Profesor Rodrigo Parga Ciencia, Tecnología y Sociedad Nombre: Omar Alejandro Guerrero Camacho Fecha: 11/06/09

Blade
Runner:
Respuesta
inevitable
a
los
excesos
científicos



 
 "SI BIEN, EL CINE ES UN ESPACIO DONDE DIRECTORES, GUIONISTAS Y ACTORES pueden expresar un punto de vista a través de un buen relato multimedia (por presentarse audio y video), se ha de reconocer que no siempre los filmes de carácter futurista en la ciencia-ficción han tenido tan buen recibimiento como Blade Runner. A diferencia de otros filmes contemporáneos, éste, desde la escena inicial presenta un carácter crítico que se resume en mostrar a Los Ángeles como una oscura y sucia sociedad como consecuencia directa de los avances científicos y tecnológicos desmesurados de nuestro tiempo." 


El director del filme, Ridley Scott, desde exhibida su ópera prima “Boy and Bicycle” hasta hoy, no ha tenido problemas en declararse a sí mismo enemigo de las religiones más influyentes del mundo. Él se declara públicamente agnóstico pese a que muchos de sus filmes son de carácter religioso. Es a partir de lo antes mencionado que el director plantea en esta película al espectador la interrogante sobre estar o no convencido sobre lo decisivo e indiscutible que para hoy nos es presentada la ciencia. En las palabras de L. Winner: Los hábitos, las percepciones, los conceptos del self, las ideas de espacio y tiempo, las relaciones sociales y los límites morales y políticos, individuales, han sido poderosamente reestructurados en el curso del desarrollo tecnológico moderno. (Winner, 1979: 25) El crecimiento global de un grupo o nación siempre ha ido de la mano del desarrollo tecnológico logrado. A pesar de ello, Blade Runner propone que en algún momento se llegará a un tope científico donde dicho crecimiento se convertirá en déficit por el vacío que la tecnología marcará en la humanidad de forma global. Esto se aclara con la descripción de los personajes y entorno del filme. En Blade Runner, el protagonista Rick Deckard no se presenta como uno todopoderoso, infalible, capaz de enfrentar cualquier tipo de adversidad sino como un personaje con debilidades y dudas meramente “humanas”. Como a un policía al que le es indiferente un robot, este se muestra indiferente hacia los replicantes hasta que le es dada la tarea de eliminarlos. Lo verdaderamente interesante del personaje es el cómo su protagónico rompe esquemas: es un héroe vacío y por momentos desubicado en una sociedad que, por consecuencia a los avances tecnológicos, de forma caótica se las arregla para sobrevivir a sí misma. Una peculiaridad visible es que en todo momento la ciudad está siendo invadida. Ya sea por la delincuencia como también por la publicidad. En algún momento de la película aparece un comercial de la transnacional refresquera Coca-Cola promocionado por una mujer en kimono, claro está, una mujer oriental. Con respecto a esto se puede interpretar que el mestizaje de culturas es uno de tantos guiños que ofrece el director porque puede que gracias a la ciencia y a la búsqueda de conocimiento se buscará en un tiempo no muy

lejano (como ya se ha intentado con el esperanto) una lengua casi universal capaz de romper totalmente las barreras de comunicación. Un lenguaje, por así decirlo, babélico. Para esto se recurrirá a la mezcla indiscriminada de razas. Una sociedad dónde la invisible línea que separa el mundo occidental y oriental literalmente desaparecerá para dejar atrás las razas y unificar a la humanidad como una sola sociedad, lo cual no hace de ésta una sociedad equitativa ni una donde se suprimirán las clases sociales, sino se seguirá acostumbrado a los problemas del hoy como es la sobrepoblación y el irreversible daño al medio ambiente.

En un futuro, las líneas que dividen y estratifican las clases sociales estarán tan difuminadas que todo individuo carecerá de una identidad propia. Por un momento L. Winner se propone creer en el determinismo tecnológico, que plantea que: La innovación tecnológica es la causa fundamental de los cambios sociales y que los seres humanos no tenemos otra posibilidad que sentarnos a observar el despliegue de estos procesos inevitables. (Winner, 1979: 26) Pero después, al no sentirse pleno con la respuesta dada por esta ideología se ve en la necesidad de replantear su creencia para ahora decidirse por el sonambulismo tecnológico que se basa en que: La sociedad camina dormida voluntariamente a través del proceso de reconstrucción de las condiciones de la existencia humana. (Winner, 1979: 26)

Desde esta perspectiva es inevitable pensar que muy posiblemente no todas las respuestas que nos pueda dar la ciencia tengan un desenlace próspero, así que nuestro papel hoy día es despertar de ese sonambulismo y proponer un futuro diferente al planteado por Ridley Scott. Para finalizar, ¿qué son para Blade Runner los avances tecnológicos y científicos? La respuesta se remonta a autos voladores, analizadores de imágenes fotográficas operadas por voz, espectaculares de proporciones gigantes, adaptación y vida en otros planetas, manipulaciones genéticas e inteligencia artificial capaz de sobreponerse a las limitantes puestas por sus creadores. A raíz de lo anterior será importante diferenciar las tecnologías que nos ayuden a ahorrar tiempo de las que se traduzcan en una mejor calidad de vida; así también de los descubrimientos científicos que causen revuelo por su posible utilización a las que verdaderamente signifiquen un avance para la humanidad. Bibliografía - Winner , Langdom. (1979) Tecnología Autónoma, S.A., Barcelona. Editorial Gustavo Gili. 
 
 
 
 


Sign up to vote on this title
UsefulNot useful