You are on page 1of 2

Pena de muerte, en Venezuela

Es hora de ponerle un toque de seriedad al blog, prometo que luego vuelvo a mi nota sexual que he trado desde hace rato en mis publicaciones. Bueno hoy tengo que hablar de algo que me sucedi en estos das pasados y me llev a pensar en lo extremistas que podemos ser los seres humanos. Quien cree en Dios ajuro cree en el Diablo, quien cree en la vida cree en la muerte. Hay cosas con las que estoy a favor, una de ellas es la pena de muerte y antes de que alguien me venga con aquello de las pruebas fehacientes de algn crimen les aseguro que existen muchas personas que ni siquiera merecen un juicio para determinar la culpabilidad o no de los mismos. De ah saltamos a los benditos derechos humanos de los presidiarios. Crceles donde la gente est apilada e n un cuarto de 2x2, donde la inmundicia se sirve en el plato de comida, y el dormir sin temor es algo que se dej en la puerta del reclusorio. Estamos claros en que no se puede vivir de esa manera, en que existen condiciones humanas que deberan ser respetadas, y que aunque estos hayan cometido delitos siguen siendo personas. Ahora bien hasta dnde llegan los derechos humanos de aquellos que matan y violan sin piedad, mujeres que abandonan o matan a los nios, hombres que por simple maldad matan a otro hombre?. Hablo de la realidad Venezolana, aqu no existe la pena de muerte y la mxima es de 30 aos. La divisin dentro de los pabellones de acuerdo al nivel de peligrosidad es mnima ... prcticamente, da lo mismo un ladrn de cartera que el drogadicto o el que viol a un nio de 5 aos. La ridcula creencia de la regeneracin no es ms que taparse los ojos ante una realidad virtual. Cmo se regenera alguien que vive en una universidad de robo, violacin y asesinato? Es una fantasa pensar que un violador va a regenerarse cuando dentro de la misma crcel es violado y tras cada minuto de encierro se llena de resentimiento ante la sociedad. S que jugar al verdugo no es la mejor manera de hacer pagar el dao hecho, s

que si se mata a alguien por venganza no se revive al muerto, pero aunque suene cruel, es un alivio saber que esa parte mala de la sociedad se elimin. De seguro alguien me va a decir la condena ya es suficiente paga para el dao hecho. Ellos aunque se hayan equivocado tambin son seres huma nos y tienen derechos. A quien me dijo eso (que de paso lee este blog) le tengo una muy buena historia.