You are on page 1of 17

ESTUDIO SOBRE LA INVASIÓN DE NICOTIANA GLAUCA EN LA CIUDAD DE TOLEDO: DESCRIPCIÓN DE LA ESPECIE, PROBLEMÁTICA Y POSIBLES SOLUCIONES.

 

Eduardo Alejandro Sánchez Butragueño  Licenciado en Ciencias Ambientales e Ingeniero Técnico Agrícola 
 

Agosto de 2009 
 

 

 

Índice 
  1.  2.  3.  4.  5.  6.                RESUMEN .............................................................................................................................. 3  DESCRIPCIÓN DE LA ESPECIE. ................................................................................................ 4  NICOTIANA GLAUCA EN TOLEDO ........................................................................................ 10  PROBLEMÁTICA DE LA INVASIÓN DE NICOTIANA GLAUCA EN TOLEDO ............................. 13  RECOMENDACIONES Y POSIBLES SOLUCIONES PARA LA INVASIÓN ................................... 16  BIBLIOGRAFÍA ...................................................................................................................... 17 

Pág 2 de 17   

Estudio sobre la invasión de Nicotiana glauca en la ciudad de Toledo 

1. RESUMEN 
  En  los últimos años se viene produciendo un notable incremento en la presencia de la especie  alóctona  e  invasora  Nicotiana  glauca    en  diversos  puntos  de  la  ciudad  de  Toledo.  El  desconocimiento de esta especie y sus potenciales peligros para el ecosistema y para la salud  pública  es  un  grave  problema  que  este  estudio  pretende  solucionar.  Para  ello  se  hará  una  descripción de la especie y su ecología, se abordarán los posibles problemas derivados de su  alta toxicidad y capacidad invasora y se propondrán soluciones para su control en el futuro.    Palabras clave: especie invasora, especie tóxica, anabasina, alcaloides, flotabilidad.     

Pág 3 de 17 

Estudio sobre la invasión de Nicotiana glauca en la ciudad de Toledo 

2. DESCRIPCIÓN DE LA ESPECIE. 
  Conocida  comúnmente  como  árbol  del  Tabaco,  palán‐palán,  gandul,  bobo,  calenturero  o  aciculito, su nombre científico es Nicotiana glauca R. C. Graham. Pertenece a la familia de las  solanáceas y fue descrita por primera vez en 1828. Se trata de un arbusto o arbolillo de hoja  perenne originario de Bolivia, Paraguay, Uruguay y Argentina.  Fue introducida en Europa en  1827 a partir de poblaciones destinadas a la jardinería. En España, fue introducida a través de  las  Islas  Canarias  donde  ya  se  había  naturalizado  en  1852  en  la  isla  de  Tenerife  al  haberse  dispersado a partir de algunos jardines. En la Península ibérica es detectada por primera vez  como naturalizada en 1883 en las provincias del sur, especialmente en el caso de Cádiz.   En  los  países  donde  es  conocida  desde  hace  siglos,  aún  sin  ser  autóctona,  como  en  México,  posee otros nombres como me‐he‐kek  en la lengua chontal en Oaxaca, tzinyacua en la lengua  tarasca de Michoacán o xiutecuitlanextli en idioma náhuatl (Martínez, 1971).  Puede llegar a alcanzar un cierto porte, de hasta 7 u 8 metros de altura y un diámetro basal de  hasta 30 cm.  

 
Foto 1: Ejemplares de Nicotiana glauca de unos 5 metros de altura en Toledo. 

Pág 4 de 17 

Estudio sobre la invasión de Nicotiana glauca en la ciudad de Toledo  E e a a

 
Foto 2 2: Típico porte d de un ejemplar r de Nicotiana g glauca. 

 
Foto 3: Agr rupación de eje emplares de Ni icotiana glauca a en Toledo. 

Pág 5 de 17 

Estudio sobre la invasión de Nicotiana glauca en la ciudad de Toledo  E e a a

Las  h hojas  tienen  cierta  variab bilidad  morf fológica  y  pu ueden  ser  ov vadas  o  lanc ceoladas,  de  color  verde claro  con  una  capa  de pruina  ver e  e  rde‐azulada (de  ahí  su  n nombre  pue glauco  sig es  gnifica   verde marino).  D e  Desprenden  un  olor  ca aracterístico,  no  muy  ag gradable,  al  ser  partida Su  as.  longit oscila  entre  los  5  y los  25  cm.  Las  ramas  son  quebradizas,  con  la corteza  ve tud  y  a  erde  y  pueden ser basta ante largas.  

 
Foto 4: Ho ojas de Nicotia ana glauca. 

Las flores aparece en en forma de una inflo orescencia en panícula al final de las ramas. Son flores  de ha asta 5 cm. de longitud,   de color am marillo y pose een un cáliz  tubular, divi idido en 5 ló óbulos  triang gulares.    La  corola,  4  ve eces  más  lar que  el  cá   es  un  tubo  estrech y  largo  que  se  rga  áliz,  ho  q ensan ncha en el áp pice y se vue elve a estrech har en la boc ca. Florece desde abril ha asta octubre. 

 
Foto 5: Flo ores de Nicotia ana glauca. 

Pág 6 de 17 

Estudio sobre la invasión de Nicotiana glauca en la ciudad de Toledo 

 

 
Foto 6: Ramillete de flores de Nicotiana glauca. 

  Los  frutos  son  cápsulas  ovoides  o  elipsoidales  que  quedan  envueltas  por  el  cáliz,  que  es  persistente.  Es  un  fruto  dehiscente  (es  decir,  que  se  abre  espontáneamente)  que  posee  multitud de pequeñas semillas negras: cada cápsula contiene entre 10.000 y 100.000 semillas.  Estas semillas y las cápsulas se caracterizan por su ligereza y su excelente flotabilidad, por lo  que  la  dispersión  se  realiza  tanto  por  el  viento  (dispersión  anemócora)  como  por  el  agua  (dispersión  hidrócora),    siendo  en  este  caso  una  dispersión  que  puede  recorrer  grandes  distancias. 

Pág 7 de 17 

Estudio sobre la invasión de Nicotiana glauca en la ciudad de Toledo 

 
Foto 7: Frutos de Nicotiana glauca 

 
Foto 8: Frutos aún inmaduros junto a flores. 

Pág 8 de 17 

Estudio sobre la invasión de Nicotiana glauca en la ciudad de Toledo  E e a a

  a capacidad f fotosintética, que deriva en un rapidísimo crecim miento   Se caracteriza por su altísima (hasta 3 metros e el primer año o). Sufre con n los hielos in nvernales, pero rara vez  muere por e ello, y  si  lo  hace  rebrota  con  vigo desde  la  raíz.    No  so or  oporta  demasiado  bien  suelos  salinos  o  encha arcados y su óptimo de g germinación se alcanza e entre los 15 y y 20 ºC.  

 
Foto 9: Ejemplar re ebrotado con vi igor de cepa tra as sufrir daños severos por he elada. 

  na planta rud deral que cre ece en lugare es degradado os o abando onados: escombreras, cun netas,  Es un tierra as removidas s, muros viej jos y descam mpados. Sus  requerimien ntos hídricos s son muy es scasos  y  es  en  especial lista  aprovechar  al  máx ximo  la  radi iación  solar  abundante  con  mecanismos  sintéticos ext tremadamen nte eficaces. fotos  

Pág 9 de 17 

Estudio sobre la invasión de Nicotiana glauca en la ciudad de Toledo 

 

3. NICOTIANA GLAUCA EN TOLEDO 
  Pese a que probablemente llegó a finales del siglo XX, Nicotiana glauca ha visto incrementada  su  presencia  en  Toledo  de  modo  exponencial  en  los  últimos  años,  especialmente  tras  los  grandes movimientos de tierras ejecutados con motivo de la construcción de la autopista AP‐ 41 hacia 2005 y 2006 en la zona del nudo del Salto del Caballo, donde se acumularon miles de  metros cúbicos de tierra removida generando unas condiciones ideales para el desarrollo, casi  en exclusiva, de esta planta. Es en esta zona donde en la actualidad se concentran las mayores  manchas de Nicotiana glauca en Toledo y probablemente en el centro de la Península.  

 
Figura 1: Fotografía aérea del nudo del Salto del Caballo, zona de máxima expansión de Nicotiana glauca en  Toledo. 

Pág 10 de 17 

Estudio sobre la invasión de Nicotiana glauca en la ciudad de Toledo 

 
Foto 10: Formación densa de ejemplares de gran porte (6 m.) en el Salto del Caballo. 

En esta zona se concentran ya miles de ejemplares, algunos de los cuales alcanzan alturas de  entre 5 y 6 metros, siendo la tendencia de esta especie en la ciudad claramente expansiva y  colonizadora,  especialmente  en  aquellas  zonas  más  degradadas:  zonas  removidas,  cunetas,  muros viejos, cauces temporales de aguas torrenciales, parcelas abandonadas y barbechos. 

Pág 11 de 17 

Estudio sobre la invasión de Nicotiana glauca en la ciudad de Toledo 

 
Foto 11: Ejemplares nacidos en tierras removidas del nuevo vial que conecta con  la Avenida de Madrid. 

Se  han  observado  ejemplares  de  la  especie  en  otros  muchos  puntos  de  la  ciudad,  como  La  Legua  y  Valparaíso  (donde  incluso  algún  vecino  ha  llegado  a  integrar  la  planta  dentro  de  su  jardín),  Santa  Bárbara  (cerca  del  Puente  de  Alcántara,  por  ejemplo),  Centro  Histórico  (muros  del  mirador  de  San  Cristóbal,  parcelas  abandonadas  y  solares),  Azucaica  y  Santa  María  de  Benquerencia (zonas de tierras removidas especialmente).   

Pág 12 de 17 

Estudio sobre la invasión de Nicotiana glauca en la ciudad de Toledo 

4. PROBLEMÁTICA DE LA INVASIÓN DE NICOTIANA GLAUCA EN  TOLEDO 
  La invasión de multitud de terrenos que Nicotiana glauca  está efectuando en Toledo presenta  una problemática doble:  a) Por la desnaturalización que provoca el desplazamiento de la flora autóctona debido  a su gran capacidad colonizadora y expansiva.    Está  claro  que  cuando  una  especie  foránea  demuestra  ser  más  competitiva  a  la  hora  de  colonizar áreas que han sido degradadas por el hombre que la propia flora local, se produce  una evidente y nociva desnaturalización de la flora autóctona y de su fauna asociada. Este tipo  de  especies,  con  requerimientos  mínimos  tanto  hídricos  como  edáficos,  son  especialistas  en  apoderarse casi en exclusiva de las áreas que le son favorables, especialmente si éstas carecen  en el momento de su llegada de vegetación. Este ha sido el motivo de la rápida colonización de  todo el entorno del nudo del Salto del Caballo en apenas tres años: una extensa superficie de  tierra removida, con un suelo totalmente carente de estructura y con una cobertura vegetal de  especies autóctonas nula supusieron las condiciones ideales para que las semillas de Nicotiana  glauca  presentes  en  esa  amalgama  de  tierra  removida  procedente  de  los  desmontes  de  la  autopista  germinasen  y  colonizasen  el  territorio  sin  apenas  dar  lugar  a  que  otras  especies  locales se asentaran.   La  nula  planificación  de  esta  obra  a  la  hora  de  evitar  este  tipo  de  invasiones  (por  desgracia,  circunstancia  muy  habitual  en  nuestro  país)  favoreció  este  proceso.  Una  mínima  previsión  consistente en la plantación o hidrosiembra de especies locales en el momento de finalizar el  movimiento de tierras hubiera evitado, o al menos minimizado, los efectos de esta invasión de  Nicotiana glauca.   

Pág 13 de 17 

Estudio sobre la invasión de Nicotiana glauca en la ciudad de Toledo 

Foto 12: Formación densa  de Nicotiana glauca junto al arroyo del Aserradero. 

 

  Un  problema  añadido  a  esta  invasión  es  su  localización  junto  al  río  Tajo,  el  más  largo  de  la  Península.  Como  se  ha  explicado,  las  semillas  de  esta  planta  tienen  una  gran  flotabilidad  debido a su escasísimo tamaño, por lo que existe riesgo real inminente de una extensión de la  invasión a lo largo de todo el cauce del río aguas abajo de Toledo. Para ello bastaría con que  las  semillas  fuesen  depositadas  por  la  corriente  en  zonas  degradadas  de  la  ribera  (graveras  abandonadas,  campos  de  cultivo  en  barbecho,  pilares  de  puentes  de  infraestructuras  recientes, etc.).  Desde estos puntos la planta comenzaría nuevos ciclos expansivos ya alejada  del cauce del río.    b) Por su elevada toxicidad que puede ser mortal.    Siendo graves los problemas ecológicos que la invasión genera, sin duda el mayor peligro de la  presencia masiva de Nicotiana glauca en Toledo deriva de su elevadísima, y para la mayoría de  la  población  desconocida,  toxicidad.  En  muchos  casos,  la  intoxicación  que  esta  planta  puede  provocar  es  mortal,  tanto  para  humanos  como  para  animales.  Todas  las  partes  de  la  planta,  excepto las semillas maduras, son tóxicas.  La  toxicidad  de  Nicotiana  glauca  se  debe  a  la  presencia  en  su  composición  de  una  sustancia  denominada  anabasina,  que  se  suma  a  otros  componentes  como  la  nicotina,  piperidina,   nornicotina, nicotoina, pirrolidina, ácidos cítrico, succínico, málico y oxálico N‐metil anabasino.  La anabasina, principal causante de su toxicidad, es un alcaloide que provoca en el ser humano  diversos efectos cuando es ingerido. Principalmente ataca al sistema nervioso central así como  al  urogenital.  Provoca  síntomas  variados  como  por  ejemplo  mareos,  vértigos,  diarreas,  depresión del sistema nervioso central, disminución del ritmo cardiaco y diferentes problemas  respiratorios. 

Pág 14 de 17 

Estudio sobre la invasión de Nicotiana glauca en la ciudad de Toledo 

Se  han  descrito  numerosos  casos  de  muerte  por  ingestión  accidental,  así  como  por  su  uso  como  veneno.  Del  mismo  modo,  Nicotiana  glauca  es  utilizada  en  ocasiones  como  droga  por  sus efectos alucinógenos cuando sus hojas son ingeridas o fumadas, siendo extremadamente  peligroso  este  uso  habiéndose  registrado  muertes  por  esta  causa  especialmente  en  Sudamérica.  Tal  es  su  poder  tóxico,  que  algunas  tribus  indígenas  americanas  utilizaban  esta  planta  como  potente veneno contra sus enemigos.  Por  todo  ello  es  de  vital  importancia  dar  a  conocer  a  la  población  de  Toledo  y  a  sus  responsables  sanitarios  los  peligros  de  esta  planta,  tan  presente  en  la  ciudad,  con  el  fin  de  evitar  cualquier  ingestión  accidental.  Del  mismo  modo  es  necesario  que  los  responsables  sanitarios conozcan el tratamiento adecuado para los pacientes que presenten estos síntomas  en caso de que se deban a la ingestión de alguna parte de Nicotiana glauca.  Se  han  descrito  asimismo  casos  de  muerte  en  animales  por  ingestión  de  esta  planta.  Por  ejemplo se han dado casos de muerte de terneros en California. Del mismo modo, la ingesta  de Nicotiana glauca se ha demostrado ser la responsable del nacimiento de cabras con labio y  paladar  hendido  (labio  leporino)  si  las  madres  ingerían  una  pequeña  cantidad  en  los  tres  primeros meses de gestación.   

Pág 15 de 17 

Estudio sobre la invasión de Nicotiana glauca en la ciudad de Toledo 

5. RECOMENDACIONES  Y  POSIBLES  SOLUCIONES  PARA  LA  INVASIÓN 
  Dada  la  elevada  toxicidad  de  esta  planta  y  su  carácter  foráneo,  invasor  y  desplazador  de  la  flora autóctona, lo más conveniente sería la erradicación de sus ejemplares especialmente en  las zonas más transitadas. Las zonas con formaciones de mayor densidad (generadoras de una  gran  cantidad  de  semillas)  deben  ser  también  eliminadas  máxime  teniendo  en  cuenta  su  cercanía al río Tajo que podría ejercer un efecto diseminador de la especie con consecuencias  imprevisibles en toda la Península dada la flotabilidad de las semillas.     Estas  acciones  de  erradicación  deberían  estar  acompañadas  en  las  zonas  más  extensas  de  acciones encaminadas a la generación de una cobertura vegetal autóctona que imposibilite o  minimice la reimplantación de Nicotiana glauca en el mismo lugar.  Paralelamente, debería realizarse una campaña de información en hogares y colegios puesto  que esta planta es aún desconocida por la mayoría de la población, existiendo ejemplares en  jardines  y  en  las  cercanías  de  patios  de  recreo  que  son  potencialmente  fuentes  de  una  intoxicación  grave  en  caso  de  ingestión  accidental,  especialmente  peligrosa  en  el  caso  de  niños.  La  eliminación  de  esta  planta  no  es  sencilla  puesto  que  rebrota  de  raíz  por  lo  que  su  eliminación  mediante  tala  no  sería  efectiva  a  medio  plazo.  Se  demostrado  cierta  eficacia   aportando sobre los troncos cortados un herbicida 2,4,5‐T. También se ha intentado con cierto  éxito la lucha biológica empleando ciertos coleópteros.   Toda  medida  a  adoptar  debería  ser  acompañada  de  medidas  activas  para  la  instauración  de  una cobertura vegetal autóctona con el fin de dificultar la reinstauración de Nicotiana glauca y  por supuesto por un plan de seguimiento que permita observar la evolución de estas medidas  paliativas  con  el  fin  de  evaluar  su  eficacia  y  determinar  una  secuenciación  correcta  de  las  actuaciones en casos de futuras invasiones.   

Pág 16 de 17 

Estudio sobre la invasión de Nicotiana glauca en la ciudad de Toledo 

6. BIBLIOGRAFÍA 
  Atlas  de  las  Plantas  Alóctonas  Invasoras  en  España.  Sanz  Elorza,  M.,  Dana  Sánchez, E. y Sobrino Vesperinas, E. Ministerio de Medio Ambiente, 2004.    Catálogo de nombres vulgares y científicos de plantas mexicanas. Martínez,  M. Fondo de Cultura Económica, México, D.F. 1979.    Nicotiana  glauca  toxicosis  of  cattle.  Konstanze  H.  Plumlee  D.M.,  Holstege,  P.C.,  Blanchard,  K.  M.  y  Galey  F.  D.  California  Veterinary  Diagnostic  Laboratory  System, University of California, 1992.        Páginas web consultadas:    Natural Standard:   http://www.naturalstandard.com/index‐abstract.asp?create‐ abstract=/monographs/foreignlanguage/herbssupplements/patient‐treetobacco‐ sp.asp  United States Department of Agriculture:   http://plants.usda.gov/java/profile?symbol=NIGL  Revista de Toxicología en línea:   http://www.sertox.com.ar/retel/n03/002.pdf  Exopol:   http://www.exopol.com/general/circulares/314.html  ASTM International:   http://www.astm.org/JOURNALS/FORENSIC/PAGES/JFS45342.htm  http://nathistoc.bio.uci.edu/Plants%20of%20Upper%20Newport%20Bay%20(Robert% 20De%20Ruff)/Solanaceae/Nicotiana%20glauca.htm  Malezas de México:   http://www.conabio.gob.mx/malezasdemexico/solanaceae/nicotiana‐ glauca/fichas/ficha.htm     

Pág 17 de 17