P. 1
Los juegos de imitación en el aprendizaje del lenguaje escrito inicial

Los juegos de imitación en el aprendizaje del lenguaje escrito inicial

|Views: 83|Likes:
Published by EscuelasqueAprenden

More info:

Published by: EscuelasqueAprenden on Dec 03, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

12/03/2013

pdf

text

original

 Los juegos de imitación en el aprendizaje del lenguaje escrito inicial.

Descripción: Aporta claves importantes para desarrollar y guiar el proceso de aprendizaje del lenguaje escrito a través de los juegos de imitación. Autor: Mery Aurora Poveda.

Una de las características fundamentales del juego es que es significativo en sí mismo, por la finalidad lúdica que tiene. Independientemente de los objetivos adicionales que se le planteen, su carácter lúdico y libre hace que siempre sea placentero; además el juego es un proceso por lo que independientemente del resultado que se busque, el proceso prevalece sobre el resultado. Existen diversas clasificaciones teóricas de los juegos, y dentro de ellas, los juegos de imitación o socio-dramáticos aparecen como fundamentales en los procesos de simbolización (Piaget y Ortega R.1992) Los juegos de imitación son aquellos en los que los niños se organizan para representar situaciones sociales de la vida adulta: jugar a la tienda, al papá y a la mamá, a los policías, al hospital, a los bomberos… Introduciendo adecuadamente prácticas de lectura y escritura propias de estas situaciones sociales, los niños ponen a prueba todo el conocimiento que ya poseen del lenguaje escrito y enfrentan los problemas propios de la escritura en las interacciones sociales. Es importante tener en cuenta que el juego es juego si se realiza libremente, por lo que el docente puede intervenir más sistemáticamente antes o después del juego, pero durante el mismo, debe abstenerse del control; esto no quiere decir que no pueda intervenir, sino que debe ser más un observador crítico, realizando preguntas puntuales para que los participantes tomen conciencia de algún aspecto, sin interrumpir la dinámica del juego. A través de la organización previa del juego, el docente junto con los niños prepara los diferentes textos que van a circular durante el mismo, y después de
1

él, los niños pueden escribir y leer textos relacionados con lo que harán o con lo que sucedió. Así, en un juego sobre una tienda o almacén habrá que preparar el nombre de la tienda y realizar el aviso; se podrán recoger etiquetas sobre los productos que se van a vender, se clasificarán para poder ubicarlos rápidamente, se hará la lista de precios… El grupo puede dividirse entre compradores, vendedores de tal manera que con los compradores se puedan hacer listas de mercado antes de ir a comprar y los vendedores elaborarán las facturas de compra que entregarán a sus clientes. Después de la tienda cada uno puede escribir los artículos que compró y lo que le costaron (habría que pensar en estructurar también un tipo de dinero con los que los niños puedan hacer cuentas como billetes con puntos) Si la tienda se organiza con productos que pueden consumirse realmente, pueden escribir oraciones donde manifiesten su opinión sobre cada producto y su experiencia de compra: “El bocadillo está muy caro…”. También pueden hacer colectivamente reseñas de opinión sobre la tienda y los productos que recomiendan o avisos publicitarios sobre la misma Una vez terminada la actividad los niños tendrán a su disposición un banco de palabras relacionadas con la actividad de la tienda que les servirán como consulta permanente para escribir otras palabras (tío empieza como a tienda) o para componer nuevas oraciones. Como se puede ver, de la misma forma pueden trabajarse diferentes juegos de oficios y profesiones que enriquezcan la experiencia del niño con el lenguaje escrito. Dado que son actividades que pueden comprometer varias sesiones de clase, conviene planearlas con anticipación haciendo partícipes a los niños del proceso, para que se sientan responsables de la misma. Como docente debe prever las diferentes fases que tendrá, el nivel de complejidad y el rol que tendrán los niños en cada tipo de texto para que realmente no se pierda lo esencial del juego: la diversión. Estos juegos pueden en un comienzo hacer parte de una secuencia didáctica o un proyecto de aula, pero luego se pueden convertir en actividades cotidianas a los que los niños acuden espontáneamente si se les da espacio para ello.
2

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->