Un mundo sin libros: Fahrenheit 451

Por: Josep Giralt | 21 de octubre de 2013

"Sólo es posible afirmar en geometría" (Voltaire "!a lectura es para mí algo así como la barandilla en los balcones" ("#ria $spert "$l placer de leer es doble cuando se %i%e con otra persona con la &ue compartir los libros" ('at(erine )ansfield

Todos tenemos libros o películas que nos han emocionado a lo largo de nuestra vida. Obras que, por la razón que fuera, nos marcaron. No s que edad tenía, pero era mu* pe&ue+o cuando descubrí por primera %e, FAHRENHEIT 451- !ubido a una silla, lo "nico que tuve tiempo de ver antes de que me sacaran de allí, fue a la bibliotecaria muriendo abrasada #unto a un montón de libros. $quella imagen me quedó grabada en la memoria para siempre. %u& pocas historias me han generado tanta angustía & desasosiego como aquella inolvidable película de 'ran(ois Truffaut.

Vi%imos en un mundo de simulacros. donde dominan los t/rminos e0celencia * rentabilidad- Nada se mueve, nada cambia. Nos encontarmos ante un sistema en el que las apariencias & la impunidad han ganado la batalla. $l mundo &ue imaginó 1radbur* es el mismo &ue (o* (abitamos- )omo en el libro, permanecemos absortos frente a un sinfín de acontecimientos tremebundos que nos van de#ando paralizados & sin capacidad de reacción. *+ónde est, el límite a tanto estupor- *en manos de qui n estamos!ubidos a la noria, apenas encontramos el momento para detenernos & refle.ionar. )omo todos, formo parte de un mundo que cabalga rapidamente sobre valores tan efímeros como el .ito & el consumo. /n este sue0o invernal en el que vivimos, el vacío & el miedo han ido carcomiendo parte de mis fuerzas. Siento p2nico al futuro * miedo a plantarme * decir basta- ! que la "nica alternativa que me queda es pasar a formar parte del ingente n"mero de e.cluidos del sistema. )ada vez m,s espa0oles rozan ho& la pobreza severa. )on estos indicadores, 34ui/n tiene el %alor de le%antar la %o,5 3cómo defiendes tus derec(os cuando sabes &ue a(í fuera no (a* nada &ue te protega. sal%o la familia5 1os pensionistas son en la actualidad el principal apo&o económico familiar, *durante cuanto tiempo resistir,n esta carga-

& en consecuencia con el di. 9n millón de ellos han sido prohibidos.tos son. No les hace falta quemar libros &a lo est. la pol mica o la discusión.*2u pasar. 9n pueblo complaciente & sumiso es lo que necesitan aquellos que tienen poco amor por la cultura. *representamos alg"n peligro. %ucho me#or recluidos & desagregados con nuestros iphones.racias a una meditada estrategia estan consiguiendo todo lo contrario. )omo sabía mu& bien 4radbur&. 'ahrenheit 678 es la temperatura a la que el papel de los libros se inflama & arde. que busca adormecer la conciencia ciudadana & crea opiniones favorables a los poderes instituidos. !in duda alguna. ordenadores.s negra./llos conocen mu& bien los resultados de su estrategia & estimulan sibilinamente nuestro aislamiento. Tener conciencia supone un riesgo que no se pueden permitir. 1a "nica diferencia con la actualidad es que en el universo de 4radbur&5Truffaut no e. m. .n proscritos. premonitoria & apocalíptica que nos ha ofrecido la literatura de ciencia5ficción. resultaría ho& una obra plenamente actual.isten sutilezas. smartphones & otros artilugios. lo que impide que la ciudadanía sea finalmente ccomplaciente & feliz.s incluso que en el momento en que se estrenó por primera vezFahrenheit 451 es la fantasía m. la televisión es su principal instrumento político.cil. en la que impera el culto al hedonismo & en el que los poderes p"blicos persiguen implacablemente a todo aquel que sienta amor por la lectura. $diestrar a la población con contenidos basura les asegura mantenerse en el poder. 1os /stados deberían adoptar un papel educador. nosotros tenemos parte de culpa. /n nuestro país esta persecución & quema de libros se produ#o durante el franquismo & la posguerra. !e lo estamos poniendo mu& f. . <imaginando revoluciones que nunca llegan= que reivindicando derechos sociales por las calles.n haci ndo con nuestras neuronas. 1apidamos nuestro tiempo abducidos frente a la pantalla. !us te. :a se han encargado de idiotizar a la ciudadanía suficientemente como para que los libros no corran el peligro de convertirse en un arma de doble filo.*en qu nos hemos convertido.logo.*2ui n nos iba a decir que aquella obra de 3a& 4radbur& que permaneció en mi imaginario durante d cadas. 1es viene mu& bien un pueblo aborreagado. en el futuro con las relaciones humanas. 4radbur& nos describe una sociedad en la que los libros & la lectura est. en definitiva. /l cuerpo de bomberos con el anagrama 678 se dedica a quemarlos. pero ahora &a no hace falta.

gina impresa que caiga en sus manos. consagrada a la destrucción del patrimonio literario de la humanidad. estultamente felices. !u función no es apagar incendios. los que se encargan de atontar a las masas. & por lo tanto.s aquellos que han tenido la oportunidad de elegir. millones de aborregados ciudadanos. implantada en los d biles cerebros de las masas. despu/s de leer la f2bula de 1radbur* siempre me (e (ec(o la siguiente refle0ión6 la cultura. 1a mentira se ha . Tal & como profetiza $ntonio 2uintana )arrandi: @"uestros futuros ciudadanos ser2n como los de la película. han optado por el papel de bufones del reino./llos.!os %oceros del sistema. 3pretenden &ue nos creamos esta opción como alternati%a posible5 /n alguna medida todos somos corresponsables de lo que esta ocurriendo. porque su traba#o consiste en quemar libros. en reducir a cenizas hasta la "ltima p. pero sin duda alguna los son mucho m.*)on qu autores se identifican esta gente. O como mínimo nos impulsa a hacernos preguntas sobre nuestra vida & sobre el tipo de mundo en el que queremos vivir. con%enientemente pastoreados por la politi&uería de turno ”. /n lugar de e. sentimientos & necesidades de aquellos a los que deberían servir. & sin embargo. la literatura * por ende la refle0ión * el conocimiento 3nos (ace obligatoriamente me7ores personas5 *!e puede leer a +ovstoievs>i./n el país descrito en la película ha& que ser feliz por decreto. son a golpe de talón. )laro que se trata de una felicidad vacua. /l poder siempre ha sabido que leer obliga a pensar por uno mismo. !on una nueva clase de policía política. %achado o 1orca & no comprender nada. 34u/ les (an ense+ado en sus casas * en sus prestigiosas uni%ersidades5 34u/ (an aprendido realmente5 34u/ (an leído5 38 &ui/n sir%en en realidad5 34u/ les afecta5 )ontag es el nombre del protagonista de la (istoria. /l pan & circo de a&er son ho& la televisión & el f"tbol. en nuestro país no hace falta quemar libros.tintores emplean lanzallamas. <on el sistema educati%o &ue tenemos.Traba#a como bombero.1 %endrían a ser (o* nuestras estrellas medi2ticas. Sin embargo. sino provocarlos. Por eso. mostrar2n una a%ersión patológica (acia la palabra en una cadena sin fin &ue acabar2 con%irtiendo nuestra sociedad en un gigantesco corral en el &ue pastar2n. +ivertir & embrutecer con el fin de anular. !os bomberos de 9aren(eit :. impide ser est"pidamente feliz. ?ilde. & la gran ma&oría acaba por creerlo. /s como si llevaran permanentemente un impermeable por el que les resbalan las emociones. :a no sirve la tan manida #ustificación de que el espectador siempre puede de#ar el mando sobre la mesa & coger un libro de Proust.s me sigue sorprendiendo es la capacidad de indolencia de aquellos que ostentan el poder.1o que m. el arte.

la igualdad & la libertad.encarnado en nuestra propia civilización. !i finalmente no despertamos. que ha acabado por invadirlo todo. el progreso. Pero nosotros &a no necesitamos bomberos con lanzallamas. financiero. adiós a los ideales de la Alustración: la democracia. !a realidad (a acabado por superar la pesadilla de 1radbur*- . todo vale. 1a estructura misma de la civilización es enga0osa. de casino. /n nombre de la economía. en un capitalismo especulativo. /s ficticia. tenemos a los medios de comunicación controlados por el poder para que hagan su traba#o. /l capitalismo productivo de los a0os sesenta de 4radbur& se ha convertido ho&.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful