You are on page 1of 1

DOLOR(ES) En el pequeño pueblo de Lom, en el este de Nepal existía la curiosa tradición de pro ibir a los niños acer pre

!untas ante de bien lle!ados a la adolescencia" Si bien, podían acer comentarios, recitar poesías o practicar #ue!os de los m$s %ul!ares & super'iciales, netamente pensados para !enerar des!aste 'ísico en los niños con tal de que molesten lo menos posible a sus padres, se les tenía estrictamente pro ibido acer pre!untas pro'undas, que den cuenta de la necesidad de su intelecto de, #ustamente, empe(ar a inteli!ibili(ar el mundo" Nien)*e, un #o%en de +, años, #o%en pues el promedio de edad en esta población era de -., años, no era mu& ape!ado a esta norma & un día se le acercó un niño, de los m$s inteli!entes del pueblo, & le di#o/ )S0 que tu me lo dir$s1 s0 que con'ías en mi, Nien)*e1 esto& mu& mal, una niña me intri!a & no puedo de#ar de pensar en ella1 23u0 debo acer4 Nien)*e no podía dar una lar!a respuesta, por lo cual solo atinó lo si!uiente/ ) ) Escuc a, existen dos dolores en la %ida" 5no que petri'ica, como las en!añadas mariposas pe!adas a la rica sabia del $rbol que las aprisiona1 & otro dolor que es m$s1 6a s01 otro que libera1 si uno aprisiona , el otro libera"

Eso repitió 'eli( el niño & se retiró" 7asaron 8, años & se reencontraron Nien)*e & el niño, que a ora era un #o%en de casi 9, años" El %io a Nien)*e & corrió a saludarlo" Lue!o, inmediatamente le di#o/ ) Nien)*e , 27or qu0 me mentiste esa %e( & me di#iste que abía dos tipos de dolores, uno que aprisiona & otro que libera41 Siempre busqu0 el se!undo, su'rí muc o en su b:squeda, me e des!arrado internamente &, despu0s de tanto padecimiento, con'irme que no existe" Entonces, dime 27or qu0 mentiste4 6o no te mentí" Solo que no te pude decir la %erdad porque, aunque siempre 'uiste mu& inteli!ente, no lo ubieses entendido" 6 el otro dolor no te libera, eso lo di#iste t:" Lo que &o iba a decirte es que el otro dolor es un dolor existencial, pero como iba a decirte eso si no lo ibas a entender1) respondió mu& tranquilo Nien)*e" No con'iaste en mi, me subestimaste1)replicó eno#ado el a ora #o%en" No, todo lo contrario" De apenas aberte nombrado la palabra ;existencial< me abrías morti'icado día & noc e para que te explicara que si!ni'icaba eso & &o ubiese entrado en problemas con las le&es & las autoridades"

)

) )

El #o%en se retiró triste , pensando todos los su'rimientos que podría aberse e%itado1 & en ese instante reconoció la sensación de dolor de la que ablaba Nien)*e, &a que abía caído en cuenta que todo lo que dolía era su mera existencia"