You are on page 1of 1

UNA PRESENCIA QUE TIENE SU VIDA PROPIA

Solo se puede conocer a Dios a travs de la Sensacin. El nombre de Dios es Sensacin Pura, ardiente.

Un hombre consciente no sufre ya; en la conciencia se es feliz. Pero el sufrimiento as preparado es indispensable para la transformacin del hombre.

La relacin entre los tres centros inferiores es absolutamente necesaria. Ella permite abrirse a una energa nueva y slo se mantiene si la relacin es estable, slida.

Creo una lucha entre el Si y el No para mi ser. Slo en este justo momento comienza el Trabajo.

Comienzo a sentir bien esta Presencia, casi como otro cuerpo en mi cuerpo.

Quedarse delante de eso es justamente un sufrimiento voluntario.

Despierto para estar entero, para llegar a ser consciente con una voluntad de ser nacida de la conciencia

Jeanne de Salzmann Imagen Cultura Chorrera