UNIVERSIDAD CATÓLICA LOS ÁNGELES

CHIMBOTE
FACULTAD DE INGENIERIA
ESCUELA PROFESIONAL DE INGENIERIA CIVIL
DEPARTAMENTO ACADÉMICO DE METODOLOGÍA
DE INVESTIGACIÓN
TÍTULO:
“ DETERMINACION Y EVALUACION DE LAS PATOLOGIAS EN
PAVIMENTOS Y ESTRUCTURAS DE CONCRETO A NIVEL
NACIONAL”
AUTOR:
Ingº. R!"# A$%n&'(n S")'n*'+ V,$-%".
PIURA / PER0
1223
1
UNIVERSIDAD CATOLICA LOS ANGELES
CHIMBOTE
FACULTAD DE INGENIERÍA
ESCUELA PROFESIONAL DE INGENIERIA CIVIL
DEPARTAMENTO ACADÉMICO DE METODOLOGÍA DE INVESTIGACIÓN
LINEA DE INVESTIGACION
LINEA CONSTRUCTIVA 4 PATOLOGIAS DEL
CONCRETO
SINTESIS DEL AMBITO Y APLICACION
AREAS CLASES TÌPOS RUBROS PATOLOGÌA
S
APLÌCACÌO
NES
LUGARES
Y ZONAS
P5')"n6+$
P5')"n6+$
R'g'7+$
P'$6$
C+n&*"6+
H'7*%#'&+
G*'"6$
P%#')'"n6+$
D"$&$&*)'"
n6+
C##"$ 8
P$9"$ :
A5"n'7$
A;*&
6+7$ #$
7'5"*$$
.+n$ 7"
n%"$6*+ <'$
"n # &%# $"
<%"7"
7"$**+##*
7'5"*$$
6"$'$
7"#')'6n7+
"# );'6+ 7"
#
'n5"$6'g&'+
n8 $'g%'"n7+
"# )'$)+
<*+&"$+
'n7'&7+ "n
"$6"
)+7"#+.
L+$$
D"<+*6'5$
V"*"7$
P'$+$ V'5'"n7$
P'$6$ 7"
A"*+<%"*6+ A"*+<%"*6+$
P5')"n6+$
F#"=';#"$
P'$6$ C+n&*"6+
A$!#6'&+
A>%"##)'"n6+ C##"$ :
5"n'7$
P5')"n6+$
S")'
F#"=';#"$
P'$6$ C+n&*"6+
H'7*%#'&+
?
A7+-%'n
A>%"##)'"n6+
P%#')'"n6+
!##$ 7" "$&#
: +6*+$
C##"$ :
5"n'7$
5"*"7$
P'$+$ V'5'"n7$
E$6*%&6%*$
E$6*%&6%*$
A<+*6'&7$
Y C+n!'n7$
M%*+$ A#;@'#"*'
"$6*%&6%*#
G'"*6$
5"*6'&#"$ 8
>+*'.+n6#"$
+;#'&%$
$$#'6*"
C+#"g'+$
V'5'"n7$
E7'!'&&'+n"$
V*'$
C+#%)n$ An#'$'$
E$6*%&6%*#
&+n&*"6+
*)7+
V'g$ F#"&>$
L+$$
<* T"&>+$
G'"*6$
5"*6'&#"$ 8
>+*'.+n6#"$
+;#'&%$
E$6*%&6%*$
H'7*%#'&$
C n#"$ E$6*%&6%*$
>'7*%#'&$
G*'"6$
>%n7')'"n6+
>'n&>)'"n6+
Cn#"$
5*'+$
O;*$ 7"
A*6"
P%"n6"$ D'5"*$+$
T'<+$
P%"n6"$
An6'$'$)'&
A&"*+
$%"#+$
S+&5)'"n6+
Ag*'"6)'"n6+
C+**+$'+n
P%"n6"$ 7"
*'+$ + &n#"$ .
P%"n6"$ 7"
6*!'&+
5">'&%#*

INDICE
Ìntroduccion .... ........ ...... ................ ................. ................. ............ 03
Titulo.......................................................................................................... . 05
Planteamiento de la investigacion ....................................................... ...05
1.1. Planteamiento del problema .... ......... ............. .............. .. ...... ... 05
1.1.1.Problema ........................................ ..... 06
1.2. Objetivos de la Ìnvestigación . ...... ....... . 06
1.3. Justificación de la investigación ..... ...... 07
2.0 Marco Teórico .. ... . ... .... .... 09
2.1.ANTECEDENTES ......................... ..................... ............ ....... ............... 09
2.1.1. ANTECEDENTES ÌNTERNACÌONALES.... ........... ............ ....... ............... 09
2.1.2. ANTECEDENTES NACÌONALES ....................... ............ ....... ............... 12
2.1.3. ANTECEDENTES NACÌONALES ....................... ............ ....... ............... 14
2.2. Bases teóricas ....... .............................. ..........................................15
2.2.1 Patologias del concreto ......................... .... .15
2.2.2 Pavimentos..................... ......................... .... .15
2.2.3 Patologias de la edificacion..................... ...... ........ ... ... ..32
3.0 Hipotesis general ...... ... ..... .. .. .. 67
3.1. Hipotesis Especificas........ ........................ 67
4.0. Metodología ..................... .................................. ...... ................ 67
4.1. Tipo y nivel de la investigación ............................. ....................... 67
4.2. Diseño de la investigación ........................ . ................. ........ 68
4.3. Universo población y muestra ................... ....... ....................... 70
4.4. Operacionalizacion de variables .... ................... ............... .... 71
3.5. Técnicas e instrumentos................................................. ......... ........... 72
5.0. Plan de Análisis ................................... ............. 73
6.0. Referencias ....................... ....................... ...... .. ...... ........ 81
7.0. Anexos .. ....................... ................ ...... .. ......... ..... 83
3
INTRODUCCIÓN
El desarrollo en los últimos años de las Ciudades en el Perú, nos conlleva
a tomar en cuenta la gran cantidad de edificaciones, construcción de
carreteras y tantos otros proyectos de diversa índole y de diversos niveles
de altura, los cuales se han construido con materiales de cada zona y de
las de las canteras mas cercanas a dichas obras a construir.
Dado la necesidad de lograr que nuestras construcciones se desarrollen
con la calidad correspondiente, es necesario evaluar el estado de las
construcciones actuales de las edificaciones, pavimentos u otras
estructuras, y conociendo cual es la patología que mas incide en las
estructuras de cada ciudad es que podremos evaluar y proponer las
recomendaciones correspondientes
Los problemas sísmicos a los cuales estamos ligados nos hace reflexionar
sobre la necesidad de evaluar las construcciones a nivel nacional, en
concordancia con el Reglamento Nacional de construcciones y el
reglamento nacional de edificaciones del Perú;
1
tomando en consideración
que actualmente estamos en una etapa de actividad sísmica a nivel
nacional siendo por ello necesario realizar una comparación de los efectos
de vulnerabilidad de cada sitio antes de iniciar una obra.
En este contexto de investigación estamos considerando diversos tipos de
patologías según cada estructura como es agrietamiento de muros,
agrietamiento de columnas, techos aligerados agrietados, pavimentos,
puentes, etc y debemos considerar que algunas estructuras tienen de uno
a mas tipos de patologías, lo que implica que tendrán diversos niveles de
vulnerabilidad ante fenómenos que puedan ocurrir.
1Reglamento Nacional de Edificaciones del Peru

TITULO
“ DETERMINACION Y EVALUACION DE LAS PATOLOGIAS EN
PAVIMENTOS Y ESTRUCTURAS DE CONCRETO A NIVEL
NACIONAL”
A.P#n6")'"n6+ 7" # 'n5"$6'g&'(n
A.A.P#n6")'"n6+ 7"# <*+;#"):
La Vida Útil de las estructuras de concreto marca una importancia
fundamental en las diversas partes del mundo para la construcción de
diversas obras como es edificaciones de diferentes niveles, pavimentos,
Puentes, canales y múltiples obras de construcción civil, por ello se hace
de necesidad prioritaria la determinación y evaluación de las patologías
del concreto, las cuales se manifiestan de diversas formas como son
grietas, pulimentos, descascaramientos, pandeos, desmoronamiento por
salitre, etc.,
Estas patologías se manifiestan por efectos internos del concreto y por
efectos externos, los internos debidos a la elaboración del concreto,
materiales, proceso, ambiente de elaboración como es el clima que
muchas veces reseca las mezclas o en otras demora en secar según sea
el clima, y también la mano de obra y el grado control del responsable así
como también de los tiempos de fragua y técnicas de elaboración, y con
relación a l entorno tenemos el ambiente que puede ser muy variado en
relación a su temperatura produciendo agrietamientos por cambios
bruscos de temperatura a manera del proceso de destrucción de las
rocas, por otro lado el tipo de aire que cuando es cerca de las playas hay
corrosión por el cloro en el aire, y también por el tipo de suelo el cual
puede ser blando, con alto nivel de napa freatica, también por la
ubicación que puede estar en lugares expuestos a escorrentías de agua
o exceso de movimiento, vehicular, también construcciones que se les
cambie del uso para el que no han sido edificadas recibiendo mas peso
5
del que deben soportar generando pandeos, ahuellamientos en las
carreteras, pulimentos o daños a las estructuras internas como es el
agua y alcantarillado, así también los desastres naturales que generan
perjuicios en carreteras, edificaciones, alcantarillados, puentes, etc.,
haciéndose indispensable que se determine las patologías y evalué el
nivel de manifestación de las mismas en cada tipo de estructura de
concreto, con la ayuda de un trabajo estadístico y de una metodología de
aplicación ya validada en este entorno del tema de las patologías del
concreto como el PCÌ para pavimentos y otras estructuras diversas.

A.A.1.4 P*+;#")
¿Cuáles son los tipos de patologías existentes y a que nivel de
manifestación se encuentran en la estructura de concreto.?
A.1. O;9"6'5+$ 7" # In5"$6'g&'(n:
A.1.A. O;9"6'5+ G"n"*#
Determinar los tipos e incidencia de patologías del concreto y el nivel o
grado de afectación en las construcciones.
A.1.1. O;9"6'5+$ E$<"&B!'&+$
1. Determinar el T'<+ de patologías del concreto que se
presentan en los pavimentos y en las diversas
construcciones como son edificaciones, canales, puentes,
obras de arte etc.
2. Determinar el N'5"# o G*7+ de afectación de las
patologías del concreto en las diversas edificaciones,
pavimentos, y demás construcciones.
A.C D%$6'!'&&'(n 7" # 'n5"$6'g&'(n


La justificacion de la linea de investigacion de la Escuela de Ìngenieria Civil
denominada Patologias del concreto se consolida en lo siguiente:
1.-Se podran realizar una multiplicidad de tesis de pre.grado o sub
proyectos de investigacion con esta linea de la siguiente manera:
A nivel nacional se podran desarrollar proyectos de evaluacion de
pavimentos en los mas de mil distritos de todo el pais en costa sierra y
selva donde existan pavimentos de concreto que incluye pistas veredas
losas deportivas,carreteras.
A nivel nacional se tendra la posibilidad de evaluar edificaciones en
los distritos de todo el pais como son instituciones educativas,
urbanizaciones u otras, tanto a nivel de porticos, muros o losas.
A nivel nacional se podran evaluar los puentes de cada zona, los
canales de concreto, obras de arte, etc.
2.- Se podran realizar tesis otrabajos de investigacion a nivel descriptivo,
correlacional, explicativo, aplicativo.
3.- Sera util para los municipios y gobiernos regionales porque :
•Tendran en sus manos los estudios necesarios para dererminar que
tipo de mantenimiento (correctivo, preventivo) se requerira en las
diferentes ciudades a su cargo tanto a nivel de pavimentos como a
nivel de edificaciones.
•Tambien con ello podran saber que tipo de proyectos realizar en
cada ciudad
•Tambien se tendra en cuenta la condicion del pavimento de cada
ciudad y se podra comparar la durabilidad de dichos proyectos y por
tanto se podra reforzar o mejorar se tendra que reforzar o mejorar la
supervision y el proceso constructivo de las obras a realizar.

4.-Sera util para desarrollar otros niveles de estudio como es maestria y
doctorado con analisis mas profundos tomando la base de los estudios
7
descriptivos y explicativos.
5.-Sera de mucha importancia para la mejora continua de las
construcciones las cuales deben durar el tiempo mínimo de vida útil para
las que han sido diseñadas. Así mismo establecer el nivel de vulnerabilidad
que tienen las diversas construcciones en nuestro país y facilitar los
mecanismos convenientes y oportunos para la seguridad de la población y
de otros elementos como maquinaria equipos, etc, que dependan de la
estabilidad de las construcciones ante probables eventos como el
fenómeno del niño, sismos u otros de tipo natural o artificial.

2. MARCO TEÓRÌCO
2. ANTECENDENTES
ANTECEDENTES INTERNACIONALES
PATOLOGÍAS8 CAUSAS Y SOLUCIONES
DEL CONCRETO AREUITECTÓNICO EN MEDELLÍN COLOMBIA
En este artículo se presentan los principales resultados de una
investigación que abordó el aspecto constructivo del concreto
arquitectónico y cuyo producto final fue un manual de construcción con ese
material aplicable para la &'%77 7" M"7"##Bn FC+#+);'G.
El concreto arquitectónico es aquel que cumple simultáneamente con los
requisitos de estabilidad estructural y de acabado definitivo. El estudio
empezó por definir los defectos existentes, la forma de medirlos y sus
tolerancias. Mediante un análisis estadístico se determinaron los defectos
más comunes en las superficies de concreto en Medellín, para los cuales
se plantearon las posibles causas y a partir del análisis de éstas se
propusieron soluciones generales enfocadas en los materiales, equipos y
procesos constructivos.
También se presentaron soluciones particulares para cada defecto. Con
esta investigación se avanza en el desarrollo de una norma regional que
permita la estandarización de los procesos empleados en la construcción
del concreto arquitectónico
Según los resultados obtenidos al procesar los datos recopilados en la
toma de muestras, las burbujas, variaciones del color, descascaramientos,
rebabas, hormigueros y desalineamientos son los responsables del 81% de
los defectos en las superficies de concreto en la ciudad de Medellín y su
área metropolitana.
Las burbujas constituyen el defecto de mayor aparición con una frecuencia
del 45 % de los elementos evaluados, y representan el 22,3 % de los
9
defectos totales. La mayoría de ellas se forman en la parte superior de los
elementos, en especial de los verticales, como muros y columnas. De
hecho, el 54 % de los muros evaluados en la parte superior presentan este
defecto, frente a un 49 % en muros evaluados en el centro y un 41 % en
los muros evaluados en la parte inferior.
Otro defecto observado con frecuencia es la variación del color, la cual
ocurre en el 40 % de los elementos evaluados, representando el 19,4 % de
los defectos observados. Las variaciones de color contabilizadas durante el
muestreo tienen distintas manifestaciones, como variaciones de color
dejadas por el desmoldante, manchas de óxido que viajan a la superficie
del concreto, ocasionadas por la corrosión del acero de refuerzo, cambios
de color debidos al envejecimiento y a la falta de mantenimiento, a
eflorescencias, entre otras causas.
El tercer defecto observado con mayor frecuencia es el descascaramiento,
presente en el 28 % de los elementos analizados y que representa el 13,9
% de los defectos totales. Éste aparece de una manera aleatoria en las
secciones y elementos analizados, lo cual es de esperar, pues no existe
ninguna hipótesis que haga suponer que este defecto ocurrirá en alguna
sección o elemento determinado.
El cuarto defecto más frecuente son las rebabas, que aparecen en el 21 %
de los elementos evaluados y representan el 10,3 % de los elementos
totales. La mayoría se presenta en las secciones superiores e inferiores de
los elementos; en los muros el 24 % de los paneles analizados en la parte
superior y el 22 % de los analizados en la parte inferior presentaron
rebabas.
El quinto defecto más frecuente son los hormigueros, que sucedieron en el
19 % de los casos y representan el 9,1 % de los defectos observados.
Ocurren cuando el agregado presente en la mezcla queda sin ningún
recubrimiento de mortero, generalmente por la segregación de los
materiales. Esta segregación ocurre con mayor facilidad en las secciones
inferiores, lo que se refleja en los resultados, pues el 31 % de los muros

analizados en secciones inferiores presentaron este defecto, frente a un 7
% que lo presentaron en secciones medias o superiores.
Lo mismo acontece en las columnas: 35 % en las columnas analizadas en
las secciones inferiores, frente a 24 % en las analizadas en las secciones
medias y un 23 % en las estudiadas en las secciones superiores.
El sexto defecto más frecuente, según el estudio realizado, corresponde a
los desalineamientos, que ocurren en el 12,4 % de los elementos
analizados y constituyen el 6,1 % de los defectos.
Estos seis defectos significan el 81 % de los que aparecen en las
superficies de concreto arquitectónico en la ciudad de Medellín. Por lo
tanto, teniendo en cuenta el análisis de Pareto, se puede esperar que
controlando estos seis defectos, que representan el 46 % de los 13
considerados en este estudio, se mejore en gran medida la apariencia de
las superficies.
2
La distribución de los defectos encontrados en las superficies de concreto
se muestra en la tabla 2.
T;# A. R"$%)"n 7" #$ 6+#"*n&'$ <* 7"!"&6+$ "n &+n&*"6+ *-%'6"&6(n'&+
D"!"&6+ TOLERANCIA REFERENCIA
H+*)'g%"*+ NO ES PERMITIDO ASCC
VARIACIÓN DEL COLOR NO APRECIABLE A LOS H M ASCC
F%g 7" #"&>7 NO APRECIABLE A LOS H M ASCC
T*n$<*"n&' 7"# g*"g7+ T'<+ A: S I AH &)1 CIB
T'<+ B: S I 12 &)1
T'<+ C: S I 1H &)1
T'<+ D: NJA
B%*;%9 D',)"6*+ )"n+* 7" A2 )) : A%6+*"$ :
CIB
T'<+ A: S I AH &)1
T'<+ B: S I 12 &)1
T'<+ C: S I 1H &)1
T'<+ D: NJA
LBn"$ 7" &%)%#&'(n 7"
!'n+$
NO APRECIABLE A LOS H M ASCC
2 Revista EÌA, ÌSSN 1794-1237 Número 10, p. 121-130. Diciembre 2 008 Escuela de Ìngeniería de Antioquia, Medellín
(Colombia) Artículo recibido 28-VÌÌ-2008. Aprobado 30-XÌÌ-2008
11
LBn"$ "n6*" &<$ NO APRECIABLE A LOS H M ASCC
G*'"6$ <+* $"n6)'"n6+ E=<+$'&'(n '*" $"&+K n&>+ I
28L ))
ACI 11L
E=<+$'&'(n '*" >M)"7+K n&>+
I 28C ))
R";; F7 N <*+:"&&'(nG T'<+ A: 7 I C )) CIB
T'<+ B: 7 I O ))
T'<+ C: 7 I A2 ))
T'<+ D: NJA
D"$#'n")'"n6+ F7 N
<*+:"&&'(nG
T'<+ A: 7 I C )) CIB
T'<+ B: 7 I O ))
T'<+ C: 7 I A2 ))
T'<+ D: NJA
D"$&$&*)'"n6+ T'<+ A: S I AH &)1 CIB
T'<+ B: S I 12 &)1
T'<+ C: S I 1H &)1
T'<+ D: NJA
I**"g%#*'77 7"97 <+* #+$
6"n$+*"$
NO APRECIABLE A LOS H M ASCC
D"!"&6+ 7" )+7%#&'(n NJA AUTORES
ANTECEDENTES NACIONALES
Las patologías encontradas en las viviendas de la &'%77 7" T&n y que
se presentan en esta ponencia, fueron obtenidas a través de un trabajo de
campo en los Distritos de: Alto de la Alianza, Ciudad Nueva, Pocollay,
Cercado Tacna y Gregorio Albarracín.
El CÌPRED cuenta en su base de datos con más de 6000 fichas técnicas,
en las cuales se describen las patologías de las viviendas informales de los
Distritos mencionados Anteriormente. En la presente ponencia nos
enfocaremos básicamente en las construcciones de albañilería. No
queremos mencionar a las construcciones de adobe que existen en
nuestra ciudad ya que son muy pocas las construcciones que aún quedan
en pie, pues muchas de ellas debido a su antigüedad colapsaron total o
parcialmente después de ocurrido el sismo del 23/06/01.
A continuación se describirá en forma general las patologías de las
viviendas de albañilería.

a) V'5'"n7$ $'n D%n6$ SB$)'&$
Uno de los problemas más comunes que se pueden encontrar en todas las
viviendas informales de la ciudad de Tacna es sin duda la inexistencia de
Juntas sísmicas. En la foto nro. 01 se puede observar una vista de esta
patología. Hay que tener una especial consideración en las viviendas
ubicadas en terrenos con pendiente como son las zonas de Alto de la
Alianza y Ciudad Nueva.
Bajo esta patología se presentarán agrietamientos en los encuentros de las
viviendas producto de un golpeteo que se producirán entre estas
construcciones
b) C+);'n&'(n 7" %n'77"$ 7" #;@'#"*B "n )%*+ <+*6n6"$.
Otra de las patologías más comunes son las combinaciones de unidades
de albañilería que se emplean para los muros portantes. Antes de ocurrir el
evento sísmico del 23 de Junio del 2001, era muy común que los
propietarios de las viviendas informales hagan uso de los famosos bloques
de concreto artesanal muy conocido en nuestro medio como "Bloqueta¨.
Después de ocurrido este sismo y de haber observado los grandes daños
que se presentaron en las construcciones, se optó por reemplazar estas
unidades por bloques de Arcilla Ìndustrial (BLOQUETA ROJA).
Es así, que muchas de las viviendas evaluadas tienen en el primer nivel
muros construidos por bloques de concreto y en el segundo nivel muros
conformados por bloques de arcilla (ver foto nro. 03).
Este tipo de patología se ha observado en las construcciones ubicadas en
Alto de la Alianza, Ciudad Nueva, Pocolla y Cono sur.
En el cercado Tacna debido a la antigüedad de las viviendas no se ha
observado mucho la presencia de esta patología, pero si hay que tener
cuidado con las construcciones nuevas, en las que si bien es cierto no se
13
emplean los bloques de concreto artesanal, sino, los bloques de arcilla,
estos no cumplen con la NTE E-070, ya que el área hueca de estas
unidades sobrepasa el 30%, por lo que no se deberían de usar como
unidades para muros portantes.

Agrietamiento Vertical producido en dos viviendas de un piso sin juntas
sísmicas. Los daños pueden ser mayores si las viviendas fueran de dos o
tres niveles, ya que a mayor altura el desplazamiento también es mayor.

Vista de una vivienda. En el primer nivel los muros están conformados por
bloques de concreto y el segundo nivel por bloques de arcilla.
La variedad de las unidades que se emplean en la construcción de los
muros estructurales provocarán daño en el elemento más débil. Hay que
pensar que si consideramos que los bloques de concreto poseen menor
resistencia que los bloques de arcilla y considerando que es el segundo
nivel el que cuenta con una mayor cantidad de muros que no poseen
continuidad con respecto a la base, entonces, podríamos decir que los
mayores daños se presentarán en el primer nivel e incluso, estas
edificaciones podrían presentar una falla por piso blando, ya que la mayor
fuerza de corte se presenta siempre en el primer nivel.

2. BASES TEORICAS DE LA INVESTIGACION
PATOLOGIAS DEL CONCRETO
El deterioro es la degradación de los atributos de un material , de un
elemento constructivo y de un sistema constructivo. La degradación es la
pérdida de propiedades y características en el tiempo, así la durabilidad es
un principio de diseño en la ingeniería y construcción.
Los concretos constituidos con materiales apropiados convenientemente
proporcionados y bien consolidados, aseguran la durabilidad de las
construcciones
3
El estudio de la durabilidad1de las estructuras de concreto armado y
pretensado a evolucionado gracias al mayor conocimiento de los
mecanismos de transporte de líquidos y gases agresivos en el concreto, y
así se permite evaluar la vida útil de una estructura en el tiempo,
expresada en número de años y no en criterios subjetivos del tipo " más o
menos adecuada¨ para un cierto grado de exposición.
Se requiere, conocer, evaluar y clasificar el grado de agresividad del
ambiente y, por otro, conocer el concreto y la estructura, estableciendo
entonces una correspondencia entre ambos, es decir, entre la agresividad
del medio y la durabilidad del concreto de la estructura
4
PATOLOGIAS DE LOS PAVIMENTOS
P5')"n6+$
El pavimento es el conjunto de capas de material seleccionado que reciben
en forma directa las cargas del tránsito y las transmiten a los estratos
inferiores en forma disipada, proporcionando una superficie de rodamiento,
la cual debe funcionar eficientemente. Las condiciones necesarias para un
adecuado funcionamiento son: el ancho, el trazo horizontal y vertical, la
resistencia adecuada a las cargas para evitar las fallas y los
agrietamientos, además de una adherencia adecuada entre el vehículo y el
3 Patologia Estructural Juan Perez Varcacel
4 Estructuras de Concreto Proyectar para la DurabilidadDr. Paulo Roberto do Lago Helene ACI Colombia
15
pavimento aún en condiciones húmedas. El pavimento deberá presentar la
resistencia adecuada para soportar los esfuerzos destructivos del tránsito,
de la intemperie y del agua. Debe tener una adecuada visibilidad y contar
con un paisaje agradable para no provocar fatigas. Se presentan dos tipos
de pavimentos principales, los mismos que se diferencian por la estructura
que presentan y las capas que las conforman.
Un pavimento rígido se compone de losas de concreto hidráulico que en
algunas ocasiones presenta un armado de acero. Este tipo de pavimentos
no puede plegarse a las deformaciones de las capas inferiores. La sección
transversal de un pavimento rígido está compuesta por la losa de concreto
hidráulico que va sobre la subbase y éstas sobre la subrasante. Tiene un
costo inicial más elevado que los pavimentos flexibles y su período de vida
varía entre 20 y 40 años. El mantenimiento que requiere es mínimo y se
orienta generalmente al tratamiento de juntas de las losas.
Por otro lado un pavimento flexible cuenta con una carpeta asfáltica en la
superficie de rodamiento, la cual permite pequeñas deformaciones de las
capas
inferiores sin que su estructura se rompa. Este tipo de pavimento está
compuesto principalmente de una carpeta asfáltica, de la base granular y
de la capa de subbase. El pavimento flexible resulta más económico en su
construcción inicial, tiene un período de vida de entre 10 y 15 años, pero
tienen la desventaja de requerir mantenimiento periódico para cumplir con
su vida útil.

También existe el intertrabado confomado por bloquetas.
El trabajo de la presente tesis está referido a los dos primeros, es decir a
la estructura de pavimento flexible y rígido.
C+)<+*6)'"n6+ "$6*%&6%*# 7" #+$ P5')"n6+$
La principal diferencia entre el comportamiento de los pavimentos flexibles
y los rígidos es la forma como reparten las cargas. Desde el punto de vista
de diseño, los pavimentos flexibles están formados por una serie de capas
y la distribución de la carga está determinada por las características

propias del sistema. Los pavimentos rígidos tienen un gran módulo de
elasticidad y distribuyen las cargas sobre un área grande, la consideración
más importante es la resistencia estructural del concreto hidráulico.
En todos los métodos de diseño de pavimentos se acepta que durante la
vida útil de la estructura se pueden producir dos tipos de fallas, la funcional
y la estructural.
La falla funcional se deja ver cuando el pavimento no brinda un paso
seguro sobre él, los vehículos no viajan de forma cómoda. La falla
estructural esta asociada con la pérdida de cohesión de algunas o todas
las capas del pavimento de tal forma que éste no puede soportar las
cargas a la que esta sometido.
La falla estructural implica una degradación de la estructura del pavimento.
Se presenta cuando los materiales que conforman la estructura, al ser
sometida a repeticiones de carga por acción del tránsito, sufren un
agrietamiento estructural relacionado con la deformación o la tensión
horizontal por tracción en la base de cada capa, esto se denomina falla por
fatiga.
Un factor que influye en el comportamiento de los pavimentos es el tipo de
carga que se le aplica y la velocidad con que ello se hace. Los pavimentos
están sujetos a cargas móviles, y el hecho que las cargas actuantes sean
repetitivas afectan a la resistencia de las capas de pavimento de relativa
rigidez, por lo que en el caso de los pavimentos flexible este efecto se
presenta sobre todo en las carpetas y las bases estabilizadas.
Las fallas en los pavimentos flexibles pueden dividirse en tres grupos
fundamentales.
A. F##$ <+* 'n$%!'&'"n&' "$6*%&6%*#: Se trata de pavimentos
construidos con materiales inapropiados en cuanto a resistencia o
con materiales de buena calidad, pero en espesor insuficiente.
1. F##$ <+* 7"!"&6+$ &+n$6*%&6'5+$: Se trata de pavimentos que
quizá estuvieron formados por materiales suficientemente
17
resistentes, pero en cuya construcción se han producido errores
o defectos que afectan el comportamiento conjunto.
C. F##$ <+* !6'g$: Se trata de pavimentos que originalmente
estuvieron en condiciones apropiadas, pero que por la continua
repetición de las cargas del tránsito sufrieron efectos de fatiga.
C*'6"*'+$ "n #$ "6<$ 7" #+$ P5')"n6+$
Los pavimentos antes, durante y después de la serviciabilidad, afrontan
diferentes criterios que permiten comprender la degradación a que éstos
están afectos. Estas etapas están referidas a la construcción,
rehabilitación y mantenimiento.
1.1.C.A. C+n$6*%&&'(n
La primera etapa para la construcción de un pavimento es la investigación
de campo o la recopilación de información. Esta investigación comprende
la búsqueda de la información disponible, los análisis de tráfico, la calidad
de materiales y otros aspectos necesarios para el diseño.
Antes de proceder a la toma de decisión sobre la metodología de
investigación a utilizar en un proyecto en particular, debe realizarse un
análisis de toda la información disponible
• La calidad de los materiales disponibles en canteras y zonas locales.
• Evaluación de la subrasante
• Ensayos de laboratorio
• La planimetría y los niveles finales del pavimento.
En lo posible debe recopilarse la mayor cantidad de información disponible
sobre el tráfico y en caso de no contar con ella, realizar las estimaciones
necesarias.
Luego de realizar la debida recopilación de datos, trabajos de campo y los
ensayos de laboratorio, se procede al diseño correspondiente. El
procedimiento de diseño consiste en escoger una adecuada combinación
de espesores de capas y características de materiales para que los
esfuerzos y deformaciones causados por las solicitaciones a que se

somete la estructura, permanezcan dentro de los límites admisibles
durante la vida útil de la estructura que están constituyendo.
R">;'#'6&'(n
La rehabilitación es la actividad necesaria para "devolver¨ a la estructura
de pavimento las condiciones de soporte de carga con las que inicialmente
se construyó así como su nivel de servicio en términos de seguridad y
comodidad.
Un pavimento puede presentar dos tipos de rehabilitación, superficial o
estructural.
La información con la cual se podría contar, es la siguiente:
· El diseño del pavimento original.
· Los espesores de las capas construidas, junto con cualquier cambio en
los diseños especificados del pavimento.
· Los resultados de los procesos y los ensayos de control de calidad
desarrollados durante la construcción.
Las medidas de rehabilitación superficial, resuelven problemas que se
encuentran confinados a las capas superiores del pavimento, usualment
e dentro de los 100 mm. superiores, inconvenientes que están
relacionados con el envejecimiento del asfalto y con el agrietamiento que
se origina en la superficie debido a factores térmicos.
La rehabilitación para resolver problemas de la estructura del pavimento
normalmente se trata como una solución a largo plazo. Al resolver los
problemas estructurales, debe recordarse que la estructura del pavimento
es la que tiene fallas y no necesariamente los materiales que la forman. La
densificación de los materiales granulares es de hecho, una forma de
mejoramiento, debido a que a mayor densidad de un material, mejores
serán sus características de resistencia, sin embargo, la densificación
causa problemas en las capas superiores, especialmente en aquellas
construidas con materiales ligados. El objetivo de la rehabilitación
estructural es maximizar el valor de recuperación del pavimento existente.
Esto infiere que el material que se ha densificado no debe alterarse. La
continua acción de amasado por el tráfico tarda varios años para alcanzar
19
ese estado, y los beneficios que ofrece la densificación deben utilizarse
donde sea posible.
Una Rehabilitación Superficial, se orienta a la colocación, sobre la
superficie existente de una carpeta delgada (espesores inferiores a los 35
mm.) de mezcla asfáltica en caliente o en frío. Ésta es la solución más
simple a un problema, debido a que el tiempo requerido para completar los
trabajos es corto y existe un impacto mínimo sobre los usuarios de la vía.
El fresado y conformación de material granular, es muy utilizado en los
casos en los que se requiere aumentar la capacidad portante del
pavimento.
Una Rehabilitación Estructural puede orientarse a una reconstrucción total.
Ésta es la opción elegida cuando se combina la rehabilitación con una
decisión de mejoramiento que demanda un cambio significativo en la vía.
La construcción de capas adicionales (sean de materiales granulares o de
mezclas asfálticas) sobre la superficie existente, también son
consideradas.
Existen muchas opciones disponibles para rehabilitar una carretera, pero
lo difícil es determinar cuál de ellas es la mejor. Los puntos más
importantes para tomar una decisión son:
• La viabilidad de los métodos de rehabilitación
• El ordenamiento del tráfico
• Las condiciones climáticas
• La disponibilidad de recursos

Mn6"n')'"n6+
En todo tipo de pavimento los deterioros pueden ser pequeños al principio,
pero más adelante probablemente sean más serios y aceleren la falla de la
vía. Por ello, una obra requiere un mantenimiento adecuado y continuo
para cuando menos asegurar su vida útil y proporcionar un servicio
adecuado. Los pavimentos se deterioran a medida que pasa el tiempo
debido a las cargas del tráfico y por lo tanto estos pavimentos tienen que
ser mantenidos para asegurar que cumplan con su función.

Un mantenimiento regular y una buena práctica de limpieza mejorarán la
apariencia total del pavimento al igual que de cualquier otro material de
superficie.
E5#%&'(n 7" P5')"n6+$
La evaluación de pavimentos permite conocer el estado situacional de la
estructura y establecer medidas correctivas para cumplir objetivos de
serviciabilidad.
E5#%&'(n E$6*%&6%*#
Existen diferentes métodos de evaluación de pavimentos. En muchos
casos los resultados de varios ensayos pueden compararse entre sí con el
objeto de confirmar las razones del deterioro o de la falla y, de esta
manera, entender mejor el comportamiento del mismo.
Los métodos de evaluación estructural se dividen en dos grupos, los
Ensayos Destructivos y lo Ensayos No Destructivos.
Entre los ensayos destructivos más conocidos están las calicatas que nos
permiten obtener una visualización de las capas de la estructura
expuestas, a través de las paredes de ésta y realizar ensayos de densidad
"in situ¨. Estas determinaciones permiten obtener el estado actual del perfil
a través de las propiedades reales de los materiales que lo componen.
Las calicatas facilitan además la toma de muestras en cantidad, para su
posterior clasificación en el laboratorio, de cuyos resultados se puede
establecer el uso más efectivo, al momento de realizarse las tareas de
rehabilitación. Los trabajos suministran información adicional como:
• Los espesores de las capas conformantes.
• Los contenidos de humedad.
• La posible causa del deterioro de la capa (agrietamientos)
• La densidad de cada capa
• La capacidad de soporte en el material de subrasante.
Por otro lado se pueden efectuar ensayos mediante perforaciones con la
ayuda de equipos de calado, barrenos, saca muestras, etc. Esta
21
metodología, en comparación con las calicatas es más sencilla, menos
costosa, más rápida y provoca menores interrupciones en el tránsito.
Como desventaja, no se puede realizar determinaciones de densidad "in
situ¨ por cuestiones de espacio. Sólo puede registrar potencia de cada
capa.
En cuanto a los ensayos no destructivos, éstos se pueden llevar a cabo
mediante medidas de las deflexiones que son una herramienta importante
en el análisis no destructivo de los pavimentos. La magnitud de la
deflexión deformada producida por la carga, son útiles para investigar las
propiedades "in situ¨ del pavimento. Se trata de aplicar una solicitación
tipo y medir la respuesta de la estructura.
El sistema quizás más difundido de medición de deflexiones es mediante
el empleo de la Viga Benkelman. Este dispositivo se lo utiliza para realizar
mediciones en sectores en los que se observan fallas visibles y en los que
no se observan fallas, de esta forma es posible acotar las propiedades
actuales del pavimento "in situ¨, e integrar sus resultados para una
interpretación global.
Otro equipo con el que se pueden realizar mediciones es con un
deflectómetro de Ìmpacto. Éste es un método no destructivo, que sirve
para la evaluación estructural de pavimentos y conocimiento detallado de
su estado. Esta técnica es de alto rendimiento, sin mayores interferencias
al tránsito de las vías y además es utilizado de forma rápida y precisa.
Asimismo se puede utilizar para evaluar un pavimento, principalmente en
su etapa receptiva, el perfilómetro láser. Éste proporciona información
sobre la rugosidad del pavimento. La rugosidad son alteraciones del perfil
del

camino (a nivel de rasante), que provocan vibraciones en los vehículos
y cuya información permite estimar la serviciabilidad presente del
pavimento.
5
E5#%&'(n S%<"*!'&'#
Existen varios métodos utilizados para la evaluación superficial de los
5 Dirección Técnica de Planeación ÷ ÌDU 2004 Método del PCÌ (http://www.idu.gov.co/sist_
ial/diagnostico_malla_vial.htm

pavimentos. Los más conocidos son:
• La propuesta por la Universidad de Wisconsin (PASER)
• Consorcio de Rehabilitación Vial (CONREVÌAL)
• Índice de Condición de Pavimentos (PCÌ)
Estos métodos son sencillos de aplicar y no requieren equipos
experimentados. La inspección visual es una de las herramientas más
importantes en la aplicación y evaluación de estos métodos, y forma parte
esencial de toda la investigación. La inspección visual se realiza
generalmente en dos etapas, una inicial y otra detallada.
Con la inspección visual inicial se pretende obtener una inspección
general del proyecto. Esta tarea se realiza sobre un vehículo conduciendo
a baja velocidad abarcando toda la longitud de la vía.
Por otro lado la inspección visual detallada consiste en inspeccionar la vía
caminando sobre ella y tomando notas detalladas de las fallas
encontradas en la superficie y se anotan también otras observaciones
adicionales que se consideran necesarias. Los diferentes modos y tipos
de falla se describen en función de su severidad, frecuencia y ubicación,
de esta forma se tendrá una herramienta importante a la hora de fijar la
estrategia de rehabilitación.
. MP6+7+ 7" E5#%&'(n S%<"*!'&'# 7" P5')"n6+$ FP5")"n6
C+n7'6'+n In7"= 4 PCIG
El método de evaluación de pavimentos PCÌ, fue desarrollado por M.Y.
Shahin y S.D. hon y publicado por el cuerpo de Ìngenieros de la armada
de Estados Unidos en 1978. El objetivo de este estudio fue desarrollar un
Índice de Condición de Pavimentos (PCÌ) para carreteras y calles para
proveer al ingeniero de un método estándar para evaluación de la
condición estructural y de la superficie de una sección de pavimento, y de
un método para determinar necesidades de mantenimiento y reparación
23
en función de la condición de pavimentos.
Entre las características del método de evaluación del PCÌ, se puede citar
las siguientes:
• Es fácil de emplear
• No requiere de ningún equipo especial de evaluación, el procedimiento es
enteramente visual.
• Ofrece buena repetibilidad y confiabilidad estadística de los resultados.
• Suministra información confiable sobre las fallas que presenta el
pavimento, su severidad y área afectada.
Los pasos requeridos para la evaluación de cada tramo o sección de vía
están orientados a:
• Recorrer la vía en un vehículo "estándar¨ a la máxima velocidad permitida
en la misma.
• Seleccionar dentro del tramo un subtramo que represente la condición
promedio del pavimento en todo el tramo.
• Determinar el valor del PCÌ en una sección del subtramo. Es importante
que la sección seleccionada sea lo más representativa posible de la
condición promedio del pavimento en todo el tramo.
El grado de deterioro de un pavimento estará dado en función del tipo de
falla, su severidad (ancho de grieta, etc.) y de su densidad (% del área
afectada).
In7'&" 7" &+n7'&'(n 7"# <5')"n6+
El deterioro de la estructura de pavimento es una función de la clase de
daño, su severidad y cantidad o densidad del mismo. La formulación de un
índice que tuviese en cuenta los tres factores mencionados ha sido
problemática debido al gran número de posibles condiciones. Para superar
esta dificultad se introdujeron los "valores deducidos¨, como un arquetipo
de factor de ponderación, con el fin de indicar el grado de afectación que
cada combinación de clase de daño, nivel de severidad y densidad tiene
sobre la condición del pavimento.

El PCÌ es un índice numérico que varía desde cero (0), para un pavimento
fallado o en mal estado, hasta cien (100) para un pavimento en perfecto
estado. A continuación se presentan los rangos de PCÌ con la
correspondiente descripción cualitativa de la condición del pavimento.
RANGOS DE CALIFICACIÓN DEL PCI
RANGO CLASIFICACIO
N
100-85 EXCELENTE
86-70 MUY BUENO
70-55 BUENO
55-40 REGULAR
40-25 MALO
25-10 MUY MALO
10-0 FALLADO
El cálculo del PCÌ se fundamenta en los resultados de un inventario visual
de la condición del pavimento en el cual se establecen CLASE,
SEVERÌDAD y CANTÌDAD de cada daño presenta. El PCÌ se desarrolló
para obtener un índice de la integridad estructural del pavimento y de la
condición operacional de la superficie. La información de los daños
obtenida como parte del inventario ofrece una percepción clara de las
causas de los daños y su relación con las cargas o con el clima.
En el cuadro siguiente se muestran los puntos resaltantes en una
calificación del PCÌ:
25
CALIFICACION
DESCRIPCIÓN
100 Pavimento en "perfecto¨ estado
70 Punto en que el pavimento comienza a mostrar pequeñas
fallas localizadas, es decir el punto en que deben
iniciarse acciones de mantenimiento rutinario y/o
preventivo menor
55 Punto en que el pavimento requiere acciones de
mantenimiento localizado para corregir fallas más fuertes.
Condición para corregir fallas fuertes. Su condición de
rodaje sigue siendo "buena¨ pero su deterioro o reducción
de calidad de rodaje comienza a aumentar
40 Punto en el que pavimento muestra fallas más
acentuadas y su condición de rodaje puede calificarse
como "regular¨ o "aceptable¨, el deterioro aumenta
rápidamente. Este punto es cercano al definido como
punto "óptimo¨ de rehabilitación
0 El pavimento está fuertemente deteriorado, presenta
diversas fallas avanzadas y el tráfico no puede circular a
velocidad normal. El pavimentose considera "fallado¨ y
requiere acciones de mantenimiento mayor y
eventualmente reconstrucción parcial de un alto
porcentaje de su área
El cuadro resume la acción a tener en cuenta de acuerdo al valor del PCÌ
calculado para cada vía.
RANGO PCI INTERVENCION
0-30 CONSTRUCCION
31-70 REHABILITACION
71-100 MANTENIMIENTO
Los trabajos de Mantenimiento FPCIQR2G están referidos a la actividad de
"aumentar¨ la vida útil de la estructura de pavimento, en términos de
comodidad y seguridad. Puede constituir una práctica preventiva y/o

correctiva.
Los trabajos de Rehabilitación FR2QPCIQC2G se refiere a la actividad
necesaria para "devolver¨ a la estructura de pavimento las condiciones de
soporte de carga con las que inicialmente se construyó así como su nivel
de servicio en términos de seguridad y comodidad
Finalmente los trabajos de Construcción FPCIIC2G se vinculan a la
caracterización de una estructura de pavimento nueva sobre vías en
afirmado o tierra o que por su estado de deterioro se considera deben ser
reconstruidas.
C%$$ 7" !##$
Los daños en los pavimentos se deben a múltiples causas:
FALLA CAUSAS
Tráfico de Diseño Cargas mayores a las de diseño
Ìncremento del tráfico
Proceso Constructivo Deficiencias en los procesos
constructivos
Deficiencias de Proyecto Diseños inadecuados
Mala calidad y dosificación de los
materiales
Mala valoración en la subrasante
Factores Ambientales Elevación de la napa freática,
Ìnundaciones
Lluvias, congelamiento, sales
Deficiente Mantenimiento Técnicas inadecuadas de
mantenimiento
Falta de conservación
T*,!'&+ 7" D'$"@+: en muchos casos se tiene un tráfico de diseño del
pavimento incorrecto, las cargas son bastante mayores a las previstas. Se
debe a errores en la aproximación de cargas o también al incremento en el
tráfico con los años.
27
P*+&"$+ C+n$6*%&6'5+: deficiencias en los procesos constructivos hacen
una estructura débil del pavimento. Esto se debe a inadecuados espesores
y mezclas Así como una deficiencia en la distribución y compactación de
las capas.
D"!'&'"n&'$ 7" P*+:"&6+: Diseños inadecuados y una mala valoración
de la subrasante. Por otro lado, a veces se tiene una mala calidad y
dosificación de las mezclas asfálticas y mala calidad de materiales usados
en la producción.
F&6+*"$ A);'"n6#"$: Elevación de la napa freática, inundaciones,
lluvias prolongadas, variación térmica, congelamiento, sales nocivas. Así
como una insuficiencia en el drenaje superficial o profundo.
D"!'&'"n6" Mn6"n')'"n6+: Falta de mantenimiento y conservación.
Las fallas consideradas en el método del PCÌ se consideran un total de 19
para superficie asfáltica y 19 para superficie de concreto de cemento
portland que involucran a todas aquellas que se hacen comunes en la
degradación del pavimento.
Es importante que el evaluador del pavimento esté familiarizado con estos
tipos de falla, sus niveles de severidad y las formas de medición
establecidas en el método. Los tipos de fallas más comunes en
pavimentos asfálticos son: grieta del tipo piel de cocodrilo, de contracción,
de reflexión de juntas, longitudinales y transversales, baches, huecos,
ahuellamientos, y desintegración o disgregación superficial. El resto de los
tipos de falla considerados en el método, son encontrados menos
frecuentemente.
Para determinar el nivel de severidad de cuando se realiza la inspección
de daños, debe evaluarse la calidad de tránsito (o calidad del viaje) daños
tales como las corrugaciones y el cruce de vía férrea. Para tal efecto se
recorre la sección de pavimento en un automóvil de tamaño estándar a la
velocidad establecida por el límite legal. Las secciones de pavimento
cercanas a señales de detención deben calificarse a la velocidad de
desaceleración normal de aproximación a la señal. En algunos casos se
requiere entender como es afectada la calidad de rodaje por diversos tipos

de falla a fin de determinar su severidad.
A continuación se presenta una guía general de ayuda para establecer el
grado de severidad de la calidad de tránsito.
L: FL+S: B9+G. Se perciben las vibraciones en el vehículo (por ejemplo,
por corrugaciones) pero no es necesaria una reducción de velocidad en
aras de la comodidad o la seguridad; o los abultamientos o hundimientos
individuales causan un ligero rebote del vehículo pero creando poca
incomodidad.
M: FM"7'%): M"7'+G: Las vibraciones en el vehículo son significativas y se
requiere alguna reducción de la velocidad en aras de la comodidad y la
seguridad; o los abultamientos o hundimientos individuales causan un
rebote significativo, creando incomodidad.
H: FH'g>: A#6+G: Las vibraciones en el vehículo son tan excesivas que
debe reducirse la velocidad de forma considerable en aras de la
comodidad y la seguridad; o los abultamientos o hundimientos individuales
causan un excesivo rebote del vehículo, creando una incomodidad
importante o un alto potencial de peligro o daño severo al vehículo.
6
6 Guía AASHTO para Diseño de Estructuras de Pavimentos 1993 Publicado por la American Association of
State Highway and Transportation Officials.
29































P6+#+gB 7" # E7'!'&&'(n
31






























L+$ )+5')'"n6+$ 7" &')"n6&'+n"$ "n 5'5'"n7$ %n'!)'#'*"$
La construcción de viviendas unifamiliares sobre suelos compresibles
conduce habitualmente a asientos diferenciales en las cimentaciones.
Una parte de la vivienda desciende más que la otra. Consecuencia: fisuras
en los muros de las fachadas, en los tabiques, en los solados, ...
Las fisuras en diagonal son típicas de asentamientos diferenciales.
A$"n6)'"n6+$ >;'6%#"$
Las viviendas unifamiliares implicadas han sido construidas generalmente
mediante muros de fábrica (ladrillos o bloques de hormigón) sin
sótanos y cimentadas a poca profundidad (en general, entre 0,5 y 1
m.). Las cimentaciones han sido realizadas en hormigón, normalmente
hormigón armado.
Estas zapatas de cimentación tienen como función repartir las cargas de
la edificación (peso propio + sobrecarga de uso) en el suelo hasta una
profundidad que no excede, en principio, de 3 a 4 m. bajo el nivel de
cimentación.
Si en estos límites el terreno está constituido por elementos rocosos, no
es de prever ningún incidente grave.
Si, en cambio, se encuentra intercalado un estrato de arcillas finas, la
vivienda corre el riesgo de sufrir movimientos que originarán daños. En
primera instancia, los que nos encontraremos corresponderán a

siniestros ocurridos en período climático normal, fuera de
cualquier fenómeno de sequía, y que no tienen que ver con los
problemas de construcciones sobre arcillas expansivas estos problemas
específicos se tratarán en la segunda parte de este tema.
L$ 6*"$ &+n7'&'+n"$ 7"# )+5')'"n6+
Una arcilla compresible. La primera de estas condiciones se refiere a la
compresibilidad de esta arcilla, característica que está ligada a su
grado de consolidación: los suelos finos peligrosos son las arcillas
jóvenes, que no han tenido tiempo (geológico) suficiente de
compactación por parte de estratos de sedimentos de suficiente potencia.
Presentan por tanto una compresibilidad más o menos acusada, que los
hace especialmente sensibles a la nueva puesta en carga que representa
la nueva edificación.·
Cargas irregularmente repartidas. Dado que la primera circunstancia
no es suficiente por sí misma y no suele acarrear ella sola los
daños contemplados. Podría en cambio provocar el asentamiento del
conjunto de la vivienda, de varios centímetros, si, por ejemplo, ésta
estuviera cimentada mediante una losa que reparta bien las cargas.
Se necesita, pues, una segunda condición: que las cargas transmitidas por
la construcción no estén distribuidas uniformemente entre distintos
puntos de apoyo. Este desequilibrio de esfuerzos en el suelo
provoca lo que se llama un asentamiento diferencial, ilustrado por el
esquema adjunto, en el que se han representado puntos de apoyo
cargados de forma desigual, cimentados con zapatas de ancho diferente,
y cuya incidencia en el terreno se puede asimilar a curvas envolventes
denominadas bulbos de presión y que ayudan a comprender el
mecanismo de compresión diferencial experimentado por esta capa.
Los movimientos de cimentaciones en viviendas unifamiliares
La construcción de viviendas unifamiliares sobre suelos compresibles
conduce habitualmente a asientos diferenciales en las cimentaciones.
33
Una parte de la vivienda desciende más que la otra. Consecuencia: fisuras
en los muros de las fachadas, en los tabiques, en los solados, ...
Las fisuras en diagonal son típicas de asentamientos diferenciales.
A$"n6)'"n6+$ >;'6%#"$
Las viviendas unifamiliares implicadas han sido construidas generalmente
mediante muros de fábrica (ladrillos o bloques de hormigón) sin sótanos y
cimentadas a poca profundidad (en general, entre 0,5 y 1 m.). Las
cimentaciones han sido realizadas en hormigón, normalmente hormigón
armado.
Estas zapatas de cimentación tienen como función repartir las cargas de la
edificación (peso propio + sobrecarga de uso) en el suelo hasta una
profundidad que no excede, en principio, de 3 a 4 m. bajo el nivel de
cimentación.
Si en estos límites el terreno está constituido por elementos rocosos, no es
de prever ningún incidente grave.
Si, en cambio, se encuentra intercalado un estrato de arcillas finas, la
vivienda corre el riesgo de sufrir movimientos que originarán daños. En
primera instancia, los que nos encontraremos corresponderán a siniestros
ocurridos en período climático normal, fuera de cualquier fenómeno de
sequía, y que no tienen que ver con los problemas de construcciones
sobre arcillas expansivas estos problemas específicos se tratarán en la
segunda parte de este tema.
L$ 6*"$ &+n7'&'+n"$ 7"# )+5')'"n6+
Una arcilla compresible :
L <*')"* de estas condiciones se refiere a la compresibilidad de esta
arcilla, característica que está ligada a su grado de consolidación: los
suelos finos peligrosos son las arcillas jóvenes, que no han tenido tiempo
(geológico) suficiente de compactación por parte de estratos de
sedimentos de suficiente potencia.
Presentan por tanto una compresibilidad más o menos acusada, que los

hace especialmente sensibles a la nueva puesta en carga que representa
la nueva edificación.·
Cargas irregularmente repartidas. Dado que la primera circunstancia no es
suficiente por sí misma y no suele acarrear ella sola los daños
contemplados. Podría en cambio provocar el asentamiento del conjunto de
la vivienda, de varios centímetros, si, por ejemplo, ésta estuviera
cimentada mediante una losa que reparta bien las cargas.
Se necesita, pues, una segunda condición: que las cargas transmitidas por
la construcción no estén distribuidas uniformemente entre distintos puntos
de apoyo. Este desequilibrio de esfuerzos en el suelo provoca lo que se
llama un asentamiento diferencial, ilustrado por el esquema adjunto, en el
que se han representado puntos de apoyo cargados de forma desigual,
cimentados con zapatas de ancho diferente, y cuya incidencia en el
terreno se puede asimilar a curvas envolventes denominadas bulbos de
presión y que ayudan a comprender el mecanismo de compresión
diferencial experimentado por esta capa.
Una estructura frágil. Pero todavía es necesaria una tercera condición: en
efecto, este asiento diferencial tenderá a deformar los muros de la casa.
Cada deformación de un muro de fábrica va acompañado de la aparición
de tensiones en los revestimientos, sobre todo, a nivel de juntas entre
ladrillos.
Los muros de fachadas son normalmente los más solicitados, ya que las
esquinas de la edificación se encuentran más cargadas que las zonas
intermedias.
Esquema de transmisión de cargas (Q) de una vivienda al terreno Muro de
fábrica muy cargado En este caso, Q1 es mayor que Q2 y Q3 Zapatas de
hormigón armado (p1 > p2 o p3) Pilares de hormigón armado poco
cargados.
35
Tierra vegetal
Estrato de poca potencia de gravilla compactada.
Asiento diferencial inevitable entre S1, S2 y S3. Asiento diferencial
despreciable entre S2 y S3 Curvas "límites" de influencia de las cargas en
el terreno bulbos de presiones.
Estrato compresible de mucha potencia (arcilla, marga o limo arcilloso).
C+n$"&%"n&'$ "n #+$ )%*+$8 #+$ 6;'-%"$
Si se reúnen las tres condiciones, el muro se agrieta, siguiendo un
esquema típico, en diagonal (que refleja la deformación indicada), y
siguiendo las juntas de la obra de fábrica.
Estas fisuras principales pueden ir acompañadas de fisuras horizontales
bajo los forjados, incluso fisuras verticales en los cambios de material.
Pueden prolongarse en el interior de la construcción, por ejemplo a los
tabiques o a los alicatados.
Afectan a todo el espesor del muro pudiendo en consecuencia producir
filtraciones.
En los casos más frecuentes, los asentamientos no superan unos pocos
centímetros. Se estiman los asientos diferenciales en alrededor de la
mitad del asiento absoluto y capaces de producir fisuras que toman
entonces valores milimétricos (en general, entre 0,5 y 2 mm) a partir de un
valor relativo del 1/500 es decir, 1 cm. para luces de 5 m.
La aparición de estas fisuras puede ocurrir al poco tiempo de la
terminación de la construcción, o bien al cabo de varios años, según
evolucione el grado de consolidación de la arcilla. El proceso acaba, en
principio, por estabilizarse.
La ausencia de un estudio del suelo
El origen principal de un siniestro por asiento diferencial es el
desconocimiento, al inicio de una obra, de la existencia de una capa de
arcilla compresible que afectará directamente a la construcción. En

construcción de viviendas, la razón puede ser simplemente la ausencia
total de estudio del suelo, pero también puede ser una apreciación
errónea del comportamiento de la arcilla, sobre todo cuando se quiere
ahorrar los honorarios de un especialista en geotecnia.
O6*$ &%$$ 7" $"n6)'"n6+$
La implantación de la casa directamente sobre terreno vegetal de
superficie inconsistente, o a tan poca profundidad que el suelo no estaba
protegido de las heladas.
La presencia yuxtapuesta de dos estratos de edades diferentes bajo los
cimientos, una antigua poco compresible y una más moderna mal
compactada en el curso de los trabajos.
La construcción de la edificación sobre un suelo heterogéneo, que
contiene áreas rocosas que constituyen puntos duros, o, al contrario,
restos de residuos vegetales (turbas) o de materias orgánicas en
descomposición (limos), que constituyen zonas muy compresibles.
Las modificaciones de obra no consideradas en el proyecto, que crean
sobrecarga excesivas en las bases de los muros.
La rotura de una canalización subterránea o de una arqueta de agua
pluvial, provocando, en la base del muro, una avenida de agua que cambia
localmente la consistencia del suelo.
Conclusión: Los daños por asientos diferenciales de edificaciones, no
constituyen un fenómeno de carácter excepcional (por ejemplo climático,
como una fuerte sequía prolongada, o geológico, como un deslizamiento
de tierra), sino una patología frecuente, cuya reparación puede implicar
una enorme gama de soluciones técnicas y, por tanto, de costes muy
variables, pudiendo cifrarse entre 1.000.000 y 7.500.000 pesetas.
37
La lección que se puede extraer entonces es que es completamente
descabellado, cada vez que se proyecta una obra en un suelo
desconocido, ahorrarse un reconocimiento (incluyendo, si es necesario, la
intervención de un especialista), de un coste de 100.000 a 250.000
pesetas, cuando el siniestro puede suponer un coste diez veces mayor.
M+5')'"n6+$ "=&"<&'+n#"$ 7" &')"n6&'+n"$ "n 5'5'"n7$ %n'!)'#'*"$.
Las arcillas llamadas "expansivas" entrañan un peligro para la
cimentación: asientos en periodo de sequía, levantamientos cuando el
agua vuelve.
Esta alternancia de asientos y levantamientos provoca daños en los
muros.
Los movimientos de cimentaciones sobre arcillas expansivas pueden
acarrear grietas en los muros.
Hemos visto, en la ficha nº 1, los daños por asientos debidos a arcillas
jóvenes y compresibles, sin diferenciar las arcillas por su constitución
mineral, de la cual depende muy directamente su sensibilidad al agua.
Si, ahora, nos centramos en este parámetro, nos vamos a encontrar dos
grupos más de siniestros, cuyos efectos sobre las edificaciones son más
graves.
En el caso de la ficha anterior, el mineral arcilloso es esencialmente la
caolinita, que sabemos que es más bien estable estructuralmente; puede
ser que no ocurra lo mismo con la montmorillonita.
Los períodos de gran sequía conducen a una fuerte disminución del
volumen en algunos suelos arcillosos.
Este otro mineral, ha sido la estrella de un acontecimiento climático de
carácter excepcional: una sequía que ha marcado los años 1989/1990.
Bancos arcillosos relativamente profundos y hasta ese momento sin
problemas se encontraron de pronto afectados por movimientos
diferenciales que agrietaron gravemente varios miles de construcciones.

Sin que sea posible aquí analizar a fondo este proceso, resumimos
brevemente sus principales manifestaciones:
Los déficit pluviométricos registrados (entre el 30 y el 55% de las medias
normales) durante este período bienal tuvieron una duración continua
excepcionalmente larga, entre agosto de 1988 y noviembre de 1989, que
fue seguida de una segunda igualmente importante de marzo a finales de
septiembre de 1990; este efecto acumulativo fue el origen de esta
situación particular de sequía.
· La sequía acarreó, en unos suelos con fuerte retención de agua como
son las arcillas con predominancia de montmorilonita, una evaporación de
gran intensidad, entre la superficie y el banco arcilloso, y esto hasta una
profundidad de 2 a 4 m. Téngase en cuenta que, en la alternancia de una
estación normal, las variaciones en el contenido de agua del suelo
perturban su equilibrio hídrico en una profundidad no superior a 1 m (ver
esquema).
Sin entrar en el detalle matemático de la cuestión, hay que saber que esta
evaporación conduce a una fuerte disminución del volumen del suelo
arcilloso por expulsión del agua (una decena de cm).
· Este proceso se agrava localmente por la presencia, en la proximidad del
edificio, de alguna vegetación, cuya necesidad de agua es significativa
(por ejemplo, robles, álamos, fresnos).
· Quizás la cuestión de mayor repercusión sea que estos movimientos del
suelo no han sido uniformes bajo los edificios, pues ellos mismos
constituyen pantallas contra la evaporación. El resultado ha sido la
generación de esfuerzos diferenciales importantes entre el centro del
edificio y su periferia. Se han observado, en las esquinas, descalces de las
zapatas, que han provocado grietas como las que se presentan en la
fotografía.
Se trata de daños del mismo tipo que los descritos en la primera ficha de
39
esta colección, pero la amplitud de las grietas puede adquirir valores
mucho mayores, alcanzando, en los casos graves, los 30 o 40 mm. La
envergadura de las reparaciones puede acarrear a un coste que, en el
caso límite, puede ser el de una nueva edificación.
En este caso, los desperfectos afectan también a la obra secundaria y a
las instalaciones, incluso a elementos exteriores a la propia edificación
(aceras, calzadas, red de alcantarillado, redes de suministros, etc.).
· Se señala, por último, que debido a la propia naturaleza de las arcillas
afectadas, se puede desarrollar, en el transcurso de un periodo ulterior
muy lluvioso, un efecto opuesto de dilatación que tienda a volver a cerrar
las grietas (no sin dificultades para la reparación).
Esquema: formas típicas de fisuraciones en viviendas unifamiliares con
cimentaciones Superficiales sobre suelo arcilloso en periodo de sequía.
Perfiles hídricos de suelos arcillosos.
Movimientos asociados. Contracción. Hinchamiento. En periodo
normal.
En periodo de sequía. W = Contenido en agua del suelo.
Cuando los suelos arcillosos recuperan el agua, su volumen aumenta: la
cimentación se levanta.
Esta última observación nos lleva a decir algunas palabras de esta
patología inversa, que se da en estos mismos suelos arcillosos de
montmorilonita. Se manifiesta porque el edificio constituye una cobertura
del terreno, que lo aísla de las variaciones climáticas estaciónales, sobre
todo de la evaporación en período caluroso y seco (pero sin que se trate,
en esta ocasión, de sequía excepcional).
Se puede observar entonces, sucesivamente:
· A corto plazo (los primeros ciclos anuales), y sobre todo para los edificios
construidos en período seco, levantamientos de la periferia provocados por
la dilatación que acompañan las primeras lluvias. El centro, al abrigo de

penetraciones de agua directas, queda estable.
· A largo plazo (tres a cinco años), un aumento continuo del contenido de
agua bajo el centro del edificio, sobre todo si el nivel freático es poco
profundo. Su periferia (especialmente las esquinas) permanece más
expuesta a las variaciones climáticas.
El efecto, en global, se traduce en una dilatación máxima en el centro, y en
una alternancia levantamiento-asiento en la periferia.
Estos movimientos diferenciales engendran, a su vez, esfuerzos alternos
en las construcciones, y muy particularmente en los muros de
construcciones ligeras como son las viviendas unifamiliares. Se producen
grietas similares a las que ya nos hemos referido, pero a las que hay que
añadir efectos de fatiga debidos a esta alternancia de esfuerzos, y que son
capaces de llevar al edificio a su ruina.
Además, estos movimientos estacionales, contrariamente a que ocurre con
los debidos a la consolidación, no van a amortiguarse en un plazo
razonable.
Hay que señalar que la patología en la cimentación de las edificaciones,
provocada por la presencia de arcillas expansivas, no es un fenómeno
imprevisible. Las consecuencias, en caso de sequía prolongada, pueden
ser calamitosas.
Podemos extraer, confirmando lo expuesto en la ficha anterior, es que toda
capa arcillosa dudosa debería ser objeto de una investigación mínima
sobre su potencial de dilatación.
H%n7')'"n6+ 7" )%*+$ 7" &+n6"n&'(n.
La estabilidad de los muros de fábrica está garantizada por su propio peso.
Un espesor insuficiente y/o una mala evacuación de aguas de riego son
causa de numerosos hundimientos.
41
Los hundimientos de muros suelen venir precedidos por importantes
grietas del tabique.
Se trata de pequeñas obras anexas a las edificaciones, destinadas a la
contención de masas de terreno de poca altura (entre 1 y 2 m en general).
Están constituidas por tabiques de poco grosor de adoquines (piedras de
pequeñas dimensiones) o bloques de hormigón, cimentados con zapatas
de hormigón situadas a poca profundidad.
Los daños que normalmente sufren estas obras pueden de hecho limitarse
a grietas, acompañadas o no de deformaciones en el plano del muro (se
dice "que tiene un abombamiento").
En los casos graves, se produce el vuelco de una parte del muro o, peor
aún, la caída del conjunto del muro. Estos fallos tienen orígenes diversos,
en relación con errores de dimensionamiento de las obras o deficiencias
en su realización pero, en todos los casos, aparecen dos fuentes
principales generadoras de la acción: el empuje del terreno y la acción del
agua.
L $%6'# <*"&'&'(n 7"# ")<%9" 7"# 6"**"n+
Dos parámetros específicos y esenciales:
● El primero, es la densidad del suelo retenido, es decir, el peso por
unidad de volumen de este suelo, fácilmente calculable en
laboratorio. Un suelo corriente puede pesar entre 1.6 y 1.8
toneladas / metro cúbico y, por supuesto, cuánto más elevada es
esta densidad, más empuja el suelo.
● El segundo, más difícil de valorar con precisión, lleva el nombre de
"ángulo de rozamiento interno" del suelo. Representa la manera en
que los granos constitutivos de este suelo actúan unos sobre otros
para conferir al conjunto una estabilidad propia más o menos
pronunciada.

Nos podemos hacer una idea de este criterio observando el ángulo que se
produce en un montón de áridos (arena, grava o gravilla) respecto a un
plano horizontal al ser vertidos libremente en el suelo, y que varía, en
general, de 25 a 45º.
El empuje que ejerce un suelo es mayor cuanto más bajo es el "ángulo de
rozamiento interno" y, por el contrario, una masa casi rocosa no ejercerá
prácticamente ningún empuje.
Además, conviene señalar que una ligera variación de este ángulo puede
producir una gran diferencia en la intensidad del empuje.
Conviene añadir el efecto de la cohesión cuando se trata de terrenos
arcillosos, ya que ésta puede reducir notablemente el empuje total, en el
caso de que el suelo esté suficientemente seco. Pueden observarse
masas de arcilla pura con taludes verticales estables de varios metros de
altura.
En los suelos "reales", que habitualmente son mezclas, la determinación
de sus características intrínsecas, ligadas además a su contenido de agua
natural, solamente puede obtenerse a partir de ensayos de laboratorio
específicos.
Un >'<(6"$'$ $"n&'## <"*)'6" %n &,#&%#+ 7"# ")<%9"
El cálculo del empuje se basa en un conjunto de principios teóricos,
demasiado complejos para ser abordados aquí. Citaremos la única
hipótesis, simplificadora, pero siempre utilizada, del físico francés
COULOMB (1736-1806). Según ésta, cuando el muro entra en carga
experimenta en primer lugar un ligero desplazamiento en coronación,
provocando la formación de un triángulo de terreno independiente del
resto, que constituye enseguida el único elemento activo del esfuerzo (ver
esquema).
En la práctica esta acción, que se ejerce sobre toda la altura del muro,
puede sustituirse por la aplicación de una fuerza horizontal -llamada
43
resultante de empuje- en el tercio inferior del tabique. Su valor está en
función, además de los parámetros arriba indicados, del cuadrado de la
altura de terreno a contener.
En el origen de las patologías citadas aparece, a menudo, una
subestimación del valor del empuje, así:
a) En el caso de la caída
Como muestran los esquemas, se trata de un simple problema de
composición de fuerzas, en la hipótesis de que el muro sea
suficientemente rígido en su conjunto y perfectamente solidario con la
zapata:
● Una fuerza horizontal actuante, el empuje.
● Una fuerza vertical estabilizadora, constituida por el peso de la obra
"que forman una resultante"
Estas fuerzas tienen una resultante que atraviesa el plano de contacto
zapata-suelo en un punto que puede situarse en una de las tres posiciones
siguientes:
En el interior de una zona llamada "del tercio central". No existe ningún
riesgo de caída.
Fuera de esta zona, pero dentro del resto de la zapata. En este caso todo
depende de la "deformabilidad" del suelo portante (es, por ejemplo, el caso
de la torre de Pisa). El muro puede sufrir una inclinación limitada (pero en
ocasiones progresiva), por asiento diferencial entre los dos bordes de la
zapata.
Por último, en el exterior de la zapata. Hay un riesgo claro de vuelco
alrededor del eje de ésta, lo que viene a indicar que el valor del empuje es
demasiado elevado para que el equilibrio "estático" de la obra esté
asegurado.
a) En el caso de vuelco de una parte del muro
Se trata de un problema de flexión inherente a ese muro, que funciona

como una ménsula vertical (pero para esto la zapata tiene que estar bien
"anclada" en el suelo). En el caso de tipologías de bloques rígidos
sobrepuestos y enlazados por una delgada capa de mortero, un defecto en
el agarre puede acarrear un desgarramiento del costado superior, y como
consecuencia un vuelco de un trozo de muro (ver esquema).
Esquema simplificado de solicitaciones de un muro.
Barbacane:. Mechinal
Triangle de Coulomb: Triángulo de Coulomb.
Résultante de pousée: Resultante del empuje.
Tiers central: Tercio central.
Poids de louvrage: Peso de la obra
Diagramme de contraintes sur le sol: Diagrama de tensiones del suelo.
Ligne de glissement: Línea de deslizamiento.
Resultante generale: Resultante general.
Basculement:. Basculamiento
Basculement:. Basculamiento
C$+ 7" ;$&%#)'"n6+ 7"# )%*+.
Joint de morter "faiblard": Junta de mortero debilitada.
Eforts dus à la terre:. Esfuerzos debidos al terreno
Angle de frottement interne: Angulo de rozamiento interno
Le massif sera stable si...: El macizo será estable si...
L &&'(n 7"# g%
¡El olvido de la acción del agua es muy frecuentemente una causa de
siniestro!
En efecto, si el suelo está sumergido en agua (caso de una "capa
freatica"), disminuye su densidad, y por tanto también el empuje del
terreno, pero conviene no olvidar añadir el del agua... que no es poco.
Puede presentarse otro riesgo de desperfectos cuando se acumulan
aguas (de escorrentía, por ejemplo) detrás del muro, en el que no se han
ejecutado orificios destinados a su evacuación (mechinales), o después de
la reparación de las juntas degradadas en un muro antiguo.
45
Parece que este tipo de construcción no es siempre tan simple como
creen algunos poco informados de las sutilezas técnicas de los suelos.
Para la determinación de la resultante del empuje es preciso a menudo un
análisis detallado del emplazamiento y de la naturaleza exacta del material
"tierra" que espera que le sostengan.
La lección que se puede extraer es que un muro de contención, incluso de
proporciones modestas, no debe ser mirado como un vulgar "muro de
cerramiento". Debe realizar una función estructural determinada, basada
en criterios parecidos a los propios de las cimentaciones. Requiere, de
hecho, las mismas precauciones y, si es necesario, los mismos estudios
por técnicos expertos.
P*+;#")$ "n &')"n6&'+n"$ <*+!%n7$: "# *+.)'"n6+ n"g6'5+ "n
<'#+69".
En la ficha anterior nos referimos a cuestiones generales acerca de las
cimentaciones profundas y abordamos un caso concreto: el grupo de
pilotes.
En este caso trataremos un aspecto también muy específico, que puede
dar origen a daños en la estructura, y cuya causa original hay que
buscarla, una vez más, en el desconocimiento de las características del
suelo por un estudio geotécnico incompleto inapropiado.
Las variaciones en profundidad de la compresibilidad del suelo
En el caso que veremos a continuación se aprecia claramente la
importancia que tiene una correcta interpretación de los resultados de los
ensayos.
Los asentamientos de los pilotes pueden provenir de un rozamiento
negativo, que tiene su origen bien en cargas excesivas aportadas sobre el
terraplén, bien por rellenos ejecutados alrededor de la obra.

Los asentamientos propios del relleno, a los que hay que añadir los del
estrato de terreno compresible subyacente, producen en toda la longitud
del pilote unos esfuerzos de rozamiento cuya resultante tiene una
componente vertical dirigida hacia abajo.
Es el caso del "rozamiento negativo", que se suma por tanto a la carga que
normalmente se transmite por la obra al pilote.
Ìmaginemos, por tanto, el error que supondría el tratamiento simplemente
de una resistencia por fuste del pilotaje sin haber tenido en cuenta el
fenómeno del rozamiento negativo.
En el esquema adjunto de refleja sucintamente el mecanismo.
El ahorro que el promotor de una obra puede conseguir con el estudio del
suelo no se encuentra en el importe de dicho estudio. Más bien al
contrario: un estudio geotécnico cuidadoso y una correcta interpretación
de los resultados del mismo permitirá que se optimicen las soluciones y,
en consecuencia, que se abaraten los costes.

L$ g*'"6$ "$6*%&6%*#"$ 7" #$ +;*$ 7" #;@'#"*B "n 5'5'"n7$
%n'!)'#'*"$
La retracción de los morteros, la heterogeneidad de los materiales y la
flexión de los forjados son las tres causas principales del agrietamiento de
paredes y fachadas.
La grieta horizontal afecta a menudo a los cerramientos de las viviendas
individuales.
Los cerramientos de fabrica constituyen actualmente uno de los sistemas
constructivos más utilizados en viviendas unifamiliares. Son empleados
ladrillos o bloques (de hormigón o cerámicos) unidos por juntas de mortero
(de cemento o bastardo).
Esta fábrica constituye el elemento externo del muro de cerramiento y, por
lo tanto, suele ir recubierta en su cara externa por un revestimiento, casi
47
siempre hidrófugo, a base de cemento, (realización tradicional) o
monocapa, que es la versión más frecuente hoy en día.
L <*"7 "=6"*'+* 7" %n 5'5'"n7 %n'!)'#'* <%"7" &%)<#'* 7+$
!%n&'+n"$
1. L !%n&'(n 7" &*g. En ella se apoyan los forjados y la cubierta.
Debe comprobarse la resistencia del muro, para asegurarse que las
cargas transmitidas no sobrepasen la capacidad de compresión de
los bloques o de los ladrillos, respetando además un coeficiente de
seguridad
2. L !%n&'(n 7" &"**)'"n6+, que desempeña la fabrica frente a las
diversas agresiones climáticas:
Frente a la lluvia, cuya penetración puede evitarse gracias al grosor y a la
buena ejecución de la obra de albañilería, pero también gracias a la
correcta aplicación del revestimiento. Lo que garantiza la impermeabilidad
es el conjunto pared-revestimiento.
Pero también los cambios de temperatura estacionales. La fabrica
construida se complementa con paneles aislantes, colocados normalmente
en su lado interno.
D"$&*'<&'(n 7" #+$ 7@+$
Las tres categorías de grietas estructurales que vamos a estudiar en esta
ficha son:
● · Las fisuras por la retracción "diferencial¨ de los materiales que
contiene la fabrica. (Fisuras1)
● · Las fisuras provocadas por cambios de temperaturas y humedad.
(Fisuras 2)
● · Las fisuras debidas a la flexión del forjado. (Fisuras 3)
O*'g"n
FISURAS A- La contracción de los morteros y hormigones de cemento es
un fenómeno de retracción del material provocado por la pérdida de una

parte de su agua de fabricación (por su secado y evaporación). Se
manifiesta muy rápidamente y con una intensidad tanto mayor cuanto más
excesivo haya sido el volumen de agua utilizado respecto del que era
necesario para el fraguado de dicho mortero o de dicho hormigón.
Pueden entonces aparecer grietas por el contacto de dos elementos de
edades diferentes, como son los bloques y las juntas de montaje,
principalmente cuando el mortero que los constituye es extendido en
momentos de clima muy seco, sin que se hayan humedecido los bloques
simultáneamente antes de su colocación.
FISURAS 1- Las variaciones de temperatura o de humedad, por su parte,
pueden afectar a la pared de distintas formas:
a. Cuando el cerramiento está formado por materiales heterogéneos, por
ejemplo: ladrillos y dinteles/armadura metálica de hormigón armado. El
comportamiento diferente de estos materiales puede provocar fisuras en
sus juntas.
b. Por otra parte, se sabe que estos materiales presentan, como
consecuencia de los cambios de temperatura, variaciones dimensionales
nada despreciables (dilatación en verano, contracción en invierno). De
este modo, un cerramiento, con varios metros de longitud, tiende a
contraerse varios milímetros en épocas de frío. Pero, debido a su unión
rígida con el resto del edificio, sufre tensiones de tracción que son
susceptibles de provocar grietas verticales.
FISURAS C4 Los forjados de la vivienda unifamiliar, suele estar formado
por viguetas prefabricadas, de hormigón armado o pretensado, con
función de carga en un solo sentido, y cuya longitud puede llegar a los 5
metros o más. Un forjado de estas características puede sufrir una ligera
deformación a flexión en su parte central. Esta circunstancia no
compromete su estabilidad, pero puede ir acompañada de un giro del
apoyo sobre el muro de fachada y de un levantamiento del borde del
forjado. Esto genera una grieta horizontal bajo su apoyo.
49
Este defecto también puede afectar a los ángulos del techo realizados con
losas de hormigón armado, si el encuentro de las paredes no ha sido
reforzado con una armadura metálica vertical, mediante bloques cuyos
ángulos hayan sido especialmente perforados con tal fin.
La mayoría de estas grietas atraviesan la pared y llegan hasta el
revestimiento, por lo que, apriori, son de carácter filtrante; pero puede
evitarse que aparezcan señales de humedad en la cara interna del muro
de fachada colocando una cámara de aire entre el cerramiento y el
trasdosado, capaz de evacuar el agua filtrada.
En resumen, existen numerosos factores que provocan el agrietamiento de
las obras de albañilería de las viviendas unifamiliares, y los más habituales
están estrechamente vinculados a las condiciones climáticas
medioambientales.
Asiento de soleras en viviendas unifamiliares
En primer lugar conviene recordar que existen dos tipos de soluciones
para resolver la base de apoyo del solado:
1- A partir de un forjado sanitario, constituido por viguetas apoyadas sobre
muros de carga o enanos de hormigón.
2- Mediante solera de hormigón armado, vertido de sobre una base de
materiales escogidos, previa compactación de los mismos. Esta forma de
ejecución es la mas usual por ser la más económica.
En los casos donde el suelo es particularmente sólido e indeformable
como puede ser un suelo rocoso no hay riesgo de deformaciones.
DESCRIPCIÓN
En los solados construidos sobre una solera se producen mas daños que
en los realizados sobre un forjado sanitario.
En primer lugar porque están realizados normalmente sobre bases no
aptas. Y en segundo lugar porque hay que prestar especial atención a la
ejecución de las mismas.

Pie de foto: Por lo eneral los asientos de los solados se manifiestan en
los bordes de la solera.
Se observa que ciertos solados de las plantas bajas de las viviendas
unifamiliares sufren hundimientos localizados en el arranques de los
tabiques, acompañados de pequeñas fisuras en paredes y acabados.
ORIGEN
Ejecución de soleras sobre terrenos no aptos
Lo ideal seria construir las soleras sobre terrenos consistentes, pero en la
mayoría de los casos esto no es posible.
Así se tendría que tener en cuenta que los terrenos heterogéneos
deberían ser rechazados a menos que se sometan a los
acondicionamientos y estudios específicos para cada caso.
Esto atañe especialmente a.
● Suelos blandos o superficies rocosas con oquedades.
● Suelos de diferentes naturalezas, que pueden provocar asientos
diferenciales.
● A suelos antrópicos constituidos por rellenos
Son especialmente problemáticos los terrenos con un alto contenido de
agua y son debidos a:
● El estancamiento del agua de lluvia, por ejemplo, terrenos en
hondonadas o los que posean una capa arcillosa poco permeable
justo bajo el nivel de la cimentación.
● A las variaciones del nivel freático, capaz de modificar el contenido
de agua, y provocar compresiones o dilataciones o incluso empujes
directos bajo el solado.
● A las inundaciones debidas a las crecidas de los ríos cercanos.
Estos tres últimos tipos de terrenos deben ser objeto de trabajos previos
de drenaje, que irán destinados a sanear la base donde se va a construir.
51
Estos puntos sintetizan el conjunto de causas que pueden provocar daños
en una solera, siendo su origen el terreno. Sin embargo, existe otra clase
de deficiencias, que se manifiestan, incluso cuando el terreno es apto, y
que están ligados a la ejecución misma de la solera.
LA REALITACION DE LA SOLERA PUEDE SER ORIGEN DE FUTURAS
PATOLOGÍAS
Una solera puede sufrir asientos diferenciales bajo el efecto de cargas
aplicadas si se dan ciertos condicionantes. Un forjado de una vivienda
transmite un esfuerzo repartido de alrededor de 500 Kg/m2, o más
localmente si soporta los tabiques de la planta baja.
Estas condiciones que a continuación se enumeran serán susceptibles de
darse por dos motivos distintos y a veces concurrentes:
A.4L ;$" 7" # $+#"* > $'7+ *"#'.7 <*6'* 7" )6"*'#"$
'n7"&%7+$.
En líneas generales son empleados dos tipos de materiales:
● Los granulados (guijarros, gravas, arena) que provienen de las
canteras o lechos de ríos, bien calibrados y limpios (exentos de
impurezas arcillosas)
● "Materiales heterogéneos¨. Son materiales inadecuados ya que a
veces poseen un porcentaje altos de finos.
Ejemplo de base con materiales granulados Ejemplo de base con
materiales heterogéneos
1.4L ;$" > $'7+ )# &+)<&67:
La operación de compactación es el punto clave de la ejecución. En el
caso de las viviendas unifamiliares de superficie reducida, esta se efectua
generalmente con la ayuda de pequeños equipos vibrantes, manipulados
por un solo hombre (rana o bandeja vibrante) o por maquinaria de mayor
magnitud (rodillos o apisonadoras). El objeto es aumentar la máxima
compactación granular con el fin de otorgarle la capacidad portante
adecuada así como una buena resistencia a la deformación.

Esta compactación no puede realizarse en seco. Es necesario que el
material a compactar presente un contenido mínimo de agua, para que
haya cierta movilidad entre los granos, y un máximo que se traduzca en
problemas de hundimiento de la maquinaria de compactación.
Esta dosificación de agua es la primera dificultad de la operación, ya que
debe tenerse en cuenta el contenido natural del agua de la base, así como
su proporción de partículas finas, además de conocer la humedad
ambiente en el momento de efectuar las obras.
Existe un método de trabajo que permite saber el contenido optimo de
agua necesario para conseguir una compacidad máxima según la
naturaleza de la base y la fuerza de compactación. Lo más frecuente es
que en pequeñas obras no se cuente con este método y por tanto se corre
el riesgo de equivocarse en la proporción.
En el momento de la ejecución de los trabajos se pueden cometer errores
tales como:
● Compactar capas que son demasiado gruesas para la profundidad
de la acción de la maquinaria de compactación.
● Efectuar un número insuficiente de pasadas de rodillo.
Descuidar la compactación en los límites existentes entre el suelo y el
terreno ocupado por las cimentaciones. Se observa muy a menudo que la
compactación a lo largo de los muros de fachada es insuficiente.
PATOLOGÍAS EN CIMENTACIONES. ANULISIS DE GRIETAS.
Las grietas constituyen la manifestación de algún defecto en las
edificaciones, en donde estas grietas pueden deberse a multitud de
causas y factores. Con el análisis morfológico de las grietas podremos
comprender los movimientos que ha sufrido la estructura y así llegar a un
diagnóstico sobre el origen del problema.
53
Sólo a partir de ahí, puede plantearse una terapéutica adecuada y en su
caso, las medidas de prevención adecuadas para evitar que el daño se
repita.
Un análisis completo debe abarcar tanto la disposición actual como las
evoluciones que se han ido produciendo en el tiempo.
7

1.4 TOMA DE DATOS. An,#'$'$ 7"# "$67+ &6%#
En las primeras fases de estudio se deberá de recabar toda la información
posible acerca del inmueble que sufra la patología. Ìnformación en cuanto
al terreno sobre el cual se asienta el edificio y las características
geotécnicas del terreno, planos del proyecto (tanto básico como de
ejecución), antiguos usos del terreno en el cual se localiza el edificio, etc.
Se hace una inspección ocular de las grietas, debiendo describir tantas
grietas como se encuentren. Finalmente, debemos disponer de fotos de
los daños para su consulta y análisis en gabinete.
Se ha de realizar una descripción lo más detallada posible, en la que se
determine tanto los elementos afectados como sus características en el
momento de la toma de datos. Es un paso muy importante el caracterizar
en el tiempo las grietas para, sobre el registro de su evolución, poder
evaluar y comprender su cinemática.
8
Las características a destacar de las grietas debe hacerse con el mayor
grado de exactitud posible, definiendo su apertura y si la apertura es
uniforme, si se trata de una grieta lisa u ondulada, continua o discontinua,
si existen indicios de movimiento a ambos lados de la grieta, ... Debe
indicarse el sentido de movimiento relativo de las dos caras de la grieta,
mediante flechas, etc.

Es necesario que se representen las grietas con todas sus características
para tener una visión de conjunto y poder analizar las posibles causas. La
7 “Curso de rehabilitación. La cimentación”. José María Rodríguez Ortiz. COAM 1984.
8 ! Dianosis y causas en patoloía de la edificaci"n#. Manuel Muñoz Hidalgo

representación de estas grietas se suele hacer en planos de planta y/o
secciones verticales. En los planos deben estar definidos los huecos de
ventanas y puertas pues constituyen zonas de debilidad y de acumulación
de tensiones.
Al objeto de poder definir la magnitud de cualquier anomalía se suele
instrumentar los elementos fundamentales de las estructuras afectadas y
del terreno colindante para medir los movimientos verticales, horizontales,
giros, ... etc
Hay métodos más o menos sofisticados para llevar un control de la
evolución de la patología. Todos ellos pasan por medir la amplitud de las
grietas y controlar el avance de otras deformaciones que paralelamente
sufra la construcción:
abombamientos, inclinaciones, desplome, etc
Para el estudio y control de la evolución de las grietas, el método más
sencillo y eficaz es la instalación de testigos de yeso o cristal en los puntos
más significativos de las grietas más representativas, anotando la fecha de
la colocación.
Para decidir el sistema a emplear, habrá que tener en cuenta la rigidez del
material testigo respecto a la intensidad y velocidad de avance de la grieta.
Los testigos de cristal son más sensibles a los movimientos que los
testigos de yeso, con lo cual su aplicación permitirá detectar movimientos
de menor escala.
9
Los testigos de yeso permiten observar la evolución de fisuras y grietas y
determinar la velocidad de la deformación. Si su progresión es muy lenta
esto puede llevar años, incluso se pueden colocar estos testigos sobre
fisuras de forma preventiva, mediante su comprobación periódica
determinaremos si su evolución hacia la consideración de grieta es más o
menos rápida, lenta o nula. Con ello concluiremos el riesgo que supone
9 “Patología y recalces de cimentaciones” Luis Sopeña Mañas. Ponencia dentro de las Jornadas sobrecimentaciones en el
Código Técnico de la Edificación. CEDEX. 2006
55
para la seguridad estructural del conjunto

T"$6'g+$ 7" :"$+ "n g*'"6 5"*6'&# 7" &+#%)n FF'g. AG : "n g*'"6
'n&#'n7 "n &"**)'"n6+ (Fig !"
Cuando se trata de grietas ya definidas, y sobre todo de progresión más
rápida, se utilizan aparatos de medición más precisos como el de la figura
3.
Para medir la velocidad de apertura de grietas se usan micrómetros o
defórmetros. Son aparatos de precisión hasta décimas de milímetro, se
basan en mediciones de la variación de longitud de los lados de un
triángulo equilátero. El defórmetro proporciona datos de apertura de la
grieta y también del movimiento relativo en su misma dirección.
Los datos obtenidos sobre las grietas han de contrastarse con las
mediciones de giros, inclinaciones y desplomes.
Hay aparatos específicos para estas mediciones: dianas, plomadas
ópticas, mira Ìnvar, niveles fotográficos de precisión, inclinómetros... que
se han ido perfeccionando y sofisticando con las nuevas tecnologías.
C.4 CINEMUTICA. An,#'$'$ 7" # "5+#%&'(n
Con todas estas medidas se lleva un registro y se elaboran escalas de
referencia y gráficos de evolución.
Herramientas fundamentales para hacer una diagnosis y evaluar la
intensidad del daño, y prever su posible evolución.
A partir de aquí determinaremos la urgencia de la reparación y el mejor
modo de acometerla. Ìncluso, si esto fuera posible, eliminar la causa
origen.
H.4 CONSIDERACIONES FINALES
Posteriormente a la etapa de toma de datos y estudio de la cinemática de
las grietas, podremos estudiar su morfología y deducir su origen. Con esto
podremos tener una idea muy precisa de cuáles son las causas primeras

de la patología y a partir de ahí plantear una terapia adecuada.
El análisis morfológico será tema de una próxima Ficha de Patología.
Las grietas estructurales de las obras de albañilería en viviendas
unifamiliares
La retracción de los morteros, la heterogeneidad de los materiales y la
flexión de los forjados son las tres causas principales del agrietamiento de
paredes y fachadas.
La grieta horizontal afecta a menudo a los cerramientos de las viviendas
individuales.
Los cerramientos de fabrica constituyen actualmente uno de los sistemas
constructivos más utilizados en viviendas unifamiliares. Son empleados
ladrillos o bloques (de hormigón o cerámicos) unidos por juntas de mortero
(de cemento o bastardo).
Esta fábrica constituye el elemento externo del muro de cerramiento y, por
lo tanto, suele ir recubierta en su cara externa por un revestimiento, casi
siempre hidrófugo, a base de cemento, (realización tradicional) o
monocapa, que es la versión más frecuente hoy en día.
La pared exterior de una vivienda unifamiliar puede cumplir dos funciones
A. L !%n&'(n 7" &*g. En ella se apoyan los forjados y la cubierta. Debe
comprobarse la resistencia del muro, para asegurarse que las cargas
transmitidas no sobrepasen la capacidad de compresión de los bloques o
de los ladrillos, respetando además un coeficiente de seguridad.
1. L !%n&'(n 7" &"**)'"n6+, que desempeña la fabrica frente a las
diversas agresiones climáticas:
Frente a la lluvia, cuya penetración puede evitarse gracias al grosor y a la
buena ejecución de la obra de albañilería, pero también gracias a la
correcta aplicación del revestimiento. Lo que garantiza la impermeabilidad
es el conjunto pared-revestimiento.
Pero también los cambios de temperatura estacionales. La fabrica
57
construida se complementa con paneles aislantes, colocados normalmente
en su lado interno.
El empuje que ejerce un suelo es mayor cuanto más bajo es el "ángulo de
rozamiento interno" y, por el contrario, una masa casi rocosa no ejercerá
prácticamente ningún empuje. Además, conviene señalar que una ligera
variación de este ángulo puede producir una gran diferencia en la
intensidad del empuje.
Conviene añadir el efecto de la cohesión cuando se trata de terrenos
arcillosos, ya que ésta puede reducir notablemente el empuje total, en el
caso de que el suelo esté suficientemente seco. Pueden observarse
masas de arcilla pura con taludes verticales estables de varios metros de
altura.
En los suelos "reales", que habitualmente son mezclas, la determinación
de sus características intrínsecas, ligadas además a su contenido de agua
natural, solamente puede obtenerse a partir de ensayos de laboratorio
específicos.
Una hipótesis sencilla permite un cálculo del empuje
El cálculo del empuje se basa en un conjunto de principios teóricos,
demasiado complejos para ser abordados aquí. Citaremos la única
hipótesis, simplificadora, pero siempre utilizada, del físico francés
COULOMB (1736-1806). Según ésta, cuando el muro entra en carga
experimenta en primer lugar un ligero desplazamiento en coronación,
provocando la formación de un triángulo de terreno independiente del
resto, que constituye enseguida el único elemento activo del esfuerzo (ver
esquema).
En la práctica esta acción, que se ejerce sobre toda la altura del muro,
puede sustituirse por la aplicación de una fuerza horizontal -llamada
resultante de empuje- en el tercio inferior del tabique. Su valor está en
función, además de los parámetros arriba indicados, del cuadrado de la

altura de terreno a contener.
En el origen de las patologías citadas aparece, a menudo, una
subestimación del valor del empuje, así:
a) En el caso de la caída
Como muestran los esquemas, se trata de un simple problema de
composición de fuerzas, en la hipótesis de que el muro sea
suficientemente rígido en su conjunto y perfectamente solidario con la
zapata:
Una fuerza horizontal actuante, el empuje. una fuerza vertical
estabilizadora, constituida por el peso de la obra "que forman una
resultante"
Estas fuerzas tienen una resultante que atraviesa el plano de contacto
zapata-suelo en un punto que puede situarse en una de las tres posiciones
siguientes:
En el interior de una zona llamada "del tercio central". No existe ningún
riesgo de caída.
Fuera de esta zona, pero dentro del resto de la zapata. En este caso todo
depende de la "deformabilidad" del suelo portante (es, por ejemplo, el caso
de la torre de Pisa). El muro puede sufrir una inclinación limitada (pero en
ocasiones progresiva), por asiento diferencial entre los dos bordes de la
zapata.
Por último, en el exterior de la zapata. Hay un riesgo claro de vuelco
alrededor del eje de ésta, lo que viene a indicar que el valor del empuje es
demasiado elevado para que el equilibrio "estático" de la obra esté
asegurado.
b) En el caso de vuelco de una parte del muro
Se trata de un problema de flexión inherente a ese muro, que funciona
59
como una ménsula vertical (pero para esto la zapata tiene que estar bien
"anclada" en el suelo). En el caso de tipologías de bloques rígidos
sobrepuestos y enlazados por una delgada capa de mortero, un defecto en
el agarre puede acarrear un desgarramiento del costado superior, y como
consecuencia un vuelco de un trozo de muro.
La acción del agua
¡El olvido de la acción del agua es muy frecuentemente una causa de
siniestro!
En efecto, si el suelo está sumergido en agua (caso de una "capa
freática"), disminuye su densidad, y por tanto también el empuje del
terreno, pero conviene no olvidar añadir el del agua... que no es poco.
Puede presentarse otro riesgo de desperfectos cuando se acumulan
aguas (de escorrentía, por ejemplo) detrás del muro, en el que no se han
ejecutado orificios destinados a su evacuación (mechinales), o después de
la reparación de las juntas degradadas en un muro antiguo.
Parece que este tipo de construcción no es siempre tan simple como
creen algunos poco informados de las sutilezas técnicas de los suelos.
Para la determinación de la resultante del empuje es preciso a menudo un
análisis detallado del emplazamiento y de la naturaleza exacta del material
"tierra" que espera que le sostengan.
Que se puede extraer es que un muro de contención, incluso de
proporciones modestas, no debe ser mirado como un vulgar "muro de
cerramiento". Debe realizar una función estructural determinada, basada
en criterios parecidos a los propios de las cimentaciones. Requiere, de
hecho, las mismas precauciones y, si es necesario, los mismos estudios
por técnicos expertos.
El crecimiento que ha experimentado la edificación en estos últimos años
ha implicado que la construcción se realice sobre suelos mas complicados
que anteriormente eran desechados por sus malas características, hoy en

día aparecen nuevas técnicas y sistemas de mejoras de suelos, como es
el caso de los Rellenos Estructurales que abordaremos en esta ficha.
Los rellenos estructurales constituyen una mejora de terreno, en donde se
sustituye un terreno de deficientes condiciones geotécnicas o se mejora
mediante el aporte de materiales controlados y compactados, para que
posteriormente apoyen sobre ellos las cimentaciones de los edificios.
Es necesario el conocimiento con exactitud del tipo de terreno existente
para poder definir correctamente el alcance del mismo y determinar los
parámetros que se desean alcanzar como única forma de poder establecer
los sistemas de control que se consideren precisos para garantizar la
consecución de los objetivos previstos y su compatibilidad con la
cimentación proyectada. El proyecto de edificación debe de incluir las
características del relleno junto a sus condiciones de colocación y
compactación, las cuales se deben de comprobar después de la
compactación para poder asegurar su estabilidad evitando cualquier
perturbación sobre el subsuelo natural.
D"$&*'<&'(n : +*'g"n 7" #+$ 7@+$
Las causas de aparición de patologías en edificaciones en donde se han
utilizado rellenos estructurales son muy variadas, pudiendo hacer una
clasificación atendiendo al origen de la causa, teniendo por lo tanto causas
intrínsecas y causas extrínsecas.
C%$$ 'n6*Bn$"&$, debido a los defectos en el proyecto o en la
ejecución, situaciones que se podrían haber evitado con un proyecto o
ejecución correctos.
Derivados del proyecto podremos tener patologías que se deben a la falta
de idoneidad de los materiales, ensayos de reconocimiento insuficientes,
falta de definición de los materiales de relleno, falta de definición de los
valores de compactación, etc.
61
Derivados de la ejecución: podremos tener patologías que se deben a la
disposición de materiales no adecuados, errores en la compactación de
los rellenos, errores en las impermeabilizaciones de saneamientos, etc.
C%$$ "=6*Bn$"&$, debido a variaciones producidas en el edificio o en
su entorno que modifican las características existentes cuando se proyecto
el edificio, podrían deberse a incrementos de sobrecargas, variación en
numero de plantas o sótanos, construcciones en las inmediaciones no
previstas que provoquen descalces de la cimentación por
desconfinamiento del relleno, vibraciones, variaciones en el nivel freático,
fugas o escapes de agua, etc.
A mediados de los años 50 se realizaron estudios sobre los asientos
máximos diferenciales por Skempton y McDonal, posteriormente
completados por Bjerrum, basándose en casos reales de edificios y
estableciendo unos criterios de limitación de asientos para que no
ocurrieran patologías.
La estructuras de las edificaciones son elementos con gran rigidez,
mientras que los rellenos tienen una rigidez menor y en cierta medida
dependen tanto de la naturaleza de los materiales como de la
compactación a la que se vean sometidos, la aparición de grietas es como
consecuencia de la interacción entre el suelo y estructura, y de los
movimientos o deformaciones provocadas a los niveles de rellenos
estructurales, deformaciones que no son asimilados por el edificio
produciéndose grietas de tracción en las zonas de mayor rigidez del
edificio como son las tabiquerías y cerramientos hasta resultar dañada la
estructura.
Cuando aparece una distorsión creada por la diferencia de asiento de una
zona con respecto a otra, porque un pilar asienta más que otro, se crea un
estado tensional con sus isostáticas de compresión y tracción, las grietas
se generan donde la tensión de tracción es máxima, si el asiento
diferencial es de poca entidad las fuerzas serán absorbidas por la

estructura, pero si el asiento diferencial es capaz de agotar la resistencia
de lso tabiques se producirán agrietamientos según una línea
perpendicular al esfuerzo no resistido.
Las anisotropías y heterogeneidades de resistencia (por presencia de
huecos en tabiques o por otros factores) modifican la morfología de los
agrietamientos, pudiendo a veces aparecer grietas horizontales y
verticales en forma de escalera, familias de grietas verticales en las
uniones, etc.
10
EVALUACIÓN DE PATOLOGÍAS EN ESTRUCTURAS DE CONCRETO
De los procesos de rehabilitación de una edificación, la evaluación y el
diagnóstico constituye el paso quizá más importante puesto que de
acuerdo con su definición vendrá la decisión de la intervención. Acertar en
el diagnóstico representa el éxito de la inversión y por supuesto en la
solución de las patologías causantes del problema.
No resulta fácil definir una metodología expresa y única para realizar la
evaluación y diagnóstico contrario a lo que se sucede por ejemplo en el
caso del diseño estructural de una edificación nueva, donde se sigue un
flujo coherente y sistemático con mayor o menor énfasis en algunas
etapas dependiendo de las características propias del edificio en
particular. Por otro lado, para la evaluación de patologías en estructuras
de concreto no resulta fácil señalar una indicación única para la
interpretación de un deterioro en particular ya sea por la presencia de una
fisura, deterioro, mancha o anormalidad. Una misma manifestación de
daño en un caso puede interpretarse asociada a una causa que puede
variar en circunstancias diferentes dentro de la mecánica estructural.
Figura 1 ÷ Daños de deterioro evidente en una edificación. Cada
manifestación de daño tiene su naturaleza la cual debe investigarse con
conocimientos y responsabilidad.
Por ejemplo, una fisura asociada a la flexión puede en un caso significar
falta de acero de refuerzo por diseño deficiente aunque en otros casos
10 El lenguaje de las grietas, Francisco Serrano Alcudia.
63
puede asociarse a la presencia de una sobrecarga. La inapropiada
interpretación del funcionamiento estructural puede llevar a un equivocado
diagnóstico y por lo mismo a unos inadecuados procesos de intervención
como sucede por ejemplo con la dilatación que se forma en una placa de
entrepiso en el denominado sector de la plataforma, derivado del normal
comportamiento estructural tomado en cuenta las recomendaciones
geotécnicas y lo previsto en el diseño estructural cuando se decide
independizar cada sector estructural tanto en el tipo de cimiento como en
el resto de la estructura.
Figura 2 ÷ Dilatación en la placa de la plataforma de un piso donde
aparentemente se ha formado una fisura indebida.
De allí resulta la necesidad de señalar algunos criterios muy claros que
permitan apoyar la labor del diagnóstico como vía para la mejor
interpretación de los daños presente en una edificación particular para lo
cual comentaremos las que a nuestro juicio deben considerarse
importantes
11
REACCIÓN ULCALI 4SÍLICE
Ìntroducción al Conocimiento y Recomendaciones
Desde hace algunas décadas, varios de los profesionales dedicados al
estudio de la tecnología del hormigón, se han preocupado y dedicado
específicamente al estudio de la reacción álcali-agregado cuya
manifestación más frecuente y conocida es la reacción álcali-sílice (en
adelante RAS).
Esta reacción, que en casos extremos puede ocasionar serios problemas
estructurales y económicos, sólo puede generarse en estructuras
construidas con hormigón elaborado a partir de un conjunto de materiales
componentes (cemento pórtland, agua, agregados, adiciones minerales y
aditivos) capaces de combinarse químicamente y formar un compuesto que
incrementa su volumen con la humedad denominado "gel de RAS".
Es por esto, que la RAS sólo preocupa en aquellas estructuras de hormigón
11 HAROLD ALBERTO MUÑOZ M.Ìng. Civil ÷ Universidad del CaucaMaster of Science ÷ University of
MassachusettsÌngeniería y Patología de Estructuras

que durante al menos por un largo período de su vida en servicio estará en
forma permanente o periódica en contacto con agua o suelos húmedos o
atmósferas con alta humedad relativa.
Los álcalis (iones Na+ y K+) son generalmente aportados por el cemento
pórtland - aunque es posible que adicionalmente ingresen a través del resto
de los materiales componentes o desde el exterior a través del agua o suelo
de contacto - y pueden reaccionar con ciertos componentes potencialmente
reactivos de algunos agregados (cuarzo tensionado, chert, calcedonia,
ópalo, vidrio volcánico, arcillas, etc.).

Cuando se dispone de antecedentes de obras con más de 10 a 15 años de
servicio, que no poseen evidencias de expansiones y/u otros daños
asociados con RAS construidas a partir de materiales componentes
similares en condiciones de exposición similares o más exigentes que las
que tendrá la nueva estructura a construir, no es necesario preocuparse por
la posible futura RAS de la nueva estructura ya que el comportamiento de
los materiales en condiciones reales resulta la mejor prueba de
comportamiento, incluso superior a cualquier otro ensayo de laboratorio que
intentemos realizar independientemente de la complejidad del mismo.

Más allá de algunas sutiles diferencias, en el ámbito científico-técnico existe
una razonable coincidencia en que para analizar la aptitud del agregado
para ser utilizado en estructuras donde existe posibilidad de RAS se realice
un análisis siguiendo los pasos del diagrama de flujo de la figura N° 2 [1].
Cuando no se dispone de antecedentes suficientes sobre el
comportamiento ante RAS de los agregados a utilizar en una nueva obra, o
se tenga dudas sobre su reactividad potencial con los álcalis, se
recomienda realizar un estudio petrográfico según norma ÌRAM 1649 de
manera de identificar y cuantificar la presencia de aquellos minerales (en
general, formas amorfas de sílice) que pueden reaccionar
desfavorablemente con los álcalis. Si se detecta suficiente presencia de
estos minerales el agregado se califica como "potencialmente reactivo" y se
65
recomienda la realización del ensayo acelerado de la barra de mortero
según norma ÌRAM 1674.
Este ensayo puede realizarse individualmente con cada una de las
fracciones de agregados que intervendrán en el hormigón o puede
combinarse los agregados en proporciones similares a que se utilizará en la
fórmula obra. Si del estudio petrográfico resultara que el agregado no es
potencialmente reactivo, no sería necesaria la ejecución del ensayo
acelerado de la barra de mortero aunque este punto es discutido por
algunos autores [2].
12
12Ìng. Edgardo A. Becker Líder de Asesoría Técnica LOMA NEGRA C.Ì.A.S.A.

C.4 SISTEMAS DE HIPOTESIS
C.A.4 H'<(6"$'$ G"n"*#
"La determinacion de las patologias y la evaluacion de su magnitud
determinaran el indice del estado actual de la estructura en estudio y
permitira establecer el grado de vulnerabilidad de la misma¨
C.1.4 H'<(6"$'$ "$<"&'!'&$
● La determinación de las patologías y la evaluación de su magnitud
determinaran el indice del estado actual de los pavimentos flexibles
● La determinación de las patologías y la evaluación de su magnitud
determinaran el indice del estado actual de los pavimentos rígidos
● La determinación de las patologías y la evaluación de su magnitud
determinaran el indice del estado actual de la edificación.
● La determinación de las patologías y la evaluación de su magnitud
determinaran el indice del estado actual de los puentes
● La determinación de las patologías y la evaluación de su magnitud
determinaran el indice del estado actual de las Estructuras.
3.- METODOLOGÍA
1. T'<+ : n'5"# 7" # 'n5"$6'g&'(n
En general el estudio realizado es del tipo descriptivo,
2. D'$"@+ 7" 'n5"$6'g&'(n
PAVIMENTOS
Para los pavimentos se aplica el método del PCÌ (Pavement condition
index) el cual consiste en la determinación de un indice de la condición del
pavimento (el cual puede ser pista de concreto asfáltico o de concreto
hidráulico, vereda, losa deportiva,) consistente en cinco niveles según el
cuadro siguiente:
CALIFICACION
DESCRIPCIÓN
100 Pavimento en "perfecto¨ estado
67
70 Punto en que el pavimento comienza a mostrar pequeñas
fallas localizadas, es decir el punto en que deben
iniciarse acciones de mantenimiento rutinario y/o
preventivo menor
55 Punto en que el pavimento requiere acciones de
mantenimiento localizado para corregir fallas más fuertes.
Condición para corregir fallas fuertes. Su condición de
rodaje sigue siendo "buena¨ pero su deterioro o reducción
de calidad de rodaje comienza a aumentar
40 Punto en el que pavimento muestra fallas más
acentuadas y su condición de rodaje puede calificarse
como "regular¨ o "aceptable¨, el deterioro aumenta
rápidamente. Este punto es cercano al definido como
punto "óptimo¨ de rehabilitación
0 El pavimento está fuertemente deteriorado, presenta
diversas fallas avanzadas y el tráfico no puede circular a
velocidad normal. El pavimentose considera "fallado¨ y
requiere acciones de mantenimiento mayor y
eventualmente reconstrucción parcial de un alto
porcentaje de su área
Esta metodología consiste en establecer los parámetros de cada espacio
debidamente especificado, codificarlo y determinar sus patologías, estas
se comparan con los ábacos establecidos para cada patología y se
determina la condición del pavimento indicado, luego se compara con el
nivel de cero a 100 y se establece el indice de condición del pavimento
para ello pondremos un ejemplo realizado para un tramo de una losa
deportiva.:
EDFICACIONES
Para el diseño de las edificaciones se aplico para muros el método de
análisis de muros de albañilería confinada en la cual se establecen los

parámetros del grado o nivel de las patologías en tres niveles como son :
• Nivel leve
• Nivel moderado
• Nivel Severo
Para los pórticos como son columnas y vigas se aplico el método de
análisis de patologías de columnas y vigas, así como para la losa del
techo se aplico otra metodología de análisis para encontrar el indice de
condición de estos elementos.
To,mando en consideración los mismos niveles leve moderado y severo
indicados anteriormente.
Para los pavimentos se tiene la aplicación de la metodología del PCÌ o
indice de condición del pavimento, el cual varia según el caso de
pavimentos rígidos, pavimentos flexibles, pavimentos intertravados.
Este diseño se gráfica de la siguiente manera :
M 4444444444444444444 O 444444444444444444 A444444444444444444 E
M N M%"$6*
O N O;$"*5&'(n
A N An,#'$'$
E N E5#%&'(n

C.C. Un'5"*$+ + <+;#&'(n : )%"$6*


Un'5"*$+ + P+;#&'(n
Nuestro universo está conformado por todas las estructuras de concreto a
nivel nacional
M%"$6*
Constituida por la muestra de las estructuras de concreto del sector o area
geográfica en estudio.
69
M%"$6*"+
Distribucion de los elementos (estructuras) muestrales en funcion al nivel
estratificado y completamente al azar.

3. O<"*&'+n#'.&'(n 7" #$ 5*';#"$
CUADRO DE OPERACIONALIZACION DE VARIABLES

V*';#" D"!'n'&'(n
&+n&"<6%#
D')"n$'+n"$ D"!'n'&'(n
+<"*&'+n#
In7'&7+*"$
Determinación
de las
patologías del
concreto
Es la descripción
por observación
de las anomalías
del concreto
Variabilidad de
patologías del
concreto :
● Agrietamiento
● Pulimentos
Variabilidad en :
Dimensiones y tipo de
patologías según la
estructura tratada :
por areas
por largo y ancho
Tipo
● Vertical,
● Horizontal,
● Oblicuo
ubicación

● Descascarado
● Otros
● en el centro
● lateral u otro
Evaluación de las
patologias del
concreto
Es la descripción
por )"7'&'(n de
las anomalias del
concreto
Variabilidad de las
dimensiones de las
patologías en :
largo en ml
Area en m2
Ancho en mm
Profundidad en cm
Variabilidad en :
Dimensiones y forma de las
mediciones como es :
● Grietas : largo y ancho
y ondulación
● Pulimentos : Área
● Ahuellamientos : Área y
Profundidad
Nivel o magnitud de la
patología:
● Leve
● Moderado
● Severo
Determinación
del estado
general de la
estructura
establecida
Es la conclusión
del estado general
de la estructura
Variabilidad de los
estados en que se
encuentra la
estructura
Variabilidad en Función al
nivel de las patologías
encontradas como es
● Moderado
● Severo
El estado de la
estructura necesita:
● Mantenimiento
● Rehabilitación
● Renovacion
L.H. TP&n'&$ P 'n$6*%)"n6+$
Se utilizara
Formularios
Fichas tecnicas
otros instrumentos de recolección de datos según se requiera.
La evaluación de la condición incluye los siguientes aspectos:
● Odómetro para medir las longitudes y las áreas de los daños.
● Regla y una cinta métrica para establecer las profundidades de los
ahuellamientos o depresiones.
● Manual de Daños del PCÌ con los formatos correspondientes y en
cantidad suficiente para el desarrollo de la actividad.
● Calculadora, Balotario.
71
H.2.4 PLAN DE ANULISIS
S" 6+)n "n &%"n6 #+$ $'g%'"n6"$ '6")$:
§Determinación y Ubicación del área de estudio.
§Determinación de los tipos de patologías existentes en las esrtructuras de
concreto según muestra.
§Establecimiento de los niveles del estado de Condición de las estructuras
de concreto.
§Presentación de los siguientes Cuadros Estadísticos de resultados :
• Cuadros del ámbito de la investigación
• Cuadros Estadísticos de las Patologías existentes
• Cuadros del estado de las estructuras y otros.
Se aplica la metodología de evaluación de las estructuras de concreto
correspondientes

O. REFERENCIAS
1. Reglamento Nacional de Edificaciones del Peru
2. Revista EIA, ISSN 1794-1237 Número 10, p. 121-130. Diciembre 2 008 Escuela
de Ingeniería de Antioquia, Medellín (Colombia) Artículo recibido 28-VII-2008.
Aprobado 30-XII-2008
3. Patologia Estructural Juan Perez Varcacel www.udc.es/dep/dtcon/
estructuras
4. Estructuras de Concreto Proyectar para la Durabilidad Dr. Paulo Roberto
do Lago Helene ACÌ Colombia
5. Dirección Técnica de Planeación ÷ ÌDU 2004 Método del PCÌ
(http://www.idu.gov.co/sist_vial/diagnostico_malla_vial.htm
6. Guía AASHTO para Diseño de Estructuras de Pavimentos 1993
Publicado por la American Association of State Highway and
Transportation Officials.
7. Curso de rehabilitación. La cimentación”. José María Rodríguez Ortiz. COAM
1984.
8. Diagnosis y causas en patología de la edificación¨. Manuel Muñoz
Hidalgo
9. Patología y recalces de cimentaciones” Luis Sopeña Mañas. Ponencia dentro de
las Jornadas sobre cimentaciones en el Código Técnico de la Edificación.
CEDEX. 2006
10. El lenguaje de las grietas, Francisco Serrano Alcudia patologias del
concreto
.
11. HAROLD ALBERTO MUÑOZ M. Ìng. Civil ÷ Universidad del Cauca
Master of Science ÷ University of Massachusetts Ìngeniería y Patología
de Estructuras
12. Ìng. Edgardo A. Becker Líder de Asesoría Técnica Loma Negra
C.Ì.A.S.A.www.arqcon.com.ar/pprof/Lnegra/ppras.htm
13. Diseño, Cálculo y construcción de edificios de albañilería armada y
confinada. Hector Gallegos.
14. Takeshi Jumonji. 1996. Cuaderno de Ìnvestigación No 36: Norma para la
evaluación del nivel de daño por sismo en estructuras y Guía Técnica de
73
Rehabilitación (estructuras de madera)
15. Centro Nacional de Prevención de Desastres. México, D.F.
16. Williams, Martin S., Sexsmith, Robert G. 1995. Seismic Damage Ìndices
for Concrete Structures: A State-of-the-art Review. Earthquake Spectra.
The Professional Journal of the Earthquake Engineering Research
Ìnstitute. Volume11, Number 2
17. San Bartolomé, Angel. Construcciones de Albañilería, Comportamiento
Sísmico y Diseño Estructural. Pontificia Universidad Católica del Perú.
Fondo Editorial, 1998
18. San Bartolomé, Angel. Proyecto de Normas Técnicas de Edificación E-
070 "Albañilería¨. Documento actualmente en revisión por el Comité
Técnico de la Norma E-070-SENCÌCO.
19. Flinn, R y Trojan, P"Materiales de Ìngeniería y sus Aplicaciones¨. Edit.
Mc.Graw Hill ÷ Tercera Edición. Mexico.1986
20. Torrent, Rodríguez Luis Revista de las construcciones

R ANEVOS
M"6+7+#+gB$ 7" <5')"n6+$ 7" &+n&*"6+ $!,#6'&+ " H'7*,%#'&+
75

O2
TOTAL
AREA
CASTILLA
A2 AWOS C X C
AREA DEL
PAWO
3.22
A L
1 H
C O
L: LOY M: MEDIUN H: HIGH
M C2
M R
M H
M LH
H 1
H A
L AL
L O
L C
L L
L A
4 4
4 4
4 4

H G F E D C B A
PROVINCIA: DISTRITO: PIURA
HOJA DE INSPECCION DE CONDICIONES PARA UNIDAD DE MUESTRA
MUESTRA INA 2R
SECUNDARIO 4 ESTATAL 4 DREP PIURA NUMERO DE PAWOS HL2.22
A 4 F
ENCARGADO
PULIMENTO DE
AGREGADOS
LIC. RODOLFO CASTILLO
PASAPERA
GRIETA DE
ESEUINA
TIPO DE FALLA DIAGRAMA DE LOSA
DENSIDAD
VALOR DE
REDUCCION
INSTITUCION EDUCATIVA PLATAFORMA DEPORTIVA
NIVEL EDUCATIVO
DEPARTAMENTO:
FEBRERO DEL 12A2
BACH. MANUEL R.A. TAMUDIO TELADA
FECHA
EVALUADOR
GRIETAS
LINEALES
CRAEUELADO
12
DESCASCARAMIENTO
DE ESEUINA
LM8 HM LM8 HM
LM LM HM LM8 HM
LM8 HM LM8 HM
11
CL8 LM8
HM
CL8 LM8
HM
9
10 CM8 LM LM
LM8 HM
AH8 LM8
HM
8 LM8 HH LM8 HM LM8 HM LM8 HM
AL8 1L8
LM8 HM
LM8 HM 7
CM8 LM8
HL
CL8 LL LM8 HH LM8 HM
AM8 LM8
HM
AM8 LM8
HM
1
2
3
4
5

AM8 LM8
HM
AL8 LM8
HM
LM8 HM
AL8 LM8
HM
CL8 LM8
HM
CL8 LM8
HL
LM8 HM
AM8 CM8
LM8 HM
AM8 CM8
LM8 HL
CL8 CM8
HM
LM8 HL
LM LM8 HM LM LM8 HM
CL8 LM8
HL
LM8 HL
HL CM8 HL
LL HL LM8 HL LM

LM HM LM HM LM8 HL
HL
LL LL CM8 HL HL
LM8 HL
TIEMPO DE
CONSTRUCCION
DIMENSIONES DEL
PAWO
PIURA
1
A1
A2
4
4
4
H
H
L
1
4
4


H
C
A
L
A
L
H
A
A.ORZ
4
4
4
C.CCZ
A.ORZ
A2
[
AA.ORZ
1L
1A C
H2.22Z
1
4
[.CCZ
RO.ORZ
1C.CCZ
A2.22Z
H.22Z
O.ORZ
EDE NORTE SUR A 4 A2 EDE ESTE OESTE
H
ESCALA
TIPO
DE
FALLA
SEVERI
DAD
NUME
RO DE
LOSA
S


GRIETAS LINEALES PULIMIENTO DE AGREGADOS
CRA!UELADO DESCASCARAMIENTO DE ES!UINA
PATOLOGIAS DEL PAVIMENTO "PLATAFORMA DEPORTIVA#
ÌNSTÌTUCÌON EDUCATÌVA INA 07
GRIETA DE ES!UINA ESCALA
77

D+n7":
) N NM)"*+ <"*)'6'7+ 7" VR$ 'n&#%:"n7+ !*&&'+n"$ F7";" $"* )"n+* + 'g%# A2G.
VAR N V#+* 'n7'5'7%# )$ #6+ 7" VR
m =
$ TOTAL % VRC
1 1L 1A A1 A2 A2 [ H A L 1 1 4 4 4 4 4 3A O LO.H
2 1L 1A A1 A2 A2 H H A [[ H LH
3 1L 1A A1 A2 H H H A [C L LR
4 1L 1A A1 H H H H A R[ C L3
5 1L 1A H H H H H A RA 1 HA
1L H H H H H H A HH A HH

55
PCÌ = 100 ÷ Máximo VRC
55 = 45
VALOR DE REDUCCION
DETERMINACION DEL NUMERO MAVIMO DE FALLAS PERMITIDAS F)G
REGULAR
Máximo VRC =
PCÌ = 100 ÷
Clasificación =
INA 07
8.20
CALCULO DEL VRC
) N A \ F 3J3H G X F A22 / VARG
INSTITUCION EDUCATIVA

Rng+ C#$'!'&&'(n
100 ÷ 85 Excelente
85 ÷ 70 Muy Bueno
70 ÷ 55 Bueno
55 ÷ 40 Regular
40 ÷ 25 Malo
25 ÷ 10 Muy Malo
10 ÷ 0 Fallado
RANGOS DE
CALIFICACIÓN DEL PCI


0.00%
10.00%
20.00%
30.00%
40.00%
50.00%
60.00%
P
O
R
C
E
N
T
A
D
E
1 2
TIPOS DE FALLAS
PLATAFORMA DEPORTIVA INA 07
GRÌETA DE ESQUÌNA
ESCALA
GRÌETAS LÌNEALES
PULÌMENTO DE
AGREGADOS
CRAQUELADO
DESCASCARAMÌENTO DE
ESQUÌNA
PLATAFORMA DEPORTIVA INA 07
45
0
10
20
30
40
50
60
70
80
90
100
1 2 3
I
N
D
I
C
E

D
E

C
O
N
D
I
C
I
O
N

D
E

P
A
V
I
M
E
N
T
O
ÌNDÌCE DE CONDÌCÌON DE
PAVÌMENTO

Rng+ C#$'!'&&'(n
100 ÷ 85 Excelente
85 ÷ 70 Muy Bueno
70 ÷ 55 Bueno
55 ÷ 40 Regular
40 ÷ 25 Malo
25 ÷ 10 Muy Malo
10 ÷ 0 Fallado
RANGOS DE
CALIFICACIÓN DEL PCI
79
METODOLOGÍA APLICADA PARA MUROS DE ALBAÑILERIA
CONFINADA, PARA LOSAS, PORTICOS.
Se aplica la siguiente metodologia :
METODOLOGIA APLICADA A MUROS Y PORTICOSFCOLUMNAS Y VIGASG Y LOSAS ALIGERADAS
VIGAS Y COLUMNAS DAWOS CERCA DE LOS NUDOS
D@+ D"$&*'<&'+n 7"# 7@+
Ninguno /muy leve criterios Ninguna o fisuras imperceptibles
Fisuras de flexion paralelas en caras opuestas del muro
Apariencia
Tipica
Fisuracion Fina o deslaminacion del concretoen caras
opuestas del nudo
Leve Criterios Fisuras con anchuras entre 0,2 y 1mm
Moderado Criterios Fisuras con anchuras entre 1mm y 2mm
Fuerte Criterios Fisuras con anchuras de hasta 6 mm
Severo Criterios Fisuras con anchuras mayores que 6mm
Expulsion de material
Posible pandeo de refuerzo longitudinal
Fisuras mas anchas , deterioro del concreto y posible
apertura o rotura de ganchos de estribos
MUROS DE CONCRETO REFORTADO
D@+ D"$&*'<&'+n 7"# 7@+
Ninguno /muy leve criterios Ninguna o fisuras > 4mmimperceptibles
Ninguna Fisura de corte > 3mm
Apariencia
Tipica Sin descascaramiento ni Fisuras verticales
Leve Criterios Fisuras < de 6mm y
Fisuras de corte de 3mmNo hay descascaramiento ni
fisuras verticales
No hay pandeo de refuerzo ni refuerzo fracturado
No hay desplazamiento residual significativo
Moderado Criterios
Descascaramiento ofisuras verticales aparecen en los
extremos de la base del muro, en el recubrimiento del
concreto
No hay refuerzo pandeado ni fracturado
No hay desplazamiento residual significativo
Fisuras < de 6mm
Fuerte Criterios no se usa
Severo Criterios Refuerzo fracturado
Fisura de flexion ancha concentrada en una sola grieta
Grandes desplazamientos residuales.

LOSAS ALIGERADAS
D@+ D"$&*'<&'(n 7"# 7@+
Ninguno /muy
leve criterios Ninguna o fisuras > 0.4mm imperceptibles
Ninguna Fisura de corte > 1mm
Apariencia Típica Sin descascaramiento ni Fisuras verticales
Leve Criterios Fisuras < de 4mm y
Fisuras de corte de 3mm No hay descascaramiento ni
fisuras verticales
No hay pandeo de refuerzo ni refuerzo fracturado
No hay desplazamiento residual significativo
Moderado Criterios
Descascaramiento o fisuras verticales aparecen en los
extremos de la Losa cerca de la viga, o el el centro de
la losa según la linea de la viguetas
No hay refuerzo pandeado ni fracturado
No hay desplazamiento residual significativo
Fisuras < de 6mm
Fuerte Criterios no se usa
Severo Criterios Hay refuerzo pandeado y fracturado
Fisura de flexión ancha concentrada en una sola grieta
F+6+$
PLANOS DE LA CIUDAD A INTERVENIR
P#n+$ 7" )%"6*"+
OTROS
81
CRONOGRAMA DE EDECUCION DE INVESTIGACION

A 1 C L H O
Reconocimiento
del universo
Ubicación de las
muestras (RED)
Muestreo de la
RED
Desarrollo de la
Evaluacion
Trabajo de
gabinete
Presentación de la
tesis
Evaluación
Levantamiento de
observaciones
Sustentacion de
tesis
A&6'5'77
SEMANA
COSTO Y FINACIAMIENTO DE LA INVESTIGACION
PRESUPUESTO

ACTIVIDAD
COSTO
TOTAL
Movilidad para evaluaciones 100
Asistente para evaluaciones 50
Material de escritorio 50
Pago Universidad 2400
Viaticos 50
Tipeos, copias, empastado 300
T+6# 13H2
El presupuesto aproximado para la presente investigación es de SJ. 183H2.22
N%"5+$ S+#"$
FINANCIAMIENTO
El presente estudio será financiado con recursos propios del Tesista.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful