PRUEBA DE RIMA ENDECASÍLABOS Y AMOR CARNAL DE UN CARCAMAL

PARA UNA NIÑA DECENTE, QUE, EN PRINCÍPIO, NO SABÍA SI HACÍA BIEN O HACÍA MAL.

Desde la esperanza en poseerte y temer perderte entre olvidos brillante y temblorosa quinceañera, median los únicos cincuenta años, que tan inútilmente fueron vividos. De un rayo de sol a la espera que culminara mi vida huera dejando atrás la indiferencia. Llenando de sentido los latidos que torrente deseoso de demencia empuja viejo corazón entre rugidos al tálamo carnal de tu inocencia. -------------------PMG 2002 Enero

Related Interests