Acostumbro tener un calendario del cual día a día arranco la hoja del día anterior.

Algo bastante simple, excepto cuando dejé de hacerlo por un par de meses, y al tratar de arrancar todas las hojas atrasadas no lo pude hacer, pues una a la vez es fácil, pero todas juntas es muy diferente. Lo mismo sucede con nosotros cuando no nos reconocemos día a día por las diferencias hechas o nos olvidamos de agradecer por todo lo recibido. Muchas veces nosotros mismos no nos enfocamos en nuestros talentos ni siquiera podemos reconocer nuestros dones ni desarrollarlos y a medida que pasa el tiempo pareciera que perdemos la costumbre ¿Para qué seguir acumulando hojas sin quitar del almanaque de nuestra vida? Que cada día tu vida sea fuente de ALEGRÍA, GRATITUD y RECONOCIMIENTO.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful