El malestar político comienza a evidenciarse durante la presidencia de Ortiz (1938) quien no estaba totalmente de acuerdo con el sistema poco

democrático que lo había elevado a la primera magistratura y con este fin, anuló las elecciones legislativas de la provincia de Buenos Aires y luego de nuevos comicios los radicales obtuvieron la mayoría en el Congreso. Este alejamiento al régimen conservador de valió la retirada del poder y por consiguiente la asunción de su vicepresidente. Castillo en 1940 desconoce el triunfo de los radicales y recurre otra vez al fraude para obtener la mayoría legislativa y ) A partir del derrocamiento de Yrigoyen en 1930 por un golpe militar, la práctica política argentina se caracterizó por el fraude electoral y el abstencionismo. Los sucesivos gobiernos, tanto democráticos como militares, se apoyan en la prédica de considerarse liberales en lo económico y profundamente nacionalistas y católicos para elaborar sus planes de acción. La iglesia comienza a tener un rol cada vez más importante dentro del ámbito de las fuerzas armadas ( apoyo mutuo) y los sucesivos fraudes se ven avalados también por la reforma de la Ley Sáenz Peña que le daba la facultad al elegido de quedarse con toda la representación legislativa; en este contexto, la participación popular quedaba totalmente excluida. En 1943 cuando deben convocar a elecciones nuevamente Castillo elige como candidato sucesor a R. Patrón Costas quien no era de agrado para las fuerzas armadas. De esta forma las FFAA se alzan contra Castillo en julio de 1943 constituyendo un nuevo golpe de estado.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful