PRIMER RELATO: ACERCA DE LA NIEBLA La noche entraba fría.

La calle, tan brumosa como siempre, se transformó rápidamente en la selva de siluetas oscuras, altas y esqueléticas de la humeda y corroida ciudad. El decreto de 'zona tignada' se había impuesto a esta parte de Concepción hace un par de semanas y era extraño que aun perdurase. Las condiciones climáticas, según los informes, habían impedido que la tiniebla se disipara con la velocidad que de costumbre. El invierno es así, áspero y rasposo, con noticias que llegan de vez en cuando de vagabundos fallecidos en la calle por el frio y el envenenamiento, pero este año la oscuridad parecía haberse enzañado con este sector. Uno caminaba un par de kilómetros hacia el cerro y podía ver como dejaba atrás la masa compacta que ahogaba la zona. También se podían ver los relámpagos rojisos de las ambulancias en los sectores más bajos de la ciudad que acudían a prestar servicios de emergencia a niños y ancianos con los pulmones demaciado jóvenes o débiles como para respirar los vapores que bajaban de las industrias. Una jaqueca incipiente comenzaba a perforarme mientras la máscara no dejaba de lastimarme el rostro haciendo aparecer ronchas en las zonas más expuestas, y yo, caminando hacia la casa de margarita, preguntándome por que habré salido tan tarde. Divago recordando cuando el frio comenzaba recién a aparacer en conce, los pirmeros casos de neumonías en verano, las primeras alergias en invierno, todas esas cosas raras que pasaron esos a ños, cuando aun era chico y no entendia bien los temores de los grandes. Mi mamá, recuerdo, me contaba historias antes de dormir, ella era una persona humilde, siempre vivió en casa, nunca trabajó pero siempre fue felíz, hasta que empesó a morir, claro. Me gustaba que me contara cuentos de fantasias, de un dios que vivía en los sueños y tenia las aventruas más extrañas que se pudieran tener. Me preparaba una leche caliente mientras yo me acomodaba en la cama y despu és me relataba durante horas las historias más alucinantes. Siempre los cuentos venian a pito de algo que yo le preguntaba durante el dia, o de dudas que ella sabía que yo tenia, religión, astronomía, política, vayas a saber tu que veía mi madre en mis inocentes formas de ver el mundo, el asunto es que siempre sus cuentos se transformaban en alucinantes conversaciones que terminaban con uno de los dos, o ambos, rendidos de sueño, dejándome con gusto a poco y esperando ansioso el cuento de la siguiente noche. A veces sus relatos me decian cosas entredichas sobre formas que escapaban de la verdad, a veces solo eran anecdotas de su propia infancia, siempre me gustó oirla, hasta que me contó de lo que sucedía con la gente que salía a la calle en las noches más frias del invierno y eran tragadas por la niebla. SOBRE LAS ROPAS TIRADAS EN LA CALLE.

¿no te has preguntado por que están ahí? No. Gente desaparecida en extrañas circunstancias. no habían ropas tiradas en las calles. esas cosas no pasaban. dice que nunca oyó a nadie. La gente cree muchas cosas hijo. esa es una de las respuestas posibles. pero siempre fue sufuciente con decir que eran los perros los que la sacaban. incluso cuando más focos se sumaron a su persecusión no escuchó nunca ni la más minima palabra. que las luces quedaron atrás. Corrió lo que más pudo hasta caer enuna zanja. La policía siempre los termina encontrando y en el calor de la situación huyen sin recoger todas sus pertenencias. pero ¿no te has dado cuenta que cada vez hay menos perros en las calles? Cuando nosotros nos empesamos a dar cuenta de eso no eran ellos los responsables de los abrigos. si le quieres llamar así. linternas. que lo siguieron. cambiaban de tonalidades y de trayectorias constantemente. El chico dice que corrió asustado. enrealidad. nungún '¡Siganlo!' o un '¡Alto ahí!' como solian decir los policias. Hay gente que ha perdido seres queridos. se rompió un brazo y se rindió. Él dice que cuando las vió estaban a unos diez metros de distancia. sí. jóvenes que no han vuelto a ver a sus pololas. me decía ella. le respondí. que lo buscaban con luces extrañas. Pero tambien hay versiones más interesantes. dice que lo iluminaron y que se vio envuelto en un resplandor cuya potencia le hizo imposible saber la direcci ón desde la cual lo apuntaban. Esas ropas desaparecen a medio dia por si no te has fijado. Ropa en las veredas. pero que se aproximaron a una velocidad increible y se posaron sobre él. mas bien giraban a su alrededor. bueno. o vecinos que de repente comienzan a hechar de menos a algún vagabundo conocido en el barrio. madres que se vuelven locas buscado a sus hijos. Un chico dijo que en una ocasión lo persiguieron luces. El frio hacía que mi caminar fuese cada vez más lento y Margarita aun me esperaba a unas diez o doce cuadras. Mi madre por dios. cuantas veces ha tenido razón. focos alógenos. le dije. Bueno. y tambien hace muchas cosas por defender lo que piensa. ya nada se veía por culpa de la maldita neblina que me quemaba los ojos. llegó al humedal. según él las luces no se movian como si las llevaran personas. el chico llegó a su casa despavorido. Las luces seguian . la gente siempre se ha perdido en esta ciudad. Salir a estas horas era exactamente lo que ella me decia que no debía hacer nunca. es algo folclórico. No se hijo. pero eso no explica el porque del hecho. o quizá simplemente una pareja ansiosa que utilizó la niebla como escondite para hacer el amor. pero hay personas que dicen otras cosas. sólo más y más luces se sumaron a su búsqueda. Al principio. Al principio no era tan raro. Recordar estas historias no era muy alentador. vaya a saber quien con que lo perseguian y por que. o niñas que han violado. supongo que son cosas que los perros sacan de la basura. pantalones o calsones tirados en las veredas. incluso despues de muerta sigo viendo lo que ella veía en esta suciedad.¿Las has visto alguna vez? Sí. ¿que son mamá? Le pregunté esa noche. son personas que tal vez han asaltado. La neblina era profunda esa noche y se perdi ó tratando de llegar a su casa. sí habían ropas.

Es que pierdes un hijo y es como si la naturaleza entera se fuera en tu contra. Maldita noche con su frio de mierda y su hediondez asquerosa. asi que mejor prevenir que lamentar. siempre eran vagos o dorgadictos. Sofía cuenta que tu tío decía que un zumbido lo tenía enfermo desde hace horas. estaba muy enferma. llegó a buscarlo un dia a la casa. dijo mi mamá. se vuelve loca a veces. supusimos que fueron los pacos los que lo seguian por alguna maldad que habria hecho. pienso cuando una convulsión me obliga a quitarme la mascara. todos creian que estaba con ella. Era un buen hombre. la esquivo como puedo y el mundo se vuelve rojo con sus luces giratorias de mierda. tráfico de órganos. pulmones combulsos. Horrible máscara. decia mi madre. que era su novia. Una ambulancia se viene a toda velocidad en mi contra. vaya usted a saber que hacian con las personas. los ancianos caian como moscas por esos años y Juan era muy apegado. durante tres años muchas personas desaparecieron y muchas cosas aparecieron en las veredas. De eso ya ha pasado mucho tiempo. digamos que la reputacion de este chico no era de las mejores. aire purificado por el amor de dios. era un lanza. Caigo en la calsada tras un tropieso. Un poco de aire limpio. Esto pasó cuando yo era niña. Unos dijeron extraterrestres. El dolor de cabeza ya me tenia desesperado. Hermano mayor de mi madre. horrible sistema de locomición colectiva hasta las nueve de la noche. Tu tío no estaba en ninguna parte. con este puto clima. pero tu tío. tu tío era una buena persona y aun así no regresó. pero ella no escuchó nada. La noticia destruyó a mis abuelos. Nadie sabia nada de él. Al otro dia. a veces me asustaba. Jaqueca de la puta más grande de la ciudad más hedionda del planeta. Mi tio. La dejó en su casa y regresó. sus documentos y sus guantes tirados en la calle. la abuela. tenia una novia desde hace años. horrible ropa hermética. Mi madre. al principio nadie le creyó mucho. los enfermos supuraban los barrios ahogados por el vapor insano. llegó a su casa y contó lo que le habia sucedido. La gente que se perdía así no llamaba mucho la atención. El frio me calaba hasta los sesos a través de los ojos. otros pegados aun con la dictadura explicaban por ahí el asunto. en esta puta noche. las cosas no estan muy bien por estos dias. secuestros. Sofía. cerca de él. pero la gente dejó de salir a la calle cuando la niebla caia en la ciudad. pero no lo hayaron. un drogadicto enganchado a quiza que mierda. Despues de él fueron muchos. ya iba por los veinticuatro y queria casarse.. asesinatos. permanecieron zumbando tras su nuca y se fueron. aun faltan sus buenas cuadras para llegar y necesito respirar. esa noche no quiso quedarse donde ella por que mi mamá. La gente se pierde en la niebla hijo. horrible calentura que me saca de mi casa a esta puta hora. No llegaré. pero es mejor no arriesgarse. cuando el sol hab ía logrado esparcir la bruma. el vómito .. A mitad de camino encontraron su chaqueta. Pero un par de meses despues desapareció Juan. Las ambulancias debían estar llenando los hospitales con toneladas de enfermos rellenos de flema negrusca. tardo en levantarme.moviendose detrás. Los destellos rojos surgían por doquier. Me siento enfermo.

uno móvil. ahogandome. Rogué que lo dejaran entrar. afuera hace frio se va a morir. estamos ante la más grande epidemia que haya azotado el pais. me toman el pulso. uno blanco. déjame abrigarlo por favor. Un foco quieto. en el cielo. Rex era enorme. por que está enfermo y nos puede contagiar. dos manos me levantan. me desvisten. un quiltro con pinta de labrador. Rex está mal. no puedo respirar. en mis manos. Nadie queria morir de lo que fuera que dijeran en la tele. en la nube gris en la que se ha convertido Concepción. Toco un timbre veinte veces buscado ayuda y nadie aparece. Recuerdo a Rex llorando en el patio. decian en la tele. Caigo. llenandome la naríz de inmundicia. y si es así. trato de usar nuevamente la máscara pero el vómito acude más violentamente aun. uno rojo. una ayuda. ¡por favor mamá! Te lo suplico. uno blanco perpetuo. un motor eléctrico pasa de largo llevándose el foco rojo de la ambulancia. no sabían nada de ella y dado que personas y animales tenian síntomas similares existía la posibilidad de que fuese contagioso. lo siento hijo. Ella no me miró. a mi lado. uno blanco quieto en el humo. . otro trasando una elipse. arrojan mi ropa a la calle y desaparesco para siempre. el zumbido retrocede. es solo una bruma gris y un foco lejano tratando de ilumniar la calle. pero no me miró. Siento como el aire quema mis vias respiratorias.emana a chorros. pienso. aturdido donde el cielo no existe. no podemos hacer nada por él y él no quiere hacerte daño. Un foco lejano. uno rojo cada vez más cerca. Un foco lejos. tragando mierda. me dijo. blanco. Todos estaban cagados de miedo recuerdo. llenándola. me tomó firme. un foco cerca. Camino y se que no lo lograré. Descanso. en el suelo. no lo hagamos sentir culpable. cae en mis pantalones. En la tele habian dicho que no dejáramos entrar a las mascotas por la peste. ayuda.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful