Ahora que tenemos la imagen con ese toque retro de colores empastados, llega el momento de ponerle a la foto el marco

. Para ello llévate la imagen final a un nuevo documento. Acopla las capas de tu fotografía ya tratada y selecciona con Ctrl A. Cópiala y crea un nuevo documento con las dimensiones de tu imagen. Pégala y haz clic con el botón derecho del ratón para acoplar de nuevo la imagen. No cierres el documento original. En imagen – tamaño de lienzo, pon tres centímetros por cada uno de los lados, con “relativo” seleccionada. No olvides tener seleccionado el blanco como color de fondo. Da a aceptar y repite el mismo proceso, poniendo ahora 4 cm en altura y el ancla posicionada en el centro del margen superior.

Ahora sólo falta crear una pequeña sombra que separe la fotografía del marco. Vuelve al documento original para poder copiar y pegar de nuevo la imagen en el archivo al que ya has puesto el marco. Haz doble clic sobre su capa para entrar en la ventana “estilos de capa”. Selecciona “sombra paralela” y juega con los valores. En mi caso, he puesto una opacidad del 56%, un ángulo de 54º sin tener marcada la opción “usar luz global” , y una distancia y extensión de 9 pixeles.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful