y otros que pueden destinarse en forma indistinta a uno u otro tipo de producción de aceituna de mesa. Ejemplo: Ascolano, Cerignola, Santa Catalina, Sevillana, etc. Ascolano: Origen italiano. Es una variedad de fruto Ascolano de tamaño grande, ancho y globoso, algo acorazonado. A la madurez toma un color violáceo oscuro. Por su tamaño es un fruto excelente para industrializar como aceitunas verdes fermentadas, como también por su sabor. Tiene el inconveniente de que su piel es muy fina y delicada y su pulpa poco consistente, lo que hace que se machuque con mucha facilidad, esto dificulta las labores de cosecha y acarreo. Por otra parte y por la misma causa debe trabajarse con sumo cuidado en el proceso industrial pues la pulpa se ablanda perdiendo valor comercial. Es un árbol poco productivo, su tenor de aceite fluctúa entre un 8 a un 9% de no muy buena calidad. Gordal Sevillana: Cultivar español que se propaga por injerto debido a su mala capacidad rizogénica y escaso vigor en plantas autoradicadas. Es autoincompatible y presenta elevado aborto ovárico. Los frutos son muy grandes, elípticos y levemente asimétricos. También se la cultiva en USA con el nombre de Sevillano.

Gordal Sevillana

Cultivares de doble propósito: son aquellos cuyos frutos son destinados en forma indistinta para la extracción de aceite o para la producción de aceituna de mesa verde, o más comúnmente negra. El fruto presenta características intermedias con respecto a los grupos anteriormente descriptos. El tamaño suele ser intermedio y el peso oscila entre los 3,5 y los 5 gramos, con un rendimiento en aceite que puede superar el 18 %. La relación pulpa carozo es relativamente elevada. Ejemplo: Arauco, diversos clones de Manzanilla, Farga, Changlot Real, Empeltre, etc. Arauco: Se originó por semillas traídas por los conquistadores españoles y todavía se encuentra en La Rioja en el Departamento Arauco (que da origen a su nombre) un ejemplar varias veces centenario. Desde allí se difundió a Catamarca, norte de Córdoba y Cuyo, donde se la conoce con el nombre de criolla.

35
El árbol es de copa globosa y amplia, de buen Arauco porte y abundante follaje, las hojas son alargadas, grandes de color verde oscuro en la lámina superior y verde blanquecino en la inferior. Las flores se encuentran en ramilletes que contienen 7 a 22 flores autoestériles, por lo que necesita polinizadores. Florece en la segunda quincena de septiembre en Catamarca. Los frutos son de tamaño grande (130 aceituna por Kg.) con base ancha y ápice curvado, de color negro brillante con puntuaciones muy perceptibles, pulpa media a consistente. Poseen pedúnculo largo y son muy resistentes en el árbol. Es un cultivar muy productivo aunque vecero, que produce a partir del 7 u 8 año. Es poco resistente a heladas y a tuberculosis. Se emplea casi exclusivamente para preparar aceitunas en conserva; fácil de industrializar y de excelente calidad. Su rendimiento de aceite es del 16%. Manzanilla: Es el cultivar español de mayor importancia en la industria de aceitunas en conserva. Se cultiva especialmente en Sevilla, en otras zonas se la conoce como Manzaneta y Redondillo. Se ha intentado su difusión en diversos países, obteniéndose buenos rendimientos, pero en Manzanilla general las características de los frutos son inferiores a los logrados en Sevilla. En la Argentina se han difundido tipos denominados "Manzanilla" que no responden en general a la cultivada en España bajo ese nombre, pero que se utiliza como polinizadora de la variedad Arauco. El árbol es globoso de mediano desarrollo. Las hojas son alargadas y delgadas, de color verde claro en la lámina superior y grisácea en la inferior, de forma lanceolada; nervadura central prominente en el envés. Florece en abundancia en la segunda quincena de septiembre, a lo largo de las ramas, con excepción de la parte terminal. Sus ramilletes poseen entre 12 y 37 flores, fecundas en un 7 a un 9%. Frutos de medianos a chicos (300 unidades por Kg.), de forma redondeada amanzanada, agrupados en racimos. La piel, lisa y brillante es verde luego pasa a rojizo y llega a una tonalidad violácea a la madurez; pulpa muy fina y que se separa fácilmente del carozo. Es polinizadora de Arauco, es autocompatible. Es precoz en comenzar a producir, y es casi constante todos los años. Es muy rústica y ha demostrado ser resistente a plagas y enfermedades parasitarias. Su fruto es apto para prepararlo en verde dando un producto de alta calidad. Rendimiento de aceite 14,5%. Changlot-Real Changlot-Real: Muy difundida en España donde también se la conoce con el nombre de Racimal, Racimosa o Racimilla. En nuestro país se está generalizando su cultivo; existen plantaciones en las provincias de San Juan, Mendoza y Córdoba. El árbol es muy desarrollado, con ramas que tienden a abrir la copa especialmente cuando está con frutos lo que le da un aspecto péndulo. Hojas de tamaño diverso, con nervadura central muy marcada en el reverso.

36
Su color es verde oscuro en la cara superior y gris ceniciento en la inferior. Florece a mediados de septiembre. Frutos de tamaño medio (244 por Kg.), ovalados y algo abultados en el ápice. Su color va del verde claro al violáceo oscuro en la madurez. Los frutos maduran a mediados de marzo; la producción anual no es constante. Su rendimiento de aceite es del 14 por ciento. Farga: Cultivada en España, especialmente en Farga Cataluña. En nuestro país existen algunas plantaciones, especialmente en Catamarca y Córdoba. El árbol es erguido, vigoroso, con ramas rectas, cilíndricas, de color grisáceo y con tendencia al crecimiento casi vertical. Hojas de tamaño entre mediano y grande, de forma variable, con limbo lanceolado espatulado de color verde brillante en la lámina superior y blanco grisáceo - nacarado en la inferior. Florece a fines de septiembre. Fruto de tamaño medio (327 aceitunas por Kg.). Su forma es elipsoidal, algo asimétrico, dispuesto en pequeños racimos de 3 a 4 frutos. El color es violáceo oscuro, brillante en la madurez. Esta variedad se caracteriza porque sus frutos maduran muy temprano (principios de marzo) y porque son poco resistentes en el árbol. Es vecera. Es rústica y resistente a enfermedades criptogámicas. Su rendimiento de aceite es del 12,7 por ciento. Empeltre: Planta originaria de España, en la provincia de Aragón. Existen en nuestro país algunas plantaciones. Es un árbol vigoroso, erguido, de copa densa y con ramos anticipados abundantes. Las hojas son medias a pequeñas, elíptico Empeltre lanceoladas, de color verde oscuro en el haz. Es una variedad considerada rústica por su adaptación a distintas condiciones edafoclimáticas. Es parcialmente autofértil. El fruto de tamaño mediano y forma ovoidal alargada, ligeramente asimétrico, es de maduración muy temprana (Fines de Enero, en nuestra provincia). Es una variedad que produce aceites de gran estima y calidad, con un rendimiento graso del orden del 21-23 %. También es utilizado para su elaboración en aderezo negro. Cultivares de Manzano y Peral Introducción Para describir un cultivar se debe tener en cuenta características de las hojas con su lámina (forma, borde, base, ápice), pecíolo, estipulas, yemas, ramas, flores y frutos; pero también atendiendo especialmente a determinados caracteres que deben ser considerados de manera detallada. En este caso, se tendrá en cuenta preferentemente a los frutos de un determinado cultivar y haremos su descripción, observando sus caracteres externos e internos. Entre los caracteres externos, los más importantes se refieren a la forma del fruto (se aprecia observando al fruto de perfil y también de plano); también el color y disposición, la presencia de lenticelas, forma y profundidad de las cavidades pedicelar y calicinal, longitud y grosor del pedicelo, etc., son detalles que adquieren en algunos casos especial interés. Entre los caracteres internos del fruto, en el caso de pomoideas, (en corte longitudinal y transversal) el tamaño y la ubicación relativa del corazón, la abertura de

37
los carpelos, longitud y forma del tubo calicinal, etc. Todos los caracteres estudiados sistemáticamente, van siendo anotados en una planilla descriptiva. A continuación se indican con una serie de esquemas, las distintas formas que pueden presentar las manzanas y peras.

esférica

cónica

oblonga

aovada

esférica- aplanada

oblonga aovada

oblonga aovada

oblonga

ovada

oval

A continuación se aclaran algunos de los términos usados en las planillas descriptivas. Cavidad pedicelar: es la depresión donde se encuentra el pedicelo, interesa apreciar su profundidad, amplitud y ángulo que forman los lados de la cavidad con el pedicelo. Profundidad: distancia desde las partes más salientes de la cavidad hasta el punto de inserción del pedicelo. Se indica como: profunda, mediana y superficial.

profunda

mediana

superficial

Amplitud: Se indica como amplia, mediana o angosta.

angosta

mediana

amplia

Angulo que forman los lados de la cavidad con el pedicelo:

obtuso

agudo

acuminado

Angulo superior en cada mitad de la base:

abrupto

redondeado

Cavidad calicinal: Es la depresión que rodea al cáliz. En su descripción se emplean los mismos términos que los empleados en la cavidad pedicelar.

38
Lóbulos calicinales: (sépalos), se debe indicar como se presentan en la base, pudiendo ser: separados, unidos o parcialmente cubiertos, (cubriéndose mutuamente en su base). Pudiendo en todos los casos ser foliáceos o pubescentes.

reflexos conniventes erguidos Tubo calicinal: Es la parte comprendida entre la inserción de los sépalos y la parte inferior del tubo. Puede ser: largo o corto, estrecho o amplio. Por su forma: cónico, en forma de embudo o en forma de urna.

cónico

embudo

urna

Corazón: En el corte longitudinal del fruto, se aprecia su tamaño en comparación con el del fruto: puede ser pequeño, mediano, grande. Por su posición puede ser: sésil, medial o distal.

Sésil

medial

distal

Carpelos: (En sección transversal). Las cavidades carpelares pueden presentarse abiertos o cerrados. Los carpelos cerrados llegan hasta el eje axial. Los carpelos abiertos pueden llegar casi hasta el centro de los frutos, y en este caso, se llaman "axiales", o estar alejados del centro, y en este caso los llaman "abaxiales".

axial cerrados

axial abiertos

abaxiales

Descripción de algunos cultivares de manzano. Si bien pueden estar descriptos y existir en colecciones de distintas partes del mundo más de mil cultivares de manzano, en nuestro país, el 90% de la producción está concentrada en dos: Red Delicious y Granny Smith. La primera se ha difundido por su mayor preferencia para consumo fresco, tanto en el mercado interno como en el de Brasil (nuestro principal importador). La segunda en tanto debe su difusión a que es una buena polinizadora de Red delicious y es preferida en el Mercado Común Europeo. Se puede afirmar que en su momento, los precios

39
internacionales han jugado un papel fundamental en la elección de estos cultivares. Actualmente hay un proceso de diversificación por la misma razón. Red delicious: Originaria de EE.UU., derivado de la Delicious común por mutación de yema. Es un árbol vigoroso, de buen porte y fácil de formar. Es un cultivar diploide que produce muy buen polen, y aunque se comporta como polinizadora de otros cultivares, es estrictamente auto incompatible, por lo que se debe plantar con polinizadoras como Granny Smith (lo mas común), Golden delicious y Yellow Newton Pippin El fruto, comúnmente de buen tamaño, de forma tronco cónica, presenta en su parte apical 5 protuberancias características rodeando la cavidad calicinal. El color es rojo intenso, con distribución más o menos estriada, dejando ver en mayor o menor grado, el color de fondo amarillo verdoso. Dentro de la Red delicious existen numerosas mutaciones que se refieren al color de fruto. Entre ellas podemos citar: Starking o rayada: Se caracteriza por tener la piel de los frutos de color rojo suave con estrías más oscuras. Toma color tempranamente. Richared o lisa: Es de color rojo uniforme y carece de estrías. El fruto tarda en tomar color. Clones "spur": Son mutaciones donde además del color del fruto está comprometido el vigor y la fructificación de la planta. Los árboles son de tamaño menor pero de mayor eficiencia productiva (Kg. de fruta/m. de diámetro de copa); además tienen fructificación precoz al diferenciar anticipadamente sus órganos fructíferos (lamburdas). Starkrimson: Originada por mutación de yema de la Starking, produce precozmente y en abundancia, fruta que se colorea con anticipación, de un rojo intenso, permitiendo su recolección anticipada. Se aconseja injertarla sobre patrones de vigor medio. Otras "spur" de Delicious son la Well Spur, Red Spur, Royal Red Delicious (derivada de Richared) y la Extra Red Delicious. Se conocen más de 60 mutaciones de la Red delicious, lo que nos habla de la gran propensión a mutar de este cultivar. Red Chief: Es una mutación gemaria de Starkrimson, originaria de USA. En muchos lugares de cultivo se la toma como referente de las manzanas del grupo Delicious. El árbol es bien spur, de poco vigor, compacto y de entrenudos cortos, altamente productivo; se adapta a distintos climas. El fruto presenta las características de las Delicious: alargado y con los lóbulos bien marcados. Calibre medio y uniforme, coloración de la epidermis muy precoz y homogénea en el conjunto del árbol. El rojo es intenso, brillante y ligeramente estriado, luego se colorea totalmente. La pulpa es de textura fina, consistente, jugosa, ligeramente acidulada y de buena calidad gustativa. Madura a partir de mediados de febrero, con el primer grupo de Delicious y puede comercializarse como primicia, haciendo una buena selección de los frutos. Granny Smith: Cultivar originado en Australia de una planta de semilla. Los árboles son vigorosos, precoces en fructificar y muy productivos, tiende a fructificar en el extremo de las ramas, lo cual se debe tener en cuenta en la poda. El fruto es de buen tamaño, esférico, simétrico, de color verde intenso. Tiene larga conservación frigorífica, pero es delicada en la cosecha pues se marca con facilidad con los golpes. Es un cultivar auto compatible y de producción continuada, usado como polinizadora de Red delicious. Rome Beauty: Cultivar norteamericano de crecimiento vigoroso, con producción precoz y abundante todos los años. Es un cultivar diploide, autocompatible, buen polinizador y de floración muy tardía.

40
Los frutos son grandes, redondeados algo achatados y bien coloreados. Existen diversos clones relacionados, originados tanto de yema como de semilla. El más destacado por sus características es Law Red Rome, cuyos frutos colorean temprano y muy profusamente; su pulpa es consistente, con muy buena textura y sabor, superior calidad y resistente a los golpes. Golden Delicious: Plantas de vigor moderado y producción precoz y abundante. Fruta mediana a chica de color amarillo dorado con lenticelas bien notables, la pulpa es blanco-amarillenta, firme, fina, jugosa y dulce acidulada. Es un cultivar diploide, autoincompatible y se lo puede usar como buen polinizador. Requiere un raleo estricto para tener fruta de buen tamaño, es difícil de ralear porque la fruta está muy adherida a la planta, aún hasta en la cosecha donde se puede producir mucha rotura de "dardos" por este motivo. Existen diversos clones mejorados de este cultivar, entre ellos, Starkspur, Yellowspur, Goldspur y Red gold. Fuji: Cruzamento de Rall's Janet x Red Delicious (1939) Morioka, Japón. Árbol vigoroso y productivo. Fruto redondo y grande. Piel rojo estriado sobre fondo amarillo. Pulpa blanco amarillenta, crocante, muy jugosa y dulce. Madura en Río Negro a principios de Abril. Royal Gala: Cultivar obtenido por cruzamiento de Golden Delicious por Kidd´s Orange en Nueva Zelanda. Árbol de frutos redondos, de tamaño mediano a grande. La fruta tiene piel rojo claro, pulpa fina, crocante, aromática, de exquisito sabor. Madura a principios de Febrero. Brookfield es una mutación natural producida en Nueva Zelanda en la propiedad del Sr Paul Brookfield, descubierta en enero de 1985 y tiene como ventaja una anticipada y mejor coloración. La piel es rojo brillante con estrías más oscuras. Pink Lady: Pink Lady es el nombre comercial de la fruta de la variedad Cripps Pink, producto de un cruzamiento entre Lady William´s y Golden Delicious, obtenida por John L. Cripps en 1979, en la Horticultural Research Station of Stoneville, Australia. Está protegida por el C.O.V. o Certificado de Obtención Vegetal, que detenta el Department of Agricultural Western Australia, propietario de la variedad. El fruto es grande, y de forma cónica alargada y algo elipsoidal con una pulpa refrescante y firme y piel delgada. Su color rosado-rojizo es típico y fácilmente lo obtiene en aquellos sectores expuestos a la luz, la falta de luminosidad dificulta la obtención del color. Es firme al sol, resistiendo la tendencia a que la cáscara se ponga dura y se agriete. La manzana Cripps Pink tiene una alta tasa de azúcar/ácido, permitiendo un almacenaje y depósito prolongado, demostrando una baja susceptibilidad a bitter pit. El color de fondo cambia a amarillo cuando es almacenada en atmósfera normal dando a la manzana una atractiva apariencia. En el monte la manzana no toma color si se cultiva con un patrón vigoroso y la fuerza del árbol debe ser controlada mediante poda en verano o principios de otoño. Se debe mantener un régimen de fertilización nitrogenada bajo. Para la cosecha el cambio de color en la fruta se produce tarde, su cosecha requiere de al menos tres recolecciones para obtener un producto de buena presentación. Su cosecha se realiza alrededor de la primera quincena de abril, de acuerdo al parámetro de cosecha utilizado. No es susceptible a caídas previo cosecha, pero sí su piel presenta una sensibilidad al manipuleo semejante a la Golden Delicious. Fechas promedios de maduración de algunos cultivares de manzano. Temprana: Gravenstein Jonathan King David Gala 20 de enero 11 de febrero 13 de febrero

41
De Estación: Red Delicious Golden Delicious Yellow Newton Pippin Black Winesap Tardías: Rome Beauty Granny Smith Fuji Cripps Pink 15 24 16 20 23 31 05 10 de de de de de de de de febrero febrero marzo marzo marzo marzo abril abril

Descripción de algunos cultivares de peral Tempranos: William's: (sinónimos William's Bon Chretien, Barlett o pera de agua). En Europa y Estados Unidos es más conocida por Bartlett. Orígen: Inglaterra propagada por un señor Williams. El árbol es vigoroso en un comienzo pero luego de mediano vigor, de tamaño medio. Copa globosa alargada, cerrada al comienzo luego se abre por el peso de la fruta. Produce en dardos y extremos de brindillas. Los dardos se transforman con frecuencia en bolsas. Produce de 7 a 8 flores por yema. Es autoproductiva y muy productiva. El fruto es de tamaño medio, piriforme, con cintura bien definida, base algo aguzada hacia la cavidad calicinal. Superficie irregular con "abolladuras", ligera tendencia a corte transversal pentagonal. Pedicelo de grosor y largo medio. Color pardo algo rojizo del lado del sol, con lenticelas bien notables. Cavidad pedicelar medianamente profunda, puede haber una "arruga" en la base del pedicelo y una leve prominencia. Cavidad calicinal poco profunda, arrugada, acanalada, con algo de herrumbre. Pulpa blanco cremosa, fina mantecosa, casi sin células pétreas, jugosa y muy buena. Muy buena para industrializar, ya sea en latas o desecado. Se cosecha en enero. Ocupa el primer lugar en producción por cultivar. También dentro de este cultivar existen diversas mutaciones, por ejemplo: Mock Sensation, Red Bartlett y Starkrimson. El color en estas peras es bastante oscuro hasta alcanzar la madurez, comienza a tomar un color de fondo dorado brillante hasta llegar el rojo final. Debido a su color oscuro tiene problemas con las quemaduras de sol. Red Bartlett: Más conocida en otras regiones del mundo como Max Red Bartlett, fue descubierta como una mutación gemaria de Williams, en 1938, en el estado de Washington, USA. Es una variedad precoz de producción moderada, a veces es necesario realizar un raleo para evitar la alternancia. Red Sensation: También denominada Sensation, es una mutación de Red Bartlett, obtenida en Australia en 1940. Es un clon más tardío en maduración que Max Red Bartlett, aunque florece en la misma época. De Estación: Packam's Triumph: Su origen se remonta a 1896-97, en Nueva Gales, Australia. Aunque lejos de Williams, Packham's Triumph ocupa el segundo lugar en importancia en la producción de peras argentinas. Es autoincompatible y su hábito de floración temprana exige una buena elección de polinizadoras; entre otras puede ser polinizada por Beurré D' Anjou y Abate Fetel. En el norte de la Patagonia florece entre el 18 y el 22 de setiembre. Arbol medianamente vigoroso, copa globosa, abierta. Las ramitas con poca insolación toman un aspecto grisáceo. La calidad del fruto es buena, parecido al de William's pero con la diferencia de que tiene el aspecto de abollado. Cosecha a fines de enero, a primera quincena de febrero según zonas, quince días después de la William's.

42
Beurre D'Anjou: (sinónimos Anjou, Winter Meuris). El árbol es medianamente vigoroso a vigoroso. La copa es redondeada con tendencia a piramidal. Mediano desarrollo. Es un cultivar autoproductivo, aún cuando haya años de escasa formación de frutos por ser añera. Fruto mediano, forma cónica globosa o ligeramente piriforme (según el año). Superficie algo irregular. Pedicelo corto, más bien grueso, algo carnoso. Piel amarilla, ligeramente verdosa. Puntos numerosos, pequeños, terrosos. Pulpa blanca, ligeramente cremosa, dulce ligeramente acidulada, algo vinosa, muy jugosa, muy buena calidad. Madura a fines de febrero. Red Anjou: Mutaciones de piel rojiza de la anterior. Se conocen dos clones originados en el estado de Oregon, USA. El primero apareció en Medford en 1950 y se lo conoce como Red Anjou Gebhard; el segundo fue encontrado en Pakdale y se lo denominó Columbia Red Anjou. Tardíos: Winter Bartlett: Orígen Estados Unidos. Es un árbol vigoroso. De copa algo cerrada y ramitas algo tortuosas. Fruto de tamaño medio, de forma piriforme, con "cintura" algo marcada, base oblonga, ápice corto. Superficie ligeramente áspera, con protuberancias. "Arrugas" en la base del pedicelo. Pulpa blanco cremosa muy jugosa sin células pétreas notables. Calidad muy buena. Es un cultivar autoincompatible. Hay bajo porcentaje de frutos formados partenocárpicamente (0,5%). Madura en la primera quincena de marzo y es muy productiva. Peras asiáticas: Nijisseiki: Nijisseiki (Siglo XX). Obtenida por azar en China. Fruto globoso achatado, epidermis verde amarillenta, muy lisa y muy sensible a los roces. Botánicamente, las Nashi (Pyrus serotina = Pyrus pyrifolia), se diferencian de las peras europeas (Pyrus communis). Además, su fruto no es piriforme, sino tiene todo el aspecto de una manzana, a excepción del color y su cáliz carece de los sépalos característicos de cualquier variedad europea. Por otra parte, no sólo las técnicas de cultivo son diferentes, sino también los criterios para determinar su momento óptimo de cosecha y su aptitud para el almacenamiento. BIBLIOGRAFIA Childers, Norman F. Fruticultura Moderna. Editorial Hemisferio Sur. Montevideo Uruguay. Denett, José M. 1966. Descripción de algunos cultivares de olivo. Colección Agropecuaria INTA - Buenos Aires. Loussert R. y G. Brousse 1980. El Olivo. Editorial Mundi Prensa. Madrid. - Olive Germplasm: http://apps3.fao.org/wiews/olive/oliv.jsp http://www.oleadb.it/

43
FICHA PARA LA DESCRIPCION DE FRUTOS CON PEPITA Especie:.................................................Cultivar: ................................................ Peso: ...................................................Tamaño: Grande. Mediano. Pequeño. Forma: Peras: Piriforme - Globosa - Cónica. Manzanas: Globosa - Achatada - Oblonga - Cónica - Ovalada - Irregular. Color: De fondo: .......................................... Superior: ....................................... Distribución: Estriado - Salpicado - Lavado. Puntos: Cantidad: Muchos - Pocos. Tamaño: Pequeños - Medianos - Grandes. Color: Blancos - Amarillentos - Verdosos - Terrosos. Pedicelo: Tamaño: Largo - Mediano - Corto. Grosor: Grueso - Medianamente grueso - Delgado. Flexibilidad: Flexible - Rígido. Dirección: Derecho - Algo inclinado - Muy inclinado. Curvo - Recto. Cavidad Pedicelar: Tamaño: Profunda-Poco profunda. Ancha - Angosta Forma: Aguda - Obtusa. Arrugada - Lisa Color: ......................................................... Cavidad Calicinal: Tamaño: Profunda-Poco profunda. Ancha - Angosta Forma: Aguda - Obtusa. Arrugada - Lisa. Color: .......................................................... Secciones: Corte longitudinal: Mitades iguales - Mitades desiguales. Corte transversal: Circular - Ovalado. Regular - Irregular Piel: Grosor: Gruesa - Mediana - Delgada. Consistencia: Consistente - Medianamente consistente - Blanda. Superficie: Suave - Áspera. Pulpa: Color: ........................................................... Textura: Fina - Mantecosa - Granulosa. Firme - Débil. Jugosa - Seca. Sabor: Dulce - Algo acidulado - Acidulado - Característico. Muy bueno - Bueno - Medianamente pobre - Pobre. Aroma: Pronunciado - Apagado. Cosecha: Fecha: ..................................................... Resistencia al Transporte: ....................................... Conservación Frigorífica: ......................................... Destino: Industria - Consumo fresco - Exportación. Observaciones: ........................................................................................................................ .......................................................................................................................... Temprana - Media - Tardía.

44
FICHA PARA LA DESCRIPCION DE FRUTOS CON PEPITA Especie:.................................................Cultivar: ................................................ Peso: ...................................................Tamaño: Grande. Mediano. Pequeño. Forma: Peras: Piriforme - Globosa - Cónica. Manzanas: Globosa - Achatada - Oblonga - Cónica - Ovalada - Irregular. Color: De fondo: .......................................... Superior: ....................................... Distribución: Estriado - Salpicado - Lavado. Puntos: Cantidad: Muchos - Pocos. Tamaño: Pequeños - Medianos - Grandes. Color: Blancos - Amarillentos - Verdosos - Terrosos. Pedicelo: Tamaño: Largo - Mediano - Corto. Grosor: Grueso - Medianamente grueso - Delgado. Flexibilidad: Flexible - Rígido. Dirección: Derecho - Algo inclinado - Muy inclinado. Curvo - Recto. Cavidad Pedicelar: Tamaño: Profunda-Poco profunda. Ancha - Angosta Forma: Aguda - Obtusa. Arrugada - Lisa Color: ......................................................... Cavidad Calicinal: Tamaño: Profunda-Poco profunda. Ancha - Angosta Forma: Aguda - Obtusa. Arrugada - Lisa. Color: .......................................................... Secciones: Corte longitudinal: Mitades iguales-Mitades desiguales. Corte transversal: Circular-Ovalado. Regular - Irregular Piel: Grosor: Gruesa - Mediana - Delgada. Consistencia: Consistente - Medianamente consistente - Blanda. Superficie: Suave - Áspera. Pulpa: Color: ........................................................... Textura: Fina - Mantecosa - Granulosa. Firme - Débil. Jugosa - Seca. Sabor: Dulce - Algo acidulado - Acidulado - Característico. Muy bueno - Bueno - Medianamente pobre - Pobre. Aroma: Pronunciado - Apagado. Cosecha: Fecha: ..................................................... Resistencia al Transporte: ....................................... Conservación Frigorífica: ......................................... Destino: Industria - Consumo fresco - Exportación. Observaciones: ........................................................................................................................ .......................................................................................................................... Temprana - Media - Tardía.

45 TRABAJO PRÁCTICO N° 5 RECONOCIMIENTO Y DESCRIPCION DE ESPECIES Y PORTAINJERTOS CITRICOS
Los cítricos cultivados pertenecen botánicamente al orden de las Geraniales, familia de las Rutáceas y a los géneros Citrus, Fortunella y Poncirus. La clave para la determinación de estos tres géneros es la siguiente: Hojas caducas y trifoliadas.....................................................................PONCIRUS Hojas simples y persistentes Ovario con 3, 5 ó 6 carpelos......................................................FORTUNELLA Ovario con 8 ó más carpelos.............................................................CITRUS CLAVE PARA LA DETERMINACIÓN DE LAS ESPECIES CÍTRICAS CULTIVADAS: A: Hojas aparentemente no articuladas entre el pecíolo y la lámina, oblongas, aserradas; pecíolo sin alas; flores con tinte rojizo; frutos con cáscara muy gruesa, fragante; pulpa dulce o ácida ................................ CIDRAS AA: Hojas con una visible articulación entre la lámina y el pecíolo, crenadas. Frutos de cáscara fina o moderadamente gruesa. B: Flores teñidas de rojo al exterior; pecíolos meramente mar ginados, hojas crenadas. Fruto oval mas o menos puntiagudos ............. LIMONES BB: Flores blancas y pecíolos mas o menos alados. C: Fruto oval, provisto a menudo de un pequeño pezón; cáscara lisa, fina y suave; flores pequeñas; pecíolo suave mente alado; hojas pequeñas a medianas, más pálidas en el envés, crenadas, más o menos terminadas en punta u obtusas; espinas cortas y muy afiladas ........................................... LIMAS CC: Fruto globoso, deprimido, raramente oval o piriforme, sin pezón y generalmente de color anaranjado. D: Tamaño de las frutas muy grande, de color amarillo pálido o rojizo cuando maduras; ramitas pubescentes cuando jóvenes; pecíolos medianamente o muy alados; semillas monoembriónicas................................................. TORONJAS DD: Tamaño de las frutas mediano, de color amarillo pálido, a veces con manchas rojizas o enteramente rojas; ramitas no pubescentes; pecíolo ampliamente alado sobre pasando en parte la lámina de la hoja; semillas poliembriónicas................................ ... ............................POMELOS DDD: Tamaño de las frutas medianas a pequeñas; color anaranjado a amarillo anaranjado. E: Frutos de pulpa dulce; cáscara delgada ; pecíolo ligeramente alado ........................................ NARANJAS DULCES EE: Frutas de pulpa ácida; cáscara adherida; pecíolos largos y ampliamente alados ..........................NARANJAS AGRIAS EEE: Frutos de pulpa dulce, raros de pulpa ácida y con cáscara suelta; árbol con muchas ramitas finas; hojas alargadas, finas; semillas interiormente verdes ............................................................. MANDARINOS

46
CLAVE PARA LA DETERMINACION DE LAS ESPECIES DE MANDARINOS A: Forma del árbol diferente a la de un árbol típico de mandarino, con ramas gruesas y poco abundantes; hojas gruesas, grandes, general mente de más de 10 cm de longitud; frutos achatados por los polos y mayores de 6 cm de diámetro. B: Hojas con ápice puntiagudo y nervaduras muy notables; pecíolos solo marginados; frutos de cáscara delgada; vesículas de pulpa tierna; sin o con muy pocas semillas, maduración temprana .................................................................................... SATSUMA BB: Hojas nunca lanceoladas, algunas veces con el ápice ancho; pecíolo corto y alado; frutos con cáscara gruesa y dulce; pulpa bastante granulada, semillas de pocas a muchas; maduración semitardía ......................................................................................... KING AA: Forma del árbol típica de los mandarinos, teniendo muchas ramas delgadas; hojas menores de 10 cm de largo; frutos grandes a pequeños. C: Frutos mayores de 6 cm de diámetro; frutos nunca ácidos. D: Arboles de copa extendida, hojas muy estrechas, lanceoladas; frutos generalmente con la base y el ápice lisos; surcos radiales cortos; pulpa moderadamente reticulada; dulces a ligeramente ácidos.................................................................COMUN DD: Arboles de copa menos extendida, a veces erecta y de hojas no tan estrechas; frutas más deprimidas (achatadas), con la región apical más o menos hundida; de color anaran jados rojizos; base lisa, surcada o con cuello; pulpa dulce, blanda, carnosa, semillas generalmente picudas ........... BEAUTY,DANCY, CRAVO, ELLENDALE, EMPEROR, MALVASIO, CAMPEONA, etc. CC: Frutos menores de 6 cm de diámetro; pulpa ácida. E: Frutos amarillos, luego anaranjados con la madurez; ligeramente redondeados .................................................... SUNKI EE: Frutos rojizos, cuando maduros muy cóncavos en ambos extremos ......................................................CLEOPATRA NOMENCLATURA BOTANICA DE LOS FRUTALES CITRICOS Actualmente existen en el mundo dos sistemas de clasificación y nomenclatura de los cítricos, reconociéndose que ninguno de ellos son enteramente satisfactorios. Uno es el de Walther Swingle (norteamericano) que es a su vez el más conocido y ampliamente utilizado en los países de habla inglesa. El mismo se encuentra basado en una idea muy restringida con respecto al concepto de especie. El otro sistema de clasificación es el de Tyozaburo Tanaka (Japonés) el cual se encuentra más cercano a la realidad, pero es excesivamente detallista no resultando enteramente práctico. R.W. Hodgson propuso un sistema de clasificación intermedio, más práctico que el de Tanaka, pero donde se incluyen especies no aceptadas por Swingle, hoy consideradas válidas. De acuerdo al trabajo de Hodgson sobre variedades cultivadas de cítricos que se encuentra en el libro "The Citrus Industry", volumen I, capítulo IV, año 1967, podemos incluir dentro de cada grupo importante a las especies que se mencionan a continuación, indicando para las mismas los cultivares más importantes para su mejor interpretación. GRUPO DE LOS NARANJOS Citrus sinensis (L) Osbeck. Naranjas dulces comunes (tempranas, estación y tardías); sin acidez; sanguíneas y naranjas de ombligo. Citrus aurantium L. Naranjos agrios comunes y agridulces.

47

GRUPO DE LOS MANDARINOS Citrus unshiu Marcovitch. Mandarinos Satsuma, var. Wase y Unshu Citrus nobilis Loureiro. Mandarino King (Kunembo) Citrus deliciosa Tenore. Mandarino común del Mediterráneo, Willowleaf. Citrus reticulata Blanco. Beauty, Campeona, Clementina, Cravo, Dancy, Ellendale, Emperor, Capurro, Malvasio, Parker, Scarlet y otros. Citrus reshni Hort. ex Tanaka. Mandarino Cleopatra. Citrus sunki Hort. ex Tanaka. Mandarino Sunki, Suenkat o Sunkat. GRUPO DE LOS POMELOS Citrus paradisi Macfadyen. Pomelos (grapefruits en inglés): Duncan, Marsh, Foster, Redblush, Ruby y otros. GRUPO DE LOS LIMONEROS Citrus limón (L) Burm. Limoneros Eureka, Lisboa, Génova y otros. GRUPO DE LOS LIMEROS Citrus aurantifolia Swingle. Limas ácidas de frutas pequeñas: West Indian, Mexican o Key Citrus latifolia Tanaka. Limas ácidas de frutas grandes: Tahití (Persia), Bearss, Mitha nimbu Citrus limettioides Tanaka. Lima dulce de la India o Lima dulce de Palestina. GRUPO DE LAS TORONJAS Citrus grandis (L) Osbeck o Citrus maxima (Burm) o Citrus decumana L. Toronjas o Pampelmusas (Shaddock o Pummelo en inglés) GRUPO DE LAS CIDRAS Citrus medica L. Cidras (Citrons) ácidas y dulces. GRUPO MISCELANEO I. Asemejándose a mandarinas Citrus limonia Osbeck. Lima mandarina Rangpur. Citrus madurensis Loureiro. Calamondín II. Asemejándose a naranjas agrias Citrus myrtifolia Rafinesque. Mirtifolio, Chinotto, Chinois, Hazara. Citrus bergamia Risso. Bergamota III. Asemejándose a limón Citrus macrophyla Wester. Alemow Citrus karna Rafinesque. Karna, Khata o Karna nimbu. Citrus meyeri Y. Tanaka. Limonero Meyer Citrus jambhiri Lush. Limonero rugoso Citrus limetta Risso. Limetas, Limonero dulce del Mediterráneo, Lima de pupo. GRUPO DE OTROS GENEROS CULTIVADOS Fortunella margarita (Lour) Seingle. Nagami (Kumquat ovalado) Poncirus trifoliata (L) Rafinesque. Trifolio.

48

HIBRIDOS CULTIVADOS MAS IMPORTANTES Intervarietales (Cruzamientos entre cultivares de una misma especie) Mandarinas por mandarinas: Kinnow (King por Willowleaf) Kara (Satsuma Owari por King) Interespecíficos (Cruzamiento entre especies de un mismo género) Tangor = Mandarina por Naranja. (Ejemplo Cv. Murcott, Temple, etc.) Tangelo = Mandarina por Pomelo. (Ejemplo Cv. Orlando, Sampson, etc.) Intergenéricos (Cruzamientos entre géneros diferentes) Citranges = Trifolio por Naranjo dulce Citrumelos = Trifolio por pomelo Citremon = Trifolio por limón Limequat = Lima por Kumquat DESCRIPCION DE LAS ESPECIES MAS CULTIVADAS NARANJO (Citrus sinensis (L) Osbeck): Arbol de porte mediano a grande, de copa erguida o globosa según el cultivar, medianamente ramificado; las hojas lanceoladas, de color verde oscuro, son de tamaño mediano y presentan un pecíolo con alas reducidas; las flores blancas, solitarias, son de tamaño mediano.

MANDARINO "COMUN" (Citrus deliciosa Tenore): Arbol de porte pequeño, redondeado, muy ramificado, de ramas finas; las hojas son pequeñas, estrechas y lanceoladas, de un verde más claro que los naranjos y los brotes jóvenes de verde muy claro, pecíolo levemente marginado; las flores blancas y solitarias, son muy pequeñas.

49
MANDARINO SATSUMA (Citrus Unshiu Marcovitch): Arbol de porte mediano, de crecimiento lento y desproporcionado con muy pocas ramificaciones. Las hojas lanceoladas y puntiagudas, son de tamaño mediano, color verde muy oscuro y con peciolos marginados.

MANDARINO "RETICULATA" (Citrus reticulata Blanco): Este grupo es muy heterogéneo, comprendiendo una gran cantidad de cultivares, algunos de los cuales son posiblemente híbridos por naranjo dulce. En general se trata de plantas de porte mediano, globoso, medianamente ramificados y de color verde claro. Las hojas son lanceoladas, de tamaño mediano a chico con pecíolo marginado. Las flores son blancas y chicas, aunque no tanto como en la común. POMELO (Citrus paradisi Macf.): Arbol de gran porte, globoso y medianamente ramificado. Las hojas son lanceoladas, grandes, de color verde muy oscuro; el pecíolo presenta alas muy desarrolladas, donde sus lóbulos superiores sobrepasan al limbo. Las flores son blancas y grandes.

LIMONERO (Citrus limón L. Burmann): Arbol de gran porte con ramas erectas y muy vigorosas, muy poco ramificado. Las hojas lanceoladas son grandes, con pecíolo sin alas ni margen y de color verde claro. Los brotes jóvenes, con un buen estado nutricional, presentan un color púrpura. Las flores son grandes y tienen un color morado en la parte exterior de los pétalos.

50
PORTAINJERTOS CITRICOS: Las características más sobresalientes de los principales portainjertos cítricos, son las siguientes: MANDARINO CLEOPATRA (Citrus reshni Hort ex Tanaka): Arbol mediano a grande de copa redonda y simétrica, de ramitas débiles y casi sin espinas, las hojas son pequeñas de color verde oscuro. Los frutos son chicos (4 a 5 cm de diámetro) achatados, de cáscara fina, fácilmente pelables de color anaranjado rojizo, la pulpa es ligeramente ácida y contiene muchas semillas pequeñas, poliembriónicas de cotiledones verdes. Es un pié con características intermedias en cuanto al comportamiento en cultivo con respecto al resto de los portainjertos. Era prácticamente el único patrón utilizado en la provincia de Catamarca, desde la aparición de la tristeza hasta la década de 1980 y uno de los más difundidos en el Noroeste del país. Sus principales ventajas son: resistencia a todos los virus conocidos, tolerancia a calcáreo y salinidad, buena producción y calidad de fruta, aunque de menor tamaño. Inconvenientes: lentitud de crecimiento en almácigos y viveros, bajo porcentaje de prendimiento en trasplante e injertos. Tiende a achicar la fruta del cultivar injertado e inclusive acentúa la vecería en mandarino común. LIMONERO RUGOSO (Citrus jambhiri Lush): Planta vigorosa, grande, de crecimiento erecto, ramas con numerosas espinas pequeñas, hojas medianas a chicas de color verde claro, flores pequeñas con estrías violetas. Frutos medianos, generalmente redondeado con pezón grande y poco prominente, cáscara gruesa y rugosa de color amarillo limón. Este portainjerto ha sido muy utilizado en Florida (USA), pero en los últimos años, a partir de 1973 su uso se ha reducido notablemente. Esto se ha debido a la aparición de una enfermedad de etiología desconocida, denominada declinamiento (Joung tree decline) que aparece mayormente en la combinación Naranja Valencia sobre Limonero Rugoso. Ventajas: muy vigoroso, por lo tanto con buen crecimiento en vivero, e induciendo esta característica a la planta injertada. Alta producción. Desventajas: mala calidad de fruta externa e interna: cáscara gruesa y bajo tenor de sólidos solubles. Sensible a frío y gomosis.

51

NARANJO AGRIO (Citrus aurantium L): Arbol de desarrollo mediano a grande de copa compacta y redondeada, hojas medianas, ovoidales de base redondeada y ápice obtuso con pecíolo provisto de grandes alas pero no superpuestas al limbo como en pomelo. Las flores son blancas grandes muy perfumadas. Frutos grandes, redondeados, levemente achatados en los polos, de cáscara rugosa color naranja intenso, pulpa ácida y amarga con numerosas semillas grandes y poliembriónicas. Utilizado en España, Italia y California Ventajas: Muy resistente a suelos calcáreos y a gomosis, buena producción y excelente calidad de fruta. Inconvenientes: Hipersensibilidad al virus de la tristeza, por lo que sólo se lo puede usar para limonero.

LIMERO RANGPUR (Citrus limonia Osbeck): Arbol mediano de copa expandida y porte llorón, las ramificaciones son débiles y presentan pequeñas espinas. Las flores son pequeñas con pétalos coloreados de violeta. Frutos globosos achatados, de tamaño mediano a chico, cáscara fina, poco adherente de color anaranjado (Similares a la mandarina Dancy), pulpa anaranjada fuertemente ácida. Presenta numerosas semillas pequeñas, poliembriónicas y con cotiledones color verde claro. Portainjerto muy utilizado en Brasil, y en nuestro país en la provincia de Corrientes. Las principales ventajas son la precocidad y la alta producción, su resistencia a sequía y cierta adaptación a suelos calcáreos y salinos. Entre las desventajas principales podemos mencionar su sensibilidad al frío y a la gomosis.

52

TRIFOLIO (Poncirus trifoliata (L) Raf.): Se trata de un arbusto de hoja caduca, provisto de largas espinas caulinares. Existen numerosas variedades o líneas que se clasifican por sus flores grandes o pequeñas, una de las más importantes es Rubidoux. En nuestro país se lo usa en las provincias de Buenos Aires y Entre Ríos. Ventajas: Resistencia a heladas, adaptación a suelos pesados y húmedos, resistencia a gomosis y excelente calidad de fruta. Las plantas injertadas son precoces y pequeñas Desventajas: Muy sensible a calcáreo y a exocortis, es incompatible con algunas copas como limonero Eureka donde se produce una manifiesta falsa unión de injerto. En la provincia de Misiones ha mostrado sensibilidad al declinamiento, especialmente en combinaciones con naranjas tardías (Naranja Calderón sobre trifolio).

Flying Dragon (P. trifoliata var. Monstrosa T. Ito): Es un arbusto más chico que los trifolios comunes, de crecimiento muy lento que se caracteriza por tener las ramas zigzagueantes y las espinas curvadas. Comparte las ventajas y desventajas señaladas para los trifolios con la diferencia que es más restrictivo de vigor. En el NOA se lo está utilizando para limonero con el objeto de aumentar la densidad de plantación y aumentar los rendimientos debido a que induce una mayor eficiencia productiva.

NARANJO DULCE (Citrus sinensis (L) Osbeck): Se trata del naranjo dulce común o criollo, son plantas de gran tamaño que producen fruta mediana con gran cantidad de semilla. Ventajas: Las plantas son de buen tamaño, muy productivas y con buena calidad de fruta.

53
Inconvenientes: Muy sensible a gomosis, no resiste suelos pesados y húmedos. Muy sensible a calcáreo. CITRANGE TROYER: Se trata de un híbrido de trifolio por naranjo dulce (cultivar Washington Navel). Ventajas: Resistencia a frío y gomosis, buena calidad de fruta y adaptación a distintos tipos de suelos. Buen comportamiento en vivero. Inconvenientes: Sensible a exocortis.

CITRUMELO 4475: Se originó en un cruzamiento de pomelo Duncan por Poncirus trifoliata. Está difundido en la Provincia de Tucumán. Ventajas: Tolerante a tristeza, exocortis y xiloporosis, resistente a nemátodos, frío y sales; excelente productividad, vigor y tamaño de fruta. Desventajas: Muy sensible a calcáreo.

VOLKAMERIANA (Citrus volkameriana Ten. e Pasq.): Se trata de una planta muy similar al limonero rugoso. Ventajas: Muy vigoroso y productivo, tolerante a calcáreo, resistente a gomosis en plantas grandes aunque muy sensible en plantines. Inconvenientes: Débil resistencia al frío, mala calidad de fruta, excepto limón.

54
Características de los principales portainjertos cítricos Naranjo Dulce Citrange Troyer Citrumelo Swingle Naranjo Agrio Trifolio Cleopatra Mandarina Limero Rangpur Limonero Rugoso Volkameriana T ¿...? T T S E E V Bu R T ¿...? T R T

A suelo húmedo A suelo seco A calcáreo A sales A frío Vigor Productividad Calidad de fruta Comp. en vivero A gomosis A tristeza A xiloporosis A exocortis A nematodos A psorosis Referencias: MS: Muy Sensible S: Sensible T: Tolerante R: Resistente HS: Hipersensible

S T T R T M M M Ma T T T T S T

S T R T T M M E Bu R HS T T S T

T R T T S E ME M Re S T S S S T

MS T T T S E E V Re S T T T S T

R S MS S R B E ME Re R T T MS R R

S T T S T M E E Re S T T T S S

T S T S R M E ME Bu R T T S R T

T ¿...? S T R E E V Bu R T T T R T

Bu: Bueno Re: Regular Ma: Malo

B: Bajo M: Mediano E: Elevado ME: Muy Elevado

V: Variable ¿...?: Desconocido

BIBLIOGRAFIA: Palacios, Jorge. 2005. Citricultura, Talleres gráficos Alfa Beta S.A., Buenos Aires. Praloran J.C. 1977. Los Agrios. Editorial Blume, Barcelona. España Reuther 1l. et al. 1967. The Citrus Industry Vol I University of California Press. Spina P. 1985. Trattato di Agrumicoltura. Edagrícole Bologna. Italia.

55

TRABAJO PRACTICO N° 6 PLANTACIÓN DEL MONTE FRUTAL
Antes de la plantación del monte frutal se deben tener en cuenta una serie de operaciones pues de lo contrario se puede traducir en pérdidas de plantas o disminución en la producción y calidad de los frutos. Estas labores son: Nivelación, desfondes, aradas, rastradas, obras de riego, abonos, enmiendas, etc. Preparación del terreno Nivelación: Lo ideal sería que se nivelara a "O" porque de esa manera se puede regar en cualquier dirección; pero si está mal nivelado se corre el riesgo de que el agua se acumule en las zonas bajas y en las partes altas las plantas sufran sequía. Además, cuando se riega sin pendiente es necesario aplicar grandes caudales para favorecer el avance de la lámina, y esto produce una acumulación de suelo al pie del surco, quedando con el transcurso de los años una pendiente negativa. Es conveniente para riego a manto una pendiente del 2 por mil. Desfonde: Tiene por objeto aumentar el espesor de la capa de tierra explorable por las raíces, facilitando su desarrollo, mejorar la aireación del suelo, la retención del agua y favorecer el lavado. Estas tareas se realizan en suelos muy pesados o donde hay tosca o piso de arado. Se puede realizar a mano, con máquinas o con la ayuda de explosivos. En el primer caso se hacen pozos a pala de 1 x 1 x 0,80 m que luego se rellenan con tierra buena abonada, la segunda forma de hacerlo es con arado de vertederas, subsolador o arado topo y el tercer caso se recurre cuando la plantación se realizará en terrenos pedregosos. Aradas y rastradas: Estas operaciones se realizan en forma cruzada, preferentemente en verano y otoño y después de un riego, con el objeto de dejar el suelo mullido y libre de malezas. Obras de riego: En nuestras zonas son imprescindibles por la escasez de precipitaciones. Estas obras están supeditadas a diversos factores tales como inclinación del terreno, textura y estructura del suelo y caudal de agua disponible. Las acequias principales se ubican en el sentido de la menor pendiente para evitar la erosión debido al mayor caudal de agua que transportan y en el sentido de mayor pendiente se ubican las secundarias. El sistema de drenaje se hace al final del surco. Acéquia Principal 0,2 %

Acéquia 0,5% Secundaria

0,5 % Drenaje Surcos 0,2 %

56

Abonos y fertilizantes: Sirven para asegurar un buen nivel y disponibilidad de nutrientes en el suelo. Cuando se trata de suelos vírgenes la provisión de elementos fertilizantes no tiene casi importancia. Los abonos orgánicos aportan materia orgánica también contienen macro y micronutrientes. Enmiendas: Los frutales vegetan mejor en pH cercano al neutro si los valores son bajos (4-5) conviene hacer un encalado y si son elevados hay que acidificar aplicando azufre. Sistemas de plantación Los sistemas más comunes en formas libres son: Cuadrado: Cada planta ocupa el vértice de un reticulado de lados iguales de manera que la distancia entre plantas es igual a la distancia entre filas. Tiene la ventaja de que se pueden realizar labores cruzadas pero contiene menor número de plantas por superficie que los sistemas quincunce y tresbolillo. Rectángulo: En este caso la distancia entre plantas es menor que la distancias entre filas. Se está usando mucho últimamente en las zonas frutícolas del país para plantaciones densas. Las plantas se unen en sentido de la hilera formando una cortina o cerco vivo, en las entrefilas se debe mantener un espacio libre suficiente (de 2 a 3 m), para favorecer la circulación del aire y el paso de la maquinaria. Quincunce: Este sistema modifica un poco al clásico cuadrado, consiste en colocar una planta en el centro del cuadrado que debe ser de una especie precoz y transitoria. Estas plantas, cuando por su desarrollo comienzan a competir con las permanentes se arrancan. Por ejemplo: Como especie N------N-------N------N-------N transitoria, el duraznero D D D D y como permanente el N------N-------N------N-------N nogal. D D D D N------N-------N------N-------N N: Nogal D D D D N------N-------N------N-------N D: duraznero Tresbolillo: En este sistema las plantas forman hexágonos con una planta en el centro. Cada planta queda a la misma distancia de todas las que la rodean acá la distancia entre plantas es mayor que entre filas; esta distancia se calcula teniendo en cuenta la distancia entre plantas y se multiplica por el factor 0,866. Por ejemplo: distancia entre plantas 12 m. 12 m x 0,866 = 10,392 m. 10,392 m es la distancia entre filas. 12 m 12 m 12 m 12 m

10,392 m

57
Marco de plantación: Se denomina así a la distancia que deben guardar las plantas entre sí. La distancia de plantación depende de una serie de factores que es necesario considerar, entre ellos se pueden citar La especie, el cultivar, el suelo, la poda y conducción, el clima, el portainjerto, el riego y hasta la maquinaria que se dispone. Para conocer la densidad de plantación en número de plantas por hectárea se puede emplear la siguiente fórmula: N° de pl./Ha = 10.000 axb a = distancia entre filas en metros. b = distancia entre plantas en metros. Esto nos da una densidad teórica promedio, ya que en la práctica puede variar de acuerdo a la forma y tamaño de los cuadros. Recepción de plantas: Las plantas pueden venir a raíz desnuda, en el caso de ser de follaje caduco o provistas de pilón de tierra cuando son de follaje perenne. En el primer caso, las plantas se han de disponer sumergidas en piletones o acequias con agua durante 24 hs., para que recuperen la humedad perdida durante el transporte. En caso de que las plantas estén con pan de tierra, se deben mantener en un lugar sombreado y protegido del viento, manteniéndolas húmedas con frecuentes riegos por aspersión hasta su trasplante. Epocas de plantación: Las especies de hojas caducas se plantan desde la caída de las hojas hasta antes del comienzo de la brotación; en las zonas templadas ó mas cálidas al comienzo, y en las muy frías al final de este período. Las especies de hojas persistentes se pueden plantar durante todo el año, debiendo evitarse las épocas de baja humedad atmosférica, temperaturas extremas y vientos. Sistema Cuadrado. Marcación del Terreno Elementos necesarios: 1) 2 alambres marcadores de 100 a 110 m de largo con marcas cada 6-7 ó más metros según distancia de plantación. 2) Sogas de 1,20 m para estirar a modo de aparejo los alambres marcadores de 100 m. 3) 1 alambre marcador con 3 tramos de 6-8 y 10 m para marcar ángulos rectos. 4) 2 martillos. 5) 4 barretas de hierro de 1 m de largo por 2,5 cm de diámetro. 6) 3 estacas de 0,30 m para marcar ángulo recto. 7) 5-7 jalones para marcar líneas de plantación. 8) una tabla marcadora. 9) cañitas de 0,50 a 0,60 m en triple cantidad a las plantas a poner.

donde:

58

1

4

5

8

3 5 7

10 m.

6

1m.

0,3m.

2m

8 m. 90°

6 m.

59
Procedimiento

1.

Se toma una línea de referencia (acequia, alambrado, camino, etc), a partir de ella se marca la línea base distante 6-7 m que será luego el camino para el paso de maquinarias o vehículos. Línea de Referencia

Línea Base

Línea de Pie 2. En un extremo de la línea base se marca un ángulo recto de la siguiente forma: - Se clava la estaca N 1 y en esta se coloca la argolla de color rojo, que es el vértice del ángulo recto. - Se estiran los dos tramos del alambre marcador sobre la línea base y sobre la primera argolla se clava la estaca N 2. - Se estira el tramo más corto del alambre sobre el otro costado haciendo coincidir las argollas de los 2 tramos (el más corto y el más largo) y en ese lugar se clava la estaca N 3 - Se retiran los alambres y las estacas y en las marcas dejadas por éstas se clavan los jalones A, B y C. 3. Se prolongan las líneas de los jalones para determinar los lados del ángulo recto. 4. Se clavan las barretas 1 y 2, se estira el alambre marcador que da la distancia entre plantas justo por el pie de los jalones A, C y N haciendo coincidir la primera marca del a lambre con el pie del jalón A. 5. Se traza otro ángulo recto B 10m 8m 6m A

C Ángulo recto

60
con vértice en N y se prolon ga con jalones esta línea (li nea de pie). 6. Sobre esta línea se estira el otro alambre marcador, es tableciendo la distancia entre filas. Se coloca una cañita en cada marca de los dos alambres. 7. Se retira el alambre de la línea de pie y se coloca sobre la línea base (barretas 3 y 4). 8. Se saca el alambre y las barretas 1 y 2, se clavan las barretas en la siguiente marca del alambre perpendicular(3 y 4) y se estira de nuevo el alambre, de modo que la primera marca coincida con la segunda que tiene el alambre extendido entre las barretas (3 y 4). 9. Cuando el alambre esté bien tenso se ponen las cañitas en las marcas del alambre, y así sucesivamente hasta completar el cuadro. 10. La observación de las líneas de cañitas desde distintos puntos, indicará si la marcación ha sido correcta. 11. Se coloca la tabla plantadora y se clava una cañita en ambos extremos sacando la del medio . Esta operación se realiza en todo el cuadro. Se debe tener la precaución de colocar la tabla marcadora siempre en la misma posición. 12. Por la línea de plantación se hace un surco, con una surcadora o con un arado, se riega. Luego se hacen los hoyos, en medio de las 2 cañitas dejadas, de 50-60 cm de 0 por 60 cm de profundidad. 13. Se coloca de nuevo la ta1´´´ 1´´ 1´ 1 6m 6m Cañitas B

4 M

N C 1 A 3

61
bla marcadora en la misma posición haciéndola coincidir con las 2 cañitas dejadas. 14. Se coloca la planta haciéndola coincidir con la escotadura del medio. 15. Se debe cuidar que el injerto quede sobre el nivel del terreno. En citrus el pan de tierra debe quedar 1/4 de su altura por sobre el nivel del suelo. 16. Se debe utilizar siempre tierra de la capa superior del suelo, no se debe agregar guano en el fondo del hoyo. Tabla marcadora 17. Luego se procede a dar un riego prolongado. 18. Al día siguiente se debe, tapar las grietas que se formaron en el suelo por efecto del riego.

Cañitas

Corte del Hoyo 0,50m Riego 0,60m

62

Planta

Tabla Marcadora

Corte del eje principal

0,6m

Injerto

0,6m 0,5m

63
Plantación a Tresbolillo. Marcación Para plantar a 7 x 7 m 1. Se marca el ángulo recto en la esquina de la parcela. 2. Sobre el lado CD se extiende un alambre marcador con marcas a 6,06 m que es la distancia entre filas. Se clava una cañita en cada marca. 3. Se corre el alambre desde CD hacia AB y se lo deja extendido. 4. Sobre el lado AC se estira un alambre con marcas a 7 m. Se hace en este alambre una primera marca a 3,50 m y se clava una clava una cañita cada 7 m. 5. Se desplaza el alambre hacia la segunda fila y se hace coincidir con la segunda marca (hecha a los 6,06 m), la señal hecha a los 3,50 m del otro alambre. Se clava una cañita en cada señal. Y así sucesivamente hasta completar el cuadro. 7 m x 0,866 = 6,06 m distancia entre filas

12 m

10,4 m

Bibliografía Gatica J.C. Plante bien sus frutales. Folletín de Extensión INTA Rama Caída, Mendoza. Westwood, M.N. 1982. Fruticultura de zonas templadas. Ediciones Mundi-prensa. Madrid, España.

64 TRABAJO PRÁCTICO N° 7 CONSTRUCCIÓN DEL PARRAL, PLANTACIÓN EN CONTRAESPALDERA Y ORGANOGRAFÍA DE LA VID.
Construcción del Parral El viñedo argentino recibió la influencia de regiones vitícolas europeas. En la provincia de San Juan predominaba el parral sobre la espaldera, y ocurría lo contrario en Mendoza, pero en los últimos años se ve una tendencia a conducir los nuevos viñedos para vino en espalderas y para uva de mesa en parrales, debido a sus ventajas. El parral sanjuanino se construía a 2 x 2 m y su altura total varía entre 1,8 y 1,9 m con una distancia entre postes perimetrales y muertos de 0,75 a 1,50 m. Tenía el inconveniente de proveer poca iluminación y ventilación al fruto exponiéndolo al ataque de oidio y botritis dificulta el empleo de maquinarias, etc. El parral "mendocino" o "cuyano" ha sufrido las siguientes modificaciones: distancia entre plantas de 2,5-3 m, altura entre 2,10 y 2,20 m, distancia entre perimetrales y muertos, 2 m. Consideraciones previas a la implantación La construcción de un parral implica una gran inversión, por lo cual deben tenerse en cuenta algunos aspectos, como suelo, profundidad, existencia de capas impermeables, drenaje, salinización, fertilidad, y nivelación del terreno para asegurar la eficacia del riego. Trazado de avenidas, calles internas y cuarteles Debe disponerse alrededor del parral de una avenida perimetral de 8-10 m de ancho para el pasaje de la maquinaria. Luego se trazan las calles internas, con un ancho mínimo de 4 m; de esta manera quedan demarcados los cuarteles del parral. El largo de los cuarteles varía entre 80 y 120 m depende del suelo y eficiencia de riego. El ancho no debe sobrepasar los 1.000 m sin que haya una calle interna para el tránsito de vehículos de carga. Para el trazado de avenidas perimetrales, cuarteles, etc., debe escuadrarse el terreno. Sobre una línea base orientada generalmente según un lindero de la propiedad (camino, alambrado, etc) se marcan los demás lados del cuartel a 90 unos de otros. Para esta operación se usa el nivel topográfico, o también se pueden hacer mediante 3 alambres con las medidas de 6, 8, 10 m o cualesquiera que cumplan con la premisa del Teorema de Pitágoras, haciendo coincidir el cateto mayor (en este caso los 8 m) con la línea base.

8-10m. Avenida 6m. 90° 8m. Callejón 4m 12m.

65

Elementos y Materiales del Parral Esquineros: constituyen los postes de mayor grosor y se ubican en los 4 ángulos del parral. Se entierran de 0,80 a 1 m de profundidad, con una inclinación de 45-60 . Deben tener una circunsferencia mínima de 0,40m y una longitud de 3 m. Suelen ser de algarrobo, quebracho, eucalipto, cemento, etc. Cabeceros, postes perimetrales, o medios postes: se colocan en el perímetro del parral. Deben tener 0,22 m de circunferencia mínima y 3 m. de longitud. Se entierran a 0,60-0,80 m. Pueden ser de quebracho, algarrobo, maderas blandas tratadas o cemento. Trabas, varillones o interiores: son tutores ubicados al lado de cada planta. Es la madera más fina del parral, deben tener 0,12m de circunferencia mínima y 2,5 - 2,60 m de longitud. Se entierran derechos a 0,20 m ó 0,40 m. Pueden ser de álamo. Estacones o muertos: fijan los tensores o riendas. Tienen generalmente 1,30 m de largo, y pueden ser de retamo, cemento, algarrobo, tintitaco, alpataco, o álamo, éste último tratado con sulfato de cobre o creosota. Deben aguantar grandes tensiones por lo cual se entierran profundamente y solo se deja sobresalir 0,20 m del suelo. Los postes de cemento no se recomiendan en suelos salitrosos en los que se deterioran rápidamente. Perimetral

Esquinero Riendas

Alambres utilizados en el parral: N° 19/17: de alta resistencia, sección ovalada que le da mayor resistencia. Se lo utiliza simple, como perimetral. N° 17/15: de alta a mediana resistencia, sección ovalada. Se lo utiliza doble como perimetral y en riendas, también como maestro, en la mayor extensión. N° 16/14: de alta a mediana resistencia, sección ovalada. Se lo usa como maestro en la menor extensión o como diagonal. N° 4, 5 y 6: secciones circulares, se los emplea como riendas. N° 12 y 13: se los usa como secundarios. N° 14: es el más delgado, se lo usa como terciario y también para fijar los alambres maestros a las trabas.

66

Maestro Cabecero

Diagonal Secundario

2,5 m. 1,50 m. 1 m. Muerto Proyección Perimetral 19/17 1m. Esquinero Traba 1,50 m.

Etapas de la Construcción del Parral. Marcación de los muertos La línea de los muertos se traza con la ayuda de un alambre de alta resistencia sobre el que se hacen marcas de pintura o puntos de soldadura a las distancias a que van las hileras (2,50 m). El alambre se extiende tenso con ayuda de un aparejo, entre estacones firmemente enterrados junto a los jalones extremos colocados al escuadrar el cuartel y que marcan los lados del mismo. Frente a cada marca se coloca una estaca que indica el lugar donde se enterrará el muerto. La primera estaca, sin embargo, debe ubicarse sólo a un metro del jalón. 2,50 m Alambres s/línea de muertos 1m 2,50 m Puntos de Soldadura Los muertos correspondientes a estos puntos sostendrán las riendas de los postes esquineros. Una vez señalados con estacas los lugares donde irán los muertos, se retira el alambre y se hacen los hoyos.

67
Colocación: Cuando el muerto está provisto de un travesaño en su extremo inferior o es de cemento, se coloca en el sentido de las riendas, en los otros casos se disponen casi perpendiculares a ellas. En el gráfico siguiente puede observarse distintos tipos de muertos: a: de piedra b: estacón común con la misma inclinación que el poste. c: estacón con travesaño, con inclinación contraria al poste. d: de cemento, en forma de ancla.

1,00 m

2,00 m

a

b

c

d

Colocación de los postes "esquineros" y de los "cabeceros" Una vez colocados los muertos se procede a marcar la ubicación de los esquineros y perimetrales. La distancia entre muerto y base de cabecero varía entre 0,75 - 1,50 m en San Juan y, en Mendoza hasta 2,00 m. Se aconseja esta última distancia. Se emplea el mismo alambre que se usa para marcar los muertos. Se señala la ubicación de los cabeceros y esquineros en la línea correspondiente, para ello se extiende el alambre paralelamente y a 2 m hacia adentro de la línea de muertos; se marca con estacas. Una vez efectuada esta operación se retira el alambre y se hacen los hoyos inclinados. En el caso de los esquineros cuando los lados del cuartel son iguales debe seguir la bisectriz del ángulo interno (1) pero cuando son desiguales la inclinación tenderá a oponerse al lado más largo (2). A B A´ B´

(1)

d C

(2) C´

Colocación de los alambres Dispuestos los esquineros con sus correspondientes muertos y riendas se procede al tendido del alambre perimetral y luego de la colocación de los cabeceros, al de los alambres maestros.

68
Encampeonado Cuando se ha tendido el alambre perimetral, corresponde ubicar los postes cabeceros. Para ello se entierra uno de cada diez (operación que se denomina encampeonado), se los pinta de blanco para facilitar la alineación . Una vez colocados todos los cabeceros se procede a la colocación de las riendas correspondientes y al tendido de los alambres maestros. El extremo superior del poste queda a nivel del alambre perimetral el que se introduce en una ranura al efecto y al cual se une mediante un alambre llamado "guatana".

Guatana La rienda pasa por el ojo de la guatana y ésta se enrosca sobre el alambre perimetral. Guatana

"Guatana" envuelta sobre el alambre perimetral. Perimetral Maestro

Rienda

La rienda de una sola hebra pasa por el ojo de la "guatana". El alambre maestro, antes de ser estirado, también pasa por debajo de la "guatana". Colocación de las trabas La ubicación de las trabas queda determinada por los alambres maestros al cruzarse entre ellos. Para facilitar la alineación aquí también se encampeona uno de cada diez. La fijación del extremo superior de la traba al cruce de los maestros se efectúa con un trozo de alambre del N 14. Los alambres secundarios se colocan a medida que crece la planta, éstas se plantan posterior a la construcción del parral.

Maestro Secundario Terciario Secundario Maestro PARRAL ESPAÑOL Diagonal PARRAL CUYANO

69
Plantación en Contraespaldera En este caso, y a diferencia del parral, es factible colocar las plantas primero y al año siguiente recién enmaderar, atrasando un año la gran inversión de material y mano de obra. La distancia entre hileras y entre plantas está dada por el sistema de poda usado. Tomaremos como ejemplo un "Bordelés" con una distancia entre hileras de 2,20 y entre plantas de 1,20 m. Para marcar el cuartel, tomamos una línea de referencia y hacia adentro marcamos la línea base. Esta deberá tener la medida que se desee para callejón o avenida más 2,20 m (1 m de acequia, 0,60 de proyección del cabecero y 0,60 m del cabecero a la primer planta).

1 m.

0,60

Una vez determinada esta línea, se deben marcar sólo dos ángulos rectos consecutivos. Se toma, luego, un alambre con marcas a 2.20 m y se coloca sobre la línea base correspondiente marcando con una cañita el comienzo de cada hilera. Se traslada el alambre y se repite la operación sobre la línea del pie del cuartel. Uniendo con un alambre liso dos cañas enfrentadas queda determinada la línea del surco que se marca sobre el suelo con un palo, se surquea y se riega. El paso siguiente es marcar, sobre el surco, el lugar de cada planta. Esto se hace tensando alambres con marcas a 1.20 m sobre la línea del primer surco colocando una caña en cada marca. Se traslada el alambre hasta el último surco o hasta donde alcance el largo del alambre marcado a 2.20 m y se repite la operación de marcado. Para hacer los hoyos se toma nuevamente el alambre marcado a 2.20 m con el que se unen dos de las cañas colocadas anteriormente enfrentadas y donde este alambre corte el surco se hoya siempre hacia un mismo lado del alambre. La operación siguiente es la plantación de los barbados. Para ello se tira un alambre liso en el sentido del surco (que es donde deben quedar bien alineadas las plantas) y en el punto donde éste corta una de las paredes del hoyo se coloca el barbado inclinado.

Enmaderado, sostenes usados en contraespaldera. En los extremos de cada contraespaldera van colocados los CABECEROS que tienen 2.50 m de largo. Se entierran 1.00 - 1.20 m y tienen una inclinación hacia afuera de 45 - 60 (se logra con una proyección de 0,60 m). Los sostenes interiores de la espaldera son los RODRIGONES que tienen 2.50 m de largo y van enterrados 0,70 - 0,80 m en posición vertical.

70
El primer rodrigón se coloca a 3.60 m del cabecero quedando en ese espacio (medio claro) tres plantas; los demás rodrigones tienen una separación de 7.20 m (claro) conteniendo seis plantas. Al enmaderar, se coloca una hilera de rodrigones de cada diez y el resto se alinea a ojo.

3,60 m

7,20 m

Una vez colocados los postes se los agujerea con un taladro para el paso de los alambres. Los cabeceros llevan una perforación en un costado y en los rodrigones ésta coincide con el diámetro.

Cabecero

Rodrigón

Los alambres van a distintas alturas según el sistema de poda (en el Bordelés van a 0.60 - 0.90 y 1,20m) y son: el primero del N 12 (para atar cargadores y cordones) y los otros dos del N 13 (para envolver los pámpanos del año). Sistema de riego Tanto en parral como en contraespaldera se trabaja con acequia y contraacequia pegadas al cabecero del parral o de la contraespaldera. El crucero las comunica a través del callejón, denominándose "tapada" a la cantidad de surcos que riegan cada uno (7 a 12 surcos).

Crucero Acequia Contraacequia

Maderas usadas en parral y contraespaldera "Quebracho blanco" (Aspidosperma quebracho blanco) "Quebracho colorado" (Schinopsis balansae) "Lapacho" (Tabebuia lapacho) "Algarrobo blanco" (Prosopis alba) "Algarrobo negro" (Prosopis nigra) "Caldén" (Prosopis caldenia) "Tintitaco" (Prosopis torcuata) "Alamo" (populus sp) "Lata" (Mimozyganthus carinatus) "Retamo" (Bulnesia retama) "Eucalipto" (Eucaliptus sp)

71

Tratamiento de maderas blandas Tienen por finalidad conferirles propiedades semejantes a las de las maderas duras. Las sustancias usadas deben ser tóxicas, persistentes y de fácil penetración. La más usada es sulfato de cobre al 3%. El método más común es el de ascensión. Para ello se toman los postes verdes (recién cortados en otoño-invierno) y descontezados y se los introduce verticalmente en piletones de cemento que contienen el sulfato. La sustancia asciende por el xilema y si la temperatura ambiente es algo elevada ya a los 3-5 días aparece el color celeste del sulfato en el extremo superior del poste, lo que indica el momento de sacarlos. Después se mantienen estibados horizontalmente a media sombra durante seis meses. Antes de ser usados en el enmaderado se les cubre con brea los dos extremos: el inferior para darle más resistencia a la humedad y el superior para que el sulfato de cobre no ataque el galvanizado del alambre dejando al descubierto el hierro que se oxida facilitando su ruptura. ORQANOGRAFIA DE LA VID Cepa o tronco: tallo principal que sostiene las hojas y otras partes superiores, y es el elemento de conexión entre la parte superior y las raíces. Brazos: son ramas cortas de madera vieja que salen del tronco. Es una rama primaria ubicada por debajo de los alambres. Cordón: es una rama primaria larga que se conduce por encima del alambre. Pámpano o brote: brote que surge de una yema principal y es portador de hojas, flores, frutos y zarcillos. Sarmiento: es el pámpano lignificado, portador de yemas. Feminela: rama anticipada, o sea de una yema que se originó en la misma temporada de crecimiento, (esa yema es llamada temprana o pronta). Por lo general son ramas poco productivas, en algunas variedades son importantes como Bonarda y Malbeck. Chupones: brotes vigorosos que provienen de yemas adventicias o latentes asentadas en madera de más de dos años, no llevan producción. Hojas: son simples, alternadas y dísticas, con yemas en las axilas. Los zarcillos e inflorescencias aparecen opuestos a las hojas. Yemas: en vid por lo general son mixtas. Partiendo de la unión del sarmiento de un año sobre la madera de 2 años, se ubican las yemas de abajo hacia arriba, clasificándose en: 1. Yemas, casqueras, viejas, de corona o basales: se encuentran en la base del pámpano, forman como una corona alrededor del mismo. Estas yemas son simples, por lo general no llevan producción. Solo brotan como respuesta a un daño o poda intensa. 2. Bourillón: yema simple, próxima a la base del pámpano, en general no fructifica, aunque esto depende de las zonas. 3. Yema franca, principal, invernante o durmiente: está ubicada en la axila de la hoja, que brotará sobre el sarmiento en la primavera siguiente, dando origen a nuevos pámpanos. Estos pámpanos son los que llevan la producción principal, sin embargo en algunas variedades como Superior, la producción aparece en los pámpanos originados después del 3° o 4° nudo. En realidad esta yema no es una sola sino que su número es variable pero por lo general son tres, la del centro dará origen al pámpano y las laterales (se denominan secundarias o contrayemas) que no brotarán salvo que se destruya el brote principal. Las contrayemas pueden llevar producción en algunas variedades como Cabernet, Criolla Chica, Pinot blanca, Pinot tinta, Criolla grande. Las yemas laterales quedan en la madera vieja como yemas latentes. 4. Yema pronta o temprana: se ubica al costado de la yema franca y da origen a las feminelas.

72
Zarcillos: son órganos de sostén, terminales y se los considera una modificación del racimo. Los zarcillos reemplazan a partir del 4° nudo aproximadamente a las inflorescencias después de los cuales no se formarán racimos. Este detalle nos servirá para apreciar si el brote será fértil o no, es decir que si el zarcillo se ubica en la parte basal ese brote será infértil. En Vitis labrusca, especie americana, los racimos o zarcillos son continuos pues aparecen en todos los nudos; en cambio en Vitis vinifera, especie europea, son discontinuos pues aparecen opuestos a 2 hojas consecutivas y en la siguiente no, repitiéndose esta secuencia a lo largo del brote. Inflorescencia: es un racimo compuesto o panícula. Las flores son verdosas, pequeñas, el cáliz es cupuliforme y la corola con cinco pétalos valvados, unidos en la punta formando una especie de capuchón que se desprende cuando ocurre la antesis. En las variedades de Vitis vinifera la mayoría de sus flores son hermafroditas pero se da una gama de tipos florales: 1. flores masculinas por su morfofisiología. 2. flores morfológicamente hermafroditas y fisiológicamente masculinas. 3. flores morfológicamente hermafroditas y fisiológicamente femeninas. En las variedades de origen americano son más comunes las imperfectas. Bibliografía: - Vega, José y otros, 1961. Construcción del parral cuyano. Revista IDIA N 160. INTA, Buenos Aires. - Winkler, A.J. 1976. Viticultura. Editorial CECSA, México.

73 TRABAJO PRÁCTICO N° 8 RECONOCIMIENTO Y DESCRIPCIÓN DE CULTIVARES CÍTRICOS DE ESTACIÓN Y TARDÍOS
NARANJOS (Citrus sinensis L. Osbec) Los cultivares de naranjo dulce se pueden clasificar en 4 grupos, teniendo en cuenta principalmente características del fruto: a) Naranjas blancas o comunes b) de ombligo c) sanguíneas d) sin acidez A continuación se describirán los principales cultivares de naranjo de acuerdo a la época de maduración, pero citando para cada uno el grupo al que pertenecen. Naranjas de maduración intermedia: Pineapple(a): cultivar originado de semilla en Florida (USA), su nombre se debe a la delicada fragancia de sus frutas. Es una planta moderadamente vigorosa, mediana a grande y muy productiva. El fruto es de tamaño mediano esférico, bien coloreado y de superficie suave. La pulpa es de color naranja claro, tierna, jugosa y aromática. Excelente cultivar para industria. Jaffa(a): cultivar originado posiblemente de una semilla de la naranja criolla de palestina (beledi), introducida en Florida en 1883. Es un árbol vigoroso, de crecimiento erecto, resistente al frío. Fruto de tamaño mediano, globoso a ligeramente elipsoidal cáscara bien coloreada y medianamente fina. Pulpa anaranjada jugosa de buen sabor, pocas semillas. Moro(c): cultivar sanguíneo de origen Siciliano, si bien es considerado de maduración intermedia, es la más temprana de las naranjas pigmentadas. La coloración de los cultivares sanguíneos se debe a pigmentos hidrosolubles (antocianinas) disueltos en las vesículas de jugo y en la cáscara, el desarrollo del color tiene lugar en zonas con bajas temperaturas invernales y con gran amplitud térmica diaria en el otoño. La planta es poco vigorosa, erguida, con entrenudos cortos y desarrollo muy lento, especialmente en los primeros años de vida, por lo mismo es muy tardía en entrar en producción. El fruto es redondeado, de tamaño mediano; pulpa y jugo fuertemente coloreados en condiciones ecológicas adecuadas. Cáscara medianamente gruesa, de superficie granulada de color anaranjado con partes teñidas de rojo. Muy pocas a ninguna semilla. Tarocco(c): la planta es vigorosa, de gran desarrollo y entra en producción precozmente, es otro cultivar de origen Siciliano muy apreciado en el mercado italiano. El fruto es mediano a grande, globosa con la base mas o menos prominente, corteza medianamente gruesa, de superficie lisa. La pulpa es firme y jugosa, generalmente bien pigmentada. La fruta, como en la mayoría de los cultivares sanguíneos tiene poca resistencia en la planta. Tangerina(d): cultivar conocido y difundido solamente en el Noroeste de nuestro país; en general las naranjas sin acidez tienen un mercado muy limitado en todo el mundo. El árbol es medianamente vigoroso y muy productivo, la fruta es mediana a grande de forma globosa a oblonga con cáscara anaranjada medianamente gruesa. La pulpa es de color amarillo naranja, de textura gruesa y jugosa.

74
Naranjas de maduración tardía: Valencia Late(a): es el cultivar de naranjo más difundido en el mundo, este puesto se lo ha ganado por poseer las siguientes cualidades: es un árbol vigoroso y productivo. Se adapta a casi todas las regiones citrícolas del mundo, prefiriendo los climas cálidos. La conservación de la fruta en planta es altísima (6 meses), la calidad externa e interna de la fruta para mercado es excelente, tiene buena calidad para industria. Es precoz en producir y no tiene alternancia marcada. Además es una de las naranjas menos sensible a cancrosis. Su origen es incierto, aunque EE.UU. de América fue el primer país en cultivarla y difundirla. Existen muchos cultivares tardíos de naranjas en las distintas regiones citrícolas mundiales, todos ellos muy similares a Valencia, de nuestro país es el cultivar Calderón, difundido en la provincia de Misiones. Existen clones sin semillas denominados Valencia sedles, entre ellos se pueden citar Delta y Midnight. Mandarinas de Maduración Intermedia: Común: (Citrus deliciosa Tenore). Es un cultivar difundido en las más diversas zonas frutícolas del mundo, tomando diferentes nominaciones: Avana en Italia, Baladí en Egipto, Willoweaf en EE.UU. y Setubal en Portugal. La planta es de vigor y porte mediano de forma redondeada, muy productiva aunque con marcada alternancia, las ramas son finas con hojas pequeñas, estrechas y lanceoladas. Los frutos son de forma globosa achatada en los polos, de tamaño mediano (reducido en años de carga excesiva); la piel es fina, no adherente, lisa, de color amarillo anaranjado cuando madura y fuertemente perfumada. Eje hueco, pulpa jugosa, tierna de color anaranjado claro, y de perfume agradable. Posee numerosísimas semillas por fruto. En nuestro país es la mandarina más cultivada y apreciada en el mercado, no ocurre lo mismo en el extranjero donde, especialmente en las últimas décadas ha sido desplazada por otras mandarinas más tempranas y con menor contenido de semillas. Dancy (Citrus reticulata Blanco). Es el cultivar más importante de Florida (USA) donde se adapta muy bien a su clima cálido y húmedo; además sus características organolépticas particulares son apreciadas en el mercado norteamericano. Los árboles tienen una copa de tamaño mediano a grande, algo erecta, las hojas de tamaño mediano, están dispuestas en muchas ramitas finas y sin espinas. Los frutos son de tamaño mediano, redondeados, achatados en los polos. Su cáscara es de color rojizo anaranjado característico, con una superficie lisa a ligeramente rugosa, el grosor es mediano y tiene una consistencia coriácea; se separa fácilmente de los gajos. La pulpa es tierna, color anaranjado subido y tiene un sabor característico. Posee alrededor de 10 semillas por fruto. Mandarinas de Maduración Tardía: Murcott (Citrus reticulata blanco). En realidad se trata de un híbrido de naranjo dulce por mandarino realizado en 1913 por el Dr. Swingle en EE.UU. También se la conoce con el nombre de mandarina Smith. El árbol presenta una copa redondeada, no muy tupida y sus ramas son algo erectas. Las hojas son alargadas de tamaño mediano con peciolo sin alas y de color verde oscuro. Los frutos de tamaño mediano, achatados, de color anaranjado, a veces más claro en algunos sectores. Es una fruta firme y dura al tacto, la base es redondeada y presenta surcos longitudinales que se pueden extender hasta cerca del ápice; estos surcos son más notables en el período de crecimiento de las frutas.

75
La cáscara es lisa o ligeramente rugosa de mediano espesor y albedo color rosado, está adherida a la pulpa pero es fácil de pelar. Es sensible al golpe de sol. La pulpa es de color anaranjado fuerte de buen sabor y alto contenido de azúcar. Posee muchas semillas medianas a grandes con cotiledones blancos, poliembriónicos. Ellendale (C. reticulata Blanco). Es un tangor originado en una propiedad desconocida. Ellendale en Quensland, Australia en 1878. Las plantas tienen una copa redondeada con follaje verde oscuro no muy compacto. Las ramas presentan ángulos de inserción muy cerrados que la hacen sensible al desgajado. Los frutos son de tamaño mediano a grande, achatados; la base es plana con surcos y costillas bien marcadas, no presenta cuello; el ápice es hundido y a veces ligeramente saliente, presentando un pseudo ombligo. El pedúnculo es grueso y fuerte. La cáscara, de color anaranjado fuerte, es ligeramente rugosa con glándulas de aceite hundidas, y con costillas y surcos longitudinales poco marcados; se presenta firme a la madurez, pero cuando las frutas permanecen mucho tiempo en la planta la cáscara se ablanda. En Catamarca se presenta muy sensible al golpe de sol. La pulpa, de color anaranjado fuerte, es de textura fina y delicada. En presencia de polinizadores es algo semilluda, alrededor de 20 semillas por fruto, con cotiledones verde claro y monoembriónicas. En algunas zonas se comporta como autoincompatible por lo que requiere polinizadores. Malvasio (Citrus reticulata Blanco). Es un tangor originado en nuestro país en la propiedad de Malvasio Hnos., cerca de Concordia (Entre Ríos). Se la considera un híbrido natural entre la naranja criolla y la mandarina común. Las plantas son medianas, de crecimiento erecto con follaje más bien ralo y sin espinas; es característico el crecimiento de algunas ramitas en forma horizontal o pendular, sobresaliendo del resto de la copa. Las hojas son medianas con una pequeña hendidura en el ápice. Los frutos son achatados, medianos, de cáscara lisa a levemente rugosa, bastante adherida a los gajos y de color anaranjado fuerte; el ápice es ligeramente hundido con la cicatriz estilar y mostrando a veces un pseudo ombligo. Pulpa anaranjada fuerte, jugosa de buena calidad. Presenta hasta 18 semillas por fruta; son redondeadas, picudas, cotiledones verde claro y poliembriónicas. Las plantas son exigentes en fertilizantes y sensibles a la gomosis axilar y melanosis. Los frutos son sensibles al frío, el que provoca su caída en mayor o menor grado según el estado de las plantas, cantidad de carga e intensidad del frío. Cultivares de pomelo (C. paradisi Mc. Fadien). La época de maduración en los cultivares de pomelo, no es una condición exclusiva de ellos, sino que está muy influenciada por el clima y el suelo, de allí que la clasificación se la realiza tomando en cuenta el color de la pulpa y la presencia o no de semilla: A) Pulpa blanca Con semillas: Duncan Sin semillas: Marsh seedless B) Pulpa rosada Con semillas: Foster Sin semillas:Shambar, Henninger's Ruby, RedBlush C) Pulpa roja Sin semillas: Star Ruby, Río Red, Henderson, Flame

76
Los cultivares con semillas poseen alrededor de 50 semillas por fruto, en cambio los llamados sin semillas contienen de 1 a 5 por fruto. Duncan: Los árboles son grandes, vigorosos y productivos, la fruta es de tamaño grande, de pulpa pálida de excelente sabor y abundante jugo con elevado tenor de sólidos solubles, que lo hace apto para la industria. Es un cultivar muy semilludo, con un promedio de 55 semillas por fruto. Marsh Seedless: Se trata del cultivar mas plantado en el mundo. Plantas medianas, vigorosas, muy productivas y de copa extendida. El fruto es de tamaño mediano, cáscara de color amarillo claro, pulpa tierna, jugosa con buena relación sólidos solubles/acidez. El fruto puede permanecer en el árbol por algún tiempo después de completar su maduración. Foster: Cultivar originado por mutación en una rama de una variedad de pulpa blanca con semilla: Walters. Las plantas son redondeadas, vigorosas y productivas, de fruta grande con 45 semillas por fruto y abundante jugo que se colorea. Henninger's Ruby: Cultivar muy productivo y de buena calidad, uno de los más cultivados en el NOA, más tolerante al stem pitting, sobremadura tempranamente y la fruta no se retiene en la planta. Posee jugo rosado por lo que no se adapta para la industria. Red Blush: Cultivado en Texas (USA) y en nuestro país en el NOA, medianamente productivo pero de buena calidad. Se adapta para la industria por que el color está en las paredes de las celdillas y no en el jugo. Fruta de tamaño mediano, algo redondeada y con pocas semillas. Se le ha detectado sensibilidad a stem pitting. Río Red: Cultivar de pulpa roja muy plantado en California por su productividad, aunque presenta menos color que Star Ruby. Obtenido en Texas en 1976 por rradiación de plantines de Ruby red. Árbol medianamente vigoroso y con buena producción en el Valle Central de Catamarca. Star Ruby: Cultivar que presenta la mejor coloración roja de su pulpa y excelente sabor por la muy buena relación sólidos solubles / acidez. Buen aspecto exterior de la fruta que colorea fácilmente y presenta una cáscara lisa y delgada. La planta es poco vigorosa y tiene muy buena producción en el Valle de Catamarca. Obtenido en Texas en 1959 por radiación de semillas de pomelo Hudson, presenta un típico amarillamiento de las hojas de origen genético que se acentúa en ciertas condiciones. Cultivares de limonero (C. limón (L) Burm f ) Eureka: Árbol de vigor y tamaño mediano, con hábito de crecimiento extendido y abierto, ramas con pocas espinas a inermes de follaje ralo. Produce en el extremo de las ramas, es precoz y productivo. Planta sensible al frío y exigente en cuidados culturales. El fruto es mediano a chico elíptico a oblongo, amarillo a la madurez con pocas a ninguna semilla, la cáscara es mediana a fina de superficie finamente punteada y ligeramente rugosa. La producción es más o menos constante a través del año, aunque es mayor desde fines de invierno hasta principios de verano. Lisboa: Árbol grande, vigoroso, de porte piramidal y productivo; ramas con espinas y follaje denso, más resistente a factores adversos que el anterior. Fruto de tamaño mediano, elíptico a oblongo con pezón más grande y prominente que Eureka. Produce mayormente en invierno y principios de primavera, muy productivo y de alta calidad de fruta en el NOA, la producción se halla en el interior de la copa.

77
Génova: Cultivar similar a Eureka aunque más vigoroso, de follaje más denso y más resistente al frío. Cultivares de Tangelo (Híbridos de mandarino x pomelo) Minneola: Árbol vigoroso y productivo, menos resistente al frío que Orlando. Es un híbrido entre pomelo Duncan y mandarina Dancy producido en Florida (USA). La fruta es grande, de cuello prominente y color anaranjado rojizo, cáscara mediana a fina, de superficie finamente punteada y moderadamente adherente; pulpa anaranjada, tierna, jugosa y aromática. Maduración intermedia a tardía. Es autoincompatible por lo que es necesario intercalar otros cultivares de mandarina para mejorar la producción, es interincompatible con Orlando. Orlando: Es otro híbrido de pomelo Duncan por mandarina Dancy. Frutos medianos a grandes de forma globosa achatada, sin cuello, semilludos, de cáscara anaranjada, delgada, ligeramente punteada y adherente a los gajos. Pulpa anaranjada, tierna y muy jugosa. Maduración temprana. Cultivar autoincompatible, es conveniente intercalar con mandarinas para mejorar la producción. Wekiwa: Es un híbrido entre pomelo y tangelo Sampson, y por lo tanto es en realidad un tangelolo. Las plantas son de escaso vigor pero productivas, de hojas pequeñas oval-redondeadas. Fruta mediana a chica redondeada, cáscara fina, lisa y adherente color amarillo pálido. Pulpa rosada, tierna, jugosa, aromática y de sabor dulce suavemente acidulado.BIBLIOGRAFIA: Palacios J. 2005. Citricultura. Talleres Gráficos Alfabeta. Buenos Aires. Praloran J.C. 1977. Los Agrios. Editorial Blume Barcelona, España. Reuter W. et al. 1967. The Citrus Industry Vol. I University of California Press. Spina P. 1985. Trattato di Agromicoltura. Edagrícole Bologna. Italia

78
FICHA PARA LA DESCRIPCION DE FRUTAS CITRICAS FECHA: ............../............../.............. ESPECIE: ......................................... CULTIVAR: .......................................

PORTAINJERTO: ............................. ORIGEN: ........................................... CARACTERES EXTERNOS. Color: Verde, verde claro, crema, amarillo, anaranjado, rojo Distribución: uniforme, enrojecimiento lateral, estriado. Superficie: Muy lisa, lisa; finamente papilada, papilada, groseramente papilada; finamente puntillada, puntillada, groseramente puntillada; brillante, sin brillo, cérea; rayada, lobulada rugosa, plisada, con protuberancias. Rayas y surcos: Inexistentes, poco profundos, profundos, prominentes. Forma: Aplanada, esférica, elipsoidal, ovoide, obovoide, piriforme; simétrica, oblicua. Tamaño, Dimensiones: Grande, mediano, pequeño; diámetro.......mm, altura.........mm, Indice D/H............... Base: De cuello largo, de cuello corto, redondeada, truncada, moderadamente deprimida, de collar bajo, de collar alto. Area basal: Ancha, mediana, estrecha, protuberante, deprimida, lisa, rugosa, rayada, surcada. Cáliz: En superficie, deprimido, grande, mediano, pequeño, delgado, mediano, grueso. Apice: De pezón prominente, apezonado, ligeramente apezonado, agudo, obtuso, redondeado, truncado, deprimido, muy deprimido. Ombligo: Presente, ausente; con pulpa, rudimentario, solo con células de aceites esenciales; grande, mediano, pequeño, superficial, protuberante, netamente protuberante. CARACTERES INTERNOS (OBSERVADOS POR CORTE TRANSVERSAL) Corteza: Espesor: Muy delgada, delgada, mediana, gruesa, muy gruesa _______mm Firmeza: Firme, coriácea, blanda, muy blanda. Glándulas de Aceite: Muchas, pocas, poco aparentes, aparentes, muy aparentes. Flavedo: Grueso, mediano, delgado. Albedo: Delgado, mediano, grueso, color Eje (Columela): Corte transversal: Redondo, rectangular, irregular, pequeño, mediano, grande, sólido, semihueco, hueco. Segmentos: Pocos, medio, numerosos, adherencia: Ligera, mediana, fuerte. Septa: Delgado, grueso, coriáceo, tierno. Pulpa: Color: Uniforme, estriado, amarillo, anaranjado, rosa, rojo, claro, oscuro. Textura: Fina, mediana, gruesa, tierna, firme, coriácea. Vesículas: Pequeñas, medianas, grandes. Jugo: Cantidad: Muy jugoso, más bien seco; porcentaje, color Azúcar: Poco, mediano, mucho, porcentaje........% Acidez: Baja, media, elevada, porcentaje.........% Amargor: ligero, mediano, importante. Aroma: Débil, mediano, intenso, agradable, pasable, desagradable. Desecho de tamizado: Poco, mediano, importante. Semillas: Número: Ninguna, pocas, muchas, pocas o muchas imperfectas, media por fruto Tamaño: pequeño, mediano, grande. Forma: Ahusada, claviforme, cuneiforme, ovalada, en delta, esférica, lenticular, angular, plana. Superficie: Lisa, rugosa, muy venosa, poco venosa, plisada. Color: Blanco, crema, amarillento, verde, marrón. Cotiledones: Blanco, verde claro, verde. Maduración: Extratemprana, temprana, de estación, tardía, muy tardía. Aptitud para el transporte: Buena, mediana, pobre. Destino: Consumo en fresco, industria, exportación. Otras observaciones del árbol en general:

79 TRABAJO PRACTICO Nº 9 COSECHA Y EMPAQUE DE FRUTAS
Maduración: Desde el punto de vista práctico, se entiende por maduración al proceso que se desarrolla entre la fase final del crecimiento del fruto y el momento óptimo para su consumo. Durante la maduración se producen en los frutos una serie de cambios físicos, bioquímicos y fisiológicos. Entre los cambios físicos se pueden citar la disminución de la consistencia, los cambios de textura, la disminución de la clorofila y el aumento de carotenos, xantofilas o antocianinas que producen un cambio del color verde al típico del cultivar. Los cambios fisiológicos y bioquímicos incluyen una transformación del almidón en azúcares simples, así como la síntesis de sustancias diversas como ésteres y aldehídos que proporcionan el aroma, también disminuyen sustancias como los taninos (que provocan sabores astringentes) y los ácidos, además se reduce la capacidad de soportar los "stress" físicos y fisiológicos y la resistencia a los patógenos. En cuanto a la respiración, esta va disminuyendo desde las etapas iniciales del crecimiento del fruto, pero ocurre que en algunos frutos, llamados climatéricos la respiración se eleva bruscamente en la etapa final de la maduración. Ejemplos de estos tipos de frutos son la manzana, la pera, la banana, la palta y parcialmente, el durazno y el damasco. Curva de respiración de frutos climatéricos: CO2 EMITIDO

Fase Preclimatérica

Fase Climatérica

Fase Posclimatérica Máximo Climatérico

Mínimo Climatérico Curva de respiración de frutos no climatéricos: CO2 EMITIDO

Crisis Climatérica TIEMPO

TIEMPO

80

Frutas no climatéricas: Uva, cereza, higo y cítricos en general. Madurez: La madurez es un determinado estado en el proceso de la maduración y podemos distinguir o definir tres clases: - Madurez fisiológica: Corresponde al crecimiento completo del fruto y sus semillas, y estas adquieren la plena viabilidad. - Madurez comercial: Es la fase en la que el crecimiento o desarrollo para un determinado destino es óptimo. - Madurez de consumo: Es el momento en que las cualidades organolépticas del fruto adquieren un valor máximo. Índices de madurez: Para determinar la madurez comercial, se realizan diferentes análisis indicadores. Estos son generalmente mediciones de características físicas, químicas o biológicas que se adaptan según las especies, cultivares, zonas de producción, mercados consumidores, etc. A) Índices de madurez químicos: 1. Sólidos solubles: La medición de sólidos solubles, fundamentalmente constituidos por azúcares, puede realizarse mediante un refractómetro, ya que el índice de refracción de una solución de azúcares es una medida precisa de la concentración de éstas. Otro aparato que mide los sólidos solubles es el densímetro; debido a que en los jugos de frutas maduras, el azúcar es la principal sustancia que afecta el peso especifico, se puede determinar la proporción de esta, midiendo la densidad del jugo. Estos aparatos vienen calibrados para trabajar a una determinada temperatura del jugo, generalmente 20° C, si es diferente, se deben corregir las lecturas. Los sólidos solubles aumentan a medida que avanza el proceso de maduración; en frutas que almacenan almidón, y que generalmente tienen un climaterio marcado como son las manzanas, peras y bananas, el aumento de sólidos solubles se produce después de la cosecha; por el contrario, en frutas sin climaterio como cítricos, uvas y cerezas la concentración de azúcares se estabiliza al separarlas de la planta. Este índice se utiliza solo o combinado con otros en uvas, cerezas, cítricos y ciruelas. 2. Acidez: La acidez de los frutos puede determinarse con peachímetros o más comúnmente por titulación. A este índice se lo utiliza en uvas y cítricos en combinación con el anterior. Los valores se expresan en gramos por ciento de ácido cítrico, tartárico o sulfúrico. La acidez de los frutos disminuye al avanzar el grado de madurez. 3. Contenido de almidón: (o índice de iodo). El contenido de almidón de ciertos frutos como la manzana va disminuyendo a medida que avanza el proceso de maduración, debido a que se transforma en azúcares solubles. La presencia de almidón se detecta aplicando en un corte transversal de una manzana una solución de iodo-ioduro de potasio (12 gr. de iodo y 24 gr. de IK en 1 l. de agua). En el fruto verde, toda la sección toma un color azul violeta, y a medida que madura, el color va desapareciendo desde la parte central hacia la periferia. 4. Proporción de jugo: Índice utilizado en frutas cítricas que ya ha sido descripto. B) Indices de madurez físicos: 1. Consistencia de la pulpa: Durante el proceso de maduración hay una modificación en la composición de las paredes celulares y en la turgencia de las células que se traduce en un ablandamiento de la pulpa o mesocarpio. La consistencia de estos tejidos se mide con un aparato llamado presiómetro o penetrómetro que es un dinamómetro que mide la fuerza que es necesaria aplicar para romperlos. Los aparatos vienen provistos de un pistón de 5/16 pulgada. (0,8 cm) ó 7/16 pulgada. (1,1 cm) de diámetro que se introduce en la pulpa generalmente previa eliminación del epicarpio. La firmeza que es necesaria aplicar para su penetración puede estar indicada en libras o Kg.

81
La dureza del mesocarpio está influida por diversos factores como suelo, fertilización, portainjerto, clima, posición del fruto, etc. Se lo utiliza especialmente para pera, duraznos, ciruelas y manzanas. 2. Color de la piel: Es necesario distinguir el color de fondo, que va pasando de verde a verde amarillento hasta amarillo pajizo, y el color superior que es una pigmentación propia del cultivar y generalmente no está en relación con la maduración. En general, el color de fondo no es un buen índice pero puede ser útil en duraznos, damascos y palta. 3. Color de la pulpa: Cada especie y cultivar tiene un color de pulpa determinado, blanco o crema, que lo alcanza al estado de madurez comercial. Puede ser de utilidad para manzanas o membrillos. 4. Color de las semillas: El oscurecimiento de los tegumentos de las semillas es un índice de madurez que se puede utilizar en peras y manzanas, pero varía con los cultivares, algunos, adquieren la madurez de recolección cuando todavía tienen las semillas blanquecinas y otros aún no lo han alcanzado estando sus semillas oscuras. También en nogal es un índice de madurez el oscurecimiento de los tegumentos y esto, ocurre 1 a 4 semanas antes de la dehiscencia del mesocarpio. C) Índices de madurez biológicos: 1. Edad del fruto: Se entiende por edad del fruto, a los días transcurridos desde plena floración. Este periodo, desde plena floración a cosecha es relativamente constante para cada uno de los cultivares, pero se ve influido por las condiciones ambientales, especialmente por las temperaturas que ocurren en primavera, en el primer período de crecimiento de los frutos. La maduración se alcanza más rápidamente cuando más cálido sea el período siguiente a la floración. Días desde plena floración hasta madurez . . .

.

. .

. .

.

. . . .

.

. . .

. . . . . . . . . . . .

Horas de calor acumuladas (Grados-Días) Este índice es utilizado por el Ministerio de Agricultura de la Nación para autorizar la cosecha de los distintos cultivares de frutas de pepita y, es conocido vulgarmente como sello de cosecha. 2. Intensidad respiratoria: En frutos climatéricos la madurez comercial o de recolección se puede establecer alrededor del mínimo de respiración y la madurez de consumo se produce en el máximo climatérico. Las dificultades en la medición de la respiración por el empleo de aparatos complejos y las variaciones encontradas entre los frutos hacen que este índice tenga solo valor experimental.

82
Cosecha: Es una operación que se realiza de muy diversas formas, según el tipo de fruta de que se trate, y también teniendo en cuenta su destino. No son los mismos cuidados que requieren las que tienen destino, la industria que aquellas que llegan al mercado como producto fresco. Es una operación que se la subestima en muchas circunstancias, pues de ella depende en gran medida la conservación posterior. Hay frutas como las cítricas que mientras están en el árbol se conservan por largos períodos de tiempo, pero a veces encontramos después de la cosecha grandes cantidades de fruta que entran en descomposición, y esto es causa en la mayoría de los casos causados por golpes, lastimaduras, que sufre la fruta en la cosecha, siendo esta la puerta de entrada de patógenos. Cosecha mecanizada: Se la utiliza para determinadas especies y/o variedades que se adaptan a esta modalidad, las cosechadoras más comunes son aquellas que disponen de vibradores que sacuden al tronco o a las ramas primarias en algunos casos estas máquinas pueden poseer un abanico de recolección que cubren todo el vuelo de la copa, de esta manera la fruta especialmente la carnosa sufre menos el impacto de caída. Para lograr la recolección mecánica es necesario que las variedades tengan bien concentrada la maduración y su pedúnculo sea de fácil desprendimiento. Este sistema es muy usado generalmente para fruta seca y/o aquellas carnosas de poco tamaño (cerezo, guindo, ciruelas, etc), las manzanas, peras, duraznos por su tamaño sufren mucho en su caída causándose daño por el golpe que reciben. Otro sistema utilizado en máquinas para cosechas son aquellas que poseen brazos recolectores a distintos niveles. Cosecha manual: Cuando el destino de la fruta es para consumo en fresco la cosecha debe ser más cuidadosa, evitando todo tipo de magulladuras que son las que posteriormente causan descarte en el momento de la selección y también menos durabilidad en el almacenaje. Las frutas más blandas son las que requieren más cuidados en su recolección. En la cosecha se debe cuidar que la fruta conserve su pedúnculo, y que carezcan de hojas. Es muy importante conocer cuál es la forma más fácil de tratar a la fruta para que esta desprenda del árbol y no causar daño al fruto ni a la planta, para ello cada especie en general presenta su forma de cosecha. En manzanas y peras consiste en levantar la fruta en la palma de la mano e imprimirle al mismo tiempo un giro, pues si se tira hacia abajo se desprende el dardo. Es conveniente saber que los frutos no se deben tomar fuertemente con los dedos para evitar que estos se marquen, algunas variedades son muy sensibles a ello. En citrus se toman los frutos y se les imprime un movimiento giratorio para que se desprenda. En algunos casos se utiliza para estas especies tijera para separar al fruto de la planta cortando el pedúnculo al ras (es importante que esta tijera sea de punta redondeada, para evitar rotura de frutos). En cerezas se arrancan tomándolas del pedúnculo, igual recomendación es para ciruelos, pues de esa manera no se toca la fruta y se deja intacto el polvillo o pruina. La recolección manual de aceitunas se realiza por el procedimiento del ordeñe por ser estos frutos muy sensibles al manipuleo. Este proceso se hace de la siguiente manera, tomando la brindilla con los dedos pulgar e índice y deslizando estos hacia abajo. Recomendaciones en la Recolección  Los frutos deben ser recolectados en un estado similar de madurez.  Deben ser manipulados con el mayor cuidado evitando golpes rozaduras, etc.

83  En frutos muy delicados evitar el empleo de envases muy altos que contengan varias
  


capas de frutos. Debe evitarse el arrancado del pedúnculo. El operario debe en lo posible usar uñas cortas o guantes en la recolección. La recolección debe comenzar desde la parte exterior a la interior de la copa. Los trabajos de recolección deberían ser abonados por día y no a destajo, pues de esta manera se descuida la calidad del trabajo lesionando la fruta. Los frutos deben ser colocados con cuidados en los envases recolectores.

Elementos usados en la recolección manual - Saco cosechero o chaleco, diseñado para manipular la fruta con el menor daño posible, debe ser liviano de fácil manejo, consta de un recipiente de chapa recubierto con lona o cuero en su parte superior, en su parte inferior se continua con una manga de tela que se ata al costado del saco cosechero, posee una correa de cuero para sostenerlo al cuello del operario y dejar las manos libres. - Cajones cosecheros, son cajones de más o menos 20 Kg. de capacidad, para cosechar fruta muy delicada deben ser recubiertos con lonas, al igual que los canastos recolectores. - Escaleras, deben ser fuertes para dar seguridad al operario, y de base ancha que aseguren la estabilidad, son recomendables las escaleras trípodes. - Cajones Bins, son cajones de gran tamaño constituido de madera dura antiguamente, o plásticos como se están usando en la actualidad, en donde se almacena la fruta para luego ser llevado al galpón de empaque o a la cámara frigorífica. Estos tienen una capacidad de unos 500 Kg. Para transportar a estos cajones se usan máquinas o tractores con levante hidráulico. También hay cajones 1/2 Bins utilizados para cosecha de frutas delicadas. Desverdecimiento Es un proceso por el cual se estimula el cambio de color a la fruta cítrica llevándola del color verde al típico color de la especie y/o variedad. El fundamento de ese cambio es una formación acelerada de pigmentos carotenoides y degradación de la clorofila. Esta operación suele ser utilizada en aquellos frutos de madurez temprana aprovechando su condición de primicia en el mercado, esta técnica se aplica a la fruta que ha alcanzado su madurez de consumo caracterizada por la relación sólidos solubles-acidez, y su porcentaje de jugo. Las técnicas de desverdecimiento consisten en obtener una atmósfera controlada con las siguientes características: 21% de oxigeno, 4 a 6 ppm de Etileno y una concentración de 0.2 a 0.5 y un máximo del 1% de anhídrido carbónico; la temperatura debe ser de 20 a 25°C, ya que la degradación de la clorofila es óptima a temperaturas superiores a 25 y la síntesis de carotenoides a temperaturas inferiores a 20 ºC. La humedad debe oscilar de un 90 a 95% sin que se produzcan condensaciones. Para mantener el nivel de oxígeno dentro de la cámara utilizada, la misma debe ser ventilada mediante la utilización de extractores o inyectores de aire. El etileno que viene en tubos mezclado con nitrógeno para evitar explosiones, se lo introduce en la cámara inyectándolo en su interior. En las cámaras de atmósfera controlada se evacua el anhídrido carbónico por ventilación, pues este limita la acción del etileno. Este tratamiento puede tener una duración de 24 a 72 hs, dependiendo del avance de la madurez. Estas condiciones atmosféricas estimulan la actividad fisiológica de la fruta, al aumentar la respiración por el incremento del tenor de etileno. Cuando se utiliza esta metodología la conservación de la fruta disminuye y no se puede utilizar en aquellas que requieran un largo período de almacenamiento.

84
Otro método utilizado para la realización de este proceso es a través de calefactores y vaporizadores, y los aparatos de control más comunes son los termógrafos e higrógrafos manteniendo las condiciones de humedad y temperatura antes mencionadas. Es conveniente que la fruta antes de entrar en las cámaras de desverdecimiento, tenga un par de días de estacionamiento en un lugar seco y ventilado, pues de esta manera endurece la piel y evita la oleocelosis. Galpones de Empaque Son instalaciones privadas o comunitarias que permiten acondicionar la fruta para su posterior comercialización. Deben ser locales amplios bien ventilados y de fácil higienización, importante para evitar contaminaciones que luego alteran la conservación. Empaque: Se entiende por empaque, el conjunto de procesos manuales mecánicos, físicos y químicos al que se somete la fruta, con la finalidad de seleccionarla y eliminar las de descarte (mal formadas, manchadas, etc.), y luego tratarlas a través de una serie de procesos (lavado, desinfección, coloreado, encerado, pulido, etc.) para finalmente clasificarlas por grados de calidad y tamaño, acondicionándolas en envases (cajones o cajas), para su posterior venta en el mercado consumidor. PROCESO INTEGRAL DE EMBALAJE Recepción: Con la recepción de la fruta comienza el proceso del empaque, esta operación se la puede hacer en seco, cuando directamente se coloca la fruta sobre la mesa de recepción o cinta transportadora cubierta con goma, evitando los machucones. En la recepción húmeda, a la fruta se introduce en un tanque con agua, la que puede ser descargada en forma mecánica o manual, cuando se utilizan los cajones tipo bins la descarga es automática. El agua de la recepción debe ser cambiada diariamente para evitar contaminación de la fruta, a esta agua se le debe agregar cloro. Lavado y cepillado: El cepillado elimina el polvo y restos de otros materiales que lleva la fruta desde el campo especialmente restos de productos químicos, estos se completa con lavado al cuál se le agrega algún producto detergente y con la ayuda de los cepillos dejan la fruta con buena apariencia. Secado: La fruta pasa por un túnel de secado donde por acción de aire forzado de ventiladores y calefaccionado mediante radiadores de vapor se la seca completamente en este túnel la temperatura permanece a más o menos 40 C. Encerado: Es un proceso utilizado fundamentalmente en citrus, de gran importancia para la conservación posterior de la fruta, esto evita la deshidratación por que interfiere el escape de las moléculas de agua y permite la eliminación del anhídrido carbónico, además le confiere un brillo particular mejorando su aspecto. El producto utilizado para este proceso es de parafina en base acuosa, y la fruta debe presentarse perfectamente seca. Clasificación: Es un proceso generalmente manual, pasando la fruta por una cinta transportadora de donde los operarios retiran la fruta que poseen deformaciones, lesionadas, etc. Calibrado o tamañado: Existen máquinas tamañadoras que utilizan el diámetro de la fruta (citrus) para su tamañado y lo realizan con un sistema a base de rodillos giratorios que incrementan su separación, permitiendo caer la fruta de menor tamaño al comienzo y la de mayor al final. En manzanas y peras el tamañado se hace generalmente por el peso de la fruta, al ejercer esta una presión sobre unas pequeñas bandejas Actualmente

85
en los Packing de avanzada se utiliza células fotoeléctricas, que realizan la clasificación y el tamañado de la fruta. Empacado: Deberá responder a las normas vigentes de empacado. A las frutas se las coloca en cajones o cajas en donde se las acondiciona siguiendo las normas establecidas para cada especie y mercado al que se destine. Según los grados de selección y el tipo de empaque se utilizan diversos elementos empleados para el acondicionando, como es el cartón corrugado, papel sulfito, bandejas, etc. Todo tipo de envase o material que se utiliza para empacar debe ser nuevo, limpio y seco, reuniendo condiciones que no den lugar a alteraciones y que no transmitan olor ni sabor a la fruta. La fruta deberá acondicionarse de manera que llene la capacidad total del envase con la compresión necesaria para evitar el movimiento del contenido. CITRUS: Cuando la Cancrosis fue detectada en el NOA en el año 2002, esta región pierde el estatus fitosanitario como zona libre de Cancrosis y pasa a ser zona de baja prevalencia. Como consecuencia de ello el SENSA, dependiente de la Secretaria de Agricultura de Nación, dicta la Resolución 33/2003. A partir de allí y por resolución 42/03, se aprueba el Programa de Certificación de Fruta fresca de la Región del NOA para la exportación a la Unión Europea y mercados con similares restricciones cuarentenarias. En las mismas se establecen las pautas a seguir para la exportación de fruta fresca, entre las cuales podemos mencionar: 1-Anualmente los productores deberán registrar las Unidades de Producción (UP) o lotes de producción. Cada UP, es individualizada con un código alfanumérico otorgado por SENASA. CA-0001-001 CA: Provincia-Catamarca 0001: identificación de la finca productora (Quarin Hnos) 001: Lote inscripto 2- Dentro de cada UP, se deberán llevar a cabo lo siguiente: a) Manejo fitosanitario: el productor deberá realizar las prácticas de manejo recomendadas para la mitigación de riesgo de la enfermedad, y lo deberá tener asentado en un cuaderno de campo. b) Monitoreo: Se realizaran dos monitoreos a las UP inscriptas, uno en el mes de Enero, y otro con 30 (treinta) días de anticipación a la fecha de inicio de cosecha. Esta inspección es realizada por personal técnico especialmente preparados por el SENASA. 3- Cosecha: durante la misma el productor deberá identificar con un rotulo amarillo, que lleva fecha de cosecha, identificación de la UP y N° de habilitación de cosecha. Esto permitirá asegurar la trazabilidad del sistema de producción, a los efectos de saber que la fruta cosechada pertenece a tal o cual UP. 4- Empaque: Los inspectores del Empaque estarán presentes en forma permanente, cuando las plantas de empaque procesen fruta de exportación a la Comunidad Europea. Allí procederán a verificar en forma permanente todo el proceso en la línea de empaque, comprobando la sanidad de la fruta procesada. Si por alguna razón se constata alguna fruta con enfermedad cuarentenaria, ya sea mancha negra o cancrosis, automáticamente se detiene el empaque y no se puede procesar ninguna fruta de esa UP, quedando anulada aquellas que puedan haberse empacado.

86
5- Los palets empacados, son identificados mediante un rotulo con código de barras de color blanco para la fruta destinada a la Unión Europea y azul para cualquier otro mercado, que no tiene restricciones cuarentenarias. Con posterioridad a ello los inspectores proceden a precintar los camiones que llevaran los palets al puerto de embarque. Leyendas a colocar en envases de frutas frescas cítricas destinadas a la Unión Europea Circular N°03/06 Deberá incorporar a la caja de manera perfectamente legible lo siguiente: “ Fruta desinfectada según decisión 416/2004 CE”. Deberán mencionarse de manera obligatoria en la etiqueta lo siguiente: -Nombre y dirección del empacador y / o expedidor. -Especie y variedad -Origen del producto -Calibre: -Grados de selección: Categoría: I, II. -Los conservantes o sustancias químicas utilizadas para tratamientos post-cosecha. -N° de unidad de producción (UP) y N° de certificación (varia todos los años) -Sello de habilitación del Empaque (sello redondo), según Res. SAGPyA N°48/98. Para el mercado interno, únicamente, se exige que el envase tenga el sello de habilitación de empaque (sello redondo), según Res. SAGPyA N°48/98, que puede estar como tal o ya autorizado con material autoadhesivo. Conservación frigorífica de frutas: La conservación es la ciencia de mantener las cualidades de la fruta fresca por un período de tiempo que permita cumplir con alguno de los siguientes objetivos:  Transportar desde los centros de producción a los de consumo.  Ampliar el período de comercialización de las distintas especies y cultivares.  Regular la oferta impidiendo la saturación de los mercados. La intensidad de las reacciones de la maduración, especialmente la respiración, está influida fundamentalmente por la temperatura y también por la composición de la atmósfera; de allí que toma particular importancia la conservación frigorífica. Las temperaturas mínimas de conservación varían ampliamente según la especie y el cultivar, así mientras que para algunos cultivares de manzana es de -1° C, para otros no debe ser inferior a 2° C. En general las temperaturas de conservación para las distintas frutas van de -1 a 13° C, perteneciendo los valores más elevados (mayores a 10° C) para bananas, limones y pomelos. La humedad relativa debe ser siempre elevada, en general los valores óptimos están entre 85 y 95%. Existen tablas con valores orientativos para cada una de las especies, sobre temperatura, humedad relativa, tiempo de almacenamiento y producción de calor de la fruta en almacenamiento. Otros factores que inciden en la conservación frigorífica de frutas: Además de la temperatura, el contenido de oxígeno y C02 de la atmósfera y la humedad relativa existen otros factores que inciden en la conservación de las frutas, estos son:  Nutrición de la planta: El exceso de agua y nitrógeno provoca en algunas frutas una mayor intensidad respiratoria después de la recolección.  Contenido de sustancias volátiles: Existen dos tipos de sustancias volátiles, una aromáticas que comunican el perfume particular de cada fruta y la otra es el etileno que aún en pequeñas concentraciones acelera el proceso de maduración.  Fecha de cosecha: Si se atrasa la cosecha se hace mucho más difícil frenar el proceso de maduración.

87  Cultivar: En general, los cultivares de maduración temprana se conservan por menos

tiempo que las de maduración tardía.  Tamaño: Las frutas de gran tamaño tienen menor conservación que los de tamaño mediano o pequeño. Técnicas para mejorar la conservación frigorífica: Pre-enfriado: Consiste en bajar, lo más rápidamente posible, la temperatura que la fruta trae del campo; con esto se consigue, con la mínima pérdida de peso, frenar rápidamente la maduración. El pre-enfriado puede llevarse a cabo por circulación de aire forzado, por agua o por vacío. En el primer caso el enfriamiento rápido se produce por una circulación forzada de aire a alta velocidad (3 a 5 m/s), este sistema tiene la ventaja de poder ser aplicado a productos de difícil manipulación o sensibles a esta, como uvas, cerezas y damascos, ya que el tratamiento puede ser realizado una vez embalados convenientemente. El pre-enfriado por agua o hidrorefrigeración, consiste en bañar la fruta con agua refrigerada por tubos intercambiadores de calor. La fruta al entrar en intimo contacto con el agua se refrigera en brevísimo tiempo (de algunos minutos a una hora), de acuerdo al tamaño de la misma; esto es posible debido al alto poder de intercambio calórico que existe entre el agua y la fruta. Este sistema ha demostrado ser ventajoso en el tratamiento de duraznos, peras y cítricos. El pre-enfriado por vacío consiste en someter la fruta a bajísimas presiones en cámaras especiales, donde el descenso de la temperatura se consigue por el principio físico del calor latente de vaporización. En efecto, al disminuir la presión al valor de 4,6 mm de Hg, la temperatura de ebullición del agua es de 0 C y entonces se produce la evaporación de una pequeña cantidad de agua del producto (1 al 2%) que lo refrigera por el citado principio. Las cámaras tienen capacidad de disminuir la presión hasta 3 mm de Hg, pero a este valor es posible que se produzcan congelamiento del producto, sobre todo superficiales. La operación se lleva a cabo en 20 a 30 minutos. Este sistema se adapta para la pre-refrigeración de frutas pequeñas y hortalizas. Atmósfera Controlada: Desde 1917 se vienen realizando estudios para frenar el proceso de maduración, especialmente la respiración, modificando la composición de la atmósfera de almacenamiento, esto es la reducción de los niveles de oxígeno (del 21% alrededor del 3%) y el aumento en la proporción de anhídrido carbónico (del 0,3% alrededor del 5%). El comportamiento de las diferentes especies y cultivares es muy variable, en general las frutas que logran las mayores ventajas con las cámaras de atmósfera controlada son las manzanas, peras, duraznos, castañas, cerezas y ciruelas. Las frutas cítricas, por ejemplo, son muy sensibles tanto a la reducción de oxigeno, ya que al nivel del 1O% se pueden provocar fermentaciones y pérdidas de calidad, como al aumento de anhídrido carbónico que estimula el desarrollo de enfermedades y otras alteraciones fisiológicas. Las principales ventajas que tiene la conservación en atmósfera controlada son las siguientes:  Atenúa la respiración reduciendo el máximo climatérico y ampliando los periodos pre y post-climatéricos.  Reduce la acción del etileno en el metabolismo, retardando la senescencia.  Mantiene mejor la consistencia de la pulpa y turgencia de las células.  Reduce la pérdida de acidez, azúcares y vitaminas.  Aumenta la vida útil de la fruta en la etapa de la comercialización posterior a la conservación, debido a que se prolongan los efectos sobre la respiración y otras actividades metabólicas.

88
La modificación de los componentes de la atmósfera se puede conseguir por combustión del aire de la cámara, por sustitución del aire por nitrógeno o por la propia respiración de los frutos. Este último método es lento y puede demorar entre 15 y 21 días para alcanzar los valores requeridos. Últimamente se están experimentando diversas alternativas para mejorar este sistema de conservación como son el pretratamiento con altos niveles de C02, más bajas tensiones de oxígeno y anhídrido carbónico, atmósfera controlada dinámica, etc. La elección del tratamiento más adecuada depende del cultivar, estado de maduración y factores ambientales y culturales. Eliminación de etileno: Durante el proceso de maduración, la fruta genera etileno que es necesario eliminar de las cámaras debido a los efectos negativos de esta hormona que actúa fundamentalmente sobre el ablandamiento de la pulpa y la degradación de la clorofila. EI etileno del ambiente de la cámara puede ser reducido a un nivel de 20 ppm, por medio de torres de lavado del aire de la cámara, haciéndolo pasar por una lluvia de agua con permanganato de potasio, aquí el aire cede parte del etileno, la totalidad de los aromas de la fruta (alcoholes, aldehídos y ésteres) y se carga de humedad. Para la eliminación prácticamente total del etileno se deben usar depuradores catalíticos, donde el aire de la cámara pasa por un lecho catalítico que mantiene una temperatura de 240 a 250° C destruyendo el etileno por oxidación. Hay que tener en cuenta en una cámara frigorífica con frutas de pepita los niveles de etileno pueden llegar a 200 ó 300 ppm. Película de polietileno: La envoltura individual o de pocos frutos con películas de polietileno de alta densidad termorestringibles permite, según el espesor y la naturaleza de los polímeros, controlar la respiración y la transpiración de la fruta. Esto ayuda a mantener la frescura y disminuir el ataque de enfermedades, especialmente en el período de comercialización donde la fruta se encuentra a temperaturas elevadas. Ha dado buenos resultados en Citrus, peras y kiwi.-

89 TRABAJO PRÁCTICO N° 10 PODA DE LA VID
Poda. Definición: La poda comprende la remoción de los sarmientos, los brotes, las hojas y otras partes vegetativas de la vid. La remoción de la madera muerta, aunque deseable, no se considera como una poda, porque en ninguna forma afecta el comportamiento fisiológico de la vid. La remoción de los racimos florales, de los racimos no maduros, o parte de los racimos no maduros es el aclareo. La remoción del fruto maduro es la cosecha o vendimia. Sistema de poda: Es la disposición, cantidad y distribución de las yemas que se dejan en la poda. Sistema de conducción: El sistema de conducción se refiere a la forma y distribución de las plantas y sostenes. El sistema de conducción y poda debe estar de acuerdo a la variedad, ambiente y objetivo de la cosecha. Los sistemas de poda y conducción se pueden agrupar en 3 categorías en base al crecimiento o desarrollo vegetativo que permitan:  Sistemas de pequeño desenvolvimiento: tienen poca área foliar. Por ejemplo: de cabeza, en vaso, Guyot simple.  Sistemas de mediano crecimiento: Guyot doble o Bordelés, triple o mendocino, Bordelés de 2 pisos.  Sistemas de gran desenvolvimiento: Sylvoz, parral cuyano, Cazenave, Royat, Thomery, Parral español. Objetivos de la poda:  Uniformar la producción de tal manera que no exista alternancia entre los distintos años.  Mejorar la calidad de las uvas.  Repartir la savia elaborada uniformemente en las distintas partes de la planta.  Dar a la cepa una forma determinada, ya sea para obtener una correcta distribución de la planta, para facilitar el laboreo del suelo, los tratamientos fitosanitarios la cosecha. Principios fisiológicos de la poda: Para interpretar los principios fisiológicos de la poda es necesario conocer la diferencia entre los conceptos vigor y capacidad. Vigor: Se refiere al desarrollo vegetativo, o sea a la velocidad de crecimiento. Es una característica cualitativa del crecimiento. Capacidad: Es la potencia de una planta para dar crecimiento y producción. Es una medida cuantitativa del crecimiento total.

1. La vid fructifica normalmente en brotes del año que nacen de sarmientos del año
anterior. 2. El sarmiento que ha proporcionado una rama fructífera no produce más, por lo tanto, debe ser reemplazado por otro. 3. La fructibilidad de los sarmientos es inversa al vigor, dentro de ciertos límites. 4. El vigor individual de los sarmientos de una planta está en relación inversa al número de ellos. 5. Cuanto más se aproxima a la vertical la posición del sarmiento, más vigoroso será. 6. La producción de fruta disminuye la capacidad de la cepa. 7. Los brotes que nacen alejados del tronco son los más vigorosos. Esto puede equilibrarse arqueando el sarmiento. 8. El tamaño y peso de los racimos, a igualdad de condiciones varietales, suelo, clima, etc. aumenta cuando se reduce la cantidad de los mismos, inmediatamente después del cuajado.

90

Según el objeto que se persiga, podemos dividir la poda en:  Poda de formación: se trata de formar o adecuar la planta a un sistema de conducción.  Poda de fructificación: es la que realiza para obtener una fructificación estable y regular y para mantener el sistema elegido. Según la época de realizar la poda se divide en:  Poda seca o de invierno: se realiza desde la caída de las hojas hasta antes de la brotación.  Poda en verde: se realiza en período vegetativo y consiste en despampanado, raleo de racimos, etc. Según la carga que se deja, se divide en:  Poda pobre: cuando se dejan menos de 10 yemas por planta.  Poda mediana: cuando se dejan entre 10 y 20 yemas por planta.  Poda rica: cuando se dejan más de 20 yemas por planta. Según los elementos dejados en la poda:  Poda corta: se dejan solamente pitones, p.e.: Cabeza, Vaso, Royat.  Poda larga: se dejan solamente cargadores, p.e.: Sylvoz.  Poda mixta: se dejan pitones y cargadores, p.e.: Guyot, Cazenave. Elementos funcionales de la poda ó Unidades de Poda. Pitón o pulgar: Sarmiento podado a 2-3 yemas francas (esto es sin contar casqueras ni bourillón). Constituye la madera de reemplazo. Posición basal. Cargador. Caña o Soga: Son trozos de sarmientos de un año, con 8-25 yemas francas, constituye la madera de fructificación, debe tener un vigor intermedio y conservar siempre una posición apical. Brazo: son ramas cortas de más de un año de edad, llevan los pitones y cargadores. Se ubican debajo de los alambres donde se atan los cargadores. Cordón: son ramas largas de más de un año de edad y van apoyados sobre el alambre, son además, los portadores de los pitones y cargadores. Si bien el sistema de poda puede ser uniforme con una sola variedad, la poda se debe aplicar con suficiente criterio teniendo en cuenta el desarrollo, vigor, estado sanitario, etc. de cada cepa. Existe, por lo tanto, una "carga óptima" o aproximada, entendiéndose por "carga" al número de yemas dejadas en conjunto ó en una cepa al podarla. Un método más exacto para determinar la capacidad de la cepa es cortar las varas y pesarlas. El número de yemas a dejar es proporcional a ese peso. Esto va a depender de cada cultivar y en particular de su comportamiento en cada zona. Antes de pesar, se debe podar lo suficientemente ligero como para que queden yemas suficientes para hacer los ajustes finales de poda. Este sistema se denomina de poda equilibrada o balanceada. Empíricamente se ha establecido la siguiente ecuación que sirve como guía para determinar la carga: si comparamos la carga del año precedente (C), constituida por el conjunto de madera de 2 años y (N) el número de sarmientos desarrollados, tanto "chupones" como ramas normales llegamos a la conclusión que cuando N es igual a C, se puede conservar la carga anterior. Si por lo contrario N es mayor que C se podrá aumentar la carga en uno o dos yemas. Actualmente, para uvas de mesa, se trata de podar lo menos posible y sustituirla por raleo de frutos ya sea a mano o con el uso de reguladores de crecimiento.

91

PODA DE PLANTACIÓN SISTEMA DE BORDELES (contraespaldera de 3 alambres) Poda de Plantación 1. Se poda el barbado (estaca con raíces) a 2 yemas.

0.3 m. 0.3 m. 0.6 m .

PODA DE FORMACIÓN Primer Verano 2. - Se elige el brote más vigoroso y se amarra a un tutor. Se despuntan los brotes restantes. Estas operaciones no son estrictamente necesarias pero favorecen el crecimiento del brote elegido para tronco.

Primer invierno 3. - Se rebaja el sarmiento más vigoroso a la altura del 1° alambre eliminando los restantes por su base. 4. - Se desyema hasta 15-20 cm por debajo del primer alambre dejando a continuación 3-4 yemas y eliminando las restantes hasta la base. Aclaración: Si el sarmiento elegido para tronco no fuere vigoroso no alcanza el 1° alambre o llega pero su diámetro a esa altura es inferior a (8 mm) se vuelve a 1. Primer Invierno

Sin Podar

Después de Podar

92

Segundo Verano 5. - Se dejan los brotes provenientes de las yemas dejadas eliminándose los restantes. Aclaración: ídem al punto 2. Segundo Verano

Segundo Invierno 6.- Optimo crecimiento: los 2 sarmientos superiores convenientemente rebajados se dejan como cargadores y se atan arqueados al 1° alambre; el ó los inferiores se podan a pitón. 7.- Mediano crecimiento: se dejan 2 cargadores de los sarmientos más vigorosos y mejor ubicados con 4-5 yemas en sus bases y se desyeman los restantes. Se atan estos cargadores oblicuamente al 1° alambre. 8.- Pobre crecimiento: se opta por un cargador y un pitón o bien 2 pitones, según convenga. Segundo Invierno

Antes de Podar

Después de Podar

PODA DE FRUCTIFICACIÓN Formada la planta con 2 cargadores y 2 pitones, la poda anual de fructificación consiste en eliminar los cargadores del año anterior (madera de 2 años), dejando como cargadores nuevos el sarmiento superior de cada pitón y como pitón nuevo el sarmiento basal del pitón anterior. PARRAL CUYANO

93
PODA DE PLANTACIÓN 1.- Se poda el barbado a 2 yemas.

2 a 2,20 m.

PODA DE FORMACIÓN Primer Verano 2.- Se elige el brote más vigoroso y se amarra a medida que crece a la traba. Se despuntan los restantes brotes y feminelas que se originan. Aclaración: ídem al punto 2 del sistema Bordelés. PRIMER VERANO

Primer Invierno

94
3.- Se rebaja el sarmiento-tronco a la altura del alambre si su crecimiento ha sido vigoroso (diámetro en esa región mayor a 8 mm). Se eliminan las feminelas y los restantes sarmientos del tronco. 4.- Se desyema el sarmiento-tronco 30-40 cm por debajo del alambre, dejando 3-4 yemas hacia abajo y eliminando los restantes hasta la base. Aclaración: si en este invierno el sarmiento no alcanza el alambre se lo rebaja hasta donde su diámetro sea de unos 8 mm, dejando 3 yemas en su extremo superior y eliminando los restantes. Al invierno siguiente se sigue a partir del punto 3 si cumple las condiciones. PRIMER lNVlERNO

30-40 cm

Yemas Dejadas

Segundo Verano 5.- Se seleccionan libremente y se despuntan hubiere a fin de retardar su Aclaración: ídem al punto 2 los 2 brotes opuestos mejor ubicados dejándolos crecer los restantes sobre el nudo siguiente al último racimo si los crecimiento. del sistema bordelés. SEGUNDO VERANO

95

Segundo Invierno 6.- Se rebaja a la altura del alambre los 2 sarmientos opuestos, mejor ubicados y más vigorosos, dejando 3-4 yemas en sus bases y desyemando el resto, se atan al alambre y se eliminan los brotes restantes. Estos sarmientos constituyen los 2 brazos primarios de la planta. SEGUNDO INVIERNO

Yemas dejadas

Tercer Invierno 7.- Se elige en cada brazo los 2 sarmientos mejores por vigor y posición y se repiten todas las operaciones del punto 6. Se obtiene así, los 4 brazos necesarios para el sistema. TERCER INVIERNO

Antes de Podar

Después de Podar

96

Cuarto Invierno 8.- Se selecciona en cada brazo los 2 sarmientos más basales y mejores para cargador (el superior) y para pitón (el inferior). Se ata cada cargador a su correspondiente alambre maestro en forma arqueada. CUARTO INVIERNO

Cargadores Pitones

PODA DE FRUCTIFICACIÓN 9.- Se elimina en cada brazo el cargador del año anterior. De los 2 sarmientos originados en cada pitón, el superior se deja como cargador y el inferior se rebaja a pitón.

97
FORMACION DE CORDONES Cordón Royat Es un sistema en cordón y a pitones que se lo está usando mucho en contraespalderas altas para la producción de uvas de vino. Al año de plantada la cepa se rebaja sobre el primer alambre, se dejan tres o cuatro yemas en la parte superior y se desyema el resto, al año siguiente se eligen los sarmientos más vigorosos y se los poda de acuerdo con su desarrollo (no menos de 8 mm. de diámetro en el corte), atándolos horizontalmente al primer alambre de la espaldera. Las yemas que ocupan la parte superior del sarmiento se eliminan alternadamente quedando de 15-20 cm una de otra. Las yemas de la parte inferior se eliminan totalmente, dejando solamente una en el extremo para continuar el cordón. Al invierno siguiente los brotes nacidos se podan a 2-3 yemas. Las podas sucesivas se reemplazan los pitones anteriores dejando otros nuevos, siempre en la posición más cercana al cordón en lo posible.

Sistema Sylvoz Se aplica en cultivares de mucho vigor y producción, plantados en terrenos de gran fertilidad. Cuando se tiene un sarmiento de buena longitud y vigor, lo que ocurre generalmente al 3° año, se dobla formando un cordón sobre el 2° alambre el cual está ubicado como mínimo a 1,50 m del suelo. Lleva solo cargadores que se atan al primer alambre. La poda de los años siguientes es eliminar cargadores y seleccionar el sarmiento de la base del cargador anterior. Este sistema resulta interesante para prevenir daños de heladas, ya que en invierno se puede realizar una pre-poda dejando al cargador sin despuntar y en posición vertical normal y cuando comience la brotación, rebajarlo y arquearlo. De esta manera se retrasa la brotación de las yemas basales, que son las que van a llevar la carga principal.

98

Antes de Podar Parral Español

Después de Podar

Se usa para la conducción de las uvas de mesa que requieren un sistema abierto, con la fructificación alejada del tronco y los racimos descolgados con el menor contacto con otras partes de la planta. Las distancias de plantación son más amplias que las del parral Cuyano, normalmente de 3 por 3 metros, y la planta se conduce con un tronco que llega hasta el cruce de los alambres maestros y se abre en cuatro cordones que pueden llevar pitones solamente o pitones y cargadores en las variedades que lo requieran. PRIMER VERANO

99
PRIMER lNVlERNO

Yemas Dejadas

Antes de Podar

Después de Podar

Se dejan las yemas de la parte apical y se eliminan yemas y feminelas del tronco.

SEGUNDO VERANO

Se conducen los mejores pámpanos (de dos a cuatro según el vigor del crecimiento del año) sobre los alambres maestros y se desbrota el tronco.

100

SEGUNDO INVIERNO

Yemas dejadas

Se dejan 4 a 6 yemas basales de los sarmientos elegidos para cordones.

TERCER INVIERNO

Antes de Podar

101

Maestros

Cargadores Pitones

Secundarios Después de Podar

En el caso de haber dejado dos cordones, se pueden dejar un pitón y un cargador por cordón, al año siguiente se forman los otros cordones a partir de los pitones dejados. PODA DE FRUCTIFICACIÓN

Bibliografía - Ferraro Olmos, Ricardo. Viticultura Moderna. Ed. Hemisferio Sur. Montevideo, Uruguay. - Winkler, A.J. 1976. Viticultura. Ed. CECSA, México.

102 TRABAJO PRÁCTICO N° 11 PODA DE FORMACIÓN Y FRUCTIFICACION EN FRUTALES
Poda de Formación: Consiste en eliminar ciertas ramas de un árbol con miras a modificar su hábito de crecimiento. El objetivo principal de la poda de formación es dar a la planta una forma adecuada para facilitar la realización de las prácticas culturales (pulverizaciones, raleo, laboreo del suelo, cosecha, etc). Además, la estructura debe tender a una mayor y mejor captación de la energía solar. De acuerdo a los principios fisiológicos, la poda retrasa la entrada en producción, por esta razón en la formación se deben eliminar la menor cantidad de ramas posibles sin comprometer los objetivos de la misma. A las diferentes formaciones, las podemos clasificar en: libres y apoyadas. Las formas apoyadas, son aquellas que se utilizan en cultivos intensivos y consisten en sujetar las ramas y copas de los frutales en estructuras artificiales (maderas, alambres, pesas, etc). Las formas libres son todas las que no tienen apoyo y por lo tanto es más difícil modificar el hábito de crecimiento natural. SISTEMAS DE PODA. Raleo o aclareo: es la eliminación completa de una rama desde su base. La poda larga consiste en adoptar el sistema de raleo o aclareo de ramas. Este sistema tiene la ventaja de conservar la yema apical que ejerce una función reguladora de la brotación de las yemas laterales de esa rama. Rebaje: es la eliminación parcial por acortamiento de una rama. Pellizcado o pinzamiento: es la eliminación de una porción apical pequeña en verde. Despunte: es un rebaje leve practicado en invierno. Terciado o rebaje propiamente dicho: es el acortamiento de una porción importante de la rama (tanto en verano como en invierno). Rebaje: eliminación parcial de una rama, por acortamiento de la misma.

Raleo: eliminación completa de una rama por su base.

103
Formación del vaso de poda larga. La poda en vaso consiste en una copa en forma de cono con el ápice hacia abajo constituida por 3 ó 4 ramas primarias dispuestas lo más simétricamente posible alrededor del tronco. Sobre las ramas primarias se asientan en forma alternada las ramas secundarias y sobre éstas puede haber ramas terciarias o directamente ramas de fructificación. De acuerdo a la altura del tronco, el vaso puede ser: Bajo viento: de 30 a 50 cm Medio viento: de 70 a 120 cm Alto viento: de 150 a 180 cm En la actualidad se tiende al bajo viento, porque la copa se forma más rápidamente, la planta no gasta energía en formar tronco alto, fructifica más temprano y no está tan expuesta a quemaduras de sol. Al tener un tronco corto, la planta adquiere una altura más reducida y por consiguiente se economiza en podas, pulverizaciones, raleos y la cosecha se puede efectuar con escaleras más cortas (2-2,5 m). El alto viento se usaba en los casos en que se hacía cultivos anuales consociados entre filas y también en el caso de frutales de madera valiosa como nogal y castaño. Actualmente tiene vigencia para los frutales donde se puede practicar la cosecha mecánica mediante vibradores de tronco, como el ciruelo para pasa, el nogal o el almendro. Estructura de un Vaso:

d

e c

f

b

a

104

a) tronco b) ramas primarias c) ramas secundarias Poda de plantación.

d) brindillas e) ramas anticipadas f) chupones

La poda de plantación debe ser intensa para contrarrestar el desequilibrio que se produce entre la parte aérea y subterránea al extraer la planta del vivero. Normalmente, la planta de vivero viene con un eje o tallo principal de un año de edad con ramas anticipadas (en caso de duraznero), entonces la poda de plantación consiste en rebajar aquel a la altura deseada y las anticipadas rebajarlas a 2 ó 3 yemas. Poda de la primera vegetación. Cuando los brotes alcancen una longitud de 10 a 15 cm se hace una selección eligiendo las 3 ó 4 que convengan para ramas primarias, teniendo en cuenta los siguientes criterios:  Que estén orientados hacia distintas direcciones, o lo que es lo mismo que formen entre ellos ángulos de 90 a 120 (visto desde arriba).  Que estén insertados a distintas alturas sobre el tronco, lo ideal es de 15 cm entre ellas.  Que formen un ángulo de inserción abierto con el eje central. Los brotes restantes se pellizcan a mano. Esta operación se repite tantas veces como sea necesario según el crecimiento de los brotes. Los brotes del portainjerto se deben eliminar totalmente. Poda del primer invierno. Si no se ha realizado la poda de primavera, se seleccionan las ramas primarias teniendo en cuenta los criterios apuntados anteriormente. En cada rama primaria se ralean las anticipadas, sacando especialmente las que van hacia el centro de la copa, las que están cerca del tronco y las que están muy cerca de la punta, dejándose las ramas primarias sin despuntar. En nuestra zona el viento dominante del NE afecta a las ramas dirigidas en esa dirección haciendo que se arqueen hacia dentro de la copa, entonces es necesario "derivar" sobre una lateral que abra la copa. Poda del segundo invierno. En esta etapa se debe completar la selección de las ramas secundarias; teniendo en cuenta los siguientes criterios:

 Que no estén ubicados desde los 40 cm a partir del tronco y hasta 40 cm de la punta.
(*)  Que no estén hacia el centro de la copa ni hacia abajo.  Que tengan un ángulo de inserción abierto.  Si hay peligro de competencia con la rama primaria (diámetro similar) es necesario "subordinarla", esto se hace rebajando fuertemente la rama secundaria. Si no existe peligro de competencia o formación de horqueta las ramas secundarias no se rebajan.  Se descartan como secundarias aquellas ramas de poco vigor. Observaciones. En nuestra provincia de acuerdo a las condiciones ecológicas, se puede considerar que la planta ya está formada al segundo invierno desde la implantación. Posteriormente le sigue la poda de fructificación que se verá en el próximo práctico.

105
En todos los períodos vegetativos es conveniente eliminar los chupones del portainjerto y rebajar los chupones del tronco y ramas primarias que van hacia el centro de la copa; eliminándose totalmente en el invierno siguiente. (*) Las ramas secundarias tienen como función cubrir el espacio que hay entre las ramas primarias. Como la copa es cónica la distancia entre primarias es pequeña cerca del tronco, con respecto a la parte superior, por lo que no es necesaria la presencia de ramas secundarias en la parte inferior. Asimismo, no es conveniente dejar ramas secundarias hacia el ápice de las ramas primarias, porque competirían con éstas, formando una horqueta al año siguiente, deformando la estructura típica del vaso de poda larga, al mismo tiempo que constituye un punto de unión débil. Poda de formación en eje central La poda de formación en eje central consiste básicamente en conducir la planta manteniendo un solo eje principal en posición vertical sobre el cual podrán disponerse ramas secundarias y fructíferas o directamente éstas últimas. Admite distintas variantes en su ejecución que reciben nombres tales como huso, pirámide, spindelbush y monocono, el que se explicará con detalle para el caso de olivo en el práctico. Las ventajas principales de estos sistemas de conducción se centran en poder realizar plantaciones a más alta densidad y consecuentemente adelantar la entrada en producción del monte frutal a niveles comerciales con respecto a otros sistemas de menores densidades. Poda en el primer año Se debe partir preferentemente de plantas con una altura de 70-80 cm, conducida en vivero siguiendo un único eje central con la yema apical y las ramificaciones íntegras. Luego de la plantación se debe atar la planta a un tutor de no menos de 1,80 m y preferiblemente delgado y sin aristas agudas que obstaculicen las brotaciones laterales o dañen a la planta. A partir de allí se irá ligando la planta al tutor a medida que ésta vaya creciendo a efectos de mantener la cima siempre evidente, en el caso que, por cualquier motivo, la yema terminal se dañara o debilitase, deberá ser sustituida lo antes posible por la ramificación más vigorosa y próxima a ella ligándola verticalmente al tutor. Antes de la reanudación del crecimiento vegetativo de primavera o de otoño (según en qué época fue plantado) es oportuno efectuar una mínima intervención de poda que consiste fundamentalmente en eliminar las ramificaciones más bajas (30-40 cm del suelo). El desarrollo de las ramificaciones laterales debe ser en sentido horizontal o ligeramente inclinado hacia arriba, cuando se vea que el ápice de cualquier ramificación lateral asuma una posición vertical para evitar que entre en competición con el eje principal, sería oportuno despuntarlo para favorecer la formación de una rama secundaria en posición tendiente a la horizontalidad. En el caso que alguna ramificación lateral presentase un diámetro en la inserción igual o superior al del eje principal, es oportuna su eliminación para no comprometer el regular crecimiento del tronco. Es importante remarcar que estas dos últimas reglas valen no sólo para el primer año, sino para todo el transcurso de la poda de formación. Al término del primer año la planta, si fue cuidada en forma adecuada, poseerá una altura de al menos 1,60-1,80 m y generalmente tendrá el esqueleto de la forma cónica ya esbozado. Poda en el segundo año Durante el período de reposo vegetativo previo al primer flujo de crecimiento del segundo año se eliminarán las ramas basales hasta una altura de 50 cm desde el suelo y los eventuales chupones internos, manteniendo la yema terminal bien evidente y ligada verticalmente al tutor. En el caso que ésta resultara débil con respecto al crecimiento de

106
alguna rama lateral próxima, será oportuno sustituir el eje central por la rama lateral, eliminando la primera y ligando en forma vertical al tutor la segunda. Paralelamente se seguirá el criterio ya explicado en la poda del primer año con respecto a las ramificaciones secundarias que asuman una posición vertical y/o con un grosor en el punto de inserción igual o superior al del eje central. Estas operaciones se repetirán dos o tres veces como mínimo durante el segundo año. Al término del mismo la planta fácilmente habrá alcanzado los dos metros de altura y el diámetro del tronco se encontrará en torno a los 4-5 cm. Si el árbol se ha desarrollado en forma armónica y bajo adecuadas condiciones de cultivo, estará listo para la primera fructificación. Poda en el tercer año y sucesivos Aquí sólo es de importancia considerar que deben repetirse las labores y técnicas operatorias de los años anteriores, y la altura de tronco libre de ramificaciones debe ir ascendiendo desde 60-70 cm al tercer año hasta 1 metro al sexto, para facilitar la operación de cosecha mecanizada. PODA DE FRUCTIFICACIÓN La poda de fructificación en frutales tiene los siguientes objetivos: 1. Mantener un vigor adecuado en las unidades de fructificación. La poda, al reducir el número de yemas de una planta mejora la nutrición de las que quedan y por lo tanto les imprime un mayor vigor. Así el duraznero, al fructificar mejor sobre brindillas (unidad vigorosa) requiere más poda que un ciruelo que fructifica mejor sobre ramilletes (unidad de vigor reducido). 2. Reducir los puntos de fructificación. Al podar, estamos sacando yemas de flor, que son potencialmente frutos, de allí que la poda reduce la alternancia de producción e incrementa el tamaño y calidad de los frutos; aunque para lograr estos objetivos existe otra técnica que es el raleo de frutos. El reducir los puntos de fructificación es una desventaja en frutales de frutos pequeños, o donde no interesa aumentar el tamaño de los frutos, como por ejemplo: cerezo, almendro, ciruelo para secado, etc. 3. Distribuir adecuadamente el vigor en la planta. En una planta sin poda, las nuevas ramas y la fructificación se desarrollan en la periferia de la copa y con mayor vigor en la parte apical. La poda tiende a mejorar el vigor y la fructificación de la parte inferior de la copa, siempre lo más cerca posible del tronco y ramas primarias. 4. Controlar el tamaño del árbol. La poda es una forma más de mantener reducido el tamaño de las plantas, como lo son el uso de retardantes del crecimiento y portainjertos enanizantes. 5. Desarrollar ramas de renuevo para reemplazar ramas improductivas. Los órganos de fructificación tienen una duración limitada; mientras que en duraznero, la brindilla debe ser renovada todos los años, los dardos en frutales de pepita o ramilletes en otros frutales de carozo pueden durar 5,10 ó más años. 6. Remover ramas débiles, enfermas o que se interfieran. Por último, podemos decir que la poda tiene un objetivo de "limpieza" de la planta para mejorar el efecto de las pulverizaciones, entre otros beneficios.

PODA DE LOS FRUTALES DE PEPITA

107

La poda de producción en frutales de pepita consiste en un leve raleo de ramas ya que sus órganos de fructificación requieren un vigor moderado; la poda intensa da lugar al crecimiento de brindillas largas e improductivas que normalmente hubieran permanecido como dardos productivos. Además, si bien en manzano y peral tienen frutas grandes, donde se puede tener una buena cosecha con un 5 a 8 % de cuaje y la mayoría de los cultivares presentan alternancia de producción, razones por las cuales se podría pensar en la poda como método de reducir los puntos de fructificación, pero es más efectivo y conveniente practicar el raleo de frutos. La intensidad de poda depende del vigor de la plantación, producto de los factores ecológicos, cultivares y trabajos culturales recibidos. Podemos decir que se establece un vigor adecuado, cuando el crecimiento anual promedio está entre 20 y 40 cm. PODA DEL DURAZNERO Esta es la especie que requiere la poda de fructificación más intensa y que rigurosamente debe practicarse todos los años. Esto es debido a que sus órganos de fructificación son brindillas, y éstas deben tener suficiente largo (mayor de 40 cm) y grosor (8 a 10 mm) para poder alimentar frutas de alta calidad (tamaño y sólidos solubles). Esta intensidad debe lograrse fundamentalmente por el método de raleo ya que son poco convenientes los rebajes fuertes, especialmente en la parte superior de la copa, debido a que producen un "techo" de vegetación que ensombrece la parte productiva dando fruta de color más pobre. En un grado extremo, este sombreado produce la pérdida de la vegetación de la parte inferior de la copa, disminuyendo doblemente la superficie productiva. Estos rebajes en la parte superior se realizan con el objetivo de limitar la altura de las plantas, pero lo único que se debe hacer para conseguir este beneficio sin provocar los efectos indeseados descriptos, es rebajar derivando sobre una rama lateral, para conservar el efecto regulador de la brotación de la yema apical. Resumiendo, tenemos para el duraznero dos tipos de poda de producción, eventualmente tres Poda larga: Se practica solamente raleo de ramas debiendo ser éste más intenso en la parte superior, tratando de equilibrar el desbalance de crecimiento entre la parte apical y basal del árbol producido por factores internos de la planta (dominancia apical) y factores externos ( luz ). Este sistema debe complementarse con un estricto raleo de fruto debido a que al quedar la brindilla con toda su longitud, la cantidad de flores que pueden cuajar es superior a los frutos que puede alimentar. La renovación de madera con este sistema se produce porque al cargar la brindilla se arquea hacia abajo generando en la base nuevas brindillas que se dejan como nuevas cargadoras.

Figura 1. Renovación de la brindilla en la poda larga. Suele suceder que la fruta de mejor tamaño se encuentra hacia la base de la brindilla, entonces cuando se hace el raleo los frutos quedan en esta posición, no

108
produciendo el arqueamiento y generándose los mejores brotes en la parte apical obligándonos a alejar la fructificación del esqueleto de la planta, contrariamente a lo expuesto en los principios generales. Poda corta: En este caso, además del raleo de ramas que se practica como en el sistema anterior, las brindillas dejadas se rebajan hacia la mitad. Aquí el raleo de frutos, si bien es conveniente para conseguir buen tamaño de fruta no es tan importante y requiere menor intensidad. La renovación de brindillas está asegurada por el rebaje practicado, aunque con una distancia intermedia respecto de los troncos. Es necesario destacar que en este sistema la poda es más intensa reduciendo la capacidad de producción de la planta en más de un 20%, medido en algunos ensayos. Una tercera alternativa estaría conformada por un tipo de poda mixta donde se dejan brindillas cargadoras con toda su longitud y otras rebajadas a 5 ó 10 cm para generar brotes vigorosos, o sea la madera de renuevo. PODA DE LOS CIRUELOS Por su fructificación en ramilletes, estos requieren un raleo leve de la copa, especialmente en los primeros años. Aquí los objetivos de la poda son, por un lado renovar los órganos de fructificación, que se consigue dejando brindillas o chupones bien ubicados, los cuales al año siguiente portarán nuevos ramilletes. Por otro lado, en cultivares para consumo en fresco, la poda juega el papel de reducir los puntos de fructificación para conseguir tamaño y calidad de fruta. En ciruela para secado, se han obtenido los mejores resultados manteniendo las plantas con muy poca poda, o sin ella, durante los primeros doce años. PODA DEL DAMASCO En esta especie la mayor fructificación se consigue con brindillas cortas o ramilletes, por lo que la poda debe hacerse fundamentalmente por raleo de ramas, con los objetivos descriptos para ciruelos de mesa. PODA DEL ALMENDRO Este frutal requiere muy poca poda debido a que: - fructifica bien en ramilletes; - requiere muchos puntos de fructificación para obtener una buena cosecha; - la calidad no está ligada al tamaño del fruto; - no interesa demasiado la altura de la planta ya que la fruta se hace y se recoge desde el suelo. Por esto, la poda puede practicarse cada 2 ó 3 años para realizar una "limpieza" y renovar órganos de fructificación. PODA DEL CEREZO Esta especie requiere también una poda de raleo muy leve debido a la forma de fructificación y a la necesidad de contar con un cuaje elevado. Además, ramifica muy poco por lo que en árboles jóvenes se hace necesario algún rebaje o arqueamiento para producir ramificación.

PODA DE LOS CITRICOS

109
Después de la formación practicada en vivero o de la poda de plantación realizada en las plantas conducidas a vara única los cítricos no requieren otra poda durante los primeros 7 u 8 años, a excepción de la extracción de chupones del portainjerto o del tronco. A partir de esa edad, recién es necesario practicar un leve raleo de ramas, sacando principalmente las ramas débiles del interior de la copa y las que se entrecruzan, sin sacar ramas gruesas que dejen huecos. Nunca se deben extraer las ramas laterales bajas de las plantas que caen hacia el suelo, conformando lo que comúnmente se conoce como "pollera"; esta es la parte más productiva, especialmente durante los primeros años de vida del árbol. Muchos productores podan la pollera so pretexto de realizar con comodidad el laboreo del suelo, razón que no justifica la pérdida de producción. La época más conveniente para la poda de los frutales cítricos se ubica antes de los principales flujos de brotación, o sea a fines de invierno, antes de la brotación de primavera y en verano antes de la brotación de fines de verano. La poda debe siempre contribuir a establecer un equilibrio entre producción y vegetación; en general la mayoría de los cultivares cítricos tienen la condición natural de mantener este equilibrio por lo que la poda de fructificación no juega un papel tan importante. Sin embargo existen algunos cultivares como la mandarina común que suelen manifestar una marcada vecería, entonces la poda, junto con el raleo de frutos, deben tender a estabilizar la producción. En este caso la poda debe hacerse en el invierno anterior o en el verano del año de carga, después que se haya estabilizado la producción (fines de diciembre - principios de enero), donde junto con la poda se sacan frutitos verdes. Esta segunda época sería más conveniente, ya que por un lado se puede ajustar la producción al nivel adecuado, y además se incentiva la brotación de fines de verano que serán los cargadores del año siguiente. PODA DEL OLIVO Existen muchas formas que se le pueden dar a la planta de olivo siendo la globosa la que respeta mejor el porte natural del árbol. La poda de producción consiste en un raleo de ramas con renuevo de las brindillas productoras acercándolas lo más posible al tronco. La mayoría de los cultivares de olivo tienen fuerte tendencia a la vecería, siendo la poda la alternativa válida para controlarla. En este caso la poda se realiza con intensidad mayor en el invierno precedente al año de carga, o en la primavera donde se puede apreciar con exactitud la carga que dejamos después de podar. Bibliografía

Childers, Norman F. Fruticultura Moderna. Editorial Hemisferio Sur. Montevideo, Uruguay. Spina, Paolo. 1985. Trattato di Agrumicoltura. Edagricole. Bologna, Italia. Baldassari, T. 1975. Fruticultura Industrial con la nueva Palmeta. Ediciones Mundiprensa. Madrid, España. Fontanazza, G. 1993. Olivicoltura Intensiva Meccanizzata. Ediciones Edagrícole. Bologna, Italia. Rebour, H. 1971. Frutales mediterráneos. Ediciones. Mundiprensa. Madrid, España. Wowters, Oscar. 1967. Poda del duraznero. Circular N 20 INTA-Mendoza. Westwood, Melvin N. 1982. Fruticultura de zonas templadas. Ediciones Mundiprensa. Madrid, España.

110 TRABAJO PRÁCTICO N° 12 BIOLOGÍA FLORAL Y TÉCNICAS DE CRUZAMIENTO
La definición de biología floral dice que es la parte de la biología relacionada a las funciones florales, en otras palabras, podemos decir que es el estudio de las relaciones entre las flores para la reproducción. En este estudio están comprendidos los procesos de formación de gametas fértiles, polinización y fecundación. La importancia de su conocimiento para la fruticultura, estriba en el hecho de que la mayoría de los frutales requieren de la correcta fecundación de sus flores para producir en cantidad y calidad aceptables. A esto se le suma que en muchas especies existen serias anomalías e inconvenientes para llevar a cabo los procesos de la biología floral. Definición de términos referidos a la Biología Floral. Antesis: Es el momento en que se abre el capullo floral, esta es una definición general, ya que en un sentido más estricto debemos decir que es el momento preciso en que una flor expone por primera vez al ambiente, sus órganos reproductores (anteras o estigma). La diferencia está en que existen flores como la de algunos cultivares de duraznero (Paloro, Elberta, etc.), donde antes de abrirse los pétalos se asoma el estigma; en este caso, la antesis se produce con flor cerrada. Es necesario aclarar que la antesis no es todo el tiempo en que una flor permanece abierta o funcional, sino simplemente el comienzo. Plena floración: Es el estado fenológico de una planta en el momento en que tiene la mayor cantidad de flores abiertas. Este concepto corresponde al momento en que se han abierto un 70 a 85% de las flores. Algunos autores definen la plena floración cuando se han abierto el 50% de las flores. Como esta es una evaluación subjetiva es más cómodo manejar el primer concepto ya que es más fácil apreciar el día en que la planta tiene la mayor cantidad de flores abiertas si se la observa periódicamente. Conocer la fecha de plena floración es importante para determinar la edad de los frutos, esta sería la fecha de nacimiento de la mayorías de ellos; a su vez, la edad de los frutos sirve para determinar la fecha de raleo, tratamientos fitosanitarios y momento de cosecha en frutales de pepita.

Número de flores abiertas

50 %

P. F.

Días

111
Caída de pétalos: Es el momento en que a la mayoría de las flores se le han caído los pétalos. En algunos especies las flores no fecundadas caen completamente; en otras, como duraznero y almendro caen solamente los pétalos del 100% de las flores. Autogamia: Es la propiedad de una flor de fecundarse con su propio polen. Esto puede darse con la intervención o no de un agente polinizador. Alogamia: Es la propiedad de una flor de fecundarse con polen extraño a ella, ya sea de otra flor del mismo pie o de otro individuo. Dicogamia: Es el fenómeno por el cual en una flor o en una planta la maduración de los órganos masculinos no se produce en el mismo momento que los femeninos. Cuando la dehiscencia de las anteras o sea el derrame del polen se produce antes que exista receptividad estigmática, el fenómeno se llama protandria y la flor o planta en que se produce, protandra. En el caso en que la receptividad estigmática sea anterior al derrame de polen, estamos ante un caso de protoginia y la flor o planta será protogina. Estos fenómenos se producen en nogal y pecan principalmente donde la mayoría de los cultivares son protandros aunque existen algunos protoginos. Esterilidad: La esterilidad es la incapacidad de un individuo de producir descendencia. Esta incapacidad puede estar referida a los órganos o gametas masculinas (polen) o a los órganos o gametas femeninas (óvulos). La esterilidad puede ser morfológica cuando existe deformación, transformación, caída o ausencia de los órganos reproductivos masculinos o femeninos; y es citológica cuando las anomalías provienen de los procesos citogenéticos, ya sea en la formación de las células sexuales masculinas o femeninas o en los que siguen a la fecundación. Autoesterilidad o Androesterilidad: Es la esterilidad morfológica o citológica relativa al verticilo masculino (androceo). Se denomina autoesterilidad debido a que si bien la planta o flor no pueden generar descendencia por sí misma, lo puede hacer a través de una polinización cruzada. Debido a que las plantas de un determinado cultivar son genéticamente idénticas, por estar propagadas asexualmente, la autoesterilidad incluye la incapacidad de fecundación por polinización entre las distintas cepas del mismo. La autoesterilidad morfológica se reconoce por una precoz degeneración del tejido esporígeno, por lo que en antesis el androceo se presenta con estambres mal formados (estaminoideos) con anteras blanquecinas y con células necrosadas, que se desecan sin liberar polen o excepcionalmente lo hacen con algunos granos mal formados y poco germinables. Un ejemplo de este tipo de esterilidad lo encontramos en algunos cultivares de olivo, ciruelo, citrus y duraznero, en este último lo encontramos en un cultivar muy preciado que es el J.H. Hale y otros que descienden de él. En este caso se ha comprobado que el mecanismo genético está regulado por un gen simple, recesivo para el carácter autoestéril. En la autoesterilidad citológica, el androceo es normal, pero los granos de polen germinan en muy baja proporción o no lo hacen. Esta esterilidad de polen es típica de los cultivares triploides de manzano, se puede determinar mediante una prueba de germinación de polen en sustrato nutritivo. Se procede de la siguiente manera: Se prepara una solución de sacarosa en agua destilada al 12% y 0,5% de agar y se la esteriliza en tubos de ensayo. Una vez esterilizado, se lo licúa a baño de maría y se colocan una o dos gotas sobre un porta objeto y sobre este medio de cultivo una muy pequeña cantidad de granos de polen con un pincel. Posteriormente se coloca un cubreobjeto y se lo sella con una mezcla 1:1 de vaselina y parafina para formar una cámara húmeda. Se llevan los portaobjetos a estufa de cultivo a 24°C y se hace la primera observación a las 24 horas. No es conveniente dejar más tiempo ya que el crecimiento de los tubos polínicos impide la observación y el recuento.

112

Infertilidad: Es la incapacidad de procrear debido al verticilo femenino (gineceo); también puede ser de tipo morfológico o citológico. El primer caso, por aborto de ovario, es común en olivo; los cultivares comerciales tienen entre un 10 y un 80% de infertilidad, mientras existen plantas de semilla con un 100% de infertilidad (plantas macho). Se ha comprobado que el aborto del ovario es una característica varietal ligada a factores genéticos, pero está altamente influenciada por condiciones ambientales y nutritivas. La infertilidad citológica se presenta en vid en cultivares sin semilla como en la Corinto donde hay una formación defectuosa del saco embrionario con la degeneración de algunos o todos los núcleos. En otras como la Sultanina, Perlette y sus descendientes, el aborto se produce después de la fecundación, al estado de proembrión. Esterilidad Factorial o Incompatibilidad: Este tipo de esterilidad se produce cuando el polen es incapaz de germinar o de hacer crecer el tubo polínico en determinados gineceos. El mecanismo está regulado por una serie de alelomorfos múltiples designados como S1, S2, S3, … Sn. Cuando el alelo de la microespora o grano de polen, que es haploide, coincide con alguno de los alelos del estigma o estilo del gineceo que es diploide se impide la fecundación por falta de crecimiento del tubo polínico. Ejemplos: s1 s2 s1 s3 s3 s4

s1 s1 s2 s1 s2 s2

s1 s2

s1s2 X s1s2

s1s2 X s1s3

s1s2 X s3s4

Autocompatibilidad: Se dice que un cultivar es autocompatible cuando las flores pueden ser fecundadas con su propio polen. La autocompatibilidad puede ser total o parcial; es parcial, cuando si bien el cultivar es capaz de fecundarse a sí mismo, mejora el porcentaje de fecundación con la utilización de polen de otros cultivares. La autocompatibilidad total, la encontramos en duraznero, la parcial en algunos cultivares de ciruelo europeo, guindo y citrus. Determinación práctica de la autocompatibilidad: Para saber si un cultivar es autocompatible basta embolsar ramas antes de que se haya producido la antesis, si existen algunas flores abiertas se las debe eliminar. Las bolsas pueden ser de papel sulfito, de tul, o de tela mosquitera plástica en el caso de plantas de polinización entomófila, nunca de polietileno. Después de embolsar, es necesario garantizar la autopolinización, para ello se deben tocar las flores con un pincel fino después de antesis, o sacudir firmemente la rama periódicamente. Se deben contar las flores que se abren y dejar anotado en una tarjeta que marca la rama; después de abiertas todas las flores, las bolsas se sacan. Después de la primera caída, antes de realizar el raleo de frutos se cuentan los frutos de la rama autopolinizada y se obtiene el porcentaje de flores que cuajaron. Si este porcentaje no difiere significativamente de lo obtenido en ramas de polinización libre

113
de plantas que están rodeadas de otros cultivares, se puede asegurar que el cultivar es autocompatible. Autoincompatibilidad: Un cultivar es autoincompatible, cuando el polen que produce no puede fecundar su propia flor. Un ejemplo de esto lo constituye la gran mayoría de los cultivares de almendro, peral, manzano y cerezo. Intercompatibilidad: Existe intercompatibilidad entre dos cultivares, cuando el polen de uno de ellos puede fecundar los óvulos del otro y viceversa. Interincompatibilidad: La interincompatibilidad entre dos cultivares se produce cuando el polen de uno de ellos no puede fecundar los óvulos del otro y viceversa. Ejemplo de este caso lo constituyen los cultivares de almendro Non Pareil e IXL. Para determinar prácticamente la interincompatibilidad e intercompatibilidad es necesario sacar el polen de un cultivar y polinizar el otro. Autoproductividad: Este término define a los cultivares que son capaces de producir por si mismos sin el concurso de polen extraño, no interesando si la fecundación es total, parcial o nula. Lógicamente cultivares autocompatibles son autoproductivos, pero existen autoincompatibles y autoestériles que también lo son, como la mayoría de los cultivares de peral y citrus. Esterilidad por factores nutritivos y ambientales. El nitrógeno ha sido identificado como un elemento de importancia para el proceso de fecundación, la aplicación de N al suelo en el verano anterior a la floración, duplicó la longevidad de los óvulos en manzanos. También se ha citado que la carencia de nitrógeno puede determinar un menor poder germinativo del polen o importantes caída de flores. El correcto abastecimiento de agua a la planta en el período de floración, juega un papel importante en la fecundación. Entre los factores climáticos que pueden afectar la fecundación podemos citar: 1) Temperatura: Las temperaturas bajas en floración, inferiores a 10°C determinan por un lado un retraso en el crecimiento del tubo polínico y además, reducen el vuelo de las abejas. Temperaturas altas durante el invierno, pueden provocar caída de yemas en cultivares de frutales criófilos no adaptados a inviernos templados. Las heladas en floración o en frutos recién cuajados producen la abscisión. 2) Lluvias y humedad ambiental: Estos factores han sido citados por muchos autores como causa de falta de fecundación, pero aparentemente su acción sea indirecta, afectando el vuelo de los insectos polinizadores y no la maduración y germinación del polen como se ha citado. 3) Vientos: Los vientos actuarían de dos formas, por una parte reduciendo el vuelo de las abejas, y por otro lado, si son vientos desecantes, produciendo un "estrés" hídrico en las plantas que provoca la abscisión de flores y pequeños frutos en algunas especies. Técnicas de cruzamiento El conocimiento de las técnicas de cruzamiento en frutales, no sólo es necesario para realizar hibridaciones con objetivo de mejoramiento, sino también para determinar intercompatibilidad entre cultivares y detectar embriones nucelares en Citrus. En general, la técnica consiste en la obtención del polen desde la planta padre, la castración o emasculación de la planta madre y realizar la polinización.

114
Obtención del polen: Para obtener el polen se deben recolectar las anteras frescas justamente antes de la antesis para tener la seguridad de que esas flores no han sido visitadas por insectos y por lo tanto no están contaminadas con polen extraño. Para recolectar las anteras, un método es abrir el capullo y extraerlas con una pinza, otra alternativa más rápida es frotar las flores sobre una malla metálica fina, y recolectar por debajo las anteras frescas. Una vez extraídas las anteras se las debe colocar en condiciones adecuadas para que liberen el polen, estas condiciones están dadas por temperatura ambiente intermedia (alrededor de 25°C), y la humedad relativa no debe superar el 80%. El polen así obtenido, se guarda en frascos o tubos de ensayo y si se lo va a usar dentro de unos pocos días o semanas se lo guarda en heladera; si se lo desea conservar por algunos meses o un año, (en el caso de que la planta a polinizar tenga una floración más temprana), se lo debe guardar a 18 ó 20°C bajo cero en condiciones de alta deshidratación. Esto se logra de la siguiente manera: El tubo que contiene el polen, tapado con un tapón de algodón, se coloca dentro de otro tubo que contenga una sustancia deshidratante como cloruro de calcio anhidro y se lo sella herméticamente. Emasculación: La emasculación consiste en la eliminación del androceo o verticilo masculino de las flores. Si estamos en la seguridad de que trabajamos con una planta madre autoincompatible, esta operación carece de importancia y no es necesario realizarla ya que el polen de este cultivar no fecunda sus propias flores. En frutales de carozo se puede eliminar todo el androceo, juntamente con la corola y el cáliz. Esto se realiza fácilmente con la ayuda de una pinza dejando solamente el pistilo de la flor totalmente desnudo. En Citrus, es conveniente conservar los pétalos; a los capullos bien desarrollados y justamente antes de la antesis se le abren los pétalos con una pinza y se cortan las anteras con una tijerita de hoja curva. Es conveniente desinfectar las herramientas con alcohol después de cada intervención. Polinización: La polinización se debe realizar cuando los estigmas están receptivos, en muchas especies como los Citrus, esto se reconoce fácilmente por la presencia de una secreción pegajosa, en otras, es muy difícil. Normalmente los estigmas están receptivos en antesis, o uno a dos días después, entonces la polinización puede realizarse en el momento de la castración y repetirse a las 48 hs. La polinización puede realizarse con un pincel de cerda suave o con los dedos, en este último caso, la yema del dedo con polen adherido debe pasarse suavemente hacia un costado del estigma y no de frente, para no dañarlo. Una vez realizada la polinización, si la flor conserva los pétalos es necesario embolsar, en cambio si se los ha extraído puede quedar al aire libre ya que no será visitada por insectos que puedan contaminar con polen extraño. Biblioqrafia. - Childers, Norman F. Fruticultura Moderna. Ed. Hemisferio Sur. Montevideo. Uruguay. - Vozmediano, Jesús. 1982. Fruticultura. Servicio de Publicaciones Agrarias. Ministerio de Agricultura de España. - Westwood, M.N. 1982. Fruticultura de zonas templadas. Ed. Mundiprensa. Madrid. España.

115 TRABAJO PRÁCTICO N° 13 INJERTOS DE MESA O TALLER
Se denominan así a aquellos injertos que se realizan fuera del monte frutal o vivero. Se llevan a cabo en instalaciones adecuadas a tal fin, en los meses de invierno y se pueden hacer en estacas, plantines o barbados (se usa poco, solo para el caso de vides de difícil enrizamiento) que luego de soldados se llevan a vivero. Se pueden realizar a mano o en máquinas, las especies más utilizadas son vid, peral y manzano. Ventajas: • No intervienen los factores como época de realización, condiciones climáticas, etc. Como los pies y púas se conservan en cámaras frigoríficas se puede prolongar la injertación, aunque es conveniente hacerlo cerca del momento de plantación y plantar después que han soldado. Permite uniformizar la plantación al elegir las púas y patrones según su diámetro. Se ahorra terrreno al lograrse la soldadura mediante estratificación ya que pueden plantarse los injertos prendidos en lugar definitivo. Se ahorra tiempo, obteniéndose las plantas un año antes que siguiendo el proceso normal de injertación. Se ahorran jornales pues la cantidad de injertos de mesa es mayor que los realizados a campo en un día. Permite el empleo de máquinas de injertar.

• •
• •

Desventajas: Con ciertos portainjertos de vid se obtienen prendimientos muy bajos. Usos:

• •

En vid, se usan para producir barbados injertados y resolver problemas de filoxera, nemátodos, o de suelo. En manzano y peral, se pueden usar para colocar injertos intermediarios y resolver problemas de incompatibilidad.

Preparación de las estacas: Las estacas se pueden obtener una vez que han caído las hojas, sin embargo es común hacerlo en el momento de la poda. Estas se cortan de una longitud que varía entre 25 y 35 cm.; se debe dejar unos cm de sarmiento por encima y por debajo de las yemas de los extremos para protegerlas de una eventual desecación o podredumbre. Las estacas se reúnen en manojos de 100 ó 200 unidades, atadas con alambre o hilo plástico, perfectamente identificadas con etiquetas de madera especificándose datos de interés. Conservación de las estacas: La conservación tiene por finalidad evitar pérdidas por brotación anticipada o por desecación, incluso disminución de la vitalidad por enmohecimiento. La desecación puede ocasionar muchas pérdidas, por eso es conveniente la inmersión previa a la conservación para restituir el agua pérdida. La asfixia también puede traer problemas, al promover una fermentación con producción de alcohol que es letal. La actividad respiratoria de la madera se incrementa con la temperatura y a 0 ó 1°C la respiración es más débil, lo que trae como consecuencia una mejor conservación. La humedad debe mantenerse en 90%.

116
Cabe la posibilidad de que las púas se extraigan de las cepas madres en el momento de la injertación, por lo que la conservación no se hace necesaria. Si el período transcurrido entre la preparación de la estaca y su injertación es de pocos días, es suficiente enterrarlas en arena ligeramente humedecida, debajo de un galpón convenientemente ventilado. Cuando es necesario conservar las estacas por un período prolongado, se deben conservar estratificadas en cajones con aserrín húmedo, esto es que no chorree al estrujarlo con la mano, colocados en cámaras frigoríficas a 0°C y 90°% de humedad relativa. Proceso de injertación: Previo a la injertación es conveniente colocar púas y patrones en agua durante 1 ó 2 días para hidratarlos, de esta manera se obtiene mayor flexibilidad y permite desprender la suciedad. Luego se desinfectan sumergiéndolas durante 12 horas en sulfato de oxiquinoleína al 0,2% para prevenir ataques de Botrytis. Los tipos de injertos manuales que más se usan son el inglés simple, inglés doble lengüeta y hendidura plena; a máquina se pueden efectuar otras variantes. Inglés simple: Consiste en hacer en el patrón y en la púa un corte a bisel a 30° quedando una superficie oval cuyo diámetro mayor es una vez y media más largo que el diámetro menor; los cortes deben ser lo más planos posibles. Es poco empleado. Necesita ataduras. Inglés doble lengüeta: Es el más usado, tiene las ventajas de tener mayor superficie de contacto y no necesitar ataduras. Para realizarlo se procede como se explicó en el inglés simple, solo que en el tercio superior de cada bisel se efectúa un segundo corte igual a la mitad del primero tratando de que sean paralelos ambos cortes. Para mejor contacto de las superficies de cambium, la púa y el patrón deben tener el mismo diámetro. Hendidura plena: Esta técnica de injerto es más bien usada a campo y se realiza de la siguiente forma: En el patrón se realiza un corte longitudinal diametral, por donde se inserta la púa que lleva un doble bisel largo. Injertos de mesa efectuados con máquinas: Tienen las ventajas de no requerir mano de obra especializada, unifican la injertación, lo hacen más rápido y economizan jornales. Las máquinas más difundidas son: - Sistema Vieux: Realiza con cuchillas los cortes del inglés doble lengüeta, se opera a pedal y puede hacer los cortes conjunta o aisladamente. El ensamble lo hace el operario. Rendimiento: 500 injertos por hora. - Sistema omega: Esta máquina efectúa cortes y ensambles en forma automática. Rendimiento 300 a 500 injertos/hora. - Sistema Jacob-Alley: Esta máquina no emplea cuchillas cortantes, sino sierras de tipo circular montadas en un eje que gira impulsa do por un motor eléctrico; el patrón y la púa quedan constituidos por lengüetas que encastran entre sí. Atado, parafinado: Inmediatamente de realizados los injertos se los ata con rafia o cinta plástica, o se los sumerge primero en parafina a 70-80 °C y luego en agua fría para que solidifique. Esto tiene como ventajas proteger de la desecación y de hongos a la púa y zona de injerto. El baño de parafina incluye las dos yemas injertadas, hasta dos o tres cm por debajo de la unión de injertos. Estratificación: La estratificación tiene por finalidad promover la cicatrización o soldadura del pie y púa en las mejores condiciones. Esto se logra llevándolos a camas calientes o estratificándolos en cajones con aserrín, a fin de que el calor y la humedad activen la formación del callo cicatricial.

117
Existen diversos medios para producir la forzadura de los injertos, pero lo más usado es el "Cajón de forzadura". Para este fin se emplea un cajón de madera de una pulgada de espesor, donde entran aproximadamente 600 ó 700 estacas injertadas. En uno de sus costados puede tener una tapa móvil y el fondo es agujereado para que drene el agua en exceso. Para colocar las estacas injertadas se coloca el cajón con el costado fijo contra el suelo y el costado con la tapa móvil hacia arriba y la boca del cajón hacia el operador; de esta manera se coloca una capa de aserrín húmedo, sobre ésta se ubican las estacas injertadas una al lado de otra, luego se pone otra capa de aserrín y así sucesivamente hasta completar el cajón. Una vez lleno el cajón se lo coloca de manera que las estacas queden en posición vertical, con la polaridad correcta de modo de poder observar la cicatrización a través de la tapa lateral. El aserrín debe ser de madera blanda (sauce o álamo), que no con tenga resinas ni taninos; debe estar estacionada para que no se produzcan fermentaciones. Se lo suele emplear solo o con carbonilla en la proporción de 2 a 1, que actúa como fungistático y bacteriostático. La arena no es muy aconsejada por ser muy pesada, secar rápidamente y deteriorar el cajón. Periódicamente el cajón se sumerge en agua, tratando de que ésta solo cubra la porción usada como pié, o se lo riega por arriba. El tiempo en que permanecen las estacas en el cajón depende de la temperatura; la óptima está entre 18 y 20 °C tardando 15 a 20 días. Una vez formado el callo se llevan las estacas a vivero. Bibliografía_ - Ferraro Olmos, Ricardo. Viticultura Moderna Ed. Hemisferio Sur. Montevideo. Uruguay. - Winkler, A.J. 1976. Viticultura. CECSA. México.

118 TRABAJO PRACTICO Nº 14 MANEJO DEL MONTE FRUTAL
Laboreo del suelo: El laboreo del suelo es la actividad con que se identifica a cualquier tipo de agricultura, sin embargo a partir de mediados del sglo XX se ha ido supliendo su necesidad con el auxilio de la industria química (plásticos y herbicidas). El laboreo del suelo o manejo del suelo en montes frutales tiene ciertas particularidades que es necesario tener en cuenta: 1) El suelo está permanentemente ocupado por las raíces del cultivo, por lo que toda labor entraña el peligro de lesionarlas. 2) Existe una compactación del suelo por el paso de máquinas pesadas, especialmente en tratamientos fitosanitarios y cosecha. 3) La restitución de materia orgánica al suelo es menor en fruticultura que en la mayoría de los cultivos herbáceos. 4) La mayoría de las especies exploran un gran espesor de suelo, lo que hace necesaria una más activa penetración de agua, nutrientes móviles y oxígeno. Los principales fines u objetivos del manejo del suelo en montes frutales son los siguientes: 1) Controlar malezas: La presencia de malezas, además de provocar una competencia por agua, oxígeno y nutrientes, especialmente nitrógeno, provocan una depresión del crecimiento por efectos alelopáticos, que en algunas especies como el duraznero es muy marcada. 2) Incorporar materia orgánica y abonos químicos. 3) Disminuir los riesgos de erosión hídrica y eólica. 4) Favorecer la penetración de agua en el suelo. 5) Incrementar el volumen ocupado por la atmósfera del suelo, aumentando la porosidad, facilitando así una mayor actividad respiratoria de las raíces. 6) Incrementar la flora y fauna benéfica del suelo y su actividad. 7) Favorecer la solubilización de los compuestos orgánicos y minerales a través de los procesos de óxidoreducción. 8) Favorecer la captación y radiación de calor para disminuir el riesgo de heladas. Existen varias formas de mantener el suelo entre los frutales, que combinadas en el espacio y en el tiempo, nos brindan una gran cantidad de alternativas que con el criterio técnico y la experimentación a campo es factible seleccionar la mejor. Formas de mantener el suelo entre los frutales: Con laboreo mecánico SUELO DESNUDO Con herbicidas Con praderas permanentes Con abonos Con cubiertas inertes (mulch)

SUELO CUBIERTO

Suelo desnudo labrado: Ha sido el manejo tradicional más extensamente usado en frutales, antes se lo realizaba con arado de rejas y después evolucionó a la rastra de discos. Las labores deben realizarse con la humedad adecuada, si se realizan cuando está demasiado húmedo, se forman terrones grandes y duros y al "cortarse" el suelo se

119
favorece la formación del piso de arado y si está demasiado seco el suelo se pulveriza favoreciendo la erosión eólica. Las labores deben realizarse lo más superficiales posibles (menos de 10 cm), solo se justifica profundizar más (12 a 15 cm) cuando es necesario incorporar un abono verde. Ventajas: 1. Elimina la competencia y otros efectos perjudiciales de las malezas. 2. Permite enterrar abonos orgánicos y químicos. 3. El suelo desnudo absorbe más radiación calórica durante el día y la libera mejor durante la noche, subiendo algunos grados la temperatura del aire durante la helada. 4. Favorece la preparación del suelo para riegos de superficie. Inconvenientes: 1. La superficie del suelo queda expuesta a la erosión eólica e hídrica. 2. Se destruyen las raíces de la capa superficial del suelo, que tiene las mejores condiciones de oxigenación y materia orgánica. 3. Disminuye la permeabilidad del suelo por la formación del piso de arado. 4. Se destruye la estructura del suelo y su estabilidad. 5. Se degrada más rápidamente la materia orgánica por una mayor oxidación; esto puede ser conveniente cuando hay aporte de materia orgánica, para contribuir a la mineralización de la misma. Suelo desnudo por medio de herbicidas: Consiste en la aplicación periódica de herbicidas para mantener las malezas bajo control. Los herbicidas más utilizados en frutales son los siguientes: Glifosato: Herbicida sistémico no selectivo de post-emergencia. Se puede aplicar en cualquier frutal, con la precaución de no mojar el follaje de los árboles. Se debe aplicar cuando existan malezas perennes como cebollín, gramilla y sorgo de alepo. Es conveniente que las malezas estén en activo crecimiento y se aplica en dosis de 0,6 a 1%; el agregado de urea al 5 por mil mejora la efectividad. Paraquat: También es un herbicida no selectivo de post-emergencia pero que solo afecta la parte aérea por lo que no mata malezas perennes. Por su menor costo, se lo usa cuando no existen este tipo de malezas. La dosis normal es del 1% y es conveniente la adición de mojantes. Terbacil: Herbicida pre-emergente de acción residual, es conveniente aplicarlo sobre suelo limpio, no es necesario incorporarlo y tiene un poder residual de 7 a 9 meses. Se usan de 3 a 4 kg/ha No controla malezas perennes, por lo que es necesario realizar manchoneos con glifosato. Puede ser usado en durazneros y en Citrus menores de 4 años. Bromacil: Similar al anterior, pero más selectivo. Se puede aplicar solamente en Citrus mayores de 4 años en dosis de 6 a 8 kg/ha, tiene una residualidad de 8 a 12 meses y elimina todo tipo de malezas. Las dosis de estos dos últimos herbicidas, depende en algo del tipo de suelo, es mayor para suelos arcillosos o con mucha materia orgánica y menor en suelos arenosos. Se pueden aplicar mezclados con Diurón, lo que reduce el costo. Ventajas del uso de herbicidas:

1. Elimina las malezas: Aquí es necesario destacar que los herbicidas residuales, al
eliminar las malezas antes de que estén presentes, éstas no pueden perjudicar en lo más mínimo al cultivo.

120

2. No se rompen raíces de los árboles, las que pueden explorar desde el primer
centímetro de suelo. 3. El suelo desnudo es favorable durante las heladas. Desventajas:

1. Costo: Si bien el costo inicial de la aplicación de herbicidas es alto, puede verse
compensado por la cantidad de labores que ahorra y por el aumento en producción y calidad de fruta. 2. Erosión: El suelo desnudo está expuesto a la erosión, aunque no tanto como el suelo labrado. En algunos tipos de suelos, se puede formar una costra impermeable en la superficie. 3. La materia orgánica y la flora y fauna del suelo se reducen. Suelo cubierto con pradera permanente: Consiste en el segado permanente de la maleza o pastura implantada, generalmente gramínea, en el NOA ha dado buenos resultados la grama Rhodes. La herramienta utilizada es la desmalezadora rotativa o desbrozadora. Puede hacerse una labranza cada tres o cuatro años. Ventajas: 1. Los problemas de erosión están totalmente controlados. 2. Hay buen aporte de materia orgánica de las hojas y raíces de la pradera, lo que determina una mayor actividad de la flora y fauna y una mejor estabilidad de la estructura. 3. Mejora el color de la fruta en manzano, debido a que produce una mayor amplitud térmica entre el día y la noche. Desventajas:

1. Competencia y otros efectos perjudiciales de la pradera: La competencia se da
fundamentalmente por agua y por nitrógeno, esto no sería tan grave si existe la posibilidad de aplicarlos, pero está también la competencia por el aire del suelo y los efectos alelopáticos, factores que se hacen limitantes para algunos frutales como Citrus y duraznero. 2. Aumenta los problemas de heladas. Suelo cubierto con abonos verdes: Aquí el suelo permanece cubierto durante una época del año, que puede ser otoño-invierno o primavera-verano, realizándose una labranza para incorporar el abono verde al suelo. Los principales objetivos del abono verde son mejorar algunas características físicas químicas y biológicas del suelo, como son la estabilidad estructural, nivel de nitrógeno y la microflora y fauna del suelo. Las especies que se utilizan son gramíneas y leguminosas, las primeras, como la cebada y el centeno, tienden a mejorar la estructura y la materia orgánica y las leguminosas como la vicia y el caupi enriquecen el suelo en nitrógeno. Suelo cubierto con "mulch" (Cubierta inerte): Consiste en cubrir el suelo con paja, viruta u otros restos orgánicos traídos desde fuera del monte frutal. También pueden usarse materiales inorgánicos como piedra o polietileno negro. Un sistema llamado Sold mulch, consiste en cortar la maleza de la entrefila para cubrir el suelo debajo de la copa de los árboles. Ventajas:

121
1. Conservación de la humedad: Es el sistema más eficiente para captar y conservar la humedad del suelo, ya que las cubiertas inertes vegetales actúan como una válvula que deja entrar toda el agua de lluvia o riego, mejor que en un suelo desnudo por que impiden el planchado y disminuyen la evaporación. 2. Aporte de materia orgánica, en el caso de cubiertas orgánicas. 3- Aumento de la temperatura de suelo, y por ende de la actividad radicular en el caso de la cubierta de plástico negro. 3. Buen control de malezas. Desventajas: 1. Aumenta el peligro de asfixia radicular en suelos con mal drenaje. 2. Agrava los problemas de helada al frenar la radiación del suelo. 3. Son ineficaces para el control de algunas malezas y pueden aumentar los peligros de incendios y proliferación de roedores. Fertilización: La correcta fertilización se debe decidir teniendo en cuenta los análisis de suelo y foliar, la observación de síntomas de carencia o exceso, la extracción de elementos que realiza el frutal durante el año y la experimentación a campo. Los análisis de suelo deben comprender las propiedades físicas y químicas y ser representativos de los horizontes. En caso de que no se hicieren descripción de calicatas, se pueden tomar muestras de 0 a 25 cm, de 25 a 40 cm y eventualmente de 40 a 55 cm. Los análisis foliares pueden servir para determinar el elemento nutritivo que está causando problemas (toxicidad o deficiencia) o para estimar las necesidades de fertilización. Para los distintos frutales se han establecido valores de referencia o estándares vinculando la composición foliar con la respuesta de la planta a ensayos de fertilización y cultivos en solución. Las muestras se deben tomar de árboles en producción a mitad del verano (fines de enero y febrero), que es cuando las hojas tienen estabilizado en un máximo la proporción de nutrientes. Cada muestra debe corresponder a un solo cultivar y portainjerto, se deben tomar 5 plantas representativas por cada 2 has como máximo. En caso de haber plantas con síntomas se muestrearán por separado. En frutales de carozo y pepita, las hojas se toman de la parte media de los brotes terminales del año de vigor medio, en vid se usa solamente el pecíolo, en nogal se saca un folíolo medio de una hoja intermedia de un brote fructífero. En Citrus existen dos alternativas, una propuesta por Chapman que fija los valores de referencia para el muestreo con hojas de ramas fructíferas y otra de Smith, para hojas de 4 a 7 meses en ramas terminales no fructíferas. El nitrógeno es el elemento más usado en la fertilización, no solo por ser uno de los más importantes para el crecimiento de las plantas, sino también porque la mayoría de los suelos presentan deficiencias del mismo. Los abonos complejos (NPK), deben usarse en suelos con clara necesidad de fósforo y potasio, como ocurre en suelos arenosos muy lavados de las zonas cítricas de Entre Ríos y Corrientes, donde es común utilizar fertilizantes con N, P, K y Mg. Epoca: Las mayores necesidades de Nitrógeno por parte de los frutales está en la brotación inicial, floración y cuaje, de allí que las aplicaciones más importantes se realizaban a fines de invierno, pero últimamente se ha demostrado para frutales de pepita y carozo, que la fertilización principal debe hacerse en el otoño, después de la cosecha, para que el nitrógeno se encuentre asimilado y disponible en los tejidos de reserva, especialmente floema y raíz, al comenzar la actividad de primavera. La fertilización de fines de invierno, comienzos de primavera, recién va a actuar para la brotación después del cuaje. Cuando las plantas están muy vigorosas es conveniente aplicar todo el nitrógeno a fines de verano para mejorar la floración y no provocar excesivo crecimiento de brotes. Si las plantas están débiles es conveniente reforzar la aplicación de primavera.

122
En Citrus, la principal fertilización debe hacerse 15 días a un mes antes de la brotación, según la velocidad con que el fertilizante se hace disponible. Puede hacerse una segunda aplicación, no más allá de la primera quincena de enero, debido a que más tarde puede activar demasiado la planta y hacerla más sensible a heladas de otoño-invierno. Dosis: El N es muy móvil y está sujeto a pérdidas por lixiviación y evaporación como amoníaco, también las malezas pueden consumir tanto como el frutal. Las dosis son sumamente variables, dependen del suelo, clima, edad y vigor de los árboles, producción del año anterior y producción esperada, especie, cultivar, portainjerto, manejo del suelo, etc. En montes adultos están entre 100 y 200 Kg. de N por Ha. En los primeros años de crecimiento de las plantas, la dosis debe repartirse en 4 ó 5 aplicaciones durante el período vegetativo totalizando unos 80 gr. de N por planta y por año de edad, hasta los 10 años. Métodos: En general los fertilizantes deben aplicarse donde se encuentran la mayor cantidad de raíces activas en absorción, esto es, en la parte externa de la proyección de la copa, también se debe tener en cuenta que hay que aplicarlos siempre en el lugar de riego, cuando éste es localizado. Los fertilizantes nitrogenados pueden esparcirse en la superficie del suelo y serán incorporados por la lluvia o riego debido a la movilidad que presentan, pero es conveniente enterrarlos para evitar los problemas de evaporación. A los otros elementos es necesario incorporarlos y esto puede hacerse con hoyos alrededor de la planta o abriendo zanjas de 15 a 20 cm de profundidad, debajo del vuelo de la copa. Rieqo: Al implantar el monte frutal y durante el primer año de crecimiento, se riega por un surco que coincide con la línea de plantación, esto es factible por que el desarrollo radicular de la planta es pequeño y de esta manera se ahorra agua ya que solo se riega una superficie mínima. En especies sensibles a hongos del cuello puede ser conveniente llevar el surco hacia un costado de la línea de plantación y que el mismo rodee la planta a modo de oreja. A medida que la planta crece, debemos ir alejando el riego del pié para cubrir el crecimiento radicular ocurrido, para ello se hacen dos surcos uno a cada lado, separados 50 a 60 cm de la línea de plantación. Como la planta sigue aumentando su expansión radicular a medida que crece y se considera que las raíces exploran o se alejan en la superficie de la proyección de la copa se puede regar de acuerdo a alguna de las siguientes alternativas: a) Seguimos haciendo surcos separados 50 a 60 cm entre sí, cubriendo la proyección de la copa. b) Se hacen dos bordos y se riega por manto. Cuando la planta es adulta, podemos utilizar cualquiera de los métodos anteriores, es decir: a) Surcar todo el camellón con surcos a 50 ó 70 cm, si se riegan todos los surcos, equivale a un riego por manto, pero ahorramos agua y mano de obra por tiempo de mojado. b) Haciendo bordos, ya sea al centro del camellón o en la línea de plantas y regar por manto, se deben hacer trabas para lograr una distribución más uniforme del agua, especialmente si las pendientes son algo pronunciadas, de esta manera también se evita que el agua corra rápidamente por los surcos que quedan al lado del bordo.

123
Como ocurre con la fertilización, los riegos durante los primeros años de crecimiento deben ser muy frecuentes, de 7 a 15 días, aunque pueden ser livianos. Por el contrario, en plantas adultas los riegos pueden ser menos frecuentes pero de mayor profundidad. Manejo de Viñedos Manejo del suelo: Las labores tradicionales de los viñedos compren den 4 aradas por año: La primera arada se realiza poco después de la cosecha, en los meses de marzo o abril y "tapando", es decir tirando la tierra hacia la línea de plantación; es la arada más profunda (15 a 20 cm) y con ella se puede hacer siembra de abonos verdes. Se puede hacer con arado de mancera en 6 a 8 pasadas por camellón o bien con arados de rejas o discos montados en tres puntos. La segunda arada se realiza 15 a 20 días antes de la brotación y tiene como función descalzar el tronco de las plantas y se hace destapando, se puede enterrar el abono verde y se realiza a menor profundidad (10 a 12 cm). Se puede realizar con un arado de mancera o bien con el de tres puntos tirado por tractor viñatero pero ambos dejan una porción de tierra en y al lado de la línea de plantación ya que no se puede acercar más por los troncos de las cepas, esta porción se elimina después utilizando un desorillador que consiste en un arado de mancera con el timón curvo para que la reja pueda pasar por la línea de plantación y ésta no tiene talón ni costanera, trabaja como un implemento excéntrico y va esquivando los troncos; lo que queda muy cerca de la planta se saca con una azada, la que se utiliza también para perfeccionar el surco. Esta arada se realiza en agosto o septiembre. La tercera arada se realiza en noviembre y tiene por finalidad alejar el surco de riego del pié de la planta y eliminar malezas; se hace tapando. La cuarta arada se hace destapando en enero o principios de febrero, en coincidencia con el envero de los frutos, de esta forma se riega mejor por el surco y se aprovecha bien el agua en esta é poca crítica. Todas estas labores se pueden hacer con arados de rejas o discos con cuerpos removibles montados sobre una barra portaherramienta lo que permite cambiarlos de posición para tapar o destapar. Hay otra modificación en la forma de regar, que es dejando dos surcos, uno a cada lado y que se denomina arada a la francesa, una modificación de ésta es levantar un poco el borde de afuera de los surcos para así poder inundar lo que hace a la hilera de plantas. El riego en vid puede realizarse por surco al pié de la planta, por manto o a la francesa. Si se hace por manto, se deben hacer bordos cada 8 a 10 hileras y dejando un surco al centro de cada camellón para que el agua desborde. La acequia puede ir al pié de los cabeceros o del otro lado del callejón, cruzándose éste por medio de cruceros, que desembocan en una contraacequia que alimenta 8 a 10 hileras lo que se denomina una tapada; este último sistema es mas conveniente, ya que la acequia principal no es cruzada por la maquinaria. Si el terreno está nivelado a 0, o tiene muy poca pendiente, al pié se hace otra contraacequia que une los surcos de cada tapada. Otras labores culturales del viñedo: Cruzado: Cuando los brotes tienen aproximadamente 30 a 40 cm, pueden romperse por acción del viento, entonces es el momento de realizar el cruzado, que consiste en tomar los brotes que caen hacia la derecha y pasarlos a la izquierda del segundo alambre y viceversa. En cultivares vigorosos el brote sigue creciendo y puede caer sobre el camellón dificultando las labores de manejo del suelo y tratamientos fitosanitarios, entonces se procede a realizar la siguiente operación.

124
Envoltura: Consiste en envolver manojos de brotes en el alambre superior o entrecruzar los brotes entre sí. Esta operación, además de lo indicado, favorece una mayor aireación e insolación de los racimos. Como consecuencia de la ruptura de la dominancia apical, por la envoltura horizontal de los brotes, aparecen gran cantidad de feminelas cuyo crecimiento es especialmente importante cuando el vigor del cultivar no se adapta al sistema de conducción o cuando hay un desequilibrio de poda o nutritivo. Entonces se debe recurrir al despampanado que consiste en cortar los brotes con machetes. Esta operación, no es técnicamente recomendable por la disminución del área foliar que produce. Desbrote: Esta operación se realiza poco antes y después del cruzado y consiste en eliminar los chupones, salvo aquellos que por su ubicación, puedan ser utilizados como pitones de renovación. Bibliografía. - Trocmé, S y R. Gras. 1972. Suelo y fertilización en fruticultura. Ediciones Mundi-prensa, Madrid.

125

TRABAJO PRÁCTICO Nº 15 TÉCNICAS DE PROPAGACIÓN POR ESTACAS
Importancia: La estaca de tallo es uno de los elementos fundamentales para la propagación asexual o agámica. Ésta, cortada y colocada en condiciones ambientales favorables, forma raíces y tallos obteniéndose con ellos una planta nueva con las mismas características de la planta madre. Esta metodología tiene varias ventajas como: • De pocas plantas madres es posible iniciar muchas nuevas plantas en espacio limitado. • Es económico, rápido, simple y no requiere de técnicas complicadas de injertos. • La población descendiente es idéntica a la planta madre, no sufriendo ninguna variación génica propia de plantas de semillas. Tipos de Estacas: Existen distintos tipos de estacas que se pueden utilizar: A- Estacas de tallo B-Estacas de hojas C-Estacas uninodales de hoja con yema D-Estacas de raíz Estacas de Tallo: Son el tipo más importante. Se dividen en cuatro grupos: • De madera dura. • De madera semi-dura. • De madera suave. • Herbácea. Estacas de madera dura: Son aquellas que se hacen de tallos lignificados, después que han caído las hojas y antes de que aparezcan los brotes de primavera. Las especies que pueden propagarse con este tipo de estacas son las siguientes: Higueras, Olivos, Membrilleros, Vid, Duraznero y algunos Ciruelos. La madera más adecuada es aquella de tamaño y vigor moderados. Las mejores estacas se obtienen de las partes del centro y base de las ramas. La longitud es muy variable, oscila entre los 10 a 75 cm, y los 0,6 a 2,5 cm de diámetro. Las estacas deben tener cuanto menos dos nudos. El corte basal se hace justo debajo de un nudo. Dentro de este tipo de estacas existen tres formas de extraer el material: Mazo, Talón y Recta. La estaca de Mazo presenta un trozo de madera vieja, mientras que la de Talón solo conserva una pequeña porción de madera vieja. La estaca Recta no lleva madera vieja. Dentro de esta división se las puede agrupar en estacas de madera dura de especies deciduas y estacas de madera dura de especies siempreverdes. La diferencia consiste fundamentalmente en la época de utilización. En el caso de especies deciduas la época se limita a la estación dormante, fines de otoño; y en el caso de especies siempreverdes se realizan entre fines de otoño y fines de invierno. En ambos casos tienen una respuesta satisfactoria a la utilización de sustancias de enraizamiento.

126
Estacas de madera semidura: Son obtenidas de especies leñosas y siempreverdes, pueden considerarse como estacas semiduras las estacas foliosas de verano tomadas de madera parcialmente madura. Las especies que pueden propagarse con este tipo de estacas son las siguientes: Olivos, Durazneros, Higueras. La longitud utilizada está entre los 7,5 y 15 cm, reteniendo hojas en la parte superior o reduciendo su tamaño en caso de ser muy grandes. El diámetro utilizado oscila entre los 0,6 y 1 cm de espesor. El corte se debe realizar debajo de un nudo. La madera para estacas debe obtenerse en las primeras horas de la mañana. Comercialmente se las hace enraizar bajo aspersiones de niebla intermitentes. También resulta beneficioso el calor de fondo, como así también, la utilización de reguladores de crecimiento (hormonas de enraizamiento). Los medios de enraizamiento utilizados son mezclas de perlita y turba (1:1) o perlita o vermiculita. Estacas de madera suave: Estas estacas corresponden al crecimiento de primavera de especies siempreverdes y caducifolias. Las especies frutales que se pueden propagar con este tipo de estacas son las siguientes: Duraznos, Manzanos, Peral y Cerezo en especial bajo niebla. En general las estacas de madera suave enraízan con mayor facilidad y rapidez que las de otro tipo, pero requieren más cuidado. La mayoría de las especies necesitan calor de fondo en la base de la estaca, cuya temperatura oscila entre los 23 a 27 C. La longitud utilizada en este tipo de estaca está entre los 7-12 cm y 0,6-0,8 de diámetro. El corte de la base de la estaca se hace bajo un nudo quitándole las hojas de la parte inferior de la estaca y despuntándolas parcialmente. La utilización de hormonas para su enraizamiento resulta eficaz. Estacas Herbáceas: Se hacen de plantas herbáceas, suculentas. La mayoría de especies ornamentales y florales se propagan con este tipo de estacas. Necesitan elevada humedad, calor de fondo y sustancias hormonales para mayor éxito en su enraizamiento. Otros tipos de estacas: - Estacas de hoja con yema. - Estacas de raíz. Plantas Madres: Es de importancia fundamental el origen del material a propagar, por lo que resulta necesario cumplir las siguientes premisas: 1. Ser fieles al nombre o tipo: Especie, cultivar y clon. 2. Estar libre de enfermedades y plagas. 3. Encontrarse en estado fisiológico adecuado, para que tengan mayor probabilidad de enraizamiento. Fuentes de Material: 1. De plantas provenientes del monte frutal. Esta fuente puede ser riesgosa por problemas de identificación del cultivar, plagas y enfermedades. 2. Recortes de poda de plantas de vivero. Esta fuente puede ser riesgosa puesto que en la época de poda los porcentajes de enraizamientos son bajos. Además, el material a propagar puede ser identificado en forma inadecuada debido a la gran cantidad de restos vegetales y variedades que se manejan en un vivero. 3. Plantas madres mantenidas como fuente de material para estacas. Son la fuente ideal del material para estacas ya que se puede tener el control de la identidad, sanidad, nutrición y vigor de cada planta. Sistemas de Niebla para el Enraizamiento de Estacas Para propagar plantas por medio de estacas con hojas, una tarea fundamental es evitar que se marchiten las hojas antes que formen raíces. Esto se resuelve mediante la

127
aplicación de agua en forma de niebla o comúnmente llamado Mist. Este sistema consiste en un habitáculo donde se controlan las condiciones de temperatura ambiental, temperatura en la cama de enraizamiento y humedad del ambiente. Hoy en día se usa principalmente el sistema de aspersión intermitente para este modo de multiplicación. Tipos de Equipos: Existen distintos tipos de equipos satisfactorios para proporcionar condiciones de enraizamiento, desde un simple frasco de vidrio, una cubierta de polietileno colocada sobre unas cuantas estacas metidas en la arena, hasta bancos de invernáculos complicados, con control automático de niebla y calentamiento automático de las camas de enraizamiento. Sería muy complicado y largo de describir cada uno de ellos, por tal motivo solo se describirá un tipo de invernadero de enraizamiento bajo sistema de niebla intermitente. Los elementos más comunes de este sistema de propagación, son los siguientes: Camas para el enraizamiento: Pueden utilizar los siguientes medios: 1. Suelo 2. Arena 3. Musgo turboso 4. Musgo esfagníneo desmenuzado 5. Vermiculita 6. Perlita 7. Piedra Pomez 8. Bloque de material sintético 9. Agua La perlita es el medio de enraizamiento más utilizado, debido tanto al bajo costo del mismo como a su fácil obtención en el comercio. La perlita es un material volcánico de larga vida útil, químicamente inerte, inorgánico, de Ph neutro, libre de semilla de malezas e insectos, de bajo peso y de elevado contenido de agua absorbido en su interior. Circuito de conducción de agua Tiene las siguientes partes: 1. Un reservorio de provisión de agua. 2. Una bomba de agua. 3. Un regulador de presión (pulmón). 4. Filtros. 5. Marcador día-noche. 6. Marcador cíclico de tiempo. 7. Marcador de intervalos de riego. 8. Boquilla pulverizadora. 9. Sistema de calentamiento de la cama de enraizamiento. Con la combinación de todos estos elementos se deberían obtener las siguientes condiciones dentro del habitáculo: a-Temperatura apropiada, 18 a 27 °C b-Atmósfera conducente a una baja pérdida de agua por las hojas. c-Cantidad de luz amplia pero no excesiva. d-Medio de enraizamiento, limpio, húmedo, bien aireado y drenado. Tratamiento De Las Estacas Antes De Colocar En El Invernadero Lesionado:

128
Se puede estimular la emisión de raíces mediante el lesionado en la base de las estacas. Esta práctica consiste en sacar el tejido superficial de la base de la estaca, generalmente bajo un nudo en ambas caras de la estaca. Además de estimular la emisión de raíces permite una mejor penetración de la sustancias de enraizamiento hacia el interior de las estacas. Reguladores de Crecimiento: Existen varias sustancias químicas que se han encontrado como efectivas para estimular la producción de raíces adventicias. Dentro de la más comunes tenemos el ácido naftalenacético (ANA) y el ácido Indolbutírico (IBA). Existen otras sustancias químicas poco conocidas como enraizantes, como por ejemplo, el ácido Indolacético (IAA), que es muy inestable, el ácido 2,4 Diclorofenoxiacético (2,4-D), que es económico pero con riesgo de fitotoxicidad y funguicidas como Captan y Benomil que tienen más una función de conservación de estacas que de estimulador de las raíces. Para el uso general en el enraizamiento de estacas de la mayoría de la especies de plantas se recomienda el ácido Indolbutírico. Si se usa como tal debe disolverse primero en alcohol etílico, pero últimamente se está usando la sal potásica que es soluble en agua Formas de Preparación de los Reguladores de Crecimiento: 1- Preparación comercial en polvo. 2- Preparación en solución diluida. 3- Preparación en solución concentrada. 1- Para el tratamiento de las estacas basta la cantidad de polvo que adhiere a las estacas después de haberla sacudido ligeramente. Es posible que los resultados obtenidos no sean uniformes debido a la variación en la cantidad de material que adhiere a las estacas, influyendo la humedad que exista en ese momento y la textura del tallo. Vienen formulados normalmente al 1% y sus principios activos más comunes son el ácido indolbutírico o el ácido naftalenacético. 2- Para 1 lt. de una solución de una sustancia estimuladora de 100 ppm (partes por millón), se diluye 100 mg de sustancia pura en 10 ml de alcohol etílico. Luego a esta solución se le agrega agua hasta completar 1 lt. El tiempo de inmersión que se emplea para estas concentraciones está entre 12 y 24 hs. 3- Para preparar 100 ml de una sustancia reguladora de enraizamiento de 4.000 ppm, pesar 400 mg de la sustancia enraizadora y disolver en alcohol etílico al 30 o 50%. El tiempo de inmersión que se emplea para estas concentraciones está entre los 5 y 10 segundos.

Bibliografía: - Hartmann, H.T. y D.E. Kester. 1972. Propagación de Plantas

129

TRABAJO PRÁCTICO N 16 RALEO DE FRUTOS
El raleo de frutos es la práctica por la cual se elimina una parte de la producción, con los objetivos generales de obtener cosechas de mayor valor económico y más regulares a través de los años. Objetivos parciales del raleo de frutos: 1. Aumento de tamaño de la fruta. 2. Aumento de sólidos solubles totales. 3. Aumento de color. 4. Reducción de la vecería. 5. Reducción de roturas de ramas. 6. Mejoramiento de la brotación. 7. Eliminación de frutos deformes y chicos. 8. Disminución del costo de cosecha. Fundamento: Al aumentar la relación hoja/fruto, por eliminación de algunos de éstos, se mejora la nutrición de los que quedan, incrementando su calidad. Al disminuir el número de frutos, mejora la relación C/N de la planta, o sea que los brotes y yemas que florecerán el año siguiente tienen mejor nutrición hidrocarbonada; además, disminuye el número de puntos de crecimiento, fuertes productores de auxinas y giberelinas, hormonas estas, que inhiben la diferenciación floral. Numerosas mediciones confirman que el fruto que es de tamaño pequeño en su fase inicial, tiende a ser pequeño al momento de la cosecha; por el contrario, el fruto grande al principio, generalmente es grande a cosecha. Esta relación tiene un uso práctico de mucho valor para orientar la intensidad de raleo; ya que cuando más pequeños son los frutos a comienzo de la temporada de raleo, menores posibilidades tendrán de alcanzar un tamaño adecuado a la cosecha, y por consiguiente el raleo deberá ser más intenso para compensar las deficiencias de tamaño. Por otro lado, el raleo permite al operario hacer una selección eliminando los frutos más pequeños. Epoca: Si bien puede afirmarse desde el punto de vista teórico, que el raleo será tanto más efectivo cuanto antes se realice, existen muchas razones prácticas por las cuales es conveniente retrasarlo hasta un momento en que no se comprometa la efectividad del mismo. Entre ellas se pueden citar: 1. La producción de frutos está expuesta a heladas tardías y éstas, aún con métodos de control pueden realizar un "raleo". 2. Existen caídas naturales, que por un lado ahorran trabajo y por otro establecen la carga natural de la planta con la que hay que manejarse para determinar la intensidad de raleo. En este sentido, es conveniente esperar solamente la primera caída ya que después de la segunda, normalmente es demasiado tarde. 3. El trabajo de raleo es más difícil cuando los frutos son demasiado pequeños. 4. Se pueden eliminar frutos con ataques tempranos de enfermedades. La fecha límite para realizar un raleo, es diferente según la especie, el cultivar y la zona. Para duraznero y otros frutales de carozo, como damasco y ciruelo, se deben ralear al comienzo del endurecimiento del carozo, esto es, al principio del estadio II de la curva de crecimiento de estos frutos. Esto es válido para cultivares de estación y tardíos que se cultivan en zonas templado frías; para cultivares extratempranos y en zonas templado cálidas estos índices no se adaptan por que el endurecimiento del carozo es relativo y tardío y prácticamente no presentan un estadio II en su curva de crecimiento.

130
Para nuestra zona, y para el cultivar San Pedro 16-33 podríamos decir que el raleo debe hacerse a los 30 ó 35 días desde plena floración, esto es, aproximadamente a mediados de septiembre. Para manzano, en la zona del Valle del Río Negro se ha determinado como fecha límite para realizar el raleo químico cuando la fruta de Red Delicious tiene 10 mm de diámetro promedio (para los frutos mas grandes). Para el cultivar Golden Delicious, por ser mas difícil su raleo químico, debe hacerse a los 8 mm. Se estima para esa zona que el raleo en manzano debe estar hecho antes del 5 de noviembre para cumplir con el objetivo de reducir la vecería. En citrus, para mandarina común, se puede esperar la segunda caída que se produce aproximadamente en diciembre y realizar el raleo a fines de diciembre, principios de enero. Esto es posible, debido a que el efecto perjudicial del exceso de fruta se manifiesta en la última brotación de verano, que es la que llevará la floración del año siguiente. Intensidad: Hay muchas maneras de medir la intensidad del raleo de frutos, una es el porcentaje de frutos que se eliminan, por ejemplo un 30 a un 50% de los frutos presentes en la planta al momento de raleo. Este índice no tiene mucho valor porque lo que realmente tiene importancia son los frutos que quedan y no los que se sacan. La relación hojas por fruto es con seguridad el índice más exacto por que interpreta cabalmente el proceso fisiológico de la nutrición, pero tiene como inconveniente su poca practicidad, por lo que su uso se limita a parcelas experimentales. En general, se requieren de 20 a 40 hojas por fruto para lograr un adecuado equilibrio. La eficiencia de las hojas no es constante, varía según el cultivar, poda, portainjerto, etc., en manzanos, es mayor en árboles enanos y también es mayor en hojas de brindillas que en hojas de dardos. El índice práctico más usado es la distancia entre frutos a lo largo de las brindillas o ramas. Esta distancia puede estar entre 12 y 20 cm. Otro índice práctico es el número de frutos totales por planta que se dejan, que para un duraznero en plena producción puede estar en alrededor de 1.000, tiene como inconveniente que varía según el tamaño de la planta, y es de más difícil apreciación visual que el anterior. La determinación de la intensidad de raleo a practicar, es más un arte que una ciencia porque está influenciada por muchos factores, algunos desconocidos al momento de realizarlo; entre ellos, el ya comentado tamaño de los frutos al momento del raleo, intensidad de poda, tamaño que requerirá el mercado y costo del raleo.

Producción (Kg. / pl.) Tamaño de fruta (gr. / fruta)

Intensidad de raleo (hojas / furuto)

131

Gráficamente vemos que a medida que aumenta la intensidad de raleo, se produce un aumento de tamaño de la fruta que tiende a estabilizarse; mientras se produce una disminución de la producción que tiende a cero. La intensidad óptima de raleo estaría en un punto donde la pérdida de producción se compense con creces, con el aumento del valor de la cosecha. Métodos: El raleo de frutos puede realizarse por medios manuales, mecánicos y químicos. Raleo manual: consiste en la eliminación de los frutitos directamente con los dedos; también se usa en mandarina común hacer un raleo de ramitas muy cargadas con tijera de podar. El raleo manual tiene como ventajas: 1. Permite eliminar los frutos deformes o con ataques tempranos de enfermedades. 2. Se dejan los frutos más grandes y mejor ubicados. 3. Se puede regular la intensidad de acuerdo al vigor de cada planta, como así también dentro de la planta: la parte inferior requiere más raleo para compensar los beneficios naturales de la parte superior que le otorgan mayor capacidad, como son la mayor iluminación y la dominancia apical. Entre las desventajas del raleo manual, podemos citar:

1. El costo que aunque pueda ser alto, se ve compensado con los beneficios que se

obtienen. Para duraznero, se ha estimado que un obrero puede ralear 12 plantas en plena producción por día, lo que equivale a 23 jornales por hectárea en una plantación de 6 x 6 m. 2. La disponibilidad de mano de obra abundante durante un período corto de tiempo. 3. Se debe esperar que los frutos alcancen cierto tamaño: en manzano, con esto se pasa la fecha límite para que el raleo sea efectivo en el control de la vecería. Raleo químico: este tipo de raleo se realiza asperjando las plantas con reguladores de crecimiento u otras substancias que promueven la abscisión de flores o frutitos. Su uso está difundido en pomoideas por los buenos resultados que se obtienen. Los productos más utilizados son: el ácido Naftalenacético o la Naftalenacetamida (ANA o NAD) y el Carbaryl (insecticida carbámico). Otros productos usados son: el dinitro-ortocresol (DNOC) que actúa a través de un efecto cáustico sobre el estigma o los granos de polen germinado; se aplica al comienzo de la floración en dosis de 100 a 300 cc/100 l. de agua. El ethrel (ácido 2-cloroetil fosfónico) es un producto que absorbido por la planta, se transforma en etileno, hormona gaseosa que entre otros efectos, tiene el de producir abscisión. En perales se usa ANA entre 5 y 15 ppm, según el cultivar o NAD de 15 a 35 ppm, la época es entre caída de pétalos y 4 ó 5 días después. En manzano se puede usar ANA a no más de 10 ppm o Carbaryl (100 a 120 gr./100 l. del producto comercial P.M. al 85%). Estos productos solos, se pueden aplicar desde plena floración hasta que los frutos más grandes alcancen un cm de diámetro, lo que ocurre aproximadamente a los 15 días de plena floración. Combinados, reduciendo al 50% la dosis de cada uno de ellos se pueden utilizar hasta que los frutos más grandes alcancen los dos cm de diámetro (25 días desde plena floración). Las plantas se deben mojar muy bien y parejo; para mejorar la absorción, es conveniente el uso de tensioactivos, especialmente en zonas de baja humedad relativa del aire. En mandarino común, ha dado buenos resultados el ethrel a 200 ppm cuando los frutos tienen de 0,5 a 2 cm de diámetro. El raleo químico debe ser siempre complementado con raleo manual, a fin de asegurar una correcta distribución de los frutos. Factores que afectan el raleo químico:

132

Aumentan el raleo Arboles jóvenes Lluvia Humedad alta Heladas Temperaturas máximas altas Pulverizaciones con aguas blandas Secado lento Concentración alta Muy poco vigor Marco estrecho Poda débil Floración abundante Mala polinización Adición de agentes mojantes Cosecha previa abundante

Disminuyen el raleo Arboles adultos Sequía Humedad baja Sin heladas Temperaturas máximas bajas Pulverizaciones con aguas duras Secado rápido Concentración baja Vigor moderado Marco amplio Poda fuerte Floración débil Buena polinización Sin agentes mojantes Cosecha previa débil

Antes de recomendar un tratamiento general de raleo químico, es necesario contar con la experiencia en la zona de productos, épocas y dosis, y además tener en cuenta los factores antes citados. Raleo Mecánico: Se han ensayado diferentes formas de raleo mecánico, entre ellas el vareo de ramas, pulverizaciones con agua a alta presión, cepillado o aplicando máquinas sacudido ras de tronco, utilizadas en cosecha de frutas secas y para industria. Estos métodos tienen la desventaja general que derriban los frutos más grandes y el raleo no es parejo en las distintas partes de las plantas.BIBLIOGRAFIA Wouters, Oscar D. 1969. Raleo de frutos en duraznero. Circular N 25. INTA-Mendoza. Westwood, M.N. 1982. Fruticultura de zonas templadas. Ediciones Mundi-prensa. Madrid, España.

133 TRABAJO PRÁCTICO N° 17 RECONOCIMIENTO DE CULTIVARES DE NOGAL, PECAN Y ALMENDRO
Esta denominación de frutos secos es comercial, incluyen a los frutos que son secos en el sentido botánico y otros que no lo son. La Castaña y la Avellana son los únicos frutos que son secos desde el punto de vista botánico, el Nogal, el Pecán y la Almendra, se los llama frutos secos pero en realidad son carnosos, constituyendo una drupa y lo que se consume de estos es la semilla que tiene un endocarpio leñoso y en su interior lleva el embrión que es lo realmente comestible. Para la identificación de variedades o cultivares debemos tener en cuenta diversas características como son: 1. Características botánicas del árbol, su forma de crecimiento, tipo de floración, etc. 2. Ciclo vegetativo, época de floración y brotación. 3. Análisis de la fruta. En el siguiente práctico analizaremos las características fundamentales a tener en cuenta para identificar Cv. a través de sus frutos. NOGAL (Juglans regia) En general no se habían difundido en Argentina cultivares definidos de nogal, pues el principal inconveniente fue la propagación sexual que normalmente se utilizaba en nuestro país, lo que nos llevó a tener plantas con gran variabilidad tanto en la forma del fruto como en las características culturales de la planta. El injerto en nogal no era una práctica que se realizara en forma masiva en nuestros viveros, recién a mediados de la década de 1980 se comenzó a introducir cultivares californianos que se injertaron en plantas adultas, y más de 10 años después se comenzaron a producir plantas de vivero injertadas. Características deseadas para un cultivar de Noqal: - Buenos rendimientos anuales de nueces de alta calidad.

134
Cáscara lo suficientemente resistente para soportar el manipuleo (unión de valvas). Proporción de pulpa con relación a la cáscara alto (40 a 50%) Color de almendra claro. Endocarpio de fácil quebrado para extraer su pulpa o almendra. Brotación tardía. Carga lateral.

DESCRIPCION DE ALGUNOS CULTIVARES: Sunland: Cultivar originario de la Universidad de California, tiene un 80 a 90 % de yemas laterales fructíferas lo que le da un alto potencial de productividad. La brotación es temprana por lo que se recomienda para zonas bajas como Concepción. El tamaño de la nuez es muy grande, de forma larga y ovalada con cáscara lisa y buen sellado. Tiene un 60 % de pepita clasificada como clara, con un 58 % de rendimiento al descascarado. Serr: Cultivar muy difundido en Chile, tiene un 30 a 50 % de yemas laterales fructíferas, de foliación temprana y muy productiva. Se adapta a zonas bajas como Londres. Porcentaje de pulpa del 59 % con un 60 % clara. Tamaño del árbol grande de forma moderadamente abierta y buen vigor. Se recomienda espaciamiento de por lo menos 10 a 12 metros. Payne: Antiguo cultivar californiano de alto potencial productivo con 80 a 90 % de yemas laterales fructíferas. Brotación temprana. Nuez de tamaño mediano a pequeño con cáscara bien selladas y con un porcentaje de pulpa del 48 % con un 50 % clara. El espaciamiento utilizado en California es de 7 a 8 metros. Hartley: Cultivar de brotación semitardía muy difundida en California. Tiene un 10 % de yemas laterales fructíferas. Nuez de tamaño grande de base ancha y aplanada y ápice puntiagudo. Da idea de una forma acorazonada. Tiene 45 % de pulpa y casi el 90 % son claras. Arbol es de tamaño moderado a grande, medianamente abierto con buen vigor en suelos fértiles. El espaciamiento necesario es de alrededor de 12 a 14 metros. Chandler: Cultivar con alto potencial productivo y brotación semitardía, presentando un 80 a 90 % de yemas laterales fructíferas. Nuez de tamaño grande de forma ovalada y cáscara lisa, de buen sellado y excelente color, con 90 % de pepitas claras. Porcentaje de pulpa 49 %. El tamaño del árbol es medianamente grande, moderadamente vigoroso y semierecto. Franquette: Antiguo cultivar Francés de alto requerimiento en frío y brotación tardía. Solamente las yemas terminales son fructíferas. Nuez de tamaño mediano de cáscara bien sellada con un 46 % de pulpa de color claro. Los árboles son grandes de vigor moderado a grande y porte erecto. Requieren espaciamiento de 12 a 14 metros. ALMENDRO (Prunus amygdalus) Pertenece a la familia de las Rosáceas, sub-fam. de las prunoideas, el fruto es una drupa oblonga y comprimida lateralmente, su color es verde ceniciento y a medida que madura se oscurece y seca su epicarpio y mesocarpio, desprendiéndose el endocarpio que es la almendra propiamente dicha, de esta almendra la parte comestible es la interna o pepita constituido por el embrión, rico en aceite y proteínas.

135
El almendro es una planta autoincompatible, necesitando de otros cv para ser polinizado e inclusive encontramos casos de interincompatibilidad como en las variedades nompareil e I.X.L. En el interior de cada almendra pueden encontrarse dos o más semillas, siendo este carácter indeseable comercialmente. A las almendras se las clasifica por la dureza de su cáscara, toman do como medida la densidad del endocarpio (madera), o por la medida de la resistencia a una presión o también expresándola en el porcentaje de su rendimiento en grano o pepita. También se las puede clasificar por el sabor de sus almendras, en: Dulces y Amargas. Descripción de una fruta de almendra: Se tiene en cuenta lo siguiente: Tamaño, forma, consistencia, de la cáscara, color, sabor, forma de la base, forma del ápice, tamaño de su ala, cresta dorsal, etc. Es una planta de floración temprana siendo el frutal que más temprano florece en nuestra zona, lo hace a partir del 20 de Julio más o menos, su madurez es en el mes de enero, las tardías se atrasan un poco. El requerimiento en horas de frío para esta especie es de alrededor de las 220 horas variando con el cultivar. Características de un buen Cv. de almendro Época de Floración tardía. Resistencia al frío de la flor y pequeños frutos. Entrada rápida en fructificación. Producción abundante y regular. Resistencia a plagas y enfermedades. Ausencia de almendras dobles. Calidad y buen aspecto de la almendra y grano. Rendimiento de grano del 35 al 55 % (Semidura).

CASCARA Muy dura Dura (Desmayo Rojo, Marcona) Semi dura (Peerless) Semi blanda (Jordanolo) Blanda (I.X.L., Non pareil) Cultivares de almendro

RENDIMIENTO EN GRANO 20 - 25 % 25 - 35 % 35 - 45 % 45 - 55 % 55 - 65 %

Nec Plus Ultra: Tamaño mediano, ala en las 2/3 partes inferior, es muy buena polinizadora de nompareil, de I.X.L y perleess cáscara blanda y de color claro, sabor dulce, proporción de almendra descascarada 55 al 60 % Blanda. Nompareil: Es considerada como una de las mejores variedades, es de color claro y atractiva, tamaño mediano y forma alargada, ápice y base terminado en punta, ala fina y prominente, floración media, proporción de almendra descascarada 60 al 65% blanda. Perleess:

136
Tamaño mediano a grande de aspecto atractivo, forma oval, ala gruesa poco prominente en la parte inferior, no llega al ápice, cresta algo pronunciada, sabor dulce, de floración media, poliniza muy bien con I.X.L y nompareil, proporción de almendra des cascarada 35 %, semidura. Tuono: La floración es tardía, la maduración es más bien temprana. Rendimiento al descascarado 35 al 40% (semi dura), la proporción de almendras dobles varía entre 15 y 30%. La pepita es ovoidal aplanada. Es un cultivar autocompatible. Pizzuta dávola: Es la más importante var. Italiana, es una variedad de almendra plana, de muy buena calidad. Rendimiento al descascarado 19 al 22% (dura), proporción de almendras dobles 3 al 5%. Cruzamientos locales: Existen en la E.E.A. Catamarca INTA, una serie de cruzamientos locales realizados por el Ing. Agr. Antonio Prataviera, que tienen un buen comportamiento en el Valle Central. Pecan (Carya illinoensis) Pertenece a la familia de las Juglandaceas. El fruto es una drupa redondeada u oblonga que se abre a la madurez separándose en cuatro valvas, desprendiéndose el endocarpio con la semilla, las valvas quedan normalmente en la planta. La nuez es comestible dulce semejante a la del nogal, el rendimiento en almendra es superior a la nuez del nogal, superior al 50%. Cultivares de Pecan: Desirable: Tamaño mediano es muy resistente a la sarna, forma del árbol globoso, nuez de tamaño mediano, color marrón con estrías es protandra, contenido en almendra 54 al 58%. Success: Tamaño mediano a grande, forma oblonga con ápice redondeado, color de fondo marrón con estrías, es protandra por lo que se la usa como polinizadora, cáscara de consistencia blanda. Rendimiento de almendra 51 al 54%. Starkinq: Tamaño mediano, color marrón con estrías, resistencia a la sarna, base del ápice terminado en punta, origen del norte del Misisipi (EE.UU.). Delta I: Es una selección local de la Estación Experimental de INTA del Delta del Paraná, se la seleccionó por sus ramas más erguidas, que forma un tallo solo y con ramas de ángulo cerrado. Nuez muy parecida a starking, es una planta poco productiva pues no se ha conseguido todavía su polinizadora. Mahan:

Tamaño grande, alargada elíptica con los extremos bien aguzados, el extremo distal es comprimido en el sentido del ancho mayor. Color de cáscara marrón con estrías más oscuras, susceptible a la sarna, el fruto es grande durante los 15 primeros años, la nuez llena poco, el fruto se vacía fácilmente, proporción de almendra 53 a 57 %. Nellis: De tamaño grande, color marrón oscuro, forma elipsoidal, terminada en punta en los dos extremos. Caloro o Criollo: Forma elipsoidal, con el extremo distal en punta muy aguda, de tamaño chico, se usa como portainjertos, pues posee un buen sistema radicular y numerosas unidades por Kg. Bibliografía. - Gatica, Julio C. 1960. Algo sobre nueces. Folleto de Extensión. INTA Rama Caída. Mendoza. - Graselli C. y P. Grossa-Raynaud. 1984. El Almendro. Ed. Mundiprensa. Madrid. España. - Ramos, David E. 1985. Walnut Orchard Management. University of California, Davis.

FICHA PARA LA DESCRIPCION DE NUECES

Especie: _________________________________________ Cultivar: __________________________________________ Peso: _______ Unidades por kilogramo: ________________ Tamaño: Muy grande - Grande - Mediano - Pequeño. Forma: Alargada - Oblonga - Redondeada - Cónica. Color: Amarillo - Marrón. Base del fruto: Plana - Prominente. Apice del fruto: Puntiagudo - Redondeado. Hombros: Pronunciados - Caídos. Bordes o suturas: Sobresaliente - Poco Sobresaliente - Algo Sobresaliente en la mitad superior. Rugosidad de la cáscara: Lisa - Med. Rugosa - Rugosa. Consistencia de la cáscara: Blanda - Semi Blanda - Dura. Valvas: Deficientemente selladas - Perfectamente selladas. Porcentaje de Pulpa: Mas del 55 % - 45 a 55 % - Menos de 45 %. Color de Pulpa: Oscura - Clara. Aspecto: Muy atrayente - Bueno - Poco Llamativo - Deslucido. Calidad: Excelente - Muy Buena - Buena - Regular a Mala. Dibujo:

TRABAJO PRÁCTICO N° 18 INJERTOS DE COPA
Se denominan injertos de copa, a aquellos injertos que se realizan en las ramas o troncos de las plantas adultas con el principal objetivo de cambiar el cultivar. Existen muchas razones por las que puede ser conveniente realizar un cambio de copa, entre ellas podemos citar: a) Razones económicas: Un cultivar puede dejar de tener mercado y su precio bajar a niveles que su explotación resulte antieconómica, mientras otros conserven una demanda sostenida. b) Razones fitosanitarias: En una zona frutícola puede aparecer una plaga o enfermedad nueva, en este caso puede ser conveniente cambiar los cultivares sensibles por otros más tolerantes o resistentes. Por ejemplo si aparece cancrosis en una zona citrícola, se puede cambiar pomelos por naranja Valencia. c) Razones de polinización: En una plantación de un cultivar autoimproductivo, puede haberse omitido o equivocado el cultivar polinizante; el injerto de copa en estos casos es la herramienta válida para solucionar el problema. d) Otra razón es la de injertar plantas francas, o sea de semilla: Normalmente las plantas frutales se injertan en vivero, pero por alguna razón como es la dificultad de este tipo de injerto en nogal, pueden existir montes adultos de semilla. Evaluación económica: Antes de encarar una tarea de injertación de copa es necesario realizar una evaluación económica del proyecto, donde se deberá tener en cuenta: 1. Los costos totales de la injertación, incluyendo las tareas posteriores. 2. La pérdida de producción del cultivar implantado. 3. La paulatina entrada en producción del cultivar nuevo. 4. La lonjevidad de la especie. 5. La sanidad de las plantas, especialmente de enfermedades a virus. 6. El nivel al que se va a injertar la planta, se puede injertar al tronco, en las ramas primarias, ramas secundarias, o directamente reemplazar las ramas de producción con injertos de yema; el costo será cada vez más elevado, pero se conseguirá antes la entrada en producción. Además se debe tener en cuenta, que nunca es conveniente injertar plantas débiles, decrépitas, que crecen mal por problemas de suelo, fertilización, riego, falta de tratamientos fitosanitarios o laboreo del suelo, etc. Esto es debido a que seguramente tendrán un mal prendimiento de injerto y su posterior crecimiento y producción no justifique las erogaciones realizadas. Epoca: La época de realización de estos injertos depende del método a emplear; para algunos es necesario que la corteza se desprenda fácilmente, entonces se realiza poco tiempo después que esto ocurra. En otras técnicas de injerto, no es necesario esperar que se desprenda la corteza y por lo tanto es más conveniente realizarlas antes de ese momento. En definitiva las épocas más convenientes están entre fines de invierno y principios de primavera. Madera para púas: Se la debe extraer de plantas sanas y vigorosas, que pertenezcan al cultivar a injertar. Deben ser ramas de un año de suficiente grosor, mayores de un centímetro de diámetro, rectas y bien maduras. Para el caso de injertos de corteza y otras técnicas que se deben realizar después de la brotación, es necesario conservar las varetas como se indicó en el trabajo práctico de injertos de mesa. Cuando se puede injertar antes de la brotación o cuando se trata de árboles de hoja permanente donde es factible conseguir madera no brotada en primavera, no es necesaria la conservación y la extracción se realiza justamente antes de la injertación.

En todos los casos es necesario asegurarse la conservación de la humedad de las yemas, manteniendo las varetas deshojadas y envueltas en arpillera húmeda o recipientes con agua. Preparación del patrón: El árbol a injertar se debe rebajar a nivel de las ramas primarias o secundarias. En algunos casos es conveniente dejar una rama intacta denominada vulgarmente tirasavia o nodriza, hacia el lado norte o noroeste del árbol. Las ventajas de dejar estas ramas tirasavias son: Disminuir los riesgos por quemaduras de sol en la corteza, mantener una cierta circulación de savia y vitalidad en la planta, y disminuir el crecimiento de chupones y brotes injertados (el crecimiento rápido y suculento de estos últimos los hace más sensibles al viento o al frío). Las tirasavias pueden injertarse al año siguiente o cortarse durante la estación de crecimiento, cuando los injertos tengan suficiente desarrollo. Aunque es posible, no es conveniente injertar ramas de más de 10 cm de diámetro, esto es debido a que la cicatrización del tocón llevaría muchos años. Cuando se deben hacer cortes en ramas gruesas, es necesario proceder de la siguiente manera para no producir desgarramientos en la corteza: Primero se hace un corte perpendicular a la rama desde abajo hacia arriba hasta interesar 1/3 del diámetro de la rama, después se realiza el segundo corte, que es el definitivo, 3 ó 4 cm mas basal que el primero, perpendicular a la rama y desde arriba hacia abajo. Las ramas se deben cortar de manera que la porción que quede por debajo del corte esté libre de nudos o ramificaciones. La injertación debe practicarse inmediatamente después de cortadas las ramas. Métodos de Injertos más Apropiados para el cambio de Copa. Injerto de corteza o corona: Es el método más usado en frutales debido a que no requiere herramientas especiales, es de fácil realización, tiene buen prendimiento, puede hacerse en ramas de cualquier diámetro o edad. Como desventajas podemos citar que es uno de los injertos más sensibles a desgarrarse por el viento una vez que se han desarrollado los brotes, lo que obliga a tutorar; además es necesario esperar a que despegue la corteza, lo que obliga, en especies de hoja caduca, a conservar las púas a injertar en frigorífico. Preparación de las púas: La púa debe ser de madera lignificada de un año, de 15 a 20 cm de largo, 8 a 12 mm de diámetro y que lleve 2 ó 3 yemas. En su extremo basal, se le práctica un corte a bisel de aproximadamente 5 cm de largo, si la púa es muy gruesa, es necesario dejar en la parte superior de este corte un hombro a fin de reducir la separación que provoca entre la corteza y la madera cuando se introduce en el patrón. En el lado opuesto al bisel largo debe hacerse un bisel corto (menos de un cm de largo). Preparación del patrón: En la planta a injertar se deben hacer los cortes con serrucho o motosierra, de manera que queden perfectamente perpendiculares a la rama cortada, posteriormente es conveniente alisar los cortes con la navaja o un cuchillo filoso. Seguidamente, con la ayuda de la uña de la navaja, se insertan las púas en la zona del cambium, entre xilema y floema, de manera que el bisel largo quede hacia el leño o xilema. Generalmente se colocan 3 ó 4 púas en cada tocón. Cuando al introducir alguna púa la corteza se raja, es necesario asegurarla con clavos y siempre este injerto se debe atar con hilo alrededor del tocón. Variantes: El injerto de corteza admite muchas variantes, la descripta anteriormente se ha usado con éxito en la reinjertación de olivos en nuestro país. Para la injertación de plantas adultas de nogal, se sigue otra variante que es la siguiente: Preparación de las púas: En este caso, las púas pueden tener mucho mayor diámetro, hasta 15 ó 20 mm, y llevan como en el tipo anterior un bisel largo (5 cm) y en el lado

opuesto uno mucho más corto (no más de 1 cm). No es necesario que lleven hombro ya que aquí no molesta el espesor de la púa. Preparación del patrón: Una vez extraída la púa, se la presenta con el bisel largo sobre la corteza del tocón y se le practican a esta, dos cortes longitudinales paralelos de aproximadamente 5 cm de largo y separados exactamente el espesor de la púa. Entre estos dos cortes se hace un corte horizontal extrayendo la tira de corteza y dejando en la parte basal una lengüeta de un cm de largo. La púa se introduce en esta ranura, siempre con el bisel largo hacia el leño y se clava con dos clavos delgados de cabeza chata de 2 a 3 cm de largo, uno abajo, tomando la lengüeta del patrón y el otro 3 ó 4 cm más arriba. Esta variante tiene la ventaja respecto de la anterior, que no se desgarra el cambium del patrón, esperándose una cicatrización más rápida.

Injerto de hendidura diametral: Es uno de los métodos más antiguos y sencillos de realizar injertos de copa. Tiene como ventajas que se realiza en el período de receso vegetativo y no es necesario conservar el material para púas, además no requiere ataduras, clavos ni herramientas muy complicadas; las púas quedan con suficiente firmeza. Las desventajas son: La pudrición de la madera del patrón por las profundas hendiduras que se deben practicar, la necesidad de que el patrón tenga una madera con grano derecho para que los labios de la hendidura sean rectos, y por último, esta técnica no asegura un total contacto entre cambium sino que debe hacerse "a ojo".

Preparación del patrón: Después de hacer el rebaje de la rama perfectamente perpendicular y dejando 15 a 20 cm del extremo libre de nudos y ramificaciones, se práctica un corte longitudinal que pase por el centro de la rama. Este corte se realiza golpeando con un martillo un hendidor, herramienta como una cuchilla de acero fuerte que lleva en el extremo una uña para abril el corte; también puede realizarse con una sierra. Preparación de la púa: La púa lleva dos cortes a bisel bien largos para que queden ajustados a lo largo de toda la hendidura del patrón. También debe cuidarse al hacer estos cortes que sean perfectamente planos y que el lado que quede hacia afuera sea levemente más ancho que el que va hacia adentro. Para insertar la púa se abre la hendidura del patrón con la uña del hendidor o con la punta de un destornillador; las púas deben quedar de manera de hacer coincidir las líneas de cambium, de esta forma, quedarán algo hacia adentro ya que la corteza del patrón es usualmente más gruesa que la de la púa. Injerto de incrustación: En este tipo de injerto el contacto entre cambium se establece de manera similar al de hendidura con la ventaja de no requerir incisiones profundas que puedan provocar pudriciones en la madera; otra ventaja respecto del método anterior es que no causan problemas las maderas con grano torcido, esto es que no se parten en forma recta. Su principal desventaja es la dificultad de realizarlo, solo puede ser hecho por personal especializado. Preparación del patrón: Se realiza un corte para cada púa a colocar, en forma longitudinal, inclinado hacia el centro del tocón (3 a 4 cm hacia el centro del tocón y 10 cm hacia abajo). Este corte se puede realizar con una cuchilla de hoja curva tipo serpeta, clavando la punta en el extremo inferior del corte y deslizarla hacia arriba dejando una abertura triangular donde pueda calzar la púa. Preparación de la púa: La púa lleva un doble bisel dejando uno de los lados mucho más ancho que el otro, quedando en corte transversal una sección prácticamente triangular. Esta púa, calza en la abertura angular practicada en el patrón y se puede hacer una lengüeta para que se ajuste mejor y posteriormente se ata. Tratamientos y tareas posteriores a la injertación: Encerado: Inmediatamente después de realizados los injertos leñosos descriptos, se deben cubrir todas las superficies cortadas expuestas con cera para injertos, éstas tienen como función impedir la pérdida de humedad y la muerte de las células tiernas expuestas de las superficies cortadas del patrón y de la púa y no permitir la entrada de organismos patógenos. Una buena cera para injertos es aquella que reúne las siguientes condiciones: - Se adhiere bien a las superficies de las plantas. - Es suficientemente plástica para permitir el crecimiento de la planta sin rajarse. - No se lava con las lluvias. - No se cuartea con el tiempo frío o seco. - No se derrite totalmente con tiempo cálido. Existen en general, dos tipos de ceras: Frías y calientes. Las primeras son una emulsión de sus componentes en agua que se aplican a temperatura ambiente con la mano, tienen la desventaja que se hace más difícil cubrir correctamente todas las hendiduras pequeñas. Las ceras calientes son demasiado sólidas a temperatura ambiente y se deben derretir en un calentador para ser aplicadas con un pincel. Las ceras para injerto o "Mastic" se elaboran fundamentalmente en base a tres elementos: Resina o brea, cera de abejas, y aceite de lino; se le puede agregar negro de humo o carbón vegetal pulverizado para identificar fácilmente los lugares no cubiertos.

La proporción de los elementos puede ser muy variable, admite desde partes iguales a una proporción de 20 partes de resina, 3 partes de cera de abejas y dos partes de aceite de lino. Las ceras calientes se deben aplicar a una temperatura suficientemente alta para que fluya y selle aún las pequeñas rendijas, pero no tanto como para quemar las células expuestas, se debe retirar del fuego antes de que comience a burbujear. Desangrado: En algunas especies como nogal, es necesario practicar cortes inclinados, bastante profundos que interesen la corteza y parte del xilema a fin de evacuar el exceso de presión de savia que puede ahogar la formación de tejido de callo. Esta savia, en nogal, contiene además taninos y otras sustancias inhibidoras de la neoformación celular. Desbrote y tutorado: Cuando las plantas comienzan a brotar en primavera, es necesario remover todos los brotes (chupones) que aparecen en el tronco y ramas principales de la planta que fue injertada. A los brotes de los injertos se los debe tutorar, esto es especialmente importante en zonas de vientos fuertes y para injertos más sensibles como el de corteza. Cambio de portainjertos: Así como es posible cambiar el cultivar y a veces la especie mediante técnicas de injerto, también es factible cambiar el portainjerto. El cambio de portainjerto puede ser necesario por razones fitosanitarias, especialmente virus o nemátodos, mala adaptación a suelos, etc. La técnica de injerto que más se adapta es el injerto de aproximación terminal o también llamado de apuntalamiento. El método consiste en plantar 3 ó 4 plantines del portainjerto a incorporar lo más cerca posible del tronco de la planta, una vez arraigados se procede a la injertación. En el tallo de los plantines del nuevo portainjerto, que puede tener entre 1 y 2 cm de diámetro, se practica un corte longitudinal de 15 a 20 cm de largo y que penetre 1/3 del diámetro del plantín. El extremo se termina con un bisel corto en el lado opuesto. En el árbol a apuntalar se practican dos cortes paralelos separados el ancho exacto del plantín y de una longitud similar al corte largo realizado en el mismo. Se extrae la tira de corteza del tronco dejando una lengüeta en la parte superior y se clava el plantín, introduciendo la punta en cuña debajo de la lengüeta. Posteriormente es necesario encerar prolijamente. Cambio de cultivares en vid. Injerto en "T leñoso": Existen muchos métodos para la injertación de plantas adultas de vid, pero la mayoría presenta una serie de dificultades que se traducen en un bajo prendimiento. El injerto en T leñoso ha demostrado ser el más efectivo por su facilidad de realización, que no necesita personal especializado, ni herramientas o materiales costosos, rapidez de ejecución y alto prendimiento. Este injerto se realiza cuando desprende fácilmente la corteza, desde poco antes de la floración, hasta el mes de noviembre inclusive, más adelante no es conveniente debido a que puede no conseguirse un crecimiento de los brotes adecuado e inclusive pueden no llegar a agostar correctamente en zonas con ciclo vegetativo corto. La yema que se usa se la debe extraer en el invierno anterior y conservar los sarmientos en arena fina o aserrín húmedos, en cámaras frigoríficas a 0-1 C. En el momento de la injertación es conveniente rehidratarlos, colocándolos unas horas en agua y mantenerlos húmedos hasta la extracción de las yemas. El escudete se saca mediante dos cortes, el primero contrario a la dirección de la yema, comenzando 2,5 cm por encima y terminando 2,5 cm por debajo. El segundo corte se hace en el mismo sentido que el primero, comenzando 1 cm debajo de la yema y profundizando hasta encontrar el primer corte. En el patrón se hacen dos incisiones en forma de T, se levantan los labios con la uña de la navaja y se introduce el escudete leñoso. La atadura debe hacerse con cinta

plástica flexible de 1,5 a 2 cm de ancho, es conveniente para evitar estrangulamientos, comenzar a envolver desde abajo y rematar arriba de la yema con el nudo. Debe tenerse precaución de dejar la yema suficientemente libre de la atadura para que pueda crecer sin inconvenientes el brote vigoroso. Este injerto puede realizarse sobre madera de un año, como así también en troncos de muchos años y gran diámetro, aunque es conveniente realizarlo sobre troncos o brazos no muy grandes, por los inconvenientes en la cicatrización de los cortes de grandes dimensiones. Inmediatamente después de realizada la operación, se debe eliminar toda la copa unos 5 cm por encima de cada uno de los injertos. Esta es una de las condiciones más importantes para el éxito de este tipo de injerto; esto es debido a que a diferencia de otros sistemas, la soldadura del injerto en T leñoso no se produce hasta después de su brotación, entonces el escudete brota con la humedad que encuentra debajo de la corteza, y por lo tanto esta savia debe estar libre del inhibidor de brotación (auxina) que genera la vegetación de la parte superior de la planta. A los pocos días de injertadas las plantas comienzan a brotar, se deben eliminar todos los chupones originados de las yemas latentes del patrón. Al invierno siguiente, los brotes injertados pueden usarse como pitones o como cargadores, si son muy vigorosos, pueden usarse feminelas como elementos de poda. Bibliografía - Gargiulo, Angel A. Injerto en T Leñoso. Publicación INTA Rama Caída. Mendoza. - Hart Mann, H.T. y D.E. Kester 1972. Propagación de plantas C. E.C.S.A. México.

TRABAJO PRÁCTICO N° 19 MULTIPLICACIÓN DE PLANTAS CÍTRICAS
El éxito de una quinta cítrica depende en gran medida de la calidad del material vegetal que en ellas se implanta. Por ésta razón, todos los esfuerzos que se realicen en la etapa previa a la plantación definitiva, esto es, en almácigos y viveros, redundaran en una mayor rentabilidad del monte frutal. El proceso de propagación comercial de los cítricos comprende dos etapas bien diferenciadas: La primera denominada almácigo, que tiene por objeto conseguir la germinación de las semillas que darán origen al portainjerto o pie. En la segunda, llamada vivero, se obtiene una planta injertada con el cultivar (variedad) de la copa deseada. A su vez, estos procesos se pueden llevar a cabo a cielo abierto, criando la planta ya sea en el suelo o en macetas, o bajo estructuras que protegen a las plantas de heladas y trasmisión de enfermedades. La cobertura es fundamental para obtener una planta sin cancrosis y el cierre lateral con malla antiáfidos evita la infección de virus y bacterias que se trasmiten por insectos. Este último sistema ya es obligatorio en algunos países como Brasil. A continuación se describe el proceso básico a cielo abierto y posteriormente se hacen algunas consideraciones sobre la producción en invernáculo ALMACIGOS La semilla: Una vez escogida la combinación portainjerto, copa que se utilizará, la primera etapa a seguir es la obtención de semillas del portainjerto elegido. Los frutos se tomarán directamente de la planta semillera, y en casos de recurrir a frutos del suelo, se tendrá que evitar de elegir aquellos con afecciones fungosas, (Phytophothora sp.) que pueda trasmitirse a la futura plántula. Previa a la recolección de frutas se verificará, que las mismas hayan llegado a su madurez fisiológica, para asegurar el óptimo desarrollo de sus semillas. En la región del Noroeste Argentino, esa madurez se produce desde el mes de Abril-Mayo para Poncirus trifoliata, al que le siguen los Citranges, Lima, Rangpur, C. Volcameriana y Limón Rugoso, y los meses de Junio-Julio para N. agrio y para M. Cleopatra, éste último el portainjerto más difundido en nuestra provincia. La extracción de la semilla de los frutos, se realiza de manera de hacer el corte en el plano ecuatorial, sin profundizar demasiado en el mismo, de manera de no dañar las semillas, luego tomando ambas mitades con las dos manos se harán girar en sentido inverso con lo que se conseguirá separarlas. Luego se exprimen las dos mitades en un recipiente con agua. El lavado de las mismas debe efectuarse las veces que sean necesarias a los efectos de eliminar el mucílago que las envuelve. La extracción de las semillas también puede efectuarse por trituración mecánica de la fruta. Una vez limpias las semillas, deben colocarse en bandejas de malla metálica, a la sombra y en lugares ventilados, para conseguir el secado de las mismas. Este no debe efectuarse a sol directo, porque la deshidratación puede afectar el embrión. El tiempo de secado puede durar de 48 a 72 hs, según las condiciones del medio. Para proteger a la semilla del ataque de hongos, se las trata con algún cura semilla como el Thiram 50%, a razón de 250-300 grs., por c/100 Kg. de semilla. Otra alternativa más recomendada es tratarlas con sulfato neutro de oxiquinoleina (Almacigol) a una proporción del 1%. Una vez que las semillas están tratadas, se colocarán en bolsas de polietileno en zona de ambiente seco, y de papel o tela en zonas con ambiente húmedos. Si las semillas no han de sembrarse inmediatamente, luego de su extracción, deberán conservarse, en un ambiente frío (7-8ºC) y húmedo, como puede ser en una bolsa de polietileno, de ésta manera evitamos que las mismas pierdan rápidamente su poder germinativo.

Número de semillas en Frutas Cítricas. PORTAINJERTO Trifolio Limón Rugoso Naranjo Agrio Lima Rangpur M. Cleopatra Citrange Troyer Número de semillas por Kg. 5.000 13.500 7.800 15.000 13.000 4.600 Cajones de fruta para obtener 1Kg de semilla 1/3 cajón 5 cajones 1 1/4 cajón 8,5 cajones 2,5 cajones 1,5 cajón

Construcción de Almácigos: La época de realizar los mismos, varía de acuerdo a la disponibilidad de semilla, y puede ir desde Mayo a Agosto, siendo éste último la época más oportuna para el Noroeste, ya que para hacerlo en el mes de Mayo, tenemos que realizarlos bajo cobertura plástica para evitar daños por heladas. Si los almácigos se realizan en Zonas húmedas, se pueden construir los canteros de 1 metro de ancho por el largo deseado, generalmente 10 m y sobre nivel (20 a 25 cm) para evitar exceso de humedad, orientados de N-S para lograr una insolación adecuada. Si el suelo es pesado se recomienda agregar mantillo. Si los almácigos se realizan en Zonas secas y ventosas como en nuestra provincia, los mismos se construyen bajo nivel, a los efectos de conservar la humedad, y no resulta imprescindible la utilización de mantillo, siendo la orientación y las dimensiones las mismas que para el caso anterior. Desinfección: Una vez preparado el suelo se procederá a su desinfección, antiguamente se usaba el Bromuro de Metilo, pero actualmente está prohibido por los daños a la atmósfera. Lo que se puede hacer es aplicar al suelo después de la siembra, Sulfato Neutro de Oxiquinoleina (Almacigol) para reducir el ataque de hongos del suelo, y tratar a las malezas con un herbicida de contacto (glifosato al 1% Paraquat al 1,5%), antes de que emerjan las plántulas. Siembra: Una vez construidos los almácigos, la siembra se realiza, colocando las semillas en surcos transversales, cada 12-15 cm, en forma de rosario. Los surcos se pueden hacer utilizando un rastrillo de madera, cuya separación entre dientes es la mencionada anteriormente. La profundidad en que es colocada la semilla varía de 2-3 cm, en suelo suelto como los nuestros, o a menor profundidad (1,5-2 cm) si el suelo es más pesado. Después del tapado de los surcos, se procederá al riego de los canteros, cuidándose de tapar los mismos con algún material de la zona (paja, cañas, etc.) para dar mayor temperatura y humedad a los mismos. Esta práctica resulta imprescindible en zonas secas y ventosas como la nuestra. Es necesario aclarar la importancia que tiene el hecho de dar una humedad pareja a los almácigos, porque en caso contrario la semilla puede deshidratarse rápidamente, y de ésta manera romper su tegumento con la consiguiente pérdida de la misma. La siembra de los almácigos se realiza normalmente en el Noroeste argentino, desde fines de Julio, comienzos de Agosto. No nos debemos exceder de esta fecha, porque llegamos a los meses de mayor temperatura y humedad, con plantines muy susceptibles al "damping -off" o podredumbre del cuello.

También la siembra se puede hacer en el mes de Mayo, pero se tiene que hacer bajo cobertura plástica, para evitar daños por heladas, y de esta manera llegamos con plantines trasplantables a vivero durante la primavera. Labores Culturales del Almácigo. Riego: Esta práctica es fundamental sobre todo hasta la emergencia de la plántula por los motivos expresados anteriormente. Sombreado: Después que se generalizó la emergencia de los plantines, se procede a quitar las tapaderas (material vegetal depositado después de la siembra), y se coloca al mismo suspendido a una altura de 70-90 cm, la que proveerá de media sombra, evitando el daño que puede ocasionar la insolación directa de los plantines recién emergidos. Esta media sombra se irá eliminando paulatinamente hasta que los plantines alcancen una altura de 15-20 cm. El sombreado no es necesario si la siembra se realiza en mayo, ya que cuando aparece la radiación fuerte de primavera, la planta ya ha pasado su período de sensibilidad. Desmalezado: Si se realizó desinfección del almácigo, prácticamente se disminuye notablemente la incidencia de las malezas. De cualquier manera el desmalezado debe ser periódico para evitar la competencia que puedan ejercer las malezas sobre el plantín. Fertilización: Para obtener un plantín vigoroso es necesario contar con la suficiente provisión de Nitrógeno. La dosis recomendable puede ser de 70 gr. de Urea por c/10 m2 de almácigo, o 150 gr. de Sulfato de Amonio, aplicado después del riego, evitando el contacto directo del tallo con el fertilizante. Esta fertilización se puede hacer después de tres meses a partir de la germinación. También se puede realizar la fertilización foliar con Urea al 5% diluida en agua, o con otros fertilizantes foliares en intervalos de 10-15 días. Tratamientos Sanitarios: Dentro de los mayores problemas sanitarios que pueden presentarse en el almácigo, es el ataque de "damping-off" o "podredumbre del cuello", sobre todo en aquellos almácigos que se siembran tardíamente (fines de Agosto-Septiembre). Para evitar la misma y apenas existan los primeros indicios, se realizarán pulverizaciones con Oxicloruro de Cobre al 3-4% o Sulfato Neutro de Oxiquinoleina (Almácigol) a razón de 1/2 gr. por 10 m2 (en 10 l. de agua), aplicados semanalmente. Otras afecciones de menor importancia que pueden aparecer, son las hormigas y gusanos del suelo, que se combaten fácilmente con Clorpirifos, o los pulgones que son sensibles a cualquier insecticida fosforado (dimetoato o clorpirifos al 1,5por mil). Extracción de Plantines: Una vez alcanzado el tamaño final del plantín, que varía con el manejo posterior, como veremos más adelante, se trasplantará a Vivero para su injertación. Los plantines se arrancan descalzando con palas las sucesivas filas del cantero. Luego de eliminar la tierra de las raíces, se procederá a su selección y clasificación por calidad y tamaño respectivamente. La selección se hace eliminando todas aquellas plantas que tengan deformaciones en sus raíces (cuello de cisne, nudos). La clasificación se realiza en base al tamaño, primera, segunda, etc, entre las plantas uniformes del cantero, ya que las muy pequeñas o exageradamente grandes, serán eliminadas por alejarse del tipo de la especie. De este modo se asegura una gran uniformidad en los plantines, que facilitará notablemente, llegado el momento, la tarea de injertación. Si los plantines han de ser transportados o no plantados en el momento de su extracción, sus raíces serán cubiertas con un barro muy líquido, al que se le puede agregar algún fungicida (Zineb u Oxicloruro de Cobre). Luego se procederá a formar atados que serán envueltos en lona de arpillera y mantenidos con humedad. Todo este procedimiento se realizará evitando la insolación directa, especialmente en las raíces de

los plantines. Un almácigo de 10 m2, bien conducido rinde entre 2.500 y 4.000 plantines aptos para llevar al vivero. EL VIVERO Sistema Tradicional de Vivero a Campo: Para este sistema, normalmente los plantines tienen una altura de tallo que oscila de 35-40 cm como mínimo para ser trasplantados, por esta razón se procede a eliminarlo 10-15 cm del mismo y 5 cm de raíz para equilibrar el sistema aéreo y radicular y para lograr mayor brotación. La época oportuna para realizar el trasplante en el Noroeste argentino va desde febrero a marzo, si nos excedemos de esta fecha, pueden existir problemas con algunos porta-injertos como M. Cleopatra, que al tardar en formar su sistema radicular se ve afectado en mayor medida por las bajas temperaturas. Elección y Preparación del Suelo: Se buscará un lugar alto y plano y en lo posible con suelo no muy arenoso, para permitir la extracción de los pilones, alejado de plantaciones cítricas y donde no hayan existido cítricos anteriormente. Además el riego debe estar asegurado. Una condición que es fundamental en esto, es la ausencia total de cebollín (Cyperus rotundus) y de grama (Cynodon dactylon) ya que, el trasplante con pan de tierra al lugar definitivo difundirá estas malezas. Luego se realiza la marcación de las cabeceras y la primera línea, orientada en la dirección Norte-Sur, para equilibrar la insolación y en dirección a los vientos predominantes. Los plantines se colocarán con la ayuda de una cuerda o alambre a 35-40 cm entre plantas; y entre líneas distancias que pueden oscilar de 60 a 100 cm, dependiendo fundamentalmente de las labores que se han de realizar. La menor de las distancias es conveniente cuando se van a aplicar herbicidas, mientras que serán mayores al pasar de labores manuales a mecanizadas. La plantación puede hacerse abriendo un surco con surcador o arado Mancera, a lo largo de la piola que marca el surco. A continuación una persona coloca el plantín en el mismo, mientras otra lo introduce, aprisionando el suelo alrededor para asegurar que no queden cámaras de aire. Esta tarea también puede realizarse con plantador (se construye de madera cilíndrica de 3-4 cm de diámetro con un extremo ahusado y 30-35 cm de largo). Una vez implantado se dará un riego abundante que asegurará la fijación de los plantines. Labores Culturales. Riego: La obtención de plantines vigorosos aptos para la injertación en corto plazo, requiere del mantenimiento de un suelo húmedo, por ello deben darse riegos permanentes. Como se trata de una actividad intensiva, no debe descartarse en el vivero el uso de equipos de riegos por aspersión. Desmalezado: Un vivero deberá mantenerse permanentemente bien desmalezado por dos razones importantes, la primera, por realizarse el trasplante con pilón, ya que por esta causa se transportarían malezas de un sitio a otro y la segunda, para evitar problemas de competencia con las plantas. El desmalezado manual tradicional utilizando pala o azada en la línea de plantación y en la trocha, ha sido desplazado por sistemas semi-mecanizados, por el cual se pasa carpidores en la trocha (a tracción animal o mecánica) y la limpieza manual de la línea de plantación. Actualmente se está generalizando la utilización exitosa de herbicidas de acción y cobertura total, entre los que se destacan algunos derivados de las triazinas como la Simazina de aplicación inmediata al trasplante y la ametrina en manchoneos posteriores.

Fertilización: Los plantines en vivero tienen gran respuesta a la fertilización nitrogenada, por su acción vigorizante. Se recomienda en general la aplicación del 1 Kg. de Urea al suelo, por cada 100 m lineales de surco, a intervalos de 30-45 días. La fertilización deberá hacerse una vez que las plántulas hayan prendido. También puede realizarse fertilización foliar con Urea del 5% o cualquier otro fertilizante foliar. En nuestra provincia, como consecuencia del Ph elevado que presentan los suelos, pueden aparecer problemas de deficiencias de elementos menores (Fe, Zn, etc) por lo que se recomienda aplicaciones foliares con quelatos que contengan el elemento que está en carencia. Tratamientos Sanitarios: Dentro de las plagas que más afectan en nuestra provincia a los viveros, se destaca el daño producido por el minador, éste se controla con aplicaciones semanales de abamectina a razón de 10 ml. cada 20 litros. Otras plagas que pueden aparecer son trips, cochinillas y pulgones, se recomienda para su control la aplicación de Clorpirifos (Lorsban) al 1,5 o 2 por mil. Entre las enfermedades merece destacar la cancrosis, que es muy difícil de tener bajo control en viveros a cielo abierto, aunque se puede disminuir su incidencia con aplicaciones continuadas de algún producto a base de cobre. Otras enfermedades de importancia son la sarna (Elsinoe sp.) Alternaria citri, y Phytophthora, esta última puede causar la muerte de los brotes jóvenes de portainjertos resistentes. También es importante el ataque que producen las arañuelas y los ácaros de las yemas y del Tostado, para el que se recomienda la aplicación de algún acaricida para su control, la aplicación de abamectina también los puede controlar. Es muy importante el control de las plagas y enfermedades en el vivero para evitar que las mismas sean llevadas al lugar definitivo. Conducción del plantín: Un plantín bien manejado dará lugar a tener un buen receptor para la yema. Por esto se lo conducirá tratando siempre de obtener un tallo único y recto, lo que se logra mediante desbrotes periódicos, arrancando manualmente los brotes cuando aún son tiernos y el corte con tijera si han suberificado, aunque es conveniente no llegar a ésta situación para evitar causar daños demasiado grandes al tallo. Además del desbrote se deben eliminar las espinas y hojas hasta los 35-40 cm de altura, con esta tarea es conveniente eliminar por decapitación la yema axilar de cada nudo para evitar posteriores rebrotes. Esta tarea se realiza bien con serpeta. Injertación tradicional Elección y Extracción de Yemas: Las ramas más útiles para la provisión de las yemas escudetes, son las provenientes de brotaciones anteriores al momento de la extracción y que ya hayan formado madera. Esto exteriormente se expresa por la aparición de tenues hilos de súber en la corteza, y la desaparición de la característica de sección triangular, para convertirse en circular. La extracción de la yema se hace dibujando un escudete alrededor de la yema a extraer y deslizarlo sobre la madera de la púa con la ayuda de la cortaplumas. La planta yemera o madre de la yema deberá responder al tipo de la variedad, ser vigorosa, sana y de productividad y calidad comprobada por un largo período (no menor de 8-10 años). Deben descartarse todas aquellas plantas yemeras de las que se sospechen que tengan alguna afección virósica, ya que las mismas se puede trasmitir por injerto. Injertación: El injerto usado tradicionalmente para los cítricos es el de yema en escudete insertado en corte en "T" normal o invertida a 20 ó 30 cm de altura. Para injertarse el tallo del plantín deberá tener el diámetro de un lápiz, aunque en algunos casos se puede injertar con un diámetro menor, sobre todo cuando la yema es de tamaño reducido.

El material para el atado del injerto puede ser tiras de polietileno de 100 micrones de espesor y de 1 -1,2 cm de ancho. A los 18-28 días ya se puede desatar el injerto, lo que se hace cortando la cinta con navaja bien afilada en la parte opuesta a la yema. El corte no se hará antes ni después de ese período ya que se corre el riesgo de perder la yema en el primer caso o anillar el plantín en el segundo por la presión ejercida por la cinta. La época en que se realiza la injertación en el Noroeste puede ir desde Octubre a Marzo-Abril. Si se realiza en éste último mes lógicamente que corremos el riesgo de que la yema brotada o no, pueda resultar afectada por el frío. Injertación con varetas de sección triangular Para la injertación de yemas certificadas, que se producen en plantas en macetas cultivadas bajo invernáculo, es necesario apelar a otro sistema de injerto, ya que la mayoría de las yemas no han alcanzado la madurez necesaria para tener una sección redonda. También sirve para injertar variedades con muchas espinas porque este sistema permite un mejor prendimiento en yemas con madera. Otra ventaja que tiene este sistema es la rapidez de realización, ya que se hace con sólo dos cortes versus los 5 que se deben practicar para hacer el injerto tradicional. La yema se extrae haciendo un corte por debajo de ella, en el sentido apical-basal de la vareta y tirando para que al desgajar la corteza por debajo de la yema quede una “cola”. Antes de la extracción es conveniente eliminar desde la base el resto de pecíolo que hubiera podido quedar en la vareta por que se ata cubriendo la yema. La yema no debe quedar centrada, sino algo desplazada hacia la derecha para que se acomode al tipo de incisión que se practicará en el patrón. La injertación en este caso se efectúa, haciendo una incisión en forma de "J" sobre el plantín, en la que se introduce desde abajo hacia arriba la yema tomada de la “cola”, atándose posteriormente totalmente, tapando tanto el plantín como la yema. Conducción de la planta injertada: Para romper la dominancia de la copa del plantín, existen distintos manejos de la misma. El tradicional consiste en realizar un corte en la mitad del diámetro del tallo a unos 15-20 cm por encima del injerto (media savia) la copa se vuelca y queda en esa posición hasta que el nuevo brote alcanza 15-20 cm de altura, luego se corta completamente, para más tarde destoconar a nivel de la zona de injertación. Otro sistema, no difundido en el NOA, es la realización del "looping", a 20 cm por encima del injerto, se dobla el plantín y el extremo de la copa, se ata al pie del mismo, quedando en esa posición hasta el destoconado. Un tercer método de realizar esta tarea es directamente eliminando la copa por un corte sobre el injerto, este último sistema es el empleado en nuestra provincia. Se puede hacer el corte por encima de dos nudos sobre el injerto o dejando un tocón de 20 a 25 cm. que puede servir como tutor en las primeras etapas de crecimiento del injerto. Una vez destoconado el plantín, esto es, eliminando todos los restos del patrón, se deberá conducir el nuevo tallo lo más recto posible, sea con tutorado o con podas tratando de conseguir un fuste único hasta los 60-70 cm de altura. Si se desea llevar una planta con las ramas primarias formadas al lugar definitivo, se descopará un tiempo antes del trasplante a la altura de ramificación (70 cm) desbrotando por debajo de los 50 cm y dejando crecer todos los brotes entre esas alturas, eligiendo luego 4 de ellos para formar la copa. Si en cambio se va a formar la copa en plantación se dejará crecer tallo único hasta el momento de salir a la plantación definitiva y en ese momento se corta a los 70 cm. Este último sistema, muy utilizado en Tucumán, solo se aplica a plantas con una combinación muy vigorosa. Extracción de la Planta: Se cortan las ligaduras del tutor, el que se elimina. Con una pala plana (chica) se limpia la superficie del terreno alrededor del tronco, con sumo cuidado

sin herir la planta, luego se procede a marcar el diámetro del pilón, al que se le irá dando forma redondeada en la parte superior (para evitar que se parta). El pilón de forma cónica debe envolverse con arpillera, plástico o totora y atarse fuerte. La copa de la planta puede ser podada en sus brotes tiernos para balancear la pérdida de raíces. Sistema de Vivero en Macetas: Para este sistema, normalmente los plantines tienen que tener una altura de tallo máxima de 12-15 cm para ser trasplantadas. El trasplante se produce a diferencias del sistema antes mencionado en bolsas de polietileno negras (macetas) de 25 x 35 y de 70 micrones de espesor. Este método presenta las siguientes ventajas: El vivero se puede ubicar en suelos no aptos para ello. Gran número de plantas por m2 (20-25). Sin problemas de trasplante. Mayor economía de agua de riego. Menor superficie a cubrir en caso de heladas. No se decapita el suelo ya que la tierra puede transportarse desde otros lugares. Menor superficie de suelo para los desyerbes. Evita el embalado de las plantas en el momento de su extracción.

El sistema tiene como desventajas el hecho de requerir fertilización adicional o un mejor sustrato ya que la superficie que explora las raíces es reducida. Además en función de ésta superficie reducida la planta no puede permanecer mucho tiempo en el Vivero. Para simplificar el sistema de riego, lo más aconsejable es construir un cantero bajo nivel (de 15-20 cm de profundidad y de 1,20 de ancho) el cual se inunda periódicamente. El manejo posterior del plantín, es el mismo que para el sistema tradicional a campo. Este sistema de Vivero, está difundido en nuestra provincia. El vivero en ambiente protegido Con este sistema, tanto la etapa de almácigos como la de vivero se practican dentro de un invernáculo, lo ideal es construirlos con estructura de hierro galvanizado y perfiles de aluminio, que permitan un cierre perfecto entre los materiales usados para la cobertura y los laterales. Estos materiales pueden ser: para la cobertura polietileno de larga duración térmica (LDT) de 150 micrones y eventualmente en verano una cubierta superior de tela media sombra, para los laterales malla antiáfidos y eventualmente en invierno polietileno LDT. El almácigo se hace en una cajonera elevada para mayor comodidad y para que no haya contaminación con el suelo. La cajonera puede ser hecha con una estructura de madera o metálica y debe contener una bandeja donde se deposita el sustrato de 20 cm. de alto aproximadamente. El sustrato puede prepararse con una mezcla de tierra arenosa y mantillo zarandeado, o usar los que vienen preparados específicamente a base de turba y perlita con un balance de PH y nutrientes adecuados a los requerimientos de la semilla. Los plantines se los puede trasplantar directamente a macetas sopladas de sección cuadrada de 4 a 5 l. de capacidad, donde se las injerta y completan su etapa de vivero o provisoriamente a tubetes de material plástico de 350 ml., esto permite acelerar su crecimiento y ocupar menos espacio. Ambos recipientes van suspendidos a 30 cm. del suelo sobre mallas metálicas o estructuras de madera. Bibliografía -Palacios, Jorge. 2005. Citricultura, Talleres gráficos Alfa Beta S.A., Buenos Aires. -Timmer L.W. y Larry W. Duncan. 1999. Citrus Health management APS Press. Florida USA.

TRABAJO PRÁCTICO N° 20 OPERACIONES EN VERDE PARA UVA DE MESA
Las operaciones de poda en verde se efectúan en el transcurso del período de actividad vegetativa para complementar la poda de producción y asegurar un mejor equilibrio entre la parte vegetativa y los órganos de producción. Junto con la poda en verde se realizan una serie de operaciones complementarias, constituyendo la suma de ambas lo que se llama operaciones en verde. Estas operaciones en verde pueden ir dirigidas a la vegetación: atado de sarmientos y pámpanos, destallado, despuntado, desnietado, deshojado y prepoda; o pueden ir dirigidas a los racimos: aclareo manual, desenredado, atado y arreglo del racimo. Atado de sarmientos y pámpanos El atado de sarmientos y pámpanos a la estructura básica del sistema de conducción tiene como principales objetivos: sujetar los elementos de carga, evitando la rotura de éstos; y mejorar la manipulación y distribución de racimos y vegetación. Conducción en parral: Después de la poda, y antes de que las yemas salgan de su latencia, se realiza el atado de los sarmientos a los alambres que conforman la estructura básica del parral. Esta tarea se suele realizar con máquinas grapadoras que utilizan cinta para el atado. Desbrote Hay que distinguir entre el que se realiza en brotes que nacen en madera vieja y el de pámpanos nacidos de los sarmientos dejados en la poda. Desbrote en madera vieja o deschuponado: Consiste en la supresión de brotes adventicios situados en el tronco y brazos (nacidos, por tanto, de yemas latentes) y que no pueden tener utilidad alguna o excepcional en una futura poda invernal de regeneración de la cepa. Se realiza sin herramienta, dando una ligera torsión a los brotes para desprenderlos, pero si se hace en época tardía será ya conveniente el uso de tijeras. Desbrote de pámpanos en sarmientos: Se trata de la supresión de los brotes normales que no llevan fruto, en medida prudente, sin restar mucha superficie foliar. Esta tarea puede realizarse junto con el deschuponado. La supresión de brotes será mayor en cepas de escaso vigor y más reducida en las vigorosas. Depende también de la temperatura e insolación, siendo menos intensa a mayor temperatura e insolación. Normalmente se realiza cuando los pámpanos han alcanzado una longitud de 2040 cm, cuando se distingue perfectamente cuáles de ellos han dado racimos y cuáles no. Se procede entonces a la eliminación de los no fértiles, es decir, de los que no llevan ningún racimo. Siempre se dejan los primeros, los más cercanos a la base del sarmiento que servirán de madera para pitones y cargadores para el próximo año. También se sacan los brotes dobles o secundarios que nacen en la base del brote principal, de manera que por cada yema del sarmiento sólo quede el brote fructífero. En la cultivar Flame Seedless no se sacan los brotes dobles o secundarios, por ser una característica varietal. Las feminelas se eliminan hasta pasado el segundo racimo. Esta operación es importante en las cultivares Sultanina, Flame Seedless, Emperatriz y Alfonso Lavallée, en las cuales son fértiles y dan origen a racimos que se desarrollan atrasados con respecto al resto. En Red Globe y Perlón, debido a la poca expresión vegetativa que manifiestan, el desbrote debe ser muy leve, limitándose a sacar los chupones de los brazos principales de la planta. En cepas débiles o de vigor medio, cuando exista un exceso de pámpanos fértiles, hay quien aconseja la supresión de algunos de éstos, para que una cosecha demasiado grande no venga a restar vigor a la cepa, y también para conseguir una mejora de la calidad. Es más conveniente para realizar esta supresión esperar al cuaje para observar y discernir, aunque parezca un sacrificio, cuáles se consideran superfluos.

Deshojado El deshojado es una operación típica en la uva de mesa; consiste en la supresión de un número variable de hojas a la altura de los racimos, para que éstos se aireen mejor, reciban más luz, y sean más efectivos los tratamientos dirigidos al racimo. Siendo las hojas órganos de funciones vitales se deduce que no deben suprimirse más de lo estrictamente indispensable, y que esta operación será tanto más incorrecta cuanto más se acentúa el número de hojas suprimidas, que no deben superar más de tres o cuatro por brote. El deshoje es una de las prácticas que deben realizarse con más prudencia, ya que es fácil incurrir en abusos muy perjudiciales. Si se realiza correctamente, aunque es nocivo para el rendimiento de la cepa, es favorable a la calidad, ya que su efecto fundamental de mejorar la iluminación se ejerce durante largo tiempo, mientras que el nocivo de supresión de superficie foliar se atenúa por formación de nuevos órganos de asimilación. El deshoje puede ser practicado varias veces a lo largo del cultivo, principalmente durante el período de crecimiento y durante el período de madurez. En general se sacan las hojas ubicadas en el nudo anterior y posterior al del racimo, pero conservando la del mismo nudo en forma opuesta. Período de crecimiento: Durante el período de crecimiento, después del desbrote y próximo a la floración, se suele realizar en algunas variedades, al menos en las más vigorosas y/o de poda larga. Período de madurez: Después del cuajado, una vez que las bayas comienzan su engorde y el racimo va adquiriendo peso, se realiza un segundo deshojado. Raleo manual Consiste en la eliminación de parte de la cosecha y tiene como objetivo fundamental el incrementar la calidad del fruto. El raleo consigue incrementar la relación número de hojas/racimo, lo que conduce a una mejora en la alimentación del fruto. La eliminación de parte de la producción se puede realizar, tanto antes de la floración o durante ésta, o después del cuajado, y se pueden eliminar o bien racimos enteros o partes de éstos. Existen principalmente seis métodos diferentes de raleo manual, todos conducentes a obtener un máximo de calidad: • Eliminación de inflorescencias • Poda de la inflorescencia • Raleo manual de flores Eliminación de racimos Poda del racimo Raleo manual de bayas Normalmente se utiliza uno o dos de los seis métodos, o ninguno, y su realización práctica se superpondrá, sí se pudiera, con alguna tarea sobre la vegetación. Eliminación de inflorescencias: Se le llama también eliminación de racimos antes de la floración. Esta práctica no es muy habitual y se utiliza normalmente en variedades con tendencia a presentar cuajado irregular, por lo que la supresión de los racimos se debe realizar antes de floración. Los racimos deben eliminarse sin suprimir las hojas, con ello se incrementa la relación hojas/racimos y se mejora la nutrición de las inflorescencias que quedan, y así se puede esperar un mejor cuajado. Esta operación es tanto más efectiva si corresponde a una poda leve, así se podrán seleccionar los racimos en su número adecuado. Poda de la inflorescencia: Llamada también poda del racimo antes de floración. Esta práctica es simplemente una variante de la anterior, estando indicada en las mismas condiciones. Además de mejorar cuajado, lo que se busca es dar una adecuada forma comercial al racimo (en los muy compactos y/o muy grandes) y conseguir una mayor calidad, obteniendo racimos más sueltos y con mayor posibilidad de crecimiento de sus bayas. Esta poda normalmente solo afecta a la parte terminal del racimo, constituyendo el llamado descole o despunte, aunque también pueden ser eliminados las alas superiores y algunas ramificaciones. Se realiza manualmente con tijeras especiales, y al • •

igual que la eliminación de inflorescencias, la poda de inflorescencias se ejecuta antes de la floración, al objeto de afectar, de la misma manera, sobre el cuajado en variedades propensas al corrimiento. Raleo manual de flores: El raleo manual de flores es una práctica de difícil ejecución, indicada solamente en variedades apirenas con gran cuajado y compacidad de racimo, y lo más importante, que no responden al aclareo químico de flores, como es el caso de Perlette. Con el aclareo lo que se pretende es, en primer orden, reducir la compacidad de las bayas en el futuro racimo, consiguiendo que sea más suelto, y en segundo orden, aumentar el tamaño de las bayas, ya que al disminuir el número de flores y futuros granos, el tamaño de éstos aumentará. Su momento de ejecución es normalmente antes de la floración, aunque se puede realizar durante ésta. Para realizar esta operación se utiliza un cepillo de cerdas plásticas. Los racimos se cepillan colocando una mano detrás y efectuando 2 a 5 pasadas, de arriba hacia abajo, en ambos lados del racimo, tratando de eliminar un gran porcentaje de flores, e intentando dejar aproximadamente unas 80 futuras bayas por racimo. Es una operación propia de la conducción en parral, o al menos es donde se lleva a cabo con mayor facilidad, debido a la mayor facilidad de manipulación que ofrece sobre los racimos. Eliminación de racimos: Consiste en reducir el número de racimos cuando por la superabundancia de fruto sea de esperar una escasa calidad y dificultad de maduración, además de otros contratiempos para la planta. Este procedimiento se utilizará en aquellas variedades que producen más de un racimo por brote, para dejar una producción equilibrada, que permita obtener racimos con bayas más gruesas y mejor maduración. Generalmente se conserva un solo racimo por brote, cuya elección depende de la variedad, aunque en brotes vigorosos se pueden dejar los dos. Se recomienda eliminar racimos pequeños o mal formados, o bien racimos excesivamente grandes. Así, esta operación se debe realizar después del cuajado del fruto, momento en que cabe precisar mejor, cuáles y cuántos conservar o eliminar. Esta operación se realiza manualmente, con tijeras especiales, y es tanto más efectiva si corresponde a una poda leve, que permita seleccionar los racimos en número adecuado. Los racimos se descuelgan y desenredan de modo de dejarlos bien expuestos a las aplicaciones de productos fitosanitarios y evitando que se toquen entre sí. En los cultivares Cereza, Cardinal y Gold es conveniente retrasar el momento de ejecución hasta después del cuaje, para evaluar los racimos y eliminar los que presenten corrimiento. En Superior Seedless es común la presencia de dos tipos de racimo, uno alado y más suelto y el otro más apretado y angosto, con ramificaciones más cortas. Estos últimos deben ser eliminados, por lo que es conveniente efectuar el raleo de los racimos más adelante, cuando ya estén conformados. Alfonso Lavallée frecuentemente trae tres racimos por brote. El basal es de mayor tamaño pero con corrimiento y los dos restantes son más chicos y mejor formados. Por eso se elimina el primero, conservando los otros. En Queen y Exótica se deja el segundo racimo, ya que es el mejor formado, sin corrimiento y menos alado. En Emperador no se realiza esta práctica, eliminando solamente campanillas y racimos mal formados. En Emperatriz se dejan racimos de tamaño medio, sacando los muy grandes y los muy chicos, poniendo cuidado en que los que permanecen no se toquen entre sí. En las demás cultivares se conserva el mejor racimo, que generalmente es el basal. A cada racimo se le saca el zarcillo que nace en la parte superior del pedúnculo, que en las cultivares Flame Seedless, Perlón, Emperatriz, Alba, Alfonso Lavalée, Perlette, Exótica y Queen alcanza un gran desarrollo, enredándose entre los granos. Armado o arreglo del racimo: Corresponde a la poda del racimo y raleo de bayas (cincelado). Consiste en eliminar granos o partes del racimo para darle forma, evitar compacidad y permitir el incremento del tamaño de las bayas. El momento de realización es en post-cuaje y hasta los 10-11 mm de diámetro del grano. A partir de ese momento, la operación se hace muy difícil y se corre el riesgo de dañar los granos. Tampoco se deben armar los racimos antes o durante la floración, porque se incrementa el cuaje y por consiguiente, la compacidad.

En el armado del racimo de la cultivar Sultanina se dejan las cuatro ramificaciones, alas u hombros superiores , se eliminan las tres siguientes y luego se conservan las cuatro que siguen, para finalmente sacar algunas ramificaciones en forma de espiral, hasta el nivel donde se lo descola o despunta. Esto es a los 20 a 25 cm de largo, incluyendo el pedúnculo del racimo. En algunos casos es necesario eliminar (peinar) granos de la parte interna de las alas superiores. En las otras cultivares, el armado se limita a un descole a los 20 a 25 cm y al entresacado de algunas alas si el racimo se presenta muy compacto. En Cardinal, Gold y Alfonso Lavallée es conveniente realizar el descole antes de la floración, ya que son cultivares propensas al corrimiento y de este modo se favorece el cuaje. Desenredado Al mismo tiempo que realizamos el segundo deshojado, durante el período de madurez, se aprovecha para desenredar y colocar los racimos. Básicamente la tarea consiste en separar los racimos que crecen juntos o enredados y colocar la cosecha bien distribuida. Atado Entre el crecimiento del grano y el envero, una vez que el racimo ha alcanzado un tamaño considerable, suelen descolgarse algunos pámpanos debido al peso de los racimos. Se crea la necesidad de ir atando éstos, para evitar que se quiebren. El atado no se realiza en la conducción en espaldera; los pámpanos están bien sujetos, y generalmente no se corre el riesgo de que se quiebren por el peso de los racimos. Limpieza de racimos: Consiste en la eliminación con tijeras de bayas pequeñas, anormales, lesionadas, o atacadas por algún agente patógeno. Se realiza normalmente antes de la recolección. Esta operación de limpieza se puede realizar en el empaque, cuando el embalado se realice en éste, y constituye uno de los primeros pasos en el embalaje de la uva de mesa. Operaciones especiales Como operaciones especiales se entiende aquellas operaciones necesarias en algunas, o en casi todas las variedades apirenas, conducentes a conseguir un producto de la más alta calidad. Estas operaciones son fundamentalmente el anillado y la aplicación de ácido giberelico. También se entiende como operaciones especiales, y aunque menos usuales, dignas de mención, las aplicaciones de Cianamida de Hidrógeno para regularizar la brotación, las aplicaciones de liberadores de etileno como el Ethephón, destinadas a mejorar la coloración en variedades rojas y negras, y por último, el embolsado de racimos. Anillado Se le llama también incisión anular; consiste en separar, mediante corte de navaja o con tijeras especiales, una banda de ancho de 2 a 5 mm, en forma de anillo completo (anular) o bien parcial (semianular), de la corteza y líber (floema), sin alcanzar el cambium y vasos leñosos (xilema). Puede practicarse en el tronco o en los sarmientos y también en los mismos pámpanos fructíferos, siempre, por debajo del fruto. Tronco: Para hacerla en el tronco se emplea una navaja de doble hoja; una vez quitada la corteza muerta, se hace el anillado parcial o completo y se elimina la corteza correspondiente. Sarmientos: El anillado en los sarmientos y los pámpanos se hace con unas tijeras especiales, de doble hoja, siendo las más utilizadas las de tipo californiano, que se colocan en el sarmiento y se les hace girar, sin apretar el mango, hasta que se separa la corteza. El efecto que se consigue con la operación de anillado, es que los productos elaborados mediante la fotosíntesis en las hojas, se acumulen en las partes de la planta que quedan por encima de la incisión, fundamentalmente en el racimo, favoreciendo así su desarrollo. Mientras dura la interrupción, los órganos situados por encima de la incisión están sobrealimentados, perdurando esta sobrealimentación, aunque en menor grado, bastante tiempo después.

El efecto de la incisión anular varía, según el estado fenológico en que se encuentra la planta en el momento de hacerla, pudiendo ser efectuada antes de floración, después del cuajado y en el envero. Antes de floración: Poco antes de la floración, la incisión anular origina un aumento del porcentaje de cuajado. Para favorecer el cuaje se opera de 5 a 7 días antes de florecer, aunque su efecto también afecta algo al engorde del grano. En muchos casos, dado el aumento de cuajado que produce la incisión, es necesario acompañar esta operación con un aclareo. Después del cuajado: Efectuando la incisión después del cuaje se incrementa el tamaño de las bayas, aunque se produce un ligero retraso en la maduración. De los tres momentos citados, cuando más se emplea el anillado es después del cuaje, cuando los granos, con 4-5 mm de diámetro, se encuentran en el período de rápido crecimiento. La mayor influencia de este anillado se da en aquellas variedades sin semillas o también en variedades con racimos de granos normalmente dispersos; en variedades que normalmente tengan semilla no mejorará la formación de los granos, pudiendo incluso incrementar el número de granos reventados. En variedades apirenas se ha conseguido por medio del anillado un incremento en el tamaño de la baya superior al 30%, siendo este incremento bastante inferior en variedades con semillas. No debe olvidarse que el anillado influye en el tamaño del fruto incrementándolo, lo que incide sobre el racimo aumentando su compacidad, por lo tanto, cuando se practica en variedades apirenas, de racimos grandes y compactos, necesita de un aclareo si se desea que el anillado resulte efectivo sobre el aumento del tamaño de la baya. En el envero: En el envero, la incisión anular favorece la coloración y el contenido en azucares de las bayas, y por lo tanto, la maduración. En las plantas débiles o con excesiva carga no debe practicarse el anillado; en las primeras, porque la planta podría debilitarse todavía más y en casos extremos llegar a morir; y en las segundas, porque el efecto del anillado sobre el aumento de tamaño de las bayas apenas se notaría. Después de hacer la incisión anular es necesario regar y mantener el suelo húmedo hasta que la herida provocada por el anillo haya cicatrizado. Es recomendable, cuando las incisiones se practican en madera del año anterior, que sea la que luego será suprimida en la poda, haciendo así salvedad de tales lesiones y dejando la cepa totalmente revitalizada para la nueva cosecha. Acido giberelico Igual que ocurre con la incisión anular, el efecto de los tratamientos con ácido giberélico depende del estado fenológico en que se encuentre la planta. Los tratamientos en prefloración favorecen el alargamiento del raquis de los racimos, los que se dan en plena floración provocan un aclareo de los racimos o inflorescencias, debido a la acción polenicida del AG y las aplicaciones que se hacen después del cuajado, favorecen el engrosamiento de las bayas. En prefloración: Los tratamientos en prefloración para alargar el raquis de los racimos, apenas se dan actualmente, pues aunque inicialmente el efecto es notable, al poco tiempo las diferencias con los racimos de las plantas no tratadas, no son significativas. En floración: El ácido giberélico aplicado en la época de floración, sobre los racimos, actúa como aclarante químico, reduciendo el número de flores entre el 20% y el 40%, dando como resultado racimos más sueltos. Este tratamiento puede, eventualmente, mejorar también el tamaño de los granos y provoca en ellos un cambio en su forma oval típica a una forma más cilíndrica. La época de realizar estas aplicaciones para aclareo, es crítica, y exige, por tanto, un seguimiento preciso del proceso de floración. La floración es un proceso que no se produce al mismo tiempo en todos los racimos de una cepa, y existen también diferencias entre unas cepas y otras. Para poder tratar todos los racimos en el momento oportuno, es necesario hacer varios tratamientos con ácido giberélico. Normalmente la floración en un racimo se desarrolla de arriba a abajo, siendo las flores ubicadas en la parte apical las que más tardan en abrirse, como esta parte apical será eliminada cuando se pode el racimo, el seguimiento de la floración debe realizarse, teniendo en cuenta la evolución de las flores ubicadas en

las primeras 4-6 ramificaciones laterales de los racimos. Las dosis normalmente empleadas en estos tratamientos oscilan entre 5 y 10 ppm de AG y deben ser aplicadas cuando la parte alta de los racimos alcanzan el 50% de flores abiertas. Un segundo tratamiento debe ser aplicado, a la misma dosis, cuando los racimos alcanzan el 80% de floración, lo cual viene a suceder de 4 a 6 días después del primer tratamiento, dependiendo de las temperaturas registradas en esos días. Hay que procurar, cuando se dan los tratamientos, que los racimos queden bien mojados, y evitar hacerlos durante las horas de más calor, para favorecer el contacto del AG con los racimos. En algunos países con abundante mano de obra, estos tratamientos se hacen sumergiendo los racimos uno a uno en la solución con el ácido giberélico. Después del cuaje: Las aplicaciones con ácido giberélico después del cuajado, serán las que más influyan sobre el tamaño final de las de bayas. De nuevo el momento de la aplicación y dosis empleada, son de la mayor importancia para lograr el efecto deseado. Normalmente se dan de 2 a 3 aplicaciones, a la concentración de 20-40 ppm. La primera aplicación se hace cuando el 50% de las bayas han alcanzado un diámetro de 4-5 mm. Este es seguido por el segundo tratamiento, normalmente de 5 a 7 días después y a la misma dosis de 20 a 40 ppm. En algunas variedades, que así lo requieran, se puede dar un tercer tratamiento a la misma dosis que los anteriores, 5 a 7 días después de la segunda aplicación. Igual que se comentaba para los tratamientos en floración, es necesario que los racimos se mojen bien y que los tratamientos se den aprovechando las horas más frescas del día. Como indicación general, es necesario aclarar que la acción del ácido giberélico es muy localizada, y su efecto no se extiende de una baya bien mojada a otra adyacente que no le haya llegado bien el tratamiento. Para favorecer el efecto de los tratamientos se puede emplear algún mojante, siempre utilizado a la dosis mínima recomendada. Estas recomendaciones tanto en la época, como en las dosis a emplear en los tratamientos AG, son generales, y no responden a las necesidades especificas que una determinada variedad pueda tener, puesto que la reacción frente a los tratamientos con AG es muy variable de unas variedades a otras. Ethephón El Ethephón es una sustancia que libera etileno, acelerando el desarrollo del color de las bayas, pero el tamaño de las bayas, el azúcar y el ácido, en general, no cambian. Según variedades, el momento óptimo de aplicación es cuando se aprecia de un 5 a un 10 % en la coloración de las bayas, y las dosis normales son de 200 ppm, e incluso 300 ppm. Dosis mayores que las indicadas producen ablandamiento en los granos y manchado del raquis. Alfonso Lavalée, Lattuario Nero y Exótica no responden al ethepón para mejorar el color de los granos. En Black Seedless y Beauty Seedless no es necesario utilizarlo, debido a la buena coloración que alcanzan las bayas. En Emperatriz, Cereza y, en algunos casos, Cardinal, es imprescindible el empleo de etephón para obtener un buen desarrollo de color. Las demás cultivares no presentan problemas graves de coloración, por lo que el uso de etephón resulta algo más oscuro que lo normal Embolsado El embolsado de las uvas de mesa se realiza poco antes del envero. Se utilizan bolsas de papel de celulosa saturada por la parte exterior, abiertas por los dos extremos, que se sujetan al racimo por el extremo superior. Los racimos permanecen protegidos individualmente desde el momento del embolsado hasta la recolección. La función del embolsado es impedir la incidencia de los tratamientos fitosanitarios sobre el racimo, protegerlo de los ataques de insectos, aves y pequeños accidentes meteorológicos, mejorar la coloración de las bayas y retrasar su maduración. Embolsado con membranas PBA: Las membranas PBA, son así llamadas por sus creadores, y están patentadas en varios países, entre ellos España. Están construidas en celulosa y otros polisacáridos, constituyendo una trama, con muchas de las características de una pared celular: alta resistencia a la rotura en mojado, intercambio gaseoso con el medio ambiente cuando la membrana está seca, e intercambio por medio

del agua cuando está mojada. Su alta permeabilidad al aire (de hasta 133 m3/m2/min) hace que la energía libre de vapor de agua dentro del ambiente encerrado por la membrana, como fuera, tienda a ser igual en escasos minutos. Estas características hacen que la membrana PBA pueda encerrar totalmente el racimo, desde el momento de la fecundación hasta la cosecha, sin romperse (3 a 5 meses), y volver a utilizarlo al menos un ciclo más. Ello significa que el fruto permanecerá protegido de: la acción mecánica directa de pájaros, rozamiento de hojas, rozamiento de otros racimos y rozamiento de otras partes de la planta; la acción de insectos y ácaros; los tratamientos fitosanitarios, que pueden manchar el fruto; y la fotoquímica del sol (dorado excesivo y quemado del fruto en variedades blancas), ya que esta membrana filtra aproximadamente el 95 % de las radiaciones ultravioletas entre 220 y 300 nm. El hecho de que en mojado los intercambios se efectúen por medio de agua que permanece en las celdillas de membrana PBA, facilita el acceso del principio activo a la pared interna de la membrana. De esta manera, se reducen notablemente los residuos de plaguicidas sobre la fruta. El uso de las membranas PBA no altera la fecha de maduración, así como tampoco el contenido de azúcares. Cianamida de hidrógeno La Cianamida de Hidrógeno es un regulador del crecimiento que modifica el período de dormancia invernal, favoreciendo la brotación de las yemas. La vid, especie típica de clima templado, presenta a veces, sobre todo en zonas cálidas y con poda larga, irregularidades en la brotación, quedando, casi siempre, un cierto número de yemas sin brotar. El uso de la cianamida de hidrógeno H2 CN2, sobre las yemas durante el reposo, conduce a una brotación más precoz y uniforme, y puede inducir adelanto de cosecha. Además del aumento del número de yemas que brotan, en las variedades sin semillas, es muy importante la uniformidad de la brotación, ya que ello va a favorecer el efecto de los posteriores tratamientos con ácido giberélico, al encontrarse un mayor número de racimos en el mismo estado fenológico. Para que el tratamiento sea eficaz, debe realizarse, como mínimo, 45 a 60 días antes de la fecha de brotación normal, y las dosis a emplear van del 1 al 2% de materia activa. Debe aplicarse después de la poda, procurando mojar bien todas las yemas. Otros autores recomiendan aplicarla 25 a 30 días antes del inicio de la brotación, y a concentraciones del 5 % de Dormex (nombre comercial, producto formulado al 49 %), pulverizando los cargadores hasta que se produzca escurrimiento. Aplicaciones más tempranas producen un anticipo en la brotación, y en algunos casos, adelantos en la maduración. La Cianamida de Hidrógeno es un producto muy tóxico y caústico, debiéndose tener cuidado durante la aplicación, y evitando el contacto con la piel. Bibliografía CARREÑO ESPIN, J., MARTINEZ CUTILLAS, A., PINILLA SAUCA, F. M., 1992. Técnicas para mejorar la calidad de la uva de mesa sin semillas. Agrícola Vergel, Abril 1992, pp. 284287. HIDALGO, L., 1993. Tratado de viticultura general. Ediciones Mundi-Prensa. 983 pp. HIDALGO FERNANDEZ-CANO, L., 1997. El modelo chileno para la producción de uva de mesa de la más alta calidad. Viticultura/Enología Profesional, 50, pp. 48-52. M. CACERES, E., 1996. Uva de mesa. Cultivares aptas y tecnología de producción. E.E.A. SAN JUAN, CENTRO REGIONAL CUYO. Argentina. 81 pp. MUÑOZ HONORATO, I, 1990. El cultivo de la uva de mesa en chile. Algunos antecedentes de manejo. Viticultura/Enología Profesional, 11, pp. 36-41. NAVARRO CLIMENT, A., PARRA CHAPARRO, F., 1997. Uva de mesa, Técnica general y variedades. Cuadernos de Fitopatología. Revista de fitopatología y entomología, 52. pp. 16-17. PEREZ CAMACHO, F, 1992. La uva de mesa. Ediciones Mundi-Prensa, 153 pp. REYNIER, A., 1995. Manual de viticultura. Ediciones Mundi-Prensa. 407 pp.

TRABAJO PRÁCTICO N° 21 DESCRIPCIÓN DE CULTIVARES DE DURAZNEROS Y CIRUELOS
En nuestra zona la producción de durazneros y ciruelos está orientada principalmente al mercado en fresco, por tener como principal ventaja la producción de primicias, no obstante en algunas regiones se cultivan variedades con el objeto del desecado, pero se da en muy pequeña escala. La producción primicia en estos frutales tiene la gran ventaja de entrar en un mercado libre de competencia, y también desde el punto de vista sanitario, el escape del ataque de la mosca de la fruta. Cultivares de duraznero: La elección de una variedad va estar condicionada en primera instancia al destino que se le dé a la producción, la que puede ser: - Consumo en fresco - Industria (enlatado, mermeladas, etc) - Desecado. Características de un buen Cv de duraznero para consumo en fresco: - Preferentemente prisco - Pulpa amarilla - Poca pubescencia - Firme y de buen tamaño - Resistente al transporte Características de un Cv. para enlatado: - Pulpa amarilla - Tipo pavía preferentemente - Carozo pequeño, centrado y que no se abra - pulpa firme - Ausencia de color rojo alrededor del carozo - Maduración uniforme y que resista en la planta Característica de un Cv. para desecado: - Deben ser priscos - Sabor dulce - Su rinde debe ser de 1 Kg. desecado por cada 4 Kg. de durazno fresco. var. Elberta rinde 1:6 El fruto del duraznero es una drupa uniseminada de ovario súpero unicarpelar con endocarpio leñoso. De acuerdo al tipo de fruta, se los clasifica en dos grandes grupos: 1) Fruto de piel pubescente .............. MELOCOTONES o DURAZNOS a) Pulpa adherida al carozo........................... Pavías b) Pulpa semiadherida al carozo................... Semipriscos c) Pulpa no adherida al carozo........................ Priscos 2) Fruto de piel lisa ....................................PELONES a) Pulpa adherida al carozo ......................... Bruñones b) Pulpa no adherida carozo....................... Nectarinos

Cada uno de estos grupos, puede a su vez tener pulpa amarilla o blanca.

De acuerdo a la época de maduración, los durazneros se clasifican en: MADURACION EXTRATEMPRANOS TEMPRANOS DE ESTACION TARDIOS 15/10 al 15/11 15/11 al 31/12 1/1 al 15/2 15/2 al 30/3 CULTIVARES Flordaking, Flordaprince, San Pedro 16-33, 8-2-N, June Gold, Red Haven, Kurakata, Nectared 2. Capitan, J.H. Hale, Elberta, Cristalino, Chato. Paloro, Montevideo, Pavía Amarillo de Marzo.

Identificación de Cultivares: Para identificar las variedades se toman en cuenta los siguientes caracteres: - Tamaño de flores (grandes y pequeñas) - Descripción del árbol, vigorosa pigmentación e inserción de las ramas. - Forma de la hoja relación L/A - Medidas del fruto: - Altura: distancia entre los planos que pasan por el ápice y la cavidad peduncular. - Ancho: Distancia entre los planos perpendiculares a la sutura. - Espesor: Distancia entre los planos paralelos a la sutura. Descripción de Cv. tempranos: San Pedro 16-33: Es un Cv seleccionado en los EE.UU. en la Estación Experimental de Gainesville Florida, su origen es el cruzamiento de Fla (South land x Hawaian) x Springtime, y fue llevado a cabo en 1959 por el Dr. R.H. Sharpe. Las característica de la planta son: gran vigor, ramas erectas, muy productiva, de maduración temprana, en nuestra zona madura a partir del 20 de octubre. El fruto es de tamaño mediano con peso promedio de 95 grs., la piel de color amarilla de fondo y superior roja, delgada y pubescente. Es de aspecto atractivo, pulpa color amarillo, con estrías rojas alrededor del carozo, carozo de tamaño mediano a chico, fruta de buena calidad comercial, buena resistencia al transporte. Es una variedad que requiere raleo de fruta. Es de características semiprisco. El carozo se parte en un alto porcentaje. Al final del período de maduración puede ser atacado por la mosca de la fruta. Flordaking: El árbol es vigoroso, con hojas grandes, que poseen glándulas peciolares globosas, de maduración temprana, en nuestra zona madura a partir del 16 de Octubre. El fruto relativamente grande (de 90 a 160 grs. de peso), con sutura prominente. El tamaño del fruto varía, dependiendo de la intensidad con que se ralee, y de la localidad en que crezca. Un color rojo claro cubre más del 50% de la superficie de la fruta, siendo el color de fondo amarillo intenso, cuando maduro.

La pulpa es amarilla, algo adherida al carozo (semiprisco), firme al momento de la madurez comercial. La fruta es de buena calidad comercial, y resistencia al transporte. Flordagem: Arbol vigoroso, de hojas medianas, que poseen glándulas peciolares reniformes, de maduración temprana, y en Valle Central madura alrededor del 11 de Noviembre. El fruto es de tamaño mediano, redondeado y con una sutura, que en algunos años puede ser muy prominente. Dependiendo de la intensidad del raleo el fruto puede alcanzar un peso de 60 a 110 grs. Un color rojo cubre más del 70% de su superficie, la que tiene un atractivo color amarillo de fondo. La pulpa es amarilla, semiadherida (semiprisco), y de gran firmeza en su madurez comercial, y de muy buen sabor. Flordaprince: Arbol de vigor medio, poco productivo, con hábito de crecimiento semierecto. Hojas no muy grandes, con glándulas peciolares reniformes. Es de maduración muy temprana (150 hs de frío), lo que lo hace unos de los cultivares de más bajo requerimiento de frío. En nuestra zona madura a partir del 9 de Octubre. El fruto es redondo, pequeño (30 a 95 grs.), con el extremo distal muy poco notorio, recorrido por rayas de color rojo oscuro, sobre un color de fondo amarillo. La coloración roja cubre el 70% de la superficie. La pulpa es amarilla, semiadherida, firme, y de muy buen sabor. June Gold: Arbol vigoroso de copa algo extendida, fruto de tamaño grande de más de 120 grs. de peso, ápice acuminado con pezón bastante marcado, cavidad peduncular profunda, piel pubescente de color amarilla con zonas rojas intensas por encima. Pulpa de color amarillo anaranjado hasta el carozo, es muy firme, de sabor dulce acidulado sabrosa y de buena calidad, carozo de color blanco. Es un fruto semiprisco madura alrededor del 15 de noviembre. Requerimiento en horas de fríos más o menos 500. Ciruelos En el país se cultivan principalmente dos especies de ciruelo. EI ciruelo Japonés (Prunus salicina L) y el Ciruelo europeo (Prunus domestica L). Ciruelo Japonés: Es de maduración temprana por tener menos necesidades en horas de frío, se lo cultiva en zonas de inviernos templados. Para su implantación requiere zonas libres de heladas primaverales, por cuanto florece temprano. Ciruelo Europeo: Es más exigente en horas de frió invernal las temperaturas medias inferiores a 20 grados o superiores a 38 grados disminuyen la calidad de la fruta. La principal zona productora de ciruela es Mendoza, en donde se cultiva la del tipo Europea, siendo su destino más importante el desecado, que constituye el producto de mayor exportación. Características de un Cv. para desecado: - Frutos de pulpa fibrosa - Alto tenor de sólidos solubles uniformemente distribuido - Carozo de poca adherencia

Descripción de Cv. de ciruelos Japonés: Beauty: Planta de mediano vigor, productiva de maduración temprana de mediados de noviembre, fruto de tamaño mediano a grande, forma esférica cónica, pulpa amarilla manchado de rojo debajo de la piel, es muy jugosa, sabor dulce acidulada, aromática de buena calidad, piel de fondo amarillo verdoso, superior rojo de escasa pruina, fruta apta para consumo local. Santa Rosa: Arbol de buen vigor productivo, autocompatible, sin embargo es conveniente intercalarlo con otras variedades como Beauty y Wickson, el fruto es de maduración media a principio de diciembre, el tamaño de mediano a grande ovoidal, de pulpa roja adherida al carozo, medianamente firme, sabor dulce acidulado, aromática y de agradable sabor, piel roja con escasa pruina, maduración pareja apta para consumo en fresco. Descripción de Cv. de ciruelo europeo: D'Agen: Arbol vigoroso altamente productivo, es autocompatible pero su producción se mejora si se intercala con el Cv. President. Presenta producción alternada, pero su mayor problema es el tamaño, es muy pequeño cuando produce exceso. Fruto de tamaño mediano a chico, forma ovoidal piel roja violáceo, cubierta por una delgada pruina azulada, pulpa consistente parcialmente adherida al carozo, color amarillo oscuro, medianamente jugosa y muy azucarada y aromática. Es muy buena variedad para desecar y además apta para el consumo en fresco, tanto mercado externo como interno. President: Arbol medianamente productivo, es autoincompatible por lo que necesita intercalarlo con el Cv. D' Agen. Fruto de tamaño grande forma oval piel roja púrpura, cubierta por una capa medianamente gruesa de pruina azulada, pulpa consistente no adherida al carozo, color amarillo verdoso dulce regularmente aromática calidad buena destino fresco y desecado. Bibliografia - Westwood, Melvin N. 1982. Fruticultura de zonas templadas. Ediciones Mundi prensa, Madrid.

TRABAJO PRÁCTICO Nº 22 VIVERO Y PRACTICA DE INJERTACIÓN EN FRUTALES DE CAROZO Y PEPITA
El vivero es el lugar destinado a la propagación y cría de plantas que luego han de emplearse para formar el monte frutal. Tipos de Viveros: se puede formar un vivero que se destine a la provisión de las plantas propias, que utilizaremos en la plantación; o bien aquel vivero con fines comerciales o de lucro, del cual venderemos plantas a terceros. Por lo expresado tenemos dos tipos de vivero: a) Transitorio o volante. b) Permanente. Transitorio: es de construcción precaria, por su corta vida, pues su función es de lograr una cantidad predeterminada de plantas y luego se levanta cuando cumplió su función, por ello no podemos realizar gran inversión con instalaciones permanentes y costosas, como son los canteros de mampostería, estanques y otras fuentes de agua, etc. Permanente: es el que se ubica en un lugar con el fin de satisfacer una demanda de plantas por tiempo casi ilimitado, y cubre tanto necesidades locales como regionales. En este caso conviene levantar al comienzo del mismo, las construcciones básicas y hacerlas lo mejor posible para evitar gastos posteriores. Ubicación del Vivero Para resolver la ubicación que se dará al futuro vivero, debemos tener en cuenta factores como: • Necesidad de agua. El vivero deberá ubicarse cerca de una fuente de agua, y también disponer de estanques o reserva de agua, especialmente si se dispone de turnados periódicos. • Vivienda del cuidador. Esta debe estar cerca, pues de esa manera se podrá acudir en forma inmediata ante eventuales imprevistos. • Selección del terreno. Principalmente buscar un terreno plano, con textura en lo posible arcillo arenosa y con buen drenaje. También muy importante es el estado sanitario del suelo, evitar implantar viveros en lugares que contengan malezas del tipo del sorgo de alepo, cebollín, cynodon, sunchillo, etc. y además se desecharán los que tengan nematodos y agrobacterium. • Protecciones: las cortinas rompevientos son de gran utilidad para la protección del vivero. Evita rotura de ramas y desecamiento de plantas, pues cuando el injerto comienza su desarrollo es muy débil y suculento. Las especies a utilizar en la formación de cortinas, además de las forestales tradicionales es muy importante utilizar aquellas especies que nos provean de semillas para los pie de injertos, como por ejemplo Durazneros silvestres, Damascos "albarillo", Mirabolán, Santa Lucía, etc. Planificación del Vivero: un vivero comercial necesita un trazado especial para la comodidad, economía y distribución de los distintos trabajos. Se deben establecer las siguientes secciones en un vivero: a) Almácigos: deben estar lo más cerca de la casa del cuidador, y también de la fuente de agua. b) Cuadros para trasplante y posterior injertación: estos se deben mantener en rotación periódica para mejorar el suelo, empleando para ello cultivos mejoradores. c) Estaqueros y plantas madres: (para semillas o yemas), las plantas madres deben ser libres de enfermedades especialmente virósicas las cuales son trasmisibles por injertos. d) Estercolero: lugar donde se deposita todo tipo de residuos vegetales y estiércol, con el cual se forma el compost, que luego será utilizado en mejorar la tierra de los almácigos.

e) Galpones: para maquinarias y herramientas, embalaje y acondicionamiento de plantas. f) Barbecho de plantas: lugar donde se mantendrán las plantas que se comercializarán a raíz desnuda.

CALENDARIOS DE LABORES VIVERO DE SIEMBRA DIRECTA: Se entiende por siembra directa cuando la semilla se coloca en el lugar donde la planta se injertará y crecerá hasta la venta. Se puede utilizar para la siembra de durazneros y damascos. PRIMER AÑO Enero-Marzo: Preparación del suelo: se procederá a realizar dos (2) aradas y dos (2) rastradas y su nivelación, en los meses de enero y febrero. A fines de marzo o principio de abril después de un riego se pasará una rastra de disco y un tablón, dejándose el suelo en condiciones de ser sembrado. Abril-mayo: Siembra: marcación del terreno, se marcará el terreno con una soga a la distancia que sembraremos los surcos, normalmente a 1 metro. Luego se pasará una reja u otro elemento que nos deje un surco de 10 cm de profundidad y se procede a la siembra distanciando los carozos entre 5 y 10 cm, tapándolos con la misma reja o con azada. Posteriormente se riega. Mayo-Agosto: Mantener con humedad el suelo, evitando la deshidratación de las semillas; en nuestra zona se recomienda por sus inviernos secos y sus suelos muy permeables regar una vez por semana. El control de malezas se puede realizar en esta etapa con herbicidas de acción de contacto, como paraquat o sistémica, como Glifosato, de acuerdo a las malezas presentes. Septiembre-Noviembre: Mantener el riego en forma periódica, de acuerdo a las necesidades (8-10 días). Cuidar su estado sanitario, controlar hormigas, cochinillas, pulgones, etc. Desmalezado: el vivero deberá encontrarse permanentemente libre de malezas. Entre las filas se podrán utilizar los elementos de cultivar corrientes como las cultivadoras tiro a sangre (planet) o motocultivadoras. En la línea el desmalezado es manual, o con herbicidas selectivos que controlan solo gramíneas como el Haloxifop Metil (Galant), y el Fenoxaprop P Etil (Isomero). Diciembre: Injertación: Esta puede adelantarse o retrasarse de acuerdo al diámetro del plantín por lo menos este debe tener un grosor mínimo a nivel del injerto de 0,8 cm de diámetro. El injerto que se practica es el de escudete a yema despierta. Como el duraznero es muy sensible a la poda de verano, la planta en diciembre no puede quedar sin hojas por que puede tomar una clorosis que retrasa su crecimiento o puede morir, o sea no se puede desbrotar el plantín en la zona de injerto y posteriormente descopar sobre éste. Existen tres alternativas de manejo de la planta injertada a yema despierta, en las dos primeras el plantín se desbrota hasta la zona del injerto y después de realizado éste se puede hacer una media savia, esto es quebrar el plantín por encima del injerto o descopar el mismo a una media altura. En el Valle de Catamarca, estas alternativas no han dado buenos resultados, no lográndose una pronta brotación de la yema injertada, en cambio ha dado buenos resultado la tercera, que se describe a continuación.

El plantín no se debe desbrotar antes de injertar, sacándose únicamente aquellos brotes que molestan en la zona del injerto. A los 2 o 3 días se descopa el plantín a un nudo sobre la atadura del injerto, posteriormente comienza la tarea del desbrote, primero quebrando los brotes existentes cercanos al injerto y eliminando los brotes nuevos, 15 a 20 días después se procede a desatar el injerto, para ello, se corta la atadura en la parte opuesta a la yema injertada. Cuando el injerto tenga unos 20 a 30 cm y las hojas de la base estén completamente desarrolladas se pueden eliminar todos los brotes y las hojas del portainjerto. SEGUNDO AÑO Enero-Mayo: Se mantiene el vivero con los cuidados normales de riego y desmalezado. Cuando el brote de la yema injertada tiene una altura de unos 20 a 30 cm y con buena cantidad y tamaño de hojas se procede a desbrotar en su totalidad el portainjerto. La planta injertada continuará con su crecimiento hasta que comience el volteo de las hojas, fecha que está en condiciones de ser llevada a plantación definitiva. Junio-Julio: Extracción y acondicionamiento de plantas: Las plantas de hojas caducas se comercializan a raíz desnuda, para lo cual es evidente el cuidado que se debe tener entre la extracción y la plantación. Para facilitar la extracción se puede emplear un arado de mancera, haciéndolo pasar por ambos costados de la fila de plantas dejando un camellón en la fila, lo cual facilitará la posterior extracción de las plantas, utilizando para ello una pala. Acondicionamiento: Es conveniente embarrar las raíces para evitar su deshidratación, posteriormente las plantas se pueden atar en fardos de 80 a 100 unidades, utilizando hilo cinta o mimbre (no alambre). Si la planta va a estar un tiempo largo hasta su plantación es necesario embarbecharlas en zanjas con aserrín o viruta húmeda. Vivero de Carozos con Injerto a Yema Dormida Si por razones ecológicas o de cultivo la planta en el mes de diciembre no llega a un tamaño de injerto (0,8 cm de diámetro), deberá ser injertada a yema dormida en los meses de febrero o marzo, con lo cual serán necesarios para obtener las plantas dos períodos de crecimiento. El manejo del vivero hasta el mes de noviembre es el mismo que teníamos anteriormente. Diciembre: Se desbrotan los plantines hasta 30 cm de altura manteniendo el pié totalmente limpio (sin brotes). El desbrote se realiza directamente con la mano con guantes pasando los dedos pulgar e índice de arriba hacia abajo si son tiernos (sin lignificar) en caso de brotes lignificados se empleará para su extracción una tijera o con un cuchillo desbrotador o serpeta. En este período se mantienen los riegos desmalezados y cuidados sanitarios, ídem al anterior. SEGUNDO AÑO Enero: Se continúa con las labores de desbrote y mantenimiento. Febrero-Abril: En este período, mientras despegue la corteza, se procederá a realizar los injertos a yema dormida, estos brotarán en la próxima temporada (agosto - septiembre), el injerto que se practica es el de escudete. Luego de realizar el injerto, 15 a 20 días después se desata y se comprueba que la yema esté prendida, en caso contrario se lo puede volver a injertar. El prendimiento del injerto se puede comprobar un tiempo antes, a la semana de realizados, los injertos prendidos se reconocen por que se cae el pecíolo, si éste se seca y queda adherido es porque no ha pendido. Esto se debe porque al prender la yema tiene la carga hormonal

para generar la abscisión. Para desatar se cortará con una navaja el hilo en la parte opuesta al injerto. Mayo-Julio: Se realiza mantenimiento (desmalezado, riego, etc), después de las primeras heladas se descopa el portainjerto a unos 10 cm por sobre la yema injertada. Agosto-Diciembre: Cuidados de mantenimiento y desbrote del pie, cuidando no romper el injerto, en octubre se destocona o sea, se saca el tallo del portainjerto inmediatamente sobre el brote de injerto. TERCER AÑO Enero-Mayo: Cuidado y mantenimiento general: Riego, tratamientos sanitarios, desmalezado, etc. Junio-Julio: Extracción y acondicionamiento de plantas de plantas. VIVERO DE FRUTALES DE CAROZO Y PEPITA, CON SIEMBRA EN ALMACIGO: En algunas especies como por ejemplo, manzano, peral, cerezo, se deben realizar almácigos y luego estos repicar en el vivero. Se deben hacer almácigos en estas especies básicamente por dos razones: 1) Por el pequeño tamaño de sus semillas que obliga a una cama de siembre más refinada. 2) Por el crecimiento lento de los plantines. PRIMER AÑO Enero-Marzo: Preparación del suelo para almácigos, en caso de poseer almacigeras permanentes, realizar la mezcla de tierra necesaria y el llenado de cajoneras con anticipación. La proporción a utilizar en la mezcla es de 2 partes de tierra limosa, 1 parte de arena, y 1 parte de mantillo, a esta tierra se podrá agregar en caso necesario fertilizantes químicos, teniendo en cuenta la composición del suelo. Para el caso de preparar directamente sin tener almacigeras, se podrá utilizar como herramienta básica un motocultivador, con rotovator. Abril-Mayo: Siembra: Está se podrá realizar al voleo o en surcos distanciados a 10 cm entre ellos, luego de colocar la semilla se procede a tapar con una capa de tierra fina de unos 2 cm de espesor. Es conveniente cubrir los almácigos con paja u hojas, para conservar la humedad del suelo, evitar el planchado y proteger las semillas de los pájaros. Junio-Agosto: En este período se mantienen los almácigos húmedos regándolos con regadera o aspersión. A fines de este período comienza la germinación y se sacará la cobertura de paja u hojas. Septiembre-Diciembre: En este mes de septiembre se produce la totalidad de la germinación. Se realizan los siguientes trabajos: desmalezado, control de enfermedades, etc. En almácigos es muy importante acudir rápidamente ante cualquier problema fitosanitario. El riego se practicará cada 3-5 días, con una lámina lo suficientemente importante como para mantener la humedad durante este período. El desmalezado en almácigo se lo hace en forma manual. SEGUNDO AÑO

Enero-Junio: Se realizan las tareas de mantenimiento, los riegos en este período se pueden espaciar más. Julio: Repique de los plantines del almácigo al vivero. En el vivero se plantarán en surcos a una distancia de 1m. y en la línea a 0,10 a 0,15 m. Antes del transplante o repique se deben regar y podar los plantines a una altura de 30 cm. Una vez extraídos se recortan las raíces, despuntando la raíz principal. Se recomienda clasificar los plantines por tamaño y repicarlos en bloques homogéneos. Para el trasplante se abrirá un surco y se colocará el plantín y luego se tapa dejando un surco para riego. Agosto-Diciembre: Se realiza mantenimiento del vivero, con desmalezadas, cultivadas, riegos, tratamientos fitosanitarios, etc. TERCER AÑO Enero: Continúan las labores de mantenimiento. Febrero-Abril: Injertado del plantín a yema dormida. El tratamiento del injerto y cuidados posteriores son los mismos que para el vivero de siembra directa. Bibliografía - Cartilla del viverista, INTA Mendoza - Hartmann y Kester. 1972. Propagación de plantas. CECSA. México.

CRONOGRAMA DE ACTIVIDADES Tipo Labores Siembra directa con injerto a yema despierta Preparación del suelo Preparación del suelo con estratificación Siembra Injertación Desatado de los injertos Descope Desbrote patrón Extracción y acondicionamiento de las plantas

Primer Año Segundo Año Tercer Año E F M A M J J A S O N D E F M A M J J A S O N D E F M A M J J A S O N D ####### ###### ### ### ## # # ## ###### ###

Siembra directa con injerto a yema dormida

Preparación del suelo Preparación del suelo con estratificación Siembra Desbrote del plantín Injertación Desatado de los injertos Descope Desbrote patrón Extracción y acondicionamiento de las plantas

####### ###### ### ### #### # #### #### ### ####### #### ####

Siembra en almácigo con repique e injertación a yema dormida

Preparación del suelo Preparación del suelo con estratificación Siembra Germinación Repique Desbrote del plantín Injertación Desatado de los injertos Descope Desbrote patrón Extracción y acondicionamiento de las plantas

####### ###### ### ### ### ### ####### # #### #### #### ###### Junio o julio del próximo año

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful