You are on page 1of 2

Aplicaciones de los alquenos Etileno El etileno es un compuesto orgánico que se produce en mayor volumen, aproximadamente 160 mil millones

de libras por año a nivel mundial. La mayor parte de este etileno se polimeriza para producir cada año alrededor de 90 mil millones de libras de polietileno. El resto se para sintetizar una gran variedad de productos químicos orgánicos, incluido el etanol, ácido acético, etilenglicol y cloruro de vinilo. El etileno también sirve como hormona vegetal para acelerar la maduración de los frutos como: plátanos, limones, piñas, etc. Los frutos se transportan cuando aún no maduran y una vez en el lugar de consumo se maduran, introduciendo en el aire de los almacenes cerrados una cantidad muy pequeña de etileno. Propileno El propileno se produce a una proporción de aproximadamente 90 mil millones de libras por año a nivel mundial, y gran parte de esta cantidad sirve para producir 40 mil millones de libras de polipropileno. El resto se utiliza para generar propilenglicol, acetona, alcohol isopropílico y una variedad de compuestos orgánicos útiles. De la polimerización del etileno y propileno se obtienen el polietileno y polipropileno respectivamente, estos polímeros son usados en la fabricación de artículos como botellas desechables, retornables, garrafones, bolsas, sillas, mesas, juguetes, entre otros. Actualmente los objetos de plástico traen un triángulo con un número en el centro, que hace referencia a su composición química, lo cual permite clasificarlos para su reciclado. El tereftalato de polietileno lleva el 1, el polietileno de alta densidad el 2, y el polietileno de baja densidad el 4 y el propileno lleva el 5. El 3 se utiliza para el PVC y el 6 para el poliestireno. Otros alquenos Muchos polímeros comunes se producen mediante la polimerización de alquenos. Estos polímeros se utilizan en productos de consumo, desde zapatos y bolsas de plástico, hasta parachoques de automóviles. Los olores asociados a la menta, clavo, limón, canela, los perfumes de rosas y lavanda, se deben a aceites esenciales volátiles que las propias plantas elaboran. Los compuestos insaturados que contienen estos aceites, se pueden sintetizar en el laboratorio a partir de unidades de isopreno (2metil-1,3-butadieno), que son los responsables del aroma. Los hexenos y nonenos que tienen seis y nueve átomos de carbono, respectivamente están en el rango de la fracción que corresponde a las gasolinas. Por lo tanto, se suelen usar en las mezclas de este combustible. Sin embargo, si se separan y purifican, se pueden utilizar para fabricar otros productos, sobre todo, el noneno que se combina con el fenol para hacer nonilfenol que es la base de algunos shampoos para el cabello.

Los insectos expelen cantidades muy pequeñas de sustancias insaturadas denominadas feromonas, las cuales utilizan para comunicarse con otros miembros de su especie. Algunas feromonas indican peligro o son una llamada para defenderse, otras constituyen un rastro o son atrayentes sexuales. La bioactividad de muchas de estas sustancias depende de la configuración cis o trans del doble enlace en la molécula. Actualmente estas sustancias se están utilizando como atrayentes sexuales para atrapar y eliminar insectos, como es el caso de la abeja africana, la termita, el gorgojo, la polilla, etcétera.

Referencias bibliográficas

Wade, L.G., Química Orgánica, Volumen 1 Pearson 7ma edición, México, 2011 Streitwieser, A. y Heathcock, C.H., Química Orgánica, Mc. GrawHill, México, 1993 Wade, L.G., Química Orgánica, Prentice Hall, México, 1993