José delgado bravo siempre en el recuerdo

Había una vez en un pueblo lejano llamado las Ciudad de las Flores Monsefú, una humilde señora que se desempeñaba como profesora, pasado unos meses; un 4 de marzo de 1924 esa humilde señora trajo al mundo a un bebe lleno de muchas virtudes y el cual recibió el nombre de “José Alfredo Delgado Bravo”, este niño viajó y empezó a vivir en la Caleta Santa Rosa , su secundaria la realiza en el colegio “San José” de Chiclayo y en el colegio particular “San Carlos” , desde donde ingresó a la Universidad Nacional Mayor de San Marcos , siendo allí donde empezó a vincular estrechamente con unos jóvenes poetas que después serian los exponentes de la llamada “generación del 50”: Alberto Escobar, Pablo Guevara, Washington Delgado, Francisco Bendezú, Carlos Zavaleta, Pablo Macera, entre otros. Meses después Alfredo aún siendo estudiante, se dedicaba también a ser maestro, en 1949 fue obligado a viajar de Lima a Chincha tras unos conflictos fue en donde ejerció la docencia en el Colegio Particular “Simón Bolívar”, terminándola en 1954. Pasado un tiempo en 1955 decidió casarse con una sencilla mujer quien era la dama chiclayana Alicia Elías Rodríguez, formando una feliz unión conyugal, al transcurrir el tiempo este matrimonio empezaba a dar frutos, tuvieron cinco hermosos hijos a los que llamaron Iván Antonio, Magali, Carmela, Dulce María y Erika. Don José Delgado Bravo empezó a escribir obras las cuales eran ricas y versátiles en la narrativa, escribía poesías como: “Las horas naturales”, bello conjunto de sonetos que son "un perenne hontanar de vivencias", al decir de Luis Rivas Rivas ; Testigos de cargo, donde canta al albañil, al panadero, al canillita, al pescador entre otros sin más que decir también publicó ensayos como :Los móviles existenciales de Trilce y un enjundioso estudio sobre José Eufemio Lora, habiendo escrito también sobre la obra de Nixa y numerosos artículos de crítica literaria.

También alcanzó el teatro y a la narrativa titulados: "Aldea Junto al Cosmos“ y por sentirse "cosmonsefuano", es decir, universal, ha volcado siempre su espíritu solidario a una continua vocación de servicio: fue concejal de cultura en la Municipalidad de Monsefú y en la de Chiclayo, dos veces director del Instituto Nacional de Culturaregional Lambayeque, Director del Instituto Superior Tecnológico República Federal de Alemania, y Director de la Subregión II de Lambayeque en 1991 en el área de Cultura, Bienestar, Deporte y Recreación. Días después su familia se dio con la sorpresa de la muerte de don José Alfredo Delgado Bravo, toda su familia corrió la voz por todo el pueblo de Monsefú, dejando una pena en su familia y en los pobladores quienes dijeron que don Alfredo quedará siempre en el recuerdo y en el corazón de todos los lambayequanos y se recordará por su seudónimo que adoptó por ser un gran poeta siempre en el recuerdo don José Alfredo Delgado Bravo “cosmonsefuano”.

Fin
Neeyser Orlando carhuatocto Bazán