P. 1
8-D Elecciones de alcaldes o insurrección escuálida Felipe Torrealba

8-D Elecciones de alcaldes o insurrección escuálida Felipe Torrealba

|Views: 4|Likes:
Published by Felipe A Torrealba
Tengo el mal presentimiento, que toda la furia contenida por el pueblo, producto de las constantes provocaciones que se ven a diario desde hace más de 14 años, provocaciones que van contra el pueblo, la gente común, que ha visto en estos últimos años una mejora en sus vidas, que sabe que toda la satánica conspiración contra el gobierno tiene por objetivo destruir todos los beneficios que hoy día tienen los pobres y lo que se ha proyectado para el futuro.
Tengo el mal presentimiento, que toda la furia contenida por el pueblo, producto de las constantes provocaciones que se ven a diario desde hace más de 14 años, provocaciones que van contra el pueblo, la gente común, que ha visto en estos últimos años una mejora en sus vidas, que sabe que toda la satánica conspiración contra el gobierno tiene por objetivo destruir todos los beneficios que hoy día tienen los pobres y lo que se ha proyectado para el futuro.

More info:

Published by: Felipe A Torrealba on Oct 30, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

02/24/2014

pdf

text

original

8-D Elecciones de alcaldes o insurrección escuálida Felipe Torrealba

Octubre 22, 2013

Tengo el mal presentimiento, que toda la furia contenida por el pueblo, producto de las constantes provocaciones que se ven a diario desde hace más de 14 años, provocaciones que van contra el pueblo, la gente común, que ha visto en estos últimos años una mejora en sus vidas, que sabe que toda la satánica conspiración contra el gobierno tiene por objetivo destruir todos los beneficios que hoy día tienen los pobres y lo que se ha proyectado para el futuro. Mi mal presentimiento que los líderes han demostrado en muchas ocasiones no tener el suficiente valor para enfrentar a los canallas, que se conocen con nombre y apellidos y así como está documentada todos los delitos que han cometido, siguen cometiendo y planean descaradamente cometer contra la soberanía nacional, el pueblo y sus instituciones en las próximas elecciones para alcaldes el 8-D. Si el gobierno fue capaz de ceder ante la presión que le pusieron los agentes extranjeros que fingen ser políticos de oposición y la ONU, para que se aprobara la más inoportuna e inconveniente LEY DE DESARME, que no va dirigida a desarmar a los delincuentes, sino al ciudadano honesto que se arma para ejercer una legítima defensa y que ahora está en peores condiciones para cuidar de su vida, la de sus familiares y sus bienes, al no poder defenderse de la delincuencia, mercenarios y guerrilla colombiana, que los tenemos infiltrados desde hace muchos años, ante la blandenguería de los gobiernos genuflexos que ante ponen sus debilidades personales, a la firmeza que debemos tener para contener las amenazas internas y externas que todos conocemos y que no debe quedarnos duda alguna, que seguirán avanzando en crear las condiciones para que puedan recrease escenarios que para ellos han tenido existo en Libia y Siria parcialmente. Lo otro que pongo en duda, es el que estén preparados militarmente para enfrentar una amenaza militar, que en sus inicio vendrá seguramente de COLOMBIA. Porque si le han dedicado tanto tiempo y recursos para desarmar al pueblo, no creo que visto el escenario de la guerra civil, saldrán a armarlos a última hora para que salgan a defender las instituciones y al país, porque lo más probable que le tengan más miedo a un pueblo armado y arrecho que a una invasión de mercenarios y apátridas, porque creen que esta nunca se producirá, olvidando que así como el 12a del 2002 y el 14a del presente año, el pueblo y solo el pueblo puso los muertos, mientras el Presidente Hugo Chávez y Nicolás Maduro, respectivamente, juegan con la idea de construir un socialismo de revolucionario eunucos, sumisos y obedientes, como les gusta mucho a los líderes. Cuando el representante de la oligarquía Neogranadina, heredero del General Francisco de Paula Santander, siendo presidente Virgilio Barco por Colombia y Jaime Lusinchi por Venezuela, ante la decidida acción militar por parte de Venezuela al hacer todos los preparativos para responder militarmente a la provocación Neogranadina, los estrategas colombianos al último instante previos a la respuesta militar venezolana, deciden retirarse del Golfo en lo que consideramos aguas históricamente venezolanas. No tengo la menor duda que esa retirada estaba fríamente calculada, para probar la reacción del gobierno, las instituciones del

estado y del pueblo, ya que contaba antecedentes anteriores que con simples amenazas de invasión y provocaciones, los genuflexos como el General Antonio Leocadio Guzmán y el General Eleazar López Contreras, correrían a CONCILIAR con la Oligarquía para evitar un conflicto que pudiera poner en peligro su poder en Venezuela. Guzmán entregando a la representación Neogranadina los alegatos ante la Corona de España, para que este decidiera cual era según su arbitrio la frontera entre ambas naciones, porque Venezuela acepto que en lugar de privar las pruebas que presentaran ambas naciones, el Rey podría decidir como árbitro y no como Juez. Mientras Guzmán se iba disfrutar de sus vacaciones bianuales en Europa, dejaba a los Neogranadinos encargados de representar nuestros intereses, porque el único representante de Venezuela ante la corte, Dr. Julián Viso, se había tenido que regresar a Vzla, ante la negativa del gobierno de proveerle los fondos suficientes para la defensa de nuestros intereses ante la Corte del Rey de España, el mismo que se había visto despojado de cuantiosos recursos y territorios ante la iniciativa para lograr la independencia que partió de Venezuela, algo que cualquier pendejo tenía que tomar en consideración, sabiendo que los gobiernos imperiales son en la mayoría de los casos una sucesión familiar y que siempre han de considerar la posibilidad de recuperar o de vengar la afrenta. En el caso del General Eleazar López Contreras, fue algo más visceral, porque faltando pocos meses para entregar la presidencia en 1940, los Neogranadinos, que por cierto un antepasado del actual Presidente Juan Manuel Santos, de nombre Eduardo Santos Montejo, logró con simples amenazas de invasión, que el General de 4 estregas Eleazar López Contreras y los genuflexos del congreso de la época, se atropellaran para cumplir con urgencia el pedido, firmar el tratado de 1941, poniendo punto final a la negativa de Venezuela para entregar los territorios del cual fuimos despojados por el Laudo Español de 1892, en donde evidentemente nos despojaban de vastos territorios, que en negociaciones frustradas anteriores, Colombia nunca había aspirado a tanto, pero que el Rey se lo otorga por su condición arbitro. Antes de López Contreras, otro geneflexo general, Juan Vicente Gómez, no le importó que los funcionarios venezolanos al no encontrar los mogotes llamados los Frailes, aceptaran castilletes, como inicio de la frontera en la Guajira. Esto nos llevo a otro Laudo, el Suizo, que por la típica negligencia e ignorancia de los funcionarios que ponen la politiquería al frente de los organismos para defender la soberanía nacional, no supieron alegar las incorrecciones o imperfecciones de la decisión del laudo que lo hacía impracticable y sujeto a revisión, pero que simplemente aceptaron los típicos CONCILIADORES del gobierno nacional. Volviendo al incidente del Caldas: Como la amenaza de Guerra no les funcionó, sabían que lo único que les puede ayudar alcanzar sus objetivos, de seguir avanzando sobre territorio venezolano, es la guerra, un conflicto armado y para ellos requerían resolver algunos conflictos internos, mientras se preparan para crear las condiciones que justifiquen el conflicto con Venezuela y contar con el apoyo de los EEUU, ya que Colombia es más permisiva a las condiciones que imponen las transnacionales, la banca y especuladores de la bolsa, cuando se trata de negociar con esa nación, siempre preservando los privilegios de la Oligarquía Neogranadina, aunque eso implique entregar la soberanía de Colombia.

El tiempos de CAP I, estaban tan seguros que lograrían sus objetivos en el Golfo de Venezuela, que por años se supo que los neogranadinos hicieron promesas de explotación a las transnacionales de la industria de los hidrocarburos y las minas de carbón en el cerrejón, este último también territorio Venezolano que por una mala interpretación del Laudo Español, la cancillería venezolana y CAP, no solo aceptan la ocupación colombiana, sino que además CAP, financia el inicio de la explotación prestando 2.000 millones de dólares a Colombia, facilita la extracción del carbón por el rio Catatumbo que desemboca en el lago de Maracaibo y les concede un puerto para que reembarquen el carbón en buques de mayor calado. Luego supe que el mayor comprador de ese carbón es el estado de Israel, que se convierte en uno de los mayores proveedores de armamento y asesoramiento militar a Colombia, llegando a la vana ambición de convertirse en una especie de Estado de Israel en América, algo así como el brazo armado de EEUU en América del Sur. Para que la Oligarquía logre las condiciones ideales de convertirse en estado mercenario, necesitaba resolver sus dificultades internas, tales como: 1.) Suprimir los grandes carteles de la Droga, sin acabar con el negocio. LISTO. 2.) Desmovilizar a sus aliados internos, los paramilitares, para infiltrarlos progresivamente en Venezuela. LISTO 3.) Desmovilizar o exterminar a la guerrilla de la FARC y delincuencia Narco-guerrillera que explota las minas de oro en Colombia y Venezuela. EN PROCESO. 4.) Tratado de Libre Comercio con EEUU. LISTO 5.) Apoyo y Asesoramiento Militar de EEUU, OTAN, Israel. LISTO. Los Neogranadinos desde 1987, no dieron muestra de continuar con la presión para lograr un acuerdo con Venezuela en materia de fronteras, comercio, guerrilla, delincuencia, contrabando, porque su objetivo es territorio y los ricos yacimientos de petróleo en el Golfo. Sus prioridades eran acabar con los grandes capos de la droga, aunque sigue siendo el primero exportador de Cocaína del mundo. Mientras desmantelaban los grupos paramilitares, aumentaban la violencia criminal en Venezuela. Luego con el Plan Colombia y la entrega de 7 bases militares a los EEUU, comenzaron a dar duros golpes a la guerrilla de las FARC, al punto que hoy día los han obligado a negociar su entrega sin haber podido imponer condiciones para iniciar las negociaciones que pondrían fin a la lucha armada interna, liberando de esa forma a las FAC y a la Policía militarizada que tiene todo el peso de la guerra contra la guerrilla y el “Narco-trafico”. De acuerdo a declaraciones del actual presidente de Colombia Juan Manuel Santos, aspira llegar a un acuerdo con las FARC, que ponga fin al conflicto armado que lleva cerca de 60 años. Este logro le permitirá cerrarle el paso a una nueva candidatura de su archi-enemigo Alvaro Uribe Velez y catapultar su reelección para un nuevo periodo presidencial. Así estar en mejores condiciones de enfrentar la negativa de Venezuela de negociar el Golfo que lleva su mismo nombre, que bajo amenaza logró la firma del tratado del 41 y con ello, tomar posesión de un territorio que nunca aspiro al momento de la disolución de la Gran Colombia, pero que la hábil diplomacia y astucia neogranadina rindieron sus frutos y quien sabe si el podrá repetir la Azaña de su antepasado, ante las difíciles y muy favorables circunstancias que vive la República de Venezuela desde finales de siglo.

Como la MUD y los agentes extranjeros que fingen ser políticos de oposición, saben que en cada elección están presentan las condiciones para intentar encender los ánimos, de los débiles mentales que mantienen en estado de angustia permanente con la propaganda de guerra que se transmiten a trabes de los medios privados, que sirven de punta de lanza para tratar de crear las condiciones que recreen los mismos escenarios que nos lleven a la desestabilización de las instituciones del país y a la guerra civil, con ayuda de mercenarios extranjeros que de seguro ya deben haber plantado raíces en Venezuela, ante la permisividad muy conocida de las autoridades del país, que incluso llegaron a nacionalizarlos por millones, en un acto de magnanimidad solo visto en la Venezuela Saudita, porque en Venezuela la nacionalidad tiene el valor de un voto. Ahora que tenemos cerca una nueva contienda electoral, los agentes extranjeros que fingen ser políticos de oposición Venezuela, continua aplicando la estrategia del perdedor, del estafador, que trata de presentarse como alguien que no es, vendiendo una agenda política, que no es más que una fachada para ocultar sus verdaderas intenciones, servir de agentes para que las transnacionales de la Banca, Especuladores de Bolsa y multinacionales retomen el control de nuestros recursos naturales en las condiciones que ellos imponen a los pueblos, por medio del chantaje, el soborno, la intimidación o creando conflictos armados que debiliten las intenciones del país y permita su posterior ocupación militar en donde juegan un papel importante los políticos locales que se prestan para darle viso de legalidad a sus actos de piratería moderna. Queda esperar que el pueblo salga a votar por los candidatos que le garanticen la continuidad a los programas del gobierno que favorecen la inclusión social y bienestar de las mayorías y que haga realidad la sentencia del padre de la patria cuando dijo: "El sistema de gobierno más perfecto es aquél que produce mayor suma de
felicidad posible, mayor suma de seguridad social y mayor suma de estabilidad política." Simón Bolívar., mientras mantiene a raya a los mercenarios al servicio de intereses

extranjeros y así como saldrán a votar, debe estar listo para defender los resultados, que de seguro la oposición desconocerá porque es parte de su estrategia de desestabilización, que espera tarde o temprano rinda sus frutos y bajan la guardia o se dejan engañar por la propaganda que transmiten a trabes de los medios canallas, que con toda impunidad sirven de punta de lanza en la guerra por los recursos de la nación, porque de eso se trata todos los conflictos, control de los recursos naturales de las naciones sin voluntad de soberanía. Carlos Lleras Restrepo y Virgilio Barco
Venezuela tomó la iniciativa en 1965 siendo Presidente Raúl Leoni y Ministro de Minas e Hidrocarburos Manuel Pérez Guerrero de invitar a los que serían más tarde los presidentes Carlos Lleras Restrepo y Virgilio Barco, para conversar sobre la delimitación de áreas marinas, lo que constituyó antecedentes para que el presidente Carlos Lleras Restrepo y el presidente Caldera suscribieran la Declaración de Sochagota, en 1969, que inició una etapa de conversaciones diplomáticas basadas en el modus operandi de 1970. Esta iniciativa prosigue sin ningún resultado concreto, y

fracasa, pese a intentos que llegaron a estar cercanos al acuerdo durante los gobiernos Pastrana-Caldera y López Michelsen-Pérez. Como se constata también en Caraballeda, Turbay-Herrera Campins y Barco-Lusinchi, con momentos de singular desencuentro y peligrosidad, como los llamados de la corbeta Caldas y el intento de aplicar el Tratado de Solución de Controversias de 1939, que también resultó inviable.

http://colombiainternacional.uniandes.edu.co/view.php/253/1.php Falla Londoño Natalia Springer y Fernando Londoño Familia Santos Eduardo Santos Carlos Lleras Restrepo y Virgilio Barco Invercolsa sigue incumpliendo, advierte la Procuraduría

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->