5b. El Mercado R.Lit. Año 2 N°5 sept.-dic. 2012

CONTENIDO NETO
(EDITORIAL) ¿Enfermedad o cura? - Por Marcia Mantilla Apuesta - Jorge Díaz-Vélez


1 1 2 2, 4 3 3,4,6 5 5,7 6

Año: 2 N° 5 sept. – dic. 2012 CONSEJO EDITORIAL Marcia Ondina Mantilla León Salvatierra José Luis Pereira

Envejezco - Mainor González Calvo El remolcador de Lonquén - Tirso Troncoso En la polis... - Rafael Lara-Martínez El hombre que no podía llorar - Daniel Pulido Borderline-VI - Andrés Norman Castro .-Record - Luis Topogenario El fantasmón - Mainor González Calvo

EDITOR ASOCIADO Luis Alberto Tercero Silva

FLASH-BACK¹: Manolo Cuadra. “El espectro dice la razón de su hipocondría” “Perfil” 8, 9 Autopsia - Marcia Ondina Mantilla Una pobre muerte - Leonel Uriarte No apagues la luz - David Robinson 10 10,12,14 11 11 13,15 14 14 15,16 17 17 18,19

DIAGRAMACIÓN, DISEÑO y NARRACIÓN TRANSMEDIA José Luis Pereira COLABORACIÓN Fotografía: Sin Título. Pág. 5, por Darling Tatiana Sánchez

Datos Personales - José Luis Pereira La puerta de Fat Boy - por León Salvatierra De verdad te miro extraño - Paulo Suli Arezo IX Alienado - Jesús Estrada Baltodano Fragmento de la novela “Fat Boy” - Luis Topogenario Sobre el texto de Juan Bautista Páiz: El maestro y su hija Astrid - Roberta Fregolent Disparidad - Mainor González Calvo El Mal de Fausto: seducción del bien. - José Luis Pereira

DISEÑO DE PORTADA Y CONTRAPORTADA, CIUDADO DE LA EDICIÓN Y CORRECCIÓN DE ESTILO A cargo del Consejo Editorial *** EDITOR ASOCIADO DE VIDEO Ricardo Ríos ***

“Estética” de Juan Antillón - enviado por Adriano Corrales Arias Letra-tura - Rafael Lara-Martínez Ensayo: La enfermedad como descomposición expresada en las artes y la literatura - Luis Alberto Tercero USO DE LA MONEDA / CONTACTOS EN LÍNEA AGRADECIMIENTOS A LOS BENEFACTORES ********* En este Número encontrarás una Barra de Navegación e íconos integrados a los textos que posibilitan (desde el PDF), el acceso en Línea a información de interés vinculada con los colaboradores y con el mercado, Revista Literaria.
EDITOR RESPONSABLE: Consejo Editorial el mercado Revista Literaria DIRECCIÓN: Iglesia La Recolección 3 cuadras y 1/2 al este. León, Nicaragua. mercadoel@yahoo.es elmercadorevistaliteraria@hotmail.com E - mail:

20 20 21-23 24 25

ISSN 2305-1086 Soporte Impreso ISSN 2305-2082
Soporte Digital

La descomposicion del cuerpo social. Se trata de crear una consciencia donde el discurso. a interrogarse y plantearse respuestas haciendo un recorrido historico u observacion del estado actual de las cosas: ¿donde se produce el caos. la descomposicion social. Todos los Derechos Reservados. si tales padecimientos o males forman parte de nuestros genes o los heredamos culturalmente. requiere observar estos padecimientos. de donde entonces las agarraba. a traves de la palabra. Esta vez le tocó el turno al dedo anular. El juego de cartas se había ido desarrollando de esta manera. que conservó el anillo de oro que portaba. también lo hacían los dedos de los participantes. se inserte en la realidad. como si fueran las tenazas de un cangrejo. así de empapadas como estaban de sangre. a ese estado de consciencia que asume los males actuales de la sociedad como algo nocivo e irreversible. nuestra preocupacion por la descomposicion corporal y social. Una sociedad desquebrajada. conforme perdían la respectiva mano de cartas. Revista Literaria. sabía que ganaría esta mano. El caos y el orden. sino también por lo resbaladizas que se habían vuelto. ajustamos otra realidad. nos conduce a un mundo paralelo al que asumimos o conocemos como real. las enfermedades han mudado de rostros. Como escritores debemos atender. Quiso la suerte que no fuera así. llegan silenciosas. frío y empalidecido. mientras sostenía entre sus temblorosos meñiques su única . la redencion? Tras dar una profunda inhalada a su cigarro. que llevaba la peor parte. la condena. a un nivel simbolico. A duras penas los dos jugadores conseguían sostener sus barajas. Desde esta vision.Un estado temporal o permanente. A partir de la palabra. sostenía las cartas entre sus dedos pulgar y meñique. sacó una navaja y se cercenó otro de sus dedos. y se presentan como la cura de los males de la sociedad. la imagen. creando para esta un escenario propio. Su cuerpo. y mediar a traves de la palabra la existencia de otras soluciones. los invito a compartir en cada texto. No importa. conducen a esa especie de alienacion donde se justifican sus males y se asumen irreversibles. comenzó a sucumbir hasta que. Al ver esto. lo que le obligaba a arrastrar las barajas hasta el borde de la mesa. El agraciado miraba altivo a su contrincante. entender sus causas. finalmente. . que goteaba sangre sin control. actualmente aquejada por nuevos y sofisticados males. que no perdía tiempo en ocultar. Le dotamos de otra clase de rostro a fin de que se desarrolle. Sobre la pequeña mesa no sólo caían una a una las cartas. reconocer sus riesgos. la consciencia e inconsciencia del impulso. el dolor. la muerte individual y en masa. el cuerpo y sus dolores si a traves de ella conseguimos articular posibilidades que se resisten a las fuerzas masivas del mercado y hacen nuevas propuestas. Por que entonces no observar desde la literatura. Esto le daba un cierto aire triunfal. se servía apenas de los dedos meñiques de ambas manos. Los ojos que antes miraban con arrogancia se voltearon de súbito hacia atrás. es así objeto de arte. el cancer y demas epidemias. que no atiende o se detiene a reparar en la implantacion de esos males. La dificultad no provenía exclusivamente de la escasez de dedos con que sostenerlas. consecuencia de una política economica. el otro alzó su mirada y agradeció a Dios. saboreaba de antemano el triunfo. se desplomó sobre la mesa ensangrentada. la enfermedad en general y el nacimiento de las perdidas que obliga a reflexionar y denunciar. el padecimiento. La Historia muestra de forma clara ese tipo de enfermedad. Página Número: 1 Copyrigth © 2013 e l m e r c a d o . Uno de ellos. uno tras otro. estrenando y poniendo en practica valores que se ajustan a las leyes del Mercado (que falsea la realidad y ofrece una “cura”). voluntario o forzado. mientras el otro perdería una de las suyas. las guerras. de forma directa. En esta edicion de el mercado. mostrando la blancura de unos ojos estriados por las venas. y los mantenemos a tono al crecimiento de la sociedad. el que llevaba la delantera. El otro.

Todos los Derechos Reservados. A nadie parecía extrañar tamaña embarcación a cien kilómetros de la costa. A lo lejos. Revista Literaria. En un bar cercano afirmaban que en las noches de luna la tripulación organizaba alegres fiestas con las temporeras de Isla de Maipo. Parecía que navegaba hacia Santiago. aparecía en la berma izquierda aquel remolcador que marcaba la cercanía a mi trabajo. sostenida por viejos durmientes que acrecentaban su altura. pero allí estaba. en un claro. encallando en un puerto de camiones. difuso. No era raro ver merodear a los perros y una vaca con su toro ramoneando el poco pasto que crecía en torno a la embarcación. los camiones raudos avanzaban en sentido contrario al mío.a Armando Rodríguez Ballesteros Porque suelen dolerme partes del cuerpo donde antes habitaba el impulso del acero porque ahora visito las farmacias como antes lo hacía con los bares y las discotecas porque se arraigó en mí la desconfianza hacia la noche cuando antes era mi compañera de aventuras o mi novia predilecta porque ejercicio era una palabra extravagante y en la actualidad es mi seguro contra infartos y ansiedades porque comía y bebía de todo pero ahora debo ingerir las dosis exactas en los tiempos adecuados porque los vicios siempre fueron la compuerta por donde la vida se gastaba como fuegos artificiales y en este momento de mi vida se han convertido en la cuerda floja por donde se columpia con riesgo mi existencia porque no me importaba el respeto ni la responsabilidad y hoy son la en fin porque ya el amor no se asemeja al vaivén de los colibríes y el hogar se ha transformado en una roca impenetrable en donde se estrellan todos los desvaríos del día y donde puedo descansar plácidamente lejos de los peligros circundantes y del acoso de la mundanidad. Quizás su delirante capitán navegó tierra adentro en medio de la niebla. . Un campesino de la zona me dijo que era el arca de un poco convencional frutero que vivía en un condominio cercano que luego de esotéricas lecturas y de los informes de Weather Chanel concluyó que se aproximaba una nueva glaciación y había que ser precavido . ni los hábitos de cortesía de presentación El sol daba con toda su fuerza en el parabrisas. en todas las mesas y todos los compromisos laborales Pasa a la página # 4 Página Número: 2 Copyrigth © 2013 e l m e r c a d o . pero una su tripulación decidió abandonarle.

el ojo humano se descuida de sí/self en la superficialidad terrestre. en el Taltikpak. Entre esos dos reinos de oscuridad recóndita. En la escritura. por un juguete. nunca lloró por tener el pañal mojado. con alma de cocodrilo.En términos políticos. Tal vez el ideal sea vencer a la Muerte. por hambre. protestar. Revista Literaria. la había experimentado desnudo y colgando cabeza abajo: una rutinaria palmada médica en el cuarto de alumbramientos del hospital de León. Miró cuanta película sentimental le fuera posible (incluso novelas lacrimógenas mexicanas y venezolanas). Siempre buscó pleito en el colegio con chavalos mucho más grandes que él para que lo golpearan inmisericordemente. Más de un testigo asistió a los ingentes y recurrentes esfuerzos de Esteban por hacer que de sus lacrimales brotara aunque fuera una íngrima y diminuta gota de llanto. hacer mala cara. cruel. Es el origen o lo conocido que regresa a la presencia. Es el doble testimonio de una vida antes de la vida y de otra vida después de la vida. La letanía no despeja qué y a quién se vence. podía patalear. prueba fehaciente de ello es que. por la teta. desde bebé. la revolución conjuga la abertura vocálica de los inicios y el encierro de las consonantes al final del camino del humano. “sinódica”. y la Muerte. En una sociedad siempre alienada. el alma se alza a la luz de la vida terrenal que es el exilio. comió cantidades inverosímiles de picante. Picó cantidades industriales de cebolla. con la penumbra de la letra. Y no era asunto de que sus padres le hubieran inculcado aquella estúpida máxima de “los machitos no lloran” ni nada por el estilo. se lucha contra la propia sombra. Probó toda clase de consejos y recetas: Hizo toda clase de travesuras en casa para ser castigado por sus padres. . instintiva. Contra un sí/self ficticio. Desde entonces nunca más había logrado llorar. La primera ocasión había sido breve. trastocado por la luz del mundo. cuando todo lo demás está desértico. Es una búsqueda de lo inmortal. el retorno de la Muerte se llama re-volución. deslumbrado por el Sol. Se riñe el reflejo opaco que perturba el verdadero ser. reiterado. Pasa a la página siguiente Página Número: 3 Copyrigth © 2013 e l m e r c a d o . de dos vías que se reúnen de nuevo. Sus rabietas infantiles fueron totalmente atípicas. casi un simple suspiro. por cólicos. Iluminado. Olvida la vida cavernosa. lo innombrable. La verdadera re-volución es el venir conjunto. Todos los Derechos Reservados. anterior e interior. Todo comenzó el día de su cumpleaños 97: Esteban sintió de repente una tristeza indescriptiblemente profunda y comenzó a llorar por segunda vez en su vida. como un presentimiento congénito. Y no era porque Esteban fuera un monstruo insensible. Hay un más allá de la Muerte que se llama re-volución. Salvo que le falta el adjetivo. acuática y original. cuando las nubes de polvo envenenado bañan la ciudad de León y la colman con un amargo olor a olvido. la prima -vera. sin tinta. La hace suya hasta que la enlaza con el objetivo mismo del sí/self re-volucionario. Sólo la verdadera re-volución sinódica la restituye al evocar su conjunción en compañía de la Muerte. “¡Re-volución o Muerte! Venceremos” reza el estribillo. Es la piel tersa del nacer despojado de placenta y el humus mortuorio que lo reviste de naturaleza hasta el fin de los tiempos. a moco tendido y de manera inesperada. Era algo que ya venía en la sangre. La re-volución es el sínodo de la página en blanco. aun durante las épocas más infernales del año. Es el término o lo re-conocido y previsible de la misma presentación. contra el self aparente. seca. Es una lucha contra sí-mismo. ocre. pues no se encuentra otra explicación al por qué su tumba es la única que permanece totalmente verde y florida. Hay quienes aseguran que el difunto Esteban Martínez toda- vía llora. pero nunca llorar. Vuelven a juntarse el Nacimiento.

Un camionero brasileño que cambiaba neumáticos al borde del camino me dijo que iban a filmar una versión chilena de Fitzcarraldo pero que el director no se ganó el fondart y el proyecto había naufragado. luego de decepcionarse con la regionalización y decidió anexar la comuna a Santiago. para no sobrepasar las reglas del programa. Mató con sus propias manos a sus mascotas más queridas. Se privó de asistir a sus fiestas preferidas. En un par de años fui acumulando historias que prefiero resumir. para sentir el crudo efecto de las bombas lacrimógenas lanzadas por la policía. . Todos los Derechos Reservados. Un jueves al amanecer se inició el desguace. desarrolló el hábito de atacar a los policías para que lo golpearan. El capitán nos obligó a vendarnos los ojos y guardar silencio “por el vinoso ponto las negras y cóncavas naves ”.hirviendo. Revista Literaria. Era el primero en participar de las protestas violentas poniéndose en la línea de fuego. comía de la basura. posteriormente. cuando un ruido venido de las profundidades alertó al capitán. Se convirtió a propósito en un ser totalmente antipático a fin de ser rechazado por sus compañeros y compañeras de clase. Estudió y se compenetró sinceramente con las injusticias más grandes de la historia. Asistió a cuanto taller. ésta me la contó un marino jubilado: “Navegábamos enfilando hacia San Antonio. pero no. caminó descalzo sobre carbones encendidos. perdió sus pocas propiedades. durante horas. dormía en cualquier esquina. era el primer domingo de marzo del 85. de hacer sus necesidades fisiológicas. pero como se construyó un Mall en las cercanías ya no era necesario arrastrar al pueblo a la capital. se dedicó a ejercer la vagancia. es lo único que recuerdo balbuceo el capitán. Viene de la página anterior Un viejo concejal me contó que el alcalde había fletado el remolcador. ya habían desplomado la torre de mando. Se hizo rechazar de sus novias más amadas para. Vimos el puerto como una cuncuna serpentear a la distancia. “El hombre que no podía llorar”. ir a meterse a cantinas de quinta donde atarugaba la roconola de monedas solicitando las canciones más “arráncame-la-vida” y se sentaba solo en cualquier mesa a cantar y beber del peor guaro que hubiera a disposición. Hizo prácticas extremas de fakir. narcisistas y pedantes narradores. a los insufribles recitales poéticos realizados por los más abstractos poetas excéntricos o los más insoportables. nosotros perdimos la memoria”. conferencia o congreso feminista se hizo para desmitificar aquello de que “los hombres no lloran”. el casco parecía más oxidado y una poza de diesel daba cuenta que su potente motor había sido arrancado. de universidad. lo torturaran y lo metieran al calabozo. Finalmente renunció a su trabajo. se echó gotas de limón en los ojos. pero un obstáculo real para los camiones que aparcan en el lugar. Era como si ya no existiese. sin pañuelo protector ni bicarbonato. Se hacía flagelar y crucificar de verdad en las procesiones de semana santa. En fin. de trabajo. Pasaron los años y el remolcador se fue haciendo cada vez más invisible. Se contenía adrede. de lejos creí que se trataba de la tripulación. encuentro. fue campeón invicto en los Viene de la página anterior torneos de toma de sopas “El remolcador de Lonquén”. por las mañanas buscaba tiendas con grandes ventanales y se paraba frente a ellos a contemplar con suma lástima su desgraciada imagen… Pasa a la página # 6 Página Número: 4 Copyrigth © 2013 e l m e r c a d o . Incluso asistió adrede a las más tortuosas conferencias dictadas por ilustres catedráticos.

Fotografía: Sin título / Darling Tatiana Sánchez que despierta con mal aliento Record. llorando. Utiliza los ojos sólo para observar la puerta. Ahora que está desnudo. Record. Record. Revista Literaria. Parecía una prenda de ropa. Kilómetros de hielo me conservarán. que ve la televisión de 6 a 10 PM. que consulta a Dios en el FaceBook. Las palabras escarbadas. No fui hijo de los revolucionarios. Tengo aspecto grumoso. Apuro esta copa. se percató de que ya lo habían desnudado. observó. Yo soy un precipicio que tendrá hijos que van a hacer lo mismo. Los sonidos. precipicios. a ser lo mismo incluso. . El hombre. como verdaderas paredes. que le gusta la Kim Kardashian. Record. Cómo era su cara. No estamos cansados. Se soñaría siempre con ropa. hasta caer dormido. Record. los ojos le pesan de cansancio. media persona de él. Eso es todo. El silencio. Record. con sus solutos apenas disueltos. sin dejar rastro. no las necesitaría. que le hace el amor a ella o a su mano.Soy un precipicio al que le dan migrañas. en su catre. Sus sueños nos están vedados. Pasa a la página # 7 Página Número: 5 Copyrigth © 2013 e l m e r c a d o . Todos los Derechos Reservados. No tenemos acceso a ella. No movió la cabeza en su catre. ya quemarían sus ropas. La atmósfera densa. Cómo era su cara de cansancio. que se ve ridículo y vulnerable cuando duerme. aunque el cansancio le invitaba a moverla. Record. media persona de él.

marcado con miles de cicatrices y deformidades. . las cordilleras al fondo. Entonces ya no pudo parar de llorar. No faltaba quienes lo agarraban a patadas. rascarse debajo de los testículos caídos. buscó rumbo al cerro El Fortín.Esteban sólo metía la cabeza entre los hombros y se protegía con los antebrazos o ponía la espalda. Eran como las cinco y cuarenta minutos de la cuando agachó la cabeza. los volcanes lejanos. las piernas. los condones usados. La gente afirmaba que estaba loco. continuó así. el azul intenso del cielo. con varejones. Igual la cabeza. los orines. recorrió el trecho con paso firme. incontenible. Tanto los antebrazos como la espalda estaban cubiertos por un gran callo.. Pero Esteban no lograba llorar. con fustas. no se sabe si por casualidad o por agotamiento. las vacas bravas. Revista Literaria. casi rocoso. el vientre. el rumor lejano de la ciudad viva bañada por la luz anaranjada del crepúsculo. el pecho. Algunos aseguraban que era un masoquista extremo. contemplarse largamente en el espejito de su covacha. riendazos. Su cuerpo entero se convirtió en una densa costra reseca verde-rojiza. los pájaros con su gran algarabía. pedradas. Todos los Derechos Reservados. coyundazos. los techos de cinc. Página Número: 6 Copyrigth © 2013 e l m e r c a d o . a Édgar Solano Muñoz Se ha apagado ya mi porte de mí sólo queda el ímpetu y esta necesidad latente de hacerme notar frente a las muchachas sin embargo ellas no notan mis atuendos ni mis últimas colonias no se percatan de la sonrisa de mi corbata ni del paso tranquilo que ostenta mi reloj para ellas ya dejé de existir soy como un alma errante que sufre de sed cuando los demás se sacian de la vida y a pesar de todo todavía ruego por un chance una oportunidad de convertirme en amuleto de la suerte rosa en la vereda de los patios luz en la alcoba distraída siempre listo para cualquier beldad que guste de contemplar en el horizonte los primeros síntomas del atardecer. las pocas nubes. los árboles que asoman entre las construcciones. con garrotes espinosos. Los más pragmáticos le golpeaban con el plan de los machetes. realizó toda la rutina cotidiana: lavarse las arrugas. Viene de la página # 4 Pero las lágrimas no acudían a sus ojos. los animales muertos. las aguas hirviendo. los pies. arribó a la cima y se acomodó sobre una de las murallas que ofrecen una vista panorámica de la ciudad. alisarse las pocas canas. El día de su cumpleaños 97 se levantó normal. con fajas de cuero. Observó con detenimiento las cúpulas de las iglesias. los carretones. con alambres eléctricos. sobarse el vientre flácido. las columnas de humo de los fogones caseros. las aguas sucias. con alambres de púa. todo sin la menor emoción. los de barro. ponerse su ropa de siempre. chinelazos o le echaban los perros. los carros. Ya en la tarde decidió salir a caminar.. ir al excusado. hulerazos.“El hombre que no podía llorar”. en ese instante una lágrima brotó de su ojo derecho y fue a reventarse contra la tierra seca. turcazos. la basura. Los fanáticos religiosos rumoraban que Dios lo estaba castigando en vida por alguna maldad realizada. hasta el día de su fallecimiento tres años después…hay quienes aseguran que el difunto Esteban Martínez todavía llora. las cacas de perro y de gato. Era un día despejado.

casi morada. lo acompañaba el fotógrafo. Le habían requisado las ropas sin moverlo del catre. En las paredes tiembla la vida. mientras él tartamudeaba. sin vaciarse. Se encuentra solo. Tenemos acceso a sus pensamientos. ya contará. Sus manos descansaban a sus costados. o a punto de vivir. Record. aunque la vida invitaba a moverla. agrio y penetrante. como paredes. no quiso contarlas. los dedos permanecían en sus veinte sitios. ¿Ya habrán quemado sus ropas?. Un halo hediente a tabaco. Parece un buen momento para pronunciarlas. de cansancio. . Las cejas le pesan. No descargó nada. Se acercaron a un catre. a una de sus orejas. que se le acercó a tomarle innúmeras fotografías.-Record”. haciéndola más negra. envolvía la cabeza del hombre con el maletín de cuero. brotando de una bujía estática. que cada vez eran más cortas. las preguntas. la circunstancia exacta. El hombre con el maletín de cuero se le acercaba con intermitencia a formularle sus preguntas. no las movió. el hombre con el maletín de cuero le formuló unas preguntas. donde hubiese fuego. no faltaban piezas ni puentes. como una res. no lo vio. Contrajo el ano. Revista Literaria. Tiene aspecto grumoso. otro lugar. sobre su catre. excepto para atisbar la puerta. informando calma. Record. Ya no movía los ojos. El hombre con el maletín de cuero reapareció en la habitación. Revisó con la punta de su lengua su agujero bucal. más penetrante. las paredes. llenó la pelvis. Solo. Un estrépito aledaño. Ahora le tocaba acostumbrarse a estar desnudo. cesaron las fotografías. Utiliza los ojos sólo para observar la puerta cerrada. Todos los Derechos Reservados. Se soñaría fumador. Acercaba su cara negra. Apareció otro hombre. y sintió como si fuese un familiar el que le arrancaban. y evacuadero. No pronunció palabra. como un pensamiento recién bombardeado. no halló aftas ni laceraciones. Le respiraron encima. no las contó. cuando sea el momento. Página Número: 7 Copyrigth © 2013 e l m e r c a d o . poco potente. en breves intervalos. El hombre con el maletín de cuero desapareció. Res insepulta. se entrega. o a punto de ser nueva. ni levantarlo de su posición decúbita. la puerta parecía viva. sólo lo olfateó. la luz eléctrica en el techo.“. no descargó su cansancio en él. para su ropa. una por una. Viene de la página # 5 El hombre con el maletín de cuero se le acercó. bulbo aceitoso. No movió la cabeza en su catre. Sus sueños nos están vedados. sin dejar rastro. El hombre blandía su maletín de cuero cerca de su campo visual para preguntar. su desnudez hablaba por él. dominó sus vísceras. estaban en sus respectivos dedos. La puerta parecía nueva. ¿Entonces dónde estaba el ultraje? Record. ¿Cuáles eran sus preguntas? Sus oídos nos están vedados. las fotografías. Repasó sus uñas mentalmente. Segunda ronda de preguntas. cierra. Los sonidos. ni lo escuchó. en secreto. El fotógrafo no portaba su cámara fotográfica. frente a las cuales apenas parpadeó. No pronunció palabra. Record. Trasladaron sus ropas a otra habitación. y responderá. no las necesitaría.

mirando el cielo azul. En esta oportunidad. reeditamos dos poemas de Manolo Cuadra. de hondas que pescan por los cabellos a una madre desvanecida y la izan sobre el puente donde resoplan pulmones mecánicos. mirando bajar las horas. Cuando Dios se alegra laborando. de espaldas. con la barba en la mano. interdictos. que nos permite aproximarnos a trabajos literarios de distintas épocas y que guardan estrecha relación con el tema que estamos abordando. poeta que perteneció al movimiento de Vanguardia nicaragüense y es considerado uno de los padres de la moderna narrativa de este país. Ved a mi ángel. ni el niño a horcajadas sobre las holas. de pronto. no queda. . fijos los asombrados ojos azules en la cinta incorpórea de la niebla. volcada por un gran viento inesperado. Los lunes son los días lúgubres. los lunes. Ni un mástil queda. Mirando subir la cuenta en las farmacias y oyendo ese fúnebre son de los carpinteros sobre la tabla lisa que cobra la forma de un hombre en descanso. y la orquesta preludia música de cámara. llamando a los veloces helicópteros y los vapores altruistas provistos de cables y corchos flotantes. las lluvias. ni el indicio de la botella con un pergamino dentro. Revista Literaria. durante veinticinco horas. con la fuente en la mano. solo. faros. sobre el agua. Con el Flash-Back introducimos una nueva sección a la revista el mercado. madre próvida porque fabrica barcos fantasmas llenos de salvavidas y sirenas que aúllan largamente. Continúa en la siguiente página Página Número: 8 Copyrigth © 2013 e l m e r c a d o . estúpido. No olvidéis. creando diamantes para iluminar las noches en los abismos carboníferos y remachaba estrellas en lo alto para orientar a los hombres en sus cementeras de hoscos edificios e ingenuas lechugas. Todos los Derechos Reservados. las albas. de las epidemias. especialmente del género testimonial.Todos los lunes muere mi ángel a pétalos porque en esos días se conmemora un naufragio en la arena. contrarios. Son la mesa servida. todos los días. insomne. Era el día de los desastres aéreos. mirando crecer sus uñas. desesperadamente. el diablo sonreía hasta producirse la hecatombe: Bendigamos –clamaba— al buen Dios que me ha reservado el lunes. cuando el criado se inclina.

de la transformación de un poeta en dueño de carnicería y la vuelta de un alienado al mundo de la razón y la ignominia. Considerado uno de los padres de la moderna narrativa nicaragüense. proclama mi barba sucia. “ Yo soy triste como un policía de esos que florecen en las esquinas con un frio glacial en el estómago y una gran nostalgia en las pupilas. Página Número: 9 Copyrigth © 2013 e l m e r c a d o . con un frío glacial en el estómago y una gran nostalgia en las pupilas. José Coronel Urtecho. ¡Decid si habrá amargura igual a su amargura! Todos los lunes muere mi ángel a pétalos porque ese día conmemora mi último naufragio en la arena. Todos los Derechos Reservados.Continuación de: “El espectro dice la razón de su hipocondría” de las muertes por embolia y la ruptura de un vaso cardíaco. principalmente en el género testimonio. Granada 9 de agosto de 1907 Managua. Pero yo olvidé la clava y me puse el alma en la mano. 14 de noviembre de 1957). Pablo Antonio Cuadra y Luis Alberto Cabrales.) Yo soy triste como un policía de esos que florecen en las esquinas. A mis pobres nervios enfermaron “Manuel Antonio Cuadra Vega (Malacatoya. . Pero yo olvidé el silbato y me puse el alma en los labios. tantas babosadas municipales. Sufrió encarcelamientos y destierros durante la dictadura de Anastasio Somoza García. Ahora el espectro cree haber dicho toda su angustia y expresado el descontento que guarda en sus arcas el justo. no queda en el océano ni el indicio de la botella con un pergamino dentro. periodista y narrador nicaragüense. y ni un mástil queda. (Los peluqueros no tienen alma. Calles inexpresivas como películas americanas. Porque el lunes es un largo día de veinticinco horas que comienza precisamente ya entrado el día próximo y así caminamos sobre él a todo lo largo de la vida. conocido como Manolo Cuadra fue un poeta. Revista Literaria. Perteneció al Movimiento de Vanguardia junto con Joaquín Pasos. Pues todos los días son invariablemente lunes. sin embargo se desvincula del grupo al adoptar una posición política de izquierda.

Y estando en esa espera de gentes…. En los ojos rastros de hielo. Entonces. Los pulmones marcados por las fábricas de la ciudad. En las manos faltaba el dedo anular no lo perdió en el último suicidio fue en uno más viejo. Revista Literaria. teniendo ya todo arreglado se abrió la puerta principal de la casa como a eso de las cinco de la tarde para que comenzara la gente a llegar y dar a mis hijos cercanos el imprescindible: LO SIENTO MUCHO. guapo hasta la muerte. Una mañana de esas tantas amanecí muerto en mi viejo sofá. El cerebro lleno de ideas desventurados pensamientos palabras sin decir. . Recaudaron fondos con los vecinos para contratar un auto parlante para que hiciera pública la noticia de mi deceso y para comprar el café que se ofrecería a los enlutados que llegarían a mi vela a dar el pésame obligatorio. de un frenazo rechinado..cómo se llamaba tu papa? …preguntarían porque ni siquiera sabrían mi nombre. de vestir como se le dice aquí a los pantalones formales. Comenzaron las gestiones para el velatorio y fueron a la Alcaldía a buscar ayuda para tener una caja de muerto sencilla y evitar gastos demás.Tenía: El estomago lleno de furia. Causa de la muerte: Desconocida. La vejiga repleta de agua ineludible prueba del pan lluvioso. La boca repleta de dientes enteros afilados no encontraron desgaste. pues la vida continuaría sin mí después del entierro. Me pusieron un pantalón de dril azul. una camioneta roja frente a la puerta principal de la casa y todos los pocos que estaban ahí voltearon sus cabezas como impulsados por un resorte del susto que provocó el rechinado de las llantas de la nave en mención. Continúa en la página# 12 Página Número: 10 Copyrigth © 2013 e l m e r c a d o . Mis hijos más cercanos me pasaron del sofá a mi cama matrimonial enjuncada para vestirme. de sed fue preciso un concejo de médicos su diagnóstico: lágrimas congeladas. me pusieron una camisa blanca a raya y me maquillaron la cara con maquillaje de mujer para que no pareciera un muerto común sino uno majo. Todos los Derechos Reservados. ese día amanecí en calzoncillos y era necesario ahora muerto tener una presentación decente. Así de repente se paró.

Un vaso se me cae. no está en el ropero. con déficit de nombres. Yo nací dos veces en noviembre. me duele duplicado y si me quemo ninguno de los dos se queda a salvo. ¿dónde está el monstruo? ¿Aquí en el ropero? -No. dos veces los doy y los recibo. -Amor. -¿Dónde está el monstruo. A mi juicio esto jamás es bueno: Advierto que los besos. y no llames al monstruo! A veces tengo dos tristezas. cariño. -¡Mamá. los billetes. Revista Literaria. mamá. me guste o no. pero no apagues la luz que viene el monstruo. no la apagues. ¿dónde está el monstruo? ¿Aquí debajo de la cama? -No. no apagues la luz. -Mi niño. Por eso vengo sospechando ser gemelo de mí mismo. Si digo Dios. sin culpa.-Mamá. pero no apagues la luz que viene el monstruo. que peor aún. . Si tropiezo. En consecuencia. hablar de mí es recordar al otro que no he sido. dos veces que se quiebra en mis oídos. mamá. mamá -¿Qué mi niño? -Mamá. los saludos y despidos. no apagues la luz que viene el monstruo. Voy a llamar a papá…. -¿Por qué corazón? -Mamá. -Bebé. desconocidas. sin origen. Página Número: 11 Copyrigth © 2013 e l m e r c a d o . dónde? -Si apagas la luz el monstruo vendrá.¿Qué pasó? ¿Por qué lloras ahora? -¡Mamá! -¿Qué pasa? ¿Por qué lloras? -¡Mamá! -Amor. mamá! -¿Qué tienes mi niño? -¡Mamá no apagues la luz! -No mi amor. sin sentido. ya sé lo que voy a hacer. Todos los Derechos Reservados. no está debajo de la cama. Si pasa una mujer. he devorado lo que pudo ser mi hermano lo cual explica la manía de reírme solo y conversar conmigo. no. algo muy hondo lo repite estremecido y cuando canto hay una pausa y en la pausa la sombría sensación de haberme oído. voy a llamar a papá. dos veces que la observo. como hoy. no la voy a apagar… -¡Mamá! -¿Qué mi amor? -¡Mamá no apagues la luz.

. -Vos fuiste el que compró esa mierda? . entonces tomó del pelo a su marido y con voz en cuello fuertemente dijo: Sos un gran baboso vos Nadio! Te dije que no vinieras a esta mierda… Pasa a la página # 14 Página Número: 12 Copyrigth © 2013 e l m e r c a d o . si durante mucho tiempo ni siquiera viniste a ver al viejo ¿Ni en sus mejores y ni en sus peores tiempos te dignaste venirHaciéndose el Indignado el hijo mayor respondió_: Y qué? Acaso no vivo ocupado todo el tiempo en mis negocios y en mi iglesia?…. viendo hacia todos lados como en señal de molestia por el asunto. Mi nuera no aguantó más y salió del vehículo hacia el interior de la casa e impulsada de la rabia llegó hasta el punto donde estaban discutiendo mis dos hijos. Entonces para qué bajarse del vehículo a participar de algo que no les interesaba? Para qué inmiscuirse con gente de baja posición económica. En la calle todavía yacía la camionetona y dentro de ella una mujer gorda que venía en compañía de dos chavalas de menor edad que estaban en el asiento trasero a las expectativa. Era mi nuera con sus hijas que se habían quedado dentro del vehículo porque ellas se habían impuesto no participar del deceso. Pero no se bajaron del vehículo para nada. Revista Literaria. Todos los Derechos Reservados. chela diríamos aquí. .porque en realidad no estaba muerto del todo.. Mi hijo mayor era un hombre de piel blanca y de mediana estatura. No podían hacerlo pues nunca habían sentido ningún apego hacia mí.Cómo se te ocurre conseguir una caja tan barata para mi papa? -Por qué no me llamaste para que yo fuera a la Funeraria a buscar una que valiera la pena para enterrar con lo mejor a mi papa? Entonces el hermano menor cabizbajo y cansado de tanto ajetreo respondió: . no se vería bien ante sus ojos de tan potentados comerciantes. mayor interesado en que tu papa se vaya al otro mundo en una caja de lujo…? Yo yacía en mi caja oyendo todo…. Fue directo a la caja mortuoria y la abrió con fuerza y enojo. y con furia en su cara comenzó a despotricar: -Quién ordenó que pusieran a mi papa en esa caja barata? Preguntó airado. solo me estaba haciendo el maje para ver las desgracias que se estaban dando en esos momentos. dueño de varios negocios. Abraham el hijo menor respondió de nueva cuenta: Bueno! Y entonces qué hacemos ¿Si vos y tu familia todo el tiempo odiaron a mi papa y hasta hoy no sé por qué? y ahora venís queriéndote las dar del gran hijo. y por consiguientes muy diferentes a mis otros hijos que eran morenos y de escasos recursos económicos como yo. También mi nuera era una mujer de piel blanca. Se miraba en el interior del vehículo a la nuera con una cara como que se la llevaba el diablo de arrecha.“Una pobre muerte” viene de la página # 10 Se bajó de prisa el hombre que manejaba la camioneta lujosa y entró a la casa del velatorio con una prisa increíble de tal modo que aumentó el susto de los pocos participantes. y tengo también que cuidar a mi familia. Mi espíritu se fue a la calle a ver qué pasaba con la gente que se que había quedado en la camioneta. que no me les vaya a pasar algo? -Vos crees que yo vivo de vago como vos? seguía replicando el mayor. De pronto el hombre indignado volteó a ver para todos lados buscando al culpable de tan deleznable decisión. Se notaba el incómodo malestar de mis nietas enojadas por estar en el lugar de los hechos.…Y qué venís hacer vos aquí ¿Y por qué venís hasta hoy?. Me sentía incómodo estar todo estirado allí y sin poder hacer nada…tenía que ver el final de este asunto. Y encaminándose a la cocina donde estaban unas gentes preparando el café imprescindible de las velas buscó a su hermano menor para preguntar por semejante asunto. y por consiguiente las hijas eran de la mismas señales genéticas y por demás ostentosas de sus bienes.

y su autorreferencia es histórica. No pude no pensar en la violencia y en la deriva de nuestra familia nacional si es que todavía se le puede llamar familia. La conciencia del sujeto narrativo se constituye en su incertidumbre. pero se debe subrayar que la voz narrativa se legitima desde la margen. como yo. crecí en mayor consanguinidad los años que sobreviví como un simple huérfano. Las madres de Fat boy son tres. los padres son cuatro. Recordemos que Fat boy no tiene padres legítimos: “tuve más madrastras que madres. el espacio nacional. porque problematiza el espacio de lo familiar. Por ahí navegaba William Walker. y su cuerpo apesta. de la violencia en que vive y de sus orígenes: “Soy un cuerpo hecho de puntos. Todavía peor. es la intemperie la única posibilidad. Comodoro Vanderbilt es el lugar por el que pasan huracanes. es la ruina de la que habla Benjamin. Revista Literaria. a los que alude Fat boy. Todos los Derechos Reservados. y tuve menos padrastros que padres. no pude no pensar en la historia de Fat boy como la historia de la tierra. Los “puntos” que componen ese cuerpo gordo son las marcas que deja la violencia. relaciones “filiales” degeneradas y perversas. Fat boy no es la voz de un intelectual narrando la historia de su país. guerrilleros y también la momia de Serguei. Esa ruta servía de canal para los que pasaban de la costa este de Estados Unidos hacia California en busca de oro. El compañero de Fat boy es un bastardo. en cuyos dedos cuelgan los hímenes de las jovencitas como María la Danubia—el objeto de deseo—. el empresario a quien se le permitió controlar el trasporte en el río San Juan y el lago de Nicaragua. Pero es quizá la ausencia de ese “origen” lo que enriquece la obra de Luis Topogenario. naufragando entre la vida. aquel viejo gringo oportunista que controlaba la ruta interoceánica de Nicaragua durante el tiempo del Gold Rush en San Francisco. A mi juicio. Su mismo apodo es un insulto. siempre desde el centro de la burguesía. es decir. después de tanta descomposición psíquica y corporal. contras. que inclusive los años más sanguíneos”. esta imagen es la más poética y la más cruel porque no es ni entrada ni salida. Su voz es autorreferencial. recontras. flotando sobre una puerta de madera en la inmensidad del océano […]”. en el mangoneo que a lo largo y ancho de la historia ha asolado eso. En ese texto plagado de preguntas. En este texto no hay cabida para el imaginario de la familia burguesa como sucede en tantas novelas que intentan narrar la historia de la sociedad nicaragüense. Después de tantas preguntas. Lleva la inscripción lingüística del imperio en su cuerpo obeso. sino más bien es la historia de Fat boy dicha por un Fat boy (un personaje que ni siquiera tiene nombre propio). tampoco pude no pensar en la situación “política” nacional. Su apodo es otro insulto. El personaje es víctima y victimario. es el producto de la violencia y es generador de violencia. de ahí se alimenta. la indagación que postula Fat boy es casi siempre de sí mismo. de carreteras intransitables. llamo Nicaragua. Cornelio Vanderbilt. es la costra putrefacta de la textura social. Las reflexiones oscilan entre pasado y presente. que registra las cicatrices históricas de la “nación”. sin embargo.Fat boy es un texto que apunta hacia un cuerpo específico. a medianoche”. . basta pensar en Castigo divino para enfatizar este punto. un hombre gordo y negro. Esa mole en descomposición es un fragmento de la historia. en su descomposición. Los personajes centrales en esta historia son huérfanos. No pude no pensar en el Vanderbilt del tiempo de los filibusteros. El bastardo es un hurgador de basureros. que con cierto grado de dolor y tristeza. de un pueblo perverso y trágico de la periferia del país: Comodoro Vanderbilt. casi morado. Cuando leí Fat boy. la muerte y la inmundicia. Su madre fue violada y asesinada. nuestro filibustero. Esa es la sensación y la imagen que tuve de Fat boy: “Me imagino que soy lo más parecido a un cuerpo. María la Danubia es otra huérfana: ¿cómo no pensar en la historia de Nicaragua? Pasa a la página # 15 Página Número: 13 Copyrigth © 2013 e l m e r c a d o . acaso uno de los padres o padrastros. son las heridas que se convierten en “carreteras intransitables” en la oscuridad de la piel. es un insulto en inglés. de sus deseos. es vivir en un entremedio.

porque esto es justo. Revista Literaria. así es que nos vamos…. Él piensa lo mismo pero cierra los ojos al todo donde echó los dados. obedeced en el Señor a vuestros padres. Siguió tomando de los pelos al marido y se lo llevó a la camioneta. y seas de larga vida sobre la tierra… Dices que tal vez no sea nada y te burlas del horrible parecido (hablamos de lo mismo que tenía el viejo). Mi hijo mayor que había llegado imperativo a reclamar se fue en su camioneta acompañando el entierro solo unas cuadras…Ahí terminó todo el alboroto…Esa tarde llovió torrencialmente y la gente acompañante se desparramó por todos lados buscando como guarecerse de la lluvia. Al final solo mis hijos menores y cercanos y los enterradores estuvieron conmigo hasta la última palada de tierra. Honra a tu padre y a tu madre. Incluso se rumora olvidas cosas importantes. solo caminemos un poco…unas cuadras nada más para que nos mire la gente que estuvimos en el entierro y nos vamos…. Revisas a los niños con temor todas las tardes. que el primer mandamiento con promesa. Hacer y hacer sin ser él una vez y cien y doscientas sin ser el patrón de él mismo. . Página Número: 14 Copyrigth © 2013 e l m e r c a d o . Infeliz la cosa de todo servidor. De cuándo acá pones en orden los pendientes? Y trabajas más que nunca hasta caerte muerto. no paras de saludar. No te has dormido cuando ya estás de pie y llamas y llamas según tú. Mi entierro se dio si más ton ni son… -el hombre viejo fue a la tierra sin más que una caja mortuoria de baja calidad y con pocos acompañantes. Ya comienzas a hablar de Dios sin darte cuenta.andá! haceme ese favor y luego nos vamosAsí es que después de ver todo este alboroto decidí mejor morir de una vez y me quedé quieto y tieso dentro de mi barata caja. Ah!!!!!!!!!Pero antes que me cayera la última palada de tierra me puse a pensar en aquella escritura de la Biblia que dice: Efesios. porque “te sobra tiempo”. Ya se ha visto servir hasta morir. viejo. Contrario a tu costumbre. Te estás compadeciendo. # 12 nada tenés que hacer vos aquí ni mucho menos nosotras.y ya!-Subió más el tono al final para que la gente que estaba allí supiera de su imperiosa petición.Esperame amor. Todos los Derechos Reservados. Capítulo 6: Hijos. para que te vaya bien. Ya no escuchas las noticias ni te quedas a leer el diario. viene de la pág. como dos hermanos que se quieren mucho: Tu lunar está creciendo. Pero hablemos francamente. Mi hijo se paró de uñas unos momentos y dijo: . No vas al Hospital a revisarte eso que tal vez no sea nada. mírate: aún no amanece y ya estás despierto.“Una pobre muerte”.

luego viene otra. son otras preguntas. Mi mamá fue a la casa de la vieja Vasilisa a practicarse un aborto. Cuando escuchamos la voz de otro personaje. el texto intercala la memoria con insistencia. mezclarlos. Fat boy = En cursiva se refiere a la Novela Fat boy = en bastadilla se refiere al personaje. comenta y se prolifera. y hasta cierto punto. se abre a la posibilidad de transformar la manera en que entendemos el mundo y también a nosotros mismos.com/ En dos líneas. la enfermedad. Yo diría que no busca respuestas. El uso de los paréntesis trae el pasado al presente como un flash-back. Fue la primera y Te voy a meter el nueve. Artículo inicialmente publicado en: http://nuevosescritoresnicas. incluso las voces narrativas. y en ese sentido está lleno de posibilidades. hay una necesidad por intercalar elementos. es también una especie de . una pregunta sustituye a otra. o ya no importa su respuesta porque poco a poco entra a un estado más grave de existencia y de incertidumbre. sólo produce problemas. Todos los Derechos Reservados. se practicó mal. yo sobreviví. Viene de la página En efecto. es un texto que interpreta. Si se menciona la tía Roca del bastardo.blogspot. está en la distancia. es también una suerte de indagación o de autorreflexión. ambas se fusionan en una misma. dando la sensación de que la pregunta anterior ha sido contestada. Cuando no es esa pregunta. Se pregunta Fat boy: “¿Mi historia me pertenece?”. Pasa a la siguiente página 15 Página Número: Copyrigth © 2013 e l m e r c a d o . la carencia del afecto familiar. aunque escuchamos a Serguei. Es una técnica bien lograda que exhibe cierta modalidad narrativa del habla popular nicaragüense. reverendo pendejo. Ejemplo: “Serguei le arrojaba un grosero ¿Cómo? ¿Todavía sigues atascada en la primera?”. en el que se genera un efecto de substitución. Es un texto que por medio de los signos de interrogación se borra a sí mismo para penetrar en algo quizá más real: el submundo autorreferencial. primero se filtra por la voz de Fat boy. Es decir. no pasa de ser una simple referencia inánime. para mí. Fat boy no es sólo un texto cultural y estético. resulté yo. Asimismo. no asume vida. Es decir. la pobreza.“La puerta de Fat Boy”. Su misma mención es una sorpresa para Fat boy. sino que aspira a un procedimiento textual. y todo lo que eso evoca o arrastra: la violencia. nos ofrece un mundo para pensar. De ahí que el diálogo no sea un diálogo en el sentido estricto. que anuncia y engendra incertidumbres productivas porque no ofrece respuestas. la voz narrativa de Fat boy no desaparece por completo. la orfandad es central en este texto. . y su “infravida”. Revista Literaria. el bastardo me contó la historia de su vida. La pregunta de pertenencia es el fantasma del texto. la descomposición del cuerpo. su inconsciente.

le espeté mi advertencia. y añadí ¿Y de que murió tu madre. a mi no me importa tanto ganar o perder. por eso lo había traído a la decente Óptica. y continuaba su turno en la mesa de billar. Golpeó con la blanca el uno en el medio de la mesa. mientras el nueve caía en la buchaca. Bueno. que necesita incentivos anímicos. e hizo una pausa para sorberse un moco. sobrador. la sidosa?. A tu madre la golpeaba un negro en la barriga. mofándose un poco. Nos quedamos impresionados. añadió el bastardo. (…) ****** Página Número: 16 Copyrigth © 2013 e l m e r c a d o . así que él no sentía necesidad alguna ya de que se le honrase.Continúa “Fragmento de la novela Fat Boy” Fue la segunda. haber si no me rajas el paño. esperando que a hora emboscase tres o cuatro bolas con un sólo disparo. su mente. en el momento de tu aborto. Yo lo arengaba. para construir el canal. [Aunque apuntó bien. Nueva partida. grrr. y las luces biliosas de la Óptica. o no te traigo más. si es que tenía mente. maldito hurgador tortillero. porque enterró el taco y rasgó todo el paño. Revista Literaria. todo costeado desde mi bolsillo} de cinco centímetros] *** Ahora que está muerta. protegida por el aíre subterráneo del sótano. burlón. le seguí agujoneando yo. vaya. metiendo la punta debajo de la tela y haciendo un surco {no sabía que fuese tan mal jugador. por el tiro de dos bandas y carambola con que me había ganado el nueve. para Vanderbilt. con su taco excesivamente entizado. Todos los Derechos Reservados. y había accedido a invitarlo a jugar unas partidas de billar. nos cambiamos de mesa. he visto mejores casos en Comodoro Vanderbilt. su madre estaba muerta. así que no me movió un pelo. parecía un jugador de billar motivable. lo atacó muy mal. me admiró que fuese capaz de emocionarse y sollozar. aunque no conocía de qué había muerto su madre. ya nadie puede dañarla. como el que jugaba el bastardo. uno de los que trajeron a Comodoro Vanderbilt. me importa experimentar el buen billar. . mi taco y yo. lo motivaba que jugase mejor. jum. ¿cómo se llamaba?. Y sobreviviste. que aporte. Con una nostalgia honesta me explicó La violó y la destazó un negro. El Bastardo sólo sonreía. No me impresionó.

¿Por qué en aquel mismo momeny él en cambio to en el cual descubre todo esto. Así que por primera vez ella percibe que no existe solo un mundo real. Cuando la chica abandona la pintura. ella no se da cuenta que era un personaje ficticio. Claramente se siente trastornada: es el pensamiento de no saber a cual de los dos mundos pertenece. cuando tengo unos determinados comportamientos: ¿son fruto de mí misma o de la influencia de alguien? Y me contesto que lo que hago es dictado también por la educación que recibí. Y ¡cuantas veces me rey abandone para siempre conozco en Astrid y su tristeza cuando pienso en no ser una persona que la grata sensación provocada por los carbohidratos “tiene vida propia”¡ No reflexionar sobre esto nos haría a todos unas perél me pide una y mil cosas sonas más serenas y tranquilas. Por lo que veo las instituciones o la sociedad que no beba líquidos después de las siete de la noche son el “Rubén Cuadra Hidalgo” de mi existencia. que ha sido capaz de transformarla en una persona humana. Sería sorprendente pensar que todas estas matrices podrían también tener el poder de borrar mi existencia: ¿podría vivir en un mundo sin las instituciones o en el pasado. hecho de colores. su creador borra sus pensame receta cárceles mientos? ¿No será que la sociedad tiene este poder para detener la bestia que clama por la inmensidad. Creo que el texto se puede relacionar a lo que me pasa muchas veces. pero en este caso cambiaría también El médico me pide que deje de tomar mi manera de pensar y actuar. los que pueden manipular que reduzca la ingestión de grasa mi persona. .La protagonista del texto es una joven bella e inteligente. y encuentra la respuesta en un libro que explica cómo el artista Rubén Cuadra Hidalgo la creó. por las instituciones y la sociedad donde vivo. sino también otro mundo. Decide entrar y se queda impresionada por una pintura que representa a su maestro. en aquel mismo instante. cuando tengo unos pensamientos. Revista Literaria. Percibe que ella está hecha de colores. sus pensamientos son borrados por el creador. cuando la sociedad era diferente? Claro que sí. Necesita saber más sobre su identidad. Ella es una obra creada por el famoso pintor Rubén Cuadra Hidalgo. cuando sabe que él está durmiendo en el sofá en ese mismo momento. Todos los Derechos Reservados. El momento en el cual la protagonista se siente confundida. Desde aquel momento vive con el temor que Rubén Cuadra pueda borrarla. Así. como que van en contra de mi voluntad inconstante lo era Astrid antes de descubrir las ficción que estaba detrás de su persoyo sólo le pido vida na. y su creador tiene vida propia. puede ser comparado a lo que me pregunto cuando tomo unas decisiones. ve un rótulo que pica su curiosidad: “Galería de ficción”. De repente. y así anda serena por las calles de la ciudad. también? Página Número: 17 Copyrigth © 2013 e l m e r c a d o .

Aun cuando el Fausto de Goethe. poder y todo lo que sea capaz de enriquecer las condiciones materiales de su vida. consiste en la permanente fascinación que los distintos bienes (inmateriales. que organizan un tipo de conocimiento performativo de la vida en sociedad. piensa en lo que la gente dirá de mí. bajo el axioma que pregona la imagen y semejanza del hombre para con Dios. la tragedia del doctor Fausto. (…) entonces merecería la pena ser un hombre”. Bien sin el cual. Todos los Derechos Reservados. quienes —a diferencia del ambiente ocultista. Tras dar muerte a Claudio. metafísico e íntimo en que se narra el personaje re-creado por Goethe— trabajan la seducción del bien desde un “terreno” eminentemente público. es su deseo insaciable por conquistar los bienes (libres y económicos) más allá de lo que su medio social. Sin embargo. fortuna. en cuya representación teatral [bajo ciertas condiciones]. ilustre senado. al revestir sus actos personales de un interés sociopolítico. Luego con el gesto político de perdonar la vida del monarca —su padre—. Segismundo. se garantiza la sucesión al trono y la unidad del reino sin recurrir Continúa en la siguiente página 18 Página Número: Copyrigth © 2013 e l m e r c a d o . “ Horacio. “Si pudiera –lamenta Fausto-quitar de mi paso toda la magia y olvidar todos los ensalmos. Goethe incorpora el arrepentimiento como recurso que transforma en comedia. públicos y transables) ejercen en las personas. y fuera de ella. En La vida es sueño. son los monstruos en el árbol genealógico de nuestra cultura.”. Fausto encarna la poderosa ambición. su fuerza y condición individual le permiten. también la muerte perdería su contenido espiritual. y los personajes inicuos y paganos que continúan representando aquellas formas. pero tenemos la sensación de que existe todavía la definición exacta de su valor jamás recobrado. generosidad y condición bizarra. Conocimiento aparente o falto al que alude Rancière en El espectador emancipado. y a su vez implica vivir en un estado de Seducción que es en sí misma un bien asequible. En cambio. Así la venganza de Hamlet devendrá en acto heroico. De modo que el Mal o enfermedad de Fausto. si no sabe la verdad. “ En tu árbol genealógico hay más de un monstruo” sentencia Corétida 2ª a Fórcida. deja impune —en la memoria y paladar de Fausto—. en aquel hombre inmerecido reside la posibilidad de transgredir las leyes a instancias del deseo. y el bien dejó de ser lo que nunca conocimos o recordamos. Horacio rendirá la siguiente declaración: “ La verdad. consumibles. Revista Literaria. Siendo aquellos bienes: el prestigio. lo que nos remite a la sanción impuesta a los primeros padres que dentellaron los árboles genésicos. Este es el peor destierro y en él cada mordisco nos reafirma la falta de redención. a Goethe debemos haber restituido para la humanidad el derecho natural a lo insaciable del placer y el dolor. con el hambre propia de un espíritu apolíneo y una sed fruitiva por la sensualidad dionisíaca. que no es nada más que la autoescisión del sujeto producida por la falta de conocimiento”. Pero no es en esta categoría de personajes donde queremos ubicar al Fausto de Goethe. destruyendo así la imagen moral y política de su enemigo. Su imagen asume –para nosotros– la forma de un modelo primordial que representa el irrefrenable apetito humano. el sabor de conocer los misterios del universo. suplica Hamlet seducido por el bien que supone su propia imagen. Estas palabras tendrán un efecto resonante a lo interno de Fausto — la obra—. enfermedad incurable en la historia humana. un Hamlet agonizante pedirá a Horacio revelar los crímenes cometidos por su tío y la usurpación del trono. la enfermedad del deseo y del dolor. . Los íconos sagrados que heredaron formas inmortales de interpretar el bien y el mal. Si bien Marlow (como Espiesz) nos reafirma la idea de condenar lo insaciable del alma humana. la manifestación de una enfermedad. y con ello la muerte de Hamlet no sólo será recordada como una tragedia individual sino política. frente un pueblo dividido se acredita en lo que él llama su nobleza. Vaciada la vida de significado material. A esta conclusión se anticiparon antes que Fausto: Hamlet de la obra homónima y Segismundo de La vida es sueño. ha de ser proclamada”. construye un discurso esperanzador del triunfo del bien sobre el mal a tenor de la visión judeocristiana de la historia. por cuanto lo importante en él. en tanto identidad colectiva). y esta impunidad es la condena de su cuerpo social (cuerpo. La lección de Goethe es que podemos vivir sin redención pero jamás sin deseos. es apenas el cuerpo cristiano del oscuro personaje. Desde entonces el acto de morder el fruto del mal quedó establecido como propiedad del deseo humano. Jacques Rancière ve “ un pathos. lo que salva Goethe. el modelo de vida que conocemos no tendría sentido.Fausto no tiene redención.

una ficción. surgió la idea de un “nivel de vida” que también tiene aspectos positivos en materia de tecnología. El estado de seducción permanente en el que participamos. por ejemplo el llamado “monodiálogo”. En este sentido se diría que el monólogo cumple una función pedagógica. Salvo algunas excepciones. La voz poética entra en debate consigo misma. dan pautas específicas para entender la inserción del Mal de Fausto en la narrativa social —y no por sanción Divina—. que se desdobla vía soliloquio frente a una situación para la cual ninguna respuesta parece acertada. y otro de La vida es sueño: “Sueña el rico en su riqueza. de la conciencia de ser un mercado poderoso que puede cambiar el rumbo de las políticas gubernativas y en la esfera de la empresa privada. y en lo que parece no haber consenso cuando se trata de asignar la calidad de “monólogo” y “soliloquio”. señalaba lo siguiente: “El capitalismo es una religión. a adoptar una postura frente a la vida o frente a una situación determinada. el Fausto que nos aqueja continuará postergando su redención. De ahí que las preguntas formuladas en el contexto de un soliloquio son autenticas en cuanto a su deseo de buscar la mejor solución. uno de Hamlet: “Ser. la diferencia que quiero resaltar entre soliloquio y monólogo. lo encontramos en Informe para una Academia por F. Ella celebra un culto ininterrumpido cuya liturgia es la obra y cuyo objeto es el dinero". Las mismas fuentes tampoco ofrecen un explicación satisfactoria del porqué asignan tal o cual calidad en los casos mencionados. entonces cabe admitir como primera analogía entre ambos vocablos. / y los sueños. / una sombra. Retomando el Mal de Fausto. Sin embargo. las dudas van siendo aclaradas y las preguntas contestadas. Hamlet y Segismundo. posibilitan la reinserción de ese Mal en la narrativa de la comunidad. la decisión tomada. y el plantea el “ decir de uno / el que habla dirigiéndose a un espectador”. en él ambos recursos (monólogo y soliloquio) en tanto ajusten la autopercepción del individuo a la cruel e injusta realidad exterior. y el justo valor de su participación en dichos eventos. o no ser: he ahí el problema: /(…) ”. y que podrían reportar mejores beneficios a mayor cantidad de personas y no tan sólo a pequeños conglomerados. acentúa la falta de redención del cuerpo social que somos. / ¿Qué es la vida? Una ilusión. hay en el monólogo la unidad y certidumbre de quien entiende la totalidad de los eventos que le rodean. La reflexión es activa en tanto sucede en el momento álgido de la duda. Hay abundantes fuentes que se contradicen en este punto. Recoge de la memoria todas las pruebas e indicios que llevan al sujeto/personaje. Todo depende de la sociedad misma. viene de la página anterior. cuyos discursos pretenden seducir mediante una reflexión. El monólogo por su parte entraña una reflexión pasiva. En tanto continúe esta perplejidad por adquirir todos los bienes.“El Mal de Fausto. Un ejemplo más digno y fructífero de la reflexión de que participa el monólogo. . la más feroz. las preguntas formuladas tienen solo un valor retórico. alcance de distribución de los distintos servicios y productos. telecomunicaciones. la forma de percibir la realidad. urge replantearse la noción de individualismo que erosiona la economía mundial en las condiciones modernas de producción. Kafka. sueños son”. Página Número: 19 Copyrigth © 2013 e l m e r c a d o . sino a través de los procesos en que se re-afirma la conciencia individual. pero habrá que restituir al monólogo su carácter reflexivo (segunda analogía) que funciona tanto a solas como en reunión. En su contexto. alrededor de esta falta de precisión a la hora de distinguir entre soliloquio y monólogo. como el “monólogo interior” que enriquece la lectura de un texto como el Ulises de Joyce. Veremos dos ejemplos famosos. / que más cuidados le ofrece. Pero a medida que en el desdoblamiento. salud. en la subjetividad individual). conviene distinguir entre lo que amerita entenderse por soliloquio y por monólogo. Pero antes. Todos los Derechos Reservados. surgen vocablos que no resuelven el asunto. Incluso en el estado alterado de conciencia se puede operar esta escisión del sujeto/personaje. / que toda la vida es sueño. y tanto el monólogo como el soliloquio sigan reconciliando nuestra individualidad con las prácticas crueles e injustas. hay que reconocer que en el seno del llamado capitalismo tardío. Es la conversación con uno mismo y como tal. porque no conoce ni tregua ni redención. Subsanemos esto: Si el soliloquio tiene como significado “ el habla en solitario / Reflexión en voz alta y a solas ”. Ante la escalada progresiva de la codicia. A través del monólogo se expresa la convicción emotiva y racional. Lejos del debate interior y el desdoblamiento. / y el mayor bien es pequeño. /(…) ”. Revista Literaria. Pensemos como ejemplo en los monólogos de los candidatos a cargos públicos. la voz poética multiplica su perspectiva. al parricidio. Giorgio Agamben en la entrevista que dio a Peppe Salvá —corresponsal para Ragusa Noticias—. el deseo de atesorar minutos y espacios de consumo. por medio del soliloquio y a través del monólogo (cuya importancia se sitúa en la forma que adquiere el discurso. observa Hamlet persuadido de su propio pensamiento. se aproxima al monólogo: “ La duda nos convierte en cobardes y nos desvía de nuestro racional curso de acción”. Pero más allá de las similitudes. pues sirven para reafirmar la postura. implacable e irracional que jamás haya existido. Segismundo se dice a sí mismo sin ninguna controversia: “¿Qué es la vida? Un frenesí. Seducción del bien”. es que el primero por sus características implica el desdoblamiento del sujeto poético. el acto de hablar. entre otros.

No escribo para afirmar mi identidad más allá de la Muerte. Las lombrices me agujeran el cuerpo y las raíces me lo taladran. Página Número: 20 Copyrigth © 2013 e l m e r c a d o . Muerto ya. "Nada es más difícil que la franqueza y nada es más fácil que la adulación". Admirable sensibilidad japonesa. . Acaso escribo por el impulso propio de los latidos que empujan la sangre. La pausada naturaleza que renace en fronda cada primavera. en letra-tura como epitafio de lo que ya no soy. Supongo que actualmente tratan de hacer lo mismo para nosotros con las ballenas. Feodor Mijailovich Dostoyevsky. A. Autor: Jo a Luis Pereir Un poema de Juan Antillón (Costa Rica) 1 Enviado por Adriano Corrales Arias PARA: El Mercado Jueves 15 de noviembre de 2012 16:16 Saludos. Soy humus que se traduce en letra. Cada día sin sol me visitan mis mejores colegas.Según una leyenda un hombre cortó todos sus famosos crisantemos menos uno para que en su anunciada visita los ojos del emperador se recrearan en el aprecio del más perfecto. lcott “Derek Wa Escultura: sé ”. Ignoro lo que me impulsa a hacer garabatos en una piedra pulida por el agua. Registro su acontecer que me cala y nutro lo natural. Sé que poco he cambiado pese a moverme en un ambiente distinto a mi entorno natural. mi escritura transcribe el ritmo de la vida que me perfora. He ahí cifrado mi destino de energía y de grava. Revista Literaria. Quizás tengo en mente la idea de un animal ocioso que los hurgue en un día de lluvia como el de hoy. Todos los Derechos Reservados.

de hecho. y pintores como Wateau. acerca de los afeites y los cosméticos de las mujeres: ocultaban la putrefacción de la carne. aunque como ya sabemos. Sanatorium. y el padre del primitivismo Rousseau. Recordemos que Susan Sontag comienza el primer capítulo de La enfermedad y sus Metáforas con estas palabras: “Dos enfermedades conllevan. Bécquer. No es casual entonces el peso de la tuberculosis en la literatura: La Montaña Mágica. por igual y con la misma aparatosidad. Chopin. Christopher Hitchens. escribe en su novela El impostor¹: “Eso pensaba Séneca. Todos los Derechos Reservados. ese mismo proceso de descomposición y muerte significa a la vida como una continuidad de lo individual en la totalidad. retrata su lucha contra un cáncer de esófago en Mortalidad. de G. músicos como Mozart. Chéjov.Verdi. Esta conciencia que poseemos desde la infancia. decadencia y muerte.S. Mussett. Gris. reflexiona en la novela Continúa en la siguiente página Página Número: 21 Copyrigth © 2013 e l m e r c a d o . Asimismo. sea esta espiritual. Orwell. Maugham. en los últimos días de vida. Austen.Rosini. de alguna manera. ese es el tema que como espacio generador de arte se propone explorar esta edición. escultores como Mogrobejo. miembro del grupo del Crack. de W. Verdaguer. Matte Bello. Bécquer y Unamuno. las artes y la literatura siempre han planteado. Emerson. También Leyre Martínes Calonge. social. Weber. al menos postergarse por algún tiempo”. Camus. Stevenson. Paganini. En consecuencia.Pedro Ángel Palou. Pabellón de reposo. . y La Quimera. haciéndonos pensar que la muerte puede. si no evitarse. el concepto de putrefacción nos remite a la descomposición corporal. de hecho. Los humanos nos contamos entre los pocos animales que somos conscientes de nuestra propia debilidad. Gauguin. Inmediatamente en esta cita. una mujer que ha padecido cáncer y que está licenciada en Filología Inglesa. Revista Literaria. por ejemplo. hace de la enfermedad y de sus causas un motivo permanente de miedo y de reflexión. de Emilia Pardo Bazán. ese proceso que va de la individual a lo societario y se expande al universo cercano (ambiental) y lejano (matérico). y La Boheme. de Cela. Stravinsky. Esproceda. Modigliani. o ambiental. hacia la muerte. de G. de Thomas Mann. Dostowiesky. Kafka. poetas como Poe. emotiva y síquica como un paso intermedio y definitivo. Y en la poesía: los versos de Campoamor. En la música: La Traviata. Delacroix. más temprano que tarde. Hernández. . el peso agobiador de la metáfora: la tuberculosis y el cáncer”. la historia del arte está llena de nombres ilustres que vivieron o murieron tuberculosos: novelistas como Balzac. No nos olvidemos que los artistas y literatos también son seres humanos y están sujetos a la enfermedad. las Brontë.

ambiental y matérico ha ido borrando la distinción básica e inicial dicotomía de lo normal y lo patológico. Sin embargo. mezcla realidad y ficción para recrearnos el impacto de ser diagnosticado con cáncer y la angustia que produce contar con poco tiempo para seguir viviendo. hemos visto aparecer títulos desde Continúa en la siguiente página 22 Página Número: Copyrigth © 2013 e l m e r c a d o . pudiendo ser mirado. al tratar de entender y expresar esas nuevas experiencias. esto es cualitativa. expulsado. societario. Pero fue la pintura. pero inversamente. Ensanchando este panorama. que al calificarlos también pretende corregirlos: no los excluye ni los rechaza. y la escritora boricua Tanya Rivera en el libro 14 días sin Marisol. de Grünewad. él no establecía criterio alguno sobre lo que debía ser entendido por normal.. quiero consignar las cuatro novelas de la serie Torquemada. y la lucha por encontrar un nuevo sentido a la vida que aparece como fragmentaria. evaluado. En fin. que es el sumun de las artes. la mediación que el dolor y el sufrimiento imponen. es dentro de esta nueva visión que las artes y la literatura postulan los procesos de cosificación. los espantos de la descomposición individual y social: recordemos las Tentanciones de San Antonio. es aquí donde el arte y la literatura entran a jugar un papel fundamental. . Si se reduce lo anormal a la desarmonía o desvío de la naturaleza. el estudio de lo patológico era indispensable para conocer las leyes de lo normal. anemia. de Galdós en donde son numerosos los ejemplos de degeneración física y mental (cretinismo. El carnaval y la cuaresma y La parábola de los ciegos. el sujeto se convierte en un objeto y pasará a ser llamado por su déficit. medido. corregido. histeria y suicidio). internado. epilepsia. agresiva y caótica. Para Comte cualquier análisis de fenómenos patológicos debía basarse en el conocimiento de fenómenos normales. la verdad oculta. meningitis. de Pieter Brueguel. activando así una instancia de control sobre esta nueva categoría de personas: la norma que ya no se define “como una ley natural”. La nave de los locos y El jardín de las delicias. Por eso en la cinematografía. límites que la investigación social ha ido acercando. durante el Renacimiento. sino por el papel de exigencia y coerción. sino que los somete a técnicas positivas de intervención y transformación. la que primero logró expresar vívidamente mediante la imagen.”. Todos los Derechos Reservados. viene de la página anterior. sobre su experiencia con la enfermedad. que constituyen algo más que simples manifestaciones simbólicas de la decadencia espiritual y moral de la sociedad española. controlado e integrado. Descanso latente. escondido. Este proceso de expresión de la deformación a nivel individual. del El Bosco. entre otras obras. En este sentido. y ligarlo al funcionamiento de un “poder de normalización”. debemos concluir junto con Canguilhem 4 (otro gran filósofo del siglo XX) que se trata de una distinción estética y moral. medicado. Pero este espacio también fue resemantizado por Foucault 5 principalmente al cambiar el estatus de enfermo o delincuente por el de anormal. Revista Literaria..“La enfermedad como descomposición expresada. Basta recordar que en Comte ² y Durkheim³ el análisis de lo normal y lo patológico adquiere una posición central.

El hijo de la novia. De ese modo es claro que el límite entre lo normal y lo patológico se torna impreciso y es parte del desciframiento de la vida misma.“La enfermedad como descomposición expresada.org/criticas/68 7. 3. Prigogine. Akal. ya que el hombre es indiscernible del cuerpo. y llegando a Lo imposible. para entender el dolor y el sufrimiento impuesto por la descomposición del cuerpo. Yo serví al rey de Inglaterra. Adiós a la vegas. Todos los Derechos Reservados. Michel. y Stengers. Melancholia. la lucha de la rigidez newtoniana y el caos fractal cuya resolución contemporánea fue formulada recientemente por el filósofo de la ciencia Ilya Prigogine 7 para reencantar al mundo.. Por esa inseparabilidad. . Una mente brillante. Canguilhem. es preciso entonces postular la mediación de las artes y la literatura. el cuerpo no es un dato evidente. Para cada uno existe una frontera precisa que separa la enfermedad de la salud. 2007. sino el efecto de una elaboración social y cultural variable en el tiempo y en las diversas sociedades. Georges. Malos Hábitos. Augusto. El día de mañana (todas enfocadas en la descomposición ambiental y la impotencia frente a la evolución del universo). Foucault. Ilya. 2012. 2008. Iris (todas enfocadas en una enfermedad individual). 6. El color del paraíso. Isabelle.”. Revista Literaria. Durkheim. 2012. Lo normal y lo patológico. Siglo XXI (México). Crónicas. 2. Las cenizas de la luz. Alianza Editorial. La escritura que la describe y que al mismo tiempo la deconstruye pertenece in nuce a la identidad humana. La nueva alianza Metamorfosis de la ciencia. http://www.escritorasnicaragua. Como lo señala Nidia Burgos en su artículo Cuerpo. Amores perros. Dogville. Página Número: 23 Copyrigth © 2013 e l m e r c a d o . Aguirre la furia de Dios. Publicado por Editorial Planeta. 2012. para que la salud pueda resultar inteligible y deseable al hombre común. 2004. Los idiotas. La guerra de los mundos. Es al propio ser vivo a quien corresponde la responsabilidad de distinguir el punto en que comienza la enfermedad. Discurso sobre el espíritu positivo. lo mismo ocurre en nuestro descubrimiento de lo social y en nuestra inserción cognitiva con el universo: es la antinomia determinismo -contingencia. Una mujer en África (todas enfocadas en la descomposición social). 4. Batalla del cielo. pasando por Atrapado sin salida. Vigilar y castigar: nacimiento de la prisión. Alianza Editorial. Comte. viene de la página anterior.. Siglo XXI (México). El suicidio. Emile. con incesantes cambios de sentido y de valores que marcan a la posmodernidad y la poscolonialidad. Enfermedad e Identidad en Túnica de Lobos de Gloria Elena Espinoza6 . en el año 2012. 1. 5.

mercadoel@yahoo. León. Todos los Derechos Reservados. Revista Literaria. Envíe SMS al Cel: (505) 84 55 49 29.es elmercadorevistaliteraria@ hotmail. Nicaragua. / José Luis Pereira Dirección: Iglesia La Reco- lección 3 cuadras y 1/2 al este. revitalizando la pasión por la literatura Página Número: 24 Copyrigth © 2013 e l m e r c a d o .com e l m e r c a d o . . El valor incrementará a razón de colaboraciones publicadas en próximas ediciones.La moneda que corre en el mercado tiene valor facial simbólico y su propósito es llevar un registro de las publicaciones de cada colaborador.

Huerta [México-EEUU] Dena Marie [EEUU] Silvia López [Nicaragua -EEUU] Dexter Hough-Snee [EEUU] Mary Lee [EEUU] Arturo Dávila [México-EEUU] Jorge Díaz-Vélez [Puerto Rico] Miguel Pillado [México .EE.La expresión cultural y crítica de este número de el mercado .Revista Literaria. a quienes dedicamos esta edición: Karla Salvatierra [Nicaragua -EEUU] Anna Rodas [Guatemala-EEUU] Alejandro Mendoza -Castillo [Nicaragua -EEUU] Ricardo Amador [Puerto Rico] Herald Terezón [El Salvador-EEUU] Javier O. no sería posible sin la participación económica de las siguientes personas. Revista Literaria. .] Página Número: 25 Copyrigth © 2013 e l m e r c a d o .UU. Todos los Derechos Reservados.

Esperamos que este esfuerzo de mejora continua. Marcia Ondina Mantilla. Para efectuar donaciones puedes hacerlo a través de las siguientes direcciones de contacto: mercadoel@yahoo. Eficaz contra la desesperanza.com Cels.: 88377924 84554929 PASTILLA LITERARIA el mercado. Ésta ultima desarrollada a fin de poner a disposición de personas con discapacidad visual. en formato audio MP3. para interactuar con los distintos formatos y medios en que te contamos esta historia escrita por nuestros colaboradores. mediante transferencia de PAYPAL a la dirección: mercadoel@yahoo. Actualmente el mercado.es elmercadorevistaliteraria@hotmail.el mercado. el contenido de los distintos números. ha publicado cada edición en distintos formatos tanto impreso como digital. sea de tu agrado y que te sumes a nuestro círculo de benefactores. que gracias al apoyo de nuestros benefactores. En (este) documento PDF encontrarás una serie de vínculos metanarrativos que te ponen en contacto con los colaboradores.es elmercadorevistaliteraria@hotmail. José Luis Pereira Consejo Editorial -Revista Literaria Cel. el mercado-Revista Literaria. Participación Social ESTIMADOS LECTORES. es un producto cultural de reciente gestación (junio 2011).com o bien. incursiona en la narración transmedia con el objetivo de enriquecer tu experiencia de lectura con una propuesta dinámica. y con la Audiorevista Literaria el mercado. Alivio inmediato. videos realizados para cada Número. 88377924 84554929 mercadoel@yahoo. León Salvatierra. Puedes ingerir antes o después de comer. . Sin contraindicaciones médicas.es Recibe este saludo fraterno de.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful